...

FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Fibra de papel recuperada pre

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Fibra de papel recuperada pre
Forest Stewardship Council®
Documento de Debate FSC®
Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel
recuperada pre-consumo en productos de papel certificados
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES
CADENA DE CUSTODIA
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
Título:
Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra
de papel recuperada pre-consumo en productos de papel
certificados
Código de referencia del
documento:
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES
Alcance:
Internacional
Aprobación:
BORRADOR
Contacto:
Centro Internacional FSC
Charles-de-Gaulle Str. 5
53113 Bonn, Alemania
Teléfono: +49-228 / 367-66-0
Fax: +49-228 / 367-6630
Correo-electrónico: [email protected]
© 2013 Forest Stewardship Council, A.C. Todos los derechos reservados.
BORRADOR 1-0
El Forest Stewardship Council® (FSC) es una organización no gubernamental
independiente, sin fines de lucro, creada para apoyar el manejo ambientalmente apropiado,
socialmente beneficioso y económicamente viable de los bosques del mundo.
La visión del FSC contempla que todos los bosques del mundo satisfagan las necesidades y
derechos sociales, ecológicos y económicos de la generación actual, sin comprometer
aquellos de las generaciones futuras.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 2 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
Índice
Resumen Ejecutivo
1
Introducción
2
Enfoque actual del FSC para clasificar y valorizar materiales de papel recuperado
3
Enfoques de otros sistemas con respecto al material pre y post-consumo
4
Papel reciclado/mercados y tendencias del reciclaje
5
Materiales pre-consumo: evaluación desde las perspectivas económicas
6
Materiales pre-consumo: evaluación desde las perspectivas sociales
7
Materiales pre-consumo: evaluación desde las perspectivas ambientales
8
Taller con actores sociales y aportaciones a este estudio a través de una encuesta
9
Posibles escenarios y consecuencias/impactos
10 Recomendación de FSC
ANEXO A: Moción 38 de la Asamblea General del FSC 2011
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 3 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
Resumen Ejecutivo1
En 2011, la membresía FSC ordenó al Centro Internacional FSC llevar a cabo un estudio con
equilibrio cameral para evaluar los riesgos y beneficios de valorizar los materiales de fibra de
papel recuperada pre-consumo como contenido certificado FSC. Este documento presenta los
resultados de la evaluación, incorpora las aportaciones de los actores sociales, ofrece distintas
opciones y recomienda una solución para valorizar la fibra de papel pre-consumo en relación con
los productos certificados FSC.
Actualmente, se puede utilizar material recuperado como insumo en la fabricación de productos
FSC Mixtos y FSC Reciclados. Los estándares FSC consideran al material recuperado postconsumo como equivalente al material virgen certificado FSC, mientras que el material preconsumo no cuenta como insumo acreditable para el etiquetado de productos certificados FSC.
El informe revela considerables ventajas potenciales para valorizar las fibras pre-consumo como
contenido certificado FSC. A menudo, los valores económicos, sociales y ambientales se
encuentran profundamente entrelazados y resulta complicado separar unos de otros.
Desde el punto de vista económico, la valorización de las fibras pre-consumo refuerza la
estabilidad financiera de muchos impresores y operaciones de transformación del papel. A
menudo, la fibra pre-consumo se utiliza para estabilizar y mejorar la calidad de los productos
reciclados y algunas veces es la única fuente reciclada aceptable (como en el caso de usos en la
inocuidad de los alimentos). Al valorizar como equivalente la fibra pre-consumo (y, cuando
proceda, eliminar el requisito de hacer la trazabilidad por separado de la fibra post-consumo), el
FSC podría esperar una mayor penetración de mercados y reconocimiento del consumidor a
escala mundial. Asimismo, es probable que esto conduzca a una mayor producción de papel y
marcas con certificación FSC, tanto de fábricas de papel ya certificadas, como, en especial, de
fábricas de papel en países donde los sistemas de reciclado no hacen la trazabilidad de los
materiales post-consumo. Para estas papeleras, el costo de la certificación FSC disminuiría a un
nivel mucho más atractivo para atraer la participación de los productores de papel reciclado. En
ciertos casos, la valorización de las fibras pre-consumo también ayudaría a reducir los costos del
papel reciclado.
Desde el punto de vista social, la valorización de las fibras pre-consumo para la certificación
otorga algunos de los mismos beneficios que la valorización de las fibras post-consumo,
incluyendo empleos e ingresos para las comunidades locales, así como mejores condiciones
laborales y mayor seguridad para los trabajadores. En muchas partes del planeta, a menudo en
el caso de industrias papeleras de reciente creación, algunas de los grados de papel más
intensivos en términos de recursos, como por ejemplo, el papel para impresión y de oficina, casi
nunca se fabrican con fibras recicladas. La aprobación de fibra pre-consumo puede estimular
una mayor producción de papel reciclado, ayudando así a promover un mayor acceso para las
numerosas poblaciones de estas regiones a los cuantiosos beneficios de los productos de papel,
logrando también un mejor equilibrio en el uso de los recursos necesarios para su fabricación.
Desde el punto de vista ambiental, en comparación con las fibras forestales certificadas, las
fibras pre-consumo reducen los impactos ambientales durante la fabricación de papel en
maneras similares a como lo hacen las fibras post-consumo. Una extensa modelación de la
Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) indica reducciones considerables en
las emisiones de gases de efecto invernadero, casi todas por un factor de 3 o más, para fibras
recicladas en comparación con las fibras forestales vírgenes. Estudios sobre los ciclos de vida
muestran que el consumo de fibras recicladas conserva agua y energía, reduce la necesidad de
1 Este documento de debate, a excepción de la recomendación del FSC en la sección 10, fue preparado por Susan Kinsella,
Conservatree, San Francisco y Sofia Ryder, Source Responsible Consulting.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 4 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
rellenos e incineración y disminuye la producción de substancias tóxicas y contaminación,
minimizando así eficazmente la huella de la producción de papel. Las fibras pre-consumo son
similares a las fibras post-consumo en cuanto a sus beneficios ambientales al sustituir a las
fibras forestales vírgenes.
A menudo, las fibras pre-consumo, cuyo origen es de fuentes post-industriales se perciben como
representando un papel distinto en el sistema de reciclado que las fibras post-consumo, las
cuales se obtienen generalmente a partir de programas de recolección municipal o de oficinas.
Por lo general, las fibras pre-consumo son más fáciles de incorporar, introducen menos
substancias tóxicas y contaminantes, además de que es menos probable que se les encamine,
de otra manera, para su desecho en rellenos o incineradores. No obstante, gran parte de la
motivación para identificar separadamente las fibras pre y post-consumo está impulsada por
cuestiones sistémicas y no por alguna diferencia inherente a los beneficios ambientales. Cuando
se comparan las fibras pre-consumo con el uso de fibras forestales en la fabricación de papel, es
claro que éstas ofrecen ventajas ecológicas significativas. Mientras que la especificación de
fibras post-consumo en los papeles reciclados ha estimulado un considerable desarrollo
tecnológico y de capacidad y sigue siendo esencial por razones sistémicas, la devaluación de las
fibras pre-consumo ha distorsionado la comprensión de las ventajas ecológicas del papel
reciclado. El otorgar valor de certificación a las fibras pre-consumo fortalecería a las fábricas que
producen al 100% material reciclado, así como a la producción de papel reciclado y,
posiblemente, fomentaría un nuevo desarrollo del reciclaje.
Existen también algunos riesgos en todas estas dimensiones, pero no se considera que sean
mayores que los beneficios y la mayoría de los riesgos se pueden mitigar eficazmente. La Tabla
2 (páginas 30-33) resume los beneficios y los riesgos cubiertos por este informe, en los ámbitos
económico, social y ambiental.
No obstante, los estándares de certificación FSC ejercen influencia más allá de los productos
que certifican. Originalmente, sus definiciones de contenido reciclado, sus aplicaciones y, por
consiguiente, sus etiquetas, eran congruentes con las directrices de papel reciclado
implementadas por la EPA para las adquisiciones federales en Estados Unidos. Estas
directrices ponen de relieve el contenido post-consumo y se han incorporado en las leyes y
decretos del ejecutivo relativas a las adquisiciones en cientos de gobiernos estatales y locales de
EE.UU., y también se les ha adoptado en muchas instancias en las adquisiciones canadienses.
Sin embargo, el cambio del FSC para permitir que algunas fibras pre-consumo se utilicen en la
fabricación de productos FSC Mixtos y FSC Reciclados, aun cuando resulta razonable en sí, ha
influido para crear algunas variaciones en la manera en que las fábricas de papel de América del
Norte responden a los requisitos de la EPA de EE.UU.
El FSC enfrenta un dilema: el aceptar las fibras de papel pre-consumo para la certificación abre
la posibilidad de debilitar esas directrices y leyes estadounidenses. Al mismo tiempo, el exigir la
trazabilidad del contenido post-consumo ha limitado la certificación FSC de papel reciclado en
muchos países más allá de América del Norte y la ha evitado totalmente en otros. Este informe
aborda la consideración de soluciones alternativas con miras a maximizar los beneficios,
minimizar los riesgos, promover las metas del FSC y armonizar la solución para funcionar tanto
en el ámbito mundial como en América del Norte. Así pues, FSC recomienda el siguiente
enfoque para valorizar las fibras de papel recuperadas pre-consumo indicado como opción D en
la sección 9:
1.
La fibra pre-consumo se valoriza plenamente para certificarse tanto en etiquetas de
material Reciclado como de material Mixto.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 5 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
2.
3.
Sin cambios en las normas vigentes de etiquetado FSC: A escala mundial, la banda de
Moebius2 en las etiquetas FSC seguirá indicando el porcentaje de material total
recuperado (suma de materiales recuperados pre y post-consumo).
Los papeles que declaran contenido reciclado y que se fabrican en América del Norte o
se le venden a esta región, pueden indicar el porcentaje de contenido post-consumo
junto a la etiqueta FSC.
En América del Norte, donde las fábricas de papel y los programas de reciclaje con apoyo
comunitario ya cuentan con un sistema de trazabilidad, el indicar el porcentaje post-consumo de
los productos certificados no representará una carga adicional. También mantendrá la
aceptabilidad del papel certificado FSC para los compradores que deben seguir los requisitos
legales de las directrices de la EPA de EE.UU. sobre umbrales de contenido post-consumo, y
liberar a las fábricas cuya producción se hace en un 100% a partir de fibras recicladas para que
elaboren una mayor cantidad de papeles certificados FSC que satisfagan mejor las necesidades
de sus clientes.
Al emplear el Escenario D, el FSC podría valorizar de modo más realista la fibra reciclada para
papel, valorizar más adecuadamente la producción en las fábricas con producción al 100% de
material reciclado, permitir una mayor participación de fábricas en partes del mundo que están
excluidas a causa de los requisitos de llevar a cabo la trazabilidad post-consumo, y también
facilitar el cumplimiento de los requisitos legales y ambientales de los compradores.
2
El uso de la banda de Moebius en la etiqueta FSC es opcional.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 6 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
1
Introducción
En 2011, la membresía FSC ordenó al Centro Internacional FSC3 llevar a cabo un estudio con
equilibrio cameral para evaluar los riesgos y beneficios de valorizar los materiales de fibra de
papel recuperada pre-consumo como contenido certificado FSC. La instrucción de la membresía
solicitaba que la evaluación se hiciera desde una perspectiva comercial, ambiental y social, así
como que se indagara dónde valorar mejor las fibras en los productos de papel FSC.
Este documento presenta los hallazgos de la evaluación y ofrece distintas opciones para
valorizar la fibra de papel pre-consumo en relación con los productos certificados FSC. También
incorpora las aportaciones de los actores sociales recopiladas a través de un encuesta FSC a la
membresía realizada en mayo de 2012, un taller para actores sociales que se llevó a cabo en la
Feria Comercial Drupa en mayo de 2012 y entrevistas telefónicas a fabricantes de papel
estadounidenses y canadienses sostenidas de diciembre de 2012 a febrero de 2013.
Los productos de madera dura no están incluidos en la evaluación debido a que la moción de la
membresía restringió específicamente el alcance del estudio a los productos de fibra. Además,
las fuentes de fibra que no son de madera tampoco están incluidas en esta discusión ya que, de
igual manera, la moción de la membresía restringió específicamente el alcance del estudio a
materiales de papel recuperado. Tanto los productos de madera sólida como las fibras que no
son de madera podrían implicar circunstancias que lleven a evaluaciones distintas a esta
discusión de fibras de papel.
2
Enfoque actual del FSC para clasificar y valorizar materiales de papel recuperado
Antes de 2004, el material reciclable no se consideraba un insumo acreditable para el umbral de
etiquetado de productos de papel certificado, y no existía una distinción formal entre material
pre-consumo y material post-consumo.
En 2004, el FSC reconoció el material reciclado en los productos etiquetados FSC a través de la
introducción de estándares para identificar y etiquetar el contenido reciclado, incluyendo una
etiqueta para productos 100% reciclados. Estos estándares para el contenido reciclado
representaban el reconocimiento del FSC del papel que juega el reciclado para quitar presión de
los bosques del mundo, apoyando así el manejo forestal responsable y el uso correcto del
bosque. La distinción entre material pre-consumo4 y material post-consumo5 se creó para
incentivar la incorporación de residuos post-consumo en productos reciclados.
La etiqueta original de FSC Reciclado (2004) exigía un contenido del 100% de material postconsumo sin ninguna tolerancia para el uso de material pre-consumo en la fabricación de
productos FSC Reciclados.
3
Moción 38 de la Asamblea General FSC (consulte el Apéndice A).
La definición de ‘material recuperado pre-consumo’ es: "Material que ha sido recuperado a partir de un proceso de fabricación
secundaria o ‘aguas más abajo’, en el que el material no se produjo intencionalmente, es material no adecuado para uso final y no se
puede reutilizar en el sitio en el mismo proceso de fabricación que lo generó.” Ejemplos de fibra pre-consumo incluyen fuentes postfábrica (post-industrial) como por ej., recortes de papel de impresores, ejemplares en exceso y devoluciones de los editores,
conversión de sobras (por ej. cortes de hojas de una bobina, encuadernación, fabricación de bolsas y cajas), existencias devueltas
del comerciante, inventarios obsoletos de distribuidores, transformadores y otros, más allá del fabricante original. (FSC-STD-40-007
(V2-0) EN, "Sourcing reclaimed material for use in FSC Product Groups or FSC Certified Products").
5
La definición de ‘material recuperado post-consumo’ es: "Material que se recupera a partir de un producto de consumo o comercial
que ha sido utilizado para el fin al que estaba destinado por personas, hogares o por instalaciones comerciales, industriales e
institucionales en su rol de usuarios finales del producto.” No incluye residuos de recortes de papel durante el molido o residuos
similares de la fabricación primaria. Ejemplos de fibra post-consumo incluyen periódicos y revistas usados provenientes de la
recolección residencial y de oficinas, sobras de papel recuperadas del hogar, residuos de papel recuperados en oficinas, cajas
usadas de cartón corrugado y embalajes para el transporte comercial. (FSC-STD-40-007 (V2-0) EN, "Sourcing reclaimed material for
use in FSC Product Groups or FSC Certified Products").
