...

intento de autolisis por intoxicación. actuación de

by user

on
Category: Documents
4

views

Report

Comments

Transcript

intento de autolisis por intoxicación. actuación de
INTENTO DE AUTOLISIS
POR INTOXICACIÓN.
ACTUACIÓN DE ENFERMERIA.
TRABAJO DE FIN DE GRADO
CURSO 2013-2014
ALUMNA: Mª CORPORALES TERRADO SEBASTIAN
TUTORA: MARIA SÁNCHEZ FERNÁNDEZ
Agradecimientos:
A mis tutora Marisol Sánchez, por su constante apoyo, sus sabios consejos y por darme
todas las facilidades del mundo para poder concluir este trabajo.
A Lluís, mi pareja, por ser la persona que ha compartido el mayor tiempo a mi lado,
porque en su compañía las cosas malas se convierten en buenas, la tristeza se transforma
en alegría y la soledad no existe.
A mis padres, Francisco y Felisa, porque sin su esfuerzo y su amor nada de esto hubiera
sido posible.
A mi hermana Ana, porque sus palabras siempre han sido de ánimo.
A Joana, mi suegra por cuidarme y quererme como a una hija y llegar donde yo no he
podido.
A Joan, mi amigo infinito, porque ahora le tengo que devolver con intereses todas las
horas que le he robado a su vida para dedicárselas a este trabajo.
A mis amigos por su confianza, paciencia y sus palabras de aliento durante mis
estudios.
A la Dirección de enfermería del hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida,
por facilitarme el trabajo en la búsqueda de los pacientes.
Y a todas las personas que de un modo u otro han contribuido a que pudiera realizar este
trabajo.
RESUMEN:
La salud mental es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como
el estado de bienestar de un individuo en el cual es capaz de afrontar los obstáculos de
la vida diaria, trabajar de manera eficaz y contribuir a su comunidad.
El presente estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova
de Lleida, de Enero de 2013 a Diciembre de 2013, pretende identificar la frecuencia de
pacientes ingresados con diagnóstico de intento suicida por intoxicación medicamentosa
y de forma secundaria los factores que los llevaron a ello, así como el método empleado
para este fin.
La importancia del estudio radica en que nuestro hospital recibe una cantidad
considerable de pacientes psiquiátricos, y el primer contacto médico es con Urgencias,
de ello la importancia de crear un protocolo de actuación delante de dichos pacientes.
Concluyendo que estamos ante un gran problema de Salud Pública, cuyo auge ha
ido incrementando, por eso se deberían de emplear medidas de acción para disminuir el
intento de suicido en nuestra población y por tanto la mortalidad.
PALABRAS CLAVES: Intoxicación medicamentosa,
Parasuicidio, Procedimientos de Enfermería.
Intento Autolitico,
ABSTRAT:
The mental health is defined by the World Health Organization (WHO) as the
welfare state of an individual in whom it is capable of confronting the obstacles of the
daily life, of working in an effective way and of contributing to his community.
The present study carried out in the University Hospital Arnau de Vilanova of
Lleida, from January, 2013 to December, 2013, tries to identify the patients' frequency
deposited with diagnosis of suicidal attempt for poisoning medicines and of secondary
form the factors that took them to it, as well as the method used for this end.
The importance of the study takes root in that our hospital receives a considerable
quantity of psychiatric patients, and the first medical contact is with Urgencies, of it the
importance of creating a protocol of action in front of the above mentioned patients.
Concluding that we are before a great problem of Public Health, which summit has
been increasing, because of it measures of action should be used to diminish the attempt
of I fake the suicide in our population and therefore the mortality.
KEY WORDS: drug poisoning, try autolytic, Parasuicide, nursing procedures.
I
LISTA DE ABREVIATURAS
AP: Atención Primaria.
CS: Conducta suicida.
GPC: Guía de Práctica Clínica.
HUAV: Hospital Universitario Arnau de Vilanova.
INE: Instituto Nacional de Estadística.
IMV: Intoxicación Medicamentosa Voluntaria.
IA: Intentos de Autolisis.
IS: Intentos de Suicidio.
OMS: Organización Mundial de la Salud.
SEMES: Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias.
VIH: Virus Inmunodeficiencia Humana.
II
LISTA DE TABLAS
Tabla 1. Revisión de la nomenclatura de O´Carroll et al., propuesta por Silverman et al.
Tabla 2. Clasificación de factores de riesgo suicida en modificables e inmodificables.
III
LISTA DE FIGURAS
Figura 1. Tasas globales de suicidios en España (por 100.000 hab.) y comunidad
autónoma en 2008.
Figura 2. Factores asociados a la conducta suicida.
Figura 3. Algoritmo de conducta suicida en el Servicio de Urgencias Hospitalarias.
IV
LISTA DE GRÁFICOS
Gráfico 1. Intentos autoliticos según mes del año.
Gráfico 2. Intentos autoliticos por género.
Gráfico 3. Incidencia de intentos autoliticos por grupos de edad.
Gráfico 4. Intentos autoliticos según ocupación.
Gráfico 5. Intentos autoliticos según estado civil.
Gráfico 6. Intentos autoliticos según el método empleado.
Gráfico 7. Intentos autoliticos según la hora del día.
Gráfico 8. Consumo de alcohol y Drogas.
TFG. CURSO 2013-2014.
1.- INTRODUCCIÓN
Tratar el tema del suicidio no es fácil ya que en él intervienen muchos factores que
describiremos más adelante. Además, es relativamente fácil caer en estereotipos sobre el
suicidio, en mitos o en argumentos morales que poco ayudan a la persona o familiares.
Actualmente, el suicidio se sitúa entre las quince primeras causas de muerte en el
mundo y en algunos países es la segunda causa en el grupo de edad de 10 a 24 años y la
tercera en los de 25 a 44. Su tendencia es ascendente, estimándose que en 2020 la cifra
de suicidios consumados será de 1,53 millones (1).
Debido al gran incremento de IMV con IA en el último año, es conveniente la
creación de un protocolo de actuación para los servicios de urgencias, ya que debido al
aumento de ingresos el personal necesita apoyo y una guía de actuación común.
Durante la realización del trabajo, se ha evidenciado la falta de una intervención
para la identificación precoz en los servicios de atención primaria, que minimizaría los
ingresos en el servicio de urgencias con desenlace de intento autolítico, así como la
deficiencia de protocolos de actuación para dichos casos, que ayuden al desarrollo de
tratamientos y estrategias para actuar sobre estos pacientes y su entorno.
Para poder realizar esta intervención, primero se tuvo que realizar una revisión
bibliográfica para estudiar el tema y conocer la situación actual de los intentos
autoliticos. Las bases de datos consultadas han sido, Medline (PubMed), Cuiden Plus,
Cochrane Library y Google académico.
Criterios de inclusión
Los artículos o documentos publicados des del año 2000 hasta la actualidad.
Artículos publicados en español o en inglés.
Todos los artículos o documentos que no tuvieran ningún criterio de exclusión.
1
TFG. CURSO 2013-2014.
Criterios de exclusión
Los artículos que trataran solo de estudios de intentos autoliticos.
Los anteriores a 2000.
Una vez realizada toda la búsqueda bibliográfica, entender la temática de los
intentos autoliticos por intoxicaciones medicamentosas y concluir con el estudio
realizado durante el año 2013, cabe la necesidad de crear un protocolo de actuación para
los servicios de urgencias, a utilizar como guía por todos los profesionales y así poder
consensuar una atención de calidad a estos pacientes, durante su ingreso en dicho
servicio.
2
TFG. CURSO 2013-2014.
2.- MARCO TEORICO
En 1976, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el suicidio como “un
acto con resultado letal, deliberadamente iniciado y realizado por el sujeto, sabiendo o
esperando su resultado letal y a través del cual pretende obtener los cambios
deseados” y el parasuicidio, como “un acto sin resultado fatal mediante el cual, sin
ayuda de otros, una persona se autolesiona o ingiere sustancias con la finalidad de
conseguir cambios a través de las consecuencias actuales o esperadas sobre su estado
físico” (2).
En la actualidad se considera que el suicidio se mueve a lo largo de un continuum de
diferente naturaleza y gravedad, que va desde la ideación (idea de la muerte como
descanso, deseos de muerte e ideación suicida) hasta la gradación conductual creciente
(amenazas, gestos, tentativas y suicidio consumado).
La conceptualización de la conducta suicida es compleja y algunos de los términos
utilizados resultan poco operativos, tanto para la investigación como para la práctica
clínica, por lo que ha sido necesaria la elaboración de definiciones más precisas que
intentan concretar diferentes aspectos (3).
Los criterios de clasificación de la conducta suicida diferencian entre suicidio,
intento de suicidio y parasuicidio, en función de si el resultado de la conducta es mortal
o no y de la gravedad de dicha conducta, el uso de una nomenclatura común facilita la
comunicación, la formación y la investigación en el suicidio (4).
Las diferentes terminologías utilizadas para referirse a fenómenos suicidas son
numerosas y pueden clasificarse de varias formas, refiriéndose a los actos, los gestos o
aspectos psicológicos del individuo, al potencial, etc.
Para unificar criterios se proponen las siguientes definiciones:
–Ideación suicida: pensamientos sobre el suicidio (cogniciones).
–Comunicación suicida: acto interpersonal en el que se transmiten pensamientos,
deseos o intencionalidad de acabar con la propia vida. La comunicación suicida es un
punto intermedio entre la ideación suicida (cogniciones) y la conducta suicida. En esta
categoría se incluyen aquellas comunicaciones verbales o no verbales, que pueden tener
intencionalidad, pero no producen lesiones.
3
TFG. CURSO 2013-2014.
Existen dos tipos de comunicación suicida:

Amenaza suicida: acto interpersonal, verbal o no verbal, que podría predecir
una posible conducta suicida en el futuro cercano.

