...

Una introducción al voto electrónico

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Una introducción al voto electrónico
Una introducción
al voto electrónico:
Consideraciones esenciales
IDEA INTERNACIONAL
Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral
SE – 103 34 Estocolmo
Suecia
Tel +46 8 698 37 00
Fax +46 8 20 24 22
E-mail [email protected] 978-91-86565-71-8
tapas.indd 1
PolicyPaper
Diciembre de 2011
12/11/12 11:55 AM
El voto electrónico suele ser visto como una herramienta para lograr que
el proceso electoral sea más eficiente y para generar una mayor confianza
en la gestión de las votaciones. Adecuadamente implementadas,
las soluciones de voto electrónico pueden hacer que el voto sea más seguro,
acelerar el procesamiento de los resultados y facilitar el proceso
de votación. Sin embargo, estas también plantean desafíos considerables.
Si no pasa por una planificación y diseño minuciosos, el voto electrónico
puede socavar la confianza en todo el proceso electoral. Este policy paper
presenta los factores de contexto que pueden influir en el éxito
de las soluciones de voto electrónico y destaca la importancia
de considerar cabalmente dichos factores antes de optar
por introducir una nueva tecnología de votación.
tapas.indd 2
12/11/12 11:55 AM
IDEA Internacional
en una mirada
¿Qué es IDEA Internacional?
El Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia
Electoral (IDEA Internacional) es una organización
intergubernamental que apoya la democracia sostenible en todo
el mundo. La misión de IDEA Internacional es aportar al cambio
democrático sostenible ofreciendo conocimientos comparados,
apoyando la reforma democrática e incidiendo en las políticas
públicas y en la política en general.
¿Qué hace IDEA Internacional?
Bien sea en el campo electoral, del desarrollo constitucional, de los
partidos políticos, de los temas de género en la democracia y del
empoderamiento político de las mujeres, IDEA realiza su labor
mediante tres áreas de acción:
• entregando conocimiento comparado derivado de la
experiencia sobre los procesos de construcción democrática en
diversos contextos alrededor del mundo;
• prestando asistencia a los actores políticos en la reforma de las
instituciones y procesos democráticos, e involucrándonos en
los procesos políticos cuando se nos invita a hacerlo; e
• influyendo en las políticas públicas de construcción
democrática mediante la facilitación de nuestros recursos
de conocimiento comparado y prestando asistencia a los
actores políticos.
¿Dónde trabaja IDEA Internacional?
IDEA Internacional trabaja en todo el mundo. Tiene su sede en
Estocolmo, Suecia, y oficinas en África, Asia y América Latina.
voto español.indd 1
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional. Serie de recursos sobre procesos electorales.
© Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral 2012
© Edición en Inglés 2011
Las publicaciones de IDEA Internacional son independientes de intereses específicos
nacionales o políticos.
Las opiniones expresadas en esta publicación no representan necesariamente las opiniones
de IDEA Internacional, ni de los miembros de su Junta o de su Consejo. Las solicitudes
de permiso para reproducir o traducir –total o parcialmente– esta publicación deben ser
enviadas a:
IDEA Internacional
Oficina de Publicaciones
SE -103 34 Estocolmo, Suecia
IDEA Internacional fomenta la difusión de su trabajo y responderá con prontitud a las
solicitudes de permiso para reproducir o traducir sus publicaciones.
Traducción: Ana Victoria Soto
Diseño gráfico original: Glad grafisk form
Diseño gráfico de la edición en español: Alejandro Esquivel
Impresión: Alfredo Aguilar, Costa Rica
ISBN: 978-91-86565-71-8
voto español.indd 2
12/11/12 11:50 AM
Índice
Recomendaciones clave
4
Resumen ejecutivo
5
Contexto e introducción
6
Una definición de voto electrónico
El voto electrónico: ¿es comparable con alguna otra aplicación de TIC?
Características y funcionalidades típicas de los sistemas de voto electrónico
Fortalezas asociadas al voto electrónico
Debilidades asociadas al voto electrónico
Tipologías de los sistemas de voto electrónico
6
7
7
8
9
11
Principios rectores y objetivo general
16
La pirámide de la confianza para el voto electrónico
17
Un proceso electoral creíble a través de la confianza y la fe públicas
El contexto sociopolítico
Fundamentos técnicos y operativos
17
17
22
Recomendaciones
30
Anexo A
32
Anexo B
33
Referencias y lecturas adicionales
35
Abreviaturas
37
Agradecimientos
38
Figura 1.
La pirámide de la confianza
18
Tabla 1.
Fortalezas y debilidades del voto electrónico: una matriz
32
voto español.indd 3
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Recomendaciones clave
1
2
Defina claramente los objetivos. Asegúrese de que el voto electrónico sea la solución más
indicada.
Tenga presentes los desafíos. Ninguno de los sistemas vigentes es perfecto, ni existe un
consenso sobre cómo sería un sistema perfecto de voto electrónico. Aprenda de las experiencias
previas en la comunidad internacional.
3
Obtenga el apoyo de las partes interesadas clave. Los adversarios del sistema pueden plantear
objeciones, y sin duda lo harán, y señalarán las debilidades para generar desconfianza en el
sistema, y potencialmente en todo el proceso electoral.
4
Asegure la realización de auditorías y certificaciones. Estas son medidas importantes para
generar confianza y deben ser transparentes, de forma que las partes interesadas tengan
acceso a los procedimientos y la documentación.
5
Conceda tiempo suficiente a la implementación del proyecto. Por lo general, la implementación
técnica de los sistemas de voto electrónico requiere al menos un año a partir de que se adjudica
la licitación y se requiere de un tiempo mucho mayor antes de que el sistema tenga aceptación
social.
6
Planifique los aspectos de capacitación, de desarrollo profesional y de la educación cívica y
de los votantes. Será más fácil que los interesados confíen en un sistema nuevo si están bien
informados.
7
Considere los aspectos relacionados con la sostenibilidad y planifique para el futuro. En lugar
de considerar solo el costo de la compra, que es único, tome en cuenta el costo total de tener
y mantener el sistema, incluyendo aspectos como la revisión, actualizaciones y sustituciones, así
como los ajustes según los nuevos requerimientos que surgen con el tiempo.
4
voto español.indd 4
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Resumen ejecutivo
Los proyectos de mejoras tecnológicas en las elecciones siempre plantean desafíos y
requieren una deliberación y planificación minuciosas. La introducción del voto
electrónico (también llamado e-voto) es probablemente la mejora más difícil, ya que
esta tecnología toca la esencia de todo el proceso electoral, a saber: la emisión y el conteo
de los votos. El e-voto reduce de manera importante el control y la influencia humana
directa sobre este proceso, lo cual abre una oportunidad para resolver algunos viejos
problemas electorales, a la vez que introduce toda una gama de nuevas preocupaciones.
Como consecuencia, el e-voto suele generar más críticas, oposición y controversia que
cualquiera otra aplicación tecnológica en el campo electoral.
En este documento no se ofrece una receta segura para la introducción exitosa del
voto electrónico, sino que más bien se expone algunos de los desafíos y preocupaciones
recurrentes en torno a esta tecnología, los que deben ser tomados en cuenta en una
estrategia de implementación.
En el capítulo introductorio se presenta el contexto y se analiza las características típicas
de las soluciones de voto electrónico, así como las diversas opciones técnicas que suelen
provocar controversia. Asimismo, se hace un repaso a las fortalezas y debilidades de
esta tecnología.
Bajo este contexto, el documento presenta los principios básicos y los objetivos generales
para la implementación del voto electrónico. Se hace hincapié en la generación de
confianza en esta nueva tecnología. Los diversos factores que contribuyen a la
construcción de confianza en el e-voto se visualizan en una pirámide de tres niveles,
la que describe el contexto propicio para implementar proyectos de voto electrónico.
Los tres niveles de esta pirámide están estrechamente interrelacionados. Es necesario
desarrollar la confianza en todos los niveles de la pirámide de forma paralela, lo que
suele lograrse tras varios años y varios ciclos electorales. Las debilidades en una sola de
las capas pueden bastar para socavar todas las demás, y pueden rápidamente derivar en
la pérdida de confianza en todo el sistema.
Por último, el documento ofrece algunas recomendaciones clave para quienes estén
implementando un sistema de voto electrónico.
5
voto español.indd 5
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Contexto
e introducción
E
l voto electrónico en las mesas de votación se utiliza en algunas de las democracias
más populosas del mundo, mientras que el voto por internet se utiliza en algunos
países, en especial pequeños e históricamente libres de conflictos. En la actualidad
muchos países consideran la posibilidad de introducir sistemas de voto electrónico con
el fin de mejorar diversos aspectos de su proceso electoral. El voto electrónico suele verse
como una herramienta para el desarrollo de la democracia, para generar confianza en
la gestión electoral, para dar mayor credibilidad a los resultados de las elecciones y para
aumentar la eficiencia del proceso electoral en general. La tecnología evoluciona con
rapidez y los organismos electorales, los observadores, los organismos internacionales,
los proveedores y los órganos de estandarización actualizan permanentemente sus
metodologías y enfoques.
Con una implementación adecuada, las soluciones de voto electrónico pueden
eliminar ciertos riesgos de fraude, acelerar el procesamiento de los resultados, ampliar
la accesibilidad y hacer que votar sea más cómodo para la ciudadanía. En algunos
casos, cuando se usan durante una serie de eventos electorales, estas soluciones incluso
pueden reducir el costo de las elecciones o de los referendos en el largo plazo.
Lamentablemente no todos los proyectos de voto electrónico logran cumplir con tan
elevadas promesas, pues la tecnología actual no está exenta de problemas. En algunos
casos han surgido desafíos desde el punto de vista legislativo y técnico, mientras que en
otros ha habido escepticismo u oposición ante la introducción de nuevas tecnologías
en las votaciones.
Los desafíos inherentes al voto electrónico son considerables, y se relacionan con
las complejidades de los procedimientos y sistemas electrónicos. Muchas soluciones
de voto electrónico carecen de transparencia para los votantes e incluso para los
organismos electorales. La mayoría de las soluciones son cabalmente entendidas
solo por un reducido número de expertos, y la integridad del proceso electoral ya no
depende tanto de los miles de personas que trabajan en las mesas de votación sino
que del pequeño grupo de operadores del sistema. Si no es debidamente planificada e
implementada, la introducción del voto electrónico puede socavar la confianza en todo
el proceso electoral. Por consiguiente, es importante dedicar el tiempo y los recursos
adecuados a considerar su introducción y analizar experiencias anteriores.
Una definición de voto electrónico
Algunas definiciones de voto electrónico son bastante amplias. Este documento se
centra en los sistemas en que el registro, la emisión o el conteo de los votos en elecciones
para cargos políticos y referendos involucra el uso de tecnologías de la información y
las comunicaciones (TIC).
6
voto español.indd 6
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
El voto electrónico: ¿es comparable con alguna otra
aplicación de TIC?
