...

Módulo de capacitación en el comercio de los textiles y el vestido

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Módulo de capacitación en el comercio de los textiles y el vestido
CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE
COMERCIO Y DESARROLLO
MÓDULO DE CAPACITACIÓN
EN EL COMERCIO DE LOS
TEXTILES Y EL VESTIDO
SERIE DE LA UNCTAD SOBRE NEGOCIACIONES
COMERCIALES Y DIPLOMACIA COMERCIAL
NACIONES UNIDAS
CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE
COMERCIO Y DESARROLLO
MÓDULO DE CAPACITACIÓN
EN EL COMERCIO DE LOS
TEXTILES Y EL VESTIDO
EL CONTEXTO POSTERIOR
AL ATV
Naciones Unidas
Nueva York y Ginebra, enero de 2008
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
NOTA
•
Las signaturas de los documentos de las Naciones Unidas se componen de letras
mayúsculas y cifras. La mención de una de tales signaturas indica que se hace
referencia a un documento de las Naciones Unidas.
•
Las opiniones expresadas en este documento son las de los autores y no reflejan
necesariamente las de la Secretaría de las Naciones Unidas. Las denominaciones
empleadas y la forma en que aparecen presentados los datos no implican, de parte de
la Secretaría de las Naciones Unidas, juicio alguno sobre la condición jurídica de
países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la
delimitación de sus fronteras o límites.
•
El material que contiene esta publicación puede citarse o reproducirse sin
restricciones, siempre que se indique la fuente y se haga referencia al número del
documento. Deberá remitirse a la secretaría de la UNCTAD un ejemplar de la
publicación en que aparezca el material citado o reproducido a la dirección: Palais
des Nations, 1211 Ginebra 10 (Suiza).
Si desean recibir más información sobre la Subdivisión de Negociaciones
Comerciales y Diplomacia Comercial y sus actividades, sírvanse ponerse en
contacto con:
Sra. Mina MASHAYEKHI
Jefa de la Subdivisión de Negociaciones Comerciales y Diplomacia Comercial
División del Comercio Internacional de Bienes y Servicios y de los
Productos Básicos
Teléfono: +41 22 917 56 40
Fax: +41 22 917 00 44
Correo electrónico: [email protected]
www.unctad.org/tradenegotiations
www.unctad.org/dispute
UNCTAD/DITC/TNCD/2005/19
PUBLICACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS
ISSN 1816-5559
ii
ÍNDICE
ÍNDICE
Capítulo
Página
EXPRESIONES DE AGRADECIMIENTO........................................................
vii
INTRODUCCIÓN..................................................................................................
1
I. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL RÉGIMEN COMERCIAL....................
3
I.1. Del AMF a la fase posterior al ATV.........................................................
3
I.2. Medidas de transición posteriores al ATV adoptadas por la Unión
Europea y los Estados Unidos...................................................................
I.2.1. Normas transitorias de la Unión Europea ......................................
I.2.2. Normas transitorias de los Estados Unidos....................................
7
7
8
I.3. Debate posterior al ATV en la OMC ........................................................
8
II. PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL..................
11
II.1. Tendencias del comercio mundial de textiles y prendas de vestir...........
11
II.2. Perfil comercial de algunos países ..........................................................
14
II.3. Limitaciones de las estadísticas...............................................................
16
III. ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS ..............................
21
III.1. La situación arancelaria posterior a la Ronda Uruguay ..........................
21
III.2. Relación entre los aranceles y las preferencias arancelarias...................
III.2.1. Estados Unidos ..........................................................................
III.2.2. Unión Europea...........................................................................
III.2.3. Canadá y Japón..........................................................................
III.2.4. Relación entre las preferencias arancelarias y la
competitividad ...........................................................................
24
24
25
26
26
III.3. Negociaciones arancelarias sobre el acceso a los mercados para los
productos no agrícolas (AMNA) ............................................................
27
IV. BARRERAS NO ARANCELARIAS ..............................................................
31
IV.1. Barreras no arancelarias examinadas en las negociaciones sobre
el AMNA ................................................................................................
31
IV.2. Condiciones de entrada en el mercado....................................................
IV.2.1. Condiciones sociales ..................................................................
IV.2.2. Respeto del medio ambiente ......................................................
IV.2.3. Respeto de las normas de seguridad...........................................
33
34
39
41
iii
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
ÍNDICE (continuación)
Capítulo
Página
V. LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO ........
45
V.1. Normas de origen no preferenciales........................................................
45
V.2. Normas de origen preferenciales ............................................................
V.2.1. Normas de origen para los esquemas de preferencias
no recíprocas..............................................................................
V.2.2. Normas de origen de los acuerdos de libre comercio.................
49
50
52
V.3. Efectos de las normas de origen..............................................................
V.3.1. Normas de origen rígidas ...........................................................
V.3.2. Normas de origen flexibles ........................................................
V.3.3. Necesidad de abordar las normas de origen...............................
54
54
56
57
VI. LOS TEXTILES Y LAS MEDIDAS CORRECTIVAS DEL COMERCIO
59
VI.1. Medidas de salvaguardia..........................................................................
59
VI.2. Medidas antidúmping ..............................................................................
VI.2.1. Los procedimientos antidúmping pueden ocasionar
importantes perjuicios a las exportaciones ................................
VI.2.2. ¿Qué hacer para evitar los daños causados por las medidas
antidúmping? .............................................................................
61
63
VII. MEDIDAS DE SALVAGUARDIA CONTRA LOS TEXTILES Y
PRENDAS DE VESTIR DE CHINA ..............................................................
67
VII.1. Disposiciones de salvaguardia del Protocolo de Adhesión de China
a la OMC específicamente aplicables a los textiles ................................
67
VII.2. Procedimientos de los Estados Unidos y la Unión Europea relativos
a las disposiciones de salvaguardia específicamente aplicables a los
textiles producidos en China...................................................................
VII.2.1. Estados Unidos.........................................................................
VII.2.2. Unión Europea .........................................................................
69
69
69
VII.3. Invocación efectiva de las medidas de salvaguardia contra China .........
VII.3.1. Estados Unidos.........................................................................
VII.3.2. Unión Europea .........................................................................
70
70
72
VII.4. Acuerdos bilaterales sobre textiles suscritos por China con la
Unión Europea y los Estados Unidos .....................................................
VII.4.1. Acuerdos sobre textiles entre la Unión Europea y China.........
VII.4.2. Acuerdo sobre textiles entre los Estados Unidos y China........
72
73
73
VIII. LA DIVERSIFICACIÓN MEDIANTE LA PRODUCCIÓN DE
TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR DINÁMICOS .................................
75
VIII.1. Productos dinámicos ..............................................................................
VIII.1.1. Líneas de productos tradicionales ........................................
VIII.1.2. Textiles técnicos....................................................................
75
75
76
iv
62
ÍNDICE
ÍNDICE (continuación)
Capítulo
Página
VIII. VIII.1. (continuación)
VIII.1.3. Textiles acabados antimicrobianos........................................
VIII.1.4. Textiles tradicionales ............................................................
VIII.1.5. Compra en los mercados más convenientes..........................
78
78
78
VIII.2. Medidas necesarias para facilitar la diversificación mediante la
producción de textiles dinámicos...........................................................
VIII.2.1. Medidas necesarias a nivel nacional .....................................
VIII.2.2. Medidas necesarias a nivel internacional ..............................
78
78
79
IX. BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA .............................................................
81
Anexos
I. PRINCIPALES DISPOSICIONES DEL ATV Y SU APLICACIÓN.........
AI.1.
AI.2.
AI.3.
AI.4.
AI.5.
AI.6.
II.
III.
IV.
V.
VI.
VII.
87
Productos incluidos.................................................................................
El proceso de integración y sus mecanismos ..........................................
Aumento de los coeficientes de crecimiento de los contingentes ...........
Salvaguardias transitorias .......................................................................
Supervisión de la aplicación ...................................................................
Otras disposiciones .................................................................................
87
87
88
89
90
90
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL NUEVO ESQUEMA
DEL SGP DE LA UNIÓN EUROPEA PARA LOS TEXTILES Y
EL VESTIDO ...................................................................................................
91
CONSECUENCIAS DE LA ADHESIÓN A LA OMC PARA EL
SECTOR DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO DE LOS PAÍSES EN
PROCESO DE ADHESIÓN ...........................................................................
93
ARANCELES NMF COMPARADOS DE LOS PAÍSES
DESARROLLADOS - PRENDAS DE VESTIR SELECCIONADAS ......
95
LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL EN EL
CONTEXTO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO...................................
97
REQUISITOS DE ORIGEN PARA LOS TEXTILES Y PRENDAS
DE VESTIR EN LOS ACUERDOS DE LIBRE COMERCIO DE LOS
ESTADOS UNIDOS Y LOS PROGRAMAS DE PREFERENCIAS NO
RECÍPROCAS.................................................................................................
99
TENDENCIAS DEL SECTOR DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
EN 2005.............................................................................................................
105
AVII.1. El mercado de los Estados Unidos .....................................................
AVII.2. El mercado de la Unión Europea........................................................
AVII.3. Tendencias en los valores unitarios de las importaciones .................
105
108
110
v
EXPRESIONES DE AGRADECIMIENTO
EXPRESIONES DE AGRADECIMIENTO
El presente módulo de capacitación, que se basa en el documento preparado por el Sr. Munir
Ahmad, Director Ejecutivo de la Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (OITPV),
fue realizado por la Sra. Michiko Hayashi, de la Subdivisión de Negociaciones Comerciales y
Diplomacia Comercial, bajo la supervisión de la Sra. Mina Mashayekhi, Jefa de esa
Subdivisión. La Sra. Sophie Munda se encargó del formato y el Sr. Diego Oyarzún Reyes
diseñó la portada.
El módulo tiene únicamente fines de información y capacitación y no se pretende establecer en
él la posición oficial de los Estados miembros de la UNCTAD. El módulo tiene por objeto
facilitar material didáctico y aportaciones a los instructores, docentes y funcionarios de los
países en desarrollo que se dedican a la capacitación y la investigación en las cuestiones
relacionadas con el comercio de textiles y prendas de vestir.
vii
INTRODUCCIÓN
INTRODUCCIÓN
El sistema de contingentes, que se aplicaba a los productos textiles y prendas de vestir
procedentes de los países en desarrollo y restringía su importación, despertó una gran oposición
durante años. Por consiguiente, el Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido (ATV), destinado a
poner término al sistema de contingentes, fue celebrado como un gran logro de la Ronda
Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales. Sin embargo, la eliminación de ese
sistema, a fines de 2004, no logró terminar con los problemas que aquejaban al comercio
internacional de textiles y prendas de vestir. De hecho, el renovado debate sobre el comercio ha
sacado a la luz gran cantidad de problemas que de otra manera habrían permanecido ocultos por
la conveniencia del sistema de contingentes. Esos problemas tienen importantes consecuencias
para los países en desarrollo, pero su lista es larga, variada y compleja. Por lo tanto, hay que
establecer un marco breve pero coherente que ayude a los operadores comerciales y los
funcionarios de esos países a evaluar las consecuencias de los problemas básicos para el sector
de los textiles y el vestido de sus países. El presente módulo tiene esa finalidad. Se basa en el
documento preparado por la Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (OITPV) y en
publicaciones de la UNCTAD como Assuring development gains from the international trading
system and trade negotiations: implications of ATC Termination on 31 December 2004
(Obtención de beneficios en materia de desarrollo a partir del sistema comercial internacional y
las negociaciones comerciales, y las repercusiones de la expiración del ATV el 31 de diciembre
de 2004), Weaving a new world: realizing development gains in a post-ATC trading system
(Un nuevo contexto para los textiles: obtención de beneficios en materia de desarrollo en el
sistema comercial posterior a la expiración del ATV) y Trade in textiles and clothing: assuring
development gains in a rapidly changing environment (Comercio de textiles y prendas de vestir:
obtención de beneficios en materia de desarrollo en un entorno en rápida evolución).
El módulo se divide según las cuestiones de actualidad que afectan el comercio en el sector. En
el capítulo I se analiza el contexto histórico del comercio de textiles y prendas de vestir. El
capítulo II presenta un panorama estadístico del comercio de textiles y prendas de vestir, y en él
se hace hincapié en la situación de las economías en desarrollo en ese ámbito. En el capítulo III
se examinan las cuestiones vinculadas a los aranceles y las preferencias arancelarias, mientras
que el capítulo IV se refiere a las barreras no arancelarias. El propósito de esos dos últimos
capítulos también es presentar el contexto necesario para entender las negociaciones sobre el
acceso a los mercados en el marco del Programa de Trabajo de Doha. El capítulo V contiene un
análisis de los efectos de las normas de origen en las corrientes comerciales del sector. En el
capítulo VI se estudian las normas sobre medidas de defensa comercial, como las salvaguardias
o las medidas antidúmping, así como las consecuencias de esas medidas de defensa comercial
en las exportaciones de productos textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo. El
capítulo VII presenta un panorama general de la evolución de las medidas de salvaguardia
contra los textiles y prendas de vestir chinos. En el capítulo VIII se trata la necesidad de
diversificarse hacia productos dinámicos en el sector de los textiles y el vestido en vez de
intensificar la competencia en la fase posterior al ATV. En el capítulo IX figura una lista de
documentos seleccionados y una bibliografía. Los anexos proporcionan información
suplementaria sobre el ATV, el nuevo Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) de la Unión
Europea (UE), la adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC), los aranceles, los
derechos de propiedad intelectual, las normas de origen, y las tendencias del comercio de
textiles y prendas de vestir en 2005.
1
CAPÍTULO I: EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL RÉGIMEN COMERCIAL
CAPÍTULO I
EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL
RÉGIMEN COMERCIAL
I.1.
Del AMF a la fase posterior al ATV
Durante más de 40 años, las exportaciones de textiles y prendas de vestir de los países en
desarrollo fueron objeto de medidas discriminatorias especiales que se apartaban de lo dispuesto
en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). Primero se rigieron por
el denominado Acuerdo a corto plazo relativo a los artículos textiles de algodón, que se
convirtió en el Acuerdo a Largo Plazo y, luego, en el Acuerdo Multifibras (AMF). El AMF
también incluía las fibras sintéticas y la lana, es decir, casi todas las fibras. La exclusión de los
textiles y prendas de vestir del GATT pretendía ser una medida temporal de alivio a favor de las
industrias de los países desarrollados, pero estuvo vigente cuatro décadas. En la Ronda Uruguay
de Negociaciones Comerciales Multilaterales se concertó el Acuerdo sobre los Textiles y el
Vestido (ATV), que sucedió al AMF. El ATV preveía que los textiles y el vestido se integrarían
plenamente en el régimen común del GATT a más tardar a fines de 2004, fecha en la que se
habrían eliminado todos los contingentes del AMF.
El AMF y el ATV eran excepciones a los principios básicos del GATT, es decir, la no
discriminación y la prohibición de las restricciones cuantitativas. El GATT prohibía a sus
miembros aplicar medidas de restricción del comercio a países determinados, salvo en el marco
de los procedimientos antidúmping y derechos compensatorios prescritos por las normas de la
OMC. El GATT también prohibía el empleo de restricciones cuantitativas. A pesar de esas
normas, los textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo fueron objeto de restricciones
durante muchos años, anomalía que causó una gran distorsión en el comercio internacional de
textiles y prendas de vestir.
La eliminación de la distorsión causada por el régimen del AMF era uno de los principales
objetivos de la Ronda Uruguay, y se acordó que el sector de los textiles y el vestido se
reintegraría en el GATT, como el resto de los sectores manufactureros. Por consiguiente, el
ATV integró el conjunto de acuerdos celebrados en la Ronda Uruguay, que entraron en vigencia
junto con el acuerdo de creación de la OMC. Esos acuerdos están incorporados en Los
resultados de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales1.
El ATV integraba el "todo único" incorporado en los resultados de la Ronda Uruguay de
Negociaciones Comerciales Multilaterales. Los países en desarrollo habían aceptado otros
acuerdos, como los relativos a los servicios y a los derechos de propiedad intelectual
relacionados con el comercio en la Ronda Uruguay, a cambio de que los países desarrollados
accedieran a integrar los textiles y prendas de vestir en el régimen común del GATT.
Por consiguiente, los resultados de las negociaciones de la Ronda Uruguay reflejan el delicado
equilibrio de las concesiones hechas por los países miembros de la OMC en el "todo único". Esa
es la razón de que fuera fundamental cumplir lo dispuesto en el artículo 9 del ATV, que
estipulaba: "El presente Acuerdo no será prorrogable". A medida que se acercaba la fecha de
expiración del ATV, algunas asociaciones del sector textil protegidas por el sistema de
contingentes presionaron a los gobiernos de sus países para que se prorrogara el ATV.
Sin embargo, dado el delicado equilibrio de las concesiones obtenidas en el marco del "todo
único" de las negociaciones de la Ronda Uruguay, la prórroga del ATV habría tenido graves
1
"Los resultados de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales", OMC, Ginebra, 1994.
3
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
consecuencias para el sistema comercial multilateral, en particular una pérdida de credibilidad
ya que habría exigido la renegociación y disociación de los Acuerdos de la OMC.
El ATV se concibió con el principal fin de corregir una prolongada anomalía del sistema
comercial multilateral. Su propósito era según sus propias condiciones integrar al sector de los
textiles y el vestido en las normas y disciplinas del régimen común del GATT. El ATV no
contenía una definición explícita del término "integración". Sin embargo, dado el contexto de
las negociaciones sobre los textiles y el vestido en la Ronda Uruguay, suponía la eliminación de
las prácticas que no se ajustaban al régimen común del GATT, a saber, las restricciones
contingentarias aplicadas por los principales países desarrollados de conformidad con el AMF.
El ATV estableció un marco para eliminar progresiva y sistemáticamente los contingentes del
AMF a lo largo de un período de transición de diez años, para que las empresas dispusieran de
un tiempo de adaptación. Los detalles del calendario de eliminación gradual de los contingentes
se exponen en el anexo I del presente módulo.
El ATV se había considerado uno de los principales logros de la Ronda Uruguay y un paso
positivo hacia el fortalecimiento del sistema comercial multilateral mediante la corrección de la
anomalía que presentaba. También se percibió como la apertura del sector de los textiles y el
vestido en beneficio de los países en desarrollo exportadores, por una parte, y, por la otra, de los
consumidores de los países que imponían las restricciones.
La integración de los textiles y los contingentes se hizo en cuatro etapas (véase el cuadro 1).
Durante el período de diez años, el ritmo de eliminación de los contingentes causó continuos
debates y problemas. Aunque al final los países que aplicaban los contingentes cumplieron sus
compromisos, y todas las restricciones contingentarias se eliminaron a partir del 1º de enero de
2005, el grueso de los contingentes se mantuvo durante todo el período de transición. Fueron
eliminados de una vez al término del período, lo que generó grandes y súbitas presiones de
adaptación a las empresas. En el recuadro infra se explica por qué los países que imponían las
restricciones pudieron frenar hasta último momento la liberalización de los productos afectados.
Cuadro 1
Ritmo de eliminación de los contingentes, por etapas del ATV
Total de contingentes al inicio del ATV
De los que se eliminaron progresivamente:
Etapa 1 (1995 a 1997)
Etapa 2 (1998 a 2001)
Etapa 3 (2002 a 2004)
Total de contingentes eliminados durante la
vigencia del ATV
Etapa 4 (2005)
Contingentes que debían eliminarse el 1º de
enero de 2005
Estados
Unidos
937
Unión
Europea
303
0
15
88
Canadá
Noruega
368
54
0
21
70
8
26
42
46
8
0
103
91
76
54
834
212
292
0
Fuente: Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (OITPV), cuadros resultantes de las notificaciones
presentadas al Órgano de Supervisión de los Textiles de la OMC.
4
CAPÍTULO I: EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL RÉGIMEN COMERCIAL
Demora en la eliminación de los contingentes
El ATV reemplazó al AMF y estableció un programa de integración destinado a eliminar
progresivamente las restricciones contingentarias en un período de transición de diez años.
El Acuerdo fijó niveles mínimos de "integración" de los productos textiles y prendas de vestir
en cuatro etapas sucesivas: el 16% de los productos debía integrarse para el 1º de enero
de 1995, otro 17% para el 1º de enero de 1998, un 18% adicional para el 1º de enero de 2002,
y el 49% restante para el 1º de enero de 2005, con lo que quedaría completo el programa de
integración del ATV. Hasta el 1º de enero de 2005 se había integrado el 51% de los productos
incluidos en el ATV.
Sin embargo, los productos de verdadero interés para los países en desarrollo, esto es, los
sometidos a contingentes, siguieron estando ampliamente restringidos, por lo que la
importancia comercial de la integración fue muy limitada para esos países. El hecho de que el
programa de integración comprendiera tanto los textiles y prendas de vestir libres de
restricciones como los productos objeto de éstas, y de que la selección de los productos que
habrían de integrarse fuera dejada al arbitrio de los países que imponían los contingentes hizo
que fuera posible excluir de la liberalización los productos objeto de restricciones. Según las
estimaciones, en el caso de la Unión Europea, los productos libres de restricciones
correspondían aproximadamente al 42% del volumen total de sus importaciones. En el caso
de los Estados Unidos, la cifra era del 40%, y la del Canadá, todavía superior.
Por lo tanto, si bien se podría considerar que se cumplió la obligación de integrar los
porcentajes mínimos exigidos en el ATV, no se puede decir lo mismo del objetivo y
propósito de éste. Esto provocó amplias inquietudes acerca del proceso de aplicación del
ATV y se sostuvo que los países que imponían restricciones estaban aplicando en los hechos
una política de "demora" en la eliminación gradual de los contingentes, es decir que estaban
postergando la eliminación de la mayor parte de los contingentes hasta el final del período de
diez años. Como se observa en el cuadro 1, salvo en el caso de Noruega, el ritmo de la
liberalización introducida por los países que imponían restricciones fue muy lento.
A medida que se acercaba la expiración del ATV, varios países y asociaciones comerciales
expresaron su aprehensión por el impacto de la eliminación de los contingentes en el sector de
los textiles y el vestido en el mundo entero. Algunos grupos industriales presionaron para que se
prorrogara el ATV y, cuando fracasaron, lanzaron una campaña para que las autoridades de sus
países volvieran a imponer contingentes a las importaciones procedentes de China. Sostenían
que el aumento previsto de las importaciones desde ese país suponía una grave amenaza para los
productores. Sin embargo, es importante señalar que la situación resultante de la eliminación de
los contingentes obedeció en gran medida a la decisión de los principales países que imponían
restricciones de retrasar sus programas de eliminación progresiva de los contingentes2. Como
estaba planificado, el 1º de enero de 2005 expiró el ATV y se eliminaron las correspondientes
restricciones contingentarias todavía vigentes.
2
Este hecho se planteó en varios estudios sobre las consecuencias de la expiración del ATV, como en el FMI y el
Banco Mundial "Market access for developing country exports: selected issues", 26 de septiembre de 2002; Oficina
Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, "Textile trade liberalization beyond quota restrictions", CR/39/IND/5,
10 de marzo de 2004; Spinanger, Dean, "Faking liberalization and finagling protectionism: the ATC at its best",
documento de antecedentes para Las negociaciones de la OMC en 2000: Intereses y perspectivas del Mediterráneo,
El Cairo; Audet, Denis, "Structural adjustment in textiles and clothing in the post-ATC trading environment",
TD/TC/WP(2004)23/FINAL, documento de trabajo Nº 4 de la OCDE sobre política comercial, 13 de agosto de 2004, etc.
5
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Los contingentes no podían ser garantía de éxito solos
En general se sostiene que el hecho de que muchos países en desarrollo hayan logrado
desarrollar industrias de exportación en el ámbito de los textiles y prendas de vestir se debió a
la existencia de restricciones contingentarias. Se argumenta que, sin los contingentes que
restringían las exportaciones desde los países que tenían industrias textiles y del vestido
competitivas, muchas economías pequeñas no habrían podido desarrollar industrias de
exportación en ese sector. Se suele citar al respecto el notable ejemplo de éxito de
Bangladesh.
Aunque este argumento tiene cierta justificación, se suele exagerar la contribución de los
contingentes al éxito de muchos países en desarrollo3. El hecho es que los empresarios de
muchos países aprovecharon, más que los contingentes, las oportunidades de exportación,
sobre todo en el caso de las prendas de vestir, sobre la base del potencial que representaba el
disponer de mano de obra relativamente barata. En muchos casos, los gobiernos nacionales
apoyaron activamente los esfuerzos de esos empresarios aprobando normas para favorecer a
las empresas.
Los esfuerzos de los exportadores de Bangladesh fueron recompensados con una política
oficial destinada a simplificar las importaciones de materia prima por parte de los
exportadores. Sin embargo, el mayor impulso se debió al acceso sin impuestos de las prendas
de vestir de Bangladesh a la UE, que proporcionó al país una ventaja impositiva de más
del 14% respecto a sus competidores. Bangladesh ha desarrollado la producción nacional de
tejidos de punto y, por ende, puede cumplir las normas del SGP de la UE mejor que otros
países que no tienen capacidad para producir tejidos. El tema de las normas de origen se
analiza en el capítulo V. El hecho de que más del 55% de las exportaciones de prendas de
vestir de Bangladesh se destine a la UE es una de las razones importantes, ajenas a los
contingentes, del éxito de las exportaciones en ese sector.
Más recientemente, el éxito de Jordania se debe casi exclusivamente al acceso en régimen de
franquicia arancelaria, junto con las normas de origen liberales que se aplican al país tras la
conclusión de un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos4. Antes de este acuerdo,
Jordania lograba exportar a los Estados Unidos textiles y prendas de vestir por un valor de
apenas 20 millones de dólares, a pesar de que la mayoría de sus competidores, incluso los
más eficientes, eran objeto de restricciones contingentarias y sus propias posibilidades nunca
se vieron limitadas por contingentes impuestos por los países importadores. Tras la aplicación
del acuerdo de libre comercio entre Jordania y los Estados Unidos, las exportaciones jordanas
a ese país treparon a más de 1.000 millones de dólares en 2004.
Por consiguiente, los contingentes solos no podían ser una garantía de éxito. De hecho, en la
mayoría de los casos el éxito en la exportación de prendas de vestir desde los países en
desarrollo se ha debido sobre todo a la disponibilidad de acceso arancelario preferencial y a la
proximidad de los principales mercados, y se ha visto potenciado por la evolución de los
transportes y las tecnologías de la información.
3
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, "Textile Trade Liberalization beyond Quota Restrictions",
CR/39/IND/5, 10 de marzo de 2004.
4
Ibíd. También, Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos, "Textiles and apparel: assessment of the
competitiveness of certain foreign suppliers to the U.S. market", apéndice L, enero de 2004.
6
CAPÍTULO I: EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL RÉGIMEN COMERCIAL
I.2.
Medidas de transición posteriores al ATV adoptadas por la
Unión Europea y los Estados Unidos
Poco antes de expirar el ATV y, por ende, las restricciones contingentarias, la Unión Europea y
los Estados Unidos adoptaron detalladas medidas de procedimiento para la transición al régimen
libre de contingentes.
I.2.1. Normas transitorias de la Unión Europea
La UE modificó su reglamento 3030 relativo a las importaciones de productos textiles y prendas
de vestir en la Unión. Las siguientes medidas resultaban de la eliminación de los contingentes:
a) la abolición del requisito de que los cargamentos sujetos a contingentes vayan acompañados
de licencias de exportación emitidas por las autoridades del país exportador; b) la abolición del
requisito respectivo de que los importadores de la UE presenten una autorización de
importación de los Estados miembros pertinentes de la UE para levantar los cargamentos, y c) el
procedimiento para tramitar los cargamentos de 2004 procedentes de países objeto de
contingentes que hubieran superado los límites impuestos para ese año. Este último
procedimiento perdió vigencia el 1º de abril de 2005.
Además, el reglamento establecía un sistema de vigilancia interna para controlar de cerca las
importaciones de textiles y prendas de vestir posteriores al 1º de enero de 2005. En el caso de
las importaciones procedentes de China, la UE establecía un procedimiento de vigilancia
a priori, según el cual los levantes de los productos importados de China y su despacho a libre
práctica estaban sujetos a la presentación, por parte del importador, de un "documento de
vigilancia" que debían emitir las autoridades del Estado miembro pertinente de la UE dentro de
los cinco días siguientes a la presentación de la solicitud por el importador. En efecto, el
documento de vigilancia hacía las veces de licencia de importación automática y de instrumento
para controlar las importaciones provenientes de China. En el caso de los demás países, se
establecía un sistema de vigilancia a posteriori que comprendía 42 categorías de los principales
productos textiles y prendas de vestir, para permitir un rápido control de las importaciones y de
otros datos pertinentes.
En abril de 2005, la Comisión Europea publicó directrices para la aplicación de la cláusula de
salvaguardias específicas sobre textiles del Protocolo de Adhesión de la República Popular
China a la OMC. Esas directrices establecían niveles de alerta para las importaciones de ciertas
categorías de productos textiles procedentes de China que, de superarse, llevarían a la Comisión
a considerar la posibilidad de iniciar investigaciones sobre la desorganización del mercado que
podrían conducir al empleo de las salvaguardias temporales autorizadas por el Protocolo de
Adhesión. Los aspectos pertinentes de estos procedimientos se examinan en el capítulo VII.
En julio de 2005, la Comisión Europea aprobó las directrices para el régimen SGP de la UE
para el período 2006-2015, cuyo primer período de aplicación (1º de enero de 2006 a 31 de
diciembre de 2008) ya se inició5. El nuevo esquema del SGP de la UE atiende las inquietudes de
los países menos adelantados (PMA) y otros países vulnerables con respecto a sus exportaciones
de textiles y prendas de vestir en la fase posterior al ATV, y establece un nuevo mecanismo de
graduación. Las principales características del nuevo esquema en el ámbito de los textiles y el
vestido se examinan en el anexo II.
5
Documento de la OMC, "Sistema Generalizado de Preferencias - Comunicación de las Comunidades Europeas",
WT/COMTD/57, 28 de marzo de 2006.
7
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
I.2.2. Normas transitorias de los Estados Unidos
Los Estados Unidos también eliminaron las medidas de control de los contingentes previstas en
los regímenes AMF/ATV, como los visados de exportación, la transmisión por el sistema
electrónico de información sobre visados (ELVIS), y los certificados y certificados de exención
para los artículos de artesanía relativos al nivel de acceso garantizado (GAL). En lo que respecta
a las medidas de salvaguardia aplicables a los productos textiles y prendas de vestir chinos, el
país ya había establecido sus procedimientos internos en 2003. De hecho, había invocado y
adoptado salvaguardias de conformidad con esos procedimientos respecto de tres categorías de
productos integradas al comienzo de la tercera etapa de integración en el marco del ATV en
enero de 2002, esto es: las categorías combinadas 350/650, batas de algodón y fibras artificiales;
349/649, sostenes de algodón y fibras artificiales; y la categoría 222, tejidos de punto. Las
medidas de salvaguardia de los Estados Unidos aplicables a los productos textiles y prendas de
vestir chinos se analizan en el capítulo VII.
I.3.
Debate posterior al ATV en la OMC
Con la expiración del ATV surgieron nuevos temas de debate sobre el comercio internacional de
los textiles y el vestido. Desde febrero de 2007, el Consejo del Comercio de Mercancías (CCM)
examina la cuestión en relación con el tema del programa "Cuestiones relativas al comercio de
textiles y prendas de vestir - Comunicación de Turquía". Al respecto, se está considerando la
propuesta de Turquía de crear un programa de trabajo especial para los textiles y el vestido6.
Los objetivos del programa de trabajo propuesto son "fomentar una mayor comprensión de las
necesidades singulares del sector de los textiles y el vestido; ofrecer orientación para la
adopción de políticas y medidas nacionales y multilaterales para abordar las cuestiones conexas,
y, en este contexto, facilitar asesoramiento técnico, asistencia práctica y apoyo a los países en
desarrollo; y elaborar y aplicar estrategias integradas, del nivel mundial al nivel local, para
ajustarse a las nuevas realidades mundiales". Con tal fin, Turquía ha propuesto actividades
específicas, como examinar la producción mundial y las características comerciales y del
mercado tras la expiración del ATV; encontrar maneras de que los países en desarrollo puedan
mejorar su competitividad en el sector; analizar las cuestiones vinculadas a la adaptación y
recomendar medidas para ayudar a los países en desarrollo que enfrentan dificultades, y
examinar maneras de trabajar en forma conjunta con las organizaciones internacionales
pertinentes.
Los actuales debates sobre el establecimiento del programa de trabajo surgieron de la iniciativa
de Mauricio, Bangladesh y Nepal, en el verano de 2004, de convocar a una reunión de
emergencia de la OMC para considerar las consecuencias indeseadas, para las economías
vulnerables, de la inminente eliminación el 1º de enero de 2005 de los contingentes que se
aplicaban a los textiles y el vestido. Posteriormente, se acordó que el CCM analizaría las
cuestiones relacionadas con la adaptación en el período posterior al ATV, y se presentaron
varias comunicaciones para apoyar la propuesta de Turquía de crear un programa de trabajo.
La propuesta ha recibido el apoyo de los países de pequeños exportadores de textiles y prendas
de vestir7.
6
"Cuestiones relativas al sector de los textiles y el vestido - Comunicación de Turquía", documento de la OMC,
G/C/W/549, 28 de abril de 2006.
7
"Comunicación inicial de Bangladesh, Fiji, Madagascar, Mauricio, República Dominicana, Sri Lanka y Uganda
sobre las cuestiones relacionadas con el ajuste en el período posterior al ATV", documento de la OMC, G/C/W/496,
30 de septiembre de 2004; "Contribución de Turquía al debate sobre las cuestiones relacionadas con el período
posterior al ATV", documento de la OMC, G/C/W/497, 25 de octubre de 2004; "Comunicación de Túnez",
documento de la OMC, Job(05)/31, 11 de marzo de 2005; "Cuestiones relativas al comercio de textiles y prendas de
vestir - La opinión de Turquía sobre las cuestiones planteadas", documento de la OMC, G/C/W/522, 30 de junio de 2005.
8
CAPÍTULO I: EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL RÉGIMEN COMERCIAL
Los debates sobre el establecimiento de un programa de trabajo sobre los textiles y el vestido
siguen su curso en la OMC, pero el tema es muy controvertido y no se ha llegado a ningún
acuerdo. Los países que se oponen son países en desarrollo importantes exportadores de textiles
y prendas de vestir. Sostienen que las manufacturas reciben un tratamiento colectivo en la
OMC, y que los textiles y el vestido no deberían ser una excepción a esa práctica. Esos países
consideran que organismos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y
otras organizaciones de desarrollo son las entidades que deben ocuparse de las cuestiones
relacionadas con la adaptación en el período posterior al ATV.
9
CAPÍTULO II: PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL
CAPÍTULO II
PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA
SITUACIÓN ACTUAL
II.1. Tendencias del comercio mundial de textiles y prendas de vestir
En los últimos 25 años, el comercio internacional de textiles y prendas de vestir creció mucho y
los países en desarrollo contribuyeron considerablemente a ese crecimiento. El sector de los
textiles y el vestido constituyó el segundo sector más dinámico del comercio mundial, con una
tasa de crecimiento anual de las exportaciones del 13%, superado sólo por el de los productos
electrónicos y eléctricos, cuyas exportaciones aumentaron un 16% anual8. El valor de las
exportaciones mundiales de textiles y prendas de vestir fue de 530.000 millones de dólares
en 2004, de los cuales 352.000 millones correspondieron a las exportaciones de los países en
desarrollo (cuadro 2). Los productos objeto de ese comercio fueron en gran parte hilados y
tejidos en las fases iniciales de desarrollo del comercio en este sector, pero se ha producido un
notable cambio en la composición del comercio. En la actualidad, la exportación de prendas de
vestir supera con creces la de los textiles en la mayoría de los países en desarrollo.
En muchas economías, el sector de los textiles y el vestido es un importante instrumento de
transformación económica y social. Desempeña un papel vital en los países en desarrollo, al
brindar la posibilidad de absorber gran cantidad de mano de obra, generar divisas y diversificar
las actividades económicas y las exportaciones. Asimismo, el sector ofrece importantes
oportunidades de empleo a las mujeres, de desarrollo de la pequeña y mediana empresa, de
integración de las regiones alejadas en la economía mundial y de promoción del desarrollo rural
y del alivio de la pobreza.
Cuadro 2
Exportaciones de textiles y prendas de vestir
(En miles de millones de dólares)
Año
1980
1990
2000
2002
2003
2004
Textiles
Países en
Mundiales
desarrollo
60
17
82
24
167
87
163
85
182
96
199
105
Prendas de vestir
Países en
Mundiales
desarrollo
37
17
104
59
252
188
261
194
297
220
331
247
Textiles y prendas de vestir
Países en
Mundiales
desarrollo
97
34
186
83
419
275
424
279
479
316
530
352
Nota: Para 1980, véase CUCI Rev.2, Textiles (caps. 26 y 65) y Prendas y accesorios de vestir (cap. 84); para 19902004, véase: CUCI, Rev.3, Textiles (cap. 65) y Prendas y accesorios de vestir (cap. 84).