Plan suicida: es la propuesta de un método con el que llevar a cabo una
conducta suicida potencial.
Conducta suicida: conducta potencialmente lesiva y autoinflingida, en la que hay
evidencia implícita o explícita de que:
a. La persona desea utilizar la aparente intención de morir con alguna finalidad.
b. La persona presenta algún grado, determinado o no, de intención de acabar con
su vida.
La conducta suicida puede no provocar lesiones, provocarlas de diferente gravedad e
incluso, producir la muerte.
Se considera conducta suicida (5,6):
 Autolesión / gesto suicida: conducta potencialmente lesiva autoinfligida para la
que existe evidencia, implícita o explícita, de que la persona no tiene la
intención de matarse. La persona desea utilizar la aparente intencionalidad de
morir con alguna finalidad. Este tipo de conducta puede no provocar lesiones,
provocar lesiones o provocar la muerte (muerte autoinfligida no intencionada).
 Conducta suicida no determinada: conducta con grado indeterminado de
intencionalidad suicida que puede resultar sin lesiones, con lesiones o causar la
muerte (muerte autoinfligida con grado indeterminado de intencionalidad).
 Intento de suicidio: conducta potencialmente lesiva autoinfligida y sin resultado
fatal, para la que existe evidencia, implícita o explícita, de intencionalidad de
provocarse la muerte. Dicha conducta puede provocar o no lesiones,
independientemente de la letalidad del método.
4
TFG. CURSO 2013-2014.
 Suicidio: muerte autoinfligida con evidencia implícita o explícita de que la
persona tenía intencionalidad de autoprovocarse la muerte.
A modo de resumen conceptual se muestra la tabla siguiente:
Tabla 1. Revisión de la nomenclatura de O´Carroll et al., propuesta por Silverman et al.
Fuente: elaboración a partir de Silverman et al. 2007.
5
TFG. CURSO 2013-2014.
2.1.- Epidemiología.
Los intentos de suicidio (IS) son un grave problema para la salud pública por la
frecuencia y morbimortalidad que conllevan, con alrededor de un millón de muertes
anuales en todo el mundo. El método de tentativa suicida más empleado es la
intoxicación medicamentosa voluntaria (IMV) con fines autolíticos. La intoxicación
suicida será aquella producida por un gesto autoagresivo, independientemente de la
verificación del ánimo de producirse la muerte (7).
Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) (30), en España se suicidan
nueve personas al día, siendo los varones (78,31%) más del triple que las mujeres
(22,56%), llegando a ser en el año 2008 la primera causa de muerte no natural. Aunque
las tasas de suicidio se sitúan entre las más bajas de Europa (8).
Respecto a los intentos de suicidio, en España se cifran entre 50-90 por 100.000
habitantes/año, aunque las cifras reales son difíciles de estimar por la dificultad de la
recogida de datos (11). El método más frecuente es la intoxicación medicamentosa, con
una incidencia anual de intoxicaciones agudas en el medio extrahospitalario de
28/100.000 habitantes y de 170/100.000 habitantes en el medio hospitalario (11).
Sus repercusiones en el entorno son muy importantes, ya que las vidas de los
allegados se ven profundamente afectadas a nivel emocional, social y económico.
Por otra parte, diversos estudios destacan la asociación del suicidio con diferentes
factores de riesgo psicosocial, como estar separado o sin pareja, las pérdidas personales,
el abandono en la infancia, la historia previa de intento suicida o de suicidio en la
familia o la existencia de situaciones vitales estresantes.
En los estudios de autopsia psicológica, la presencia de trastornos mentales se
objetiva en alrededor del 90% de las personas que consuman el suicidio, siendo los
trastornos más frecuentemente asociados, la depresión, el abuso de sustancias, los
trastornos psicóticos, los trastornos de la personalidad y los trastornos de ansiedad, entre
otros (8,9).
La cada vez mayor disponibilidad de productos químicos-farmacológicos y su
utilización inapropiada, hacen que los intentos de suicidio por IMV sean un diagnostico
en mayor proporción, en los servicios de urgencias de los hospitales generales que en
las emergencias de hospitales psiquiátricos. Por este motivo, el manejo inicial ha de ser
6
TFG. CURSO 2013-2014.
tratado como medicina general, ya que el objetivo principal es salvar la vida del
paciente o evitar serias complicaciones (7).
La intoxicación aguda por fármacos es un hecho relativamente reciente cuya
incidencia es más acusada en el mundo occidental desarrollado. En la segunda mitad del
siglo XIX y primera mitad del XX, los tóxicos causales más frecuentes eran el CO, los
álcalis y los ácidos, algunos metales y otras substancias, en general, no medicamentosas
(3,4). El gran cambio se produjo hacia 1950, cuando la accesibilidad a los fármacos y
determinadas condiciones sociológicas motivaron un enorme incremento de las IMV,
llegando a ser calificadas como la epidemia del siglo XX, en la actualidad representan
alrededor del 1% del total de las urgencias en nuestro país (2).
Figura 1. Tasas globales de suicidios en España (por 100.000 hab) y comunidad
autónoma en 2008.
Fuente: datos del Instituto Nacional de Estadística (14).
7
TFG. CURSO 2013-2014.
2.2.- Factores que intervienen en las conductas suicidas.
La identificación de los factores que aumentan o disminuyen el nivel de riesgo
suicida es de gran importancia, el nivel de riesgo aumenta proporcionalmente al número
de factores presentes, aunque algunos tienen un peso específico mayor que otros y se
pueden clasificar en distintos campos.
Factores sociodemográficos:
o Región o país: las tasas más altas de suicidio a nivel mundial se encuentran en
Lituania y Rusia (51,6 y 43,1 por 100 000 habitantes), y las más bajas en
Azerbaiyán, Kuwait y Filipinas (1,1, 2,0 y 2,1 por 100 000 habitantes). En
Europa, el suicidio es la décima causa de muerte siendo los países de Europa
Oriental los que presentan mayores tasas (12).
El resto de los factores sociodemográficos señalan los determinados por ArsenaultLapierre G, Kim C, Turecki G. (2004) (13).
o Género: la proporción de suicidios hombre/mujer es de 4:1 en países
occidentales y entre 3:1 y 7,5:1 en el resto del mundo. Dos excepciones serían
India y China, en donde no hay claras diferencias respecto al género (1,3:1 en la
India y 0,9:1 en China). Aunque las tasas son menores en las mujeres que en los
hombres, existe un mismo patrón dentro de cada país, de manera que aquellos
con altas tasas de suicidio masculino, presentan también altas tasas de suicidio
femenino.
o Edad: aunque proporcionalmente las tasas de suicidio son más altas entre las
personas de edad, dada la distribución demográfica, el número absoluto de casos
registrados es mayor entre los menores de 45 años, fenómeno que parece existir
en todos los continentes y que no está correlacionado con los niveles de
industrialización o riqueza. Sin embargo, tanto el suicidio consumado como el
intento de suicidio son raros antes de la pubertad, probablemente por la
inmadurez cognitiva del individuo.
8
TFG. CURSO 2013-2014.
o Raza: podrían existir patrones de suicidio según la raza, con menores tasas entre
los hispanos y afroamericanos que entre los europeos.
o Religión: podría actuar como factor protector, ya que las tasas más elevadas de
suicidio se encuentran entre los ateos, siendo menores en los practicantes de
distintas religiones: budistas, cristianos, hinduistas y musulmanes.
o Desempleo: Muchos estudios han demostrado la relación existente entre el
desempleo y la conducta suicida, siendo el desempleo de larga duración un
factor especialmente estresante.
Factores de riesgo psicológicos:
Las variables psicológicas que pueden estar asociadas a la conducta suicida son: la
impulsividad, el pensamiento dicotómico, la rigidez cognitiva, la desesperanza, la
dificultad de resolución de problemas, la sobregeneralización en el recuerdo
autobiográfico y el perfeccionismo. Estos factores varían en función de la edad, aunque
hay dos de especial importancia, la desesperanza y la rigidez cognitiva (14).
Factores de riesgo socio-familiares y ambientales:
Por otra parte, diversos estudios destacan la asociación del suicidio con diferentes
factores de riesgo sociofamiliar, como estar separado o sin pareja, las pérdidas
personales, el abandono en la infancia, la historia previa de intento suicida o de suicidio
en la familia o la existencia de situaciones vitales estresantes (8,17)
 Historia familiar de suicidio: Los antecedentes familiares de suicidio aumentan
el riesgo de conducta suicida, especialmente en el género femenino y cuando el
intento o el suicidio consumado se han producido en un familiar de primer
grado.
9
TFG. CURSO 2013-2014.
 Eventos vitales estresantes: Situaciones estresantes como pérdidas personales
(divorcio, separación, muertes), pérdidas financieras (pérdidas de dinero o de
trabajo), problemas legales y acontecimientos negativos (conflictos y relaciones
interpersonales), pueden ser desencadenantes de una conducta suicida en
personas que presentan otros factores de riesgo.
 Apoyo sociofamiliar: la conducta suicida es más frecuente entre individuos
solteros, divorciados, que viven solos o carecen de apoyo social.
 Nivel socioeconómico, situación laboral y nivel educativo: la pérdida de
empleo y la pobreza se asocian con un mayor riesgo de suicidio pudiéndose
considerar la pérdida de empleo o la jubilación, eventos estresantes,
incrementándose dos o tres veces el riesgo de suicidio. Trabajos muy
cualificados y profesiones con alto nivel de estrés también presentan un alto
riesgo de suicidio, un bajo nivel educativo se asocia también con un aumento del
riesgo de suicidio.
También podemos clasificar los factores de riesgo en modificables e inmodificables.
Los primeros se relacionan con factores sociales, psicológicos y psicopatológicos y
pueden modificarse clínicamente. Los factores inmodificables se asocian al propio
sujeto o al grupo social al que pertenece y se caracterizan por su mantenimiento en el
tiempo y porque su cambio es ajeno al clínico (16).
10
TFG. CURSO 2013-2014.
Tabla 2. Clasificación de factores de riesgo suicida en modificables e inmodificables.
Fuente: elaboración propia a partir del libro “Suicidio y psiquiatría. Recomendaciones
preventivas y de manejo del comportamiento suicida“(15).
MODIFICABLES
INMODIFICABLES
Trastorno afectivo
Heredabilidad
Esquizofrenia
Sexo
Trastorno de ansiedad
Edad:
Abuso de sustancias
- Adolescentes y adultos jóvenes
Trastorno de personalidad
- Edad geriátrica
Otros trastornos mentales
Estado civil
Salud física
Situación laboral y económica
Dimensiones psicológicas
Creencias religiosas
Apoyo social
Conducta suicida previa
Otra clasificación de los factores de riesgo de la conducta suicida se puede realizar
encuadrándolos en distintos campos : factores de riesgo individuales y otros factores
relacionados con el individuo.
Factores de riesgo individuales :
El suicidio se asocia con frecuencia a la presencia de trastornos mentales.
 Depresión mayor: Es el trastorno mental más comúnmente asociado con la
conducta suicida, suponiendo un riesgo de suicidio 20 veces mayor respecto a la
población general. Aparece en todos los rangos de edad, aunque existe un
mayor riesgo cuando su comienzo es entre los 30 y los 40 años (4). La OMS
asume que entre el 65-90% de los suicidios e intentos de suicidio se relacionan
con algún grado de depresión (17).
11
TFG. CURSO 2013-2014.
 Trastorno bipolar: Entre un 25-50% de los pacientes con trastorno bipolar
realizan un intento de suicidio.
 Trastornos psicóticos: Los pacientes diagnosticados de esquizofrenia
presentan mayor riesgo de suicidio. El riesgo de suicidio en estos pacientes es
30-40 veces mayor que para la población general y se estima que entre el 2550% de todas las personas con esquizofrenia harán un intento de suicidio a lo
largo de su vida (17).
 Trastornos de ansiedad: Pueden asociarse con tasas elevadas de ideación
suicida, tentativas y suicidio consumado. Sin embargo, no está demostrado si
los trastornos de ansiedad representan factores de riesgo independientes o si se
asocian a otras comorbilidades, como la depresión, el abuso de sustancias y los
trastornos de personalidad (18).
 Abuso de alcohol y de otras sustancias: Ejerce un papel muy significativo, ya
que uno de cada cuatro suicidas presenta abuso de alcohol o de otras sustancias.
 Trastornos de personalidad: Los que se asocian con más frecuencia son el
trastorno de personalidad antisocial y el trastorno límite de personalidad. El
riesgo de suicidio para las personas con trastornos de personalidad límite es un
4-8% superior al de la población general (17).
 Trastornos de la conducta alimentaria: Dentro de estos trastornos, la
anorexia nerviosa es la que presenta un mayor riesgo de suicidio, sobre todo en
mujeres durante la adolescencia tardía (19).

