...

La verdad sobre el Esequibo

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

La verdad sobre el Esequibo
Nicolás Maduro Moros
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Carmen Meléndez Rivas
Ministra del Poder Popular del Despacho de la
Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno
Sandra Jiménez González
Directora General de Gestión Comunicacional
Simón Barroso
Coordinador de Diseño y Reproducción
Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia
y Seguimiento de la Gestión de Gobierno
LA VERDAD SOBRE EL ESEQUIBO
Ediciones de la Presidencia de la República
Caracas – Venezuela 2015
www.presidencia.gob.ve
Portada: Alejandro Valdez
Diagramación: Manuel Pestano, José Rodríguez T.
y Simón Barroso
Corrección de Textos: Violeta Linares y Sandra Jiménez
ISBN: 978-980-03-0436-5
Depósito Legal: lf53320153202196
“El pueblo venezolano debe saber por fin dónde
empieza la patria y dónde termina. No es posible
que todo el pueblo de Venezuela ignore todavía a
estas horas, qué forma tiene su madre geográfica...”
Caracas, 1941.
Andrés Eloy Blanco
Poeta cumanés (1897-1955)
Escritor, político, dramaturgo y ensayista.
Agradecimientos
Ministerio del Poder Popular para
Relaciones Exteriores
Ministerio del Poder Popular para la
Comunicación y la Información
Comando Estratégico Operacional
Armada Bolivariana
Y al gran equipo del Ministerio del Poder
Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento
de la Gestión de Gobierno, quienes hicieron posible
que en pocas horas, se compilara y desplegara este
material bibliográfico y documental, en forma
resumida, para conocer la verdad sobre el Esequibo.
Presentación
Desde que el Comandante Chávez rasgó el velo y nos
mostró la verdad de nuestra historia, los venezolanos hemos
tenido que revisitar con ojo crítico nuestra historiografía. Al
hacerlo, hemos hallado numerosas valoraciones interesadas,
sesgadas o eventos simplemente invisibilizados por un
enfoque parcial de nuestra historia.
La palabra Historia significa no sólo los hechos relativos a un
tema determinado, sino también la narrativa de ese hecho. Lo
que ha ocurrido y lo que se dice que ocurrió. Este libro intenta
arrojar luces sobre un tema invisibilizado o cuya narrativa es
poco conocida, incluso tabú, para el venezolano promedio.
Una mirada rápida a la cronología permite captar los
nombres de algunos poderosos personajes que tuvieron que
ver con el despojo del Territorio del Esequibo. Esto basta
para entender, inicialmente, que siempre hemos sido objeto
de la codicia, no de un imperio, sino de los imperios.
Esta mirada crítica de nuestra historia nos dice que no
debemos hablar del imperialismo, sino de los imperialismos
que, incluso antes de la llegada de Colón a nuestras costas,
ya peleaban por el dominio de nuestras riquezas asentadas
en la llamada América Española.
Justo en medio de una encarnizada batalla por nuestra
soberanía, cuando estamos sintiendo el impacto de la caída
de los precios del petróleo, en plena guerra económica
de grupos mafiosos de toda índole, resurge el tema de El
Esequibo. Y al hacer un breve balance de lo que ocurre en el
mundo y de lo que ocurre en nuestra Venezuela, volvemos
5
a percibir la presencia de los imperios, los mismos que
arremetieron contra la Gran Colombia, los mismos que
balcanizaron la América Latina creando Estados tapones
para separarnos y sembrarnos de conflictos.
Este tema es del interés de todos los venezolanos, más allá
de las diferencias políticas o de cualquier otra índole. Así
lo ha enfatizado nuestro Presidente Constitucional Nicolás
Maduro Moros, este 6 de julio ante la gloriosa Asamblea
Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. La
presentación que el presidente Maduro le ha brindado
a todos los venezolanos, pero también a otras audiencias
allende nuestras fronteras, constituye una clase magistral
sobre este peliagudo tema y una disección de los actores
involucrados, sus intereses, sus verdaderos amos y sus ardides
para despojar a Venezuela de lo que siempre ha sido nuestro.
Esta exposición ante la Asamblea Nacional, de la más
alta factura política sin precedentes en nuestra historia
republicana, está sintetizada en las páginas de la publicación
que les entregamos hoy, La Verdad sobre El Esequibo. Su
enfoque y la lectura entre líneas que ofrece el presidente
Maduro de estos hechos oscurecidos por intereses ajenos, nos
dan una clara idea de su estatura de estadista, pero sobre todo
de su determinación de perpetuar el legado del Comandante
Chávez: la convivencia con justicia; la soberanía al resguardo
de la paz.
Es ante las coyunturas que estamos viviendo, cuando nos
sentimos más bolivarianos y más patriotas. Y en esa doctrina
de Bolívar y de Chávez, y de muchos otros pacifistas,
integracionistas, latinoamericanistas, es una responsabilidad
no permitir que nos dominen por la ignorancia.
6
No permitiremos que terceras partes manipulen nuestro
sentimiento nacional para crear conflictos con países
hermanos. No les daremos su guerra para que se lucren y
saqueen nuestros recursos. Venezuela es un instrumento de
paz y es la ventana por donde está regresando la historia
universal con una visión que revela lo que está más allá de lo
evidente, de la “ficción de las apariencias”, como diría Luis
Britto García.
Este material constituye el relato de lo que pasó con el
despojo del Esequibo. Su cronología, sus mapas, los análisis
gráficos y segmentos de discursos del Comandante Chávez y
del Presidente Nicolás Maduro rasgan el velo y nos muestran
la verdad histórica de este importante tema.
Todo aquel que se sienta venezolano, que lleve la patria en
lo profundo, más allá de codicias y personalismos, todos
tenemos el deber de conocer los hechos, conocer la narrativa
y acerar nuestro espíritu para acompañar a nuestro valeroso
presidente, Nicolás Maduro, en las acciones y decisiones
que habrá de tomar en paz y animado por el espíritu de
nuestros gigantes.
¡Somos un país libre, independiente y soberano!
¡Viva la patria!
!Seguiremos venciendo todas las batallas en unión de nuestro
pueblo!
Carmen Teresa Meléndez Rivas
Ministra del Poder Popular del Despacho de la Presidencia
y Seguimiento de la Gestión de Gobierno
7
Contenido
Justicia por Víctimas del Holocausto de Abya Yala
(América
11
Cronología de Eventos vinculados al tema
Esequibo y Gobernantes para la fecha
17
Mapas Históricos
61
Delimitación del Territorio Nacional por las
Constituciones desde 1819 - 1999
69
Recursos del Esequibo
75
Son los mismos
79
Declaración conjunta de la MRE de la RCG,
Carolyn Rodrigues-Birkett y el MPPRE de la
RBV, Nicolás Maduro Moros
83
Declaraciones del Presidente Chávez en relación
con el Esequibo
85
Declaraciones del Presidente Nicolás en relación
con el Esequibo
97
Discurso del Presidente Nicolás Maduro en la
Asamblea Nacional el 6 de julio de 2015
103
Anexos
127
Glosario de Términos
153
Bibliografía
159
La Verdad sobre el Esequibo
Justicia por Víctimas del Holocausto
de Abya Yala (América)
¡Es mentira la tesis del Descubrimiento de América! ¡Fue
realmente una colonización y una invasión que arrasó con
nuestra civilización aborigen!
Hugo Chávez
Aló Presidente Nº 256
Ciudad Sagrada de Tiwanaku
Bolivia, 28 de mayo de 2006
Desde la llegada del Presidente Hugo Chávez al Gobierno
Bolivariano, la revolución que inició y que luego consolidó
se enfocó en realzar las culturas indígenas de Venezuela
y de Nuestramérica, y en darle su justo lugar a nuestros
afrodescendientes. Por su propia degeneración moral, los
colonizadores violentaron a hombres, mujeres, niños y niñas;
y arrasaron con el acumulado histórico de cinco mil años de
conocimientos.
En 2001 se incorporan simbólicamente al Panteón Nacional
los restos del cacique Guaicaipuro, quien con otras tribus y jefes
indígenas se rebeló contra el conquistador español. En honor
a esta fecha, el 8 de diciembre fue declarado “Día Nacional
de Guaicaipuro y de los Caciques de la Resistencia”. Fue la
primera vez que un representante de los pueblos originarios
era reconocido en el panteón de los héroes de la patria.
11
La Verdad sobre el Esequibo
Reivindicación de nuestros héroes indígenas y
afrodescendientes
Más recientemente, este 24 de junio, el Presidente Nicolás
Maduro acompañó al pueblo al Panteón Nacional para
entregar los restos simbólicos del primer teniente de caballería
Pedro Camejo, conocido como Negro Primero. Fue toda una
fiesta de reivindicación
de la afrovenezolanidad,
que partió desde el estado
Apure, su tierra natal,
para rendir homenaje a
este personaje histórico.
“No
olvidemos
la
historia, porque hay
quienes quieren repetirla
hoy y quieren venir a
esclavizarnos, y siguen
despreciándonos con la
misma visión racista”,
señaló el Presidente
Maduro, refiriéndose al holocausto africano que expulsó de
sus tierras a unos 50 millones de hombres y mujeres para ser
traídos a América como esclavos.
Sumándose a las voces del Caricom, el Presidente Maduro
afirmó que “Europa tiene que indemnizar a los pueblos de
América Latina y el Caribe” por este crimen, así como por el
holocausto indígena. Insistió en que los orígenes profundos de
las causas de las injusticias, de la miseria y de la pobreza que
azotan a África, a América Latina, al Caribe y al mundo, están
en los anales de la historia sagrada de estas tierras.
12
La Verdad sobre el Esequibo
Los españoles se encontraron con una cultura superior
En su artículo titulado El Holocausto de Abya Yala (América), el
investigador Ramón Alcides Ávila Peralta refiere que al llegar al
continente americano, en 1492, los españoles se encontraron
con una cultura superior, a la cual saquearon y contravinieron,
para un saldo de 475 millones de aborígenes extinguidos, de
los cuales sólo registraron 75 millones.
Explica Ávila que la versión histórica de los pueblos indios
es contraria a la historia oficial de los vencedores. Según las
afirmaciones indígenas y las investigaciones de criminología
forense, en el continente jamás hubo descubrimiento sino
que, por el contrario, tuvo lugar una invasión mercenaria,
acompañada por una expedición sangrienta de las cruzadas de
la Iglesia Católica.
Según Bartolomé de las Casas, los fines de semana y feriados
los españoles se divertían cazando con perros a los indígenas,
y una vez apresados eran descuartizados vivos; les cortaban la
lengua, nariz y labios, orejas y testículos para arrojarlos a sus
perros como trofeo”.
13
La Verdad sobre el Esequibo
Estos colonizadores destruyeron el acumulado histórico de
cinco mil años de conocimientos: incineraron montañas de
libros y después quemaron a sus autores, porque tal literatura
les parecía teológicamente diabólica. “Solamente una sociedad
con altísima degeneración moral, pudo producir tan terrible
holocausto”, apunta el autor.
Agrega que cuando el ejército invasor desembarcó en Abya
Yala encontró un continente poblado por muchas naciones
que hablaban 375 mil idiomas. Con la expulsión de los
colonizadores, gracias a la gesta de Bolívar, fue posible
preservar 20 mil idiomas. Solo en Brasil, donde se hablaba
más de 28 mil lenguas, los mercenarios dejaron menos de 4
mil. Hoy, a consecuencia del holocausto, en América Latina
solo sobreviven menos de 1.750 idiomas.
“España nunca inventó nada ni aportó conocimientos a la ciencia.
De cada diez inventos, seis desarrollaron los chinos, tres los árabes
y uno Europa. Decir que estos países que fueron colonia de
España le deben a ese imperio su civilización y desarrollo no es
una información cierta. España se alzó con un botín de saqueo de
28 millones de toneladas de oro y 21 millones de plata”, concluye
Ávila Peralta.
14
La Verdad sobre el Esequibo
Toda una cultura gestó la Abya Yala
Las civilizaciones de Abya Yala alcanzaron etapas de gran
esplendor en el campo de la medicina. Ejemplo de esto
fueron los Paracas, médicos cirujanos incas, que practicaron
trepanaciones craneales utilizando fresas de diamante, para
intervenir a pacientes con patologías craneales o neuronales.
La cirugía inca ha sido la más perfecta de las civilizaciones
que nos han antecedido y su mérito se fundamenta en haberse
efectuado en pacientes con vida, y no en cadáveres.
Algunos cronistas que lograron romper la manipulación de
las crónicas de los vencedores, como Sylvia Hilton en Fuentes
Manuscritas para la historia de América, convalidan que los
Incas construyeron un gigantesco observatorio astronómico
en la Isla del Sol.
Junto con los Mayas, descubrieron 7.800 estrellas fijas,
conocían el movimiento vibratorio estelar y un sistema de
coordenadas elípticas, así como un catálogo estelar elaborado
tres mil y más años antes de Hiparco, considerado el astrónomo
más relevante de la antigüedad.
Conocieron la oblicuidad de la elíptica, calcularon la
distancia de la tierra a la luna, el concepto de longitud y
latitud geográfica, el diámetro de la tierra y, sobre las ciencias
superiores del cálculo y, 35 siglos a.C., diseñaron el HAAB o
calendario de 365 días.
En total, 42.062.571 kilómetros cuadrados de superficie
continental de Abya Yala, habitado pacíficamente durante
milenios dedicados a la ciencia, a las bellas artes, a la teología
de sus dioses, fueron despojados violentamente por la espada
y la cruz mercenaria de los españoles.
15
La Verdad sobre el Esequibo
El único legado de la “madre patria” durante la invasión fue
su vector biológico, asegura este autor. “Desde la operación
mercenaria española, América Latina ha tenido que disponer
de cuantiosos recursos de su producto interno bruto para
atender patologías clínicas de las extrañas infecciones y
enfermedades raras que dejaron”.
Hoy, los descendientes del continente Abya Yala seguimos
exigiendo justicia ante la Corte Penal Internacional por este
crimen imprescriptible de lesa humanidad.
“La Revolución Bolivariana ha hecho justicia y va a seguir
haciendo justicia con la historia de ayer, con la historia de hoy,
y debe seguir construyendo justicia con la historia futura”.
Esto resume la visión del Presidente Nicolás Maduro, quien
se une a las voces del Caricom y Petrocaribe para denunciar
y reclamar por uno de los holocaustos más horrorosos que
históricamente se haya cometido.
16
La Verdad sobre el Esequibo
1492
El 12 de octubre se inicia la invasión a América por parte del Imperio Español, que mantuvo el
dominio de este territorio por más
de tres siglos. Desde aquel mismo momento comenzó la lucha
de los imperios por el dominio de
los espacios, debido a las pugnas e
Reina Isabel I de Castilla
intereses de personas, de países, de
“La Católica”
coronas, en busca de más poder,
disfrute y usufructo de nuevas tierras, de nuevos espacios, de nuevos mercados, de nuevos súbditos. De esa
vorágine no escapó la región de Guayana.
1493
La Bula Papal de Alejandro VI establece la demarcación
y delimitación de los espacios de actuación de los territorios entre España y Portugal con una concepción religiosa. La Bula otorgaba títulos que eran reconocidos por
todos los pueblos cristianos de la época. Tomaba como
referencia una línea a 100 leguas de las lslas Azores.
1494
Se firma el Tratado de Tordesillas, mediante el cual se reconocen a España las Guayanas y toda la cuenca del Amazonas y se establecen los límites entre España y Portugal.
1498
Cronología de eventos vinculados al
tema del Esequibo y gobernantes
para la fecha
El 3 de agosto, durante su tercer viaje, Cristóbal Colón llegó a lo que hoy es el pueblo de Macuro, en la
costa de Paria. En esa travesía continuaron por la costa atlántica, desde donde el tripulante Juan Esquivel
17
La Verdad sobre el Esequibo
Fragmento del mural El Mito de Amalivaca
de César Rengifo
18
1498
divisa la región de Guayana. Observó un caudaloso río
que descargaba sus aguas en el Atlántico, al cual bautizaron como “Esequibo” en honor a su nombre.
1499
Durante su navegación por el Golfo de Paria, Alonso de
Ojeda descubre y toma posesión, en nombre de España,
de toda la costa habitada por nativos arahuacos, cuyos
territorios llamaban “Guyana” que en su dialecto significa “Tierra de Agua”. Alonso de Ojeda realiza exploraciones por las bocas del Orinoco, y fue quien navegó por el
Río Esequibo, al que llamó Río Dulce.
1500
Juan de la Cosa, piloto de Alonso de Ojeda, a su regreso
del viaje a América, hace realizar un mapa en España,
donde dibujó el Esequibo como el río de la posesión.
1502
Alonso de Ojeda, en su segunda expedición, navegó a lo
largo de la costa entre el Orinoco y el Esequibo.
1508
Carlos V, Rey de España, creó la provincia de Guayana,
cuyo límite al Este lo constituía el Río Esequibo. Esta
provincia se incorporó a la Capitanía General de Venezuela en 1777.
1528
Los navegantes de la ciudad de Nueva Cádiz (actual isla de Cubagua),
mantienen comercio con los aborígenes arahuacos de las riberas del
Orinoco y las costas de Guayana.
1530
La Verdad sobre el Esequibo
Guayana queda incluida en la Gobernación del Marañón, territorio
que abarca desde el Amazonas hasta Maracapana (hoy estado Anzoá-
Rey Carlos I
“El César”
19
tegui) al mando del conquistador Diego de Ordaz,
quien remonta el Orinoco hasta el Meta, para sumar
más territorios a los dominios de España, en su afanosa
búsqueda de yacimientos auríferos.
1536
Se le otorga a Juan de Espés la Gobernación de la Nueva Andalucía con 200 leguas de costa y 300 leguas de
profundidad en Guayana, como el primer paso a la colonización.
1555
Los españoles hicieron incursiones por el Río Esequibo, penetrando 60 millas desde la costa.
1562-69
Aventureros portugueses se encontraron con las costas de Guayana y se dirigieron hacia el Sur, lo que hoy
constituye Brasil.
Los españoles realizaron más de 20
expediciones por el Orinoco y por
el interior de la Guayana.
1568
1530
La Verdad sobre el Esequibo
España otorga la gobernación de
la Nueva Andalucía a Don Diego
Fernández de Zerpa, la cual incluye
toda Guayana.
1583-99
Don Antonio de Berrío realiza dos expediciones a Guayana y funda un fuerte en el Río Orinoco, a dos leguas
de la margen derecha del Río Caroní.
1591
Rey Felipe II
“El Prudente”
Los españoles fundan un fuerte en la orilla del Río
Esequibo, en la confluencia de los ríos Cuyuní y
el Mazaruni.
20
1595
Don Antonio de Berrío funda la ciudad de Santo Tomé.
Los colonos españoles permanecían en términos amistosos con la población nativa del área, estableciendo plantaciones de azúcar y cacao en la cuenca del Río Esequibo.
1596
Los españoles consolidan sus posesiones en la boca del
Río Esequibo.
1598
El español Domingo de Vera Ibarguen realizó una expedición al Río
Esequibo.
1613
La Verdad sobre el Esequibo
Los franceses ocupan parte de la
Guayana (lo que hoy es Cayena y
Surinam).
1614
Los españoles ocupan el Territorio Esequibo, donde
fundan caceríos y establecen plantaciones de yuca y
otros cultivos.
1617
El corsario inglés Sir Walter Raleigh viajó dos veces a
Guayana para buscar la leyenda de El Dorado. Durante
su segundo viaje, envió a su hijo Watt Raleigh con una
expedición al Río Orinoco, mientras que él se quedó en
su campamento en la isla de Trinidad. Su hijo muere en
un enfrentamiento contra los españoles, obligando a Sir
Walter Raleigh a volver a Inglaterra, donde el rey Jacobo
ordenó su decapitación por desobedecer órdenes y generar un conflicto con España.
1623
Rey Felipe III
“El Piadoso”
El mito de El Dorado con sus ciudades de oro, trae a la posesión española de la Guayana a inmigrantes
holandeses que se establecen en la
Rey Felipe IV
“El Grande”
21
1623
1648
La invasión holandesa de los territorios de Guayana,
iniciada en 1623, fue controlada con la firma del Tratado de Münster que puso fin a la guerra entre Holanda
y España. El tratado establece que ninguna de las partes
podría ocupar el territorio ya ocupado por la otra parte,
por lo que España reconoce los territorios comprendidos al este del Río Esequibo y en forma tácita, Holanda
reconoce la posesión de España sobre los territorios al
oeste del mismo Río Esequibo, límite oriental de la Capitanía General de Venezuela; mediante este Tratado,
Holanda se independiza de España. Así surgió Surinam
y la Guayana Holandesa, cuyo límite con Venezuela sería el Río Esequibo.
Los holandeses, en busca de los yacimientos de oro,
incursionan en la desembocadura del Orinoco, donde
son rechazados por los españoles cada vez que intentan extenderse más allá de los límites del Río Esequibo.
Aun cuando fueron desalojados, continuaron desafiantes en su intención expansionista y avidez de oro. Los
holandeses tomaron como límite de Guayana el Río
Moroco (al oeste del Río Esequibo), apropiación territorial indebida que rechazó España, ya que reconocía
posesión de los territorios hasta el Río Esequibo.
1666
margen derecha del Río Esequibo. Para el momento,
Holanda estaba en guerra con España.
1650
La Verdad sobre el Esequibo
Rey
Carlos II “El Hechizado”
Los piratas ingleses saquean, incendian y ocupan las posesiones holandesas, las cuales son reconquistadas
por los holandeses.
22
1713
La Verdad sobre el Esequibo
1777
Es creada la Capitanía General de
Venezuela el 8 de septiembre, mediante la Real Cédula de Carlos
III, quedando integrada por las
siguientes provincias: Venezuela,
Nueva Andalucía o Cumaná, Maracaibo, Guayana, Margarita y Trinidad. Este acto administrativo en
Rey
Carlos III. El Político
un factor unificador, en lo político,
económico y militar, de las hasta entonces separadas
provincias. Con la Real Cédula surge la nacionalidad
“venezolana” para todos los nacidos en estas tierras,
cuya extensión territorial en su parte oriental entre España y Holanda será el Río Esequibo, desde su nacimiento hasta su desembocadura en el océano Atlántico,
quedando así establecida la jurisdicción de Venezuela
sobre el Territorio Esequibo.
1781
Los holandeses vuelven a ser despojados de sus posesiones por los corsarios ingleses. La corona inglesa protegía
a estos piratas con la llamada “patente de corso”.
1786
Rey
Carlos de Austria
España y Gran Bretaña firman el
Tratado de Utrecht, por el cual Inglaterra se comprometía a respetar
los territorios españoles ocupados
en América. Los ingleses se apoderan de la Guayana Holandesa.
Es editado el mapa de los territorios que comprenden la
Capitanía General de Venezuela, en el cual se indica el
Río Esequibo como el límite oriental.
23
1791
La Verdad sobre el Esequibo
Los ingleses devuelven la Guayana Holandesa, de la
cual se habían apoderado en el año 1781.
1796
Los corsarios ocupan las costas del Río Barima y Amacuro, en nombre de la corona inglesa. También ocupan
la Isla de Trinidad.
1802
Francia ocupa Holanda y crea la República de Batavia.
Se firma el Tratado de Amiens, el cual sella la paz entre
lnglaterra y España. Mediante este tratado, Inglaterra
acepta devolver los territorios arrebatados por la fuerza
a España, pero haciendo la excepción de la Isla de Trinidad, de la cual se adueña Inglaterra. Se sella la paz entre
los dos imperios.
1803
1795
1793
Rey
Carlos III. El Político
Tratado de extradición de Aranjuez
entre España y Holanda de fecha
23 de junio, mediante el cual se
definieron los territorios de Esequibo, Demerara, Berbice y Surinam
como colonias holandesas, y el territorio del Orinoco a España.
