...

prevalencia de parásitos intestinales en gallos de pelea de

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

prevalencia de parásitos intestinales en gallos de pelea de
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
PREVALENCIA DE PARÁSITOS INTESTINALES EN GALLOS DE PELEA
DE LA CIUDAD DE CORO, ESTADO FALCÓN, VENEZUELA
PREVALENCE OF INTESTINAL PARASITES IN FIGHTING COCKS OF CORO CITY,
FALCON STATE, VENEZUELA
Dalmiro Cazorla P.1,2, Pedro Morales M.1
RESUMEN
En Venezuela, las peleas de gallos (Gallus gallus domesticus) representan una actividad recreacional importante y una fuente de empleo; sin embargo, su desempeño combativo puede ser afectado por los parásitos gastrointestinales. Se realizó un estudio
epidemiológico en el último trimestre de 2012 y primero de 2013 para determinar la prevalencia de parásitos gastrointestinales en gallos de pelea de la ciudad de Coro, estado
Falcón, Venezuela. Las muestras (n=102) se analizaron mediante cuatro métodos
coprológicos: directo, flotación de Willis-Molloy y Faust y sedimentación en tubo. Se
detectó una o más especies de helmintos o protozoarios en 38 aves (37.3%), habiendo
monoparasitismo en el 8.8% de los casos e infecciones múltiples hasta con parásitos de
seis especies. Strongyloides spp (20.%), Capillaria spp (16.7%), Choanotaenia spp
(12.8%) y Heterakis spp (6.9%) fueron los enteroparásitos más frecuentes. La frecuencia
de limpieza de las jaulas (p=0.009), el tipo de comederos y bebederos (p=0.01), el desinfectante empleado para su lavado (p=0.03), la geofagia (p=0.007), la frecuencia del tratamiento (p=0.009) y quien lo prescribe (Médico Veterinario o criador) (p=0.0000) fueron
potenciales factores de riesgo en la dinámica de transmisión y mantenimiento endémico
del parasitismo intestinal en los gallos de pelea.
Palabras clave: gallos de pelea, parásitos intestinales, prevalencia, Venezuela
ABSTRACT
Cockfighting is an important and popular pastime that generates employment
opportunities in Venezuela; however, fighting performance can be affected by
gastrointestinal parasites. An epidemiological study was carried out during the last
trimester of 2012 and first trimester of 2013 to determine the prevalence of gastrointestinal
1
Laboratorio de Entomología, Parasitología y Medicina Tropical (L.E.P.A.M.E.T.), Centro de Investigaciones Biomédicas (C.I.B.), Universidad Nacional Experimental «Francisco de Miranda» (UNEFM),
Estado Falcón, Venezuela
2
E-mail: [email protected]
Recibido: 22 de mayo de 2013
Aceptado para publicación: 30 de julio de 2013
489
D. Carzola et al.
parasites in fighting cocks (Gallus gallus domesticus) (n=102) in the city of Coro, Falcon
State, Venezuela. Faecal samples were analysed by direct test, Willis-Molloy (NaCl) and
Faust (zinc sulphate) flotation methods and spontaneous sedimentation in tube technique.
One or more intestinal protozoa or helminths were observed in 38 roosters (37.3%).
Monoparasitism was observed in 8.8% cases and multiparasitism, including up to six
parasite species occurred in some individuals. Strongyloides spp (20.6%), Capillaria
spp (16.7%), Choanotaenia spp (12.8%), and Heterakis spp (6.9%) were the most
prevalent enteric parasites. The cage cleaning frequency (p=0.009), type of feeder and
drinker (p=0.01), disinfectant used (p=0.03), geophagy (p=0.007), frequency of treatment
(p=0.009) and who prescribe it (veterinarian or bird owner) (p=0.0000) were potential risk
factors related to the transmission and endemic maintenance of intestinal parasitism in
fighting cocks.
Key words: fighting cocks, intestinal parasites, prevalence, Venezuela
INTRODUCCIÓN
En Venezuela, la pelea o lidia de gallos
(Gallus gallus domesticus) es una actividad recreativa muy popular y ampliamente
extendida que se practica en recintos (clubes
gallísticos) denominados comúnmente «galleras». Usualmente, las peleas de gallos se llevan a cabo durante los días de fiesta, fechas
patrias o los fines de semana, y se ha convertido en una industria pujante y en crecimiento, que provee numerosos empleos directos e indirectos, especialmente durante las
festividades (Ibarra-Velarde et al., 2011).
El criador de gallos de pelea debe ganar las lidias de la manera más expedita posible, contando con animales de excelente conformación fenotípica y genética; es decir, de
espíritu combativo, buena conformación, ligero, astuto, decidido y certero, además de
plumaje resaltante y colorido (Varela, 2007).