Prácticamente toda tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) está
construida de forma tal que permite verificar su funcionamiento adecuado al observar
los resultados de la aplicación. Así por ejemplo, si un cliente no confía en el sistema
de banca electrónica de su banco, puede revisar su estado de cuenta y confirmar que
todas las transacciones estén correctamente reflejadas. De igual forma, si el propietario
de un auto no confía en su sistema electrónico, tiene la oportunidad de probarlo cada
vez que arranque el motor.
Los sistemas de voto electrónico son diferentes en algo fundamental. Debido al
requerimiento de proteger el carácter secreto del voto, deben evitar establecer cualquier
tipo de conexión entre la identidad del votante y el voto emitido. Esto en sí mismo
supone un desafío, ya que lo normal es que las TIC estén inherentemente construidas
para rastrear y monitorear las transacciones que se efectúan con ellas. Aun más
importante, romper el vínculo entre el votante y el voto implica que al examinar un
sistema de voto electrónico después de una elección no puede probarse directamente
que todo voto fue contabilizado de la misma forma en que fue emitido1. De ahí la
excepcional importancia de contar con pruebas indirectas de la validez de los resultados
electrónicos, por ejemplo mediante el uso de comprobantes impresos de los votos o
mediante un sistema de verificación, combinados con rigurosos procedimientos de
seguridad y control de calidad. Sin estos mecanismos, las manipulaciones o los errores
en los resultados generados por el e-voto podrían pasar inadvertidos durante mucho
tiempo.
Características y funcionalidades típicas de los sistemas de voto electrónico
A nivel interno, los sistemas de voto electrónico tienen muchas funciones, entre
ellas la de encriptación, la realización de pruebas aleatorias, así como los sistemas
de comunicación y de seguridad. Un análisis específico de estas funcionalidades
trasciende el alcance de este documento. Para una comprensión básica de lo que puede
lograrse con los sistemas de voto electrónico, resulta útil considerar la siguiente lista
con algunas de las funcionalidades de usuario final que pueden ofrecer estos sistemas
tanto a los votantes como a los funcionarios electorales.
1
Sistemas de voto electrónico verificables a lo largo de toda la cadena, como Scantegrity o Prêt à Voter,
buscan lograr esta funcionalidad. Sin embargo, al momento de redactar este documento ese tipo de
sistemas no se usan de manera amplia en el mundo real. Vea la lista de Referencias y lecturas adicionales.
7
voto español.indd 7
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Fortalezas asociadas al voto electrónico
• Mayor rapidez en la votación, conteo
y tabulación.
• Mayor precisión en los resultados, ya
que la posibilidad de error humano
queda excluida.
• Eficiencia en el manejo de sistemas
electorales complicados que
requieren procedimientos de conteo
laboriosos.
• Mejora en la presentación cuando las
papeletas son complicadas.
• Más comodidad para los votantes.
• Posibilidad de aumento en la
participación electoral, en particular
con el uso del voto por internet.
• Más a tono con las necesidades de
sociedades con creciente movilidad.
• Prevención del fraude en las mesas
de votación y durante la transmisión
y tabulación de los resultados, al
reducirse la intervención humana.
• Mayor accesibilidad, por ejemplo
mediante el uso de “audio-votos” para
votantes con discapacidad visual, y
con el voto en línea para los votantes
que no puedan salir de sus viviendas y
quienes residan en el extranjero.
• Posibilidad de diseñar interfaces
multilingües para aquellos países
donde se habla más de un idioma,
solución más práctica que el voto de
papel.
• Disminución en el número de
papeletas anuladas ya que el sistema
de votación puede advertirle al
votante cuando un voto quedará
invalidado (aunque es recomendable
asegurarse de que los votantes
tengan la posibilidad de emitir el voto
en blanco si así lo deciden).
• Ahorro potencial en el largo plazo
por las horas trabajadas por el
personal de las mesas de votación,
y disminución en los costos de la
producción y distribución de las
papeletas.
• Ahorro en costos mediante el voto
en línea: alcance global con muy
pocos gastos generales por concepto
de logística. No involucra costos
de envío, no implica demoras en el
envío del material y en su posterior
devolución.
• En comparación con el voto postal, el
voto en línea puede reducir los casos
de venta de votos y de voto familiar,
al permitir que el elector vote varias
veces pero de forma que solamente
cuente el último voto, y prevenir la
manipulación a través de fechas
límite para el ingreso del material por
correo, controlando de manera directa
la cantidad de veces que se puede
sufragar.
8
voto español.indd 8
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Debilidades asociadas al voto electrónico
• Falta de transparencia.
• Para el público no experto, el sistema
es cerrado y poco comprensible.
• Falta de parámetros generalmente
aceptados para los sistemas de voto
electrónico.
• Se requiere una certificación del
sistema, pero no hay parámetros
ampliamente aceptados para tal
certificación.
• Existe la posibilidad de que se viole
el secreto del voto, en especial
en sistemas que realizan tanto la
autenticación como la emisión de los
votos.
• Riesgo de manipulación por parte
de personal interno con acceso
privilegiado al sistema, o bien de
“hackers” ajenos al mismo.
• Posibilidad de fraude por
manipulación en gran escala por parte
de un personal reducido con acceso a
información privilegiada.
• Aumento en los costos por la compra
y mantenimiento del sistema de voto
electrónico.
• Mayores requerimientos de
infraestructura y medioambientales,
por ejemplo, asociados al suministro
eléctrico, la tecnología de las
comunicaciones, temperatura,
humedad.
• Mayores requerimientos en términos
de seguridad para proteger el sistema
de votación durante y entre las
elecciones, incluyendo durante el
transporte, el almacenamiento y el
mantenimiento.
• Menor nivel de control por parte del
organismo electoral, debido a la gran
dependencia del proveedor y/o de la
tecnología.
• Posibilidades limitadas de recuento
de votos.
• Necesidad de realizar más campañas
para educar a los votantes.
• Posibilidad de conflicto con el marco
legal vigente.
• Es posible que la ciudadanía
desconfíe de las elecciones con voto
electrónico como resultado de las
debilidades antes mencionadas.
9
voto español.indd 9
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
• Listas electrónicas de votantes y autenticación de votantes. Una parte del sistema
electrónico de votación puede ser una lista electrónica de votantes, que cubra un
solo lugar de votación o todo el país. Esta lista puede ser usada para autenticar
a los votantes con derecho a voto y dejar registro de que ya emitieron su
preferencia.
• Interfaces para el personal de las mesas de votación. Se trata de funcionalidades
especiales que solo están a disposición del personal de las mesas de votación,
de forma que este pueda, por ejemplo, resetear el conteo de votos cuando se
abre y cuando se cierra la mesa, al cierre de las votaciones, así como imprimir y
transmitir los resultados.
• Interfaces para la emisión del voto. Estas incluyen pantallas táctiles, papeletas de
reconocimiento óptico de marcas (OMR, por sus siglas en inglés) cuyos datos
alimentan un lector óptico, tabletas táctiles, botones para pulsar, páginas web y
software para la emisión del voto en línea.
• Interfaces especiales para votantes con discapacidades. Estas incluyen aparatos para
lectura en Braille o con audio para personas con discapacidad visual, facilitación
del acceso para votantes con discapacidades físicas e interfaces más sencillas
para los votantes analfabetos.
• Interfaces para la salida de los resultados. Para las máquinas de votación (véase la
definición más adelante) esta interfaz suele ser una impresora, aunque algunas
máquinas usan solamente monitores digitales. Una vez que se cierran las
votaciones, esta interfaz permite desplegar o imprimir los resultados registrados
por la máquina de votación. Si los resultados se imprimen, tales impresiones
sirven como prueba física de los resultados producidos por la máquina de
votación, y se puede distribuir copias entre las partes interesadas presentes en la
mesa, además de ser exhibidas para el público.
• Impresoras para la impresión de comprobantes individuales del voto verificables
por el votante (véase más adelante el apartado sobre el comprobante impreso
verificado por el votante, VVPAT por sus siglas en inglés).
• Sistemas de transmisión de los resultados. Muchas máquinas de votación pueden
transmitir los resultados a un sistema centralizado de conteo, por ejemplo, vía
internet, telefónica, por telefonía móvil, o mediante conexión satelital. Cuando
no se dispone de estas formas de comunicación, los resultados también pueden
ser transportados físicamente en medios de almacenamiento electrónico como
tarjetas de memoria.
• Sistemas de tabulación de los resultados, normalmente ubicados en los centros de
procesamiento de los resultados. Al finalizar la jornada electoral, estos centros reciben
los resultados electrónicos desde las mesas de votación y automáticamente tabulan
los resultados finales para las diversas competencias y distritos electorales.
• Sistemas de publicación de los resultados. Los resultados preliminares y los finales
pueden ser publicados de muchas maneras distintas, por ejemplo en sitios web,
CDs y sistemas de visualización geográfica, y –de ser necesario– en todos los
niveles de detalle hasta llegar a cada mesa de votación. Mientras más detallada sea
10
voto español.indd 10
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
la publicación de los resultados, mayor es el grado de transparencia de la elección.
• Sistemas con códigos de confirmación. Algunas soluciones de voto electrónico
contienen códigos de control con el propósito de permitir la verificación
individual de cada voto por parte del propio votante.
Tipologías de los sistemas de voto electrónico
Al hablar sobre las ventajas y desventajas de los diversos sistemas de voto electrónico
resulta útil hacer la distinción entre varias tipologías que se superponen entre sí.
Cada tipología tiene diversas fortalezas y debilidades, tanto al compararlas entre sí
como al compararlas con el sistema tradicional de voto en papel. No existe un sistema
perfecto de voto electrónico y los sistemas disponibles continúan evolucionando a
medida que evoluciona la tecnología. Por lo tanto, es importante escoger el sistema
adecuado para el contexto indicado, sopesando cuidadosamente las ventajas y
desventajas de todas las opciones.
Los tipos de voto electrónico
Desde el punto de vista técnico, la mayoría de los sistemas de voto electrónico se
encuentran dentro de alguno de los siguientes cuatro tipos.
• Registro Electrónico Directo (RED). Las RED pueden implementarse con o sin
un comprobante impreso verificado por el votante (VVPAT, por sus siglas en
inglés). Este último tiene el propósito de arrojar una prueba física de los votos
emitidos.
• Reconocimiento Óptico de Marcas (OMR, por sus siglas en inglés), que funcionan
a partir de lectores ópticos que reconocen la opción marcada por el votante
en una papeleta especial. Los sistemas OMR pueden funcionar ya sea
mediante un conteo centralizado (de forma que las papeletas pasan por un
lector óptico en centros especiales de escrutinio) o mediante sistemas de
votación y conteo de lector óptico (PCOS, por sus siglas en inglés), en los
que los votos son registrados por el lector óptico y contabilizados en las mesas
directamente, en el momento en que el elector introduce la papeleta en la
máquina de votación.
• Impresoras de papeletas electrónicas (EBP, por sus siglas en inglés). Estas máquinas
similares a las RED producen un papel para ser leído por la máquina o un
comprobante electrónico que contiene la opción escogida por el elector. Este
comprobante se introduce en otro lector óptico de papeletas, el cual hace el
conteo de forma automática.
