...

Lo que necesita saber acerca del trasplante de hígado de donante

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Lo que necesita saber acerca del trasplante de hígado de donante
Su salud es importante
Lo que necesita saber acerca del
trasplante de hígado de donante
vivo adulto
Normalmente, los órganos para trasplante se obtienen de personas que
han fallecido y cuyas familias han dado permiso para donar sus
órganos. Estos se llaman órganos de donante fallecido. Sin embargo,
no hay suficientes órganos de donante fallecido disponibles para todos
los que necesitan uno y, en consecuencia, cada vez crece más la lista
nacional de trasplantes de órganos de donante fallecido. A nivel
nacional, hay aproximadamente 18,000 pacientes en esta lista de
trasplantes de hígado, y cada día crece más. Cerca de 6,000 pacientes
reciben un trasplante de hígado cada año. Debido a la escasez de
órganos, muchos pacientes en espera para un trasplante de hígado
mueren en la lista o enferman al punto que ya no pueden recibir un
trasplante. Cada año, aproximadamente el 10% de los pacientes en lista
para un trasplante de hígado en los Estados Unidos muere mientras
espera el trasplante.
A la vista de estas estadísticas, el trasplante de hígado de donante vivo
podría ser una importante alternativa para muchos futuros candidatos a
trasplante. Si un paciente puede recibir parte del hígado de un pariente o
amigo, no necesita esperar a que haya un órgano de donante fallecido.
Esto puede reducir la probabilidad de que un paciente enferme al punto
que ya no pueda recibir un trasplante o muera mientras está en la lista de
espera. En el trasplante de hígado de donante vivo, se extrae
quirúrgicamente una sección del hígado de un donante vivo y se trasplanta
al receptor después de extraer su hígado enfermo.
Buscar un médico: (888) 689-8273 • Biblioteca de Educación del Paciente: www.ucsfhealth .org/education
El trasplante de hígado de donante vivo es posible gracias a que el
hígado tiene la capacidad de regenerarse y crecer. El hígado se
regenera en muy poco tiempo, probablemente de días a semanas, y
con toda seguridad en unas 6 a 8 semanas. Cuando los cirujanos
extraen una parte del hígado del donante, la parte que queda en el
donante vuelve a crecer hasta su tamaño original.
Hace más de una década, cirujanos en todo el mundo empezaron a
realizar trasplantes de donante vivo usando donantes adultos para
niños que necesitaban trasplantes. Los cirujanos de UCSF han
realizado trasplantes de donante vivo entre adultos y niños desde
1992. A mediados de los años noventa, cirujanos de fuera de
Estados Unidos, mayormente en países donde no se dispone de
órganos de donantes fallecidos, expandieron la técnica a receptores
adultos. Desde entonces, muchos centros en todo el mundo y en los
Estados Unidos han empezado a realizar trasplantes de hígado de
donante vivo entre adultos. UCSF realizó su primer trasplante de
donante vivo adulto-adulto en enero de 2000.
¿Cuáles son las ventajas de un trasplante de hígado
de donante vivo?
La principal ventaja para el receptor es que cuando este necesita un
trasplante, puede recibirlo sin tener que esperar en la lista de espera
de trasplantes de donante fallecido. Puede suceder que la
insuficiencia hepática de los pacientes que están la lista nacional de
trasplantes de donante fallecido empeore mientras esperan y que
lleguen a la cirugía más debilitados. Cuando los pacientes están más
enfermos y debilitados, es más probable que tengan más
complicaciones poco después de la cirugía y tienen un riesgo mayor
de no recuperarse bien después del trasplante, en comparación con
pacientes que pueden recibir un trasplante antes con un donante
vivo. Para el donante, la ventaja está en saber que está ayudando a
un familiar o amigo que está muy enfermo y necesita un trasplante de
hígado.
¿Cuáles son los requisitos para ser donante vivo?
En general, para ser donante vivo, deberá tener entre 18 y 55 años
de edad. Usted (y su hígado) deben tener un tamaño suficientemente
grande en relación con el tamaño del receptor para que éste pueda
valerse con la parte donada de su hígado. Durante la evaluación, se
le realizará una tomografía computarizada (un examen parecido a
una radiografía) para medir el tamaño de su hígado. Si es mujer, no
debe estar embarazada. No debe tener exceso de peso, aunque si lo
tiene, todavía puede ser considerado como posible donante si logra
adelgazar. Los donantes deben tener un índice de masa corporal de
30 o menos. El índice de masa corporal es un cálculo basado en la
altura y el peso. No puede ser fumador. Si fuma, debe dejar de fumar
las 6 semanas anteriores a la operación. No debe tener ninguna
enfermedad médica o psiquiátrica importante. Debe entender
además los riesgos de esta cirugía y ser capaz de seguir las
instrucciones que le demos para la atención médica de seguimiento a
corto y largo plazo.
