...

Capítulo 1 - Martha Alicia Chávez

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Capítulo 1 - Martha Alicia Chávez
Consejos p divorciados 1-8.indd 1
24/11/10 02:19 p.m.
Mamá, te quiero;
papá, te quiero
Consejos para padres divorciados
MartHa ALICIA ChÁVEZ
Grijalbo
Consejos p divorciados 1-8.indd 5
24/11/10 02:19 p.m.
A mi ex esposo…
Gracias por todo lo bueno.
Gracias por los aprendizajes.
Gracias por lo mejor que tengo en la vida:
nuestros hijos.
Consejos p divorciados 1-8.indd 7
24/11/10 02:19 p.m.
Introducción
El divorcio es una experiencia devastadora. Quienes hemos
pasado por uno lo sabemos. Algunos lo consideran un
fracaso, otros una liberación y para otros más es un acto
de honestidad y valor. Tal vez tenga algo de los tres… y
más…
Sea como sea, el divorcio es una opción que elegimos;
una decisión que tomamos porque consideramos que es lo
mejor, porque hasta ahí pudimos llegar.
Según un informe del Instituto Nacional de Estadística
y Geografía (inegi), presentado el 14 de febrero de 2008,
12.3% de los matrimonios en México se divorcia.1 El divorcio existe en todo el mundo, y Suecia ocupa el primer
lugar, donde 54.9% de las uniones conyugales termina su
relación; en Estados Unidos, 45.8%; en Canadá, 37%; en
España, 15.2%, y en India, 1.1 por ciento.2
Muchas parejas llevan a cabo el proceso legal/oficial de
divorcio casi inmediatamente después de separarse, y otras
Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Geografía, www.
inegi.gob.mx.
2
Fuente: Americans for Divorce Reform, Inc., www.divorcereform.org.
1
11
Consejos p divorciados168pp.indd 11
31/3/09 16:21:05
12
INTRODUCCIÓN
–por un sinnúmero de razones– tardan años en hacerlo.
Aunque a lo largo del libro utilizo el término divorcio,
estoy refiriendo mis comentarios y recomendaciones también a la situación de estar separados aun cuando éste no
se haya consolidado todavía de manera oficial.
Nos guste o no, lo consideremos aceptable o intolerable, malo, bueno o neutro, el divorcio es una realidad social, ante la cual debemos abrir los ojos y apoyar a quienes
transitan por uno o viven ya en esa circunstancia, para que
lo hagan de la mejor manera posible.
En este libro no cuestionaremos si hicimos bien o mal,
si debimos quedarnos o irnos. Tampoco nos embarcaremos
en un océano de juicios acerca del divorcio, porque de ésos
ya tenemos muchos. En este libro, pues, hablaremos de
las múltiples incertidumbres y confusiones que los padres
divorciados tenemos en relación con nuestros hijos. Sobre
las inquietantes dudas que nos asaltan respecto de temas
como la manera en que podemos ayudarlos a superar este
proceso; cómo decirles que nos divorciaremos; de qué forma organizaremos la convivencia de los hijos con cada uno
de los padres, abuelos y el resto de la familia; el manejo del
dinero; cuándo y cómo es aconsejable iniciar una nueva
relación de pareja, y la manera en que haremos frente a
los múltiples cambios que inevitablemente suceden en las
rutinas y en el cuidado de los hijos.
Con frecuencia los padres cometemos importantes
errores en el manejo de las diversas situaciones relacionadas con nuestros hijos, tanto durante el proceso de divorcio
como después del mismo. Esto se debe en gran medida a
que, en nuestra sociedad, el divorcio es muy “mal visto”,
lo que hace que a veces los padres carguen con una especie
de vergüenza o estigma, que los lleva a aislarse y a no pedir
Consejos p divorciados168pp.indd 12
31/3/09 16:21:05
INTRODUCCIÓN
13
ayuda, y otros no saben que la ayuda existe.3 Asimismo nos
encontramos con la realidad de que muchos gobernantes,
autoridades escolares o religiosas, o directivos de alguna
institución, establecen toda clase de programas de ayuda y
apoyo para padres, pero no para padres divorciados, tales
como grupos de apoyo, cursos o asistencia terapéutica. Tal
vez en el fondo se deba a que suponen que si lo hicieran,
muy probablemente su popularidad menguaría dramáticamente y serían considerados como “promotores de tan
horrenda situación social”.
