...

Más allá de la frontera, la niñez migrante: son la niñas y

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Más allá de la frontera, la niñez migrante: son la niñas y
MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA,
LA NIÑEZ MIGRANTE:
SON LAS NIÑAS Y NIÑOS
DE TODOS
ESTUDIO EXPLORATORIO SOBRE
LA PROTECCIÓN DE LA NIÑEZ
MIGRANTE REPATRIADA EN LA
FRONTERA NORTE
Autoras y autor:
Silvia Jaquelina Ramírez Romero
Jorge O. García Hidalgo
Rocío Gabriela Muñoz Castellanos
Perla Jazmín Enciso Cruz
México 2009
Este Programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y sus recursos
provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes. Está prohibido el uso de este programa con fines
políticos, electorales, de lucro y otros distintos a los establecidos. Quien haga uso indebido de los recursos de este
programa deberá ser denunciado y sancionado de acuerdo con la ley aplicable y ante la autoridad competente.
MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA, LA NIÑEZ MIGRANTE:
SON LAS NIÑAS Y NIÑOS DE TODOS
ESTUDIO EXPLORATORIO SOBRE LA PROTECCIÓN
DE LA NIÑEZ MIGRANTE REPATRIADA EN LA FRONTERA NORTE
Primera Edición
Silvia Jaquelina Ramírez Romero
Jorge O. García Hidalgo
Rocío Gabriela Muñoz Castellanos
Perla Jazmín Enciso Cruz
Diseño y portada: Frida Chávez Ramos
Todos los derechos reservados a Caminos Posibles Investigación, Capacitación y Desarrollo S. C.
Impreso en la Ciudad de México, febrero del 2009
ISBN 978-607-95191-0-0
Los puntos de vista reflejados en esta publicación son responsabilidad exclusiva de sus autoras
y autor.
CAMINOS POSIBLES INVESTIGACIÓN, CAPACITACIÓN Y DESARROLLO S. C.
OFICINA ESTADO DE MÉXICO
Oficina Estado de México
Fuente de Diana 374, Col. Evolución,
Cd. Nezahualcóyotl, Estado de México,
C. P. 57700.
Tel y fax (01 55) 57 65 07 23
[email protected]
www.caminosposibles.org.mx
OFICINA DISTRITO FEDERAL
Oficina Distrito Federal
Av. Coyoacán 1043, interior 203,
Col. Del Valle, Delegación Benito
Juárez, México D. F., C. P. 03100
Tel y fax (01 55) 53 35 05 20
Agradecimientos
Esta publicación fue posible gracias al apoyo del Instituto Nacional de Desarrollo Social, de la Secretaría de Desarrollo Social, a través del Programa
de Coinversión Social 2008, en la vertiente de Investigación. Se desarrolló
entre agosto y diciembre del 2008.
Agradecemos la disposición de todas aquellas personas que nos brindaron su tiempo y experiencia en las entrevistas realizadas en los estados de
Baja California y Sonora para configurar el análisis del modelo de protección
a la niñez migrante repatriada.
En Baja California, México y San Diego, Ca., Estados Unidos a: Jorge Luis
Martínez, María Guadalupe Rios, Jacqueline Díaz, Rogelio Vergara, Uriel
González, Rosa Elena Moreno, Francisco Javier Navarro, José Luis Hernández, Remedios Gómez, Virginia Pérez, Hugo Ponce, José Luis Manzo, Cecilia
Guzmán, Fernando Guerrero, Olga Chávez, María del Carmen Sánchez, Roberto Rendón, María de Jesús Peña y Luis Manuel Reza.
En Sonora, México y Douglas, Az., Estados Unidos a: Arnoldo Álvarez,
Olimpia Salazar, Mayela Alessi, Bertha Wendlandt, Enrique Flores, Óscar de
la Torre, Patricia Verdugo, Ernesto Peraza, Rosario Duarte, Marisela Valencia,
Marcia Robles, Andrés López y Antonio, Zapien. A las personas que brindan
voluntariamente lo más valioso que tiene el ser humano: su tiempo, para prestar socorro a los migrantes repatriados y que generosamente nos ayudaron a
entender el “caos organizado” de los centros de atención, como los instalados
en la garita Mariposa de Nogales y en Agua Prieta. A Maricela Sánchez, Ramiro Quintero, Alberto Rojas, Johanna Lee, Raquel Rubio y Jorge Valenzuela por
compartir su experiencia con nosotros.
En el Sistema Nacional DIF, a Mónica Vargas, Subdirectora de Seguimiento y Monitoreo, quien nos proporcionó el Anuario Estadístico 2006 del
Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos.
Esta publicación no hubiera sido posible sin el apoyo de todo el equipo
de investigación que sumó su experiencia y esfuerzo para remontar los reducidos tiempos para procesar y analizar los datos documentales y del trabajo
de campo.
De manera destacada, nuestro agradecimiento a todas las niñas y niños
repatriados que desinteresada y generosamente participaron en los talleres,
nos brindaron sus testimonios y compartieron su experiencia de paso por
una de las muchas fronteras que tiene la vida.
Índice
Agradecimientos
Presentación
7
Capítulo 1
tras la huella de la niñez migrante no
acompañada: su visibilidad teórica y en cifras
1.1.
la visibilidad de las niñas, niños y adolescentes como
15
actores de su historia: aportes de la teoría social para intervenir
desde las políticas públicas
1.2.
la niñez migrante y repatriada en cifras: su caracterización
19
desde el proceso de repatriación por los agentes institucionales
y sociales implicados en las rutas de atención interinstitucional
35
y reflexiones a compartir
58
67
1.3.
niñez, migración transnacional y familia: riesgos, historias
1.4.
reflexión final
Capítulo 2
los derechos humanos en el escenario de la niñez migrante en la
frontera norte de méxico
2.1. sistema internacional de los derechos humanos
2.2. sistema nacional de derechos humanos
2.3. los derechos de la niñez migrante
2.4. reflexiones finales
69
72
78
83
90
Capítulo 3
diseños institucionales e interinstitucionales para la atención de
la niñez migrante y repatriada no acompañada
3.1.
diseños y actores institucionales e interinstitucionales invo-
93
lucrados en la operación de los programas y servicios para la
atención de la niñez migrante y repatriada no acompañada
3.2.
conclusiones
96
141
Capítulo 4
foda de la protección de los derechos de la niñez migrante y
repatriada
4.1. la planeación estratégica
4.2 la técnica foda
4.3. foda de la atención a las nna migrantes y repatriados
4.4. matriz foda de la protección de los derechos de las nna
4.5. desafíos
145
147
148
152
169
173
Capítulo 5
desgaste profesional por empatía entre el personal operativo
responsable de la recepción y atención de la niñez migrante
y repatriada
5.1. fundamentación teórica
5.2. el contexto a partir de las entrevistas a personal operativo
y funcionarias/os
5.3. universo de trabajo del auto-test sobe desgaste profesional
por empatía
5.4. resultados del auto-test de desgaste/satisfacción
profesional por empatía
5.5. recomendaciones
175
178
185
196
200
202
Capítulo 6
percepciones, historias de vida y derechos
de la niñez migrante y repatriada
205
6.1.
historias de vida de los menores repatriados
6.2.
talleres lúdicos:
por baja california y sonora
“acompañándome
207
en mi andar para la
niñez migrante repatriada no acompañada”
251
recomendaciones
285
bibliografía
291
documentos
lista
consultados en internet
de personas entrevistadas
293
300
Presentación
El libro que el lector tiene en sus manos es el resultado del proyecto EstudioDiagnóstico para evaluar el modelo de intervención social de protección a la
niñez migrante deportada, realizado entre agosto y diciembre de 2008. Dicho estudio tuvo el propósito de conocer y valorar el alcance de las políticas
públicas que se aplican en los estados fronterizos del norte de nuestro país,
para proteger los derechos de las niñas, niños y adolescentes (NNA) migrantes
que han sido repatriados, por medio de la Red de Albergues de Tránsito. Las
características del estudio y la importancia relativa en el flujo de NNA repatriados de los Estados de Baja California y Sonora, determinaron que el
levantamiento de información se realizara en estas dos entidades.
El estudio buscó recuperar de la voz de los actores de este drama; de los
funcionarios de los sistemas estatales y municipales DIF, del Instituto Nacional de Migración, de los Consulados de México en la ciudades fronterizas de
Estados Unidos, de las oficinas de apoyo al migrante; del personal operativo de
dichas dependencias que atiende directamente a las NNA; de las voluntarias y
voluntarios de organizaciones de la sociedad civil de ambos lados de la frontera
que curan, dan de comer y brindan cobijo a los migrantes repatriados y de las
niñas, niños y adolescentes repatriados que se encontraban en los albergues
de tránsito.
Junto con los actores que participan, se indagó sobre las causas que motivan a las NNA para aventurarse a cruzar la frontera sin la compañía y el
cuidado de un familiar, la identificación en cada momento del proceso migratorio de las situaciones de riesgo a sus derechos y protección, de la institucionalidad existente para la protección de los derechos, en términos de la
reunificación con las familias, de la acción de la sociedad civil y de las instituciones gubernamentales. Para ello se emplearon técnicas de investigación
cualitativa, como las entrevistas semiestructuradas y los talleres participativos realizados en los albergues de tránsito localizados en las ciudades de
Tijuana, en Baja California, Nogales y Agua Prieta, en Sonora.
Las niñas, niños y adolescentes migrantes y repatriados que intentan
cruzar la frontera con Estados Unidos sin la compañía de familiares, algunos
de los cuales viajan solos desde sus lugares de origen, son menores de 18 años
que fueron detenidos y entregados por las autoridades norteamericanas a las
autoridades mexicanas por estar indocumentados en Estados Unidos y, cuya
condición jurídica obliga al Estado a garantizar sus derechos
7
hasta que se reencuentren con los familiares que viven en territorio nacional, en sus estados de origen, en un viaje de retorno desde la frontera norte
hasta Michoacán, Guanajuato, Jalisco y Oaxaca, principalmente.
En los años recientes se ha categorizado como migración no acompañada
de niñas, niños y adolescentes (NNA) a un conjunto muy amplio de situaciones que se objetivan en la repatriación de esa población que fue detenida
por diversas autoridades norteamericanas, la mayoría de las veces durante
el intento de cruce de la frontera, pero que no siempre se trata de niñez
migrante no acompañada. La presencia de estas niñas, niños y adolescentes
entre los miles de repatriados cada año, es el reflejo de una problemática
donde confluye la pobreza y falta de oportunidades en las zonas de origen,
que expulsaron antes a sus padres y madres, o que no teniendo familiares en
Estados Unidos, migran para iniciar la cadena.
Por tratarse de una población vulnerable, en el doble sentido de niñez y
migrantes, dados los riesgos que implica intentar cruzar la frontera, la aplicación de políticas públicas con enfoque de derechos, debe ocupar un lugar
de prioridad en la agenda nacional. Este estudio es una pequeña contribución para lograrlo.
A fin de rescatar las historias, experiencias, valoraciones y sentimientos
de la niñez repatriada, se diseñaron y aplicaron talleres lúdicos, que incluyeron estrategias de trabajo para vivenciar nuevos conocimientos y experiencias en forma creativa, alegre, divertida y libre, a través del juego orientado
a esos fines. Durante los talleres, las niñas, niños y adolescentes alojados en
albergues de tránsito se involucraron cognitiva, corporal y emocionalmente
para después reflexionar sobre temas de su interés.
Como método de trabajo/investigación, los talleres lúdicos permitieron
al equipo de Caminos Posibles, un acercamiento empático bajo un marco
ético de respeto y reconocimiento de la situación de las niñas, niños y adolescentes migrantes, con el fin de proporcionarles estrategias de afrontamiento y de resignificación de experiencias adversas a través del fortalecimiento de su identidad y autoestima, de la contención emocional frente a lo
vivido y sus expectativas, del reconocimiento de sus derechos y del sostén
que aporta la proximidad empática del personal de apoyo de los albergues
donde son alojados.
Los estudios demográficos han dado cuenta del incremento en el número
de mexicanos/as que migran a Estados Unidos, diversificándose en cuanto a los
lugares de origen, edades, nivel educativo y puntos de llegada, entre otros.
8
Se calculó que de 235 mil personas que anualmente migraron en las décadas
de 1980 y 1990, pasó a 390 mil mexicanos entre 2000 y 2002 (CONAPO,
2004). Durante muchos años la migración documentada e indocumentada
fue predominantemente de hombres adultos, desde hace una década se ha
observado el aumento de la migración femenina de mujeres solas y en los
años recientes la migración de las niñas, niños y adolescentes solos.
De acuerdo con la Border Patrol (en Villaseñor y Moreno, 2006) durante
2002 las deportaciones totales en la frontera México-EUA fueron 583,408,
de las cuales 47,585 (8.2%) fueron de NNA; en el año 2003 las deportaciones
ascendieron a 559,949, de las que 52,535 (9.4%) fueron de NNA; para el año
2004 las deportaciones llegaron a 514,944, de las cuales 39,690 (7.7%) fueron de NNA; entre enero y septiembre de 2005 se reportan 442,919 deportaciones, de las que 35,078 (7.9%) corresponden a NNA. Estos datos de eventos
de repatriaciones, si bien no son el referente más completo, si dan cuenta
de las tendencias (Villaseñor y Moreno, 2006:23).
La migración indocumentada de mexicanos y mexicanas en la frontera
norte entre México y Estados Unidos ha implicado el aumento en el número
de muertes de compatriotas al intentar cruzarla por lugares cada vez más
riesgosos, como el desierto, ante el número creciente de operativos y controles fronterizos. De acuerdo con diversas fuentes, se estima que de 1998 a la
fecha han perdido la vida más de 2000 hombres, mujeres y niños/as mexicanos (algunas cifras refieren 785 migrantes muertos en 1998, 231 en 1999,
528 en el 2000, 443 en 2005 y 425 en 2006). Las autoridades de Estados Unidos consideran a la frontera entre Sonora y Arizona como la más peligrosa,
porque en ella se produce el mayor número de muertes de indocumentados,
de acuerdo con el Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN) de Estados
Unidos (La Jornada, 22 de mayo de 2002).
Debe quedar claro que para las y los migrantes indocumentados migrar
no es una elección, es una necesidad. El motivo principal, incluyendo a la
niñez migrante, es para lograr un mejor nivel de vida trabajando, o bien,
para reunirse con sus familiares. En este proceso migratorio, que se realiza
en condiciones altamente riesgosas para los migrantes indocumentados que
depositan su vida en manos de los coyotes, los niños, niñas y adolescentes
migrantes han ido drásticamente en aumento, de acuerdo con las cifras que
se reportan a partir de los procesos de repatriación que instituciones de ambos lados de la frontera siguen con las NNA desde que se captan hasta su
retorno al lugar de origen.
9
De acuerdo con las fuentes oficiales (Programa Camino a casa del Gobierno del Estado de Sonora. www.camino-a-casa.org), las causas de la migración
de menores son: la reunificación familiar, el maltrato, la búsqueda de trabajo
y sin voluntad, es decir, son llevados por su familia. Provienen de diferentes
estados, tales como Michoacán, Oaxaca, Puebla, Guerrero, Hidalgo, Jalisco,
Guanajuato, Veracruz y Chiapas; así como de los mismos estados fronterizos
como Sonora y Baja California. La mayoría son del sexo masculino y se encuentran principalmente entre los 13 y 17 años. Por ejemplo, de 1998 a 2003
las NNA atendidos por la red de albergues fueron 70% del sexo masculino y los
adolescentes de entre 13 y 17 años constituyeron 80% (Gallo, 2004:10).
Algunas de las cifras que dan cuenta de la necesidad y la urgencia de atender esta problemática son las siguientes. De 2001 a 2006 la Red de Albergues
de Tránsito para Menores Migrantes y Repatriados (18 en 2001 y 23 en 2006)
vieron incrementada en 164% (casi tres veces) la población de menores repatriados atendidos (Salud-SN-DIF, 2007). De acuerdo con esta fuente, en 6
años se pasó de 7,620 niñas y niños migrantes y repatriados atendidos al año,
a 20,130. No obstante, vale la pena aclarar que de acuerdo con cifras del INM,
en 2007 se registraron 35,546 eventos de repatriación de menores de EE.UU.
a México, de los cuales, 68% fue a través de las delegaciones de Baja California y Sonora. En ese mismo año, tan sólo en Sonora, fueron repatriados 7,418 menores que viajaron solos, de acuerdo con cifras del Programa
Estatal de Atención a Menores Migrantes Camino a Casa. Mientras que
de enero a septiembre de 2008, se atendieron por el Programa Interinstitucional de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes Fronterizos a 15,256
NNA repatriados1.
De acuerdo con los informes institucionales (Programa Camino a casa del
Gobierno del Estado de Sonora. www.camino-a-casa.org), en ese estado se han
atendido en los módulos de atención de Agua Prieta, Nogales y San Luis Río
Colorado, entre 2004 y noviembre de 2008 a 29,475 menores. Durante 2007
se atendió a 7,418, de los que 85% tenía entre 15 y 17 años. Los principales
estados de origen son: Puebla, Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán.
En todo este tránsito migratorio, las necesidades y riesgos que enfrentan
las NNA migrantes y repatriados requieren de las instituciones y sociedad civil
lo siguiente: La detección, advertencia y difusión de los riesgos de cruzar la
frontera; una repatriación segura y ordenada (instalaciones, traslados y horarios); de recibir un trato especial de acuerdo a su edad y condiciones; asegurar
su buen trato y la protección de sus derechos en todo el proceso de repatriación; atender su salud; no criminalizar, no estigmatizar y no discriminar; del
1
10
Fuente. http://www.dif.gob.mx/diftransparencia/media/InformeActividades-Ene-Sep-08.pdf, incluye a Chiapas.
reconocimiento y respeto de su identidad cultural; proporcionarles información con fines preventivos respecto al tráfico de personas y otros delitos;
una adecuada atención a sus necesidades; asegurarse de que sea entregado
realmente a sus familiares; de traslados seguros y repatriación a sus lugares
de origen; de dar seguimiento para asegurarse de que han llegado a salvo a
su casa; entre otros.
A partir de 1996, unificaron sus esfuerzos y acciones el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el Fondo de las Naciones
Unidas para la Infancia (UNICEF), la Secretaría de Relaciones Exteriores y
el Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación,
para conformar el Programa Interinstitucional de Atención a Niñas, Niños y
Adolescentes Fronterizos, cuya finalidad es proteger sus derechos, resguardar su integridad física y mental y atender las necesidades de las NNA migrantes y repatriados que viajan solos, hasta lograr su reunificación familiar
y traslado a su lugar de origen. (Gallo, 2004:11)
El Programa incluye instancias de los tres órdenes de gobierno, instituciones públicas y organismos de la sociedad civil nacionales e internacionales. En torno al programa interinstitucional se han articulado las once
principales ciudades de la frontera norte: Tijuana y Mexicali de Baja California; Ciudad Juárez y Ojinaga de Chihuahua; Piedras Negras y Ciudad Acuña
de Coahuila; Agua Prieta, Nogales y San Luis Río Colorado de Sonora; así
como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros de Tamaulipas. En el que participan autoridades de ambos lados de la frontera involucradas en todo el
proceso migratorio de esta niñez migrante que viaja sola. Como parte de los
resultados de este programa se cuenta con un diagnóstico del que surge un
análisis documental, mesas de trabajo, rutas críticas de atención en el proceso migratorio, recomendaciones, compromisos, programas, estrategias y
mecanismos de atención y seguimiento.
En este sentido, un logro importante es la creación de una red de Albergues para la Atención de NNA en Tránsito, integrada actualmente por
27 albergues públicos y privados en los puntos fronterizos señalados. Otros
logros importantes son los acuerdos bilaterales que se han generado entre
ambos países para la repatriación ordenada y segura de los migrantes, que
incluyen un procedimiento especial para las NNA. A nivel local se han generado acuerdos interinstitucionales, programas y modelos específicos de intervención, así como cifras que permiten la comprensión de este fenómeno
migratorio. En la ruta crítica que siguen las NNA migrantes y repatriados
11
que viajan solos, para su repatriación y traslado a su lugar de origen participan autoridades migratorias estadounidenses, de los Consulados de México
correspondientes, del INM, así como personal del DIF y de la Red de Albergues de Tránsito encargados de iniciar el procedimiento de localización de sus
familiares, así como del retorno a los núcleos familiares y lugares de origen.
A pesar de la institucionalidad existente, aún se detectan debilidades y
amenazas en la protección a los derechos de la niñez migrante y repatriada
en todo el proceso migratorio. Tales como los riesgos a su integridad física
que corren en la línea fronteriza; caer en manos de traficantes de personas;
se han reportado abusos, maltrato y discriminación; no se respetan los horarios convenidos en los acuerdos bilaterales para la repatriación de las NNA
que viajan solos, por parte de las autoridades migratorias norteamericanas
debido a que no se cuenta con los espacios adecuados para darles atención;
son usados por los traficantes de personas en algunos de los puntos fronterizos; en ocasiones, cuando los padres o familiares son detenidos no son
informados de su paradero a las NNA y viceversa; es incipiente el personal
especializado en la protección de los derechos de las NNA repatriados en los
módulos del INM; hay omisiones y dificultades respecto a la entrega de las
NNA migrantes y repatriados que viajan solos a sus familiares; el nivel de
coordinación intergubernamental entre estados de origen y los de la frontera norte, aún es incipiente.
La presentación de los resultados de la investigación realizada se organizó en seis capítulos.
En el capítulo uno se presentan los antecedentes de estudios existentes, el análisis y sistematización de parte de la información disponible, de
las fuentes estadísticas para mostrar el perfil de las NNA atendidos en la
Red de Albergues de Tránsito. En el capítulo dos se hace una revisión de los
derechos de la niñez migrante transfronteriza, a partir del sistema internacional e interamericano de derechos humanos, así como de los ordenamientos nacionales que garantizan y protegen los derechos de los NNA. En
el capítulo tres se expone el diseño institucional e interinstitucional para la
atención de la niñez migrante no acompañada, que se encuentra en funcionamiento en nuestro país.
El capítulo cuatro presenta los resultados que permiten valorar los alcances de las acciones institucionales a través de un análisis FODA realizado por
los funcionarios y personal entrevistado. En el capítulo cinco se presentan
los resultados de un autotest que mide el desgaste profesional por empatía,
12
aplicado al personal de los módulos y albergues, ya que es necesario cuenten
con estrategias permanentes de contención emocional y planes de auto-cuidado ante un trabajo que implica su empatía, profesionalismo, trabajo con
horarios extenuantes y ante una población que requiere de una atención integral, humana y a profundidad. En el capítulo seis se incluyen los resultados
de los talleres e historias de vida de las NNA para conocer sus experiencias,
percepciones, opiniones, necesidades, intereses y expectativas en su andar
transfronterizo, con el propósito de contribuir a mejorar la protección de sus
derechos.
Finalmente, se exponen una serie de recomendaciones, hechas con
el ánimo que este trabajo contribuya al debate y sensibilización de la sociedad civil para proteger los derechos del creciente número de NNA no
acompañados y la necesidad de la adopción de medidas para promover la
movilización social y la solidaridad de diversos sectores hacia la protección
este sector de la infancia que puede llamarse “las niñas y niños de todos”,
por medio del fortalecimiento de los vínculos entre las organizaciones no
gubernamentales de ambos lados de la frontera.
13
Capítulo 1
Tras la huella de la niñez
migrante no acompañada:
Su visibilidad teórica
y en cifras
La migración de niñas, niños y adolescentes no acompañados más allá de
las fronteras territoriales de los Estados-Nación, cobró visibilidad a partir
de la segunda década de los años de 1990, como lo afirman varios estudios
sobre migración internacional (Méndez, 2000: s/p; Gallego, Martínez et al,
2005:15; Setién y Berganza, 2005: 67; Empez, 2008: 2). Esta realidad compleja, que ha implicado la movilidad de importantes contingentes de niñas,
niños y jóvenes más allá de las fronteras políticas entre países, ha conducido a la
creación, re-diseño y puesta en práctica de medidas emergentes de atención
en materia de políticas públicas y de acuerdos entre países para garantizar
la protección de sus derechos, en México básicamente en su calidad de ciudadanos migrantes y repatriados. Al mismo tiempo, ha conducido a la necesidad de profundizar en su análisis cuantitativo y cualitativo para buscar
las inferencias que permitan una mejor comprensión de esta realidad social,
cultural, económica y política; frente a la cual, los actores centrales son las
niñas, niños y jóvenes, cuyas causas, arreglos, rutas y dinámicas de sus procesos migratorios para cruzar las fronteras territoriales los coloca en una situación de suma vulnerabilidad social e indefensión frente a sus derechos.
En México, como se mencionó en la presentación y como se tratará más
adelante, un porcentaje considerable de nuestros niñas, niños y jóvenes se
ha hecho ya parte significativa de estos flujos migratorios de ciudadanos
mexicanos indocumentados que buscan cruzar la frontera norte del país
para internarse por zonas de alto riesgo a los Estados Unidos, principalmente
buscando reunificarse con sus familiares, mejores oportunidades de trabajo
o, en términos generales, empezar un ciclo de vida contando con oportunidades tangibles para vivir con calidad. Lo que sucede es que el costo que para
la persona y la familia significa cubrir estas necesidades es muy difícil de
imaginar y cuantificar frente a lo que realmente les espera.
En este sentido, el propósito de este apartado consiste en mostrar brevemente una semblanza acerca de cómo se ha tratado el tema de la niñez migrante no acompañada y repatriada desde algunas perspectivas teóricas, desde los estudios o estadísticas sociodemográficas y específicamente desde este
estudio exploratorio; es decir, a partir de la reflexión y cuantificación de estos
procesos se ubicará la importancia de garantizar la protección de los derechos
de la niñez migrante mexicana que busca cruzar la frontera sin la protección y
responsabilidad de un familiar y si acompañada de guías, “coyotes”, “polleros”,
traficantes que se aprovechan de su situación de alta vulnerabilidad.
17
Por tanto, dividiremos nuestra exposición en tres grandes apartados que nos
permitirán una mirada objetiva sobre estos procesos. En primer lugar, haremos una rápida recapitulación acerca de las principales definiciones que nos
permiten comprender con precisión cómo nuestros actores sociales han sido
ubicados, definidos y nombrados desde las disciplinas sociales y humanas y
desde los actores institucionales involucrados en este proceso, a partir de su
condición de niña, niño o joven migrante que busca cruzar la frontera sin la
protección y responsabilidad de un adulto familiar, así como el riesgo que
corre su vida y la necesidad de adopción de medidas de políticas públicas
emergentes, coordinadas y específicas entre países que, más allá de los límites territoriales políticos, realmente salvaguarden su integridad y sus vidas,
que es el bien superior.
En un segundo apartado, presentaremos brevemente las principales
fuentes y estudios estadísticos que en México se han desarrollado a partir de
la necesidad de comprender en términos numéricos la magnitud del fenómeno para intervenir institucional y socialmente en estos procesos, y ofrecer
nuevos diseños inter-institucionales y transfronterizos que brinden la debida
protección a los derechos de la niñez migrante y repatriada no acompañada,
así como la atención necesaria, en calidad y cantidad. Para ello, hemos considerado que nuestra unidad espacial de observación la constituyeron los
estados fronterizos de Sonora, en sus garitas de Agua Prieta y Nogales, así
como Baja California y sus garitas en Tijuana y Mexicali. Por lo tanto, desde
esta unidad de observación, nos remitiremos brevemente a precisar la importancia de este sector de nuestra población en los flujos migratorios de
connacionales repatriados de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional
de Migración y en las estadísticas de atención del Sistema Nacional DIF, de
acuerdo a los reportes de los Sistemas Estatales y Municipales. Así como en
algunas de las cifras de los Consulados Mexicanos o de las Organizaciones de
la Sociedad Civil, actores institucionales clave que forman parte de esta red
que se entreteje para conformar rutas críticas de atención cuya misión es la
reunificación de esta niñez repatriada con sus familiares.
Finalmente, presentaremos las primeras reflexiones desde nuestro estudio en torno a los riesgos que enfrentan los menores migrantes no acompañados que se presentan en cuanto a la protección de sus derechos, buscando
principalmente como sociedad civil, no solamente traducir realidades o historias en números sino entender las historias que se entretejen atrás de los
números y reflexionar en torno a ello.
18
1.1. La
visibilidad de las niñas, niños
y adolescentes como actores de su historia:
aportes de la teoría social para
intervenir desde las políticas públicas
Respecto a cómo comprender los procesos migratorios transnacionales de la
niñez, el primer reto es tratar de reflexionar colectivamente acerca de cómo
comprender a los actores de estos procesos, desde sus propias identidades,
necesidades, intereses, proyectos de vida y expectativas. Aún más, cómo definirlos en tanto que son el sujeto universal al que se le reconocen derechos
y al que se le construye desde las políticas y la intervención social. En este
mismo sentido, varios autores coinciden en la escasa producción actual de
estudios, sin embargo, ir aportando claridad conceptual es algo de urgente
necesidad (Méndez, 2000: s/p; Setién y Berganza, 2005: 66; Gaytán, Díaz et
al, 2007: 16; Seminario Permanente Niñez Migrante, El Colegio de Sonora,
México). En México, por ejemplo, frente a la necesidad de la atención se ha
dado mayor énfasis a estudios cuantitativos, no obstante, habría que preguntarse acerca de cómo estamos construyendo las categorías de análisis,
las unidades de observación o al sujeto de las políticas, porque la diversidad
presente en el fenómeno migratorio es una realidad difícil de domesticar,
de cuantificar y mucho más de atender, sobre todo, desde los parámetros
previos de las políticas públicas de corte asistencial, los cuales pueden resultar inadecuados e insuficientes pero si pragmáticos.
En términos teóricos y del marco internacional de los derechos humanos se ha avanzado en el debate y acuerdo sobre algunas definiciones y caracterizaciones sobre la niñez migrante, que tendrán que ser lo suficientemente flexibles y porosas para irse transformando conforme vaya cambiando la
realidad, empecemos por cada uno de los términos, qué es niñez, su calidad
migratoria vista desde las sociedades receptoras o de origen, con relación
también a sus procesos identitarios y el porqué de su vulnerabilidad.
19
1.1.1. Niñas,
niños y adolescentes
En el marco del sistema internacional de derechos humanos, la Convención
sobre los Derechos del Niño (CDN, 1989), en tanto instrumento jurídicamente vinculante para los Estados firmantes, entre ellos México, reconoce
integralmente todos los derechos a todos los niños y las niñas, sin distinción
alguna y de acuerdo a ese estatus que les otorga define al niño como “todo
ser humano menor de dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley
que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad” (Artículo 1).1
En México, la Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes (2000) reconoce que “Para los efectos de esta ley, son niñas y niños las
personas de hasta 12 años incompletos, y adolescentes los que tienen entre
12 años cumplidos y 18 años incumplidos” (Artículo2).2 Dividiéndose en dos
periodos de vida más acotados que lo establecido en la Convención.
El tema aquí es cómo hacer operar este discurso concretamente frente a este
sujeto específico y diferenciado, la niñez proveniente de regiones pobres y en
condiciones migratorias altamente riesgosas, para reconocerlo desde estas circunstancias de doble vulnerabilidad (menor y migrante), hacer prevalecer efectivamente en las medidas que se tomen el interés superior del niño (artículo 2
de la CDN), respetar su identidad y garantizarle sus derechos dentro y fuera del
territorio de origen. La complejidad de esta situación es ilustrada por UNICEF:
“La infancia, que significa mucho más que el tiempo que transcurre entre el nacimiento
y la edad adulta, se refiere al estado y la condición de la vida de un niño: a la calidad
de esos años. Un niño secuestrado por un grupo paramilitar y obligado a portar armas
o a someterse a la esclavitud sexual no puede disfrutar de su infancia, ni tampoco un
niño que tiene que trabajar duramente en un taller de costura de la capital, lejos de su
familia y de su comunidad natal. Tampoco disfrutan de la infancia los niños y las niñas
que viven en la mayor miseria, sin alimentos adecuados, sin acceso a la educación, al
agua potable, a instalaciones de saneamiento y a un lugar donde vivir.
¿Qué significa entonces para nosotros la infancia? (…) Cuanto más se acercan los
niños y las niñas a la edad adulta, más diferencias hay entre las distintas culturas, países e incluso personas del mismo país con respecto a lo que se espera de la niñez y al
grado de protección que deben ofrecerles los tribunales o los adultos” (UNICEF, Estado
mundial de la infancia 2005).3
En un estudio sobre la niñez migrante, una de las críticas que se hace a la
Convención es su enfoque, el cual parte de una visión adultizada de la niñez o
Fuente: http://www.crin.org/docs/resources/treaties/uncrc_sp.asp
Fuente: http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/compi/L290500.html
3
Fuente: http://www.amnistiacatalunya.org/edu/2/nin/inf-unicef.html
1
2
20
adultocéntrica de la relación niño-sociedad en donde no se tocan las relaciones
jerarquizadas de poder entre generaciones (Gaytán, Díaz et al, 2007: 44).
Respecto al tratamiento de la infancia o de la niñez en las ciencias sociales, en ese estudio también se enfatizan los avances y las ausencias. Los
recientes desarrollos y avances en diferentes disciplinas han ampliado la
comprensión de la vida y necesidades de las niñas, niños y adolescentes. Las
ausencias o desviaciones tienen que ver con visiones individualistas y universalistas que descontextualizan al niño/a de su entorno. Visto esto desde
la intervención social, siguiendo a los autores, conduce a acciones que buscan
nivelar a la niñez de acuerdo a ciertos patrones de “normalidad”, siguiendo
ciertos estereotipos basados en la edad y el género, para llegar a ser también
el adulto en que se espera habrá de convertirse. Consideramos que el tema de
fondo es, por una parte, la ausencia de un sujeto o un sujeto que no acaba de
ser, debido al dilema que surge entre lo que se espera que idealmente ocurra
(a nombre de quien se actúa incluso) y la negación de lo que realmente es, de
los contextos que lo estructuran y de las relaciones que establece, en las que
el ejercicio del poder está presente. Por otra parte, la concepción de sujeto
que está atrás de estas perspectivas o enfoques y los dilemas que encierra: un
ser dependiente/autónomo, controlable/comprensible, acotado por criterios
universalistas/en contextos altamente diferenciados y con identidad propia;
el causante de algunos malestares sociales, inmerso en sociedades y procesos que lo violentan o excluyen/ reconocido como un ser con el que podemos
vincularnos afectiva, legal, moral y socialmente desde el marco de una vida
ética construida en común. Sin embargo, en todo su proceso de desarrollo,
la niñez requiere el acompañamiento empático, comprensivo, comprometido, preparado y contundente de la ciudadanía y de las instituciones cuyas
orientaciones y acciones concreten en políticas de Estado las aspiraciones
universales.
Retomando el estudio de Gaytán, Díaz y otros autores (2007), sobre los
avances recientes en sociología, nos ofrecen una mirada más alentadora para
entender a la niñez en tanto emerge como sujeto y como categoría de análisis sociológico con sus especificidades:
“Más recientemente ha comenzado a tomar fuerza y desarrollarse un enfoque sociológico que parte de la consideración de la infancia como una categoría social permanente
en la estructura de cualquier sociedad, que presenta variaciones histórica y culturalmente determinadas y que comprende el conjunto de mandatos, pautas y normas de
conducta que se asocian al modo de ser niño en un momento concreto.
21
La adopción de ese enfoque ha permitido analizar las relaciones de poder e intercambio que se producen entre la infancia y la sociedad adulta, la distribución intergeneracional de roles, la atribución de recursos sociales a los distintos grupos de población y
los conflictos de intereses que se producen como consecuencia, o las diferencias que se
producen dentro de una misma generación infantil en función de los contextos socioculturales en los que sus integrantes se mueven.
Las dos ideas centrales que se comparten en el ámbito teórico de la nueva sociología de la infancia se refieren a la infancia como una abstracción conceptual que sirve
para definir el modo de ser niño en un contexto histórico y cultural determinado, y a
los niños como sujetos y como actores sociales.
Se considera así que la infancia es una forma particular y distinta de la estructura
social, constituyendo no una fase transitoria de la vida, sino una categoría social permanente, histórica y cultural, que tiene los rasgos de una minoría clásica, siendo objeto de
tendencias hacia la marginalización y la paternalización [Qvortrup, 1993]. También que
la infancia es una construcción social, no una característica natural ni universal de los
seres humanos [James y Prout, 1997] o bien un proceso relacional [Mayall, 2002].
Los niños se ven como co-constructores de la propia infancia y de la sociedad, no
simples sujetos pasivos de determinaciones estructurales, si bien su estatus de dependencia de los adultos repercute en su invisibilidad social. Por ello debe tenerse en cuenta cómo experimentan sus vidas y sus relaciones sociales, estudiando estos aspectos
por sí mismos” (pág. 45 y 46).
1.1.2.Menores extranjeros no acompañados (MENA)
Orientándonos por la perspectiva de la niñez como categoría de análisis que
se construye social y culturalmente en contextos determinados, hemos de
destacar también que los países desarrollados y receptores de la niñez migrante, que recientemente configura ya de manera visible la composición de
su población o que se ve atrapada en redes de poder que atentan contra su
integridad, también han puesto sobre la mesa del debate el cómo recuperar,
interpretar, legislar e intervenir ante estas complejas realidades que actualmente viven las niñas, niños y adolescentes inmigrantes, que vinculan países de origen con sociedades receptoras.
En el marco del derecho internacional, diversos organismos han aportado
una definición de los menores extranjeros no acompañados, cabe destacar
aquí la labor que desde 1997 han emprendido el Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y La Alianza Internacional
22
Save the Children en el marco del Programa de Menores No Acompañados
en Europa, cuyo objetivo es “la defensa y en la aplicación de los derechos
y del interés superior de menores no acompañados que hayan llegado a
Europa o procedentes de Europa, a través de la definición de políticas comunes y del cumplimiento de buenas prácticas a nivel nacional y europeo”
(ACNUR y Save the Children: 2004, 2). En su Declaración de Buenas Prácticas de 2004, estos organismos definen al “Menor No Acompañado” y las
circunstancias que se dan alrededor de este hecho:
“Menores no acompañados’ son niños, menores de 18 años, que se encuentran
fuera de su país de origen, separados de su padre y de su madre o de su anterior
principal tutor legal/habitual. El Programa de Menores no acompañados en Europa
prefiere utilizar el término de menores ‘separados’ , en vez de ‘no acompañados’, ya
que define mejor el principal problema que están afrontando esos menores, es decir, se
encuentran sin los cuidados y la protección de sus padres y de su tutor legal y, como
consecuencia, sufren, a nivel social y psicológico, los efectos de esa separación.
Aunque algunos menores ‘separados’ parecen llegar ‘acompañados’ a Europa, los
adultos que les acompañan no son necesariamente los apropiados o capaces de asumir
la responsabilidad de cuidar de ese menor.
(…) La solución a su situación requeriría la debida atención y consideración en su
país de origen y en el país actual de residencia. Por lo tanto, las medidas de protección,
establecidas de acuerdo con el derecho internacional, las legislaciones nacionales y los
derechos humanos, son de esencial importancia” (pág. 2 y 3).4
Como se menciona anteriormente, es necesario destacar que el mayor
riesgo que corren estos niños tiene que ver tanto con el hecho de que viajen
solos como con el hecho de que quienes los acompañen sean traficantes o
personas que pongan en riesgo su vida. Yendo más allá de esta situación,
estos menores han sido definidos por Save the Children (2003) como “niños
extranjeros que no están bajo cuidado efectivo de un adulto responsable de
ellos legalmente, independientemente de que estén acompañados o no por
un adulto” (en Setién y Berganza, 2005: 69). Actualmente ACNUR hace una
clara distinción entre “Niño o Niña No Acompañado” y “Niña o Niño Separado” en su informe sobre esta población en la frontera sur de México (ACNUR
2006-2008):
a) Un niño o niña no acompañado es una persona menor de 18 años,
que se encuentra separada de ambos padres u otros parientes y que no está
bajo el cuidado de ningún adulto, que por ley o costumbre, esté a su cargo.
4
Las negritas son nuestras con el fin de destacar las dos definiciones “Menores no Acompañados” y “Menores Separados”
23
b) Una niña o niño separado es una persona menor de 18 años que no se
encuentra bajo el cuidado y protección de sus padres, o de un adulto que
de acuerdo a la ley o por costumbre sea su cuidador habitual, pero pueden
estar acompañados de otras personas.
Como se ha podido observar, la problemática social, política y económica en que se ve inmersa esta niñez migrante es compleja y pone en
alto riesgo su vida, considerando las citas de UNICEF, ACNUR y Save the
Children: pobreza, conflictos armados, redes de tráfico de cualquier índole, violencia, explotación, esclavitud, fenómenos naturales, crisis económicas, entre otras. Por otro lado, surgen y se agregan problemas propios de su
situación como migrante indocumentado que se relacionan con una insuficiente o inadecuada protección a sus derechos. Enseguida veremos cómo
en el contexto de nuestro país las niñas, niños y adolescentes (en adelante
NNA) migrantes y repatriados han sido definidos básicamente con fines de
intervención, cuáles son las causas que los llevan a migrar y cómo se pueden caracterizar cualitativamente, de acuerdo a información documental y
a las entrevistas realizadas en el marco de este estudio.
1.1.3. NNA
migrantes y repatriados
no acompañados: niñez mexicana
como sujeto de la política social y migratoria
En el marco de la Cooperación Internacional, en materia de protección de
los derechos de las NNA, desde los primeros años de la década de 1990 surgieron las primeras directrices para la atención inmediata a las NNA migrantes y repatriados mexicanos por ser uno de los sectores más desprotegidos.5 En 1996, inscrito en el Programa de Cooperación México-UNICEF
1996-2001 surge el Proyecto Interinstitucional de Atención a Menores
Fronterizos, a partir de algunas reuniones interinstitucionales en los estados fronterizos del norte (Tijuana, B. C., 1996; Matamoros, Tamaulipas,
1997 y Hermosillo 1999) el proyecto se fue traduciendo en el Programa
Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos (PIAMF), como ya
se mencionó en la presentación.6
24
5
“A partir de los compromisos asumidos por el Gobierno de México en la Cumbre Mundial en favor de la Infancia, promovida por la
Organización de las Naciones Unidas en septiembre de 1990, se creó el Programa Nacional de Acción a favor de la Infancia (PNAFI)
1995-2000. En este programa se identificó a las niñas y los niños migrantes y repatriados como uno de los grupos en circunstancias
especialmente difíciles y se establecieron directrices orientadoras para generar políticas públicas destinadas a proteger los derechos
humanos de niños y niñas” (Gallo, 2004:17).
6
Las instituciones de gobierno participantes en el mismo fueron: el Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación, la Coordinación General de Protección y Asuntos Consulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Sistema Nacional DIF
junto con los Sistemas Estatales y Municipales respectivos, el Instituto Nacional Indigenista (INI ahora CDI) el Consejo Nacional de
Población (CONAPO) y los Centros de Integración Juvenil A.C., con el apoyo de UNICEF (Memoria de la Segunda Reunión de Trabajo
Zona Norte, 1997: 5 y CRM, 2002: 21). Actualmente, para el INM el programa aparece como “Programa de Atención a Menores Fronterizos” (fuente: http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Menores_Fronterizos_Antecedentes) y en 2008 para el DIF Nacional
como “Programa Interinstitucional de Atención A Niñas, Niños y Adolescentes Fronterizos” (fuente: http://dif.sip.gob.mx/infanciaadolescencia/). Al 2004 las instituciones participantes son “el Instituto Nacional de Migración; la Secretaría de Relaciones Exteriores,
La característica principal de esta política pública es básicamente su enfoque de protección a los derechos humanos de la niñez migrante y repatriada, su carácter articulador de varias instancias gubernamentales y no
gubernamentales, una coordinación horizontal para establecer una ruta
crítica de atención a los NNA migrantes y repatriados, así como un marco de actuación que se fundamenta en normas de carácter nacional, del
sistema internacional de derechos humanos y arreglos bi-laterales (México-Estados Unidos) suscritos para llevar a cabo una repatriación segura y
ordenada de los menores. Desde entonces a la fecha, la noción del sujeto
de la política pública se ha ido modificando pero básicamente es la misma,
lo suficientemente general para dar cuenta del fenómeno migratorio y de
repatriación de las NNA que cruzan o intentan cruzar la frontera. Es principalmente a través de su sistema único de información de los menores
migrantes y repatriados, de la experiencia de los agentes institucionales
gubernamentales y no gubernamentales y de los académicos del Colegio de
la Frontera Norte en Tijuana, Baja California y de El Colegio de Sonora en
Hermosillo, que se han ido más bien delimitando las características de este
importante flujo de migrantes con su propio perfil, agencia, estructura y
dinámica, con procesos migratorios que se articulan e interrelacionan con
la migración de familiares, paisanos, amigos, conocidos y redes de tráfico
de personas, entre otras.
Cuando surge en 1996 el PIAMF, su objetivo fue “atender de manera
integral la problemática de riesgo que enfrentan los menores en condiciones
de vulnerabilidad, radicados en las franjas fronterizas del país” (Memoria de
la Segunda Reunión de Trabajo Zona Norte, 1997: 5). En ese momento se
agrupó bajo el nombre genérico de “Menores Fronterizos” a los menores repatriados, rechazados y devueltos de Estados Unidos así como a los menores
propiamente migrantes. Actualmente se definen dos categorías de atención,
de acuerdo a su población objetivo:
a) Niñas y niños migrantes: aquellos menores no acompañados que en su tránsito hacia
Estados Unidos son detectados en territorio nacional, antes de su cruce y son canalizados
para su atención en la red de albergues públicos y privados incorporados al programa.
b) Niñas y niños repatriados: menores mexicanos no acompañados que son detectados
por autoridades migratorias estadounidenses americanas en territorio estadounidense, sin la autorización respectiva por lo que inicia su proceso de repatriación dando
aviso a las autoridades consulares, y entregándolo en la franja fronteriza al Instituto
Nacional de Migración para su canalización a la red de albergues públicos y privados
incorporados al programa.7
mediante los consulados de México en las ciudades fronterizas estadounidenses; los sistemas nacional, estatales y municipales del
DIF; el Consejo Nacional de Población; el Instituto Nacional Indigenista (ahora CDI) e instituciones de asistencia privada especializadas en la protección de niños, niñas y adolescentes cuyos derechos han sido vulnerados o necesitan asistencia social” (Gallo,
2004: 17). Cabe destacar que la sociedad civil venía ya atendiendo a este sector prácticamente desde una década antes.
7
Fuente: http://www.dif.gob.mx/diftransparencia/media/DGPI-InformeResultados-Ene-Sep08.pdf
25
No obstante, estas definiciones son tan generales que dejan de lado la diversidad y heterogeneidad que configura a este mosaico de la migración de menores y que, requiere precisarse con la finalidad de ir adecuando los modelos
de atención, canalización y seguimiento, de acuerdo a la situación real de
esta niñez. En este sentido, existe un estudio pionero de 1990 que da cuenta de esta diversidad del proceso migratorio de los menores en la frontera
México-Estados Unidos y ofrece una primera caracterización de los menores
atendidos en el Centro Scalabrini en la Ciudad de Tijuana, estableciendo la
siguiente tipología (De la Rosa, 1992, en Méndez, 2000: 17):
• Menores que cruzan la frontera para reunirse con su familia. Por lo
común, está acompañado por algún familiar, amigo o es entregado a un
coyote para el cruce. Esta es la categoría que representa menos problema
para el menor, pues enseguida la familia empieza a buscarlo en la ciudad
y en las distintas instituciones al no llegar en el tiempo programado.
• Menores de 12-13 años de familia pobre. Cuando el menor es el mayor en su familia y se siente apresurado para empezar a contribuir a los
gastos familiares, ha oído mucho acerca del “Norte” y la facilidad que
provee para conseguir dinero y decide probar suerte, o bien, tiene amigos o familiares que han cruzado y desea hacer lo mismo. En esta categoría, los migrantes menores tienen redes o no, y ese es un factor que
puede o no influir para que el menor migre.
• Menores que dejan a su familia por espíritu de aventura y abandona la escuela, o el menor que tiene problemas en su familia, con los
papás o el padrastro. Esta categoría es la más difícil porque no quieren
regresar a sus hogares.
• El menor infractor de la ley en Estados Unidos, que después de haber sido aprehendido y entregado a los reclusorios del país vecino,
es deportado a México. En esta categoría se encuentran toda clase de
infractores, desde vendedores de droga hasta homicidas.
Actualmente, con las fuentes de información existentes, se pueden analizar
e ir identificando diferentes perfiles. En primera instancia veamos cuáles
son las características generales que comparten los menores no acompañados migrantes y repatriados, de acuerdo con algunas fuentes.
Una primera caracterización se puede hacer de acuerdo con la información que deriva básicamente del Anuario Estadístico 2006 del Sistema Nacional DIF para ambas fronteras. De acuerdo a nuestro estudio, nos centraremos
26
en la información correspondiente a la Red de Albergues de Tránsito que
opera en los 5 estados y 12 municipios fronterizos del norte (sin incluir Nuevo León), a saber: Baja California: Tijuana y Mexicali; Sonora: Agua Prieta, Nogales y San Luis Río Colorado; Chihuahua: Ciudad Juárez y Ojinaga;
Coahuila: Ciudad Acuña y Piedras Negras; y Tamaulipas: Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.8 En este momento la presentaremos de manera general
y en el siguiente apartado profundizaremos en el análisis cuantitativo de las
dos entidades en las que se desarrolló el estudio.
a) Sexo. De cada 10 menores, 8 son hombres y 2 son mujeres.
b) Edades. Si bien la mayoría son adolescentes (86%), hay porcentajes
significativos de niñas y niños migrando (menores de 12 años). Es aquí
donde las categorías nos resultan insuficientes y es más factible precisar que tenemos, de acuerdo con ACNUR a “niñas y niños separados”
que forman parte de estos flujos migratorios que cruzan o intentan
cruzar la frontera en manos de personas que no son sus padres o cuidadores habituales.
c) Escolaridad. Por cada dos menores, uno tiene estudios de secundaria y
uno de cada 10 cuenta con estudios de bachillerato.
d)Los lugares de origen. Aquí se pueden encontrar varias situaciones. En
primer lugar, la migración de menores, al igual que la de adultos, sigue
rutas migratorias que unen el lugar de origen con las ciudades fronterizas en donde se intentará o hará el cruce y que están claramente establecidas, analizando cada uno de los cinco estados fronterizos se pueden
delimitar las siguientes:
• Pacífico. Origen: Chiapas-Oaxaca-Guerrero-Michoacán-JaliscoNayarit-Sinaloa. Ciudad Fronteriza: Baja California o Sonora (con
excepción de Nayarit).
• Centro. Origen: Puebla-Distrito Federal-Morelos-México-Guanajuato. Ciudad fronteriza: Baja California o Sonora.
• Golfo de México. Origen: Veracruz-San Luis Potosí (sin limitar
con el Golfo). Ciudad fronteriza: Tamaulipas.
En términos de volumen, los estados de origen que más migrantes
menores aportan a los flujos migratorios de las ciudades fronterizas
en 2006 fueron los siguientes.
Fuente: Anuario Estadístico_06_piamf_SNDIF.pdf. Cabe mencionar que se encontraron algunas inconsistencias en las sumas y
totales del documento original, estas fueron verificadas y corregidas por los investigadores.
8
27
Cuadro 1. Principales estados de origen de los menores migrantes y repatriados
atendidos en la frontera norte (2006)
Estados Frontera Norte: Baja California, Coahuila, Chihuahua, Sonora y Tamaulipas
Estado
Michoacán
Guanajuato
Jalisco
Guerrero
Oaxaca
Veracruz
México
Puebla
Chiapas
*Chihuahua
*Baja California
*Sonora
*Tamaulipas
Sinaloa
Distrito Federal
Hidalgo
*Coahuila
Zacatecas
San Luis Potosí
Morelos
Nayarit
Durango
Querétaro
*Nuevo León
Aguascalientes
Resto de Estados
Extranjeros
TOTAL
Estados del interior
*Estados fronterizos
Extranjeros
Menores Atendidos
Número
Porcentaje
1998
10.0
1475
7.4
1246
6.2
1215
6.1
1173
5.9
1064
5.3
1043
5.2
1021
5.1
922
4.6
863
4.3
783
3.9
727
3.6
717
3.6
587
2.9
549
2.7
466
2.3
411
2.1
365
1.8
348
1.7
249
1.2
199
1.0
152
0.8
114
0.6
97
0.5
54
0.3
1,757
8.8
410
2.0
20,005
100.0
15,997
80.0
3,598
18.0
410
2.0
Fuente:
Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2006 (Salud, Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF).
28
En segundo lugar, tenemos estados de origen en donde tradicionalmente la
población más empobrecida ha migrado frente a la falta de opciones para
vivir y que aportan cifras importantes de migrantes a las diferentes ciudades fronterizas, pero también tenemos estados no tradicionales que aportan
migrantes a todas las ciudades fronterizas, como en el caso del DF y México.
Continuando con las cifras reportadas en 2006, veamos cómo se presenta
este flujo migratorio.
Cuadro 2. Porcentaje de menores migrantes, de acuerdo a los estados de origen que
aportan a todos los estados fronterizos del norte (2006)
Estado
Baja California Coahuila
de origen
Michoacán
Guanajuato
Veracruz
México
Chiapas
Distrito
Federal
Núm.
%
923
301
152
318
107
254
46.2
20.4
14.3
30.5
11.6
46.3
Núm.
Ciudad Fronteriza
Chihuahua
% Núm.
68 3.4 112
257 17.4 149
31 2.9 162
50 4.8 105
22 2.4 118
15 2.7 67
%
Sonora
Núm. %
5.6
10.1
15.2
10.1
12.8
12.2
724
420
509
465
618
124
36.2
28.5
47.8
44.6
67.0
22.6
Tamaulipas
Núm. %
171
348
210
105
57
89
8.6
23.6
19.7
10.1
6.2
16.2
Total
Núm. %
1998
1475
1064
1043
922
549
100
100
100
100
100
100
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
Cuadro 3. Porcentaje de menores migrantes, de acuerdo a los estados de origen que
aportan a cuatro de los estados fronterizos del norte (2006)
Estado
Baja California Coahuila
de origen
Jalisco
Guerrero
Oaxaca
Hidalgo
Zacatecas
Núm.
%
755
420
320
0
113
60.6
34.6
27.3
0.0
31.0
Núm.
Ciudad Fronteriza
Chihuahua
% Núm.
0 0.0 83
0 0.0
68
0 0.0 127
27 5.8
61
38 10.4 143
Sonora
%
Núm. %
6.7
5.6
10.8
13.1
39.2
324
596
677
328
0
Tamaulipas
Total
Núm. %
Núm. %
26.0 84 6.7 1246
49.1 131 10.8 1215
57.7 49 4.2 1173
70.4 50 10.7 466
0.0 71 19.5 365
100
100
100
100
100
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
29
Lo que también se hace evidente es que los menores originarios de los estados más pobres se están yendo, y son llevados por familiares, vecinos, conocidos, polleros y traficantes, en mayor medida por el estado de Sonora, por
las zonas desérticas que son las de más alto riesgo. En términos generales,
si consideramos a la ciudad fronteriza por la que intentan cruzar o cruzan,
Sonora es la que reporta el mayor número de menores atendidos en 2006
(7,574), le sigue Baja California (5,746), Tamaulipas (2,945), Chihuahua
(2,646) y Coahuila (1,116).
e) El vínculo familiar y el reencuentro con el menor después de la repatriación. La situación familiar prevaleciente previo al intento de cruzar
la frontera o de cruce, es algo que se hace evidente al momento en que
el personal de las instituciones gubernamentales y no gubernamentales
entregan al menor después de la repatriación con fines de reunificación
familiar. A quién se lo entregan si, por un lado, un porcentaje importante
de ellos tiene al padre o madre, o a los dos, viviendo en Estados Unidos y
por su propia situación no pueden desplazarse por el menor, de ahí que
se apoyan en las redes de familiares y utilizan a los coyotes para cruzarlos. Tal como se documenta en un estudio realizado con datos de los menores migrantes atendidos en 1999 por la Casa YMCA de Tijuana, el cual
destaca que “sobre la familia residente en Estados Unidos, aproximadamente la mitad (47.4%) manifestó la presencia de padres y hermanos, un
31.2% primos y tíos, mientras que 5% contaba con pareja que residía en
Estados Unidos” (Méndez, 2000: 56). Por otro lado, existen menores que
viven el abandono de la madre o el padre, sin protección alguna, a partir
de estas y otras circunstancias Casa YMCA estableció una categorización
del menor migrante que relaciona su situación familiar, migratoria y el
momento de entrega, si es que esto sucede (Méndez, 2000: 26):
• Migrantes Transitorios. Son los menores definidos así por sus
fuertes lazos familiares y con domicilios en Estados Unidos, Casa
YMCA tiene mayor éxito en el proceso de retorno con sus familiares, pues los ayudan a contactar con algún familiar mexicano o bien
ubicado en Estados Unidos (84% de los atendidos).
• Migrantes Nómadas. A estos menores es más difícil canalizarlos
con un familiar o amigo, pues no cuentan con alguno, o bien, en algunos casos no proporcionaron la información que permita averiguar
el paradero de los mismos y con ello canalizarlos con alguna persona
adulta. Por tanto, no logran reintegrarlos a un ambiente familiar,
30
siendo además los que presentan una mayor incidencia a cruzar nuevamente a Estados Unidos, ya sea para residir temporalmente o bien para
ser nuevamente repatriados; en algunos casos deportados, cuando llegan a cometer infracciones menores en ese país (se cita frecuentemente
el beber en la calle, o estar en la calle con pandillas). Ellos representaron
el 11% de los menores atendidos.
• Migrantes Transfronterizos. Son aquellos menores que viven en ciudades fronterizas mexicanas y no tienen un núcleo familiar definido,
aparte de haber vivido, por así decirlo, de manera callejera. Las razones
de su cruce son inciertas y tampoco desean regresar a sus hogares, si es
que los tuvieron (6%).
Todas estas imágenes que hacen evidente el vínculo del menor con la familia, o la ausencia de éste por negligencia o abandono, continúan viéndose
reflejadas actualmente en el momento de la entrega del menor. De acuerdo
con los datos de 2006 del Anuario Estadístico, la mayoría de estos NNA si
son entregados a algún familiar, aún cuando el dato de los que se fugan, salen
voluntariamente, se canalizan o permanecen en el albergue no nos permite
ubicar estadísticamente algún vínculo familiar con el que se reencuentre el
menor, como se puede observar en el siguiente cuadro.
Cuadro 4. Número y Porcentaje de menores migrantes,
de acuerdo al parentesco de la persona que los recibe (2006)
Ciudad Fronteriza
Estado
Baja California Coahuila
Parentesco
Núm.
Madre
Padre
Tíos
Otros
Salida
voluntaria
Fuga
Se canalizó
Permanece
en el
albergue
Total
entidad
1,115 18.5
361 6.0
1,145 19.0
1,921 31.9
965 16.0
514
0
0
6,021
%
Chihuahua
Sonora
Tamaulipas Total
Núm. %
Núm.
663 59.4
89 8.0
88 7.9
115 10.3
95 8.5
1,297 49.0 2,474 34.2 1,047
592 22.4 1,528 21.1 541
263
9.9 180 2.5 214
343 13.0 2,126 29.4 772
37
1.4 621 8.6 175
8.5
0.0
0
66
0.0
0
% Núm. % Núm. %
Núm. %
35.6
18.4
7.3
26.2
5.9
6,596
3,111
1,890
5,277
1,893
33.0
5.6
9.5
26.4
9.5
0.0
0
5.9 114
0.0
68 0.9
0
4.3 238 3.3 79
0.0
2.7
582
497
2.9
2.5
0.0
0.0
3.9 116
0.6
0
100 1,116 100 2,646
0 0.0 116
100 7,235 100 2,944 100 19,962 100
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
31
De acuerdo con los datos, un poco menos de la mitad de los menores son entregados a su familia consanguínea, en mayor medida a la madre (33%) que al padre
(15.6%), un porcentaje menor a la familia colateral (tíos, 9.5%), destacando que
el porcentaje de menores entregados a otros (incluye abuelos, primos, hermanos,
amigos, entre otros) es más alto (26.4%) que el hecho de entregarlo al padre. En
tanto que el porcentaje que no permite ubicar a un familiar al que se le entregue el
menor inmediatamente después de la repatriación puede ascender a 15.5%.
A continuación retomaremos otros estudios menos amplios para complementar el perfil de los menores migrantes y repatriados. El estudio realizado por el Albergue del Desierto, Centro de Reintegración Familiar de
Menores Migrantes, A. C. (coordinado por Villaseñor y Moreno, 2006), se
basa en una serie de encuestas aplicadas a los menores en distintos periodos:
1990-1996, 1997-1999, 1999-2000 y 2003-2004; de éste se retoman algunos
datos complementarios para seguir construyendo ese perfil y ubicar cómo
eran estos menores antes de migrar y las razones que los llevaron a hacerlo.
f) La estructura familiar. Respecto a la situación familiar prevaleciente
de los menores que migran se encontró que el 60% de los menores deportados provienen de familias integradas, mientras que el 40% de ellos
pertenecían a familias numerosas, disfuncionales y en muchos casos
desintegradas (estudio de la CNDH, en Villaseñor y Moreno, 2006: 39).
g) Actividades en los lugares de origen. Son menores que en sus lugares
de origen se dedican básicamente a trabajar (65%), estudiar (34%) o a
las dos actividades (0.8%) (datos de 1999-2000, pág. 35). Lo que conduce lógicamente a afirmar que las razones por las que migran están básicamente asociadas a cubrir esta función social que tiene la niñez en los
lugares de origen: ante la precaria economía familiar el trabajo infantil
contribuye a su sostenimiento, buscando estas opciones incluso fuera
del lugar de origen y más allá de las fronteras.9
h) Causas, razones y expectativas por las que migran. Comprender lo que
lleva a los NNA a migrar ha sido básico en los lugares donde los atienden
como Casa YMCA y el Albergue del Desierto en Mexicali como parte principalmente de una relación empática. En ambos estudios destacan que son
las razones laborales en primer lugar y en segundo la reunificación familiar
las que llevan a los menores migrantes a intentar cruzar o cruzar la frontera norte hacia Estados Unidos, de acuerdo a lo expresado por ellos/as
mismos/as. En el estudio del Albergue del Desierto enlistan las principales
razones, con datos de 1990-1996 ( Villaseñor y Moreno, 2006: 38-39):
32
9
Se puede ver el estudio que realizó una de las autoras de este libro respecto a la niñez migrante interna. Fuente: Ramírez, Silvia,
Daniel Palacios y David Velazco, (2006), Diagnóstico sobre la condición social de las niñas y niños migrantes internos, hijos de
jornaleros agrícolas, SEDESOL-UNICEF, México.
• Los menores que vinieron por sí mismos a buscar ingresos (trabajo)
para sus familias (66.1%). Su motivo fundamental es tratar de encontrar
mejores condiciones de vida, como ya se mencionó, tienen antecedentes
laborales importantes. Es decir, que aun y cuando en sus lugares de origen
pudieron laborar, sus salarios fueron ínfimos y poco comparables con los
que pagan en Estados Unidos, incluso en el estrato más bajo.
• Los menores que emigraron para buscar a sus padres, familiares o
amigos que ya se encuentran laborando en Estados Unidos. En estos
casos (19.6%) el principal motivo para migrar es la reunificación familiar, dejando atrás un hogar ya desestructurado, lo cual no excluye a los
motivos laborales.
• Los menores que abandonan el hogar para ir a estudiar. Ellos representan el 6.9% y se confirma si recordamos su nivel de escolaridad y sus
deseos de continuar haciéndolo en mejores condiciones.
• Los menores que manifestaron ir a la aventura, sin fin específico,
tratando de conocer una realidad diferente. En este pequeño porcentaje de ellos (5.5%) pueden influir las vivencias de otros migrantes de
sus pueblos, que les presentan visiones atractivas sobre el modo de vida
y las perspectivas de empleo.
En tanto que en el estudio basado en los datos de Casa YMCA (1999) se analiza como estas razones van a variar dependiendo de la identidad genérica
del menor, de la actividad a la que se dedicaban en su lugar de origen, su
edad y estado civil (Méndez, 2000: 44-52):
• Adolescentes con edades entre 16 y 17 años (Adolescencia media
y de consolidación personal. Hay diferencias importantes de género
sobre la racionalización de migrar, por ejemplo, los fines migratorios
de los varones están asociados al trabajo, mientras que en la población
femenina el motivo familiar y otros no asociados a trabajo son las que
prevalecen. Respecto a las actividades previas en el lugar de origen,
aquellas relacionadas con el estudio y el hogar son mayoritarias en las
adolescentes, en tanto que el trabajo y el hogar son actividades que predominan en los jóvenes. Si relacionamos motivos para migrar (expectativa) y actividad previa (perfil laboral), se infiere que los varones iban a
Estados Unidos con la intención de trabajar. En tanto que las mujeres,
considerando su estado civil, queda más claro que el motivo familiar
33
para migrar en las adolescentes unidas (17.7%) está asociado a vivir con
la pareja que reside en Estados Unidos (binomio esposo/esposa), mientras
que en las adolescentes solteras (79%) sus motivaciones se relacionan más
con lo laboral. Cabe destacar que las adolescentes solteras eran menos que
los varones (93%). Además, entre las menores repatriadas se registran varios casos con embarazos de pocos meses que buscaban reunirse con su pareja en Estados Unidos.
• Adolescentes con edades entre 13 y 15 años (Adolescencia temprana y
cambios en la pubertad). Los adolescentes que migran en estas edades su
fin no está relacionado con su actividad previa o por su condición de género.
Ello permite inferir que las expectativas pueden ser familiares y laborales.
Las condiciones de pobreza y la desintegración familiar son los detonadores, así la necesidad de migrar se relaciona con encontrar mejores oportunidades de vida. Además, la existencia de familiares consanguíneos viviendo
en Estados Unidos no permite evidenciar y definir un motivo, pueden ser
ambos.
• Niñas y niños menores de 12 años. En estos menores los propósitos de la
migración obedecen a la reunificación familiar, los padres están involucrado
directamente con su cruce indocumentado, utilizan a sus redes familiares
o contratan los servicios de un pollero (agente de cruce). Ellos son los que
proveen económicamente al menor en México, mantienen sus estudios y
deciden “mandarlos traer después de establecerse.”
i) La experiencia migratoria al momento del cruce. De acuerdo con cifras del 2003-2004 del Albergue del Desierto, el 71% de las mujeres y el
75% de los hombres migrantes menores han sido deportados una vez;
de dos a cinco veces el porcentaje es más alto en las mujeres (22%) que
en los hombres (18%); mientras que los deportados de 3 a 5 veces es
más alto en los hombres (5%) que en las mujeres (3%). Finalmente, en el
caso de los menores que han sido deportados más de 7 veces solamente
se presentaron casos de varones (2%). Por otra parte, respecto a ubicar
en qué medida los menores migrantes viajan solos o acompañados y con
quién, en ese estudio se encontró que “tanto mujeres como varones recurren en forma mayoritaria a los coyotes (39 y 37% respectivamente) y
en el rubro de los que cruzaron solos prácticamente no hay diferencia; en
cambio al cruzar con familiares está más presente en las mujeres menores que en los varones”. Asimismo, solamente los varones reportaron haber cruzado con amigos (17%) (Villaseñor y Moreno, 2006: 61).
34
Este acercamiento teórico y estadístico nos permite comprender de una mejor manera la complejidad que implica el proceso migratorio de los menores
y su caracterización con fines de comprender, interpretar e intervenir en
la protección de sus derechos. Su historia es un viaje de muchas paradas,
quizás no empieza en el momento en que se entretejen relatos, imágenes,
experiencias, sueños, deseos y necesidades familiares, ni en el momento de
migrar él o ella, sino desde varias generaciones previas, desde el contexto de
pobreza de sus lugares de origen, desde el momento en que la familia se desestructura, desde el andar de estos menores que tras su huella intentan dejar
atrás el dolor, la soledad y las carencias, agregando situaciones más graves
al verse involucrados en situaciones altamente riesgosas, desde el tránsito
migratorio hasta la repatriación: zonas de alto riesgo por las que cruzan,
extorsiones, engaños, redes de tráfico y polleros sin escrúpulos que pueden
abandonarlos en cualquier momento, por mencionar algo de la experiencia
que a estas edades pocos seres humanos quisieran estar en el lugar de ellas y
ellos. Veamos en el siguiente apartado brevemente en términos estadísticos
qué ha sucedido con las deportaciones de estos menores y sus características.
1.2. La niñez migrante y repatriada en cifras:
su caracterización desde el proceso de
repatriación por los agentes institucionales
y sociales implicados en las rutas de atención
interinstitucional
Los migrantes repatriados son definidos en el derecho internacional como
“Población migratoria que es detectada en un Estado del cual no es nacional
y es devuelta a su Estado de origen” (OIM, 2006 en UNICEF, 2008). Por otro
lado, la niñez migrante no acompañada mexicana que es repatriada en la
frontera norte ya fue definida previamente, parafraseándola, se refiere a su
detección en el territorio de Estados Unidos por autoridades migratorias de
ese país, y al encontrarse ahí sin la autorización respectiva inicia su proceso
de repatriación. Ese proceso da inicio cuando las autoridades migratorias
estadounidenses dan aviso a las autoridades consulares, entregando a los
menores en la franja fronteriza al Instituto Nacional de Migración para su
canalización a la Red de albergues públicos y privados incorporados al Programa Interinstitucional de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes Fronterizos, con la finalidad de reunificarlos con su familia.
35
En este contexto, el proceso de repatriación es definido por el Instituto Nacional
de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación de la siguiente manera:
“La autoridad migratoria estadounidense informa al Consulado de México
correspondiente que realizará la repatriación de un grupo de menores. El
Consulado mexicano a través del área de protección consular realiza una
visita a los menores para conocer el estado que guardan y poder realizar el
reporte correspondiente.
Proceso de repatriación:
• La autoridad migratoria estadounidense notifica al Instituto Nacional de
Migración el número de menores por repatriar, así como el punto de recepción y hora en la que se realizará la entrega de los menores.
• En los eventos de repatriación las autoridades estadounidenses proporcionan al personal del INM la información general de cada menor (nombre,
sexo, fecha de nacimiento, lugar de origen y fecha de su aseguramiento).
• En algunos casos las autoridades estadounidenses realizan directamente
la repatriación de menores que son asegurados durante su intento por cruzar a los Estados Unidos de América, sin notificación al Consulado Mexicano. En otros casos se realiza la entrega de menores en horas no hábiles de
los Consulados.
• Los menores son recibidos por la autoridad migratoria y son trasladados
a las oficinas del INM para verificar las condiciones de salud de los mismos.
En caso de que algún menor presente algún incidente de maltrato o violación a sus derechos humanos se notifica al personal superior, a la autoridad
estadounidense y al Consulado para los efectos procedentes.
• Las autoridades migratorias después de realizar una entrevista a cada
menor y de acuerdo con su situación particular los canaliza directamente
a los albergues del DIF y/o a la Red de Albergues de Tránsito encargados
de iniciar el procedimiento de localización de sus familiares, así como del
retorno a los núcleos familiares y lugares de origen. Es importante señalar
que algunos menores de circuito (fronterizos) o de ciertos rangos de edad se
niegan a ser enviados a los albergues y en otros casos los familiares acuden a
las oficinas del INM a recogerlos o se trasladan ellos mismos a sus casas”.10
Para entender este proceso de repatriación es importante ubicar espacialmente a las ciudades que limitan en ambos lados de la frontera México- Estados
Unidos: en Baja California: Tijuana/San Diego y Mexicali/Caléxico; en Sonora:
10
36
Fuente: http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Menores_Fronterizos_Antecedentes
Nogales/Nogales, Agua Prieta/ Douglas y San Luis Río Colorado/San Luis; en Chihuahua: Ciudad Juárez/ El Paso y Ojinaga/ Presidio; en Coahuila: Ciudad Acuña/
Del Río y Piedras Negras/Eagle Pass; y en Tamaulipas: Nuevo Laredo/Laredo, Reynosa/Mc Allen y Matamoros/Brownsville. Nuestro estudio se concentró en Baja
California y Sonora y en función a ello veremos las cifras de repatriación de acuerdo a los diferentes agentes institucionales involucrados en este proceso.
1.2.1. Las cifras de niñas, niños y adolescentes
repatriados de acuerdo al INM.
De acuerdo a la Ley General de Población, le corresponde al INM generar y difundir las estadísticas de los flujos migratorios de entradas y salidas del país,
entre las que se encuentran “los eventos de entradas de connacionales que son
repatriados de EE.UU., entre otros rubros”.11 Los eventos de repatriación son
registrados por rango de edad y sexo. A partir de ello es que podemos obtener la
información de los menores repatriados, entre los que “se incluyen a todos los
menores que viajan solos o acompañados, de circuito, transfronterizos, menores que rechazan la ayuda y los que son canalizados para su atención a la Red de
Albergues de Tránsito”.12 Veamos, de acuerdo a los siguientes cuadros y gráficas,
cuál ha sido el comportamiento en lo que va de este siglo (a partir de 2001) en la
frontera norte (Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas).
Cuadro 5. Eventos de repatriación de menores migrantes mexicanos según sexo
respecto al total de eventos de repatriación de mexicanos de EE.UU.(2001 - Nov. 2008)
Año
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
Nov. 2008
Total de
eventos de
repatriación
Núm.
Núm.
%
Núm.
%
Núm.
%
791,256
583,408
559,949
514,944
536,767
514,779
514,609
526,817
63,756
47,585
52,535
39,690
39,910
37,599
35,744
30,453
8.1
8.2
9.4
7.7
7.4
7.3
6.9
5.8
42,707
32,437
33,977
28,520
29,026
27,947
26,750
23,289
67.0
68.2
64.7
71.9
72.7
74.3
74.8
76.5
21,049
15,148
18,558
11,170
10,884
9,652
8,994
7,164
33.0
31.8
35.3
28.1
27.3
25.7
25.2
23.5
Menores de edad
Total
Hombres
Mujeres
Fuente: Elaboración propia a partir de cifras del Instituto Nacional de Migración (INM). El INM aclara que se trata de
eventos porque una persona puede ser repatriada más de una vez en un año.
11
12
Fuente: http://www.inm.gob.mx/index.php?page/Glosario_de_Terminos
Fuente: http://www.inami.gob.mx, op cit
37
Número de repatriaciones
Los menores repatriados representan porcentajes que han ido del 6 al 9% del total de repatriaciones y después de 2003 han ido disminuyendo ligeramente. Por
género, se observa también en las mujeres esa tendencia a bajar del 2001 al 2008
casi en diez puntos porcentuales ya que, del 33% que ellas representaban del
total de menores, actualmente son el 23.5%. En términos de los estados fronterizos por donde se realizan las repatriaciones, Baja California y Sonora son las
entidades por donde se realiza el mayor número de cruces de indocumentados y,
por tanto, en donde se concentra el mayor número de eventos de repatriación de
adultos. Esto es igual respecto a los menores, únicamente de 2002 a 2004 Chihuahua superó a Baja California. Respecto a Sonora, el número de repatriaciones
de menores ha sido muy superior al resto de las entidades, pero en 2005 Baja
California, con una tendencia a crecer, aumenta significativamente las repatriaciones de menores acercándose a las cifras sostenidas por Sonora. Los siguientes
años en Baja California se siguen sosteniendo cifras superiores a los primeros
años registrados aquí (2001-2004), pero que tienden a descender. Mientras que
en Sonora, desde 2001 la tendencia es el descenso de las cifras de menores repatriados, llegando en 2007 y hasta noviembre de 2008 a ser ligeramente inferiores a Baja California, aún cuando en números absolutos siguen siendo cifras
elevadas. Estas tendencias pueden apreciarse en la siguiente gráfica.
50,000
47,500
45,000
42,500
40,000
37,500
35,000
32,500
30,000
27,500
25,000
22,500
20,000
17,500
15,000
12,500
10,000
7,500
5,000
2,500
0
Menores repatriados por estado (2001-Nov. 2008)
2001
2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008
Baja California
Chihuahua
Sonora
Coahuila
Fuente: Elaboración propia a partir de cifras del INM
38
Tamaulipas
Por tanto, al observar por entidad los porcentajes de menores repatriados, puede ser muy diferente el comportamiento que el que se observa cuando los datos
se encuentran agregados para toda la frontera. Por ejemplo, en Sonora de 2001
a 2003 los menores representaron 16.9%, 17.7% y 16.8 (respectivamente) del
total de repatriaciones, en tanto que para toda la frontera fue 8.1%, 8.2% y 9.4%
respectivamente, de acuerdo con la siguiente gráfica.
Porcentaje que representan los menores del total de repatriaciones en cada estado
(2001- Nov. 2008)
25.0
20.0
15.0
10.0
5.0
0.0
2001
2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008
Baja California
Chihuahua
Sonora
Coahuila
Tamaulipas
Total
Fuente: Elaboración propia a partir de cifras del INM
Si nos concentramos en las repatriaciones de menores reportadas por
las delegaciones del INM de las dos entidades, motivo de este estudio, nos
podemos percatar que Sonora y Baja California han representado porcentajes que van del 65% al 83% del total de los eventos de repatriación de los
menores de edad que se hacen por la frontera norte. Asimismo, de 2001 a
2006 Sonora representó el 70% y más de estos eventos, en los que se encuentran implicados los menores migrantes no acompañados que intentan
cruzar en mayor medida por zonas de alto riesgo. Esta situación se registra
en el siguiente cuadro.
39
Cuadro 6. Número y Porcentaje de menores de edad repatriados en
Baja California y Sonora y lo que representan del total de eventos (2001 - Nov. 2008)
Año
Entidad
2001
2002
2003
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
2004
2005
2006
2007
Nov.
2008
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Baja California
Sonora
Subtotal
Total
Total de
repatraciones
Núm.
Total de
menores de edad Hombres Mujeres
Núm.
