...

malvinas - Escuela de Guerra Naval

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

malvinas - Escuela de Guerra Naval
Revista de la
ESCUELA
DE
GUERRA
NAVAL
Nª 59
AÑO XLIII
DICIEMBRE 2013
ARMADA ARGENTINA
Director de la Escuela de Guerra Naval
Contraalmirante VGM Guillermo TYBUREC.
Director de la Revista
Contraalmirante VGM (RE) Carlos E. CAL.
Consejo Editor
Capitán de Navío Dn. Alejandro M. GARCIA SOBRAL.
Capitán de Navío Dn. Luis M. GIORGI.
Capitán de Fragata Dn. Marcelo C. TARAPOW.
Capitán de Fragata Dn. Claudio J. VILLAMIDE.
Guardiamarina Contador Dn. Pablo E. GOMEZ.
Doctora Dña. Mónica G. SOTERAS.
Capitán de Navío VGM (RE) Dn. Álvaro FIGUEROA.
Dr. Jorge R. BÓVEDA.
Propietario
Escuela de Guerra Naval
Av. Gral. Luis María Campos 480
C1426BOP - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel: 4346-8600 int. 3349 / 3363
Fax: 4346-8600 int. 3346.
Correo electrónico: [email protected]
Web: www.esgn.edu.ar
ISSN 0325-7185
Queda hecho el depósito que marca la Ley 11.723 de Propiedad Intelectual.
Los artículos publicados en la revista de la Escuela de Guerra Naval son aprobados pre
viamente en su pertinencia por el Consejo Editor que integran el Director de la Escue la y
diferentes miembros de la Plana Mayor y Profesores de acuerdo con el tema del ar tículo.
Las ideas expuestas en los mismos, son exclusivas de sus autores y no re lejan necesariamente el criterio de la Armada Argentina ni de la Escuela de Guerra Naval.
Impreso en la Argentina
Indice
ESTRATEGIA Expandiendo capacidades: Evolución de la industria militar y el proceso de modernización naval de la República Popular China.
9
Lic. Juan Manuel Pippia
ESTRATEGIAS DE INTRACOMUNICACIÓN:
Un enfoque paradigmático
23
Dra. Mónica G. Soteras
PLANEAMIENTO NAVAL. El Pensamiento Com-
33
plejo y el Planeamiento Operativo
Capitán de Navio (RE) Guillermo Tajan
CLAUSEWITZ Y LA GUERRA
DEL PELOPONESO
49
Capitán de Navio (RE) Julio Joaquín Eiff
OPERACIONES. Compañias Militares y
de Seguridad Privada. Origen, desarrollo
y actividad reciente.
63
Capitán de Fragata Claudio Javier Villamide
OPERACIONES. ONUCA, una misión
precursora para las Fuerzas Navales
en Misiones de Paz
89
Capitán de Fragata (RE) Alberto Gianola Otamendi
LIDERAZGO. ¿Qué se espera de un jefe?
103
Contraalmirante Guillermo Tyburec
MALVINAS. LAS FALLAS EN LA
GUERRA: Análisis de caso - Combate
de Grytviken - 3 de abril de 1982
115
Capitán de Navio VGM (RE) Alvaro Figueroa
EDUCACIÓN. La CONEAU y su impacto en la
Escuela de Guerra Naval
135
Lic. Mariana Leal
EDUCACIÓN. Una Experiencia en la búsqueda
de un instrumento de evaluación del desempeño
del alumno en el trabajo en equipo en el aula
del CUCOM
Prof. Dora Isabel Gómez, Lic. María Teresa Gandolfo. Mg.
Martín Ignacio Cieri. Prof. Marisa Gawryluk.
151
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
115
MALVINAS
LAS FALLAS EN LA GUERRA:
Análisis de caso – Combate de
Grytviken - 3 de abril de 1982
Por Capitán de Navío VGM (RE)
Alvaro Figueroa
116
Capitán de Navío VGM (RE)
Alvaro Figueroa
Pertenece a la promoción 108ª de la Escuela Naval
Militar.
En 1983 cursó la Escuela de Oiciales de la Armada
especializándose en Propulsión-Electricidad, en 1984
adquirió la capacitación secundaria en Inteligencia y
en 1986 realizó el curso de Jefe de Centrales de Informaciones de Combate.
Se desempeñó en unidades de supericie que incluyeron: transportes antárticos y comerciales, buques
anibios, portaaviones, cazaminas, destructores y
avisos. En tierra se desempeñó en estados mayores,
direcciones e institutos de formación del personal de
oiciales y suboiciales.
En 1996, siendo Capitán de Corbeta, ejerció el
comando de 3ª clase en el Aviso ARA “ALFEREZ
SOBRAL”, con apostadero en Ushuaia, en 2002,
como Capitán de Fragata, ejerció el de 2ª clase en el
Buque Tanque ARA “INGENIERO JULIO KRAUSE”, con apostadero en Buenos Aires y en 2008 ejerció el de 1ª clase a cargo del COMANDO ANFIBIO
Y LOGÍSTICO DE LA FLOTA DE MAR.
