...

El Evangelio y la vida productiva

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

El Evangelio y la vida productiva
EL EVANGELIO
Y LA
VIDA
PRODUCTIVA
MANUAL PARA
EL ALUMNO
RELIGIÓN 150
EL EVANGELIO Y LA VIDA PRODUCTIVA
MANUAL PARA EL ALUMNO
Religión 150
Preparado por
El Sistema Educativo de la Iglesia
Publicado por
La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Salt Lake City, Utah
Envíe sus comentarios y correcciones, incluso los errores tipográficos, a: CES Curriculum, 50 E. North
Temple Street, Floor 8, Salt Lake City, UT 84150-2772 USA.
Correo electrónico: [email protected]
© 2004 por Intellectual Reserve, Inc.
Todos los derechos reservados
Impreso en los Estados Unidos de América
Aprobación del inglés: 8/03
Aprobación de la traducción: 8/03. Traducción de The Gospel and the Productive Life Student Manual
Spanish
ÍNDICE DE TEMAS
Introducción al Manual para el alumno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . IV
Capítulo 1
El plan de salvación para los hijos de nuestro Padre Celestial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Capítulo 2
La guía del Espíritu . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
Capítulo 3
El establecer metas y el administrar el tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
Capítulo 4
La administración prudente de los recursos económicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
Capítulo 5
La fe en Jesucristo nos brinda poder para proveer para nosotros mismos y
para los demás . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
Capítulo 6
El proveer para uno mismo, para la familia y para otras personas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
Capítulo 7
El reconocer y cultivar los talentos y las aptitudes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
Capítulo 8
Cada uno de nosotros puede ayudar a edificar el reino de Dios sobre la tierra . . . . . . . . . . 52
Capítulo 9
El ser autosuficiente a la manera del Señor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
Capítulo 10 Buscar el aprendizaje por medio del estudio y de la fe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
Capítulo 11 Elegir y ser una compañera o un compañero eterno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
Capítulo 12 El observar las leyes de salud física . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Capítulo 13 “Estas cosas te servirán de experiencia” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90
Capítulo 14 Honremos los convenios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
Capítulo 15 Prestémonos servicio los unos a los otros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
La Familia: Una proclamación para el mundo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113
IV
INTRODUCCIÓN AL
MANUAL PARA EL
ALUMNO
Cuando ponemos en práctica los principios del
Evangelio en nuestra vida, nos volvemos más productivos tanto en lo espiritual como en lo temporal. El Evangelio nos enseña a poner nuestro mejor
esfuerzo para prepararnos para obtener un futuro
de éxito, al mismo tiempo que disfrutamos del
presente. Nos enseña a buscar la ayuda de nuestro
Padre Celestial con el fin de cultivar nuestro potencial para poder así contribuir a mejorar la vida
de los demás y ser ejemplos de Santos de los Últimos Días fieles. Para hacerlo, se requiere que tengamos fe en Dios y que pongamos empeño de
nuestra parte.
El Salvador enseñó que Él es el Buen Pastor y que
conoce a Sus ovejas. Él testificó: “…yo he venido
para que tengan vida, y para que la tengan en
abundancia” (Juan 10:10). La plenitud de una vida “en abundancia” es la vida eterna: el vivir para
siempre como familias en la presencia de Dios
(véase D. y C. 132:19–20, 24, 55). La Expiación
hace posible que logremos la vida eterna.
La expiación del Salvador también hace posible que
nuestra vida terrenal sea más abundante. El élder
Joseph B. Wirthlin, miembro del Quórum de los
Doce Apóstoles, explicó: “La expiación de Jesucristo
ha dado al Salvador la potestad de ayudarles a progresar hasta ser ‘la persona’ que Él sabe que pueden
llegar a ser” (“El crecer dentro del sacerdocio”,
Liahona, enero de 2000, pág. 47). Nuestro progreso
espiritual debe complementarse con nuestro progreso temporal. Es importante que obtengas educación
y capacitación con el fin de proveer mejor para tu
familia y prestar servicio en el hogar, la Iglesia y la
comunidad.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
El curso “El Evangelio y la vida productiva” se ha
diseñado para ayudarte a comprender la relación
que existe entre lo espiritual y lo temporal. El
Evangelio restaurado no solamente trata las verdades espirituales; muchos principios espirituales tienen una aplicación temporal y la vida temporal
muchas veces influye en la habilidad de progresar
espiritualmente. El presidente James E. Faust, de la
Primera Presidencia, enseñó: “Es necesario que tratemos de vivir con prudencia; debemos gastar menos de lo que ganamos y ahorrar para futuras
necesidades y acontecimientos... administremos
nuestros asuntos de manera tal que podamos aceptar los llamamientos que recibamos ahora o en el
futuro” (“El poder del sacerdocio”, Liahona, julio de
1997, pág. 48).
El propósito de este manual es ayudarte a comprender y a aplicar los principios que se enseñan en el
curso “El Evangelio y la vida productiva”. Todos los
capítulos comienzan con una “Introducción”, seguida de una sección titulada “Principios para comprender”, la que enumera cada uno de los principios
que se enseñan en ese capítulo. Le sigue “Citas y pasajes corroborativos” para cada uno de los principios
de la lección. Las citas se extrajeron de las enseñanzas de los profetas y apóstoles y de otros líderes de
la Iglesia de estos últimos días. A medida que leas y
medites sus enseñanzas inspiradas, aprenderás cómo
aplicar mejor en ti los principios del Evangelio.
La sección que le sigue, titulada “Aplicación y ejemplos”, presenta situaciones hipotéticas y preguntas.
La sección “Resumen analítico” incluye preguntas
adicionales para que comprendas y apliques los principios que hayas estudiado. En la sección “Notas e
impresiones”, al final de cada capítulo, se proporciona el espacio para que registres las nuevas verdades
que hayas aprendido y respondas a las preguntas que
se te hayan asignado en la clase.
PA R A E L A L U M N O
1
CAPÍTULO 1
EL PLAN DE SALVACIÓN
PARA LOS HIJOS DE
NUESTRO PADRE
CELESTIAL
guarden su primer estado; y a quienes guarden su
segundo estado, les será aumentada gloria sobre su
cabeza para siempre jamás” (Abraham 3:24–26).
INTRODUCCIÓN
Nuestro Padre Celestial tiene una plenitud de gozo.
Él ama a Sus hijos y desea que lleguemos a ser como
Él; preparó el plan de salvación, al cual también se
le llama plan de felicidad, con el fin de que también
nosotros podamos experimentar ese mismo gozo.
Al progresar en nuestro conocimiento del plan de
nuestro Padre Celestial y al guardar Sus mandamientos, llegamos a ser más semejantes a Él.
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• Nuestro Padre Celestial preparó un plan de salvación, el cual nos enseña de dónde venimos, por
qué estamos aquí y a dónde vamos después de
la vida.
Nuestro Padre Celestial explica el plan de salvación.
ᔣ “…Dios conversó con ellos y les hizo saber del
plan de redención que se había preparado desde la
fundación del mundo; y esto él les manifestó según su fe y arrepentimiento y sus obras santas”
(véase Alma 12:30).
ᔣ “Porque, he aquí, ésta es mi obra y mi gloria:
Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del
hombre” (Moisés 1:39 [Dominio de las Escrituras]).
ᔣ Élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Aunque se nos ha privado de la memoria de ello, antes de venir a esta tierra vivíamos
en la presencia de Dios el Eterno Padre y de Su
Hijo Jesucristo. Prorrumpimos en exclamaciones
• Podemos valernos de nuestro conocimiento del
de gozo cuando se nos dio el privilegio de venir a
plan de salvación para afrontar mejor nuestros
esta tierra para recibir un cuerpo y avanzar en el
desafíos terrenales.
plan de Dios para nuestra felicidad; sabíamos que
aquí se nos probaría; teníamos la determinación
CITAS Y PASAJES
de vivir con obediencia a fin de poder regresar a
CORROBORATIVOS
morar con nuestro Padre para siempre. Parte de
esa prueba aquí es tener tantas cosas aparenteNuestro Padre Celestial preparó un plan
mente interesantes para hacer que haga posible
de salvación, el cual nos enseña de dónde
que olvidemos los principales propósitos de estar
vinimos, por qué estamos aquí y a dónde
acá, ya que Satanás se esfuerza mucho por impedir
vamos después de la vida terrenal.
que suceda todo lo esencial para loᔣ “…tomaremos de estos materiales y
grar ese propósito” (véase “Jesucristo,
“La mortalidad es
haremos una tierra sobre la cual éstos
nuestro Redentor”, Liahona, julio de
puedan morar;
1997, pág. 65).
muy breve, pero
• Al comprender el lugar que ocupamos en el plan
de salvación, cultivamos nuestra fe y encontramos gozo en un mundo en el que se cometen
muchas injusticias.
“y con esto los probaremos, para ver
si harán todas las cosas que el Señor
su Dios les mandare;
enormemente
importante”.
“y a los que guarden su primer estado les será añadido; y aquellos que no guarden su primer estado
no tendrán gloria en el mismo reino con los que
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin, del
Quórum de los Doce Apóstoles: “En
un concilio premortal en el que todos
estuvimos presentes, [Jesucristo] aceptó el gran plan de felicidad de nuestro Padre para
Sus hijos y fue elegido por el Padre para ponerlo en
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
2
EL
P L A N D E S A LVA C I Ó N P A R A L O S H I J O S D E N U E S T R O
práctica. Él dirigió las fuerzas del bien
en una batalla por las almas de los
hombres que comenzó antes de la
fundación del mundo contra las fuerzas de Satanás y sus seguidores. Ese
conflicto continúa hoy. Estábamos del
lado de Jesús entonces y estamos de
Su lado ahora” (“Cristianos en creencia y en acción”, Liahona, enero de
1997, pág. 79 o diciembre de 1997,
pág. 14).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin:
“Nosotros comprendemos que viviremos una vida
posmortal de duración infinita, y que somos nosotros los que determinamos, por medio de nuestros pensamientos y acciones en la mortalidad, la
clase de vida que será. La mortalidad es muy breve, pero enormemente importante...
“Sabemos que la muerte es una transición indispensable y que nos llegará tarde o temprano a cada
uno de nosotros; nuestro cuerpo terrenal regresará
a la tierra y nuestro espíritu regresará al mundo de
los espíritus; y, en virtud del sacrificio expiatorio
del Salvador, todos resucitaremos, cada uno de nosotros se encontrará ante el tribunal del juicio del
gran Jehová y se nos recompensará de acuerdo con
nuestros actos en la vida terrenal.
“Si tomamos cada decisión terrenal con ese criterio
en mente, habremos utilizado nuestra probación
terrenal con sabiduría, y recibiremos la paz en este
mundo y la vida eterna en el mundo venidero”
(véase “Un tiempo de preparación”, Liahona, julio
de 1998, págs. 13, 16).
ᔣ Élder L. Tom Perry, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Dios proporcionó una expiación por
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
medio de Jesucristo para superar los
efectos de la Caída. Éste es el medio
por el cual el hombre caído e imperfecto es reconciliado con un Dios
perfecto. La Expiación ofrece una resurrección a todos los que hayan vivido en la mortalidad y hace que
regresen a la presencia de Dios para
ser juzgados. Además, aquellos que
acepten y practiquen los principios
del Evangelio y tengan confianza en
los méritos [y en la misericordia] de
Jesucristo vencerán para siempre la muerte espiritual y recibirán la exaltación en el reino celestial”
(“Escuchen la palabra del Señor”, Transmisión del
Sistema Educativo de la Iglesia, efectuada el 2 de
mayo de 1999).
“El comprender el
Evangelio de
Jesucristo y seguirlo
[a Él] como nuestro
Salvador y Redentor
influirá en todos
los aspectos de
nuestra vida”.
ᔣ La Primera Presidencia y el Quórum de los Doce
Apóstoles: “La familia es ordenada por Dios. El matrimonio entre el hombre y la mujer es esencial para Su
plan eterno” (“La Familia: Una proclamación para el
mundo”, Liahona, noviembre de 1995, pág. 102).
E L E VA N G E L I O
PA D R E C E L E S T I A L
MANUAL
ᔣ Presidente Boyd K. Packer, Presidente en
Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles:
“Al morir, vamos al mundo de los espíritus [véase
Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 379]. Para los
justos es felicidad, un paraíso; para los inicuos, un
tormento (véase 2 Nefi 9:10–16; Alma 40:7–14).
En ambos estados, seguimos aprendiendo y somos
responsables de nuestros hechos (véase D. y C.
138:10–22).
“Una vez que a todos se nos haya tratado con
igualdad, seremos juzgados (véase Mosíah 3:18;
véase también Enseñanzas del Profeta José Smith,
págs. 218–219). Cada uno resucitará en su propio
orden (véase 1 Corintios 15:21–23). Sin embargo,
la gloria que alguien reciba dependerá de la obediencia a las leyes y a las ordenanzas del plan de
nuestro Padre (véase 1 Corintios 15:40–42).
“Quienes se hayan purificado por medio del arrepentimiento obtendrán la vida eterna y regresarán
a la presencia de Dios. Ellos serán exaltados como
‘herederos de Dios y coherederos con Cristo’
(Romanos 8:17; véase también D. y C. 76:94–95;
84:35; 132:19–20; véase también Enseñanzas del
Profeta José Smith, págs. 465–466)” (The Play and the
PA R A E L A L U M N O
EL
P L A N D E S A LVA C I Ó N P A R A L O S H I J O S D E N U E S T R O
Plan; citado en El Libro de Mormón, Manual de consulta
del maestro, pág. 295).
Al comprender el lugar que ocupamos en
el plan de salvación, cultivamos nuestra
fe y encontramos gozo en un mundo en el
que se cometen muchas injusticias.
ᔣ “Y Eva, su esposa, oyó todas estas cosas y se regocijó, diciendo: De no haber sido por nuestra transgresión, nunca habríamos tenido posteridad, ni
hubiéramos conocido jamás el bien y el mal, ni el
gozo de nuestra redención, ni la vida eterna que
Dios concede a todos los que son obedientes”
(Moisés 5:11).
ᔣ “Adán cayó para que los hombres existiesen; y
existen los hombres para que tengan gozo” (2 Nefi
2:25 [Dominio de las Escrituras]).
ᔣ El élder M. Russell Ballard, del Quórum de los
Doce Apóstoles, dijo: “El comprender el Evangelio
de Jesucristo y seguirlo [a Él] como nuestro Salvador
y Redentor influirá en todos los aspectos de nuestra
vida, incluso en todas nuestras decisiones personales. Quienes vivan de acuerdo con el plan eterno de
nuestro Padre Celestial no desearán absorber ninguna información impropia o indeseable, ni querrán
destruir su sensibilidad espiritual por medio de hechos inmorales o de la consumición de substancias
dañinas; tampoco buscarán pretextos doctrinales
con el fin de hallar una razón para dudar de los
líderes ordenados de la Iglesia, ni para tratar de
cambiar las verdades sencillas del Evangelio; no
se empeñarán en justificar ningún modo de vida
que sea contrario al plan de felicidad. Porque si hacen cualquiera de esas cosas, jamás encontrarán la
paz interior y el gozo que brinda vivir el Evangelio.
Por medio de la oración, todos los hijos de nuestro
Padre Celestial pueden tratar de saber quiénes
son en realidad y encontrar la verdadera felicidad,
PA D R E C E L E S T I A L
3
siempre y cuando obedezcan los mandamientos de
Dios y perseveren hasta el fin” (“Las respuestas a los
interrogantes de la vida”, Liahona, julio de 1995,
pág. 27).
ᔣ Presidente Boyd K. Packer: “Por alguna razón
pensamos que la expiación de Cristo se aplica solamente al final de la vida mortal para redimirnos de
la Caída, de la muerte espiritual, pero es mucho
más que eso. Se trata de un poder en constante vigencia al que podemos recurrir a diario. Cuando
estamos siendo atormentados, atribulados o torturados por la culpa o agobiados por las tribulaciones, Él puede sanarnos. Aunque no entendamos
cabalmente cómo fue realizada la expiación de
Cristo, podemos, sí, experimentar ‘la paz de Dios,
que sobrepasa todo entendimiento’ [Filipenses
4:7]” (“El toque de la mano del Maestro”, Liahona,
julio de 2001, pág. 26).
ᔣ Élder Richard G. Scott: “Te prometo que, a través de tu obediencia y continua fe en el Señor
Jesucristo y tu comprensión de todo el plan de
felicidad, aun cuando todavía no se cumplan
aspectos importantes de ese plan en tu vida, se
cumplirán en el debido tiempo del Señor. Te prometo también que puedes alcanzar progreso y felicidad significativos ahora, en las circunstancias en
las que te encuentres. Como hija o hijo de Dios,
vive lo que puedas del plan haciendo lo mejor posible” (“El gozo de vivir el gran plan de felicidad”,
Liahona, enero de 1997, pág. 84).
Podemos valernos de nuestro conocimiento
del plan de salvación para afrontar mejor
nuestros desafíos terrenales.
ᔣ “Doy a los hombres debilidad para que sean humildes; y basta mi gracia a todos los hombres que
se humillan ante mí; porque si se humillan ante mí,
y tienen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles sean fuertes para ellos” (Éter 12:27 [Dominio de
las Escrituras]).
ᔣ “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí,
que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis
descanso para vuestras almas;
“porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo
11:28–30).
ᔣ Élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los
Doce Apóstoles:
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
4
EL
P L A N D E S A LVA C I Ó N P A R A L O S H I J O S D E N U E S T R O
“Confiando siempre en el
Señor, debemos hacernos
independientes del mundo; debemos ser autosuficientes y, utilizando el
albedrío que Dios nos ha
dado, resolver nuestros
propios problemas económicos y temporales.
“Estamos aquí para trabajar largas horas, dura y arduamente, hasta que nuestra espalda nos duela y
nuestros músculos se entumezcan; estamos aquí para
trabajar todos nuestros días. En esta probación terrenal, debemos comer el pan con el sudor de nuestro
rostro hasta que volvamos al polvo del que fuimos
tomados.
“El trabajo es la ley de la vida, el principio que gobierna la vida de los santos. No debemos, mientras
seamos físicamente aptos, pasar voluntariamente a
otros la carga de nuestro sostén. En lo gratuito abunda la maldad. La laboriosidad, la economía y el respeto a uno mismo son imprescindibles para la
salvación.
“Debemos cuidar de nuestra salud, cultivar nuestros huertos, almacenar nuestros alimentos, educarnos y prepararnos para hacernos cargo de las
situaciones de la vida diaria. Ninguna otra persona
puede hacerse cargo de nuestra salvación, ni temporal ni espiritualmente.
“Estamos aquí sobre la tierra para satisfacer las necesidades de nuestros familiares. Los maridos tienen la obligación de mantener a sus esposas, los
padres de mantener a sus hijos, los hijos de mantener a sus padres ancianos o desvalidos, los hermanos de mantenerse los unos a los otros, así como
los parientes de ayudarse mutuamente” (véase
“Independiente de todas las otras criaturas”,
Liahona, agosto de 1979, pág. 140).
ᔣ Élder Richard G. Scott: “¡Ah, cómo quisiera exhortarte a grabar profundamente en tu alma el reconocimiento de que ahora tu vida forma parte de
un plan mucho más grande que el Señor tiene para
ti! Viviste parte de él en la vida premortal; allí fuiste valiente y viniste acá porque querías progresar y
disfrutar de mayor felicidad. Lo que decidas hacer
ahora afectará el cumplimiento de ese plan divino
[y personal] que Él tiene para ti” (“¡Él vive!”,
Liahona, enero de 2000, pág. 105).
ᔣ Élder Richard G. Scott: “Tu Padre Celestial te asignó para que nacieras de un linaje específico, del
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA D R E C E L E S T I A L
cual recibiste tu patrimonio de raza, cultura y tradiciones; ese linaje puede proporcionarte una rica herencia y grandes motivos de regocijo. No obstante,
tienes la responsabilidad de determinar si alguna
parte de ese patrimonio debe desecharse porque
está en oposición al plan de felicidad del Señor”
(“Cómo eliminar las barreras que nos separan de
la felicidad”, Liahona, julio de 1998, pág. 93).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia: “Ustedes tendrán que hacer
frente a los grandes retos del futuro. Están entrando en un mundo extremadamente competitivo; adquieran la mayor educación posible. El Señor nos
ha exhortado en lo concerniente a la importancia
de la educación; ésta los calificará para mayores
oportunidades; los preparará para hacer algo que
valga la pena en el gran mundo de oportunidad
que yace adelante. Si pueden ir a la universidad y
desean hacerlo, háganlo. Si no tienen el deseo de
asistir a la universidad, vayan entonces a un colegio vocacional o de negocios a fin de mejorar sus
habilidades y aumentar su capacidad” (“Los conversos y los hombres jóvenes”, Liahona, julio de
1997, pág. 56).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
El presidente Marion G. Romney, de la Primera
Presidencia, dijo: “Hace algunos meses, estaba sentado en un avión al lado de un hombre originario
del Lejano Oriente. Después de un agradable intercambio de palabras, él, contestando a una pregunta
que le hice, me contó acerca de sus ocupaciones
empresariales y me preguntó a su vez a qué me
dedicaba yo. Esto llevó la conversación al tema de
la religión. Él no era religioso, a pesar de que su madre era cristiana; ni tampoco tenía un concepto de
Dios ni idea de que él hubiese tenido una existencia
preterrenal o de si viviría después de la muerte. No
tenía ningún otro propósito en la vida más que trabajar mucho como para obtener un ‘nivel de vida
razonable’. Después de conversar sobre unas cuantas verdades fundamentales del Evangelio, me dijo:
‘Por supuesto que tales conceptos le darían a uno
un motivo para vivir’ ” (véase “El único camino”,
Liahona, agosto de 1976, pág. 76).
• ¿Por qué el conocer el plan de salvación de nuestro Padre Celestial nos ayuda a conocer el propósito de los desafíos de la vida terrenal y les da la
perspectiva correcta?
PA R A E L A L U M N O
EL
P L A N D E S A LVA C I Ó N P A R A L O S H I J O S D E N U E S T R O
PA D R E C E L E S T I A L
5
• ¿De qué manera cambiaría el mundo si todos
entendieran que somos hijos e hijas de nuestro
Padre Celestial?
NOTAS E IMPRESIONES:
La vida es difícil para muchas personas que residen
en la comunidad en la que vive Carlos. Siendo
nuevo converso a la Iglesia, siente gran entusiasmo
hacia su nueva religión. Muchas de las preguntas
acerca de la vida se han contestado para él; sin embargo, hay algo que aún le preocupa. Mucha gente
en todo el mundo, e incluso en su propio país, tiene más bienes materiales que la gente que él conoce; y él se pregunta por qué es así. ¿Por qué Dios
permite que tanta gente buena tenga que luchar
tanto en la vida, aun cuando todos escogimos seguir Su plan antes de venir a la tierra?
• ¿Qué responderían a la pregunta de Carlos?
• ¿Qué consejo le darían a Carlos?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿De qué modo difiere de otras religiones o filosofías la descripción que ofrece el plan de salvación
acerca de quiénes somos?
• ¿Por qué el conocimiento del plan de salvación
nos ayuda a afrontar las pruebas y las injusticias?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
6
EL
P L A N D E S A LVA C I Ó N P A R A L O S H I J O S D E N U E S T R O
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA D R E C E L E S T I A L
PA R A E L A L U M N O
7
CAPÍTULO 2
LA GUÍA DEL ESPÍRITU
CITAS Y PASAJES
CORROBORATIVOS
El Espíritu Santo puede brindarnos
consuelo, paz y guía
INTRODUCCIÓN
A lo largo de nuestra vida, tomamos muchas decisiones importantes; algunas de ellas se relacionan
con las cosas del diario vivir, para las cuales quizás
no necesitemos la dirección del Señor para decidir
cada detalle. Sin embargo, el Señor nos ha prometido que podemos dirigirnos a Él para obtener ayuda
y guía. El Espíritu Santo cumple una misión especial dentro del plan de salvación para bendecir e
inspirar a los hijos de nuestro Padre Celestial. Se
nos ha prometido que “por el poder del Espíritu
Santo [podremos] conocer la verdad de todas las
cosas” (Moroni 10:5).
ᔣ “Mas el Consolador, el Espíritu Santo... os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo
os he dicho” (Juan 14:26).
ᔣ “…te ha iluminado el Espíritu de verdad;...
“¿No hablé paz a tu mente...? ¿Qué mayor testimonio puedes tener que de Dios?” (D. y C. 6:15, 23).
ᔣ “Porque he aquí, os digo otra vez, que si entráis
por la senda y recibís el Espíritu Santo, él os mostrará todas las cosas que debéis hacer” (2 Nefi 32:5).
ᔣ Élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Necesitamos que el Espíritu Santo sea
nuestro compañero constante para que nos ayude
El presidente Ezra Taft Benson, decimotercer
a tomar mejores decisiones en nuestro diario vivir.
Presidente de la Iglesia, explicó: “El Espíritu Santo
Nuestros jóvenes y jovencitas se ven bombardeados
es un don de nuestro Padre Celestial... [El Espíritu
por las cosas feas del mundo; pero la compañía del
Santo] nos ayuda a elegir lo correcto; los protegerá
Espíritu les dará la fortaleza para resisde la maldad y les dice con una voz
tir el mal y, si fuera necesario, arremuy suave que hagan lo correcto.
“Necesitamos que
pentirse y regresar al sendero estrecho
Cuando hacen lo correcto, se sienten
el Espíritu Santo
y angosto. Ninguno de nosotros es inbien, y ése es el Espíritu Santo que les
sea nuestro
mune a las tentaciones del adversario.
habla; es un compañero maravilloso y
compañero
Todos necesitamos la fortaleza que se
está siempre cerca para ayudarles” (véaconstante para que
obtiene por medio del Espíritu Santo.
se “A los niños de la Iglesia”, Liahona,
nos ayude a tomar
Las madres y los padres deben suplijulio de 1989, pág. 98).
car con devoción que el Espíritu
mejores
decisiones
Esa guía espiritual está a nuestro alSanto more en los hogares que han
en nuestro
cance en lo que concierne a todos los
dedicado. El tener el don del Espíritu
diario vivir”.
aspectos de nuestra vida, incluso la
Santo ayuda a los miembros de la faeducación, el empleo y el matrimonio.
milia a tomar decisiones correctas, decisiones
que
les
ayudarán a regresar, junto con sus
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
familias, al lado de su Padre Celestial y su Hijo
• El Espíritu Santo puede brindarnos consuelo, paz
Jesucristo para vivir con Ellos eternamente” (“El
y guía.
convenio del bautismo: Estar en el reino y ser del
reino”, Liahona, enero de 2001, pág. 8).
• La guía del Espíritu Santo está al alcance de todos los miembros dignos de la Iglesia.
• La oración es el medio para recibir la guía del
Espíritu.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
8
LA
GUÍA DEL
ESPÍRITU
La guía del Espíritu Santo está al alcance
de todos los miembros dignos de la Iglesia.
ᔣ “A quien se bautice en mi nombre, el Padre dará
el Espíritu Santo” (2 Nefi 31:12).
ᔣ “Dios confiere [el Espíritu Santo] a los que lo
aman y se purifican ante él” (D. y C. 76:116).
ᔣ Élder James E. Faust, en ese entonces miembro
del Quórum de los Doce Apóstoles: “Creo que el
Espíritu Santo es la mayor garantía que tenemos
de lograr la paz interior en este mundo inestable.
Más que cualquier sustancia química u otro producto terrenal, puede expandir nuestra mente y
darnos una grata sensación de bienestar, puede
calmar nuestros nervios e instilar paz a nuestra
alma. Este Consolador puede acompañarnos en
nuestro esfuerzo por mejorar; puede ser una fuente de revelación para advertirnos de un peligro
inminente y para evitar que cometamos errores;
puede aguzar nuestros sentidos para que veamos
con más nitidez, escuchemos con más claridad y
recordemos lo que debemos recordar; su influencia puede aumentar nuestra felicidad” (“El don
del Espíritu Santo: una brújula segura”, Liahona,
abril de 1996, pág. 6).
ᔣ Presidente James E.
Faust, de la Primera
Presidencia: “Si son dignos, los que poseen este
don espiritual pueden llegar a disfrutar mayor entendimiento y progreso y
recibir guía en todas las actividades de la vida, tanto
espirituales como temporales. El Espíritu Santo nos
testifica de la verdad y estampa con tanta seguridad en nuestras almas la realidad de Dios el Padre
y de Su Hijo, Jesucristo, que ningún poder o autoridad terrenal puede separarnos de ese conocimiento. De hecho, el no tener el don del Espíritu Santo
es algo parecido a tener un cuerpo sin un sistema
inmunológico” (“Nacer de nuevo”, Liahona, julio
de 2001, pág. 70).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
ᔣ Élder Henry B. Eyring, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Para disfrutar de la compañía del
Espíritu Santo, usted debe ser digno, purificado por
medio de la expiación de Jesucristo; de hecho, la
obediencia a los mandamientos [de Dios], el deseo
que tenga de hacer Su voluntad y el pedir con fe
determinarán la claridad con que el Maestro lo
guiará” (véase “Elévense a la altura de su llamamiento”, Liahona, noviembre de 2002, pág. 76).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los
Doce Apóstoles:
“El Espíritu Santo puede serles de utilidad en cualquier tarea justa que hayan emprendido, incluso
en los estudios y en los asuntos relacionados con
sus amigos.
“Sin embargo, la misión principal del
Espíritu Santo es testificar de nuestro
Padre Celestial y
de Su Amado Hijo,
Jesucristo. Si tienen
cuidado en guardar
los mandamientos,
el Espíritu Santo les
ayudará a aprender
más sobre nuestro Padre Celestial y sobre Jesucristo
y, a medida que estudien las Escrituras y mediten
en ellas todos los días, recibirán iluminación en
su mente.
“Es posible que reciban la inspiración del Espíritu
Santo como una voz suave y apacible. No pueden
llegar a ser [la persona] que deben ser a menos que
se eleven primero por encima de las cosas del mundo que reclaman su atención. Por ejemplo, cierta
música del mundo es degradante, vulgar e impropia, y ahogará las impresiones del Espíritu Santo. El
ingerir sustancias que el Señor ha prohibido en la
Palabra de Sabiduría les impedirá sentir y reconocer
las impresiones del Espíritu Santo.
“El no llevar una vida limpia y casta apaga la inspiración del Espíritu. Eleven sus pensamientos por
PA R A E L A L U M N O
LA
encima de lo vulgar y de lo inmoral. Eviten las películas y los programas de televisión censurables, los
lugares depravados de Internet y toda forma de entretenimiento que muestre o aliente la inmoralidad
y la violencia. Huyan de la pornografía como si fuera un pecado y una enfermedad contagiosa y fatal;
no se pueden permitir el lujo de quedar adictos a su
esclavitud. Eso alejaría de ustedes al Espíritu Santo y
Su influencia” (véase “El crecer dentro del sacerdocio”, Liahona, enero de 2000, pág. 48).
GUÍA DEL
ESPÍRITU
9
propio juicio basado en el estudio y el razonamiento. No podemos forzar las cosas espirituales;
y así debe ser. El propósito que tiene nuestra vida
de obtener experiencia y desarrollar la fe quedaría
truncado si nuestro Padre Celestial nos iluminara
inmediatamente después de cada pregunta y nos
dirigiera en cada uno de nuestros actos. Es preciso
que saquemos conclusiones y tomemos decisiones
y experimentemos las consecuencias a fin de poder desarrollar la autosuficiencia y la fe.
ᔣ Élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Al obedecer los mandamientos de Dios,
al orar y al prestar atención a las enseñanzas de los
profetas vivientes nos volvemos receptivos a la inspiración y a la revelación” (“Scripture Reading and
Revelation”, Ensign, enero de 1995, pág. 7).
La oración es el medio para recibir la
guía del Espíritu.
ᔣ “Pedid al Padre en mi nombre, con fe, creyendo
que recibiréis, y tendréis el Espíritu Santo, que manifiesta todas las cosas que son convenientes”
(D. y C. 18:18).
ᔣ “…mediante la oración recibís el Espíritu” (D. y C.
63:64).
ᔣ Presidente James E. Faust: “Para recibir revelación
e inspiración del Espíritu Santo, son necesarias algunas pautas y reglas; entre ellas: (1) tratar de manera
honrada y sincera de guardar los mandamientos
de Dios, (2) estar espiritualmente preparados para
recibir un mensaje divino, (3) pedir a Dios en oración ferviente y humilde y (4) buscar respuestas con
una fe inquebrantable” (véase “Comunión con el
Espíritu Santo”, Liahona, marzo de 2002, pág. 7).
“Aun en aquellas decisiones que consideremos muy
importantes, algunas veces no recibimos una respuesta a nuestras oraciones. Eso no quiere decir que
éstas no hayan sido escuchadas, sino que hemos orado por alguna decisión que, por una u otra causa, debemos tomar sin la guía de la revelación.
ᔣ Élder Henry B. Eyring: “Yo he tenido respuestas a
mis oraciones, respuestas que han sido más claras
“Quizás hayamos pedido guía para elegir entre alcuando lo que yo quería ha quedado eclipsado por
ternativas que son igualmente aceptables o inacepla irresistible necesidad de conocer la voluntad de
tables. No existe lo correcto y lo incorrecto en todas
Dios. Es entonces cuando la respuesta de nuestro
las decisiones; en muchos casos, existen sólo dos
amoroso Padre Celestial se recibe en nuestra mente
respuestas incorrectas o dos respuestas correctas...
a través de la voz apacible y delicada, y se escribe
“No es probable que reciba respuesta
en el corazón” (“Que Dios escriba en
una persona que busca la guía del
mi corazón”, Liahona, enero de 2001,
“No podemos
Espíritu para elegir entre dos alternapág. 100).
forzar las cosas
tivas que sean igualmente aceptables
ᔣ Élder Dallin H. Oaks:
espirituales”.
para el Señor; por ejemplo, hay veces
“No siempre recibimos inspiración
en que podemos servir productivao revelación cuando la solicitamos.
mente en dos diferentes campos de
Algunas veces, tenemos que esperar para recibirla,
trabajo. En este caso cualquiera de las dos respuesotras, se nos deja para que empleemos nuestro
tas es la correcta. De igual manera, es improbable
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
10
LA
GUÍA DEL
ESPÍRITU
que el Espíritu del Señor nos brinde revelación en
asuntos que no tienen mucha importancia... Creo
que el Señor espera que utilicemos la inteligencia
y la experiencia que nos ha dado para que sepamos tomar la mayoría de las decisiones. Cuando
alguien le pidió al profeta José Smith que le aconsejara en cuanto a un asunto particular, él le contestó: ‘Es cosa grave preguntar a Dios o allegarse a
Su presencia; y sentimos temor de acercarnos a Él
sobre temas que son de poca o ninguna importancia’ [Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 20]” (véase “La revelación”, Liahona, diciembre de 1983,
págs. 40–41).
ᔣ Élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce
Apóstoles:
1. ¿Cuándo contesta Dios nuestras oraciones?
“La mujer sentada frente a mí sollozaba. Con los
ojos llenos de lágrimas, me dijo: ‘¡Ya no sé en qué
creo!’ Me habló de que había luchado y orado durante muchos días para saber cómo tomar una decisión vitalmente importante, sin lograr nada. Y
me rogó angustiada: ‘¡No sé qué hacer! Si usted me
dice qué hacer, lo haré’. Poniendo la mano sobre
las Escrituras, me dijo: ‘Dios ha prometido ayudarnos. Él contesta las oraciones de todos los demás;
¿por qué no contesta las mías?’
“Cuando se está atrapado en un torbellino de emociones, es difícil escapar solo. Ruego que yo pueda
ayudar a aquel que tenga esos sentimientos.
ayuda de Él, es en respuesta a la fe, la obediencia y
el uso apropiado del albedrío.
“Es un error creer que todas nuestras oraciones recibirán respuesta inmediata; algunas requieren considerable esfuerzo de nuestra parte. Es cierto que a
veces recibimos impresiones sin haberlas buscado.
Éstas generalmente conciernen algo que necesitamos saber y que no podríamos averiguar de otra
manera.
“Estamos aquí en la tierra para ganar experiencia
que de otro modo no obtendríamos. Se nos da la
oportunidad de progresar, desarrollarnos y adquirir
madurez espiritual; para hacerlo, debemos aprender a aplicar la verdad. La forma en que enfrentemos los problemas y dificultades y los resolvamos
es crucial para nuestra felicidad”.
2. ¿Cómo debemos orar?
“Para comprender mejor la oración, he escuchado
consejos al respecto, he meditado en las Escrituras
y he estudiado la vida de los profetas y de otras
personas. Pero lo que me ha sido más útil es imaginar a un niño que se acerca confiado a un Padre
amoroso, bondadoso, sabio y comprensivo que desea que tengamos éxito.
“No se preocupen si expresan con torpeza sus sentimientos. Recuerden que Él es su Padre; háblenle.
Él escucha toda oración y siempre la contesta a Su
modo.
“Cuando le explicamos el problema y la solución
que proponemos, a veces el Padre contesta “Sí” y
otras veces nos dice que no. A menudo se reserva
la respuesta, no por falta de interés en nosotros sino porque Él nos ama con un amor
perfecto y quiere que apliquemos las
“Nuestro Padre
“Nuestro Padre Celestial no nos puso
verdades que nos ha dado. Para proCelestial no
en la tierra para que fracasáramos, sigresar, debemos confiar en nuestra canos puso en la
no para triunfar gloriosamente. Puede
pacidad de tomar buenas decisiones, y
tierra para que
parecer paradójico, pero por ese mishacer lo que sintamos que es correcto.
fracasáramos”.
mo motivo a veces puede ser muy diA su debido tiempo, Dios contestará.
fícil reconocer la respuesta a las
Él no nos fallará.
oraciones. Algunos se enfrentan a la vida contando
“He descrito la absoluta realidad de la relación que
sólo con su propia experiencia y capacidad; otros
tenemos con nuestro Padre. No hay nada que Él no
buscan la inspiración divina por medio de la orasepa de nosotros; conoce todas nuestras necesidades
ción a fin de saber qué hacer. Cuando es necesario,
y podría darnos todas las respuestas; sin embargo,
son dignos de recibir un poder mucho mayor que
como Su propósito es nuestra felicidad eterna, Él
su propia capacidad.
nos insta a tomar buenas decisiones.
“Cuando no parezca que se reciba respuesta a oraciones apremiantes, quizás sea porque no entendamos algunas verdades sobre la oración; o tal vez
porque no reconozcamos la respuesta
cuando la recibimos.
“La comunicación con nuestro Padre Celestial no es
un asunto trivial; es un privilegio sagrado, y está basada en principios inalterables. Cuando recibimos la
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
“A veces, como niños, nos portamos mal, somos imprudentes, y pensamos que no podemos acercarnos
PA R A E L A L U M N O
LA
al Padre con un problema. Cuando la comunicación
es difícil, es maravilloso tener un Mediador que arregle la situación si obedecemos Sus consejos y nos
arrepentimos. Ese Mediador es nuestro Hermano
Mayor, el Salvador”.
3. ¿Cómo reconocer las respuestas a nuestras
oraciones?
“Quizás las experiencias de Oliver Cowdery se hayan registrado para que podamos entender cómo
orar y cómo reconocer la respuesta. A él se le dijo:
GUÍA DEL
ESPÍRITU
11
5. ¿De qué modo llegan las respuestas al
corazón y a la mente?
“Para ayudarnos a reconocer Sus respuestas, el
Señor dijo:
“ ‘…Si deseas más testimonio, piensa en la noche
que me imploraste en tu corazón, a fin de poder
saber tocante a la verdad de estas cosas.
“ ‘¿No hablé paz a tu mente en cuanto al asunto?…
(D. y C. 6:22–23; cursiva agregada).
“ ‘...Vive el Señor... que ciertamente recibirás un
conocimiento de cuantas cosas pidiereis en fe, con un
corazón recto, creyendo que recibirás...
“El Señor nos da mayor comprensión aconsejándonos estudiar el problema que tengamos y luego
debemos preguntarle si la solución que nos proponemos darle es la correcta.
“ ‘...hablaré a tu mente y a tu corazón por medio del
Espíritu Santo…’ (D. y C. 8:1–2; cursiva agregada).
“ ‘…y si [está bien], haré que tu pecho arda dentro
de ti; por tanto, sentirás que está bien.
“Cuando recibimos una impresión en el corazón,
podemos emplear la mente para tratar de justificar
el rechazarla o para hacer un esfuerzo por obedecerla. Ten cuidado de lo que hagas con esa impresión que recibas del Señor”.
“ ‘Mas si no estuviere bien, no sentirás tal cosa, sino
que te sobrevendrá un estupor de pensamiento...’
(D. y C. 9:8–9; cursiva agregada)”.
4. ¿Qué función cumple la fe en el recibir
respuestas a nuestras oraciones?
“Es vital reconocer que el Señor también tiene una
tercera forma de responder a la oración: la de reservarse la respuesta en el momento de la oración. ¿Y
por qué lo hace?
“Se le enseñó a Oliver Cowdery: ‘Recuerda que sin fe
no puedes hacer nada; por tanto, pide con fe. No
juegues con estas cosas; no pidas lo que no debes.
“ ‘…y según tu fe te será hecho’ (D. y C. 8:10–11;
cursiva agregada).
“Pedir con fe significa pedir con confianza en nuestro santo Padre. Como muchos de nosotros, el hermano Cowdery no vio la evidencia de las respuestas
que el Señor ya había dado a sus oraciones. Para
abrir sus ojos y los nuestros, Él dio esta revelación
mediante José Smith:
“ ‘…bendito eres por lo que has hecho; porque me
has consultado, y he aquí, cuantas veces lo has hecho,
has recibido instrucción de mi Espíritu. De lo contrario no habrías llegado al lugar donde ahora estás.
“ ‘He aquí, tú sabes que me has preguntado, y yo
te iluminé la mente, y ahora te digo estas cosas para
que sepas que te ha iluminado el Espíritu de verdad’ (D. y C. 6:14–15; cursiva agregada).
“Si pensáis que Dios no ha contestado vuestras
oraciones, meditad sobre estos pasajes de las
Escrituras; después, buscad concienzudamente en
vuestra propia vida las evidencias de que Él ya os
haya contestado”.
6. ¿Qué sucede si la respuesta que buscamos
tarda en llegar?
