...

Texto completo - Documentos FEDEA

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Texto completo - Documentos FEDEA
La Subida del Impuesto Sobre el Valor Añadido en España:
Demasiado Cara y Demasiado Pronto*
by
** ,
Juan Carlos Conesa Javier Díaz-Giménez***
Julián Díaz-Saavedra**** y Josep Pijoan-Mas*****
Documento de Trabajo 2010-06
February 2010
*
**
***
****
*****
Le agradecemos a Mario Alloza su excelente labor como ayudante de investigación.
Díaz-Giménez y Díaz-Saavedra agradecen al Ministerio de Ciencia y Tecnología la Beca
de Investigación ECO2008-04073.
Universitat Autónoma de Barcelona.
IESE Business School.
Universidad de Granada.
CEMFI y CEPR.
Los Documentos de Trabajo se distribuyen gratuitamente a las Universidades e Instituciones de Investigación que lo solicitan. No obstante
están disponibles en texto completo a través de Internet: http://www.fedea.es.
These Working Paper are distributed free of charge to University Department and other Research Centres. They are also available through
Internet: http://www.fedea.es.
ISSN:1696-750X
La Subida del Impuesto Sobre el Valor Añadido en España:
Demasiado cara y Demasiado Pronto*
Juan Carlos Conesa
Javier Dı́az-Giménez
Julián Dı́az-Saavedra
Universitat Autònoma de Barcelona
IESE Business School
Universidad de Granada
Josep Pijoan-Mas
CEMFI y CEPR
163 de febrero de 2010
Resumen: En este artı́culo cuantificamos las consecuencias para la economı́a española de subir los tipos del
Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Con este fin comparamos los resultados de dos modelos económicos:
un modelo de crecimiento neoclásico tradicional con un hogar y una empresa representativos y un modelo
de generaciones solapadas con hogares heterogéneos. Según este último modelo, cuando el gobierno sube los
tipos del impuesto sobre el consumo, por cada punto porcentual que consigue aumentar la recaudación, la
producción medida a coste de los factores se reduce en 0,52 puntos porcentuales y las horas trabajadas en 0,75.
Sin embargo la producción medida a precios de mercado —que incluyen la subida del IVA— prácticamente
no cambia. Según nuestros resultados la mayor parte del aumento de la carga fiscal recaerá sobre los pobres,
los mayores, y los pensionistas. Basándonos en estos resultados concluimos que aumentar el impuesto del
valor añadido en España contraerá la actividad y el empleo, que será regresivo y que muy probablemente
llegue demasiado pronto.
* Le agradecemos a Mario Alloza su excelente labor como ayudante de investigación. Dı́az-Giménez y Dı́az-Saavedra agradecen
al Ministerio de Ciencia y Tecnologı́a la Beca de Investigación ECO2008-04073.
1.
Introducción
En septiembre de 2009 el gobierno español anunció que el 1 de julio de 2010 el tipo general del Impuesto
sobre el Valor Añadido (IVA) subirá del 16 por ciento actual al 18 por ciento, que el tipo reducido subirá del
7 al 8 por ciento, y que el tipo súper reducido, el que se aplica a los alimentos básicos, se mantendrá en el 4
por ciento. Este artı́culo mide el impacto de estas medidas sobre el conjunto de la economı́a. Concretamente,
calculamos sus consecuencias sobre los principales agregados macroeconómicos, sobre la recaudación de todo
el sistema fiscal y sobre la distribución de cargas fiscales entre varios grupos sociales.
Según la teorı́a económica los aumentos de los tipos de los impuestos indirectos como el propuesto por
el gobierno español afectan de varias formas a las decisiones de de los hogares: En primer lugar se produce
un efecto sustitución porque la subida de los tipos del IVA cambia el precio relativo del consumo y de las
actividades no remuneradas, entre las que se encuentra el ocio, pero también el trabajo doméstico y las
actividades que se realizan en la economı́a sumergida. Los bienes y servicios que se compran en el mercado
se encarecen con respecto a los que se producen sin remuneración formal. Por lo tanto, en términos relativos
el tiempo dedicado a actividades no remuneradas formalmente se abarata con relación al tiempo dedicado
a trabajar y la oferta de trabajo disminuye. Otra forma de interpretar este cambio es pensar en términos
de la decisión de comprar bienes y servicios en el mercado o producirlos en casa. Cuando suben los tipos
del impuesto sobre el valor añadido los bienes comprados en el mercado se encarecen con relación a los
producidos en casa, y los hogares responden dedicando menos tiempo a trabajar y más a la producción
doméstica. Por lo tanto, la consecuencia esperable de un aumento de los tipos del IVA, es una caı́da del
consumo, de las horas trabajadas y de la inversión —que cae porque los hogares del modelo saben que van
a trabajar menos también en el futuro.
En segundo lugar la subida de los tipos del IVA produce un efecto renta que se debe al aumento de la
presión fiscal. Los hogares se dan cuenta de que van a ser más pobres a partir de 2010, y que su capacidad
de compra se va a reducir. En respuesta a este empobrecimiento relativo de los hogares cabrı́a esperar una
disminución adicional del consumo y un aumento de la oferta de trabajo. Sin embargo, si el gobierno devuelve
a los ciudadanos el aumento de la recaudación, ya sea aumentando las transferencias, mejorando la provisión
de bienes públicos con sustitutos cercanos en el sector privado, o mediante una reducción de la deuda pública,
entonces el efecto renta desaparece. Naturalmente, los nuevos ingresos fiscales acaban volviendo a la sociedad
por alguno de esos caminos, pero seguramente lo hacen de forma asimétrica: algunos hogares se benefician de
las transferencias en una proporción mayor que otros. Eso hace que las cuantı́as de los efectos renta puedan
ser muy distintas para hogares diferentes. Nuestro modelo con hogares heterogéneos esta especı́ficamente
diseñado para recoger estas diferencias.
Por último, el anuncio en 2009 del aumento de los tipos del IVA en 2010 cambia los precios relativos
entre consumir en 2009 y consumir en 2010. Consumir en 2009 se abarata y hacerlo en 2010 se encarece.
Por lo tanto los hogares adelantarán sus planes de gasto de consumo —sobre todo de bienes duraderos—
consumirán más antes de la subida y menos después de que la subida se haya producido.
