...

La eutroficación de la Laguna Grande de San Pedro

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

La eutroficación de la Laguna Grande de San Pedro
A m b . y Des., V o l . V- N° 1: 117-136
Abril 1989
La eutroficación de la Laguna
Grande de San Pedro, Concepción,
Chile: un caso de estudio.
OSCAR O. PARRA*
ABSTRACT. Information on the cultural eutrophication process in "Laguna
Grande de San Pedro, Concepción, Chile", is presented. A brief consideration
is given to each of the following topics: i) origin and consequences of the
process; ii) actual
limnological
characteristics and iii) trophic category and
potential use of the freshwater body taking into account its current ecological
features. Recomendations on the control and management of the eutrophication
process are presented.
*
Laboratorio de Ficología y Limnología, Departamento de Botánica,
Facultad de Ciencias Biológicas y Recursos Naturales, Universidad de
Concepción.
PARRA
Introducción
La ciudad de Concepción es única en Chile por su riqueza
de lagunas enclavadas en su espacio urbano. Según sea su
ubicación en relación al río Bío-Bío, distinguimos dos
sistemas de lagunas, uno al sur, conformado por las lagunas
Chica y Grande de San Pedro, y el sistema de lagunas al norte
del Bío-Bío, integrado por la Laguna Price, Redonda,
Las Tres Pascuales, Lo Méndez, Lo Galindo, Lo Custodio
y la laguna Pineda. Si uno observa el desarrollo urbano
pareciera que Concepción ha ignorado sus lagunas, ya que
aparecen como escondidas y, lo que ha sido peor, algunas
de ellas en peligro de desaparecer por fuertes procesos de
eutroficación cultural.
Hasta la década del 60 las dos lagunas más importantes
de la ciudad, Laguna Chica y Grande de San Pedro,
constituían el mayor centro de atracción. Sin apreciar lo
que tenía, Concepción se podía dar el lujo de tener dos
hermosos lagos ubicados en su plano urbano. Hoy día estos
dos cuerpos acuáticos se encuentran con la calidad de sus
aguas seriamente deteriorada. El impacto económico de
esta situación no ha sido dimensionado y sólo existe una
percepción cualitativa de la situación.
Nuestro grupo de trabajo (Laboratorio de Ficología y
Limnología, Departamento de Botánica de la Universidad
de Concepción) ha estado desde hace una década realizando estudios ficológicos y limnológicos en los pequeños
lagos de la región de Concepción, con especial énfasis en
aquellos cuerpos de aguas ubicados en el área urbana [Le.,
Parra et al., 1978, 1980, 1981, 1986; Dellarosa y Parra,
1985; Parra et al., 1989). Algunos de estos trabajos han
sido financiados por organismos públicos, tales como la
Dirección General de Aguas y la Ilustre Municipalidad de
Concepción y por la propia Universidad. El objetivo de
ellos se ha centrado principalmente en conocer el grado
trófico de estos cuerpos de agua, a través de una
caracterización física, química y biológica, y conocer las
causas que originaron y están causando el deterioro de la
calidad de sus aguas.
Laguna Grande de San Pedro constituye el recurso
hídrico más grande de aguas empozadas de Concepción
y sus alrededores, para muchos el paisaje más bello que
jamás tuvo la ciudad y que ha sido materia de preocupación de la comunidad y de las autoridades comunales y
regionales. Consecuencia de esta preocupación fue la
constitución de la "Comisión de Recuperación de la
Laguna Grande de San Pedro", integrada por representantes de instituciones públicas (Secretarías Regionales Ministeriales, Ilustre Municipalidad de Concepción y la Universidad de Concepción), y que ha realizado importantes
acciones en orden de mejorar la situación de esta laguna.
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO 119
Notable ha sido la preocupación de la Ilustre Municipalidad
de Concepción, ya sea mejorando el entorno de ésta y de
otras lagunas de la ciudad y contratando estudios para
incrementar el conocimiento ecológico. También se deben
destacar las campañas del diario "El Sur", que han servido
para popularizar el fenómeno de la eutroficacion y
despertar conciencia sobre el problema.
A continuación se presenta un breve análisis sobre el
proceso de la eutroficacion o eutrofización, un resumen de
la información limnológica obtenida de la Laguna Grande
de San Pedro, el origen de su deterioro ecológico y las
posibles soluciones que a nuestro juicio debieran aplicarse
a este cuerpo de agua para iniciar su proceso de recuperación.
