...

LENGUA LITERATURA septiembre 2002

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

LENGUA LITERATURA septiembre 2002
LENGUA LITERATURA
septiembre 2002
INSTRUCCIONES GENERALES Y VALORACIÓN
La duración del examen será de 1 hora y media. El alumno deberá escoger una de las dos opciones y
responder a todas las cuestiones de la opción elegida con cada uno de sus apartados.
OPCIÓN A
DIGO VIVIR
Porque vivir se ha puesto al rojo vivo.
(Siempre la sangre, oh Dios, fue colorada)
Digo vivir, vivir como si nada
Hubiera de quedar de lo que escribo.
Porque vivir es viento fugitivo,
y publicar, columna arrinconada.
Digo vivir, vivir a pulso; airadamente morir, citar desde el estribo.
Vuelvo a la vida con la muerte al hombro,
abominando cuanto he escrito: escombro
del hombre aquel que fui cuando callaba.
Ahora vuelvo a mi ser, torno a mi obra
más inmortal: aquella fiesta brava
del vivir y el morir. Lo demás sobra.
Blas de Otero, Ancia.
CUESTIONES
1. Determine las características lingüísticas y literarias del texto que se
propone. ¿Qué tipo de texto es? (1,5 puntos)
El texto presentado es literario puesto que la función lingüística predominante es la
poética, y, a través de ella, Blas de Otero crea este soneto donde se aprecia también la
función expresiva en la representación de su estado de ánimo. El autor consigue crear
una obra artística a través de los aspectos lingüísticos siguientes:
Fónicamente, destaca la utilización de efectos basados en el timbre de los fonemas,
especialmente la aliteración que aparece en el verso 2 donde se establece una relación
semántica entre siempre y sangre a través de la repetición del fonema /s/.
En el aspecto métrico, el soneto presentado respeta parte de su estructura clásica en
la utilización de catorce versos endecasílabos, y en la rima de los dos cuartetos [ABBA,
ABBA] pero en los tercetos aparece una rima más libre [CCD, ECE] que rompe el
esquema típico de esta estrofa.
Por otro lado, el ritmo destaca por su rapidez debido a las múltiples sinalefas
producidas (ya en el primer verso encontramos dos: se-ha puesto-al); ritmo que Blas de
Otero utiliza para transmitir sus emociones, sobre todo, con la aparición constante de
encabalgamientos, algunos de ellos exageradamente abruptos como el que aparece en
los versos 7-8 donde incluso se parte una palabra entre los dos versos.
Teniendo en cuenta el aspecto morfosintáctico del texto destaca la sustantivación de
infinitivos que se repite a lo largo de todo el texto (vivir, escribir, publicar...), y una
adjetivación breve pero muy expresiva, pospuesta y por tanto especificativa (viento
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
fugitivo). También sobresale la ausencia de determinantes que concede a los sustantivos
un aspecto generalizador (publicar, columna arrinconada).
En el terreno verbal, es reseñable la aparición de tiempos pasados que sitúan al
poeta en la circunstancia de la que sale (ha puesto, fui, he escrito) y presentes que
indican algo puntual (digo, vuelvo, tomo...). El poema concluye con un presente que
sirve como afirmación y conclusión de todo lo dicho anteriormente, para ello utiliza el
valor atemporal de este tiempo (Lo demás sobra).
La sintaxis destaca por la simplicidad que denota, en ocasiones los verbos aparecen
elididos (publicar, columna arrinconada).
Para poner de manifiesto su intención artística, Blas de Otero utiliza también en este
nivel recursos literarios como la anáfora (digo vivir, vivir... en los versos 3 y 7), o el
paralelismo sintáctico manifiesto en los primeros versos de cada uno de los cuartetos
(porque vivir..., porque escribir).
En cuanto a las circunstancias léxico-semánticas que aparecen en este ‘Digo vivir’,
se puede señalar la utilización de un léxico popular con términos de la lengua coloquial,
y, como es habitual en los textos literarios, la aparición de términos connotativos como
sangre que hace alusión a la guerra, y, puede, que también a la muerte de los ‘rojos’;
esto se observa también en la aparición de metáforas como con la muerte al hombro con
claras referencias religiosas; o de antítesis como vivir y morir.
