...

"Perder nuestra tierra es perdernos todos". Los indígenas y

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

"Perder nuestra tierra es perdernos todos". Los indígenas y
Desde las montañas de la situaciones
de desplazamiento interno en el mundo. Los efectos devastadores del desplazamiento forzado no se limitan a la población que huye de su territorio. Se reflejan en sus
familias y en el país en general.
puede implicar la desaparición de grupos enteros.
En el caso de la población
indígena, cuyos sistemas
económicos, sociales y culturales
se fundamentan
completamente en su relación con la tierra, el desplazamiento forzado representa una grave amenaza. Este
destruye modos de vida anCon cerca de 3 millones de cestrales, estructuras sodesarraigados,
Colombia ciales, lenguas e identidavive una de las más graves des. En última instancia
Por este motivo, los pueblos indígenas son una de
las principales prioridades
del trabajo del ACNUR en
Colombia, el cual se concentra en la prevención del
desplazamiento, en posibilitar su permanencia en sus
territorios, y en la protección de sus derechos individuales, culturales y colecti-
Sierra Nevada hasta la selva Amazónica, Colombia es
el hogar de 90 grupos indígenas, una de las diversidades étnicas mas ricas en el
mundo. Pero muchos de estos pueblos son vulnerables
al conflicto armado y al
desplazamiento
forzado
que este ha generado. Como consecuencia, advierte
la Corte Constitucional colombiana, aproximadamente un tercio de los pueblos
indígenas del país se encuentran en alto riesgo de
extinción.
“Perder nuestra tierra es
pedernos nosotros”, afirmó
un indígena Siona luego de
que fue obligado a huir de
su tierra. “Irnos es dar un
paso más hacia la muerte”.
vos.
La Corte Constitucional Colombiana ha advertido que al menos 34 grupos indígenas se encuentran en peligro de extinción a causa del
conflicto armado y el desplazamiento. Algunos
se encuentran en situaciones más críticas que
los demás. La protección a estas comunidades
vulnerables, presente en la legislación colombiana, debería ser garantizada.
ACNUR busca promover soluciones colaborativas e integrales al desplazamiento interno indígena y prestar atención a los asuntos humanitarios en las comunidades vulnerables. Entre
otros, el ACNUR asiste a:
• Los Nukak Maku y Guayaberos en la región
del Guaviare y los Hitnu en Arauca. La presencia de grupos armados en su territorio ancestral ha alterado sus modos tradicionales de
existencia. Son víctimas constantes de desplazamientos, confinamiento y asesinatos. También enfrentan problemas de salubridad e índices elevados de analfabetismo. De acuerdo con
la Corte Constitucional, estos grupos se encuentran en riesgo de extinción.
• Los Awá en el Nariño, quienes han sido
blanco de homicidios, minas anti persona y de
la constante presión que ejercen grupos armados sobre su estilo de vida ancestral. Al menos
17 indígenas Awá murieron en una masacre en
Febrero de 2009. Desde el año 2004 son víctimas de desplazamientos masivos.
Los Embera en el Chocó, donde grupos armados irregulares se disputan su territorio sagrado. Sólo en 2008 esta comunidad sufrió 12 desplazamientos masivos.
El conflicto interno colombiano comenzó hace más
de cuarenta años. Opone el Estado a actores armados, entre los que se encuentran las guerrillas de
las FARC y el ELN, grupos paramilitares y bandas
criminales. La producción y exportación ilegal de la
coca – materia prima de la cocaína- acrecienta la
violencia. Como resultado, más de 3 millones de
personas están en situación de desplazamiento.
cres, minas anti persona y reclutamiento forzado de
menores y jóvenes. Los indígenas también sufren la
ocupación de sus lugares sagrados, confinamientos,
controles sobre la movilidad de personas y bienes,
controles de comportamiento, prostitución forzada,
violencia, acoso y abuso sexual.
En los últimos 10 años, los indígenas han padecido
un notorio incremento de la violencia relacionada
Aproximadamente 70,000 de los desplazados inter- con el conflicto armado. En el periodo entre 1998 y
nos registrados son indígenas. El desplazamiento 2008, la ONIC (Organización Nacional Indígena de
entre estas comunidades se ha incrementado en los Colombia) reportó el asesinato de 1,980 indígenas.
últimos cinco años y creció más que el del resto de
la población entre 2006 y 2008. De acuerdo con las La ocupación forzada y la explotación de la tierra
cifras oficiales, entre el 2004 y el 2008 se desplaza- están entre los factores centrales del desplazaron 48.318 personas pertenecientes a pueblos indí- miento en Colombia. Las comunidades indígenas
genas (aproximadamente el 70% del total de des- son particularmente vulnerables, considerando que
habitan en extensos territorios colectivos que son
plazamiento indígena registrado).
ricos en recursos naturales (biocombustibles,
Los indígenas huyen por motivos similares a los petróleo, madera), ubicados en lugares próximos a
que obligan a otros miles de colombianos a despla- las fronteras o propicios para el cultivo de la coca.
zarse: confrontaciones armadas, amenazas y masa-
¿Qué hace ACNUR?
•
ACNUR, que cuenta con 12 oficinas en Colombia, trabaja en cooperación con el Estado, la
sociedad civil y otras agencias de la ONU para:
•
•
•