Fuente: Base de datos estadísticos sobre el comercio de mercaderías (COMTRADE), de las Naciones Unidas.
8
UNCTAD, "Aumento de la participación de los países en desarrollo en los sectores nuevos y dinámicos del
comercio mundial: tendencias, cuestiones y políticas", TD/B/COM.1/EM.26/2, 15 de diciembre de 2004.
11
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
El comercio de textiles y prendas de vestir como motor del crecimiento económico
Históricamente, el comercio de textiles y prendas de vestir fue el origen del proceso de
industrialización de varias economías y a menudo el motor de su crecimiento económico.
Tras la segunda guerra mundial, una serie de países y economías, empezando por el Japón,
vivieron la misma experiencia. En 1956, el sector generaba el 38% del total de los ingresos
de exportación del Japón, y en la República de Corea la proporción era del 36% en 1970.
El sector representa actualmente sólo el 1,6% de las exportaciones del Japón y el 9% de las
de la República de Corea. Hong Kong (China) y Taipei (Provincia china de Taiwán) tuvieron
una evolución similar, aunque el sector sigue representando más de la mitad de las
exportaciones internas de Hong Kong (China). En su momento de máximo auge, a principios
del decenio de 1980, Hong Kong (China), la República de Corea y Taipei (Provincia china de
Taiwán) suministraban en conjunto la tercera parte de las prendas de vestir de todo el mundo.
Importancia especial del sector del vestido
El sector del vestido ha desempeñado un papel importante en la transformación de las
exportaciones de muchos países en desarrollo. Un ejemplo reciente es Bangladesh. El sector
del vestido de ese país ha contribuido enormemente a la transformación de sus exportaciones
y actualmente representa más del 80% del total de las exportaciones del país, frente al 4%
en 1983. En el caso de otros países y economías en desarrollo representa la única fuente
importante de ingresos de exportación.
En los cuadros 3 y 4 se enumeran los 30 principales exportadores de textiles y prendas de vestir
en 2005. China encabeza la clasificación tanto en textiles como en prendas de vestir, seguida de
Italia, los Estados Unidos y Alemania en el caso de los textiles, y de Turquía, Italia y la India en
el de las prendas de vestir. Contrariamente a la creencia general de que los países en desarrollo
son los que dominan el comercio de textiles y prendas de vestir, los países desarrollados son
también importantes exportadores. De los 30 principales exportadores en 2005, 16 eran países
desarrollados en el caso de los textiles y 11 en el de las prendas de vestir.
Cuadro 3
Los 30 mayores exportadores de textiles en 2005
(En millones de dólares)
China
Italia
Estados Unidos
Alemania
India
Turquía
República de Corea
Provincia china de Taiwán
Japón
Pakistán
Francia
Bélgica
Reino Unido
Países Bajos
39.523
13.422
11.789
10.909
9.316
9.257
8.765
8.565
7.060
7.007
5.403
5.265
3.968
3.917
12
CAPÍTULO II: PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL
Indonesia
España
Suiza
Canadá
Tailandia
Hong Kong (China)
México
Portugal
Austria
República Checa
Brasil
Malasia
Polonia
Israel
Rumania
Egipto
3.213
2.869
2.661
2.475
2.416
2.301
2.160
1.749
1.573
1.542
1.362
1.151
1.093
1.090
1.067
967
Nota: Textiles, capítulo 65 de la CUCI Rev.3.
Fuente: Base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas.
Cuadro 4
Los 30 mayores exportadores de prendas de vestir en 2005
(En millones de dólares)
China
Turquía
Italia
India
Bangladesh
Hong Kong (China)
Rumania
Alemania
Indonesia
México
Túnez
Marruecos
Francia
Viet Nam
Tailandia
Sri Lanka
Pakistán
Malasia
Estados Unidos
Camboya
Bulgaria
Portugal
Reino Unido
República de Corea
118.518
22.889
14.203
13.942
12.319
10.767
9.687
7.707
7.186
6.809
6.539
6.156
5.952
5.686
5.658
4.145
4.141
3.739
3.660
3.190
3.098
3.088
3.056
3.020
13
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Bélgica
Países Bajos
Honduras
Filipinas
España
Macao (China)
3.009
2.951
2.852
2.811
2.467
2.398
Nota: Prendas y accesorios de vestir, capítulo 84 de la CUCI Rev.3.
Fuente: Base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas.
Por la influencia combinada de las restricciones contingentarias, los aranceles relativamente
elevados con los que los Estados Unidos y la UE gravan las importaciones de prendas de vestir,
el acceso preferencial concedido a ciertos países, y los avances en el transporte y la tecnología
de la información, el número de países exportadores ha aumentado de un puñado hace dos
décadas a más dos docenas en la actualidad. Los últimos en sumarse a este grupo han sido
Viet Nam, varios países del África subsahariana y Jordania. Pese a que muchos de estos países,
que están repartidos en todo el mundo, fueron los últimos en sumarse a este grupo, el sector se
ha convertido rápidamente en el pilar de sus exportaciones. Como se explica más adelante,
prácticamente todos ellos se han especializado en la exportación de prendas de vestir
ensambladas a partir de insumos importados al amparo de regímenes de contingentes y de
franquicia arancelaria establecidos por grandes economías desarrolladas como la UE, los
Estados Unidos y, más recientemente, el Canadá. Estas tres representaron en su conjunto
un 70% de las importaciones mundiales de prendas de vestir en 2005.
II.2. Perfil comercial de algunos países
En los cuadros 5 y 6 se presenta el perfil exportador de determinados países en desarrollo, por lo
que respecta a los textiles y prendas de vestir. Salvo raras excepciones, la mayoría son también
beneficiarios de preferencias arancelarias en los Estados Unidos o la UE, por lo que sus
exportaciones se destinan principalmente a los mercados en que pueden acogerse a un
régimen de preferencias. La cuestión de las preferencias se examina más detenidamente en el
capítulo III.
Cabe señalar que, entre los países incluidos en el cuadro 5, las exportaciones del sector se
concentran casi exclusivamente en las prendas de vestir en los países siguientes: Bangladesh,
Sri Lanka, Madagascar, Mauricio, Marruecos, Túnez, Lesotho, Bulgaria, Jordania y Rumania.
Debido a los problemas que tienen para informar sobre las exportaciones realizadas desde sus
zonas industriales francas, los porcentajes de las exportaciones de prendas de vestir recogidos en
el cuadro 5 correspondientes a El Salvador, Guatemala, Honduras, México y la República
Dominicana no reflejan fielmente su situación. No obstante, se puede suponer que sus
exportaciones en este sector también se concentran sobre todo en las prendas de vestir
-más del 90% en cada caso-, a excepción de México. La mayoría de esos países tienen poca
capacidad endógena de producción textil o no tienen ninguna.
Si bien el Pakistán destaca por lo contrario, ya que el vestido representa sólo el 29% de las
exportaciones del sector, en el caso de la mayoría de las economías asiáticas que figuran en el
cuadro 5 hay una variedad relativamente mayor en la composición de sus exportaciones entre
textiles y prendas de vestir. En el caso de algunos países no incluidos en el cuadro, las
exportaciones de textiles superan con creces las de prendas de vestir, por ejemplo en la
República de Corea y en Taipei (Provincia china de Taiwán), mientras que en el caso de
Camboya, Filipinas y Viet Nam las exportaciones se basan en gran medida en las prendas de
vestir.
14
CAPÍTULO II: PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL
Cuadro 5
Exportaciones mundiales de textiles y prendas de vestir de determinados países
Año
País exportador
Asia
2003 Bangladesh
2003 China
2003 India
2003 Indonesia
2003 Pakistán
2003 Sri Lanka
2003 Tailandia
África
2003 Madagascar
2003 Mauricio
2003 Marruecos
2003 Túnez
2002 Lesotho
Oriente Medio y Europa
2003 Bulgaria
2003 Jordania
2003 Rumania
2003 Turquía
América Latina
2003 El Salvador
2003 Guatemala
2003 Honduras
2003 México
2001 República Dominicana
Prendas de vestir
(Sistema Armonizado)
Millones de
Porcentaje
dólares
Textiles
(Sistema Armonizado)
Millones de
Porcentaje
dólares
3.596
45.757
6.166
3.982
2.446
2.400
3.053
89
63
47
57
29
93
55
424
27.186
6.940
3.039
6.090
193
2.475
11
37
53
43
71
7
45
236
979
2.813
2.696
234
95
93
96
90
93
12
77
133
286
18
5
7
4
10
7
1.493
675
4.015
9.546
85
97
90
64
268
19
440
5.270
15
3
10
36
83
102
25
7.218
7
53
65
66
76
85
73
54
13
2.299
1
47
35
34
24
15
Fuente: Base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas.
En el cuadro 6 se recogen las tendencias en el destino de las exportaciones de los países
incluidos en el cuadro 5. En primer lugar, está claro que las mayores proporciones fueron
absorbidas por los Estados Unidos y la UE, y en segundo lugar, que cuando los Estados Unidos
concedían preferencias arancelarias a determinados países, las exportaciones de éstos se
destinaban predominantemente al mercado estadounidense. Análogamente, cuando era la UE la
que concedía preferencias, las exportaciones de esos países se destinaban predominantemente al
mercado de la UE. Por ejemplo, países como Bangladesh, Mauricio, Marruecos, Túnez,
Bulgaria, Rumania y Turquía pueden exportar a la UE en régimen de franquicia arancelaria, por
lo que importantes proporciones de sus exportaciones se destinaron a la UE. Del mismo modo,
países como Jordania, México, El Salvador, Guatemala, Honduras y la República Dominicana
están exentas del pago de aranceles en los Estados Unidos, por lo que gran parte de sus
exportaciones fueron a ese país.
No hay duda de que la proximidad a los mercados es un factor importante, pero la realidad pone
de manifiesto la primacía de la ventaja competitiva derivada de las medidas de política
comercial, como las preferencias arancelarias o las normas de origen. Las cuestiones
relacionadas con las preferencias arancelarias y las normas de origen se examinan más
detenidamente en los capítulos III y V, respectivamente.
15
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Cuadro 6
Exportaciones mundiales a los Estados Unidos y a la Unión Europea
de textiles y prendas de vestir de determinados países
Mundiales
Año
Estados Unidos
País exportador
(Millones de dólares) Porcentaje
Asia
2003
Bangladesh
2003
China
2003
India
2003
Indonesia
2003
Pakistán
2003
Sri Lanka
2003
Tailandia
África
2003
Madagascar
2003
Mauricio
2003
Marruecos
2003
Túnez
2002
Lesotho
Oriente Medio y Europa
2003
Bulgaria
2003
Jordania
2003
Rumania
2003
Turquía
América Latina
2003
El Salvador
2003
Guatemala
2003
Honduras
2003
México
2001
República Dominicana
Unión Europea 15
Millones
de dólares
Estados Unidos
y Unión Europea
(Porcentaje)
4.020
72.943
13.106
7.021
8.535
2.593
5.528
1.391
7.201
2.888
2.048
2.676
1.525
1.892
35
10
22
29
31
59
34
2.195
7.656
4.161
1.591
2.624
825
1.026
55
10
32
23
31
32
19
90
20
54
52
62
91
53
247
1.056
2.946
2.981
252
121
299
54
24
159
49
28
2
1
63
102
658
2.814
2.877
9
41
62
96
96
3
90
90
98
97
66
1.761
695
4.455
14.816
112
608
81
1.745
6
88
2
12
1.447
5
4.101
9.520
82
1
92
64
88
89
94
76
156
155
37
9.517
9
64
72
24
8.926
7
41
46
64
94
85
2
0
1
96
0
2
0
1
1
2
43
46
65
95
87
Fuente: Base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas.
II.3. Limitaciones de las estadísticas
Si bien las estadísticas permiten observar las tendencias del comercio de textiles y prendas de
vestir, es importante reconocer que es difícil obtener datos fiables. Este problema obedece en
parte a las diferencias entre los distintos sistemas de clasificación y en parte también a las
distintas prácticas de presentación de la información por los países exportadores. Como se
explica a continuación, las definiciones de los textiles y prendas de vestir son distintas en cada
sistema de clasificación:
•
Clasificación Uniforme para el Comercio Internacional (CUCI). Fue preparada
por la Oficina de Estadística de las Naciones Unidas y los textiles y prendas de vestir
aparecen clasificados en los capítulos 65 y 84 de la CUCI, respectivamente. Además
de los textiles y prendas de vestir convencionales, los capítulos 65 y 84 incluyen los
accesorios y prendas de vestir confeccionados con cuero natural, pieles y materiales
plásticos artificiales o caucho, así como los hilados y los tejidos de fibra de vidrio,
aun cuando no se suela considerar a esos productos como textiles o prendas de vestir.
Por lo tanto, los datos elaborados con arreglo a la CUCI pueden exagerar el volumen
de las exportaciones de esos productos.
16
CAPÍTULO II: PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL
•
Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (Sistema
Armonizado). El sistema fue elaborado por la Organización Mundial de Aduanas y
los textiles y prendas de vestir aparecen clasificados en la "Sección XI-Materias
textiles y sus manufacturas". Esta sección se subdivide en los capítulos 50 a 60
(textiles) y 61 a 63 (prendas de vestir). No figuran en ella los artículos no
convencionales que se incluyen en la CUCI, como los textiles y prendas de vestir,
pero incluye determinados productos agrícolas, como el algodón, la seda, la lana y el
pelo animal, y otras fibras vegetales como el yute, el lino o el ramio. Así pues, si se
utiliza la Sección XI del Sistema Armonizado, las exportaciones de textiles y prendas
de vestir "se exageran" en la medida en que se incluyen esas materias primas
agrícolas.
•
Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU). La base de datos CIIU de
la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial clasifica como
textiles los siguientes artículos: camisetas con mangas, camisetas sin mangas y otras
prendas de este tipo, jerseys, suéteres, cárdigan, chalecos y otros artículos similares,
medias, pantimedias, leotardos y calcetines y otros artículos de calcetería, mientras
que en realidad se trata de prendas de vestir y se clasifican como tales en el Sistema
Armonizado, en las partidas 61.09, 61.10 y 61.15. La base de datos del Proyecto de
análisis del comercio mundial, que utilizan los economistas como base para sus
ejercicios de simulación a fin de medir los efectos de la eliminación de los
contingentes, utiliza la CIIU.
•
Clasificación del ATV. Los productos englobados en la extinta clasificación de este
acuerdo se basaban en gran medida en la sección XI del Sistema Armonizado. Sin
embargo, la clasificación del ATV excluía las materias primas agrícolas y añadía
muchos otros artículos que no figuraban en esa sección. Las más importantes de esas
inclusiones eran las maletas, los bolsos y los recubrimientos de materias textiles para
el calzado, las telas revestidas, recubiertas o estratificadas con plástico, los sombreros
y artículos similares, los hilados y los tejidos de fibra de vidrio; los cinturones de
seguridad, y las almohadas y los cojines. Como en el caso de los accesorios de vestir
de cuero natural de la CUCI y de las materias primas agrícolas de la sección XI del
Sistema Armonizado, tampoco se suele considerar que estos productos pertenezcan al
universo de los textiles y el vestido. Si se incluyeron entre los productos de la
clasificación del ATV fue por la insistencia de los principales países desarrollados y
lo que se consiguió fue "inflar" considerablemente el volumen del comercio que
había que considerar para la integración en el régimen común del GATT/OMC. Esta
medida permitió a los países que imponían restricciones retrasar la eliminación
gradual del grueso de los contingentes del AMF hasta las últimas fases del proceso de
integración previsto en el ATV.
Como si las diferencias entre los sistemas de clasificación no fuesen ya un problema
suficientemente complicado, la situación se ve agravada por otros dos factores: en primer lugar,
el retardo con que diversos países comunican sus estadísticas comerciales9, y en segundo lugar,
las diferencias entre los países exportadores con respecto al tratamiento que dan a las
exportaciones realizadas desde las zonas industriales francas y a la presentación de información
al respecto. Lejos de ser triviales, esas diferencias plantean importantes interrogantes acerca de
la comparabilidad de los diversos conjuntos de datos y los resultados obtenidos por los
investigadores que utilizan diferentes clasificaciones o, peor aún, varias clasificaciones al
mismo tiempo para llegar a determinado resultado.
9
Para remediar el retardo de algunos países en la presentación de esta información, la OMC suele incluir sus propias
estimaciones.
17
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Para valorar en toda su medida la importancia de las diferencias en las estadísticas, merece la
pena examinar las cifras del cuadro 7. Las que están en la columna correspondiente a la CUCI
son las del conjunto de datos de la OMC, mientras que las cifras de la columna del Sistema
Armonizado se tomaron de la base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas. Las cifras
relativas a las exportaciones de materias primas exclusivamente agrícolas, a saber, seda cruda,
algodón bruto, lana cruda y pelo animal, así como otras fibras vegetales, están excluidas de los
datos correspondientes a la CUCI.
Las diferencias en las cifras en ambos conjuntos de datos saltan a la vista. En particular:
•
En primer lugar, resulta evidente que en el caso de algunos países en desarrollo
exportadores las cifras agregadas son muy diferentes según el conjunto de datos que
se emplee. Así, en el caso de Bangladesh, los datos correspondientes a la CUCI son
superiores en 800 millones de dólares. En el caso de China, la cifra es superior en
más de 6.000 millones de dólares. También son notables las grandes variaciones en
las cifras en los casos de El Salvador, Honduras y la República Dominicana. Esas
diferencias pueden obedecer a que en los datos correspondientes a la CUCI se
incluyen los accesorios de cuero natural y a las diferencias que existen entre los
países al informar sobre sus exportaciones desde las zonas industriales francas.
•
En segundo lugar, en el caso de los datos de la OMC sobre las exportaciones de
Guatemala y Honduras en la columna correspondiente a la CUCI, las diferencias
son relativamente pequeñas. Sin embargo, si se tienen en cuenta las cifras recogidas
en la publicación Estadísticas del comercio internacional, 2004 de la OMC
correspondientes a las importaciones de los Estados Unidos procedentes de
aquellos dos países, resulta evidente que las cifras de sus exportaciones en el cuadro 7
no incluyen las exportaciones llevadas a cabo desde sus zonas industriales
francas. En esta publicación se indica que en 2003 los Estados Unidos importaron
textiles y prendas de vestir procedentes de Guatemala y Honduras por un valor
de 1.850 millones y 2.620 millones de dólares, respectivamente.
Cuadro 7
Exportaciones de textiles y prendas de vestir con arreglo a las
clasificaciones de la CUCI y el Sistema Armonizado
Exportaciones mundiales de textiles y prendas de vestir
de determinados países en 2003
Año
Asia
2003
2003
2003
2003
2003
2003
2003
África
2003
2003
2003
2003
2002
CUCI
Sistema Armonizado
(Millones de dólares)
País exportador
Bangladesh
China
India
Indonesia
Pakistán
Sri Lanka
Tailandia
4.831
78.962
13.470
7.028
8.521
2.889
5.776
4.020
72.943
13.106
7.021
8.535
2.593
5.528
Madagascar
Mauricio
Marruecos
Túnez
Lesotho
246
1.043
2.977
2.990
252
247
1.056
2.946
2.981
252
18
CAPÍTULO II: PANORAMA ESTADÍSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL
Año
CUCI
Sistema Armonizado
(Millones de dólares)
País exportador
Oriente Medio y Europa
2003
Bulgaria
2003
Jordania
2003
Rumania
2003
Turquía
América Latina
2003
El Salvador
2003
Guatemala
2003
Honduras
2003
México
2001
República Dominicana
1.744
718
4.513
15.181
1.761
695
4.455
14.816
2.036
157
522
9.444
2.712
156
155
37
9.517
9
Fuente: Conjunto de datos de la OMC en el caso de las cifras correspondientes a la CUCI; base
de datos COMTRADE en el caso de las cifras correspondientes al Sistema Armonizado.
La conclusión es que los usuarios deben ser conscientes de estas cuestiones y verificar la fuente,
así como los productos englobados en los datos utilizados en las distintas presentaciones. A los
efectos del presente módulo, las fuentes de información están claramente indicadas. En general,
salvo indicación en contrario, las cifras utilizadas se basan en la sección XI del Sistema
Armonizado y figuran en la base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas, con exclusión
de las materias primas agrícolas señaladas anteriormente.
19
CAPÍTULO III: ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS
CAPÍTULO III
ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS
Desde hace mucho, las medidas normativas adoptadas por los países desarrollados, en particular
los Estados Unidos y la Unión Europea, influyen considerablemente en las corrientes
comerciales del sector de los textiles y el vestido. Durante muchos años, esas medidas
consistieron en una combinación de restricciones contingentarias y aranceles elevados. Tras el
vencimiento del ATV y la eliminación de las restricciones contingentarias al final de 2004, la
atención se desplazó naturalmente hacia los aranceles. Los aranceles que gravan los textiles y el
vestido en las grandes economías desarrolladas son mucho más elevados que los aranceles
medios aplicados a los productos no agrícolas. Existe la opinión generalizada de que una
reducción significativa de los aranceles sobre los textiles y el vestido, fruto de las negociaciones
que se están celebrando en la OMC en el marco de la Ronda de Doha para el Desarrollo,
aumentará significativamente el acceso a los mercados para esos productos de los países en
desarrollo.
Sin embargo, al mismo tiempo, precisamente porque los textiles y el vestido están sujetos a
aranceles relativamente altos en los dos mercados principales, la cuestión de los aranceles está
estrechamente vinculada con las preferencias arancelarias de las que gozan varios países,
grandes y pequeños, ya sea en virtud de acuerdos de libre comercio entre ellos y esos dos socios
comerciales o con arreglo a esquemas autónomos de preferencias, como el SGP.
El objetivo de este capítulo es hacer un análisis profundo de la relación entre los aranceles y las
preferencias arancelarias. En la primera sección se traza un panorama general de la situación
arancelaria en todo el mundo en la fase posterior a la Ronda Uruguay. En la segunda sección se
analiza la estrecha relación entre los aranceles de los principales países importadores y las
preferencias arancelarias. En la última sección se sitúa la realidad de esa relación en el contexto
de las negociaciones en curso de la Ronda de Doha sobre el acceso a los mercados. El presente
capítulo se basa en los documentos "Trade in textiles and clothing: post-ATC context" y
"Weaving a new world: realizing development gains in a post-ATC trading system"10.
III.1. La situación arancelaria posterior a la Ronda Uruguay
En las negociaciones de la Ronda Uruguay, los recortes aplicados por los países desarrollados a
los aranceles en el sector de los textiles y el vestido fueron muy inferiores a los que se aplicaron
en otros sectores industriales. Esto se debió principalmente a dos factores:
•
En la Ronda Uruguay, el centro de atención siguió siendo el problema de los
contingentes y los países en desarrollo suponían que era poco realista esperar que el
mundo desarrollado se comprometiera a la vez a abolir los contingentes y efectuar
reducciones arancelarias considerables; y
•
El planteamiento que se acordó para las negociaciones sobre aranceles sólo tenía el
objetivo de lograr una reducción general de por lo menos un tercio en todos los
sectores combinados. En la práctica, ese planteamiento permitió que los principales
países desarrollados alcanzaran esa meta aunque reduciendo mucho menos los
aranceles sobre los textiles y el vestido que sobre los productos de otros sectores.
10
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, "Trade in textiles and clothing: post-ATC context",
UNCTAD, documento policopiado, septiembre de 2005; y Hayashi, Michiko, "Weaving a new world: realizing
development gains in a post-ATC trading system", UNCTAD/DITC/TNCD/2005/3, octubre de 2005.
21
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
En consecuencia, los aranceles aplicados a los textiles y el vestido por los países desarrollados
se redujeron en sólo el 22%, mientras que las reducciones de los aranceles sobre todos los
productos industriales combinados llegaron al 40%. Lo que es peor todavía, en los Estados
Unidos las reducciones de los aranceles sobre los textiles y el vestido sólo fueron del 13%,
frente al 35% correspondiente al total de productos industriales. En la Unión Europea, esas
cifras fueron del 17% en el sector de los textiles y el vestido y el 37% para todos los productos
industriales11.
La prevalencia de aranceles elevados en el sector de los textiles y el vestido respecto a la media
correspondiente a la totalidad de productos industriales se hace evidente al recapitular la
situación arancelaria existente en los cuatro principales países desarrollados (cuadro 8). En los
Estados Unidos, sólo el 1,8% de los productos no agrícolas están sujetos a crestas arancelarias,
pero en el sector de los textiles y el vestido la cifra es del 13%. De manera análoga, en el Japón
más de la mitad de los productos no agrícolas están exentos de derechos, mientras que sólo
el 2,8% de los textiles y prendas de vestir lo están. Asimismo, en la Unión Europea, el tipo
consolidado promedio simple correspondiente a todos los productos industriales es del 3,9%,
mientras que en el caso de los textiles y prendas de vestir en general es del 7,9% y en el del
vestido en particular del 11,5%.
Cuadro 8
Síntesis de la situación arancelaria actual
(En porcentaje)
Estados
Unión
Japón
Unidos
Europea
A. Tipos consolidados promedio simples aplicables a la nación más favorecida (NMF)
Productos no agrícolas
5,3
3,2
3,9
2,3
Textiles y prendas de vestir
12,4
8,9
7,9
6,8
B. Crestas arancelarias (proporción de líneas arancelarias con tipos superiores al 15%)
Productos no agrícolas
6,8
1,8
0,8
0,6
Textiles y prendas de vestir
30,6
13,0
0
0,3
C. Proporción de líneas arancelarias libres de derechos
Productos no agrícolas
29,4
38,5
23,9
57,1
Textiles y prendas de vestir
6,5
11,3
2,1
2,8
D. Arancel promedio simple
Prendas de vestir (capítulos 61 y 62 del
Sistema Armonizado)
17,5
10,7
11,5
9,2
Canadá
Fuente: OMC, "Market access: unfinished business - post Uruguay Round inventory and issues", Perfiles
arancelarios de los miembros de la OMC en los documentos TN/MA/S/4/Rev.1 y Corr.1; y Organización de
Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), "Structural adjustment in textiles and clothing in the post-ATC
trading environment", documento de trabajo Nº 4 sobre política comercial.
Sin embargo, en lo que se refiere a los tipos consolidados medios, es preciso formular una
reserva. En el recuadro que figura a continuación se pone de manifiesto que el cálculo del
promedio de los tipos arancelarios puede ocultar la incidencia real de los aranceles elevados en
determinados productos. Por ejemplo, como se puede ver en el cuadro 8, aunque se calcula que
el arancel promedio simple aplicable en el sector de los textiles y el vestido en los Estados
Unidos es inferior al 9%, los aranceles reales que gravan los principales productos objeto de
comercio son mucho más elevados (cuadro 9). Los derechos sobre los principales productos
11
Secretaría del GATT, "Los resultados de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales. Acceso
de bienes y servicios a los mercados: visión general de los resultados", noviembre de 1994.
22
CAPÍTULO III: ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS
objeto de comercio son mucho más elevados que el tipo arancelario medio. Es significativo que
en 2004 los Estados Unidos hayan importado productos de esas categorías por más de 39.000
millones de dólares, que representaron más del 46% de las importaciones totales de textiles y
prendas de vestir y alrededor del 60% de las importaciones de prendas de vestir en ese país.
El tipo consolidado promedio simple puede estar distorsionado e inducir a error
El promedio simple es la suma de los diversos tipos arancelarios, por ejemplo 2, 2, 2 y 30%,
aplicados a diferentes productos, dividida por el número de líneas arancelarias cuyo promedio
se quiere determinar. Por ejemplo, si se debiera calcular el tipo promedio de un capítulo
hipotético con sólo cuatro líneas arancelarias, con los aranceles antes indicados, el promedio
sería (2 + 2 + 2 + 30) ÷ 4 = 9. Obsérvese lo distorsionado y engañoso que resultaría ese
promedio si el principal interés comercial del país estuviera puesto en el producto gravado
con un arancel del 30%.
Cuadro 9
Aranceles aplicados por los Estados Unidos a los principales productos objeto de comercio, 2004
(En millones de dólares)
Producto
Todos los productos AMF
Camisas de punto para
hombres y niños
Camisas de punto para
mujeres y niñas
Pantalones para hombres y
niños
Pantalones para mujeres y
niñas
Ropa interior
Camisas tejidas para
hombres y niños
Camisas tejidas para
mujeres y niñas
Todos los productos antes
citados
Categoría Importaciones
Arancel
Categoría Importaciones
(porcentaje)
Arancel
(porcentaje)
83.311
338
5.182
19,7
638
1.532
32,0
339
6.096
19,7
639
2.357
32,0
347
5.023
16,6
647
1.806
27,9
348
352
6.332
2.558
16,6
8,9
648
652
1.723
753
28,6
15,6
340
2.366
19,7
640
684
29,1c/kg+25,9
341
1.432
15,4
641
768
26,9
Total
28.989
34,8
9.623
11,6
Nota: Los números de categoría que empiezan por 3 corresponden a productos de algodón y los que empiezan por 6 son productos
de fibras artificiales y sintéticas.
Fuente: Departamento de Comercio de los Estados Unidos, OTEXA; Arancel de Aduanas de los Estados Unidos y OITPV.
Para conocer la incidencia real de la estructura arancelaria del sector de los textiles y las prendas
de vestir en el mundo industrializado, es preciso comparar los aranceles que gravan los
principales productos objeto de comercio.
Las cifras figuran en el cuadro 21 del anexo IV y pueden resumirse así:
•
En la Unión Europea, las prendas de vestir están gravadas con un arancel uniforme
del 12% y los tejidos y los hilados están sujetos a derechos del 8 y el 4%,
respectivamente.
23
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
•
En los Estados Unidos los aranceles son mucho más variados y una larga lista de los
principales productos objeto de comercio tienen un arancel del 20% e incluso
del 32%.
•
Los aranceles japoneses sobre las prendas de vestir varían del 9 al 11% en el caso de
los tejidos y los hilados del 3 al 6%.
•
En el Canadá las prendas de vestir y los artículos confeccionados tiene aranceles
del 17 al 18%, los tejidos del 12 al 14% y los hilados están sujetos a un arancel
del 8%.
Los aranceles sobre los textiles y prendas de vestir también son altos en los países en desarrollo,
pero, como se indica en el recuadro que figura a continuación, la situación arancelaria de estos
países es muy diferente de la de los países industrializados.
Los aranceles de los países en desarrollo también son elevados, pero presentan
diferencias cualitativas con respecto a los de los países desarrollados
Por lo general, en los países en desarrollo los aranceles consolidados se fijan a un tipo
máximo, que en la mayoría de los casos varía entre el 25 y el 45%. Sin embargo, los tipos
aplicados en esos países suelen ser mucho más bajos. Así, en la India los aranceles
consolidados sobre las prendas de vestir varían entre el 35 y el 40%, pero los aranceles
aplicados se han reducido al 15%. De manera análoga, los aranceles aplicados en el Brasil
son del 20% e incluso menos, mientras que los aranceles consolidados son del 35%. Además,
los aranceles aplicados a los textiles y prendas de vestir en los países en desarrollo no suelen
variar mucho con respecto a los aranceles que gravan los demás productos industriales.
En otras palabras, a diferencia de lo que ocurre en los países industrializados, en los países en
desarrollo el sector no goza de ninguna protección especial.
III.2. Relación entre los aranceles y las preferencias arancelarias
Desde las negociaciones de la Ronda Uruguay han proliferado los acuerdos comerciales
regionales, y los textiles y prendas de vestir de muchos países tienen acceso preferencial a los
mercados más importantes. Además, hay programas de preferencias no recíprocas con arreglo a
los cuales esos productos de los países en desarrollo y PMA tienen acceso preferencial a los
mercados más importantes. Los acuerdos y programas pertinentes se detallan más abajo. En el
sitio web de la UNCTAD hay información detallada sobre el SGP12.
III.2.1. Estados Unidos
Los acuerdos comerciales regionales más importantes concertados con los Estados Unidos en el
ámbito de los textiles y el vestido son el Tratado de Libre Comercio de América del Norte
(TLCAN) y el Tratado de Libre Comercio entre la República Dominicana, Centroamérica y los
Estados Unidos (CAFTA-RD). También son importantes para el sector de los textiles y el
vestido los acuerdos bilaterales como el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos y
Jordania y el Acuerdo de Establecimiento de la Zona de Libre Comercio entre los Estados
Unidos e Israel.
12
Sitio web de la UNCTAD, http://www.unctad.org/Templates/Page.asp?intItemID=1418&lang=1.
24
CAPÍTULO III: ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS
Los textiles y prendas de vestir no gozan de los beneficios del SGP de los Estados Unidos13,
pero existen programas de preferencias no recíprocas, como la Ley para el fomento del
crecimiento y las oportunidades en África (AGOA), la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC)
y la Ley de Preferencia para el Comercio Andino (LPCA), con arreglo a los cuales los productos
textiles y prendas de vestir de los países beneficiarios están exentos de derechos de importación
en el mercado de los Estados Unidos. Los textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo
y los PMA que no forman parte de los acuerdos de libre comercio ni los programas de
preferencias no recíprocas están sujetos a derechos NMF. Es el caso de Bangladesh, Camboya,
Nepal, Sri Lanka y Viet Nam. En el recuadro infra figuran los beneficiarios de los acuerdos y
programas mencionados.
TLCAN: Canadá y México; CAFTA: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras,
Nicaragua y República Dominicana
Entre las economías beneficiarias de la AGOA, las que en febrero de 2007 gozaban de acceso
preferencial para sus textiles y prendas de vestir eran las siguientes: Benin, Botswana,
Burkina Faso, Cabo Verde, Camerún, Etiopía, Ghana, Kenya, Lesotho, Madagascar, Malawi,
Malí, Mauricio, Mozambique, Namibia, Níger, República Unida de Tanzanía, Rwanda,
Senegal, Sierra Leona, Sudáfrica, Swazilandia, Uganda y Zambia.
ICC: Antigua y Barbuda, Antillas Neerlandesas, Aruba, Bahamas, Barbados, Belice, Costa
Rica, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Islas Vírgenes
Británicas, Jamaica, Montserrat, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Saint Kitts y
Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Trinidad y Tabago.
LPCA: Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.
III.2.2. Unión Europea
Entre los principales acuerdos regionales concluidos con la Unión Europea en materia de
textiles y prendas de vestir están los acuerdos de asociación económica y los acuerdos
euromediterráneos de asociación. Los textiles y prendas de vestir procedentes de los países
partes en estos acuerdos tienen acceso en franquicia arancelaria al mercado de la Unión
Europea. En el recuadro que sigue figuran los países beneficiarios.
13
Excepcionalmente, algunos productos textiles artesanales folclóricos como las tapicerías murales y las fundas de
cojines fabricadas en telares manuales, así como los tejidos fabricados en telares manuales, son admisibles al trato
SGP cuando el país beneficiario ha firmado un acuerdo con los Estados Unidos que certifique que esos productos son
fabricados a mano y proceden del beneficiario exportador. A la fecha se han suscrito tales acuerdos con: Afganistán,
Botswana, Colombia, Egipto, Guatemala, Jordania, Macao (China), Malta, Marruecos, Nepal, Pakistán (los
beneficios se suspendieron el 30 de junio de 1996, pero se reestablecieron el 30 de junio de 2005), Perú, Rumania,
Tailandia, Túnez y Uruguay. Con arreglo a esos acuerdos, los Estados Unidos pueden conceder acceso en franquicia
arancelaria a esos productos. Recientemente, las alfombras folclóricas fabricadas en telares manuales y demás
revestimientos para el suelo de materias textiles, los tapices folclóricos fabricados en telares manuales, los demás
revestimientos folclóricos para el suelo fabricados en telares manuales, y las tapicerías folclóricas tejidas a mano se
han beneficiado de la franquicia arancelaria sobre una base NMF. Además, en el caso del Pakistán, en vista de los
progresos realizados por este país en la solución de sus problemas en materia de derechos laborales, los guantes, los
mitones y las manoplas de deporte están exentos de aranceles con arreglo al esquema SGP de los Estados Unidos.
http://usinfo.state.gov/gi/Archive/2005/Jul/01-523855.html, 30 de junio de 2005, y Oficina del Representante de los
Estados Unidos para Asuntos Comerciales, "U.S. Generalized System of Preferences Guidebook", Oficina Ejecutiva
del Presidente, Washington, D.C., enero de 2006.
25
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Acuerdos de asociación económica: Angola, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice,
Benin, Botswana, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Camerún, Chad, Comoras, Congo,
Côte d’Ivoire, Djibouti, Dominica, Eritrea, Etiopía, Fiji, Gabón, Gambia, Ghana, Granada,
Guinea, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Guyana, Haití, Islas Salomón, Jamaica, Kenya,
Kiribati, Lesotho, Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Mauricio, Mozambique, Namibia,
Níger, Nigeria, Papua Nueva Guinea, República Centroafricana, República Democrática del
Congo, República Dominicana, República Unida de Tanzanía, Rwanda, Saint Kitts y Nevis,
Samoa, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Santo Tomé y Príncipe, Senegal,
Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Sudáfrica, Sudán, Suriname, Swazilandia, Togo, Tonga,
Trinidad y Tabago, Tuvalu, Uganda, Vanuatu, Zambia y Zimbabwe.