4
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 7 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
En noviembre de 2007, el umbral para el material post-consumo en los productos FSC
Reciclados se redujo a 85%, permitiendo así utilizar hasta un 15% de material pre-consumo en
productos FSC reciclados. Con esto se reconocía que por lo general, el material pre-consumo
se recolecta junto con material post-consumo y a menudo podría resultar problemático separarlo
en la fábrica de reciclaje.
En la actualidad, se puede usar material recuperado6 como insumo en la fabricación de
productos FSC Mixtos y FSC Reciclados. Los estándares FSC tratan el material recuperado
post-consumo como equivalente al material virgen certificado FSC, mientras que el material preconsumo no cuenta como insumo acreditable para el etiquetado de productos certificados FSC.
Los estándares FSC establecen distintos umbrales de composición de productos para el uso de
las etiquetas FSC Mixto y FSC Reciclado. Para etiquetar productos FSC Mixtos, se requiere, por
lo menos, 70% de contenido post-consumo y/o virgen certificado FSC al aplicar el sistema de
porcentaje. Para productos de chip y fibra, por lo pronto se acepta un umbral menor de
etiquetado de 50% sobre una base de exención hasta finales de 2015.
La etiqueta FSC Reciclado requiere tener el 100% de contenido recuperado, donde al menos el
85% deberá ser post-consumo y el resto pre-consumo.
Al aplicar el sistema de crédito, la cantidad de productos que pueden estar etiquetados FSC se
calcula, en cambio, según la porción equivalente de insumos de material recuperado postconsumo utilizada para fabricar papel en el transcurso de un determinado período de tiempo.
El uso de la banda de Moebius de reciclado es opcional. Desde 2010, la información de
porcentaje7 refleja el contenido total recuperado del producto y no distingue entre contenido pre y
post-consumo en el producto para asegurar que las declaraciones se apeguen a las
declaraciones ambientales según la norma de ISO 14021:1999. Para facilitar el cumplimiento
sostenido con los requisitos de EE.UU, el FSC permite que las organizaciones agreguen un
enunciado adicional fuera de la etiqueta FSC indicando el porcentaje de contenido postconsumo. Si el material total recuperado no viene ya señalado en la banda de Moebius, éste
debería también señalarse fuera de la etiqueta para cualquier producto vendido en América del
Norte.
3
Enfoques de otros sistemas con respecto al material pre y post-consumo
Sistemas Europeos
Blue Angel8 establece que los papeles reciclados para impresión y publicación con certificación,
así como los productos de papel de seda, deberían fabricarse con “papel de desecho”, término
genérico para papel y cartón recuperados después del uso o de la fabricación de papel. La
definición de Blue Angel para “papel de desecho” es similar a la definición del FSC para material
recuperado. Aun cuando sus documentos señalan un contenido post-consumo para algunos
papeles no hay definición del término y más bien se basa en la categorización de los grados de
6
El FSC define el “material recuperado” como: “Material que, manifiestamente, se hubiera de otra manera eliminado como desechos
o se hubiera utilizado para la recuperación de energía, pero que más bien se recolectó y recuperó como material de insumo, en lugar
de material virgen, para reutilizarlo, reciclarlo, volver a triturarlo en un proceso de fabricación o en otra aplicación comercial. Los
insumos de las siguientes categorías de material se clasifican como material recuperado: a) material Reciclado FSC, b) material
recuperado post-consumo, c) material recuperado pre-consumo.” (FSC-STD-40-007 (V2-0) EN, Sourcing reclaimed material for use
in FSC Product Groups or FSC Certified Projects.)
7
"2.5 La banda de Moebius no deberá usarse sin una cifra porcentual. La cifra debe reflejar el contenido de material recuperado post
y pre-consumo… 3.2.1 El uso de la banda de Moebius es opcional para etiquetas de productos Mixtos o Reciclados.” (FSC-STD-50001 (V1-2) ES, Requisitos para el uso de las marcas registradas FSC por parte de los Propietarios de Certificados).
8
Basic Criteria for Award of the Environmental Label: Recycled Paper, RAL-UZ 14, Edición de enero de 2013; Printing and
Publications Papers primarily made of waste paper, RAL-UZ 72, Edición de abril de 2011; Sanitary Paper Products, RAL-UZ 5,
Edición de enero de 2013.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 8 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
pasta para papel. No especifica un contenido pre-consumo.
Blue Angel define los grados de pasta para papel de los insumos por la calidad e indica que
deberían usarse porcentajes mínimos específicos para distintas categorías de productos. Los
niveles más bajos de los grados de papel de recolección apuntan efectivamente a fuentes postconsumo tales como los hogares, pero también incluyen algunas fuentes post-industriales, preconsumo. Mientras que Blue Angel no define términos distintos a los de “papel de desecho”, si
exige que los productos den a conocer información sobre los grados de pasta para papel
utilizados en la fabricación de papel.
Nordic Swan establece umbrales de certificación para papeles que contienen fibra reciclada9, la
cual define como fibra recolectada en las etapas de transformación y post-consumo. (No se
prefiere la fibra post-consumo ni se exige por separado) También especifica que los residuos
molidos comprados y los residuos molidos dentro de la fábrica se consideran “fibra nueva” a
menos que provengan de fibra reciclada (como por ejemplo en fábricas que producen material
reciclado al 100%), en cuyo caso reúnen las condiciones de material reciclado.
PEFC no distingue entre pre y post-consumo, y ambos están cubiertos en la definición de
“material reciclado.” Los dos logotipos de certificación, el de Certificado PEFC y el de Reciclado
PEFC, exigen un mínimo de 70% de material certificado, el cual puede cumplirse usando fibras
recicladas.
América del Norte
La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) estableció directrices sobre el
contenido mínimo post-consumo10 (no sobre certificación) para papeles con contenido reciclado
comprados por las entidades federales. Estas directrices se han incorporado en todo el país
bajo la forma de estándares de especificación mínima en cientos de leyes, órdenes, decretos del
ejecutivo para adquisiciones en el ámbito estatal y local.
La definición de post-consumo de la EPA11 exige que los materiales post-consumo provengan de
fuentes que hayan cumplido su uso final previsto como artículos de consumo. La mayoría de los
usos comerciales (por ej., impresores, cortadores, transformadores) no cuentan como postconsumo, aunque el papel de oficina y de embalaje para transporte ya utilizado si califica. La
definición de pre-consumo de la EPA es menos estricta que la del FSC y permite que recortes e
inventarios obsoletos de la fábrica califiquen siempre y cuando sucedan después del proceso
inicial de fabricación de papel. La interacción de estas directrices / estándares con las
certificaciones de contenidos reciclados del FSC se plantean más adelante en este informe.
Los estándares para los sistemas de certificación en América del Norte, incluyendo Green Seal,
UL/EcoLogo y Sustainable Forestry Initiative (SFI), utilizan definiciones de “post-consumo” y
pre-consumo” que coinciden con las definiciones de la EPA. SFI es miembro de PEFC.
La Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE.UU. publica las Green Guides (Guías Verdes)
que describen los usos apropiados de términos y etiquetado ambiental que pueden usarse para
anunciar productos comercializados en EE.UU. Sus referencias a las definiciones de contenido
reciclado coinciden con las de la EPA, excepto cuando señalan que los anunciantes deberían
poder comprobar que el material pre-consumo utilizado hubiera, de otra manera, ingresado al
9
Fibra reciclada: fibra recolectada de etapas de transformación y post-consumo. (Nordic Ecolabelling of Paper Products - Basic
Module, Versión 2.0, 22 Junio de 2011 - 30 de junio de 2014).
10
Las Directrices Integrales de Adquisiciones de la EPA de EE.UU (EPA's Comprehensive Procurement Guidelines) se describen en
línea en http://www.epa.gov/epawaste/conserve/tools/cpg/index.htm
11
Los "materiales post-consumo" son: "materiales o productos terminados que ya cumplieron su uso previsto y se han desviado o
recuperado de los residuos destinados a eliminarse, habiendo completado su vida como artículos de consumo.” (U.S. EPA
Comprehensive Procurement Guidelines, Glossary of Terms, http://www.epa.gov/epawaste/conserve/tools/cpg/glossary.htm )
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 9 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
flujo de residuos. Aconseja también que, para productos fabricados con menos del 100% de
material reciclado, el porcentaje específico debería mostrarse claramente.
4
Papel reciclado/mercados y tendencias del reciclaje
Desde la introducción de la etiqueta de material FSC Reciclado en 2004, la demanda mundial de
papel ha aumentado y el material pre y post-consumo se convertido en un componente cada vez
más importante para obtener la materia prima para fabricar papel y cartón.
En las dos últimas décadas, la participación del papel recuperado en el consumo de materia
prima en Europa pasó de 35% a 44% (Figura 1). Al calcular solo el consumo de fibra, la fibra
recuperada representa la mitad del insumo.
Figura 1. Consumo de materia prima en la industria europea de pulpa y papel
130
120
110
14.6%
100
Million Tonnes
Millones
90 de toneladas
80
70
13.0%
43.9%
60
50
35.0%
40
30
1.1%
0.9%
40.4%
20
51.1%
10
0
1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010
Pulpa de madera
Woodpulp
Pulpa distinta a la
Pulp
than Wood
deOther
madera
Recovered Paper
Papel recuperado
Materiales no fibrosos
Non-Fibrous Materials
Fuente: CEPI
En Estados Unidos, se consumieron 78.5 millones de toneladas de papel en 2012 y 65% de
éstas se recuperó para reciclaje. De las fibras recuperadas, 41% (21.1 millones de toneladas) se
exportó. Aun así, 30 millones de toneladas de fibras recuperadas estuvieron disponibles para la
producción nacional (Figura 2).
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 10 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
Figura 2. Uso de fibra de papel recuperada en Estados Unidos,
Unidos 2012
Papel para
Papel de seda;
periodico ; 3%
8%
Papel para periódico
Newsprint
Papel de seda
Tissue
Exportaciones
netas; 41%
Cartón corrugado
Container
board
Cartón
corrugado;
31%
Boxboard
Cartón plegable
Other
Otros
Net
Exports netas
Exportaciones
Otros; 5%
Cartón plegable
; 12%
Fuente: paperrecycles.org, fecha de consulta:
c
27/04/13
Desde 2004, se ha venido presentando un incremento pronunciado del número de productos
etiquetados FSC en el mercado y, a partir de éste, un aumento significativo de la percepción del
consumidor acerca de la etiqueta FSC en mercados clave,
clave, como por ejemplo, en Reino Unido,
Japón, Holanda12 (Figura 3)
Sin embargo, actualmente no hay datos acerca del número de productos FSC Reciclados o
productos FSC Mixtos con contenido de material reciclado post-consumo
post consumo en el mercado, ni datos
que muestren
en el impacto que los materiales reciclados han tenido en la misión y el sistema del
FSC en su conjunto.
Figura 3. Reconocimiento del cliente de la marca FSC en Reino Unido 2007-2010
2007
Percentage of UK
Consumers
Porce 40
ntaje 35
de
cliente 30
s del 25
Reino
Unido 20
15
10
5
0
Reconocenthe
el logotipo
Recognise
logo
36
23
19
11
2007
24
17
19
2008
2009
25
Compran productos
FSC con
Knowingly
buy FSC
conocimiento de causa
products
2010
Fuente: FSC Reino Unido
12
En algunos países, el reconocimiento del consumidor también puede atribuirse al éxito de las campañas de comercialización
emprendidas por las oficinas nacionales FSC y/o las empresas certificadas FSC.
FSC-DIS-40-008 D1-0
0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo
pre
en
productos de papel certificados
– 11 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
5
Materiales pre-consumo: evaluación desde las perspectivas económicas
Los beneficios económicos, sociales y ambientales de utilizar fibras pre-consumo están
frecuentemente entrelazados y son difíciles de separar. No obstante, en esta sección
procuraremos examinar si el uso de material de papel recuperado pre-consumo en productos de
papel tendría beneficios económicos. A continuación presentamos algunas cuestiones
económicas pertinentes.
1. Estabilidad financiera. A menudo, el material pre-consumo se recolecta y maneja como un
centro de utilidades que apuntala la estabilidad financiera de muchos impresores y
transformadores. Lo anterior se aplica a la producción de papel de seda, papel para imprimir
publicaciones y papel de periódicos y de embalaje y su relevancia es mundial. El valorizar la
fibra de papel recuperada puede apoyar y fortalecer esa estabilidad financiera.
2. Competitividad del mercado. A menudo, el material pre-consumo se utiliza en productos de
papel reciclado para estabilizar y mejorar la calidad de los productos reciclados, con el fin de
compensar la cada vez más heterogénea y mal seleccionada calidad del material postconsumo. El material pre-consumo puede substituir a la pulpa virgen en productos para los
que la resistencia es fundamental y se le utiliza para lograr niveles más elevados de brillo en
productos con alto contenido post-consumo. Mezclas de materiales pre y post-consumo se
utilizan frecuentemente y algunas fábricas consideran que combinarlos es esencial para
fabricar algunos tipos de productos de papel reciclado de mejor calidad. Este uso de fibras
pre-consumo puede mejorar los mercados para el papel reciclado y hacerlos más
competitivos.
3. Cuestiones de inocuidad. En ciertos productos como el embalaje que entra en contacto con
los alimentos, el material pre-consumo podría ser la única fuente aceptable por razones de
inocuidad.
4. Desarrollo de los mercados FSC. Muchos de los fabricantes de papel europeos y
norteamericanos entrevistados para este informe, perciben generalmente el uso de material
pre-consumo como un motor para una creciente disponibilidad de productos de papel
certificados FSC, resultando en una mayor penetración del mercado y un mayor
reconocimiento del FSC por parte de los consumidores. Actualmente, al no estar reconocido
el material pre-consumo para la certificación FSC y al solo permitir un máximo de 15% en la
etiqueta de material Reciclado y hasta 30% en los productos FSC Mixtos, algunas fábricas de
reciclaje están considerablemente limitadas en cuanto a la cantidad de papel certificado y
etiquetado FSC que pueden producir bajo los sistemas FSC para controlar las declaraciones.
Su producción puede, efectivamente, cumplir las metas del FSC, pero si utilizan grandes
cantidades de insumos pre-consumo, o si no cuentan con un proceso para identificar y hacer
la trazabilidad de la fibra post-consumo, gran parte de su papel no puede llevar la etiqueta
FSC.
El conceder valor a las fibras pre-consumo permitiría que muchos más papeles llevaran el
logotipo de certificación FSC, lo cual podría fortalecer a las fábricas de reciclaje que
actualmente fabrican papel certificado FSC pero que no pueden certificar la totalidad de su
producción. También podría fomentar la participación de las fábricas de reciclaje que se han
resistido a la certificación FSC de papel reciclado porque no pueden hacer la trazabilidad del
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 12 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
material post-consumo por separado.