En 1998 cursó la Escuela de Guerra Naval, obteniendo la capacitación de Oicial de Estado Mayor y la Licenciatura en Sistemas Navales. A partir de 2003 ha
realizado cursos de perfeccionamiento en diferentes
institutos de formación públicos y privados (Universidad Austral, Secretaría de la Función Pública, Universidad de San Andrés, Facultad de Ingeniería de la
Universidad de Buenos Aires, Instituto Tecnológico
de Buenos Aires, Universidad de la Marina Mercante
y Escuela de Defensa Nacional). En 2009 se graduó
como Magister en Gestión de la Comunicación en las
Organizaciones.
Es veterano de la Guerra de Malvinas, habiendo
revistado en el transporte polar ARA “BAHIA
PARAISO” (TOM - Georgias del Sur, del 24/03/82 al
14/04/82) y en el portaaviones ARA “25 DE MAYO”
(TOAS - despliegue de la Flota de Mar del 14/04/82
al 15/05/82).
Nació el 25 de octubre de 1956. Es casado y padre
de cinco hijos
ESGN Diciembre 2013
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
117
MALVINAS
LAS FALLAS EN LA GUERRA:
Análisis de caso – Combate de
Grytviken - 3 de abril de 1982
E
Abstract:
l autor, que fue uno de los participantes de este suceso, analiza
el combate de Grytviken utilizando un método de reconocidos
autores del ámbito de la estrategia y la historia militar.
Palabras Clave: Grytviken – Malvinas – Fallas – Método
ESGN Diciembre 2013
118
INTRODUCCIÓN
No resulta fácil el rol de observador participante cuando se procura analizar acontecimientos que son caros al sentimiento colectivo, aún se encuentran sometidos a intereses contrapuestos y existe todavía documentación
preservada al conocimiento público. En ese orden, la Guerra de Malvinas
es una herida abierta en nuestra sociedad y para el Reino Unido su causa es
motivo de justiicación política a la vez que oculta archivos que arrojarían
luz deinitiva sobre muchos episodios. Pese a lo mencionado es un deber
para los que fuimos protagonistas examinar y relatar lo acontecido para
brindarles a nuestros subordinados todos los elementos de juicio posibles
para capitalizar una experiencia que, aún en la derrota, es sumamente útil
y fuente de lecciones aprendidas.
Puesto que nuestra experiencia bélica fue ciertamente acotada durante el siglo XX, resulta fructífero observar cómo estudiaron los reveses
militares países con una participación constante en la guerra; y uno de los
libros más relevantes en el tema es el de Eliot Cohen y John Gooch publicado en nuestro país con el título de “Infortunios Militares – La anatomía
del fracaso en la guerra”. No es intención resumir sus conceptos en este
trabajo ya que el libro se encuentra disponible en las bibliotecas de la Armada, pero para comprender lo sucedido en Grytviken entre el 23 de marzo
y el 4 de abril de 1982 es imprescindible comentar algunas nociones.
Estos autores realizan una taxonomía del fracaso en la guerra estableciendo que ellos se producen por fallas variadas, siendo algunas de
ellas “críticas”, y se basan en las formas de investigación de los accidentes
aéreos.
Consideran los siguientes tipos de fallas:
De Aprendizaje
De Previsión
De Adaptación
Sintéticamente indican que las fallas de Aprendizaje (enfoque en
el pasado) se producen por no asimilar las lecciones de la Historia. Las
de Previsión (orientación hacia el futuro) se originan en la inhabilidad de
predecir los posibles movimientos o respuestas del enemigo. Las de Adap-
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
119
tación (énfasis en el presente) residen en la falta de lexibilidad para acomodarse al desarrollo de los acontecimientos actuales.
Establecen que hay “fracasos simples” producidos por una falla
y “fracasos complejos” provocados por dos fallas, indicando que el par
más difundido es el de Aprendizaje-Previsión. Finalmente, que existe el
“fracaso catastróico” causado por la acumulación de las tres fallas; y abren
un juicio premonitorio: “No resulta extraño que un fracaso tan complejo
traiga aparejado el colapso de la nación entera”1 . Toma como ejemplos de
fracasos simples a la Batalla del Atlántico en 1942 (falla de Aprendizaje),
a la Guerra del Yom Kippur en 1973 (falla de Previsión) y a la Batalla de
Gallípoli en 1915 (falla de Adaptación). Los casos de la Guerra de Corea
en 1950 y la Invasión alemana a Francia en 1940 expresan la suma de fallas
provocando fracasos complejo y catastróico respectivamente.
1
EL MÉTODO
Se analiza la situación o caso mediante un proceso2 de cinco pasos:
- Cuáles fueron las fallas. Qué eventos negativos integraron la cadena de errores; y cuáles fueron preponderantes en el curso de las acciones.
- Cuáles fueron los procesos y funciones de combate, tareas relevantes y principios de la guerra en juego.
