...

Programa de Gobierno Federico Gutiérrez

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Programa de Gobierno Federico Gutiérrez
indice
FEDERICO GUTIÉRREZ
¿Quién es Federico?
4
¿En qué CREEMOS?
6
¿Cómo vemos a Medellín?
9
11
Tenemos un sueño de ciudad
Presentación metodológica del programa de gobierno.
13
Nuestro programa de gobierno: Ejes programáticos y estratégicos
14
1. Legalidad y Cultura Ciudadana
14
¿Cómo vamos a gobernar?
14
Cultura de la legalidad y cultura ciudadana
15
Estructura de la administración e institucionalidad
23
Participación ciudadana
23
2. Seguridad y Convivencia
26
35
Propuestas
59
3. Educación, Cultura y Deporte
Educación
59
Propuestas en Educación
70
Creemos Cultura
83
Cultura D: Política de deporte
86
89
4. Movilidad sostenible
Infraestructura
93
Educación y Cultura vial
95
Gestión
96
5. Desarrollo económico: empleo y competitividad
Educación y formación para el empleo
1
100
106
alcalde
indice
Conectividad
Seguridad
Generación de ingresos y empleo
Emprendimiento
Ciencia, Tecnología e Innovación
Otras ideas
6. Salud
Propuestas
Drogadicción
7. Urbanismo social, Medio Ambiente, Vivienda y Hábitat
Plan de Ordenamiento Territorial
Parques del Río o proyecto de intervención del río Medellín
Cinturón verde o proyecto de intervención de laderas
Proyectos Urbanos Integrales (PUI)
Vivienda
Espacio público
Medio ambiente
Gestión del riesgo, prevención y atención de desastres
8. Vamos a recuperar nuestro Centro
Seguridad
Espacio público
Adecuación física
Dinámica urbana
Movilidad
Ambiental
9. Corregimientos
Corregimiento de San Cristobal
Corregimiento de Altavista
Corregimiento de Santa Elena
Corregimiento de San Sebastián de Palmitas
Corregimiento de San Antonio de Prado
2
106
106
107
108
112
115
119
123
125
128
130
131
132
133
136
143
146
154
157
157
158
158
159
159
159
160
162
164
167
169
171
alcalde
indice
10. Medellín digna
174
Niñez y adolescencia
175
Juventud
182
Adulto mayor: vejez digna
188
Equidad de género y derechos de las mujeres
190
Habitantes de la calle y población en situación de calle
193
Población en situación de discapacidad: Inclusión y autonomía con dignidad
196
Diversidad sexual
198
Diversidad étnica y cultural
200
Comunidades indígenas de Medellín
201
Campesinado próspero y digno
202
Protección animal
205
Prostitución y Trata de Personas
207
Seguridad alimentaria y nutrición digna
210
11. Medellín y Antioquia
214
Medellín y Antioquia: Ciudad y región sin fronteras
214
EPM es y seguirá siendo 100% pública
216
Minería
224
Paz y posconflicto: La paz se construye en los territorio
226
Nuestra lista al Concejo
229
3
alcalde
¿quien soy?
alcalde
¿Quién es Federico?
Soy Federico Gutiérrez Zuluaga; mis amigos me dicen Fico.
Nací en Medellín el 28 de noviembre de 1974: tengo 40 años. Mis padres, Hernán Gutiérrez y
Amparo Zuluaga (quien murió hace 4 meses), me inculcaron desde mis primeros años el amor
por mi ciudad y valores como el respeto, la honestidad, la responsabilidad y el servicio.
Tengo dos hermanas, Catalina y Juliana, y estoy felizmente casado con Margarita, con quien
comparto la alegría de ser padre de dos hijos: Emilio de 6 años y Pedro de 4 años.
Soy bachiller del colegio Gimnasio los Alcázares e Ingeniero Civil de la Universidad de Medellín,
Especialista en Alta Gerencia de la misma universidad y Especialista en Ciencias Políticas de la
Universidad Pontificia Bolivariana.
He sido consultor en Seguridad Urbana Integral del Ministerio de Seguridad y Justicia de la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina), y consultor en Seguridad Urbana Integral del
Municipio de Celaya, Estado de Guanajuato, México.
Después de varios años de trabajo en grupos de participación política con personas de
diferentes universidades, a mis 25 años fui elegido como consejero municipal de la juventud y
consejero municipal de planeación. Posteriormente, ejerciendo ya mi profesión, trabajé como
consultor de la empresa HGI consultores e ingeniero residente en la compañía VIFASA S.A.
A los 28 años fui electo Concejal de Medellín para el período 2004 – 2007, donde tuve la
oportunidad de ocupar el cargo de vicepresidente primero y presidente de la comisión primera.
Desde entonces, recorro con gusto, pasión y compromiso todas las calles de la ciudad, hablando
con su gente, trabajando con ella y para ella.
A mis 32 años fui reelegido como Concejal de la ciudad para el período 2008 – 2011. Obtuve
cerca de 14 mil votos, para aquel entonces el número más alto de votos obtenidos por un
corporado en la historia de Medellín.
En 2008 fui presidente del Concejo de Medellín. Y en el 2009 fui elegido como Joven
sobresaliente del año en Colombia en la categoría asuntos políticos, legales y gubernamentales,
reconocimiento otorgado por la Cámara Junior de Colombia (JCI Colombia).
En mis 7 años y medio como concejal de Medellín trabajé decididamente por muchas de las
problemáticas que han aquejado a nuestra ciudad. Pude impulsar, entre otros, temas
fundamentales como seguridad, sistema integrado de transporte, movilidad, servicios públicos,
incentivo para vivienda de interés social, Plan de Ordenamiento
4
alcalde
Territorial, internacionalización, Medellín digital, lucha contra la explotación infantil, y la trata de
personas, apoyo a víctimas de minas antipersonal, chatarrización de vehículos de servicio
público, medio ambiente, ciclo vías, bicicletas públicas, cultura.
Fui coordinador de ponentes del Proyecto Corporativo Autopistas de la Montaña (hoy
Autopistas de la Prosperidad) que le dará a nuestro departamento el impulso necesario para
salir de su atraso vial, avanzando, sin duda, en conectividad y competitividad para Medellín y
Antioquia.
En el 2011, fui candidato a la Alcaldía de Medellín, donde obtuve más de 120 mil votos de
confianza de ciudadanos que me acompañaron y creyeron en mí y en mis propuestas.
Desde entonces no he parado de caminar y estudiar a Medellín, de escuchar a sus ciudadanos y
todos los sectores sociales, de pensar en propuestas y cambios que requiere nuestra ciudad.
Porque desde siempre me ha gustado trabajar por las cosas en las que creo y, sin duda, Medellín
es en lo que más creo.
Si bien la ciudad ha avanzado en muchos asuntos y ha obtenido logros importantes, considero
que nos falta aún mucho camino por recorrer. Sueño, quiero y creo en una ciudad Segura, con
Educación y Oportunidades, una ciudad de todos y para todos, donde lo primero es la gente.
Mi aspiración a la Alcaldía de Medellín será por firmas, por nuestro Movimiento CREEMOS.
Nuestra candidatura es cívica y ciudadana.
Te invito para que me conozcas y me acompañes para que juntos construyamos éste, nuestro
proyecto y sueño de ciudad.
______________________________________
FEDERICO GUTIÉRREZ ZULUAGA
Candidato a la Alcaldía de Medellín 2016 - 2019
5
alcalde
?
¿en que
alcalde
¿En qué CREEMOS?
Hace un tiempo, junto con un grupo de amigos, cansados de la manera tradicional en que se
hace política y con el ánimo de querer transformar y mejorar las cosas de nuestra ciudad desde
la vida pública, decidimos salirnos de nuestra zona de confort y renunciar a la comodidad de
solo opinar o criticar para empezar a movilizarnos, proponer y hacer política.
Muchos ciudadanos creyeron en nosotros. Así empezamos nuestros primeros pasos.
Representamos una nueva alternativa y con el tiempo demostramos lo que somos capaces de
hacer. Hoy ya son más de 15 años de recorrer y trabajar por Medellín de manera constante
sabiendo que la política es, ante todo, una decisión de servicio, una responsabilidad. Es trabajar
por la gente.
Rechazamos las prácticas indeseadas que otros han adoptado para convertir la política en un
negocio. Sin duda, la corrupción sigue siendo una realidad inaceptable y CREEMOS y estamos
convencidos de que ir por firmas nos da la independencia necesaria para gobernar con
transparencia.
Creo en una política decente, honesta y transparente. Quiero una política limpia, en la que
encontremos seres humanos que por convicción trabajan por nuestra ciudad. No podemos
dejarle el espacio de la política a los que cómoda e interesadamente se aprovechan de ella. No
hay duda: en la política es donde se toman las decisiones más importantes de la sociedad.
Para nosotros se trata de un servicio, de un compromiso por la gente y CREEMOS que los
funcionarios y los políticos deben dar el mejor ejemplo. Por eso he decidido hacer política a lo
largo de estos años; porque es desde allí desde donde se puede liderar y materializar ese deseo
de transformación de ciudad que me impulsó en un comienzo a ingresar a la vida pública y que
hoy me mantiene con las ganas y la fuerza para seguir trabajando por Medellín.
que Medellín se encuentra por encima de los intereses de todos los partidos políticos,
y por esto tomamos la decisión de obtener el aval ciudadano mediante firmas, con el propósito
de trascender los favores y requisitos propios de los partidos políticos tradicionales que
dificultan la gestión abierta y transparente ante los ciudadanos. El movimiento que lideramos se
llama CREEMOS, un movimiento independiente, cívico y ciudadano.
es una declaración de esperanza y confianza para el presente y futuro de nuestra
ciudad. Somos un movimiento ciudadano, con preocupaciones cotidianas y con un inmenso
deseo de hacer de Medellín una ciudad de oportunidades, donde lo primero es la gente.
6
alcalde
es una propuesta de ciudad, en la que no cabe discriminación alguna. Todos aquellos
que por convicción y pasión quieran acompañarnos, serán bienvenidos para trabajar por este
sueño de ciudad. CREEMOS que es posible.
en el potencial de Medellín y su gente.
que la Seguridad no es de izquierda ni de derecha, es un derecho y hay que
garantizarlo.
en la educación, el deporte y la cultura como motores de la transformación social.
en la importancia de una ciudad como lugar de encuentro para sus ciudadanos.
en la diversidad de ideas y opiniones. La crítica es necesaria en las democracias cuando
se hace con altura, respeto y argumentos.
en la importancia del control político y la independencia de los poderes.
en el respeto de lo público y en la transparencia y eficiencia como expresiones de
legalidad.
en un gobierno que se vea y se sienta cercano a la gente, efectivo en sus acciones.
en una ciudad responsable con su región y abierta al mundo.
en la necesidad de construir una cultura ciudadana en donde las personas se sientan
dueñas de y responsables con su ciudad.
en la dignidad de las personas, en el valor que cada ciudadano tiene como ser
humano. En el respeto a la vida, en la equidad y el bienestar de nuestros ciudadanos.
en una ciudad sin miedo que se atreve a pasar de la esperanza a la confianza.
en el crecimiento que se traduce en desarrollo, empleo, oportunidades laborales y
mejores condiciones de vida para nuestros ciudadanos.
en una Medellín responsable e incluyente desde la diversidad.
en la construcción de ciudad desde el territorio y con la comunidad.
7
alcalde
en nuestros valores y nuestros principios como un punto de partida y prenda de
garantía para el buen ejercicio de lo público.
que como se hace campaña se gobierna, y por eso nuestro trabajo es en la calle con
la gente, porque es así como gobernaremos.
en Medellín como un proyecto y objetivo común, una ciudad debidamente planeada,
amigable y responsable con sus habitantes y su entorno.
en Medellín como líder de la región y de su área metropolitana.
en la renovación política, en las ideas frescas y jóvenes. Por ello hemos conformado
nuestra propia lista al Concejo, al margen de negociaciones y cálculos politiqueros, con mujeres
y hombres que representan de la mejor manera lo que somos y queremos para Medellín.
Juventud, experiencia, conocimiento, decisión, liderazgo, convicción, pasión e inclusión.
es de la gente, por la gente y para la gente.
¡Creemos en Medellín y Creemos en vos!
8
alcalde
¿Cómo vemos a Medellín?
Medellín es una ciudad que a través de su historia ha tenido todo tipo de transformaciones.
Desde su fundación en 1616 fue cobrando relevancia gracias a su posición privilegiada en el
suelo de un extenso, estrecho y acogedor valle, hasta ser reconocida como villa en 1675, y
posteriormente, pasar a ser la capital de Antioquia en 1826.
Medellín pasó de ser un pequeño poblado alrededor del Parque Berrío a ser hoy una ciudad de
2’464.322 habitantes, la segunda más grande en población de Colombia. Cuenta con una
extensión de 380 km2, de los cuales 105 km2 son de suelo urbano, 270 km2 de suelo rural y 5
km2 de suelo para extensión.
En este proceso histórico, Medellín ha vivido varios momentos como ciudad, una primera etapa
como villa colonial, una segunda al cobrar mayor importancia como punto de encuentro de la
región después de la Independencia, y una tercera al constituirse en la ciudad industrial de
Colombia durante el siglo XX.
Luego de los años oscuros de la violencia mafiosa en el último cuarto del siglo XX, la ciudad ha
encontrado de nuevo el camino de la esperanza y el optimismo con la llegada de un nuevo
milenio y nuevos liderazgos.
Sin embargo, a la ciudad de hoy le falta camino por recorrer y retos por afrontar y emprender:
somos una ciudad desigual, donde el 76% de los habitantes vive en estratos 1, 2 y 3, el 21% en
los estratos 4 y 5, y solo el 3% representa el estrato 6. Una Medellín que tiene una tasa de
desempleo de dos dígitos que supera la tasa nacional. Es una ciudad donde hay un aproximado
de 30 mil viviendas sin servicio de alcantarillado y unas casi 10 mil viviendas sin servicio de
acueducto, es decir, sin agua potable. Y una ciudad donde, para el 2014, hubo un aproximado de
389.189 personas en condición de pobreza y 72.519 en condición de pobreza extrema; esto, sin
olvidar el drama humanitario que hoy viven 3.250 personas aproximadamente que son
habitantes de calle.
La calidad de vida de los habitantes de Medellín, según el Índice Multidimensional de Calidad de
Vida (IMCV) en una escala de 0 a 100 arroja un puntaje promedio de 48/100. El sector de la
ciudad con mayor IMCV obtiene un puntaje de 75/100, mientras que el sector con menor IMCV
obtiene un puntaje de 32/100. Esto refleja dos elementos paradójicos: por un lado se trata de
una de las ciudades escenario de grandes inversiones y generadora de riqueza, y por el otro una
ciudad de grandes carencias humanitarias y dramas sociales, reflejando la grave brecha de
desigualdad que existe en Medellín en cuanto a la calidad de vida de sus habitantes.
9
alcalde
Hoy vemos una ciudad que, a pesar de los grandes esfuerzos para dejar atrás sus días oscuros
de violencia criminal, ha sido testigo en los últimos años de un aumento en el control territorial
que la delincuencia ejerce en algunos de sus territorios.
Vemos, también, las valiosas inversiones que en educación se han adelantado, pero
reconocemos que aún hay camino por recorrer en cuanto a la calidad educativa, la educación
superior y las oportunidades para acceder a ésta.
Nos preocupa que, pese a que hoy somos la ciudad del país que más invierte en lo social (con
la mayor inversión per cápita), somos a su vez la que tiene el más alto índice de GINI1, con
mayor desigualdad y concentración de la riqueza2, pasando de un coeficiente de 0.506 a 0.526
de 2013 a 2014.
1
El índice de Gini se mide en una escala de entre 0 y 1, siendo 1 el mayor nivel de desigualdad y 0 el menor nivel
de desigualdad o, lo que es lo mismo, el mayor nivel de igualdad.
10
alcalde
Con todo lo dicho, y luego de estudiar y comprender a Medellín por años, encontramos tres
principales problemas que como sociedad debemos solucionar: la violencia, la ilegalidad y las
desigualdades sociales. Estos nos afectan a todos y por eso CREEMOS que deben empezar a
solucionarse desde lo estructural para lograr salir de un círculo vicioso y alcanzar un círculo
virtuoso. CREEMOS y queremos una Medellín segura, legal y equitativa. Desde esa perspectiva
consideramos que deben planearse todas las intervenciones y actuaciones del Estado y la
Administración. Por eso construimos y presentamos el presente programa de gobierno.
Tenemos un sueño de ciudad.
Día a día evidenciamos todas las bondades de la ciudad, lo que nos permite confirmar el amor
que le tenemos a Medellín; pero también hemos reconocido sus dificultades, aquellas que nos
impulsan a promover un cambio que permita alcanzar la ciudad que soñamos y merecemos.
Con la experiencia positiva y el respaldo que obtuvimos en las elecciones pasadas, hemos
continuado nuestro trabajo por construir la mejor propuesta para nuestra ciudad. Cada vez
somos más los que CREEMOS en este proyecto; tenemos ideas, conocimiento, experiencia y
preparación. CREEMOS que estamos listos para gobernar a Medellín.
CREEMOS en una ciudad para la cual la resignación no sea ni siquiera una opción, en la que lo
anormal deje de ser normal. Una mejor ciudad, en donde lo público deje de ser visto como un
negocio y se comprenda como un deber y un servicio.
Por eso decidimos lanzarnos a la Alcaldía de Medellín y lo hacemos con el aval ciudadano,
porque CREEMOS y estamos convencidos de que la democracia se hace en el territorio y no en
los escritorios; con todos los ciudadanos y no solo con algunos.
CREEMOS en el trabajo incansable y en equipo; en recorrer todos los caminos, senderos y
rincones de nuestro territorio; en entablar diálogos constructivos con todos los sectores sociales
y con todos nuestros ciudadanos, en dar la mano y mirar a los ojos. CREEMOS que la ciudad se
tiene que vivir, experimentar y estudiar para poder planear y ejecutar con pertinencia, sin
improvisaciones. Que hacer bien las cosas en todo momento es la única garantía para obtener
buenos resultados. CREEMOS en una política transparente, de cara a la ciudadanía, la única que
vale la pena hacer y que estamos dispuestos a realizar.
Soñamos con una ciudad que no puede volver al pasado, que avanza, mejora, y que reconoce
que aún queda camino por recorrer, pero que está dispuesta y decidida a hacerlo, a recorrerlo.
Una Medellín en donde se gobierne más para los de adentro que
2
Los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.
11
alcalde
para los de afuera. Una ciudad en la que se priorice y se le de importancia a lo realmente
importante.
Queremos y vemos una Medellín a diciembre 31 de 2019 más segura, más legal y más equitativa.
En la que los ciudadanos recuperen la esperanza y confíen en su administración y su ciudad. Una
Medellín con más y mejores oportunidades, y una mejor calidad de vida para todos.
Basta ya de cuentos, hagámoslo una realidad. Que sea el comienzo del camino que como
sociedad deseamos recorrer. Que más que un proyecto político, sea un proyecto cívico y
ciudadano, de ciudad.
Por eso queremos llegar a la Alcaldía de Medellín, porque CREEMOS que la ciudad que soñamos
es posible y porque estamos convencidos de que no podemos seguir hipotecando nuestro
presente, y mucho menos el bienestar y futuro de nuestros hijos y nietos.
No estamos hablando de milagros, sino de realidades posibles. Ofrecemos todo nuestro
compromiso, nuestro trabajo, nuestro conocimiento y todas nuestras energías para liderar la
realización de este sueño de ciudad en el que CREEMOS.
12
alcalde
Presentación metodológica del programa de gobierno.
La presente propuesta es el resultado de un trabajo que hemos venido liderando de la mano de
3
la ciudadanía por más de 4 años con miras a presentarle a Medellín un programa hecho a su
medida, acorde a su realidad y alineado con sus desafíos.
Es el fruto de recorrer las calles y hablar con la gente, de ir y escuchar en el territorio a los
diferentes sectores sociales y grupos poblacionales, de atender y entender a la academia, sus
investigaciones y estudios; es el fruto de un deseo de trabajar incansablemente por una ciudad
que queremos y en la que CREEMOS.
Más de 35 temas de ciudad que fueron seleccionados cuidadosamente y para los cuales se
conformaron sus respectivos comités de estudio con expertos, académicos y ciudadanos en
general. Este trabajo nos permitió participar en las discusiones de ciudad mediante la
presentación de publicaciones, como lo fueron, por ejemplo, los informes semestrales que
sobre la Seguridad y la Educación en Medellín presentamos los últimos dos años.
El trabajo constante de estos equipos estuvo siempre complementado y retroalimentado con
nuestro permanente y diario ejercicio de salir a recorrer la ciudad y de hablar con la gente; así
como también estuvo acompañado de la realización de charlas y espacios abiertos en los que
con una convocatoria amplia y una gran acogida, se compartían los resultados transitorios que
iban teniendo los procesos y se fortalecían a su vez con los debates que allí se generaban.
A lo largo de este documento, se recoge entonces de manera detallada todo lo hasta hoy
construido y se presenta dentro de un programa de gobierno con once ejes estratégicos que
representan las líneas de acción que CREEMOS nos permitirán reencontrar el rumbo de la ciudad
que soñamos.
Desde las pasadas elecciones a la Alcaldía de Medellín se tejieron y construyeron con la gente unos insumos que,
en el correr de estos últimos años, han venido siendo complementados y actualizados desde diferentes escenarios
3
y con la participación e inclusión de diversas gentes para dar hoy, como resultado, este programa de gobierno.
13
alcalde
legalidad
y cultura
ciudadana
alcalde
1. Legalidad y Cultura Ciudadana.
CREEMOS en la transparencia y eficiencia como expresiones de legalidad y dos caras de una
misma moneda.
CREEMOS que todos juntos, al unísono, le debemos decir no a la corrupción. Queremos y
CREEMOS en una Medellín Legal.
Esta debe ser la base sobre la que se construya la ciudad que soñamos, una en la que la cultura
de la legalidad venza, de una vez por todas, la cultura de la trampa; en la que lo público deje de
ser visto como un negocio para pasar a ser considerado como un deber, un servicio y un
compromiso de todos.
¿Cómo vamos a gobernar?
La confianza es el recurso más valioso de una sociedad. Se construye en nuestras relaciones
cotidianas, con los vecinos, con los amigos, con quienes amamos y consiste en depositar en el
otro la posibilidad de que este actúe en nuestras vidas. En política, la confianza es un recurso de
incalculable valor. Son los políticos los que toman las decisiones más importantes de una
sociedad que conscientemente decide o no confiar en ellos. Allí no hay lugar al cálculo. La
coherencia, la persistencia, la legalidad y la transparencia se convierten en los únicos rectores de
una ejecución pública en donde la confianza es un resultado.
Nuestra vida pública se ha guiado por estos principios rectores, siempre de cara al ciudadano.
CREEMOS que la confianza es el resultado de hacer bien las cosas y de comprender el
patrimonio público como sagrado, por lo que nuestro compromiso se mantendrá
inquebrantable para construir una Medellín legal y transparente.
Así, convencidos que como se hace campaña se gobierna, nos comprometemos:
• Gobernaremos con los mejores. Nos comprometemos a trabajar con personas intachables
y expertos en los cargos que correspondan, que permitan la mayor eficiencia dentro de una
debida y oportuna gestión pública 4.
• Planear para no improvisar. Nos comprometemos con la planeación como principio de
eficiencia en el uso de los recursos públicos. Ejecutaremos proyectos y
14
alcalde
programas en donde verdaderamente se requiera y no bajo un modelo de pago de favores
políticos.
• Gobernantes visibles. Nos comprometemos a siempre dar la cara a la ciudadanía ante
cualquier situación. No nos esconderemos tras estrategias ni chivos expiatorios, sino que
asumiremos la responsabilidad que nos corresponde en concordancia a la confianza que se
nos ha entregado. Nos comprometemos a ser nosotros mismos quienes demos la cara y
responder públicamente, en todos los momentos, buenos o malos, de éxito o de crisis.
• Transparencia como modelo de gestión. Continuaremos programas como las Ferias de la
transparencia e impulsaremos estrategias para garantizar la disposición de la información
pública a todos los ciudadanos. Que la información no solo sea pública sino publicada.
• Rendición de cuentas pública. Nos comprometemos con la realización de rendiciones de
cuentas de cara al ciudadano, que respondan a las necesidades y condiciones de la ciudad,
y no a los intereses de unos cuantos grupos de presión.
Cultura de la legalidad y cultura ciudadana.
Cultura de la legalidad:
La legalidad se puede entender como la disposición de una sociedad en su conjunto a seguir las
normas, tanto legales como sociales, que organizan sus interacciones y la ciudadanía. La
legalidad responde a valores individuales, pero también al apego social de las normas, sobre
todo respecto a la posibilidad de sanciones sociales ante conductas incumplidoras.
Así, esa falta de sanciones no es solo consecuencia de la debilidad estatal, sino también de una
situación de debilidad social, en tanto la sociedad se abstiene de sancionar las conductas que,
aunque contrarias a las normas, no percibe como negativas5 (García Villegas, 2009).
La difícil relación que las personas establecen con las normas legales está sobre todo
determinada por la percepción de una preeminencia de los intereses individuales sobre los
colectivos, una percepción generalizada de injusticia e ilegalidad ajena, y la falta de confianza y
baja adscripción que muchos ciudadanos tienen a las instituciones públicas y reglas de juego
formales.
Por ejemplo, comportamientos ciudadanos como el pago de impuestos han sufrido retrocesos en años recientes.
En 2013 el 40% de los medellinenses consideraba que muchas personas no pagan impuestos y no les pasa nada,
5
casi el doble de respuestas que en 2011.
15
alcalde
La cultura de la ilegalidad afecta dramáticamente la vida cotidiana, afecta la convivencia, golpea
a los más pobres, genera inequidad, desigualdad y le quita oportunidades de desarrollo a
nuestra ciudad. La corrupción, el mal uso de los recursos, el narcotráfico, la minería ilegal, la
evasión de impuestos, el clientelismo y el aprovechamiento abusivo de los bienes públicos se
han convertido en obstáculos para el bienestar de nuestra gente.
Es un reto entonces. Debemos combatir la ilegalidad, pero una ilegalidad no en abstracto sino
aquella misma que se ha creado en y dentro de nuestra sociedad hasta el punto de haber
logrado permearla, cooptarla. La lucha es en contra de aquellos que han puesto a nuestra
cultura contra ella misma, los que la han usado para justificar su actuar indeseado; es contra la
mafia de la ilegalidad.
La mafia está en contra de la sociedad civil, pero dentro de la sociedad civil. Se trata de la
ilegalidad que se relaciona con la identidad y que puede incluso modificarse y acomodarse a los
cambios culturales o de la época.6 De hecho no es la misma mafia la que enfrentamos hoy en
Medellín que la que enfrentábamos a finales de la década de los 80’s y principios de la década
de los 90’s, pero es y hay mafia, es y hay ilegalidad vinculada a nuestra tradición, cultura e
identidad.
No podemos seguir permitiendo entonces que nuestros valores, esos mismos que nos dan
identidad y nos enorgullecen, les sirva a los ilegales para apoderarse de ellos como “versos
mafiosos” y sacar adelante sus empresas criminales. La ilegalidad pues está estrechamente
vinculada con la identidad. Así por ejemplo, no podemos dejar que la “pujanza paisa” sea
malentendida y mal-vista ahora por culpa de unos cuantos que se creen “verracos” porque han
alcanzado grandes sumas de dinero pasando por encima de la ley y la sociedad; cuando de
“verracos” y “pujantes” tienen poco, pues son, por el contrario, los más cobardes y facilistas de
todos.
Ahora, el principal miedo de estos ilegales recae sobre lo que puede hacer u opinar la sociedad,
las mujeres, los niños; más allá de lo que puede y debe hacer la fuerza del Estado. Les da miedo
que los empiecen a señalar, a identificar. De ahí la gran importancia que tiene dentro de la lucha
contra la ilegalidad la postura clave que ha de adoptar la comunidad. Pero hay que
demostrárselos, hacérselos entender: los empresarios, los sectores sociales, los grupos
poblacionales, los trabajadores, la academia, los medios y los políticos7 le vamos a decir no, al
unísono, a la corrupción, a la ilegalidad, a la mafia.
Pero todo termina por tener sentido si se entiende que se trata de una estrategia que ha de
avanzar y, para ello, debe tener dos ruedas8: una denominada la “legalidad” y
6
De ahí que se hable o haya hablado de la mafia siciliana, la mafia rusa, la mafia colombiana, etc.
7
Y se habla de los politicos porque son ellos, no solo los que deben liderar y dar ejemplo dentro de esta apuesta por
la cultura y la legalidad, sino porque también es cierto y hay que reconocer que hay politicos que han usado y usan
su plataforma política para ser corruptos.
8
Al estilo del “carro siciliano”.
16
alcalde
otra denominada la “cultura”9.
Ambas ruedas deben avanzar a la misma velocidad, porque si una rueda va más rápido que la
otra, el carro no avanza, y a lo sumo girará sobre su propio eje. Algo habrá cambiado pero en el
fondo el carro seguirá en el mismo lugar y la sociedad, tarde que temprano, desorientada,
confundida. Pero la ilegalidad, ni corta ni perezosa, sabrá aprovechar esa oportunidad haciendo
que sincronizar el vehículo sea cada vez más difícil. Las dos ruedas deben entonces caminar
simultáneamente, pues la sociedad es especialmente sensible a la desarmonía cuando el
criminal se ampara en la cultura para cometer un delito.
“Si queremos combatir el fenómeno de la ilegalidad, que tiene sólo algunas raíces en la cultura,
la policía es necesaria, pero no suficiente. Un profesor de escuela, un periodista, un sacerdote,
una mujer, un niño, un empresario, son más importantes que cien policías, porque a través de
ellos es posible enviar el mensaje de que el respeto a la ley es ‘alegre y conveniente’, cambiando
de una vez por todas la falsa creencia de que cumplir la ley es aburrido”10. Las cargas deben
invertirse y, a partir de esta nueva apuesta, debemos coincidir: “ser ilegal cuesta, pero ser legal
paga”.
Por eso, convencidos de la necesidad de recuperar la cultura de la legalidad, y para hacer de
nuestra ciudad una Medellín legal, proponemos:
• Legalidad en la contratación pública.
Implementaremos un sistema de contratación transparente, público y de cara a los
ciudadanos, creando el espacio para que exista una veeduría general (tanto interna como
externa) frente a todo lo concerniente al asunto de contratación pública municipal.
Requerimos procesos licitatorios con reglas claras y que faciliten procesos legalmente
eficientes. Con publicidad y cronogramas claros, abiertos y prestos para una pluralidad de
proponentes, con debidas y técnicas planeaciones, entre otras cosas que deberían
estructurar y conformar una especie de decálogo de buenas prácticas para la contratación
pública que, sin duda, convendría tener.
De igual manera, la base de oferentes del municipio se ampliará y aumentaremos la
contratación pública enmarcada dentro de la feria de la transparencia.
• Impulsaremos la feria de la transparencia.
9
La “legalidad” tiene a su cargo la ley, la justicia, la fiscalización. La “cultura”, por su parte, se edifica en la escuela, en
los medios de información, en los espacios de ciudad, en la iglesia, en la sociedad civil.
10
ORLANDO, Leoluca. “EL RENACIMIENTO DE SICILIA... UNA EXPERIENCIA DE ÉXITO HACIA LA LEGALIDAD”.
17
alcalde
Se trata de generar los espacios en los que confluya la ciudadanía, la administración y el
empresariado y dentro de los cuales se haga visible cómo se invierten los recursos públicos y la
importancia de las contrataciones en las que muchos ojos y pocas manos están pendientes del
proceso, para así garantizar el cuidado y debido manejo de los recursos públicos. Incluirá
exposición abierta de la contratación realizada y lo proyectado, mostrando qué y cómo se
contrata.
La feria de la transparencia como un evento público que se realiza con el fin de generar un
espacio para pensar nuestra Medellín desde la óptica de la transparencia, la legalidad y la
construcción de una ética de lo público. Se harán eventos para impulsar la idea, pero, en todo
caso, el sentido y fondo de la feria debe ser permanente, por lo que existirá una plataforma
virtual en la que la comunidad podrá conocer en todo momento la información en materia de
contratación.
• Desde la temprana edad y dentro de los entornos educativos, así como también desde campos
estratégicos como por ejemplo el empresarial, fortaleceremos la generación de la cultura de la
legalidad.
.
En los últimos 7 años el presupuesto de Medellín ha venido creciendo de forma importante11,
presentándose el aumento más importante entre el año 2013 y 2014, tal y como se puede ver en
la siguiente gráfica, debido a los ingresos producto de la fusión Une-Millicom, que representó
12
una suma de $1.4 billones que pasaron a conformar el “Fondo Medellín: Ciudad para la vida” . Es
cierto que Medellín tiene buenos recursos pero no por ello podemos caer en el síndrome de la
abundancia. Todas nuestras inversiones y proyecciones presupuestales deben siempre ser
rigurosamente planeadas y poder ser conocidas.
Las secretarias para el 2015 con mayores recursos de inversión fueron la de Educación en primer lugar, luego la
Secretaría de Hacienda, en tercer lugar la de Salud, en cuarto lugar la de Infraestructura y en quinto lugar la
11
Secretaría de Inclusión Social y Familia. La Secretaría de Seguridad, por su parte, es la novena secretaría en ese
orden de ideas.
12
La destinación de este fondo fue para cuatro aspectos: proyectos de educación, infraestructura, seguridad e
inclusión social; siendo el rubro de mayor destinación el de infraestructura, para la financiación de proyectos como
Parques del Río y el Jardín Circunvalar.
18
alcalde
Gráfico. Evolución de los ingresos de la ciudad. Nota. Los montos se encuentran en billones de
pesos. Elaboración propia. Fuente: Medellín Cómo Vamos, 2015.
Creemos en el manejo pulcro, técnico y eficiente de los recursos, de manera tal que se le
genere confianza a la ciudadanía y así incentivar la cultura del pago de impuestos al poderse
constatar que los dineros públicos están siendo cuidadosamente administrados para el
bien mismo de la ciudadanía. El pago de impuesto se buscará sea más amigable con el
contribuyente: que conozca bien la regulación y que encuentre mecanismos fáciles y
cómodos para el pago de los tributos.
Cultura ciudadana:
Civismo, confianza, honestidad, legalidad y solidaridad deben ser los principios de una apuesta
renovada por la cultura ciudadana para Medellín. La cultura ciudadana se sustenta en el civismo
como el principio de respeto de las normas sociales, los derechos individuales y los bienes y
espacios públicos; en la confianza como la disposición a esperar el mejor comportamiento de
los demás, que resulta ser la base para la acción colectiva; en la honestidad como compromiso
con la legalidad, la verdad y la honra; en la legalidad entendida como el respeto irrestricto a la
ley y la promoción de sus beneficios sociales; y en la solidaridad, como la capacidad de ponerse
en los zapatos del otro, asumiendo los intereses colectivos por encima de los individuales.
19
alcalde
CREEMOS que incentivar los comportamientos asociados a la Cultura Ciudadana y contar con
ciudadanos que desarrollen una consciencia ciudadana es positivo para Medellín por tres
razones:
• Supone una de las maneras más eficientes de solucionar o gestionar ciertos problemas
públicos. Por ejemplo, el cumplimiento de normas viales mejora la movilidad de la ciudad.
• Involucra a todos los ciudadanos en la resolución de los problemas públicos. Por ejemplo,
al hacerlos partícipes de la resolución pacífica de sus conflictos al invitarlos a participar del
control sobre el cumplimiento de normas por parte de todos.
• La cultura ciudadana como proyecto colectivo de ciudad puede tener una resonancia
importante en poblaciones y grupos que han estado excluidos de las decisiones sociales.
Por civismo se puede entender como la disposición a hacer colectivamente acciones que
terminen beneficiado a personas ajenas a ese comportamiento, como no arrojar basura en las
calles o ceder el paso a los peatones cuando se va en un carro.
Medellín cuenta con unos niveles importantes de comportamiento cívico en algunos campos
pero en otros es deficiente, una realidad que se puede ver en las calles, pero que también
corroboran algunos datos. Así, en 2013 el 70% de los medellinenses estarían dispuestos a
regañar a alguien que arrojara basuras a la calle, de acuerdo a la Encuesta de Cultura Ciudadana
de Medellín.
De hecho, los habitantes de la ciudad están en general dispuestos a hacer control social sobre
los comportamientos poco cívicos de otros, una fortaleza fundamental para incentivar el
civismo en la ciudad. Pero también perviven algunos retos importantes, como los
comportamientos viales y el incumplimiento de las normas de tránsito, uno de los espacios peor
evaluados por los mismos medellinenses.
Así, también para el 2013, el 34% de los habitantes de la ciudad experimentó exceso de
velocidad en el transporte público y al 19% se le vino encima un carro al cruzar un paso
peatonal.
Confiar, en palabras de Robert Putnam (2000), es depositar en el otro el beneficio de la duda,
esto es, tomar la decisión de creer que el otro va a actuar como tiene que hacerlo. Las relaciones
interpersonales, sociales e institucionales dependen en gran medida de que exista confianza en
las partes, lo que incentiva comportamientos cumplidores, acciones colectivas, movimientos
políticos e incluso, emprendimientos de negocio.
De manera más particular, el 57% de los medellinenses confían en sus vecinos, el 57% confía en
sus amigos, el 79% en sus familiares, el 49% en los compañeros de trabajo, y
20
alcalde
el 44% en la mayoría de las personas, de acuerdo a la Encuesta de Cultura Ciudadana de
Medellín 2013. Por otro lado, mientras la confianza interpersonal y comunitaria de los
medellinenses aumentó, la confianza institucional se ha visto resentida en las últimas encuestas.
Instituciones como la Policía, la Alcaldía, el Gobierno Nacional, y los medios de comunicación
vieron sus porcentajes de confianza reducidos entre el 2011 y el 2013 (Corpovisionarios, 2014:
68). Esa desconfianza es más aguda en poblaciones vulnerables y en los jóvenes de la ciudad.
Y por convivencia se puede entender como la acción y el resultado de vivir con otros, es decir, la
situación en la que dos o más personas viven en mutua compañía, compartiendo un mismo
espacio y tiempo, sin el advenimiento de grandes problemas o con las herramientas para
solucionarlos pacíficamente en caso de su suceso.
En 2013, el 45% de los medellinenses tuvo un vecino que puso música con volumen excesivo o
hizo mucho ruido, al 20% alguien no le pagó una deuda, el 18% presenció una pelea o riña, al 9%
no le pagaron lo que le debían por su trabajo, el 4% sufrió burlas por su apariencia física, y el 4%
tuvo problemas con los hijos o sus vecinos (Corpovisionarios, 2014: 104). Estos incidentes de
convivencia afectan en gran medida la calidad de vida de los ciudadanos y pueden ser
abordados desde una aproximación de educación y cultura ciudadana.
Ocuparse de los problemas de convivencia que irrumpen en la cotidianidad es, finalmente,
trabajar en una de las soluciones que se encuentran en los cimientos de la inseguridad de
nuestra ciudad.
Ahora bien, debemos alejarnos de la tentación de llamar cultura ciudadana a todo aquello que
aspiramos “funcione bien” en la calle y la vida cotidiana de una ciudad, es el primer paso para
entender de qué estamos hablando cuando hablamos de cultura ciudadana. La cultura
ciudadana, ampliamente entendida, promueve la armonización cultural entre la ley, la moral y la
cultura13.
Así, la cultura ciudadana requiere de actuaciones que movilicen decisiones normativas, de
infraestructura, de comportamientos individuales (morales) y comportamientos culturales bajo
una agenda coherente y con actuaciones sostenidas en el tiempo. Una agenda liderada y
cercana al tomador de decisión principal de la ciudad que a través de un potente programa de
cultura ciudadana transforma la cultura de la ciudad: sus formas de relacionarse entre sí, con los
recursos, con el entorno, con el Estado y con el presente y futuro de la ciudad.
Medellín requiere de una agenda transversal de cultura ciudadana que en primer lugar
disponga de la visión del gobernante y del presupuesto y nivel de incidencia requeridos para
actuar sobre las decisiones transformadoras de la ciudad.
13
Mockus apoyado en planteamientos de Douglas North y otros.
21
alcalde
Hoy Medellín cuenta con una Secretaría de Cultura Ciudadana, cuyo énfasis está en la agenda
cultural de la ciudad, los eventos, las campañas de prevención vial, la agenda de formación de
públicos, la promoción de arte y cultura; los eventos del libro, el patrimonio, las bibliotecas, la
lectura. Estas agendas centrales y prioritarias para la ciudad requieren continuar. Sin embargo la
agenda de cultura ciudadana que de manera transformadora conecte las acciones de gobierno
con la transformación de la cultura de la ciudad requiere mayor énfasis.
Ahora, no tiene nada que ver lo que se viene de exponer con “cooptar” el arte y la cultura al
servicio de las agendas de gobierno. Esto es un gran riesgo. Cuando los artistas de una ciudad
dejan de crear y se dedican a operar agendas oficiales, la calidad de los contenidos y la riqueza
que trae a una sociedad la propuesta de sus artistas se desdibuja. Lo central está en generar
agendas que conecten decisiones políticas con transformaciones culturales. Esto es distinto.
Que los artistas sigan creando y la cultura siga vibrando. Mientras tanto que los gobernantes
conecten sus decisiones de manera más potente desde una gestión que comprende y actúe
acogiendo estrategias de cultura ciudadana de manera amplia y transformadora que impactan
la ley, la moral y la cultura.
Por eso, convencidos de la necesidad de recuperar la cultura ciudadana, proponemos:
• Entender, apropiarse y sostener las decisiones públicas en la comprensión de los atributos
de comunidad de la sociedad de Medellín. En estos residen importantes oportunidades y
riesgos para las intervenciones públicas, y pueden condenar al fracaso o garantizar el éxito
de una política, un programa o un proyecto específico.
• Construir una política pública de cultura ciudadana que dirija los esfuerzos y comprometa
recursos y apuestas políticas para los próximos años. La política pública debe buscar la
permanencia, pertinencia y dinamismo de la apuesta por la cultura ciudadana en Medellín
como un eje transversal de la labor de todas las instituciones encargadas en la construcción
de un sueño de ciudad.
• Construir mensajes efectivos que logren incentivar comportamientos virtuosos en los
ciudadanos. La comunicación pública resulta fundamental para tal efecto, al enfocarse en la
activación o la contención de valores, representaciones e imaginarios ciudadanos.
• Sustentar los esfuerzos para intensificar la argumentación y discusión crítica entre las
personas sobre el tema; incentivar la autorregulación (que la gente proteste cuando otros
incumplen); mejorar la capacidad para concretar acuerdos entre ciudadanos; e imponer un
mayor cumplimiento de las normas básicas de convivencia (García Villegas, 2009). En suma,
debe ser un esfuerzo enmarcado en escenarios de control social y generación de
imaginarios de vida en comunidad.
22
alcalde
• Promover desde la administración pública, a través del ejemplo de los servidores públicos,
comportamientos y prácticas conducentes al mejoramiento de la confianza y la
incorporación de la cultura ciudadana a la vida cotidiana.
• Atender espacios riesgosos para la configuración de vicios ciudadanos; es decir, construir
mensajes y campañas de cultura ciudadana que sean pertinentes para atender poblaciones
como la de personas en situación de cárcel. Estos “nodos” de la cultura ciudadana también
pueden incluir conductores de servicio público, maestros, personal de desarrollo humano
de empresas privadas, entre otros.
Estructura de la Administración e institucionalidad
Toda reorganización de la estructura de la Administración requiere de un estudio serio y de una
medición posterior para verificar si con ella se obtienen o no los efectos deseados.
Tenemos dudas sobre los resultados obtenidos con la denominada “modernización
administrativa”. Fueron creadas 6 vicealcaldías y 567 nuevos cargos, implicando con ello un
costo anual adicional de más de $40.000 millones. Por eso, no continuaremos con las figuras de
14
las vicealcaldías dentro de la estructura e institucionalidad de la Administración municipal , pues
CREEMOS que son el Alcalde y sus Secretarios los llamados a liderar los diferentes temas de
ciudad. No hay por qué crear nuevos cargos que distancien al Alcalde de la realidad y que
diluyan responsabilidades.
CREEMOS en una estructura justa y necesaria, austera y eficiente, en cuyo interior se pueda
percibir un modelo de trabajo fresco y amable tanto con los mismos funcionarios y trabajadores
de la Administración como con los ciudadanos y las distintas personas que a ella se acercan
esperando siempre la mejor de las atenciones.
Participación ciudadana
CREEMOS en un gobierno para la gente y de la gente. Por ello a la participación la consideramos
esencial y una de las maneras como vamos a gobernar: desde los territorios y con los
ciudadanos. La participación es entonces un mecanismo de fortalecimiento de la democracia,
del cual estamos convencidos y que, durante nuestra administración, impulsaremos y
facilitaremos, siempre garantizando el contacto directo del gobierno con las personas.
Sin duda, uno de los mecanismos de mayor impacto en esta materia que se tiene en la ciudad es
el Presupuesto Participativo. El Acuerdo Municipal número 43 de 2007 dicta una ruta en el
artículo 64, al definir la “formulación del Presupuesto Participativo” en varias fases: asignación
del presupuesto anual para cada comuna y corregimiento,
14
tt
Presentaremos
al Concejo de Medellín el respectivo proyecto de acuerdo municipal.
23
alcalde
realización de Asambleas Barriales y Veredales para identificar problemas y oportunidades de
cada barrio y vereda, elección de delegados y realización de Consejos Comunales y
Corregimentales en las distintas fases del proceso: diagnóstico, priorización, aprobación del
presupuesto participativo, monitoreo y seguimiento a la ejecución (Art. 66) y refrendación de la
decisión del Consejo Comunal o Corregimental. Estos artículos demarcan las fases del proceso
pero dejan espacios para definir la metodología de cada fase.
En el transcurso del PL (Planeación Local) y PP (Presupuesto Participativo) se han detectado,
entre otros, los siguientes problemas:
• Las dificultades logísticas de las Asambleas barriales para la deliberación entre vecinos.
• Lo extenuante de los Consejos Comunales para la deliberación y la toma de decisiones.
• El conflicto de intereses que se presenta en el trabajo de comisiones temáticas, la poca
cultura política de grupos poblacionales como jóvenes, mujeres y ciudadanos nuevos en lo
comunitario y la falta de acompañamiento institucional incide significativamente en la
deserción.
• Se promueve las asambleas para detectar los problemas barriales y se obliga a los
delegados a pensar en obras comunales.
• Hay poco seguimiento a las iniciativas o proyectos de PP.