“Él es nuestro Padre perfecto y nos ama mucho
más de lo que podamos comprender; Él sabe lo que
es mejor para nosotros, porque ve el fin desde el
principio. Su deseo es que actuemos para ganar experiencia.
“Cuando contesta “Sí”, es para darnos confianza;
“cuando contesta “No”, es para evitarnos un error.
“Cuando se reserva la respuesta, lo hace para que progresemos mediante la fe en Él, la obediencia a Sus
mandamientos y la disposición a actuar de acuerdo
con la verdad. Él espera que asumamos la responsabilidad de nuestras acciones tomando una decisión
compatible con Sus enseñanzas, sin recibir confirmación previa. No debemos esperar pasivamente
ni protestar porque el Señor no nos haya hablado.
Debemos actuar.
“A menudo, lo que hemos decidido está bien y Él
confirmará lo correcto de las decisiones a Su manera. Generalmente, recibimos esa confirmación en
una multitud de ayudas que encontramos a lo largo de nuestro camino y que descubrimos si somos
espiritualmente sensibles. Son como notas que un
amoroso Padre nos envía para darnos la evidencia
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
12
LA
GUÍA DEL
ESPÍRITU
de Su aprobación. Si confiados empezamos algo
que no esté bien, Él nos lo hará saber antes de que
vayamos demasiado lejos. Esta ayuda la percibimos
reconociendo los sentimientos de preocupación o
inquietud que experimentamos”.
7. ¿Cómo podemos ser más espiritualmente
sensibles a la inspiración del Espíritu?
“Confieso que no sé cómo se pueden tomar decisiones correctas a menos que existan la rectitud y
la confianza en el Padre Celestial. Los principios
no funcionan si se usa el albedrío para contrariar
la voluntad de Dios. Si hay pecado sin arrepentimiento, quedamos librados a nuestros propios
medios para luchar y dar tumbos solos. Pero, es
posible que se nos rescate por medio de nuestro
arrepentimiento”.
“Los esfuerzos de Nefi por obtener las planchas de
bronce nos indican cómo funcionan esos principios.
Cuando se les pidió a los hermanos
mayores que fueran, murmuraron y no
“Cuando buscamos
recibieron ayuda. A Nefi se le aseguró:
inspiración para
‘…el Señor te favorecerá porque no has
tomar decisiones, el
murmurado’ (1 Nefi 3:6). Las palabras
Señor
nos da suaves
de Nefi, ‘Iré y haré’, revelan un comeimpresiones”.
tido total de actuar y triunfar empleando la ley espiritual (1 Nefi 3:7).
“Después de dos intentos fracasados, Nefi seguía
confiando en el Señor. Él se deslizó por la ciudad hacia la casa de Labán sin haber recibido toda la respuesta. Y dijo: ‘…iba guiado por el Espíritu, sin saber
de antemano lo que tendría que hacer’. Y agregó algo significativo: ‘No obstante, seguí adelante...” (1 Nefi
4:6–7; cursiva agregada).
“Nefi estaba dispuesto a intentarlo una y otra vez,
con todo su esfuerzo; expresó fe en que recibiría la
ayuda; rehusó dejarse desanimar. Pero recibió la guía
porque se puso en acción, tuvo confianza en el
Señor, fue obediente y empleó bien su albedrío; así
fue inspirado, paso a paso, hasta el éxito y, según las
palabras de su madre, se le dio ‘poder para llevar a cabo lo que el Señor... [había] mandado…’ (1 Nefi 5:8;
cursiva agregada).
“Nefi entendía que se le exigía confiar en Dios, tener fe y actuar para poder recibir la ayuda paso a
paso. No protestó ni pidió explicaciones. Pero, y
fijaos particularmente en esto, no esperó la ayuda
pasivamente. ¡Hizo algo! Siguiendo la ley espiritual
fue inspirado y recibió el poder para actuar”.
8. ¿Qué podemos hacer para que nuestros
deseos personales no interfieran con la
influencia del Espíritu?
“A veces no reconocemos algunas respuestas porque
estamos muy empeñados en recibir la confirmación
de nuestros propios deseos y así no vemos que el
Señor desea que hagamos otra cosa. Empeñaos en
saber Su voluntad.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
9. ¿De qué modo se reciben las
respuestas más frecuentemente?
“Cuando buscamos inspiración para las
decisiones, el Señor nos da suaves impresiones que nos hacen pensar, ejercer
la fe, esforzarnos, luchar a veces y ponernos manos a la obra. Es raro que la
solución total de un asunto sumamente importante o complejo aparezca de
pronto. La mayoría de las veces aparece parte por
parte, sin que podamos tener a la vista el fin”.
10. ¿Qué función cumple en nuestras oraciones
la gratitud hacia el Señor?
“He reservado para el final lo más importante sobre
la oración: ¡La gratitud! Nuestros esfuerzos sinceros
por agradecer a nuestro amado Padre originan en
nosotros asombrosos sentimientos de paz, autoestima y amor. Por muy difíciles que sean las circunstancias, el aprecio sincero de las bendiciones nos
colma de gratitud.
“¿Por qué son los más pobres los que parecen saber
mejor cómo agradecer al Señor? En las montañanas
de Guatemala, los miembros apenas tienen con qué
vivir. Ir al templo les exige un gran sacrificio; les lleva un año prepararse para una visita. Trabajan duramente, se sacrifican para ahorrar dinero y comida;
hilan, tiñen y tejen ropa nueva. Después, recorren
una larga distancia descalzos para salir de las montañas; cruzan el lago Isabel y viajan en ómnibus
con escasa comida. Cansados y fatigados llegan al
templo. Una vez que han llegado, se lavan hasta
brillar, se visten con sus prendas nuevas y entran
en la Casa del Señor.
“Vestidos de nuevo de blanco, se les enseña mediante el Espíritu, reciben ordenanzas y hacen
convenios. Una montañesa quedó muy emocionada por el espíritu y el significado de la investidura. Al entrar en el cuarto celestial, vio a otras
personas sentadas, con la cabeza reverentemente
PA R A E L A L U M N O
LA
GUÍA DEL
ESPÍRITU
13
inclinada. Con inocencia, ella se arrodilló a la entrada del cuarto. Sin notar a los que la rodeaban,
inclinó la cabeza, sollozó y durante veinte minutos volcó su corazón a su Padre Celestial. Al fin,
con el vestido empapado en lágrimas, levantó la
cabeza. La mentora, mujer de perceptiva sensibilidad, le preguntó: ‘¿Puedo ayudarle?’ Ella le respondió: ‘¿Me ayudará? Tengo este problema: He
tratado de decirle a mi Padre Celestial la gratitud
que siento por todas Sus bendiciones, pero me parece que no he podido comunicarme con Él. ¿Me
ayudará a darle las gracias?’
• ¿Por qué en algunas ocasiones no reconocemos
la guía del Espíritu Santo?
“Este consejo sobre la oración es verdadero. Lo he
probado a fondo en el laboratorio de mi propia
vida. He descubierto que lo que en ocasiones he
considerado una barrera impenetrable en la comunicación no era más que un paso gigante que debía dar con confianza.
• De acuerdo con Doctrina y Convenios 6:15, 23,
¿cuáles son dos de las formas en que se recibe la
revelación, las cuales quizás no reconozcamos?
“Cuando busquen Su ayuda, asegúrense de tener
una vida limpia, de que sus motivos sean dignos
y de que estén dispuestos a hacer lo Él les diga;
porque Él contestará sus oraciones. Él es su Padre
amado; son Su hijo amado. Él les ama con amor
perfecto y quiere ayudarles.
“En el nombre de Jesucristo. Amén” (véase “Cómo
reconocer las respuestas a las oraciones”, Liahona,
enero de 1990, págs. 31–33).
• Describe cómo puedes ser más sensible al Espíritu
al orar acerca de tus estudios o el trabajo.
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Oliver Cowdery fue maestro de escuela en Palmyra,
Nueva York, durante la época en que el profeta
José Smith se encontraba traduciendo el Libro de
Mormón en Harmony, Pensilvania. Oliver se enteró de la obra del Profeta y sintió la inspiración de
que debía ayudar; viajó a Pensilvania y comenzó
a prestar servicio como escribiente de José Smith.
Varios días más tarde, le pidió a José que preguntara al Señor si él [Oliver] estaba haciendo lo correcto. En respuesta, el Señor le dijo: “…bendito eres
por lo que has hecho; porque me has consultado,
y he aquí, cuantas veces lo has hecho, has recibido
instrucción de mi Espíritu. De lo contrario, no habrías llegado al lugar donde ahora estás” (D. y C.
6:14). El Señor elogió a Oliver Cowdery por sus
oraciones personales y le explicó que ya había
recibido respuestas a sus oraciones por medio del
Espíritu.
A Emeka le faltaba apenas un mes para terminar sus
estudios secundarios. Él nunca se había detenido a
pensar en qué haría después; había concentrado su
atención en los estudios, los deportes y los amigos.
La familia de Emeka poseía recursos económicos limitados y no podía mantenerlo si él decidía asistir
a la universidad o a algún instituto vocacional. Él se
sentía en una encrucijada ya que su decisión tendría
un gran impacto en el resto de su vida. Él siempre
creyó que si se esmeraba mucho y tenía una actitud
positiva, tendría éxito en cualquier cosa que emprendiera. Ahora, anfrontaba varias decisiones que cambiarían su vida las cuales jamás había tenido que
afrontar.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
14
LA
GUÍA DEL
ESPÍRITU
• ¿A dónde debía dirigirse Emeka para pedir ayuda?
• ¿Qué debía hacer espiritualmente antes de tomar
estas decisiones?
• Una vez que Emeka hubiera hecho todo lo que
estuviera a su alcance, ¿de qué modo lo podía
ayudar el Espíritu Santo?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Qué verdades te ha testificado el Espíritu Santo?
• ¿Cómo puedes saber que estás recibiendo la influencia del Espíritu?
• ¿Qué puedes hacer a diario para aumentar la influencia del Espíritu Santo en tu vida?
NOTAS E IMPRESIONES:
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
LA
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
GUÍA DEL
MANUAL
ESPÍRITU
15
PA R A E L A L U M N O
16
CAPÍTULO 3
EL ESTABLECER METAS Y EL
ADMINISTRAR EL TIEMPO
INTRODUCCIÓN
Las metas nos ayudan a establecer un curso apropiado en nuestra vida y a concentrarnos en las
causas dignas para que no seamos “llevados por
doquiera de todo viento de doctrina” (Efesios
4:14). El élder Marvin J. Ashton, que fue miembro
del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo: “[El rumbo que llevamos] es mucho más importante que
nuestra situación presente. El fijar metas debe contribuir a nuestro desarrollo a medida que nos encaminamos hacia ellas” (“El lema es: cometido
personal”, Liahona, enero de 1984, pág. 108).
Con nuestras metas en mente, es importante utilizar
el tiempo prudentemente. Como dice el himno:
ᔣ “No desperdiciarás tu tiempo, ni esconderás tu
talento en la tierra para que no sea conocido”
(D. y C. 60:13).
ᔣ “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar
una torre, no se sienta primero y calcula los gastos,
a ver si tiene lo que necesita para acabarla?” (Lucas
14:28).
ᔣ El obispo John H. Vandenberg, en ese entonces
El tiempo en alas del rayo vuela;
Obispo Presidente de la Iglesia: “Creo que el fijar
E imposible es volverlo atrás.
metas es absolutamente necesario para
Viene y sigue adelante
tener una vida feliz; sin embargo, la
E inexorable se marchará.
“Fijen... metas bien
meta es solo una parte del procediY si cuidado no tenemos,
equilibradas”.
miento para lograrla. Debemos saber
La oportunidad volando pasará,
qué decisiones debemos tomar para
Porque la vida como en un solo día,
alcanzar
esa meta. En muchos casos
Fugaz como el rayo se irá.
nos fijamos metas a largo plazo, pero descuidamos
[“Improve the Shining Moments,” Hymns,
las de corto plazo. Con esos planes a corto plazo, es
Nº 226; traducción libre.]
necesario ejercer disciplina en nuestros hechos— esSi planeamos y utilizamos nuestro tiempo con
tudiar cuando sea el momento de estudiar, dormir
prudencia, el Señor nos bendecirá y nos magnificuando sea el momento de dormir, leer cuando sea
cará para que sirvamos mejor en Su reino.
el tiempo de leer, y así sucesivamente— no permitiendo que estas actividades se sobrepongan de maPRINCIPIOS PARA COMPRENDER
nera incongruente, sino obteniendo plenamente
nuestras recompensas y bendiciones por el tiempo
• El fijarnos metas que merezcan la pena nos brininvertido en una actividad en particular”
da una dirección a seguir.
(Conference Report, abril de 1966, pág. 94).
• Debemos fijar metas en diferentes aspectos de
ᔣ Élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce
nuestra vida.
Apóstoles:
• La buena administración del tiempo nos permite
“Primero, reflexionen sobre sus vidas y establezcan
tener control sobre nuestra vida para poder así
un orden de prioridades. Dediquen regularmente
prestar un servicio más eficaz.
unos momentos de paz para pensar profundamenCITAS Y PASAJES
te a dónde quieren llegar y qué deben hacer para
lograrlo. Jesús, nuestro ejemplo, muchas veces ‘se
CORROBORATIVOS
apartaba a lugares desiertos, y oraba’ (Lucas 5:16).
Nosotros necesitamos hacer lo mismo de cuando
El fijarnos metas que merezcan la pena
en cuando para renovarnos espiritualmente como
nos brinda una dirección a seguir.
el Salvador lo hizo. Anoten diariamente lo que
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
desean hacer en el día, y al hacerlo, lo primero que
deben tener presente son sus convenios sagrados
con el Señor.
“Segundo, fijen metas a corto plazo que sean alcanzables; metas bien equilibradas; no muchas ni muy
pocas, y no muy altas ni muy bajas. Pónganlas en
una lista y esmérense por alcanzarlas según su orden
de importancia. Al fijarnos metas, siempre debemos
pedir la guía divina en oración” (“El equilibrio en
las exigencias de la vida”, Liahona, julio de 1987,
págs. 12–14).
ᔣ El élder Ben B. Banks, en ese entonces miembro
de la Presidencia de los Setenta, habló sobre un
viaje que hizo en bicicleta con su familia: “Durante
el tercer día de nuestro viaje aprendí que, aunque
tengamos que luchar cuesta arriba en la vida, nuestra actitud determinará cómo afrontaremos las dificultades. Ese día cruzamos tres veces la Divisoria
Continental (línea que divide las aguas fluviales
que corren en direcciones opuestas), subiendo de
1.400 a 2.500 metros de altura. Para subir en bicicleta los pasos empinados de una montaña se requiere la actitud correcta si se desea llegar a la
altitud deseada, y lo mismo ocurre en la vida.
Aprenderán autodisciplina y lograrán mucho al establecer metas que valgan la pena y al concentrarse
en ellas. Es cierto que hubo momentos en los que
el subir por las cuestas empinadas de la montaña
me resultaba casi inaguantable, pero como me había concentrado en mi propósito, no me di por
vencido” (véase “Este sendero que llamamos vida”,
Liahona, julio de 2002, pág. 47).
ᔣ Presidente Ezra Taft Benson, decimotercer
Presidente de la Iglesia: “Todo hijo de Dios que sea
responsable de sus hechos debe establecerse metas,
tanto a corto como a largo plazo. La persona que
lucha por lograr metas dignas podrá dominar muy
pronto el desaliento, y una vez que haya logrado
una meta puede imponerse otra. Algunas serán
continuas. Todas las semanas, al tomar la Santa
Cena, nos comprometemos a las metas de tomar
sobre nosotros el nombre de Cristo, recordarlo
siempre y guardar Sus mandamientos. Las
Escrituras dicen, con respecto a la forma en que
Jesús se preparó para Su misión, que ‘crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y
los hombres’ (Lucas 2:52). En este proceso hay cuatro aspectos en los que se pueden establecer metas:
el espiritual, el mental, el físico y el social. ‘Por lo
tanto, ¿qué clase de hombres habéis de ser?, preguntó el Maestro, y Él mismo contestó: ‘En verdad
E S TA B L E C E R M E TA S Y E L A D M I N I S T R A R E L T I E M P O
17
os digo, aun como yo soy’ (3 Nefi 27:27). Ahí tenemos una meta que nos llevará toda la vida alcanzar, la de seguir Sus huellas, perfeccionarnos en
toda virtud como Él lo hizo, procurar ver Su faz y
esforzarnos para hacer firme nuestra vocación y
elección” (véase “No os desalentéis”, Liahona, marzo de 1987, pág. 5).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los
Doce Apóstoles: “Los maratonistas se fijan metas
claras, de manera que ustedes deben mirar hacia
delante y decidir lo que quieren hacer con sus vidas. Fijen claramente en su mente lo que quieran
ser de aquí a uno, a cinco o a diez años y más allá.
Obtengan su bendición patriarcal y esfuércense por
vivir dignos de las promesas que encierra, ya que
una bendición patriarcal es una de las guías más
importantes que los miembros de la Iglesia tienen
en esta vida. Escriban sus metas y repásenlas regularmente; ténganlas a la mano constantemente,
anoten su progreso y hagan cambios cuando sea
necesario. Su meta final debe ser la vida eterna,
la vida que Dios vive, el más grande de todos los
dones de Dios” (véase “El maratón de la vida”,
Liahona, enero de 1990, pág. 71).
ᔣ Élder Marvin J. Ashton: “Comencemos con
determinación e inmediatamente a fijarnos metas
relacionadas con el Evangelio, sabiendo que si empleamos los talentos que poseemos —que si ayudamos a otras personas, que si procuramos la paz, que
si evitamos ser demasiado sensibles o demasiado
críticos— recibiremos mayor capacidad y nos desplazaremos al instante hacia un crecimiento mayor,
hacia más felicidad y hacia más dicha eterna” (véase “Ipso Facto”, Liahona, julio de 1983, pág. 47).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia: “Empiecen ahora mismo a
establecerse esas metas que les brindarán felicidad:
educación en una vocación o en algún campo del
saber de su elección, sea cual fuere; una misión en
la que se entregarán totalmente al Señor para llevar
a cabo Su obra; un futuro casamiento en la Casa
del Señor a una maravillosa y encantadora compañera de la cual serán dignos por la manera que ustedes hayan vivido” (véase “Los conversos y los
hombres jóvenes”, Liahona, julio de 1997, pág. 56).
Debemos fijar metas en diferentes
aspectos de nuestra vida.
ᔣ “Enseñaos diligentemente... de cosas tanto en el
cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
18
EL
E S TA B L E C E R M E TA S Y E L A D M I N I S T R A R E L T I E M P O
que han sido, que son y que pronto han de acontecer; cosas que existen en el país, cosas que existen
en el extranjero; las guerras y perplejidades de las
naciones, y los juicios que se ciernen sobre el país;
y también el conocimiento de los países y de los
reinos” (D. y C. 88:78–79).
en un diario personal; en ese diario seguiría
registrando sus años de lucha como estudiante
extranjero del Territorio de Utah en la Universidad
de Harvard, en Cambridge, Massachussets. Su registro comienza con las diecisiete resoluciones siguientes, que habrían de guiar su vida.
“ ‘Resuelvo:
“ ‘Primero: Que la religión, la ciencia de las ciencias, será la primera preocupación de mi vida.
“ ‘Segundo: Que diariamente oraré a Dios.
“ ‘Tercero: Que todos los días meditaré acerca de
Dios y de Sus atributos, y trataré de ser como Él.
“ ‘Cuarto: Que aceptaré y recibiré luz, sabiduría y
conocimiento, no importa dónde o cuándo se me
ofrezca.
ᔣ Élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “[Alcancen] metas personales en cada
una de las cuatro categorías: el progreso espiritual;
el desarrollo físico; la superación académica, personal y... profesional o vocacional; y progreso cívico
y social” (véase “El cumplir nuestro deber a Dios”,
Liahona, enero de 2002, pág. 44).
ᔣ Élder G. Homer Durham, de los Setenta:
“El 2 de enero de 1891, un inmigrante noruego de
19 años se sentó en su casa de la ciudad de Logan,
en el Condado Cache, Territorio de Utah, y escribió
en papel rayado lo siguiente:
“ ‘Quinto: Que nunca me avergonzaré de confesar
mi religión, creencias y principios, una vez que me
convenza de su veracidad.
“ ‘Sexto: Que no perderé el tiempo, sino que trataré de usarlo con sabiduría.
“ ‘Séptimo: Qué seré moderado en el comer y [abstemio] en el beber.
“ ‘Octavo: Qué nunca haré nada que no haría si ésta fuera la última hora de mi vida.
“ ‘Noveno: Que leeré a diario la palabra de Dios para poder conocer Su voluntad y ser reconfortado,
fortalecido y animado.
“ ‘Décimo: Que cuando hable no diré
nada más que la pura y simple verdad.
“ ‘Me he dado cuenta de que soy tan
“Deben mirar
“ ‘Decimoprimero: Que siempre haré
débil como los demás mortales, tal vez
lo que [crea] que es mi deber y lo
hacia adelante
más que la mayoría; y comprendo que
que sea para el beneficio de mis sey decidir lo que
sólo es feliz el que tiene un corazón
mejantes.
quieren hacer con
puro, la conciencia tranquila, ama a
“ ‘Decimosegundo: Que viviré plenasus vidas”.
Dios y obedece sus mandamientos.
mente mientras esté en este mundo,
También pienso que la felicidad en la
para
no ser un muerto viviente.
vejez consiste en mirar hacia atrás y no
hallar pecados graves, pero sí en haber tenido el va“ ‘Decimotercero: Que nunca trataré de imponer
lor de satisfacer los deseos más nobles del alma humi opinión a otras personas con mis palabras ni
mana. Y como sé que mi vida no ha sido hasta
hechos, sino que simplemente diré lo que pienso.
ahora como me hubiera gustado que fuese, me fijo
“ ‘Decimocuarto: Que procuraré superar el hábito
estas normas de conducta basándome en las cuales
del mal genio, el hablar a gritos, los gestos impatrataré de conducirme y deseo que el Señor
cientes o cualquier cosa que pueda ofender a mis
Todopoderoso me ayude en esta empresa’.
semejantes y herirme a mí mismo.
“A continuación escribió diecisiete resoluciones.
“ ‘Decimoquinto: Que nunca olvidaré el deber que
Casi ocho meses más tarde, el martes 25 de agosto
tengo para con mi madre, pues ella me ha dado la
de 1891, pasó en limpio estas normas de conducta
vida, le debo lo que soy y lo que seré más adelante.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
Ella ha pasado gran parte de [su] vida beneficiándome y le debo respeto, honor y todo el afecto que
me sea posible dar. Que siempre recordaré mi responsabilidad de cuidar a mi hermano..., y la que
tengo para con mis amigos y familiares.
E S TA B L E C E R M E TA S Y E L A D M I N I S T R A R E L T I E M P O
19
“Entonces nuestra casa será una casa de orden” (“La
edificación de tu hogar eterno”, Liahona, octubre de
1999, pág. 6).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley:
“Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad
cuatripartita. Primero, la responsabilidad para con
nuestra familia. Segundo, la responsabilidad para
con nuestro empleador. Tercero, la responsabilidad
para con la obra del Señor. Cuarto, la
responsabilidad para con nosotros
“Debe haber tiempo
mismos.
“ ‘Decimosexto: Que completaré todos los trabajos
que empiece; que consideraré cuidadosamente el
propósito y los resultados de cualquier tarea antes de
empezar a hacerla.
“ ‘Decimoséptimo: Que siempre recordaré que los hombres y mujeres a
quienes encuentro en mi camino son
en realidad mis hermanos, y que primero sacaré la viga de mi ojo antes de
tratar de sacar la paja del ojo de mi
hermano’.
para dedicar al
desarrollo mental y
espiritual, así como
también al reposo”.
“¡Estaría muy bien si todos los jóvenes de la actualidad evaluaran su vida de esta misma forma!...
“El joven que escribió estas resoluciones... se llamaba John Andreas Widtsoe...
“...En marzo de 1921 fue llamado al apostolado por
el presidente Heber J. Grant, y continuó sirviendo
en calidad de apóstol el resto de su larga y provechosa vida.” (“La fe, un conocimiento superior”,
Liahona, febrero de 1980, págs. 29–32).
La buena administración de nuestro tiempo
nos permite tener control sobre nuestra vida
para prestar así un servicio más eficaz.
ᔣ “Y mirad que se hagan todas estas cosas con prudencia y orden; porque no se exige que un hombre
corra más aprisa de lo que sus fuerzas le permiten.
Y además, conviene que sea diligente, para que así
gane el galardón; por tanto, todas las cosas deben
hacerse en orden” (Mosíah 4:27).
ᔣ “Cesad de ser ociosos; cesad de ser impuros; cesad de criticaros el uno al otro; cesad de dormir
más de lo necesario; acostaos temprano para que
no os fatiguéis; levantaos temprano para que vuestros cuerpos y vuestras mentes sean vigorizados”
(D. y C. 88:124 [Dominio de las Escrituras, D. y C.
88:123–124]).
ᔣ Presidente Thomas S. Monson, de la Primera
Presidencia:
“Nuestra casa debe ser una casa de orden... Apartemos
tiempo para nuestra familia, para el trabajo, para el
estudio, para el servicio, para el esparcimiento, para
uno mismo; pero por encima de todo, apartemos
tiempo para Cristo.
“Primero, es fundamental que no desatiendan a su familia. Nada de lo que
tienen es más valioso. Sus respectivas
esposas y sus hijos merecen la atención del marido y padre. Al fin de
cuentas, es esa relación familiar lo que llevaremos
con nosotros a la vida venidera. Parafrasearé las palabras del pasaje de las Escrituras: ‘Porque ¿qué aprovechará al hombre, si sirviere fielmente en la Iglesia
y perdiere a su propia familia?’ (véase Marcos 8:36).
“Junto con su esposa e hijos, determinen cuánto
tiempo pasarán con ellos y cuándo. Y entonces,
cumplan lo prometido. Procuren no permitir
que nada lo obstaculice. Considérenlo sagrado.
Considérenlo obligatorio. Considérenlo un merecido tiempo de gozo.
“Sea para ustedes sagrada la noche del lunes para la
noche de hogar. Pasen una velada solos con su esposa. Proyecten unas vacaciones con toda la familia.
“Segundo, para con su negocio o su empleador.
Tienen una obligación. Sean honrados con su empleador. No realicen trabajo de la Iglesia en el tiempo remunerado por él. Sean leales a él. Él les paga
sus servicios y espera que ustedes produzcan resultados. Ustedes necesitan el empleo para mantener
a su familia y sin él no pueden trabajar con eficacia
en la Iglesia.
“Tercero, para con el Señor y Su obra. Distribuyan
su tiempo para atender sus responsabilidades de la
Iglesia. Tengan presente que cada oficial tiene muchos ayudantes, como se nos ha recordado hoy. El
presidente de estaca tiene dos capaces consejeros. La
presidencia cuenta con un sumo consejo de hombres
dedicados y competentes, y con los secretarios que
necesiten. Todo obispo tiene consejeros que están a
su lado para ayudarle a levantar de sus hombros las
cargas de su oficio, y cuenta con el consejo de barrio
y con otras personas a las que puede y debe delegar
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
20
EL
E S TA B L E C E R M E TA S Y E L A D M I N I S T R A R E L T I E M P O
responsabilidades. Tiene a los miembros de su barrio,
y cuanto más les delegue tanto más ligera será su carga y tanto más se fortalecerá la fe de ellos.
“Todo presidente de quórum del sacerdocio tiene
consejeros, así como a los miembros del quórum.
Del mismo modo, la Sociedad de Socorro. Ningún
obispo puede esperar ocupar el lugar de la presidenta de la Sociedad de Socorro para atender las
necesidades de los miembros de su barrio.
“Cuarto, todo líder de la Iglesia tiene una obligación para consigo mismo: debe tener el descanso y
el ejercicio necesarios. Necesita un poco de recreación. Debe tener tiempo para estudiar. Todo oficial
de la Iglesia debe leer las Escrituras y precisa tiempo para meditar y reflexionar. Donde sea posible,
debe ir con su esposa al templo cuando las circunstancias se lo permitan” (“Regocijémonos en el privilegio de servir”, Reunión Mundial de Capacitación de
Líderes, junio de 2003, págs. 23–24).
ᔣ Élder Neal A. Maxwell, en ese entonces Ayudante
de los Doce: “Agradezco a Jesús el que no se haya
preocupado por seguir los dictados de la moda y
no sólo por tolerar la falta de agradecimiento sino
por decir la verdad, sabiendo de antemano que se
iba a malinterpretar y a distorsionar lo que dijera.
Le agradezco Su maravillosa administración del
tiempo, por no malgastar ni un solo momento, incluso los momentos de meditación. En cada segundo [de Su vida] demostró Su mayordomía” (en
Conference Report, abril de 1976, pág. 41; o Ensign,
mayo de 1976, pág. 27).
nosotros mismos” (The Teachings of Spencer W.
Kimball, ed. por Edward L. Kimball, 1982, pág. 482).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Sugerencias para el planeamiento del día:
1.Dedica un tiempo de tranquilidad todas las mañanas para planificar con oración.
2.Concéntrate en lo que debes hacer ese día.
3.Haz una lista con las cosas que debes hacer.
4.Anota las cosas por su orden de importancia.
5.Utiliza sabiamente tu tiempo para llevar a cabo
las cosas más importantes.
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Cuáles son las 10 cosas más importantes para ti?
• ¿Por qué son importantes las buenas metas para
alcanzar la vida eterna?
• ¿Cómo puedes administrar mejor tu tiempo?
• ¿Cuáles son algunas de las cosas menos importantes que consumen demasiado de tu tiempo?
• ¿Por qué es un asunto de importancia eterna el
usar con prudencia el tiempo?
NOTAS E IMPRESIONES:
ᔣ Élder John Longden, Ayudante de los Doce: “El
estar siempre ‘ocupado’ no es en realidad evidencia de saber aprovechar el tiempo. Debe haber
tiempo para dedicar al desarrollo mental y espiritual, así como también al reposo; debe haber tiempo para adorar al Señor y tiempo para expresarle
gratitud por nuestra capacidad de trabajar, de pensar, de orar, de leer, de servir, de soñar, de reír, de
planear, de aprender” (en Conference Report, abril
de 1966, pág. 38; citado en Mujeres Jóvenes: Manual
1, pág. 206).
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball, doceavo
Presidente de la Iglesia: “Jesús... nos enseñó cuán
importante es saber utilizar bien el tiempo. Esto no
significa que no debe haber nunca tiempo para la
recreación, ya que debe haber también un periodo
para contemplar y para renovarse, pero jamás se debe perder el tiempo... Una administración sabia del
tiempo es en realidad una administración sabia de
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
E S TA B L E C E R M E TA S Y E L A D M I N I S T R A R E L T I E M P O
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
21
PA R A E L A L U M N O
22
EL
E S TA B L E C E R M E TA S Y E L A D M I N I S T R A R E L T I E M P O
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
23
CAPÍTULO 4
LA ADMINISTRACIÓN
PRUDENTE DE LOS
RECURSOS ECONÓMICOS
ᔣ “He aquí, el tiempo presente es llamado hoy hasta la venida del Hijo del Hombre; y en verdad, es
un día de sacrificio y de requerir el diezmo de mi
pueblo, porque el que es diezmado no será quemado en su venida” (D. y C. 64:23 [Dominio de las
Escrituras]).
INTRODUCCIÓN
El Señor nos ha dado muchos recursos y nos bendice cuando los utilizamos con prudencia. Debemos
ejercer buen juicio al administrar y reponer la abundancia con que el Señor nos ha bendecido (véase
D. y C. 104:13–18). El pago de un diezmo íntegro y
el ser siempre honrados en nuestros tratos financieros nos brindará bendiciones.
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• El pago de los diezmos y de las ofrendas nos
brinda bendiciones.
• El evitar las deudas innecesarias y el ahorrar para
el futuro nos ayuda a mantenernos libres del cautiverio económico.
• El ser honrados en nuestros asuntos financieros
demuestra nuestra integridad personal.
• El dialogar como familia nos ayuda a decidir cómo utilizar nuestros recursos económicos.
CITAS Y PASAJES
CORROBORATIVOS
El pago de los diezmos y de las ofrendas
nos brinda bendiciones.
Ajuste de diezmos
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, en ese entonces
Segundo Consejero de la Primera Presidencia:
“La realidad es que el diezmo es la ley de finanzas
del Señor, la cual se recibió de Él por medio de revelación. Es una ley divina que encierra una promesa grandiosa y hermosa, y se aplica a todo
miembro de la Iglesia que tenga un ingreso. Se
aplica tanto a la viuda en su pobreza como al
hombre rico en su riqueza” (“The Widow’s Mite,”
Brigham Young University 1985–1986 Devotional and
Fireside Speeches, 1986, pág. 9).
ᔣ Élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“A aquellos que viven fiel y honradamente la ley del
diezmo, el Señor promete una abundancia de bendiᔣ “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento
ciones. Algunas de esas bendiciones son temporales,
en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová
así como el diezmo es temporal, pero al igual que
de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los
las ordenanzas físicas externas del bautismo y de la
cielos, y derramaré sobre vosotros benSanta Cena, el mandamiento de pagar
dición hasta que sobreabunde.
el diezmo requiere un sacrificio tempo“Debemos ser
“Reprenderé también por vosotros al
ral que, a la larga, se traduce en bendihonrados con el
devorador, y no os destruirá el fruto
ciones espirituales...
Señor al pagar
de la tierra, ni vuestra vid en el cam“Las bendiciones temporales y espiel diezmo”.
po será estéril, dice Jehová de los
rituales del diezmo se adaptan espeejércitos.
cíficamente a nosotros y a nuestras
“Y todas las naciones os dirán bienaventurados;
familias, de acuerdo con la voluntad del Señor, peporque seréis tierra deseable, dice Jehová de los
ro para recibirlas debemos obedecer la ley sobre la
ejércitos” (Malaquías 3:10–12 [Dominio de las
cual se basan” [véase D. y C. 130:20–21]” (“El diezEscrituras, Malaquías 3:8–10]).
mo: Una prueba de fe con bendiciones eternas”,
Liahona, noviembre de 2002, pág. 27).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
24
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
ᔣ Élder Ronald E. Poelman, de los Setenta: “¿Se
puede considerar el diezmo como un sacrificio? Sí,
especialmente si entendemos el significado de las
dos palabras en latín de las que se deriva la palabra sacrificio. Estas dos palabras (sacer y facere)
usadas juntas significan ‘hacer sagrado’. Lo que
devolvemos al Señor como diezmo es, en realidad,
hecho sagrado, y los obedientes son [edificados]”
(“El diezmo: un privilegio”, Liahona, julio de 1998,
pág. 85).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, en ese entonces
Primer Consejero de la Primera Presidencia: “No digo que si pagan un diezmo íntegro verán realizarse
su sueño de tener una casa muy hermosa, un auto
último modelo y una casa en un balneario. No. El
Señor abrirá las ventanas de los cielos conforme a lo
que necesitemos y no a lo que codiciemos. Si pagamos
el diezmo pensando en la recompensa material, lo
hacemos fundados en una razón equivocada. El
propósito fundamental del diezmo es proporcionar
a la Iglesia los medios necesarios para llevar a cabo
la obra del Señor, mientras que las bendiciones que
reciba el dador son un beneficio extra y pueden
no siempre estar representadas en forma económica ni material” (véase “La sagrada ley del diezmo”,
Liahona, mayo de 1991, pág. 4).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Debemos ser honrados con el Señor al
pagar el diezmo. Los miembros fieles han aprendido
que Él abrirá ‘las ventanas de los cielos y [derramará]
bendiciones hasta que sobreabunde’ (Malaquías
3:10). El pago del diezmo tiene mucha más relación
con la fe que con el dinero. Devolvamos una décima
parte de nuestros ingresos al Señor (véase D. y C.
119:4), y no seamos jamás culpables de robarle por
no pagar el diezmo. Además, debemos recordar a los
que pasan necesidades y contribuir con generosas
ofrendas de ayuno para que los ayuden” (“La integridad”, Liahona, julio de 1990, pág. 40).
ᔣ Presidente James E. Faust, de la Primera
Presidencia: “La ley del diezmo es sencilla:
Pagamos anualmente una décima parte de nuestro interés personal [véase D. y C. 119:4]. La
Primera Presidencia ha interpretado que la palabra interés significa ganancia. La cantidad que representa el diez por ciento de nuestra ganancia
personal depende de cada uno de nosotros y de
nuestro Creador: no existen reglas legalistas. Tal
como lo dijo una vez un converso en Corea: ‘Con
el diezmo, no importa si uno es rico o pobre. Se
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
paga el diez por ciento, y uno no tiene que avergonzarse si no ha ganado mucho. Si gana mucho,
se paga el diez por ciento. Si gana poco, aún así
se paga el diez por ciento. Nuestro Padre Celestial
nos amará por hacerlo y podemos mantener la
cabeza en alto con orgullo’ ” (“Abrir las ventanas
de los cielos”, Liahona, enero de 1999, pág. 67).
El evitar las deudas innecesarias y
ahorrar para el futuro nos ayuda a
mantenernos libres del cautiverio
económico.
ᔣ “Paga la deuda que has contraído con el impresor. Líbrate de la servidumbre” (D. y C. 19:35).
ᔣ “Además, de cierto os digo en cuanto a vuestras
deudas, he aquí, es mi voluntad que las paguéis todas” (D. y C. 104:78).
ᔣ Presidente J. Reuben Clark, de la Primera
Presidencia: “Una vez endeudados, el interés es
su compañero cada minuto del día y de la noche;
no pueden huir ni escapar de él; no pueden desecharlo; no cede a súplicas, ni a las demandas ni
a las órdenes; y cada vez que se crucen en su camino, atraviesen su curso o no cumplan sus exigencias, los destruirá” (“Conference Report”, abril
de 1938, pág. 103; véase también de L. Tom Perry,
“Si estáis preparados, no temeréis”, Liahona, enero
de 1996, pág. 41).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia:
“Estamos llevando a toda la Iglesia el mensaje de la
autosuficiencia, la cual no se puede lograr cuando
las deudas gravosas pesan sobre el hogar. Las personas no son independientes ni están libres de la servidumbre cuando tienen compromisos financieros
con otras personas...
PA R A E L A L U M N O
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
“El presidente Faust no les contaría esto, pero quizás yo sí, y más tarde él podrá arreglárselas conmigo. El préstamo para la compra de su casa tenía el
cuatro por ciento de interés. Muchas personas le
habrían dicho que sería insensato liquidar ese préstamo cuando la tasa de interés era tan baja. Pero
en la primera oportunidad que tuvo de obtener los
recursos necesarios, él y su esposa decidieron liquidar el préstamo, y desde ese día ha estado libre de
deudas. Es por eso que siempre lleva una sonrisa y
silba al trabajar.
“...los insto a evaluar su situación económica. Los exhorto a gastar en forma moderada, a disciplinarse en
las compras que hagan para evitar las deudas hasta
donde sea posible. Liquiden sus deudas lo antes posible y líbrense de la servidumbre...
“...Si han liquidado sus deudas y cuentan con una
reserva, por pequeña que sea, entonces, aunque las
tormentas azoten a su alrededor, tendrán refugio
para su esposa e hijos y paz en el corazón. Eso es
todo lo que tengo que decir al respecto, pero quiero decirlo con todo el énfasis con el que me es posible expresarlo” (“A los jóvenes y a los hombres”,
Liahona, enero de 1999, pág. 66).
ᔣ Élder James E. Faust, en ese entonces miembro
del Quórum de los Doce Apóstoles: “El comprar a
plazos ha atrapado a muchas personas bien intencionadas en situaciones que no habían previsto ni
deseaban. Se debe recurrir a las tarjetas de crédito y
a los planes para pagar a plazos con mucha moderación y prudencia. Sigue siendo una norma prudente, tanto en las épocas buenas como en las
malas, el pagar en efectivo al momento de la compra, porque al comprar a plazos se paga un interés
muy alto” (“Doing the Best Things in the Worst
Times”, Ensign, agosto de 1984, pág. 43).
25
industria, economía y frugalidad’ [en Conference
Report, octubre de 1937, pág. 107]” (Living with
Enthusiasm, 1996, pág. 24; véase también “Si estáis
preparados, no temeréis”, Liahona, enero de 1996,
pág. 41).
ᔣ Élder Marvin J. Ashton, del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“Un calendario para la eliminación de deudas puede ser de ayuda para reducir o eliminar la deuda
innecesaria. Tracen varias columnas en una hoja de
papel. En la primera columna de la izquierda escriban los nombres de los meses, comenzando con el
mes siguiente al actual. En lo alto de la siguiente
columna, escriban el nombre del acreedor al que
quieran pagar primero. Puede que se trate de la
deuda con el interés más elevado o la que caduque
antes que las demás. Enumeren los pagos mensuales a ese acreedor hasta que el préstamo sea devuelto (tal y como indica la ilustración)... En lo alto de
la próxima columna, registren el nombre del siguiente acreedor al que quieran pagar y enumeren
los pagos que realizarán cada mes. Tras haber devuelto todo el dinero al primer acreedor, añadan la
cantidad de ese pago mensual al segundo acreedor,
y continúen con el proceso hasta saldar todos los
préstamos” (véase “Una guía para la economía familiar”, Liahona, abril de 2000, pág. 45).
ᔣ Élder L. Tom Perry, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Eviten las deudas excesivas. Las deudas
necesarias deben asumirse sólo luego de mucha
oración y consideración, y después de buscar el
mejor asesoramiento. Necesitamos ejercer la disciplina de mantenernos dentro de nuestra capacidad
de pago. Se nos ha dado el sabio consejo de evitar
las deudas como evitaríamos una plaga. El presidente J. Reuben Clark aconsejó firme y repetidamente a los miembros de la Iglesia de esta manera:
‘Vivan dentro de sus medios; salgan de deudas y
no vuelvan a contraerlas. Ahorren para los días
malos, que siempre han llegado y que volverán a
venir. Practiquen y mejoren sus hábitos de ahorro,
E L E VA N G E L I O
CALENDARIO DE ELIMINACIÓN DE DEUDAS
Deuda Deuda Deuda Deuda
1
2
3
4
Pago
total
Abril
10
20
30
40
100
Mayo
10
20
30
40
100
Junio
10
20
30
40
100
Julio
10
20
30
40
100
Agosto
30
30
40
100
Septiembre
30
30
40
100
Octubre
30
30
40
100
Noviembre
60
40
100
Diciembre
60
40
100
Enero
60
40
100
Febrero
100
100
Marzo
100
100
Abril
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
26
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
El ser honrados en nuestros asuntos
financieros demuestra nuestra integridad
personal.