El texto presentado es, por tanto literario como manifiesta su intención artística
visible en la utilización de elementos como los diferentes recursos estilísticos mostrados
o de significados connotativos que adquieren determinadas palabras.
En esta pregunta es interesante indicar claramente las características del texto y
argumentar con ejemplos dichas características. En este caso, al tratarse de un texto literario,
se debe hacer hincapié en la función poética que se manifiesta, sobre todo, a través de
recursos y por medio de la connotación.
Además, se debe señalar todo aquello que llame la atención en cada uno de los casos.
Hay que tener precaución en esta pregunta para no dedicar más tiempo ni espacio del
imprescindible, hay que ser breves y concisos. Simplemente señalar las características
lingüísticas y literarias con ejemplos del texto.
2. Explique brevemente el contenido del texto. (1 punto)
El autor habla de las vicisitudes de la vida social y literaria del momento que, al
representar una visión completamente negativa, le hacen renunciar a la poesía anterior y
afrontar el destino trágico del hombre con un intento de seguir viviendo a través de su
obra.
El resumen debe incluir todas y sólo las ideas básicas del texto.
No se deben copiar párrafos, sino redactarlo con palabras propias.
Si resulta difícil resumir el texto completo, se pueden resumir los diferentes párrafos y
luego redactar cada resumen en uno global.
La extensión dependerá de cada texto, pero como máximo debe ocupar el 10% del total
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
3. A partir del texto, exponga su opinión de forma argumentada sobre la
función de la poesía en la sociedad actual. (1,5 puntos)
A pesar de lo que se pueda creer en un primer momento, la poesía en la sociedad
actual sigue teniendo una función muy importante: servir como vehículo para expresar
sentimientos de todo tipo.
Históricamente, el ser humano ha necesitado manifestar sus diferentes sentimientos
a través de diversas formas artísticas. La poesía siempre ha cumplido perfectamente con
su labor de expresar lo más íntimo, desde las primeras manifestaciones escritas que se
conservan aparecen poesías que tratan de temas diversos.
Pero la cuestión esencial del tema que se trata es si en esta sociedad caracterizada
por lo audiovisual de rápido consumo, manifestaciones como la poética tiene algún
valor, y, además, si tienen visos de continuidad. La respuesta es clara, aunque necesite
explicación.
Como se ha señalado en la tesis inicial, la poesía sigue siendo precisa para expresar
aspectos íntimos. Sin embargo hay que reflexionar sobre el hecho de que las
producciones poéticas cada vez sean más escasas y tengan menos repercusión fuera del
círculo puramente literario, a esto podríamos responder con lo indicado anteriormente,
la incursión de formas de expresión más fáciles dejan a un lado a las producciones que
requieren una labor más elaborada por parte del receptor.
Por tanto, la función de la poesía, que por un lado manifiesto como necesaria, pero
por otro, está casi reservada para círculos reducidos queda en una clara contradicción
que se deshace teniendo en cuenta que la poesía se puede encontrar en algún sitio más
que en los poemarios. Por ejemplo, en otros géneros artísticos como en determinado
cine cuyos diálogos no envidian en lirismo a poetas consagrados, y, sobre todo, en la
música donde algunas canciones (sólo algunas) pueden ser recitadas sin distinguirse de
poesías más convencionales. Además, la relación entre música y poesía es lejana: ya en
los Siglos de Oro se escribían cancioncillas en los romanceros que eran cantadas, así
como en el Mester de Juglaría; y no es difícil pensar en cantantes-poetas, últimamente
Sabina ha publicado, con bastante éxito, un libro de sonetos, y anteriormente otros,
como Serrat, cantaron poemas de Machado o Miguel Hernández.
Se puede afirmar, por tanto, que la función de la poesía en la época actual es la que
siempre ha tenido y que sigue siendo tan importante, pero hay que tener en cuenta que
la evolución social hace posible encontrar poesía en otros aspectos más acordes con la
sociedad mediática en que vivimos.
Esta pregunta es absolutamente libre, simplemente se debe seguir la estructura propia de
la argumentación, es decir:
- Tesis (nuestra opinión sobre el tema)
- Argumentos (las razones que tenemos para afirmar lo dicho en la tesis)
- Conclusión (un párrafo breve que resuma todo lo dicho anteriormente).