El proceso de la eutroficacion o eutrofización
La palabra eutroficacion o eutrofización significa literalmente "el proceso de la buena nutrición". Pero en relación
a un lago o laguna, hoy día esta palabra se refiere a una
fertilización excesiva de una masa de agua que da por
resultado el crecimiento perjudicial de plantas acuáticas,
tales como algas y macrófitas.
Es significativo que etimológicamente el término eutroficacion se relaciona con las causas del problema, i.e.,
excesiva nutrición o alimentación de las aguas (del griego:
eu= bien, y trofein= alimentar o nutrir), más que con sus
efectos, e.g., florecimiento o "blooms de algas", disminución marcada de la concentración del oxígeno disuelto y
anoxia. Esto sugiere una percepción más científica que
popular del problema. Eutroficacion también ha sido
descrita metafóricamente como el proceso de envejecimiento de los lagos, una descripción que enfatiza más los
efectos que las causas (Vollenweider, 1980). Esta interpretación tiene alguna validez, ya que encierra ambos problemas, el de eutroficación artificial o cultural y natural.
El fenómeno de eutroficación sucede naturalmente,
pero puede ser acelerado por la intervención del hombre
(eutroficación artificial o cultural). El control del proceso
de eutroficación es hoy uno de los problemas más
importantes y urgentes de la ecología y en particular de la
limnología. Es también uno de los problemas ambientales
que concita el interés de los países desarrollados y en
desarrollo por el impacto que tiene en el valor paisajístico
y recreativo.
Un lago o laguna está recibiendo constantemente
entradas de agua desde su cuenca o área de drenaje
(entorno terrestre) y desde la atmósfera (entorno atmosférico). La calidad del agua de un lago es el reflejo de los
efectos acumulados de estos eventos. En el tiempo, un lago
120
PARRA
recibe y acumula materiales traídos por las corrientes de
entrada, alterándose la relación superficie-volumen al
disminuir cada vez más en profundidad. Esta continua
transformación origina una fase de pantano y finalmente
un sistema terrestre. Este proceso, en forma natural,
demora miles de años en completarse. Bajo estas condiciones, el crecimiento de algas y plantas acuáticas está en
equilibrio con las entradas de nutrientes. La calidad del
agua de un lago sometido a eutroficación natural generalmente satisface la mayoría de los usos que le da el hombre.
Los asentamientos humanos, la deforestación y cualquier proceso de artificialización en el área de la cuenca de
drenaje de un lago puede cambiar la velocidad del proceso
de eutroficación. Los ciclos químicos y biológicos se
alteran, provocando un aumento no deseado de nutrientes,
especialmente fósforo y nitrógeno, los que estimulan el
crecimiento de algas y plantas acuáticas, disminuyendo la
calidad del agua del recurso lago.
Es más seguro, y por lo general más económico, tomar
medidas preventivas contra la eutroficación que aplicar
estrategias correctivas cuando la calidad del agua ya se ha
deteriorado. Esto último es especialmente válido para la
Laguna Chica de San Pedro. De ahí la importancia de
diseñar y mantener políticas y programas de manejo
encaminados a prevenir y contrarrestar los síntomas
indeseables de la eutroficación de las masas de aguas, como
parte fundamental de la planificación de la utilización de
los recursos hídricos. Lo anterior debe efectuarse considerando el uso particular, el propósito o la función asignados
a los diferentes tipos de recursos hídricos con que cuenta
la comunidad.
El efecto de la eutroficación que la comunidad de
Concepción percibe más vivamente es el que afecta al
recreo y al turismo. Inciden directamente para este
objetivo la aparición de malos olores, la acumulación de
aguas estancadas, el aumento de las poblaciones de insectos
y el crecimiento desmedido de vegetación litoral que
impiden la natación, navegación, pesca, el solaz y esparcimiento.
Metodología
El presente trabajo como se expresó anteriormente corresponde a parte de la información obtenida en estudios
desarrollados por nuestro grupo de trabajo. Una detallada
descripción de los numerosos métodos utilizados para el
estudio de los parámetros morfométricos, físicos, químicos
y biológicos se encuentran en los trabajos de Dellarossa y
Parra (1985) y Parra et al. (1989).