5. Costos de la certificación. La fibra post-consumo se recolecta e incorpora en muchos
países, pero solo se hace la trazabilidad específicamente en Estados Unidos y Canadá.
Generalmente, el material pre y post-consumo se recolecta, almacena y transporta en pacas
(material a granel) o como mezclas de surtidos de distintos proveedores. Esto complica la
identificación y/o la separación en material pre-consumo y material post-consumo. Puesto
que la identificación del contenido post-consumo, por lo general no es una necesidad o un
valor deseado en los mercados de papel europeos y otros fuera de América del Norte, el
desarrollo de sistemas de separación y trazabilidad podría no ser deseable ni rentable.
Actores sociales de China y Japón han descrito la misma situación al expresar que: “Este es
el principal motivo por el que no se fabrica papel reciclado FSC en Japón.”
Así pues, aunque el enfoque actual del FSC parece ser claro y coincidente con los estándares
norteamericanos y las políticas de adquisiciones de un número considerable de empresas y
organizaciones, al parecer difiere con el de otros países, regiones y sistemas, incluyendo
Europa, China y Japón, donde los materiales recuperados se distinguen y venden según la
calidad del papel de desecho, más que por la fuente de recolección. (El papel reciclable
también se compra y vende en Estados Unidos según la calidad, aunque los fabricantes de
papel siguen teniendo que reconocer cuál proviene de fuentes post-consumo y cuál no).
Esto significa que para aquellos fuera de América del Norte que efectivamente ingresan al
sistema FSC, la determinación de volúmenes pre y post-consumo puede agregar trámites
administrativos y costos considerables o, en caso contrario, excluirlos totalmente de participar
en el sistema FSC. Así pues, valorar las fibras pre-consumo y eliminar el requisito de efectuar
la trazabilidad del material post-consumo (excepto, posiblemente, en América del Norte,
donde ya existen las estructuras para hacerlo) simplificaría los requisitos FSC y, por este
medio, disminuiría los costos directos e indirectos de la certificación.
6. Costos del papel reciclado. En Estados Unidos, el costo de la fibra de papel recuperada
pre-consumo solía ser mucho más elevado que el de la fibra post-consumo, especialmente
hace 20 años. No obstante, ahora que China tiene un inmenso apetito por la fibra
recuperada tanto de Europa como de América del Norte, la relación de precios en Estados
Unidos ha dado un vuelco. Algunos fabricantes de papel de América del Norte informan13
que si pudieran cumplir los requisitos para papel reciclado al incluir más fibra pre-consumo,
podrían reducir algunos de los costos ambientales del papel que actualmente desalientan a
los compradores debido a que los precios son más altos para algunos grados de papel
certificado reciclado para imprimir o de oficina.
7. Posible reacción negativa. Un posible efecto negativo podría deberse a la confusión creada
en los mercados de EE.UU. si los productos con etiquetas FSC Reciclado y FSC Mixto
aumentan su contenido pre-consumo lo suficiente para colocarlos por debajo del umbral de
las directrices sobre contenido post-consumo mínimo de la EPA en Estados Unidos.
(Actualmente, muchos papeles cumplen tanto los requisitos FSC como los de la EPA.) Para
garantizar que los compradores que están legalmente obligados a adquirir papeles reciclados
13
Entrevistas telefónicas realizadas con representantes de fábricas de papel para impresión y de oficina de Estados Unidos
realizadas de diciembre de 2012 a febrero de 2013 por Conservatree, San Francisco, www.conservatree.org
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 13 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
que acaten las normas de la EPA (miles de compradores gubernamentales a escala federal,
estatal y local en América del Norte) puedan identificar cuáles son los que realmente las
cumplen, los materiales instructivos de los compradores podrían potencialmente recomendar
que no se compren productos certificados FSC si estos ya no dan seguimiento ni identifican
el contenido post-consumo. No obstante, el FSC podría tomar medidas para modelar sus
requisitos de certificación e introducirlos de formas que respondan con sensibilidad a esta
diferencia. En la Recomendación (página 39) presentamos algunas sugerencias.
La Tabla 2 (página 30) muestra una recopilación de perspectivas de la evaluación económica.
6
Materiales pre-consumo: evaluación desde las perspectivas sociales
El uso de materiales de fibra de papel pre-consumo también puede aumentar el valor social,
aunque algunas veces éste parece estar estrechamente vinculado al valor económico. Esta
sección se centra en las oportunidades de valor social.
1. Empleos e ingresos para las comunidades locales. Las fábricas de papel reciclado,
incluyendo aquellas que procesan fibras pre-consumo, así como los programas de
recolección de material reciclado y las instalaciones de clasificación de materiales crean
empleos e ingresos para las comunidades y las economías locales.
2. Seguridad de los trabajadores y salud comunitaria. El consumo de fibras recicladas a
menudo fomenta el uso de blanqueadores más seguros que son menos tóxicos y con un
potencial explosivo menor que las opciones requeridas para las fibras forestales vírgenes,
mejorando tanto la seguridad de los trabajadores como la salud comunitaria y ambiental.
3. Salarios más elevados y mejores condiciones laborales. Las fibras pre-consumo
provienen de recortes obtenidos en empresas de valor agregado como talleres de impresión
y operaciones de transformación. En Estados Unidos, estas empresas a menudo mantienen
empleos sindicalizados o, si no, salarios más elevados y mejores condiciones de trabajo que
muchas otras oportunidades de empleo. Aunque un alto porcentaje de estos recortes preconsumo ya están integrados exitosamente al sistema de reciclaje, una valorización explícita
de las fibras pre-consumo en los papeles reciclados fomentaría una recolección más amplia,
aún de los negocios de impresiones rápidas y fotocopiado que no hubiera resultado
económico incluir en el pasado, ofreciendo un flujo de ingresos o reduciendo sus costos de
recolección de basura y fortaleciendo así su estabilidad comunitaria.
4. Empoderamiento social y desarrollo comunitario. Grandes poblaciones en países en
desarrollo y recién industrializados donde la gente había tenido poco papel en el pasado,
están ahora comenzando a tener acceso a los numerosos beneficios que el papel promueve,
incluyendo un mayor grado de alfabetización, educación, comunicación, salud, sanidad,
conservación de alimentos y comercio. Aún en un mundo que gravita con rapidez hacia
formas digitales de comunicación, existen muchas necesidades duraderas de papel y de las
ventajas que éste aporta a las comunidades. Sin embargo, esta enorme necesidad social
debe equilibrarse cuidadosamente con la capacidad mundial de los recursos. En la
actualidad, algunos de los tipos más intensivos en recursos de producción de papel, en
particular de papel para impresión y de oficina, así como de productos de papel de seda, a
menudo no emplean un contenido reciclado aun cuando otros grados sí lo hacen como los
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 14 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
del papel para periódico y embalaje. La valorización de la fibra de papel recuperada preconsumo es parte de la clave para ayudar a conservar recursos tales como los bosques en
situación crítica desde el punto de vista ambiental y social, asegurando al mismo tiempo la
contribución del papel al empoderamiento social y al desarrollo comunitario.
5. Posible amenaza a los programas comunitarios de reciclaje. Una posibilidad negativa es
que al permitir que el uso de fibra pre-consumo cuente como insumo acreditable al calcular el
contenido de material FSC Mixto o FSC reciclado, se podría estar desalentando a los
mercados de fibras post-consumo, poniendo en riesgo el éxito de programas comunitarios de
recolección de material reciclable, así como los beneficios que aportan a la comunidad y los
empleos que proporcionan. La inversión para procesar fibras pre-consumo es cara.
Comenzando con que si la cantidad de reciclaje que está ocurriendo es poca, y las fábricas
pueden satisfacer la demanda de fibra reciclada con fibra pre-consumo fácilmente procesada
(alguna de la cual no requiere destintarse), éstas podrían efectivamente restringir el
contenido a solo fibra pre-consumo, las cuales representan tan solo una pequeña fracción de
las cantidades mayores de fibra post-consumo potencialmente disponibles.
La Tabla 2 (página 30) muestra una recopilación de perspectivas de la evaluación social.
7
Materiales pre-consumo: evaluación desde las perspectivas ambientales
La visión, misión y estrategia del FSC están centradas en promover el manejo forestal
responsable, aunque no existe una convergencia estratégica explícita con respecto a la
valorización de material recuperado en términos generales. No obstante, al introducir la nueva
etiqueta de material FSC Reciclado, el FSC reconoció los beneficios ambientales del material
recuperado para disminuir la presión sobre los bosques del mundo y estimuló la recolección de
material post-consumo al clasificarlo como igualmente valioso que la fibra virgen certificada.
Al considerar la mejor manera de evaluar el posible valor ambiental de la fibra pre-consumo en
los estándares del FSC, parece prudente responder tres preguntas:
•
En general, ¿cuál es el valor ambiental, incluyendo su impacto potencial sobre el manejo
forestal?
•
¿Qué papel desempeña el sistema de reciclaje?
•
Si la fibra pre-consumo fuera valorizada independientemente en los estándares FSC,
¿cuál sería su efecto potencial? ¿Fortalecería o debilitaría el reciclaje? ¿Desalentaría el
uso de la fibra post-consumo? ¿Fortalecería o debilitaría al FSC? ¿Entraría en conflicto o
debilitaría las leyes o normas nacionales?
A continuación planteamos estas preguntas más detalladamente.
A. ¿Cuál es el valor ambiental de la fibra de papel pre-consumo en comparación con la fibra
forestal certificada? ¿Cuál es su impacto potencial sobre el manejo forestal?
La cuestión prominente para el FSC es si las fibras de papel pre-consumo tienen suficiente valor
ambiental como para considerarlas comparables con la fibra forestal certificada y la fibra
recuperada post-consumo para fines de certificación. Cada una plantea distintas cuestiones, por
lo que debe ser evaluada separadamente. Así pues, esta sección contemplará la comparación
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 15 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
con las fibras forestales certificadas. Al hacerlo, esta sección asume que las fibras pre-consumo
comparten valores ambientales similares a los de las fibras post-consumo. Este punto será
discutido más a fondo en la siguiente sección B.
1. Manejo de los bosques. Si se le considera desde una perspectiva más amplia de la
fabricación de papel, es razonable argumentar que las fibras pre-consumo reutilizan recursos
y reducen los impactos ambientales durante la elaboración de papel, en formas similares que
las fibras post-consumo. En lugar de demandar más fibra de madera para fabricar papel
nuevo, tanto las fibras pre-consumo como las post-consumo reutilizan los materiales de
papeles elaborados anteriormente y desechados.
De esta manera, se podría decir que las fibras pre-consumo “salvan árboles” al reducir la
demanda de nuevas fibras forestales y la presión en la sobreexplotación de árboles. Así
pues, valorizar la fibra pre-consumo puede impulsar los interese del FSC por conservar y
manejar responsablemente los bosques del mundo.
2. Producción de gas de efecto invernadero. Debido a que se ha descubierto que los gases
de efecto invernadero agravan los peligros del cambio climático, la EPA de EE.UU. creó el
Modelo de Reducción de Residuos14 (llamado WARM Model) para calcular el ciclo vital de los
factores de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) para productos de papel de
EE.UU., comenzando en el punto inicial de la generación de residuos. El modelo, en
desarrollo durante más de una década y con la actualización más reciente publicada en
febrero de 2012, incorpora información de los más destacados científicos y expertos
técnicos, incluyendo la colaboración del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de
Estados Unidos. El modelo también ha sido sometido a varias revisiones paritarias.
Las categorías específicas de productos se calculan individualmente utilizando una
perspectiva de sistemas. El propósito del modelo es proporcionar datos verosímiles e
imparciales para la toma de decisiones con el fin de orientar la política gubernamental,
incluyendo a los funcionarios gubernamentales que deben decidir entre diversos sistemas de
manejo de residuos, incluyendo reducción, reciclaje, combustión y relleno en los puntos de
origen. No obstante, durante la generación de datos para modelar estas opciones, se debe
forzosamente incluir cálculos que proporcionen información sobre la comparación entre el
aprovechamiento de bosques para obtener fibra virgen frente a la utilización de fibras
recicladas.
Uno de estos cálculos llega a la determinación de un “factor de emisiones de reciclaje”, el
cual se describe como “el cambio neto de emisiones de GEI de las fuentes de energía para el
proceso, energía para el transporte y no-energía del proceso en el reciclaje de productos de
papel relativos a la producción virgen” para cada una de las categorías de papel. También
incluye los beneficios del almacenamiento de carbono relacionados con el reciclaje en vista
de que la reducción en la demanda de los bosques deja árboles en pie (y así, árboles
capaces de seguir secuestrando carbono) que de otra manera hubieran sido talados, además
de que toma en cuenta las diferencias en los procesos de elaboración de pulpa para varios
productos, incluyendo en forma química y mecánica. Además, ajusta sus datos de reciclaje
para tomar en cuenta las pérdidas de fibra en el proceso de fabricación. A continuación
14
Actualizado en febrero de 2012, consulte http://epa.gov/epawaste/conserve/tools/warm/index.html
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 16 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
presentamos los factores de emisiones de reciclado del Modelo WARM calculados para la
fabricación de distintos productos de papel.
TABLA 1. Factor de emisiones de reciclaje de la
EPA de EE.UU. para Productos de Papel
(MTCO2E/Short Ton)15
Contenedores corrugados
-3.11
Revistas/correo de tercera clase
-3.07
Periódico
-2.78
Papel de Oficina
-2.85
Directorios telefónicos
-2.65
Libros de texto
-3.11
Papel mixto (general)
-3.52
Papel mixto (principalmente
-3.52
residencial)
Papel mixto (principalmente de
-3.59
oficinas)
La mayor parte del factor de emisiones se acumula a partir del secuestro de carbono,
fundamentalmente como emisión creada que se evitó al no aprovechar los árboles. La Tabla
del Modelo WARM que presenta estos factores los etiqueta como “Emisiones Netas (PostConsumo)”. Sin embargo, ¿existe alguna razón por la que éstas se hubieran creado solo a
partir de las fibras post-consumo y no a causa de las fibras pre-consumo? En EE.UU.,
existen antecedentes en cuanto a la preferencia por las fibras post-consumo por encima de
las fibras pre-consumo que expondremos en la siguiente sección B. En resumen, el debate
se centra en si las fibras pre-consumo se hubieran enviado al relleno si no se hubieran
utilizado para los productos en los que se encuentran. No obstante, haya o no un argumento
para las diferencias entre las dos fuentes de fibras recuperadas con base en el lugar donde
hubieran podido acabar, no hay duda de que ambas tienen el mismo efecto en el uso de
fibras forestales. Ambas proporcionan una fuente de fibra que sustituye la necesidad de
fibras forestales vírgenes.
Por lo tanto, los factores de emisiones de reciclaje del Modelo WARM que comparan datos
de producción entre fabricación de papel con material virgen o con material reciclado, pueden
considerarse aplicables tanto para las fibras pre-consumo como para las fibras postconsumo. El factor de emisiones de la Tabla 1 indica reducciones considerables en las
emisiones de GEI, la mayoría en 3 o más veces, para fibras recicladas en comparación con
fibras forestales vírgenes.