Hay que cuidar mucho la expresión e intentar ser originales en los argumentos, no caer en
estereotipos.
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
4. a) Analice sintácticamente:
Vuelvo a la vida con la muerte al hombro, abominando cuanto he escrito. (2
puntos)
(yo)
Vuelvo
a
la vida con
prep det
núcleo
S.N./SUJ
núcleo
verbal
n
la muerte
prep det
s.prep/ CCL
(o
Suplemento)
n
al
hombro,
prep+det
n
s.prep / CN
S.prep/CCI
SV/P.V.
Proposición Principal
abominando cuanto he escrito
(yo)
nx/CD núcleo verbal
núcleo
núcleo verbal
S.V/P.V.
S.N./sujeto
Prop. Subord. Adj.Sustantivada. CD
S.V./P.V.
Prop.Sub.Adv.CCM de gerundio
Oración compleja compuesta por una proposición principal activa, intransitiva y una
proposición subordinada adverbial propia de gerundio que tiene como CD una
proposición subordinada adjetiva sustantivada. La proposición subordinada adverbial, al
tener un verbo en forma no personal, no tiene un sujeto que concuerde con él, se puede
considerar, sin embargo, que el sujeto de este gerundio es correferencial al de la
proposición principal.
Intentad hacer el análisis lo más completo posible puesto que, de los dos puntos que vale
esta pregunta, uno de ellos es el análisis interoracional (la relación que establecen las
proposiciones) y el otro es intraoracional (las funciones dentro de cada oración), por lo que no
olvidéis poner los sintagmas, las funciones, etc.
Es interesante añadir un pequeño comentario en cada oración para indicar todo aquello
que no hayamos puesto en el esquema.
4. b) Indique el significado en el texto de las expresiones “vivir se ha puesto al
rojo vivo” y “con la muerte al hombro”. (1 punto)
→ Vivir se ha puesto al rojo vivo.- A través de una expresión semánticamente
establecida como ‘rojo vivo’, procedente del color que adquieren los hierros cuando se
calientan para trabajarlos, Blas de Otero expresa la situación ‘ardiente’ del momento,
plena posguerra española que lo sitúa en el paso de la poesía existencial a la social.
→ Con la muerte al hombro.- Esta expresión tiene claras referencias religiosas
(cuando Jesucristo va hacia su crucifixión) y pretende, por tanto, reflejar la sensación
del hombre cuando va inexorablemente hacia una muerte segura, uno de los temas
esenciales de la poesía existencial en la que se inicia Blas de Otero. En esta metáfora
vemos claramente utilizada la función expresiva del texto, puesto que manifiesta la
situación del autor.
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
Esta es la pregunta más abierta del examen, pueden cuestionar temas de semántica,
morfología, etc... Se valora mucho las relaciones que establezcáis con los diferentes
conocimientos que tengáis de lengua, así que no deis una respuesta corta, intentar buscar en el
texto o en el enunciado de la pregunta alguna pista para poder ampliar la respuesta con
conocimientos lingüísticos relacionados, sin miedo a establecer relaciones propias.
5. a) La novela hispanoamericana en la segunda mitad del siglo XX. (2 puntos)
En torno a la década de 1960, la novelística de Hispanoamérica ha experimentado
un extraordinario florecimiento —el célebre boom— gracias a una serie de brillantes
figuras que —superando el realismo y la mera descripción costumbrista— han sabido
enriquecer el género con nuevos temas, técnicas y actitudes.
Los novelistas de este momento continúan las innovaciones iniciadas en los años 30,
y que ahora son llevadas a sus últimas consecuencias, aportando, además, nuevos
recursos:
- Se confirma la ampliación temática y la preferencia por la ‘novela urbana’. Lo
rural recibirá un tratamiento novísimo.
- La fusión de lo fantástico y lo real dará un ‘realismo mágico’ que se convierte
en el rasgo capital de esta novela.
- Renovación total de la estructura del relato: ruptura de la línea argumental,
cambios de perspectiva del narrador, saltos en el tiempo, mezcla de técnicas...