Intentos previos de suicidio e ideación suicida:
Los intentos previos son el predictor más fuerte de riesgo suicida. Durante los seis
primeros meses e incluso durante el primer año después del intento, el riesgo aumenta
entre 20-30 veces (17).
12
TFG. CURSO 2013-2014.

Edad:
Los momentos con más riesgo de intentos y de suicidios consumados a lo largo de la
vida son la adolescencia y la edad avanzada. Dentro de estos grupos, los ancianos
presentan tasas de suicidio tres veces superiores al adolescente debido, entre otros
factores, a que usan métodos más letales (17).

Sexo:
Los hombres presentan mayores tasas de suicidios consumados y las mujeres mayor
número de intentos de suicidio. También a nivel mundial los hombres presentan
métodos más letales que las mujeres (17).

Enfermedad física o discapacidad:
El dolor en una enfermedad crónica, la pérdida de movilidad, la desfiguración, así
como otras formas de discapacidad o un mal pronóstico de la enfermedad (cáncer, sida,
etc.), se relacionan con mayor riesgo de suicidio. Las enfermedades con más
prevalencia de casos de suicidio son el cáncer y el VIH (21).

Exposición (efecto “contagio”):
La exposición a casos de suicidio cercanos o a determinado tipo de informaciones
sobre el suicidio en los medios de comunicación, se ha asociado también a la conducta
suicida. Un tipo particular son los suicidios en “racimo”, por comunidades, más
frecuentes entre jóvenes (8).
Otros factores de riesgo relacionados con el individuo:

Historia de maltrato físico o abuso sexual: Los abusos sexuales y físicos, más
concretamente los producidos durante la infancia, presentan una asociación
consistente con la conducta suicida. También se ha visto una asociación entre
agresor y suicidio, ya que datos de 2010 nos muestran que, en España, el 21,9%
de los agresores realizaron un intento de suicidio y el 16,4% lo consumaron tras
agredir a su pareja con consecuencias mortales (21).
13
TFG. CURSO 2013-2014.

Orientación sexual: parece existir un mayor riesgo de suicidio en
homosexuales, sobre todo en la adolescencia y en los adultos jóvenes, debido a
que en ocasiones sufren discriminación, tensiones en sus relaciones
interpersonales, ansiedad y falta de apoyo, lo que aumenta el riesgo suicida (8).

Fácil acceso a armas/medicamentos/tóxicos: Un fácil acceso a medios para
llevar a cabo un suicidio aumenta el riesgo del mismo.