ᔣ “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo
bueno delante de todos los hombres” (Romanos
12:17).
ᔣ “...y se distinguían por su celo para con Dios, y
también para con los hombres; pues eran completamente honrados y rectos en todas las cosas; y
eran firmes en la fe de Cristo, aun hasta el fin”
(Alma 27:27).
durante la niñez y la adolescencia” (Finding Peace in
Our Lives, 1995, págs. 141–142).
El dialogar como familia nos ayuda a
decidir cómo utilizar nuestros recursos
económicos.
ᔣ “Y además, de cierto os digo que todo hombre
que tiene la obligación de mantener a su propia familia, hágalo, y de ninguna manera perderá su corona; y obre en la iglesia” (D. y C. 75:28).
ᔣ Élder James E. Faust:
“Tanto el hacer juntos un
ᔣ Élder Thomas S. Monson, en ese entonces miembuen presupuesto del dinebro del Quórum de los Doce Apóstoles: “En un
ro como el llevar a cabo los
ejemplar de la revista Nation’s Business, apareció
consejos de familia contriun informe exhaustivo titulado ‘What It Takes to
buirán al establecimiento de
Be Successful’ (“¿Qué se necesita para tener éxiuna unidad familiar espeto?”). Los redactores de la revista prepararon dicho
cial. Debemos esforzarnos
informe después de llevar a cabo un estudio projuntos por tener almacenafundo para determinar las características que, una
da suficiente comida, ropa
vez adquiridas y puestas en práctica, asegurarían el
y otros artículos de primera
éxito de un líder. Líderes del campo de los negonecesidad como para un
cios, profesores, y asesores evaluaron las cualidades
año. En los tiempos difíciles son muy necesarias y
que necesita un líder más que nada; y la concluapreciadas las demostraciones de bondad. Cuando el
sión final reveló que la integridad y sus variantes,
dinero es escaso es más fácil enseñar a los hijos a gastales como la honradez o la moral, habían sido estarlo prudentemente e inculcar en ellos la necesidad
cogidas por casi todos los participantes de esa ende ahorrar para el futuro. A la familia se le puede recuesta como la característica primordial. El líder
cordar la importancia de mantener una perspectiva
que tiene integridad, que dirige por medio del
eterna en lugar de concentrarse en la riqueza y las
ejemplo, nunca sufrirá el desdén de la juventud
posesiones mundanas. Las organizaciones familiares
desilusionada que le diga: ‘La gente siempre nos dipueden ofrecer a la familia la ayuda que necesita.
ce qué hacer, pero ellos no lo hacen’ ” (Be Your Best
También es importante aprender a aceptar con gentiSelf, 1979, pág. 116).
leza la ayuda de los familiares” (véase
“Las bendiciones de los problemas y
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin:
“Necesitamos
aprietos económicos”, Liahona, enero
“Mi padre... era plenamente honrado.
de 1983, pág. 170).
ejercer
la
disciplina
Él fue un gran ejemplo para toda la
de
mantenernos
ᔣ Élder Gene R. Cook, de los Setenta:
familia.
dentro de nuestra
“En los consejos familiares hemos re“Una vez, cuando yo tenía siete años
pasado regularmente las partes del
capacidad
de
pago”.
de edad, mi padre me envió a la ferrepresupuesto familiar en las que los hitería a comprar algo. Me entregó cinjos tienen cierto control, tales como
co dólares, con los cuales en aquella época se podía
los servicios públicos [electricidad, agua, gas, etc.],
comprar muchísimo. Cuando regresé a casa y le di
los alimentos, las clases de música, los gastos de escuentas de lo que había comprado, él contó el
tudio, etc. Eso les ha ayudado a darse cuenta de
cambio y se dio cuenta de que el cajero se había
que no podían tener todo lo que querían en la vida
equivocado y me había dado un dólar de más. La
sino que tenían que vivir dentro de un presupuesferretería quedaba a un kilómetro y medio de casa,
to. Al ver a su familia hacerlo, mes tras mes, ellos
pero él insistió en que debía regresar caminando
naturalmente desearon también hacer lo mismo.
nuevamente y devolver el dinero.
Entonces, cuando se encontraron viviendo solos
“Fue una gran lección... Ésa es un lección típica
o casados, les fue más fácil hacerlo” (Raising Up a
acerca de la honradez que él enseñó a sus hijos
Family to the Lord, 1993, pág. 252).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball, duodécimo
27
“El que un joven provea para su familia y regrese a
su lado a una hora razonable después del trabajo,
y el que una joven esté presente para criar a sus
hijos, puede depender tanto de la forma en que
aprendan a gastar como de la forma
en que aprendan a ganar el dinero...
Presidente de la Iglesia: “A fin de que dos personas
puedan obtener éxito en su matrimonio, necesitan
tener un presupuesto cuidadosamente preparado
por ambos y ceñirse estrictamente a
él; muchos matrimonios se disuelven
“Toda familia
en el mercado, cuando se hacen com“Piensen detenidamente en lo que
debería tener un
pras que no se habían proyectado.
realmente necesitan con respecto a
presupuesto”.
Recuerden que el matrimonio es una
automóviles, ropa, recreación, casa,
sociedad y no es muy posible que se
vacaciones y cualquier cosa que allogre el éxito si no funciona como
gún día quieran proveer para sus hijos... la difetal. Se debe actuar en conjunto en la formación
rencia en costo entre lo que el mundo dice que es
de planes y en la disciplina de la familia” (véase
necesario y lo que los niños realmente necesitan
“Así alumbre vuestra luz...”, Liahona, febrero de
podría darle al padre o a la madre el tiempo que
1976, pág. 4).
necesita pasar con los hijos a fin de llevarlos de
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball: “Toda familia de-
vuelta al hogar con su Padre Celestial.
bería tener un presupuesto. Fíjense que en la Iglesia,
o incluso en cualquier empresa, a nadie se le ocurriría hacer nada sin haber establecido un presupuesto
de antemano. Se debe tener una idea de cuánto va a
entrar, y de seguro, se debe saber cuánto se va a gastar. Me atrevo a decir que uno de los éxitos de la
Iglesia es que la Primera Presidencia y el Quórum de
los Doce Apóstoles cuidan las finanzas con mucha
atención de modo tal que no gastemos lo que no tenemos” (en Conference Report, abril de 1975, pág.
167; citado en el manual Matrimonio eterno: Manual
para el alumno).
“Aun los hábitos adquisitivos más frugales y la
planificación más cuidadosa en lo que respecta
al empleo quizás no sea suficiente para garantizar
el éxito, pero eso podría bastar para darles la paz
que resulta del saber que hicieron lo mejor posible para proveer para la familia y criar a los hijos”
(véase “La familia”, Liahona, octubre de 1998,
págs. 20–22).
ᔣ Élder L. Tom Perry: “En forma tan regular como
el pago del diezmo, separen como ahorro una cantidad destinada a necesidades futuras de la familia”
(“Si estáis preparados no temeréis”, Liahona, enero
de 1996, págs. 40–41).
ᔣ Élder Henry B. Eyring, del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“El costo de comprar una casa, comparado con el
salario promedio, parece estar subiendo, y es cada
vez más difícil conservar un empleo seguro. Pero
hay otras formas en que el joven y la señorita podrían pensar... en prepararse para proveer para esa
familia futura. Los ingresos forman tan solo una
parte de la ecuación. ¿Han observado a matrimonios que piensan que no les alcanza el dinero y
optan por una solución que permita incrementar
sus entradas, pero pronto se dan cuenta de que,
sean cuales fueren los ingresos, aún así no les alcanza el dinero? Hay una fórmula antigua que dice algo así: Cinco dólares de ingresos y seis de
gastos: desdicha. Cuatro dólares de ingresos y tres
de gastos: felicidad.
ᔣ Élder Marvin J. Ashton:
“Toda familia debe entender, de antemano, cuánto
dinero habrá disponible cada mes así como la cantidad que se pueda gastar en cada categoría del
presupuesto familiar. Las chequeras facilitan a la
familia la administración del dinero y el llevar registros. Anoten cuidadosamente cada vez que extiendan un cheque y reconcilien las anotaciones
de la chequera con el extracto de cuenta mensual
del banco.
“Con la excepción de la compra de una casa, el pago
de una educación académica o el realizar otras inversiones de importancia, eviten las deudas y sus
consecuentes cargas financieras. Paguen todo artículo de larga duración y las vacaciones en efectivo.
Eviten el pago de crédito a plazos y sean cuidadosos
con la utilización de las tarjetas de crédito, cuyos
usos principales son la comodidad y la identificación, y que no deben ser empleadas sin cuidado ni
en forma derrochadora. La utilización de varias tarjetas de crédito contribuye de manera significativa al
riesgo de adquisición de deudas excesivas. Compren
artículos usados hasta que hayan ahorrado lo suficiente para comprarlos nuevos y de buena calidad.
La compra de artículos de mala calidad casi siempre
termina por ser muy cara.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
28
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
“Ahorren... un porcentaje determinado de sus ingresos” (“Una guía para la economía familiar”,
Liahona, abril de 2000, pág. 45).
son tan importantes como la administración de
los asuntos financieros de la Iglesia?
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
El élder Marvin J. Ashton dijo:
“Una vez tuve la oportunidad de conversar con
una pareja extraordinaria de jóvenes, los cuales se
iban a casar esa misma semana. Sus ojos brillaban
de ilusión por el acontecimiento importante que se
avecinaba, así como por el amor perdurable del
uno por el otro. Ambos gozaban de las ventajas de
una educación universitaria, de buenos hogares y
de experiencias culturales. Era un deleite ser partícipe de sus personalidades, de sus planes y de su
potencial. El cortejo parecía haber comenzado, de
manera apropiada, sobre una base eterna.
• ¿Por qué es importante la administración del dinero para el matrimonio y los asuntos familiares?
“Durante nuestra entrevista, las respuestas que
dieron a sólo una pregunta hicieron surgir en mí
cierta preocupación. Espero que mi afán y mis sugerencias les hayan impulsado a reexaminar su futuro enlace.
“A la pregunta ‘¿Quién va a administrar el dinero
en el matrimonio?’, ella contestó: “Él, creo”. Y él
dijo: “Todavía no hemos hablado de ello”. Esos
comentarios me sorprendieron y hasta me extrañaron.
“¿Cuán importantes son las finanzas y la administración del dinero en los asuntos familiares y matrimoniales? Permítanme ser yo quien responda:
‘Tremendamente importantes’ ” (“Una guía para la
economía familiar”, Liahona, abril de 2000, págs.
42–44).
• ¿Por qué crees que el élder Ashton se preocupó
tanto cuando esa pareja le dijo que no habían
hablado sobre la administración del dinero?
El élder Joe J. Christensen, en ese entonces de la
Presidencia de los Setenta, dijo:
“Durante muchos años, mi padre tenía la costumbre
de cambiar a un auto nuevo cada año. Luego, poco
después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el
precio del grano aumentó, nos sorprendió un día ver
a papá llegar en un auto más caro.
“Una mañana mi madre preguntó: ‘¿Cuánto más
costó ese auto nuevo que el otro?’.
“Cuando mi padre se lo dijo, mi madre agregó:
‘Bueno, el otro auto siempre me ha llevado a donde necesitaba ir. Creo que debemos dar la diferencia a alguien que la necesite más que nosotros’.
“Y así fue; al año siguiente papá regresó a los autos
más baratos y ellos [mis padres] continuaron su vida generosa.
“Si no somos cuidadosos, es fácil que nuestros deseos
se conviertan en necesidad” (“La codicia, el egoísmo
y los excesos”, Liahona, julio de 1999, pág. 10).
• Al principio de este capítulo, el presidente
Spencer W. Kimball explicó que la Iglesia mantiene permanentemente un presupuesto. ¿Por qué la
administración personal y las finanzas familiares
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
• ¿Qué lecciones acerca de la administración financiera aprendió de sus padres el élder Christensen
por medio de esa experiencia?
PA R A E L A L U M N O
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
29
• ¿Qué deben hacer para afrontar los problemas
que se les avecinan?
• ¿Qué diferencia existe entre desear y necesitar?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Qué nos ayuda a aprender la diferencia?
• ¿Por qué el pago de diezmos y ofrendas nos bendice tanto espiritual como temporalmente?
• ¿Por qué el evitar las deudas innecesarias brinda
una gran tranquilidad?
• ¿Por qué es importante ser honrados en los
negocios?
• ¿Por qué el administrar el dinero junto con la
familia aumenta la unidad?
NOTAS E IMPRESIONES:
Sergio y Nadia esperaron largo tiempo para contraer
matrimonio. Terminaron sus estudios y ambos tenían trabajos bastante buenos. Estaban acostumbrados a vivir con un presupuesto ajustado, pero ahora
que tenían más dinero comenzaron a comprar cosas que pensaban que necesitaban y que siempre
habían deseado; pero se dieron cuenta de que sus
compras eran muchas veces más caras de lo que habían pensado. A menudo, cuando uno de ellos le
compraba algo al otro, éste se sentía a su vez obligado a comprar algo para su cónyuge. De esa forma
gradualmente se comenzaron a acumular las deudas. La semana pasada, Nadia se enteró de que estaba embarazada. Ella siempre había pensado criar a
su hijo sin tener que salir a trabajar.
• ¿Qué consejo le darías a esta pareja?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
30
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
LA
ADMINISTRACIÓN PRUDENTE DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS
31
PRESUPUESTO PARA ___________________________ DE 20_____
INGRESO
Planeado
Real
Planeados
Reales
Sueldos/Salarios
(después de pagar
los impuestos)
Otras entradas
Total de ingresos
GASTOS
Donativos a la Iglesia
Ahorros
Alimentos
Hipoteca o alquiler
Servicios públicos
Transporte
Pagos de deudas
Seguros
Atención médica
Ropa
Otros
Total de gastos
Ingreso menos gastos
Un presupuesto nos ayuda a planear y a evaluar nuestros gastos.
Haz un presupuesto para un período específico (como por ejemplo: semanal, quincenal o mensual) de
acuerdo con la frecuencia con que recibas tu sueldo.
Ajusta tu ingreso a los gastos y gasta menos de lo que ganas.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
32
CAPÍTULO 5
LA FE EN JESUCRISTO NOS
BRINDA PODER PARA
PROVEER PARA
NOSOTROS MISMOS Y
PARA LOS DEMÁS
INTRODUCCIÓN
La fe en el Señor Jesucristo
es el primer principio del
Evangelio (véase Artículos
de Fe 1:4). Al confiar en el
Señor y buscar Su ayuda,
tanto en las cosas espirituales como materiales,
recibimos Su ayuda y Sus
bendiciones.
Además de tener fe en
Jesucristo, debemos hacer
todo lo que esté a nuestro
alcance para lograr nuestros deseos justos. En ocasiones, eso requiere vivir fielmente por largo tiempo y
un gran empeño de nuestra parte. Moroni enseñó
que “no [recibimos] ningún testimonio sino hasta
después de la prueba de [nuestra] fe” (Éter 12:6).
Cuando nos esforzamos, oramos y perseveramos con
fe en Jesucristo, con el fin de mejorar nuestras condiciones, el Señor nos ayudará.
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• La fe en el Señor Jesucristo nos da poder para
progresar espiritualmente y atender los asuntos
temporales.
• El Señor prometió que Él ayudará a proveer lo
necesario.
• El Señor no nos mandará en todas las cosas.
Debemos estar anhelosamente consagrados en
hacer mucho bien.
• Cuando fielmente acudamos al Señor, Él nos
ayudará a comprender el modo de mejorar nuestra vida y de ayudar a los demás.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
CITAS Y PASAJES
CORROBORATIVOS
La fe en el Señor Jesucristo nos da poder
para progresar espiritualmente y atender
los asuntos temporales.
ᔣ “Y a causa de vuestra diligencia, y vuestra fe y
vuestra paciencia al nutrir la palabra… he aquí que
con el tiempo recogeréis su fruto, el cual es sumamente precioso” (Alma 32:42).
ᔣ “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.
“Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará
tus veredas”(Proverbios 3:5–6 [Dominio de las
Escrituras]).
ᔣ Élder Henry D. Taylor, Ayudante de los Doce: “Mis
amados hermanos, el Señor cumple Sus promesas.
Verdaderamente abre las ventanas de los cielos y derrama bendiciones sobre los que le son fieles y obedecen sus mandamientos, pero lo hará a Su propia
manera. Esas bendiciones pueden venir en forma
económica o material o pueden cumplirse en forma
espiritual, trayéndonos fuerza, paz y consuelo. Sus
bendiciones pueden recibirse de una manera extraña
e inesperada que quizás no reconozcamos de inmediato al recibirlas; pero las promesas del Señor se
cumplirán” (véase “...y derramaré sobre vosotros
bendición”, Liahona, diciembre de 1974, pág. 44).
ᔣ Élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Se requiere gran fe y valentía para orar
a nuestro Padre Celestial, ‘no sea como yo quiero,
sino como tú’. La fe para creer en el Señor y perseverar hasta el fin produce gran fortaleza. Algunos
dicen que si tenemos suficiente fe a veces podemos
cambiar las circunstancias que provocan nuestros
problemas y tribulaciones. ¿Debemos emplear
nuestra fe para cambiar las circunstancias o para
soportarlas? Las oraciones fervientes pueden ofrecerse para cambiar o atenuar los acontecimientos
en nuestra vida, pero no debemos olvidar que, al
finalizar cada una de nuestras oraciones, debemos
hacerlo con el entendimiento de ‘hágase tu voluntad’ (Mateo 26:42). La fe en el Señor incluye la
confianza en Él. La fe para perseverar se basa en
aceptar la voluntad del Señor y las lecciones que
aprendemos de cada uno de los acontecimientos de
nuestra vida” (véase “He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren”, Liahona, julio de
1998, págs. 83–84).
PA R A E L A L U M N O
LA
FE EN
JESUCRISTO
N O S B R I N D A P O D E R PA R A P R O V E E R PA R A N O S O T R O S M I S M O S Y PA R A L O S D E M Á S
33
ᔣ Élder Howard W. Hunter, en ese entonces miembro del Quórum de los Doce Apóstoles: “Tenemos
que estudiar los fundamentos sencillos de las verdades que ha enseñado el Maestro y eliminar lo
polémico. Nuestra fe en Dios debe ser real y no especulativa. El Evangelio restaurado de Jesucristo
puede ser una influencia dinámica e impulsora...
Una de las grandes virtudes de la religión mormona es que su creencia se traduce en pensamiento y
conducta diarios” (en Conference Report, octubre de
1970, págs. 131–132; también en Las enseñanzas de
Howard W. Hunter, pág. 182).
El Señor prometió que Él ayudará a
ᔣ Presidente Thomas S. Monson, de la Primera
Presidencia: “Si hubiere alguien que se sienta deproveer lo necesario.
masiado débil para cambiar los altibaᔣ “...yo, el Señor, he decretado abastejos de su vida, o si hay alguien que
“La fe para creer
cer a mis santos…
no se decida a mejorar debido al más
en el Señor y
“Porque la tierra está llena, y hay sufigrande de los temores, el temor al fraperseverar
hasta
el
ciente y de sobra” (D. y C. 104:16–17).
caso, no existe una seguridad más refin
produce
gran
confortante que estas palabras del
ᔣ “Pedid, y se os dará; buscad, y
fortaleza”.
Señor: ‘Basta mi gracia a todos los
hallaréis; llamad, y se os abrirá”
hombres que se humillan ante mí;
(Mateo 7:7).
porque si se humillan ante mí, y tieᔣ Presidente Brigham Young, segundo Presidente de
nen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles
la Iglesia: “Mi fe no me hace pensar que el Señor
sean fuertes para ellos’ [Éter 12:27]” (“Tu jornada
nos proveerá lechones asados, pan untado con
eterna”, Liahona, julio de 2000, págs. 58–59).
mantequilla, etc.; Él nos dará la capacidad para culᔣ Presidente Spencer W. Kimball, en ese entonces
tivar granos, obtener los frutos de la tierra, consPresidente del Quórum de los Doce Apóstoles: “Se
truir viviendas, conseguir unas pocas maderas para
requiere fe ciega para que los jóvenes empiecen
construir cajas y, cuando llegue el momento de la
una familia inmediatamente, aun ante incerticosecha, nos concederá los granos; pero somos nosdumbres financieras. Se requiere fe para que las
otros quienes debemos preservarlos, almacenando
jóvenes tengan su familia en lugar de aceptar un
el trigo hasta contar con una provisión de uno, dos,
empleo, en especial si el joven marido tiene que
cinco o siete años y que el pueblo tenga suficiente
terminar los estudios. Se requiere fe para observar
para el sostén de vida para sí mismo y para todo
el día de reposo cuando, en lugar de ello, se poaquel que venga aquí en procura de protección”
dría ganar dinero extra trabajando los domingos,
(Discourses of Brigham Young, sel. Juan A. Widtsoe,
cuando se podrían sacar utilidades, cuando se po1941, págs. 291–292; Enseñanzas de los Presidentes de
dría vender mercadería. Se requiere gran fe para
la Iglesia: Brigham Young, págs. 238–240).
pagar el diezmo cuando hay poco dinero y muᔣ Élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce
chas cuentas por pagar. Se requiere fe para ayunar
Apóstoles: “Testifico que dentro de tu propia esfera
y tener oraciones familiares y observar la Palabra
de actividad y de resde Sabiduría. Se requiere fe para llevar a cabo la
ponsabilidades el
orientación familiar, la obra misional de estaca y
Señor te proporcionaotros tipos de servicio cuando éste requiere un sará... ayuda. Si lo nececrificio. Se requiere fe para cumplir misiones regusitas y lo mereces,
lares. Pero sepan esto: todo esto representa la
disfrutarás de inspirasiembra, y la cosecha es una familia fiel y devota,
ción divina para saber
la seguridad espiritual, la paz y la vida eterna”
qué hacer, y, si es ne(véase La fe precede al milagro, pág. 11).
cesario, de la potestad
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
34
LA
FE EN
JESUCRISTO
N O S B R I N D A P O D E R PA R A P R O V E E R PA R A N O S O T R O S M I S M O S Y PA R A L O S D E M Á S
y la capacidad para lograrlo. Por medio de la disciplina personal y aplicada, José Smith aprendió a
perfeccionar su capacidad de seguir la guía del
Señor; él no dejó que sus propios deseos, su conveniencia ni las persuasiones de los hombres impidieran ese cumplimiento al progresar y ser adiestrado
por el Señor para llevar a cabo las tareas que se le
encomendaron. Sigamos su ejemplo” (“¡Él vive!”,
Liahona, enero de 2000, pág. 107).
El Señor no nos mandará en todas las
cosas. Debemos estar anhelosamente
consagrados en hacer mucho bien.
ᔣ “Porque he aquí, no conviene que
yo mande en todas las cosas; porque
el que es compelido en todo es un
siervo perezoso y no sabio; por tanto,
no recibe galardón alguno.
el espíritu de inspiración, el espíritu de revelación.
La otra es que nos encontramos aquí [sobre la tierra] con la instrucción de utilizar nuestro albedrío
y determinar por nosotros mismos lo que debemos
hacer. Entonces necesitamos establecer un equilibrio entre estas dos…
“…Implícito en el hecho de pedir con fe se encuentra el requisito de que debemos hacer todo lo
que esté a nuestro alcance para lograr la meta que
deseamos. Utilizamos el albedrío con el que hemos
sido investidos; utilizamos toda facultad, habilidad
y aptitud que poseemos para conseguir el resultado
deseado…
“...Se espera que hagamos todo lo que
esté a nuestro alcance y que después
“El creer requiere
busquemos la respuesta del Señor, el
acción”.
sello ratificador de que hemos llegado
a la conclusión correcta” (véase “Libre
“De cierto digo que los hombres deben estar anhealbedrío o inspiración”, Liahona, mayo de 1978,
losamente consagrados a una causa buena, y hacer
págs. 19–34).
muchas cosas de su propia voluntad y efectuar muᔣ Élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce
cha justicia;
Apóstoles: “Cada uno de los Presidentes de la Iglesia,
“porque el poder está en ellos, y en esto vienen a
ser sus propios agentes. Y en tanto que los hombres hagan lo bueno, de ninguna manera perderán
su recompensa” (D. y C. 58:26–28 [Dominio de las
Escrituras, D. y C. 58:26–27]).
ᔣ Élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los
Doce Apóstoles:
“De manera que nos encontramos ante dos proposiciones. Una es que debemos ser guiados mediante
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
teniendo al Espíritu Santo como su constante compañero, hereda una enorme tarea cuando llega a
una edad en la que la mayoría de los hombres se jubila. El presidente Hinckley [marca una pauta] sin
precedentes... Su agotador programa obedece a su
determinación de estar ‘anhelosamente consagrado’
a la edificación del Reino de Dios. Con frecuencia le
he oído decir: ‘No me imagino cómo llevar algo a
buen término sin antes arrodillarme y suplicar ayuda, y entonces levantarme y ponerme manos a la
obra’. Nuestro profeta es todo un ejemplo de fe
inquebrantable, trabajo intenso y optimismo
contagioso” (véase “Capacidad espiritual”, Liahona,
enero de 1998, pág. 18).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “No debemos ser de doble ánimo en
nuestra relación con nuestros cónyuges, nuestros padres o nuestros hijos. ¿Vamos a gozar de nuestros hijos después de que crezcan un poco y no estemos
tan ocupados? ¿Y qué haremos con esa amistad que
se ha desvanecido a causa de que hemos planificado
escribir una carta amable, larga, pero que nunca terminamos y, por lo tanto, no enviamos? ¿Somos fieles al asistir a nuestros templos en forma regular?
Consideren los libros que tenemos la intención de
leer, los impulsos de bondad sobre los que planeamos actuar y las buenas causas que tenemos el
propósito de apoyar. ¿Estamos siempre empacando
PA R A E L A L U M N O
LA
FE EN
JESUCRISTO
N O S B R I N D A P O D E R PA R A P R O V E E R PA R A N O S O T R O S M I S M O S Y PA R A L O S D E M Á S
35
las maletas con lo que valoramos más en esta vida,
pero nunca emprendemos el viaje? ¿Seguimos dejando todo para mañana? Determinemos comenzar
a vivir hoy —no mañana, sino hoy— en esta hora,
mientras todavía tenemos tiempo” (véase “Un tiempo de preparación”, Liahona, julio de 1998, pág. 16).
“...Y grandes son las probabilidades de que permanezcan fieles y activos [en la Iglesia] a lo largo de
su vida” (“El Fondo Perpetuo para la Educación”,
Liahona, julio de 2001, pág. 62).
“Con buena preparación para conseguir empleo...
[los] jóvenes y [las] jóvenes podrán salir de la pobreza que tanto ellos como sus antecesores han conocido. Proveerán mejor para su familia. Prestarán
servicio en la Iglesia y progresarán en responsabilidades de liderazgo... Como miembros fieles de la
Iglesia, pagarán su diezmo y ofrendas, y la Iglesia
será mucho más firme gracias a la presencia de
ellos en las regiones donde viven...
Apóstoles: “El amor es lo que debe motivar a los
pastores de Israel. Al principio podrá parecer difícil
porque tal vez ni siquiera conozcamos bien al Señor,
pero si comenzamos con siquiera un granito de fe
en Él, el servicio que prestemos a las ovejas aumentará nuestro amor por ellas y por el Señor. Proviene
de las cosas sencillas que todo pastor debe hacer.
Oramos por las ovejas, por cada una de quien somos
responsables. Cuando preguntamos: ‘¿Podrías decirme quién me necesita?’, se recibirán respuestas.
Acudirá a nuestra mente una cara o un nombre; tal
ᔣ Élder Marvin J. Ashton, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Debemos saber cómo, qué, dónde y
ᔣ Presidente James E. Faust, de la
por qué cambiar. El Evangelio de
Primera Presidencia: “El creer requiere
Jesucristo puede ayudarnos a estableacción. Si se preparan para afrontar
cer metas de corto, medio y largo pla“No se puede
esta vida, recibirán un galardón que
zo al enseñarnos quiénes somos, de
encender el fuego
dónde vinimos y hacia dónde vamos.
va más allá de sus sueños y de sus exen otra alma a
Con ese conocimiento, una persona
pectativas; pero para lograrlo, deben
menos que esté
puede contar con mayor fortaleza patrabajar mucho, ahorrar, ser prudenardiendo en
ra mejorar” (véase “No temamos a los
tes y estar alerta. Deben alejarse de tola propia”.
cambios”, Liahona, enero de 1980,
do lo que sea gratificación mundana;
ser fieles en el pago de sus diezmos;
pág. 94).
guardar la palabra de Sabiduría; y permanecer liᔣ Presidente Gordon B. Hinckley:
bres de toda clase de adicción. Deben ser castos y
“Es nuestra solemne obligación, es nuestra inevitamoralmente limpios en todos los aspectos; aceptar
ble responsabilidad, mis hermanos, ‘socorre[r] a los
los llamamientos que reciban y ser fieles a ellos;
débiles, levanta[r] las rodillas debilitadas’ (Doctrina
lograrán más por medio del trabajo arduo y consy Convenios 81:5). Debemos ayudarles a ser autotante que por ser extremadamente inteligentes”
suficientes y a salir adelante con éxito.
(Véase “Pionero del futuro: ‘No temas, cree solamente’ ”, Liahona, enero de 1998, pág. 50).
“Creo que el Señor no
desea ver a los de Su
Cuando fielmente acudamos al Señor, Él
pueblo condenados a
nos ayudará a comprender el modo de
vivir en la pobreza.
mejorar nuestra vida y de ayudar a los
Creo que Él desea que
demás.
los fieles disfruten de
las cosas buenas de la
ᔣ “y si los hombres vienen a mí, les mostraré su
tierra. Él desea que hadebilidad… porque si se humillan ante mí, y tiegamos esas cosas para
nen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles
ayudarles. Y Él nos bensean fuertes para ellos” (Éter 12:27 [Dominio de las
decirá si lo hacemos.
Escrituras]).
Por el éxito de esta empresa ruego humildemente,
ᔣ “De manera que, sé fiel… socorre a los débiles,
al mismo tiempo que pido su interés, su fe y sus
levanta las manos caídas y fortalece las rodillas deoraciones y su preocupación en beneficio de ella”
bilitadas” (D. y C. 81:5).
(“El Fondo Perpetuo para la Educación”, Liahona,
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
julio de 2001, pág. 67).
Presidente de la Iglesia:
ᔣ Élder Henry B. Eyring, del Quórum de los Doce
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
36
LA
FE EN
JESUCRISTO
N O S B R I N D A P O D E R PA R A P R O V E E R PA R A N O S O T R O S M I S M O S Y PA R A L O S D E M Á S
vez tengamos un encuentro fortuito con alguien,
cuando sabemos que no lo es. En esos momentos,
sentiremos el amor del Salvador por ellos y por nosotros. Conforme cuiden a las ovejas de Él, el amor
que sientan por Él aumentará, y eso incrementará su
propia confianza y valor” (véase “Velad conmigo”,
Liahona, julio de 2001, pág. 47).
ᔣ Presidente Harold B. Lee, onceavo Presidente de
la Iglesia: “No les será posible elevar a ninguna otra
alma sino hasta no encontrarse en un terreno más
elevado que ella. Si quieren rescatar a alguien, deben asegurarse de dar el ejemplo de lo que desean
que esa persona llegue a ser. No se puede encender
el fuego en otra alma a menos que esté ardiendo
en la propia... ¿Quién de nosotros, cualquiera que
sea la posición en que nos hayamos encontrado,
no ha tenido necesidad de fortalecimiento?” (en
Conference Report, abril de 1973, págs. 178–179;
o Ensign, julio de 1973, pág. 123).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
La familia de Fernando ha vivido en la misma ciudad por muchos años. Por muchas generaciones, la
vida ha cambiado para ellos relativamente muy poco. Cuando Fernando cumplió 17 años, conoció el
Evangelio y se unió a la Iglesia. Fernando desea saber qué debe hacer para prepararse mejor para el
futuro.
• ¿De qué modo el estudio diario de las Escrituras,
el salir a una misión y una buena instrucción
académica pueden ayudar a Fernando a progresar
tanto espiritual como temporalmente?
María ha estado siempre activa en la Iglesia. Ella
tiene un firme testimonio del Evangelio y siente
que sus oraciones han sido contestadas muchas
veces. Ella tiene gran confianza y fe en el Señor.
Durante los dos últimos años ha estado orando
acerca de qué trabajo debe buscar; y mientras
tanto sigue acumulando deudas esperando la
respuesta.
• ¿Por qué sería bendecida María si aplicara la admonición del Salvador que dice: “no conviene
que yo mande en todas las cosas” (D. y C. 58:26)
y “los hombres deben estar anhelosamente consagrados” (vers. 27)?
• ¿Qué consejo le darías a Fernando?
• ¿Qué función cumple la fe en nuestra preparación para el futuro?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
• ¿Qué consejo le darías a María?
PA R A E L A L U M N O
LA
FE EN
JESUCRISTO
N O S B R I N D A P O D E R PA R A P R O V E E R PA R A N O S O T R O S M I S M O S Y PA R A L O S D E M Á S
37
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Por qué el conocimiento del servicio que el
Salvador brindó a los demás influye en tu fe en
que Él también te ayudará a ti?
• ¿Sobre qué necesidades específicas debes solicitar
ayuda en tus oraciones?
• ¿Cómo puedes saber cuando el Señor te brinda
inspiración para ayudar a los demás?
NOTAS E IMPRESIONES:
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
38
LA
FE EN
E L E VA N G E L I O
JESUCRISTO
N O S B R I N D A P O D E R PA R A P R O V E E R PA R A N O S O T R O S M I S M O S Y PA R A L O S D E M Á S
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
39
temporales y en seguida espirituales, que es el fin
de mi obra
CAPÍTULO 6
EL PROVEER PARA UNO
MISMO, PARA LA FAMILIA
Y PARA OTROS
INTRODUCCIÓN
El proveer materialmente para sustentarnos a nosotros mismos, a nuestra familia y a otros es importante para nuestro progreso y felicidad en el
Evangelio. Una parte importante de nuestra misión es venir a Cristo y traer a otras personas a Él
(véase 1 Timoteo 5:8; D. y C. 75:28).
“Por tanto, de cierto os digo que para mí todas
las cosas son espirituales; y en ninguna ocasión
os he dado una ley que fuese temporal, ni a ningún hombre, ni a los hijos de los hombres, ni a
Adán, vuestro padre, a quien yo creé” (D. y C.
29:31–32, 34).
ᔣ “Y he aquí, todas las
cosas tienen su semejanza, y se han creado y hecho todas las cosas para
que den testimonio de
mí; tanto las que son
temporales, como las
que son espirituales; cosas que hay arriba en los
cielos, cosas que están sobre la tierra, cosas que están en la tierra y cosas que están debajo de la tierra, tanto arriba como abajo; todas las cosas
testifican de mí” (Moisés 6:63).
ᔣ Élder Howard W. Hunter, en ese entonces miembro del Quórum de los Doce Apóstoles:
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• Lo temporal y lo espiritual están relacionados.
• Nuestras prioridades deben reflejar los principios
del Evangelio.
• El padre tiene la responsabilidad de proteger a su
familia y de proveerle las cosas necesarias de la
vida. La responsabilidad primordial de la madre
es criar a los hijos.
CITAS Y PASAJES
CORROBORATIVOS
Lo temporal y lo espiritual están
relacionados.
ᔣ “Porque por el poder de mi Espíritu las he creado; sí, todas las cosas, tanto espirituales como temporales:
“primero espirituales, en seguida temporales, que
es el principio de mi obra; y además, primero
“El hombre hace distinción entre lo temporal y lo
espiritual, probablemente porque al vivir en la tierra, entre la preexistencia espiritual y la vida espiritual del más allá, no puede reconocer el pleno
significado que tienen sus actividades durante los
años que pasa en la tierra. Para el Señor, todo es
tanto espiritual como temporal y, por consiguiente,
las leyes que da son espirituales, ya que atañen a
los seres espirituales.
“Por lo tanto, toda fase de nuestra vida se convierte
en el foco de atención de la Iglesia. El gran programa de bienestar de la Iglesia pone de manifiesto ese
principio. La Iglesia se interesa en nuestras necesidades sociales y recreativas, en la educación, la
vida familiar, nuestros
asuntos de trabajo y todo lo que hagamos.
“No es posible separar
las actividades de adoración del día de reposo de
las muchas ocupaciones
cotidianas al designar a
unas como religiosas y
a las otras como temporales, ya que ambas son
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
40
EL
P R O V E E R PA R A U N O M I S M O , PA R A L A FA M I L I A Y PA R A O T R O S
espirituales. Dios las ha promulgado de esa forma,
ya que consisten en nuestros pensamientos y acciones a medida que avanzamos por esta porción de la
eternidad. Así que nuestras transacciones de negocios, nuestros trabajos diarios, nuestra vocación o
profesión, o lo que sea que hagamos, se convierte
en una parte del vivir el Evangelio” (en Conference
Report, octubre de 1961, pág. 109; también en Las
enseñanzas de Howard W. Hunter, pág. 13).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin, del Quórum de los
Doce Apóstoles: “Lo temporal y lo espiritual están
inseparablemente unidos. Al dar de nuestro tiempo, talentos y recursos para atender las necesidades
de los enfermos, ofrecer alimento al hambriento y
enseñar la autosuficiencia al que recibe ayuda, nos
enriquecemos espiritualmente más de lo que podamos comprender” (“El programa inspirado de bienestar de la Iglesia”, Liahona, julio de 1999, págs.
89–90).
ᔣ Presidente Spencer W.
Kimball, duodécimo
Presidente de la Iglesia:
“Tenemos que atender
muchos asuntos que
no parecen muy espirituales; pero todas las
cosas son espirituales
ante el Señor. Él espera
que escuchemos, obedezcamos y que vivamos los mandamientos” (“Lo que el Señor espera
de nosotros”, Liahona, octubre de 1977, pág. 4).
ᔣ Joe J. Christensen, posteriormente miembro de los
Setenta: “Encontré gran inspiración en una clase de
física y descubrí una reverencia más grande por la
Creación en un curso de geología. Nunca olvidaré lo
que considero la experiencia religiosa educativa que
tuve al estudiar gramática, composición y literatura
del idioma español con uno de los profesores más eficaces y exigentes que he conocido en la Universidad
Brigham Young. Descubrí que mis experiencias en el
campo de la psicología y de la filosofía, en lugar de
destruir mi fe, se convirtieron en fuentes para fortalecerla. Y, sin ninguna vergüenza, confieso que en ocasiones se me humedecieron los ojos con lo que yo
describiría una experiencia espiritual causada por la
belleza de selecciones de poesía, literatura y música
creada por los que se han destacado en esas artes”
(“True Education—True Religion”, Ensign, enero de
1980, pág. 74).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
Nuestras prioridades deben reflejar los
principios del Evangelio.
ᔣ “No busques riquezas sino sabiduría; y he aquí,
los misterios de Dios te serán revelados, y entonces
serás rico. He aquí, rico es el que tiene la vida eterna” (D. y C. 11:7).
ᔣ “Y uno de ellos... preguntó...
“Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
“Este es el primero y grande mandamiento.
“Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo
como a ti mismo” (Mateo 22:35–39).
ᔣ Élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“Jesús enseñó del orden prioritario cuando dijo:
‘Por tanto, no busquéis las cosas de este mundo,
mas buscad primeramente edificar el reino de Dios,
y establecer su justicia, y todas estas cosas os serán
añadidas’ (TJS, Mateo 6:38).
“ ‘Buscad primeramente edificar el reino de Dios’
significa dar prioridad absoluta a Dios y a Su obra.
La obra de Dios es llevar a cabo la vida eterna de
Sus hijos (véase Moisés 1:39), y todo lo que esto
conlleva en el nacimiento, la crianza, la enseñanza
y el sellamiento de los hijos de nuestro Padre
Celestial. Todo lo demás está más abajo en el orden
de prioridades… Como alguien dijo: ‘Si no hemos
escogido primeramente el reino de Dios, al final no
importa lo que hayamos escogido en su lugar’...
“Aquello a lo que damos prioridad es más visible
en la forma en que empleamos nuestro tiempo.
Alguien ha dicho: ‘Tres cosas no vuelven jamás: la
flecha que se ha lanzado, la palabra que se ha hablado y la oportunidad que se ha perdido’. No podemos reciclar ni guardar el tiempo que se nos
adjudica cada día. En lo que respecta al tiempo, sólo tenemos una oportunidad de escoger y luego se
va para siempre...
“Con respecto al orden de prioridades de las decisiones de gran importancia (como por ejemplo, los
estudios, la ocupación, el lugar de residencia, el
cónyuge o la maternidad), debemos preguntarnos
cuál será la consecuencia eterna de esa decisión.
Algunas decisiones que parecen convenientes para
la vida terrenal tienen riesgos inaceptables para la
eternidad. Al tomar todas esas decisiones debemos
tener un inspirado orden de prioridades y aplicarlo
PA R A E L A L U M N O
EL
P R O V E E R PA R A U N O M I S M O , PA R A L A FA M I L I A Y PA R A O T R O S
de manera que nos reporten bendiciones eternas
tanto a nosotros como a nuestros familiares”
(“Enfoque y prioridades”, Liahona, julio de 2001,
págs. 101–102).
ᔣ Élder Richard G. Scott,
del Quórum de los Doce
Apóstoles: “En los tranquilos momentos de reflexión, considera lo que
nuestro Padre Celestial
y Su Hijo Amado han
indicado que tiene prioridad clave en la vida.
Examina tu propia vida
para asegurarte de que
en todos sus aspectos esté en armonía con ello...
Al viajar por mi propio país y ver otras partes del
mundo, observo los maravillosos beneficios de las
diversas culturas que existen. No obstante, esos
beneficios quedan a veces eclipsados por las influencias negativas de las tradiciones que están en
conflicto con las enseñanzas del Maestro” (“Cómo
eliminar las barreras que nos separan de la felicidad”, Liahona, julio de 1998, pág. 94).