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO 121
Principales síntomas y agentes causantes
de la eutroficación de la Laguna Grande
de San Pedro
La Laguna Grande de San Pedro se ubica en la parte
noroccidental de la cordillera de Nahuelbuta, al sur del río
Bío-Bío y a unos 5 km de la Plaza de Armas de la ciudad
de Concepción (36051'S y 73º06'30"W). En el lado
oriental se encuentra rodeada por un cordón montañoso
que alcanza una altura aproximada de 350 metros y del
cual se desprenden pequeños valles y quebradas que se
descuelgan hacia el cuerpo de agua. Hacia el lado occidental se ubica una extensa llanura que actúa como represa
natural del sistema. Gran parte de ella se encuentra
ocupada por la Villa de San Pedro. Esta población consta
de 2.000 viviendas, que empezaron a ser construidas el año
1962 y fueron terminadas en el año 1967. En la figura 1 se
Figura 1. Ubicación de la Laguna Grande de San Pedro.
122
PARRA
observa la Laguna Grande de San Pedro (fotografía del año
1978) y el desarrollo habitacional a su alrededor. Sin duda
alguna fue la presión del desarrollo urbano (viviendas e
infraestructura) la que ocasionó el proceso de eutroficación cultural. Los síntomas más evidentes de este
proceso en la laguna son:
— cordones litorales de vegetación invasora (Egeria densa
Planchón).
— florecimientos de microalgas verde-azules (Microcystis
aeruginosa Kuetzing).
— Turbiedad o poca transparencia de las aguas.
— Desarrollo de bolsones anóxicos en el fondo.
— Presencia de espuma en la zona litoral.
En los trabajos ejecutados por INTEC (1980) y por
EMESA (1984) se encuentran importantes antecedentes
respecto al uso del sistema terrestre de la cuenca (uso
urbano del suelo, uso recreacional y habitacional, las redes
y sistemas de urbanización, i.e., drenaje de aguas subterráneas, alcantarillado de aguas servidas y de aguas lluvias).
Otro estudio importante dentro del contexto del problema
que nos preocupa fue el financiado por la Dirección
General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas en el
año 1985, dentro del marco del programa "Red nacional
mínima de control de lagos", que entregó información
sobre las principales características limnológicas de la laguna
(Dellarossa y Parra, 1985).
El último estudio (Parra et al., 1989) corresponde a
una de las acciones planificadas por la comisión anteriormente mencionada, que fue financiado por la Ilustre
Municipalidad de Concepción. Sin embargo, hay que hacer
notar que este estudio era complementario a otra acción
que tomó la Municipalidad con la asesoría de la Universidad de Concepción, cual era la extracción experimental de
una hectárea de vegetación invasora y el estudio inmediato
de la reacción de este cuerpo de agua a la extracción que se
había efectuado el año 1985. Una parte de esto se pudo
cumplir gracias al estudio hecho por esta misma Universidad a la Dirección General de Aguas (op. cit.).
No existen dudas de que una de las causas de la
eutroficación en la Laguna Grande fue el aporte de
nutrientes que provinieron de los desagües de aguas
servidas permanentes o intermitentes que se evacuaban
directamente en ella.
La infraestructura sanitaria construida en la villa es,
según EMESA, bastante completa y compleja, y en teoría
nunca debió ocurrir que las aguas servidas llegaran a la
laguna. Sin embargo, sucedió y hay varias causas consideradas como posibles generadoras de contaminación, algunas
de las cuales fueron reseñadas por el Servicio de Obras
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO
123
Sanitarias (SENDOS), en informes elaborados para la
Comisión Intersectorial. Estas son las siguientes:
— Debido a la evacuación de las aguas lluvias hacia la
laguna, éstas arrastran desechos naturales que pueden
encontrarse en las calles, rebalses de sistemas públicos o
privados en mal estado, detergentes, etc.
— La existencia de posibles conexiones clandestinas de
alcantarillado al canal de desagüe de la Laguna Chica de
San Pedro, el que posteriormente evacúa a la Laguna
Grande de San Pedro.
— La existencia de conexiones equivocadas de alcantarillado al sistema de drenaje de la napa subterránea, cuyas
tuberías van en paralelo con el verdadero colector de
alcantarillado.
