...

La Historia del Soldado

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

La Historia del Soldado
La Historia del Soldado
(enviado a Clariperu por Valentina Palma)
Igor Stravinsky 1882 - 1971
Fig. 29 Igor Stravinsky
Nacido en 1882 en Oranienbaum (actual Lomonosov) en Rusia, su formación
musical le llevó a Francia, y los años de la Primera Guerra Mundial los pasó en
Suiza, pero nunca dejó atrás la inspiración que le daba la cultura folclórica de su
país natal.
Hoy es considerado un representante muy importante de la música del siglo XX
debido a su revolución en el ámbito:
- Del ritmo, la instrumentación y la armonía en menor grado; integrando en sus
composiciones elementos musicales folclóricos y litúrgicos de Rusia.
- Se observa un marcado uso de las asimetrías rítmicas, melódicas y tratamientos
armónicos
arcaicos,
matices
sonoros
extremos
e
instrumentaciones
insospechadas.
- Realiza cambios tanto de ritmo como de forma, y todo esto ya se materializa en
“La Consagración de la Primavera” (1913), una obra temprana que aún queda por
analizar.
Veamos más de cerca algunas de las características propuestas por Stravinsky
dentro del repertorio del clarinete, mediante el análisis de tres movimientos (I-II y
IV) de “La Historia del Soldado” en la versión para Violín, Clarinete y Piano que
el mismo Stravinsky arregló de la obra original para septeto.
3
Análisis Formal del I - II y IV Movimiento de ‘La Historia del Soldado,
de la versión para Clarinete, Violín y Piano de Igor Stravinsky
Una obra teatral y musical con referencia a las circunstancias históricas de la
época, “La historia del soldado” es una de las piezas más interesantes que Igor
Stravinsky haya creado, con ella inicia una fase creativa en la que se dedicó a lo
pequeño, es decir, creó piezas para conjuntos de pocos músicos que contienen
ideas melódicas mínimas y la menor cantidad de compases. Pero a la vez se trata
de una prueba de que estaba abierto a las tendencias musicales de su tiempo.
El contenido de “La historia del soldado” tal como lo mencionamos
anteriormente, está relacionado con las circunstancias políticas y sociales de su
época. Lo que mantiene íntegro y en pie al hombre en la guerra son objetos
simbólicos que lleva nuestro protagonista: una foto como testigo del amor, la
imagen de un santo (porque la religión ofrece protección frente a la crueldad) y el
violín (la música para no perder la alegría del ánimo). Este instrumento simboliza
no sólo su alma, sino también su pasado, una infancia violada en la guerra.
El estreno de esta obra, a pesar de que prácticamente todos los teatros europeos
estaban destruidos, se realizó en 1918 en Laussane.1
La historia relata un episodio de la vida de un soldado quien está camino a su casa
para pasar dos semanas de vacaciones junto con su madre y su novia, en su
mochila no lleva más que una foto de ella y de un santo, y un violín que,
evidentemente, representa su alma. Mientras está caminando, se encuentra con el
diablo que le persuade de cambiar este violín por un libro, aunque no sabe leer.
Finalmente, el soldado acepta, pero como el diablo tampoco sabe tocar el violín,
el soldado se deja convencer de ir por tres días a su casa, donde ambos la pasan
extremadamente bien, pero cuando finalmente vuelve a su pueblo, se da cuenta de
que estos tres días resultaron tres años, por lo cual nadie le reconoce ni quiere, su
novia está casada y con dos hijas. Engañado, queda solo con la riqueza que le
1
Obtenido de: http://www.clasicosenalcala.net/2004/obras/obra.php?id_obra=79
4
trajo el libro del diablo, pero su identidad, su alma y sus amores parecen perdidos
para siempre.
Decide exiliarse, y en el país extranjero se le presenta incluso una posibilidad de
recuperar su felicidad: en la corte real se encuentra una princesa enferma, el
soldado entra como médico; tras haber realizado un juego de cartas con el mismo
diablo, en el cual pierde todo su dinero, recibe de vuelta su violín y debido a la
magia de la música sana a la princesa y se casa con ella. No obstante no se debe
dar por vencida la fuerza del demonio...
Esta obra casi no se deja clasificar porque contiene elementos de todo tipo:
rag-time, vals, pasos dobles, tango y distintas formas de música, sin embargo
podemos decir que se trata de una suite musical de varios movimientos, que
eventualmente pueden ser representados con teatro o ballet, por tratarse de una
mezcla de teatro, música y poesía. El baile de los novios, como hemos decidido
llamar al IV movimiento, es una coreografía que reúne los estilos de danza más
populares y difundidos en 1918 –tango, vals y ragtime – y en la cual los
intérpretes se muestran felices, incluso pueriles con saltos y una mímica chistosa
que induce la risa del público. La presentación del diablo, agrediéndose a través
de las palabras con el narrador, acentúa el carácter poético del texto que fue
escrito por Charles Ferdinand Ramuz.