ᔣ Élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce
Apóstoles: “El poder para perseverar aumenta cuando las prioridades son las correctas. Y cuando esas
prioridades se arraiguen en nuestro interior, evitarán que ‘caigamos por la borda’; nos protegerán
contra el engaño: en el matrimonio, en la Iglesia y
en la vida” (“Perseverar y ser enaltecidos”, Liahona,
julio de 1997, pág. 81).
41
hizo la elocuente súplica de ‘restituir al padre en
calidad de cabeza de la familia’ (véase Conference
Report, abril de 1958, pág. 94). Yo repito esa súplica
a todos los padres de familia que me estén oyendo.
De ustedes es la básica e ineludible responsabilidad
de estar a la cabeza de su familia. Eso no quiere decir en forma alguna que actúen como dictadores ni
que ejerzan injusto dominio. Conlleva el mandato
de que el padre de familia atienda a las necesidades
de su familia. Esas necesidades son más que alimento, ropa y techo. Entre ellas se cuentan el dirigir y el enseñar con rectitud, tanto por el ejemplo,
como por el precepto, los principios de la honradez, de la integridad, del servicio, del respeto por
los derechos de los demás y del entendimiento de
que somos responsables de lo que hagamos en esta
vida, no solo ante otros, sino también ante el Dios
del cielo, que es nuestro Padre Eterno.
“Comprenda toda madre que no posee mayor
bendición que los hijos que ha recibido como
don del Todopoderoso; que no tiene mayor misión que la de criarlos en la luz y en la verdad,
con comprensión y amor; que no tendrá mayor
felicidad que la de verlos crecer y convertirse en
jóvenes que respeten los principios de la virtud,
que se conserven limpios de las manchas de la inmoralidad y de la vergüenza de la delincuencia”
(véase “Instruye al niño en su camino...”, Liahona,
enero de 1994, pág. 69).
El padre tiene la responsabilidad de proteger
a su familia y de proveerle las cosas
necesarias de la vida. La responsabilidad
primordial de la madre es criar a los hijos.
ᔣ “porque si alguno no provee para los suyos, y
mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y
es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8).
ᔣ “Y además, de cierto os digo que todo hombre
que tiene la obligación de mantener a su propia familia, hágalo, y de ninguna manera perderá su corona; y obre en la iglesia” (D. y C. 75:28).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, en ese entonces
Primer Consejero de la Primera Presidencia:
“Hace muchos años, el presidente Stephen L.
Richards, que en ese entonces era consejero de la
Primera Presidencia, hablando desde este púlpito,
ᔣ La Primera Presidencia y el Consejo de los Doce
Apóstoles: “Por designio divino, el padre debe presidir sobre la familia con amor y rectitud y tiene la
responsabilidad de protegerla y de proveerle las cosas necesarias de la vida. La responsabilidad primordial de la madre es criar a los hijos. En estas
responsabilidades sagradas, el padre y la madre,
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
42
EL
P R O V E E R PA R A U N O M I S M O , PA R A L A FA M I L I A Y PA R A O T R O S
como iguales, están obligados a ayudarse mutuamente. Las incapacidades físicas, la muerte u otras
circunstancias pueden requerir una adaptación individual. Otros familiares deben ayudar cuando sea
necesario” (“La Familia: Una proclamación para el
mundo”, Liahona, junio de 1996, pág. 10).
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball: “Nuestro Padre
Celestial puso sobre los padres la responsabilidad de
asegurarse de que sus hijos estuvieran bien alimentados, aseados y vestidos; bien capacitados y bien
enseñados. La mayoría de los padres amparan a sus
hijos para protegerlos, o sea, los atienden y los cuidan cuando están enfermos, les proporcionan ropa
para su seguridad y comodidad, y alimentos para
que sean sanos y crezcan. Pero, ¿qué hacen por sus
almas?” (The Teachings of Spencer W. Kimball, ed. por
Edward L. Kimball, 1982, pág. 332; citado por la
hermana Patricia P. Pinegar en Liahona, julio de
1997, pág. 13).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Mientras prestaba servicio misional, Héctor se sintió más cerca del Espíritu que nunca. Trabajó mucho y logró lo que antes de la misión había creído
imposible. Ahora que ha regresado de la misión,
no se ha puesto más metas y no está seguro de lo
que debe hacer.
• ¿Qué consejo le darías a Héctor?
ᔣ Élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los
Algunos vecinos tuyos han comenzado a criticar a la
Iglesia porque piensan que es demasiado estricta y
Doce Apóstoles:
que espera demasiado de sus miem“El trabajo es la ley de la vida; es el
bros. Ellos piensan que la religión es
principio cardinal en la vida de los
“El trabajo es la
algo sólo para los domingos y que no
santos. Mientras seamos física y menley de la vida”.
es importante el resto de la semana.
talmente capaces, no debemos volunDespués de todo, la gente tiene que vitariamente depender de otros para
vir en el mundo durante la semana y no debería tenuestro sostén. No está bien pensar que tenemos
ner que preocuparse durante esos días de las cosas
el derecho de recibir sin trabajar. La industria, la
espirituales.
frugalidad, y el amor propio son esenciales para la
• ¿Qué les dirías a tus vecinos acerca de la relación
salvación.
que existe entre las cosas “del mundo” y las co“Debemos cuidar de nuestra propia salud, cultivar
sas “espirituales”?
nuestros propios huertos, almacenar nuestros propios
alimentos, educarnos y prepararnos para hacernos
cargo de los asuntos diarios de la vida. Ninguna otra
persona puede labrar nuestra salvación por nosotros,
ni temporal ni espiritualmente.
“Estamos aquí sobre la tierra para satisfacer las necesidades de nuestros familiares. Los maridos tienen la obligación de mantener a sus esposas, los
padres de mantener a sus hijos, los hijos de mantener a sus padres ancianos o desvalidos, los hermanos de mantenerse los unos a los otros, así como
los parientes de ayudarse mutuamente.
“La Iglesia tiene el propósito de ayudar a los santos a
cuidar de sí mismos y, cuando sea necesario, proveer
alimentos, ropa y artículos de primera necesidad para
evitar que acudan a la limosna y a otros males mundanos” (véase “Independiente de todas las otras criaturas”, Liahona, agosto de 1979, pág. 140).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
RESUMEN ANALÍTICO
• Escribe cinco de las prioridades de mayor importancia en tu vida.
• ¿Cuáles de tus prioridades parecen temporales?
¿Por qué podrían considerarse espirituales?
• ¿Por qué el considerarlas como espirituales te
ayudaría a cumplir con ellas?
PA R A E L A L U M N O
EL
P R O V E E R PA R A U N O M I S M O , PA R A L A FA M I L I A Y PA R A O T R O S
43
• ¿Por qué es importante para Dios que proveamos
para nuestro sustento y el de nuestra familia y
para ayudar a los demás?
NOTAS E IMPRESIONES:
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
44
EL
P R O V E E R PA R A U N O M I S M O , PA R A L A FA M I L I A Y PA R A O T R O S
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
45
CAPÍTULO 7
EL RECONOCER Y
CULTIVAR LOS TALENTOS
Y LAS APTITUDES
INTRODUCCIÓN
de su fe excepcional y buenas obras, habiéndoseles concedido primeramente escoger el bien o el
mal; por lo que, habiendo escogido el bien y ejercido una fe sumamente grande, son llamados con
un santo llamamiento, sí, con ese santo llamamiento que, con una redención preparatoria y de
conformidad con ella, se dispuso para tales seres”
(Alma 13:3).
El Señor nos alienta a
desarrollar y cultivar
nuestros talentos y aptitudes, lo cual muchas
veces requiere paciencia, disciplina propia y
empeño diligente. A
medida que progresamos, nos damos
cuenta más plenamente
de nuestro potencial y somos cada vez más capaces
de ayudar a los demás.
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• Debido al desarrollo que adquirimos en la vida
preterrenal, cada uno de nosotros vino a la tierra con una combinación única de talentos y
aptitudes.
• Cuando confiamos en el Espíritu, el Señor nos
ayuda a reconocer y a cultivar nuestros talentos
y aptitudes.
• El Señor nos ayudará a vencer nuestras dudas y
temores a medida que busquemos Su ayuda para
cultivar nuestros talentos y aptitudes.
ᔣ “Observé que también ellos se hallaban entre los
nobles y grandes que fueron escogidos en el principio para ser gobernantes en la Iglesia de Dios.
“Aun antes de nacer, ellos, con muchos otros, recibieron sus primeras lecciones en el mundo de los
espíritus, y fueron preparados para venir en el debido tiempo del Señor a obrar en su viña en bien de
la salvación de las almas de los hombres” (D. y C.
138:55–56).
ᔣ Élder Bruce R. McConkie, del Quórum de los
Doce Apóstoles:
“Los espíritus de todos los hombres, cuando se
encontraban en la Presencia Eterna, desarrollaron
aptitudes, talentos, capacidades y habilidades de
todo tipo, clase y nivel. Durante ese largo lapso de
tiempo de la vida, se formó una variedad infinita de
CITAS Y PASAJES CORROBORATIVOS
talentos y aptitudes. Con el correr del tiempo, no
hubo dos espíritus iguales. Mozart se
Debido al desarrollo que
convirtió en músico; Einstein centró
adquirimos en la vida
“Cuando pasamos
su interés en las matemáticas; Miguel
preterrenal, cada uno de
de la preexistencia
Ángel se concentró en la pintura...
nosotros vino a la tierra con
a
la
vida
terrenal,
Abraham y Moisés y todos los demás
una combinación única de
trajimos
con
profetas buscaron y obtuvieron el tatalentos y aptitudes.
lento de la espiritualidad...
nosotros las
ᔣ “Y ésta es la manera conforme a la
características y
“…Cuando pasamos de la preexistencual fueron ordenados, habiendo silos
talentos
que
cia a la vida terrenal, traemos con
do llamados y preparados desde la
nosotros las características y los tadesarrollamos
allí”.
fundación del mundo de acuerdo
lentos que desarrollamos allí. En vercon la presciencia de Dios, por causa
• El desarrollo de nuestros talentos y aptitudes requiere un esfuerzo individual.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
46
EL
R E C O N O C E R Y C U L T I VA R L O S T A L E N T O S Y L A S A P T I T U D E S
dad, olvidamos lo que ha sucedido antes porque
estamos aquí para ser probados, pero la capacidad
y las aptitudes que adquirimos en ese lugar permanecen con nosotros. Mozart sigue siendo músico;
Einstein retiene su aptitud para las matemáticas;
Miguel Ángel su talento artístico; Abraham,
Moisés, y los profetas sus aptitudes y talentos espirituales... Y todos los demás hombres, con sus variados e infinitos talentos y personalidades,
retoman el curso de su progreso dónde lo dejaron
cuando partieron de los reinos celestiales” (The
Mortal Messiah, 4 tomos, 1979–1981, Tomo I, págs.
23, 25).
ᔣ Élder Bruce R. McConkie, en ese entonces de los
Setenta: “En esa vida anterior, en esa existencia
preterrenal, en esa preexistencia, desarrollamos
varias capacidades y talentos. Unos los cultivaron
en un campo, mientras que otros lo hicieron en
otro diferente. El más importante de todos los
campos fue el campo de la espiritualidad: la aptitud, el talento y la capacidad de reconocer la verdad” (Making Our Calling and Election Sure, Brigham
Young University Speeches of the Year, 25 de marzo de 1969, págs. 5–6).
Cuando confiamos en el Espíritu, el Señor
nos ayuda a reconocer y a cultivar
nuestros talentos y aptitudes.
ᔣ “Porque no a todos se
da cada uno de los dones; pues hay muchos
dones, y a todo hombre
le es dado un don por el
Espíritu de Dios.
“A algunos les es dado
uno y a otros otro, para
que así todos se beneficien” (D. y C. 46:11–12).
ᔣ “Y además os exhorto, hermanos míos, a que no
neguéis los dones de Dios, porque son muchos, y
vienen del mismo Dios. Y hay diversas maneras de
administrar estos dones, pero es el mismo Dios que
obra todas las cosas en todo; y se dan a los hombres por las manifestaciones del Espíritu de Dios
para beneficiarlos” (Moroni 10:8).
ᔣ Élder Marvin J. Ashton, del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“En mi opinión, una de las grandes tragedias de
la vida ocurre cuando una persona se cataloga a sí
miembro del Quórum de los Doce Apóstoles:
misma como carente de talento y dones. Cuando
“Durante los siglos en que vivimos en nuestro esnos sentimos disgustados o desanimados y caetado preterrenal, no sólo desarrollamos nuestros
mos en una total depresión debido a que nos vediversos atributos y demostramos nuestra dignimos tan insignificantes, no sólo nosotros nos
dad y capacidad, o la ausencia de las mismas, sino
llenamos de tristeza, sino también Dios. Al deterque también estábamos en un lugar donde tal
minar que no tenemos dones, a juzgar por nuesprogreso podía observarse... Bajo tales condiciotra estatura, inteligencia, calificaciones en los
nes era natural que nuestro Padre discerniera y esestudios, posesiones materiales, poder, posición
cogiera a los más dignos y evaluara
social o apariencia exterior, no sólo
los talentos de cada persona” (The
somos injustos, sino también irra“Dios nos ha dado
Way to Perfection, 1970, págs. 50–51;
zonables...
véase también Doctrina y Convenios e
a todos uno o más
“Dios nos ha dado a todos uno o más
Historia de la Iglesia: Manual de consulta
talentos”.
talentos... Está en cada uno de nosodel maestro, pág. 273).
tros el descubrir y desarrollar los doᔣ Élder L. Tom Perry, del Quórum de
nes que Dios nos ha dado. Debemos tener presente
los Doce Apóstoles: “En el mundo preterrenal se
que todos fuimos creados a la imagen de Dios, que
nos enseñó en cuanto al plan redentor de nuestro
no hay nadie insignificante y que todos somos imPadre y allí disfrutamos del albedrío moral. En base
portantes para Él y para nuestro prójimo...
a ese albedrío, los hombres y las mujeres desarrolla“...Quisiera mencionar al azar algunos dones, a
ron con el tiempo aspiraciones, talentos y aptitumodo de ejemplo, los cuales no siempre son evides diversos, y ninguno de esos espíritus
dentes, pero sí son muy importantes...
permaneció igual” (véase “Escuchen la palabra del
ᔣ Élder Joseph Fielding Smith, en ese entonces
Señor”, charla fogonera del Sistema Educativo de la
Iglesia para jóvenes adultos, 2 de mayo de 1999
pág. 2).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
R E C O N O C E R Y C U L T I VA R L O S T A L E N T O S Y L A S A P T I T U D E S
“El don de preguntar, el
don de escuchar, el don
de oír y de emplear una
voz suave y apacible, el
don de poder llorar, el
don de evitar la contención, el don de congeniar, el don de evitar
repeticiones vanas, el
don de obrar con rectitud, el don de no condenar, el don de buscar la
guía de Dios, el don de
ser un discípulo, el don
de interesarse en los demás, el don de saber meditar, el don de orar, el don de testificar con poder y
el don de recibir el Espíritu Santo.
“Debemos recordar que a todos los seres humanos
se nos da un don por el Espíritu de Dios. Tenemos
el derecho y la responsabilidad de aceptar nuestros
dones y de compartirlos” (véase “Hay muchos dones”, Liahona, enero de 1988, pág. 19).
47
aumentará tu fortaleza, comprensión y propia
estimación; descubrirás que tenías mucho más talento del que pensabas, así como también nuevas
habilidades. Toda tu vida puede cambiar por tu
felicidad y por los propósitos del Señor” (“Cómo
tomar la decisión correcta”, Liahona, julio de 1991,
pág. 36).
El Señor nos ayudará a vencer nuestras
dudas y temores a medida que
busquemos Su ayuda para cultivar
nuestros talentos y aptitudes.
ᔣ “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre
te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de
mi justicia” (Isaías 41:10).
ᔣ Presidente James E. Faust, de la Primera
Presidencia: “Debemos reconocer que nuestros
dones y capacidades naturales son limitados, mas
cuando son incrementados por la inspiración y la guía del Espíritu Santo,
ᔣ “Fíate de Jehová de todo tu coranuestro potencial se multiplica.
zón, y no te apoyes en tu propia pru“Lo que hacemos en
Precisan ayuda de un poder más allá
dencia” (Proverbios 3:5 [Dominio de
esta vida tiene eco
del propio para hacer algo extraordilas Escrituras, Proverbios 3:5–6]).
en la eternidad”.
nariamente útil. Ustedes, jovencitos,
ᔣ Élder Richard G. Scott:
pueden tener oportunidades y recibir
“En muchos sentidos el mundo es como una junbendiciones mucho más grandes de lo que jamás
gla llena de peligros que pueden dañarte o mutilarsoñaron o esperaron. Puede que el futuro no les dete el cuerpo, esclavizarte o destruirte la mente, o
pare fama ni fortuna, pero puede brindarles algo
diezmar tu moral. Se proyectó que la vida fuera un
más duradero y satisfactorio. Recuerden que lo que
desafío, pero no para que fracases, sino para que
hacemos en la vida tiene eco en la eternidad” (“No
triunfes por medio de vencer obstáculos. De todos
puede sucederme a mí”, Liahona, julio de 2002,
lados te enfrentas a decisiones difíciles pero vitales.
pág. 52).
Hay una serie de tentaciones, influencias destructiᔣ Élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce
vas y peligros disfrazados que ninguna otra generaApóstoles:
ción ha afrontado. Estoy
“Pon al Salvador, Sus enseñanzas y Su Iglesia en el centro
seguro de que hoy en
de tu vida; haz que todas tus decisiones se ajusten a esa
día nadie, no obstante
norma.
lo dotado, fuerte o inteligente que sea, podrá
“Este principio te ayudará durante los períodos de
evitar serios problemas
pruebas y de progreso. El progreso ocurre en ciclos
si no busca la ayuda del
que se cimientan entre sí, cada uno edificándose
Señor.
sobre el anterior, y aumentan nuestra capacidad y
comprensión. No siempre son fáciles, pero sí son
beneficiosos. Al andar en la senda de la rectitud,
“Repito: No te enfrentes
solo al mundo. Confía
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
48
EL
R E C O N O C E R Y C U L T I VA R L O S T A L E N T O S Y L A S A P T I T U D E S
en el Señor” (Véase “Joven, confía en el Señor”,
Liahona, julio de 1989, pág. 45).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia:
“Una vez, hace ya mucho tiempo, tuve la edad de
ustedes... Me preocupaban los estudios y lo que llegaría a ser. Era la época de la terrible depresión económica. Me preocupaba cómo me ganaría la vida...
“Y ahora aquí están ustedes, en el umbral de sus vidas maduras. Ustedes también se preocupan por los
estudios; por el matrimonio, por muchas cosas. Les
hago la promesa de que Dios no los abandonará si
caminan por Sus senderos con la guía de Sus mandamientos.
“Esta es la era de las
grandes oportunidades.
Son tan afortunados de
estar vivos. Nunca en
la historia de la humanidad ha estado la
vida llena de tantos desafíos y oportunidades”
(“El consejo y la oración
de un profeta en beneficio de la juventud”, Liahona,
abril de 2001, pág. 30).
llevada a cabo el 6 de septiembre de 1992, pág. 4;
véase “Steadfast in Christ”,
Ensign, diciembre de 1993,
págs. 51–52).
El desarrollo de nuestros
talentos y aptitudes
requiere un esfuerzo
individual.
ᔣ “De cierto digo que los hombres deben estar anhelosamente consagrados a una causa buena, y hacer muchas cosas de su propia voluntad y efectuar
mucha justicia;
“porque el poder está en ellos, y en esto vienen a
ser sus propios agentes. Y en tanto que los hombres hagan lo bueno, de ninguna manera perderán
su recompensa” (D. y C. 58:27–28 [Dominio de las
Escrituras, D. y C. 58:26–27]).
ᔣ El profeta José Smith: “En la parábola de los talentos, el Señor llamó a sus siervos y les entregó varios
talentos para que los utilizaran mientras él se ausentaba de ellos por un tiempo, y al volver los llamó
para pedirles cuentas. Así es ahora, nuestro Maestro
se ha ausentado por un corto tiempo, y cuando
vuelva exigirá cuentas de cada uno; y
ᔣ Élder M. Russell Ballard, del Quórum
donde se entregaron cinco talentos, se
de los Doce Apóstoles: “Pidan al Padre
“No te enfrentes
exigirán diez; y el que no los haya meCelestial que los bendiga con fe y
jorado será echado fuera como siervo
solo al mundo.
valentía, y él los ayudará a soportar
inútil, mientras que los fieles gozarán
Confía en el Señor”.
cualquier desafío que afronten. Él los
de honores eternos” (Enseñanzas del
ayudará a vencer la soledad, los sentiProfeta José Smith, pág. 75).
mientos de desesperación y desesperanza, y los
contratiempos de naturaleza personal, emocional
e incluso espiritual; o les fortalecerá cuando sencillamente se encuentren abrumados por todo aquello que les demanda tiempo y atención. Él les dará
la capacidad para prestar servicio fielmente en toda
asignación que reciban de sus líderes locales de la
Iglesia. Su fe y el conocimiento que tienen de la
restauración del Evangelio les dará la fortaleza
para ser fieles y verídicos a los convenios que han
hecho con el Señor y para compartir su fortaleza y
sus talentos de buen grado con el fin de edificar el
Reino de Dios, ¡aquí sobre la tierra! Hermanos y
hermanas, su testimonio de Jesucristo es el ancla
ᔣ Presidente James E. Faust: “Quizás algunos pienmás importante que puedan tener para mantesen que, viviendo ‘al borde’, descubrirán sus fuernerse firmes e inconmovibles en los principios de
zas y habilidades. Tal vez piensen también que esa
la rectitud, a pesar de los desafíos y las tentaciones
es la manera de encontrar su identidad y hombría.
que puedan tener en el futuro” (Anchor to the Soul,
Sin embargo, la identidad no se puede encontrar
charla fogonera del SEI para jóvenes adultos,
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
R E C O N O C E R Y C U L T I VA R L O S T A L E N T O S Y L A S A P T I T U D E S
49
buscando emociones, tales como el exponer su
vida o su alma intencional e innecesariamente a
cualquier peligro, físico o moral. Siempre habrá
suficientes riesgos que se presenten de manera
natural sin que ustedes los tengan que buscar. Su
fortaleza e identidad la obtendrán al honrar el sacerdocio, desarrollar sus habilidades y servir al
Señor. Cada uno tendrá que trabajar arduamente a
fin de hacerse acreedor de lograr su potencial eterno; no será fácil. El encontrar la verdadera identidad será una tarea mucho más fatigosa que escalar
una montaña peligrosa o ir a alta velocidad en un
auto o en una motocicleta; les exigirá toda su fortaleza, entereza, inteligencia y valor” (“Actuar por
nosotros mismos, sin ser obligados”, Liahona, enero
de 1996, pág. 51).
que no está calificado para hacerlo y teme por su
futuro.
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
• ¿De qué modo fortalece tu confianza el desarrollo de tus talentos y aptitudes?
Lee la parábola de los talentos que se encuentra en
Mateo 25:14–30. Explica lo que sucedió con cada
uno de los siervos y por qué.
• ¿Cómo podrías ayudarlo y alentarlo a esforzarse
por lograr su potencial?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Cómo puedes utilizar tus talentos en tu ocupación actual?
• ¿Qué aptitud o destreza te gustaría cultivar que
en el momento no posees?
• ¿Cómo podría tu bendición patriarcal ayudarte a
descubrir tus talentos?
NOTAS E IMPRESIONES:
• ¿Qué puede suceder con los talentos si no los
cultivamos continuamente ni los compartimos?
Yia ha tenido una semana difícil. En los estudios
no le va muy bien y su familia no está contenta de
que él se haya unido a la Iglesia hace ya algunos
meses. Sus compañeros de trabajo lo evitan desde
que es miembro de la Iglesia porque ha dejado de
hacer con ellos las cosas que comprometen sus
normas. Ha pensado cambiar de trabajo, pero cree
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
50
EL
R E C O N O C E R Y C U L T I VA R L O S T A L E N T O S Y L A S A P T I T U D E S
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
R E C O N O C E R Y C U L T I VA R L O S T A L E N T O S Y L A S A P T I T U D E S
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
51
PA R A E L A L U M N O
52
CAPÍTULO 8
CADA UNO DE NOSOTROS
PUEDE AYUDAR A
EDIFICAR EL REINO DE
DIOS SOBRE LA TIERRA
INTRODUCCIÓN
El establecer el reino de Dios sobre la tierra ha sido
el propósito de toda dispensación del Evangelio.
El reino de Dios sobre la tierra es La Iglesia de
Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y existe en cualquier lugar en que haya miembros de la
Iglesia. Ayudamos a establecer el reino a medida
que nos convertimos en puros de corazón (véase
D. y C. 97:21), obedecemos los mandamientos de
Dios y prestamos servicio con dedicación. El Señor
aconsejó: “...no busquéis las cosas de este mundo,
mas buscad primeramente edificar el reino de
Dios, y establecer su justicia, y todas estas cosas
os serán añadidas” (TJS, Mateo 6:38).
ᔣ “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su
justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”
(Mateo 6:33).
ᔣ “…Guarda mis mandamientos y procura sacar a
luz y establecer la causa de Sión.
“He aquí, te hablo a ti y también a todos aquellos
que tienen deseos de hacer salir a luz y establecer
esta obra” (D. y C. 12:6–7).
ᔣ Élder Ezra Taft Benson, en ese entonces miembro
del Quórum de los Doce Apóstoles: “Mis hermanos, como élderes en Israel debemos prepararnos
para extender y fortalecer las fronteras de Sión, aumentar sus estacas y edificar el reino. Dios espera
que nosotros nos alistemos y nos pongamos manos
a la obra, porque somos la sal de la tierra, la luz del
mundo y, en mi opinión, la esperanza del mundo
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
en virtud de que somos los represen• Si vivimos con rectitud, ayudaretantes de la palabra revelada de Dios”
mos a edificar el reino de Dios.
“Dios espera que
(en Conference Report, abril de 1955,
pág. 49).
nosotros
nos
• Por medio de la actividad en la
Iglesia, las personas y las familias se
fortalecen.
• Debemos estar dispuestos a servir
dondequiera que nos encontremos.
ᔣ Élder Bruce D. Porter de los Setenta:
“La oración personal, el estudio y la
meditación son trascendentales para la
edificación del reino dentro de nuestra
alma. Es en los silenciosos momentos
de meditación y comunión con el Todopoderoso
que llegamos a conocerlo y a amarlo como nuestro
Padre” (véase “La edificación del reino”, Liahona,
julio de 2001, pág. 98).
alistemos y nos
pongamos manos
a la obra”.
• A medida que prestemos servicio en el reino de
Dios, recibiremos bendiciones.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
Si vivimos con rectitud, ayudaremos a
edificar el reino de Dios.
ᔣ Élder Robert D. Hales del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Cuando comprendamos nuestro convenio bautismal y el don del Espíritu Santo, cambiará
nuestra vida y se asentará nuestra total lealtad al
reino de Dios. Si al salirnos al paso las tentaciones
prestamos atención, el Espíritu Santo nos traerá a la
memoria que hemos prometido recordar a nuestro
Salvador y obedecer los mandamientos de Dios”
(véase “El convenio del bautismo: Estar en el reino
y ser del reino”, Liahona, enero de 2001, pág. 7).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia: “El testimonio personal es
el factor que hace que la gente cambie su modo de
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
CADA
U N O D E N O S O T R O S P U E D E AY U D A R A E D I F I C A R E L R E I N O D E
vivir al integrarse a esta Iglesia; es el elemento que
motiva a los miembros a abandonarlo todo para estar al Servicio del Señor; es la voz apacible y alentadora que sostiene incesantemente a los que andan
por la fe hasta el último día de su vida” (véase “El
testimonio”, Liahona, julio de 1998, pág. 69).
Por medio de la actividad en la Iglesia,
las personas y las familias se fortalecen.
ᔣ “Y la iglesia se reunía a menudo para ayunar y
orar, y para hablar unos con otros concerniente al
bienestar de sus almas.
“Y se reunían con frecuencia para participar del
pan y vino, en memoria del Señor Jesús.
DIOS
SOBRE LA TIERRA
53
una fogata. Si se ausentan de la calidez y del espíritu de la participación activa en la Iglesia, no
contribuirán al todo, sino que en su aislamiento,
cambiará. Así como con los rescoldos que se apartan del calor de la fogata, cuando ellos [los miembros de la Iglesia] se aparten de la intensidad del
espíritu que genera el ser miembros activos, perderán esa calidez y ese espíritu’ ” (véase “La orientación familiar: un servicio divino”, Liahona, enero
de 1998, pág. 55).
ᔣ Élder Robert L. Backman de los Setenta aconsejó
que debemos fijarnos una meta para permanecer
siempre activos en la Iglesia:
“[La actividad en la Iglesia] será un ancla para
ustedes como nada en la tierra, ya que les dará la
“Y se esforzaban estrictamente por que no hubiese
oportunidad de descubrir el verdadero significado
iniquidad entre ellos” (Moroni 6:5–7).
de la felicidad; les dará la seguridad de saber que
ᔣ Élder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce
son parte de algo, no importa donde vayan, porque
Apóstoles: “A través de los años, mi activa participatienen hermanos que los aman y apoyan. Sabrán
ción en la Iglesia me ha dado acceso al
de la hermandad del Evangelio de
consejo y a la inspiración de los lídeJesucristo, llegarán a conocer al Señor
“Presten servicio
res de la Iglesia en cuanto a lo que decomo su Salvador; y conservarán su
bía hacer como esposo y padre, y
en todos los
testimonio ardiendo intensamente.
como líder de mi familia. Una y otra
llamamientos
“Tomen en cuenta lo que tal meta havez, en conferencias de estaca y geneque reciban con
rá para ustedes. Cuando vengan tentarales, en quórumes del sacerdocio y en
un corazón
ciones, las que con seguridad vendrán,
clases de la Escuela Dominical, he recicontento y con
estarán preparados. Con anticipación,
bido enseñanzas y la inspiración de
agradecimiento”.
habrán escogido… ‘Siempre estaré acpadres, madres y abuelos maravillosos
tivo en la Iglesia’… Cuando hayan toy con experiencia.
mado con anticipación esa [decisión
“Me he esforzado por seguir esas enseñanzas a fin
básica], piensen en cuántas otras hacen al mismo
de mejorar mi participación en esos vínculos que
tiempo: guardar la Palabra de Sabiduría, permanecer
perdurarán en la eternidad” (véase “El Evangelio en
moralmente puros, asistir a las reuniones [de la
nuestra vida”, Liahona, julio de 2002, pág. 38).
Iglesia], pagar el diezmo, estudiar el Evangelio, etc.
No comprometerán ningún principio importante,
ᔣ Presidente Thomas S. Monson de la Primera
tendrán control sobre su vida y gozarán de la paz y
Presidencia: “Hace muchos años, Joseph Lyon, de
de la tranquilidad que se obtienen al cumplir los
Salt Lake City, me expresó lo que aprendió en una
mandamientos de Dios” (véase “Una generación
conferencia que dio un ministro de otra religión…
real”, Liahona, febrero de 1981, pág. 83).
y procedió a relatar lo que yo he llamado el relato
de la ‘brasa caliente’: describió una calurosa chiᔣ Presidente Ezra Taft
menea, en donde los pedazos de leña se habían
Benson, decimotercer
avivado, que tenía rescoldos todavía brillantes, de
Presidente de la Iglesia:
los que emanaban el calor; luego observó que con
“Sean buenos ejemplos en
una manija de bronce podía remover uno de los
lo referente a la actividad
rescoldos calientes. El rescoldo lentamente se apaen la Iglesia: guarden el día
garía y se volvería negro; no brillaría más ni daría
de reposo, vayan a las reumás calor; después añadió que si se ponía otra vez
niones, cumplan con la
el rescoldo negro y frío donde estaban los pedazos
Palabra de Sabiduría, paguen los diezmos y ofrenencendidos de carbón, el oscuro rescoldo volvería
das, apoyen a los líderes y cumplan con todos los
a encenderse, a brillar y a dar calor, y finalizó de
demás mandamientos. Presten servicio en todos los
esta manera: ‘La gente es como los carbones de
llamamientos que reciban con un corazón contento
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
54
CADA
U N O D E N O S O T R O S P U E D E AY U D A R A E D I F I C A R E L R E I N O D E
y con agradecimiento. Vivan dignos de tener una
recomendación para el templo y disfruten del sagrado y dulce Espíritu que se obtiene cuando se va al
templo con frecuencia” (véase “A los mayores solteros de la Iglesia”, Liahona, julio de 1988, pág. 50).
ᔣ Presidente David O. McKay, noveno Presidente
de la Iglesia: “En la Iglesia, la participación en aumento en la actividad de la Iglesia indica el deseo
de participar en lo espiritual, lo cual es la adquisición más importante del alma, y la gente joven lo
desea” (en Conference Report, abril de 1961, pág. 7).
Debemos estar dispuestos a servir
dondquiera que nos encontremos.
ᔣ “Y he aquí, os digo estas cosas para que aprendáis
sabiduría; para que sepáis que cuando os halláis al
servicio de vuestros semejantes, sólo estáis al servicio de vuestro Dios” (Mosíah 2:17 [Dominio de las
Escrituras]).
ᔣ Élder Russell M. Nelson
del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Aplaudo los esfuerzos de los Santos de los
Últimos Días de todo el
mundo que están ayudando
de buena voluntad a edificar el reino de Dios. De
idéntica manera, respeto a
aquellos que en silencio
cumplen con su deber, aunque se encuentren ‘colmados de pesar’ ” (véase “Porque nada hay imposible para Dios”, Liahona, julio de 1988, pág. 34).
ᔣ Élder Marvin J. Ashton del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Algunos llamamientos en la Iglesia pueden parecer insignificantes y sin valor en el momento, pero con cada asignación que cumplamos bien,
crecerá nuestro amor por el Señor. Aprendemos a
amar a Dios a medida que lo servimos” (“Servimos
lo que amamos”, Liahona, agosto de 1981, pág. 35).
ᔣ Presidente Boyd K. Packer, Presidente en
Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles:
“Yo percibo dos tipos de servicio: uno es el que
prestamos cuando se nos llama a servir en la
Iglesia; el otro es el servicio que voluntariamente
damos a quienes nos rodean porque se nos ha
enseñado a ser caritativos” (“Llamados a servir”,
Liahona, enero de 1998, pág. 6).
ᔣ Élder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Todos los miembros pueden contribuir
a la edificación del Reino de Dios sobre la tierra
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
DIOS
SOBRE LA TIERRA
dando libremente de su tiempo y talentos y aptitudes. Ningún miembro de la Iglesia debe dejar pasar
la oportunidad de ejercer su fe y sentir el espíritu
que se logra por medio de un humilde sacrificio. Al
ver todo lo que los santos de Sudamérica hacen
con sus medios limitados, me doy cuenta de cuánto más muchos de nosotros, que vivimos en otras
partes del mundo, podríamos hacer. Nunca debemos olvidar la enseñanza del Salvador: ‘Porque a
todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se
le demandará’ (Lucas 12:48). Él nos ha bendecido
abundantemente” (véase “El sacrificio y la autosuficiencia”, Liahona, enero de 1988, pág. 80).
A medida que prestemos servicio en el
reino de Dios, recibiremos bendiciones.
ᔣ “De modo que, si tenéis deseos de servir a Dios,
sois llamados a la obra;
“pues he aquí, el campo blanco está ya para la siega; y he aquí, quien mete su hoz con su fuerza atesora para sí, de modo que no perece, sino que trae
salvación a su alma” (D. y C. 4:3–4).
ᔣ “Porque así dice el Señor: Yo, el Señor, soy misericordioso y benigno para con los que me temen, y
me deleito en honrar a los que me sirven en rectitud y en verdad hasta el fin.
“Grande será su galardón y eterna será su gloria”
(D. y C. 76:5–6).
ᔣ Élder Dale E. Miller de los Setenta: “A medida que
invertimos nuestro tiempo, talentos y recursos para
edificar Sión, nuestro corazón se purifica, nuestra
sabiduría aumenta, se empiezan a crear hábitos celestiales y el Espíritu Santo nos prepara para recibir
la presencia del Padre y del Hijo. Al meter nuestra
hoz cosechamos una doble porción; una para nosotros y otra para el reino” (véase “El camino de perfección del reino”, Liahona, julio de 1998, pág. 31).
ᔣ Presidente Marion G. Romney de la Primera
Presidencia: “Recuerdo que hace mucho tiempo,
hace más de sesenta años, cuando el élder Melvin J.
Ballard, [que en ese entonces era miembro del
Consejo de los Doce Apóstoles] me puso las manos sobre la cabeza para apartarme como misionero, me dijo en la bendición que me dio que una
persona no podía darle al Señor una migaja de pan
sin que Él le devolviera a uno toda una hogaza. Y
hasta ahora eso ha sido lo que me ha sucedido”
(véase “Las bendiciones del ayuno”, Liahona, diciembre de 1982, pág. 3).
PA R A E L A L U M N O
CADA
U N O D E N O S O T R O S P U E D E AY U D A R A E D I F I C A R E L R E I N O D E
DIOS
SOBRE LA TIERRA
55
ᔣ Élder Dale E. Miller:
“Hermanos y hermanas, el meter nuestras hoces
para ayudar a edificar el reino del Señor debe ser
el enfoque más importante de nuestra vida. Parece
razonable señalar que todos estuvimos de acuerdo
con ello en la vida preterrenal. Las decisiones clave
que tienen que ver con el estudio, la carrera, el matrimonio, el uso mismo de nuestro tiempo, talentos
y recursos, deben centrarse, con espíritu de oración,
en la mejor forma de servir al Maestro, de edificar
Su reino y de perfeccionarnos en Él.
ᔣ Élder Derek A. Cuthbert de los Setenta:
“Nuestra obra en la edificación de Sión es variada.
En un sentido, Sión es una zona geográfica, con un
centro, mientras extiende sus límites hasta llenar
finalmente la tierra. Extendemos los límites de
Sión cuando compartimos el Evangelio con nuestros semejantes; eso es parte de nuestra obra aquí.
“El servicio cambia a la gente, refina, purifica, nos
brinda una perspectiva mayor y hace que seamos
mejores. El servicio hace que miremos lo que tenemos a nuestro alrededor y no hacia
nuestro interior. El servicio nos impulsa a considerar las necesidades de
“El servicio... hace
“En otro contexto se muestra a Sión
otras personas antes que las nuestras.
que seamos
como una organización en la cual traEl servicio recto es la expresión de la
mejores”.
bajamos para fortalecer sus estacas
verdadera caridad, tal como el Señor
por medio de nuestros llamamientos.
lo demostró...
A su vez, cada estaca se introduce con fuerza en el
“…el servicio nos ayuda a establecer valores verdaterreno del Evangelio, proporcionando así una dederos y prioridades, al distinguir entre el valor de
fensa y un refugio para que los discípulos de Cristo
las cosas materiales, que son pasajeras, y el de
se mantengan firmes en contra de los señuelos del
aquellas cosas que son perdurables, aun eternas...
adversario. Las estacas crean el ambiente básico pa“…el servicio nos ayuda a establecer una tradición
ra el perfeccionamiento del pueblo de Dios en la
de rectitud...
tierra” (véase “El camino de perfección del reino”,
Liahona, julio de 1998, pág. 31).
“…el servicio nos ayuda a vencer el egoísmo y el
pecado...
“…el servicio nos ayuda a generar amor y agradecimiento. Llegamos a conocer a las personas al servirlas. Nos familiarizamos con sus circunstancias,
sus desafíos, sus esperanzas y aspiraciones...
“…el servicio es la forma principal de demostrar
agradecimiento al Salvador…
“…el servicio encauza nuestros deseos y energías y
los transforma en una actividad recta...
“…el servicio nos ayuda a purificarnos con el fin
de llegar a ser puros y santificados…
“…el servicio con rectitud nos acerca más a Cristo,
incrementa nuestra espiritualidad y ayuda a otras
personas a hacer lo mismo. Dicho servicio está
contribuyendo a la preparación de un pueblo digno, para que, en el debido tiempo del Señor, pueda
redimir a Sión” (véase “La espiritualidad del servicio”, Liahona, julio de 1990, págs. 14–15).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Francisco trabajó mucho durante su misión y pensaba que había representado bien al Señor por medio de su servicio y su cometido en guardar las
reglas misionales. Desde que regresó de su misión,
ya no se ha sentido tan motivado para guardar los
mandamientos ni ha sentido el Espíritu del Señor
por algún tiempo, y se pregunta porqué la influencia del Señor era tan fuerte en la misión y ahora
casi no la siente. Después de todo, él ya había ayudado a edificar el reino del Señor mediante su labor misional, por consiguiente, sentía que ahora
era el turno de que alguien más prestara servicio; él
tenía que casarse y seguir adelante con su vida.
• ¿Cuáles son algunos de los problemas que podría
tener que afrontar Francisco por su actitud?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
56
CADA
U N O D E N O S O T R O S P U E D E AY U D A R A E D I F I C A R E L R E I N O D E
DIOS
SOBRE LA TIERRA
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Cuál es tu función más importante en la edificación del reino de Dios?
• ¿De qué modo pones tus talentos a disposición
del Señor para la edificación de Su reino?
• ¿Cuáles son algunas de las bendiciones que has
recibido por estar activo en la Iglesia?
• ¿Qué le recomendarías que hiciera para volver a
tener la influencia del Espíritu?
• ¿En qué forma puedes desarrollar y mantener
amor por el servicio en el reino?
NOTAS E IMPRESIONES:
Un domingo, Cintia se encontraba sentada entre la
congregación mirando a su obispo de pie ante el
púlpito. Él había prestado servicio diligentemente
por muchos años, y ella se preguntaba por qué había estado tan dispuesto a dar tanto de su vida por
cumplir con ese llamamiento.
• ¿Por qué crees que el obispo de Cintia hace lo
que hace?
• ¿Qué es lo que nuestra disposición para prestar
servicio demuestra a otras personas acerca de
nuestra fe?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
CADA
U N O D E N O S O T R O S P U E D E AY U D A R A E D I F I C A R E L R E I N O D E
E L E VA N G E L I O
DIOS
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
SOBRE LA TIERRA
MANUAL
57
PA R A E L A L U M N O
58
CADA
U N O D E N O S O T R O S P U E D E AY U D A R A E D I F I C A R E L R E I N O D E
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
DIOS
SOBRE LA TIERRA
59
CAPÍTULO 9
EL SER AUTOSUFICIENTE
A LA MANERA DEL SEÑOR
“Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará
tus veredas” (Proverbios 3:5–6 [Dominio de las
Escrituras]).