¿Necesita el donante estar emparentado con el
receptor?
No, la consanguinidad entre el donante y el receptor no es necesaria.
Cónyuges, padres, hijos, otros parientes, así como amigos han
donado una parte de su hígado.
Si el donante es pariente del receptor, ¿tendrá este
menos rechazo?
No parece que el riesgo de rechazo sea menor si el donante es un
pariente consanguíneo. Tampoco parece que la relación de
parentesco entre donante y receptor influya en la cantidad de
inmunodepresores que el receptor necesitará después del trasplante.
¿Se le retirará al receptor de la lista de espera de
trasplantes si se está evaluando a un futuro donante
para una posible donación?
Mientras se esté evaluando a un futuro donante, no se harán
cambios en el estado del receptor en la lista regular de trasplantes de
donante fallecido.
¿Cuáles son los primeros pasos en el proceso de
evaluación?
El primer paso es saber cuál es su grupo sanguíneo. Su médico o un
banco de sangre local pueden determinarlo con una sencilla prueba.
Usted debe ser del mismo grupo sanguíneo que el receptor o tener el
grupo sanguíneo "0". Su factor Rh no influye en su capacidad para
donar.
¿Qué debo hacer una vez que sepa cuál es mi grupo
sanguíneo?
Llame a nuestra oficina de trasplantes al (415) 353-1888 y dígale a la
recepcionista que desea hablar sobre la posibilidad de un trasplante
de hígado de donante vivo. Se le pondrá en contacto con el
coordinador de trasplantes quien le indicará cómo puede obtener
información sobre el programa de trasplantes de hígado de donante
vivo. Haremos un breve reconocimiento médico por teléfono y usted
tendrá oportunidad de hacer preguntas.
Después recibirá un cuestionario médico en el correo que tendrá que
completar y enviárnoslo de vuelta.
Con esta información podremos determinar cuál es el siguiente paso
en el proceso de evaluación en su caso particular. Por favor, tómese
el tiempo necesario para completar este cuestionario. Algunas
preguntas, como los antecedentes familiares, podrían requerir la
ayuda de otros miembros de su familia. Otras preguntas, como los
antecedentes de tabaquismo, bebidas alcohólicas o drogas, puede
ser de naturaleza muy sensible. Necesitamos que responda con
absoluta honestidad, ya que ocultar información puede ser peligroso
para usted o el receptor. Este cuestionario se considera
absolutamente confidencial. Solo los profesionales médicos en el
equipo de trasplante utilizarán esta información. Esta información no
se compartirá con el receptor ni con otros sin su permiso. Por favor,
adjunte la confirmación de su grupo sanguíneo al cuestionario antes
de enviarlo de vuelta por correo.
Como posible donante, se mantendrá confidencial toda la información
que nos proporcione. A tal fin, después de completar el cuestionario,
será su responsabilidad contactar al coordinador de trasplantes para
acordar los pasos siguientes para completar la evaluación. Cualquier
información o resultados se compartirán entre el Servicio de
trasplante y usted, el posible donante. No comunicaremos ninguna
información al receptor, ni intentaremos ponernos en contacto con
usted a través del receptor.
¿Puede mi propio médico realizar la evaluación?
En general, las pruebas se realizarán en UCSF. Algunas compañías
de seguro quieren que algunas de la pruebas se realicen en otros
hospitales. Nosotros exigimos que las pruebas más decisivas se
realicen en UCSF. Si usted vive lejos del hospital, podemos hacer
que ciertas partes de la evaluación inicial se realicen localmente. Con
independencia de dónde se realice la evaluación, serán necesarias
varias visitas a UCSF para completar el proceso de evaluación.
¿Cubrirá mi seguro médico la evaluación?
Usted no debería tener que afrontar ningún gasto médico relacionado
con la evaluación, la cirugía o la hospitalización. Si hay
complicaciones, es posible que tenga que responsabilizarse de
ciertos gastos médicos (esto es, deducibles, coseguros y copagos)
de su propia póliza de seguro. Todos estos cargos se facturarán a la
compañía de seguro del receptor. Después de salir del hospital,
algunos proveedores de seguro médico del receptor no cubren los
gastos médicos adicionales para el donante. Por ello, insistimos en
que los donantes tengan su propio seguro médico o tengan un
acuerdo con la compañía del seguro médico del receptor al efecto de
que esta cubrirá todos los gastos relacionados con la cirugía del
donante, tanto dentro como fuera del hospital. Si tiene alguna
pregunta sobre su cobertura, puede hablar con nuestro asesor
financiero.
¿Cuál es el propósito del proceso de evaluación?