• No hay definición o aplicación de indicadores del proceso y mucho menos del impacto.
• La evaluación de iniciativas o proyectos no hace parte del diagnóstico en comisiones para
la toma de decisiones en la inversión.
• Falta cualificación y pedagogía a los delegados nuevos, en especial quienes provienen de
las asambleas barriales o veredales.
• Los informes de la administración municipal se basan en datos sin mayor información
cualitativa de los beneficiarios.
Las propuestas presentadas a continuación, pretenden fortalecer y consolidar la Planeación
Local y el Presupuesto Participativo como escenario de pedagogía política para incidir en la
cultura política democrática de las comunas y corregimientos de la ciudad, en busca de generar
diálogo político, deliberación, consenso comunitario y negociación del conflicto, por medio de
metodologías significativas que faciliten a la ciudadanía la incidencia responsable y directa en el
devenir de la gestión administrativa pública, como deber y derecho ciudadano.
Propuestas
•
14
Fortalecer el Presupuesto Participativo anual15.
El acuerdo municipal estipula que un 5% del presupuesto anual de inversiones como mínimo debe estar dirigido
para el PP, lo cual da cabida a que dicho porcentaje sea aumentado. Esta posibilidad debe evaluarse, garantizando
siempre que la medida sea debidamente utilizada por la comunidad bajo un
24
alcalde
• Aplicar técnicas participativas y modelos pedagógicos en las distintas fases metodológicas
del proceso como Asambleas Barriales y Veredales, Consejos Comunales y Corregimentales,
Comisiones Temáticas y cualificación de delegados. Por ejemplo, aplicar diagnósticos
Rápidos Participativos barriales cuyos resultados se socialicen y validen en las asambleas
barriales y técnicas de priorización en el trabajo de las comisiones temáticas.
• Generar material didáctico para las capacitaciones en los que se incluya el informe escrito
de las inversiones con PP en la comuna y en los barrios, se informe los resultados de las
asambleas barriales y la importancia del seguimiento a la ejecución de las iniciativas o
proyectos.
• Generar comunicación para la movilización ciudadana en torno al PP, pues sigue siendo
bajo el porcentaje de ciudadanos que participan en estos espacios.
• Retomar la idea del PP joven.
• Tener en cuenta la investigación exploratoria sobre deserción en el PP y hacer
acompañamiento a los delegados nuevos, los jóvenes y las mujeres.
• Cada comisión temática debe tener un protocolo para el seguimiento de iniciativas o
proyectos que incluya al contratista, interventores, dinamizadores de PL y PP de
participación social, planeación, personería y contraloría para avanzar en la pedagogía
ciudadana en el gasto público.
• Revisar los indicadores del PL y PP para redefinirlos y darle aplicación al acuerdo municipal;
es una falencia que impide medir los impactos sociales, políticos y económicos.
• Revisar la idoneidad de los operadores, los interventores y la calidad de los informes de
interventoría y contratistas.
• Definir el protocolo de beneficiarios del PP.
• Proteger al PP y los recursos públicos para que no sean cooptados por las estructuras
ilegales.
El proyecto de presupuesto participativo pretendió fortalecer la democracia directa de las
comunidades de Medellín haciéndolas participes de la decisión de cómo invertir una parte de
los recursos públicos del municipio, no obstante una de las conclusiones iniciales del proceso
fue que éste sería exitoso siempre y cuando existieren las siguientes condiciones: comunidades
altamente organizadas y con un acompañamiento eficaz por parte del Estado. Garantizar estas
dos condiciones entonces, así como fortalecer (institucional y normativamente) el Sistema
Municipal para la Gestión y Planeación Participativa, deben ser objetivos principales en esta
materia.
ejercicio político y ciudadano responsable que cuente en todo caso con el oportuno y pertinente acompañamiento
de la Administración.
25
alcalde
seguridad
y
convivencia
alcalde
2. Seguridad y Convivencia.
CREEMOS en una ciudad sin miedo16.
CREEMOS en la seguridad como un pilar fundamental para la sociedad, una seguridad que no es
de izquierda ni de derecha: es un derecho que hay que garantizar.
Ahora bien, aunque hemos avanzado y ha habido logros en esta materia, hoy la inseguridad en
Medellín es una realidad. No solo es un asunto de percepción. En muchos escenarios de nuestra
ciudad, el accionar criminal ha logrado niveles
tales de arraigo que el miedo ha absorbido la
17
confianza hasta el borde de la normalización . Pero lo anormal no puede seguir siendo normal.
Pudimos recuperar la esperanza, debemos alcanzar la confianza. CREEMOS en una Medellín que
brille por la alegría y el futuro de sus niños y no por la desesperanza de sus padres.
CREEMOS en un Estado fuerte, en el que con toda su institucionalidad y mediante el liderazgo
del alcalde, se recupere el control territorial a lo largo y ancho de toda la ciudad. Un Estado que
busca y garantiza la seguridad no como un fin en sí mismo sino como un medio para lograr la
estabilidad de la población, la permanencia del sistema, la vigencia del Estado y la
materialización de su categoría “Social y de Derecho”. La seguridad es, en este sentido, un bien
fundamental y un punto de partida.
Trabajar en una Política Pública de Seguridad y Convivencia no consiste, de ninguna manera, en
el establecimiento de una serie de respuestas coyunturales ante casos específicos que puedan
darse en materia de inseguridad. Una política pública adecuada en este tema debe ser el
resultado de un proceso de diagnóstico y análisis juicioso, que dé lugar a una estrategia que
indique cuáles son las acciones que deben realizarse, las instituciones que deben fortalecerse,
los lugares que deben ser priorizados, los programas que deben ser desarrollados y
territorializados, así como las metas y posibles alcances a los que se desea llegar con la ejecución
de todo el proceso.
En la línea del diagnóstico, una de las grandes amenazas y obstáculos para la seguridad de
Medellín es la violencia instrumental. En contra de ésta existen tres posibilidades: o se le cede el
paso; o se llega a un acuerdo; o, como en efecto debe hacerse, se acude al poder legítimo e
institucionalizado del Estado. La tercera vía, propia de la mirada institucional y democrática, no
se refiere al poder del Estado en materia de defensa como el único que tiene cabida, más bien
comprende que ante la violencia instrumental y ante situaciones de inseguridad producto de la
comisión de delitos de alto impacto, la respuesta debe ser integral.
16
En una ciudad quienes tienen que tener miedo son los criminales y no los ciudadanos de bien.
17
La aparición, desarrollo y sostenimiento del crimen organizado y toda su actividad criminal, entre otras cosas, ha
sido posible en nuestro caso debido a un ambiente en el que han confluido tres condiciones, a saber: i) la existencia
de un entorno socioeconómico y cultural permisivo a las acciones ilegales; ii) una economía/negocio ilegal
altamente rentable; y iii) una debilidad institucional reflejada en dificultad operacional
contra el crimen y bajos niveles de justicia.
26
alcalde
Es cuestión de llevar el Estado al territorio en el sentido más amplio del término: oportunidades
sociales, educativas y económicas; institucionalidad efectiva para la resolución alternativa de
conflictos; autoridades disuasivas y de contención efectiva, entre otros.
Es necesario indicar que la seguridad y el mejoramiento de las relaciones sociales de
convivencia deben obedecer a un entorno de estabilidad y a unas condiciones constantes y
permanentes para, en efecto, hablar de seguridad sostenible. No solo se debe contener la
amenaza sino que, además, debe prevenirse.
Con todo, se puede y debe entonces romper tres paradigmas: uno, según el cual la seguridad es
de derecha o de izquierda, pues esta no es un asunto de posiciones, es un derecho que le
corresponde a toda la ciudadanía18; otro, según el cual el concepto de seguridad solo implica
acciones militares, pues también implica acciones sociales y económicas; y un último, según el
cual destinar presupuesta para la seguridad es un gasto, pues, más que un gasto, es una
inversión.
Y –tiene que haber claridad al respecto– debe tratarse de la seguridad como un valor
fundamental, de un asunto estructural, en contraposición a la experiencia según la cual en
muchas de las ocasiones se ha concebido la seguridad como un simple manejo administrativo,
en veces burocrático, de un problema de cifras delictivas.
Aunque reconocemos que Medellín ha alcanzado la cifra de homicidios más baja en los últimos
30 años, persisten graves problemáticas que no pueden ser desconocidas y que presentan la
verdadera situación de seguridad en la ciudad.
La seguridad en una ciudad no se puede medir únicamente mediante un solo indicador como el
homicidio, pues el crimen es plural. Deben considerarse otros delitos que tienen impacto en la
ciudadanía y mantienen al habitante en una sensación de inseguridad e intranquilidad.
En el 2014, respecto al delito de homicidio, la ciudad alcanzó su punto más bajo en 30 años, con
659 casos, lo cual significa una tasa de 27 homicidios por cada 100 mil habitantes. Esto deja a
Medellín como la ciudad número 49 entre las 50 más violentas del mundo. Este número de
homicidios en el 2014 mostró una disminución del 29% respecto a los ocurridos en el 2013 (924
homicidios). Igualmente, la tasa de homicidios bajó 11 puntos, pasando de 38 homicidios por
cada 100 mil habitantes a 27. Esta reducción en los homicidios que se ha venido presentando de
forma continua desde 2010 es el aspecto más positivo en seguridad en los últimos años. Aún así
hay dudas y reservas que deben ser expresadas acerca de esta reducción, sobre si se trata del
resultado de las acciones implementadas desde la Alcaldía o si se debe a la disminución de
enfrentamientos entre bandas o a otros factores indeseados pero ciertos.
18
La seguridad nos involucra a todos, no exclusivamente a los gobiernos. Todos debemos por ella preocuparnos y
de ella ocuparnos. No puede, entonces, causarnos impresión o molestia su tratamiento.
27
alcalde
Línea Cronológica de los homicidios en Medellín. Elaboración propia. Fuente: SISC.
La razón del comportamiento del fenómeno del homicidio se podría explicar mediante dos
hipótesis: la primera es que se debe a la efectividad en la labor y liderazgo de las políticas de
seguridad que desde la Alcaldía se están implementando como las estrategias de vigilancia y el
incremento en el número de efectivos de la Policía. La segunda es que por dinámicas internas de
los mismos grupos delincuenciales se mantiene un control en muchos barrios en donde estos
hacen presencia.
Según la Personería de Medellín, la segunda hipótesis no se puede descartar, si se tiene en
cuanta el denominado “Pacto de San Jerónimo” o del “fusil” entre “La Oficina” y el “Clan Úsuga”
que todavía tiene vigencia en muchos lugares de Medellín y el área metropolitana, exceptuando
la comuna 5 (Castilla) y la Comuna 6 (Doce de Octubre) donde este pacto se ha venido
rompiendo y en donde, de hecho, se ha ocasionando un incremento en luchas violentas y en
homicidios.
Las cinco comunas donde más homicidios ocurrieron durante el 2014 fueron: la Comuna 10 (La
Candelaria) con 115 homicidios, la 13 (San Javier) con 64 homicidios, la 7 (Robledo) con 58
homicidios, la 5 (Castilla) con 54 homicidios y la 4 (Aranjuez) con 44 homicidios. Esto está
mostrando la concentración del conflicto y las luchas entre las estructuras delincuenciales
específicamente en estos lugares. Estas cinco comunas suman en conjunto el 51% de los
homicidios cometidos en toda la ciudad.
28
alcalde
Este tipo de concentraciones de delitos dentro del territorio de la ciudad deja en evidencia que,
independientemente de las variaciones que puedan sufrir algunos indicadores, se mantienen
unos patrones dentro de la dinámica criminal que refleja la permanencia del problema, más allá
de los cambios en los síntomas.
Es de resaltar que el centro de la ciudad registró en 2014 una tasa de 134 homicidios por cada
100 mil habitantes, superior a la tasa de homicidios de la segunda ciudad más violenta del
mundo que para el 2014 fue la capital de Venezuela, Caracas, con 117 homicidios por cada 100
mil habitantes.
Evolución de tipo de hurtos. Elaboración propia.
En cuanto a hurtos, en el 2014 Medellín alcanzó la cifra de hurtos totales más alta en los últimos
10 años. Si la Administración ejerciera un verdadero control sobre la seguridad, no solo los
homicidios hubiesen disminuido, sino también la cifra de hurtos lo hubiese hecho. Estos en
general, basándose en los casos denunciados, subieron un 8% con respecto a los registrados en
el 2013, pasando de 11.658 casos en el 2013 a 12.533 en el 2014.
29
alcalde
La ciudad ha tenido un crecimiento continuo y sostenido en hurtos totales, especialmente
desde el 2011 cuando comenzó a crecer, hasta el 2014. Para evidenciar lo alarmante que ha sido
este crecimiento, en el 2010 se registraron 3.877 casos, mientras que para el 2014 los hurtos
habían alcanzado los 12.533 casos, significando ello un crecimiento del 223% en solo 4 años.
Esto se puede visualizar en la siguiente gráfica.
Evolución de tipo de hurtos. Elaboración propia. Fuente: SISC.
Es cierto que los hurtos de automóviles y motos han venido disminuyendo levemente, pero esa
disminución contrasta con el aumento de todos los otros tipos de hurtos; solo el hurto a
personas aumentó un 38% en el 2014 con respecto al año anterior. El aumento en todas las
modalidades de hurtos en la ciudad, exceptuando el de automotores, está dejando en evidencia
el desbordamiento de este fenómeno y las dificultades existentes.
30
alcalde
Hurtos 2013 – 2014. Elaboración propia. Fuente: SISC.
Por otro lado, el desplazamiento forzado intraurbano (DFI) constituye uno de los delitos que
más afecta la seguridad en Medellín. Durante el año 2014 hubo 1.774 casos reportados que
significaron 5.395 víctimas, un 10% menos que el año pasado. Aunque, como se verá en la
siguiente tabla, en 10 de las 16 comunas que posee la ciudad, las víctimas de este fenómeno
aumentaron.
31
alcalde
Desplazamiento forzado intraurbano, Número de personas víctimas. Elaboración propia. Fuente: Personería de Medellín.
Realidades como el control territorial de los grupos delincuenciales, la ausencia de las
instituciones, la impunidad y la intimidación en general que estos realizan a la población civil,
son situaciones que victimizan a estas familias.
La extorsión es otro de los fenómenos que afecta la seguridad de los habitantes de la ciudad y
cuyas cifras tienen un alto subregistro. En el 2013 las denuncias de extorsión fueron de 457,
disminuyendo en el 2014 a 306. Aún así, el subregistro dificulta el análisis y el diagnóstico de la
seguridad en la ciudad y su posterior, consecuente y correcta intervención. Hace unos pocos
meses Fenalco denunció que el nivel de extorsión que aqueja a los comerciantes inscritos en la
Cámara de Comercio de Medellín asciende a un 90%. No es lógico que las denuncias de
extorsión en la ciudad sean de 306 casos cuando organizaciones y entidades privadas están de
acuerdo en que el nivel de extorsión entre comerciantes es bastante alto19.
Caminando la ciudad nos damos cuenta de que solo esa cifra de 306 casos de extorsión puede darse en un par de
días a lo largo y ancho de todo el territorio de la ciudad.
14
32
alcalde
Según Medellín Cómo Vamos, el 60% de los ciudadanos de Medellín no se sienten seguros en la
ciudad, de ellos un 20% se siente inseguro y el resto ni seguro ni inseguro. Además, el 67% de las
personas que fueron víctimas de algún delito creen que la probabilidad de ser víctima de nuevo
es alta o muy alta y el 38% cree que la probabilidad de que los delitos sean sancionados es muy
baja. Esto lo que está reflejando es un alto nivel de desconfianza de los ciudadanos hacia las
autoridades tanto administrativas como de justicia.
El fenómeno de la criminalidad en Medellín está vinculado a elementos y catalizadores como el
narcotráfico, el tráfico de armas, el control de otras y variadas rentas ilegales, el lavado de activos
y el control territorial. Pero hoy es ese control territorial que están ejerciendo las estructuras
criminales, sin duda, el factor común que se esconde detrás de asuntos como las extorsiones, el
desplazamiento forzado intraurbano, las desapariciones y los hurtos. Es hoy el gran problema y
la prueba de la fuerza que ha adquirido o mantiene la criminalidad en nuestra ciudad: a mayor
control territorial mayor poder económico, y por ende un mayor poder militar e, incluso, social
(y político).
33
alcalde
34
alcalde
Riñas
Cultura de la
ilegalidad y la violencia
(retroseso en la
cultura ciudadana)
Comercio
Personas
Residencia
Modalidades
Hurto
Extorsión
Poca colaboración con las autoridades Desconfianza por el miedo
Infracción a normas de tránsito Protección de la delincuencia
Todo eso
Reforzado por
Por causa de
Homicidio
Trata de
personas
Causas estructurales
de la violencia
Intolerancia
Instrumentalización
para el control territorial
Justicia llevada
a las propias manos
Violencia
espontánea
Privatizacíon de
la justicia
Efectos colaterales
de otros fenómenos
delictivos
Violencia imtrafamiliar
Estado débil
Trampas de la pobreza
Deserción escolar
Falta de liderazgo
Debilidades en la
planeación estratégica
de la ciudad
Autoridad con
poca legitimidad
Pocos recursos
dirigidos al tema
de seguridad
Debilidad de los
mecanismos alternativos
para la solución
de conflictos
Ausencia de oportunidades Inequidad
para la movilización social
Desaparición forzada
Narcoturismo y
turismo sexual
Ocurrencia de
fenómenos delictivos
Desplazamiento forzado
intraurbano
Automotores
Que a su vez
participa de
Mal uso del espacio público Infracción a normas de convivencia
Lavado de activos
Expansión permanente
de los pagadiarios
Rentas criminales
Control territorial
criminal
Presencia territorial
de bandas criminales
Crimen organizado
Que se explica en
Permanencia y normalización
de los fenómenos delictivos
y la violencia
Deficiente administración
de la justicia
Corrupción
Poca claridad en lo
teniente a una politica
criminal
Relaciones de miedo
y desconfianza
Estrategia fallida en la
lucha contra el crimen
Aumento generalizado
de la percepción de
inseguridad
Propuestas
• Trabajar por la seguridad en Medellín a partir de un enfoque de integralidad.
Comprendemos la seguridad como un eje transversal de la labor que ha de ejercer y
ejecutar la Administración en Medellín, en el que deben confluir sectores y visiones de otros
ejes conceptuales del accionar gubernamental.
• Política pública de seguridad y convivencia 20.
Como se puede apreciar en la Ilustración 1 un tratamiento adecuado y pertinente de la
seguridad en la ciudad debe partir del diseño y la ejecución de una Política Pública de
seguridad y convivencia para Medellín, que no se circunscriba a un periodo gubernamental,
sino que permita comprender un horizonte de tiempo que garantice la ejecución de los
planes y estrategias necesarias para construir la ciudad que soñamos. Si bien la composición
de una política pública del talante señalado debe incluir líneas estratégicas concretas,
suponer que la construcción de seguridad integral en Medellín se puede construir al margen
de los demás fenómenos citadinos es un grave error.
Por lo mismo, consideramos que así como es necesaria una política pública para tratar
directamente el asunto de la seguridad y la convivencia en la ciudad, también son necesarias
políticas públicas en otros campos como: transparencia, legalidad, inclusión social,
desarrollo económico, educación, proyectos urbanos integrales, cultura ciudadana y cultura
y deporte; que si bien no deben tener la seguridad por centralidad, han de direccionar
20
Revisar y ajustar la política pública que en materia de seguridad tenga en
su momento la ciudad.
35
alcalde
esfuerzos que, dentro de la política, estén dirigidos a participar del eje transversal de la
construcción de seguridad y convivencia en Medellín. Al final no se trata de poner a la
seguridad por meta y fin de todas las políticas públicas que se agencien en la ciudad, sino
más bien como punto de encuentro para avanzar en el camino de la construcción de una
Medellín más segura y en donde los ciudadanos conviven y se desarrollan como personas
pacíficamente. Es, en el fondo, reconocer que la seguridad es un punto de partida más que
de llegada.
No se trata de empezar de nuevo, la ciudad ha tenido importantes avances en materia de
seguridad que no solo reconocemos, sino que consideramos deben continuarse. Se trata de
hacer una revisión juiciosa de lo que ha funcionado para potenciarlo y construir sobre esto.
Con esta vocación integral aclarada, y que debe reflejarse en los lineamientos de las políticas
públicas a agenciar en los demás campos mencionados con anterioridad, a continuación se
explicarán una a una las líneas estratégicas de lo que ha de corresponder directamente a una
Política pública de seguridad y convivencia para Medellín; a saber:
Diagnóstico y monitoreo permanente.
Uno de los temas más importantes para la seguridad en las ciudades es el diagnóstico y el
monitoreo de los fenómenos que a esta afectan. Los planes de desarrollo de las últimas
administraciones, y recientemente el Plan Integral de Seguridad y Convivencia, concentran
insuficientemente el asunto del diagnóstico y el monitoreo en lo que respecta a la creación
y seguimiento de algunos indicadores “objetivos” de criminalidad, es decir, en verificar la
ocurrencia de ciertos delitos que afectan la seguridad.
En los últimos años se han venido incluyendo en los estudios de seguridad ciudadana los
resultados de la implementación de trabajos de percepción ciudadana en materia de
seguridad para Medellín. Para ello se utilizan herramientas como encuestas y sondeos de
opinión, que indagan básicamente sobre dos aspectos: sensación de seguridad y
victimización.
La ciudad de Medellín es, quizá, una de las ciudades en Colombia –al lado de Bogotá y Calique han realizado ejercicios al respecto, adelantándose en los procesos de comprensión
sobre los factores que generan sensaciones y hechos de inseguridad en las ciudades. En el
año 2008 se creó el Sistema de Información de Seguridad y Convivencia –SISC- que
dependía directamente de la Secretaría de Gobierno y que tenía por fin “[El] monitoreo
constante y estudio de los fenómenos violentos y delincuenciales que vulneran la seguridad
y la convivencia de Medellín, y la contextualización con la dinámica del total de municipios
que conforman el área metropolitana del Valle de Aburrá”.
36
alcalde
La creación de un sistema de información que se encargara de recopilar todos los datos,
estudios y visiones sobre asuntos de seguridad y convivencia para Medellín, permitió que la
ciudad ganara terreno en lo que a la comprensión de las dinámicas de criminalidad,
violencia y problemas de convivencia que tienen lugar en Medellín se refiere. Con una
vocación en su comienzo muy pública y con una pretensión académica con fines
pragmáticos para acciones de desarticulación de dinámicas generadoras de inseguridad, el
SISC se convirtió en modelo para las demás ciudades latinoamericanas.
El trabajo de monitoreo, evaluación y seguimiento de todos los indicadores de seguridad
debe ser continuo y debe contar con metodologías claras de trabajo que vayan mucho más
allá de la coyuntura y de los intereses políticos. Igualmente se deben verificar no solo las
acciones y metas contenidas en el Plan de Desarrollo sino que se debe mirar con
profundidad lo establecido en el Plan Integral de Seguridad y Convivencia y verificar que se
esté cumpliendo con sus contenidos. El SISC debe consolidarse como una institución ajena
a los devenires políticos y pensarse a sí mismo como centro de pensamiento, análisis e
investigación de las múltiples circunstancias de inseguridad y convivencia que tienen lugar
en la ciudad de Medellín.
Por lo anterior, consideramos que en el camino para fortalecer el proceso de seguimiento y
monitoreo permanente del SISC, es menester consolidar todos los acuerdos que sean
necesarios en materia de intercambio y acceso a la información con cada uno de los
organismos de seguridad y justicia del país que intervienen en Medellín, de manera tal que
la información logre explicar la realidad y actuar sobre la misma de la manera más completa
posible. Así mismo, es vital crear una plataforma pública donde los ciudadanos puedan tener
acceso a la información estadística y estudios sobre los factores que afectan la seguridad y la
convivencia en nuestra ciudad, para que puedan participar en el fortalecimiento de las
capacidades institucionales.
También CREEEMOS que para continuar con el fortalecimiento del SISC es necesario que este
desarrolle proyectos de investigación y generación de conocimiento junto con
universidades y otros centros de pensamiento, que le permita tener y generar información
más amplia y detallada respecto de todos los fenómenos delictivos y criminales que aquejan
a nuestro territorio. En este orden de ideas, conviene también que el SISC evalúe el
componente subjetivo de la seguridad (la percepción), para lo cual son necesarias
investigaciones y encuestas tipo victimización.
Adicionalmente, es necesario que el SISC amplíe el alcance de su monitoreo y caracterice de
manera más precisa el fenómeno de la criminalidad desde la escala metropolitana para
avanzar en la comprensión adecuada del contexto en el que se desenvuelven dichas
dinámicas en el territorio municipal.
37
alcalde
Dado que el fenómeno de criminalidad no es exclusivamente municipal, la escala
metropolitana permite comprender de una mejor manera lo que sucede en Medellín.
Reacción y contención
Hoy, y a lo largo de los años, el crimen ha desafiado al Estado a tal punto que ha logrado
sobreponérsele. Hoy en la ciudad hay lugares donde o el Estado no llega o donde lo hace de
manera aparente o, en el peor de los casos, donde el Estado ha sido cooptado por la ilegalidad.
El control territorial que han adquirido las estructuras criminales es lo suficientemente poderoso
como para proporcionarles dominio sobre un sin fin de rentas ilegales que generan un
importante poder económico que, a su vez, les permite tener un gran poder militar, social y, en
algunos casos, político.
Por lo anterior, el Estado debe estar al servicio de los ciudadanos directamente en el territorio,
debe recuperar el ejercicio de su autoridad, aquella que representa el Estado y que no puede
permitirse ser contestada violentamente por unos cuantos. En ese orden de ideas, para
garantizar la cercanía con la ciudadanía, el ejercicio absoluto de funciones de gobierno y la
garantía legítima de su autoridad, el Estado está en la obligación de proteger a la población civil
que se encuentra en escenarios donde la violencia prima, mediante la represión de quienes
ejerciendo la violencia no quieren dejarla a un lado.
Para luchar contra la violencia que hoy aqueja a Medellín, debe dársele prioridad a un
tratamiento estratégico de desarticulación de las estructuras criminales. Si bien ya se han
adelantado importantes logros en esta materia, la comprensión de la lucha contra el crimen
organizado no puede limitarse a la captura y condena de los "capos" u "objetivos de alto valor".
Si bien esto es importante y no puede perderse de vista, es necesario, entre otras cosas, superar
el paradigma de la personalización y comprender que la tarea debe estar dirigida a la
desarticulación de la estructura per se, toda vez que las personas dentro de la dinámica criminal
son más fácilmente reemplazadas por otra que si lo que se logra desarticular es la misma
estructura. En otras palabras, no se trata únicamente en dar de baja a las "cabezas" de las
estructuras criminales, sino de atacar todos los rubros que componen el sistema criminal: desde
los combos hasta la economía legal que enmascara la ilegalidad. Más allá de los jefes de finanzas
de las Bacrim y de los "pelaos de los combos", hay estructuras que se han insertado hasta casi lo
imperceptible en la legalidad y que se siguen alimentando la violencia en nuestros barrios.
Concebir todo el proceso es un primer paso para trabajar por su desarticulación.
Para lograr lo anterior, es necesario descubrir y comprender qué está pasando con los dineros
que se obtienen producto de todas las rentas criminales, y de la participación en la economía
ilegal que estas personas se han encargado de camuflar dentro de la misma economía legal. Ese
dinero debe ser perseguido, por lo que el lavado de activos ha de ser un asunto primordial del
combate contra la criminalidad. A estas estructuras hay que desarticularlas y ahogarlas
financieramente, al mismo tiempo que se ataca su actuar criminal.
38
alcalde
Con todo, no solo la violencia instrumental enmarcada en el crimen organizado debe
contenerse y desarticularse: Medellín también asiste a una preocupante realidad de violencia
espontánea. En ambos casos habrá cero tolerancia, para impedir que sigan alterando y
atentando contra la integridad de los ciudadanos. El ciudadano debe encontrarse protegido de
cualquier expresión de violencia y el principal llamado a brindar esa protección es el Estado
legítimo y sus instituciones. Esta presunción no niega, por supuesto, las radicales diferencias
que se encierran en el origen de estas dos violencias. No obstante, si bien la primera nace de las
estructuras criminales y la segunda -en mayor parte- por asuntos de mala convivencia, en
ambas circunstancias el Estado se encuentra en la obligación de proteger la población, al
ciudadano. La violencia, en ninguna de sus manifestaciones, es justificable.
Se requiere, pues, de una lucha decidida y frontal, con medidas claras, específicas y
contundentes en contra de la criminalidad y la violencia, para no permitir que el ciudadano se
sienta solo, aislado o desprotegido. La seguridad cuesta, pero la inseguridad cuesta derechos y
vidas.
A continuación se detallan, una a una, las propuestas que en este marco pensamos para
Medellín.
Liderazgo del Alcalde y política criminal.
El Alcalde (y con él toda la institucionalidad) debe apersonarse de la seguridad de la ciudad y
ejercer su labor más cerca del ciudadano, reflejando con ello liderazgo y autoridad. Si bien suele
afirmarse que en materia de seguridad el Alcalde no tiene las herramientas necesarias para su
adecuado tratamiento puesto que es una responsabilidad de carácter nacional, las facultades
que el Alcalde posee y que se encuentran consignadas en instrumentos legales y normativos,
dan cuenta de atribuciones policivas que no pueden ser obviadas. El Alcalde, es tanto líder de
gobernanza y generación de oportunidades como líder de la policía que opera en la ciudad.
En efecto, es el Alcalde de la ciudad quien debe direccionar la estrategia de las fuerzas policivas
que intervienen en Medellín. No se trata, exclusivamente, de la promesa de trabajo en equipo
mediada por la asignación de recursos por parte del municipio: es, ante todo, un trabajo de
direccionamiento permanente en el que el Alcalde lleve el mando. El accionar de la policía no
puede darse en materia exclusivamente reactiva o de emergencia sin ningún lineamiento. Todo
lo contrario: debe obedecer a una estrategia de desarticulación y respuesta ante la criminalidad
y la violencia, que se refleje en una política criminal absolutamente clara.
El liderazgo del Alcalde en esta materia es esencial. Consignar una política criminal clara que
recoja visiones que permita dar lineamientos a las autoridades que actúan en Medellín, no solo
se convierte en una herramienta útil sino en una absolutamente
39
alcalde
necesaria para direccionar la operatividad en función de las estrategias de desarticulación de la
criminalidad y la violencia en la ciudad de Medellín.
Aún sabiendo que mucho de lo que se puede hacer y debe hacer frente a la seguridad de
Medellín no le corresponde a la Administración Municipal, sí debe ser tarea de ésta,
identificando previamente las respectivas competencias, el exigirle contundentemente (y
apoyarlas en los casos que sea necesario) a las demás instituciones, personas o entidades de
rango especialmente Nacional su debida actuación responsable en la materia (y en algunos
casos hasta su presencia en la ciudad). Así por ejemplo, no sobra entonces, y conviene, que la
Administración Municipal lidere la elaboración de algún(os) Proyecto(s) de Ley, de la mano de
los Congresistas, en materia de seguridad ciudadana.
Consejos de seguridad
Para una efectiva realización del liderazgo del Alcalde en esta materia, debe ser garantizada la
observancia y evaluación permanente de lo que pasa en la ciudad. Para ello, es necesaria la
instalación y realización de Consejos de Seguridad periódicos en tres niveles, a saber:
Intrainstitucional21, comunal y metropolitano. Comprendiendo de primera mano la situación de
la ciudad, caminando las calles y hablando con los ciudadanos y las instituciones, es posible
lograr el cambio que, en seguridad, Medellín requiere.
Corresponsabilidad en la lucha contra el crimen y la violencia: Prevención contra el lavado de
activos.
La labor de la ciudadanía juega un papel esencial en una estrategia articulada en la lucha contra
el crimen y la violencia en Medellín. Por ello, debe agenciarse una adecuada y permanente
invitación al trabajo colectivo de la Alcaldía con la comunidad.
En este sentido, la Alcaldía debe liderar la lucha contra el lavado de activos mediante programas
de concientización y capacitación permanente a las grandes y pequeñas empresas de Medellín,
quienes recibirían una guía y acompañamiento con programas periódicos en la
implementación de un sistema de gestión y prevención de lavado de activos. De esta manera,
los grandes y pequeños empresarios de Medellín no serán un blanco fácil para quienes
pretendan mezclar su dinero ilícito en el sector legal. Si bien el liderazgo debe llevarlo la
institucionalidad, el nivel de corresponsabilidad del empresariado en Medellín no debe ser –de
ningún modo– obviado. La efectividad de los programas y la implementación de los sistemas
de gestión y prevención del lavado de activos, requieren del compromiso de los empresarios y
ciudadanos de Medellín.
La administración deberá ser, liderando la lucha contra el lavado de activos en el proceso de
desarticulación del crimen organizado, el primer ejemplo de legalidad y
En los casos en que la ciudad lo requiera, estos consejos deben llegar a hacerse
diariamente.
21
40
alcalde
lucha contra estos fenómenos, como también contra la ilegalidad y corrupción. Con una
apuesta clara en este sentido, es posible trabajar en la recuperación de la confianza de las
personas en las instituciones del gobierno para, de esta manera, avanzar en procesos efectivos
que motiven la denuncia ciudadana. La corresponsabilidad no consiste en la exigencia a la
ciudadanía para comportarse de un modo en particular respecto a un tema, sino en ofrecerle los
escenarios e incentivos necesarios para motivar un trabajo en equipo entre las instituciones y
los ciudadanos. No solo se le debe exigir entonces la denuncia, por ejemplo, sino que dicha
denuncia debe incentivarse y facilitarse de manera tangible y eficaz, utilizando las
oportunidades de la tecnología, pero también garantizando resultados y una actuación pronta,
recta y eficiente por parte de los funcionarios públicos.
Grupo especializado contra el lavado de activos: Tecnología y compromiso para la desarticulación
del crimen organizado.
Al lado de la prevención y la motivación de denuncia, debe ser creado un grupo especializado
de inteligencia para la lucha contra el lavado de activos, dotado de la infraestructura
investigativa y tecnológica requerida, para adelantar los procesos necesarios de priorización de
movimientos ante la Unidad de Investigación Administrativa y Financiera (UIAF). Este grupo
tendrá la vital tarea de estudiar movimientos, transacciones, comportamientos y demás
elementos necesarios para levantar investigaciones concretas en materia de lavado de activos
para que, trabajando conjuntamente con la UIAF, se logre la desarticulación de los entramados
de lavados de activos que existen en la economía formal y legal en Medellín.
En el marco del fortalecimiento de la UIAF en Colombia, este grupo tendrá la tarea de trabajar de
la mano de los nuevos fiscales asignados para Medellín, quienes tendrán la tarea de atacar el
lavado de activos en Medellín, contando con todas las garantías y el apoyo por parte de la
administración. El Alcalde deberá liderar esta tarea y conformar este nuevo grupo, de tal manera
que las labores que desde allí se adelanten hagan parte de la estrategia transversal de
desarticulación de la criminalidad organizada que la administración implementará a partir de la
política pública de seguridad y convivencia que tendrá lugar.
Grupos élite y de desarticulación del crimen organizado.
Creación de grupos élites para combatir cada uno de los delitos. Mediante inteligencia y la
operación de diferentes grupos de fuerzas estatales especializados se pretende atacar y
desarticular las estructuras criminales, así como también sus economías ilegales y los diferentes
tipos de delitos. No obstante, como se mencionó líneas arriba, el enfoque no debe estar dirigido
exclusivamente a la búsqueda de cabezas u objetivos de alto valor, pues en este tipo de
estructuras con funcionamiento en red, está demostrado que las cabezas, al caer, son fácilmente
reemplazables.
41
alcalde
Por lo anterior, además de un grupo de objetivos de alto valor, son necesarios grupos élite,
conformados por miembros de la fuerza pública altamente especializados, así como también
por personas de la Justicia y la Fiscalía, que permitan la priorización de los fenómenos delictivos
propios del crimen organizado así como su tratamiento.
Para garantizar una adecuada presencia y un actuar efectivo y adecuado de la fuerza pública en
la ciudad de Medellín, es necesario adelantar procesos que permitan reforzar positivamente la
relación existente entre la Policía y el ciudadano, exigiéndole a aquella un mejor desempeño al
tiempo que se fortalece la corresponsabilidad ciudadana respecto a la policía. Se trata, en el
fondo, de adelantar las labores necesarias para recuperar la confianza ciudadana en la policía y
en las autoridades que tienen presencia en el territorio. La confianza abarata las relaciones entre
la autoridad y la ciudadanía, al tiempo que facilita el accionar de la primera en el territorio.
Con todo, al tiempo que se adelantan procesos de exigencia para la policía, deben llevarse a
cabo todos los instrumentos necesarios para dignificar la labor de los policías en la ciudad. Si
bien comprendemos que la Policía es una institución de carácter nacional, la dignificación de su
accionar debe partir de la mejora de su entorno y de sus condiciones laborales. Con extenuantes
horas de trabajo y sin retribuciones adecuadas, es necesario adelantar procesos de incentivos a
los miembros de las fuerzas policiales que trabajan en Medellín que estén estructurados, más
que sobre “positivos”, sobre el actuar debido y conforme a la planeación estratégica. Esta
institución, y en general todas las fuerzas del Estado, deben contar con el respaldo y la defensa
por parte de la Administración Pública.
El fortalecimiento de la institución policiva debe pasar, necesariamente, por las actividades y
operaciones que en la actualidad tienen lugar en la ciudad. Así, por ejemplo, el Plan Cuadrantes
debe reforzarse –además de equipamientos tecnológicos– con el fortalecimiento de la
capacidad del policía para construir lazos de confianza con la comunidad, de reflejar autoridad
y de significar eficiencia y efectividad en su labor de vigilancia 22. Pero también se debe ser
consciente del peligro o de las ventajas para los ilegales que estas estrategias pueden cambiar,
por lo que se necesitan medidas preventivas como, en algunos casos la rotación aleatoria del
personal para evitar que los ilegales se vean tentados a entablar o forzar relaciones con los
uniformados.
Enseñándosele y exigiéndosele, por ejemplo, que no es suficiente un patrullaje con unas luces encendidas y unas
paradas cada cierto tiempo, sino que mientras se está patrullando ir realizando constantemente y aleatoriamente
22
labores de control y vigilancia, como retenes, detención de vehículos en movimiento, requisas, etc.
42
alcalde
Seguridad Jurídica para la Policía Nacional.
Aquellos miembros que incumplan y transgredan la ley deberán enfrentar la pena
correspondiente. Sin embargo, la Institución de la Policía debe permanecer al lado de la
comunidad y la administración, quienes le deben brindar y garantizar su apoyo y respaldo. Para
que pueda haber una operatividad eficiente con respeto a la ley pero sin miedo por parte de los
miembros de la fuerza pública a que puedan ser indebidamente judicializados, estos deben
contar con una defensa jurídica técnica, en manos de abogados especializados en el área penal
a cargo de la Administración Municipal.
Creación de infraestructura para la seguridad
Sin duda alguna, uno de los elementos que ratifica con más potencia el papel de la autoridad en
el territorio y que entrega herramientas de alto valor para la cercanía ciudadana y el papel de las
autoridades, es la existencia de infraestructura en el territorio. Para ello, consideramos necesaria
examinar la pertinencia de infraestructura nueva en Medellín para las autoridades en Medellín
que gire en torno a la posibilidad de construir centros de retención transitorio y nuevas
unidades URI, con énfasis para el sur del Valle en el último caso.
Es indispensable revisar la distribución de los equipamientos de seguridad y defensa a nivel
municipal con el ánimo de identificar necesidades en función del control territorial. Algunas
zonas de la ciudad no cuenta con cobertura de infraestructura de este tipo lo que dificulta la
labor de mantener al Estado presente en el territorio. Desde la Alcaldía de Medellín buscaremos
que todo el territorio del municipio cuente con la adecuada cobertura de dichas instalaciones
partiendo de un análisis preciso de capacidades y necesidades de la Fuerza Pública.
Tecnología para la seguridad
En la misma línea de la anterior estrategia, avanzar en el fortalecimiento del uso y apropiación
de las tecnologías para propender por la mejora de la seguridad debe ser una prioridad. Entre
las estrategias que al respecto existen pueden pensarse las siguientes:
• Cámaras de última tecnología con detección de rostros en sitios públicos claves.
• Circuitos producto de convenios con el sector privado.
• Tecnología para recopilar con eficiencia pruebas que colaboren con la eficacia y
oportunidad de los procesos de judicialización.
• Nuevas tecnologías para fortalecimiento de la inteligencia.
• Scanners y arcos de cierre ubicados estratégicamente en puntos de la ciudad.
• Vigilancia desde el aire.
• Ampliar el sistema de cámaras de la ciudad en general.
• Aplicativos informáticos y estratégicos. Fortalecer Seguridad en Línea.
• Tecnología para las patrullas.
• Fortalecer la línea 123.
43
alcalde
Intervención integral y accionar permanente en Hotspots (puntos calientes)
Escuadrones que patrullen estratégica y permanentemente sectores de la ciudad, realizando, a
diario, retenes en las calles de la ciudad con importantes niveles en materia de dinámica
criminal.
Retenes con un número considerable de policía, con automotores, con presencia de la misma
administración municipal, que garantice la capacidad de reacción de la Policía para, por
ejemplo, en los casos que sea necesario, emprender exitosamente una persecución23.
Unidades de la Policía con sistemas portátiles de grabación, retenes de los cuales queden
registros oportunamente, con policías capacitados para ejercer debidamente su labor en estas
situaciones, de control, de vigilancia y de autoridad, pero de una autoridad sin abusos y con la
cercanía idónea a la comunidad. Que tengan la capacidad de reacción ante cualquier
circunstancia.
Situación carcelaria y penitenciaria
En cuanto a la situación carcelaria precaria y de hacinamiento que vive el Valle de Aburrá, es
necesario que se convoque al Ministerio de Justicia para que, conjuntamente, se le de salida
pronta a esta problemática. Es un asunto que no solo preocupa al Área Metropolitana, sino a
todo el país. Medellín puede y debe entonces ser partícipe activamente del debate nacional
sobre el asunto de la crisis carcelaria.
En lo particular, se requiere que Medellín empiece la proyección de una nueva cárcel, con todas
las dimensiones requeridas, cuyo funcionamiento (programas para los internos, adecuaciones,
resocialización, tecnología, etc.) sea debidamente diseñado. El diseño debe permitir separar la
población sindicada de la de los condenados, tal y como lo indica nuestro ordenamiento
jurídico y lo ordena nuestra Corte Constitucional.
Otras acciones por desarrollar
• Convenio con entidades internacionales o extranjeras de seguridad para que tengan
asiento en la ciudad.
• Medellín blindada. Control y vigilancia las 24 horas en puntos estratégicos y salidas y
entradas de la ciudad.
• Red de informantes y cooperantes, y esquema de recompensas.
23
Se debe adelantar la gestión necesaria para posibilitar que los policías puedan realizar persecuciones.
44
alcalde
• Cooperación y articulación más estrecha con otras entidades y organismos de seguridad,
brindándoles apoyo e involucrándolos dentro de esta apuesta de ciudad por la seguridad
de Medellín.
• Articulación de entidades de seguridad y justicia en el marco de una política criminal para
Medellín.
• De la mano de la administración departamental, promover la actualización del código de
convivencia del Departamento (ordenanza 018 de 2013) con un apartado especial para la
capital (Medellín) para atender la situación contravencional.
Inversión social.
Es un error considerar que la inversión social y las políticas de prevención social del delito
tratan estrictamente de lo mismo. En términos reales la primera no tiene por fin exclusivo la
disuasión de los entornos que facilitan la criminalidad y la violencia, sino que está dirigida a
reparar las realidades sociales y humanas que, entre otras cosas, participaron de la creación
de entornos vulnerables. Por su parte, la prevención sí tiene como cometido principal evitar
directamente el accionar delictivo.
La inversión social es parte crucial y fundamental de una adecuada Política Pública de
Seguridad y Convivencia para la ciudad. En términos efectivos, si no se busca la reparación
de los contextos sociales causantes de graves inequidades y conflictos en los diferentes
barrios de Medellín, que llevaron a muchas personas y jóvenes a la criminalidad, las
acciones en contención y prevención serían solo “paliativos” para una enfermedad cuyas
raíces son mucho más profundas.
La inversión social es el componente de integralidad de esta Política Pública de Seguridad y
Convivencia, que busca no solo combatir la criminalidad desde lo coercitivo y preventivo,
sino también desde lo social y lo humano.
La pobreza no genera violencia per sé, situación diferente a los abismos de desigualdad que
asolan a Medellín. Es esta desigualdad la que debe ser reparada urgentemente: en
oportunidades de educación y empleo, en la posibilidad de progresar, en el acceso a una
vivienda digna, en la posibilidad de movilizarse en la ciudad, en el acceso a la recreación, en
la participación ciudadana, entre muchas otras desigualdades que persisten en nuestra
ciudad. Si no trabajamos para superar la brecha de la desigualdad en sus múltiples
manifestaciones, erradicar los catalizadores que hacen vulnerables los entornos sociales
será imposible.
De esta manera, una adecuada estrategia de inversión social debe dirigir su atención a
transformar las condiciones sociales de desigualdad en Medellín, contribuyendo con ello a
aminorar esos factores sociales estructurales que en ocasiones pueden facilitar y conllevar a
la violencia y a la criminalidad. Así, con
45
alcalde
inversión social hemos de trabajar para la solución de los siguientes problemas como
prioritarios en materia social:
o Falta de oportunidades en educación y empleo.
o Pobreza extrema y desigualdad social.
o Violencia intrafamiliar, núcleos familiares rotos y reversión de los valores cívicos.
o Drogadicción juvenil.
o Marginación a poblaciones vulnerables.
o Discriminación y exclusión social a ciertos sectores de la población.
o Pérdida del espacio público como punto seguro de encuentro y esparcimiento de
los ciudadanos.
Prevención
La labor contra las estructuras de crimen organizado queda a medio camino si las políticas
de la administración se enfocan únicamente en la contención y en el ataque por medio de
la fuerza y el poder coercitivo del Estado.
Las políticas criminales implementadas por la administración deben actuar en una doble
vía: presente y futuro24. La política criminal debe ser para que no se delinca en el futuro, no
solo para castigar los delitos actuales. Esto es prevención.