Acoso por parte de iguales: En adolescentes, el acoso se ha asociado con altos
niveles de estrés, así como con ideación y conducta suicidas (17).
Figura 2. Factores de riesgo asociados a la conducta suicida.
Fuente: Guía de Depresión Mayor en la Infancia y en la Adolescencia (16).
14
TFG. CURSO 2013-2014.
2.3.- Manifestaciones de Peligro.
Las señales de alerta pueden advertirnos de la intención de suicidio en una persona,
por ello debemos prestar atención a diferentes síntomas o comportamientos, entre ellos
(23):
 Cambios inexplicables en los hábitos de comer, vestir y dormir.
 Retraimiento o evasión de amistades, familiares o de actividades cotidianas.
 Conducta violenta y/o comportamiento rebelde.
 Uso inmoderado del alcohol u otras drogas.
 Abandono inusual del cuidado y la apariencia personal.
 Cambios notorios y extraños de la personalidad.
 Aburrimiento persistente, dificultades para concentrarse o deterioro inusual
en la calidad de trabajo.
 Perdida del interés en distracciones y en las relaciones sociales, en especial
las afectivas.
 Presentación de múltiples quejas somáticas como cefaleas, dolor abdominal
y fatiga crónica asociado a estados emocionales.
 Hablar frecuentemente "del Fin", "de que sería mejor no estar aquí", "pronto
terminara todo" o frases que indican alguna forma de despedida.
15
TFG. CURSO 2013-2014.
3.- EVALUACION Y MANEJO DEL PACIENTE CON
CONDUCTA SUICIDA EN EL SERVICIO DE URGENCIAS
Diferentes estudios ponen de manifiesto que las intoxicaciones medicamentosas con
intento autolítico son un grave problema del siglo XXI y del futuro.
Los servicios de urgencia hospitalarios son el lugar donde suelen acudir a recibir la
asistencia médica necesaria las personas que realizan una tentativa suicida. En este
sentido, existen claras evidencias de que en dichos servicios no siempre se realiza una
adecuada evaluación psicosocial de los pacientes, por este motivo, sería necesaria una
intervención urgente, para la identificación precoz en los servicios de atención primaria
(26).
Los Servicios de Urgencias, tienen una gran relevancia en relación al suicidio
debido a que en muchas ocasiones son los primeros lugares en los que el paciente con
ideación o conducta suicida toma contacto con el sistema sanitario.
Un importante desafío para los Servicios de Urgencias, como proveedores de
asistencia sanitaria, es el de participar activamente en la integración de estos pacientes
en un proceso terapéutico, favoreciendo los procedimientos de vigilancia, cribado,
tratamiento y derivación de aquellos pacientes con alto riesgo de suicidio y tratar de
involucrarlos en programas de prevención y de manejo ambulatorio. Para ello sería
necesaria una colaboración más estrecha entre los Servicios de Urgencia y los de Salud
Mental (24).
Los objetivos fundamentales del tratamiento de un paciente con IM con IA en el
servicio de urgencias incluyen, mantener las constantes vitales, impedir que prosiga la
absorción del tóxico, favorecer su eliminación, administrar antídotos específicos y evitar
una nueva exposición, por esto debemos tener en cuenta toda información que pueda
aportar cualquier testigo (27).
Una vez valorada la situación y estabilizado el paciente, debemos realizar una
historia clínica lo más completa posible incluyendo (30):
 Anamnesis: se realizará al propio paciente, y si éste está inconsciente, se
realizará a un familiar o a testigos. En ocasiones la información obtenida
16
TFG. CURSO 2013-2014.
no es totalmente fiable por: desconocimiento, bajo nivel cultural, mentira
deliberada del paciente o ausencia de testigos.
 Exploración física: debe ser completa, poniendo especial cuidado en:
- Signos vitales (tensión arterial, frecuencia respiratoria, frecuencia
cardiaca, temperatura y Saturación O2).
- Nivel de consciencia. Es preciso registrarlo a su llegada a Urgencias,
así como las posibles variaciones que experimenta durante su estancia en
el Servicio.
- Exploración neurológica detallada.
 Exploraciones complementarias: Hemograma, glucemia, creatinina,
urea, iones, transaminasas, estudio de coagulación, GAB, ECG y
monitorización cardíaca. Tóxicos en orina: permite la determinación de
benzodiacepinas,
barbitúricos,
cannabis,
cocaína,
opiáceos,
antidepresivos tricíclicos, anfetaminas. Pruebas de imagen: radiografía
tórax o abdomen en tóxicos opacos y valorar TAC craneal en pacientes
en coma.
 Medidas terapéuticas y estabilización del paciente.
 Tratamiento psiquiátrico: Todos los intentos de suicidio con tóxicos
deberán ser valorados y/o tratados por un psiquiatra, por tanto:
- Si no precisan ingresar en el hospital por ausencia de sintomatología
somática, deberán ser vistos por el psiquiatra del hospital previamente al
alta o trasladados con las correspondientes medidas de seguridad a un
centro con psiquiatra de guardia, (en nuestro centro, al psiquiatra de
guardia del Hospital Provincial).
- Si ingresan en el hospital, deberán tomarse medidas de seguridad
(bloqueo ventana, evitar que salga de la habitación, sujetar o sedar si es
preciso, etc.) y se deberá consultar al psiquiatra para que evalúe el caso
(25).
17
TFG. CURSO 2013-2014.
Figura 3. Algoritmo de conducta suicida en el Servicio de Urgencias Hospitalarias.
Fuente: Guías de Práctica clínica del SNS. 2010 (29).
18
TFG. CURSO 2013-2014.
4.- OBJETIVOS
Objetivos Generales:
-
Valorar la prevalencia de intentos de suicidio por intoxicación medicamentosa
en el servicio de urgencias del Hospital Universitario de Lleida
-
Elaboración de un protocolo de actuación de enfermería en los ingresos de
intento de suicidio, por intoxicación medicamentosa, en el servicio de urgencias
del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.
Objetivos Específicos:
A. Identificar los factores sociales, psicológicos y económicos que determinaron los
intentos de suicidio.
B. Mejorar la calidad de la atención a los pacientes con IA.
19
TFG. CURSO 2013-2014.
5.- MATERIAL Y METODOS
5.1.- Tipo de Estudio:
Diseño de estudio descriptivo retrospectivo, en un periodo comprendido de Enero a
Diciembre 2013.
5.2.- Población de Estudio:
La población del estudio fueron todos los pacientes ingresados en el servicio de
urgencias del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida , con diagnóstico de
intoxicación medicamentosa
con intento autolitico. Después de revisadas las 168
historias, nuestra muestra definitiva fue 79, ya que se descartaron la restantes por
diferentes motivos: intoxicación por CO2, ahorcamiento y precipitados.
Con la muestra resultante se aplicó los criterios de inclusión siguientes:
 Edad: 18 a 65 años.
 Diagnóstico de ingreso: Intento suicida, intoxicación medicamentosa voluntaria.
5.3.- Lugar de Estudio:
El estudio se llevó a cabo en el servicio de Urgencias del Hospital Universitario
Arnau de Vilanova de Lleida, perteneciente al Instituto catalán de salud (ICS) y centro
de referencia de enfermos agudos de las regiones sanitarias de Lleida, Alto Pirineo y
Aran, en conjunto asume unos 450.000 habitantes.
El servicio de Urgencias de dicho hospital, cuenta con 52 boxes de atención al
paciente repartidas en diferentes áreas asistenciales, como área de triaje, módulo
penitenciario, zona asistencial pediátrica, nivel 1 ( atención de urgencias médicoquirúrgicas y traumatología de poca complejidad y requerimiento mínimo de
observación de 6 horas ,nivel 2 (área polivalente de atención médico-quirúrgica de alta
complejidad y requerimiento de observación de como máximo 24 horas), nivel 3 ( sala
de reanimación inmediata, con prestaciones de urgencia vital), área de traumatología
urgente.
20
TFG. CURSO 2013-2014.
El servicio tiene una media de visitas diarias de 232 pacientes, con 84.886 altas
anuales y un tiempo medio de espera de 4 horas. Datos obtenidos durante el año 2012
(30).
5.4.- Descripción de Variables:
Las variables utilizadas fueron:
 Sociodemográficas :
 Edad: en intervalos de 18 a 30, 31 a 45, 46 a 60 y mayores de 61 años.
 Fecha del intento: por meses
 Sexo: hombres y mujeres
 Estado civil: soltero, casado, en pareja, divorcios, separados y viudos.
 Ocupación: estudiante, ama de casa, empleado y desempleado o/y
jubilado.
 Dependientes:
 Método
para
el
intento
del
suicidio,
fármacos
utilizados:
Benzodiacepinas, antidepresivos tricíclicos, AINES, anticonvulsionantes