— Dado que el sistema de drenaje se inspecciona a través de
las mismas cámaras del alcantarillado por medio de tapones
que al estar cerrados independizan los sistemas, es dable
suponer que en 25 años algunos tapones se hayan deteriorado y pudieran permitir el traspaso de agua entre los
diferentes sistemas.
— Las dos plantas elevadoras de agua servidas poseen
rebalses de emergencia. Cualquier falla en las plantas
habría incidido con grandes cargas orgánicas en la laguna:
estas fallas parecieron ser frecuentes o, al menos, las plantas
dejaron de cumplir sus funciones permanentes. Adicionalmente, el sistema de agua potable tiene un rebalse en el
estanque elevado que desemboca en la laguna.
A lo anterior habría que agregar, 1) el vaciamiento de
basura dentro o inmediatamente a orillas de la laguna, y 2)
la construcción de la población Miramar en un área de
fuerte pendiente, en la cual, por negligencia de la empresa
constructora, no se tomaron las precauciones correspondientes, provocando en un invierno de fuertes lluvias el
deslizamiento de grandes cantidades de sedimento al
cuerpo de agua.
La figura 2 muestra la disposición de los sistemas de
drenaje, de alcantarillado y de aguas lluvias en la villa y la
distribución del colector construido por SENDOS, para
desviar y eliminar así la evacuación de aguas servidas del
sistema de rebalse. Esto último correspondió a otra de las
acciones emprendidas por la comisión aludida.
El último estudio efectuado por la Universidad de
Concepción deja en evidencia que los principales aportes
de nutrientes provienen de las entradas artificiales. En la
figura 3 se muestran las estaciones que fueron controladas
durante 1988 para identificar y evaluar el aporte, tanto de
las entradas naturales como artificiales. En la Tabla Nº 1 se
presentan los valores correspondientes a los principales
compuestos nitrogenados y fosforados de estas entradas.
124
PARRA
Figura 2. Ubicación de los diferentes sistemas sanitarios de la Villa San Pedro.
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO
125
PARRA
Del análisis de la Tabla N° 1 se puede inferir
claramente que el aporte de nutrientes asociados al
problema de la eutroficación es bastante alto, especialmente los referidos a amonio, nitritos, nitratos, fósforo total y
ortofosfatos. Los valores alcanzados por estos parámetros
son muy superiores a los encontrados en el cuerpo de agua
y a los que aporta el afluente natural controlado (estación
1). Especialmente altos son los aportes del emisario de aguas
lluvias que recibe también el desagüe de la Laguna
Chica de San Pedro (estación 3) y el desagüe de la red de
drenaje de la napa subterránea (estación 4). Ambos
afluentes deben ser considerados como "artificiales". Por
otra parte, según la información bacteriológica obtenida, el
afluente de la red de drenaje (estación 4) aparece como el
principal foco de contaminación bacteriana de la laguna.
Esto último confirma que la red de drenaje de las aguas
subterráneas está siendo contaminada por conexiones
clandestinas o erróneamente conectadas a este sistema de
drenaje. Lo mismo sucede, en menor grado, en el emisario
de aguas lluvias que recibe el canal de desagüe natural de la
Laguna Chica de San Pedro.
Los valores de los demás afluentes controlados, aun
cuando son altos, están por debajo de las estaciones 3 y 4,
pero deben ser considerados como importantes aportes de
nutrientes. Ellos, en su mayoría, corresponden a emisarios
de aguas lluvias. El aporte por escorrentía en los puntos 6 y
7 no se controló en esta oportunidad, por no ser posible la
construcción de vertederos que hubieran permitido el
acopio del agua y su posterior control. En todo caso, se
puede inferir que el aporte de nutrientes por escorrentía
debe ser muy inferior al aporte de los afluentes naturales
(estación 1), ya que el uso del suelo en el sector noreste es
eminentemente forestal sin explotación intensa, y en el
sector opuesto el área de drenaje es muy pequeña con poca
actividad humana (ej., agrícola, habitacional). Los valores
del afluente natural controlado (1), que prácticamente
recibe el aporte de aproximadamente el 80% de la hoya
hidrográfica, son inferiores a los registros en dos de las
estaciones dentro del cuerpo de agua. Sólo algunas veces
son superiores y casi siempre son bastante inferiores a los
de los "afluentes" artificiales (estaciones 3 y 4, especialmente).