Sin embargo, uno de los inconvenientes que
afectan el desempeño de estas aves es la
pérdida de condición corporal por anorexia,
pérdida de sangre y proteínas plasmáticas por
el tracto gastrointestinal, alteraciones en el
metabolismo proteico, depresión en la actividad de enzimas intestinales y diarrea (Luka y
Ndams, 2007; Álvarez et al., 2011; Ogbaje
et al., 2012). Estas patologías pueden ser
causadas por agentes infecciosos, incluyendo parásitos intestinales de tipo helmintos
490
(nematodos: Tetrameres americana,
Sheilospirura hamolusa, Heterakis spp,
Ascaridia galli, Strongyloides avium; y
platelmintos: Raillietina terragona,
Amebotaenia cuneata, Chanotaenia
infundibulum) y protozoarios (Eimeria spp)
(Permin et al., 1997a; Rodríguez et al., 2001;
Luna-Olivares et al., 2006; Ogbaje et al.,
2012).
Las aves se pueden infectar a través
de los alimentos, agua y suelo (Oniye et al.,
2000; Álvarez et al., 2011; Ogbaje et al.,
2012). En el caso de las aves de pelea, los
criadores permiten que estén al pastoreo,
donde obtienen pasto verde, pero además
pueden alimentarse con invertebrados, incluyendo artrópodos (insectos), moluscos (babosas, caracoles) y anélidos (lombrices de tierra), quienes pueden ser hospedadores intermediarios o paraténicos de helmintos y
protozoos (Oniye et al., 2000; Varela, 2007;
Álvarez et al., 2011; Ogbaje et al., 2012).
Estos parásitos pueden eventualmente causar enfermedad e incluso la muerte de las
aves (Luka y Ndams, 2007).
El control de las enfermedades parasitarias, al igual que otras etiologías, depende
en gran medida del diagnóstico preciso y oportuno de los agentes etiológicos, a fin de establecer el correcto y eficaz tratamiento que
permita mejorar la rentabilidad de la granja
(Varela, 2007; Álvarez et al., 2011). En base
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Parásitos entéricos en gallos de pelea del estado Falcón, Venezuela
a esto, el objetivo del presente trabajo fue
determinar las especies y prevalencia de
protozoarios y helmintos intestinales en gallos de pelea mantenidos en criaderos de la
ciudad de Coro, Falcón, Venezuela. Asimismo, se indagó sobre los posibles factores de
riesgo que influyen en la adquisición y frecuencia de los parásitos gastrointestinales en
la población de gallos de pelea.
MATERIALES Y MÉTODOS
El estudio se llevó a cabo entre septiembre de 2012 y marzo de 2013, en la ciudad de
Coro, municipio Miranda, capital del estado
Falcón. La región posee una zona
bioclimática del tipo Monte Espinoso Tropical (MET), con clima semiárido y vegetación xerofítica, suelos francamente
erosionados sujetos a la acción constante de
los vientos alisios, con escasas y erráticas
precipitaciones con promedios anuales de 250
a 500 mm, temperatura media anual de 2829 °C y una elevada evapotranspiración
(Ewel et al., 1976).
Se hizo contacto con seis establecimientos dedicados a la cría y entrenamiento de
gallos de pelea, y cuatro de ellos aceptaron
participar en el estudio, lo cual permitió tomar muestras de heces a la totalidad de las
aves con edades de 6 a 36 meses (n=102).
Las muestras fueron recolectadas por
los dueños en horas matutinas en envases
estériles herméticos y se transportaron al laboratorio de parasitología del Centro de Investigaciones Biomédicas (CIB) de la Universidad Nacional Experimental «Francisco
de Miranda» (UNEFM). Las muestras, de
no ser analizados el día de la toma, se preservaron y fijaron añadiéndoles 4-5 ml de
formaldehído al 10%.
Las muestras fueron procesadas por el
método coprológico directo y por las técnicas de flotación simple de Willis-Molloy con
solución sobresaturada de cloruro de sodio
(NaCl), flotación-centrifugación de Faust con
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
sulfato de zinc y de sedimentación en tubo
(TSET) (Morales y Pino de Morales, 1977;
Botero y Restrepo, 2003). Las muestras fueron observadas por duplicado bajo microscopio de luz (Axiostar Plus, Carl Zeiss, Alemania) con y sin solución yodada de lugol. La
identificación de las especies parasitarias se
realizó mediante morfología externa e interna comparada de quistes-ooquistes/
trofozoitos y huevos/larvas (Kaufmann, 1996).
Los animales se consideraron parasitados
cuando se detectó, por lo menos, un estadio
de protozoarios (quiste-ooquiste/trofozoito) o
helmintos (huevo/larva).
A cada dueño o criador se le entregó
una encuesta para indagar sobre aspectos y
características de las aves incluyendo tipo de
alimentación, condiciones sanitarias de cría,
mantenimiento y entrenamiento, asesoría veterinaria y aplicación de antiparasitarios. En
base a las respuestas se analizaron las variables tipo de piso (tierra, cemento), suministro
de agua (por tubería, por tanque/tonel), frecuencia de limpieza de las jaulas (diario, 1-2
veces por semana), tipo de comederos y bebederos (comercial, artesanal), frecuencia de
lavado de comederos y bebederos (diario, 23 veces por semana), tipo de desinfectante
empleado (cloro, creolina), tiempo de pastoreo (10 a 30, 31 a 60 minutos), frecuencia de
pastoreo (diario, 1-2 veces por semana),
geofagia (sí, no), consumo de lombriz de tierra y de insectos (sí, no), tratamiento
antiparasitario (sí, no), frecuencia de tratamiento (cada 21-30 días, >30 días), y quien lo
prescribe (Médico Veterinario, criador).