La evaluación se realiza para asegurar que su hígado es normal y
tiene el tamaño adecuado, y que usted no tiene ninguna enfermedad
física o mental por las que este procedimiento pudiera ser peligroso
o difícil para usted. También queremos asegurarnos de que no tiene
ninguna afección médica que pueda transmitirse al receptor. Por
último, queremos asegurarnos de que la decisión de donar es una
decisión voluntaria. Para completar la evaluación del donante, hay
que realizar numerosas pruebas y consultas a lo largo de un período
de tiempo que abarca de varios días a varias semanas.
¿Qué sucede durante la evaluación?
En general, la evaluación del donante consiste en un historial médico
completo y un examen físico, que incluye pruebas de detección de
cáncer y enfermedades cardiovasculares. Un médico que no sea
miembro del equipo de trasplantes de hígado realizará una
evaluación médica. Este médico actúa como médico "defensor del
donante" y examina la cirugía de trasplante del donante pensando
solo en los intereses del donante. Usted se reunirá con un trabajador
social que puede ayudarle a entender algunos de los problemas
relacionados con la donación. No se programará ninguna de estas
pruebas, procedimientos o consultas para el donante hasta haber
obtenido autorización del seguro tanto para la cirugía de trasplante
del receptor como para las pruebas de evaluación y la cirugía del
donante.
¿Cuáles son los siguientes pasos de la evaluación?
A continuación, necesitaremos realizar varios análisis de sangre, una
radiografía de tórax, un electrocardiograma y una ecografía del
abdomen. Si estas pruebas sugieren que usted podría ser un
donante, se realizará una tomografía computarizada del abdomen
para asegurar que su hígado es lo suficientemente grande para la
donación. También examinaremos los vasos sanguíneos para
asegurar que la forma en que se ramifican nos permitirá extirpar el
lóbulo derecho de su hígado. Es posible que también sean
necesarias otras pruebas y consultas, según cuáles sean sus
circunstancias particulares. En algunos casos se necesita una
biopsia de hígado (una pequeña muestra de células hepáticas).
¿Necesito ayunar antes de mis citas?
Puede que sea necesario que ayune para algunas de las pruebas y
se le indicará que lo haga así (por ejemplo, para la ecografía o la
tomografía computarizada). Para la mayoría de las pruebas no es
necesario ayunar. Por favor, pida esta información si no se le
suministra al programarse su examen.
¿Debería mi familia venir conmigo a las citas?
Es importante que su familia más cercana o sus parientes más
próximos acudan con usted al menos a algunas de las citas. Así
podrán participar en el proceso y comprender lo que este implica
antes de que usted decida proceder. Todas estas citas le ofrecen a
usted y a su familia la oportunidad de hacer preguntas e informarse
sobre el procedimiento de forma que usted pueda tomar una decisión
con conocimiento de causa. Su pariente o representante designado
debe participar en el proceso de evaluación o asistir a la cita final
antes de la cirugía programada. Además, ciertas pruebas requieren
sedación (medicación que le ayuda a relajarse), por lo que necesitará
otra persona para llevarle a casa sano y salvo.
¿Es confidencial la información compartida por el
donante con el equipo de trasplante?
Sí. Es importante que el donante se sienta totalmente cómodo al
revelar toda la información solicitada en el proceso de evaluación. Al
equipo de trasplante le preocupa la seguridad del donante tanto
como la del receptor. Son muchos los factores, tanto médicos como
psicológicos, que hacen posible que usted sea donante. Por
consiguiente, cualquier cosa que se comente durante el proceso de
evaluación del donante quedará entre este y el equipo de trasplante.
Es más, cualquier información acerca del receptor que se comparta
con usted como donante deberá también considerarse confidencial.
¿Debería basar mi decisión de donar en la
probabilidad de éxito o fracaso del trasplante?
Usted está donando de forma voluntaria, con increíble generosidad,
parte de su hígado con la intención de salvar la vida de otra persona.
Antes de realizar esta donación, es importante que entienda que no
existe ninguna garantía de que su sacrificio salve de hecho la vida
del receptor. Algunas enfermedades (como la hepatitis C o el cáncer
de hígado) pueden volver a presentarse después del trasplante.
Comentaremos con usted el estado médico del receptor, el resultado
que puede esperarse del trasplante y las posibles complicaciones, si
las hay, asociadas en particular a la enfermedad concreta del
receptor. Confiamos en que usted respetará el carácter confidencial
de estas conversaciones y tendrá la delicadeza de proteger la
privacidad del receptor.
¿Cuánto tardaré en saber si puedo ser donante?
