...

Iván, el terrible

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

Iván, el terrible
© Editora Moderna Ltda. Permitida impresión para uso personal.
Parte integrante del sítio www.santillana.com.br
1
Iván, el terrible
Ejercicios complementarios
1.
Julio dice que también hay monstruos dentro de las personas. ¿Cuáles
pueden ser?
2.
Completa el siguiente texto con las palabras que faltan:
abuelo
dialogar
diferencia
fascinado
miedoso
insectos
Desde la más
personas
tierna
sentía que, a
por las
horas escuchando sus relatos pero
de él, tenía un gran defecto: era
, a los perros e inclusive a las
en la compañía del
3.
vivencias
niñez, Iván Valdés estaba
de su abuelo.
Temía a los
pasaba
se animaba a
.
. Solamente
un poco.
Señala los artículos en las siguientes oraciones:
a) Una hamaca de jardín.
b) Un sonido extraño que provenía de dentro de la casa.
c) El ruido de un animal.
d) La madera de la puerta principal.
e) Las puertas se abrieron.
f) Apareció un inmenso San Bernardo que le pareció un león.
g) No quería ser notado por los animales.
h) Unos perros ladraban y gruñían.
i) Alertado por los ruidos, apareció el abuelo.
j) El San Bernardo comenzó a mover la cola amigablemente.
k) Iván lloraba en los brazos tranquilos y fuertes de su abuelo sin decir una
palabra.
4.
Transforma el tiempo del siguiente texto, escribiendo los verbos en
Presente del Indicativo.
Iván era mi mejor amigo. Estudiábamos juntos. Contaba las aventuras de
su abuelo como si hubiera participado de ellas. Narraba sus historias con tanta
seguridad y talento, que parecía que pasó sus vacaciones en África, con tribus
nativas y viajando sobre el lomo de un gran elefante.
Yo era de esos que no creían totalmente en sus hazañas, pero mi pasión por el
heroísmo y el peligro me llevaba a estar lo más posible en su compañía. Aún desconfiando de
la verdad de aquellas aventuras, las grandes emociones que compartíamos, sí lo eran.
© Editora Moderna Ltda. Permitida impresión para uso personal.
Parte integrante del sítio www.santillana.com.br
5.
Ordena este diálogo. Coloca el número que corresponde:
[
] a) — Tengo una idea —anuncié. —Ha llegado un circo a la ciudad. Vayamos
a entrevistar a algunas personas de allí. Puedo llevar mi grabador.
[
] b) — No sé si lo es cazador, pero ser domador seguro que es una profesión
— comentó Carmen.
6.
[
] c) — ¿Cazador es profesión?
[
] d) — Sí ¡lo era para él! —respondió Iván, un poco ofuscado.
[
] e) — ¡Muy buena idea! Sería toda una novedad —exclamó Héctor.
Marca V para Verdadero o F para Falso.
[
] a) Iván transformó su pasión por los grandes animales en una carrera
profesional.
[
] b) Iván continúa contando historias de imposibles hazañas.
[
] c) Iván no perdió el miedo a las personas.
[
] d) Iván sigue siendo alérgico a los insectos.
[
] e) Julio ahora crea sus propias aventuras.
[
] f) Julio es un gran cazador.
[
] g) Julio es un héroe del papel, un escritor.
2
© Editora Moderna Ltda. Permitida impresión para uso personal.
Parte integrante del sítio www.santillana.com.br
3
Iván, el terrible
Respuestas
1.
el miedo; la envidia; el odio.
2.
Desde la más tierna niñez, Iván Valdés estaba fascinado por las vivencias de
su abuelo. Pasaba horas escuchando sus relatos pero sentía que, a diferencia
de él, tenía un gran defecto: era miedoso. Temía a los insectos, a los perros e
inclusive a las personas. Solamente en la compañía del abuelo se animaba a
dialogar un poco.
3.
a) Una hamaca de jardín.
b) Un sonido extraño que provenía de dentro de la casa.
c) El ruido de un animal.
d) La madera de la puerta principal.
e) Las puertas se abrieron.
f) Apareció un inmenso San Bernardo que le pareció un león.
g) No quería ser notado por los animales.
h) Unos perros ladraban y gruñían.
i) Alertado por los ruidos, apareció el abuelo.
j) El San Bernardo comenzó a mover la cola amigablemente.
k) Iván lloraba en los brazos tranquilos y fuertes de su abuelo sin decir una
palabra.
4.
Iván es mi mejor amigo. Estudiamos juntos. Cuenta las aventuras de su abuelo
como si hubiera participado de ellas. Narra sus historias con tanta seguridad
y talento, que parece que pasa sus vacaciones en África, con tribus nativas y
viajando sobre el lomo de un gran elefante.
Yo soy de esos que no creen totalmente en sus hazañas, pero mi pasión
por el heroísmo y el peligro me lleva a estar lo más posible en su compañía. Aún
desconfiando de la verdad de aquellas aventuras, las grandes emociones que
compartimos, sí lo son.
5.
c; d; b; a; e.
6.
a) [F]; b) [V]; c) [F]; d) [F]; e) [V]; f) [F]; g) [V].
Fly UP