Respaldar y promover iniciativas del Estado para proteger a la población indígena,
tomando las medidas necesarias para pre- •
venir su desplazamiento forzoso siguiendo
los parámetros de los Principios Rectores
de los Desplazamientos Internos
Proveer “Protección mediante la presencia” en zonas en alto riesgo de desplazamiento forzado: Acompañamiento a las comunidades localizadas en los lugares más
remotos del país, incluyendo aquellas con •
los peores índices de conflicto y violencia.
Apoyar las iniciativas y procesos organizativos indígenas para permanecer en sus territorios, incluyendo asistencia durante el
desplazamiento y el retorno, tanto a nivel
local como nacional, de la mano de la Organización Nacional Indígena de Colombia
(ONIC).
A nivel local, contribuir a los planes de contingencia junto con las comunidades indígenas y autoridades locales en zonas de
alto riesgo para minimizar el impacto negativo del desplazamiento masivo (si ocurre y
cuando ocurra), enfatizando en la protección de los derechos individuales y colectivos (territorio, autonomía y cultura).
Abogar por un mejor entendimiento de la
situación de los indígenas en Colombia y
hacer cabildeo para una mayor participación de las autoridades civiles y la comunidad internacional en un esfuerzo colaborativo por acompañar a los indígenas en la
búsqueda de soluciones integrales y culturalmente adecuadas.
Proyectos prácticos de protección en zonas
de alto riesgo para respaldar las iniciativas
de la población indígena de permanecer en
sus territorios ancestrales por medio del
fortalecimiento de la presencia civil del estado. Por ejemplo: internados para los niños indígenas para prevenir el reclutamiento forzoso.
La Declaración de las Naciones
Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas
En abril de 2009 Colombia se unió a la
Declaración sobre los Derechos de los
Pueblos Indígenas, que incluye un
número significativo de artículos que
definen el derecho de permanencia de
los indígenas en su territorio y el deber
del Estado de protegerlos.
La Declaración enumera una serie de
derechos humanos, culturales y económicos relacionados con los pueblos
indígenas en todo el mundo. No es legalmente vinculante, pero representa el
compromiso de los estados de actuar
según su espíritu y respetar sus principios. De igual forma incluye artículos
que promueven la protección y la prevención del desplazamiento indígena
forzado en medio de conflictos armados.
Entre los más significativos, encontramos que el Artículo 7 y 8 enfatizan en el
derecho a la vida, a la integridad física
y en la obligación del Estado de proveer
protección. El Artículo 10 estipula que
los indígenas no pueden ser obligados a
abandonar su territorio y el Artículo 26
dicta que los indígenas tienen derecho
a vivir, poseer y trabajar en su territorio ancestral.
Los Nukak Maku son un pueblo indígena
nómada que habita las selvas del Guaviare. Hasta hace algunos años no habían tenido contacto con el mundo civilizado.
Hoy, más de la mitad de los 500 Nukak se
han visto obligados a huir de los grupos
armados que han incursionado en la selva.
Habitan en las afueras de San José del
Guaviare en condiciones precarias, y
están en riesgo de extinción. Para ellos, la
palabra “Nukak” significa el mundo, los
hombres y la tierra. Esto refleja su interpretación del universo como un lugar donde el hombre y la tierra son indivisibles y
dependen uno del otro para sobrevivir.
Principios Rectores de los
Desplazamientos Internos
Los Principios Rectores de los Desplazamientos
Internos son una serie de 30 principios que listan
derechos universales contra el desplazamiento
forzado, así como derechos a la protección, la
asistencia humanitaria y la reintegración de quienes han sufrido desplazamientos.
Los Principios Rectores también describen las responsabilidades en la protección y la prevención
del desplazamiento forzado. El Principio 9 estipula que los Estados “tienen la obligación específica” de tomar medidas de protección contra los
desplazamientos de pueblos indígenas, minorías,
campesinos, y otros grupos que tienen una dependencia especial de su tierra o apego particular
a la misma.
“¿Por qué nos quieren sacar de acá? […] no
tenemos nada que ver con esto […]somos cazadores, andando selva […] Aquí no hay tierra
[…], aquí no hay comida […] Estamos asustados
[…] Antes ningún blanco conocía nukak, ahora
amenazan a uno con un arma y toca quedarse
quieto […] quedamos allá con los patrones para
raspar, y las minas de los yemunos nos tienen
asustados […] hay yemunos y soldados, y trajeron a los heridos en helicópteros […], nosotros
cayaditos, nunca movemos, hasta la noche ”
Testimonio autoridad Nukak. San José del
Guaviare. ACNUR.Julio de 2009
El ACNUR es la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y tiene el
mandato internacional de proteger a más de 34 millones de refugiados y desplazados en el mundo. A mediados de 1997 el Gobierno colombiano solicitó al
ACNUR respaldar sus esfuerzos de asistencia y protección a la población desplazada. El ACNUR cuenta con 12 oficinas en Colombia, incluyendo una en Bogotá y 11 oficinas de terreno. Para mayor información visite la página:
www.acnur.org o llame a ACNUR Bogotá al +57 6580600.
Email: [email protected]
Fly UP