• Sistemas de votación en línea. Los votos son transmitidos por internet a un
servidor central para su conteo. Pueden ser emitidos ya sea desde computadoras
públicas, desde kioscos ubicados en las mesas de votación, o bien –y esto es lo
más común– desde cualquiera computadora con conexión a internet accesible
para los votantes.
11
voto español.indd 11
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
El término general “máquina de votación” (MV) suele emplearse en referencia a
los sistemas PCOS y a las máquinas RED, así como a los kioscos para el voto por
internet.
Voto electrónico en entornos controlados y no controlados
El voto electrónico puede realizarse ya sea en ambientes controlados o no controlados.
En el primer caso, los votos son emitidos en las mesas de votación, kioscos de
votación u otro lugar bajo la supervisión de personal designado por el organismo
electoral (OE). De esta forma el ente electoral puede controlar en una medida
importante la tecnología de votación, así como los procedimientos y condiciones en las
que los electores ejercen el sufragio.
El voto electrónico en ambientes controlados puede verse como el equivalente
electrónico del voto tradicional impreso en las mesas de votación, embajadas y otros.
El voto electrónico en ambientes no controlados no está sujeto a ningún tipo de
supervisión y se emite desde aparatos de votación que no pueden ser controlados por el
organismo electoral, ya sea desde el hogar, desde la computadora personal del votante,
o potencialmente desde cualquier aparato móvil o público.
Con la votación en ambientes no controlados, es necesario considerar una serie
de aspectos relacionados, a saber: el carácter secreto del voto, el voto familiar, la
intimidación, el cohecho, la pérdida del ritual del día de las elecciones, el impacto de
la brecha digital y la separación técnica entre la identidad del votante y la papeleta,
así como la integridad técnica del aparato desde el cual se emite el voto. Las formas
actualmente utilizadas de voto por internet no ofrecen todavía una solución definitiva
a estos problemas.
El voto electrónico en ambientes no controlados puede verse como el equivalente
electrónico del voto por correo o el voto en ausencia.
El voto electrónico como medio único
o como medio alternativo
El voto electrónico puede introducirse como el único medio a disposición de los
votantes, como también puede ofrecerse como alternativa, de forma que el votante
pueda optar por el sistema de su preferencia.
El voto por internet suele ser introducido como una opción alternativa, mientras
que las máquinas de votación se introducen principalmente como el único medio para
ejercer el sufragio en una mesa de votación.
El voto electrónico con o sin una prueba física
independiente de su emisión
Muchos de los sistemas de voto electrónico utilizados actualmente en ambientes
controlados generan un comprobante físico de la emisión del sufragio mediante registros
impresos (a menudo conocidos como comprobantes impresos verificados por el votante
12
voto español.indd 12
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
o VVPAT, por sus siglas en inglés). El elector puede verificar su voto y luego depositar
el comprobante en la papeleta. Mediante un recuento manual de los comprobantes,
los resultados presentados por el sistema de votación pueden ser verificados de forma
independiente. Los resultados de toda la elección pueden ser verificados mediante un
recuento manual de los comprobantes debidamente diseñado a partir de una muestra
aleatoria de las mesas de votación.
Los sistemas de voto electrónico en ambientes no controlados normalmente no
producen una prueba física, ya que la misma podría ser utilizada para la venta de votos.
Además, no sería posible hacer el recuento debido a que el votante se quedaría con el
recibo, por lo que el comprobante perdería toda su utilidad. Sin embargo, algunos
sistemas de voto en línea utilizan un código de retorno que le permite al elector
verificar que su voto fue recibido sin alteraciones por el servidor de conteo.
Si los sistemas de voto electrónico no producen una prueba física del voto emitido,
no es posible verificar los resultados de manera directa 2. Los resultados producidos por
estos sistemas solo pueden ser verificados de forma indirecta. Este tipo de verificación
depende exclusivamente de un estricto proceso de certificación según parámetros ya
acordados, aunado a rigurosas medidas de seguridad para impedir cualquier tipo de
violación a la integridad del sistema. En estas circunstancias puede ser difícil comunicar
transparentemente la confiabilidad y veracidad del sistema de voto electrónico a un
público crítico o no experto. Este podría convertirse en un desafío insuperable en un
contexto donde el OE no goce de la plena confianza de las partes interesadas en la
contienda electoral.
Añadir un comprobante impreso hace que el sistema de voto electrónico sea más
complejo y oneroso. Tomando en cuenta el hecho de que muchos votantes no revisan sus
comprobantes, además de los posibles errores en el recuento manual y de la necesidad de
resolver las discrepancias entre el conteo electrónico y el de los comprobantes impresos,
estos resultan no ser una solución perfecta para garantizar la precisión del conteo y la
transparencia de las elecciones. Aun así, si se implementa en conjunto con procedimientos
adecuados de auditoría y recuentos obligatorios de muestras aleatorias, este sistema se
convierte en una herramienta importante que facilita la generación de confianza entre
las partes interesadas. Los comprobantes impresos permiten verificar los resultados de la
votación electrónica, además de identificar cualquier tipo de falla o manipulación, en un
proceso observable y de fácil comprensión. La falta de dicho comprobante es a menudo
uno de los primeros problemas que plantean los críticos del voto electrónico.
Código patentado versus código abierto
Cualquiera persona experta que desee analizar y entender el sistema de voto electrónico
necesita tener acceso al código fuente de su programación.
2
Sistemas de voto electrónico verificables a lo largo de toda la cadena que tienen recibos criptográficos
permiten una verificación directa. Sin embargo, este tipo de sistemas no se utilizan mucho en la vida real
porque no son de uso fácil. Vea la lista de Referencias y lecturas adicionales.
13
voto español.indd 13
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
En la actualidad, las soluciones de voto electrónico comercialmente disponibles
se basan en códigos fuente patentados. Por razones comerciales y de seguridad, sus
proveedores se muestran renuentes a facilitar el acceso a este código fuente. Sin
embargo, son cada vez más los que reconocen la necesidad de permitir el acceso a esos
códigos y varios OE incluyen dicho acceso entre los requerimientos de sus sistemas
de e-voto. Las posibilidades de inspección pública de los códigos fuente comerciales
a menudo están limitadas en términos de tiempo y alcance, suponen un precio más
alto, y aun así solamente permiten una comprensión limitada del funcionamiento del
sistema que se está examinando.
Por consiguiente, el uso de sistemas de votación basados en códigos patentados
deriva en que los expertos en TI piden hacer el cambio a sistemas de código abierto. En
contraste con los sistemas patentados, el código fuente de estos sistemas está disponible
para el público y es completamente accesible para cualquier experto interesado.
Quienes se oponen a la publicación de los códigos fuente argumentan que
la mayoría de los sistemas disponibles en la actualidad no son infalibles y que
publicarlos dejará al descubierto sus debilidades ante el público y ante potenciales
atacantes.
Por su parte, quienes defienden el uso de códigos abiertos –entre ellos la mayoría
de los expertos en seguridad informática– argumentan que, si bien publicar el código
puede revelar los problemas existentes, también garantiza una mayor prontitud para
encontrar soluciones. Para los defensores del código abierto, mantener estos códigos en
secreto es recurrir a la “seguridad mediante la oscuridad” y crea una situación en la que
muy pocas personas con acceso a esa información privilegiada conocen las debilidades
del sistema.
Si bien existen algunos esfuerzos por desarrollar sistemas de voto electrónico de
código abierto, tales sistemas todavía no están disponibles3.
Es importante recalcar que el acceso a los códigos fuente es apenas un paso
más hacia una transparencia total en lo técnico. Para entender plenamente cómo se
comporta un sistema de voto electrónico, se debe analizar también a los compiladores
utilizados para traducir los códigos fuente legibles para seres humanos en códigos de
lectura mecánica, al hardware del sistema de votación y al sistema operativo.
Sistemas con y sin autenticación del votante
Algunos sistemas de voto electrónico se usan solo para emitir el voto, mientras que
el proceso de autenticación del elector continúa siendo manual; otros contienen un
módulo adicional de autenticación que funciona a partir de un padrón electoral
electrónico. Todos los sistemas de voto por internet y algunas máquinas de votación en
las mesas de votación incluyen un módulo de autenticación.
Un sistema de votación que realice ambas funciones –la de identificación de
3
Una organización que está desarrollando sistemas de votación electrónica de fuente abierta es la US Open
Source Digital Voting Foundation.
14
voto español.indd 14
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
los votantes y la de emisión del voto– estará inherentemente abierto a críticas, y
potencialmente también a prácticas indebidas. Incluso cuando se mantenga una estricta
separación entre ambas funciones, cabe la posibilidad de que operarios del sistema
hagan una revisión cruzada entre votantes y votos. Esta posibilidad exige la instauración
de medidas específicas de seguridad, tanto técnicas como de procedimiento, para
garantizar que estos dos conjuntos de información no puedan vincularse bajo ninguna
circunstancia. El carácter secreto del voto depende de estas medidas y es importante
que las mismas sean claramente comunicadas y que se demuestre su aplicación a las
partes interesadas.
Sistemas desarrollados internacionalmente versus sistemas
desarrollados en el país
El desarrollo de sistemas de voto electrónico confiables y seguros de acuerdo con
los parámetros antes mencionados representa un esfuerzo sustancial que a menudo
trasciende las capacidades de un solo organismo electoral o del sector productivo
dedicado a las TIC dentro del país. Por lo tanto, muchos OE compran sus soluciones
de voto electrónico a empresas internacionales.
Por lo general solo los OE en países con electorados muy numerosos encontrarán
que es sostenible desarrollar y mantener una solución de voto electrónico con recursos
nacionales. Una ventaja importante de este enfoque es que los costos del sistema
se invierten en la economía local y que en el proceso se desarrolla la competencia
doméstica. Al mismo tiempo, a los sistemas desarrollados en el país les puede resultar
difícil incorporar las lecciones aprendidas a partir de las experiencias en otros países. Al
momento de desarrollar una solución de voto electrónico, resulta importante no hacerlo
desde cero sino analizar y comparar los sistemas disponibles a escala internacional, así
como analizar las últimas tendencias y establecer una conexión entre este análisis y
las necesidades locales, así como la lógica con que se justifica la introducción de la
tecnología.
Un enfoque mixto entre el uso de códigos locales e internacionales sería el de
desarrollar alianzas entre los proveedores internacionales y las compañías nacionales, a
fin de producir una parte de los equipos de votación en el país y reinvertir así una parte
de los costos en la economía local.
15
voto español.indd 15
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Principios rectores
y objetivo general
L
as ventajas del voto electrónico señaladas en la sección anterior serían solo algunas
de las razones para que un OE considere la introducción de esta tecnología. Otras
consideraciones como la mayor rapidez en el procesamiento de los resultados, la
prevención del fraude y la prestación de un mejor servicio a los votantes suelen ser
prioridades importantes.
Una motivación común para la introducción del voto electrónico es demostrar las
capacidades técnicas de un país o de las partes interesadas. Muy a menudo se considera
que esto podría mostrar al resto del mundo el nivel de desarrollo interno alcanzado por
una nación. Para evitar caer en la trampa del determinismo tecnológico4, esta no debe
ser la razón principal para la adopción de una estrategia de voto electrónico.