3. Reducción de otros impactos ambientales. Puesto que las fábricas de material reciclado
producen pulpa reciclada a partir de papel usado, los estudios muestran que también
reducen otras demandas para medioambiente, además de la demanda forestal, si se les
compara con fábricas similares de pulpa de madera. El reciclaje conserva agua y energía,
reduce la necesidad de rellenos e incineración y disminuye la producción de substancias
tóxicas y contaminación, minimizando así la huella de la producción de papel de una manera
15
Paper Products, Antecedentes del Modelo WARM Model para la fabricación de papel, Anexo 18.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 17 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
integral. No hay razón para que esto no sea igual de cierto para la fibra pre-consumo que
para la fibra post-consumo.
La Calculadora del Papel de la red Environmental Paper Network16 elabora una comparación
ecológica entre el papel para fotocopias fabricado con fibras forestales versus fibras
recicladas, usando los promedios nacionales de EE.UU., que indica que en casi todas las
comparaciones, el papel reciclado reduce dramáticamente los efectos negativos ecológicos
ocasionados por la fabricación de papel. (La Calculadora elabora cuantificaciones similares
para papel estucado, papel para periódico, así como para varios grados de papel para
embalaje.)
Por ejemplo, una tonelada métrica de papel para fotocopias 100% reciclado, en comparación
con una tonelada métrica de papel para fotocopias fabricado con pulpa virgen de madera
produce los siguientes resultados ecológicos beneficiosos:
Uso de madera
Energía neta
Contaminantes atmosféricos
peligrosos
Consumo de agua
Residuos sólidos
100% menos, ahorrando 4 toneladas métricas de madera
33% menos
67% menos
49% menos
39% menos
Existen también reducciones ecológicas similares para otros contaminantes atmosféricos y
del agua.
4. Comparación con la fibra forestal certificada. La fibra reciclada produce impactos
ambientales menores inclusive si se le compara con fibra forestal virgen certificada FSC. A
pesar de ser superior desde el punto de vista ambiental a otros tipos de fibras forestales, la
fibra de bosques certificada sosteniblemente sigue siendo fibra virgen de madera y requiere
someterse a procesos más rigurosos y más resistentes para convertirla en papel que los que
requieren las fibras recicladas. Sin duda, existen algunas fábricas de pulpa virgen que
lograrán mejores resultados y otras fábricas de materiales reciclados que tendrán peores
resultados, pero usando los promedios nacionales de EE.UU. vemos que la producción de
papel con fibras recicladas – ya sea post o pre-consumo – puede mitigar drásticamente toda
una constelación de costos ambientales, reduciendo al mismo tiempo la demanda sobre los
bosques.
Algunos actores sociales conceden un valor superior a la fibra pre-consumo por encima de la
fibra virgen certificada. Por ejemplo, la red Environmental Paper Network (EPN)17 coordina a
más de 100 organizaciones sin fines de lucro en el mundo que trabajan conjuntamente para
fomentar Una Visión Común para Transformar la Industria del Papel. Comités Directivos y
coordinadores tanto en América del Norte como en Europa orientan a la red. Los Paper
Steps (Escalones del Papel)18 de la EPN que clasifican los papeles según criterios
16
papercalculator.org – La Calculadora del Papel es una herramienta de revisión paritaria desarrollada por el Environmental Defense
Fund, propiedad hoy en día de la red Environmental Paper Network, continuamente actualizada para reflejar los nuevos
conocimientos del impacto en el ciclo de vida. ONGs ambientalistas, compradores y fabricantes de papel la utilizan ampliamente en
EE.UU. y Canadá.
17
www.environmentalpaper.org
18
www.whatsinyourpaper.org
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 18 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
preferentes desde el punto de vista ambiental, utilizan el siguiente orden de superioridad
ambiental, de mayor a menor: post-consumo reciclado, pre-consumo reciclado y residuos
agrícolas, fibra virgen certificada FSC y fuentes vírgenes no controversiales.
5. Consumo de energía. En ocasiones, al proceso de reciclaje se le critica por su consumo de
energía. Mientras que algunas fábricas de materiales reciclados utilizan más energía
comprada que algunas fábricas de pulpa virgen y papel (en particular las fábricas de pulpa
química que pueden usar desechos y procesar substancias químicas para cogenerar energía
para fabricar papel), los estudios indican que las fábricas de reciclaje utilizan menos energía
en su conjunto, incluyendo el cálculo de la energía de transporte para recolectar y entregar
papel reciclable. A la energía comprada se le critica por su gran dependencia en los
combustibles fósiles, pero esto solo refleja el estado actual de las redes nacionales de
energía y no un requisito inherente al reciclaje. De hecho, algunas fábricas de materiales
reciclados invierten en energía eólica y otros créditos de energía limpia para compensar su
consumo de combustibles fósiles.
6. Impactos del destintado. Algunos cuestionan la conveniencia ecológica de las sustancias
químicas, los contaminantes y los desechos del proceso de destintado que se utilizan en
algunos grados de papel como los de impresión, publicaciones y de oficina. Se ha
demostrado que la elaboración de pulpa de madera virgen utiliza substancias químicas
mucho más agresivas y produce contaminantes más tóxicos que el destintado. Mientras que
el destintado produce efectivamente una mayor cantidad de lodos residuales, es un
porcentaje pequeño del material de papel que de otra manera se hubiera descartado en los
rellenos municipales y proporciona un sistema de manejo mucho más ecológico que para ese
papel desechado, además de la reutilización de sus recursos.
Un amplio análisis reciente del ciclo vital de los papeles de revistas concluyó: “la pulpa
destintada tiene un impacto relativo menor que la pulpa virgen que substituiría en todas las
categorías ecológicas analizadas.”19 Muchos otros estudios e informes de hace más de dos
décadas indican conclusiones similares. 20
7. Efecto en las certificaciones FSC. Algunas entrevistas indicaron cierta inquietud de que
substituir material pre-consumo por fibra virgen certificada podría desalentar la demanda de
material de fibra forestal certificada, conduciendo a una cantidad menor de bosques
certificados que se están manejando responsablemente. Esto podría constituir un factor si el
FSC permitiera que recortes en una fábrica productora de papel virgen cuenten como
material pre-consumo (ya que éste podría calificar para la certificación con base
exclusivamente en los recortes de la fábrica), y esto no corresponde a la definición de preconsumo que el FSC contempla. Así pues, una fábrica que utiliza material pre-consumo
apegado a la definición del FSC de provenir de “aguas abajo” y “fabricación secundaria”
necesitaría, en la mayoría de los casos, capacidades de reciclaje específicas tales como una
fábrica de destintado o comprarle pulpa comercial a una fábrica de destintado. Una fábrica
19
ENVIRON International Corporation, Life Cycle Assessment of Deinked and Virgin Pulp, para National Geographic, Noviembre de
2012
20
Algunos ejemplos incluyen: Kinsella, Susan, Paperwork: Comparing Recycled to Virgin Paper, Conservatree, 2012; Paper Task
Force Recommendations for Purchasing and Using Environmentally Friendly Paper, The Paper Task Force, Environmental Defense
Fund, 1995, actualizaciones subsiguientes; MacGuire, Frances, Paper Recycling: Exposing the Myths, Friends of the Earth UK, 1997,
actualizado en 2001.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 19 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
de papel virgen, aun si está certificada FSC, no podría comenzar a usar sus propios
desechos para que contaran como fibra pre-consumo.
Asimismo, en respuesta a la inquietud de que la fibra pre-consumo pudiera disminuir la
certificación forestal, un actor social señaló que la demanda mundial de fibra está
aumentando y que el material pre-consumo no podrá cubrir el déficit de la oferta. Además, la
demanda específicamente de fibra certificada FSC es mucho mayor que la oferta y, de
nuevo, mucho mayor que el incremento potencial de la oferta de material recuperado preconsumo, por lo que es poco probable que signifique un riesgo para la demanda de bosques
certificados FSC.
De hecho, la certificación FSC podría representar un desafío todavía mayor para construir la
capacidad del reciclaje y no al revés. Puesto que las instalaciones de destintado son escalas
mucho más caras que la certificación FSC, algunas empresas papeleras alegarán que la
certificación forestal es todo lo que se requiere para cumplir las responsabilidades
ambientales, disminuyendo el potencial para los beneficios ambientales que se alcanzan
mediante el reciclaje.
8. Potencial para fuentes controversiales. Puesto que el FSC no controla la cadena de
custodia del material recuperado hacia el origen de la fibra, algunos actores sociales están
inquietos de que una mejor valorización del material pre-consumo podría aumentar el riesgo
de insumos provenientes de fuentes controversiales. Esto podría conducir a un posible uso
indebido del sistema FSC, arriesgando la credibilidad y la integridad del FSC. Por ejemplo,
una empresa podría recibir pulpa o papel de fuentes controversiales de fibra virgen y
manifestar que está dañada, por lo que debiera considerarse como insumo pre-consumo
permitiendo que ingrese a la producción de cadena de custodia para productos certificados
FSC. Un actor social preguntaba si el FSC realmente quería alentar el material pre-consumo
proveniente de las peores prácticas de manejo forestal y considerarlo como equivalente a los
insumos certificados FSC.
Otro argumentaba que el riesgo es mínimo ya que, “el ‘lavado de imagen’ de la fibra
controversial en el reciclaje pre-consumo no es económicamente lógico.” Si una fábrica fuera
a recibir pulpa de fuentes controversiales y la reconvirtiera en pulpa en lugar de incorporarla
al papel que vende, las fibras reconvertidas en pulpa se considerarían como residuos de
recortes de papel durante el molido y no fibras pre-consumo conforme a la definición del
FSC. Si la fábrica produjera papel a partir de fuentes controversiales y lo vendiera a una
planta transformadora que, muy oportunamente generara pérdidas por transformación
mayores a lo normal para devolverlas a la fábrica como material pre-consumo, esto no sería
lógico desde el punto de vista económico para la planta transformadora, fuera ésta
independiente o formara parte de la empresa papelera, ya que el valor de los recortes es
mucho menor que el del papel terminado. Asimismo, los recortes adicionales se habrían
fabricado intencionalmente y el FSC no permite que se les considere como material preconsumo.
No es claro porqué la introducción de fuentes controversiales sería más preocupante para el
material pre-consumo que para el material post-consumo cuando ambos son el resultado de
recortes y residuos de papel que en su origen era papel de fibra virgen, cuando parecería
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 20 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
mucho más probable que éste último incluyera potencialmente fuentes controversiales que el
papel reciclado. Puesto que el FSC no permite que los recortes usados en la fábrica de papel
original cuenten como material pre-consumo, la fuente de cualquier fibra controversial en el
papel reciclado sería indirecta, al provenir de operaciones de transformación que usan fibras
de papel virgen directamente fabricado a partir de fuentes controversiales. En ese caso, el
papel virgen es el origen del problema y no el papel reciclado. En todo caso, si la fibra preconsumo se valora igual que la fibra forestal certificada y la fibra post-consumo, entonces se
auditará y certificará tal cual, ofreciendo oportunidades similares para evitar la introducción
de fuentes controversiales.
B. ¿Qué papel desempeñan las fibras pre-consumo en el sistema de reciclaje? ¿Es distinto al
de las fibras pre-consumo?
Las fibras pre y post-consumo desempeñan papeles diferentes en el sistema de reciclaje. Aun
cuando es común suponer que las diferencias son de tipo ambiental, en realidad, a menudo,
éstas surgen más bien de decisiones de política acerca de incentivos para el desarrollo de
sistemas.
Con frecuencia, la discusión en esta sección se refiere al “destintado”, aunque, desde el punto
de vista técnico, eso describe el sistema de elaboración de pulpa utilizado principalmente por las
fábricas que producen papeles para impresión, publicaciones y uso en oficinas, así como para
periódicos y productos elaborados con papel de seda. Las fábricas que reciclan material
recuperado para producir varios grados de material de embalaje y cartón utilizan un proceso de
elaboración de pulpa con material reciclado más sencillo que no se denomina destintado. Para
este informe el “destintado” pretende representar a todas las fábricas de reciclaje. Gran parte
del argumento acerca del valor ambiental comparable de las fibras de papel pre y post-consumo
se ha centrado en los grados de papel reciclado que requieren de un alto grado de destintado
debido a que el uso de fibras post-consumo en su producción es más complicado que el uso en
la mayoría de los grados de material de embalaje y cartón.
1. Comparación de impactos. Existen razones contundentes para argumentar que las fibras
de papel pre y post-consumo tienen el mismo valor en cuanto a su impacto ambiental, en
particular en el proceso productivo, lo cual es particularmente cierto para las fibras postindustriales, las cuales el FSC sabiamente clasifica como “pre-consumo”.
Las fibras post-industriales incluyen recortes de los transformadores y productores de valor
agregado tales como impresores, fabricantes de sobres, de cajas y cortadores. No incluye
tipos de recortes que hayan sido elaborados intencionalmente o que pudieran reutilizarse
dentro de la fábrica original en la que se generaron.
¿Qué naturaleza tienen estas fibras pre-consumo? Gran parte del material contiene tintas de
impresión, recubrimientos o pegamentos y requiere el mismo grado de destintado que las
fibras post-consumo. Los recortes del cortado podrían no necesitar destintarse, pero la
definición del FSC de pre-consumo exige que hubieran por lo menos pasado a través de una
operación de transformación fuera de la fábrica original, lo cual indica un nivel secundario de
comercio.
2. Desarrollo de clasificaciones de pre-consumo y post-consumo. En EE.UU., la
recolección de fibra pre-consumo floreció en el transcurso del siglo XX. Los intermediarios
papeleros recolectaban los recortes provenientes de impresores y transformadores y los
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 21 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
entregaban en las fábricas de papel que tuvieran una planta de destintado de pulpa (una
fábrica de papel de alta calidad para libros de EE.UU., en particular, comenzó a destinar en
1917) o que pudieran agregar recortes limpios directamente en la trituradora (pulpero).
La distinción entre pre-consumo y post-consumo se convirtió en crítica en la década de los
1970 cuando municipios de EE.UU. y Canadá comenzaban apenas a desarrollar programas
de recolección residencial para reciclaje. Mientras que en Europa, la responsabilidad del
reciclaje se había puesto principalmente en manos de productores, asociaciones comerciales
y gobiernos nacionales, contemplando programas nacionalmente homogéneos, en América
del Norte, los programas de reciclaje estaban diseñados e implementados en el ámbito
municipal local, dando como resultado programas muy distintos inclusive dentro de un mismo
estado o provincia.