La afinidad entre pares de especies que
co-existieron se midió mediante el Índice de
Fager (IA,B), determinándose su significancia
con la prueba de «t», considerándose que
existe afinidad real entre las especies
involucradas cuando el valor de «t» calculado fue superior a 1.645 (= 5%) (Morales y
Pino de Morales, 1995). La asociación
univariante entre los posibles factores de riesgo con la presencia de parásitos intestinales
se hizo mediante las pruebas de Ji cuadrado
(x2) y x2 de Mantel-Haenszel. En los casos
491
D. Carzola et al.
donde se encontró una asociación significativa (p<0.05) en el análisis univariado, la fuerza se determinó mediante los Odds Ratio (OR)
por regresión logística múltiple, calculándose
su bondad de ajuste con la prueba de HosmerLemeshow, a fin de poder controlar las variables de confusión (confounding variables).
Los datos se analizaron con el paquete estadístico Statistix v. 1.0.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
El 37.3% de las aves presentó uno o
más taxones de helmintos o protozoarios en
sus tractos digestivos (Cuadro 1).
Dentro de los helmintos, los nematodos
Strongyloides spp (20.6%) y Capillaria spp
(16.7%) y el cestode Choanotaenia spp
(12.8%) fueron los de mayor prevalencia,
mientras que Eimeria spp (4.9%) fue el único protozoario detectado (Cuadro 1; Figs. 1
Cuadro 1. Prevalencia de parásitos
intestinales en gallos de pelea (n=102)
de granjas de la ciudad de Coro, estado
Falcón, Venezuela (2012-2013)
Taxón
Protozoarios
Eimeria spp
Helmintos
Strongyloides spp
Capillaria spp
Ascaridia galli
Heterakis spp
Trichostrongylus spp
Choanotaenia spp
Hymenolepis spp
Syngamus spp
Tetrameres spp
Raillietina spp
1
Aves
parasitadas
n
%1
5
4.9
21
17
6
7
4
13
3
2
4
5
20.6
16.7
5.9
6.9
3.9
12.8
2.9
2.0
3.9
4.9
Los porcentajes se calcularon mediante
la división del número de aves infectadas
con 1, 2, 3, 4, 5 o 6 parásitos entre el
número total (n=102) de aves
492
y 2). El monoparasitismo se presentó en el
8.8% (9/102) de los casos con predominio de
Strongyloides spp (10.5%), mientras que infecciones múltiples ocurrieron hasta con seis
taxones (Cuadro 2).
El índice de Fager (IA,B) solo reveló afinidades significativas entre Strongyloides spp
con Capillaria spp (IA,B= 0.29, t= 1.78),
Choanotaenia spp (IA,B= 0.27, t=5.12) e
Hymenolepis spp (I A,B =0.27, t=4.14);
Capillaria spp con Eimeria spp (IA,B=0.77,
t=6.68) y Heterakis spp (IA,B=0.46, t=7.64);
y Choanotaenia spp con Eimeria spp
(IA,B=0.57, t=2.39).
Dentro de las características de mantenimiento e higiene de las jaulas, se encontraron asociaciones significativas entre parasitismo intestinal y frecuencia de su limpieza
[OR=2.19 (1.11 – 6.47, intervalo de confianza al 95%)] y tipos de bebederos y comederos [OR=2.11 (1.11 – 6.53)] así como el desinfectante empleado [OR=2.01 (0.89 – 5.25)]
(Cuadro 3); mientras que con los aspectos
relacionados con la alimentación, solo la
geofagia [OR=2.17 (1.13 – 7.12)] mostró una
asociación significativa (Cuadro 4).
La frecuencia de administración del
antiparasitario [OR=2.19 (1.11 – 6.47)] y
quien lo prescribe [OR=10.25 (2.15 – 55.32]
fueron, asimismo, características asociadas
significativamente con el parasitismo
gastrointestinal en gallos de pelea (Cuadro
5). Por otro lado, la prueba de Hosmer y
Lemeshow mostró valores no significativos
(x2=5.04; p=0.7785), con lo cual se considera
que el modelo utilizado cuenta con buen ajuste.
La frecuencia y prevalencia de parásitos intestinales que afectan a G. g. domesticus
pueden variar por factores climáticos, ecogeográficos, culturales y técnicas de diagnóstico, así como también por las prácticas higiénico-sanitarias y condiciones de manejo de
las granjas (Permin et al., 1997b; Eslami et
al., 2009). La literatura científica no es muy
prolífica en trabajos relacionados con la prevalencia de parásitos gastrointestinales en
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Parásitos entéricos en gallos de pelea del estado Falcón, Venezuela
aves de pelea. El 37.3% de prevalencia encontrada en el presente estudio es menor que
el 64% de prevalencias reportadas en aves
de corral en Dinamarca (Chadfield et al.,
2001), 73% en gallinas en Bangladesh (Paul
et al., 2012), 64% en pollos de engorde y
gallinas ponedoras en Nigeria (Ogbaje et al.,
2012), 91% en pollos en Etiopía (Eshetu et
al., 2001) y 66% en gallinas en Brasil (Gomes
et al., 2009).
