...

¿Qué hiciste en lo que va del día?

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

¿Qué hiciste en lo que va del día?
¿Qué hiciste en lo que va del día?
5 años 3 meses 23 días. 277 semanas. 1941 días. 46584 horas. 2795040 minutos.
167702400 segundos.
Intentemos por un momento darle un significado tangible a ese tiempo. Intentemos
pues relacionarlo con cuestiones cotidianas.
Uno tarda 20 segundos en mandar un mensaje de texto. Pensemos el tiempo que
dedicaríamos entonces en mandar más de 8 millones de mensajes.
El tiempo promedio de un baño es de 15 minutos. Imaginemos entonces más de 180
mil baños que nos demos.
Una carrera universitaria puede durar 5 años, percibamos entonces todo el tiempo
que le dedicaríamos al estudio para recibirnos.
Una vez hecho este ejercicio, pensemos que de repente se nos quita este tiempo de
nuestras vidas. Que de un momento a otro todo lo que habíamos planificado hacer los
siguientes 5 años no podemos hacerlo, todo el potencial de experiencias vivenciales que
nos esperaban desaparece, pues somos privados de nuestra libertad y de nuestros
derechos. Exactamente este tiempo es el que permaneció bajo cautiverio de la
organización Hammas el soldado Israelí Guilad Shalit.
El 25 de junio del 2006 Guilad fue secuestrado por un comando de tres grupos
armados palestinos. Luego de años de negociaciones difíciles y de varias idas y venidas,
a mediados de octubre del año pasado Guilad fue puesto en libertad al ser
intercambiado por 1027 palestinos que el estado de Israel tenía como prisioneros. Un
hecho muy interesante es que entre los prisioneros liberados se encontraban los
responsables de más de 500 muertes israelíes. Es aquí donde me detengo a pensar y me
pregunto: ¿Está actuando bien Israel al salvar una vida y liberar cientos de asesinos que
probablemente en el futuro causen más de una muerte? ¿Acaso esto no podrá fomentar
el secuestro de más soldados israelíes para intercambiarlos por más prisioneros
palestinos? ¿Ayuda esto al proceso de paz en medio oriente o simplemente genera más
violencia y odio entre los pueblos? Efectivamente varias de estas cosas ocurrieron. El
ejército Israelí declaró haber percibido un mayor número de intentos de secuestro de
soldados en los últimos meses y el festejo y las condecoraciones que recibieron los
palestinos liberados, entre ellos varios asesinos, claramente no ayuda a la convivencia
pacífica de las naciones. Intentando no tomar partido y remitirme a los hechos fácticos
me doy cuenta de que es muy difícil y me sigo preguntando: ¿Un prisionero por 1027,
no debiera ser un prisionero por otro? ¿O será acaso que en uno de los bandos se
valora la vida a tal punto que están dispuestos a pagar un precio muy alto por
mantenerla, mientras que en el otro toman el asesinato como un logro y un motivo de
condecoración y honores? Y en caso de ser así, ¿Cuál es la causa? ¿Se puede hacer algo
para evitarlo? ¿Cómo?
Claramente no espero encontrar una solución en estas pocas líneas pero si hacer una
breve reflexión al respecto y citando una frase de un prócer argentino “Todos los
problemas son problemas de educación”, creo visualizar una pequeña razón, que a
pesar de simplificar, brinda una explicación a esta temática tan compleja. Pues es la
educación la que transmite los valores, y es la educación la que prioriza o no ciertos
objetivos por encima del valor que le otorga a la vida. Y con educación no sólo me
refiero a la educación formal que se otorga en una escuela, una secundaria o una
universidad, sino principalmente a la educación no formal que se aprende en la casa y
del entorno social.
Es menester hacer un breve paréntesis parar mencionar que no se debe perder la
perspectiva y caer en burdas generalidades, porque por ejemplo no todos los
prisioneros eran asesinos y no toda la gente que salió a las calles a festejar la liberación
de los 1027 prisioneros necesariamente festejan la muerte que algunos de ellos
provocaron en el pasado. Si bien suele existir una correlación más o menos fuerte entre
las medidas y declaraciones de un gobierno y la opinión de su población no en todos
los casos es así y no hay que perder de vista eso.
Retomando ahora la primera pregunta ¿Está actuando bien Israel al salvar una vida y
liberar cientos de asesinos que probablemente en el futuro causen más de una muerte?
A riesgo de caer en una equivocación rotunda, y quizás en un futuro cambiar
terminantemente de opinión, expreso hoy lo que pienso y digo que sí. Al igual que la
mayoría de la sociedad Israelí y la corte de justicia Israelí yo creo que Netanyahu
(primer ministro Israelí) tomó la decisión correcta al salvar la vida de Guilad. Tomó una
decisión en la cual le otorgó a la vida, a una sola vida, el valor inmenso que esta se
merece. Y es así que hoy Guilad puede recuperar su vida y reconquistar esos 1941 días
que le fueron quitados.
Ya próximo a concluir me sigo preguntando; ¿Qué nos deja este suceso, que si bien la
era de la globalización posibilitó vivirlo como cercano, se produjo a más de 10.000 km
de distancia en un contexto político y social extraño a nuestra vida cotidiana? Pues no
solamente es un ejemplo más de lo preciado que son el tiempo y la libertad que
poseemos y no solemos valorar; sino que también es una lección que nos sirve para
apreciar que la educación, en este rincón del mundo, transmite y fomenta
principalmente el respeto por la vida aborreciendo el odio y la muerte.
Yair Litman
Fly UP