A continuación les presentamos tres esquemas de los movimientos analizados de
“La Historia del Soldado”:
I
movimiento
Forma
Evento
Sección A
“La Marcha del Soldado”
A + A’ + B + codeta
Lugar
(compás)
1 al 28
Tonalidad
Acordes de Db – Bb
–Eb – G – B – luego
un bajo ostinato de G
– D7.
Particularidad
La mano derecha del piano y el violín junto a
la mano izquierda del piano y el clarinete
exponen el motivo a
5
durante los compases 1 y 2, el piano
responde con la introducción de un bajo
ostinato sobre las nota (G y D7)
mas tarde en el compás 6 el mismo motivo es
variado.
En el numero 2 grande (compás
18) el clarinete expone un nuevo motivo b
protagonista.
En el compás 20 y prácticamente al unísono y
octavas paralelas (si no fuera por la
intervención de la mano izquierda del piano
con el bajo ostinato) se escucha un nuevo
motivo c que define la medula de la sección
siguiente (B) en el compás 59.
Puente
Anacruza del
compás
29 al 42
G – pedal sobre D
A’
43 al 58
Bajo ostinato G – D7
al que el clarinete responde con un ritmo
parecido al del compás 12. El piano repite el
motivo expuesto anteriormente por el clarinete
en el numero 2 grande y es secundado por
este mismo remedándolo.
El violín repite solo las notas descendentes
del motivo b mientras el clarinete se queda
sobre un mi (7ma del bajo del piano) y la mano
derecha del piano responde con una melodía
en saltillo, luego en el compás 31 repiten la
misma célula descendente de este motivo b,
el piano continúa con su melodía propuesta
anteriormente mientras el violín realiza
acordes para marcar el ritmo, de esta manera
siguen variando el motivo b de la primera
sección A hasta llegar al numero 4 grande
que introduce una nueva sección mas
desarrollada.
El clarinete repite el motivo b en el registro
agudo del instrumento y el piano responde a
contratiempo, luego en el numero 5 grande el
violín impone el ritmo mientras el clarinete y la
mano derecha del piano cantan una melodía
parecida al motivo a (compás 1 y 2) a
manera de desarrollo y el piano responde al
final de esta sección con el mismo motivo b y
es reafirmado por el clarinete, finalmente
culmina con dos compases de bajo ostinato
del piano que introducen la entrada incisiva
del clarinete en la sección B.
6
Es nueva sección consta de una frase de
siete compases construida sobre el motivo c
de la sección A
Sección B
59 al 78
Bajo ostinato G – D7
Codeta
79 al 84
D - B7 – A 7
II
movimiento
Forma
Evento
;
es expuesta por el clarinete y la mano
derecha del piano lo acompaña con una
distancia de 2 octavas por debajo de la línea
melódica del clarinete, mientras el violín
realiza acordes que marcan el pulso de la
melodía; luego el clarinete responde en el
registro medio y posteriormente se repite en el
numero 7 grande (compás 66) modificando
apenas el ritmo (agregando por ejemplo una
negra a la frase literal y eliminando el saltillo
del compás 62).
Comienza con un motivo rítmico muy
corto
en el clarinete, mientras el violín
impone el pulso de negra con acordes y el
piano toca un constante D7 que termina en el
antepenúltimo compás, luego finaliza con el
mismo ritmo que comenzó el movimiento.
“El Violín del Soldado”
A + B + A’
Lugar
(compás)
Tonalidad
Particularidad
El piano comienza con un bajo ostinato a lo largo de
toda esta sección sobre el I- V- II y I grado de sol
mayor
.
Luego el violín entra en la anacruza del 3er compás
Sección A
1 al 30
G mayor
||: I-V-II-I :||
con un motivo a
en doble
cuerdas que protagonizará toda esta sección y será
el centro del tema I
7
Y el clarinete finaliza esta primera frase en el compás
20; el violín continua con sus acordes en doble
cuerda y repite el consecuente del tema I (compás 15
al 18) pero esta vez lo interpreta una octava por
encima del original y termina con un nuevo motivo b
(mas adelante escucharemos un mayor desarrollo de
este motivo en el III movimiento “El pequeño
concierto”)
El piano continua por 3 compases con su bajo
ostinato que lo representa durante toda la sección
anterior, el violín vuelve a tocar el motivo a, y el
clarinete aparece con una nueva célula
Sección B
30 al 52
G mayor
I-V-II-I … II …
IV …, (III/V)…
,
el piano remeda al clarinete en el compás 33 y mas
adelante en el compás 35 con anacruza hasta el
compás 53, el clarinete sale a relucir con una nueva
frase (Tema II)
…
Mientras el violín sigue respondiendo con su motivo
a, y el piano mantiene la célula expuesta por el
clarinete anteriormente y la amplía en una escala en
el compás 36-37 a distancia de 3ras y 6tas entre la
mano derecha y la izquierda y finalmente termina la
sección al unísono y octavas entre los intérpretes.