1
Para calcular las magnitudes de todos esos cambios potenciales y su impacto sobre el conjunto de la
economı́a, utilizamos dos modelos económicos diferentes. El primero es un modelo de crecimiento neoclásico
con un hogar y una empresa representativos y con impuestos muy similar al descrito en Conesa y Kehoe
(2009). El segundo es un modelo con generaciones solapadas y hogares heterogéneos también neoclásico
y muy parecido al que se describe en Dı́az-Giménez y Dı́az-Saavedra (2009). Calibramos los dos modelos
para que sean consistentes con los mismos agregados macroeconómicos de la economı́a española en 2008.
El modelo de generaciones solapadas, además, reproduce la estructura demográfica y la distribución de la
renta laboral de la economı́a española. El primer modelo es mucho más sencillo que el segundo y nos permite
analizar e interpretar fácilmente los cambios agregados. En cambio el segundo modelo nos permite estudiar
con todo detalle las consecuencias distributivas de las subidas anunciadas.
El ejercicio de comparación que efectuamos requiere simular numéricamente los dos modelos usando dos
escenarios distintos. En el escenario de referencia el gasto público y todos los tipos impositivos permanecen
constantes con los mismos valores de 2008, durante 2009, 2010, y los años sucesivos. El segundo escenario
es el escenario de la reforma. En 2009 el gobierno anuncia que el tipo del impuesto sobre el consumo va a
aumentar en dos puntos porcentuales en el 2010. Para calcular las consecuencias de la reforma comparamos
las series económicas que se generan en estos dos escenarios.
Nuestros resultados confirman que el aumento de los tipos del impuesto del valor añadido tiene un
impacto negativo importante sobre la producción mediada a coste de factores. En el modelo con un hogar
representativo la subida de los tipos supone reducciones de la producción del 0,65 por ciento en 2009 y de
aproximadamente el 1 por ciento en años sucesivos. Sin embargo, como la contabilidad oficial, calcula la tasa
de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) usando precios de mercado —que incluyen los impuestos
indirectos— apenas registrará esta caı́da: en 2010 el PIB medido a precios de mercado crecerá en un 0,05
por ciento. La razón fundamental del descenso de la producción es una disminución del factor trabajo de
alrededor de un 1 por ciento. El capital productivo también se reduce, pero en una cuantı́a sustancialmente
menor: alrededor de un 0,5 por ciento. Estos valores corresponden al modelo con un hogar representativo.
Los signos de los cambios en el modelo de generaciones solapadas son los mismos, y sus magnitudes son
ligeramente superiores.
En cuanto a la recaudación, según el modelo con un hogar representativo, la recaudación del impuesto
sobre el consumo aumentará aproximadamente un 10,5 por ciento a partir del 2010. Sin embargo, la recaudación fiscal total sólo aumentará en un 1,7 por ciento. El motivo del bajo impacto sobre los ingresos fiscales
totales del aumento de los tipos del IVA es que, como reduce la producción, los ingresos de las demás figuras
impositivas diminuyen. Este efecto se nota todavı́a más en 2009. En ese año, la recaudación del IVA aumenta
poco y los ingresos fiscales totales disminuyen.
En cuanto a la redistribución de las cargas fiscales, los aumentos de los tipos del IVA tendrán un impacto
relativamente mayor sobre la población más pobre y de mayor edad. Estos resultados confirman el carácter
regresivo de los impuestos sobre el consumo. En nuestro modelo el aumento de la carga fiscal afecta especialmente a los jubilados. Esto se debe a que para los jubilados el impuesto sobre el consumo es una parte
2
mucho mayor de su carga fiscal total que para los hogares que trabajan y que tienen que pagar también
impuestos sobre el trabajo.
En resumen, según nuestros cálculos, cuando el gobierno sube los tipos del impuesto sobre el consumo,
por cada punto porcentual que aumenta la recaudación, la producción per cápita medida a coste de los
factores se reduce en 0,52 puntos porcentuales y las horas trabajadas se reducen en 0,75 puntos. Estas caı́das
nos parecen importantes y creemos que deberı́an tenerse en cuenta en las discusiones sobre la forma menos
costosa de reducir el déficit presupuestario de las Administraciones Públicas españolas.
Este artı́culo es un resumen divulgativo de Conesa, Dı́az-Giménez, Dı́az Saavedra, y Pijoan-Mas (2010)
que está publicado en la página electrónica de FEDEA (www.fedea.es).
2.
El Modelo Económico con un Hogar Representativo
Este modelo económico es un modelo de crecimiento neoclásico tradicional. Está habitado por un hogar y
una empresa representativos y por un gobierno, y lo resolvemos usando los supuestos del equilibrio general.
Los hogares de la economı́a están representados por un único hogar —o, mejor dicho por una dinastı́a
de hogares— que vive eternamente. El hogar representativo tiene el nivel educativo medio de la sociedad
española y es propietario de toda la riqueza de la economı́a. Sus preferencias están definidas sobre su consumo
y sobre el tiempo que dedica a realizar actividades no remuneradas —o sea, el tiempo que dedica al ocio, al
trabajo doméstico, o a realizar cualquier otra actividad sin remuneración en la economı́a formal.
Suponemos que cada periodo el hogar representativo toma dos decisiones. Decide cómo va a asignar su
tiempo disponible entre actividades remuneradas y actividades no remuneradas. También decide cómo va a
asignar su renta disponible entre el consumo y el ahorro. La renta bruta del trabajo es el producto del salario
por las horas trabajadas en el mercado. La renta bruta del ahorro es el producto del capital propiedad del
hogar —resultante del ahorro del pasado— y del rendimiento del capital. La tercera partida de los ingresos
del hogar son las transferencias de cuantı́a fija que recibe del gobierno. Además, el hogar representativo tiene
que pagar impuestos sobre la renta del trabajo, sobre la renta del capital y sobre el consumo.
La empresa representativa se limita a contratar los servicios del trabajo y del capital y los utiliza para
producir el bien agregado y transformarlo sin costes en consumo o inversión. Tanto los precios de los factores
como los de los productos se determinan de forma competitiva. Por último, el gobierno del modelo grava el
consumo, el trabajo y el capital. Con estos recursos financia una cantidad dada de gasto público y transfiere
al hogar representativo el exceso de recaudación en forma de transferencias de cuantı́a fija.
3.