%
Núm.
Núm.
275,949
282,826
558,775
791,256
219,590
184,888
404,478
583,408
209,886
201,974
411,860
559,949
180,765
186,393
367,158
514,944
5,136
47,885
53,021
63,756
3,908
32,635
36,543
47,585
5,494
34,008
39,502
52,535
7,954
20,782
28,736
39,690
8.1
75.1
83.2
100.0
8.2
68.6
76.8
100.0
10.5
64.7
75.2
100.0
20.0
52.4
72.4
100.0
181,633
204,234
385,867
536,767
183,934
191,075
375,009
514,779
213,187
175,011
388,198
514,609
250,440
164,668
415,108
526,817
13,125
15,469
28,594
39,910
12,163
15,619
27,782
37,599
12,420
12,298
24,718
35,744
11,960
10,634
22,594
30,453
32.9
8,916 4,209
38.8 12,177 3,292 71.6 21,093 7,501
100.0 29,026 10,884
32.3
8,500 3,663
41.5 12,285 3,334 73.9 20,785 6,997
100.0 27,947 9,652
34.7
8,827 3,593
34.4
9,604 2,694 69.2 18,431 6,287
100.0 26,750 8,994
39.3
8,719 3,241
34.9
8,296 2,338 74.2 17,015 5,579
100.0 23,289 7,164
Fuente: Elaboración propia a partir de cifras del Instituto Nacional de Migración.
40
3,475
31,091
34,566
42,707
2,598
21,760
24,358
32,437
3,507
22,877
26,384
33,977
5,334
15,109
20,443
28,520
1,661
16,794
18,455
21,049
1,310
10,875 12,185
15,148
1,987
11,131 13.118 18,558
2,620
5,673 8,293
11,170
A partir de 2007 el INM ya registra los eventos de repatriación de menores de acuerdo a su edad, procedencia y si viajan o no acompañados, con lo
que se puede establecer muy claramente si los menores son niñas, niños o
adolescentes; transfronterizos o foráneos; acompañados o no acompañados.
Veamos que ha sucedido respecto a los dos últimos años. Se puede concluir
que durante 2007 y 2008 la mitad y más de los menores migrantes repatriados viajaron sin la compañía de su familia o de los cuidadores habituales, de
acuerdo con el siguiente cuadro.
Cuadro 7. Eventos de repatriación de menores según las condiciones en las que realizan el
viaje (2007-Nov. 2008)
Año
2007
2008
Delegación
Regional del
INM
Núm.
Baja California
Sonora
Chihuahua
Tamaulipas
Coahuila
Total General
Baja California
Sonora
Tamaulipas
Chihuahua
Coahuila
Total General
Viajan
Sin compañía
Núm.
%
6,070
5,959
3,213
1,678
638
17,558
4,715
6,347
3,369
1,660
1,215
17,306
Con compañía
Núm.
%
48.9
6,350
48.5
6,339
52.6
2,892
46.3
1,945
49.2
660
49.1 18,186
39.4
7,245
59.7
4,287
83.4
671
64.0
932
99.0
12
56.8 13,147
51.1
51.5
47.4
53.7
50.8
50.9
60.6
40.3
16.6
36.0
1.0
43.2
Total
Núm.
%
12,420
12,298
6,105 3,623 1,298
35,744
11,960
10,634
4,040
2,592
1,227
30,453
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
Fuente: Elaboración propia a partir de cifras del Instituto Nacional de Migración.
Las cifras del INM respecto a los eventos de repatriación de acuerdo a la edad
de los menores permite acercarnos a los menores más vulnerables como lo
son los menores de 12 años y los lugares por donde los detectan y repatrían,
desafortunadamente no se puede establecer la relación con la condición de
viaje para saber qué porcentaje de ellos también es no acompañado.
41
Cuadro 8. Eventos de repatriación de menores según periodo de edad
(2007- Nov. 2008)
Edades
Año Delegación Regional Menor de 12 Años Más de 12 Años
Núm.
2007
2008
%
Núm.
10,152
%
Total
Núm.
%
Baja California
2,268
Sonora
Chihuahua
1,235
3,315
18.3
10.0
54.3
Tamaulipas
Coahuila
1,031
70
28.5
5.4
2,592
1,228
81.7 12,420 100.0
90.0 12,298 100.0
45.7 6,105 100.0
71.5 3,623 100.0
94.6 1,298 100.0
Total General
7,919
22.2
27,825
77.8 35,744 100.0
Baja California
Sonora
1,958
452
16.4
4.3
10,002
10,182
273
628
6.8
24.2
3,767
1,964
83.6 11,960 100.0
95.7 10,634 100.0
93.2 4,040 100.0
75.8 2,592 100.0
40
3,351
3.3
11.0
1,187
27,102
96.7 1,227 100.0
89.0 30,453 100.0
Tamaulipas
Chihuahua
Coahuila
Total General
11,063
2,790
Fuente: Elaboración propia a partir de cifras del Instituto Nacional de Migración.
No obstante, se pueden hacer algunas conclusiones respecto a la edad y condición de viaje de los menores, por ejemplo en Coahuila en donde el 99% de
las repatriaciones en 2008 correspondieron a menores no acompañados, la
mayoría tenían más de 12 años, de forma similar sucedió en Tamaulipas. En
las demás entidades difícilmente se pueden hacer deducciones, sin embargo
lo que destaca es el porcentaje tan alto que se presentó en Chihuahua en 2007
de niñas/os con menos de 12 años. Ahora veremos con mayor precisión lo
que sucede con las repatriaciones de los Menores de edad no Acompañados
de acuerdo a uno de nuestros consulados y cuáles son más específicamente
las características de estos menores.
42
1.2.2.
Las cifras
de niñas, niños y adolescentes migrantes
Consulado General
Diego, California.
y repatriados de acuerdo al
de
México
en
San
México ha sido pionero y está a la vanguardia en materia de asistencia y protección consular de los derechos de los connacionales en el exterior. A través
de esos dos ámbitos de intervención ofrecen a los migrantes servicios, comunicación y acceso a la justicia (Entrevista con la Cónsul General Remedios
Gómez, 7 de noviembre de 2008, en el Consulado de San Diego California,
EE.UU.). La atención a los menores migrantes que son repatriados forma
parte de los programas de protección y asistencia consular a los mexicanos
en el exterior. En este apartado no profundizaremos en este aspecto (en
el capítulo 3 se presentan los diseños institucionales correspondientes),
lo que es importante destacar aquí es el contexto en el que se generan las
cifras. De acuerdo con el Cónsul de México en Douglas, Arizona, EE UU:
“La atención a menores migrantes no acompañados es una larga data, prácticamente
desde que se establecen los consulados de México cada una de sus funciones es esa
(…) Si por antecedentes entendemos desde cuándo lo estamos haciendo, es una labor
diaria del consulado, digamos las cifras que tenemos son los últimos cinco años porque eso es lo que el consulado de México tiene como obligación: establecer información, pero esto es una labor diaria, es un antecedente que se realiza desde el mismo
momento en que los consulados se abren una de estas funciones es la de atender a los
niños y niñas migrantes que no vienen acompañados” (Entrevista con el Cónsul Óscar
de la Torre, realizada por Frida Chávez para este estudio, 30 de octubre de 2008 en el
Consulado de Douglas, Arizona, EE UU).
No obstante, es a partir de 1997 que las autoridades mexicanas empezaron a firmar acuerdos con autoridades migratorias del Gobierno de Estados
Unidos, en 2002 se contaba con diez acuerdos locales firmados en la zona de la
frontera entre sus consulados fronterizos y las autoridades de la Patrulla Fronteriza y el Servicio de Naturalización e Inmigración de Estados Unidos. Estos
“Mecanismos para la Repatriación Segura y Ordenada”, son procedimientos
que han regulado “el retorno asistido de los menores migrantes, el respeto al
principio de unidad familiar, horarios y lugares específicos para que las autoridades mexicanos se coordinen con sus contrapartes para la recepción de los
menores migrantes no acompañados por un adulto” (CRM, 2002: 42).
43
Posteriormente, las autoridades mexicanas de la Secretaría de Gobernación
y de Relaciones Exteriores firmaron con las autoridades del Departamento
de Seguridad Interna de los Estados Unidos de América el “Memorándum
de Entendimiento para la Repatriación Segura, Ordenada, Digna y Humana
de Nacionales Mexicanos, del 20 de febrero de 2004” y un Plan de Acción
para la Cooperación sobre Seguridad Fronteriza. El cual “constituye un marco general de criterios y principios que parte del compromiso de respetar los
derechos humanos de los migrantes, sin importar su estatus migratorio”.
Entre sus procedimientos establece “Asegurar un trato especial para personas discapacitadas, menores de edad no acompañados y otras personas en
situación vulnerable”.13
En el caso del Consulado General de México en San Diego, California, se
firmó recientemente (Diciembre de 2008) el primer “Acuerdo Local de Repatriaciones de Nacionales Mexicanos entre autoridades de Estados Unidos
y México”, el cual tiene sus antecedentes en el documento firmado en 1997
sobre “Procedimientos para la Repatriación Segura y Ordenada de Nacionales Mexicanos”, con una adición en octubre de 2002, después de la fase piloto
de los Acuerdos de Chicago y El Paso.
“El propósito de este instrumento es establecer los procedimientos locales para la repatriación segura y ordenada de nacionales mexicanos desde los Condados del Valle
Imperial y San Diego a territorio nacional, de conformidad con los criterios y principios
establecidos en el Artículo 3 del Memorándum de Entendimiento de 2004”.14
Este acuerdo surge después de varios meses de negociación y es de vital
importancia, como lo mencionó la responsable del departamento de protección en ese Consulado, porque:
“Se dieron cuenta que cada frontera tiene diferentes tipos de necesidades, entonces todas las fronteras estamos en el proceso de negociación de los arreglos locales. Nosotros
tenemos uno especialmente que es Tijuana-San Diego. Estamos viendo las puertas de
entrada, tenemos seis puertas de entrada entre Baja California y California, entonces
se están regulando los horarios, personas enfermas, no enfermas, los menores, entre otros aspectos. (…) También se refiere a los horarios, marca personas vulnerables,
mujeres embarazadas y los menores, que son una prioridad” (Entrevista con Virginia
Pérez, realizada por Frida Chávez para este estudio, 10 de noviembre de 2008 en el
Consulado de San Diego, California, EE UU).
13
14
44
Fuente: Gaceta del Senado, página web: http://www.senado.gob.mx
Fuente: http://portal.sre.gob.mx/sandiego/index.php
Así, las actividades en los consulados respecto a los menores transcurren
diariamente entre la atención a los menores migrantes a repatriar, con todo
lo que ello implica y que profundizaremos en el siguiente apartado, entre las
que se incluyen las entrevistas que les realizan y su vaciado en las bases de
datos, de donde surgen las estadísticas que les presentamos a continuación.
Esta información fue proporcionada por las propias autoridades del Consulado durante nuestra visita de campo en noviembre de 2008, por lo cual
agradecemos su participación y generosidad. Las cifras se presentan tal y
como fueron proporcionadas, únicamente fueron sintetizados por año con
fines de análisis, el cual es responsabilidad de las autoras y el autor.
Cuadro 9. Repatriación de Menores de edad no acompañados
(Febrero de 1997 - octubre de 2008)
Año
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
TOTAL
Total
1,376
3,196
3,866
4,228
2,927
2,204
3,238
4,111
4,970
4,679
4,367
3,519
42,681
Mensual
115
266
322
352
244
184
270
343
414
390
364
352
Diario
4
9
11
12
8
6
9
11
14
13
12
12
Fuente: Consulado General de México en San Diego, California. Oficina de Enlace en
San Ysidro, California.
Estas cifras nos dan una idea de la dinámica de repatriación de los menores,
lo cual se da en tiempos muy cortos. Durante la entrevista realizada con la
responsable del departamento de protección, nos aclaró algunos rubros de
las estadísticas, comentándolas, lo cual permite entender más claramente este
proceso. Respecto a 2008, se puede observar en el siguiente cuadro que 56%
de los menores migrantes no acompañados son detenidos en el interior y
44% en el puerto de entrada. “Los detenidos en el interior son los que vienen
45
por el cerro, por el condado de San Diego. Los que son detenidos en el puerto
de entrada vienen encajuelados o pasan con documentos falsos, de manera
peatonal o vienen sentados en el auto con documentos falsos”.15
Cuadro 10. Menores de edad no acompañados detenidos en el puerto de entrada
de San Ysidro, California y el interior de EE.UU. (enero - octubre 2008)
Menores
TOTAL
%
1,536
1,983
3,519
43.6
56.4
100.0
Detenidos en el puerto de entrada
Detenidos en el interior
Menores Repatriados, Total
En el siguiente cuadro se puede apreciar una distinción entre aquellos menores migrantes repatriados que vienen de algún estado del interior y los que
viven en los estados fronterizos, lo que marca también perfiles, situaciones
y problemáticas muy diferentes de las que no se traducen fácilmente en cifras. Lo que nos comenta nuestra entrevistada es que además de los estados
donde tradicionalmente se migra hay estados que van en incremento como
el Distrito Federal y Estado de México.
Cuadro 11. Menores de edad no acompañados detenidos en el puerto de entrada de San
Ysidro, California y el interior de EE.UU., por lugar de origen (Enero-octubre de 2008)
Lugar de origen
Total
Porcentaje
Estados del Interior
535
15.2
Jalisco
Guerrero
356
264
10.1
7.5
Oaxaca
Guanajuato
264
177
7.5
5.0
Puebla
Distrito Federal
177
153
5.0
4.3
Estado de México
148
4.2
Fuente: Entrevista con Virginia Pérez, realizada por Frida Chávez para este estudio, 10 de noviembre de 2008 en el Consulado
de San Diego, California, EE UU
15
46
Michoacán
Lugar de origen
Total
Porcentaje
Estados del Interior
Sinaloa
130
3.7
Veracruz
Chiapas
98
97
2.8
2.8
Nayarit
Morelos
94
66
2.7
1.9
Zacatecas
Hidalgo
62
43
1.8
1.2
Resto de los estados
del interior
250
7.1
Subtotal de los
estados del interior
2914
82.8
Estados Fronterizos
Baja California
525
14.9
Sonora
Chihuahua
37
25
1.1
0.7
Coahuila
Tamaulipas
5
4
0.1
0.1
Nuevo León
9
0.3
605
17.2
3,519
100.0
Subtotal de los
estados fronterizos
Gran Total
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Consulado General de
México en San Diego, California. Oficina de Enlace en San Ysidro, California.
Para ver un poco más allá de las cifras, es muy importante retomar la experiencia de las personas que tienen tanto tiempo al frente de estos asuntos
y comprometidas con su trabajo, para ello intercalaremos estos testimonios
que son de un gran valor para comprender esta realidad social por demás
difícil de no reflexionar en torno a ella.16
En la oficina de San Isidro ahí está Abigail Calleja, no van a poder entrar al
centro de detención porque eso no está permitido, la oficina del Consulado allá
tiene desde 1997 y es una oficina que se abrió básicamente para hacer el enlace
entre las autoridades americanas y mexicanas, pero muchas de las funciones es la
entrevista a estos menores no acompañados.
16
Ibíd.
47
Los niños llegan antes de las 11:00, porque el primer transporte lo hacemos a las
11:00 am de los menores, ahorita los deben de estar entrevistando nuestros compañeros allá en San Ysidro, no sé cuantos tuvieron hoy pero varía.
Los niños llegan a diario, la oficina trabaja los 365 días del año, los muchachos no saben si es puente o si es feriado se cruzan y se cruzan igual, por eso siempre tiene que estar la oficina abierta para entrevistarlos y darles asistencia, ver
si vienen enfermos, ¿cómo están?, si fueron bien tratados, decirles que van a ser
repatriados a México, decirles que va a pasar con ellos, pues no saben, no se dan
cuenta, los traen, están en un centro de detención y no saben que va a pasar, si a la
mamá la van a ver a no, es my fuerte para ellos. Pero yo creo que la oficina trabaja
muy bien, como pioneros, se trabaja mucho en coordinación con el DIF y con el
INAMI. (…)
En el centro de detención hace un frío muy fuerte, para uno que va a trabajar a realizar la entrevista también se siente el frío. Pero es con un propósito,
para que los virus y las bacterias no se reproduzcan, porque llega mucha gente
enferma tanto adultos como menores. Ese es la principal causa de las bajas temperaturas en los centros de detención, porque está todo muy encerrado, están los
separos con vidrio y separan, tienen por un lado hombres adultos en una celda,
niños menores de 13 a 17 están en otra celda, mujeres adultas están en otra celda y los niños menores de 13 años que no vienen acompañados están con mamás
que vienen con sus hijos de la misma edad (menores de 13 años) y con adolescentes, es decir no tienen a todos juntos están separados en celdas y en otra celda
están extranjeros, es decir hombres adultos que no son mexicanos. Y la celda que
está más rayada y con grafitis, no sabemos con qué, es la de los adolescentes que
tienen entre 13 y 17 años, cuando entran al centro de detención les quitan todo,
ni los pirsin, no sé si con las uñas, pero logran poner su nombre ahí, por ejemplo:
“Aquí estuvo Juan”. (…) En la oficina se hacen otras cosas aparte de las entrevistas a los menores, veamos las estadísticas para que las estudiemos.
Cuadro 12. Menores de edad no acompañados detenidos en el puerto de entrada de
San Ysidro, California y– el interior de EE.UU., por edad (Enero-octubre de 2008)
48
Edad
Total
Porcentaje
Menos de 1
7
0.20
Desconocida
0
0.00
Edad
Total
Porcentaje
1 año
8
0.23
2 años
10
0.28
3 años
13
0.37
4 años
14
0.40
5 años
21
0.60
6 años
29
0.82
7 años
20
0.57
8 años
43
1.22
9 años
31
0.88
10 años
44
1.25
11 años
54
1.53
12 años
102
2.90
13 años
174
4.94
14 años
299
8.50
15 años
461
13.10
16 años
883
25.09
17 años
1306
37.11
Total
3,519
100.00
Menos de 12 años
396
11.3
Más de 12 años
3,123
88.7
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Consulado
General de México en San Diego, California. Oficina de Enlace
en San Ysidro, California.
También llegan al centro de detención de San Ysidro menores que cruzaron con sus
papás muy chiquitos y que se fueron a Oregón, a los Ángeles, llegaron de uno o dos
años, entonces toda su vida han vivido en EE. UU., se han educado en EE.UU.
49
pero se meten a estas pandillas y pertenecen a ellas, y de repente cometen un delito, manejan en estado de ebriedad o golpean a alguien o algún compañerito, los
detienen, ellos no tienen papeles, entonces inmediatamente los van a traer para
deportarlos, para repatriarlos a México. Vienen de San Francisco, de Oregón, de
los Ángeles. Nuestros consulados nos avisan: “un menor infractor va a salir, lo van
a repatriar, con tal fecha llega y lo llevan al centro de detención, ahí pasan a entrevista con nuestros compañeros y en ocasiones no hablan ni español, son niños que
han vivido toda su vida en EE UU, entonces ahí lo que tratamos de hacer, a veces
ya los familiares como la mamá o las personas con las que vivía en EEUU ya contactaron al familiar en México de Guerrero, de Michoacán, de donde sea y cuando
llegan a México estos niños a veces vienen de estar dos años en prisión o un año,
máximo son dos años y salen a un México que no conocen, salen a una realidad que
nunca ha sido la suya, la gran mayoría intenta regresar y como un 10% dice, me
voy a vivir con mis abuelos y se van a vivir a Michoacán o a Guerrero. Eso también
es otra realidad, de los menores no acompañados.
E: ¿Muchas veces se llega a un juicio, los dejan salir a los seis meses, pero con
la consigna de que si regresan los pueden volver a meter a la cárcel, se da el caso?
C: Esos niños son repatriados, los mandan y les dicen su calidad migratoria
de EE. UU. de ilegal, usted cometió un delito y sale, si el niño vuelve a intentar
cruzar o el adolescente, lo detienen en cuanto le pasan la huella digital, va haber
una orden de arresto en su contra, porque va a aparecer siempre ese delito que él
cometió, o le van a decir usted violó la deportación, porque usted fue detenido y en
tal caso lo sacaron a México y usted está volviendo a entrar de ilegal, los castigan a
veces por cinco o diez años dependiendo. Muchas veces sus familiares ya metieron
papeles para inmigrarlos, en el momento en que son repatriados se suspende todo
el trámite, esa a mí se me hace la realidad más fuerte, porque el que cruzó y lo van
a regresar, no conoce lo que es vivir en EE UU, tiene a su familia en México, está
arraigado con México, pero este menor que llegó de uno o dos años y cumplió 16
o 17 años, que creció en EE UU, que comete un delito, que él se creé americano, y
que de repente se da cuenta que no tiene papeles, y va de regreso a México, es el
menor infractor así les llamamos, ahí la gran mayoría de las veces las familias se
hace cargo de ellos, donde llegan a México sin delito, el delito ya lo cumplieron en
EEUU, pero la gran mayoría intenta regresar y tienen problemas o se quedan en
Tijuana. Y son niños infractores que ya traen antecedentes, son la minoría al mes
tenemos dos o tres, pero hay de todo violadores hasta pandilleros, robo a mano
armada, de todo.
50
Y son muy diferentes al niño migrante, cuando uno ve al niño migrante que viene
de Guerrero, que viene realmente de Oaxaca y ve a éstos que son pandilleros,
que vienen tatuados, que traen cierta ropa y hablando sin ningún respeto a la
autoridades. En cambio el otro se asusta, son dos realidades muy fuertes, pero son
mexicanos los dos. Aquí tenemos las estadísticas (…)
E: ¿Podemos encontrar casos donde los niños sean guías?
C: Puede ser, conocen el camino o la ruta, no nada más los adultos hay de todo
y uno los detecta rapidísimo, en la entrevista uno ve, les preguntamos ¿tú eres de
Tijuana? y los menores siempre responden que sí, tienen el mismo perfil. (…) en
los últimos meses venían todos como uniformados como con capuchas, sudaderas
grises y todo traían la ceja depilada, como pandillas (…) Son como pandillas…,
esto es por edad y por sexo, la mayoría son hombres (…):
Cuadro 13. Menores de edad no acompañados detenidos en el puerto de entrada de
San Ysidro, California y el interior de EE.UU., por sexo (Enero-octubre de 2008)
Sexo
Total Porcentaje
Masculino 2,681
76.2%
Femenino
838
23.8%
Total
3,519
100%
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Consulado General de México en San Diego, California. Oficina de
Enlace en San Ysidro, California.
Otras estadísticas, por ejemplo, son los casos donde los papás se quedan del lado mexicano esperando a que pasen, de estos casi están allá o tienen un tío o un abuelo. Estas
otras son los que vienen del interior, menores con mayor intento de cruce, menores
de edad reincidentes, menores de edad de estados fronterizos, menores de edad del
interior de la república, indígenas, víctimas de violaciones, menores de edad fallecidos,
ninguno aquí en San Ysidro. Estas estadísticas les van a ser de utilidad para su trabajo
de investigación.
51
Cuadro 14. Menores de edad no acompañados detenidos en el puerto de entrada
de San Ysidro, California y el interior de EE.UU. (enero - octubre 2008)
Menores
TOTAL
%
Menores Repatriados, Total
3,519
100.0
Menores de edad con más de un intento
de cruce
Menores de edad reincidentes (más de
tres veces)
1,388
39.4
270
7.7
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Consulado General de México en San Diego, California. Oficina de Enlace en
San Ysidro, California.
Les puedo decir que en esta frontera tenemos la cooperación y coordinación
entre los dos gobiernos es muy buena, es decir si nos avisan con tiempo, nos piden
apoyo y nosotros vamos, con respecto a los menores tiene especial atención, en el
centro de atención de San Ysidro (…)
1.2.3.Las
cifras de niñas, niños y adolescentes
migrantes y repatriados de acuerdo al SNDIF
A través del Programa Interinstitucional de Atención a Niñas, Niños
y Adolescentes fronterizos, el SNDIF:
“busca conjuntar esfuerzos y acciones entre las instancias de los tres órdenes de gobierno, instituciones públicas, privadas y organismos de la sociedad civil nacionales e
internacionales con el fin de prevenir y atender las necesidades de los niños, niñas y
adolescentes migrantes y repatriados que viajan solos y las problemáticas colaterales a
que están expuestos, así como promover acciones coordinadas de protección y contención familiar y comunitaria”.17
En lo que corresponde a nuestro tema, el programa se basa en su Modelo
de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes en la Frontera Norte.
El cual opera a través de una Red de Módulos y Albergues de Tránsito que se
ha ido estructurando desde 1997 con la participación de los Sistemas estatales y municipales del DIF y con las organizaciones de la sociedad civil, algunas de las cuales ya venían operando desde la década anterior, en algunos
casos para atender únicamente a estos menores y, en otros, compartiendo
los servicios e instalaciones con menores de los más diversos perfiles.
17
52
Fuente: Documento de Internet en formato pdf: DGPI-InformeResultados-Ene-Sep08.pdf
En 2001 eran 18 albergues, en 2001 22 y actualmente la red se ha extendido
a 27 albergues, 21 son gubernamentales y 6 de las ONG’s; asimismo, 21 son
albergues de tránsito y 6 son módulos de atención financiados por los sistemas
estatales y municipales del DIF. El siguiente cuadro es ilustrativo de la cobertura
que ofrecen estos albergues en la frontera norte una vez que los NNA no acompañados son repatriados o bien por su condición de migrante antes de cruzar la
frontera.18 Cabe mencionar que en Nuevo León también se encuentra operando
un albergue del DIF que no se incluyó porque la información analizada se basa
en los cinco estados con los que se cuenta información desde 2001.
Cuadro 15. Red de Albergues de Tránsito para las niñas, niños y adolescentes
no acompañados migrantes y repatriados, comparativo de los años 2001 y 2006.
Entidad
Baja California
Municipio
Red De Albergues De Tránsito
Tijuana
Mexicali
Subtotal
2001
2006
TOTAL DIF ONG'S TOTAL DIF DIF-INM ONG'S
2
1
1
3
1
1
1
2
1
1
4
2
1
1
4
2
2
7
3
2
2
Agua Prieta
Nogales
1
1
1
1
0
0
1
2
1
1
0
1
0
0
San Luis Río Colorado
Subtotal
0
2
0
2
0
0
1
4
0
2
1
2
0
0
Chihuahua
Cd. Juárez
Ojinaga
Subtotal
3
1
4
1
1
2
2
0
2
4
1
5
2
1
3
0
0
0
2
0
2
Coahuila
Cd. Acuña
Piedras Negras
Subtotal
3
1
4
1
0
1
2
1
3
1
2
3
1
0
1
0
0
0
0
2
2
Tamaulipas
Matamoros
Nuevo Laredo
Reynosa
Subtotal
2
1
1
4
2
1
1
4
0
0
0
0
1
1
1
3
1
1
1
3
0
0
0
0
0
0
0
0
Total
18
11
7
22
12
4
6
Sonora
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2001-2003 del SNDIF y del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
18
Ibíd.
53
Como se mencionó anteriormente estos actores gubernamentales y no gubernamentales empiezan a actuar en territorio mexicano una vez que los Consulados y las autoridades migratorias mexicanas canalizan a los menores que
han sido repatriados (proceso ya descrito en el apartado del INM, por otro
lado, la descripción del modelo de atención y los servicios que se ofrecen se
describirá en el capítulo sobre los diseños institucionales) con el fin de llevar a
cabo la reunificación familiar y a sus lugares de origen:
“Ya bajo el resguardo del Sistema, se inicia su recepción con el registro de datos generales y completando algunos formularios referentes a sus lugares de origen, al viaje, al
cruce y detección en la frontera. En esta entrevista inicial se prioriza el establecimiento
del raport y la empatía necesarios para generar en ellos la sensación de seguridad y
amparo durante su estancia en las instalaciones del Sistema Estatal o Municipal DIF;
asimismo, se les proporciona toda la información oportuna y necesaria para que tengan plena certeza de su situación y del procedimiento que habrá de seguirse para su
reintegración familiar y/o a sus comunidades de origen.
De acuerdo a las características de cada caso, durante este primer contacto se determina la necesidad prioritaria de proporcionar algunos de los servicios básicos como:
alimentación, higiene o cambio de ropa (…).
Es importante mencionar que la situación jurídica de las niñas y niños mexicanos,
al interior de los Módulos y Albergues del Sistema DIF, es la de personas menores de
edad en custodia del Estado ante la ausencia temporal de sus progenitores, familiares
o tutores.”19
La información de los menores atendidos es registrada, sistematizada y
actualizada a través de su Sistema Único de información, que da cuenta de la
dinámica del proceso migratorio y de repatriación de los menores que viajan
sin la compañía de su familia o tutores, así como de su perfil sociodemográfico. De acuerdo a este Sistema podemos contar con información confiable
y oportuna, específicamente en el siguiente cuadro se muestra cuál ha sido
la cobertura de atención de la Red que da cuenta de esta dinámica. Brevemente mencionaremos que el número de menores atendidos ha tenido un
incremento del 162.8% en ese periodo. Cabe agregar que la cifra de menores
atendidos a finales del tercer trimestre de 2008 era de 15,256 niñas, niños y
adolescentes migrantes y repatriados no acompañados.20
Fuente: Documento presentado por la Lic. Ana Patricia Elías Ingram, Directora General de Protección a la Infancia del SN DIF,
en la “Reunión en el Marco de la Conferencia Regional sobre Migración”, realizada en la Ciudad de México en septiembre de 2008.
20
Fuente ya citada: Documento de Internet en formato pdf: DGPI-InformeResultados-Ene-Sep08.pdf
19
54
Cuadro 15. Niñas, niños y adolescentes no acompañados migrantes y repatriados
atendidos por la Red de Albergues de Tránsito por estado y municipio (2001-2006)
Entidad
Municipio
2001
2002
2003
2004
2005
2006
Baja California
Tijuana
Mexicali
Subtotal
43
3,211
3,254
73
1,936
2,009
231
1,649
1,880
1,026
3,366
4,392
1,166
4,967
6,133
1,165
4,581
5,746
Agua Prieta
Nogales
75
1,123
146
1,154
123
1,560
91
2,052
864
3,639
604
5,315
San Luis Río Colorado
Subtotal
1,198
1,300
1,683
2,143
1835
6,338
1655
7,574
168
229
397
389
138
527
634
207
841
929
261
1,190
2,209
224
2,433
2,530
116
2,646
Sonora
Chihuahua
Cd. Juárez
Ojinaga
Subtotal
Coahuila
Cd. Acuña
Piedras Negras
Subtotal
115
892
1,007
112
569
681
106
434
540
129
437
566
162
400
562
284
832
1,116
Tamaulipas
Matamoros
Nuevo Laredo
Reynosa
Subtotal
673
450
641
1,764
1,109
377
705
2,191
893
597
760
2,250
888
960
781
2,629
719
1,162
837
2,718
796
1,200
949
2,945
Total
7,620
6,708
7,194
10,920
18,184
20,027
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2001-2003 del SNDIF y del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
Del perfil sociodemográfico como ya fue tratado en el primer apartado, únicamente estableceremos un análisis comparativo del sexo y edades de las
NNA migrantes y repatriados no acompañados entre el año 2001 y 2006
de las dos entidades que nos ocupan. Se observa que las mujeres tienden a
cruzar en mayor medida por Baja California que por Sonora. En Baja California ellas llegaron a representar un poco menos de la mitad de los menores
en 2001, ya para 2006 ellas eran la tercera parte de este flujo migratorio
de menores, en términos porcentuales; no obstante, si vemos los números
absolutos ellas incrementaron su participación en ese período. En tanto que
los hombres menores han incrementado su participación de 2001 a 2006,
55
al interior de cada estado y respecto de las mujeres. Si retomamos únicamente Sonora, para ejemplificar, ellos incrementaron su participación de 2001
a 2006 casi en 15 puntos porcentuales; si vemos el incremento del periodo,
éste fue del 659% mientras que el de las mujeres fue de 182.8%.
Cuadro 16. Niñas, niños y adolescentes no acompañados migrantes y repatriados
atendidos por la Red de Albergues de Tránsito por estado y municipio
según sexo (2001 y 2006)
Menores de edad
Total
Año
2001
2006
Entidad
Núm.
Hombres
%
Núm.
%
Mujeres
Núm.
%
Baja California
3,254 100.0
Sonora
1,198 100.0
Subtotal
4,452 100.0
2,701 60.7 1,751 39.3
Total
7,620 100.0
5,009 65.7 2,611 34.3
Baja California
5,746 100.0
3,898 67.8 1,848 32.2
Sonora
7,574 100.0
6,672 88.1
902 11.9
Subtotal
2,646 100.0
2,137 80.8
509 19.2
Total
1,822 56.0 1,432 44.0
879 73.4
319 26.6
20,027 100.0 15,863 79.2 4,164 20.8
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2001-2003 del SNDIF y del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
Analizando las edades de los menores, comparando los dos años mencionados, como ya se observó anteriormente, predominan los adolescentes, no
obstante, lo importante en este punto es ver el incremento de la participación al interior de cada grupo de edad por entidad. Si nos concentramos en el
grupo de edad de 0 a 5 años, uno de los más vulnerables, observamos en Baja
California un incremento del 76.6% mientras que en Sonora fue del 532%.
56
Cuadro 17. Niñas, niños y adolescentes no acompañados migrantes y repatriados
atendidos por la Red de Albergues de Tránsito por estado y municipio según grupos de
edad (2001 y 2006)
Menores de edad
Total
Año
2001
2006
Entidad
Núm.
0-5 años
%
Núm.
%
6 a 12 años
Núm.
%
13 a 17 años
Núm.
%
Baja California
3,254
100.0
33
1.0
325
10.0
2,896
89.0
Sonora
1,198
100.0
31
2.6
99
8.3
1,068
89.1
Subtotal
4,452
100.0
64
1.4
424
9.5
3,964
89.0
Total
7,620
100.0
155
2.0
747
9.8
6,718
88.2
Baja California
5,746
100.0
550
9.6
1,000
17.4
4,196
73.0
Sonora
7,574
100.0
82
1.1
318
4.2
7,174
94.7
Subtotal
13,320
100.0
632
4.7
1,318
9.9
11,370
85.4
Total
20,027
100.0
796
4.0
1,925
9.6
17,306
86.4
Fuente: Elaboración propia a partir del Anuario Estadístico 2001-2003 del SNDIF y del Anuario Estadístico 2006 (Salud, SNDIF).
Estos datos muestran el efecto de las políticas de militarización de la frontera por parte de las autoridades norteamericanas, que con la construcción de
muros dobles y el incremento de la vigilancia por las zonas de mayor tránsito de migrantes en Baja California, han obligado a éstos a cambiar el paso
de espacios urbanos, con relativa facilidad en cuanto a trayecto, por el paso
a través del desierto, durante tres o cuatro días, que es lo que significa intentar cruzar por Sonora, con un incremento no imaginado por los migrantes
de los riesgos que conlleva.
Quizás sería importante contar con las cifras anuales para ver el comportamiento de esta estadística, pero no se tuvo acceso a esa información,
sin embargo, es importante empezar a reflexionar qué sucede más allá de las
cifras, lo que sucede en términos de los riesgos que corren estos menores y
eso es lo que nos ocupa en el siguiente apartado.
57
1.3. Niñez, migración transnacional y familia:
riesgos, historias y reflexiones a compartir.
En este apartado trataremos brevemente cuáles son los riesgos que enfrentan los niños, niñas y adolescentes migrantes y que nos dan cuenta de la
situación de vulnerabilidad que enfrentan, basándonos en algunas fuentes
documentales y en los testimonios de nuestros entrevistados. Para comprender estas situaciones, es importante detenernos brevemente en el concepto
de vulnerabilidad para preguntarnos en qué medida los menores migrantes
no acompañados son un sector de población vulnerable y vulnerada.
Para Perona y otros, la vulnerabilidad social es un concepto ambiguo,
polisémico, multidimensional y complejo porque alude a fenómenos diversos y situaciones disímiles. En términos operativos, significa “una condición
social de riesgo, de dificultad, que inhabilita e invalida, de manera inmediata
o en el futuro, a los grupos afectados, en la satisfacción de su bienestar -en
tanto subsistencia y calidad de vida- en contextos sociohistóricos y culturalmente determinados”.
La idea de “condición social de riesgo” implica una diversidad de situaciones objetivas y subjetivas (percepción del riesgo y privación) que podrían
estar incluidas bajo esa característica. Esta definición también tiene un significado dinámico, ya que el riesgo implica la probabilidad de su ocurrencia,
esto es, que el riesgo se concrete y cristalice, para pasar de ser vulnerable a
ser vulnerado. En este sentido, el transcurso del tiempo atraviesa las distintas dimensiones de la vulnerabilidad con efectos diferenciales, según de qué
plazo se trate.
Este concepto de vulnerabilidad, alude a situaciones en las que se encuentran, en mayor o menor medida, una diversidad de grupos sociales y no
sólo los que se definen como pobres según las mediciones usuales. Este universo formaría parte del espacio donde se inscriben las distintas pobrezas e
integraría algunas de las dimensiones de la misma, pero vulnerabilidad no
se agota en pobreza, más bien la incluye.21
En este contexto, los procesos migratorios de las familias de los menores
migrantes y de ellos mismos, los coloca en una situación de vulnerabilidad
social que tiene que ver con riesgos latentes y concretos que se manifiestan
a lo largo de su existencia. En primer lugar, nos remiten a su situación prevaleciente en los lugares de origen por el impacto de las políticas económicas y
sociales que los excluye de la satisfacción de sus necesidades y del acceso a
21
Fuente: Perona, Nélida, et al., “Vulnerabilidad y Exclusión social. Una propuesta metodológica para el estudio de las condiciones de vida de los hogares”. Documento de Internet: http://www.ubiobio.cl/cps/ponencia/doc/p15.4.htm
58
sus derechos en donde la única opción que aparece en lo cotidiano es la migración, irrumpiendo el momento de marchar del padre, madre y/o hijos en
los ciclos vitales de la familia, en donde siempre habrá un quién más lo hará,
un antes y un después.
En segundo lugar, el tránsito migratorio de los menores que viajan solos o acompañados al interior del país para dirigirse a la frontera hace que
esta situación de vulnerabilidad social se eleve exponencialmente. En tercer
lugar, el choque con la cultura migratoria fronteriza en torno al negocio que
implican los migrantes son otros riesgos que viven los menores y que se suman a su circunstancia de ser vulnerado frente a una situación prácticamente
de total indefensión, incluso para los propios adolescentes transfronterizos
que se sumergen en esa realidad para sobrevivir con un perfil prácticamente
difícil de encarar por la sociedad.
En cuarto lugar, la propia experiencia de cruce o intento(s) de cruce de la
frontera sin documentos y sin familiares, para muchos menores es una experiencia devastadora en sentido físico y psicológico y de toda la estructura del
menor al no contar con los elementos o referentes previos que le permitan
contextualizar esta experiencia traumática. En quinto lugar, las implicaciones
que tiene el propio proceso de repatriación, el primer contacto con “la migra”,
el dilema ético entre seguir o no arriesgando la vida y renunciar o no a las
expectativas de vida y laborales o de reencuentro familiar. Aquí se incluye los
casos en que los menores han vivido sin documentos en Estados Unidos y son
deportados por infracciones sin arraigo a su país de origen que es México.
Diversos estudios y artículos de UNICEF (Gallo, 2004), del Colegio de la
Frontera Norte (publicaciones del Dr. Rodolfo Cruz Piñeiro) y del Colegio de
Sonora (Dra. Gloria C. Valdez), por citar algunos, hacen un recuento de estos
riesgos y debilidades de los modelos institucionales recientes para atender
esta problemática, que pueden ser consultados para profundizar en el tema,
aquí retomaremos estos momentos que hemos sistematizado para ilustrarlos con la voz y la experiencia de los propios actores.
1.3.1. Lugar
de origen
Las comunidades, familias y personas experimentan situaciones de inseguridad, indefensión y escasas posibilidades de enfrentar su situación de pobreza y marginalidad por la falta de recursos y de opciones de vida y laborales reales. De las entrevistas realizadas en este estudio a 24 niñas, niños y
59
adolescentes en Baja California (Tijuana y Mexicali) y Sonora (Nogales y Agua
Prieta), siete son mujeres y 17 hombres, la mayoría manifestó que sus familiares
o ellos migraron porque no tenían trabajo, no tenían para comer o por la falta de
tierras (17 menores). En cuanto a su estructura familiar, que también nos remite a nuestros orígenes, la mayoría de ellos no vive con su papá o mamá ya sea por
separación, porque él abandonó la casa y/o porque migraron a Estados Unidos.
En el caso de las mujeres la pareja se encuentra viviendo en Estados Unidos.
Específicamente, solamente cinco de los menores vivían con su familia
nuclear antes de migrar (mamá, papá y hermanos); nueve de ellos sin su
padre, ya sea por abandono, separación, migración o muerte; una de ellas
no vivía con su madre porque estaba en Estados Unidos; tres de ellos no
vivían con papá ni mamá, ya sea por separación y migración de mamá, por
abandono de ambos o por migración de ambos; uno de los casos más difíciles
es el de un niño de 12 años que vivió la separación de sus padres de pequeño, no tiene hermanos, su padre se fue de casa, mamá migró, se quedó con
sus abuelos, muere su abuela y cuando lo repatrían un tío lejano se queda a
cargo de él. Solamente en tres casos ellos abandonaron la casa, con el antecedente de separación de los padres o violencia familiar; había dos mujeres
adolescentes embarazadas, una de las cuales tenía a su pareja en Estados
Unidos y la otra se había separado de su pareja e iba con su padre a Estados
Unidos. En este aspecto profundizaremos en el capítulo 6.
En algunos casos de las familias más pobres los menores no han sido ni
siquiera registrados:
“Es increíble como las personas los llevan sin documentos, a veces, no hay nombres,
no hay registros, los tratamos de ubicar por CURP y no nos sale nada y a los niños ahí
los tenemos frente a nosotros, luego por más que les decimos a las personas, son de un
nivel socio-económico muy bajo, nunca los registraron y entonces no hay ni un nombre
y entonces, entonces, entonces… no se lo puedo entregar porque no sé si realmente sea
un familiar” (Entrevista realizada por Silvia Ramírez para este estudio el 21 de octubre
en las oficinas del SE DIF Baja California).
1.3.2. El
tránsito migratorio
Los menores no siempre realizan el viaje en compañía de algún familiar,
paisanos o conocidos, lo llegan a hacer solos y desde los lugares de origen
pueden ser transportados por enganchadores que los llevan a la frontera.
60
Otro sector vulnerable es el que realiza el viaje desde los lugares más lejanos
y por tierra; así como aquellos que nunca habían salido de su lugar de origen
o pertenecen a algún pueblo indígena. Es el caso de una adolescente chontal
de Veracruz que ya llevaba tres intentos de cruce, iba sola y su finalidad era
alcanzar a su padre para trabajar allá. Otro caso es el testimonio de un adolescente que entrevistamos en Nogales:
“Igual yo así también venía en un camión, lo manejaba un chofer que se veía trabajaba
en la central, yo soy de Aguascalientes, pero no es un camión que compras tu boleto,
es particular y pues él sólo nomás me dijo llévate tres mil pesos, pero ya más delante
de Aguascalientes nos dijo que iban a ser mil trescientos pesos para el camión y le pregunté porque cambiaba la jugada y me dijo que si quería me bajara del camión. A mí
me recogió en Tlaltichila, después recogió gente en Calvillo, Aguascalientes, Zacatecas
y a todos les cobró mil trescientos pesos por persona, niños, niñas, traía un paquetón
de dinero y yo lo veía y pensé: ésto lo voy hablar con mis papás. Nos decían que si había retén adelante que dijéramos que íbamos a Cananea a trabajar porque en nuestro
pueblo no hay trabajo ni nada y nosotros interesadamente por pasar al otro lado lo
decíamos pues estábamos gustosos de que íbamos a pasar.” (Entrevista realizada por
Jorge García para este estudio el 1ero. de noviembre de 2008 en el Módulo del Programa “Camino a Casa del SE DIF de Nogales, Sonora).
1.3.3.La
llegada a la ciudad fronteriza
Para los menores de los estados no fronterizos es un choque traumático, enfrentarse a una cultura del abuso, violencia, corrupción, engaño sostenida por traficantes,
polleros, taxistas, autoridades, redes de criminales, entre otros. Que se sostiene a
partir de las necesidades y expectativas de los migrantes por llegar “al otro lado” y
de la economía de las familias de los migrantes que “mandan traer” a sus hijos/as.
Veamos los diferentes testimonios de los menores y de los actores involucrados:
“Por ejemplo, yo que me fui a Naco estaba en el hotel con uno que le dicen el Chilango
y de repente llegó y nos dice vámonos, vámonos ya está la van porque hay un retén
de soldados en la línea porque hubo un encuentro por la mota y nomás puro cuento,
llegaron los batos y vámonos, agarren sus cosas.
Agarramos las maletas, pasaron dos o tres horas y nada, entonces pensé: nada
más nos están engañando porque yo me desespero de volada y nos quieren ver la cara
de mensos, piensan que uno es menso y uno por interés de brincar al otro lado les hace
caso, ellos nomás te dicen pues yo soy coyote pero te llevan al hotel y ahí te entregan
con diferentes personas y así se la pasan: entregándote y entregándote.
61
En Naco, en la plaza me miraban y me preguntaron vas para el otro lado, yo te cobro
tanto y muchos coyotes me rodearon y cada uno me decía que tanto y que por la línea
y me quedé admirado, ¿qué onda? (Ellos te dicen) porqué crees que estamos aquí: tú
crees que no pagamos plaza a los policías para que nosotros podamos estar aquí, y me
la creía porque la policía miraba que las personas nos detienen y pues somos desconocidos y pues ¿qué onda? y ellos decían que pagaban plaza. No sé si eso es verdad o
mentira pero lo que sí es mentira es que ellos van a pasar a uno pa’lla (a EE UU), puras
tranzas” (Entrevista realizada por Jorge García para este estudio el 1ero. de noviembre
de 2008 en el Módulo del Programa “Camino a Casa del SE DIF de Nogales, Sonora).
Para los menores de los estados fronterizos el mayor riesgo es caer en manos
de los traficantes de personas quienes los usan como guías de indocumentados. Esta situación ha sido documentada por UNICEF (Gallo, 2004) y actualmente sigue siendo la preocupación central de los agentes gubernamentales
y no gubernamentales para darle una salida institucional y legal adecuada a
esta problemática:
“Y también los niños, que de alguna u otra forma se están dedicando a traficar con
personas, que esos niños ya son futuros delincuentes en potencia. Es otro tipo de perfil
que son jóvenes muy locales, que te dicen no te necesito y donde tú los ves, lo evitan
y con el lenguaje obsceno que es de mucha agresividad, que nosotros entendemos que
‘no es contra mi persona’. Pero que, en un momento de una atención en un módulo…
empiezan a enganchar a los otros, empiezan a decir, ‘yo te cruzo, el buey que te cruzó
a ti no sirve, yo si conozco…’ Entonces, es algo difícil, sobre todo para la atención
dentro de un módulo que no fue creado para este tipo de perfil. Desde luego que si
requiere la atención, requiere de la coordinación de instancias que tengan que ver con
un delito federal, porque no es que yo quiera victimizar o culpabilizar al joven, en algún
momento él fue víctima, desde luego, pero si queremos hacer algo por ellos, tenemos
que empezar por alguna parte.
¿Qué nivel de reincidencia existe?
Si hablamos de una media, andaremos de unas tres a cinco veces, de intentos de
cruce. Sin que ésto signifique que se estén dedicando a cruzar personas, porque luego
se puede confundir el término. Un reincidente es alguien que intenta cruzar varias veces y que su fin sigue siendo el de internarse a Estados Unidos para trabajar, estudiar,
etcétera. Si hay algunos niños que ya llevan ocho y si hay algunos niños que entonces
ya están en el otro perfil, que llegan a tener hasta 25 en el mes y que ellos te lo dicen:
“yo llevaba a un grupo, me iban a dar tanto por persona y a eso me dedico” (Entrevista
realizada por Silvia Ramírez para este estudio el 21 de octubre de 2008 en las en las
oficinas del SE DIF Baja California).
62
Por otro lado, para todos los menores el mayor riesgo sigue siendo caer manos de todo
tipo de personas sin escrúpulos que están relacionadas con el gran negocio de las redes
de tráfico de personas, trata y explotación sexual.
“Lamentablemente, nosotros recibimos niños solos que son repatriados, incluso de
días o meses de nacidos, para nosotros es una tristeza porque vemos también que hay
algo muy latente, independientemente de las necesidades económicas que se tienen en
México, hay algo muy presente, que desafortunadamente va en crecimiento y que para
nosotros es de mucha preocupación, el que los niños se pongan en manos de una persona que se dedica al tráfico de personas, porque sabemos que lamentablemente hay
redes de tráfico muy fuertes a nivel mundial y que, generalmente, están bien cuidadas
unas con otras. Eso nos preocupa mucho porque lamentablemente es que la propia familia contacta a un pollero para eso y sabemos que el pollero, muchas veces, no vuelve
a dar noticias de ese niño a su familia o algo y es una preocupación muy creciente para
nosotros porque sabemos del incremento en el tráfico de niños, en el tráfico de droga,
en el tráfico de armas, en el tráfico de órganos y va en crecimiento y lamentablemente,
el niño que va en manos de un pollero, generalmente es el que trafica con personas, con
armas, con droga, con todo lo que se pueda traficar. Entonces, el niño va de por medio,
va de riesgo” (Entrevista realizada por Silvia Ramírez para este estudio el 24 de octubre
de 2008 en las oficinas de la delegación del INM en Baja California).
Hablando de la niñez migrante, una amenaza sigue siendo el que redes de tráfico de personas abusen y utilicen a los niños, yo creo que esa es una amenaza tremenda que todos
estamos tratando de enfrentar de alguna manera estratégicamente, armando los planes
necesarios y que, sobre todo, las instancias que tienen el apoyo y la facultad de actuar:
que lo hagan. Entonces, una de las amenazas principales es el que se siga utilizando a niños en las redes de tráfico de personas, para tráfico de droga, para tráfico de lo que sea. Y
otra de las amenazas muy fuerte es el hecho de que las familias siguen exponiendo a los
niños/as a ser cruzados riesgo (Entrevista realizada por Silvia Ramírez para este estudio
el 21 de octubre de 2008 en las en las oficinas del SE DIF Baja California).
1.3.4.El
momento del cruce transfronterizo
En este momento los menores se encuentran ya entre la necesidad, los sueños y la difícil realidad a la que se enfrentan, si vienen acompañados en ese
instante sobreviene la separación y la espera de uno y otro lado para su llegada con el familiar en Estados Unidos o bien el regreso después de la esperanza frustrada. Las historias son innumerables sobre la falta de información
acerca de lo que les espera, el abandono de los coyotes, los asaltantes que se
63
encuentran en el camino, los días y noches de camino, los riesgos físicos
de permanecer en las zonas desérticas (deshidratación, picaduras, ampollas,
sangrados) o perdidos entre los cerros, las violaciones a las mujeres, entre
otras. Algunos de los testimonios de los menores que entrevistamos reflejan
todas estas situaciones:
• “Porque los guías, que eran 4, se querían quedar con las mujeres que eran como
8, unas tenían como 35 años y otras eran más chavalonas y pasaban las muchachas y hasta me caían gordos los guías porque no tienen ni respeto, por ejemplo
mi guía que era de Sinaloa decía hay mamacitas míralas como están de chulas
y decían al otro guía, que te parece si te damos 2 pollos por una pollita, o sea
querían cambiar a dos de nosotros (los pollos), por una muchacha (pollita) y así
se pasaban gente uno al otro y mi guía decía muchas cosas a las muchachas hasta
quería darle una nalgada, y lo peor es que van con sus hermanos, sus papas y ellos
no pueden ni decir nada pues van con la ilusión de ir al otro lado y tienen que
hacer caso y se tienen que callar.
• Nos asaltaron y yo en mi mente traigo que se conocían con el guía. Porque cuando bajamos un arroyo el guía se adelantó y de repente movió la manita, y le dije
a quien le habla, no a nadie nomás le hice así y más adelante salieron dos, uno
de cada lado, yo no me eché a correr y las mujeres tuvieron miedo y empezaron
a decir dejen todas sus cosas de valor aquí sino los tronamos apartaron a las
mujeres, hicieron lo que quisieron con ellas y después de usarlas las mandaron
a seguir caminando y estaban lastimadas, unoquisiera ayudarlas pero uno que
puede hacer y el guía callado y sólo me iba mirando, por eso pienso que están de
acuerdo porque él se hace un lado y a él no le piden nada ni siquiera le hablan y
por eso nos llevan por esos caminos” (Entrevista realizada por Jorge García para
este estudio el 1ero. de noviembre de 2008 en el Módulo del Programa “Camino
a Casa del SE DIF de Nogales, Sonora).
1.3.5. El
primer contacto con la migra,
los centros de detención y la repatriación a
México
Muchas veces, el primer contacto con la migra puede significar el sueño que se
rompe en ese momento, el miedo frente a lo desconocido, la discriminación,
el racismo o, increíblemente la necesidad ya de ser encontrados cuando están
perdidos, deshidratados o fueron abandonados por los polleros o guías. Algunos testimonios de los menores entrevistados dan cuenta de esta situación:
64
• “La primera vez que intentó pasar la migra lo jaloneó y le dijo, no eres menor,
eres el coyote, dime la verdad. Y me dejaron sin comer ni tomar agua” (Entrevista
realizada por Silvia Ramírez a un joven repatriado en el Módulo de Recepción y
Atención del SE DIF en Mexicali, Baja California).
• “Ellos intentaron cruzar con dos coyotes, Mateo iba con su primo que es un poco
mayor que él, en el grupo eran muchos. Ambos son de origen guatemalteco y su
tío de Mateo los iba a recoger en EE. UU. Caminaron toda la noche, desde las 3 de
la tarde hasta las 10 de la noche, durmieron hasta las 2 de la mañana y siguieron
caminando hasta las 6 de la tarde. Estaban cansados, no llevaban comida solamente agua. Los dos coyotes los abandonaron, ellos despertaron y casi lloran cuando
se dieron cuenta que estaban solos, quedaron otros dos más, “gracias a Dios que
llegaron otros tres, estábamos clamando a Dios porque estábamos perdidos”. Siguieron caminando y llegaron a un cerro, ellos creyeron que ya habían llegado,
llegó el de migración caminando y después llamaron a otros. Él piensa que fue
mejor que los encontraran porque estaban perdidos. Ellos tenían miedo y dijeron
que eran mexicanos” (Entrevista realizada por Silvia Ramírez a un niño repatriado
en el Módulo de Recepción y Atención del SE DIF en Tijuana, Baja California).
Algunas otras situaciones que narran los menores respecto a los agentes de la patrulla fronteriza se refieren a actitudes de racismo, discriminación, casos en que
les llegan a apuntar con la pistola o a esposar, que no les devuelven sus papeles,
entre otras: “y ya un migra te pone la pistola de frente por si te quieres huir, dentro
del camión cierran unas puertas como la del los perros”, nos siguieron platicando
los jóvenes de Nogales.
Por otro lado, los centros de detención no dejan de ser eso y la mayor vulnerabilidad que se vive aquí es la falta de un modelo de atención para los
menores migrantes no acompañados y de los lineamientos a seguir desde
que se detectan hasta que se entregan a las autoridades mexicanas, esto es
confirmado en un estudio realizado recientemente por un centro de estudios
del lado norteamericano:
“Niños son maltratados por autoridades de inmigración estadounidense. Incidentes reportados por niños incluyen la no atención a solicitudes constantes para recibir atención médica; la insuficiencia de agua mientras se encuentran en la estación del
la patrulla fronteriza; la insuficiencia de alimentos; la imposibilidad de contactar a sus
familias; el maltrato físico, la manera en que son esposados por agentes y transportados en jaulas “como perros”.
65
Inadecuadas políticas y reglas regulan el maltrato y abuso de niños mientras ellos están en custodia oficial de Estados Unidos. Insuficientes sistemas pierden las oportunidades de identificar niños envueltos en tráfico de humanos. En los Estados Unidos, no
existe un proceso uniforme para tratar con niños indocumentados no acompañados
que están en custodia. Esto incluye si tendrán acceso a un abogado, la duración de detención y como ellos serán tratados. Estas inequidades generan una forma de maltrato—y algunas veces abuso—de estos niños por las autoridades de Estados Unidos”.22
La repatriación no siempre significa el reencuentro con la familia más cercana, sobre todo para los menores que ya tenían tiempo viviendo en Estados
Unidos sin papeles y son repatriados después de haber sido detectados o
cometer infracciones, llegando a un país que es de origen pero con el cual no
existe ningún arraigo y los vínculos no son los más cercanos o cotidianos, tal
como fue ilustrado en el apartado del Consulado General de México en San
Diego California, EE UU.
Finalmente tenemos los casos de los mexicanos muertos en la frontera,
de acuerdo con cifras de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en 2008 fallecieron 339 migrantes en su intento por cruzar la frontera México-Estados
Unidos de manera indocumentada, de los cuales ocho eran menores entre
cero y 17 años.23
Fuente: Documento de internet en pdf: News_Release_Spanish.pdf y Two_Pager_Spanish.pdf con relación al reporte presentado
“Un niño solo y sin papeles” por el Center for Public Policy Priorities de Austin, Texas, EE UU, 8 de noviembre de 2008.
Fuente: http://portal2.sre.gob.mx/dgpac/images/pdf/ESTADISTICAS/fall_edad_dic08.pdf
22
66
23
1.4. Reflexión
final
Nos acercamos desde diferentes discursos, espacios y actores a comprender
la difícil realidad de las niñas, niños y adolescentes que tras de sí y consigo,
en su andar más allá de las fronteras, han vivido situaciones de alta vulnerabilidad, por ser menor, migrar solo o quedar depositado en manos de sujetos
involucrados en redes de tráfico de cualquier índole. Nos enfrentamos a diseños interinstitucionales que si bien han avanzado en sus marcos normativos y de atención, aún resultan insuficientes para que, además de atender la
emergencia, logre consolidarse como una política integral de protección de
los derechos de los menores y las familias y orientado a prevenir e informar
sobre los riesgos que implica y perfilarse como una política de Estado en
un país que se asume como migrante frente a una cada vez más endurecida
frontera política y política antiinmigrante del lado norteamericano. Esta es
una tarea que nos convoca a todos y todas: organismos internacionales, organismos no gubernamentales, el Estado mexicano y a las organizaciones
humanitarias del otro lado de la frontera. Enseguida veremos cuál es el marco que regula y protege los derechos humanos de los menores y concluiríamos este capítulo con una recomendación que nos pidió uno de los jóvenes
de Nogales: “Que no vengan para acá está muy difícil, si en algo les sirve a
los muchachos lo que les platicamos ojalá lo tomen en cuenta, es difícil y se
sufre, les recomiendo que se queden con su casa porque acá todo mundo se
quiere aprovechar y la migra nos trata mal”.
67
Capítulo 2
LOS DERECHOS HUMANOS
EN EL ESCENARIO DE LA
NIÑEZ MIGRANTE EN LA
FRONTERA NORTE DE MÉXICO
Cuando hablamos sobre Derechos Humanos, es imprescindible abordar el
tema de manera muy específica para no caer en generalidades que únicamente
dan una referencia, más no nos dan la posibilidad de entender a detalle la
problemática que se pretende estudiar. Así mismo, la significación de la defensa y promoción de los Derechos Humanos, entendiendo por estos, todos
aquellos atributos, libertades y prerrogativas de que goza un ser humano por
el simple hecho de serlo sin distinción social, económica, política, jurídica e
ideológica, es fundamental cuando se habla de poblaciones migrantes.
La historia de la humanidad está marcada por diversos conflictos internacionales, es decir, dos guerras mundiales, crisis económicas, la “Guerra Fría”,
totalitarismos, etc., actos que tienen como factor común el uso de la violencia
y por consiguiente la violación a los Derechos Humanos. Estos actos de violencia son originados por diversos factores: políticos, sociales y culturales, como
son la prohibición de libertad de culto, el terrorismo, entre otros.
Como se expuso en el capítulo precedente, la vulnerabilidad social incluye a los grupos más desfavorecidos, que por sus características y condiciones
se encuentran en una situación de “condición social de riesgo”, que cuando
se concretiza pasa de vulnerable a vulnerados, por la falta de oportunidades
laborales, por condiciones de pobreza, de analfabetismo, inequidad de
género, etc. y estos grupos generalmente son: los indígenas, mujeres, niñas
y niños, migrantes, entre otros.
En este estudio se ha prestado atención a la voz de los actores que viven
y sufren la migración, en particular haciendo énfasis en los Derechos Humanos de las niñas, niños y adolescentes migrantes, por pertenecer éstos a
uno de los grupos en condiciones de vulnerabilidad, sino también como los
trabajadores que se convierten a su corta edad. Lo anterior con el fin de dar a
conocer en principio sus derechos como personas a partir del orden jurídico
internacional, para posteriormente, abordar el caso específico de las niñas y
niños migrantes que viajan solos o se quedan solos en su intento de cruce en
la frontera de los Estados Unidos.
La migración es una problemática social que se da a escala mundial, es
decir, no hay país, región o continente que no albergue migrantes. Los países
son lugares de origen, tránsito o destino e incluso en algunos casos llegan a
tener las tres características a la vez, las causas de la migración son diversas,
las migraciones se dan por motivos políticos, por la búsqueda de oportunidades, por seguridad, pero en la mayoría de los casos es el deseo de
encontrar mejores condiciones de vida lo que mueve a multitudes.
71
En el caso de la migración hacia Estados Unidos, es uno de los temas más
complejo, difícil y controversial que existe en la relación bilateral, porque si
bien es una problemática que afecta a ambos países, es a la vez conveniente
en lo que respecta a la fuerza laboral sobre todo. Lo que es indudable es que
la población de niñas y niños migrantes está creciendo de manera alarmante
y con ello la violación a sus derechos humanos, por lo que es de especial interés atender esta problemática, darla a conocer y crear propuestas que permitan erradicar la violencia que sufren las niñas y niños que intentan cruzar
la frontera norte.
2.1. Sistema internacional
de los Derechos Humanos
La Declaración Universal de los Derechos Humanos1, es el primer antecedente cuyo fin fue garantizar los derechos y libertades de que goza cualquier
ser humano por el hecho de serlo, con ella comienza la internacionalización
de los derechos humanos, caracterizados por un consenso generalizado en
la comunidad internacional, respecto del cual son derechos inherentes a la
dignidad del hombre, sin distinción de raza, sexo, idioma o religión de las
personas.
Posteriormente, la ONU aprobó diferentes instrumentos que se refieren a algunos otros aspectos de los derechos humanos: la Declaración de
los Derechos del Niño en 1959; la Declaración sobre la Eliminación de la
Discriminación contra la Mujer en 1967; el Pacto Internacional de Derechos
Civiles, Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales
y Culturales en 1966, entre otros.
Si bien existe un Comité de Derechos Humanos en la ONU, que se ocupa
de que estos pactos se cumplan, su eficacia es restringida ya que no existe legislación internacional que obligue a los gobiernos de los diversos estados, a
proteger los derechos de las personas. Pero las críticas y los informes ante la
opinión pública mundial, son a veces modificadores de algunas situaciones.
Sin embargo, el Derecho Internacional obliga al cumplimiento de los
pactos, convenios, convenciones y protocolos firmados y ratificados por los
estados miembros del sistema de Naciones Unidas, vincula a todos los órganos del Estado y su inobservancia genera responsabilidades en el orden del
derecho internacional. En ese sentido, existen instrumentos regionales
y globales, como el “Convenio europeo para protección de los Derechos
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es una declaración adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas
en su Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948 en París, que recoge los derechos humanos considerados básicos.
1
72
Humanos y de las libertades fundamentales”2, la “Declaración Americana de
Derechos y Deberes del Hombre”3, aprobado por la OEA en 1948, la “Declaración Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa
Rica”4 aprobada en 1969, la “Convención internacional sobre la protección
de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares”5,
la Cumbre mundial de la infancia, entre otros. Sin embargo y debido al alcance de la presente investigación, sólo se expondrán algunos de los documentos antes mencionados y en particular aquéllos que tienen mayor relevancia en el tema de la niñez migrante.
2.1.1. La Declaración Universal
de los
Derechos Humanos
La Declaración Universal de los Derechos Humanos6 consta de 30 artículos,
que a su vez se subdividen en 4 grupos de disposiciones. Los primeros artículos proclaman que todos los seres humanos nacen libres e iguales “en dignidad y derechos”, y que estos derechos, les corresponden sin distinción de
razas, color, sexo, idioma, opinión política, posición económica, nacimiento
o cualquier otra condición.
El segundo grupo, comprende los artículos 3 al 21, que consagra los derechos del individuo como miembro de colectividades, es decir, los derechos
civiles y políticos de todos los seres humanos (derechos a la vida, a la libertad
a contraer matrimonio, derechos a la nacionalidad, y de asilo entre otros).
El tercer grupo, comprende los artículos 22 al 27, corresponde a los derechos económicos, sociales, culturales de todos los seres humanos, entre
los que se incluyen por ejemplo el derecho al trabajo, a la educación, al disfrute del tiempo libre y a la seguridad social.
El cuarto y último grupo, comprende los artículos 28 al 30, reconoce que
toda persona tiene derecho a un orden social e internacional en el que los
Derechos Humanos pueden realizarse plenamente y que cada persona tiene
deberes y responsabilidades ante la comunidad en la que vive.
El Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales fue firmado en Roma el 4
de noviembre de 1950.
3
Declaración americana de los derechos y deberes del hombre. Tratado internacional con jerarquía constitucional desde 1994,
aprobada en la Novena Conferencia Internacional Americana Bogotá, Colombia, 1948.
4
Convención Americana sobre Derechos Humanos suscrita en la Conferencia especializada Interamericana sobre Derechos Humanos, San José, Costa Rica 7 al 22 de noviembre de 1969 (Pacto de San José).
5
Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares fue
adoptada por la Asamblea General en su resolución 45/158, de 18 de diciembre de 1990.
6
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es una declaración adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas
en su Resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948 en París, que recoge los derechos humanos considerados básicos.
2
73
Se puede decir que uno de los primeros esfuerzos por la protección de los
derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes es la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 que señala en su artículo 13 que:
“Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en
el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier
país, incluso del propio, y a regresar a su país.” Ante esta afirmación, se puede decir que la migración es un derecho fundamental de que goza cualquier
ser humano y por tanto, de ninguna manera se puede prohibir ni condenar.
Sin embargo, a través de los años está declaración ha demostrado tener serias deficiencias, vaguedades y omisiones que han dificultado la defensa de
los derechos fundamentales y que a continuación analizaremos.
Para empezar, en la Declaración no existe ni definición de derecho ni
definición de libertad, de tal modo que derechos, libertades y prohibiciones
se intercalan indiscriminadamente, reiterando obviedades y omitiendo afirmaciones básicas. Por otro lado, tampoco existe una jerarquización de derechos, lo cual ha permitido que en defensa de unos se vulneren otros, a veces
más importantes. Por ejemplo, el derecho a la propiedad intelectual pasa con
frecuencia por encima del derecho a la salud.
Por último, las facultades que le asigna la Declaración a la ONU para
asegurar el respeto efectivo de los Derechos Humanos, son totalmente insuficientes, dejando bajo la responsabilidad de los gobiernos nacionales el
decretar medidas para alcanzar progresivamente derechos cuyo incumplimiento debiera ocasionar una inmediata acción internacional.
2.1.2. Convención
sobre los
Derechos
del
Niño
Si bien el problema de la migración ha sido objeto de preocupación de distintos instrumentos jurídicos internacionales, la protección de los derechos
de los niños y las niñas se ve definitivamente reforzada a partir de la Convención sobre los Derechos del Niño7 aprobada por la Asamblea General de
Naciones Unidas. Esta Convención constituye un importante avance en el
reconocimiento de los derechos de la infancia y una garantía a su pleno respeto y cumplimiento. Los gobiernos están obligados a garantizar y satisfacer
las necesidades básicas de los niños y niñas, favorecer su desarrollo, protegerlos contra todo abuso, maltrato, discriminación o explotación, apoyar a la
familia, otorgar un cuidado especial a los niños particularmente vulnerables
y permitirles su participación en sociedad.
Convención sobre los Derechos del Niño fue adoptada y abierta a la firma y ratificación por la Asamblea General en su resolución
44/25, de 20 de noviembre de 1989. Entrada en vigor: 2 de septiembre de 1990, de conformidad con el artículo 49.
7
74
La Convención sobre los Derechos del Niño constituye además, el marco legal internacional desde el cual avanzar en el desarrollo de políticas e instrumentos jurídicos que favorezcan la protección efectiva de los derechos de las
niñas/os, superando toda forma de discriminación basada en la nacionalidad, origen étnico o condición social que comúnmente afectan a las niñas,
niños y adolescentes que se ven forzados a abandonar su país de origen.
A partir de la Convención sobre los Derechos del Niño se han derivado y
sumado diversos esfuerzos que promueven la protección y defensa de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, entre los pronunciamientos
que más destacan se encuentra: la Cumbre Mundial de la Infancia de 1990,
la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas del año 2002,
los protocolos facultativos a la Convención relativos “A la Venta de Niños, la
Prostitución Infantil y la Utilización de Niños en la Pornografía y “A la participación de niños en los conflictos armados” del año 2000.
La importancia de esta Convención, es que a diferencia de las demás ésta
se encuentra dedicada a los niños, niñas y adolescentes, es decir, por primera
vez se presentan una serie de normas universales en las que los únicos beneficiarios y titulares de sus propios derechos son los mismos niños y niñas y
en lo individual cada niño es un ser humano, un miembro de la familia y de
sus comunidades, sujeto de derechos y responsabilidades.
Estados Unidos es uno de los países que no ha ratificado la presente
Convención, lo cual significa un obstáculo para la protección de los derechos
de la infancia, sobre todo en el caso de México, porque el país vecino es reconocido como uno de los más grandes violadores de los derechos humanos.
2.1.2.1. Cumbre Mundial
de la Infancia
En septiembre del año 2001 se llevó a cabo la Sesión Especial de la Asamblea
General de Naciones Unidas, dedicada al tema de la Niñez y la Adolescencia,
también denominada Segunda Cumbre Mundial de la Infancia, en donde se
evaluaron los compromisos adquiridos por los gobiernos signatarios en la
Primera Cumbre realizada en septiembre de 1990 y se determinó el diseño
de nuevas políticas a favor de la infancia. La sesión especial tuvo como objetivo primordial aportar enfoques nuevos y plantear metas acordes a los
problemas que enfrenta en la actualidad la niñez y la adolescencia alrededor
del mundo.
75
En la Primera Cumbre Mundial de la Infancia que se realizó en Nueva York
en septiembre de 1990, participaron los Jefes de Estado de todo el mundo,
y tuvo como propósito fundamental promover los derechos y el bienestar
de niños y niñas en el mundo. El aspecto más importante de esta Cumbre
fue la firma, por parte de los gobiernos allí representados, de la Declaración
Mundial sobre la Supervivencia, la Protección, el Desarrollo del Niño y su
Plan de Acción.
En la Sesión Especial de 2001 fue una actividad sin precedentes, la primera reunión de este tipo que estuvo dedicada exclusivamente a la infancia y
la primera que incluyó a niños y niñas como delegados oficiales. Se organizó
para analizar los progresos alcanzados desde la Cumbre Mundial en Favor
de la Infancia de 1990 y renovar el compromiso internacional en favor de los
derechos de la niñez.
Alrededor de 70 Jefes de Estado y/o de Gobierno, Primeros o Viceprimeros Ministros y numerosas delegaciones gubernamentales de alto nivel acudieron a Nueva York para participar en la Sesión. Esto representa un avance
en la comunidad internacional al sumar esfuerzos que permitan erradicar la
violación de los derechos humanos de un sector de la población en condiciones de vulnerabilidad. Reafirmar los compromisos de los gobiernos si bien es
un paso importante, también lo es tomar medidas precisas y necesarias que
se desarrollen a través de los años.
2.1.3. Convención Internacional sobre la Protección
de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios
y de sus Familiares
La Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los
Trabajadores Migratorios y de sus Familiares8 tiene como objetivo esencial
que todos los trabajadores migratorios, según se definen en las disposiciones
de la Convención, puedan gozar de sus derechos humanos independientemente de su situación jurídica.
La Convención abrió un nuevo capítulo en la historia de la labor emprendida para establecer los derechos de los trabajadores migratorios y garantizar la protección y el respeto de esos derechos. Es un tratado internacional de carácter global, inspirado en los acuerdos jurídicamente vinculantes
existentes, en estudios de las Naciones Unidas sobre derechos humanos, en
conclusiones y recomendaciones de reuniones de expertos y en los debates
8
Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares fue adoptada por la Asamblea General en su resolución 45/158, de 18 de diciembre de 1990.
76
celebrados y las resoluciones aprobadas en los órganos de las Naciones Unidas
en los dos últimos decenios sobre la cuestión de los trabajadores migratorios.
Como los demás acuerdos internacionales sobre derechos humanos, la
Convención establece las normas que sirven de modelo para las leyes y los
procedimientos judiciales y administrativos de los Estados. Los gobiernos de
los Estados que ratifican la Convención o se adhieren a ella se comprometen
a aplicar sus disposiciones, adoptando las medidas necesarias, así como a
garantizar que los trabajadores migratorios cuyos derechos hayan sido violados puedan presentar un recurso judicial.
La Convención tiene en cuenta las normas laborales internacionales
pertinentes así como las Convenciones sobre la esclavitud. Hace también
referencia a la Convención de la UNESCO relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza, a la Convención Internacional
sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial; el Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; el Código de Conducta para Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley; la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención
contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes,
la Convención sobre los Derechos del Niño y la Declaración del Cuarto Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del
Delincuente.
La Convención expone en primer lugar, los distintos derechos según se
relacionan directamente con la situación de la migración para fines de empleo. En ella queda reflejada la visión actual de las tendencias migratorias,
tanto desde el punto de vista de los Estados de origen como de los Estados
receptores de trabajadores migratorios y sus familiares. El texto resume la
opinión de los expertos a lo largo de más de medio siglo sobre los problemas de los trabajadores migratorios y tiene en cuenta los requisitos de una
amplia gama de instrumentos jurídicos internacionales y nacionales. Abre
además un nuevo camino al definir los derechos que se aplican a ciertas categorías de trabajadores migratorios y sus familiares, entre ellas:
• Trabajador fronterizo, el que reside en un Estado vecino al que nor - malmente regresa cada día o al menos una vez por semana;
• Trabajador de temporada;
77
• Trabajador fronterizo, el que reside en un Estado vecino al que nor - malmente regresa cada día o al menos una vez por semana;
• Trabajador de temporada;
• Marino, trabajador empleado a bordo de una embarcación registrada en un Estado del que no sea nacional;
• Trabajador en una estructura marina que se encuentra bajo la juris- dicción de un Estado del que no sea nacional;
• Trabajador itinerante;
• Trabajador vinculado a un proyecto concreto;
• Trabajador por cuenta propia.
Es importante reconocer que tanto la Comisión de Desarrollo Social de las
Naciones Unidas como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) han prestado una atención especial
a las necesidades de los hijos de los trabajadores migratorios en materia de
educación. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha
estudiado también más a fondo en los últimos años la manera de fomentar
y proteger los derechos de los hijos de los trabajadores migratorios, que han
de beneficiarse plenamente de todas las disposiciones plasmadas en la Convención sobre los Derechos del Niño. Una serie de publicaciones en el ámbito
de la investigación del Centro Internacional del UNICEF para el Desarrollo
del Niño han abordado su situación, no sólo en su calidad de migrantes sino
también en su calidad de minorías étnicas en el país de acogida.
Al tratar aspectos particulares de los derechos de los trabajadores migratorios o situaciones específicas en ciertas regiones y países, las iniciativas
antes descritas contribuyeron a establecer los cimientos para una convención internacional, un instrumento que abarcase globalmente los derechos
humanos y las libertades fundamentales de los trabajadores migratorios
y sus familias y que fuera suficientemente flexible para poder aplicarse en
todo el mundo tal y como lo conocemos hoy en día.
2.2. Sistema Nacional
de
Derechos Humanos
La migración de mexicanos a Estados Unidos ha tenido un fuerte incremento
en las últimas décadas y de ello se ha derivado también un creciente interés
por realizar diversas investigaciones multidisciplinares, para generar políticas públicas que respondan a ello. Sin embargo, a pesar de este creciente
78
interés por esta problemática, es aún incipiente la información y el conocimiento sobre el impacto psicológico y social en las familias migrantes, especialmente en la comprensión de las consecuencias que tiene la migración
en los niños y las familias y qué impacto tiene en las distintas fases del fenómeno migratorio. Los menores sufren directamente por las condiciones
económicas y sociales que viven los adultos. Una consecuencia natural de la
migración es sin duda, la separación de los miembros de la familia.
Los factores que estructuran el complejo sistema migratorio entre
México y Estados Unidos, pueden ser agrupados en tres grandes categorías: los factores vinculados con la oferta (expulsión) de fuerza de trabajo;
los factores asociados con la demanda (atracción); y los numerosos factores
sociales que vinculan a las comunidades de origen con las de destino, los
cuales son determinantes tanto para reducir los costos y riesgos asociados
con el movimiento migratorio, como para contribuir a sostenerlo, recrearlo
y perpetuarlo.
Independiente de cuál sea el factor que impide que una familia o parte
de la familia continúe su vida en nuestro país, resulta de gran relevancia
analizar a uno de los sectores más desprotegidos como se ha enfatizado con
anterioridad, es el de las niñas y niños migrantes no acompañados, cuya realidad actual se traduce en que persiste su detención en las estaciones migratorias, incumpliéndose con ello la Convención de Derechos del Niño de
Naciones Unidas, y durante este aseguramiento, no se respeta su derecho al
debido proceso y a una información clara sobre sus derechos.