- Análisis de la contribución para la producción de las fallas en
cada nivel de responsabilidad.
- Construcción de la matriz de fallas.
- Trazado del derrotero del infortunio uniendo principalmente las
fallas críticas.
Con el conocimiento preliminar de esta metodología, discutible
como todo ensayo incluido este, es posible empezar ahora a dilucidar lo
sucedido en aquellas jornadas de la Guerra de Malvinas.
1
Pág. 49
2
El proceso, lejos de ser lineal, es recursivo e iterativo, sin perder de vista que existen
errores humanos y sistéticos, y que las consecuencias rara vez son producidad por una sola causa.
ESGN Diciembre 2013
120
LOS HECHOS
Los acontecimientos se encuentran suicientemente detallados en
la bibliografía que se menciona al inal del trabajo y en múltiples otros
libros y documentos, haciendo redundante profundizar en ellos. Se agrega,
en forma complementaria, un anexo con la cronología de los principales
sucesos. Seguidamente se realiza una síntesis de los aspectos más salientes, en los que aquellos de nivel estratégico que eventualmente se nombran
sirven únicamente para enmarcar las acciones tácticas que son, en deinitiva, la manifestación física de las voluntades contrapuestas.
La tensión entre Argentina y Gran Bretaña respecto de la soberanía
de las islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur había ido en paulatino
aumento entre ines de 1981 y principios de 1982. Al trabajo de desmantelamiento de factorías balleneras en desuso en las Georgias, autorizado
por Londres (Contrato de 1978 entre Constantino Davidoff y la empresa
británica Christian Salvesen Ltd.) se añadió la misión reservada de instalar
una base en dicha isla (Destacamento “ALFA”)3 , mientras en el ámbito diplomático se desarrollaban conversaciones bilaterales entre ambos países.
Por otro lado, la única presencia británica en Gritvyken al 19 de
marzo estaba constituida por 13 cientíicos del British Antartic Survey
(BAS). Entre el jefe de ellos, en representación de Puerto Stanley, y Davidoff fue que se produjo el entredicho referido a la legalidad de la documentación para ingresar a la isla y el controvertido izado de la bandera nacional. Por estas causas locales el Gobernador de las Islas Malvinas (Georgias
del Sur era considerada una dependencia de las Malvinas) decidió, después
de consultar con Londres y de la zarpada del “Buen Suceso”, despachar al
HMS Endurance a las Georgias con un contingente de 22 infantes del RM.
En ese contexto es que al ARA “Bahía Paraíso”, que inalizaba la
Campaña Antártica de Verano, se le ordena proteger a los civiles argentinos de Puerto Leith. Otras unidades de la Armada involucradas en el prologo del conlicto fueron el ARA “Almirante Irízar” (hizo el relevamiento
expeditivo de la zona entre diciembre de 1981 y febrero de 1982) y el ARA
“Buen Suceso” (transportó a los operarios/chatarreros).
Es así como hacia el 24 de marzo se encontraban en el área casi
todos los actores que intervendrían en el combate del día 3 de abril: un con3
El punto 274 del Informe Rattenbach indica la intención del gobierno argentino de repetir
lo efectuado en 1976 al instalar la Estación Científica “Corbeta Uruguay” en la isla Thule del Sur
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
121
tingente de operarios más el Grupo “ALFA” en Leith, el “Bahía Paraíso”
navegando a 10 millas de la boca de la Bahía Cumberland, el “Endurance”
en las inmediaciones pero fuera del alcance de los sensores propios, y los
cientíicos del BAS en Grytviken reforzados por militares británicos.
El 2 de abril, simultáneamente con la recepción de la ORDOP 1/82
“S”, arriba la Corbeta ARA “Guerrico” y se realizan los preparativos para
el asalto del día siguiente: provisión de cartografía de la zona a la corbeta
ARA “Guerrico”, intercambio de personal (el Grupo “ALFA” y los infantes del BIM1 suben al ARA “Bahía Paraíso” en tanto que un grupo auxiliar
de IM permanece en Leith) y se bosquejan el plan de desembarco y maniobra en tierra. Así quedó conformado el GT 60.1. En este punto resulta
indispensable destacar la abismal diferencia en las reglas de empeñamiento
de ambos contendientes, ya en conocimiento de la caída de Puerto Stanley.
En tanto las fuerzas argentinas debían minimizar las bajas en el enemigo y
precaverse de producir daños colaterales por la presencia de civiles extranjeros, los royal marines debían hacer “fuego en defensa propia, después
de advertir” (Londres) y “no resistir más allá del punto donde las vidas se
pierdan en vano” (HMS Endurance)4-5 .