En general, en las 2 semanas siguientes a completar todos los
componentes de la evaluación le comunicaremos si puede ser
donante. No obstante, a veces es necesario realizar más pruebas, lo
cual podría retrasar su confirmación para la cirugía. Es importante
que se tome el tiempo necesario para revisar la información que está
leyendo aquí y la información adicional que le daremos cuando se
reúna con nosotros. Por nuestra parte, concedemos importancia al
hecho de que complete las pruebas. Por ejemplo, si no devuelve el
cuestionario o no se hace el análisis para determinar su grupo
sanguíneo, supondremos que no quiere donar. Su buena voluntad
para completar la evaluación determina, hasta cierto punto, la rapidez
con que se programará la cirugía. La decisión de donar una parte de
su hígado no es una decisión que deba tomar a la ligera. Debe
meditarla muy detenidamente y comentarla con su familia y seres
queridos. Puede tomar la decisión de no donar en cualquier
momento. Su decisión se mantendrá confidencial.
: .1
Si me han confirmado que puedo ser donante,
¿cómo se decide cuándo se realiza el trasplante?
Esta decisión se toma conjuntamente entre el equipo de
trasplante, usted
y el receptor. El equipo de trasplante, en particular los médicos
encargados de atender al receptor, determinarán con la mayor
precisión posible, en función del estado clínico del receptor,
cuándo es el mejor momento para realizar el trasplante. Una vez
que sepamos esto, le preguntaremos qué le viene mejor a usted
y trataremos de acomodar sus fechas si es posible. Puede que
no podamos realizar trasplantes de hígado de donante vivo
ciertos días de la semana debido a la programación de los
quirófanos.
Una vez que se programe el trasplante, ¿se
realizará sin vuelta atrás?
Hay una serie de cosas que podrían obligarnos a cambiar los
planes. Por ejemplo, el estado del receptor podría empeorar al
punto de que ya estuviera demasiado enfermo para un
trasplante. O, el receptor podría desarrollar una infección o
alguna otra afección que tuviera que ser tratada antes de poder
realizar el trasplante.
¿Hay algún preparativo especial que hacer antes
de la operación?
Una vez que haya completado su evaluación y se haya tomado
la decisión de proceder con el trasplante, no hay muchas más
pruebas que hacer. Si decide donar su propia sangre por si se
necesita para una transfusión, tendrá que donar una unidad de
su sangre en las 2 a 4 semanas anteriores a la operación. Es
posible que tenga que repetir algunos de sus análisis de sangre
si los hizo más de 30 días antes de la fecha de la operación.
También tendremos que dar una muestra de su sangre a nuestro
banco de sangre en las 72 horas anteriores
a la operación. Esto se hace normalmente cuando se le ingresa el
día anterior a la operación. Es posible que le pidamos a usted, al
receptor y a su familia inmediata que acudan a nuestro centro 2 o 3
días antes de la operación para una revisión final previa al
trasplante, para pruebas complementarias que puedan necesitarse
o para responder cualquier pregunta pendiente que ustedes puedan
tener.
¿Debo dejar de fumar antes de la operación?
Para ser un donante debe dejar de fumar, incluso si fuma poco. Los
fumadores tienen mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares
con cualquier operación.
¿Debo dejar de consumir bebidas alcohólicas?
Si va a donar parte de su hígado, lo mejor es que deje de beber. Si
tiene antecedentes de consumo fuerte de bebidas alcohólicas, es
muy importante que se lo diga a nuestros médicos. El consumo de
bebidas alcohólicas no le excluirá como donante, pero es posible
que tenga que someterse a una biopsia de hígado para asegurar
que su hígado no está dañado. No deberá volver a beber alcohol
después de la operación hasta que el equipo de trasplante le diga
que puede hacerlo sin peligro.
¿Debo dejar de tomar mis medicamentos antes de
la evaluación o de la operación?
No debe dejar de tomar ningún medicamento con receta a menos
que un médico se lo aconseje. Debe evitar la aspirina o los
medicamentos no esteroideos (como Advil o Motrin) durante 7 días
antes de una biopsia de hígado o de una operación. Estos
medicamentos pueden afectar la capacidad de coagulación de la
sangre y constituir un mayor riesgo de complicaciones
hemorrágicas. En su lugar, puede tomar Tylenol (acetaminofeno), si
lo necesita. Es posible que a las mujeres que toman la píldora se
les aconseje que dejen de tomarla 30 días antes de la cirugía
debido al mayor riesgo de formación de coágulos sanguíneos
después de la operación. Si usted toma regularmente algún
medicamento, le diremos lo que tiene hacer cuando acuda a
nuestro centro para la cita final antes de la cirugía.
¿Necesito seguir alguna dieta especial antes de
la operación?
No, puede comer y beber normalmente hasta la medianoche antes
de la operación. No hay necesidad de tomar laxantes ni ponerse
edemas.