Francisco de Miranda publica el Mapa Geográfico de
América Meridional del cartógrafo Cruz Cano y Olmedilla, impreso en Londres bajo el patrocinio del
Gobierno Británico. En este mapa aparece el Río Esequibo como línea divisoria entre el territorio español
y las colonias holandesas. Ese mismo año, Gran Bretaña entra en guerra contra Napoleón Bonaparte y la
dominación francesa.
24
1811
1810
1806
La Verdad sobre el Esequibo
Napoleón Bonaparte convierte a la República de Batavia (Holanda) en un Reino y coloca como Rey a su
hermano, Luis Bonaparte.
Por la guerra napoleónica, Gran
Bretaña entra en guerra contra Holanda y Francia. Esta nueva confrontación traslada el conflicto a
América para invadir las posesiones
holandesas en las regiones de DeEmperador
José I Bonaparte
merara y el Esequibo. Se publica
en Londres un mapa donde figuran la Guayana venezolana y holandesa, con el Río Esequibo como línea
fronteriza. Ese mismo año, el 19 de abril, Venezuela
rompe relaciones con la España controlada por José
Bonaparte. Al declarar su independencia, Venezuela
toma como su territorio el que a esa fecha correspondía
a la Capitanía General de Venezuela. Sin lugar a dudas,
ese territorio abarca en toda su extensión la Provincia
de Guayana hasta el Río Esequibo, que fue, es y será, la
frontera este de la nueva república, mediante la aplicación del principio del Uti Possidetis Juris.
Las Provincias Unidas de Venezuela
declaran su independencia de España el 5 de julio. En su primera
Constitución, decretada en diciemPresidente
bre de ese mismo año, se estableCristóbal Mendoza
cen los límites en su capítulo 5to:
“Los límites de los Estados Unidos de Venezuela son
los mismos que el año de 1810 correspondían a la antigua Capitanía General de Venezuela”, de acuerdo con
25
1814
Canciller
Juan Germán Roscio
el uso y costumbres de las leyes y
procedimientos de la época. Esta
misma delimitación aparecerá en
posteriores constituciones.
“El 13 de agosto se firma el Tratado de Londres, el cual puso fin a
las Guerras Napoleónicas en Europa. Holanda se encuentra como un
protectorado de Inglaterra y es forzada a cederle 20.000 millas cuadradas de sus posesiones al este del Río
Esequibo. Esta extensión territorial
Presidente
Simón Bolívar
comprende Demerara, Berbice y
Esequibo. En esta época, la frontera oriental de la República de Venezuela es el Río Esequibo, la misma que
tenía exactamente la Capitanía General de Venezuela en
el año de 1777 antes de indepedizarse de España”.
1819
1811
La Verdad sobre el Esequibo
Con el triunfo de la Batalla de Boyacá, el 7 de agosto, se incorpora la Nueva Granada liberada por Simón
Bolívar, a la recién creada “República de Colombia”,
decretada el 17 de diciembre en el Congreso de Angostura. La “Provincia de Venezuela” mantienen los mismos límites que España poseía en la Capitanía General
de Venezuela, (ver mapa en la página 62).
1821
Simón Bolívar proclama la “Gran Colombia”, que se
consagró con la Batalla de Carabobo.
El ministro Francisco Antonio Zea, en nota dirigida
al primer ministro de la Gran Bretaña, define los límites orientales de la Gran Colombia: “Termina en el
26
La Verdad sobre el Esequibo
1823
1821
Esequibo, siendo la ribera izquierda de este río la frontera con la Guayana Holandesa” (Nota de Zea a Lord
Castlereagh, Londres, 20 de febrero de 1821. Public
Record Office (London) F.O. 97/ 114).
La nueva República se ve obligada a protestar las continuas invasiones de colonos ingleses a territorio venezolano. El ministro venezolano en Londres, doctor José
Rafael Revenga, por instrucciones de El Libertador,
presentó la denuncia oficial a las autoridades británicas
en los siguientes términos: “Los colonos de Demerara
y Berbice tienen usurpada una gran porción de tierra
que según los últimos tratados entre España y Holanda, nos pertenece del lado oeste del Río Esequibo. Es
absolutamente indispensable -termina diciendo el diplomático venezolano- que dichos colonos o se pongan bajo jurisdicción y obediencia de nuestras leyes, o
se retiren a sus antiguas posesiones”. De esta manera,
Venezuela define ante la Gran Bretaña su frontera en
la línea del Río Esequibo, como los límites que poseía
España al crearse la Capitanía General de Venezuela.
En su mensaje del 2 de diciembre, el Presidente de los
Estados Unidos, James Monroe, señala: “El continente
americano no es susceptible de colonización, las potencias europeas no podrán extender sus dominios en él,
solo se acepta el Statu Quo, las fronteras de los nuevos
países mantendrán las adquiridas de las colonias”. Este
mensaje se convirtió en la Doctrina Monroe: América
para los americanos.
El 16 de julio de 1824, la Gran Colombia solicita del
Reino Unido el reconocimiento de su independencia
27
La Verdad sobre el Esequibo
1824
de la Corona española, oportunidad en que define su
frontera este de la siguiente manera:
“La República de Colombia compuesta hoy en día de los
pueblos conocidos antes bajo los nombres de Venezuela
y Nueva Granada, está situada en el corazón de la zona
tórrida en la América Meridional. Este bello y rico país
se extiende por la mar del norte desde el Río Esequibo, o
confines de la provincia de Guayana, hasta el Río de las
Culebras, que la separa de Guatemala”. La Corte de Saint
James no hizo ninguna objeción, ni observó cosa alguna
a esta exacta definición de la frontera este de la Gran Colombia, lo cual constituye un tácito reconocimiento por
parte de Gran Bretaña, (ver mapa en la página 62).
El 24 de julio, con el triunfo de los patriotas en la Batalla del Lago de Maracaibo, se pone fin a la guerra. El
imperio de la Gran Bretaña reconoció la independencia
de la Gran Colombia y a la Guayana Esequiba como
parte integral de la nueva República.
1825
Inglaterra reconoce a la Gran Colombia (Nueva Granada y Venezuela) como Estado soberano, el cual tiene
como límite este de su territorio el Río Esequibo.
1827
El 3 de octubre, EEUU reconoce la Independencia de
la República de Colombia.
José Manuel Restrepo incluye en su obra titulada Historia de la Revolución de la República de Colombia, una
carta geográfica del Departamento del Orinoco y de
Maturín, en la que está perfectamente bien establecido
que el límite de dicho departamento es el Río Esequibo, el cual es a su vez la frontera oriental de Venezuela.
28
1830
La Verdad sobre el Esequibo
Presidente
José Antonio Páez
1831
Canciller
Diego Bautista Urbaneja
Secretario de Estado de
Hacienda y Relaciones
Exteriores
Santos Michelena
Se disuelve la unión de la Gran Colombia. La Constitución de este
año en su artículo 5to. establece que
el territorio de la nación venezolana
es de la siguiente manera: “El territorio de Venezuela comprende todo
lo que antes de la transformación
política de 1810 se denominaba la
Capitanía General de Venezuela.”
El 31 de julio Inglaterra fusiona
los Establecimientos de Demerara,
Berbice y Esequibo y los denomina
Guayana Británica, territorio occidental de las Guayanas al Este del
Esequibo, cedido por Holanda en
1814.
1834
Inglaterra reconoce la independencia de Venezuela sin ningún tipo de
objeción, lo cual equivale a reconocer el legítimo derecho de Venezuela sobre los territorios que fueron de
la Capitanía General de Venezuela.
Presidente
Andrés Navarrete
Secretario de Estado de
Hacienda y Rlaciones
Exteriores
Pedro Pablo Díaz
A finales de 1834, el Consejo de la
Real Sociedad Geográfica de Londres encargó al naturalista prusiano
Robert Schomburgk para que reconociera y profundizara el conocimiento sobre la Guayana Británica, mediante la exploración de su interior,
sin que la Corona inglesa interviniese oficialmente en
la misión.
29
1835
La Verdad sobre el Esequibo
En mayo, Schomburgk elaboró un primer mapa de la
Guayana Británica, en el cual indica que el territorio
venezolano llegaba hasta el Río Esequibo (este mapa fue
ocultado de forma maliciosa por los ingleses). A posteriori, aparecieron otros trabajos interesados y parcializados que fueron modificados según los intereses de la
geopolítica expansionista de esa potencia. Schomburgk
elaboró otros mapas que incluía inicialmente 1.900 millas (4.920 kilómetros cuadrados) en la margen izquierda de la boca del río Esequibo, a pesar de que para estos
años de 1835 y 1836 existen citas importantes de reconocimientos británicos respecto a la frontera este (Río
Esequibo) del nuevo Estado venezolano que fue creado
por la separación e independencia de la Corona española de lo que fuera la Capitanía General de Venezuela,
partiendo desde el propio Río Esequibo.
Casi simultáneamente con el reconocimiento de la
independencia, Inglaterra aprovecha la inexperiencia,
impotencia y falta de organización y control de la nueva nación para desplegar sus tentáculos muy característicos de potencias colonialistas e imperialistas y, descaradamente, inicia un proceso sistemático de invasión
del Territorio Esequibo.
1836
Venezuela le reclama a Inglaterra la actitud de invasión
de su territorio al Oeste del Esequibo hasta la boca del
Orinoco, (ver mapas en las páginas 63 y 65).
Presidente
José María Vargas
La Gran Bretaña solicita a Venezuela la autorización para colocar
un faro en Punta Barima, lo cual
demuestra en forma tácita el reco-
30
1836
Secretario de Estado de
Hacienda y Relaciones
Exteriores
José Eusebio Gallegos
1840
Transcurridos cinco años del primer mapa, Schomburgk fue comisionado por el gobierno inglés para
hacer un levantamiento topográfico
de la Guayana Británica, en el cual
Presidente
Carlos Soublette
incluyó las pretensiones expansionistas de la Corona británica para
esa fecha, que incluían 141.930
kilómetros cuadrados al oeste del
Río Esequibo constituyéndose este
Secretario de Estado de
hecho en la segunda línea SchomHacienda y Relaciones
burgk.
Se colocaron arbitrariamenExteriores
Guillermo Smith
te hitos de demarcación en la selva,
como también en Punta Barima y
hasta en la Boca del Orinoco por su ubicación estratégica. Gran Bretaña publica oficialmente en esta fecha
el nuevo mapa con una línea de frontera al oeste del
Río Esequibo, la cual incluía en forma arbitraria cerca
de 142.000 kilómetros cuadrados del territorio venezolano que Inglaterra ya había reconocido a Venezuela
con antelación, como herencia de la antigua Capitanía
General de Venezuela, la cual incluía a su vez la provincia de Guayana que se extiende hasta el Esequibo.
Venezuela presenta una fuerte protesta.
1841
La Verdad sobre el Esequibo
Durante la presidencia de Páez, el
ministro venezolano Alejo Fortique
reclama al gobierno británico el retiro de los postes colocados en los
puntos establecidos por la segunda
línea Schomburgk.
Presidente
José Antonio Páez
nocimiento de la soberanía venezolana sobre ese territorio.
31
1842
La Verdad sobre el Esequibo
El gobierno británico, ante la justa
reclamación de Venezuela, accede
quitar los hitos que arbitrariamente
colocó Schomburgk en el extremo
Norte-Sur. Se logra una declaraSecretario de Estado de
ción de Londres que expresaba que
Hacienda y Relaciones
las
marcas y señales establecidas
Exteriores
Francisco Aranda
por Schomburgk no constituían el
límite con Venezuela sino sólo puntos referenciales, reconociendo la soberanía venezolana.
1845
Presidente
Carlos Soublette
Secretario de Estado de
Hacienda y Relaciones
Exteriores
Juan M. Manrique
España reconoce la independencia
de Venezuela mediante el Tratado de
Paz y Reconocimiento (firmado en
Madrid) sobre el territorio de la antigua Capitanía General de Venezuela,
la cual incluía la Provincia de Guayana, que llegaba hasta el Esequibo.
Schomburgk comenzó a marcar la
línea de frontera, que había trazado
mediante postes, con las iniciales
V.R. (Victoria Regina). Venezuela
protestó enérgicamente y tuvo éxito. El gobierno inglés ordenó que
fueran retiradas las marcas.
Llama la atención el hecho de que
siendo Schomburgk un naturalista a
quien le encargaron la misión de estudiar los recursos naturales de la Guayana Británica y de elaborar un levantamiento
topográfico de la misma, fuese a sentirse autorizado a señalar las líneas divisorias entre la colonia y Venezuela y mucho
menos a efectuar alteraciones de la misma motu proprio.
32
1850
Para contrarrestar una campaña de
rumores en Venezuela, según los
cuales Gran Bretaña intentaba emplear la fuerza para ocupar el territorio en controversia,
el encargado de negocio de su Majestad Británica, Belford Hinton Wilson, envía una carta a Vicente Lecuna
desmintiendo esos rumores. Allí declara en nombre suyo
que él “no tiene ánimo de ocupar ni usurpar el territorio” en disputa. En la misiva, Wilson solicitó a Venezuela
declarar lo mismo, por lo que el 20 de diciembre de ese
mismo año, Vicente Lecuna le envía una comunicación
asegurando que el Gobierno de Venezuela “no tiene intención alguna de ocupar ni usurpar ninguna parte del
territorio cuyo dominio se controvierte, ni verá con indiferencia que proceda de otro modo la Gran Bretaña”.
1852
Presidente
José Tadeo Monagas
Secretario de Estado
de Interior, Justicia y
Relaciones Exteriores
Antonio Leocadio Guzmán
Inglaterra incorpora a su territorio
60.000 millas cuadradas al oeste
del Río Esequibo, basada en otra
versión del mapa trazado por el alemán Schomburgk.
El descubrimiento de ricos depósitos auríferos en el Río Yuruari
venezolano despertó la codicia de
los colonos británicos, quienes empezaron a ocupar el
territorio al Oeste del Río Esequibo. El gobierno inglés
no apoyó a esos buscadores de oro; Venezuela protestó
y repelió las incursiones de los buscadores de oro.
1857
1849
La Verdad sobre el Esequibo
El gobierno británico mantiene su pretensión sobre el
Secretario de Estado
Esequibo, para lo cual publica nuede Interior, Justicia y
Relaciones Exteriores
vos mapas demarcados por la línea
Secretario de Estado
de Interior, Justicia y
Relaciones Exteriores
Vicente Lecuna
Secretario de Estado
de Interior, Justicia y
Relaciones Exteriores
Joaquín Herrera
Jacinto Gutiérrez
33
1861
1859
1857
La Verdad sobre el Esequibo
del explorador Schomburgk en el extremo Norte-Sur,
como máxima reclamación británica.
Presidente
Julian Castro
Secretario de Estado
de Interior, Justicia y
Relaciones Exteriores
Pedro de las Casas
Presidente
José Antonio Páez
1865
Secretario de Estado
Relaciones Exteriores e
Instrucción Pública
Rafael Seijas
Presidente
Juan Crisóstomo Falcón
1875
Ministro de Relaciones
Exteriores
Rafael Seijas
Presidente
Antonio Guzmán Blanco
Venezuela firma el Tratado de Delimitación de la frontera con Brasil.
Con la Guerra Federal en pleno
desarrollo, el ex presidente Pedro
Gual, a la cabeza de un grupo de oligarcas venezolanos, solicita al imperio británico la intervención tutelar
del territorio venezolano, tomando
al territorio de Guayana como pago
por las deudas adquiridas.
Muere el naturalista Robert Schomburgk, en Berlín, Alemania, el 11
de marzo.
Inglaterra edita un mapa oficial de
la Guayana Inglesa, con nota aclaratoria sobre el territorio reclamado
por Venezuela.
Ministro de Relaciones
Exteriores
Jesús María Bernal
34
1885
La Verdad sobre el Esequibo
Presidente
Joaquín Crespo
1887
1886
Ministro de Relaciones
Exteriores:
Benjamín Qüenza
Venezuela se convierte en el primer productor de oro del mundo.
El Callao es el centro de atracción
mundial.
El descubrimiento de importantes
yacimientos de oro en el Esequibo
motivan al gobierno británico a
publicar un nuevo mapa oficial en
el cual se señalaba la línea Schomburgk, pero trazada aún más al oeste para agregar más territorio a la
Ministro de Relaciones
Guayana Británica e incorporar los
Exteriores
Diego Bautista Urbaneja
yacimientos de oro que pertenecían a Venezuela. El nuevo mapa incluía Punta Barima
y todo el territorio usurpado por los ingleses, además
amenazando con extender sus aspiraciones hasta Upata y la desembocadura del Orinoco, (ver mapa en la
página 65).
Las minas explotadas por los mineros invasores procedentes de la Guayana Inglesa no eran tan ricas como
las que estaban en el Yuruari venezolano, lo que generó
que los ingleses rodaran nuevamente la línea Schomburgk hasta la propia cuenca del Río Cuyuní que hasta
este año Gran Bretaña había reconocido Venezuela.
Ese año Gran Bretaña publicó por primera vez un mapa
donde habían corrido la línea Schomburgk, abarcando
un territorio al oeste del Esequibo de más de 167.000
kilómetros cuadrados, lo cual aumentaba en 25.000
35
La Verdad sobre el Esequibo
1887
kilómetros cuadrados la usurparción de nuestro territorio, a pesar de que el naturalista había muerto hacía
22 años.
La presión de los colonos británicos en busca de oro fue
de tal magnitud que el Ministerio de Colonias aconsejó
al Foreign Office que ampliara la línea a “una máxima
aspiración británica” que ascendía a 203.810 kilómetros cuadrados al oeste del Esequibo, la cual incluía poblaciones venezolanas tan antiguas como Guasipati,
fundada en el siglo XVIII, y llegaba cerca de las poblaciones de Upata y Tumeremo.
Sin lugar a dudas, el objetivo estratégico de los ingleses
era apoderarse de los ricos yacimientos auríferos y de
las orillas del río Orinoco, el cual llamaban el Danubio
de Sur América y afirmaban que al dominar las bocas
del Orinoco, serían dueños del destino de Venezuela y
de las colonias españolas en América.
1888
En vista de los graves y repetidos atropellos, Venezuela
rompe relaciones con Gran Bretaña el día 20 de febrero. Esta ruptura de relaciones se planteó por primera
vez el 26 de enero y se reiteró el día 31 de enero.
Presidente
Juan Pablo Rojas Paúl
Ministro de Relaciones
Exteriores
Agustín Istúriz
Alarmados por la expasión británica en América y ante los recurrentes
atropellos y violaciones al territorio
nacional, el Gobierno de Venezuela solicitó el apoyo al Gobierno de
EEUU para que sirva de mediador
ante la Gran Bretaña.
36
1893
La Verdad sobre el Esequibo
Presidente
Joaquín Crespo
Se realizan diferentes gestiones de
Venezuela para que Inglaterra aceptase un arbitraje, con el fin de contener la invasión del imperio inglés.
1895
Ocupación de la región del Río
Yuruani por los colonos ingleses.
Lord Salisbury, ministro de RelaMinistro de Relaciones
ciones Exteriores de Gran Bretaña,
Exteriores
Pedro Ezequiel Rojas
rechaza la solicitud de arbitraje solicitada por Venezuela, para que Estados Unidos de Norteamérica fungiera como mediador en el conflicto fronterizo.
Se involucra el imperio norteamericano. Los Estados
Unidos consideraron una amenaza a sus intereses cualquier apropiación territorial en América por parte de potencias europeas. El 20 de julio, una nota del Secretario
de Estado de EE.UU., Richard Olney, es enviada al Reino Unido, en defensa de Venezuela contra los actos de
agresión por parte de Inglaterra al territorio venezolano.
El 17 de diciembre, el Presidente Grover Cleveland invocó la Doctrina Monroe en un mensaje al Congreso de
su país y manifestó que los Estados Unidos no estaba dispuesto a tolerar las usurpaciones británicas en Guayana.
También emplazó al Reino Unido a someter la cuestión
a arbitraje y advirtió que la negativa al examen judicial de
sus títulos equivalía a una apropiación. Propone al Congreso la creación de una comisión investigadora para determinar cuál es la verdadera frontera entre los dos países.
La nota de Olney de parte del presidente Cleveland fue
calificada como un “Cañón de 20 pulgadas” (este cañón, para la época, era el más poderoso del mundo) por
el efecto contundente que causó en Inglaterra.
37
1896
La Verdad sobre el Esequibo
El Congreso de Estados Unidos nombra una comisión
de 6 miembros para determinar los verdaderos límites
de la Guayana Británica con Venezuela. Son personalidades de alto prestigio internacional: David Brewer,
juez de la Corte Suprema; Richard Albey, presidente de
la Corte de Apelación; F. Coudert, miembro del Foro de
Nueva York; D. Gilman, presidente de la Universidad
de Johns Hopkins y Andrew White de la Universidad
de Cornell. El hispanista y experto en Derecho Latinoamericano, Severo Mallet-Prevost, fue designado secretario. El Gobierno británico, al sentirse amenazado por la
verificación limítrofe que pretendía realizar la Comisión
Norteamericana, en justicia a los límites originales que
habían sido modificados de manera arbitraria, consiente
firmar con Venezuela un Tratado de Arbitraje, con lo
cual se disolvía la Comisión Estadounidense puesto que
el problema limítrofe se trasladaba a París.
El 12 de noviembre, se firma entre los Estados Unidos
e Inglaterra las bases del Tratado de Arbitramiento para
decidir la cuestión guayanesa.
Bajo la presión de los Estados Unidos fueron aceptadas
por nuestro país las condiciones establecidas; ningún venezolano formaría parte integrante del Tribunal de Arbitramiento. La integración del jurado fue la siguiente:
• 2 ingleses por parte de Inglaterra: los magistrados
Lord Brewer y Lord Fuller.
• 2 norteamericanos en representación de Venezuela
(porque los árbitros no estaban dispuestos a sentarse
junto a un mestizo con olor a trópico): magistrados
Russell y Collins.
38
• 1 ruso: amigo personal de la reina, pro-inglés Friedrich Martens.
1897
A Venezuela se le entregó un Tratado preconcebido por
Londres y Washington.
El 2 de febrero, se firma el Tratado arbitral de Washington D.C. Bajo presiones norteamericanas y de Gran
Bretaña, Venezuela se ve obligada a aceptar en condiciones desventajosas el arbitraje. Ningún venezolano
formó parte de la Comisión Arbitral.Venezuela fue representada por dos estadounidenses; dos ingleses representaban la parte británica, y un quinto árbitro ruso,
amigo personal de la reina de Inglaterra.
1898
1896
La Verdad sobre el Esequibo
Cada jurista presentó sus alegatos
con documentos y anexos: Venezuela, 3 volúmenes más 1 Atlas;
Gran Bretaña, 7 volúmenes más 1
Atlas; y de allí en adelante hubo 54
sesiones de trabajo y apelaciones de
4 horas cada una.
1899
Presidente
Ignacio Andrade
Entre los meses de julio a octubre
de 1899 se reúne el Tribunal de Arbitramiento en la ciudad de París,
el 27 de septiembre. Gran Bretaña
estuvo representada por 4 consejeros ingleses y Venezuela por otros
Ministro de Relaciones
Exteriores
4 consejeros norteamericanos. Las
Juan Calcaño Mathieu
deliberaciones duraron 13 días y el
3 de octubre el Tribunal de Arbitraje dictó una decisión unánime que se conoce como Laudo Arbitral de
39
1899
La Verdad sobre el Esequibo
París para dirimir la demarcación territorial del límite entre los Estados Unidos de Venezuela y la Guayana Británica. Fue una decisión sumamente breve, sin
motivación y argumentos legales, la cual se limitó a
describir la línea fronteriza aprobada por el tribunal:
comenzando en Punta de Playa, alrededor de 43 millas
al Este de Punta Barina y Mururuma, para continuar
hacia el Sur a lo largo del río Amacuro. Esta sentencia
le dio a Gran Bretaña el 90% del territorio en disputa,
menos la Boca del Orinoco y 500 millas cuadradas de
la desembocadura que fueron reconocidas para Venezuela. Se argumentó que la decisión se hizo para evitar
una guerra, por lo que los jueces dictaminaron sin tomar en cuenta los aspectos jurídicos ni históricos, (ver
mapa en la página 65).
