...

EFECTO DEL ESTIÉRCOL DE LLAMA

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

EFECTO DEL ESTIÉRCOL DE LLAMA
EFECTO DEL ESTIÉRCOL DE LLAMA (Lama glama) MEJORADO EN LA CALIDAD
DE GRANO DE QUINUA (Chenopodium quinua Willd)
Isaac Iván Mamani1 y Alejandro Bonifacio2, 1 Egr. Fac. Agr. UMSA. 2 Fundación
PROINPA [email protected]; [email protected]
Resumen
En la Estación Experimental de Quipaquipani, Viacha, se ha elaborado el estiércol tratado de
llama y la incorporación en diferentes dosis (0, 5 y 10 t ha-1) para evaluar la respuesta de la
quinua variedad Jacha Grano. El trabajo ha mostrado que es posible obtener estiércol tratado de
llama en un periodo de 45 días en el sistema fosa y adición de activadores de descomposición.
Por otra parte, los resultados de la aplicación en quinua muestran que las dosis empleados han
tenido respuesta favorable con diferencias estadísticamente significativas en altura de planta y
rendimiento, obteniéndose 3592.5 y 3447.5 kg ha-1con dosis de estiércol tratado frente a 2617.5
kg ha-1del testigo. De la misma forma la altura de planta fue favorecida con aplicación de
estiércol tratado, alcanzando entre 86.540 y 83.583 cm frente 76.980 del testigo sin aplicación.
El efecto del estiércol también se ha reflejado en diferencias en la calidad del grano y la
germinación de la semilla. El 48% de grano grande se ha obtenido para la dosis de 5 t ha-1 de
estiércol tratado de llama, 51% de grano grande para la dosis de 10 t ha-1 de estiércol y el 47% de
la muestra de categoría grande para el testigo (0 t ha-1). El porcentaje de germinación en las
primeras 6 horas de prueba, ha mostrado el efecto favorable para los tratamientos con estiércol,
aunque las diferencias no fueron evidentes a las 24 horas de prueba.
Palabras clave: Estiércol de llama, rendimiento, calidad de grano.
Introducción
La materia orgánica tiene beneficios múltiples para el suelo, los micro organismos y para la
planta. La producción orgánica es una alternativa para enfrentar los efectos del cambio climático
se constituye en el pilar fundamental de la sostenibilidad de la producción y la subsistencia de la
humanidad. Es por ello que se siguen buscando estrategias que ayuden a preservar la
productividad de nuestro recurso suelo. Entre los componentes de la estrategia de conservar la
productividad, se encuentran los métodos de añadir fertilidad a los suelos tanto desde el punto de
vista edáfico así como de los cultivos biológicos tratando de dar alguna manera solución a la
álgida situación de la degradación de los suelos.
Con el cultivo de la quinua, se ha realizado pruebas de incorporación de estiércol u otras fuentes
de materia orgánica en variadas dosis, diversos estados de descomposición, profundidades, etc..,
y se sigue buscado alternativas en ese intento de aumentar la fertilidad de los suelos altiplánicos.
Últimamente, la mayor demanda externa es por la quinua orgánica, esto es, quinua producida sin
la intervención de fertilizantes químicos o inorgánicos, ni el uso de agroquímicos en la
protección contra enfermedades e insectos dañinos. Amplios sectores de productores de quinua
están conscientes de las ventajas de la producción orgánica, por lo que desean alternativas
tecnológicas de incorporación de abonos de procedencia netamente orgánica para producir
quinua para la exportación.
Ante la ampliación de la superficie de siembra de quinua, es evidente la preocupación de
productores y de instituciones ligadas al desarrollo rural, por la sostenibilidad de la producción
orgánica de quinua viéndose con interés la incorporación de materia orgánica como un medio
para mantener o aumentar la productividad. El empleo del estiércol de llama es de particular
interés para la producción de quinua, puesto que la quinua y la llama forman un sistema
complementario de producción en la mayor parte de las zonas productoras del altiplano. A pesar
de la importancia del estiércol de llama para producir quinua, no se tiene mucha información
sobre el tratamiento del estiércol así como los efectos del estiércol tratado de llama sobre el
crecimiento de la quinua, el rendimiento y la calidad del grano de quinua.
Objetivos
Obtener el estiércol tratado de llama para la producción de quinua.
