...

Auditoría Externa: Responsabilidades cuando se Trabaja con Otros

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Auditoría Externa: Responsabilidades cuando se Trabaja con Otros
Auditoría Externa:
Responsabilidades cuando se
Trabaja con Otros Profesionales
María Belén Padin1
Universidad de Buenos Aires
RESUMEN DEL ARTÍCULO
El contador público cuando acepta ser designado como auditor externo, acepta
responsabilidad inherente a tal función. A lo largo de este trabajo, se ha querido destacar
de forma específica cuáles son las responsabilidades que recaen sobre el auditor cuando
actúa en conjunto con otros profesionales, o utiliza sus servicios. Cuando el auditor utiliza
el trabajo de otro auditor, puede elegir si asume la responsabilidad por el trabajo, o si limita
su responsabilidad al trabajo realizado por él, y no al realizado por su colega.
1
Contadora Pública de la Universidad de Buenos Aires, Auxiliar docente e investigadora del Instituto de
investigaciones en Administración, Contabilidad y Matemática del proyecto “E005 Impacto del comercio
electronico en la contabilidad: hacia una respuesta interdisciplinaria para el ejercicio de la funcion de auditora.
Directora: ELSA BEATRIZ SUAREZ KIMURA”
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
1. INTRODUCCIÓN
Cuando un Contador Público es contratado como auditor externo se compromete a emitir un
informe en el cual expresará su opinión sobre los estados contables del ente (puede suceder
que el auditor finalmente deba abstenerse de opinar, pero esta es una excepción, ya que lo
normal es que cuando se requieren los servicios de un auditor se espera que emita un
informe).
Al aceptar ser designado como auditor externo, el contador público acepta también las
responsabilidades que recaen sobre él. Que son inherentes a su desempeño profesional y
que están regidas por las normas profesionales dentro de las cuales debe encuadrar su
actividad.
A lo largo de este trabajo, se estudiará qué responsabilidades recaen sobre el auditor
cuando actúa en colaboración con otros profesionales. Los casos específicos que se
estudiarán son:
1) responsabilidad por la utilización del trabajo de otro auditor;
2) consideración del trabajo de auditoria interna; y
3) utilización del trabajo de un experto.
Para ello se mencionarán las normas internacionales de auditoria (NIA) que tratan cada tema
en específico, y alguna norma en particular que exista de otro organismo al respecto.
2.- RESPONSABILIDAD POR LA UTILIZACIÓN DEL TRABAJO DE OTRO AUDITOR
La norma internacional que contempla específicamente este tema es la NIA 600 “USO DEL
TRABAJO DE OTRO AUDITOR”. En esta norma se trata todo lo concerniente a la utilización
del trabajo de otro profesional cuando se desarrolla una auditoria.
La norma plantea todos los pasos que debe dar el auditor principal para satisfacerse del
trabajo del otro profesional antes de confiar en él. Entre otros se menciona que el auditor
principal (como denomina al auditor que tiene la responsabilidad de emitir un informe sobre
los estados contables de un ente cuando éstos incluyen información contable de uno o más
componentes auditados por otro auditor) debe: considerar la idoneidad profesional del
otro auditor en el contexto de la asignación específica; efectuar procedimientos con el
objeto de obtener evidencia de auditoría apropiada y suficiente de que el trabajo del otro
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
auditor es adecuado para sus fines; deberá informarle al otro auditor acerca de los requisitos
de independencia relacionados tanto con el ente como con el componente y obtener una
manifestación por escrito en cuanto al cumplimiento de dichos requisitos, el uso que le dará
al trabajo y al informe del otro auditor y coordinar los esfuerzos de ambos en la etapa inicial
de planificación de la auditoría y los requisitos contables, de auditoría e información y
obtener una manifestación por escrito en cuanto al cumplimiento de éstos.
También establece que el auditor principal deberá documentar en los papeles de trabajo
todo aquello relacionado con la utilización del trabajo del otro auditor y las conclusiones a las
que arribe.
Como vemos es muy difícil satisfacerse del trabajo de otro auditor, y lograr reunir evidencia
confiable de su trabajo. Un claro ejemplo donde se da esta situación es cuando se audita
una entidad que posee controladas. Por eso la mayoría de las grandes firmas de auditoría,
cuando auditan una controlante suelen pactar que se auditen también las controladas
mediante las sucursales de la propia firma de auditoría. Esto unifica los criterios y le permite
satisfacerse al auditor de que las controladas serán auditadas siguiendo los mismos
procedimientos que él utiliza en la matriz. Sin embargo, esta norma es de gran utilidad para
los estudios pequeños o medianos que deben auditar entidades que quizás poseen una
pequeña controlada en otro país o región, y que es auditada por otro estudio.
3.- RESPONSABILIDAD DEL AUDITOR CUANDO CONSIDERA UTILIZAR PARTE DEL
TRABAJO DE AUDITORÍA INTERNA
La norma internacional que contempla específicamente este tema es la NIA 610
“CONSIDERACIÓN DEL TRABAJO DE AUDITORÍA INTERNA”.