1900
El 4 de octubre se producen protestas por el resultado
del Laudo por parte del venezolano José María Rojas y
el 7 de octubre protesta el Presidente Ignacio Andrade.”
Presidente
Cipriano Castro
Ministro de Relaciones
Exteriores
Raimundo Andueza
Palacio
Venezuela denuncia el Laudo de París y la Legación Británica en Caracas notifica al Gobierno de Cipriano
Castro, que si no designa a su Comisión Demarcadora, Gran Bretaña
procederá a la demarcación por sí
sola. En el mes de octubre los británicos comienzan la demarcación,
obligando así a los venezolanos a incorporarse en el mes de noviembre.
Los Estados Unidos también presiona al Gobierno de Venezuela para
que participe en la demarcación.
40
1902
La Verdad sobre el Esequibo
1903
En el arbitraje venezolano ante la Corte Internacional
de La Haya, los abogados venezolanos no vacilaron en
afirmar que el Arbitraje de 1899 “dejó un sentimiento
de amargura en la mente de Venezuela”.
1944
Ministro de Relaciones
Exteriores
Rafael López Baralt
Diplomacia de las Cañoneras. Venezuela sufre un bloqueo naval y es
amenazada de invasión por parte de
Inglaterra, Alemania e Italia, con el
objeto de cobrar deudas adquiridas
con ciudadanos de sus países.
El Gobierno venezolano, aun cuando estaba consciente de que se le
había arrebatado el territorio
Esequibo que le pertenecía, sin
embargo elogió la participación
de Severo Mallet-Prevost, en el
Laudo Arbitral de París de 1899.
Presidente
Incluso le confirió la Orden del
Isaías Medina Angarita
Libertador, en agradecimiento por
su intervención para que Venezuela
conservara, al menos, su soberanía
sobre el Orinoco, al que también
aspiraban ponerle la mano los ingleses. A su muerte, Severo MaMinistro de Relaciones
llet-Prevost dejó una “Confesión”
Exteriores
para ser publicada “Después de mi
Caracciolo Parra Pérez
Muerte” tal cual ordenó: “Si bien es
cierto que en la decisión el Tribunal le dio a Venezuela el sector en litigio más importante desde el punto
de vista estratégico, como lo es la desembocadura del
Orinoco, fue injusta para Venezuela y la despojó de un
41
La Verdad sobre el Esequibo
1944
territorio muy extenso e importante, sobre el cual la
Gran Bretaña no tenía, en mi opinión, la menor sombra de derecho”.
Discurso del Embajador Escalante el 26 de enero con
ocasión del agasajo ofrecido por la Pan American Society y la Cámara de Comercio Venezolana en los Estados
Unidos, donde manifestó: “...en el corazón de cada venezolano hay una esperanza imperecedera de que algún
día prevalecerá en el mundo el espíritu de la equidad y
que éste nos traerá la reparación amistosa que en justicia y moralmente se nos debe …”
1948
Intervención del Dr. Manuel Egaña. Presidente del
Congreso de Venezuela, en donde se pide la revisión
del Laudo Arbitral de 1899.
Presidente
Rómulo Betancourt
1949
Ministro de Relaciones
Exteriores
Gonzalo Barrios
Presidente
Carlos Delgado Chalbaud
Durante el gobierno de Rómulo
Betancourt, en su intervención en
la Conferencia Interamericana de
Bogotá, denuncia la nulidad del
Laudo Arbitral de París de 1899.
El 10 de diciembre fallece en Nueva
York, Severo Mallet-Prevost quien
fue uno de los abogados que defendió a Venezuela en el juicio arbitral.
Se descubre el fraude del Laudo Arbitral de París. Se publica en The American Journal of lnternational Law el
memorando de Severo Mallet-Prevost,
quien prevaricando en su función
como abogado asesor de Venezuela, no
42
Presidente
Germán Suárez Flamerich
Se inicia un periodo de 5 años que
permitió la investigación documental exhaustiva de la componenda del Laudo.
1951
Ministro de Relaciones
Exteriores
Luis Emilio Gómez Ruiz
denuncia los acuerdos tras bastidores
realizados por los árbitros del Laudo
Arbitral de París para favorecer a Gran
Bretaña en contra de las reglas establecidas por el Tratado de Washington.
El canciller Luis Emilio Gómez
Ruiz, representando a Venezuela en
la IV Reunión de Cancilleres AmeMinistro de Relaciones
ricanos, denuncia la nulidad del
Exteriores
Laudo Arbitral de París de 1899.
Luis Emilio Gómez Ruiz
Asegura que no fueron considerados los aspectos legales e históricos, sino que se llegó a
un acuerdo que beneficiaba a los ingleses para así evitar
una posible guerra entre ambos países.
1954
1950
1949
La Verdad sobre el Esequibo
En la X Conferencia Interamericana
de Caracas, el Consultor Jurídico Ramón Carmona, en nombre de Venezuela, reafirma los derechos de nuestro país sobre la Guayana Esequiba.
1962
Presidente
Marcos Pérez Jiménez
Ministro de Relaciones
Exteriores:
Aureliano Otáñez
Presidente
Rómulo Betancourt
Inglaterra se mostró insensible ante
todas estas exigencias de Venezuela,
y las ignoró. Solo reaccionó cuando Venezuela, el 12 de noviembre
de ese año a través del Canciller
de Venezuela, Dr. Marcos Falcón
Briceño, denunció ante la XVIII
43
1962
Asamblea de las Naciones Unidas
el Laudo del 3 de octubre de 1899,
declarándolo nulo e írrito. Esto
equivalía a revivir la vieja tesis de la
Ministro de Relaciones
Cancillería venezolana de recuperar
Exteriores
Marcos Falcón Briceño
el territorio que es nuestro, desde la
misma fecha en que se declaró la independencia de la
Capitanía General de Venezuela de la Corona española
para formar libre y soberana la patria de Bolívar.
1963
El 5, 6 y 7 de noviembre, como resultado de la intervención del Dr. Marcos Falcón Briceño, se realiza una
reunión entre Gran Bretaña, Venezuela y el gobierno de
Guayana Británica, para examinar la documentación relativa a la controversia. Se acordó un nuevo encuentro.
1965
La Verdad sobre el Esequibo
El 12 de agosto, la Academia Nacional de la Historia, mediante un documento público, fijó posición respecto a la reclamación del Esequibo.
Venezuela exigía a Gran Bretaña una
reunión de Cancilleres, para buscar
una definición acerca del problema
limítrofe. Se realizó una reunión en
Londres donde se intercambiaron
ideas y propuestas para un arreglo
práctico de la controversia.
Presidente
Raúl Leoni
1966
Ministro de Relaciones
Exteriores
Ignacio Marcos
Iribarren Borges
La Gran Bretaña, ante las claras
evidencias presentadas por la representación de Venezuela ante la ONU sobre la nulidad
y fraude del laudo arbitral de 1899, comienza a ejercer
presión para darle la independencia a la Guayana Británica. Por lo que se acuerda el 17 de febrero de 1966
44
1966
La Verdad sobre el Esequibo
la firma del acuerdo de Ginebra. En este acuerdo los
gobiernos de Venezuela, Gran Bretaña y la colonia de
Guayana Británica reconocen la existencia de una controversia sobre la soberanía en el Territorio del Esequibo
y se establecen los procedimientos para encontrar una
solución por medios pacíficos. Este tratado representa
una victoria diplomática para Venezuela y constituye el
basamento jurídico de la controversia. Según el acuerdo de Ginebra de 1966, “ningún acto o actividad que
se lleve a cabo, mientras se halle en vigencia este acuerdo, constituirá fundamento para hacer valer, apoyar o
negar una reclamación de soberanía territorial en los
territorios de Venezuela o la Guayana Británica, ni para
crear derecho de soberanía en dichos territorios, excepto en cuanto tales actos o actividades sean resultado de
cualquier convenio logrado por la Comisión Mixta y
aceptado por escrito por el Gobierno de Venezuela y
el Gobierno de Guyana”. Además, el Acuerdo dispone
de variados métodos de resolución pacífica de los conflictos, conforme con la Carta de las Naciones Unidas.
1967
La Comisión Mixta, convenida bilateralmente por
ambos Estados -Guyana y Venezuela- fue uno de los
medios establecidos en el Acuerdo de Ginebra para encontrar una solución a la controversia.
El 9 de julio, el presidente Raúl Leoni firma el Decreto
1.152, cuyo artículo 1 traza “la línea de base recta en
el sector de las costas de Venezuela comprendido entre
la línea divisoria del Río Esequibo y Punta Araguapiche en el Territorio Federal Delta Amacuro”. Esta línea
de base recta delimita las aguas interiores en la fachada
atlántica venezolana con el fin de resguardar la sobera-
45
La Verdad sobre el Esequibo
nía nacional sobre las áreas marinas y submarinas, hasta
que se resolviera la controversia sobre el Esequibo.
1967
Tratado de Límites entre Venezuela y Trinidad y Tobago: Venezuela logra delimitar al Norte de la fachada
atlántica. Esto fortalece la posición venezolana frente a
las pretensiones de Barbados y Guyana.
3 de enero. Insurrección del Rupununi, movimiento
separatista de la Guyana Inglesa en el Sur de la Guayana Esequiba. La insurrección pretendió crear un Comité Provisional del Gobierno de Rupununi. Los rebeldes, en su mayoría habitantes amerindios del área,
solicitaron ayuda de Venezuela invocando su “nacionalidad venezolana”. El movimiento fue contenido 3 días
después por el ejército de Guyana.
1970
Presidente
Rafael Caldera
Ministro de Relaciones
Exteriores:
Arístides Calvani Silva
“A principios de este año, tropas de
las Fuerzas de Defensa de Guyana del
puesto de Eteringbang realizaron un
hostigamiento con armas de fuego
contra la guarnición acantonada en
la Isla de Anacoco y contra la escuela
del Venamo, el cual fue repelido con
toda la energía adecuada al caso.
La actitud hostil inesperada de la tropa guyanesa fue calificada como una
acción planificada para crear animadversión contra Venezuela en las
naciones anglohablantes del Caribe.
El 18 de junio de 1970, el Canciller Arístides Calvani firma
el Protocolo de Puerto España, durante el primer gobierno
46
La Verdad sobre el Esequibo
En virtud de lo tenso que se presentó la controversia, el
Gobierno de Venezuela estimó necesario posponer las
conversaciones en espera de condiciones y oportunidades diferentes a las existentes en ese momento, por lo
que se firma el Protocolo de Puerto España. Este Protocolo suspendió temporalmente, por un lapso de 12
años, la aplicación de los procedimientos previstos en
el artículo 4to del Acuerdo de Ginebra, en busca de
preservar su vigencia y sus posibilidades de aplicarlo a
futuro en condiciones más favorables.”
Venezuela denuncia el Protocolo de
Puerto España, informando oficialmente a Guyana su disposición de
no renovarlo.
1981
1970
de Rafael Caldera. Fue una decisión política del presidente de turno, ya que Venezuela se encontraba amenazada
tanto por occidente por la República de Colombia, como
por oriente por la República Cooperativa de Guyana, por
lo que se decide congelar las negociaciones con Guyana
por 12 años, para lograr estabilizar la política fronteriza.
Durante ese periodo Venezuela no logró ningún avance en
la recuperación del territorio en controversia.
1982
Presidente
Luis Herrera Campins
Ministro de Relaciones
Exteriores
José Alberto Zambrano
Velasco
El 18 de junio se cumplieron los 12
años establecidos en el Protocolo de
Puerto España y no se prorrogó. Por
lo tanto, a partir de esta fecha, entra
en vigencia la aplicación del procedimiento establecido en el artículo
4to del Acuerdo de Ginebra, lo cual
condujo a la implementación de los
47
La Verdad sobre el Esequibo
medios de solución de las controversias que contempla el
artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.
1983
1982
Exposición de motivos que hizo la Cancillería venezolana para no prorrogar el Protocolo de Puerto España, la
cual hizo en los siguientes términos:
“La decisión del Gobierno venezolano de no prorrogar el
Protocolo de Puerto España comporta la firme determinación de cumplir y exigir el cumplimiento del Acuerdo
de Ginebra. Este tratado establece una obligación de negociar una solución satisfactoria para el arreglo práctico
de la controversia, de modo que ésta quede resuelta en
forma que resulte aceptable para ambas partes. Hemos
denunciado reiteradamente que Guyana no ha dado
cumplimiento a esa obligación de negociar de buena fe.
En este momento cuando se da un nuevo giro a la cuestión, Venezuela renueva la esperanza de que Guyana rectificará esa conducta y de que se emprenderán auténticas
negociaciones destinadas a resolver la controversia.”
Venezuela propone la negociación directa con Guyana,
pero ésta no acepta y propone tres alternativas: Asamblea
General de la ONU, Consejo de Seguridad o Corte Internacional de Justicia. Venezuela rechaza estas opciones.
Ese mismo año, por iniciativa de Venezuela, el conflicto
limítrofe se lleva bajo los auspicios del Secretario General
de las Naciones Unidas en concordancia con lo previsto
en el artículo IV, numeral 2 del acuerdo y apegados al
artículo 33º de la Carta de las Naciones Unidas referente
a los medios de soluciones pacíficas de controversias.
El 30 de marzo, el Secretario General de la Naciones
Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, aceptó la responsabi-
48
1983
lidad de buscar el arreglo práctico de la controversia y
designó a su adjunto, Diego Cordobés, encargado de
estudiar la reclamación y servir de contacto entre los
Gobiernos involucrados.
1987
Guyana y Venezuela deciden aceptar el método de los “Buenos Oficios” que comienza a funcionar
Presidente
desde 1989 en la persona de un
Jaime Lusínchi
buen oficiante elegido y aceptado por las partes. Esta figura tiene como función acercar a ambos
Ministro de Relaciones
Exteriores
Gobiernos con el fin de que estos
Simón Alberto Consalvi
lleguen a una solución satisfactoria,
como lo dicta el tratado. Tres fueron los designados:
Alister McIntyre (1989-1998).
Oliver Jackman (1999-2007†).
Norman Girvan (2010-2014†).
1993
La Verdad sobre el Esequibo
Ministro de Relaciones
Exteriores
Fernando Ochoa Antich
Guyana, de manera unilateral e inconsulta, otorga en concesión bloques de exploración y explotación
petrólera en aguas del Atlántico,
frente a las costas del territorio en
reclamación.
Presidente
Rafael Caldera
Ante la necesidad de garantizarle a
la comunidad marítima venezolana apoyo y protección marítima de
todos los navegantes en los espacios
acuáticos, la cancillería venezolana
emite el oficio MRE Ø1134. Este establece una línea de azimut de Ø7Ø
1996
Presidente
Carlos Andrés Pérez
49
1998
La Verdad sobre el Esequibo
partiendo de punta de playa, la cual
no representa ningún tipo de delimitación sino una marcación de seguridad que evitó impases diplomáticos,
pero que a su vez permite brindar
Ministro de Relaciones
atención a todos los navegantes en
Exteriores
general,
y en particular a los pescaMiguel Ángel Burelli
Rivas
dores artesanales en la proyección de
la fachada atlántica venezolana y en concordancia con el
derecho internacional marítimo.
1999
21-23 de julio, la presidenta de la República Cooperativa de Guyana, Janet Jagan, visita Venezuela y en su
intervención ante el Congreso Nacional en sesión conjunta se expresó en los siguientes términos: “Estamos
comprometidos al examen de todas las iniciativas que
contengan la posibilidad de una solución que sea satisfactoria para los pueblos de nuestros países”.
Presidente
Hugo Rafael Chávez
Ministro de Relaciones
Exteriores
José Vicente Rángel
30 de marzo. Visita oficial a Guyana
de una comisión venezolana, integrada por 15 miembros, con representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, Congreso Nacional y
empresarios, y presidida por el canciller José Vicente Rangel. Durante
la visita se firmó los términos de referencia de la Comisión Binacional
de Alto Nivel.
14 de junio. Guyana otorga concesiones costa afuera para la exploración y explotación de hidrocarburos
50
La Verdad sobre el Esequibo
a las empresas CGX ENERGY, EXXON, SHELL y
ANADARKO. El 13 de julio, el Gobierno de Venezuela envía nota de protesta.
1999
20 de septiembre. Se celebró una reunión entre miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores de la ONU
y de Guyana para revisar el estado de las discusiones
sobre la controversia territorial del Esequibo, donde
se destacó la importancia de los buenos oficios del Secretario General y el establecimiento de la Comisión
Bilateral de Alto Nivel para la cooperación económica,
social y ambiental.
15 de diciembre. Por primera vez en la historia republicana de Venezuela, el pueblo venezolano aprueba la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Esta Constitución fue discutida, debatida y alimentada por todos los ciudadanos venezolanos y aprobada
por referendo. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela inaugura un nuevo periodo de
la república, bajo el liderazgo del presidente Chávez.
En su artículo 10º, nuestra Constitución establece los
elementos sustantivos del territorio venezolano, con
las modificaciones resultantes de los tratados y laudos
arbitrales no viciados de nulidad. De esta manera
se reafirma la tradición constitucional de desconocimiento del Laudo de 1899. Asimismo, nuestra Constitución establece que la República promoverá y favorecerá la integración latinoamericana y caribeña, en
aras de avanzar hacia la creación de una comunidad
de naciones, defendiendo los intereses económicos, sociales, culturales, políticos y ambientales de la región.
El Gobierno venezolano ratifica su vocación pacifista
51
1999
La Verdad sobre el Esequibo
centrada en el ser humano, tal como lo afirma nuestra
Constitución en su artículo 3: “el Estado tiene como
fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona
y el respeto de su dignidad, el ejercicio democrático de
la voluntad popular, la construcción de una sociedad
justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y el bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución”.
2000
La política exterior de Venezuela hacia el Caribe da un
giro hacia la diplomacia de paz, integración y cooperación solidaria, negando cualquier posibilidad de resolución bélica, cuando el artículo 153 de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela ordena promover
y favorecer la integración latinoamericana y caribeña en
aras de avanzar hacia una comunidad de naciones.
19 de marzo. El Presidente de la República Bolivariana
de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, expresó en su
programa dominical Aló Presidente: “La oposición del
gobierno de Venezuela a la instalación de una plataforma de lanzamiento de cohetes en el Territorio Esequibo”, asunto que lo estaban gestionando ante la administración de los Estados Unidos, porque ese territorio
está en reclamación.
1° de abril. El Presidente de Venezuela ratifica su disposición de continuar la disputa bajo la égida de las
Naciones Unidas, dentro del contexto de los Buenos
Oficios y al mismo tiempo expresó su enérgica oposición a la instalación de una base aeroespacial en el
Territorio Esequibo.
52
La Verdad sobre el Esequibo
2000
19 de mayo. El gobierno guyanés y la empresa estadounidense Beal Aerospace Technologies lnc. firman
un acuerdo para la construcción de una base de lanzamiento de satélites comerciales en la zona Noroeste del
Territorio Esequibo, en la región comprendida entre el
Río Barima-Río Guainía y la costa atlántica.
3 de julio. En alocución durante el acto de creación
de la Universidad Nacional Experimental Marítima del
Caribe, el Presidente Hugo Chávez Frías afirmó que
“Venezuela no permitirá que se instale en ese territorio,
que es venezolano, una base de lanzamiento de cohetes (...)eso no lo toleraremos. El Esequibo es nuestro
desde que el mundo es mundo y ejerceremos nuestra
soberanía”.
20 de julio. Fue creado el Gabinete de Guyana como
una comisión de alto nivel para establecer un mecanismo de análisis, estudio y coordinación de relaciones
entre Caracas y Georgetown.
2001
23 de octubre. El presidente de la compañía Beal Aerospace Technologies Inc., Andrew Beal, informó la
decisión de cesar operaciones comerciales con Guyana
debido a la instalación de una base de lanzamiento de
cohetes en la Zona en Reclamación.
Ministro de Relaciones
Exteriores
Luis Alfonso Dávila
García
4 de julio. El Presidente de Guyana, Bharrat Jagdeo, solicitó a
Gran Bretaña y EEUU apoyo para
que el Laudo de París de 1899
fuese considerado como completo
y definitivo.
53
16 de agosto. El coronel (EJB) Pompeyo Torrealba Rivero fundó Ciudad Puerto Esquivel a orillas del río
Venamo, frente al Territorio Esequibo como parte del
Plan Estratégico llamado Polo de Integración y Desarrollo Económico y Social (PIDES) Nº 4.
Ministro de Relaciones
Exteriores
Roy Chaderton Matos
Ministro de Relaciones
Exteriores
Jesús Arnaldo Pérez
2005
16 de agosto. Se conmemora el 2do
aniversario de la fundación de Ciudad Puerto Esquivel y se inaugura
el Monumento a los Símbolos Patrios y la Plaza Bolívar del pueblo.
7 de diciembre. El ciudadano Presidente Constitucional de la República Bolivariana de
Venezuela, Hugo Chávez Frías, en su programa dominical Aló Presidente Nº 173, dice con respecto al Esequibo: “Esa tierra es venezolana y nos la quitó el imperio inglés”.
2004
2003
2001
La Verdad sobre el Esequibo
Ministro de Relaciones
Exteriores
José Alí Rodríguez Araque
19 y 20 de febrero. El Presidente
Hugo Chávez Frías realiza una visita de Estado a Guyana. Allí propone privilegiar los mecanismos de
integración y los mecanismos de
intercambio sobre las diferencias
territoriales, siempre dentro del
marco del Acuerdo de Ginebra.
El 6 de septiembre, Guyana se incorpora al Acuerdo Energético de
Petrocaribe suscrito en Jamaica.
54
2009
Guyana presenta Sumario Ejecutivo de solicitud de Extensión
de la Plataforma Continental de
Guyana ante la Comisión de extenMinistro de Relaciones
sión de plataforma continental de
Exteriores
Nicolás Maduro
la ONU, la extensión de su jurisdicción más allá de las 200 millas náuticas (Mn) hasta 350
Mn, violando el Acuerdo de Ginebra de 1966. Venezuela
protestó esta solicitud y no fue aprobada por la ONU.
2011
30 de septiembre en Puerto España. Declaración conjunta de la Ministra de Relaciones Exteriores de la República Cooperativa de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett y
el Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores
de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro
Moros. Ambos ministros reconocen que la delimitación de
fronteras marítimas entre los dos Estados sigue siendo un
tema pendiente y coincidieron en que dicha delimitación
requerirá negociaciones, (ver comunicado en la página 83).
2012
Guyana solicita, de manera unilateral e inconsulta, ante
las Naciones Unidas la extensión de los límites exteriores
de la plataforma continental. Venezuela protesta, alegando
que el espacio marítimo es un área por delimitar. La ONU
no ha aprobado dicha solicitud.
2013
La Verdad sobre el Esequibo
3 de septiembre. El Presidente de
la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros,
realiza una visita oficial a Guyana
durante la cual reitera que la controversia territorial es una herencia
del viejo colonialismo.