Los estudios realizados en Venezuela
sobre el tema de parasitismo gastrointestinal
en aves son bastante antiguos (Mayoudon,
1955; Mayoudon y Montoya, 1970), mientras
que los más recientes se han enfocado básicamente a la problemática de la eimeriosis
aviar (Martínez y Bohórquez, 1994;
Tamasaukas et al., 1998; Brown et al., 2006).
No obstante, los trabajos existentes señalan
prevalencias de parasitismo gastrointestinal
de 71 y 73% en gallinas de traspatio en los
estados Aragua (Benjoya, 1972) y Falcón
(Jiménez y Pereira, 2012), respectivamente,
y de 40% en aves de pelea en el municipio
Miranda del estado Falcón (Duno y Sambrano,
1997).
La prevalencia encontrada en el presente estudio fue relativamente baja pero se encontró una amplia diversidad de taxones. La
infraestructura y tecnificación en la crianza
de los gallos de pelea en comparación con
los criadores de aves de traspatio pueden
explicar las diferencias encontradas (Mwale
y Masika, 2011). En todos los casos, el tipo
de suministro de agua, consumo de lombriz
de tierra, consumo de insectos y tratamiento
antiparasitario fue similar para todas las aves
de modo que no se pudo determinar el nivel
de riesgo de estas variables.
El 78% de las instalaciones poseía pisos de tierra; no obstante, esta característica
no se encontró significativamente asociada a
los parásitos intestinales. La literatura muestra resultados contrastantes para este
parámetro. Brown et al. (2006) encontraron
mayores prevalencias de Eimeria spp en gallinas ponedoras mantenidas en pisos de tie-
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
rra, mientras que Martínez y Bohórquez
(1994) obtuvieron menores tasa de positividad
en este tipo de piso. La conducta usual de las
aves de corral es escarbar el suelo en busca
de invertebrados (insectos, lombrices de tierra), los cuales pueden actuar como
hospedadores intermediarios de varias clases de helmintos (Permin et al., 1997b;
Ogbaje et al., 2012). La encuesta
epidemiológica reveló consumo de insectos
en todos los casos y acceso al pastoreo por
tiempos variados; sin embargo, solo se encontró asociación significativa a la geofagia
(OR=2.17, Cuadro 4), de allí que la limpieza
de las jaulas y galpones puede jugar un papel
muy relevante al disminuir las posibilidades
del contacto de las aves con las heces contaminadas (Calderón, 2005), tal como se encontró en el presente estudio donde las tasas
de infección fueron menores en jaulas con
limpieza diaria (Cuadro 3).
La frecuencia de lavado de los bebederos/comederos no tuvo asociación significativa con la presencia de parasitismo intestinal
en los gallos de pelea. Por contraste, el tipo
de bebedero y comedero tuvieron una asociación significativa, donde más del 70% de
los criadores empleaba los de tipo artesanal,
los cuales dificultan la limpieza (Marín y
Benavides, 2007). Asimismo, se determinó
que la mezcla de agua y creolina fue más
eficiente en lograr la desinfección de los bebederos y comederos de las aves (OR= 2.01,
Cuadro 3). Si bien, la limpieza y desinfección
se encuentran dentro de los procedimientos
de bioseguridad en toda actividad de sanidad
animal y la creolina y el cloro son considerados agentes químicos adecuados (De la Sota,
2004; Calderón, 2005), la eficacia de todo
desinfectante depende de su concentración,
duración de empleo, temperatura y pH de la
solución, y la susceptibilidad del microorganismo a la sustancia desinfectante (De la Sota,
2004; Calderón, 2005). En este sentido, existen quistes y ooquistes de varios taxones de
protozoos intestinales que son capaces de
permanecer viables ante agentes externos
adversos (Aparicio-Rodrigo y Tajada-Alegre,
2007).
493
D. Carzola et al.
A
B
C
D
E
F
Figura 1. Taxones parasitarios aislados en muestras fecales de gallos de pelea (Gallus gallus
domesticus) en la ciudad de Coro, estado Falcón, Venezuela (2012-2013). (a) Huevo
de Ascaridia galli, (b) Huevo de Heterakis spp, (c) Huevo de Choanotaenia spp,
(d) Huevo de Capillaria spp, (e) Ooquistes de Eimeria spp, (f) Huevo de Raillietina
spp, (g). Tinción lugol, 400X
494
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Parásitos entéricos en gallos de pelea del estado Falcón, Venezuela
A
B
C
D
E
Figura 2. Taxones parasitarios aislados en muestras fecales de gallos de pelea (Gallus
gallus domesticus) en la ciudad de Coro, estado Falcón, Venezuela (2012-2013).