Acuerdos euromediterráneos de asociación: hay acuerdos vigentes con Túnez, Israel,
Marruecos, Jordania, y Egipto, y, con carácter provisional, con la Autoridad Palestina.
Con arreglo al SGP de la Unión Europea, los textiles y prendas de vestir procedentes de los
países en desarrollo y los PMA tienen acceso preferencial. En el caso de los PMA, esos
productos están exentos de aranceles con arreglo a la iniciativa Todo Menos Armas. Además,
los países en desarrollo tienen derecho a rebajas de los aranceles, pero sólo hasta un máximo
del 20% de los derechos NMF aplicables. Por ejemplo, la rebaja que se aplica a un tipo
arancelario del 12% sobre prendas de vestir es del 2,4% solamente.
III.2.3. Canadá y Japón
Gran parte de los textiles y prendas de vestir están excluidos del esquema del SGP del Canadá,
con algunas excepciones, como las alfombras y demás revestimientos textiles para suelos.
Los tipos preferenciales que gravan los textiles y prendas de vestir incluidos en el SGP varían.
Sin embargo, desde enero de 2003 el Canadá otorga acceso en franquicia arancelaria a los
textiles y prendas de vestir procedentes de los PMA con arreglo a su nuevo programa que
amplía el acceso en franquicia a las importaciones desde esos países.
El esquema del SGP del Japón otorga acceso preferencial a los textiles y prendas de vestir
procedentes de los países en desarrollo, con la excepción de los capullos de seda y la seda cruda,
mediante preferencias que varían. Además, en el caso de algunos tejidos de seda y lana hay
límites máximos más allá de los cuales no se aplican las rebajas de derechos. En el caso de los
PMA, los textiles y prendas de vestir incluidos en el esquema del SGP están exentos de
derechos.
III.2.4. Relación entre las preferencias arancelarias y la competitividad
Es evidente que la exención de derechos redunda en una importante ventaja competitiva,
máxime teniendo en cuenta que los tipos arancelarios son muy elevados en los países
industrializados. Para los países exportadores geográficamente cercanos a esos países, el valor
de las preferencias es aún más pronunciado, pues los costos de transporte son menores y los
plazos de entrega más cortos. Ese valor es particularmente elevado en los Estados Unidos y la
Unión Europea, dado el tamaño de sus mercados y los altos aranceles que gravan los textiles y
prendas de vestir.
De resultas de los acuerdos de libre comercio y los programas de preferencias no recíprocas
concertados por los Estados Unidos, las importaciones de textiles y prendas de vestir desde los
países beneficiarios de franquicias arancelarias representaron el 30% del total de las
importaciones de los Estados Unidos en 2004, frente al escaso 14% que representaron las
26
CAPÍTULO III: ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS
importaciones procedentes de esos mismos países en 199014. Cabe señalar que la parte de
México aumentó del 2,4% en 1990 al 13,5% en 2000, para luego descender al 9,4% en 2004.
El porcentaje correspondiente a los países beneficiarios de la AGOA aumentó del 0,7 al 2,2%.
En cambio, la participación de Indonesia aumentó apenas del 2,5 al 3,1% y la de la India del 2,8
al 4,4%. Los textiles y prendas de vestir de estos dos países no tienen acceso preferencial a los
Estados Unidos. Cabe subrayar, sin embargo, que el porcentaje de las importaciones exentas de
derechos arancelarios varió del 96% en el caso de México al 45 y 37% en los casos de
Guatemala y Nicaragua, respectivamente. El resto de sus exportaciones de textiles y prendas de
vestir entraron en los Estados Unidos con arreglo a los tipos arancelarios NMF normales porque
no reunían los requisitos en materia de normas de origen. En el capítulo V se analiza más
detenidamente este asunto.
En cuanto a la Unión Europea, del total de las importaciones procedentes de países ajenos a la
Unión, la proporción correspondiente a las importaciones desde Marruecos, Rumania, Túnez y
Turquía se incrementó del 16,7% en 1990 al 27% en 200415. Esos países tienen acceso en
franquicia a la Unión Europea. En ese grupo, la parte de Turquía aumentó del 8,6 al 14%
entre 1990 y 2003, y la de Rumania del 1,2 al 5,6% en el mismo período. En cambio, la de
Indonesia se mantuvo estacionaria en el 2,4% y la de la India aumentó apenas del 5,3 al 6% en
ese período. Los textiles y prendas de vestir de estos dos países no están exentos de derechos de
importación pero gozan de un margen de preferencia del 20% a partir de los tipos arancelarios
NMF.
De lo anterior se desprende claramente la importancia que tienen las preferencias arancelarias
para un gran número de países. Sin embargo, el asunto es más complejo de lo que parece porque
la mayor parte de los países beneficiarios están obligados a utilizar componentes textiles
procedentes de los Estados Unidos o de la Unión Europea, en particular hilados y tejidos, en las
industrias de exportación de prendas de vestir. Esta obligación consta en las normas de origen
que deben respetar sus exportaciones para poder gozar de aranceles preferenciales. En el
capítulo V se analiza más detenidamente la cuestión de las normas de origen.
III.3. Negociaciones arancelarias sobre el acceso a los mercados para
los productos no agrícolas (AMNA)
Las negociaciones arancelarias sobre el acceso a los mercados para los productos no agrícolas
(AMNA) celebradas en el marco de la Ronda de Doha de negociaciones comerciales
multilaterales tienen como objetivo la reducción o eliminación de los aranceles. Los resultados
de esas negociaciones tendrían efectos directos en el sector de los textiles y el vestido de los
países en desarrollo y los PMA. Aunque una reducción de sus aranceles sería sumamente
beneficiosa para los exportadores de los países en desarrollo, habida cuenta de las crestas
arancelarias existentes en el sector en los países desarrollados, es evidente que la existencia de
aranceles elevados en los grandes mercados está estrechamente vinculada con el asunto de las
preferencias. Por lo tanto, en la Ronda de Doha los negociadores se ven ante el desafío de
encontrar un planteamiento óptimo que tenga en cuenta, por una parte, el imperativo de ampliar
el acceso a los mercados en el sector y, por la otra, los problemas de muchas economías en
desarrollo causados por su dependencia respecto a las exportaciones de prendas de vestir a
14
Las cifras que figuran en este párrafo fueron calculadas por la OITPV, sobre la base de los datos relativos a las
importaciones AMF de los Estados Unidos suministrados por la OTEXA, Departamento de Comercio de los Estados
Unidos. Se basan en la cobertura de productos de las categorías AMF de los Estados Unidos.
15
Cálculos efectuados por la OITPV a partir de datos de Eurostat sobre 15 importaciones de la Unión Europea de
productos incluidos en el capítulo XI del Sistema Armonizado, con exclusión de los productos agrícolas que están
clasificados en este capítulo.
27
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
mercados que conceden un acceso preferencial. Este aspecto se aborda en las negociaciones
sobre el AMNA como el asunto de las "preferencias no recíprocas". En el recuadro siguiente se
destacan las cuestiones examinadas en relación con este asunto.
Cuestiones relacionadas con las preferencias no recíprocas examinadas
en el marco de las negociaciones sobre el AMNA
En la Sexta Conferencia Ministerial de la OMC, los Ministros señalaron los problemas que
podían llegar a tener los países beneficiarios de preferencias no recíprocas como
consecuencia de la erosión de las preferencias, y encomendaron al Grupo de Negociación
sobre el AMNA (GNAM) que intensificara su labor de evaluación de la magnitud de esos
problemas para encontrar soluciones16. A este respecto, se hicieron algunas propuestas.
El Grupo Africano propuso que se prolongaran los períodos de aplicación de las reducciones
arancelarias en el caso de los productos afectados por la erosión de las preferencias para los
países beneficiarios de preferencias no recíprocas17.
Sin embargo, muchos países en desarrollo se oponen a toda medida que prevea períodos de
aplicación más largos o reducciones menores en los mercados de los países desarrollados,
pues ello iría en detrimento de su acceso a los grandes mercados18. También consideran que
esas medidas constituirían un trato especial y diferenciado en favor de los países
desarrollados. Su contrapropuesta es que se ayude a los países afectados a diversificar sus
exportaciones y aumentar su competitividad mediante proyectos específicos de asistencia y
fortalecimiento de la capacidad, en el marco de la iniciativa de Ayuda para el Comercio y
otros programas de asistencia técnica. Otros países han propuesto que se adopten medidas
compensatorias en favor de los países en desarrollo perjudicados por las soluciones
comerciales destinadas a atenuar la erosión de las preferencias. Por ejemplo, se les podría
conceder acceso preferencial e inmediato a los mercados y ampliar los plazos de reducción
progresiva de los aranceles en las mismas líneas arancelarias.
Las negociaciones arancelarias sobre el AMNA trataron principalmente de la fórmula de
reducción arancelaria, las flexibilidades para los países en desarrollo y el tratamiento de los
aranceles no consolidados. En la Sexta Conferencia Ministerial de la OMC se convino en
adoptar una formula de reducción arancelaria, la denominada "fórmula suiza"19. Se están
examinando los coeficientes que se utilizarán para aplicar la fórmula suiza. Lo que está en juego
en el caso de los países en desarrollo es el nivel de ambición, es decir, determinar en qué medida
y a qué ritmo esos países deberían reducir sus propios aranceles, para lo cual se utilizaría una
combinación de los coeficientes de la fórmula suiza y las flexibilidades para dichos países.
Los PMA están exentos de la obligación de reducir los aranceles en el marco del AMNA y por
lo tanto los aranceles sobre los textiles y prendas de vestir no tienen que reducirse, a no ser que
los PMA sean partes en un acuerdo de unión aduanera. Sin embargo, esos países deben elevar
sustancialmente el nivel de sus compromisos en materia de consolidación, aunque todavía no se
han convenido el alcance de la consolidación y el nivel en el que los aranceles deberían
consolidarse.
16
"Declaración Ministerial", documento de la OMC, WT/MIN(05)/DEC, 22 de diciembre de 2005, párr. 20.
"Trato de las preferencias no recíprocas para África", documento de la OMC, TN/MA/W/49, 21 de febrero
de 2005.
18
Grupo AMNA -11 de países en desarrollo: Argentina, Brasil, Egipto, Filipinas, India, Indonesia, Namibia,
República Bolivariana de Venezuela, Sudáfrica y Túnez.
19
Arancel consolidado final = ([arancel consolidado inicial] x [coeficiente]) / ([arancel consolidado inicial] +
[coeficiente]).
17
28
CAPÍTULO III: ARANCELES Y PREFERENCIAS ARANCELARIAS
A fines de julio de 2006 se suspendieron las negociaciones de la Ronda de Doha, cuando una
reunión de ministros de seis naciones comerciantes clave fracasó a raíz de discrepancias sobre la
forma en que se deberían recortar los subsidios y aranceles agrícolas, pero en enero de 2007 se
reanudaron. Se consideró que las negociaciones sobre el AMNA estaban intrínsecamente
vinculadas con las negociaciones sobre la agricultura y que la cuestión de la ambición en las
negociaciones sobre el AMNA se resolvería cuando se resolviera en las negociaciones sobre la
agricultura.
29
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
CAPÍTULO IV
BARRERAS NO ARANCELARIAS
Las barreras no arancelarias (BNA) afectan considerablemente el acceso a los mercados por los
textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo. Esos productos tropiezan con diversas
BNA que a menudo toman la forma de reglamentos y normas de gran complejidad y rigidez.
Por ejemplo, las medidas típicas son las formalidades aduaneras y otro tipo de documentación,
las prácticas de clasificación no uniformizadas para los mismos productos, las normas de origen
(incluidas las condiciones más estrictas requeridas para la concesión del trato preferencial), los
requisitos de las barreras técnicas al comercio y las prescripciones relativas a cuestiones
sociales. A menudo los países importadores imponen esas medidas unilateralmente, sin
consultar a los exportadores que se verán afectados por ellas.
En principio, los reglamentos y normas técnicos apuntan a que se cumplan los legítimos
objetivos de seguridad humana y protección de la salud y del medio ambiente. No obstante,
pueden bloquear efectivamente la entrada en el mercado de los exportadores que no pueden
cumplir las condiciones y prescripciones, a menudo debido a las dificultades y los costos.
Además, aparecen problemas cuando las medidas técnicas exceden sus objetivos legítimos de
protección.
En este capítulo, las BNA se dividen en dos grupos: a) las que se examinan en las negociaciones
sobre el AMNA; y b) las que se refieren a las condiciones de entrada en el mercado. En ambos
casos, las BNA pueden afectar considerablemente a las exportaciones de textiles y prendas de
vestir de los países en desarrollo, y es importante que los exportadores las comprendan.
El capítulo se basa en las comunicaciones sobre las BNA presentadas por los países en el marco
de las negociaciones sobre el AMNA, y en publicaciones de la UNCTAD20.
IV.1. Barreras no arancelarias examinadas en las negociaciones sobre
el AMNA
Las negociaciones sobre las BNA en relación con el AMNA tienen por objeto eliminar o reducir
esas BNA. El GNAM determinó, examinó y categorizó las BNA basándose en las notificaciones
de los miembros de la OMC. Las BNA a los textiles y el vestido señaladas en las negociaciones
sobre el AMNA son21:
•
Las medidas gubernamentales que restringen la importación de productos textiles,
como las prescripciones en materia de concesión de licencias de importación;
•
Los reglamentos y normas técnicos excesivos, y las prescripciones en materia de
certificación;
20
Publicaciones de la UNCTAD: Assuring development gains from the international trading system and trade
negotiations: implications of ATC termination on 31 December 2004; Weaving a new world: realizing development
gains in a post-ATC trading system; y el Informe de la reunión de expertos sobre las condiciones de entrada en el
mercado que afectan a la competitividad y las exportaciones de bienes y servicios de los países en desarrollo: las
grandes redes de distribución, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los países menos adelantados. En
cuanto a las comunicaciones de países, véanse los documentos de la OMC "Notificación de obstáculos no
arancelarios", TN/MA/W/25, 28 de marzo de 2003; TN/MA/6/Rev. 1, 1º de abril de 2003; TN/MA/W/25/Add.1,
13 de mayo de 2003; TN/MA/W/46/Add.5, 3 de noviembre de 2004; TN/MA/W/46/Add.10, 6 de diciembre de 2004;
TN/MA/W/46/Add.7/Rev.1, 5 de julio de 2005; TN/MA/W/46/Add.10/Rev.1, 5 de julio de 2005; TN/MA/W/46/Add.15,
9 de noviembre de 2005; y TN/MA/W/46/Add.16, 21 de noviembre de 2005.
21
Documentos de la OMC, ibíd.
31
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
•
Las prescripciones dispares y excesivas en materia de etiquetas o marcas;
•
Las prescripciones difíciles de cumplir y sufragar en materia de marcas y etiquetado;
•
Las prescripciones específicas en materia de embalaje;
•
La prescripción sobre la inspección previa a la expedición;
•
La valoración aduanera abusiva;
•
La aplicación de normas de origen estrictas;
•
La no aplicación de las normas cuando se violan los derechos de propiedad
intelectual;
•
La falta de medidas preventivas en los países afectados por el marcado falso del país
de origen;
•
Las prácticas de clasificación no uniformes con respecto a los mismos productos;
•
Los gravámenes y restricciones a la exportación de materias primas textiles22;
•
La prohibición de importar textiles usados;
•
La restricción de la importación de telas;
•
El control de precios; y
•
Los contingentes arancelarios.
Las cuestiones relativas a los derechos de propiedad intelectual se examinan en el anexo V.
Además se han formulado algunas propuestas sobre el etiquetado de los textiles y prendas de
vestir. Muchos países están preocupados por la proliferación de las prescripciones en materia de
etiquetado y por los sistemas de etiquetado cada vez más variados. Las prescripciones sobre
etiquetado suelen incluir aspectos sociales, ambientales y de desarrollo, así como
especificaciones técnicas convencionales, como el contenido en fibras o las instrucciones para el
cuidado, y los sistemas de etiquetado pueden variar según las empresas y los países. Con este
panorama en materia de textiles y prendas de vestir, los Estados Unidos han propuesto que se
armonicen las prescripciones sobre el etiquetado y que la información que puedan exigir los
países importadores se limite al país de origen, el contenido en fibras, las instrucciones para el
cuidado, y los datos necesarios para la seguridad del consumidor23. En este orden de ideas, la
UE ha propuesto que el GNAM acuerde qué información puede exigirse para el etiquetado de
los textiles y prendas de vestir24.
22
Muchos países se oponen a las propuestas para negociar disciplinas respecto de los gravámenes o restricciones a la
exportación, afirmando que son cuestiones ajenas al mandato explícito y el trato equilibrado de las cuestiones
logrados en la Conferencia Ministerial de Doha.
23
"Texto de negociación sobre las prescripciones en materia de etiquetado de textiles, prendas de vestir, calzado y
artículos de viaje: comunicación de los Estados Unidos", documento de la OMC, TN/MA/W/18/Add.14, 15 de mayo
de 2006.
24
"Propuesta de negociación sobre los obstáculos no arancelarios en el sector de los textiles y el vestido y del
calzado: comunicación de las Comunidades Europeas", documento de la OMC, TN/MA/W/11/Add.7, 27 de abril
de 2006.
32
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
También se señalaron con frecuencia, como barreras técnicas al comercio de textiles y prendas
de vestir, los excesivos requisitos de certificación y procedimientos de evaluación de la
conformidad. Algunas de las barreras señaladas en las negociaciones sobre el AMNA a este
respecto son: a) la utilización de normas no reconocidas internacionalmente; b) la falta de
reconocimiento de la certificación y de las pruebas realizadas por terceros; c) los costos y
retrasos de las pruebas efectuadas por los servicios de aduanas; d) las pérdidas excesivas de
muestras debido al exceso de celo ejercido en el muestreo; y e) los procesos de pruebas y
certificación innecesarios. Teniendo esto en cuenta, la UE ha propuesto simplificar las
prescripciones de certificación y los procedimientos de evaluación de la conformidad, y elaborar
normas para limitar esas prácticas a las medidas necesarias acordadas25.
Asimismo, la UE y el Grupo AMNA-11 de países en desarrollo26 han propuesto que la OMC
establezca un nuevo mecanismo para resolver los problemas relacionados con las BNA. En el
recuadro siguiente se describe el mecanismo propuesto.
Propuesta formulada en las negociaciones sobre el AMNA a fin de establecer
un mecanismo de solución para las BNA27
Actualmente, los miembros de la OMC disponen de dos vías de solución de los problemas de
las BNA, a saber, el sistema de notificación previsto en los acuerdos pertinentes de la OMC y
el mecanismo de solución de diferencias. Sin embargo, esos mecanismos no satisfacen las
necesidades de los exportadores que tropiezan con problemas relacionados con las BNA, ya
que el sistema de notificación no está orientado a la solución de problemas y, al igual que el
mecanismo de solución de diferencias, es gravoso en tiempo y dinero. Por lo tanto, el
mecanismo de solución para las BNA complementaría esos medios a fin de solucionar el
problema de las BNA en el sistema de la OMC. Se propone que el mecanismo se dedique a
buscar soluciones con el apoyo de sus expertos, sin interferir en los derechos y obligaciones
de los miembros de la OMC. Sería obligatorio participar en el mecanismo de solución para
las BNA; en cambio, no sería obligatorio aplicar la solución recomendada. Toda parte que no
estuviera dispuesta a aplicar la solución recomendada debería explicar sus razones.
IV.2. Condiciones de entrada en el mercado
En los últimos diez años se ha ejercido una presión sostenida sobre el comercio de textiles y
prendas de vestir, en dos niveles interrelacionados: uno para integrar nuevos modos de
reglamentación en el lugar de trabajo y otro para influir en la elección y el comportamiento de
los consumidores. Ejercidas por diversos actores, como las asociaciones industriales, los
sindicatos, las organizaciones no gubernamentales (ONG), los gobiernos y otras partes
interesadas, esas presiones están generando un conjunto de condiciones de entrada en el
mercado que determinan los "criterios y requisitos de rendimiento" de los exportadores, de
acuerdo con el llamado "cumplimiento triple" en la esfera de los problemas sociales,
ambientales y de seguridad. Por lo tanto, los productores y exportadores de los países en
25
Ibíd.
Argentina, Brasil, Egipto, Filipinas, India, Indonesia, Namibia, República Bolivariana de Venezuela, Sudáfrica y
Túnez.
27
"Propuesta de negociación sobre los medios de la OMC para reducir el riesgo de futuros obstáculos no arancelarios
y facilitar su resolución: comunicación de las Comunidades Europeas", documento de la OMC, TN/MA/W/11/Add.8,
1º de mayo de 2006; y "Solución para los obstáculos no arancelarios mediante un mecanismo de facilitación:
comunicación del Grupo AMNA-11 de países en desarrollo", documento de la OMC, TN/MA/W/68/Add.1, 8 de
mayo de 2006.
26
33
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
desarrollo, especialmente los pequeños y medianos, se encuentran en un entorno comercial cada
vez más complejo en el que juegan algunas de esas condiciones de entrada al mercado.
Ayudarlos a enfrentarse a las dificultades que plantean esas condiciones requiere un esfuerzo
concertado de los gobiernos nacionales y de las asociaciones del sector privado. En este
contexto, además de la obvia necesidad de reunir y difundir información, también es imperativo
determinar cómo pueden las empresas de los países en desarrollo hacer frente de la mejor
manera a esas nuevas exigencias.
IV.2.1. Condiciones sociales
Tras el fracaso de algunos países en sus intentos por establecer una vinculación entre las normas
comerciales y laborales en el marco de las normas de la OMC, cada vez se han incluido más
cláusulas sociales en una serie de iniciativas de los sectores público y privado destinadas a
garantizar el cumplimiento de las condiciones sociales. A continuación se examinan las
iniciativas que guardan estrecha relación con las exportaciones de textiles y prendas de vestir de
los países en desarrollo.
i)
La cláusula social en el esquema del SGP de la Unión Europea
En el contexto de su nuevo esquema del SGP, en vigor desde el 1º de enero de 2006, la UE ha
incluido un régimen especial de incentivos destinado a "promover el desarrollo sostenible y la
buena gobernanza" en los países beneficiarios. Conocido comúnmente como "SGP Plus", este
régimen especial sustituye y combina en uno solo a los antiguos programas de incentivos para
promover los derechos laborales, proteger el medio ambiente y luchar contra el tráfico de
estupefacientes. El "SGP Plus", que se encuentra en vía rápida de ejecución desde julio de 2005,
recompensa las importaciones procedentes de los países en desarrollo que asumen
responsabilidades especiales exonerando de todos los aranceles aduaneros a 7.200 productos,
incluidos los textiles y prendas de vestir. Para poder beneficiarse del "SGP Plus", los países
beneficiarios del SGP de la UE deben ratificar y aplicar 27 convenios que la Comisión Europea
considera "clave en relación con aspectos que incluyen el desarrollo sostenible y la buena
gobernanza". Esos convenios se enumeran en el recuadro infra. El anexo II contiene
información detallada sobre las nuevas medidas del SGP de la UE para los textiles y el vestido.
ii)
La cláusula social en la Ley para el fomento del crecimiento y las oportunidades
en África (AGOA)
De acuerdo con la AGOA, los países africanos interesados en beneficiarse del régimen de
franquicia arancelaria deben progresar constantemente en la protección de los derechos
reconocidos internacionalmente a los trabajadores. La lista de esos derechos incluye condiciones
de trabajo aceptables en lo atinente al salario mínimo, las horas de trabajo y la seguridad y la
salud laborales. Además, en virtud de la ley, se eliminará a un país de la lista de beneficiarios si
se determina que no está registrando progresos continuos.
iii)
Las cláusulas sociales en la Ley de Asociación Comercial de la Cuenca del
Caribe (CBTPA)
Entre los criterios para designar a un país como beneficiario de las franquicias arancelarias
previstas en la CBTPA también se incluye la condición de que el país respete los derechos
reconocidos internacionalmente a los trabajadores. La lista de derechos de los trabajadores de la
CBTPA es similar a la que figura en la AGOA.
34
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
iv)
La cláusula laboral del Acuerdo de Libre Comercio entre los Estados Unidos y
Jordania
El Acuerdo de Libre Comercio entre los Estados Unidos y Jordania obliga a ambas partes a
hacer todo lo posible para garantizar que la legislación nacional reconozca y respete las normas
laborales básicas. La lista de requisitos es similar a las de los regímenes mencionados
anteriormente, pero este acuerdo también establece un mecanismo de cumplimiento según el
cual, si una diferencia no se resuelve dentro de un plazo de 30 días contados a partir de la
presentación del informe de un grupo, la parte afectada tendrá derecho a adoptar una medida
adecuada y proporcional.
Convenios mencionados en el esquema del SGP de la Unión Europea
en relación con el régimen especial de estímulo del desarrollo
sostenible y la buena gobernanza
Parte A
Convenios básicos de derechos humanos y derechos laborales de las
Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo (OIT)
1.
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos
2.
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
3.
Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación
Racial
4.
Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer
5.
Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes
6.
Convención sobre los Derechos del Niño
7.
Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio
8.
Convenio sobre la edad mínima de admisión al empleo (Nº 138)
9.
Convenio sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción
inmediata para su eliminación (Nº 182)
10.
Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso (Nº 105)
11.
Convenio relativo al trabajo forzoso u obligatorio (Nº 29)
12.
Convenio relativo a la igualdad de remuneración entre la mano de obra masculina y la
mano de obra femenina por un trabajo de igual valor (Nº 100)
13.
Convenio relativo a la discriminación en materia de empleo y ocupación (Nº 111)
14.
Convenio relativo a la libertad sindical y a la protección del derecho de sindicación
(Nº 87)
35
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
15.
Convenio relativo a la aplicación de los principios del derecho de sindicación y de
negociación colectiva (Nº 98)
16.
Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid
Parte B
Convenios relativos al medio ambiente y los principios de la gobernanza
17.
Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono
18.
Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los
desechos peligrosos y su eliminación
19.
Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes
20.
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas
21.
Convenio sobre la Diversidad Biológica
22.
Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología
23.
Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio
Climático
24.
Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes (1961)
25.
Convenio de las Naciones Unidas sobre Sustancias Sicotrópicas (1971)
26.
Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y
Sustancias Sicotrópicas (1988)
27.
Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción
v)
La cláusula laboral en el acuerdo sobre textiles entre los Estados Unidos y
Camboya
En 1999, el acuerdo sobre textiles negociado entre los Estados Unidos y Camboya estableció la
obligación de las partes de apoyar la ejecución de un programa para mejorar las condiciones de
trabajo en el sector de los textiles y el vestido de Camboya promoviendo el cumplimiento y la
aplicación efectiva del Código de Trabajo de Camboya y de las normas laborales básicas
reconocidas internacionalmente. A condición de que cumpliera esas normas, se prometió a
Camboya un aumento del 14% en sus contingentes básicos de exportación. Tras la expiración
del ATV concluyó el acuerdo bilateral sobre los textiles, pero, como se verá más adelante, lo
sucedió el proyecto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre vigilancia de las
condiciones de trabajo.
vi)
Proyecto de la OIT sobre las condiciones de trabajo
Por su parte, la OIT ha iniciado un programa experimental para impulsar la competitividad de
las industrias textil y del vestido promoviendo el trabajo decente. Comenzó como un proyecto
experimental en Marruecos en julio de 2002 y se prevé ejecutar proyectos similares en otros
países en desarrollo. Basado en la premisa de que, además de las meras consideraciones
36
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
económicas, el éxito en el entorno competitivo mundial exige cada vez más incluir los factores
sociales en la empresa, el proyecto de la OIT procura fomentar a la mejora del diálogo social en
empresas y la industria e impulsar la competitividad mejorando la calidad del empleo. Las
principales iniciativas relacionadas con el proyecto son la iniciativa "Better Factories" (mejores
fábricas) en Camboya, el Programa piloto de trabajo decente en Marruecos y el Programa de
Mejora de las Fábricas en Sri Lanka.
Hasta el momento, la actividad más visible del proyecto de la OIT en materia de textiles y
prendas de vestir ha consistido en vigilar las condiciones de trabajo en el sector de la confección
de prendas de vestir de Camboya. En relación con este proyecto, la OIT estableció una lista
pormenorizada de recomendaciones y sugerencias para los fabricantes de prendas de vestir de
Camboya encaminadas a mejorar las condiciones de trabajo en sus fábricas, y está vigilando
periódicamente la observancia de las recomendaciones.
vii) Códigos de conducta privados y responsabilidad social de las empresas
Aparte de las iniciativas gubernamentales e intergubernamentales en materia de condiciones
sociales comentadas anteriormente, también se ha iniciado una campaña sostenida de iniciativas
privadas en forma de códigos de conducta privados que promueven objetivos socialmente
beneficiosos. Los códigos establecen los principios en base a los cuales las empresas se
comprometen a cumplir las normas de conducta, en particular en lo atinente a las condiciones de
trabajo. Las grandes empresas productoras y minoristas como GAP, C&A, Sara Lee, The
Limited, y Hennez and Mauritz han elaborado sus propios códigos de conducta privados y el
cumplimiento ha pasado a ser un criterio importante en sus decisiones sobre sus proveedores.
El principio que sustenta las condiciones de trabajo es la responsabilidad social de las empresas.
Pese a la gran diversidad de conceptos y definiciones que se asocian a la responsabilidad social
de las empresas, no hay acuerdo general sobre su definición28. En una publicación de la
Comisión de las Comunidades Europeas, El futuro del sector textil y de la confección en la
Unión Europea ampliada, se define la responsabilidad social de las empresas como "una
contribución empresarial al desarrollo sostenible"29. En el presente informe se destaca la
responsabilidad social de las empresas por su especial importancia para el sector textil y del
vestido, dada la internacionalización de sus cadenas de suministro.
Sosteniendo el estandarte de la responsabilidad social de las empresas, los minoristas de prendas
de vestir de los grandes países importadores imponen condiciones de trabajo estrictas a sus
proveedores internacionales mediante sus códigos de conducta privados. Mientras que los
minoristas se enfrentan a una intensa competencia en sus mercados internos y buscan
productores a bajo costo en el mundo, sus actividades son criticadas por los sindicatos y las
ONG, que reclaman por las malas condiciones de trabajo en los países en desarrollo
proveedores. Las condiciones de trabajo han pasado a ser un aspecto vital de la gestión de la
cadena de suministro y las fábricas de textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo
están obligadas a cumplir códigos de conducta estrictos y a recibir frecuentes visitas de
supervisión del cumplimiento30.
Los estudios presentan casos en que las condiciones de trabajo son muy malas en las fábricas de
textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo, y también existe el peligro de que esas
28
Michael Hopkins, "Corporate social responsibility: an issues paper", documento de trabajo de la OIT Nº 27, OIT,
Ginebra, mayo de 2004, pág. 1.
29
Comisión de las Comunidades Europeas, El futuro del sector textil y de la confección en la Unión Europea
ampliada, COM(2003) 649 final, Bruselas, 29 de octubre de 2003.
30
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, Textile and clothing trade: emerging issues, CR/41/IND/4,
10 de marzo de 2005, pág. 4.
37
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
condiciones se deterioren, dadas las fuertes presiones ejercidas sobre los exportadores de los
países en desarrollo para que bajen los precios. Garantizar condiciones de trabajo adecuadas es
una preocupación legítima e importante, y es esencial que los gobiernos hagan respetar la
legislación laboral para cumplir progresivamente las disposiciones de los convenios de la OIT31.
Los códigos de conducta privados contribuyen a ese fin, aunque también pueden plantear
problemas a los exportadores de textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo. Como se
dice más adelante, a menudo los códigos de conducta privados imponen normas más estrictas
que las normas laborales de la OIT y pueden ser aprovechados por intereses proteccionistas.
Además, los establecen los grandes distribuidores y minoristas que controlan el mercado,
mientras que los fabricantes de textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo se ven
obligados a aceptarlos.
Problemas de los códigos de conducta privados
Uno de los principales problemas con que pueden tropezar los exportadores de textiles y
prendas de vestir de los países en desarrollo es que las condiciones de trabajo impuestas por
los compradores pueden ser arbitrarias, exceder las normas laborales de la OIT y pasar por
alto las especificidades culturales y sociales. Además, difícilmente se encuentran
profesionales locales especializados en auditoría y vigilancia que comprendan las leyes y
realidades locales. Por otro lado, las campañas bien intencionadas pueden ser aprovechadas
por los intereses proteccionistas como medio para crear barreras al comercio innecesarias.
Los compradores pueden actuar a instancias de los sindicatos y las asociaciones comerciales
proteccionistas interesados en equiparar los precios imponiendo condiciones laborales muy
estrictas.
Además, como los minoristas se concentran en el mercado de los más importantes países
importadores, puede ser difícil para los proveedores de los países en desarrollo contrarrestar
el problema de los códigos de conducta privados. El comercio minorista de prendas de vestir
de los grandes países importadores está dominado por grandes empresas que controlan los
principales canales y redes de distribución, y ejercen un control considerable sobre la cadena
mundial de textiles y prendas de vestir32. Los exportadores individuales de los países en
desarrollo no tienen prácticamente ningún poder de negociación frente a los grandes
minoristas, y no les queda más opción que aceptar las condiciones impuestas por los
compradores. Al mismo tiempo, con su fuerte poder de negociación, los compradores están
ejerciendo una influencia considerable en los precios, lo que afecta los márgenes de los
productores y limita su capacidad para modernizarse y mejorar los sueldos y condiciones de
trabajo33.
31
La Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento,
aprobada en junio de 1998, define los siguientes derechos fundamentales en el trabajo: a) libertad de asociación y
reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva; b) eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u
obligatorio; c) abolición efectiva del trabajo infantil; y d) eliminación de la discriminación en materia de empleo y
ocupación.
32
ONUDI, The global apparel value chain: what prospects for upgrading by developing countries, pág. 6, Gary
Gereffi, Olga Memedovic, Viena, 2003. UNCTAD, "Informe de la reunión de expertos sobre las condiciones de
entrada en el mercado que afectan a la competitividad y las exportaciones de bienes y servicios de los países en
desarrollo: las grandes redes de distribución, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los países menos
adelantados", TD/B/COM.1/66, 19 de enero de 2004.
33
OIT, "Promoción de una globalización justa en el sector de los textiles y el vestido tras la expiración del Acuerdo
Multifibras", op. cit., pág. 33.
38
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
Actualmente no hay un mecanismo sistemático al que los productores puedan plantear los
problemas relacionados con los códigos de conducta privados. Las iniciativas del proyecto de la
OIT examinadas anteriormente contribuyen a allanar el problema de los códigos de conducta
privados. Sin embargo, se limita mucho la escala del proyecto y se hace necesaria la asistencia a
nivel mundial. Además, los países en desarrollo tal vez prefieran elaborar y ejecutar programas
de cumplimiento locales y no acceder a las exigencias del comprador34. El cumplimiento de las
normas laborales básicas de la OIT debería considerarse un elemento de mejora de la
competitividad, y los gobiernos y los productores deberían hacer todo lo posible para lograr ese
objetivo. Entretanto, los requisitos de los códigos de conducta privados no deberían exceder las
normas laborales básicas de la OIT. Por otro lado, sería conveniente que instituciones como la
OIT establecieran un mecanismo para vigilar el grado de exigencia de los códigos de conducta
privados.
IV.2.2. Respeto del medio ambiente
El deterioro de las condiciones ambientales causado por la producción del sector textil preocupa
a los defensores del medio ambiente. Entre otras cosas afirman que, tras la eliminación de las
restricciones contingentarias sobre los textiles y el vestido, una mayor cuota de mercado será
abastecida por países en desarrollo más competitivos, y que el consiguiente traslado de la
producción de los países desarrollados a los países en desarrollo podría acarrear mayores niveles
de contaminación del agua y el aire, si las normas de esos países son menos estrictas. En un
estudio que intentó medir las consecuencias ambientales de los acuerdos de la Ronda Uruguay
se preveía que de resultas de la liberalización de las restricciones contingentarias habría una
importante contracción de la producción de textiles y prendas de vestir en los países
desarrollados, con lo que esos sectores crecerían en el mundo en desarrollo35. Se estimaba
además que esa tendencia traería consigo un aumento de la contaminación en los países en
desarrollo, a pesar del coeficiente de contaminación relativamente bajo asociado a la producción
de textiles y prendas de vestir. Ya se base en esos análisis o se deba a los efectos perceptibles de
determinados procesos de fabricación de textiles y prendas de vestir, la presión de los
defensores del medio ambiente está generando iniciativas destinadas a detener esos efectos
perjudiciales a nivel nacional e internacional.