Independientemente de qué sea exactamente lo que se espera, el OE siempre debe
aspirar a alcanzar varios objetivos:
• Los beneficios del sistema de voto electrónico que se seleccione deben tener
mayor peso que los inconvenientes, no solo en comparación con otros sistemas
sino también en comparación con el voto impreso.
• Cualquier costo adicional en que se incurra mediante el e-voto debe justificarse
en razón de los beneficios que puedan esperarse de esa solución.
• Incluso si se requiere una participación importante de parte del proveedor, el
OE debe contar con la capacidad –o desarrollarla– para mantener el control
general del sistema, además de tener suficientes recursos no solo durante la
introducción inicial sino también previendo el funcionamiento a largo plazo del
sistema, a fin de evitar caer en una dependencia total de una entidad externa.
• Un nuevo sistema de voto electrónico no solo debe ser una ayuda al organismo
electoral, sino que también debe constituir un servicio para los ciudadanos.
Debe facilitarle al votante el ejercicio del sufragio, o como mínimo no crear más
dificultades en comparación con los procedimientos anteriores.
• Por último, el público en general y otras partes interesadas dentro del
proceso electoral deben confiar en la solución que se adopte. Esta confianza
debe construirse a partir de una solución debidamente entendida y cuya
implementación sea también confiable, y no a partir del desconocimiento de las
partes interesadas.
Construir esta confianza es quizás el objetivo más decisivo y de mayor alcance. La
pirámide de la confianza que se presenta en el siguiente capítulo resultará de utilidad para
entender la amplia gama de factores que contribuyen a la construcción de la confianza.
4
La suposición que la tecnología de la que dispone una sociedad es el principal motor de cambio social.
16
voto español.indd 16
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
La pirámide de
la confianza para
el voto electrónico
Un proceso electoral creíble a través
de la confianza y la fe públicas
La cúspide de la pirámide –y el objetivo último de toda reforma electoral en que se
implemente una solución de voto electrónico– es la credibilidad de que goce el proceso
electoral en términos de la confianza y la fe públicas en el nuevo sistema.
En principio, la confianza ciudadana se construye principalmente en el contexto
sociopolítico en el que se introduzca el voto electrónico. Algunos factores en este contexto
pueden abordarse de manera directa mediante una estrategia integral de implementación,
mientras que otros –como la desconfianza en el OE en general o la oposición fundamental
desde el punto de vista político o técnico– plantearán más dificultades.
Contar con un entorno sociopolítico positivo contribuye de manera significativa
a introducir el voto electrónico e incluso puede encubrir temporalmente algunos
problemas que puedan surgir en los detalles más técnicos de su implementación. La
confianza en una solución que tenga debilidades técnicas puede, sin embargo, esconder
problemas posteriores. Las debilidades en los fundamentos operativos, técnicos o
jurídicos tarde o temprano saldrán a la luz y podrían incluso desacreditar no solo el
voto electrónico, sino que posiblemente todo el proceso electoral, en especial cuando
en una elección hay mucho en juego desde el punto de vista político. Esto puede traer
como consecuencia la eliminación total del voto electrónico del marco electoral de un
país, como ocurrió en Alemania, Irlanda y los Países Bajos.
Un entorno sociopolítico negativo plantea serios riesgos, incluso si los fundamentos
técnicos y operativos del sistema de voto electrónico son sólidos. Resulta muy difícil
lograr que tales sistemas sean transparentes y que su funcionamiento sea comprendido
por el público no experto en el corto e incluso en el mediano plazo. Contar con un apoyo
social y político escaso obstaculizará la puesta en marcha de una solución confiable,
ya que a los adversarios les resultará más fácil minar la confianza en la tecnología en
cuestión señalando algunas de sus debilidades inherentes.
“Un sistema
de votación es
tan bueno como
el público cree
que es”.
McGaley y Gibson,
2003
“La gente usará
sistemas que no son
seguros si piensa
que sí lo son”.
Oostveen y Van den
Besselar, 2004
El contexto sociopolítico
La confianza en los organismos electorales y en el marco
electoral en su conjunto
El voto electrónico tiende a quitarle en gran medida la responsabilidad del proceso
electoral a los miles de funcionarios y funcionarias de las mesas de votación y coloca esa
responsabilidad en el organismo electoral central y en los encargados de implementar el
17
voto español.indd 17
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
sistema. De esta forma se reduce el riesgo de un fraude generalizado y de manipulación
a nivel de las mesas de votación, pero a la vez concentra el riesgo de manipulación en
el nivel central.
Esto resulta beneficioso en un entorno en el que no haya gran confianza en el
personal de las mesas de votación, pero sí en el organismo electoral central. En cambio,
en un ambiente en el que no haya gran confianza en la estructura central del OE, la
introducción del e-voto puede fácilmente ser objeto de rumores de manipulación en
esa estructura y algunos de esos rumores pueden ser difíciles de refutar.
En el Manual de IDEA Internacional para el diseño de la gestión electoral (Handbook
on Electoral Management Design, sin publicar en español) se indica la independencia,
imparcialidad, integridad, transparencia, profesionalismo y orientación al servicio
como los principios básicos de un OE confiable. Si existen problemas con la trayectoria
Figura 1. La pirámide de la confianza
Proceso electoral creíble
Percepción pública
Confianza y fe públicas
Contexto sociopolítico
OE
Político
Social
Tiempo
integridad
consenso
expertos
aceptación social
marco electoral
en su conjunto
ganadores - perdedores
OSCs, activistas
familiaridad
orgullo
votantes
Contexto técnico y operativo
Desarrollo
de capacidades
Comercial
TIC
Legal
Tiempo
licitación
manipulación
voto secreto
enfoque por fases
Competencia del OE
costos
fallas
transparencia
factibilidad
propiedad/
dependencia del
proveedor
proveedores
independientes
infraestructura
procedimientos
pruebas y pilotos
educación
de votantes
corrupción
transparencia
auditorías
implementación
parcial
certificación
18
voto español.indd 18
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Estonia
El voto por internet se introdujo como medio
adicional de votación en 2005 y gozó de
confianza generalizada desde el inicio.
Estonia es un país sin conflictos que goza de un
elevado nivel de confianza en sus instituciones,
y el voto electrónico se introdujo junto con
un programa más amplio de digitalización
de las instituciones. Ni siquiera los ataques
masivos por parte de “hackers” contra la
infraestructura digital del gobierno antes de los
comicios de 2007 minaron esta confianza.
En 2011 casi el 24 por ciento de los votos
fueron emitidos en línea.
del OE en estas áreas, estos problemas y las dudas relacionadas probablemente se verán
agravados con la adopción del voto electrónico.
Al igual que con cualquier otro tipo de mejora tecnológica, los sistemas de voto
electrónico podrían ampliar las capacidades existentes. Sin embargo, si el nivel de
capacidad inicial es escaso, es probable que ocurra justo lo contrario: los efectos positivos
tenderán a disiparse y si ya hay un grado de desconfianza importante, probablemente
se agravará.
Aunado al tema de la confianza en el OE propiamente tal, también es importante
considerar la confianza en el marco electoral en general. En un ambiente donde
muchas de las partes interesadas no confían en el diseño del sistema electoral, en los
mecanismos de resolución de conflictos y denuncias electorales, ni en los funcionarios
ni en el Gobierno, el OE tendrá grandes dificultades para ganarse el nivel de confianza
necesario a fin de implementar una solución de voto electrónico que goce de amplia
aceptación.
Venezuela
Cuando en Venezuela se introdujo el voto
electrónico con la tecnología RED (registro
electrónico directo del voto) había gran
desconfianza en la imparcialidad del OE.
Los potenciales beneficios de reducir las
posibilidades de un fraude generalizado en todo
el país mediante el voto electrónico se vieron
contrarrestadas por la falta de confianza en el
nivel central, y además existía el temor de que
el nuevo sistema de voto electrónico se usara
para manipular los resultados.
Combinado con las debilidades técnicas del
sistema, que no eliminaba la posibilidad
teórica de hacer una revisión cruzada entre
las listas de votantes y los votos emitidos,
esto generó una situación crítica a escasos
días de los comicios de 2005. Un remedio
eficaz para restablecer la credibilidad fue
la realización de recuentos masivos con los
comprobantes escritos en el 45 por ciento de
las mesas de votación –una cifra muy superior
a las reducidas muestras estadísticas que
normalmente se consideran suficientes– y
la eliminación del proceso de identificación
automática. Con esto el proceso resultó
sumamente oneroso y perdió toda su eficacia
en cuanto a costos en comparación con las
soluciones que utilizan papeletas impresas. No
obstante, fue la única manera de remediar la
desconfianza que la adopción de la tecnología
no logró compensar por sí sola.
19
voto español.indd 19
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Bahréin
En 2006, apenas unas semanas antes de la
fecha para la que estaban programadas las
primeras elecciones con el voto electrónico,
el Gobierno decidió regresar al uso de la
papeleta impresa debido a presiones de la
oposición, que tenía sospechas de que el
oficialismo cometería fraude.
Por último, para facilitar el logro de una aceptación amplia por parte de la sociedad,
la nueva tecnología debe mostrar decididamente los beneficios para los votantes. Si el
proceso de votación se facilita y se vuelve más accesible y más conveniente para la
ciudadanía, será más fácil que esta lo apoye.
Consenso político
La forma más fácil de introducir los sistemas de voto electrónico es cuando existe un
consenso político en cuanto a los beneficios del nuevo sistema. No obstante, los actores
políticos podrían oponerse al voto electrónico por muchas razones, ya sea en principio
debido a que tengan verdaderas preocupaciones sobre aspectos técnicos, porque teman
que el nuevo medio de votación le da una ventaja a sus adversarios, porque consideren
que los otros partidos recibirían más crédito por modernizar este aspecto del sistema
electoral, o bien simplemente porque no confían en la independencia de quienes tienen
a su cargo la implementación del sistema. Frente a este tipo de oposición, podría
resultar difícil o incluso imposible la generación de confianza.
Por lo mismo, una estrategia muy prudente es buscar un apoyo multipartidista para
la aprobación de los cambios legislativos necesarios para introducir los sistemas de voto
electrónico. Y esto también es válido cuando no es un requerimiento estatutario para
cambiar la legislación.
En este contexto también existe un factor relacionado de riesgo cuando los sistemas
de voto electrónico son presentados como proyectos que involucran el orgullo cívico –y
más comúnmente, nacional– con la intención de demostrar una mayor modernidad y
conocimiento tecnológico. La sostenibilidad y la razón entre costo y beneficios pueden
ser las primeras víctimas de este enfoque. En estos contextos, incluso las soluciones
inconvenientes e inadecuadas pueden ser impulsadas y percibidas como necesarias
para evitar el bochorno de que falle un proyecto destinado a obtener prestigio.
Un enfoque donde el voto electrónico es considerado como una opción que puede
ser abandonada sin que haya partes interesadas que pierdan reputación ayuda a
minimizar este riesgo.
Contexto social
Actores sociales clave como las organizaciones no gubernamentales (ONG) y los
expertos suelen manifestar fuertes críticas o preocupaciones sobre el voto electrónico.