- La experimentación afectará al lenguaje mismo, con superposición de estilos y
registros, con distorsiones sintácticas y léxicas.
ALEJO CARPENTIER, de origen cubano, destaca por Los pasos perdidos, de original
simbología junto al análisis de la circunstancia histórica.
El uruguayo JUAN CARLOS ONETTI representa la nota amarga y el pesimismo
nihilista en varios relatos como La vida breve o El astillero.
En el mexicano CARLOS FUENTES, la visión de la existencia humana como dramática
incoherencia se manifiesta, a través del análisis de la vida de México, en novelas de
gran audacia estilística y brillantez intelectual como La muerte de Artemio Cruz.
El argentino JULIO CORTÁZAR es, quizás, la figura capital de la narrativa americana
de nuestros días. Escribe diversos cuentos, pero destaca su novela Rayuela donde la
situación laberíntica del hombre actual y la presencia de lo insólito en lo cotidiano se
halla expresado con un originalísimo estilo en el que la ironía y el juego intelectual y
lingüístico logran insospechados efectos.
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, representa a su vez lo más conseguido de la novela
actual en el terreno de la imaginación fabuladora. Cien años de soledad supone una
excepcional mezcla de fantasía, humor y entrañable interpretación de las realidades
humanas de su país.
MARIO VARGAS LLOSA ha ido publicando, desde La ciudad y los perros una serie de
novelas de extraordinario valor estilístico en las que lo mítico cede paso a un
descarnado análisis, donde no falta la nota de humor ni el rasgo lírico de la sociedad
peruana.
Las preguntas de literatura suelen ser siempre epígrafes bastante amplios: o movimientos,
o un género en una época determinada sobre los que tenéis que tener las ideas claras para
poder adecuar la extensión de la respuesta al papel y al tiempo que os quede.
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
5. b) Haga una valoración crítica de la obra narrativa que ha leído. (1
punto)
El Árbol de la Ciencia es la novela más noventayochista de la generación porque
es la que mejor expresa la crisis existencial del tránsito del XIX al XX.
El tema central es la desorientación existencial del hombre inadaptado y
encerrado en un callejón sin salida.
Es, ante todo, una novela de personaje; la vida de Andrés se narra de forma
lineal y fragmentaria; el narrador procede de modo directo y con austeridad de recursos,
tan sencillamente utilizados que parece que no existen.
El carácter de los personajes principales se configura progresivamente; así, la
caracterización del solitario Andrés se define en contraste con sus compañeros, y a
través de su actuación y de sus propias palabras. Lo mismo ocurre con la noble Lulú.
Las descripciones del paisaje físico urbano y rural son rápidas y están elaboradas de
modo impresionista atendiendo al efecto que el paisaje causa en el ánimo del
personajes.
Estructuralmente, El Árbol de la Ciencia es una novela cerrada no sólo por la
muerte de sus protagonistas, sino también por la disposición narrativa de sus elementos.
En esta novela encontramos dos ingredientes fundamentales: la filosofía
pesimista y la penosa realidad social y política española, ambas están relacionadas entre
sí de modo que, además del testimonio de una concepción del mundo y de una época de
España, constituyen el marco intelectual y humano en el que se desarrolla la
problemática existencial de Andrés.
El estilo de la novela se adecua a su tono de dolida confesión malhumorada, su
prosa es sencilla y directa: diálogos llenos de naturalidad, ágiles, descripciones rápidas,
según conviene a la textura narrativa desde las unidades mínimas hasta las mayores:
frases cortas en párrafos breves, que forman también capítulos cortos. La virtualidad
estilística de ese tono irritante se realiza en el uso de la ironía con sentido feroz y del
humor sarcástico, a veces macabro. Con frecuencia la irritación se proyecta de modo
directo en el lenguaje (términos como ‘bestia’, ‘canalla’, ‘eunuco’...
Esta pregunta la podéis llevar preparada puesto que siempre os preguntarán una de las
cuatro valoraciones críticas de los libros que habéis leído, pero no os preguntan por un libro
en particular, simplemente por una obra narrativa, lírica, ensayística o dramática, por lo que
podéis hablar del que mejor os sepáis (en el caso de que tengáis varios preparados de cada
género).