Presidente
Nicolás Maduro
55
2014
2013
La Verdad sobre el Esequibo
10 de octubre. Se produce el incidente con el buque de investigación oceanográfica RV Teknik Perdana, cuando incursiona en aguas
jurisdiccionales de Venezuela. Esto
genera una protesta por parte GuMinistro de Relaciones
yana y aunque el buque es dejado
Exteriores
Elías Jaua Milano
en libertad pocos días después, este
hecho evidencia la necesidad de retomar las negociaciones por el diferendo limítrofe.
9 de abril. Fallece el Buen Oficiante Norman Girvan.
Entre sus últimas gestiones estuvo la presentación a
Venezuela de una propuesta de Guyana para instalar
mesas de trabajo para definir las áreas que permitirían
avanzar en la solución de la controversia. El profesor
jamaiquino Norman Girvan fue el tercer buen oficiante
designado por la ONU en este diferendo y debido a la
posición guyanesa no se ha podido nombrar un sucesor
para los Buenos Oficios.
2015
Guyana autoriza al buque Prospector para realizar
estudios geológicos en el bloque Demerara para la
empresa canadiense CGX Energy, violando nuevamente el Acuerdo de Ginebra de 1966.
Ministra de Relaciones
Exteriores
Delcy Eloina Rodríguez
Gómez
26 de febrero. Venezuela exige a
Guyana y a la Exxon Mobil la paralización de sus actividades en el
Bloque Stabroek y advierte sobre
toda ilegalidad de las operaciones
en una zona objeto de reclamación, en correspondencia con el
56
La Verdad sobre el Esequibo
anuncio del 19 de febrero de que se instalaría una
plataforma petrolera.
28 de febrero. La cancillería guyanesa insta a Venezuela
a no intervenir en los trabajos de exploración que
realiza el buque Deepwater Champion en el bloque
Stabroek, ilegalmente adjudicado a la empresa Exxon
Mobil y Shell.
2015
3 de marzo. El Guyana Times publica declaraciones del
encargado de negocios de la embajada de EEUU en
Guyana, Bryan Hunt: “Estados Unidos se mantiene
firme con Guyana”.
El MPPRE de Venezuela publica un comunicado denunciando públicamente como inaceptable e injusto
un comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos
Exteriores de Guyana, que desconoce las áreas de ubicación del Bloque Stabroek como zona en reclamación.
5 de marzo. Guyana instala el buque taladro Deepwater Champion costa afuera en la fachada marítima del
Territorio Esequibo en reclamación, fletado por la empresa Esso Exploration and Production Guyana LTD,
específicamente en el llamado Bloque Stabroek.
En el periodo comprendido entre estas dos últimas fechas diversos voceros del gobierno de Estados Unidos
pronunciaron declaraciones de provocación y agresión
contra el Gobierno venezolano, en preparación de la
opinión pública para dar a conocer el Decreto Obama,
declarando a Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual” para la seguridad de los EEUU.
57
La Verdad sobre el Esequibo
13 de marzo. El Ministerio de Asuntos Exteriores de
Guyana emite un comunicado donde expresa estar extremadamente desconcertado por las declaraciones de
Venezuela y que las acciones de Venezuela están dirigidas a obstaculizar el desarrollo de Guyana.
2015
25 de marzo. Pronunciamiento de la Commonwealth
en apoyo a Guyana.
7 de abril. Comunicación N° 00753 del MPPRE al gerente de la empresa EXXON Exploration and Guyana
LTD en el país, exigiéndole que al igual que en anteriores oportunidades proceda a suspender las operaciones.
La empresa responde que continuará operando ya que
es una relación comercial con la República Cooperativa
de Guyana.
16 de abril. Artículo de prensa publicado en el Guyana Chronicle, titulado “La extracción de petróleo en
alta mar.
El presidente de Guyana visita plataforma petrolera
Deepwater Champion de Exxon Mobil, acompañado
por el ministro Robert Persaud.
29 de abril. El Alto Comisionado Británico declaró públicamente que el proceso de los buenos oficios debe
ser abandonado y buscar un nuevo enfoque para resolver la controversia territorial con Venezuela.
7 de mayo. Guyana anuncia que Exxon Mobil encontró petróleo en la fachada marítima del Esequibo, en el
llamado Bloque Strabroek.
58
La Verdad sobre el Esequibo
11 de mayo. Se llevan a cabo las elecciones generales en
la República Cooperativa de Guyana, resultando ganador el candidato de la oposición David Arthur Granger.
2015
21 de mayo. Artículo de prensa publicado en el Guyana Chronicle informa que el Presidente de Guyana
visita la plataforma petrolera Deepwater Champion de
Exxon Mobil.
22 de mayo. Declaraciones del Ministro de Asuntos
Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, publicadas en
el Guyana Times: “El proceso de los buenos oficios no
debe abandonarse, sino que puede ser utilizado junto
con otras formas de acción para encontrar una solución
amistosa a la controversia fronteriza en curso entre Guyana y Venezuela”.
6 de julio. El Presidente Nicolás Maduro Moros, acude
ante la gloriosa Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela brindando a todos los venezolanos pero también a otras audiencias una clase magistral
sobre este peliagudo tema y una disección de los actores involucrados, sus intereses, sus verdaderos amos y
sus ardides para despojar a Venezuela de lo que siempre ha sido nuestro, (ver discurso en la página 103).
La República Bolivariana de Venezuela ha transmitido
reiteradamente, a través de diferentes instrumentos diplomáticos, su rechazo a las actividades de exploración
que unilateralmente ha autorizado la República Cooperativa de Guyana a la empresa Exxon Mobil, en el llamado bloque Stabroek, el cual abarca una extensa zona
de aguas por delimitar y aguas pertenecientes a la facha-
59
La Verdad sobre el Esequibo
2015
da atlántica venezolana. La República Cooperativa de
Guyana no solo ha ignorado los reclamos de Venezuela
sino que además ha promocionado la continuación de
las actividades, manteniendo una política de provocación al no cesar las operaciones. Con su actitud, la
República Cooperativa de Guyana ha tratado de descontextualizar el reclamo de la República Bolivariana
de Venezuela en instancias internacionales.
60
La Verdad sobre el Esequibo
Mapas Históricos
1777 - Capitanía General de Venezuela
61
La Verdad sobre el Esequibo
Mapas Históricos
1819 - Venezuela, Nueva Granada y Quito
1840 - Venezuela
62
La Verdad sobre el Esequibo
Avance de la Línea Schomburgk
en territorio venezolano
63
La Verdad sobre el Esequibo
64
La Verdad sobre el Esequibo
65
La Verdad sobre el Esequibo
66
La Verdad sobre el Esequibo
67
La Verdad sobre el Esequibo
68
La Verdad sobre el Esequibo
Delimitación del territorio nacional por
las constituciones desde 1819 hasta 1999
Las constituciones de la República Bolivariana de Venezuela
que hacen referencia a la delimitación del territorio son:
1819
Constitución Política del Estado de Venezuela
Artículo 2.- El territorio de la República de Venezuela se divide
en diez Provincias, que son: Barcelona, Barinas, Caracas, Coro,
Cumaná, Guayana, Maracaibo, Margarita, Mérida, y Trujillo.
Sus límites y demarcaciones se fijarán por el Congreso.
1830
Constitución del Estado de Venezuela (separación de la
Gran Colombia)
Artículo 5.- El territorio de Venezuela comprende todo lo que
antes de la transformación política de 1810 se denominaba
Capitanía General de Venezuela. Para su mejor administración se dividirá en Provincias, Cantones y Parroquias, cuyos
límites fijará la ley.
1857 – 1858
Constitución de la República de Venezuela
El territorio de Venezuela comprende todo el que antes de la
transformación política de 1810 se denominó Capitanía General de Venezuela, y para su mejor administración se dividirá
en provincias, cantones y parroquias.
69
La Verdad sobre el Esequibo
1864
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela (Sistema Federal)
Las provincias de Apure, Aragua, Barcelona, Barinas, Barquisimeto, Carabobo, Caracas, Cojedes, Coro, Cumaná, Guárico,
Guayana, Maracaibo, Maturín, Mérida, Margarita, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Yaracuy, se declaran Estados independientes y se unen para formar una Nación libre y soberana,
con el nombre de «ESTADOS UNIDOS DE VENEZUELA».
1874
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela (modifica la anterior, voto público y firmado)
Artículo 3.- Los límites de los Estados Unidos que componen
la Federación Venezolana, son los mismos que en el año 1810
correspondían a la antigua Capitanía General de Venezuela.
1881
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela (llamada “La Suiza”)
Artículo 1.- Los Estados que la Constitución del 28 de marzo de 1864 declaró independientes y unidos para formar la
Federación Venezolana, y que hoy se denominan Apure, Bolívar, Barquisimeto, Barcelona, Carabobo, Cojedes, Cumaná,
Falcón, Guzmán Blanco, Guárico, Guayana, Guzmán, Maturín, Nueva Esparta, Portuguesa, Táchira, Trujillo, Yaracuy,
Zamora y Zulia, se constituyen en nueve grandes entidades
políticas, a saber:
70
La Verdad sobre el Esequibo
Estado de Oriente, compuesto de Barcelona, Cumaná y Maturín; Estado Guzmán Blanco, compuesto de Bolívar, Guzmán Blanco, Guárico y Nueva Esparta; Estado de Carabobo,
compuesto de Carabobo y Nirgua; Estado Sur de Occidente,
compuesto de Cojedes, Portuguesa y Zamora; Estado Norte
de Occidente, compuesto de Barquisimeto y Yaracuy, menos
el Departamento Nirgua; Estado de Los Andes, compuesto
de Guzmán, Trujillo y Táchira; Estado Bolívar, compuesto de
Guayana y Apure; Estado Zulia, por sí solo; y Estado Falcón,
también por sí solo. Y se constituyen así para seguir formando
una sola nación libre, soberana e independiente, bajo la denominación de Estados Unidos de Venezuela.
1893
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela (periodo presidencial de 4 años, voto directo y secreto)
Artículo 3.- El territorio de los Estados Unidos de Venezuela
es el mismo que en el año de 1810 correspondía a la Capitanía
General de Venezuela.
1901
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela
Artículo 1.- El territorio de los Estados Unidos de Venezuela
es el mismo que en el año de 1810 correspondía a la Capitanía
General de Venezuela, con las modificaciones que resulten de
los Tratados públicos. 1901-1904
71
La Verdad sobre el Esequibo
1909
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela (periodo
presidencial de 4 años, presidente elegido por el Congreso)
Artículo 3.- El territorio de Venezuela comprende todo lo que
antes de la transformación política de 1810 se denominaba
Capitanía General de Venezuela, con las modificaciones que
resulten de Tratados Públicos. Para mejor administración se
divide en Estados, Secciones, Distritos, Municipios y Territorios Federales.
1931
Constitución de la República de Venezuela
Artículo 2.- El territorio de los Estados Unidos de Venezuela
es el que antes de la transformación política de 1810 correspondía a la Capitanía General de Venezuela, con las modificaciones que resulten de los Tratados celebrados por la República. Este territorio no podrá jamás ser cedido, traspasado,
arrendado ni en ninguna forma enajenado a potencia extranjera ni aun por tiempo limitado.
1953
Constitución de la República de Venezuela (edad de 21
años para votar)
Articulo 2. - El territorio de la República de Venezuela es el
que antes de la transformación política del año 1810 correspondía a la Capitanía General de Venezuela, con las modificaciones resultantes de los tratados celebrados por la República.
También se declaran sujetos a su autoridad y jurisdicción el
lecho del mar y el subsuelo de las áreas que constituyen su
72
La Verdad sobre el Esequibo
plataforma continental, así como las islas que se formen o aparezcan en esta zona. La extensión del mar territorial, la zona
marítima contigua y el espacio aéreo en los cuales el Estado
ejerce su vigilancia, se determinarán por la ley. Ni el territorio
ni las zonas sujetas a la autoridad y jurisdicción de Venezuela
podrán enajenarse, cederse o arrendarse en forma alguna a Estado o Estados extranjeros ni a quien sus derechos haya, represente o gestione. Los Estados extranjeros solo podrán adquirir,
de conformidad con la ley, los inmuebles necesarios para sede
de sus representaciones diplomáticas en el área metropolitana
de la Capital de la República, a título de reciprocidad y quedando siempre a salvo la soberanía nacional sobre el suelo.
1961
Constitución de la República de Venezuela (Democracia
Representativa)
Artículo 7. - El territorio nacional es el que correspondía a
la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación
política iniciada en 1810, con las modificaciones resultantes
de los tratados celebrados válidamente por la República. La
soberanía, autoridad y vigilancia sobre el mar territorial, la
zona marítima contigua, la plataforma continental y el espacio aéreo, así como el dominio y explotación de los bienes
y recursos en ellos contenidos, se ejercerán en la extensión y
condiciones que determine la ley.
1999
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (vigente)
Artículo 10. - “El Territorio y demás espacios geográficos de
la República son los que correspondían a la Capitanía General
73
La Verdad sobre el Esequibo
de Venezuela antes de la transformación política iniciada el
19 de abril de 1810, con las modificaciones resultantes de los
tratados y laudos arbitrales no viciados de nulidad.”
74
La Verdad sobre el Esequibo
Recursos del Esequibo
La Guayana Esequiba tiene una superfice aproximada
de159.500 km2,es decir, el 74,2% de todo el territorio que
hasta ahora Guyana administra como propio, el cual abarca
214.999 km2 en total.
La Zona en Reclamación forma parte del Escudo Guayanés.
Su área costera tiene una longitud aproximada de 435 kilómetros desde Punta Playa hasta la desembocadura del río Esequibo.
El Tepuy Roraima, con una altura de 2.810 metros, es el más
alto de los tupuyes de la sierra de Pacaraima. Se encuentra en
la región Cuyuni- Mazaruni, donde marca la frontera venezolana con Brasil. Es una región que posee los mayores recursos
forestales, turísticos, paisajísticos y minerales de la región.
Las amplias sabanas se hallan a lo largo de la frontera con Brasil, al sureste de Esequibo, en las regiones de Potaro- Siparuni,
Alto Tacutu y Alto Esequibo.
Guayana Esequiba posee múltiples recursos naturales. Destacan los forestales ( madereros), que ocupan más de 8 millones
de hectáreas en las tierras altas. Además, posee una alta superficie de tierras agrícolas.
Diversidad
Hay importantes recursos minerales y energéticos, como: oro,
diamantes, mica, bauxita, manganeso, minerales radiactivos
(uranio), petróleo y gas natural. Se sabe, además, de hierro y
coltán, recurso estratégico imprescindible en la fabricación de
componentes electrónicos avanzados.
Por otra parte, existe lluviosidad poco interrumpida durante el
año, permitiendo el predominio de ríos permanentes.
75
La Verdad sobre el Esequibo
Exxon Mobil
Desde hace más de 10 años la compañía norteamericana Exxon
Mobil, corporación petrolera privada más grande del mundo,
con estrecha relación con el Gobierno de los Estados Unidos,
ha estado acechando las riquezas petroleras de Venezuela y
Guyana.
Esta empresa ha desatado una campaña contra Venezuela y
su última estrategia fue perforar en aguas territoriales históricamente venezolanas, que están sujetas a reclamación con la
República Cooperativa de Guyana. Aunque en el año 2000
reconoció los derechos de Venezuela por conveniencia, hoy
los desconoce.
La carnada que usa es el supuesto hallazgo de yacimientos petroleros en el territorio en discusión para despertar las acciones, tanto de Guyana como de Venezuela en el control de los
recursos. De manera que el primero de estos países ha iniciado acciones internacionales, acusándonos de violar derechos
sobre recursos que siempre han estado en discusión según el
Acuerdo de Ginebra, para así presentarnos como país violador
del derecho internacional.
76
La Verdad sobre el Esequibo
77
La Verdad sobre el Esequibo
78
La Verdad sobre el Esequibo
Son los mismos
Durante la Guerra Federal se dirigieron al Imperio Británico
solicitando la invasión de la propia patria y ofrecían en pago
las riquezas de la Guayana venezolana, lo que demuestra que
la oligarquía cuando tiene que escoger entre los imperios y el
pueblo siempre se inclina por el imperio.
Políticamente, la oligarquía venezolana había
fracasado en sus intentos
de continuar gobernando
el país en los mismos términos que en 1830. Sus
ideólogos, como los llamaba el pueblo, fraguaron el
golpe cuartelario de 1858,
y las consecuencias no podían ser más nefastas a sus
intereses de clase: la insurrección y la rebelión de la
pobrecía urbana. Apelaron
Manuel Felipe Tovar
al constitucionalismo abstracto, agrupados en torno al partido civilista, y los hombres
del partido militar se apoderaron del gobierno. Proclamaron
la dictadura de José Antonio Páez, y las «inteligencias más notables» solicitaron la intervención extranjera para liquidar la
insurrección campesina. Es decir, en defensa de sus intereses
de clase, los oligarcas no vacilaron en participar en actos de
traición a la Patria.
Son hechos y no palabras los que confirman plenamente la
formulación anterior. El 22 de noviembre de 1861, una comi-
79
La Verdad sobre el Esequibo
sión formada por Manuel Felipe de Tovar, Pedro Gual, Pacífico Gual, Nicomedes Zuloaga, Juan José Mendoza, Francisco
La Madriz, Federico Núñez de Aguilar y Aureliano Otáñez
redactó un documento implorando la intervención de una potencia extranjera y ofreciendo «entregar girones del territorio
patrio a cambio del orden y del respeto de sus propiedades
amenazadas» por la guerra social. Transcribamos, para conocimiento de las nuevas generaciones, algunos fragmentos de ese
documento, cuyo contenido explica por sí solo el calificativo
de traidores a la Patria para quienes lo elaboraron y también
para sus firmantes, que no vacilaron en enviarlo a la Cancillería de una potencia extranjera, por intermedio de una representación diplomática establecida en Caracas:
«Los que hacemos esta manifestación somos habitantes de Venezuela, hablamos por la experiencia que actualmente nos está
suministrando este país, entregado a todo género de excesos
y a la guerra social de que hemos hablado, la que no tendrá
término sino con su completa ruina, y dentro de poco estará
perdido para sus habitantes y para las demás naciones que pudiera reportar inmensas ventajas con su comercio y relaciones
amistosas, si estas comarcas pudieran estar en paz y seguir su
marcha regular. Es un deber que tienen las naciones civilizadas
de Europa de tender la vista a estos países e intervenir en ellos
de una manera directa, cuya intervención no podrá menos que
producir los mejores resultados. [...] Ninguna de las naciones
de Europa puede con más ventajas poseer a Venezuela como la
Gran Bretaña, y creemos que le sea más ventajosa esta posesión
que la que tiene en la India Oriental. El paso que en esta materia debe darse está muy indicado, y aun es de extrañarse que
hasta ahora nada se haya hecho en esto. Hay en Venezuela, entre los hombres pensadores, la opinión de que conviene a ésta
desprenderse del territorio de La Guayana y negociarlo con la
80
La Verdad sobre el Esequibo
Gran Bretaña pagando con él la deuda extranjera contraída
con súbditos ingleses, y además la deuda externa de la República que reconocerá o pagará en los términos que se estipule,
que ambas deudas no montan a diez millones de libras esterlinas. Esta opinión es mayor cada día, pero la multitud, el poplacho y los demagogos se oponen a este traspaso de territorio
o por lo menos no manifiestan buena voluntad a que se realice
tal idea. Es esta la causa que hay para que nunca proponga
esta negociación el gobierno de Venezuela, por el temor que
le inspira el desenfreno de las masas. Toca al gobierno inglés
dar principio a esta negociación de la que sacará felices resultados. [...] La Guayana venezolana es un país más.. extenso que
Francia, [...] Este vasto territorio, que linda con la Guayana
Inglesa, y que puede decirse que está desierto, está llamado a
tener una gran importancia en la América del Sur. [...] Es este
un deber que tienen que llenar las naciones europeas para con
las repúblicas americanas que necesitan su intervención tutelar
sin esperar a que directamente se les llame de estas naciones,
porque los propietarios y hombres de inteligencia no tienen libertad para hacerlo y sufren la presión del desenfreno popular,
hasta el caso de no atrevemos a firmar esta exposición la que
hemos concebido, por el justo temor de que puedan difamarse
nuestros nombres. Antes de terminar debemos manifestar y
encarecidamente pedir al Gobierno Británico la más pronta
resolución de esta materia, ya sea que se acojan nuestras ideas
respecto de la negociación de la Guayana, o bien que se decida
y lleve a cabo la intervención de una manera igual a la que las
tres potencias Occidentales de la Europa emplean respecto a
México, que es el medio más pronto y expedito que puede
atajar los infinitos males que sufren estos pueblos».
Este documento, redactado por calificados ideólogos de la
oligarquía caraqueña y firmado, además, por propietarios te-
81
La Verdad sobre el Esequibo
rritoriales de la provincia de
Aragua, provocó la justa indignación del dictador José
Antonio Páez, quien ordenó
iniciar una averiguación inmediata para someter a juicio por traición a la Patria a
quienes no habían vacilado
en solicitar la intervención
extranjera en la vida política
del país, y además ofrecían en
pago de su traición prácticaPedro Gual
mente la tercera parte de la
superficie de. Venezuela. Pedro José Rojas obtuvo importante
información al respecto, pero el desarrollo de la guerra social
no permitió profundizar, en las investigaciones. Había un peligro más grave para las clases dominantes, y ante ese peligro
civilistas y militaristas permanecerían siempre unidos, porque
los amenazaba por igual a uno y otros. Se trataba de la hidra
de mil cabezas, es decir, de la insurrección campesina, lamentablemente sin un Anteo que la condujera victoriosamente hasta
sus últimas consecuencias. Ningún otro caudillo popular había
logrado llenar el vacío de dirección política, estratégica y militar producido por la muerte de Ezequiel Zamora.
82
La Verdad sobre el Esequibo
Declaración conjunta de la ministra de Relaciones Exteriores de la República Cooperativa de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett y el Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana Venezuela,
Nicolás Maduro Moros
La ministra de Relaciones de
Exteriores de la República
Cooperativa de Guyana, Su
Excelencia Carolyn Rodrigues-Birkett y el ministro del
Poder Popular para Relaciones
Exteriores de la República Bolivariana Venezuela, Su Excelencia Nicolás Maduro Moros se
reunieron en el día de hoy en la ciudad de Puerto España,
República de Trinidad y Tobago, con el objetivo de revisar diversos asuntos de interés mutuo, incluyendo el procedimiento
de Buenos Oficios.
Los ministros expresaron su satisfacción por las excelentes relaciones que se han desarrollado entre los dos estados y reiteraron su compromiso para mantener dicho nivel de relaciones.
Los ministros reconocen el nivel histórico que han alcanzado
las relaciones bilaterales, caracterizadas por el respeto, la fraternidad y la solidaridad, coincidiendo en que Guyana y Venezuela desarrollan hoy proyectos de cooperación en las áreas
más diversas, y consolidan su integración en esquemas como
la Unión de Naciones Suramericanas –Unasur–, Petrocaribe
y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños –
Celac–, convencidos de que los lazos que les unen superan al
legado de división heredado del colonialismo.
83
La Verdad sobre el Esequibo
Al discutir la solicitud hecha por Guyana ante la Comisión
sobre los Límites de la Plataforma Continental, Guyana manifestó que reconocía el derecho del Gobierno de la República
Bolivariana de Venezuela a dar a conocer sus puntos de vista
ante la Comisión. Por su parte, Venezuela recordó su legítimo
derecho de soberanía y jurisdicción en la Fachada Atlántica.
Ambos ministros acordaron que en lo sucesivo sus respectivos
Facilitadores discutirán los temas relacionados con la petición
de Guyana e informarán a sus respectivos gobiernos.
Ambos ministros reconocen que la delimitación de fronteras marítimas entre los dos Estados sigue siendo un tema
pendiente y coincidieron en que dicha delimitación requerirá negociaciones.