El objetivo de esta norma es establecer lineamientos acerca de la consideración del trabajo
de auditoría interna por parte del auditor externo.
Cuando la NIA menciona a la auditoría interna se refiere a la actividad de evaluación
establecida dentro de una entidad como un servicio para la misma. Sus funciones, entre
otras, incluyen examinar, evaluar y monitorear la adecuación y efectividad de los sistemas de
contabilidad y de control interno.
El auditor externo deberá realizar una evaluación de la función de auditoria interna cuando
ésta sea relevante para la evaluación del riesgo por parte del auditor externo.
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
Si el auditor externo quiere usar trabajo específico de auditoría interna debe evaluar y
probar dicho trabajo para confirmar su adecuación para sus propósitos. La naturaleza,
oportunidad y alcance de las pruebas a efectuarse dependerá del juicio del auditor externo
acerca del riesgo e importancia relativa del área en cuestión, la evaluación preliminar de la
auditoría interna y la evaluación del trabajo específico por auditoría interna. Por último el
auditor debería registrar las conclusiones sobre el trabajo específico de auditoría interna que
ha sido evaluado y probado.
La norma AS5 de la Public Company
Board2
Oversight
plantea
que,
para
propósitos de una auditoría externa el
auditor podría utilizar parte del trabajo de
los auditores internos. Sin embargo aclara
que el auditor debe evaluar la objetividad
y competencia de las personas cuyo
trabajo planea utilizar para determinar el
grado de extensión de la información a
usar. Es decir, si las personas poseen un
alto grado de objetividad y competencia,
más trabajo realizado por ellos podrá
utilizarse. También dependerá de los
riesgos asociados a ese control, a mayor
riesgo,
más
desarrollar
el
procedimientos
auditor
externo
deberá
para
satisfacerse de su funcionamiento.
Como vemos, las normas no se oponen a confiar en el trabajo de un auditor interno. Sin
embargo, recordemos que el auditor externo es responsable por su informe, y éste es
consecuencia de los procedimientos aplicados al desarrollar la auditoria, por lo cual, debería
cerciorarse de que la información brindada por los auditores internos fue suficientemente
evaluada y corroborada antes de decidir confiar en ella.
2
Auditing Standard No. 5: An Audit of Internal Control Over Financial Reporting That Is Integrated with An
Audit of Financial Statements. PCAOB. 2007
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
4.- RESPONSABILIDAD DEL AUDITOR EXTERNO CUANDO UTILIZA EL TRABAJO DE
UN EXPERTO
Este tema está tratado específicamente en la NIA 620 “COMO UTILIZAR EL TRABAJO DE
UN EXPERTO”.
La norma indica que si el auditor decide recurrir a los servicios prestados por un experto
deberá contar con evidencias de auditoría suficientes y adecuadas para demostrar que el
trabajo es apropiado.
El trabajo de un experto puede ser requerido para la valuación de determinados tipos de
activos, para determinar cantidades o condición física de los bienes, determinación de
montos utilizando técnicas o métodos especializados, entre otros.
Un ejemplo de la
utilización del trabajo de un experto lo da la Declaración Internacional de Prácticas de
Auditoria 1013 “Comercio Electrónico-Efecto en la Auditoria de Estados Financieros”, la cual
proporciona una guía para ayudar a los auditores de los estados financieros cuando un ente
participa en una actividad comercial que tiene lugar mediante computadoras conectadas a
una red pública, como Internet. Ella establece que el nivel de habilidades y conocimiento
requerido para entender el efecto del comercio electrónico en la auditoria variará con la
complejidad de las actividades de comercio electrónico de la entidad. En ciertas
circunstancias, el auditor puede tomar la decisión de utilizar el trabajo de un experto si, por
ejemplo, considera apropiado poner a prueba los controles tratando de penetrar los estratos
de seguridad del sistema de la entidad. Cuando usa el trabajo de un experto, el auditor
obtiene suficiente evidencia apropiada de auditoria de que dicho trabajo es adecuado para
los fines de auditoria. Otro ejemplo, es cuando el auditor trabaja en una entidad donde el
sistema de computación es dominante, es decir, donde la mayoría de los procedimientos se
realizan automáticamente por sistema. En esos casos, el auditor debe necesariamente
recurrir a especialistas en sistemas que puedan probar la integridad y confiabilidad del
sistema, porque de ello dependerá la extensión de sus pruebas y el grado de detalle a
aplicar a cada rubro, según pueda confiarse en los controles del sistema o no.
La NIA 620 destaca que el auditor deberá considerar el conocimiento y experiencia previa
del equipo de trabajo sobre el asunto que se considera, el riesgo de manifestaciones
erróneas basadas en la naturaleza y complejidad del tema y la cantidad y calidad de otros
elementos de auditoría disponibles para decidir si recurre o no a la ayuda de un experto.
