...

Tiempo fuera

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Tiempo fuera
Tiempo fuera
(time 0ut)
La técnica de tiempo fuera es para apartar un tiempo específico sin recibir atención, actividades interesantes,
recompensas ni otros beneficios. En la mayoría de los casos significa poner al niño en un lugar aburrido
inmediatamente después de un comportamiento no deseado, donde debe permanecer por un tiempo específico. El
tiempo fuera también puede implicar no recibir atención o interacción de los padres en situaciones en que el
espacio físico es limitado (Por ej. no hablar por 5 minutos mientras están viajando en un automóvil).
En general, se dice que el tiempo de espera debe ser de un minuto por cada año de edad, pero es necesario hacer
ajustes de acuerdo al nivel de desarrollo; por ejemplo, si hay un retraso en el desarrollo infantil debe reducirse
bastante el tiempo.
El concepto de tiempo fuera es simple pero puede ser difícil de aplicar. Algunos consejos para su éxito:
Establezca límites que sean constantes: si un día se le da cierto tiempo debido a cierto comportamiento, ese
tiempo debe ser siempre el mismo. La falta de continuidad lleva siempre poner a prueba las reglas.
Concéntrese en cambiar sólo uno o dos tipos de mal comportamiento a la vez. Por ejemplo, si golpear al
hermano es la principal preocupación, es mejor usar el tiempo fuera para ese comportamiento e ignorar otros
por un tiempo, hasta ver resultados.
Una vez que anuncie el tiempo fuera, no debe haber más interacción verbal con el niño. Es muy importante:
los niños que siguen hablando con usted, negociando, defendiéndose y gritando no se beneficiarán de esta
técnica porque, en lugar de recibir menos, están recibiendo más atención. No se puede controlar lo que él hace
con la boca pero usted sí puede controlar su propia boca. Mantenga la calma y caiga en la trampa.
El tiempo fuera debe ocurrir inmediatamente después del mal comportamiento. Si es unos minutos después,
el mensaje es confuso. Retrasar el tiempo fuera para regañarlo antes también perjudica el proceso. La acción
de llevarlo en silencio a otro lugar para ponerlo en tiempo fuera, sin interacción verbal, dice mucho más de lo
que las palabras pueden expresar.
Si da un aviso antes del tiempo fuera, debe cumplirlo. Por ejemplo, si dice "una vez más y te toca tiempo
fuera”, debe proseguir si lo “vuelve a hacer”.
Recuerde que a los niños les gusta llamar la atención salpicando. Al igual que tirar piedras en el agua, hacer
que un padre pierda la paciencia puede ser entretenido o satisfacer a un niño. Mantener la paciencia al
establecer límites evita que, sin querer, se refuerce un comportamiento no deseado y vuelva a ocurrir.
Usted decide cuando termina el tiempo fuera, no el niño. Usando un timer la duración puede parecer menos
arbitraria para el niño. No use mucha disciplina con su hijo inmediatamente después del tiempo fuera (por
ejemplo, regañarlo o obligarlo a disculparse). Simplemente regrese a las actividades normales o felicítelo por
controlarse. Luego fíjese en el siguiente comportamiento positivo para elogiarlo.
Fly UP