El Modelo Económico con Hogares Heterogéneos
Este segundo modelo replica con muchos más detalles las caracterı́sticas de los hogares españoles que el
modelo anterior. En este modelo suponemos que cada periodo nace una nueva generación de hogares, y que
los hogares tienen tres niveles educativos distintos que se corresponden con los estudios primarios, secundarios
3
y universitarios. Cada periodo los hogares tienen una probabilidad de morirse, que depende de su edad, y
que coincide con la probabilidad correspondiente en la economı́a española. Mientras dura su vida laboral,
los hogares se enfrentan a circunstancias distintas que modelizamos como una perturbación estocástica a su
productividad. O sea, cada periodo, cada hogar puede ser más o menos productivo dependiendo del azar.
Por lo tanto, el salario por hora de cada trabajador depende de forma determinı́stica de su educación y de su
edad, y de forma estocástica de su shock de productividad. Para decidir cuánto van a trabajar, los hogares
tienen en cuenta las consecuencias que su decisión va a tener sobre la pensión que recibirán en el futuro. Al
llegar a los sesenta años, los hogares deciden si se jubilan o si siguen trabajando. Si se jubilan, su pensión
se determina siguiendo con todo detalle las reglas del sistema de pensiones español actualmente vigente.
Además, en cada periodo de su vida laboral los hogares pueden tener un accidente, o una enfermedad grave
que les discapacite. Modelizamos esta posiblidad con un shock de discapacidad. Los hogares discapacitados
abandonan la fuerza laboral para siempre y reciben una pensión de discapacidad.
Antes de llegar a los 60 años, las decisiones de los hogares de este modelo coinciden con las de los hogares
del modelo anterior: asignan su tiempo entre actividades remuneradas y no remuneradas, pagan impuestos
sobre el consumo, el capital y el trabajo, y asignan su renta disponible entre el consumo y el ahorro. A partir
de los 60 años, se añade una tercera decisión: la de jubilarse o no. A diferencia del modelo con un agente
representativo, este modelo genera en cada periodo del tiempo una distribución de hogares, que se distinguen
por su fecha de nacimiento, por su nivel educativo, por sus circunstancias laborales, por la pensión que van
a recibir cuando se jubilen y por su riqueza.
Las administraciones públicas de este modelo tienen dos presupuestos diferenciados. Gestionan un presupuesto general con el que financian el consumo público y la transferencias de cuantı́a fija, cuya cantidad
total varı́a para cuadrar el presupuesto. Además gestionan el sistema público de pensiones, que se financia
con las cotizaciones de los trabajadores y que se utiliza para pagar las pensiones. Cuando la cuantı́a de las
cotizaciones supera a la de las pensiones, el excedente se acumula en un fondo de reserva de las pensiones,
que se utiliza para complementar la recaudación cuando ésta es insuficiente.
Igual que en el modelo anterior, una única empresa representa a todas las empresas de este modelo.
La empresa contrata los servicios del capital y del trabajo y produce un bien agregado que se dedica a la
inversión o al consumo. Y su función de producción es idéntica a la de la empresa representativa del modelo
anterior.
4.
La Calibración
Formalmente los problemas de decisión de los hogares y de las empresas de los dos modelos que hemos
descrito son problemas de maximización dinámicos y estocásticos. La función de utilidad de los hogares y la
función de beneficios de las empresas describen sus objetivos, y la restricción presupuestaria de los hogares y
la restricción tecnológica de las empresas son los conjuntos que restringen las soluciones. Una vez formulados
los problemas de decisión, y las condiciones que deben cumplir las asignaciones y los precios de equilibrio,
4
tenemos que resolver los problemas y calcular los procesos de equilibrio. Pero, antes de hacerlo, tenemos que
elegir la función de utilidad y la función de producción y dar valores numéricos a todos los parámetros de
los modelos. Ese proceso de identificar funciones y parámetros es a lo que llamamos la calibración de los
modelos. Se llama ası́ porque elegimos las funciones y los parámetros para que las economı́as artificiales se
parezcan lo más posible a la economı́a real que nos interesa: en nuestro caso a la economı́a española en 2008.
Concretamente, el modelo con hogares heterogéneos replica las siguientes caracterı́sticas de la economı́a
española en 2008:
(a) Las participaciones en el gasto del consumo privado, del consumo público y de la formación bruta de
capital. Los datos provienen de la Contabilidad Nacional española.
(b) La riqueza total de la economı́a española medida en relación al Producto Interior Bruto (PIB). La
riqueza total, que identificamos con el capital productivo, se calcula usando el método del inventario
permanente y los datos de formación bruta de capital de la Contabilidad Nacional española (Conesa y
Kehoe (2009) explican como han calculado esta serie).
(c) El total de horas que los hogares españoles destinan a trabajar en el mercado laboral. Los datos sobre
horas proceden del Groningen Growth and Development Center.
(d) Las distribución de la renta laboral de la población española. Los datos proceden de la Encuesta
Financiera de las Familias de 2004 que realiza el Banco de España.
(e) La distribución de la renta laboral por edades y niveles educativos. Los datos proceden de la Encuesta
de Salarios en la Industria y los Servicios del Instituto Nacional de Estadı́stica (INE) de 2000.
(f) Las tasas de participación laboral entre los 60 y los 64 años de edad por grupo educativo. Los datos
proceden de la Encuesta de Población Activa del INE.
La economı́a de agente representativo sólo replica los 3 primeros grupos de estadı́sticos, ya que no puede
reproducir el resto por construcción.
Además nuestros modelos replican las series temporales de los tipos impositivos efectivos estimadas por
Conesa y Kehoe (2009). Como son tipos efectivos se calculan sumando los tipos de todos los impuestos que
gravan al consumo y a las rentas. Por ejemplo el tipo efectivo sobre las rentas del trabajo incluye, además
de la parte correspondiente a las rentas del trabajo del Impuesto sobre la Renta de las Personas Fı́sicas
(IRPF), las cotizaciones a la seguridad social tanto a cargo de los trabajadores como de las empresas. Y el
tipo efectivo que grava a las rentas del capital incluye el Impuesto de Sociedades, la recaudación de todos
los impuestos que gravan las compra-ventas de activos, y la parte correspondiente a las rentas del capital
del IRPF.
Por último nuestros modelos replican las transiciones demográficas y educativas de la economı́a española.