Reconociendo que la controversia en relación con el Laudo
Arbitral de 1899 en cuanto a la frontera entre Guyana y Venezuela sigue existiendo, los ministros reafirmaron su compromiso con el Acuerdo de Ginebra y el Procedimiento de Buenos
Oficios. Reconocieron que esta controversia es un legado del
colonialismo y que debe ser resuelto. Los ministros informaron
al representante personal del Secretario General de Naciones
Unidas. Prof. Norman Girvan, de sus conversaciones.
Finalmente, los cancilleres de Guyana y Venezuela agradecieron al Gobierno de Trinidad y Tobago por su excelente apoyo
en facilitar esta reunión.
Puerto España, 30 de setiembre de 2011
84
La Verdad sobre el Esequibo
Declaraciones del Presidente Chávez en
relación al Esequibo
Salida de la reunión sostenida con la presidenta de Guyana, Janet Jagan, en el Palacio de Miraflores.
3/2/1999
“Conversamos
especialmente para darle
continuidad a una comisión presidencial que
se nombró el año pasado, a finales de año,
en la visita oficial que
ella hizo a nuestro país
para darle continuidad
a estos acuerdos. Así que hemos decidido que próximamente se realizará la reunión que estaba pendiente entre ambos
cancilleres para darle continuidad a acuerdos de cooperación
técnica, económica, agrícola, de pequeña empresa, en función
de mejorar las relaciones entre nuestros países y, más allá de
eso, mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos que
sufren de muchos de los mismos males”.
Aló Presidente Nro. 034, desde Elorza, Estado Apure.
19/3/2000
“Venezuela tiene títulos históricos, Venezuela tiene derechos
históricos, jurídicos sobre el Territorio Esequibo. No es culpa
del hermano pueblo de Guyana esta situación; nosotros eso lo
comprendemos.
85
La Verdad sobre el Esequibo
Entendemos que ahora Guyana ya no es una colonia británica
como fue. Entendemos una serie de consideraciones. Pero eso
no quita que nosotros pongamos de nuevo el reclamo sobre
ese territorio que nos fue despojado en el Laudo Arbitral de
París, del año 1899, hace 100 años. Un laudo viciado de nulidad, no se tomó en cuenta la propiedad de ese territorio. Los
límites de Venezuela, toda la vida, antes de la Independencia
llegaron hasta el Río Esequibo. El mismo Simón Bolívar le dio
órdenes al Congreso de Angostura de que desalojaran tropas
holandesas y luego inglesas que comenzaron a ocupar la parte occidental del Río Esequibo. Pero nunca pudieron hacerlo
porque no teníamos cómo enfrentar a esos imperios.
Luego, vino el Laudo de París del año 1899 y unos señores
jueces norteamericanos, y un juez francés, etc., decidieron,
por allá lejos que toda esa tierra era del Imperio Británico,
porque no era Guyana todavía un país independiente, era una
colonia Británica.
Claro, los poderosos del mundo se acordaron para despojarnos más de 159 mil kilómetros cuadrados. En el Territorio
del Esequibo que estamos reclamando, cabe el estado Sucre,
el estado Monagas, el estado Nueva Esparta y el Delta Amacuro, es más o menos equivalente a ese inmenso territorio.
Riquísimo. Incluso estamos reclamándole al gobierno norteamericano -no reclamándole, estamos gestionando- porque ahí
ahora pretenden instalar una base de lanzadores de cohetes.
Nosotros, eso no podemos aceptarlo porque ese es territorio
en reclamación.
Lo mismo unas concesiones petroleras que dio Guyana en
una parte de nuestro mar. Eso no se ha aclarado todavía cuál
es el límite. Así que por eso estamos muy interesados, en paz,
86
La Verdad sobre el Esequibo
en armonía, respetando a Guyana, respetando a su gobierno,
respetando a su pueblo, somos hermanos, pero cuentas claras
conservan amistades. Así que conversé, con mucha sinceridad
con Oliver Jackman, un oficiante, él es de buenos oficios,
anda gestionando, salió ayer para Guyana a conversar con el
Presidente. Yo le dije que quería conversar con el Presidente
de Guyana.
Pero, en resumen, venezolanos, tenemos que reclamar nuestras reivindicaciones, de buenas maneras, en paz, con hermandad, pero tenemos que mirar ese problema, porque fuimos
despojados hace un siglo de ese inmenso territorio al oeste del
río Esequibo”.
En ocasión de la visita que realizara a Venezuela el Presidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso.
7/4/2000
“Venezuela tiene derechos históricos sobre el Esequibo. Venezuela fue víctima de un despojo hace un siglo, a través de un
Laudo Arbitral. De todos modos, el caso está en las Naciones
Unidas y nosotros somos hermanos de Guyana. Jamás llegaremos a ningún tipo de conflicto”.
Declaraciones con relación a la Controversia Territorial sobre el Esequibo reseñadas por el Canal 6 guyanés.
12/4/2000
“Venezuela nunca atacará a Guyana por esta disputa fronteriza con esta antigua colonia británica (...) Va a haber definitivamente una solución pacífica y satisfactoria. No puede haber
otra salida”.
87
La Verdad sobre el Esequibo
En visita realizada por el presidente de Venezuela Hugo
Chávez Frías, al Diario El Universal.
8/6/2000
“El asunto de la Base Aeroespacial es serio, porque se trata
de una Zona en Reclamación y se pretende instalar una base
de cohetes. Hemos elevado nuestra protesta al Gobierno de
Guyana, vamos a seguir haciéndolo y también al Gobierno de
EE.UU., porque según el acuerdo, el Pentágono debe dar la
autorización. El caso es delicado y siempre con el criterio de la
paz, pero yo no daría como un hecho la instalación de la base.
Habrá que buscar las leyes. Ya estamos fijando escenarios. Eso
está en las Naciones Unidas y habrá que ir a un Tribunal Internacional, por ejemplo a La Haya. Eso pudiera perjudicar más
adelante la inversión de la empresa interesada en el proyecto. Se trata de un Territorio en Reclamación y la decisión de
un Tribunal reconociendo nuestros derechos podría ser lesiva
para quienes hacen la inversión. Eso está en litigio, de manera
que con la empresa también estamos en contacto”.
88
La Verdad sobre el Esequibo
17/7/2000
“Agotaremos todas las vías políticas, diplomáticas, de conversación directa con Guyana y con las Naciones Unidas.
Nosotros estamos ratificando la soberanía, que incluye un
mar inmenso que estaba abandonado y el área en la que se
encuentra el Delta del Orinoco y el mar territorial de la Zona
en Reclamación”.
En relación con la posible instalación de una base de lanzamiento de satélites en la Zona en Reclamación.
21/7/2000
“La situación se ha tornado delicada porque Guyana pretende vender tierras venezolanas sin realizar ningún tipo de
consulta con el Gobierno. Venezuela desea mantener buenas
relaciones con el país vecino, pero Guyana tiene que respetar
a Venezuela; no puede vender esas tierras. Estamos hablando
de lanzamiento de cohetes, no estamos hablando de cualquier cosa”.
25/7/2000
En un acto celebrado con militares retirados que apoyaban su
candidatura presidencial, el Comandante exhortó al pueblo y
a la FANB a presionar contra la base en Guyana y ratificó que
el país no lo tolerará.
1/8/2000
“¿Guerra? ¡No!, yo más bien saludo al pueblo guyanés, a sus
instituciones y expresamos nuestro respeto y dolor por su atraso y su miseria. Para que con Guyana nos podamos incorporar
a un esfuerzo de desarrollo de la fachada amazónica y atlántica, hay que solucionar el problema”.
89
La Verdad sobre el Esequibo
17/8/2000
“¿Qué hay detrás de esto? ¿Por qué esta actitud agresiva de
Guyana? ¿Por qué ese cambio? ¡Cuidado! No me hagan hablar
más de la cuenta; no lo voy a hacer. Solo alerto a los venezolanos lo que pudiese haber detrás de eso (...) porque es muy
extraño el cambio de actitud, sumamente extraño (…) Si fuese
verdad lo que dice el señor Canciller de Guyana (que las fronteras ya están fijadas), ni hubiese un Acuerdo de Ginebra, ni
la ONU estuviera moviéndose desde hace años, tratando de
buscar solución al problema. Venezuela como país soberano
hace uso de sus derechos ante el mundo, y espero que Guyana
haga uso, de la mejor manera, de sus derechos, y que reconozcamos ambos países con racionalidad que eso es un problema.
Ahí está la base de la cuestión. Si no reconocemos que ahí
hay un problema, ¿de dónde vamos a sacar la voluntad para
solucionarlo”.
En respuesta al Canciller guyanés Clement Rohee.
“Ese Territorio en Reclamación es históricamente y legalmente
venezolano, todo, hasta el río Esequibo. Venezuela no lanzará
ni un cohete para solucionar la situación actual. Se trata de un
tema muy delicado como para que quienes tenemos tan alta
responsabilidad tomemos el micrófono y lo ventilemos ante la
opinión pública”. Las declaraciones del Canciller Rohee “están
fuera de tono y dejan la impresión de que algunos dirigentes
guyaneses no reconocen el problema que hay allí. Ahora, los
actuales gobernantes de Guyana, al menos por lo que hemos
leído, parecieran desconocer que hay un acuerdo e infinidad
de documentos que demuestran que la Gran Colombia comenzaba en el Esequibo”.
90
La Verdad sobre el Esequibo
Anunció que bajará el tono con respecto al diferendo limítrofe, que desde ambos países se ha avivado en los últimos días.
24/8/2000
“Yo estoy de acuerdo con eso, Venezuela lo único que está
planteando es que se discuta en torno al Acuerdo de Ginebra.
Esa es nuestra solicitud desde el primer día de Gobierno”. Destacó que no puede entender que “alguien diga que no hay problemas. ¿Y si no hay problemas por qué eso está en Naciones
Unidas? ¿Y por qué hay un señor Jackman, que anda viajando
por todo el mundo? ¿Y por qué el Acuerdo de Ginebra y un
Protocolo de Puerto España? ¡Claro que hay un problema ahí!
Y lo más importante es que reconozcamos todos, de Guyana y
Venezuela, que existe un problema y pongamos toda nuestra
voluntad para solucionarlo, pacíficamente, por supuesto”. Al
ser interrogado en cuanto a las tendencias que sigue la diplomacia de Guyana precisó: “No quiero hacer especulaciones,
más bien prefiero bajar el tono de las declaraciones públicas y
tendré un gran gusto en hablar con el Presidente de Guyana,
Bharrat Jagdeo, en Brasilia”.
91
La Verdad sobre el Esequibo
En el marco de la Cumbre de Brasilia.
30/8/2000
“El interés nacional es lograr un acuerdo negociado y pacífico
a la controversia territorial”. Aseguró que la controversia territorial “nunca ha sido planteada por el Gobierno en blanco y
negro. Queremos ver el contexto, y en una negociación no hay
que irse a los extremos”.
En ocasión de la visita de Estado a la República Cooperativa de Guyana.
19/2/2004
Manifestó su deseo de compartir con el pueblo de ese país la
propuesta de un sistema de integración por parte de Venezuela conocido como ALBA. Aseguró que a partir de esta visita
“debemos poner en marcha toda nuestra capacidad creadora,
toda nuestra capacidad articuladora, inventora para unirnos
de verdad, dejando atrás viejos complejos, herencia de los viejos imperios (…) Dentro de ese proyecto de integración, entre
toda esa parte de Suramérica que incluye Surinam, Guyana,
Venezuela y Brasil, está un enclave que queremos unir y que
tiene ahí un gran potencial. Porque Guyana a través de esa
carretera tendrá acceso directo al Caribe, de allí de Georgetown al estado Bolívar, al Orinoco y del Orinoco al Caribe
(...) y habrá muchos más venezolanos y venezolanas visitando
a Guyana y más guyaneses y guyanesas en Venezuela”. Además
manifestó su disposición para solucionar los obstáculos que
han impedido el suministro de petróleo.
“A partir de hoy comienza una nueva era de las relaciones
entre Guyana y Venezuela, dos pueblos hermanos, dos países vecinos, buenos vecinos con un potencial de integración
92
La Verdad sobre el Esequibo
extraordinario para integrarnos mucho más con Guyana, con
Caricom y bueno, con Suramérica en primer lugar. Así que tenemos una agenda bastante intensa de contactos económicos,
políticos, sociales, van a ser veinticuatro horas de una intensa
actividad, pero es un día histórico”.
Firma de acuerdos entre la República Cooperativa de Guyana y la República Bolivariana de Venezuela, Salón Joaquín Crespo del Palacio de Miraflores.
21/7/2010
“Guyana tiene mucha tierra fértil, mucha agua. Bueno, ahí
está el Atlántico, vecindad con Venezuela, el fertilizante pues.
He ahí la complementación económica. Tienen grandes reservas de bauxita para desarrollar pero no tienen una planta procesadora, exportan bauxita pero como materia prima. Algún
día con energía suficiente -porque eso requiere mucha energía, el aluminio- Guyana debe producir aluminio y hacer una
hermandad con las empresas nuestras de aquí del Orinoco,
Benalum, Bauxilum, Alcasa, Aluminios del Caroní. Caribe.
Nosotros tenemos fertilizantes que ellos no tienen, hemos firmado el convenio para suministrarles (…) La pesca, ahí hemos
93
La Verdad sobre el Esequibo
firmado un documento para solventar diferencias con la pesca,
pero hay que ir más allá, hay que buscar la complementación
en materia pesquera (…) La economía, el financiamiento, la
producción, a nosotros nos da mucho gusto que el presidente
Jagdeo nos está consultando sobre la Alianza Bolivariana y ha
manifestado su voluntad de que Guyana se convierta en un
país observador del ALBA, eso merece un aplauso, un reconocimiento al ALBA.
Nosotros tenemos que irnos preparando para suministrar
todo el petróleo que necesite Guyana, no sólo 5 mil barriles.
Ellos consumen cerca de 10 mil, hasta donde Guyana necesite
pues, pero que no tenga problemas de andar buscando en el
mercado internacional”.
Declaraciones vía telefónica al Canal TeleSur.
26/8/2011
“En cuanto a Guyana, es un tema muy sensible, como todos
estos temas con los hermanos países. Nosotros no podemos
manejarnos con la irresponsabilidad con que se manejan los
lacayos del imperio, que andan es buscando como generar
conflictos pues, como generarle conflictos a Venezuela. Nosotros tenemos que, en el marco de la constitución, defendiendo
el interés nacional, mantener la paz y siempre buscar y lograr
los caminos de la paz en el arreglo de cualquier controversia”.
Declaraciones en el Palacio de Miraflores.
29/8/2011
“Por primera vez, Venezuela está jugando desde hace más de
una década un papel integrador, no desintegrador. Aquí se estuvo preparando una guerra contra Guyana y yo era una víctima. Nosotros, de manera responsable, estamos manejando
94
La Verdad sobre el Esequibo
ese tema como todas las relaciones internacionales, en función
del interés nacional venezolano, la política de integración de
América Latina y el Caribe, la paz y el desarrollo”.
Consejo de Ministros
1/10/2011
La oposición está buscando cualquier temita o hueco de trinchera y empezaron a levantar un conflicto donde no hay. Este
Gobierno tiene un manejo responsable de las relaciones internacionales, en este caso con la República Cooperativa de
Guyana y un reclamo que es histórico, que viene de los tiempos británicos y el coloniaje donde la IV República manejó de
distintas maneras y nosotros hemos continuado en un marco
distinto de relaciones de cooperación y respetando los convenios internacionales que firmaron gobiernos anteriores.
95
La Verdad sobre el Esequibo
96
La Verdad sobre el Esequibo
Declaraciones del Presidente Nicolás
Maduro en relación al Esequibo
Centro Internacional de Conferencias de Guyana, Georgetown. Firma de acuerdos y declaración conjunta Venezuela-Guyana.
31/8/2013
«Afortunadamente hoy hemos ratificado el camino de profundizar la cooperación humana, cultural, económica en todos
sus aspectos, como gran base para seguir consolidando relaciones de paz, de hermandad y de cooperación. E igualmente en
el caso del diferendo que heredamos de las épocas imperiales,
hemos ratificado el mecanismo de los buenos oficios, a través
del Secretario General de Naciones Unidas, como el mecanismo exitoso, y sobre todo por el trabajo hecho por el profesor
Norman Girvan para continuar canalizando ese tema a través
del derecho internacional».
«En primer lugar, éstas son herencias que nos dejó el colonialismo: el colonialismo británico y el colonialismo español,
97
La Verdad sobre el Esequibo
nuestros dos pueblos
emergieron
independiente, uno en el
siglo XIX, y otro en
el siglo XX de estos
dos colonialismos,
quiere decir que esa
disputa no es responsabilidad de los
pueblos independientes de hoy, y eso es lo primero que tenemos que tener claro, son las heridas abiertas de las que habla
Eduardo Galeano en su ensayo “Las venas abiertas de América
Latina.” Son heridas abiertas de los viejos colonialismos».
«Cuando Guyana comenzaba a asomarse en el siglo XX hacia
la fundación de la República, se firmó el Acuerdo de Ginebra, un tratado negociado por el gobierno de Raúl Leoni, de
Acción Democrática en Venezuela, y la Reina de la Corona
del Reino Unido, como potencia imperial ocupante aquí en
este territorio que hoy es República, establecieron el 17 de
febrero de 1966, el Acuerdo de Ginebra, y fue aprobado en
el Congreso en Londres, simultáneo con la aprobación de la
independencia de la República, hoy República Cooperativa
de Guyana, y allí se inició la historia, 66, 76, 86, 96, 2006,
va a cumplir apenas en tres años, 50 años el acuerdo entre el
viejo imperio británico y un viejo gobierno de Acción Democrática en Venezuela, que es el Acuerdo de Ginebra, fueron los
años en que en Venezuela empezó una campaña dentro de la
Fuerza Armada venezolana, dentro de los medios de comunicación hacia la población de odio, de acoso, de preparación
psicológica, a través del desprecio, el racismo para invadir Guyana, alentado desde el Norte, de acuerdo a los documentos
clasificados que hoy comprueban las intrigas y las campañas,
98
La Verdad sobre el Esequibo
pero además tenían un objetivo que era neutraliza o acabar las
fuerzas independentistas de izquierda que se habían levantado
con un liderazgo y un proyecto desde aquí desde Guyana».
«Ese Acuerdo de Ginebra establecía unos mecanismos para
una comisión de límites, y le daba un plazo de cuatro años,
hasta el año 70 para resolver las diferencias, resulta que los
cuatro años no fueron suficientes, y el 18 de junio de 1970 en
Puerto España se firmó el Protocolo de Puerto España, entre
el gobierno de Rafael Caldera, en Venezuela, y el gobierno de
la naciente República en Guyana, y allí se estableció un plazo,
se suspendió por 12 años, tú eres joven ¿verdad? Muy jovencito, debes tener menos de 30 años. El Protocolo de Puerto
España estableció un lapso de 12 años, donde se suspendieron
las negociaciones y se empezó a buscar algún mecanismo en
Naciones Unidas para la solución del diferendo».
«En el año en que se firmó, 1966, los que estamos aquí teníamos 2, 3, 4 años, y en 70 teníamos 5, 6, 7 años, es historia que
estamos recogiendo para entender dónde estamos parados ahorita, y que nadie nos manipule, y que nadie enarbole las banderas del odio nuevamente y toque los tambores de la guerra de
pueblos contra pueblos, que tenemos que ser pueblos hermanos; que nadie se preste en los medios de comunicación para
llamar al odio contra el pueblo venezolano, ni contra el pueblo
de Guyana, porque tenemos que ser pueblos hermanos».
«Ya basta de que por viejas heridas imperiales se esté sembrando la intriga y se esté inoculando el odio, para fomentar ¿qué?
¿La guerra? Para fomentar ¿qué? ¿La división? No, nosotros
tomamos el camino de Chávez, de decir la verdad y de buscar
la paz, y de respetar el Derecho Internacional».
99
La Verdad sobre el Esequibo
«Ahora, la historia es larga y yo la voy a resumir rápidamente:
En 1983 se adoptó, siendo Presidente en Venezuela, Luis Herrera Campins, del partido Copei, se adoptó, entre varios mecanismos, el mecanismo del buen oficiante, bueno y después se
convocó el mecanismo en varias oportunidades, en el año 87
con el gobierno de Lusinchi, en el 89 con el gobierno de Carlos
Andrés Pérez, y la historia nos trajo hasta el nombramiento del
profesor Norman Girvan en el año 2010. El mecanismo del
buen oficiante funciona muy bien, y nosotros hemos decidido
felicitar mutuamente al profesor Norman Girvan. Ahora, hay
que ser sincero, son temas difíciles, complejos, y hemos decidido todos esos temas complejos seguir canalizándolos por
estos mecanismos de paz, por estos mecanismos diplomáticos,
donde haya diferencias de criterio, que puedan crear, inclusive, tensiones, buscar por la vía diplomática racional fórmulas
de paz siempre, para resolver los problemas donde tengamos
diferencias, y no dejarnos arrastrar más nunca en la historia de
nuestros países por los caminos del odio, del chauvinismo, de
falsos chauvinismo, del racismo, ni dejar que la intriga vuelva
a hacer daño en el cuerpo moral de la unión de nuestros dos
países. Así que marcha bien. Es la respuesta».
100
La Verdad sobre el Esequibo
Teatro Teresa Carreño, Encuentro con las Bases del PSUV.
22/6/2015
«Voy a ir como jefe de Estado y jefe de Gobierno (al Parlamento) a exponer la posición oficial en defensa del reclamo histórico del diferendo del Esequibo y a pedir la unión nacional, a
pedir el apoyo de todo el país».
«Voy a denunciar la maniobra internacional de la derecha para
provocar a Venezuela con problemas con los países limítrofes.
No podrán. Y voy a convocar a la unión cívico – militar para
defender nuestra patria, nuestra tierra, nuestras posiciones históricas».
Contacto con Maduro, N°32.
23/6/2015
«Siempre el imperio británico y después todos los imperios,
y ahora la ExxonMobil, han querido controlar la salida del
Orinoco nuestro».
«Aquí está Venezuela. ¿Hasta dónde llegaba? hasta el Esequibo.
Son mapas originales del siglo 19, antes del despojo imperial
británico y toda ‘Colombia’ llegaba hasta Panamá, en Centroamérica. Era un país atlántico, amazónico, un país caribeño,
teníamos el paso del Canal (de Panamá) que estaba visualizado
siglos antes; el propio Bolívar lo visualizó. Un país andino,
una unión de Repúblicas, pacífico, caribeño, amazónico, andino”, manifestó el Presidente Nicolás Maduro, al mostrar la
imagen de uno de los primeros mapas del territorio que liberó
y unió el Libertador Simón Bolívar».
«Se ve el río Esequibo, de Venezuela, su territorio es el que
formó parte de la Capitanía General en tiempos del imperio
101
La Verdad sobre el Esequibo
colonial español”, dijo sobre la línea en el mapa, límite natural
al este, que el imperio británico arrebató en forma de ocupación militar y territorial y luego manipulando leyes».
«¡Qué gigantesco y mágico territorio, fundado por el Libertador!”, exclamó. “¡Qué poder!. Nacimos como potencia hace
200 años…y nos desgajaron desde adentro. Doble acción:
desgajarnos, debilitándonos la moral y la identidad nacional».