ᔣ Élder Bruce R. McConkie, en ese entonces miembro de los Setenta:
“Si se entiende y se practica en forma apropiada, la
autosuficiencia es una virtud santa; sin embargo, si
“Como discípulos de Cristo debemos dar de nosono se le da al Señor el lugar que le corresponde, se
tros mismos, ya sea con nuestro tiempo, nuestras
vuelve un vicio que aleja a las personas de los senhabilidades o nuestros recursos, para
deros de la rectitud. Los santos, por
ayudar a aquellos que lo necesitan.
ejemplo, deben tener confianza en
“Hagan todo lo que
Podremos cumplir mucho mejor con
sus propias habilidades, su propio emesa responsabilidad si tratamos de ser
peño y juicio para ganarse la vida, papuedan y dejen el
autosuficientes, ya que es imposible
ra aumentar su fe y sus atributos de
resto para el Señor”.
dar lo que no se tiene. Al utilizar prudevoción, para procurar ganar su saldentemente todo lo que el Señor nos
vación, para pasar todas las experienha dado, nos capacitamos para participar en la
cias de esta probación terrenal. Ellos deben saber
obra del Señor y proveer para los demás” (véase El
que el Señor no ha colocado a Sus hijos en situaproveer conforme a la manera del Señor: Guía para los lídeciones que estén más allá de la capacidad que tenres de bienestar, 1990, pág. 3).
gan ellos para sobrellevarlas, que las pruebas y las
tribulaciones normales de la vida son parte del sisCon la ayuda de nuestro Padre Celestial, podemos
tema eterno. Por lo general los miembros de la
afrontar los desafíos de nuestra vida mortal con conIglesia deben tomar sus propias decisiones personafianza y paz, y llegar a ser autosuficientes a la maneles, utilizando el albedrío que el Todopoderoso les
ra del Señor. Entre ello se incluye el darse cuenta de
ha dado, sin tener que ir corriendo a ver al obispo
que necesitamos la ayuda del Señor en todo.
o a otras personas en busca de dirección.
INTRODUCCIÓN
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• La autosuficiencia recta abarca la fe y la dependencia en el Salvador.
• El Evangelio nos enseña a ser autosuficientes en
forma temporal, a progresar espiritualmente y a
ayudar a los demás a hacer lo mismo.
• Tenemos la responsabilidad de tratar de progresar.
• La autosuficiencia implica el desarrollo de destrezas y habilidades en varios aspectos.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
“A pesar de todo, el hombre por sí solo no es completamente autosuficiente; no debe confiar exclusivamente en su propia fuerza ni en el brazo de la
carne. El Señor es su Consejero y su Libertador, y
el hombre debe confiar en Él para obtener guía,
dirección e inspiración. Si el gran Creador no se
hubiese ofrecido para redimir a todas los seres fruto
de Su creación, el plan de salvación en pleno quedaría sin efecto y las manifestaciones más perfectas
de autosuficiencia no tendrían ningún valor”
(véase Mormon Doctrine, segunda edición, 1966,
págs. 701–702).
La autosuficiencia recta abarca la fe y la
dependencia en el Salvador.
ᔣ “¡Oh Señor, en ti he puesto mi confianza, y en ti
confiaré para siempre!...
“Sí, sé que Dios dará liberalmente a quien pida”
(2 Nefi 4:34–35).
ᔣ “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
60
EL
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
SEÑOR
ᔣ Élder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Pidan a su Padre Celestial que los bendiga con fe y valentía, y Él los ayudará a soportar
cualquier problema que tengan que afrontar. Él los
ayudará a vencer la soledad, los sentimientos de
desesperación y desesperanza, los contratiempos de
naturaleza personal, emocional, económica e incluso espiritual; o los fortalecerá cuando sencillamente se sientan abrumados por todas las cosas que les
demandan atención y tiempo. Él les brindará la capacidad para prestar servicio fielmente en toda
asignación que reciban de sus líderes locales de la
Iglesia. La fe y el conocimiento que ustedes tengan
de la restauración del Evangelio les darán fortaleza
para ser fieles y veraces a los convenios que hayan
hecho con el Señor, y para brindar sus energías y
talentos con agrado con el fin de edificar el Reino
de Dios sobre la tierra. Hermanos y hermanas, su
testimonio de Jesucristo es el ancla más importante
que tienen para mantenerse firmes e inmutables a
los principios de rectitud, a pesar de los desafíos y
las tentaciones que puedan surgir en el futuro” (véase Anchor to the Soul, Charla fogonera del SEI para
jóvenes adultos, 6 de septiembre de 1992, pág. 4).
de 1937, pág. 627)” (“Para ser autosuficientes”,
Liahona, enero de 1992, pág. 74).
El Evangelio nos enseña a ser
autosuficientes en forma temporal, a
progresar espiritualmente y ayudar a los
demás a hacer lo mismo.
ᔣ “...porque de las riquezas de aquellos que de entre los gentiles aceptaren mi evangelio, yo consagraré para los pobres de mi pueblo que son de la
casa de Israel” (D. y C. 42:39).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Utilicen su inventiva, su fortaleza, su
determinación para resolver sus dificultades. Hagan
todo lo que puedan y dejen el resto para el Señor.
El presidente Howard W. Hunter dijo: ‘Si nuestra
vida y nuestra fe se centran en Jesucristo y en Su
Evangelio restaurado, nada podrá ir permanentemente mal. Por otro lado, si nuestra vida no está
centrada en el Salvador ni en Sus enseñanzas, nada
podrá salirnos permanentemente bien’ ” (“La búsqueda de un puerto seguro”, Liahona, julio de 2000,
pág. 73).
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball, decimosegundo
Presidente de la Iglesia: “El trabajo acarrea felicidad,
autoestima y prosperidad. Es el medio para alcanzar
todos los logros; es lo opuesto a la ociosidad y se
nos ha mandado trabajar (véase Génesis 3:19). El
tratar de obtener nuestro bienestar temporal, social,
emocional o espiritual por medio de la limosna,
viola el mandato divino de que debemos trabajar
por lo que recibimos. El trabajo debe ser el principio
gobernante en la vida de los miembros de la Iglesia.
(Véase D. y C. 42:42; 75:29; 68:30–32; 56:87.)” (“Los
Servicios de Bienestar: El Evangelio en
acción”, Liahona, febrero de 1978, pág.
“La independencia
111; véase también “Y el Señor llamó
y la autosuficiencia
Sión a Su pueblo”, Liahona, diciembre
son indispensables
de 1984, pág. 6).
ᔣ Élder L. Tom Perry del Quórum de
los Doce Apóstoles: “La independencia
y la autosuficiencia son indispensables
para nuestro progreso espiritual y temporal. Cada vez que nos pongamos en
para nuestro
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball:
situaciones que amenacen nuestra auprogreso espiritual
“La responsabilidad por el bienestar
tosuficiencia, descubriremos que tamy temporal”.
social, emocional, espiritual, físico o
bién amenazarán nuestra libertad. Si
económico de cada persona, descansa
aumentamos nuestra dependencia en
primeramente
sobre sí misma, segundo sobre su faalgo o alguien que no sea el Señor, hallaremos una
milia
y
tercero
sobre la Iglesia si es un fiel miembro
inmediata disminución en nuestra libertad de acde
ella.
tuar. Como lo dijo el presidente Heber J. Grant:
‘Nada destruye más la individualidad de un hom“Ningún fiel Santo de los Últimos Días que esté fíbre, una mujer o un niño que el no ser autosufisica o emocionalmente capacitado, cederá voluntacientes’ (“Address”, Relief Society Magazine, octubre
riamente la carga de su propio bienestar o del de su
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
familia a otra persona, sino que mientras pueda,
bajo la inspiración del Señor y con sus propios esfuerzos, se sustentará a sí mismo y a su familia con
las necesidades espirituales y temporales de la vida
(Véase 1 Timoteo 5:8.)” (véase “Los Servicios de
Bienestar: El Evangelio en acción”, Liahona, febrero
de 1978, pág. 111).
ᔣ Élder Harold B. Lee, en ese entonces miembro
del Quórum de los Doce Apóstoles:
“Si desean una bendición, no se limiten a arrodillarse y a orar. Prepárense de todas las maneras posibles a fin de ser dignos de recibir las bendiciones
que buscan.
“Brigham Young explicó: ‘Si van y le preguntan a
algunas personas de aquí qué problemas los aquejan, ellos les dirán: “No lo sé realmente, pero tengo un terrible dolor de estómago y de espalda, no
nos sentimos nada bien y desearíamos que usted
pusiera las manos sobre nuestra cabeza”. Él le dijo
a esa gente: “¿Han recurrido a alguno de los remedios?”, o sea, algunas de las hierbas o cualquiera
de los remedios caseros que tenían los pioneros.
“No”, dirán, “lo que queremos es que los élderes
nos impongan las manos [con el fin de dar una
bendición]; tenemos fe de que así seremos curados”. El presidente Young dijo: ‘De acuerdo con mi
fe, eso es bastante inconsistente. Si estuviéramos
enfermos y le pidiéramos al Señor que nos sanara
y que hiciera por nosotros todo lo que sea necesario hacer, bien podríamos entonces, de acuerdo
con lo que entiendo en cuanto al Evangelio de salvación, pedirle también que haga crecer nuestro
trigo y nuestro maíz sin que tengamos que arar la
tierra y sembrar la semilla. Me parece razonable
que yo debo emplear cada remedio que tengo a mi
alcance y entonces pedirle a mi Padre Celestial, en
el nombre de Jesucristo, que santifique esa aplicación para sanar mi cuerpo.
“ ‘Pero’, siguió él diciendo, ‘supongamos que nos
encontramos viajando por las montañas y que lo
único que podemos obtener para alimentarnos es
un poco de carne de venado y que uno o dos de
nosotros enfermen sin tener a la mano ninguna
medicina, ¿qué podríamos hacer? De acuerdo con
mi fe, pedirle al Señor Todopoderoso que envíe un
ángel para que sane al enfermo. Ése es nuestro privilegio’.
“Cuando nada tenemos que pueda ayudarnos, entonces el Señor y Sus siervos pueden hacerlo todo.
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
SEÑOR
61
Pero es nuestro deber hacer todo lo que esté a
nuestro alcance” (“How to Receive a Blessing from
God”, Improvement Era, octubre de 1966, pág. 896;
véase también Enseñanzas de los Presidentes de la
Iglesia: Brigham Young; págs. 266–267).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia: “Estamos llevando a toda
la Iglesia el mensaje de la autosuficiencia, la cual
no se puede lograr cuando las deudas gravosas pesan sobre el hogar. Las personas no son independientes ni están libres de la servidumbre cuando
tienen compromisos financieros con otras personas” (“A los jóvenes y a los hombres”, Liahona,
enero de 1999, pág. 66).
ᔣ Élder Boyd K. Packer del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“Parece que estamos creando una epidemia de
‘consejitis’ que consume la fortaleza espiritual de
la Iglesia, lo mismo que el resfriado común consume la fuerza de la humanidad más que cualquier
otra plaga.
“Algunos pueden pensar que esto no tiene importancia. ¡Pero es muy serio!
“Por una parte, aconsejamos a los obispos que eviten los abusos en el Plan de Bienestar; por otra, algunos de ellos ‘reparten’ los consejos sin considerar
que el miembro debería
resolver el problema
por sí mismo.
“Y hay muchos casos
‘crónicos’, personas que
interminablemente buscan consejo, pero nunca lo siguen.
“En algunas oportunidades, durante una entrevista, he hecho la
siguiente pregunta:
“ ‘Usted ha venido a
mí en busca de consejo.
Luego de que estudiemos cuidadosamente su problema, ¿tiene intenciones de seguir el consejo que
yo le dé?’
“Esto sorprende mucho a las personas que, por lo
general, jamás habían pensado en ello. Usualmente,
se comprometen entonces a seguir el consejo...
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
62
EL
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
“Estamos muy preocupados por la
cantidad de consejo que parece necesitarse en la Iglesia; nuestros miembros dependen demasiado de ello.
SEÑOR
“Hagamos todo
lo que esté a
nuestro alcance por
tratar de mejorar
cada día”.
“No podemos establecer una cadena
de servicio de consultores, sin que al
mismo tiempo se dé énfasis al principio de la autosuficiencia emocional y
la independencia individual” (“Autosuficiencia
emocional”, Liahona, agosto de 1978, pág. 145).
Tenemos la responsabilidad de tratar de
progresar.
ᔣ “De cierto digo que los hombres deben estar anhelosamente consagrados a una causa buena, y hacer muchas cosas de su propia voluntad y efectuar
mucha justicia;
“porque el poder está en ellos, y en esto vienen a
ser sus propios agentes. Y en tanto que los hombres hagan lo bueno, de ninguna manera perderán
su recompensa” (D. y C. 58:27–28 [Dominio de las
Escrituras, D. y C. 58:26–27]).
ᔣ El profeta José Smith: “Creemos que Dios ha creado al hombre con una mente capaz de recibir instrucción, y una facultad que puede ser ampliada en
proporción al cuidado y diligencia que se da a la
luz que del cielo se comunica al intelecto; y que
cuanto más se acerca el hombre a la perfección,
tanto más claros son sus pensamientos y tanto mayor su gozo, hasta que llega a vencer todas las malas cosas de su vida y pierde todo el deseo de pecar;
e igual que los antiguos, llega su fe a ese punto en
que se halla envuelto en el poder y gloria de su
Hacedor, y es arrebatado para morar con Él. Pero
consideramos que éste es un estado que ningún
hombre alcanzó jamás en un momento”
(Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 54).
de los Doce Apóstoles: “Hagamos todo
lo que esté a nuestro alcance por tratar
de mejorar cada día. Cuando surjan
nuestras imperfecciones, continuemos
corrigiéndolas; aprendamos a perdonar
los defectos en nosotros mismos así
como en las personas a las que
amamos; recibiremos consuelo y paciencia. El Señor
enseñó: ‘No podéis aguantar ahora la presencia de
Dios...; por consiguiente, continuad con paciencia
hasta perfeccionaros’ [D. y C. 67:13]” (véase “La
inminencia de la perfección”, Liahona, enero de
1996, págs. 101–102).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin:
“Al orar, hagan de vez en
cuando un inventario individual para evaluar su actitud, para ver si en verdad
están siguiendo las enseñanzas del Evangelio de
Jesucristo. Cada uno de
nosotros puede saber, como
lo sabe el Señor, en qué necesita mejorar. Debemos
seguir las normas. Si hemos progresado en lo exterior, en lo material, ¿cuál ha sido nuestro progreso
interior? ¿Es nuestra forma de vivir aceptable para
el Señor? ¿Estamos dispuestos a reconocer nuestras
faltas y a hacer un esfuerzo por abandonar el pecado, arrepentirnos, y seguir el curso que nos hará
regresar al sendero estrecho y angosto?” (véase “El
sendero estrecho y angosto”, Liahona, enero de
1991, pág. 75).
La autosuficiencia implica el desarrollo
de destrezas y habilidades en varios
aspectos.
ᔣ Obispo Robert D. Hales, en ese entonces Obispo
Presidente de la Iglesia: “Hoy se nos pide enseñar y
practicar el principio del trabajo, la autosuficiencia,
la vida providente, el dar, el cuidar del pobre, aumentar nuestras generosas ofrendas de ayuno para
ayudar a los necesitados, prestar más amplio servicio
caritativo, hacer participar a nuestros familiares en
actos de servicio unos para con otros y a nuestros
semejantes” (véase “Los Principios de Bienestar son
para guiar nuestra vida: Un plan eterno para el
bienestar de las almas de los hombres”, Liahona,
julio de 1986, 28).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
ᔣ Élder Russell M. Nelson del Quórum
PA R A E L A L U M N O
EL
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
ᔣ “Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en
SEÑOR
63
demos discernir entre la verdad y el error, y tomar
mejores decisiones. Podemos comprender mejor
a Dios y a nuestros semejantes y sentir más amor
por ellos. El Señor nos ha mandado que obtengamos conocimiento (véase D. y C. 88:77–80, 118;
93:53; 130:18–19; 131:6). Para llegar a ser autosuficientes debemos:
podemos proveer para nuestras necesidades,
para las de nuestra familia y para las de otras
personas. Un buen trabajo nos da también la
oportunidad de mejorar nuestros talentos y desarrollar nuestros atributos divinos. Cuando el
trabajo que tenemos se ajusta a nuestros intereses y habilidades, y satisface nuestras necesidades, nos sentimos mucho más felices. El Señor
nos ha mandado trabajar y proveer para nuestras
necesidades y para las de nuestra familia (véase
Génesis 3:17–19; 1 Timoteo 5:8; D. y C. 42:42;
56:17). Para llegar a ser autosuficientes debemos:
• Mejorar nuestra habilidad de leer, escribir y llevar a cabo ejercicios básicos de matemáticas.
• Elegir una buena ocupación y luego prepararnos para obtenerla.
• Estudiar las Escrituras y otros buenos libros.
• Capacitarnos y obtener la experiencia necesaria
para llegar a ser diestros en nuestro trabajo.
gracia para con Dios y los hombres” (Lucas 2:52).
Educación
ᔣ “Cuando tenemos conocimiento y sabiduría, po-
• Aprender a comunicarnos eficazmente con los
demás.
• Ser diligentes, buenos trabajadores y dignos de
confianza.
• Aprovechar las oportunidades que se nos presenten para ampliar nuestro conocimiento”
• Prestar un servicio honrado por el pago y los
beneficios que recibimos”
(véase El proveer conforme a la manera del Señor: Guía
para los líderes de bienestar, pág. 6).
Salud
ᔣ “Una de las razones por las que hemos venido a
(véase El proveer conforme a la manera del Señor,
pág. 7).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley: “La persona en
forma individual, enseñamos, debe hacer por sí
misma todo lo que pueda. Una vez que haya
agotado todos sus recursos, debe acudir a su familia en busca de ayuda. Si la familia no puede
proporcionársela, entonces la Iglesia se hace cargo de ayudarla. Y, cuando la Iglesia se hace cargo
de eso, nuestro gran deseo es atender primero a
sus necesidades inmediatas y en seguida, ayudarla durante el tiempo que precise la ayuda, pero,
entretanto, ayudarla a prepararse, a conseguir un
empleo seguro, a buscarse una forma de volver a
ser autosuficiente. Ése es todo el objetivo de este
gran programa de bienestar” (“...pues no se ha
hecho esto en algún rincón”, Liahona, enero de
1997, pág. 60).
esta tierra es la de obtener un cuerpo, lo cual es
un paso necesario para llegar a ser como nuestro
Padre Celestial. El Señor nos ha mandado conservar nuestro cuerpo y nuestra mente en buen estado de salud (véase 1 Corintios 3:16–17; D. y C.
88:124; 89). Cuando lo hacemos, nos encontramos en mejores condiciones de satisfacer nuestras
propias necesidades y de prestar servicio a los demás. Para llegar a ser autosuficientes debemos:
• Obedecer la Palabra de Sabiduría.
• Hacer ejercicio con regularidad.
• Obtener adecuada asistencia médica y dental,
y, si fuera posible, tener una póliza de seguros.
• Mantener limpia y en buen estado nuestra casa
y sus alrededores.
• Evitar las sustancias o costumbres que puedan
dañar nuestro cuerpo o nuestra mente”.
La administración
de las fuentes de recursos
ᔣ “Debemos ser mayor-
(véase El proveer conforme a la manera del Señor,
págs. 6–7).
Trabajo o empleo
ᔣ “Cuando tenemos un trabajo o empleo honesto
y trabajamos como el Señor nos lo ha mandado,
E L E VA N G E L I O
domos prudentes y
ejercer un buen criterio al administrar y
reabastecer las fuentes
de recursos con las
que el Señor nos ha
bendecido (véase
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
64
EL
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
SEÑOR
Mateo 25:14–30; 2 Nefi 9:51; D. y C. 59:16–21;
104:11–18, 78–79; 119). Para llegar a ser autosuficientes, debemos:
• Fortalecer la relación que tenemos con los integrantes de nuestra familia, con nuestros vecinos y nuestros amigos.
• Pagar diezmos y ofrendas.
• Evitar todo aquello que sea moral y espiritualmente degradante.
• Evitar contraer deudas innecesarias y ahorrar
para el futuro.
• Pagar las obligaciones contraídas...
• Utilizar nuestros recursos y bienes con prudencia y evitar malgastarlos.
• Utilizar sabiamente el tiempo.
• Esforzarnos por alcanzar metas dignas.
• Hacer todo lo que está a nuestro alcance por
adaptarnos a los cambios de la vida y recobrarnos de los reveses”
(véase El proveer conforme a la manera del Señor,
pág. 8).
• Estar dispuestos a servir a los que tengan necesidad poniendo a su disposición nuestro tiempo,
nuestros talentos y nuestros recursos y bienes”
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
(véase El proveer conforme a la manera del Señor,
págs. 7–8).
Yussuf regresó hace poco de servir una misión honorable, pero se siente desanimado porque no tiene trabajo y necesita terminar sus estudios.
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin: “¿Administramos
sabiamente nuestro dinero? ¿Gastamos menos
de lo que ganamos? ¿Evitamos deudas innecesarias? ¿Seguimos el consejo de las Autoridades
Generales de ‘almacenar suficiente alimento,
ropa y, en donde sea posible, combustible para
que duren por lo menos un año’ [carta de la
Primera Presidencia fechada el 24 de junio de
1988]? ¿Enseñamos a nuestros hijos a valorar y
a no desperdiciar lo que tienen? ¿Les enseñamos
a trabajar? ¿Comprenden la importancia de la
ley sagrada del diezmo? ¿Tenemos los estudios
suficientes y el empleo adecuado? ¿Mantenemos
buena salud al vivir la Palabra de Sabiduría?
¿Estamos libres de los efectos adversos de las
substancias nocivas?” (“El programa inspirado
de bienestar de la Iglesia”, Liahona, julio de 1999,
pág. 91).
La fortaleza social, emocional y espiritual
ᔣ “Debemos esforzarnos por vivir rectamente, desarrollar una buena relación con los integrantes de
nuestra familia y con otras personas, y por sentirnos satisfechos con nosotros mismos (véase
Mateo 7:1–2, 12; Lucas 10:27; D. y C. 64:9–10).
Para llegar a ser autosuficientes, debemos:
• ¿Qué consejo le darías a Yussuf?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿En qué aspectos de tu vida tienes que ser más
autosuficiente? ¿Qué debes hacer para llegar a ser
más autosuficiente en esos aspectos?
• ¿Hay alguna persona a la que puedas ayudar de
algún modo a ser más autosuficiente? ¿Dé que
manera podrías ayudar?
NOTAS E IMPRESIONES:
• Estudiar las Escrituras y las enseñanzas de los
profetas vivientes.
• Obedecer los mandamientos de Dios y prestar
oído al consejo de los líderes de la Iglesia.
• Ejercer fe en Cristo y ser más humildes.
• Orar ferviente y frecuentemente.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
SEÑOR
65
PA R A E L A L U M N O
66
EL
SER AUTOSUFICIENTE A LA MANERA DEL
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
SEÑOR
PA R A E L A L U M N O
67
pertenecen al reino de Dios, que os conviene comprender;
CAPÍTULO 10
BUSCAR EL APRENDIZAJE
POR MEDIO DEL ESTUDIO
Y DE LA FE
INTRODUCCIÓN
El élder Henry B. Eyring del Quórum de los Doce
Apóstoles habló sobre la conversión: “El cambio
que se produce es un deseo de ser aun mejor, de alcanzar mayor luz, y de prestar mayor servicio a los
demás. Tales deseos siempre llevan a tener ansias
de recibir educación, de aprender lo que es verdadero, lo que es útil y lo que es hermoso” (Educación
para la vida real [charla fogonera del SEI para jóvenes
adultos, realizada el 6 de mayo de 2001], pág. 1).
“de cosas tanto en el cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas que han sido, que son y que
pronto han de acontecer; cosas que existen en el
país, cosas que existen en el extranjero; las guerras
y perplejidades de las naciones, y los juicios que se
ciernen sobre el país; y también el conocimiento
de los países y de los reinos,
“a fin de que estéis preparados en todas las cosas,
cuando de nuevo os envíe a magnificar el llamamiento al cual os he nombrado y la misión con la
que os he comisionado” (D. y C. 88:78–80).
Debemos buscar conocimiento y sabiduría a lo
largo de toda nuestra vida, tanto dentro como fuera del salón de clases. El aprendizaje ayuda a enriquecer nuestra vida y a servir mejor a Dios y a los
demás.
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• Debemos buscar conocimiento y sabiduría.
• El conocimiento espiritual es más importante
que el conocimiento secular.
• La instrucción formal es la clave de las oportunidades.
• El Señor nos guiará en aquellos aspectos del
aprendizaje que nos ayudarán a prestar mejor
servicio a los demás.
• El aprendizaje es un empeño de toda la vida.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
Debemos buscar conocimiento y
ᔣ “Buscad palabras de sabiduría de los
mejores libros; buscad conocimiento,
tanto por el estudio como por la fe”
(D. y C. 88:118).
ᔣ “Enseñaos diligentemente, y mi gracia os acompañará, para que seáis más
perfectamente instruidos en teoría, en
principio, en doctrina, en la ley del
evangelio, en todas las cosas que
ᔣ Élder Henry B. Eyring:
“El Señor y Su Iglesia han alentado siempre la instrucción formal con el fin de que aumentemos
nuestra capacidad para servirlo a Él y a los hijos de
nuestro Padre Celestial. Para cada uno de nosotros,
sean cuales sean nuestros talentos, Él tiene un servicio que podemos prestar. Y hacerlo bien siempre
requerirá de aprendizaje, no sólo una vez o por poco tiempo, sino continuamente...
“Parte de la tragedia que deben evitar es descubrir
tardíamente que perdieron la oportunidad de prepararse para un futuro que sólo Dios puede ver. La
oportunidad de aprender otro idioma representa
para mí un doloroso ejemplo. Mi papá nació en
sabiduría.
México. Creció hablando español como primer idioma. Yo viví en su hogar
“Consideramos
por más de 20 años, y lamentablemenque el obtener
te nunca le pedí que me enseñara ni
una educación
una sola palabra de español. Ahora yo
soy el primer contacto del Quórum de
formal es una
los Doce Apóstoles para la Iglesia en
responsabilidad
México, América Central, Colombia,
religiosa”.
Venezuela y Ecuador. No fue accidente
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
68
BUSCAR
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
el hecho de nacer en un hogar con un padre que hablaba español.
“Pero tuve otra oportunidad. Mi padre fue un gran
maestro. Él era químico. Hasta tenía una pizarra en
el sótano de la casa para sus hijos. Estaba ansioso
de enseñarme matemáticas. Pasaba horas tratando
de ayudarme a resolver los problemas para mi clase
de física. Me rogaba que pensara más a menudo en
esas cosas que en ese entonces me parecían poco
interesantes y sin importancia. Años más tarde fui
llamado por el Señor al Obispado Presidente de la
Iglesia y me hicieron responsable de los sistemas
de computación y comunicaciones. ¡Cuán grande
bendición hubiera tenido yo de haber seguido el
consejo que ahora les doy!” (véase Educación para la
vida real, págs. 2—3; discurso para jóvenes adultos
pronunciado en una charla fogonera del SEI, pronunciado el 6 de mayo de 2001).
ᔣ Presidente Gordon B.
Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia:
“Ustedes tendrán que hacer
frente a los grandes retos
del futuro. Están entrando
en un mundo extremadamente competitivo;
adquieran la mayor educación posible. El Señor nos
ha exhortado concerniente a la importancia de la
educación; ésta los calificará para mayores oportunidades; los preparará para hacer algo que valga la
pena en el gran mundo de oportunidad que yace
adelante. Si pueden ir a la universidad y desean hacerlo, háganlo. Si no tienen el deseo de asistir a la
universidad, vayan entonces a un colegio vocacional
o de negocios a fin de mejorar sus habilidades y aumentar su capacidad” (véase “Los conversos y los
hombre jóvenes”, Liahona, julio de 1997, pág. 56).
obtener una educación formal es una responsabilidad religiosa. Aún así, la capacidad individual y las
oportunidades difieren mucho. Creo que para adquirir una instrucción formal, tiene más influencia
el deseo personal que la institución académica, y
es más motivadora la fe que los profesores que
tengamos” (véase “¿Dónde se halla la sabiduría?”,
Liahona, enero de 1993, pág. 6).
ᔣ Élder Russell M. Nelson: “Siempre se requiere
energía para que dé empuje sobre las fuerzas contrarias. Estas mismas leyes se aplican a nuestra propia
vida. Siempre que se emprende alguna tarea, son
esenciales tanto la energía como la voluntad para
perseverar. El ganador de una carrera de cinco kilómetros se proclama al final de cinco kilómetros, y
no al final de uno o dos. Si toman un autobús para
ir a Boston, no se bajan en Burlington. Si desean
obtener una educación
formal no dejan truncados sus estudios, del
mismo modo que no
pagan para cenar en un
restaurante elegante sólo para salir después de
probar el aperitivo”
(véase “Perseverar y ser
enaltecidos”, Liahona,
julio de 1997, pág. 79).
El conocimiento espiritual es más importante
que el conocimiento secular.
ᔣ “Pero bueno es ser instruido, si hacen caso de los
consejos de Dios” (2 Nefi 9:29 [Dominio de las
Escrituras, 2 Nefi 9:28–29]).
ᔣ Presidente James E. Faust de la Primera Presidencia:
“Recuerden que las maravillas de la ciencia y la tecnología modernas no nos exaltarán. En realidad, el
gran desafío que enfrentamos al prepararnos para el
futuro es el de ser más espiritualmente ilustrados.
ᔣ Élder Henry B. Eyring: “No se necesita ni tecnoTodo ese nuevo y creciente conocimiento intelectual
logía moderna ni mucho dinero para aprovechar
debe ser por cierto dominado por melas oportunidades para aprender que
dio de gran esfuerzo y aprendizaje; peahora desperdiciamos. Bastaría con
“Poner el
ro la erudición técnica no sirve para
llevar un libro, un lápiz y papel, pero
conocimiento
nada a menos que haya un propósito
necesitarán determinación para atraespiritual primero,
espiritual y un significado para la mispar esos momentos de ocio que ahora
no nos libera de
ma. Estoy seguro de que el Señor espedesperdician” (véase Educación para la
la responsabilidad
ra que la apliquemos para el progreso
vida real, pág. 4).
de obtener
de Sus propósitos y para la bendición
ᔣ Élder Russell M. Nelson del Quórum
de la humanidad; sin embargo, debeconocimiento
de los Doce Apóstoles: “Por el carácter
mos adoptar esos elevados ideales cosecular”.
sagrado que tiene para nosotros el inmo si fueran metas y deseos personales
telecto humano, consideramos que el
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
BUSCAR
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
69
al aprendizaje secular. De hecho, realizarán su trabajo secular con mayor dedicación de la que invertirían sin la visión espiritual” (véase Educación para la
vida real, pág. 3).
antes de orientar la tecnología en esa dirección”
(véase “Ésta es nuestra época”, Liahona, julio de 1999,
págs. 21–22).
ᔣ Élder Henry B. Eyring:
ᔣ Élder L. Tom Perry del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Si proporcionamos un cimiento espiritual para nuestro conocimiento secular, no solo
entenderemos mejor las leyes de la naturaleza, sino que obtendremos una profundidad de conocimiento que jamás imaginamos que fuese posible
sobre el arte, las lenguas, la tecnología, la medicina, el derecho y el comportamiento humano”
(véase “Aprendamos a servir”, Liahona, mayo de
2002, pág. 14).
La instrucción formal es la clave de la
oportunidad.
ᔣ “La gloria de Dios es la inteligencia, o en otras
“Queda claro que poner el conocimiento espiritual
palabras, luz y verdad” (D. y C. 93:36).
primero no nos libera de la responsabilidad de obtener conocimiento secular. Por lo contrario, le da
ᔣ “Si estáis preparados, no temeréis” (D. y C. 38:30).
propósito a nuestro conocimiento secular y nos moᔣ Presidente Gordon B. Hinckley: “Me gustaría detiva a esmerarnos más. Si hemos de poner el aprencirles a los jóvenes que cursen todos los estudios
dizaje espiritual en su lugar apropiado, deberemos
que puedan. Cultiven tanto las destrezas intelectomar algunas decisiones difíciles sobre cómo usar
tuales como las manuales. La instrucción formal es
nuestro tiempo. Por lo general sabela clave de la oportunidad. El Señor
mos cuándo hay que entregar los traha puesto sobre ustedes, como miem“La instrucción
bajos en la escuela, cuándo hay que
bros de esta Iglesia, la obligación de
tomar exámenes, cuándo hay que
formal es la clave
estudiar y aprender las cosas espiricompletar proyectos. Y sabemos cuánde la oportunidad”.
tuales, así como también las cosas
do será el día de reposo. Sabemos
temporales. Adquieran toda la educacuándo es la clase de Institutos.
ción que les sea posible, aun cuando signifique un
Sabemos cuándo hay que hacer las oraciones al
gran sacrificio mientras sean jóvenes. Ustedes benprincipio y al final del día. Sabemos cuánto tiempo
decirán la vida de sus hijos y bendecirán la Iglesia,
toma leer las escrituras antes de sentir el Espíritu.
ya que darán honra a esta obra” (véase Teachings of
Sabemos cuánto tiempo toma prepararse y realizar
Gordon B. Hinckley, 1997, pág. 172).
bien nuestro trabajo en la Iglesia.
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley:
“Cuando vemos la vida como lo que realmente es,
“Ustedes están entrando en la era más competitiva
planeamos tiempo y lugar para todas estas cosas.
que jamás haya existido; todo a su alrededor es
Habrá momentos de crisis en los que parecerá no
competencia. Ustedes necesitan toda la educación
haber tiempo. Habrá muchas ocasiones en que una
posible. Sacrifiquen la
cosa le tome tiempo a otra. Pero nunca debe ser
compra de un auto, sauna decisión consciente ni un patrón en nuestras
crifiquen cualquier cosa
vidas que lo espiritual se convierta en secundario.
a fin de que ello les haNunca. Eso nos llevará a la tragedia. La tragedia
bilite para desempeñar
puede no ser obvia al principio, ni tampoco puede
el trabajo del mundo.
ser clara durante la vida mortal. Pero recuerden que
En gran parte, ese munestán interesados en obtener educación no para esta
do les pagará lo que
vida, sino para la vida eterna. Cuando vean claraconsidera que valen,
mente esa realidad, con sus ojos espirituales, pony el valor de ustedes
drán primero el aprendizaje espiritual, sin quitarle
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
70
BUSCAR
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
aumentará a medida que obtengan estudios y sean
competentes en su campo seleccionado.
“Pertenecen a una Iglesia que enseña la importancia de la educación académica; han recibido el
mandamiento del Señor de educar sus mentes,
sus corazones y sus manos. El Señor ha dicho:
‘Enseñaos diligentemente... de cosas tanto en el
cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas
que han sido, que son y que pronto han de acontecer; cosas que existen en el país, cosas que existen en el extranjero; las guerras y perplejidades de
las naciones, y los juicios que se ciernen sobre el
país; y también el conocimiento de los países y de
los reinos, a fin de que estéis preparados en todas
las cosas’ (D. y C. 88:78–80).
“Que conste que éstas no son mis palabras; son las
palabras del Señor, quien les ama. Él desea que capaciten sus mentes y sus manos para que lleguen a
ser una influencia para bien al seguir adelante con
su vida. Y al hacerlo, al desempeñar sus tareas honorablemente y con excelencia, traerán honor a la
Iglesia, ya que se les considerará hombres o mujeres de integridad, de habilidad y que hacen un trabajo de calidad...
“Sean inteligentes. El Señor desea que se eduquen
la mente y las manos. Cualquiera sea el campo
que elijan, ya sea reparando refrigeradores, o el
trabajo de un diestro cirujano, deben capacitarse.
Procuren la mejor educación posible; conviértanse
en obreros de integridad en el mundo que yace
adelante. Repito, ustedes traerán honor a la Iglesia
y serán generosamente bendecidos debido a esa
capacitación.
“No hay duda, ninguna en absoluto, de que la educación vale la pena. No arruinen su vida con atajos; si lo hacen, lo pagarán una, y otra y otra vez”
(véase “El consejo y la oración de un profeta en
beneficio de la juventud”, Liahona, abril de 2001,
págs. 34–36).
El Señor nos guiará en aquellos aspectos
del aprendizaje que nos ayudarán a prestar
mejor servicio a los demás.
opciones. El éxito y la felicidad de ustedes dependen de lo bien que hayan seleccionado entre esas
posibilidades. Algunas de las decisiones que tomen serán fundamentales y pueden afectar todo
el curso de su vida. Les ruego que juzguen esas
opciones de acuerdo con las enseñanzas de
Jesucristo. A fin de hacerlo, deben conocer y
entender Sus enseñanzas. Si ejercen la fe y son
dignos de recibir inspiración, tendrán guía en las
decisiones importantes que tomen” (véase Prepare
Yourself, folleto, 1996, págs. 1–2).
ᔣ Élder Richard G. Scott del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Me maravilla el que nuestro Padre
Celestial y Su Amado Hijo estén dispuestos, e
incluso deseosos de que aprendamos de Ellos...
Obtener conocimiento espiritual no es un proceso
mecánico, sino un privilegio sagrado basado en
una ley espiritual. Testifico que te es posible recibir ayuda inspirada. Pídele humildemente a tu
Padre Eterno; busca la luz divina; ejerce la fe en
el Salvador; empéñate en prestar atención a Sus
consejos y en obedecer Sus mandamientos. Él te
bendecirá y te guiará mientras caminas por este
mundo, que muchas veces es traicionero” (“Cómo
adquirir conocimiento espiritual”, Liahona, enero
de 1994, pág. 104).
El aprendizaje es un empeño de toda la vida.
ᔣ “Cualquier principio de inteligencia que logremos en esta vida se levantará con nosotros en la
resurrección;
ᔣ “...el Espíritu Santo... os mostrará todas las cosas
que debéis hacer” (2 Nefi 32:5).
ᔣ Presidente Howard W. Hunter, decimocuarto Presidente de la Iglesia:
“Quisiera decirles algo que considero
muy importante; que en el transcurso de la vida se enfrentarán a muchas
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
“y si en esta vida una persona adquiere más conocimiento e inteligencia que otra, por medio de su diligencia y obediencia, hasta ese grado le
llevará la ventaja en el mundo venide“El Señor desea que
ro” (D. y C. 130:18–19 [Dominio de las
eduquen su mente
Escrituras]).
y sus manos”.
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
BUSCAR
ᔣ
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
Élder Henry B. Eyring:
“Aquellos que dejen de
aprender no prestarán
ningún servicio significativo durante su vida. Un
gran maestro siempre estudia. Una enfermera
nunca deja de enfrentarse
a los desafíos de lidiar con
algo nuevo, ya sea equipo
o procedimiento. El lugar de trabajo en cualquier
industria cambia tan rápido que lo que sabemos
hoy no será suficiente mañana.
“Nuestra educación nunca debe cesar. Si acaba en
la puerta del aula el día en que nos graduamos, fallaremos. Y dado que lo que necesitaremos saber es
difícil de discernir, necesitamos la ayuda del cielo
para saber cuál de las tantas cosas que podemos estudiar es la que más sabiamente podemos aprender. También significa que no podemos gastar
tiempo en entretenimiento cuando tenemos la
oportunidad de leer y de escuchar lo que nos ayude a aprender lo que es verdadero y útil. La curiosidad insaciable será nuestro distintivo” (véase
Educación para la vida real, pág. 4).
71
“El Señor nos ha dado una maravillosa promesa a
los miembros de esta Iglesia. Él dijo: ‘Lo que es de
Dios es luz; y el que recibe luz y persevera en Dios,
recibe más luz, y esa luz se hace más y más resplandeciente hasta el día perfecto’ (D. y C. 50:24).
“Qué declaración tan extraordinaria es esa; es uno
de mis versículos favoritos
de las Escrituras. Trata del
progreso, de la superación
personal, del esfuerzo que
conduce a la divinidad.
Acompaña a estas grandes
declaraciones: ‘La gloria de Dios es la inteligencia,
o en otras palabras, luz y verdad’ (D. y C. 93:36);
‘y si en esta vida una persona adquiere más
conocimiento e inteligencia que otra, por medio
de su diligencia y obediencia, hasta ese grado le
llevará la ventaja en el mundo venidero’ (D. y C.
130:19); y ‘cualquier principio de inteligencia que
logremos en esta vida se levantará con nosotros
en la resurrección’ (D. y C. 130:18).
“Qué desafío tan profundo se encuentra en estas
maravillosas declaraciones. Debemos continuar
progresando, debemos aprender continuamente.
Es un mandato divino el de continuar añadiendo a
nuestro conocimiento” (véase “Una conversación
con los mayores solteros”, Liahona, noviembre de
1997, pág. 22).
ᔣ Élder L. Tom Perry: “El mundo cambia rápidamente y todo pasa de moda, lo que requiere que
nos preparemos en forma continua para el futuro.
Podemos quedarnos un tanto estancados en nuesᔣ Presidente Gordon B. Hinckley:
tra profesión si no nos actualizamos. Imaginen
cuántos pacientes tendría un dentista que conti“El aprendizaje no tiene fin. Debemos leer, obsernuara usando las mismas técnicas y equipos que
var, asimilar y reflexionar aquello a lo que exponeusaba hace diez años. ¿Qué haría un
mos nuestra mente. Yo creo en la
empresario que tratara de competir
evolución de la mente, del corazón y
“Nuestra educación
sin usar computadoras? ¿O un consdel alma de la humanidad. Yo creo
nunca debe cesar”.
tructor que no estuviera al día con los
en mejorar y en progresar. No existe
nuevos materiales y métodos disponinada más vigorizante que el poder
bles? La educación, por necesidad, se
evaluar un problema difícil y luego resolverlo, luha convertido en una tarea de toda la vida. Al
char con algo que parece sin solución y luego enprogramar nuestra vida, debemos apartar suficiencontrarla.
te tiempo para educarnos ahora y para el futuro”
“Por esa razón, y en virtud del ritmo y de la com(véase “Si estáis preparados, no temeréis”, Liahona,
plejidad que la vida demanda, no podemos darnos
enero de 1996, pág. 40).
el lujo de dejar de aprender, de madurar y de proᔣ Presidente Gordon B. Hinckley:
gresar. No debemos detener nuestra evolución personal; una evolución que es a la vez emocional,
“Hay un gran potencial en cada uno de nosotros
espiritual y mental. Hay tanto para aprender y tan
para continuar aprendiendo. A pesar de nuestra
poco tiempo para hacerlo” (Standing for Something,
edad, a menos que padezcamos de una enfermedad
2000, pág. 62).
seria, podemos leer, estudiar, interiorizarnos en los
escritos de hombres y mujeres...