Caracterización limnológica general de
Laguna Grande de San Pedro
Las Tablas Nº 2, 3, 4 y 5 contienen los valores de los
principales parámetros morfométricos, físicos, químicos y
biológicos, que resumen el actual conocimiento lim-
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO
127
128
PARRA
nológico que se tiene de esta laguna. La figura N° 4
muestra el mapa batimétrico correspondiente al año 1988.
A esta caracterización general se agrega información
referente a la contaminación bacteriana y vegetación
invasora y florecimientos de microalgas.
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO
129
PARRA
Contaminación bacteriana
El índice de col ¡formes y el número de col ¡formes fecales
(expresado como NMP/100 ml, según metodología indicada por la APHA, 1970) indican la existencia de
contaminación fecal importante en el borde de la Laguna
Grande, encontrándose valores muy elevados de coliformes
fecales. El valor mínimo determinado para este parámetro
fue de 35 ump/100 ml y el valor máximo fue > 11.000
ump/100 ml. Estos resultados son consistentes, si se tiene
en consideración que existe un importante aporte de aguas
servidas provenientes del alcantarillado de la población
vecina, constituyéndose éste en la principal fuente de
contaminación de esta área.
En la estación de muestreo, ubicada en el centro de la
Laguna Grande, tanto el número de coliformes totales
como de coliformes fecales dan valores notoriamente más
bajos, lo que indica una dilución de las bacterias a medida
que nos alejamos de la fuente de contaminación, ubicada
en la orilla norte de la laguna.
Vegetación invasora: hidrófitas vasculares
o macrófitas acuáticas
La invasión de la vegetación es evidente en el área noreste
de la laguna. La cota de 5 metros de profundidad
corresponde al límite del área invadida.
De la vegetación acuática que ha colonizado la laguna
en estudio, uno de los rasgos más sobresalientes es la
zonación de formas de vida que se visualizan paralelas a la
costa. Son precisamente estas áreas las que en forma más
directa sufren el impacto de las perturbaciones que el
hombre causa a estos ambientes.
La secuencia descrita es la que se desarrolla en Laguna
Grande de San Pedro, Laguna Pineda, Laguna Las Tres
Pascualas, Laguna Avendaño y en otros cuerpos de aguas
continentales de la región.
En la figura 5 se indica el límite de invasión que ha
alcanzado la vegetación acuática en la Laguna Grande de
San Pedro.
Florecimiento de microalgas
El desarrollo de florecimientos de microalgas o "blooms"
es otro de los síntomas de la eutroficación de esta laguna.
Los estudios sobre la comunidad fitoplanctónica indican la
presencia de "blooms" de Microcystis aeruginosa y Microcystis wessenbergii entre las algas verdes y azules. Otros
fitoplancteres que forman abundantes poblaciones son las
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO
Figura 5. Distribución y límite de invasión de los macrofitos en Laguna Grande de San Pedro.
131
132
PARRA
diatomeas Melosira granulata y Asterionella formosa y las
clorofíceas o algas verdes Closterium aciculare, Cosmocladium
pusillum,
Dictyosphaerium
pulchellum,
Nephrocytium agardhianum.
Todas las especies nombradas son indicadores de
ambientes acuáticos eutróficos. Además la laguna presenta
una gran biomasa fitoplanctónica. Se ha llegado a contar
más de 40 millones de células por litro de agua.
A diferencia de la Laguna Redonda, no se ha desarrollado una floración tóxica de microalgas que en esa laguna
provocó una mortandad masiva de peces (Parra et al.,
1986).
Criterios de calidad del agua, categoría trófica
y posibilidades de uso del cuerpo de agua
Rast y Holland (1988) presentan los criterios que se
utilizan para determinar calidad del agua y sus respuestas
en relación al proceso de eutroficacion. Los parámetros
considerados son físicos, químicos y biológicos (Tabla
Nº 6).
Al comparar los resultados obtenidos en los estudios
limnológicos (Parra et al., 1977; Dellarossa y Parra, 1985,
y Parra et al., 1989), se constata el patrón definido en la
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO 133
Tabla N° 6, es decir, una tendencia alta de deterioro de la
calidad del agua de la laguna.