Las cifras expuestas en el capítulo uno nos demuestran que la migración de menores va en aumento lo cual es alarmante, pero es aún más alarmante la violación de sus derechos en el momento en que deciden cruzar la
frontera. En tanto, la violación de los derechos humanos está implícita en
la migración desde el momento mismo, en que las condiciones de pobreza
y ausencia de oportunidades obligan a la población de un país a movilizarse
a otro, en condiciones generalmente adversas y de desprotección, al estar la
libre movilización totalmente controlada y prohibida. Aun cuando existan
acuerdos y declaraciones internacionales relacionadas con la protección a
estos derechos, por ello, los siguientes apartados están dedicados a realizar
un análisis breve sobre la legislación en materia de migración que existe en
nuestro país.
79
2.2.1. Ley para la Protección de los Derechos
de Niñas, Niños y Adolescentes
A partir del año 2000, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, contempla en el Artículo 4º, la protección de los derechos humanos de las niñas, los niños y adolescentes, el nuevo párrafo del Artículo 4º
Constitucional establece:9
“Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.
Los ascendientes, tutores y custodios tienen el deber de preservar estos derechos. El
Estado proveerá lo necesario para propiciar el respeto a la dignidad de la niñez y el
ejercicio pleno de sus derechos.
El Estado otorgará facilidades a los particulares para que coadyuven al cumplimiento
de los derechos de la niñez.”
La Constitución ahora reconoce que el mundo infantil está integrado por niñas y por niños. El avance en el reconocimiento de los géneros implica resolver desde la Carta Magna la discriminación que padecen particularmente las
niñas. Si hay carencias o insatisfacciones, no tendrán un desarrollo integral
y la responsabilidad de lograrlo compete no sólo al padre y a la madre, también a sus familiares y, eventualmente, a custodios y tutores. El compromiso
del Estado y sociedad para proveer y coadyuvar en este cometido implica que
la niña, niño o adolescente, independiente de sus circunstancias, no estará
solo o abandonado, tampoco estará excluido de los beneficios de los programas gubernamentales y estará presente en la definición de las políticas
públicas. Con esta reforma a la Constitución el Congreso de la Unión sienta
las bases para el diseño de la ley reglamentaria, además de reconocer expresamente en la Constitución los derechos de la infancia y adolescencia, y la
promulgación de una ley, novedosa, original y vanguardista.
En mayo del año 2000, en México la Cámara de Diputados aprobó la Ley
para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes10 fue un
proyecto caracterizado por contar con un verdadero interés a favor de la protección de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes.
Esta ley se sustenta en los conceptos derivados de la Doctrina de la Protección Integral diseñada por expertos latinoamericanos a partir de la Convención sobre los Derechos del Niño, misma que ocupó el lugar de la doctrina
Reformado y acondicionado mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación 7 de abril del 2000.
La Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes fue una nueva ley publicada en el diario oficial de la
federación el 29 de mayo de 2000.
9
10
80
de la situación irregular imperante hasta antes de la Convención. Los principios rectores de la Doctrina de la Protección Integral nos señalan que el interés superior de la infancia implica que las políticas, las acciones y la toma
de decisiones relacionadas con este periodo de la vida tiene que darse de tal
manera que, en primer término, y antes de cualquier consideración, se busque
el beneficio directo del infante y del adolescente y que proyecte mas allá del
ordenamiento jurídico, las políticas públicas y la consolidación del desarrollo
de una cultura más igualitaria y respetuosa de los derechos de todas las personas. Este principio es una limitante del ejercicio abusivo de cualquiera de los
derechos de los adultos en detrimento de los derechos de niñas, niños y adolescentes; se reconoce igual valor a los derechos de quienes cursan la infancia
y la adolescencia que a los de los adultos.
Otro principio rector de esta ley, es el de la igualdad, que establece que
toda niña, niño o adolescente sin excepción, debe gozar de los derechos consagrados en la Ley Fundamental es combatir y erradicar desde temprana edad
las costumbres y prejuicios alentadores de una pretendida superioridad de un
sexo sobre otro.
Se contempla en la ley también el principio de la no discriminación y el
respeto sin distinción de raza, color de piel, sexo, edad, idioma o lengua, religión, opinión política, origen étnico nacional o social, posición económica, discapacidad, circunstancias de nacimiento o cualquier otra condición del infante,
adolescente o de sus progenitores, familiares o representantes legales.
Esta ley destaca la necesaria incorporación de niñas, niños y adolescentes
que por circunstancias totalmente ajenas a su voluntad, están excluidos del goce
de sus derechos; respetando siempre las competencias y facultades que tienen las
entidades federativas, se promueva lo necesario para adoptar medidas de protección especial que requieren quienes viven carentes o privados de sus derechos, y
una vez logrado, insertarlos en los servicios y los programas regulares dispuestos
para quienes no viven con deficiencias o tales privaciones.
Así mismo, se reconoce que la familia es el espacio primordial para su formación integral, la relación niño-familia y en especial la relación niño-padres
es esencial para lograr su pleno desarrollo emocional y de su personalidad.
La Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes,
sin embargo, tiene el reto de definir el camino por el que deben transitar quienes la aplicarán y quienes la debemos acatar, siguen las tareas pendientes: la
aplicación de políticas públicas y no sólo asistenciales.
81
La búsqueda de que los seres humanos seamos más humanos, inevitablemente nos señala que es indispensable reconocer que los derechos de las niñas, los
niños y las y los adolescentes son derechos humanos y que para hacerlos realidad necesitamos fortalecer el Estado de Derecho, lo que quiere decir luchar
por la tutela plena e igualitaria de los derechos humanos y de las garantías
constitucionales.
2.2.2. Ley para prevenir y sancionar la trata de personas
En la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas11 se reformaron, adicionaron y derogaron disposiciones de la Ley Federal contra la Delincuencia
Organizada; el Código Federal de Procedimientos Penales y el Código Penal
Federal. Esta Ley tiene por objeto prevenir y castigar esta actividad además de
proteger, dar atención y asistencia a las víctimas que la han sufrido.
La legislación indica que se comete el delito de trata de personas cuando se
promueva u ofrezca para sí o un tercero a una persona, por medio de violencia
física o moral, engaño o abuso de poder para “someterla a explotación sexual,
trabajos o servicios forzados, esclavitud, servidumbre, o a la extirpación de un
órgano, tejido o sus componentes”.
La normatividad también señala que el gobierno federal establecerá una
Comisión Intersecretarial, la cual elaborará y pondrá en práctica el Programa
Nacional para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas. Dicha comisión se
conformará por dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y la Procuraduría General de la República (PGR).
Se reforma la fracción V del Artículo segundo y se adiciona una fracción VI,
de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.
De esta forma el Artículo segundo, referente a los casos en que se sancionará como miembros de la delincuencia organizada a quienes cometan algún
delito, agrega en su fracción V a quienes realicen corrupción, pornografía, turismo sexual y lenocinio contra menores de 18 años o que no tengan capacidad
para comprender el significado del hecho o para resistirlo.
Además añade la fracción VI que incluye la trata de personas “previsto y
sancionado en los artículos 5 y 6 de la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata
de Personas”.
También se reforma el inciso 13 de la fracción I del Artículo 194 del Código Federal de Procedimientos Penales referente a los a los delitos que se
82
Ley para prevenir y sancionar la trata de personas. Nueva ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de noviembre
de 2007.
11
califican como graves por afectar valores fundamentales de la sociedad. La
actual reforma suprime lo referente a la trata de personas previsto en el
Artículo 205 y en el artículo 207 y adiciona la fracción XVI “de la Ley para
Prevenir y Sancionar la Trata de Personas, previstos en los artículos 5 y 6”.
También se modifica el Artículo 85, fracción I, inciso C del Código Penal
Federal, referente a los casos en que no se concede la libertad preparatoria eliminando la trata de personas previsto en los Artículos 205 y 207.
Se reforma el Artículo 205 bis que indica que “las sanciones señaladas en
los artículos 200, 201, 202, 203 y 204 se aumentarán al doble de la que corresponda” cuando el autor tuviere para con la víctima, alguna de las relaciones
que se mencionan; además se derogan los artículos 205 y 207 del mismo.
2.3. Los derechos de la niñez migrante
La migración es una problemática social con orígenes diversos y complejos,
implica el desplazamiento geográfico de mujeres, hombres, niñas, niños,
adultos mayores, etc. debido a causas económicas, políticas, militares, sociales o climáticas.
Ahora bien, imaginemos la vulnerabilidad de los niños, que acompañados por sus padres, algún familiar o muchas veces solos, atraviesan la
frontera norte de México. Erróneamente creemos que la migración infantil
es excepcional, sin embargo los flujos migratorios de menores, según las
aproximaciones de UNICEF, representan una tercera parte de los migrantes
mexicanos y centroamericanos.12
La niñez está en una posición especialmente vulnerable para hace valer sus derechos
por sí mismos, porque tienen poca posibilidad real de influencia en los asuntos políticos y sociales, así como en los procesos de decisión sobre temas que directamente les
atañen. Pocas sociedades proporcionan un entramado institucional y un entorno que
aliente el efectivo goce y ejercicio de los derechos por parte de la niñez. Esto debilita la
posición de los niños cuando exigen una reparación por las violaciones a sus derechos
y reduce la posibilidad de que existan vías formales para hacerlo.13
Según la Convención sobre los Derechos del Niño14 todos los niños y las niñas
tienen el mismo derecho a desarrollar su potencial, en todas las situaciones,
todo el tiempo, en todas partes.
12
UNICEF in Central America to promote the rights of the unaccompanied migrant children, UNICEF: www.unicef.org/media/
media_42880.html.
13
Carpeta Informativa, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, México 2005, p.p.17-24
14
La Convención sobre los Derechos del Niño fue adoptada y abierta a la firma y ratificación por la Asamblea General en su resolución 44/25, de 20 de noviembre de 1989. Entrada en vigor: 2 de septiembre de 1990, de conformidad con el artículo 49.
83
Es importante mencionar que de acuerdo con la CDN se entiende por niño/a
todo ser humano menor de dieciocho años de edad salvo que, en virtud de
la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad. En relación con la niñez el concepto de tutela tiene especial importancia porque
comúnmente está asociado con el significado social que se le da a ser niño
o niña. La concepción tutelar y asistencialista concibe a la infancia como un
momento de la vida que se caracteriza por la carencia; pone el énfasis en la
incapacidad e inmadurez para demostrar la necesidad de la dependencia respecto de los adultos. En este sentido es esencialmente significativo que en la
legislación y en las políticas públicas se use comúnmente el término “menor”
asociado con incapacidad, e investido de una serie de atributos peyorativos
que, sin duda, reproducen una doctrina de la situación irregular. Contra esta
concepción se ha desarrollado una alternativa basada en la noción de que las y
los niños son sujetos de derechos.15
Los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares coinciden en:
“la no discriminación, el debido proceso, la participación, el interés superior de la infancia, la unidad familiar, la protección integral de derechos y la tutela plena de garantías,
la igualdad, la supervivencia, el desarrollo y la autonomía progresiva en el ejercicio de los
derechos para el caso de los niños”.16
Algunos de los derechos que tutelan son: a la educación, a la vida, a la
salud y a la libertad; no ser sometidos a tratos crueles como la explotación,
discriminación, maltrato, la esclavitud o trabajos forzosos, explotación
sexual y la libertad de expresión, de asociación y de pensamiento. Estos se
convierten en los principales riesgos que enfrentan los niños, niñas y adolescentes migrantes en su intento por cruzar de manera indocumentada hacia
los Estados Unidos para trabajar, mejorar su nivel de vida y/o reunirse con
sus familiares en ese país. Lo más grave de la migración de NNA es que automáticamente, en el momento que deciden intentar cruzar la frontera, interrumpen el goce de sus principales derechos como los son la alimentación,
la salud y la educación.
Aquí cabe mencionar que los Derechos Humanos son considerados por el
Derecho Internacional desde dos puntos de vista: como el reconocimiento de
la dignidad personal de cada ser humano, que en este caso sería la dignidad
Carpeta Informativa, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, México 2005, p.p.17-24
Gallo, Karla. (2005). Niñez Migrante: Blanco fácil para la discriminación. En: Secretaría de Relaciones Exteriores: Programa de
Cooperación sobre Derechos Humanos México-Comisión Europea. Memorias del Seminario Internacional los Derechos Humanos
de los Migrantes, SRE, México, 2005. Libro electrónico consultado en: http://portal.sre.gob.mx/pcdh/libreria/libro5.html
15
16
84
del migrante a ser respetado en todos sus derechos, y como la necesidad de
que esta dignidad sea reconocida, compartida y demandada por toda la sociedad y el Estado.
La problemática de la niñez migrante no acompañada se ve afectada
también por los problemas de la frontera sur de México, Al respecto, también
la Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene un papel fundamental
que jugar, pues estos niños son terriblemente explotados y muchos de ellos,
incluso, han sido abandonados por sus padres en la frontera, mientras éstos
cruzan a trabajar en Estados Unidos, con la promesa de que regresarán por
ellos, lo cual frecuentemente no resulta cierto. De ahí que esta población esté
en continuo crecimiento y su flujo a lo largo de la frontera norte de México.
México y los países centroamericanos al ser miembros de las Naciones
Unidas y al firmar varios tratados internacionales se han comprometido no
sólo a defender, sino también a tomar medidas para garantizar el cumplimiento de estas declaraciones y tratados. Sin embargo, pocos niños migrantes
gozan plenamente sus derechos. El gobierno mexicano como los centroamericanos son los responsables de ofrecer las oportunidades necesarias para el
desarrollo infantil y así evitar que una gran cantidad de niños mexicanos y
centroamericanos se vean orillados a trabajar y/o a migrar, solos o junto a
sus padres, con la esperanza de encontrarse con una mejor calidad de vida.
Así mismo, para la protección de la niñez migrante, México ha logrado diversos acuerdos bilaterales con los Estados Unidos que buscan garantizar la
repatriación segura y ordenada de nacionales mexicanos, sin embargo, los
múltiples esfuerzos para la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes migrantes han resultado insuficientes, por lo que resulta indispensable la adopción de nuevas medidas al interior de México para garantizar
las condiciones mínimas para el buen trato de los menores en el momento de
su repatriación en la frontera norte, por ejemplo, sería importante asegurar
por parte de la Federación, de los estados y los municipios, un mayor presupuesto para la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes
migrantes no acompañados.
De acuerdo con Theresa Kilbane (Nybo: 2007), ex oficial de programas de UNICEF en
México, existen dos factores importantes que incrementan la vulnerabilidad de los niños migrantes. El primero, “El hecho de que sean migrantes significa que se trasladan
de un lugar a otro, y por ello nadie se siente completamente responsable de resolver
sus necesidades básicas y proteger sus derechos”. Esta misma realidad la vive la niñez
85
migrante fronteriza por el hecho de no estar acompañada por un adulto responsable y
exponerse directamente a todos los riesgos que conlleva esta situación; México se desentiende de ellos por su misma condición migratoria y Estados Unidos hace lo mismo
porque no son de nacionalidad estadounidense. El segundo, es que el mismo desconocimiento de la ley, combinado con las percepciones culturales y sociales que se tiene sobre
la migración, puede propiciar conductas discriminatorias hacia los niños migrantes.
2.3.1. Principales
riesgos que enfrentan
los menores migrantes y la violación de sus derechos
En general los migrantes de todas las edades desde el instante que deciden
cruzar la frontera de manera indocumentada, ponen en riesgo sus vidas, esto
al contratar los servicios de un “pollero” o “coyote” como se les suele llamar, al
trasladarse en vehículos en malas condiciones con peligro de sufrir un accidente en el camino, viajar en el desierto por días completos con riesgo a deshidratarse, ser mordidos por una víbora e incluso hasta perder la vida. En el caso de
los menores es aún más grave por tratarse de un sector de la población en condiciones de vulnerabilidad como ya se ha explicado en apartados anteriores.
Para un adulto caminar durante tres días y noches seguidos por el desierto es
considerado peligroso y a estos mismos riesgos son sometidos los menores, dejando de lado que una buena parte de ellos viajan solos. Cientos de personas mueren
tratando de cruzar la frontera norte en la búsqueda de oportunidades que su país
no les da. En la mayoría de los casos, mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes se quedan sin agua en medio del desierto. Los que sobreviven al calor y al frío
aún corren el riesgo de ser capturados por las autoridades y tener que empezar
desde el principio o de ser asaltados por grupos de bandidos (los bajadores).
De acuerdo con UNICEF17 tanto los desplazamientos poblacionales, ya
sean migraciones transfronterizas o movimientos internos, constituyen una
triple violación de derechos porque:
1) ocurren a causa de violaciones graves en sus lugares de origen, como son la
pobreza de siempre; el empobrecimiento intempestivo; la exclusión creciente; la inversión social insuficiente; la violencia política; la ingobernabilidad
creciente; los conflictos armados; la impunidad; las emergencias como son
los terremotos, las inundaciones o los huracanes; la mala distribución de la
tierra; los desplazamientos por afán de lucro de terceros; los tráficos ilegales
como el tráfico de personas y el narcotráfico, etc.;
Fuente: http://www.paxsocial.com.ar/Documentos/Las%20migraciones%20una%20triple%20violacion%20de%20derechos.
pd. Consultado el 26 de diciembre de 2008.
17
86
2) los desplazamientos se producen en desprotección, en condición de violación de derechos; sin apoyos oficiales; en la clandestinidad; y en el caso específico de los niños, en ausencia de su participación en su toma de decisión;
3) ocurren en condición de violación de derechos en su lugar de destino,
debido a que no siempre encuentran las oportunidades buscadas, y los migrantes se encuentran nuevamente desprotegidos a causa de su ilegalidad;
su indocumentación; la sobre-explotación laboral; en ocasiones la explotación sexual; la exclusión social; la persecución; la xenofobia; las detenciones
arbitrarias y las deportaciones.
Por tanto, en UNICEF se afirma que los migrantes se convierten en mercancías cuyo valor depende del costo de su fuerza laboral, de su capacidad de pagar
para salir, de la explotación de su propio cuerpo, o de vinculaciones a otros tráficos ilegales y rentables que giran alrededor del comercio con seres humanos.
Sea cual sea su causa, una de las principales y más temidas consecuencias para la niñez, es la negación, vulneración o violación del derecho a la
identidad, consagrado en los artículos 7, 8 y 9 de la Convención sobre los
Derechos del Niño y comprendidos por los derechos al nombre, la nacionalidad y la familia. La negación del derecho a la identidad implica la negación
de todos los derechos humanos de las niñas/os, que tiende a reproducirse
mediante una cadena de violaciones que no tiene fin, pues se perpetúa de
generación en generación.
El peor de los riesgos que enfrentan los menores migrantes es el morir
atravesando el desierto y las posibilidades de que esto suceda aumentaron
aún más a partir del 11 de Septiembre de 2001, cuando el gobierno estadounidense incrementó las medidas de seguridad en la frontera, lo que ocasionó
que los migrantes mexicanos y centroamericanos traten de cruzar el desierto por zonas cada vez más apartadas y enfrentándose a peores condiciones.
En el caso de la migración de niños que no van acompañados de algún
conocido adulto aumentan los riesgos y es más factible que se violen sus
derechos humanos, ya que carece de un verdadero protector o salvaguarda
de sus derechos. La mayoría de estos casos se deben a que los padres fueron
los primeros en migrar, y cuando alcanzan cierta estabilidad económica y un
trabajo mandan por sus hijos.
Lourdes Laborín de Bours, presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral
de la Familia (DIF) de Sonora, considera que las constantes deportaciones de niños
migrantes sin compañía, por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, es un grave
problema ya que cada hora es deportado al menos un niño sin acompañante.18
Gutiérrez Ruelas, U. (08 de Octubre de 2008). Sonora, cada hora: un niño solo es deportado. Consultada el 12 de Noviembre de
2008 en: La Jornada Migración: http://migracion.jornada.com.mx/migracion/noticias/menores-deportados-el-hilo-delgado-dela-migracion.html
18
87
Desafortunadamente, el destino de muchos niños migrantes que viajan solos, ha terminado en terribles escenarios, ya que al ir solos quedan al alcance
de redes criminales que se aprovechan de ellos para utilizarlos en sus delitos
como el tráfico de niños, la explotación sexual infantil, explotación laboral
infantil, desaparición, venta de órganos, entre otros. Niños que a su corta
edad son convertidos en mercancía, que tienen un valor comercial y a los que
pueden explotar, violar y traficar y a los que muchas veces les arrebatan su
dignidad, su infancia y hasta su propia vida.
Por otro lado, el Gobierno de México con la colaboración de UNICEF organizó la mesa de discusión “Diálogo inter-institucional de los niños, mujeres y
adolescentes migrantes no-acompañados”. Este evento sirvió como foro para
discutir las políticas sobre la migración infantil en México y medidas para
crear un sistema de protección para los niños migrantes. La representante
de UNICEF en México, Susana Sottoli resaltó la importancia de la protección
de los niños en las fronteras.19
Las prioridades de UNICEF en cuanto a la migración infantil es asegurar
el buen trato y respeto de parte de las autoridades, facilitarle a los niños la reunión con sus familiares y asegurarles un regreso seguro a sus comunidades,
sin embargo, la organización reconoce la necesidad de nuevas políticas que
aseguren la protección de los derechos de los niños migrantes.
2.3.2. Falta
de políticas públicas integrales
De acuerdo con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Sonora, en los municipios de Nogales, Agua Prieta y San Luis Río
Colorado, se cuenta con una base de datos en línea que permite registrar a
los menores repatriados, al tiempo que permite saber si ha intentado cruzar
por alguno de los tres municipios previamente, es decir, esta base de datos
permite saber los datos completos del menor (lugar de origen, edad, escolaridad, motivo de cruce, etc.) a la vez que permite saber si algún menor ha
reincidido. Sin embargo, a pesar de que se ha tratado de homologar este sistema en las demás fronteras como Tamaulipas, Baja California, Chihuahua,
esto no ha sido posible. De igual forma, no existe suficiente información, ni
cuantitativa ni cualitativa, en México sobre la magnitud de las violaciones a
los derechos humanos del niño migrante.20 De acuerdo con Gallo:
88
19
Migrant children will have an integrated protection system in Mexico. (15 de Octubre de 2007). Consultada el 11 de Noviembre de 2008 en: UNICEF: www.unicef.org/media/media_41225.html
20
Gallo, Karla. (2005) op. cit. pág. 135
“Definitivamente, la información sobre los problemas de migración infantil es la base
para la creación de políticas públicas y medidas para garantizar el cumplimiento de los
derechos humanos de los menores migrantes. Es necesaria la investigación formal sobre
el fenómeno migratorio para, una vez con estadísticas confiables, favorecer la creación
de las políticas necesarias. Sin embargo, las tres fuentes principales de información: los
albergues de tránsito, los Consulados de México y el Instituto Nacional de Migración,
expulsan cifras con diferencias significativas entre sí.”21
Como recomendación en cuanto a la creación de políticas públicas eficientes en
materia de protección a la niñez migrante, (Gallo, 2005) propone la creación de
mecanismos y registros únicos e interinstitucionales, que ayudaría a medir el
verdadero impacto de la migración infantil. Así mismo, señala la necesidad de
que estos registros sean confidenciales, para así impedir que sean utilizados para
presentar precedentes penales de los adultos, adolescentes y niños migrantes.
Sólo con cifras confiables sobre la migración y las violaciones a los derechos humanos de los migrantes se crearán las políticas públicas necesarias.
Cada niña, niño y/o adolescente representa una cifra y probablemente
esté relacionada con la violación de sus derechos humanos más elementales,
por ello es imprescindible atender esta problemática y dar paso a nuevas
formas para su regulación. Gallo señala al especto lo siguiente:
“El análisis de la dimensión afectiva es crucial para la generación de políticas públicas y
las normas que abordan el fenómeno, ya que el dolor, la incertidumbre y el miedo son
sentimientos que acompañan a los niños en todo ciclo migratorio y que suelen tener
efectos negativos en su desarrollo. Muchos niños y niñas migrantes son objeto de abuso, discriminación, segregación, rechazo, engaño, y maltrato, además de estar en una
condición de inseguridad física y jurídica que puede derivar en accidentes, enfermedades, alejamiento familiar.”22
Los más desprotegidos son las NNA migrantes y los que más vulnerables
se encuentran durante el proceso de migración por la experiencia que han
vivido durante su intento de cruce. Muchos de los niños víctimas de trata
o de algún abuso, sin embargo, por la poca información, temen denunciar
a los perpetradores, además de ser amenazados, por miedo a que sean perseguidos o se les deporte. Cada vez es más urgente el reconocimiento de la
gravedad de las violaciones a los derechos humanos de los niños migrantes y
la creación y aplicación de políticas públicas que garanticen el cumplimiento
de estos derechos.
21
22
Gallo, Karla. (2005) op. cit. pág. 136
Ídem. Pág. 136
89
2.4. Reflexiones
finales:
De acuerdo con UNICEF, este organismo internacional propone una serie de
recomendaciones que es importante analizarlas a la luz de la política pública
actual de atención a la niñez migrante fronteriza no acompañada, después
de 10 años de estar operando:
“Considerando que los procesos migratorios tienen generalmente su origen en la injusticia, la desigualdad y la falta de políticas de protección de los derechos de la infancia, y
que, a su vez, ellos causan graves y nuevas violaciones de derechos de los niños, niñas
y adolescentes, es necesario que las sociedades, los Gobiernos y los organismos multilaterales desarrollen acciones que contribuyan a modificar las causas profundas del
desequilibrio que induce y obliga a flujos migratorios crecientes en la región”.23
“Estas acciones deben abordar aspectos políticos, de desarrollo y de cooperación internacional; de perfeccionamiento de los instrumentos jurídicos para la protección de los derechos de los niños y de fortalecimiento de los mecanismos que aseguren su exigibilidad y protección efectiva; de profundización de la conciencia de la
comunidad nacional e internacional de las graves consecuencias de la migración en el
desarrollo de las niñas/os; y del establecimiento de medidas eficaces para protegerlos
de distintas formas de abuso y explotación”.
Por otro lado, es indispensable que salgamos de la autocensura, conforme a la cual se acepta sumisamente, acríticamente, el argumento del Gobierno estadounidense de que el asunto migratorio es de estricta soberanía y,
por lo tanto, puede hacer y deshacer como le plazca, sin necesidad siquiera
de consultar a sus vecinos, mucho menos a otros países.
Ligado a lo anterior, se tiene que convencer a nuestros vecinos de que
la migración es un fenómeno, no un problema trasnacional, que rebasa con
mucho las fronteras nacionales en su génesis, dinámica y repercusiones por
lo que no se vale escudarse en la vieja soberanía para abordar este fenómeno.
Razón por la cual debe inscribirse en la agenda de asuntos globales, como la
contaminación, el narcotráfico y el terrorismo.
Cabe señalar que todo lo que le interesa a Estados Unidos ya está en la
agenda global y que nosotros no hemos sido capaces de meter en ella los
temas que consideramos prioritarios, lo cual ha dado origen a esos contrasentidos o arbitrariedades.
Fuente: http://www.paxsocial.com.ar/Documentos/Las%20migraciones%20una%20triple%20violacion%20de%20derechos.
pd. Consultado el 26 de diciembre de 2008.
23
90
Entonces, la segunda tarea es meter el fenómeno migratorio a la agenda global y exigir que se le trate no con la vieja soberanía, sino con una soberanía
abierta, internacionalista, no autárquica, no cerrada, no dictatorial, capaz de
distinguir entre decisiones vitales, y ahí sí irremplazables, no delegables, y
no vitales, atingentes a asuntos globales, cuyas decisiones, por fuerza, tienen
que compartirse o hasta delegarse a una instancia legítima, representativa
y democrática. El problema es que ese compartir decisiones sea de manera
pareja, democrática y no arbitraria.
La protección adecuada de los derechos humanos de los migrantes mexicanos es un proceso complejo, integral y de largo alcance. Debido a que las
causas y efectos de la migración irregular son muy sensibles y complejas, los
mecanismos de prevención y solución de las mismas son también difíciles
pero no imposibles.
Se puede concluir que para proteger y promover los derechos humanos
de los migrantes es necesario defender el desarrollo humano, proteger al migrante en nuestro país y en Estados Unidos, desactivar las redes de tráfico y
usura con decisiones políticas y medidas administrativas de las máximas autoridades policiales y judiciales, reforzar los consulados y las instancias del
DIF en las zonas de origen y en la frontera, capacitar a los ciudadanos sobre
sus derechos, al migrante, a sus familias y a la comunidad en general. Esta
ardua tarea no compete únicamente al Estado, sino a toda la sociedad nacional.
Es necesario que el aporte del migrante para mejorar su calidad de vida y
la de sus familiares, así como su contribución económica, a través de remesas,
producto de su trabajo, se canalice adecuadamente a través de la inversión
en el desarrollo local de las comunidades de origen, como, por ejemplo, con
la creación de microempresas, con miras a reactivar la economía, generando
empleo y, lo cual se reflejará en una mejor situación social de familiares de
los migrantes y de otros ciudadanos.
91
Capítulo 3
Diseños institucionales e
interinstitucionales para
la atención de la niñez
migrante y repatriada no
acompañada
Actualmente, para acercarnos a la realidad de las instituciones existe un enfoque
desde la década de los años de 1990 que se denomina neo-institucionalismo, con
aproximaciones desde la sociología, economía y ciencia política. Estas perspectivas teóricas y prácticas vinculan actitudes, racionalidad, actores y motivaciones
con estructuras sociales, políticas y económicas, partiendo de que las instituciones son una variable y, además, una forma de penetrar en la explicación política
para comprender ciertas dinámicas relacionadas con estabilidad o cambio (Rivas,
2003: 36). Tanto los organismos gubernamentales como no gubernamentales
son instituciones en las que intervienen diferentes actores, con diversos enfoques, actitudes, prácticas y estilos de relacionarse internamente y con los actores
sociales y ciudadanos; lo cual se reflejará en la formulación y puesta en práctica
de las políticas públicas, en este caso, las que nos ocupan: Una política pública de
Estado que sea capaz de estructurarse a través de múltiples articulaciones entre
los actores involucrados y su contexto para lograr la atención y protección integral de los derechos de los menores migrantes, desde el lugar de origen, el tránsito migratorio, la llegada a la ciudad fronteriza, las condiciones en las que realiza
el viaje, el cruce transfronterizo, la detención, repatriación, recepción, atención,
traslado al lugar de origen y reunificación con su familia.
De ahí que en este estudio, consideramos de vital importancia centrarnos en los actores involucrados en una parte de este proceso y levantamos una serie de entrevistas con funcionarios y personal operativo (universo
explicado al final de este libro) para acercarnos al conocimiento de las estructuras institucionales y cómo operan para brindar la protección de los derechos de los menores migrantes y repatriados, así como a las diversas experiencias, percepciones, lógicas, actitudes (que pienso, siento y hago respecto
a), opiniones y valoraciones en torno a su ámbito de trabajo. En el sentido
de que las instituciones no son ajenas a la voluntad de los actores, más bien,
el considerar la interacción posibilita afrontar las limitaciones y convertirlas
en retos compartidos, en una agencia social en torno a una agenda común: la
niñez migrante es responsabilidad social de gobierno y ciudadanos, de acuerdo a lo que cada uno nos toque hacer. “Las instituciones y los procesos que se
estructuran alrededor de ellas (socialización, deliberación-participación) son
antes que nada creación humana” (Rivas, 2003: 41). Por tanto, es importante comprender que, en cada intervención social de los actores gubernamentales y no gubernamentales, los entornos culturales, sociales y políticos van
a regular, estructurar y orientar su agencia.
95
Al mismo tiempo, su desempeño y actuación va a generar cambios en esas estructuras y entornos, por lo que es muy importante saber en qué medida esos
cambios en la aplicación de las políticas están operando realmente para dar la
protección que se requiere a los menores migrantes y repatriados.
3.1. Diseños y actores institucionales
e interinstitucionales involucrados
en la operación de los programas
y servicios para la atención de la niñez migrante
y repatriada no acompañada
Este apartado es muy breve y no va a profundizar tanto en la parte formal o
legal sino, desde el neoinstitucionalismo, va a recuperar y sistematizar la voz de
los actores acerca de las acciones públicas a favor de los menores migrantes repatriados no acompañados, complementándola con fuentes documentales para
dar una visión más clara. El antecedente que vincula a todas estas instancias y
actores involucrados es el de 1997 cuando surge el proyecto y posteriormente
el Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos, el cual se ha
retomado ya y se complementa en el apartado que corresponde al SN DIF. Lo
específico de esta política es su carácter interinstitucional que se traduce operativamente en el establecimiento de rutas de atención interinstitucionales que
funcionan como mecanismos que requieren de la sinergia, horizontalidad, comunicación y oportunidad en su operación en todo el proceso de atención a los
menores migrantes y repatriados en cada uno de los puntos de repatriación establecidos en la frontera norte.
3.1.1.Secretaría de Relaciones Exteriores
3.1.1.1. Dirección General de Protección y Servicios Consulares1
Protección y asistencia consular
En términos generales, la protección consular se entiende como el conjunto de acciones, gestiones, buenos oficios e intervenciones que realizan los funcionarios de las
representaciones consulares y diplomáticas en el exterior para salvaguardar, de conformidad con los principios y normas del derecho internacional y en apego a las leyes y
reglamentos de cada país, los derechos e intereses de los mexicanos en el extranjero y
atender sus demandas.
1
96
Fuente: http://www.sre.gob.mx
Líneas de acción:
Consisten en brindar asistencia consular; asegurar el respeto a sus derechos; evitarles daños y perjuicios indebidos en sus personas o intereses; evitar injusticias o
arbitrariedades por parte de autoridades extranjeras; evitar la persecución o discriminación por motivos de su origen nacional o cualquier otra causa.
La protección consular es ejercida por funcionarios consulares ante autoridades locales o de otro tipo, dentro de la circunscripción de sus respectivas Representaciones Consulares o Diplomáticas. Este tipo de protección considera la intervención de los funcionarios de las representaciones consulares ante una autoridad
extranjera para presentar reclamos por actos indebidos que lesionen los derechos
e intereses de los mexicanos en el exterior que le confieran la legislación local y los
principios y normas del derecho internacional.
La protección y asistencia consular se presenta, en general, a consecuencia de
irregularidades, faltas o violaciones en la aplicación de normas internas por parte
de particulares o autoridades del país receptor, o bien, para proporcionar asistencia o asesoría derivada de la falta de entendimiento del connacional sobre las leyes
y procedimientos del país en que se encuentra.
Programas de Protección Consular:
La Dirección General de Protección y Asuntos Consulares es la unidad administrativa de la Cancillería que coordina la estructuración de programas y acciones de
protección y asistencia consular que realizan las Representaciones Diplomáticas y
Consulares de México en el mundo.
Entre los programas que cuenta, es a través de uno de ellos que se proporciona la asistencia y protección consular a los menores repatriados, al
igual que el resto de los connacionales que se encuentran en esas circunstancias. Se refiere al Programa de protección a mexicanos en el exterior,
cuyo objetivo es “brindar protección y asistencia consular a mexicanos en el
exterior”. A través de este programa se ofrecen algunos de los servicios que
destacamos a continuación:
• Atención a repatriados y visitas a centros de detención migratoria
• Repatriación de enfermos
• Repatriación de menores
• Abusos en contra de menores
• Sustracción de menores
97
• Procesos de adopción de menores
• Procesos de patria potestad de menores
Protección a menores:2
La Dirección General de Protección y Asuntos Consulares (DGPAC) es la autoridad competente en nuestro país de vigilar la aplicación de diversos instrumentos jurídicos y programas de cooperación internacional para la protección de los
derechos de los menores.
Servicios que ofrece la DGPAC en materia de protección a menores:
• Restitución a México de menores sustraídos fuera del territorio nacional
por alguno de sus progenitores o por terceros.
• Restitución a su país de residencia habitual de menores sustraídos a territorio nacional por alguno de sus progenitores o por terceros.
• Promover procedimientos judiciales para la ejecución u organización de
derechos de visita en México o en el exterior.
• Cobro de pensiones alimenticias en EE.UU. y otras partes del mundo.
• Apoyo en procedimientos de adopción de menores mexicanos por ciudadanos extranjeros.
• Repatriación de menores migrantes.
• Asistencia en casos de menores en custodia de Agencias de Protección a la
Infancia o depositados en albergues.
• Apoyo a menores infractores.
Repatriación de Menores:
Antecedentes:
En 1993 las autoridades de México y Estados Unidos suscribieron el Acuerdo de Colaboración sobre la Problemática del Menor en la Frontera Norte, para
iniciar los procedimientos para la repatriación segura y ordenada de los menores
de edad. En 1995, durante la reunión del Grupo de Trabajo sobre Migración y
Asuntos Consulares de la Comisión Binacional México - Estados Unidos, ambas
Delegaciones acordaron formalizar acuerdos locales para la repatriación segura
y ordenada. Durante la reunión del Grupo de Trabajo de la XIV Comisión Binacional, el 5 de mayo de 1997 se acordó desarrollar procedimientos más eficientes
para la repatriación segura y ordenada y, con ese propósito, se acordó establecer el
Subgrupo de Trabajo sobre Repatriaciones Seguras y Ordenadas en el marco del
Grupo de Trabajo sobre Migración y Asuntos Consulares.
2
98
Fuente: http://portal2.sre.gob.mx/dgpac/index.php?option=com_content&task=view&id=38
El Subgrupo definió y acordó en agosto de 1997 los principios generales y criterios específicos para la repatriación, que permitieron la elaboración de Arreglos
Locales a lo largo de la frontera, entre los que se destacan: 1) lugares y horarios de
repatriación; 2) presencia de las autoridades migratorias mexicanas mediante la
notificación previa a las repatriaciones; 3) unidad familiar y, 4) la atención especial a mujeres embarazadas, discapacitados y menores. Como resultado de posteriores negociaciones bilaterales se definieron 16 puntos de repatriación o entrega
a lo largo de la frontera, distribuidos de la siguiente manera:
• Cinco en Baja California (Puerta México, Mesa de Otay, Mexicali, Tecate,
y Los Algodones);
• Dos en Sonora (Garita 1 y Garita 3 en Nogales);
• Dos en Chihuahua (Ojinaga y Garita Libertad en Cd. Juárez);
• Dos en Coahuila (Cd. Acuña y Piedras Negras) y,
• Dos en Tamaulipas (Reynosa - Hidalgo y Nuevo Progreso - Progreso en
Reynosa, Miguel Alemán, Juárez - Lincoln en Nuevo Laredo, y Puerta
México en Matamoros).
A partir de entonces se suscribieron acuerdos fronterizos de repatriación de
nacionales entre el Instituto Nacional de Migración, los Consulados de México en
la frontera y las autoridades migratorias estadounidenses, en 2002 se habían firmado diez acuerdos.
Fundamento legal (ver Capítulo uno):
• Los ya mencionados arreglos locales para la repatriación segura y
ordenada firmados a partir de 1997 en la zona de la frontera norte entre los consulados fronterizos y las autoridades de la Patrulla
Fronteriza y el Servicio de Naturalización e Inmigración de Estados
Unidos, con el fin de que las autoridades mexicanas se coordinen
con sus contrapartes para la recepción de los menores migrantes no
acompañados por un adulto.
• “Memorándum de Entendimiento para la Repatriación Segura, Ordenada, Digna y Humana de Nacionales Mexicanos, del 20 de febrero de
2004” y un Plan de Acción para la Cooperación sobre Seguridad Fronteriza. Firmado entre las autoridades mexicanas de la Secretaría de
Gobernación y de Relaciones Exteriores con las autoridades del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos de América. En
el que se asegura un trato especial a los menores migrantes, de manera
muy general, entre otras personas en situación de vulnerabilidad.
99
• “Primer Acuerdo Local de Repatriaciones de Nacionales Mexicanos entre
autoridades migratorias y de protección fronteriza de Estados Unidos y
autoridades consulares y migratorias de México, firmado en diciembre
de 2008. Su propósito es establecer los procedimientos locales para la repatriación segura y ordenada de nacionales mexicanos desde los Condados del Valle Imperial y San Diego a territorio nacional, de conformidad
al Artículo 3 del Memorándum de Entendimiento para la Repatriación
Segura, Ordenada, Digna y Humana de Nacionales Mexicanos, del 20 de
febrero de 2004.
3.1.1.2. Consulado de Carrera de México
en Douglas, Arizona, Estados Unidos3
Antecedentes:
“El Consulado de México en Douglas, Arizona, fue reabierto el 14 de febrero de 1991.
Está situado en el extremo sureste del Estado de Arizona y su jurisdicción comprende
tres condados: los de Greenlee, Graham y Cochise. En la frontera con México se encuentran ubicados los puertos fronterizos de Agua Prieta - Douglas y Naco, Sonora - Naco,
Arizona. Dicha circunscripción comparte aproximadamente 135 kilómetros de frontera con el Estado de Sonora”.4
Misión/Visión/Objetivos:
“Bueno, la función del Consulado es proteger a los mexicanos en el extranjero, la visión del Consulado es atender todas las demandas de protección que requieran los mexicanos en nuestra circunscripción que son
los condados de Cochise, Greenlee y el de Graham. Nuestras metas son
atender a todas las niñas y niños migrantes que vienen a este país y no
están acompañados, con la intención de buscar la reunificación familiar
de ellos con sus padres o sus familiares más cercanos”.
Funciones/Acciones:
Nuestra función principal, cuando es localizado e identificado una niña o niño
migrante no acompañado a través de las autoridades estadounidenses, tenemos
mecanismos de coordinación con estas autoridades para su entrega.
100
3
Fuente: Entrevista realizada al Cónsul Oscar Antonio de la Torre Amezcua del Consulado de Carrera de México en Douglas,
Arizona, EE UU, por Frida Chávez para este estudio, 30 de octubre de 2008 en sus oficinas.
4
Fuente: http://portal.sre.gob.mx/douglas/index.php?option=displaypage&Itemid=51&op=page&SubMenu=
Servicios/Actividades:
“Nos entregan a los menores para verificar primero la nacionalidad mexicana; en segundo lugar, las condiciones en la que se encuentran, si requieren de alguna ayuda
especial si vienen lesionados, si tienen enfermedades; una vez que los valoramos entonces realizamos el siguiente paso, que es llevarlos ante la autoridad migratoria para
que les den el ingreso a nuestro país, y de ahí acompañarlos a los centros de atención de
los migrantes, ya sea del estado o del municipio, ubicándolos para que inicie el proceso
a través de estas entidades y de nosotros aquí en el Consulado para identificar a los
padres, localizarlos y en su momento reunificarlos. Todo esto es un trabajo de coordinación entre las autoridades estadounidenses y mexicanas”.
Recursos:
“Este Consulado cuenta con este edificio como recursos materiales. Somos 11 personas
que trabajamos en esta área, particularmente en el departamento de protección trabajan seis personas dedicadas a este tipo de servicios y los recursos económicos son los
que el Gobierno Federal nos asigna para este tipo de tareas”.
Coordinación:
“Existen convenios con el Instituto Nacional de Migración, el DIF Estatal, el DIF
Municipal, con el Programa “Camino a casa”, con la Casa Hogar Pepito, con la Casa de
la Mujer Migrante. Tenemos una serie de proyectos y de mecanismos de trabajo operativos que permiten atender a los menores desde el momento en que los recibimos,
nosotros como Consulado, hasta que los pasamos por el proceso de internación legal a
México, mientras llegan sus padres son atendidos en estos centros de atención”.
3.1.1.3. Consulado General de México
California, Estados Unidos 5
en
San Diego,
Antecedentes:
Ayudamos a que la repatriación sea segura y ordenada, que los niños salgan a
horarios diurnos y no como era hace más de 15 años o 20 que los sacaban en las
madrugadas, yo creo que esto es lo benéfico de estas nuevas regulaciones de los
procedimientos de repatriación. Estos acuerdos de repatriación han sido un tema
que se ha visto en niveles más altos. Desde 1940 empieza todo todo el proceso de los
acuerdos, pero por primera vez se están negociando algunos acuerdos locales de
repatriación, se dieron cuenta que cada frontera tiene diferentes tipos de necesidades,
5
Entrevista realizada con la Cónsul General Remedios Gómez del Consulado General de México en San Diego, por Silvia Ramírez
para este estudio, 7 de noviembre de 2008. Entrevista realizada con la responsable del departamento de protección del Consulado
General de México en San Diego, por Frida Chávez para este estudio, 10 de noviembre de 2008, San Diego, California, EE UU.
101
entonces todas las fronteras estamos en el proceso de negociación de los arreglos
locales. Nosotros tenemos uno especialmente que es Tijuana-San Diego, y estamos
viendo todas las puertas de entrada, a ver cuántos hay, tenemos seis puertas de
entrada entre Baja California y California, entonces se están regulando los horarios, personas enfermas, no enfermas, los menores y otras cosas, pero México
siempre ha tratado de regular con EEUU los procedimientos de repatriación.
Funciones/acciones:
El Consulado trabaja los 365 días del año y sus funciones se orientan a proporcionar asistencia y protección consular a los connacionales en caso de
maltrato o irregularidades; asistencia para facilitar la comunicación y protección para el acceso a la justicia en caso de violación a sus derechos.
La oficina de San Ysidro inició en 1997 y se abrió básicamente para hacer el
enlace entre las autoridades americanas y mexicanas, pero una función importante es la entrevista a estos menores no acompañados. Los niños llegan antes
de las 11:00, porque el primer transporte lo hace el consulado a las 11:00 am:
“Los niños llegan a diario, la oficina trabaja los 365 días del año, los muchachos no saben
si es puente o si es feriado se cruzan y se cruzan igual por eso siempre tiene que estar
la oficina abierta para entrevistarlos y darles asistencia, ver si vienen enfermos, ¿cómo
están?, si fueron bien tratados, decirles que van a ser repatriados a México, decirles que
va a pasar con ellos, pues no saben, no se dan cuenta, los traen, están en un centro de
detención y no saben que va a pasar, si a la mamá la van a ver o no, es my fuerte para
ellos. Pero yo creo que la oficina trabaja muy bien, como pioneros, se trabaja mucho en
coordinación con el DIF y con el INM. Y lo de los niños enfermos para mí sería como un
foquito rojo.”
Recursos:
Trabajan tres oficiales de protección del departamento del mismo nombre, que
consideran son suficientes; no hay presupuesto etiquetado para la atención a menores, ya que la asistencia y protección consular es para todos los connacionales.
Servicios/Actividades:
Las autoridades migratorias de Estados Unidos proporcionan a los menores,
agua, alimento y celdas momentáneamente, antes de ser entregados a las
autoridades mexicanas. Se hacen dos entregas diarias, a las 11:00 am y antes
de las 3:00 pm en grupos de 20 menores aproximadamente.
102
El Consulado ofrece protección, identifica que los menores sean mexicanos,
facilita la comunicación con los menores, detecta si hay maltrato; se realiza
una entrevista que contiene información sobre él, su familia y aspectos relacionados con aspectos de la migración y específicamente del cruce; así como
sobre su estado de salud. Se considera que aún no existen los suficientes
canales legales en temas como indocumentados y tráfico, pero es a las autoridades norteamericanas a quienes les corresponde decidir sobre una reforma
migratoria integral.
3.1.2.Secretaría de Gobernación
Instituto Nacional de Migración6
Misión:
Contribuir al desarrollo nacional a través de una adecuada gestión migratoria con base en el marco legal que facilite los flujos migratorios con respeto a
la dignidad humana.
Visión:
Es una entidad que facilita los flujos migratorios de manera eficiente y honesta, y que, con base en el pleno respeto a los derechos humanos, favorece
el desarrollo y seguridad nacionales, y participa armónicamente en el concierto internacional.
Objetivos estratégicos:
1. Facilitar los flujos migratorios mediante la simplificación y desregulación de los trámites en la materia.
2. Mejorar la gestión de control y verificación de los flujos migratorios
mediante la agilización de los procesos con pleno respeto a los derechos de los migrantes.
3. Promover la protección al ejercicio de los derechos de los migrantes
extranjeros y connacionales mediante la difusión, capacitación y en su
caso sanción.
6
Fuente: http://www.inami.gob.mx/index.php?page/MISIN_VISIN_Y_OBJETIVOS
103
Programa de protección a migrantes:
• Grupos de Protección a Migrantes: 16 Grupos Beta
• Campañas permanentes de difusión contra el abuso de migrantes
• Programa Paisano
• Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos
• Programa de Documentación para Trabajadores Agrícolas Guatemaltecos
• Programa de Dignificación de Estaciones Migratorias
• Estación Migratoria Modelo en Tapachula, Chiapas
• Programa de Regularización Migratoria
• Programa Permanente de Capacitación en Materia de Derechos Humanos
• Subcomisión de Derechos Humanos de los Migrantes
3.1.2.1. Programa Interinstitucional
de Atención a Menores Fronterizos7
Surge en el año 1996 con el propósito de atender de manera integral la problemática
de riesgo que enfrentan los menores en condiciones de vulnerabilidad, radicados en
las franjas fronterizas del país. Es el resultado de los acuerdos establecidos por la
Secretaría de Relaciones Exteriores, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral
para la Familia (SNDIF) y la Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), con el objeto de otorgar a los menores repatriados por
autoridades estadounidenses la atención y el respeto a sus derechos humanos, desde
el momento de su aseguramiento hasta su integración al núcleo familiar o comunidad de origen.
Como parte de los compromisos asumidos por el INM se realiza la recopilación
de la información sobre el número de repatriados por rango de edad y sexo, con la
finalidad de conocer los flujos, los distintos puntos de la frontera norte. Por ello, se
cuentan con estadísticas sobre la Repatriación de Menores Migrantes Mexicanos.
Funciones/acciones:
Respecto al proceso de repatriación, al INM le corresponde lo siguiente:
• La autoridad migratoria estadounidense notifica al Instituto Nacional de
Migración el número de menores por repatriar, así como el punto de recepción y hora en la que se realizará la entrega de los menores.
104
7
Ya fue descrito como antecedente de la puesta en práctica de las acciones de coordinación entre las diferentes instancias
involucradas, se describe en el SN DIF, aparece en la introducción y en el capítulo I, por tanto, no profundizaremos. La fuente de
este apartado ya fue citada en el capítulo I:
http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Menores_Fronterizos_Antecedentes
• En los eventos de repatriación las autoridades estadounidenses proporcionan al personal del INM la información general de cada menor (nombre,
sexo, fecha de nacimiento, lugar de origen y fecha de su aseguramiento).
• En algunos casos las autoridades estadounidenses realizan directamente
la repatriación de menores sin notificación al Consulado Mexicano. En
otros casos se realiza la entrega de menores en horas no hábiles de los
Consulados.
• Los menores son recibidos por la autoridad migratoria y son trasladados a
las oficinas del INM para verificar las condiciones de salud de los mismos.
• En caso de que algún menor presente maltrato o violación a sus derechos
humanos se notifica al personal superior, a la autoridad estadounidense y
al Consulado para los efectos procedentes.
• Las autoridades migratorias después de realizar una entrevista a cada
menor y de acuerdo con su situación particular los canaliza directamente
a los albergues del DIF y/o a la Red de Albergues de Tránsito encargados
de la reunificación del menor con su familia.
3.1.2.2. Grupo Beta
de
Protección
a
Migrantes8
Antecedentes:
En 1990 se creó el Grupo Beta Tijuana que tiene como principal objetivo salvar la
vida de los migrantes en peligro en las zonas de riesgo. Sus buenos resultados permitieron dar un mayor impulso a este proyecto. En 1994 se forma el Grupo Beta
Nogales y en 1995 dos Grupos más, uno en Tecate y el segundo en Matamoros,
actualmente son 16 Grupos en las fronteras norte y sur de nuestro país.
Los recursos se destinan a capacitar a los Agentes Beta y proveerlos de mejor
equipo para optimizar su labor. Se les entrena en técnicas de orientación y búsqueda, rescate terrestre y acuático, primeros auxilios, conocimientos básicos de derechos humanos, asistencia social y sistemas de comunicación, con el fin de ofrecer
un servicio altamente profesional y de gran beneficio para la comunidad.
Objetivo:
La protección y defensa de los derechos humanos de los migrantes, así como de
su integridad física y patrimonial, con independencia de su nacionalidad y de su
condición de documentados o indocumentados.
8
Fuente: http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Grupo_Beta_de_Proteccion_a_Migrantes
105
Misión:
Trabajar por la defensa y salvaguarda de los derechos humanos de los migrantes,
otorgándoles auxilio y protección en situaciones de riesgo, intentos de abuso por
parte de autoridades y/o particulares.
Cobertura:
Los Grupos de Protección a Migrantes, actúan prioritariamente en las zonas fronterizas y lugares de tránsito de migrantes. Se encuentran en Baja California: Mexicali,
Tecate y Tijuana; en Sonora: San Luis Río Colorado, Sonoyta, Sasabe, Nogales y Agua
Prieta; en Chihuahua: Juárez y Palomas; en Piedras Negras, Coahuila; Matamoros,
Tamaulipas; Acayucan, Veracruz; Tenosique, Tabasco y en Chiapas: Tapachula y Comitán.
Recursos humanos:
Están integrados por personal de los tres órdenes de Gobierno especializados en labores de búsqueda, rescate y primeros auxilios, quienes están capacitados para la
protección y defensa de los derechos humanos de los migrantes.
Vertientes de acción:
• Rescate y salvamento: a través de labores de rescate y auxilio a migrantes
que se encuentran en situaciones de riesgo, en coordinación con las dependencias involucradas en la materia.
• Protección de los Derechos Humanos: Efectuando labores orientadas a brindar
apoyo legal y asistencia social a los migrantes, recibiendo y atendiendo quejas,
así como canalizando las denuncias ante las instancias correspondientes, con
el objeto de proteger la integridad física y patrimonial de los migrantes.
• Orientación y Asistencia: Orientando a los migrantes respecto de los derechos que les asisten en México, así como de los riesgos naturales que
enfrentan al intentar cruzar la frontera.
Mecanismos de operación para proteger a los migrantes:
• Patrullajes de reconocimiento en las áreas de riesgo de las franjas fronterizas en los municipios de su jurisdicción para detectar migrantes en
posible situación de riesgo.
• Instalando Torres de Orientación. Junto a ella existe un depósito de
agua y una sombra para que los migrantes se refugien hasta la llegada del
personal de los Grupo Beta para ser rescatados.
• Instalando letreros de prevención de riesgos.
106
3.1.2.3. Grupo Beta Tijuana9
Antecedentes:
“El Grupo Beta inicio aquí en Tijuana en 1990, por la problemática que había en la línea,
había mucho vicioso, muchas personas de acarreo de indocumentados, era una problemática real; había muertos, heridos, vejaciones, violaciones, total que el gobierno del Lic.
Ernesto Ruffo Appel, en aquel entonces gobernador, él coadyuva para hacer un grupo elite, con personal federal, estatal y municipal, primero llamado grupo mega, omega hasta
llegar a grupo Beta. Entonces se detenían a todos los malhechores, traían pistolas, hacían
recorridos y detenían a los famosos polleros y gente malosa en esos tiempos; pero esto
fue cambiando, en el 2000 aparentemente me platican que los desarmaron. Entonces,
el grupo del estado desistió y ya no quiso estar en el grupo porque decían que cómo iba
a arriesgar la vida su personal; entonces se integraron puros agentes federales y de la
policía municipal. Y son los actuales que estamos laborando, pero después del 2000 le
dan un giro al grupo: más bien de rescate y de apoyo al migrante, todos los compañeros
que están aquí (…) han tenido apoyo psicológico, de rescate, de primeros auxilios, han
ido a Estados Unidos a labores, han ido a entrenar (…), aquí mismo en la organización
tuvimos un programa de enseñanza continua, y de esa manera tratamos que la gente
esté al 100% física y mentalmente”.10
Características de la zona de trabajo:
El área de trabajo del Grupo Beta Tijuana comprende una extensión de
aproximadamente 43 kms. de playas de Tijuana a Valle Redondo, colindante con
el Municipio de Tecate; presentando dicha extensión limítrofe zonas tan cambiantes en su problemática para el cruce de migrantes al vecino país, como se muestra
a continuación:
• La zona de Playas de Tijuana. Tiene un clima de noche con temperaturas
bajas y en el transcurso del día de templado hasta temperaturas muy altas, dependiendo de la época del año; una cambiante marea y unas fuertes
resacas que dificultan el nado en sus aguas: con el consiguiente peligro de
ahogamiento.
• La canalización del Río Tijuana. En su temporada de lluvias se torna de
una alta peligrosidad y que por parecer sin vigilancia de parte del vecino
país, es intentado el cruce por los migrantes, siendo arrastrados por sus
aguas hacia el mar. El cual presenta temperaturas muy bajas, condiciones
propicias para que se presenten casos de hipotermia y problemas de las
vías respiratorias.
9
Fuente: Presentación preparada por el Dr. José Luis Hernández Meléndez, Coordinador General del Grupo de Protección a
Migrantes, Beta Tijuana.
10
Entrevista realizada al Dr. José Luis Hernández, Coordinador General del Grupo de Protección a Migrantes Beta Tijuana, por
Silvia Ramírez para este estudio, el día 6 de noviembre de 2008, Tijuana, B. C.
107
• La zona urbana. La cual presenta, en una buena parte de su extensión, un
índice de criminalidad muy alto, con áreas de difícil acceso para los vehículos por lo abrupto del camino, los cañones y pronunciados declives; por
lo cual se implementan los recorridos pie tierra.
• La zona Serrana. Presenta climas extremosos, dependiendo la época del año,
cañones, precipicios y áreas completamente aisladas en donde la ayuda, en
caso necesario, se dificulta por la misma accidentada topografía y la cual
facilita los actos delictivos en contra de los Migrantes. Además de la fauna
propia de la región, como serpientes venenosas, arácnidos ponzoñosos y
la flora tóxica de la zona, en algunos casos mortal para el ser humano.
Recorridos diarios realizados:
• Playas de Tijuana: 20%
• Zonas Montañosas: 20%
• Región del Río de Tijuana: 10%
• Región urbana de Playas de Tijuana a Valle Redondo: 50%
Acciones/servicios:
• Instalación de señalamientos preventivos en las áreas de mayor cruce.
• Patrullajes y operativos conjuntos con instancias federales, estales, municipales e internacionales.
• Asistencia social a migrantes: Se cuenta con alimento, agua, ropa, cobijas,
medicamentos, material de curación, los cuales son utilizados a favor de
los migrantes localizados en los recorridos, rescatados y que se presentan en
estas oficinas donde se les brinda el apoyo necesario.
• Canalización de migrantes de acuerdo a sus necesidades.
• Se atienden a migrantes lesionados; se les orientan sobre sus derechos; y se
les informa sobre los riesgos a enfrentar al intentar cruzar la frontera por las
zonas peligrosas: se cuenta con material de difusión.
• En los recorridos realizados se equipan las unidades con alimento, agua, impermeables, cobijas, medicamentos, cartillas y trípticos, que se entregan a los
migrantes en los recorridos realizados las 24 horas del día.
• Búsqueda y rescate de migrantes perdidos o abandonados.
• Profesionalización a través de la capacitación.
Recursos Humanos:
Son nueve agentes federales, cuatro municipales y cinco administrativos,
que da un total de 18.
108
3.1.2.4. Delegación
del
INM
en
Baja California11
Antecedentes:
“Prácticamente (la atención a la niñez repatriada) es una de las obligaciones que tiene el
INM, desde que existe el INM, toda vez que recibir a los menores de una manera digna
y formal, es una de las encomiendas principales. En 1997 se establece un mecanismo
que nos obliga a una adecuada protección y este mecanismo son los acuerdos de repatriación, independientemente de que previamente se hayan conjuntado coordinaciones
y acciones, en 1997 se compromete el gobierno mexicano y el gobierno estadounidense
a permitirnos tener control sobre la repatriación de los niños/as no acompañados, particularmente. Independientemente de que este documento también obliga de manera,
de formas y horarios a la repatriación de mujeres solas, grupos vulnerables, enfermos,
etcétera; pero particularmente en la niñez no acompañada sabemos que es uno de los
temas prioritarios que hay que atender. Prácticamente, la delegación regional lo viene
haciendo desde 2002, que fue cuando el actual delegado llegó a este Instituto e instruyó
para que se hiciera un diagnóstico sobre la situación de las repatriaciones de todos los
grupos, ya sea adultos o menores y en el 2003, cuando entro yo, me encargan estas labores. Entonces, prácticamente de 2003 a la fecha hemos venido reforzando las acciones
que permiten tener una adecuada protección a los niños, y una mayor coordinación
interinstitucional para lo que requiere y concierne a la niñez no acompañada”.
Funciones/Acciones:
“De mi área se desprende, recientemente, el “Programa de repatriación humana”, que
de alguna manera da cabida y atención también a los niños/as migrantes, acompañados
y no acompañados. Mi encomienda es, de manera general, la protección del migrante,
adulto o menor y dar la atención adecuada. Lo primero, fue hacer un diagnóstico para
saber cómo estábamos accionando, qué cumplimiento e incumplimiento se daban a los
acuerdos, para que con base a ese diagnóstico pudiéramos empezar a gestionar, por
medio del consulado mexicano, una mejor atención y una repatriación mucho más digna, segura y ordenada del connacional mexicano. Trabajamos por funciones y no por
programas, independientemente de que esta área tiene a su cargo dos programas presidenciales: “El Programa Paisano” y “El Programa de Repatriación Humana”.
Propósito:
“Primero que nada es que su atención y repatriación sea digna, segura y ordenada. El propósito número dos es la reunificación familiar. Una de las impresiones prioritarias, del
Consulado, INM y DIF, es que no hay lugar mejor para un niño que su propia familia”.
Entrevista realizada a la Lic. Rosa Elena Moreno García, Subdirectora de Protección al Migrante del INM, Delegación Regional
en Baja California, realizada por Silvia Ramírez el 24 de octubre de 2008.
11
109
¿Existe una política de atención, diseños y reglas institucionales suficientemente sólidos frente a una problemática tan compleja?
“Ha sido fuerte este modelo, prueba de ello es que se ha tomado como muestra y ejemplo para otras fronteras. Es decir, la existencia de un comité técnico para apoyo a la
infancia migrante que data de 1997, ha sido muy bien visto por otras oficinas centrales
del INM, de los otros DIF, entonces, el hecho de que se replique como modelo en otras
fronteras, eso muestra que si ha sido de buena utilidad y que es una mesa adecuada
para buscar soluciones o para tocar temas referentes a lo que es la niñez. Para nosotros
es muy satisfactorio ver que se ha replicado en otras fronteras y que también que se
ha tomado como modelo en los módulos que ha instalado el DIF en Tijuana primero y
después en Mexicali en 2004, en otra frontera. Esto nos motiva a pensar que somos un
modelo fuerte en cuanto a la atención de los niños. Obviamente, sabemos que en cualquier acción que tengamos, a veces, los esfuerzos son insuficientes, siempre necesitamos más; sobre todo, con el crecimiento que tienen las fronteras, las fronteras tienen un
crecimiento muy acelerado que, a veces, en lo que buscamos una medida, la población
ha crecido mucho, pero tratamos de ir buscando las soluciones a los problemas que se
nos van presentando o que vamos detectando, con el ánimo de que no nos sobrepasen
en un futuro los problemas a las posibilidades de atención o de acción que tengamos”.
Servicios/apoyos/actividades:
“Bueno, los niños/as deportados no acompañados, son niños/as que inmediatamente
canalizamos al DIF Estatal por el simple hecho de que estando en territorio mexicano, quien tiene la custodia de ellos es DIF estatal. Entonces, lo que hacemos nosotros
es que validamos una entrevista que previamente ya ejecutó el Consulado mexicano,
validamos esta entrevista e inmediatamente, en cuanto son recibidos, son canalizados al DIF estatal mediante un procedimiento formal que es la entrega de los niños,
mediante oficio, a las autoridades competentes para que el DIF desarrolle el trabajo
que tiene preparado. Nosotros, directamente, al niño/a migrante no acompañado no
entregamos en específico algo, porque no somos una autoridad que tengamos ese tipo
de facultades, independientemente de que tenemos oficiales para la protección a la
infancia y que ésto significa que podemos ofrecer un trato mucho más sensible al niño,
y que pueda tener una preparación para dar una atención en situaciones de crisis. Pero
nosotros no tenemos un programa que vaya directamente hacia la infancia propiamente hablando, pero si obviamente a los niños/as que vienen acompañados de un adulto,
nosotros estamos obligados a que si necesitan cualquier cosa, llámese asistencia médica, o lo que sea, que venga en unasituación de vulnerabilidad total, aunque venga
acompañado, nosotros si buscamos todas las acciones que sean necesarias para darle
las atenciones a los niños/as”.
110
Presupuesto:
“El INM no tiene una partida presupuestal específica, que se destine a repatriación,
desafortunadamente no. Si lo requiere y yo espero y creo que ahora con el programa de
repatriación humana se están gestionando los recursos específicos. Si queremos mejorar las condiciones de recepción necesitamos contar con una partida específica”.
Recursos Humanos:
“Nosotros recientemente tuvimos autorización de oficinas centrales de agentes federales nuevos de migración, con especialidad en repatriación humana. (…) Ha habido un
buen cambio, muy positivo. (…) Entonces, tenemos 10 elementos, en su mayoría son
mujeres y esto ha funcionado muy bien, son gente con carrera profesional, tenemos
gente que son abogadas, psicólogas, licenciados en relaciones internacionales, tenemos
gente preparada. A esta gente se le ha estado capacitando, primero de manera general
en lo que es el Instituto y sus facultades como agentes federales de migración y obviamente en materia de sensibilización que nos ayude a darle un trato más humano a la
gente. Llega de todo, entendemos que su situación de ánimo es distinta, vienen de una
situación de crisis, de un impacto muy fuerte, y hay que estar preparados para recibirlos
de la mejor manera posible, sin que esto demerite el que a ti como autoridad te respeten.
Tiene que haber un respeto mutuo en la atención y la recepción a los migrantes”.
Los oficiales que están preparados específicamente como Oficiales de Protección a la Infancia para atender a la niñez repatriada, son solamente dos,
la perspectiva es que todos se capaciten y puedan rotarse para dar una
mejor atención, pero es un programa muy reciente y estarían por valorarse
sus alcances.
Coordinación:
Son tres instancias en las que se da la coordinación interinstitucional: El
Comité Técnico de Apoyo a la Infancia Migrante, el Consejo Consultivo y el
Grupo Interinstitucional para la Atención a Víctimas de Tráfico y Trata.
Derechos de los menores repatriados que se protegen:
“Uno de los derechos que nosotros estamos protegiendo principalmente es el de garantizar su seguridad, tratar de hacer todo lo posible para sacarlos de las manos del crimen
organizado. Esto es, garantizar principalmente su seguridad, su derecho a la educación
y garantizar el derecho a estar en el seno de una familia”.
111
3.1.3. Sistema Nacional para el Desarrollo
Integral de la Familia (SNDIF)12
El SNDIF es un Organismo Público Descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propios, de conformidad con los artículos 172 de la Ley
General de Salud y 2713 de la Ley de Asistencia Social. De conformidad con lo
dispuesto por el artículo 172 de la Ley General de Salud, tiene como objetivo
la promoción de la asistencia social, la prestación de servicios en ese campo,
la promoción de la interrelación sistemática de acciones que en la materia
lleven a cabo las instituciones públicas, así como la realización de las demás
acciones que establezcan las disposiciones legales aplicables .14
La misma Ley de Asistencia Social entiende la asistencia social como “el conjunto de acciones tendientes a modificar y mejorar las circunstancias de carácter social que impidan el desarrollo integral del individuo, así como la protección física, mental y social de personas en estado de necesidad, indefensión
desventaja física y mental, hasta lograr su incorporación a una vida plena y
productiva.”15 Por lo tanto, de acuerdo con esta Ley, tienen derecho a la asistencia social individuos y familias que por sus condiciones requieran de serviciosespecializados para su protección y su integración al bienestar, de los
que son sujetos preferentemente: “Todas las niñas, niños y adolescentes, en
especial aquellos que se encuentren en situación de riesgo o afectados por:
(…) k) Ser migrantes y repatriados”.16
Para promover y apoyar las acciones a favor de las personas y familias
referidas en la Ley de Asistencia Social, en el artículo 22 de la misma se establece el Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y Privada, conformado
por las Secretarías de: Salud, Desarrollo Social, Educación Pública, SNDIF,
los sistemas estatales y del Distrito Federal para el Desarrollo Integral de la
Familia, los Sistemas Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia,
las instituciones privadas de asistencia social, las juntas de asistencia privada y 11 institutos y entidades.
Para su funcionamiento, el Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y Privada cuenta con un Consejo Nacional, integrado por representantes
de los sistemas estatales, de las dependencias federales, de las Juntas de
Asistencia privada de los estados y del Distrito Federal y de cinco representantes de los Sistemas Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia.
La Secretaría Ejecutiva del Sistema es asumida por el SNDIF.17
112
12
En virtud de que no fue posible concertar una entrevista con los funcionarios del SNDIF, en esta sección se expone la información disponible en Internet.
13
México. Ley de Asistencia Social, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 2 de septiembre de 2004.
14
México, Ley General de Salud, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de febrero de 1984. Última reforma publicada
en el DOF 15-12-2008.
15
México, Ley de Asistencia Social, Artículo 3, op. cit.
16
México, Ley de Asistencia Social, Artículo 4, op. cit.
17
México, Ley de Asistencia Social, Artículo 25, op. cit.
De acuerdo con el artículo 26 de la Ley de Asistencia Social, los integrantes del Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y Privada contribuirán
al logro de los siguientes objetivos:
a) Coordinar la prestación de servicios de asistencia social pública y privada;
b) Establecer las prioridades y estrategias nacionales para la prestación
de servicios de asistencia social;
c) Promover la ampliación de la cobertura y garantizar la calidad de los
servicios de asistencia social;
d) Promover un esquema regionalizado de servicios de asistencia social, y
e) Promover la cooperación y la coordinación interinstitucional para asegurar la atención integral a las personas y familias que sean sujetos de
derechos de asistencia social.
El SNDIF es el organismo que coordina el Sistema Nacional de Asistencia
Social Pública y Privada y tiene, que tiene entre otras, la función de “prestar
servicios de representación y asistencia jurídica y de orientación social a niñas
y niños, jóvenes, adultos mayores, personas con alguna discapacidad, madres
adolescentes y solteras, indigentes, indígenas migrantes o desplazados y todas
aquellas personas que por distintas circunstancias no puedan ejercer plenamente sus derechos (…) y establecer prioridades en materia de asistencia social.”18
Misión del SNDIF:19
Conducir las políticas públicas de asistencia social que promuevan el desarrollo integral de la familia y la comunidad, combatan las causas y efectos de
la vulnerabilidad en coordinación con los sistemas DIF estatales y municipales e instituciones públicas y privadas, con el fin de generar capital social.
Visión del SNDIF:
Ser la Institución Nacional rectora de las políticas públicas con perspectiva
familiar y comunitaria, que hace de la asistencia social una herramienta de
inclusión, mediante el desarrollo de modelos de intervención, teniendo como
ejes la prevención la profesionalización y la corresponsabilidad social.20
18
19
México, Ley de Asistencia Social, Artículo 28, op. cit.
Reglas de Operación del Programa para la Protección y el desarrollo integral de la infancia 2008, DOF 30 dic. 2007.
113
Antecedentes:
De acuerdo con la Ley, el Sistema Nacional DIF tiene dentro de sus responsabilidades la de promover la implementación de políticas públicas a favor
de la infancia más vulnerable, su familia y sus comunidades, en coordinación
con el resto de las instituciones que integran el Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y Privada, instituciones públicas, sociales y privadas, para
garantizar el pleno ejercicio de los derechos de niñas, niños y adolescentes,
que les confieren las leyes mexicanas y los ordenamientos internacionales
y multilaterales.
Como se mencionó en el capítulo uno, en 1996 y en el marco del Programa de Cooperación México-UNICEF, surge el Programa Interinstitucional
de Atención a Menores Fronterizos (PIAMF). Durante ese año y gran parte
de 1997, las tareas del programa se enfocaron a la generación de acuerdos
entre las instancias participantes, definición de responsabilidades y establecimiento de criterios homologados de atención a la población objetivo. Debido a la complejidad y dimensión del fenómeno de los menores migrantes
y repatriados, el programa se concibe como la concurrencia de los esfuerzos
interinstitucionales de las dependencias participantes en el mismo.
A partir de la instalación de comisiones de trabajo y bajo la coordinación
del Sistema Nacional DIF, se integra formalmente la Red de Albergues de tránsito, pertenecientes a los DIF municipales y a organizaciones de la sociedad
civil, de tal manera que lo primordial fue contar con infraestructura para atender de manera coordinada entre las instancias participantes en cada ciudad
fronteriza, a los menores migrantes y repatriados, con servicios de alojamiento temporal, salud, alimentación, vestido y canalizaciones especializadas.
Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos:
Este programa, como lo indica su nombre, alude a la concurrencia de las
diversas instituciones relacionadas con la protección de los derechos de la
niñez migrante y repatriada. Se crea a partir de las primeras reuniones interinstitucionales de Atención a Menores Fronterizos, realizadas en Tijuana,
en 1996, en Matamoros, en 1997 y en Hermosillo, en 1999 y de las acciones
realizadas de manera coordinada por las instituciones participantes.21
20
21
114
Ibid.
Ver capítulo 1.
Actualmente, en el Portal de Obligaciones de Transparencia del SNDIF,
se hace mención al Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos, aunque se remite a un documento de la Unidad de Enlace del SNDIF:
“Padrón de beneficiarios del Programa de protección a la Infancia correspondiente al ejercicio 2007”, en el cual sólo se hace mención como Subprograma
de Atención a Menores Migrantes y Fronterizos. Por otra parte, en ninguna
de las Reglas de Operación del Programa para la Protección y el desarrollo
integral de la infancia de 2007 y 2008, se hace mención a dicho programa.
Lo que sí es una realidad es que este programa o subprograma pertenece
orgánicamente a la Dirección General de Protección a la Infancia (DGPI) y es
parte de las 11 acciones o subprogramas que agrupa “sin la debida relación
orgánica para el incremento a la atención y protección de la niñez”.22
De acuerdo con la información disponible en la página web del SNDIF, los
objetivos del Programa de Atención a Menores Migrantes y Fronterizos, son:
General:
Conjuntar esfuerzos y acciones entre las instancias de los tres órdenes de gobierno, instituciones públicas, privadas y organismos de la sociedad civil nacionales e
internacionales, con el fin de prevenir y atender las necesidades de los niños, niñas
y adolescentes migrantes y repatriados que viajan solos y las problemáticas colaterales a que están expuestos, así como promover acciones coordinadas de protección
y contención familiar y comunitaria.
Específicos:
1. Fortalecer la coordinación interinstitucional para la atención del fenómeno de
la migración infantil.
2. Promover la eficiencia operativa de la red de albergues de tránsito para niñas, niños y adolescentes migrantes y repatriados para mejorar la calidad de los servicios.
3. Fortalecer el Sistema Único de información sobre niñas, niños y adolescentes
migrantes y repatriados para contar con datos actualizados y confiables de la frecuencia de movimientos y características de la infancia migrante.
4. Desarrollar mecanismos de coordinación eficientes entre los diferentes sistemas estatales y municipales, que permitan el seguimiento de las acciones de reintegración
familiar y comunitaria, asegurando la dignidad de la persona.
22
UAM, Evaluación 2007. Programa de Atención a la Infancia y Adolescencia. Marzo de 2008. Recomendamos su consulta para un
análisis detallado de la situación que prevalece en el SNDIF y permite entender un poco las causas de la fragilidad institucional de
la atención de las NNA migrantes y repatriados. La UAM concluye: “Recomendamos a las autoridades del SNDIF una muy profunda
revisión de la forma en que por inercia se han yuxtapuesto, es decir, amontonado once subprogramas que no tienen una lógica que
permita el uso eficiente de los recursos, eficacia en su desarrollo y por tanto parecen obedecer más a los intereses de grupos burocráticos que a la responsabilidad que con la infancia vulnerable dicen tener”. Consultado en: http://www.dif.gob.mx/diftransparencia/
media/EvaluacExt-ProgInfancia-UAM(final).pdf
115
Actividades:
1. Impulsar el desarrollo de investigaciones que profundicen el conocimiento sobre
la migración infantil, las estructuras y dinámicas de las familias y las problemáticas colaterales vinculadas al fenómeno de la migración.
2. Desarrollar campañas de promoción, difusión y defensa de los derechos de la
población infantil y adolescente migrante, fortaleciendo las tareas fundamentales
de la familia como el principal espacio de protección, cuidado y apoyo.
3. Promover con los sistemas estatales y municipales DIF y organizaciones de la sociedad
civil, el desarrollo de acciones coordinadas de prevención, atención y autogestión con las
familias y las comunidades de origen de las niñas, niños y adolescentes migrantes.
Funciones:
El programa está estructurado como una estrategia de intervención integral a nivel
nacional, que responda a las diversas características regionales y locales en donde
existe población migrante, ya sea desde el ámbito preventivo o en acción de emergencia. En este sentido consta de dos componentes:
1) Fondo financiero.
2) Asesoría, asistencia técnica y desarrollo de acciones de soporte.
Cobertura:
Hasta 2008 mantiene la cobertura de atención en las 6 entidades de la frontera
norte: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas;
Y en la frontera sur, el estado de Chiapas. Participan el Sistema Nacional DIF y
los DIF Estatales y Municipales respectivos, la Dirección General de Protección y
Asuntos Consulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación.
Como se trató en el capítulo uno, se trabaja con una Red de 27 Albergues y
Módulos de Tránsito integrados al Programa, 21 pertenecientes a los Sistemas Estatales y Municipales DIF, y 6 a Organizaciones Civiles. De los 27, 21 son Albergues
de Tránsito; y 6 son Módulos de Recepción y Atención pertenecientes a los Sistemas
Estatales DIF de Baja California (Tijuana y Mexicali), Chihuahua (Ciudad Juárez)
y Sonora (San Luís Río Colorado, Agua Prieta y Nogales). Todos los Módulos de
Atención han sido financiados por los Sistemas Estatales y Municipales DIF con
apoyo del Sistema Nacional DIF.