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
72
BUSCAR
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
El élder Russell M. Nelson enseñó:
“Quienes impulsivamente abandonan sus estudios
y dejan a medias su educación… frustran la realización de su propio potencial.
• ¿Qué beneficios se obtienen cuando se tiene mejor preparación en una carrera?
“Recuerdo el momento en que yo mismo tomé la
resolución de adquirir una educación, cuando siendo un adolescente sin preparación conseguí trabajo
temporal durante la época de Navidad. La labor era
monótona y las horas y los días pasaban lentamente. En aquel momento resolvía que obtendría una
educación que me preparara mejor para ganarme
la vida; tomé la decisión de mantenerme en la universidad y estudiar con ahínco, como si mi vida
dependiera de ello.
“Más adelante, cuando era presidente de estaca,
muchos jóvenes me consultaban con respecto a sus
estudios; algunos me preguntaban cuánto tiempo
me había llevado la carrera de medicina. A éstos les
contestaba: ‘En general, son cuatro años de universidad; seguidos por otros cuatro en la facultad de
medicina. Y si decides especializarte, eso te puede
llevar otros cinco años o más, según la especialidad
que elijas’.
“Mis palabras provocaban en algunos esta reacción:
‘Pero… ¡son trece años, o tal vez más! ¡Es demasiado tiempo para mí!’
Temzie es un misionero que recién ha regresado
del campo misional. Él utiliza en su nuevo trabajo
muchas de las destrezas que aprendió en la misión,
y gana lo suficiente para mantenerse a sí mismo;
sin embargo, una vez que se haya casado, su sueldo
no será suficiente para mantener una familia. Dado
que no tiene perspectivas de casarse por ahora, ha
decidido no seguir su educación por el momento.
Sin tener que estudiar, tendrá más tiempo libre para divertirse.
• ¿Qué consejo le darías a Temzie?
“ ‘Eso es relativo’, les decía yo. ‘La preparación para
una carrera no es demasiado larga si sabes lo que
quieres hacer con tu vida. ¿Qué edad tendrás dentro de trece años si no sigues una carrera? ¡Tendrás
exactamente la misma edad, seas o no seas lo que
quieres ser!’
“Así que mi consejo era, y sigue siendo, que continúen su educación, estén donde estén, sean cuales
sean sus intereses y oportunidades, decidan lo que
decidan en cuanto a cuál será la mejor forma de servir a su familia y a la sociedad” (véase “¿Dónde se
halla la sabiduría?”, Liahona, enero de 1993, pág. 6).
• ¿Qué significa para ti la afirmación del élder
Nelson de que “la preparación para una carrera
no es demasiado larga si sabes lo que quieres hacer con tu vida”?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Qué relación existe entre el aprendizaje y la felicidad?
• ¿Qué queremos decir cuando expresamos que no
podemos darnos el lujo de dejar de aprender?
• ¿Cómo influye en tu deseo de aprender el saber
que el conocimiento que adquiramos en esta vida se levantará con nosotros en la vida venidera
(véase D. y C. 130:18)?
• ¿Qué aspectos de tu vida mejorarían si obtuvieras
una mayor educación formal?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
BUSCAR
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
73
NOTAS E IMPRESIONES:
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
74
BUSCAR
EL APRENDIZAJE POR MEDIO DEL ESTUDIO Y DE LA FE
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
75
CAPÍTULO 11
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
ELEGIR Y SER UNA
COMPAÑERA O UN
COMPAÑERO ETERNO
• Un matrimonio logra florecer cuando esposo y
esposa comparten valores e intereses similares.
• Debemos prepararnos para ser los mejores compañeros posibles.
• Debemos buscar la confirmación del Señor al elegir la persona con quien vamos a casarnos.
INTRODUCCIÓN
Cuando contraemos matrimonio en el templo y
vivimos dignamente, nuestra unión se sella por
la eternidad. Por lo tanto, escoger a un cónyuge
es elegir a alguien que va a permanecer junto a
nosotros no sólo en esta vida sino también para
siempre. La relación que tengamos con nuestro
cónyuge influirá en nosotros y en nuestra posteridad a lo largo de esta vida y tendrá implicaciones
eternas.
• La proclamación sobre la familia es una guía para
aquilatar nuestra actitud y la de nuestro futuro
cónyuge.
• El esposo y la esposa tienen la solemne responsabilidad de amarse y cuidarse el uno al otro, y
también a sus hijos.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
Un matrimonio logra florecer cuando
esposo y esposa comparten valores e
intereses similares.
ᔣ “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos” (2 Corintios 6:14).
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball:
“He advertido a la juventud de los peligros que
existen en el matrimonio entre personas de religiones diferentes , y con toda la fuerza de mi ser
he amonestado a los jóvenes de evitar el dolor y
la decepción que resultan de casarse fuera de la
Iglesia, así como para evitarles encontrarse en las
situaciones infelices que, casi sin excepción, ocuEl presidente Spencer W. Kimball, decimosegundo
rren cuando un creyente se casa con un cónyuge
Presidente de la Iglesia, enseñó: “Cuando se elige
que no comparte sus creencias. He indicado que
un compañero para esta vida y para la eternidad, se
la Iglesia exige a sus miembros que sacrifiquen su
debe efectuar la más cuidadosa preparación, meditiempo, sus fuerzas y sus fondos; que
tación, oración y ayuno para asegula fortaleza de los vínculos espirituararse de que, entre todas las que se
“En un verdadero
les aumenta tras el casamiento y con
tomen, ésta no sea una decisión equila llegada de los hijos; que el surgimatrimonio debe
vocada. En un verdadero matrimonio
miento del antagonismo es natural
existir una unión
debe existir una unión de la mente
cuando las partes del matrimonio son
de la mente así
así como del corazón. Las emociones
así de disparejas; que estas razones, al
como del corazón”.
no deben determinar las decisiones
igual que muchas otras, presentan
por completo, sino que la mente y el
evidencia clara a favor del matrimocorazón, fortalecidos mediante el ayunio entre miembros de la Iglesia ya que marido y
no, la oración y una consideración seria, nos promujer comparten antecedentes, ideales, normas,
porcionarán la mejor oportunidad para la felicidad
creencias, esperanzas, metas y, ante todo, el que
marital” (“Unidad en el matrimonio”, Liahona,
esos matrimonios puedan ser eternos por medio
octubre de 2002, pág. 36).
de asistir rectamente al santo templo...
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
76
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
ᔣ Élder Richard G. Scott del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“...Recomendamos que las personas se casen con
individuos que tengan más o menos el mismo nivel económico, social y educativo (no todos esos
requisitos son esenciales, sino preferibles), pero
ante todo y sin lugar a duda, que tengan la misma formación religiosa” (véase “Marriage and
Divorce”, 1976 Devotional Speeches of the Year, 1977,
págs. 142–144; véase El matrimonio eterno: Manual
para el alumno, págs. 270–271).
ᔣ Presidente N. Eldon Tanner de la Primera
Presidencia:
“Cuando los jóvenes me consultan
por asuntos de noviazgos y matrimonios, por lo general les sugiero que se
hagan las siguientes preguntas:
“¿Qué clase de madre o padre quiero
que tengan mis hijos?
“¿Qué clase de madre o padre estoy
preparado para ser?
“¿Analizo las similitudes y las deferencias que hay
entre nosotros, relacionadas con el ambiente en
que fuimos criados, la cultura y el intelecto?
“¿Estoy preparado para ajustarme a esas diferencias?
“¿Comprendo que esos ajustes se deben hacer antes
del casamiento?
“Esas circunstancias nos ayudan a elegir la persona
apropiada con la cual vamos a vivir en la eternidad. Después del matrimonio, hay muchas responsabilidades que no deben descuidar; pero si cada
cónyuge hace su parte, no habrá nada en esta vida
que le dé mayor satisfacción y felicidad” (véase
“Por esta vida y la eternidad”, Liahona, julio de
1980, pág. 26).
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
“Una prioridad esencial en una futura esposa es el
deseo de ser esposa y madre; debe estar en el proceso de desarrollar las cualidades sagradas que Dios
ha dado a Sus hijas para que sobresalgan como esposas y madres: la paciencia, la bondad, el amor
por los niños y el deseo de atender a sus hijos en
lugar de procurar satisfacciones profesionales. Debe
estar adquiriendo una buena educación a fin de
prepararse para las exigencias de la maternidad.
“Las decisiones
correctas que tomes
ahora te ayudarán
a prepararte para
ser sellado o sellada
en el templo”.
“¿Quiero relacionarme con alguien solamente por
su popularidad, o busco sus valores espirituales y
morales?
E L E VA N G E L I O
“Los cimientos de un matrimonio eterno consisten
en mucho más que una cara hermosa o una figura
atractiva; es preciso tener en cuenta mucho más
que la popularidad o la simpatía. Al buscar un
compañero eterno, considera a alguien que esté
cultivando los atributos esenciales que brindan
felicidad: amor profundo por el Señor y por Sus
mandamientos, determinación de obedecerlos,
comprensión bondadosa, deseo de perdonar y disposición de dar de sí, el deseo de tener una familia
bendecida con hermosos hijos y la determinación
de enseñarles los principios de verdad en el hogar.
MANUAL
“Un futuro esposo debe también honrar el sacerdocio que posee y utilizarlo
al servicio de los demás. Busca a un
hombre que acepte su función de ser
quien provea lo necesario para vivir,
que tenga la capacidad de hacerlo y
que esté haciendo diligentes esfuerzos
para prepararse para cumplir esas responsabilidades.
“Te sugiero que no pases por alto muchos candidatos que estén todavía en el proceso de desarrollar
esos atributos por buscar a alguien que ya los haya
perfeccionado. Probablemente no encuentres a esa
persona perfecta… Es mejor pulir juntos esos atributos como esposo y esposa” (véase “Recibe las
bendiciones del templo”, Liahona, julio de 1999,
pág. 29).
Debemos prepararnos para ser los mejores compañeros posibles.
ᔣ “…el matrimonio lo decretó Dios para el hombre” (D. y C. 49:15).
ᔣ Élder Richard G. Scott: “El carácter digno se forja
mejor con una vida de constantes elecciones correctas centradas en las enseñanzas del Maestro.
Por un momento, hablo a quien se esté preparando
para ese dulce período de descubrimiento que lleva
PA R A E L A L U M N O
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
77
al matrimonio eterno, que se conoce como el noviazgo. Puede ser una época maravillosamente hermosa de progresar y de compartir; una época en
que debes concentrar tus pensamientos, acciones
y planes en dos personas: los padres de tus futuros
hijos. Prepárate para tener éxito como padre o
madre siendo completamente digno en todo
pensamiento y acto durante el noviazgo” (véase
“Recibe las bendiciones del templo”, Liahona, julio
de 1999, pág. 29).
ᔣ Élder Henry B. Eyring del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Hay cosas que podemos empezar a hacer ahora mismo a fin de proveer para las necesidades espirituales y físicas de una familia. Hay cosas
que podemos hacer ahora para prepararnos, mucho
antes de que surja la necesidad, a fin de tener paz,
sabiendo que hemos hecho todo lo posible” (véase
“La familia”, Liahona, octubre de 1998, pág. 19).
ᔣ Élder Richard G. Scott:
“Al tomar decisiones de
acuerdo con la verdad eterna, desarrollarás un carácter recto y aumentará tu
fortaleza para resistir la
tentación. Puedes contar
con la ayuda de Dios para cumplir con tus decisiones dignas; mereces entonces ser guiado por el
Espíritu, para elegir la senda correcta; te advertirá
de tentaciones que quizás no reconocerías de otro
modo. Las decisiones correctas que tomes ahora te
ayudarán a prepararte para ser sellado o sellada en
el templo a una compañera o compañero digno y
para formar y enseñar a tu propia familia eterna.
Todos los que se hagan merecedores de esas bendiciones las tendrán en el tiempo preciso del
Señor, ya sea aquí o en la vida venidera” (véase
“La fuerza de la rectitud”, Liahona, enero de 1999,
págs. 80–81).
Debemos buscar la confirmación del
Señor al elegir la persona con quien
vamos a casarnos.
ᔣ “Pero he aquí, te digo que debes estudiarlo en tu
mente; entonces has de preguntarme si está bien;
y si así fuere, haré que tu pecho arda dentro de ti;
por tanto, sentirás que está bien.
“Mas si no estuviere bien, no sentirás tal cosa, sino
que te sobrevendrá un estupor de pensamiento que
te hará olvidar lo que está mal” (D. y C. 9:8–9).
ᔣ Los líderes del sacerdocio aconsejan a los ex misioneros a participar activamente en la Iglesia, a
seguir con sus estudios o sus trabajos, a pagar el
diezmo y las ofrendas, a inscribirse en el instituto,
y a prepararse para contraer matrimonio en el templo. Ellos no le sugieren un periodo de tiempo en
el cual se tienen que casar. El matrimonio es tan
importante que la decisión se debe tomar sólo después de una consideración cuidadosa tomada mediante la oración.
ᔣ Élder Richard G. Scott: “Si eres una persona soltera y aún no cuentas con un firme candidato para
un matrimonio celestial, vive para lograrlo. Ora
por ello, espéralo en el debido tiempo del Señor.
No transijas en tus normas de ningún modo que
pueda impedirte esa bendición, ya sea de éste o del
otro lado del velo. El Señor conoce los deseos de tu
corazón; Sus profetas han dicho que obtendrás tal
bendición si eres constante al vivir de tal manera
que lo merezcas. No sabemos si sucederá en este lado o en el otro lado del velo, pero vive para lograrlo. Ora por ello” (véase “Recibe las bendiciones del
templo”, Liahona, julio de 1999, pág. 31).
ᔣ Élder Gerald N. Lund de los Setenta: “Cuando yo
tenía dieciséis años y no era lo suficientemente listo
para saber nada de nada, el Espíritu me conmovió
de modo tal que me di cuenta de lo importante que
es la mujer con que uno se casa. A partir de entonces comencé a orar para que el Señor me encontrara
a la mujer que habría de ser mi compañera eterna.
Esas oraciones fueron contestadas, y todo lo que
ahora disfrutamos en nuestra familia con hijos y
nietos es en gran parte debido a ella” (“La oportunidad de servir”, Liahona, Julio de 2002, pág. 96).
La proclamación sobre la familia es una
guía para aquilatar nuestra actitud y la
de nuestro futuro cónyuge.
ᔣ “Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho...
sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos,
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
78
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
ᔣ Élder Robert D. Hales del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Para saber y guardar los mandamientos, debemos conocer al Salvador y a los profetas
ᔣ “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que
de Dios y seguirlos. Hace poco, todos hemos tenirevele su secreto a sus siervos los profetas” (Amós
do la bendición de recibir un mensaje importante
3:7 [Dominio de las Escrituras]).
de los profetas de nuestros días, titulado, ‘La
ᔣ Élder Henry B. Eyring:
Familia: Una proclamación para el mun“En vista de que nuestro Padre ama a
do’ (véase Liahona, enero de 1996,
“La familia debe ser
Sus hijos, no nos dejará hacernos conpágs. 116–117). Esta proclamación
jeturas en cuanto a lo que más impornos advierte de lo que sucederá si no
lo más importante
ta en esta vida, con respecto a lo que
fortalecemos la unidad familiar en
que podemos
debemos recalcar para ser felices y a la
nuestros hogares, comunidades y naconsiderar”.
tristeza que puede resultar de nuestra
ciones. Todo poseedor del sacerdocio
indiferencia. A veces, mediante la insy toda persona en general debería espiración, lo comunicará directamente a la persona,
tudiarla detalladamente” (véase “Si quieres entrar
pero, además, nos dirá por medio de Sus siervos...
en la vida, guarda los mandamientos”, Liahona, juEsto lo hace a fin de que aun los que no sientan la
lio de 1996, pág. 39).
inspiración puedan saber, si tan sólo escuchan, que
ᔣ Élder L. Aldin Porter de la Presidencia de los
se les ha dicho la verdad y que se les ha advertido
Setenta: “Deseo sugerirles con toda solemnidad y
al respecto.
seriedad que un estudio muy cuidadoso de esa pro“El título de la proclamación sobre la familia dice:
clamación les será de inmensa ayuda cuando co‘La Familia: Una proclamación para el mundo—
miencen a edificar un hogar y una familia. Ahora,
La Primera Presidencia y el Consejo de los Doce
una voz de advertencia: si su futuro esposo o espoApóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos
sa no está de acuerdo con la doctrina que se ensede los Últimos Días’ (véase Liahona, octubre de
ña en ella, sepan del peligro de comprometer su
1998, pág. 24).
vida a esa persona” (véase Escudriñad los profetas,
charla fogonera del SEI para jóvenes adultos, 4 de
“Hay tres elementos
febrero de 2001, pág. 1).
del título en los que
es lo mismo” (D. y C. 1:38 [Dominio de las
Escrituras, D. y C. 1:37–38]).
L A FA M I L I A
debemos reflexionar
detenidamente.
N
Primero, el tema: la
familia; segundo, a
quién está dirigida, o
sea, a todo el mundo;
y tercero, los que
emiten la proclamación son aquellas
personas a las que
sostenemos como
profetas, videntes y
reveladores. Todo esto
significa que la familia debe tener para nosotros
gran importancia, que el contenido de la proclamación puede ayudar a cualquier persona del
mundo y que la proclamación está incluida en la
promesa que dio el Señor cuando dijo: ‘...sea por
mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo
mismo’ (D. y C. 1:38)” (“La familia”, Liahona, octubre de 1998, pág. 12).
LA PRIMERA PRESIDENCIA Y EL CONSEJO DE LOS DOCE APÓSTOLES
DE LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS
OSOTROS, LA PRIMERA PRESIDENCIA y el Consejo
de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los
Santos de los Últimos Días, solemnemente proclamamos
que el matrimonio entre el hombre y la mujer es ordenado por Dios y que la familia es la parte central del
plan del Creador para el destino eterno de Sus hijos.
TODOS LOS SERES HUMANOS, hombres y mujeres, son
creados a la imagen de Dios. Cada uno es un amado
hijo o hija espiritual de padres celestiales y, como tal,
cada uno tiene una naturaleza y un destino divinos. El
ser hombre o mujer es una característica esencial de la
identidad y el propósito eternos de los seres humanos en
la vida premortal, mortal, y eterna.
EN LA VIDA PREMORTAL, los hijos y las hijas espirituales
de Dios lo conocieron y lo adoraron como su Padre
Eterno, y aceptaron Su plan por el cual obtendrían un
cuerpo físico y ganarían experiencias terrenales para
progresar hacia la perfección y finalmente cumplir su
destino divino como herederos de la vida eterna. El plan
divino de felicidad permite que las relaciones familiares
se perpetúen más allá del sepulcro. Las ordenanzas y
los convenios sagrados disponibles en los santos templos permiten que las personas regresen a la presencia
de Dios y que las familias sean unidas eternamente.
EL PRIMER MANDAMIENTO que Dios les dio a Adán y a
Eva tenía que ver con el potencial que, como esposo y
esposa, tenían de ser padres. Declaramos que el mandamiento que Dios dio a sus hijos de multiplicarse y
henchir la tierra permanece inalterable. También declaramos que Dios ha mandado que los sagrados poderes
de la procreación se deben utilizar sólo entre el hombre
y la mujer legítimamente casados, como esposo y esposa.
DECLARAMOS que la forma por medio de la cual se crea
la vida mortal fue establecida por decreto divino.
Afirmamos la santidad de la vida y su importancia en el
plan eterno de Dios.
EL ESPOSO Y LA ESPOSA tienen la solemne responsabilidad de amarse y cuidarse el uno al otro, y también a sus
hijos. “He aquí, herencia de Jehová son los hijos”(Salmos
127:3). Los padres tienen la responsabilidad sagrada de
educar a sus hijos dentro del amor y la rectitud, de
proveer para sus necesidades físicas y espirituales, de
enseñarles a amar y a servirse el uno al otro, de guardar
los mandamientos de Dios y de ser ciudadanos respetuosos de la ley dondequiera que vivan. Los esposos y las
esposas, madres y padres, serán responsables ante Dios
del cumplimiento de estas obligaciones.
LA FAMILIA es ordenada por Dios. El matrimonio entre
el hombre y la mujer es esencial para Su plan eterno. Los
hijos tienen el derecho de nacer dentro de los lazos del
matrimonio, y de ser criados por un padre y una madre
que honran sus promesas matrimoniales con fidelidad
completa. Hay más posibilidades de lograr la felicidad
en la vida familiar cuando se basa en las enseñanzas del
Señor Jesucristo. Los matrimonios y las familias que
logran tener éxito se establecen y mantienen sobre los
principios de la fe, la oración, el arrepentimiento, el
perdón, el respeto, el amor, la compasión, el trabajo y las
actividades recreativas edificantes. Por designio divino,
el padre debe presidir sobre la familia con amor y rectitud y tiene la responsabilidad de protegerla y de
proveerle las cosas necesarias de la vida. La responsabilidad primordial de la madre es criar a los hijos. En estas
responsabilidades sagradas, el padre y la madre, como
iguales, están obligados a ayudarse mutuamente. Las
incapacidades físicas, la muerte u otras circunstancias
pueden requerir una adaptación individual. Otros
familiares deben ayudar cuando sea necesario.
ADVERTIMOS a las personas que violan los convenios de
castidad, que abusan de su cónyuge o de sus hijos, o que
no cumplen con sus responsabilidades familiares, que un
día deberán responder ante Dios. Aún más, advertimos
que la desintegración de la familia traerá sobre el individuo, las comunidades y las naciones las calamidades
predichas por los profetas antiguos y modernos.
HACEMOS UN LLAMADO a los ciudadanos responsables
y a los representantes de los gobiernos de todo el
mundo a fin de que ayuden a promover medidas destinadas a fortalecer la familia y mantenerla como base
fundamental de la sociedad.
El presidente Gordon B. Hinckley leyó esta proclamación como parte de su mensaje en
la Reunión General de la Sociedad de Socorro, el 23 de septiembre de 1995, en Salt Lake City, Utah, E.U.A.
© 1995 por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Todos los derechos reservados. Aprobación del inglés 10/95. 35602.002
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
El esposo y la esposa tienen la solemne
responsabilidad de amarse y cuidarse el
uno al otro, y también a sus hijos
ᔣ “El marido cumpla con la mujer el deber
conyugal, y asimismo la mujer con el marido”
(1 Corintios 7:3).
ᔣ “Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni
la mujer sin el varón” (1 Corintios 11:11).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, en ese entonces
Primer Consejero de la Primera Presidencia:
“Qué hermosa es la ceremonia matrimonial del joven y la señorita que empiezan sus vidas juntos,
arrodillados ante el altar en la Casa del Señor, prometiéndose amor y lealtad el uno para con el otro
durante esta vida y por toda la eternidad. Cuando
los niños llegan a ese hogar, se les nutre, cuida,
ama y bendice con la certeza de que su padre ama
a su madre. En ese ambiente encuentran paz, fortaleza y seguridad. Al ver a su padre, desarrollan respeto hacia la mujer. Se les enseña autocontrol y
PA R A E L A L U M N O
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
autodisciplina, lo que brinda la fortaleza para evitar una tragedia en el futuro.
“Los años pasan, los hijos dejan el hogar, uno a
uno, y los padres se quedan solos otra vez. Pero están juntos para hablar, dependen el uno del otro,
se nutren, se apoyan y se bendicen. Después, llega
el otoño de la vida y ven el pasado con satisfacción y felicidad. Durante todo ese tiempo ha reinado la lealtad entre ellos, se han tratado con
consideración y ternura, y ahora hay una cierta
dulzura, un cariño que deriva de esa relación santa. Comprenden que la muerte puede llegar en
cualquier momento, por lo general, primero para
uno junto con una breve o larga separación. Pero
también saben que debido a que fueron sellados
bajo la autoridad del eterno sacerdocio, y han vivido dignos de esas bendiciones, sin lugar a dudas
habrá una reunión muy dulce” (véase “Nuestras
solemnes responsabilidades”, Liahona, enero de
1992, pág. 63).
ᔣ Élder Neal A. Maxwell del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Es obvio que los valores familiares reflejan nuestras preferencias personales. Considerando
la gravedad de las actuales circunstancias, ¿estarían
dispuestos los padres a renunciar una cosa fuera
del hogar y dedicar, en cambio, ese tiempo y ese
talento a su familia? Padres y abuelos, por favor
examinen detenidamente sus horarios y sus preferencias a fin de poder asegurarse de dedicar su tiempo principal a sus relaciones principales. Aun
Brigham Young, consagrado y devoto como era, recibió el consejo del Señor de ‘velar especialmente
por [su] familia’ (D. y C. 126:3). ¡El más esmerado
es a veces quien más necesita el consejo!” (véase “Te
mando… velar especialmente por tu familia”,
Liahona, julio de 1994, pág. 103).
79
ᔣ Élder M. Russell Ballard Jr., en ese entonces de los
Setenta: “Me maravilla el pensar en la gran confianza que Dios nos demuestra y que ha puesto en nosotros, al permitirnos el privilegio de ser los padres
mortales de Sus eternos hijos espirituales. Nunca debemos olvidar que Él tiene un interés muy especial
en cada uno de nosotros y debemos darnos cuenta
de la importancia de cada alma humana en el plan
eterno de Dios. Cuando comprendemos esto, podemos ir con confianza ante Él en oración, a buscar Su
guía y dirección en nuestra sagrada tarea como padres. Él dijo: ‘Porque, he aquí, ésta es mi obra y mi
gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna
del hombre’ (Moisés 1:39). Me parece que en estas
palabras se resume el importante papel que tenemos
los padres en la vida eterna de cada miembro de
nuestra familia” (véase “El desarrollo espiritual de
nuestros hijos”, Liahona, enero de 1979, pág. 100).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia: “Yo creo que todo niño debería tener la bendición de nacer en un hogar donde sea bienvenido, nutrido, amado y bendecido
con padres, un padre y una madre, que sean fieles
el uno con el otro y con sus hijos... Permanezcan
firmes frente a las asechanzas del mundo. Los creadores de nuestros medios de entretenimiento, los
proveedores de gran parte de nuestra literatura,
quieren que ustedes crean lo contrario. La sabiduría acumulada durante siglos declara con certeza y
claridad que la felicidad más grande, la seguridad
más grande, el mayor estado de paz mental, los
más profundos depósitos de amor, los experimentan sólo los que siguen las normas de virtud, probadas por el tiempo, antes del matrimonio, y de
fidelidad total dentro del matrimonio” (véase
“Permanezcan firmes frente a las asechanzas del
mundo”, Liahona, enero de 1996, pág. 114).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Silvia se sintió en las nubes cuando Marcos le preguntó si podía ir a visitarla a su casa. Él se parecía
tanto a su padre: agradable, atlético y bien parecido.
Aun cuando el joven no era miembro de la Iglesia,
Silvia estaba segura de que su madre quedaría muy
impresionada. Él tenía buenos modales y ella lo encontraba mucho más interesante que cualquiera de
los muchachos Santos de los Últimos Días que había
conocido. La madre de Silvia recordaba haber tenido
sentimientos parecidos por su esposo cuando se conocieron, por lo que miró a su hija a los ojos y le dijo: “Quiero que sepas que el cometido de tu padre
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
80
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
hacia el Evangelio fue más importante para mí que
su buen parecer y sus demás virtudes”. Silvia le respondió: “Sé que el amor que Marcos siente por mí lo
acercará al Evangelio y que él se unirá a la Iglesia”.
• ¿Qué consejo le darías a Silvia referente a esta
relación?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Cuáles son las prioridades más importantes
que debes establecer al prepararte para el
matrimonio?
• ¿Qué características importantes consideras que
tanto tú como tu cónyuge deben poseer?
• ¿Cómo influye la fe en ayudarte a ser mejor cónyuge y padre?
NOTAS E IMPRESIONES:
Bill y Elizabeth tienen un noviazgo serio desde hace casi un año. Ambos se encuentran pisando los
treinta; han sido misioneros de tiempo completo
y son muy activos en la Iglesia. Les encanta estar
juntos y muchas veces hablan de la posibilidad de
contraer matrimonio. Sin embargo, ninguno de
ellos siente que el Espíritu les ha dicho que deben
casarse entre ellos, y ambos se preguntan: ¿Por qué
el Señor no me inspira acerca de la persona con la
que debo casarme? ¡No quiero equivocarme al tomar una decisión tan importante!”.
• ¿Es posible que el Espíritu nos guíe y no darnos
cuenta de ello? ¿Cómo podemos darnos cuenta?
• ¿Qué consejo le darías a Bill y a Elizabeth?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
81
PA R A E L A L U M N O
82
ELEGIR
U N A C O M PA Ñ E R A O U N C O M PA Ñ E R O E T E R N O Y S E R L O
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
83
CAPÍTULO 12
EL OBSERVAR LAS LEYES
DE LA SALUD FÍSICA
INTRODUCCIÓN
vigorizan el cuerpo; el estudio constante de las
Escrituras y la oración fortalecen la mente y el
espíritu” (véase “Para tocar el cielo”, Liahona, enero
de 1991, pág. 51).
ᔣ Presidente David O. McKay, noveno Presidente
de la Iglesia:
“La persona saludable,
que se cuida físicamente, tiene fortaleza
y vitalidad; su cuerpo
es un templo adecuado para que en él resida su espíritu…
Cada uno de nosotros es un hijo o hija espiritual
de Dios que viene a la vida terrenal con el fin de
obtener un cuerpo físico. Nuestro cuerpo físico es
un don de Dios y finalmente se convertirá en un
cuerpo resucitado
El apóstol Pablo describe el cuerpo como el templo
de Dios (véase 1 Corintios 3:16–17; 6:19–20; véase
también D. y C. 93:33–35). Todos nosotros debemos comer adecuadamente, hacer ejercicio con regularidad, buscar la ayuda médica competente y
vivir la Palabra de Sabiduría con el fin de mantener nuestro cuerpo saludable. Eso nos ayudará en
nuestro trabajo, nuestra familia y el servicio en la
Iglesia.
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• Los buenos hábitos de salud son importantes
para vivir el Evangelio.
• La Palabra de Sabiduría es una parte importante
de la ley del Señor sobre la salud.
• Una dieta adecuada, el descanso y el ejercicio proporcionan beneficios significativos en la salud.
• Debemos evitar las sustancias y las prácticas que
dañan el cuerpo y la mente.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
“…Las enfermedades
nos privan del ejercicio pleno de nuestras
facultades y privilegios
y a veces nos privan
de la vida misma. Es
necesario, por lo tanto, cuidar nuestro
cuerpo y observar las normas de la salud y de la
felicidad” (véase “The ‘Whole’ Man”, Improvement
Era, abril de 1952, pág. 221; citado en Mujeres
Jóvenes: Manual 2, pág. 163).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, decimoquinto
Presidente de la Iglesia: “El cuerpo es el templo del
Espíritu. El cuerpo es sagrado; fue creado a imagen
de Dios, por lo que debe cuidarse y utilizarse para
buenos fines. Es preciso cuidar bien de él y eso
que denominamos la Palabra de Sabiduría, que es
un código de salud, nos ayuda a lograrlo” (véase
“...pues no se ha hecho esto en algún rincón”,
Liahona, enero de 1997, pág. 54).
ᔣ Patricia T. Holland, que fue consejera de la
Presidencia General de las Mujeres Jóvenes:
Los buenos hábitos de salud son importantes
para vivir el Evangelio.
“A todo aquel que lee periódicos o revistas se le recuerda constantemente que la dieta y el ejercicio
apropiado, y un buen descanso aumenta nuestro
ᔣ “...el hombre es el tabernáculo de Dios, a saber,
rendimiento diario así como también la duración
templos; y el templo que fuere profanado, Dios lo
de nuestra vida. Sin embargo, demasiados de nosdestruirá” (D. y C. 93:35).
otros no hacemos ni el más mínimo esfuerzo, con
ᔣ Presidente Thomas S. Monson de la Primera
la idea de que nuestra familia, nuestros vecinos y
Presidencia: “El apóstol Pablo dijo: ‘¿No sabéis que
nuestras demás responsabilidades viesois templo de Dios, y que el Espíritu
nen primero. Y al hacerlo, ponemos
de Dios mora en vosotros?... el tem“El cuerpo es el
en riesgo lo que esas personas necesiplo de Dios, el cual sois vosotros, santan más de nosotros: nuestra salud,
templo
del
to es’ (1 Corintios 3:16–17). Así como
nuestra felicidad y nuestra fortaleza...
Espíritu”.
las comidas nutritivas, el ejercicio en
forma regular y el descanso apropiado
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
84
EL
O B S E R VA R L A S L E Y E S D E S A L U D F Í S I C A
“Para mí entonces, el asunto es aceptar que somos
merecedores del tiempo y del sacrificio que sea necesario para alcanzar la medida de nuestra creación, y creer que no es egoísta, equivocado ni
malo. En realidad, es esencial para nuestro desarrollo espiritual.
“Años atrás, mi hijo mayor trató de enseñarme ese
principio. Ese día no me sentía muy bien, pero
había prometido a mi hijo, en ese entonces de tres
años, llevarlo al zoológico. Al sentirme cada vez
peor, con dolores y malestar, finalmente le dije
exasperada: ‘Matthew, no sé si debemos ir al zoológico y cuidarte a ti o si debiéramos quedarnos en
casa y cuidar a mamá’. Me miró por un momento
con sus grandes ojos negros y me dijo enérgicamente: ‘Mamá, yo creo que tú debes cuidarte a ti
misma, para que puedas cuidar de mí’. Él fue lo
bastante sabio, aun a su edad, de saber que lo mejor para él era tener una madre saludable. Si no
cuidamos de nosotros, es prácticamente imposible
cuidar de los demás” (véase “The Many Faces of
Eve”, en Jeffrey R. Holland y Patricia T. Holland,
On Earth As It Is in Heaven, 1989, págs. 66–67).
es el documento más extraordinario que conozco
acerca de la salud. El profeta José Smith la recibió
en el año 1833, cuando se sabía relativamente muy
poco de cuestiones dietéticas. Ahora, cuanto más
avanza la investigación científica, más pruebas hay
de los principios de la Palabra de Sabiduria” (“Sean
dignos de la joven con la cual se van a casar algún
día”, Liahona, julio de 1998, pág. 53–54).
ᔣ Presidente Boyd K. Packer, Presidente en
Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles:
“dada como un principio con promesa” (D. y C.
89:1–3).
“La Palabra de Sabiduría puso restricciones sobre
los miembros de la Iglesia y, hasta el día de hoy,
esos requisitos se aplican a todo miembro y a toda
persona que desee unirse a ella. Dichos requisitos
son tan importantes que nadie será bautizado en la
Iglesia a menos que esté de acuerdo con vivir en
base a ellos. A nadie se le llamará a enseñar ni a dirigir a menos que los acepte. Cuando quieran entrar en el templo, se les preguntará si guardan la
Palabra de Sabiduría. Si no lo hacen, no podrán entrar en la Casa del Señor hasta que sean completamente dignos.
ᔣ “Y todos los santos que se acuerden de guardar y
hacer estas cosas, rindiendo obediencia a los mandamientos, recibirán salud en el ombligo y médula
en los huesos;
“Sabemos que, por lo general, a los jóvenes no les
gustan las restricciones. Aunque no lo crean, nosotros también fuimos jóvenes una vez y nos acordamos.
La Palabra de Sabiduría es una parte
importante de la ley del Señor sobre la
salud.
ᔣ “Una Palabra de Sabiduría para el beneficio... [de]
los santos...
“…demostrando el orden y la voluntad de Dios en
la salvación temporal de todos los santos en los últimos días—
“y hallarán sabiduría y grandes tesoros de conocimiento, sí, tesoros escondidos;
“Nuestra sociedad se ve plagada por un sentido de
resistencia a todo lo que limite nuestra conducta.
La obsesión de separar la libertad de la responsabi“y correrán sin fatigarse, y andarán sin desmayar.
lidad, donde se supone que de alguna
“Y yo, el Señor, les prometo que el
forma las decisiones no están sujetas
ángel destructor pasará de ellos, como
“El propósito
a las consecuencias, podría llegar a
de los hijos de Israel, y no los matará”
fundamental de
destruir por completo el orden de
(D. y C. 89:18–21 [Dominio de las
la Palabra de
nuestra sociedad...
Escrituras]).
Sabiduría está
“La Palabra de Sabiduría fue ‘dada
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley: “No
íntimamente ligado
como un principio con promesa’
consideren la Palabra de Sabiduría coa la revelación”.
(D. y C. 89:3). El término principio
mo un asunto trivial. En mi opinión,
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
es muy importante en la revelación, ya que un
principio es una verdad perdurable, una ley, una
regla que se puede adoptar como una guía para
tomar decisiones. Por lo general, los principios no
se aplican en detalle. De ese modo tenemos la libertad de decidir cómo habremos de proceder,
usando esa verdad o principio como punto de
referencia” (véase “La Palabra de Sabiduría: El
principio y las promesas”, Liahona, julio de 1996,
pág. 18).
ᔣ Élder Boyd K. Packer del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“…He llegado a creer que el propósito fundamental
de la Palabra de Sabiduría está íntimamente ligado
a la revelación.
“Desde que eran muy pequeñitos les enseñamos a
abstenerse del uso del té, del café, de las bebidas alcohólicas, del tabaco, de las drogas y de todo aquello que pueda afectar la salud.
“Y nos preocupa sobremanera cuando nos enteramos de que alguno de ustedes está involucrado con
esas cosas.
“Si una persona ‘bajo los efectos del alcohol’ apenas puede entender unas simples palabras, ¿cómo
podría percibir los susurros del Espíritu que penetran hasta lo más íntimo de su ser?
“Pese a lo valioso de la Palabra de Sabiduría como
la ley de salud, puede resultar para ustedes de mayor valor en el aspecto espiritual que en el físico”
(véase “El don de saber escuchar”,
Liahona, enero de 1980, pág. 30).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley, en
ese entonces Primer Consejero de la
Primera Presidencia:
O B S E R VA R L A S L E Y E S D E S A L U D F Í S I C A
85
ella le contestó que de vez en cuando tomaba una
taza de café. ‘Espero, obispo, que usted no me impida entrar al templo por eso’. A lo que él contestó:
‘Hermana, estoy seguro de que usted no va a permitir que una taza de café se interponga entre usted y la Casa del Señor’ ” (“Mantengamos sagrados
los templos”, Liahona, julio de 1990, pág. 66).
Una dieta adecuada, el descanso y el
ejercicio proporcionan beneficios significativos en la salud.
ᔣ “Cesad de ser ociosos; cesad de ser impuros; cesad de criticaros el uno al otro; cesad de dormir
más de lo necesario; acostaos temprano para que
no os fatiguéis; levantaos temprano para que vuestros cuerpos y vuestras mentes sean vigorizados”
(D. y C. 88:124 [Dominio de las Escrituras, D. y C.
88:123–24]).
ᔣ La fruta, las verduras, los granos y las hierbas
saludables son alimentos buenos para nosotros.
Debemos comer carne con moderación. (Véase
D. y C. 89:10–17.)
ᔣ Élder Russell M. Nelson del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“Por medio del ejercicio hecho en forma regular, se
logra una condición física adecuada; sin embargo,
ésta debe ser apropiada para las habilidades y preferencias de cada persona...
“Como muchas otras cosas buenas, uno se beneficia con el ejercicio cuando éste se lleva a cabo con
prudencia y moderación. Me gustaría
advertirles en cuanto al exceso; es in“Por medio del
correcto pensar que si un poquito de
ejercicio hecho en
algo es bueno, entonces mucho es
forma regular, se
mejor” (véase Twenty Questions, dislogra una condición
curso pronunciado a los maestros
física adecuada”.
de religión, 13 de septiembre de
1985, pág. 4).
“¿Es necesario el cumplimiento de la
Palabra de Sabiduría? Los miembros
de la Primera Presidencia han considerado que sí. La observancia de la
Palabra de Sabiduría se relaciona con el cuidado
del cuerpo, el cual el Señor ha asegurado que es
en sí un templo, un tabernáculo del espíritu. Él
ha dicho: ‘Sí, el hombre es el tabernáculo de Dios,
a saber, templos; y el templo que fuere profanado,
Dios lo destruirá’ (D. y C. 93:35).
“Recuerdo que un obispo me contó de una hermana que fue a pedir su recomendación. Cuando le
preguntó si cumplía con la Palabra de Sabiduría,
ᔣ Élder Joe J. Christensen, entonces en la Presidencia
de los Setenta:
“Elijan algún deporte o cualquier ejercicio enérgico
que se ajuste a su situación y a su condición física
y realícenlo en forma regular. Hagan que la sangre
les circule y ejerciten los músculos más importantes. Un tiempo y un empeño apropiado que dediquen al ejercicio los ayudará a ser más eficaces en
otros aspectos de su vida.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
86
EL
O B S E R VA R L A S L E Y E S D E S A L U D F Í S I C A
“No sé qué van a elegir; a mí personalmente me gusta más
el frontenis o caminar,
que correr… Claro está
que cada uno necesita
escoger por sí mismo,
pero tomen la resolución de hacer algo físico en forma regular…
“Algunos de ustedes no descansan lo suficiente.
Hay también quienes están habituados a acostarse
tarde y dormir más de lo que en realidad el sistema
necesita y por consiguiente se pierden de recibir
parte de la inspiración personal que de otra forma
recibirían.
“Cuando se ha descansado en forma adecuada, es de
gran valor levantarse temprano. Años atrás, a Bárbara
y a mí se nos solicitó que lleváramos al presidente
Marion G. Romney y a su esposa desde Provo hasta
su casa en Salt Lake City. Durante el camino, el presidente Romney compartió con nosotros algunas de
las experiencias personales que tuvo cuando fue llamado para prestar servicio como Autoridad General,
allá por el año 1941. En esa época, él se encontraba
prestando servicio como presidente de estaca y se encontraba asistiendo a la conferencia general cuando
se le llamó como Autoridad General, sin habérsele
dicho nada previamente. Él se sintió muy asombrado
y nervioso y sintió que necesitaba que le aconsejaran; por lo tanto, fue a ver al élder Harold B. Lee,
nuevo miembro del Quórum de los Doce, quien había sido compañero como presidente de estaca y le
pidió que le aconsejara sobre cómo tener éxito en calidad de Autoridad General.