Evaluar el comportamiento agronómico del cultivo de la quinua, bajo el efecto del abonamiento
del suelo con dos niveles estiércol mejorado de llama y un testigo.
Evaluar el efecto del estiércol tratado sobre el tamaño de grano y su influencia en el porcentaje
de germinación.
Materiales y métodos
La investigación se llevó a cabo en los predios del centro experimental de Quipaquipani
dependiente de la Fundación PROINPA, que se encuentra ubicado en las proximidades de la
ciudad de Viacha, provincia Ingavi, en el Departamento de La Paz, geográficamente se halla
situada a 16º 40’ 30”de latitud sur y 68º 17’ 68” de longitud oeste encontrándose a una altura de
3880 msnm.
Quipaquipani presenta una precipitación media anual de 625 mm, de esta el 60 % corresponde a
los meses de diciembre a marzo, el 40 % de abril a noviembre. La temperatura promedio anual
tiende a variar de 10 a 11º C en verano, con promedio mínimo anual de 5.6º C en invierno. Las
heladas se presentan con mayor frecuencia en la época de invierno.
La zona de estudio corresponde al paisaje planicie, no anegadizocon una pendiente suave de 0.56
% de micro relieve, ondulación muy ligera, con un drenaje externo moderado y con drenaje
interno moderadamente lento. Los suelos de la zona son de origen aluvial reciente con
deposiciones finas, presenta una profundidad efectiva de 25 a 32 cm ofreciendo bastante
facilidad de laboreo y que responde adecuadamente a la incorporación del material orgánico e
inorgánico.
El estiércol empleado en el estudio proviene del módulo de cría de llamas del Centro
Quipaquipani. Este estiércol fue sometido a tratamiento de compostaje mediante la metodología
sugerida por (Chilón, 2011), la cual consiste en una serie de pasos que se describen a
continuación:
Se preparó el activador de descomposición consistente en un litro de yogurt casero y dilución de
este en cuatro litros de agua, formando cinco litros de solución. Esta solución se utilizó como
fuente inoculante de microorganismos para ser incorporados al estiércol fresco y acelerar su
descomposición.
Para el tratamiento del estiércol primeramente se preparó una fosa superficial en el suelo con
dimensiones de 2.5m x 1 m x 0.5 m. Debemos mencionar que se optó por la fosa, para reducir el
efecto adverso de las bajas temperaturas, puesto que el trabajo se llevó a cabo a finales de la
época seca (inicio de la estación de invierno). Posteriormente se procedió a la conformación de la
pila colocando una capa de 20 cm de estiércol fresco dentro la fosa cavada, luego se espolvoreó
con ceniza sobre la capa de estiércol. La finalidad de la ceniza fue por su función reguladora de
pH y además como fuente de minerales principalmente fósforo y potasio (Valiño, 2000). Una vez
espolvoreada la ceniza sobre el estiércol se procedió a la inoculación del mismo con la solución
de yogurt casero previamente preparado. La inoculación se realizó por una sola vez durante todo
el proceso. Los pasos se repitieron varias veces hasta formar una pila con una altura aproximada
de 1.2 m. Una vez formada la pila se procedió a la instalación de los respectivos respiraderos ya
que esta metodología responde a un proceso aeróbico. La pila formada fue cubierta por agrofilm
para evitar pérdidas en el proceso de descomposición además de proteger de las inclemencias
del tiempo.
La pila de descomposición fue regada según necesidad durante el proceso. Se observó un mayor
requerimiento de agua durante los primeros días por las altas temperaturas que alcanzó el
material en proceso de descomposición, por consiguiente se aplicó riego cada dos días y a
medida que el proceso avanzaba los requerimientos de agua disminuyeron, alargándose así cada
vez más los intervalos de riego.
Es importante indicar que la humedad es una de las condiciones para el buen desarrollo de la
actividad y reproducción microbiológica durante el proceso de la fermentación, puesto que tanto
la falta como el exceso de humedad son perjudiciales para la obtención final de un abono de
calidad. La humedad óptima, para lograr la mayor eficiencia del proceso de fermentación del
abono, oscila entre un 50 a 60 % del peso (Sánchez, 1995).