Algunos problemas comunes en el sector de los textiles son el uso de productos químicos en los
procesos de teñido y estampado, los efluentes, los desechos no biodegradables en la fabricación
de fibras sintéticas, el ruido intenso, el polvo del proceso de hilado y el uso ineficiente del agua
y la energía36. Además se menciona el uso de fertilizantes químicos en la producción de fibras
naturales. Por consiguiente, en muchos países y regiones se están elaborando sistemas de
ecoetiquetado para informar a los consumidores y orientarlos en la elección de productos
respetando el medio ambiente. También se está transformando en una práctica comercial, sobre
todo en algunos segmentos de mercado de altos ingresos y atentos a la calidad.
34
Textile and clothing trade: emerging issues, op. cit., pág. 12.
Cole, Matthew A., Trade Liberalization, Economic Growth and the Environment (Edward Elgar, Reino Unido) 2000.
36
Sin embargo, las emisiones de la producción de prendas de vestir son muy bajas puesto que principalmente se
aplica la mano de obra a componentes prefabricados, como las telas. Además, en la actividad textil del sector los
problemas ambientales parecen mucho menos agudos que en otras industrias manufactureras, como las de metales no
ferrosos; productos químicos, caucho y plásticos; hierro y acero; productos de cuero; pulpa, papel e imprenta; y
equipo de transporte.
35
39
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
En muchos países y regiones se están elaborando sistemas de ecoetiquetado para
informar a los consumidores y orientarlos en la elección de los productos
respetando el medio ambiente
A pesar de que el ecoetiquetado sigue siendo voluntario, se está transformando en una
exigencia del mercado. Los consumidores y los minoristas -principalmente en los países
industrializados y los segmentos de mercado de altos ingresos y atentos a la calidad- dan
preferencia a los ecoproductos, incluso aunque puedan ser más caros; por ejemplo, los
"ecotextiles" para la ropa de bebé. Por lo tanto, los productos no etiquetados chocan con
dificultades cada vez mayores para competir con los productos ecoetiquetados o con
productos que se presentan con argumentos ambientales respaldados técnicamente. También
se prevé que la preferencia del mercado por los productos ecoetiquetados obligará a los
fabricantes de textiles y prendas de vestir a rediseñar sus productos, embalajes y procesos,
para que sean más aceptables desde el punto de vista ambiental.
Estos son algunos ejemplos de los principales sistemas europeos de ecoetiquetado:
EJEMPLOS DE SISTEMAS DE ECOETIQUETADO
Blue Angel
Esquema de la UE
Milieukeur
Öko-Tex Label
Alemania 1977
Europa 1992
Países Bajos 1992
Alemania 1995
Gama de productos
Gama de productos
Gama de productos
Sólo vestimenta/textiles
Se examina el ciclo de
vida de los productos.
Se comparan y evalúan
los productos con
criterios especialmente
críticos.
Reconocimiento regional.
Normas y evaluación
nacionales por los Estados
miembros.
Muchas normas aún sin
aclarar. Sólo los productos
menos contaminantes de su
clase reciben la etiqueta.
Examen de laboratorio de las
propiedades físicas y
químicas con arreglo a la
norma europea armonizada
EN 45014.
Los problemas a que hacen frente los productores y exportadores de los países en desarrollo en
relación con el ecoetiquetado tienen que ver con la falta de definiciones claras de los conceptos
básicos en la terminología usada en los sistemas de ecoetiquetado, la participación insuficiente
de los países en desarrollo en el establecimiento de criterios y normas, y la insuficiente
asistencia técnica a los países en desarrollo para que mejoren su comportamiento ambiental.
Algunas de las medidas necesarias para atenuar esos problemas consisten en: dar un plazo
adecuado de adaptación a los productores de textiles y prendas de vestir de los países en
desarrollo; establecer un grupo científico internacional independiente que determine la base
científica de los requisitos; armonizar los criterios ecológicos y establecer un reconocimiento
mutuo de las ecoetiquetas de los países en desarrollo; e intensificar la asistencia técnica para
mejorar el comportamiento ambiental.
40
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
IV.2.3. Respeto de las normas de seguridad
En los últimos años, el respeto de las normas de seguridad ha pasado a ser un aspecto
importante del comercio internacional. Se exige a nivel internacional y nacional, y sería
necesario que los exportadores hicieran algunas inversiones en infraestructura y formación a fin
de satisfacer las exigencias en esa materia.
i)
Medidas internacionales
El programa internacional más amplio sobre el respeto de las normas de seguridad ha sido el
"Marco normativo para asegurar y facilitar el comercio mundial", elaborado en junio de 2005
con el auspicio de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y con los siguientes objetivos:
a) establecer normas para la seguridad y la facilitación de la cadena de suministro a nivel
mundial; b) permitir la gestión integrada de la cadena de suministro de todos los medios de
transporte; c) potenciar el papel, la función y la capacidad de las administraciones de aduanas en
este terreno; d) reforzar la cooperación entre las administraciones de aduanas para aumentar su
capacidad de detectar envíos de alto riesgo; e) reforzar la cooperación entre las aduanas y las
empresas; y f) promover la circulación fluida de bienes a través de las cadenas seguras de
suministro del comercio internacional.
El Marco consta de cuatro elementos básicos:
1.
Armoniza los requisitos de información electrónica previa sobre la carga relativa a
los envíos, que llegan, salen o están en tránsito;
2.
Todo país que se adhiere al Marco se compromete a emplear un método coherente
de gestión del riesgo para resolver las amenazas a la seguridad;
3.
El Marco exige que, previa petición razonable de la nación receptora, en base a una
metodología de selección de riesgo comparable, la administración de aduanas de la
nación remitente efectúe una inspección de salida de los contenedores y la carga de
alto riesgo, preferentemente usando equipo de detección no intrusivo, como
máquinas de rayos X o detectores de radiaciones de gran escala;
4.
El Marco define los beneficios que las aduanas ofrecerán a las empresas que
cumplan las normas mínimas y utilicen las mejores prácticas de seguridad de la
cadena de suministro.
Basándose en estos cuatro elementos básicos, el Marco detalla un criterio de doble pilar, con
una red de arreglos entre aduanas y de asociaciones entre las aduanas y las empresas. La
estrategia de doble pilar tiene muchas ventajas. Los pilares consisten en un conjunto de normas
unificadas para garantizar una fácil comprensión y una rápida aplicación internacional. Además,
el Marco saca partido directamente de las medidas vigentes de seguridad y facilitación de la
OMA, y de los programas elaborados por las administraciones miembros de la Organización.
ii)
Medidas nacionales
Las medidas nacionales más importantes para aplicar las normas de seguridad son las aprobadas
por los Estados Unidos, que en gran parte se reflejan en el Marco de la OMA mencionado
anteriormente. Entre esas medidas cabe mencionar la Iniciativa para la Seguridad de los
Contenedores (CSI), el requisito de presentar información por adelantado antes de que se
carguen las mercancías en los buques, y la Asociación Aduanera y Comercial contra el
Terrorismo (C-TPAT).
41
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
El objetivo de la CSI es que los contenedores de carga sean menos vulnerables al contrabando
de material terrorista, sin olvidar la necesidad de preservar la eficiencia del comercio mundial.
Los elementos básicos de la CSI son los siguientes:
1.
Establecimiento de criterios para reconocer los contenedores de carga de alto
riesgo que podrían contener material terrorista;
2.
Control previo de los contenedores de alto riesgo en el puerto de embarque, es
decir, antes de ser embarcados hacia los Estados Unidos;
3.
Aprovechamiento máximo de la tecnología de detección para controlar
previamente los contenedores de alto riesgo; y
4.
Fabricación de contenedores "inteligentes" y seguros con sellos y sensores
electrónicos que puedan indicar un posible intento de alteración, en particular
después de ser controlados.
Al principio, el Servicio de Aduanas de los Estados Unidos prestó atención sobre todo a los
llamados megapuertos, receptores de la gran mayoría de los contenedores de carga destinados a
los Estados Unidos. Esos puertos se prestaron a participar en la CSI. Se han concertado
acuerdos bilaterales para permitir a los agentes de aduanas de los Estados Unidos trabajar en
puertos extranjeros para señalar la carga sospechosa y cooperar con las aduanas locales en el
control y la inspección de los contenedores. La carga procedente de esos puertos circula más
rápido en comparación con la de otros puertos y no se somete a más inspecciones al llegar a los
Estados Unidos. Los principios de la CSI también pueden aplicarse a todos los puertos,
independientemente de sus dimensiones o del volumen de los contenedores de carga
embarcados hacia los Estados Unidos.
Con la CSI se vincula el requisito, aplicado desde 2003, de que los manifiestos de carga de
todos los embarques hacia los Estados Unidos se transmitan electrónicamente a su aduana por lo
menos 24 horas antes de cargar el buque en un puerto extranjero. En el manifiesto de carga debe
figurar, entre otros datos, el número y las cantidades consignados en los conocimientos de
embarque, los números del arancel de aduanas armonizados, el peso, el nombre y la dirección
del consignatario, el número del contenedor y el número del sello del contenedor. Cabe destacar
que esta regla abarca a todo el cargamento del buque, no sólo el destinado a los Estados Unidos.
Puede ocurrir que las terminales marítimas no carguen salvo que el transportista confirme que la
carga ha sido debidamente documentada. La empresa de transporte marítimo debe notificar a la
aduana de todo cargamento entregado que no haya sido debidamente documentado. La
violación puede dar lugar a sanciones civiles.
La C-TPAT tiene por objeto establecer una asociación entre las aduanas, los importadores, los
transportistas, los despachantes, los operadores de almacenes y los fabricantes para mejorar la
seguridad a lo largo de toda la cadena de suministro. El Servicio de Aduanas de los Estados
Unidos exige a las empresas que garanticen la integridad de sus prácticas de seguridad y
comuniquen sus directrices de seguridad a sus asociados comerciales de la cadena de
suministro. Quienes participan en la C-TPAT se benefician con un menor número de
inspecciones y un despacho rápido de la carga. También se están empleando cámaras de
televisión por circuito cerrado (CCTV) en línea, a pesar de ser una solución costosa, para
aumentar la confianza del comprador en la transparencia de la producción en lo referente al
proveedor. Según se dice, este sistema ha sido particularmente útil en los países en que las
cuestiones de seguridad han generado problemas en la recepción de pedidos.
42
CAPÍTULO IV: BARRERAS NO ARANCELARIAS
Las medidas nacionales de seguridad señaladas anteriormente tienen consecuencias
potencialmente importantes para los exportadores y los gobiernos de los países en desarrollo.
En primer lugar, el requisito de proporcionar información por adelantado sobre la carga en
contenedores por medios electrónicos 24 horas antes de la operación de carga puede tener
consecuencias muy importantes para los cargamentos que no pueden demorarse, como los
textiles o las prendas de vestir. Si la carga tiene que esperar en puerto porque falta alguna
información, tal vez deba esperar un próximo embarque o ser transbordada a través de otros
puertos, lo que prolonga el plazo de entrega. Quedaría dañada la reputación del exportador,
dado que la velocidad de la entrega y el plazo entre un pedido y su embarque han pasado a ser
fundamentales en el comercio de los textiles y el vestido.
En segundo lugar, si la aduana selecciona los llamados "puertos seguros", puede ocurrir que se
desvíen los principales flujos entre determinados orígenes y destinos. En el peor de los casos,
los textiles y prendas de vestir de bajo precio de los países afectados podrían perder
competitividad por los gastos adicionales ocasionados por el desvío. En tercer lugar, puede
ocurrir que los consignadores de los países en desarrollo tengan que contratar a empresas de
inspección para certificar la seguridad de los contenedores. Por la inspección se cobra una tarifa
que pagan los consignadores y que, a su vez, será necesario incorporar al precio de venta;
también puede reducirse el margen del exportador. Lo mismo podría ocurrir si el contenedor,
además, tuviera que ser escaneado e inspeccionado.
En cuarto lugar, el control de los contenedores implica que se ha suministrado y se usa equipo
costoso para el cual probablemente los puertos de muchos países en desarrollo carezcan de los
recursos necesarios. En todo caso, aumentarán los gastos de las operaciones de las compañías
marítimas de los países en desarrollo y también aumentará su responsabilidad jurídica. El costo
de instalación y mantenimiento de las cámaras de CCTV también puede ser alto, especialmente
para las pequeñas y medianas empresas. En quinto lugar, en los pequeños puertos en que no
están presentes los funcionarios de la Aduana de los Estados Unidos, sería necesario que la
aduana local verificara el contenido de los contenedores. Cabe preguntarse no sólo quién pagará
los gastos de esa verificación, sino también si esos controles serán aceptados.
En sexto lugar, la iniciativa de la C-TPAT exige a los asociados comerciales cooperar con sus
proveedores de servicios en toda la cadena de suministro. Deben vigilarse diversos elementos de
cada etapa de la cadena, incluidos los empleados y el origen de las mercancías. La UNCTAD ha
realizado una labor sustancial sobre las cuestiones de logística comercial y facilitación del
comercio. La información puede consultarse en el sitio web de la UNCTAD, bajo los epígrafes
Infraestructura de servicios, Transporte y Logística comercial.
43
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
CAPÍTULO V
LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES
Y EL VESTIDO
Las normas de origen ocupan un lugar destacado en el comercio internacional de bienes,
especialmente en el sector de los textiles y el vestido. En un principio, su propósito principal era
ayudar a determinar el origen de los productos importados para poder aplicarles aranceles,
derechos antidúmping o derechos compensatorios, medidas de salvaguardia y normas de
marcado. Sin embargo, en los últimos años se han ido convirtiendo en un instrumento de
protección de los sectores productivos nacionales37. El objetivo del presente capítulo es, en
primer lugar, explicar las normas de origen en el ámbito de los textiles y el vestido, y, en
segundo lugar, analizar el modo en que esas normas han acabado influyendo en las perspectivas
de exportación de muchos países en desarrollo. Para esto, es importante abordar la cuestión en
dos vertientes: a) las normas de origen no preferenciales; y b) las normas de origen
preferenciales, ambas en el contexto de los esquemas autónomos de preferencias y de los
acuerdos sobre zonas de libre comercio.
V.1.
Normas de origen no preferenciales
Antes de la Ronda Uruguay, el GATT no preveía ninguna norma de origen específica. Por lo
general, la norma empírica para determinar el origen había sido la "transformación sustancial",
es decir, que el producto se consideraba originario del lugar donde había sufrido una
transformación sustancial durante su elaboración. Recién en la Ronda Uruguay, por medio de un
acuerdo provisional, el Acuerdo sobre Normas de Origen, los miembros de la OMC convinieron
en que "las normas de origen deberán prever que el país que se determine como país de origen
de un determinado producto sea aquel en el que se haya obtenido totalmente el producto o,
cuando en su producción estén implicados más de un país, aquel en el que se haya llevado a
cabo la última transformación sustancial". En el pasado, esta norma, por lo demás sencilla,
adoptó en la práctica diversas formas, como un cambio de la partida arancelaria o la adición de
un determinado porcentaje del valor del producto. Las normas de origen siguen siendo un
asunto polémico en las negociaciones de la OMC destinadas a armonizar las normas de origen
no preferenciales.
Programa de trabajo de armonización de la OMC con arreglo a la parte IV
del Acuerdo sobre Normas de Origen
Según el Acuerdo sobre Normas de Origen, la OMC debía empezar a trabajar en un programa
de armonización lo antes posible tras la conclusión de la Ronda Uruguay, y finalizarlo en un
plazo de tres años. Esta labor ha resultado difícil desde los puntos de vista técnico y político, y
todavía sigue en curso. En febrero de 2007 quedaban por resolver en el programa de trabajo 94
cuestiones de política fundamentales. Mientras el programa de armonización no esté terminado,
los miembros de la OMC deben velar por que sus normas de origen sean transparentes; no
tengan efectos de restricción, distorsión o perturbación del comercio internacional; se
administren de manera coherente, uniforme, imparcial y razonable; y se basen en un criterio
positivo, es decir, que establezcan qué confiere origen en lugar de qué no lo hace.
37
Grynberg R., Rules of Origin: Textiles and Clothing Sector, ed., Cameron May Ltd., Londres, 2005.
45
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
A continuación se expone el caso de las normas de origen de los Estados Unidos, que ilustra la
forma en que se pueden utilizar estas normas para fines de política comercial que afectan a
determinados países.
La legislación de los Estados Unidos, gran país importador de textiles, no recogía ninguna
manifestación concreta del criterio de la "transformación sustancial", por lo que era necesario
que las autoridades aduaneras, sujetas a influencias externas y a polémica, como era de esperar,
dictasen resoluciones en la materia. Pese a ello, hasta la conclusión de la Ronda Uruguay, el
Servicio de Aduanas de los Estados Unidos determinaba el origen de las prendas de vestir en
función del lugar donde se hubieran cortado sus componentes.
Sin embargo, en vísperas de la entrada en vigor de los textos resultantes de la Ronda Uruguay, la
industria textil de los Estados Unidos logró que se modificaran las normas de origen relativas a los
productos textiles y prendas de vestir, y que fueran codificadas oficialmente en el artículo 334 de
la Ley de los Acuerdos de la Ronda Uruguay. En las negociaciones de la Ronda Uruguay se
acordó que las restricciones contingentarias aplicadas en virtud del AMF se irían eliminando por
etapas hasta su supresión completa al final de 2004. Para contrarrestar la consiguiente pérdida de
protección, la industria textil de los Estados Unidos pidió que se modificaran las normas de origen
que el país aplicaba a los productos textiles, para que las importaciones de estos productos a las
que hasta entonces no se confería el origen de los principales países de exportación fueran
consideradas originarias de esos países. Algunos de los cambios fundamentales introducidos por
esta ley se describen en el cuadro 10.
Cuadro 10
Cambios introducidos por los Estados Unidos en las normas de origen, julio de 1996
Tejido
Artículos
confeccionados
(ropa de cama,
mantelería, etc.)
Prendas de vestir
Norma anterior
Donde el tejido se haya formado o
donde haya sido transformado
mediante teñido o estampado.
Donde el tejido del que están hechos
se haya transformado en un artículo
nuevo.
Norma nueva
Donde el tejido se haya formado
(no se reconocen procesos como el
teñido, el estampado, etc.).
Donde el tejido del que están
hechos se haya formado como
tejido crudo.
1. Prenda terminada = donde haya
sido cosida
- Donde se haya ensamblado
completamente.
2. Artículo para ensamblar = donde se - Cuando la transformación tiene
haya cortado
lugar en varios países, confiere
origen el lugar donde se haya
realizado la operación de
ensamblaje más importante.
- En el caso de las prendas hechas
de componentes de punto con
una forma determinada, confiere
origen el lugar donde se hayan
tejido los componentes.
Según las normas de origen revisadas, ya no conferían origen el teñido y estampado en el caso de
los tejidos, ni una gran cantidad de operaciones destinadas a producir artículos confeccionados con
tejidos, ni el corte en el caso de las prendas. Así, incluso si un tejido crudo importado de un país
en desarrollo sufría un nuevo proceso de teñido, estampado u otras operaciones de acabado en un
46
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
país europeo, y luego ese país europeo lo exportaba a los Estados Unidos, las normas revisadas
establecían que su origen seguía siendo el país exportador del tejido crudo, por lo que el tejido
crudo podía deducirse del contingente correspondiente al país en desarrollo que lo había
exportado. Del mismo modo, los productos planos hechos con tejido importados en los Estados
Unidos desde un país europeo donde habían sido producidos con tejido exportado por un país en
desarrollo sujeto a un contingente, también se consideraban originarios del país en desarrollo que
había exportado el tejido. Por consiguiente, unos pañuelos de seda hechos en Francia a partir de
tejido importado de China, por ejemplo, se consideraban originarios de China. Esto generó un
aluvión de críticas procedentes de muy diversos sectores de opinión y alteró las pautas
comerciales establecidas. Los Estados Unidos acabaron cediendo a la presión, ejercida sobre todo
por la Unión Europea, y promulgaron una enmienda a su Ley de los Acuerdos de la Ronda
Uruguay en virtud de la Ley de comercio y desarrollo de 2000. En el cuadro 11 se comparan las
normas de 1996 y las enmendadas.
Cuadro 11
Diferencias entre las normas de origen de 1996 y su versión enmendada
Tejido
Norma de 1996
Donde el tejido se haya formado (no
se reconocen procesos como el
teñido, el estampado, etc.).
Artículos
confeccionados
(ropa de cama,
mantelería, etc.)
Donde se haya formado el tejido del
que están hechos.
Prendas de vestir
Donde hayan sido ensambladas
completamente.
Norma enmendada
Donde el tejido se haya formado y
teñido, estampado y procesado
(la norma de 1996 se sigue
aplicando a los tejidos de lana).
- Artículos hechos con telas de
materias distintas del algodón y
la lana (seda, fibras artificiales,
fibras vegetales).
- Donde el tejido se haya formado
o teñido y estampado y haya
sido sometido al menos a dos
operaciones de acabado38.
(La definición de componente de
algodón en estos productos pasó a
ser del 16% o más, en peso de
algodón, mientras que la anterior
definición establecía que eran de
algodón aquellos artículos en cuyo
peso predominara esa materia.)
No se modificó la norma de 1996.
Cuando el procesamiento haya tenido
lugar en varios países, confiere origen
el lugar donde se haya llevado a cabo
la operación de ensamblaje más
importante.
Para las prendas hechas de
componentes de punto con una forma
determinada, confiere origen el lugar
donde se hayan tejido los
componentes.
38
Blanqueado, encogimiento, batanado, perchado, enrigidecimiento permanente, aumento de peso, gofrado
permanente o moareado.
47
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
En concreto:
a)
En el caso de los tejidos transformados, el origen se volvió a conferir con arreglo a
la norma anterior a 1996. Por consiguiente, en la actualidad esos tejidos se
consideran originarios del país donde el tejido haya sido sometido tanto a teñido y
estampado como a dos o varias de las operaciones de acabado siguientes:
blanqueado, encogimiento, decatizado, enrigidecimiento permanente, aumento de
peso, gofrado permanente o moareado. Sin embargo, no se aplica la misma norma a
los tejidos de lana, a los cuales se considera originarios del lugar donde se haya
formado el tejido básico.
b)
En cuanto a los artículos confeccionados, en el caso de 16 categorías específicas, la
modificación de 1996 confería el origen al país donde se hubiera formado el tejido en
crudo de que estuviera hecho el artículo, ya fuera tejido o tricotado,
independientemente de que se hubieran realizado operaciones de transformación
adicionales, como el teñido o el estampado del tejido, o de la ulterior transformación
de éste en artículos confeccionados. Con respecto a algunos de esos 16 artículos, la
Ley de comercio y desarrollo de 2000 introdujo en las normas de origen las
modificaciones que se resumen a continuación:
c)
i)
En el caso de los artículos confeccionados que no sean de algodón ni de lana,
es decir, únicamente los de seda, fibras artificiales u otras fibras vegetales, la
nueva norma establece que el producto es originario del lugar de teñido y
estampado. Por consiguiente, el país de origen será aquel en que el tejido de
que esté hecho el artículo se someta a teñido y estampado, así como a dos o
más operaciones de acabado, independientemente de que pueda ser sometido
a nuevas transformaciones en otro lugar. Ahora bien, si estos mismos
productos se confeccionan con tejidos de algodón o lana, los productos se
siguen considerando originarios del país en que se haya formado el tejido
básico de algodón o lana.
ii)
Se amplió la definición de artículos confeccionados de algodón. En la
actualidad se considera de algodón todo artículo con un contenido igual o
superior al 16% en peso de esa materia, mientras que antes dicha
consideración sólo se aplicaba a los productos en cuyo peso predominaba el
algodón.
iii)
Con respecto a todos los artículos confeccionados, contrariamente a las
normas anteriores al ATV, la nueva norma sigue sin tener en cuenta
operaciones de transformación como el diseño, el corte, los dobladillos, el
cosido, etc., que puedan efectuarse en el tejido para su transformación en
artículos confeccionados.
En el caso de las prendas de vestir, no se han introducido nuevas modificaciones.
Por consiguiente, el origen se sigue determinando sobre la base de las normas
modificadas que entraron en vigor en julio de 1996.
Cuando se introdujeron las normas de 1996, la UE y la India, las dos partes afectadas por ellas,
iniciaron procedimientos de solución de diferencias ante la OMC39. A su modo de ver, los
cambios eran incompatibles con el Acuerdo sobre Normas de Origen, que prohíbe la utilización
de normas de origen no preferenciales para fines de política comercial. La diferencia entre la UE
39
Los documentos correspondientes de la OMC son (en el caso de la UE) WT/DS85/1, WT/DS151/1 y
WT/DS151/10, y (en el caso de la India) WT/DS243/1 y WT/DS243/R.
48
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
y los Estados Unidos se resolvió mediante consultas. En consecuencia, los Estados Unidos
modificaron el artículo 334 para dar cabida a los intereses de exportación particulares de la UE,
y entraron en vigor las normas de 2002. En cambio, en el caso de la India, que es un país
exportador de productos textiles de algodón, no se pudo resolver el problema, por lo que se
constituyó un grupo especial para solucionar la diferencia. El grupo especial de la OMC no
consideró que los cambios en las normas de origen constituyeran una infracción en el sentido
jurídico estricto40. No obstante, la Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir
manifestó su asombro ante esta resolución, pues Washington perseguía en realidad sobre todo
objetivos comerciales cuando modificó las normas de origen41.
Solución de diferencias ante la OMC - Asunto "Estados Unidos - Normas
de origen aplicables a los textiles y las prendas de vestir"
La India aducía que la estructura de los cambios, las circunstancias en que se aprobaron y su
efecto en las condiciones de la competencia en el mercado de los textiles y el vestido sugerían
que los cambios obedecían a fines de política comercial. Sin embargo, el grupo especial
resolvió a favor de los Estados Unidos, argumentando que la India no había demostrado el
pretendido perjuicio que las medidas de los Estados Unidos causaban a las exportaciones
textiles de la India.
Esta resolución puede tener consecuencias sistémicas desde el punto de vista de los países en
desarrollo. En el caso de los países que exportan productos textiles y prendas de vestir a los
grandes países importadores sin acuerdos comerciales preferenciales, el país importador
podría cambiar las normas de origen según su voluntad, de modo que podrían actuar como
una barrera de entrada.
En la fase posterior al ATV deja de tener validez la cuestión del efecto de las normas de origen
en las restricciones contingentarias AMF. Sin embargo, las normas de origen no preferenciales
siguen siendo importantes en el contexto de la aplicación de medidas de salvaguardia, derechos
compensatorios y derechos antidúmping, y marcado del origen de los productos importados.
En el caso de la UE, y en lo que respecta a los productos textiles y prendas de vestir, el principio
de la transformación sustancial se manifiesta en normas detalladas en que se especifican los
criterios aplicables a cada producto, partida por partida. En general, el criterio consiste en
considerar un producto como originario del país de exportación si en dicho país sufre una
transformación que ocasiona un cambio de partida arancelaria. Este método de determinación
del origen se denomina en ocasiones "sistema de listas". Otro método consiste en determinar el
origen basándose en una proporción mínima de adición de valor en el país en cuestión.
V.2.
Normas de origen preferenciales
Los criterios aplicados para determinar el origen de los textiles y prendas de vestir importados
en el marco de acuerdos preferenciales son distintos de los aplicados en las determinaciones de
origen no preferenciales. Las normas de origen preferenciales son las relacionadas con los
esquemas no recíprocos, como el SGP y los acuerdos de libre comercio.
40
Informe del grupo especial, Estados Unidos - Normas de origen aplicables a los textiles y las prendas de vestir,
WT/DS243/R.
41
Institute for Agriculture and Trade Policy, Trade Information Project, "Trade Observatory", 18 de abril de 2003,
http://www.tradeobservatory.org/headlines.cfm?refID=18175.
49
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
V.2.1.
i)
Normas de origen para los esquemas de preferencias no recíprocas
El SGP de la Unión Europea
De manera general, las normas de origen del SGP de la UE aplicables a los textiles y el vestido
establecen que, para que un producto exportado pueda beneficiarse de concesiones arancelarias,
tiene que haber sido enteramente producido en el país de exportación o, si se ha fabricado con
insumos procedentes de otros países, tiene que haber sido sometido a una elaboración o
transformación suficiente en el país exportador. Por lo general, la elaboración o transformación
suficiente se define como "doble transformación". Así, en el caso de las prendas de vestir
tejidas, tanto la producción del tejido como la confección de la prenda tienen que haber tenido
lugar en el país que aspira a beneficiarse del SGP. Igualmente, en el caso de las prendas de
punto, el hilado utilizado para realizar la prenda también debe haberse producido en el país que
aspira a obtener el beneficio. En virtud de acuerdos especiales, los países que pertenecen a
determinados grupos regionales -como la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental
(ASEAN), la Asociación del Asia Meridional para la Cooperación Regional (SAARC), el
Mercado Común Centroamericano y el Grupo Andino- están autorizados a utilizar tejidos o
hilados procedentes de otros países de la región, lo que también se denomina "acumulación"
regional parcial. Este sistema permite, por ejemplo, que un país de la ASEAN utilice insumos
de otros países de la ASEAN, siempre que dichos insumos se consideren originarios de la
ASEAN. Hay tres tipos de acumulación, que se explican en el recuadro "Tres tipos de
acumulación" del apartado V.2.2.ii, dedicado a los acuerdos de libre comercio de la UE.
Muchos países exportadores de prendas de vestir carecen de capacidad propia suficiente para
fabricar productos textiles, por lo que deben importar los tejidos e hilados que necesitan. En
consecuencia, no pueden sacar el máximo partido a los beneficios del SGP de la UE. Por
ejemplo, Sri Lanka, Filipinas y Viet Nam registraron en 2005 unas tasas de utilización del SGP
para prendas de vestir hechas con tejidos (capítulo 62 del SA) de únicamente el 30, el 16 y
el 10% respectivamente. La utilización del SGP para la exportación de prendas de vestir de
punto (capítulo 61 del SA) suele ser mayor que la correspondiente a las prendas hechas con
tejidos, pero aun así fue, para los mismos países, del 50% (Sri Lanka), 22% (Filipinas)
y 20% (Viet Nam)42.
Las disposiciones de la iniciativa "Todo Menos Armas" aplicables en el marco del esquema del
SGP de la UE hacen extensivo el acceso en régimen de franquicia arancelaria a los textiles y
prendas de vestir procedentes de los PMA con las mismas normas de origen. Las tasas de
aprovechamiento de las ventajas previstas en "Todo Menos Armas" para las prendas de vestir
son bajas incluso en el caso de Bangladesh, que es un importante exportador de prendas de
vestir, debido a su limitada capacidad de fabricación de productos textiles. En comparación con
otros PMA, Bangladesh ha progresado considerablemente en el establecimiento de
eslabonamientos hacia atrás, es decir, en la creación de una capacidad nacional de suministro
para producir los insumos necesarios, especialmente en lo que se refiere a las prendas de vestir
de punto (capítulo 61 del SA). En 2005, el 85% de estos productos entraron en el mercado de la
UE en régimen de franquicia arancelaria. Sin embargo, sorprende que, en el caso de las prendas
hechas con tejidos (capítulo 62 del SA), que constituyen un 45% de las exportaciones totales de
prendas de vestir de Bangladesh a la UE, sólo el 30% de los productos pudieron acogerse al
régimen de franquicia arancelaria debido a la limitada capacidad del país para cumplir la norma
de origen.
42
Base de datos de la UNCTAD sobre el SGP.
50
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
ii)
El SGP del Canadá
En enero de 2003, el Canadá relajó sus normas de origen con respecto a la importación en
franquicia arancelaria de textiles y prendas de vestir procedentes de PMA en el marco de su
esquema SGP43. Las normas de origen permiten el ensamblaje a partir de tejidos procedentes de
países beneficiarios del SGP canadiense. Asimismo, sólo exigen que en esos países se añada
un 25% del valor. Por consiguiente, el Canadá permite que la mayoría de las prendas de vestir
procedentes de los PMA puedan acogerse al régimen de franquicia arancelaria. Esta revisión de
las condiciones de exención provocó un aumento significativo de las tasas de utilización y, por
lo tanto, un incremento sustancial de las exportaciones de productos textiles de varios PMA al
Canadá.
iii)
Esquemas de preferencias no recíprocas de los Estados Unidos
En virtud de los programas no recíprocos de los Estados Unidos -como los relacionados con la
Ley para el fomento del crecimiento y las oportunidades en África (AGOA), la Iniciativa de la
Cuenca del Caribe (ICC), o la Ley de preferencia para el comercio andino (LPCA)- los
productos textiles y prendas de vestir de los países beneficiarios acceden al mercado
estadounidense en régimen de franquicia arancelaria. Estos programas se describen a
continuación en el recuadro.
Programas de preferencias no recíprocas de los Estados Unidos
AGOA. En la parte de la Ley de 2000 dedicada a la AGOA se prevé la concesión del acceso
libre de derechos y de contingentes a todos los productos textiles y prendas de vestir de
determinados países africanos. Este beneficio está supeditado a la implantación de un sistema
de visados efectivo y de un mecanismo de cumplimiento para evitar el transbordo ilegal de
mercancías.
ICC. La aplicación del TLCAN provocó desigualdades competitivas para las exportaciones de
prendas de vestir de los países de la ICC, pues el TLCAN preveía la exención arancelaria total
para las importaciones de los Estados Unidos procedentes de México, mientras que la ICC
otorgaba la concesión arancelaria únicamente al valor que se añadía en los países beneficiarios
a los componentes originarios de los Estados Unidos. A raíz de una larga campaña de presión
llevada a cabo por los países beneficiarios, el Gobierno promulgó en 2000 una nueva ley que
autorizaba el acceso en franquicia arancelaria a los textiles y prendas de vestir procedentes de
los países de la ICC.
LPCA. La Ley de comercio de 2002 renovó la LPCA, que había entrado en vigor en 1991, e
hizo extensiva la exención arancelaria y de contingentes a los textiles y prendas de vestir
procedentes de los países de la LPCA, es decir, Bolivia, Colombia, el Ecuador y el Perú.
El concepto de "hilado en adelante" (yarn forward) se aplica a los programas de preferencias no
recíprocas. Se otorga el régimen de franquicia arancelaria a las prendas de vestir ensambladas
en los países beneficiarios a partir de:
•
43
Tejidos producidos en los Estados Unidos con hilados de los Estados Unidos, y
cortados, teñidos y acabados en el país;
Canada and Customs Revenue Agency (2003) Memorandum D11-4-4.
51
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
•
Componentes de punto con una forma determinada elaborados en los Estados Unidos
con hilados de los Estados Unidos;
•
Tejidos producidos en los Estados Unidos con hilados de los Estados Unidos y
teñidos y acabados en el país, pero cortados en la región y cosidos con hilo de los
Estados Unidos;
•
Con sujeción a los límites cuantitativos prescritos, ciertas prendas de punto cortadas y
ensambladas en el país beneficiario a partir de tejidos formados en cada región, pero
con hilados de los Estados Unidos; y
•
Tejidos o hilados de terceros países cuya escasez en los Estados Unidos se haya
determinado específicamente.
Resumiendo, la concesión del régimen de franquicia arancelaria depende fundamentalmente de
la utilización de material de los Estados Unidos, especialmente hilados y tejidos. En el anexo
VI figura un cuadro donde se exponen las normas de origen aplicadas a los textiles en los
programas de los esquemas de preferencias no recíprocas de los Estados Unidos.
V.2.2.
i)
Normas de origen de los acuerdos de libre comercio
Acuerdos de libre comercio de los Estados Unidos
Los Estados Unidos han concertado una serie de acuerdos de libre comercio con estrictas
normas de origen para los textiles y el vestido. Excepto en los firmados con Israel y Jordania, el
criterio general que se utiliza en estos acuerdos es la denominada norma del "hilado en
adelante" recogida en el TLCAN, que se explica en el recuadro que figura más abajo. Dicho
simplemente, esta norma supedita la exoneración arancelaria de las importaciones de textiles y
prendas de vestir a que el producto importado haya sido elaborado dentro de la zona de libre
comercio desde el hilado. El mismo concepto básico de "hilado en adelante" se ha utilizado
posteriormente en textos legislativos de los Estados Unidos que hacen extensivo el acceso en
franquicia arancelaria a los países de América Central.
Normas de origen del TLCAN
Con el TLCAN se puso fin a los contingentes que limitaban las exportaciones de México a
los Estados Unidos y se eximió del pago de aranceles a las exportaciones de México y el
Canadá. Sin embargo, a causa de las fuertes presiones ejercidas por la industria textil
estadounidense, el TLCAN introdujo una novedad en la esfera de las normas de origen, la
denominada norma del "hilado en adelante". Esta norma supedita la exención arancelaria de
las importaciones de textiles y prendas de vestir a que el producto haya sido elaborado dentro
de la zona de libre comercio desde el hilado. Esta norma se concibió pues para dar una
ventaja máxima a los productores textiles de los Estados Unidos, pues la capacidad de
producción textil de México era bastante limitada. No obstante, cabe señalar que la situación
del Canadá es algo distinta, pues sí dispone de una considerable capacidad textil, aunque su
competitividad en la elaboración de prendas de vestir es escasa debido a los elevados salarios
que se pagan.