En la Tabla N° 7 se presentan los valores límites para
determinar el grado o categoría trófica de los cuerpos de
agua (Rast y Holland, 1988). Los valores encontrados en la
Laguna Grande y que se presentan en las Tablas 3, 4 y 5
definen a este cuerpo como fuertemente eutrófico.
Estos valores límites son medidos por aproximación a
un punto en un espectro de calidad de agua que designa
una condición característica de la calidad del agua. Tales
límites son, según Rast y Holland (1987), herramientas de
trabajo convenientes y proveen en muchos casos una útil
"regla indicativa". Sin embargo, su aplicación parcial
puede conducir a errores, es decir, un lago debe ser
clasificado en una condición trófica dada sobre la base de
varios parámetros y nunca sobre uno solo.
En suma, un cuerpo de agua clasificado como eutrófico
puede no presentar necesariamente todos los síntomas
negativos de eutroficación. Alternativamente, un cuerpo de
agua clasificado como oligotrófico puede ocasionalmente
experimentar "blooms" o floraciones algales (un buen
ejemplo es el Lago Villarica).
Basándose en las condiciones tróficas, una aproximación lógica en la formulación de los objetivos de control o
manejo de la eutroficación es determinar la condición
trófica y relacionarla con la calidad del agua aceptable para
los posibles usos del cuerpo de agua. En seguida intentar
134
PARRA
un manejo del cuerpo de agua de modo que estas acciones
sean ejecutadas. Se puede identificar calidad del agua,
aceptable u óptima para determinados usos. Aunque esto
no tiene un carácter cuantitativo en su naturaleza, una
revisión de los usos de los cuerpos de agua se muestra en la
Tabla N° 8, tanto del estado trófico óptimo como el
mínimamente aceptable para tales usos.
De acuerdo a la Tabla N° 8, Laguna Grande de San
Pedro sólo estaría apta actualmente para deportes náuticos, excluyendo la natación. Hoy en día se practican
deportes náuticos, como botes a vela, surfing, etc., pero
con cierta dificultad por la presencia de vegetación
invasora. Otro uso posible sería el riego, pero debido a la
alta contaminación bacteriana presente esto tampoco sería
recomendable. En todo caso debe recalcarse que el uso
lógico de este cuerpo de agua debe ser el recreacional, ya
sea por su gran belleza y ubicación, pero, como decíamos,
este uso con las actuales condiciones está muy limitado.
Estrategias de control y manejo del
proceso de eutroficación
Los programas de control de la eutroficación pueden estar
dirigidos, ya sea directamente a tratar las causas (Le.,
reduciendo las entradas de nutrientes, principalmente
entradas de compuestos fosforados o nitrogenados desde la
cuenca de drenaje o bien de entradas puntuales artificiales)
o atacar los síntomas [Le., cosechas periódicas de la
vegetación de macrófitas invasoras). Ambas estrategias han
sido practicadas en Laguna Grande de San Pedro. La
EUTROFICACION DE LA LAGUNA GRANDE DE SAN PEDRO 135
primera a través de la construcción del colector de las
tuberías que evacúan el rebalse de las aguas servidas y que
actualmente las hace llegar al efluente natural de la laguna
(Estero Los Batros). La segunda estrategia se practicó en
forma experimental, pero bastaron no más de cinco meses
para que la hectárea que se limpió fuera nuevamente
cubierta por esta vegetación. Somos de opinión de insistir
en la reducción de las entradas artificiales puntuales, ya
que según lo indica el último estudio (Parra et al., 1989)
estas siguen siendo los aportes más importantes de nutrientes al sistema acuático.
Otro problema que deberá estudiarse en forma prioritaria es el régimen hidrológico de la laguna para poder
determinar el balance hidrológico. Ello permitiría establecer el balance de materia y energía necesario para un
programa de control de la eutroficación. Al respecto debe
tenerse en cuenta que la laguna parece tener un importante
aporte de aguas subterráneas y que el efluente natural
(Estero Los Batros) deja de vaciar la laguna durante 5 a 6
meses (desde mediados de noviembre hasta fines de mayo),
lo que agrava aún más la eutroficación de la laguna. La
eficiencia del vaciado del Estero Los Batros probablemente
ha sido disminuida por intervención antrópica. Un estudio
hidrológico amplio aportaría información importante para
diseñar un programa de recuperación.