e hipoglucemiantes.
 Hora del intento: matutino, vespertino o nocturno.
 Uso de alcohol y/o drogas: si o no.
Para recabar la información necesaria y alcanzar los objetivos propuestos, se creó
una base de datos que contenía todas las variables a analizar. (Anexo 1)
5.5.- Plan de Trabajo:
Para la realización del presente estudio, se debió pedir permiso mediante carta
registrada, a la Dirección de Enfermería del Hospital Universitario Arnau de Vilanova
de Lleida, juntamente con el director médico de dicho hospital. (Anexo 2).
21
TFG. CURSO 2013-2014.
Una vez obtenido el permiso del comité ético, obtuve un acceso limitado y temporal
a las historias clínicas del programa SAP. Se debe de tener en cuenta que los
profesionales médicos que completan la historia clínica del paciente en el ICS, no están
obligados a codificar los Intentos Autoliticos como tal, por esta razón muchas historias
se pierden o no son válidas para estudio, ya que el diagnostico codificado es una
patología médica y no se puede rastrear en el servicio SAP. Son codificados en la
clasificación internacional de enfermedades 9ª revisión modificación clínica (CIE-9MC) como IMV e IA, mediante el programa informático utilizado en dicho hospital,
SAP.
Al tratarse de un estudio observacional, no se realizó ninguna intervención directa
sobre las personas ni se alteró el proceso asistencial, por lo que no fue necesario
solicitar consentimiento informado a las personas implicadas, dado que los datos
recogidos fueron los estrictamente necesarios para la investigación y se trataron de
forma anónima.
El acceso a la historia clínica del paciente se realizó exclusivamente con fines de
investigación y garantizando la confidencialidad. En ningún caso se recogió ningún
dato del paciente que sirviera para ser identificado al margen de los fines propios de la
investigación.
El análisis estadístico se realizó a través del programa SPSS Statistics 22,
posteriormente se esquematizó la información por medio de gráficas y tablas para
explicar con exactitud los resultados encontrados.
22
TFG. CURSO 2013-2014.
6.- RESULTADOS
Después de revisar las 79 historias clínicas que pudieron ser incluidas en el presente
estudio, los resultados fueron los siguientes:
En el gráfico 1 se describe los intentos de suicidio según el mes del año. Donde el
mes de abril y diciembre se dieron un 14% y 13% respectivamente, seguido por los
meses de enero, marzo, septiembre y octubre con un 10% , junio con 9% , mayo con 6%
, agosto y noviembre con 5%, febrero y julio con un 4% .
16
Gráfico 1: Intento de suicidios según meses del
año
14
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Juni
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
12
10
8
6
4
2
0
1
23
TFG. CURSO 2013-2014.
Con respecto al género se describe que el 82% fueron mujeres y 17% hombres.
(Gráfico 2).
Gráfico 2: Intento de suicidio por sexo
17%
Mujeres
Hombres
83%
Según el grupo de edad, los intentos de suicidio son, para los de 31 a 45 años el
43%, seguido por el grupo de 18 a 30 años con 30% , y en el intervalo de 45 a 60 años
con 14% y en los mayores de 61 años el 13% (Gráfico 3) .
Gráfico 3: Intentos de suicidio por intervalos de
edad
13%
14%
> 60 a.
43%
46 a 60 a.
31 a 45 a.
18 a 30 a.
30%
24
TFG. CURSO 2013-2014.
En el gráfico 4 se describe la ocupación, donde el 25% eran estudiantes y amas de
casa respectivamente, un 32% desempleado y un 18% empleado o jubilado.
Gráfico 4: Intentos de suicidio según ocupación.
32%
25%
Estudiantes
Amas de casa
empleados
desempleados
25%
18%
En relación al estado civil el 43% eran solteros, 16% vivían en pareja, 34% casados,
y 7% viudos (Gráfico 5).
Gráfico 5: Intentos de suicidio según estado civil.
7%
Viudos
34%
Casados
Pareja
16%
Solteros
43%
25
TFG. CURSO 2013-2014.
En lo referente a los tóxicos utilizados el 61% fue por benzodiacepinas, 23% por
antidepresivos tricíclicos, el 10%
por AINES, el 5% por anticonvulsionantes, y
finalmente, el 2% por hipoglucemiantes. (Grafico 6).
Gráfico 6: Métodos empleados en los intentos de suicidio
ADT
23%
AINE
10%
Otros
7%
CBZ
5%
Hipogluc.
2%
BDZ
60%
En relación a la hora del día del intento de suicidio, las horas vespertinas fueron un
45%, las horas nocturnas, un 36% y durante las horas matutinas un 19% (Gráfico 7).
Gráfico 7: Intento de suicidio según hora del día.
36%
Nocturno
45%
1
Vespertino
Matutino
19%
26
TFG. CURSO 2013-2014.
En el momento del intento de suicidio el 31% refieren no estar bajo la influencia
del alcohol, mientras que el 63% refiere haber consumido bebidas etílicas y el 6%
drogas ilegales (Gráfico 8).
Gráfico 8: Consumo de alcohol y drogas.
63%
Alcohol
No alcohol
31%
Drogas
6%
27
TFG. CURSO 2013-2014.
7.- LIMITACIONES
- Algunas de las variables contempladas al iniciar el estudio no se han podido tener en
cuenta, ya que no estaban registradas en la historia clínica de los pacientes.
- Los resultados obtenidos podrían ser más altos si el número de pacientes participantes
del estudio fuesen más.
- Los resultados variarían si ampliáramos más el periodo de estudio.
- Otra limitación importante es la confidencialidad y el secreto profesional, en relación
al suicidio, un tema delicado que dificulta el acceso a historias clínicas. Ya que el
suicidio es un problema de salud pública importante, cuya epidemiología es difícil de
estudiar, dado que muchos casos no llegan a identificarse.
28
TFG. CURSO 2013-2014.
8.- PROPUESTA DE INTERVENCIÓN: CREACION DE UN
PROTOCOLO DE ACTUACIÓN DE ENFERMERIA
La creación de protocolos que sirvan de guía para la toma de decisiones y manejo
del paciente suicida, tanto a nivel hospitalario como a nivel ambulatorio, son un paso
fundamental para poder establecer redes centinelas que sirvan de observatorio
permanente de los comportamientos suicidas y se erigen como un elemento fundamental
a la hora de prevenir futuros comportamientos suicidas(4).
El tratamiento hospitalario de los comportamientos suicidas debe seguir un
protocolo y priorizar la seguridad del paciente y su estabilización médico-quirúrgica
para, sólo después, realizar una completa evaluación psiquiátrica del mismo. La
coordinación entre los distintos servicios es fundamental.
Teniendo en cuenta que el servicio de Urgencias del HUAV de Lleida, es el único
servicio de la provincia que asume este tipo de urgencias, es importante que se tenga un
protocolo de actuación de enfermería, para tener consensuadas las acciones y guie a los
profesionales ante estas situaciones.
La realización del protocolo, debajo descrito, surgió a raíz de mi experiencia en esa
unidad de urgencias y la falta de protocolo consensuado. En cuya elaboración se ha
seguido el formato institucional del Hospital.
29
TFG. CURSO 2013-2014.
8.1.- Protocolo de Actuación:
PROTOCOLO DE ACTUACIÓN DE ENFERMERIA EN
PACIENTES CON INTENTO AUTOLITICO POR
INTOXICACIÓN MEDICAMENTOSA.
Responsable del documento:
Nombre
Servicio/Unidad
Mª Corporales Terrado Sebastián
UDL.
Autor/es:
Nombre
Servicio/Unidad
Mª Corporales Terrado Sebastián
UDL
Gestión de modificaciones:
Versión
01
Próxima revisión
Año
Descripción de les modificaciones
2014
2017
30
TFG. CURSO 2013-2014.
DEFINICIÓN
Es el conjunto de acciones que debe lleva a cabo el personal de enfermería para
proporcionar una
correcta acogida y apoyo al paciente que ingresa con intento
autolitico por intoxicación medicamentosa en el servicio de urgencias (6).
OBJETIVOS
Identificación de la causa de intoxicación, determinar la potencial gravedad de sus
efectos y actuar rápida y correctamente para evitar o reducir las consecuencias.
Proporcionar al paciente una asistencia integral e individualizada para ayudarlo a
recuperar o mejorar su salud.
Aumentar las habilidades del personal de enfermería para el manejo de los pacientes
con IA (31).
ÁMBITO DE APLICACIÓN
Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.
RECURSOS HUMANOS
· Médico adjunto o residente.
· Diplomado /graduado universitario en enfermería.
· Técnico en curas auxiliares de enfermería.
· Celador.
· Guarda de seguridad.
31
TFG. CURSO 2013-2014.
ACOGIDA DEL PACIENTE
Una vez entregados los datos del paciente en el servicio de admisión y pasar por el
“triaje” de enfermería (todos los pacientes que acudan a un Servicio de Urgencias
Hospitalarias debido a una conducta suicida deberían ser catalogados de forma que se