Las acciones del día 3, sucintamente, fueron las siguientes:
Aproximadamente a las 11 del día 3 de abril, la corbeta ARA “Guerrico” ingresó a la bahía Cumberland precediendo al ARA “Bahía Paraíso”
en tanto el helicóptero Alouette realizaba tareas de exploración. Previamente se había intimado por radio la rendición de Grytviken, aduciendo el
jefe del BAS la necesidad de aclarar las órdenes recibidas de rendirse (Gobernador) y ofrecer resistencia (Londres). El comandante del GT 60.1 no
concedió prórroga alguna y ordenó que todo el personal se agrupara en un
lugar visible en la costa mientras tanto, el helicóptero que sobrevolaba la
bahía informó que no veía oposición en tierra y estimaba que no habría resistencia al helidesembarco. La respuesta británica no fue clara, pero hizo
evidente por primera vez la existencia real de personal militar que hasta ese
instante era sólo una suposición.
Finalizada la exploración sin indicios de posiciones enemigas se
destacó la primera de las tres heliolas previstas, integradas por soldados
4
Freedman sostiene en su libro: “ If Argentines then invade RM detachment is to resist
invasion using force in accordance with ROE laid down…but they should not resist beyond point
where lives might be lost to no avail..”, pág. 10.
5
Cuando en ocasión de tomarlos prisioneros le pregunté al Lt. Keith Mills por sus órdenes,
me dijo escuetamente: “resistir y luego rendirme”.
ESGN Diciembre 2013
122
del BIM1, con ZDH6 en el muelle del BAS. Poco después y en forma casi
simultánea la corbeta en su penetración en la caleta divisó efectivos británicos en Shackleton House, ZDH efectiva de la segunda heliola. Existen
marcadas diferencias bibliográicas respecto de la responsabilidad en el
cambio de ZDH. En ese lugar el helicóptero Puma del Ejército es batido
por el fuego y alcanza a aterrizar al otro lado de la bahía, con dos fallecidos
a bordo, para no despegar nunca más. La primera fracción en tierra durante
su avance casa por casa comenzó a recibir un nutrido fuego enemigo y
ante la carencia de sus morteros pidió a la corbeta apoyo de fuego (FNA)7
que no fue satisfecho, a la vez que esta era blanco de proyectiles de armas
menores y un cohete antitanque, debiendo virar y salir del área.
Los siguientes hechos fueron el reposicionamiento de los infantes
de la segunda heliola desde la costa opuesta hacia un área cercana al muelle, vía helicóptero en contingentes de tres hombres por viaje, y la preparación de una ola por supericie con una lancha de desembarco constituida
por la reserva. En ese trance el jefe de los marines decide que sus objetivos
tácticos (y políticos) se habían cumplido y capitula. Obedeciendo las ordenes argentinas, entregó al personal militar y civil, el armamento e informó
el lugar y tipo de minas y trampas explosivas colocadas para la defensa, las
que fueron levantadas y desactivadas por personal argentino y británico.
Las acciones posteriores al combate no forman parte del presente trabajo.
APLICACIÓN DEL MÉTODO
En la tabla de doble entrada que se agrega como anexo se detallan
las fallas y “fallas críticas” que se aprecian en cada uno de los niveles
de responsabilidad para las variables seleccionadas. El “método CohenGooch” deja librado a los analistas la selección de los niveles de responsabilidad y los procesos de combate, puesto que cada batalla es diferente
aún cuando puedan extraerse de ellas tendencias y constantes comunes en
la aplicación de los principios de la guerra.
En nuestro caso se adoptaron los niveles de responsabilidad de:
Alto Mando, Comandante de Teatro, Comandante en Escena, y Comandos
Subordinados y Fuerzas Agregadas; y las variables, funciones y procesos
de combate: Capacidad de Respuesta, Conocimiento General del Enemigo,
Comando y Comunicaciones, Percepción de la Naturaleza del Conlicto,
6
7
ZDH: Zona de Desembarco por Helicóptero.
FNA: Fuego Naval de Apoyo.
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
123
Inteligencia Estratégica Operacional y Balance de Fuerzas. Esta selección
es una entre varios enfoques que pueden conducir a conclusiones diferentes; y sobre la base de la efectuada se establecieron las siguientes fallas:
Falla A1: La conveniencia política de no producir bajas en el enemigo conspiró contra el más eiciente empleo de las armas. La
fuerte disparidad entre las reglas de empeñamiento de uno y otro
bando impidió desarrollar todo el potencial para un ataque en el
que el poder relativo en tierra no era suiciente (inferior a 3:1), y
ocasionó bajas que podrían haberse evitado.
Falla Crítica A2: La historia bélica8 británica enseña que no es
un enemigo que se entregue sin pelear; haciendo más evidente la
limitación expuesta en el punto anterior. Y aún en la derrota, su
tenacidad bélica 3 lo hace un enemigo permanente en la búsqueda
de revancha.
Falla A4: La organización gubernamental en Argentina en 1982,
unicidad del poder civil y militar encarnados en la Junta Militar,
era intrínsecamente débil ya que la derrota en uno de los planos
provocaba inmediatamente la derrota en el otro.
Falla Crítica A5: Por extensión (de sólo las Georgias, a incluir
Malvinas) y por intensidad (de una incursión anibia limitada, a
una invasión) los objetivos propuestos se fueron de la escala que
podía manejar la Argentina.