102
La Verdad sobre el Esequibo
Sesión especial de la Asamblea
Nacional por alocución del Presidente
Constitucional de la República
Bolivariana de Venezuela,
Nicolás Maduro Moros
Palacio Federal Legislativo
Lunes, 6 de julio de 2015
Queridos compatriotas, un saludo a toda Venezuela. Esta intervención que he venido a hacer aquí ante el Poder Legislativo de la Patria, nuestra Asamblea Nacional, es para hacer un
llamado a nuestro pueblo y a todas las instituciones de nuestro
país, convocarlos a una lucha para poner las cosas en su lugar desde el punto de vista histórico, en un momento en que
nuestra patria está siendo sometida a nuevas formas de acoso,
de agresión y se preparan tras bambalinas y un poco más allá
tras bambalinas, de manera pública y abierta, provocaciones
que pudieran afectar gravemente la paz de nuestro país y de
nuestra región.
Su objetivo es dividirnos, es llevarnos a un conflicto de alta intensidad para destruir la unión caribeña, la unión latinoamericana que tanto esfuerzo, durante más de un siglo ha costado
en nuestra región y traernos la guerra a nuestras fronteras, a
nuestra tierra, es el objetivo supremo, máximo, de esta estrategia que se ha desatado desde la Exxon Mobil y el Pentágono a
través de este presidente rehén de la Exxon Mobil que tiene la
República Cooperativa de Guyana.
103
La Verdad sobre el Esequibo
104
La Verdad sobre el Esequibo
Esto no es un tema de elecciones, este no es un tema de colores, este no es un tema de partidos, este es un tema de la
nación toda. Este es un tema que yo aparto de la confrontación política interna, lo aparto de la confrontación electoral,
lo aparto de las diferencias que tenemos de modelo político,
económico. Es un tema en el cual convoco el mejor sentimiento venezolanista, nacionalista, pacifista, humanista, patriota.
Dice el presidente de Guyana, que tiene 6 semanas en el gobierno, atacando a Venezuela todos los días: “La República de
Venezuela en los últimos 50 años se ha vuelto reaccionaria.
Este país continúa amenazando el desarrollo de Guyana tanto
en tierra como en el mar, un Estado miembro del Caricom.
Venezuela, consciente de su riqueza superior y su poder militar y naval, en vista de la situación de apuro del pueblo pobre
de uno de los Estados más pequeños, trata de victimizarse, ha
recurrido una vez más a la intimidación con la amenaza del
uso de las fuerzas”.
Esto es muy grave que lo diga un presidente. Venezuela jamás ha amenazado con el uso de las fuerzas, ni jamás lo hará,
ni con el pueblo de Guyana, ni con ningún pueblo hermano
de nuestra América Latina, del Caribe o de este mundo. Venezuela es un país de paz, pacifista, espiritual y doctrinariamente pacifista.
Pero es grave, porque es la escalada. En política internacional el
lenguaje es muy importante porque va presentando escenarios
y va escalando escenarios, y esto es un discurso intoxicado de
violencia y de odio, de un provocador —sin lugar a dudas—
un provocador; en todas las de la ley de un provocador, que
sabe usar el lenguaje para ofender, para herir, para manchar.
105
La Verdad sobre el Esequibo
Frente a esta agresión hemos hecho esfuerzos diversos en el
campo diplomático. Lo que han hecho es incrementar los ataques, los insultos hacia nuestro pueblo. Es por eso que yo he
tomado la decisión —y pido el apoyo unánime de todo el
país decente, nacionalista, patriótico, de todos los venezolanos
y las venezolanas— para un conjunto de acciones políticas,
diplomáticas, para detener a este provocador; para detener la
provocación, y para buscar un punto de encauce y reorientación de las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno
de Guyana, y un proceso de reposicionamiento de la justa y
legal reclamación por el Esequibo de Venezuela.
Por eso he decidido llamar a consultas a la embajadora de la
República Bolivariana de Venezuela en Guyana; reducir el tamaño y el nivel de nuestra Embajada en Guyana y he ordenado a la Cancillería una revisión integral de las relaciones con el
gobierno actual de Guyana.
Ahora no está demás decir nuestro voto de amistad, de respeto sincero a todo el pueblo de la República Cooperativa de
Guyana, tienen en nosotros un pueblo hermano, un pueblo
caribeño, suramericano, un pueblo hermano.
Saben ustedes que este es un conflicto largo. Hay suficientes documentos de cómo de manera temprana esa diplomacia
imperial, ese centro de poder que era Londres en el mundo,
visualizó los objetivos estratégicos a capturar en el sur de la
América, y uno fue el Orinoco, poseer el Orinoco, atrapar las
salidas del Orinoco para luego conquistar todas las tierras que
van hacia arriba, hasta el Meta.
Aquí tengo una cronología que creo es muy útil. Tratamos de
hacer algunos materiales que simplificaran esta primera expo-
106
La Verdad sobre el Esequibo
sición para despertar un debate que nos permita consolidar
nuestro reclamo histórico y consolidar la paz. Tomamos como
referencia el año 1824, ya entonces teníamos la línea de reconocimiento británico oficial de Colombia, antes Provincias
Unidas de Venezuela y luego República de Venezuela.
En 1835, incluso antes en 1834, el imperio británico contrató
a un naturalista geógrafo de apellido Schomburgk —prusiano, alemán, comerciante, naturalista— para que viniera ya a
meterle el ojo a toda esta región. Es Schomburgk quien elabora para la Royal Geographical Society de Londres, y Colonial
Office, o Ministerio de Colonias británico, elabora un primer
mapa, 1835, y un primer informe donde pone el ojo sobre el
Orinoco. El imperio británico en el mapa da el primer paso, la
Línea Original Schomburgk, para tomar la ribera occidental
del Esequibo.
En 1840 se elabora un segundo mapa. Si el primer mapa pretendía incorporar 4.920 km cuadrados de territorio venezolano, el segundo mapa ya dibujado por Schomburgk se engulle
141.930 kilómetros cuadrados.
En 1841 el ministro venezolano Alejo Fortique hace un reclamo al Gobierno británico. Pero el gobierno venezolano era
para entonces un gobierno débil de la oligarquía terrateniente,
un país dividido, debilitado en todos los sentidos.
En 1850 se firma, entre el Reino Unido de la Gran Bretaña
e Irlanda del Norte y Venezuela, un acuerdo donde se comprometen a no ocupar el territorio en disputa. Creo que históricamente es el primer paso de ocupación de los británicos,
cuando se firma un acuerdo donde nosotros en nuestra casa no
podemos entrar. Las debilidades de un país que ya no era país,
107
La Verdad sobre el Esequibo
que había perdido el sueño original del Libertador, que había
perdido su moral original.
Luego en 1887 publica el imperio británico una nueva Línea
Schomburgk, donde se pretendía 167.830 kilómetros cuadrados de territorio venezolano. El imperio británico pretendía
llevar su despojo, su arrebato, hasta territorios históricamente
ocupados por población venezolana, como Guasipati, Upata,
El Callao, Tumeremo. A las riberas del Guri se acercaba la pretensión de controlar un vasto e inmenso territorio estratégico
para el control del Orinoco y de las riquezas de la Guayana, de
la Guayana Esequiba nuestra.
En 1897, previa declaración del Gobierno de los Estados
Unidos con la Doctrina Monroe, el Gobierno de los Estados Unidos llevó al Congreso una declaración advirtiendo al
Gobierno de su majestad, al Gobierno de Londres, que los
108
La Verdad sobre el Esequibo
Estados Unidos no permitirían ningún tipo de ocupación ilegal de territorio en la Guayana venezolana. El Congreso aprobó esa declaración; era la aplicación de la Doctrina Monroe,
“América para los Americanos”. No era ningún favor que nos
estaban haciendo.
Hemos traído un importante material. La verdad sobre el Esequibo. Este libro tiene realmente grandes virtudes, una de
ellas es que es una cronología completa de lo que se ha hecho
en relación con el despojo al que fue sometida nuestra patria.
Precisamente es en 1895 cuando el Gobierno de los Estados Unidos, previo debate en el Congreso estadounidense,
envía una nota del secretario Richard Owney un 20 de julio, en nombre del presidente Grover Cleveland, quien ha
invocado la Doctrina Monroe en el mensaje anual de su
Gobierno al Congreso de los Estados Unidos, para emplazar al Reino Unido a someterse a un proceso de arbitraje
en relación con las usurpaciones que estaba haciendo en
territorio de Guayana.
109
La Verdad sobre el Esequibo
Dice este material, y creo que es perfecta la explicación: “La
nota del secretario Owney, de parte del presidente Cleveland,
fue calificada como un cañón de 20 pulgada”. Este cañón para
la época era el más poderoso del mundo, y se caracterizó así
aquella nota por el efecto que causó en Inglaterra.
En 1896, el Congreso de los Estados Unidos nombra una comisión de 6 miembros para determinar los verdaderos límites de la Guayana Británica con Venezuela. “América para los
americanos”. Las potencias americanas que surgieron del sur
se dividieron, fueron traicionados nuestros pueblos, y fuimos
sumergidos en la peor debilidad que jamás haya tenido Gobierno y pueblo alguno en estas tierras. Siglo XIX, de pena,
terminamos un siglo XIX debilitados, sin dignidad, sin identidad. Un Congreso de Estados Unidos en 1896 decide una
comisión para determinar nuestros límites; comenzaba el auge
del imperio estadounidense.
Años después tomarían Cuba, Puerto Rico, Filipinas, las Islas
Guam. Empezaría su expansión en el mundo, a finales del
siglo XIX, principios del siglo XX, esa comisión con altas personalidades: David Brewer, juez de la Corte Suprema, Richard
Albey presidente de la Corte de Apelación, Frederick Coudert
miembro del Foro de Nueva York, David Gilman, presidente
de la Universidad de Johns Hopkins, y Andrew White de la
Universidad de Cornell.
El hispanista y experto en derecho latinoamericano Severo
Mallet-Prevost fue designado secretario de esta comisión.
Grábense ese nombre, porque fue muy importante después
para descubrir la farsa del Tratado de Paris. El 12 de noviembre del mismo año en 1896, se firmó entre los Estados Unidos de Norteamérica e Inglaterra, las bases del Tratado de
110
La Verdad sobre el Esequibo
Arbitramento para decidir la cuestión guayanesa. Venezuela
no existía.
Bajo la presión del gobierno de los Estados Unidos fueron
impuestas a nuestro país las condiciones establecidas y ningún
venezolano formó parte, ni formaría parte integrante del Tribunal de Arbitramento que iba a tocar las cuestiones vitales
del territorio y la vida de nuestra patria.
Dos ingleses, nombrados por el Reino Unido, dos norteamericanos nombrados por los Estados Unidos en representación de
Venezuela. Y un ruso, miembro de una corte de admiración,
de adulación a la reina de Inglaterra de entonces, un pro-británico de entonces en la vida de Rusia, muy adulante al imperio
británico. “Cinco miembros muy objetivos ellos”.
A Venezuela se le entregó un tratado preconcebido por Londres y Washington. El 2 de febrero de 1897 se firmó el Tratado
Arbitral de Washington. Bajo presiones norteamericanas y de
la Gran Bretaña, Venezuela se vio obligada, en 1897, a aceptar
las condiciones desventajosas de ese arbitraje.
Cada jurista presentó sus alegatos con documentos y anexos.
Venezuela presentó tres volúmenes, más un atlas con las pruebas suficientes de la posesión soberana sobre la Guayana venezolana. La Gran Bretaña presentó 7 volúmenes, más un atlas
también y de allí en adelante hubo 54 sesiones de trabajo y
apelaciones de cuatro horas cada una.
Entre los meses de julio a octubre de 1899, se reunió el Tribunal de Arbitraje en la ciudad de París. Gran Bretaña estuvo
representada por cuatro consejeros ingleses y Venezuela por
cuatro consejeros norteamericanos. Las deliberaciones dura-
111
La Verdad sobre el Esequibo
ron 13 días y el 3 de octubre de 1899, fecha infausta para la
historia de nuestra patria, el Tribunal de Arbitraje dictó una
decisión unánime que se conoce como Laudo Arbitral de París, para dirimir la demarcación territorial del límite entre los
Estados Unidos de Venezuela entonces y la Guyana británica,
posesión colonial del imperio británico.
Fue una decisión sumamente breve, sin motivación ni argumentos legales, la cual se limitó a describir la línea fronteriza aprobada por este írrito tribunal, comenzando en
Punta de Playa, alrededor de 43 millas al este de Punta
Barima, y Bururuma para continuar hacia el sur a lo largo
del río Amacuro.
Esta sentencia le dio a la Gran Bretaña 90% del territorio en
disputa —diría yo en despojo— reclamado por nuestro país,
menos la boca del Orinoco y 500 millas cuadradas de la desembocadura que fueron reconocidas para Venezuela.
Se argumentó que la decisión se hizo para evitar una guerra,
por lo que los jueces dictaminaron sin tomar en cuenta los
aspectos jurídicos, ni históricos. Venezuela, luego en 1900,
ya con la presidencia de Cipriano Castro, denunció el Laudo de París e inició una larga, intensa, difícil, cuesta arriba
lucha de nuestro país, por rescatar lo que los Libertadores
dejaron en posesión de Venezuela, la Guayana Esequiba,
frente al imperio británico.
Al pasar del siglo XX, todas las constituciones, incluyendo
aquellas impuestas por dictadores como Juan Vicente Gómez,
mantuvieron el concepto de la Constitución original de 1811,
al reconocer nuestro territorio como el territorio que en herencia nos tocara al conquistar nuestra libertad: el de la Capi-
112
La Verdad sobre el Esequibo
tanía General de Venezuela. Sobre eso tengo bastante material
que demuestra los distintos elementos conceptuales, pero que
conservaron la definición fundamental del 5 de julio de 1811.
A mediados del siglo XX, finalizando ya la década del 40,
quien había sido miembro de este tribunal arbitral, Severo
Mallet-Prevost, casi al final de su vida, escribió lo que fue conocido como una confesión que venía a comprobar lo que ya
era un secreto a voces, en París, en Londres, en Washington,
en Upata, en Caracas: la manera ilegal, irregular, imperialista
en que se había despojado a Venezuela de un territorio precioso para los intereses nacionales, que habíamos conquistado regando los campos de batalla con la sangre de los Negro
Primero, de los humildes de esta patria. Nadie nos regaló a
nosotros el territorio conquistado de las Provincias Unidas de
Venezuela y de la Gran Colombia. Fueron conquistadas con
esfuerzo, con mucha pasión, mucho amor patrio.
113
La Verdad sobre el Esequibo
Seguramente le pesó la conciencia a Severo Mallet-Prevost,
y dejó esa confesión para publicarla, llamada “Después de
mi muerte” y así fue publicada. El gobierno de Isaías Medina Angarita le hizo un reconocimiento en su momento, y
decía Mallet-Prevost, quien estuvo en los interines, conoció
los secretos de esta negociación y este reparto imperial: “Si
bien es cierto que, en la decisión, el Tribunal le dio a Venezuela el sector en litigio más importante desde el punto de
vista estratégico, como lo es la desembocadura del Orinoco, fue injusta para Venezuela y la despojó de un territorio
muy extenso e importante sobre el cual la Gran Bretaña no
tenía, en mi opinión, la menor sombra de derecho”. Quedó
para la historia, y allí se abrió todo un debate, 1944.
En 1948 fallece, el 10 de diciembre, Severo Mallet—Prevost. En 1949 aparece un artículo en el The American
Journal of International Light sobre el fraude del laudo arbitral y eso estimula grandemente el debate en Venezuela.
El imperio estadounidense ya estaba consolidado como
imperio dominante y hegemónico en América Latina y
el Caribe; imperio hegemónico casi ya en el mundo y en
disputa con la antigua Unión Soviética. Pero este territorio lo controlaban gobiernos, grupos económicos; utilizaban los ejércitos y las Fuerzas Armadas como fuerzas de
ocupación, de dominación.
Cuando le fallaban “los políticos de la política”, utilizaban los políticos con estrellas, bayonetas, cárceles y torturas, desnaturalizando la noble carrera militar que debe
ser, como es en Venezuela, una noble carrera para defender la Patria, para defender la integridad territorial, para
defender al pueblo, para defender la Constitución, la paz
y la libertad.
114
La Verdad sobre el Esequibo
Pasaron los años 50, el gobierno de Marcos Pérez Jiménez intentó, en los momentos de mayor amistad con los Estados
Unidos, introducir el tema ante la Décima Conferencia Interamericana de Caracas. Saben ustedes que la Décima Conferencia de 1954 tuvo un tema central: el derrocamiento de
Jacobo Árbenz. Lamentablemente, el tema del Esequibo fue
pospuesto o no atendido suficientemente.
Entrando la década de los 60 se presentó una coyuntura que
combinó varios factores. Un primer factor, el interés del imperio británico de establecer otros tipos de relaciones con sus
antiguas colonias, luego de la derrota en India con Mahatma
Gandhi al frente, con golpe demoledor, así como el referéndum de ayer en Grecia. Son golpes que quedan por el tiempo
generando eventos, circunstancias, impactos.
Hay gente que cree que el golpe al principio no tiene mayor
influencia; pero eso replanteó las relaciones del antiguo imperio británico derrotado en el siglo XVIII en los Estados Unidos por las 13 colonias, que fue el primer imperio global que
tuvo posesiones en Asia, en América, en África. No tan global
y poderoso como el imperio estadounidense hoy, no tenían
el armamento, los satélites, el poder financiero, el control del
mundo que tiene hoy el imperio estadounidense, por ahora.
Primera circunstancia, el interés de ir estableciendo nuevos tipos de relaciones y sustituyendo la vieja posesión y gobierno
colonial de la Metrópolis, Londres, con sus antiguas colonias.
Además, en la mayoría de estos países había surgido —fundamentalmente vinculados al Partido Laborista británico, partido histórico de ideas progresistas de izquierda, partido histórico de la clase obrera británica e irlandesa— habían surgido
movimientos políticos progresistas, que, con el proceso de
115
La Verdad sobre el Esequibo
116
La Verdad sobre el Esequibo
descolonización que se dio después de la II Guerra Mundial,
comenzaban a buscar sus espacios de autonomía, de independencia. Fue como un primer elemento.
Un segundo elemento importante ahí en los años 60 es la llegada
de gobiernos que en Venezuela tenían fuertes lazos con los Estados Unidos, no es un secreto, es reconocido por ellos mismos.
No quiero ofender a nadie aquí, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni. Rómulo lo dijo después de haber sido fundador del Partido
Comunista de Costa Rica cuando fue al Pacto de Nueva York,
dijo: “En Venezuela no se puede gobernar sin el apoyo de Fedecámaras, del alto clero de la Iglesia y de la Embajada de Estados
Unidos”. Lo dijo de distintas formas, y el gobierno de Rómulo
Betancourt fue utilizando esos lazos, y el gobierno de Raúl Leoni, para comenzar a introducir en distintos espacios y organismos mundiales el tema de la Guayana Esequiba venezolana.
Un tercer elemento fue el levantamiento de un movimiento
histórico muy importante, lamentablemente echado de lado,
ignorado por presiones imperiales estadounidenses y británicas; el movimientos de amerindios en el Esequibo que deseaban que el Esequibo fuera venezolano. Hicieron todo lo
posible para que el Esequibo fuera atendido por Venezuela y
fueron ignorados durante décadas. Pero particularmente esos
años 60 se organizaron, tocaron a la puerta del poder político
en Venezuela. Se dieron esas tres condiciones, entre otras, y
dieron un resultado que habría que evaluar. Alguna gente dice
una cosa; alguna gente dice otra.
En 1962 el canciller de Venezuela, Marcos Falcón Briceño, con
motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas, denuncia
en un informe histórico muy bien expuesto y acabado, el carácter nulo e írrito del Laudo Arbitral de 1899. A partir de esta de-
117
La Verdad sobre el Esequibo
nuncia, como resultado de esta intervención del canciller Marcos
Falcón Briceño, canciller del gobierno de Rómulo Betancourt,
en 1963 se realiza una reunión el 5, 6 y 7 de noviembre entre el
gobierno de la Gran Bretaña, imperio británico, Venezuela, y en
su momento el gobierno colonial de la llamada Guayana Británica, para empezar a revisar los temas desde nuestros conceptos,
derivados del despojo de nuestra Guayana Esequiba.
Y en términos periodísticos-diplomáticos, éste fue el inicio de
un camino de reuniones, de búsqueda sobre los temas relativos al diferendo. El interés del imperio británico entonces
era pactar la independencia de Guyana y, efectivamente, las
negociaciones concluyen con la participación de Venezuela y
la firma del Acuerdo de Ginebra. Este acuerdo se firma el 17
de febrero de 1966. Yo tengo el Acuerdo de Ginebra por aquí,
trabajado, estudiado. También la intervención del canciller
Falcón Briceño ante la ONU.
Precisamente, el Acuerdo de Ginebra se firma, para ser exactos, el 17 de febrero de 1966 y este acuerdo firmado por ambas
partes, más el gobierno colonial de la Guyana Británica, establece los mecanismos para iniciar un proceso de tratamiento del llamado diferendo histórico por el Esequibo entre la
República Independiente de Venezuela y la República que se
derivaba de la concesión de la independencia de Guyana y que
ya tenía un gobierno interino. Es un acuerdo firmado.
Hay un debate histórico sobre el tema, el propio Burelli Rivas
dice que debió haberse presionado el no reconocimiento de la
independencia y la nueva república. Hay otros que creen que
se llegó a un máximo porque este acuerdo —luego de 67 años
del ofensivo laudo arbitral, abusivo, imperial, laudo arbitral
de París— 67 años después es un acuerdo que en términos
118
La Verdad sobre el Esequibo
diplomáticos en base al derecho internacional que nos obliga
a todos, establece la obligatoriedad de buscar por las vías diplomáticas un acuerdo justo, satisfactorio, legal.
Hay que estar en los zapatos de quien negoció esto, conversó esto, buscó esto; seguramente habrá tiempo en el futuro o en este debate para establecer si pudo haber sido más
avanzado, menos avanzado. Pero lo que es cierto es que desde su firma, 17 de febrero de 1966, y su publicación en la
Gaceta Oficial del 15 de abril de 1966, esto es un convenio
internacional obligante para Venezuela y para Guyana que
establece los términos de fiel cumplimiento para canalizar
este despojo histórico que hizo el imperio británico contra
nuestra patria venezolana.
Hay muchos elementos más que seguramente surgirán del
debate, pero aquí hay un elemento clave que vemos en este
duplicado: “Ginebra a los 17 días del mes de febrero”. Por el
gobierno de Venezuela firmó el ministro de Relaciones Exteriores, Ignacio Iribarren Borges; por el gobierno del Reino
Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, el Secretario
de Estado de Relaciones Exteriores, Mitchel Stewart y el Primer Ministro de la Guayana Británica, para entonces Forbes
Burham, quien luego fue líder de la República Cooperativa de
Guayana. “Dada, firmada y sellada en el Palacio Federal Legislativo, en Caracas, a los 13 días del mes de abril de 1966, año
156 de la Independencia y 108 de la Federación, Presidente,
del Congreso, Luis Beltrán Prieto Figueroa”.
Este es el acuerdo que coloca —como dirían en la diplomacia
inglesa— un nuevo comienzo entre un país caribeño que surgía
a la independencia, la República, que sería después la República Cooperativa de Guyana, y un país histórico, líder de la
119
La Verdad sobre el Esequibo
independencia de América Latina, la República hoy Bolivariana de Venezuela, nuestra patria.
Como les decía, este acuerdo establecía un conjunto de elementos, mecanismos. Establece primero un elemento conceptual en el Artículo 5, en su numeral 2, donde dice, luego
del debate de 67 años: “Ningún acto o actividad que se lleve
a cabo mientras se halle en vigencia este acuerdo constituirá
fundamento para hacer valer, apoyar o negar una reclamación
de soberanía territorial en los territorios de Venezuela o la Guyana Británica” —la califica así, aún era la Guyana Británica— ni para crear derechos de soberanía en dichos territorios,
excepto en cuantos tales actos o actividades sean resultado de
cualquier convenio logrado por la Comisión Mixta y aceptado por escrito por el Gobierno de Venezuela y el Gobierno
de Guyana. Ninguna nueva reclamación o ampliación de una
reclamación existente a soberanía territorial en dicho territorio será hecha valer mientras este acuerdo esté en vigencia ni
se hará valer reclamación alguna, sino en la Comisión Mixta,
mientras tal comisión exista”.