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
OPCIÓN B
La biografía a sido, en general, un modo de engañar al lector. El biógrafo se cree en el deber de fingir que
lo sabe todo. O casi todo, porque alguna rara vez confesará una ignorancia. Lo confesara para que resalte
más su sabiduría en todo el resto. Si no fuera un mentiroso, cualquier biógrafo debería empezar por decir
que de su biografiado lo ignora todo: que tiene en las manos unas pequeñas vislumbres, y su empeño loco
es, con escasísimos retazos, reconstruir la larga cinta cinematográfica de una vida.
En el caso de Góngora, todo parece comenzar bien. Poseemos su retrato. Sabemos quien la retrató
Velásquez cuando el poeta tenia 61 años. Tenemos varias réplicas.¿Cuál fue la que pintó Velásquez? A
mi el retrato que más me gusta es sin disputa –a pesar de la discutible restauración-, el de Boston.
¡Menuda suerte poseer la vera efigies del hombre que buscamos, y pintada por tal maestro! De primera
impresión adivinamos un hombre duro, irónico, desdeñoso. Una contemplación más atenta nos descubre
algunos rasgos de ternura y algunos signos de decadencia. Terrible ceño que casi le forma un cuatro, con
esas dos imperiosas rayas verticales. La boca exacerba aún la sensación de dureza y desdén: ese surco,
vertical casi, en la comisura izquierda: todo el labio inferior se diría que va a comenzar un movimiento
hacia la derecha, como un mohín desdeñoso. Miremos los ojos: miremos despacio, penetrando, poco a
poco, en lo que nos quieren comunicar. Lo primero que hacen es inquirir; enseguida, desdeñan; después
casi llegan a sonreírnos con humor; descubrimos, en fin, ese terrible abandono, ese emocionante
desvalimiento de la criatura humana.
Dámaso Alonso, Góngora y el gongorismo.
CUESTIONES
1. Determine las características lingüísticas del texto que se propone. ¿Qué
tipo de texto es? (1,5 puntos)
Este texto es un ensayo perteneciente a las disciplinas humanísticas,
puesto que trata un tema humano, como es la validez de las biografías en
general y de la de Góngora en particular. Además, el carácter ensayístico del
texto se observa en la forma de afrontar dicho tema que es evidentemente
subjetiva.
La subjetividad se manifiesta en este texto a través de la aparición de
interrogaciones retóricas (¿Cuál fue la que pintó Velázquez?) y exclamaciones
(¡Menuda suerte...!). También se evidencia en la utilización de la primera
persona (a mí, el retrato que más me gusta...) y por la clara expresión de la
opinión del autor que aparece, sobre todo, en el primer párrafo. Los adjetivos
valorativos (duro, irónico, desdeñoso, temible, imperioso...) sirven, asimismo,
como forma de expresar la subjetividad que caracteriza a estos textos.
Los ensayos también poseen una peculiaridad propia de los textos literarios,
esto es, la intención artística que observamos en la aparición de recursos
estilísticos como metáforas (la larga cinta cinematográfica), anáforas (miremos,
miremos), enumeración, asíndeton (duro, irónico, desdeñoso), etc. La
literariedad de este texto llega también en la última parte del texto, donde se
produce una descripción del personaje a través de una estructura de clímax; y
en la utilización del significado connotativo de algunas palabras del texto.
Aparecen apelaciones constantes al receptor propias de un texto
argumentativo como éste que intenta convencer al receptor a través de la
utilización de la primera persona del plural que lo involucra en las ideas del
autor (tenemos, poseemos, sabemos, miremos, descubrimos, nos descubre) y
en el uso del imperativo (miremos).
La sintaxis del texto es bastante sencilla, con oraciones cortas, incluso
cuando son complejas. En la segunda parte destacan las oraciones simples
que aportan sensación de rapidez a pesar de tratarse de una descripción
plagada de adjetivos.
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
La última característica ensayística que cabe reseñar es la libertad completa
de la que disfrutan estos textos que pueden tratar de cualquier tema, en el texto
presentado, humanístico; con cualquier tono, aquí se aprecia un tono coloquial,
casi familiar; con cualquier estructura, en este caso deductiva, etc...