Falla A6: Lo que en un principio se previó como una ocupación
incruenta a la manera de Thule derivó en un acto de guerra en el
que el enemigo tomó precauciones merced a inteligencia previa.9
8
El concepto de “tenacidad bélica” describe la voluntad de un contendiente para reponerse
de un revés y derrotar al mismo adversario al cabo de un corto período. Gran Bretaña como actor
internacional se destaca históricamente por tres características: protección de sus posesiones, memoria imperial y tenacidad bélica. Esta última cualidad es la resultante de su gran determinación, poca
aversión al riesgo, escasa empatía y notable orgullo. Son demostrativas de este perfil sus guerras imperiales Jartum – Omdurmán (contra los árabes); Isandhlwana – Ulundi (contra los zulúes); Sta. Cruz
de Tenerife – Trafalgar (guerras napoleónicas); y Galípoli – Jerusalén, Coronel-Malvinas (1914),
Tobruk – El Alamein y la Batalla del Atlántico (I y II Guerra Mundial).
9
El punto 94 del Informe Franks dice al respecto: “On 9 July 1981 the Joint Intelligence
Committee circulated a new assessment of the likelihood of Argentina’s resorting over the next few
months to forcible action in the Falkland Islands dispute.”… “There was also a distinct possibility
that Argentina might occupy one of the uninhabited Dependencies, following up its action in 1976 in
establishing a presence on Southern Thule; and a risk that it might establish a military presence in the
124
ESGN Diciembre 2013
Falla A7: En todos los niveles los medios propios estaban en infe
rioridad de condiciones. El grueso de medios navales argentinos
tenía un atraso técnico de al menos una generación.
Falla B1: Los medios asignados a esta misión fueron claramente
los remanentes de una operación más importante.
Falla B3: Los comandantes superiores, por la dinámica intrínseca
de la trama del poder político imperante, llevaban años en tareas
ajenas a la actividad operativa.
Falla Crítica B4: En el mismo orden, el oicial superior a cargo
fue más un CEA que un OCT, ya que circunstancialmente pasó
de liderar una fuerza logística a comandar una fuerza ofensiva no
prevista.
Falla Crítica B5: La Operación “Rosario” varió bruscamente de
tener un único esfuerzo a incluir un esfuerzo estratégico secundario no planiicado; destinado a completar el dominio territorial y
marítimo de toda el área.
Falla B6: No hubo información de inteligencia exacta y oportuna
que permitiera conocer la magnitud de las fuerzas en oposición;
pero cabe recordar la detección de un helicóptero no identiica sobrevolando la isla Bird el 24 de marzo por la tarde y la presencia
del HMS Endurance en el área.
Falla Crítica B7: Los medios reasignados (en un principio se había designado 8a otra corbeta) no permitían la ejecución de operaciones que cumplieran con el Principio Militar Fundamental.
Falla C1: La fuerza de desembarco carecía del poder relativo doctrinario para un asalto anibio tradicional.
Falla C2: Relacionado directamente con A2, debió suponerse que
el enemigo no se entregaría sin combatir.
Falkland Islands themselves, remote from Port Stanley. In the Committee’s view harassment or arrest
of British shipping would not be a likely option unless the Argentine Government felt themselves
severely provoked.”
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
125
Falla C3: No hubo apoyo a la fracción en tierra por parte de elementos aéreos ni navales; y aún cuando la segunda ola hubiera
aterrizado con seguridad, la nueva ZDH interfería el fuego del primer grupo.
Falla Crítica C4: Pese a la escasa magnitud de los medios conjuntos asignados, faltaron organización, coordinación y comunicaciones eicientes.
Falla C5: La simultaneidad con las operaciones del esfuerzo principal diicultaron la mejor comprensión de la situación.
Falla C6: La exploración aérea inicial y los vuelos posteriores no
brindaron un panorama claro del despliegue enemigo.
Falla C7: Pese a contar con personal militar del cuerpo permanente altamente caliicado (comandos anibios y buzos tácticos del
Grupo “ALFA”) el CEA ordenó el ataque con personal militar de
bajo adiestramiento (conscriptos). La falta de coordinación entre
las dos primeras heliolas impidió el apoyo mutuo para un ataque
sustentado en fuego y movimiento.
Falla D1: El fuerte temporal que sufrió la corbeta en su tránsito al
sur afectó el funcionamiento de su armamento y disminuyó la capacidad combativa de la que sería luego la fuerza de desembarco.
Falla D2: El acercamiento de la unidad de supericie hacia la posición enemiga fue ineicaz como demostración de fuerza. El apropiado empleo de las armas indica que los fusileros abren fuego a
cientos de yardas y los buques a miles.
Falla Crítica D3: La utilización de otra ZDH fue claramente el
factor que más contribuyó a la producción de bajas propias y a la
pérdida del único helicóptero que permitía el despliegue de efectivos en cualquier punto y a la mayor velocidad. A su vez, resulta
difícil comprender la eicacia combativa de una unidad de supericie a escasas 200 yardas de los blancos a batir, comprobándose
que era más vulnerable que efectiva al exponer a su personal al
fuego de armas menores del enemigo.