Fuente: Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, "Trade in Textiles and Clothing: Post-ATC
Context", UNCTAD, documento policopiado, septiembre de 2005.
52
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
En vista de la relativa rigidez de las normas de origen que aplican el criterio del "hilado en
adelante", varios acuerdos de libre comercio de los Estados Unidos prevén excepciones a esta
norma general en forma de: a) niveles de preferencia arancelaria; y b) las llamadas
"disposiciones de escasez de oferta". Además, en virtud de los niveles de preferencia
arancelaria, se autoriza a los exportadores a utilizar material no originario y seguir disfrutando
del régimen de franquicia arancelaria. Sin embargo, esta concesión está limitada a una cantidad
máxima de importaciones y a determinados períodos. Las disposiciones de escasez de oferta
autorizan la importación en franquicia arancelaria cuando se establece que los materiales que
componen el producto en cuestión no están disponibles en cantidades comerciales en los
Estados Unidos.
ii)
Acuerdos de libre comercio de la Unión Europea
Las normas aplicables en virtud de los acuerdos de libre comercio de la UE se especifican en
cada acuerdo. Por lo general, dichas normas se basan en un sistema de "listas de normas". Las
listas se basan en la estructura de la clasificación del SA, y los criterios para determinar el
origen de los distintos productos se enumeran junto a cada producto. En las listas se establece el
nivel mínimo de elaboración o transformación a que debe someterse el material no originario
para que el producto resultante sea considerado originario. En general, los acuerdos de libre
comercio de la UE también contemplan la posibilidad de utilizar materiales o componentes
producidos en otros países con los que la UE haya concertado acuerdos de libre comercio
similares. La denominada "acumulación" permite que los productos del país A que han sido
sometidos a nuevos procesos de transformación o han sido añadidos a otros productos en el país
B puedan declararse originarios del país B. Hay tres tipos distintos de esquemas de acumulación
que se explican en el recuadro siguiente.
Tres tipos de acumulación
Acumulación bilateral. La acumulación bilateral se produce entre dos países cuando éstos
conciertan un acuerdo de libre comercio o un acuerdo autónomo que autoriza la acumulación
de origen. Es el tipo básico de acumulación y es común a todos los acuerdos de origen. Sólo
pueden beneficiarse de él los productos o materiales originarios de los países en cuestión.
Acumulación regional. La acumulación regional es una forma de acumulación diagonal, que
sólo existe en el marco del SGP y se da entre miembros de un grupo regional de países
beneficiarios, como la ASEAN o la SAARC.
Acumulación plena. La acumulación plena permite a las partes en un acuerdo someter a
operaciones de elaboración o transformación productos no originarios en la zona cuyo grupo
integran. La acumulación plena significa que se tienen en cuenta todas las operaciones
realizadas en los países participantes. Otras formas de acumulación requieren que los bienes
sean originarios antes de ser exportados de una parte a otra para ser sometidos a nuevas
operaciones de elaboración o transformación, pero éste no es el caso de la acumulación plena.
Lo único que ésta exige para que el producto final obtenga la consideración de originario es
que sea sometido a todas las operaciones de elaboración o transformación que figuran en las
listas de normas. La acumulación plena funciona entre la Unión Europea y los países del
Magreb y el Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico (ACP).
Cabe señalar que los criterios de origen de la UE son relativamente más flexibles en cuanto a la
utilización de componentes fabricados fuera de la UE. Sin embargo, también es evidente que, en
efecto, estos criterios también requieren que los principales exportadores de prendas de vestir,
como Marruecos, Túnez, Bulgaria o Rumania, utilicen materiales y componentes de la UE.
53
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
V.3.
Efectos de las normas de origen
V.3.1.
Normas de origen rígidas
Las economías que deben cumplir normas de origen rígidas suelen depender mucho de la
importación de insumos, como hilados y tejidos, desde los países que ofrecen un trato preferente
(cuadros 12 y 13).
Cuadro 12
Dependencia de ciertos países de los insumos de los Estados Unidos, 2004
(En millones de dólares)
Economía
México
República Dominicana
Iniciativa de la Cuenca del Caribe
Importaciones de los
Estados Unidos desde
7.793
2.065
10.023
Exportaciones de los
Estados Unidos a
4.736
1.228
4.520
Fuente: Departamento de Comercio de los Estados Unidos, OTEXA; y OITPV.
Productos: Productos del AMF.
Cuadro 13
Dependencia de ciertos países de los insumos de la Unión Europea, 2003
(En millones de dólares)
País
Marruecos
Túnez
Rumania
Importaciones de la
Unión Europea desde
2.906
3.317
4.443
Exportaciones de la
Unión Europea a
1.893
2.170
3.067
Fuente: Base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas y OITPV.
Productos: Sección XI del SA.
Si se tienen en cuenta los países que figuran en los cuadros, la rigidez de las normas de origen
limita en gran medida las posibilidades de exportación de los países beneficiarios de
preferencias, especialmente los que tienen escasa capacidad de oferta interna en el sector de los
textiles. Así, aunque México y varios países de América Central fueron capaces de aumentar
rápidamente sus exportaciones aprovechado la oportunidad que representaban el acceso al
mercado de los Estados Unidos en régimen de franquicia arancelaria y la proximidad con dicho
mercado, últimamente el valor de sus exportaciones se ha reducido (cuadro 14). Este fenómeno
se debe en gran medida a la carga que les supone la obligación de utilizar hilados y tejidos de
los Estados Unidos. En concreto, y a pesar de las ventajas arancelarias y la proximidad con los
Estados Unidos, las exportaciones de México y la República Dominicana acusaron fuertes
descensos entre 2000 y 2004 -unos 2.000 millones de dólares en el caso de México y más
de 400 millones en el de la República Dominicana. Las exportaciones de algunos países de
América Central y el Caribe también han descendido.
54
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Cuadro 14
Importaciones de productos textiles y prendas de vestir realizadas por
los Estados Unidos desde determinados países
(En millones de dólares)
País
México
República Dominicana
Año
1990
2000
2003
2004
2005
1990
2000
2003
2004
2005
Importaciones de los
Estados Unidos
678
9.693
7.941
7.793
7.246
723
2.451
2.128
2.065
1.855
Fuente: Departamento de Comercio de los Estados Unidos, OTEXA; y OITPV.
En cuanto a la UE, también Marruecos, Túnez y Rumania, que gozan de costos de transporte y
plazos de entrega menores gracias a su proximidad con los países de la UE, están exentos del
pago de aranceles en virtud de sus acuerdos de libre comercio con la UE. Sin embargo, los
exportadores de esos países se han manifestado inquietos por la salud de sus exportaciones. De
hecho, las exportaciones de productos textiles y prendas de vestir de Túnez y Marruecos a la UE
se han venido estancando. Además, los textiles y el vestido de todos los PMA cuentan con
acceso a la UE en régimen de franquicia arancelaria en el marco del programa Todo Menos
Armas, pero debido a las estrictas normas de origen, las exportaciones de los PMA son escasas.
Por el contrario, los PMA han aumentado sustancialmente su exportaciones en el contexto de
esquemas preferenciales con normas de origen flexibles, como los de la AGOA y el SGP del
Canadá para los PMA.
Aunque es evidente que hay más de un factor en juego, uno de los motivos del descenso de las
exportaciones parece ser la rigidez de las normas de origen, que prohíben la utilización de
insumos competitivos. Asimismo, las normas de origen estrictas disuaden a los inversores
extranjeros de invertir en el sector de los textiles y el vestido44. Entre los obstáculos también
figuran los costos derivados de la gran cantidad de documentación y trámites conexos
necesarios para obtener la concesión arancelaria. Se estima que estos costos incrementan en
un 3 a 5% los gastos de exportación45.
44
La existencia de normas de origen flexibles es uno de los factores principales que incitan a los inversores
extranjeros a invertir en el sector de los textiles y el vestido. Véase UNCTAD, "TNCs and the removal of textiles and
clothing quotas", Naciones Unidas, Nueva York y Ginebra, UNCTAD/ITE/IIA/2005/1, 2005; Comisión de Comercio
Internacional de los Estados Unidos, enero de 2004; "Textiles and apparel: assessment of the competitiveness of
certain foreign suppliers to the U.S. market"; Brenton, Paul, y Takako Ikezuki, "The Initial and Potential Impact of
Preferential Access to the U.S. Market under the African Growth and Opportunity Act", Banco Mundial, Policy
Research Paper 3262, abril de 2004; y Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, "Market access in
textiles and clothing: examining the nexus between trade and trade policy", CR/41/IDN/", 4 de marzo de 2005.
45
Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos, enero de 2004, "Textiles and apparel: assessment of
the competitiveness of certain foreign suppliers to the U.S. market".
55
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
V.3.2.
Normas de origen flexibles
Resulta interesante observar que los países alejados de los países que conceden un trato
preferente, y por lo tanto susceptibles de sufrir costos de transporte más elevados y plazos
de entrega más largos, han experimentado un fuerte aumento de sus exportaciones de prendas
de vestir. Los ejemplos más notables son Jordania y algunos países del África subsahariana
(cuadro 15). Estos países pudieron optar al acceso a los Estados Unidos en franquicia
arancelaria a partir de 2000 o más tarde. Las exportaciones de Jordania a los Estados Unidos
aumentaron de 52 millones de dólares en 2000 a 956 millones en 2004, o sea, 1.738%. En la
actualidad, Jordania es el 23º proveedor de los Estados Unidos. Asimismo, las exportaciones de
los países del África subsahariana crecieron de 776 millones de dólares en 2000 a 1.790
millones en 2004, es decir, 130%.
Cuadro 15
Importaciones de productos textiles y prendas de vestir realizadas por los
Estados Unidos desde Jordania y los países de la AGOA
(En millones de dólares)
Exportador
Mundo
Jordania
África subsahariana
Proporción del África subsahariana
De la cual:
Lesotho
Madagascar
Kenya
Mauricio
Swazilandia
Sudáfrica
Namibia
Malawi
Botswana
Zimbabwe
2000
2003
71.692
52
776
1,1%
77.436
583
1.537
2,0%
140
110
44
245
32
163
0
7
8
20
393
196
188
269
141
253
42
23
7
5
2004
83.311
956
1.792
2,2%
456
323
277
227
179
164
79
27
20
n.a.
2004/2000
(porcentaje)
16
1.735
130
225
195
529
-8
455
0
…
276
140
n.a.
Fuente: Departamento de Comercio de los Estados Unidos, OTEXA; y OITPV.
Productos: Productos del AMF.
Así pues, ¿a qué se debe esta diferencia entre los resultados relativos de México, la República
Dominicana y algunos países de América Central y el Caribe, por un lado, y los de Jordania y
algunos países del África subsahariana, por el otro?
Jordania y los países subsaharianos no están atados a unas normas de origen rígidas. Según el
tratado de libre comercio concertado entre los Estados Unidos y Jordania, basta con que las
exportaciones de prendas de vestir de Jordania a los Estados Unidos hayan sufrido "una
transformación sustancial", lo que en general quiere decir que hayan sido ensambladas como
prendas a partir de tejidos, independientemente del origen del hilado y los tejidos. Igualmente,
según la AGOA, los países considerados PMA también tienen derecho al régimen de franquicia
arancelaria para sus exportaciones de prendas de vestir, independientemente del origen del
hilado y los tejidos con que estén hechas.
56
CAPÍTULO V: LAS NORMAS DE ORIGEN EN LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Las exportaciones de prendas de vestir de estos países también dependen de las importaciones
de textiles desde terceros países. Pese a ello, muy pocos de sus insumos, como los hilados y los
tejidos, proceden de países que otorgan preferencias. Sólo el 1,3% de las importaciones de
productos textiles y prendas de vestir de Jordania procedían de los Estados Unidos en 2003. En
cuanto a los países de la AGOA, la cifra era del 3,2% en el caso de Lesotho, 0,8% en el de
Madagascar y un porcentaje insignificante en el de Swazilandia. Aun considerando el conjunto
de los países desarrollados, sólo procedían de ellos el 10% de las importaciones de productos
textiles y prendas de vestir de Jordania, el 4% de las de Lesotho, el 2% de las de Swazilandia y
un 20% de las de Madagascar46.
En el cuadro 16 figuran, por orden de importancia decreciente, las principales fuentes desde las
cuales Jordania y los países de la AGOA que están obteniendo buenos resultados importaban los
textiles que les hacían falta. Estas fuentes constituían más del 90% de las importaciones en
cada caso.
Cuadro 16
Principales fuentes de las importaciones de productos textiles y prendas de vestir
por determinados países en 2003
Importaciones de
Lesotho
Swazilandia
China
Hong Kong, China
Sudáfrica
Taipei, Provincia china de Sudáfrica
Taipei, Provincia china
Taiwán
de Taiwán
Israel
China
Hong Kong, China
Jordania
Hong Kong (China)
Siria
Turquía
Pakistán
República de Corea
India
Unión Europea
Indonesia
Emiratos Árabes Unidos
Japón
Arabia Saudita
Tailandia
Filipinas
Bangladesh
Egipto
Taipei, Provincia china
de Taiwán
Turquía
Singapur
Estados Unidos
Malasia
India
Pakistán
Indonesia
Tailandia
China
Singapur
Indonesia
Egipto
Madagascar
China
Unión Europea
Taipei, Provincia china
de Taiwán
Hong Kong, China
Zonas francas
Mauricio
India
Sri Lanka
Pakistán
Indonesia
Singapur
República de Corea
Tailandia
Fuente: Base de datos COMTRADE de las Naciones Unidas y OITPV, según la información suministrada por el país
importador.
Productos: Sección XI del SA.
V.3.3.
Necesidad de abordar las normas de origen
Parece que las normas de origen son la causa fundamental de la diferencia en los resultados
relativos de México, la República Dominicana y otros países de América Central y el Caribe,
por un lado, y Jordania y algunos países del África subsahariana, por el otro. Mientras que el
46
Cálculos de la OITPV basados en la información sobre las importaciones de estos países consignada en la base de
datos COMTRADE de las Naciones Unidas.
57
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
primer grupo se ha visto limitado por el imperativo de importar los insumos que necesitaban
desde los Estados Unidos, el segundo no ha estado sometido a tales restricciones, por lo que su
comercio ha prosperado a pesar de que, al estar más lejos de los Estados Unidos, los países
exportadores deban hacer frente a unos plazos de entrega más largos y a unos costos de
transporte más elevados47.
Como se desprende de los casos de Jordania y de varios países exportadores subsaharianos, el
factor más importante de su éxito parece haber sido la posibilidad de obtener los hilados y
tejidos que necesitaban de los proveedores más competitivos, y por lo general, estos
proveedores eran otros países en desarrollo. La imposición de normas de origen restrictivas, ya
sea en el contexto de programas de preferencias no recíprocas o de acuerdos de libre comercio,
es perjudicial para la competitividad de los exportadores de prendas de vestir de los países en
desarrollo. Lamentablemente, el mismo dilema se plantea a otros países, uno tras otro: tienen
que depender, para sus exportaciones de prendas de vestir, de la importación de insumos textiles
procedentes de países que otorgan preferencias pero que no son la fuente más competitiva para
estos productos.
47
No obstante, parece que el contexto competitivo posterior al ATV está afectando a los países de la AGOA. A pesar
de que hay países de la AGOA que siguen obteniendo buenos resultados en sus exportaciones de prendas de vestir,
desde que el ATV expiró las exportaciones de prendas de vestir de algunos países de este grupo han disminuido.
58
CAPÍTULO VI: LOS TEXTILES Y LAS MEDIDAS CORRECTIVAS DEL COMERCIO
CAPÍTULO VI
LOS TEXTILES Y LAS MEDIDAS CORRECTIVAS
DEL COMERCIO
Debido a la comodidad de la protección general que ofrecían las restricciones contingentarias en
el marco del AMF y del ATV, los productores de los países que imponían esas restricciones no
tenían que buscar otro tipo de medidas para proteger sus partes de producción. Una vez
desaparecidas las restricciones contingentarias y a causa del próximo aumento de la
liberalización del comercio mediante las reducciones arancelarias resultantes de las
negociaciones de la Ronda de Doha, crece la preocupación de que se recurra con más frecuencia
a medidas correctivas del comercio, como las medidas temporales de salvaguardia o la
imposición de derechos antidúmping o compensatorios. Agravan esa preocupación la
intensificación de la competencia y la caída de los precios propiciadas por la desaparición de los
contingentes. Subrayando ese tipo de inquietudes, el FMI y el Banco Mundial advirtieron que
"no es conveniente concentrar la liberalización al final del período -como se establece en el
Acuerdo- pues ello transforma lo que podría haber sido un proceso gradual de ajuste en una
crisis al final del período de transición... Esto hace temer que las presiones políticas puedan
multiplicar los recursos a otros tipos de protección, una vez eliminados los contingentes, y que
las medidas correctivas del comercio… se conviertan en una nueva "línea de defensa""48.
Para los directivos de las empresas y los funcionarios públicos, la clave para manejar el posible
aumento de las medidas correctivas del comercio reside en familiarizarse con los elementos
fundamentales de esas medidas y en prepararse para afrontarlos. El presente capítulo responde a
esa necesidad. Está pensado para ofrecer una descripción sencilla y práctica de la naturaleza de
los instrumentos correctivos del comercio, de la experiencia reciente en su utilización en el
sector de los textiles y el vestido, y de lo que pueden hacer las empresas y los funcionarios para
evitar que se menoscaben sus intereses comerciales.
VI.1. Medidas de salvaguardia
En el comercio de textiles y prendas de vestir, es importante distinguir entre las medidas de
salvaguardia incluidas en las normas generales de la OMC resultantes del artículo XIX del
GATT y en el Protocolo de Adhesión de China a la OMC. En este capítulo se examina el
primero. El segundo se trata en el capítulo VII.
A tenor del artículo XIX del GATT, cualquier país puede legítimamente restringir
temporalmente las importaciones si, tras una investigación realizada por las autoridades
competentes de ese país, se determina que las importaciones de un producto han aumentado en
tal cantidad que causan un daño grave a los productores nacionales de productos similares o
directamente competidores. Las medidas de salvaguardia pueden consistir en aranceles más
altos o en restricciones contingentarias, aunque éstas se aplican más raramente, y en general
deben aplicarse según el principio de la NMF, es decir, a las importaciones desde todas las
fuentes. La protección mediante medidas de salvaguardia se permite con el objetivo principal de
ofrecer a la rama de producción afectada tiempo para adaptarse al aumento de la competencia.
El Acuerdo de la OMC sobre Salvaguardias prevé por consiguiente que dichas restricciones sólo
pueden aplicarse durante períodos limitados y establece en ocho años el período máximo de
aplicación de una medida de salvaguardia para un producto determinado. Como se ha indicado,
las medidas de salvaguardia deben aplicarse según el principio de la NMF, es decir, sin
48
FMI y Banco Mundial, Market access for developing country exports - selected issues, 26 de septiembre de 2002,
párr. 68.
59
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
discriminación y a todos los miembros de la OMC, pero el Acuerdo sobre Salvaguardias prevé
la posibilidad de observar menos estrictamente ese principio y permite aplicarlo de manera
selectiva según criterios cuidadosamente delimitados. Está permitido apartarse de ese principio
si se demuestra que las importaciones procedentes de ciertos miembros han aumentado en un
porcentaje desproporcionado en relación con el incremento total de las importaciones del
producto considerado. Esa libertad, que en ocasiones se conoce como "modulación de los
contingentes", no se permite en el caso de "amenaza de daño grave", en contraste con el daño
grave real causado a los productores nacionales. Sin embargo, la "modulación de los
contingentes" no se ha utilizado en ninguna de las medidas de salvaguardia adoptadas hasta
ahora.
Desde la creación de la OMC, en 1995, se han invocado un gran número de medidas de
salvaguardia contra las importaciones de productos no agrícolas en virtud del Acuerdo sobre
Salvaguardias. No obstante, dado que el sector de los textiles y el vestido estaba sujeto a
restricciones contingentarias en virtud del ATV, hubo pocas medidas relacionadas con
productos textiles. Si bien los antecedentes en el marco del Acuerdo sobre Salvaguardias son de
buen augurio para el futuro de los exportadores de textiles y prendas de vestir, no se sabe si, en
el caso de que no existiera la protección mediante contingentes, las ramas de producción de los
países importadores actuarían con mesura a la hora de solicitar a sus respectivos gobiernos
medidas de protección mediante salvaguardias. Por consiguiente, los países y las empresas
exportadores harían bien en mantenerse vigilantes para proteger sus intereses.
El Acuerdo sobre Salvaguardias establece criterios suficientemente rigurosos que deben
observar las autoridades investigadoras de los países importadores para determinar si el aumento
de las importaciones causa un daño grave a la rama de producción nacional. También establece
requisitos importantes para el procedimiento de investigación. Un objetivo particular de esos
requisitos es ofrecer a los proveedores extranjeros y a los gobiernos cuyos intereses puedan
resultar afectados por las medidas de salvaguardia propuestas la debida oportunidad de presentar
pruebas y defender sus intereses. Para que puedan hacerlo eficazmente, es indispensable que los
exportadores sigan atentamente el proceso y estén preparados para presentar pruebas en el curso
de las investigaciones realizadas por las autoridades de los países importadores.
Es más, el Acuerdo sobre Salvaguardias también insta a los miembros de la OMC a que no
mantengan limitaciones voluntarias de las exportaciones, acuerdos de comercialización
ordenada u otras medidas similares respecto de las exportaciones de otros miembros. Son
ejemplos de medidas similares la moderación de las exportaciones, los sistemas de vigilancia de
los precios de exportación o importación, la vigilancia de las exportaciones o importaciones, los
cárteles de importación impuestos y los regímenes discrecionales de licencias de exportación o
importación49. El Acuerdo también establece que cuando un país importador propone adoptar
una medida de salvaguardia, el país exportador cuyas exportaciones puedan resultar afectadas
por la medida puede solicitar compensación al país importador a fin de mantener el equilibrio
entre derechos y obligaciones. Si en las consultas que se celebren no se llega a un acuerdo, el
país exportador afectado puede suspender la aplicación de concesiones equivalentes al país
importador en cuestión50.
Por último, también cabe señalar que, además de las disciplinas relativas a las medidas de
salvaguardia infundadas previstas en el Acuerdo sobre Salvaguardias, los países exportadores
afectados también pueden recurrir al procedimiento de solución de diferencias de la OMC por
medidas injustificadas.
49
50
Acuerdo sobre Salvaguardias, art. 11 - Prohibición y eliminación de determinadas medidas.
Ibíd., art. 8 - Nivel de las concesiones y otras obligaciones.
60
CAPÍTULO VI: LOS TEXTILES Y LAS MEDIDAS CORRECTIVAS DEL COMERCIO
VI.2. Medidas antidúmping
En contraste con el número relativamente pequeño de medidas de salvaguardia relativas a los
textiles y el vestido, ese sector ha registrado el recurso a un gran número de medidas
antidúmping en el pasado. Con el inicio de 197 procedimientos de investigación de supuesto
dumping desde 1990 hasta 1999, el de los textiles y el vestido ocupó el quinto lugar entre todos
los sectores, detrás del siderúrgico, el químico, los plásticos, la maquinaria y los
electrodomésticos51. La Comisión Europea fue con mucho la mayor usuaria de medidas
antidúmping en el sector de los textiles y el vestido e inició hasta 72 nuevas investigaciones
entre 1994 y 2004. Los únicos sectores que registraron más casos de apertura de investigaciones
antidúmping por la Comisión Europea fueron el siderúrgico y el químico52. También cabe
destacar que 63 de esas 72 nuevas acciones (87%) concernían a importaciones de países en
desarrollo53. En los Estados Unidos las actividades antidúmping relativas a productos textiles y
prendas de vestir fueron menos marcadas. No obstante, las pocas acciones iniciadas por ese país
generalmente se prolongaron, perjudicando las exportaciones de los países en desarrollo
afectados.
No es raro encontrarse con acusaciones que tachan de dumping cualquier importación barata.
En el lenguaje corriente las exportaciones baratas suelen asimilarse al dumping. Sin embargo,
no es una interpretación correcta.
¿Qué es el dumping?
El Acuerdo Antidúmping de la OMC establece criterios precisos acerca de las situaciones en
que se puede considerar que un producto es objeto de dumping. En general, se puede
considerar que un producto importado es objeto de dumping si el precio de exportación es
inferior al precio facturado por ese mismo producto en el mercado interno del país
exportador. Si no se conoce el precio interno, se puede considerar que el producto es objeto
de dumping si el precio de exportación es inferior a su costo de producción.
Además, según el Acuerdo, el país importador no puede imponer derechos antidúmping
únicamente porque el producto importado sea objeto de dumping. Sólo podrá hacerlo si, tras
la debida investigación, se determina además que las importaciones objeto de dumping
causan un daño importante a la rama nacional que produce un producto similar en el país
importador. Para determinar si los productos importados objeto de dumping causan un daño
importante a la rama de producción nacional hay que tener en cuenta todos los factores que
influyen en la situación de la misma y se debe determinar claramente que existe una relación
causal entre las importaciones objeto de dumping y el daño causado a la rama de producción.
Si, por el contrario, el problema que afecta a ésta puede deberse a algún otro factor, como la
contracción de la demanda o variaciones de la estructura del consumo, y no puede atribuirse
directamente a las importaciones objeto de dumping, no se debe imponer el derecho
antidúmping. Asimismo, sólo se debe percibir el derecho antidúmping si se determina que las
importaciones causan problemas a los productores nacionales que representen una proporción
importante de la producción nacional, no a unos pocos.
51
UNCTAD (2000), Los efectos de las medidas en materia de derechos antidúmping y compensatorios, pág. 30.
Informes anuales de la Comisión al Parlamento Europeo sobre las actividades antidúmping, antisubvenciones y de
salvaguardia.
53
De las 7 restantes, 2 se referían a importaciones de países en desarrollo y 5 de economías en transición.
52
61
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Para materializar efectivamente los anteriores principios generales al considerar casos concretos
de presunto dumping, el Acuerdo Antidúmping establece criterios de procedimiento detallados
que se resumen en el recuadro infra.
VI.2.1. Los procedimientos antidúmping pueden ocasionar importantes perjuicios a
las exportaciones
La exposición detallada de los perjuicios de los procedimientos antidúmping excede el ámbito
de este breve módulo informativo54. No obstante, la experiencia en esos procedimientos muestra
que, mediante la simple afirmación de que existe dumping y la iniciación de una investigación
por las autoridades del país importador, las ramas de producción denunciantes pueden causar un
grave perjuicio a los intereses exportadores de los países objeto de las mismas, además de
engendrar una gran cantidad de gastos conexos a las empresas afectadas. En el cuadro 17 se
constata que las investigaciones causaron importantes caídas de las exportaciones de los países
cuyas exportaciones habían sido objeto de procedimientos antidúmping en la UE.
Cuadro 17
Variaciones en la parte de las importaciones de los países investigados
(En porcentaje)
Antes de la
investigación
A raíz de la
investigación
Tejidos sintéticos
Valor
1993
50,2
1995
52,9
Después de
terminada la
investigación
1997
56,5
Volumen
66,6
63,6
70,4
1993
55,8
1998
38,6
2000
42,4
59,0
37,6
40,4
1993
49,0
51,8
1994
47,6
50,9
2000
41,3
44,7
Producto
investigado
Tejidos de algodón
Valor
Volumen
Ropa de cama
Valor
Volumen
Observaciones/países
investigados
Investigación terminada en
1996 sin imposición de
derechos antidúmping; India,
Indonesia, Pakistán, Tailandia
Imposición de derechos
provisionales, levantada en
1998; China,
Egipto, India, Indonesia,
Pakistán, Turquía
Los derechos definitivos
terminaron en 2001; Egipto,
India, Pakistán, Tailandia
Fuente: OMC y OITPV.
En el caso de los tejidos sintéticos, la proporción de las importaciones de los países investigados
disminuyó del 66,6% antes del inicio de la investigación al 63,6% tras su inicio. En el caso de
los tejidos de algodón, en que hubo varias investigaciones consecutivas a lo largo de varios
años, la proporción de las importaciones de los países investigados registró el descenso más
pronunciado, del 59 al 37,6%. Esa proporción no pudo remontar hasta los niveles anteriores a la
investigación ni siquiera cuando terminaron los procedimientos. También cayó la proporción
correspondiente a los países investigados en el caso de la ropa de cama. La India impugnó
las medidas mediante el procedimiento de solución de diferencias de la OMC y un grupo
54
Los interesados en una descripción completa de la experiencia en materia de procedimientos antidúmping en el
sector de los textiles y el vestido pueden remitirse al documento presentado por un grupo de países y economías en
desarrollo al Grupo de Negociación sobre Normas de la Ronda de Doha, titulado "Anti-dumping actions in the area of
textiles and clothing: developing members' experiences and concerns", documento TN/RL/W/48/Rev.1 de la OMC.
62
CAPÍTULO VI: LOS TEXTILES Y LAS MEDIDAS CORRECTIVAS DEL COMERCIO
especial sobre diferencias determinó que esa acción concreta era ilegal. Sin embargo, para
cuando se resolvió la diferencia, el trastorno ocasionado a las exportaciones indias era tal que
habían caído de 127 millones de dólares en 1998 a 91 millones en 2002. Se dice que se
perdieron 1.000 puestos de trabajo sólo en la ciudad meridional india de Pondichery, sede de
una de las empresas investigadas55.
VI.2.2. ¿Qué hacer para evitar los daños causados por las medidas antidúmping?
¿Por qué, si hay normas tan detalladas sobre el procedimiento antidúmping, suscitan esas
medidas tantas críticas? La respuesta estriba en que frecuentemente se usan mal esos
procedimientos, y en la interpretación permisiva que hacen algunas autoridades de investigación
de determinadas disposiciones de las normas. De hecho, debido al carácter flexible de algunas
disposiciones del régimen antidúmping, la falta de claridad acerca de ciertas disciplinas y la
presión política de las ramas de producción nacionales afectadas, hay riesgo de que el sistema
sea usado con fines proteccionistas. Aún es más cierto en los sectores comerciales sometidos a
las fuertes presiones competitivas de las exportaciones, como sucede con los textiles y el
vestido. Por consiguiente, es sumamente importante que los exportadores y los gobiernos de los
países exportadores conozcan plenamente sus derechos para evitar que los intereses que tratan
de obtener protección en los países importadores hagan un mal uso de los procedimientos
antidúmping.
En un procedimiento antidúmping, el sector importador afectado suele solicitar que se
impongan derechos adicionales a los bienes importados, además de los derechos normales. Las
empresas de muchos países en desarrollo se encuentran con que, a medida que aumentan sus
exportaciones, crecen las presiones de las ramas de producción de los países importadores para
que se cobren esos derechos. En cuanto se formulan solicitudes, se crea incertidumbre entre los
fabricantes, los exportadores y también los importadores, que pueden tardar años en conocer la
suma global de los derechos que realmente deberán pagar por sus expediciones, mientras los
organismos públicos competentes del país importador realizan sus investigaciones para sacar
conclusiones. Así pues, con la simple iniciación de una acción contra fabricantes extranjeros, o
la amenaza de hacerlo, la rama de producción que pide protección en un país importador puede
ocasionar grandes trastornos al mercado durante mucho tiempo.
Cuando las autoridades del país importador inician la investigación de las denuncias de dumping
por empresas extranjeras, los exportadores deben facilitar información detallada según un
cuestionario preparado al efecto. En los Estados Unidos se realiza un examen en paralelo de la
solicitud de medidas antidúmping. La petición se presenta simultáneamente al Departamento de
Comercio (DOC) y a la Comisión de Comercio Internacional (ITC). Ambos organismos realizan
investigaciones independientes y simultáneas, y, si ambos formulan determinaciones positivas,
el DOC indica a la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras que perciba un derecho
antidúmping. El DOC se encarga de determinar si los bienes importados se venden a un precio
inferior al valor normal, es decir si son objeto de dumping, y si lo son, en qué porcentaje son
inferiores los precios a los del mercado de origen o al costo de producción. Por otra parte, la
Comisión de Comercio Internacional se encarga de determinar si las importaciones causan o
amenazan causar daño a la rama nacional que produce un producto similar o que compite
directamente con las importaciones en cuestión. Cada entidad realiza además una investigación
en dos partes: una preliminar y otra final.
55
Oxfam, "Stitched up: how rich country protectionism in textiles and clothing prevents poverty alleviation",
Briefing Paper 60 (2004).
63
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Para los países que los Estados Unidos consideran como economías que no son de mercado,
como China o Viet Nam, el DOC aplica unas normas algo distintas, generalmente con
consecuencias más onerosas. Admitiendo que la existencia de controles públicos en esas
economías reste fiabilidad a las comparaciones normales de precios, no se conocen los precios o
los costos reales de producción en esas economías. Como alternativa, para determinar el valor
del producto en esos mercados, el DOC verifica la cantidad de insumos, como las materias
primas o la energía, utilizados en la producción en la economía que no es de mercado, y luego
determina el precio de esos insumos en un tercer país de referencia. Por ejemplo, si el DOC
determina que se necesita cierta cantidad de algodón y energía para producir cierta cantidad de
tejido en China, estudiará entonces otro país, por ejemplo la India, para determinar lo que
costarían allí esos insumos. Luego aplica esas cantidades para calcular los costos en China.
El costo de la mano de obra en las economías que no son de mercado se determina mediante una
fórmula compleja que tiene en cuenta un grupo de países con niveles similares de PIB. En la
práctica, el método del país de referencia suele arrojar márgenes de dumping más altos e
imprevisibles en el caso de las economías que no son de mercado.
Si bien es posible que se tarde más de un año en tomar una decisión definitiva, el DOC puede
pedir al Departamento de Aduanas que exija a los importadores que depositen sumas en efectivo
para cubrir las posibles responsabilidades por dumping, basándose en una determinación previa
acerca del nivel de dumping. En casos extremos, en que el DOC determina que se dan
"circunstancias críticas", como importaciones masivas en un período relativamente corto, se
puede exigir el depósito dentro de los 70 días del inicio de la investigación, frente a los 160 días
en los casos normales.
En la UE también hay procedimientos similares de investigación del dumping. Al recibir una
denuncia de presunto dumping que causa daño importante a la rama de producción nacional, la
autoridad competente de la Comisión Europea publica un anuncio sobre el inicio de la
investigación e invita a todas las partes interesadas a que le comuniquen sus observaciones.
También envía cuestionarios a los productores y exportadores conocidos y los invita a
comunicar la información en un plazo determinado. Cuando hay muchos exportadores, la
Comisión selecciona una muestra de empresas que deben informar mediante el cuestionario.
También pide a las partes que soliciten audiencias a la Comisión.
Una vez iniciada la investigación, los productores y exportadores deben responder a los
cuestionarios de las autoridades investigadoras en el plazo establecido, que es de sólo unas
semanas, en formato electrónico. La falta de respuesta o la respuesta incorrecta del exportador,
puede conducir a las autoridades a basarse en "la mejor información disponible". Es posible que
no se envíe el cuestionario a todos los exportadores, pero quienes no lo hayan recibido pueden
responder voluntariamente para beneficiarse de la cifra media calculada para quienes deban
responder.
Para poder responder a tiempo los cuestionarios, los exportadores deben vigilar sus precios,
costos de producción y demás factores a fin de determinar su "margen de dumping" y, por ende,
su posible riesgo. Los exportadores, en particular los de una economía de mercado, pueden
controlar los posibles márgenes de dumping vigilando el valor normal y el precio de
exportación. Incluso los exportadores de economías que no son de mercado pueden defenderse
investigando los costos de los factores de producción en un probable mercado de referencia y
luego tratar de lograr la eficiencia de los factores que tienen probabilidad de estar muy
valorados en ese mercado. Cuando el insumo haya sido producido en una economía de mercado,
puede ser conveniente usar insumos de economías de mercado, como hilados o tejidos
fabricados en la Provincia china de Taiwán o la República de Corea, porque en ese caso se
utilizarán valores reales en vez de los de referencia.
64
CAPÍTULO VI: LOS TEXTILES Y LAS MEDIDAS CORRECTIVAS DEL COMERCIO
Los gobiernos de los países exportadores sometidos a investigaciones antidúmping también
deben prepararse. En primer lugar, según el Acuerdo Antidúmping, las autoridades
investigadoras tienen la obligación de notificar al gobierno del país exportador su decisión de
iniciar la investigación. Los gobiernos tienen derecho a presentar pruebas y defender los
intereses de sus exportadores. Dado que las costas legales y otros gastos de participación en las
investigaciones son considerables y a menudo exceden las posibilidades de las empresas
pequeñas y medianas, es importante que los gobiernos las ayuden. En segundo lugar, aparte de
lo anterior, también es importante que los gobiernos de los países en desarrollo sigan
atentamente el proceso de elaboración de normas en el marco de la OMC y estudien la manera
de conseguir mejoras en las disciplinas antidúmping para proteger sus intereses ante el recurso
frívolo o injustificado a esas medidas.