116
Población Objetivo:
Niñas y niños migrantes: aquellos menores no acompañados que en su tránsito
hacia Estados Unidos son detectados en territorio nacional, antes de su cruce y
son canalizados para su atención en la red de albergues públicos y privados incorporados al programa.
Niñas y niños repatriados: menores mexicanos no acompañados que son detectados por autoridades migratorias estadounidenses americanas en territorio estadounidense, sin la autorización respectiva por lo que inicia su proceso de repatriación dando aviso a las autoridades consulares, y entregándolo en la franja fronteriza
al instituto nacional de migración para su canalización a la red de albergues públicos
y privados incorporados al programa.
Desde sus inicios y hasta el tercer trimestre de 2008, el Programa reporta
que ha brindado atención durante 11 años a 140,914 niñas, niños y adolescentes
migrantes y repatriados, como se aprecia en el cuadro siguiente:
Unidad de Atención a Población Vulnerable
Dirección General de Protección a la Infancia
Programa Interinstitucional
de Atención a Menores Fronterizos
Año
Niñas y niños atendidos en albergues
1998
8,560
1999
2000
8,045
8,768
2001
2002
7,620
6,708
2003
2004
7,194
10,920
2005
2006
18,392
20,516
2007
2008
28,935
15,256*
* Hasta el tercer trimestre del 2008.
Fuente: SNDIF, Subdirección de Información y Seguimiento/ Subdirección de Programas Sectoriales y Regionales, excepto años 2006, 2007 y 2008. 2006: Anuario Estadístico 2006. 2007: Reporte de Indicadores de
Gestión Enero-Diciembre 2007. 2008: Informe de resultados Enero-Diciembre 2008.
117
Presupuesto:
Los informes anuales del Subprograma de Atención a Menores Fronterizos,
reportan para 2006, un presupuesto ejercido de 683,120 pesos, en 2007, de
683,117 pesos, pero al cierre de 2008, la cifra inexplicablemente se eleva a
20,500,000 pesos. Cifras que merecen una explicación, pero que por la temporalidad de este estudio, no es posible analizar.
3.1.4. Sistema Estatal DIF
en Baja California
y su atención a la niñez migrante y repatriada23
Antecedentes:
“En el 2002, en la institución ya se trabajaba, en coordinación con el DIF nacional, el
Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos. Pero era un trabajo de
mucha coordinación y de un impacto, no el que hubiésemos deseado todos y también
los niños. Era un impacto corto, era una buena intención y generalmente para lo que se
utilizaba era mucho el traslado al lugar de origen de los NNA y el fortalecimiento de lo
que en aquel momento era como una red de atención (…) No era muy estrecho porque
todavía no estaban los módulos, entonces muchas de las canalizaciones las hacía directamente el INM, porque todavía no estábamos nosotros en el puerto fronterizo como
DIF Baja California. Lo que hacía el INM era entregar a los NNA y que más o menos
acreditaran los familiares el parentesco. Entonces, cuando yo entro a DIF lo que me toca
es vivir el programa. A partir del 2004 es cuando se instalan los módulos en Baja California. Es cuando todo el trabajo previo fue muy importante. Es cuando ya incluso trabajamos mucho más el tema de lo que es la infancia migrante repatriada o deportada no
acompañada en Baja California. En febrero de 2004 es cuando se empieza en Tijuana y
en marzo de 2004 en Mexicali. Es cuando empezamos a trabajar ya mucho más de cerca.
Se empieza a coordinar con las instancias federales, estatales y municipales y con
las organizaciones de la sociedad civil para la atención a esta niñez. Bueno, como sociedad civil ya tienen mucho tiempo trabajando el tema de migrantes, en Mexicali el
Albergue del Desierto y Casa YMCA en Tijuana”.
Programas federales:
• El programa de atención a NNA en Situación de Calle
• El programa de atención a NNA en ESCI
Fuente: Entrevista realizada al Lic. Jorge L. Martínez, Jefe de programas de atención a infancia vulnerable de la Coordinación
Estatal de Protección a la Infancia y Albergues Temporales del SE DIF Baja California, por Silvia Ramírez, el 21 de octubre
de 2008, en Tijuana, B. C.
23
118
• El programa de atención a NNA Migrantes: Módulo de Recepción y Atención
a NNA Repatriados en Tijuana. Del cual se desprenden los dos módulos
• Módulo de Recepción y Atención a NNA Repatriados en Mexicali y en Tijuana. En estos dos módulos la operación y el recurso humano se cubre
con recursos estatales, prácticamente el recurso federal es para el fortalecimiento institucional de la red.
Funciones:
1. “Coordinar recursos económicos y humanos para la aplicación de los programas en
el estado, de acuerdo a sus lineamientos. Es el primer desdoble.
2. En cuanto a los módulos, hay que mantenerlos al día respecto a la operación, en
3.
cuanto al sistema de información como los informes mensuales que le damos a DIF
nacional y los informes trimestrales, eso más lo normativo de los programas.
La coordinación externa es con los DIF municipales, secretarías de estado que tienen
que ver con el tema como educación, salud, trabajo, etcétera; y con la sociedad civil
que participa, con todos los que atienden a los diferentes perfiles. La red, que aunque
es chiquita, también la tenemos para la niñez en riesgo de ESCI”.
Acciones/Servicios/Actividades:
“Una vez que son repatriados los niños que no están siendo acompañados, les dices en
dónde están, eso es muy importante. Muchos de ellos no saben dónde están, hablando de
¿a qué lugar me llevan? O sea, ya fueron encontrados en alguna parte y quienes los detectan son personas armadas, generalmente no hablan su idioma, dicen que son muy agresivos con ellos, cosa que sabemos que no está muy lejos de la realidad, luego de ahí los llevan
a otro lugar y los entrevistan y de ahí los llevan a otro lugar y los vuelven a entrevistar.
Ya vienen con todo un (proceso que les puede generar ansiedad) (…) Los lugares
donde los mantienen en Estados Unidos, por palabras de los mismos niños, no son los
más cálidos ni los mejores, ni la comida que les llegan a dar es la más buena, ni calientita. (…) Entonces, cuando nos llegan a nosotros los niños, es muy importante decirles
dónde están. “Ustedes están en el DIF de Baja California que es una institución que lo
que más nos interesa es cuidarlos a ustedes, entonces denos la oportunidad, eso es lo
que queremos hacer”. Y les platicamos más o menos lo que va a ser. “Aquí está el baño,
este es un módulo, ahorita te vamos a poner una película…”, si tienen hambre, “vamos
a comer algo, les vamos a hacer algunas preguntas y los vamos a comunicar con sus
familiares, esto va a pasar en otro lugar”. Al final del día, lo que vamos a hacer es que
si no podemos reintegrarlos, si no viene algún familiar que acredite el parentesco – es
muy importante decirles esto desde el principio para no crear expectativas falsas–, los
vamos a canalizar con algún integrante de la red, que son albergues. ‘A los que acreditan
el parentesco, los vamos a entregar aquí’.
119
Los servicios entonces son información; el poder comunicarse con su familia, si es que
hay la posibilidad de obtener un número telefónico; de alimentación dentro del módulo; de vestido, para aquellos jóvenes que cruzaron por el desierto o por los canales que
llegan mojados, que llegan con ropa muy sucia, se pueden bañar y pueden cambiarse;
pueden descansar, porque dentro de los módulos hay camitas, hay cunitas. Es la primera atención que reciben los NNA después de todo esto que están pasando”.
Recursos Financieros:
“En el tema de niñez migrante, hablando de la operación, el recurso siempre ha sido
muy pequeño, muy pequeño en verdad. Y la mayoría se utiliza actualmente en el fortalecimiento de las instituciones que participan en la red. Es decir, la sociedad civil y DIF,
es decir, todo se va a pintura, algo de cómputo, etcétera. Ya no tanto se va en el traslado
de los niños porque (lo cubre la familia). Si vemos que la familia no tiene, nos vamos
con el estado de origen, él es tuyo, yo atiendo a muchos de otras partes; nos vamos con
gobierno del estado o al gobierno municipal; con la idea de que el recurso federal se
vaya al fortalecimiento de las instituciones más que al traslado.
En alimentación, por ejemplo, para los módulos estamos dentro del programa
alimentario del mismo DIF, como una institución más que atienden, ahí no gastamos
nada. Porque aparte de los módulos, se tienen los albergues y ahí la alimentación si es
muy costosa, porque no todo está dentro del programa alimentario, por ejemplo, se tiene
que alimentar a 240 menores diarios y de manera balanceada. En los módulos tenemos
leche, atún, verduras, galletas, jugos, pero no es comida como tal”.
Recursos Humanos:
“Somos ocho o 10, que dependen directamente de mí y que son empleados
del estado, que dependen del DIF estatal. Entre los módulos y los programas.
Los albergues no dependen de mí, son parte de mi red”. Él está a nivel de
jefatura.
Personal e Instalaciones en los módulos:
En cada módulo cuentan con la trabajadora social y un abogado que es el responsable. El módulo de Mexicali tiene un área de recepción donde se reciben,
se entrevistan y se entregan los menores a su familia. Cuenta con una sala,
donde permanecen NNA mientras acuden sus familiares por ellos, con un
televisor y un DVD. Tiene una pequeña cocineta para almacenar y preparar los
alimentos que se les brinda a los menores mientras permanecen en el módulo.
120
Y muy cerca de ahí se encuentra una recamara con una litera y una cuna, para
el descanso de los menores. Además de un baño con lo necesario para bañarse si lo desean. El nivel de coordinación se presenta en el cuadro siguiente:
Cuadro Núm. 1.
Nivel y grado de coordinación del SE DIF Baja California
para la atención de las NNA migrantes y repatriados
Institución
Nivel de
coordinación
(funcionarios de
mando superior,
medio, operativo)
Grado de coordinación
(normativo, comité ad
hoc, esporádica)
Sistema DIF Nacional
INM
Consulados: de México en Caléxico y con el
México en San Diego o San Ysidro, por ser
los más cercanos a la frontera, según
competa.
Con todas las instancias funcionan los diferentes
niveles de coordinación y los diferentes grados de
coordinación. Por ejemplo, en los módulos, para las
repatriaciones funciona la coordinación con mandos
operativos.
En Tijuana existe el Comité Técnico de Apoyo a la
Infancia Migrante, que sesiona el primer martes de
DIF municipales, principalmente Mexicali y
cada mes en las oficinas del INM a las 10 de la
Tijuana
mañana, quien coordina la mesa y está a cargo del
Sociedad civil que atiende a este perfil de la Comité es el INM. Participan INAMI, el Consulado,
el DIF estatal y municipal, Casa YMCA y algunas
niñez
otras organizaciones de la sociedad civil que están
UNICEF
involucradas con el tema, no necesariamente
OIT
infancia sino también adultos. En algunas ocasiones
OIM
hay invitados. Y en este comité tenemos el desdoble
Secretaría del Trabajo a nivel estatal
en función de temas de más alto nivel como el de
Secretaría de Educación
niños guía, en el cual estuvo la Procuraduría. Tiene
Salud
muchos años de estar operando, es un comité más de
Médicos del Mundo
buena voluntad, de coordinación, pero no tienen
Seguridad Pública Municipal
metas específicas. Por ejemplo, se hacen
Procuraduría General de la República
presentaciones del programa, se comparten las
Procuraduría General de Justicia del Estado
estadísticas para ver que sean más o menos las
mismas, casos especiales como las niñas
embarazadas, lo de los niños guías, lo de la niñez
repatriada de otros países, cambios de sexo,
documentos falsos, etcétera.
121
También se da la coordinación con las organizaciones de la sociedad civil
como ya se ha mencionado, son un pilar básico en esta Red de Albergues
Temporales, específicamente Casa YMCA Tijuana y el Albergue del Desierto
en Mexicali. Cabe destacar que los dos Albergues Temporales del DIF, el de
Tijuana y Mexicali, también atienden a los menores migrantes y repatriados, menores de 13 años, además de otros perfiles de los menores que se
encuentran albergados ahí por diferentes circunstancias.
3.1.5. Programa Camino
a
Casa
del
SE DIF Sonora24
Antecedentes:
“Al principio cada municipio fronterizo operaba la atención a los menores repatriados,
pero hacia el final de los años noventa, el SNDIF empezó a tratar de coordinar a operación. Al inicio de la administración del Gobernador Eduardo Bours, se pone atención a
la estrategia de atención a menores repatriados. Se detectaron deficiencias en el control de la recepción de los menores, debido a que no existía una logística establecida
y acordada con las otras instituciones. Se presentaban inconsistencias entre las cifras de
las instituciones que participan en el Programa. Por ello, el gobierno del estado dispone la
creación del Programa “Camino a casa”, colocando módulos de recepción de menores en la
línea fronteriza, ya que los albergues de los DIF municipales, están alejados de ésta y en el
traslado era cuando los menores huían”.
El programa “Camino a Casa” se establece al final de 2003, con la gestión de los
módulos. El primer módulo se inauguró en noviembre de 2004, en San Luis Río Colorado, en ese momento, al asignarle presupuesto para la operación del módulo, queda establecido como un programa institucional adscrito al SE DIF, con recursos para su
funcionamiento de únicamente de origen estatal, tanto para la operación, del módulo,
queda establecido como un programa institucional adscrito al SE DIF, con recursos para
su funcionamiento de únicamente de origen estatal, tanto para la operación, como para
el personal y la construcción de infraestructura. Únicamente en Agua Prieta, se apoya
del DIF municipal, porque existe un albergue anterior al módulo, para los casos de niños
menores de 15 años y menos. En esa misma ciudad fronteriza, se mantiene coordinación
con Casa YMCA, para la atención a los adolescentes entre los 16 y 18 años”.En febrero de
2005 inicia su operación el módulo de Nogales y el Agua Prieta está a cargo del Programa
desde agosto de 2007. Adicional al módulo, en Nogales hay un albergue inaugurado en
mayo de 2008, donde los menores pueden permanecer varios días alojados. El módulo se
encuentra en la línea fronteriza, es un módulo de transición, porque ahí es donde se da la
atención por primera vez a los menores, pero cuando los familiares acuden a empezar a realizar el proceso de reintegración a la familia, ya no es necesario trasladarlos al albergue.
Fuente: Entrevista realizada al Lic. Arnoldo Álvarez Álvarez, Director de Atención a Población Vulnerable y Centros Asistenciales del SE DIF Sonora, por Jorge García, el 13 de octubre de 2008, en Hermosillo, Sonora.
24
122
El albergue se instaló en Nogales por el incremento que hay de menores repatriados, por ello
existen las dos modalidades: el módulo de transición y el albergue”.
Los módulos de San Luis y Nogales están en la línea fronteriza, en el edificio del puerto
fronterizo. En Agua Prieta son instalaciones propias que están a una calle de la línea fronteriza, a 100 o 150 metros del puerto fronterizo”.
Objetivo:25
Vigilar el resguardo y restablecimiento físico del menor repatriado en situación de
riesgo que ingresa por los puertos fronterizos del Estado de Sonora, a fin de reintegrarlo con su familia y en su caso apoyarlo en su regreso al lugar de origen.
Estrategias:
• Conformar un Programa Integral de Apoyo para la problemática en el Estado
con la concurrencia de los tres niveles de Gobierno, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), Consulados Generales (SRE), DIF Sonora y los
DIF Municipales.
• Apoyo con los gastos de operación y equipamiento para los albergues municipales que enfrentan esta problemática.
• Brindar atención de acuerdo con la normatividad establecida por DIF Sonora.
• Conformar bases de datos para impulsar proyectos de investigación y políticas
públicas pertinentes.
Coordinación:
“El Programa mantiene coordinación con el Instituto Nacional de Migración y con los
Consulados, inicialmente se conformaron mesas de trabajo a nivel estatal, en la actualidad la coordinación se da a nivel local. Independientemente de que cambien al Cónsul
o que cambien a algún funcionario, se reúnen con cierta periodicidad”.
Servicios:
“Al momento del primer contacto de los menores en los módulos, la trabajadora social
los recibe y les explica dónde están y porque van a permanecer en el módulo o en el
albergue hasta que se puedan reintegrarse con su familia, ya sea que acuda un familiar
directo por ellos, o que puedan irse a sus lugares de origen. Les realiza una entrevista,
les toma la foto e ingresa foto y datos a la base de datos en línea vía Internet, donde
25
Información consultada en: http://www.camino-a-casa.org/index2.html
123
se están registrando los datos del menor, cómo cruzó, con quién, cómo fue detenido y
cómo fue tratado por las autoridades”.
Con la entrevista se inicia la localización de sus familiares, si hay una situación
visible de enfermedad o algún tipo de lesión, es el médico quien revisa al menor, si es
necesario darle una atención hasta de segundo nivel en un hospital público, se coordina con la Secretaría de Salud, todos los módulos cuentan con consultorios y hay un
médico siempre, de igual manera hay un psicólogo/a. Los módulos cuentan con abogado, salvo en Agua Prieta, donde se tiene la asistencia de la Procuraduría del Menor.
El abogado ratifica la autenticidad de la documentación, él hace las comparecencias
con los familiares, quien asesora con la tramitología a los familiares que están en el
lugar de origen y los que se presentan en el módulo.
Verifica que los padres envíen la carta de aceptación para que su hijo sea entregado con un familiar, del acta de nacimiento, etc”.
En los módulos y albergue se brinda asistencia: la alimentación, un techo, una
cama donde dormir, las llamadas telefónicas, los contactos, los absorbe en sus gastos
de operación el módulo. Si el familiar no puede acudir por el menor a las puertas del
módulo, se inicia un proceso de atención para poderlo reintegrar a su lugar de origen,
ya en contacto con los DIF estatales o municipales de los que se trate en su lugar de
origen, la corroboración de datos, etc. y una vez cubiertos los trámites, el menor es
puesto en un transporte ya sea en avión o camión, en coordinación con el DIF de su
lugar de origen, que lo recibe y es el que da seguimiento. En casos extremos se tenido
que llevar a la familia, cuando se trata de bebés por ejemplo”.
Infraestructura:
Los tres Módulos de Atención y el albergue para Menores Repatriados,
cuentan con las instalaciones y equipamiento en las siguientes áreas de
servicio:26
• Oficina de Recepción y Registro
• Consultorio Médico
• Oficina de Psicología y Trabajo Social
• Dormitorio para niños, niñas y adolescentes
• Dormitorio y cuneros para bebes
• Cocina
• Área para TV y juegos
• Baño
Información consultada en: http://www.difson.gob.mx/Sitio/serviciosAtencion_poblacionVulnerable.
aspx?prog=pMenoresMigrantes
26
124
Presupuesto:
“La operación del programa, tiene un costo anual de alrededor de 5 millones de pesos.
Durante 2007 la inversión del Programa, fue de alrededor de 15 millones de pesos,
por la construcción del albergue en Nogales cuyo costo fue de 8.5 millones de pesos.
Una parte importante de los recursos de inversión y operación, se obtienen por medio
de donaciones de particulares y fundaciones de ambos lados de la frontera, gracias
a la labor de promoción del programa que realiza la Sra. Lourdes Laborín de Bours,
Presidenta del SE DIF”.
De 2005 a mayo de 2007 se reporta la donación de 14.3 millones de pesos, más
el valor de 5,200 m2 del terreno del albergue de Nogales .27
Recursos humanos:
“El programa cuenta con una plantilla de 32 personas en total en los módulos. En
Nogales son 18 personas, en San Luis son 9 y en Agua Prieta 5. En las oficinas del
SNDIF en Hermosillo, se cuenta con la Coordinadora Estatal de Menores Migrantes y
Jornaleros, quien se encarga de la elaboración de los manuales de procedimientos, verifica en el sistema los expedientes revisados por las coordinadoras de los módulos, la
integración de los informes periódicos enviados al SN DIF y el seguimiento mediante
reuniones con el personal de los módulos”.
Cobertura:
Desde el inicio del programa en 2004, hasta diciembre de 2008, se han atendido a 29,803 niñas, niños y adolescentes migrantes y repatriados. En 2008
se atendió en los Módulos a 7,270 menores, 80% fueron recibidos en Nogales, mientras que el 16% en Agua Prieta y el 4% en San Luis Río Colorado.
Los meses de mayor repatriación de menores fueron marzo, abril, agosto,
febrero, septiembre y enero .28
Normatividad:
La legislación vigente para llevar a cabo las tareas del programa, es:
El Acuerdo Local de Repatriación Arizona-Sonora firmado en 1999 entre
INM, SRE/Consulados y Servicio de Migración y Naturalización de los Estados
Unidos, donde se establecen los lugares y horario de repatriación.
El Reglamento de la Ley General de Población, Capítulo X, “Repatriación”.
Artículos 216, 217 y 218. Coordinación entre autoridades y el auxilio a los DIFestatales en materia de repatriación.
Información consultada en: http://transparencia.esonora.gob.mx/NR/rdonlyres/4856D936-EEB0-47C6-B72DFAD6662584B8/21848/ProgramaCaminoacasa070524P0001.pdf
28
Información consultada en: http://www.camino-a-casa.org/estadisticas.html
27
125
La Ley de Violencia Intrafamiliar del Estado de Sonora.
Adicionalmente, el Programa cuenta con los siguientes manuales de
procedimientos:29
Atención a Menores Repatriados; Trabajo Social en Atención a Menores Repatriados; Salud en Atención a Menores Repatriados; Jurídico en Atención a Menores Repatriados.
3.1.6. Fondo
de las
Naciones Unidas
para la Infancia
(UNICEF)
La oficina en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia ha
sido una de las mayores impulsoras de la creación de mecanismos de protección
de los derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes y repatriados.
En efecto, como se ha visto repetidamente a lo largo de este trabajo, la
promoción de mecanismos de protección de niñez migrante, mediante el patrocinio de estudios, eventos y reuniones, entre otras acciones de asistencia
técnica, desarrolladas en el marco de los programas de cooperación firmados
entre el Gobierno de México y UNICEF, ha sido una constante, desde el impulso inicial para la creación del Programa Interinstitucional de Atención a
Menores Fronterizos, hasta el “Seminario niñez migrante no acompañada
en la frontera norte: repatriación, protección y atención”, realizado en 2006
en Tijuana.
Mesa de Diálogo Interinstitucional sobre Niñas, Niños y Adolescentes no
Acompañados y Mujeres Migrantes30
La oficina en México de UNICEF ha sido la promotora de las reuniones
interinstitucionales de Atención a Menores Fronterizos. Actualmente, ha
participado en la Mesa de Diálogo interinstitucional sobre Niños, Niñas y
Adolescentes no Acompañados y Mujeres Migrantes, que es un foro de discusión sobre políticas y responsabilidades sobre los niños y niñas migrantes
cuyo objetivo es crear mecanismos integrales de protección para los niños y
niñas migrantes.
La Mesa fue instalada el 30 de marzo del 2007 en México, por la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, con la participación de la OIM, UNICEF, ACNUR, así como la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), La Secretaría de Educación Pública
(SEP); la Secretaría de Salud, el Sistema Nacional DIF, el Instituto Nacional
Consultados en: http://transparencia.esonora.gob.mx/Sonora/Transparencia/Poder+Ejecutivo/Entidades/DIF+Sonora/
Estructura+Organica/Manual+de+Procedimientos/
30
Fuente: http://www.unicef.org/mexico/spanish/proteccion_12170.htm
29
126
de Migración y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), entre otras instituciones.
La Mesa es coordinada por la Subsecretaría de Población, Migración y
Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación y se constituye como
un órgano interinstitucional estratégico relativo a la situación de las niñas,
niños y adolescentes no acompañados y las mujeres migrantes. Su objetivo es evaluar la coordinación interinstitucional, intercambiar información
y acordar las medidas y mecanismos que permitan garantizar los derechos y
la protección de las niñas, niños y adolescentes no acompañados y mujeres
que entren o salgan del territorio nacional.
Uno de los resultados más relevantes de los trabajos de la Mesa es el diseño y puesta en marcha del Modelo para la protección de derechos de los
niños, niñas y adolescentes migrantes y repatriados no acompañados.
Este Modelo tiene como objetivo garantizar que el amargo proceso de
repatriación y retorno por el que atraviesan lo niños migrantes no acompañados sea lo menos doloroso posible y que se respeten sus derechos en todo
momento.
El modelo, que busca asegurar la protección de los derechos de los niños
migrantes en todo el proceso de repatriación y retorno seguro a sus comunidades de origen, cuenta con la participación de UNICEF, de la Oficina Internacional de las Migraciones (OIM) y del Alto Comisionado de las Naciones
Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Sistema Nacional para el Desarrollo
Integral de la Familia (DIF), el Instituto Nacional de Migración (INM) y de
otras instituciones pertenecientes a la “Mesa de diálogo interinstitucional
sobre niños, niñas y adolescentes no acompañados y mujeres migrantes”.
Oficiales de Protección a la infancia
Los Oficiales de Protección a la Infancia (OPIs) son funcionarios del Instituto Nacional de Migración que con el apoyo de UNICEF han sido capacitados
de acuerdo al modelo de atención para garantizar la protección integral de
los derechos de la niñez migrante no acompañada en las fronteras norte y
sur de México.
Conforme al Modelo para la protección de derechos de los niños, niñas
y adolescentes migrantes y repatriados no acompañados, los OPIs deberán
principalmente, detectar y atender de manera especial las necesidades más
urgentes de los niños migrantes; manejar las herramientas necesarias para
127
la intervención en situaciones de crisis, de solicitud de refugio y casos de
trata, así como informarles a los niños, niñas y adolescentes, en un lenguaje
adecuado, cuáles son sus derechos y responder a todas sus dudas sobre su
procedimiento migratorio. De igual forma, los OPIs deberán canalizar a los
niños y jóvenes a los albergues del DIF y acompañarlos en los procesos de
repatriación a sus países, garantizando su protección en todo momento.
Programa de trabajo 200831
En septiembre de 2008, la representante de UNICEF en México firmó con
la Comisionada del Instituto Nacional de Migración, el Programa de Trabajo
2008 de UNICEF con el INM. En dicho programa se establece como producto:
el “Modelo de repatriación y retorno con enfoque de derechos funcionando
en la frontera norte y promovido en la frontera sur, y capacidades de los operadores del modelo fortalecidas en apoyo a los esfuerzos nacionales.”
Los resultados esperados son: La elaboración de un manual de referencia para
la operación del modelo; Un estudio jurídico sobre niños migrantes víctimas
de delitos del fuero común para completar el modelo; Oficiales de protección
a la Infancia (OPIs) del INM capacitados y metodología de funcionamiento
del grupo interinstitucional de apoyo a OPIs desarrollada y aprobada por la
mesa de diálogo; Derecho de las niñas, niños y adolescentes en las estaciones
migratorias a comunicarse con sus familiares garantizado; Niñas, niños y
adolescentes en las estaciones migratorias informados sobre sus derechos; y
Plan de comunicación y difusión sobre los derechos de los niños migrantes
no acompañados y de las actividades que se realicen en su favor.
Presupuesto
El plan de trabajo firmado establece la aportación de UNICEF de 1,445,000
pesos a ejercerse entre julio y diciembre de 2008.
31
128
Fuente: http://www.sisi.org.mx/jspsi/documentos/2008/seguimiento/04111/0411100067608_065.doc
3.1.7. Sistema Municipal DIF Tijuana,
Centro para la Protección Social de la Niñez
y su participación en la atención a los menores repatriados32
Antecedentes:
En el año de 1997 inicia sus actividades el Centro para la Protección Social
de la Niñez, de tal manera tiene 11 años trabajando, trabaja todo el año. Una
de las vertientes de intervención es a nivel preventivo.
Población:
La edad de los menores repatriados que se atienden es de los siete a 17 años,
pero el común denominador es de los 13 a los 17 años. “Nosotros no recibimos niñas, únicamente niños, las niñas se van a Albergue de DIF estatal,
tenemos la estructura y el personal para hombres, tenemos diez educadores
y casi todo el personal son varones”. En general, los servicios que se brindan
están destinados a tres tipos de perfiles: menores en situación de calle, migrantes e infractores.
“El albergue, inicialmente se crea para niños de y en la calle, entonces, ese es el
objetivo del albergue. Este es un espacio en donde se les da atención médica y psicológica, trámite de documentos y todo lo que necesiten, prácticamente es una casa
para ellos, pero, igual, ha ido cambiando el perfil de los niños que recibimos, ahorita
también recibimos niños migrantes y niños con perfil de delincuentes e infractores,
hemos encontrado niños inhalando sustancias tóxicas en la vía pública, porque quebraron algún vidrio, etc. Prácticamente es antes de que lleguen al Consejo Tutelar,
donde los niños no son procesados actualmente, sólo adolescentes, entonces, son delitos menores y por lo mismo no van al Centro de Diagnóstico (del Consejo Tutelar),
vienen aquí con nosotros, no es nuestra función pero los hemos estado recibiendo. Estos chicos están separados de habitación y de casa, porque son perfiles bien distintos
a los de niños de calle o migrantes, que son niños trabajadores y que estamos tratando
de integrar, no los mezclamos”.33
Fuente:Visita realizada al centro en donde se realizó un recorrido por las instalaciones, 4 entrevistas y un taller lúdico en las fechas
del 23 de octubre y 10-11 de noviembre de 2008.
Uno de los entrevistados nos comentó respecto a los menores infractores que “son menores, que a partir del año pasado, por una
modificación del ley, ya no fueron canalizados al Consejo Tutelar, sino que fueron enviados aquí para ser reintegrados y canalizados
a la familia y a la familia se le da la información y los talleres para padres y talleres para los jóvenes”.
32
33
129
Cobertura:
Con respecto a la niñez migrante atendida en el centro en el primer trimestre del año 2008, fue de 60 menores repatriados. Los cuales permanecen
mientras sus familiares acuden por ellos. En la mayoría de las ocasiones
los menores repatriados que cometieron alguna falta menor en EE.UU. son
quienes llegan al Centro de Protección.
Funciones:
Una de las funciones principales del centro es que alberga a siete niños de
manera fija que permanecerán hasta la mayoría de edad, cubriéndoles sus
necesidades básicas, son los menores de casa. Por otro lado, atiende una población flotante de nueve menores que permanecen algunos días u horas,
esta es la condición de la niñez repatriada.
Misión:
Dar atención a los menores de forma multidisciplinaria.
Servicios:
Trabajo social, atención psicológica, médica y traslado, no importa el perfil
del niño. También cuentan con escuela para padres y se dan pláticas. El horario de atención se divide en tres turnos: de 8:00 a 17:00 horas; de 14:00 a
19:00 y de 19:00 a 7:00 hrs. Una necesidad principal de este centro es que el
personal que labora cubra el perfil que se requiere para brindar atención a los
menores de acuerdo a la problemática que estén viviendo. Además de que es
muy poco el personal con el que se cuenta.
Actividades:
“Tenemos actividades deportivas, recreativas y se trabaja con los padres de familia,
todos los jueves tenemos escuela para padres. El psicólogo trabaja con los muchachos,
hace intervenciones en crisis y se está pensando en hacer un cuarto de observación
acolchonado para que puedan estar ahí los chicos y estabilizarlos, porque de repente
son muy violentos o se alteran y creemos que es un espacio importante para ellos, en
mes y medio ya estará listo”.
130
Presupuesto:
La mayor parte de los recursos con los que cuenta son donativos, principalmente en especie; el presupuesto con el que se cuenta lo proporciona el
municipio y es básicamente para mantenimiento, vehículos, papelería y servicios; y el recurso federal que el DIF estatal ayuda a bajar que es del programa “De la calle a la vida”.
Infraestructura:
“Tenemos actividades deportivas, recreativas y se trabaja con los padres de familia,
todos los jueves tenemos escuela para padres. El psicólogo trabaja con los muchachos,
hace intervenciones en crisis y se está pensando en hacer un cuarto de observación
acolchonado para que puedan estar ahí los chicos y estabilizarlos, porque de repente
son muy violentos o se alteran y creemos que es un espacio importante para ellos, en
mes y medio ya estará listo”.
Procedimiento de atención al menor migrante:
Del módulo de atención del DIF estatal Tijuana se canaliza al joven repatriado al Centro de Protección; ahí es entrevistado por la trabajadora social;
una vez concluida la entrevista se le proporciona el servicio de alimentación.
Mientras tanto la trabajadora social establece contacto con la familia, para
proporcionarle toda la información para elaborar el trámite y que puedan
acudir a recoger al menor. Una vez que el familiar llega a las instalaciones
del centro se acredita que efectivamente sea familiar del menor. Se realiza el
trámite correspondiente y el joven tiene la autorización de salir acompañado
de su familiar.
Coordinación:
Se coordinan con DIF estatal, el municipio, la Procuraduría General de
Justicia del Estado, con el INM y el Centro de Diagnóstico del Consejo
Tutelar de Menores.
131
3.1.8. Sistema Municipal DIF Agua Prieta, Casa Hogar Pepito34
Antecedentes:
“En 1996 desde que se fundó se da atención a niños y niñas migrantes, y niños y niñas
adolescentes con otro tipos de problemas. Estas instalaciones se inauguraron en julio
11 de 2008. Este albergue es para niños y niñas víctimas de violencia intrafamiliar y de
otro tipo de problemas; custodias, abusos y niños de la calle que son abandonados y no
tienen familia. Los niños repatriados que no vienen acompañados que vienen solos”.
Procedimiento:
“De la migra al Consulado, del Consulado al módulo de Camino a Casa y ya del módulo se
selecciona y ellos traen a los menores no acompañados exclusivamente a esta casa, hasta
los 12 años. En casos especiales hasta los 14, cuando vienen con los hermanos”.
Propósito:
“Salvaguardar la integridad física y mental de todos los niños que vienen aquí”.
Servicios:
“Desde que llegan ellos, aseo personal, alimentación, ropa, educación a los que están aquí
y a los que no, atención médica y apoyo psicológico también”.
“La casa sólo funge como albergue verdad, lo que me corresponde a mi es atenderlos a ellos en cuanto a su alimentación su aseo y esperar, cuidarlos para que no se
salgan hasta que vengan por ellos”.
Actividades:
“Por ejemplo, pues aquí las personas son las encargadas hay personas especializadas
para todo pues, las señoras que los cuidan desde que entran, los médicos que atienden,
la psicóloga todos ellos por lo pronto pertenecen al DIF, el DIF municipal se encarga
de proveerlos”.
Recursos humanos:
“Esta Casa Hogar cuenta con 13 empleadas que son las tías, que así los niños las llaman
aquí, son cuatro personas por turno y una persona que se encarga de los descansos de
Fuente: Entrevista realizada a Edna Patricia Verdugo Santana, Coordinadora de la Casa Hogar “Pepito”, de Agua Prieta, por
Frida Chávez el 30 de octubre de 2008, en Agua Prieta, Sonora.
34
132
ellas mismas, aparte una maestra, la subdirectora de la casa y su servidora, hay personal las 24 hrs”.
Las personas que cuidan a los niños son básicamente amas de casa, lo que es la
psicóloga y la doctora es aparte, incluyendo a la maestra que son los profesionales, pero
las señoras son pues amas de casa, lo ideal sería que fueran educadoras o algo así con
profesión pero no tienen presupuesto para contratar a un profesional. Los requisitos
para entrar aquí en primer lugar es que le gusten los niños, que tengan amor por los
niños no nada más los de ellas sino los propios y extraños, en primer lugar”.
Presupuesto:
“Esta casa básicamente se sostiene por aportaciones, donativos de sociedades civiles,
religiosas, extranjeras y aparte el gobierno municipal también nos ayuda. Ahora hay de
reciente iniciación un patronato que también se encarga de los gastos y apoya con los
gastos de los menores de la casa, existe un gran apoyo de la sociedad civil, el gobierno
apoya lo básico en cuanto a luz, agua, gas y ya en cuanto a despensa todo eso ya es parte
de la sociedad”.
Población objetivo:
“Pues en esta casa no es tanta, no en números, nosotros depende la temporada nosotros recibimos los niños, aparte de los fijos que son 25 niños en temporada alta recibimos seis o cinco niños por semana, su estancia es corta de dos o tres días a veces al
siguiente día, depende el tiempo que tarden en encontrar a sus familiares”.
3.1.9. Casas YMCA de Menores Migrantes,
Young Men’s Christian Association35
Antecedentes:
Debido a importantes y recientes modificaciones en las leyes migratorias de los
Estados Unidos, el número de adultos y menores detenidos en el cruce fronterizo
y deportados hacia México se ha multiplicado dramáticamente, incrementándose
la cantidad de personas que dispuestas a internarse en aquel país, sin documentos, permanecen en la frontera bajo condiciones extremadamente vulnerables.
Las ciudades fronterizas se han convertido en bases de operaciones para
traficantes de seres humanos, en centros de prostitución, drogadicción y alcoholismo que fácilmente atrapan a los menores de edad.
35
Fuente: http://www.ymca.org.mx/federacion/paginas/ycasas.html
133
Conscientes de esta problemática, las Guays de México y de los Estados Unidos
se han unido en un esfuerzo bilateral para crear la Iniciativa Fronteriza YMCA,
y responder así a la crisis que enfrenta la juventud a lo largo de la frontera entre los dos países. Este proyecto, consiste en establecer en diversas ciudades
donde existe mayor flujo migratorio una cadena de albergues llamados Casas
YMCA, especialmente dedicados a la atención de menores migrantes.
De acuerdo a la entrevista realizada, nos marcan como inicio de estas casas:
“El 31 de diciembre de 1989, somos los pioneros gracias a un profesor que tuvo la
visión de dar atención a menores que en aquel entonces no tenían a dónde acudir.
Este modelo siempre ha funcionado y es reconocido a nivel municipal, estatal y
mundial, hemos recibido reconocimientos del gobierno de los Estados Unidos”.36
Misión:
Su misión es contribuir al desarrollo integral en espíritu, mente y cuerpo
de los menores migrantes en la zona fronteriza México-estadounidense, logrando la mayor protección posible de sus derechos humanos, proveyéndoles de un refugio seguro y sano donde reciban alimentos, ropa y acceso a
telecomunicaciones, para después reunificarlos con sus familias.
Funciones:
Desde el inicio de los años noventa las Casas YMCA, programa pionero en
su tipo y de significativa importancia en las ciudades fronterizas mexicanas que reciben población migrante, brindan un hogar provisional gratuito
a menores de ambos sexos procedentes de diversos puntos de nuestro país o
de Centroamérica, que en su intento por cruzar la frontera norte de manera
ilegal, sin documentos, son detenidos, arrestados y deportados a México por
las autoridades migratorias de Estados Unidos.
Cobertura y población atendida:
• Tijuana, Baja California (1990): En 2007 fueron 2, 194 menores.37
• Ciudad Juárez, Chihuahua (1995): Se atendieron en 2007 a 396 menores.
36
37
134
Fuente: Entrevista realizada para este estudio por Silvia Ramírez el 23 de octubre de 2008, en Tijuana Baja California.
Fuente: http://www.cemefi.org/spanish/content/view/2222/74/
• Piedras Negras, Coahuila (2000): En 2007 fueron 938 menores y
para septiembre de 2008 habían recibido a 778 menores, de los cuales 701 fueron varones (90%) y 77 mujeres (10%).38
• Agua Prieta, Sonora (2003): Fueron 696 los menores que se atendieron en 2007.
• Cobertura de las Casas YMCA en 2007: 4,219 menores
• Cobertura de las cuatro casas desde sus inicios a octubre de 2008:
Cerca de 50,000 menores, 77% fueron hombres y 23% mujeres; el
76% tenían entre 16 y 17 años.
Mecanismos de operación y servicios que ofrecen a los menores migrantes:
1. Recepción. Personal de las Casas YMCA acude a la garita fronteriza
a recoger a menores migrantes que en ocasiones permanecen largas
horas sin poderse mover de dicho lugar.
2. Atención. La Casa les provee del ambiente hogareño, seguro y digno
que les ayuda a enfrentar la dramática y desesperante realidad en la
que se encuentran solos y completamente vulnerables en las agresivas ciudades fronterizas.
3. Servicios. El matrimonio residente en cada Casa YMCA, o familia
anfitriona, procura, recuperar la estabilidad emocional y física del
menor, atendiendo de forma prioritaria sus necesidades básicas de
alimento, cuidado y salud.
4. Entrevista, inicio del proceso de reunificación familiar. la trabajadora social inicia el proceso de reunificación familiar mediante la
poca, incierta o nula información que el menor proporciona.
5. Actividades. Su permanencia en las Casas es de 3 a 8 días, mientras
se logra el propósito fundamental de reintegrarlos con su familia,
por lo que resulta difícil implementar programas de largo plazo; sin
embargo, se realizan pláticas educativas, se coordinan actividades
fuera del centro, se supervisa el trato que reciben los menores durante el proceso de repatriación y se mantienen relaciones estrechas
y respetuosas con las autoridades gubernamentales.
6. Coordinación. Se han fomentado programas de servicio social con
algunas universidades.
7. Actividades de los menores. Las actividades que realizan los menores en las Casas YMCA mientras esperan a sus familiares son básicamente de apoyo en el aseo de la casa, tienen acceso a juegos de mesa,
Los datos de Baja California, Sonora, Chihuahua y de las cuatro Casas YMCA en este apartado, corresponden a la siguiente
fuente: http://www.e-mexico.gob.mx/wb2/eMex/eMex_2bc5e_not328_atiende_casa_
38
135
libros, televisión, y a salidas eventuales a centros comerciales o par - ques deportivos.
8. Reunificación Familiar. Se ha diseñado con mucho éxito un sistema
de recepción y canalización de menores hacia sus hogares después
de ser atendidos en las casas, y en algunos casos incluye la transportación a sus lugares de origen.
3.1.9.1. Casa YMCA Tijuana
Este apartado corresponde principalmente a información proporcionada
durante las entrevistas realizadas.
Antecedentes:
“Nosotros venimos trabajando con atención a menores migrantes exclusivamente,
desde los años 90 hasta 2004 atendíamos menores de cero a 17 años, cuando se hace
la instalación de los módulos del DIF, nosotros como organización, en conjunto con
otras, estábamos presionando para que se diera una opción por parte del sistema, la
respuesta fueron los módulos. Ahora, nosotros trabajamos con jóvenes de 13 a 17 años
y el módulo del sistema DIF estatal se queda con la protección de menores de cero a
12 años que son canalizados a los albergues. Y nosotros trabajamos exclusivamente
con menores en situación de repatriación, no trabajamos con menores de calle o con
alguna adicción porque esa es una dinámica totalmente diferente”.39
Modelo de atención:
“Nuestro modelo de atención, es una casa familiar para jóvenes de 13 a 17 años, es de
puertas abiertas, atendemos diariamente de 7 a 15 jóvenes y en ocasiones llegan a ser
25. Los jóvenes vienen traumados por el trato que les dan los americanos pero llegan
aquí y cambian radicalmente su forma de pensar, por eso, les comento que es familia la
que los atiende con una señora ya viuda, con un nieto, con su hija, que viven con ella y
la misma trabajadora social. Se les da calidez y se les trata como en una familia y pueden
entrar y salir sin ningún problema. Nosotros también comunicamos a los jóvenes con
sus familias pero hay ocasiones en que los jóvenes nos piden quedarse más tiempo porque no quieren regresar a Estados Unidos, sino que quieren ya regresarse a su estado,
pero quieren llevarse algo de dinero, entonces, quieren trabajar aquí en Tijuana y nos
piden quedarse; pero tienen que observar las reglas que la casa impone, las reglas son
muy sencillas: no fumar, no introducir bebidas alcohólicas y no llegar a deshoras.”40
39
40
136
Fuente: Entrevista realizada para este estudio por Silvia Ramírez el 24 de octubre de 2008, en Tijuana Baja California.
Fuente: Entrevista del 23 de octubre de 2008, op. cit.
Respecto al traslado al lugar de origen, es la propia familia quien manda el
dinero para que el menor pueda retornar, solamente cuando la familia es
muy pobre se solicita el apoyo a los organismos gubernamentales.
Recursos humanos:
Dos coordinadores, trabajadora social, cocinera, chofer y una persona de
mantenimiento. Se considera que son insuficientes los recursos humanos y
financieros para ampliar los servicios y la población atendida, para atender a
menores migrantes y menores en situación de calle o en riesgo de. Se cuenta
con el apoyo ocasional de becarios que apoyan con servicios.
Recursos Financieros:
“A través de la misma Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ) a nivel nacional y a nivel de
Estados Unidos y Canadá, junto con las ACJ internacionales, a través de un programa llamado “Mano a mano sin fronteras”. Tenemos donativos a través de la YMCA de Estados
Unidos y Canadá también y donativos del Estado, con cantidades muy pequeñas, a través
de convocatorias que lanza el DIF y concursamos y nos dan apoyo para construir la barda
de atrás o los baños que hicimos o la reconstrucción de ésta casa que tenemos, que se
compró hace diez años y estaba totalmente en destrucción y a base de los apoyos del DIF
u otros organismos la hemos ido reconstruyendo con bases más sólidas. Aquí estamos
dispuestos a recibir apoyos que vayan en beneficio de los niños migrantes”41
Cobertura y población atendida:
“Hemos atendido desde el año de 1,990 hasta el año 2,007, teníamos 49,500 menores
atendidos en nuestras cuatro casas, siendo Tijuana, la que mas menores ha atendido
con más de 35,000 menores. En los últimos cuatro o cinco años, se ha mantenido muy
estable el número de menores atendidos, entre 4,500 y 4,900 aproximadamente. Aquí
en Tijuana en 2008 hemos atendido a 13,500 menores de enero a agosto, todavía nos
falta de septiembre a diciembre, cuatro meses en que fácilmente va a pasar los 17,000
que iban sin compañía. Por día se reciben a un promedio de seis menores, tenemos el
promedio de estancia que es de dos a tres días, hay chicos que llegan una hora y otros
que requieren una semana o 15 días, depende de su situación”.42
41
42
Ibíd.
Entrevista del 23 de octubre de 2008, op. cit.
137
Causas de la migración:
“Tenemos identificados los motivos por los cuáles los menores están migrando de sus comunidades: motivo económico, es el que sobrepasa, del
total de 4,919 de menores que atendimos en las cuatro casas, 2,445 nos
confirmaron que salen de México en busca de una mejor vida en economía familiar; el segundo motivo es la reunificación familiar; motivo de
estudios sigue siendo uno de los ideales, cuando los jóvenes ya tienen
alguna preparación académica o que vienen de algún sector económico
estable. Hay muchos menores que ya tienen muchos años viviendo en
Estados Unidos y el español les es difícil hablarlo. Y hay chicos que se
quedan sin aclarar su identidad migratoria porque no tienen la atención
debida, y es un derecho finalmente.
Actualmente, se está teniendo ahora aparición de estados que no teníamos, en 2007, tengo un cuadro de Estados de los cuales se están identificando los menores, y de repente tenemos estados que no eran tradicionalmente partícipes del fenómeno migratorio y también nos estamos
dando cuenta que jóvenes, no solamente de comunidades rurales sino
de zonas urbanas, de niveles económicos no tan marginados; de repente
vienen chicos de la ciudad de México que no llegan mal vestidos, incluso
llegan con Ipods y celulares, y bueno: ‘¿a qué van?’ ‘es que tengo a mi hermano y mis familiares allá’, ya son jóvenes que tienen otra visión”.43
Coordinación:
“Con las instituciones gubernamentales, en los lugares donde estamos siempre tenemos una relación cordial y muy cercana, con el Instituto Nacional de Migración, Secretaría de Relaciones Exteriores, el Sistema Estatal y Municipal DIF y también con organizaciones de la sociedad
civil que están trabajando el tema de niñez, juventud o qué mejor que
estén trabajando el tema de migrantes, somos siete organizaciones que
estamos trabajando en red sólo el tema del migrante”.44
Respecto a los Convenios, se tiene uno firmado desde los años de
1990 y no se ha modificado. En cuanto a los grados de coordinación,
ellos participan en el Comité Estatal de Protección a la Infancia y el Comité Técnico de Apoyo a la Infancia Migrante, en el que participan el
INM, el SE DIF, el SM DIF Tijuana, el Consulado General de México en
43
44
138
Ibíd.
Ibíd.
San Diego, Corredor Bilateral, A. C. y Casa YMCA, que surgió también
desde finales de la década de los años de 1990 y se realiza en las instalaciones de la delegación del INM en Tijuana, Baja California.45
3.1.10.Centro de Apoyo al Trabajador Migrante
y Albergue del Desierto, Centro de Reintegración Familiar
de Menores Migrantes, A. C.46
Antecedentes:
El Albergue del Desierto se ubica en la Ciudad fronteriza de Mexicali, Baja
California y surgió hace casi 20 años (López, noviembre de 2008), es el único
albergue en esa ciudad que atiende a los menores migrantes repatriados que
viajan solos. Cuenta con un módulo en la Garita Centro Internacional Mexicali-Caléxico, en donde están las oficinas del INM y el módulo de recepción
y atención a NNA repatriada del DIF. En sus inicios atendía a los menores de
todas las edades, pero desde 1992 el DIF atiende a los menores repatriados
con menos de 13 años y el albergue a los de 13 y más (Villaseñor y Moreno,
2006: 72, nota a pie de página).
Objetivos:
El objetivo del Centro de Apoyo al Trabajador Migrante es, dar asistencia humanitaria, difundir, proteger y defender los derechos humanos de todas y todos los migrantes mexicanos y extranjeros sin importar su calidad migratoria.
El objetivo central del Albergue del Desierto es salvaguardar la integridad personal de las mujeres, niños y adolescentes migrantes. Buscando el
reconocimiento de sus garantías y derechos ante las autoridades como en la
misma comunidad.
Líneas de acción:
1. Investigación documental y de campo: observar y documentar a través de entrevistas las condiciones en las que llegan los menores que
son deportados.
2. Análisis de políticas económicas.
3. Relación y coordinación entre organizaciones civiles y académicas.
45
46
Fuente: Comunicado Número 1. www.tijuana.gob.mx/webpanel/comunicado/
Fuente: www.inmujeres.gob.mx/dgpe/migracion/res/Anexo_31_8.xls.
139
4.
Proporcionar información sobre los derechos del migrante.
5.
Servir de enlace entre los migrantes e instituciones sociales.
6.
Asistencia humanitaria
Cobertura y Población:
“Recibe a los y las adolescentes de 13 años en adelante, que representan más del 90%
de los que son deportados. (…) En el 2003 se atendieron a 541 menores” (Villaseñor y
Moreno, 2006: 71-72).
Actualmente también se están atendiendo a las mujeres mayores deportadas. Al mes se atienden aproximadamente a cerca de 120 personas que llegan directamente al albergue y otras 100 diarias a través del módulo dos con
que cuentan en la garita internacional (López, noviembre de 2008). No se
cuenta con mayor información porque no se logró realizar la entrevista, a
pesar de que se les informó de los objetivos de la investigación. No obstante
en el recorrido que hicimos por las instalaciones, la trabajadora social nos
informó que reciben de uno a cinco adolescentes por día.
Servicios:
A los menores y mujeres deportadas se les proporciona alimentación, alojamiento, vestido, servicios médicos, comunicación telefónica, asesoría legal
y apoyo psicológico si lo requieren (López, noviembre de 2008). Su estancia
puede ser de horas, días, una o tres semanas, dependiendo la situación de
los menores. Estos servicios se ofrecen los 365 días del año, en un horario de
atención de 8:00 am a 20:00 horas, en dos turnos. El procedimiento que se
realiza para que el joven ingrese al albergue es: Una vez que llegó al módulo
del DIF donde fue repatriado y su familia requiere de algunas horas para el
traslado de su estado de origen a Mexicali, Baja California, el personal operativo del DIF se contacta con la trabajadora social del albergue para que realice el trámite correspondiente y el menor se canalice a sus instalaciones.
Instalaciones:
Cuenta con dormitorio y baños para mujeres adultas y menores; una habitación para la cuidadora; dormitorio y baños para varones; una habitación
140
para el cuidador; una capilla; comedor; cocina; lavandería; patio de recreación;
sala de juntas para el personal y oficina.
Recursos:
“A lo largo de estos 20 años ha sido difícil porque todo nuestro servicio es totalmente
gratuito y hemos contado con apoyo del Estado y empresarios foráneos y locales que no
nos han dejado de la mano” (López, noviembre de 2008).
3.2. Conclusiones
A lo largo de este capítulo se ha podido constatar, desde la voz de sus operadores, la diversidad de la oferta institucional en servicios asistenciales
para la niñez migrante y repatriada. Sobresale, en una visión de conjunto
la búsqueda de una respuesta inmediata a las necesidades de protección o
tutela, alojamiento, alimentación y reintegración a la familia o retorno a los
lugares de origen de las NNA. Quienes tienen la responsabilidad de la atención directa, dieron muestra de su experiencia y compromiso de una manera
directa y fresca, sin la autocensura o las cortapisas que a veces se imponen
los funcionarios frente al examen de la sociedad, lo que es indicativo de la
madurez de los procesos desarrollados.
A continuación expondremos algunas conclusiones y reflexiones, que
surgen a partir de lo expresado por los actores en torno a la institucionalidad
existente para la protección y ejercicio de los derechos de la niñez migrante
y repatriada.
Destaca el papel que han jugado y tienen las ONG en la atención a la
población migrante y repatriada. Son ellas las que desde antes que existiera
el interés gubernamental, con las pequeñas acciones necesarias, han mantenido la continuidad de los servicios a una creciente demanda. Se debe prestar atención a las propuestas y necesidades que manifiestan, para apoyar y
facilitar su trabajo, que en algunos lugares es fundamental.
Con relación a las instituciones gubernamentales, es evidente la carencia
de un liderazgo nacional. Si bien existe la voluntad política de los gobiernos
estatales y municipales, no hay correspondencia en el federal. Muestra de ello
es el Programa Camino a Casa, del SEDIF de Sonora, pero que al acercarse el
fin de la administración estatal, surge la incertidumbre sexenal sobre el futuro
de un programa que depende de la voluntad política del gobernante en turno.
141
En este sentido, es importante un liderazgo nacional, que convoque, marque
pautas y genere compromisos compartidos entre los diferentes gobiernos
estatales.
Sobresale el vacío de las instituciones nacionales en la protección de los
derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes y repatriados, más
allá de conferencias y reuniones, pareciera que lo importante para las dependencias federales fuera la obtención de estadísticas, pero poco se hace para
garantizar esos derechos y para ello es suficiente observar la carencia programática o lo exiguo de los presupuestos asignados por el SNDIF, el INM, la
SRE, por mencionar a las más comprometidas, y no se diga de aquellas que
sólo están incluidas nominalmente en las estrategias interinstitucionales y
que carecen de acciones y programas de atención.
La problemática tan compleja, producto de la violencia estructural, que
muestra la migración de niñas, niños y jóvenes, demanda involucrar a otros
actores importantes, pues los actuales no son suficientes para poder intervenir en este entramado. Se requiere conformar una Red de actores y organismos, donde cada uno, sea la trabajadora social de un albergue o el director de
un programa nacional, se sientan partícipes de una estrategia que va más allá
del techo de cristal con el que ahora se topan.
Es evidente la incapacidad de los diseños institucionales actuales para
dar una respuesta profunda a la problemática de la migración, la respuesta ha
sido reactiva y desarticulada, limitada por las atribuciones de cada dependencia y sectorizada, lo que ha generado vacíos y yuxtaposiciones de acciones.
Por ello, es necesaria una política migratoria nacional, al interior del país,
dentro de la cual se incluya a los migrantes que se trasladan al exterior.
Falta el debate jurídico, lo cual perpetúa los vacíos normativos para la
protección de los derechos de los migrantes. La problemática de la migración
en general y de la niñez en particular requiere un debate legal que se traduzca
en instrumentos que faculten y normen la acción gubernamental y que proporcione los mecanismos para eliminar la violencia hacia esta población.
A 11 años de aplicación, se hace necesaria la evaluación integral de esa
política: los marcos normativos de actuación, los mecanismos de coordinación, los modelos de atención, los marcos explicativos, los sistemas de flujo
de información entre las dependencias y la participación de los actores: la
valoración de las NNA migrantes y deportados, de los y las cuidadore/as,
funcionarios y de las familias, para establecer un diálogo social e intercultural y mecanismos de participación y corresponsabilidad con las familias.
142
Producto de la evaluación, se requiere convertir al PIAMF en un programa
de subsidios sujeto a reglas de operación, y dotarlo de una asignación de
presupuesto suficiente a las necesidades de atención integral, independiente
normativa y presupuestamente de otro programa, y no sectorizado, es decir,
adscrito a la SHCP, para que su carácter interinstitucional sea una posibilidad programática.
En el terreno operativo, es necesario el fortalecimiento de las estrategias
que han mostrado resultados, como el grupo Beta. En ese sentido, la pregunta que surge es: cuáles serán los mecanismos de coordinación entre el recientemente creado grupo de oficiales de protección a la infancia del INM con el
Grupo Beta, para que las iniciativas no sólo sean buenas intenciones .
143
Capítulo 4
FODA de la protección
de los derechos de la
niñez migrante
y repatriada
Con la finalidad de recuperar la experiencia de los actores y de su voz, que
permita identificar y valorar la visión de los responsables de la aplicación de
las políticas de protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes
migrantes y repatriados, en este capítulo expondremos las reflexiones expresadas por el personal institucional, sobre fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de la atención a esta población, para realizar la síntesis
FODA y enlistar los desafíos a las políticas de protección al final.
Para conocer la perspectiva estratégica y operativa del personal involucrado en la atención a las NNA migrantes y repatriados, durante las entrevistas
realizadas a directivos y personal operativo de las instituciones visitadas en
Baja California y Sonora, se les pidió hacer un balance de los logros, retos,
fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas del programa que coordinan y operan a favor de esta población.
Sin pretender elaborar el análisis FODA del conjunto de las instituciones,
ya que se trata de diversas dependencias con objetivos y funciones disímbolas, sectorizadas a dependencias y entidades del orden federal, estatal y
municipal, pero cuyas competencias confluyen en el momento de la atención y protección de la niñez migrante y repatriada, las respuestas de las/os
entrevistada/o a cada cuestión se agrupan por dependencia, en los rubros
antes señalados.
Sin embargo, se debe considerar el nivel de generalidad y particularidad
de cada respuesta, éstas se presentan en los dos niveles de responsabilidad
de cada funcionario: el de los directivos, como son los coordinadores de equipos y, el de los operativos, es decir, el personal encargado de la atención
directa a las NNA migrantes y repatriados. Sin que lo anterior signifique mayor o menor generalidad o particularidad.
Antes de exponer las respuestas, para dar un contexto que posibilite
la discusión de los desafíos al final de este capítulo y considerando que se
debe hacer un esfuerzo de planeación estratégica intersectorial e intergubernamental, a continuación se hace una breve síntesis de lo que entendemos
por planeación, visión estratégica y la técnica FODA.
4.1 La
planeación estratégica
Planeación significa establecer los objetivos a alcanzar, así como los métodos
a utilizar, determinar las acciones, recursos y responsabilidades necesarios
para lograr un resultado esperado. 147
Para el establecimiento de la visión estratégica, es importante tener en cuenta los tres tipos de Planeación que facilitan contar con una visión que va de
lo general a lo particular, tomando en cuenta, primero las estrategias ligadas directamente de la Visión y Misión, en este caso de la protección de los
derechos de las NNA migrantes y repatriados, después la planeación de las
tácticas o metodologías específicas que se van a utilizar para lograrlo, y por
último definir las acciones concretas o planes que ilustren más específicamente las acciones que se han de llevar a cabo para cumplir con las metas de
cada dependencia y que estén relacionadas con la forma en que el programa
interinstitucional ha definido alcanzar los objetivos compartidos.
La planeación estratégica es:
• Sistemática, es decir, es organizada y conducida con base en una realidad entendida.
• Un proceso que se inicia con el establecimiento de metas organizacionales.
• Define metodología, prioridades y políticas para lograr metas
específicas.
• Desarrolla planes detallados para asegurar la implantación de las
estrategias y obtener así los fines buscados.
• Un proceso para decidir de antemano el tipo de esfuerzo de im-
plantación que se debe hacer, cuándo y cómo se debe realizar, quién lo llevará a cabo y qué se hará con los resultados.
• Un proceso continuo, especialmente en cuanto a la formulación
del diseño y rumbo institucional, ya que los cambios en el entorno son constantes.
Es mejor contar con un enfoque proactivo y creativo, que provenga del conocimiento del entorno y sus variables y nos ayude a anticipar respuestas,
más que a tener un enfoque reactivo que responda más a la improvisación
que a la planeación.
4.2 La
técnica
FODA
En el proceso de planeación estratégica se utilizan diversas herramientas de
análisis para obtener información diagnóstica que permite tomar decisiones
acertadas sobre la trayectoria futura de una institución u organización.
148
Una de las herramientas más aplicada por su sencillez y gran utilidad, es el
análisis FODA (Orlich, s/f).
Surgido en los Estados Unidos en los años sesenta y setenta, durante
una investigación conducida por el Instituto de Investigaciones de Stanford
para fortalecer los procesos de planeación corporativa, el análisis FODA o
SWOT, por sus siglas en inglés, es una propuesta metodológica que se orienta fundamentalmente al análisis de problemas y a la formulación de estrategias que sean factibles de aplicar y de gran impacto dentro de una organización en el corto, mediano y largo plazo.
FODA es el acrónimo que resume cuatro conceptos o ejes de análisis:
fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Las fortalezas y debilidades son condiciones internas de la organización, por lo que es posible
actuar directamente sobre ellas. En cambio, las oportunidades y las amenazas son externas, por lo que en general resulta muy difícil poder controlar o
modificar, pero si aprovechar o manejar.
Fortalezas: Son las características o capacidades especiales con que
cuenta la organización y que le posibilitan el logro de objetivos: recursos
que se controlan, capacidades y habilidades que se poseen, actividades que
se desarrollan positivamente, entre otras.
Debilidades: Son aquellos factores o condiciones que provocan una posición desfavorable a la organización: recursos que se carece, habilidades que
no se poseen, actividades que no se desarrollan positivamente, entre otras.
Oportunidades: Son aquellos factores que resultan positivos, favorables y explotables que se deben descubrir en el entorno en el que actúa la
organización, y que le permiten obtener ventajas.
Amenazas: Son aquellas situaciones o factores que provienen del entorno, que no controla la organización y que pueden llegar a atentar incluso
contra la permanencia de la organización.
Para realizar el análisis FODA se desarrollan cuatro pasos:
1. Análisis interno que corresponde a la identificación de las fortalezas y
debilidades.
2. Análisis externo que implica la definición de las oportunidades y amenazas que el ambiente externo genera para el funcionamiento y operación de la organización.
3. Integración de la Matriz FODA
4. Determinación de las estrategias
149
4.2.1. Matriz
de análisis
FODA
Para sistematizar la información que surge del análisis interno y externo, se utiliza una matriz que permite identificar dos dimensiones: positivo y
negativo; dentro y fuera de la organización:
Las FORTALEZAS con que cuenta una organización son una defensa
contra las posibles AMENAZAS del entorno y las DEBILIDADES pueden tomarse como el desperdicio de OPORTUNIDADES en el medio externo.
Clasificar y priorizar los riesgos y así definir acciones que los mitiguen antes de que pasen de ser amenazas potenciales a amenazas reales y presentes.
FACTORES INTERNOS.
Dentro de la organización. Recursos, capital,
factores clave de éxito,
maquinaria, tecnología,
etc.
FACTORES EXTERNOS.
Son los que se encuentran en el macroentorno
y la organización no
puede controlarlos.
FACTORES
POSITIVOS. Son
aquellos cuyo
resultado esperado sea el éxito o
cumplimiento de
objetivos.
FORTALEZAS. Son aquellas características de la
Institución que determinan o definen su razón
de ser.
OPORTUNIDADES. Son
las circunstancias que
ofrece el entorno externo
y que pueden beneficiar o
promover las acciones de
la organización.
FACTORES
NEGATIVOS.
Son aquellos cuyo
resultado esperado
es desfavorable.
Pueden determinar
el fracaso de alguna
acción o estrategia
emprendida.
DEBILIDADES. Son
aquellos procesos o factores internos que no se
han aprovechado o de las
que carece. Pueden ser
controlados por la
Institución.
AMENAZAS. Son las
fuerzas del entorno que
ofrecen resistencia o intervienen negativamente
en los propósitos de la
organización (mercado,
economía, sociedad, etc.)
ANÁLISIS DEL
ENTORNO
150
En la matriz de análisis FODA se plasman únicamente aquellas condiciones
o situaciones que son importantes o trascendentales para la organización,
esto limita la posibilidad de concentrarse en aspectos poco significativos y
que pueden ser distractores en el análisis.
Una vez elaborada la Matriz de análisis FODA, la determinación de
orientaciones tácticas y estratégicas surge de la reflexión combinada de los
cuatro componentes, de acuerdo al siguiente esquema:
ANÁLISIS
FORTALEZAS DEBILIDADES OPORTUNIDADES
AMENAZAS
Potencialidades
Riesgos
Desafíos
Limitaciones
• Las potencialidades surgen de la combinación de fortalezas con oportunidades y señalan las orientaciones estratégicas más prometedoras para
la organización.
• Las limitaciones determinadas por una combinación de debilidades y
amenazas, colocan una seria advertencia que debe ser revertida.
• La combinación de debilidades y oportunidades constituyen los desafíos que deberá enfrentar la institución.
• De la combinación de fortalezas y amenazas, se determinan los riesgos
que deben ser eliminados, con el fin de evitar que las fortalezas organizacionales se transformen en debilidades.
Para asegurarse de que la elaboración de la matriz de análisis FODA se efectuó de manera correcta, es importante evaluar la correspondencia entre lo
diagnosticado y las estrategias propuestas, de tal suerte que no deben existir
orientaciones estrategias que no partan de una condición o situación identificada, ni problemas sin una propuesta de solución.
Planear estrategias en función de un diagnóstico organizacional utilizando la matriz de análisis FODA, posibilita el logro eficaz y eficiente de los
objetivos estratégicos.
151
Algunas recomendaciones para realizar el análisis FODA
• Para desarrollar los cuatro pasos que comprende la metodología
FODA, es imprescindible considerar los siguientes aspectos:
• Involucrar a todo el personal que conforma la estructura organizativa de la institución o aquella que está relacionada con el tema de
análisis, esto no sólo posibilita la reflexión desde diferentes puntos
de vista, sino generar sinergias, consensos y mayores niveles de
compromiso en la ejecución de las estrategias (Codina, s/f).
• Que el personal que participa en el FODA conozca los procesos o
procedimientos que lleva a cabo la organización, a fin de identificar
claramente las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas,
sin confundir fortalezas con oportunidades y las debilidades con
amenazas o viceversa.
• Hacer un análisis puntual preciso y detallado de la organización para
poder identificar lo que es trascendental de lo que es poco significativo, esto permitirá generar las estrategias que estén relacionadas con la
visión, misión, objetivos estratégicos y resultados operativos de cada
una de las unidades de gestión de la organización (Sánchez, 2003).
• Antes de iniciar el análisis externo, es importante conocer el grupo
de factores del entorno que pueden ejercer influencia en las estrategias y actividades que surjan a partir del FODA. Estos factores se
pueden agrupar en marco jurídico, contexto institucional, político,
económico, social, cultural, entre otros.
4.3 FODA de la atención a las
NNA migrantes y repatriados
A partir de lo expuesto, se presenta la sistematización de los enunciados
expresados por los y las entrevistado/as, en torno a lo que ellos y ellas consideran como las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de los
programas aplicados por las dependencias donde laboran, en relación con la
atención de la niñez migrante y repatriada.
Es importante aclarar que no desconocemos que la metodología de análisis estratégico debe ser aplicada de manera participativa, mediante talleres
o reuniones, donde los involucrados construyen sobre la discusión. De igual
manera, que a lo largo de los años recientes, con el patrocinio y convocatoria
152
de organismos internacionales e instituciones académicas, se han realizado
reuniones y eventos en los que han participado funcionarios e integrantes
de ONGs, en los cuales se ha propuesto la visión estratégica interinstitucional, como en el “Seminario niñez migrante no acompañada en la frontera
norte: repatriación, protección y atención”, celebrado en 2006 en Tijuana,
B.C. En este seminario, además de El COLEF y UNICEF también participaron como convocantes las ONG Sin Fronteras y la Coalición Pro Defensa del
Migrante. Entre cuyas conclusiones se encuentra la siguiente:
“Es evidente la necesidad de fortalecer los Comités Interinstitucionales de Atención a la Niñez Migrante, a través de la creación de un plan
estratégico que replique las experiencias exitosas y positivas, y, de esta
forma, difundir la información sobre el proceso en las diferentes ciudades fronterizas que incentive y ayude a los comités respectivos”.1
Habiendo hecho esta consideración y con el interés de ofrecer una muestra
de las opiniones del personal responsable de la atención a las NNA migrantes, se presentan las respuestas al FODA sobre la atención a la niñez migrante y repatriada. Las respuestas se agruparon por dependencia y nivel
de acuerdo al puesto.
4.3.1 Fortalezas
Las fortalezas que se identifican a nivel directivo, son:
DIF Sonora
• Nos mueve el interés superior del niño, la protección del niño. Realmente hay muy buena intención de hacerlo y se ha hecho, no nada más se ha
dicho. No se han quedado en intentos.
• El compromiso de las autoridades, como la Presidenta del DIF estatal
Sonora, en la promoción del programa Camino a Casa y la procuración de
fondos en México y en Estados Unidos, por eso es que la continuidad seguiría siendo una fortaleza importante.
• El compromiso del personal, toda la gente que ha trabajado en el DIF y
la que está actualmente, es muy valiosa, asume la sensibilidad y el compromiso de dar lo mejor para el programa, porque cada menor es una historia y
muchas veces distinta. Asumen esa responsabilidad con mucho profesionalismo pero también como de manera personal, muy humana.
1
COLEF-UNICEF. Memoria del Seminario niñez migrante no acompañada en la frontera norte: repatriación, protección y
atención, Tijuana, 9 de junio de 2006. Consultado en: http://www.colef.mx/ResultadosProyectos/Memoria%20seminario%20
niñez%20migrante%20frontea%20norte-vf.pdf
153
• El espíritu del programa y de la dependencia de donde proviene, es lo que sensibiliza a la gente a entrarle al trabajo, de estar en una dependencia o una institución con mucha trayectoria, sensible en cuanto a la protección de la población
en general en situación de vulnerabilidad. En este caso del programa de atención a repatriados, significa uno de los pioneros en la forma de trabajo.
• La consistencia en la atención a los menores, el sujetarlos a derecho,
exigirle a otras dependencias sin tener la facultades para ello, inclusive incursionar en ciertos terrenos de otras instituciones.
DIF Baja California:
• La sensibilidad a la temática, la sensibilidad a la vulnerabilidad de los
niños, si nosotros llegamos a perder esa sensibilidad de decir la urgencia de
la atención, estamos totalmente extraviados. El poder transmitírsela a los
demás y que todos estemos en el mismo canal, el de la personita, en el círculo alrededor del cual todos tenemos que dar la vuelta.
• El profesionalismo, la capacitación, aquí si nos falta pero tenemos que
continuar haciéndolo, en qué temas, existen varias realidades. Por ejemplo,
un niño de tráfico, no necesariamente es trata, pero puede ser tráfico y trata,
entonces, estando en el módulo es necesario tener las habilidades y herramientas para darte cuenta que no es un simple caso de tráfico, sino que ya
hubo otra cosa.
• La cuestión ética, de honestidad y claridad. Somos un equipo que trabaja con cosas muy claras y sencillas. Para compartir esa claridad hacia el
equipo y con las personas con las que trabajamos de manera coordinada.
Consulado de Carrera de México en Douglas:
• La Fortaleza del programa es que es muy dinámico, en este año hemos
atendido a 926 menores migrantes a la fecha, el año pasado fueron 928 y en
el 2006 fueron 1027, tenemos la capacidad de atender a todos los migrantes.
Instituto Nacional de Migración en Baja California
•El estado de Baja California se ha destacado por ser punta de lanza de
muchas cuestiones, me refiero a la existencia del Comité Técnico de Apoyo
a la Infancia Migrante y a los módulos que acertadamente el DIF instaló en
el sexenio anterior, eso nos ha ayudado mucho a mejorar las condiciones de
atención a los niños. Y son decisiones que se han tomado en coordinación y
son puntos de vista que se han podido platicar entre instancias.
154
•Tenemos un punto en la garita que para nosotros es estratégicamente favorable, el hecho de contar con una oficina consular cercana nos permite tener
la presencia permanente del Consulado, asimismo tenemos una garita que
nos permite tener contacto inmediato con los repatriados, porque la oficina
de migración está muy cerca de la zona de atención, el Grupo Beta también
está en la garita de deportación, está el módulo de recepción y atención a
NNA repatriados del DIF, está el módulo de los médicos. Esto nos ha fortalecido mucho como punto de repatriación, a pesar de ser una delegación
que tiene el mayor índice de repatriados, el mayor número de repatriados,
estratégicamente nos ha fortalecido el contar con todo tan cercano.
• Tenemos una atención que de alguna manera se lleva a cabo en forma
integral, al momento. El hecho de contar con nuevos elementos de repatriación, el hecho de haber sido el primer estado que contó con el programa
de repatriación humana y segura, de alguna manera también nos pone al
frente de muchas situaciones, de ser el estado que más repatriaciones vive y
de haber sido el estado que se ha ganado un programa que tiene retos muy
grandes.
• El contar con buena coordinación interinstitucional y que tenemos
una buena respuesta de las mismas instancias y una atención integral en
el punto de repatriación principal de la frontera norte, nos ha fortalecido
mucho, el contar con personal nuevo.
Grupo Beta Tijuana
• Platicar con los migrantes directamente, nosotros los encontramos,
conocemos su problemática tanto desde su origen, la problemática al intentar pasar y la problemática ya estando en Estados Unidos que apenas sacan
para pagar la renta y luego son repatriados por algún problemilla leve, acá
a México y como dicen ellos: he regresado hambreado y sin nada. Y lesionados psicológicamente porque su familia la tienen allá y no tienen con quien
mandar.
• La capacitación también es una fortaleza pero podría aumentar si se
capacitara más gente. En los albergues tienen psicólogos, doctores y todas
esas cosas, pero a veces hay que ver a la persona real como tratar a un niño,
y desgraciadamente no se les sabe hablar.
155
Casa YMCA Tijuana
• Hemos aprendido durante los 18 años que tenemos de experiencia, el
manejo y atención de esta población, nuestras casas han sido pioneras en
la atención a menores migrantes, por tal, nuestro trabajo ha sido duplicado
por las instituciones gubernamentales y eso nos da el reconocimiento de
la atención a este sector; la transparencia con la que manejamos nuestros
recursos; la transparencia de la organización en sí.
El personal operativo identificó las fortalezas:
DIF Sonora
• Buena comunicación todos los que trabajamos aquí, pues tenemos el
mismo objetivo, o sea, reintegrar al menor con un familiar y que estemos
seguros que va a regresar a casa sano y salvo y gracias a este programa y
al Gobierno del Estado tenemos todas las herramientas para poder llevar
a cabo nuestro trabajo, tenemos el sistema donde damos de alta al menor,
donde tenemos todos los datos del menor y está al alcance de cualquier persona de aquí, para saber qué pasa con el menor, tenemos instalaciones ahora
muy buenas para que el niño esté muy cómodo y seguro y lo principal es que
todos sepamos para qué estamos aquí, para ayudar al menor y que el niño se
sienta en confianza con nosotros y les guste su trabajo.
• La buena coordinación y comunicación entre Consulado, INM, Casa
YMCA y Casa Pepito, el trabajo está bien coordinado, podemos decir las cosas tal y como son y hacer cambios pertinentes si es necesario.
• Tenemos muy buen personal, muy entregado, muy dispuesto a sacar el
trabajo adelante, desde el doctor hasta el muchacho de servicios generales.
• Y es una tranquilidad poder disponer de lo que sea, no tenemos restricciones.
• La unión que tenemos como equipo, por algunos elementos que se
vengan, no se si se siga con esa fortaleza.
Casa YMCA Agua Prieta:
• Que estamos aquí constantes las 24 horas al día y estamos siempre a
la disposición de las autoridades y les estamos dando el servicio necesario
para que los jóvenes se sientan a gusto, y lo más importante, que no anden
vulnerables en la calle.
156
Casa Pepito, DIF Municipal Agua Prieta:
• Tenemos el albergue que tiene todo lo necesario para ellos y que estén
cómodamente, que venga el médico o se le habla a la hora que necesitan, o
de la atención psicológica para que les ayude.
DIF Baja California:
• El mayor logro es que el menor está protegido y no deambulando solo,
en un ambiente quizás más hostil en la calle y haber cómo se las arreglan.
• A través de la atención a los migrantes, las instituciones que han estado trabajando con ellos, han incidido en políticas públicas, en buscar el
respeto por parte del lado norteamericano, de que no se les maltrate, que se
den cuenta de que están tratando con menores.
• Que el niño está ejerciendo su derecho a la educación y está recibiendo
atención educativa y recreativa, que es otro de los derechos de los niños.
Se le está haciendo justicia. Siempre ha habido maestros pero no había una
organización en cuanto a lo educativo dentro del albergue y precisamente,
fue la esposa del Gobernador, la que lo retomó, tocó puertas y recuperó el
trabajo en equipo.
DIF Municipal Tijuana:
• Nuestros espacios, los programas que manejamos, la atención psicológica, médica, estamos cerca de que sea integral, nos faltaría un área jurídica
aquí, estamos en eso. El inmueble está muy bien ubicado, se le han invertido
en los últimos 3 meses, más de 150 mil pesos. De acuerdo con el DIF nacional
hay un cambio de lo que era el año pasado, que eran condiciones muy diferentes. Otra de nuestras fortalezas es nuestro personal, si, podríamos tener más,
pero el que tenemos es una fortaleza, son personas muy sensibles en el tema y
conocen su campo de trabajo y tienen experiencia. Nuestro director también
es una fortaleza ya que nos da respaldo y es muy institucional.