En el contexto de Medellín se debe tener en cuenta que muchos jóvenes acuden a la
comisión de delitos y se unen a las estructuras delincuenciales como consecuencia de que
en su entorno predominan las posiciones favorables a la infracción y a la ilegalidad, y donde
la norma –su respeto y el cumplimiento de la misma– son valorados negativamente. No se
trata aquí de profundizar y radicalizar imaginarios comunitarios, sino de poner sobre la
mesa una realidad: en escenarios sociales donde la criminalidad acude a un proceso de
normalización, no hay suficientes incentivos para la superación de esta última. En el fondo,
se trata de un bucle vicioso de criminalidad y normalización social.
Estas realidades, aplicadas al contexto de Medellín, ayudan a explicar en buena medida las
conductas criminales a gran escala a partir del concepto de estructuras criminales. El afán
de conseguir dinero, un entorno propicio para la violación de la ley, una crianza ausente de
valores cívicos, la carencia de las condiciones para una vida digna y la fácil asociación de un
joven al crimen gracias a la presencia constante de grupos delincuenciales en su entorno,
son todos elementos que contribuyen a la permanencia y a la normalización de la violencia
y del crimen en nuestra ciudad. Para iniciar el camino de la prevención y así evitar que los
jóvenes se asocien a la delincuencia, se debe comenzar por el rompimiento de los
imaginarios de asociaciones criminales entre delincuentes y población vulnerable.
24
El fenómeno de la violencia es también una situación generacional.
46
alcalde
En materia de prevención el enfoque debe dirigirse a la corrección de las fallas en materia
de presencia estatal y en la oferta de elementos y recursos que eliminen los problemas en
las condiciones ciudadanas. Entre los problemas que se deben combatir para prevenir la
aparición y reaparición de estas estructuras de delincuencia están:
o Facilidad de acceso a la economía ilegal.
o Indiferencia social, depreciación del valor de la vida y falta de movilización
ciudadana en torno al rechazo de la ilegalidad y la violencia.
o Impunidad.
o Ambientes con alta propensión a la criminalidad.
o Presencia estatal débil.
La estrategia de prevención debe estar dirigida a cambiar la mentalidad de la comunidad y
terminar con la permisividad hacia la ilegalidad y todo lo que ello implica; así como a la
consolidación de entornos protectores en los espacios comunitarios y sociales que permitan el
desenvolvimientos de nuestros niños en espacios ajenos a la violencia y al crimen. Para esto, las
siguientes propuestas están enfocadas a evitar que se estructuren organizaciones
delincuenciales y, en la misma medida, evitar que más jóvenes se integren a estas y recuperar a
los que ya se han integrado.
Legalidad
El primer punto focal de la estrategia de prevención es la legalidad. Como se manifiesta en otro
capítulo25, lo “ilegal” como símbolo de la astucia, la "viveza" y la "malicia" como herramientas
válidas para "salir adelante" están insertas en los imaginarios de los ciudadanos de Medellín. La
implantación de este pensamiento propicio a la ilegalidad como método para progresar
económica y socialmente ha creado una cultura propensa a la ilegalidad: la llamada cultura de
la ilegalidad. Esta ha sido erróneamente confundida con la tradición cultural paisa del
emprendimiento y la pujanza, lo cual ha hecho que esta cultura de la ilegalidad encuentre
facilidades para su arraigo y expansión. En otras palabras, bajo la figura de la pujanza se han
solapado comportamientos criminales que buscan la aceptación social para lograr un
afianzamiento en las comunidades. Como se explica en el recorrido histórico que se hizo líneas
arriba, asuntos como el contrabando y posteriormente el narcomenudeo en algunos sectores
de la ciudad (así como el narcotráfico en los inicios de los 80) se solaparon hasta tal nivel en el
ideal de la pujanza y el emprendimiento que la línea entre lo legal y lo ilegal se había
desvanecido.
Este desarrollo de la cultura de la ilegalidad en la ciudad ha permitido la incrustación de las
mafias y las dinámicas criminales en el entramado social mediante el fenómeno de la
normalización. De esta forma, una criminalidad que va en contra de la sociedad
25
Ver Cultura Ciudadana.
47
alcalde
civil se logra instalar en ella. Parte del poder de la mafia está en su pertenencia a la sociedad y su
permanencia en el imaginario de ésta. En Medellín la mafia y los grupos criminales han
aprovechado esta cultura de la viveza y las realidades sociales para permear la sociedad, lo cual
hace que la lucha contra estas no sea solo a nivel coercitivo sino también a nivel social y
colectivo.
Es por eso que para la construcción de una ciudad verdaderamente segura y donde la cultura de
la ilegalidad sea erradicada, es necesario el trabajo desde dos puntos: la legalidad y la cultura. La
legalidad, entendida como la justicia, la ley, las instituciones, el respeto a la ley y el cumplimiento
efectivo de esta, la imagen de no impunidad para los crímenes y la lucha contra la corrupción al
interior de las instituciones; y la cultura, como las formas de pensar la sociedad que se edifican
desde la familia, la escuela, los amigos de barrio, los medios de comunicación y el entorno
sociocultural en general en el cual nos movemos día a día.
Con todo, para combatir esta cultura artificial de la ilegalidad, la labor debemos realizarla entre
todos. Así, el núcleo familiar, el profesor de colegio, el líder social y juvenil, los medios de
comunicación, los artistas, los empresarios, y los estamentos de la sociedad civil en conjunto,
suman a la tarea de erradicar estos imaginarios infundados e instrumentalizados por el crimen
organizado y la delincuencia.
26
Para hacer que la legalidad y la cultura vayan siempre de la mano, es necesario pues el trabajo
en varios campos de acción donde se combine tanto la labor social, como el trabajo al interior
de las mismas instituciones. Se debe lograr pues una sociedad civil y unas instituciones libres y
depuradas de esta cultura de la ilegalidad, conscientes de que el respeto y el cumplimiento de
la ley es lo que nos beneficia a todos. En este orden de ideas se proponen acciones como:
Control Social:
Un elemento que facilita la creación y conformación de contactos diferenciales o de “contactos
criminales”, es la “buena imagen” o permisividad social que tienen los agentes del crimen:
miembros de estructuras criminales. El nivel de admiración con el que estos criminales cuentan
entre algunos jóvenes de Medellín, que aspiran a tener el dinero, los carros y los lujos del
criminal, es una realidad que no se ignora con facilidad y que requiere de una atención efectiva
y coherente por parte de la sociedad y guiada por la administración local.
La labor preventiva debe trabajar por la comprensión del contexto completo de la criminalidad
y sus actores, de tal manera que la imagen positiva que ostentan socialmente se revierta para
dar lugar a una imagen más real del problema. Para esto,
Esta estrategia fue utilizada por el Alcalde de Palermo, Italia, Leoluca Orlando, para combatir la cultura mafiosa
siciliana y a una sociedad propensa a las dinámicas ilegales como sucede en Medellín. Se trata de llevar
armónicamente la legalidad y la cultura hacia la misma dirección para poder lograr unas instituciones limpias y
eficientes y una sociedad donde la criminalidad sea motivo de rechazo y nunca de elogio ni admiración.
26
48
alcalde
deben realizarse campañas de impacto permanente que causen recordación en la ciudadanía,
que permitan observar las consecuencias y externalidades negativas comunitarias del accionar
criminal: son, en el fondo, campañas para crear en donde sea necesario y fortalecer donde ya
tenga lugar un proceso de control social que se encargue de proteger a la misma comunidad en
sus proyecciones y deseos propios, y le permita rechazar aquellos elementos destructivos en
materia de criminalidad y violencia.
Modelos de la legalidad
A la par que se desarticulan estos modelos negativos, es necesaria la promoción de nuevos
modelos positivos para los jóvenes y líderes de opinión de nuestra ciudad. Se trata aquí de
demostrar que vivir en la legalidad no solo es posible, sino que también es deseable y rentable.
Llevar adelante programas como los siguientes debe ser una prioridad en materia de
prevención:
Héroes de la legalidad, la ciudadanía y el civismo:
Promoción de buenas prácticas y visualización de los agentes de liderazgo con impacto social
en diferentes sectores de Medellín. Consiste, en el fondo, en hacer notar la importancia de
aquellas personas que en Medellín decidieron cerrar la puerta de la ilegalidad y abrir la de las
oportunidades a partir de la educación, y de cómo esa decisión transformó sus vidas y la de sus
allegados.
La legalidad empieza en casa y en la escuela:
Promover buenas prácticas de respeto por las normas desde la casa y la escuela como los
primeros entornos protectores dentro de nuestra sociedad. La desarticulación de los
imaginarios de la ilegalidad, si bien tiene un peso comunicacional y de control social, también
debe partir de un escenario pedagógico que permita la comprensión de lo legal como lo
deseable. Se trata aquí de campañas pedagógicas y educativas que den cuenta de experiencias
legales que puedan configurarse como modelos a seguir. Una ciudad en la que los ciudadanos
comprendan que es posible vivir bien sin vivir del bobo, de la astucia y de la ilegalidad, es una
ciudad mejor, en donde relacionarnos con el otro es más fácil y en donde salir adelante también
es posible.
Medellín se la juega por la cultura ciudadana
El valor del individuo como ciudadano poseedor de derechos y deberes dentro del Estado, se ha
ido perdiendo en el imaginario de los habitantes de Medellín, ya sea por desconocimiento, por
desinterés o por apatía. Lo cierto es que una sociedad en donde los individuos no ejercen sus
derechos ni cumplen sus deberes como ciudadanos, fácilmente puede llegar a tener problemas
de convivencia, corrupción en sus instituciones y por consiguiente ineficiencia estatal y
seguidamente inasistencia social, desigualdad y, finalmente, violencia y criminalidad.
Por lo anterior, incentivar, educar y concientizar a la ciudadanía, tanto en la importancia de
tomar y hacer valer sus derechos como en el cumplimiento de sus
49
alcalde
deberes como ciudadanos, es crear una sociedad más consciente de sus capacidades, que
rechaza la violencia como forma de vida y como forma de dar solución a problemas cotidianos.
Continuar pues con la formación de ciudadanos participativos en la vida pública, que sean
conscientes de la construcción de una ciudad segura e incluyente para la convivencia de todas
las personas, es pues un imperativo para la Política de Seguridad y Convivencia de Medellín,
pues es claro el papel de un ciudadano participativo, corresponsable y consciente de la ciudad
en la construcción de la seguridad y la convivencia.
La educación como mecanismo de protección:
Buena parte de cómo el individuo ve y piensa la ciudad y su papel en ella, se origina en su
formación tanto desde su núcleo familiar como desde la escuela y la educación. Los niños y
jóvenes pasan varias horas al día en las instituciones educativas, en una relación constante con
sus semejantes. Teniendo esto en cuenta, la educación en los valores ciudadanos, en la
legalidad, en la convivencia y en la participación como formas de vida deseables con el fin de
evitar la violencia y la atracción por la criminalidad, deben formar una parte muy importante
tanto a la hora de educar ciudadanos con respeto por el otro y por lo público, como para
prevenir la violencia y la delincuencia como formas de vida. Comprender que esta educación
tiene impactos inmediatos en el entorno es el mejor mecanismo para garantizar su
perdurabilidad y, por tanto, su impacto a nivel cultural.
De este modo, la prevención social del delito debe partir de la escuela y el colegio. Para esto, la
labor que se debemos comenzar a fortalecer y acompañar es la del maestro. Estos tienen todas
las capacidades para orientar a los jóvenes de forma positiva y para ser los primeros veedores de
su formación. La labor del maestro en este caso debe ser, en primer lugar, la de formador en
materia de cultura ciudadana. No se trata, en este caso, de estigmatizar comportamientos
cuando sí de enseñar modelos sociales viables para Medellín de la mano de la legalidad y la
convivencia.
En segundo lugar, al maestro le corresponde la detección de posibles influencias negativas e
incitadoras a la ilegalidad al interior de las aulas. Se trata, con esto, de identificar los puntos
problemáticos en materia de vulnerabilidad para avanzar en procesos de acompañamiento
psicológico y social, si es del caso, o de actuación de las autoridades pertinentes cuando sea
necesario.
En tercer lugar, el maestro debe ser guía académica y motivacional para sus estudiantes. Para
motivar esta labor orientadora se recomiendan incentivos y reconocimientos a los profesores
que mejor desempeñen esta labor. Esta debe contar con el acompañamiento de las
dependencias correspondientes de la Administración, de tal manera que tenga lugar un
proceso de formación y seguimiento que permita a los profesores llevar adelante esta función
que, en términos efectivos, ya es una realidad en muchos colegios de nuestra ciudad.
50
alcalde
En suma, se trata de comprender que prevenir es mejor y que transformar nuestros centros
educativos en entornos protectores es un primer paso para garantizar la formación y cultura
ciudadana de nuestros niños y jóvenes. Aquí es donde se materializa concretamente la labor
veedora del maestro por la formación integral de sus alumnos, es decir, no solo
académicamente sino también como seres humanos, como ciudadanos con valores, y como
individuos que hacen parte de una sociedad a la que se le debe enseñar a cumplir la ley y vivir
en convivencia.
Otro de los asuntos que se debe fortalecer con respecto a los valores ciudadanos y a la
participación ciudadana como mecanismo para la prevención social del delito, es la relación
entre los individuos y la administración, más específicamente la relación de confianza que existe
entre estos. Como se vio en el más reciente análisis de seguridad que presentamos a la opinión
pública Bajan homicidios, aumenta criminalidad 27 y en el Capítulo sobre cultura ciudadana del
presenta Programa de Gobierno, Medellín posee preocupantes índices de desconfianza hacia la
labor de las autoridades locales y su efectividad a la hora de combatir la criminalidad en la
ciudad.
Si desde la Administración Municipal se desea pues la recuperación y el fortalecimiento de los
valores ciudadanos como forma de prevenir el delito, se deben desarrollar acciones dirigidas
hacia el fortalecimiento de las relaciones de confianza institucional. Unas acciones que no solo
se pueden limitar al fortalecimiento de la denuncia ciudadana, sino dirigida a la
corresponsabilidad en materia de seguridad y convivencia, y en todo caso a reconstruir y
fortalecer las relaciones entre la Administración y la ciudadanía.
El fortalecimiento de los vínculos comunidad – Estado, es una labor que debe ser dada en
diferentes estadios de la acción de las instituciones. El estadio más directo entre comunidad y la
institucionalidad cuando se busca prevenir el delito es el contacto con la policía. Cuando desde
la comunidad existe una mayor identificación y empatía con la autoridad policial, aumenta el
campo de acción de la policía en materia de prevención social, permitiéndose así un
acompañamiento permanente a la ciudadanía que redunda en la construcción de confianza.
Así mismo, existen también otros espacios entre la comunidad y la administración donde se
deben reflejar esos vínculos de colaboración y confianza, tal es el caso de las instituciones
educativas, las casas de justicia, los programas del Inder, las JAL y las JAC. Estos lazos se
refuerzan mediante una presencia efectiva y eficiente, buenas prácticas legales, comunicación y
contacto directo y permanente con la comunidad que se desea impactar y labores publicitarias
sobre los beneficios, no solo de estas y otras instituciones, sino dirigidas a reforzar las relaciones
de confianza y cooperación, y que al unísono, deben ir acompañadas de acciones donde se
refleje el trabajo y el beneficio para la ciudadanía.
27
http://federicogutierrez.com/analisis-seguridad-en-medellin-2014/
51
alcalde
Civismo y convivencia ciudadana:
En tercer lugar como estrategia para prevenir la criminalidad se encuentra el civismo, entendido
como el desarrollo personal de un individuo al estar dentro y ser parte de un entorno social
donde convive con otros individuos con sus propios desarrollos personales. Este concepto, que
va de la mano de la convivencia, se refiere a la forma en cómo el individuo se desarrolla como tal
en conciencia con una comunidad, mientras que la segunda es la forma en cómo ese individuo
vive y acepta los demás individuos de esa comunidad, junto con su propio desarrollo.
Según el ordenamiento jurídico, debido a los derechos y las libertades que desde la
Constitución todos los individuos poseen, la vida en comunidad, es decir, con otros individuos,
genera una serie de cargas y pesos que cada persona está en el deber jurídico de soportar, tanto
en la imposición de unos límites a las libertades personales como en el respeto a las libertades
de los otros individuos. Esto con el fin de poder llevar una vida comunitaria pacífica e
incluyente.
Es normal que dentro de la cotidianidad, debido a intereses compartidos entre individuos
dentro de una comunidad, haya lugar a diferencias y ocurran conflictos entre sus miembros. La
importancia del civismo y su papel en la convivencia no reside en evitar que estos conflictos y
estas diferencias ocurran entre los que componen dicha comunidad, sino en evitar que la
solución a estos conflictos sea por métodos violentos y de hecho. Es decir, el valor del civismo,
además de aceptar, respetar y colaborar en el desarrollo de una comunidad como parte de esta,
es también saber cómo solucionar los conflictos y las diferencias dentro de la comunidad de una
forma pacífica evitando el detrimento del desarrollo social y la convivencia de la misma.
Según lo anterior, ¿cómo se manifestaría entonces el civismo en un barrio? Se manifiesta en el
tejido social y humano, en las relaciones sociales y culturales entre los habitantes del barrio y de
cómo estos, desde su individualidad, aportan y construyen en beneficio de un interés general. El
detrimento de estas relaciones barriales y de la cotidianidad pacífica refleja a su vez la pérdida
del civismo en aquel barrio y como la gran víctima, la convivencia.
¿Cómo entonces fortalecer el civismo dentro de las comunidades en la ciudad desde la
Administración? Esto se logra fortaleciendo los lazos entre individuos al interior de dichas
comunidades y la responsabilidad que cada individuo tiene para con su comunidad; esta última,
afianzada en un sentimiento de pertenencia. Estos lazos interpersonales y vecinales y este
sentido de responsabilidad hacia una comunidad se pueden fortalecer mediantes acciones
como:
Creación de Escuelas de líderes juveniles en los barrios:
Como refuerzo y complemento a la labor de los líderes juveniles, se deben crear escuelas de
formación para líderes en los barrios. Estas Escuelas de líderes deben brindar herramientas
formativas y motivacionales a los jóvenes que deseen convertirse en líderes y tener acceso a los
incentivos (como becas de formación) que la Alcaldía provea a la labor de estos.
52
alcalde
Los líderes, en su papel de figuras en las que confluyen y creen las personas del barrio y que
tienen contacto con las particularidades de cada sector, deben ser los llamados a formar los
lazos de integración barriales. Mediante estas Escuelas se puede brindar la formación adecuada
para que estos líderes ya existentes, y los nuevos que se formen en estas escuelas, sean también
gestores de convivencia al interior de los barrios. Arquetipos y referencias de las centralidades
de los barrios y de sus habitantes.
Las Escuelas de líderes deben ser también “espacios para la construcción de paz en los
territorios”, es decir, sitios donde los líderes tengan contacto con los jóvenes mediante charlas,
actividades lúdicas, eventos sociales y actividades por el mismo estilo. Las Escuelas de líderes
deben ser vistas como entornos protectores, libres de influencias criminales y contactos
diferenciales de la delincuencia. Finalmente, estas escuelas también deben brindar formación y
capacitación a los líderes ya existentes en temas motivacionales y otros concernientes a sus
actividades. Se debe respaldar al máximo a los jóvenes que mediante liderazgo y entrega a la
comunidad deseen ser agentes de cambio positivos en sus comunidades.
La convivencia entre vecinos y ciudadanos está atravesada por las maneras en que estos
resuelven los conflictos cotidianos. Que un vecino no recoja las deposiciones de sus mascotas
en la calle; que suban el volumen de la música en la noche o en la madrugada; que hagan fiestas
con mucha frecuencia en las casas; que los vecinos hablen mal del otro; que no se paguen las
deudas en la tienda del barrio; entre otro sin fin de pequeños conflictos cotidianos, se
convierten en muchas ocasiones en la puerta de entrada para la instrumentalización de la
violencia por parte de los ciudadanos.
En ocasiones, la violencia ocupa el primer puesto en la lista de instrumentos para resolver
conflictos en los barrios, en los edificios, en las unidades residenciales, incluso al interior de los
hogares, por culpa de la normalización de la violencia. Así, se recurre a la violencia porque
"siempre se ha hecho así", "porque es lo más efectivo" o por muchas otras razones que se
enmarcan en el fenómeno de la normalización. Sin embargo, no siempre sucede así. La
instrumentalización de la violencia ha asistido a unos escenarios de monopolización por parte
de grupos armados con presencia y control territorial en los barrios, que se encargan de llevar
los problemas cotidianos hasta el punto de la instrumentalización de la violencia.
Por todo lo anterior, deben ampliarse los mecanismos alternativos para la resolución de
conflicto que ya vienen implementando diferentes administraciones en la ciudad. En efecto, las
casas de justicia que existen en Medellín cumplen la función de participar de estos mecanismos
de resolución de conflictos a la ciudadanía (así como en otros asuntos que tocan los fenómenos
de la justicia), pero su alcance y presencia territorial es insuficiente. Trabajar por la ampliación de
su labor a otros sectores de la ciudad en los que actualmente no tienen mayor impacto, es
trabajar por la convivencia de nuestros ciudadanos.
53
alcalde
De igual manera, revisar el sistema actual de las comisarías e inspecciones de policía es una tarea
urgente que debe emprender la Administración, propendiendo por fortalecer y mejorar el
alcance territorial y la calidad del servicio, sabiendo que herramientas como la tecnología, la
capacitación y la ampliación de los personales son medidas útiles y necesarias.
Espacios seguros.
El espacio público, el amueblamiento urbano y la infraestructura física de la ciudad son
elementos que influyen de una manera significativa en la seguridad, tanto en su percepción
como en la ocurrencia real de fenómenos delictivos. Un prerrequisito fundamental para lograr
una ciudad acogedora es lograr que sea seguro movilizarse dentro el espacio urbano. El uso
cotidiano del espacio público en una ciudad, la vitalidad que existe alrededor de ella y el
cuidado que existe sobre este espacio son factores que indican el grado de percepción de
seguridad que los ciudadanos tienen en Medellín.
En el espacio público de una ciudad existen factores que contribuyen negativamente tanto a la
percepción de seguridad como a la delincuencia real, y crea un ambiente urbano inseguro:
calles sin actividad, fachadas oscuras, cerradas y sin vida; falta de iluminación en plazas, parques,
andes y vías; esquinas oscuras y lugares arbóreos sin tratamiento paisajístico. Este tipo de
elementos son factores que, en conjunto, desincentivan al ciudadano para el uso del espacio
público.
Como se dijo con anterioridad, la imagen de ausencia institucional en el espacio público, en este
caso traducido en el abandono y el decaimiento del amueblamiento urbano, tiende a generar
espacios inseguros, proclives a fenómenos delictivos, y al mismo tiempo genera espacios
desconectados con el ciudadano, poco amigables y aislados de la ciudad. Generar pues
“espacios seguros”, consiste en convertir los espacios públicos de Medellín en lugares donde el
ciudadano no se sienta vulnerable y donde las personas puedan transitar y apropiarse de lo
público sin miedo. Es, finalmente, recuperar lo público para Medellín. Ahora ¿cómo hacerlo?:
Recuperación del espacio público perdido:
En la ciudad de Medellín existen lugares del espacio público que están prácticamente perdidos
para la ciudad y la mayoría de sus habitantes. Lugares que por sus condiciones físicas,
estructurales, ambientales y, por supuesto, de seguridad, se han convertido en “agujeros
negros”. Estos puntos de espacio público se han convertido también en focos de delincuencia e
inseguridad, tomados por expendios de drogas y plazas de vicio, hurtos y atracos, suciedad,
basuras, prostitución y miseria. El ciudadano de a pie ha tomado estos lugares como una
amenaza a su seguridad e integridad y los ha abandonado por completo: un abandono que
acompaña al abandono del Estado.
54
alcalde
La propuesta es hacer intervenciones puntuales en estos lugares identificados, que por sus
particularidades han dejado de ser lugares para la ciudadanía y se han convertido en lugares
para la delincuencia. Estas intervenciones deben ser en los siguientes aspectos:
Físicos: reestructuración física entendida desde reformas en andenes, calles, separadores,
alumbrado público, iluminación de fachadas y de espacios, poda de árboles, instalación de
infraestructura deportiva y recreativa, y aspectos físicos que hagan agradable el espacio para el
tránsito peatonal y para el uso regular del ciudadano.
Comerciales: construcción de infraestructura que incentive el comercio formal.
Ambientales: control sobre estos lugares en cuanto a basuras y suciedad. Intervenir debida y
estratégicamente la situación de los habitantes de calle. Diseño de jardines desde la perspectiva
de la seguridad: pocos arbustos, árboles podados en su parte baja, entre otras cosas.
De seguridad: adecuación de los espacios de forma que sea fácilmente controlables por la
policía y por los demás ciudadanos. Espacios abiertos y fácilmente visibles, iluminados y con
vigilancia periódica y electrónica, enclavados bajo un modelo abierto del espacio público que
lleve a dificultar la ocurrencia de fenómenos como, entre otros, la prostitución, expendios de
droga y hurtos.
Urbana: adecuación de los espacios no solo para el comercio formal sino para el desarrollo de
otras actividades posibles en la calle, a saber: artísticas y culturales, movilidad, musicales, entre
otras. Recuperación de infraestructura abandonada, especialmente en el Centro de la ciudad.
Adecuación del espacio público ya aprovechado:
Así como hay lugares del espacio público en la ciudad que son prácticamente muertos para la
mayoría de los ciudadanos, hay otros que, aunque siendo aprovechados por la gente, en
muchos casos están deteriorados y descuidados, no se les ha dado el mantenimiento adecuado,
y son poco vigilados tanto de forma directa por las autoridades y la Administración, como de
forma indirecta por los mismos ciudadanos. Si la anterior propuesta apuntaba a la recuperación
de lugares “perdidos”, esta apunta a la adecuación para la seguridad y la vigilancia del espacio
público que es utilizado cotidianamente.
La seguridad en el espacio público no depende únicamente de la Administración o de la Policía,
también depende de los ciudadanos que de forma indirecta, al usar con regularidad el espacio
público, lo convierten en puntos más vigilados y seguros. Si se logra dar vida urbana hasta el
punto en que la gente pase tiempo en el espacio público, la seguridad, tanto la percibida como
la real, aumentará. El uso del espacio público siempre es un buen indicador de que un lugar es
considerado seguro y agradable. Esta la sensación de “ojos en la calle”.
55
alcalde
la seguridad, tanto la percibida como la real, aumentará. El uso del espacio público siempre es
un buen indicador de que un lugar es considerado seguro y agradable. Esta la sensación de
“ojos en la calle”.
Lo que se pretende pues con esta propuesta es la adecuación del espacio público en Medellín,
entiéndase parques, plazas, plazuelas, aceras, paseos peatonales, bulevares, pasajes
comerciales, parques lineales y demás espacios públicos utilizados con recurrencia por la mayor
parte de la ciudadanía. Esta adecuación para la seguridad debe ser, además de planes de
vigilancia tanto de Policía presente como mediante herramientas tecnológicas, una adecuación
física que se entienda como la reparación y restauración de los lugares que estén deteriorados,
y si es necesario, para hacerlos más visibles y controlables. Adecuando también la iluminación,
no solo del suelo sino también de fachadas adyacentes y esquinas, el espacio público de la
ciudad también debe estar en clave de luz. Finalmente, es pertinente estimular al ciudadano a
utilizar el espacio público, como forma de movilizarse por la ciudad y como punto de encuentro,
mediante la realización de diversas actividades culturales, musicales y artísticas cuya locación
sea la plaza pública.
También se debe tener en cuenta el nuevo espacio público que se está construyendo en la
ciudad como el proyecto Parques del Río. Se deben adecuar estos espacios hacia la prevención
de la criminalidad, espacios iluminados y abiertos, con vigilancia permanente. Lo fundamental
es que estos espacios no sean invadidos por la delincuencia y otras problemáticas y se
conviertan en nuevos puntos muertos para la ciudad.
Esta propuesta iría muy de la mano de las iniciativas conocidas como PUI o Proyectos Urbanos
Integrales, las cuales queremos llevar a todas las comunas. Propuestas de intervenciones
integrales en los espacios urbanos para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los que allí
habitan.
Sentido de pertenencia:
Es importante señalar que la ciudadanía “cuida” el espacio público cuando lo siente suyo,
cuando ha desarrollado un sentido de pertenencia hacia este y lo que representa. La
constitución de un sentido de pertenencia de una comunidad contribuye a reforzar el aspecto
de una ciudadanía vigilante y atenta de su espacio público, contribuye a reforzar la seguridad en
este, tanto para los mismos habitantes como para extraños. Cuando la comunidad no se siente
acogida en su espacio ni en su ciudad, descuida también los aspectos ambientales que hacen de
esos espacios lugares de inclusión y por ende, dejan de tomarle importancia a lo que allí ocurre.
Se debe reforzar pues este sentido de pertenencia de la comunidad hacia sus lugares de
desarrollo cotidiano, incentivar a la misma comunidad a cuidar, proteger y preservar
determinado espacio público. Lo que hace de estos espacios unos espacios más seguros es la
atención que los mismos habitantes de esos espacios le pongan a su cuidado, a su uso y a su
vigilancia. El concepto “ojos en la calle” solo es posible cuando a los habitantes les preocupa lo
que ocurre en la calle.
56
alcalde
Romper la dinámica criminal
Evitar la criminalidad en la ciudad también pasa por prevenir que las estructuras criminales
sigan obteniendo mano de obra para la consecución de sus fines criminales. Comprender las
dinámicas criminales y por qué muchos jóvenes se vinculan a estas, es fundamental para
prevenir y evitar que más de ellos sigan cayendo en estas dinámicas y cómo se pueden
recuperar a los que ya están adentro.
Ahora, existen diversas realidades sociales por las cuales los jóvenes pueden terminar
vinculándose a las estructuras delincuenciales presentes en la ciudad. Estos factores se
encuentran más allá de las realidades y necesidades sociales generales y que están en las
particularidades de los individuos, de lo que cada uno vive, de sus contactos, de sus realidades
familiares, de sus valores y su formación; estas particularidades son las determinantes a la hora
de tomar decisiones importantes en la vida, como la de vincularse o no a la ilegalidad.
Al identificar y atacar estos factores más subjetivos pero que a la vez son determinantes para un
rumbo de vida legal o ilegal, se comienzan a romper los contactos de muchos jóvenes hacia la
criminalidad. Se propone para romper estos factores:
Rompimiento de los contactos diferenciales:
Esta acción correspondería tanto a prevenir la conformación de las estructuras delincuenciales
como a evitar que los jóvenes caigan en estas. Los contactos de los jóvenes son claves para
determinar el rumbo que sus vidas tomarán y, por tanto, minimizar los contactos criminales que
los jóvenes puedan tener es fundamental para evitar que se integren a una estructura criminal
o que, siguiendo el ejemplo de otros, se estructuren en una nueva agrupación criminal. La labor
para el rompimiento de estos contactos debe ser tanto social como coercitiva y deben ir en la
siguiente línea:
Fortalecer la labor de líderes juveniles en las zonas propensas o vulnerables a las estructuras
criminales:
Los líderes juveniles son importantes en la labor orientadora y formativa en los jóvenes de
ciertos sectores, estos son contactos positivos y ejemplarizantes para la juventud. El
fortalecimiento de su labor debe redundar en un acompañamiento y comunicación
permanente entre el líder y la Alcaldía que, primero, garantice su seguridad en la realización de
sus actividades y, segundo, le brinde incentivos (becas de estudio, entre otros) para impulsar sus
labores. Si en los barrios vulnerables a las estructuras criminales se les tienen agentes
multiplicadores sociales que motiven a los jóvenes a tomar otro camino, se tendrá una labor
social hecha en el terreno de alto valor.
57
alcalde
Recuperación y salida de la dinámica criminal:
Debe elaborarse una política dirigida especialmente a recuperar a los jóvenes que ya están
adentro de la dinámica criminal. Es decir, rescatarlos de esa vida ilegal, efímera y miserable. Se
debe avanzar en incentivos hacia los jóvenes que deseen abandonar esta vida, incentivos a
través de oportunidades para el estudio y el trabajo, teniendo en cuenta también la obligación
con el cumplimiento de la ley y la justicia en los casos donde sea necesario.
Protección y atención a las víctimas. Respeto de los derechos humanos:
Es un componente especial que amerita una atención directa que vaya en la línea de la ciudad
que queremos y proponemos, una Medellín donde lo primero es la gente.
Medellín presenta hoy un alto indice de situaciones en donde se ven comprometidos los DDHH,
con una cotidiana violación de los derechos ciudadanos por parte de múltiples agentes,
públicos y privados, legales e ilegales. CREEMOS en la protección de los derechos humanos
como una categoría universal y en la protección especial de las víctimas, con miras a extenderle
una mano atenta que reponga la falta de presencia e intervención del Estado que por años y en
unos lugares ha sido una realidad.
La ciudad entonces requiere actualizar un sistema municipal en materia de atencion a víctimas
y en DDHH, que sea eficiente, estratégicamente cercano a los ciudadanos y conforme a la
normatividad local, nacional e internacional.
58
alcalde
educacion
cultura
y
deporte
alcalde
3. Educación, cultura y deporte
Soñamos y luchamos por una Medellín donde lo primero es y sea la gente, porque es la gente y
somos nosotros quienes construimos la ciudad de la cual hacemos parte. Somos ciudad y somos
sociedad, una sociedad que padece problemáticas pero que merece y tiene con qué
sobreponerse a ellas.
Nuestro histórico y tradicional orgullos paisa no se puede quedar simplemente en ello, y mucho
menos podemos permitir, como en veces ocurre, que ese “orgullo” se mal interprete hasta el
punto de utilizarse indebidamente y de manera contraproducente para los intereses de la
sociedad; necesitamos ciudadanos cada vez más formados y preparados para cumplir
debidamente su rol (con derechos y obligaciones) como miembros de esta nuestra sociedad.
CREEMOS en el ciudadano y en el ser humano como el artífice principal de la obra de ciudad.
CREEMOS en la formación de las personas como la herramienta fundamental para proporcionar
equitativamente las condiciones que permitan cerrar las brechas de la desigualdad y evitar la
herencia generacional de las problemáticas sociales y, al mismo tiempo, que permitan abrir las
puertas de las oportunidades que propicien el libre desarrollo personal y social de todos y cada
uno de nuestros conciudadanos.
CREEMOS en la formación integral y por ello hablamos desde la Educación, el Deporte y la
Cultura.
Educación
CREEMOS que el futuro de Medellín pasa por la educación de todos nuestros niños, jóvenes y
adultos. Que la línea de escolaridad tiene que darse sin obstáculos, para que los sueños de
nuestros ciudadanos se conviertan en proyectos de vida reales y alcanzables. CREEMOS en
impulsar una educación pertinente para las necesidades de nuestra ciudad, que elimine las
fronteras y nos conecte con nuestra región, nuestro país y el mundo. Estamos convencidos de
que la educación y una formación en principios y valores nos permite hacer de las personas
seres humanos y verdaderos ciudadanos, de manera tal que podemos cerrarle las puertas a la
ilegalidad y la violencia, para abrírsela a las oportunidades.
La educación es la clave del progreso económico en nuestros países, es la clave de la
disminución de la pobreza, de la disminución de la brecha de desigualdad. Es la herramienta
para dar el gran salto de ciudad que Medellín necesita hacia una sociedad más justa e
incluyente. Con una ciudadanía más educada y competente será posible garantizar que el
crecimiento se transforme en desarrollo y, en últimas, podamos construir la ciudad que
queremos, en las que todos y todas, con sus respectivos proyectos de vida, quepamos y
convivamos.
Se trata de una educación como la construcción del capital humano enmarcado en la lógica del
desarrollo social, de la construcción de ciudad y de la generación de productividad y de
oportunidades. “Es necesario impulsar la construcción de dinámicas interactivas, en las que las
59
alcalde
personas se relacionen para identificar y resolver problemas, tomar decisiones y definir
prioridades, generar flujos continuos de información, conocimiento y confianza, enfrentar
colectivamente los retos del desarrollo, regular conflictos, establecer reglas de juego
compartidas, legitimar procesos y decisiones, reducir costos de transacción, fortalecer la
institucionalidad, y propiciar la integración social”28.
No podemos entonces ahorrar en materia educativa. Debemos hacer de ella un eje
estructurante de la sociedad que nos permita consolidarnos y movilizarnos como ciudad. Se
trata de una educación entendida como la más importante y productiva inversión que ha de
permitirnos derrumbar las barreras de las desigualdades sociales para, con cohesión social,
construir y garantizar las bases para el desarrollo y una convivencia pacífica.
No se puede permitir que sea la educación, paradójicamente, uno de los factores sociales que
esté generando desigualdad; por el contrario, debe ser un medio para luchar contra ese mal. Si
se quiere enfrentar la desigualdad, por la igualdad en oportunidades educativas hay que
comenzar.
Se trata entonces de un derecho pero a la vez de una obligación, una apuesta de ciudad que
CREEMOS debe estar por encima de uno u otro color político. Medellín requiere de toda una
movilización social por la educación.
Es la educación pues, más que nuestro destino, nuestro camino 29. Una educación como la
herramienta para el desarrollo y el motor de la transformación social. Apuntarle a la educación
es mirar hacia delante, es pensar en el futuro.
Hace ya unos años esta ciudad volcó su mirada y atención sobre la educación. Se trató de una
idea que se supo madurar hasta convertirse en una propuesta política que, rápidamente, se
convertiría en un sello, una apuesta y un proyecto de ciudad.
Fue así como esa decisión, de entrada, permitió que desde aquel entonces, hasta la
Administración actual, el rubro de la Educación mantuviera una destinación presupuestal
considerable; presupuesto que debe seguirse manteniendo bajo el supuesto y la convicción de
que en materia educativa no se puede dar ni el más mínimo retroceso sino que, por el contrario,
hay que seguir avanzando decidida y contundentemente. Pero no puede quedarse en un
asunto tan solo de un porcentaje
Programa de gobierno. Fajardo, 2004: 15.
No podemos seguir estancados y mirando hacia atrás en vez de avanzar y construir el futuro: preocuparnos y
ocuparnos de él. No podemos seguir en el debate ideológico detrás de la educación; debe tratarse, sencillamente,
28
29
de una convicción: de hecho, si se mira los países que más han crecido y reducido la pobreza en los últimos 30 años
(por ejemplo: China, dictadura comunista; Singapur, dictadura de derecha; India, democracia de izquierda; Corea
del Sur, democracia de derecha) se evidencia que son países bastante diversos, de ideologías distintas pero que
tienen algo en común, y es su obsesión por el tema educativo.
60
alcalde
del presupuesto, hay que, mediante inversiones eficientes, continuar incrementando los
indicadores de calidad.
Gráfico: Presupuesto (miles de pesos) para la calidad educativa en las últimas
administraciones municipales de Medellín Elaboración propia. Fuente: Alcaldía de
Medellín.
Pues bien, Medellín hoy cuenta con 215 instituciones educativas oficiales, 72 plantas físicas que
prestan el servicio bajo la modalidad de cobertura contratada y 316 instituciones educativas
privadas. En cuanto a matrículas, en la ciudad hay 409.467 niños y jóvenes en edad escolar
matriculados. De estos, en instituciones oficiales se encuentran 301.226 estudiantes que
representan cerca del 73% de las matrículas totales; en Instituciones por Cobertura Contratada
el municipio tiene 38.003 estudiantes matriculados que corresponden aproximadamente al 9%;
y en Instituciones privadas existen actualmente 70.208 estudiantes que serían alrededor del
17% de las matrículas en la ciudad.
61
alcalde
Gráfico: Matrícula por nivel educativo y sector. Medellín,
2014. Elaboración propia. Fuente: Alcaldía de Medellín.
62
alcalde
Gráfico: Número de Matrículas por sector en comunas y corregimientos
de Medellín, 2014. Elaboración propia. Fuente: Alcaldía de Medellín.
De los estudiantes matriculados en la ciudad, el 84% pertenece socioeconómicamente a los
estratos 1, 2 y 3, es decir 343.952 estudiantes aproximadamente; mientras que el 16% a los
estratos 4, 5 y 6, lo que representa 65.514 estudiantes.
Frente a la cobertura educativa, aspecto en el que, sin duda, mucho se ha avanzado, y para el
caso concreto tratándose específicamente de la cobertura neta, se cuenta, desde la educación
preescolar a la media, con una cobertura neta total de un 90%, lo que significa que de cada diez
niños y jóvenes en edad escolar nueve están matriculados en el nivel que le corresponde para
su edad. Aún así, la Educación Media es el nivel con la menor cobertura neta. Para el 2014 ésta
reflejaba un 57,4%, cifra altamente preocupante puesto que significa que un 43% de los jóvenes
en edad de Educación Media están por fuera del sistema educativo, además de que esta
cobertura disminuyó un punto porcentual con respecto al año anterior. De acuerdo con
Medellín Cómo Vamos, a 2014 los jóvenes entre 15 y 16 años que estaban por fuera del sistema
ascendían a aproximadamente entre 7.000 y 8.000. También vale la pena señalar la disminución
en la cobertura neta para la Educación inicial, pasando de un 79% en el 2013 a un 65% en el
2014.
63
alcalde
Gráfico: Tasas de Cobertura Neta por Niveles Educativos, Medellín
2012-2014. Elaboración propia. Fuente: Medellín Cómo Vamos.
En cuanto a la cobertura bruta, que según el Ministerio de Educación es la cantidad o porcentaje
de la totalidad de estudiantes matriculados en el sistema educativo, se puede observar que
nuevamente la situación más crítica se encuentra en el nivel de educación media: en él, la tasa
de cobertura bruta para el 2014 fue del 77,5%, habiendo también presentando una disminución
con respecto al 2013 que fue del 79,2%.
Aun cuando sean muchos los retos, muchos también han sido los logros significativos sobre los
cuales hay que seguir construyendo la ciudad educada que soñamos, y entre los cuales cabe
resaltar: i) en el 2004 solo terminaban bachillerato 50 de cada 100 niños que se tenían en
primaria, mientras que en el 2014 ya eran 77 los que terminaban; ii) la tasa de cobertura bruta de
educación superior, por su parte, pasó de 36,2% en 2005 a 54,2% en 2013.
En lo que a la cobertura del programa Buen Comienzo respecta, esto es, en materia de atención
integral a la primera infancia (niños y niñas desde la gestación hasta los 5 años, de los niveles I,
II, y III del Sisbén), en el 2014 se atendió a 62.685 niños, lo que corresponde a un 55,5% de la
población de cero a cinco años sisbenizada. Esto representó una disminución con respecto al
2013 donde fueron unos 79.900 niños.
64
alcalde
Un 60% de la población cubierta se encuentra en las comunas 1 (Popular), 2 (Santa Cruz), 3
(Manrique), 6 (Doce de Octubre), 8 (Villa Hermosa) y 13 (San Javier).
Ahora, en cuanto a la deserción oficial, sin duda el problema más grande se encuentra en el nivel
de Básica Secundaria, o sea, en los grados entre 6° y 9°. Desde el 2007 hasta el 2012 este nivel
evidenció un aumento crítico y sostenido en materia de deserción llegando a una cifra en el
2012 de 5,2%. Hoy, según datos de 2013, dicha deserción para la básica secundaria ha
encontrado una disminución registrando un 4,4%. En los otros niveles, se ha visto una reducción
en la deserción, a excepción del nivel Medio, es decir grados 10° y 11°, el que, a pesar de haber
tenido una reducción en el 2013, ha mantenido un comportamiento irregular. En general, la
deserción de la población escolar mostró un leve descenso entre el periodo de tiempo señalado,
pasando de 3.3 % en el 2007 a 3.1 % en el 2013, marcando una tendencia positiva para la ciudad
que se reconoce pero que sin duda hay que profundizar.
Gráfico: Tasa de Deserción Escolar por Niveles en el Sector Oficial.
Medellín, 2007-2013. Elaboración propia. Fuente: Alcaldía de Medellín.
65
alcalde
Gráfico: Tasa de Deserción Escolar en el sector oficial, por comunas y corregimientos.
Medellín, 2012-2013. Elaboración propia. Fuente: Alcaldía de Medellín.
Frente a los resultados de las diferentes pruebas de la calidad educativa, en primer lugar, en las
Olimpiadas del conocimiento el porcentaje general de aciertos en estas pruebas no supera el
50% y el promedio total de aciertos en todos los estudiantes evaluados en el 2012 (81.881
estudiantes) fue de 34%. De esos estudiantes evaluados el 9,1% (7.369 estudiantes)
manifestaron estar trabajando en ese momento; el 43,2% (35.200 estudiantes) dijo tener en su
casa un computador con acceso a internet, un 31,1% sostuvo tener computador pero sin acceso
a internet y un 25,6%, por el contrario, aseguró no tener computador.
En segundo lugar, en las Pruebas saber 11 se evidencian resultados de mejoramiento en la
calidad de la educación oficial de bachilleres en Medellín: los colegios en el nivel bajo pasaron
de un 64% en el 2001 a un 8% en el 2012, y los del nivel alto de un 6% a un 35%. El desempeño
del sector no oficial ha sido regular con un promedio de sus resultados de apenas 50.9 puntos y
ha mantenido su nivel por encima del sector oficial, aun cuando dicha diferencia recae en una
distancia de apenas 6 puntos. Según los resultados de las pruebas saber 11, el 82% de los
colegios no oficiales en Medellínse encuentran en las categorías Alto,
66
alcalde
Superior o Muy Superior, mientras que en el sector oficial este porcentaje es del 35%. No
obstante, debe advertirse que ese 35% es el resultado de un crecimiento que se ha venido
dando desde el 2008, año en el que dicho indicador era de apenas el 9%.
Para el caso de la educación superior, el informe presenta datos de cobertura en el Área
Metropolitana del Valle de Aburrá, que pueden servir como referencia para inferir cómo está
este indicador para la Ciudad. A 2012 (último año con disponibilidad de información), la tasa de
cobertura en educación superior (pregrado y posgrado) se encontraba en 53,2%, presentando
una evolución positiva a partir del 38% en el que se encontraba en 2005. Se destaca en el
informe el impacto positivo que ha tenido en esta evolución la financiación que ha propiciado
la Alcaldía de Medellín, por ejemplo a partir de las Becas-Crédito del Fondo EPM.
Estos resultados son consistentes con los de la Encuesta de Calidad de Vida de Medellín del año
2012 (presentados en el mismo informe referenciado), que indican que 53,6 de cada 100 jóvenes
entre 17 y 21 años, asisten a la educación superior en la ciudad. Este resultado promedio es
jalonado hacia arriba por la cobertura de educación superior en comunas como Poblado
(89,8%), La América (85%) y Laureles Estadio (82,3%); y se ve disminuido por la cobertura de
comunas como Santa Cruz (32%), Popular (34,5%) y el corregimiento de San Cristóbal (38,3%).