Es de sobra conocida la importancia que tiene para los países en desarrollo el comercio de los
textiles y el vestido. Concretamente, la fabricación de prendas de vestir es una actividad
intensiva en mano de obra y, por tanto, es un sector particularmente importante en cuanto a
creación de oportunidades de empleo en los países en desarrollo. Así pues, hay que procurar
introducir las mejoras necesarias, tanto para proteger a esos países frente al recurso injustificado
a medidas correctivas del comercio y evitar a sus empresas los costos que conlleva el proceso de
investigación, teniendo presente en particular que las empresas de los países en desarrollo
suelen ser medianas o pequeñas. En este sentido, se podría estudiar la posibilidad de mejorar las
disciplinas antidúmping a corto plazo, tras la abolición de las restricciones contingentarias, y a
largo plazo, para que no se resienta el acceso de los países en desarrollo a los mercados.
65
CAPÍTULO VII: MEDIDAS DE SALVAGUARDIA CONTRA LOS TEXTILES
Y PRENDAS DE VESTIR DE CHINA
CAPÍTULO VII
MEDIDAS DE SALVAGUARDIA CONTRA LOS
TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR DE CHINA
En el presente capítulo se analizan las características de las disposiciones de salvaguardia
específicamente aplicables a los textiles del Protocolo de Adhesión de la República Popular
China a la Organización Mundial del Comercio, los reglamentos de los Estados Unidos y la
Unión Europea que les permiten invocar esas disposiciones y los acuerdos bilaterales sobre
textiles suscritos por China con ambos socios comerciales.
La adhesión de China a la OMC tuvo lugar en diciembre de 2001, ocasión en la cual, y a modo
de condición, aceptó la inclusión de disposiciones de salvaguardia específicamente aplicables a
los textiles en el Protocolo. Posteriormente, los Estados Unidos y la UE adoptaron
procedimientos de aplicación de las disposiciones e impusieron medidas de salvaguardia a
algunos productos textiles y prendas de vestir de China. Entretanto, las industrias textiles de los
Estados Unidos y la UE seguían exigiendo una mayor protección. Varios meses después de la
fecha de vencimiento del ATV, los datos estadísticos demostraron que las importaciones de
algunos textiles y prendas de vestir de China en la UE y los Estados Unidos habían aumentado,
y los dos socios comerciales suscribieron acuerdos bilaterales sobre textiles con China para
limitar el ingreso de textiles y prendas de vestir a sus mercados.
VII.1. Disposiciones de salvaguardia del Protocolo de Adhesión de
China a la OMC específicamente aplicables a los textiles
Las disposiciones de salvaguardia específicamente aplicables a los textiles se encuentran en el
párrafo 242 del informe del Grupo de Trabajo sobre la adhesión de China, en adelante
denominado "Protocolo de Adhesión de la República Popular China a la Organización Mundial
del Comercio". El párrafo se presenta en el siguiente recuadro.
Protocolo de Adhesión de la República Popular China a la
Organización Mundial del Comercio
"242. El representante de China convino en que se aplicarían las siguientes disposiciones al
comercio de productos textiles y prendas de vestir hasta el 31 de diciembre de 2008 y serían
parte de los términos y condiciones para la adhesión de su país:
a)
En caso de que un Miembro de la OMC considere que las importaciones de
origen chino de productos textiles y de vestido comprendidas en el ATV en la fecha de
entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC amenacen, debido a la desorganización
del mercado, con obstaculizar el desarrollo ordenado del comercio de esos productos,
dicho Miembro podrá solicitar la celebración de consultas con miras a atenuar o evitar
dicha desorganización del mercado. El Miembro que solicite la celebración de
consultas proporcionará a China, en el momento de la solicitud, una declaración
detallada de los hechos, razones y justificaciones de su solicitud de celebración de
consultas con datos actuales que, en opinión del Miembro solicitante, demuestren: 1)
la existencia o amenaza de desorganización del mercado; y 2) la participación de los
productos de origen chino en esa desorganización.
b)
Las consultas se celebrarán en el plazo de 30 días contados a partir de la
recepción de la solicitud. Se harán todos los esfuerzos posibles para llegar a una
67
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
solución mutuamente satisfactoria en un plazo de 90 días contados desde la recepción
de dicha solicitud, a menos que ese plazo se prorrogue de mutuo acuerdo.
c)
China acepta que, tras recibir la solicitud de consultas, mantendrá los
envíos de textiles o productos textiles de la categoría o categorías objeto de dichas
consultas que haga al Miembro solicitante en un nivel que no será superior en más de
un 7,5% (6% para las categorías de productos de lana) a la cantidad que haya entrado
durante los 12 primeros meses del período de 14 meses más reciente anterior al mes en
que se haya hecho la solicitud de consultas.
d)
Si no se llega a una solución mutuamente satisfactoria durante el período
de consultas de 90 días, las consultas proseguirán y el Miembro que solicitó la
celebración de consultas podrá mantener los topes previstos en el apartado c) para los
textiles o los productos textiles de la categoría o categorías objeto de esas consultas.
e)
Todo tope cuantitativo establecido de conformidad con el apartado d)
estará en vigor durante el período que comience en la fecha de la solicitud de
consultas y termine el 31 de diciembre del año en el que se solicitaron las consultas o,
si en el momento en que se solicitaron las consultas quedaran 3 o menos meses para
que concluya el año, durante el período que finalice 12 meses después de la solicitud
de consultas.
f)
Ninguna medida adoptada en el marco de estas disposiciones permanecerá
en vigor durante más de un año si no vuelve a presentarse una nueva solicitud, a
menos que el Miembro afectado y China acuerden lo contrario.
g)
No podrán aplicarse simultáneamente al mismo producto medidas en virtud
de estas disposiciones y de las disposiciones de la sección 16 del proyecto de
Protocolo.
El Grupo de Trabajo tomó nota de estos compromisos."
Fuente: Informe del Grupo de Trabajo sobre la Adhesión de China, WT/ACC/CHN/49, 1º de octubre
de 2001.
Cuando se reciba una solicitud de celebración de consultas de un país afectado, China deberá
restringir sus envíos del producto en cuestión a ese país a un nivel que no superará en más de
un 107,5% las importaciones realizadas en el pasado reciente, es decir, durante los 12 primeros
meses del período de 14 meses anterior al mes en que se haya presentado la solicitud de
consulta. Esto significa que si, por ejemplo, la solicitud de consultas se hubiera presentado en
mayo de 2005, se utilizarían como referencia las importaciones registradas en los 12 meses
comprendidos entre marzo de 2004 y febrero de 2005.
Además, en virtud de otra disposición del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, el plazo
máximo de vigencia de un tope cuantitativo es de un año, aunque puede volver a aplicarse
una vez cumplidos los requisitos de consulta con China. Por último, hay otra disposición en
virtud de la cual si la solicitud de consultas se presenta en cualquier mes entre enero y
septiembre, la restricción no puede prorrogarse después del 31 de diciembre de ese año; en
cambio, si la solicitud de consultas se presenta entre octubre y diciembre, la restricción se aplica
durante 12 meses.
68
CAPÍTULO VII: MEDIDAS DE SALVAGUARDIA CONTRA LOS TEXTILES
Y PRENDAS DE VESTIR DE CHINA
Como se indica en la cita anterior del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, la
justificación para invocarlo es la determinación de que las importaciones amenace con
obstaculizar el desarrollo ordenado del comercio de uno o varios productos, "debido a la
desorganización del mercado", lo que significa que la "desorganización del mercado" es el
criterio básico.
Sin embargo, ha habido controversia con respecto al verdadero sentido de los términos
utilizados en el texto. Los intereses empresariales de la UE y los Estados Unidos comenzaron a
presionar a sus gobiernos desde comienzos de 2004, para que impusieran de inmediato
restricciones de salvaguardia a los textiles y prendas de vestir provenientes de China. Teniendo
en cuenta la capacidad consignada de China y las conclusiones de estudios como el realizado
por una funcionaria de la OMC en agosto de 200456, sostenían que las importaciones de origen
chino que inundarían los mercados a partir del 1º de enero de 2005 representaban una
"amenaza" de desorganización del mercado. De hecho, la campaña actuó como un incentivo
para que los importadores y exportadores aceleraran los envíos desde China, a fin de alcanzar
los niveles más altos posibles de comercio y eludir así la inminente imposición de
contingentes57. Como ya se ha indicado, una vez recibida la solicitud de consultas, China tenía
que limitar sus envíos del producto en cuestión al 107,5% de las importaciones registradas en el
pasado reciente.
VII.2. Procedimientos de los Estados Unidos y la Unión Europea
relativos a las disposiciones de salvaguardia específicamente
aplicables a los textiles producidos en China
Los Estados Unidos y la UE establecieron procedimientos internos para poner en práctica las
disposiciones de salvaguardia específicamente aplicables a los textiles del Protocolo de
Adhesión de la República Popular China a la OMC.
VII.2.1. Estados Unidos
El Comité Gubernamental encargado de la aplicación del Acuerdo sobre los Textiles
debería determinar si en la solicitud se presenta la información necesaria en un plazo no
superior a 15 días contados a partir de la fecha de solicitud de las partes afectadas y de
conformidad con la norma sobre procedimiento adoptada en los Estados Unidos en octubre
de 2003. En caso de que así sea, el Comité debería hacer una invitación abierta a formular
comentarios en un plazo de 30 días. Una vez concluido el plazo, el Comité tendrá otros 60 días
para determinar si solicitará las consultas a China. En caso de que decida hacerlo, China estará
obligada por las disposiciones del Protocolo de Adhesión a la OMC a restringir las
exportaciones al 107,5% del período representativo mencionado. Si se presentara una solicitud
de renovación de la medida, el Comité debería volver a determinar que se ha producido una
desorganización del mercado.
VII.2.2. Unión Europea
El procedimiento pertinente de la Comisión Europea quedó consignado en las directrices de
fecha 27 de abril de 2005, en las que se describe el procedimiento al que debe ceñirse la
Comisión para tramitar los casos de medidas de salvaguardia solicitadas por una rama
industrial, por intermedio de un Estado miembro, así como el procedimiento al que debe ceñirse
el Comité de Textiles de las Comunidades Europeas para tramitar las solicitudes. En las
56
Hildegunn Kyvik Nordas (2004), "The global textile and clothing industry post the agreement on textiles and
clothing", documento de debate Nº 5 de la OMC, 2004.
57
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir, Trade in textiles and clothing: post ATC context, op. cit.
69
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
directrices se indica que la Comisión también puede poner en marcha un procedimiento por
iniciativa propia.
Las directrices de la Comisión tienen dos características que merecen una mención aparte.
En primer lugar, la Comisión ha establecido umbrales mínimos. Si las importaciones
procedentes de China superan esos umbrales, estimará justificada la adopción de medidas. Los
umbrales se basan en la proporción de las importaciones de determinados productos de origen
chino realizadas en 2004. En las directrices se estipula que si las importaciones superan los
niveles establecidos se podría considerar en principio que existen muchas probabilidades de que
se esté produciendo un desarrollo desorganizado de las importaciones.
En segundo lugar, la Comisión considera una serie de factores, entre otros las repercusiones que
podrían tener las importaciones de China para otros proveedores. En referencia a éstos, en las
disposiciones se mencionan específicamente los países del Mediterráneo meridional y oriental,
de los que se dice que forman parte de la zona natural de competitividad de la industria textil y
del vestido de la UE y son importantes receptores de exportaciones e inversiones de la industria
europea. Esto significa que la Comisión sopesará las repercusiones que tendría la situación para
países que son grandes compradores de textiles de la UE y que acogen actividades de
manufactura de empresas de la UE, entre otros Marruecos, Rumania y Túnez.
En tercer lugar, la Comisión también sostiene que la imprecisión de la terminología empleada
en el Protocolo de Adhesión de China a la OMC otorga un margen relativamente amplio de
discrecionalidad y limita las posibilidades de impugnación en el marco de la OMC.
VII.3. Invocación efectiva de las medidas de salvaguardia contra China
VII.3.1. Estados Unidos
Para facilitar las referencias, las medidas de salvaguardia adoptadas por los Estados Unidos
podrían clasificarse en cuatro categorías interrelacionadas.
En primer término, a fines de 2003 y acogiéndose a las disposiciones de salvaguardia
específicamente aplicables a los textiles del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, los
Estados Unidos impusieron restricciones a tres categorías de productos incorporadas en el
GATT en enero de 2002, de conformidad con el ATV. Se trataba de las siguientes categorías:
a) categoría 222, telas de punto; b) combinación de categorías 349 y 649, sostenes (corpiños)
de algodón y fibras artificiales; y c) combinación de categorías 350 y 650, batas de casa y
batas de algodón y fibras artificiales. Estas restricciones se impusieron en diciembre de 2003
por un plazo de un año, del 24 de diciembre de 2003 al 23 de diciembre de 2004. El 29 de
octubre de 2004, los Estados Unidos impusieron otra restricción a la combinación de las
categorías 332, 432 y 632 pt, calcetas de algodón, lana y fibras artificiales. Curiosamente, se
incluyeron en estas categorías las calcetas de algodón, que ya estaban restringidas por
contingentes en el marco del Acuerdo. La restricción estuvo vigente del 29 de octubre de 2004
al 28 de octubre de 2005.
En segundo lugar, antes del vencimiento del plazo de vigencia de las restricciones, las
asociaciones empresariales solicitaron que se renovaran, argumentando que las importaciones
de China representaban una "amenaza" de desorganización del mercado. Además de la solicitud
de extensión de las tres medidas, las asociaciones empresariales solicitaron que se adoptaran
salvaguardias para varias nuevas categorías de productos, por considerar que el incremento
previsto de las importaciones de esos productos de China amenazaba con desorganizar los
mercados estadounidenses pertinentes. Las solicitudes se referían a las siguientes categorías de
productos: 447, pantalones de lana; 620, otros filamentos sintéticos; 301, hilaza de algodón
70
CAPÍTULO VII: MEDIDAS DE SALVAGUARDIA CONTRA LOS TEXTILES
Y PRENDAS DE VESTIR DE CHINA
peinado; 338 y 339, camisas y blusas de punto de algodón; 340 y 360, camisas de hombres y
niños de tejido plano; 352 y 652, ropa interior de algodón y fibras artificiales; 638 y 639,
camisas y blusas de punto de fibras artificiales; 647 y 648, pantalones de fibras artificiales;
y 347 y 348, pantalones de algodón.
En 2005, las solicitudes por presunta amenaza provocaron un conflicto entre las asociaciones de
empresarios que pedían la imposición de medidas de salvaguardia y los importadores
estadounidenses58. La Asociación de Importadores de Textiles y Prendas de Vestir de los
Estados Unidos impugnó la validez de la consideración de los casos por motivos de "amenaza"
de desorganización del mercado por parte del Comité Gubernamental encargado de la aplicación
del Acuerdo sobre los Textiles. Fundamentalmente, la Asociación de Importadores había
protestado por considerar que la aplicación de los procedimientos del Comité en 2003 impedía
la consideración de las solicitudes de acción por presunta amenaza de desorganización del
mercado. La Corte de Comercio Internacional de los Estados Unidos prohibió al Comité
Gubernamental considerar solicitudes de nuevas salvaguardias mientras no hubiese emitido un
dictamen sobre los temas planteados en la petición de la Asociación de Importadores.
En tercer lugar, las asociaciones de empresarios continuaron su campaña y, cuando se dio a
conocer la información sobre las importaciones de enero y febrero de 2005, reformularon sus
peticiones de tal modo que las denuncias no invocaran una situación de "amenaza" sino de
"desorganización efectiva del mercado". El Gobierno también comenzó a sentir la presión de las
empresas, que se hicieron aún más evidentes debido a la inminente consideración en el
Congreso de la ratificación del Acuerdo de Libre Comercio entre los Estados Unidos y la
República Dominicana y cinco países centroamericanos.
A consecuencia de lo anterior, el Gobierno inició independientemente un procedimiento de
salvaguardia en relación con las siguientes categorías: a) categorías 338 y 339, camisas y blusas
de punto de algodón; b) categorías 347 y 348, pantalones de algodón; y c) categorías 352 y 652,
ropa interior de algodón y de fibras artificiales. El 23 de mayo de 2005, el Gobierno de los
Estados Unidos pidió formalmente consultas con China y, a partir de esa fecha, los productos
mencionados quedaron sujetos a contingentes. En vista de que las solicitudes se presentaron en
mayo de 2005, la vigencia de los topes correspondientes a los contingentes se prolongó hasta
el 31 de diciembre de 2005. Los tres casos se basan en la existencia de una desorganización
efectiva del mercado y en la amenaza de desorganización del mercado59.
En cuarto lugar, pocos días después, el 27 de mayo de 2005, los Estados Unidos solicitaron
consultas sobre los siguientes productos, que se sumaban a los anteriores: a) categoría 301,
hilado de algodón peinado; b) combinación de categorías 340 y 640, camisas de hombres y de
niños de algodón y fibras artificiales, tejido plano; c) categorías 638 y 639, camisas y blusas de
fibras artificiales de punto; y d) categorías 647 y 648, pantalones de hombres y niños y de
mujeres y niñas de fibras artificiales. Las nuevas solicitudes de consultas se tradujeron en la
imposición efectiva de restricciones a un gran volumen de importaciones de camisas, blusas y
pantalones de China.
Es importante señalar que, mientras en las solicitudes de consultas del 23 de mayo de 2005 se
invocaban una "desorganización efectiva del mercado" y una "amenaza de desorganización", en
las del 27 de mayo sólo se invocaba la "amenaza" de desorganización60. En las notas sobre el
tema emitidas por el Registro Federal de los Estados Unidos se señalaba que, debido a "la
58
International Trade Daily, U.S. textile groups to request additional safeguards: GAO raps procedures, Bureau of
National Affairs, Washington, D.C., 6 de abril de 2005.
59
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir de los Estados Unidos, New U.S.-China textile agreement,
IC/W/303, 17 de noviembre de 2005.
60
Ibíd.
71
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
amenaza de desorganización del mercado", los Estados Unidos consideraban que las
importaciones de textiles y prendas de vestir de origen chino de esas categorías amenazaban con
impedir el desarrollo ordenado del comercio de esos productos61. Al respecto, cabe recordar que
en el Protocolo de Adhesión de China a la Organización Mundial del Comercio se indica que un
miembro de la OMC podrá solicitar la celebración de consultas si considera que las
importaciones de origen chino de productos textiles y prendas de vestir amenazan, debido a la
desorganización del mercado, con obstaculizar el desarrollo ordenado del comercio de esos
productos.
VII.3.2. Unión Europea
El 27 de abril de 2005, la Unión Europea adoptó procedimientos internos para considerar los
casos de salvaguardias específicamente aplicables a las importaciones de China. En respuesta a
la sostenida presión de los defensores de los intereses de su industria textil, la Organización
Europea del Vestido y los Tejidos, y basándose en lo ocurrido en los Estados Unidos, la UE
anunció que iniciaría investigaciones como parte del procedimiento interno y comenzó a
analizar si se daba un caso de "desorganización del mercado" con respecto a los siguientes
productos:
a)
Por iniciativa de la Comisión: categoría 4, T-shirts, y categoría 115, hilo de lino o
ramio;
b)
Sobre la base de peticiones de la Organización Europea del Vestido y los Tejidos:
categoría 5, pullovers; categoría 6, pantalones de hombre; categoría 7, blusas;
categoría 12, medias y calcetas; categoría 15, abrigos de mujer; categoría 31,
sostenes (corpiños); y categoría 117, tejidos de lino.
En mayo de 2005 la Comisión hizo lo mismo con respecto a dos categorías de productos:
categoría 4, T-shirts; y categoría 115, hilo de ramio. Cabe aclarar que, a diferencia de los
Estados Unidos, en las categorías de la UE no se distingue entre prendas de vestir con distintos
contenidos de fibra. Por ejemplo, la cobertura de la categoría 4 T-shirts es bastante amplia e
incluye los siguientes artículos de punto o ganchillo: camisas, T-shirts, polos o jumpers y
pullovers de cuello alto (excepto los de lana y pelo fino de animal), camisetas y similares.
La categoría 4 de la UE es comparable en términos generales a la combinación de las
categorías 338, 339, 638 y 639 de los Estados Unidos. La UE sostenía que se daban casos de
"desorganización del mercado" en las categorías 4 y 115.
VII.4. Acuerdos bilaterales sobre textiles suscritos por China con la
Unión Europea y los Estados Unidos
En los meses posteriores al vencimiento del ATV, la UE y los Estados Unidos suscribieron
acuerdos bilaterales sobre textiles con China, con el fin de limitar las importaciones de textiles y
prendas de vestir de ese país a sus mercados. Como ya se ha indicado, antes de concertar esos
acuerdos los dos socios comerciales ya habían comenzado a imponer restricciones a las
importaciones de textiles de origen chino, invocando las disposiciones de salvaguardia
específicamente aplicables a los textiles del Protocolo de Adhesión de China a la OMC, pero las
empresas nacionales siguieron presionando para que se les otorgara una mayor protección, lo
que condujo a la firma de los tratados bilaterales mencionados.
61
Anuncio de solicitud de consultas bilaterales sobre textiles, Registro Federal de los Estados Unidos, vol. 69,
Nº 210, 1º de noviembre de 2004.
72
CAPÍTULO VII: MEDIDAS DE SALVAGUARDIA CONTRA LOS TEXTILES
Y PRENDAS DE VESTIR DE CHINA
VII.4.1. Acuerdos sobre textiles entre la Unión Europea y China
El 10 de junio de 2005 la UE y China anunciaron que habían suscrito un acuerdo bilateral sobre
los textiles y prendas de vestir de origen chino, cuyas principales características se indican a
continuación:
a)
Según las disposiciones del acuerdo, las exportaciones de China a la UE
correspondientes a 35 categorías de productos, de un total de 142, quedaron sujetas
a restricciones contingentarias en 2004. Los contingentes correspondientes a 10 de
ellas se renovaron en virtud del acuerdo del 10 de junio de 2005.
b)
La UE se comprometió a actuar con moderación en la invocación de nuevas
restricciones a las demás categorías de productos, lo que significa que convino en
no invocarlas en relación con esas categorías, medida similar a la "cláusula de paz"
del Acuerdo sobre la Agricultura.
c)
Según el Protocolo de Adhesión de China a la OMC, las salvaguadias
específicamente aplicables a los textiles tienen validez hasta el 31 de diciembre
de 2008, fecha en que se cumplen cuatro años desde que caducó el ATV, pero, en
virtud de la solución adoptada de común acuerdo, las diez categorías de productos
quedaron sometidas a contingentes hasta el 31 de diciembre de 2007. Esto significa
que la UE convino en ejercer moderación ante la posibilidad de aplicar
restricciones a las diez categorías hasta el año 2008.
d)
En cuanto a los contingentes aplicables a las 10 categorías, en el acuerdo se prevé
la aplicación de los límites indicados en el cuadro 18 en 2005, 2006 y 2007. Para
facilitar la comparación, también se indican los niveles de contingentes aplicables a
China en 2004, es decir, el último año de vigencia del Acuerdo.
Cuadro 18
Contingentes renovados de textiles y prendas de vestir producidos en China
Contingente
Categoría
Producto
Unidad
2
4
5
6
7
20
26
31
39
115
Tejido de algodón
T-shirts
Pullovers
Pantalones**
Blusas
Ropa de cama
Vestidos
Sostenes (corpiños)
Ropa de mesa
Hilados de lino
ton.
1.000
2.000
1.000
1.000
ton.
1.000
1.000
ton.
ton.
*
2004
*
2005
30.556
126.808
39.422
40.913
17.093
5.681
6.645
96.488
5.681
1.413
55.065
491.095
181.549
316.429
73.176
14.040
24.547
205.174
10.977
4.309
2006
61.948
540.204
199.704
348.072
80.493
15.795
27.001
225.692
12.349
4.740
2007
69.692
594.225
219.674
382.880
88.543
17.770
29.701
248.261
13.892
5.214
Tasa de
aumento
(porcentaje)
12,5
10,0
10,0
10,0
10,0
12,5
10,0
10,0
12,5
10,0
Niveles de contingentes conforme al ATV en 2004.
La categoría 6 se refiere a los pantalones de hombre y de mujer, pero en este caso sólo se consideran los de hombre.
**
VII.4.2. Acuerdo sobre textiles entre los Estados Unidos y China
Con posterioridad al acuerdo sobre los textiles suscrito entre la Unión Europea y China, en
noviembre de 2005 los Estados Unidos y China firmaron un memorando de entendimiento
destinado a limitar las exportaciones de textiles y prendas de vestir al primero de éstos en el
período 2006-2008. A continuación se exponen las características más importantes del acuerdo:
73
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
a)
En 2004, el último año de vigencia del régimen establecido por el ATV, se
impusieron contingentes en los Estados Unidos a 82 productos textiles y prendas de
vestir de origen chino. El acuerdo sobre la materia suscrito entre los Estados
Unidos y China renueva los contingentes correspondientes a 34 categorías de
productos, que representan una tercera parte de las exportaciones de textiles y
prendas de vestir de China a los Estados Unidos en términos de valor.
b)
Sin embargo, a algunas de las 34 categorías sólo se aplican parcialmente las
restricciones previstas en el acuerdo.
c)
El período de vigencia de las nuevas restricciones que se imponen a las 34
categorías de productos se extiende de 2006 a 2008. En estas categorías se incluyen
las principales importaciones a las que se imponen nuevas restricciones, entre otras
camisas, pantalones y ropa interior.
d)
El acuerdo sobre textiles suscrito entre los Estados Unidos y China permitía un
aumento del 10% de las importaciones de prendas de vestir sujetas a restricciones y
del 12,5% de los textiles restringidos en 2006. Asimismo, autorizaba un aumento
del 12,5% de la mayor parte de las categorías en 2007, y de un 15 a un 16% en 2008.
e)
Pese a lo anterior, en el caso de las 19 categorías sujetas a salvaguardias, se
utilizaría una base menor para calcular el aumento de las importaciones, lo que se
reflejaría en tasas más bajas de incremento. Las importaciones correspondientes a
esas categorías registraron un aumento de un 5,5% en 2006, que se elevaría a
un 7,8% en 2007 y a un 10,3% en 2008.
f)
Además, en el acuerdo sobre textiles suscrito entre los Estados Unidos y China se
imponen estrictos límites a las prendas "básicas", es decir, a las camisas de algodón
de punto, las camisas de fibras artificiales, las camisas de telas de punto, los
pantalones de algodón, los pantalones de fibras artificiales, los sostenes o corpiños
y la ropa interior. En 2006 los contingentes aplicados a esos productos eran
inferiores a los que se podría haber impuesto de conformidad con las disposiciones
sobre salvaguardias específicamente aplicables a los textiles contempladas en el
Protocolo de Adhesión de China a la OMC de ese mismo año. Los contingentes
impuestos de conformidad con el acuerdo entre los Estados Unidos y China
de 2007 a esos productos son muy similares al umbral previsto en las disposiciones
sobre salvaguardias específicamente aplicables a los textiles del mismo año y
superiores al umbral de salvaguardias de 2008. En el período de vigencia del
acuerdo sobre textiles suscrito entre los Estados Unidos y China, este último país
puede exportar un 3,2% más de los productos cubiertos a los Estados Unidos que si
se invocaran las disposiciones sobre salvaguardias específicamente aplicables a los
textiles con respecto a todos los productos cubiertos en los tres años que
comprende; y
g)
Además de las 34 categorías de productos, los Estados Unidos han convenido en no
aplicar restricciones a los productos cubiertos por el ATV a los que comenzaron a
aplicarse las normas ordinarias de la OMC antes del comienzo de la tercera etapa
de integración, es decir, antes del 1º de enero de 2002. En lo que respecta a todos
los demás productos, los Estados Unidos han aceptado ejercer moderación en la
aplicación de nuevas restricciones.
74
CAPÍTULO VIII: LA DIVERSIFICACIÓN MEDIANTE LA PRODUCCIÓN
DE TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR DINÁMICOS
CAPÍTULO VIII
LA DIVERSIFICACIÓN MEDIANTE LA
PRODUCCIÓN DE TEXTILES Y PRENDAS
DE VESTIR DINÁMICOS
En la etapa posterior al ATV, los exportadores de textiles y prendas de vestir se ven sometidos a
grandes presiones para que bajen los precios, pero esta etapa también les ofrece la posibilidad de
independizarse de los mercados cautivos dependientes de contingentes, caracterizados por una
intensa competencia y escasas utilidades, y de comenzar a fabricar productos dinámicos con un
alto valor agregado y elevadas utilidades. La determinación de los productos dinámicos y la
diversificación mediante su fabricación son esenciales para que a los exportadores de textiles y
prendas de vestir de los países en desarrollo les vaya bien en la etapa posterior al ATV.
La Reunión de Expertos de la UNCTAD sobre los sectores nuevos y dinámicos del comercio
mundial celebrada en febrero de 2005 permitió determinar las prendas de vestir y los textiles
considerados dinámicos62, y analizar las medidas de política que deberían adoptarse para
fomentar la diversificación mediante su fabricación63. A continuación se analizan las medidas de
política y los productos en los que se hizo hincapié en la Reunión de Expertos.
VIII.1. Productos dinámicos
VIII.1.1. Líneas de productos tradicionales
Se determinó que en esta categoría de productos las tasas más altas de incremento correspondían
a los del código SA a nivel de cuatro dígitos, indicados a continuación. Estos productos
presentaron una sostenida expansión de 2001 a 2005 y tasas de crecimiento que variaban
del 100 al 600%. Eran los siguientes:
•
Trajes, conjuntos, chaquetas, sacos, pantalones largos, pantalones cortos (6203, 6204,
6103, 6104);
•
Abrigos, anoraks, cazadoras (6102, 6201);
•
Suéteres (jerseys), pullovers, cárdigan (6110);
•
Ropa interior, pijamas, albornoces de baño, batas de casa (6107, 6108, 6212, 6207,
6208);
•
Calzas, leotardos, medias, calcetines, chales, pañuelos de cuello (6115, 6214);
•
Conjuntos de abrigo para entrenamiento o deporte (chándales), conjuntos de esquí,
bañadores (6112, 6211);
•
Demás prendas de vestir (6113, 6114, 6210);
62
Los productos dinámicos se caracterizan por una demanda creciente y un amplio margen de utilidad.
Reunión de Expertos sobre la participación de los países en desarrollo en los sectores nuevos y dinámicos del
comercio mundial, Ginebra, 7 a 9 de febrero de 2005. Véase el "Informe de la Reunión de Expertos sobre el aumento
de la participación de los países en desarrollo en los sectores nuevos y dinámicos del comercio mundial: tendencias,
problemas y políticas" (TD/B/COM.1/EM.26/3), 1º de marzo de 2005.
63
75
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
•
Demás complementos (accesorios) de vestir confeccionados (6117, 6217);
•
Mantas (6301);
•
Ropa de cama, mesa, tocador o cocina (6302);
•
Visillos y cortinas, guardamalletas y rodapiés de cama (6393);
•
Demás artículos de tapicería (6304);
•
Demás artículos confeccionados, incluidos los patrones para prendas de vestir (6307);
•
Hilados de lana cardada, hilados de pelo fino (5106, 5108, 5110);
•
Hilo de coser de algodón, hilados de algodón (5204, 5207);
•
Tejidos de algodón (5212);
•
Hilo de coser e hilados sintéticos (5401 a 5403, 5406, 5504, 5508 a 5511);
•
Hilados de seda (5505, 5506);
•
Guata de material textil y artículos de esta guata, fibras textiles, fieltro (5601 a 5603);
•
Terciopelo y felpa y tejidos de chenilla, tul, tul-bobinot y tejidos de mallas anudadas
(5801, 5804);
•
Bordados en pieza, productos textiles acolchados en pieza (5810, 5811);
•
Demás textiles (5901);
•
Tejidos de punto, tejidos de punto por urdimbre (6004, 6006).
Las categorías de productos enumeradas deben desglosarse en la mayor medida posible para
analizar las tendencias del mercado internacional relacionadas con determinados textiles y
prendas de vestir, pero la lista se presenta con el único propósito de indicar que hay una amplia
gama de productos dinámicos. Asimismo, los productores tendrían que poder adaptarse
rápidamente a las variaciones de las preferencias de los consumidores con respecto a telas,
colores y estilos.
VIII.1.2. Textiles técnicos
La demanda de textiles técnicos está aumentando aceleradamente y su margen de utilidades es
alto. Estos textiles tienen usos no tradicionales, como la agricultura, la construcción, la
medicina, la protección del medio ambiente o los deportes. El consumo mundial supera
las 1.000 t, en tanto que su valor anual asciende a 40.000 millones de dólares, lo que los
convierte en una nueva industria mundial64. Los países en desarrollo que ya cuentan con una
industria textil podrían comenzar a producir textiles técnicos sin tener que realizar grandes
inversiones. Un 60% de la producción de textiles técnicos ya se ha trasladado a países en
desarrollo y el potencial es promisorio65. China es el país en desarrollo que encabeza la lista de
64
Sachsisches Textilforschunginstitut, Techtextil highlights the optimism in the technical textiles sector, publicado en
la revista en línea Technical Textiles International, junio de 1999, http://www.technical-textiles.net/ archive/org)s.htm.
65
Ibíd.
76
CAPÍTULO VIII: LA DIVERSIFICACIÓN MEDIANTE LA PRODUCCIÓN
DE TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR DINÁMICOS
productores de este tipo de textiles, en la que también figuran la India, Indonesia, México y el
Pakistán. Los textiles técnicos descritos a continuación registran una expansión de la demanda,
unida a altas utilidades.
Agrotex. En la agricultura y la pesca siempre se han utilizado textiles para proteger, recolectar y
almacenar productos. Actualmente se utilizan materiales modernos, en su mayoría no tejidos,
para dotar de más resistencia, liviandad y durabilidad a los productos tradicionales.
Buildtex. Este producto, empleado en la construcción y en arquitectura, presenta ciertas ventajas
en términos de resistencia, elasticidad, flexibilidad y liviandad. El auge del sector de la
construcción, especialmente en China y los Estados Unidos, ha elevado la demanda de este
producto textil.
Clothtex. Entretelas, hilos de coser, guatas y rellenos de fibra que exigen una avanzada
ingeniería cuando se los utiliza en la fabricación de prendas con fines específicos, en muchos
casos esenciales. China es el mayor mercado de estos productos, aunque su demanda también
parecería ir en aumento en los países de la ASEAN.
Geotex. Este textil, que se utiliza debajo del asfalto para darle una mejor textura y capacidad de
adherencia, es el textil técnico que ha registrado las tasas más altas de incremento en términos
de volumen. La demanda mundial va en aumento y las utilidades siguen siendo las más elevadas
de toda la línea de productos.
Indutex. Este textil es de uso muy común en todo tipo de industrias para procesamiento, filtrado
y separación de productos, como también para limpiar y sacar brillo. China sigue siendo su
principal mercado, debido a la expansión del sector manufacturero, pero los Estados Unidos y
Europa también registran actualmente un acelerado aumento de la demanda.
Medtex. En la medicina se utilizan textiles técnicos muy sofisticados y de alto valor unitario,
que suelen venderse en cantidades relativamente pequeñas. Éste es el material más utilizado
para la fabricación de textiles desechables no tejidos.
Mobiltex. El sector del transporte (vehículos comerciales, trenes, barcos y aviones) es el
principal mercado de este textil técnico en términos de valor. La mayor parte de la demanda
proviene de China y obedece al crecimiento de su sector automotor. El Brasil, Portugal, España
y México también son importadores y exportadores de primordial importancia.
Oekotex. Textiles técnicos utilizados en muy variadas formas de protección del medio ambiente
y cuyo principal mercado se encuentra en Europa.
Pactex. El embalaje es uno de los usos más antiguos de los textiles. Aunque sigue siendo muy
común el uso de sacos y bolsas de fibras naturales, entre otros de yute y algodón, estos
productos naturales han sido sustituidos en gran medida por este textil, cuya demanda va en
rápido aumento, sobre todo en los países que se encuentran en una etapa de acelerado
crecimiento, como China y la India.
Protex. Este producto se emplea en la fabricación de prendas de vestir protectoras para
esparcimiento y trabajadores de la industria y es uno de los textiles técnicos que registra una
mayor expansión, sobre todo en América del Norte y Europa.
Sportex. El interés cada vez mayor que despiertan los deportes en todo el mundo y la creciente
participación en ellos se han traducido en un acentuado aumento del consumo de prendas
deportivas. Sportex, fabricado con fibras sintéticas recubiertas, ha sustituido en gran medida al
algodón en la fabricación de vestimenta deportiva.