Las series temporales que describen la evolución de la población y su composición por edades y niveles
5
educativos están construidas a partir de los datos publicados por el INE y las hemos obtenido de Dı́azGiménez y Dı́az-Saavedra (2009). El Panel A del Gráfico 1 muestra la evolución del ratio de dependencia en el
modelo con hogares heterogéneos y en España según la Hipótesis 1 del INE.1 El Panel B del Gráfico 1 muestra
la transición educativa desde 1950, e incluye proyecciones hasta 2050. Como se observa, las proporciones de
trabajadores con estudios universitarios y secundarios han aumentado y la proporción de trabajadores sin
estudios secundarios ha disminuido. En nuestros dos modelos la transición educativa de la economı́a española
se traduce en aumentos de la productividad del trabajo.
Gráfico 1: La Transiciones Demográfica y Educativa en España y en el Modelo
100 65.0 Estudios Universitarios MODELO INE (H1) 80 55.0 60 Estudios Secundarios 45.0 40 35.0 20 25.0 2000 2010 2020 2030 2040 0 2050 1950 Panel A: La Transición Demográfica
5.
Estudios Primarios 2000 2050 2100 2150 Panel B: La Transición Educativa
La Simulación
Los hogares de los modelos toman las decisiones que maximizan su bienestar teniendo en cuenta las
restricciones a las que se enfrentan. Para resolver este problema, necesitan saber cómo va a evolucionar
la economı́a en el futuro. Concretamente, necesitan saber cuál va a ser la estructura demográfica de la
población y su composición por grupos educativos, y cómo van a cambiar su productividad, los impuestos
y las transferencias. En el apartado anterior hemos descrito cómo obtenemos los valores de esas series hasta
2008. Para modelizar la evolución de la estructura demográfica y educativa de la población utilizamos las
proyecciones del INE descritas en Dı́az-Giménez y Dı́az-Saavedra (2009) (véase el Gráfico 1). Para modelizar
la evolución de la productividad utilizamos la media de crecimiento en los últimos 15 años, que según Conesa
y Kehoe (2009) ha sido aproximadamente cero.
Respecto a los impuestos, a partir de 2009 simulamos dos sendas distintas en cada modelo. En las
economı́as de referencia suponemos que las cuantı́as de todos los tipos impositivos y la del gasto público se
mantienen constantes en sus valores de 2008, y que la restricción presupuestaria del gobierno se satisface
variando la cuantı́a de las transferencias. Y en las economı́as reformadas modelizamos el cambio impositivo
propuesto por el gobierno. En 2009 se anuncia que el impuesto sobre el consumo aumentará en 2 puntos
1 La Hipótesis 1 del INE es la menos abrupta porque considera que los flujos de emigrantes serán los máximos y que los
aumentos de la esperanza de vida serán los mı́nimos.
6
porcentuales a partir del 2010, que los demás tipos impositivos y el gasto público se mantendrán constantes
en sus valores de 2008, y que el exceso o déficit de recaudación se liquidará variando la cuantı́a de las
transferencias.
6.
Los Resultados
En este apartado comentamos los principales resultados de la reforma. El lector interesado puede encon-
trar todos los resultados numéricos que comentamos en este apartado en los Cuadros 1 y 2.
6.1.
El Producto y los Factores de Producción
El Panel A del Gráfico 2 ilustra el principal resultado de nuestro análisis: El anuncio del aumento en los
tipos del IVA provocará una reducción del Producto Interior Bruto (PIB) medido al coste de los factores del
0,66 por ciento en 2009 y de alrededor del 0,85 por ciento en 2010 y en los años siguientes. Hemos obtenido
estas cifras con el modelo con un hogar representativo. El modelo con hogares heterogéneos predice caı́das
del PIB ligeramente mayores: de un 0,7 por ciento en 2009 y de alrededor de un 1 por ciento a partir de
2010. Sin embargo, estas caı́das del PIB no se verán reflejados en el PIB a precios de mercado: en el tercer
trimestre de 2010 el aumento de los tipos del IVA aumentará el precio de los bienes de consumo, y esto
se traducirá en un ligero aumento del PIB a precios de mercado. Concretamente, los modelos predicen que
en 2010 el PIB a precios de mercado aumentará en un 0,05 y en un 0,07 por ciento (véase el Panel B del
Gráfico 2).
La caı́da del PIB se debe a reducciones simultáneas del empleo y del uso del capital productivo. El
aumento del IVA encarece el consumo y por lo tanto rebaja el valor de cada hora trabajada —medido en
términos del consumo. Los hogares sustituyen las horas trabajadas en el mercado laboral por horas dedicadas
a actividades no remuneradas. El modelo con un hogar representativo predice un descenso del trabajo del 1
por ciento a partir del 2009, mientras que el modelo con hogares heterogéneos predice descensos de entre el
1,2 y el 1,3 por ciento, también a partir de 2009 (véase el Panel C del Gráfico 2). Además, el aumento de la
presión fiscal empobrece a los hogares, lo que disminuye la inversión, y esto provoca un descenso creciente
en el capital productivo empieza en el 0,3 por ciento en 2010 y llega hasta el 0,8 por ciento en 2016 en el
modelo con un hogar representativo (véase el Panel D del Gráfico 2).
6.2.
El Consumo y la Inversión
El Gobierno de España anunció su intención de aumentar el IVA en 2009 en la Ley de Presupuestos
Generales del Estado en julio de 2010, a nueve meses de su entrada en vigor. El periodo de nuestros modelos
es anual. Por lo tanto, en los modelos el anuncio de la subida se produce a principios de 2009 y la entrada
en vigor a principios de 2010. En el modelo las consecuencias del anuncio se manifiestan en 2009 y las
consecuencias de la subida en 2010. En España la entrada en vigor de la medida está prevista para el 1 de
7
Gráfico 2: El Aumento del Impuesto sobre el Consumo en los Modelos
1.0 1.0 REP 1.0 HET REP HET REP 0.5 0.5 0.5 0.0 0.0 0.0 -­‐0.5 -­‐0.5 -­‐0.5 -­‐1.0 -­‐1.0 -­‐1.0 -­‐1.5 -­‐1.5 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Panel A: La Producción a CF (Ycf )
1.0 -­‐1.5 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2008 Panel B: La Producción a PM (Ypm )
1.0 REP 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 1.0 HET REP HET 0.5 0.5 0.5 0.0 0.0 -­‐0.5 -­‐0.5 -­‐0.5 -­‐1.0 -­‐1.0 -­‐1.0 -­‐1.5 -­‐1.5 REP 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2008 Panel E: El Consumo a CF (Ccf )
0.0 14.0 0.0 12.0 -­‐0.5 2011 2012 2013 2014 2015 2016 HET -­‐1.0 8.0 -­‐2.0 -­‐1.5 6.0 -­‐2.5 -­‐2.0 4.0 -­‐3.0 -­‐2.5 2.0 -­‐3.5 REP -­‐4.0 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 HET REP HET 0.0 -­‐3.0 2008 2016 Panel G∗ : La Inversión (I)
2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Panel H∗ : El Impuesto sobre C (Tc )
1.0 2.5 REP HET 0.5 2.0 1.5 0.0 1.0 0.5 -­‐0.5 0.0 -­‐1.0 -­‐0.5 -­‐1.5 REP -­‐1.0 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Panel J: El Impuesto sobre Yl (Tl )
∗
2010 REP 10.0 -­‐1.5 2009 Panel F: El Consumo a PM (Cpm )
-­‐0.5 -­‐1.0 HET -­‐1.5 2008 Panel D: El Capital (K)
2016 Panel C: El Trabajo (L)
0.0 2008 HET 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 Panel K∗ : La Recaudación Total
Paneles con escalas diferentes a las de los demás.