“El élder Lee le dijo:
“ ‘Para tener éxito como Autoridad General le daré
un consejo, acuéstese temprano y levántese temprano. Si lo hace, su cuerpo y su mente se sentirán
descansados y entonces, en la quietud de las horas
tempranas de la mañana, recibirá más destellos de
conocimiento e inspiración que en ningún otro
momento del día’.
“El presidente Romney agregó:
“ ‘Desde ese día, he puesto en práctica ese consejo,
y sé que es innegable. Siempre que tengo un problema grave o alguna asignación de naturaleza creativa
para lo cual deseo recibir la influencia del Espíritu,
siempre recibo más ayuda en las primeras horas de
la mañana que en ningún otro momento del día.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
El seguir ese consejo me ha ayudado mucho a lo
largo de los años’ (véase, Joe J. Christensen, To Grow
in Spirit [Salt Lake City: Deseret Book Co., 1983],
págs. 27–28).
“Ustedes también pueden tener una experiencia similar y cambiar, aún cuando piensen que se desenvuelven mejor durante la noche. En 21 días pueden
acostumbrarse y cuando decidan hacerlo todo es
cuestión de una resolución firme y de la determinación de dejar la comodidad de la cama’ ” (véase
Resolutions, charla fogonera del SEI para los jóvenes
adultos de edad universitaria, llevada a cabo el 9 de
enero de 1994, pág. 5).
Debemos evitar las sustancias y las prácticas que dañan el cuerpo y la mente.
ᔣ “He aquí, de cierto, así os dice el Señor: Por motivo de las maldades y designios que existen y que
existirán en el corazón de hombres conspiradores
en los últimos días, os he amonestado y os prevengo, dándoos esta palabra de sabiduría por revelación” (D. y C. 89:4).
ᔣ Presidente Gordon B. Hinckley:
“Algunos hasta han utilizado la excusa de que las
drogas no se mencionan en la Palabra de Sabiduría.
¡Qué excusa de poco valor! Tampoco se menciona
saltar desde una altura a una piscina vacía o saltar
desde un puente a una autopista. Pero, ¿quién pone
en duda las consecuencias de tales actos? El sentido
común debe prevenir tales comportamientos.
“Sin considerar la Palabra de Sabiduría, existe una
razón divina para evitar esas substancias ilegales.
“Estoy seguro de que su uso es una afrenta a Dios;
Él es nuestro Creador y hemos sido creados a Su
imagen; estos maravillosos cuerpos son Su obra
maestra. ¿Cree alguien que puede dañar deliberadamente su cuerpo sin ofender a su Creador? Se nos
ha dicho una y otra vez que el cuerpo es el tabernáculo del espíritu; que es un templo, sagrado para
el Señor. Durante los terribles conflictos entre los
nefitas y los lamanitas se nos dice que los nefitas, que
habían sido fuertes, ‘se habían vuelto débiles como
sus hermanos los lamanitas, y que el Espíritu del
Señor no los preservaba más; sí, se había apartado
de ellos, porque el Espíritu del Señor no habita en
templos inmundos’ (Helamán 4:24).
“Alma enseñó a la gente de Zarahemla: El Señor
‘no habita en templos impuros; y ni la suciedad ni
cosa inmunda alguna pueden ser recibidas en el
PA R A E L A L U M N O
EL
O B S E R VA R L A S L E Y E S D E S A L U D F Í S I C A
87
para que se les perciba, hasta que llereino de Dios’ (Alma 7:21). ¿Puede
“Tu fuerza de
gan a ser demasiado fuertes para romalguien dudar que el uso de estas
perlos. Por cierto que las drogas son el
drogas que destruyen el cuerpo y la
voluntad será más
“guiso” moderno por el cual se venden
mente sea un acto profano? ¿Cree algrande cuando esté
las almas. Ninguna familia está exenta
guien que el Espíritu de Dios puede
unida a la voluntad
de ese riesgo…
morar en el templo de un cuerpo
del Señor”.
contaminado por esos elementos des“Tenemos la libertad de habituarnos
tructivos? Si hay alguien que esté esa las drogas o no, pero una vez que
cuchando y esté usando estas cosas, que se decida
decidamos usar alguna sustancia que forma hábiahora mismo, y con la más firme determinación, a
to, estamos sujetos a las consecuencias de esa
no volver a tocarlas” (véase “El azote de las drogas
decisión...
ilícitas”, Liahona, enero de 1990, págs. 50–51).
“ ‘El espíritu y el cuerpo son el alma del hombre’
ᔣ Élder Boyd K. Packer:
(D. y C. 88:15). Tanto el espíritu como el cuerpo
“La adicción a los narcóticos es un factor por detienen apetitos. Uno de los mayores desafíos que
más contribuyente al plan del príncipe de las tinienos presenta la vida es hacer que prevalezcan las
blas, pues interfiere con la línea de comunicación
necesidades espirituales sobre los apetitos físicos.
que nos une al Santo Espíritu de la verdad. En la
Tu fuerza de voluntad será más grande cuando esté
actualidad, el adversario cuenta con una ventaja
unida a la voluntad del Señor.
injusta. La adicción tiene la capacidad de desconec“La adicción a cualquier tipo de sustancia esclaviza
tar la voluntad del ser humano y de anular su lino solamente al cuerpo físico, sino también al espíbertad moral individual, pudiéndole privar de su
ritu” (véase “Vicio o libertad”, Liahona, enero de
poder de decisión. El albedrío es una doctrina de1989, págs. 6–8).
masiado fundamental para someterla a un riesgo
ᔣ Élder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce
de esa naturaleza…
Apóstoles:
“Les ruego que oren con sinceridad de corazón, pa“Hace unos años, uno de nuestros hijos me prera que, en algún lugar, de alguna manera, se pueda
guntó por qué no era una buena idea probar las bedescubrir la forma de erradicar las adicciones del
bidas alcohólicas y el tabaco para saber cómo eran;
cuerpo humano.
él conocía la Palabra de Sabiduría y sabía los efec“No es sólo la salud ni la misma vida lo que se
tos que tienen esas substancias en la salud, pero
arriesga, sino todas las libertades personales, sociaponía en telo de juicio la razón por la cual no deles, políticas y espirituales, en defensa de las cuales
bía experimentar él mismo con ellas. Le contesté
la humanidad ha luchado en todas las épocas. Se
que si tenía deseos de probar algo, fuera al establo
pone en peligro todo lo que se ganó por medio de
y probara un poco de estiércol. Él exclamó con hola sangre de los mártires. ¡El mismo albedrío está
rror: ‘¡Ah, pero eso es asqueroso!’
en juego! Si todos oramos fervientemente, el Señor
“‘Me alegro de que opines así’, le dije, ‘pero ¿por
seguramente nos ayudará. Por medio de esas oraqué no pruebas un poco sólo para experimentar tú
ciones, enseñemos a nuestros hijos a obedecer la
mismo el sabor? Si piensas que está bien probar
Palabra de Sabiduría, la cual es la armadura que los
una cosa que sabes que no es buena para ti, ¿por
protegerá contra los hábitos que obstruyen los caqué no aplicar ese principio a otras?’ Mi ilustración
nales de la revelación personal” (véase “La revelade la necedad de ‘probar uno mismo’ fue sumación en un mundo inconstante”, Liahona, enero de
mente persuasiva para un muchacho de dieciséis
1990, pág. 14).
años” (véase “El pecado y el sufrimiento”, Liahona,
ᔣ Élder Russell M. Nelson:
abril de 1994, pág. 32).
“De un simple experimento considerado inofensivo,
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
puede desencadenarse un serio vicio. De las pruebas
emergen los hábitos; de los hábitos sale la depenA Pedro lo han invitado a una fiesta después de la
dencia; de la dependencia resulta la adicción. Sus
ceremonia de graduación. Por lo que le han dicho
cadenas pesan sobre la persona en forma gradual, y
parece que va a ser muy divertida, pero él no sabe
sus eslabones esclavizantes son demasiado pequeños
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
88
EL
O B S E R VA R L A S L E Y E S D E S A L U D F Í S I C A
si habrá bebidas alcohólicas. En verdad, le gustaría
mucho estar con sus amigos esa noche.
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Qué haces para mantenerte saludable? ¿Debes
mejorar alguno de tus hábitos de salud? Si fuera
así, ¿qué debes hacer para tener éxito en lograr
esos cambios?
• ¿Qué debe hacer Pedro?
• ¿De qué modo tu salud física afecta tu salud
espiritual?
• ¿Cómo puedes determinar cuánto necesitas
dormir?
• ¿En qué forma es tu cuerpo un templo de Dios
(véase 1 Corintios 3:16)? ¿Qué puedes hacer para
respetar y cuidar ese templo?
A Ngozi su hermana menor le preguntó “¿Por qué
no puedo probar bebidas alcohólicas y tabaco por
lo menos una vez para saber por mí misma cómo
son? Nunca más lo volveré hacer. ¿Qué daño me
puede hacer una sola vez?”
NOTAS E IMPRESIONES:
• ¿Qué le sugerirías a Ngozi que dijera a su
hermana?
La familia de José no es miembro de la Iglesia.
Ellos no aprobaron plenamente que él se uniera a
la Iglesia y ahora piensan que él los mira con aire
de suficiencia. A menudo tratan de tentarlo a que
tome o fume; pero a pesar de sentirse frustrado, está decidido a guardar sus normas. No desea pensar
mal de sus padres, pero a la vez desea que ellos se
cuiden mejor.
• ¿Qué consejo le darías a José?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
EL
E L E VA N G E L I O
O B S E R VA R L A S L E Y E S D E S A L U D F Í S I C A
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
89
PA R A E L A L U M N O
90
CAPÍTULO 13
adversidad” (véase “Para tu bien”, Liahona, julio de
2002, pág. 72).
“ESTAS COSAS TE
SERVIRÁN DE
EXPERIENCIA”
ᔣ Élder Robert D. Hales del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Al saber que estamos en la vida mortal
para aprender y desarrollar nuestra fe, debemos entender que debe haber oposición en todas las cosas.
Durante un consejo familiar en mi propio hogar,
mi esposa dijo: ‘Cuando uno piense que alguien
tiene una familia perfecta, es que no se les conoce
muy bien’ ” (véase “El fortalecimiento de las familias: nuestro deber sagrado”, Liahona, julio de 1999,
pág. 40).
INTRODUCCIÓN
El plan del Señor para Sus hijos comprende el vivir
en un entorno terrenal donde hay oposición en
todas las cosas (véase 2 Nefi 2:11). Al saber que la
oposición y la adversidad son una parte real de la
vida, nos es posible, al mantenernos fieles al Señor
y confiar en Él para que nos ayude, afrontar esos
desafíos y vencerlos. Si nos sobreponemos a la adversidad, nuestra debilidad se vuelve fortaleza
(véase Éter 12:27 [Dominio de las Escrituras]).
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• La adversidad es parte de nuestra experiencia terrenal.
• Los desafíos de la vida terrenal nos ayudan a
progresar.
• El guardar fe en Jesucristo nos ayuda a resolver
los problemas y a vencer la adversidad.
• Debemos perseverar hasta el fin.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
La adversidad es parte de nuestra experiencia terrenal.
ᔣ “Porque es preciso que haya una oposición en todas las cosas. Pues de otro modo, mi primer hijo
nacido en el desierto, no se podría llevar a efecto la
rectitud ni la iniquidad, ni tampoco la santidad ni
la miseria, ni el bien ni el mal” (2 Nefi 2:11).
ᔣ “Es preciso que los de mi pueblo sean probados
en todas las cosas, a fin de que estén preparados
para recibir la gloria que tengo para ellos” (D. y C.
136:31).
ᔣ Obispo Richard C. Edgley del Obispado Presidente:
“Creo que todos entendimos que al venir a la tierra
quedaríamos expuestos a todas las experiencias de
esta vida, entre las que se encontraban las no tan
agradables pruebas del dolor, el sufrimiento, la desesperanza, el pecado y la muerte. Habría oposición y
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
ᔣ Élder Neal A. Maxwell
del Quórum de los Doce
Apóstoles: “La vida terrenal nos ofrece innumerables oportunidades de
llegar a ser más semejantes a Cristo: primero,
al tener que hacer frente
satisfactoriamente a esas
dificultades de la vida
que son ‘humanas’
(1 Corintios 10:13).
Asimismo, existen también nuestras tribulaciones
individuales tales como las enfermedades, la
soledad, las persecuciones, las traiciones, las contradicciones, la pobreza, la calumnia y el amor no
correspondido, etc.” (“Aplica la sangre expiatoria
de Cristo”, Liahona, enero de 1998, pág. 25).
ᔣ Élder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Gran parte de la adversidad la provoca
el hombre mismo. El corazón del hombre se endurece y el espíritu de Satanás controla sus hechos.
Previendo el sufrimiento de nuestra época, el
Salvador dijo: ‘Y el amor de los hombres se enfriará, y abundará la iniquidad’ (D. y C. 45:27). La violencia, la inmoralidad y otras maldades se han
desatado incontrolables sobre la tierra. Gran parte
de la adversidad tiene su origen en el principio del
albedrío” (véase “Las respuestas a los interrogantes
de la vida”, Liahona, julio de 1995, pág. 25).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin del Quórum de los Doce
Apóstoles: “El Señor está en conocimiento de nuestra
capacidad mortal y conoce nuestras debilidades; entiende los desafíos que afrontamos cada día; se da
cuenta de las grandes tentaciones de los apetitos y las
pasiones terrenales. En su epístola a los Hebreos, el
apóstol Pablo escribió que el Salvador puede ‘compadecerse de nuestras debilidades’, porque ‘fue tentado
PA R A E L A L U M N O
“ E S TA S
en todo según nuestra semejanza’ [Hebreos 4:15—
16]” (véase “La fe de nuestros padres”, Liahona, julio
de 1996, pág. 36).
Los desafíos de la vida terrenal nos
ayudan a progresar.
ᔣ “Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió
obediencia” (Hebreos 5:8).
ᔣ Élder John B. Dickson de los Setenta: “Nuestras
dificultades pueden ser físicas, espirituales, económicas o emocionales, pero si las tratamos como
oportunidades y como escalones hacia nuestro progreso, en lugar de tratarlas como barreras o como
piedras de tropiezo, nuestra vida y nuestro desarrollo serán extraordinarios. He aprendido que el
tiempo que transcurre entre uno y otro problema
es muy pacífico, pero que cualquier progreso que
haya tenido ha provenido siempre de una dificultad” (véase “Nadie nos dijo que sería fácil”, Liahona,
enero de 1993, pág. 51).
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
91
“En el dolor, la agonía y en el heroico esfuerzo de
vivir, pasamos por el fuego purificador, y aquellas
insignificancias de nuestra vida, se derretirán como escoria y harán que nuestra fe brille intacta y
fuerte…
“Este cambio llega a través de un proceso de refinamiento que a veces parece cruel y duro. De esta
manera el alma puede llegar a ser como suave arcilla en las manos del Maestro para modelar una vida de fe, valor, belleza y fortaleza” (véase “El fuego
purificador”, Liahona, agosto de 1979, pág. 75).
ᔣ Élder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“ Nuestras conversaciones necesarias se pueden lograr con más rapidez mediante el sufrimiento y la
adversidad que mediante la comodidad y la tranquilidad [véase 2 Nefi 2:2; D. y C. 121:7–8]…
“La mayoría de nosotros hemos experimentado
en cierta medida lo que las Escrituras llaman ‘el
horno de la aflicción’ (Isaías 48:10;
ᔣ Élder Richard G. Scott del Quórum
1 Nefi 20:10). Algunos se hallan
de los Doce Apóstoles: “En el preciso
“Cualquier progreso
sumergidos en el servicio de un
momento en que todo parece ideal, a
que haya tenido ha
familiar con discapacidades. Otros
veces surgen simultáneamente múltiprovenido siempre
lamentan el fallecimiento de un ser
ples dificultades. Si esas pruebas no son
de una dificultad”.
querido o la pérdida o demora de
resultado de tu desobediencia, son eviuna meta digna como el matrimonio
dencia de que el Señor sabe que estás
o la maternidad. Incluso otros lupreparado para progresar más (véase Proverbios
chan con impedimentos personales o con senti3:11–12). Entonces te da experiencias que estimulen
mientos de rechazo, ineptitud o depresión.
tu progreso, tu comprensión y compasión y que te
Mediante la justicia y misericordia de un Padre
refinen para tu bienestar eterno. Llegar de donde esCelestial amoroso, el refinamiento y la santificatás adonde Él quiere que estés exige un penoso esción que se logran mediante tales experiencias
fuerzo que generalmente va acompañado de pesar
nos ayudan a alcanzar lo que Dios desea que lley dolor” (véase “La confianza en el Señor”, Liahona,
guemos a ser” (véase “El desafío de lo que debeenero de 1996, pág. 18).
mos llegar a ser”, Liahona, enero de 2001, pág. 42).
ᔣ Élder Neal A. Maxwell, en ese entonces miemᔣ Hermana Mary Ellen W. Smoot, en esa época
bro de la Presidencia de los Setenta: “Las aflicciopresidenta general de la Sociedad de Socorro: “No
nes pueden ablandarnos y hacer que seamos
tenemos que vivir mucho tiempo para descubrir
mejores, y a la vez, ser una influencia aleccionaque la vida casi nunca resulta como la planeadora. (Alma 62:41.) Muchas veces pensamos en
mos. La adversidad y la aflicción llegan a todos.
ella como algo que recibimos como un castigo,
¿Conocen a alguien a quien no le gustaría camcomo si fuera un tutor terrenal que está enojado
biar algo de sí mismo o de sus circunstancias? Y
y molesto con nosotros. Sin embargo, el castigo
sin embargo, estoy segura de que conocen a mudivino es una forma de aprendizaje aplicada por
chos que siguen adelante con fe. Uno se siente
las manos de un amoroso Padre. (Helamán 12:3.)”
atraído hacia esas personas, es inspirado por ellas
(véase All These Things Shall Give Thee Experience,
e incluso fortalecido por sus ejemplos” (véase
1979, pág. 39).
“Cómo obtener fortaleza interior”, Liahona, julio
ᔣ Élder James E. Faust, en ese entonces miembro
de 2002, pág.13).
del Quórum de los Doce Apóstoles:
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
92
“ E S TA S
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
nosotros habríamos conocido ‘el gozo de nuestra
redención, ni la vida eterna que Dios concede a todos los que son obedientes’ [Moisés 5:11]” (véase
“Las cosas apacibles del reino”, Liahona, enero de
1997, pág. 95).
El guardar fe en Jesucristo nos ayuda a
resolver los problemas y a vencer la adversidad.
ᔣ “Y ahora bien, recordad, hijos míos, recordad
“Testifico que el Hombre que sufrió por la humanidad, que dedicó Su vida a sanar al enfermo y a
consolar al desconsolado, es conciente de los sufrimientos, las dudas y las penas que ustedes puedan tener.
que es sobre la roca de nuestro Redentor, el cual
es Cristo, el Hijo de Dios, donde debéis establecer
vuestro fundamento, para que cuando el diablo
lance sus impetuosos vientos, sí, sus dardos en el
torbellino, sí, cuando todo su granizo y furiosa tormenta os azoten, esto no tenga poder para arrastraros al abismo de miseria y angustia sin fin, a causa
de la roca sobre la cual estáis edificados, que es un
fundamento seguro, un fundamento sobre el cual,
si los hombres edifican, no caerán” (Helamán 5:12
[Dominio de las Escrituras]).
“ ‘Entonces’, podría preguntarse el mundo, ‘¿por
qué duerme Él mientras las tempestades rugen a mi
alrededor? ¿Por qué no calma esta tormenta o por
qué permite que sufra?’
ᔣ “los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y
no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”
(Isaías 40:31).
“La respuesta tal vez se encuentre al considerar una
mariposa. Fuertemente arropada en su capullo, la
crisálida en desarrollo debe luchar con todas sus
fuerzas por poner fin a su confinamiento. La mariposa podría pensar: ‘¿Por qué debo sufrir tanto?
¿Por qué no puedo sencillamente convertirme en
mariposa en un abrir y cerrar de ojos?’
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin: “Aun cuando soplen los
vientos de la adversidad, nuestro Padre nos mantiene firmes en nuestra esperanza. El Señor ha prometido: ‘No os dejaré huérfanos’ [Juan 14:18], y Él
‘consagrará [nuestras] aflicciones para [nuestro]
provecho’ [2 Nefi 2:2]. Incluso hasta cuando nuestras prueban nos parezcan abrumadoras, podemos
obtener fortaleza y esperanza de la promesa segura
del Señor: ‘…No temáis ni os amedrentéis.. porque
no es vuestra la guerra, sino de Dios’ [2 Crónicas
20:15]” (“El cultivar atributos divinos”, Liahona,
enero de 1999, pág. 30).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin:
“Ese tipo de pensamientos serían contrarios al designio del Creador. La lucha por salir del capullo
contribuye a que la mariposa pueda volar. Sin esa
adversidad, ésta nunca tendría la fuerza para alcanzar su destino; nunca desarrollaría la fuerza para
llegar a ser algo extraordinario” (véase “La búsqueda de un puerto seguro”, Liahona, julio de 2000,
pág. 72).
ᔣ Élder Jeffrey R. Holland del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Una vida sin problemas o limitaciones
o desafíos —una vida sin ‘oposición en todas las
cosas’ [2 Nefi 2:11], como dijo Lehi— sería, aunque
parezca ilógico, menos gratificadora y menos ennoblecedora que una en la que hay que afrontar, inclusive con frecuencia, la dificultad, la desilusión
y el pesar. Como lo dijo la amada Eva, si no fuera
por las dificultades que se enfrentan en un
mundo caído, ni ella ni Adán ni ninguno de
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
ᔣ Élder M. Russell Ballard: “Al viajar por toda la
Iglesia, veo miembros que son probados con aflicciones personales. Veo a miembros que sufren debido a las preocupaciones de la mala salud. Veo
esposos, esposas y padres que viven en circunstancias difíciles de sobrellevar y que no pueden cambiar con respecto a su cónyuge o sus hijos. Todos
nosotros nos enfrentamos a veces con situaciones
desagradables, con adversidades y aflicciones que
no podemos cambiar. Muchas circunstancias se
pueden encarar sólo con tiempo, lágrimas, oración
y fe. Nosotros, como Hyrum Smith, sólo lograremos la paz cuando nos digamos: ‘Pero, ¿Qué puedo
PA R A E L A L U M N O
“ E S TA S
hacer?... Hágase Tu voluntad, oh
Señor’ ” (véase “Hyrum Smith, firme
como un pilar”, Liahona, enero de
1996, pág. 9).
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
93
del dolor durante la existencia terrenal tiene sin duda el propósito de
dar valor a los que hayan sido heridos por la vida, incluso en la casa
misma de sus amigos” (Christ and the
New Covenant: The Messianic Message of
the Book of Mormon, 1997, pág. 259;
citado en El Libro de Mormón: Guía de estudio para el
alumno, pág. 165).
“Para recibir
el consuelo del
Señor, debemos
ejercer la fe”.
ᔣ Élder Robert D. Hales: “He llegado
a entender cuán inútil es pensar demasiado en por qué, en si hubiera, y en
si tan sólo, a los cuales, casi de seguro, no se dará
respuesta en la vida terrenal. Para recibir el consuelo del Señor, debemos ejercer la fe. Las preguntas: ‘¿Por qué me sucede a mí?, ¿por qué a nuestra
familia?, ¿por qué en este momento?’, son, por lo
general, preguntas que no se pueden responder.
Ellas restan valor a nuestra espiritualidad y pueden destruir nuestra fe. Debemos dedicar nuestro
tiempo y energía a la edificación de nuestra fe y,
para ello, acudir al Señor y pedirle que nos dé
fuerzas para sobreponernos a los dolores y a las
tribulaciones de este mundo, para perseverar hasta el fin y ganar mayor comprensión” (véase “La
curación del alma y del cuerpo”, Liahona, enero de
1999, pág. 16).
ᔣ Élder Richard G. Scott: “Cuando te enfrentas a la
adversidad, quizás tengas la propensión a hacer
muchas preguntas, algunas buenas, otras no. El
preguntar: ‘¿Por qué tiene que pasarme esto?,
¿por qué tengo que sufrir ahora?, ¿qué hice para
merecerlo?’, te llevará a callejones sin salida. No
es bueno hacer preguntas que impliquen oposición a la voluntad de Dios. Es mejor preguntarse:
‘¿Qué debo hacer?, ¿qué aprenderé de esta experiencia?, ¿qué puedo cambiar?, ¿a quién puedo
ayudar?, ¿Cómo puedo recordar mis muchas bendiciones en medio de la prueba?’. La disposición a
sacrificar los anhelos personales más profundos
sometiéndose a la voluntad de Dios es muy difícil. Pero, el pedir con real convicción: ‘Dame a
saber Tu voluntad’ y ‘hágase Tu voluntad’, es la
mejor forma de recibir la máxima ayuda de tu
amoroso Padre” (véase “La confianza en el Señor”,
Liahona, enero de 1996, 18).
ᔣ Élder Jeffrey R. Holland: “Las heridas de Sus manos, pies y costado son señales de que aun al puro
y perfecto le ocurren cosas dolorosas en la vida terrenal, señales de que la tribulación no es evidencia de que Dios no nos ama. Es significativo y
brinda una gran esperanza el hecho de que sea el
Cristo herido el que viene a nuestro rescate. El que
lleva las cicatrices del sacrificio, las lesiones del
amor, los emblemas de la humildad y del perdón,
ése es el Capitán de nuestra alma. Esa evidencia
ᔣ Presidente Spencer W. Kimball, duodécimo
Presidente de la Iglesia: “Quisiera recordarles que
si vivimos el Evangelio y seguimos los consejos de
nuestros líderes de la Iglesia, seremos bendecidos
para evitar muchos de los problemas que afligen al
mundo. El Señor se da cuenta de los problemas a
los que nos enfrentamos; si guardamos Sus mandamientos seremos merecedores de recibir sabiduría y bendiciones del cielo para resolverlos” (véase
“Profunda dedicación a los Servicios de Bienestar”,
Liahona, julio de 1980, pág. 155).
ᔣ Presidente Howard W. Hunter, en ese entonces
Presidente del Quórum de los Doce Apóstoles:
“¿Por qué queremos llevar nuestras cargas solos?,
nos pregunta Cristo, o ¿por qué insistimos en cargarlas con un apoyo temporal que pronto se acaba?
Para los que llevan una carga pesada, el yugo de
Cristo, o sea, la fortaleza y la paz que se obtienen
luchando al lado de Dios, es lo que les dará el apoyo, el equilibrio y la fortaleza para vencer las dificultades que se presenten y para soportar lo que se
requiera de ellos en esta difícil vida mortal” (véase
“Venid a mí”, Liahona, enero de 1991, pág. 20).
Debemos perseverar hasta el fin.
ᔣ “…tu adversidad y tus aflicciones no serán más
que por un breve momento;
“y entonces, si lo sobrellevas bien, Dios te exaltará; triunfarás sobre todos tus enemigos” (D. y C.
121:7–8).
ᔣ “Sé paciente en las aflicciones, porque tendrás
muchas; pero sopórtalas, pues he aquí, estoy contigo hasta el fin de tus días” (D. y C. 24:8).
ᔣ Élder Henry B. Eyring del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“Cuando una tragedia nos golpee o aun cuando
se cierna sobre nosotros, nuestra familia tendrá la
oportunidad de mirar en nuestro corazón y ver si
realmente sabemos lo que afirmamos saber; nuestros hijos nos observarán, sentirán que el Espíritu
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
94
“ E S TA S
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
les confirma que vivimos
lo que predicamos, recordarán esa confirmación y
después transmitirán la
historia de una generación a otra.
“Yo cuento en mi patrimonio con una historia
así. Durante una consulta
médica, mi abuela Eyring
supo que moriría de cáncer del estómago. Mi padre, que era su hijo mayor y la había llevado al
consultorio, la esperaba afuera. Él me contó que
en camino a casa ella le dijo: ‘Henry, debemos estar alegres. ¡Cantemos himnos!’ Cantaron ‘Oh mi
Padre’ (Himnos Nº 187) y ‘Oh, está todo bien’, cuya
última estrofa comienza con las palabras: ‘Aunque
morir nos toque sin llegar…’ (Himnos Nº 17).
obediencia, con el deseo y la determinación de soportar todas las cosas; el poseer una perspectiva
eterna. La perspectiva eterna nos permite vencer
toda oposición en nuestro estado temporal y, finalmente, obtener las recompensas prometidas y
las bendiciones de la vida eterna” (véase “He aquí,
tenemos por bienaventurados a los que sufren”,
Liahona, julio de 1998, pág. 83).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin: “A medida que encaminen su vida en obediencia al Evangelio y se esfuercen por alcanzar sus metas, no permitan que
las dificultades pasajeras ni las desilusiones los
desanimen. Recuerden, ‘porque es preciso que haya una oposición en todas las cosas’ [2 Nefi 2:11].
Crecerán y aprenderán al sobrepasar los obstáculos. El Señor nos ha pedido a todos que guardemos
Sus mandamientos y perseveremos hasta el fin [véase D. y C. 14:7]” (“Seamos obedientes”, Liahona,
julio de 1994, pág. 46).
ᔣ Élder Neal A. Maxwell: “Parte del proceso de
“Yo no estuve presente, pero supongo que cantarían
sobrellevar bien las pruebas consiste en ser lo suficon ánimo, aunque no tenían voces muy melódicientemente mansos, en medio de nuestro sufricas, pero con fe y sin lágrimas. Mi abuela pasó parte
miento, para aprender de las experiencias que se
de sus últimos meses en la casa de su hija mayor,
aplican a nosotros. En lugar de tan sólo soportar
mi tía Camilla, que me dijo que sólo se había queesas cosas, debemos dejar que influjado una vez y realmente no fue una
yan en nosotros de tal manera que
queja, sino que sólo dijo que sentía
“La perspectiva
sean santificadas para nuestro bien.
dolor” (véase “Un legado de testimoeterna nos permite
De ese modo, nuestra empatía tamnio”, Liahona, julio de 1996, pág. 69).
bién se enriquecerá y será sempiterna
vencer
toda
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin: “Los
a medida que consolemos y ayudeoposición”.
miembros fieles de la Iglesia deben ser
mos a quienes se encuentran en mecomo los robles y extender sus raíces
dio de ‘todas esas cosas’ que nos
en la tierra fértil de los principios funbrindan
experiencias
para nuestro propio bien.
damentales del Evangelio; debemos entender las
(D. y C. 122:7.)” (véase The Neal A. Maxwell Quote
verdades básicas y sencillas y vivir de acuerdo con
Book [1997], 101; parte del cual se cita en “Si lo soellas, sin complicarlas. Nuestro fundamento debe
brellevamos bien”, Liahona, abril de 1999, pág. 12).
ser sólido y de raíces profundas a fin de resistir los
vientos de las tentaciones, de las doctrinas falsas,
de la adversidad y de los ataques del adversario, sin
vacilar y sin ser arrancados de cuajo. Los miembros
cuyas raíces lleguen sólo a la superficie del
Evangelio necesitan profundizarlas hasta que se
hundan en la roca sólida, más abajo de la capa
blanda de tierra” (véase “Raíces profundas”,
Liahona, enero de 1995, pág. 85).
ᔣ Élder Robert D. Hales: “Los requisitos básicos para perseverar hasta el fin incluyen el saber quiénes
somos —hijos de Dios con el deseo de regresar a
Su presencia después de esta vida terrenal; la comprensión del propósito de la vida— el perseverar
hasta el fin y alcanzar la vida eterna; y el vivir con
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Élder James E. Talmage del Quórum de los Doce relató una experiencia que tuvo en un cuarto apartado
donde muy seguido se recluía para escribir:
“Una vez entró al cuarto una abeja salvaje procedente de las colinas cercanas, y a ratos, durante una
hora o más, oía el agradable zumbido de su vuelo.
Esta pequeña criatura cayó en la cuenta de que era
prisionera, sin embargo, todos sus esfuerzos por hallar la salida a través de la pequeña abertura de la
ventana fracasaron. Cuando estuve listo para cerrar
el cuarto e irme, abrí la ventana de par en par e intenté en primer lugar guiar y luego forzar a la abeja
PA R A E L A L U M N O
“ E S TA S
hacia la libertad y la seguridad, sabiendo que si se
quedaba en el cuarto, moriría como los demás insectos así atrapados habían muerto en el seco
ambiente del recinto; pero cuanto más intentaba
echarla, con mayor determinación se oponía y se
resistía a mis esfuerzos. Su anteriormente agradable
zumbido se convirtió en un sonido de furia, y su rápido vuelo se tornó amenazante y hostil.
“Fue entonces que me tomó desprevenido y me picó
en la mano, la mano que la habría guiado a la libertad. Finalmente se posó en un colgante unido al techo, lejos de donde podía llegar para ayudarla o
lastimarla. El agudo dolor del poco amable aguijón
provocó en mí más lástima que ira. Conocía la pena
inevitable de su errada oposición y desafío, y tuve
que abandonar la criatura a su destino. Tres días más
tarde, regresé al cuarto y hallé sobre el escritorio el
cuerpo seco y sin vida de la abeja. Su vida había sido
el precio de su terquedad” (véase “Tres parábolas: La
abeja imprudente, el Owl Express y Las dos lámparas", Liahona, febrero de 2003, págs. 36–37).
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
95
personal; y le dijo a Juan que él estaba entre la
gente que iban a suspender.
• ¿Qué dificultades afrontará Juan?
• ¿Qué debe hacer él?
• ¿De qué modo la resistencia de la abeja de recibir
ayuda se puede comparar con la forma en que algunas veces reaccionamos ante la adversidad?
• ¿A quién debe acudir para solicitar ayuda?
• Nombra bendiciones que se pueden recibir por
medio de tales pruebas como la pérdida de la salud, las enfermedades, la soledad o el rechazo.
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Por qué la adversidad es una parte esencial de
nuestra probación?
• ¿De qué modos los problemas nos proporcionan
oportunidades para progresar personalmente?
• ¿Qué significa volverse al Señor en momentos de
adversidad?
NOTAS E IMPRESIONES:
Juan había estado trabajando en una fábrica por
seis meses, cuando un día su jefe anunció que debido a dificultades financieras por las que estaba
pasando la fábrica, debían suspender a la mitad del
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
96
“ E S TA S
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
“ E S TA S
E L E VA N G E L I O
COSAS TE SERVIRÁN DE EXPERIENCIA”
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
97
PA R A E L A L U M N O
98
CAPÍTULO 14
HONREMOS LOS
CONVENIOS
INTRODUCCIÓN
El recibir las ordenanzas y el guardar los convenios es algo esencial para el plan de nuestro Padre
Celestial. Muy a menudo, las Escrituras hablan de
Su pueblo como el “pueblo del convenio”. Las
bendiciones del Señor sobrepasan nuestras expectaciones terrenales. Con el fin de vivir en la presencia de nuestro Padre Celestial, debemos recibir
todas las ordenanzas necesarias y guardar todos
los convenios requeridos.
“Los principios y las ordenanzas se reciben mediante
convenios. Los miembros de la Iglesia que hacen estos convenios prometen honrarlos. Por ejemplo, en
el bautismo los miembros hacen convenios con el
Señor y al participar de la Santa Cena los renuevan.
En el templo se hacen convenios adicionales. El pueblo del Señor es el pueblo del convenio y recibe
grandes bendiciones al guardar sus convenios con el
Señor” (Guía para el Estudio de las Escrituras, “Convenio
(Pacto)”, pág. 38).
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
• Un convenio es una promesa sagrada entre Dios
y Sus hijos.
• Al honrar nuestros convenios nos es posible alcanzar nuestro potencial divino.
• La autoridad del sacerdocio es necesaria para recibir los convenios y las ordenanzas de salvación.
• El honrar nuestros convenios nos prepara para
recibir la vida eterna.
CITAS Y ESCRITURAS
CORROBORATIVAS
Un convenio es una promesa sagrada
entre Dios y Sus hijos.
ᔣ “Además, toda persona que pertenezca a esta
Iglesia de Cristo procurará guardar todos los mandamientos y convenios de la iglesia” (D. y C. 42:78).
ᔣ Élder Jack H. Goaslind Jr., en ese entonces de los
Setenta: “Un convenio es un contrato o un acuerdo
entre dos o más personas en el que cada una de las
partes se compromete a cumplir un principio o
principios. En la Iglesia, pensamos en un convenio
como un acuerdo que nosotros, como miembros de
la Iglesia, hacemos a cambio de las bendiciones que
el Padre Celestial ha prometido a todos los que escojan vivir de buena voluntad Sus mandamientos.
En muchas ocasiones hablamos de los convenios en
conexión con el templo, pero cada miembro de la
Iglesia también hace convenio durante el bautismo,
el cual renovamos cada semana al participar dignamente de la Santa Cena” (véase “Covenants”,
Church News, 13 de febrero de 1993, pág. 8).
ᔣ “Y estamos dispuestos a concertar un convenio
con nuestro Dios de hacer su voluntad y ser obedientes a sus mandamientos en todas
las cosas que él nos mande, todo el
“Los Santos de los
resto de nuestros días” (Mosíah 5:5).
ᔣ Élder Henry B. Eyring del Quórum
de los Doce Apóstoles: “Los Santos de
los Últimos Días son un pueblo que
Últimos Días son
hace convenios. Desde el momento
ᔣ “[Un convenio es un] acuerdo entre
un pueblo que hace
del bautismo hasta los acontecimienDios y el hombre, aunque las dos partos espirituales más importantes de
convenios”.
tes no se encuentran al mismo nivel.
nuestra vida hacemos promesas con
Dios fija las condiciones del convenio
Dios y Él hace promesas con nosotros.
o pacto, y el hombre acuerda hacer lo que Él pida.
Él siempre cumple las promesas que hace por medio
A cambio, Dios promete ciertas bendiciones basade Sus siervos autorizados, pero la prueba crucial de
das en esa obediencia.
nuestra vida es ver si nosotros haremos convenios
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
HONREMOS
con Él y los cumpliremos” (véase “Testigos de Dios”,
Liahona, enero de 1997, pág. 33).
ᔣ Élder L. Tom Perry del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Nuestro Padre Celestial sabía que nosotros, Sus hijos, necesitamos recordar las promesas
que Él nos ha hecho en caso de que obedezcamos
Sus leyes. Al hacer esos convenios, el Señor nos
ofrece bendiciones a cambio de nuestra obediencia
a ciertos mandamientos. Desde el principio se trazó
un plan. La figura central en Su plan de salvación
es nuestro Señor y Salvador, Jesucristo” (véase “El
sacramento de la Cena del Señor”, Liahona, julio de
1996, pág. 62).
ᔣ Élder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce
Apóstoles: “El efectuar periódicamente un examen
de los convenios que hemos hecho con el Señor
nos ayudará a establecer orden en nuestras prioridades y equilibrio en nuestras vidas; nos hará ver
de qué tenemos que arrepentirnos y en qué cambiar a fin de asegurarnos de ser dignos de las promesas que acompañan nuestros convenios y
sagradas ordenanzas. Para ocuparnos de nuestra
salvación tenemos que planificar bien y hacer un
esfuerzo deliberado y valiente” (véase “El equilibrio en las exigencias de la vida”, Liahona, julio de
1987, pág. 12).
Al honrar nuestros convenios nos es posible alcanzar nuestro potencial divino.
ᔣ “[Mediante la gloria y la excelencia de Cristo] se
nos han dado preciosas y grandísimas promesas,
para que por ellas llegaseis a ser participantes de la
naturaleza divina” (2 Pedro 1:4).
LOS CONVENIOS
99
impurezas que podrían hacernos daño. Si escogemos abstenernos de toda impiedad [véase Moroni
10:32], no perdemos nada de valor y obtenemos la
gloria de la vida eterna. Los convenios no nos limitan; nos elevan más allá de los límites de nuestro
propio poder y perspectiva” (véase “La preparación
personal para recibir las bendiciones del templo”,
Liahona, julio de 2001, págs. 38–39).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Dios es verdaderamente nuestro Padre,
el Padre de los espíritus de toda la humanidad.
Nosotros somos literalmente Sus descendientes y
hemos sido creados a Su imagen. Hemos heredado
características divinas de Él. El conocer la relación
que nos une a nuestro Padre Celestial nos ayuda a
comprender la naturaleza divina y el potencial que
tenemos dentro de nosotros mismos. La doctrina
de que Dios es nuestro Padre es en sí un fundamento sólido para basar nuestra propia estima. El
himno titulado, ‘Soy un hijo de Dios’ (Himnos, Nº
196), enseña esta doctrina con palabras sencillas.
¿Puede alguien que comprenda su ascendencia divina tener falta de autoestima? Conozco personas
que tienen una firme y profunda certeza de esta
verdad, mientras que otras sólo la comprenden superficial e intelectualmente. La diferencia de actitudes y el efecto que éstas tienen en sus vidas se
puede notar en forma muy evidente” (véase “Los
frutos del Evangelio restaurado de Jesucristo”,
Liahona, enero de 1992, pág. 16).