En esta pregunta es interesante indicar claramente las características del texto y argumentar con
ejemplos dichas características. En este caso, al tratarse de un texto ensayístico, se debe hacer hincapié
en la subjetividad, en la literariedad y en la libertad en el resto de las características.
Además de esto, se debe señalar todo aquello que llame la atención en cada texto.
Hay que tener precaución en esta pregunta para no dedicar más tiempo ni espacio del
imprescindible, hay que ser breves y concisos. Simplemente señalar las características lingüísticas y
literarias con ejemplos del texto.
2. Redacte un resumen del contenido del texto. (1 punto)
Tras una breve introducción donde el autor manifiesta su opinión negativa sobre los
biógrafos, establece la descripción de Góngora utilizando para ello un retrato del
escritor que desmenuza detalladamente.
El resumen debe incluir todas y sólo las ideas básicas del texto.
No se deben copiar párrafos, sino redactarlo con palabras propias.
Si resulta difícil resumir el texto completo, se pueden resumir los diferentes párrafos y luego
redactar cada resumen en uno global.
La extensión dependerá de cada texto, pero como máximo debe ocupar el 10 % del total
3. A partir del texto, exponga su opinión de forma argumentada sobre el
hecho de juzgar a las personas por su apariencia. (1,5 puntos)
Es un hecho irrebatible que la apariencia es muy importante, y de ahí deriva el que
se suela juzgar a las personas por su aspecto.
Puede que sea inevitable establecer una primera opinión cuando lo que antes se
obtiene de una persona es precisamente su imagen exterior, el problema radica en que
esa primera impresión ‘inevitable’ predetermine comportamientos posteriores.
Esta afirmación hace pensar en un prejuicio negativo, vienen a la mente casos de
jóvenes de vestimenta excéntrica que no consiguen empleo, por ejemplo. La cuestión es
que realmente no se juzga la apariencia, sino lo que se cree que representa esa
apariencia, por lo que no se tiene en consideración tanto una cuestión estética como
social; así, a lo largo de la historia se han vivido discriminaciones salvajes por
cuestiones, en principio estéticas, como ser negro, pero que denotaban otro tipo de
aspectos. Estas circunstancias se siguen repitiendo actualmente y se amplían a algunos
judíos, gitanos, sudamericanos, árabes,... mientras otros de su misma raza son alabados,
como en el caso de futbolistas, cantantes, etc...; por tanto, se juzga un estatus social y no
tanto la mera apariencia.
Encontramos otro tipo de juicios por la apariencia externa que, en principio, parecen
positivos, pero que denotan otro tipo de discriminación, aunque en ocasiones se trate de
discriminación positiva. Me refiero a la ‘buena apariencia’ . Sin duda, también resulta
en ocasiones determinante el beneficiarse de un buen aspecto en situaciones como las de
encontrar un trabajo, aunque también hay que lidiar con viejas creencias sobre los
agraciados (sobre todo, las agraciadas) físicamente que considera que su imagen
determina su poca capacidad intelectual.
Vemos, por tanto, que aunque es normal tener una primera impresión basada en la
apariencia, muchas veces este acercamiento primero se convierte en definitivo y
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
determina las posteriores relaciones con esa persona, lo cual es injusto, tanto si
beneficia como si perjudica a ese individuo.
Esta pregunta es absolutamente libre, simplemente se debe seguir la estructura propia de
la argumentación, es decir:
- Tesis (nuestra opinión sobre el tema)
- Argumentos (las razones que tenemos para afirmar lo dicho en la tesis)
- Conclusión (un párrafo breve que resuma todo lo dicho anteriormente).
Hay que cuidar mucho la expresión e intentar ser originales, no caer en
estereotipos.
4. a) Analice sintácticamente:
¿Cuál fue la réplica que pintó Velásquez? A mí el retrato que más me gusta
es el de Boston. (2 puntos)
¿Cuál
fue la réplica que
Núcleo
cópula
det
n
S.N./Sujeto
pintó
Velázquez?
Nx/CD Núcleo verbal
Núcleo
P.V./S.V.
S.N/Sujeto
Prop.Subord.Adj.Especificativa CN
S.N. / ATRIBUTO
S.V./P.Nominal
Oración compleja con una proposición subordinada adjetiva especificativa que funciona
como complemento del nombre del núcleo del atributo (réplica), dicha proposición
subordinada es activa, transitiva; mientras que la proposición principal es activa y
copulativa.