8
HET 2016 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Panel I∗ : El Impuesto sobre Yk (Tk )
julio de 2010, por lo que lo más probable es que las consecuencias del anuncio se manifiesten con mayor
intensidad en el segundo trimestre de 2010 y las consecuencias de la subida en los trimestres sucesivos. Estas
diferencias de calendario entre España y el modelo deben tenerse en cuenta al interpretar nuestros resultados.
Como seguramente pretendı́an los promotores de la subida del IVA, su anuncio anticipado aumenta el
consumo en 2009 a expensas de disminuirlo en el futuro. Los hogares se dan cuenta de que el consumo es
más barato en 2009 que en 2010 y sustituyen consumo presente por consumo futuro. Es muy previsible que
en España este efecto de anticipación del consumo se note sobre todo en el consumo de bienes duraderos y
en el gasto en viviendas. En 2009, en el modelo con un hogar representativo el consumo aumenta en un 0,6
por ciento y en el modelo con hogares heterogéneos en un 0,9 por ciento.
Sin embargo, a partir del 2010 el consumo medido a coste de factores se reduce en un 1,1 por ciento
en el modelo con un hogar representativo y en un 0,9 por ciento en el modelo de hogares heterogéneos
(véase el Panel E del Gráfico 2). Pero como ocurrirá con el PIB, el consumo medido a precios de mercado
aumentará en 2010 en un 0,6 por ciento o en un 1,0 por ciento según nuestros modelos. Pero estos aumentos
se deben simplemente al aumento de los precios de mercado de las mercancı́as de consumo que se producen
inevitablemente con los aumentos de los tipos de gravamen (véase el Panel F del Gráfico 2). Si nos interesa
saber cómo van a afectar al bienestar de los hogares los cambios en el consumo, la forma correcta de medirlo
es a coste de factores, ya que el argumento de la función de utilidad son las unidades fı́sicas de las mercancı́as
de consumo, y no su valor de mercado.
Una consecuencia adicional del aumento del consumo en 2009 debido al anuncio de la subida impositiva
es la caı́da de la inversión. En 2009 esta caı́da de la inversión es del 3,2 por ciento en el modelo con un hogar
representativo y del 3,9 por ciento en el modelo con hogares heterogéneos. Estas intensas reducciones de la
inversión son las responsables de la reducción del fondo de capital productivo que hemos comentado en el
apartado anterior. A partir del 2010, las caı́das de la inversión se atenúan y pasan a ser del 1 por ciento
en el modelo con un hogar representativo y algo mayores en el modelo con hogares heterogéneos donde
la persistencia del impacto de la subida de los tipos del IVA es claramente mayor (véase el Panel G del
Gráfico 2).
6.3.
Los Ingresos Fiscales
En nuestros modelos el aumento del impuesto sobre el consumo aumenta los ingresos fiscales totales en
un 1,7 por ciento en 2010 y en cantidades parecidas en los años sucesivos (véase el Panel K del Gráfico 2).
Este aumento es muy modesto si tenemos en cuenta que el aumento del tipo impositivo es del 12,5 por
ciento. Tres razones justifican la magnitud del aumento. La primera es que la base imponible de cualquier
impuesto disminuye cuando aumenta el tipo de gravamen. Como hemos documentado anteriormente, el
consumo agregado medido a coste de los factores cae en torno al 1 por ciento. Y, por lo tanto, a partir de
2010, la recaudación del impuesto sobre el consumo aumenta en sólo un 10,5 por ciento en el modelo con un
hogar representativo, y en un 11,5 por ciento en el modelo con agentes heterogéneos (véase el Panel H del
Gráfico 2).
9
La segunda razón que justifica el bajo impacto recaudatorio del aumento de los tipos del IVA es que en
2008, antes de que se anuncie la subida, la recaudación sobre el consumo sólo supone un 24,6 por ciento de la
recaudación tributaria total. Y la tercera razón es que las caı́das de las recaudaciones de los impuestos sobre
las rentas del trabajo —en torno a un 1 por ciento— y del capital –en torno a un 2 por ciento— reducen la
recaudación tributaria total (véanse los Paneles I y J del Gráfico 2).
Otro resultado interesante en lo que respecta a los ingresos tributarios es que disminuyen ya en 2009, año
en el que todavı́a no se ha producido la subida de los tipos, pero sı́ se ha anunciado su entrada en vigor en
2010. En el modelo con un hogar representativo los ingresos tributarios caen un 0,58 por ciento en 2009 y
en el modelo con hogares heterogéneos un 0,76 por ciento. El motivo de este descenso es la contracción del
PIB en 2009 debida al anuncio de subida de los tipos al año siguiente. Como hemos visto anteriormente, los
hogares adelantan su consumo a 2009, y la recaudación del IVA aumenta en un 0,63 por ciento en el modelo
con un hogar representativo y en un 0,93 por ciento en el modelo con hogares heterogéneos. Pero al adelanto
del consumo le acompaña una reasignación del tiempo: los hogares dedican menos a trabajar y más a realizar
actividades no remuneradas. Esto se debe a que al aumentar el consumo en 2009, la utilidad marginal de
la renta laboral disminuye y los hogares deciden trabajar menos. En consecuencia, las recaudaciones de los
impuestos sobre las rentas del trabajo caen un 0,7 por ciento o un 1,1 por ciento, según el modelo. La
disminución del trabajo hace que el ratio capital-trabajo aumente, el capital se vuelve menos productivo y
las recaudaciones de los impuestos sobre las rentas del capital caen en torno a un 2 por ciento en los dos
modelos.