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
El auditor deberá evaluar lo apropiado del trabajo del experto como evidencia de auditoria
respecto de la aseveración de los estados financieros que está siendo considerada. Esto
consiste en evaluar si las conclusiones a las que llegó el experto se reflejan en los estados
contables y si sustenta las aseveraciones de los mismos. También implica la consideración
de los datos básicos utilizados, los supuestos y métodos usados y su coherencia con los
ejercicios anteriores y los resultados del trabajo del experto a la luz del conocimiento general
que posee el auditor del negocio y de los resultados de otros procedimientos de auditoría.
Esto es particularmente importante en aquellos casos en que el auditor decide emitir un
informe con salvedades o adverso, como consecuencia del trabajo del experto. Además, si el
auditor decide emitir un informe con salvedades y considera apropiado referirse al trabajo del
experto o describirlo (incluyendo su identidad y alcance de su participación) deberá ser
autorizado por el experto para hacerlo.
El objetivo principal de recurrir a un experto es obtener la opinión de un especialista sobre un
tema o área sobre la cual los conocimientos del auditor no son suficientes, y no puede
esperarse que por sí sólo pueda obtener información confiable y concluyente para emitir su
informe.
5.- CONCLUSIONES
El contador público cuando acepta ser designado como auditor externo, acepta
implícitamente las responsabilidades inherentes a tal función. A lo largo de este trabajo, se
ha querido destacar específicamente cuáles son las responsabilidades que recaen sobre el
auditor cuando actúa en conjunto con otros profesionales, o utiliza sus servicios. Cuando el
auditor utiliza el trabajo de otro auditor, puede elegir si asume la total responsabilidad por el
trabajo, o si limita su responsabilidad al trabajo realizado por él, y no al realizado por su
colega.
Si el auditor elige asumir toda la responsabilidad, es igual que si hubiera realizado él mismo
los procedimientos que ejecutó el otro auditor. Por ello las normas son tan insistentes
cuando dicen que el auditor principal debe satisfacerse de que el trabajo realizado por el otro
auditor fue el adecuado, y en que el auditor principal debe revisar los papeles de trabajo del
otro auditor. Una vez asumida la responsabilidad por el trabajo total, el auditor principal no
podrá excusarse, si posteriormente se le reclamara, en que parte del trabajo la realizó otro
colega, ya que al emitir su informe no mencionó este hecho.
Si en cambio decide, porque no pudo revisar los papeles de trabajo del otro auditor o porque
no estuvo conforme con su trabajo, limitar su responsabilidad debe mencionar este hecho en
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
su informe, tanto en el párrafo de limitaciones al alcance como en el de opinión. Así, si en el
futuro surgieran reclamos por su desempeño, no respondería por el trabajo del otro auditor,
al haber dejado en claro en los párrafos pertinentes que limitaba su responsabilidad a su
propio trabajo.
Cuando el auditor decide recurrir al trabajo de auditoria interna, debe estar seguro de que
este es útil para sus fines. Es decir, las normas le exigen al auditor que verifique el
posicionamiento dentro de la entidad del sector de auditoria interna y que revise su trabajo
para asegurarse de que fue realizado correctamente y que no posee sesgos por estar
realizado por personal que pertenece al ente.
En este caso, el auditor no puede limitar su responsabilidad, debe asumir toda la
responsabilidad por el trabajo, ya sea que lo haya realizado él o que lo haya tomado del
sector de auditoria interna. Por ello debe ser cuidadoso al aceptar un trabajo realizado por
auditoria interna, ya que en caso de futuros reclamos, no podrá argumentar que no realizó
tales procedimientos, ya que al aceptarlo se interpreta que puso satisfacerse que eran
aceptables para su trabajo.
Cuando el auditor decide recurrir a los servicios de un experto, también asume la
responsabilidad por su trabajo. Las normas son claras cuando enuncian que el trabajo del
experto puede citarse, sólo en el caso de que su informe sea distinto de uno sin salvedades.
Además se requiere la autorización del experto. Sin embargo, el señalar en su informe que
se basó en el trabajo de un experto no lo exime de responsabilidad.
Como puede observarse, el auditor externo debe ser muy cuidadoso con la redacción de su
informe y en la evaluación del trabajo de auditoria interna y de un experto, ya que está en
juego su responsabilidad, tanto civil y penal, como profesional.
6.- BIBLIOGRAFÍA
International Federations of Accountants (IFAC) Handbook of International Auditing, Assurance, and
Ethics Pronouncements, (2008) http://www.ifac.org
Public Company Oversight Board, Bylaws and Rules-Standards. http://www.pcaobus.org
__________________________________________________________________________________________
GESTIÓN JOVEN
Revista de la Agrupación Joven Iberoamericana de Contabilidad y Administración de Empresas
Nº. 2 - Octubre 2008
Fly UP