¿Ingresaré en el hospital la noche antes de la
operación?
El día antes de la operación tanto el donante como el receptor
acudirán a la Admissions Office (Oficina de ingresos) para ser
ingresados. Por lo general, el donante y el receptor son asignados a
habitaciones en la misma unidad del Long Hospital. Sin embargo, a
veces no hay habitaciones disponibles en la misma unidad y podría
ingresarse a los pacientes en unidades diferentes. El donante y el
receptor estarán en habitaciones separadas.
¿Tendré una habitación privada en
el hospital antes de la operación?
Desafortunadamente, no podemos prometerle que tendrá una
habitación privada la noche antes de la operación. En general,
tratamos de dar una habitación privada tanto al donante como al
receptor siempre que es posible. Sin embargo, a la hora de asignar
las habitaciones privadas disponibles, se concede prioridad a los
pacientes gravemente enfermos y a los que necesitan estar aislados
debido a ciertas infecciones. Si no hay habitaciones privadas libres
el día antes de la operación, puede que tenga que compartir la
habitación con otro paciente.
¿Podrá algún familiar pasar la noche conmigo
antes de la operación?
La noche antes de la operación puede tener a sus familiares con
usted hasta las 8:30 de la tarde, que es cuando terminan las horas
de visita. Si está en una habitación privada, puede quedarse una
persona con usted durante la noche. Su familia puede venir a las
7:00 de la mañana el día de la operación para verle antes de que
entre en el quirófano. Puede elegir a una persona que le acompañe
a la zona preoperatoria fuera del quirófano.
¿Qué debo traer al hospital?
Traiga solamente unas pocas pertenencias y nada de valor. Como
tenemos su información del seguro, no es necesario que traiga
ninguna documentación con usted a menos que le pidamos
expresamente que lo haga. Deje todas las alhajas y otros objetos de
valor en casa o déselos a su familia para que los guarde en un lugar
seguro. Puede que se le pida que traiga una lista de todos los
medicamentos que está tomando en este momento. Aconsejamos
traer una bolsa de aseo personal básica para su uso en el hospital.
¿Podrán mis familiares esperar en algún lugar cerca
durante la operación?
Durante la operación, los familiares pueden esperar en la habitación
del donante en el hospital o en la sala de espera de la Intensive
Care Unit (Unidad de Cuidados Intensivos) o ICU. El donante será
trasladado a una habitación en la misma planta después de la
operación. Si al donante se le dio una habitación en el noveno piso
la noche antes, volverá a la misma habitación después de la
operación.
¿Adónde irá el receptor después de la operación?
El receptor irá a la ICU después de la operación. Tenemos dos ICU,
una en el noveno piso y otra en el piso 13. Hay salas de espera
fuera de cada ICU. Una vez que el paciente entre en el quirófano, la
enfermera de planta puede ayudar a su familia a averiguar dónde
encontrar al donante y al receptor después de la operación.
¿Qué cantidad de hígado se le quita al donante?
Normalmente se extrae cerca del 40-60% del hígado del donante. El
hígado se divide en un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo. La
división en lóbulos permite a los cirujanos separar el hígado en dos
partes diferenciadas que pueden funcionar independientemente una
de la otra. El lóbulo derecho comprende aproximadamente el 60%, y
el izquierdo, aproximadamente el 40%, del volumen total del hígado.
Cuando el receptor es un niño pequeño, se extrae una sección del
lóbulo izquierdo del donante, que se conoce como segmento lateral
izquierdo. En el caso de adultos, se extirpa el lóbulo derecho.
Donante adulto para un receptor adulto
Lóbulo derecho (60%)
(se le da al receptor)
Lóbulo izquierdo (40%)
(permanece en el donante)
El lóbulo izquierdo
permanece en el
donante
El lóbulo derecho se le da
al receptor
¿Cuánto tiempo pasa entre que se le extrae al
donante una parte del hígado y esta se trasplanta al
receptor?
Las operaciones en el donante y el receptor tienen lugar al mismo
tiempo, en quirófanos separados. La operación del donante dura
6-9 horas, y la del receptor, 8-12 horas.
¿Se me quitará la vesícula biliar?
Cuando la donación es de un adulto a otro adulto, la vesícula
biliar se quita porque está en el camino de acceso para dividir el
hígado. Cuando la donación es de un adulto a un niño, no suele
quitarse la vesícula biliar porque no está en el camino de acceso
para dividir el hígado. Su vida no se verá afectada por no tener la
vesícula biliar.
¿Cuánto tardará mi hígado en crecer hasta su
tamaño normal?
El hígado empieza a crecer casi inmediatamente. La mayor parte
del crecimiento tiene lugar en las 2 primeras semanas tras la
operación. A los 3 meses, el hígado debería haber recuperado su
tamaño normal.