Sea como sea, el interés de las instituciones escolares,
gubernamentales, religiosas o privadas por apoyar a los padres divorciados es mínima, comparada con su inclinación
por ayudar a los padres que no lo son. Así pues, los padres
divorciados vamos por la vida preguntando (en ocasiones a
quien sabe aún menos que nosotros); buscando aquí y allá,
en un intento –generalmente desesperado– de encontrar
respuestas a nuestras dudas… pero muy solos, haciendo lo
mejor que podemos para superar esta intensa experiencia.
En diversas ocasiones he impartido cursos/talleres
para personas divorciadas, quienes –precisamente por el
aislamiento en que se encuentran– describen su experiencia
en ellos como un bálsamo que les aquieta el alma y como
una bocanada de aire fresco que les aclara la mente y les
da nuevos bríos y respuestas.
Ése es justamente el motivo que me impulsa a escribir este libro, en el que pretendo conjuntar numerosas
preguntas sobre los hijos en la situación de divorcio: las
que yo misma tuve en su momento, y las que cientos de
En la parte final del libro encontrarás el apéndice “Dónde buscar ayuda” (psicológica y legal) para padres divorciados.
3
Consejos p divorciados168pp.indd 13
31/3/09 16:21:05
14
INTRODUCCIÓN
padres y madres divorciados me han planteado, las cuales
iré presentando a lo largo de la obra con el propósito de
proponer posibles respuestas.
Además, en cada apartado ofreceré lo que estaré llamando propuesta clave, la cual ejemplifica la manera en
que sugiero abordar o presentar dicha situación a los hijos.
Debido a que cuando se trata de seres humanos no hay
reglas ni recetas de cocina aplicables a todos y siempre, te
pido por favor que tomes la propuesta clave justamente
como eso: una propuesta, una guía, y que tú la alargues,
acortes, modifiques o adaptes, de acuerdo con la edad de
tus hijos y con tu propio lenguaje, criterio, creencias y
circunstancias específicas de tu situación familiar.
Apoyar a nuestros hijos para transitar por un proceso
de divorcio y para vivir en esa circunstancia de la mejor
manera posible, marcará una gran diferencia en sus vidas.
El único requisito para lograrlo es que tengamos la total
disposición de tomar las acciones necesarias y, sobre todo,
de mantener una actitud adulta y madura que nos permita
ver –por encima de nuestro ego y resentimientos– aquello
que sea lo mejor para ellos y actuar en consecuencia. La
combinación de ambos factores (acción y actitud) nos
ayuda a descubrir herramientas y respuestas. Confío en
que en este libro encontrarás algunas.
Consejos p divorciados168pp.indd 14
31/3/09 16:21:05
1
Cómo decir a sus hijos
que han decidido
divorciarse
Durante sus primeros nueve años de edad, aproximadamente, los niños presentan un tipo de proceso de razonamiento llamado pensamiento mágico; significa que el
pequeño cree que de alguna manera él es el causante de
muchas de las cosas que suceden a su alrededor, y por
lo tanto es responsable de las mismas. Por ejemplo, si el
padre o la madre está enojado, triste o enfermo y el niño
no conoce la causa, creerá que es porque él hizo algo o
lo dejó de hacer: porque no se bañó, porque no comió
bien, porque sacó bajas calificaciones, porque vio televisión demasiado tiempo, porque peleó con su hermano,
etcétera.
Cuando los padres deciden divorciarse es muy importante que se lo comuniquen a sus hijos de una manera
adecuada, ya que la primera reacción que tendrán será
creer que ellos tienen la culpa por razones como las que
mencioné en el párrafo anterior. Los padres, por lo tanto,
deben informar a los niños sobre la decisión que han to15
Consejos p divorciados168pp.indd 15
31/3/09 16:21:06
16
CÓMO DECIR A SUS HIJOS
mado, dejándoles bien claro que ellos no son responsables
de dicha resolución.
Los niños mayores, los adolescentes e incluso los hijos
adultos también pueden –en cierta manera– sentirse responsables del divorcio, en el sentido de creer que tal vez
pudieron o pueden todavía hacer algo para evitarlo, o que
de alguna forma pueden “ayudar” a sus padres a analizar
su situación, a resolver sus problemas o inclusive a cambiar
de opinión. Es de suma importancia que les dejemos claro
como el agua que ningún hijo causó el divorcio, así como
nadie tiene el poder o la responsabilidad de cambiar las
cosas o interferir en las decisiones que le corresponden sólo
a la pareja.