asegurase su atención al menos dentro de la primera hora desde su llegada), identificar
al paciente mediante una pulsera en la muñeca y sus etiquetas identificativas.
Situar al paciente en un box / habitación próximo al control de enfermería, fácil de
vigilar y más alejado posible de las zonas próximas a la salida (ascensores, salida de
emergencias, etc.).
Revisión cuidadosa del paciente y de sus pertenencias: Colocar todo en una bolsa
grande y si existen objetos de valor, entregarlos a los acompañantes o a seguridad del
Hospital (31).
FASE DE EXECUCIÓN
Una vez instalado el paciente en su correspondiente box/habitación, enfermería
procederá a instaurar una vía sanguínea de acceso periférico para la utilización de
tratamiento farmacológico si fuera necesario (32).
ANAMNESIS DEL FACULTATIVO JUNTO CON ENFERMERIA.
¿Con que se ha intoxicado?
Interrogar al paciente, familiares, acompañantes y sanitarios.
Nombre del medicamento/s.
Preguntar siempre por el consumo habitual de algún fármaco por parte del
paciente.
Investigar la existencia de otros productos en el escenario de la ingesta.
Vías de exposición: oral, inhalatoria, endovenosa, etc.
¿Cuál es la cantidad del tóxico?
Estimación de probable dosis: calcular siempre la ingesta más grande posible,
número de comprimidos y compararla con la dosis tóxica del producto en cuestión.
32
TFG. CURSO 2013-2014.
¿Cuándo ha ocurrido la intoxicación?
Tiempo transcurrido desde la exposición. Ayuda a definir la gravedad, el inicio del
tratamiento e interpretar los niveles plasmáticos.
Clínica: Síntomas presentes antes de acudir al hospital. Cabe preguntar por la aparición
de vómitos previamente: eliminación de parte del producto y / o riesgo de aspiración
pulmonar del contenido gástrico.
Exploración física: nos permite apoyar o establecer una hipótesis diagnóstica y nos
informa de la gravedad.
Exploraciones complementarias:
- Analítica general con Hemograma, Coagulación, Sedimento de Orina, Bioquímica
completa con pruebas de función hepática (transaminasas) y renal (creatinina).
- Analítica toxicológica: Screening de drogas y fármacos en orina, alteración del nivel
de conciencia o con signos y / o síntomas sugestivos de intoxicación y que se
desconozca la causa.
Determinación de niveles en sangre de fármacos o tóxicos, bien en nuestro centro o
el Hospital Clínico de Barcelona: paracetamol, litio, digoxina, CO, metanol, etc.
Pruebas radiológicas.
Electrocardiograma.
La evaluación deberá realizarse en un ambiente de privacidad, confidencialidad y
respeto. Cualquier persona que habla de suicidio debe ser tomada siempre en serio (32).
FASE DE CONTROL
Una vez estabilizado al paciente y realizadas las pruebas complementarias, se
procederá a la evaluación de la conducta suicida y sus motivos, para la posible
interconsulta al servicio de psiquiatría del Hospital, que determinara su alta domiciliaria
o el ingreso en una unidad especializada de psiquiatría. (Anexo 3) (33).
33
TFG. CURSO 2013-2014.
RECOMENDACIONES
Vigilar en todo momento el estado del paciente, ya que a causa de la intoxicación
medicamentosa o la propia patología psiquiátrica de base, se puede manifestar una
agitación psicomotora, un síndrome habitual en el ámbito hospitalario que provoca
alteración en el cuidado y necesidad de aplicación terapéutica. Nuestra intervención
debe garantizar en todo momento la seguridad de las personas implicadas: del paciente,
de los profesionales que lo atienden y también del entorno.
Para su abordaje y tratamiento podemos utilizar (34):
 Medidas de seguridad.
 Contención verbal.
 Contención farmacológica (por orden facultativa).
 Contención mecánica. (La contención mecánica e inmovilización del enfermo
tiene una implicación ética y legal, se debe registrar en el plan de cuidados y
llenar la hoja de registro y consentimiento informado). (Anexo 4).
Vigilancia exhaustiva y continuada por riesgo de fuga y / o autolesión.
Informar a la totalidad del equipo sanitario responsable del paciente, del riesgo de
suicidio existente.
Promover y facilitar la presencia de un acompañante o cuidador / familiar las 24 horas
del día.
Estar muy atento a cualquier modificación en las peticiones, estados de ánimo, tonos de
voz, comentarios o comportamientos.
Impedir el alta voluntaria hasta evaluación psiquiátrica.
Valoración de la conducta suicida, estudio diagnóstico y establecer el plan terapéutico
más adecuado la alta médico-quirúrgica.
Escucha activa y con interés del sujeto, a la vez que se le facilita la libre expresión de
emociones para detectar posibles ideas suicidas y la evolución de las mismas (33).
34
TFG. CURSO 2013-2014.
9.- CONCLUSIONES - DISCUSIÓN
El acto suicida y el intento de suicidio constituyen un problema de salud pública,
con cifras que van en aumento cada año, estimándose hacia el año 2020 una cifra de 1,5
millones de personas fallecidas anualmente por esta causa a nivel mundial (35). Nuestro
estudio presenta datos relevantes en relación al comportamiento de los pacientes con
intento de suicidio.
Una vez analizados todos los datos, se identificó que el grupo de edad más
prevalente por intento suicida, es el de adultos de 31 a 45 años con un 43 %, seguido
por el grupo de adultos jóvenes (18 a 30 años) con un 30% y en menor frecuencia los
grupos de 45 a 60 y los grupos geriátricos, mayores de 61 años, con un 14% y 13 %
respectivamente, lo cual es inquietante debido a que este tipo de problemáticas en
antaño era prácticamente exclusiva de la población joven, el hecho de que esta relación
se esté invirtiendo hasta cierto punto es secundario a que la pirámide población se ha
ido modificando al paso de los años y en debido a que este grupo de edad se ve afectado
por cuestiones laborales, problemas familiares o a enfermedades crónicas, por lo que
existe una concordancia con el estudio realizado por Kaplan, H (2009) (36).
En nuestra muestra hay un predominio de mujeres (82 %), al igual que sucede en
otros estudios similares en los que se atribuyen una frecuencia hasta tres veces superior
para este género, como podemos encontrar en “Diferencias entre hombres y mujeres en
las características de las intoxicaciones”, publicado por Clemente R, C (2010) (37).
En nuestro estudio, sin ser significativo, señalaremos los meses de abril y diciembre
como fechas elegidas para el intento de suicidio. Pero coincidiendo con el estudio de
Harrison, J (24) la incidencia de intento suicida no tiene relación alguna con el mes del
año. Podríamos justificar el mes de diciembre por una asociación a no tener familia, o
pensamientos pesimistas en relación a lo que les espera en el siguiente año, etc (24).
Según la ocupación el 50 % eran estudiantes y amas de casa, un 32% desempleado y
un 18% empleado o jubilado. Concordando estos datos en la Guía de Práctica Clínica de
Prevención y Tratamiento de la Conducta Suicida del SNS (30), que reconoce las
35
TFG. CURSO 2013-2014.
dificultades económicas y las dificultades en las relaciones sociales y familiares como
factores de vulnerabilidad.
Estudios realizados por diversos autores como Montalbán, R (1997) coinciden con
nuestros hallazgos que sitúan a los solteros como el grupo de mayor incidencia, lo cual
se observa secundario a cuadros de depresión por la soledad o desesperanza, que refiere
el paciente (38).
Coincidiendo González Rosendo B y Garrido Romero R, (40,41) el método más
empleado para intentar suicidarse fue la sobredosis de Benzodiacepinas seguida de
antidepresivos tricíclicos, en los que estos medicamentos suponen hasta el 47% de los
casos, aunque han aumentado de forma importante a lo largo del tiempo (el 20% en
1979, el 39% en 1994 y el 47% en 1997), medicamentos que afortunadamente no se
encuentran en todos los domicilios, ahora bien, si no tienen acceso a este tipo de
medicamentos, desafortunadamente en los hogares siempre se tienen al alcance de
todos, analgésicos y otros medicamentos, y es por ello que también se documenta
intentos por AINES, anticonvulsivantes e hipoglucemiantes
En cuanto al momento del día, éste fue medido de manera indirecta, en relación al
turno laboral de atención, que no tiene por qué coincidir exactamente con el del intento
de suicidio. La mayoría se presentaron por la tarde y la noche. La comparación con