ESGN Diciembre 2013
126
Falla Crítica D4: La poca coordinación en este aspecto y la confusión reinante por comunicaciones deicientes da sustento al
punto anterior.
Falla Crítica D6: La exploración no facilitó ubicar al enemigo
poniendo el factor sorpresa de su parte, y contribuyó a la modiicación de la ZDH.
Falla D7: A pesar de la presencia de dos buques y dos aeronaves,
su tipo, coniguración y estado no redundaron en un apoyo valioso
a una fuerza de desembarco cuya superioridad en número y armamento no era la conveniente.
CONCLUSIONES
De acuerdo con lo manifestado precedentemente el caso del combate de Grytviken del 3 de abril de 1982 podría considerarse de FALLAS
ACUMULADAS, es decir como el producto de las fallas de APRENDIZAJE y PREVISION. Ambas surgen de las lecciones aprendidas en este
evento que, expresadas como mejores prácticas, cabe señalar:
- Entender la idiosincrasia del oponente y el tipo de conlicto
en el que se participa. Hubo asimetría en el resultado de la evaluación:
en tanto Argentina manejaba una crisis para el Reino Unido era un acto de
guerra. (Aprendizaje).
- Uso de las tropas mejor caliicadas disponibles. En nuestro
caso era cuadro permanente o conscriptos; en otra oportunidad puede ser
profesionales o reservistas. (Previsión).
- Establecer reglas de empeñamiento acordes al objetivo y a los
recursos. Los modos también deben ser coherentes con los medios y los
ines. (Previsión).
- Ante la ausencia de evidencias concretas respecto de la existencia de efectivos enemigos, considerar la peor opción sobre la base de
la correlación de informaciones previas. (Previsión).
- Adecuado uso del poder combativo. Se deben elegir las armas
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
127
adecuadas para el efecto a provocar procurando una distancia de eicacia
alejada de los sensores y armas del enemigo. (Previsión).
- Aún en una operación sencilla no pueden descuidarse conceptos como: organización simple, comunicaciones de conianza, interferencias mutuas, apoyo mutuo, y cumplimiento del plan original en tanto el
CEA no ordene modiicaciones. (Aprendizaje).
- Profesionalidad. El adiestramiento continuado y el apego a técnicas y procedimientos probados en operaciones reales generan las aptitudes y actitudes que aloran en los momentos críticos. (Aprendizaje).
El derrotero hacia el resultado que queda plasmado uniendo las
fallas tiene puntos de contacto con la “Teoría del Error Humano”, de James
Reason, sobre la superposición de fallas activas en un marco de condiciones latentes, el que a su vez abreva de la Teoría Sistémica. Dice Reason
(1990) “El error humano es producto de dos factores: condiciones latentes
en la organización y fallos activos. Las condiciones latentes están causadas
por procesos mal diseñados y decisiones incorrectamente tomadas a nivel
superior. Todo esto provoca condiciones para que pueda darse el error y
crea fragilidad en los sistemas durante largo tiempo. Los fallos activos se
consideran acciones llevadas a cabo por profesionales clave en condiciones de no seguridad. Pueden ser debidos a falta de habilidades técnicas y/o
a déicit de conocimiento de los profesionales que los cometen. Cuando
existen condiciones latentes en la organización y se dan fallos activos, se
puede producir el error”.
En todo esto hay que trabajar en tiempo de paz para evitar futuros
errores en la guerra puesto que se aprende más de los errores que de los
éxitos. Es la única manera de que un fracaso sea exitoso.
128
ESGN Diciembre 2013
SINTESIS DE LOS HECHOS ACAECIDOS ENTRE EL
3 Y 4 DE ABRIL DE 198210 (ANEXO 1)
11:00 - la corbeta ARA Guerrico ingresó en la bahía Cumberland precediendo, como estaba ordenado, al ARA Bahía Paraíso que había lanzado al
Alouette en tareas de exploración.
11:10 - se intimó por radio la rendición de Grytviken. El jefe de la base
cientíica del British Antartic Survey (BAS) dijo no tener instrucciones y
pidió tiempo para aclarar la dualidad de órdenes recibidas. El CGT 60.1
no concedió la prórroga y ordenó que todo el personal se agrupara en un
lugar en la costa que fuese fácilmente observable. El helicóptero que sobrevolaba la bahía informó que no veía gente en tierra y que estimaba que
no habría resistencia al helidesembarco, eligió el lugar de desembarco y
comenzó el guiado del Puma con la primera ola de infantes.
11:35 - durante su aproximación y penetración en la caleta Capitán Vago,
la corbeta divisó personal armado en tierra moviéndose en proximidades
del “hospital” (Shackleton House). El helicóptero Alouette guió al Puma al
lugar de desembarco elegido, en proximidades del muelle.