Lo ideal es que estos actores sean incluidos desde las etapas iniciales o cuando se
planifica la introducción del voto electrónico, tanto facilitándoles información
20
voto español.indd 20
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Brasil
La introducción del voto electrónico en Brasil
se vio motivada por factores económicos y
relacionados con la prevención del fraude. El
país optó por su introducción gradual durante
varios años, mediante un enfoque que incluyó
los siguientes pasos:
1. Información cívica y para los votantes,
incluyendo estudios de utilidad y
factibilidad cuya realización comenzó en
1986
2. Desarrollo de capacidades dentro del OE y
digitalización de la suma de resultados
3. Desarrollo de hardware y de software
con la participación de expertos técnicos
nacionales
4. Realización de pruebas con los equipos en
el contexto brasileño
5. Toma de una decisión final por parte del
OE sobre el tipo de equipo idóneo para el
contexto brasileño
6. Control de calidad y realización de pruebas
en diversos entornos
7. Autorización para usar el voto electrónico
en las elecciones locales y municipales
8. Evaluación post-electoral y posteriores
reformas para mejorar la calidad
9. Implementación plena del voto electrónico
en los comicios generales de 2002
Se realizó una competencia entre “hackers”
en 2009 para generar confianza adicional en la
tecnología.
Con el paso de los años, tanto los ciudadanos
como las otras partes interesadas adquirieron
suficiente confianza en el sistema, de forma
que el comprobante impreso con que empezó
el cambio fue considerado redundante y
se desechó, luego de problemas técnicos
relacionados con las impresoras.
Si bien los sistemas que no utilizan
comprobantes impresos suelen ser objeto de
cuestionamientos, el caso brasileño ilustra lo
que puede lograrse mediante el desarrollo de
la confianza, las capacidades y el consenso en
el transcurso de muchos años y varios ciclos
electorales.
suficiente sobre el sistema contemplado como permitiéndoles plantear sus inquietudes
desde las etapas iniciales, cuando aún hay tiempo para abordarlas. Los grupos de expertos en seguridad de TIC suelen ser fuertes adversarios del voto
electrónico. Esta oposición se debe a razones de base y muchos sistemas actualmente
disponibles no abordan las inquietudes de estos detractores. Resulta importante
escuchar y abordar estas preocupaciones aclarando los malentendidos, corrigiendo las
debilidades y aceptando determinados riesgos a cambio de los beneficios de introducir
el nuevo sistema.
Las preocupaciones por aspectos no técnicos también demandan una seria
consideración. Los proyectos de voto electrónico pueden ser objeto de críticas de las
partes interesadas que lamentan la pérdida del ritual del voto y su importancia social
en un proceso electoral, al argumentar por ejemplo que el voto electrónico refuerza la
brecha digital ya que atrae en mayor medida a los grupos más acaudalados e instruidos.
Otros argumentan que cualquier tipo de gasto en el voto electrónico resulta un lujo
en contextos en los que muchos ciudadanos ven que sus necesidades básicas no son
satisfechas. Para abordar estas críticas es clave utilizar los resultados de un análisis
preciso sobre las ventajas y las limitaciones del voto electrónico.
21
voto español.indd 21
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Tiempo
El tiempo es un factor crítico en varios niveles. Desde el punto de vista operativo, el
voto electrónico no es algo que pueda introducirse de la noche a la mañana, aunque
es realista esperar que su aceptación por parte de la sociedad tome mucho más tiempo
que su implementación desde el punto de vista meramente técnico. Lo normal es que
se requiera de varios ciclos electorales sin que haya mayores problemas técnicos ni
controversia política –y donde los resultados sean aceptados por considerarse confiables,
además de incorporar campañas de educación cívica de largo plazo– antes de que la
ciudadanía y las partes interesadas tengan plena confianza en el voto electrónico a
partir de su propia experiencia y conocimientos. Lo ideal es emprender las campañas
de sensibilización e información sobre la posible introducción del sistema de voto
electrónico con suficiente antelación respecto de la implementación técnica, dejando
abierta la posibilidad de definir los requerimientos técnicos del sistema sobre la base de
la respuesta y las preocupaciones en el contexto social.
Fundamentos técnicos y operativos
Preparar o garantizar que exista un entorno sociopolítico positivo es un factor de suma
importancia para la implementación exitosa del voto electrónico. A veces, cuando
existe un ambiente de apoyo mayoritario, puede utilizarse con éxito durante algún
tiempo un sistema con un diseño malo o inadecuado. Aun así, cuando los problemas
técnicos subyacentes se tornan demasiado grandes, tarde o temprano complican el
proceso. Al estar en un escenario de plazos apretados y campañas de información
y educación cívica débiles o inadecuadas, resulta fácil que se desarrolle una actitud
defensiva y protectora al interior del OE como reacción natural a las críticas. A medida
que los problemas se tornan más visibles, las dudas sobre el proceso electoral crecerán,
el organismo electoral y el sistema de voto electrónico perderán credibilidad y en algún
punto podría ser necesario eliminar por completo el voto electrónico para restablecer
la confianza en el sistema electoral.
Los Países Bajos
En 2008 se suspendió el e-voto tras usarlo
durante 20 años, cuando grupos de activistas
mostraron que en ciertas circunstancias el
sistema hasta entonces vigente podría poner en
peligro el carácter secreto del voto.
Una comisión oficial determinó que el Ministerio
del Interior y Relaciones del Reino, que tiene
a su cargo la organización de las elecciones,
carecía de expertos de planta, lo cual generaba
una dependencia excesiva en los proveedores y
en las agencias de certificación, por lo que los
votantes tuvieron que regresar al voto con lápiz
y papel.
Pese a los problemas, muchas partes
interesadas –en especial los alcaldes y
los votantes– todavía confían en el voto
electrónico, por lo que partiendo de las
experiencias positivas del pasado están
pidiendo la reintroducción de las computadoras
para las votaciones.
22
voto español.indd 22
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
De ahí la importancia de que la confianza en el sistema de voto electrónico sea
bien merecida, en el sentido de que la solución que se adopte se construya sobre bases
técnicas sólidas. Tales fundamentos técnicos abarcan aspectos legales, informáticos, de
gestión de proyectos, comerciales y de tiempo.
Desarrollo de capacidades
El voto electrónico no debe verse como una solución técnica que resolverá la carencia
de capacidades o de competencias dentro de un organismo electoral. Por el contrario,
requerirá de mayores conocimientos de expertos y un mayor desarrollo de capacidades
en todos los niveles del OE, así como en otras partes interesadas externas al proceso
electoral.
Una de las tareas más difíciles para el OE es mantener el control, la supervisión y la
propiedad del sistema de voto electrónico, evitando así la dependencia del proveedor y
del enfoque impulsado por él. Mientras que la tercerización y dependencia de compañías
externas para la logística y las tecnologías en otros aspectos de la organización de una
elección pueden ser una opción aceptable, cuando se trata de la emisión y el conteo de
los votos siempre se espera que el OE tenga total conocimiento de cómo se desarrollan
Filipinas
Tras la realización de una serie de pilotos
regionales en 2008, las autoridades filipinas
introdujeron en 2010 el voto electrónico con el
sistema PCOS en todo el país.
Tras una serie de retrasos en las etapas
iniciales del proyecto, quedaba menos de un
año para implementar el sistema.
Alrededor de una semana antes de las
elecciones el sistema estuvo a punto de
colapsar cuando se descubrió que las
75.000 máquinas de votación PCOS estaban
mal configuradas. El problema se resolvió en
el último momento, cuando se reconfiguraron
todas gracias a una vasta operación de
logística.
Luego de una elección que resultó
exitosa, quedó la inquietud de que el OE
dependía demasiado del proveedor del
sistema.
y que esté en capacidad de intervenir con transparencia y eficiencia en caso de que
surjan problemas. Esto demanda contar con importantes competencias técnicas y de
gestión, y el OE debe estar en posición de desarrollar y mantener tales competencias.
Además, la seguridad de un sistema de voto electrónico depende del estricto
apego a los procedimientos ya establecidos por todo el personal involucrado en su
funcionamiento, desde los comisionados del OE hasta el personal de las mesas de
votación. Esto hace que la capacitación exhaustiva en todos los niveles y en todas las
etapas del proceso electoral sea absolutamente decisiva para el éxito y la credibilidad
de una elección electrónica.
Por último, es necesario destacar la importancia de llevar a cabo una campaña
de educación cívica y de registro de votantes. Los ciudadanos necesitan saber más
23
voto español.indd 23
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Irlanda
Entre 2005 y 2009, Irlanda invirtió más de
EUR 60 millones en un sistema de voto
electrónico sin comprobante impreso (VVPAT),
para después llegar a la decisión de que el
sistema no era confiable y requeriría una serie
de modificaciones con un alto costo económico
para que pudiese ser utilizado.
Aunado a la falta de confianza, lo elevado de
los costos derivó en la eliminación del voto
electrónico en 2009. Ante la falta de una
solución para la destrucción de las máquinas
sin utilizar, el Gobierno tendrá que continuar
cubriendo los costos de almacenamiento en el
futuro cercano.
que la mera forma de emitir el voto en forma electrónica. También necesitan conocer
la lógica de la tecnología específicamente adoptada y la confiabilidad de la solución
escogida. Asimismo, el OE debe desarrollar actividades de información del electorado
con suficiente antelación al día de los comicios, y quizás relacionarlas con otros eventos
públicos en los que tales ejercicios involucren a amplios estratos de la población. Este
proceder requiere contar con un presupuesto adecuado, un aspecto que a menudo se
deja de lado. La opinión pública sobre todo el proyecto de voto electrónico podría
llegar a depender completamente del grado de familiaridad que los ciudadanos tengan
con la solución adoptada cuando les toque votar.
Aspectos comerciales, adquisiciones y costos
Antes de emprender un proyecto de voto electrónico, es importante realizar un análisis
completo de costo-beneficio como parte de un estudio de factibilidad.
Todos los equipos de TIC tienen ciclos de actualización y reemplazo de unos
pocos años. Esto es especialmente cierto para la tecnología de voto electrónico, la
cual evoluciona a un ritmo acelerado. Es importante prestar especial atención y hacer
un cálculo realista del costo total de propiedad (CTP), incluyendo todos los costos
de almacenamiento, mantenimiento, actualización y operación del sistema en el
transcurso de varios ciclos electorales. Si estos ciclos son largos y las máquinas de
votación van a utilizarse apenas una vez cada ciertos años, alquilarlas podría resultar
más eficaz en cuanto a los costos y más transparente que la adquisición de un sistema
completo de voto electrónico.
Resulta crucial contar con especificaciones claras y detalladas, desarrolladas
exclusivamente bajo el control del OE y sin influencia del proveedor, pero que sean
adecuadamente entendidas por este y por los encargados de evaluar a los oferentes.
Dedicar más tiempo a elaborar y explicar detalladamente las especificaciones, aunque
a menudo se le considere un lujo, mejorará de manera importante las probabilidades de
identificar y seleccionar la oferta más indicada en el proceso de adquisición.