Otro aspecto que hay que tomar muy en cuenta al
comunicarle a los hijos sobre la decisión de divorciarse es
dejarles bien claro que no significa que perderán a uno de
sus padres, sino que simplemente éstos vivirán en lugares
separados, pero ellos seguirán teniendo el amor, el apoyo
y la compañía de los dos. Los hijos necesitan saber que
el divorcio es entre papá y mamá, no entre ellos y uno
de sus padres. Por tal motivo, es realmente trascendente
que ambos padres sigan asistiendo a juntas de la escuela
e involucrándose en todos los aspectos de la vida de sus
hijos.
Lamentablemente, en muchas ocasiones, las cosas no
suceden de esta manera. El padre o la madre no sólo se
divorcian de su pareja, sino también de sus hijos, porque
dejan de mantenerlos, de llamarles, de convivir con ellos y
ofrecerles su amor y su apoyo. Para esos desafortunados
hijos el divorcio significa la pérdida de uno de sus padres.
Más adelante hablaré ampliamente sobre la trascendencia
que este “abandono” tiene en la vida de los hijos.
Consejos p divorciados168pp.indd 16
31/3/09 16:21:06
CÓMO DECIR A SUS HIJOS
17
De igual importancia es el hecho de que ambos padres,
y no sólo uno de ellos, estén presentes cuando les comuniquen a sus hijos sobre la decisión que han tomado y eviten
a toda costa emitir acusaciones, culparse uno al otro, o
“ventilar” los problemas que tienen.
Propuesta clave
Tu mamá/papá y yo hemos decidido divorciarnos porque
no somos felices juntos. Ustedes no tienen la culpa de esto.
No es porque ustedes hayan hecho o no hayan hecho algo;
nosotros así lo decidimos porque consideramos que es lo
mejor. No significa que ustedes van a perder a su mamá/
papá, o ya no lo van a ver. Toda la vida nos van a tener a
los dos para cuidarlos, amarlos y apoyarlos, simplemente
vamos a vivir en casas separadas.
De esta forma los hijos no cargarán la responsabilidad
del divorcio de sus padres y comprenderán con alivio que
seguirán teniendo la compañía y el amor de ambos.
A veces los hijos, en su afán de cambiar la decisión de
sus progenitores, les ofrecen “trueques”, como veremos en
estos casos:
Luis tenía siete años cuando sus padres le dijeron que
se iban a divorciar y le explicaron de manera clara, detallada y amorosa las implicaciones de esa decisión, como
el hecho de que su papá se iría a vivir a otra casa, etc. El
niño escuchó tranquilo, y cuando sus padres le preguntaron
si quería decir algo, respondió que no. Seguramente en su
interior siguió procesando el asunto, y un par de días después le preguntó a su mamá que si él les prometía tender
Consejos p divorciados168pp.indd 17
31/3/09 16:21:06
18
CÓMO DECIR A SUS HIJOS
su cama diario, mantener su cuarto ordenado y limpio y
hasta lavar su ropa, ellos no se divorciarían.
Una niña de ocho años escribió una carta a sus padres
días después de que ellos les informaron a sus hijos que
habían decidido divorciarse. En ella les decía: “Si se quedan
juntos, les prometo sacar puros dieces en la escuela”.
Un adolescente les ofreció nunca más ir al antro los
fines de semana (lo cual siempre era causa de discusiones
entre él y sus padres) a cambio de que acudieran a terapia de pareja para solucionar sus problemas y evitar la
ruptura.
Un hijo de veintitantos años, ya casado y con un bebé,
les dijo a sus padres que no se divorciaran y en su lugar,
cada que tuvieran un problema o discusión le llamaran y
él iría a “resolverlo”.
Los padres nunca deben aceptar este tipo de “tratos”
que sus hijos ofrecen con el fin de hacerlos desistir de su
decisión de divorciarse. Al hacerlo inician un juego patológico que no traerá nada bueno a ninguno de los involucrados, sino todo lo contrario. Imaginemos por un momento
la presión que siente un hijo (de cualquier edad) cuando
cree que de su “buen desempeño” depende la estabilidad
y la felicidad del matrimonio de sus padres.
Si los padres de Luis terminan divorciándose, él asumirá que es porque no limpió bien su cuarto o no lavó su
ropa por dos semanas. Si esa niña de ocho años algún día
no puede sacar un diez de calificación, sentirá una gran
angustia porque creerá que cualquier problema entre sus
padres, o una nueva decisión de divorciarse, será su culpa.