11:41 – Desembarco de la 1° ola de infantes sin novedad
A partir de ese momento los hechos se desarrollaron en una rápida
sucesión. El comandante del GT 60.1 seguía cursando sus comunicaciones
con el jefe del BAS, quien por su parte solicitaba tiempo para tomar una
decisión, intentando demorar el desembarco. La corbeta había terminado
su primera penetración apreciando que no era conveniente mantenerse permanentemente en el interior de la caleta porque su maniobra estaba comprometida por la presencia de numerosos cachiyuyos y un gran boyón de
amarre, y en cumplimiento de lo ordenado por el CGT 60.1 dio comienzo a
su segunda entrada. Los 15 infantes desembarcados iniciaron su aproximación al “hospital”, tomando cubierta en las construcciones del BAS próximas al muelle.
10
El presente Anexo no es exhaustivo y solo pretende exponer un resumen de los hechos
más importantes que den sentido a la aplicación del método propuesto. Se realizó sobre la base del relato del libro No vencidos, de Horacio Mayorga y Jorge Erracaborde, Buenos Aires, Editorial Planeta,
1998, pgs. 98 a 102. La cronología real se menciona en el acápite Fuentes de la bibliografía y obra en
poder del autor.
Capitán de Navío VGM (RE) Alvaro Figueroa
129
11:47 - el helicóptero Puma despegó con la segunda ola de infantes, de
acuerdo con lo previsto, mientras que el Alouette sobrevolaba la zona del
Hospital, sin observar novedades. El teniente Luna pidió que se alterara la
secuencia de las próximas olas helitransportadas y solicitó el despacho urgente de los morteros, en previsión de acciones del personal armado avistado. El Puma voló en ruta directa a un lugar más al este que el anterior,
más cercano al “hospital”, y en el instante en que estaba por posarse recibió
un nutrido fuego que le produjo serias averías. Retomó altura abandonando la zona y se dirigió a la costa opuesta, aterrizando en emergencia e
informando bajas en el personal y averías que impedían la utilización del
helicóptero. El grupo inglés enfrentó con decisión a la fracción argentina,
cuyo jefe indicó a la Guerrico la posición del enemigo para que lo batiera
con sus armas. El comandante de GT 60.1 ordenó también a la corbeta, que
abriera fuego con urgencia, mientras que el Alouette se dirigía al lugar de
aterrizaje de emergencia del Puma a evacuar las bajas.
11:55 - la Guerrico abrió fuego con un decepcionante resultado: su montaje
de 20 mm de estribor se trabó con el primer disparo y el de 40 mm con el
sexto.
11:59 - el buque recibió el impacto directo de armas automáticas y de
un cohete de 89 mm, que produjeron un muerto, cinco heridos y daños
considerables. Luego de virar dentro de la caleta se marchó a máxima velocidad, tratando de alejarse para reparar sus armas fuera del alcance del
enemigo. Abrió fuego con su montaje de 20 mm de babor, que también se
trabó. Efectuó un disparo con su cañón de 100 mm, que de inmediato se
trabó. Mientras tanto se había ordenado a la dotación del Puma abandonar el helicóptero, cuyos heridos habían sido trasladados al Bahía Paraíso
por el Alouette, y marchar para apoyar la acción que se desarrollaba en la
costa opuesta atravesando la factoría de Grytviken, con el propósito ulterior de tomar contacto con la primera ola. Este movimiento no alcanzó a
concretarse ante la supuesta presencia de un campo minado en la ruta de
aproximación. El Alouette desembarcó infantes dotados de morteros en la
factoría mencionada, en tanto la Guerrico reiniciaba su fuego de apoyo con
ametralladoras de 40 mm, con spotting desde tierra, sobre la parte alta de
la montaña, con el in de no producir bajas.
12:48 - aparecieron paños blancos británicos en la zona del hospital.
130
ESGN Diciembre 2013
Luego de unos instantes de incertidumbre un oicial inglés se acercó inalmente a las líneas argentinas y expresó su decisión de capitular, y acatando las instrucciones argentinas, entregó su personal y armas, e informó
el lugar, tipo de voladuras, minas y trampas explosivas colocadas para la
defensa.
Por la tarde de ese día 3 se inició el traslado de prisioneros a los buques
argentinos, se desembarcaron elementos y víveres para la logística de los
36 hombres de Infantería de Marina y un grupo de 5 voluntarios de las dotaciones de los buques, quienes recibieron en ese instante órdenes de prepararse para una estadía prolongada en la zona. La corbeta ARA Guerrico
reparó sus daños recuperando el 50 por ciento de su capacidad misilística
e informó que estaba lista para la travesía de regreso.
20:10 - el Bahía Paraíso abandonó Grytviken, dejando en tierra a los hombres que debían permanecer. Posteriormente tomó Puerto Leith mientras la
corbeta patrullaba la entrada a Bahía Stromness, recuperó el personal de
su grupo de desembarco, formado inicialmente para la protección de los
chatarreros, y desembarcó al Grupo ALFA que debía custodiar ese lugar.