La remoción del estiércol en la pila de descomposición se realizó manualmente a intervalos de
siete días con regularidad hasta finalizar el proceso de descomposición, el objetivo de la
remoción fue proporcionar la oxigenación necesaria para el proceso de descomposición. Cabe
destacar que la presencia de oxigeno dentro de la mezcla es necesaria para la fermentación
aeróbica del abono. Se calcula que dentro de la mezcla debe existir una concentración de 6 a
10% de oxígeno, en caso de exceso de humedad los micro poros presentan un estado anaeróbico,
se perjudica la aeración y consecuentemente se obtiene un producto de mala calidad (Sánchez,
1995).Al terminar el proceso, el abono mostró sus principales características como es la
retención de humedad. Una vez obtenido el estiércol tratado, se procedió a preparar las dosis
previstas que son de 0, 5 y 10 toneladas por hectárea. El material de abono dosificado para cada
tratamiento fue calculado considerando la materia seca como referencia.
La preparación del terreno se realizó con arado de disco, además del pase con rastra, y una vez
efectuada la nivelación se procedió al delimitado del área experimental, incluyendo los bloques
hasta sus respectivas unidades experimentales empleando cinta métrica, lienza y estacas.
La demarcación de las parcelas se realizó días antes de la siembra, también se delimitó el tamaño
de los bloques, unidades experimentales y pasillos empleando estacas de madera y uniendo los
puntos con trazos sobre la parcela experimental.
Para el presente trabajo de investigación se utilizó la variedad de quinua Jach´a Grano que
presenta las siguientes características morfológicas y agronómicas (Proinpa, 2002):
Color de planta verde, 5 días a la germinación, hábito de crecimiento simple, tipo de panoja
glomerulada, 90 a 120 cm de altura, 45 días a panojamiento, 145 días a madurez, ciclo precoz.
La siembra se la realizó en la primera quincena del mes de noviembre (15 de noviembre) durante
la campaña agrícola 2010 – 2011. Para la siembra se procedió a abrir surcos en número y
longitud prevista en el diseño y el croquis de campo. El estiércol tratado y dosificado fue
distribuido en la base del surco, posteriormente fue ligeramente mezclado con el suelo. La
siembra se realizó por el método en hileras y distribuyendo la semilla a chorro continuo en las
distintas unidades experimentales que estaban abonadas con distintas dosis de estiércol tratado,
luego se procedió al tapado de la semilla con tierra adyacente al surco. El distanciamiento entre
surcos fue 0.50 m y una densidad de 8 kg/ha
Entre el material de campo se utilizó herramientas de trabajo, vernier, termómetro, cinta métrica,
cámara fotográfica digital, estacas y letreros, regla metálica. Entre los material de Laboratorio se
emplearon tubos de ensayo, cajas Petri, embudos, balanza y tamices de 2.5, 2, y 1.5 mm.
Para la evaluación, se marcaron al azar seis plantas de quinua después de una semana de la
emergencia, para ello se empleó marbetes preparados de cartulina.
La investigación se realizó bajo el diseño experimental de bloques al azar. (Padrón, 1996).
Factor de estudio Factor: Niveles de abonamiento de estiércol mejorado de llama (Lama glama)
T1 = 5 t ha-1 estiércol tratado de llama
T0 = Testigo
T2 = 10 t ha-1 estiércol tratado de llama
Modelo aditivo lineal
Se aplicó el siguiente modelo lineal aditivo basado en (Padrón, 1996)
Donde: Yijk = Una observación cualquiera
µ = Media general
βj
=
bloque
Efecto del j-ésimo
εij = Error experimental
Las variables evaluadas fueron altura de planta medida empleando una regla metálica graduada
en mm. Se ha medido las alturas de plantas marcadas a partir del nivel del suelo hasta donde
termina la panoja, registrándose este dato en centímetros. Para determinar el rendimiento en
grano se cosechó de cada unidad experimental una muestra representativa, dejando al descarte
dos surcos laterales de bordura a cada lado y un metro de efecto de cabecera, evaluándose tres
surcos principales procediendo posteriormente a la trilla y el venteado para obtener el
rendimiento de la quinua de cada unidad experimental en g m-2, luego este valor se convirtió a kg
ha-1.
Para la variable peso de 100 semillas, se las contó 100 granos con un contador electrónico y el
peso fue registrado con una balanza electrónica de 0.01 g precisión.
La calidad del grano fue posible mediante la clasificación del grano empleando un juego de
tamices calibrado para separar la muestra en 3 categorías. Para este propósito, una muestra de
grano por cada tratamiento fue sometida al tamizado en calibrador de grano. Las diferentes
categorías de grano fueron registradas en su peso para luego llevar a porcentaje de cada categoría
en la muestras.