Aquí están los mecanismos, por eso Venezuela no ha aceptado ni aceptará que la Exxon Móbil o transnacionales vengan
a posesionarse del territorio que está en disputa, del mar, de
aguas marinas y submarinas que están en debate, en disputa.
No podemos permitirlo, no lo voy a permitir.
Efectivamente, entre el 66 y el 2015 hubo diversos sucesos.
En 1970, producto de las presiones estadounidenses contra
el presidente Rafael Caldera para desconocer su presidencia
—presiones de diverso signo que la historia dejará para la posteridad— el canciller Arístides Calvani firmó lo que se llamó
y se aplicó en su momento, el Protocolo de Puerto España,
120
La Verdad sobre el Esequibo
firmado en Trinidad y Tobago el 18 de junio de 1970, 4 años
después del Acuerdo de Ginebra. Este Protocolo de Puerto
España, estableció un lapso de espera de 12 años; congeló,
suspendió la aplicación del Acuerdo de Ginebra por 12 años,
12 años.
Es en 1981, un año antes que expirara este convenio internacional, cuando el presidente Luis Herrera Campins anunció
oficialmente a Guyana su disposición de no renovarlo y de
activar los mecanismos del Acuerdo de Ginebra, cosa que sucedió precisamente. Venezuela propuso en su momento una
negociación directa con Guyana. Guyana no quiso aceptar y
propuso tres alternativas: llevar el tema a la Asamblea General
de la ONU; llevarlo al Consejo de Seguridad de la ONU; o a
la Corte Internacional de Justicia.
En el año 83, por iniciativa de Venezuela se llevó el caso del
Esequibo, bajo los auspicios del Secretario General de Naciones Unidas en concordancia con lo establecido en el artículo
4, numeral 2 del Acuerdo y apegados al artículo 33 de la Carta
121
La Verdad sobre el Esequibo
de Naciones Unidas que establece mecanismos para la solución diplomática de conflictos en el mundo.
El 30 de marzo de ese mismo año 83, el Secretario General
de entonces, Javier Pérez de Cuellar, aceptó la responsabilidad
de buscar un arreglo práctico de esta controversia y designó
a Diego Cordobés, encargado de estudiar la reclamación de
Venezuela y servir de contacto entre ambos gobiernos.
En 1987, Guyana y Venezuela decidieron de mutuo acuerdo
aceptar el método de los buenos oficios, que es activado dos
años después, a partir de 1989. Desde esa fecha hemos tenido
tres buenos oficiantes, el primero designado en 1989, lamentablemente falleció en 1998. Por lo general son magistrados,
estudiosos del derecho, historiadores, y una edad a veces elevada. En el año 98 murió Alister McIntyre. Luego se designó en
el año 99, con la llegada ya del gobierno del presidente Chávez, por mutuo acuerdo —es el método para su designación—
se proponen nombres en consulta con el Secretario General
122
La Verdad sobre el Esequibo
y por mutuo acuerdo de los dos países, se designa el buen
oficiante, Oliver Jackman quien también murió en el 2007.
Luego recuerdo cuando era canciller, duramos 3 años buscando un buen oficiante. Recuerdo un viaje que hice a Nueva
York hasta que conseguimos designar un buen oficiante, un
honorable hombre de la historia, jamaiquino, profesor Norman Girvan, nombrado en el año 2010, lamentablemente falleció en abril del 2014.
En este período, precisamente en este momento, estamos en la
fase donde Venezuela, yo personalmente me voy a comunicar
con el Secretario General Ban Ki-moon, para activar en base al
Acuerdo de Ginebra, la designación del buen oficiante.
Es el Acuerdo de Ginebra, es el mecanismo de los buenos oficios, del buen oficiante —valga la precisión— el camino para
que Guyana, el gobierno actual respetando el derecho internacional, se siente en la mesa para continuar la búsqueda de
una solución satisfactoria, legal, práctica y Venezuela pueda
satisfacer históricamente este reclamo por este despojo.
Por último, Presidente de la Asamblea Nacional, compañero
Diosdado Cabello, diputados, diputadas, magistrados, rectores, magistradas, rectoras, altos funcionarios del Estado,
dirigentes de los partidos políticos de la oposición y del Gran
Polo Patriótico, también en la recomendación del Tribunal
Supremo de Justicia en una de sus partes y el análisis del
Consejo de Estado me ha parecido conveniente dictar una
ley habilitante que permita ordenar frente a estas provocaciones múltiples, frente al intento de posicionarnos escenarios
de provocación para detener el avance de Venezuela, para detener el avance de la unión latinoamericana y caribeña, para
123
La Verdad sobre el Esequibo
ponerle la mano a nuestro país, en función de ordenar todos
estos temas estoy editando, firmando inmediatamente una
Ley Habilitante con rango, valor y fuerza de ley para crear
una Comisión Presidencial Institucional del Estado venezolano para llevar todos los asuntos limítrofes de nuestro país
con nuestros vecinos de América Latina, del Caribe en los
casos que estén pendientes, asuntos por resolver y delimitar
más allá del tema del Esequibo, del cual he hablado ampliamente el día de hoy.
Esta Ley Habilitante establece la creación de una sola y única Comisión de Estado con rango presidencial para que asuma cada uno
de estos temas. Tendrá una secretaría técnica. La Comisión Presidencial para Asuntos Limítrofes estará integrada por el vicepresidente ejecutivo Jorge Arreaza, quien la presidirá; y los Ministros
del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Defensa, Despacho
de la Presidencia de la República, la Procuraduría General de la
República, el presidente o presidenta del Tribunal Supremo de Justicia y un representante designado por la Asamblea Nacional, para
que esté el más alto nivel del Estado, tanto del Poder Judicial como
del Poder Legislativo.
Así que voy a proceder inmediatamente, con su venia señor Presidente, utilizando los poderes habilitantes para la defensa de la
paz, la soberanía, que ustedes me aprobaran en marzo, cuando
se produjo el decreto amenazante del presidente Obama contra
Venezuela. Ustedes aprobaron una Ley Habilitante hasta el 31 de
diciembre, y esta es la primera Ley Habilitante en defensa de la
soberanía y la paz del país que voy a firmar a nombre del pueblo
de Venezuela.
Ley habilitante para la paz, para la soberanía, para que vaya al
ejecútese y vayamos completando un conjunto de acciones inter-
124
La Verdad sobre el Esequibo
nas, nacionales, populares y de Estado, y vayamos completando
un conjunto de acciones internacionales para garantizar, queridos
compatriotas diputados y diputadas, proteger la paz de nuestro
país, proteger y defender los derechos más justos, la lucha por el
Esequibo histórico, proteger las negociaciones internacionales en
el marco del derecho internacional, y proteger con especial esmero
la unión de América Latina, la unión del Caribe. Porque nuestra región y nuestro país debe seguir andando los caminos de la
construcción de la nueva potencia latinoamericana y caribeña, una
potencia de paz que supere las viejas heridas del colonialismo y no
permita que los imperios de hoy nos llenen de heridas nuevas, de
intrigas, de odio, y menos de guerra.
¡La paz, la paz, la paz será nuestro puerto, será nuestra vida! ¡Y será
también nuestra victoria!
Muchas gracias, queridos compatriotas; muchas gracias, diputados, diputadas, magistrados, altas autoridades del Estado venezolano. Vamos a activar todas las iniciativas populares, políticas e
institucionales para tratar estos altos temas de la República.
125
La Verdad sobre el Esequibo
126
La Verdad sobre el Esequibo
Anexos
• Carta del Sr. Belford Hinton Wilson, Encargado de Negocios de su Majestad Británica al Sr. Vicente Lecuna, Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de Venezuela del
18 de noviembre de 1850.
• Carta del Sr. Vicente Lecuna, Secretario de Estado y Relaciones Exteriores de Venezuela al Sr. Belford Hinton Wilson, Encargado de Negocios de su Majestad Británica del
20 de diciembre de 1850.
• Memorandum enviado al Secretario General de las Naciones Unidas para su circulación entre los Estados miembros
de la organización. Fue distribuido como Documento
Oficial de las Naciones Unidas bajo la sigla A/C.4/536.
Febrero de 1962.
• Ley Aprobatoria del “Acuerdo firmado en Ginebra el día
17 de Febrero de 1966.
• Decreto número 1.152 del 9 de julio de 1968, donde se
traza la línea de base recta en el sector de las costas de Venezuela comprendido entre la línea divisora del Río Esequibo y
Punta Araguapiche en el Territorio Federal Delta Amacuro.
127
La Verdad sobre el Esequibo
Carta del Sr. Belford Hinton Wilson,
Encargado de Negocios de su Majestad
Británica al Sr. Vicente Lecuna, Secretario
de Estado y Relaciones Exteriores de
Venezuela del 18 de noviembre de 1850.
Caracas, 18 de Noviembre de 1850.
El Sr. Wilson al Sr. Lecuna.
En tres de abril último, el infraescrito, Encargado de Negocios
de su Majestad Británica, tuvo el honor de mostrar al señor
Fernando Olavarría, entonces Secretario de Estado Y Relaciones Exteriores de Venezuela, un informe original que el día
precedente había dirigido el infraescrito al Principal Secretario de Relaciones Exteriores de Su Majestad, exponiendo el
carácter y objeto de una propaganda de falsedad y calumnia,
en cuanto a la conducta y política del Gobierno Británico en
la cuestión de límites entre la Gran Bretaña y Venezuela; y al
mismo tiempo informó el infraescrito á S. S. de los pasos que
había dado para contradecir el rumor que malévolamente se
difundía en Venezuela, de que la Gran Bretaña intenta reclamar la Provincia de la Guayana Venezolana.
Esos pasos consistieron principalmente en asegurar al Gobierno Venezolano que era falso cuanto había divulgado sobre esto
la propaganda, y en comunicar al Gobierno Venezolano copia
de un oficio, que en 20 del mes de marzo anterior, había dirigido el señor Kenneth Mathison, Vice-Cónsul Británico en
129
La Verdad sobre el Esequibo
Bolívar, oficio en que después de manifestar cuál había sido en
realidad la marcha y conducta del Gobierno de Su Majestad
en este asunto desde noviembre de 1847, declaraba formalmente que las intenciones que, con el objeto manifiesto de
servir al interés privado de cierto individuo bien conocido,
y a las tretas políticas de la propaganda, se habían imputado
desde 1843 al Gobierno de Su Majestad, no sólo están entera
y absolutamente faltas del menor fundamento, sino que son
precisamente todo lo contrario de la verdad.
Copia y traducción de ese oficio al señor Mathison se publicaron por el Gobierno Venezolano en el número 981 de la Gaceta Oficial de Venezuela; y con fecha de 13 de mayo último,
aprobó el Gobierno de Su Majestad la conducta del infraescrito en el particular.
Observará aquí el infraescrito que en 5 de abril leyó, traduciéndolo a S. E. el Presidente, el informe arriba mencionado
que daba a su Gobierno, informe cuyo original, como ya ha
dicho, lo había mostrado en 3 de aquel mes al señor Olavarría
que lee inglés.
En 13 del mismo mes de abril creyó de su deber el infraescrito
trasmitir a su Gobierno extractos de cartas, que le dirigió
desde Bolívar el señor Vice-Cónsul Mathison con fechas 2,
8, 18, 22 y 30 de marzo, diciendo que se habían comunicado
a las autoridades de la Provincia de Guayana órdenes de ponerla en estado de defensa, y de preparar y armar los fuertes
desmantelados y abandonados; y en fin, que el Gobernador,
José Tomás Machado, había hablado de levantar un fuerte en
el punto de Barima, cuyo derecho de posesión está en disputa
entre la Gran Bretaña y Venezuela.
130
La Verdad sobre el Esequibo
Creyó asimismo de su deber el infraescrito comunicar a su
Gobierno la introducción en la Cámara de Representantes de un proyecto de ley, que se registra en el número 62
del Diario de Debates, Y autoriza al Gobierno Ejecutivo para
construir inmediatamente un fuerte en el punto que sirve
de límite entre Venezuela y la Guayana Británica sin designar,
sin embargo, por su nombre qué punto es ese, autorizando a
al Gobierno Ejecutivo para cometer de facto una agresión Y
usurpación en el territorio que se disputa entre ambos países,
mediante la construcción de un fuerte en algún punto que
Venezuela puede reclamar, aunque la Gran Bretaña puede
reclamar igualmente la legitima posesión de ese punto.
El tono y lenguaje empleados con la Gran Bretaña en el curso
de los debates sobre este proyecto, que el infraescrito no se detendrá a caracterizar, no dejaron fundamento razonable para
dudar de la inminencia del peligro a que se expondrían los
derechos Británicos en caso de pasar a ley el proyecto.
Sin embargo, el infraescrito con gusto dio cuenta a su Gobierno las amigables seguridades que recibió de S. E. el Presidente,
y de la juiciosa conducta que en efecto observó, y asimismo de
que el proyecto aún no ha llegado a ser ley.
Mas con relación a la existencia de una propaganda para descaminar y excitar la opinión pública en Venezuela, en cuanto
a la cuestión de límites entre la Guayana Británica y la Venezolana, y a la consiguiente posibilidad de agresiones y usurpaciones de parte de las autoridades de la Guayana Venezolana
en el territorio que se disputan ambos países, el Vizconde Palmerston, con fecha de 15 de julio, trasmitió al infraescrito,
para su conocimiento y gobierno, copia de una carta que ha
dirigido S.S. los Lores comisionados del Almirantazgo, en que
131
La Verdad sobre el Esequibo
les significa los mandatos de la Reina en cuanto a las órdenes
que han de darse al Vicealmirante que manda las fuerzas navales de Su Majestad en las Indias Occidentales, respecto a la
marcha que seguirá si las autoridades Venezolanas construyen
fortificaciones en el territorio que se disputan la Gran Bretaña
y Venezuela.
También ha sido instruido el infraescrito para llamar la seria
atención del Presidente y Gobierno de Venezuela hacia a esta
cuestión, y para declarar que mientras por una parte el Gobierno de Su Majestad no tiene ánimo de ocupar o usurpar el
territorio disputado, por otra, no mirará con indiferencia las
agresiones de Venezuela a ese territorio.
Además ha sido instruido el infraescrito para decir que en estas
circunstancias el Gobierno de Su Majestad espera que se enviarán positivas instrucciones a las autoridades de Venezuela en
Guayana, a fin de que, se abstengan de tomar medidas que las
autoridades Británicas pudiesen justamente considerar como
agresiones; porque tales medidas, si se tomasen, conducirían
forzadamente a una colisión que sentiría profundamente el
Gobierno de Su Majestad, pero de cuyas consecuencias, cualesquiera que fuesen, el Gobierno de Su Majestad consideraría
responsable enteramente al de Venezuela.
No puede el Gobierno venezolano, sin cometer una injusticia
con la Gran Bretaña, desconfiar por un momento de la sinceridad de la declaración formal, que ahora se hace en nombre
y de orden expresa del Gobierno de Su Majestad, de que la
Gran Bretaña no tiene intención de ocupar ni usurpar el territorio disputado; por consecuencia, el Gobierno Venezolano
no puede, con igual espíritu de buena fe y amistad, negarse a
hacer una declaración semejante al Gobierno de Su Majestad,
132
La Verdad sobre el Esequibo
a saber, que Venezuela misma no tiene intención de ocupar ni
usurpar el territorio disputado.
La sistemática perseverancia con que desde 1843 ha fabricado
y hecho circular la propaganda falsos rumores, respecto a la
conducta y política del Gobierno de Su Majestad por lo que
hace a la Guayana Venezolana, entre otros dañosos efectos ha
producido el de servir a los fines de esa propaganda, manteniendo vivo un insano espíritu de desconfianza y pueril
credulidad en cuanto a todos los frívolos rumore tocantes a
esta cuestión de límites, y exponiendo así a ser interrumpida
en cualquier momento las amigables relaciones entre la Gran
Bretaña y Venezuela, por una colisión entre ambos países proveniente de alguna repentina y quizá no autorizada agresión
por parte de las autoridades locales de Venezuela, ya se cometa
construyendo fuertes, ya ocupando y usurpando el territorio
que se disputa.
El Gobierno de Su Majestad, como antes se dijo, no ordenará
ni sancionará semejantes usurpaciones u ocupación por parte
de las autoridades Británicas; y si en algún tiempo hubiese
error sobre su determinación en este respecto, el infraescrito
está persuadido de que renovaría de buena gana sus órdenes
en el particular ; está, pues, satisfecho de que, de acuerdo con
las amigables indicaciones del Gobierno de Su Majestad, el de
Venezuela no vacilará en enviar a las autoridades Venezolanas
de Guayana órdenes positivas de abstenerse de tomar medidas que las autoridades Británicas puedan considerar justamente como agresiones.
En 14 y 15 últimos, el infraescrito comunicó privadamente
al señor Vicente Lecuna, y a Su Excelencia el Presidente, las
instrucciones que le había dado el Vizconde Palmerston; y en-
133
La Verdad sobre el Esequibo
tonces explicó completamente las amigables consideraciones
que le habían movido a no comunicar el contenido de aquéllas
al Gobierno Venezolano cuando las recibió, que fue en 18 de
julio anterior, y a seguir difiriendo su formal comunicación
por escrito hasta que se presentase la oportunidad.
Parece que tanto Su Excelencia el Presidente como el señor Lecuna apreciaron en todo su valor lo amistoso de este proceder.
Sin embargo, siendo de parecer que se convino en las entrevistas que tuvo el infraescrito con el señor Lecuna en 15 y 16 del
corriente, en que ha llegado el momento oportuno de hacer
esa comunicación, no ha perdido tiempo para manifestar esas
instrucciones en esta nota.
El infraescrito aprovecha esta oportunidad para renovar al
señor Lecuna las protestas de su consideración distinguida.
(Firmado) Belford Hinton Wilson.
Sr. Vicente Lecuna, Secretario de Estado y Relaciones
Exteriores de Venezuela.
134
La Verdad sobre el Esequibo
Carta del Sr. Vicente Lecuna,
Secretario de Estado y Relaciones
Exteriores de Venezuela al Sr. Belford
Hinton Wilson, Encargado de
Negocios de su Majestad Británica del
20 de diciembre de 1850.
REPÚBLICA DE VENEZUELA.- DESPACHO DE
RELACIONES EXTERIORES.
Caracas, 20 de Diciembre de 1850.
El Sr. Lecuna al Sr. Wilson.
El infraescrito, Secretario de Relaciones Exteriores de Venezuela, tuvo el honor de recibir y presentar al Poder Ejecutivo
la nota del señor Encargado de Negocios de Su Majestad Británica, fecha a 18 del mes precedente, y contraída a desmentir
los rumores que han circulado en el país sobre que la Gran
Bretaña intenta apoderarse de la Guayana Venezolana, refiriendo los pasos que ha dado para conseguir dicho efecto y de
que ha instruido al Gobierno; declarando en nombre del suyo
que él no tiene ánimo de ocupar ni usurpar el territorio que
se disputan los dos países, lo que también solicita que declare
por su parte Venezuela, pidiendo que se envíen a las autoridades de Guayana órdenes de no tomar ningunas medidas
que justamente pudieran considerarse como agresiones por las
Británicas, y aludiendo a las causas que le han movido a diferir
el hacer esa comunicación.
135
La Verdad sobre el Esequibo
De orden de Su Excelencia el Presidente de la República manifiesta el infraescrito en respuesta: que el Gobierno nunca ha
podido persuadirse de que la Gran Bretaña, desatendiéndose
de la negociación abierta en el particular, y de los derechos
alegados en la cuestión de límites pendiente entre los dos países, quisiese emplear la fuerza para ocupar el terreno que cada
parte pretende; con mayor razón después de haberle asegurado
tantas veces el señor Wilson y tan sinceramente como lo cree el
Poder Ejecutivo, que esas imputaciones no tienen fundamento
alguno, antes bien, son precisamente todo lo contrario de la
verdad. Descansando en tal confianza, fortificado con la protestación que la nota a que se refiere le incluye, el Gobierno
no tiene dificultad para declarar, como lo hace, que Venezuela
no tiene intención alguna de ocupar ni usurpar ninguna parte
del territorio cuyo dominio se controvierte, ni vera con indiferencia que proceda de otro modo la Gran Bretaña. Además se
ordenará a las autoridades de Guayana que se abstengan de dar
providencias con las cuales se quebrante la obligación, que aquí
ha contraído el Gobierno, y que pudieran dar margen a funestos resultados, como asegura el señor Wilson que se ha hecho,
y, si fuere necesario, se repetirá de buena voluntad respecto de
las autoridades de la Guayana Inglesa. Por último, el Gobierno
aprecia debidamente los motivos que han pesado en el ánimo
del señor Wilson para no cumplir desde luego con las instrucciones recibidas sobre la materia.
Aprovecha el infraescrito la ocasión para renovar al señor
Wilson las protestas de su consideración distinguida.
(Firmado) VICENTE LECUNA.
Sr. Belford Hinton Wilson, Encargado de Negocios de Su Majestad Británica.
136
La Verdad sobre el Esequibo
Memorandum enviado al Secretario
General de las Naciones Unidas
para su circulación entre los Estados
miembros de la organización. Fue
distribuido como Documento Oficial
de las Naciones Unidas bajo la sigla
A/C.4/536. Febrero de 1962
Venezuela asumió, desde el momento en que proclamó su
independencia, la soberanía sobre los territorios que bajo la
dominación española constituían la Capitanía General de
Venezuela. Los límites de la provincia de Guayana, división
administrativa de la Capitanía General, se extendían hasta la
margen occidental del río Esequibo.
El 13 de agosto de 1814 los Países Bajos cedieron a la Gran
Bretaña los establecimientos de Esequibo, Demerara y Berbice.
En el tratado de traspaso no se determinó con exactitud cuales
eran los límites de los territorios cedidos pero, como puede
comprobarse en documentos de la época, tales territorios no
se extendían, en ningún caso mas allá de la margen occidental
del Río Esequibo.
Casi simultáneamente con la ocupación de los establecimientos
de Demerara, Berbice y Esequibo, los ingleses iniciaron una
serie de acciones tendientes a extender sus posesiones en
territorios que pertenecían a Venezuela.
137
La Verdad sobre el Esequibo
El territorio que los británicos habían recibido de Holanda
comprendían aproximadamente 20.000 millas cuadradas.
Después de las incursiones, exploraciones y demarcaciones
sucesivas hechas unilateralmente por los británicos, el territorio
de la colonia había aumentado para mediados del siglo pasado
a 60.000 millas cuadradas. Para 1855 alcanzaba ya 76.000
millas cuadradas. Posteriormente las aspiraciones británicas se
extendieron hasta 109.000 millas cuadradas.
Las reiteradas protestas de los sucesivos Gobiernos de
Venezuela, y sus exigencias de que el problema de fronteras
con la Guayana Británica se sometiese a un arbitraje imparcial,
fueron siempre evadidas con excusas diplomáticas.
En 1886, el Gobierno de Venezuela solicitó formalmente de
la Gran Bretaña la evacuación del territorio ilegítimamente
ocupado. En vista de la negativa británica, Venezuela se vio en
la necesidad de romper sus relaciones diplomáticas con dicho
país el 20 de febrero de 1887.
Las pretensiones de dominio de la Gran Bretaña continuaron
sin embargo, extendiéndose hasta alcanzar las propias bocas
del Orinoco, el río más importante de Venezuela.