77
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
VIII.1.3. Textiles acabados antimicrobianos
Los textiles acabados antimicrobianos se fabrican con soluciones químicas que añaden valor a
los materiales especificados por sus propiedades de comodidad, control de la transpiración y
durabilidad, entre otras. En algunos estudios independientes se ha demostrado que un alto
porcentaje de los consumidores de todo el mundo prefieren comprar textiles y prendas de vestir
antimicrobianos. Una encuesta realizada en diciembre de 2002 por la empresa Gallup confirma
informes recientes sobre el creciente atractivo de este tipo de textiles. Según esta encuesta, unas
dos terceras partes de los consumidores británicos preferirían comprar productos textiles
tratados para el hogar, como toallas, ropa de cama y trapos de cocina, es decir, que incluso los
componentes de líneas de productos básicos requerirían un acabado antimicrobiano; por
consiguiente, los países en desarrollo deberían perfeccionar su capacidad tecnológica en este
campo. La fabricación de un producto textil antimicrobiano puede consistir en la aplicación de
una capa protectora a cualquier textil básico. El proceso de conversión de un textil en producto
antimicrobiano es relativamente sencillo y no exige grandes inversiones.
VIII.1.4. Textiles tradicionales
Otro rubro que comienza a despertar interés es el de los textiles tradicionales, conocidos como
"textiles tribales" en el mercado chino. La India encabeza la producción de textiles
tradicionales, seguida de China, Camboya y Turquía; todos ellos exportan actualmente prendas
de vestir bordadas y estampadas de origen nacional, regional y provincial. Para promover las
ventas en el exterior de textiles tradicionales, los exportadores chinos han abierto en las
ciudades más grandes centros que permiten a los habitantes de la zona vender sus textiles
tradicionales a los exportadores. Estos productos tienen un amplio margen de utilidades y se
venden en cadenas de tiendas como "Gap" y "Zara".
VIII.1.5. Compra en los mercados más convenientes
En las líneas de productos tradicionales, las pequeñas y medianas empresas están haciendo
inversiones que responden a la tendencia a comprar en los mercados más convenientes
conforme a la cual los fabricantes compran insumos como hilo, tejidos y accesorios a los
proveedores más eficientes en función de los costos, en lugar de fabricarlos en la misma
empresa. Esta tendencia ha estimulado la especialización y la producción para nichos de
mercado, en particular de accesorios textiles, forros, telas especializadas, textiles técnicos y
textiles tradicionales. Asimismo, ha dado un nuevo impulso al sector de textiles y prendas de
vestir de los países en desarrollo.
VIII.2. Medidas necesarias para facilitar la diversificación mediante
la producción de textiles dinámicos
A continuación se presentan las recomendaciones sobre políticas formuladas en la Reunión de
Expertos, con miras a estimular al sector de textiles y prendas de vestir de los países en
desarrollo a diversificarse mediante la fabricación de productos dinámicos.
VIII.2.1. Medidas necesarias a nivel nacional
A nivel nacional se requiere la adopción de las siguientes medidas:
1.
Para dar respaldo a las actividades empresariales destinadas a sostener la
competitividad, probablemente sea necesario enmendar las leyes laborales para que
otorguen una mayor flexibilidad en materia de empleo cumpliendo a la vez las
normas laborales internacionales.
78
CAPÍTULO VIII: LA DIVERSIFICACIÓN MEDIANTE LA PRODUCCIÓN
DE TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR DINÁMICOS
2.
Convendría modificar las normas que influyen en la competitividad de los
productos dinámicos, especialmente y debido a su particular importancia, las
relacionadas con la energía, las telecomunicaciones, el transporte, la electricidad y
el trato preferencial de algunos productos en desmedro de los productos
potencialmente dinámicos.
3.
Convendría aplicar las leyes sobre derechos de propiedad intelectual para proteger
las manifestaciones artísticas tradicionales y promover los nichos de mercado,
como también para atraer la inversión extranjera directa y despertar el interés de
los compradores.
4.
A nivel de los países, también se recomienda la inversión en obras de
infraestructura que respalden una logística adecuada de comercio, la construcción
de puertos secos, la creación de zonas industriales francas, la provisión de
incentivos financieros (donaciones, préstamos y desgravación fiscal), la
eliminación de obstáculos que retarden los trámites de envío y el despacho de
aduana, y la supresión de los derechos de exportación y otros impuestos. Es
esencial promover activamente los intereses empresariales para que los gobiernos
reconozcan las necesidades de las empresas.
VIII.2.2. Medidas necesarias a nivel internacional
1.
El comercio de textiles y prendas de vestir sigue estando sujeto a aranceles mucho
más altos que los aplicables a otros productos industriales, lo que dificulta
considerablemente las exportaciones. La aplicación de normas de origen
preferenciales a los textiles y prendas de vestir es discriminatoria para los
exportadores de estos productos de los países que no han suscrito acuerdos
regionales de comercio. Los que son partes en acuerdos de esa clase suscritos con
la UE y los Estados Unidos tienen que utilizar insumos de sus socios comerciales
para tener acceso preferencial a sus mercados, a menos que puedan emplear
insumos de los países de la misma región. Las normas de origen restrictivas
también imponen graves limitaciones a la búsqueda de los proveedores más
convenientes.
2.
Los países que se ven seriamente afectados por la eliminación de contingentes
necesitan recibir mucha asistencia técnica y financiera de donantes bilaterales y
multilaterales para elevar su capacidad de oferta y establecer eslabonamientos
productivos hacia adelante y hacia atrás en las industrias de textiles y prendas de
vestir. Habría que prestar atención a los problemas que afectan en especial a los
PMA, para ayudarlos a adaptarse a las condiciones existentes en la etapa posterior
al ATV. La inexistencia de sectores alternativos capaces de absorber a los
trabajadores desplazados es un problema que reviste especial gravedad en esos
países. La comunidad internacional y los donantes bilaterales deben prestar
asistencia adecuada por intermedio de entidades como el Mecanismo de
Integración Comercial del FMI y otros nuevos mecanismos de asistencia al
comercio. También es esencial que se dé acceso libre de impuestos a los textiles y
prendas de vestir de todos los PMA, para ayudarlos en esta nueva etapa.
3.
Los países en desarrollo que tienen acceso preferencial a los mayores de los
principales importadores suelen gozar de menores preferencias debido al carácter
restrictivo de las normas de origen preferenciales. Se hacen necesarias, entonces,
normas de origen flexibles que permitan a esos países tener acceso preferencial a
los mercados y promuevan la cooperación Sur-Sur. Al respecto, la aplicación de las
79
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
normas sobre transformación única y acumulación a nivel subregional, regional e
interregional son muy importantes. Los países en desarrollo han expresado la
esperanza de que el nuevo SGP de la UE conduzca a la adopción de normas de
origen que los favorezcan.
4.
En lo que respecta a las exigencias sociales y las relativas al medio ambiente, los
gobiernos, la comunidad internacional y las ONG deberían comprometerse a
asegurar que no se impongan con criterios proteccionistas y a adoptar requisitos
equilibrados, en los que se tomen en consideración la diversidad cultural y las
características específicas de los países en desarrollo.
5.
La concentración del mercado de textiles y prendas de vestir en los grandes países
importadores otorga mucho poder a los vendedores minoristas, que suelen imponer
exigencias ajenas a la lógica económica a los exportadores de estos productos de
los países en desarrollo. Por consiguiente, es necesario examinar los problemas de
esta índole que afectan a los exportadores y determinar qué mecanismos podrían
utilizarse para afrontarlos.
6.
La cooperación Sur-Sur podría hacer una valiosa contribución a la expansión del
comercio de productos dinámicos y al perfeccionamiento tecnológico. A nivel
internacional se necesita un servicio que preste asesoramiento a los fabricantes de
textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo en relación con los cambios
tecnológicos más recientes.
80
CAPÍTULO IX: BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA
CAPÍTULO IX
BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA
Audet D. (2004), Structural adjustment in textiles and clothing in the post-ATC trading
environment, TD/TC/WP(2004)23/FINAL, OECD Trade Policy Working Paper No. 4, 13 de
agosto de 2004.
Bagchi S. (2001), International trade policy in textiles: fifty years of protectionism, OITPV,
Ginebra, junio de 2001.
Baughman L. M. (1997), Prospects for exporting textiles and clothing to the United States over
the next decade, texto elaborado para la OITPV, Washington, D.C., marzo de 1997.
Baughman L. M. (1999), The U.S. wool industries: a brief history of protection and assessment
of current trends, OITPV, Ginebra, octubre de 1999.
Blonigen B. A. y Prusa T. J. (2002), Cost of anti-dumping: devil is in the details, Oficina
Nacional de Investigación Económica, Serie de documentos de trabajo, 2002.
Brenton P. (2003), Integrating the least developed countries into the world trading system: the
current impact of EU preferences under Everything But Arms, Banco Mundial, 27 de febrero
de 2003.
Brenton P. and Ikezuki T. (2004), The initial and potential impact of preferential access to the
U.S. market under the African Growth and Opportunity Act, Banco Mundial, Policy
Research Paper 3262, abril de 2004.
Comisión de Comercio de los Estados Unidos (2003), Second report to the congressional textile
caucus on the administration's efforts on textile issues, octubre de 2003.
Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos (2004), Textiles and apparel:
assessment of the competitiveness of certain foreign suppliers to the U.S. market, libre
acceso otorgado por Robert B. Zoellick, Representantes de los Estados Unidos para Asuntos
Comerciales, carta del 26 de enero de 2004.
Comisión de las Comunidades Europeas (2002), Corporate social responsibility: a business
contribution to sustainable development, COM (2002) 347 final, adoptado el 2 de febrero
de 2002.
Comisión de las Comunidades Europeas (2003), The future of the textiles and clothing sector in
the enlarged European Union, COM (2003) 649 final, Bruselas, 29 de octubre de 2003.
Conway P. (2004), The Impact of negotiated restraints on US trade in textiles, Departamento de
Economía, Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, 10 de noviembre de 2004.
Conway P. (2006), Global implications of unraveling textiles and apparel quotas,
Departamento de Economía, Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, 30 de mayo
de 2006.
Debapriya B. (1999), The post-MFA challenges to the Bangladesh textile and clothing sector,
UNCTAD, Trade, sustainable development and gender, Naciones Unidas, 1999.
81
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Debapriya B. and Mustafizur R. (2000), Experience with implementation of WTO-ATC and
implications for Bangladesh, Centre for Policy Dialogue, Dhaka, 2000.
Departamento de Comercio Internacional de los Estados Unidos (1997), Production sharing:
use of United States components and materials in foreign assembly operations, 1992-1995,
publicación Nº 3032, Washington, D.C., 1997.
Evans C. L. y Harrigan J. (2003), Distance, time, and specialization, documento de trabajo
Nº 9729, Oficina Nacional de Investigación Económica, Cambridge, Massachusetts, mayo
de 2003.
Evans C. L. y Harrigan J. (2004), Tight clothing: how the MFA affects Asian apparel exports,
documento de trabajo Nº 10250, Oficina Nacional de Investigación Económica, Cambridge,
Massachusetts, enero de 2004.
Francois J. F., Glismann H. H. y Spinanger D. (2000), The cost of EU trade protection
in textiles and clothing, documento de trabajo Nº 997, Instituto de Economía Mundial de
Kiel, 2000.
Friedrich Ebert Stiftung (2006), The Future of Textile and Clothing Industry in Sub-Saharan
Africa, ed. Herbert Jauch y Rudolf Traub-Merz, Friedrich Ebert Stiftung, Alemania, 2006.
Gereffi G. y Memedovic O. (2003), The global apparel value chain: what prospects for
upgrading by developing countries, ONUDI, Viena, 2003.
Grynberg R. (2005), Rules of Origin: Textiles and Clothing Sector, ed. Cameron May Ltd.,
Londres, 2005.
Hayashi M. (2005), Weaving a new world: realizing development gains in a post-ATC trading
system, UNCTAD/DITC/TNCD/2005/3, octubre de 2005.
Hayashi M. (2006), Assuring development gains in a rapidly changing environment,
UNCTAD/DITC/TNCD/2006/9.
Hopkins M. (2004), Corporate social responsibility: an issues paper, OIT, documento de
trabajo Nº 27, OIT, Ginebra, mayo de 2004.
Inama S. (2002), "Market access for LDCs - issues to be addressed", en Journal of World Trade,
vol. 36, Nº 1, febrero de 2002, Kluwer Law International.
Institut Français de la Mode (2004), Study on the implications of the 2005 liberalization in the
textiles and clothing sector, París, febrero de 2004.
Jahan S. (2002), Textile and clothing trade: protectionism vs. liberalization, background note
for Trade and Sustainable Human Development Project, PNUD, Nueva York, 2002.
Mayer J. (2004), Not totally naked: textiles and clothing trade in a quota free environment,
UNCTAD, documento de debate Nº 176, diciembre de 2004.
Observatoire Européen du Textile et de l’Habillement (1996), The EU textile and clothing
industry 1993/1994, Bruselas, 1996.
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2002), Textile and clothing in Doha Work
Programme: the rules issues, CR/35/VNM/6, 7 de mayo de 2002.
82
CAPÍTULO IX: BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2003), New non-tariff requirements,
CR/37/EGY/7, 7 de abril de 2003.
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2004), Textile trade liberalization beyond
quota restrictions, CR/39/IND/5, 10 de marzo de 2004.
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2005) Textile and clothing trade:
emerging issues, CR/41/IND/4, 10 de marzo de 2005.
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2005), New United States-China Textile
Agreement, IC/W/303, 17 de noviembre de 2005.
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2005), Trade in Textiles and Clothing:
Post-ATC Context, UNCTAD, texto policopiado, septiembre de 2005.
Oficina Internacional de Textiles y Prendas de Vestir (2005), Trade developments, post-ATC:
an appraisal, 18 de octubre de 2005.
Organización Internacional del Trabajo (2005), Promoting fair globalization in textiles and
clothing in a post-MFA environment, TMTCP-PMFA/2005, Ginebra, 2005.
Organización Mundial del Comercio (2001), "Informe del grupo de trabajo sobre la adhesión de
China", documento de la OMC, WT/ACC/CHN/49, 1º de octubre de 2001.
Organización Mundial del Comercio (2003), "Estados Unidos - Normas de origen aplicables a
los textiles y las prendas de vestir", WT/DS243/R, 20 de junio de 2003.
Organización Mundial del Comercio (2004) "Contribución de Turquía al debate sobre las
cuestiones relacionadas con el período posterior al ATV", documento G/C/W/497, 25 de
octubre de 2004.
Organización Mundial del Comercio (2004), "Cuestiones relacionadas con el ajuste en el
período posterior al ATV - Comunicación inicial de Bangladesh, Fiji, Madagascar, Mauricio,
República Dominicana, Sri Lanka y Uganda", documento G/C/W/496, 30 de septiembre de
2004.
Organización Mundial del Comercio (2004), "The global textile and clothing industry post the
agreement on textiles and clothing", Hildegunn Kyvik Nordas, WTO documento de debate,
Nº 5, 2004.
Organización Mundial del Comercio (2005) "Acceso a los mercados para los productos no
agrícolas. Trato de las preferencias no recíprocas para África", documento TN/MA/W/49,
21 de febrero de 2005.
Organización Mundial del Comercio (2005), "Cuestiones relativas al comercio de textiles y
prendas de vestir: la opinión de Turquía sobre las cuestiones planteadas", documento
G/C/W/522, 30 de junio de 2005.
Organización Mundial del Comercio (2005),
WT/MIN(05)/DEC, 22 de diciembre de 2005.
"Declaración
Ministerial",
documento
Organización Mundial del Comercio (2005), "Tunisia's submission", Job(05)/31, 11 de marzo
de 2005.
83
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Organización Mundial del Comercio (2006), "Cuestiones relativas al sector de los textiles y el
vestido: comunicación de Turquía", documento G/C/W/549, 28 de abril de 2006.
Organización Mundial del Comercio (2006), "Harmonization in the textiles and clothing
sectors: communication from Turkey", JOB(06)/60, 22 de marzo de 2006.
Organización Mundial del Comercio (2006), "Propuesta de negociación sobre los obstáculos no
arancelarios en el sector de los textiles y el vestido y del calzado: comunicación de las
Comunidades Europeas", documento TN/MA/W/11/Add.7, 27 de abril de 2006.
Organización Mundial del Comercio (2006), "Propuesta de negociación sobre los medios de la
OMC para reducir el riesgo de futuros obstáculos no arancelarios y facilitar su resolución:
comunicación de las Comunidades Europeas", documento TN/MA/W/11/Add.8, 1º de mayo
de 2006.
Organización Mundial del Comercio (2006), "Solución para los obstáculos no arancelarios
mediante un mecanismo de facilitación: comunicación del grupo AMNA-11 de países en
desarrollo", 8 de mayo de 2006.
Oxfam (2004), Stitched up. How rich-country protectionism in textiles and clothing trade
prevents poverty alleviation, Oxfam Briefing Paper Nº 60, abril de 2004.
PNUD (2006), "Sewing Thoughts: how to realise human development gains in the post-quota
world", Tracking Report, Asia-Pacific and Investment Initiative, Centro regional del PNUD
en Colombo, abril de 2006.
PNUD (2007), Export Diversification for Human Development in the Post-ATC Era,
Perspectives from Asian LDCs, Asia-Pacific Trade and Investment Initiative, Centro
Regional del PNUD en Colombo (Sri Lanka), noviembre de 2007.
Prusa T. J. (1999), On the spread and impact of anti-dumping, documento de trabajo Nº 7404,
Oficina Nacional de Investigación Económica, Serie de documentos de trabajo, 1999.
Representante de los Estados Unidos para Asuntos Comerciales (2006), "U.S. Generalized
System of Preferences Guidebook", Oficina del Presidente, Washington, D.C., enero de
2006.
Representante de los Estados Unidos para Asuntos Comerciales (2006), "2006 comprehensive
report on U.S. trade and investment policy toward sub-Saharan Africa and implementation of
the African Growth and Opportunity Act", sexto de ocho informes anuales, mayo de 2006.
Reuters (2003), Cambodia’s garment industry hanging by a thread, 27 de octubre de 2003.
Rose J. (2002), The garment export sector of Bangladesh: threatened industry and endangered
workers, Universidad de Harvard, Escuela de Administración John F. Kennedy, Cambridge,
Massachusetts, 2002.
Sireh-Jallow A. (2000), Dynamic competitiveness of textile and clothing industry in Africa,
Comisión Económica de las Naciones Unidas para África, Addis Abeba, 2000.
Spinanger D. (2000), Faking Liberalization and finagling protectionism: the ATC at its best,
documento informativo para las negociaciones de 2000 de la Organización Mundial del
Comercio (Mediterranean Interests and Perspectives), El Cairo.
84
CAPÍTULO IX: BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA
Spinanger D. (2004), Beyond Eternity: what will happen when textiles and clothing quotas are
eliminated as of 31/12/04, UNCTAD texto policopiado, agosto de 2004.
UNCTAD (2003), "Will all developing countries benefit equally from textiles and clothing
liberalization?", exposición del Secretario General de la UNCTAD ante la Conferencia de la
Unión Europea sobre el futuro de los textiles y las prendas de vestir después de 2005,
Bruselas, 5 y 6 de mayo de 2003.
UNCTAD (2003), GSP handbook on the scheme of the European Community 2003,
UNCTAD/ITCD/TSB/Misc.25/Rev.2, 27 de junio de 2003.
UNCTAD (2003), Trade preferences for LDCs: an early assessment of benefits and possible
improvements, UNCTAD/ITCD/TSB/2003/8, Naciones Unidas, Nueva York y Ginebra,
2003.
UNCTAD (2003). GSP Handbook on the scheme of the United States of America 2003, que
incluye detalles del programa AGOA, UNCTAD/ITCD/TSB/Misc.58/Rev.1, 10 de agosto de
2003.
UNCTAD (2004), "Assuring development gains from the international trading system and trade
negotiations: implications of ATC termination on 31 December 2004", TD/B/51/CRP.1, 30
septiembre de 2004.
UNCTAD (2004), "Aumento de la participación de los países en desarrollo en los sectores
nuevos y dinámicos del comercio mundial: tendencias, cuestiones y políticas", TD/396, 17
de mayo de 2004.
UNCTAD (2004), "Informe de la Reunión de Expertos sobre las condiciones de entrada en el
mercado que afectan a la competitividad y las exportaciones de bienes y servicios de los
países en desarrollo: las grandes redes de distribución, teniendo en cuenta las necesidades
especiales de los países menos adelantados", TD/B/COM.1/66, 19 de enero de 2004.
UNCTAD (2005), Informe de la Reunión de Expertos sobre el aumento de la participación de
los países en desarrollo en los sectores nuevos y dinámicos del comercio mundial:
tendencias, problemas y políticas, TD/B/COM.1/EM.26/3, 1º de marzo de 2005.
UNCTAD (2005), TNCs and the removal of textiles and clothing quotas, Naciones Unidas,
Nueva York y Ginebra, UNCTAD/ITE/IIA/2005/1, 2005.
UNCTAD (2006), GSP handbook on the scheme of Canada 2002, UNCTAD/ITCD/TSB/
Misc.66, 1º de diciembre de 2006.
UNCTAD (2006), Manual sobre el esquema del Japón 2006, UNCTAD/ITCD/TSB/
Misc.42/Rev.3, 1º de agosto de 2006.
85
ANEXO I: PRINCIPALES DISPOSICIONES DEL ATV Y SU APLICACIÓN
Anexo I
PRINCIPALES DISPOSICIONES DEL ATV
Y SU APLICACIÓN
AI.1. Productos incluidos
En el anexo del ATV figuraba una lista detallada de los productos a los que se aplicaba. La lista
se basaba en la clasificación del SA y definía determinados productos en el nivel de seis dígitos.
En general, los productos incluidos pertenecían a la sección XI del SA (Materias textiles y sus
manufacturas), de la que se habían excluido las fibras naturales como el algodón y el yute en
bruto, y la seda cruda etc. Además, se incluían productos que no estaban en la sección XI sino
definidos en líneas completas o parciales de esa clasificación. En total, la lista incluía 781 líneas
completas al nivel de seis dígitos de la clasificación del SA, y otras 14 líneas de las cuales sólo
algunas partes estaban incluidas en el ATV. Esa amplia cobertura, que abarcaba productos que
no eran objeto de restricciones, fue la causa de la preocupación por el retraso del proceso de
integración.
AI.2. El proceso de integración y sus mecanismos
El proceso de integración era el eje del ATV. Por consiguiente cada Estado miembro importador
debía notificar e integrar productos de la lista cubierta por el Acuerdo, según el siguiente
calendario:
a)
Para el 1º de enero de 1995 los productos que representaran por lo menos el 16%
del volumen de las importaciones del Estado miembro en 1990;
b)
Para el 1º de enero de 1998 por lo menos otro 17%;
c)
Para el 1º de enero de 2002 por lo menos un 18% adicional; y
d)
Para el 1º de enero de 2005 todos los productos restantes.
El artículo 9 del ATV establecía lo siguiente: "El presente Acuerdo quedará sin efecto, junto
con todas las restricciones aplicadas en su marco, el primer día del 121º mes de vigencia del
Acuerdo sobre la OMC, fecha en que el sector de los textiles y el vestido quedará plenamente
integrado en el GATT de 1994. El presente Acuerdo no será prorrogable". La integración de un
producto eliminaba las restricciones contingentarias impuestas a sus importaciones por parte de
los miembros de la OMC. Asimismo, el país importador debía, a partir del momento de la
integración, cumplir plenamente las normas y disciplinas del GATT con respecto a ese
producto.
En el Acuerdo, la selección de los productos que se integrarían en las tres primeras etapas
(enero de 1995, de 1998 y de 2002, respectivamente) fue dejada al arbitrio del miembro
importador, con la sola condición de que en cada etapa se incluyeran en la lista productos de los
cuatro subsectores, es decir, tops e hilados, tejidos, artículos textiles confeccionados y prendas
de vestir. Como se expuso en la sección I.1, los países que imponían restricciones decidieron
posponer la liberalización de la mayoría de los productos objeto de restricciones hasta último
momento.
87
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
AI.3. Aumento de los coeficientes de crecimiento de los contingentes
El ATV contenía disposiciones sobre el aumento de los contingentes y estipulaba que, hasta que
se integraran los productos correspondientes, los niveles de las restricciones contingentarias que
se les imponían deberían incrementarse de la siguiente manera:
a)
El 1º de enero de 1995, todos los coeficientes anuales de crecimiento de los
contingentes previstos en los acuerdos bilaterales anteriores al ATV aumentarían al
menos un 16%. Por consiguiente, los coeficientes anuales del 6, 5, 4, 3, 2 y 1%
deberían pasar al 6,96, 5,80, 4,64, 3,48, 2,32 y 1,16%, respectivamente;
b)
El 1º de enero de 1998, los coeficientes resultantes de la operación anterior
deberían aumentar por lo menos un 25% adicional; y
c)
El 1º de enero de 2002, los coeficientes calculados en 1998 deberían incrementarse
por lo menos otro 27%.
En la práctica, había una gran variedad de coeficientes vigentes en el marco de los acuerdos
bilaterales del AMF, en su mayor parte de entre el 3 y el 5%. Los coeficientes también variaban
entre los tres países que aplicaban restricciones. Por ende, aunque los niveles de los
contingentes se incrementaron con respecto a los niveles anteriores al ATV, el aumento general
medio en el acceso (sobre todo de los principales productos comercializados) fue insuficiente
para eliminar el efecto restrictivo de los contingentes. Como resultado, varios contingentes se
utilizaron plenamente año tras año y, cuando expiró el ATV, el 1º de enero de 2005, hubo una
inevitable y brusca presión a la baja sobre los precios de importación.
En el cuadro 19 se muestra que, a pesar del aumento de los contingentes debido a la aplicación
de mayores coeficientes de crecimiento con arreglo al ATV, una gran cantidad de contingentes
siguieron utilizándose en su totalidad hasta el último año de vigencia del ATV.
Cuadro 19
Contingentes utilizados en un 80% en 2004 (último año de vigencia del ATV)
Canadá
China
Emiratos Árabes Unidos
Hong Kong (China)
India
Unión Europea
China
Filipinas
Hong Kong (China)
India
Estados Unidos
Bangladesh
Brasil
Bulgaria
Camboya
China
Emiratos Árabes Unidos
Filipinas
Guatemala
18
1
4
2
Indonesia
Pakistán
Provincia china de Taiwán
1
1
1
República de Corea
Tailandia
Turquía
3
1
1
28
2
7
12
Indonesia
Macao (China)
Malasia
Pakistán
3
7
1
9
Provincia china de Taiwán
República de Corea
Tailandia
1
5
3
5
1
1
6
56
2
14
2
Hong Kong (China)
India
Indonesia
Macao (China)
Malasia
Pakistán
Provincia china de Taiwán
16
10
15
11
6
12
9
República de Corea
República Dominicana
Rumania
Singapur
Sri Lanka
Tailandia
Turquía
26
1
2
2
4
10
2
Fuente: OITPV, sobre la base de datos de la Oficina de Licencias de Exportación e Importación del Canadá; Comisión Europea,
SIGL y Servicio de Aduanas y Protección en Frontera de los Estados Unidos.
88
ANEXO I: PRINCIPALES DISPOSICIONES DEL ATV Y SU APLICACIÓN
AI.4. Salvaguardias transitorias
Reconociéndose que durante el período de transición podría ser necesario aplicar un mecanismo
de salvaguardias transitorias específicas, en el artículo 6 del ATV se establecieron los
procedimientos y condiciones para que los miembros que eran países importadores pudieran
aplicar nuevas restricciones a las importaciones de determinados productos. En general, en el
artículo 6 se estipulaba que las salvaguardias transitorias deberían aplicarse con la mayor
moderación posible y de conformidad con lo dispuesto en el artículo y con la puesta en práctica
efectiva del proceso de integración.
Todas las medidas de salvaguardia transitorias debían ser examinadas por el Órgano de
Supervisión de los Textiles (OST). Incluso en los casos en que los países importador y
exportador acordaran que la situación hacía necesario establecer una restricción, el OST debía
determinar si la restricción se justificaba según lo dispuesto en el artículo 6. Durante el período
de vigencia del ATV se recurrió a las medidas de salvaguardia en varias ocasiones, sobre todo
en los dos primeros años. Como se aplicaron poco después de que entrara en vigor el ATV, esas
medidas despertaron una amplia inquietud, por lo que tres de ellas fueron impugnadas en el
marco de procedimientos de solución de diferencias de la OMC. Cabe notar que en los tres
casos, los grupos especiales y el Órgano de Apelación de la OMC concluyeron que las
restricciones no estaban justificadas en el contexto del ATV66. Esas resoluciones redujeron el
recurso a las medidas de salvaguardia en el resto del período de vigencia del ATV. En el
cuadro 20 se presenta el número anual de casos de recurso a salvaguardias durante el período de
diez años.
Cuadro 20
Recurso a medidas de salvaguardia en el marco del ATV, solicitud de consultas
Año
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
Total
Miembros que solicitaron las consultas
Estados Unidos
Estados Unidos
Brasil
Estados Unidos
Colombia
Estados Unidos
Argentina
Polonia
Ninguno
Polonia
Brasil
Ninguno
Ninguno
Número de solicitudes
24
1
7
2
9
1
17
1
Ninguna
1
2
Ninguna
Ninguna
65
Fuente: OITPV, sobre la base de datos de la OMC.
66
OMC, Estados Unidos - Restricciones aplicadas a las importaciones de ropa interior de algodón y fibras sintéticas o
artificiales - AB-1996-3, Informe del Órgano de Apelación, WT/DS/24/AB/R, 10 de febrero de 1997; Estados Unidos
- Medida que afecta a las importaciones de camisas y blusas de tejidos de lana procedentes de la India - AB-1991-1,
Informe del Órgano de Apelación, WT/DS33/AB/R, 25 de abril de 1997; y Estados Unidos - Medida de salvaguardia
de transición aplicada a los hilados peinados de algodón procedentes del Pakistán - AB-2001-3, Informe del Órgano
de Apelación, WT/DS192/AB/R, 8 de octubre de 2001.
89
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
AI.5. Supervisión de la aplicación
A diferencia de los demás acuerdos negociados en la Ronda Uruguay, en el ATV no se preveía
un comité para examinar periódicamente su aplicación y celebrar consultas periódicas sobre
dicha aplicación. En su lugar, se creaba el OST con carácter permanente para supervisar
periódicamente la aplicación del ATV y, lo que es quizás más importante, examinar todas las
medidas adoptadas en el marco del Acuerdo y su compatibilidad con lo dispuesto en éste.
Además, se disponía que el Consejo del Comercio de Mercancías (CCM) de la OMC llevara a
cabo un examen general antes del final de cada etapa del proceso de integración para supervisar
la aplicación del ATV a nivel multilateral. A la luz de esos exámenes, el CCM debía adoptar las
decisiones apropiadas para garantizar el respeto del equilibrio de derechos y obligaciones
consagrado en el Acuerdo.
AI.6. Otras disposiciones
Además de las principales características resumidas, el ATV contenía disposiciones sobre el
trato preferencial a los pequeños proveedores en materia de acceso, la administración de las
restricciones y la prevención del incumplimiento del Acuerdo. También se disponía que los
miembros debían tomar las medidas que fueran necesarias para respetar las normas y disciplinas
del GATT, con objeto de lograr un mejor acceso a los mercados y garantizar la aplicación de las
políticas sobre condiciones de comercio leal y equitativo en esferas tales como las normas
antidúmping, las subvenciones y las medidas compensatorias, así como la protección de los
derechos de propiedad intelectual
90
ANEXO II: PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL NUEVO ESQUEMA DEL SGP
DE LA UNIÓN EUROPEA PARA LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Anexo II
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL NUEVO
ESQUEMA DEL SGP DE LA UNIÓN EUROPEA
PARA LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
En julio de 2005, la Comisión Europea aprobó las directrices destinadas al esquema del SGP de
la UE para el período 2006-2015 cuyo primer período de aplicación (1º de enero de 2006 - 31 de
diciembre de 2008) ya se ha iniciado67. El nuevo esquema del SGP de la UE aborda los
problemas de los PMA y otros países vulnerables en lo que respecta a sus exportaciones de
textiles y prendas de vestir en la fase posterior al ATV, y establece un nuevo mecanismo de
graduación para concentrar los beneficios del SGP en los países en desarrollo que más los
necesitan. Los nuevos criterios de graduación de los textiles y el vestido son los siguientes:
•
Se procederá a la graduación cuando un "grupo de productos" de determinado país
supere, en promedio, el 12,5% de las importaciones totales de la UE de esos
productos en el marco del SGP en los tres años anteriores. Los grupos de productos se
definen de conformidad con las "secciones" del Código Aduanero Comunitario de la
UE, que coinciden con las secciones de la clasificación del SA. La sección 11 del SA
(caps. 50 a 63) abarca los textiles y el vestido. Los productos textiles (capítulos 50 a
60 del SA) y las prendas de vestir (caps. 61 a 63) se tratan separadamente para la
graduación.
•
No se graduarán los países vulnerables, es decir, aquellos cuyas exportaciones a la
UE representen menos del 1% de las importaciones totales de ésta acogidas al SGP, o
aquellos en los que un solo grupo de productos represente más del 50% del total de
sus exportaciones a la UE en el marco del SGP.
En el caso de los productos textiles y el vestido, el examen de la graduación se hará en forma
anual, en vista de la posibilidad de que las exportaciones de los países beneficiarios aumenten
drásticamente, a diferencia del caso de los demás productos, en el que la evaluación de la
graduación se hará al final de 2008. En el actual ciclo del esquema SGP de la UE, los productos
textiles y prendas de vestir procedentes de China y los productos textiles procedentes de la India
se han eliminado del esquema.
Las exportaciones de textiles y prendas de vestir de los países en desarrollo "vulnerables"
también pueden acogerse al SGP Plus bajo ciertas condiciones. Uno de los beneficios del SGP Plus
es el acceso a la UE en régimen de franquicia arancelaria para unos 7.200 productos, entre los
que figuran los textiles y prendas de vestir. Para reunir las condiciones exigidas, esos países
deben demostrar en primer lugar que son "vulnerables", esto es, que las cinco mayores
secciones de sus exportaciones a la UE amparadas por el SGP representan más del 75% del total
de las importaciones de la UE procedentes de ese país en el marco del SGP, y que sus
exportaciones a la UE cubiertas por el SGP representan menos del l% del total de las
importaciones realizadas por la UE en el marco del SGP. En segundo lugar, deben ratificar los
27 convenios internacionales clave en materia de desarrollo sostenible y buena gobernanza
enumerados en el capítulo IV, recuadro de la subsección IV.2. Durante el ciclo actual, los
siguientes 15 países en desarrollo se benefician del SGP Plus: Bolivia, Colombia, Costa Rica,
67
"Sistema Generalizado de Preferencias - Comunicación de las Comunidades Europeas", documento de la OMC,
WT/COMTD/57, 28 de marzo de 2006.
91
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Ecuador, El Salvador, Georgia, Guatemala, Honduras, Moldova, Mongolia, Nicaragua, Panamá,
Perú, Sri Lanka y Venezuela (República Bolivariana de).
La UE también está revisando las normas de origen que rigen las condiciones exigidas para
acogerse al SGP, con el propósito de simplificarlas y, cuando corresponda, hacerlas menos
estrictas, para aumentar la eficacia del esquema. En el caso de los textiles y prendas de vestir,
esto último estaría resultando difícil, dado que se trata de un tema delicado en el sector interno.
92
ANEXO III: CONSECUENCIAS DE LA ADHESIÓN A LA OMC PARA EL SECTOR DE LOS
TEXTILES Y EL VESTIDO DE LOS PAÍSES EN PROCESO DE ADHESIÓN
Anexo III
CONSECUENCIAS DE LA ADHESIÓN A LA
OMC PARA EL SECTOR DE LOS TEXTILES
Y EL VESTIDO DE LOS PAÍSES EN
PROCESO DE ADHESIÓN
Hasta febrero de 2007, 29 países estaban negociando su adhesión a la OMC.
Un país que no es miembro de la OMC no está protegido por las normas de ésta y, por ende,
está expuesto a la posibilidad de ser objeto de medidas unilaterales de restricción del comercio y
de encontrarse en un entorno comercial internacional imprevisible. La principal consecuencia de
esa situación para el sector de los textiles y el vestido de los países en proceso de adhesión es la
posibilidad de que se les apliquen restricciones contingentarias. Al expirar el ATV, quedaron
eliminados todos los contingentes AMF restantes, y las normas de la OMC no permiten el
empleo de restricciones contingentarias. Sin embargo, éstas pueden aplicarse a los países que no
son miembros de la organización y, de hecho, los Estados Unidos han aplicado contingentes a
las exportaciones de Belarús, la Federación de Rusia, Ucrania y Viet Nam después de la
expiración del ATV. En cambio, si esos países se vuelven miembros de la OMC, los Estados
Unidos no podrán seguir imponiéndoles restricciones contingentarias. Salvo en el caso de
China, la UE no ha aplicado hasta el momento contingentes a los textiles y prendas de vestir de
países que no fueran miembros de la OMC, pero puede hacerlo si lo desea.