• Uno de los principales logros es el haber obtenido que las NNA tengan
el apoyo escolar, hablando de derechos de los niños, también que tengan
contacto con las familias, estamos atrás de ellos apoyándolos para que sepan
de dónde vienen y que no haya un rechazo completo del menor con su familia, aunque la familia los esté rechazando y más que nada, eso tiene que ver
con el trabajo psicológico.
•Hay menores que están siendo reintegrados con la familia, enviados a
su lugar de origen en el caso de los menores repatriados, aunque no son
157
tantos los índices de menores que son regresados a su lugar de origen, sí los
hay, son 46 menores que llevamos en el año que han sido repatriados. También un logro es la escuela para padres que ya vamos para la tercera generación, en la primera se graduaron 15 y en la segunda 12.
Instituto Nacional de Migración en Baja California:
• Conformar una red de de instancias para brindar apoyo conjunto.
4.3.2 Debilidades
En correspondencia con la identificación de fortalezas, las debilidades también se agrupan en dos niveles: el directivo y el operativo.
Las debilidades mencionadas en el nivel directivo, son:
DIF Sonora
• El no tener un marco jurídico que legitime este trabajo tan importante que se hace con los menores, porque si al DIF Veracruz, por ejemplo, le
pedimos ayuda con sus menores que están repatriando, la respuesta más
probable va a ser: tenemos inundado la mitad del estado, primero son los de
aquí y luego los que fracasaron allá.
• Las grandes desigualdades sociales que existen entre los estados fronterizos y los de origen de los NNA migrantes y repatriados, ya que mientras
los estados de origen debe dedicar presupuestos para lo que es urgente con
la población que no se mueve, los niños, niñas y adolescentes migrantes, no
son considerados una población prioritaria, en función de sus indicadores,
de escolaridad por ejemplo y de contar con familiares en E.U. que les proporcionan recursos económicos.
• La carencia del argumento jurídico, legal, hace falta legislar para que
los programas tengan continuidad y el peso presupuestal que merece, para
darle la certidumbre a los gobiernos estatales que no invierten porque no lo
consideran prioritario.
• Que los estados de origen no cuenten, dentro de los sistemas DIF con
la infraestructura para la atención a las NNA migrantes y deportados, en
general, no se reportan, no hay seguimiento, no hay infraestructura y ellos
dicen: “no tengo presupuesto, no puedo presupuestar un recurso para crear
una oficina de seguimiento a menores retornados de la frontera norte”.
158
En los estados de origen hace falta una oficina y que tuviera una trabajadora
social, abogado y que fuera como un apéndice de la Procuraduría de la Defensa del Menor, para darle seguimiento a los casos, simplemente monitoreo.
• No hay un soporte legal a nivel federal. Le corresponde al Congreso de la
Unión legislar sobre la protección de los migrantes, está la Ley de Violencia,
está de Ley de Población, está la Ley de Asistencia. Pero se necesita la certeza
jurídica, un marco normativo que posibilite la asignación del presupuesto
federal al fortalecimiento comunitario, a los programas de repatriados.
DIF Baja California:
• No siempre hay recursos suficientes como para tener la posibilidad de
impulsar y desarrollar ciertas cosas como la capacitación. Se tienen captadas
las necesidades pero no los recursos para hacerlo.
• Procesos de selección de personal, tenemos ahí un espacio de mejora
porque eso garantiza el éxito de la operación, se necesita personal con el perfil adecuado. Por ejemplo, contratar a un especialista en contrataciones y que
de acuerdo al perfil se pidan y entreguen resultados.
Consulado General de México en San Diego:
• A veces necesitaríamos más apoyo por parte de las autoridades del otro
lado, de México, para cuestiones de salud, hay niños que llegan con varicela,
rubéola, con problemas típicos de la edad y que de este lado no existen, no
hemos todavía logrado que se lleve a cabo un programa en conjunto para canalizar a esos niños para cuestiones de salud pública. El DIF los recibe, pero
pueden contagiar a todos los menores que están ahí.
Instituto Nacional de Migración en Baja California:
•Estratégicamente, sería idóneo que se nos autorizara un presupuesto
que fuera designado específicamente para atender a los menores nos daría
facilidad de hacer muchas otras cosas.
Grupo Beta en Tijuana:
• Se necesita una capacitación más especializada para atender a los
niños.
• La debilidades es que se tiene pocos elementos, si tuviéramos más podríamos ayudar a más gente y más apoyos.
159
En el ámbito operativo, se identificaron las siguientes debilidades:
DIF Sonora:
• Al arranque del albergue en Nogales, teníamos poco personal para tantos niños y no nos dábamos abasto para la atención, pero se solicitó más
personal y a principios del año, ya contamos con el personal suficiente para
atender a todos los menores.
• La posibilidad de que no sean suficientes Casa YMCA y Casa Pepito
para atender a los muchachos. Que no estamos capacitados de una manera
homogénea para atender a los niños, en Casa YMCA tienen su entrenamiento para la atención, nosotros lo tenemos diferente y Casa Pepito diferente, a
lo mejor que el muchacho pueda sentir que de aquí va de una manera y llega
allá y se le atiende de otra, puede esa ser una debilidad del programa.
Casa Pepito, DIF Municipal Agua Prieta:
• No podemos incidir en las familias, platicamos aquí con los niños y ya
al personal del Módulo del DIF le corresponde platicar directamente con la
familia, que es quien entrega al menor, ya no podemos hacer más nosotros
más que hablar con ellos y decirles que no crucen, no podemos irnos más allá
ni saber más problemas, simplemente contamos con cuidar y concientizar.
DIF Baja California:
• La tendencia que existe entre el personal de las instituciones a insensibilizarse respecto a cómo es el menor. El que lo ven como “este es otro,
este es otro y este es otro…de hecho desde el oficio, si no firmas el oficio no
te entrego al menor. Pero si el que haya unión entre las instituciones y que
veamos el trabajo, que digamos “mira yo ya hice mi parte, ahora te paso esto
para que tu ya vayas con una guía de lo que pasó con el menor”, entonces
lo hacemos más fácil y le hacemos menos tediosa la situación al menor. Entonces, yo hago mi trabajo, simplemente mi trabajo, no estoy haciendo ni
más ni menos por lo que me están pagando. Es un reto que se le dé al menor
la atención necesaria por parte de cada institución(…)para que, a su vez, la
gente de migración norteamericana empiece a aceptarlos, se den cuenta y se
sensibilicen de que son niños y que lo único que quieren hacer es ayudar a su
familia o, muchas veces, por la falta de experiencia se creen el cuento de que
acá es muy fácil y al fin y al cabo son niños, nada más se vienen con la ilusión.
160
Son niños simplemente y se vinieron por circunstancias de la vida… entonces
hay que ponernos de acuerdo, simplemente son niños no son criminales, simplemente ellos quieren ir a trabajar, por ayudar a su familia o por ver qué pasa.
DIF Municipal Tijuana:
•El recurso económico, recursos materiales y falta de coordinación institucional
Instituto Nacional de Migración en Baja California:
• Existen limitaciones representativas. Si tiene familia en E.U. ya no
quieren regresar a su lugar de origen. Los repatriados vienen desalentados y
muchas veces no escuchan o no les interesa, entonces, no se logra una labor
de convencimiento.
4.3.3 Oportunidades
A nivel directivo se manifestaron las siguientes:
DIF Sonora
•El antecedente de que los gobernadores de los estados de Sonora y de
Baja California, introdujeron en la Conferencia Nacional de Gobernadores,
la cuestión de la migración y de los programas de atención a niñas, niños
y adolescentes migrantes, como Camino a Casa, pero que no se ha dado la
voluntad política todavía, para comprometer la firma de todos los gobernadores, para establecer el acuerdo por saber qué está pasando con este tema
y promover ante el Legislativo los cambios necesarios. La oportunidad ha
estado, ha venido evolucionando, el Gobierno Federal tiene muy claro desde
siempre la situación, estudios hay, hay trabajos realizados académicos y están las estadísticas que nosotros tenemos.
• La existencia, a nivel federal de la voluntad del gobierno, estamos hablando del inicio de la administración, hay todavía 4 años más, por los cuales
podemos pensar que pudiera concretarse algo sólido en ese sentido. Hay una
buena oportunidad.
DIF Baja California:
• De coordinación mayor, en función de una experiencia en cierto tipo de
operación, de una madurez, “menos improvisación”. El equipo que está aquí
tiene mucha experiencia en el tema.
161
• El hecho de que el director venga de la administración anterior y continúe es una gran oportunidad para seguir picando piedra en los aspectos que
nosotros consideramos importantes y que la misma experiencia nos lo ha
marcado como tal, es una oportunidad para la atención de los niños.
• Los niveles de coordinación que se han logrado.
• El proyecto de oficiales de protección a la infancia del INM, es un gran
avance, pero hace falta que empiecen a tener muchas más experiencias y
sustentarlas para que se puedan ver los logros con los niños que nosotros
atendemos; porque no necesariamente pasa eso. De repente, los niños llegan a decir que les dicen “luego te vas para el DIF, luego te van a dejar ir”, y
ese tipo de comentarios, lejos de ayudarte con los niños, frente al estrés y
las demandas, entonces cuando yo les digo que no se van a ir, porque eso les
decimos desde un principio, empiezan los problemas. Con ese tipo de cosas,
lo que nos hace falta trabajar mucho en contra de esa coordinación y lo de los
oficiales mucho va para allá.
Casa YMCA Tijuana:
•Las oportunidades, la misma comunidad te las da, tenemos tres programas aquí en Tijuana: un centro de desarrollo comunitario, una casa deportiva y la Casa YMCA , a pesar de que esa casa es el espacio más pequeño, es el
que más reconocimiento tiene de la comunidad, por la misma dinámica en
la que trabajamos
Grupo Beta Tijuana:
• El apoyo a las organizaciones no gubernamentales, se les han dado
mucho apoyo, y de esta manera se da el acercamiento entre ellas y las dependencias y eso es bueno. Hay que compartir, hay repartir las responsabilidades adecuadamente y el Gobierno está haciendo algo por su gente desde el
sexenio pasado, se ha estado dando apoyo.
Consulado de Carrera de México en Douglas:
•La oportunidad es que es del más alto interés del Gobierno de México
que los consulados mantengan este proyecto activo como hasta la fecha, tenemos un gran proyecto que se justifica por sí mismo con la reunificación de
los menores con su familia.
162
Las oportunidades expresadas por el personal operativo fueron:
DIF Sonora:
• Es un programa muy fuerte y conocido en toda la República Mexicana
y que el próximo Gobernador y la próxima presidenta del DIF, me imagino
que va a estar interesada tanto como el actual, de continuar con esa labor,
eso es lo que nosotros pensamos, que ellos van a seguir con este programa y
pues que siga.
• Aunque se oiga muy utópico, de alguna manera estamos frente a los
niños, a lo mejor no más vulnerables pero, si vulnerables y que están en el
período de vida productiva y de alguna manera aquí, hay una sensibilización
para con ellos, entonces, sí podemos hacer algo, tenemos yo creo que lo mejor de México, son chicos emprendedores y tenemos programas fuertes. La
sensibilización y la reeducación no es cosa fácil, pero sí se puede hacer con
esos niños mucho, considero, que es una oportunidad que estén niños de 15
a 17 años aquí.
• El Plan Sonora Proyecta, tiene planeado que aquí, donde está el Módulo va a pasar un boulevard, debajo de nuestras instalaciones, es por eso
que tiene que moverse a algún lado, entonces, si en el cambio de gobierno
ya se tiene dónde está, ver cuáles son las necesidades que tiene ese tipo de
fenómeno, pues anticiparse y tenerlo listo para el momento en que quiten el
módulo.
Casa YMCA Agua Prieta:
• Lo ideal sería nuestro propio espacio, nuestro propio albergue.
Casa Pepito, DIF Municipal Agua Prieta:
• Cuando en el módulo del DIF estatal los envía a sus hogares y que oportunidades podemos brindarles aquí, más que la atención aparte ellos no saben, no
deciden los que deciden son las mismas personas, sus padres o sus abuelos, muchas veces se quieren hasta quedar aquí para no irse y no regresarse a sus casas
que es lo más triste, más los que son extranjeros que vienen desde muy lejos.
DIF Baja California:
• Dar una mejor y mayor atención, no quedarnos en lo que se está haciendo, se está haciendo mucho, pero hay mucho más por hacer, el dar un
seguimiento, un tratamiento psicológico, aunque los casos sea leves, para
163
que no lleguen a hacerse muy severos pues darle un tratamiento psicológico,
“por falta de recursos”, bueno pues los leves, “¡que bueno que lo de mi hijo sea
leve!” y los complicados, “esos sí mándalos a intervención externa”, ese sería un
reto, dar una atención mejor y mayor en cuanto a lo preventivo de que el menor
no vuelva a reincidir, en una víctimización de que “¡es que me pegan!” no, el
generar ese cambio. No nada más lo que le alcancemos a untar al niño mientras
está aquí, no, lo tenemos aquí, sujetarlo, hacerlo nuestro y egresar una persona
diferente, sea un día, un mes o un año.
• La oportunidad va mas allá de lo académico, es la oportunidad de que
los niños tengan la esperanza de una mejor vida, el sembrar en ellos el querer
romper con el círculo y salir adelante, que tengan un proyecto de vida desde
ahorita en su país y que salgan de aquí con un sueño.
• Las oportunidades. Falta mucho, el hacerles llegar a la gente que viene
desde allá que no es “el sueño americano” tan fácil, que ya “brincas” y ya estás
del otro lado, no, es concientizarlos no lo hagas porque aquí estas poniendo en
riesgo tu vida y mucho más, a tu familia, ha habido secuestros, entonces, está
medio complicado.
• Es una oportunidad la que nosotros tenemos de tratar con los menores;
de apoyarlos, de hacernos sentir bien a nosotros mismos, es uno de los programas más bonitos del DIF, el que en un ratito tengas la oportunidad de conocer
tantas culturas porque ellos mismos te enseñan, cosas que uno no sabe, “te
enseño”, desde el valor “es que yo voy a cruzar”. Te preguntas: ¿cómo un chamaquito de quince o dieciséis años puede tener más valor que uno de treinta
o cuarenta años? y que tenga esos valores tan fuertes de decir “mi familia y ni
modo”, “todo lo arriesgo por mi familia”. A veces los miras de 17 o 18 años muy
fuertes y cuando les paso el teléfono se quiebran totalmente, dicen “mi mamá”
y se ponen a llorar y yo me muevo para no llorar, cómo me voy a poner llorar
con ellos (…) dices no, hay cosas por dónde trabajar y por quien trabajar.
• Considero que podría darse una atención al menor migrante desde una
perspectiva más dinámica, brincarnos algunas barreras o limitaciones para
que el menor siga comunicándose con su familia, por ejemplo, qué tendría
de malo que el menor vaya a un teléfono público y hablar. Que el menor esté
más a gusto aquí, con menos ansiedad y que pueda hablar cuando quiera.
DIF Municipal Tijuana:
• Oportunidades podrían ser, lo que se está viendo con INM, cómo solucionar el tema de los menores migrantes, que se está viendo en el subcomité
164
de menores de y en la calle, la propuesta a la reforma que hubo en la ley para adolescentes, que se está viendo que se modifique y que se cree como propuesta.
• Las capacitaciones que te brindan, el año pasado nos mandaron a capacitación y nos hablaron de los derechos de los niños, de los niños con VIH,
etc. El que nos transmitan los conocimientos con los que podemos intervenir con los niños.
• Una de las oportunidades es la coordinación que tenemos con otras
instituciones, el hecho de que constantemente estamos en coordinación con
DIF Estatal, con La Vereda, que nos intercambiamos mucha información y
que estamos en un subcomité de niños de y en la calle. Ahorita estamos con
la oportunidad de participar en un diagnóstico oficial que se pretende hacer
de niños de y en la calle, y que va a ser presidido por el Colegio de Trabajadores Sociales. Oportunidades también en cuanto a sensibilizar a los padres de
familia en cuanto a la problemática.
Instituto Nacional de Migración en Baja California:
• A través de la red optimizar el servicio, se ha profesionalizado el servicio
para atender al migrante cuando tenga alguna dificultad y poder crear conciencia: “Puedo regresar a mi lugar de origen, puedo obtener trabajo a través
de la Secretaría de Trabajo, no todo es EE. UU., hoy hay mayores oportunidades”
4.3.4 Amenazas
A nivel directivo se identificaron las siguientes:
DIF Sonora:
• La situación en Estados Unidos, hemos visto las dificultades en México
y estamos batallando con ellas, porque independientemente de incrementar
o no la situación migratoria, lo que a mi se me haría más lamentable sería
que la amenaza fuera tal que las consecuencias trágicas o las situaciones por
las que pasan los menores fueran más riesgosas, que hubieran más consecuencias, fatales inclusive, hablamos de cientos muertes de personas en el
desierto y se encuentran por ahí los esqueletos y desconocemos si mucho
del inventario de menores desaparecidos que vemos en medios o en medios
electrónicos, muchos de ellos estén en el desierto, el reflector que Estados
Unidos considera que sea la cuestión migratoria, sí hay una amenaza en cuanto
165
al programa y el flujo de los menores o la situación que se de con los
migrantes.
DIF Baja California:
• Los cambios de gobierno siempre representan una amenaza.
• El que los gobiernos de los estados, incluyendo los estados de origen,
sean de diferente partido, no siempre representa un avance de inmediato.
• Con la autonomía, el tener estructuras funcionales diferentes respecto
a los mismos DIF, estatales y municipales, por ejemplo, algunas subprocuradurías de la defensa del menor son de los municipios pero no trabajan directamente con el estado. Entonces, esas estructuras diferentes y la aplicación
de la ley que te rige, eso causa ciertos problemas de coordinación.
Instituto Nacional de Migración en Baja California:
• Hablando de la niñez migrante, una amenaza sigue siendo el que redes
de tráfico de personas abusen y utilicen a los niños, esa es una amenaza tremenda que todos estamos tratando de enfrentar de alguna manera estratégicamente, armando los planes necesarios y que, sobre todo, las instancias
que tienen el apoyo y la facultad de actuar. Entonces, una de las amenazas
principales es el que se siga utilizando a niños en las redes de tráfico de personas, para tráfico de droga, para tráfico de lo que sea. Y otra de las amenazas
muy fuerte es el hecho de que las familias siguen exponiendo a los niños/as
a ser cruzados.
Grupo Beta en Tijuana:
• Y las amenazas eran más anteriormente, pues ahora que no tenemos armas pues sólo nos dicen leperadas, porque yo a los míos no los arriesgo, si
miro que están pasando droga o están balaceando, mejor llamamos a la policía
municipal u otra corporación y que no se acerquen los míos. Siempre hay áreas
más peligrosas y yo doy la orden de no entrar a esas áreas, puras áreas donde no
haya peligro, solamente que sea un rescate pues no importa que sea peligroso.
El personal operativo expuso las siguientes amenazas:
DIF Sonora:
• Posiblemente el cambio de gobierno es lo que nos tiene con un poco
de incertidumbre sobre qué va a pasar, sí realmente el nuevo gobierno va a
166
querer quedarse con el programa, que me imagino que sí, o sea, es un programa que ha dado mucha satisfacción y todos los estados están muy contentos
con él, porque saben que sus niños están protegidos y van a regresar a sus
casas y las familias de esos niños también siempre han estado muy agradecidas
con el programa, sería la única incertidumbre pero por otra causa a parte
de esa, nunca hemos tenido algo que nos detenga para hacer el trabajo, en
lograr el objetivo.
• Probablemente una amenaza es que cambiando la administración desaparezca lo que es “Camino a Casa”, yo no creo porque no puede desaparecer, puede cambiar de nombre, si es estatal, a lo mejor lo maneja la cuestión
federal o municipal, no puede haber una marcha atrás a algo, que de alguna
manera y de muchas maneras, ha sido positivo.
• Yéndonos a los extremos, Agua Prieta vive, creo que en un 60% del
tráfico a EE.UU. es de drogas y de personas, el otro 40% es de los que tienen
algún comercio, doctores y escasas maquiladoras, son muy pocos los que trabajan de una manera legal allá, el grueso está aquí. Somos los vecinos incómodos o la Institución incómoda porque, de alguna manera les frustramos
las intenciones que tienen.
Casa Pepito DIF Municipal Agua Prieta:
• Como amenaza, sería bueno investigar a la familia porque luego no se
sabe ni a donde o con quien, pues no se encuentran a los padres o a la familia
más directa, le mandas llamar a la abuela, al tío se van buscar a la familia más
cercana, no sabes si te están diciendo la verdad siempre es complicado.
DIF Baja California:
• Con respecto al tema de la violencia, que siga aumentando el número
de familias disfuncionales y que de alguna manera generen hijos que vayan
a ser canalizados a los albergues, y no podamos atender a tantos. Que se
pierda el equilibrio. Se tendrían que buscar soluciones y en la sociedad todos
somos corresponsables, tendríamos que, todos, de alguna manera repartirnos a los niños.
• Los polleros serían la amenaza, no contra nosotros sino contra los niños, el que quieran retenerlos a su lado para estarlos cruzando y cruzando, y
muchas veces que vayan a la oficina y nos los quieran quitar porque la amenaza es personal y contra la institución. Hemos ganado, por decirlo de cierta
manera, en cuestión de los polleros, gracias a que no les hemos entregado
167
a los menores, ellos se han ido haciendo hacia para atrás y hacia atrás, y eso
es una fortaleza, hasta ellos mismos ya mandan al familiar con el acta y ya
saben que ellos no entran a la oficina.
• Que no nos permitan hacer el trabajo como se debe, que los menores se
confundan es una amenaza muy fuerte, porque llegan los menores confundidos y, a veces, llegan a la defensiva; preguntamos y no te quieren dar ningún
dato, les digo “necesito que me des tus datos porque, si no me los das, no me
estás haciendo nada a mí, tú te estás haciendo daño porque no te contacto
con tu familia”. Te dicen, “es que la del Consulado o el mismo oficial me dijo
que no te diera nada”, hasta el mismo pollero, “no les des nada, lo que te pregunten nada, nada, nada; tira todo, si traes tus identificaciones tú tira todo”.
Les digo que no, que no le van a decir nada, “si tú traes tus identificaciones,
si te llega a pasar algo es más rápido el contacto con tu familiar”. A veces,
entre las mismas instituciones, si al fin y al cabo a nosotros nos llegan las
buenas cosas y las malas notas, porque ellos son los que mal informan y ahí
estamos nosotros que si o que no, entonces si es un daño fuerte al trabajo
que estamos haciendo.
• Las personas que quieren sacar a los niños del módulo sin acreditar el
parentesco.
• La mas grande amenaza es una mala reintegración de los menores, esto
es: cuando el menor se reintegra a su familia sin haberle dado un adecuado
tratamiento a su problemática, el menor regresa a un ambiente que sigue igual
y aunque nosotros hayamos sembrado una semilla en él y provocado algún
cambio, al llegar otra vez al mismo entorno se viene todo esto para abajo, y en
ocasiones, regresan peor de lo que estaban porque ya tienen un desencanto.
DIF Municipal Tijuana:
• Podría ser la crisis económica y la inseguridad que tenemos en la ciudad,
es una amenaza que no nos ha pegado del todo, pero que puede llegar como
institución de gobierno y como ciudadanos, ya nos pegó a todo mundo
• A veces, el mal manejo de las personas que, en este caso, tienen el poder, a veces la corrupción de esas personas que no hacen valer lo que realmente es el derecho de un niño. Uno como ser humano tiene que respetar
esos derechos, no tiene porqué hacerle daño a un niño.
•El hecho de que haya ahorita una evolución en el perfil de menores,
a nosotros nos está haciendo que el albergue no esté cumpliendo con las
168
funciones que debería cumplir, me refiero a que ahorita los niños que eran
considerados de y en la calle y para los cuales se creó el albergue, en 1997,
están muy diferentes, ahorita en 2008, los menores de y en la calle ya no
existen, más bien hay menores trabajadores o hay menores convirtiéndose
en menores infractores, entonces, para lo que fue hecho el albergue, no se
está cumpliendo tal cuál y no es tanto una situación del programa, sino una
situación que se está dando en la cuidad.
Instituto Nacional de Migración en Baja California:
• Que el migrante tiende mucho a regresarse por la reunificación familiar, hay una lucha de ideas y necesidades.
• Una falta de oportunidades en México.
4.4. Matriz FODA
de la protección
de los derechos de las NNA
No obstante la diversidad de actores, dependencias en las que laboran, experiencias y elementos considerados, existen similitudes y complementariedades
sobre los factores positivos y negativos expresados. A continuación se presenta la matriz FODA de la protección de los derechos a la niñez migrante y
repatriada, elaborada como una síntesis de lo expresado por las y los entrevistadas/os.
Factores
Positivos
Factores Internos
Fortalezas
Factores Externos
Oportunidades
• El interés superior
del niño
• Compromiso de las
autoridades y del personal
• Espíritu del programa
y nobleza de la
dependencia
• Incidencia en políticas
públicas, de respeto a
los DH de los menores
en EE.UU.
• Implementación del
Programa de Repatriación humana y segura
• Antecedentes para
establecer un acuerdo
sobre la atención a NNA
migrantes y repatriados
en la Conferencia
Nacional de
Gobernadores
169
Factores Internos
Fortalezas
Factores
Positivos
170
• Consistencia en la
atención
• Sensibilidad a la
vulnerabilidad
• Profesionalismo,
capacitación y entrega del
personal
• Ética, honestidad y
claridad
• Dinamismo del programa
• Existencia del Comité
Técnico de Apoyo a la Infancia Migrante en BC
• Toma de decisiones
coordinadas
• Puntos estratégicos de
atención en las garitas
• La coordinación interinstitucional que posibilita atención integral
• Conocimiento de la problemática de los migrantes al intentar pasar y al
ser repatriados
• Experiencia de muchos
años de las ONG en el
manejo y atención de los
NNA migrantes y
repatriados
• Coincidencia en el
objetivo de reintegrar al
menor con un familiar
y médica
Factores Externos
Oportunidades
• Existencia de una
masa crítica sobre el
tema. Amplia producción de estudios,
estadísticas y trabajos
académicos
• Conocimiento y voluntad dentro del Gobierno
federal sobre la situación de las NNA
• Mayor coordinación
para la operación, que
permita la maduración
y reduzca la improvisación
• El proyecto de Oficiales de Protección a
la Infancia, que en la
medida que acumulen experiencia, verán
logros
• El reconocimiento que
tienen las ONG, por
parte de las comunidades, por su dinámica de
trabajo
• El apoyo a las
Organizaciones no
Gubernamentales, para
compartir y repartir las
responsabilidades
Factores
Positivos
Factores Internos
Fortalezas
Factores Externos
Oportunidades
• Existencia de sistemas
informáticos que administran la información
de los NNA en tiempo
real
• Disponibilidad del
servicio las 24 horas,
los 365 días del año
• Red de albergues con
instalaciones confortables y dignas para alojar
a las NNA
• Posibilitar el ejercicio
del derecho a la educación y recreación de las
NNA
• Los programas de
atención psicológica y
médica
• La conformación de la
Red de instancias
• Haber ganado a los
polleros la oportunidad
de retener a los menores, para estarlos
cruzando
• El más alto interés
del gobierno de México
para que los Consulados
mantengan el proyecto
• El cambio de administración en el gobierno
del estado
• Los jóvenes que
migran, son emprendedores que están buscando la realización de ser
productivos, en un gran
potencial
• La construcción y
apertura de nuevos
albergues
• La esperanza de los
NNA de tener una mejor vida, para sembrar
en ellos la construcción
de un proyecto de vida
en su país
• La capacitación que se
brinda al personal
• El intercambio de
información entre
dependencias
• Sensibilizar a los
padres
171
Factores Internos
Debilidades
Factores
Negativos
172
• La carencia de un marco jurídico que legitime
el trabajo en estados y
municipios
• Las grandes desigualdades sociales entre los
estados fronterizos y
los de origen
• No se ha legislado
para que los programas
tengan continuidad presupuestal
• La falta de infraestructura y personal en los
estados de origen, para
la atención de las NNA
migrantes y repatriados
• No existe soporte legal
a nivel federal para la
protección y defensa del
derecho a la migración
• Insuficiencia de recursos presupuestales,
que provoca trabajar en
lo urgente, pero no en
lo importante, como la
capacitación
• Procesos de selección
que no siempre garantizan el ingreso del
personal con el perfil
adecuado
Factores Externos
Amenazas
• La situación en
EE.UU., que provoque
mayores riesgos para
los menores
• Los cambios de administraciones gubernamentales a nivel estatal
y municipal
• La existencia de estructuras funcionales
diferentes entre los DIF
estatales y municipales
• La aplicación de la Ley
que rige a cada dependencia, que produce
problemas de coordinación
• Las redes de tráfico
que abusan y utilizan a
los menores en el tráfico de personas y droga
• Que las familias siguen exponiendo a sus
niñas/os a ser cruzados
• La desaparición de los
programas, o su transformación radical en
cada cambio de gobierno
• La presión de las redes
de tráfico, ya que los programas de apoyo a NNA
les significan pérdidas
económicas
Factores Internos
Debilidades
Factores
Negativos
• Insuficiente involucramiento de un mayor
abanico de dependencias
• Carencia de capacitación más especializada
para atender a las NNA
• Personal insuficiente
para brindar servicios
de mayor calidad y
cobertura
• Falta de armonización, para crear sinergia
entre los diferentes
albergues de tránsito
que operan modelos de
atención distintos
• Imposibilidad de incidencia en las familias
de las NNA
• Tendencia del personal a insensibilizarse
respecto a los menores.
Desgaste profesional
• Limitaciones representativas sobre el interés
de las NNA
Factores Externos
Amenazas
• La mala reintegración
de los NNA con sus
familias
• La corrupción de
quienes tienen poder,
que no hacen valer los
derechos de las niñas y
niños migrantes
• La evolución en el
perfil de los menores, lo
que provoca que no se
cumpla con las funciones encomendadas
• La falta de oportunidades en México
4.5 Desafíos
La elaboración de la visión estratégica para garantizar el cumplimiento de los
derechos humanos de las niñas y niños migrantes y repatriados, es una tarea
que compete al Estado. Mientras surge la convocatoria para su realización
173
y siguiendo el esquema presentado antes, los desafíos para la protección y
cumplimiento de esos derechos, producto de la combinación de debilidades
y oportunidades, son los siguientes:
• Lograr la voluntad política en el seno de la Conferencia Nacional de
Gobernadores, para impulsar que el Congreso de la Unión legisle para
la creación de un marco jurídico de protección y defensa del derecho a
la migración, que de legitimidad al trabajo de estados y municipios y
posibilite que los programas tengan continuidad presupuestal.
• Promover la firma de un acuerdo de entendimiento al seno de la Conferencia Nacional de Gobernadores, para que, reconociendo las desigualdades sociales entre los estados fronterizos y los de origen, se propicie la
instalación de infraestructura y personal en los estados de origen, para la
atención y seguimiento de las NNA migrantes y repatriados.
• Impulso al involucramiento de un mayor abanico de dependencias, a
partir del conocimiento y voluntad dentro del Gobierno federal sobre la
situación de las NNA.
• Definición de procesos de selección que garanticen el ingreso del personal con el perfil adecuado y su capacitación especializada para atender
a las NNA, aprovechando la masa critica sobre el tema, que ha generado
una amplia producción de estudios, estadísticas y trabajos académicos.
• Mayor coordinación para la operación, por ejemplo, con el proyecto de
Oficiales de Protección a la Infancia y capacitación, que permita la maduración, reduzca la improvisación y la insuficiencia de recursos presupuestales, que provoca trabajar en lo urgente, pero no en lo importante.
• Aprovechar el apoyo a las Organizaciones no Gubernamentales, para
compartir, repartir las responsabilidades y minimizar la insuficiencia de
personal, que permita brindar servicios de mayor calidad y cobertura
• Orientar la capacitación que se brinda al personal, para reducir la
tendencia a insensibilizarse respecto a los menores y elaborar planes
de detección y prevención del desgaste profesional.
• Consolidar el intercambio de información entre dependencias, para lograr la armonización y sinergia entre los diferentes albergues de tránsito
que operan modelos de atención distintos.
• Explorar dentro del Programa de Repatriación humana y segura, la posibilidad de incidencia en las familias de las NNA.
174
Capítulo 5
Desgaste Profesional por
Empatía entre el personal
operativo responsable de la
recepción y atención de la
niñez migrante y repatriada
El propósito de este capítulo es tratar brevemente la relevancia que tiene el
cuidado de la salud mental de las personas y profesionales que reciben, protegen, atienden, cuidan, canalizan y reincorporan con sus familiares a los niños,
niñas y adolescentes migrantes y repatriados. Estos cuidadores laboran en los
módulos de recepción y atención de la niñez migrante del DIF, en donde son
entregados por el personal del INM después de ser repatriados, haciéndose los
trámites correspondientes para reintegrarlos con sus familias o canalizarlos a
los albergues temporales; asimismo, trabajan en los albergues temporales en
donde pueden permanecer los menores antes de su retorno con los familiares.
Entre ellos se encuentran abogadas/os, psicólogos/as, trabajadoras/es sociales, médicas/os, educadores/as, cuidadoras, cocineras. Para estos cuidadores,
cada menor representa una historia personal de dolor, sufrimiento, violencia,
incertidumbre, desestructuración, que de alguna manera impacta la integridad psico-emocional de este personal, por ser quién los recibe en primera instancia después del impacto que genera la experiencia traumatizante del cruce
transfronterizo, brindando la contención emocional necesaria para restablecer la sensación de que su ambiente inmediato es seguro.
Los efectos residuales del estrés que genera el contacto cotidiano con estos
casos, el ambiente laboral y las propias historias personales pueden sobrecargar, saturar y desbordar a estos cuidadores, conduciéndolos a estrés, burnout
y desgaste profesional que afectan las áreas emocional, cognitiva, conductual,
relacional, espiritual, psicosomática y laboral. De ahí la importancia de identificar los riesgos a los que están expuestos y tomar las medidas necesarias. Las
cuales se pueden traducir en planes y programas estratégicos de autocuidado
de los cuidadores para mantener una distancia sana pero al mismo tiempo
para fortalecer las habilidades y comunicación empática que requiere su labor diaria. Esto fue lo que nos motivó a evaluar en este estudio los niveles
de estrés laboral (Burnout), desgaste profesional por empatía y los niveles
de satisfacción por la labor que realizan a partir del “Auto-test para medir
la satisfacción/desgaste profesional por empatía en auxiliadores” de Charles
Figley (1995). Pero veamos sucintamente la importancia teórica de este tema
preguntándonos en primera instancia ¿qué nos sucede cuando escuchamos
y nos ponemos en contacto con las diferentes historias de las niñas, niños y
adolescentes que en su cruce o intento de cruce transfronterizo requieren de
nuestro apoyo, contención, atención e información?
177
5.1. Fundamentación Teórica
Pocos estudios y esfuerzos existen por sistematizar el efecto o impacto que
tiene en los cuidadores los hechos de violencia, maltrato, sufrimiento, dolor,
injusticias, desesperanza e indefensión con los que se ponen en contacto por
la labor que realizan. Sin embargo, la necesidad de preservar la salud e integridad física y emocional de estos cuidadores es de vital importancia para brindar
una atención de calidad, con calidez y con la precisión empática que se requiere
en cada uno de los casos de las NNA que atienden. Por tanto, su importancia
tendría que estar en la base de una política pública orientada a la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes que, en algún momento, por su condición migratoria, quedan bajo la custodia o protección de este
personal, al no estar acompañados de sus padres, madres, tutores, cuidadores o
una figura de apego que le brinde la seguridad emocional y física.
Básicamente, el impacto que generan las historias de los menores migrantes en los cuidadores o auxiliadores compromete su subjetividad y de
ahí que es vital saber qué nos sucede, qué hacer frente a lo que se escucha y
cómo protegernos. En este sentido, tres son los campos de estudio que nos
pueden ser de utilidad: los efectos de ser testigo, el Burnout y el Desgaste
Profesional por Empatía (DPxE).
5.1.1. Los
efectos de ser testigo
De acuerdo con Velázquez (2003), los cuidadores tienden a desestimar lo que
les sucede “ya me acostumbre”, “a mí no me pasa nada”. Efectivamente, la experiencia, capacitación y nuestras propias estrategias de autocuidado nos pueden ser de gran utilidad; siempre y cuando no subestimemos o encubramos los
riesgos a los que estamos expuestos. Los equipos de trabajo y directivos deben
considerar los efectos derivados del trabajo y proporcionar los apoyos necesarios para descargar los efectos acumulativos del impacto que generan estas
experiencias porque “el fuerte impacto de la experiencia profesional puede inscribirse en el psiquismo de los operadores en forma traumática” (pág. 268).
En este sentido, apoyándonos en la autora, es importante comprender
que los relatos o historias de los menores, por ejemplo, en el primer contacto
con ellos o durante la entrevista o las pláticas, nos remiten no sólo a lo que
se dice sino a las huellas psíquicas y físicas de esa experiencia relatada (miedo, coraje, frustración, angustia, golpes, etcétera).
178
En el contenido de ese relato, hay partes que resultan “incomprensibles, indescifrables, de exceso” que nos enfrentan con “un no saber”. “El impacto
subjetivo de esto incomprensible compromete la escucha y afecta la autonomía subjetiva de quien entrevista, porque no existen razones, explicaciones,
construcciones lógicas ni teóricas” que en el momento de la escucha logren
dar cuenta de ciertos actos de crueldad, racismo, discriminación o violencia
que viven los menores. Así, los efectos de ser testigo son expuestos por la
autora en los casos de mujeres que enfrentan violencia de género, es decir,
por el hecho de ser mujeres:
“La escucha de los relatos violentos puede situar al profesional entre el exceso y la
evitación: o se posiciona demasiado cerca (quedando atrapado en la escena violenta) u
opera desde demasiado lejos sin ningún tipo de compromiso subjetivo”.
Ser testigo, por lo tanto, significa enfrentarse con los hechos de violencia pero
estableciendo una distancia ‘óptima’ entre el impacto y la reflexión. Desde el primer
encuentro con una persona que ha sido violentada, quien la entrevista será testigo no
sólo de las violencias padecidas, sino también [de la violencia psíquica] que despierta
la escucha” (Velázquez, 2003:269).
Algunos de los efectos de ser testigo en los cuidadores se refieren a (a partir
de Velázquez, 2003: 275):
• Conductas de alejamiento mediante conductas rígidas y estereotipadas e intervenciones repetitivas y sin matices afectivos.
• Intervenciones evasivas y rápidas, rehusándose a indagar o preguntar sobre ciertas cuestiones que podrían orientar o enriquecer
la entrevista.
• Preguntar de manera reiterada, produciendo interrupciones y desviando el curso de lo que está narrando el menor.
• Efectuar diagnósticos rápidos, pronósticos apresurados.
• No tomar las decisiones adecuadas
• Dejarse invadir por el temor, la incertidumbre o la ansiedad, y guardar silencio por no saber qué hacer.
De ahí la necesidad de comprender cómo estas historias vulneran nuestro psiquismo para estar en condiciones de procesarlas y descargarlas, a través de diferentes estrategias de autocuidado que tienen que ser aprendidas
y potencializadas para poder operar.
179
Una estrategia es, sí mantener la proximidad empática con las personas que
atendemos, pero conservando la capacidad de reflexionar, comprender, “predecir y utilizar las herramientas teórico-técnicas de que se dispone”. Esta experiencia mutua compromete nuestra capacidad de comprensión emocional
y reflexiva y nuestra preparación a lo largo de toda nuestra trayectoria como
auxiliadores; así como la necesidad de mantener equipos de trabajo solidarios, de contención y ambientes laborales no tóxicos y si de reconocimiento,
apoyo y fortalecimiento de las habilidades de estos cuidadores.
5.1.2. Burnout
De acuerdo con la psicóloga social Cristina Maslach (1986), el Burnout es
“un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal” que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas. El agotamiento consiste en la disminución de los recursos emocionales
para manejarse con quienes recurren a un servicio. La despersonalización se
refiere a las conductas deshumanizadas y de insensibilidad del profesional
respecto a las personas que atiende. La falta de realización personal se refiere a la escasa valoración que los operadores tienen de sí y a la baja estima
profesional.
Actualmente, este síndrome se presenta entre una amplia gama de profesiones. Anteriormente, se incluía únicamente a profesionales de la salud,
educadores, abogados, cuidadores, policías, custodios, bomberos, directivos,
mandos medios y voluntariado. Ahora se ha propagado, en general, en todo
el ámbito laboral. Esto se relaciona con el hecho de que las empresas e instituciones priorizan la exigencia, la competitividad y la eficiencia, y restan
importancia a los intereses, valores motivaciones y autorrealizaciones
personales.1
El Síndrome de Burnout no ataca de la noche a la mañana, se desarrolla
gradualmente en el tiempo. Desde la perspectiva psicosocial de Maslash el
burnout es un proceso que se desarrolla por la interacción de características
del entorno laboral y características personales. El psicólogo Herbert Freudenberger y su colega Gail North han dividido el proceso en 12 fases. Las
etapas no necesariamente se siguen una a la otra en orden. Muchas víctimas
se saltan ciertos estados; otras se encuentran en varias fases al mismo tiempo. Y la amplitud de cada fase varía de persona a persona.2
180
1
Fuente: Torres, Pedro, “Síndrome de Burnout. Propuestas para la prevención, terapéutica y rehabilitación desde técnicas de acción
psicodramáticas y teatrales”, Documento de Internet, http://www.psicodrama.cl/dt/index.php?action=show&type=story&id=1
2
El ciclo es descrito en: Kraft, Ulrich, “Burned out. Your job is extremely fulfilling. It is also extremely demanding –and you feel
overwhelmed. You are not alone”, en Cientific American Mind, vol. 17, núm. 3, Julio 2006. Traducido por Dra. Silvia J. Ramírez
Romero.
1) Una compulsión por probarse a sí mismo o a sí misma
El inicio es frecuentemente su deseo por probarse a sí mismos/as al trabajar turnos con una implacable determinación y compulsión. Necesitan demostrarse a sí mismos y a los demás que están haciendo un excelente trabajo.
2) Trabajar duro
Para satisfacer sus altas expectativas personales, las personas toman un
trabajo o más y se ponen a trabajar en serio, siendo obsesivos y demostrando que son irremplazables.
3) Descuidar sus necesidades
En sus horarios no hay tiempo, excepto para trabajar. Las personas desechan como no importantes otras necesidades tales como dormir, comer y
ver a sus amigos y familia.
4) Desplazamiento de conflictos
Las personas están conscientes de que algunas cosas no están bien pero
no pueden ver la fuente de sus problemas. Pueden estallar en crisis y frecuentemente el primer síntoma físico emerge en este estado.
5) Revisión de valores
Aislado, evitando conflictos y negando sus necesidades físicas básicas, la
persona cambia sus percepciones. Ellas/os revisan sus sistemas de valores,
y enseguida cosas importantes como amistades o pasatiempos, son completamente destituidos. Su único estándar de auto valoración es su trabajo, se
encuentran cada vez más embotadas emocionalmente.
6) Negación de problemas emergentes
Las personas desarrollan intolerancia, perciben a sus colegas como estúpidos, holgazanes, demandantes o indisciplinados. Los contactos sociales se
vuelven ya inaguantables. El cinismo y la agresión llegan a ser más evidentes.
7) Aislamiento
Las personas reducen el contacto social a un mínimo, llegando a aislarse
y a encerrarse entre cuatro paredes. Se sienten cada vez más sin esperanza
ni dirección. Ellos/as trabajan obsesivamente por el trabajo.
181
8) Obvios cambios conductuales
Otros (as), en sus círculos sociales inmediatos ya no pueden dominar sus
cambios conductuales. Una vez que se vive y se ocupa de ser víctima del exceso
de trabajo llega a estar temeroso, asustado y apático; se sienten devaluados.
9) Despersonalización
Ellos/as pierden contacto consigo mismos. No se ven ni ven a otros como
valiosos y ya no perciben sus propias necesidades. Su perspectiva del tiempo
se reduce al presente. Su vida llega a ser una serie de funciones mecánicas.
10) Vacío existencial
Su vacío existencial se expande incesantemente. Para vencer este sentimiento, ellos/as desesperadamente buscan actividad. Sobre-reacciones tales
como una exagerada sexualidad o exceso de comida, drogas o alcohol son
usadas emergentemente. El tiempo del ocio es el tiempo de la muerte.
11) Depresión
En esta fase, el síndrome de burnout corresponde a la depresión. La persona
que está abrumada llega a estar indiferente, sin esperanza, exhausta y cree que
el futuro no contiene nada para ellos. Cualquiera de los síntomas de la depresión
puede manifestarse, desde la agitación hasta la apatía. La vida pierde sentido.
12) Síndrome Burnout
Aún cuando todas las víctimas del burnout tienen ideas suicidas para
escapar de su situación. Muy pocos lo llevan a cabo. Finalmente, ellos/as
sufren un colapso total: mental y físico. Las personas en esta fase necesitan
inmediata atención médica. La intervención para recuperar el equilibrio en
nuestra salud mental se tendrá que hacer a nivel personal, del equipo de trabajo y organizacional a través de planes de autocuidado que incluyan estrategias que mejoren nuestros déficits en lo emocional, cognitivo, conductual,
actitudinal, espiritual, relacional, psico-corporal y laboral.
5.1.3. Desgaste Profesional
por empatía
(DPxE)
El DPxE o fatiga por compasión (Compassion fatigue) empezó a utilizarse en
1992 al observarse en un hospital como los/as profesionales de la salud dejaban de mostrar empatía frente al sufrimiento de las personas que atendían
182
Está relacionado conceptualmente con lo que se conoce en el campo de la
traumatología como Estrés Traumático Secundario o el costo de cuidar a
otros durante el sufrimiento o dolor emocional. Por ello, es importante
comprender que implica la traumatización primaria y secundaria. La traumatización interpersonal primaria la experimentan las personas que viven
directamente cualquier experiencia que les genere sufrimiento o dolor; en
el caso que nos ocupa serían las niñas, niños y adolescentes migrantes que
enfrentan actos de violencia, crueldad, discriminación, racismo o maltrato;
son ellas y ellos quienes viven de manera directa o primaria estos actos o circunstancias y son impactados en su integridad física y psíquica. Por su parte,
como se mencionó al principio del apartado, los profesionistas o cuidadores
que reciben, atienden, auxilian, contienen, protegen, orientan, asesoran o
canalizan a estas personas, en este caso los menores, son quienes corren
el riesgo profesional de sufrir traumatización secundaria o vicaria frente al
impacto que les generan las experiencias de los menores.
En términos generales, con el transcurso del tiempo, el estrés residual
por empatía, debido al papel que se juega como auxiliadores o cuidadores
de estas personas, además de las demandas y exigencias de la vida y nuestra propia historia personal de exposición al trauma, nos puede conducir al
Desgaste Profesional por Empatía, el cual ya implica cambios o déficits en
las percepciones y creencias de los cuidadores.
Otro concepto a considerar es la empatía. La cual se refiere a la capacidad
de identificación con el otro, llegando a sentir y comprender las emociones
ajenas. También es una de las habilidades que forma parte de nuestra inteligencia interpersonal. En el contexto de nuestras relaciones, la precisión
empática es la que nos hace tomar conciencia de los diferentes puntos de
vista e incrementa nuestra percepción de las ideas y opiniones de los demás.
La empatía es la emoción que alerta a las personas de la situación grave que
padece otra persona y despierta su conciencia. Es la que nos impulsa a ser
tolerantes y compasivos, a comprender las necesidades de los demás y a ayudar a aquellos que sufren o que tienen problemas (Borba, 2004: 41).
Por tanto, se deduce que la empatía puede jugar en dos sentidos o ser un
arma de dos filos, la habilidad y precisión empática son necesarias para comprender el sufrimiento y las circunstancias que atraviesan los demás pero, al
mismo tiempo, el impacto de esta experiencia profesional puede desembocar
en una experiencia traumatizante y a un estado de desgaste profesional.
183
Lo importante es cómo no permanecer insensibles frente a los casos que tratamos pero al mismo tiempo evitar caer en un desbordamiento emocional,
conservando una adecuada y oportuna comunicación emocional, actitud
reflexiva y comprensión clara de lo que implica nuestro rol de cuidadores
para poder proporcionar la contención y apoyo emocional que requieren los
menores en todo momento.
Así, quienes trabajan con el sufrimiento sufren ellos mismos por su
trabajo. En este sentido, Cazabat (2001, citado por Velásquez, 2003: 308)
afirma que los términos traumatización vicaria, estrés traumático secundario o desgaste profesional por empatía, se utilizan para denominar el estrés
postraumático que suelen padecer los profesionales que se enfrentan a diario con situaciones altamente estresantes. Por tanto, es obvio que podemos
ser traumatizados por ayudar a personas que están sufriendo, tanto por su
propio sufrimiento como por el daño que nos causa a nosotros mismos y
ésto produce cambios en todas las áreas de nuestra vida. Abundan ejemplos
de síntomas de DpxE, destacaremos algunos de los déficits que ha detectado
Figley, el creador de este importante, novedoso y necesario campo de estudio (Figley, s/f):3
• Área Cognitiva: Disminución de la concentración, baja autoestima,
apatía, rigidez, desorientación, perfeccionismo y preocupación con trauma.
• Área Emocional: Impotencia, culpabilidad, enojo/furia, insensibilidad,
miedo, infelicidad, tristeza, depresión, altibajos anímicos, baja energía e hipersensibilidad.
• Conductual: Impaciencia, introvertido, humor cambiante, regresión,
dificultades para dormir, pesadillas, cambios de apetito, hipervigilancia, sobresaltos, tendencia a sufrir accidentes y facilidad para perder cosas.
• Espiritual: Cuestionar el sentido de la vida, pérdida del sentido de la vida,
auto-devaluación, desesperanza espiritual y mayor grado de escepticismo.
• Interpersonal: Introversión, disminución del interés por la intimidad
y el sexo, desconfianza, aislamiento de los demás, proyección de enojo o culpa, intolerancia, soledad e incremento de conflictos interpersonales.
• Físico-Somática: Sudoración, hiperventilación, incremento del ritmo
cardiaco, dificultad para respirar, tensión y dolor muscular, mareo y desorientación, mayor interés por lo médico, sistema inmunológico débil y
otros síntomas somáticos.
3
184
Fuente: http://mailer.fsu.edu/~cfigley/CFintro.html. Traducción por Dra. Silvia J. Ramírez Romero
•Desempeño laboral: Baja motivación, evitación de tareas laborales, obsesión por los detalles, apatía, negatividad, carencia de apreciación por el
trabajo, desapego, trabajo pobre en calidad y comunicación, conflictos con
el equipo de trabajo, ausentismo, cansancio e irritabilidad y aislamiento de
sus colegas.
La intervención necesariamente implica cambios en todas estas áreas,
relacionados con la detección de riesgos y déficits; la formulación de estrategias de autocuidado; el desarrollo de planes de autocuidado que permitan
generar habilidades personales e interpersonales en el ámbito personal y
laboral. En lo laboral, con el fin de fortalecer y capacitar a los equipos de
trabajo y promover una cultura organizacional en la cual los principios, estrategias y estándares de autocuidado de los cuidadores forme parte de los
marcos normativos y operativos, con una alta prioridad para seguir brindando lo mejor de sí mismos/as en las mejores condiciones, con una clara
orientación de la importancia de la labor que realizan y con el reconocimiento de su aportación para el logro de la protección integral de los derechos
de la niñez migrante y repatriada. Esa fue la preocupación que nos orientó
a tratar este tema y plantear la posibilidad de intervenir en este campo,
cuyo antecedente ya tuvo la capacitación en educación emocional a más de
140 integrantes de la Red de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que trabajan con estos menores y los que se encuentran en riesgo
de Explotación Sexual y Comercial Infantil (ESCI), la cual se realizó entre
agosto y septiembre de 2007.
5.2. El
contexto a partir de las entrevistas
a personal operativo y funcionarias/os
En este punto, consideramos importante retomar (Capítulo uno) y resumir
los riesgos que corren los menores; los problemas psico-emocionales y sociales que enfrentan las niñas, niños y adolescentes repatriados; así como
la problemática, habilidades y recursos con que cuenta el personal operativo, todo ello de acuerdo a lo narrado por los propios entrevistados, con el
fin de ubicar ante qué casos se encuentran y cómo pueden ser afectados o
impactados por estas experiencias; disparándose los efectos de ser testigo,
el proceso del estrés laboral o burnout o la sintomatología del desgaste profesional por empatía (DPxE), por el hecho de estar expuestos cotidianamente al
material perturbador de las narraciones y de sus huellas psicológicas y físicas en
los menores.
185
Así como los recursos y habilidades con que cuentan para enfrentar estas
situaciones. Es importante aclarar que no a todo el personal entrevistado
se le aplicó el auto-test, constituyen dos universos diferentes. En el caso de
las entrevistas fueron realizadas en los mismos lugares en donde se aplicó
el auto-test y fueron 26 en total, efectuándose 15 en Baja California: ocho a
personal operativo y siete a funcionarios/as; 11 en Sonora: cuatro a personal
operativo y siete a funcionarios/as. Los testimonios citados guardarán la
confidencialidad de los entrevistados.
5.2.1. Situaciones
de riesgo que enfrenta
el menor migrante y repatriado
• En la familia: violencia, abandono, carencias materiales y afectivas,
sobre-exigencias y sobre-carga de situaciones difíciles que las familias tienen que resolver con nulos, escasos o insuficientes apoyos
institucionales que redunden en su beneficio y bienestar:
“Teníamos un niño que su papá es alcohólico y su mamá drogadicta y no sabía qué hacer, él decía que quería ser alguien en la vida pero con sus papás así, no podía y su otra
familia no lo quería”.
• Con los coyotes, traficantes, estafadores, secuestradores: engaños,
mentiras, extorsiones y accidentes; inducción a las drogas y al tráfico de personas, drogas, armas; con las mujeres: violaciones, abusos,
intimidaciones:
“Acaba de pasar, hace como mes y medio violaron a una migrante mayor, la muchacha
se confió al pollero y le contó toda su vida y donde estaba hospedada, el tipo llegó en la
noche y la violó. La señora llegó por su hija, se le informó que se necesitaba la documentación para acreditar el parentesco por seguridad de su hija y le dije ‘lea este papel’, leyó
el documento y la señora negaba que a su hija le pudiera pasar eso. Le dije que negar no
le iba a ayudar en nada, mejor haga lo que tenga que hacer y trate de darse cuenta que
no nada más está el riesgo que corre con su vida sino en su integridad al entregarla a una
persona que no conoce; ‘si esto puede pasar en la misma casa con la familia, ahora imagínese con una persona que no conoce’. A veces, medio entienden, pero se necesita más
difusión de los riesgos”.
186
“La participación del Consulado es vital porque ellos se encargan, nos programan a nosotros o nos anticipan la situación de los niños; por ejemplo, con un niño de tres años: fue
tráfico de menor, lo cruzó tal persona, está su mamá en California y éste es el teléfono
de la mamá, entonces, nosotros ya nos vamos preparando a hacer contacto con la mamá
aunque el niño todavía no llegue”.
• En el momento del cruce: sufrimiento, accidentes, picaduras, deshidratación, abandono de los coyotes, como ya fue documentado
ampliamente en el capítulo uno y se verá en el apartado de las historias de los menores entrevistados.
• Agentes de la patrulla fronteriza: Actos de racismo, discriminación,
tortura psicológica, maltrato, impunidad: esposar, apuntar con la
pistola, azuzar con un perro, no proporcionar alimentos o agua, traslados en horarios inadecuados (aún cuando en esto último ha habido
muchos avances, en Sonora reportaron que sigue sucediendo):
“Hablamos de situaciones de urgencia, que no los tengan en un centro de detención de
la Border Patrol porque son rejas, son galerones, son condiciones infrahumanas, a veces
hasta de aire acondicionado y de mezcla de, ya no digo de tortura, porque mencionan
los menores tortura psicológica”.
• Personal institucional: indiferencia, insensibilidad, incomprensión,
regaños:
“Creo que las dificultades serían en cuestión de saber a quién le corresponde cada trabajo. El humanizarse en el trabajo que están realizando (…). Sería bueno concientizar
al personal sobre la situación de los menores, porque es un problema que a todos nos
toca. No es decir “el siguiente, el siguiente”, o sea, uno más para las estadísticas, no.
Aún cuando los menores tengan 17 años o si son femeninos o masculinos, cada uno
trae una problemática tan diferente, no los puedes tratar igual, siempre uno es muy
diferente, aunque sean primos o hermanos, es muy diferente la problemática. Tienes
que ponerles la misma atención y estar ahí, a veces te atiborran de que tanto menor o
tanto problema es lo mismo, pero no es así”.
5.2.2. Los problemas psico-emocionales y sociales
de los menores repatriados detectados por el personal
En este apartado no es el fin describir en qué consiste cada una de la problemática detectada sino sistematizar lo que se dijo durante todas las entrevistas
187
y en algunos casos ilustrarla para lograr una mayor claridad.
• Trastorno por estrés postraumático (TEPT). Para no detenernos en los
síntomas, que pueden ser consultados en libros especializados de psicología y psiquiatría, el ejemplo narrado por una especialista en el tema de
migración infantil, en un artículo periodístico de Sonora, resulta muy
ilustrativo de estas situaciones:
“(…) En Nogales tuvimos la oportunidad de hablar con la señora Hilda Loreiro corresponsable del albergue Juan Bosco, fundado en 1982 y que tiene como objetivo
fundamental el apoyar a los migrantes en tránsito por esta ciudad fronteriza. Comenta
la experiencia de tres hermanos que cruzaron por Altar y de los cuales uno de ellos
fracasó en su intento, se perdió y fue auxiliado y regresado a Nogales: “El muchacho
llegó al albergue tranquilo, cenó y se acostó, y como a la hora empezó a reaccionar, pero
gritaba horriblemente, se oían para todos lados los gritos, que venían los helicópteros,
que ya les traían agua, que los iban a salvar y hablaba como en clave, y gritaba, pero
mucho. Despertó y quería golpear a todo mundo. No lo podíamos hacer callar, sino que
rápido le hablamos a la policía, pero ni con la policía. Entonces, lo llevaron al hospital.
Parece ser que le pusieron un calmante y se calmó un poco, pero le empezó a pasar el
efecto y comenzó a reaccionar y es que todo eso, lo que vivió en el desierto creo estaba
un poco mal” (Valdez, 2006).
• Ansiedad: “los niños más pequeños si llegan con un grado de ansiedad
muy fuerte”
• Crisis de angustia
• Depresión: El siguiente testimonio y lo que pudimos observar en el taller lúdico realizado en el Centro para la Protección a la Infancia del SM
DIF Tijuana, en donde llegan los menores con infracciones en Estados
Unidos y que son repatriados, confirman que:
“A veces llegan muy deprimidos, lo que pasa es que la mayoría de los niños, son niños
que vienen recluidos, han estado en la cárcel en Estados Unidos porque cometen algún
delito, entonces están encerrados tres o cuatro meses y eso es muy difícil y más para un
adolecente, llevan un ritmo de vida diferente a las demás personas, entonces vienen
deprimidos, a veces agresivos, con diferentes perfiles, los hemos recibido golpeados,
los mismos migras los golpean”.
188
• Miedo y temor:
“Los muchachos después de haber pasado por tantos lugares desagradables, llegan
traumados o temerosos de lo que les vaya a pasar y creen que a donde vayan va a
ser igual”.
“En cuanto al apoyo psicológico, intervienen psicología y trabajo social si el menor
viene golpeado o asustado. Muchas veces vienen asustados porque creen que no van a
ver a sus padres o que ya los vamos a encerrar o que ya no están sus papás”.
• Duelo por la separación o la muerte de algún familiar o hermano con
el que cruzaron. En las entrevistas con los menores nos tocó el caso de
unmuchacho que iba en el carro con el coyote y por escapar se accidentaron, el quedó muy lastimado y su padrastro murió y aunque él estuvo
en Estados Unidos hasta que se recuperó físicamente, aún estaba procesando la pérdida.
• Frustración. Que es una mezcla de sentimientos entre coraje y tristeza por no poder cumplir sus expectativas y la experiencia vivida.
• Impotencia, coraje. Es muy común que estos sentimientos se presenten en los menores ante los obstáculos enfrentados, el trato recibido,
lo agotador, desesperanzador y frustrante que puede resultar la experiencia y la expectativa truncada; es parte también de ir procesando la
experiencia.
• Los menores que ya han sido detenidos o criminalizados traen una historia de violencia o rechazo social que está en la base para comprender
sus problemas para relacionarse socialmente o aceptar una ayuda, por
ejemplo.
• Con problemas de adicción:
“Había una mamá que tenía una muchachita que no quería llevársela, quería
que nosotros le habláramos a la policía para que se la llevara porque estaba en
las drogas y quería que la ayudaran”.
• Atrapados por redes de traficantes. El caso de los menores guías:
“Trabajan por su cuenta o para alguien, pero nunca te lo van a decir, unos si te dicen – es que
llevaba gente o ya venía de vuelta pero me cansé y mejor dejé que me agarraran (los agentes
de la patrulla fronteriza) para que me dieran raite”.
189
“Están también los niños que, de alguna u otra forma, se están dedicando a traficar con
personas, que esos niños ya son futuros delincuentes en potencia. Es otro tipo de perfil
que son jóvenes muy locales”.
• Con familias desestructuradas
• En situación de abandono o desamparo:
“A veces, los padres de familia no quieren mandar el dinero para el traslado de sus hijos
a su lugar de origen, dicen: ¡yo ya no quiero a mi hijo, que se quede ahí! Ahí se dificulta
un poco porque la familia está allá (en Estados Unidos), el niño está acá y no sabe si
tiene familia porque desde pequeño ha vivido en Estados Unidos y lo deportaron por
andar en malos pasos. Lo que se hace es dejar descansar unos cuantos días a la familia
y se les vuelve a hablar y se les insiste e insiste, porque el niño no puede estar aquí: es
un albergue temporal y tienen que hacer el esfuerzo. A mí se me hace contraproducente informarle al niño porque se pone peor y mejor le digo: ‘hablé con tu mamá y quedó
de hablarme mañana’ y yo trato de convencer a la mamá de que hable con él.”
• Con antecedentes de violencia familiar
• Con grandes carencias materiales y afectivas
• Con riesgo de morir:
“Hubo un niño que contó la muerte de su hermano por la impresión que le causó el
agente de la patrulla fronteriza y el perro, traía un perro muy grande el agente, entonces salieron corriendo y el muchacho cuenta que el policía se les puso enfrente
junto con el perrote y ellos se tiraron al piso para huir, entonces el niño tenía 15 años y
de la impresión se murió, le dio un ataque y se murió; el hermano cuenta que el policía
le dijo – por tu culpa se murió tu hermano porque tú lo pudiste haber auxiliado – el
muchachito lo cuenta así, pues la impresión que le dio, o sea no le hizo absolutamente
nada pero ver al perro a la gente le impresiona”.
5.2.3. Problemática
enfrentada y habilidades
a poner en práctica por parte de los
profesionistas o cuidadores
Este personal generalmente le corresponde contribuir a restablecer la seguridad y tranquilidad en el menor, pero también enfrenta diferentes problemas y circunstancias:
190
• El personal que recibe a los menores generalmente le corresponde darles contención y restablecer la sensación de que el medio ambiente es seguro después de la experiencia traumática del cruce: “empiezan a tenerte confianza”; sobre todo si vienen en crisis, deshidratados, lastimados o
si fueron abandonados por el pollero o hubo actos discriminatorios por
parte de los agentes de la patrulla fronteriza.
• Por tanto, ellos contribuyen a que el menor pueda liberar las experiencias traumáticas, soltarlas y aligerar la carga emocional:
“Al momento en que se les está realizando la entrevista yo le digo que si no me quiere
contestar que no importa, yo a veces entiendo que vienen con una actitud muy negativa, y lo que yo hago es nada mas brindarles mi apoyo, darle ánimo y al siguiente día
se entrevista, al siguiente día el niño se suelta, más que nada es brindarle la confianza
que se requiere.”
•El estado en el que llegan los menores puede ser de mucho enojo, frustración, miedo, tristeza, confusión, angustia o depresión. Se requiere
estar formado en estos temas para saber cómo intervenir:
“Creo que es muy importante trabajar con el perfil de todo el equipo que trabajamos
atendiendo niños, cuidar mucho el perfil del educador, de la niñera, de los intendentes,
de los administrativos, etcétera. Porque estamos trabajando con niños en situaciones
muy especiales, y el ambiente que tenemos que crear en estos centros debe de marcar al
niño positivamente. Las capacitaciones y sensibilización para el mismo personal es muy
importante. Que seamos capaces de trabajar en equipo y con vocación de servicio”.
• Los profesionistas y cuidadores requieren de una escucha atenta
con el menor y de una comunicación emocional empática para dar la
contención emocional, en este proceso es muy importante el hecho
de proporcionar al menor una información constante que le permita
procesar y contextualizar lo sucedido y que le dé certeza acerca de lo
que va a pasar: informar cómo va su proceso.
• Falta un modelo de atención específico para los menores guías o con
historia de violencia o de infracciones que incluya a diferentes actores
sociales y gubernamentales:
191
“A mí me interesa mucho que (los talleres de educación psico-emocional) los tome el
personal que está más en contacto con los menores, para que sepan cómo atenderlos,
sepan qué problemas son los que conllevan los menores para que puedan ser un poco
mas empáticos con ellos, no son como cualquier menor, son menores que han recibido
mucha agresividad y maltratos y muchos de los educadores no tienen el perfil de sicólogos, son muchachos jóvenes y, obviamente, si no está uno preparado pues se puede
enganchar con una situación de ellos. Las capacitaciones no han sido las suficientes
pero si las hemos tenido.”
• El no poder brindar apoyo psicológico especializado en los casos que
así lo ameriten, como en los casos de estrés postraumático:
“Cuánto nos cuesta, por ejemplo, brindarle atención psicológica especializada a los
niños/as. Por ejemplo, tuvimos el caso de un niño en el Albergue de Tijuana que fallece
un familiar de él, en el cruce, en el trayecto por el desierto, era muy importante el soporte, en ese caso, nos apoyamos con especialistas externos, pero los pagamos”.
• Los horarios sin tiempo de descanso con saturación de actividades de
diversa índole, con NNA con perfiles y problemáticas muy diferentes,
sobre todo en los albergues que no están destinados específicamente
para los menores migrantes y repatriados:
“Faltan recursos económicos, que obviamente se refleja en falta de personal para dar una
mejor y mayor atención a los menores, es una niñera por 32 niños, por ejemplo”.
• Este personal puede ser amenazado o estar en riesgo su integridad
frente a los polleros:
“Yo creo que tiene que ser gente profesional, que sepa la responsabilidad con la que va a trabajar, en qué lugar va a trabajar, que tenga don de gente, que sea una persona sensible a todo este
tipo de situaciones y que tenga un equilibrio tremendo. Porque desde que tienes a un pollero
acá enfrente y le tienes que aguantar que te grite y hasta que tienes acá al niño y lo tienes que
calmar, tienes que estar pensando en dos cosas a la vez: que no se te asuste el niño y que el
pollero no te vaya a sacar al niño o que no se vaya a pasar más de la cuenta”.
• El que los menores lleguen bien a su casa es algo que genera altos niveles de satisfacción entre el personal por el cumplimiento de su tarea:
192
“Saber que ellos llegan con bien a sus casas, para nosotros esa es una satisfacción
muy grande”.
“Te sientes lo máximo porque sabes que se fueron contentos, que se les dio la atención y que en ese momento de estrés o del miedo con el que venían, ahí se les olvidó
todo. Creo que estamos haciendo nuestro trabajo, que es atender al menor como
debe de ser”.
• Hay una gran responsabilidad para este personal porque en el momento en que los menores no están acompañados por el familiar cercano o tutor, el cuidado y protección de sus derechos está en sus manos
así como la entrega de él a su familia después de la repatriación, a
veces, bajo la presión de los polleros:
“Es que también igual, ahí en el módulo llegan los polleros y nos agarra el niño y nos
dice que si es su familiar. Nosotros les decimos a los polleros que nos demuestren,
que nos enseñen los documentos. Ya que te empiezan a insistir y te encuentras maniatada, entonces te das cuenta que si son polleros pero ya están identificados y aunque los muchachitos digan yo me hago responsable no los dejamos; a la mejor por
eso están buscando lugares donde sea más fácil la salida de los menores, porque con
nosotros han perdido mucho dinero los polleros. Los sacan para volverlos a cruzar.
Sí, lo que pasa es que los polleros pierden dinero, la familia no paga hasta que llevan
al menor al lugar allá en Estados Unidos; entonces si yo les quito un menor, ya no
recibe 2,500 dólares, en cambio ‘yo te estoy cruzando hasta que lo logres’ y su fin es
ese. Entonces, ‘no te voy a dejar ir’, porque a la mejor a algunos ya les pagan desde el
lugar de origen y todavía les están pagando otra parte después, es dinero perdido”.
• Falta de un modelo de atención interinstitucional para la atención
de las NNA migrantes y repatriados, más allá de la ruta de atención ya
establecida para la protección integral de los derechos de esta niñez:
“Yo creo que, precisamente hablando de la coordinación, el modelo de atención no
puede ser aislado de una institución, creo que el modelo de atención tiene que ver
con que desde que el menor está siendo regresado, quién lo recibe, cómo lo recibe,
qué información está pidiendo y todos trabajar en una misma línea, hasta el momento en que el muchacho es regresado a su lugar de origen. La recomendación que yo
haría es esa, el crear un modelo de atención pero no aislado, sino que tengan que ver
diferentes instancias que reciben a un menor repatriado”.
193
• La falta de planes de autocuidado o de contención emocional que permita descargar, liberar y procesar las experiencias estresantes que se
acumulen o traumáticas que se disparen a partir de estar en contacto
con las experiencias de los menores:
“El trabajo es extenuante, todo el día tienes que estar alerta con una condición de
expectación y depresión también porque tienes que resolver no sólo lo que tienes pendiente sino muchos casos más”.
“No sé si entra dentro de lo que es capacitación, pero tener dentro del plan de actividades, entrevistas con todo el personal para ver cómo andan, cómo se sienten, a manera
de prevención, tomar medidas preventivas porque estás de alguna manera involucrado, no puedes mantenerte al margen, y ese involucrarte pues genera tensión, entonces, el hecho de estar al pendiente de cómo me siento, ya se aligera mucho el saber que
está ahí alguien al pendiente de ti”.
“Comentar que uno de nuestros puntos es que todo el equipo debe estar convencido
de los/as chicos/as con los que trabajamos, de saber para quienes trabajamos y en función de eso podemos tomar decisiones mucho más atinadas, este tipo de trabajo que
ustedes realizan es importante para aprender a apagar switch y saber cómo salimos en
algún momento con el FODA. Nuestros trabajos son muy cansados, no solamente del
esfuerzo físico que todos podemos realizar, sino de todo el cansancio emocional al cual
estamos expuestos, por todos los niños que vemos todos los días, en circunstancias
tan dañadas muchos de ellos, no nada más que te expresen que requieren la atención,
sino también lo contrario, que te digan que no te ocupan para nada y que sabiendo que
tienen tantas necesidades y que no puedes hacer nada absolutamente por ellos. No nos
da gusto decir cómo estamos pero así estamos”.
En general, la problemática detectada y los recursos y habilidades con las
que cuenta el personal, se muestra en el siguiente cuadro resumen:
194
Cuadro 1. Cuadro resumen de la problemática que enfrentan
y recursos con los que cuenta el personal que atiende a los menores migrantes
y repatriados en Sonora y Baja California
Problemática
• Falta capacitación del personal
• Horarios de descanso frente a un horario muy amplio
• Enfrentarse ellos mismos a la indiferencia o insensibilidad en algunos de los actores involucrados en la ruta interinstitucional de atención.
• Falta de personal o recursos
• Contexto de violencia social e intimidaciones por parte de
polleros y traficantes o de apatía social frente a los riesgos
que viven los menores.
• Atender a perfiles de la niñez muy diversos en un mismo
espacio.
• La falta de modelos de atención institucionales e interinstitucionales acordes a los diferentes perfiles a los que
se enfrentan.
• La necesidad de contar con una ruta crítica de atención
que supere la emergencia y logre articular a todos los actores involucrados en la protección integral de los derechos
de la niñez migrante y repatriada en ambos lados de la
frontera.
• Aún falta una definición y delimitación interinstitucional
más clara de responsabilidades que se vaya estructurando
y adecuando de acuerdo a la experiencia que ha generado la
operación de los módulos del DIF y los albergues privados
que ya tienen más tiempo funcionando, por ejemplo.
• Falta de reuniones de intercambio de experiencias entre el
personal operativo de diferentes albergues y módulos para
ir homologando criterios de atención.
• Falta de espacios de liberación y de descarga emocional
para los cuidadores por el estrés residual que van
generando estos casos.
Recursos
• Compromiso
• Sensibilidad al tema y a
la situación de los
menores.
• Escucha atenta
• Empatía
• La infraestructura
adecuada y suficiente, en
algunos casos.
• Equipos de trabajo
intra-institucionales:
unidos y solidarios en
torno a la problemática.
• Disposición de tiempo
• Gusto por la labor que
realizan
• Claridad en los objetivos y las tareas: cuidado,
protección, calidez para
el menor; reintegración
familiar, informar para
desalentar los cruces.
• Claridad en la ruta
de atención
interinstitucional
a seguir.
• Re-establecer la confianza, tranquilidad y seguridad en el menor.
195
Problemática
• Sensación de indefensión, frustración (tristeza con
coraje), coraje frente al trato de los agentes de la
patrulla fronteriza con los menores.
• Culpabilizar a las familias de lo que sucede al menor,
descontextualizando cada caso.
• Estrés Laboral: agotamiento emocional, despersonalización (insensibilidad) y des-realización (la situación no
cambia a pesar del esfuerzo invertido).
• Falta concientización y capacitación en temas de
desarrollo humano y apoyo psicológico que sensibilicen
y formen al personal.
Recursos
• Experiencia en el tema.
• Profesionalismo
• Humanismo
Al final del apartado se presentaran algunas recomendaciones generales,
una vez que analicemos cuáles fueron los resultados del auto-test.
5.3. Universo
de trabajo del auto-test
sobre desgaste profesional por empatía
El “Auto-test para medir la satisfacción/desgaste profesional por empatía
en auxiliadores” nos permitió aproximarnos a una estimación del estatus
de empatía de cada cuidador, que incluyó: Desgaste Profesional por Empatía
(DPxE), Riesgo de Burnout y la satisfacción por ayudar a otros (Factor de
Satisfacción por Empatía, FSxE), el cual consta de 66 reactivos.4
El universo abarcó al personal operativo que trabaja en algunos de los
módulos y albergues de la Red de albergues temporales en donde se reciben
y atienden a los menores migrantes y repatriados no acompañados, pertenecientes a organismos gubernamentales y no gubernamentales, en los
estados de Sonora y Baja California, cuyos servicios, personal y total de
instrumentos aplicados se resumen a continuación.
4
Instrumento de reproducción libre, traducido por la doctora Silvia J. Ramírez Romero, psicoterapeuta certificada como educadora para afrontar el desgaste profesional por empatía por The Green Cross Academy of Traumatology.
196
Cabe aclarar que en el albergue temporal de Tijuana y en el Centro para la
protección social de la niñez de Tijuana no se atienden exclusivamente a
menores migrantes y repatriados, son menores que se encuentran en otras
circunstancias, tal como se explica también en el siguiente cuadro.
Cuadro 2. Instrumentos aplicados por albergue
de acuerdo a su ubicación y cobertura
Ubicación
Institución
Servicios
que ofrecen
Personal con el
que cuenta
Núm. de NNA
atendidos
Mexicali,
Baja
California
Albergue
Temporal
Mexicali del
SEDIF Baja
California
Cubrir sus
necesidades
básicas:
alimento,
salud,
vestido,
seguridad,
atención
psicológica. Y
actividades
recreativas,
culturales y
educación.
55 personas
aproximadamente
Tijuana,
Baja
California
Centro para
la Protección
Social de la
Niñez del
SMDIF
Tijuana
Servicios
básicos:
alimentación,
ropa, comida,
techo, salud;
psicología y
trabajo social
Área médica,
trabajo social,
psicología,
educadores (10),
cocineras (3),
personal de
intendencia (1) y
guardias (5).
Es variable, en
octubre de 2008
atendían a un
promedio de 130140 menores por
diferentes
circunstancias,
que van desde un
día de nacido,
hasta antes de los
18 años. De los
menores
repatriados, al
mes llegan
aproximadamente
10.
6 menores de casa
que son niños de
o en la calle y 9
fluctuantes que
han cometido
alguna infracción,
algunos son
repatriados;
después son
reintegrados con
su familia. En
2008 se
atendieron 528
NNA repatriados
(enero-octubre).
Instrumentos
aplicados
Núm.
%
20
45.5
6
13.6
197
Ubicación
198
Institución
Servicios
que ofrecen
Personal con el
que cuenta
Núm. de NNA
atendidos
Instrumentos
aplicados
Núm.
%
Tijuana,
Baja
California
Módulo de
recepción y
atención a
NNA
repatriados
en Tijuana
Se les da una
bienvenida y
comida,
descansan, se
les piden sus
datos y se
realiza una
entrevista. Se
puede
realizar una
llamada
telefónica a
sus
familiares y
se pueden
bañar. Se
hace el
contacto con
la familia, se
acredita el
parentesco y
se les
reintegra o
canaliza.
2 personas: 1
abogado y una
trabajadora social
8 NNA
repatriados en
un día, pero es
variable en el
trimestre julioseptiembre
aumenta
2
4.5
Tijuana,
Baja
California
Casa YMCA
en Tijuana
Servicios
básicos:
comida,
techo, cobija,
trabajo social
6 menores
repatriados en
promedio por
día, mayores de
12 años
1
2.3
Nogales,
Sonora
Módulo de
Atención a
Menores
Repatriados
en Nogales,
Sonora.