Los programas municipales de América del Norte comenzaron rápidamente a producir
grandes cantidades de fibras recuperadas, pero estos materiales “post-consumo” resultaban
mucho más difíciles de incorporar en la fabricación de papel que las fibras pre-consumo del
sistema establecido de intermediarios papeleros. En particular, las fábricas de papel para
impresión y escritura21 no contaban con una tecnología capaz de limpiar adecuadamente las
fibras post-consumo, las cuales son mucho más variadas que las fibras pre-consumo tanto
en lo que se refiere a los grados como a los contaminantes que incorporan al sistema. Una
dificultad particular era limpiar las fibras de papel de oficina que contenían tinta de
fotocopiado. No obstante, la firma22 que elaboraba estadísticas anuales para la EPA de
EE.UU. sobre la recolección municipal para reciclaje estimaba que la cantidad potencial de
papeles post-consumo disponibles para uso en las fábricas de papel de impresión y escritura
era, por lo menos, cinco veces mayor que la cantidad de material pre-consumo disponible.
Con el fin de asegurar que los programas de recolección de material para reciclaje tuvieran
mercados para los materiales que se estaban recuperando y poder así mantenerlos fuera de
los rellenos, en 1976, el Congreso de EE.UU. aprobó una ley que incluía una sección donde
“post-consumo” se definía separadamente de otros tipos de contenido reciclado, se exigía
que las entidades federales compraran productos reciclados y designaba a la Agencia de
Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. para que implementara la ley23. Eventualmente, la
EPA redactó directrices estableciendo porcentajes de contenido mínimo de material postconsumo para productos de papel reciclado comprados con financiamiento federal y cientos
de gobiernos estatales y locales aprobaron legislaciones adoptándolas como
especificaciones. A menudo, los compradores canadienses también aplicaban requisitos
similares.
3. Categorización por razones sistémicas y económicas. Así pues, los materiales "postconsumo" se separaron de los “pre-consumo”, no por razones ambientales inherentes
(ambos conservan y reutilizan recursos), sino más bien porque su recolección podría ayudar
a resolver problemas ambientales (por ej., el desperdicio de recursos a través de la
21
Las fábricas de papel para impresión y de escritura de América del Norte elaboran grados de papel para publicaciones y de oficina
tales como papel no estucado para impresión, papeles estucados con base química o mecánica, para texto y portadas y papeles
para fotocopias. Las fábricas de papel periódico no se consideran parte de esta categoría.
22
Bill Franklin, de Franklin Associates, elaboró este cálculo alrededor de 1995 en respuesta a una pregunta en una discusión privada
con Susan Kinsella/Conservatree (San Francisco).
23
Ley de Conservación y recuperación de Recursos (RCRA, en inglés)
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 22 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
eliminación en rellenos o por incineración) creados por factores sistémicos y económicos. Al
poner los reflectores en los materiales post-consumo, la EPA incentivó con éxito el desarrollo
de nuevas tecnologías – el destintado mejoró con lo que ahora las fábricas de alto grado de
destintado pueden manejar de forma habitual papeles de oficina con tinta de fotocopiado – y
estimuló el desarrollo de la cadena de suministro de materiales reciclados para recolectar y
entregar materiales post-consumo a las fábricas de reciclaje, alejando así el papel de los
rellenos y la incineración.
4. El material pre-consumo no necesitaba incentivos. La fibra pre-consumo, por otro lado,
no formaba parte del enfoque de la EPA. Puesto que la mayor parte de la fibra pre-consumo
ya había quedado exitosamente incorporada al sistema de reciclaje, el gobierno federal no
consideró que hubiera razón para usar el dinero de los impuestos para fomentar su uso. Con
el supuesto de que la parte pre-consumo del sistema de reciclaje de papel seguiría operando
tan exitosamente como en el pasado, toda la educación del comprador se centró en la
necesidad de usar fibras post-consumo. En la actualidad, las fibras post-consumo se
recolectan con regularidad y se incorporan a todos los tipos de papeles reciclados. Las fibras
pre-consumo se utilizan, también, pero no están siempre incluidas en la etiqueta de
contenido reciclado, algunas veces porque las fábricas prefieren libertad en la cantidad de
materiales reciclados totales incluidos en el producto y algunas veces porque los
compradores de América del Norte de ciertos productos como por ejemplo, de papel de
fotocopiado, han centrado su atención únicamente en el contenido post-consumo.
5. El sistema de recolección pre-consumo requería desarrollarse. De hecho, hace treinta
años, cuando las entidades estatales y federales de Estados Unidos apenas comenzaban a
especificar las compras de papel reciclado, inclusive los mercados de pre-consumo estaban
apenas parcialmente desarrollados. Es posible que los impresores más importantes, por
ejemplo, tuvieran mercados bien establecidos para enviar sus recortes a las fábricas de
reciclaje, pero los pequeños talleres de impresión y copias, casi nunca estaban incluidos. El
incremento en la demanda de papel reciclado estimuló la búsqueda de un mayor número de
fuentes y, con el paso del tiempo, condujo también a estos pequeños talleres a los mercados
de recolección. Resulta pertinente observar que en aquel momento las fábricas que
producían papel reciclado con toda probabilidad anotaban tanto su contenido total reciclado,
como su contenido post-consumo y, por lo tanto, el pre-consumo jugaba un papel más
prominente. Más recientemente, el enfoque se ha reducido para muchos productos al
especificar tan solo un contenido post-consumo mínimo, sin reconocer ningún contenido
reciclado adicional. Este enfoque exclusivo en el post-consumo parece haber contribuido al
supuesto común más bien miope de que solo las fibras post-consumo atraen beneficios
ambientales.
6. ¿Es la fibra post-consumo la única fibra reciclada “real”? De hecho los compradores de
EE.UU. que adquieren papel reciclado tienden a asumir que la única fibra reciclada “real” es
el material post-consumo y que las fibras pre-consumo son solo recortes sobrantes de la
fábrica que son esencialmente iguales a las fibras vírgenes. Esta perspectiva no se vio
favorecida cuando, al comienzo del desarrollo de los programas de reciclaje (en particular a
finales de los 1980), varias fábricas de EE.UU. guardaron los recortes pre-consumo que
normalmente ponían en su papel virgen y los utilizaron para fabricar un “nuevo papel
reciclado” que era más caro que los papeles vírgenes pero no agregaba ninguna capacidad
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 23 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
nueva y ni siquiera representaba un cambio significativo al proceso productivo del papel
virgen.
Desafortunadamente, la definición de la EPA de EE.UU. sobre “pre-consumo” permite a
algunos materiales de las fábricas calificar como tales, por ejemplo inventarios obsoletos,
papel residual en los rollos de papel y operaciones de recubrimiento y cortado en fábrica.
Por el contrario, la definición del FSC está centrada, con toda firmeza, exclusivamente en las
fibras post-industriales. Este paso post-industrial – en particular las operaciones de
conversión como los fabricantes de sobres y cajas y los cortadores – es casi invisible en la
conciencia colectiva ajena a la industria. Cuando los encargados de formular políticas y los
compradores se enteran de ellas, así como de las cantidades considerables de recortes de
impresión que tienen que reciclarse, tienden a mostrarse con una actitud más positiva hacia
su inclusión que hacia el material que jamás abandonó la fábrica.
7. El reciclaje integrado influye en las perspectivas. Tal vez otro factor para desvalorizar la
fibra pre-consumo ha sido que muchas de las fábricas que producen papel para impresión y
escritura en EE.UU. no tienen su propia capacidad de reciclaje, por lo que la pulpa reciclada
que utilizan la adquieren de fábricas de destintado de pulpa comerciales y la agregan a su
sistema de fabricación de papel. Estos productores de papel no están interesados en las
fibras específicas que la integran, siempre y cuando esté identificada como la pulpa postconsumo que necesitan para sus productos. (Puesto que muchos compradores
gubernamentales en EE.UU. están obligados legalmente a especificar el papel con contenido
post-consumo, sigue siendo fundamental para las fábricas poder identificar las fibras postconsumo separadamente de las pre-consumo. Véanse los planteamientos más adelante.)
No obstante, muchas otras fábricas si tienen integradas sus propias fábricas de destintado de
pulpa o sistemas de elaboración de pulpa reciclada. Algunas de éstas producen parte de la
pulpa utilizada en su producción de papel a partir de fuentes recicladas y el resto con la pulpa
de madera virgen de su propia fábrica, mientras que otras producen la totalidad de su pulpa a
partir de materiales de papel reciclado. Debido a que producen su propia pulpa reciclada en
lugar de simplemente agregar en su proceso pulpa pre-consumo comprada, estas fábricas de
reciclaje integrado tienden a estar más interesadas en reconocer el valor ambiental de las
fibras pre-consumo.
Se trata de fábricas que están directamente involucradas en manejar flujos de fibras
recolectadas, junto con las complicaciones que acarrean cuando no están bien clasificadas.
También son estas fábricas las que tienen que buscar maneras de convertir estas fibras
recolectadas en papel que cumpla las expectativas de alta calidad y brillo. La creciente
situación de una mala clasificación de los materiales y papeles triturados post-consumo, en
especial en EE.UU., hace difícil garantizar que la pulpa no contenga fibras pre-consumo.
Además, el triturado y la recolección no diferenciada de material reciclado hacen más
atractivas las fibras pre-consumo para agregarlas a algunos productos con el fin de aligerar
los aspectos más difíciles de la utilización de fibras post-consumo, mejorar sus beneficios
ambientales (por ej., mejorar el rendimiento y reducir el uso de substancias químicas), y
reducir los costos adicionales de la fábrica.
Existe una mayor posibilidad de que las fábricas comerciales de papel de seda en EE.UU.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 24 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
realicen inversiones significativas en tecnología de destintado que las fábricas de papel para
impresión y de escritura. Muchas valorizan la totalidad de sus insumos reciclados al
etiquetar sus productos ya sea con “contenido totalmente reciclado” (que incluye material
pre-consumo) y el contenido post-consumo específico. Por ejemplo, es posible que una
toalla de papel esté etiquetada como “contenido 100% reciclado con un mínimo de 60% postconsumo.” Esta convención también se ha incorporado en las certificaciones de terceros
como las de Green Seal y las expectativas de compradores. El FSC también permite que se
haga una declaración adicional en el producto fuera de la etiqueta que indique el contenido
post-consumo, así como el contenido total reciclado si éste no aparece ya indicado en la
etiqueta FSC.
A principios de los 1990, era frecuente que los papeles reciclados para impresión y de
escritura también estuvieran etiquetados tanto con el contenido total de reciclado como con
su contenido post-consumo, pero la atención abrumadora en el post-consumo, así como la
volatilidad de los mercados de papel recuperado, ocasionaron que los fabricantes de papel
abandonaran la expectativa de tener cantidades específicas de material reciclado más allá
del post-consumo.
8. Mitigación de las dificultades de la fibra post-consumo. Aun cuando el proceso
productivo de la pulpa con fibras post-consumo y pre-consumo es prácticamente igual, las
fibras post-consumo son más difíciles de limpiar, más complicadas desde el punto de vista
tecnológico y más diversas. Es necesario aplicarles más el sentido del “arte” en la
fabricación de papel, pues hay que lidiar constantemente con materia prima de distinta
calidad, en particular cuando el material post-consumo proviene de procesos de recolección
con clasificación deficiente como son los sistemas de recolección no diferenciada utilizados
en muchos municipios de América del Norte, los cuales incluyen, de manera característica,
entre 15% y 30% de materiales distintos al papel como por ejemplo, vidrio, plástico y metal,
así como grados inadecuados de papel de descarte, disminuyendo claramente el
rendimiento.
La utilización de algo de fibra pre-consumo puede ayudar a mitigar algunos de los impactos
ambientales ocasionados por el uso de fibra post-consumo. Por ejemplo, en el caso de
productos de papel como la mayoría de los papeles para impresión y de oficina, para los
cuales el brillo es un factor de calidad, la fibra reciclada puede permitir un uso mayor de
blanqueadores químicos más seguros tales como oxígeno, ozono y peróxido en lugar de los
blanqueadores a base de cloro. No obstante algunos de los materiales post-consumo están
tan sucios que hasta los fabricantes de papel que tienen estos sistemas de procesamiento
blanqueador libre de cloro tienen que usar ocasionalmente derivados de cloro para limpiarlos.
Las fibras pre-consumo, no obstante, casi siempre están mucho más limpias. Los
fabricantes de papel reciclado sostienen que el rendimiento mejorado y la capacidad de
reducir el uso de sustancias químicas de las fibras en comparación con gran parte de la fibra
post-consumo disponible actualmente, pueden mejorar las calidades ambientales del papel
reciclado producido.
9. Las fibras post-consumo siguen siendo esenciales, pero la historia no termina ahí.
Aunque la inclusión de fibras post-consumo en los papeles reciclados sigue siendo esencial
por razones sistémicas, el desvalorizar las fibras pre-consumo ha distorsionado la
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 25 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
comprensión de las ventajas ambientales del papel reciclado. El valorizar todos los
materiales reciclados que una fábrica podría querer utilizar, tanto pre-consumo (postindustrial) y post-consumo, reconoce todos los beneficios ambientales de la fabricación de
papel y no solo de una parte de ellos.
10. Relleno. La pregunta más importante que la gente hace sobre el contenido pre-consumo es:
“Si no se utilizara, ¿iría a parar a los rellenos?” La Comisión Federal de Comercio de Estados
Unidos (FTC, en inglés) publica directrices para declaraciones ambientales de
comercialización que permiten que la fibra pre-consumo aparezca en un producto reciclado,
a condición que: “Si la fuente de contenido reciclado incluye material pre-consumo, el
anunciante debería poder comprobar que el material pre-consumo hubiera, de otra manera,
ingresado al flujo de residuos.”
Los fabricantes de material reciclado reconocen que la fibra pre-consumo es valiosa en sus
procesos y, generalmente, puede contarse como teniendo valor en el mercado. Algunas fibras
pre-consumo pueden regresar fácilmente al proceso de fabricación de papel, inclusive en las
fábricas que no cuentan con una tecnología formal de reciclaje. Los recortes no impresos, por
ejemplo, a menudo pueden vaciarse en una trituradora abierta. Los recortes posteindustriales se les compran a otros negocios y un porcentaje considerable tiene que
destintarse debido a que contiene tintas, pegamento, recubrimiento u otros factores.
Habitualmente, las fibras pre-consumo no se “desvían” de los rellenos, como sucede con las
fibras post-consumo porque necesitan un paso coordinado de recolección como, por ejemplo,
en hogares y oficinas. Sin embargo, los fabricantes de papel señalan que las fibras preconsumo también requieren que se les recolecte comercialmente y estarían en camino a los
rellenos si no tuvieran los mercados que hay disponibles. Inclusive algunos tipos de recortes
pre-consumo, tales como los que provienen de contenedores poli-recubiertos o con
recubrimientos de cera, requieren un procesamiento tan especializado que presentan
dificultades similares a las de la fibra post-consumo, con opciones de reciclaje incluso más
limitadas. Un miembro del personal de una Entidad de Certificación FSC señala “haber
auditado instalaciones de material reciclado FSC donde no se pueden aprovechar los
materiales FSC pre-consumo. Estos materiales podrían eventualmente acabar en rellenos
debido a su escaso valor económico para el fabricante certificado FSC.”