El estiércol tratado se obtuvo a los 45 días de procesamiento, obteniéndose un producto
homogéneo en color, humedad, granulación, etc.
Resultados y discusiones.
Cuadro 1. Propiedades químicas del suelo (Análisis físico – químicos de suelos)
Parámetros
Unidades
Tratamientos
T1(5 t ha-1)
T0
Phacuoso
T2(10 t ha-1
6.8
7.8
8.1
Fosforodisponible
P / mg*kg-1
14
67
150
Nitrógeno total
%
0.069
0.082
0.10
Potasiointercambiable
Cmolc/kg
0.52
2.8
2.5
Clase textural
Franco arenoso Franco renoso
Franco arenoso
Fuente: Laboratorio de calidad ambiental (UMSA)
En el cuadro 1 se observa que el pH del suelo es de 6.8 para el testigo, 7.8 para el tratamiento de
5 t ha-1 y 8.1 en la unidad con dosis de 10 t ha-1. El fósforo disponible en la parcela testigo fue de
14 P / mg*kg-1y el fósforo disponible con dosis de estiércol mejorado ha llegado a presentar
niveles que superan al testigo con incremento de fósforo creciente para las dosis de 5 y 10 t ha-1
alcanzando valores de 67 y 150 P / mg*kg-1 respectivamente. Lo que demuestra la eficiencia de
la aplicación de abonos al suelo para incrementar el fósforo disponible.
El potasio intercambiable para el testigo fue de 0.52 Cmolc/kg, 2.8 para el tratamiento con 5 t ha1
y 2.5 para el tratamiento con 10 t ha-1. La clase textural del suelo no es afectada por la adición
de abonos. Estos resultados pueden ser atribuidos a la capacidad tamponadora o amortiguadora
de la materia orgánica humificada sobre el pH del suelo. El potasio intercambiable, es uno de los
nutrientes esenciales que se relaciona con la calidad del cultivo (Chilón, 1997).
El nitrógeno total, en los distintos tratamientos presentó contenidos ascendentes para los
tratamientos, el testigo presentó 0.069%, el estiércol tratado de llama con 5 t ha-1 registró 0.082
% que son considerados bajos, sin embargo el tratamiento con estiércol mejorado de llama en la
dosis de 10 t ha-1, presentó 0.10 %, parámetros considerado como alto contenido de nitrógeno
(Chilón, 1997).
Cuadro 3.Análisis de varianza para altura de planta por efecto del abonamiento con
estiércol tratado de llama.
Fuentes de GL
variación
SC
CM
FC
Pr>F
Significancia
Bloque
3
104.53
34.8426
0.52
0.6737
NS
Tratamiento
2
1376.293
229.3823
3.43
0.0196
*
Error
6
1205.07832
66.9587
CV
9.47
El análisis de varianza para la altura de planta (cuadro 3) muestra que existen diferencias
significativas en la altura de planta para los niveles de estiércol tratado, lo que refleja el efecto
diferenciado de la aplicación de estiércol sobre la altura de plantas. Las diferencias entre bloques
no son significativas, deduciéndose que el suelo y otros factores ambientales fueron más o menos
similares. El análisis de varianza reporta un coeficiente de variación del 9.47 % lo que demuestra
la confiabilidad de los datos.
Cuadro 4. Prueba de Duncan (5%) para la altura de planta con niveles de abonamiento
Dosis de abono
Altura de planta (cm)
T2 (10 t ha-1)
86.540 A
T1 (5 t ha-1)
83.583 B
T0 (0 t ha-1
76.980 C
La prueba de Duncan para la altura de planta (cuadro 4), refleja la formación de tres grupos que
corresponden a cada uno de los tratamientos, siendo la mayor altura promedio para el tratamiento
con 10 t ha-1 (86.5 cm), le sigue la altura alcanzada con el tratamiento de 5 t ha-1(83.5 cm) y
finalmente el testigo con 76.9 cm. Estas diferencias en altura de planta se atribuyen a los efectos
positivos de la aplicación de las distintas dosis de abono, que mejoró las propiedades físicas,
químicas y biológicas del suelo, provocando un incremento en altura de planta. Algunos autores
sostienen que los abonos influyen positivamente, incrementando la productividad del cultivo
(Camacho, 2006 y Chilón, 2011). Por otra parte, estas diferencias podrían atribuirse también a la
asimilación de nutrientes de nitrógeno en mayor proporción (Chilón, 1997).