Los costos del voto electrónico, en especial en las fases iniciales de la implementación,
tienden a ser sustanciales. Es esencial que el proceso de adquisición se realice con
24
voto español.indd 24
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
India
Tras la realización de pilotos desde 1982, la
democracia más populosa del mundo utiliza
con éxito máquinas de votación en todo el país
desde 2002. Dos características distintivas de
las máquinas adoptadas en este país son su
bajo precio –significativamente más bajo que
el de la mayoría de los otros sistemas– y una
tecnología relativamente simple.
El sistema indio no arroja un comprobante
escrito, un hecho que ya es ampliamente
aceptado dada la confianza absoluta otorgada
institucionalmente al OE. Sin embargo, la
simplicidad del sistema generó controversia en
torno a supuestos problemas de seguridad en
2010 y llevó al OE a considerar la posibilidad de
introducir tales comprobantes en 2011.
procedimientos abiertos y transparentes, a fin de evitar la percepción de que está siendo
secuestrado por los proveedores. Asimismo, el proceso debe aplacar toda preocupación
de corrupción o parcialidad política de parte del proveedor que pudiese debilitar la
confianza en la solución que finalmente se adopte.
El proceso de adquisición no debe iniciarse en el último momento posible. Al haber
una fecha fija para las elecciones que es a la vez el último plazo fatal, no es poco
común que se subestimen los plazos de las adquisiciones a costa de los plazos para la
implementación técnica, con el consiguiente riesgo de quedar con sistemas inmaduros
y deficientemente implementados. De ahí que un aspecto clave para la implementación
satisfactoria sea una cuidadosa consideración de las adquisiciones con respecto al ciclo
electoral.
El proceso de adjudicación del contrato nunca debe llevarse a cabo sin contemplar
la realización de pilotos y pruebas de validación para las mejores propuestas
preseleccionadas, antes de que se identifique la oferta ganadora. Este tipo de ejercicio
puede revelar fallas críticas de sistema en algunos segmentos del proceso que no hayan
sido adecuadamente abordados por el proveedor y que podrían derivar en gastos o
cargos adicionales que pudiesen resultar difíciles de explicar y apoyar más adelante.
Las TIC, seguridad y transparencia
Resulta esencial escoger la tecnología de votación adecuada en función de cada
contexto. Dicha tecnología debe abordar los requerimientos identificados y funcionar
de manera confiable con la infraestructura disponible, tomando en cuenta las
condiciones predominantes del entorno.
Es recomendable implementar el componente de las TIC con un elevado nivel de
transparencia que genere confianza generalizada entre las partes interesadas. Esto debe
necesariamente incluir mecanismos creíbles y ampliamente difundidos para impedir la
manipulación por parte de actores externos, así como de los actores internos encargados
del funcionamiento del sistema.
Es recomendable tomar medidas alternativas en caso de deficiencias inesperadas en
la infraestructura, fallas o colapsos del sistema con el fin de garantizar la continuidad
25
voto español.indd 25
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
del proyecto, en especial cuando existan limitaciones de tiempo o cuando se trate de
la implementación inicial.
Un factor significativo en términos de aumentar la transparencia y la seguridad
de la solución de voto electrónico es contar con una certificación estricta y/o un
procedimiento de auditoría que permita confirmar de forma independiente que los
resultados serán producidos correctamente.
Estados Unidos
Tras la promulgación en 2002 de la Ley Ayude
a América a Votar (Help America Vote Act),
las autoridades estadounidenses hicieron una
inversión masiva en máquinas de votación,
de las cuales muchas no arrojaban un
comprobante escrito del voto.
En 2005 y 2007 se publicaron los Lineamientos
Voluntarios sobre Sistemas de Votación en
los Estados Unidos (Voluntary Voting System
Guidelines, VVSG), que hasta la fecha son los
lineamientos más completos en esta materia,
con especificaciones y requisitos para certificar
las máquinas de votación.
Para 2008 muchos estados requerían los
comprobantes escritos, de forma que las
máquinas que no los emitían quedaron
obsoletas.
Para 2010, 40 estados habían adoptado
su uso.
En cuanto a las máquinas de votación en ambientes controlados, lo ideal es
complementar su uso con un sistema VVPAT. Junto con un recuento manual
debidamente realizado en mesas de votación seleccionadas al azar, este sistema permite
verificar con transparencia la exactitud de los resultados producidos por las máquinas
de votación. El uso significativo de los sistemas VVPAT supone determinar el tamaño
adecuado desde el punto de vista estadístico de las muestras aleatorias y la elección
de un procedimiento para el recuento, así como los mecanismos para resolver las
potenciales discrepancias entre el recuento manual y el electrónico.
A falta de un VVPAT, la credibilidad del sistema de voto electrónico depende por
completo de un proceso estricto de certificación antes de que sea utilizado, aunado a las
auditorías durante y después del proceso electoral, de forma que permita confirmar que
los sistemas utilizados son los que han sido certificados y que todos los procedimientos
necesarios han sido respetados tal cual fueron recomendados.
Un requisito importante para una certificación significativa es que exista una
agencia de certificación en la que confíen todas las partes interesadas. Esta agencia
debe ser claramente independiente de influencias políticas, de los proveedores y del
OE. La metodología y los resultados de la certificación deben ponerse a disposición de
todas las partes interesadas, incluyendo a los observadores nacionales e internacionales.
Todo sistema de certificación debe aplicarse en relación con un conjunto acordado
de requerimientos y normas. En la actualidad no hay normas y requerimientos
mundialmente acordados en cuanto a los sistemas de voto electrónico, por lo que estos
26
voto español.indd 26
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
tendrán que ser definidos en cada país que se mueva en esta dirección, posiblemente a
partir de ejemplos de otros países, como parte integral del proceso de implementación del
voto electrónico. Realizar un ejercicio para obtener los comentarios del público podría
ser una oportunidad para permitirle opinar a una amplia gama de partes interesadas y
expertos, de forma que puedan participar en el proceso y ofrecer sus críticas desde las
etapas tempranas del proceso y contribuir de esta forma a su fortalecimiento.
Las certificaciones y auditorías son medidas importantes para generar confianza
y deben aplicarse con transparencia y permitiendo al público el acceso a los
documentos y procedimientos relacionados. Cualquier requisito para acceder a la
información, como los acuerdos de confidencialidad, obstaculizan la transparencia y
pueden convertirse en señales de debilidad, por lo que hay que evitarlos en la medida
de lo posible.
El marco legal
El voto electrónico suele cambiar de manera significativa la forma en que se realizan las
elecciones en un país. Estos cambios a menudo tocan las interacciones entre diferentes
instituciones que quizás sean demasiado sensibles para ser manejadas por el OE, o
incluso estar fuera de su ámbito de competencia o mandato, por lo que será necesario
identificar todos los ajustes requeridos entre la tecnología y el marco legal.
El marco legal debe ser revisado a fin de identificar las referencias directas e
indirectas a las obligaciones fundamentales para las elecciones democráticas suscritas
por el Estado, tanto en el ámbito internacional como el regional. Estas referencias
podrían ser interpretadas de manera diferente en un contexto de voto electrónico y
requerir la armonización con la tecnología que el país decida implementar. Una vez
que se determine cuál tecnología es compatible con los requisitos generales para la
celebración de elecciones democráticas, la solución de voto electrónico que se escoja
debe ser revisada a la luz de cualquier referencia a la terminología electoral presente
en la legislación nacional; por ejemplo, referencias a las urnas, papeletas impresas,
proceso de votación y conteo de las papeletas impresas, valor de los votos nulos y votos
en blanco, el fraude, entre otros, a fin de garantizar que la solución implementada
concuerde con el significado de todas estas referencias.
Alemania
En 2009 el voto electrónico fue declarado
inconstitucional. De acuerdo con la
constitución, todas las elecciones deben ser
públicas. La Corte Constitucional dictaminó
que este principio requiere que los pasos clave
para una elección –incluyendo la emisión y
conteo de votos– estén sujetos a un escrutinio
público que no requiera de conocimientos
especializados.
Asimismo, se determinó que la adopción de un
método independiente para detectar errores
informáticos sería de importancia crucial.
27
voto español.indd 27
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
También han surgido algunas preocupaciones de nuevo cuño que requieren
atención específica, por ejemplo la relación entre los sistemas de registro electrónico
del votante y la elección mediante voto electrónico, o bien el abordaje oportuno
de las quejas relacionadas con el voto electrónico en un sistema que produzca los
resultados con mayor rapidez. Es necesario considerar, y en su momento abordar, los
posibles arreglos interinstitucionales entre los OE y las diferentes autoridades a cargo
de estos aspectos. En el primer caso, los acuerdos para el intercambio de datos para
la identificación automatizada de los votantes podría requerir especial atención; en
el segundo caso, el órgano encargado de zanjar los conflictos electorales deberá ser
informado sobre los diferentes significados que conceptos como voto secreto, recuento,
manejo de errores y coacción de los votantes podrían adoptar en un escenario de voto
electrónico.
Sin embargo, las implicaciones legales pueden ir mucho más allá: un análisis jurídico
probablemente deba ir más lejos de la ley electoral y las obligaciones fundamentales
para las elecciones democráticas, a fin de abarcar las capas de la legislación paralela o
posterior.
Temas como la identidad digital, la identificación digital, la firma digital, la
protección de los datos, la retención de los datos y las regulaciones en torno a la
certificación y realización de auditorías son siempre aspectos de relevancia. El caso
alemán nuestra la necesidad de contemplar también la constitución.
Es común que la tecnología haga redundantes algunos procedimientos manuales
antiguos. Un enfoque práctico al respecto podría ser el de escoger o modificar la
tecnología de forma que refleje los procedimientos antiguos, reduciendo así la necesidad
de cambios importantes en el plano jurídico. Las decisiones en torno a este aspecto
deben ser evaluadas cuidadosamente, ya que podrían traer como consecuencia una
solución innecesariamente compleja y proclive a los errores.
Esta amplia gama de cambios jurídicos, que puede requerir varios ciclos electorales
para concretarse (abarcando los avances desde las pruebas, pasando por los pilotos y
terminando con las elecciones electrónicas a escala general) destaca la importancia
de que exista un sólido consenso político sobre la introducción del voto electrónico.
Lo ideal es que la fase de experimentación técnica con el voto electrónico esté
acompañada de un proceso de reforma/revisión de los aspectos legales, en donde
tal experimentación influya en ese proceso. Para llegar a la solución óptima desde
el punto de vista técnico (y que esta se base en fundamentos legales sólidos) es
importante que ningún marco legal rígido y previamente establecido impulse y
defina el desarrollo tecnológico, como tampoco es recomendable que la tecnología
por sí sola impulse las leyes y las regulaciones. Los ajustes en estos dos campos deben
ser realizados de forma conjunta, siempre tomando en cuenta que los principios
electorales y democráticos no deben ponerse nunca en riesgo ni verse debilitados.
Esto solo será realizable si existe un consenso sólido y multipartidista en torno al
proceso.