(a) Huevo de Tetrameres spp, (b) Huevo de Syngamus spp, (c) Huevo de
Hymenolepis spp, (d) Huevo de Trichostrogylus spp, (e) Huevo con larva
rhabditiforme de Strongyloides spp. Tinción lugol, 400X
La administración adecuada y profesional de drogas antiparasitarias a los gallos de
pelea se encuentra dentro de las medidas
necesarias para controlar los enteroparásitos
y mantener su buen estado de salud, lo que
contribuye a un mayor rendimiento en las li-
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
dias (Ibarra-Velarde et al., 2011). Sin embargo, si bien todos los criadores manifestaron que aplicaban tratamiento antiparasitario
a las aves, la mayoría sin prescripción del
Médico Veterinario, se encontró altas tasas
de infección parasitaria en aquellas tratadas
495
D. Carzola et al.
Cuadro 2. Asociación entre parásitos intestinales en gallos de pelea en la ciudad de Coro,
estado Falcón, Venezuela (2012-2013)
Aves parasitadas
Taxones
Monoparasitismo
Strongyloides spp
Capillaria spp
Choanotaenia spp
Ascaridia galli
Raillietinia spp
Biparasitismo
Eimeria spp / Choanotaenia spp
Eimeria spp / A. galli
Choanotaenia spp / Capillaria spp
Choanotaenia spp / Strongyloides spp
Choanotaenia spp / Trichostrongylus spp
Heterakis spp / A. galli
Heterakis spp / Capillaria spp.
Strongyloides spp / Capillaria spp
Strongyloides spp / A. galli
Strongyloides spp / Trichostrongylus spp
Triparasitismo
Choanotaenia spp / Eimeria spp / Raillietinia spp
Choanotaenia spp / Strongyloides spp / A. galli
Choanotaenia spp / Strongyloides spp / Heterakis spp
Strongyloides spp / Heterakis spp / A. galli
Strongyloides spp / Heterakis spp / Raillietinia spp
Strongyloides spp / Syngamus spp / Capillaria spp
Strongyloides spp / Syngamus spp / Trichostrongylus spp
Tetraparasitismo
Capillaria spp/Eimeria spp / Tetrameres spp /
Trichostrongylus spp
Capillaria spp / Strongyloides spp / Eimeria spp /
Hymenolepis spp
Capillaria spp / Raillietinia spp / Eimeria spp /
Hymenolepis spp
Capillaria spp / Eimeria spp / Heterakis spp /
Tetrameres spp
Pentaparasitismo
Capillaria spp / Eimeria spp / Strongyloides spp /
Choanotaenia spp / Tetrameres spp
Heterakis spp / Strongyloides spp / Capillaria spp /
Hymenolepis spp / Raillietinia spp
Heterakis spp / Choanotaenia spp / Eimeria spp /
Strongyloides spp / A. galli
Hexaparasitismo
Heterakis spp / Strongyloides spp / Capillaria spp /
Hymenolepis spp / Raillietinia spp / Tetrameres spp
1
n
%1
4
2
1
1
1
10.5
5.4
2.6
2.6
2.6
1
1
2
4
1
1
1
3
1
1
2.6
2.6
5.3
10.5
2.6
2.6
2.6
7.9
2.6
2.6
1
1
1
1
1
1
1
2.6
2.6
2.6
2.6
2.6
2.6
2.6
1
2.6
1
2.6
1
2.6
1
2.6
1
2.6
1
2.6
1
2.6
1
2.6
En base a 38 aves infectadas
496
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Parásitos entéricos en gallos de pelea del estado Falcón, Venezuela
Cuadro 3. Características de mantenimiento e higiene de jaulas y su asociación con parásitos
entéricos de gallos de pelea, Coro, estado Falcón, Venezuela (2012-2013)
Variable
Total de aves
(n)
Aves parasitadas
n
%
80
22
29
9
36.3
40.9
Suministro de agua
Tubería
Tanque/tonel
102
0
38
0
37.3
0.0
Frecuencia de limpieza
Diario
1 o 2 veces por semana
30
72
17
21
56.7
29.2
Tipo de bebederos / comederos
Comercial
Artesanal
30
72
16
22
53.3
30.8
Frecuencia de lavado de bebederos/
comederos
Diario
2 o 3 veces por semana
34
68
11
27
32.4
39.7
Desinfectante de bebederos /
comederos
Agua + cloro
Agua + creolina
32
70
17
21
53.1
30.0
p
Piso
Tierra
Cemento
0.69
0.009
0.01
0.47
0.03
con asistencia veterinaria profesional, lo que
sugiere que otros factores como las condiciones de mantenimiento y sanitarias pudieran estar jugando un papel más preponderante en la dinámica de trasmisión.
et al., 2000; Irungu et al., 2004). En infecciones intensas, especialmente en aves juveniles, estos helmintos pueden ocasionar
emaciación con diarrea sanguinolenta
(Kaufmann, 1996).
Se debe resaltar el 20.6% de prevalencia de Strongyloides spp en el presente estudio; especialmente debido a su magnitud y
a que no había sido reportado en el estado
Falcón (Duno y Sambrano, 1997; Jiménez y
Pereira, 2012). Este resultado es menor al
75% detectado en aves de traspatio en Nicaragua (Luna-Olivares et al., 2006) y al 5368% en Malasia (Rahman et al., 2009), aunque mayor a otros reportes que mencionan
tasas de prevalencia entre 2 y 10% (Poulsen
Capillaria spp tampoco había sido reportado en aves en la zona del estudio (Duno
y Sambrano, 1997; Jiménez y Pereira, 2012),
donde el 16.7% de prevalencia en los gallos
de pelea fue menor al 25% encontrado por
Marín y Benavides (2007) y al 100% reportado por Percy et al. (2012) en aves de
traspatio. No obstante, es una frecuencia
mayor al 1.5% detectado por Irungu et al.