3:15 ambos buques zarparon rumbo a Río Grande, en Tierra del Fuego.
MATRIZ DE RESPONSABILIDADES
1. CAPACIDAD
DE RESPUESTA
A. ALTO MANDO
B. CTE. DEL
TEATRO
Falla:
Consideraciones
políticas generaron Reglas de
Empeñamiento y
restrictivas y
anularon la actitud
ofensiva de sus
subordinados.
Falla: G.T.
formado con una
unidad procedente de la CAV, otra
en RR.GG. y
efectivos de IM
remanentes.
2. CONOCIMIENTO GENERAL
DEL ENEMIGO
3. PROCEDIMIENTO Y TÉCNICAS
Falla crítica:
Subestimó la
idiosincrasia
del enemigo.
Falla: Los
comandantes
superiores
llevaban años
en tareas ajenas
a las operaciones
militares.
4. COMANDO Y
ACCIONES
(C2)
5. PERCEPCIÓN
DE LA NATURALEZA DEL
CONFLICTO
(ANEXO 2)
6. INTELIGENCIA
ESTRATÉGICA
OPERACIONAL
7. BALANCE
DE FUERZA
Falla: No hubo
división entre
responsabilidades
políticas y
militares.
Falla crítica:
Extendió el
conflicto más
allá de lo
necesario para
los fines
propuestos
inicialmente.
Falla: No previó
el reforzamiento
de objetivo por
parte del ENO.
Falla: Había una
clara inferioridad
cuantitativa y
cualitativa en
los medios
en oposición.
Falla crítica:
Designó como
CEA a un oficial
que no tenía
práctica
operativa
reciente.
Falla crítica:
Modificó la
operación de
único “esfuerzo”
a “esfuerzo
secundario”.
Falla: Desconocía
la magnitud y
localización de
las fuerzas
enemigas en
la zona.
Falla crítica:
Asignó recursos
insuficientes y
degradados
como para
asegurar una
operación eficaz.
MATRIZ DE RESPONSABILIDADES
C. CTE. EN
ESCENA (CEA)
D. CTE. DE
UNIDADES Y
FIERZAS
AGREGADAS
Falla: La unidad
procedente de la
CAV carecía de
armamento, la
proveniente de
BNPB no tenía la
artillería en
condi-ciones y los
HELOS no tenían
configuración
de combate
Falla: Subvaloro
de la propensión
combativa de los
efectivos del
enemigo.
Falla: Falta de
apoyo mutuo.
Falla Crítica:
Ausencia de un
planeamiento
adecuado
(esquema de
maniobra en
tierra, organización clara,
comunicaciones
eficientes,
procedimientos
operativos, etc.)
Falla: Desgaste
prematuro de los
efectivos de IM
embarcados.
Falla: Sobreestimaron la
maniobra de
aproximación
como demostración de fuerza.
Falla Crítica:
Incumplimiento
de normas
doctrinarias
(MBC, FNA,
ZDH). sobreexposición de los
medios de
superficie.
Falla Crítica:
Falta de coordi-inación entre
fracciones de
diferentes
fuerzas
Armamento no
probado previo
al combate.
Falla: Información
fragmentaria de
las operaciones
del nivel superior.
Falla: Desconocimiento del
poder, composición y despliegue
del enemigo.
Falla: Asalto
con tropas no
profesionales.
Falla Crítica:
Exploración
aérea no
exhautiva.
Falla:
inadecuado
alistamiento
previo al
combate.
133
BIBLIOGRAFÍA
Cohen, Eliot y Gooch, John, Infortunios militares, IPN, 1998.
Desembarco, Reconquista de las Georgias, Año XXXVIII, N° 153, Separata N° 12, 1994.
Freedman, Lawrence, The Oficial History of the Falklands Campaign Vol.
I: The origins of the Falklands war, Routledge, 2005.
Freedman, Lawrence, The Oficial History of the Falklands Campaign Vol.
II: War and Diplomacy, Routledge, 2008.
Mayorga, Horacio y Errecaborde, Jorge, No Vencidos, Planeta, 1998.
Reason James, Human Error, Cambridge University Press, 1990.
FUENTES Y DOCUMENTOS
Franks, Oliver, Falkland Islands Review - Report of a Committee of Privy Counsellors, Presented to Parliament by the Prime Minister by Command of Her Majesty, HMSO, London, January 1983 http://www.marga
retthatcher.org/document/E415E0802DAA482297D 889B9B43B70DE.
pdf - (14/01/13).
Ratenbach, Benjamín, Informe Final de la Comisión de Análisis y Evaluación de las Responsabilidades del Conlicto del Atlántico Sur, 1983,
http://www.casarosada.gov.ar/ component/content/article/108-gobiernoinforma/25773-informe-rattenbach - (14/01/13).
ARA “Bahía Paraíso”, Diario de Guerra.
ARA “Bahía Paraíso”, Diario de Inteligencia.
ARA “Bahía Paraíso”, Extracto del Oicial Historiador.
ARA “Guerrico”, Informes post combate.
Fly UP