¿Será necesaria una transfusión de sangre
durante mi operación?
Puede que se necesite una transfusión de sangre durante esta
operación. Como medida de precaución, le pediremos que "done"
una unidad de su propia sangre antes de la operación. Así, si fuera
necesaria una transfusión, podremos utilizar su propia sangre para
que no quede expuesto a los posibles riesgos de una transfusión de
sangre de otra persona. Sin embargo, es posible que, si pierde
mucha sangre, necesite sangre del banco de sangre.
¿Cuáles son algunas de las posibles complicaciones
de la operación del donante?
Como con cualquier operación en la que se utilice anestesia
general, hay posibles complicaciones asociadas a la propia
anestesia, incluido complicaciones cardíacas, accidente
cerebrovascular y formación de coágulos sanguíneos en las piernas
o pulmones. Están además los riesgos asociados a cualquier
operación en el abdomen, que son hemorragia, infección y falta de
cicatrización de la herida. La complicaciones con la cirugía del
hígado incluyen hemorragia, fugas biliares o lesión a los conductos
biliares. Existe también un cierto riesgo de que la parte restante de
su hígado falle, en cuyo caso usted necesitará un trasplante de
hígado urgente. Existe incluso un cierto riesgo de que usted muera.
Comentaremos estos riesgos con usted más en detalle durante la
evaluación. Las complicaciones a corto plazo más comunes de esta
cirugía son pequeñas fugas biliares de la parte que le ha quedado
del hígado, infecciones de la herida sin importancia y molestias
digestivas (como estreñimiento, indigestión, náusea o diarrea).
Estas complicaciones suelen desaparecer después de un par de
semanas sin ningún daño físico a largo plazo.
¿Qué tamaño tiene la incisión?
La incisión es grande y es del mismo tamaño para el donante y el
receptor. Se la llama incisión "mercedes" y tiene una forma parecida
a la incisión que se muestra a continuación:
¿Me llevarán a la unidad de cuidados intensivos
después de mi operación?
Después de su operación, se le llevará a la sala de recuperación
donde el personal de enfermería y el personal médico le mantendrán
bajo estrecha observación. A medida que se recupere y una vez que
se determine que no tiene ninguna hemorragia ni otras
complicaciones, se le transferirá a la planta general de trasplantes.
¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?
Después de la operación, los donantes están hospitalizados de 5
a 8 días por término medio.
¿Me dejará una cicatriz la operación?
En la mayoría de los casos, la incisión cicatriza rápidamente
dejando una cicatriz que se atenúa con el tiempo, pero que
siempre será visible. Si la herida se infecta, puede que le quede
una cicatriz más ancha que será más evidente. En ocasiones, las
personas desarrollan lo que se llama un queloide, que es el
crecimiento o cicatrización excesivos de la piel, y que produce una
cicatriz elevada. Los queloides pueden corregirse con cirugía
plástica si usted quiere. Sin embargo, es poco probable que esta
cirugía cosmética correctora la cubra el seguro del receptor en el
caso del donante.
¿Tendré mucho dolor después de la operación?
Desafortunadamente, tendrá bastante dolor después de esta
operación. Recibirá medicación para el dolor pero, pese a la
medicación, puede que tenga muchas molestias, al menos durante
la primera semana. Comenzará a sentir menos dolor a medida que
pasen los días, pero la mayoría de nuestros donantes nos dicen que
siguen teniendo una gran cantidad de molestias durante 2 a 4
semanas después de la operación. La mayoría de los medicamentos
para el dolor, llamados también analgésicos, producen somnolencia,
pueden afectar a la respiración y pueden causar náusea y
estreñimiento. Trataremos de conseguir el equilibrio adecuado de
medicamentos para el dolor para que se sienta cómodo, pero no
somnoliento, de modo que pueda hacer sus ejercicios de respiración
profunda, toser y caminar. Se le entregará una receta para los
medicamentos para el dolor antes de salir del hospital para que
controle el dolor en casa.
¿Se me administrará la medicación para el dolor
mediante inyección o por vía oral después de la
operación?
Usamos una serie de métodos para administrar la medicación para
el dolor. A veces, el anestesista inserta un catéter epidural que
permite administrar anestésicos directamente a través de la médula
espinal para que no haya dolor. También es posible que le
pongamos lo que se llama analgesia controlada por el paciente
(Patient Controlled Analgesia, PCA). Con la PCA, se le pone una
línea intravenosa conectada a una bomba controlada por
computadora. Usted oprime un botón cuando siente que necesita
medicamento para el dolor, y éste se le administra de inmediato,
directamente en la vena. En cuanto esté comiendo normalmente, le
pasaremos a una medicación para el dolor que se tome por vía
oral.