(2004). Algunas especies de este género requieren de lombrices de tierra (anélidos) como
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
497
D. Carzola et al.
Cuadro 4. Características de la alimentación de gallos de pelea y su asociación con parásitos
entéricos, Coro, estado Falcón, Venezuela (2012-2013)
Variable
Total de aves
(n)
Aves parasitadas
n
%
p
Tiempo de pastoreo (min)
10 a 30
31 a 60
80
22
29
9
36.3
40.9
0.69
Frecuencia de pastoreo
Diario
1 o 2 veces por semana
34
68
11
27
32.4
39.7
0.47
Geofagia
Sí
No
52
50
26
12
50.0
24.0
0.007
Consumo de lombriz de tierra
Sí
No
0
102
0
38
0.0
37.3
Consumo de insectos
Sí
No
102
0
38
0
37.3
0.0
Cuadro 5. Tratamiento antiparasitario y asesoría veterinaria en granjas de gallos de pelea y
su asociación con parásitos entéricos, Coro, estado Falcón, Venezuela (20122013)
Variable
Total de aves
(n)
Aves parasitadas
n
%
p
Tratamiento antiparasitario
Sí
No
102
0
38
0
37.3
0.0
Frecuencia de tratamiento
21 a 30 días
>30 días
30
72
17
21
56.7
29.2
0.009
Prescripción del antiparasitario
Médico Veterinario
Criador
18
84
15
23
83.3
27.4
0.000
498
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Parásitos entéricos en gallos de pelea del estado Falcón, Venezuela
hospedadores intermediarios en su ciclo biológico de allí que llama la atención que los
criadores hayan indicado que sus aves no
consumían a estos invertebrados. Los
nematodos de este género parasitan especialmente el buche y esófago de aves domésticas, pudiendo ocasionar inflamación catarral
y diftérica, con adelgazamiento de las paredes de estos órganos, con la consiguiente
pérdida de peso, especialmente cuando se tienen altas cargas parasitarias (Kaufmann,
1996; Marín y Benavides, 2007).
Los áscaris Heterakis spp y Ascaridia
galli son los más frecuentes en G. g.
domesticus criados en forma libre. Los adultos de Heterakis spp habitan en el ciego, y
en infecciones severas pueden producir inflamación y adelgazamiento de la pared intestinal. El efecto más llamativo de este
helminto radica en que sus huevos pueden
actuar como transportadores del protozoario
Histomonas meleagridis, agente etiológico
de la histomoniasis (Kaufmann, 1996; Permin
et al., 1997a,b). La infección por A. galli,
cuyos adultos se alojan en el intestino delgado, pueden producir irritación de la mucosa
con hemorragia, causando anemia con limitado desarrollo pondo-estatural (Kaufmann,
1996; Permin et al., 1997a,b). Las frecuencias observadas en los gallos de pelea (Cuadro 2) son similares al registro de 5.2% de A.
galli en gallinas ponedoras del estado venezolano de Trujillo (Brown et al., 2006), aunque inferiores a las tasas de prevalencia encontradas en el estado Falcón (Duno y
Sambrano, 1997; Jiménez y Pereira, 2012), y
en Colombia (Marín y Benavides, 2007) y
Nigeria (Ogbaje et al., 2012).
Las prevalencias de Syngamus spp (2%)
y Trichostrongylus spp (3.9%), coinciden
con otros trabajos en el país (Mayaudon, 1955;
Luka y Ndams, 2007; Luna-Olivares et al.,
2006) y en otras latitudes (Mwale y Masika,
2011). Syngamus spp y particularmente S.
trachea, son nematodos hematófagos que
habitan en el árbol respiratorio de las aves,
pudiendo ocasionar obstrucción de la tráquea
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
y asfixia (Kaufmann, 1996). Trichostrongylus spp son nematodos muy patógenos,
particularmente T. tenuis, que habitan mayormente en el ciego de las aves, pudiendo
causar anemia con inapetencia y emaciación
cuando se presentan cargas parasitarias altas (Kaufmann, 1996). Por otro lado,
Tetrameres spp, cuya trasmisión se encuentra estrechamente relacionada con insectos
como cucarachas y saltamontes, presentó una
baja prevalencia (Cuadro 2), similar a otros
estudios (Percy et al., 2012). Los estadios
adultos de estos helmintos habitan principalmente a nivel del proventrículo y esófago
(Kaufmann, 1996).
La eimeriosis es una coccidiosis que
ocasiona grandes pérdidas económicas en la
cría de aves (Williams, 1999), y que ocasiona
diarrea, malabsorción y elevada mortalidad
(Dalloul y Lillehoj, 2006). El 4.9% de prevalencia encontrada en el presente estudio fue
bastante bajo en comparación con otros estudios en gallinas o pollos de engorde, donde
se reportan frecuencias de 17 a 51%
(Martínez y Bohórquez, 1994; Tamasaukas
et al., 1998; Brown et al., 2006). El hacinamiento es uno de los factores que contribuyen a la aparición de estos protozoarios
(Williams, 1999; Dalloul y Lillehoj, 2006), por
lo que posiblemente el confinamiento en solitario de los gallos de pelea haya disminuido la
propagación de los ooquistes de Eimeria spp.