Aun así, puesto que la mayoría de las fibras pre-consumo tiene mercados sólidos, por lo que
es poco probable que terminen en los rellenos, se puede considerar que tienen impactos
ambientales distintos a los de las fibras post-consumo.
11. Reducción de los efectos de eliminación en rellenos y por incineración. Una razón
principal del apremio por utilizar fibras post-consumo es el deseo de disminuir los efectos
dañinos debidos a la eliminación en rellenos y por incineración, incluyendo las emisiones de
gases de efecto invernadero por la descomposición orgánica, así como la contaminación de
las aguas subterráneas a causa de los metales pesados que contienen las tintas del papel.
Las fibras pre-consumo que tienen mercados sólidos que desalientan su eliminación se
unirían al ciclo de beneficios ambientales en la fábrica, pero no formarían parte, típicamente
de la mitigación de eliminación/rellenos.
En muchos análisis y cálculos de los ciclos de vida, se concede cierto peso al beneficio de la
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 26 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
reducción de metano y otros gases de efecto invernadero de las fibras post-consumo al
mantenerlas fuera de los rellenos. Para cualquier fibra pre-consumo que no esté destinada,
de alguna otra manera, a los rellenos, esto podría no constituir un impacto equivalente. No
obstante, ya sea que la fibra termine o no en un relleno es una cuestión relacionada más con
los sistemas que una inherentemente ambiental.
12. Determinación de la categorización. Algunos actores sociales expresaron cierta inquietud
de que actualmente se permite que las empresas clasifiquen ellas mismas el material. Si el
FSC otorga un valor explícito al material pre-consumo, se les debería auditar para comprobar
su cumplimiento tal y como se hace actualmente para el material post-consumo.
13. Estimación del volumen de fibra pre-consumo disponible. ¿Cuánta fibra pre-consumo
podría estar disponible? Esto variará según la fábrica pero la Asociación Estadounidense de
Bosques y Papel sugiere que en Estados Unidos, esta cifra podría representar el 4.3% del
total de fibra recuperada, en todos los grados de papeles.24 (Su cálculo incluye los recortes
después de la producción en la fábrica original, así como las fuentes post-industriales, por lo
que la cantidad de material pre-consumo que califica para la certificación FSC podría ser
menor.)
C.
Si las fibras pre-consumo recibieran la misma valorización en los estándares FSC, ¿cuál
sería su efecto potencial?
1. Efecto sobre los estándares actuales de reciclaje. La práctica actual del FSC de permitir
el uso de algunas fibras pre-consumo en productos Reciclados y Mixtos (aunque no cuenten
para los umbrales de las etiquetas) ya ha tenido un impacto en la producción de papel
reciclado en EE.UU. Algunas de las fábricas de destintado que fabrican pulpa para las
fábricas de papel reciclado para impresión y de oficina producen pulpa reciclada que cumple
la definición de Reciclado FSC que ya toma en cuenta el 15% de contenido pre-consumo.
No obstante, cuando esta pulpa se utiliza para fabricar papeles que se venden a
compradores que requieren productos que acaten las directrices de la EPA, es posible que,
de hecho, no estén literalmente cumpliendo, ya que la definición de post-consumo de la EPA
no permite ninguna fibra pre-consumo, incluyendo fibras post-industriales. Asegurar el
cumplimiento con las definiciones de la EPA es responsabilidad de las fábricas de papel, no
del FSC. Sin embargo, existe confusión entre los fabricantes de papel acerca de los
requisitos específicos de las definiciones de la EPA, y aquellas fábricas que compran pulpa
destintada comercial desconocen aún más el contenido exacto de esa pulpa.
Es razonable argumentar que los requisitos del FSC son más realistas ya que sus auditores
visitan continuamente las fábricas y comprueban las condiciones de los materiales con los
que tienen que trabajar. La EPA no audita las fábricas. No obstante, si el FSC fuera a
permitir que material pre-consumo contara para el umbral de etiquetado en los productos
24
El artículo de la Asociación Estadounidense de Bosques y Papel, Paper Recycling: Why Recycled Content Mandates Are
Counterproductive de mayo 2012, sugiere que la tasa en EE.UU. de fibra pre-consumo recuperada sería la diferencia entre su tasa
de recuperación de fibra en EE.UU. en 2011 de 66.8%, la cual incluye fibras pre-consumo conforme a la definción de la EPA
(incluyendo aquellas de la fábrica original de producción, pero excluyendo los recortes de papel durante el molido), y la tasa de
recuperación en 2010 según la EPA de 62.5%, la cual toma en consideración únicamente los residuos sólidos municipales, que
serían post-consumo.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 27 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
FSC Mixtos o redujera aún más el umbral de etiquetado del material post-consumo en los
productos FSC Reciclados, la discrepancia entre las dos definiciones podría ampliarse
todavía más, a menos que el FSC tomara medidas para alentar la armonización. (En la
sección de la Recomendación incluimos algunas sugerencias.)
2. Efecto para las fábricas certificadas FSC que producen 100% de material reciclado.
Paradójicamente, el enfoque actual del FSC en las fibras post-consumo resulta más
problemático para algunas fábricas que se dedican al reciclaje en un 100%, con su propia
fábrica de destintado de pulpa, que para las fábricas que producen principalmente papel
virgen pero compran pulpa comercial reciclada para producir una línea de papeles con
contenido reciclado. Si estas fábricas de 100% material reciclado utilizan una cantidad
considerable de fibras post-industriales, tienen que asegurarse de utilizar también un
porcentaje lo suficientemente elevado de fibras post-consumo ya que, de otra manera, su
pulpa no calificaría para la etiqueta FSC. No obstante, están produciendo una pulpa reciclada
con importantes beneficios ambientales que reduce la demanda de fibras forestales.
Para algunas de esas fábricas de reciclaje, el contar con la certificación FSC es importante
para muchos de sus clientes, quienes podrían estar menos preocupados por el grado
específico de contenido post-consumo que por el hecho de que el papel de estas fábricas
contenga porcentajes muy elevados de fibra reciclada. (Aunque los requisitos legales de
implementar las directrices de contenido mínimo reciclado de la EPA, incluyendo sus
definiciones, aplican a muchas escalas de compradores gubernamentales, no abarcan a las
empresas y organizaciones privadas, a menos que éstas compren su papel con fondos
gubernamentales a partir de contratos o subvenciones.) Una valorización equivalente del
contenido pre-consumo (post-industrial) podría permitir que todo el contenido reciclado
cuente para lograr la certificación FSC y fortalezca la economía de estas fábricas de
reciclaje.
3. Efecto en los sistemas de reciclaje. Si tomamos en cuenta todos los beneficios
ambientales que las fábricas de reciclaje proporcionan, parece paradójico que exista mucha
menor capacidad de reciclaje para varios grados de papel, en particular para producir papel
de alto grado, que capacidad para papel virgen. La huella minimizada de producción de
papel de reciclaje se vuelve más importante, conforme va creciendo la demanda de papel.
Es posible que la certificación de fibras pre-consumo para papeles certificados FSC
promueva que otros sistemas tomen en consideración la integración de fibras postindustriales, lo que podría ayudar a fortalecer la capacidad de reciclaje que existe
actualmente.
Mientras tanto, también podría alentar un nuevo desarrollo del reciclaje. Por ejemplo, en
muchas partes del mundo, incluyendo Sudamérica y Asia, fuera de Japón, es muy raro que
las fábricas que elaboran papeles estucados para impresión o papeles para impresión hoja a
hoja y de oficina tengan tecnologías de reciclaje. Las razones de esto pueden ser
numerosas, incluyendo un escaso consumo de papel como para arrojar la cantidad de papel
de “desecho” que es común en América del Norte y Europa, así como sistemas
inadecuadamente desarrollados para recolectar fibra recuperada. No obstante, la
valorización de las fuentes pre-consumo (post-industriales) podría crear algunas
oportunidades para comenzar a incorporar un mayor grado de reciclaje en sus sistemas.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 28 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
4. Efecto en el contenido post-consumo. Como expusimos anteriormente, existe razón de
preocuparse de que un cambio del FSC para otorgar valor a las fibras pre-consumo, podría
fomentar un movimiento general hacia una alineación por parte de las fábricas hacia la
aplicación del FSC en cuanto al contenido pre-consumo en su etiqueta de Reciclado, el cual
permite cierta cantidad de material pre-consumo, debilitando potencialmente la definición
más estricta de la EPA.
Aun cuando actualmente, la fibra se recolecta a un ritmo relativamente elevado en EE.UU., el
término se introdujo para incentivar su inclusión en la fabricación habitual. Algunos actores
sociales alegan que la intención original de otorgar mayor reconocimiento al material postconsumo dejó de ser relevante ya que la demanda total de fibra reciclada ha impulsado la
recolección a niveles muy elevados. Sin embargo, sigue habiendo preocupación de que si
no se exigiera explícitamente fibra post-consumo, podría presentarse una pérdida de la
capacidad para procesarla en grados en los que esa capacidad ya está de por sí limitada,
como por ejemplo en la elaboración de papeles para impresión y de oficina. Así pues, es
poco probable que la EPA estuviera dispuesta a eliminar el requisito post-consumo mínimo,
lo cual además sería poco prudente. Por otra parte, el requisito post-consumo se encuentra
ahora incorporado en una multitud de leyes estatales y locales de adquisiciones en EE.UU.
Y, sin embargo, puesto que solo EE.UU. y Canadá han desarrollado sistemas para hacer la
trazabilidad del contenido post-consumo, el exigirlo representa un obstáculo para la
certificación FSC en fábricas de papel reciclado de otras partes del mundo. Algunos de esos
países, como Japón y los países europeos, evidentemente están recolectando fibras postconsumo, pero, en general, no las identifican separadamente.
5. Efecto de la influencia FSC. A pesar de que, con seguridad, los requisitos de certificación
FSC no son los únicos factores que afectan la producción de pulpa reciclada y el desarrollo
de programas de recolección para reciclaje, sí pueden ejercer influencia. Para una fábrica es
más económico elaborar un tipo uniforme de pulpa que tener que modificarlo para cumplir
criterios distintos, y la uniformidad permite productos con precios más competitivos. Ya
existen algunas fábricas en EE.UU. que tienden a elaborar su pulpa post-consumo para que
cumpla las especificaciones de la certificación FSC, que son más flexibles que la definición
de post-consumo de la EPA, aunque los requisitos no son realmente iguales.
6. Categorización de los recortes triturados en las fábricas de reciclaje. La definición de
pre-consumo del FSC establece que el material haya sido “recuperado de la fabricación
secundaria, o aguas más abajo y que el material no haya sido producido intencionalmente,
que sea material no adecuado para uso final y no se pueda reutilizar en el sitio en el mismo
proceso de fabricación que lo generó.” Si el fabricante es de material 100% reciclado,
¿puede usar los recortes que normalmente produce en el proceso de fabricación de su
papel?
A continuación, en la Tabla 2 (página 30) presentamos una recopilación de perspectivas de
evaluación ambiental.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 29 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
TABLA 2. EVALUACIÓN DE FIBRAS DE PAPEL PRE-CONSUMO
PERSPECTIVA ECONÓMICA
Aspectos positivos
Aspectos negativos
• Puede ser un centro de utilidades que respalde, a
• Podría generarse una reacción
menudo, la estabilidad financiera de muchos
negativa por parte de los
impresores y transformadores.
compradores de EE.UU. del
ámbito federal, estatal y municipal
que están legalmente obligados a
• Puede servir para estabilizar y mejorar la calidad de
comprar papel reciclado y
los productos reciclados, mejorando su mercados y
productos de papel que cumplan
compensando la cada vez mayor heterogeneidad
las directrices de contenido postdel material post-consumo.
consumo de la EPA, si el FSC
• En el caso de ciertos productos, como los
fuera a introducir cambios que no
embalajes que entran en contacto con los
contemplen la manera de
alimentos, puede ser la única fuente aceptable por
identificar el contenido postrazones de inocuidad.
consumo.
• Un motor para una mayor disponibilidad de
productos de papel certificados FSC, dando como
resultado una penetración más grande del mercado
y mayor reconocimiento del FSC por parte del
consumidor.
• Permitiría que un número mucho mayor de papeles
lleven el logotipo de la certificación FSC, en
particular en países que no siguen la trazabilidad
de las fibras post-consumo.
• Podría reducir algunos de los costos ambientales
del papel y mejorar la competitividad económica.
• Reduce los costos de la certificación FSC para
papeles reciclados.
PERSPECTIVA SOCIAL
Aspectos positivos
• Las fábricas de papel reciclado, así como los
programas de recolección para reciclaje y las
instalaciones de clasificación, aportan empleos e
ingresos para las comunidades y las economías
locales.
• Las fibras pre-consumo promueven el uso de
substancias blanqueadoras más seguras que son
menos tóxicas y, potencialmente, menos explosivas
que las opciones que se requieren para las fibras
forestales vírgenes, mejorando la seguridad de los
Aspectos negativos
• Se podría desalentar a los
mercados para fibras postconsumo, poniendo en riesgo el
éxito de los programas
comunitarios de recolección para
reciclaje, los beneficios que
aportan a la comunidad y los
empleos que proporcionan.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 30 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
trabajadores y la salud de la comunidad y el medio
ambiente.
• Los recortes post-industriales (pre-consumo FSC)
provienen principalmente de talleres de impresión y
operaciones de transformación del papel. En
EE.UU., estos negocios con frecuencia ofrecen
salarios más elevados y mejores condiciones
laborales que muchas otras oportunidades de
empleo.
• Se promueve la conservación de recursos,
incluyendo los bosques en situación ambiental y
socialmente crítica, apoyando simultáneamente la
contribución del papel al empoderamiento social y al
desarrollo de la comunidad.
PERSPECTIVA AMBIENTAL
Aspectos positivos
En comparación con fibras forestales certificadas
• Las fibras pre-consumo reutilizan recursos y
reducen los impactos ambientales durante la
producción de papel de modos similares a los de las
fibras post-consumo.
• Las fibras pre-consumo disminuyen la demanda
sobre los bosques, impulsando el manejo
responsable.
• El reciclaje reduce la emisión de gases de efecto
invernadero por un factor de 3 o más para la
mayoría de los papeles y productos de papel.
• El reciclaje conserva agua y energía, reduce la
necesidad de rellenos e incineración y disminuye la
producción de gases de efecto invernadero,
substancias tóxicas y contaminación, minimizando
así la huella de la producción de papel de una mera
integral.
• Inclusive comparadas con las fibras forestales
certificadas, las fibras pre-consumo mitigan
drásticamente toda una constelación de costos
ambientales, reduciendo también las demandas
sobre los bosques.
Aspectos negativos
En comparación con fibras forestales
certificadas
• Cierta inquietud de que la
substitución de material preconsumo por fibra virgen
certificada podría desalentar la
demanda de material de fibra
forestal certificada, ocasionando
menos bosques certificados
manejados responsablemente.