Incluso si sacara puros dieces como ofreció, el inminente
divorcio está flotando en el aire y tarde o temprano puede
consolidarse, haciéndola sentir que “algo le faltó”, que
Consejos p divorciados168pp.indd 18
31/3/09 16:21:06
CÓMO DECIR A SUS HIJOS
19
“no lo hizo del todo bien”, que si además de dieces hubiera sacado mención honorífica, las cosas hubieran sido
diferentes.
El adolescente que ofreció algo tan injusto para él como
nunca más ir a un antro sentirá la misma angustia si las
cosas entre sus padres no mejoran, si alguno de ellos no
quiere ir a terapia de pareja o si ésta, lejos de mantenerlos
juntos, les sirve para clarificar más su decisión de divorciarse y hacerlo de la mejor manera. Entonces se sentirá
incapaz, ineficiente, como que no hizo lo necesario y debió
ofrecer más.
El joven que sugirió que le llamaran para solucionarles
los problemas sufrirá la angustia terrible y la impotencia
que todos experimentamos cuando nos echamos a cuestas
la carga de resolverle la vida a alguien, cuando creemos
que tenemos el poder de cambiar a otros y nos colgamos
la mochila que a ellos corresponde llevar.
Ante esa clase de ofrecimientos como los mencionados
los padres siempre deben ser amorosos, pero claros y determinantes en su respuesta, como sugiero a continuación
en la propuesta clave. Porque la verdad es ésta: los hijos
no pueden, no deben, no les corresponde solucionar los
problemas entre sus padres ni intervenir en sus decisiones
de pareja, sean las que fueren.
Propuesta clave
Hija/o, los problemas que tenemos entre nosotros tú no los
causaste y tampoco es tu responsabilidad solucionarlos.
Nada de lo que tú hagas o dejes de hacer va a transformar
las cosas entre nosotros. Ni tú ni nadie puede cambiarnos
Consejos p divorciados168pp.indd 19
31/3/09 16:21:06
20
CÓMO DECIR A SUS HIJOS
y sólo nosotros somos responsables por nuestros problemas y por nuestra decisión de divorciarnos.
A veces no son los hijos quienes se echan encima la
responsabilidad de mantener a los padres juntos y felices;
es la familia la que se las adjudica. Y existen muchos casos
extremos como el siguiente:
En una ocasión me llevaron a terapia a una niña de 10
años que desde hacía unas tres semanas había padecido
fuertes miedos, falta de apetito, tristeza extrema, pesadillas
y terrores nocturnos. Parecía un cuadro generalizado de
angustia iniciado casi de la noche a la mañana. Después
de un profundo análisis llegamos a lo que indudablemente
parecía ser la causa. Resulta que alrededor de un mes atrás
sus padres le habían comunicado que se divorciarían. La
noticia en sí misma no fue novedad para ella, porque ya
se venía hablando del asunto desde hacía más de un año.
Lo que la trastornó emocionalmente fue que su abuela
materna –una mujer muy religiosa– la llevó a su casa y en
secreto le dijo que ella podría hacer que sus padres no se
divorciaran, porque si lo hacían ese pecado caería no sólo
en el “estado de cuenta” de sus padres, sino en el de ella y
el de sus dos hermanos menores. Entonces, para evitarlo
y lograr que se mantuvieran juntos, ella debía ser muy
amorosa –más que nunca antes– y ayudarlos en todo,
obedecerles en todo y portarse muy bien. Así, de seguro
no se divorciarían.
La tremenda carga que esto significó para la niña casi
la “truena” emocionalmente. No hacen falta palabras para
explicar el porqué.
Es un hecho innegable: cuando los padres no son claros
con sus hijos respecto del hecho de que ellos no tienen la
Consejos p divorciados168pp.indd 20
31/3/09 16:21:06
CÓMO DECIR A SUS HIJOS
21
culpa por sus problemas de pareja ni la responsabilidad
de remediarlos; cuando por el contrario aceptan sus “trueques” o, peor aún, ellos mismos les adjudican la responsabilidad por el divorcio o por la solución de sus problemas,
se les afecta emocionalmente… ¡mucho!… ¡para el resto
de su vida!
Consejos p divorciados168pp.indd 21
31/3/09 16:21:06
Fly UP