CONCLUSIONES
La prevalencia de parásitos intestinales
en gallos de pelea en la zona de Coro, estado
Falcón, Venezuela fue de 37.3%.
LITERATURA CITADA
1. Álvarez C, Rodríguez P, Carvajal E.
2011. Efecto del extracto de paico
(Chenopodium ambrosioides), en parásitos gastrointestinales de gallos de
pelea (Gallus domesticus). Cultura
Científ 9: 76-80.
499
D. Carzola et al.
2. Aparicio-Rodrigo M, Tajada-Alegre P.
2007. Parasitosis intestinales. Pediatr
Integr 11: 149-160.
3. Benjoya J. 1972. Prevalencia de
helmintos parásitos del intestino de gallinas (Gallus domesticus), provenientes
del estado Aragua, Tesis de Médico Veterinario. Maracay: Univ Central de Venezuela. 37 p.
4. Botero D, Restrepo M. 2003.
Parasitosis intestinales por helmintos. En:
Parasitosis humanas. 4° ed. Colombia:
Corporación para Investigaciones Biológicas. p 93-160.
5. Brown E, Díaz D, Moreno L, Gotopo
A. 2006. Prevalencia de Eimeria spp
en gallinas ponedoras de granjas pertenecientes a tres municipios del estado
Trujillo, Venezuela. Rev Científ FCVLUZ 26: 579-584.
6. Calderón K. 2005. Comparación del
efecto desinfectante de hidróxido de calcio vs. una mezcla de ácidos orgánicos
y surfactantes, aplicados en pediluvios
de una granja avícola en el departamento de Guatemala. Tesis de Médico Veterinario. Guatemala: Univ San Carlos de
Guatemala. 51 p.
7. Chadfield M, Permin A, Nansen
P, Bisgaard M. 2001. Investigation of
the parasitic nematode Ascaridia galli
(Shrank 1788) as a potential vector for
Salmonella enterica dissemination in
poultry. Parasitol Res 87: 317-325.
8. Dalloul R, Lillehoj H. 2006. Poultry
coccidiosis: recent advancements in control measures and vaccine development.
Expert Rev Vaccines 5: 143-163.
9. De la Sota M. 2004. Manual de procedimientos de desinfección. Argentina:
Servicio Nacional de Sanidad y Calidad
Agroalimentaria. 28 p.
10. Duno A, Sambrano G. 1997. Determinación de helmintos en aves de combate
(Gallus domesticus) en el municipio
autónomo Miranda. Tesis de Médico Veterinario. Coro: Univ Nacional Experimental Francisco de Miranda. 35 p.
500
11. Eslami A, Ghaemi P, Rahbari S. 2009.
Parasitic infections of free-ranged
chickens from Golestan province, Iran.
Iran J Parasitol 4: 10-14.
12. Eshetu Y, Mulualem E, Ibrahim H,
Berhanu A, Aberra K. 2001. Study of
gastro-intestinal helminths of scavenging
chickens in four rural districts of Amhara
region, Ethiopia. Rev Sci Tech Off Int
Epiz 20: 791-796.
13. Ewel J, Madriz A, Tosi Jr J. 1976.
Monte espinoso tropical. En: Zonas de
vida de Venezuela. Memoria explicativa
sobre el mapa ecológico. 4° ed. Venezuela: Ed Sucre. p 56-65.
14. Fink M, Permin A, Magwisha
H, Jensen K. 2005. Prevalence of the
proventricular nematode Tetrameres
americana Cram (1927) in different age
groups of chickens in the Morogoro
region, Tanzania. Trop Anim Health
Prod 37: 133-137.
15. Gomes F, Machado H, Lemos L,
Almeida L, Daher R. 2009. Principais
parasitos intestinais diagnosticados em
galinhas domésticas criadas em regime
extensivo na municipalidade de Campos
dos Goytacazes, RJ. Ciênc Anim Bras
10: 818-822.
16. Ibarra-Velarde F, Guerrero-Molina C,
Vera-Montenegro Y, Alcalá-Canto Y,
Romero-Callejas E. 2011. Comparison
of the anthelmintic efficacy of three
commercial products against ascarids
and Capillaria spp. in fighting cocks. J
Pharm Pharmacol 2: 146-150.
17. Irungu L, Kimani R, Kisia S. 2004.
Helminth parasites in the intestinal tract
of indigenous poultry in parts of Kenya.
J S Afr Vet Assoc 75: 58-59.
18. Jiménez P, Pereira D. 2012. Helmintos
gastrointestinales en gallinas de traspatio
sector Turupía, municipio Zamora del
estado Falcón. Tesis de Médico Veterinario. Coro: Univ Nacional Experimental Francisco de Miranda. 39 p.