• Algunos critican el sistema de
reciclaje por usar más energía
fósil comprada que algunos tipos
de fábricas de papel virgen,
además de los contaminantes que
crean en el proceso de destintado.
• Inquietud acerca del ingreso
potencial de fuentes
controversiales a través de los
materiales pre-consumo, poniendo
en riesgo la credibilidad e
integridad del FSC, aunque otros
alegan que el riesgo es mínimo
pues eso no tendría sentido desde
el punto de vista económico.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 31 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
• Algunos actores sociales, incluyendo la red
Environmental Paper Network, conceden un valor
mayor a las fibras pre-consumo que a las fibras
vírgenes certificadas FSC.
• A pesar de que algunas fábricas de reciclaje utilizan
más energía comprada que algunas fábricas de
pulpa y papel virgen, hay estudios que indican que
consumen menos energía en general, incluyendo si
se agrega el transporte para la recolección de
papel. Algunas fábricas de reciclaje también
invierten en créditos de energía limpia y renovable.
• Un reciente análisis sobre el ciclo vital de los
papeles de revistas concluye: “La pulpa destintada
tiene un impacto relativo menor que la pulpa virgen
a la que substituiría en todas las categorías
analizadas.”
• Podría ayudar a fortalecer la capacidad de reciclaje
que existe actualmente y podría también fomentar
nuevos desarrollo del reciclaje.
• La demanda mundial de fibra está aumentando y la
demanda específica de fibra certificada FSC es
mucho mayor que la oferta. No hay suficiente fibra
pre-consumo para cubrir la carencia de la oferta y,
por lo tanto, es poco probable que imponga un
riesgo a la demanda de material proveniente de
bosques certificados.
En comparación con fibras post-consumo
• Las fibras de papel pre-consumo y post-consumo
tienen el mismo valor de impacto ambiental, en
particular en el proceso productivo.
• La definición del FSC de pre-consumo tiene como
objetivo las fibras post-industriales provenientes de
los fabricantes secundarios, no los recortes de la
fábrica original.
• La categorización de EE.UU. en “pre-consumo” y
“post-consumo” forma parte de determinar las
formas más necesarias y eficaces de estimular el
desarrollo de un sistema de reciclaje completo y no
una evaluación de sus impactos ambientales
En comparación con fibras postconsumo
• Cierta inquietud de que si las
fábricas aplican la definición de
pre-consumo de EE.UU., la cual
cuenta parte del material que no
ha abandonado la fábrica, podrían
“torcer las reglas”. Pero, la
definición de pre-consumo del
FSC exige expresamente que los
materiales hayan abandonado la
fábrica y los auditores deberían
detectar las discrepancias.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 32 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
inherentes.
• Si la fibra llega a terminar o no en un relleno es una
cuestión más de tipo sistémico que una
inherentemente ambiental.
• La nueva demanda de papeles reciclados debido a
las adquisiciones en los 1980 estimuló un desarrollo
más completo del sistema de recolección de papel
pre-consumo en EE.UU. (como el proveniente de
las pequeñas imprentas y talleres de fotocopiado),
además de los programas de recolección postconsumo.
• La fibra pre-consumo puede ayudar a mitigar
algunos de los impactos ambientales ocasionados
por una clasificación deficiente de las fibras postconsumo, tales como la reducción de los insumos
químicos y el desgaste de la maquinaria, así como
el mejoramiento de los rendimientos.
• La valorización tanto de los materiales pre-consumo
(post-industriales) y post-consumo rinde la totalidad
de los beneficios ambientales de la fabricación de
papel reciclado y no solo de una parte de estos.
• Las fibras pre-consumo no se
“desvían” normalmente de los
rellenos como se considera que
sucede con las fibras postconsumo, a pesar de que algunos
incluyen dificultades de reciclaje
similares a las del post-consumo.
• Se considera que las fibras postconsumo reducen la producción
de metano (y por lo tanto de gases
de efecto invernadero) en los
rellenos, mientras que las fibras
pre-consumo tienen menos
probabilidades de ser enviadas a
los rellenos.
• Inquietud de que haya abuso si se
permite que las fábricas
clasifiquen los materiales preconsumo sin supervisión.
• El valorizar el material preconsumo podría desalentar la
recolección y los mercados para
materiales post-consumo.
• Las fibras pre-consumo también necesitan
recolectarse comercialmente y estarían
encaminadas a los rellenos o incineradores si no
tuvieran los mercados que están a su disposición.
• Algunos tipos de recortes pre-consumo, como por
ejemplo los que provienen de contenedores polirecubiertos o con recubrimientos de cera, requieren
un procesamiento tan especializado que se parecen
más a las fibras post-consumo, e inclusive tienen
menos opciones de reciclaje y tendrían mayores
posibilidades de terminar en rellenos si no se les
recicla.
8
Taller con actores sociales y aportaciones a este estudio a través de una encuesta
Un taller organizado como parte de este estudio durante la Feria Comercial Drupa, a principios
de mayo de 2012, reunió a 20 actores sociales, entre los que había empresas papeleras, la red
europea Environmental Paper Network y WWF Alemania. Los participantes se enteraron del
estudio y del proceso para resolver la cuestión, además de que tuvieron oportunidad de ofrecer
algunas aportaciones preliminares. Unos días después, en el mismo mes de mayo de 2012, se
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 33 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
llevó a cabo una encuesta para determinar los puntos de vista de los actores sociales sobre un
mayor reconocimiento del material pre-consumo en los productos certificados FSC.
La encuesta recopiló los comentarios de los actores sociales acerca de las complicaciones que
presenta el enfoque actual, la definición actual de pre-consumo y los riesgos y beneficios de
reconocer los insumos pre-consumo. También proporcionó retroalimentación sobre tres
escenarios: a) mantener el enfoque actual; b) otorgar un mejor valor a los materiales preconsumo, pero no equivalente a los insumos FSC; o c) otorgar a los materiales pre-consumo el
mismo valor que a los insumos FSC. En conjunto, se obtuvieron 43 respuestas. No todos los
entrevistados respondieron a todas las preguntas. Solo 28 de 43 proporcionaron información
acerca de su membresía. De estos 28, 16 eran de la cámara económica del norte, 7 de la
ambiental del norte y 5 de la económica del sur. Cuarenta por ciento de los entrevistados que
respondieron la pregunta eran titulares de certificados, 12% entidades de certificación o
auditores y 32% organizaciones sin fines de lucro. Para obtener una copia de los resultados de
la encuesta, le pedimos que contacte al FSC.
Gran parte de las aportaciones recibidas se han tomado en cuenta en la redacción de este
documento y, en particular, en el desarrollo de los escenarios descritos a continuación. Algunas
aportaciones adicionales de los actores sociales en respuesta a la encuesta incluyen los
siguientes señalamientos.
Es el caso que la fibra pre-consumo tiene un valor económico, ambiental y social significativo y
un número considerable de actores sociales, favorecen efectivamente que el material preconsumo se valorice mejor de lo que lo está actualmente. Los actores sociales a favor de
otorgar un mejor valor al material pre-consumo manifestaron que todo el material pre-consumo
basado en la definición actual debería calificar como insumo certificable FSC.
No obstante, otros actores sociales argumentan que la fibra que ya se incorporó a la cadena de
suministro por razones económicas y con escaso incentivo adicional, no debería recibir un
estatus equivalente al de fibra virgen certificada FSC y fibra post-consumo.
Cuando se preguntó si los miembros tenían algún asunto o interés con respecto a la distinción
actual que se otorga a la fibra post-consumo, 8 miembros contestaron que no tenían ningún
asunto y que la distinción sirve para fines ambientales, 10 dijeron que el material pre-consumo
debería valorizarse mejor y que la distinción no tiene fines ambientales y 4 plantearon otras
cuestiones.
15 entrevistados expresaron su acuerdo de que el reconocimiento del material pre-consumo
tiene beneficios y 12 indicaron que no representa riesgos; no obstante algunos miembros no
perciben beneficios (7) sino más bien riesgos (6).
Los entrevistados que respondieron la encuesta a la membresía FSC dijeron no estar, en
términos generales, a favor de cambiar la definición actual de residuos pre-consumo. Un actor
social propuso que todo el material pre-consumo debería reciclarse para beneficio económico y
ambiental.
En una carta al FSC en respuesta a la moción 38 y a la redacción de este estudio, el Comité de
Dirección25 de América del Norte de la red Environmental Paper Network expresó que sus
miembros estarían dispuestos a apoyar el reconocimiento por parte del FSC de la fibra preconsumo. Este comité propone que la definición de pre-consumo debería, como mínimo, ser
fibra que se haya sometido a un proceso de destintado y haya salido de la fábrica de papel.
25
Incluyendo Climate for Ideas, Conservatree, Green America, Dogwood Alliance, ForestEthics, Green Press Initiative, Canopy,
National Wildlife Federation, Natural Resource Council of Maine y Rainforest Action Network
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 34 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
También propone que el contenido post-consumo aparezca identificado en la etiqueta para
permitir que los compradores elijan solo papel que contenga, por lo menos, el contenido postconsumo que requieren como mínimo, permitiendo a compradores de otros países elegir de
manera distinta si así lo desean.
9
Posibles escenarios y consecuencias/impactos
Presentamos cinco escenarios, tomando en consideración las aportaciones e inquietudes de
actores sociales que recopilamos a través la encuesta a la membresía, el taller, los comentarios
por escrito sobre la Moción 38 y discusiones individuales a lo largo del período del estudio.
Estos escenarios aparecen enumerados en la siguiente Tabla 3 y se describen más
detalladamente en las siguientes páginas.
TABLA 3. POSIBLES ESCENARIOS PARA VALORIZAR LA FIBRA DE PAPEL PRECONSUMO
ESCENARIO A
ESCENARIO B
ESCENARIO C
ESCENARIO D
ESCENARIO E
Mantener el
enfoque actual
Otorgar un mejor
valor al material
pre-consumo
solo en
productos
reciclados FSC
Otorgar valor al
material preconsumo pero
que sea menor al
del material
virgen certificado
FSC y postconsumo
Otorgar valor
pleno al material
pre-consumo con
la identificación
del contenido
post-consumo
como opcional
El otorgar valor
pleno al material
pre-consumo e
identificar el
contenido postconsumo y
reciclado total
son obligatorios
solamente en
EE.UU. y Canadá
DETALLES DEL ESCENARIO
ESCENARIO A – MANTENER EL ENFOQUE ACTUAL
La fibra pre-consumo no es un elemento que cuente para calcular el crédito o porcentaje en los
productos con material FSC Mixto y FSC Reciclado.
Puntos fuertes
Puntos débiles
• El FSC reconoce la necesidad de incentivar
• Restringe el insumo acreditable al contenido
la incorporación de fibras de papel postvirgen certificado FSC y de material postconsumo en productos reciclados.
consumo, lo cual limita la producción que
puede etiquetarse.
• Responde a la opinión de que debería
mantenerse la preferencia de fibra virgen
• No se crea ninguna nueva oportunidad de
certificada por encima del material prepenetración del mercado.
consumo.
• El FSC no reconoce el valor económico,
• Limita el riesgo potencial de tener material
ambiental y social de las fibras de papel prerecuperado proveniente de fuentes
consumo en los productos certificados.
controversiales.
• La distinción entre pre y post- consumo hace
que el sistema sea más complicado y caro.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 35 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
• Determinar el contenido pre y post-consumo
constituye un obstáculo en muchos mercados
fuera de EE.UU.
ESCENARIO B – OTORGAR UN MEJOR VALOR AL MATERIAL PRE-CONSUMO SOLO EN
PRODUCTOS RECICLADOS FSC
Se elimina el umbral del 85% de insumo post-consumo en los productos Reciclados FSC,
permitiendo que cualquier producto que contenga fibra pre y post-consumo, independientemente
de la proporción pre/post, sea elegible para llevar la etiqueta FSC Reciclado. El porcentaje de la
fibra post-consumo puede ir indicado en una declaración adicional fuera de la etiqueta.
En este enfoque, el material pre-consumo se valoriza mejor en los productos reciclados
FSC, pero la distinción actual entre material pre-consumo y material post-consumo se
mantiene para los productos FSC Mixtos.
Puntos Fuertes
Puntos Débiles
• No se restringe la cantidad de fibra pre• La fibra pre-consumo no es un elemento que
consumo que puede usarse en productos
cuente para calcular el crédito o porcentaje
100% reciclados.
en los productos con material FSC Mixto y
FSC Reciclado.
• El contenido post-consumo puede seguir
identificándose y dándose a conocer para
• La distinción del valor del material precumplir las demandas del mercado u otras
consumo entre productos FSC Mixtos y
demandas.
productos FSC Reciclados aumenta la
complejidad de los estándares y plantea
• El enfoque es congruente con la justificación
dudas sobre la congruencia.
de incentivar la incorporación de fibras de
• Las fábricas de papel que producen al 100%
papel post-consumo en productos
reciclados.
material reciclado con la etiqueta FSC Mixto
continúan sin poder usar todo su contenido
• Se puede armonizar con las iniciativas
reciclado en los papeles certificados FSC.
ambientales con respecto al papel que
tienen un amplio apoyo de actores sociales
tales como “A Common Vision for
Transforming the Paper Industry” (Una visión
común para transformar la industria del
papel) de la red Environmental Paper
Network.
• Se crea una oportunidad de penetración del
mercado.
ESCENARIO C – OTORGAR VALOR AL MATERIAL PRE-CONSUMO, PERO QUE SEA
MENOR AL DEL MATERIAL VIRGEN CERTIFICADO FSC Y POST-CONSUMO
A los materiales pre-consumo se les otorga un valor más elevado, pero no equivalente al material
virgen certificado FSC o a los insumos post-consumo. Por ejemplo, a los insumos de material
virgen certificado FSC y post-consumo se les otorga un valor de 1.0 y a los pre-consumo un valor
de 0.5. Así pues, una empresa que utiliza 100 Kg de material pre-consumo tendría derecho a
utilizar 50% de este volumen como insumo acreditable para el cálculo del crédito o del
porcentaje.
Puntos Fuertes
• El FSC reconoce el valor de la fibra preconsumo como insumo acreditable para el
etiquetado.
• Es aplicable para productos FSC Reciclados
y FSC Mixtos.
Puntos Débiles
• No se logra el potencial de reducir la
complejidad de los requisitos del estándar y
su costo de implementación.
• Puesto que este enfoque trata al material
virgen certificado FSC como teniendo mayor
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 36 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
• Se crea una oportunidad para la penetración
del mercado.
• Responde a la opinión de que al material
pre-consumo no debería otorgársele el
mismo estatus que a la fibra certificada FSC
o post-consumo.
valor que la fibra pre-consumo, no puede
igualarse a iniciativas como la de “A Common
Vision for Transforming the Paper Industry”
(Una visión común para transformar la
Industria del Papel), la cual prioriza la fibra en
el siguiente orden de credenciales
ambientales: post-consumo, pre-consumo y
residuos agrícolas, fibra certificada FSC y
Madera Controlada FSC.