Albergue del
Programa
“Camino a
Casa” del SE
DIF Sonora
Una estancia
cómoda y
segura y
brindarles
todos los
servicios que
ellos
necesitan:
trabajo
social, área
jurídica,
médico y
psicología.
5 personas: 2
directivos, 1
trabajadora
social, 1 cocinera
y un asistente
que traslada a los
menores.
12 personas:
Coordinación, 1
trabajadora social
(2), psicólogo (1),
abogados (1),
médico (1),
asistentes o
cuidadores
educativos (5) y
cocina.
Con capacidad
para atender a
100 niños, niñas
y adolescentes
repatriados.
Recibe 480
menores en
promedio al
mes.
7
15.9
Ubicación
Agua
Prieta,
Sonora
Total
Institución
Módulo de
Atención a
Menores
Repatriados
En Agua
Prieta,
Sonora.
Programa
“Camino a
Casa” del
SEDIF
Sonora
Servicios
que ofrecen
Personal con el
que cuenta
Núm. de NNA
atendidos
Se les brinda
asistencia
médica,
trabajo social,
psicológico y
asistente
educativo,
que es dar
alimento a los
niños,
vestido, baño,
descanso.
trabajo social
es
investigación
para
reintegrarlos
a su familia.
Ocho Personas: la
Coordinadora, el
médico, dos
asistentes
educativos, dos
trabajadoras
sociales, servicios
generales y la
persona de la
tarde.
Variable, pueden
ser tres, seis o 26
en un día
durante julioseptiembre. un
promedio de 95
al mes.
Instrumentos
aplicados
Núm.
%
8
18.2
44
100%
Se aplicó al personal que labora principalmente en las áreas de: trabajo social, psicológica, médica, legal, cuidadores, educadores y de servicios generales
de los módulos y albergues temporales. De los cuales, 33 fueron mujeres, 10
hombres y 1 no especificó. Respecto a su profesión por sexo destaca que 15.9%
son educadoras, 9.1% trabajadoras sociales, 9.1% psicólogas, 6.8% psicólogos,
2.3% son abogadas, 4.5% abogados, 2.3% médicas, 2.3% médicos, 9.1% son
mujeres con otras profesiones, 4.6% corresponde a hombres con otras profesiones, 9.1% son mujeres con preparatoria, 15.9% mujeres con secundaria y el
9.1% no especificaron. Por tanto, el mayor porcentaje corresponde a la profesión de educadoras y mujeres con secundaria. Con referencia al estado civil de
las y los encuestados, 47.7% son solteras/os, 38.6% son casadas/os, 6.8% viven en unión libre, 2.3% están separadas/os y 4.5% no especificó su condición.
Sus edades se encuentran en los siguientes rangos: 34.1% tienen entre 21 y 30
años; 36.3% están entre 31 y 40 años; 18.2% tienen entre 41 y 50 años; 91 son
personas con 51 y más años y 2.1 no especificaron su edad.
De acuerdo a las funciones de los y las encuestadas, se pueden resumir de
la siguiente manera: En servicios generales trabaja 22.7% del total; las y los
asistentes educativos, educadores de casa y niñeras representan 20.5%; en
199
puestos directivos están 15.9%; las educadoras o docentes también son 15.9%;
en trabajo social se desempeñan 11.4%; en psicología 4.5%, en medicina 4.5%;
los y las abogadas representaron 2.3% y no especificaron su función un 2.3%.
5.4.Resultados del Auto-test de
Desgaste/Satisfacción Profesional
por
Empatía
En términos generales, las puntuaciones se distribuyen de la siguiente manera.
Cuadro 3. Distribución de las personas de acuerdo
a las categorías de cada rubro evaluado en el auto-test
RUBRO
DESGASTE
PROFESIONAL
POR EMPATÍA
(DPxE)
NÚM.
CATEGORÍA
1
Bajo Riesgo en Extremo
29
65.9
2
Bajo Riesgo
5
11.4
3
Riesgo Moderado
2
4.5
4
Alto Riesgo
3
6.8
5
Alto Riesgo en Extremo
5
44
11.4
100
TOTAL
BURNOUT
6
Bajo Riesgo en Extremo
41
93.2
7
Riesgo Moderado
3
6.8
8
Alto Riesgo
0
0
9
Alto Riesgo en Extremo
0
44
0
100
TOTAL
FACTOR DE
SATISFACCIÓN
POR EMPATÍA
10
Alto Potencial en Extremo
6
13.6
11
Alto Potencial
21
47.7
12
Buen Potencial
14
31.8
13
Modesto Potencial
1
2.3
14
Bajo Potencial
2
44
4.5
100
TOTAL
200
PORCENTAJE
(%)
NÚM.
Lo que se observa en el Cuadro 3 es que, aún cuando el mayor porcentaje de
este personal se ubica dentro de las posibilidades de enfrentar desde bajo
riesgo en extremo a riesgo moderado (81.8%), un porcentaje significativo ya
se encuentra en alto riesgo y alto riesgo en extremo de enfrentar Desgaste
Profesional por Empatía (18.2%); porcentaje que puede aumentar si el personal que enfrenta riesgo moderado se ve sometido a fuertes presiones y
cargas de trabajo sin estrategias de contención emocional y auto-cuidado. Si
a esto le sumamos que, del total de las instancias, en ninguna se lleva a cabo
ningún plan de auto-cuidado, el riesgo aumenta.
En cuanto al perfil de las personas que se encuentran en los niveles de
bajo riesgo en extremo a riesgo moderado de enfrentar DPxE, observamos
lo siguiente. El 75% son mujeres, el 22.2% hombres y el resto no especificaron. El mayor porcentaje se obtuvo en el rango de edad de los 31 a 40 años
(38.9%); siguiéndole las personas que se encuentran entre los 21 y 30 años,
con el 30.6%; las de 41 a 50 años, con 22.2%; las personas con el rango de
edad de 51 y más representaron 5.6% y 2.8% no especificó. Respecto al estado civil, 44.4% son casados/as; 41.7% están solteras/os; 5.6% se encuentran
en unión libre; las separadas representan el 2.8% y 5.6% no especificó.
De acuerdo a las funciones que realizan destaca que los de servicios generales obtuvieron el 22.2%; al igual que las y los asistentes educativos, educadores de casa y niñeras; por su parte las educadoras representaron el 19.4%;
el personal directivo obtuvo 13.9%; siguieron las trabajadoras sociales (8.3%);
el personal de psicología con 5.6%; mientras que el personal de medicina y
abogadas/os representaron el 2.8%, respectivamente; al igual que los que no
especificaron su función. El mayor porcentaje tiene menos de un año de antigüedad en estas instancias (41.7%); mientras que 36.1% tiene de 1 a 5 años
de antigüedad. Si analizamos cuántos de estos cuidadores con bajo riesgo en
extremo a riesgo moderado de enfrentar DPxE también enfrentan riesgo de
Burnout se encontró que 35 profesionales se encuentran entre los casos de bajo
riesgo en extremo (97.2%) y riesgo moderado (2.8%). Finalmente, respecto al
Factor de Satisfacción por Empatía, más de la mitad se encuentra entre un alto
potencial en extremo y un alto potencial por la labor que realizan (55.5%).
Respecto al perfil de las personas que se encuentran en alto riesgo y
alto riesgo en extremo de enfrentar Desgaste Profesional por Empatía, se
obtuvo lo siguiente. El 75% son mujeres y 25% hombres. El mayor porcentaje se obtuvo en el rango de edad de los 21 a 30 años (50%); siguiéndole
las personas que se encuentran entre los 31 y 40 años, con el 25%; y 25% no
201
especificó. Respecto al estado civil, 75% están solteras/os; 12.5% son casados/as, al igual que las personas que se encuentran en unión libre.
De acuerdo a las funciones que realizan, destaca que los de servicios generales obtuvieron 25%; al igual que las trabajadoras sociales y el personal
directivo, respectivamente; por su parte, el personal de medicina representó
el 12.5%; al igual que los y las asistentes educativas, educadores de casa y
niñeras. El mayor porcentaje tiene menos de un año de antigüedad en estas
instancias (37.5%); mientras que 25% tiene de 1 a 5 años de antigüedad. Si
analizamos cuántos de estos cuidadores con alto riesgo en extremo y alto
riesgo de enfrentar DPxE también enfrentan riesgo de Burnout se encontró
que 6 profesionales se encuentran entre los casos de bajo riesgo en extremo
(75%) y riesgo moderado (25%). Finalmente, respecto al Factor de Satisfacción por Empatía, el 87.5% se encuentra entre un alto potencial en extremo
y un alto potencial por la labor que realizan.
Por tanto, podemos concluir que el perfil de las personas que se encuentran con un alto riesgo en extremo y alto riesgo de vivir el desgaste profesional por empatía incluye principalmente a las y los jóvenes, a las personas
solteras, a un sector de personas con menos años de antigüedad e incluye a
un elevado porcentaje de personas con un alto potencial de Factor de Satisfacción por Empatía (FSxE) en la labor que realizan. Por otro lado, por funciones, se distribuye básicamente, en la misma proporción, entre el personal
de servicios generales, trabajadoras sociales y personal directivo, que fueron
los que resultaron con los porcentajes y niveles más altos de desgaste profesional por empatía.
5.5. Recomendaciones
Por todo lo dicho anteriormente, es importante:
• Dar un reconocimiento social cotidiano por la labor que realiza este
personal y su aportación a la protección de los menores repatriados.
• Mayor sensibilización sobre la problemática al personal que se encuentra con un grado de alejamiento, indiferencia o ignorancia de los múltiples significados y repercusiones que representa para la niñez migrante y
repatriada someterse a experiencias tan devastadores con efectos a largo
plazo; así como sobre la importancia que tiene para ellos, en los momentos más difíciles, encontrarse con personas que se conviertan en brazas
de resiliencia después de lo vivido.
202
• Proporcionar capacitación en temas relacionados con el autocuidado
del personal que se encarga de recibir, atender, cuidar, proteger, contener y reintegrar a las niñas, niños y adolescentes migrantes y repatriados no acompañados; con el fin de establecer planes de autocuidado
personales y laborales que les permitan desarrollar habilidades para manejar el estrés; la modulación de afectos; lograr la descarga y liberación
de emociones aflictivas; aprender realmente a fortalecerse internamente para dar la contención emocional y aprender a recuperar la armonía
psico-corporal.
• Dar capacitación en temas migratorios, ciudadanía e interculturalidad:
migración y familia; migración indígena binacional; migración infantil
interna; migración infantil transfronteriza; familia, trabajo infantil y
migración; así como en materia de instrumentos nacionales e internacionales de derechos humanos universales y específicos de las NNA en
contextos migratorios, como eje de una ciudadanía plena.
• Garantizar que las y los cuidadores cuenten con horarios de trabajo
flexibles y que intercalen tiempos y días de descanso.
• Contar con el apoyo permanente de un especialista para trabajar con
las y los cuidadores las experiencias estresantes o traumáticas, que les
ayude a procesarlas y que les proporcione la contención emocional con
el fin de garantizar una atención empática con calidad y calidez humana.
Además de optimizar los indicadores que expresen que los cuidadores
mantienen altos estándares de satisfacción por la labor que realizan.
• Equipos de trabajo acompañándose, en estrecho contacto y comunicación emocional que permita un ambiente sano y de contención.
• Reuniones de intercambio de experiencias que les permita analizar y
evaluar su trabajo frente a los menores y los estándares de atención que
mantienen, así como para identificar las ausencias y los déficits en materia de una protección integral a los derechos de los menores.
• Desarrollar, consolidar o evaluar los modelos de intervención social
y psicológica para que respondan a las problemáticas diferenciadas de
las NNA migrantes y repatriados, que han quedado sin la protección
de su familia al momento del cruce y la repatriación: enfoques, estrategias, niveles y áreas de intervención, ruta crítica, protocolos, procedimientos, tiempos y estrategia de seguimiento para lograr la protección
integral de los derechos de la niñez migrante.
203
Capítulo 6
Percepciones, historias de vida
y derechos de la
niñez migrante y repatriada
El propósito de este capítulo es presentar la estrategia de trabajo seguida
para interactuar directamente con las niñas, niños y adolescentes, la cual se
orientó a levantar las historias de vida y a realizar los talleres lúdicos con la
niñez en un marco ético de su reconocimiento como personas, a sus derechos, a su situación y a su calidad de ser humano que se encuentra viviendo
experiencias que pueden tener fuertes repercusiones en su vida. El equipo
cuenta con la preparación profesional en el área de salud mental, en el tema
migratorio y en el trabajo con la niñez migrante interna. Las historias de
vida se hicieron en forma individual y los talleres lúdicos fueron diseñados
bajo una metodología novedosa, específica para trabajar grupalmente en
forma creativa y constructiva, a través del juego que conduce a la reflexión.
Los temas que cubrió se han desarrollado a partir de la experiencia de más
de 15 años de trabajo con la niñez migrante interna y se relacionan con autoestima, identidad cultural y migratoria, derechos humanos, trayectoria de
vida y comunicación emocional empática. Enseguida presentaremos ambas
estrategias metodológicas, en el caso de las historias de vida para presentar
las narraciones y en el caso de los talleres lúdicos para conocer lo que sucedió
en su desarrollo y cómo se apropiaron los menores de ese espacio temporal
de comunicación empática y reflexión.
6.1. Historias
de vida de los menores
repatriados por Baja California y Sonora
Se levantaron las historias de vida de los niños, niñas y adolescentes migrantes y repatriados a través de entrevistas en profundidad1 que se realizaron en los módulos de recepción y atención así como en los albergues temporales de Baja California y Sonora. Ello, con el fin de obtener información
sobre sus características, su experiencia migratoria y la situación respecto
la protección de sus derechos humanos, desde el lugar de origen hasta momentos después de la repatriación. Todo ello, en un ambiente de confianza,
contención, empatía y respeto a su integridad psico-emocional. Haciéndole
saber la confidencialidad de la información y que era con la finalidad de realizar el presente estudio.
La guía es un instrumento estructurado con preguntas abiertas y cerradas, la cual contiene 34 preguntas con los siguientes apartados:
1
Las entrevistas en profundidad son “un encuentro cara a cara entre el investigador y los informantes, que tienen como finalidad
aprehender las perspectivas que tienen respecto de sus vidas y experiencias, tal como las expresaron con sus propias palabras. Se
desarrollaron de acuerdo con un modelo de conversación entre iguales, en el que el propio investigador es el instrumento de la
investigación [Taylor y Bogdan, 1992]” (Ramírez, 2003: 23).
207
I) Datos generales.
II) Historia Familiar.
III) Historia Escolar.
IV) Lugar de origen: función social de las NNA en el núcleo familiar,
contacto con el lugar de origen y protección de sus derechos.
V) Experiencia migratoria interna: de su familia y de él.
VI)Historia de intentos de cruces o cruces de la frontera norte hacia Estados Unidos: para los casos en que ha sido más de una vez y para todos
los casos de cruce y repatriación.
VII) Proceso de repatriación y protección a sus derechos humanos: cumplimiento de las obligaciones de las autoridades de ambos lados de la
frontera; calificación del trato recibido y servicios otorgados versus necesidades expresadas, en tanto, que son derechos.
Las historias de vida que se levantaron aparecen en el siguiente cuadro
Cuadro Núm. 1. Universo del levantamiento de las historias de vida
Lugar
Fechas (2008)
Sonora
16 y 28 de
octubre; 1 de
noviembre
Sonora
208
29 y 31 de
octubre
Baja
California
7 y 8 de
noviembre
Baja
California
Baja
California
Baja
California
11 de noviembre
Baja
California
11 de noviembre
TOTAL
16 de octubre al
13 de
noviembre de
2008
Organización:
gubernamental/no
gubernamental
SE DIF Sonora
SE DIF Sonora
SE DIF Baja
California
SM DIF Tijuana
8 y 13 de
noviembre
Casa YMCA Tijuana
21 de octubre
SE DIF Baja
California
SE DIF Baja
California
4
Albergue temporal o módulo
de recepción y atención
Módulo de Atención a Menores
Repatriados en Nogales, Sonora.
Albergue del Programa “Camino a
Casa”
Módulo de Atención a Menores
Repatriados en Agua Prieta,
Sonora. Programa “Camino a
Casa”
Módulo de recepción y atención a
NNA repatriados en Tijuana
Centro para la Protección Social
de la Niñez
Casa YMCA
Módulo de recepción y atención a
NNA repatriados en Mexicali
Núm. de
historias
realizadas
6y1
testimonio
videograbad
o
3
8
2
3
1
Albergue Temporal Tijuana
1
7
24
A continuación, se presentan las narraciones descritas y los testimonios textuales en algunos casos. Se reconstruyeron a partir de los apartados de las
guías y de la información aportada, así como de aquello que fue más relevante, no se consideró la interpretación cuantitativa debido a que era una muestra muy pequeña y lo más valioso para nosotros en este apartado era rescatar
los testimonios de los niños, niñas y adolescentes migrantes y repatriados:
como sujetos de su propia historia. En este sentido, cabe hacer algunas aclaraciones sobre las narraciones:
• De los datos generales, presentamos solamente su nombre, para guardar la confidencialidad; del lugar de origen levantamos la información a nivel localidad, en algunos casos, pero decidimos dejarla a nivel del municipio
de origen para guardar la confidencialidad. Su estado civil siempre se menciona porque hay menores solteros, casados, en unión libre, o separados. Se
preguntó su lengua materna y sólo en los casos que hablan lengua indígena
se menciona (2/24). En todo momento se narra también con quienes han
vivido los menores: la familia, con parte de ella, con amigos y/o solo.
• De la historia familiar destacamos siempre si tienen familia viviendo
en Estados Unidos, quiénes y desde cuándo no los ve.
• En todos los casos se menciona el nivel de estudios y algunos datos
de su historia escolar, dependiendo el caso.
• Del lugar de origen se mencionan solamente algunos datos, dependiendo el caso; haciendo hincapié en la protección a sus derechos.
• De la experiencia migratoria interna de los papás o de los menores se
da la información solamente si ha existido.
• En todos los casos se presenta la historia de los intentos de cruces o
cruces transfronterizos.
• Se hacen comentarios generales y se presentan testimonios acerca
de la protección a los derechos de las NNA por parte de diferentes autoridades y personal durante el proceso de repatriación. Observándose,
en lo general, problemas en el cumplimiento de sus obligaciones, en el
trato o en el otorgamiento de servicios por parte de las autoridades norteamericanas; en un nivel intermedio se encontrarían el Consulado y las
autoridades migratorias mexicanas; y el personal de DIF y los albergues
temporales es el mejor calificado por ellos en cuanto a atención, servicios prestados y el trato recibido.
A continuación se presentan las narraciones, buscando siempre hacer
cumplir el principio de confidencialidad y respeto a los menores.
209
6.1.1.Narraciones
de las niñas, niños
y adolescentes repatriados por Baja California
1)Jesús, 17 años
Vive en Mexicali, Baja California y nació en los Mochis Sinaloa. Él no se ha
casado pero si tiene un bebé con quien no vive porque se la quitaron los papás
de su novia. Fuera de la entrevista nos platica que por eso se quiere ir a Estados
Unidos para trabajar, juntar dinero, regresar y poder recuperar a su hija.
Respecto a la historia familiar de Jesús, él vivió hasta los ocho años en
los Mochis con su hermano. Sus padres se separaron y su mamá no tenía trabajo para mantenerlos, ella migró primero a Agua Prieta, Sonora en donde
trabajó en los campos agrícolas y ahí conoció al que ahora es su padrastro;
después se trasladó a Mexicali y ya mandó por él. Su hermano se quedó en
los Mochis con sus abuelos. Mantiene un vínculo muy cercano con su familia
de los Mochis porque se visitan, pero a su padre ya no lo ha visto.
Con relación a su historia escolar, Jesús estudió hasta segundo año de
primaria y desde que llegó a Mexicali ya no estudia, él quiere hacerlo pero
hay muchos pleitos entre los jóvenes de su colonia. Con referencia al lugar
de origen, su mamá se dedicaba al hogar y él a estudiar y cuidar los animales
(vacas). La primera vez que migró fue a los 8 años, cuando se fueron a vivir a
Mexicali. Lo que más recuerda de allá es la casa de la abuela y los canales de
riego. Lo que le gustaba era estar en contacto con los jitomates y chiles cuando trabajó a los 15 años en un empaque. Lo que menos le gustaba era el pago
tan bajo que recibía en el empaque, pero que todo estaba bien allá. También
nos comentó que para regresar necesitaría dinero, casa y trabajo.
En lo que corresponde a la protección de sus derechos en el lugar de
origen, Jesús nos comentó que su mamá vivió violencia de parte de su padre
y que cuando ellos se separaron fue por la infidelidad de él. Del derecho a la
educación comentó que no lo sacaron de la escuela sino que a él no le gustaba
ir; de su salud dice que no lo llevaban a ningún centro de salud sino que su
abuela lo curaba como podía; no lo han forzado a usar drogas, ni hacer nada
en contra de su voluntad. Del derecho a vivir con una familia ha sido vulnerado porque en algún momento de su vida él se quedó sin ambos padres.
Jesús antes de intentar cruzar a Estados Unidos había tenido trabajos
temporales, últimamente en la construcción en Mexicali. Sobre su historia
de los intentos de cruces transfronterizos, él nos comentó que llevaba dos
intentos, pero en el módulo del DIF en Mexicali, que ya lo conocen, nos aclararon
210
que ya llevaba cuatro recientemente. En todos esos intentos su objetivo ha sido ir
a trabajar a Estados Unidos y no llevaba un rumbo definido; sin embargo, de todas
las veces que lo ha intentado nunca lo ha logrado. Su último intento de cruce fue el
21 de octubre de 2008. Lo acompañaban tres personas más. Se fueron por el canal.
El coyote les dijo “van a correr hasta que se puedan perder. Corrimos y duramos
siete minutos corriendo. Estábamos escondidos porque la migra nos andaba buscando. Venían en el helicóptero”. La primera vez que intentó pasar la migra lo jaloneó y le dijo “no eres menor, eres el coyote, dime la verdad. Y me dejaron sin comer
ni tomar agua”. Las dos veces que nos narró fue igual la deportación, la primera
vez cruzó por la noche, lo agarraron “luego luego” y lo repatriaron a las cuatro de
la tarde. La segunda vez, se cruzó a las siete de la noche, lo agarraron entre ocho y
nueve de la noche y lo entregaron en el módulo del DIF a las 11:30 am. La primera
vez, viajó con cinco hombres más y la segunda con tres hombres, contándolo a él
eran tres menores de edad y un adulto. Pagó 2,500 dólares al coyote para pasarlo,
pidió préstamo y de acuerdo a su versión se los pagó pero no sabe si lo va a
volver a ver. De volverlo a intentar, sí, lo volvería a intentar.
En lo que se refiere al respeto de sus derechos por parte de las autoridades
de México y EE.UU. nos comentó lo siguiente. Le proporcionaron alimentos y en
general todos sus derechos fueron protegidos pues no reportó ningún incidente en donde se mostrara que fueron vulnerados. Del trato recibido, sintió miedo
frente a las autoridades migratorias de EE UU y confianza con el personal del DIF.
En general, reportó que ninguna autoridad le proporcionó información de donde
estaba y lo que podía pasar, a excepción del DIF en donde su mamá lo recogió. De
las entrevistas que le realizaron, no se dieron en un ambiente de confianza en EE.
UU., mientras que en el DIF se sintió más o menos en confianza. Reportó que las
instalaciones de la patrulla fronteriza son incomodas, que los horarios de traslado
fueron seguros pero él se sentía inseguro; que aunque en EE.UU. los trasladan a un
lugar seguro, de todos modos allá da más temor. En EE.UU. también le dieron de
comer pero no se le quitó el hambre, que aunque les permiten dormir, solamente
lo pueden hacer en bancas de fierro. Del apoyo recibido por el DIF, el principal fue
para la reunificación familiar pero no tuvo alguna clase de apoyo psicológico.
2) Joel, 17 años
Joel y su familia son originarios de Durango. A los 6 años de edad se fue a
vivir a Tecate, Baja California con su mamá, papá y sus hermanos. Y durante
ese mismo año sus padres se divorciaron, así que Joel y una hermana decidieron quedarse con su papá, los demás con su mamá. A los 13 años de
211
edad sale de casa de su papá para ir a vivir con unos amigos. Actualmente,
no tiene buena relación con sus padres, ni con sus hermanos, además de que
los varones se fueron a vivir a EE. UU. y sus hermanas se quedaron en Tecate
pero sólo tiene contacto con la que vive con papá. Joel terminó la secundaria
pero ya no quiso seguir estudiando ya que no le gusta. Comentó que no reprobó ningún año escolar pero la secundaria se le hizo muy difícil.
Del lugar donde nació sólo recuerda un rancho y no le gusta nada de allá,
piensa que es un lugar bien aburrido. Sin embargo considera que es una opción
el regresar a vivir allá. Respecto a la protección de sus derechos en el lugar de
origen, recuerda que cuando se enfermaba lo llevaban al centro de salud. Ahora que vive en Tecate comentó que ha probado alcohol, cigarros y marihuana
pero todo con plena conciencia, así que nadie lo ha obligado a hacer cosas que
él no quiere. Sin embargo, el hecho de que Joel tenga acceso a dichas sustancias lo coloca en una situación de vulnerabilidad, ya que a raíz de la separación
de sus papás no cuenta con lazos afectivos que le brinden protección.
Joel comentó que por sus propios medios busca sostenerse, así que no
tiene una actividad permanente, en algunas ocasiones trabaja en el campo
agrícola de Tecate en la siembra del tomate.
Dentro de su historia de intentos de cruces lo ha intentado dos veces y
no lo ha logrado. Comentó que decidió irse a trabajar, aunque no tenía claro
en dónde y qué tipo de trabajo era el que buscaba. Otro motivo por el cual
quería cruzar la frontera es porque hay muchos problemas en casa de su
papá. Su objetivo era llegar a Los Ángeles y posiblemente buscar a sus hermanos, aunque ellos no sabían que estaba intentando cruzar, de hecho, ni a
sus papás les avisó, sólo sabía su hermana menor (de 16 años).
No quiso hablar mucho de con quién iba durante el cruce, sólo dijo que
era un señor que lo acompañaba pero que no le iba a cobrar, sólo lo iba a pasar
y una vez que llegaran a la carretera iba a pedir un aventón para trasladarse
a Los Ángeles. Pero en su intento lo detuvieron de inmediato autoridades de
la patrulla fronteriza, donde permaneció por unas horas y de ahí lo llevaron
al módulo del DIF de Tijuana.
Al preguntarle ¿Cómo te sentiste cuando te descubrieron? Él se ríe y dice:
“me acuerdo y me da risa, que otra cosa puedo hacer, ni modo de ponerme a
llorar.” Afirmó que ya no lo volvería a intentar. Del trato recibido durante todo
el proceso de repatriación, desde que lo encuentra la patrulla fronteriza hasta
que ingresa al módulo del DIF, fue bueno y concretamente las autoridades del
DIF lo hicieron sentir seguro y le proporcionaron alimentación.
212
3) Nélida, 15 años.
Nació en El Reparo, Ajuchitlán del Progreso, Guerrero. Y nunca había salido
de ese lugar hasta ahora para intentar cruzar a EE.UU. Ella se casó hace cinco
meses en su lugar de origen. Su esposo, de 25 años, también es originario del
mismo lugar.
En cuanto a su historia familiar comentó que siempre vivió con sus padres y sus seis hermanos. Su papá y su hermana mayor migraron a California,
Estados Unidos para trabajar. Su papá permaneció siete meses trabajando,
podando árboles y se regresó a Guerrero. Su hermana se quedó allá y trabaja
en una tienda de ropa. Cuando Nélida se casó se fue a vivir con los abuelos de
su esposo, muy cerca de la casa de sus papás. Ella estudió hasta segundo de
secundaria pues ya no quiso seguir para dedicarse totalmente a su casa. Reportó que sólo reprobó primero de primaria pues le costó trabajo aprender.
La función social que Nélida tenía en su lugar de origen, una vez casada,
era el trabajo doméstico, cuidar a los animales (gallinas), trabajo familiar
agrícola (sembraba y abonaba la tierra) y hacía tortillas. Lo que más recuerda
de su lugar de origen es a su familia. Lo que más le gusta de allá es que conoce
todo y que podía visitar a su gente. Y lo que menos le gusta es que no hay
trabajo, y si lo hay, no pagan bien.
En cuanto a la protección de sus derechos en su lugar de origen, ella
vivió violencia emocional por parte de su papá en las ocasiones en que él
llegaba a casa tomado, pues cuando sucedía siempre llegaba enojado. Cuando se enfermaba se atendía con un médico; nunca la han forzado a utilizar
drogas, ni la han obligado a hacer algo en contra de su voluntad.
En relación a su historia de intentos de cruces narró que han sido dos
ocasiones y en ambas no lo ha logrado. Y sólo pasaron ocho días entre el
primero y el segundo, el primero fue por un cerro, saliendo de Tecate y el
segundo por Tijuana. Expresó: “Yo le dije a mi esposo que iba a intentarlo
sólo dos veces y que si no pasaba ya me regresaba”. Comentó que se dirigía a
Anaheim, California, EE.UU. Y en su último intento iba sola, ya que el esposo
estaba detenido por la patrulla fronteriza desde la primera vez que intentaron cruzar, y no sabe nada de él. Describe cómo fue su último intento:
“Era viernes como a las siete de la mañana y nos agarraron como a las
nueve, dos horas después. Me sentía bien nerviosa, se me bajó la presión, me
dio como un tic nervioso y me dolía mucho la cabeza. Íbamos en un carro y nos
agarraron en la primera revisión, los policías de azul nos encontraron y bajaron al chofer del carro y estaba nerviosa, no sabíamos nada. Conmigo íbamos
213
cuatro mujeres, una señora de edad y su hija y otra muchacha de 20 años,
nada más yo era la menor de edad. Íbamos en la cajuela, en el coche iban unos
muchachos, creo que cuatro, pero nada más agarraron a uno, parece que era el
chofer. Yo luego, luego me pongo nerviosa(…) me dijeron que nos quitáramos
los zapatos, que nos metiéramos para dentro, de una casa, y ya. Nos revisaron, nos quitaron todo lo que traíamos, nos hicieron preguntas, nos pusieron
unas esposas y de ahí nos sacaron y nos trajeron a otra oficina y ahí nos tuvieron todo el día y nos hacían preguntas. Ahí nos tuvieron hasta las 4 de la
tarde. Nos dieron galletas y un sándwich, pero como a mí no me gusta, no me
lo comí. No me gusta la comida fría. Me preguntaron de dónde soy, cuántos
años tengo, quiénes eran los que nos llevaban y a dónde íbamos y ya”.
En cuanto a la protección de sus derechos, desde el momento en que la
encuentran hasta el momento donde es repatriada, afirmó que las autoridades de EE.UU. la trataron bien, sin embargo cuando le hicieron la entrevista
no se sintió en confianza. Y con las autoridades de la patrulla fronteriza se
sintió muy nerviosa, le inspiraban miedo ya que describe que uno de ellos se
veía enojado. De las autoridades mexicanas del Consulado reportó que estaban muy enojados, “me regañaron por la edad que tengo, me dijeron, que
qué ando haciendo por acá y tan chica”. Hasta que llegó al módulo del DIF ya
se sintió más segura pues le explicaron donde estaba y le dieron información.
Y en cuanto a los servicios que recibió describe que las instalaciones de la
patrulla fronteriza son muy incomodas, ya que por un largo período permaneció en el suelo. Y que tanto en EE.UU. como en México solicitó agua y se la
proporcionaron. Una vez que llegó al módulo del DIF la atención y alimentación que recibió fue de lo adecuado.
4) Angélica, 18 años.
Angélica y su familia son originarios de Arteaga, Michoacán, soltera y no
tiene dependientes económicos. Era la primera vez que salía de su lugar de
origen. Su expectativa de cruzar era para ver a su papá. El cual vive en EE.UU.
desde hace un año, trabajando como jardinero. Antes de que él migrara a EE. UU.,
vivía con él, su mamá y sus dos hermanas.
Angélica comentó que nunca ha ido a la escuela ya que sus padres decidieron no
llevarla porque desde pequeña le dan ataques epilépticos. De tal manera no sabe
leer, ni escribir. En su lugar de origen se dedicaba al trabajo doméstico y al cuidado de
los animales. Ella recuerda todo lo que hay allá. Lo que más le gustaba era ir a ver
jugar fútbol y estar con su familia. Se siente triste de saberse lejos de su tierra.
214
Así que lo único que necesita para regresar allá es que algún familiar vaya por
ella al módulo. El dilema de Angélica se da entre el deseo de ver a su papá y el
de regresar a casa con su familia.
En referencia a la protección de sus derechos en el lugar de origen, ella vivió violencia emocional por parte de su papá, porque cuando él se alcoholizaba
gritaba y golpeaba. Por otro lado, su papá decidió migrar a EE.UU. porque su
situación económica era muy precaria porque había días que no tenían para
comer, así que su derecho a recibir alimentación era vulnerado. En el aspecto
de salud Angélica reportó que si recibía atención médica. Sin embargo, no sabía
si estaba llevando algún tratamiento especializado para atender su epilepsia.
Nunca la han forzado a usar drogas, ni hacer algo en contra de su voluntad.
Con respecto a su historia de intentos de cruces, Angélica lo ha intentado
dos veces y no lo ha logrado. El último intento de cruce lo hizo por el cerro de
Tijuana acompañada por dos señores que no conocía. A las 6:00 de la tarde de
un jueves intentaron cruzar los tres y los agarraron a las 2:00 de la mañana.
Cuando los descubrieron los agentes de la patrulla fronteriza lo primero que
les dijeron fue que se subieran a la camioneta: “me sentí triste porque no me
quería regresar”. También agarraron a los dos señores que iban junto con ella
y los separaron porque ella les dijo a las autoridades que tenía 17 años, para
que la deportaran por el módulo del DIF, pues su temor era que la regresaran a
México por las calles de Tijuana y como no conoce tenía el temor de perderse.
Ella ya no quiere intentar cruzar de nuevo.
En cuanto a la protección, de sus derechos desde el momento en que la
encuentran hasta el momento de su repatriación, reportó que el trato que
le dieron las autoridades migratorias de EE.UU. fue malo ya que ella percibió enojo y molestia cuando se dirigían a ella. En relación a las autoridades
mexicanas sintió que el trato fue regular, ya que también había cierto enojo
al hablarle. Las autoridades migratorias de EE.UU., la patrulla fronteriza y las
autoridades migratorias mexicanas no le proporcionaron la información adecuada de su situación, sólo el personal del módulo del DIF lo hizo. Y se sintió
más segura cuando permaneció dentro de las instalaciones del módulo.
5) Antonio, 15 años
Nació en Capulín, Guanajuato, Guanajuato, es soltero y no tiene dependientes económicos. Antonio recuerda que su papá siempre ha vivido en EE.UU. y
su mamá se fue hace nueve años para alcanzar a su papá. Mientras Antonio
se quedó bajo el cuidado de sus abuelos paternos hasta los 12 años.
215
Comentó que durante una ocasión en que su papá regresó a Guanajuato de
visita, Antonio le dijo: “quiero ir para allá, ¿puedo ir contigo?(…)”. Y él respondió: “Ándale pues, vamos”. Y se lo llevó a vivir para allá durante dos años.
Ahí permaneció con su familia, padres y tres hermanos, pues ya estaban establecidos en una casa propia en Ontario, California, EE.UU. Pero Antonio
decidió regresar a México a pasear. Regresó a Guanajuato con sus abuelos por
un período.
En México estudió hasta el 5° año de primaria y en EE.UU. el nivel 7 y 8
que equivale a la secundaria. Para terminarla le faltaron tres meses, debido a
que regreso a México, por tal motivo no concluyó. Reportó que cuando estudió en México y EE.UU. no reprobó ningún grado escolar.
La función social de Antonio en su lugar de origen sólo ha sido estudiar. Y no
le gusta algo en especial de allá. Así que él no planea regresar al lugar donde nació. En cuanto a la protección de sus derechos en su lugar de origen, no expresó
algún problema, sin embargo, es importante recordar que desde pequeño vivió el
abandono de sus padres. Quienes tuvieron la necesidad de migrar hacia EE.UU.
para trabajar y lo dejaron a temprana edad con sus abuelos. Antonio expone que
ha consumido alcohol, por su voluntad, ya que nunca lo han forzado a nada.
En relación a sus historias de cruces Antonio explica que han sido dos
ocasiones que lo ha intentado. La primera lo hizo junto con su padre y si lo
logro. En la segunda lo intentó solo y no lo logró. A continuación nos reportó
su experiencia migratoria. Su ruta a seguir fue: Guanajuato–Querétaro–Guadalajara–Tijuana–Tecate. “Hablé con una hermana de mi papá para decirle
si no se acordaba por dónde habíamos pasado la vez que me fui con él, pero
no me quiso decir, entonces me fui a San Pablo, a ver qué pasa, luego fui con
un taxista para ver cuánto me cobraba y me dijo que 400 pesos, ya luego me
llevó. Fui compré agua y un pan. Y me fui así, caminando, caminando. Y a lo
lejos se ven como unas volantinas blancas, que por eso me guíe, por ahí es
donde debo de salir, y desde San Pablo se ven y así me guío”. Caminó por cinco horas, en el trayecto se cayó (y mostró un pequeño raspón en una pierna).
Al intentar atravesar la línea iba corriendo, una vez que la atravesó se fue
caminando. “Al pasar por un rancho salió una patrulla y me preguntaron que
a donde iba, después le hablaron a otro migra y fueron por mí y me dejaron
ahí en la migración, me tomaron huellas de los dedos y me preguntaron mi
nombre, luego me metieron a un cuartillo, en la tarde andaban por ahí, después se fueron y ya no regresaron. Ya en la mañana me trajeron de comer un
sándwich remojado”. Él quiere intentarlo de nuevo y su plan es: “Por la noche
216
no me dan ganas, hay mucho asaltante y en la noche es cuando se oye más la
migra, porque pasa más gente y en el día, no se mira nada, sólo el sol”.
Con respecto a la protección de sus derechos, desde que lo detecta la
patrulla fronteriza hasta su repatriación, reportó que el trato proporcionado
por las autoridades de migración en EE.UU. y en México fue bueno. Pero sintió desconfianza en el momento que las autoridades migratorias de EE.UU.
le realizaron una entrevista. A diferencia de la realizada por el personal del
módulo del DIF donde se sintió en confianza. Y en relación a los servicios
que recibió comentó que las instalaciones de migración en EE.UU. fueron
incómodas. Y la alimentación que recibió no fue buena.
6) Cecilio, 16 años
Nació en Zumpahuacán, Estado de México. Es soltero y dependen económicamente de él su abuela y hermano. Él vivía de chico con sus padres, pero
ellos se separaron y su mamá se fue a vivir a Estados Unidos cuando él tenía
cinco años y se quedó viviendo con su abuelita, hasta antes de intentar cruzar. Su mamá vive en Santa Ana, California, Estados Unidos con el que es su
padrastro, ambos son empleados en un restaurante, tiene 11 años sin verla.
Por eso quería cruzar para trabajar y reencontrase con su mamá.
En cuanto a su historia escolar, él estudió hasta tercero de secundaria,
sin haber reprobado ningún año. Actualmente no está estudiando porque
dice que ya no le gustó; sin embargo, puede haber otras razones, seguramente ligadas a sus necesidades. Sus estudios los hizo solamente en su pueblo
porque no había migrado, esto significa que él no tenía experiencia migratoria interna ni hacia Estados Unidos.
La función social que él tenía con su familia en su pueblo era estudiar y
cuidar a los animales. El vínculo con su pueblo es muy fuerte, tanto por la
necesidad de apoyar a su familia como por sus recuerdos que lo arraigan allá;
lo que más recuerda con gusto son sus animales y el bosque, lo que menos le
gustaba era, paradójicamente, salir a la calle. Al recordar su pueblo el sentimiento latente es el de la añoranza. Lo que él necesitaría para regresar sería
“el permiso” para entrar a Estados Unidos, trabajar, tener dinero y regresar.
En cuanto a la protección de sus derechos en su lugar de origen, ha vivido sin violencia; el derecho a una familia se cumple parcialmente al no estar
con sus padres; tampoco se cumple el derecho a la educación porque él tiene
que trabajar; respecto a su salud, en su pueblo si se atendía en un centro de
salud; también reportó que no lo han forzado a usar drogas ni a hacer algo
217
en contra de su voluntad; se vio forzado a dejar a su familia en su pueblo por la
necesidad de trabajar y al mismo tiempo reencontrase con su mamá, no obstante él no trabajaba antes de intentar cruzar a Estados Unidos.
Respecto a su historia de intentos de cruce o cruce, era su primer intento
y no lo logró. Él comenzó su viaje desde su pueblo a Toluca para viajar en avión
a Tijuana, en donde se vio con el guía que contactó su mamá. Venía con un
amigo y desconoce su paradero, permaneció tres horas en Tijuana esperando
pasar junto con otros cuatro. Llegaron a la frontera del otro lado por Chula
Vista y pasaron. El guía al ver a la migra les indicó que se escondieran debajo
de las piedras por una hora y ahí los abandonó. Después la migra los rodeó,
los sacaron y les dijeron que se fueran con ellos. Los riesgos que corrió fueron
las picaduras, las espinas, los animales y deshidratación, sin embargo, él lo
prefirió. Cuando lo agarró la migra sintió feo y se preguntaba que a dónde lo
llevarían. De ahí lo enviaron a “una cárcel”. Después lo llevaron al INM, quienes lo enviaron al DIF y los del DIF a Casa YMCA. Lo regresaron por el mismo
lugar por donde intentó cruzar. Pensaba quedarse en Estados Unidos dos años
y agregó que sí lo volvería a intentar pero con otros coyotes.
Con relación al respeto de sus derechos desde que lo detectan hasta la
repatriación, él no reportó incidentes, aún cuando se registra que no se sintió seguro en las instalaciones del centro de detención en Estados Unidos;
que del Consulado solamente le llamaron, que allá no los comunican con sus
familiares; y que durante el cruce no se encontraron al Grupo Beta ni a nadie
que le advirtiera de los riesgos. Preguntando sobre el trato recibido, él considera que en Estados Unidos, los agentes de la patrulla fronteriza lo trataron
indiferente, le hablaban en inglés sin que él entendiera y que están mal. De
parte de las autoridades mexicanas solamente reportó que en migración lo
trataron bien y que lo hicieron sentirse más tranquilo. En cuanto al personal
del DIF y Casa YMCA fue un buen trato y está bien que sigan apoyando. Del
coyote que lo iba pasar piensa que hay maltrato porque quería irse por otro
lado para llevar a más personas.
De los servicios que recibió, narra que con las autoridades norteamericanas le dio miedo el primer contacto, no le dieron información, la entrevista
no se dio en un ambiente de confianza, las instalaciones no eran adecuadas,
los horarios de traslado si fueron seguros pero él se sintió inseguro (aunque
fuera de día) y que si le dieron de comer pero se quedó con hambre. Con las
autoridades mexicanas tuvo un buen trato; no obstante, la experiencia más
reconfortante fue con el personal de DIF y Casa YMCA, con ellos se sintió
218
seguro, le proporcionaron información, la entrevista se dio en un ambiente
de confianza, le dieron todos los servicios y estaba en proceso de reunificación con su familia.
7) Carmelo, 17 años
Nació en Catemaco, Veracruz, en donde siempre ha vivido, es soltero y no tiene
dependientes económicos. El Vivía en Catemaco con su mamá y cuatro hermanos, su padre murió y su hermano mayor se fue a Los Ángeles desde hace cinco
años y no lo ha visto desde entonces. Él cruzó la frontera siete meses antes,
tuvo un accidente en el que murió su padrastro y lo acababan de deportar.
Él estudio hasta tercero de secundaria, dejó de estudiar desde el momento
que viajó hacia la frontera y no tenía experiencia migratoria. Estudió únicamente
en Veracruz y no reprobó ningún año, solamente dejó de estudiar un año antes
de entrar a la secundaria, cuando murió su papá. En su lugar de origen su mamá
es recamarista y él trabajaba de mesero. Cuando se acuerda de allá se siente bien
y con ganas de regresar pero lo que necesita es dinero para poderlo hacer.
Respecto al cumplimiento de sus derechos en su lugar de origen nos
compartió que vivió sin violencia; no se cumple su derecho a la educación
porque dejó de estudiar para trabajar y también por eso tuvo que dejar su
lugar de origen y a su familia; si se cumplía el derecho a la salud; no había
sido forzado a usar droga o a hacer algo contra su voluntad.
De su experiencia durante el cruce hacia Estados Unidos nos relató que
en el viaje lo acompañaba su padrastro, el coyote los llevaba en un carro, iba
muy rápido y en una curva giró y se impactó en un carro; iba encajuelado, le
buscó el pulso a su padrastro y ya estaba muerto. Tardaron en auxiliarlos de
5 a 10 minutos, esto sucedió en abril de 2008. Nunca imaginó este tipo de
riesgo. Se sintió mal por la mala experiencia. Lo llevaron al hospital pues se
fracturó el cuello. Las autoridades de migración de Estados Unidos llevaron
su caso y permaneció ocho días libre en dicho país y después lo llevaron a la
cárcel juvenil, en donde permaneció mes y medio. Posteriormente, lo llevaron a la casa San Juan Hospital Children´s en San Diego, para que lo atendieran, se quedó ahí 5 meses y durante tres de ellos llevó un aparato especial.
Gabriel del consulado de México, le permitía hacer llamadas gratis. El martes cuatro de noviembre lo dieron de alta y el viernes siete llegó al módulo
del DIF Tijuana y lo trasladaron a casa YMCA. Tenía siete meses de no ver a
su familia. Pensaba quedarse a vivir con su hermano en Estados Unidos, por
tiempo indefinido. Ahora no intentará volver a pasar.
219
Por parte de las autoridades norteamericanas y de otras personas, lo trataron bien, por su estado de salud no había otra opción; lo ayudaron y localizaron a sus familiares; en el Consulado comentó que lo trataron bien, que “lo
intentan”; al Cuerpo de Seguridad Fronteriza no lo conoció; el personal del
DIF y de Casa YMCA lo trataron bien.
Respecto a los servicios proporcionados, desde que lo encontraron hasta su repatriación, si bien no le faltaron en Estados Unidos, fue en el DIF
y en Casa YMCA donde se sintió más reconfortado; lo que es importante
de destacar es que en todo momento los diferentes actores involucrados lo
mantuvieron comunicado con su familia, le proporcionaron asesoría legal y
apoyo psicológico, sin embargo, no había recibido apoyo para ser trasladado
a su lugar de origen.
8) Bianca, 14 años
Es originaria de Cosoloacaque, Veracruz, su lengua materna es el chontal,
habla muy poco el español, es soltera y no tiene dependientes económicos.
De chica vivió con su familia: papá, mamá, dos hermanos y una hermana. A
partir de los 11 años sin su papá porque se fue a EE.UU. y desde entonces no
lo ve, todos los demás viven en su lugar de origen, pero no los ha visto desde
hace tres meses que se fue a la frontera para intentar cruzar.
Bianca no tiene estudios y comentó que es porque “no me gustó”. Allá
en su lugar de origen su mamá se dedica al hogar y su papá era jornalero
agrícola, ella se dedicaba a cuidar animales y al trabajo doméstico. Antes
de este viaje terrestre hacia Tijuana, ella no había trabajado ni salido de su
pueblo, es decir, no tenía experiencia migratoria. Aún así, ella dice que no
quiere regresar y que no recuerda nada. Su papá migró por falta de tierras y
de trabajo, primero a San Quintín, Baja California para trabajar de jornalero
en los campos agrícolas y después a Estados Unidos.
Como vemos, sus derechos son vulnerados en su lugar de origen, no ha
estudiado, no tenían tierra ni trabajo sus papás; si se enfermaba le daban
medicinas pero no la llevaban al centro de salud, quería irse a Estados Unidos para trabajar, buscar a su papá y quedarse allá por tiempo indefinido. No
ha vivido violencia en su familia y tampoco la han forzado a usar drogas ni a
hacer algo en contra de su voluntad.
Ella ya llevaba 3 intentos de cruce recientes, por Tijuana, y en ninguno logró
cruzar, regresándola por la misma frontera por donde salió. De su último intento nos dice que viajaba sola, es decir sin familiares o personas conocidas,
220
iba con un grupo de cuatro muchachos y una muchacha a cargo de un pollero; iban a pie, “caminando rápido”, sólo llevaban agua, pero los descubrió
el helicóptero y los agarraron a todos/as, la primera vez sintió miedo. Llegó
muy lastimada de las piernas y con los brazos raspados, pudimos platicar
muy poco pero tuve la oportunidad de darle contención emocional, curar
un poco sus heridas y dejarla durmiendo para que descansara del cansancio
acumulado. Ella en todo momento me demostró su afecto y se mostraba
muy agradecida, después la trasladaron a Casa YMCA y estaba esperando
retornar con su familia, aunque ella quería volverlo a intentar para reunirse
con su familia. En general recibió todos los servicios y comparte que la trataron bien, aunque observamos que no le dieron ninguna asistencia médica a
pesar de que venía lastimada.
9) Joana, 17 años
Es originaria de Guanajuato, Guanajuato, es casada y estaba con tres meses
de embarazo, va a ser su primer hijo. De pequeña vivía con papá, mamá y
sus 6 hermanos/as. Cuando ella tenía 12 años su papá migró a Nebraska
EE.UU. También se encuentran allá dos de sus hermanas, quienes se fueron
en diferentes momentos con sus esposos, una de ellas antes que su papá y
no los ha vuelto a ver. Ella continuó viviendo con su mamá y cuatro de sus
hermanas/o, hasta que se casó a los 16 años. Al año de casada también migró
su esposo al mismo lugar, tenía tres meses sin verlo y se dirigía a reencontrarse con él cuando la deportaron de la línea de San Ysidro en su primer
intento de cruce.
Estudió hasta segundo de preparatoria, no había reprobado ningún año
y dejó de estudiar porque se casó. Su papá se dedicaba al campo, su mamá al
hogar y ella a estudiar, al trabajo doméstico y al trabajo familiar agrícola, ella
“desquelitaba”; y si bien extraña su pueblo, lo que no le gusta de allá es que
no hay trabajo, y esos fueron los motivos por los que todos han migrado.
El día 7 de noviembre llegó a la Ciudad de México por vía terrestre con su
tío que vive en Estados Unidos, él cual la iba ayudar a pasar. Ese día tomaron
el avión a Tijuana, ahí se hospedaron en un hotel ella y su tío. Ahí le pagaron
a un pollero que les cobró 3,500 dólares por pasarla con una mica (visa) que
ella asegura no era falsa sino que era de otra persona, de acuerdo a la cual ella
se arregló. Estaba muy maquillada e iba con ropa nueva y de buena calidad,
llevaba chamarra de piel y sus botas también eran de piel pero muy altas; lo
cual le dificultaba caminar y eran un riesgo para su embarazo. Ella ingresaba
221
a pie por la fila de la línea de San Ysidro. Al llegar con el agente de migración ella
se puso nerviosa porque le preguntaba en inglés y ella no supo que contestarle.
Entonces, la tomaron del brazo y la llevaron a un cuarto en donde estaban otros
que agarraron, eran cuatro mujeres. “Yo les di ya bien mi nombre”, en ese momento. Los agentes de migración de EE.UU. hablaban en inglés y uno de ellos
era quien traducía. En la misma fila detuvieron a una mujer que llevaba un niño
vestido de mujer que no era de ella y ella si se quedó detenida. En algún momento, al saber que estaba embarazada si le preguntaron que cómo se sentía. Luego
la pasaron a otro cuarto en donde estaban los menores con los que la regresaron.
A ella la regresaron después de tres horas, pero todo esto empezó como a las 5
de la mañana y la regresaron a las 11. No les dieron de comer. Cuando llegó al
módulo del DIF en Tijuana estaban tratando de localizar a su tío en el hotel pero
no estaba, lo cual le provocó mucha angustia a ella, posteriormente, por la hora,
la enviaron a la Casa YMCA con otra de las jóvenes que regresaron, en ese momento se enteró que a su tío ya le habían dado el reporte en el hotel de que a ella
la llevarían a Casa YMCA y ahí la recogería él. Ella ya no quería intentar cruzar
nuevamente para no poner en riesgo su vida y la del bebé, pero comentó que “me
hace falta mi esposo para poder regresar”.
10) Mateo Ramón, 14 años
Es originario de Guatemala, Huehuetenango. Él vive con papá, mamá y dos de
sus hermano/a, uno vive en Riverside, EE.UU. desde hace dos años. Iba con su
primo y ellos dijeron que eran mexicanos por eso los deportaron a Tijuana. Estaba muy asustado y tratamos de darle información, tranquilidad y confianza.
En el momento de la entrevista llegaron los agentes de migración de México
para llevárselos al Consulado de su país.
Ellos intentaron cruzar con dos coyotes, Mateo iba con su primo que es un
poco mayor que él, en el grupo eran muchos. El tío de Mateo los iba a recoger
en EE.UU. Caminaron toda la noche, desde las 3 de la tarde hasta las 10 de la
noche, durmieron hasta las 2 de la mañana y siguieron caminando hasta las 6
de la tarde. Estaban cansados, no llevaban comida solamente agua. Los dos coyotes los abandonaron, ellos despertaron y casi lloran cuando se dieron cuenta
que estaban solos, quedaron otros dos más, “gracias a Dios que llegaron otros
tres, estábamos clamando a Dios porque estábamos perdidos”. Siguieron caminando y llegaron a un cerro, ellos creyeron que ya habían llegado, llegó el de
migración caminando y después llamaron a otros. Él piensa que fue mejor que
los encontraran porque estaban perdidos. Ellos tenían miedo y dijeron que
222
eran mexicanos. “Nos metieron en una casa, no hay dónde dormir. Estábamos
preocupados y dijimos que éramos hermanos”. Las autoridades migratorias
de EE.UU. hablaban en español y les dijeron “vénganse aquí”, entonces ellos se
sentaron en el piso. Les preguntaron si traían comida y dijeron que no, que si
traían agua y dijeron que si, que si traían credenciales y ellos lo afirmaron. “En
migración comimos galletas nomás” y ahí también descansaron. Ellos duraron
casi un día sin comer y fue en el módulo del DIF en donde les dieron de comer inmediatamente; estaban asustados porque no sabía que iba a pasar con
ellos, la trabajadora social les explicó que si tenían un familiar en EE.UU. ellos
podían quedarse en EE.UU., pero ellos no lo sabían. Dimos por terminada la
entrevista porque en ese momento las autoridades migratorias mexicanas los
iban a trasladar al Consulado de su país.
11) Eliot, 12 años
Nació en Coatepec, Veracruz, en donde siempre ha vivido. En relación a su
historia familiar comentó que cuando él tenía dos años de edad sus padres
se divorciaron. Eliot se quedó a vivir con su mamá, su abuela y su hermana.
Cuando él cumple seis años su mamá migra a Atlanta, EE UU para trabajar.
Así que él se quedó con su abuela y su hermana. Con su papá no tiene mucho
contacto. Explica que la causa principal para intentar cruzar era reunirse con
su mamá, a quien no ve desde hace seis años.
Eliot estudió hasta primer grado de secundaria en Veracruz, no había reprobado ningún año, no había migrado antes e interrumpió sus estudios para
intentar cruzar a EE.UU. Una vez que fue repatriado ha estado en el Albergue
Temporal del DIF Río Tijuana varios días porque no hay algún familiar cercano
que pueda buscarlo, ahí le dan algunas clases sencillas.
En su lugar de origen Eliot sólo se dedicaba a estudiar. Y tiene muy gratos
recuerdos de aquel lugar. Lo que más le gusta es que es un lugar pequeño y
se podía llegar a todas partes. Lo que no le gusta es que hace poco mataron a
un policía. Él comentó que se siente triste al recordar Veracruz, pues extraña
mucho la casa de su abuela. En relación a la protección de sus derechos en su
lugar de origen expone que nunca vivió algún tipo de violencia. Y siempre fue
atendido por su abuela cuando sus padres estuvieron ausentes. Ella se encargaba de llevarlo al centro de salud si enfermaba. Nunca lo han forzado a usar
drogas, ni lo han forzado a realizar algo en contra de su voluntad. Sin embargo,
Eliot ha vivido situaciones donde si han sido vulnerados sus derechos. Por
un lado, su mamá tiene que migrar para encontrar trabajo. Posteriormente,
223
tiene que dejar de estudiar para alcanzar a su mamá y por último es obligado
a dejar a su familia para migrar a otra ciudad.
Su historia sobre los intentos de cruces es la siguiente. Ha intentado
cruzar en dos ocasiones sin conseguirlo. En sus dos intentos por cruzar, fue
repatriado y permaneció algunos días en el Albergue Temporal del DIF Estatal Río Tijuana. En su último intento iba acompañado del coyote, que pagó
su mamá, y de un grupo de personas que no conocía. Y en algún punto del
trayecto el coyote los abandonó. Así que él decidió no despegarse del grupo.
Y más adelante aparece la migra y los detiene a todos.
Eliot participó en el taller que impartimos en el Albergue y el día que lo
concluimos, él se estaba arreglando y acomodando sus objetos personales,
porque llegó un tío por él, se iba a quedar a vivir con su tío y su familia,
porque su abuela había fallecido (mientras él intentaba cruzar) y no había
quien se hiciera responsable de él. Eliot no sabía lo que había sucedido. El
tío, quién vive en Tijuana, reportó que no era muy cercano a Eliot, pero que
le daría acogida en su familia.
Con respecto a la protección de sus derechos, desde que lo detecta la migra hasta que es repatriado, comentó que el trato brindado por las autoridades migratorias de EE.UU. y México lo considera bueno. En general reportó
que la atención y los servicios brindados tanto en EE.UU. como en nuestro
país, han sido adecuados.
12) Jorge, 15 años.
Nació en Xicotepec, Puebla. Es soltero y no tiene dependientes económicos.
Él nunca conoció a su papá y cuando tenía 5 años su mamá se fue y él no
sabe a dónde, quedando al cuidado de sus abuelos. Él expresó que: “quisiera
saber porqué me abandonó mi mamá”. A los 10 años de edad migró a EE.UU.
con un pollero que era su vecino y vivió cinco años en Los Ángeles, con un
tío estuvo medio año y después se independizó. Describe que a los 11 años
ya vivía solo y empezó a trabajar en el campo, después como tapicero, de
cocinero y lavaplatos.
Jorge dice que terminó la secundaria, sin embargo, no corresponde a la
edad en la que él migró hacia EE.UU., pues tenía 10 años de edad. Así que
muy probablemente se quedó en algún grado de la primaria. Jorge expresó
que en su lugar de origen se dedicaba exclusivamente a estudiar y nunca reprobó un año escolar. Pero tuvo que interrumpir sus estudios porque no les
alcanzaba el dinero y fue entonces que migró.
224
De su lugar de origen recuerda su escuela y sus amigos. Lo que más le gustaba allá, era estar con su familia, abuelos, tíos y primos. Lo que no le gustaba
era la pobreza en la que vivía. Y desea regresar a Puebla, sólo necesita un
permiso para salir del Centro para la Protección Social de la Niñez, del SMDIF Tijuana. En cuanto a sus derechos en el lugar de origen nunca fueron
respetados, ni protegidos. Él reportó que vivió violencia física y emocional
por parte de su abuela. En muchas ocasiones no tenía para comer. Y se enfrentó con la necesidad de abandonar sus estudios para irse a trabajar. De tal
manera que fue obligado a separarse de su familia para buscar otras opciones
de vida. A ello hay que agregar el abandono físico y emocional por parte de
sus padres.
La historia de Jorge, a diferencia de la mayoría, es que en su único intento
de cruzar a EE.UU. si lo logró y vivió varios años allá. Una vez que comenzó a
ganar dinero, mensualmente le mandaba dinero a su abuelita, para que se lo
depositara en una cuenta bancaria. Durante esa época vivió con un amigo y
conoció a muchas personas, con quienes se fue relacionando. Se involucró en
la venta de algunas drogas como cocaína, piedra y marihuana. Cierto día, lo
aprehendió la policía en EE.UU., acusado de portar un arma y sustancias adictivas. Comentó que es encerrado en la Juvenil de San Joaquín, donde permaneció durante 2 meses. Posteriormente iniciaron su proceso de repatriación,
por su condición de indocumentado en aquel país. Es entonces que ingresó al
Centro para la Protección en Tijuana en donde ha permanecido por 21 días. Y
reportó sentirse desesperado de estar encerrado, pues desea regresar a casa,
con su familia a Puebla.
En relación a la protección de sus derechos durante el proceso de repatriación, comentó que las autoridades migratorias de EE.UU. no le dieron sus
cosas, como documentos personales y dinero. Así que consideró que el trato
que le dieron en EE.UU. no fue bueno. Con respecto al trato que le han dado las
autoridades mexicanas lo considera adecuado, pero él ha sentido la necesidad
de querer hablar por teléfono con su familia y no le han dado la oportunidad.
En referencia a todos los servicios que le han sido proporcionados en México
han sido restringidos en cuanto a una asesoría legal y apoyo psicológico. Por lo
que respecta a alimentación, alojamiento y vestido los considera adecuados.
225
13) Esteban, 15 años
Es originario de Tijuana, Baja California. Sus padres se separaron y él vive
con su mamá y sus 6 hermanos/as que son más chicos/as que él. Actualmente
su novia está embarazada, ella vive en Tijuana. Esteban es un muchacho de
15 años que participó en uno de los talleres lúdicos y que nos comentó que
usaba drogas pero que quería dejarlo de hacer, solamente que en donde él
vive y de la gente que se rodea está muy relacionada con ese mundo. Lo entrevistamos en el Centro para la Protección Social de la infancia del SM DIF
Tijuana. Tiene como antecedente que una vez lo detuvieron porque su perro
mordió a un vecino.
Esteban estudió hasta segundo de secundaria y dejó de estudiar porque papá y mamá se separaron, ya no les alcanzaba el dinero y él tenía que
ayudar a su mamá. Su mamá se dedica a vender en San Quintín, lo hace
cada mes aproximadamente durante una semana y lo deja cuidando a sus
seis hermanos menores. Él vivió violencia familiar por parte de su padre
hacia sus hermanos. El viernes siete de noviembre un amigo lo convenció de
ganarse “una feria” por cruzar personas a EE.UU. y a él se le hizo fácil aceptar, dejando solos a sus hermanos porque su mamá estaba en San Quintín
vendiendo. A él lo deportaron el mismo día y por lo sucedido lo llevaron al
Centro. Lo que a él le preocupaba es que sus hermanos estaban solos y él
no podía salir del Centro porque aún no localizaban a su mamá. Ya era 11
de noviembre y sus hermanos llevaban cinco días solos. Se dirigían al Valle
Imperial Beach, iban él como guía y otro, cada uno iba a pasar a un adulto.
Cuando los detuvieron las autoridades migratorias de EE.UU. le preguntaron su nombre, edad, qué hacía, a qué iba y él les dijo que “para sacar dinero”. Los de la patrulla fronteriza lo estaban espantando, le apuntaban con
la mano y le hablaban en inglés. Estuvo un día en el centro de detención de
EE.UU., a partir de ahí ya no queda muy claro cómo fue el traslado al Centro.
Respecto al trato comentó de EE.UU. que “allá están mal”, se quedan en el
piso, solamente les dan un sándwich y lo dejaron todo el día sin nada.
14) “Eludín”, 17 años
Es originario de Chilpancingo, Guerrero pero vivía en Estados Unidos cuando lo deportaron. Es soltero y comentó que de él dependen económicamente
papá, mamá y sus cuatro hermanos. Él vivió con su familia hasta los 13 años,
a esa edad escapó y se fue a trabajar a Sacramento, EE.UU. Él vivió ahí primero
con sus primos y después se quedó solo. Actualmente no sabe que va a hacer.
226
Estudió hasta segundo de secundaria y era un buen estudiante, no reprobó
año, y si le gustaría seguir estudiando pero no sabe que va a pasar.
A Eludín lo conocimos en Casa YMCA, él estaba buscando trabajo para
pagar su pasaje y fue el único joven que participó con nosotros en el taller
lúdico, fue muy creativo se sintió bien.
Lo que más recuerda de su lugar de origen es a su familia, la escuela, los
maestros y sus amigos, lo que más le gustaba era estudiar química y no le gustaba español. Se siente bien al recordar pero no sabe qué hacer. Es el mayor
de cinco hermanos y se fue a vivir a Estados Unidos después de uno de tantos
incidentes de violencia que vivió en casa, de parte de la pareja de su hermana
hacia ella; él se metió a defenderla y su madre le pegó. Entonces él decidió
tomar su mochila y en lugar de llevar sus útiles, él metió su ropa y partió
rumbo a Nogales, Sonora con un primo y de ahí cruzó la frontera. Caminaron
por el desierto durante cuatro días y tres noches, finalmente logró cruzarlo y
se quedó a vivir en Sacramento, EE.UU. por 3 años y medio hasta antes de la
deportación, tenía pensado vivir indefinidamente allá.
En cuanto a la deportación, nos narró que, en Estados Unidos iba con sus
primos en un carro que no llevaba placas y los detuvo la policía, después los
deportaron, a sus primos primero. Después de la deportación por Tijuana, él
ya llevaba 4 intentos de cruce, recientemente y por la misma frontera. Lo ha
intentado solo, narró que una sola vez le pagó al pollero pero considera que
no sabía, que él conocía mejor el camino. Las 4 veces si ha logrado llegar hasta
adentro, hasta la ciudad, pero “hay migras que andan de civiles y te agarran”,
ellos saben porque te ven que andas sucio. De las autoridades migratorias de
EE.UU. él piensa que el trato es variable porque, a veces, algunos no te dan
tus cosas, te quieren gritar y son racistas. Agregó que no le daban de comer, a
veces, no le daban comida ni agua, aunque él la pedía le decían que se tenía que
aguantar hasta que saliera, él sentía que lo privaban de su libertad.
Si le había tocado que lo asaltaran, una vez le quitaron $600.00 y “si no
llevas dinero, te pegan, hasta te llegan a matar”, pero a él esto no le daba miedo. Comentó que, en esos momentos, no tenía nada en su mente, que quería
ver a su mamá pero no sabía si ya la había perdonado, a la mejor vuelve a
intentar cruzar porque necesita mandar dinero a su familia.
227
15) Serván, 17 años
Es originario de Apatzingán, Michoacán, soltero y no tiene dependientes económicos. A los 9 años de edad, toda su familia, constituida por sus padres y
sus cuatro hermanos, migraron a Tijuana, Baja California para buscar nuevas
oportunidades de crecimiento económico. Reportó que actualmente se dedica
al comercio, en un mercado sobre ruedas, donde vende zapatos y tenis.
En relación a su historia escolar, cursó hasta sexto grado de primaria y
nunca reprobó. Reportó que nunca le gustó estudiar y por eso ya no continuó haciéndolo, pero se arrepiente por no haber continuado.
En su lugar de origen, su función social era estudiar y apoyar en el trabajo
doméstico. Los recuerdos que tiene sobre el lugar donde nació son muy agradables. Lo que más le gustaba eran sus tradiciones, los lugares que había y la
comida. Lo que menos le gustaba es que es que no había trabajo. Siente nostalgia al recordar, sin embargo, no desea regresar. Con respecto a la protección de
sus derechos en su lugar de origen, reportó que nunca lo obligaron a usar algún tipo de droga, ni lo han forzado a realizar algo en contra de su voluntad.
Con respecto a sus historias de cruces, lo ha intentado cuatro veces y lo
ha logrado en dos ocasiones. Ha llegado a Los Ángeles, donde permanece por
unos meses, trabaja, reúne algún dinero y regresa a México. A continuación
describe cómo fue su último intento de cruce:
“Estábamos en un cerro bien feo donde hay un barrancote, dormimos por la noche y en
la mañana nos encontraron los migras”. “Nosotros llegamos al free way a las 6:00 de la
mañana, caminamos y por ahí nos amaneció, subimos un cerro para bajar al free way, es
un carril de ida y otro de venida que va para Tecate, estábamos ahí y estaba una perrera
abajo, eran de las nuevas; habían también unos jeeps, pero ponle que los jeeps se fueron
y la camioneta se quedó. Nunca esperamos a que se durmieran los de la camioneta y de
repente, alguien gritó “migra” y quise correr, pero no, ¿cuál?, nos dijeron: ¡No corran,
siéntense ahí!, por favor. Y nos sentamos y nos pusieron las esposas”. “Después de ir
caminando por la montañas sin comer, mal dormido, no dormí bien desde ayer, porque
estamos en el frío, ¡porque hace un friaso! Un viento bien frío, traía una sudadera pero
no sé dónde quedó. Con eso que me traían para aquí y para allá, pensaba: a ¿dónde me
van a llevar?, ¿Qué, me van a llevar a la cárcel?, ¿Pues qué hice? Traían de aquí para allá
y de ahí me llevaron otra vez para migración y duré como una hora acostado en el puro
concreto, puro cemento, eran como banquitas, y ahí estaba y de repente me dicen ven,
fui y me pusieron las esposas, porque pensaron que me iba a echar a correr, a mi nunca
antes me habían puesto las esposas, ya me subieron a una perrera, con un adulto como
de 40 años. “Me revisaron como si trajera droga, armas o cosas así. Me preguntan algunas cosas y me quitaron el cinto, las agujetas y todo lo que traía.
228
Me preguntaron si traía armas como pistola o navaja. Y les dije: ‘No traigo nada’. Me
revisaron el pantalón, por atrás y por delante. Después ya me dieron un cuartillo y me
trajeron para acá. Me tomaron datos. ¿Qué para donde iba?, ¿Qué si era guía? Les dije:
yo no soy guía”.
En relación a la protección de sus derechos, desde el momento en que
lo encuentran las autoridades de la patrulla fronteriza hasta el proceso de la
repatriación, él reportó que el trato fue bueno, a pesar de que en la narración
observamos claramente que violaron sus derechos desde el momento que lo
esposaron. Sin embargo, con las autoridades de migración de EE.UU. y de
México, el primer contacto que tuvo con ellos le dio miedo. A diferencia de
las autoridades del módulo DIF, que le brindaron seguridad. En relación al
servicio de alimentación, lo considera malo. Señaló: “No te dan bien de comer
ahí, ni nada de eso, te dan un sándwich de jamón todo blando, ésta bien mal”.
Y por último agregó que cuando solicitó más galletas se las proporcionaron.
6.1.2.Narraciones
de las niñas, niños
y adolescentes repatriados por Sonora
16) Josué, 15 años
Nació en Tehuantepec, Oaxaca, es soltero y no tiene dependientes económicos.
Toda su vida la ha pasado con su familia, formada por su papá y mamá. Quienes viven en Oaxaca y es la primera vez que Josué sale de su lugar de origen.
En relación a su historia escolar reportó que haber estudiado hasta 5°
año de primaria, no le gustó estudiar y reprobó 3° y 4° grado, porque no
realizaba las tareas. Su función principal en su lugar de origen era participar
en el trabajo familiar agrícola y lo que más le gustaba hacer era ir a jugar. Él
recuerda mucho a su familia y se siente triste porque extraña a ellos y a su
pueblo. Si desea regresar pero necesita dinero para poder lograrlo.
En relación a la protección de sus derechos en su lugar de origen reportó que en cuanto a salud, al derecho de vivir dentro de una familia y a
ser respetado, fueron siempre protegidos. En cambio su derecho a recibir
alimentación y el derecho a que sus papás tuvieran un trabajo digno y bien
remunerado, no han sido garantizados, por lo que Josué se vio en la necesidad de buscar trabajo. Lo intentó hacer en Oaxaca, pero pagan poco y por
eso decidió intentar cruzar a EE.UU.
229
De su historia de cruces a EE.UU por el desierto de Sonora, Josué comentó que
lo ha intentado en dos ocasiones y no lo ha conseguido. La primera vez que
intentó cruzar lo deportaron porque lo agarró la migra, permaneció ocho días
en una casa esperando cruzar nuevamente. La segunda vez intentó cruzar por
Altar. Acompañado de personas desconocidas. Permaneció un día y medio en
la frontera, lo iba a cruzar un pollero. Los alimentos que llevaba eran cecina,
totopos, tortillas “Milpa Real” y donas “Bimbo”. El mayor riesgo que sufrió fue
la deshidratación y se sintió mareado y cansado, tomó suero. Todo un día tardó el proceso desde que lo agarró la migra hasta que lo regresaron. Él permaneció en el módulo del SEDIF “Camino a Casa”. No piensa volverlo a intentar.
En referencia a la protección de sus derechos, desde que lo detecta la
patrulla fronteriza hasta el proceso de repatriación, consideró que el trato
recibido por las autoridades migratorias de EE.UU. fue indiferente; con los
agentes de la patrulla fronteriza fue malo porque le tiraron sus cosas que llevaba consigo. A diferencia del trato que recibió por parte de las autoridades
migratorias mexicanas, pues lo trataron bien. Por parte del personal del DIF,
también considera que el trato fue bueno porque le proporcionaron alimento.
17) Efrocina, 17 años
Es originaria de Tlapacoya, Puebla, soltera y no tiene dependientes económicos. En relación a su historia familiar reportó que ella vivía con papá, mamá y
sus dos hermanas. Pero cuando ella tenía cinco años su padre murió.
En relación a su historia escolar, reportó que estudió hasta 1° de bachillerato, nunca reprobó y dejó de estudiar por intentar cruzar la frontera. Mencionó
que recibió la beca de Oportunidades, pero les pedían cooperación de $400.00
en el bachillerato y todo se lo gastaba en la escuela, así que no les alcanzaba,
por eso piensa que va a ser muy difícil regresar a la escuela.
Su función social en su lugar de origen era estudiar, apoyar el trabajo familiar agrícola y trabajar ya que vendía café con su familia. Tiene recuerdos
agradables de su lugar de origen pero lo que no le gusta es ver que la situación económica en ese lugar es muy difícil. Ella desea regresar pero necesita
dinero para poder hacerlo. Sus derechos que se transgreden en su lugar de
origen son: su derecho a la salud, pues no cuenta con un centro de salud
cercano a su casa. Su derecho a que su familia cuente con un trabajo digno,
que permita cubrir sus necesidades básicas. Su derecho a la educación. Su
derecho a permanecer junto a su familia para que reciba los cuidados y la
atención que requiere por tratarse de una persona menor de edad.
230
Es la primera vez que intenta cruzar y no lo logró. Su historia es la siguiente. Salió de Puebla con uno de sus tíos y llegaron a Cananea, Sonora. Ahí se
reunieron con unos chavos que no conocían porque iban a intentar cruzar
en grupo. Previó al cruce compraron latas de atún, frijol, agua, tortillas y
“cocas”, dos litros de agua por persona y dos cocas. Entonces se dirigieron al
desierto, caminaron como 10 horas y ellos durmieron porque ella no podía,
tenía miedo de los animales. Luego siguieron caminando otras siete horas.
Les cayó la noche y ellos durmieron como 4 horas, ella seguía sin dormir.
Después caminaron como nueve horas, descansaron y siguieron hasta la noche. La tercera noche ella durmió dos horas y luego caminaron seis horas. De
ahí estaban a media hora del lugar al que les dijeron que los iban ir a buscar.
Estaban cerca de una carretera, a los otros chavos los iban ayudar a pasar en
el carro que venía por ellos para ir a Phoenix, Arizona, EE.UU. No supieron
de donde salieron los ocho de la migra, pero los tenían rodeados con cuatro
perros grandes. Los perros corretearon a la gente.
Todos se echaron a correr para todos lados, vio a uno que se lastimó el pie
y se cayó, fue cuando lo agarraron. Ella siguió corriendo y se escondió porque
pensó que seguían sus compañeros. Les gritó a sus compas y siguió caminando sola y se escondió detrás de un árbol. Hasta ahí llegó el migra y entonces
ella se entregó, el agente le habló en inglés y la llevó en una camioneta donde
estaba uno de sus compañeros. Viajaron como media hora, llegaron a Sonoyta
y ahí los metieron a un lugar con un cuarto y bancas con cobijas, les hicieron
preguntas, les tomaron fotos y sacaron huellas. Estuvieron ahí cuatro horas,
no les dieron de comer, sólo dos juguitos, luego la llevaron junto con una niña
de 14 años a la Garita De Concini (en Nogales), hasta ahí vio a alguien de México. Los transportaron en la misma camioneta durante cinco horas, con el aire
acondicionado en lo más frío. No les dieron ni agua. Llegaron a la garita como a
las 11.00 a.m. Las entregaron a las autoridades migratorias mexicanas y quien
las recibió les hizo preguntas y les preguntaron si las habían tratado bien, luego las entregaron al DIF y las llevaron al módulo. Va intentar cruzar de nuevo
cuando tenga 18 años. Al regresar a Puebla se va a ir al corte de café en su
pueblo, para que le paguen, si es que hay, $30.00 por cortar 38 kilos, a veces, ni
eso. El corte es de octubre hasta enero. A partir de febrero ya no hay trabajo.
Con respecto al trato que le dieron las autoridades migratorias de EE UU
menciona que fue malo. El trato que le brindaron las autoridades migratorias
mexicanas lo considera bueno. Por su parte el personal del DIF también fue
bueno, ya que le dieron de comer y se pusieron en contacto con su familia.
231
18) Gustavo, 17 años.
Nació en Zitacuaro, Michoacán. Es soltero. Y no tiene dependientes económicos. Desde que nació hasta los 15 años vivió con su mamá, después estuvo un año en el tutelar de Morelia. Y de los 16 a los 17 se regresó a Zitácuaro.
En relación a su historia escolar comentó que concluyó, 3° de secundaria
y no reprobó ningún año escolar. Iba en el grado de acuerdo a su edad. Sin
embargo, ya no quiso seguir estudiando porque no le gustó.
