...

CLASE Nº19.12 CUANDO NOS PARECEMOS A TOMÁS Juan 20

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

CLASE Nº19.12 CUANDO NOS PARECEMOS A TOMÁS Juan 20
Iglesia Lomas Oeste – www.iglesialomas.com
CLASE Nº19.12
CUANDO NOS PARECEMOS A TOMÁS
Juan 20: 24-29
Del 06 al 12 de Mayo
INTRODUCCIÓN:
Todos pasamos por momentos en donde la incredulidad nos gana (como le pasó a Tomás, uno de los doce
apóstoles). Seguramente él vivió y experimentó una gran fe predicando y sanando (Marcos 6:7, 12,13) pero ahora
lo encontramos hundido en un pozo de duda.
1. ¿ QUÉ ES LA DUDA?
a. Es un estado de incertidumbre en relación con algo. Es como un sube y baja en donde podemos estar ahora en lo
alto de la fe y al momento siguiente en la parte más baja de la desconfianza. En ese lugar encontramos a Tomás. Su
temor es tan grande que silenció la voz de Jesús diciéndoles que iba a resucitar.
b. Cada persona expresa sus dudas de manera distinta. Algunos se las callan, otros las publican (como tantos
filósofos que hasta escriben estudios basados en sus dudas), otros se avergüenzan de ellas y nunca piden ayuda.
Tomás lo dijo en voz alta y desafiante, sin embargo, los demás discípulos quizás también dudaron como él y no lo
dijeron (recordemos que los discípulos y las mujeres fueron a ver el cuerpo muerto de Jesús, creyendo que lo
encontrarían ahí).
2. ¿EN QUE NOS AFECTA LA DUDA?:
NEGATIVAMENTE: Nos puede llevar a tomar malas decisiones: Si leemos en Números 14:1 vemos al pueblo de Dios
hundido en la incredulidad incluso después de haber vivido repetidamente los milagros de Dios.
a. Retroceder: Dt.1:28 El temor y la duda los hicieron retroceder (en vez de avanzar y tomar la tierra, decidieron
seguir caminando por el mismo desierto)
b. Desobedecer a Dios: Dt. 1:34 Heb. 3:10A Dios le desagradó su actitud.
c. No lograr obtener lo que Dios tiene para nuestra vida: Heb. 3:7-12 No queremos vivir toda nuestra vida dando
vueltas, sino que queremos para nosotros lograr todo lo que Dios tiene preparado para que vivamos!
EL LADO POSITIVO DE LA DUDA:
Dice un comentario de la Biblia del Diario Vivir del Dr. B.Barton “Jesús no fue duro con Tomás a pesar de sus dudas. A
pesar de su escepticismo, Tomás seguía siendo fiel a los hermanos en la fe y a Jesús mismo. Algunos necesitan dudar
antes de creer. Si la duda motiva preguntas y estas provocan respuestas y se aceptan las respuestas, la duda ha
cumplido una labor positiva. En cambio, cuando la duda se convierte en terquedad y esta se vuelve crónica, la duda
daña la fe. Cuando dude, no se detenga allí. Deje que la duda profundice su fe a medida que busca la respuesta.”
a. La duda puede movilizarnos a afirmar nuestra fe con cimiento sólido: Salmo 73:1-2; Mr. 9:24
En el Salmo 73 encontramos a alguien como nosotros, en un momento de incertidumbre y agitación interna, sin
embargo, al final, vemos que la fe del salmista sale fortalecida (vs. 27 y 28).
b. La duda a veces nos permite decidir bien y guardarnos de pecar: 1ºCo.10:12,13 El que está hundido en medio del
pecado ni siquiera duda antes de pecar, sin embargo, a veces a los cristianos una tentación nos sacude, y no caemos
en ella al instante, sino que comenzamos a titubear en nuestra decisión. Ese es el tiempo de indecisión en que
podemos escuchar la voz del Espíritu Santo mostrándonos el camino (la salida prometida a la tentación).
¿QUÉ HACEMOS CON ELLAS?
a.¿Qué hizo Tomás?
Cayo en la duda. Es fácil para nosotros criticarlo, sin embargo hay que pensar que ellos habían visto morir a su Señor,
todo ese dolor era muy reciente y que además no habitaba en ellos el E. Santo todavía. Su fe fue puesta a prueba.
Se arrepiente y reconoce su error (Juan 20:28)
La tradición dice que después de la persecución que dispersó a los cristianos, Tomás siguió predicando en oriente y
que murió como mártir por predicar el evangelio.
Tomás tuvo un cambio profundo al encontrarse delante del Señor con el corazón desnudo lleno de incredulidad!
b.¿Qué podemos hacer nosotros?Stgo 1:5-8
a. Analicemos la fuente de nuestra duda antes de caer hundidos en ella: Ver qué la motiva, si es verdadera, si se basa
en nuestro temor o en fantasías de nuestra mente.
b. No la ocultemos: Tapar las dudas y dejarlas sin resolver no va a quitarle el efecto en nuestra vida. Como todo
pecado, enfrentemos a la incredulidad
c.Busquemos la respuesta a través de la Palabra y la oración: Heb. 4:12,13 Expongamos nuestro corazón a Dios y a su
Palabra para que nos muestre lo que hay dentro nuestro.
d.Pidamos ayuda a otras personas espirituales: El consejo espiritual nos puede ayudar a salir de la incertidumbre.
CONCLUSION: Como Tomás, a veces pasamos tiempos de duda e incredulidad, sin embargo, podemos aprender de
él que lo importante es tomar conciencia de nuestra duda, afirmar nuestra fe, pedir perdón a Dios y cambiar nuestra
actitud para seguir avanzando hacia adelante.
Fly UP