6.4.
La Distribución de las Cargas Fiscales
En el análisis precedente hemos mantenido en paralelo la discusión de los resultados de la simulación de
la reforma en los dos modelos. Los datos del Cuadro 1 demuestran que la consecuencias de la subida del
impuesto sobre el consumo son realmente muy parecidas en los dos. Los signos de los cambios coinciden en
todos los casos excepto en cuatro. Y todas las excepciones están muy cerca de cero. La cuantı́a máxima de las
diferencias entre los dos modelos es de 2,27 puntos porcentuales. Todas estas excepciones están destacadas
en negrita en el Cuadro 1.
Las diferencias entre los dos modelos se justifican por el hecho que el hogar representativo es en realidad
una dinastı́a que vive eternamente y porque los hogares del otro modelo viven 100 años como máximo.
Además los hogares del modelo con generaciones solapadas saben que se van a jubilar antes o después, y que
durante un periodo relativamente largo de sus vidas van a tener que financiar su consumo sin poder recurrir
a las rentas del trabajo. Su menor longevidad hace que las perturbaciones les afecten más que al hogar
representativo —sobre todo a los hogares más viejos— y la jubilación les da un motivo para ahorrar que
el hogar representativo no tiene. Estas diferencias hacen que el impacto del aumento del tipo del impuesto
sobre el consumo sobre la producción, el empleo, y el ahorro sea mayor, en valor absoluto, en la economı́a
con hogares heterogéneos, y que el impacto sobre el consumo sea menor.
10
Gráfico 3: La Distribución del Aumento de la Carga Fiscal
10.0 10.0 Jóvenes Mediana Edad Mayores 8.0 10.0 Pobres Clase Media Ricos 8.0 8.0 6.0 6.0 6.0 4.0 4.0 4.0 2.0 2.0 2.0 0.0 0.0 0.0 -­‐2.0 -­‐2.0 -­‐2.0 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2008 Panel A: Edad
2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Panel B: Riqueza
Trabajdores Jubilados Discapacitados 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Panel C: Situación Laboral
La sencillez del modelo con un hogar representativo, nos ayuda a entender más fácilmente las repercusiones
del aumento del impuesto sobre los márgenes de decisión de los hogares. Pero esa misma sencillez hace que
no nos pueda decir nada acerca de la distribución del aumento de la carga fiscal entre los distintos grupos de
la población. En cambio, el modelo con hogares heterogéneos, reproduce con mucho detalle las distribuciones
por edades y niveles educativos de la población y la distribución de la renta laboral de la economı́a española.
Y nos puede informar sobre las consecuencias del aumento de los tipos para cada grupo de hogares.
El Panel A del Gráfico 3 nos muestra que el aumento del tipo del impuesto sobre el consumo afecta de
forma muy distinta a los hogares según su edad. El aumento de la carga fiscal es creciente con la edad. En
2010 la carga tributaria de los hogares con más de 61 años crece en un 5,2 por ciento, la de los hogares con
edades comprendidas entre los 41 y los 60 años en un 1,3 por ciento y la de los hogares menores de 41 años
en apenas un 0,3 por ciento. Esto se debe a que los impuestos sobre el consumo suponen una proporción
mayor de la tributación total de los mayores y a que como les quedan menos años de vida su posibilidad de
distribuir la incidencia del impuesto en el tiempo es menor, por lo que la elasticidad de la base del impuesto
al aumento de los tipos también es menor.
Cuando comparamos la carga fiscal de los hogares agrupados por su riqueza vemos que la carga fiscal de
los pobres aumenta relativamente más que la de los ricos (véase el Panel B del Gráfico 3). Este resultado
confirma al carácter regresivo del impuesto sobre el consumo. La distribución del consumo es menos desigual
que las distribuciones de la renta o de la riqueza. Por lo tanto, los impuestos sobre el consumo suponen una
mayor proporción de la tributación total de los hogares pobres, y el aumento del tipo del impuesto sobre el
consumo supone un aumento relativamente mayor de su carga fiscal.
Finalmente, el Panel C del Gráfico 3 muestra que las cargas fiscales de los hogares pensionistas —los
jubilados y los discapacitados— aumentan alrededor de un 8 por ciento, pero la de los trabajadores aumenta
en tan sólo un 1 por ciento. El motivo es doble. Primero, mientras los trabajadores reducen su oferta laboral
y disminuyen su tributación por las rentas del trabajo. En cambio, los pensionistas no tienen ningún margen
de sustitución y no pueden escapar al aumento impositivo. Sólo la caı́da del rendimiento de sus ahorros
les permite reducir un poco su factura fiscal. Y segundo porque los impuestos sobre el consumo suponen
una proporción mayor de la tributación total de los pensionistas. Entonces cuando suben los tipos de ese
impuesto la carga tributaria que soportan los pensionistas crece proporcionalmente más que la que soportan
los trabajadores.
11
7.
Conclusiones
En este artı́culo presentamos los resultados de simular el aumento de los tipos del IVA anunciado por
el gobierno español para julio de 2010 en dos modelos dinámicos de equilibrio general. Uno con un hogar
representativo y el otro con hogares heterogéneos. Nuestros resultados confirman que el aumento de los tipos
del IVA tendrán un impacto positivo sobre la recaudación fiscal y un impacto negativo sobre la actividad
económica. Concretamente, por cada 1 por ciento que aumenta la recaudación fiscal total la producción
agregada medida a coste de los factores disminuye en un 0,52 por ciento. Además, el modelo con hogares
heterogéneos demuestra que el impacto sobre los hogares de un aumento del tipo del impuesto sobre el
consumo es muy asimétrico. Los mayores, los pensionistas y los pobres son los que terminan soportando
una parte proporcionalmente mayor del aumento de la carga fiscal, porque los impuestos sobre el consumo
suponen la mayor parte de la carga fiscal de estos hogares.