ESCENARIO D – OTORGAR VALOR PLENO AL MATERIAL PRE-CONSUMO CON LA
IDENTIFICACIÓN DEL CONTENIDO POST-CONSUMO COMO OPCIONAL
A los materiales pre-consumo se les otorga un valor igual al de los materiales post-consumo y
fibra virgen certificada FSC. Los requisitos actuales de las marcas registradas FSC no cambian:
la banda de Moebius de la etiqueta FSC seguirá mostrando el contenido total de materiales
recuperados, y los papeles que declaran un contenido reciclado y que se elaboran o venden en
América del Norte pueden indicar el porcentaje de contenido post-consumo junto a la etiqueta
FSC.
Puntos Fuertes
Puntos Débiles
• El FSC reconoce el valor de la fibra pre• No está en concordancia con la opinión de
consumo como insumo acreditable para
que los residuos pre-consumo no deberían
etiquetado.
incentivarse ni tratarse como iguales a los
materiales post-consumo.
• Se crea una oportunidad considerable para
• Conflictos potenciales con algunos requisitos
la penetración del mercado.
legales para las especificaciones de
• El etiquetado no se ve limitado por el
contenido post-consumo de compradores de
contenido pre-consumo.
EE.UU (puesto que no es obligatorio indicar
• Las diferencias por país en cuanto a
el contenido post-consumo).
definiciones y sistemas para identificar y
• Preocupación acerca del riesgo potencial
hacer la trazabilidad de los materiales pre y
para la marca FSC y la credibilidad del
post-consumo se eliminan.
sistema en los casos en que a material pre• Se logra simplificar los requisitos de la
consumo proveniente de fuentes
certificación FSC y obtener una potencial
desconocidas se le otorga el mismo valor que
reducción de los costos de certificación
a la fibra virgen certificada FSC.
directos e indirectos.
• Posibilidad de que a compradores de EE.UU.
• No hay necesidad de cambiar la etiqueta
se les pudiera advertir que no compren
actual FSC y las empresas que tienen que
papeles reciclados certificados FSC si se deja
cumplir las directrices de la EPA de EE.UU.
de verificar la clasificación separada entre
podrían seguir indicando el contenido
contenido pre y post-consumo.
recuperado post-consumo junto a la etiqueta
FSC.
ESCENARIO E – EL OTORGAR VALOR PLENO AL MATERIAL PRE-CONSUMO E
IDENTIFICAR EL CONTENIDO POST-CONSUMO Y RECICLADO TOTAL SON
OBLIGATORIOS SOLAMENTE EN EE.UU. Y CANADÁ
Los materiales pre-consumo se valorizan equitativamente con el material post-consumo y la fibra
virgen certificada FSC. La banda de Moebius en la etiqueta FSC continuará mostrando el
contenido total de materiales recuperados y los papeles que declaren tener contenido reciclado y
que estén fabricados en América del Norte o se le vendan a esta región, deberán indicar el
porcentaje de contenido post-consumo junto a la etiqueta FSC, inclusive si éste es de cero. Si el
porcentaje de contenido reciclado total no aparece en una banda de Moebius, en ese caso el
total deberá también indicarse junto a la etiqueta FSC.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 37 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
Puntos Fuertes
Puntos Débiles
• El FSC reconoce el valor de la fibra pre• Posible confusión para los fabricantes de
consumo como insumo acreditable para el
papel que exportan productos a América del
etiquetado.
Norte.
• Es aplicable a productos FSC Reciclados y
• No está en concordancia con la opinión de
FSC Mixtos.
que los residuos pre-consumo no deberían
incentivarse ni tratarse igual que los
• Se crea una oportunidad para la penetración
materiales post-consumo.
del mercado.
• Preocupación acerca del riesgo potencial
• Continúa permitiendo que los compradores
para la marca FSC y la credibilidad del
de América del Norte estén informados
sistema en los casos en que a material presobre el contenido total y post-consumo.
consumo de fuentes desconocidas se le
• Los fabricantes de papel pueden hacer la
otorgue el mismo valor que a la fibra virgen
combinación de fibras pre-consumo y postcertificada FSC.
consumo que mejor les funcione a ellos y a
• Posibilidad de que a compradores de EE.UU.
sus clientes y que maximice su producción
se les pudiera advertir que no compren
de papel certificado FSC, mientras que los
papeles reciclados certificados FSC si se deja
compradores pueden identificar los
de verificar la clasificación separada entre
productos que cumplen sus requerimientos.
contenido pre y post-consumo.
• En América del Norte ya se usan sistemas
para hacer la trazabilidad del contenido postconsumo.
• No hay necesidad de cambiar la etiqueta
FSC actual.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 38 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
10
Recomendación de FSC – ESCENARIO D – OTORGAR VALOR PLENO AL
MATERIAL PRE-CONSUMO CON LA IDENTIFICACIÓN DEL CONTENIDO POST-CONSUMO
COMO OPCIONAL
Características:
1. La fibra pre-consumo se valoriza plenamente para certificarse tanto en etiquetas de
material Reciclado como de material Mixto.
2. Sin cambios en las normas vigentes de etiquetado FSC: A escala mundial, la banda de
Moebius26 en las etiquetas FSC seguirá indicando el porcentaje de material total
recuperado (suma de materiales recuperados pre y post-consumo).
3. Los papeles que declaran contenido reciclado y que se fabrican en América del Norte o
se le venden a esta región, pueden indicar el porcentaje de contenido post-consumo junto
a la etiqueta FSC.
Al comparar las fibras derivadas de los bosques, inclusive aquellos certificados por su manejo
responsable, es evidente que las fibras pre-consumo mejoran las mediciones ambientales del
papel. Así pues, las fibras pre-consumo deberían valorizarse mejor en los estándares FSC. De
manera similar, puesto que los beneficios ambientales que las fibras pre-consumo proporcionan
en el proceso productivo del papel son equivalentes a los de las fibras post-consumo, las fibras
pre-consumo deberían valorizarse de forma equivalente a la fibra post-consumo (y a la fibra
certificada). Las fibras pre-consumo provenientes de fuentes post-industriales crean valor
económico tanto para los fabricantes de papel como para el FSC y podrían fomentar los valores
sociales.
Para las empresas que están obligadas a cumplir los requisitos de la EPA de EE.UU., las
normas de etiquetado vigentes ya les ofrecen la opción de indicar el contenido total recuperado
en la banda de Moebius y la información específica sobre el contenido post-consumo puede
seguir indicándose fuera de la etiqueta FSC.
Los procesos para hacer la trazabilidad de las fibras post-consumo están bien establecidos en
EE.UU. y Canadá. No obstante, el requisito de hacer la trazabilidad del material post-consumo
es gravoso en otros países que no utilizan este sistema. El escenario D ofrece una solución
para mejorar la accesibilidad a la certificación y etiquetado del FSC en todo el mundo, facilitando
al mismo tiempo la implementación de los registros de EE.UU. a escala regional.
Un mayor número de fábricas podrán lograr la certificación FSC a escala mundial y un mayor
número de papeles podrán llevar la etiqueta FSC. Las fábricas que producen 100% de material
reciclado y que consumen fibra post-consumo y fibra pre-consumo ya no estarán restringidas a
cuánta cantidad de su producción pueden etiquetar como certificada FSC, mejorando la
disponibilidad comercial tanto para ellas como para el FSC.
Los fabricantes de América del Norte continuarán haciendo la trazabilidad e identificando su
contenido post-consumo, como ya lo hacen. Los compradores de todo el mundo pueden esperar
ver una gama más amplia de productos FSC con contenido reciclado y podrán elegir aquellos
que mejor satisfagan sus criterios.
En América del Norte, puesto que ya existen mecanismos para hacer la trazabilidad del material
post-consumo y el personal de las fábricas ya está capacitado para identificarlo, el costo de la
26
El uso de la banda de Moebius en la etiqueta FSC es opcional.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 39 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
certificación FSC no debería verse afectado. Fuera de América del Norte, los fabricantes de
papel que no están obligados a hacer la trazabilidad de los materiales post-consumo, tendrán
una disminución potencial de sus costos de certificación. En el caso de fabricantes de papel que
quieran exportar parte de su papel a América del Norte, ellos estarían obligados a indicar el
porcentaje de material post-consumo, conforme a las especificaciones de los compradores de
América del Norte. Para el material post-consumo, podrían declarar “0%” o “sin trazabilidad” o
“indeterminado”, cuando no puedan identificar el monto real, ofreciendo suficiente transparencia
para que los compradores elijan.
Si opta por el Escenario D, el FSC podría valorizar de modo más realista la fibra de papel
reciclado, valorizar más adecuadamente la producción en las fábricas que producen 100% de
material reciclado, permitir una mayor participación de las fábricas en partes del mundo a las que
se les impide la entrada debido a los requisitos de hacer la trazabilidad del material postconsumo, facilitando también los requerimientos legales y ambientales de los compradores.
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 40 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
Apéndice A. Moción 38 de la Asamblea General FSC 2011
No. / Título:
38)
Material Recuperado (PAPEL) Certificado en FSC-STD40-004
Categoría: Políticas
1.1
Original
Enmendada
Español
Idioma/s en que se presentó: Inglés
Nueva
Resultado: APROBADA
Votación por: 1.2
A mano alzada
Propuesta por:
Nombre:
Ulrich Leberle
Organización
Confederation of European Paper Industry
Cámara:
Económica del norte
Correo-e:
[email protected]
1) Secundada por:
2) Secundada por:
Nombre:
Nombre:
Dale Kavalew
Uwe Sayer
Organización
Organización: – (miembro individual)
Procter & Gamble
Cámara:
Cámara:
Económica del norte
Ambiental del norte
Correo-e:
Correo-e:
[email protected]
[email protected]
MOCIÓN:
El FSC deberá llevar a cabo un estudio con equilibrio de cámaras para evaluar los riesgos y
beneficios, desde una perspectiva comercial, ambiental y social, de los materiales de papel preconsumo. El estudio analizará donde podría resultar mejor colocar y valorizar los materiales de
papel pre-consumo dentro de los productos de papel FSC.
Objetivo y/o información adicional:
Maximizar los materiales de PAPEL Recuperados (de fuentes post-consumo y pre-consumo)
para la producción de papel, y aumentar la disponibilidad de papel certificado FSC con
contenido de fibra de fuentes responsables.
El objetivo de certificar los materiales recuperados es crear incentivos para el uso de fibra
reciclada y por lo tanto, contribuir a un uso más responsable de los bosques a través de su ciclo
de vida. Este objetivo está en consonancia con el documento Una Visión Común para
Transformar la Industria del Papel.
La fibra pre-consumo (papel recuperado por instalaciones comerciales, industriales y de
comunicación “en su función de consumidores finales del producto, que ya no puede ser
utilizado para el objetivo para el que ha sido producido”) es de un carácter igualmente elegible
como insumo valorable, sostenible y local que la fibra post-consumo (para la producción de
papel).
Excluidos, y no aceptados como material de PAPEL recuperado, son insumos que se puede
reutilizar en el mismo lugar, en el mismo proceso de manufacturación que los generó (conocidos
comúnmente como restos de fábrica).
Antecedentes:
A medida que la tecnología progresa, un número creciente de productos de papel se realizan a
partir de material recuperado. Para fabricar productos finales de alta calidad a partir de material
recuperado, la calidad de la materia prima utilizada es crucial. Mientras que el papel recuperado
se compra de acuerdo a estándares y sistemas de clasificación internacionales, el FSC sólo
reconoce el material recuperado pre y post-consumo.
La proporción de pre-consumo en la cantidad total de papel recuperado está en el rango de un
10- 15% en promedio. Sin embargo, esta fracción es crucial para el reciclado del papel, ya que
su composición es homogénea y conocida exactamente por el comprador del material. Es la
columna vertebral del reciclado de papel, permitiendo que el creciente volumen de los materiales
domésticos (heterogéneos) se pueda reciclar. La gran mayoría del papel recuperado utilizado
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 41 de 42 –
© 2013 Forest Stewardship Council A.C. Todos los derechos reservados.
No. / Título:
38)
Material Recuperado (PAPEL) Certificado en FSC-STD40-004
Categoría: Políticas
1.1
Original
Enmendada
Español
Idioma/s en que se presentó: Inglés
Nueva
Resultado: APROBADA
Votación por: 1.2
A mano alzada
por la industria del papel (85-90%) es post-consumo, procedente de los usuarios finales en la
industria, en las tiendas o en los hogares.
Históricamente, la distinción entre material recuperado pre y post-consumo se ha introducido
para aumentar la recolección en los hogares. Los niveles de recuperación doméstica han
aumentado de forma significativa en todas las partes del mundo. Las tasas de recolección de
papel recuperado en el año 2008 alcanzaron un 50% en Asia, un 57% en Norte América y un
66% en Europa.
Considerando la escasez de tierras y la presión sobre los alimentos, los combustibles y las
fibras, queda claro que la demanda mundial para el papel recuperado continuará siendo alta y
que se necesitarán todo tipo de fibras recicladas. Por esta razón, la distinción simplista del
material recuperado en dos grupos ya no cumple ningún objetivo ecológico. No tener en cuenta
el material recuperado pre-consumo es una discriminación innecesaria de una parte del material
recuperado, que es necesario para hacer posible el reciclado de los materiales post-consumo.
La norma está de hecho impidiendo la certificación de algunos productos basados en papel
recuperado de alta calidad.
Algunos productos de papel, como las cajas y los periódicos se han producido a partir de papel
recuperado desde hace mucho tiempo. Para producir mejores calidades de productos de papel
basados en fibra reciclada, la industria necesita mejorar la base de materia prima. Para usar
material post-consumo para productos finales de alta calidad, necesita ser mezclado con preconsumo para refinar la mezcla de materia prima. De esta manera, se puede garantizar un uso
eficiente del material recuperado.
El prólogo del estándar FSC-STD-40-004 (Versión 2-0) EN declara que la nueva versión del
estándar tiene el objetivo de hacer más factible el marco político del FSC en su conjunto para la
certificación de Cadena de Custodia, al introducir nuevos conceptos y al considerar el material
recuperado pre-consumo como un insumo elegible en los grupos de producto “FSC reciclado”.
Este cambio en la política fue un paso importante, ya que ha hecho más factible la utilización del
estándar FSC para los productos de papel basados en papel recuperado. Basándose en esta
experiencia alentadora, el FSC debería continuar el trabajo y superar totalmente la distinción
entre materiales de PAPEL recuperado pre y post-consumo.
Modificación sugerida para el FSC STD 40-004 V2 EN 8.3.1: El cálculo del porcentaje de insumo
deberá ser:
% insumo = [Q(FSC) + Q(Material de PAPEL recuperado)]/Q(Total)
Documento/s a modificar / redactar:
Plazo:
FSC STD 40-004 V2 EN 8.3.1
Diciembre 31, 2011
Costo para
el FSC:
FSC-DIS-40-008 D1-0 ES Enfoque del FSC para la colocación y valorización de fibra de papel recuperada pre-consumo en
productos de papel certificados
– 42 de 42 –
Fly UP