También se debe tener en cuenta índices como el analfabetismo en Medellín, el cual para el
2014 fue de 2,8%, casi igual al del año pasado que era del 2,9%. La tasa de repitencia oficial para
el 2014 fue del 1,7%, siendo la más alta en el nivel de Básica secundaria con 2,8%. Y la tasa de
extraedad oficial, donde el mayor índice se encuentra en el nivel de Básica secundaria
registrando un 10%.
67
alcalde
Finalmente, con todo, es claro que nuestra Medellín desde hace ya unos años ha sido consciente
y coherente frente a la necesidad que como sociedad tenemos de fundarnos en y sobre una
ciudadanía educada. Muchos han sido los logros en este caminar pero muchos son los retos que
al respecto aún quedan por afrontar. No puede entonces dejarse de considerar la construcción
juiciosa de una política o un plan maestro de la educación para Medellín30, una ciudad que debe
seguir siendo entendida en su todo como un espacio educador y un entorno protector para el
aprendizaje, amable con los estudiantes y responsable con la sociedad. Debemos, pues, seguir,
continuar y mejorar la ruta de la educación que otrora supimos emprender.
Siguiendo palabras expuestas por Oppenheimer: Los políticos piensan en plazos de cuatro, cinco, seis años.
Piensan en la próxima elección. Un proyecto de calidad educativa es uno de 20 años. Para formar un buen rector,
30
para formar un buen director de escuela, para formar un buen maestro, hacen falta 10 o 20 años, para que el sistema
se oxigene y tenga una gran cantidad de profesores bien formados. Y el político no piensa a 20 años. –Tenemos que
hacerlo–. Además, la calidad educativa no sale en la foto. El político piensa en inaugurar la escuela, el hospital, pero
no piensa en la calidad educativa. Porque la calidad educativa no te hace ganar una elección. –No puede seguir
siendo así. El mapa social es y debe ser más importante que el mapa político–.
68
alcalde
Objetivos de una política y de un plan maestro de educación:
1) Reducir la brecha de calidad que existe entre la educación pública y la privada31.
2) Aumentar y mejorar definitivamente la calidad de toda la educación.
3) Enfocar y dirigir la educación desde la Administración, con la ayuda del sector privado,
hacia la pertinencia. La educación de la mano de la vocación de ciudad.
4) Profundizar la integración entre estudiantes de colegios públicos y privados alrededor de
actividades deportivas, culturales, artísticas y académicas.
5) Lograr que los mejores colegios públicos y privados de Medellín se ubiquen en los
primeros lugares de los rankings nacionales en las diferentes áreas.
6) Mejorar las capacidades comunicativas y aumentar las capacidades de bilingüismo en
estudiantes de colegios públicos y privados y las Instituciones de Educación Superior.
7) Mejorar el acceso y la permanencia en la educación superior en los niveles técnico,
tecnológico, universitario y de posgrado.
8) Contribuir a la disminución de la asimetría de capacidades entre los municipios del Valle
de Aburrá y fortalecer la integración institucional entre los mismos.
9) Contribuir a la apropiación y al mejoramiento de las capacidades básicas de educación
necesarias para fortalecer el sector de ciencia, tecnología e innovación de manera
transversal a todos los niveles del Sistema Educativo del municipio.
10) Apostarle a la formación humana, familiar, cívica y en valores de los estudiantes. Una
educación que les proporcione no solo los elementos para entrar al mundo laboral o
profesional sino, también, al mundo ciudadano.
Una muestra de la brecha existente entre los colegios privado y oficiales, según el ranking de las pruebas Saber
11 (ICFES del 2012), es que mientras el colegio con ranking más alto en Medellín es privado y ocupa el puesto 27 a
nivel nacional (La compañía de María – La Enseñanza), el colegio oficial con ranking más alto en Medellín, que es la
Institución Pascual Bravo, ocupa el puesto 1206 a nivel nacional.
31
De hecho, al comparar las gráficas de resultados entre las instituciones oficiales y las no oficiales (privadas), se
evidencia una enorme brecha. Mientras que en el sector oficial la mayoría de sus estudiantes se encuentran en
niveles bajos de competencias en todas las áreas evaluadas, en el sector no oficial ocurre todo lo contrario,
ubicándose la mayoría de sus estudiantes en los dos niveles superiores de la evaluación en todas las áreas.
69
alcalde
Propuestas en Educación
Buen Comienzo.
La educación de nuestros niños y niñas es un derecho suyo y una responsabilidad nuestra. Se
trata de una grandísima oportunidad para el crecimiento individual y el desarrollo colectivo
dentro de nuestra sociedad, pero que debe garantizarse con una temprana, oportuna y
pertinente atención desde los primeros años de vida a quienes tienen en sus manos nuestro
futuro e, incluso, nuestro presente. Son ellos nuestra esperanza.
Existe evidencia investigativa32 que constata que la mejor inversión que se puede realizar en un
individuo es en sus primeros meses y años de vida, dado que es allí donde el mayor desarrollo
del cerebro ocurre y por ende donde se crean las condiciones básicas para la formación y el
desarrollo de capacidades y habilidades (físicas, sociales, emocionales y cognitivas) que serán
fundamentales para la vida escolar, social y laboral de los individuos. De hecho, estudios señalan
que por cada dólar invertido en primera infancia el retorno para la sociedad es de cinco a ocho
dólares en la edad productiva. Por ello la primera infancia requiere toda la atención por parte de
la administración municipal.
Pero debe tratarse de un entorno en el que nuestros niños puedan crecer y desarrollarse
contando a la vez con una protección y atención integral, en aspectos como nutrición, salud y
asistencia familiar. Solo así tendremos una estrategia efectiva para reducir la inequidad, como
quiera que proporciona oportunidades que impactan a todos los niveles de la sociedad y
contribuye a disminuir las desventajas propias de los niños que provienen de realidades
complejas en las que, en casos, sus familias ni siquiera tienen como mandar a sus hijos a una
escuela.
Buen Comienzo es la estrategia que se viene utilizando desde el periodo 2004-2007 para
atender a la primera infancia. Este programa merece no solo la continuidad que exige su
reglamentación como política pública, sino un fortalecimiento que propenda porque una
proporción cada vez mayor de los niños y niñas menores de 5 años (y las madres gestantes) en
condición de vulnerabilidad por sus características socioeconómicas33 , puedan acceder a
34
acompañamiento, alimentación y formación integral en jardines e instituciones de calidad .
A propósito se pueden revisar los estudios de James Heckman, premio Nobel de Economía.
32
33
Se debe aspirar para que este programa alcance a future una cobertura universal en la ciudad e incluya a toda la
población de primera infancia.
34
Es necesario atender toda la cadena educativa y seguir fortaleciendo programas como “buen comienzo” (así como
también “de cero a siempre”), garantizando que la cobertura se mantenga y que la calidad y la formación se
consoliden de tal manera que, esa formación excelente e integral que nosotros deseamos para nuestros bachilleres,
técnicos, tecnólogos y profesionales (y en general para nuestros ciudadanos) empiece a forjarse claramente desde
la primera infancia.
70
alcalde
Sin embargo, la apuesta de ciudad en esta materia debe ir más allá y ser mucho más ambiciosa.
Y para ello consideramos correcto tomar como referencia la exitosa experiencia pedagógica
vivida por Reggio Emilia35 en Italia.
Debemos hacer de nuestros niños y nuestras niñas los protagonistas de los procesos de
aprendizaje, sabiendo que son seres extraordinarios y que surgen como co-constructores,
desde el comienzo de su vida, de conocimiento, cultura y de su propia identidad. Son y deben
ser miembros activos de la sociedad. Se trata de una nueva imagen de niño, una imagen que
refleje la creencia en su capacidad para la autorregulación que, de manera innata, busca la
virtud, la verdad y la belleza.
Se requiere entonces no seguir conteniendo y contaminando la edad dorada del ser humano,
cual es la niñez, por medio de imposiciones o de transmisión y reproducción de conocimiento
que se realiza en aislamiento a través de la memorización y que pueden conllevar a una
autoestima no suficiente.
Se le debe dar pues crédito al infinito y abundante potencial de los niños, y sabiendo que
independientemente de su condición y contexto son todos extremadamente ricos (de vida, de
inocencia, de capacidades, de transparencia, de potencialidades, etc.), deben ser ellos los
artífices en la construcción de su propio aprendizaje36.
Se trata de apuntarle a un sistema educativo en general que, desde los primeros años de vida le
apueste para que las personas desarrollen todo su capital y potencial humano desde la
conciencia del “quién soy yo” como requisito y eje central de acción y de vida para todo
ciudadano.
Queremos así una Medellín como la capital del pensamiento y la obra creativa de los niños y las
niñas, que innove con las mejores prácticas pedagógicas para la primera infancia de tal manera
que se tenga el más sofisticado sistema de preescolares y escuelas, en las que nuestros niños
gocen cada día de experiencias que exploran su potencial y en las que son vistos como
ciudadanos, con voz, opinión y punto de vista que, desde sus contextos, son capaces de
transformar cultura, una cultura de la creatividad, de la identidad, de la participación y de la
originalidad.
Reggio Emilia es una pequeña ciudad en el norte de Italia. Después de la segunda guerra mundial y bajo el
liderazgo inspirador del educador y filósofo Loris Malaguzzi (1924 – 1994), comenzó con la ruptura de las
tradiciones pedagógicas-educativas y la construcción de proyectos educativos y de formación de cara al futuro. De
hecho, los preescolares de Reggio Emilia han sido identificados y reconocidos como la institución de primera
infancia más vanguardista del mundo.
36
Carlina Rinaldi, pedagoga de Reggio Emilia, comenta: "Uno de los puntos fundamentales de la filosofía de Reggio
es la imagen de un niño que experimenta el mundo, que se siente parte de él desde el momento de nacer, lleno de
curiosidad y de ganas de vivir... Un niño que está lleno del deseo y la habilidad de comunicarse desde el inicio de su
vida, completamente capaz de crear mapas para la orientación personal, social, cognitiva, afectiva y simbólica. Por
todo esto, el niño reacciona en un sistema competente de habilidades, aprendiendo las estrategias y las maneras de
organizar las relaciones".
35
71
alcalde
Por ello, dentro de esta nueva metodología propuesta, planteamos:
• Escuchar al otro como elemento esencial de las experiencias y de la actividad pedagógica.
• Que las actividades, los proyectos y las experiencias atiendan la pluralidad de saberes y
estén determinados por los intereses de los niños, los cuales deben ser capturados
mediante, precisamente, la escucha y la atención de sus conversaciones y relaciones.
• Que los maestros, aunque son de vital importancia dentro de todo el proyecto, nunca
deben desplazar el protagonismo de los niños. Serán maestros-investigadores que los
ayudarán, los acompañarán, los guiarán y garantizarán siempre que se trate de un trabajo
colaborativo en el que se fomente la participación y el diálogo de nuestros pequeños.
• Construir y visibilizar documentación de estas experiencias y desarrollos liderados por los
niños. Grabar sus actividades, escribir sus conversaciones, fotografiar sus resultados, realizar
publicaciones.
• Vincular al proceso formativo las familias y no seguir en el error de creer que la formación
que se da en la casa a nuestros hijos es paralela o aparte de la formación que ellos reciben
en la escuela.
Mantener el compromiso con la educación escolar e inicial
Fortaleceremos la cobertura y asistencia escolar de los niños que vienen desde su infancia con
Buen Comienzo y pasan luego a la Educación escolar en los diferentes Colegios públicos de la
ciudad. Mantendremos y seguiremos mejorando la infraestructura de dichas instituciones
educativas que hacen de estos espacios unos entornos protectores dignos. Tendremos cupo
para todos ellos y las herramientas necesarias para garantizar que todos vayan al colegio: que ni
un solo niño se nos quede en la calle. Pero debemos avanzar decidida e indiscutiblemente en la
calidad de la educación que estamos ofreciendo a nuestros estudiantes. Por ello:
Calidad y excelencia docente (Formación de formadores)
La dignidad de los espacios y la formación de los docentes es la clave para transformar la calidad
de nuestra educación. Ya se han hecho grandes avances y el paso que sigue no es otro que el
enaltecimiento de la labor de nuestros maestros y hacer más atractiva esta profesión de manera
tal que se conviertan nuestros maestros en un referente y ejemplo de excelencia académica
para los estudiantes37.
37
Algunas ideas incluidas dentro de esta propuesta se enmarcan en el estudio presentado a comienzos del 2014 por
la Fundación Compartir realizado por un grupo de investigadores expertos en educación. Allí se exponen una serie
de propuestas enfocadas en mejorar la calidad de los docentes, como la principal variable explicativa en el
desempeño de los estudiantes, de acuerdo a estudios nacionales e internacionales (Fundación Compartir (2014).
“Tras la Excelencia Docente. Cómo mejorar la calidad de la educación para todos los colombianos”. Disponible en:
http://www.fundacioncompartir.org/pdf/Traslaexcelenciadocente18.02.2014.pdf )
72
alcalde
En mi alcaldía otorgaremos becas de maestría para maestros de instituciones públicas para
garantizar avances en la calidad de nuestra educación e ir cerrando con ello la brecha existente
entre la educación privada y la educación pública38. Fortaleceremos los programas universitarios
de licenciatura que se dictan dentro de la ciudad, y generación de incentivos para que los
mejores bachilleres se inclinen por la carrera docente. Otorgaremos incentivos y beneficios para
nuestros docentes como facilidades para acceso a servicios y actividades de la Administración39.
Además, adelantaremos procesos de evaluación para garantizar el mejoramiento continuo de la
calidad de nuestra educación. Para ello, avanzaremos en la medición y evaluación del
desempeño docente con miras a una oportuna y permanentemente retroalimentación del
sistema educativo desde la actividad docente y puedan así las instituciones saber cómo y en
qué se deben tomar decisiones para mejorar.
Para esto, se requiere una plataforma de diagnóstico e información que se encargue de ello y,
además, monitorear y medir todo el sistema educativo de manera completa e integral. La ciudad
requiere conocer bien cuál y cómo está siendo su producción interna educativa.
Aun cuando varias de las iniciativas en materia de calidad educativa están dirigidas desde el
orden nacional, una administración municipal como la de Medellín podría y debería, además de
estar dispuesto a trabajar con el Gobierno Nacional, el Ministerio de Educación y el Congreso de
la República, incidir de manera directa, por ejemplo, en la formación de los docentes o en la
asignación de becas para que los mejores bachilleres de la ciudad se formen en la carrera
docente.
Si bien el 83.1% de los docentes se sienten completamente satisfechos dentro de sus
respectivas instituciones educativas, es importante propender por elevar el nivel de
satisfacción, con incentivos, reconocimientos, infraestructura, formación, etc., por suerte que
con un mayor nivel de satisfacción se obtenga una mejor calidad de lo que se enseña, y con ello,
por ende, un mejor nivel en la calidad de lo que se aprende.
El docente debe ser ejemplo de motivación e inspiración para sus alumnos.
Ciudad atractiva para la docencia.
Es posible fortalecer la capacidad docente a través de un programa que atraiga a los mejores
docentes de la ciudad y del país, y a algunos docentes extranjeros, que permitan suplir la
necesidad de docentes que supone los retos de ampliar cobertura y jornada.
El 81.3% de los maestros oficiales de la ciudad desean seguir estudiando; y un 79.3% de ellos tiene inconvenientes
para hacerlo por cuestiones de recurso.
39
El 68.2% de los maestros oficiales de la ciudad pertenece a los estratos socioeconómicos 2 y 3.
38
73
alcalde
Los docentes locales y nacionales nuevos se pueden atraer a través de un concurso especial de
ciudad, al que se podrían presentar docentes de todo el país, y a través de un proceso de
selección meritocrático y por competencias en el que competirían por una serie de incentivos
integrales que no solamente hagan atractiva la labor docente, sino más concretamente
conviertan a Medellín en ciudad y destino de los mejores docentes del país. Y a nivel
internacional, se puede buscar a través de la cooperación internacional una serie de convenios
con instituciones educativas extranjeras para que envíen por tiempos cortos a docentes de alta
calidad.
Jornada escolar única y completa.
Uno de los principales rasgos de desigualdad entre la educación pública y la privada en
Colombia se relaciona con la duración de la jornada. De acuerdo con el Ministerio de Educación,
para 2012 tan solo cerca del 20% de los estudiantes de colegios públicos en el país disfrutaban
de la jornada única y Completa. Esta desigualdad se manifiesta en evidentes diferencias en la
calidad de la educación, el rendimiento de los estudiantes y la deserción escolar. Desde esta
perspectiva, la jornada única escolar permite no sólo disminuir la inequidad sino que también
permite quitarle espacios a la criminalidad y a la delincuencia. Medellín debe estar a la cabeza
de la lucha contra la desigualdad en la educación.
La clave para que la implementación de la jornada escolar única traiga consigo réditos positivos
está en el cómo se implemente. En primer lugar, por los recursos que demandaría, se exige
gradualidad en la implementación, lo cual puede ser beneficioso para ir evaluando los
diferentes resultados en cada contexto social; en segundo lugar, debe avanzarse en la
ampliación de la planta docente; y, en tercer lugar, se requiere definir estratégica y
correctamente los contenidos y programas que a los estudiantes se les dará producto de la
extensión de la jornada escolar, sabiendo que la idea no es ni puede ser simplemente mantener
ocupado por unas cuantas horas más al estudiante dentro de unas instalaciones. Se trata
entonces es de una oportunidad para complementar desde diversos enfoques (cultural,
artístico, deportivo, recreativo, ciudadano, entre otros) la formación integral de nuestros
alumnos.
Si bien la implementación de la jornada única es una política del orden nacional, encabezada
por el Ministerio de Educación, los entes territoriales tienen autonomía para hacer uso del
presupuesto educativo para dirigir una política como ésta40.
Esta política exige una serie de esfuerzos en materia de infraestructura. Pensando en el largo
plazo se deberá incluir dentro de la política o el plan maestro de educación de la ciudad el
diseño de una estrategia de equipamientos educativos que contemple y programe la
construcción de nuevos colegios en todo el municipio, buscando siempre y de manera
estratégica que las instalaciones públicas para la educación sean de alguna manera el reflejo
notorio, esto es, perceptible, de la presencia institucional del Estado a lo largo y ancho del
territorio de la ciudad. Por el momento, en el corto plazo, se podrá emplear las instalaciones de
bibliotecas, museos, parques públicos y también de instalaciones privadas que puedan ser
tomadas en arriendo y adecuadas fácilmente.
Es una oportunidad para desarrollar el pensamiento crítico en ciencias básicas y fortalecer
los currículos de arte, cultura y deporte.
40
74
alcalde
Bibliotecas como centros del conocimiento y programas académicos para el empleo del tiempo
libre.
Buena parte del éxito de algunos países en educación depende del uso del tiempo libre.
Aunque éste se puede aprovechar en actividades deportivas y artísticas el municipio debe
fomentar también el empleo académico e investigativo del tiempo libre. Se trata de crear
espacios extra-clase en los que los estudiantes cuenten con tutores en áreas específicas, bien
sea para complementar áreas en las que muestran un bajo rendimiento en la jornada escolar o
guiados por el gusto y el objetivo de ser los mejores. Actualmente el seguimiento
complementario (tareas, refuerzos o profundización en áreas básicas como matemática,
biología o lenguaje, entre otras), incluso para quienes disfrutan de la jornada única, está a cargo
del núcleo familiar que no logra suplir esta necesidad de la mejor manera. Para ello la
Administración cuenta con las instalaciones de las bibliotecas públicas de la ciudad y con las
instalaciones mismas de los centros educativos, las cuales, muchas de ellas dejan de utilizarse en
la tarde una vez culmina el horario académico.
Ahora bien, se trata de una posibilidad específica más y, de ninguna manera, se reducirá la oferta
general para el tiempo libre al campo académico. Se hace referencia entonces a proyectos y
programas educativos diversos que, mediante la potencialización de las diferentes áreas del
conocimiento y las distintas competencias, logren contribuir a la transformación de ciudad
mediante la potencialización de las distintas capacidades de nuestros estudiantes. Se habla de
competencias, como quiera que CREEMOS que la mira debe estar puesta sobre la formación
integral, esto es, una formación que incluya tanto el conocimiento, como las demás
capacidades: deportivas, lúdicas, artísticas; en fin, todos y cada uno de los talentos que nuestros
jóvenes tienen.
Y es que no solo podemos sentirnos orgullosos de nuestros deportistas, músicos y artistas, sino
que también debemos promover y dignificar este tipo de talentos, para lo cual es necesario
impulsar decisivamente espacios suficientes y de calidad para las personas que sueñan con,
algún día, ser los mejores dentro de estas diversas áreas de las capacidades.
En ese sentido, se propone de manera complementaria, innovar en las Olimpiadas del
Conocimiento y complementarlas con unas Olimpiadas del talento que permitan dignificar los
conocimientos artísticos y culturales y no únicamente los académicos. Así, se plantea incluir
componentes en los cuales niños y jóvenes que se destaquen en la pintura, las artes, la música,
también puedan ser incentivados y destacados en su proceso de aprendizaje y formación.
75
alcalde
Programas de excelencia.
No todos los estudiantes tienen las mismas capacidades ni aprovechan de la misma manera la
educación; por esta razón, en otros países se ha ensayado con éxito la política de creación de
programas de excelencia en las que estudiantes con las mejores capacidades y aptitudes
reciben una educación adecuada y de excelencia. Estos programas tienen procesos rigurosos de
admisión y permanencia tanto para estudiantes como para docentes. Permiten dar la educación
adecuada al ritmo adecuado a estudiantes con mayores potencialidades. El objetivo es brindar
las herramientas para la formación de una élite académica en la cual se cumpla el principio de
equidad en el que se distribuyen oportunidades a cada quien según sus necesidades y
capacidades.
El premio por estudiar o enseñar en un programa de excelencia es precisamente hacer parte de
él y las puertas abiertas con las que contará el estudiante al obtener un título de excelencia. No
todos pueden hacer parte de estos programas pero quienes lo hacen se esfuerzan por obtener
cada vez mejores resultados. En principio, no son programas dirigidos a un segmento de la
población específica sino para todos aquellos con grandes capacidades que en general quieran
competir. Sin embargo, y dadas las características de la inequidad en Medellín, los programas de
excelencia se podrán proponer como espacios ofrecidos a niños y jóvenes de estratos 1 y 2 de
tal manera que se permita contribuir a la disminución de la brecha social al tiempo que se
genera un ambiente de excelencia de educación en esta parte de la población.
Deberá estar complementada con un programa de acompañamiento que integre a la familia
para que desde ese espacio también se apoye a los estudiantes.
Bachillerato internacional
El proyecto de Diploma Internacional de Bachillerato adopta un programa educativo
institucionalizado internacionalmente que permite a los graduandos el acceso a diferentes
universidades afiliadas alrededor del mundo sin necesidad de realizar pruebas de admisión.
Para que una institución educativa pueda emitir el título de bachillerato internacional debe
emprender un proceso exigente y riguroso. En abril de 2008 dicho programa tenía 3180
institutos, 907 de carácter público y 838 privado, de 127 países, con más de 600.000 estudiantes.
El Gobierno de Ecuador fue abanderado en la implementación de este programa en sus colegios
públicos, presentando actualmente 82 colegios certificados en bachillerato internacional.
Además brinda becas a más de 8.000 estudiantes ecuatorianos en el exterior, siendo el
programa de mayor inversión en esta área en Latinoamérica.
En Medellín las instituciones educativas que prestan este servicio son de carácter privado, lo que
hace que el acceso a los programas quede en manos de muy pocos.
76
alcalde
Nuestra idea es generar un piloto en Medellín con instituciones educativas públicas en las
cuales se brinde este servicio para personas de estratos 1,2 y 3, apuntándole así a la calidad, a la
generación de oportunidades que trasciendan las fronteras y a la lucha contra la desigualdad.
Medellín puede y debe competir con cualquier ciudad del mundo en sus estándares
académicos.
Apadrinamiento educativo
Proponemos el apadrinamiento de instituciones educativas como una manera de explorar
formas de articulación público-privadas en las que instituciones privadas exitosas apadrinen a
las instituciones educativas públicas transfiriendo buenas prácticas, sirviendo como guías y
consejeros, e introduciendo a la administración pública principios de calidad comprobados en
el sector privado.
Esto se puede lograr a través de una serie de estímulos a las instituciones privadas pero también
como parte de un programa más amplio en el que se reconozca y premie a sus directivas y
docentes con becas de posgrado y cursos cortos de contextualización en el exterior.
Competencia e incentivos para la calidad
Implementaremos incentivos para aquellas instituciones educativas que obtengan buenos
resultados en las pruebas SABER y cumplan con requisitos y estándares de calidad medidos de
manera permanente.
Es una fórmula a explorar para el mejoramiento de la calidad es la introducción de algunos
aspectos relacionados con la competencia. Hay experiencias internacionales sobre la aplicación
con éxito de sistemas de competencia en los que las instituciones educativas con mejores
resultados en las pruebas de Estado reciben un paquete de ayudas, bien sea tecnológicas, de
infraestructura o bonificaciones para maestros, alumnos y directivos.
La competencia actualmente se encuentra visible en el sector privado, pero en las instituciones
educativas públicas es casi inexistente. No obstante, ha de garantizarse y debe quedar claro para
las instituciones y la aplicación metodológica del sistema que el fin de la competencia no es
obtener un determinado resultado en unas pruebas para recibir beneficios, por el contrario, el
fin es y debe ser garantizar y mejorar la calidad educativa que reciben nuestros niños y jóvenes.
Por eso las pruebas no puede ser el único criterio de medición.
Esto debe complementarse, en las instituciones educativas con comportamientos deficientes
en las pruebas y estándares, con el establecimiento de un protocolo de acompañamiento
donde las mejores instituciones educativas (en la línea del apadrinamiento) transfieran
elementos asociados al éxito en la prestación del servicio.
77
alcalde
Reiteramos que esta competencia no se debe concebir como la búsqueda del reconocimiento a
costa de la presión al estudiantado, sino que debe mirarse como una de las maneras lógicas de
realizar la medición natural que toda apuesta debe tener, así como también un mecanismo de
incentivos para reconocer un mayor esfuerzo y compromiso por parte de todos los agentes que
hacen parte del sistema educativo.
Fortalecimiento de la capacidad institucional
Fortalecer los procesos de descentralización y autonomía de las instituciones educativas para la
toma de decisiones. Aquí juegan un papel clave los rectores y los padres de familia, quienes
tienen información lo suficientemente relevante como para que se conviertan en los directores
de la transformación institucional.
Dado que la autonomía exige responsabilidad, esta propuesta va de la mano con la mejora en
los procesos de rendición de cuentas, con el fin de que las instituciones educativas evidencien
el impacto que está teniendo su toma de decisiones y se corrijan los posibles errores. Masificar
la capacitación de los directores educativos en proyectos como Rectores Líderes
Transformadores dirigida por la Fundación Empresarios por la Educación puede ser un buen
punto de partida para fortalecer su liderazgo y con ello potencializar el desempeño de los
espacios educativos que dirigen.
En este sentido proponemos cursos cortos en el extranjero para directivos de instituciones
educativas de tal manera que se familiaricen con sistemas educativos extranjeros y prácticas
exitosas.
Educación superior
La educación superior debe ser la nueva apuesta de la ciudad en materia educativa, con miras a
seguir construyendo la cadena virtuosa de educación con calidad que empieza en la infancia y
sigue con la educación escolar. Se trata de nuestro nuevo gran reto y de nuestra obsesión. En
ella está la gran revolución educativa y social de Medellín.
Para esto, perfeccionaremos la estructura educativa pública con la que actualmente cuenta la
ciudad, tanto a nivel profesional como técnica y tecnológica, generando y consolidando un gran
complejo de educación superior pública.
Más de 120.000 personas quedan por fuera del sistema de educación superior en Medellín
anualmente. Cerca de 184.000 ciudadanos se inscriben cada año para adelantar estudios
superiores, pero solo el 33% termina matriculándose en las universidades. Ampliaremos
entonces la cobertura y los cupos de las instituciones de educación superior para seguir
abriendo la puerta de las oportunidades.
Ahora, así como hay que cerrar la brecha entre la educación pública y la educación privada, se
debe buscar corregir la brecha entre la educación profesional y la
78
alcalde
educación técnica y tecnológica; a ésta última debe dársele la importancia que se requiere.
Apuntarle entonces al sistema de doble pirámide, con programas líderes en educación técnica y
tecnológica pública y con una oferta universitaria pública y líder en educación profesional que
permita el traslado de una educación a otra, pero, en definitiva, que independientemente del
camino o la formación que un individuo escoja, pueda continuarse un proceso de
perfeccionamiento de capacidades dentro de la estructura educativa con miras a enfrentar
exitosamente la vida laboral.
La calidad en la educación nos garantiza que el centro del proceso formativo es la persona y nos
protege de caer en el infortunio de instrumentalizar al alumno. No basta mirar la educación a
partir de cifras y desde el cuánto, sino que es necesario mirar el cómo y el qué estamos
enseñando. Son ese cómo y ese qué, en últimas, las únicas garantías que tenemos para lograr
que los alumnos no solo asistan a un salón de clase sino que se formen y eduquen de manera
competente.
En definitiva, nos preocuparemos por ampliar la cobertura, mejorar la calidad y lograr
pertinencia en la educación superior de nuestra ciudad. En este sentido proponemos las
siguientes iniciativas:
Cobertura educativa
Para aumentar la cobertura y que todo aquel que se gradúe del colegio y quiera pueda ingresar
a la educación superior, es necesario no solo crear los incentivos correctos para que el alumno
en sus últimos grados de colegio desee graduarse y seguir estudiando, sino que, además,
atacaremos las diferentes causas de la desescolarización: inseguridad, falta de oportunidades
sociales, deficiencias en el sistema de movilidad, entre otras.
Becas para la educación superior
Entregaremos tantas becas de educación superior como sean posibles a los mejores estudiantes
según pruebas saber, además de aquellos estudiantes con buen desempeño deportivo, cultural,
artístico y a estudiantes que se destacan por su calidad humana e integral como miembros de
su entorno social y de ciudad41.
Articulación entre la educación media y superior
En este sentido es necesario hacer atractiva la educación superior y fortalecer la educación
media, que como vimos presenta los niveles más críticos de cobertura. Dicho fortalecimiento
estará dirigido hacia el mejoramiento de la calidad y la ampliación de la cobertura,
paralelamente a la lucha contra la deserción. (Permanecer dentro del sistema educativo debe
tener beneficios cívicos como, por ejemplo, una tarjeta estudiantil que implique descuentos en
algunos servicios de ciudad como movilidad, equipamiento deportivo y cultural, entre otros).
41
No se pueden permitir que las becas entendidas como un premio o reconocimiento para algunos estudiantes
terminen convirtiéndose en un factor de exclusión cuando se otorgan por estándares únicamente académicos.
79
alcalde
Aquí es importante recalcar la necesidad de una educación pertinente para el trabajo, es decir,
que esté conforme a la vocación de ciudad y en armonía con el contexto de región, de manera
tal que prepare a nuestros alumnos para que se conviertan en una oferta laboral que coincida y
se conecte con la demanda que refleja nuestra dinámica económica. Así empezaremos a
garantizar que nuestros alumnos salgan a la vida laboral con un horizonte definido y puedan
encontrar oportunidades de empleo.
Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano
Se le dará la relevancia y el status que requiere a la Educación para el Trabajo y el Desarrollo
Humano, llamada en todo el mundo formación profesional integral. Se revisará la regulación en
la apertura de instituciones y programas de este tipo para garantizar que no se reduzca a una
simple idea de negocio sino que pueda ser una herramienta social que permita dar una
respuesta rápida al sector productivo y al desarrollo de una ciudad como Medellín42.
Del Colegio a la U
Crearemos la oportunidad para que quienes estén en sus últimos años de educación media
puedan hacer semestres o materias de formación superior como pasantía que sean reconocidos
ante un eventual ingreso al programa de formación superior de manera formal.
Fortaleceremos la Agencia de Educación Superior (Sapiencia)
Esta será la encargada de dirigir la política de pertinencia educativa para Medellín mediante la
estructuración y el ofrecimiento de programas y cursos que atiendan a la vocación de ciudad43.
De esta manera lograremos entregarle al sector productivo profesionales y mano de obra
calificada en cada uno de los niveles económicos ligados a los clústeres de ciudad, los cuales
deben funcionar como nodos que captan y direccionan el talento, las capacidades y las
oportunidades de Medellín y sus habitantes.
Así mismo, será esta agencia, partiendo del Sistema de Medición de la Calidad de la Educación
de las Instituciones Educativas de Medellín (SIMCIE Medellín), la encargada de realizar el proceso
constante evaluación y retroalimentación de los diferentes programas educativos con miras a
impulsar y mejorar la calidad educativa a nivel superior de nuestras tres instituciones públicas:
ITM, Pascual Bravo y Colegio Mayor de Antioquia.
Inclusión del sector privado
El papel del sector privado en la educación no debe circunscribirse al ámbito de las instituciones
educativas privadas o de las concesiones en el caso de la educación
Apenas el 32% de la oferta de Educación para el trabajo y el desarrollo humano está enfocado en los cluster de
ciudad.
42
43
Ejemplo de estos programas que se han pensado y deberían evaluarse son: area de energía eléctrica; ingeniería
urbana; cúster de aviación (de Colombia).
80
alcalde
movilidad
sostenible
alcalde
4. Movilidad sostenible
Desde la formulación del Plan Maestro de Movilidad del Área Metropolitana 2005-2020 se
planteó y, puede decirse, se predijo la situación actual de la movilidad de Medellín con un
incremento significativo en la congestión, la accidentalidad y la contaminación de la ciudad, por
el aumento inusitado en el número de vehículos circulando, la sobre afluencia de motocicletas
y la insuficiencia de vías para la circulación de dichos vehículos.
De otro lado, como parte de las estrategias para mejorar la competitividad del país y la región se
plantearon propuestas de mejoramiento de las vías de salida e interconexión del interior del
país con los puertos marítimos, que hoy son una realidad con el desarrollo de las “Autopistas de
la Prosperidad”, pero ahora debemos preocuparnos a nivel de nuestra ciudad en que las vías
internas tengan la capacidad necesaria para recibir el gran flujo de transporte de pasajeros y
carga que llegará, y que podrían reducir la eficiencia en la movilidad e incrementar la
contaminación ambiental.
Medellín, a pesar de tener un sistema de transporte público diverso, reconocido y con una
cobertura aceptable en la ciudad, tiene además un parque automotor, tanto de automóviles
como de motocicletas, que sigue aumentando. En el 2014 la ciudad completó un total de
1’234.946 vehículos repartido en 614.334 automóviles y 620.612 motocicletas, lo que
representa un aumento del 4% con respecto al 2013 y del 12% en relación al 2012.
Esto significa la saturación continua y sostenida de las vías de la ciudad y una crisis en la
movilidad que comienza a hacerse evidente. Este crecimiento no ha ido de la mano de una
estrategia de movilidad sostenible para la ciudad, prueba de ello es que en promedio 1.5
personas se desplazan por vehículo en los viajes y muchos de ellos para desplazarse en
recorridos inferiores a los 2 kilómetros.
La Encuesta Origen - Destino de 2012, por sus parte, muestra que los habitantes del Valle de
Aburrá realizamos diariamente alrededor de 5,6 millones de viajes al día, que significa un
promedio diario de 1,7 viajes por habitante, siendo el Poblado, la zona con mayor promedio
diario de viajes: 2,7 viajes por habitante. El 68% de esos viajes se realizan para ir a trabajar (44%)
y para ir a estudiar (24%). El resto de los viajes (32%) se hacen para ir de compras, realizar
diligencias, recreación, salud y otros motivos específicos.
Según esta misma encuesta, en el 2012 el tiempo promedio de viaje en Medellín, para vehículos
particulares es de 33 minutos, indicador que aumentó con respecto a la medición anterior que
situaba el promedio en 25 minutos. En cuanto a los demás medios de transporte se registraron
promedios de 30 minutos para la motocicleta, en Metro es de 55 minutos y en bus/busetas de
45 minutos.
89
alcalde
Aún así el aumento imparable de los automóviles y las motos que ruedan en las vías no
constituye el único factor para tener en cuenta sobre la movilidad en la ciudad. El medio de
transporte más usado por los medellinenses es el bus con un 28%, seguido por caminar con
26%, mientras que el Metro es usado por el 10% y la bicicleta solo por el 1% de la población. Esto
implica dos retos fundamentales: de un lado cómo mejorar el servicio de buses y acondicionar
el sistema para la movilidad a pie, como alternativas más usadas, y del otro lado, avanzar hacia
un sistema de transporte público sostenible para aumentar el uso del metro (y del sistema de
transporte público en general) y la bicicleta.
En cuanto al estado de la malla vial, según Medellín Cómo Vamos, de un total de 2.053
Km-calzada de malla vial, el 33% de esta se encuentra en un estado deficiente, un porcentaje
que ha venido creciendo con los años.
90
alcalde
Un diagnóstico en este sentido tiene que incluir, además de la disponibilidad, un inventario de
los sucesos más frecuente en la vía, por ejemplo, el número total de muertes en accidentes de
tránsito en el 2014 fue de 289, solo 14 muertes menos que en el año inmediatamente anterior.
De estos muertos el 47,8% fueron peatones y el 43,3% usuarios de moto; el 4.1% de ellos, por su
parte, fueron ciclistas. La tasa de muertes en accidentes de tránsito por cada 10.000 vehículos
bajó apenas tres puntos decimales, pasando de 2,6 en 2013 a 2,3 en 2014. En cuanto a la
accidentalidad, los casos reportados en 2014 fueron 45.409, lo que equivaldría a 124 accidentes
diarios, 5 cada hora.
Los puntos en la ciudad con mayor índice de accidentalidad fueron la glorieta de la Terminal del
Norte, la glorieta de Punto Cero y el cruce de la avenida San Juan con la avenida del Ferrocarril.
Allí los sucesos se dan como consecuencia del alto número de vehículos, por las condiciones de
señalización y por la falta de respeto por las normas de tránsito y la intolerancia entre
conductores, lo que refleja en el fondo una falta de cultura vial.
El tiempo de respuesta promedio de las instituciones ante los accidentes de tránsito en el 2014
fue de 20 minutos, aumentando en dos minutos con respecto al año 2013. Una parte de la
explicación de este aumento en la respuesta puede hallarse en el descenso de agentes de
tránsito de 514 a 454.
Ahora, este diagnóstico no estaría completo si no presentamos algunos conceptos claves que
indican nuestra forma de entender la movilidad. Entendemos la movilidad como la posibilidad
real que debe tener toda persona, independientemente de su motivo y de su condición, de
desplazarse libremente de un lugar a otro. No se limita al derecho de circulación sino que
incluye los medios y el manejo o gestión de dicho desplazamiento.
En el contexto urbano la movilidad es importante para el desarrollo económico, la
productividad y la competitividad, pues conecta al trabajador con el trabajo, al ciudadano con
el comercio, al estudiante con su escuela y, en general, a toda la ciudad. Pero también es
importante en términos de igualdad y equidad como elemento de cohesión social porque
permite o asegura acceso a oportunidades, bienes y servicios para las personas a lo largo y
ancho del territorio municipal.
El deber ser de la administración municipal en materia de gestión de la movilidad gira en torno
a la búsqueda de sostenibilidad, esto es, de una condición o estado de equilibrio producto de
una movilidad que atiende armónicamente el componente social, económico y medio
ambiental. La movilidad sostenible es aquella que satisface la necesidad de movilizarse de las
personas en un tiempo y con unos costos razonables, minimizando los efectos negativos sobre
el entorno y mejorando la calidad de vida de las personas. Es, en definitiva, una movilidad para
la gente, pensada para el usuario y para el ciudadano, toda vez que es él quien se moviliza.
91
alcalde
CREEMOS que sí es posible construir para Medellín una cultura de la movilidad sostenible e
incluyente. CREEMOS en una ciudad para el peatón, el ciclista, el usuario del transporte masivo,
el conductor particular, el motociclista y en general para todos los ciudadanos, amigable con el
medio ambiente y equipada con un sistema integrado de transporte público digno, eficiente,
seguro y de la mejor calidad. Una movilidad para la niñez, la tercera edad, las mujeres
embarazadas, las personas en condición de discapacidad y, en general, para todos los
ciudadanos.
¿Qué beneficios traería esto para Medellín? Más tiempo para las personas; espacios seguros para
peatones y ciclistas; un transporte público eficiente, económico y agradable; un sistema de
transporte masivo de alta calidad; cultura ciudadana que se refleja en la calle; mejor aire para la
ciudad y el impulso del uso inteligente del automóvil. ¿Qué más democrático entonces que un
buen sistema integrado de transporte público?50
Con este objetivo en mente proponemos:
• Proyectos de ciudad que se recibirán y deben continuarse: de acuerdo con el avance de las
obras de infraestructura que actualmente se construyen en la ciudad, algunas de ellas se le
entregarán a la ciudad a partir del comienzo del 2016, por lo que es debido, además de
prever el pago de las obligaciones financieras que generen, evaluarse sus verdaderos
impactos para ajustar los tratamientos complementarios o de operación. Dichas obras son:
o Tranvía de Ayacucho51 y sus dos metro-cables (zona centro-oriental de Medellín).
o Obras de valorización del Poblado.
o Puente de la Madre Laura.
o Intervención primera etapa de “Parques del Río”. En este aspecto es necesario
señalar que se culminará la primera etapa en curso, con las modificaciones
necesarias que posibilite el sistema de contratación de la obra. En cuanto a las
siguientes etapas consideramos que deben replantearse con la ciudadanía y
teniendo en cuenta el estado de prioridades de la ciudad, que consideramos no
está ligado a esta obra. En todo caso el proyecto debía iniciarse en la zona norte,
como estaba inicialmente planteado, lugar que coincide con la zona donde tendría
más incidencia e impacto social.
o En cuanto al túnel del Toyo, Medellín ha adquirido un compromiso al respecto
mediante vigencias futuras que deberán ser respetadas y cumplidas. Se trata de
una obra de gran impacto regional y por ende de gran conveniencia para la
dinámica local.
A una persona del Poblado ir al centro de la ciudad, en promedio, le toma 40 minutos y le cuesta $3.590. A una
persona de Altavista, ir al centro de la ciudad, en promedio y por su parte, le toma 80 minutos y le cuesta $5.380.
51
Obra que irradiará positivamente alrededor de 360.000 personas del sector.
50
92
alcalde
Ahora bien, la propuesta en materia de movilidad se desarrollará a partir de 3 ejes:
infraestructura, educación y cultura vial, y gestión.
Infraestructura
Sistema integrado de transporte público
Para lograr la reorganización y fortalecimiento del Sistema Integrado de Transporte Público,
avanzaremos en la planificación y ejecución de las obras que la ciudad consideró pertinentes y
necesarias en el plan maestro de movilidad:
Tranvía de la 80
Empezar la ejecución del proyecto del Tranvía de la 80 evaluando con rigor todos los
componentes del mismo. Pensamos que su primera fase debe adelantarse en la zona norte de
52
la ciudad donde permitiría integrar gran parte de la oferta de educación superior de la ciudad al
sistema integrado de transporte público.
Se evaluará la posibilidad de iniciar algunas obras que complementan este proyecto y aportan
a la movilidad de la ciudad, como los pasos a desnivel en los cruces de la 80 con las calles
Colombia, San Juan y la 33.
Este proyecto tiene un costo aproximado de 1.2 billones para la obra misma del tranvía, y de 600
mil millones aproximadamente para las obras complementarias.
Metro-Cables
Evaluaremos la posibilidad de construir 4 cables aéreos, de los cuales ya se tienen sus
respectivos estudios y avances en materia de aportes y convenios:
- Metro-Cable Noroccidental (Picacho) que cuesta aproximadamente 214 mil millones de
los cuales ya se cuenta, producto del dinero de la unión Une-Millicom, con 158 mil millones
(Proyecto de 45 meses).
- Metro-Cable Turístico al cerro el Picachito.
- Metro-Cable complementario de la zona Nororiental.
- Cable del Corregimiento de Palmitas: Un cable que cuesta aproximadamente 22 mil
millones de los cuales el Área Metropolitana, en convenio con la Alcaldía, puso ya 12.250
millones.
Conexiones intra-urbanas
Comenzar el estudio de la conexión de las comunas 16 (Belén), 15 (Guayabal) y 14 (Poblado) que
incluye un túnel por debajo de la pista del Aeropuerto Olaya Herrera. Esta obra, además de
ampliar la malla vial, debe incluir una propuesta de un eje de transporte público que se integre
al sistema de movilidad de la ciudad.
52
Como por ejemplo el ITM, el Pascual Bravo y el Colegio Mayor de Antioquia.
93
alcalde
Avanzar en el estudio y proyecto del tren de cercanías como obra metropolitana y de región,
que incluya una estación multimodal de transferencia.
Red caminera
Mejoraremos y ampliaremos la red caminera de la ciudad, así como también CREEMOS se debe
avanzar en la peatonalización de ciertos sectores de la ciudad que, por la confluencia de
personas y vehículos, son pertinentes para la priorización del peatón. El centro de la ciudad es,
sin duda, uno de los lugares para hacerlo.
Bicicletas
Delimitación y construcción de nuevos kilómetros de cicloruta; empezando por terminar de
conectar lo que hasta ahora se tiene y luego ampliando el sistema por la zona llana de la ciudad.
Construcción de equipamientos públicos en estaciones del metro (pero no solo del metro) para
facilitar el parqueo de bicicletas y promover el transporte multimodal.
Así como desde el Concejo de la Ciudad propusimos e impulsamos el proyecto de Acuerdo de
bicicletas públicas, hoy EnCilca, en nuestra Alcaldía haremos todo el esfuerzo para potencializar
la cultura de la bicicleta y, en general, del transporte no motorizado.
Red vial
Proponemos la construcción de las obras de intercambios viales y obras complementarias que
amerite la ciudad. Para ello CREEMOS conveniente que la ciudad elabore un inventario de esas
obras que se requieren y sean estas las que se vayan priorizando y eligiendo para empezar el
proceso de construcción. Entre las obras que consideramos deberían concebirse para ello están,
entre otras:
a. Intercambio en la Iguaná con la 65 .
b. Intercambio de la avenida del poblado con la 4 sur 54.
c. Intercambios de la 80 complementarios al proyecto del tranvía de la 80 (Ejemplos: los
pasos a desnivel en los cruces de la 80 con las calles Colombia, San Juan y la 33).
d. Ampliación de la carrera 84 como apoyo a la descongestión de la carrera 80. (Desde la Villa
de Aburrá hasta la Loma de los Bernal).
e. Terminar la autopista Regional hacia el norte del Valle de Aburrá, desde Moravia hasta
Zamora, conectando con la autopista Medellín-Bogotá.