El violín responde al tema II expuesto por el clarinete
mientras el piano lo acompaña con los grados
descritos en la casilla anterior, luego el clarinete entra
al unísono con el piano en el compás 61
Puente
53 al 76
G mayor
II-I…I
con un motivo expuesto anteriormente por el violín y
este mismo lo repite en el compás siguiente, continúa
en el compás 68 con el motivo b en doble cuerdas
antes de la entrada del clarinete en el compás 70 e
incluso acompaña a este con el mismo motivo b, el
clarinete hace su entrada con un nuevo motivo similar
a la segunda parte del tema II, mientras el piano está
8
Sección A’
76 al 106
G mayor
||: I-V-II-I :||
en silencio hasta el compás 73 cuando decide
remedar el motivo b del violín y este último (el violín)
repite el motivo del clarinete del compás 70,
finalmente esta sección termina con una escala del
clarinete en súbito forte.
Repite casi textual la sección A, pero con algunas
variantes, incluso emplea la misma cantidad de
compases (30) que esta primera sección, pero esta
vez
culmina
con
un
motivo
en
el
que
violín
movimiento de manera súbita.
IV
movimiento
al
“Tres Danzas: tango, valse y ragtime”
Danza
Forma
Evento
interrumpe
Tango
A + B + A’
Lugar
(compás)
Tonalidad
Particularidad
Sobre un mismo bajo ostinato del piano con figuraje
Sección A
Puente I
Sección B
1 al 30
30 al 34
34 al 41
Acordes de
Db y F#
(enarmónic
o de Gb)
de:
se impone el ritmo del tango, se
destaca el violín como el gran solista de esta danza.
El clarinete hace su aparición en el compás 30, con
un figuraje similar al expuesto por el violín en los dos
compases anteriores y se queda junto con él sobre
una nota larga estableciendo un pedal sobre do y re
(2das paralelas), mientras el piano continúa con su
Ídem a la
sección
anterior
Ab mayor
bajo ostinato.
Nuevamente el violín sale a relucir como solista de la
danza con una frase similar a la expuesta por el
clarinete en “El Pequeño Concierto” entre los
compases 54 al 70 de dicho movimiento, pero esta
vez lo hace el violín en una tonalidad distinta y con
algunas variaciones mientras el clarinete lo
acompaña con una misma secuencia de notas en el
registro grave y el piano se mantiene en silencio.
9
Sección A’
42 al 55
||: Ab-G#-f#
:||
Puente II
56 al 59
||:G#-F# :||
Bb- G#-F#A-Bb-F#D7
Transición
de Danza I
60 al 73
||: C#-F# :||
Danza
Forma
Motivo a
El piano vuelve a imponer el ritmo de la danza, pero
esta vez lo hace sobre la tonalidad de Ab (I y VII),
mientras el violín repite la misma sección A pero
variada.
El clarinete repite el mismo arabesco del puente I
pero esta vez lo hace 2 veces y lo utiliza para
modular a otra tonalidad; por su parte la nota larga
que ejecutaba junto con el violín, la realiza mas corta
y a distancia de 4ta en lugar de una 2da paralela y El
piano va modulando hacia la tonalidad de E mayor.
El clarinete varía el motivo expuesto en la sección B
para acompañar al violín, y este último repite la frase
del movimiento anterior (El pequeño concierto) en
otra tonalidad; mas tarde en el compás 66 el clarinete
deja de tocar para que el violín culmine la danza de
manera similar al comienzo de la misma.
Valse
A ( ||: a + b :|| ) + B (interludio)+ A’ (a’’’ + b’’’)
74 al 80
C mayor
||: I-V :||
El piano sigue imponiendo el ritmo que caracteriza a
las danzas con su claro y ostinato bajo en ¾ que
reposa sobre el I y V grado de la tonalidad de C
mayor, mientras el violín se destaca como el
protagonista de la obra exponiendo la melodía
principal
Sección A
Cambia el bajo del piano y el violín expone el motivo
b consecuente del anterior
Motivo b
80 al 83
Motivo a’
84al 95
Motivo b’
95 al 98
Motivo a’’
99 al 104
C mayor
||: II-V :||
C mayor
||: I-V :||
y
||: II-V :||
C mayor
||: I-V :||
||: II-V :||
C mayor
||: I-V :||
y
||: II-V :||
Y el piano culmina con un compás de I y V grado de
mayor.