28
voto español.indd 28
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Reino Unido
En 2005, luego de implementar varios
pilotos en el ámbito local, las autoridades
británicas concluyeron que los sistemas de
e-voto resultaban onerosos, no aumentaban
la participación electoral y no arrojaban un
comprobante adecuado para auditar el proceso.
El uso de la papeleta impresa generaba más
confianza.
Tiempo e implementación por fases
Lo que tienen en común todos los otros aspectos operativos es que toman tiempo,
como se puede ver a continuación:
• •
•
•
•
•
tiempo para identificar, definir y especificar los requerimientos;
tiempo para el desarrollo de capacidades por parte del OE;
tiempo para entender y evaluar las ventajas y desventajas;
tiempo para actualizar el marco legal;
tiempo para obtener e implementar la tecnología; y
tiempo para educar a la ciudadanía.
Es de esperar que todas estas actividades requieran varios ciclos electorales y un
enfoque de implementación por fases.
Tal enfoque debe partir de la realización de estudios de factibilidad y pruebas con
las diferentes opciones disponibles, seguido de la implementación de los pilotos en
simulacros de elecciones o pilotos locales o regionales que se extiendan gradualmente
antes de cubrir a todo el electorado.
Una implementación por fases no solo permitirá contar con el tiempo necesario
para desarrollar un sistema técnicamente maduro a partir de la experiencia práctica,
sino que además le dará a los ciudadanos y partes interesadas tiempo para familiarizarse
con la nueva tecnología.
Si bien la implementación de un sistema confiable toma tiempo, la tecnología
una vez implementada también se torna obsoleta con el paso del tiempo, por lo que
se requiere someter el sistema a revisiones periódicas para mantenerlo actualizado y
seguro.
29
voto español.indd 29
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Recomendaciones
1. Defina claramente los objetivos.
La razón para introducir el voto electrónico debe estar claramente definida. Contar con
objetivos claros facilita la evaluación de las ventajas de las posibles soluciones de voto
electrónico entre las distintas alternativas, y también con respecto al sistema vigente o uno
mejorado que utilice la papeleta impresa.
2. Tenga presentes los desafíos.
El e-voto está todavía en proceso de evolución. En la actualidad ninguno de los sistemas
disponibles es perfecto y tampoco existe un consenso respecto de cómo sería un sistema
perfecto. Solamente se puede decidir implementar la solución que mejor se ajuste al contexto
local en términos de las necesidades, urgencia, costos y el momento propicio para hacerlo.
3. Aprenda de las experiencias internacionales.
Es posible evitar muchos inconvenientes si se estudia los diversos sistemas disponibles y
utilizados en otros países. Incorpore esas experiencias y evite dar los primeros pasos sin
información previa.
4. Asegúrese de que el voto electrónico sea la solución indicada.
El voto electrónico es apenas una opción más para resolver los desafíos asociados al proceso
electoral. Asegúrese de haber evaluado soluciones alternativas, de forma que esta sea la
solución óptima en su contexto.
5. Obtenga el apoyo de las partes interesadas clave.
Tomando en cuenta que el voto electrónico tiene ventajas y desventajas inevitables, asegúrese
de que exista un amplio consenso entre las partes interesadas –incluyendo a los partidos
políticos– de que esta tecnología es ventajosa en su conjunto.
Tenga presente que los adversarios más importantes al sistema pueden plantear objeciones
y señalar las debilidades del sistema –y lo harán–, generando desconfianza en el mismo,
quizás incluso en todo el proceso electoral. Incluso si no surge una oposición genuina al
e-voto, el sistema puede ser objeto de conflictos por razones meramente políticas.
6. Realice procesos de auditoría y certificación transparentes.
Los sistemas de voto electrónico deben ser certificados por una agencia independiente,
y las auditorías deben realizarse a lo largo del proceso para permitir una confirmación
independiente de los resultados producidos.
Las certificaciones y auditorías son medidas importantes para la generación de confianza
y deben ser transparentes, permitiendo que las partes interesadas tengan acceso a los
procedimientos y documentación relacionada.
7. Conceda tiempo suficiente a la implementación del proyecto.
Normalmente la implementación técnica de los sistemas de voto electrónico requiere al
menos un año desde que se adjudica la licitación. La calidad, confiabilidad y transparencia
se verán afectadas si no hay tiempo suficiente para implementar el proyecto.
30
voto español.indd 30
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Esto tiene una relevancia particular en el caso de las transiciones negociadas, dado que
las negociaciones políticas siempre consumen todo el tiempo disponible y es casi inevitable
que los aspectos técnicos para realizar las primeras elecciones de transición sean abordados
con premura, por lo que es probable que el voto electrónico no será una opción adecuada
en estas circunstancias.
La aceptación del voto electrónico en el plano social suele requerir varios ciclos
electorales y la mejor manera de alcanzarla es mediante la expansión gradual de los
proyectos piloto.
8. Planifique para la capacitación, el desarrollo profesional y la
educación cívica y de los votantes.
Contar con un personal debidamente capacitado es importante no solo para la realización
exitosa de las elecciones, sino también para permitirle al OE mantener el control
general de la solución de voto electrónico, de forma que se apropie completamente de
la tecnología.
Si los votantes se encuentran debidamente informados no solo les será más fácil aplicar
el voto electrónico el día de las elecciones; también les será más fácil confiar en el nuevo
sistema si conocen las razones de su introducción, los beneficios que aporta y las diversas
medidas de seguridad que trae incorporadas en favor de la integridad de la elección.
9. En caso de problemas mantenga la transparencia, pero
mantenga a la vez el rumbo.
Cuando surgen problemas, una actitud en exceso protectora probablemente sea contraproducente y alimente y exagere rumores y alegatos que pueden resultar más perjudiciales
que las propias dificultades encontradas.
Si el proyecto está bien planificado sobre fundamentos sólidos, mantener una transparencia
total y un rumbo fijo será la mejor estrategia.
10. Considere los aspectos relacionados con la sostenibilidad y
planifique de cara al futuro, no sólo para el presente.
El costo de introducir el voto electrónico puede que ya sea muy alto, pero para mantener su
seguridad y confiabilidad requiere ser sometido continuamente a revisiones, actualizaciones
y sustituciones, además de los ajustes a los nuevos requerimientos.
Al considerar los costos del voto electrónico es importante tener en cuenta el costo total
de propiedad a lo largo del tiempo, y no solo los costos de adquisición en los que se incurre
una única vez.
11. Tenga presente que construir la confianza necesaria puede
requerir años, pero se la puede perder en un solo día.
Si bien lograr que la sociedad acepte un sistema de voto electrónico puede requerir mucho
tiempo, la confianza puede perderse con gran rapidez si existen problemas técnicos serios o
divergencias políticas. Una solución de voto electrónico fallida o mal implementada puede
detener durante años el desarrollo posterior de esta tecnología.
31
voto español.indd 31
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Anexo A
Fortalezas y debilidades del voto electrónico: una matriz
E
n la siguiente matriz se presenta una visión de conjunto de las fortalezas y debilidades
típicas que los diferentes sistemas de voto electrónico tienden a tener en comparación
con sus equivalentes donde se utiliza el papel (voto por internet versus voto por correo;
máquinas de votación versus uso de papeletas impresas en ambientes controlados). La
clasificación de “fortalezas” y “debilidades” es solamente para efectos de dar una visión
muy general, pues los detalles varían dependiendo de los contextos y sistemas específicos.
Los casos en que estos detalles son muy importantes se clasifican como “mixtos”, mientras
que los casos en los que el voto electrónico tiene poco o ningún impacto se clasifican como
“neutrales”.
Aspectos electorales, en comparación
con la papeleta impresa
Voto por
Internet
RED sin
VVPAT
RED con
VVPAT
PCOS
Impresoras
de papeletas
electrónicas
Mayor rapidez en el conteo y tabulación
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Mayor exactitud en los resultados
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Administración de sistemas electorales
complicados
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Mejor presentación de papeletas complicadas
Mixto
Mixto
Mixto
Debilidad
Mixto
Mayor comodidad para los votantes
Fortaleza
Mixto
Mixto
Debilidad
Mixto
Mayor participación y asistencia a las urnas
Fortaleza
Neutro
Neutro
Neutro
Neutro
Abordaje de necesidades en una sociedad
con mayor movilidad
Fortaleza
Mixto
Mixto
Neutro
Mixto
Ahorro en costos
Mixto
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Prevención del fraude en mesas de votación
Neutro
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Mayor accesibilidad
Mixto
Mixto
Mixto
Debilidad
Mixto
Comunicación en varios idiomas
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Debilidad
Fortaleza
Se evita anulación de papeletas impresas
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Flexibilidad para realizar cambios, manejo
de fechas límite
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Debilidad
Fortaleza
Impide el voto familiar
Fortaleza
Neutro
Neutro
Neutro
Neutro
Falta de transparencia
Debilidad
Debilidad
Mixto
Mixto
Mixto
Solo expertos entienden plenamente
la tecnología de votación
Debilidad
Debilidad
Mixto
Mixto
Mixto
Carácter secreto del voto
Debilidad
Mixto
Mixto
Mixto
Mixto
Riesgo de manipulación por parte
de agentes externos
Debilidad
Mixto
Mixto
Mixto
Mixto
Riesgo de manipulación por parte de agentes
internos
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Costos de introducción y mantenimiento
Fortaleza
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Requerimientos de infraestructura/ ambientales
Mixto
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Falta de parámetros sobre el e-voto
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Recuento significativo
Debilidad
Debilidad
Fortaleza
Fortaleza
Fortaleza
Dependencia del proveedor
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Mayores requerimientos de seguridad
informática
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
Debilidad
32
voto español.indd 32
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Anexo B
Los costos del voto electrónico: algunos ejemplos
A
continuación veremos algunos ejemplos del costo de los sistemas de voto
electrónico. Nótese que las cifras se calculan de una manera muy diferente entre
los diversos países. Adicionalmente, la elección de la tecnología y el contexto
(número de votantes, número de elecciones) tienen un enorme impacto en el costo
por votante. Nótese también que estos son los costos de capital para introducir la
tecnología; los costos de mantenimiento y depreciación deben ser considerados aparte.
Austria (voto en línea, elecciones de consejos estudiantiles)
EUR 3,8 / por inscrito (EUR 403 / votante)
EUR 870.000 para 230.000 inscritos, 2.161 votantes5
Brasil (máquinas de votación)
3–5 Dólares de EE.UU. (USD)/votante
USD 1.000 millones en costos iniciales, más USD 500 millones por elección para
100 millones de votantes.6 Con el tiempo, los costos se redujeron a USD 3 / votante.7
Estonia (voto en línea)
EUR 1–5 / votante, o EUR 0,1-0,5 / inscrito
EUR 500.000 por establecimiento del sistema (sin necesidad de un sistema de
autenticación de votantes); gastos de mantenimiento por alrededor de EUR 100.000
por 100.000 votantes o 1 millón de inscritos.
