...

México, país de origen, tránsito y destino de migrantes

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

México, país de origen, tránsito y destino de migrantes
Asunto. Nota propuesta a ser considerada en la Sesión 80.
Comité para la eliminación de la discriminación racial
DISCRIMINACIÓN HACIA LA POBLACIÓN MIGRANTE, SOLICITANTE
DE ASILO Y REFUGIADA EN MÉXICO1

México tiene un papel estratégico en el tema migratorio tanto por su
posición geográfica (que lo convierte en un país de origen, tránsito,
destino y retorno) como por el creciente flujo migratorio, entre el cual,
además, hay un número creciente de mujeres, niñas, niños y
adolescentes.

Comparte fronteras con Estados Unidos, Guatemala y Belice. Es país de
tránsito y de destino especialmente de trabajadores en la frontera sur y
de refugiados.
De origen principalmente de migrantes hacia Estados
Unidos y Canadá y, de retorno, tanto de migrantes mexicanos como
centroamericanos –principalmente- desde los Estados Unidos.
La frontera sur de México es la frontera norte de América Central. En la zona
del Soconusco, en Chiapas, se da un importante intercambio comercial y
ocurre una intensa movilidad de nacionales de Guatemala, Honduras, El
Salvador y, con menor medida de otros países de América del Sur (Colombia,
Ecuador, Perú) u otros continentes (Asia África y Europa).
Según datos de organizaciones de la sociedad civil aproximadamente 400,000
migrantes indocumentados transitan por México con la intención de llegar a
1
Documento preparado por Sin Fronteras IAP. Fundada en 1996, es una organización civil mexicana, laica,
apartidista y sin fines de lucro, que trabaja para contribuir al cambio de las condiciones en las cuales ocurren las
migraciones internacionales y el asilo, a fin de que ésos se den en una marco de plena vigencia de los derechos
humanos de los migrantes internacionales, solicitantes de asilo, refugiados y sus familiares. Datos de contacto:
Puebla No. 153 Col. Roma, C.P. 06700, Del. Cuauhtémoc, México D.F. Tel. (52 55) 55.14.15.19/21, Fax (52 55)
55.14.15.24, [email protected], [email protected], www.sinfronteras.org.mx
los EUA, quienes enfrentan fuertes violaciones durante su trayecto, entre las
principales están: el tráfico de migrantes y el aumento del cobro por el cruce,
robo, abuso de autoridad, extorsión, trata, secuestro, reclutamiento para
acciones del crimen organizado y asesinatos. Es decir, hay una notoria
escalada en la violación a sus derechos humanos, alimentada por políticas
migratorias restrictivas y más recientemente por la participación del crimen y
la delincuencia organizada, quienes han identificado a esta población como un
negocio muy lucrativo.
Además, enfrentan una marcada discriminación y xenofobia. De acuerdo al
Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación en México (CONAPRED),
entre 40 y 60 por ciento de la población tiene actitudes discriminatorias
contra los migrantes y cerca del 55% desearía que se aplicaran medidas más
duras contra esta población.
Por ejemplo, en agosto de 2011, Julio Fernando Cardona Agustín, un migrante
guatemalteco de 19 años que se dirigía a Estados Unidos y que participó en la
Caravana Paso a Paso por la Paz fue hallado muerto cerca de las vías del tren,
en Tultitlán, Estado de México. De acuerdo a los testimonios, policías
municipales detuvieron a Cardona y lo subieron en una patrulla, quienes lo
apedrearon hasta la muerte y dejaron su cuerpo en las vías del tren.
Así, en los movimientos de tránsito y en los países de destino los migrantes,
solicitantes de asilo y refugiados, enfrentan diversos actos de discriminación
tanto por agentes estatales como privados, actos de los cuales se derivan
diversas violaciones a sus derechos humanos.
En México se ha documentado que los migrantes son objeto de distintos
estigmas y estereotipos que los relacionan, frecuentemente, con delincuentes o
con integrantes de grupos delictivos.
Se han identificado sectores de la
sociedad mexicana que tienden a dar un trato diferenciado a población
migrante por aspectos como color de piel o raza, por nacionalidad, origen
étnico, sexo u orientación sexual, otros motivos.
Brayan, por ejemplo, es un niño de 8 años de padres guatemaltecos
naturalizados hace años como mexicanos. A pesar de que él es hijo de
mexicanos y que llegó a este país cuando tenía un año de edad no le han
permitido naturalizarse. Esto le ha traído problemas para acceder a su
derecho a la educación.
Otro caso es el de Noemí, una mujer migrante de origen guatemalteco que
desde hace 9 años vive en México. Tres de sus hijos nacieron en este país, sin
embargo, no han sido registrados, uno de 7 años, otra de 5 y su bebé de 3
meses. Cuando intentó hacer la inscripción en el Registro Civil le exigieron su
documento de regular estancia, a pesar de que éste no es un requisito. Con
esta acción, tres niños mexicanos de nacimiento están siendo privados de su
derecho a la identidad, al nombre y a la nacionalidad.
Bajo este contexto, quienes han dejado sus países de origen –y sobre todo,
quienes no cuentan con documentos en su nuevo lugar de residencia– se ven
perjudicados por un gran sistema de desigualdad, vulnerando su vida y su
integridad física y emocional.
En ocasiones, tanto la legislación como la práctica discriminan a las personas
migrantes y refugiadas, y ello redunda en violaciones a sus derechos
humanos. Algunos ejemplos de ello son:

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
o
Artículo 9. Restringe el derecho de reunirse y asociarse para
tomar parte de los asuntos políticos del país.
o Artículo 11. Restringe la libertad de tránsito de los extranjeros.
o Artículo 33. Hace una exención al debido proceso en el caso de la
expulsión de extranjeros.