53
La continuación con los 4.1 kms de la vía hacia el occidente antioqueño, si bien ayuda a descongestionar la salida
del túnel en un futuro próximo ese represamiento se trasladará para la unión con la 65, allí entonces se requerirá un
intercambio o una intervención. Las grandes obras suelen ameritar otras obras complementarias: que no ocurra lo
que nos sucedió con el puente de la 4 sur.
54
Que permita darle funcionalidad al ya construido Puente de la 4 sur.
53
94
alcalde
f. Carriles de ingreso desde la vía distribuidora (en los puntos que se requieran) que mejoren
la operación de los puentes sobre el río.
g. Revisar el estado y viabilidad del proyecto de la variante hacia el Corregimiento de San
Antonio de Prado.
Ahora bien, todos los proyectos de infraestructura deben enmarcarse en el concepto de
corredores verdes, o corredores de movilidad integral, dotándolos de andenes amplios,
espacios para la bicicleta, arborización, bahías, señalización e iluminación adecuada, de manera
que las intervenciones no sean planeadas de manera aisladas sino que obedezcan a
planeaciones integrales de ciudad.
Así mismo, CREEMOS en la necesidad de ir revisando, actualizando, complementando y
ampliando los planes maestros del Metro y de Movilidad que tiene la ciudad, recogiendo y
planeando con tiempo y espacio las obras que en la materia necesita y necesitará la ciudad.
Educación y Cultura vial
Implementaremos una política pública de agencia de cultura ciudadana enfocada en el
comportamiento de todos los actores de la calle, que nos permita identificar con detalle los
comportamientos que atentan contra la eficiencia del sistema y dé luces a correctivos
coherentes. Lo anterior de la mano de puntuales y eficientes campañas ligadas al componente
de cultura ciudadana y del compromiso de la administración de trabajar con las compañías que
enseñan a conducir para asegurar, en la medida de lo posible, que quien obtenga una licencia
de verdad sepa, no solo manejar un vehículo, sino la normatividad de tránsito y la cultura vial.
Todo con el fin de obtener buenos ciudadanos, menor congestión, menor accidentalidad, uso
correcto del espacio público, respeto a la normatividad de tránsito y una movilidad ordenada.
En este sentido también se hace necesario el fortalecimiento de la confianza en las autoridades
de tránsito a partir de mayor control al interior de las instituciones y de brindar herramientas
suficientes para que la autoridad, en uso legítimo de su accionar, pueda llevar a cabo su labor
pensando en el bienestar de la ciudad y sin contratiempos.
Además de lo anterior, concebimos importante trabajar de la mano de organizaciones civiles,
colectivos de ciudad y de la academia para, con un liderazgo desde la Administración a través de
una Secretaria de Movilidad que gestione la articulación e inter-institucionalidad y desde los
mismos territorios construir estrategias de fomento y educación de la cultura de la movilidad
sostenible, amigable con el medio ambiente y armónica para la ciudad y de impulso de la
cultura de movilidad no motorizada.
95
alcalde
Gestión
Promoción del uso del transporte público
Impulsar y consolidar el sistema integrado de transporte público de Medellín55que a su vez debe
estar integrado con el sistema del Valle de Aburrá, mediante, entre otras cosas, la promoción de
una movilidad multimodal y el uso de diversos medios de transporte alternativos o de
tecnologías limpias como la bicicleta, el transporte público y privado eléctrico y las redes
camineras, contribuyendo así a la disminución de la contaminación atmosférica que produce el
uso de combustibles fósiles.
Además, acompañaremos la formulación de planes de movilidad institucionales en el marco de
la ciudad, que permita la integración efectiva de la carga de transporte de empresas y demás
instituciones al sistema de movilidad de la ciudad.
Innovación para la movilidad
Herramientas digitales y tecnología para movilidad inteligente. En este sentido se creará un
sistema inteligente (que podría incluir una aplicación virtual, pantallas informativas en los
paraderos) que permita saber, en tiempo real, el estado de las vías, donde se pueda poner en
conocimiento de las autoridades hechos que ameritan una solución y donde se pueda conocer
en su totalidad el sistema de transporte público: rutas, horarios, etc.
Así mismo, se deberá empezar a impulsar de manera estratégica el vehículo eléctrico.
Los modelos de Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) buscan la creación de verdaderas empresas de
transporte público, es decir, entidades que sean dueñas de sus vehículos y cuenten con un operador del recaudo,
quien se encarga del suministro de tarjetas y de acumular los ingresos por la prestación del servicio. Este modelo
busca ampliar la cobertura del sistema y permite que el usuario pueda realizar varios transbordos pagando un solo
pasaje.
Previo a este modelo, la forma de operación de transporte público convencional se basaba en el otorgamiento de
rutas por parte de las Secretarías de Tránsito a las “empresas de buses”. El control sobre el nivel de servicio de estas
rutas, sus recorridos, itinerarios, volúmenes de flota y niveles de mantenimiento por parte de las autoridades fue
mínimo, de modo que este sistema terminó fomentando la práctica de la afiliación, en donde las empresas que
adquirían el derecho de operar una ruta no tenían que ser dueños de los vehículos. Estas empresas les cobraban a
los propietarios por el uso de la ruta, mientras que los propietarios de los vehículos les imponían sus propias
condiciones a los conductores.
En tales circunstancias, el modelo de negocio se vuelve perverso, pues las compañías de buses obtienen sus
ganancias por cada bus que introducen en la ruta, promoviendo la sobreoferta de vehículos. Por su parte, los
propietarios reciben una suma fija de los conductores, quienes dependen, entonces, del número de pasajeros
transportados. Esto se traduce, a su vez, en formas de conducción agresivas e inseguras, que en conjunto
constituyen la denominada “guerra del centavo”.
En el nuevo esquema, los operadores licitan por las diferentes rutas. En los documentos de licitación se establece el
nivel de servicio buscado y se obliga a las empresas a ser dueñas de los vehículos. Se busca, así mismo, modernizar
la flota, que los vehículos utilicen combustibles limpios y que a los conductores se los contrate para trabajar en
jornadas de trabajo de ocho horas (en lugar de las catorce que llegaban a trabajar con el modelo anterior). Se
espera, finalmente, que éstos se conviertan en beneficiarios de todos los derechos de seguridad social que exige la
ley.
55
96
alcalde
La inseguridad vial en Medellín: un problema a resolver.
La inseguridad vial, entendida como el conjunto de riesgos a los que se puede ver expuesta
cualquier persona que se movilice por una vía, ha sido reconocida como una pandemia mundial:
Según datos de la OMS deja cada año más de 1.200.000 muertos y un número indeterminado de
lesionados que se estima entre 20 y 50 millones.
En muchos países se viene trabajando de manera sistemática y continua desde hace más de dos
décadas en la generación de correctivos para esta anomalía social en el contexto de la
denominada Visión Cero (“Nadie debería morir por movilizarse en una vía”); algunos de esos
países han logrado estabilizar o revertir la tendencia creciente de la incidentalidad vial y de sus
consecuencias. Colombia, cuyas estadísticas de mortalidad en incidentes viales muestran cifras
un poco superiores a 6.000 fallecidos cada año, dispone de un Plan Nacional de Seguridad Vial
(2011-2021) promulgado por el Ministerio de Transporte; Medellín, donde la mortalidad en
incidentes viales muestra un promedio de casi 300 fallecidos por año (no se conocen aún cifras
de 2014), cuenta con un Plan de Movilidad Segura publicado a finales de 2014. Ambos
documentos incorporan muchos de los aprendizajes que se han logrado a nivel mundial y están
enmarcados en el Plan Mundial del Decenio de Acción por la Seguridad Vial 2011-2020
impulsado por la OMS y la ONU.
Para percibir la magnitud del problema y que se requieren acciones contundentes en varios
frentes para afrontar de manera exitosa el problema de la inseguridad vial en Medellín, basta
fijar la atención durante una o dos semanas en las noticias relacionadas con la inseguridad vial
en Medellín y reflexionar sobre los dramas personales, familiares y sociales asociados con sus
consecuencias, que pueden estar representadas en pérdidas de tiempo, pérdidas económicas,
lesiones leves, lesiones incapacitantes o la muerte.
Creemos entonces se debe hacer una revisión detallada del Plan de Movilidad Segura de
Medellín (2014), evaluando objetivos, metas y acciones, asegurando que su contenido sea
concordante con el Plan Mundial del Decenio de Acción por la Seguridad Vial 2011-2020
ONU/OMS y con el Plan Nacional de Seguridad Vial Colombia 2011-2021, en cuanto
corresponda al orden municipal.
De igual manera, debe avanzarse en el diagnóstico del problema de la inseguridad vial, que
permita que las propuestas que en la materia se hacen estén actualizadas y conforme a la
información estadística georreferenciada más reciente de que se disponga. Dichas propuestas,
en todo caso, no deben contradecir la visión de privilegio para los actores no motorizados de la
movilidad (peatones y ciclistas) establecida en el Plan de Ordenamiento Territorial, y deben
poder ser desarrolladas tanto por actores públicos como privados.
97
alcalde
Fotomultas
La actual Administración ha prorrogado el contrato administrativo, lo que imposibilita asegurar
que se quitarán las cámaras. Pero lo que sin duda sí debe hacerse en relación con el sistema de
fotomultas es revisar dicho contrato y la forma en la que se distribuyen los dineros producto de
las infracciones. No obstante, examinar la destinación de recursos, el proceso de sanción y, en
general, el grado de confianza que existe en el sistema serán prioridades en nuestro tratamiento
frente al tema.
En cuanto a la infraestructura de video que las soporta es necesario que la misma sea útil en
situaciones de seguridad o ante el registro de actividades delictivas. Así como también conviene
revisar el límite actual de velocidad al que pueden circular los taxis en zonas como la autopista
o la Avenida Regional y evaluar posibilidades administrativas y legales para corregir las
incongruencias que pueda haber al respecto dentro de su regulación.
Motocicletas
Las cifras nos muestran por primera vez que en la ciudad hay más motos que carros. Esta es, sin
duda, una situación que hay que atender. Se deben hacer campañas de manejo seguro,
inteligencia vial y de uso riguroso de las medidas de protección (casco, chaleco).
Del mismo modo, se requiere correcto y oportuno control por parte de las autoridades a todos
los conductores (tanto de motos como de carros) para asegurar el respeto de la normatividad y
la cultura vial. Incluso, pueden evaluarse y estudiarse, en casos puntuales, medidas alternativas
o no convencionales como, por ejemplo, carril exclusivo para motos.
En cuanto a la medida del parrillero, se debe evaluar la misma, sabiendo que no puede dejar de
ser una medida transitoria para convertirse en una medida permanente, así como tampoco se
puede permitir que una medida como ésta deje ver una incapacidad o falencia de la autoridad
del Estado.
Taxis
Seguiremos revisando la situación de los taxistas en la ciudad. De nuestros recorridos de ciudad
y conversaciones con los gremios de los taxistas queda claro que uno de los grandes temas es
controlar la piratería en el transporte, la cual ha venido aumentando.
Adicionalmente, se debe propender por mejorar sus condiciones laborales y ofrecer programas
de capacitación para que presten un mejor servicio a los usuarios, tanto a los locales como a los
turistas.
Es importante, además, evaluar a profundidad el funcionamiento actual de los acopios.
98
alcalde
Acciones estratégicas
• Crear grupos motorizados, integrados por agentes de tránsito, policías y personal de
primeros auxilios, con presencia permanente en sectores estratégicos de la ciudad, como
sería por ejemplo en la regional y en la autopista, para atender oportuna y eficientemente
cualquier eventualidad, de manera tal que el hecho no desencadene en congestión.
• Avanzar en una buena señalización de tránsito, así como en el estudio de los sentidos de
las vías y de la pertinencia de cada uno de los resaltos que hay en las vías de la ciudad.
• Fortalecer la capacidad de reacción de los agentes de tránsito, con un alto grado de
tecnología que aminore sustancialmente el tiempo que estos se toman para atender un
incidente de tránsito.
• Revisar la necesidad de dotar de ventilación eficiente a los vehículos del Metroplús y en
general a todos los vehículos del sistema de transporte.
• Actualizar el sistema de manejo de semáforos en Medellín y estudiar la pertinencia de cada
uno de los semáforos de la ciudad.
• Avanzar en y apoyar los procesos de chatarrización.
• Evaluar la medida de pico y placa con estudios técnico y datos precisos que permitan
medir su impacto y saber cómo debe y puede manejarse o gestionarse la misma de manera
eficiente. Lo que sí no se puede hacer es seguir con medidas restrictivas y no avanzar en un
sistema integrado de transporte público. Se tomarán decisiones tendientes a flexibilizar
horarios, sentidos y zonas del pico y placa que atiendan a la realidad actual y dinámica
misma de la movilidad de la ciudad, solo en la medida que cuenten con soporte y rigor
técnico.
Con todo, no se trata de desincentivar el vehículo particular, sino de incentivar otros medios de
transporte y, por sobre todo, un buen, amplio, eficiente, cómodo y seguro sistema integrado de
transporte público, pensando siempre en la gente, en el usuario.
99
alcalde
desarrollo
economico:
empleo
y
competitividad
alcalde
5. Desarrollo económico: empleo y competitividad
En los últimos años la tasa de desempleo de Medellín ha estado, en general, por encima del
promedio nacional. Esto puede estar indicando problemas estructurales en el mercado laboral
de la ciudad.
Fuente: Grupo Bancolombia, DANE
Al mirar los últimos datos disponibles (trimestre diciembre 2014-febrero2015) respecto a un año
atrás, los principales indicadores del mercado laboral56para Medellín y su área metropolitana, en
comparación con el total nacional, evidencian que la ciudad y su área metropolitana tienen una
mayor tasa de desempleo que el promedio nacional. Al comparar estos datos con el período
anterior (trimestre diciembre 2013-febrero 2014), notamos que mientras el país está
disminuyendo la tasa de desempleo y aumentando la tasa de ocupación, Medellín está
logrando todo lo contrario, aumentando el desempleo y disminuyendo la tasa de ocupación.
55
La Tasa Global de Participación (TGP) es un indicador de participación, que muestra cuántas de las personas en
edad de trabajar, están económicamente activas (trabajando o buscando trabajo). Los Ocupados son quienes están
trabajando y permiten medir la Tasa de Ocupación (TO); los Desocupados son quienes no están trabajando, pero
buscan trabajo y permiten medir la Tasa de Desempleo (TD); y finalmente, los Inactivos son quienes no trabajan
pero tampoco buscan trabajo, como los estudiantes o las amas de casa.
100
alcalde
Indicadores del Mercado Laboral, Total Nacional y Medellín, trimestre dic 2014-feb
2015 vs dic 2013-feb 2014. Fuente: Grupo Bancolombia, DANE.
Si comparamos los indicadores del mercado laboral en Medellín con el resto de ciudades en
Colombia, es evidente que, refiriéndonos a la Tasa de Desempleo, Medellín se encuentra por
encima del promedio de las ciudades más grandes (“Total 23 ciudades”) y de las 13 grandes
áreas metropolitanas del país (“Total 13 áreas”).
101
alcalde
Las actividades económicas que más absorben mano de obra en la ciudad son comercio,
restaurantes y hoteles; servicios comunales, sociales y personales (educación, salud,
administración pública y defensa); y la industria manufacturera. Es pues en estos sectores donde
se deben priorizar las políticas de empleo y formalización del empleo, con el fin de abarcar la
mayoría de la población ocupada de la ciudad.
Gráfico: Distribución porcentual y variación de la Población Ocupada
por ramas de actividad económica. Fuente: Grupo Bancolombia, DANE.
En América Latina, y especialmente en Colombia, de acuerdo con información del Banco
Mundial y la CEPAL, aproximadamente la mitad del empleo que se genera es informal. La mayor
proporción de este tipo de ocupación está en los empleados por cuenta propia, particularmente
en la rama de actividad denominada comercio, restaurantes y hoteles, precisamente la que más
ocupa personas en Medellín, como se señaló anteriormente.
En el 2015, el 43% de la población ocupada de la ciudad pertenece al sector informal, algo que
debe preocupar sobremanera puesto que el empleo formal está caracterizado por la
contribución a todas las prestaciones de ley, incluyendo las del Sistema de Seguridad Social y
pensiones.
Pasando al desempeño económico, de acuerdo con estimaciones del DANE, el departamento de
Antioquia es el segundo en participación en el PIB nacional (después de Bogotá), con un
porcentaje aproximado del 13,1%. Conforme a datos oficiales, se estima que la ciudad de
Medellín aporta el 54,6% del PIB regional, lo cual corresponde a aproximadamente USD 25.500
millones. Es decir, del 13,1% del PIB colombiano que se produce en Antioquia, la ciudad de
Medellín aporta algo más de la mitad, lo cual corresponde aproximadamente al 7,15% de la
producción de bienes y servicios de Colombia.
102
alcalde
Este porcentaje de participación de la ciudad en el PIB de Colombia está explicado por la
contribución de los servicios sociales, personales y comunales, que aportan el 26% de la
producción de Medellín; la industria manufacturera que aporta casi el 20% del PIB de la ciudad;
y comercio, restaurantes y hoteles, que aporta casi el 15% del PIB medellinense. Estas tres
actividades en conjunto representan el 60% de la actividad económica de la ciudad de Medellín.
Tabla: PIB de Medellín por actividad económica (Millones de pesos), 2012.
Fuente: Secretaría de Desarrollo Económico de Medellín.
103
alcalde
Estructura empresarial de Medellín por actividad económica, 2014.
Fuente: Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia.
Por otro lado, en cuanto a pobreza y desigualdad, según cálculos del DANE, la ciudad registra un
nivel de pobreza del 14,7%, siendo la tercera con menor tasa de pobreza en el país en el 2014,
superada por Bogotá y Bucaramanga. Este indicador disminuyó respecto a la medición del año
anterior, cuando fue del 16%.
La pobreza extrema en la ciudad se encuentra por encima de Bogotá y Bucaramanga y del
promedio de las 13 ciudades principales, para Medellín este nivel fue del 2,8% en el 2014,
bajando de 3% en el 2013.
104
alcalde
La desigualdad es sin duda el mayor reto del desarrollo económico de la ciudad, dado que
aumentó entre 2013 y 2014, siendo la más alta de todas las ciudades en las que el DANE mide
este indicador, mediante el coeficiente de Gini. Si los ingresos se reparten de manera equitativa,
el indicador tiende a cero, y si por el contrario la distribución es desigual, el indicador tiende a 1.
Para Medellín el coeficiente de Gini en el 2014 fue del 0,526, aumentando con respecto al año
anterior cuando fue del 0,506.
En tal sentido, el principal foco de atención sobre el que se debe fundamentar la estrategia de
desarrollo económico de la ciudad, debe ser el de propiciar una evolución más inclusiva de la
economía de Medellín57, asegurando que los mayores ingresos fruto del crecimiento económico
se irriguen hacia el grueso de la población y no únicamente a los quintiles más altos del ingreso.
57
Importante en este sentido atender la idea de economía social y solidaria.
105
alcalde
Vale la pena destacar que la mayoría de los indicadores anteriormente presentados están
influenciados de manera directa por la política que desde el orden nacional se dirige a la
intervención sobre la economía del país. Sin embargo, la administración pública local puede
incidir sobre algunos ítems de manera directa, por lo que a continuación se presentan algunas
propuestas de intervención para, desde la Alcaldía, propender por la evolución positiva del
desarrollo económico de Medellín:
Educación y formación para el empleo
Se debe fortalecer y ampliar la educación técnica, tecnológica y profesional pública pertinente
y conforme a la vocación de ciudad. De acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo
Económico de Medellín, las empresas de la Comunidad Cluster representan aproximadamente
el 35% de la base empresarial de Medellín. Así, los 6 Clusters Estratégicos constituyen la
estructura productiva base de la ciudad y su mayor potencial, por lo que asegurar que la mano
de obra adquiera las competencias necesarias para fundamentar la competitividad de estas
empresas en el entorno local, nacional e internacional, es una prioridad para la administración
municipal. Sin embargo, debe quedar claro que no solo se debe atender los clusters existentes,
sino que debe haber una importante labor por parte de la administración, las empresas y las
universidades para ayudar a organizar a otros sectores económicos y generar nuevos cluster
que entren dentro de la dinámica propuesta. En esta línea se deben focalizar los subsidios a la
demanda de educación terciaria en ingenierías y áreas de soporte como la administrativa (con
enfoque diferencial, de acuerdo al sector productivo y sus requerimientos). Así, se debe
propender por que las becas ofrecidas por el Fondo EPM estén dirigidas primordialmente a la
formación de individuos en aquellas áreas y competencias que son requeridas por la
Comunidad Cluster (los que hay y los que se vayan generando y organizando) para mejorar su
competitividad.
Conectividad
Esta incluye conectividad física desde las intervenciones de movilidad requeridas y propuestas
para la ciudad de Medellín, como la ejecución de las Autopistas de la Prosperidad, las cuales
conectarán la ciudad con las salidas de puerto. E incluye además conectividad virtual, en la que,
sin duda, Medellín tiene muchos retos que debe afrontar con prontitud, toda vez que ni el
acceso, ni la velocidad, ni la capacidad son las idóneas para la ciudad.
Seguridad
Se trata de una condición básica para que pueda existir el escenario propicio para que se lleven
a cabo actividades económicas sin tener que padecer los riesgos que representan realidades
como la extorsión y el contrabando, solo para mencionar dos fenómenos que inciden de
manera directa en la disminución de la productividad y la competitividad de los negocios y las
empresas de la ciudad. La inseguridad, entonces, desmotiva y desestimula la actividad
económica.
106
alcalde
CREEMOS en una ciudad segura y educada como generadora de desarrollo económico, la cual,
de la mano de otros incentivos de índole normativo, institucional y tributario, se hace atractiva
para las empresas tanto locales, como nacionales y extranjeras.
Generación de ingresos y empleo
Le apostamos a unas mejores condiciones de ciudad que propicien una actividad económica
que crezca, pero cuyo crecimiento se traduzca en desarrollo, esto es, mejores condiciones para
la ciudad y sus habitantes. En el fondo, queremos y CREEMOS en el aumento en el ingreso de las
personas de tal manera que se les garantice el acceso a los bienes y servicios necesarios para
asegurar una calidad de vida digna.
Para ello, la administración debe mejorar su capacidad institucional, ayudar a fortalecer la
capacidad empresarial y, como ciudad, de la mano de la academia y del sector privado,
emprender y consolidar una buena política pública de desarrollo social y económico.
Debemos invertir socialmente para el desarrollo, no quedarnos en prácticas asistencialistas que
perpetúan las dificultades sociales. Queremos que la gente pueda encontrar una ciudad en la
que crecer y desarrollarse en lo personal y en lo social sea una verdadera oportunidad para
todos.
Ahora, el empleo es apenas una de las formas existentes para generar los ingresos, no la única.
La estrategia debe estar dirigida a toda la actividad económica y por ende a todas las formas de
generar ingresos, aun cuando se debe atender específicamente la situación del empleo debido
a su particular relevancia.
Para lograr estos objetivos, proponemos:
• Sostener los empleos existentes, para lo cual es necesario fortalecer la base empresarial y
en general adelantar toda la estrategia presentada anteriormente.
• Generación de empleo a través de inversión pública: mantener en condiciones de
formalidad la oferta de empleo de la Alcaldía, incluyendo todas sus entidades, que
representa unos 68.000 empleos. En cuanto a sistemas de compras públicas lograremos
mediante contrataciones abiertas, informadas y transparentes aumentar la base de
oferentes y proveedores. Igualmente, con la inversión en infraestructura que a lo largo del
cuatrienio realizaremos, generaremos empleos directos e indirectos.
• Implementaremos un sistema de información público para el empleo que cruce oferta y
demanda, toda vez que el 2% del desempleo de la ciudad se explica porque la oferta y la
demanda no se cruzan. Fortaleceremos entonces la institucionalidad mediadora para la
generación de empleo: centros de trabajo. información de empleo e intermediación para el
empleo que conecte la demanda laboral (el sector privado) y la oferta laboral (educación
pública para el trabajo). Utilización de la tecnología para la creación de herramientas
virtuales accesibles para todas las personas, con puestos y dispositivos ubicados
estratégicamente en toda la ciudad que tengan información laboral.
107
alcalde
Emprendimiento
Nosotros le apostamos a la evolución positiva del desarrollo económico de Medellín, en tanto se
trate de un proceso estratégico y orgánico. Es cierto que la dinámica nacional y las políticas
nacionales influyen mucho en materia económica y, en el mismo sentido, en el comportamiento
de la economía en los mercados locales y municipales; pero también es cierto que los proyectos,
intervenciones y políticas públicas que se lleven a cabo desde los municipios son capaces, si se
trabaja de manera orgánica, de generar espacios armoniosos para el impulso de la economía,
generando empleo y riqueza. Y en materia de generación de oportunidades y emprendimiento
es uno de los aspectos donde más fuerte y clara debe ser la apuesta de la ciudad.
La política de emprendimiento es clave en una ciudad como Medellín que viene sufriendo un
proceso de desindustrialización y que tiene grandes retos en generación de empleo (con una
tasa de desempleo superior al promedio nacional).
Esta política de emprendimiento de la administración municipal debe focalizar esfuerzos en la
construcción y sostenimiento de Empresas sociales sostenibles para la solución de
problemáticas locales y, sobretodo, atender a la vocación de ciudad. Se deben priorizar aquellas
empresas cuya misión es la solución de los problemas de los medellinenses, para que se
conviertan en aliados de la administración pública en la mejora del bienestar y la calidad de vida
de la población.
Así, el apoyo a los emprendedores sociales se convierte en un proyecto con beneficio de doble
vía en el que, además de crear empresas formales sostenibles en el largo plazo, se disminuyen
las demandas sociales pues estas empresas están aportando en uno de los roles de la
administración pública, cual es el contribuir a la satisfacción de las necesidades básicas y a las
múltiples soluciones de los problemas sociales de los medellinenses.
Las administraciones pasadas así como los gremios y, en general, el mercado medellinense han
trabajado arduamente en la identificación de unos cluster alrededor de los cuales debe girar el
crecimiento económico de la ciudad en una lógica de generar riqueza y empleo. Para el
funcionamiento de este ecosistema de mercado debemos trabajar decididamente en la
atención, potencialización y revisión permanente del funcionamiento de estos. Esta apuesta de
fortalecimiento de cluster (los existentes y los que puedan llegarse a constituir) debe atender
también la dinámica de emprendimiento que tiene lugar en Medellín, obedeciendo a un
proceso de articulación. Debemos garantizar el emprendimiento de alto impacto, dándole
prioridad al impacto social y de ciudad; al mismo tiempo que fortalecemos emprendimientos de
subsistencia y sumergimos a Medellín en un proceso de desarrollo por cluster liderado por la
Administración.
Para avanzar decididamente en esta apuesta, proponemos que el impulso orgánico del
emprendimiento en Medellín pase por las siguientes líneas:
108
alcalde
Educación emprendedora
Creemos que el fortalecimiento de nuestra economía pasa por el reconocimiento del capital
social que existe en las comunidades y, por tanto, en su adecuado direccionamiento. Si
consideramos que dicho capital social reúne la propensión al emprendimiento de nuestros
medellinenses, deben adelantarse procesos de acompañamiento, aprovechamiento y
fortalecimiento de este capital social que llamamos emprendimiento. En esta línea, velaremos
por el cumplimiento de la ley 1014 de 2006, la cual busca fomentar la cultura del
emprendimiento desde los niveles de preescolar, en entidades educativas tanto públicas como
privadas.
En el mismo sentido, consideramos pertinente propender por el otorgamiento de becas,
créditos educativos y demás procesos que permitan el fortalecimiento de las habilidades
emprendedoras de quienes decidan constituir empresa en Medellín. No se trata exclusivamente
de educar acerca del valor del emprendimiento, sino de fortalecer este capital social y
promoverlo hasta su materialización y, una vez iniciado este proceso, garantizar un
acompañamiento pertinente de acuerdo a las necesidades del emprendedor.
Uno de los principales obstáculos a la hora de crear empresa o de impulsar su crecimiento tiene
que ver con la imposibilidad de acceso a financiación y capital que los empresarios y
emprendedores padecen en Medellín. Por lo mismo, proponemos los siguientes medios como
detonantes del acceso a financiación para los emprendedores de la ciudad:
Fondos de riesgos extranjeros
Atraer fondos de riesgo extranjeros debe ser considerada como una oportunidad pertinente
para que la apertura económica beneficie el flujo de mercado del ecosistema del
emprendimiento. Estos fondos, que tienen por naturaleza la disposición a invertir en
emprendimientos con alto riesgo y que, por lo demás, no son extraños ni pocos en el mercado
global, tienen un espacio en Medellín que puede ser aprovechado.
Fondo de garantías mixto
Aunque actualmente existe un fondo que cobra una comisión del 3% para desembolsos que se
hacen mediante el Banco de las Oportunidades tanto de la Alcaldía como de la Gobernación,
estos están destinados para emprendimientos pequeños, de bajo impacto. En esta misma línea,
y sin desconocer la valía de los fondos que actualmente funcionan en las administraciones local
y regional, consideramos pertinente la creación de un fondo para apoyar emprendimientos con
créditos suficientes para garantizar la sostenibilidad de proyectos de emprendimiento a largo
plazo, con dirección de mediano y alto impacto en el marco de la vocación de ciudad.
109
alcalde
Sistematización red de inversores
Lograr un mapeo de las entidades que prestan servicios financieros en la ciudad para
emprendimientos, es una tarea pendiente en el camino a acompañar y fortalecer el ecosistema
de emprendimiento de Medellín. En muchas ocasiones, la falta de información es la que no
permite que las personas puedan acceder a recursos que están disponibles, dando lugar al
fracaso o al estancamiento económico de emprendimientos con potencial. Garantizar acceso a
una información actualizada, pertinente y de calidad es un insumo. Además, avanzaremos en la
gestión de redes de ángeles inversionistas a nivel nacional e internacional.
Ecosistema del emprendimiento al alcance de todos, con acompañamiento en todas las etapas de la
empresa
Queremos estructurar el ecosistema de emprendimiento de forma que quienes en efecto
quieran participar de este, puedan hacerlo sin obstáculo alguno. Para esto consideramos
necesario: Recuperar los Cedezos como centros del desarrollo económico territorial y como
presencia efectiva del Estado en el territorio, fortaleciéndolos con personal capacitado y
recursos suficientes para garantizar su operatividad y misión. Los Cedezos deben ampliar,
además, su horizonte de territorialidad y ser capaces de atender todas las zonas y comunas de
Medellín bajo el criterio de que el emprendimiento no tiene estratificación social.
Pasaporte del emprendimiento
Como apuesta de sistematización del ecosistema del emprendimiento de Medellín, lograr el
reconocimiento de todos los emprendedores de la ciudad para ubicarlos en un sistema de
evaluación y seguimiento debe ser una tarea sustancial. En este sistema quedarán registradas
todas las actividades que el emprendedor realice de la mano del ecosistema del
emprendimiento. Con él, podrá tener una mejor calificación como compañía, logrando obtener
un mejor perfil y así poder acceder a créditos y contrataciones, etc.
Acceso a mercados
Para lograr un fortalecimiento del ecosistema del emprendimiento que dirija su labor al
crecimiento económico y a la generación de riqueza y de empleo, deben tenderse puentes lo
suficientemente fuertes entre este y los diferentes mercados. En el fondo, se trata de un asunto
de garantías de participación económica que se logran con la reconstrucción de un tejido de
contactos, empresas y demás que facilitan el flujo económico. Para avanzar en la consolidación
de acceso a mercados para el ecosistema de emprendimiento, proponemos:
110
alcalde
o Licitaciones públicas: Participación de emprendedores en licitaciones públicas de bienes
y servicios, con garantía de condiciones.
o Ruedas de negocios: Realización de ruedas de negocios de emprendedores del Área
metropolitana para acercar la oferta y la demanda que se genera en nuestra ciudad.
o Vocación de ciudad: Dirección, de la mano de la administración, de los emprendimientos
con vocación social o impacto social que tengan lugar en Medellín. Se trata en el fondo de
impulsar aquellos emprendimiento que están dirigidos a solucionar los problemas de
nuestra cotidianidad como medellinenses, que tienen carácter público y que, por tanto,
sirven e interesan a todos.
Nuestro objetivo es que los emprendedores propongan soluciones que impacten de
manera positiva la calidad de vida del ciudadano. Para esto proponemos que las diferentes
dependencias de la administración municipal, entreguen la información suficiente acerca
de las problemáticas que vive la ciudad. Esta información será canalizada y podrá ser
conocida por los emprendedores, para que estos a su vez, propongan ideas de negocio que
apunten a solucionar dichas problemáticas.
o Competencia y especialización de las entidades de apoyo empresarial: La administración
municipal debe incentivar la competencia entre las entidades de apoyo empresarial
(CREAME, CTA, Comfama, Interactuar, entre otras), con el fin de motivar la especialización de
estas. Hoy en día estas instituciones compiten por los recursos públicos, de pronto sin poder
generar valor agregado alguno, e incluso tropezándose entre ellas en el ejercicio de
fortalecimiento empresarial; se propone que cada una de ellas tenga un nivel de
especialización (por sector productivo, por eslabón o etapa de emprendimiento) para que
se vuelvan generadoras de transformación desde su conocimiento único y diferenciado.
Si la administración local sigue asignando recursos sin ningún tipo de discreción ni
requerimiento, estas entidades seguirán haciendo su trabajo de acompañamiento al
emprendimiento y fortalecimiento empresarial, pero no lograremos que cada una de ellas
se convierta en un referente y le aporte al empresariado de la ciudad y lo que este sector
requiere para incrementar sus niveles de productividad y competitividad.
111
alcalde
Ciencia, Tecnología e Innovación.
La inversión en ciencia, tecnología e innovación se constituye como proceso base para el
fortalecimiento de la competitividad económica. Si comprendemos este tipo de inversión como
un factor diferenciador y promotor del desarrollo económico, es posible avanzar en la
consolidación de los cluster facilitando el acceso a mercados, a capital y a nuevas tecnologías
que las empresas que los componen requieren y que el ecosistema del emprendimiento
necesita.
El crecimiento económico y el desarrollo proveniente –o de la mano– de innovación, ciencia y
tecnología cuenta con valor agregado lo suficientemente amplio como para superar en margen
de rentabilidad a medios tradicionales de emprendimiento. Hoy por hoy las brechas entre
países desarrollados y en desarrollo se hacen cada vez más grandes debido a la diferencia en la
inversión en ciencia y tecnología, por lo que incrementar dicha inversión o, por lo menos,
agenciar un proceso de aprovechamiento de los recursos con que se cuenta actualmente, es
fundamental para reducir estas brechas.
Se debe tener en cuenta que en las nuevas prácticas de políticas públicas, las ciudades
auto-sostenibles son las emplean la ciencia y la tecnología para lograr sus fines. Si queremos una
sociedad más equitativa, sostenible, con desarrollo económico y competitiva, la inversión en CTI
es un imperativo para los gobernantes venideros58.
Es importante resaltar que un aumento en la inversión en CTI no genera desarrollo económico por si solo; debe
existir una base sólida de talento humano especializado, y unas instituciones de apoyo que lo potencialicen en
temas de educación, acceso a mercados y capital de riesgo.
Por ejemplo, en el caso de Israel, el milagro económico comenzó hacia 1974, después de que uno de los líderes
técnicos de Intel decidiera devolverse desde el Silicon Valley (EEUU) a su natal Israel para aceptar un puesto en la
academia. Para no perder al empleado, Intel le ofreció crear y liderar un centro de desarrollo tecnológico en el país
y, treinta años después, Israel se convierte en un centro mundial de diseño y manufactura de circuitos integrados.
De manera similar, en 1984 seis ingenieros renuncian a Fairchild Semiconductor, empresa líder de semiconductores
en Silicon Valley (EEUU), para devolverse a su natal Taiwán y comenzar la industria electrónica allí. Éstos pioneros
fueron lo primeros de miles de ingenieros que volvieron a Taiwán después de desempeñarse en cargos técnicos en
el exterior, un fenómeno que fue necesario para crear industrias basadas en innovación, y que fue incluso anterior
a un aumento en la inversión en CTI. Hoy Taiwán es el tercer país en exportaciones de semiconductores. El impacto
de ésta movilidad del talento humano fue tal que para 1990, las industrias TIC de Israel y Taiwán excedían las de
países desarrollados como Francia y Alemania. (“Los nuevos Argonautas: Ventajas regionales en una economía
global” AnnaLee Saxenian).
Éstos casos son una buena noticia para países en vía de desarrollo Colombia pues desafían las teorías económicas
tradicionales, en las cuales los productos innovadores surgen en países ricos y, una vez estandarizados sus métodos
de producción, son transferidos para producción masiva en países con mano de obra barata. Bajo el modelo
tradicional, pareciera que los países en vía de desarrollo íbamos a estar siempre relegados a ser seguidores de los
adelantos tecnológicos de los países desarrollados. Sin embargo, hay factores como la reducción de costos en la
comunicación y la movilidad, la virtualización del ejercicio profesional, entre otros, que están cambiando las reglas
de juego y las ciudades que los potencialicen podrán ser los próximos polos de innovación global.
58
112
alcalde
En el contexto colombiano, Antioquia destina recursos en CTI por encima del promedio
nacional, siendo en 2012 del orden del 0.44% del PIB contando solamente I+D (Centro de
Ciencia y Tecnología de Antioquia – CTA). Esta cifra dista muchísimo de los niveles observados
en países ampliamente reconocidos por su innovación, los cuales se encuentran reunidos en el
grupo de alto ingreso de la OCDE y que para el año 2012 en su conjunto invirtieron en CTI
alrededor del 2.55% del PIB (World Bank). Observando este indicador para el mismo periodo en
países emergentes Latinoamericanos, encontramos que este fue por el orden del 0.83%, de tal
forma que los recursos destinados por Antioquia siguen estando por debajo del promedio
regional.
Medellín se ha marcado la meta de cambiar su economía industrial y de servicios básicos, por
una economía del conocimiento donde se genere verdadero valor agregado y que vaya acorde
al devenir de las tendencias mundiales, en donde son los negocios con alto contenido en CTI los
que están generando la mayor cantidad de riqueza para sus habitantes. Aquellos países que no
migren hacia una economía basada en ciencia y tecnología estarán indiscutiblemente relegados
a la base de la pirámide económica mundial.
Medellín cuenta con el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación, el cual marca la hoja de ruta de
la ciudad en este tema para el periodo comprendido entre 2011 y 2021. En este documento se
exponen las brechas tecnológicas a cubrir enfocados en los clusters de CTI, salud y energía,
convirtiendo a Medellín en pionera de estos temas en Colombia. En la región, Medellín aporta
la mayor parte de la inversión en CTI, representando el 0.41% del PIB regional y el 0.75% si se
cuentan todas las actividades de formación y capacitación científica. Además, por acuerdo
municipal el 7% de los excedentes ordinarios de EPM son destinados a inversión en I+D
enfocado en ciencia y tecnología. También cuenta con un comité Universidad-Empresa-Estado
que, entre otras, ha decidido la creación de Tecnnova quien es –a grandes rasgos– la entidad
encargada de la relación de la academia y los negocios.
Actualmente la ciudad cuenta con diversas instituciones para atender los diferentes tipos de
emprendimiento. Para los de bajo impacto funcionan los Cedezos y el Banco de las
Oportunidades principalmente; para los de mediano impacto existe Parque E y Créame; y para
aquellos emprendimientos con vocación de alto impacto existe Ruta N.
Con todo lo que aquí se ha indicado, considerando la necesidad sustancial que tiene Medellín
por seguir avanzando en estas apuestas de desarrollo económico de la mano de la evolución del
sector CTI, proponemos lo siguiente:
Gran pacto por la innovación
Debe haber continuidad en lo que se ha denominado el “Gran Pacto por la Innovación” que se
lidera desde Ruta N. La ciudad busca en el 2018 invertir el 2% del PIB en CTI donde el Estado
ponga el 30% y las empresas el 70%, y ahí sí empezarnos a asimilar a las dinámicas de los países
desarrollados.
113
alcalde
Es importante gestionar lo que podríamos denominar “Arquitectura Estratégica para la CTI” y así
identificar:
• Entidades y Roles.
• Fortalecimiento en CTI (Institucional, capacidades, infraestructura).
• Flujo de recursos.
• Espacios de Conexión de Oferta con Demanda de Conocimiento
• Desarrollo de un mercado de Conocimiento y Tecnologías (duras y blandas).
Pilares para negocios de alto impacto
Para obtener el mayor impacto en los procesos de Ciencia, Tecnología e Innovación, las políticas
públicas se deberían enfocar en los tres pilares claves de los negocios innovadores de alto
impacto: Conocimiento (educación – capacitación), Acceso a Capital (inversiones de riesgo) y
Conexiones a Mercado y Aliados Estratégicos (redes locales e internacionales).
• Conocimiento:
o Desarrollar “Bootcamps” y líneas de profundización en programación para los
grados 10 y 11.
o Fortalecer la formación de los generadores de conocimiento en ciencia
computacional y ciencia de datos, atrayendo los mejores talentos del mundo para
compartir experiencias y conocimiento.
o Incentivar de forma clara y concisa el proceso de creación de spinoff y la
determinación de propiedad intelectual entre las universidades y los investigadores.
Si este tipo de proyectos se presentan a convocatorias de la ciudad (Ruta N) para
financiar la investigación, deberá ser obligatorio que al menos uno de los
investigadores tenga tiempo completo para la creación del nuevo negocio.
o Dar un apoyo importante a la educación técnica sobre todo a aquellos programas
59
con enfoque en TIC .
o Fortalecer como programa bandera de la Alcaldía, el fortalecimiento de programas
existentes enfocados en STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics)
y crear otros nuevos, estos esfuerzos deberán estar centralizados en Ruta N.
• Acceso a Capital:
Según el observatorio laboral Colombiano, una de las grandes brechas en materia TIC es el talento humano.
Mientras en China, India, Brazil y Corea del Sur el número de profesionales TIC ha crecido entre un 12% - 26%, en
59
Colombia fue del 0% hasta el año 2009.
114
alcalde
Medellín) y evaluar alojar los proyectos en el área de landing y garantizarles los
recursos necesarios para desarrollar su producto y ser susceptible de inversión
(preferiblemente por inversionistas extranjeros).
o Tener como prioridad dar cumplimiento al Pacto por la Innovación e incrementar la
inversión en I+D hasta el 2% al final del periodo, además trabajar muy cercanamente
con los grandes empresarios de la ciudad para que inviertan más en
emprendimientos en innovación (tiempo, recursos, talento, entre otras formas).
• Conexiones y redes:
o Realizar ruedas de negocios por clusters durante todo el año.
o Continuar con el fortalecimiento de las relaciones internacionales especialmente
con parques tecnológicos que estén enfocados en los clusters clave descritos en el
Plan de Ciencia y Tecnología de Medellín.
o Apoyo a startups que pretendan ingresar a aceleradoras internacionales y de gran
reconocimiento.
o Marcar objetivos claros, medibles y duraderos derivados del Congreso Mundial de
Emprendimiento 2016 que ayuden a crecer al ecosistema de innovación de Medellín.
o Apoyar decididamente con recursos y logística la participación de equipos de
emprendedores e investigadores en competencias a nivel mundial en las áreas
claves descritas en el Plan de Ciencia y Tecnología de Medellín.
o Presencia estratégica (espacios colaborativos) del ecosistema del emprendimiento
y la innovación en las instalaciones universitarias de la ciudad.
Otras ideas
Ecosistema del emprendimiento y la innovación: Medellín, ciudad innovadora en su estructura
productiva.
Es claro que debe haber una institución líder y articuladora, pero no de espalda a las secretarías
ni otras instituciones, las cuales deben seguir teniendo un rol importante y participación en las
identificaciones de necesidades-oportunidades. Es entonces la administración con su liderazgo
y en cabeza de la Secretaria de Desarrollo Económico quien debe tener las herramientas y
recursos suficientes para, junto con la actualización de la política pública en la materia,
garantizar su impacto en el tiempo sin que termine dependiendo de intereses políticos cada
cuatro años.
Ruta N es un activo muy importante para Medellín. La infraestructura, el equipo humano y el
entorno de productividad y competitividad que ha generado esta entidad son la base del
desarrollo de la innovación en la ciudad. En ese sentido, debe fortalecerse Ruta N en el
acompañamiento a proyectos productivos innovadores de
115
alcalde
alto impacto. Se requerirá complementar el equipo humano y brindarle mayor responsabilidad
en la asignación de recursos para proyectos.
Por lo mismo, consideramos que Ruta N debe ser la institución encargada de identificar los
principales proyectos innovadores en cada sector productivo y que sea esta misma entidad
quien se dedique a la interventoría de los proyectos. Se pretende que en este proceso la entidad
realice acompañamiento con retroalimentación para lograr así que las ideas innovadoras se
materialicen en empresas productivas y generadoras de valor para sus propietarios y para
Medellín. Interventoría implica revisión de indicadores de cumplimiento; y al ser Ruta N quien
esté a la cabeza, se pretende que las exigencias sean las máximas y la calidad de los proyectos
redunde en su sostenibilidad a largo plazo.
Debe pues Ruta N propiciar un ecosistema que dinamice y potencie la investigación aplicada, el
desarrollo tecnológico, la innovación y el emprendimiento a partir de: Fortalecimiento de
instituciones Claves, flujo de ideas para producir más conocimiento y más dinero circulante que
haga atractivo el ecosistema CTI de la ciudad.
Incentivos a las empresas para crear empleo formal en jóvenes y madres cabeza de familia:
Siguen existiendo en el país, y particularmente en la ciudad de Medellín, dos grupos vulnerables
en cuanto a la generación de empleo: las mujeres y los jóvenes. En el primer caso, tal vez por
patrones culturales que han ubicado a la mujer en el hogar, alejada del mercado laboral; y en el
segundo, por la falta de experiencia y formación, que dificultan la inserción al mercado de
trabajo. Estos dos grupos poblacionales son los que más incidencia tienen en las altas tasas de
desempleo y de empleo informal que evidencia la ciudad, por lo que la política de empleo debe
tener un enfoque dirigido para incentivar su contratación.
En el caso de las mujeres, y en especial de las madres cabeza de familia, la administración debe
incentivar su contratación, eliminando la estructura arcaica de diferenciación entre hombres y
mujeres en la participación laboral y propiciando la generación de ingresos para la satisfacción
de las necesidades familiares. En el caso de los jóvenes, debe reconocerse su potencial
productivo e incentivarse su inserción al mercado laboral para que adquieran la experiencia
necesaria para desenvolverse por sí solos en el futuro próximo.