De acuerdo a Rast y Holland (1988) el desarrollo de
estrategias de manejo del problema de la eutroficación
debe considerar los siguientes pasos:
1. Identificar el problema de eutroficación y establecer
objetivos de manejo.
2. Evaluar la información disponible existente del
cuerpo de agua.
3. Identificar métodos disponibles y practicables de
control de la eutroficación.
4. Analizar todos los costos y beneficios esperados de
las alternativas de estrategias de manejo.
5. Analizar el marco de regulaciones administrativas y
legales para implementar estrategias de manejo.
6. Seleccionar estrategias de control y darlas a conocer
a las partes interesadas.
7. Utilizar mecanismos institucionales para minimizar
futuros problemas de eutroficación.
De !o anterior se desprende que el desarrollo e
implementación de estrategias de manejo efectivas de
eutroficación deben estar basadas sobre la consideración
holística de un complejo de factores técnicos y no
técnicos. Tales estrategias deben estar dirigidas hacia la
optimización de la calidad del agua para usos deseados del
recurso hidrológico en cuestión. Quienes deban tomar
decisiones, deben estar seguros de que la calidad de un
cuerpo de agua eutroficado puede ser mejorada. El criterio
136
PARRA
primario de decisión para establecer programas de control
de la eutroficación es definir si los beneficios esperados del
programa son una buena inversión para los fondos públicos.
Hasta el momento lo efectuado en Laguna Grande de
San Pedro se enmarca dentro de los postulados anteriores.
Lo planificado por la "Comisión de Recuperación de
Laguna Grande de San Pedro" ha sido ejecutado sólo
parcialmente y algunas acciones no han tenido una
coordinación adecuada. Por lo tanto, debe procurarse que
el programa se mantenga en el tiempo cumpliendo estrictamente la secuencia de lo planificado.
LITERATURA CITADA
DELLAROSSA, V. & O. PARRA. 1985. Estudio de la Laguna
Grande de San Pedro y del Lago Lanalhue. Red Nacional
Mínima de Control de Lagos. Convenio Dirección General de
Aguas y Universidad de Concepción.
EMESA Ltda. 1984a. Estudio Laguna Grande de San Pedro.
Concepción. Tomo I. Alternativas de uso de suelo riberano.
116 pp.
EMESA Ltda. 1984b. Estudio Laguna Grande de San Pedro.
Concepción. Tomo II. Alternativas de uso de suelo riberano.
100 pp.
INTEC. CHILE. 1980. Evaluación del impacto causado por actividades industriales en el medio ambiente acuático. Diagnóstico de
la situación actual. 183 pp.
PARRA, O.; E. UGARTE & V. DELLAROSSA. 1978. Estudios
limnológicos comparativos de las lagunas Chica de San Pedro, La
Posada y Lo Méndez: consideraciones acerca de su contaminación. Universidad de Concepción, 52 pp.
PARRA, O.; E. UGARTE & V. DELLAROSSA. 1981. Periodicidad
estacional y asociaciones en el fitoplancton de tres cuerpos
lénticos en la región de Concepción, Chile. Gayana Bot. 36:
1-35.
PARRA, O.; E. UGARTE, L. BALABANOFF, S. MORA, M.
LIEBERMANN & A. ARON. 1980. Remarks on a bloom of
Microcystis aeruginosa. Nova Hedwigia 33: 971-1004.
PARRA, O.; D. AVILES, J. BECERRA, V. DELLAROSSA & R.
MONTOYA. 1986. First toxic blue-green algal bloom recorder
for Chile: a preliminary report. Gayana Bot. 43 (1-4): 15-17.
PARRA, O., V. DELLAROSSA, M. CONEJEROS, H. CAMPOS &W.
STEFFENS. 1989. Estudio de la eutroficación de las lagunas
Grande de San Pedro y las Tres Pascualas. Convenio Ilustre
Municipalidad de Concepción y Universidad de Concepción.
RAST, W.; & M. HOLLAND (1988). Eutrophication of lakes and
Reservoirs. A framework for making management decisions.
Ambio. 17 (1): 2-12.
VOLLENWEIDER, R.A. 1980. Control de la eutroficación. La
naturaleza y sus recursos 16 (3): 10-15.
Fly UP