En lo que se refiere a las concesiones arancelarias, el promedio simple de los tipos consolidados
de los productos textiles (capítulos 50 a 60 del SA) y prendas de vestir (capítulos 61 y 62
del SA) de siete países que se han adherido a la OMC (Camboya, China, Jordania, Mongolia,
Nepal, la Provincia china de Taiwán y Viet Nam) podría servir de referencia para los países en
proceso de adhesión68. En los casos de Camboya y Nepal, que son PMA, el promedio de los
aranceles consolidados de los productos textiles está entre el 8 y el 31%, y el tipo máximo
asciende al 50%. En el caso de las prendas de vestir, estos valores van del 17 al 30%, y el tipo
máximo asciende al 30%. El promedio de los tipos consolidados de los textiles de China,
Jordania, Mongolia, la Provincia china de Taiwán y Viet Nam varía del 2 al 27%, y el tipo más
alto es del 40%. Los tipos de las prendas de vestir están entre el 12 y el 29%, con un máximo
del 30%.
Otras cuestiones analizadas en las negociaciones de adhesión que tendrían efectos directos en el
sector de los textiles y el vestido de los países en proceso de adhesión son la propiedad estatal y
la privatización; las restricciones cuantitativas a las importaciones, incluidas las prohibiciones,
los contingentes y los sistemas de concesión de licencias; los derechos antidúmping y
compensatorios y los regímenes de salvaguardias; la política industrial, incluidos los subsidios;
y las zonas francas y zonas económicas especiales. Esos temas se examinan en el contexto del
cumplimiento de los acuerdos de la OMC.
68
Los tipos arancelarios indicados fueron tomados de los documentos de la OMC "Lista de concesiones y
compromisos en materia de mercancías", WT/ACC/MNG/9/Add.1, 27 de junio de 1996, WT/ACC/JOR/33/Add.1, 3 de
diciembre de 1999; WT/ACC/CHN/49/Add.1, 1º de octubre de 2001; WT/ACC/TPKM/18/Add.1, 5 de octubre de 2001;
WT/ACC/KHM/21/Add.1, 15 de agosto de 2003; WT/ACC/NPL/16/Add.1, 28 de agosto de 2003; y
WT/ACC/VNM/48/Add.1, 27 de octubre de 2006.
93
ANEXO IV: ARANCELES NMF COMPARADOS DE LOS PAÍSES DESARROLLADOS PRENDAS DE VESTIR SELECCIONADAS
Anexo IV
Cuadro 21
Aranceles NMF comparados de los países desarrollados - prendas
de vestir seleccionadas
(En porcentaje)
Estados Unidos
Prendas de vestir de tejido de punto
Pantalones para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Sintéticos
Camisas para hombres y niños
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Blusas/camisas para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras artificiales
T-shirts
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Pullovers
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Prendas, excepto de punto
Abrigos para hombres y niños
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Abrigos para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Anoraks para hombres y niños
Lana
Algodón
Fibras artificiales impermeables
Otras fibras artificiales
Anoraks para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras artificiales impermeables
Otras fibras artificiales
Pantalones para hombres y niños
Lana
Algodón
Fibras sintéticas
Fibras artificiales
Unión Europea
Japón
Canadá
14,9
14,9
28,2
12
12
12
10,9
10,9
10,9
18
18
18
14,9
19,7
32,0
12
12
12
10,9
10,9
10,9
18
18
18
13,6
19,7
32,0
12
12
12
10,9
10,9
10,9
18
18
18
5,6
16,5
32,0
12
12
12
10,9
10,9
10,9
18
18
18
16,0
16,5
32,0
12
12
12
10,9
10,9
10,9
18
18
18
41 c/kg+16,3%
9,4
27,7
12
12
12
9,1
9,1
9,1
18
17
18
41 c/kg+16,3%
8,9
27,7
12
12
12
9,1
9,1
9,1
18
17
18
49,7 c/kg+19,7%
9,4
7,1
27,7
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
17
18
36 c/kg+16,3%
8,9
7,1
27,7
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
18
18
41,9 c/kg+16,3%
16,6
27,9
27,9
12
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
18
18
95
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Estados Unidos
Pantalones para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras sintéticas
Fibras artificiales
Chaquetas para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras sintéticas
Fibras artificiales
Vestidos
Lana
Algodón
Fibras sintéticas
Fibras artificiales
Faldas para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras sintéticas
Fibras artificiales
Camisas para hombres y niños
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Blusas para mujeres y niñas
Lana
Algodón
Fibras artificiales
Sostenes (corpiños)
Artículos textiles confeccionados
Ropa de cama
Algodón, bordada
Algodón, sin bordar
Fibras artificiales, bordada
Fibras artificiales, sin bordar
Ropa de tocador y de cocina, tejidos
con bucles del tipo toalla, de algodón
Tejidos de
Lana cardada
Lana peinada
Algodón (SA 5208)
"Denim"
Hilados de filamentos sintéticos
Fibras sintéticas
Fibras artificiales discontinuas
Hilados de
Lana
Algodón
Filamentos sintéticos
Fibras sintéticas discontinuas
Unión Europea
Japón
Canadá
13,6
16,6
28,6
28,6
12
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
18
17
17,5
9,4
27,3
27,3
12
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
18
17
13,6
8,4
16,0
16,0
12
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
18
18
14,0
8,2
16,0
16,0
12
12
12
12
9,1
9,1
9,1
9,1
18
17
18
17
17,5
19,7
29,1 c/kg+25,9%
12
12
12
7,4
7,4
7,4
18
17
0,18
17,0
15,4
26,9
16,9
12
12
12
6,5
9,1
9,1
9,1
8,4
18
17
18
17
20,9
6,7
14,9
11,4
12
12
12
12
4,5
4,5
5,3
5,3
17
17
18
18
9,1
12
7,4
17
25
25
9
8,4
14,9
14
10
8
8
8
8
8
8
8
5,3
5,3
3,7
3,7
5,7
8,8
6,6
14
14
12
12
14
14
14
6
7,3
8,0
10
3,8
4
4
4
2,7
1,9
6,6
6,6
8
8
8
8
Fuente: OMC, Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales, instrumentos jurídicos en que se
incorporan los resultados de la Ronda Uruguay.
Nota: Los productos seleccionados son los más representativos desde el punto de vista del comercio.
96
ANEXO V: LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL EN EL
CONTEXTO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Anexo V
LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL EN
EL CONTEXTO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
La protección de los derechos de propiedad intelectual es un problema que sigue planteándose,
en gran medida debido a la insistencia de los titulares de los derechos en los países
desarrollados. En un informe sobre el cumplimiento dirigido al grupo de los textiles del
Congreso de los Estados Unidos en octubre de 2003, el Gobierno sostenía que la piratería de los
diseños textiles por parte de fabricantes extranjeros era un problema crónico para el sector textil
nacional, que suponía como mínimo 100 millones de dólares anuales de pérdida de ventas para
las empresas textiles de los Estados Unidos. En un informe similar, "European textiles and
clothing in a quota-free environment" (Los textiles y prendas de vestir europeos en un entorno
libre de contingentes), la Comisión Europea afirmaba que los derechos de propiedad intelectual
interesaban particularmente al sector de los textiles y el vestido de Europa, porque los diseños y
modelos de los productos textiles y las prendas de vestir estaban siendo copiados a gran escala,
tanto dentro de la UE como por empresas que operaban fuera de sus fronteras. En el informe se
afirmaba que, aunque en términos generales las incautaciones en aduana habían disminuido un
10% entre 2001 y 2002, las de productos textiles habían aumentado un 93%, y representaban
más del 10% de todas las incautaciones.
La Ley sobre las facultades para la promoción del comercio (antes denominadas facultad de
negociación por "vía rápida") establece que lograr el ejercicio efectivo de los derechos de
propiedad intelectual -por medio de mecanismos civiles, administrativos y penales accesibles,
expeditivos y eficaces- es uno de los principales objetivos de negociación de los Estados
Unidos. Por consiguiente, la protección de los derechos de propiedad intelectual se incluye
sistemáticamente en casi toda la legislación estadounidense sobre las negociaciones comerciales
o los programas de preferencias del país, como la AGOA o la Iniciativa de la Cuenca del
Caribe (ICC).
En el mencionado informe de la Comisión Europea también se recomendaba que, para resolver
el problema de la falsificación y la piratería en el sector de los textiles y el vestido, era
necesario: a) combatir el problema dentro de las fronteras de la UE ampliada; b) adoptar las
medidas necesarias para interceptar los productos textiles y prendas de vestir falsificados
importados, y enjuiciar a los autores de los delitos; y c) garantizar a las empresas europeas que
exportan a países ajenos a la Unión la debida protección de sus diseños y modelos en los
mercados de esos países, como se estipula en el artículo 25.2 del Acuerdo sobre los Aspectos de
los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).
En el artículo 25.2 se hace específicamente referencia a la protección de los dibujos o modelos
textiles. Se dispone que "cada miembro se asegurará de que las prescripciones que hayan de
cumplirse para conseguir la protección de los dibujos o modelos textiles -particularmente en lo
que se refiere a costo, examen y publicación- no dificulten injustificablemente las posibilidades
de búsqueda y obtención de esa protección. Los miembros tendrán libertad para cumplir esta
obligación mediante la legislación sobre dibujos o modelos industriales o mediante la
legislación sobre el derecho de autor". En lo que respecta al ejercicio efectivo de los derechos de
propiedad intelectual, el Acuerdo sobre los ADPIC contiene disposiciones detalladas sobre las
obligaciones de los miembros, incluso las relacionadas con las obligaciones generales de los
miembros de la OMC y las referentes a las medidas y procedimientos civiles, administrativos y
penales y a las medidas en frontera.
97
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Empleo tecnología de autenticación ADN para detectar productos falsificados
Para combatir la falsificación se está elaborando un sistema de marcadores específicamente
destinado al sector textil y que utiliza tecnología de autenticación ADN. Los marcadores de
ADN también protegerían de la falsificación y el fraude la propiedad intelectual de nombres
comerciales, diseños, motivos y productos de marca. Los marcadores de ADN se insertan en
los tejidos o hilados durante el proceso de fabricación, en los que permanecen más de 100
años. La empresa Applied DNA Sciences sostiene que los marcadores podrán soportar
procesos textiles extremadamente rigurosos, como el estampado, el lavado, el blanqueo o el
mercerizado. El origen de las materias primas y los productos acabados de la industria textil
puede verificarse con los métodos patentados de detección de ADN. Singapur y Tailandia,
entre otros países, están siguiendo el ejemplo y recurren cada vez más a dispositivos
tecnológicos para la facilitación del comercio.
Por último, las cuestiones vinculadas con la protección de los diseños y modelos no se limitan a
los países desarrollados. Son igualmente importantes para las economías en desarrollo, sobre
todo en lo relativo a la protección de los diseños y motivos tradicionales de los que algunas
veces se mencionan como textiles étnicos y tribales, que son cada vez más apreciados.
98
Estados Unidos
Prendas de vestir confeccionadas
99
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
Estados Unidos
Prendas de vestir fabricadas con
Cualquier origen Cualquier origen
África
tejidos de oferta escasa
subsahariana
Ley de preferencia para el comercio
andino y erradicación de la droga
Prendas de vestir confeccionadas
Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
Andino/
Andino
Andino
Andino
Estados Unidos
Suéteres de lana Merino
Suéteres de Cachemira
Prendas de vestir confeccionadas con Estados Unidos/
África
tejidos de fabricación regional
África
subsahariana
subsahariana
Beneficiarios menos desarrollados
Cualquier origen Cualquier origen
Estados Unidos
Estados Unidos
Ley para el fomento del crecimiento
y las oportunidades en África
Prendas de vestir confeccionadas
Estados Unidos
Producto importado/
acuerdo pertinente
Andino/
Estados Unidos
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
África
subsahariana
Estados
Unidos
4,7 a 7% del total de
las importaciones de
prendas de vestir1
2,4 a 1,6% hasta
septiembre de 20072
Exención/concesión arancelaria aplicable si los componentes del producto importado están fabricados
de la manera siguiente o son:
Componentes
Cosido o
Hilo de
Tope/plazo de la
Hilados
Tejidos
de punto
Corte
confeccionado
coser
concesión arancelaria
con forma
Requisitos de origen para los textiles y prendas de vestir en los acuerdos de libre comercio de
los Estados Unidos y los programas de preferencias no recíprocas
Cuadro 22
ANEXO VI
ANEXO VI: REQUISITOS DE ORIGEN PARA LOS TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR EN LOS
ACUERDOS DE LIBRE COMERCIO DE LOS ESTADOS UNIDOS Y LOS
PROGRAMAS DE PREFERENCIAS NO RECÍPROCAS
Área de Libre Comercio de
América del Norte
Hilados
Tejidos
Artículos textiles confeccionados
Prendas de vestir
Calcetería
Prendas de vestir confeccionadas con
tejidos de oferta escasa
Acuerdo de Libre Comercio
Estados Unidos-Jordania3
Hilados
Tejidos
Prendas de vestir no de punto
Prendas de vestir de punto
Maletas
Estados Unidos
100
Jordania
Cualquier origen
Jordania
Cualquier origen Cualquier origen
Cualquier origen
Fibra TLCAN
TLCAN
TLCAN
TLCAN
TLCAN
TLCAN
TLCAN
TLCAN
Cualquier origen Cualquier origen
Estados Unidos
Prendas de vestir confeccionadas
fabricadas con pelo de llama, alpaca o
vicuña
Cualquier origen Cualquier origen
Prendas de vestir confeccionadas a
partir de tejidos de oferta escasa
previstos en el anexo 401 del TLCAN
Prendas de vestir confeccionadas a
Cualquier origen Cualquier origen
partir de otros tejidos de oferta escasa
Prendas de vestir fabricadas con
Estados
Andino
tejidos regionales
Unidos/Andino
Sostenes (corpiños)
Producto importado/
acuerdo pertinente
Jordania
Jordania
TLCAN
TLCAN
TLCAN
TLCAN
Estados Unidos
Andino
Andino/
Estados Unidos
Andino
Andino/
Estados Unidos
Andino/
Estados Unidos
Andino/
Estados Unidos
Andino/
Estados Unidos
TLCAN
Jordania
Jordania
TLCAN
TLCAN
Jordania
TLCAN
TLCAN
Andino/
Estados Unidos
Andino
Andino/
Estados Unidos
Andino/
Estados Unidos
75% de contenido de
los Estados Unidos
2 a 5%
Exención/concesión arancelaria aplicable si los componentes del producto importado están fabricados
de la manera siguiente o son:
Componentes
Cosido o
Hilo de
Tope/plazo de la
de punto
Hilados
Tejidos
Corte
confeccionado
coser
concesión arancelaria
con forma
Andino
Andino
Andino
Andino/
Andino/
Estados Unidos Estados Unidos
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
101
Estados Unidos
ICC
Iniciativa de la Cuenca del Caribe
(ICC)
Prendas de vestir confeccionadas
Estados Unidos
Estados Unidos
Nivel de preferencia arancelaria para
los textiles
Nivel de preferencia arancelaria para
las prendas de vestir
Prendas de vestir
Tejidos
Estados Unidos/
Chile
Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
Chile
Chile
Chile
Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
Chile
Chile
Chile
Chile
Chile
Cualquier origen Estados Unidos/ Estados Unidos/
Chile
Chile
Cualquier origen Cualquier origen Cualquier origen Estados Unidos/ Estados Unidos/
Chile
Chile
Acuerdo de Libre Comercio
Estados Unidos-Chile
Hilados
Estados Unidos/
Singapur
Tejidos
Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
Singapur
Singapur
Singapur
Prendas de vestir
Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
Singapur
Singapur
Singapur
Prendas de vestir confeccionadas con Cualquier origen Cualquier origen Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
tejidos de oferta escasa
Singapur
Singapur
Singapur
Nivel de preferencia arancelaria para Cualquier origen Cualquier origen
Singapur
Singapur
Singapur
las prendas de vestir
Hilados
Acuerdo de Libre Comercio
Estados Unidos–Singapur
Producto importado/
acuerdo pertinente
1 millón anuales
aplicable a las PYMES
2 millones aplicable a
las PYMES reducidos
a 1 millón al cabo
de diez años
25 millones aplicable a
las PYMES reducidos a
cero en ocho años
Exención/concesión arancelaria aplicable si los componentes del producto importado están fabricados
de la manera siguiente o son:
Componentes
Cosido o
Hilo de
Tope/plazo de la
de punto
Hilados
Tejidos
Corte
confeccionado
coser
concesión arancelaria
con forma
ANEXO VI: REQUISITOS DE ORIGEN PARA LOS TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR EN LOS
ACUERDOS DE LIBRE COMERCIO DE LOS ESTADOS UNIDOS Y LOS
PROGRAMAS DE PREFERENCIAS NO RECÍPROCAS
102
Estados Unidos/
América Central
Tejidos
Estados Unidos/
América Central
Prendas de vestir
Estados Unidos/
América Central
Prendas de vestir confeccionadas con Cualquier origen
tejidos de oferta escasa
Hilados
Estados Unidos/
América Central
Estados Unidos/
América Central
Cualquier origen
Estados Unidos/
América Central
Estados Unidos/ Estados Unidos/ Estados Unidos/
América Central América Central América Central
Cualquier origen Estados Unidos/ Estados Unidos/
América Central América Central
Exención/concesión arancelaria aplicable si los componentes del producto importado están fabricados
de la manera siguiente o son:
Producto importado/
Componentes
acuerdo pertinente
Cosido o
Hilo de
Tope/plazo de la
de punto
Hilados
Tejidos
Corte
confeccionado
coser
concesión arancelaria
con forma
Prendas de vestir confeccionadas
Estados Unidos Estados Unidos
ICC
ICC
Estados
Unidos
Prendas de vestir de punto con forma Estados Unidos
ICC
Prendas de vestir de
punto: 250 millones
aplicable a las PYMES
y para prendas de punto
distintas de las T-shirts
4,2 millones de
docenas, ambos límites
incrementados en un
16% anual hasta 2004
Sostenes (corpiños)
Estados Unidos/ Estados Unidos/
A partir de 2001 al
ICC
ICC
menos el 75% del
contenido debe ser
tejido de los Estados
Unidos
Prendas de vestir confeccionadas a
Cualquier origen Cualquier origen
ICC
ICC
ICC
partir de tejidos de oferta escasa
Maletas
Estados Unidos Estados Unidos
Estados Unidos
ICC
Acuerdo de Libre Comercio
Estados Unidos-América Central
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Costa Rica
Nivel de preferencia arancelaria para Cualquier origen Cualquier origen Cualquier origen
prendas de vestir de lana (Costa Rica)
Costa Rica
Nicaragua
100 millones aplicable a
las PYMES reducidos a
cero en diez años
500.000 aplicable a
las PYMES durante
dos años
Nota: Los niveles de preferencia arancelaria del cuadro indican el tope en el caso de los productos importados fabricados con materiales no originarios.
1
El tope del 4,7% del primer año aumenta hasta el 7% en 2007, a más tardar.
2
Los topes son del 2,36% para el año que comienza en octubre de 2003, 2,64% para el año que comienza en octubre de 2004, 2,93% a partir de octubre de 2005, pero disminuye
al 1,61% a partir de octubre de 2006.
3
Los componentes de los productos importados deben ser de fabricación estadounidense o jordana. Para evitar posibles confusiones, en el cuadro sólo se recoge el origen jordano.
Nicaragua
Cualquier origen Cualquier origen Cualquier origen
Niveles de preferencia arancelaria
Nivel de preferencia arancelaria para
las prendas de vestir (Nicaragua)
Producto importado/
acuerdo pertinente
Exención/concesión arancelaria aplicable si los componentes del producto importado están fabricados
de la manera siguiente o son:
Componentes
Cosido o
Hilo de
Tope/plazo de la
de punto
Hilados
Tejidos
Corte
confeccionado
coser
concesión arancelaria
con forma
ANEXO VI: REQUISITOS DE ORIGEN PARA LOS TEXTILES Y PRENDAS DE VESTIR EN LOS
ACUERDOS DE LIBRE COMERCIO DE LOS ESTADOS UNIDOS Y LOS
PROGRAMAS DE PREFERENCIAS NO RECÍPROCAS
103
ANEXO VII: TENDENCIAS DEL SECTOR DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO EN 2005
Anexo VII
TENDENCIAS DEL SECTOR DE LOS TEXTILES
Y EL VESTIDO EN 2005
En muchos estudios se pronosticaba que los exportadores de productos textiles de los países en
desarrollo se verían gravemente afectados por la expiración del ATV y que la supresión de los
contingentes ocasionaría una pronunciada bajada de los precios, en particular en el caso de los
productos procedentes de países afectados por estrictas restricciones contingentarias. Los datos
sobre las importaciones de productos textiles de los Estados Unidos y la Unión Europea
en 2005 arrojaron unos resultados contrapuestos. Las graves consecuencias previstas para
determinados países exportadores no se produjeron y algunos países en desarrollo sobre los que
se había pronosticado que iban a ser víctimas de la expiración del ATV obtuvieron resultados
satisfactorios en 2005. Por otra parte, en el caso de los países sobre los que se había vaticinado
que iban a dominar el mercado internacional los pronósticos no se cumplieron. Asimismo,
muchos países experimentaron una reducción de sus exportaciones de textiles y prendas de
vestir. A algunos de los países que experimentaron un crecimiento negativo en 2005 les había
pasado otro tanto en 2004, cuando aún estaban vigentes las restricciones contingentarias.
Los principales factores que contribuyeron a los resultados favorables de algunos países fueron
la competitividad conseguida gracias a la modernización y la integración vertical de la
producción, así como al cambio en la composición de las exportaciones en favor de productos
de precios más altos. No se produjo el hundimiento de los precios que se había pronosticado
antes de la expiración del ATV, pero cayeron los precios de los artículos sujetos a restricciones
contingentarias. Los exportadores que obtuvieron buenos resultados también notaron los efectos
de la bajada de precios.
Teniendo presente este panorama general, a continuación se examinan las tendencias de los
mercados de los Estados Unidos y de la Unión Europea, que representan un 70% de las
importaciones mundiales de textiles y prendas de vestir. Los datos correspondientes a estos
mercados provienen de la Oficina de Textiles y Prendas de Vestir del Departamento de
Comercio de los Estados Unidos y de Eurostat.
AVII.1. El mercado de los Estados Unidos
En el cuadro 23 se recogen las importaciones estadounidenses de textiles y prendas de vestir
procedentes de determinados países, cinco grupos regionales y de todo el mundo expresadas en
dólares, en el período 2003-2005. En 2005 las importaciones estadounidenses de esos productos
aumentaron un 7% respecto al año anterior. Por grupos regionales, las importaciones de los
Estados Unidos procedentes de los países acogidos a la Ley de preferencia para el comercio
andino (LPCA) y los países de la ASEAN crecieron un 8 y un 5% respectivamente, mientras
que se redujeron en un 4% las procedentes de los países partes en el CAFTA y la ICC. Las
importaciones procedentes de la región subsahariana experimentaron una pronunciada
disminución al caer un 17% desde 2004.
El examen de cada uno de los países muestra que hay países beneficiados y perjudicados en
todas las regiones. En el caso de Asia, a pesar de carecer de un acceso preferencial al mercado
estadounidense, la mayoría de los países seleccionados experimentaron un aumento sustancial
de sus exportaciones de textiles y prendas de vestir a los Estados Unidos en 2005, que crecieron
del 6 al 54%. Entre esos países destacan por sus buenos resultados Bangladesh (19%), Camboya
(20%), China (54%), la India (27%), Indonesia (18%) y el Pakistán (14%), todos con un
105
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
crecimiento de dos dígitos. En cambio, se redujeron las exportaciones de Filipinas (-1%),
Maldivas (-94%), Nepal (-27%) y Tailandia (-3%). Estos países, con excepción de Tailandia,
también habían registrado una disminución de sus exportaciones a los Estados Unidos en 2004.
En el caso de Maldivas, según la información disponible, algunas empresas de Sri Lanka que se
habían instalado en ese país trasladaron sus actividades a su lugar de origen y cinco fábricas de
prendas de vestir que exportaban principalmente a los Estados Unidos cerraron en 200569.
En el caso de los países de América Latina, las exportaciones de textiles y prendas de vestir de
Nicaragua y el Perú a los Estados Unidos experimentaron un espectacular aumento en 2005,
pero las de otros países se redujeron de un 2 a un 10%, a pesar de las ventajas de disponer de un
régimen de franquicia arancelaria y de su proximidad al mercado. Las exportaciones de
Costa Rica, México y la República Dominicana a los Estados Unidos también se redujeron
en 2004. Las normas de origen preferenciales aplicadas a estos países prohíben la utilización de
los insumos más competitivos, lo que podría explicar la disminución de sus exportaciones.
Como se señala más adelante, siguieron aumentando las exportaciones de Jordania, país que
puede aplicar normas de origen preferenciales flexibles.
Entre los países africanos, Botswana, Etiopía, la República Unida de Tanzanía y Uganda
registraron un aumento significativo de sus exportaciones de textiles y prendas de vestir a los
Estados Unidos en 2005. Sin embargo, si se considera su valor, sus exportaciones fueron
limitadas, ya que representaron menos de 10 millones de dólares en cada uno de esos países.
Las exportaciones de países como Kenya, Lesotho, Madagascar, Mauricio y Swazilandia
variaron de 160 a 390 millones de dólares en 2005, pero, salvo Kenya, sus exportaciones
se redujeron notablemente con respecto a los niveles de 2004, al registrar una disminución
del 10 al 27%. Las exportaciones de Kenya cayeron un 2%. De esos países, sólo Mauricio
experimentó un crecimiento negativo en 2004.
Egipto, Jordania y Turquía son también grandes exportadores de textiles y prendas de vestir a
los Estados Unidos. Las exportaciones de los dos primeros países aumentaron
considerablemente en 2005, al crecer un 9 y un 13%, respectivamente, pero las de Turquía
registraron una contracción del 9%. Desde 2002 los textiles y prendas de vestir de Jordania
disfrutan de franquicia arancelaria en los Estados Unidos en virtud del acuerdo de libre
comercio y se les ha concedido un trato que prevé unas normas de origen sumamente flexibles.
Los textiles y prendas de vestir de Egipto exportados desde las zonas industriales habilitadas
pueden acogerse a un régimen de franquicia arancelaria en el mercado de los Estados Unidos.
Este acuerdo fue firmado por Egipto, los Estados Unidos e Israel en diciembre de 2004.
En el caso de los países cuyas exportaciones de textiles y prendas de vestir a los Estados Unidos
se redujeron en 2004 y 2005, uno de los factores que contribuyó a esa tendencia podría ser la
saturación del mercado. Una intensa competencia reduce los precios y expulsa del mercado a los
exportadores que no son muy competitivos. Otra de las posibles causas sería la retirada de las
inversiones anticipando la expiración del ATV, aunque para confirmar esa hipótesis se necesita
información fidedigna. En la actualidad no se dispone de suficiente información sistematizada
sobre las tendencias en materia de inversión extranjera directa para sacar conclusiones
definitivas70.
69
Departamento de Estado de los Estados Unidos, "Background Notes: the Maldives", Oficina de Asuntos de Asia
Meridional y Central, febrero de 2006.
70
UNCTAD, "TNCs and the Removal of Textiles and Clothing Quotas", Naciones Unidas, Nueva York y Ginebra,
UNCTAD/ITE/IIA/2005/1, 2005, pág. 11.
106
ANEXO VII: TENDENCIAS DEL SECTOR DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO EN 2005
En un estudio reciente se calculó el índice de riesgo de una serie de países que eran
potencialmente muy vulnerables a los efectos de la expiración del ATV71. El índice de riesgo
está formado por tres componentes: a) la concentración de las exportaciones de textiles y
prendas de vestir, b) la concentración de las exportaciones a los Estados Unidos y la Unión
Europea, y c) la concentración en las exportaciones como un estímulo para el PIB. Entre los
países que experimentaron una disminución en sus exportaciones de textiles y prendas de vestir
a los Estados Unidos en 2005, Honduras, Lesotho, Mauricio, Madagascar, Maldivas, Guatemala
y Swazilandia se encuadran en la categoría de los 20 países con el mayor índice de riesgo. Hay
que prestar especial atención a esos países al estudiar los efectos de la expiración del ATV en el
caso del mercado estadounidense.
Cuadro 23
Importaciones estadounidenses de textiles y prendas de vestir
desde determinados países, 2003-2005
Procedencia de las
importaciones
Mundo
Región
LPCA
ASEAN
CAFTA
ICC
África subsahariana
Asia
Bangladesh
Camboya
China
Filipinas
India
Indonesia
Maldivas
Nepal
Pakistán
Sri Lanka
Tailandia
Viet Nam
América Latina
Colombia
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Perú
República Dominicana
2003
2004
2005
(Millones de dólares)
80.399
83.310
89.205
2004-2005
(porcentaje)
7
1.107
11.678
9.244
9.675
1.534
1.387
12.143
9.578
10.022
1.781
1.495
12.788
9.169
9.661
1.486
8
5
-4
-4
-17
1.939
1.251
11.608
2.040
3.211
2.375
94
155
2.215
1.493
2.071
2.484
2.065
1.441
14.559
1.938
3.633
2.620
81
131
2.546
1.585
2.198
2.720
2.457
1.727
22.405
1.921
4.617
3.081
5
96
2.904
1.677
2.124
2.881
19
20
54
-1
27
18
-94
-27
14
6
-3
6
539
594
1.757
1.773
2.507
7.940
484
516
2.128
636
524
1.757
1.959
2.677
7.793
595
692
2.066
618
492
1.646
1.831
2.629
7.246
716
821
1.855
-3
-6
-6
-7
-2
-7
20
19
-10
71
Conway P., "Global Implications of Unraveling Textiles and Apparel Quotas", 30 de mayo de 2006, Departamento de Economía,
Universidad de Carolina del Norte, pág. 4.
107
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
Procedencia de las
importaciones
África
Botswana
Cabo Verde
Etiopía
Ghana
Kenya
Lesotho
Madagascar
Malawi
Mauricio
Namibia
República Unida de Tanzanía
Sudáfrica
Swazilandia
Uganda
Otros países
Egipto
Jordania
Turquía
2003
2004
2005
(Millones de dólares)
2004-2005
(porcentaje)
7
3
2
5
188
393
196
23
269
42
2
253
141
2
20
3
3
7
277
456
323
27
228
79
3
164
179
4
30
2
4
5
271
391
277
23
167
53
4
86
161
5
50
-33
33
-29
-2
-14
-14
-15
-27
-33
33
-48
-10
25
535
583
1.744
564
956
1.764
614
1.083
1.609
9
13
-9
Fuente: Departamento de Comercio, Oficina de Textiles y Prendas de Vestir.
AVII.2. El mercado de la Unión Europea
El cuadro 24 muestra las tendencias de las importaciones de textiles y prendas de vestir de la
UE (25 países) expresadas en euros, en el período 2003-2005. En 2005, las importaciones de la
UE procedentes de países ajenos a la Unión aumentaron en un 6%, mientras que las
importaciones en el interior de la Unión Europea disminuyeron un 3%. De los 40 países
seleccionados, en sólo 7 aumentaron las exportaciones ese año. Cabe mencionar a China, la
India, Viet Nam, el Perú, Etiopía, Madagascar y Turquía. Las exportaciones chinas de textiles y
prendas de vestir aumentaron considerablemente (40%). La India, el Perú y Madagascar
también obtuvieron buenos resultados y sus exportaciones aumentaron 17, 15 y 13%,
respectivamente. Las exportaciones de Turquía y Viet Nam crecieron un 3 y un 6%,
respectivamente. Etiopía aumentó sus exportaciones en 2005, pero el valor total de las
exportaciones fue insignificante. Las exportaciones de otros países decrecieron en 2005,
destacando de manera muy particular las de otros países asiáticos. De los países que
experimentaron una disminución de sus exportaciones en 2005, 12 países (Indonesia, Maldivas,
Colombia, El Salvador, México, Mauricio, Sudáfrica, Swazilandia, Uganda, Jordania,
Marruecos y Túnez) también registraron en 2004 un descenso de sus exportaciones de textiles y
prendas de vestir.
Países como Camboya, Mauricio, Sri Lanka, Túnez y Bangladesh figuran en la categoría de
los 15 países con mayor índice de riesgo72. Las exportaciones de Mauricio y Túnez se redujeron
tanto en 2004 como en 2005 y las de los otros países disminuyeron en 2005. Hay que prestar
especial atención a los cinco países al estudiar los efectos de la expiración del ATV en el caso
del mercado de la UE.
72
"Global Implications of Unraveling Textiles and Apparel Quotas", pág. 4, op. cit.
108
ANEXO VII: TENDENCIAS DEL SECTOR DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO EN 2005
Cuadro 24
Importaciones de textiles y prendas de vestir de la Unión Europea
procedentes de determinados países, 2003-005
2003
Fuera de la Unión Europea 25
Dentro de la Unión Europea 25
Asia
Bangladesh
Camboya
China
Filipinas
India
Indonesia
Maldivas
Nepal
Pakistán
Sri Lanka
Tailandia
Viet Nam
América Latina
Colombia
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Perú
República Dominicana
África
Botswana
Cabo Verde
Etiopía
Ghana
Kenya
Lesotho
Madagascar
Malawi
Mauricio
Namibia
República Unida de Tanzanía
Sudáfrica
Swazilandia
Uganda
Otros países
Egipto
Jordania
Marruecos
Túnez
Turquía
2004
2005
(Millones de dólares)
66.723
69.933
74.285
75.897
76.393
73.930
2004-2005
(porcentaje)
6
-3
3.240
424
14.309
328
4.526
1.867
5
71
2.298
774
1.270
630
3.894
520
16.076
373
4.759
1.795
0
79
2.519
878
1.323
752
3.704
477
22.442
253
5.551
1.613
0
74
2.218
866
1.226
800
-5
-8
40
-32
17
-10
0
-6
-12
-1
-7
6
47
2
10
5
24
107
1
76
12
44
2
9
5
26
105
2
88
12
39
2
10
5
20
103
2
101
10
-11
0
11
0
-23
-2
0
15
-17
6
4
6
1
4
1
133
0
560
1
4
163
8
1
10
4
7
1
6
1
166
0
523
1
9
154
5
0
5
4
8
0
6
1
188
0
450
1
5
131
2
0
-50
0
14
-100
0
0
13
0
-14
0
-44
-15
-60
0
540
12
2.623
2.982
10.151
611
11
2.572
2.848
10.606
605
9
2.388
2.686
10.976
-1
-18
-7
-6
3
Fuente: Eurostat.
109
MÓDULO DE CAPACITACIÓN EN EL COMERCIO DE LOS TEXTILES Y EL VESTIDO
AVII.3. Tendencias en los valores unitarios de las importaciones
El sistema de contingentes limitaba las exportaciones de textiles y prendas de vestir procedentes
de países competitivos. Por consiguiente, cabía esperar que la eliminación de los contingentes
propiciaría una reducción del precio de esos productos en los mercados de los Estados Unidos y
la Unión Europea gracias a la eliminación de las rentas derivadas de los contingentes y la mayor
competencia generada por los precios.
El hundimiento de los precios de los textiles y prendas de vestir que se había vaticinado para la
fase posterior a la expiración del ATV no se produjo, pero se observó una disminución en los
valores unitarios en el caso de los productos que habían estado sujetos a restricciones
contingentarias73. Esta tendencia fue particularmente pronunciada en el mercado
estadounidense. La presión sobre los precios redujo los márgenes de beneficio de las
exportaciones de textiles y prendas de vestir, y los exportadores de los países que obtuvieron
buenos resultados en la etapa posterior a la expiración del ATV también notaron los efectos de
la reducción de precios.
En el mercado estadounidense, los productos cuyos valores unitarios disminuyeron fueron: las
camisas y blusas de punto de algodón tanto para hombres y niños como para mujeres y niñas
(338, 339), las camisas y blusas para mujeres y niñas que no son de punto confeccionadas con
fibras artificiales (641), las faldas confeccionadas con fibras artificiales (642) y los suéteres
(jerseys) para mujeres confeccionados con fibras artificiales (646). Sus valores unitarios
disminuyeron del 20 al 40%. En el mercado de la UE, se observó el cambio en los valores
unitarios de los textiles y prendas de vestir sujetos a restricciones, aunque en menor medida que
en los Estados Unidos. En el caso de los pantalones (categorías 6 y 28 de la clasificación del
Departamento de Comercio de los Estados Unidos), China, Myanmar, Indonesia y Hong Kong
(China) registraron el mayor descenso en el valor unitario, mientras que Turquía, la Federación
de Rusia, Polonia, Túnez, Eslovaquia y Croacia registraron el mayor aumento. En el caso de las
camisas y T-shirts, los países sujetos a contingentes consolidados en 2004 (China, Indonesia y
la India) registraron una reducción de los valores unitarios. Otros países que experimentaron una
reducción significativa del valor unitario fueron Ucrania, Mauricio y Marruecos.
-----
73
Ibíd.
110
Fly UP