En ambos casos, se propone evaluar la creación de incentivos como mecanismo para favorecer
la contratación de estos grupos, el fortalecimiento del mercado laboral, y con ello una
disminución en la carga de las demandas sociales por desempleo y necesidades insatisfechas.
116
alcalde
Replicar proyectos exitosos de fortalecimiento empresarial con modelos de transferencia de
conocimiento
Consideramos necesario fortalecer los proyectos que vienen funcionando bien como “Enplanta”,
diseñado y operado por el CTA; y revisar proyectos ejecutados a nivel nacional como “Rutas
Competitivas” de Innpulsa, con el fin de replicarlos a nivel local para mejorar la competitividad
del empresariado. Se trata de un modelo exitoso de transferencia de conocimiento en estrategia
y apoyo a la competitividad que consta de tres instancias: 1. Formación en competitividad,
estrategia e innovación; 2. Diseño de planes con los empresarios para los segmentos o modelos
de negocio más atractivos para competir; y 3. Implementar las acciones del plan diseñado.
• “Landing desde los barrios”: Capacitar alrededor de 800 jóvenes en un periodo de tiempo
corto (meses) para que desde sus barrios, mientras se siguen preparando, puedan trabajar
para las empresas que han participado en la determinación de la pertinencia de la
formación que se les brindará.
resultado
La asignación de recursos públicos locales y la gestión de recursos del orden nacional deben
asignarse de manera diferencial. No puede bastar con los indicadores tradicionales de producto
(personas capacitadas, foros realizados, intervenciones efectuadas); debemos trascender hacia
indicadores de resultado que evidencien el impacto de estas actividades. Así, la asignación de
recursos debe amarrarse al cumplimiento de indicadores como el cumplimiento de metas de
ventas, la generación de nuevos canales de comercialización, nuevos clientes atraídos, entre
otros.
Articulación entre el desarrollo de la Comunidad Cluster y el Programa de Transformación
Productiva del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCit)
Como se ha manifestado anteriormente, las políticas del orden local deben articularse con
aquellas directrices que desde el orden nacional tratan de mejorar la productividad y
competitividad de la estructura empresarial de la nación. De esa manera, uno de los elementos
clave es articular los esfuerzos de desarrollo de los 6 Clusters Estratégicos (y los nuevos
encadenamientos que vayan surgiendo) para que se enmarquen en la política de
Transformación Productiva que se dirige desde el orden nacional. La Cámara de Comercio no
puede ir por un lado y el MinCit por el otro; recursos, personas y estrategias deben tener el
mismo sentido en su dirección. Para ello, la Secretaría de Desarrollo Económico debe ser el
agente enlace entre unos y otros, para propiciar el encuentro de iniciativas y la proyección
conjunta.
En este proceso es importante liderar estrategias de largo plazo y no desenfocarse con la
coyuntura. Deben implementarse las acciones que lleven a un camino diferenciado y único a
partir estrategias de microclusters. Es decir, el marco general se debe
117
alcalde
materializar en planes concretos para cada sector productivo que determine su diferenciación y
competitividad.
Se pretende que en la medida de lo posible los sectores y las empresas locales puedan
organizarse lo suficientemente bien y dejar de depender de ayudas esporádicas, para volverse
competitivas y de esta manera lograr que la ciudad demande cada vez más bienes y servicios de
calidad que otrora podrían ser obtenidas mediante la contratación de empresas extranjeras.
Más del 70% del territorio de Medellín es suelo rural, espacio que no está siendo aprovechado
dado el potencial agropecuario que representa. Se deben obviar las consideraciones que
plantean que la ciudad únicamente debe trabajar en temas urbanos de ciencia, tecnología e
innovación, para apostarle a un desarrollo rural en el que se incluyan los corregimientos de la
ciudad como unidades productivas con potencial de desarrollo. Se trata de aprovechar todas las
potencialidades que ofrece el territorio de manera orgánica, dejando a un lado tanto la
segregación temática como la territorial.
De esta manera, deben crearse proyectos de fortalecimiento del empresario rural donde, a
través de la institucionalidad creada por Mercados Campesinos, se trascienda de la venta de
productos agrícolas hacia la creación de empresas rurales con potencial productivo para
insertarse en cadenas de valor.
Internacionalización e incentivo al turismo
La mejor política de internacionalización e incentivo al turismo es continuar la transformación
social de Medellín. El turismo social, entendido como aquel que pretende conocer las dinámicas
de transformación, de mejora en la calidad de vida, de intervención en zonas vulnerables, debe
convertirse en la base de las visitas internacionales a la ciudad. Y esto se logra a partir del trabajo
transversal de las diferentes entidades que conforman la Administración Municipal en su
proceso de asegurar que los recursos estarán donde más se necesitan y donde es imperativo el
cambio en las condiciones de vida de la sociedad.
Además, debe seguirse apostando por el posicionamiento de Medellín como ciudad para el
turismo de negocios60, atrayendo nuevos eventos internacionales que dinamicen la actividad
económica de la ciudad y propendan por la máxima ocupación hotelera y la potencialización de
actividades de transporte particular y gastronomía. Para esto se requiere la participación
constante en ferias internacionales y la publicidad de la ciudad en medios masivos en el
contexto local y global.
Plaza Mayor debe jugar un papel estratégico dentro de este objetivo, sin que se convierta necesariamente en una
estructura que desborde sus objetivos y termine por sobreponerse a los demás agentes turísticos (públicos y
60
privados) que existen en la ciudad.
118
alcalde
salud
alcalde
6. Salud
La problemática de salud en Medellín , no es diferente a los que encontramos en Colombia en
general. Tenemos dificultades comunes con otros municipios, como las dificultades de acceso a
los servicios de salud y cuando se accede, los servicios no son oportunos y de buena calidad,
falta de un sistema de información integrador que registre de manera oportuna y clara los
diferentes eventos de salud para el análisis y toma de decisiones oportunas, situaciones que
conllevan a la inconformidad permanente de los usuarios con los servicios de salud, entre otros.
Dentro de su red pública, Medellín cuenta con el Hospital General, el cual se encarga de la
atención de los altos niveles de complejidad, el hospital infantil concejo de Medellín
especializado en la atención materno infantil y Metrosalud, conformada por 10 unidades
hospitalarias y 43 centros de salud, estas instituciones, se encargan de la atención del primer
nivel y, en algunos casos, atienden algunos servicios de segundo nivel.
Según el reporte de la encuesta de percepción de los usuarios realizada en Medellín como
vamos en salud 2014, los usuarios identifican algunas de las limitaciones de acceso que tienen
al sistema: demora en la asignación de citas (44%), demoras en la atención (39%) y mal servicio
(28%). Cabe mencionar aquí, que la encuesta también averigua por el tiempo transcurrido entre
la solicitud de la cita y la prestación del servicio. Al respecto, el 54% de quienes solicitaron el
servicio declararon que pasaron entre uno y cinco días, cifra similar a la reportada en el 2013
(54%). Resulta preocupante que el 30% de los encuestados tardaron más de 11 días para recibir
el servicio.
La situación general de salud en la población de Medellín, se encuentra dentro de la dinámica de transición
61
epidemiológica en la que se está disminuyendo la presencia de patología infecciosa. Se observa el inicio de un perfil
epidemiológico mixto, característico de una sociedad con un estilo de vida urbano, con la presencia de patologías
infecciosas en vías respiratorias, intestinales, junto con las enfermedades originadas en el complejo trauma –
violencia, las enfermedades cardiovasculares agudas, crónicas y el cáncer. Este perfil es característico de
poblaciones más industrializadas, concentradas en las ciudades grandes, con mejor acceso a los servicios públicos
y que han cambiado su comportamiento y estilos de vida en respuesta a las presiones propias de la vida urbana.
119
alcalde
A la percepción sobre la garantía del derecho a la salud, ésta disminuyó levemente respecto a la
de 2013 ubicándose en 63% aunque manteniéndose en línea con la tendencia presentada entre
2009 – 2013.
Por tipo de régimen de afiliación, la percepción de la garantía del derecho es levemente inferior
para quienes pertenecen al régimen contributivo (60%) y superior para quienes pertenecen al
subsidiado (67%), así como para quienes tienen planes adicionales al POS (67%).
El modelo de atención de salud propuesto, es el reflejo de cómo nuestro gobierno se relacionará
con la ciudadanía. El respeto por el derecho fundamental de la salud y la dignidad humana será
la base del modelo de atención, ese respeto del otro como reconocimiento de un ser humano y
sujeto de derechos.
120
alcalde
Creemos en un Modelo de Atención Integral en Salud, como una forma de organización de
todos los recursos del sistema de salud para garantizar a la persona, la familia y su comunidad,
que los servicios de salud sean suficientes y adecuados para responder a sus necesidades de
salud, incluyendo la promoción, prevención, diagnóstico precoz, atención curativa,
rehabilitadora y paliativa, y apoyo para el autocuidado durante todo el ciclo vital humano62.
Queremos lograr que cada persona y su familia tenga un equipo básico y un lugar de atención
cercano, que le permita sentirse protegido y acompañado en su proceso de mantenerse
saludable, contando con equipos de apoyo y los mecanismos de derivación necesarios para
enfrentar problemas de mayor resolutividad.
63
Es un modelo basado en la Atención Primeria en Salud (APS) “como un enfoque amplio de la
organización y operación de los sistemas de salud, que hace del derecho a alcanzar el mayor
nivel de salud posible, su principal objetivo, al tiempo que maximiza la equidad y la solidaridad
del sistema”. (OPS, Marzo 2007). Forma parte integral del sistema de salud de un país, así como
del desarrollo económico y social de la comunidad, acercando la atención en salud, tanto como
sea posible, al lugar donde la gente vive y trabaja y constituyéndose en el primer elemento de
un proceso continuo de salud.
La Estrategia de Atención Primaria en Salud estará constituida por tres componentes integrados
e interdependientes: los servicios de salud, la acción intersectorial/transectorial por la salud y la
participación social, comunitaria y ciudadana.64
La atención primaria en salud debe contribuir a que el sistema de salud cumpla con los
siguientes enunciados:
•
Debe estar centrado en la garantía del derecho fundamental a la Salud de las personas
(Ley Estatutaria de Salud).
•
El énfasis debe hacerse en promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad.
•
Su Enfoque debe ser familiar.
•
Se deben hacer todos los esfuerzos necesarios para garantizar el cuidado integral,
integrado y continuo, avanzando en la articulación del control y la gestión de los determinantes
sociales que afectan el bienestar, la promoción de la salud, la gestión social e individual del
riesgo y la atención de la enfermedad.
62
Todos los actores del sistema de salud están obligados a organizar la prestación de servicios de salud con sujeción
al Modelo de Atención Integral en Salud, en el marco de las Redes Integradas de Servicios de Salud y bajo la
estrategia de Atención Primaria en Salud.
63
La Atención Primaria en Salud es la estrategia de coordinación intersectorial que permite la atención integral e
integrada, desde la salud pública, la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, el diagnóstico, el
tratamiento, la rehabilitación del paciente en todos los niveles de complejidad a fin de garantizar un mayor nivel de
bienestar en los usuarios, sin perjuicio de las competencias legales de cada uno de los actores del Sistema General
de Seguridad Social en Salud. (Ley 1438 de 2011)
64
Ley 1438 de 2011
121
alcalde
• El modelo debe avanzar en la acción intersectorial efectiva, articulando los planes programas y
proyectos de todos los sectores de desarrollo social, guiados por los planes decenales de salud
pública.
• Énfasis en el cuidado ambulatorio, cercano a los lugares donde transcurre la vida de las
personas, los hogares, los colegios, el trabajo.
• Es indispensable la participación social, comunitaria, vinculante y autogestionaria de su propio
desarrollo.
• Interculturalidad, que incluye entre otros los elementos de prácticas tradicionales, alternativas
65
y complementarias para la atención en salud.
• Sistema de Calidad: se debe implementar sistemas integrales de gestión de calidad, que miden
permanentemente los resultados en Salud a través de indicadores de pertinencia, resolutividad
y oportunidad, con enfoque de mejoramiento continuo (Aquí es relevante continuar con el
premio a la calidad: Medellin, ciudad saludable, expandiéndolo a un nivel de casi
obligatoriedad).
• Utilizando la Tecnología apropiada, aplicando los recursos según las necesidades de la
población.
• Gestión de las Personas, se requiere un talento humano suficiente, idóneo, en permanente
capacitación y acorde a las necesidades.
•Talento humano organizado en equipos multidisciplinarios, motivado, suficiente y cualificado66.
Los equipos básicos o primarios de atención planteados en la estrategia APS-RISS puede estar
conformado por un equipo interdisciplinario de profesionales en Servicio Social Obligatorio, así
se termina el eterno problema de plazas insuficientes y sorteos.
Ahora, el modelo persigue articular un sistema en el cual las personas pueden acceder a una red
integrada de servicios de salud y no a servicios aislados, bajo la estrategia de atención primaria
en Salud, en la que los distintos componentes actúen en función de las necesidades de las
personas. Dicha red deberá estar conformada por instituciones prestadoras de servicios de
salud públicas y privadas, organizadas por niveles de atención y localizadas con criterios de
necesidad territorial, de tal manera que sepueda ordenar67los servicios existentes, lo que incluye
redistribuir flujos y permitir un mejor acceso de los pacientes, evitar duplicidades y mejorar la
eficiencia global.
Para este objetivo, y dentro del sistema propuesto, resultan necesarios o convenientes tener
equipos o grupos básicos territoriales que tengan por funciones principales:
• Planeación del espacio población
• Diagnostico familiar y comunitario
• Identificación de factores protectores de la salud
• Identificación de riesgos sociales y ambientales
Ley 1438 de 2011
Ley 1438 de 2011
67
Implicando, incluso, evitar la “competencia” entre prestadores de servicios de
salud por cooperación y por coordinación.
65
66
122
alcalde
• Priorización de las necesidades de manera intersectorial.
• Identificación y focalización de los grupos de riesgo y prioritarios.
• Participar en la formulación, ejecución y evaluación de proyectos sociales.
En este orden de ideas, nuestro sistema será:
Un sistema humanista: Los ciudadanos, los usuarios, los pacientes deben ser los ejes del modelo.
Los hospitales, las EPS y el gobierno tienen que ser medios para llegar a que esos seres humanos
tengan un mejor nivel de salud.
Un sistema prevencionista: Que salga a buscar los sanos y no solamente espere los enfermos
como ocurre el día de hoy.
Un sistema eficaz: Que en caso de enfermedad, atienda de manera oportuna, integral y eficiente,
controlando sobrecostos y complicaciones prevenibles.
Un sistema de calidad: No se puede seguir ahorrando en pesos para malograr vidas. Hay que
invertir en buena calidad y reducir los costos de no calidad, incentivando los mejores resultados
y las mejores atenciones.
Un sistema igualitario: Los mismos derechos, las mismas prestaciones.
Un sistema resultadista: Se debe orientar a conseguir unos cambios positivos en el perfil
epidemiológico de la población.
Un sistema bien dirigido y bien gobernado: Que use bien los recursos, sin corrupción, donde no
se pierda un peso, en donde los resultados se vean; Que fortalezca la Red de Prestadores de
Servicios de Salud Púbica, ESE Metrosalud y ESE Hospital General, garantizando las mejores
condiciones de operación y buscando que todos sus servicios sean de alta calidad, además de
garantizar alto impacto y resultado en sus ejecuciones.
En definitiva, creemos en un sistema de salud en el cual lo primero sea la gente, y por ello,
además de lo anteriormente descrito, presentamos las siguientes:
68
Propuestas
- Fortalecimiento de la red pública de servicios de salud, especialmente la ESE Metrosalud como
principal red de atención, especialmente de primer nivel. Metrosalud se mantendrá como una
entidad 100% del orden municipal y se garantiza las condiciones dignas laborales y sindicales.
Acabar las filas para acceder a los servicios en Metrosalud.
La salud como un derecho fundamental de los ciudadanos, que debe garantizarse, más allá de la afiliación a la
seguridad social en salud y la posesión de un carné de afiliación, facilitando el acceso a los servicios de salud,
68
principalmente los básicos, con oportunidad y calidad.
123
alcalde
- Acercar los servicios de salud a los usuarios, especialmente las actividades de promoción de la69
salud y prevención de la enfermedad, a través de estrategias como: Atención Primaria en Salud,
atención domiciliaria, brigadas de salud y una red de atención de urgencias ágil y segura.
- Mejorar la atención y la resolutividad de los equipos de salud que se acercan a las viviendas o
sitios de atención más cercanos a los ciudadanos. Atención de urgencias básicas en los centros
y puestos de salud que cuenten con personal idóneo y equipos adecuados. Mejorar la
accesibilidad al segundo nivel de atención.
- Es necesario mejorar la gestión de la enfermedad de las patologías de mayor impacto en salud,
especialmente las enfermedades crónicas no transmisibles, tales como: Hipertensión Arterial,
Diabetes Mellitus y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.
- Estructuraremos un programa de movilidad segura, este tema debe ser tratado a través de la
secretaria de salud y la secretaria de movilidad en conjunto con un enfoque preventivo.
- Integración de todas las estrategias sociosanitarias que permitan mejores resultados e impacto
en la atención de los ciudadanos, especialmente la población más pobre y vulnerable. Integrar
con propuestas de EPM, corporaciones autónomas regionales CAR y las facultades de Medicina
humanas, Salud y ciencias sociales de universidades públicas y privadas.
- Fortalecer el trabajo en red de las Secretarias de Salud y la Instituciones Prestadoras de
Servicios de Salud, no solo al interior de la ciudad sino con alcance al Valle de Aburrá.
- Garantizar el acceso a los servicios de salud de los ciudadanos, en todas las entidades de salud.
- Fortalecer los sistemas de información y comunicación del sistema de salud con el propósito
de garantizar los servicios de salud, además de utilizar la tecnología para mejorar la información
y educación de los pacientes y sus cuidadores.
- Control de embarazo adolescente, a través de programas específicos tanto para los
adolescentes, como para padres de familia y educadores. Cifras
- Prevención de enfermedades como el cáncer mama.
- Atención en casa, se implementarán programas de asistencia domiciliaria a adultos mayores o
pacientes con situación de discapacidad severa.
- Se requiere articulación entre los sectores educación y salud (prestadores de servicios de salud)
para desarrollar planes de formación del talento humano y educación continua y definir perfiles
y competencias de técnicos y profesionales dentro del sistema y modelo de salud. En este punto
se impacta también el desempleo.
- Ampliar horarios en los centros de salud en los que la atención es apenas hasta tempranas
horas de la tarde, así como también utilizar medios tecnológicos para facilitar y mejorar el
servicio que se presta a los usuarios, como por ejemplo, mediante el otorgamiento de citas a
través de internet o de call-center.
69
Este tema en específico ya se ha mencionado y desarrollado de manera previa.
124
alcalde
- Creación de un hospital mental y fortalecer la salud mental 70.
- Oferta de intervención en materia de drogadicción.
Drogadicción:
Ni Colombia ni Medellín son ajenos al fenómeno de las drogas, los estudios nacionales de
consumo de drogas, el registro de pacientes atendidos por consumo de drogas, blogs y foros
virtuales de consumidores de drogas, información trasmitida por las organizaciones civiles,
noticias de prensa, y otros medios de comunicación, muestran la existencia de oferta y consumo
de nuevas drogas, cambios en los patrones o aumentos inusuales de drogas ya conocidas,
tanto naturales como sintéticas, fiscalizadas o no, entre las cuales están: el dick, la
metanfetamina en cristales, el LSD, la ketamina, los hongos alucinógenos, la salvia divinorum, el
GHB, el 2C-B, por solo mencionar algunos.
De hecho, Medellín y Antioquia son, respectivamente, la ciudad y el departamento del país
donde más drogas se consumen.
Por otro lado, el alto índice de adulteración de las drogas, el cambio frecuente en los agentes de
corte y las mezclas hechas por los traficantes para aumentar sus ganancias, hacen que cada
combinación pueda tener unos efectos e implicaciones diferentes para la salud del consumidor
y para el sistema de salud que debe ofrecerle tratamiento.
Los estudios realizados en Colombia y Medellín, han evidenciado que el problema de adicciones
como reflejo del problema internacional, representa una alta carga económica, social, familiar e
individual que interfiere con la salud y calidad de vida y que muestra incremento en sus
indicadores a pesar de los esfuerzos realizados en la búsqueda de soluciones.
Lo anterior representa una problemática a la cual debe responderse con intervenciones
preventivas, de atención y rehabilitación, que basadas en la evidencia y adaptadas a nuestra
cultura inciden en soluciones concertadas y acordes con las nuevas realidades sociales de
nuestra población Antioqueña en general.
Igualmente las adicciones como fenómenos multicausales asociado a los problemas de la salud
mental y los problemas de salud física se entrelazan, lo que lleva a reconocer como las mejoras
en la salud mental, sin duda, también mejoran la salud física. Sin embargo, el enfoque que
muchos países del mundo, incluyendo a Colombia en este caso Medellín ha dado a la
problemática de la farmacodependencia y otras adicciones no toxicas, ha sido en su mayoría,
esperar a intervenir solo cuando la enfermedad está bien establecida y ya ha producido un daño
considerable.
70
Este tema en específico ya se ha mencionado y desarrollado de manera previa.
125
alcalde
No cabe duda que en el largo plazo es más costo-efectivo abordar estas problemáticas, con
enfoque hacia la prevención temprana. Las intervenciones antes de que el trastorno se
manifieste, ofrecen la mejor oportunidad para proteger a la población. Estas intervenciones se
deben integrar a la atención en salud y psicosocial de rutina y la promoción de bienestar, así
como los programas de las escuelas, las familias y las comunidades.
Las políticas y practicas dirigidas a los jóvenes con factores de riesgo específicos, la promoción
del desarrollo emocional positivo, y la creación de recursos en la familia, la escuela y la
comunidad han demostrado ser eficaces en la reducción y prevención de la
farmacodependencia y otras adicciones, haciendo uso de las intervenciones basadas en la
evidencia ya disponibles se podría ahorrar miles de millones de dólares al evitar o mitigar los
trastornos que de otro modo requerirían un tratamiento costoso.
Como propuestas a tener en cuenta en el ámbito de la prevención primaria:
- Evaluar experiencias ya ejecutadas en otras Alcaldías y plantear investigaciones en
procesos puntuales con el fin de potencializar aquellas experiencias exitosas, articulando
desde todas las Secretarias que ya vienen realizando esfuerzos en el tema de la prevención
de la farmacodependencia y otras adicciones, esto con el fin de unir esfuerzos, hablar el
mismo lenguaje y marcar una sola ruta de atención en la prevención que realmente apunte
a las necesidades propias de cada comunidad.
- Los programas en prevención deben apuntar al fortalecimiento de las familias dirigido a la
solución de problemas como el consumo de sustancias o conductas agresivas; la enseñanza
de habilidades para mejorar la comunicación entre padres e hijos así como ayudar a las
familias a hacer frente a los eventos negativos (por ejemplo, divorcio) o a las adversidades
como una enfermedad mental o la situación de pobreza. También al fortalecimiento de las
habilidades y cualidades personales para aumentar la resiliencia y las aptitudes para
mejorar los procesos cognitivos y del comportamiento71.
- Además dentro del tema de salud mental y drogas prevenir los trastornos específicos,
como la ansiedad y/o la depresión, mediante la aplicación de programas de tamización para
hacer el diagnóstico y ofrecer tratamiento a los grupos de personas en situación de alto
riesgo, a través de entrenamiento cognitivo o de otras intervenciones preventivas. Desde
los centros de salud y ámbito educativo.
- Promover la salud mental a través de atenciones puntuales en la materia y desde las
escuelas, ofreciendo apoyo a los niños que afrontan tensiones serias; modificar el entorno
escolar para promover la conducta pro-social y el
71
Las intervenciones tienden a intervenir un solo problema, pero existe cada vez más amplia evidencia que
demuestra como las intervenciones de prevención y tratamiento bien diseñadas se pueden orientar a reducir al
mismo tiempo, varios problemas y trastornos y que su efecto se mantendrá en el largo plazo.
126
alcalde
desarrollo de habilidades en los estudiantes para la toma de decisiones, conciencia de sí
mismo y autoestima, habilidades sociales para mejorar las relaciones interpersonales y la
orientación hacia la prevención de la violencia, la conducta agresiva, y el consumo de
sustancias y otras adiciones a las nuevas tecnologías y trastornos alimentarios.
Como propuestas a tener en cuenta en el ámbito de la prevención secundaria y terciaria:
- Evitar en lo posible todas las barreras administrativas para la atención en salud con
personas con problemáticas en farmacodependencia.
- La cualificación y la capacitación de los profesionales de la salud que ofrecen los servicios
en los centros de salud, como de los servicios de Urgencias cuando llegan pacientes con
otros daños como por ejemplo problemas de consumo de SPA (sustancias psicoactivas).
- No hay estándares para definir factores predictores, pero que durante el proceso de
enganche es importante determinar la voluntad del paciente adicto y definir la ruta de
atención según nivel de complejidad. La primera charla con los usuarios consumidores de
SPA, es fundamental y debe ser adelantada por personal entrenado. Este personal
capacitado puede ser de diversas disciplinas: Médicos, psicólogos, pedagogos,
reeducadores, incluso auxiliares de enfermería.
- Apoyar en procesos de habilitación a los centros de atención en farmacodependencia y
otras adicciones por medio de capacitaciones oportunas frente al tema, con el fin de
conformar redes de atención de centros habilitados CAD (Centros de Atención en Drogas) y
así orientar licitaciones para contratar con CAD habilitados y que estas instituciones den
respuesta al problema desde los lineamientos que las EPS determine.
- Asesorar y formar a las instituciones de tratamiento para que cuenten con un programa de
manejo para la recaída y evitar así tantos abandonos y expulsiones de los centros de
atención en farmacodependencia.
127
urbanismo
social,
medio
ambiente,
vivienda y
habitat
alcalde
7. Urbanismo social, Medio Ambiente, Vivienda y Hábitat.
El “urbanismo social” es una visión que concibe la inversión en infraestructura física y urbana y
la planeación de la ciudad en función de la calidad de vida de los habitantes, atendiendo a sus
necesidades fundamentales y a una mirada que implica poner la arquitectura y el urbanismo al
servicio de las personas, mediante un esquema participativo de intervención integral en el
territorio.
El concepto de urbanismo social propicia la consolidación del tejido urbano con la articulación
de elementos como el espacio público que antecede y acompaña las edificaciones,
intervenciones de conectividad y movilidad, consolidación de centralidades barriales, las
actuaciones acotadas en un territorio por medio de los proyectos urbanos integrales y los
proyectos de renovación urbana. El sentido del Urbanismo Social, como nosotros lo
entendemos, parte de otorgar nuevamente una ciudad más justa y equitativa para sus
habitantes, de manera que el ejercicio ciudadano se lleve a cabo con ética y dignidad.
La experiencia del urbanismo social como una visión para planear la ciudad debe ser
recuperada, un trabajo realizado por profesionales que, conociendo la ciudad y las realidades de
los territorios, han tenido en cuenta las comunidades y las aspiraciones de sus habitantes,
conjugando todos sus conocimientos con las herramientas que el Estado tiene en sus manos
para realizar sus principales objetivos, a saber: transformar positivamente la sociedad mediante
la recuperación del sentido ciudadano y de proximidad con el otro.
El producto final del urbanismo social es una arquitectura de calidad, sencilla, sustentable, de
fácil mantenimiento, con presupuestos definidos y transparencia en el manejo de los recursos
públicos. El fin primordial del urbanismo social son obras pensadas y diseñadas para la
comunidad, para sus necesidades y sus aspiraciones, se busca también que los habitantes vean
en estas obras puntos de encuentro y se apropien de ellas, que sean para su disfrute y reflejen
el sentimiento de pertenencia e identidad por su comunidad y su ciudad.
Son dos nuestros objetivos cuando planteamos recuperar el rumbo del urbanismo social
iniciado en el 2004 como forma de planear y ejecutar la ciudad. Primero, devolver una ciudad
coherente con su crecimiento urbano, donde los espacios reflejen la dignidad que el ciudadano
merece y donde los recursos públicos sean invertidos en lo verdaderamente importante, las
necesidades de los habitantes. La forma como recuperaremos este rumbo será a través de
proyectos claves como la recuperación de los Proyectos Urbanos Integrales, la consolidación de
la vivienda social como paso a la clase media, el plan de intervención para el centro, los
proyectos de intervención de laderas, corredores ecológicos articulados al fortalecimiento del
espacio público, entre varios otros.
El segundo objetivo es lograr una ciudad cuyo crecimiento urbano sea de manera sostenible,
esto es atendiendo al objetivo de lograr de Medellín una ciudad compacta y con el máximo
aprovechamiento en el uso del suelo, esto se da logrando una conurbación central densificando
zonas clave que se conviertan en focos de desarrollo urbano para la ciudad, y previniendo la
urbanización dispersa en zonas de la ciudad no aptas para un
128
alcalde
proceso de urbanización a gran escala, como son las laderas y zonas de alto riesgo. Esto es,
además de crecer de forma coherente, proteger también la dignidad de los habitantes. Es hacia
estos dos objetivos hacia los que debemos apuntar si se quiere desarrollar una ciudad que
sostenible ambientalmente, competitiva regionalmente, funcional territorialmente y lo más
importante de todo, donde los ciudadanos encuentren una ciudad en función a sus necesidades
y su dignidad.
En Medellín vemos actualmente cómo las obras de urbanismo se están enfocando hacia otras
direcciones diferentes a las necesidades reales de los habitantes de la ciudad. Hoy en Medellín
la relación del espacio público con el habitante es bastante baja a lo que, tanto la Política
Nacional de Espacio Público (Documento CONPES 3718) como el parámetro establecido por la
Organización Mundial de la Salud, establecen como el espacio público mínimo por persona en
la ciudad. Esta relación en Medellín es de 3,5 m2 de espacio público efectivo por habitante,
siendo peor aún el espacio público peatonal que es de 1,7 m2 por habitante, esto contrastado
con lo establecido por la Política Nacional de Espacio Público la cual el espacio público efectivo
por habitante debe ser de 15m2 y el recomendado por la OMS que es de 10m2, vemos el déficit
abismal que Medellín posee de espacio público por habitante.
A este estado de cosas se le debe sumar el nivel regular nivel de satisfacción que tienen los
habitantes de Medellín hacia el espacio público actual, este fue de 3,3/5 mostrando una
disminución persistente desde 2011, año en el que la cifra era de 3,8/5, esto muestra también un
importante nivel de insatisfacción hacia los espacios que brinda la ciudad. La mayor razón para
esta insatisfacción, manifiestan los habitantes, es por el desborde de vendedores ambulantes en
el espacio público y la insuficiencia del espacio existente. Además de esto se debe tener en
cuenta también que Medellín es una ciudad que está comenzando a tener importantes deudas
en materia de urbanismo. Esto es el crecimiento desbordado que la ciudad está teniendo hacia
sus laderas, tanto en construcción informal como formal lo cual pone en riesgo a miles de
habitantes de estas zonas, y genera también una crisis en cuanto a la calidad de vida de esos
habitantes; el descuido y abandono de varios espacios en la ciudad los cuales se convierten en
auténticos agujeros negros para la ciudad, lugares desprovistos de presencia institucional y que
se convierten puntos olvidados de la ciudad; la falta de espacio para el transporte sostenible
como corredores especiales y lugares para su desarrollo; y el aumento de zonas vedadas para el
ciudadano de a pie, ya sea por su peligrosidad o por falta de generación de puntos de
encuentro. Allí es donde se está reflejando que la dirección en la cual se están yendo muchas
obras urbanas en la ciudad no es la adecuada.
Ahora, para realizar un adecuado diagnóstico de Medellín acerca de las obras de urbanismo que
se desarrollan, es importante tener en cuenta 3 elementos claves: El POT, el proyecto de Parques
del Río y el proyecto del Cinturón Verde o Jardín Circunvalar. ¿Por qué estos elementos? En
primer lugar, el POT es la herramienta rectora para la organización del territorio y el uso del suelo
en el futuro próximo de la ciudad, y en segundo lugar, los proyectos de Parques del Río y
Cinturón Verde que actualmente se encuentran en ejecución, son productos salidos del Plan BIO
2030, el cual marca una hoja de ruta para el desarrollo urbano de Medellín y el Área
129
alcalde
Metropolitana, y de cuyas propuestas salen estos dos proyectos que impactarán en diversos
aspectos a la ciudad, lo cual los hace necesario tenerlos en cuenta y sentar al respecto una
postura.
Plan de Ordenamiento Territorial
Como se dijo anteriormente, el POT es la herramienta que marca la guía de la planeación de la
ciudad en cuestiones de físicas, urbanas, ambientales y de uso del suelo para el futuro próximo
de Medellín. Este define las estrategias, normas y objetivos para la ciudad en un periodo de largo
plazo, además de definir, normativamente, la disposición de los suelos, su uso y la
discrecionalidad para realizar grandes proyectos urbanos en la ciudad.
El POT quedó definido en torno a un modelo de ocupación de ciudad en el que se consigna la
forma en cómo la ciudad será planeada y construida en el futuro. El modelo consta de 8
componentes que es importante tener en cuenta:
1. Un crecimiento equilibrado, moderado, programado y compensado de conformidad con
las dinámicas territoriales metropolitanas. Esto con el fin de fortalecer la ciudad región por
un lado en el sentido Norte-Sur mediante, el eje natural del río Medellín como integrador
del valle de Aburrá, y por otro lado en sentido Oriente-Occidente mediante la creación de
corredores transversales que den salida de la ciudad hacia ambas direcciones.
2. Un territorio ordenado en torno a la conexión de centralidades, mediante un sistema de
movilidad sostenible y de transporte público colectivo, que soporte el funcionamiento
ambiental y espacial, propicie la productividad económica y la competitividad regional y
potencia la identidad colectiva.
3. Una ciudad compacta, continua y diversa que privilegia la densificación y diversificación
de usos en las áreas más plana y con mejor capacidad de soporte para garantizar el
equilibrio funcional y una ocupación racional del valle.
4. Un área rural integrada al entorno regional, que acoge funciones de protección ecológica,
producción de bienes y servicios ambientales, que orienta y maneja procesos de ocupación
en convivencia con las actividades rurales principales y que mantiene paisajes rurales
tradicionales.
5. Un borde rural diverso que articula las dinámicas urbano–rurales, que protege valores
paisajísticos, buscando la constitución de un límite para el crecimiento urbano con
intervenciones de carácter ambiental.
6. Un borde urbano con barrios consolidados con alta calidad habitacional, reduciendo
progresivamente las condiciones de amenaza y riesgo.
7. Unas zonas de media ladera heterogéneas, densificadas moderadamente de acuerdo con
la capacidad de soporte, con mixtura de actividades en las centralidades emergentes.
8. Un corredor del río Medellín que ofrece gran vitalidad urbana, epicentro del espacio
público metropolitano, que concentre las más altas densidades urbanas convirtiéndose en
el mayor escenario de diversidad social y económica.
130
alcalde
Estos componentes del modelo de ocupación están estableciendo principalmente que la
ciudad se debe configurar en ser, en primer lugar, una ciudad compacta, es decir, una ciudad
con un crecimiento “hacia dentro” y una ciudad densa, donde la centralidad se encuentre
principalmente alrededor del eje del río, y en éste se den los principales proyectos de desarrollo
urbano y densificación en vivienda, comercio, negocios, renovación urbana, etc.; en segundo
lugar, propone una ciudad cuyo crecimiento sea sostenible, es decir, un crecimiento ordenado
hacia el interior, evitando la continua expansión hacia las laderas de la ciudad y teniendo un
borde urbano–rural bien definido mediante diversos mecanismos institucionales; en tercer
lugar, la consolidación de un sistema de transporte masivo sostenible, que conecte, no
solamente la ciudad, sino también la región, tanto de norte a sur como de oriente a occidente; y
en cuarto lugar, dentro de este modelo de ocupación también se establece la generación de
espacio público y áreas ambientales para la ciudad.
Se debe anotar que este modelo de ocupación que establece el POT está inspirado en lo
propuesto en el Plan BIO 2030, donde se formula la planeación de una ciudad compacta
alrededor del río Medellín, con contención a la expansión en las laderas del valle y con un
sistema de transporte sostenible, basado en corredores ecológicos y medios alternativos de
transporte.
En cumplimiento de estos componentes del modelo de ocupación que establece el POT,
quedaron también proyectados, mediante Estrategias Territoriales (art. 10), dos proyectos para
el futuro de la ciudad: Parques del Río y el Cinturón Verde Metropolitano. Ambos quedaron
introducidos dentro del POT como acciones a llevar a cabo para la concreción del modelo de
ocupación establecido para el territorio, antes descrito. Al respecto:
Parques del Río o proyecto de intervención del río Medellín.
Hoy se está construyendo el primer tramo del proyecto Parques del Río, cuyo génesis fue el Plan
BIO 2030. El plan original propone que el proyecto de trasformación del eje del Río no sea
únicamente en una dirección, es decir, que no contemple solamente un componente de
paisajismo, o ambiental, o de espacio público y urbano, o de movilidad, sino que cree una
transformación urbana del Río y sus alrededores, que no se limite a un mero parque público,
sino que convierta las zonas aledañas en nuevos centros urbanos de alta densidad y con
instalaciones, bienes y servicios, de alta categoría.
La ciudad entonces sí debe mirar al río. Sin embargo, lo que la administración actual está
construyendo y entendiendo como Parques del Río, parece no ir en la línea de lo que para la
ciudad se había pensado y planeado. Se trata de la ejecución de un proyecto netamente
paisajístico, es decir, de la construcción de un parque público. No contiene componentes de
transformación urbana como la creación de nuevas centralidades ni el estímulo para la
construcción inmobiliaria que renueve integralmente la zona. Además, tampoco contiene un
componente de movilidad ni de recuperación ambiental del río.
131
alcalde
No estamos en contra del proyecto en sí; disentimos de la manera como éste se viene
ejecutando y en si se trata de la prioridad para al ciudad en estos momentos. Consideramos que
ha habido improvisaciones y en algunos momentos se ha desatendido las preocupaciones y
sugerencias válidas y fundadas de la ciudadanía.
En nuestra Alcaldía, siendo respetuosos de la legalidad y de las obligaciones adquiridas por el
Municipio, culminaremos la primera etapa en curso, con las modificaciones necesarias y
mejoras que posibilite el sistema de contratación de la obra. En cuanto a las siguientes etapas
consideramos que deben replantearse con la ciudadanía y teniendo en cuenta el estado de
prioridades de la ciudad, que consideramos no está ligado a esta obra.
En todo caso, CREEMOS que el proyecto debía iniciarse en la zona norte de la ciudad, como
estaba inicialmente planteado, lugar que coincide con la zona donde tendría más incidencia e
impacto social.
Cinturón verde o proyecto de intervención de laderas.
Dentro del objetivo general del Plan BIO 2030 de hacer una metrópoli compacta y policéntrica
surge también la pretensión de, además de realizar en la ciudad una conurbación central
materializada en el proyecto alrededor del Río, realizar núcleos no conurbados. De esta forma
garantizaríamos la prevención de la urbanización continua por fuera de los límites urbanos
regulares, o sea, hacia las laderas y por fuera de los ancones norte y sur. Esta urbanización que
representa riesgos, tanto para las personas como para el medio ambiente, debe ser controlada
y limitada, con el fin de concentrar la urbanización alrededor del valle y no en sus laderas o en
sus afueras.
Obedeciendo a este interés, se configura pues el proyecto para contener el crecimiento sobre las
laderas, el cual busca regular y orientar los procesos de ocupación sobre las laderas de la ciudad
y definir una estrategia que delimite de forma efectiva un borde urbano: la frontera entre la
urbanidad y la ruralidad. Esta labor en las laderas se está realizando parcialmente mediante el
programa del Jardín Circunvalar impulsado por la actual administración y que comenzó a ser
ejecutada en el año 2013.
¿Por qué es necesaria esta intervención en las laderas de Medellín? En las últimas décadas el
crecimiento urbanístico en Medellín ha sido predominantemente hacia las laderas, hasta
convertirse estas en el principal territorios de nueva ocupación. Esto ha generado un descuido
y un desaprovechamiento de las áreas urbanas del suelo del valle. Además de esto, los suelos de
ladera y pendiente poseen características geológicas complejas, inestabilidades, fallas, suelos
movedizos, suelos altamente permeables, etc., que hace que la construcción en las laderas sea
inviable y ponga en situación de peligro la vida y la propiedad de los que construyen en ellas
frente a desastres naturales.
132
alcalde
La justificación de hacer un proyecto de intervención y control en las laderas y de lograr una
ciudad compacta cuyo desarrollo sea hacia el interior y no hacia el exterior, no obedece
únicamente a objetivos paisajísticos, económicos o de generación de espacio público, sino que
también pasa a formar parte de la responsabilidad del Estado de proteger la vida y la integridad
de las personas, a través de la prevención en construcción en suelos de alto riesgo, como son los
de las laderas, y así mismo la minimización en la vulnerabilidad de las personas, especialmente
cuando se trata de construcciones informales.
Ahora, el proyecto adelantado actualmente por el conjunto de programas que constituyen el
Cinturón Verde Metropolitano o Jardín Circunvalar, debe ser continuado siempre y cuando se
ajuste a las necesidades reales de los habitantes de las zonas y la ciudad y a las condiciones
técnicas de planeación previamente consideradas en los instrumentos técnicos y normativos.
Consideramos que el modelo de intervención en laderas debe ser un modelo que no estimule la
construcción en estas sino que, por el contrario, la limite y la controle. Esto se logra evitando las
obras que, por el contrario, estimulan la construcción en laderas y la creación de nuevas
centralidades urbanas. Por ello no estamos de acuerdo con la construcción de un sistema de
transporte de mediana capacidad tipo monorriel en ladera, pues es un proyecto que va en
contravía de los objetivos del proyecto de laderas, toda vez que con la llegada de un servicio
importante como es un sistema de transporte masivo en ladera, lejos de contener la expansión
urbana, estimulará al las personas a construir y mudarse hacia las zonas aledañas, lo cual sería
una contradicción si lo que se pretende con el proyecto de laderas es, precisamente, contener la
expansión urbana.
Cinturón verde sí, siempre y cuando sea verde.
Proyectos Urbanos Integrales (PUI)
Los Proyectos Urbanos Integrales- PUI, son un instrumento de intervención urbana que abarca
la dimensión de lo físico, lo social y lo institucional, con el objetivo de resolver problemáticas
específicas sobre un territorio donde se haya presentado una ausencia generalizada del Estado.
Procuran el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de la zona identificada,
resolviendo temas de intervención urbana y social al incorporar todos los elementos del
desarrollo de forma simultánea y planeada, mediante obras de infraestructura que cumplan con
los más altos estándares de calidad y con el ingrediente de la participación comunitaria para
garantizar su sostenibilidad.
133
alcalde
Estos PUI son la experiencia más representativa que supo conjugar en un solo concepto la idea
y objetivos del Urbanismo Social, que desde la Alcaldía de Medellín 2004 – 2007 logró la
acertada y articulada gestión de los componente fundamentales y necesarios de cualquier
entorno apto para el desarrollo humano: equipamientos, movilidad, espacio público, medio
ambiente y vivienda. La integración de estos componentes, comprendidos como un sistema
completo, fueron en definitiva la oportunidad para hacer posibles mejores condiciones de
habitabilidad, más oportunidades para el mejoramiento integral de los habitantes de las zonas
intervenidas, una mayor calidad urbana y arquitectónica en dichos territorios y un ambiente de
ciudad más seguro y vivible para todos sus ciudadanos.
Con todo un despliegue de intervenciones en función del desarrollo urbano, social y económico
de la población beneficiada y con impactos directos sobre el resto de la ciudad, el PUI focalizó
todos sus esfuerzos en las zonas más conflictivas y en condiciones de alto riesgo social,
maximizando todo su potencial y atreviéndose a proponer soluciones que desde la misma
planeación no habrían sido consideradas. Sin pretender hacer del PUI el gran “remedio” social, lo
más importante es rescatar el concepto de integralidad que desde los componentes social,
físico e institucional, supieron aplicar la responsabilidad, el conocimiento, la participación con la
comunidad, los roles sociales más allá de los políticos, las cualidades colectivas, el manejo de los
dineros públicos, la planeación y el uso adecuado de una metodología y gestión que deben ser
recuperadas como parte del compromiso que se ha decidido asumir con Medellín.
Sin perder su sentido e independiente de marcas y tintes políticos, el PUI debe ser reconocido
como un instrumento de participación comunitaria que sabe resolver técnicamente la forma de
intervenir los territorios y que sin perder de vista la escala se ejecuta como un proyecto urbano,
definido, acotado, conectado e integrado desde su operatividad física. Esto es muy importante:
comprenderlo como proyecto y no como plan, de manera que se ejecute sin dar esperas que
prorroguen lo necesario.
Los componentes de un PUI son fundamentales a la hora de definirlo, y son básicamente las
líneas que marcan la acción y por lo tanto el éxito del proyecto:
• Componente Físico: Incluye la construcción y mejoramiento de espacios públicos, vivienda,
movilidad, adecuación y construcción de edificios públicos y la recuperación del medio
ambiente, creando entornos seguros frente a riesgos sociales y ambientales, aplicando los
beneficios del desarrollo urbano para el logro del desarrollo humano.
• Componente Social: La comunidad participa activamente en todas las etapas del proceso,
desde la identificación de problemáticas y oportunidades, hasta la formulación y
aprobación de los proyectos por medio de la utilización de prácticas de diseño participativo,
como los talleres de imaginarios, la creación de espacios de discusión, intercambio,
divulgación y trabajo con las Juntas de Acción Comunal JAC y las Juntas Administradoras
Locales JAL.
134
alcalde
• Componente Institucional: Es la coordinación integral de las acciones de todas las
dependencias del Municipio en la zona. Desde allí, se promueven alianzas con el sector
privado, ONG’s, organismos nacionales e internacionales y con las organizaciones
comunitarias.
A nivel metodológico el desarrollo del PUI se logra en 4 fases:
Parte del análisis de la ciudad para definir el polígono de intervención, los
componentes, las acciones municipales requeridas, el modelo de Gerencia, y el desarrollo
de contratos interadministrativos.