ᔣ Élder Jeffrey R. Holland del Quórum de los Doce
Apóstoles: “La verdad es que los investigadores no
sólo escuchan nuestro testimonio de Cristo, sino
también el eco de otros testimonios anteriores, inᔣ “…Bendito eres por haber recibido mi convenio
cluso su propio testimonio del Salvador, porque
sempiterno, sí, la plenitud de mi evangelio, enviaellos estuvieron entre los fieles que guardaron su
do a los hijos de los hombres para que tengan vida
primer estado y que se ganaron el privilegio de un
y lleguen a ser partícipes de las glorias
segundo estado. ¡Siempre debemos reque serán reveladas en los postreros
cordar que esos investigadores, cada
días, como lo escribieron los profetas
“Un convenio que se
hombre, mujer y niño, estuvieron eny los apóstoles en días antiguos”
hace con Dios no es
tre los valientes que una vez vencie(D. y C. 66:2).
ron a Satanás por medio del poder del
una restricción, sino
testimonio! Por tanto, cuando ellos
ᔣ Élder Russell M. Nelson del Quórum
una protección”.
oigan a otras personas dar testimonio
de los Doce Apóstoles: “Con cada orde la misión salvadora de Cristo, sendenanza se hace un convenio: una
tirán que les es familiar; resonará en ellos como un
promesa. Un convenio que se hace con Dios no es
eco de la verdad de lo que ellos ya saben” (véase
una restricción, sino una protección. Ese concepto
“La obra misional y la Expiación”, Liahona, octubre
no es nuevo. Por ejemplo, si el suministro de agua
de
2001, pág. 29).
que recibimos no es puro, la filtramos para eliminar
los elementos dañinos. Los convenios divinos nos
sirven para filtrar y eliminar de nuestra mente las
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
100
HONREMOS
LOS CONVENIOS
ᔣ Élder Dallin H. Oaks
del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Todos los innumerables seres humanos que han nacido
en esta tierra eligieron
el plan del Padre y
lucharon para defenderlo; muchos de nosotros
también hicimos convenios con nuestro Padre
con respecto a lo que haríamos en la vida terrenal” (“El gran plan de salvación”, Liahona, enero
de 1992, pág. 84).
ᔣ El profeta José Smith: “Todo hombre que recibe
el llamamiento de ejercer su ministerio a favor de
los habitantes del mundo, fue ordenado precisamente para ese propósito en el gran concilio celestial antes que este mundo fuese. Supongo que
me fue conferido este oficio en aquel gran concilio” (véase Enseñanzas del profeta José Smith, págs.
453–454).
La autoridad del sacerdocio es necesaria
para recibir los convenios y las ordenanzas de salvación.
ᔣ “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y
todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos” (Mateo 16:19 [Dominio de las
Escrituras, Mateo 16:15–19]).
ᔣ “Y este sacerdocio mayor administra el evangelio
y posee la llave de los misterios del reino, sí, la llave del conocimiento de Dios.
“Así que, en sus ordenanzas se manifiesta el poder
de la divinidad.
“Y sin sus ordenanzas y la autoridad del sacerdocio, el poder de la divinidad no se manifiesta a los
hombres en la carne” (D. y C. 84:19–21).
ᔣ Élder Robert D. Hales: “Piensen en ello, hermanos y hermanas: el sacerdocio ha sido restaurado
y se encuentra hoy sobre la tierra. La Primera
Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles
son los apóstoles del Señor Jesucristo
ᔣ Élder Robert D. Hales del Quórum
en nuestros días. Bajo la dirección de
de los Doce Apóstoles: “Los lazos eter“El sacerdocio es el
esos profetas, videntes y reveladores,
nos no existen sólo como resultado de
poder más grande
que poseen las llaves de esta dispenlos convenios selladores que hacemos
sación, los poseedores del sacerdocio
que hay en la
en el templo. La conducta que llevede la Iglesia hoy día tienen el deretierra”.
mos en esta vida determinará lo que
cho legítimo de actuar en el nombre
seremos en las eternidades por venir.
de Dios. Como Sus agentes autorizaA fin de recibir las bendiciones del sellamiento que
dos, están comisionados para ir a bendecir a otras
nuestro Padre Celestial nos ha dado, debemos obepersonas por medio del poder y la autoridad del
decer los mandamientos y conducirnos de tal forma
sacerdocio, y efectuar todos los convenios, las orque nuestra familia quiera estar con nosotros en la
denanzas y las bendiciones del sacerdocio disponieternidad” (véase “La familia eterna”, Liahona, enero
bles en la actualidad” (véase “Las bendiciones del
de 1997, pág. 73).
sacerdocio”, Liahona, enero de 1996, pág. 37).
ᔣ Presidente James E. Faust de la Primera
ᔣ Presidente James E. Faust: “El sacerdocio es el
Presidencia:
poder más grande que hay en la tierra; con él y
“Para que puedan alcanzar todo su potencial, precisarán honrar en la vida cuatro principios sagrados,
los cuales son:
“1. Reverencia por la Deidad.
“2. Respetar y honrar los lazos familiares.
“3. Reverencia y obediencia a las ordenanzas y a
los convenios del santo sacerdocio.
“4. Respeto por ustedes mismos como hijos de
Dios” (véase “Honraré a los que me honran”,
Liahona, julio de 2001, pág. 53).
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
por medio de él se crearon los mundos. Con el fin
de salvaguardar este poder sagrado, todo poseedor
del sacerdocio actúa bajo la dirección de los que
poseen las llaves del sacerdocio, las cuales proporcionan orden a nuestra vida y a la organización de
la Iglesia. Para nosotros, el poder del sacerdocio es
el poder y autoridad delegados por Dios para actuar en Su nombre para la salvación de Sus hijos.
El velar por los demás es la esencia misma de la
responsabilidad del sacerdocio; es el poder para
bendecir, sanar y administrar las ordenanzas salvadoras del Evangelio. Donde más se necesita la recta autoridad del sacerdocio es entre los muros de
PA R A E L A L U M N O
HONREMOS
nuestro propio hogar, y debe ejercerse con gran
amor. Esto se aplica a todos los poseedores del sacerdocio: diáconos, maestros, presbíteros, élderes,
sumos sacerdotes, patriarcas, setenta y apóstoles”
(véase “El poder del sacerdocio”, Liahona, julio de 3
1997, pág. 46).
ᔣ Élder David B. Haight
del Quórum de los Doce
Apóstoles:
“El 3 de abril de 1836, en
el Templo de Kirtland, los
mismos personajes celestiales que aparecieron al
Salvador y a Sus tres apóstoles en el monte, aparecieron y confirieron autoridad y llaves adicionales
del sacerdocio a José Smith y a Oliver Cowdery para
la edificación de la Iglesia en preparación al tiempo
en que Cristo venga a regir y a reinar en la tierra
para siempre. Se les manifestó Moisés y les entregó
las llaves de la congregación de Israel; Elías les restauró los convenios y la autoridad dada a Abraham;
Elías el profeta les dio las llaves y el poder para convertir los corazones de los padres a los hijos, y el de
los hijos a los padres. (Véase D. y C. 110:11–16.)
“Las mismas llaves del reino que tenían Pedro,
Santiago y Juan, quienes sirvieron en calidad de
miembros de la Primera Presidencia en la dispensación del meridiano de los tiempos, [han sido] conferidas a José Smith y a todos los subsiguientes
Presidentes de la Iglesia” (véase “Las llaves del reino”, Liahona, febrero de 1981, págs. 148–149).
LOS CONVENIOS
101
obediencia a los convenios del templo nos hace
merecedores de la vida
eterna, el mayor de todos
los dones de Dios al hombre [véase D. y C. 14:7].
La vida eterna es más que
la inmortalidad. La vida
eterna es la exaltación en
el cielo más alto: la clase
de vida que vive Dios”
(véase “La preparación
personal para recibir las bendiciones del templo”,
Liahona, julio de 2001, págs. 37–38).
ᔣ Élder Joseph B. Wirthlin: “Los ideales de la fe, la
esperanza y la caridad se hacen más evidentes en
los santos templos. Allí aprendemos el propósito
de la vida, fortalecemos nuestro cometido como
discípulos de Cristo al hacer convenios sagrados
con Él y al sellar a nuestra familia por la eternidad
a lo largo de las generaciones. El recibir nuestra investidura en el templo y regresar con frecuencia
para efectuar las ordenanzas sagradas por nuestros
seres queridos que han fallecido, aumenta nuestra
fe, fortalece nuestra esperanza y profundiza nuestra
caridad. Recibimos nuestra investidura con fe y esperanza de que comprenderemos el plan que tiene
el Señor para Sus hijos, de que nos daremos cuenta
del potencial divino que interiormente tenemos
como hijos de nuestro Padre Celestial y de que
guardaremos hasta el fin los convenios que hemos
hecho” (véase “El cultivar atributos divinos”,
Liahona, enero de 1999, pág. 31).
ᔣ Élder Henry B. Eyring: “Sé que las llaves del
Sacerdocio de Melquisedec fueron restauradas
por aquellos que las recibieron del Salvador…
ᔣ “…sed fieles; guardad mis mandamientos y hereSolemnemente doy testimonio de que ésta es la
daréis el reino de los cielos” (D. y C. 6:37).
verdadera Iglesia de Jesucristo, en la cual se ofrecen las ordenanzas y los convenios que, si se
ᔣ “Mi siervo eres tú; y hago convenio
aceptan y se honran, brindan la
contigo de que tendrás la vida eterna”
paz en esta vida y nos aseguran la
(Mosíah 26:20).
“La obediencia a
salvación eterna en la vida venidera”
ᔣ “…presta atención a estas cosas y sé
os convenios
(“Testigos de Dios”, Liahona, enero de
diligente en guardar mis mandamiensagrados hechos en
1997, pág. 36).
tos, y serás bendecido para vida eterel templo nos hace
ᔣ Élder Russell M. Nelson: “El don de
na” (D. y C. 30:8).
merecedores de la
la inmortalidad que nos dio el Salvador
ᔣ Élder Russell M. Nelson: “Las ordevida eterna”.
es para todos los que han vivido, pero
nanzas, los convenios, la investidura y
Su don de la vida eterna, requiere el
los sellamientos del templo permiten a
arrepentimiento y la obediencia a ciertas ordenanlas personas reconciliarse con el Señor y a las famizas y convenios. Hay ordenanzas esenciales en el
lias ser selladas más allá del velo de la muerte. La
Evangelio que simbolizan la Expiación. El bautismo
El honrar nuestros convenios nos prepara
para recibir la vida eterna.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
102
HONREMOS
LOS CONVENIOS
por inmersión es simbólico de la muerte, sepultura
y resurrección del Redentor. El participar de la Santa
Cena renueva los convenios bautismales y también
renueva nuestro recuerdo del cuerpo quebrantado
del Salvador y la sangre que derramó por nosotros.
Las ordenanzas del templo simbolizan nuestra reconciliación con el Señor y sellan a las familias para
siempre. La obediencia a los convenios sagrados hechos en el templo nos hace merecedores de la vida
eterna: el don más grande de Dios a la humanidad
[véase D. y C. 14:7]” (“La Expiación”, Liahona, enero
de 1997, pág. 39).
Debido a esas imperfecciones, Edson se siente a
menudo indigno de tomar la Santa Cena.
• ¿De qué parte de las oraciones sacramentales hablarías con Edson con el fin de ayudarlo a comprender mejor esa ordenanza sagrada? (véase
D. y C. 20:77, 79).
ᔣ Hermana Bonnie D. Parkin, Presidenta General
de la Sociedad de Socorro:
“Los convenios —o las promesas que tienen validez
entre nosotros y nuestro Padre Celestial— son esenciales para nuestro progreso eterno. Paso a paso, Él
nos instruye para que seamos como Él al invitarnos a
participar en Su obra… ¿Cuán a menudo reflexionan
en que sus convenios se extienden más allá de la vida terrenal y en que nos ponen en contacto con lo
Divino? El hacer convenios es la manifestación de
un corazón dispuesto; el guardarlos es la manifestación de un corazón fiel…
“…al llevarlo a la práctica es donde probamos
quiénes somos en realidad. Por eso, cada vez que
tendemos la mano con amor, paciencia, bondad y
generosidad, honramos nuestros convenios al decir: ‘Heme aquí, envíame’…
“La integridad espiritual para guardar nuestros convenios se deriva del ser constantes en el estudio de
las Escrituras, de la oración, del servicio y del sacrificio. Esos pasos sencillos nutren nuestras almas
para poder decir: ‘Envíame a ayudar a una hermana y a su recién nacido; envíame a instruir a un
alumno con dificultades; envíame a amar a una
persona que no sea miembro de la Iglesia; envíame
donde me necesites y cuando me necesites’ ” (véase “Con santidad de corazón”, Liahona, noviembre
de 2002, pág. 103, 105).
• ¿Qué le enseñarías para ayudarlo a guardar sus
convenios sin desalentarse?
• ¿Qué efecto tienen en el Señor nuestros deseos
a medida que nos esforzamos por guardar Sus
mandamientos? (véase Mosíah 4:27; D. y C.
137:9).
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
Edson es un miembro recién bautizado en la
Iglesia. A él le encanta la hermandad que ha encontrado allí y espera con entusiasmo asistir a las
reuniones todos los domingos. Él se esfuerza por
guardar los convenios que hizo al bautizarse y pone todo su empeño en cambiar algunas pequeñas
malas costumbres que había adquirido durante los
años anteriores a su conocimiento del Evangelio.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
Moua ha entrado recientemente en el templo para
recibir la investidura. Ella se sintió muy entusiasmada y agradecida de haber recibido esa bendición; y a la vez emocionada por la experiencia. Se
le dijo que no esperara comprender todo la primera vez, y ella recibió un fuerte sentimiento que le
testificaba que los convenios que había hecho ese
día eran correctos. Ahora se pregunta qué podría
hacer para comprender más plenamente lo que
PA R A E L A L U M N O
HONREMOS
LOS CONVENIOS
103
había tenido lugar y qué podría hacer para aprender más.
• ¿Por qué es tan importante el hacer y el guardar
convenios para alcanzar la exaltación?
• ¿Qué le aconsejarías a Moua?
• ¿Qué diferencia existe entre el hacer convenios
con el Señor y el hacer contratos entre personas?
• ¿En qué forma el guardar los convenios se
puede convertir en una parte más significativa
de tu vida?
NOTAS E IMPRESIONES:
Élder Boyd K. Packer del Quórum de los Doce
Apóstoles dijo: “La Primera Presidencia informa
con frecuencia al Quórum de los Doce que cuando
llaman a un hombre y a su esposa para hablar con
ellos sobre si van a aceptar o no un llamamiento
misional, la respuesta inmediata es: ‘¡Hemos ido al
templo!’ Lo cual significa: Estamos bajo convenio.
La palabra convenio es poderosa y motivadora”
(véase The Holy Temple, 1980, pág. 166).
• ¿Por qué crees que la palabra convenio es tan motivadora para los Santos de los Últimos Días?
• ¿De qué modo han influido en tu vida los convenios que has hecho?
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Qué ordenanzas has recibido? ¿Qué convenios
específicos has hecho con cada ordenanza?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
104
HONREMOS
E L E VA N G E L I O
LOS CONVENIOS
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
105
CAPÍTULO 15
PRESTÉMONOS SERVICIO
LOS UNOS A LOS OTROS
INTRODUCCIÓN
“Perdemos nuestra vida sirviendo y edificando a
otros, y al hacerlo, experimentamos la única verdadera y perdurable felicidad. El prestar servicio no es
algo que hacemos en esta tierra para poder ganar el
derecho de vivir en el reino celestial, sino que es la
fibra misma de la cual está formada la exaltación
en el reino celestial.
“Si sabemos que prestar servicio a los demás satisLos discípulos de Jesucristo advierten las necesidades
face a nuestro Padre Celestial, y deseamos estar
de los demás y buscan prestarles servicio. Existen
donde Él se encuentra y ser lo que Él es, ¿por qué
personas alrededor de nosotros a las cuales podemos
se nos debe dar el mandamiento de que nos sirvabendecir y enriquecer sus vidas al compartir con ellas
mos los unos a los otros? ¡Bendito
nuestros talentos. Nosotros podemos
sea el glorioso día en que todas estas
consolarlas y alentarlas durante los mo“Servir es, por
cosas surjan en forma espontánea
mentos de dolor. El sencillamente comlos
convenios
que
debido a la pureza de nuestro corapartir nuestro testimonio o nuestra
zón! Ese día no habrá necesidad de
hemos hecho,
perspectiva del Evangelio puede ayudar
un mandamiento, porque todos hauna obligación de
a alguien a resolver un problema o a
bremos aprendido ya que la verdadeafrontar una situación difícil. El Señor
todos los miembros
ra felicidad se obtiene solamente
bendice a Sus hijos por medio de nuesde la Iglesia”.
cuando se está embarcado en un sertro empeño.
vicio generoso y altruista. Usemos la
libertad
que
proviene
de la autosuficiencia, al dar
PRINCIPIOS PARA COMPRENDER
y al servir.
• Los siervos del Señor y las Escrituras nos enseñan
“¿Podemos ver cuán importante es la autosuficiena prestarnos servicio los unos a los otros.
cia cuando la consideramos como requisito de
• En algún momento, todos necesitamos de ayuda.
prestar servicio, cuando también sabemos que la
deidad se basa en prestar servicio a los demás? Sin
• Podemos prestarnos servicio de diferentes mola autosuficiencia, una persona no puede llevar a
dos.
la práctica los deseos innatos de prestar servicio.
• El prestarnos servicio mutuo debe ser un objetivo
¿Cómo podemos dar algo que no existe? Los alique dure toda la vida.
mentos para los hambrientos no pueden provenir
de estantes vacíos; el dinero para asistir a los neceCITAS Y ESCRITURAS
sitados no puede salir de bolsillos vacíos; el apoyo
CORROBORATIVAS
y la comprensión no pueden surgir del que está
emocionalmente ávido por ellos; la enseñanza no
Los siervos del Señor y las Escrituras nos
puede ser impartida por el analfabeto, y lo más imenseñan a prestarnos servicio los unos a
portante de todo, la guía espiritual no puede prolos otros.
venir del que es espiritualmente débil.
ᔣ “Les enseñaréis [a vuestros hijos] a amarse mutuamente y a servirse el uno al otro” (Mosíah 4:15).
ᔣ “De manera que, sé fiel; ocupa el oficio al que
te he nombrado; socorre a los débiles, levanta las
manos caídas y fortalece las rodillas debilitadas”
(D. y C. 81:5).
ᔣ Presidente Marion G. Romney de la Primera
Presidencia:
“El Señor ha dicho:
“ ‘El que halla su vida la perderá; el que pierde su
vida por causa de mí, la hallará’ (Mateo 10:39).
“Hay una dependencia mutua entre aquellos que
tienen y los que no tienen… Una vez que una persona ha alcanzado su máximo desarrollo o ha llegado a ser autosuficiente, extiende su mano a otros
para ayudarles y, de esta manera, el ciclo continúa
repitiéndose.
“Todos somos autosuficientes en algún aspecto y
dependemos de otros en otros aspectos. Por lo tanto, cada uno de nosotros debe esforzarse por ayudar a sus semejantes en aquellos aspectos que son
fuertes. Al mismo tiempo, el orgullo no debe impedirnos aceptar con gratitud la dadivosa mano
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
106
PRESTÉMONOS
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
de otros cuando tenemos una verdadera necesidad, ya que al hacerlo, estamos negando a otra
persona la oportunidad de participar en una experiencia santificadora” (véase“La divina naturaleza
de la autosuficiencia”, Liahona, enero de 1982,
págs. 176–178).
ᔣ Presidente Gordon B.
Hinckley, en ese entonces Primer Consejero
de la Primera Presidencia:
“El llevar las cargas los
unos a los otros, el fortalecernos mutuamente, el
alentarnos los unos a los
otros, el elevarnos entre
nosotros, el buscar lo
bueno en los demás y hacer hincapié en ello son
responsabilidades que se nos ha encomendado
divinamente a cada uno de nosotros” (véase Let
Faith Replace Our Fears [charla fogonera del SEI para
jóvenes adultos, llevada a cabo el 6 de marzo de
1994], pág. 7).
(“Doctrina de la inclusión”, Liahona, enero de
2002, pág. 40).
ᔣ Élder Henry B. Eyring: “[El Salvador] nos ha llamado a servir a los demás para que fortalezcamos
tanto nuestra fe como la de ellos. Él sabe que mediante el servicio llegaremos a conocerle” (“Velar y
fortalecer”, Liahona, julio de 2000, pág. 79).
ᔣ Élder Carl B. Pratt de los Setenta: “Cumplimos
bastante bien con nuestros llamamientos, con el
asistir a las reuniones, con el pago de nuestro diezmo; pero, ¿hemos aprendido verdaderamente a vivir el segundo gran mandamiento: ‘Amarás a tu
prójimo como a ti mismo?’ (Mateo 22:39). Esto no
es algo que se puede simplemente asignar al quórum de élderes o a las maestras visitantes; esto tiene que emanar del corazón de todo verdadero
discípulo de Cristo: una persona que, en forma
natural y sin que se le pida, busque oportunidades
de servir, de elevar y de fortalecer a su prójimo”
(“Cuidemos de los nuevos conversos”, Liahona,
enero de 1998, pág. 13).
En algún momento, todos necesitamos de
ᔣ Élder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce
ayuda.
Apóstoles: “En una revelación de los últimos días, el
Señor no ha mandado que socorramos a los débiles,
ᔣ La Primera Presidencia y el Quórum de los Doce
levantemos las manos caídas y fortalezcamos las roApóstoles: “El esposo y la esposa tienen la solemne
dillas desfallecidas (véase D. y C. 81:5). En otra secresponsabilidad de amarse y cuidarse el uno al
ción de Doctrina y Convenios, nos manda estar
otro, y también a sus hijos… Los padres tienen la
‘anhelosamente empeñados en una causa buena,
responsabilidad sagrada de educar a sus hijos deny hacer muchas cosas de [nuestra] propia voluntad
tro del amor y la rectitud, de proveer para sus necey efectuar mucha justicia’ (D. y C. 58:27)… En versidades físicas y espirituales, de enseñarles a amarse
dad, servir es, por los convenios que hemos hecho,
y a servirse el uno al otro” (“La Familia: Una prouna obligación de todos los miembros
clamación para el mundo” Liahona,
de la Iglesia de Jesucristo” (véase “¿Por
junio de 1996, octubre de 1998 u
“Se encuentran
qué servimos?”, Liahona, octubre de
octubre de 2002).
1984, pág. 9).
personas
ᔣ Presidente Harold B. Lee, onceavo
necesitadas en
ᔣ Élder Henry B. Eyring del Quórum
Presidente de la Iglesia: “¿Quién de
todas las edades”.
de los Doce Apóstoles: “[La] obediennosotros, cualquiera que sea la posicia siempre conlleva el servicio a los
ción en que nos hayamos encontrademás. El servicio en la obra del Señor
do, no ha tenido necesidad de fortalecimiento?”
nos permite sentir una porción de lo que Él siente
(en Conference Report, abril de 1973, págs. 178–179;
y llegar a conocerle” (“Oración”, Liahona, enero de
o Ensign, julio de 1973, pág. 123).
2002, pág. 18).
ᔣ Élder Richard G. Scott del Quórum de los Doce
ᔣ Élder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Hoy día, la vida puede ser tan compliApóstoles: “El uso deliberado que [Jesús] hizo de
cada y las dificultades tan grandes que nos resulte
judíos y samaritanos enseña claramente que todos
imposible resolverlas solos. Todos necesitamos
somos prójimo y que debemos amarnos, estimarla ayuda del Señor” (“Cómo obtener ayuda del
nos, respetarnos y servirnos el uno al otro a pesar
Señor”, Liahona, enero de 1992, pág. 94).
de nuestras más marcadas diferencias, entre ellas
las diferencias religiosas, políticas y culturales”
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
PRESTÉMONOS
ᔣ Élder Russell M. Nelson
del Quórum de los Doce
Apóstoles habló de la experiencia que tuvo el
presidente Gordon B.
Hinckley cuando era un
joven misionero: “Poco
después de comenzar
su labor misional en
Inglaterra, el élder
Hinckley se sintió desalentado y le escribió a
su padre. Después de leer la carta, su padre le contestó con sabiduría: ‘Olvídate de ti mismo y sal a
trabajar’ [citado en el libro de Sheri L. Dew, Go
Forward with Faith: The Biography of Gordon B. Hinckley,
1996, pág. 64]. Gracias a sus nobles padres y a la
firme decisión de quedarse, el élder Hinckley completó con honor su misión. En la actualidad, él
suele comentar que todo lo bueno que le ha sucedido desde entonces se debe a aquella decisión de
quedarse. Durante la misión, cultivó los buenos
hábitos de estudiar, trabajar, comunicarse, preparar
su presupuesto, organizar su tiempo y otras cosas.
Allí aprendió que ‘nada hay imposible para Dios’
[véase Jeremías 32:17; Lucas 1:37]” (“Capacidad
espiritual”, Liahona, enero de 1998, pág. 17).
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
107
falta de amor e interés” (véase “El fundamento de
los Servicios de Bienestar”, Liahona, febrero de 1982,
pág. 162).
ᔣ Élder Dallin H. Oaks: “Cuando los santos se
establecieron en los valles de las montañas, no
demoraron en establecer un Fondo Perpetuo de
Emigración para ayudar a los pobres a salir de
Winter Quarters y más tarde de las naciones de
Europa. Por lo menos la mitad de los que viajaron
para unirse con los santos no podrían haberlo hecho sin la ayuda de los líderes y miembros que
habían decidido incluir a todos los que desearan
congregarse en Sión” (véase “Sigamos a los pioneros”, Liahona, enero de 1998, pág. 87).
Podemos prestarnos servicio de diferentes
modos.
ᔣ “La religión pura y sin mácula delante de Dios el
Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas
en sus tribulaciones…” (Santiago 1:27).
ᔣ “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;
“estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me
visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí…
“Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo
que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mateo
25:35–36, 40 [Dominio de las Escrituras, Mateo
25:40]).
ᔣ Presidente James E. Faust de la Primera
Presidencia:
“Tal y como dijo el Salvador: ‘Nadie tiene mayor
amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos’ [Juan 15:13].
ᔣ Élder Marvin J. Ashton del Quórum de los Doce
Apóstoles: “Se encuentran personas necesitadas en
todas las edades. Algunas de Sus ovejas son jóvenes, y se encuentran solas y perdidas; otras están
cansadas, afligidas y agotadas por los años. Algunas
de ellas se encuentran en nuestra propia familia, en
nuestro propio vecindario, o en rincones alejados
del mundo donde podemos ayudarlas por medio
de nuestras ofrendas de ayuno. Algunas se están
muriendo de hambre; otras se están muriendo por
“La mayoría de nosotros no demuestra su generosidad de forma tan dramática, ya que para cada uno
de nosotros la generosidad puede equivaler a ser la
persona adecuada en el lugar adecuado y en el momento adecuado para prestar servicio. Casi cada
día trae consigo oportunidades de efectuar actos
desinteresados a favor de otras personas. Esos actos
son ilimitados y pueden ser tan sencillos como una
palabra amable, una mano amiga o una sonrisa
cortés…
“Deseo testificar que el mayor servicio que puede
brindar cualquiera de nosotros es estar al servicio
del Maestro. De todas las actividades de mi vida,
ninguna ha sido más recompensante ni benéfica
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
108
PRESTÉMONOS
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
que el aceptar los llamamientos de servir en esta
Iglesia. Cada uno ha sido diferente y ha traído consigo una bendición distinta” (“¿Cómo me beneficia
a mí?”, Liahona, noviembre de 2002, págs. 21–22).
ᔣ Élder Dallin H. Oaks:
“Millones… prestan servicio viviendo en su propio
hogar y sirviendo voluntariamente en la Iglesia.
Eso hacen los miles de obispados y presidencias
de rama, y las fieles presidencias de quórumes y
de la Sociedad de Socorro, la Primaria y las Mujeres
Jóvenes que trabajan con ellos y bajo su dirección.
Y eso hacen millones de otras personas que son fieles maestros en barrios, ramas, estacas y distritos.
Pienso, además, en los cientos de miles de maestros
orientadores y maestras visitantes que cumplen el
mandato del Señor de ‘velar siempre por los miembros de la Iglesia, y estar con ellos y fortalecerlos’
(D. y C. 20:53)…
Hagamos una evaluación
de nuestro servicio a los
demás. Preguntémonos:
¿Visitaré a mi amiga que
está enferma? ¿Abriré
la boca para defender y
testificar de la verdad?
¿Compartiré mis bienes
materiales? ¿Dedico a mis
hijos el tiempo mejor y
más productivo? ¿Sirvo con gozo en mi llamamiento de la Iglesia?” (véase “Por vía de invitación”,
Liahona, enero de 1993, pág. 87).
ᔣ Presidente Thomas S. Monson de la Primera
Presidencia: “Nuestro servicio al prójimo… puede
fortalecer el espíritu humano, vestir cuerpos con
frío, alimentar al hambriento, consolar a los acongojados y elevar almas preciosas a nuevas alturas”
(véase “El guarda de mi hermano”, Liahona, julio de
1990, pág. 58).
“En La Iglesia de
Jesucristo de los Santos
de los Últimos Días teEl prestarnos servicio mutuo debe ser un
nemos una gran tradición
objetivo que dure toda la vida.
de servicio abnegado. Sin
ᔣ “He aquí, os digo que por haberos dicho que
duda, una de las carachabía empleado mi vida en vuestro servicio, no
terísticas distintivas de esdeseo yo jactarme, pues sólo he estado al servicio
ta Iglesia es el hecho de
de Dios.
que no tenemos clero
“Y he aquí, os digo estas cosas para que aprendáis
profesional ni pago en las miles de nuestras consabiduría; para que sepáis que cuando os halláis
gregaciones locales ni en las estacas, distritos y mial servicio de vuestros semejantes,
siones regionales que las supervisan.
sólo estáis al servicio de vuestro
Como una parte esencial del plan de
“En La Iglesia de
Dios” (Mosíah 2:16–17 [Dominio de
Dios para Sus hijos, el liderazgo y el
Jesucristo de
las Escrituras, Mosíah 2:17]).
trabajo en esta Iglesia lo suministran
los
Santos
de
los
Sus hijos, que dedican liberalmente su
ᔣ “Por tanto, oh vosotros que os emÚltimos Días
tiempo al servicio de Dios y de sus sebarcáis en el servicio de Dios, mirad
tenemos una
mejantes” (“A donde me mandes iré”,
que le sirváis con todo vuestro coragran tradición de
Liahona, noviembre de 2002, pág. 69).
zón, alma, mente y fuerza, para que
servicio abnegado”.
aparezcáis sin culpa ante Dios en el
ᔣ Élder James M. Paramore de la
último día” (D. y C. 4:2).
Presidencia de los Setenta: “La Iglesia
nos ayuda a eliminar el egoísmo y la
ᔣ Élder Russell C. Taylor de los Setenta:
incertidumbre sirviendo a los demás en diversas
“Vivan una vida de servicio…
formas a través de toda una vida. Algunos de nuestros más gratos recuerdos son los de las veces en
“… El prestar servicio al prójimo los conducirá haque nos relacionamos unos con otros en ese servicia las ventanas de la vida y no hacia los espejos
cio” (“Las bendiciones de la Iglesia”, Liahona, julio
que sólo reflejen la imagen de ustedes mismos”
de 1988, pág. 12).
(véase “Goles de rectitud”, Liahona, julio de 1989,
pág. 52).
ᔣ Hermana Betty Jo N. Jepsen de la Presidencia
General de la Primaria: “Sea cual sea la manera en
la que prestemos servicio, ello manifestará nuestro
deseo de responder a la invitación de venir a Cristo.
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
ᔣ Élder Robert L. Backman de los Setenta: “Se darán cuenta de que este mundo es de ustedes, un
mundo maravilloso con oportunidades sin límites
PA R A E L A L U M N O
PRESTÉMONOS
para cultivarse, aprender
y prestar servicio. Pueden
hacer de él un mundo
mejor al prepararse ahora
y prestar un noble servicio a lo largo de la vida
como una muestra del
amor que tienen por su
Padre Celestial y Su Hijo”
(véase “Una generación
real”, Liahona, febrero de
1981, pág. 84).
ᔣ Élder M. Russell Ballard: “Desde que se nos ordena por primera vez a un oficio del sacerdocio, debemos comprometernos a llevar toda una vida de
servicio en el reino de Dios. Los padres, los obispos y los asesores del sacerdocio deben enseñar a
los hombres jóvenes con sensibilidad y amor que
el sacerdocio significa servicio” (“The Greater
Priesthood: Giving a Lifetime of Service in the
Kingdom”, Ensign, septiembre de 1992, pág. 72).
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
109
El obispo Vaughn J. Featherstone, en ese entonces
miembro del Obispado Presidente, relató lo siguiente acerca del hermano Les Goates. El padre
del hermano Goates, George, tenía un cultivo de
remolacha azucarera al oeste de Lehi, Utah. En
1918, que fue cuando los acontecimientos que describió tuvieron lugar, más de 20 millones de personas murieron por todo el mundo a causa de una
epidemia de gripe española.
APLICACIÓN Y EJEMPLOS
“Ese año, el invierno llegó anticipadamente congelando gran parte de la remolacha que estaba lista
para cosecharse”, escribió el hermano Goates. “Mi
padre y mi hermano Francis trataban desesperadamente de arrancar del escarchado suelo una carga
de remolachas por día”. Un día, recibieron una llamada telefónica en la que les dijeron que Kenneth,
el nieto de nueve años de George “había sido atacado por la temible gripe, y había fallecido después
de sólo unas pocas horas de comenzar los violentos
síntomas de la enfermedad”. Le pidieron a George
que fuera a Ogden a buscar el cuerpo del niño y lo
llevara a Lehi para enterrarlo.
Manuel, Marta y sus hijos vivieron fuera de su país
natal durante los tres años en los que él prestó servicio como presidente de misión. En ese tiempo,
ellos prestaron servicio fiel a los demás. Dado que
habían vendido su casa para servir en esa misión,
al regreso hicieron los arreglos necesarios para alquilar una pequeña morada.
Cuando George llegó a la casa de su hijo Charles
encontró que también él estaba enfermo. Charles
le pidió a su padre que llevara el cuerpo del niño y
que regresara por él al día siguiente. “Papá trajo los
restos de Kenneth a casa, hizo un ataúd para el pequeño en su taller y… con [mi hermano] Franz y
dos bondadosos vecinos [cavaron] la sepultura...
Al entrar en su nuevo hogar, se sintieron sorprendidos al encontrar muebles colocados en su lugar,
las camas hechas, la vajilla en el armario y comida
en los estantes. Manuel y Marta se sentaron en la
sala rodeados de sus seres queridos y lloraron. Por
tanto tiempo ellos habían prestado servicio a los
demás, y ahora los demás les prestaban servicio a
ellos. La familia se arrodilló y ofreció una oración
de agradecimiento.
“Apenas habían regresado todos del cementerio
cuando sonó nuevamente el teléfono”. Así fue como se enteraron de que Charles había muerto y de
que cuatro de sus pequeños hijos habían también
contraído la enfermedad. El cuerpo de Charles fue
enviado a Lehi por tren, pero al día siguiente
George tuvo que regresar a Ogden para ir a buscar
a su nieta Vesta, de siete años, que también había
fallecido. Antes de haber regresado a Lehi con
Vesta, se recibió otra llamada para avisar que una
de las hermanitas de la niña que también estaba
enferma, la pequeña Elaine de cinco años, había
ᔣ Élder Richard G. Scott, en ese entonces miembro
de la Presidencia de los Setenta: “Sé que [Dios] vive
y lo amo con todo mi corazón. Al igual que ustedes, deseo poner mi vida al servicio de Él, para
alentar y fortalecer a los hijos del Padre” (“Four
Fundamentals for Those Who Teach and Inspire
Youth”, en Old Testament Symposium Speeches, 1987,
1988, pág. 6).
• ¿Qué podría indicarnos que nuestro prójimo necesita ayuda?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
110
PRESTÉMONOS
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
fallecido. Por tanto, George realizó “otro doloroso
viaje para ir en busca del cadáver del cuarto miembro de su familia y sepultarlo, todos en la misma
semana”.
• ¿Qué puedes aprender del hecho de que los élderes no esperaron a que la familia Goates pidiera
ayuda para recoger las remolachas?
Al día siguiente, George le dijo a su hijo Francis:
“ ‘Bueno hijo, será mejor que vayamos al campo de
cultivo y veamos si podemos sacar otra carga de remolachas de la tierra antes de que ése se congele
aún más’...
“…Mientras conducían la carreta por el camino, se
cruzaron con una fila de carretas de remolachas
que llevaban a la fábrica los agricultores vecinos…
“En la última carreta iba… Jasper Rolfe, que saludando entusiasmadamente con la mano dijo: ¡Ahí
van todas, tío George!’
“Papá se dio vuelta para mirar a Francis y le dijo:
‘¡Ojalá hubiesen sido nuestras remolachas!’
“Cuando llegaron a la entrada del campo de cultivo… no había ni una sola remolacha en todo el
campo; entonces cayó en la cuenta de lo que había
querido decirle Jasper Rolfe cuando le gritó: ¡Ahí
van todas, tío George!’…
“Entonces papá... se sentó sobre un montón de residuos de remolacha… aquel hombre que había tenido que ir en busca de los cadáveres de cuatro de
sus seres queridos para sepultarnos en el curso de
sólo seis días, que había hecho ataúdes, cavado
tumbas y aun ayudado con la ropa del entierro…
se puso a llorar como un niño.
RESUMEN ANALÍTICO
• ¿Cómo son la comprensión y la empatía una forma de prestar servicio?
• ¿Qué oportunidades de prestar servicio tienen los
miembros de la Iglesia?
• ¿Qué servicio puedes prestar aparte de las organizaciones de la Iglesia?
• ¿De qué modo puedes determinar a quién prestar
servicio?
NOTAS E IMPRESIONES:
“Después se puso de pie, y enjugándose los ojos
con su gran pañuelo rojo, elevó los ojos al cielo
diciendo: ‘Gracias, Padre, por los élderes de nuestro barrio’ ” (véase “Y ahora permanecen la fe, la
esperanza y el amor”, Liahona, noviembre de 1973,
págs. 37–38).
• ¿Por qué crees que el hermano Goates se emocionó tanto por el servicio que le habían prestado?
E L E VA N G E L I O
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
PRESTÉMONOS
E L E VA N G E L I O
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
111
PA R A E L A L U M N O
112
PRESTÉMONOS
E L E VA N G E L I O
SERVICIO LOS UNOS A LOS OTROS
Y L A V I D A P R O D U C T I VA
MANUAL
PA R A E L A L U M N O
113
L A FA M I L I A
LA PRIMERA PRESIDENCIA Y EL CONSEJO DE LOS DOCE APÓSTOLES
DE LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS
N
OSOTROS, LA PRIMERA PRESIDENCIA y el Consejo
de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los
Santos de los Últimos Días, solemnemente proclamamos
que el matrimonio entre el hombre y la mujer es ordenado por Dios y que la familia es la parte central del
plan del Creador para el destino eterno de Sus hijos.
TODOS LOS SERES HUMANOS, hombres y mujeres, son
creados a la imagen de Dios. Cada uno es un amado
hijo o hija espiritual de padres celestiales y, como tal,
cada uno tiene una naturaleza y un destino divinos. El
ser hombre o mujer es una característica esencial de la
identidad y el propósito eternos de los seres humanos en
la vida premortal, mortal, y eterna.
EN LA VIDA PREMORTAL, los hijos y las hijas espirituales
de Dios lo conocieron y lo adoraron como su Padre
Eterno, y aceptaron Su plan por el cual obtendrían un
cuerpo físico y ganarían experiencias terrenales para
progresar hacia la perfección y finalmente cumplir su
destino divino como herederos de la vida eterna. El plan
divino de felicidad permite que las relaciones familiares
se perpetúen más allá del sepulcro. Las ordenanzas y
los convenios sagrados disponibles en los santos templos permiten que las personas regresen a la presencia
de Dios y que las familias sean unidas eternamente.
EL PRIMER MANDAMIENTO que Dios les dio a Adán y a
Eva tenía que ver con el potencial que, como esposo y
esposa, tenían de ser padres. Declaramos que el mandamiento que Dios dio a sus hijos de multiplicarse y
henchir la tierra permanece inalterable. También declaramos que Dios ha mandado que los sagrados poderes
de la procreación se deben utilizar sólo entre el hombre
y la mujer legítimamente casados, como esposo y esposa.
DECLARAMOS que la forma por medio de la cual se crea
la vida mortal fue establecida por decreto divino.
Afirmamos la santidad de la vida y su importancia en el
plan eterno de Dios.
EL ESPOSO Y LA ESPOSA tienen la solemne responsabi-
lidad de amarse y cuidarse el uno al otro, y también a sus
hijos. “He aquí, herencia de Jehová son los hijos”(Salmos
127:3). Los padres tienen la responsabilidad sagrada de
educar a sus hijos dentro del amor y la rectitud, de
proveer para sus necesidades físicas y espirituales, de
enseñarles a amar y a servirse el uno al otro, de guardar
los mandamientos de Dios y de ser ciudadanos respetuosos de la ley dondequiera que vivan. Los esposos y las
esposas, madres y padres, serán responsables ante Dios
del cumplimiento de estas obligaciones.
LA FAMILIA es ordenada por Dios. El matrimonio entre
el hombre y la mujer es esencial para Su plan eterno. Los
hijos tienen el derecho de nacer dentro de los lazos del
matrimonio, y de ser criados por un padre y una madre
que honran sus promesas matrimoniales con fidelidad
completa. Hay más posibilidades de lograr la felicidad
en la vida familiar cuando se basa en las enseñanzas del
Señor Jesucristo. Los matrimonios y las familias que
logran tener éxito se establecen y mantienen sobre los
principios de la fe, la oración, el arrepentimiento, el
perdón, el respeto, el amor, la compasión, el trabajo y las
actividades recreativas edificantes. Por designio divino,
el padre debe presidir sobre la familia con amor y rectitud y tiene la responsabilidad de protegerla y de
proveerle las cosas necesarias de la vida. La responsabilidad primordial de la madre es criar a los hijos. En estas
responsabilidades sagradas, el padre y la madre, como
iguales, están obligados a ayudarse mutuamente. Las
incapacidades físicas, la muerte u otras circunstancias
pueden requerir una adaptación individual. Otros
familiares deben ayudar cuando sea necesario.
ADVERTIMOS a las personas que violan los convenios de
castidad, que abusan de su cónyuge o de sus hijos, o que
no cumplen con sus responsabilidades familiares, que un
día deberán responder ante Dios. Aún más, advertimos
que la desintegración de la familia traerá sobre el individuo, las comunidades y las naciones las calamidades
predichas por los profetas antiguos y modernos.
HACEMOS UN LLAMADO a los ciudadanos responsables
y a los representantes de los gobiernos de todo el
mundo a fin de que ayuden a promover medidas destinadas a fortalecer la familia y mantenerla como base
fundamental de la sociedad.
El presidente Gordon B. Hinckley leyó esta proclamación como parte de su mensaje en
la Reunión General de la Sociedad de Socorro, el 23 de septiembre de 1995, en Salt Lake City, Utah, E.U.A.
SPANISH
4
02365 99002
36599 002
4
Fly UP