¿Tendré tubos o drenajes colocados después de la
operación?
Tendrá una o dos líneas intravenosas durante y después de la
cirugía por las que le daremos líquidos para mantenerle hidratado y
medicamentos. Una de estas líneas podría utilizarse para darle su
medicación para el dolor después de la operación. También tendrá
un catéter (tubo de drenaje) en su vejiga para poder ver cómo están
funcionando sus riñones durante y después de la cirugía. Por otro
lado, al tener el catéter en su vejiga, no necesitará levantarse para ir
al baño inmediatamente después de la operación. También es
posible que tenga uno o dos pequeños tubos de drenaje, llamados
tubos de Jackson-Pratt o tubos JP, en el abdomen para drenar
cualquier sangre o bilis que pueda salir después de la cirugía. Los
tubos y las líneas intravenosas normalmente se quitan a los 2 o 3
días. El tubo JP puede permanecer colocado hasta una semana si
hay mucho drenaje o si hay bilis en el drenado de la herida.
¿Estaré en la misma habitación que mi receptor
después de la operación?
No, el receptor permanecerá en la ICU antes de ser transferido a la
planta de trasplantes.
¿Cuánto tardaré en poder comer y beber
normalmente después de la operación?
Tan pronto como sus intestinos comiencen a funcionar de nuevo,
podrá empezar a comer y a beber otra vez. Si no tiene náuseas ni
vómitos al tomar pequeños sorbos de agua, podrá pasar a líquidos
claros y luego a una dieta normal en los próximos 2 días.
¿Podré llevar una vida normal después de la
operación?
Esperamos que la mayoría de los pacientes vuelvan a hacer una
vida normal en el plazo de 3 meses después de la operación. No
prevemos que haya complicaciones a largo plazo. No obstante, al
tratarse de un procedimiento relativamente nuevo, aún no podemos
darle ninguna estadística sobre el seguimiento a largo plazo de
donantes que se han sometido a este tipo de cirugía.
¿Cuánto tiempo tendré que estar sin trabajar?
La cantidad de tiempo mínima que necesita para poder recuperarse
es de 4 a 6 semanas. Como las personas se recuperan de forma
diferente y con distintos niveles de fatiga y dolor, podría llegar a
necesitar de 8 a 12 semanas. Nosotros preferimos que está en una
situación, tanto económica como en cuanto a seguridad laboral, que
le permita tomarse 12 semanas sin trabajar si fuera necesario.
¿Tendré derecho a un subsidio económico por
discapacidad?
Si su trabajo ofrece cobertura por discapacidad y la ha solicitado, es
casi seguro que tendrá derecho a un subsidio, o baja temporal con
paga, por discapacidad. Sin embargo, como el trasplante de hígado
de donante vivo es todavía algo relativamente nuevo, lo mejor es
que lo consulte con el departamento encargado de los beneficios
antes de decidir si quiere proceder con la donación.
¿Cuándo podré empezar a tomar de nuevo la
píldora?
Aconsejamos esperar un mínimo de tres meses después de la
cirugía para volver a tomar anticonceptivos.
¿Tendré que volver al hospital para las
revisiones?
Este es un procedimiento de cirugía mayor y al principio
necesitaremos vigilar su estado muy de cerca para asegurar que su
recuperación progresa normalmente. Deberá volver para un
reconocimiento médico a la semana más o menos de salir del
hospital. Probablemente necesite un reconocimiento médico a la
semana, a las 2 semanas y a los 2 meses tras la cirugía, junto con
una ecografía de su hígado. Es posible que necesite además otras
citas, dependiendo de cómo se sienta y de su progreso en opinión
de los cirujanos.
¿Debo permanecer cerca del
UCSF Hospital después de la operación?
Necesitará permanecer cerca de UCSF al menos 2 a 3 semanas
después de la operación. Necesita además poder regresar a UCSF si
tiene problemas durante su recuperación. Recomendamos que un
pariente o amigo se quede con usted, sobre todo nada más salir del
hospital.
¿Necesitaré tomar algún medicamento después de
donar una parte de mi hígado?
No necesitará tomar ningún medicamento, salvo la medicación para
el dolor. Si la herida se infectase, es probable que le receten
antibióticos. No creemos que sea necesario tomar ningún
medicamento relacionado específicamente a la donación de hígado a
largo plazo.
¿Necesitaré una enfermera que se ocupe de mi
cuidado cuando salga del hospital?
Aunque esta es una operación de gran envergadura y se sentirá muy
cansado y débil, no debería necesitar los cuidados de una enfermera
profesional en casa. Necesitará que un amigo o familiar hagan la
compra para usted, quizás que le preparen las comidas y que estén
en general disponibles por si usted tuviera alguna dificultad. También
es bueno tener alguna compañía al regresar a casa del hospital.