• Diagnóstico y Formulación: Define el Plan Maestro para la zona. El diagnóstico consiste en
la identificación de las situaciones que afectan la vida comunitaria y sus causas principales,
así como de las oportunidades y potencialidades del área a intervenir. Posteriormente se
identifican y articulan al proceso los convenios, acciones, programas y proyectos que tienen
destinación presupuestal dentro del territorio, y se sistematiza la información para dar paso
a la concertación y priorización con la comunidad. La formulación por su parte, define los
objetivos específicos mediante el trabajo coordinado con las entidades municipales. En la
formulación se identifican las acciones para cada componente, la localización de la
intervención, el presupuesto, los parámetros para la participación comunitaria, y el
cronograma general de ejecución.
• Desarrollo del proyecto: Consolida el diseño urbanístico y arquitectónico y abre paso a su
gestión, socialización y ejecución, a través de la reglamentación del Plan Maestro.
• Entrega PUI: Implica la entrega definitiva del PUI, los insumos correspondientes a los
planes de desarrollo local o zonal, la entrega de proyectos a entes responsables y la puesta
en marcha de estrategias para dar continuidad a las acciones desde la municipalidad.
Siendo un modelo de intervención inédito en procesos de transformación urbana, la
metodología PUI inició su implementación en la zona Nororiental de la ciudad, tuvo continuidad
con el PUI Centroccidental Comuna 13 y los PUI Centroriental Comunas 8 y 9 y PUI Noroccidental
Comunas 5 y 6, y dejando listos tanto el diagnóstico como la formulación completa para el PUI
Iguaná, que debe ser revisado para dar inicio a su ejecución e implementación.
Adicional a los anteriores cinco (5) PUIs la ciudad requiere alrededor de la estructuración de 7
intervenciones más de este estilo que permitan abarcar todo el tejido y territorio de Medellín:
PUI de Altavista, PUI de Manrique, Intervenciones puntuales en Belén-Guayabal, el Poblado,
Laureles-América, Corregimentales y un gran PUI Especial para el Centro de la ciudad.
Los PUI plantean intervenciones de tipo espacial y de mejoramiento (y creación) de espacio
público de alta calidad y con equipamiento urbano, intervenciones de tipo
135
alcalde
social con participación de la comunidad y atención a sus necesidades desde el equipamiento
urbano, e intervenciones de tipo institucional resarciendo la ausencia del Estado en muchas de
estas zonas y coordinando de forma conjunta el accionar de las diversas dependencias de la
administración para la realización y mantenimiento del PUI. Es por esta razón que proponemos
retomar y continuar decididamente con los PUI, construir y completar aquellos que estaban
planeados y que inexplicablemente no se continuaron ni se ejecutaron. Reconocemos y
admiramos el valor de esta idea que, definitivamente, debe ser retomada.
Vivienda
La vivienda en Medellín es un tema fundamental a la hora de hablar de los proyectos de
urbanismo social que se contemplan para los próximos cuatro años de administración. La
vivienda debe quedar inscrita de forma armónica a estos proyectos, es decir, deben hacer parte
de la integralidad de los procesos de construcción urbana como una herramienta de bienestar y
para la calidad de vida. Allí donde se construya vivienda, debe también llegar la administración
con la oferta completa de bienes y servicios que necesitan los ciudadanos residentes de estas
nuevas viviendas, esta debe ser nuestra visión de vivienda integral.
Se debe dejar de pensar que la vivienda social es una vivienda para “pobres”, cuya prioridad es la
mera funcionalidad y el cumplimiento del rigor técnico, dejando de lado el carácter humano de
la vivienda. La vivienda social debe dar la oportunidad para que sus ocupantes puedan
adecuarla a su gusto y generar apropiación sin que esto se traduzca en aumento del costo de su
calidad de vida y a la larga, un perjuicio el tener vivienda propia. Esto es permitir que la vivienda
sea un activo soñado de la familia. Este carácter humano de la vivienda, donde la importancia
radica no solamente en que sea habitable, sino también que sea agradable para sus habitantes,
donde la calidad no se refleje solamente en la técnica de la vivienda, sino también en el diseño,
la arquitectura, la sostenibilidad, el urbanismo y la habitabilidad. La vivienda con calidad
humana es la que combina los elementos de ingeniería con arquitectura para brinda una
vivienda que garantice una vida digna para sus ocupantes. Debe ser un bien que se valorice en
el tiempo y que le permita a los usuarios habitar un espacio diseñado con altos estándares
técnicos y de habitabilidad.
Esta es nuestra visión de la vivienda integral y a lo que le queremos apuntar.
Cuando se habla de la generación de vivienda, se debe tener en cuenta también el contexto
donde se genera, puesto que los proyectos de construcción de vivienda impactan el entorno
donde se construirá en los ámbitos de movilidad, transporte público, convivencia, demanda de
bienes y servicios, comercio, recreación y deporte, cultura, y demás temas que implican el
ámbito urbano para esa zona. Por lo tanto CREEMOS se debe pensar más allá de intervenciones
puntuales y aisladas para darle paso a estrategias como el “Mejoramiento integral de barrios”.
Esto impacta de forma directa con la sostenibilidad de los barrios donde se materializan las
nuevas viviendas, sean sociales o de privados.
136
alcalde
Aquí es donde también deben intervenir la administración, en garantizar esta sostenibilidad,
donde los barrios de nuestra ciudad, viejos y nuevos, no caigan en una crisis de habitabilidad
por la carencia o deficiencia de bienes y servicios, lo cual repercute en el deterioro de la calidad
de vida de los habitantes de estos barrios. ¿De qué sirve la generación de vivienda a gran escala
cuando en esos espacios no se genera también movilidad, educación, salud, seguridad,
comercio y otros servicios? Aquí se encuentra nuestra interpretación acerca de hacer barrios
sostenibles y proyectos de vivienda integrales.
Otro aspecto importante de este plan para la vivienda es, el hecho que un ciudadano reciba
ayuda o subsidio para acceder a una vivienda, no puede repercutir en la calidad de la vivienda
que se le entrega, en relación con la persona que puede acceder por su cuenta a una vivienda
del mismo nivel. Esta interpretación ubica en un nivel equitativo el acceso a la vivienda. Esto
también permite que se creen proyectos de vivienda de clase media donde la diferenciación del
subsidio sea la posibilidad de acceso a esta, y no la calidad de la vivienda. Esto es, viviendas de
clase media accesibles, de calidad y equitativas.
Finalmente, se debe entender la generación de vivienda en la ciudad como la construcción de
un microtejido en la ciudad. Esto es, hacer intervenciones de forma puntual en lugares
determinados que solucionen problemas específicos de vivienda. Esto significa dejar un
modelo que invierte en grandes proyectos y ciudadelas de vivienda en lugares especiales para
ello, para invertir en un modelo que priorice la construcción de una gran cantidad de proyectos
más pequeños pero que abarquen toda la ciudad, invertir en mejoramientos barriales integrales
allí donde se construyan nuevas viviendas y permitir que la arquitectura y el diseño sean parte
de este nuevo modelo para la construcción de viviendas.
Medellín actualmente presenta una distribución de viviendas que en su gran mayoría se
concentra en las clases bajas de la ciudad, un 47,3% de las viviendas totales en Medellín. A
comparación con las viviendas de clase media que suman el 40,3% de las viviendas totales y de
las ubicadas en las clases altas que suman el 12%, se observa la brecha que aún existe en
relación a la vivienda de clases bajas y las de clases altas, frente a esto se presenta la necesidad
de avanzar hacia la zona intermedia entre estas, es decía, hacia la ampliación de la vivienda de
clase media. A este dato se le debe sumar el déficit cuantitativo de vivienda, el cual consta de la
relación entre el número de hogares y el de viviendas apropiadas existentes. En Medellín existe
un déficit de cerca de 48 mil viviendas, el 50% de las viviendas deficitarias se encuentran en el
estrato uno, y el 34% en el estrato dos.
137
alcalde
Estratificación de las viviendas en Medellín. FUENTE:
Encuesta de Calidad de Vida 2013. Alcaldía de Medellín.
Así mismo, se debe tener bastante presente el déficit cualitativo de vivienda, este que mide el número de viviendas
que no cumplen con estándares mínimos de calidad y no ofrecen una calidad de vida adecuada para sus
habitantes. En este rubro presenta datos preocupantes acerca del estado de miles de viviendas en Medellín. Según
datos de Alcaldía de Medellín, existe un aproximado de 30 mil viviendas en la ciudad sin servicio de alcantarillado,
y lo más grave aún, la existencia de casi 10 mil viviendas sin servicio de acueducto, es decir, sin agua potable, y otras
7 mil que expresan que la calidad del agua que les llega por acueducto es mala. A esto se le deben sumar las mil
viviendas que no poseen servicio de energía eléctrica. Esto nos presenta un número muy importante de viviendas
sin los servicios básicos de calidad de vida.
También debemos tener en cuenta las 8 mil viviendas construidas con materiales inadecuados para sus paredes y
las casi 6 mil con material inadecuado para sus pisos. Esta situación está dejando en evidencia que aún existen
escenarios de grandes carencias sociales en nuestra ciudad, miles de viviendas que no son dignas de llamarse así
por sus bajas calidades de vida, y donde se deben centrar las prioridades y los esfuerzos de la administración, en
resolver estos escenarios de carencia de las condiciones mínimas de vida digna.
138
alcalde
Condiciones de la vivienda en Medellín. FUENTE: Encuesta Calidad de Vida 2013.
Alcaldía de Medellín.
Para el año 2014 el 45% de los hogares en Medellín habitaban en una vivienda propia, el 35% habitaba en una
vivienda arrendada y el 19% habitaba en una vivienda familiar. Según Medellín Cómo Vamos en su última encuesta
de Percepción Ciudadana. De este porcentaje de hogares que se encuentran en vivienda arrendada, el 40%
expresó que no tenía vivienda propia porque no tenía la capacidad económica para pagar la cuota inicial, al 21% no
le aprobaron un crédito de vivienda y el 18% no pudo acceder a un subsidio de vivienda. Estos hogares que no
poseen vivienda propia representarían un número aproximado de 260 mil hogares de Medellín.
139
alcalde
Propiedad sobre la vivienda. FUENTE: Encuesta Calidad de Vida 2013. Alcaldía de Medellín.
Construcción de vivienda social.
Siendo consecuentes con lo expresado en la parte inicial, la integralidad debe ser la forma como se deben entender
los grandes temas de ciudad, y la construcción de vivienda no puede ser la excepción a esta visión. La vivienda que
nosotros entendemos es una vivienda con calidad humana, esto significa, una vivienda que vaya más allá de la
mera funcionalidad, sino que también atienda a parámetros arquitectónicos y urbanísticos a la vez que combina
ingeniería con diseño. La vivienda con calidad humana es aquella que genera sentido de pertenencia y permite ser
apropiada y apersonada por parte de sus moradores.
Frente a la construcción de vivienda social, teniendo en cuenta que Medellín posee un déficit (que no solo es
cuantitativo sino cualitativo) de vivienda de aproximadamente 48.000 viviendas, se propone darle a la ciudad
soluciones de viviendas sociales, tanto cuantas sea posible, pero, en todo caso, que sean soluciones con viviendas
de calidad y sostenibles. La construcción de estas nuevas viviendas sociales en Medellín debe atender a los
siguientes parámetros:
• Entorno barrial: Facilitar la construcción del entorno barrial humano y no como una
construcción aislada y para cumplir metas numéricas.
• Vivienda para la clase media: No se puede seguir entendiendo que la vivienda social es
vivienda para los “pobres”. El impulso a la clase media también se debe dar mediante la
construcción de vivienda social de calidad. La estratificación debe implicar medidas o
estrategias para que las personas
140
alcalde
puedan acceder a ellas y no, como suele suceder, ser una forma más de mantener en
condiciones precarias a estos sectores de la población.
• Accesibilidad: Ligado a lo anterior, estas viviendas deben ser accesibles, tanto en costo
como en ayudas de la administración para obtenerlas. El hecho que una persona reciba
ayuda o subsidio para acceder a una vivienda, no puede repercutir en la calidad de la
vivienda que se le entrega. Frente a esto se debe priorizar el acceso a viviendas sociales a
familias que han sido víctimas de desplazamiento forzado y cuya posibilidad de
reasentamiento dependa del acceso a un subsidio de vivienda.
• Urbanismo: La arquitectura y el diseño deben estar presentes en la vivienda social, las
personas que acceden a este tipo de vivienda tienen derecho a que su entorno y edificio sea
agradable de forma estética y arquitectónica.
• Sostenibilidad: Viviendas sostenibles, diseñadas y construidas que garantice el uso
eficiente de los recursos disponibles y que permita el uso en el tiempo con altos estándares
de calidad habitacional. bajo estrictos parámetros ambientales y técnicos para la
generación de bienestar.
• Contextualización: Se debe tener muy presente el contexto del lugar en el cual se va a
construir debido a que una obra de vivienda social impacta la generalidad del barrio en
todos los sentidos. El objetivo es hacer barrios sostenibles y no barrios colapsados.
• Integralidad: Ligado al contexto, la vivienda social debe estar ligada también a la
adecuación de la zona con todos los servicios en movilidad, salud, educación, seguridad y
comercio. No puede volver a pasar la carestía de una comunidad habitacional nueva en
estas demandas básicas para la vida digna.
En el fondo, CREEMOS que el tener una vivienda debe y puede convertirse en un proyecto de
vida para las personas y sus familias, independientemente del estrato social en el que se
encuentren.
Estos proyectos de construcción de vivienda deben estar enmarcados también en la
metodología de “microtejido” urbano, es decir, no hacer grandes proyectos de construcción de
vivienda, sino proyectos que solucionen problemas puntuales de vivienda en sitios específicos.
Bajo los parámetros anteriormente descritos y con la complementariedad de las adecuaciones
barriales en aquellos lugares donde se construya vivienda nueva.
Incentivaremos la construcción de viviendas en altura moderada, de acuerdo con el contexto
urbano, que permitan el diseño y la construcción de hábitat doméstico y espacio urbano de
calidad, para garantizar la optimización del espacio y asegurar un urbanismo de alta calidad.
Además de que en un importante número de proyectos buscaremos que EPM contribuya a
disminuir los costos mediante una reducción en el valor de la construcción de las redes de
servicios públicos.
Así mismo, ligado a la construcción de vivienda social, diseñaremos una política de atenuación
de riesgos donde las familias evacuadas de zonas peligrosas sean postuladas para el acceso a
subsidios de vivienda de manera prioritaria, y las viviendas con afectaciones sean demolidas y
sus terrenos intervenidos ambientalmente.
141
alcalde
Legalización y mejoramiento.
En segundo lugar se encuentra la legalización de viviendas. Este aspecto ligado también a la
disminución del riesgo en las viviendas ilegales que hoy se asientan sobre terrenos peligrosos e
inestables. Es por eso que proponemos en primer lugar, la continuación a través de ISVIMED del
reconocimiento de estas viviendas que se asienten sobre predios adecuados, y el
acompañamiento técnico para el mejoramiento de las condiciones de las físicas con el fin de
alcanzar una vivienda digna.
En segundo lugar, proponemos que, el proceso de legalización debe ser también para la
reducción del riesgo sobre familias asentadas ilegalmente en predios que representan un
peligro para su integridad. Debe en estos casos empezarse todo un proceso para el
reasentamiento, con procedimientos técnicos y rigurosos (evacuación y reasentamiento) pero
que no pasen por encima de la integridad y dignidad de las personas.
Recuperación del Centro.
Cuando hablamos de recuperación del Centro estamos proponiendo seguir con la ruta
proyectada en el Plan BIO 2030, el cual marcaba una guía para los grandes proyectos de
construcción de vivienda alrededor del río Medellín. Es una responsabilidad vital volver
alrededor de nuestro y no continuar maltratando nuestras laderas expandiéndonos hacia ellas,
lo cual también representa un riesgo para muchos habitantes, riesgos que la administración
está obligada a mitigar. Este es el modelo que proponemos, una ciudad compacta centrada en
el eje del río. Siguiendo está lógica, esta propuesta consta del impulso de proyectos de
construcción de vivienda en altura pero con calidad alrededor del río Medellín, como eje
articulador de nuestra ciudad.
Se va a tener en cuenta las incidencias que estos proyectos de vivienda van a tener,
especialmente, en la movilidad. De allí la importancia de consolidar un sistema integral de
transporte público diversificado y del incentivo a los medios alternativos de transporte. Así
mismo, junto con estos proyectos de vivienda se plantearán obras complementarias de espacio
público, de salud, de educación, de deportes, de cultura, y de comercio en el centro y alrededor
también del río con el fin de suplir esta nueva demanda raíz de la nueva vivienda.
Nuestro sueño es una ciudad compacta y sostenible, donde en un mismo punto las personas
puedan habitar, trabajar, estudiar, convivir, recrearse, y demás beneficios que trae la vida en
comunidad; con facilidades de transporte público, integral y sostenible.
142
alcalde
Espacio público
El espacio público es el punto de encuentro de toda la ciudadanía, y aquí comparten personas
de todas las clases socioeconómicas, de todas las edades, culturas, religiones, modas y toda la
variedad de personas que pueden habitar en una metrópolis digna de este nombre. Desde
grandes eventos públicos con masiva asistencia de personas, hasta recorriendo al ciudad a pie o
en bicicleta, el espacio público es el lugar donde se comparten todo tipo de formas de pensar,
opinar, amar y ver el mundo y la ciudad. Este es también escenario de las alegrías, glorias,
tristezas y tragedias de una ciudad entera, es el lugar que comparten todos los medellinenses,
donde se deben sentir como en casa, pues la ciudad es su hogar.
Es por eso que es inconcebible que este espacio de lo que debe ser su casa, sea un espacio para
la inseguridad, la contaminación, la incomodidad y la inclemencia social. No es posible que el
ciudadano, lejos de ser un habitante de la ciudad, se aleje del espacio público en vez de ir hacia
él. El espacio público debe ser un lugar que motive su uso y su disfrute, para con ello tener una
ciudad más incluyente, plural y consciente de la otra persona que sujeto de derechos y de
respeto. El espacio público, al ser el espacio más democrático que puede existir en la ciudad, es
foco de desarrollo del sentido de civilidad y pertenencia por un espacio, en este caso, por
Medellín.
De allí proviene la responsabilidad de la administración por mantener y crear un espacio público
que estimule a los ciudadanos usarlo, a salir a la calle y encontrarse con otros ciudadanos
diferentes a él, pero en un espacio propicio para la compartición de pensamientos e ideas , un
espacio para la convivencia y para la paz. Un espacio público digno es también generar una
ciudadanía digna, con pertenencia y empoderara de su ciudad. Hacia esto debemos avanzar, si
queremos formar un ciudadano en todo el sentido de la palabra, un habitante de la ciudad,
debemos pues crear y mantener un espacio correspondiente a la ciudad que CREEMOS.
Medellín cuenta con la subsecretaría de Espacio Público y Control territorial. Adscrita a la
Secretaria de Gobierno de Gobierno y Derechos Humanos. Esta dependencia en los últimos diez
años ha crecido en su planta de funcionarios, funciones, capacidad logística y numero de
contratistas. Esto refleja la importancia y labor estratégica en que deviene progresivamente la
gestión del espacio público para la ciudad, en cuanto es elemento estructurante de lo urbano y
proveedor de valor –Tendencia global–. En la medida que la ciudad crezca aumentará aún más
su relevancia.
Actualmente se cuenta con 300 unidades para toda la ciudad donde se cuenta con una buena
cantidad de mujeres y personas mayores. Pero debido al progresivo deterioro en la relación
pública con distintos usuarios del espacio público, la labor de control se ha visto debilitada.
Similar suerte han corrido temas y funciones de relevancia estratégica para la mejora del
espacio público y el aumento de su capacidad para la generación de valor a la ciudad, como lo
es por ejemplo la reducción significativa que han sufrido los equipos de control subsidiario para
el control ambiental –comparendo ambiental-, el apoyo en el tratamiento de la problemática de
habitante de calle, el desarrollo del ornato y el aseo, como la regulación de la publicidad exterior
visual.
143
alcalde
En cuanto al control de la publicidad exterior visual el comportamiento y desempeño ha sido
similar. Se ha tenido innumerables falencias. Se desmontaron o abandonaron procesos exitosos,
lo que concluyó en una gran congestión administrativa. No se cuenta con el personal calificado
técnica y jurídicamente. Los aspectos particulares de este ámbito (evaluativos y técnicos)
requieren grupos interdisciplinarios (Ingenieros, Arquitectos y Abogados). También es muy
importante destacar que una estrategia con altos rendimientos en eficiencia administrativa y
gestión política y social del tema radicó en la creación del pacto de responsabilidad empresarial.
Ello permitió caracterizar adecuadamente la capacidad de las distintas empresas dedicadas al
tema, como la coordinación y establecimiento de normas, procesos, comportamientos y valores
para el uso de la publicidad exterior visual. Este avance se ha perdido. El componente
administrativo lo desatendió, no da trámite a los procesos de registro, no adelantan procesos
sancionatorios para aquellas empresas o personas naturales que instalan publicidad en
contravía de los preceptos legales, y tienen un retraso en solicitudes de, en algunos casos,
aproximadamente un año.
Sin duda, debe evitarse que el espacio público siga obedeciendo, como en ocasiones sucede, a
intereses personales o politiqueros; y debe garantizarse que el sentido y valor de ciudad
siempre ha de estar por encima de cualquier decisión que en la materia se adopte.
Ante la amenaza de pérdida del sentido mismo de la ciudad como espacio de relación y
convivencia entre todos los que la habitan, surge con fuerza en los últimos años el concepto del
derecho a la ciudad. Dicho derecho implica el derecho a hablar, verse y habitar la ciudad. La
ciudad se habita en el día a día y el lugar donde transcurre lo público y lo urbano es el espacio
público. Por tanto la ciudad y su espacio público homologan la ciudadanía. Su mala gestión y
desarrollo la debilitan, la erosionan.
Una ciudad democrática propende a la participación democrática en el planeamiento de la
ciudad y sus espacios habitables: derecho de los ciudadanos a participar directamente en la
planificación y producción de los espacios en los que se desarrolla la vida cotidiana por medio
de diferentes formas del urbanismo participativo y de la producción social del hábitat.
En materia de desarrollo urbano y el posicionamiento de las ciudades se debe hacer buen recibo
de la noción de lo “glocal”. Esto es: lo local genera valor, valor que se proyecta en el contexto
global (pensar local, actuar global). Gestionarlo debidamente el espacio público local genera
valor de ciudad y, a su vez, permite generar posibilidades de posicionamiento global.
La nueva concepción de los espacios urbanos, plantea la posibilidad de explorar el crecimiento
hacia adentro, haciendo la ciudad integralmente limpia y compleja, propiciando el mestizaje de
los usos del suelo, ganando en densidad para facilitar el mantenimiento, y generando espacios
verdes en forma de parques y jardines que actúen como pulmones para la ciudadanía, donde se
pueda vivir, trabajar, y alcanzar los servicios necesarios para mejorar la calidad de vida.
144
alcalde
CREEMOS en un Espacio Público democrático, equitativo y seguro como herramienta de
cohesión e integración social y territorial.
Como medidas y propuestas que se pueden liderar en el gobierno, para la gestión del espacio
público, se pueden presentar:
- Restituir del enfoque social que se venía desarrollando en la subsecretaría hasta hace
pocos años. Es necesario fortalecer los programas que propenden a la reducción del empleo
informal y a su vez reconocer la ocupación del espacio público como efecto de una baja
calidad de vida de sus habitantes. Se deben plantear posibilidades para la disminución de la
ocupación intensa del espacio público por una sola función lo que conlleva al deterioro por
carencia de diversidad y mestizaje de la función del espacio.
- Constituir pactos ciudadanos colectivos para la gestión del espacio público, en dos
sentidos:
A. Promover los pactos normativos con los usuarios agregados e intensos con el espacio
público como lo son las asociaciones de venteros informales y el gremio empresarial de la
publicidad exterior visual.
B. Fortalecer las iniciativas de apropiación por vecinos y actores barriales del cuidado y
gestión de los parques y las zonas comunes de encuentro e interacción
- Redistribuir los recursos asignados a la subsecretaría y fortalecer los equipos que
diversifican el control sobre ámbitos significativos para la constitución de cadenas de valor
fuertes. El cuidado medioambiental y la reducción de deterioro de la calidad de los
territorios y de los habitantes de calle.
- Objetivar las condiciones para el ejercicio de la función pública de control del espacio
público en los territorios. Son labores arduas y requieren capacidad académica y física.
- Auscultar la posibilidad de la descentralización de la función de control y gestión del
espacio público, no solo en las labores de control y operación, sino de su gestión.
- Institucionalizar la mesa de gestión del espacio público. Distintos actores institucionales
con un plan de trabajo articulados a los proyectos banderas estratégicos de la ciudad y del
enfoque político del gobierno.
145
alcalde
Medio ambiente
Sin duda, para hablar de ciudad se requiere, necesariamente, hacerlo de una manera integral; y
hacerlo de una manera integral implica ver la ciudad no como una entidad aislada y
descontextualizada sino, por el contrario, mirarla como una unidad de fines ciudadanos que
pueden y deben ser considerados desde múltiples y variadas perspectivas. Se deben entender
las ciudades como organismos que consumen productos, materias primas, recursos naturales,
etc.; y a su vez generan otros productos y subproductos, desechos, residuos de todo tipo. Es el
manejo que se le da a estos sub productos la clave para la sostenibilidad de una ciudad.
Así como para hablar del hombre debemos hablar de su circunstancia, aquella sin la cual el
hombre, difícilmente se puede concebir, para hablar de ciudad también es necesario hablar de
su contexto, de su medio, de su ambiente, aquél dentro del cual la ciudad es y está. Una ciudad
depende entonces de su medio ambiente, de su forma de relacionarse con el entorno, con la
tierra.
Nosotros creemos en una ciudad enmarcada en el desarrollo sostenible, la cual debe ser
entendida como un proyecto común, de todos y para todos, donde lo primero sea la gente,
donde como sociedad podamos crecer y desarrollarnos, social, cultural y económicamente, con
considerables y evidentes mejoras en las condiciones de vida de todos sus habitantes; creemos
en una ciudad que avanza, pero una ciudad que lo hace de manera responsable, consciente y en
equilibrio con el medio ambiente, aquél que el día de mañana le permitirá seguir proyectándose
hacia el futuro. Porque es eso lo que está en juego, es el futuro, el nuestro y el de nuestros hijos,
y el de todas las demás generaciones.
Creemos en, y queremos, una ciudad que se preocupa y ocupa de su presente, pero que no
hipoteca el futuro de las generaciones venideras. Creemos en la necesidad de cuidar el medio
ambiente y en el compromiso que debe haber por parte de los sectores de la sociedad, y de las
administraciones públicas particularmente, para propender por un desarrollo de una ciudad
sostenible, responsable y amigable con ese medio ambiente, con sus recursos, con su aire, con
su tierra, y con su gente.
Se trata de un bien común, es de todos, y de ninguna manera puede entenderse como cosa de
nadie. A todos nos pertenece, y todos debemos protegerlo. De él dependemos. Cuidémoslo
entonces, y hagámoslo desde ya. No dejemos que hablar de medio ambiente se convierta en un
simple asunto o discurso de un sector de la población, convirtamos la protección del medio
ambiente en un estilo de vida, en una extensión de la cultura metro.
Porque nos preocupa que no seamos lo suficientemente conscientes para darnos cuenta que en
muchas ocasiones nos convertimos en una sociedad que se enceguece dentro de su propia
dinámica de crecimiento. Consumos sin medida y actividades sin control, por ejemplo, sumado
a una gestión ineficiente o ausente en esta materia
146
alcalde
ambiental, infortunadamente, hacen que exista la posibilidad de una ciudad no sostenible
durante el tiempo.
No podemos ser egoístas. Si bien el ambiente con todos sus recursos y todas sus riquezas es un
medio que la misma naturaleza nos ha dado, debemos cuidarlo, saberlo tratar, porque si bien
como seres humanos y como sociedad tenemos muchas necesidades (infinitas por lo cierto) y
nos podemos servir de él para satisfacerlas, ese medio, por el contrario, no es infinito, es finito,
se acaba y de hecho lo estamos acabando.
Tenemos entonces un reto, y es un reto humano. Debemos encontrar cada vez más y mejores
maneras de aprovechar y relacionarnos con nuestro medio ambiente, estas deben ser las más
eficientes en pro de mantener un equilibrio entre lo estético y lo práctico, sin perder de vista
nunca el objetivo y el propósito al que se quiere llegar. Esa es una necesidad, y contamos con
otro medio o instrumento, y es la inteligencia del hombre, su capacidad de innovar y replantear
la creatividad que genera tecnología. Hagamos de estas herramientas una oportunidad para
seguir aprovechando nuestros recursos sin caer en su instrumentalización indiscriminada.
Ahora, hablar de medio ambiente implica referirse a múltiples factores que hacen parte y
componen esa circunstancia, ese contexto natural dentro del cual se encuentra la ciudad. Hablar
de medio ambiente no se puede quedar en una simple mirada o en un concepto global y bonito
por lo demás, como es el de ciudad sostenible. Esa sostenibilidad se debe materializar en
asuntos puntuales. Estas reflexiones se deben llevar a la práctica. Estas ideas deben servir para
analizar situaciones concretas. Y sin embargo, ello no es suficiente, se requieren decisiones,
compromisos, propuestas y acciones.
Sabiendo de entrada que nos podemos quedar cortos, a continuación se proponen algunos
temas relativos a la materia que tratamos con unas ideas propositivas al respecto.
Recursos Hídricos.
El mantenimiento y sostenimiento de las quebradas de Medellín y del Valle de Aburrá limita
peligrosamente con la inexistencia. Partiendo de entenderlas como ejes estratégicos y dados
para el desarrollo de la comunidad a través de la ejecución de proyectos ambientales y
urbanísticos, proponemos:
• Revivir el Programa Mi Rio, que buscará concientizar a las personas sobre la importancia de
buenos hábitos y necesidad de manejar correcta y eficientemente el recurso del agua para
la apropiación de nuestras cuencas y quebradas mediante el aprovechamiento de sus
riberas y espacios. Este proyecto debe contar con una participación directa tanto de la
Alcaldía de Medellín como del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia. Debe
ser de coordinación interinstitucional.
147
alcalde
• Es importante tener en cuenta que de nada sirve tener las mejores plantas de tratamiento
si algunas industrias de la región siguen descargando al río, sin ningún control, todos sus
desechos tóxicos. Esta situación es muy común en Envigado, Itagüí y Medellín. Se debe
tratar el tema seriamente con el resto de municipios del Área Metropolitana del Valle de
Aburrá, así como con los municipios donde más se presenta esta problemática y buscar
soluciones conjuntas
• Es importante elaborar y/o reglamentar los PIOM (Plan Integral de Ordenación y Manejo)
de las quebradas y ejecutarlos, como una primera fase lógica y practica antes de comenzar
a hablar de intervenciones de gran envergadura y complejidad como parques del rio, pues
son los afluentes del Rio los que hay que recuperar antes que sus bordes; de lo contrario
tendríamos un hermoso parque al lado de una cloaca. Que las quebradas no sigan siendo
botaderos de residuos ni sitios reconocidos por sus malos olores. Esto podría incluso verse
como oportunidades de empleo embellecimiento y recuperación de lugares de nuestra
ciudad, generando afecto hacia ellos por parte de los habitantes. Además de contribuir para
evitar inundaciones producto de desbordamientos de quebradas, lo cual debe ir de la mano
de un cuidado a la red de alcantarillado y de la recuperación de los retiros de quebradas, así
como el cumplimiento de las canteras en el respeto por los retiros y los nacimientos.
• Desarrollar proyectos que controlen la torrencialidad de algunas de las quebradas que más
desastres han provocado en el pasado.
• Continuar la compra de tierras de Piedras Blancas-Parque Arví, como mandato del Concejo
de Medellín desde el año 1.918, en lo que tiene que ver en conservar las cuencas que
abastecen de agua a los municipios del Área Metropolitana. Además de cumplir con las
disposiciones sobre patrimonio arqueológico de Piedras Blancas, pues la cuenca fue
declarada bien de interés cultural y monumento nacional. Se desarrollará en esta área el
turismo cultural y de la naturaleza, interviniendo el territorio y su vegetación con el fin de
acrecentar su calidad estética y visual y amoblándolo para el aprovechamiento de sus
riquezas naturales, paisajísticas y arqueológicas.
• Apoyar programas de ahorro de agua y de energía y de uso de fuentes energéticas no
convencionales, particularmente de energía solar.
• Avanzar en el programa de descontaminación del rio de Medellín72 y desarrollo de plantas
de tratamiento.
Un problema de salud pública, en eso se había convertido el río Medellín a finales del siglo veinte; la
contaminación del agua generaba fuertes olores y enfermedades que empeoraban la calidad de vida de los
72
habitantes del Valle de Aburrá. Conscientes de que había que hacer algo, desde el año 1966, Empresas Públicas de
Medellín (EPM) empezó a trabajar en el saneamiento del río.
148
alcalde
Manejo de Residuos.
Es un tema sobre el cual falta concientización y educación, del que pocas personas conocen y, sin embargo, un
asunto donde falta mucho por hacer. Un ejemplo claro es que los residuos domésticos como los aceites, van a parar
al alcantarillado o al relleno sanitario, sin ningún tratamiento o proceso adecuado para el manejo de estos
desperdicios. Pensar en el aprovechamiento de los desperdicios domésticos debe ocupar parte esencial de
nuestras agendas.
Sólo Medellín, para el año 2005, aportaba más de 7.000 toneladas diarias de escombros, incluso más cantidad de la
que se genera de residuos ordinarios (2.250 ton/día). Con la redensificación a la que se enfrenta la ciudad y en
general todo el Valle de Aburrá, estos residuos aumentaran exponencialmente, por lo tanto es imperativa la
búsqueda de soluciones. Este gran volumen de residuos a almacenar, recolectar, transportar y disponer, son
residuos que por sus características fisicoquímicas, tienen o implican afectaciones ambientales, principalmente en
la ocupación de grandes espacios en su vertido y la degradación del paisaje, impactando el suelo, el aire y el agua
principalmente. Ahora, un porcentaje muy alto de los residuos de construcción son aprovechables, casi el 40% de
estos se pueden reutilizar, reciclar o convertir en nuevos productos. En esta medida pensamos en:
• Establecer políticas para fomentar la educación ambiental que sensibilicen a la población
sobre la necesidad de hacer unos manejos responsables de los residuos sólidos y líquidos
tantos domiciliarios, comerciales e industriales.
• Crear plantas de tratamiento, disposición y reciclaje. Se apuntaría pues a una planta de
tratamiento y disposición de escombros también que contribuya a la reducción del impacto
ambiental negativo por la inadecuada disposición de escombros y desechos de
En la década de los 80, una firma consultora contratada para saber cómo volver a darle vida al río Medellín concluyó:
‘para que ustedes puedan recuperar sus quebradas y su río, debe recoger y transportar agua residuales a cuatro
puntos, tratarlas y luego regresarla a su cauce. Construya una planta en Itagüí, una en Bello y dos más al norte’. ¿En
qué vamos? Hace 15 años pusimos en operación la primera planta, la de San Fernando y dentro de unos meses
entregaremos la de Bello, la más grande de todas; esta va a recibir las aguas residuales de Medellín y Bello. Es decir,
que en agosto o septiembre del 2016, el 95 por ciento de las zonas que EPM atiende, va a contar con tratamiento de
aguas residuales. Ahora, el tramo entre Caldas y La Estrella no está incluido en el proceso, por tal razón, EPM firmó
un convenio con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá para que en el 2018 ya esté construida la infraestructura
que amplíe la cobertura hasta Caldas. En ello hay que avanzar definitivamente.
Pero de nada sirve tener las mejores plantas de tratamiento si algunas industrias de la región siguen descargando
al río, sin ningún control, todos sus desechos tóxicos. Esta situación es muy común en Envigado, Itagüí y Medellín.
Para tratar de mitigar un poco esta problemática, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Ambiente y
Desarrollo Sostenible, expidió el pasado 17 de marzo la Resolución 0631 de 2015, la cual actualiza la norma que
establece ‘los parámetros y los valores límites máximos permisibles en los vertimientos puntuales a cuerpos de
aguas superficiales y a los sistemas de alcantarillado público’. Hay que avanzar en el control.
149
alcalde
construcción, generando eficiencia económica e innovación de productos para la
construcción con base en el reciclaje de los mismos sin contaminación en el proceso. Otra
oportunidad para la generación de empleo directo e indirecto, y para vincular a las
universidades y centros de investigación para el mejoramiento de los procesos y el
desarrollo de nuevos productos.
• Fortalecimientos de campañas masivas permanentes sobre educación ambiental
orientadas al manejo y disposición de residuos sólidos y separación de la fuente (orgánicos
y no orgánicos) para su aprovechamiento.
• Implementación de tecnologías de última generación que permiten incorporar los
desechos orgánicos a procesos productivos que los convierten en insumo para producción
de etanol y de energía eléctrica, desestimulando los rellenos sanitarios.
• Fortalecimiento de las asociaciones de recuperadores históricos y de oficios aplicando el
acuerdo municipal 046 de 2007 que fomenta la recuperación de residuos sólidos, con un
enfoque productivo y saludable que permita la inclusión social, visibilización y
dignificación de personas recuperadoras y recicladoras.
• Crear una planta para la disposición y tratamiento de escombros.
• Desarrollar instrumentos para el diseño y construcción de viviendas y edificaciones
ambientalmente sostenibles; incluyendo la creación de una norma técnica de construcción
sostenible para acceder al sello ambiental municipal en el que se promueve la eficiencia
energética y las energías renovables además de incorporar el reciclaje en los procesos de
construcción.
Calidad del Aire.
Reconociendo su importancia y su directa relación con la calidad del ambiente y la salud de las personas, CREEMOS
se debe:
• Aplicar la normativa existente de controles de gases móviles e industriales y de vehículos.
Estos deben vigilarse con rigor y no permitir que la normatividad se siga desconociendo con
certificados técnicos que en ocasiones se consiguen en el mercado o a cambio de algunos
pesos
• Avanzar en mejorar la calidad de combustibles para disminuir los riesgos de
contaminación de la ciudad.
• Promover el sistema integrado de transporte público SITP eficiente, económico, seguro, de
calidad y amigable con el medio ambiente.
150
alcalde
• Analizar la viabilidad de implementar un cobro o un impuesto por contaminación a los
vehículos convencionales. E incentivar el uso del gas natural y la energía eléctrica. Explorar
la posibilidad de importación y ensamblaje de este tipo de vehículos.
• Avanzar en la generación de espacios para mecanismos de transporte como la red de
ciclorutas y la red caminera.
• Avanzar en la peatonalización de sectores del centro de la ciudad.
• Flexibilización de horarios de empresa privada y pública, y promoción del teletrabajo.
• Cumplimiento estricto de normatividad y protocolos ambientales y urbanísticos sobre el
control de emisiones contaminantes auditivas por parte de establecimientos comerciales y
públicos y la protección sonora de los espacios públicos.
• Campañas masivas de prevención sobre los efectos nocivos del ruido en la salud pública.
Reforestación, Cerros Tutelares y Cinturón Verde.
Partiendo del reconocimiento de estos cerros como espacios privilegiados y pulmones de
nuestra ciudad, consideramos necesario:
• Programas de reforestación con árboles y arbustos nativos de Medellín en diferentes
laderas y lotes dentro de la ciudad, que puedan llegar a convertirse en áreas protegidas
urbanas. Este proyecto debe ir acompañado de un plan para adquirir los terrenos o en su
defecto plantear otras alternativas para el manejo de los mismos, tales como el comodato y
el pago de incentivos forestales.
• Reforestación masiva de los cerros tutelares de Medellín. Se debe dotar de herramientas
legales a la Secretaría de Medio Ambiente para la adquisición de los terrenos que
conforman los cerros tutelares o en su defecto los incentivos a los propietarios, con el fin de
protegerlos como patrimonio ambiental de la ciudad. Cuando se tengan los predios se debe
proceder con la reforestación y el diseño de intervenciones ambientales y urbanísticas con
impacto social.
• El cinturón verde debe ser una apuesta de ciudad que se acomoda y es coherente con un
concepto de una ciudad que crece ordenadamente mirando hacia su rio en vez de darle la
espalda, creciendo desorganizadamente hacia las laderas. Pero se requiere que este
cinturón sea verde. Esta zona de reforestación o protección, como está consagrada en BIO
2030 debe
151
alcalde
comprender la compra de predios y la consecuente siembra de árboles nativos del Valle de
Aburrá. Debajo de la zona de protección, debe ser constituida una zona de transición que
comprenda los equipamientos urbanos que se requieran en las comunidades a intervenir,
así como senderos peatonales y espacios de integración y esparcimiento que se consoliden
como muro urbano del cinturón verde. Finalmente, debe ser impulsado una urbanización
planeada y ordenada de la zona urbana y habitacional que actualmente existe en las laderas
de la ciudad.
• Considerar hacer de los cerros Nutibara y Volador parques naturales: dos Parques Naturales
en donde convivirían diferentes dotaciones y centros de investigación, cultura y recreación
tales como: Parque Natural, Museo arqueológico In situ, Estación Biológica, Centros
culturales para el reconocimiento histórico y la conservación de patrimonios naturales y
culturales tangibles e intangibles, la recreación pasiva y activa, la convivencia ciudadana, la
generación de empleo para la comunidades aledañas, el espacio público de alta calidad y
dos atractivos turísticos de la mayor importancia para locales y visitantes, posicionados y
reconocidos por su eficiencia en la prestación del servicio que les obliga su vocación de
espacio público al servicio de toda la comunidad, además de ser Zonas protegidas, con las
precauciones y consideraciones que comprende esta declaratoria.
Buscamos definir y entender el rol de los Parques Naturales Cerro el Volador y Cerro
Nutibara en el ámbito arqueológico, ambiental y recreativo, así como la visualización de su
desempeño futuro como organizaciones estructuradas con base en la generación de valor,
cuya sostenibilidad garantice la protección de ambiente y la educación ciudadana, a partir
de prácticas y metodologías que garanticen su conservación y permanencia en el tiempo.
Partimos de la certeza de que en la actualidad, todo proyecto cultural debe involucrar la
naturaleza sustentable y el patrimonio al servicio del disfrute y de la educación ciudadana,
además de ofrecer una renovadora mirada sobre el uso ideal de los patrimonios en función
del desarrollo integral de una comunidad. Creemos que pocas ciudades del mundo tienen
el privilegio de contar con dos cerros declarados Parques Naturales en medio de la zona
urbana y pretendemos poner estos patrimonios, de una vez por todas, al beneficio de la
educación, la recreación y el desarrollo turístico, en condiciones de dotación y servicios de
excelencia comparables con los mejores parques naturales del mundo.
Desarrollaremos un modelo de administración e ideas para un Plan de negocios que
posibilite la permanencia de estos parques al servicio de la comunidad en todos sus
aspectos patrimoniales, naturales y sociales, fortaleciendo estos espacios con contenidos
pedagógicos, sentido y espíritu ambiental.
152
alcalde
Calentamiento global:
El calentamiento global es el problema más grave de sostenibilidad ambiental que enfrenta la
humanidad y es causado por las emisiones de gases de efecto invernadero, que sin importar el
compuesto son referidas a equivalentes de dióxido de carbono (CO2), por ser el más conocido
de la familia. Según los científicos del panel del cambio climático, debe evitarse la acumulación
de un trillón de toneladas equivalentes de C02 para evitar el aumento de 2 grados centígrados
en la temperatura promedio del planeta, umbral que representa una grave amenaza a la vida
marina, y por tanto a la humanidad. Si seguimos así, este umbral será alcanzado en el año 2040,
y para evitarlo se debe lograr una reducción de emisiones del 2.5 % anual, a partir de ahora.
Medellín ha jugado un papel importante con proyectos replicables por otras ciudades, que
permiten importantes reducciones en emisiones de CO2, y al mismo tiempo mejoran la
movilidad. Estos proyectos son el Metro, los sistemas de cables aéreos y ahora el tranvía de
Ayacucho, movidos con hidroelectricidad de baja huella de carbono, en sustitución de
combustibles fósiles de alta emisión. Pero cabe preguntarse si el proyecto del rio, sobre el cual
volveremos con mayor detenimiento más adelante, es consciente de este asunto.
Según datos técnicos, cada kilómetro que se construya de vía soterrada enviaría 140 Toneladas
de CO2 cada año a la atmósfera, solo por la energía requerida para operar, contribuyendo con el
cambio climático. Asumiendo que un árbol tiene la capacidad de absorber en promedio 10 kg
de CO2 al año (ONU), cada kilómetro de vía soterrada requeriría (solo la vía) 14000 árboles para
su compensación, mientras que en total, debido a las respectivas generaciones de energía y
emisiones, se requerirían alrededor de 42000 árboles por kilómetro. Ahora, no quiere decir que
todo túnel o soterramiento sea negativo o indeseado ambientalmente. Hay que mirar caso por
caso, analizar costos y beneficios para determinarlo. Pero hay que hacerlo, y con el rigor debido.
Por ejemplo, túneles como el de occidente que ahorran grandes recorridos y consumo de
gasolina, si son buenos negocios en términos de CO2 para la sociedad. Y si en todo caso se
deben hacer, pues se debe contar con el plan de mitigación y compensación correspondiente.
Me pregunto: ¿Parques del Rio lo tiene?
Otras propuestas
• Intervenir los ambientes citadinos que propician el desorden, la dejadez, el desaseo y la
desesperanza.
• Apoyar los Jardines Zoológico y Botánico en el desarrollo de un área común adicional,
extensa y dotada de vegetación y de fuentes naturales de agua, de modo que puedan
desplegar y exhibir en condiciones más naturales, la enorme riqueza biótica de Antioquia.
• Aumentar la arborización urbana atendiendo al aprovechamiento de la diversidad vegetal
colombiana, e igualmente cuidar las poblaciones de animales silvestres, particularmente las
aves que nos acompañan en nuestra ciudad y morada común; para esto dotaré los espacios
públicos, en los sitios indicados, de fuentes de agua limpia para las aves y lugares y
artilugios de anidación.
153
alcalde
• Desarrollar, en los barrios ambientes y paisajes de descanso, comunicación e integración
intergeneracional y que retrotraiga a los ciudadanos a la vida en comunión con la
Naturaleza.
• Avanzar desde la innovación hacia una eficiencia energética que parta desde la innovación
desde diseños alternativos o hasta bioclimáticos.
• Programas de reforestación con árboles y arbustos nativos de Medellín en diferentes
laderas y lotes dentro de la ciudad, que puedan llegar a convertirse en áreas protegidas
urbanas.