A
mí
prep
el
retrato
N
s.prep/CI
S.V./P.V.
Proposición.sub.adj
Esp. CN
det
N
que
Nx/
Sujeto
más
me
gusta
S.Adv
intensif
S.N.
C.I.
núcleo
verbal
S.V./P.V.
Prop.sub.adj.esp.CN
SN/SUJETO
es
el
(retrato)
det
núcleo
de
Bosto
prep
Núcle
s.prep/CN
cópula
S.N./ATRIBUTO
S.V./P.Nominal
Oración compleja en la que aparece una proposición subordinada adjetiva
especificativa (A mí... que más me gusta) funcionando como complemento del nombre
del núcleo del sujeto (el retrato). La proposición principal es activa copulativa, mientras
que la subordinada es activa intransitiva y aparece duplicado el CI al aparecer delante
del verbo.
Intentad hacer el análisis lo más completo posible puesto que, de los dos puntos que vale
esta pregunta, uno de ellos es el análisis interoracional (la relación que establecen las
proposiciones) y el otro es intraoracional (las funciones dentro de cada oración), por lo que no
olvidéis poner los sintagmas, las funciones, etc.
Es interesante añadir un pequeño comentario en cada oración para indicar todo
aquello que no hayamos puesto en el esquema.
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
4. b) Analice la estructura morfológica de biografía, biógrafo y biografiado, e
indique qué
procedimiento morfológico las relaciona. (1 punto)
Son palabras formadas por un lexema (graf) que significa ‘escritura’ y el prefijo
griego ‘bio’ que significa ‘vida’, además de diferentes sufijos. El determinar qué tipo de
formación ha acaecido en estas palabras supone uno de los aspectos más estudiados en
esta disciplina puesto que se duda sobre si considerar los prefijos griegos como tales
prefijos (en este caso serían doblemente derivadas, por un lado se añade el prefijo al
lexema y después el sufijo al conjunto), o bien considerar estos segmentos como
lexemas, lo cual parece más acertado ya que ‘bio’ aporta un significado tan completo
como ‘graf’ por lo que no hay nada que nos haga pensar que son distintas, debemos
considerarlas, por tanto, como compuestas que luego son derivadas.
Es decir, estas tres palabras son compuestas (y/o derivadas), formadas por una raíz
griega que aporta significado de ‘vida’ y un segundo lexema ‘graf’ al que se añaden
sufijos obligatorios (cambian el significado de la raíz) que provocan cambios
categoriales.
bio/graf/ía → el sufijo ‘ia’ aporta significado de ‘cualidad’
bio/gráf/o → el sufijo ‘o’ indica ‘el que realiza la acción’
bio/graf/iado → el sufijo ‘iado’ aporta significado de ‘relación’, también forma
participios
Estas palabras están relacionadas puesto que pertenecen a la misma familia léxica ya
que están derivadas del mismo lexema, en este caso compuesto (bio-graf).
Esta es la pregunta más abierta del examen, pueden cuestionar temas de semántica,
morfología, etc... Se valora mucho las relaciones que establezcáis con los diferentes
conocimientos que tengáis de lengua, así que no deis una respuesta corta, intentad buscar en
el texto o en el enunciado de la pregunta alguna pista para poder ampliar la respuesta con
conocimientos lingüísticos relacionados, sin miedo a establecer relaciones propias.
5. a) El Modernismo. (2 puntos)
Es un movimiento literario, especialmente poético, iniciado en Hispanoamérica en la
2ª mitad del siglo XIX con las influencias del Romanticismo de Víctor Hugo, el
Parnasianismo y el Simbolismo.
Frente al sentido burgués de la 2ª mitad del siglo, pretende dar al arte un aire
aristocrático y exquisito huyendo de lo vulgar y lo cotidiano. Se supera el prosaísmo
dominante con un fervoroso culto a la belleza. Les interesa la expresión del mundo de
los sentimientos íntimos por lo que se elude el aspecto más gris de la vida, evocando
ambientes irreales y exóticos, promulgando el arte por el arte.