otros estudios es complicada, ya que la distribución del día no se ha realizado igual, aun
así los resultados comparados como el de Hernández, PF (2002)
concuerdan con los
obtenidos en nuestro estudio (42).
Finalmente y por lo revisado en los estudios, como el de Duce, S (1998),el
encontrarse en estado etílico fue una condicionante para ello, en relación a nuestra
población analizada el 62% se encontraba con consumo de bebidas etílicas y el 6% de
drogas ilegales (43).
En conclusión y a pesar de las limitaciones, este estudio permite extraer unos datos
aplicables al área sanitaria de Lleida, donde el prototipo de paciente atendido en
Urgencias del HUAV, con tentativa de suicidio, es un adulto mayor de entre 31 y 45
años, mujer, desempleada y soltera, con ingesta de psicofármacos, donde el más
36
TFG. CURSO 2013-2014.
utilizado son las benzodiacepinas, bajo la influencia del alcohol y/o drogas y entre las
horas de la tarde-noche.
Para poder realizar estudios similares a éste, debería existir un registro de los
pacientes diagnosticados de intento autolitico e intoxicación medicamentosa en los
Servicios de Urgencias de los hospitales. Este registro garantizaría la inclusión de la
totalidad de los pacientes intoxicados en los estudios y facilitaría la elaboración de los
mismos para poder mejorar la asistencia sanitaria al intoxicado (36).
El suicidio constituye un reto de gran envergadura en nuestras sociedades por su
prevalencia, morbimortalidad, y los costes económicos que conlleva, sin olvidar el
drama que supone para los familiares y gente cercana a la víctima.
El precoz diagnóstico y tratamiento de estas patologías, así como la adopción de las
medidas oportunas para evitar el paso de la ideación al acto suicida son, junto a la
limitación de acceso a medios, las medidas más eficaces de prevención (39).
Por otro lado, los esfuerzos de formación continuada e investigación en toxicología
clínica, deben dirigirse y ser dirigidos fundamentalmente por los médicos y enfermeras
de los Servicios de Urgencias y los Sistemas de Emergencias (42).
Un elevado porcentaje de las personas que han cometido un intento de suicidio
vuelven a intentarlo con posterioridad. Las personas que han cometido una tentativa de
suicidio son un grupo de riesgo que se puede detectar en un número elevado de casos,
dado que es habitual que tras el intento muchas personas acudan a urgencias.
Coincidiendo con la literatura consultada de Loran, ME (2003) “Protocolo de
actuación clínica ante el intento de suicidio” (45), destacar la importancia de la
utilización de un protocolo común que sirva de guía para las intervenciones, puede ser
muy útil y es necesario en los cuidados específicos y generales del personal de
enfermería al paciente atendido por intento de suicidio. De este modo, el personal de
enfermería siempre puede tener a su disposición los conocimientos necesarios para el
trato y la atención a este tipo de pacientes.
37
TFG. CURSO 2013-2014.
Por la importancia que tienen los protocolos en la actuación de enfermería, el que he
elaborado se remitirá a la Unidad de Calidad Asistencial del HUAV, siguiendo la guía
de elaboración de protocolos de enfermería, para que sea valorado, aprobado e
instaurado en la unidad de urgencias del HUAV.
38
TFG. CURSO 2013-2014.
10.- ÚLTIMOS AVANCES Y NOTICIAS
Test bioquímico para detectar el riesgo de suicidio en una
persona.
A veces, puede darse la triste paradoja de que algunos antidepresivos promuevan las
ganas de suicidarse en algunos pacientes. Y también, por supuesto, la persona puede
acabar suicidándose si está muy deprimida y el antidepresivo es demasiado débil.
Debido a todo ello, una supervisión lo bastante buena del paciente durante su
tratamiento puede permitir al médico suspender una medicación por inadecuada y
recurrir a otras opciones.
Un nuevo test, basado en una investigación desarrollada en el Instituto Max Planck
de Psiquiatría, en Múnich, Alemania, pasa ahora del laboratorio al mercado a través de
la empresa estadounidense Sundance Diagnostics.
El análisis podría ayudar de manera significativa a los médicos en sus esfuerzos por
reducir el riesgo de suicidio en pacientes que muestran determinados marcadores
genéticos y que están siendo tratados con antidepresivos.
Los científicos del Instituto Max Planck de Psiquiatría descubrieron un conjunto de
79 biomarcadores genéticos del que se demostró un 91 por ciento de probabilidades de
clasificar correctamente a pacientes con riesgo de cometer suicidio inducido por
antidepresivos. (Anexo 5).
39
TFG. CURSO 2013-2014.
11.- REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
(1) Organización Mundial de la Salud. Prevención del suicidio: un instrumento para
trabajadores de atención primaria de salud. Ginebra: Departamento de Salud
Mental y Toxicología, Organización Mundial de la Salud 2000. Disponible en:
www.who.int/entity/mental_health/media/primaryhealthcare_workers_spanish.p
df Consultada: 19 Noviembre 2013.
(2) Bille Brahe U. Suicidal behaviour in Europe. The situation in the 1990s.
Copenhagen: World Health Organization, Regional Office for Europe; 1998.
Disponible
en:
http://selvmord.wnm.dk/filecache/31137/1277884104/e60709whopublicationsui
cidalbehaviourineuropebille-brahe1998.pdf Consultado: 19 Noviembre 2013.
(3) Caballero Vallés PJ, Dorado Pombo S, Jerez Basurco B, Medina Sampedro M,
Brusínt Olivares B. Vigilancia epidemiológica de la intoxicación aguda en el
Área Sur de la Comunidad de Madrid: Estudio VEIA 2000. An Med Interna.
2004; 21(2):62-8.
(4) Meyer RE, Salzman C, Youngstrom EA, Clayton PJ, Goodwin FK, Mann JJ, et
al. Suicidality and risk of suicide--definition, drug safety concerns, and a
necessary target for drug development: a consensus statement. J Clin Psychiatry.
2010; 71(8):e1-e21Taylor SJ, Kingdom D, Jenkins R. How are nations trying to
prevent suicide? An analisis of national suicide prevention strategies. Acta
Psychiart Scand 1997; 95: 457-463.
(5) Silverman MM, Berman AL, Sanddal MD, O’Carroll PW, Joiner TE.
Rebuilding the Tower of Babel: A Revised Nomenclature for the Study of
Suicide and Suicidal Behaviors. Part 1: Background, Rationale, and
Methodology. Suicide Life Threat Behav. 2007; 37(3):248-63.
(6) Bobes García J, Giner Ubago J, Saiz Ruiz J .Suicidio y Psiquiatría.
Recomendaciones preventivas y de manejo del comportamiento suicida., editors.
Madrid: Triacastela; 2011.
40
TFG. CURSO 2013-2014.
(7) Dante D, Mazzotti G, Vivar A. Intento de suicidio y depresión mayor en el
servicio de emergencias de un hospital general. Revista de Neuro-Psiquiatria
1999; 62: 226-241.
(8) Ruiz Pérez I, Orly de Labry Lima A. El suicidio en la España de hoy. Gac Sanit.
2006; 20(1):25-31.
(9) World report on violence and health. Geneva: WHO; 2002. Disponible en:
http://whqlibdoc.who.int/publications/2002/9241545615_chap7_eng.pdf
Consultada: 25 Noviembre 2013.
(10)
Almasi K, Belso N, Kapur N, Webb R, Cooper J, Hadley S, et al. Risk
factors for suicide in Hungary: a case-control study. BMC Psychiatry.
2009;9(45):1-9.
(11)
Yoshimasu K, Kiyohara C, Miyashita K. Suicidal risk fatcors and
completes suicide: meta-analyses based on psychological studies. Environ
Health Prev Med. 2008; 13(15-16):243-56.
(12)
Chinchilla A, Correas J, Vega M. Manual de urgencias psiquiátricas.
Barcelona: Masson; 2003.
(13)
Mladovsky P, Allin S, Masseria C, Hernández-Quevedo C, McDaid D,
Mossialos E. Health in the European Union. Trends and analysis. Copenhagen:
European Observatory on Health Systems and Policies; 2009. Disponible en:
http://www.euro.who.int/Document/E93348.pdf
Consultada:
26
Diciembre
2013.
(14)
Arsenault-Lapierre G, Kim C, Turecki G. Psychiatric diagnoses in 3275
suicides: a meta-analysis. BMC Psychiatry. 2004; 4(37):1-11.
41
TFG. CURSO 2013-2014.
(15)
O’Connor RC. The Relations between Perfectionism and Suicidality: A
Systematic Review. Suicide Life-Threat Behav. 2007; 37(6):698-714.
(16)
Vega Piñeiro M, Blasco Fontecilla H, Baca García E, Díaz Sastre C. El
suicidio. Salud Global Salud Mental. 2002; 4:2-15.
(17)
Vibert Ch. Tratado de medicina legal y toxicología. Barcelona: José
Espasa, editor, 1905; 1-15.
(18)
López P, González-Pinto A, Mosquera F, Aldama A, González C,
Fernández de Corres B, et al. Estudio de los factores de riesgo de la conducta
suicida en pacientes hospitalizados. Análisis de la atención sanitaria.