Naturalmente, los resultados que presentamos en este artı́culo deben interpretarse con cautela. Nuestros
modelos tienen un solo bien de consumo y por lo tanto un solo tipo impositivo. En cambio, en España el IVA
tiene tres tipos de gravamen y las subidas anunciadas van a ser distintas para cada tipo. Las subidas serán
de 2 puntos porcentuales para las mercancı́as que tributan al tipo general, de 1 punto para las que tributan
al tipo reducido y el tipo súper reducido no cambia. Cabe pensar que los hogares más pobres consumen una
proporción mayor de mercancı́as gravadas con el tipo súper reducido y por lo tanto el efecto regresivo del
aumento de los tipos del sobre el consumo de estos hogares en España será menor que el que hemos obtenido
en el modelo. Desgraciadamente, que sepamos hasta la fecha, no se ha publicado ningún estudio con datos
de gasto de las familias estime cuáles son las proporciones del gasto de las familias españolas en cada una
de las tres categorı́as del IVA.
En cualquier caso nuestros resultados nos hacen pensar que el ajuste del déficit presupuestario español
utilizando el impuesto sobre el valor añadido va a ser muy costoso, que su entrada en vigor quizás sea
precipitada, y que probablemente deberı́an considerarse otras formas alternativas de reducir el déficit fiscal.
Bibliografı́a
Castañeda, A., J. Dı́az-Giménez, y J.-V. Rı́os-Rull (2003). “Accounting for Earnings and Wealth Inequality”.
Journal of Political Economy 111: 818–857.
Conesa J. C., J. Dı́az-Giménez, J. Dı́az Saavedra, y J. Pijoan-Mas (2010). “Increasing the Value Added Tax
in Spain”Manuscrito sin publicar.
Conesa J. C. y T. J. Kehoe (2009). “Productivity, Taxes and Hours Worked in Spain: 1970–2000”Manuscrito
sin publicar.
Dı́az-Giménez J. y J. Dı́az-Saavedra (2006). “The Demographic and Educational Transitions and the Sustainability of the Spanish Public Pension System”. Moneda y Crédito. 222: 223–270.
Dı́az-Giménez J. y J. Dı́az-Saavedra (2009). “Delaying Retirement in Spain”. Review of Economic Dynamics
12, 147–167.
12
Cuadro 1: Las Consecuencias de la Reforma en los Modelos ( %)∗
2009
2010
∆YR,cf
∆YH,cf
∆∆
∆YR,pm
∆YH,pm
∆∆
–0.66
–0.71
0.05
–0.56
–0.58
0.02
–0.82
–0.91
0.09
0.05
0.07
–0.02
∆LR
∆LH
∆∆
∆KR
∆KH
∆∆
–1.01
–1.18
0.17
0.00
0.00
0.00
–1.12
–1.30
0.18
–0.27
–0.33
0.06
∆CR,cf
∆CH,cf
∆∆
∆CR,pm
∆CH,pm
∆∆
∆IR
∆IH
∆∆
0.63
0.93
–0.30
0.63
0.93
–0.30
–3.21
–3.90
0.92
–1.09
–0.85
–0.24
0.60
0.95
–0.35
–0.95
–3.18
2.27
∆Tc,R
∆Tc,H
∆∆
∆Tk,R
∆Tk,H
∆∆
∆Tl,R
a
∆Tl,H
∆∆
∆ΣTR
∆ΣTH
∆∆
0.63
0.93
–0.3
–2.21
–2.04
–0.17
–0.66
–1.13
0.47
–0.58
–0.76
0.18
10.56
11.55
–0.99
–2.12
–2.56
0.44
–0.82
–1.24
0.42
1.71
1.73
–0.02
2011
2012
2013
Producción
–0.84
–0.85
-0.86
–0.98
–0.99 –1.00
0.14
0.14
0.14
0.03
0.01 –0.01
0.00 –0.01 –0.02
0.03
0.02
0.01
Factores Productivos
–1.11
–1.10 –1.09
–1.30
–1.26 –1.25
0.19
0.16
0.16
–0.33
–0.39 –0.44
–0.58
–0.65 –0.72
0.25
0.26
0.28
Consumo e Inversión
–1.11
–1.14 –1.16
–0.90
–0.94 –0.96
–0.21
–0.20 –0.20
0.58
0.55
0.53
0.90
0.85
0.83
–0.32
–0.30 –0.30
–0.94
–0.94 –0.94
–1.44
–1.44 –1.21
0.53
0.53
0.30
Recaudación
10.53
10.51 10.48
11.48
11.44 11.42
–0.95
–0.93 –0.94
–2.04
–1.96 –1.90
–2.07
–1.91 –1.81
0.03
–0.05 –0.09
–0.84
–0.85 –0.86
–1.33
–1.31 –1.33
0.49
0.46
0.47
1.70
1.69
1.68
1.74
1.78
1.79
–0.04
–0.09 –0.11
∗ El
2014
2015
2016
–0.87
–0.97
0.10
–0.02
0.01
-0.03
–0.88
–0.97
0.09
–0.04
0.02
-0.06
–0.89
–0.97
0.08
–0.05
0.02
-0.07
–1.09
–1.18
0.09
–0.48
–0.76
0.28
–1.08
–1.16
0.08
–0.52
–0.80
0.28
–1.07
–1.14
0.07
–0.56
–0.83
0.27
–1.18
–1.01
–0.17
0.51
0.79
–0.28
–0.94
–1.27
0.36
–1.19
–1.03
–0.16
0.50
0.77
–0.27
–0.94
–1.16
0.25
–1.21
–1.05
–0.16
0.48
0.75
–0.27
–0.94
–0.99
0.08
10.46
11.36
–0.90
–1.85
–1.62
–0.23
–0.87
–1.28
0.41
1.67
1.85
–0.18
10.44
11.34
–0.90
–1.80
–1.51
–0.29
–0.88
–1.29
0.41
1.67
1.86
–0.19
10.43
11.32
–0.89
–1.76
–1.46
–0.30
–0.89
–1.28
0.39
1.66
1.89
–0.23
subı́ndice R corresponde al modelo con un hogar representativo y el subı́ndice H
corresponde al modelo con hogares heterogéneos. Los resultados que difieren entre los dos
modelos en el signo, o en más de un punto porcentual están destacados en negrita.
a En la economı́a con hogares heterogéneos este dato es la suma de las cotizaciones sociales
y la recaudación del impuesto sobre las rentas del trabajo.