Hay una doble vertiente temática:
Por un lado la evocación histórico-legendaria: huyen de lo cotidiano y se
refugian en lo irreal. La historia y tradición les sirve de base para fastuosas evocaciones
de lejanos ambientes y épocas remotas.
Por otro lado, la evocación de lo íntimo, se acogen al simbolismo en el
sentimiento de tristeza lánguida impregnada de vagos anhelos. Sentirán un placer
morboso dando paso libre a su inefable y refinada nostalgia en un ambiente de jardines
otoñales.
El esteticismo lo invade todo, sobre todo en la primera etapa, hay una continúa
búsqueda de valores sensoriales con un lenguaje muy connotativo. Es una literatura de
los sentidos con un lenguaje muy delicado y brillante con continuas evocaciones.
Pretenden renovar el lenguaje poético de modo que fuera una creación única y
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
sorprendente, para ello enriquecen el idioma con vocablos extranjeros, arcaísmos y
neologismos y con un estilo conversacional y americanismos. Se buscan efectos
impresionistas por medio de sensaciones, lo que logran mediante sinestesias,
cromatismos de infinitos matices y de una gran musicalidad.
Métricamente, va a ser muy importante el ritmo, eligen el alejandrino, el
dodecasílabo y el octosílabo como versos preferidos y reformulan nuevas propuestas
métricas en tres direcciones: recuperación de viejas formas, agilización de metros
conocidos y creación de nuevos metros e intento de libertad métrica con versos largos y
amétricos.
Los autores más importante son RUBÉN DARÍO, JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.
ANTONIO Y MANUEL MACHADO, VALLE-INCLÁN,...
Las preguntas de literatura suelen ser siempre epígrafes bastante amplios: o movimientos,
o un género en una época determinada sobre los que tenéis que tener las ideas claras para
poder adecuar la extensión de la respuesta al papel y al tiempo que os quede, procurando
incluir rasgos de los autores más importantes de cada época.
5. b) Haga una valoración crítica de la obra ensayística que ha leído. (1 punto)
El ensayo orteguiano La deshumanización de arte, publicado en 1925, es un
reflejo del carácter novecentista que marca a los autores de principios de siglo, autores
que pretenden alcanzar la objetividad y que tienen como fin esencial el didactismo.
El tema de la obra puede encuadrarse dentro de la estética y la crítica literaria
que tanto cultivó el autor; en este caso, advierte de la existencia de un nuevo estilo
artístico que tiende a la deshumanización, evitando las formas vivas, intenta que la obra
de arte no sea más que eso, una obra de arte. Para ORTEGA, este arte debe ser
considerado simplemente un juego, una ironía; le quita trascendencia y trata de evitar
toda falsedad.
Parte de la afirmación de que el arte nuevo es impopular, que sólo va dirigido a
una minoría que consigue entenderlo debido a que hay razones tangibles para que ‘el
gran público’ lo rechace como que se trata de un arte artístico, que no refleja realidades
humanas; además es un arte que intenta distanciarse de la vida, no quiere representarla;
la finalidad de este arte es el goce estético, rechaza la identificación sentimental; por
último, es un arte intranscendente, sólo es arte.
Si nos fijamos en el estilo de la obra, Ortega es un autor muy preocupado por la
forma y por la necesidad de seducir al lector por lo que utiliza numerosos recursos
expresivos, especialmente la conocida metáfora orteguiana que es empleada no sólo
como ornato literario, sino también como recurso para facilitar la comprensión de una
idea.
El vocabulario empleado es rico y diverso e incluye cultismos, neologismos,
tecnicismos, calcos semánticos, extranjerismos, palabras populares.... que constituyen la
pulcra elegancia de la dicción que caracteriza a este autor.
Esta pregunta la podéis llevar preparada puesto que siempre os preguntarán una de las
cuatro valoraciones críticas de los libros que habéis leído, pero no os preguntan por un libro
en particular, simplemente por una obra narrativa, lírica, ensayística o dramática, por lo que
podéis hablar del que mejor os sepáis (en el caso de que tengáis varios preparados de cada
género).
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
Autora: Verónica Peña Rozalén
Licenciada en Filología Hispánica por la U.C.M.
Fly UP