La función social de Gustavo en el lugar de origen era vender carros y
para ello viajaba a diferentes estados del país, también pintaba casas, y todo
trabajo que surgiera. Lo que más le gustaba hacer era estar en la calle. Lo que
menos le gustaba era estar en casa. Se siente bien de recordar el lugar donde
vive. Y lo que necesita para regresar es hablar por teléfono. En relación a la
protección de sus derechos en el lugar de origen, comentó que nunca vivió
violencia, que cuando se enfermaba le llevaban con un doctor particular y que
nunca lo han forzado a utilizar drogas ni a hacer algo en contra de su voluntad.
Sin embargo, él intentó cruzar la frontera porque no tienen trabajo sus padres
y se vio obligado a dejar a su familia cuando se fue a Morelia al tutelar.
Él ha intentado cruzar a EE UU sólo una ocasión y no lo logró. Su objetivo era llegar a Miami. Viajó, solo, en autobús hasta Cananea y ahí se hospedó
en un hotel, ya tenía coyote, éste llegó y tomó al grupo de 50 personas que
se fueron con él al cerro y allí los dejó a todos (los abandonó). Al amanecer
sólo estaba la mitad del grupo. Luego subieron el cerro y los demás siguieron
adelante. Se regresó hacia donde estaba la patrulla fronteriza y les dijo que
se había perdido y lo subieron a una patrulla. Lo llevaron a una oficina junto
con otros tres detenidos. Allí estuvo ocho horas, sólo les dieron de comer
galletas saladas y agua; hacía frío porque pusieron el aire acondicionado. De
ahí los llevaron a la aduana y los entregaron al personal del Consulado mexicano. Luego lo entregaron al DIF en la oficina de la garita y después lo llevaron al albergue. Los riesgos a los que se enfrentó fueron el desconocimiento
del terreno y del tiempo de camino, así como deshidratación y picaduras de
animales. A pesar de ello si lo volvería a intentar.
En relación a la protección de sus derechos, desde que lo detienen hasta
que es llevado al albergue, considera que el trato que le dieron las autoridades
de la patrulla fronteriza opinó que le es indiferente porque está en un país que
no es el suyo. Con respecto al trato brindado por las autoridades migratorias
mexicanas y al personal del DIF fue bueno. Por otro lado, ni las autoridades de
la patrulla fronteriza ni las autoridades migratorias mexicanas le brindaron
232
información con respecto a su situación. El personal del DIF si le proporcionó dicha información. También reportó que el lugar a donde lo llevaron las
autoridades de la patrulla fronteriza era incómodo. Y por último expresó que
tanto en EE.UU., como en México le brindaron servicio de alimentación.
19) José, 15 años
Nació en Tapachula, Chiapas, es soltero y no tiene dependientes económicos.
Desde su nacimiento hasta los diez años vivió con sus abuelos maternos en
Tapachula; de los 11 a los 13 años con su papá en Tijuana y de los 14 a los 15
años con amigos en Phoenix, Arizona, EE.UU. Su mamá vive en Tamaulipas
y hace cinco años que no la ve. José estudió hasta 6° de primaria y no siguió
estudiando porque no tiene los recursos económicos necesarios para hacerlo.
Reprobó tercer año porque migró a Tijuana.
En el lugar de origen la función social de José era únicamente estudiar. La
primera vez que migró hacia el estado de Baja California tenía 10 años y desde ese entonces no ha regresado a su lugar de origen. Lo que más recuerda
de allá es su escuela, lo que más le gustaba era cortar fruta en los campos de
los abuelos y lo que menos le gustaba era cuando llovía, porque se inundaba.
Lo que necesita para regresar es dinero. En relación a la protección de sus
derechos en su lugar de origen, de diversas maneras fueron transgredidos.
Comentó que vivió violencia física y emocional de parte de papá hacia mamá
y hacia él, su papá los golpeaba y él no sabe porque; sus papás tuvieron que
migrar porque no tenían trabajo; José dejó de estudiar ya que no contaba
con los recursos necesarios para hacerlo. A eso se suma que se vio obligado a
dejar a su familia cuando dejó de vivir con su papá en Tijuana para irse solo
a EE.UU. en busca de trabajo.
José tenía 13 años cuando por primera vez intentó cruzar a EE.UU. y
lo logró. Ha sido la única ocasión en que ha cruzado la frontera. Reportó
que vivía en Phoenix, Arizona EE.UU. y trabajaba en la construcción, desde
hace dos años. Tuvo un accidente de coche y lo detuvo la policía, le dijeron
que iba a ser deportado. Lo entregaron a las autoridades de migración de
EE.UU., le tomaron sus datos y lo tuvieron una noche detenido. Habló con
el Consulado y le dijeron sus derechos. Al otro día lo mandaron a Nogales,
aproximadamente a la una de la tarde. En la línea lo entregaron a los del DIF,
le tomaron sus datos y aproximadamente a las ocho de la noche lo llevaron
al albergue del DIF.
233
Con respecto a la protección de sus derechos durante el proceso de deportación, reportó que no se presentó incidente alguno. El trato que le brindaron
las autoridades migratorias de ambos países fue bueno, incluyendo al personal del DIF. En todo momento le proporcionaron la información al respecto
de su situación legal. Durante todas las entrevistas que le realizaron en todo
el proceso se sintió seguro y se dieron en un ambiente de confianza. Además
de que recibió el servicio de alimentación y alojamiento sin mayor dificultad.
20) Alejandro, 17 años
Nació en Cholula, Puebla, es soltero y no tiene dependientes económicos.
Siempre ha vivido con sus padres y con cuatro de sus siete hermanos. Tres
de ellos se fueron a vivir a Estados Unidos en diferentes épocas, uno se fue
hace 10 años, otro hace seis y el último hace cinco años; viven actualmente
en New Jersey, EE.UU. Con respeto a su historia escolar, reportó que no tiene
estudios y no sabe leer, ni escribir, porque sus papás nunca le dieron escuela.
Su función principal en su lugar de origen era ayudar a su papá en la carnicería.
Hasta antes de ir a la frontera nunca había salido de su lugar de origen. Lo que
más recuerda de allá era el parque de Cholula, le gusta el lugar donde vivía. Lo
único que necesita para regresar es dinero y está esperando que se lo manden
sus papás. Del cumplimiento de sus derechos en su lugar de origen han sido vulnerados porque a partir de que su familia no cuenta con dinero suficiente para
comer, él se vio obligado a migrar hacia EE.UU. para buscar trabajo, teniendo
que dejar a su familia para exponer su vida al intentar cruzar la frontera.
Sólo ha intentado cruzar la frontera en una ocasión y no lo logró. Su
objetivo era reunirse con sus hermanos en New Jersey, EE.UU. Alejandro
comentó que intentó cruzar la frontera por Tijuana a Cananea, por los cerros, acompañado de un grupo de 20 personas, que no conocía. También iba
un coyote. Brincaron la cerca, caminaron una noche. Había gente de otras
regiones de Puebla, adultos y dos menores de edad. Al cruzar, llegaron al
lugar donde los iba a levantar la camioneta en el monte y estaban durmiendo,
cuando los rodeó la migra. El coyote estaba cuidando, pero ya no le dio tiempo
de avisarles. Les revisaron las mochilas y a ellos los subieron a las camionetas,
eran como las doce del día. Al revisarlos, los de la migra los jaloneaban y los
empujaban. Los llevaron a un lugar grande donde estaban otros migrantes.
A los menores los metieron en cuartos separados de los adultos. Estuvieron
encerrados hasta las 5:00 de la tarde. Les dieron un jugo y unas galletas.
234
De ahí los sacaron y los llevaron a Agua Prieta, eran varios chavos, los dejaron en el INM y luego los llevaron al módulo del DIF.
Es importante señalar que la narración no concuerda en el tiempo
que dice que hicieron en llegar de Tijuana a Agua Prieta, Sonora, por la distancia a la que se encuentran, lo cual muestra la desorientación del muchacho, a pesar de que el entrevistador insistió en hacerle ver esa distancia. No
obstante, él mantuvo su relato.
En relación a la protección de sus derechos desde que lo detecta la patrulla
fronteriza hasta que es repatriado, reportó que en todo momento sintió miedo,
durante el proceso vivido en ambos países. Sin embargo, consideró que fue tratado bien por parte de las autoridades migratorias de EE.UU. y México, porque
las diferentes entrevistas que le realizaron se dieron en un ambiente de confianza. Sin embargo, los agentes de la patrulla fronteriza lo llevaron a un lugar inseguro y desconocido. Comentó que la seguridad fronteriza Grupo Beta, le apoyó
para que su boleto de regreso a casa incluyera el 50% de descuento.
21) María Irene, 16 Años
Es originaria de Ciudad Altamirano, Guerrero, vive en un unión libre y tenía
un embarazo de cinco meses. De pequeña vivió con sus padres y hermanos.
Estudió la primaria y primero de secundaria en el Estado de México, ahí
vivió con su abuelita y una temporada con sus padres. Después se regresó a
Cd. Altamirano porque se juntó en la secundaria con un muchacho y con él
vivió un año dos meses y quedó embarazada. Por esa razón dejó de estudiar
y sólo llegó a segundo año.
Su papá estaba viviendo en Florida, Estados Unidos desde hace dos y
medio años y una de sus cuatro hermanas/o en Washington desde hace siete
meses; desde entonces no había visto a ninguno de los dos. Ella nunca había
migrado a otro lugar dentro o fuera de México, y se sentía triste al recordar
su pueblo. Allá vivió la violencia de sus padres contra ella y sus hermanos y
de su padre hacia su mamá; no la atendían cuando se enfermaba; ella se dedicaba a trabajar en una fonda y su expectativa era llegar a Washington con
su hermana y quedarse indefinidamente para trabajar y ayudar a su mamá.
Viajó sola, de su pueblo llegó a la central de autobuses de la Ciudad de
México, tomó un taxi al aeropuerto, se subió al avión y llegó a Hermosillo.
Ahí estaba esperándola el que la iba a llevar a Naco, se reconocieron por la señas, él llevaba un pañuelo rojo en la mano. Se juntaron otros tres y se fueron
en un taxi, salieron del aeropuerto a la 11:45 am y llegaron casi al anochecer.
235
Llegaron a una casa y se durmieron. Esperaron tres días, llegó el viernes y
como el sábado y el domingo no cruza gente, cruzaron el lunes. Caminaron
10 horas, desde las 4:00 am. Estaban descansando cuando los agarraron los
agentes de la patrulla fronteriza. No sintió miedo, llevaba el ánimo de pasar.
El grupo era de 12 personas, ella era la única mujer, a los otros no los conocía.
Les dijeron que no fueran a correr porque si lo hacían les iban a disparar. A
ella le daba risa, pues los gringos, no hablaban bien español. Los maltrataron,
les decían groserías, a ella la empujaron, la revisaron, sintió mucho enojo.
Hicieron que se quitaran la ropa, los subieron a la patrulla y a ella la bajaron
por ser menor, ahí la tuvieron en el sol como media hora, luego la subieron a
otra patrulla y la llevaron a un centro de detención. Sólo le dieron un jugo. La
trajeron y la dejaron en la camioneta casi tres horas, antes de entregarla a las
autoridades migratorias. Estaba esperando en el albergue para su traslado al
lugar de origen, el Grupo Beta la apoyaría con el 50% de su pasaje.
22) Ivette, 15 años
Ella es originaria de México, DF, es soltera y estudió hasta segundo de secundaria. De pequeña vivió con sus padres y a los 11 años su mamá se fue
a Georgia, EE.UU. y se quedó con su padre y dos hermanos en el DF. Su expectativa de cruzar a EE.UU. era reunirse con su mamá y seguir estudiando.
Llevaba tres intentos de cruce sin lograrlo. Vamos a recuperar su testimonio
principalmente del momento del cruce:
“Primero, cuando llegué nos tuvimos que esperar tres días para poder pasar, de ahí
fuimos a un pueblito en donde nos cobraron 100 pesos por persona para quedarse ahí y
poder pasar. De ahí agarramos un taxi para subir. Después, como íbamos tres equipos,
nos separamos y nos volvimos a reunir en un río, de ahí nos tuvimos que esperar porque la migra estaba arriba y volvimos a llegar noche. Al otro día ya íbamos para arriba
pero nos tuvimos que regresar porque, antes de que nos regresáramos todos, un chavo
dijo no está libre y no podemos llegar hasta arriba, de ahí nos volvimos a bajar porque
estaba la migra enfrente de nosotros y yo me bajé corriendo. De ahí, todos nos asustamos porque en la noche nos habían dejado los guías solos, entonces ya dijimos que no,
que mejor nos regresábamos. De ahí nos regresaron a la de Cananea y ahí la persona
que era la responsable nos dio de comer sin pagar. Ese mismo día nos dijo que nos
alistáramos que ya estaba libre (…). Estábamos allá abajo y ya subimos, toda la noche y
hasta las seis de la mañana nos levantaron otra vez. Ya después de subir, bajar y todo, ahí
estábamos con unas personas que encontramos, porque éramos varios, ya llegamos y en
las camionetas estaban los gringos (eran normales, venían de picnic) ahí en el parquecito
donde nos recogieron, donde nos llevaron, estábamos esperando que se fueran.
236
Ahí nos tuvieron un buen rato y nos subimos otra vez a donde estábamos para que no
nos vieran. Por detrás estaban unas personas durmiendo, fue cuando llegó la migra. Se
llevó a todos los que estaban durmiendo y todos los de abajo nos echamos a correr para
el otro lado, yo iba sola, me quedé sola escondiéndome de ellos. Subí y bajé el cerrito, de
ahí, al momento de bajarlo, yo ya no podía porque me había caído y me lastimé. Yo ya
iba gritando para que me encontraran ya y una chava me escuchó y me reconoció y me
dijo no grites. Después fuimos a buscar la carretera, ahí estuvimos en la noche mientras ella paraba un carro para que nos llevaran, que las personas dijeran que mandaran
un carro, que éramos cuatro personas las que estábamos ahí. Ya después agarró un carro,
pero no era la migra, era una persona mayor y de ahí se la llevaron; estuvo platicando con
ellos y entonces empezó a salirle sangre por la nariz y por la boca, igual que a mí. Después de ahí se la llevaron a un hospital. De ahí ya no supe qué le hicieron. Ahí pasamos
la noche y después nos subimos para ver si había comida y ahí nos dejan y nos dicen
que tiremos las cosas, que tiremos todo lo que traigamos, que nos arreglemos para que
no piensen que somos migrantes, ya después tuvimos comida y yo vi a personas que
iban caminando, entonces yo les grité oigan espérense, ya nos esperaron y el caminador nos dijo espérense ahí. Y les dijo allá hay gente para que se la lleven, se llevó a las
personas con las que iba y después regresó por nosotros y nos llevó otra vez a Cananea.
De ahí nosotros dijimos que no, que nos dejaran descansar, descansamos todo el día,
yo me quedé sin dinero, mi mamá me mandó 100 dólares, como yo era menor de edad,
no me los podía dar la chava que hablaba con mi mamá, yo la conocí durante el camino.
Ahí nos quedamos y compramos más ropa y más comida, pero esta vez no la tiramos,
íbamos con la mochila. Al otro día en la noche nos subieron, íbamos a salir a las 5 de la
mañana, entonces nos subimos y estuvimos ahí descansando. Éramos cuatro equipos
y adelante iban otros dos, iban los puros choferes (los que los iban a llevar), ellos no
descansaron, se fueron luego, luego para que no nos vieran a todos juntos porque nos
podían cachar. Nos bajamos, esperamos y ahí nos dijeron que el primer equipo era
pura familia, papás, niños y bebés, había una familia de gringos que iban a llevarlos,
pero estaban negando, que solamente se iban a llevar a cuatro personas, porque su
esposa es la que estaba diciendo no cargues a muchos, no cargues a muchos. Entonces,
el gringo estaba alegando con el coyote y solamente llevó a cuatro personas. Hasta ahí
llegaron, a cada rato subían y bajaban porque del carro a cien metros estaba la migra,
llegó la migra ahí, entonces agarró y se dio la vuelta, ya se regresó la migra mientras
estaban llegando ellos y se llevó a esas personas, que era una familia chica. Después nos
fuimos corriendo, sin hacer ruido, nos agachamos y nos dejaron quédense ahí, vamos
por los demás, se fueron corriendo pero no iban para arriba y nos dejaron ahí mientras
la migra nos estaba rodeando y fue cuando nos atraparon. Nos dijeron algo así como
agáchate en el suelo. Nos llevaron caminando, nos dieron agua, ya íbamos y nos dijeron
quítense las agujetas, los cinturones, las cadenas, ligas, todo, nada más quédense con
un cambio de ropa: un pantalón y una blusa y tenis.
237
Nos lo quitamos y llegamos a la carretera y nos sentaron otra vez en el suelo, de ahí un gordo
empezó a gritarnos, no era gringo pero nació allá, era mala onda, mientras los otros que
eran gringos nos trataban muy bien, si queríamos agua nos daban.
De ahí nos pidieron todos los papeles y un señor de buena onda, me dijo(…)tú cómo
te llamas y le dije (…), me quité el apellido de mi mamá, de ahí llegamos y nos separaron,
las mujeres en un solo cuarto y los hombres en otro, después los menores de edad en otro
cuarto, de ahí nos dieron de comer y todo, eran frijoles que sabían horrible, creo que están
caducados. Yo tenía dos semanas que no comía muy bien, mi cuerpo no me la aceptaba. De
ahí nos mandaron llamar, nos sacaron huellas, los papeles, es cuando me llevaron con un
oficial, era mexicano, se veía, y nos pasó a una persona por teléfono que era del Consulado
mexicano. Habló primero con la chava que según me estaba tratando de pasar, le preguntó
muchas cosas, después le pasó al chavo que venía solo, él no dijo ni una mentira; y después
a mí, me preguntó cómo me llamaba, toda la verdad, porque a la persona que estaba mintiendo le iba ir muy mal. Yo le dije toda la verdad, pero no se qué pasó, me empezó a salir
muchísima sangre de la nariz y ya después andaba vomitando sangre, después me preguntó
que qué tenía y ya le dije y me dijo, bueno, yo voy a hablar con tus papás para que vengan
por ti, porque yo no quería quedarme, entonces ya me trajeron para acá, pero antes, nos
encerraron en un cuarto y nos pusieron una cinta verde en la mano. Y les dije si no tenían
un doctor o algo y no me hicieron caso, nos llevaron ya y me dieron puras servilletas para
limpiarme. Nos salimos del Consulado de allá, nos pidieron datos y todo eso y ya un policía
vino por nosotros y nos trajeron aquí. En el Consulado me sentía mareada pero no me hicieron nada. Eran cuatro, dos muchachas y dos muchachos. Ante la pregunta si vas a intentar
volver, ella responde que no lo sabe muy bien. Me siento normal, no le dio miedo que le
hiciera algo algún animal porque dice que ellos huelen el miedo. El perderme si me daba
miedo. Si me habían contado (su mamá) como era pero no me daba miedo. Su mamá le dijo
que depende la suerte que lleves, ella pasó en un mes y en otro mes mientras se instalaba en
otro lugar, en ese tiempo no supimos nada de ella. Su mamá trabaja en el campo recogiendo
la fruta y vive en Georgia, EE.UU”.
23) Johnny, 16 Años
Es originario de Villa Flores Chiapas, es soltero y estudió hasta tercero de secundaria. Vivió con papá y mamá desde que nació hasta sus 11 años. El tenía
12 años cuando papá y mamá migraron a Carolina del Norte, EE.UU. y se quedó
a vivir con sus tíos, al lado de su hermana, desde que se fueron sus papás hace
cuatro años no los ha visto. Dejó la escuela por migrar, con la expectativa de
reencontrarse con sus papás. Ya llevaba dos intentos de cruce a Estados Unidos,
las dos veces por Altar, Sonora, el primero a los 15 y el segundo a los 16 años, la
primera si logró pasar y la segunda no. Recuerda todo de su lugar de origen y se
siente triste al recordarlo, lo que necesita tener para regresar allá es dinero.
238
Él trabajaba de peón o albañil allá. La segunda vez salió de Chiapas en autobús, llegó a la terminal de Tuxtla y se fue al aeropuerto. En el aeropuerto de
Tuxtla lo detuvieron militares y lo retuvieron en un cuarto. Le preguntaron
que quién era el que lo llevaba, lo detuvieron por presunto sospechoso que
iba a cruzar al otro lado. Le pidieron identificación, mostró copia de acta de
nacimiento y lo dejaron salir. En México, tomó el avión a Hermosillo. En el
aeropuerto tomó un taxi a Altar que cobra $350 por persona, eran cuatro.
Hicieron cuatro horas de viaje. Eran como las 12 de la noche. Allí estaban esperando a los que lo ayudaron a cruzar. Se quedaron en una casa de huéspedes, en donde le cobraron $100 una noche. Salieron a las 12 del día en carro
hacia la frontera, llegaron a un rancho, de ahí empezaron a caminar aunque
era de día. Caminaron por el desierto todo el resto del día y toda la noche,
al otro día descansaron todo el día. Eran 18 con gente mayor. Los guías los
apuraban y no les querían dar agua donde había agua. Ellos caminaron más
y los fueron dejando atrás. Se dieron cuenta que estaban solos y buscaron a
migración, después de medio día los encontraron, tenían sed y hambre. Se
les acabó la comida. Los de migración los trataron bien. Los llevaron en autobús al centro de detención, les dieron de comer y agua. De ahí los llevaron
al DIF. Su expectativa era vivir indefinidamente en Estados Unidos.
24) Juan, 14 Años
Es originario de Frontera Comalapa, Chiapas, es soltero y estudió hasta
segundo de secundaria, dejó la escuela por migrar; reprobó en la primaria por
problemas de aprendizaje. El ha vivido siempre con sus padres y cinco hermanos/as. Su papá se dedica al campo y su mamá a cuidar a los hijos. Él no tenía
experiencia migratoria ni su familia, salió por primera vez por necesidad y por
conocer. Lo que más recuerda de su pueblo es su casa y su familia, lo que menos le gustaba era ir a la escuela y se siente triste al recordar.
Juan llegó de la línea fronteriza al Módulo de Nogales el miércoles 22 de
octubre a las 11:00 am. El intento de cruce empezó en Altar, Sonora el sábado a la 1 a.m, esperaron dos días junto con el coyote, el domingo caminaron
dos noches y como a media día los agarró la migra, el pollero corrió. Él venía
con su cuñado y también corrió. Él llevaba una mochila con agua y comida.
Sólo caminaban en la noche en el día se escondían. Se sentía extraño por
esconderse. Iban 20 personas, dentro del grupo había otros cinco o seis
menores acompañados por sus familiares. Sólo un menor logró escapar y
en total agarraron a 14.
239
Pensaba estar en casa del hermano de su cuñado durante unos dos años. Lleva 10 días en el albergue del DIF y estaba esperando a que sus papás enviaran
a un tío por él, sólo que el viaje iba a durar otros tres días. Ya no quiere volver
porque no conoce a otro coyote. Si conociera al pollero si volvería a intentarlo.
25) Testimonio del viaje y repatriación de dos jóvenes alojados en el albergue del Programa “Camino a Casa” en Nogales, Sonora
Miguel: Yo salí de Morelia, del Lago de Cuitzeo, hice dos días en llegar a Altar, Sonora, hicimos como seis paradas para comer y así, pasamos sólo tres
casetas y ya de ahí fue pura carretera que fue por el cerro, algo como unas
carreteras clandestinas. No sufrí mucho eran como las 3 de la tarde y llegamos como a las 4 de la mañana a Altar, a mi me mandaron con un coyote que
se llama Jesús, me dijo que saliera a desayunar y que regresara para decirme a qué hora íbamos a salir, me dijo: -prepárate ya porque a las 12 del día
salimos-me dijo que comprara comida para dos días.
El coyote me dijo que iban a ser 500 pesos de la “mafia” y 300 pesos de la
Van. No sé muy bien pero tengo entendido que la “mafia” de los narcos están
dejando que usen sus caminos, de los zetas, ahí no entra la migra, después
llegó una Van y nos llevó a una brecha que no estaba pavimentada, llegamos
a un pueblito y nos dijeron que salíamos a las 6 de la tarde y que si nos hacía
falta algo aquí hay una tienda, desde ahí se veía el muro y nos pidieron 50
pesos a cada uno para la escalera, brincamos y caminamos toda esa noche
hasta las 5 de la mañana.
Después nos escondimos porque dicen que pasan a revisar para ver si
hay indocumentados, dormimos desde las 6 de la mañana hasta las 2 de la
tarde, entonces salieron unos asaltantes que el guía conocía, pero como él
iba tapado no lo conocieron, le dijeron a una muchacha: -dame tu mochila-,
entonces el guía les dijo -yo a ustedes los conozco, viven donde yo vivo, yo
soy Luis- y ya se destapó la cara y dijeron: -con ustedes no hay problema-.
De todas formas el guía traía pistola y los asaltantes le dieron un poco de
marihuana, llegamos a un lugar que le llaman la Palmita a las 8 de la noche
cruzamos una carretera y creo que ya era casi donde está el retén de migración, nos dijo que nos preparemos porque ya iba a llegar la camioneta para
dar el levantón.
-Cuando yo dé la señal corren y se suben-, nos dijo, después dio la señal
y nos subimos a la camioneta, íbamos como sardinas nos echaron unas llantas encima para que nos taparan, íbamos en la carretera pero poco después
240
se metió por una brecha, después íbamos por todo el cerro y le dijo a otro:
-tu ve a revisar a la 9, a la 8-, entre ellos así tenían claves para ver si hay
migras, después dijo - ya prepárense porque ya casi vamos a llegar, estamos
a 20 minutos de llegar a la casa de seguridad-. Otra vez nos acomodamos
como sardinas y nos echó las llantas encima, íbamos a cruzar y llevábamos
las luces apagadas, pero había un señor que se acababa de subir y él casi se
caía de la camioneta, y lo que hizo el señor es que se levantó para acomodarse y lo vio el migra y dijo -párense ahí-, lo que hizo el chofer fue en lugar
de aventarse para adelante se echó de reversa y se estampó contra un árbol,
como ese señor venía casi en el aire salió volando, no sé si sé pegaría con el
árbol o qué, pero se abrió todo el labio, la muñeca la traía como volteada y
estaba en estado de shock, el conductor, el guía y otro que ayudaba a pasar se
dieron a la fuga.
Un migra estaba revisando al señor de la mano y le preguntó que como
se llamaba, después el migra nos dijo que no nos moviéramos o nos volaba
la cabeza -ya ahorita va a venir una camioneta para llevarlos-, de ahí nos
llevaron al retén, nos revisaron nos preguntaron nombre, edad y de ahí a
otras oficinas y a los que somos menores por separado. Es como una cárcel,
yo estuve como ocho horas ahí. Después nos llevaron a la línea de migración
mexicana y ahí nos dijeron como estaban las cosas porque éramos menores,
no podíamos viajar solos y necesitábamos la autorización de nuestros papás
para regresar a nuestro origen, o que autoricen nuestros papás para que viajemos solos.
¿Por qué eran clandestinas las carreteras?
Miguel: Porque estaban bien escondidas como para ser carreteras federales.
¿Los detuvieron en esas carreteras?
Miguel: Pasamos tres retenes pero no nos detuvieron, nada más nos pararon para revisarnos y nos preguntaron a dónde íbamos y les dijimos que
íbamos a trabajar a Sonora en la agricultura y ya nos dejaron ir.
¿Ese camión venía especial de puras personas como tú?
Miguel: Si, con puras personas que iban a pasar a EE.UU.
Alfonso: Igual yo así también venía en un camión, lo manejaba un chofer
que se veía trabajaba en la central, yo soy de Aguascalientes pero no es un camión que compras tu boleto, es particular y pues él sólo me dijo -llévate 3,000
pesos-, pero ya más delante de Aguascalientes nos dijo que iban a ser 1,300
pesos para el camión y le pregunté porque cambiaba la jugada y me dijo que
si quería que me bajara del camión. A mí me recogió en Tlatichila, después
241
recogió gente en Calvillo, Aguascalientes, Zacatecas y a todos les cobró 1,300
pesos por persona, niños, niñas. Traía un paquetón de dinero y yo lo veía y
pensé: pues esto lo voy hablar con mis papás pues, nos decían que si había
retén adelante que dijéramos que íbamos a Cananea a trabajar, porque en
nuestro pueblo no hay trabajo ni nada y nosotros interesadamente por pasar
al otro lado lo decíamos pues estábamos gustosos de que íbamos a pasar.
Él decía -es de cincho que cada tirada que damos a todos los pasamos
sólo caminan seis horas-. Nos dejaron en un hotel en Cananea, ahí nos metieron en un cuarto y en cada uno había como 15 personas, había como 30
cuartos con gente que decía que ya llevaba más de una semana en ese hotel
y que sólo los traían a puras mentiras, ahí nos cobraron 50 pesos a cada uno.
Sacaron a otras personas del cuarto para meternos a nosotros y de ahí nos
dijeron que iban a ser 200 pesos para el taxi que nos lleva al cerro y ahí se fue
mucho dinero, él sólo consigue a las personas y los lleva hasta ahí y después
el taxi es el que lleva con el guía (pollero, coyote…) arriba en el cerro, todo es
pura mentira.
Miguel: Dicen que son coyotes sólo para conseguir gente para mandar al
cerro y son puras mentiras sólo nos mandan de lugar en lugar, nos pasan con
diferentes personas, nos mandan a la casa y nos dicen que nos preparemos
para salir en la madrugada, y nada.
Alfonso: Por ejemplo yo que me fui a Naco, estaba en el hotel con uno
que le dicen el Chilango y de repente llegó y nos dice -vámonos ya está la Van
porque hay un retén de soldados en la línea, porque hubo un encuentro por
la mota-. Y nomás puro cuento, llegaron los batos y vámonos agarren sus cosas agarramos las maletas y pasaron dos o tres horas y nada, entonces pensé
nada más nos están metiendo el dedo en la boca, porque yo me desespero
de volada y nos quieren ver la cara de mensos. Piensan que uno es menso y
uno por interés de brincar al otro lado les hace caso. Ellos nomás te dicen
-pues yo soy coyote-, te llevan al hotel y te entregan con diferentes personas
y así se la pasan, entregándote y entregándote. Yo tengo un cuñado que
es coyote, está en el otro lado, lleva allá unos tres años, él viene para acá y
cuando se va pa´ tras él sólo se lleva de cuatro o cinco personas y él mismo
los pasa, no los anda mandando con unos y con otros, él les paga el hotel
y la comida, él no anda verbiando, yo no me fui con él porque hay un problemilla ahí, quería que me fuera pa´ Tijuana y manda a su hermano, pero
no es coyote sólo nos da el levantón en la línea, mi cuñado no es como los
otros coyotes que nomás quieren chingar la lana.
242
En Naco en la plaza me miraban y me preguntaron -¿vas para el otro
lado?, yo te cobro tanto- y muchos coyotes me rodearon y cada uno me decía
qué tanto y qué por la línea y me quedé admirado y qué onda, -¿por qué crees
que estamos aquí? ¿Tú crees que no pagamos plaza a los policías para que
nosotros podamos estar aquí?-, y me la creía porque la policía miraba que las
personas nos detienen y pues somos desconocidos y pues, qué onda, ellos
decían que pagaban plaza no sé si eso es verdad o mentira pero lo que sí es
mentira es que ellos van a pasar a uno pa’ lla, puras tranzas.
Ya van seis coyotes que agarro y de esos seis nada más que puro tumbar
y tumbar dinero.
¿Entonces el primer camión te dejó en Cananea?
Alfonso: Si, dejándonos en Cananea se fue pa´ tras con el camión y ese
dinero marchó, y todos nos quedamos: -qué onda ya se fue el bato, ¿no
que él era el coyote?-, y otro bato dijo que él solo entrega y que ellos se encargan de pasar. Él no nos había dicho eso pero como saben que estamos
lejos de nuestro pueblo y tenemos que esperarnos, nos obligan, bueno no
nos obligan pero no queda de otra pues estamos lejos de nuestro pueblo y
no podemos ir pa´ tras, tengo que ir pa´ delante, entonces me desesperé y
me fui rumbo a Matamoros, pero “me lavaron bien el frasco” y me bajé en
Agua Prieta, me encontré a un coyote, ahí me fui al cerro con el guía, duramos tres días y dos noches, ya me iba pa´ mi casa, me encontré a un amigo
y regresé a Naco. Me dijo que ahí va a ir un bato de Phoenix, pero no nos
pagaban la comida sólo el hotel. Me encontré de nuevo al Chilango y me
dijo -todavía estás aquí, si me hubieras hecho caso. Mira ahí te llevamos
al hotel y te damos comida, bebida, coca, marihuana, lo que tú quieras, si
tú eres loco te damos todo pa´ que te sientas a gusto, porque nosotros si
somos de leña-, les dije -nel yo sólo me conformo con estar del otro lado,
pero si me pasan a mi sólo a lo mucho les doy 2,500 dólares-, -neta pues ya
estás de cincho pues-, pero me desesperé y después nos agarraron.
¿Entonces donde los agarraron?
Alfonso: En Naco, ahí nos llevaron para pasarnos, nos subieron a una
Van y solo nos dijeron -suerte muchachos- y nosotros nos sacamos de onda
y cuando volteé pa´ tras la Van iba bien llena y de ahí nos llevaron a Altar, ahí
nos volvieron a subir a otra Van y ya de ahí nos fuimos por una brecha de terracería, como dos horas duramos en pura terracería, llegamos a un ranchito
casi cerca de la línea, nos bajamos de la Van y un señor se enojó y yo le dije:
243
-ustedes nada mas son bien tranzas, a mi me dijeron que me iban a recoger
y a bajar por Naco y me traen hasta acá- y me dijo que él sólo los llevaba con
la Van a entregar con un guía que es quien los brinca, hasta ahí ellos no nos
cobraban. No son mensos cuando nos pasaron a la otra Van hasta nos dieron
comida y agua, pero para que uno mire de que si va a brincar y que nos tratan
bien, pero cuando uno está en el cerro y como saben que uno no conoce pues
ya dicen son tantos días, primero que son seis horas, después que son dos
días y uno tiene que aguantar, seguirlos y caminar en la noche.
¿Lo que has gastado es de tu comida?
Alfonso: Si y lo del camión
¿Y después de Naco?
Alfonso: me subieron a otra Van y le pregunte si conocía al Chilango y
me dijo que no, que él era un guía, que no sabía nada de él y que sólo pasaba
y ya, entonces yo me enojé y le dije -aquí me quedo- y me pidió la comida y el
agua que me habían dado, entonces le dije al de la Van que si me podía dar un
aventón al pueblo donde nos recogieron y me dijo que eran 200 pesos y pues
como no tenía nada de dinero pensé mejor me voy con el coyote. Y después
de un rato de camino nos dijeron que nos bajáramos.
¿Por qué les dijeron que se bajaran?
Alfonso: Porque los guías que eran cuatro se querían quedar con las mujeres que eran como ocho, unas tenían como 35 años y otras eran mas chavalotas. Pasaban las muchachas y hasta me caían gordos los guías porque no
tienen ni respeto, por ejemplo mi guía que era de Sinaloa decía -hay mamacitas míralas como están de chulas- y decían al otro guía, -que te parece si te
damos dos pollos por una pollita-, o sea querían cambiar a dos de nosotros
(los pollos), por una muchacha (pollita) y así se pasaban gente uno al otro y
mi guía les decía muchas cosas a las muchachas hasta quería darle una nalgada, y lo peor es que van con sus hermanos, sus papas y ellos no pueden ni
decir nada pues van con la ilusión de ir al otro lado, tienen que hacer caso y
se tienen que callar.
Y luego salen tumbadores, son batos locos que yo digo que por qué no se
pegan un tiro con uno, pues a mano limpia, porque con pistola, sólo así se
creen bien bravos. Hacen lo que quieren con la gente, pero a mano limpia
saben que no van a poder. Agarraron a dos hermanos que iban ahí y yo en
mi mente traigo que se conocían con el guía. Porque cuando bajamos por un
arroyo, el guía se adelantó y de repente movió la manita, y le dije -¿a quién
le habla?-, -no a nadie nomás le hice así-, y más adelante salieron dos; uno
244
de cada lado, yo no me eché a correr y las mujeres tuvieron miedo y empezaron a decir -dejen todas sus cosas de valor aquí, si no los tronamos-, apartaron a las mujeres. Hicieron lo que quisieron con ellas y después de usarlas las
mandaron a seguir caminando y estaban lastimadas, uno quisiera ayudarlas
pero uno qué puede hacer y el guía callado y sólo me iba mirando, por eso
pienso que están de acuerdo, porque él se hace a un lado y no le piden nada
ni siquiera le hablan y por eso nos llevan por esos caminos.
Después de eso subimos un cerro y el guía me dijo -mira desde aquí puedes ver, porque ya te wacho que estás bien inquieto y si quieres entregarte
vete por allá, nada más- y al rato volvió a subir y cuando bajaba nos decía
-yo creo que al rato brincamos- y así nos trajo un buen rato.
Caminamos por muchos cerros sólo para llegar a la línea, y en una de
esas encontramos a un gabacho en medio donde está la línea, con bolsas negras, me asusté pensando que era un migra, él me hizo una seña, me habló
en inglés pero yo no entendí nada y otro que si sabía dijo que como estábamos, que si necesitábamos comida o agua, le preguntamos qué cuánto faltaba para llegar a la línea y dijo que 10 millas. En unas cuatro o cinco horas,
-váyanse por el camino derecho no tomen por la izquierda porque ahí hay
mucha migra, y fue a donde llegamos nosotros según a pedir ayuda y los de
los ranchos son los de los migra, él nos advirtió que esos eran migra y pues
no hicimos caso y ya íbamos cansados.
¿En esos ranchos ellos estaban vestidos de migra?
Alfonso: Pues hay muchos ranchos, uno por ahí otro por allá y entre uno
y otro, uno camina una media hora y yo pensaba que eran de rancheros, y
cuál, son de los mismos migras las casas y cuando uno pide ayuda pues ya
nos agarran yo creo que lo hacen a propósito para agarrarnos, así nos pasó a
nosotros. Esos ranchos estaban en Estados Unidos.
Por lo que me dices entonces ¿no brincaron ninguna cerca o muro?
Alfonso: Si, pero eran cercas chicas de ranchos, hay muchos caminos no
me di cuenta ni como llegué.
Entonces hay puros caminos, y ya que estuviste en esa zona de los ranchos
¿qué pasó?
Alfonso: Si, hay muchísimos caminos y veredas, y casi llegando a uno de
los ranchos un amigo me dijo -espérate me cambio para que no me miren
mugroso y hay que vestirse como los del otro lado para llegar y pedir ayuda-,
en el primer ranchito no había nadie, decía: Cuidado con el perro. Prohibido
entrar. Vimos una troca y yo dije -cuidado agáchense que ahí está la migra-,
245
parece que les dije échense a correr y era una troca verde, yo me pare y los
otros corrieron para abajo donde hay un arroyo, yo me quedé parado esperando que fuera un ranchero pero ya cuando los vi vestidos de verde y que
traían una pistolona cada uno, se detuvieron y me dijeron -que no sabes que
esta carretera es de los migras- y le contesté mi no saber, ellos me dijeron
-mira como corren tus amigos parecen conejos y tu porque no corres- les
dije que yo me quería entregar, ni me hizo caso me dejó hablando solo y se
fueron a buscar a los demás, como estaba cerca una carretera, pensé que no
porque esté la carretera ya voy a llegar algún lugar tenía que caminar muchísimo para llegar a la ciudad, y en esa carretera pasan puros migras.
Nos agarraron a cinco y nos metieron a una troca y le aceleraban parecía
que traían puerco atrás y uno pegándose en la cabeza.
¿Entonces ya era un camino de terracería?
Alfonso: Si pero a ellos les vale, los de la migra no quieren a los mojados
nos tratan como a un perro, parece que nosotros los tratamos así cuando
vienen a México a nuestro pueblo, nosotros que no podemos hacer nada,
pero en el país de uno los gobernadores yo creo que son los mensos, haber,
por qué dejan entrar a los americanos acá, y por qué nosotros necesitamos
papeles para entrar allá y ellos no necesitan nada para entrar a nuestro pueblo, haber, por qué son así.
¿Cuándo vas para allá te tratan mal?
Alfonso: Claro, ellos saben que sin el mexicano no hace nada en el otro
lado, nosotros los mexicanos somos los que hacemos el mejor trabajo mejor
que los güeros, pero bueno, nomás porque somos mojados, pero tenemos los
mismos pies, manos orejas, cerebro y se creen mejores nomás porque son
de allá. Cuando nos subieron en ese rato nos dejaron como unas tres horas
adentro de la troca, yo le dije a uno que hablaba español, -hey porque no nos
llevan a donde nos van a interrogar- me contestó que no hasta que acabaran
su turno, y así estuvimos y nos ponían el aire bien frío. Ellos se subían y se
tomaban sus refrescos, manejaban un poco se paraban, miraban huellas,
apagaban la troca pero nunca apagaron el aire y al poco rato llegaron con
cincomás, los treparon ahí mismo, íbamos todos amontonados, después nos
llevaron a un camión, nos esculcaron de todo a todo. Ahora si nos llevaron a
migración.
¿En migración como es, los separan?
Alfonso: Si hay cuartos, unos son para mujeres otros para hombres, otro
para locos, cuando te agarran te piden que te quites las agujetas, el reloj, la
246
gorra porque piensan que te vas a ahorcar. Cuando te suben al camión toman
tus datos, te esculcan sólo te permiten una playera y un pantalón.
¿Te esposan?
Alfonso: No, sólo si te resistes o te portas mal. Echan tus cosas abajo del
camión y ya un migra te pone la pistola de frente por si quieres huir. Dentro
del camión cierran unas puertas como la de los perros, cuando llegamos a
migración hay otras puertas grandes y se abren para que pase el camión, a
uno le dan un ticket con la numeración de tu mochila y vamos entrando uno
por uno formaditos por una caseta que es un detector. Te preguntan la edad,
si eres menor te mandan a un cuarto de menores, entrando dan una hamburguesa y un jugo. Unos tipos te preguntan de dónde eres, cuándo naciste,
en donde. Después un güero me pasó el teléfono y me dijo -tu habla-, le pregunte que con quién y él dijo -que hables-, bueno con quién estoy hablando,
me dijo que era una trabajadora social del DIF y que me iban a llevar al DIF
por ser menor de edad, de Phoenix nos llevaron a la línea, de ahí a una oficina y de ahí para acá.
¿Nunca tuviste comunicación con el Consulado de México?
Alfonso: Pues no sé, porque el güero es el que habló y después la muchacha me dijo que por ser menores teníamos que estar en el DIF. Pero ya
estando de este lado en la oficina le hablaron a nuestros papás y les dijeron
que estábamos bien y en resguardo. Cuando me llevaron a migración me dijo
un güero, -tú piensas venir al otro lado-, le dije sí, me dijo -tu nunca pensar
estar aquí en el otro lado-, le contesté eso cree usted, ¿verdad?
¿Cuántos años tienes?
Alfonso: 17, ya en ocho días cumplo los 18
¿Qué vas hacer después?
Alfonso: es que mis papás tienen que autorizar para que pueda viajar solo.
Miguel: Si, los papás autorizan y si no ellos tienen que venir por uno,
hasta acá.
Alfonso: Los coyotes cuando estábamos en el cerro decían -no se preocupen tómenlo como un campamento-, y yo pensaba pero no es un campamento sufrir frío, no bañarse, sin nada, poca comida y bebida, estando en el cerro
teníamos mucha hambre íbamos a matar un becerro, pero el guía encontró a
un bato y le pidió su celular para llamar al taxi y que fuera por nosotros para
ir por más comida.
Ya estuve ahí pero no trabajé, ya sabes cómo te tratan los gringos como
se sufre, ya no te cuentan.
247
Miguel: Cuando nos estaban revisando uno de los policías dijo -estos gays-,
pero un chavo si le entendió y le contestó, el migra dijo -si sabes mucho ingles te voy a dejar una tarea: recoge toda la basura que encuentres-, a otro
que traía una gorra de un equipo de futbol americano se la quitó y dijo que
había mejores equipos y la aventó al suelo.
Alfonso: El trabajo de ellos es sólo agarrar y entregar pero ellos abusan
de su poder, sé que el gobierno les da 100 dólares por cada mojado que agarren, aparte de su sueldo.
Miguel: Un migra nos dijo -ustedes nos hacen trabajar mucho a nosotros,
ya no queremos trabajar tanto, ya no vengan, a qué vienen, además ustedes
no pagan impuestos-, y un chavo le dijo -como no y cuando compramos comida, ropa, medicina-, y le respondió que esos eran unos pero hay más.
Alfonso: También, mugres güeros asquerosos, se creen mucho por ser
güeros y hablar inglés, nos tratan mal porque saben que somos mojados,
como no nos tratan así cuando andan de civil se creen mucho con sus uniformes.
¿Algo que deseen agregar?
Miguel: Que no vengan para acá está muy difícil, si en algo les sirve a
los muchachos lo que les platicamos ojala lo tomen en cuenta, es difícil y se
sufre, les recomiendo que se queden en su casa porque acá todo mundo se
quiere aprovechar y la migra nos trata mal.
6.1.3.Conclusiones
Al escuchar las voces de estas niñas, niños y jóvenes se hacen visibles sus
motivaciones que los impulsan a dejar su vida, para lanzarse a un mundo
desconocido por la poca y certera información que tienen, pero construido
con la ilusión de una mejor condición de vida. Se llega a la conclusión del dilema latente que se presenta en la mayoría
de los casos, donde niñas, niños y adolescentes, por un lado tienen temor de
enfrentarse a la experiencia de atravesar caminos desconocidos pero, por el
otro lado, está el deseo desesperado de reunirse con su mamá, papá, hermanos/as, esposo y su familia, o simplemente el deseo de encontrar una fuente
de trabajo que le permita vivir y ayudar a sus padres.
Con respecto a la historia familiar de las niñas, niños y jóvenes migrantes
se observa la ausencia principalmente de la figura paterna, ya sea por abandono, por haber migrado o haber fallecido. En algunos casos, también hay
248
abandono por parte de mamá, esta situación se presenta a raíz de ser madre
soltera o de haberse divorciado, lo que la motiva a migrar en busca de un
trabajo para sostenerse y sostener a su hijo/a. De tal manera que los abuelos
son quienes se quedan al cuidado de los menores.
En relación a la historia escolar de la niñez migrante se observa que la
mayoría se encontraba estudiando en su lugar de origen, con un desempeño
y aprovechamiento satisfactorio, ya que en su mayoría reportó ir en el grado
de acuerdo a su edad. Y por la necesidad de tener que migrar interrumpen
abruptamente su ciclo escolar. Sólo se presentaron dos casos de jóvenes que
no sabían leer, ni escribir, uno en Baja California y otro en Sonora.
Al hablar de su lugar de origen, la niñez migrante en su mayoría reportó
recuerdos agradables de lugares, personas, actividades con quienes mantiene un vinculo afectivo, y que cada que se refieren a éste lo hacen con añoranza de ser el lugar donde crecieron y a donde les gustaría regresar. Sin
embargo, una realidad es la carencia de programas o apoyos que permitan el
crecimiento constructivo de las y los adolescentes en sus lugares de origen,
para que puedan permanecer en su comunidad con opciones de vida que les
permita potencializar sus capacidades.
Con respecto a la protección de sus derechos en su lugar de origen se
detecta violencia física y emocional, en la mayoría de los casos por parte de
papá. En relación a su derecho a la salud en la mayoría de los casos se les
proporciona la atención ya sea dentro del Centro de Salud o en algún consultorio particular.
Pero también se presentan casos donde no se cuentan con los recursos
económicos o de infraestructura cerca a su casa para poder brindar atención
médica. El derecho a pertenecer a una familia y que ella cuente con un trabajo
digno y bien remunerado que les permita acceder a una calidad de vida, es
un derecho ausente, situación que provoca que las familias se desintegren, a
causa de la migración, y los NNA quedan en el abandono. En otros casos, los
menores tienen que trabajar para aportar a la economía del hogar, es así que
también deciden migrar y desprenderse de su tierra. La falta de cumplimiento
de ese derecho también repercute y transgrede otro derecho fundamental de
la niñez y es su derecho a la educación pues tiene que abandonar sus estudios
por falta de recursos y por ser forzado a migrar, así que el trabajo infantil sigue
siendo una realidad lacerante en nuestro país.
249
A través de sus narraciones se concluye que los riesgos que enfrentan los menores durante el cruce son: deshidratación, ampollas, picaduras de animales,
cansancio, accidentes automovilísticos, caídas, golpes, perderse por el cerro o
el desierto, asaltos, secuestros. Otro riesgo es quedar en manos de gente desconocida que abusa y se aprovecha de la necesidad que tienen de cruzar, para
quitarles lo que traen consigo. Se presentaron dos casos de menores embarazadas donde exponen aún más su salud.
Para concluir, en relación a la protección de los derechos de la niñez migrante durante todo el proceso de repatriación desde que los detectan hasta
que llegan a los módulos del DIF para ser reintegrados con su familia, se observan violaciones a sus derechos como migrantes, por parte de las autoridades. No se les da la información suficiente que les permita tener muy claro en
qué momento se encuentran en territorio de EE.UU. y en qué momento están
ya en México, eso les genera mucho miedo y desconfianza, pues ni siquiera saben la oficina a donde los están llevando. Situación que provoca, que los NNA
no ubiquen claramente en qué momento se encuentran en oficinas de migración en EE.UU., oficinas del Consulado o en las instalaciones de migración en
México. Tampoco tienen comunicación con su familia, hasta que llegan al DIF
para ser reintegrados, solamente en situaciones extremas los comunican con
la familia en Estados Unidos.
En relación al trato que brindan las autoridades migratorias de EE.UU.,
en la mayoría de los casos reportaron recibir un trato amable. Sin embargo
hay expresiones, gestos y frases por parte de dichas autoridades que algunos
menores migrantes identifican y lo perciban como mal trato.
Con respecto a las autoridades de la patrulla fronteriza se observa una
mayor violación a los derechos de la niñez migrante. Existe intimidación, la
forma de trasladar a las personas carece de un reconocimiento de los derechos que tienen los menores. Y así lo muestra el testimonio proporcionado
por dos jóvenes de Sonora.
Respecto al trato recibido de las autoridades migratorias y de los consulados no se reportaron incidentes, sólo un caso expresó que la regañaron en
el Consulado. Quienes brindan el mejor trato a la niñez migrante es el personal operativo de Casa YMCA, los módulos del DIF tanto en Baja California como en Sonora, los menores reportaron sentirse, seguros, tranquilos,
en confianza. Además de ser los únicos que brindan servicios información,
alimentación y contactan con la familia para que se reintegren con ella. Además de que sus instalaciones son las más cómodas.
250
Un derecho del ser humano es buscar las oportunidades que les permitan
acceder a una calidad de vida, eso es incuestionable, lo que se cuestiona en
este caso es que esas oportunidades se buscan a costa de la seguridad de vida
misma. Es aquí donde tiene cabida un elemento fundamental y es el de la corresponsabilidad social, donde cada actor involucrado, sea el responsable de
generar el cuidado, la protección, el buen trato, alternativas y oportunidades
de vida para cada niña, niño y joven. En este sentido, al gobierno mexicano le
corresponde fortalecer la institucionalidad que permita descargar de sobre
exigencias a las familias, satisfacer sus necesidades, garantizar sus derechos
y el acceso a oportunidades en condiciones de equidad. A las familias les corresponde asumir, en mejores condiciones, sus responsabilidades para llevar
a cabo sus tareas de crear la melodía más hermosa del mundo: una niñez que
se desarrolla en torno a la cultura del buen trato, con equidad en el acceso a
oportunidades y en el cumplimiento de sus derechos. A la sociedad civil nos
corresponde estar muy atentos a estas situaciones y generar reflexiones y
propuestas conjuntas para el cumplimiento de la protección integral de los
derechos de la niñez migrante.
6.2. Talleres Lúdicos:
“Acompañándome en mi andar para la niñez
migrante repatriada no acompañada”
6.2.1. Su importancia
Como ya se ha mencionado, la experiencia migratoria y de cruce transfronterizo para los menores tiene fuertes repercusiones porque afecta su integridad física y psicológica, y se traduce en una experiencia que genera problemas
psico-corporales como la ansiedad, la depresión, trauma, pérdida y duelo, finalmente pueden resultar en experiencias devastadoras con efectos a largo
plazo. Las experiencias adversas vividas por la niñez migrante que viaja sola y
que ha sido repatriada ya han sido tratadas al hablar de los riesgos que viven
y de su problemática psicológica y social en el Capítulo uno y en el capítulo de
desgaste profesional por empatía. Esas experiencias adversas y sus efectos es
lo que motivó la realización de estos talleres.
En ese sentido, una estrategia de intervención social prioritaria del equipo de investigación para trabajar con niñas, niños y adolescentes migrantes
251
que viajan solos, que han sido repatriados y que ha enfrentado experiencias adversas como las mencionadas, debido a la problemática social vivida
desde el lugar de origen y los riesgos enfrentados en el proceso migratorio,
intentos y cruces transfronterizos, consiste en generar un espacio lúdico de
creatividad y reflexión que permita a este sector de población contar con herramientas de contención emocional, de reconocimiento de sus derechos, de
revaloración de su identidad y de proximidad emocional empática con sus
auxiliadores. Por ello, se desarrollaron los talleres lúdicos
El taller se orientó a niñas, niños y adolescentes, entre 12 y 17 años
edad, migrantes y repatriados que se encontraban alojados temporalmente en los albergues, sin exclusión para los casos en los que hayan migrado
internamente y no hayan hecho algún cruce transfronterizo. Así como al
personal que los atiende con el fin de proporcionarles herramientas. Por ser
ellos los responsables directos de proporcionar la atención y los servicios.
6.2.2.Objetivo
Que las NNA repatriados que viajen solos, cuenten con un espacio lúdico que
les permita jugar y reflexionar, con el fin de proporcionarles estrategias de
afrontamiento y de resignificación de experiencias adversas a través del fortalecimiento de su identidad y autoestima, de la contención emocional frente
a lo vivido y sus expectativas, del reconocimiento de sus derechos y del sostén que aporte la proximidad empática del personal de apoyo de los albergues
temporales. Lo cual contribuye a que reconstruyan vínculos de seguridad,
confianza y certeza.
6.2.3. Metodología
El taller lúdico se basó en estrategias de trabajo que permitieron vivenciar
nuevos conocimientos y experiencias en forma creativa, alegre, divertida y
libre. A través del juego orientado a ciertos fines. Durante el cual, la niñez
se involucró cognitiva, corporal y emocionalmente para después reflexionar
sobre temas de su interés, relacionados con su identidad, autoestima, el cuidado de sí mismos/as, sus derechos, su experiencia migratoria y el papel que
juegan los profesionales que los apoyan y brindan sus servicios para proteger sus derechos.
Cada tema inició con un juego lúdico, individual y colectivo. Y concluyó con
preguntas disparadoras de la reflexión colectiva contenidas en guías de trabajo.
252
Alternativamente, se decidió transmitir el taller al personal operativo, además de proporcionarles el material lúdico, como una estrategia para hacer
extensivo a otros jóvenes migrantes.
En cuanto al espacio de trabajo, se consideró que fuera en los albergues
temporales. Lo cual el personal consideró adecuado, trabajando con las NNA
bajo un marco ético de respeto y reconocimiento de su situación.
Respecto a la duración, se consideraron dos días de trabajo de dos horas y media cada uno, dedicando una hora a cada tema y una hora para la
presentación.
El diseño y elaboración del material didáctico estuvo a cargo del equipo
responsable del estudio.
6.2.4. Contenido
temático
A continuación se presentan los temas que se abordaron en cada uno de los
talleres.
1. Presentación del taller lúdico
2. Dinámica de presentación e integración.
3. Autoestima e identidad: “El amor a mí mismo y a los demás”
4. Los Derechos de la niñez migrante.
5. Trayectoria de vida
6. Encuentro de proximidad emocional empática entre la niñez migrante y el personal de apoyo.
7. Cierre del taller
6.2.5. Lugares
y fechas
En el estado de Baja California se realizaron tres talleres en la ciudad
fronteriza de Tijuana, el primero se desarrolló en el Centro para la Protección
Social de la Niñez (DIF Municipal Tijuana), los días 10 y 11 de noviembre del
2008 de 10:00 a 12:30 hrs. El segundo en el Albergue Estatal Temporal DIF
Río Tijuana, también el 10 y 11 de noviembre del 2008, por la tarde de 15:00
a 17:30 hrs. Y el tercero se realizó en la organización civil Casa YMCA para
Menores Migrantes, los días 12 y 13 de noviembre del 2008, 10:30 a 13:00
hrs. Cada uno de los talleres tuvo una duración total de cinco horas.
En el estado de Sonora se llevó a cabo un taller en el Módulo de Atención
a Menores Repatriados en Nogales, en el Albergue del programa “Camino a
Casa” y se realizó los días 27 y 28 de octubre de 2008, a medio día.
253
6.2.6. Población
Primer taller. En el Centro de Protección de Tijuana, Baja California participaron durante las dos sesiones un total de 14 jóvenes todos del género masculino, de ellos el 7% tenía 13 años, el 29% contaba con 15 años, el 14% de
16 años, otro 29% de 17 años y del restante 21% no obtuvimos información
sobre su edad y lugar de origen. Únicamente se sabe que viven permanentemente en el albergue y sólo participaron en la segunda sesión.
Participante
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
Lugar de origen
Sinaloa
Puebla
(Repatriado)
Sonora
(Repatriado)
Tepic, Nayarit
Tijuana
(Repatriado)
Chiapas (Chontal)
Sinaloa
(Repatriado)
Distrito Federal
Sonora
Tijuana
Chiapas (Tzeltal)
Sin información
Sin información
Sin información
Edad
13
15
15
15
15
16
16
17
17
17
17
Sin información
Sin información
Sin información
La estancia temporal en Centro de Protección de algunos adolescentes que
integraron el grupo se relacionaba con diversos motivos: haber realizado algún acto delictivo, ejercer violencia o consumo de drogas. Sólo cuatro jóvenes se encontraban de manera temporal por haber sido repatriados de Estados Unidos a México. De los cuales uno participó en el taller las dos sesiones
ya que los tres adolescentes restantes sólo participaron un día.
Segundo Taller. En el Albergue Temporal Río Tijuana del SEDIF asistieron
25 participantes a la primera sesión, 12 eran niñas, ocho niños y cinco educadoras. En la segunda sesión participaron 22 asistentes, 11 eran niñas,
ocho niños y tres educadoras. El rango de edad de NNA era de 11 a 17 años.
Dentro de este grupo se contó con la participación de 2 niños migrantes que
vivieron el proceso de repatriación. Una niña originaria de Ocotepec, Chilpancingo, Guerrero y un niño que venía de Coatepec, Veracruz. También
254
encontramos migrantes internos que venían de otros estados de la república
como Chiapas; Comalcalco, Tabasco; Sinaloa y Sonora.
Con respecto al resto de las niñas y niños que participaron en el taller,
encontramos diversos motivos por los que se encontraban alojados en el albergue entre los principales se encuentran por problemas de disfunción familiar, por violencia dentro del hogar o haber vivido abuso sexual.
Tercer taller. Se realizó en Casa YMCA y durante la primera sesión contamos con la participación de la trabajadora social, la señora que cocina, el
señor auxiliar general y el coordinador del albergue quien permaneció por
un momento. En la segunda sesión participaron los mismos integrantes del
personal operativo del albergue (tres personas). Y se sumó un joven migrante, de 17 años de edad, quien tenía un día de haber ingresado a Casa YMCA.
Taller en Nogales, Sonora. En el primer día participaron 13 jóvenes, 12
hombres y una mujer. La mayoría tenían 16 y 17 años. El lugar de origen de
ellos era: cinco de Chiapas, dos de Veracruz, dos de Jalisco, uno de Quintana
Roo, uno del Estado de México, uno de Michoacán, uno de Puebla.
En el Módulo del Programa “Camino a Casa” en Agua Prieta, Sonora,
no se pudo realizar el taller, ya que no había jóvenes repatriados, ni en Casa
YMCA, ni en Casa Pepito. Sin embargo se trabajó con el personal del Módulo,
dándole a conocer actividades del Taller, se les dejó el material y se practicó
con ellas la creación del lugar seguro y el abrazo mariposa.
6.2.7.Relatorías
Taller 1. Baja California
En colaboración con la coordinación del Centro para la Protección Social de
la Niñez se desarrolló el primer taller dentro de sus instalaciones. Desde el
inicio los jóvenes mostraron una actitud participativa y atenta. Se presentó
el programa de trabajo y se realizó la dinámica de presentación, cada uno dijo
su nombre, edad, si hablaba alguna lengua indígena, lo que más les gustaba
hacer y por último tenían que realizar un movimiento con su cuerpo que
asociaran con su nombre. El ejercicio permitió que los integrantes del grupo
se conocieran desde una perspectiva positiva y enriquecedora. Durante la
sesión se motivaron los valores del respeto y la tolerancia hacia los saberes y
las diversas formas de ser de cada persona.
255
La siguiente actividad promovió la participación de los adolescentes para
que colectivamente construyeran las reglas de convivencia de tal manera el
taller se realizara en un marco de juego y respeto a las opiniones y participación de todos. Las reglas de convivencia que establecieron fueron: Respeto,
participar, escuchar al otro, levantar la mano para participar, no burlarse y no
poner apodos.
Para iniciar el tema de Autoestima e Identidad: El amor a mí mismo y a
los demás se realizó la actividad denominada: “De que estoy hecho”, donde
el principal objetivo era que representaran a través del dibujo y la colocación
de algunas imágenes y frases algunos elementos de su autoestima, de su
identidad y del proceso migratorio (si era el caso); así como sus recursos personales, relacionales y contextuales que han puesto en práctica frente a las
situaciones adversas. Su participación fue activa y así lo podemos observar
en la siguiente imagen que muestra el trabajo realizado por los jóvenes. Es
muy importante señalar que todas las imágenes y frases que formaron parte
fundamental del material proporcionado a los adolescentes se diseñaron en
hojas de colores que permitieran crear el ambiente lúdico.
Una vez que terminaron de pegar las imágenes, frases y corazones se
colocaron en el centro del salón para conocer lo que habían realizado y cada
uno compartió sus ideas y emociones al realizar el ejercicio. Lo que representan para ellos algunas figuras como:
256
FIGURA
Camión
•Un viaje
Elote
Carro
Caballos
•Lo que sembramos
•Pasear con la familia
•Ayuda a cosechar
Familia
Pies
Casa
SIGNIFICADO
•Yo no tengo familia hace 10 años que no la veo, ni siquiera
sé si está viva.
•Seres que dejamos atrás
•Caminar de un día para otro
•Lo que alguien ha caminado o vivido
•Hogar
•Donde vivía antes
Un joven expresó que las frases que se les proporcionaron son palabras
muy importantes para él porque lo hacen sentirse tranquilo; por ejemplo, la
frase “Aquí siempre habrá alguien esperándote” para él representa que tiene
el apoyo de alguien. Junto con el material que se les proporcionó se incluían
símbolos que expresaban diversas emociones y un joven compartió que el
colocó las caritas que muestran tristeza, abandono y desánimo ya que es lo
único que él ha sentido.
Posteriormente cada uno compartió lo que guarda en su corazón:
1) María, mi barrio, mis compas, mis hermanos y mi mamá.
2) Mi novia Selene, mis amigos, mi familia compuesta por padres y hermanos.
3) Mi novia Mariana, su amor me da seguridad, y mi familia.
4) En este corazón vivo yo y mis amigos. También mi nacionalidad. Como tanto mi fortaleza y el orgullo que tengo de mi ser.
5) Mi familia, mis abuelos y todas las personas que he conocido antes, mi novia Rosita, mis amigas Sandra, Susy, Maribel, Idalia y mis compas.
6) Sueños, amigos, familia, mi novia, recuerdos, mi perro, mi guitarra y mi hogar.
7) En mi corazón vive muy especial mi mamá, es la que quiero mucho con
todo mi corazón y siempre la voy a amar mucho y a mi papá…forever.
8) Familia, mamá, papá, dos hermanos, hermana, mi novia y mis amigos. Tiempos buenos y tiempos malos.
9)Familia, amigos/as, mi país y mi casa.
En general expresaron sentirse muy bien con el ejercicio pues les gustó,
un adolescente compartió que: “Me siento bien de expresar cosas que no había
dicho antes”.
257
Para continuar la reflexión y con apoyo de una guía de reflexión en referencia
a la importancia de la Autoestima surgió la siguiente cuestión. ¿Por qué es
importante cuidarnos y querernos? Y los jóvenes contestaron:
• Porque si no nos cuidamos nosotros mismos quien lo va a hacer.
• Es importante para estar bien.
• Para poder llegar a ser grandes personas.
• Hay personas que no tienen una parte de su cuerpo y aún así siguen adelante y nosotros que lo tenemos no lo cuidamos.
• Si no pensamos positivamente cuando tengamos a nuestros hijos se lo vamos a transmitir.
Como una forma de reconocer a las demás personas que los han apoyado
en situaciones difíciles de su vida y que los hace sentir fortalecidos se planteó
la siguiente interrogante ¿Quiénes los han ayudado?, los jóvenes expresaron:
• Los educadores Cristian e Israel
• Mis papás
• Algunas personas
• El albergue de protección a menores en Estados Unidos, nada más que me escapé de ahí.
El siguiente tema corresponde a Los Derechos de la Niñez Migrante y el
juego diseñado para abordarlo fue “Carrera por los Derechos de la Niñez Migrante”, el objetivo central era que conocieran sus derechos y hacerlos valer,
por medio de la reflexión sobre algunos casos reales. La actividad la adaptaron
de acuerdo a sus necesidades, así que cada uno explicó un problema por el cual
estuviera atravesando y sus mismos compañeros les iban planteando algunas
posibles alternativas para resolver dicha situación. Algunos ejemplos se plasman en el siguiente recuadro:
PROBLEMÁTICA
a)
Le pegué a una muchacha
b) Tengo problemas en mi casa con mis
hermanos por las drogas. Como que mi
cuerpo ya no puede dejarlas.
258
PROPUESTA DE SOLUCIÓN
Que vaya a disculparse y que ya no sea tan
violento.
Valorar qué necesito realmente
a)
PROBLEMÁTICA
Estoy medio loco, agresivo, no tolero a los
homosexuales.
PROPUESTA DE SOLUCIÓN
Aléjate de ellos.
b) Seguir con el sueño americano porque
quiero regresar.
Que se regrese con su familia a Sinaloa y si elije
cruzar a pesar de los riesgos pues que se cuide.
c)
Que tome algún tratamiento. Que te quedes aquí
por más tiempo y que tengas más voluntad.
No puedo dejar el alcohol ni el cigarro.
Se consideró que si ellos se expresaron sus propias experiencias es porque sintieron la confianza de hacerlo, ya que carecen de un espacio grupal para poder
expresar sus inquietudes sin que existan prejuicios de por medio.
Además de sus derechos también se habló de las obligaciones que tienen
como jóvenes, y que ellos mismos comentaron, por ejemplo: obligación de trabajar, de cuidarse, de controlarse, de estudiar y ser responsables de lo que
hacen, dicen y sienten.
Para concluir la sesión los muchachos expresaron que les hubiera gustado
que el taller durara más días pues estando en el albergue se aburren, por tal
motivo les agradó el tener un espacio de este tipo donde pudieron optimizar
su tiempo en aspectos productivos y agradables.
Un participante expresó sentir desesperación por estar encerrado y efectivamente aumenta dicha desesperación cuando no están realizando actividades adecuadas a su edad que les permita enfrentar la estancia en el Centro de
manera positiva.
La segunda sesión se inició con el tema Trayectoria de vida, se diseñó el
juego “El camino de mi vida” para que cada participante reflexionara acerca de
cómo era su vida antes de migrar, cómo es a partir de que migraron y cómo
quieren que sea en adelante, tomando en cuenta que ellos son los principales
actores de su historia.
El desarrollo de la actividad requirió que se formaran dos equipos y a cada
uno se le proporcionó un franelógrafo con diferentes imágenes o fotografías
de paisajes, lugares, personas y objetos, con los cuales representaron el camino de su vida.
259
Una vez que cada equipo terminó, algunos participantes compartieron la
trayectoria de su vida. A continuación se presentan algunas historias, transcritas a partir de lo que ellos expresaron:
1) Yo puse cuando estaba en el DF y me vine para Tijuana y ya. Me hizo
falta plasmar lo de las peleas que he tenido en mi trayectoria.
2) Mi historia es algo breve: Andaba con unos camaradas y me dijeron
que si quería hacer una feria, yo les dije pues sí, ¿a quién no le gusta hacer
una feria?, y pues hicimos un robo con violencia y lamentablemente salió
mal, aquí en Tijuana y nos agarraron los policías y nos pusieron una golpiza,
que fuimos a parar al tutelar de menores. Y estuve ahí un tiempo y no me
gustó estar ahí porque nos trataban mal y no daban buena comida y te tenías
que pelear con otro muchacho por tu comida y como que no es agradable y
cosas así, te querían quitar tu ropa. Estuve tres meses, pasaba frío, hambre
y desesperación. Me arrepentí de haber hecho eso todo por una feria y esa
es mi historia. Pero está vez me trajeron aquí por otra cosa, está vez me
trajeron por robo de vehículo y no me pudieron comprobar nada, por lo que
estuve en el Consejo solo tres días y después me mandaron para acá.
3) Nosotros fuimos a trabajar por dólares, a ganar dinero, muchos cruzamos y nos llevaron polleros, pero nos agarró migración y nos trajeron en
grupo, de ahí no llevaron al tutelar de menores y de ahí estamos aquí.
260
4) Yo vivía en Ensenada y mi vida era diferente, vivía con mi abuela, diez
primos y dos tíos. Nosotros vivíamos con mi abuelita y a diario nos íbamos
de paseo, cuando ella se dormía nos íbamos a los cerros, a los ríos. Con mi
abuela viví siete años y con mi tía tres años. A los diez años me entregaron
con mi mamá, pero realmente yo tenía dos vidas: una como niño y otra como
niña. Viví con mi mamá tres años, yo quería vivir con mi mamá, pero mi
abuela no quería porque mi mamá era sexoservidora y me dejaba ser como
yo quisiera, yo hacía lo que quisiera y una vez cuando estaba en Ensenada
me vine para acá a vivir de niña, sólo por dinero no porque me gustara pero
pasó que me agarraron primero por no pagar unas cosas que debía y porque
no traía una tarjeta de sanidad, me trajeron porque no la tenía.
5) Se trata de que tengo dos primos, pero son sobrinos de mi padrastro
uno está en los EE.UU. y otro está en la seguridad nacional, y una vez tuve
que ir al otro lado, pero no así de mojado, pasé con mi visa y mis papeles y
me contó una historia de cuando a él casi lo quisieron matar, él no era como
los demás, se fue a Irak a la guerra, ahorita él no es como los demás, tenía
un compañero que mataron los iraquíes porque también mataron menores,
pero él no era tan cruel, a mi primo casi lo llegan a matar pero se salvó casi de
milagro. A mí me gustaría irme para Irak y ser del ejército pero hay una parte
que no me gusta, que es la de utilizar armas para disparar a las personas.
A partir del comentario anterior otro compañero compartió la violencia
y el maltrato que vivió por parte de algunos soldados en el momento que fue
descubierto pintando una pared en la calle. Y menciona que muchas veces
sólo lo hacen por diversión, golpean y humillan sólo para divertirse. En relación a ello la facilitadora mencionó e hizo énfasis en la importancia de hacer
valer los derechos.
El joven que inició la discusión añade el siguiente comentario: “Es como
sucede con los migrantes, que a veces los agarran a plomazos pero con balas
de plástico, los soldados norteamericanos, una vez a mi primo le tocó estar
en la línea fronteriza para cuidar y vio como agarraron a golpes a un señor
migrante ya grande y que lo golpearon así nada más, por diversión”.
Para concluir el ejercicio, sobre la Trayectoria de vida, se planteó la siguiente interrogante: “¿Cómo se ven de aquí a cinco años?”, ¿Cómo están ahora
a sus 16, 15 o 13 años? y ¿En cinco años cuántos más van a tener?, ¿Qué estarían
haciendo de aquí a ese tiempo?, ¿Cómo se ven?, visualícense en esa imagen. Recuerden que ustedes son los únicos dueños de su vida”.
261
Se proporcionó el tiempo suficiente para que los jóvenes se visualicen.
¿Quién nos quiere compartir como se ve de aquí a cinco años?:
• Yo me visualicé de aquí a dos años, porque cinco se me hizo mucho
tiempo, me imaginé tener una familia a los 20 años con un hijo, una hija
y mi esposa, con toda la familia y si están mis perros pues también.
• Yo que estaba con mi familia con mis padres juntos, además de mi
propia familia con mis hijos y mi esposa en México donde nací Xicotepec, Puebla.
• Nada más me imaginé de regreso con la familia en Chiapas.
• Me imaginé estando en la escuela Militar.
• Me imaginé ya casado y me gustaría boxear en peso completo o tener un
negocio de tatuajes en las Vegas, no mejor aquí en Tijuana. Tatuar gente o
ser luchador, me gustan golpear mucho. Siento que con el box puedo sacar
el coraje.
Retomando lo expresado por los adolescentes observamos la importancia de la familia en su trayecto de vida, pues no importa donde estén
siempre desean regresar a ella o construir la propia, de tal manera la
familia es parte fundamental de la red de apoyo que acompaña el crecimiento del ser humano.
La última actividad realizada con los jóvenes fue el “Árbol de la generosidad”, que a partir de las condiciones dadas sólo se pudo trabajar con ellos, ya que
la propuesta era trabajarla junto al personal de apoyo con quienes interactúan
mientras permanecen en el albergue. El objetivo principal fue que a través de
valores como empatía y bondad los jóvenes descubrieran nuevas formas de vincularse con el otro, partiendo de la confianza, seguridad, respeto y solidaridad.
A través de ideas, pensamientos agradables y acciones positivas inspiradas en alguien que estuviera atravesando por una situación adversa, y los/as
colocaron en el árbol para nutrirlo.
• Palabras de ánimo, de amigos, cuando murió su mamá.
• Tus familiares te esperan
• Respeto unos a otros.
• Que sigas adelante. Palabras de fortaleza.
• Si tú tienes más, dáselo a quien no tiene.
Taller 2. Baja California
Al iniciar se realizó la presentación del taller lúdico y cuál era su objetivo.
Posteriormente para crear un ambiente de confianza e integración se llevó
262
a cabo el ejercicio de presentación. Una vez concluido dicha actividad entre
todas y todos crearon las reglas de convivencia, entre las principales encontramos: Respeto, participar, escuchar y poner atención.
En la actividad: “De que estoy hecho” se formaron dos equipos uno de niñas y
otro de niños. La facilitadora lanza la siguiente interrogante al iniciar la actividad:
¿De qué estamos hechos? Algunas respuestas fueron: Sentimientos, Cariño, Amor,
Carne, Músculos, Alegría, Tristeza, Huesos. A través de diferentes imágenes, símbolos y frases lo representaron. El equipo de los niños inició su presentación.
• Yo estoy hecho de amor e imaginación.
• Con los pensamientos expresamos como nos sentimos, por ejemplo
con expresiones de cariño o de amor.
• Cuando un niño tiene un problema lo fortalece la amistad, el amor
también nos da fortaleza y confianza.
• La familia es cuando compartes cosas con tus familiares, cuando estas junto con ellos y te da ánimo de hacer las cosas, el equipo de niñas expreso lo siguiente:
• Yo estoy hecha de confianza hacia las demás personas
• Yo estoy hecha de amor a mi misma
• Yo estoy lejos de mi familia pero no me siento sola, como los niños
migrantes que se sienten solos y tristes.
• Nos fortalece la amistad de los compañeros del DIF.
• Puede significar que sigas tu camino, que te superes, que no importa
el problema que tengas, sigue adelante, no te detengas. Puede ser una carrera o algo que tú quieras hacer.
Se habló de la importancia de la familia, donde se resaltó que existen diversos tipos de ella. Por otra parte se mencionaron cuáles eran los antídotos
ante algunas sensaciones desagradables que en algún momento de su vida
han sentido, por ejemplo cuales serían los antídotos ante:
• La Indefensión encontramos la Protección
• El Desánimo encontramos el Ánimo
• La Desconfianza encontramos la Confianza
• La Desilusión encontramos la Ilusión
• La Tristeza encontramos la Alegría
• La Soledad encontramos la Compañía
• El Abandonado encontramos Acompañado
263
La siguiente etapa de la actividad consistió en que algunas/os participantes nos compartiera ¿Quién vive en su corazón?:
• Vive el amor y el cariño de todos los que me rodean.
• Dentro de mi corazón vive Dios, mis padres, mi hermana, mi hermano, mi tía, mi tío, un primo y mis amigos. También alguna gente que me
han dado confianza y cariño.
• Mi familia, mis tres hermanos, mi niña, mi esposo, mi perro Max, mis
amigos/as y todos los que están aquí, los niños y niñas del albergue.
• Mi familia, mis hermanos, mis amigas que más quiero, y a mis papás
que aunque no estén conmigo, los quiero mucho.
• Mi casa, el DIF que me da todo lo que ocupo, mi familia, amigos,
hermanos, mi novia, aquí están todos los sentimientos, alegría, amor,
cariño, amistad, confianza, hermandad y pensamientos.
• Mi corazón representa a mi familia, Dios, mis amistades, personas
que ya murieron y mi trabajo, que son ustedes.
• En mi corazón estoy yo, mi mamá, mi hermana, mi amiga, mi papá y
dos perritas y las caritas son mis amistades y gente que voy conociendo
en la vida.
• Mi hogar, yo, mi papá, mi casa como es, porque vivo en un lugar muy
limpio.
Para concluir la primera sesión se plantearon las siguientes interrogantes: ¿Por qué es importante recordar y saber quién es cada uno/a de nosotros/
as? y ¿Por qué es importante saber de qué estamos hechos?:
• Para saber lo que tenemos en el corazón, para ponerle nombre.
• Para expresarnos.
