...

Llegar a un acuerdo mutuo

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Llegar a un acuerdo mutuo
Donde sea que esté
A donde sea que vaya
Llegar a un acuerdo mutuo
¿Cómo hablar de dinero sin discutir?
Cuando de dinero se trata, ¿no sería genial si todos
valoráramos las mismas cosas del mismo modo? Claro,
la vida perdería cierto color, pero sin duda se minimizarían
los conflictos sobre quién gasta cuánto y en qué.
Cuando la vida o las situaciones financieras cambian,
especialmente en los momentos de mucho estrés, a
menudo el tema del dinero sale a relucir o se intensifica,
llegando a aumentar las diferencias entre una persona y
otra. En realidad, estas cuestiones de dinero con frecuencia
son problemas de “valores.” Esas cosas que valoramos, ya
sea algo tan banal como gastar dinero en un café latte de
Starbucks o en una causa más noble como una donación,
es un reflejo de nuestra propia identidad. Si sentimos que
ésta ha sido amenazada, nuestras defensas se agudizan y
acto seguido estamos envueltos en una discusión.
Para complicar aún más las cosas, no sólo hay diferencias
en la forma en que muchas personas valoran las cosas
y el dinero, sino que, como individuos, nosotros mismos
también tenemos distintas percepciones sobre el modo en
que valoramos el dinero. Los economistas conductuales se
refieren a esto como el proceso de “contabilidad mental.”
Tanto literal como simbólicamente separamos el “valor” de
un dólar de una manera y el de otro dólar de otra manera.
Yo prefiero llamarlo el “dinero de la abuela.” Por ejemplo,
usted hereda $1,000 de su querida abuela Mimi. Debido al
significado que le ha dado a este dinero, quizás lo deposite
en una cuenta diferente y le dé un tratamiento diferente
al que le da a “su propio” dinero. El modo en que usted lo
vaya a gastar ya no tiene nada que ver con el valor de $1
(el gasto es el mismo); su decisión ahora se ve influida por
el significado personal (valor) que le confiere al dinero
(o a lo que puede comprar con él).
El dinero expresa aquello que valoramos de un modo
singular. Si sabemos esto, entonces podemos seguir
varios pasos para llegar a un acuerdo mutuo durante
las discusiones sobre dinero. Es posible que nos
sorprenda lo que aprendemos a medida que exploramos
estas diferencias.
Identifique sus valores fundamentales
Cada uno de nosotros tiene un conjunto de valores
fundamentales que actúan como factores motivadores
de lo que valoramos y que representan la inspiración
para una vida “bien vivida.” Lo ideal sería que todas
las decisiones relacionadas con dinero respaldaran
y amplificaran nuestros valores fundamentales. Si
últimamente no ha identificado o revisado cuáles son sus
valores fundamentales, a continuación le presentamos
unos ejemplos: integridad, logros, confianza, creatividad,
aventura, seguridad, responsabilidad personal, superación
personal, independencia, honestidad, conocimientos,
servir al prójimo, libertad, paz, inteligencia, diversión,
prosperidad y amor. Comparta sus valores fundamentales.
Converse sobre cómo sus preferencias sobre el uso del
dinero reflejan sus valores fundamentales. Si no son
congruentes, pregúntese ¿por qué?
Comuníquese efectivamente
1. Deténgase. Para mejorar la comunicación, reconozca el
momento en que suben los ánimos. Tómese un tiempo.
Permítase un momento para reflexionar sobre lo que
piensa y lo que siente antes de seguir la discusión.
2. Comparta. Siéntese cara a cara para conversar sobre
las cuestiones de dinero. Sea honesto/a. Comparta
sus pensamientos y sus sentimientos. Comience la
(continúa)
conversación diciendo, “Yo (frente a ti) tengo que
hablarte sobre…” o “Siento que…” o “Me siento mal
respecto a…”.
3. Escuche. Cuando la otra persona comparta sus
impresiones, no es suficiente simplemente “oírla”
(o juzgarla), lo importante es realmente escucharla.
Cuando escuchamos, logramos trascender lo que se
está diciendo y nos conectamos con el significado
más profundo de las palabras (temores, sentimientos,
necesidades, intenciones, etc.). Recuerde, en realidad
las cuestiones fundamentales tienen poco que ver
con el dinero, se tratan más bien de “valores.” Procure
identificar en qué se diferencian y en qué se parecen.
A medida que descubra que los temas de dinero son
temas de valores, cuídese siempre de respetar los valores
fundamentales del otro. Procure llegar a un acuerdo mutuo
que allane el camino para alcanzar soluciones viables.
Para obtener más información sobre cómo
planificar para la jubilación
Le invitamos a visitar mybmoretirement.com o
llamar a My BMO Retirement Line al 1-800-858-3829.
BMO Retirement Services es una parte de BMO Global Asset Management y una división de BMO Harris Bank N.A., y ofrece productos y servicios a través de diversas filiales de
BMO Financial Group. Los productos de inversiones: NO ESTÁN ASEGURADOS POR FDIC – NO TIENEN GARANTÍA BANCARIA – PUEDEN PERDER SU VALOR.
©2012 BMO Financial Corp. 11-325-152 (09/12)
Fly UP