India (máquinas de votación)
USD 0,6 / votante
Alrededor de USD 300 / máquina para un máximo de 3.800 votantes; se adquirieron
alrededor de 1,4 millones de máquinas para 700 millones de votantes.8
Irlanda (máquinas de votación)
EUR 21 / votante
EUR 53 millones invertidos en un sistema para 2,5 millones de votantes (EUR 21 / votante), más EUR 800.000 por concepto de costos anuales de
almacenamiento.9
5
Véase <http://www.parlament.gv.at/PAKT/VHG/XXIV/AB/AB_02562/fnameorig_166607.html>.
6
Véase <http://www.observatorioelectoral.org/biblioteca/?bookID=26&page=8>.
7
Información facilitada por el Tribunal Superior de Elecciones de Brasil.
8
9
Véase <http://eci.nic.in/eci_main/faq/evm.asp>.
Véase <http://evoting.cs.may.ie/Documents/CostofElectronicvotingAsOfMay.pdf>.
33
voto español.indd 33
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Filipinas (máquinas de votación)
USD 3 / votante
EUR 120 millones para 50 millones de votantes (2010).10
Suiza (voto por internet)
EUR 0,3 / votante (asumiendo la realización de tres elecciones por año)
Estimado: EUR 10 millones en 10 años para 1 millón de votantes.11
Estados Unidos (máquinas de votación)
USD 3 / votante, ejemplo estado de Maryland12
Venezuela (máquinas de votación)
USD 4 / votante
USD 120 millones para tres elecciones y 10 millones de votantes.
10
Véase <http://www.comelec.gov.ph/modernization/2010_natl_local/SBAC/winning_bidder/notice_of_
award.html
11
Véase <http://www.e-voting.cc/static/evoting/files/Swiss_Experiences.pdf>.
12
Véase <http://www.saveourvotes.org/legislation/packet/08-costs-mdvotingsystem.pdf>.
34
voto español.indd 34
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Referencias
y lecturas adicionales
Recomendaciones y lineamientos
Caarls, Susanne, “E-voting Handbook: Key Steps for Introducing E-voting” [Manual sobre el voto
electrónico: Pasos clave para su introducción], Consejo de Europa, 2010, disponible en la dirección
<http://www.coe.int/t/dgap/democracy/activities/ggis/E-voting/E-voting%202010/Biennial_Nov_
meeting/ID10322%20GBR%206948%20Evoting%20handbook%20A5%20HD.pdf>
Consejo de Europa, “Certification of E-Voting Systems” [Certificación de sistemas de voto electrónico],
2011, disponible en la dirección <http://www.coe.int/t/dgap/democracy/Activities/GGIS/E-voting/Evoting%202010/Biennial_Nov_meeting/Guidelines_certification_EN.pdf>
Consejo de Europa, “Guidelines on Transparency of E-enabled Elections” [Directrices sobre la
transparencia de elecciones mediante el voto electrónico], 2011, disponible en la dirección <http://
www.coe.int/t/dgap/democracy/activities/ggis/e-voting/E-voting%202010/Biennial_Nov_meeting/
Guidelines_transparency_EN.pdf>
Consejo de Europa, “Legal, Operational and Technical Standards for E-Voting” [Normas legales,
operativas y técnicas para el voto electrónico], 2004, disponible en la dirección <http://www.coe.
int/t/dgap/democracy/activities/key-texts/recommendations/Rec(2004)11_Eng_Evoting_and_Expl_
Memo_en.pdf>
Goldsmith, Ben, “Electronic Voting & Counting Technologies: A Guide to Conducting Feasibility
Studies” [Voto electrónico y tecnologías de conteo: Guía para la realización de estudios de
factibilidad], Fundación Internacional para Sistemas Electorales, 2011, disponible en la dirección
<http://www.ifes.org/Content/Publications/Books/2011/~/media/Files/Publications/Books/2011/
Electronic_Voting_and_Counting_Tech_Goldsmith.pdf>
Norden, Lawrence D. y Lazarus, Eric, “The Machinery of Democracy: Protecting Elections in
an Electronic World” [La maquinaria de la democracia: Proteger las elecciones en un mundo
electrónico], Brennan Center for Justice, 2007, disponible en la dirección <http://www.brennancenter.
org/content/resource/the_machinery_of_democracy_protecting_elections_in_an_electronic_world/>
Ministerio de Gobierno Local y Desarrollo Regional de Noruega, “Electronic Voting: Challenges and
Opportunities” [Voto electrónico: Desafíos y oportunidades], 2006
Comisión de Asistencia Electoral de los Estados Unidos, “Voluntary Voting System Guidelines”
[Lineamientos para sistemas de voto voluntario], 2005, disponible en la dirección <http://www.eac.
gov/testing_and_certification/voluntary_voting_system_guidelines.aspx>
Observación del voto electrónico
Centro Carter, “Developing a Methodology for Observing Electronic Voting” [Desarrollo de una
metodología para la observación del voto electrónico], 2007, disponible en la dirección <http://www.
cartercenter.org/documents/elec_voting_oct11_07.pdf>
Organización de los Estados Americanos, “Observing the Use of Electoral Technologies” [Observación
del uso de tecnologías electorales], 2010, disponible en la dirección <http://www.oas.org/es/sap/docs/
Technology%20English-FINAL-4-27-10.pdf>
Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, Oficina de Instituciones Democráticas y
Derechos, ‘In Preparation of Guidelines for the Observation of Electronic Voting’ [Preparación de
directrices para la observación del voto electrónico], octubre de 2008, disponible en la dirección
<http://www.osce.org/odihr/elections/34725>
Pran, Vladimir y Merloe, Patrick, “Monitoring Electronic Technologies in Electoral Processes”
[Monitoreo de tecnologías electrónicas en procesos electorales, Instituto Nacional Demócrata, 2007,
disponible en la dirección <http://www.ndi.org/files/2267_elections_manuals_monitoringtech_0.
pdf>
Vollan, Kåre, “Observing Electronic Voting” [Observación del voto electrónico], Norwegian Centre for
Human Rights, 2005, disponible en la dirección <http://www.idea.int/publications/voting_from_
abroad/upload/chap9.pdf>
35
voto español.indd 35
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Confianza
IDEA Internacional, Electoral Management Design: The International IDEA Handbook [Diseño
de administraciones electorales: El Manual de IDEA Internacional] (Estocolmo: IDEA
Internacional, 2006), disponible en la dirección <http://www.idea.int/publications/emd >
McGaley, M. y Gibson, J.P., “Electronic Voting: A Safety Critical System” [Voto electrónico: Un
sistema de seguridad crítica], (Maynooth:National University of Ireland, 2003)
Oostveen, A.-M. y van den Besselaar, P., “Security as Belief: User’s Perceptions on the Security
of Electronic Voting Systems” (La seguridad como una creencia: Percepciones de los
usuarios sobre la seguridad de los sistemas de voto electrónico], Royal Netherlands Academy
of Arts and Sciences, disponible en la dirección <http://subs.emis.de/LNI/Proceedings/
Proceedings47/Proceeding.GI.47-8.pdf>
Voto electrónico y participación electoral, voto desde
el extranjero
IDEA Internacional, Voto en el extranjero: El manual de IDEA Internacional (Estocolmo: IDEA
Internacional, 2007), Capítulo 10, “El voto electrónico y el voto en el extranjero”, disponible
en la dirección http://www.idea.int/publications/voting_from_abroad/upload/Votex-SPA.
pdf
Trechsel, Alexander y Vassil, Kristjan, “Internet Voting in Estonia: A Comparative Analysis of
Four Elections since 2005”, European University Institute, 2010, disponible en la dirección
<http://www.vvk.ee/public/dok/Report_-_E-voting_in_Estonia_2005-2009.pdf>
Vassil, Kristjan y Weber, Till, “A Bottleneck of E-Voting: Why Technology Fails to Boost
Turnout”, European University Institute, 2009
Sistemas auditables para el proceso completo (end-to-end)
Jones, Douglas W., “Some Problems with End-to-End Voting” [Algunos problemas con los
sistemas de votación para todo el proceso], Universidad de Iowa, 2009, disponible en la
dirección <http://www.cs.uiowa.edu/~jones/voting/E2E2009.pdf>
Prêt à Voter, <http://www.pretavoter.com>
Scantegrity, <http://www.scantegrity.org>
Voto electrónico de fuente abierta
Open Voting Consortium, <http://www.openvotingconsortium.org>
US Open Source Digital Voting Foundation, <http://www.osdv.org>
Adquisiciones, ciclos de sustitución, costo de propiedad
Zetter, Kim, “The Cost of E-Voting” [El costo de la votación electrónica] Wired Magazine, 2008,
disponible en la dirección <http://www.wired.com/threatlevel/2008/04/the-cost-of-e-v>
Joint Taskforce on Electoral Assistance, “Procurement Aspects of Introducing ICTs Solutions
in Electoral Processes” [Aspectos sobre las adquisiciones en la introducción de soluciones
informáticas en los procesos electorales], 2010, disponible en la dirección <http://www.ecundp-electoralassistance.org/images/operational%20paper.pdf>
Yard, Michael, “Direct Democracy: Progress and Pitfalls of Election Technology” [Democracia
directa: Progresos y dificultades en el uso de la tecnología electoral], Fundación Internacional
para Sistemas Electorales, 2010, disponible en la dirección <http://www.ifes.org/Content/
Publications/Books/2010/Direct-Democracy-Progress-and-Pitfalls-of-Election-Technology.
aspx>
36
voto español.indd 36
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Abreviaturas
CTP
EBP EUR IDEA MV OE OMR PCOS RED
TIC TI USD VVPAT VVSG costo total de propiedad
impresora de papeleta electrónica
euro
Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral
máquina de votación
organismo electoral
reconocimiento óptico de marcas
sistema de votación y conteo de lector óptico
registro electrónico directo del voto (sistemas)
tecnología de la información y las comunicaciones
tecnología de la información
dólar de los Estados Unidos
comprobante impreso verificado por el votante
Lineamientos Voluntarios sobre Sistemas de Votación en Estados Unidos
37
voto español.indd 37
12/11/12 11:50 AM
IDEA Internacional
Agradecimientos
D
eseamos expresar nuestro especial agradecimiento al autor principal de esta
publicación, Peter Wolf, y a sus dos coautores, Rushdi Nackerdien y Domenico
Tuccinardi. Adicionalmente, varias personas aportaron sus invaluables
observaciones y comentarios, correcciones y adiciones al primer borrador de este
documento: Fabio Bargiacchi, Jordi Barrat i Esteve, Ingo Boltz, Susanne Caarls,
Andrew Ellis, Manuel Kripp, Niall McCann, Betilde Muñoz-Pogossian, además
de expertos técnicos de la Organización de los Estados Americanos y del Tribunal
Supremo de Elecciones de Brasil.
Agradecemos finalmente la traducción de Ana Victoria Soto y la edición de Víctor
Herrero.
38
voto español.indd 38
12/11/12 11:50 AM
Una introducción
al voto electrónico:
Consideraciones esenciales
IDEA INTERNACIONAL
Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral
SE – 103 34 Estocolmo
Suecia
Tel +46 8 698 37 00
Fax +46 8 20 24 22
E-mail [email protected] 978-91-86565-71-8
tapas.indd 1
PolicyPaper
Diciembre de 2011
12/11/12 11:55 AM
Fly UP