13
Cuadro 2: La Distribución del Aumento de la Carga Fiscal en la Economı́a con Hogares Heterogéneos ( %)
∆
∆
∆
∆
∆
∆
∆
∆
∆
∆
Todos los Hogares
Mayoresb
Mediana Edad
Jóvenes
Pobresa
Ricos
Clase Media
Discapacitados
Jubilados
Trabajadores
2009
–0.76
–0.20
–0.54
–1.47
–0.73
–0.44
–1.38
0.08
–0.11
–0.92
2010
1.73
5.23
1.25
0.33
3.91
2.08
1.35
7.92
6.66
0.84
2011
1.74
5.36
1.27
0.23
3.67
2.16
1.41
8.07
6.87
0.82
2012
1.78
5.42
1.29
0.24
3.66
2.23
1.48
8.15
6.96
0.84
2013
1.79
5.44
1.27
0.25
3.55
2.24
1.55
8.22
7.02
0.84
2014
1.85
5.46
1.38
0.24
3.51
2.36
1.60
8.31
7.14
0.89
2015
1.86
5.52
1.36
0.24
3.69
2.37
1.68
8.39
7.24
0.89
2016
1.89
5.57
1.35
0.26
3.91
2.39
1.78
8.46
7.29
0.90
a Los hogares pobres son aquellos cuyo patrimonio pertenece al conjunto a ∈ {0, 10}, el patrimonio de
la clase media pertenece a a ∈ {11, 25}, y el de los hogares ricos a a ∈ {26, 50}.
b Los mayores son los hogares que tienen más de 61 años, los hogares de mediana edad tienen entre 41 y
60 años, y los hogares jóvenes entre 20 y 40 años.
14
ÚLTIMOS DOCUMENTOS DE TRABAJO
2010-06:
2010-05:
2010:04:
2010-03:
2010-02:
2010-01:
2009-40:
2009-39:
2009-38:
2009-37:
2009-36:
2009-35:
2009-34:
2009-33:
2009-32:
2009-31:
2009-30:
2009-29:
2009-28:
2009-27:
2009-26:
2009-25:
2009-24:
2009-23:
2009-22:
2009-21:
2009-20:
2009-19:
2009-18:
2009-17:
2009-16:
2009-15:
“La Subida del Impuesto Sobre el Valor Añadido en España: Demasiado Cara y Demasiado Pronto”,
Juan Carlos Conesa , Javier Díaz-Giménez, Julián Díaz-Saavedra y Josep Pijoan-Mas.
“Off-the-peak preferences over government size”, Francisco Martínez-Mora y M. Socorro Puy.
“Green Shoots? Where, when and how?”, Maximo Camacho, Gabriel Perez-Quiros y Pilar
Poncela.
“The Spanish Crisis from a Global Perspective”, Jesús Fernández-Villaverde y Lee Ohanian.
“Fiscal Centralization and the Political Process”, Facundo Albornoz y Antonio Cabrales.
“The Evolution of Adult Height Across Spanish Regions 1950-1980: A New Source of Data”,
Mariano Bosch, Carlos Bozzoli y Climent Quintana-Domeque.
“Demographic Change and Pension Reform in Spain: An Assessment in a Two-Earner, OLG
Model”, Alfonso R. Sánchez Martín y Virginia Sánchez Marcos.
“The new growth model: How and with Whom?, Florentino Felgueroso y Sergi Jiménez-Martín.
“Rain and the Democratic Window of Opportunity”, Markus Brückner and Antonio Ciccone.
“International Commodity Prices, Growth, and the Outbreak of Civil War in Sub-Saharan Africa”,
Markus Brückner and Antonio Ciccone.
“Determinants of Economic Growth: Will Data Tell?”, Antonio Ciccone y Marek Jarocinski.
“The Timing of Work and Work-Family Conflicts in Spain: Who Has a Split Work Schedule and
Why?”, Catalina Amuedo-Dorantes y Sara de la Rica.
“Fatter Attraction: Anthropometric and Socioeconomic Characteristics in the Marriage Market”,
Pierre-André Chiappori, Sonia Oreffice y Climent Quintana-Domeque.
“Infant disease, economic conditions at birth and adult stature in Brazil”, Víctor Hugo de Oliveira
Silva y Climent Quintana-Domeque.
“Are Drinkers Prone to Engage in Risky Sexual Behaviors?, Ana I. Gil Lacruz, Marta Gil Lacruz
y Juan Oliva Moreno.
“Factors Explaining Charges in European Airports: Competition, Market Size, Private Ownership
and Regulation”, Germà Bel y Xavier Fageda.
“Are Women Pawns in the Political Game? Evidence from Elections to the Spanish Senate, Berta
Esteve-Volart y Manuel Bagues.
“An Integrated Approach to Simulate the Impacts of Carbon Emissions Trading Schemes”, Xavier
Labandeira, Pedro Linares y Miguel Rodríguez.
“Disability, Capacity for Work and the Business Cycle: An International Perspective”, HugoBenítez-Silva, Richard Disney y Sergi Jiménez-Martín.
“Infant mortality, income and adult stature in Spain”, Mariano Bosch, Carlos Bozzoli y Climent
Quintana-Domeque.
“Immigration and Social Security in Spain”, Clara I. Gonzalez, J. IgnacioConde-Ruiz y Michele
Boldrin.
“Business Cycle Effects on Labour Force Transitions for Older People in Spain”, Sergi JiménezMartín y Judit Vall Castello.
“Inequality of Opportunity and Growth”, Gustavo A. Marrero y Juan G. Rodríguez.
“A Characterization Of The Judicial System In Spain: Analysis With Formalism Indices”, Juan S.
Mora.
“Anthropometry and Socioeconomics in the Couple: Evidence from the PSID”, Sonia Oreffice y
Climent Quintana-Domeque.
“Stimulating Graduates' Research-Oriented Careers: Does Academic Research Matter?”, Mauro
Sylos Labini y Natalia Zinovyeva.
“Papers or Patents: Channels of University Effect on Regional Innovation”, Robin Cowan y
Natalia Zinovyeva.
“Innovation, Tangible and Intangible Investments and the Value of Spanish Firms”, Aitor Lacuesta,
Omar Licandro, Teresa Molina y Luis A. Puch.
“Estimation of Elasticity Price of Electricity with Incomplete Information”, Xavier Labandeira,
José M. Labeaga y Xiral López-Otero.
“MEDEA: A DSGE Model for the Spanish Economy”, Pablo Burriel, Jesús FernándezVillaverde y Juan F. Rubio-Ramírez.
“Greenhouse gases emissions, growth and the energy mix in Europe: A dynamic panel data
approach”, Gustavo A. Marrero.
“Impact of the Rise in immigrant unemployment on public finances”, Pablo Vazquez, Mario
Alloza, Raquel Vegas y Stefano Bertozzi.
Fly UP