Cuadro 5. Análisis de varianza para el rendimiento en grano por efecto de los niveles de
abono en el suelo.
Fuentes de variación
GL
SC
Bloque
3
Tratamiento
CM
FC
Pr>F
Significancia
2781446.4286 927148.8095 4.11
0.0219
*
2
4323948.2143 720658.0357 3.20
0.0257
*
Error
6
4056316.0714 225350.8929
CV
16.0
El análisis de varianza para el rendimiento en grano (cuadro 5), muestra diferencias estadísticas
significativas para los bloques, lo que significa que el rendimiento fue influenciado por la
heterogeneidad del suelo y que fue detectada por el análisis de varianza. Las diferencias entre
tratamientos fueron significativas para el rendimiento en grano, mostrando que al menos uno de
los tratamientos es diferente a los otros. El coeficiente de variación es del 16.00 % lo que
demuestra la confiabilidad de los datos.
Cuadro 6. Prueba de Duncan (5%), para el rendimiento en grano
Tipos de abono
Altura de planta
1 T2 (10 t ha-1)
3592.5 A
2 T1 (5 t ha-1)
3447.5 A
3 T0 (Testigo)
2617.5 B
La prueba de Duncan para el rendimiento en grano, refleja la formación de dos grupos; uno
formado por el rendimiento correspondiente a las dos dosis de abono y el otro formado por el
testigo. Esto muestra claramente el efecto favorable de la incorporación de abono tratado sobre el
rendimiento de grano donde la aplicación de estiércol mejorado de llama (5 t ha-1 y 10 t ha-1),
reporta rendimientos entre 3592.5 y 3447.5 kg ha-1 respectivamente, mientras que el testigo
registró 2617.5 kg ha-1.
Cuadro 7. Análisis de varianza para el peso de 100 semillas
Fuentes de GL
variación
SC
CM
FC
Pr>F
Significancia
Bloque
3
0.0008598
0.0002867
0.59
0.6285
NS
Tratamiento
6
0.0044500
0.0007417
1.53
0.2245
NS
Error
18
0.008721
0.0004845
CV
3.6159
El análisis de varianza para la variable peso de 100 semillas no presenta diferencias estadísticas
significativas para los tratamientos con abono tratado de llama, lo que quiere decir que sus
efectos del tratamiento no incluyen significativamente o no fueron detectadas.
El análisis de varianza para el peso de 100 semillas, proporciona un coeficiente de variación del
3.6159 % lo que demuestra la confiabilidad de los datos.
T1 (5 Tn/ha)
2%
0%
(T2 (10 Tn/ha)
43%
2%
48%
2%
0%
BLANCO
AMARILLO
CELESTE
50%
T0 (Testigo)
VERDE
0%
BLANCO
47%
51%
AMARILLO
CELESTE
VERDE
55%
BLANCO
AMARILL
O
CELESTE
VERDE
Tamiz blanco 2.5 mm ,Tamiz amarillo 2 mm, Tamiz celeste 1.5 mm y Tamiz verde < 1.5 mm
Figura 1. Porcentajes de tamaño de grano clasificado por tamizado (2.5, 2.0 y 1.5 mm)
En la figura 1 se aprecia que la aplicación de estiércol tratado tiene influencia sobre el tamaño de
grano. Esto fue posible detectar mediante la técnica del tamizado de 200 g de muestra de grano.
Para la dosis de 5 t ha-1se alcanzó 48% de grano entre los diámetros de 2.4 y 2 mmque
corresponde a la categoriza de grano grande (TA). El 50% de la muestra presento el tamaño entre
1.9 y 1.5 mm correspondiendo a la categoría mediano (TC). El 2% del grano fue registrado para
el tamaño de grano menos a 1.4 mm, categorizándose como grano pequeño y algunas impurezas
(TV). Cabe hacer notar que no se ha encontrado granos de tamaño superior a 2.4 m o categoría
extra.
Los porcentajes de tamaño de grano obtenido con la dosis de 10 t ha-1 de estiércol tratado de
llama registró 51 % de grano entre los diámetros de 2.4 y 2 mm correspondiente a la categoría de
grano grande (TA). El 47% de la muestra se encontraba en la categoría de grano mediano con
tamaño entre 1.9 y 1.5 mm (TC). El 2% del grano se encuentra con tamaño menor a 1.4 mm
(TV) categorizándolo como grano pequeño y con impurezas.