19. Kaufmann J. 1996. Parasites of poultry.
In: Parasitic infections of domestic
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Parásitos entéricos en gallos de pelea del estado Falcón, Venezuela
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
animals: a diagnostic manual. Germany:
Basel Birkhäuser Verlag. p 337-393.
Luka S, Ndams I. 2007. Gastrointestinal parasites of domestic chicken
Gallus gallus domesticus Linneaeus
1758 in Samaru, Zaria, Nigeria. Sci
World J 2: 27-29.
Luna Olivares L, Kyvsgaard N,
Rimbaud E, Pineda N. 2006. Prevalencia y carga parasitaria de helmintos
gastrointestinales en gallinas de traspatio
(Gallus gallus domesticus), en el municipio de El Sauce, departamento de
León, Nicaragua. Redvet 7: 1-4.
Marín S, Benavides J. 2007. Parásitos en aves domésticas (Gallus domesticus) en el Noroccidente de Colombia.
Vet Zootec 1: 43-51.
Martínez de CH, Bohórquez N. 1994.
Prevalencias y factores asociados a la
coccidiosis en pollos de engorde. Rev
Científ FCV-LUZ 4: 25-36.
Mayaudon H. 1955. Endoparásitos de
las gallinas (Gallus gallus domesticus)
en Venezuela. Rev Med Vet Parasitol 14:
99-122.
Mayaudon H, Montoya F. 1970. Contribución al estudio de la fauna parasitaria de las aves de Venezuela. Rev Med
Vet Parasitol 13: 227-230.
Mwale M, Masika P. 2011. Point
prevalence study of gastro-intestinal
parasites in village chickens of Centane
district, South Africa. Afr J Agric Res 6:
2033-2038.
Morales G, Pino de Morales L. 1977.
Coprología. En: Manual de diagnóstico
helmintológico en rumiantes. Venezuela:
Colegio de Médicos Veterinarios del Estado Aragua. p 26-27.
Morales G, Pino de Morales L. 1995.
Conceptos básicos en ecología y epidemiología de parásitos. En: Parasitometría.
Venezuela: Clemente Ed. p 27-53.
Ogbaje C, Agbo E, Ajanusi O. 2012.
Prevalence of Ascaridia galli, Heterakis gallinarum and Tapeworm infections
in birds slaughtered in Makurdi township.
Int J Poult Sci 11: 103-107.
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
30. Oniye S, Audu P, Adebote D, Kwaghe
B, Ajanusi O, Nfor M. 2000. Survey
of helminth parasites of laughing dove
(Streptopelia senegalensis) in Zaria
Nigeria. Afr J Nat Sci 4: 65-66.
31. Panja A, Siden E, Mayer L. 1995.
Synthesis and regulation of accessory/
proinflammatory cytokines by intestinal
epithelial cells. Clin Exp Immunol 100:
298-305.
32. Paul D, Dey A, Bilkis F, Begum N,
Mondal M. 2012. Epidemiology and
pathology of intestinal helminthiasis in
fowls. Eurasian J Vet Sci 28: 31-37.
33. Percy J, Pias M, Desberia B, Lucia
T. 2012. Seasonality of parasitism in free
range chickens from a selected ward of
a rural district in Zimbabwe. Afr J Agric
Res 7: 3626-3631.
34. Permin A, Bojesen M, Nansen P,
Bisgaard M, Frandsen F, Pearman M.
1997a. Ascaridia galli populations in
chickens following single infections with
different dose levels. Parasitol Res 83:
614-617.
35. Permin A, Magwisha H, Kassuku A,
Nansen P, Biggaard M, Frandsen F,
Gibbons L. 1997b. A cross-sectional
study of helminths in rural scavenging
poultry in Tanzania in relation to season
and climate. J Helminthol 71: 233-240.
36. Poulsen J, Permin A, Hindsbo O,
Yelifari L, Nansen P, Loch P. 2000.
Prevalence and distribution of gastrointestinal helminths and haemoparasites in
young scavenging chickens in upper
eastern region of Ghana, West Africa.
Prev Vet Med 45: 237-245.
37. Rahman A, Salim H, Ghause M. 2009.
Helminthic parasites of scaven-ging
chickens (Gallus domesticus) from
villages in Penang island, Malaysia. Trop
Life Sci Res 20: 1-6.
38. Rodríguez R, Cob-Galera L,
Domínguez J. 2001. Frecuencia de
parásitos gastrointestinales en animales
domésticos diagnosticados en Yucatán,
México. Rev Biomed 12: 19-25.
501
D. Carzola et al.
39. Tamasaukas R, Ruiz H, Roa N. 1998.
Relación costo-beneficio de la profilaxis
de la coccidiosis aviar. Rev Científ FCVLUZ 8: 217-221.
40. Varela A. 2007. Manejo productivo del
gallo de pelea (Gallus gallus). Monografía profesional de Médico Veterina-
502
rio Zootecnista. México: Universidad
Veracruzana. 44 p.
41. Williams R. 1999. A compartmentalized
model for the estimation of the cost of
coccidiosis to the world´s chicken
production industry. Int J Parasitol 29:
1209-1229.
Rev Inv Vet Perú 2013; 24(4): 489-502
Fly UP