Fue entonces cuando, alarmado por la expansión británica
en América, el Presidente de los Estados Unidos, Grover
Cleveland, ejerció toda su influencia política y diplomática
con el fin de lograr que se llegara a un acuerdo entre Venezuela
y la Gran Bretaña para someter la cuestión a un arbitraje
(Mensaje dirigido al Congreso de la Estados Unidos por el
Presidente Grover Cleveland el 17 de diciembre de 1895).
En 1897 fue celebrado un compromiso Arbitral, (véase documento
anexo) de acuerdo con el cual se creó un Tribunal de Arbitraje
138
La Verdad sobre el Esequibo
integrado por cinco jueces : dos británicos, dos norteamericanos
y como presidente, el profesor ruso F. de Martens.
La Gran Bretaña, aún cuando era parte en la controversia,
pudo designar como jueces dos de sus nacionales. Ningún juez
venezolano figuró en el tribunal.
Las circunstancias adversas en que fue celebrado el Compromiso
Arbitral obligaron a Venezuela a aceptar la regla primera del
Artículo IV (veáse texto del compromiso Arbitral) en la cual
se consagró el principio de la prescripción por el término
de cincuenta años. La aceptación de tal principio implicaba
tácitamente y de antemano la pérdida para Venezuela de una
porción importante del territorio ilegítimamente ocupado por
los británicos. Sin embargo, esto no fue suficiente, pues en el
Laudo Arbitral dictado en París el 3 de octubre de 1899, no
se reconocieron los derechos de Venezuela, ni siquiera sobre
territorios en que los británicos no tenían los 50 años de ocupación
previstos en la regla primera del Convenio Arbitral. La frontera
fue trazada en forma arbitraria en un Laudo, sin motivación
en su texto, y en el cual sólo se reconocieron los derechos de
Venezuela sobre las bocas del Orinoco y 50.000 millas cuadradas
de territorio contiguo (véase documento anexo).
Las peculiares circunstancias dentro de las cuales se dictó la sentencia comenzaron a vislumbrarse desde el propio día del fallo.
El 4 de octubre de 1899, “The Times” de Londres, recogió
una declaración conjunta formulada a la Agencia Reuter por
los Consejeros Legales de Venezuela, en la cual manifestaban
que nada había en la historia de la controversia que explicase
adecuadamente el trazado de la línea fronteriza establecida en
el fallo.
139
La Verdad sobre el Esequibo
En nota confidencial dirigida a su gobierno el 4 de octubre de
1899, el doctor José M. Rojas, Agente de Venezuela ante el
Tribunal de arbitraje, manifestó también su perplejidad ante
el incomprensible dictamen.
La información del Agente de Venezuela fue plenamente
confirmada, años más tarde, en un documento póstumo
dejado por el señor Severo Mallet Provost (sic), Consejero
Legal del Gobierno de Venezuela, publicado en la revista
norteamericana “The American Journal o International Law,
(Vol. 43, N° 3, Julio de 1949, página 523 y siguientes). En ese
documento, dado a conocer seis meses después de la muerte
de su autor, se relatan con detalle las condiciones viciadas en
que fue dictado el laudo arbitral.
El Laudo fue el resultado de una transacción política hecha a
espaldas de Venezuela con sacrificio de sus legítimos derechos.
La frontera fue trazada arbitrariamente, sin observar para
nada ni las reglas específicas del compromiso arbitral, ni los
principios del Derecho Internacional aplicables al caso.
Venezuela no puede reconocer un laudo dictado en tales
condiciones. Desde la fecha en que se dictó el fallo, la opinión
pública venezolana ha propugnado porque se repare la
injusticia de que se hizo víctima a Venezuela. Al tener certeza
de los vicios que implican la nulidad de aquella decisión, el
Gobierno de Venezuela hizo reserva expresa de sus derechos
en la Cuarta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones
Exteriores del Continente Americano, en 1951, y en la Décima
Conferencia Interamericana, en 1954.
En virtud de que la Asamblea General de las Naciones Unidas
examina problemas relacionados en la Independencia de la
140
La Verdad sobre el Esequibo
Guayana Británica, el Gobierno de Venezuela, en defensa
de los derechos del pueblo que representa, se ha visto
precisado a pedir que se tomen también en cuanta sus justas
reivindicaciones y que se rectifiquen en forma equitativa la
injusticia cometida.
Venezuela y su Gobierno ven con la mayor simpatía la
independencia de la Guayana Británica, en conformidad con
arraigados sentimientos nacionales y con su reiterada posición
doctrinaria anticolonialista. El Gobierno de Venezuela respalda
cálidamente el anhelo de la población de la Guayana Británica
de alcanzar pronta y total independencia política y declara
formalmente que apoya con firmeza tan justa aspiración.
Al reafirmar ante las Naciones Unidas el derecho irrenunciable
que la asiste, Venezuela aspira a que sea al amparo del Derecho
Internacional, y de acuerdo con los principios y propósitos de
la Carta de las Naciones Unidas, como se resuelva, mediante
negociaciones entre las partes interesadas, la antigua cuestión
entre Venezuela y el Reino Unido en relación con los límites
de la Guayana Británica.
141
La Verdad sobre el Esequibo
Ley Aprobatoria del “Acuerdo firmado en
Ginebra el día 17 de Febrero de 1966.
LEY APROBATORIA DEL “ACUERDO FIRMADO EN
GINEBRA EL DÍA 17 DE FEBRERO DE 1966 POR LOS
GOBIERNOS DE LA REPÚBLICA DE VENEZUELA
Y DEL REINO UNIDO DE LA GRAN BRETAÑA E
IRLANDA DEL NORTE, EN CONSULTA CON EL
GOBIERNO DE LA GUYANA BRITÁNICA, PARA
RESOLVER LA CONTROVERSIA ENTRE VENEZUELA
Y EL REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E
IRLANDA DEL NORTE SOBRE LA FRONTERA
ENTRE VENEZUELA Y GUAYANA BRITÁNICA”
Artículo Único.
- Se aprueba en todas y cada una de sus partes, a los fines
legales consiguientes, el Acuerdo firmado en Ginebra el día
17 de febrero de 1966 por los Gobiernos de la República de
Venezuela y el del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda
del Norte, en consulta con el Gobierno de la Guayana Británica, para resolver la controversia entre Venezuela y el Reino
Unido sobre la frontera con la Guayana Británica, y cuyo
texto es el siguiente:
El Gobierno de Venezuela y el del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guayana Británica,
Considerando
la próxima Independencia de Guayana Británica;
143
La Verdad sobre el Esequibo
Reconociendo
que una más estrecha cooperación entre Venezuela y Guayana
Británica redundaría en beneficio para ambos países,
Convencidos
de que cualquiera controversia pendiente entre Venezuela por
una parte, y el Reino Unido y Guayana Británica por la otra,
perjudicaría tal colaboración y debe, por consiguiente, ser
amistosamente resuelta en forma que resulte aceptable para
ambas partes; de conformidad con la Agenda que fue convenida para las conversaciones gubernamentales relativas a la controversia entre Venezuela y el Reino Unido sobre la frontera
con Guayana Británica, según el Comunicado Conjunto del 7
de noviembre de 1963, han llegado al siguiente Acuerdo para
resolver la presente controversia:
Artículo I
Se establece una Comisión Mixta con el encargo de buscar
soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo arbitral
de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica
es nulo e írrito.
Artículo II
1. Dentro de dos meses contados a partir de la entrada
en vigor de este Acuerdo dos Representantes para que
formen parte de la Comisión Mixta serán nombrados
por el Gobierno de Venezuela y dos por el Gobierno de
Guayana Británica.
144
La Verdad sobre el Esequibo
2. El Gobierno que nombre un Representante puede en cualquier tiempo reemplazarlo, y debe hacerlo inmediatamente si uno de sus representantes o ambos, por enfermedad,
muerte y otra causa, estuvieren incapacitados para actuar.
3. La Comisión Mixta puede por acuerdo entre los Representantes designar expertos para que colaboren con ella,
bien en general o en relación a una materia particular sometida a la consideración de la Comisión Mixta.
Artículo III
La Comisión Mixta presentará informes parciales a intervalos de
seis meses contados a partir de la fecha de su primera reunión.
Artículo IV
1. Si dentro de un plazo de cuatro años contados a partir de
la fecha de este Acuerdo, la Comisión Mixta no hubiere
llegado a un acuerdo completo para la solución de la controversia, referirá al Gobierno de Venezuela y al Gobierno
de Guyana en su Informe final cualesquiera cuestiones
pendientes. Dichos Gobiernos escogerán sin demora uno
de los medios de solución pacífica previstos en el Artículo
33 de la Carta de las Naciones Unidas.
2. Si dentro de los tres meses siguientes a la recepción del
Informe final el Gobierno de Venezuela y el Gobierno de
Guyana no hubieren llegado a un acuerdo con respecto a
la elección de uno de los medios de solución previstos en
el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, referirán la decisión sobre los medios de solución a un órgano
internacional apropiado que ambos Gobiernos acuerden,
o de no llegar a un acuerdo sobre este punto, al Secretario
145
La Verdad sobre el Esequibo
General de las Naciones Unidas. Si los medios así escogidos no conducen a una solución de la controversia, dicho
órgano, o como puede ser el caso, el Secretario General de
las Naciones Unidas, escogerán otro de los medios estipulados en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas,
y así sucesivamente, hasta que la controversia haya sido
resuelta, o hasta que todos los medios de solución pacífica
contemplados en dicho Artículo hayan sido agotados.
Artículo V
1. Con el fin de facilitar la mayor medida posible de cooperación y mutuo entendimiento, nada de lo contenido
en este Acuerdo será interpretado como una renuncia o
disminución por parte de Venezuela, el Reine Unido o la
Guayana Británica de cualesquiera bases de reclamación
de soberanía territorial en los territorios de Venezuela o
Guayana Británica o de cuales quiera derechos que se hubiesen hecho valer previamente, o de reclamaciones de tal
soberanía territorial o como prejuzgando su posición con
respecto a su reconocimiento o no reconocimiento de un
derecho a, reclame o base de reclamo por cualquiera de
ellos sobre tal soberanía territorial.
2. Ningún acto o actividad que se lleve a cabo mientras se
halle en vigencia este Acuerdo constituirá fundamento para hacer valer, apoyar o negar una reclamación de
soberanía territorial en los Territorios de Venezuela o la
Guayana Británica, ni para crear derechos de soberanía en
dichos Territorios, excepto en cuanto tales actos o actividades sean resultado de cualquier convenio logrado por la
Comisión Mixta y aceptado por escrito por el Gobierno
de Venezuela y el Gobierno de Guyana. Ninguna nueva
146
La Verdad sobre el Esequibo
reclamación o ampliación de una reclamación existente a
soberanía territorial en dichos Territorios será hecha valer
mientras este Acuerdo esté en vigencia, ni se hará valer
reclamación alguna sino en la Comisión Mixta mientras
tal Comisión exista.
Artículo VI
La Comisión Mixta celebrará su primera reunión en la fecha y
lugar que sean acordados entre los Gobiernos de Venezuela y
Guayana Británica. Esta reunión se celebrará lo antes posible
después del nombramiento de sus miembros. Posteriormente,
la Comisión Mixta se reunirá cuando y en la forma que acordaren los Representantes.
Artículo VII
Este Acuerdo entrará en vigor en la fecha de su firma.
Artículo VIII
Al obtener Guayana Británica su Independencia, el Gobierno
de Guyana será en adelante parte del presente Acuerdo además
del Gobierno de Venezuela y del Gobierno del Reino Unido
de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.
En testimonio de lo anterior, los suscritos, debidamente autorizados para ello por sus respectivas Gobiernos, han firmado el
presente Acuerdo.
Hecho en duplicado, en Ginebra, a los diecisiete días del mes
de febrero del año mil novecientos sesenta y seis, en español y
en inglés, siendo ambos textos igualmente auténticos.
147
La Verdad sobre el Esequibo
Por el Gobierno de Venezuela:
Ignacio IRIBARREN BORGES
Ministro de Relaciones Exteriores
Por el Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda
del Norte:
Michael STEWART
Secretario de Estado de Relaciones Exteriores
Forbes BURNHAM
Primer Ministro de la Guayana Británica
148
La Verdad sobre el Esequibo
Decreto número 1.152 del 9 de julio
de 1968, donde se traza la línea de
base recta en el sector de las costas de
Venezuela comprendido entre la línea
divisora del Río Esequibo y Punta
Araguapiche en el Territorio Federal
Delta Amacuro
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
Decreto Número 1.152 — 9 de julio de 1968
RAÚL LEONI
Presidente de la República
En uso de las atribuciones que le confiere la Constitución Nacional y de conformidad con la Ley sobre Mar Territorial, Plataforma Continental, Protección de la Pesca y Espacio Aéreo,
y con la Ley Aprobatoria de la Convención sobre la Plataforma Continental,
CONSIDERANDO
Que el artículo 2 de la Ley sobre Mar Territorial Plataforma
Continental, Protección de la Pesca y Espacio Aéreo, y el artículo 4 y siguientes de la Ley Aprobatoria de la Convención
sobre Plataforma Continental preveen, en los lugares donde
las condiciones de las costas continentales e insulares lo re-
149
La Verdad sobre el Esequibo
quieran, el trazado de las líneas de base recta desde las cuales
ha de medirse el mar territorial,
CONSIDERANDO
Que en diversas zonas de las costas venezolanas existen condiciones geográficas que requieren el trazado de líneas de base
recta,
CONSIDERANDO
Que es conveniente iniciar la fijación de dichas líneas por sectores de las costas de la República,
DECRETA
Artículo 1º
Se traza la siguiente línea de base recta en el sector de las costas de Venezuela comprendido entre la línea divisora del Río
Esequibo y Punta Araguapiche en el Territorio Federal Delta
Amacuro: Desde un punto en coordenadas 9º 27’ 30’’ de latitud Norte y 60º 52’ 00’’ de longitud Oeste, a otro punto
de coordenadas 8º 26’ 00’’ de latitud Norte y 59º 34’ 30’’ de
longitud Oeste.
Artículo 2º
El Mar Territorial y la Zona Contigua correspondientes a Venezuela en el sector se mide a partir de la línea de base recta
donde ella ha sido trazada, y a partir de la línea de más baja
marea en el resto de su extensión, con la salvedad expresada
en el artículo 4º.
150
La Verdad sobre el Esequibo
Artículo 3º
Se hace expresa reserva de los derechos de Soberanía de Venezuela sobre la zona de mar territorial cuya restitución se reclama de Guyana, es decir, la faja de tres millas de ancho a lo
largo de las costas de territorio comprendidas entre la boca
del Río Esequibo y la boca del Río Guainía así como las aguas
interiores en dicha zona delimitadas por la línea de base recta
fijada en el presente decreto.
Artículo 4º
La línea de base recta correspondiente a la boca del Río Esequibo será la que se acuerde en su oportunidad, con el Estado
vecino.
Artículo 5º
Las cartas oficiales que en lo sucesivo se editen harán constar
la providencias adoptadas en el presente decreto.
Artículo 6º
Los Ministros de: Relaciones Exteriores, Defensa, Obras Públicas, Agricultura y Cría y Comunicaciones quedan encargados de la ejecución del presente decreto.
Palacio de Miraflores, en Caracas, a los 9 días del mes de julio
de mil novecientos setenta y ocho. Año 159º de la Independencia y 110º de la Federación.
(L.S.)
Raúl Leoni
151
La Verdad sobre el Esequibo
Refrendado
El Ministro de Relaciones Interiores
(L.S.)
Reinaldo Leandro Mora
Refrendado
El Ministro de Relaciones Exteriores
(L.S.)
Ignacio Iribarren Borges
152
La Verdad sobre el Esequibo
Glosario de términos
Aguas Interiores: Son aquellas que están situadas en el interior de la línea base del mar territorial y cuyas aguas están sometidas a la jurisdicción del Estado ribereño. El límite exterior
coincide con el interior del mar territorial. El límite interior
coincide con la tierra firme (hasta el litoral costero o donde
llega la acción de las mareas).
Alta Mar o Aguas Internacionales: Según lo establece la
Convención de Derecho del Mar, constituye todas las partes
del mar no incluidas en la zona económica exclusiva, en el
mar territorial o en las aguas interiores de un Estado, ni en las
aguas archipelágicas de un Estado archipelágico.
Arbitraje: Acción o facultad de arbitrar. Resolución o juicio
de un árbitro. Regulación de un litigio por un árbitro, o de un
conflicto entre naciones por jueces elegidos por ellos, sobre la
base del respeto al derecho.
Controversia: Discusión larga y reiterada, generalmente sobre
una doctrina.
Delimitación: Acción y efecto de delimitar.
Delimitar: Señalar los límites. Delimitar el campo.
Demarcación: Acción y efecto de demarcar en la divisiones
territoriales.
Esequibo: Río de Guayana que debe su nombre a Don Juan
de Esquivel, lugarteniente de Don Diego Colón, hermano de
Cristóbal Colón, de 1.000 kilómetros de longitud aproximadamente, desde sus fuenes en las sierras Camoa y Aracay hasta
el Atlántico; rico en bauxita en su cuenca.
153
La Verdad sobre el Esequibo
En la reivindicación territorial del Esequibo que tiene planteada Venezuela, constituye la frontera oriental de la zona en
litigio. (Guayana Esequiba).
Espacio aéreo: Es una porción de la atmósfera terrestre, tanto
sobre tierra como sobre agua, regulada por un país en particular. Existen cuatro tipos de espacio aéreo: controlado, no
controlado, espacio aéreo de uso especial, y otros. El tipo de
espacio aéreo es definido dependiendo del movimiento de aeronaves, el propósito de las operaciones que aquí se conducen,
y el nivel de seguridad requerido.
Frontera: Confín de un Estado. Cualquier cosa que limita la
extensión de otra. Frontera natural, frontera formada por un
elemento geográfico, como un río o una cordillera.
Glacis Continental: Pendiente poco inclinada al pie del talud
continental formada por sedimentos.
Imperialismo: Política de expansión de un Estado en el aspecto continental, colonial, marítima o económico, que tiende a poner a otros estados bajo su dependencia por medio de
la fuerza.
Írrito: Dícese de lo que es nulo por imperativo de la ley.
Laudo: Fallo que pronuncian los árbitros o amigables componedores a los que se ha sometido un asunto, de forma voluntaria de las partes.
Límite: Línea visible o imaginaria que señala el fin de algo,
o la separación entre dos cosas, términos, separación. Línea
común a dos territorios, países, etc.
Litigio: Pleito o disputa en un juicio.
154
La Verdad sobre el Esequibo
Llanuras Abisales: Son extensiones submarinas del territorio
continental próximo a la costa y situado entre ésta y profundidades inferiores a 200 mts.
Mar Territorial: Es una extensión marina adyacente a las costas de un Estado y sobre la cual el Estado ribereño ejerce soberanía. Su régimen jurídico fundamental está previsto en la
Convención sobre el Mar Territorial y la Zona Contigua de
1958 y la ley sobre el Mar Territorial, Plataforma Continental,
Protección de la Pesca y Espacios Aéreos de 1956.
Margen Continental: Es la zona comprendida entre el
continente y la llanura abisal o de los grandes fondos
oceánicos y es una zona de transición, tanto geográfica
como geofísica.
Mediación: Procedimiento del Derecho Internacional que
propone una solución a las partes en litigio sin imponérselas.
Negociar: Dentro del Derecho Internacional, tratar por la
vía diplomática de potencia a potencia un asunto, como un
tratado de alianza.
Nulo: De ningún valor, sin eficacia. Ej.: «El resultado de la
gestión fue nulo».
Patria: Nación considerada como una unidad historia a la que
sus naturales se sienten vinculados. Lugar, ciudad o país en el
que se ha nacido.
Plataforma Continental (Geográfico): Es el lecho y área submarina comprendida entre la línea de baja marea y el punto en
que se produce el cambio brusco de pendiente.
155
La Verdad sobre el Esequibo
Plataforma Continental (Jurídico): Es el lecho y el subsuelo
de las áreas submarinas que se extienden más allá del mar territorial de un Estado y a todo lo largo de la prolongación natural de un territorio hasta una distancia máxima de 200 millas
náuticas o 350 millas náuticas, de acuerdo con la distancia a
que se encuentre el margen continental.
Soberano: Que ejerce o posee autoridad suprema independiente.
Talud Continental: Es una parte de la morfología submarina
ubicada entre los 200 a 4.000 metros bajo el nivel del mar.
Usurpación: Acción o efecto de usurpar. Delito que se comete
apoderándose con violencia o intimidación de inmuebles o
hechos ajenos.
Uti Possidetis de Facto: El territorio es una nación o de un
país es aquel que efectivamente pueda controlar y dominar.
El concepto es que el territorio si no se denomina no se tiene
Derecho sobre él.
Uti Possidetis Juris: Es un principio de derecho en virtud del
cual los beligerantes conservan provisionalmente1 el territorio
poseído al final de un conflicto, internamente, hasta que se
disponga otra cosa por un tratado entre las partes. Al parecer
derivó de la expresión latina «uti possidetis, ita possideatis», es
decir, ‘como tu poseías, continuarás poseyendo’.
Zona Contigua: Es la extensión de mar adyacente al mar territorial que abarca desde las 12 millas hasta las 24 millas marinas
contadas desde la línea de base a partir de la cual se mide la anchura del mar territorial. En esta franja de agua, el Estado ribereño no tiene soberanía, sino que sus derechos están determinados solo en materia aduanera, sanitaria, fiscal y migratoria.
156
La Verdad sobre el Esequibo
Zona Económica Exclusiva: Extensión marina y submarina ubicada entre alta mar y la zona contigua, o el mar
territorial de un Estado y sobre el cual el Estado ribereño
ejerce soberanía en materia económica y jurisdicción en
otras materias como la contaminación del medio marino y
la investigación científica.
Para Venezuela, la Zona Económica exclusiva se rige por la
Ley que establece una Zona Económica Exclusiva a lo largo de
las costas continentales e insulares de la República Bolivariana
de Venezuela de 1978. Esta Ley es en realidad una adaptación
del régimen internacional de la ZEE establecido en la Convención sobre el Derecho del Mar de 1982, con algunas modificaciones acordes con la posición internacional de Venezuela
sobre la materia.
157
La Verdad sobre el Esequibo
Bibliografía
Ávila P. Alcides (2014) El Holocausto de Abya Yala (América)
consultado en el Blog LosPueblosHablan.org http://lospuebloshablan.org/el-holocausto-de-abya-yala-america/ fecha: Consultado el 22 de junio de 2015.
Brito Figueroa, Federico (2009) Tiempo de Ezequiel Zamora. La Segunda Etapa de la Insurrección Campesina de 18591863. Monte Ávila Editores Latinoamericana.
Sitio Web commons.wikimedia.org (2006).
Morales, Faustino (1999) Geografía Física del territorio en
reclamación: Guayana Esequiba. Fondo Editorial de Humanidades y Educación, Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1999.
Sitio Oficial Web del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores (2015) Los Derechos Venezolanos de Soberanía en el Esequibo. http://esequibo.mppre.gob.ve/ Consultado el 25 de junio de 2015.
Sitio Web del diario El Mundo, Economía y Negocios. En el
Esequibo están en juego energía, agua y biodiversidad. http://
www.elmundo.com.ve/noticias/economia/politicas-publicas/en-el-esequibo-estan-en-juego-energia,-agua-y-biod.aspx
Consultado el 27 de junio de 2015.
Sitio Web Historia Cultural (2015) http://www.historiacultural.com/2009/08/segundo-viaje-cristobal-colon-america.html
Consultado el 30 de junio de 2015.
Torrealba R Pompeyo (2004) A un Siglo del Despojo. La historia de una reclamación. Editorial Arte. Caracas.
Instituto Geográfico de Venezuela Simón Bolívar.
159
Fly UP