Ley Federal del Trabajo
o Artículo 372. Establece la restricción para los extranjeros en
tomar cargos en las directivas de los sindicatos, representa una
violación a la libertad sindical y de reunión, quebrantando los
principios de igualdad ante la ley y la no discriminación.
Violentando así el Artículo 26 de la Convención Internacional
para la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores
Migratorios y sus Familiares (Convención de 1990) “Los Estados
Parte reconocerán el derecho de los trabajadores Migratorios a:
¨(…) b) afiliarse libremente a cualquier sindicato o a cualquiera
de la asociaciones citadas (…)”

Ley de Migración
o Artículos 92 y 97. Otorgan atribuciones al Instituto Nacional de
Migración para llevar a cabo acciones de verificación y control
migratorio en
lugares distintos a los destinados al tránsito
internacional de personas, lo cual, en la práctica, justifica los
operativos que de inicio violan los derechos humanos de las
personas migrantes, pero que además, avalan que dichas
verificaciones se lleven a cabo basándose únicamente en criterios
subjetivos y discriminatorios como el color de la piel (perfiles
raciales), la condición social u otras formas prohibidas en la
Constitución y los tratados internacionales de los que México es
parte.
o Artículo 111. Establece los tiempos que una persona migrante
puede permanecer detenida en una estación migratoria, los
cuales exceden los límites estipulados por la Constitución y
tratados internacionales.
Además prolonga la detención en caso de que la persona inicie
un proceso (como un amparo). Esto es inconstitucional al ser
contrario a la garantía de acceso a la justicia, ya que inhibe a las
personas
migrantes
de
defender
sus
derechos
y
las
responsabiliza de la falta de celeridad del sistema de justicia.
o No se contempla el tema de los derechos políticos de las personas
migrantes en México.
Al respecto, también es importante mencionar que en 2003 México solicitó a la
Corte Interamericana de Derechos Humanos una interpretación sobre la
“condición jurídica y de los derechos de los migrantes indocumentados”.
Esta opinión aclara que la distinción legal no puede desembocar en una
discriminación, por definición violatorias de los derechos humanos y de los
principios más elementales de un Estado democrático de derecho.
Que la calidad migratoria de una persona no puede constituir una
justificación para privarla del goce y ejercicio de sus derechos humanos, entre
ellos los de carácter laboral. El migrante, al asumir una relación de trabajo,
adquiere
derechos por ser trabajador, que
deben
ser reconocidos y
garantizados, independientemente de su situación regular o irregular en el
Estado de empleo. Estos derechos son consecuencia de la relación laboral.
Y, que el Estado tiene la obligación de respetar y garantizar los derechos
humanos laborales de todos los trabajadores, independientemente de su
condición
de
nacionales
o
extranjeros,
y
no
tolerar
situaciones
de
discriminación en perjuicio de éstos, en las relaciones laborales que se
establezcan entre particulares (empleador-trabajador).
A pesar de ello, los ejemplos anteriores son una clara muestra de que para las
autoridades mexicanas, la condición migratoria si influye en el disfrute de los
derechos de esta población. La discriminación se encuentra tipificada como
delito dentro del Código Penal del Distrito Federal. Sin embargo, el acceso a la
administración de justicia en caso de éste y otros delitos en la práctica se
encuentra menoscabado por la exigencia de comprobar una legal estancia en
el país al momento de presentar una denuncia o de ratificarla.
Esto implica que, si un extranjero es víctima de discriminación en México
y pretende denunciar a quien cometió este delito, corre el riesgo de ser
asegurado en una estación migratoria (por tiempo indefinido (en lo que se
resuelve su situación jurídica)) para posteriormente ser “en la mayoría de
la veces” deportado.
Algunos retos son:

Promover el acceso a servicios federales y locales para población
migrante
y
refugiada,
sin
importar
su
nacionalidad
o
estatus
migratorio. Eliminar aquellos requisitos que les impiden acceder a los
programas de seguridad social.

Establecer convenios entre la Federación y los gobiernos de los estados,
especialmente en las zonas fronterizas, para brindar a las personas
solicitantes de asilo y refugiados servicios de salud, educación,
procuración de justicia y albergue.

Fomentar desde las instituciones encargadas de la cultura y el
entretenimiento, eventos y espacios de convergencia entre mexicanos y
extranjeros.

Trabajar en la capacitación y sensibilización del personal de las
distintas dependencias que brindan atención a población migrante y
refugiada a fin de evitar actos de discriminación en la práctica y
aplicación del marco normativo.
Las
observaciones
preliminares
de
la
Relatoría
sobre
los
Derechos de los Trabajadores Migratorios y Miembros de sus Familias de
la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su visita a
México del 25 de julio al 2 de agosto de 2011, también citan la grave situación
de inseguridad de los migrantes, al ser éstos víctimas de desapariciones
forzadas,
asesinatos,
explotación
sexual,
secuestros
y
discriminación,
entre otras violaciones a sus derechos.
Sin Fronteras
Institución de Asistencia Privada
México
Fly UP