Deberá tener a alguien que pueda llevarle a la clínica UCSF y luego
a casa para las citas de revisión.
¿Cuándo me quitarán los puntos?
Normalmente la herida se cierra con hilos de sutura debajo de la piel.
Estos hilos de sutura se disuelven, por lo que no es necesario
quitarlos. La incisión externa se cubre con pequeños trozos de cinta
que pueden quitarse más o menos a la semana de la operación.
¿Cuándo podré volver a conducir después de la
operación?
Aconsejamos que no se conduzca al menos durante las 2 a 3
primeras semanas después de la operación. Debe estar física y
mentalmente fuerte, tener reflejos normales y no tener dolor ni
molestias abdominales antes de volver a conducir. Además, no
deberá estar tomando ningún medicamento que pueda reducir su
nivel de alerta mental. Los medicamentos para el dolor (como
Vicodan, Percocet o Tylenol con codeína) contienen narcóticos que
pueden reducir su nivel de alerta mental y no deberá conducir si está
tomando este tipo de analgésicos.
¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio?
Tan pronto como se despierte de la anestesia, empezará a “hacer
ejercicio”. Tendrá que respirar profundamente y toser para evitar una
neumonía. Se le ayudará a levantarse de la cama el día después de
la operación y empezará a caminar. Deberá esforzarse un poco más
cada día. Caminar pronto tras la operación ayudará a prevenir
complicaciones, como coágulos de sangre, neumonía y
debilitamiento muscular. Le animamos a que siga un programa
diario de salir a caminar cuando regrese a su casa. Recuerde: el
objetivo es recuperar su estado de salud normal en 2 a 3 meses.
¿Cuándo podré reanudar las actividades físicas?
Si se encuentra bien y no tiene complicaciones, puede empezar a
retomar sus actividades de ejercicio normales. Empiece lentamente
y vaya fortaleciendo sus fuerzas y su resistencia. Tendrá que evitar
levantar objetos pesados las 4 primeras semanas hasta que su
abdomen esté curado del todo.
¿Cuándo podré tener relaciones sexuales?
Normalmente aconsejamos abstenerse de relaciones sexuales un
par de semanas hasta que las molestias disminuyan y se sienta más
fuerte. Esta decisión depende de cómo se sienta.
¿Cuánto tiempo debo esperar después de la
operación para quedar embarazada?
No hay una respuesta definitiva para esta pregunta.
Recomendamos evitar el embarazo al menos 3 a 6 meses
después de una operación quirúrgica. No se sabe si esta cirugía
afecta la fertilidad de una mujer. La experiencia con mujeres que
han donado una parte de su hígado a un niño sugiere que la
fertilidad no se ve afectada.
¿Cuándo podré irme de vacaciones o viajar en avión?
No deberá planear ningunas vacaciones ni viajes fuera de los
Estados Unidos al menos durante 4 semanas y a ser posible de 8
a 12 semanas después de la cirugía. Si quiere regresar a su casa
en los Estados Unidos y tiene un médico local de confianza,
puede hacerlo entre las 2 y las 4 semanas después de la
operación, dependiendo de cómo se sienta y de cómo se esté
recuperando. Recuerde, si tiene alguna preocupación sobre
cualquier posible complicación, le pediremos que regrese a UCSF
para su evaluación y tratamiento.
¿Podré volver a donar parte de mi hígado en el futuro
a alguna otra persona?
No, una vez que se dona una parte del hígado, no puede volverse
a hacer en el futuro.
Por favor, lea detenidamente esta información y comente el
trasplante de hígado de donante vivo con su familia y seres
queridos. Si tiene más preguntas, llame al Transplant Center
(Centro de trasplantes) o, mejor aún, venga con el receptor a su
próxima cita clínica con un hepatólogo de UCSF.
No olvide adjuntar la confirmación de su grupo sanguíneo al
cuestionario antes de enviárnoslo de vuelta por correo.
UCSF Liver Transplant
Attn: Living Liver Donor Coordinator 350 Parnassus Avenue,
Suite 805, Box 0740
San Francisco, CA 94143
Recuerde, después de completar el cuestionario, será su
responsabilidad contactar al coordinador de trasplantes para
acordar los planes siguientes para el resto de la evaluación.
Nosotros no intentaremos ponernos en contacto con usted a
través del receptor. Para ponerse en contacto con nosotros, llame
al: (415) 353-1888 y pregunte por el coordinador de donantes
vivos de hígado.
Deseamos dar las gracias al Liver Transplant Program
(Programa de trasplantes de hígado) del Mt. Sinai
Medical Center por permitirnos adaptar su
información para donantes a nuestros pacientes.
Notas
•·
SDSUR0185 • Rev. 3/10
Fly UP