Esta vez lo desarrolla un poco más que la primera
vez que lo expone.
En esta oportunidad el violín lo interpreta una octava
por encima del motivo b original y el piano termina
con un compás en la tónica y en súbito forte.
Motivo a variado, pero esta vez lo realiza mas
reducido.
10
Sección B
Sección A
Motivo b’’
104 al
105
Interludio
106 al
128
Sección A’
129 al
139
Motivo a’’’
Sección A’
Motivo b’’’
Transición
de Danza II
Danza
Forma
139 al
143
144 al
187
C mayor
||: I-V :||
C mayor
I-V-II-V…
I-V-IV-VIIIV…II-V
I-V…
C mayor
II-V-I-V…
C mayor
||: II-V :||
y
||: I-V :||
C mayor
||: II-V :||
y
||: I-V :||
Al igual que el motivo anterior, este también se repite
mucho mas corto, que los anteriores motivos b y
esta vez lo concluye el clarinete cuando hace su
primera intervención en el valse.
Más elaborado a nivel armónico y utiliza los mismos
motivos a y b e incluso los desarrolla intercalándolos
con las dobles cuerdas percusivas del violín, además
el clarinete hace un solo muy corto de 3 compases
(compás 113 al115); finalmente el piano culmina con
su característico acorde en sF.
Nuevamente varía el motivo a protagonista.
Lo comienza el violín y lo termina el clarinete, luego
el violín y el piano hacen un acorde conclusivo y el
piano lo repite solo, en el compás siguiente.
Se trata de desarrollar los mismos motivos a y b pero
desglosándolos en el ritmo hasta lograr conectar el
valse con el ritmo del ragtime, además el clarinete
realiza una mayor intervención en esta parte del
movimiento con hermosas melodías que desplazan el
3/4 al pulso de la corchea.
Ragtime
Libre = A + B + interludio (Bloques I y II) + B + A
Nuevamente el piano se destaca sobre un bajo
ostinato ejecutando el primer grado, la dominante de
la tonalidad (dejando bien en claro el centro tonal en
188 al
202
D mayor
(I-V-I-II-VI…)
Exposición
Sección A
D mayor
, sin embargo mas
adelante en el compás 199, interpreta casi al unísono
con el clarinete y el violín el final de la frase expuesta
por este último.
El violín interpreta con algunas variantes la melodía
principal que había expuesto anteriormente en los
compases de la Transición de Danza II, mientras el
clarinete lo acompaña junto con el piano.
…
Sección B
203 al
227
El clarinete se destaca como el protagonista del
principio de esta sección, mientras el violín realiza un
contracanto y el piano acompaña con algunos
motivos cortos de la melodía principal
D mayor
… Mas adelante en el
compás 208 el violín impone una célula que se
repetirá a lo largo de esta sección b
11
228 al
242
V grado de
D mayor
Bloque II
243 al
250
B-Bb
251 al
264
V7 grado
de D mayor
Interludio
Bloque I
Recapitulación
Sección B’
Sección A’
265 al
280
D mayor
(…I-V-IIV-I)
a la que eventualmente el clarinete y piano
responderán, luego el violín se queda solo con este
motivo desde el compás 213 al 218 y se repite
nuevamente la frase del comienzo pero un tanto
variada.
El violín mantiene su posición de solista pero el
clarinete sale a relucir en el compás 231 y luego el
violín retoma la melodía en el compás 235,
manteniendo ambos los ritmos característicos del
ragtime expuestos anteriormente en las melodías de
las secciones A y B.
El violín continua con su línea melódica mientras el
clarinete acompaña con corcheas y apoyaturas, y el
piano vuelve con sus bajos repetidos sobre un mismo
ritmo, finalmente el piano y clarinete culminan esta
sección central.
El violín y el piano retoman aquella célula rítmica
expuesta por el violín en el compás 210 muy
característica de la sección B, y el clarinete
interviene solo al final de esta parte con el ritmo que
respondía eventualmente a esa célula, culminando al
unísono los tres instrumentos con una misma
melodía en los compases 263 y 264.
El violín repite la sección A y el clarinete y el piano lo
acompañan de manera activa, destacando con
unísonos partes de la melodía y al igual que la
primera vez que se expone esta sección, el violín y el
clarinete terminan con el mismo motivo rítmico
ascendente y el piano hace cadencia sobre D
mayor.
12
Fly UP