...

La familia, regalo invaluable

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

La familia, regalo invaluable
La familia, regalo invaluable
Hoy nos preguntamos qué le pasa a nuestra sociedad tan cambiante, parece
ser tan diferente a lo que nosotros vivimos!!
Hoy nuestras prioridades también han cambiado, pareciera que nuestras
metas, han tomado un nuevo lugar, dependiendo de las necesidades del
momento, pero en realidad ¿debería de ser así?
Esto nos lleva a reflexionar en una de las decisiones más importante que
hacemos en nuestra vida, la formación de la familia, por esa idea soñamos,
trabajamos, luchamos pero al paso del tiempo ese compromiso que elegimos
libremente, se va desvaneciendo y las exigencias del mundo nos sofocan y
toman un lugar predominante en nuestras vidas.
El tránsito, las amistades, el trabajo y los compromisos sociales adquieren un
valor especial.
Y entonces ¿Cómo cumplir con nuestros sueños en donde suponíamos que la
familia era el lugar por excelencia?
Resulta innegable pensar que la familia enfrenta una crisis, entre otras
razones, se debe al incremento en divorcios, abandonos, separaciones, una
errónea jerarquía de valores, problemas económicos y trabajos en ciudades
diferentes a la familia, la búsqueda de placer a costa de todo, por una
deficiente actitud frente al sentido de vida, porque a veces olvidamos amar
por lo que se es y no por lo que se tiene.
Entonces para hacerla nuestra prioridad, es importante partir de las bases!
La familia es el origen de toda vida humana, es el núcleo de amor verdadero,
la célula básica y permanente de toda sociedad. Es única, irrepetible y libre
de ser, pensar, soñar y actuar con un gran potencial para satisfacer las
necesidades de sus miembros y así poder trascender. Es una fuerza que nos
une compartiendo ideales. Viviendo momentos importantes de nuestras
vidas, esos momentos que nos hacen ser lo que en realidad somos y a
valorarlos porque estos no regresan.
Entonces si la familia está pasando por momentos de cambio, y somos
conscientes de que vivimos en un ambiente de incertidumbre, rodeados de
mensajes contradictorios, ¿qué podemos hacer para fortalecer a la familia?
Primero debemos comprometernos con lo más importante. Si en realidad
queremos que sea nuestra prioridad, debemos no nada más desearlo, sino
que debemos trabajar en ello, hacer que suceda.
Darle tiempo en cantidad y calidad a nuestras familias, a veces nos
consolamos pensando en que atendiendo a la calidad es suficiente, pero en
realidad esta calidad podría anular todos constantes mensajes negativos de
la sociedad, las malas amistades, la influencia a veces terrible de los medios
de comunicación etc? Valdría la pena que cada uno de nosotros lo
replanteáramos!!
Orientarla hacia la realización y nutrirla con valores, paciencia, amor, metas
claras, una actitud firme y basada en el sentido que nos lleve a donde en
realidad queremos ir.
Redefinir las exigencias del mundo que nos rodea y simplemente
jerarquizarlas. El rol como madre y como padre es INSUSTITUÍBLE ! Cuando
nuestros valores son los adecuados, todo funciona bien.
En medio de estos cambios, la esencia ha de permanecer y lo que deben
cambiar en algunos casos son las funciones de los miembros de la familia, así
que si la madre es hoy la proveedora del hogar, el padre habrá de
reemplazarla en su rol.
Hagamos de nuestra casa, un HOGAR, un lugar de recuerdos, un ambiente
cálido y armónico que nos de seguridad. Un lugar lleno de costumbres que
nos traiga recuerdos invaluables. Un lugar que nos invite a compartir, a reir
y a convivir.
Fomentemos un espacio para el crecimiento personal, sin juicios ni
reproches, sino un lugar en donde podamos ser quien en realidad somos, en
donde nos quieran y acepten.
Dediquemos un momento especial para cada uno de los miembros de la
familia, incluyendo al más importante y a veces olvidado, “el cónyuge”.
Hagamos un tiempo familiar semanal!! Agéndenlo!! Que este se convierta
en las mejores horas de la semana, que sea un rato de convivencia, de juego,
de acuerdos, de decisiones. Un tiempo para FORTALECER LAZOS.
Hay que cambiar la manera de pensar y fortalecer esos lazos que nos unen
como seres humanos, hay que fomentar el interés mutuo. La familia se une
en el momento en que reconoces las necesidades de los demás y buscas
atender el bien común antes del bien personal.
Identifiquemos todos los recursos de los que disponemos para ponerlos al
servicio de la familia.
Démosle un sentido a nuestra vida familiar y seamos entonces agentes de
cambio, en donde los primeros beneficiados seremos nosotros !!!
Departamento de psicopedagogía
Fly UP