Investigación Comisionada. Vitoria-Gasteiz: Gobierno Vasco, Departamento de
Sanidad; 2007. Informe Nº: Osteba D-07-02.
(19)
Grupo de trabajo sobre GPC. Elaboración de guías de práctica clínica en
el Sistema Nacional de Salud. Manual Metodológico. Madrid: Instituto
Aragonés de Ciencias de la Salud-I+CS; 2006 Informe Nº: I+CS 2006/01.
(20)
Vega Piñeiro M, Blasco Fontecilla H, Baca García E, Díaz Sastre C. El
suicidio. Salud Global Salud Mental. 2002; 4:2-15.
(21)
Robson A, Scrutton F, Wilkinson L, MacLeod F. The risk of suicide in
cancer patients: a review of the literature. Psycho-oncology 2010; 19(12):12508.
(22)
Víctimas mortales por violencia de género. Ficha resumen - datos
provisionales. Madrid: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad;
Disponible en:
http://www.migualdad.es/ss/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application
%2Fpdf&blobheadername1=Contentdisposition&blobheadervalue1=inline&blo
bkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1244655094407&ssbinary=true
Consultada: 26 Diciembre 2013.
42
TFG. CURSO 2013-2014.
(23)
Gómez Jiménez J. Clasificación de pacientes en los servicios de
urgencias y emergencias: Hacia un modelo de triaje estructurado de urgencias y
emergencias. Emergencias. 2003; 15:165-74.
(24)
Harrison J; Medicina Interna Harrison Volumen II. Principios Generales
del Tratamiento de los Trastornos del Estado de Animo. 2011. 1612-1629.
(25)
Macías García S, García Álvarez R, Piñeiro Fernández C, Álvarez
Martínez B. Intoxicaciones agudas. Manejo general. En: M. J. Vázquez Lima,
J.R Casal Codesido. Guía de actuación en urgencias. 3ª Edición. 2007. Hospital
del Bierzo. 497-502.
(26)
Moeschlin S. Clínica y terapéutica de las intoxicaciones. Barcelona: Ed.
Científico-Médica, 1954; 1-13.
(27)
Mathew H. Acute poisoning: some mythes and misconceptions. Br Med J
1971, 1; 519-520.
(28)
Fernández Egido C, García Herrero G, Romero García R, Marquina
Santos AJ. Intoxicaciones agudas en las urgencias extrahospitalarias.
Emergencias. 2008; 20:328-31.
(29)
Defunciones según la causa de muerte 2007. Tasas de mortalidad por
causas. Madrid:
Instituto Nacional Estadística; 2007. Disponible en:
http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t15/p417/a2007/l0/&file=01004.px&type
=pcaxis&L=0 Consultada: 25 Noviembre 2013.
(30)
Guía de Práctica Clínica de Prevención y Tratamiento de la Conducta
Suicida. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de
Sanidad, Política Social e Igualdad. Axencia de Avaliación de Tecnoloxías
Sanitarias de Galicia (avalia-t); 2010. Guías de Práctica Clínica en el SNS:
Avalia-t 2010/02.
43
TFG. CURSO 2013-2014.
(31)
Hospital Universitari Arnau de Vilanova de Lleida. Oferta asistencial.
Disponible en : http://www.icslleida.cat/hospital/serveis_unitats/29 Consultada :
10 Abril 2014.
(32)
Lloret J, Nogué S, Jimenez X. Malalt amb intoxicació aguda greu.
Protocols, codis d’activació i circuits d’atenció a Barcelona ciutat. Barcelona:
Corporació Sanitària de Barcelona, 2005.
(33)
Nogué S. Intoxicaciones Agudas. Bases para el tratamiento en un
servicio de Urgencias. Laboratorios Menarini S.A. 2010.
(34)
Comité d’Ètica Assistencial (CEA) de l’hospital Arnau de Vilanova,
recomanacions en relació a la contenció mecànica. Lleida. 2012.
(35)
Organización Mundial de la Salud (2006). Estadísticas de Mortalidad.
Disponible en: http://apps.who.int/whosis/database/mort/table1.cfm Consultada:
03 Mayo 2014.
(36)
Kaplan, H. Suicidio. Sinopsis de psiquiatría, ciencias de la conducta.
Psiquiatría clínica, 9ª Edición. Ed. Panamericana. 2009. pp. 988.
(37)
Clemente R,C; Aguirre, A; Echarte, JL; Puente, I. Diferencia entre
hombres
y
mujeres
en
las
características
de
las
intoxicaciones.Emergencias.2010;22:435-40.
(38)
Montalbán R. La conducta suicida. Madrid: Libro del Año, 1997:27-52
(39)
Bobes, JG. Prevención de las conductas Suicidas y Parasuicida
.Masson.S.A Barcelona. España.2008: 5-11.
(40)
González Rosendo B, Galego Feal P, Balo Junquera F, Canedo Santos M,
Cornes Iglesias JM, Castro Calvo R. La ingestión de fármacos como causa de
suicidios y tentativas de suicidios.
44
TFG. CURSO 2013-2014.
(41)
Garrido Romero R, García García JJ, Carballo Ruano E, Luaces Cubells
C, Alda Diez JA, Pou Fernández J. Intoxicaciones voluntarias como intento de
suicidio.
(42)
Hernández, PF. Incidencia de Intentos suicidas atendidos en un servicio
de Urgencias. Rev Med IMSS 2002; 40 (3): 247-251.
(43)
Duce S, López E, Navas V, et al. Intoxicaciones medicamentosas
voluntarias atendidas en un Servicio de Urgencias. Emergencias 1998; 10:22533.
(44)
Gutiérrez J, Mercado J, Luna F. Factores del riesgo suicida; un apoyo
para el residente de psiquiatría. Psiquiatría 2003; 1:24-27.
(45)
Lorán Meler ME, Cardoner Álvarez N: Protocolo de actuación clínica
ante el intento de suicidio. Medicine 81(105): 63-65. Ediciones Doyma.
Barcelona, 2003. Disponible en:
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/chjaen/files/pdf/138009
7721.pdf Consultada : 09 de Mayo 2014.
45
TFG. CURSO 2013-2014.
ANEXOS
A.1.- Encuesta utilizada en el estudio.
ENQUESTA INTOXICACIÓ MEDICAMENTOSA AMB INTENT
AUTOLITIC.
DATA ESDEVENIMENT: ........................................................................................
1.- SEXE:
DONA
HOME
2.- EDAT: ………ANYS.
3.- PROFESSIÓ: ………………………………………………………………………
4.- ESTAT :
SOLTER
CASAT
EN PARELLA
VIDU/A
ALTRES
5.- TOXICS UTILITZATS:
BENZODIACEPINES
ALTRES………………….
ANTIDEPRESIUS
ANALGÈSICS
6.- US D’ALCOHOL O DROGUES:
SI
NO
7.- HORA ACTE AUTOLITIC:
MATUTI
VESPERTI
NOCTURN
46
TFG. CURSO 2013-2014.
A.2.- Solicitud de permiso de investigación HUAV.
47
TFG. CURSO 2013-2014.
A.3.- Aspectos a recoger por parte del médico de Urgencias
Hospitalarias en la evaluación de un paciente con conducta
suicida.
48
TFG. CURSO 2013-2014.
A.4.- Hoja de registro de contención mecánica.
ETIQUETA DEL PACIENTE
49
TFG. CURSO 2013-2014.
A.5. – Últimos avances en el tratamiento del riesgo suicida.
Suicidality test being brought to market
U.S. company Sundance Diagnostics has licensed genetic
markers that predict suicide risk when antidepressant drugs
are prescribed
December 12, 2013
The new test, based on research carried out at the Max Planck Institute of
Psychiatry, should help doctors to decrease the risk of suicidality in
patients treated with antidepressants who show certain gene markers.
Sundance plans to launch the test immediately as a laboratory developed
test. In addition, clinical studies in support of a U.S. Food and Drug
Administration submission for market clearance, CE marking and
reimbursement will be initiated. Sundance expects to submit its application
to the agencies within 18 months.
Researchers at the Max Planck Institute of
Psychiatry discovered when suicidality
occurred it happened within two weeks of
beginning treatment, or increasing
dosage, for 59% of patients. Altogether,
8.1% of patients studied suffered from
this adverse side effect of antidepressant
medications. Since 2005, in the United
States, Canada and some European
countries, antidepressants have carried a
warning alerting the doctor and the
patient to the serious risk of medicationinduced suicidality. Up until now, however,
doctors have had no indications as to
which patients may be at risk. Sundance
CEO Kim Bechthold stated, “Our hope is that the new test will assist the
physician in significantly reducing the risk of suicide emerging from
antidepressant drug use and will provide patients and families with
valuable personal information to use with their doctors in weighing the
risks and benefits of the medications.”
Scientists at the Max Planck Institute of Psychiatry in Munich have now
discovered 79 genetic biomarkers that had a 91% probability of correctly
classifying patients at risk of antidepressant-induced suicide.
The researchers also discovered that the increased risk for suicide is not
limited to individuals under the age of 25, as described in the warning by
the American regulatory agency FDA. Instead, the risk was found in the
studies to be present across all ages from 18 to 75. In the United States,
more than 9 million new antidepressant drugs are prescribed annually
(IMS 2006 National Prescription Drug Audit).
Fuente: http://www.mpg.de/7653934/suicidality-test-Sundance
50
Fly UP