El tratamiento testigo ha reportado 43% de la muestra con tamaño de grano entre 2.4 y 2 mm
(TA) cuya categoría corresponde a grano grande. El 55% de grano corresponde a la categoría de
mediano (TC) con diámetros entre 1.9 y 1.5 mm. Finalmente, el 2% de grano de diámetro menor
a 1.4 mm categorizándolo como grano pequeño y con impurezas.
PORCENTAJE DE GERMINACIÓN
Curva de germinación
80
60
40
T0
20
T1
0
T2
2
4
6
HORAS
Figura 2. Curva de
germinación a tres
intervalos de tiempo
La curva de germinación (grano grande),
muestra que a 6 horas donde el tratamiento
con estiércol mejorado de llama de 10 t ha-1
alcanzó el 67% de germinación, el
tratamiento con 5 t ha-1 alcanzó 59% y el el
testigo alcanzó 52 % de germinación. Cabe
mencionar que al cabo de 24 horas la semilla
de todos los tratamientos alcanzó el 100 %
de germinación. Lo anterior podría
interpretarse sobre la base de que el estiércol
tratado proporciona mayor vigor relativo a la
semilla para germinar en menor tiempo.
Conclusiones.
Bajo las condiciones del altiplano (Quipaquipani, Viacha), es posible tratar el estiércol de llama
con la inoculación de activadores de descomposición, obteniéndose estiércol descompuesto en un
periodo de 45 días.
La aplicación del estiércol tratado de llama al cultivo de quinua tiene efectos favorables que se
expresan en mayor altura de planta y mayor rendimiento en grano, mostrando diferencias
estadísticas entre los tratamientos, obteniéndose 3592.5 y 3447.5 kg ha-1 con dosis de estiércol
tratado y 2617.5 kg ha-1con el testigo que no ha tenido estiércol.
La altura de planta alcanzado con aplicación de estiércol tratado fue entre 86.540 cm para la
dosis de 10 t ha-1, 83.583 cm para la dosis de 5 t ha-1y 76.980cm del testigo sin aplicación.
La aplicación de estiércol tratado tiene influencia sobre el tamaño de grano, encontrándose 48%
de grano grande para la dosis de 5 t ha-1, 51% de grano grande para la dosis de 10 t ha-1 de
estiércol y el 47% de la muestra de categoría grande.
El porcentaje de germinación en las primeras 6 horas de prueba, ha mostrado el efecto favorable
para los tratamientos con estiércol, aunque las diferencias no fueron evidentes a las 24 horas de
prueba.
Literatura citada
Camacho, N. 2006. Manual de buenas prácticas de manejo de cuencas hidrográficas. s.n.t. pp 4555.
Chilón, E.1997. Fertilidad de suelos y nutrición de plantas. Prácticas de campo, invernadero y
laboratorio /. Editor: CIDAT. 250 p.
Chilón, E. 1996. Manual de edafología: prácticas de campo y laboratorio. La Paz, Bolivia, Ed.
CIDAT.290 p.
Chilón, E. 2009. Tecnologías ancestrales y reducción de riesgos del cambio climático: Terrazas
precolombinas Taqanas Quillas y Wachus. 1ra ed. La Paz, Bolivia, Ed. Arte Imagen. 323 p.
Chilón, E. 2011. Compostaje alto andino, seguridad alimentaria y cambio climático (En línea).
CienciAgro 2(2):261-268.
Padrón, E. 1996. Diseños experimentales con aplicación a la agricultura y ganadería. México,
Ed. Trillas. 215p.
Proinpa,
2002.
Variedad
de
quinua
Jacha
grano,
http://www.proinpa.org/tic/index.php/home/quinua/variedades-de-quinua/91-variedad-dequinua-jacha-grano.(Consultado, 7 de abril 2013).
Valiño, R. 2000. Alternativa para el mejoramiento de los suelos pardos con carbonatos, con el
uso de minerales naturales y abonos orgánicos. s.l. Ed. UCLV. s.p.
Sánchez, J. 1995. No más desiertos verdes!: Una experiencia en agricultura orgánica. 1ra ed. San
José, Costa Rica, Ed. CODÉESE. 195 p.
Fly UP