Se habló de la importancia que tiene el querernos y cuidarnos, y que
también nos quieran y cuiden los demás ya que se considera que es un alimento que necesitamos día con día para vivir y sentirnos tranquilos y contentos. Por otro lado, las niñas y niños reflexionaron sobre las personas que
los han ayudado en la vida, entre las que se encuentran: papás, tíos, hermanos, maestros y las niñeras del albergue.
Al final surgió el comentario por parte de una niña sobre el maltrato que
ha vivido por parte de un familiar. Se habló de la importancia de sacar esas
cosas desagradables del corazón, saber que causan dolor pero también pensar
en que son más las personas que los/as quieren y los/as cuidan, que siempre
van a encontrar en su camino una mano que los/as ayude, alguien que les
haga sentir fortaleza y alguien que les ayude a seguir andando en su camino.
264
La segunda sesión se inició con el tema Trayectoria de vida, con el ejercicio
llamado “El camino de mi vida”, donde niños y niñas tuvieron la posibilidad
de recordar, valorar y apreciar los acontecimientos que han vivido a lo largo
de su vida. Y descubrieron en qué se parecen las trayectorias de vida entre
ellos. El grupo se dividió en dos equipos para jugar.
Elaboración del franelógrafo del equipo 1
A continuación se presentan las participaciones de los integrantes del
equipo 1 que fueron el resultado de la reflexión sobre su trayectoria de vida:
1) Lo más importante es la familia, a mí me gusta mucho viajar y si es a
Los Ángeles más.
2) Las fotografías e imágenes del franelógrafo me hicieron pensar en las
personas en quienes surge la necesidad de querer ir a cruzar la frontera
y se van a cruzar por el desierto y mucha gente no lo logra y muere en el
intento.
3) La mayoría compartimos el hecho que no todos nacimos aquí, y se
viene aquí a Tijuana y se vive mejor que en otras partes.
4) La figura del perro que pusimos en el franelógrafo puede ser un amigo, un compañero, que puedes tenerlo desde chico y vas creciendo con él,
y es como un recuerdo de tu niñez.
5) Coincidimos en que la mayoría ha tenido una mascota que va acompañándolo durante la vida. También la mayoría opinamos que la mejor
etapa del ser humano es la niñez, es la que se disfruta más.
6) En el franelógrafo estamos todos, este soy yo, nuestra familia es muy
importante para nosotros por eso la colocamos al centro.
7) El árbol representa que las personas deben de crecer como los árboles
grandes en espíritu y sabiduría, sin olvidar sus raíces.
8) Es muy importante que las personas sepan tener confianza en su
vida.
9) Hay niños que han nacido aquí en Tijuana, en la República Mexicana
pero que también han vivido en Estados Unidos, y algunos de ellos no
han tenido una buena vida, así que no han disfrutado su niñez y sus papás se han peleado pero viven bien aquí.
Observamos que si bien no todos/as los/as participantes han intentado
cruzar a Estados Unidos, si hay un flujo constante interno dentro de la ciudad de Tijuana y el hecho de ser una ciudad fronteriza el tema de la migración hacia el país vecino está presenta en la vida de las personas.
265
Elaboración del franelógrafo del equipo 2
1) Yo vivía en un rancho en Sinaloa, y comía espinacas, huevos de gallina,
después mi mamá y mi papá me trajeron aquí a Tijuana.
2) En mi trayectoria de vida puse a mi mamá, yo y mi papá cuando siempre
íbamos a ver a las vacas y veíamos como mi papá les sacaba leche a las vacas y
cuando podíamos nos la tomábamos y comíamos pan. También íbamos a ver
a los caballos y mi papá me subía en ellos.
3) Voy a explicar mi dibujo que realicé para el franelógrafo: Yo estaba en Ocotepec, Chilpancingo, Guerrero en mi casa con mi papá después me vine para Tijuana, en México agarré el avión y ahora ya estoy acá en Tijuana, quería pasar
para el otro lado, pero no se pude me agarraron y me mandaron al DIF.
4) Pusimos el Río Bravo y acá ya estamos en la ciudad como se vino mi
compañera a vivir acá con su familia, ahora ya van a pasear al parque y
llevan a su perro.
5) Todos sabemos bien que aunque estén lejos de sus papás siempre estamos
juntos, contentos y felices. (Comentario realizado por una educadora)
En este equipo también participó un menor repatriado que no quiso exponer su dibujo sólo mencionó que se trataba de Veracruz su estado de donde
es originario. El niño de 12 años de edad, tenía muy pocos días de haber ingresado al albergue, por lo tanto no estaba integrado al grupo. Sin embargo,
participó en cada una de las actividades y en todo momento hubo disposición
de su parte, pero había cierto aire de tristeza en su rostro por todo lo vivido y
el no saber qué iba a pasar con él porque su mamá vive en EE.UU.
Se observó cierta reserva por parte de las niñas y niños al hablar sobre
su historia, quizá los elementos proporcionados para que desencadenaran la
reflexión, no se relacionaban con sus experiencias vividas, por lo tanto no se
identificaron y no pudieron concretar su trayectoria de vida. Y quienes sí lo
hicieron, fue porque pudieron encontrar algún elemento con el que se identificaron y lo asociaron a su propia historia, por ejemplo la niña que también
fue repatriada compartió la trayectoria de su vida pues las imágenes le eran
familiares a partir de lo que ella vivió.
266
Para concluir con la sesión se realizó la actividad “El árbol de la generosidad”,
donde participaron de manera muy activa tanto las niñas, como los niños y
por supuesto las educadoras. Es importante señalar que ambas habilidades
que aborda el ejercicio se reafirmaron pues tanto la empatía como al bondad
son aspectos que se tratan de fomentar dentro del albergue infantil. De tal
manera, junto con la creatividad surgieron palabras, frases y acciones dirigidas hacia quienes estuvieran atravesando por una situación adversa, para
que los reconfortara. Así es como surgen mariposas, flores, manzanas, pájaros,
hojas nuevas del árbol, diversos frutos. Que dieron vida y nutrieron el árbol de
la generosidad.
Al final se agradeció su participación y expresaron haberse sentido muy
bien durante las actividades y de manera general comentaron que les gustó
mucho el taller.
Taller 3. Baja California
Se realizó la presentación del proyecto y su objetivo, al personal operativo de
Casa YMCA. Se decidió que la mejor manera de transmitírselo a los NNA migrantes, era vivirlo en carne propia, así que pasamos a la dinámica de presentación. Es importante resaltar que el taller se desarrolló en la estancia principal del albergue, que representa la sala de un hogar muy acogedor y cálido, de
tal manera desde que inició el taller hasta su término se percibió un ambiente
de confianza y respeto.
En la primera actividad “De que estoy hecho”, los participantes expusieron en plenaria sus reflexiones. Y compartieron las imágenes y frases que colocaron dentro del cuerpo y explicaron por qué lo pusieron en determinado
lugar. A continuación se presentan textualmente la participación de cada integrante del grupo (a cada intervención se le asignó una letra, es decir tenemos participantes A, B y C, la F, está última corresponde a la facilitadora). A
razón de ser pocos participantes, pero además por el contenido de cada participación que se expresó a través de la experiencia vivida muy de cerca con la
niñez migrante.
A continuación nos comparten sus reflexiones sobre la primera actividad:
A. “Lo primero que puse fue la carita de felicidad, de ánimo, porque creo
que eso es lo que nos hace seguir adelante, tener una buena cara a la vida y de
lo que sale de nosotros, de nuestras palabras, nuestro aliento significa mucho,
coloqué el símbolo de la lengua en la parte de la cara.
267
Después ¿por qué puse México y unas manitas agarradas?, porque los muchachos que llegan aquí con nosotros tienen una parte de su familia en Estados Unidos y otra parte aquí en México entonces no saben si se van para
un lado o para otro, por eso está a la mitad, lo cual es un dilema para ellos y
precisamente las imágenes las coloqué en la cabeza, es algo que ellos piensan
mucho, para ellos es muy difícil partir de ahí.
En la parte del corazón puse a la familia como número uno, a los hermanos y padres de un lado, y lo que son primos, amigos, novia, hijos, abuelos y
hasta la esposa porque precisamente los menores dejan a su familia o dejan
a sus hijos, ya los que tienen 16 o 17 años, ya sean mujeres o hombres ya
tienen hijos, entonces los dejan y por eso coloqué las imágenes en medio
representando como que los quieren abrazar a sus seres queridos, y por eso
están cerca del corazón.
También hay imágenes que se relacionan con la tierra, por ejemplo la
casa, la iglesia, lo que uno creé, lo que uno siente, de la misma manera lo
acomodé cerca del corazón, además de las alegrías.
La fortaleza, la seguridad y la confianza, las puse en las manos, porque
si nosotros trabajamos la fortaleza es un símbolo para mí de que ella está en
los brazos. La seguridad que uno le puede brindar a una persona, con darle
el saludo, la mano, el contacto. También es muy importante para los jóvenes
sentir el contacto de alguien y la confianza por eso las puse en las manos.
Seguridad y confianza que les podemos dar nosotros y precisamente están
en las manos porque es parte del contacto y que se sientan acompañados,
aparte de seguridad, que sientan la compañía de uno.
El amor que les da su familia les da seguridad, porque es donde han sido
criados, tal vez algunos jóvenes no fueron criados por sus papás, pero fueron
criados por sus abuelos quienes les dan seguridad, a través de su amor y su
cariño para seguir adelante. Entonces esa llamada, ese contacto con su familia
les da seguridad. En la parte del estómago coloqué las emociones, por ejemplo
desconfianza, indefenso, desanimado, abandonado, triste y es un hueco que
tienen en el estomago; todo eso se está moviendo y todo eso lo traen porque
están bien decaídos, pues dejan todo y por eso lo puse en el centro.
Y también la comida porque cuando llegan bien desanimados, la comida
además de que nos da energía, cuando estamos así y tenemos cerca los alimentos característicos de nuestro país, nos hace sentir mejor.
268
Esta imagen representa que donde nos sentemos y nos sentimos a gusto,
estamos cómodos, si estás en tu casa, tal vez en la casa de la abuelita, o en
algún lugar tranquilo te vas a sentir cómodo. Los carros o autos representan
a dónde vas, con la personas que vas, ya sea que vayas con tu familia, con tus
amigos o sólo en ese trayecto que dejan.
Aquí decirles tú estás caminando, te estás yendo a algún lugar, ¿Te podemos ayudar?, nuestras enseñanzas como familia te acompañan en tu camino
hacia dónde vas. Representa como un caminito.
Las frases “quiero regresar y puedo” y mis pasos a donde van significan
que yo sé que voy hacia Estados Unidos pero quiero regresar y puedo regresar. Porque algunos dicen ya me voy pero a lo mejor ya nunca regreso, pero la
mayoría quiere regresar a sus estados de origen.
Los pies significan que son sus raíces y lo que te da fuerza y de abajo
subimos a la parte de la cabeza, donde ésto representa movimiento, es decir
una persona siempre está en movimiento y más los menores que están tratando de cruzar, que vienen de diferentes lugares de ahí el movimiento que
quise simbolizar”.
B. “Yo coloqué una casa que simboliza cuando los muchachos ya están
de este lado en Tijuana, porque yo estoy aquí en la casa y cuando se van los
muchachos que vienen por ellos, lo que les recomiendo es: “ten cuidado”,
“cuídate mucho” y “que Dios te ayude”. Uno trata de darles seguridad cuando
vienen, que se sientan con confianza, les vamos cocinando para que sientan
ellos que aquí está uno con ellos, que no están solos, la familia, aquí es lo
primero que les da uno cuando los recibe aquí en casa, “pasen con confianza, siéntense y ahorita platica la trabajadora social con ustedes y les dan de
comer”. Y trato de llevármela bien con ellos, aconsejarles como se deben de
comportar.
Después pegué la imagen de las tortillas, porque es lo que luego, luego
llegan buscando, la tortillas y se les dan, para que se sientan como que están
en su casa, que no están lejos y se sientan un poco más cerca de su casa. Y
con el corazón les aconseja uno que cuando se vayan que se acuerden de su
familia y si se van sintiendo la amistad de uno, y si nos llaman cuando ya
están con su familia, nos dicen: “ya estoy acá, ya llegué”. En los días en los
que ellos se sienten lejos si nos llaman. Y aquí los tengo yo en mi corazón. En
ocasiones la muchachas que se van nos mandan detalles, viene una señora y
nos dice: “Mire aquí le mando Luz”. Por eso siempre los estoy recordando.”
269
C. “Elegí está imagen porque me acuerdo de mi tierra, de mi rancho, en
Matías Romero, Oaxaca, cómo es el estilo de por allá, de cómo trabajé el
tiempo que estuve por allá, me vine a los 22 años. Y pienso en mi familia,
voy para allá cada vez que se me facilita, que haya manera, que haya para el
boleto de avión y si no hay me aguanto más tiempo.
Aquí puse el recorrido que se hace de México hasta llegar a Estados Unidos, aquí están la huellas que dejé en mi travesía de recorrer todo México.
Y a la persona que conocía allá pues me recibió con un apretón de manos de
haber llegado a Estados Unidos, del gusto y de la alegría, de haber llegado del
otro lado. A mí no me ha pasado, es lo que veo que les dan a los menores, los
reciben con mucha alegría su familia, su papá, algunos hermanos o sus tíos,
los reciben con un apretón de manos.
La confianza, me refiero a los muchachos o a muchas personas, que se
aman a sí mismos y se sienten seguros, se dan un valor y ese cuidado, al
venirse a esa aventura. Esta confiado de él mismo, por eso puse confianza.
El paisaje que puse en los pies es un recordatorio de lo que dejé atrás, las
montañas de por allá y los paisajes, además de los lagos, me da tristeza, sentimiento de dejar todo eso atrás.
A. “La frase “puedo confiar en los demás” la coloqué cerca de esta imagen
de una sonrisa, porque cuando alguien sonríe sé que puedo confiar en esa
persona. Y estás dos frases las quise poner en la cabeza detrás del cerebro:
“Puedo confiar en mí mismo”, “Me amo y merezco respeto”, porque nuestras
ideas son muy importantes, si yo pienso eso voy a estar bien”.
F. ¿Quién le puso México?, hasta arriba de la figura humana:
A. “Yo, representa que “aquí siempre habrá alguien esperándote”, los
menores se van con la esperanza de encontrar un trabajo, su familia, con esa
esperanza de un mejor futuro, pero igual México siempre les abre los brazos,
los está esperando y si regresan les va a brindar la tierra y el amor de la gente.
Por eso puse a México.
Con la primera participación de los integrantes del grupo observamos
la enorme experiencia que tienen de trabajar con los menores migrantes,
conocen cuales son las emociones con las que llegan al albergue y les proporcionan elementos básicos y fundamentales para reconfortarlos ante una
experiencia tan intensa.
270
Posteriormente nos compartieron ¿Quién vive en tu corazón?:
A. “Pues yo creo que mucha gente, muchos lugares, ¡demasiados!, empecé en medio es una carita feliz, de aquí parte con mi sobrino el más chiquito,
Oscar, le siguen Luis, Carolina, Saúl, Ángel, Claudia y Pancho que son todos
mis sobrinos, mi papá, mi mamá, mis hermanos, mi abuelita materna y mis
otros abuelos, mis amigas que son las que más recuerdo o de quienes tengo
más recuerdos y que algunas sigo frecuentando. Los lugares que he conocido
y que han sido muy bonitos para mí como México, Tijuana, San Juanito,
Puebla, Guanajuato, Mazatlán, la playa de Tijuana, los Mochis, la ciudad de
Durango, tuve la oportunidad de conocer esos lugares. Jesús mi ex esposo,
aquí puse también una vela que simboliza la fe, la esperanza y todas las personas que he conocido y que han estado muy cerca de mí”.
C. “Mi mujer, mi casa, los árboles que tengo allá, los animalitos que son
unas gallinas y sueños americanos que no se me han realizado de tener una
casa y un carrito por allá”.
La facilitadora expone: Si se dan cuenta aprendemos jugando y es muy profundo esto, de tal manera se recomienda realizar algunas preguntas de reflexión:
¿Por qué es importante recordar y saber quién es cada uno de nosotros y de qué
estamos hechos?, ¿Por qué creen que fue importante hacer este ejercicio?:
A. “Para saber a dónde nos dirigimos y estar bien seguros de lo que queremos y de quién somos. Porque a veces no sabemos y es necesario conocernos”.
Con apoyo de la guía de reflexión, se planteó la siguiente interrogante:
¿Por qué es importante querernos y cuidarnos, y que los demás que nos quieren y
también nos cuiden?
A. “Está dentro de nuestros derechos como ser humano. Si no nos queremos, si no nos respetamos, si no nos damos confianza, difícilmente otra
persona nos dará respeto y confianza. Entonces empieza por uno mismo”.
F. ¿Por qué es importante reconocer y valorar positivamente nuestro origen, lo que sabemos, nuestra lengua y nuestra familia? Porque a veces nos
han hecho avergonzarnos de nuestro origen, pero no es cierto, tiene un valor
muy grande y muy positivo, entonces a veces es muy importante recordarlo
para que nos de fortaleza y seguridad, saber que eso es lo más importante
que tenemos en la vida, donde estemos ahí va a estar.
271
Con respecto a la pregunta ¿Quiénes nos han ayudado a sentirnos seguros o tranquilos?, por ejemplo si ustedes les preguntan a estos chicos que
traen, quienes lo han ayudado a sentirse seguros y tranquilos después de que
vienen de que la migra los trato de cierta manera. ¿Qué creen que contestarían ellos? ¿Ustedes creen que hablarían de su trabajo?
C. “Algunos si han dicho, si no fuera por ustedes donde andaría, vagando
por las calles”.
B. “Los papás también lo dicen. La mayoría de los menores ya han venido aquí dos o tres veces. Otros casos se escapan de los albergues de puertas
cerradas. A veces si le hace falta a uno revisar de que está hecho uno, porque
con el bullicio de todo se nos olvida”
F. Ustedes forman parte de lo que están hechos los menores. Porque les
dan seguridad, les dan cuidados, les dan confianza, les dan todo esto, entonces ustedes forman parte de su vida, de su experiencia, de sus recuerdos,
de sus sentimientos, de todo. Por eso decíamos el Taller Acompañándome
en mi andar, porque lo que hacen es una labor muy importante y de verdad
todos la reconocen, ellos primero, nosotros la sociedad que los vemos desde
lejos también, yo no sé si ustedes se reconocen todo el trabajo y ¿cómo se
sienten de hacerlo?
A. Es muy satisfactorio.
Durante la segunda sesión se integra un joven migrante, Eludín (de
quien se tiene la narración de su historia de vida). Iniciamos con el tema de
los Derechos de la Niñez Migrante. Se habló de la importancia de conocerlos
y difundirlos para que se hagan valer. A esto el joven respondió:
E: Cuando quieren cruzar los mexicanos, quieren abusar de ellos por lo
mismo México no progresa.
Comentario que surge a raíz de su experiencia vivida al intentar cruzar
la frontera, la cual nos comparte más adelante. Por lo tanto se le dio el tiempo necesario al juego “Carrera de los Derechos de la niñez migrante”, para
que él conozca sus derechos y el personal operativo se los transmita a otros
NNA migrantes. Para ello se formaron dos equipos el primero planteaba un
testimonio en el que se había violado algún derecho de la niñez migrante y el
segundo se encargaba de buscar el derecho que es necesario hacer valer y respetar. Se recalcó que muchas veces está en juego la vida de las personas, de
ahí la importancia de conocer nuestros derechos. En la siguiente tabla observamos los testimonios y los derechos que se abordaron durante la sesión:
272
TESTIMONIO EN EL QUE SE VIOLA UN
DERECHO
“TÚ TIENES DERECHO A SER PROTEGIDO / A
Y…”
Actos de abuso (compartido por Eludín)
“El derecho a la protección”
Hay casos en las que los traficantes o explotadores
sexuales se hacen pasar por los familiares de los
niños, niñas y adolescentes que viajan solos para
abusar de ellos.
“Tú tienes derecho a no ser explotado de ninguna
forma, ni obligado a usar drogas, así como ser
tratado con dignidad”.
Los gringos se ríen de ti, te hablan en inglés y se
burlan de ti.
“Tú tienes derecho a que nadie te discrimine por
ser diferente”
Tenía mucha hambre porque solo me dieron unas
galletas y un jugo, les pedí más y ya no me dieron.
“Tú tienes derecho a la salud, a la nutrición y a que
se te den los servicios que necesitas”
Yo quiero ir con mis papás que están en el otro
lado, pero no sé si vuelva a intentar cruzar, porque
a una muchacha de aquí abusaron de ella los
polleros.
“Tienes derecho a vivir en familia y a
reencontrarte con ella, si por alguna razón fuiste
separada de ella. Esa muchacha tiene derecho a
que se le den todos los servicios por lo que le
sucedió”
Mi papá nos estaba esperando del otro lado, mi
hermano y yo caminamos 4 días y 3 noches, no
teníamos comida, ni nos quedaba agua hasta que
mi hermano ya no pudo caminar.
“Tú tienes derecho a una vida tranquila y a que se
te garantice al máximo tu supervivencia y tu
desarrollo”
Después nos agarró la migra, mi hermano se
quedó allá de testigo de cargo y a mí me trajeron al
albergue, nadie me puede decir cómo está mi
hermano, mi papá está muy preocupado.
“Tú y tu familia tienen derecho a ser escuchados e
informados para que se pongan de acuerdo las
autoridades de ambos países y conozcan la
situación de tu hermano y lo que tienen que
hacer”.
Allá nos trataron mal con insultos y abusan de
nosotros por nuestro origen.
“Tú tienes derecho a ser tratado con dignidad, con
respeto”. “Tienes derecho a no ser discriminado”
Me han obligado a hacer cosas en contra de mi
voluntad.
“Nadie te puede obligar a hacer algo en contra de
tu voluntad, nada que tú no quieras, es decir no
por el hecho de ser menor te pueden obligar, ni los
propios padres”
273
En este momento la facilitadora le plantea a “Eludín”, ¿tú qué piensas sobre
esta situación?, porque ese es el problema por el que atraviesan muchos menores: “yo quiero ir a reencontrarme con mi familia, pero al mismo tiempo
sé que corro riesgos”, ¿qué hago?, ¿tú qué harías, Eludín?:
N: Muchas cosas, puede que sea mejor que ellos regresen al lugar de origen para estar más tranquilos, de donde somos y estar unidos, por si yo voy
a estudiar, estar ahí, trabajar un rato para tener una vida mejor.
A. Pienso que constantemente se viola el derecho a la información y sucede mucho.
La facilitadora expuso: Lo importante es que estas tarjetas con problemáticas y derechos se utilicen como apoyo didáctico, lo importante es que ellos tengan
muy claro cuáles son sus derechos y que a donde quiera que vayan los traen, son
inseparables de uno, son inherentes al ser humano, o sea cuando se dice que un
derecho es inherente es porque nos pertenece estemos donde estemos, vayamos
donde vayamos, nos pertenece. La otra es que los derechos no se dividen, si te dicen: “pues nada más tiene este derecho y este no”, son indivisibles los derechos, son
inherentes e interdependientes, esto significa por ejemplo cuando alguien dice: él
tiene necesidad de juntar dinero porque se va a regresar entonces yo ahorita lo
puedo explotar porque tiene esa necesidad, ahí se está violentando un derecho de
la persona, porque a pesar de que se le está dando trabajo se está explotando por
lo tanto se están violando sus derechos.
El joven migrante expresó: Me sirvió mucho esta actividad, porque no sabía de estos derechos, conocía algunos pero no todos los que conocimos aquí.
El siguiente tema Trayectoria de vida, se trabajó con la actividad programada “El camino de mi vida”. Una vez que Mari, Bertha, Berna y Eludín
plasmaron el camino de su vida en el franelógrafo, nos explicaron cuáles fueron las historias que construyeron con todas las imágenes. A continuación
se presentan textualmente sus historias:
A. Yo inicio, voy a hablar como si fuera otra persona: “vengo de otra ciudad, vengo de otro país, diferente al de Estados Unidos, vengo, he dejado
todas mis tierras, mi lugar. Mi familia, se fue del otro lado, mi mamá y mis
hermanos, porque mi papá abusó de mi hermana y lo tienen en la cárcel, entonces yo he decidido, que como ya crecí, he decidido ir a buscar a mi familia;
mi abuelita acaba de morir y tengo que dejarla, y tengo que recorrer toda la
frontera y he llegado con unas personas que me van ayudar a cruzar. Me he
cambiado el nombre, ya me subí a un avión, he conocido la ciudad de México y
muchos estados de México, he tenido que aprender cosas muy difíciles para
274
mí y he tenido que viajar y quedarme con personas que no conozco, he viajado en avión varias veces y también en camión. Por último me tuvieron que
dar raite (Palabra en inglés que hace referencia a “me dieron un aventón en
el automóvil”) porque las personas que me llevaban ya no querían saber de
mí, porque mi mamá les dejó de mandar dinero, me dieron raite unos cañeros y llegamos a un pueblo llamado Tecate, llegué pidiendo auxilio y traté de
cruzar pero no pude, tuve que llegar a otro lugar, también de ride y traté de
cruzar solo, ahí me encontré a unos polleros que dijeron que me iban a ayudar, ahorita estoy tratando de cruzar, no pude y me llevaron al consulado, en
el consulado tuve que decir mentiras y como ya me habían regalado un acta
de nacimiento de otra persona que vivía en Jalisco, di puros nombres falsos,
ya me sacaron y voy a volver intentar el cruce, por otro lugar porque quiero
ver a mi mamá”.
E. Yo soy de Guerrero y salí con unos amigos, agarré un camión con destino a Tijuana, éste iba a Nogales, salimos y llegamos a una carretera en la
noche y nos quedamos ahí, veíamos el cambio de luces de camiones, veníamos cansados, sin dormir bien. En el trayecto nos encontramos con unos
polleros, tuvimos que pasar por muchos procesos, vagando preguntando a
la gente como podíamos llegar a la línea para empezar a caminar, pues pasamos por el desierto en grupo pasamos por el Río Bravo, ayudamos a unas
muchachas con sus hijos que ya no querían caminar. Pasamos Arizona, ahí
los polleros nos dejaron y nos echaron a los secuestradores, que nos pedían
mil dólares a cada quien para que nos soltaran, pues no nos soltaban, nos
pidieron el número de nuestras casas para llamar y pedir rescate por nosotros, llegó la policía, nos arrestaron y ya nos dejaron, pero abusaron de unas
muchachas. Y no sabemos si hablaron a nuestras casas.
C. Voy a contar mis aventuras: Yo me vine en autobús de mi tierra, viajé,
crucé todo el Estado de México, me vine por toda la carretera nacional, la
costera. Mi boleto era para llegar a Nogales, eran como las 3:00 de la mañana
y llegamos a un lugar y tenía que bajarme, me dijo el chofer ya no te bajes
con el mismo boleto y le pregunté ¿qué ya no va para Nogales? Y me dijo: Nosotros vamos para Tijuana, pues me fui a Tijuana y por eso llegué por acá y
pues no tenía adonde ir, no tenía conocidos, en ese entonces tenía 22 años.
275
Llegué a la central camionera ahí agarré de esos carros locales y me trajo al
centro, lo que hice fue buscar un hotel. Pregunté cuánto cobraban por noche y en ese entonces cobraban nueve pesos, y pagué la noche. A la mañana
siguiente me puse a buscar trabajo y fui a una empresa que decía en un letrero se solicita para limpieza y les pedí trabajo, al otro día me presenté y me
dieron el trabajo y estaba más a gusto, porque estaba ganando algo, después
pensé ahora tengo que buscar un cuarto donde pueda pagar por semana o
por mes. Cerca de donde estaba encontré una casa que rentaba cuartos y
ahí me lo rentaron donde pagaba doce pesos por semana. Yo decía, pues ya
tengo trabajo y un lugar donde dormir, así que estaba más a gusto, duré tres
meses pagando el cuarto por semana. Después dije ahora quiero un cuarto
donde pueda pagar por mes y fui a visitar a una persona que conocí y por ahí
rentaban unos cuartos por mes y me cambié porque podía cubrir los gastos,
pagaba al mes $35.00, y desde entonces estoy aquí en Tijuana. Y ahora trabajo en casa YMCA, aunque mi intención en un primer momento era cruzar
hacia Estados Unidos, pero el sueño americano quedo atrás.
B. Yo de esas aventuras no he tenido, pero es una lástima que no haya
más muchachos, para que vean los que apenas van a intentar cruzar o que
quieren cruzar con papeles falsos, pues para ellos es muy cómodo llevar su
mica chueca y pasar. Es una lástima que los muchachos no estén aquí para
que vean a todo lo que están expuestos.
Cuando terminan de compartir sus historias se plantean las diversas situaciones por las que atraviesan los jóvenes migrantes día con día. De tal
manera una participante expone:
B. Todas esas experiencias que nos compartieron son reales y creo que
hasta se quedan cortos, porque pasan tantas cosas, aquí en esta casa uno
aprende mucho, de las experiencias de los muchachos que nos cuentan, de
todo lo que les pasa, hay quienes llevan a su amigo o a su hermano, se cansan y en el desierto ahí se quedan, entonces llegan desesperados porque no
saben de ellos, todo eso que nos compartieron es cierto. Han llegado muchachos traumados que necesitan ayuda psicológica, porque no saben razonar
que ahí lo dejaron muerto en el cerro, eso ha pasado. En cada frontera hay
diferentes modos de cruzar en algunas fronteras pasan por el Río Bravo, en
otras aquí por la línea, por el puente. Cuando hace calor se quedan deshidratados, los roban, los asaltan, cuando cae la nieve ahí se quedan, cuando ya no
pueden caminar y les da hipotermia.
276
Muchos han logrado salir y muchos se han quedado en el camino, allá por
Tecate. La cosa más triste es cuando viene la familia con sus hijos que vienen
a sufrir, a pedir trabajo a los campos que es lo único que les pueden dar, pero
los explotan.
La facilitadora pregunta: ¿Los jóvenes tienen información de lo que van
a enfrentar, de los riesgos que hay, de cuánto van a caminar al intentar cruzar la frontera?
B. No, porque a los jóvenes les cuentan lo más bonito, las personas que
están allá, en el otro lado, les dicen: no mira tú vas a cruzar, vas a caminar
unas tres horas y nada más, siendo que son tres días y nunca llegan.
A. Lo que sucede es que no a todos les va igual por eso unos pueden decir
si son tres horas. Pues influyen muchos factores y no todos llegan a donde
se planeaba.
B. Pero hay chavos que tienen suerte y si lo logran, pero hay otros que
ya caminaron atravesaron desierto, nieve, la línea, les pasa tanto accidente
ahí en el cruce, ya cuando están cansados lo que quieren es que la migra los
vea para que los pueda traer. Otra situación es que la migra son gente mala,
racista que en vez de ayudar los llevan a la cárcel, en ocasiones nos han comentado que incluso les dicen escápate y les tiran balazos, no les dan, pero
si les tiran para asustarlos. Aquí en el puente ha pasado, en lugar de que se
los lleven a encerrar los muchachos corren y se dejan caer desde arriba. Eso
es muy feo de contarlo pero sucede así que hay muchos riesgos.
Retomando el comentario anterior surge una propuesta para agregar a
las recomendaciones para prevenir a los jóvenes de los riegos que van a enfrentar en su intento por llegar al país vecino. Ello se puede difundir con
información que les permita conocer cuáles son los riesgos.
A. Yo creo, estoy de acuerdo, que desde su lugar de origen estén bien informados sobre lo difícil que es cruzar y darles información sobre todos los
riesgos que corren todas las personas tanto adultos como niños. Que estén
informados desde su lugar de origen, porque cuando llegan con nosotros ya
intentaron cruzar y ya les fue muy mal, quizá a otros no les ha ido tan mal y
dicen bueno yo quiero cruzar, pero fíjate lo que te puede pasar.
B. Hay unas muchachas que han estado aquí, sufriendo porque la regresan e intentan cruzar otra vez y de nuevo la regresan y otra vez intenta cruzar,
ya cuando por fin lo logran, cuando hablan por teléfono, nos han dicho: “Diles
a las muchachas que no se pasen nunca por el cerro (El nido de las águilas),
277
porque si vieran yo apenas me estoy recuperando, aquí por el desierto, es
una pesadilla”. Este mensaje uno siempre se lo manda a los papás en pocas
ocasiones que vienen aquí. Pero tristemente, es la misma pobreza, la que
los hace venir buscando lo que no tienen, me dicen: “Es que allá señora, si
viera como le sufrimos, hasta para el agua y venimos buscando para ayudar
a los papás”.
A. Ya aprendí a ver a los menores, a reconocerlos cuando están tranquilos. En una ocasión estaba con una chica y de repente se puso mal, fue
un brote psicótico que le dio a ella por lo mismo de todo lo que pasó. Nunca le había sucedido esto y llegó a ese extremo, fue muy desagradable esa
situación.
Ante comentarios tan cargados de emociones aflictivas, se realizó una
técnica de contención emocional llamada el “Lugar seguro”, dirigida hacia el
personal operativo y por supuesto a “Eludín”. El objetivo principal del ejercicio es que cada persona desde su experiencia construya con su imaginación
un lugar, en donde se sienta segura y calmada. Ya que si bien el mundo exterior de repente se convierte en un lugar inhumano y adverso, es fundamental fortalecer el mundo interior, pues cada uno de nosotros es responsable y
tiene la posibilidad de decidir construirlo desde el bienestar con emociones
agradables.
Brevemente se trabajó el último ejercicio del taller “El árbol de la generosidad”, donde plasmaron pensamientos, palabras y acciones agradables
dirigidos hacia esos jóvenes que buscan una oportunidad de vida. Los frutos
de ese árbol generoso estuvieron dirigidos hacia las personas que trabajan
en Casa YMCA, pues su trabajo es muy valioso, ya que su aportación dirigida
a las niñas, niños y adolescentes que intentan migrar y no lo lograr permite
que les sea menos difícil la experiencia de dolor y frustración ante un sueño
interrumpido.
Taller 4. Sonora
El taller lo realizamos al mediodía, después de que desayunaron. Fue difícil el inicio, ya que estaban acostumbrados a permanecer sentados, viendo
la TV y como en la noche se duermen tarde, mostraban desgano y apatía a
las preguntas del facilitador.
278
De acuerdo con la guía, al principio del taller fue la actividad “De que estoy
hecho”, en la cual se reflexionó sobre la autoestima y ellos platicaron sobre
sus sentimientos, como la violencia, de la que dijeron que también estaban
hechos, desde su familia pues según dijeron, la violencia genera violencia y
de los sentimientos de tristeza por haberlos agarrado la migra y que ya no
pudieron llegar a su destino.
Se activaron y animaron un poco al hacer el ejercicio de pintar la silueta
de dos de ellos en la cartulina y poco a poco, con los recortes de las imágenes
que fueron pegadas por ellos en las siluetas. La muchacha inició pegando los
rostros de alegría y tristeza en la cara de la figura y pegó la frase “estás lejos
de tu familia pero no estás solo” y “cuentas con alguien en tu camino” Este
ejercicio sirvió para que se integraran un poco, a partir de la colaboración en
un trabajo colectivo, aunque cada uno escogía y pegaba las figuras en los espacios libres de la silueta. Uno de ellos dijo –parecemos niños chiquitos, no- .
Cuando terminaron de pegar las figuras, se les pidió que cada uno dibujara
un corazón y que adentro pusieran lo que vive en el corazón de cada uno, que
puede ser, su familia sus amigos, su lugar de origen. Durante esta actividad,
cada joven se esmeró en hacer su trabajo, se notaron más confiados y relajados y fue muy importante el grado de introspección y concentración que
cada uno y ella alcanzó. Hubo quienes escribieron sentimientos en la hoja,
como ella.
Lo que compartieron en sus corazones:
• “Yo lo que más amo en el mundo es a mi familia. Los extraño mucho
ahora que estoy lejos de ellos me siento muy solo como si no estuviera
nadie conmigo, estoy muy triste desde que vine, no sé qué hacer. Los
quiero ver, a mis hermanos y a mis padres.” Me llamo Juan G. y soy de
Frontera Comalapa, Chiapas”.
• “Toda mi familia, mis amigos, mi esposa y mi hijo, mi trabajo de tatuajes.” Gabriel, del Estado de México”.
• “Extraño a mi papá y mamá. ¿Por qué? estoy lejos de ellos y ellos piensan
que ya no voy a volver. Me llamo Pedro y soy de Chetumal, Quintana Roo”.
• “Mi familia, mis amigos, todos mis seres queridos. Los quiero mucho.
Mi nombre es Pedro y soy de Veracruz”.
• “A mi familia, a mis hermanos a mis padres y abuelos, yo me llamo
Ramiro, soy de Puebla”.
279
• “Mis familiares, mis amigos, mi tierra, quiero regresar. Humberto, de
Chiapas”.
• “En mi viven mi madre, vive mi familia y todos mis amigos y muchas
personas que me saben apreciar, soy José Daniel, de Chiapas”.
• “En mi corazón viven mi familia, mis abuelos, mis abuelas, mis tíos
mi casa. Urbín de Chiapas, 14 años”.
• “Soy Lucina, de Jalisco y esto es lo que siento: bueno yo iba para Estados Unidos para reunirme con mi esposo y mi hijo, pero no se pudo
porque me agarró la migra y me regresó para México y me siento muy
triste, porque extraño a mi bebé que tiene solamente un año de edad y yo
quisiera estar con ellos porque es lo más importante de mi vida. Pero lo
bueno es que mañana salgo de aquí porque voy a cumplir 18 años. Fin”.
• “Hermano, Hermana, Tía, Mamá, Tía dibujos de ellas, Víctor Manuel,
de Jalisco”.
• “Dibujo de carreteras y pueblos, con una figura femenina, de Adolfo,
de Michoacán”.
• “A mi familia, a mis hermanos a mi padre y a mi mamá, yo me llamo
Juan y soy de Chiapas, de 14 años”.
• “A mi familia. Dibujo de su mamá y tres muchachos, Adrián de Veracruz”.
Ese primer día se concluyeron las actividades del taller con la plática
sobre lo puesto en las cartulinas.
El segundo día participaron 11 muchachos, dos de ellos habían llegado
el día anterior después de concluir la actividad del taller y los otros habían
salido durante la mañana de ese día.
Se inició con la “Carrera por los Derechos de la Niñez Migrante”, que
realizamos en el patio. A pesar de que implicó moverse, seguían estando pasivos, ya que el grupo que leía los derechos era el único que participaba.
Posteriormente, con el ejercicio realizado, platicamos sobre los riesgos
que ellos tienen y los derechos que se les estaban violentando en el cruce, al
momento de la detención al ser trasladados y en México. Concluyeron que
en ese albergue en el que estaban, estaban protegiendo sus derechos. En
forma colectiva reconstruimos el trayecto y entre ellos poco a poco fueron
compartiendo su experiencia con los polleros.
La mayoría dijo que estuvo en el desierto entre tres y cuatro noches. A
uno de ellos lo abandonaron en una casa de seguridad en EE.UU. y ahí los
detuvo la policía, que los llevó con migración.
280
Se reflexionó sobre el conocimiento de sus derechos y en dónde se violan
más, si en EE.UU. o en México. Manifestaron que son los polleros los que
violan los derechos de los migrantes.
La siguiente actividad que se realizó fue el “El camino de mi vida” con los
franelógrafos, con dos equipos. En ambos casos hicieron el relato desde la
salida de sus casas, el trayecto hasta la frontera, el intento de paso y el retorno. Entre los actores que presentaron, el pollero tras las rejas porque es ilegal
llevar gente. Los otros personajes son sus familias, la policía y la migra. También a las organizaciones que los ayudan al intentar cruzar, el Grupo Beta, el
personal del DIF del albergue donde se encontraban. Las instituciones como
el DIF, la casa de salud, son de un gran apoyo para ellos, pues los ayudan a
regresar a sus estados, con sus familias, o a curarse de enfermedades.
La reflexión de este ejercicio, los llevó a expresar los motivos por los
cuales intentaron cruzar a EE.UU., por la falta de trabajo en sus lugares de
origen y la necesidad de encontrar oportunidades para ellos y sus familias.
En este grupo el más joven, un muchacho de Chiapas de 14 años, nos dijo
que él era el primero de su familia que salía, que no tenía parientes en E.U. y
que salió por falta de trabajo en su pueblo.
Se concluyó que las historias terminan con la migra, porque hasta ahí
llegaron, ahí terminó su sueño de llegar a EE.UU., por eso no pusieron más
allá, aunque algunos de los que migran si lo logran, pero ellos no, por eso
estaban ahí.
Algunos manifestaron que cuando cumplan la mayoría de edad lo van a
volver intentar, por eso se veían dentro de dos años allá en EE.UU., trabajando.
Otros ya no querían saber nada de volver a intentar pasar la frontera igual.
El taller concluyó con la presentación de los jóvenes de los dibujos y los
franelógrafos a la coordinadora del albergue y al personal de éste. La última
actividad desarrollada fue el “Árbol de la generosidad”, mediante la elaboración de frutos para el árbol, hechos entre el personal del albergue y los jóvenes, para ello se utilizaron hojas de colores, plumones y colores.
Se formaron cuatro equipos, uno por adulto, y se pidió a los jóvenes que
platicaran cuáles fueron los sentimientos que experimentaron al ser abandonados, al ser atrapados y al ser retornaos a México, a partir de ello, el
personal y los muchachos expresaron el compromiso entre ellos en forma
de frutos que fueron puestos en un árbol que ya estaba dispuesto. Todo el
personal del albergue que participó mostró gran disposición y compromiso
con los jóvenes.
281
La sala de descanso donde se realizó el taller llegó a parecer un aula de clases
de tantos colores y materiales con los que se estaba trabajando. Una visión
totalmente distinta a la que nos enfrentamos al llegar: una sala con la luz
apagada, donde reinaba la imagen de la TV, con un grupo de muchachos sentado frente a ella y que no se hablaban entre sí.
Los frutos contenían palabras como alegría, empatía, solidaridad, apoyo, platicar, jugar, cobijo, alegría, aprecio, confianza, tolerancia, me siento
bien pero extraño a mi familia, aunque me siento alegre porque estoy acompañado, respeto, cariño, comprensión.
El taller finalizó con el ejercicio de la creación del lugar seguro, en el cual
se les pidió se relajaran, que visualizaran un lugar agradable, de seguridad,
una vez relajados, se aplicaron el abrazo de mariposa que el facilitador les
había enseñado y todos aprendieron a darse a sí mismos.
6.2.8. Conclusiones
En conclusión, niñas, niños y jóvenes, principalmente quienes han sido repatriados y que viajan solos, contaron con un espacio lúdico, que les permitió jugar y reflexionar sobre su historia. Se les proporcionaron herramientas
para afrontar experiencias adversas, a través del fortalecimiento de su autoestima y su identidad, del reconocimiento de sus derechos y de la proximidad empática del personal de apoyo de los albergues temporales.
Cada uno de los participantes se apropió de las actividades realizadas durante el taller, ello se observó a través del interés que les generó cada tema del
taller y se involucraron de manera participativa en cada uno de los juegos.
Los talleres lúdicos fueron una oportunidad para las NNA que permanecen alojados dentro del albergue, donde la mayor parte del tiempo no
cuentan con un programa de actividades recreativas y de contención que les
brinde la opción de procesar significativamente la experiencia por la que acaban de atravesar. Por ejemplo, los jóvenes del primer taller en el Centro de
Protección comentaron que tienen demasiado tiempo libre, que no cuentan
con actividades de esparcimiento por lo que el transcurrir de los días se les
hace muy despacio y aburrido, eso les genera desesperación y genera conflictos entre ellos motivados por la gran cantidad de tiempo libre que tienen
y no encuentran otra cosa que hacer. Así que estos jóvenes expresaron su
deseo de contar con más espacios lúdicos y de reflexión para hablar de temas
relacionados como los que se abordaron durante el taller.
282
Otro ejemplo, lo retomamos de lo relatado durante el taller 4 realizado en
Sonora donde los jóvenes sólo se dedican a ver la televisión, situación que
los mantiene como en una especie de anestesia donde no sé permiten hablar
y reflexionar para procesar la situación riesgosa, en la mayor parte de los
casos, por la que acaban de pasar.
Por otro lado, las experiencias compartidas por el personal del albergue
Casa YMCA, son muestra de que diariamente la niñez migrante de nuestro
país pone en riesgo su vida, y en la mayoría de las ocasiones ni siquiera los
padres de familia se dan cuenta del grado de vulnerabilidad en el que colocan
a sus hijos, pues tampoco son conscientes de los riesgos a los que los están
exponiendo.
El taller, se implementó en Casa YMCA, como un espacio de reflexión
para el personal operativo del albergue, para que pudieran sacar todas aquellas sensaciones desagradables, resultado de estar en constante interacción
con situaciones adversas, ya que conforme avanza el tiempo se va desgastado el estado emocional de la persona. De ahí la importancia de contar con
planes de autocuidado.
En conclusión, la importancia de este tipo de talleres radica en su aportación como un espacio de contención emocional para la niñez migrante y
para quienes trabajan con ellos.
283
RECOMENDACIONES
Una vez concluido el estudio y de haber tratado el tema de la niñez migrante y repatriada no acompañada en dos ciudades de la frontera norte y cuatro puntos fronterizos (en Baja California, Mexicali y Tijuana; en Sonora,
Nogales y Agua Prieta) se han ido derivando algunas reflexiones finales y
conclusiones al final de cada uno de los seis capítulos expuestos, que recuperaremos para emitir las recomendaciones pertinentes. En este sentido, del
capítulo uno se recupera la reflexión acerca de quién es el sujeto de la política, desde la perspectiva teórica, del análisis sociodemogáfico y desde la voz
de los propios actores respecto a una mejor comprensión de los términos y
de ubicar en el centro de esas preocupaciones la alta vulnerabilidad social de
la niñez migrante fronteriza, a partir de los riesgos que enfrenta en su andar, que se traducen en violaciones a sus derechos: desde el lugar de origen,
tránsito migratorio, llegada a las ciudades fronterizas, intentos de cruces
o cruces transfronterizos hacia Estados Unidos, durante la detención y la
repatriación.
Del capítulo dos se recupera la importancia de comprender a las niñas,
niños y adolescentes en tanto sujetos con derechos, cuya protección integral
corresponde al Estado. Del capítulo tres es importante destacar la interrogante acerca de ¿Cómo consolidar y articular los diferentes diseños institucionales e interinstitucionales actuales para arribar a una política de Estado
integral, focalizada y profunda de atención a la niñez migrante y repatriada
no acompañada para que accedan todos/as a la protección de sus derechos en
todo lugar y en todo momento? Del capítulo cuatro es de vital importancia
reconocer que los responsables de la operación de la política constituyen el
principal soporte y el capital humano con el que cuenta el país para el diseño
de una política con las características ya señaladas, muestra de ello son las
reflexiones y propuestas expresadas por ellos a través de un acercamiento al
FODA.Mientras que el capítulo cinco y seis ubica en el centro de su discurso
a los dos actores centrales de esta historia: la niñez y los operadores en una
serie de contactos, interacciones y vínculos cara a cara que se traducen en
una relación que puede ir desde una profunda y acertada precisión empática
hasta la indiferencia misma, ya sea por el mismo desgaste profesional, por el
estrés laboral o por los bajos niveles de satisfacción por la labor que realizan.
Esta situación es importante retomarla para diseñar los planes de capacitación y autocuidado para potencializar y mejorar la calidad de la atención.
285
Por parte de la niñez, a partir de su propia voz, destacamos la importancia
de aprender a acercarnos a ellos desde la diversidad y complejidad que representan sus historias en lo social, cultural, económico y afectivo en contextos
altamente diferenciados y circunstancias de graves carencias producto de
políticas inadecuadas, insuficientes, desarticuladas, sectorizadas y con grandes vacíos legislativos. Esta situación nos debe conducir a actuar de manera
conjunta como ciudadanos informados, conscientes y comprometidos con la
niñez migrante porque son las niñas y niños de todos/as.
Muchas recomendaciones ya se han emitido a nivel de los organismos
internacionales, de los actores gubernamentales, de las organizaciones de la
sociedad civil y desde la academia, de nuestra parte esperamos que esta breve pero profunda reflexión pueda contribuir y ser parte de una deliberación
pública en los foros correspondientes.
I. Se requiere una política pública de Estado profunda, focalizada, integral y
horizontal que considere los siguientes aspectos:
1. Asumirnos como un país de migrantes que va más allá de entender
a la migración desde una dinámica meramente demográfica o desde la
política exterior, ya que tiene profundas causas estructurales de carácter
económico, social, cultural, político y políticas.
2. La migración pone en el centro del debate la reflexión acerca de cómo
nos construimos actualmente como Estado-Nación, en donde los límites
territoriales políticos se desdibujan y reconfiguran desde un mundo que
abre las fronteras económicas pero que aún es incierto respecto a abrirse
a la diversidad intercultural y a las necesidades de ejercer derechos desde
una ciudadanía que va más allá de las fronteras políticas. Por ejemplo,
la posibilidad de reunificación de familias separadas por los controles
políticos establecidos en estas fronteras, que parecen ajenos a la irrupción de lo social que se construye desde múltiples rostros, como los de la
niñez, mujeres, trabajadores, asilados, etcétera.
3. Una política de Estado profunda porque se requiere trastocar los
marcos legislativos, normativos, presupuestales, de las instituciones de
gobierno para garantizar la protección integral de los derechos de la
infancia en condiciones migratorias, internas, fronterizas y transfronterizas y de alta vulnerabilidad social.
4. Una política de Estado focalizada en los derechos de la infancia y que estos
derechos o aspiraciones universales se concreten en medidas legislativas,
286
institucionales y modelos de intervención social con presupuestos sensibles a las causas de esta movilidad y a los procesos migratorios que se
presentan como una realidad compleja y diversa en lo económico, social
y cultural.
5. Una política de Estado integral desde diversas perspectivas. Que
propicie las condiciones para consolidar los niveles de responsabilidad
y coordinación interinstitucional existentes, fundamentados en instrumentos normativos que garanticen la continuidad en la aplicación de las
políticas, independientemente del gobernante en turno.
6. Una política de Estado horizontal con marcos legislativos e institucionales, espacios, diseños, niveles de responsabilidad, presupuestos,
programas y modelos de intervención pensados y construidos horizontalmente con los actores sociales organizados, informados, con experiencia, comprometidos y sensibles a la situación de la niñez migrante.
7. Una política de Estado que traduzca los compromisos internacionales
en esfuerzos permanentes que garanticen la sostenibilidad en el tiempo
de una política integral de protección a los derechos de la infancia: debate
legislativo, evaluación de la política existente, recursos etiquetados, reglas
de operación específicas, personal capacitado, reconocimiento del capital
humano existente, vinculación con la academia y reconocimiento de sus
aportes, incluir la voz de la niñez en diferentes foros, entre otras.
8. Una política de Estado que reconozca el papel y el aporte de las organizaciones de la sociedad civil en ambos lados de la frontera. Y que dentro de los esfuerzos existentes y mecanismos de trabajo binacional se de
esta apertura y reconocimiento a los aportes y estudios de este sector.
9. Una política de Estado capaz de afrontar los retos que representan
los temas aún pendientes con los que se vincula directa o indirectamente el tema de la niñez migrante no acompañada: trata, tráfico de órganos, personas, drogas y armas; ESCI; narcotráfico; niñas y niños como
escudos humanos en las manos de los traficantes, entre otros.
II. En lo concreto, se proponen las siguientes medidas preventivas y para la
atención de la niñez migrante y repatriada no acompañada:
• Un programa de difusión e información de los riesgos y situaciones a enfrentar
por la niñez desde que salen del lugar de origen hasta el momento de la repatriación. Así como la difusión de sus derechos y de las instancias responsables de su
protección.
287
• Realizar una evaluación integral del impacto del Programa Interinstitucional de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes Fronterizos y otros
esfuerzos existentes que se han articulado alrededor de éste, a más de 10
años de su operación para su reorientación y fortalecimiento.
• Que las rutas críticas de atención en cada punto fronterizo formen parte de un modelo de atención en el que se definan claramente responsabilidades intrainstitucionales, interinstitucionales e intergubernamentales, en el que se definan también mecanismos operativos para vincular a
los estados y municipios de origen.
• Diseñar una propuesta de sensibilización, capacitación y formación
continua de los operadores y directivos en materia de migración infantil; migración binacional, migración indígena, sociología de la migración y migración, ciudadanía e interculturalidad; así como en temas de
derechos humanos,identificando claramente a los sujetos y el espacio de
estos derechos y las medidas que se requieren para su protección; entre
otros.
• Se requiere sensibilizar a los directivos de la importancia que tiene el
autocuidado de los cuidadores para mantener una atención con calidad
y calidez hacia la niñez migrante y repatriada no acompañada. En este
sentido, es importante que el fuerte impacto que genera en sus trabajos
y en sus vidas el estar en contacto cotidiano con las huellas de la discriminación, violencia y maltrato aún presentes en los menores cuando
los reciben, pueda ser descargado y liberado mediante estrategias psicocorporales y de educación emocional. Por tanto, el autocuidado permanente se debe traducir en planes de autocuidado personales y laborales
como una medida preventiva que contribuya a mejorar la salud integral
de este personal para seguir dando lo mejor de sí mismos. Esto como
parte de una política pública que se oriente al bienestar social de los
cuidadores y de la niñez.
• Contar con modelos de atención en cada módulo y albergue que considere aspectos sociales, de asesoría jurídica y de apoyo psicológico acordes a las características y diversidad cultural de la niñez migrante fronteriza.
• Mantener la insistencia de incidir en el buen trato hacia los menores, la
creación de la infraestructura suficiente y adecuada y mejora en las condiciones en que son recibidos los menores por parte de las autoridades
migratorias y agentes fronterizos de Estados Unidos, como parte de la
288
protección de sus derechos y del respeto a la Convención de los Derechos
de la Niñez, en tanto instrumento que establece los parámetros para
sentarse a dialogar bilateralmente estos asuntos.
Esta enorme tarea a todas y todos nos compromete en nuestros respectivos ámbitos de responsabilidad: gobernantes, legisladores, organismos
internacionales, operadores, educadores, académicos, familias y sociedad
civil: la agenda en común son las niñas y niños para enfrentar los saldos
pendientes y contribuir al ejercicio de una ciudadanía que se construye
desde las múltiples identidades: niñas, niños, adolescentes, mujeres, familias; pero capaz de generar el bien común, el acceso equitativo a derechos y
la no discriminación.
289
BIBLIOGRAFÍA
Borba, Michele. 2004. Inteligencia Moral: las 7 virtudes que los niños deben
aprender para hacer lo correcto. Guía para padres, México: Paidós.
Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. 2005. “Carpeta Informativa”. México 2005, p.p.17-24
Consulado General de México en San Diego. 2008. “Estadísticas de los
menores migrantes no acompañados repatriados”. Cuadros proporcionados
durante la entrevista realizada en las oficinas del consulado el 10 de noviembre de 2008.
Gallo, Karla. 2004. Niñez migrante en la frontera norte. Legislación y procesos. México: DIF-UNICEF.
Hernández, José Luis. 2008. “Grupo de Protección a Migrantes Beta Tijuana”. Presentación preparada por el Dr. José Luis Hernández Meléndez,
Coordinador General del Grupo Beta Tijuana.
Kraft, Ulrich. 2006. “Burned out. Your job is extremely fulfilling. It is
also extremely demanding –and you feel overwhelmed. You are not alone”,
en Scientific American Mind, vol. 17, Núm. 3, Julio 2006.
Méndez, Jimena. 2000. “Presencia de menores en la migración internacional: un estudio exploratorio del perfil sociodemográfico de los menores repatriados por la Ciudad de Tijuana 1999”. Tesis para obtener el grado de Maestra
en Demografía. México, Tijuana, B. C.: El Colegio de la Frontera Norte.
México, Gobierno. 2007. “Reglas de Operación del Programa para la Protección y el desarrollo integral de la infancia 2008”. Publicadas en el Diario
Oficial de la Federación, 30 de diciembre de 2007.
México, Leyes. 2000. “Ley para la protección de los derechos de niñas,
niños y adolescentes”. Publicada en el Diario Oficial de la Federación, 29 de
mayo de 2000.
México, Leyes. 2004. “Ley de Asistencia Social”. Publicada en el Diario
Oficial de la Federación, 2 de septiembre de 2004.
México, Leyes. 2007. “Ley para prevenir y sancionar la trata de personas”.
Publicada en el Diario Oficial de la Federación, 27 de noviembre de 2007.
México, Leyes. 2008. “Ley General de Salud”. Publicada en el Diario Oficial de la Federación, 7 de febrero de 1984; última reforma publicada en el
DOF 15-12-2008.
291
México. SN DIF. 2005. Anuario estadístico 2001-2003. Atención a niñas, niños y
adolescentes migrantes y repatriados en la frontera norte. México: SN DIF
Páez, Michelle. 2004. “El programa interinstitucional de atención a menores migrantes, repatriados y fronterizos en situación de riesgo, como un
instrumento para responder al fenómeno migratorio de México a Estados
Unidos (1996-2002)”. Tesis para obtener el grado de licenciatura en Relaciones Internacionales. México: UNAM.
Programa de Cooperación México-UNICEF. 1997. “Memorias de la segunda reunión de trabajo zona norte: proyecto interinstitucional de atención a menores fronterizos”. México: DIF, INM, SRE, CONAPO y UNICEF.
Ramírez, Silvia J. 2003. La reconstrucción de la identidad política del Frente
Indígena Oaxaqueño Binacional. México: CDI, Serie Antropología Social.
Sánchez, Fernando. 2003. Planeación Estratégica y Gestión Pública por
Objetivos. Santiago de Chile: Cepal – Serie Gestión Pública no. 32. Naciones Unidas.
Setién, María Luisa e Isabel Berganza. 2005. “Menores extranjeros no
acompañados: una movilidad de jóvenes con expectativas de adultos”. En:
Diversidad migratoria. Distintos protagonistas, diferentes contextos, eds. Julia
González y María Luisa Setién. Bilbao: Universidad de Deusto, págs. 65-92.
Velázquez, Susana. 2003. Violencias cotidianas, violencia de género. Escuchar, comprender, ayudar. Argentina: Paidós.
Villaseñor, Blanca y José A. Moreno. 2006. La esperanza truncada. Menores deportados por la garita Mexicali-Caléxico. México: Albergue del Desierto.
Centro de Reintegración Familiar de Menores Migrantes, A. C., SEDESOL y
Sedesoe.
292
DOCUMENTOS CONSULTADOS EN INTERNET
Amnistía Internacional Catalunya. “Derechos de la infancia. Definición de
la Infancia en UNICEF. Estado mundial de la infancia 2005”.
http://www.amnistiacatalunya.org/edu/2/nin/inf-unicef.html
ACNUR y Save the Children’s. 2004. “Programa de Menores No Acompañados en Europa. Declaración de Buenas Prácticas”.
www.savethechildren.net/separated_children/good_practice/native/Spanish_Front_final.pdf
Casas YMCA. 2008. “Casas YMCA de Menores Migrantes”.
http://www.ymca.org.mx/federacion/paginas/ycasas.html
Center for Public Policy Priorities de Austin, Texas, EE UU. Reporte “Un
niño solo y sin papeles”. 2008. Documento en pdf: News_Release_Spanish.
pdf y Two_Pager_Spanish.pdf.
http://www.cppp.org/repatriation/A%20Child%20Alone%20and%20Without%20Papers.pdf
Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI). 2008. “Miles de niños y jóvenes migrantes se han reunido con sus familias gracias a la YMCA. Desde
1991 las Casas YMCA han ayudado a casi 50 mil menores migrantes”. Boletín del CEMEFI de octubre, 2008. http://www.cemefi.org/spanish/content/
view/2222/74/
Codina, Alexis. (S/f). “Deficiencias en el uso del FODA. Causas y sugerencias”.
http://www.degerencia.com/articulo/deficiencias_en_el_uso_del_foda_
causas_y_sugerencias
Conferencia Regional sobre Migración (CRM). 2002. “Menores migrantes:
Derechos humanos, protección y servicios en los países miembros de la
Conferencia Regional sobre Migración. Estudio conjunto México-Canadá”.
México: Reporte preparado por Acción Canadá para la Población y Desarrollo y el Colegio de México. http://www.crmsv.org/investigacion/CanMexEstudioFinalEspañol.doc
293
Convención Americana sobre Derechos Humanos. (Pacto de San José)
http://www.oas.org/Juridico/spanish/tratados/b-32.html.
Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los
trabajadores migratorios y de sus familiares.
http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/m_mwctoc_sp.htm.
Convención sobre los Derechos del Niño.
http://www.crin.org/docs/resources/treaties/uncrc_sp.asp
Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y de las
Libertades Fundamentales
http://www.echr.coe.int/NR/rdonlyres/1101E77A-C8E1-493F-809D-800CBD20E595/0/SpanishEspagnol.pdf.
COLEF y UNICEF. 2006. “Memoria del Seminario niñez migrante no acompañada en la frontera norte: repatriación, protección y atención”. Tijuana,
9 de junio de 2006. http://www.colef.mx/ResultadosProyectos/Memoria%20seminario%20niñez%20migrante%20frontea%20norte-vf.pdf
E-Migrantes. 2008. “Atiende Casa YMCA de Piedras Negras a 778 menores
migrantes”. Notimex, 19 de septiembre de 2008.
http://www.e-mexico.gob.mx/wb2/eMex/eMex_2bc5e_not328_atiende_casa_
Declaración americana de los derechos y deberes del hombre
http://www.jusneuquen.gov.ar/share/legislacion/leyes/tratados/derechos_
deberes_hombre.htlm.
Declaración Universal de los Derechos Humanos.
http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm.
Empez, Núria. 2008. “Menores no acompañ[email protected] con referentes familiares,
[email protected] invisibles del sistema de protección. Diez años de cambios en el mundo,
en la geografía y en las ciencias sociales, 1999-2008”. Barcelona: Universidad Autónoma de Barcelona http://www.ub.es/geocrit/-xcol/26.htm
Figley, Charles. (S/f). “Compassion Fatigue: Un Introduction”. Florida State University, Traumatology Institute. http://mailer.fsu.edu/~cfigley/CFintro.html.
294
Figley, Charles. “Auto-test para medir el desgaste/satisfacción profesional
por empatía en auxiliadores”. http://www.psychink.com/rfiles/PrewkshpScales.doc La versión inglés contiene la siguiente leyenda: Adaptado con
permiso de Figley, C.R., (1995). Compassion Fatigue, New York: Brunner/
Mazel, por © B. Hudnall Stamm, Traumatic Stress Research Group, 1995
-1998.
http://www.dartmouth.edu/~bhstamm/index.htm. Instrumento de reproducción libre, traducido por la doctora Silvia J. Ramírez Romero, psicoterapeuta certificada como educadora para afrontar el desgaste profesional por
empatía por The Green Cross Academy of Traumatology.
Gaitán, Lourdes, Mónica Díaz, et al. 2007. Los niños como actores en los
procesos migratorios. Implicaciones para los proyectos de cooperación.
Madrid, España: UCM. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. www.
ucm.es/info/polifan
Gallego, Verónica, José J. Martínez, et al. 2005. “La integración social de
los Menores Inmigrantes No Acompañados: nuevos retos en la Comunidad
de Madrid”. http://www.unizar.es/centros/eues/html/archivos/temporales/Extra_Ais/Inmigracion/
Gallo, Karla. 2005. Niñez Migrante: Blanco fácil para la discriminación. En:
SRE. Programa de Cooperación sobre Derechos Humanos México-Comisión
Europea. Memorias del Seminario Internacional los Derechos Humanos de
los Migrantes. México: SRE. http://portal.sre.gob.mx/pcdh/libreria/libro5.
html
García, Cristóbal. 2002. “La frontera entre Sonora y Arizona, la más sangrienta. Periódico La Jornada, miércoles 22 de mayo de 2002.
http://www.cesarsalgado.net/200205/020522c.htm
Gutiérrez, Ulises. 2008. “Sonora, cada hora: un niño solo es deportado”.
En: La Jornada Migración, 8 de octubre de 2008.
http://migracion.jornada.com.mx/migracion/noticias/menores-deportados-el-hilo-delgado-de-la-migracion.html
295
López, Magdalena. 2008. “El Albergue Juvenil, un refugio para deportados”. En: La voz de la Frontera, noviembre de 2008.
http://www.oem.com.mx/lavozdelafrontera/notas/n950588.htm
México, Gobierno. SE DIF Sonora. 2008. “Fenómeno Migratorio”.
http://www.camino-a-casa.org/estadisticas.html
México, Gobierno. SE DIF Sonora. 2008. “Menores repatriados”.
http://www.difson.gob.mx/Sitio/serviciosAtencion_poblacionVulnerable.
aspx?prog=pMenoresMigrantes
México, Gobierno. SE DIF Sonora. 2008. “Proyecto Integral para la Atención de Menores Repatriados”. http://www.camino-a-casa.org/index2.html
México, Gobierno. SN DIF. “Atención a Niñas, Niños y Adolescentes Fronterizos”. http://dif.sip.gob.mx/infanciaadolescencia/
México, Gobierno. SN DIF. “Informe de Resultados Enero a Septiembre de
2008”. http://www.dif.gob.mx/diftransparencia/media/DGPI-InformeResultados-Ene-Sep08.pdf
México, Gobierno. SN DIF. 2008. “Prevención y Atención a Niñas, Niños y
Adolescentes Migrantes y Repatriados. El Sistema Nacional DIF en el Caso
de México”. Documento presentado por la Lic. Ana Patricia Elías Ingram,
Directora General de Protección a la Infancia del SN DIF, en la “Reunión en
el marco de la CRM para la elaboración de los Lineamientos Regionales para
la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes No Acompañados”.
México, 25 y 26 de septiembre de 2008.
http://www.crmsv.org/pagina_n39.htm
México, Gobierno. SEGOB, INM. 2008. “Antecedentes del Programa Interinstitucional de Atención a Menores Fronterizos”.
http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Menores_Fronterizos_Antecedentes
México, Gobierno. SEGOB, INM. 2008. “Estadísticas Migratorias”.
http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Estadistcas_Migratorias
296
México, Gobierno. SEGOB, INM. 2008. “Glosario de términos”.
http://www.inm.gob.mx/index.php?page/Glosario_de_Terminos
México, Gobierno. SEGOB, INM. 2008. “Grupo Beta de Protección a Migrantes”
http://www.inami.gob.mx/index.php?page/Grupo_Beta_de_Proteccion_a_
Migrantes
México, Gobierno. SEGOB, INM. 2008. “Misión, visión y objetivos”.
http://www.inami.gob.mx/index.php?page/MISIN_VISIN_Y_OBJETIVOS
México, Gobierno. SEGOB, INM. Unidad de Enlace para el Acceso a la Información Pública Gubernamental. 2008. Folio SISI No. 04111000067608.
Solicitud de información del convenio para garantizar la protección de los
NNA migrantes no acompañados.
http://www.sisi.org.mx/jspsi/documentos/2008/seguimiento/04111/0411
100067608_065.doc
México, Gobierno. SRE, Consulado General de México en San Diego. 2008.
“Se firma primer acuerdo local de repatriación entre Estados Unidos y
México”.
http://portal.sre.gob.mx/sandiego/index.php
México, Gobierno. SRE. 2008. “Estadísticas”.
http://portal2.sre.gob.mx/dgpac/images/pdf/ESTADISTICAS/fall_edad_
dic08.pdf
México, Gobierno. SRE. “Protección y asistencia consular”. http://www.sre.gob.mx
México, Gobierno. SRE. “Protección de menores”.
http://portal2.sre.gob.mx/dgpac/index.php?option=com_
content&task=view&id=38
México, Gobierno. Transparencia, Sonora. 2007. “Programa Camino a Casa
(del 2005 a mayo del 2007)”.
http://transparencia.esonora.gob.mx/NR/rdonlyres/4856D936-EEB0-47C6-B72D-FAD6662584B8/21848/ProgramaCaminoacasa070524P0001.pdf
297
México, Gobierno. Transparencia, Sonora. 2008. “Manual de Procedimientos”. http://transparencia.esonora.gob.mx/Sonora/Transparencia/Poder+Ejecutivo/Entidades/DIF+Sonora/Estructura+Organica/
Manual+de+Procedimientos/
México, Leyes. Gaceta del Senado. “Memorándum de Entendimiento para
la Repatriación Segura, Ordenada, Digna y Humana de Nacionales Mexicanos, del 20 de febrero de 2004”.
http://www.senado.gob.mx/gace2.php?sesion=2004/04/29/1&documento=4
Orlich, Jessie. (S/f). “El análisis FODA”. Costa Rica: Universidad para la Cooperación Internacional. http://www.uci.ac.cr/docs-maestrias/AnalisisFODA.pdf
Perona, Nélida, et al., “Vulnerabilidad y Exclusión social. Una propuesta metodológica para el estudio de las condiciones de vida de los hogares”. http://www.
ubiobio.cl/cps/ponencia/doc/p15.4.htm
Ramírez, Silvia J., Daniel Palacios y David Velazco. 2006. Diagnóstico sobre la
condición social de las niñas y niños migrantes internos, hijos de jornaleros
agrícolas. México: SEDESOL-UNICEF.
www.unicef.org/mexico/spanish/mx_resources_diagnostico_ninos_jornaleros.pdf
Rivas, José. 2003. “El neoinstitucionalismo y la revalorización de las instituciones” En: Reflexión Política, Año 5, Núm. 9, junio de 2003. Colombia: IEPUNAB.
http://editorial.unab.edu.co/revistas/reflexion/pdfs/pan_49_3_c.pdf
Salud, SN DIF. 2007. “Anuario Estadístico 2006”. México: PIAMF. Documento
electrónico, versión pdf (Anuario Estadístico_06_piamf_SNDIF.pdf.)
Seminario Permanente Niñez Migrante, El Colegio de Sonora, México. http://
seminarionm.blogspot.com/
“Se reincorpora DIF Tijuana a la mesa de trabajo del Comité Técnico de Apoyo
a Niños/as Migrantes”. Comunicado 1 del día 2 de mayo de 2008. www.tijuana.
gob.mx/webpanel/comunicado/
298
Torres, Pedro, “Síndrome de Burnout. Propuestas para la prevención, terapéutica y rehabilitación desde técnicas de acción psicodramáticas y teatrales”. http://www.psicodrama.cl/dt/index.
php?action=show&type=story&id=1
UAM. 2008. “Evaluación 2007. Programa de Atención a la Infancia y Adolescencia”. Marzo de 2008.
http://www.dif.gob.mx/diftransparencia/media/EvaluacExt-ProgInfanciaUAM(final).pdf
UNICEF. 2008. “Marco Jurídico”. Documento en power point presentado
en la “Reunión en el marco de la CRM para la elaboración de los Lineamientos Regionales para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes
No Acompañados”. México, 25 y 26 de septiembre de 2008.
http://www.crmsv.org/pagina_n39.htm
UNICEF. 2007. “Migrant children will have an integrated protection system
in Mexico”, 15 de octubre de 2007. www.unicef.org/media/media_41225.
html
UNICEF. 2008. “UNICEF in Central America to promote of the rights
of unaccompanied migrant children”. http://www.unicef.org/media/
media_42880.html
UNICEF, México. 2008. “UNICEF por los derechos de la niñez migrante”.
http://www.unicef.org/mexico/spanish/proteccion_12170.htm
UNICEF, Oficina Regional para América Latina y el Caribe. (S/f). “Deshaciendo el futuro: las migraciones, una triple violación de derechos”.
http://www.paxsocial.com.ar/Documentos/Las%20migraciones%20
una%20triple%20violacion%20de%20derechos.pdf
299
LISTA DE PERSONAS ENTREVISTADAS
Perfil del personal de las instituciones y organizaciones entrevistado
en Baja California y Sonora
Baja California
300
ANTIGÜEDAD
FORMACIÓN
PROFESIONAL
INSTITUCIÓN
NOMBRE
PUESTO
Instituto
Nacional de
Migración de la
SEGOB
Rosa Elena
Moreno
García
Subdirectora de
Protección al
Migrante del
INM, Delegación
Regional en Baja
California
5 años
SE DIF Baja
California
Jorge Luis
Martínez
Ramírez
Jefe de
programas de
atención a
infancia
vulnerable
3 años. y 6 años
dentro de DIF
estatal y en DIF
municipal
Mexicali
Lic. en Psicología
Centro para la
Protección
Social de la
Niñez del SM
DIF Tijuana
Jacqueline
Díaz
Salmán
Coordinadora de
Atención a la
Niñez
1 mes en ese
puesto
Lic. en Psicología
Casa YMCA
Tijuana
Uriel
González
Pérez
Coordinador de
Programas Casa
YMCA Menores
Migrantes
S/información
Federación ACJ
Rogelio
Vergara
Coordinador
Administrativo de
Federación ACJ
(Asociación
Cristiana de
Jóvenes de la
República
Mexicana)
16 años
Contador Público
Secretaría de
Relaciones
Exteriores
Dra. María
de los
Remedios
Gómez
Arnau
Cónsul General
del Consulado
General de
México en San
Diego, California,
EE UU
1 año
Dra. En
Relaciones
Internacionales
INSTITUCIÓN
ANTIGÜEDAD
FORMACIÓN
PROFESIONAL
NOMBRE
PUESTO
Secretaría de
Relaciones
Exteriores
Virginia
Pérez Nieto
Encargada del
Departamento de
Protección del
Consulado
General de
México en San
Diego, California,
EE UU
S/información
Instituto
Nacional de
Migración de la
SEGOB
José Luis
Hernández
Meléndez
Coordinador
General del
Grupo de
Protección a
Migrantes Beta
Tijuana
4 años 11 meses
Médico Cirujano
SE DIF Baja
California
Hugo Ponce Encargado del
y Ponce de
Despacho del
León
Albergue
Temporal DIF
Mexicali
4 años: de
psicólogo, área
de atención a
menores y
actualmente
encargado de
despacho
Lic. en Psicología
SE DIF Baja
California
José Luis
Manzo
Sánchez
Coordinador de
Atención a Niños,
Niñas y
Adolescentes, del
Albergue
Temporal del DIF
4 meses en ese
puesto
Lic. en Psicología
SM DIF Tijuana
Cecilia
Guzmán
Trabajadora social 1 año,
en el Centro para 8 meses
la Protección
Social de la Niñez,
SM DIF Tijuana
Lic. en Trabajo
Social
SM DIF Tijuana
Fernando
Guerrero
Martínez
Jefe del Centro
para la Protección
Social de la Niñez
del SM DIF
Tijuana
3 meses
Lic. en Psicología
y Maestría no
concluida
SE DIF Baja
California
Olga Estela
Chávez
López
Responsable del
Programa
Formación y
Recreación para
las Niñas, Niños y
Adolescentes en
10 meses
Licenciada en
Pedagogía
301
SE DIF Baja
California
María del
Carmen
Sánchez
Trabajadora
Social del Módulo
de Recepción y
Atención a
Menores
Migrantes de
Mexicali. DIF
Estatal Baja
California
4 años
Técnico en
Trabajo Social
SE DIF Baja
California
Roberto
Rendón
Sánchez
Encargado del
Módulo del SE
DIF Tijuana
10 meses
Lic. En Derecho
Instituto
Nacional de
Migración de la
SEGOB
María de
Jesús Peña
Valdivia
Coordinadora de
Protección al
Migrante.
Responsable de
los Oficiales de
Protección a la
Infancia (OPI) en
Tijuana
1 año
Maestría en
Desarrollo
Humano
Baja California
302
INSTITUCIÓN
NOMBRE
SE DIF Sonora
Arnoldo
Álvarez
Álvarez
SE DIF Sonora
María
Mayela
Alessi
Cuevas
ANTIGÜEDAD
FORMACIÓN
PROFESIONAL
Director de
Protección a
Población
Vulnerable y
Centros
Asistenciales del
SE DIF Sonora
3 años y 20
años trabajando
en el DIF
Lic. en
Administración
Pública
Coordinadora del
Módulo de
Atención a
Menores
Repatriados en
Nogales, Sonora.
Albergue
“Camino a Casa”
del SEDIF Sonora
3 años
Lic. en
Administración
de empresas
PUESTO
PUESTO
ANTIGÜEDAD
FORMACIÓN
PROFESIONAL
INSTITUCIÓN
NOMBRE
SE DIF Sonora
Bertha
Lucía
Wendlandt
Chávez
Coordinadora del 1 año
Módulo de
Atención a
Menores
Repatriados en
Agua Prieta,
Sonora. “Camino
a Casa” del SEDIF
Sonora
Ingeniera
Industrial
Gobierno del
Estado de
Sonora,
Secretaría de
Gobierno
Enrique
Flores
López
Director General
de Atención a
Migrantes
Internacionales
Arquitecto
Secretaría de
Relaciones
Exteriores
Oscar
Antonio de
la Torre
Amezcua
Cónsul de México 2 años cuatro
en Douglas
meses en
Douglas
Arizona
Lic. En
Relaciones
Internacionales
Casa YMCA
Ernesto
Peraza
Amparán
Administrador
del albergue
YMCA en Agua
Prieta y
encargado
6 años
Formación
práctica
SM DIF Agua
Prieta
Edna
Patricia
Verdugo
Santana
Coordinadora de
la “Casa Hogar
Pepito” Agua
Prieta
S/información
Licenciatura
Organización
de la Sociedad
Civil
Antonio
Zapien
Solís
Voluntario de No
More Deaths
S/información
Ingeniero
SE DIF Sonora
Marcia
Robles
Trabajadora
1 año, 3 meses
Social del
Módulo de
Atención a
Menores
Repatriados en
Agua Prieta,
Sonora. “Camino
a Casa” del SEDIF
Sonora
SE DIF Sonora
Maricela
Valencia
Asistente
Educativo del
5 años
Licenciatura en
Psicología
1 año 3 meses
303
Esta obra se terminó de imprimir
en los talleres Impresos Leo.
Alfredo Chavero 249 colonia Tránsito
06820 México D.F.
Febrero 2009
La edición estuvo al cuidado de Jorge O. García.
304
Fly UP