Pues bien, valga asegurar que ocuparnos de nuestro ambiente no es un gasto, no es solo una
necesidad, es una inversión. Estratégicamente estaremos evitando riesgos futuros, conservando
nuestro más grande tesoro, la naturaleza, y garantizando la vigencia y sostenibilidad de nuestro
hogar, de la ciudad que queremos, en la que soñamos y en la que CREEMOS.
Gestión del riesgo, prevención y atención de desastres
Actualmente la ciudad cuenta con un Departamento Administrativo para la Gestión de Riesgo
de Desastres (DAGRD). Creado en el año 2012 pero que fue modificado posteriormente en la
modernización realizada en el 2013 suprimiendo algunos cargos y creando otros.
Cuenta con dos subdirecciones, Atención de Emergencias y Gestión del riesgo y conocimiento.
Cuenta, además, con el cuerpo oficial de Bomberos de Medellín institución oficial responsable
de la atención de emergencias y desastres en la ciudad como entidad oficial, y con siete grupos
de socorro voluntarios que hacen parte del sistema, entre ellos Defensa Civil, Cruz Roja, entre
otros.
Adicionalmente se realizan de manera permanente análisis de riesgos de manera preventiva,
identificando zonas de riesgo posibles y planteando soluciones como mitigación al riesgo, esto
a través de la subdirección de gestión de conocimiento y su comisión técnica. Y se tienen
estrategias de fortalecimiento de los grupos sociales y comunidad para generar poblaciones
preparadas y resilientes.
154
alcalde
Propuestas.
• Reestructuración del DAGRD: es imperante la consolidación tripartita de los pilares del
Marco de Acción de Hyogo en el DAGRD mediante la creación de la Subdirección de
Conocimiento del Riesgo de Desastres, pues se continúa relegando el conocimiento desde
todo ámbito como elemento generador de líneas de acción para la reducción y para el
manejo de desastres. Actualmente, al ser integrado a la reducción del riesgo de desastres se
minimiza su trascendencia y no existe una plenitud de desarrollo conceptual necesario para
soportar una política pública bien consolidada, participativa, incluyente e integral de
gestión del riesgo para la Ciudad.
• Blindaje y fortalecimiento del Fondo Local para la Gestión del Riesgo de Desastres: es
necesario definir las fortalezas y oportunidades que se pueden alcanzar con estos fondos,
pues la oportunidad en los campos de la Cooperación Internacional y las Alianzas Público
Privadas – APP, serían entre otras, nuevas alternativas para el robustecimiento y
dinamización conforme a las necesidades de Ciudad. Así mismo se debe procurar que los
recursos aportados y adquiridos para el fondo sean destinados con prioridad al
fortalecimiento de las estrategias del conocimiento, de la reducción y del manejo de
desastres en toda la dimensión del Sistema Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres –
SMGRD.
• Entendimiento del Riesgo de Desastres. En este componente se genera el conocimiento
para la reducción y el manejo del riesgo de desastres. Se implementan acciones puntuales
sobre el reconocimiento de la sociedad y sus comunidades sobre los eventos acaecidos, las
condiciones actuales de su entorno y la proyección del mejoramiento para la Resiliencia
Social desde todo ámbito. En este sentido se soporta la creación de la Subdirección de
Conocimiento del Riesgo de Desastres como instancia articuladora de este propósito.
• Fortalecimiento de la política pública para la gestión del riesgo de desastres con la
vinculación de todas las entidades del nivel central y las descentralizadas, además de las
mixtas con participación de la Administración Municipal para la protección de la
comunidad, de lo público y la integración real y perceptible de la gestión del riesgo como
parte fundamental del concepto de Seguridad Pública. El alcance de este propósito no solo
se da desde lo jurídico legal con una articulación efectiva entre la Administración y el
Concejo Municipal, sino desde la directriz pragmática de conjugación de recursos y
capacidades alrededor de la consolidación de un Sistema Integral de Gestión del Riesgo de
Desastres. Adicional se podría buscar la inclusión de la figura de la Alianza Público Privada
como mecanismo de evolución y desarrollo en la corresponsabilidad de los preparativos y
manejo de los desastres, así como de la capacidad de resiliencia de la Ciudad.
155
alcalde
• Inversión en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia como catalizador del
conocimiento y las propuestas de reducción de desastres, llevados a nivel efectivo de
materialización de políticas y acciones directas con participación inclusiva de comunidades,
sectores productivos y grupos vulnerables no menos significativos (mujeres, niños, jóvenes,
ancianos y personas con movilidad diferente) buscando redundar de manera sistémica las
capacidades de recuperación, rehabilitación y reconstrucción. En este punto también
juegan un factor esencial los sistemas de nuevas tecnologías aplicadas a la construcción del
conocimiento, a la reducción de los desastres y al manejo de desastres. En este sentido los
sistemas de alerta temprana son fundamentales dentro del concepto de la ONU para la
procura del reconocimiento de una ciudad resiliente.
• Mejoramiento en la preparación para desastres en pro de una respuesta eficaz, y para
"reconstruir mejor" en la recuperación, rehabilitación y reconstrucción como producto,
alcance y meta de los procesos anteriores, donde la asociación solidaria conforma un
aspecto primordial de la articulación de los sectores público y privado, de las capacidades
comunitarias y de los sectores económicos y de otros agentes hasta ahora tímidos desde la
Cooperación Internacional y la creación de pares de Ciudad para la transferencia de
conocimiento. Hace parte fundamental las organizaciones comunitarias de base, los grupos
organizados, los grupos de voluntarios y los servicios de emergencia.
Los aspectos anteriores persiguen la consolidación de la política pública de gestión del riesgo
de desastres dentro de la líneas definidas por la ONU como elementos fundamentales para
continuar su evolución hacia el concepto de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (GRD =>
GIRD).
156
alcalde
vamos a
recuperar
nuestro
centro
alcalde
8. Vamos a recuperar nuestro centro.
El Plan de Intervención del Centro de Medellín como Proyecto Urbano Integral Especial para el
Centro de la ciudad, es un instrumento de gestión pública que debe hacer efectiva e integral la
acción y presencia institucional de la administración en el centro de Medellín. Es innegable que
hoy por hoy, en el centro de Medellín, se encuentran grandes problemáticas en las dimensiones
de seguridad, sociales, económicas y humanas.
El centro de la ciudad, como lugar de confluencia de la ciudad y con una población itinerante
diaria de más de un millón de personas, es lógico que sea también lugar de reunión de los
principales problemas que vive la ciudad en diversas esferas, especialmente en las que
conciernen a la seguridad y criminalidad traducida en mafias que se han apoderado del centro
de la ciudad, el empleo informal y su invasión al espacio público, infraestructura física, espacio
público y urbanismo, y problemas humanitarios, entendido ese último como habitantes de
calle, el cual va íntimamente ligado al orden de seguridad. Todos estos problemas como
producto del problema aun mayor, la constante ausencia institucional por parte de la
administración en el centro, la decisión política de hacerlo, y la ineficacia de sus acciones debido
a la falta de coordinación de las distintas dependencias de la administración.
Es por ello que el Plan de Intervención del Centro debe ser en diversos sentidos y en las
dimensiones donde la administración ha presentado problemas y ausencias. Acorde a la línea
de políticas que pretendemos presentar a la ciudadanía, la línea de la integralidad, se debe
presentar un Plan de Intervención del Centro o Proyecto Urbano Integral y Espacial del Centro
que contenga un paquete de programas para intervenir de forma integral, desde los diferentes
frentes, las problemáticas del centro, antes enunciadas. En todo caso, se debe partir de los
múltiples trabajos que sobre el centro de la ciudad ya se han realizado, y adelantar un trabajo
liderado desde la Administración pero junto con la misma comunidad, la academia y los
técnicos.
De acuerdo a lo anterior, el Proyecto Urbano Integral y Especial del Centro debe abarcar los
siguientes componentes:
Seguridad:
El centro de la ciudad, y más específicamente la Comuna 10 La Candelaria, es el lugar de la
ciudad que lidera los indicadores de criminalidad de la ciudad. En el 2014, solo el centro aportó
el 18% de los homicidios ocurridos en ese año, así como también el 37% de los hurtos a persona,
el 19% de los hurtos de motocicletas, el 13% de los hurtos de automóviles, el 25% de los hurtos
a establecimientos comerciales, el 18% de las extorsiones, y en resumen, el 25% de los delitos de
alto impacto que se cometieron en el 2014. El centro lidera todas las categorías anteriores. Es
claro que también que estos datos no corresponden a delincuencia común, sino principalmente
a grupos y estructuras delincuenciales que tienen presencia en el centro y que se lo reparten de
forma casi milimétrica. Y los cuales dominan no solamente la extorsión y los hurtos en el centro,
sino también la actividad de vendedores ambulantes, malabaristas de semáforos, prostitución y
explotación sexual, e incluso la presencia de habitantes de calle.
En el componente de seguridad para el Plan de intervención del centro se encuentran las
siguientes líneas:
157
alcalde
o Reacción, intervención y control.
o Prevención y disuasión.
o Inteligencia estratégica y operativa.
o Investigación criminal y justicia.
o Recuperación de espacios.
o Depuración administrativa.
Espacio público:
Para hacer una intervención integral del espacio público en el centro, se deben abarcar pues
varios aspectos que comprender en conjunto la significancia de este espacio en la ciudad.
Aspectos como la actividad comercial, la adecuación física y las dinámicas urbanas son las
determinantes para entender e intervenir el espacio público en un lugar tan complejo y diverso
como es el centro de la ciudad.
o Comercio: el comercio es la principal actividad que se desarrolla en el espacio
público del centro de Medellín. Regularla y darle sus espacios adecuados para
que conviva adecuadamente con los demás actores que hacen presencia en el
centro y en su espacio público es punto fundamental para este plan de
intervención.
o Comercio informal.
o Infraestructura para el comercio.
o Garantías para el comerciante.
o Revisión y gestión de las figuras de Bazares y Bulevares.
Adecuación física:
Esta adecuación debe consistir en la reestructuración física entendida desde reformas en
andenes, calles, separadores, bulevares, pasajes comerciales, alumbrado público, iluminación
de fachadas, monumentos, estatuas, parques y plazas, y demás espacios en los cuales sea
necesario, y aspectos físicos que hagan del espacio público un lugar agradable para el tránsito
peatonal y para el uso regular del ciudadano.
158
alcalde
Dinámica urbana:
Este componente va enmarcado en la necesidad de recuperar el espacio público para el
ciudadano, para la persona de a pie, quien es la llamada a apropiarse de estos espacios. Buena
parte de la responsabilidad de que se pierda el espacio público en la ciudad es debido a que el
ciudadano no se apropia de este como espacio de recreación, esparcimiento e intercambio.
Movilidad:
La movilidad es sin duda otro de los grandes retos para mejorar en el centro de la ciudad, donde
confluyen en un mismo espacio a una misma hora del día automóviles, motocicletas, buses de
servicio público, vehículos del Sistema integrado de Transporte y peatones, es por necesario que
este lugar se convierta en un espacio congestionado, más no necesariamente caótico con la
implementación de una adecuada cultura ciudadana. Los aspectos de este componente son:
movilidad sostenible, adecuación general de vías y aceras y peajes urbanos o cobros por
congestión.
Ambiental:
Cuando se habla de un componente ambiental no solamente se habla de una problemática de
basuras y desechos, sino también de la calidad del aire que se respira en el centro, un control
sanitario de todo tipo de establecimientos públicos presentes en el centro y también un control
de plagas: basuras y desechos,control sanitario, control de plagas.
159
alcalde
corregimientos
alcalde
9. Corregimientos
La ciudad de Medellín tienes 5 corregimientos: San Antonio de Prado, San Cristóbal, Santa Elena,
Altavista y Palmitas. Con una población total de 249.126 habitantes, de los cuales 119.193 son
hombres y 129.933 son mujeres (DANE 2015). Entre ellos constituyen el 72% del territorio
municipal.
Según el estudio calidad de vida año 2013 para Medellín, muestra que el promedio de calidad
de vida para las comunas es de 48.25% y para los corregimientos es de 40.52%. Se trata entonces
de un sector territorial, y también poblacional, que, sin duda y a lo largo de los años, ha estado
excluido de la atención e intervención de los gobiernos. Es un sector con el cual nuestra ciudad
tiene una deuda.
160
alcalde
Para comenzar a hacer de nuestra ciudad una Medellín incluyente, debemos pues comenzar por
incluir, desde nuestra visión y concepto de ciudad, a todos y cada uno de sus territorios, y luego
pasar a implementar una serie de acciones que permitan materializar esa articulación coherente
de estos territorios que tanto valor tienen y representan, entre otras cosas, en tradiciones y
oportunidades.
Algunas de estas acciones que en general deben planearse e ir dirigidas para todos los
corregimientos son:
• Mejoramiento, legalización, reubicación y restitución de vivienda urbana y rural para
habitantes del Corregimiento.
• Adecuación de sedes comunales descentralizadas.
• Construcción de una unidades deportivo-recreativas y socioculturales.
• Creación de unidades ecoturísticas en cerros tutelares y en sectores rurales de la ciudad.
• Mejoramiento de la oferta de instituciones y centros educativos.
161
alcalde
• Aumento en intervención por parte de instituciones públicas y privadas, en programas
preventivos, formativos, terapéuticos y de sensibilización, en consumo de sustancias
psicoactivas.
• Impulsar y fortalecer programas de educación superior, técnica y tecnológica para toda la
población.
• Expansión de los conocimientos corregimentales.
• Gestionar y desarrollar proyectos de promoción de salud y prevención de enfermedades
para la población del corregimiento.
Es fundamental articular los planes de desarrollo corregimentales con el Plan de Desarrollo
Municipal, en temas de gestión, seguimiento y evaluación.
NOTA: El componente rural y Campesino se desarrolla en el capitulo Medellín Digna en este
Programa de Gobierno.
Corregimiento de San Cristobal
Se encuentra ubicado en la zona noroccidental de Medellín, limita al norte con el municipio de
Bello, al sur con los corregimientos de Altavista y San Antonio de Prado, al oriente con Medellín
y al occidente con San Sebastián de Palmitas. Cuenta con gran parte del Cerro del Padre Amaya
y el AR Cerro el Picacho, lugares propicios para el senderismo y el avistamiento de aves. Posee
también un alto potencial para turismo rural ya que gran parte de su economía es la producción
de flores y frutas. Cuenta además con algunas trucheras. En la actualidad se vienen
desarrollando programas de producción limpia, aspecto importante para el desarrollo de un
turismo rural que incentiva la gastronomía de la región con el componente orgánico.
Según encuesta de Calidad de vida 2013, San Cristóbal cuenta con un total de 71,518
habitantes, de las cuales, 34,381 son hombres para un (48%) y 37,137 para un (52 %) de la
población total del Corregimiento; la mayor parte de los habitantes se encuentran en el estrato
2, esto es, 44,856 personas. El grueso de la población se encuentra en un rango de 20 a 49 años
con 35.615 habitantes lo que equivale al 49,7 % del total de la población
San Cristóbal –como borde de ciudad– es una franja de especulación inmobiliaria que se
disputa con el corregimiento San Antonio de Prado las tierras periféricas que se incorporarían a
los proyectos de vivienda de interés social, con un alto costo de movilización para los nuevos
pobladores entre el lugar de residencia, el trabajo y el abastecimiento de servicios urbanos.
Dichos asentamientos entran en choque o conflicto con el asentamiento rural o tradicional,
desbordando la capacidad de contención y supervivencia de éste. Por otra parte la expansión
urbana desordenada e invasión del espacio rural sin planificación, lleva a sobrecostos en la
provisión de servicios públicos, deficiencias en el transporte, una precaria infraestructura vial y
conectividad. (PDL San Cristóbal 2012)
162
alcalde
En la actualidad el Corregimiento tiene un total de 24.167 viviendas distribuidas en los estratos
1, 2 y 3 y 4 las cuales están habitadas únicamente por un (1) hogar. En el estrato 1 (bajo-bajo) se
ubican 2.889 equivalente a un 11,9%; en el estrato 2 (bajo) se encuentran 15.180 viviendas que
corresponden al 62,8%; en el estrato 3 (medio bajo), 6.013 viviendas con el 24,8% y en el estrato
4 (medio) ,85 viviendas correspondientes al 0,35%.
Por los nuevos proyectos de vivienda de interés social ejecutados principalmente en Ciudadela
Nuevo Occidente y la vereda Pajarito, puede observarse el alto número de unidades de vivienda
en la tipología de apartamentos, luego de que fuera clasificada como zona de expansión por el
Acuerdo 46 de 2006 de ajuste al plan de Ordenamiento Territorial de Medellín y el 90% de su
territorio fuera planificado para ser construido en urbanizaciones con vivienda de interés social
en altura. La transformación de esta vereda fue tal, que se han invisibilizado sus características
de ruralidad previas al proceso de urbanización. Igual suerte corre el sector de Pedregal bajo, ya
que muchos habitantes sostienen que todos los proyectos han sido inconsultos e impuestos,
pues no fueron sometidos a un proceso de participación ciudadana con la población local y han
resultado en procesos de vulneración de derechos de los pobladores de esta vereda.
Como indica el Plan Especial de Ordenamiento del Corregimiento, El proyecto de la Ciudadela
Nuevo Occidente, ha generado una sobredemanda de los servicios y equipamientos sociales
colectivos de salud, educación, infraestructura vial y peatonal, de servicios públicos,
especialmente de acueducto y alcantarillado, de aseo (por el notable incremento de residuos
sólidos), de cultura, de seguridad ciudadana, recreación y deporte y, en general, de espacio
público.
El impacto que la comunidad denuncia es que la gran mayoría de las familias a las que se les ha
asignado viviendas de interés social por parte de la Administración, han llegado de otros lugares
del Municipio, el Valle de Aburrá o de otros municipios del Departamento y del país, mientras
que en San Cristóbal se mantiene el déficit cuantitativo de vivienda para la población local.
La forma en como se ha habitado la Ciudadela Nuevo Occidente, ha generado reales problemas
de convivencia, baja tolerancia y una difícil vida en comunidad, pues no se han creado lazos de
solidaridad entre sus habitantes, no se sienten identificados con su entorno, ni han creado
sentido de pertenencia con el territorio; debido a esta problemática se hace necesario reforzar
programas enfocados a fortalecer la sana convivencia y un mejor manejo de su entorno,
fortalecimiento, creación y promoción de organizaciones sociales y comunitarias
Otro de los problemas más relevantes en el corregimiento de San Cristóbal, es el de los
recorridos territoriales y la interacción con la comunidad, quedan evidenciadas las
problemáticas en cuanto a movilidad y vías del corregimiento; vías demasiado estrechas y sin
señalización con alto tráfico de vehículos como es el caso de La Loma y la centralidad; falta de
conectividad y aislamiento de las veredas altas; aislamiento y deterioro de las vías de las veredas
atravesadas por la conexión Aburrá - Cauca
163
alcalde
La falta de conectividad en el corregimiento, hace que por su extensión, muchos sectores estén
aislados, como es el caso de las veredas altas, la vereda Picacho – Casa Fincas, los sectores de
Paraíso 1 y 2, La Huerta, La Loma; esta situación crea un fraccionamiento del territorio y genera
un proceso de no identificación, ni del desarrollo del sentido de pertenencia con el
corregimiento.
CREEMOS entonces se debe lograr mejorar las condiciones de vida de los habitantes del
corregimiento, fortalecer la oferta institucional y la gobernabilidad, y planear el desarrollo de
este territorio en lo urbano y rural.
Propuestas:
• Evaluar la construcción de una Unidad Deportiva en la Ciudadela Nuevo Occidente, así
como la intervención tipo de un boulevard en el parque principal del Corregimiento para la
recuperación del espacio público.
• Revisión de la necesidad de colectores de la quebrada La Iguana, y de las quebradas que
bajan de las veredas, la cárcel y Nuevo Occidente; adecuación de afluentes; manejo y
tratamiento de aguas residuales y aguas perdidas, construcción y mantenimiento de pozos
sépticos en la ruralidad; y manejo integral de residuos sólidos en el corregimiento.
• Mejoramiento de redes de alcantarillado para el saneamiento básico
• Fortalecimiento de la figura administrativa del corregimiento para asumir sus
problemáticas.
• Priorizar la inversión presupuestal en reasentamiento como Nuevo Occidente y Pajarito
que mejoren la vivienda, equipamiento y servicios públicos domiciliarios.
• Mejorar la conectividad vial entre las veredas, el corregimiento y la ciudad.
Corregimiento de Altavista
Este corregimiento está localizado al suroccidente de Medellín, limita al norte con el
corregimiento de San Cristóbal y el área urbana de Medellín, al sur con el municipio de Itagüí, al
oriente con la zona urbana de Medellín y al occidente con el corregimiento de San Antonio de
Prado. Dentro de sus hitos naturales se encuentran Las Cuchillas del Barcino y Piedra Gorda y los
Altos el Corazón y El Manzanillo que colindan también con el cerro tutelar Morro Pelón o Cerro
de las Tres Cruces. Estos escenarios son propicios para el senderismo y el avistamiento de aves.
Complementa esta oferta el turismo cultural asociado principalmente al Camino Patrimonial de
Guaca y demás sitos arqueológicos en la zona.
164
alcalde
Según información publicada por el DANE, la comuna 70 Corregimiento de Altavista para el año
2014 cuenta con 34.977 habitantes de los cuales. 16.815 son hombres y 18.162 mujeres.
Altavista cuenta con 2.741 hectáreas, presenta un poblamiento discontinuo por su morfología,
lo que conlleva a la subdivisión de este territorio en cuanto a grandes sectores: San José de
Manzanillo, Altavista Central, Aguas frías y el Corazón – Morro. Entre estos sectores no existe vía
de comunicación, teniendo en consecuencia, una marcada fragmentación funcional del mismo
con efectos en el relacionamiento de las personas.
Si bien los habitantes de los cuatro sectores Pueden acceder a algunos servicios sociales y
comunitarios, la situación Generalizada para el Corregimiento es la concentración de los
servicios administrativos y de salud en la parte Central de Altavista; esta situación genera
limitaciones en el acceso a los mismos, pues implica que los habitantes tengan que trasladarse
hacia otros sector de la ciudad, tales como la comuna 16 Belén y la comuna 13 San Javier.
La cercanía con la ciudad ha convertido a Altavista en una área utilizada para la expansión
urbana, particularmente en la parte baja del corregimiento, con consecuencias sobre el uso
tradicional del suelo, las dinámicas cotidianas de los habitantes y las condiciones ambientales;
las personas de Altavista en los últimos años, han tenido que acostumbrarse a convivir con
urbanizaciones cerradas y construcciones de mayor altura en las diferentes entradas al
corregimiento, que representan una transformación drástica para sus desplazamientos,
costumbres, territorios e imaginarios.
La existencia de una sola vía de acceso y salida para cada sector dificulta la movilidad y la
circulación de la población, siendo común que las personas se relacionen más con otras zonas
de la ciudad que con su entorno inmediato. Lo anterior tiene como consecuencia una falta de
articulación al interior del corregimiento que genera problemas de orden social, tales como
insuficiente integración de las comunidades, dispersión en la toma de decisiones,
debilitamiento de la participación en distintos procesos y la falta de elementos para construir
una identidad corregimental y fortalecer el sentido de pertenencia de quienes habitan Altavista.
Las limitaciones por el desplazamiento desde el corregimiento hacia otros sectores de la ciudad,
tanto por las condiciones económicas de las familias como por el aislamiento de los habitantes
en términos de conectividad, restringen las oportunidades de la población de mejorar sus
condiciones de vida. Uno de los ejemplos representativos de esta situación se relaciona con el
acceso a la educación superior; al no existir oferta educativa para los niveles técnico, tecnológico
y universitario al interior del Corregimiento, los jóvenes estudiantes deben desplazarse
diariamente y con altos costos hacia otras zonas de la ciudad, en detrimento de las condiciones
económicas de las familias y como consecuencia en muchos casos, a la deserción estudiantil.
165
alcalde
El proceso de ocupación del Corregimiento está ligado de manera directa con la morfología del
mismo, de modo que la mayoría de las viviendas y de los espacios privados y públicos
construidos, se localizan en zonas que no son aptas para habitar o que no brindan condiciones
de seguridad y protección a las familias. Además muchas viviendas se encuentran sin legalizar.,
lo que pone a un número importante de familias del Corregimiento en situación de
vulnerabilidad social, económica y cultural.
Las condiciones físicas del territorio lo hacen apto para el desarrollo de actividades mineras, las
cuales se han venido desarrollando históricamente; sin embargo, tales actividades tienen un
alto impacto sobre los suelos del corregimiento que en la actualidad sufren un significativo nivel
de desgate. En este sentido, la recuperación y preservación de este recurso se convierte en
prioridad para las comunidades, aún en aquellos espacios abandonados por estas empresas.
Desde hace algunos años, la comunidad de Altavista enfrenta problemas de orden social
relacionados con temas de seguridad y convivencia, lo que pone a las familias en situación de
riesgo y genera intranquilidad para quienes habitan el corregimiento, aunque esta situación ah
mejorado persisten algunas situaciones. De allí, la necesidad de fortalecer los vínculos entre
pobladores y entre éstos y el Estado mediante procesos que garanticen la sana integración, la
cohesión social y la convivencia pacífica en esta zona de la ciudad.
Prouestas:
• Promover iniciativas, hábitos y prácticas saludables orientadas a mejorar la seguridad
alimentaria de la población del corregimiento.
• Formación en hábitos alimentarios saludables.
• Fortalecimiento de los restaurantes comunitarios para primera infancia, población en
situación de discapacidad y adulto mayor.
• Mejorar la calidad y oportunidad en los servicios de salud.
• Mantenimiento, adecuación y dotación de los escenarios recreo deportivos para los
diferentes grupos poblacionales.
Además de generar y fortalecer
programas
institucionales educativos y culturales articulados en todo el territorio para crear y fortalecer
encuentros de prácticas saludables, torneos y competencias recreo deportivas.
Implementar torneos internos en futbol, voleibol, básquetbol, incluyendo la participación
de la mujer.
• Promover la implementación de proyectos de promoción y prevención para lograr la
atención oportuna y eficaz en salud para todos los habitantes del corregimiento.
Promoción de la salud y prevención de la enfermedad para todos y todas.
166
alcalde
• Fortalecimiento del programa de rehabilitación en casa para personas en situación de
discapacidad, sin límites de edad y acorde al tipo de discapacidad.
• Promover estrategias que aseguren la inclusión, equidad y la garantía de los derechos de
protección social integral de los habitantes del corregimiento.
• Prevención y protección a los diferentes grupos poblacionales frente al abuso sexual, trata
de personas, embarazos a edad temprana y la violencia intrafamiliar. Creación y
fortalecimiento de programas de prevención y protección de niños y niñas frente al trabajo
y el abuso sexual. Además de fortalecer atención integral para la primera infancia.
• Desarrollo de investigaciones en arte, cultura, memoria y patrimonio del corregimiento
Altavista
• Rescate y esparcimiento
corregimiento.
de las prácticas campesinas y tradición popular del
• Conservación y restauración del patrimonio material del corregimiento.
• Fortalecimiento y promoción de las organizaciones, grupos y agentes culturales en el
corregimiento.
Corregimiento de Santa Elena
El corregimiento de Santa Elena cuenta con 18.025 habitantes (Encuesta DANE ), la distribución
entre hombres y mujeres para el corregimiento es muy similar. En términos porcentuales frente
a la población del municipio representan el 0,71% y 0,76% en hombres y mujeres
respectivamente. Su extensión es de 7.046 hectáreas, siendo el corregimiento con más
extensión rural de los cinco.
La Distribución de la Población del corregimiento según estrato es la siguiente: el 72% de los
habitantes del corregimiento pertenecen a los estratos socioeconómicos bajo-bajo y bajo. Este
es un aspecto determinante en cuanto a las condiciones de vulnerabilidad de la población del
corregimiento. Por su parte, los estratos 4 (Medio), 5 (Medio-Alto) y 6 (Alto), logran una
representación del 17%. Aun así, es importante resaltar que la gran mayoría de la población
habita viviendas ubicadas en estratos bajos, mostrando la situación de precariedad de los
habitantes de esta zona rural del municipio, aunque es claro que en la información presentada
no se establece un análisis cualitativo de las viviendas ubicadas en estas categorías.
Con relación a la pirámide poblacional para el Corregimiento de Santa Elena cabe anotar que su
estructura para el año 2015, presenta unas bases amplias (población entre los 0 y 19 años), unos
bordes intermedios amplios en población adulta joven (población entre los 20 y 34 años), y a
partir de esa categoría se nota una reducción en la población adulta muy similar entre los 35 y
los 49 años. Esta reducción puede
167
alcalde
obedecer a la necesidad de la población en edad productiva de desplazarse a otros lugares del
municipio en busca de estabilidad laboral y económica. A partir de los 50 años, la pirámide
poblacional ilustra una notable reducción en su población adulta mayor, comparada con las
demás categorías, siendo la población con menor representación, pero que por sus
características y situación vulnerable, merece atención de parte de los programas y proyectos
incluidos en el Plan de Desarrollo Local 2015-2027.
Este tipo de pirámide poblacional es comúnmente denominada Pirámide regresiva y obedece a
un patrón poblacional donde la tendencia es el aumento de la población infantil y juvenil,
evidenciado en una población principalmente joven y adulta joven. Llama la atención el
porcentaje de población (48,18%) entre los 15 y 44 años de edad, la cual se encuentra en
proceso o ejerciendo académica y laboralmente, por lo que se hace necesario incrementar
acciones encaminadas en este sentido.
Cabe resaltar que en los años posteriores a la elaboración de la Encuesta de Calidad de Vida
Medellín 2013, el número de personas en edad productiva puede aumentar a una cifra del
66,20% considerando que la categoría de 15-19 años ingresa en edad productiva y es mayor a la
categoría de 50-54 años, elevando sustancialmente el porcentaje de población en edad
productiva que habita en el corregimiento.
Entre las principales problemáticas de este corregimiento se cuentan, la ausencia de un hospital
de primer nivel en el corregimiento, el alto consumo de drogas y alcohol por parte de la
población adolescente, los embarazos a temprana edad, la población con capacidades
diferentes sin atención adecuada, las bajas oportunidades de los jóvenes y para acceder a
educación superior, las bajas oportunidades para los adultos acceder a la educación, la
deficiente educación en los pobladores sobre la parte ambiental y turística, la deficiente
cualificación académica en el área corregimental de los educadores de instituciones educativas,
las instalaciones educativas en regular estado y la ausencia y mal estado de instalaciones
deportivas.
Propuestas:
• Ampliación de horarios y de atención en Centro de Salud, Fortaleciendo la capacidad de
respuesta médica.
• Mejoramiento en servicios oportunos de salud, a través de la transformación del Centro
de Salud en una E.S.E. de primer nivel y en la misma forma la atención a personas con
capacidades diferentes y el adulto mayor.
• Aumento de capacidad de respuesta y atención de desastres.
• Atención familiar fortalecida en casco Urbano y zonas rurales
campesinas.
168
alcalde
• Fortalecimiento del acceso a la educación, de toda la comunidad del corregimiento de
Santa Elena.
• Promoción de conocimientos en turismo rural comunitario, ecoturismo y gestión
ambiental en instituciones y centros educativos, para toda la población del Corregimiento.
Además mejoramiento de la calidad en la educación contextualizada en el Corregimiento.
• Adecuación de la parte estructural y dotación de establecimientos educativos, bibliotecas
y restaurantes escolares.
• Realización de actividades para el fortalecimiento del sector deportivo, construyendo
y adecuando escenarios, placas, unidades polideportivas y parques recreativos.
• Mejorar las condiciones habitacionales en la zona rural del corregimiento.
• Adquisición y restauración de construcciones patrimoniales declaradas monumento
histórico.
• Fortalecer los acueductos veredales y ampliación de las redes de acueducto y
alcantarillado Rurales.
Corregimiento de San Sebastián de Palmitas
Está localizado en el extremo noroccidental de Medellín, limita al norte con el municipio de San
Jerónimo, al sur con el corregimiento San Antonio de Prado y Heliconia, al oriente con el
municipio de Bello y el corregimiento de San Cristóbal y al occidente con el municipio de Bello.
Tiene una extensión de 5779,37 y cuenta con las siguientes veredas: Urquitá, La Sucia, PotreraMiserenga, Palmitas sector Central, La Aldea, Volcana- Guayabal, La Frisola y la Suiza. Dentro de
sus principales montañas se encuentra el Cerro del Padre Amaya, área protegida con gran
potencial para el senderismo y avistamiento de aves. En Palmitas se desarrollan actividades de
turismo rural principalmente por la producción de caña de azúcar y de panela en los trapiches,
asociado a la vida campesina y a los caminos patrimoniales del Virrey.
Palmitas es el corregimiento con el menor porcentaje de calidad de vida, según el índice de
calidad de vida de 2013, con 35,11 %. El corregimiento cuenta con 5.476 habitantes.
El 95,54% de los habitantes del corregimiento pertenecen a los estratos socioeconómicos bajo
bajo y bajo, este es un aspecto determinante en cuanto a las condiciones de vulnerabilidad de
la población del corregimiento. Tomando el dato del total de población de ECV- 2013 con
relación a lo reportado en el Plan de Desarrollo Local 2012- 2017, la población del corregimiento
aumentó entre 2010 y 2013 en 747 personas.
169
alcalde
El mayor porcentaje del 63,5% de las personas habita en viviendas ubicadas en estrato 2 bajo y
el resto se localiza en viviendas de estratos 1 bajo bajo y 3 medio bajo, mostrando la situación
de precariedad de los habitantes de esta zona rural del municipio.
Entre sus principales problemáticas cuentan:
• Decadencia de la institución familiar. Crecimiento de la violencia intrafamiliar, drogas y
alcoholismo. Enfrentar estos problemas, para plantear estrategias que permitan atacarlos,
se considera de urgencia para mantener la base que soporta su comunidad, sana y
equilibrada; la creación de un espacio pedagógico o grupo formativo, vinculado a las
instituciones educativas para mejorar la convivencia familiar. (Alcaldía de Medellín,
2005-2012).
• Escasez de servicios básicos de salud. “Un servicio de la salud las 24 horas del día”. El
corregimiento además de necesitar un equipamiento de nivel dos, solicita que la prestación
del servicio esté acorde a las necesidades de la comunidad (Alcaldía de Medellín
2005-2012:5) Según los habitantes tanto la falta de infraestructura como el acceso a la
atención en salud es tal vez la problemática más relevante en esta línea.
• Déficit en la atención por violencias de género, conflicto social y desplazamiento.
• Casos de embarazo adolescente.
• Insuficiente cobertura en educación y altos niveles de analfabetismo.
• Desmotivación en los jóvenes para la participación en grupos culturales.
• Las dificultades de acceso y movilidad interveredal y con el resto del municipio dificultan
la cobertura en los diferentes servicios y el aprovechamiento de la oferta institucional.
Propuestas:
• Capacitación en el uso de materiales y técnicas constructivas tradicionales
• Recuperación de la memoria histórica del corregimiento de palmitas.
• Apoyo a la creación y fortalecimiento de grupos artísticos y culturales.
• Fortalecer el servicio de atención integral de salud las 24 horas en el corregimiento.
Además de fortalecer e implementar programas de salud oral en el corregimiento e
implementar programas de salud visual
170
alcalde
• Propiciar el sano esparcimiento para todos los habitantes del corregimiento de palmitas
• Construcción, mantenimiento y mejoramiento de andenes. Construcción y mejoramiento
de senderos y mantenimiento de caminos para garantizar mejor acceso a la población.
• Gestionar el proceso de legalización y titulación de predios.
• Revisar y atender la necesidad de sistemas sépticos en el corregimiento.
• Mejoramiento en el tratamiento de aguas residuales para todo el corregimiento.
• Garantizar cobertura y calidad en servicios públicos domiciliarios en el corregimiento.
• Gestionar el proyecto del cable73.
Corregimiento de San Antonio de Prado
San Antonio de Prado está localizado en el extremo suroccidental de Medellín. La característica
más sobresaliente del corregimiento es ser un gran receptor de población, no solo de
poblaciones del departamento de Antioquia, si no del resto del país. Entre 1960 y 2013 se da el
gran aumento demográfico sin precedentes.
De acuerdo con la Encuesta de Calidad de Vida del año 2013, el Corregimiento tienen una
población de 95.392 habitantes compuesto por 46.065 hombres aproximadamente el 48,71%
de la población y 49.327 mujeres con el 51,71%. La mayor cantidad de población se ubica entre
los estratos socioeconómicos bajo y medio bajo, tal como se puede observar a continuación.
Entre el 2011 y el 2013 la población creció el 13.1 % debido a la expansión urbana sufrida por el
corregimiento.
Por otra parte el Corregimiento se destaca por presentar altas potencialidades en la oferta de
sus recursos naturales; cuenta con alrededor de 6.000 hectáreas con un componente forestal
importante y diferentes sitios de interés ecológico como las reservas del Romeral, Padre Amaya
y El Barcino.
San Antonio de Prado es considerado como uno de los corregimientos que componen la zona
rural más amplia del municipio de Medellín, lo que determina una diferencia importante y por
su población tan numerosa principalmente en la zona urbana. El tema del hábitat urbano en el
Corregimiento ha estado gravitando en torno a los impactos negativos que ha traído la
urbanización acelerada de sus áreas bajas entre el casco urbano tradicional y los límites con el
municipio de Itagüí, en donde ha tenido lugar la construcción intensiva de viviendas de interés
social pública y privada, con la consecuente incorporación de población venida de otras zonas
de la ciudad y municipios vecinos del área metropolitana.
171
alcalde
casco urbano tradicional y los límites con el municipio de Itagüí, en donde ha tenido lugar la
construcción intensiva de viviendas de interés social pública y privada, con la consecuente
incorporación de población venida de otras zonas de la ciudad y municipios vecinos del área
metropolitana.
El corregimiento San Antonio de Prado es el mejor dotado en cuanto a equipamientos de salud.
A diferencia de los demás corregimientos donde no hay equipamientos adecuados, San Antonio
de Prado cuenta con el Hospital Diego Echavarría Misas y el Centro de Salud El Limonar,
administrados directamente por Metrosalud.
Sin embargo, habitantes del Corregimiento opinan que estos establecimientos no están
cumpliendo con los servicios que deberían brindar de manera adecuada. Se ha desfortalecido la
atención de segundo nivel y la atención de urgencias.
Hay poca cobertura en programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad,
además de fallas a la hora de la comunicación (convocatorias pobres). Pocos líderes se interesan
en el tema de la salud. Falta de programas para el bienestar y la salud que involucre los adultos
mayores, y a las personas con discapacidad donde puedan sentirse útiles.
Los problemas de salud mental van en aumento por factores como drogadicción, violencia
intrafamiliar y sexual, suicidio, falta de oportunidades a nivel laboral y educativo.
De la población encuestada, el 31,50% es beneficiario del régimen contributivo. El 2,21% no
está afiliado y no esta encuestado en el Sisben, indicador de un posible grave detrimento en la
calidad de vida de estas personas entre las que se encuentran hombres, mujeres, niños y
ancianos.
Los campesinos tienen dificultades de acceso a los servicios de salud por las distancias y los
costos de transporte.
En materia demográfica, su crecimiento rápido que ha hecho perder la identidad territorial y
tiene consecuencias en aspectos de tensión entre habitantes nuevos y tradicionales. Un
corregimiento que ha crecido de manera exponencial sin la suficiente planeación, con las
falencias de oferta institucional en diferentes materias como vías, salud, educación, recreación,
espacio público. Es un territorio ¨inundado¨ por población foránea que ha roto una historia y
unos procesos de convivencia ciudadana.
Según el DANE 2015 San Antonio de Prado tiene 108.856 habitantes, pero la percepción
comunitaria es que por el urbanismo acelerado supera los 130.000 habitantes. Lo cual genera
preocupación porque no se está invirtiendo lo suficiente de acuerdo al número de habitantes.
172
alcalde
En equipamientos deportivos, el corregimiento está mal equipado, se requiere fortalecer
equipamientos y ofertas de infraestructura deportiva, gimnasios al aire libre, senderos
peatonales y ciclo rutas. Además no se cuenta con piscinas, sauna y turco públicos.
En educación, los niveles de educación superior y técnica son muy bajos y no hay en los
territorios instituciones para cualificar el nivel educativo. No se cuenta con equipamientos
educativos para educación superior ni tecnológica. Existe analfabetismo en tecnologías de
información y comunicación TIC. Un bajo nivel educativo en la ruralidad en comparación con el
nivel educativo urbano. (El profesorado que envían al campo es de menos calidad que el
urbano) y no hay educación enfocada a fortalecer la producción agrícola (contextualizada).
Finalmente en seguridad alimentaria existen programas como buen comienzo, mana,
restaurantes escolares aún existen personas que están en inseguridad alimentaria, según las
estadísticas de morbilidad del 2014, realizadas por la mesa de salud del Corregimiento, hay
desnutrición y enfermedades respiratorias asociadas a esta, adultos mayores y estudiantes de
educación superior no cuentan con los alimentos básicos. Falencia de restaurantes
comunitarios. Hay contaminación alimentaria en particular en sectores rurales por el tema de
vertimientos de algunas empresas porcícolas, abonos y estiércol de animales.
Propuestas:
• Fortalecimiento de la respuesta y figura Administrativa del corregimiento para asumir sus
problemáticas.
• Fortalecer los servicios de salud en calidad y oportunidad para la población Urbana y Rural.
• Mejorar la oferta en salud de segundo nivel de atención.
• Fortalecer campañas de prevención y promoción de la salud. Atención primaria en salud.
• Fortalecer la Política de Seguridad Alimentaria a población vulnerable.
• Atención Integral a población en situación de discapacidad.
•Fortalecimiento de oferta educativa básica, técnica y secundaria en lo Urbano y rural.
• Cupos específicos de asignación del Fondo EEPP para educación superior.
• Evaluar la falta de una unidad deportiva para el corregimiento.
• Fortalecer las iniciativas de Emprendimiento social ya iniciadas en gobiernos anteriores,
que mejoren el ingreso y la situación de desempleo.
• Gestión con la participación de otros actores, en un ejercicio de corresponsabilidad para la
variante que mejore el problema de movilidad del corregimiento.
• Ampliar oferta en temas de recreación y espacio público.
173
alcalde
medellin
digna
alcalde
10. Medellín digna
Este capítulo del programa de gobierno recoge puntos estratégicos del ideario de ciudad que
definen acciones de desarrollo de Medellín donde la dignidad humana es el eje de esta apuesta
política.
CREEMOS en una Medellín donde lo primero es la gente, su vida y su dignidad. Por esto es
necesario generar un modelo de gobernabilidad que promueva una política social que conciba
al ciudadano y ciudadana de Medellín como sujeto activo de su desarrollo personal y familiar a
partir de la generación de oportunidades y condiciones favorables en los territorios donde
desarrolla su vida, superando los efectos de la pobreza y la desigualdad que han retrasado el
potencial de desarrollo de nuestra ciudad.
La propuesta de Medellín Digna constituye un compendio social basado en las necesidades,
inquietudes y sueños de los y las habitantes de la ciudad, con especial esmero por la concreción
de los derechos y la atención a las comunidades más vulnerables. Dicha materialización centra
todo el esfuerzo en la participación de la ciudadanía.
Las intencionalidades planteadas, son el resultado de procesos políticos y sociales limpios y
transparentes, caracterizados por la participación y anclados en las buenas prácticas de los
derechos humanos, que expresan el sentido y significado de dignidad humana. El ser humano
en el centro de la reflexión y la acción.
La transformación del Municipio sólo se puede lograr si se recupera la dignidad de sus
habitantes. Es un proceso colectivo urgente, que sobrepasa el trabajo individual y se
compromete con la totalidad de la población de la ciudad. Es apostarle a una ciudad más
incluyente, humana y segura, que dignifique la existencia de cada una de las personas que la
habitan.
Para materializar este proceso es fundamental resaltar la dignidad e importancia de las personas
desde los territorios, a través de intervenciones bajo la metodología PUI (Proyectos Urbanos
Integrales) que, con estrategias sociales, económicas, de seguridad, de convivencia y de
infraestructura, mejoren los entornos y la calidad de vida de los ciudadanos.
Una dignidad materializada en escuchar a sectores poblacionales que no tienen voz, que dejan
ver realidades que a veces no vemos o que nos negamos a ver. Recobrar la confianza y la
esperanza de la Medellín que abre puertas y ventanas de oportunidades
174
alcalde
No puede haber lugar para la indiferencia o la desesperanza. No más espectadores, seamos
actores de cambio. Se trata de hacer reales las oportunidades que cada habitante de Medellín ha
incluido en su lista de vida, para ser feliz.
Niñez y adolescencia
Coherente con los procesos de movilización mundial y nacional por la niñez y la adolescencia
como asuntos prioritarios dentro de las agendas públicas de estas últimas décadas, Medellín ha
hecho una apuesta significativa que se ha traducido en Políticas Públicas con potencial de
trascender la respuesta puntual y simplista de un gobierno de turno para posicionarse como
herramienta impulsora de los cambios estructurales en el orden de lo económico, lo político, lo
cultural y lo social que se requieren para garantizar el crecimiento y el desarrollo humano
integral de los niños, las niñas y los adolescentes. De este modo, las políticas públicas que hoy
tiene la ciudad permiten situar la infancia y la adolescencia como temas relevantes en la agenda
pública y establecer mecanismos de acción para enfrentar los desafíos que devienen
cotidianamente frente al cuidado y protección de las nuevas generaciones.
Medellín es una ciudad que con el paso de los años ha realizado importantes apuestas
económicas, políticas, culturales y sociales para mejorar el bienestar de niños, niñas y
adolescentes, lo cual se puede evidenciar en los tres últimos Planes de Desarrollo Municipal de
cuya ejecución han quedado equipamientos importantes para el disfrute de la infancia y la
adolescencia, además de múltiples estrategias de atención basadas en enfoques diferenciales,
de género y derechos humanos.
En primer lugar se debe tener claro que en Medellín hay unos 450.697 niños y niñas entre los 0
y 14 años de edad, repartidos en 230.434 niños y 220.263 niñas. Así mismo, hay en la ciudad
unos 173.536 adolescentes entre los 15 y 19 años de edad, repartidos en 88.248 hombres y unas
85.288 mujeres. De estos niños, niñas y adolescentes están repartidos en las comunas de la
ciudad de la siguiente manera:
175
alcalde
Gráfico. Proporción de niños, Niñas y adolescentes por comunas y
corregimientos de Medellín en 2015. Elaboración propia. Fuente: Dane.
Como se puede observar en la gráfica anterior, las comunas Doce de Octubre, Popular,
Manrique, Robledo y Aranjuez son las que albergan la mayor cantidad de niños y niñas en la
ciudad, solo estas comunas posee casi el 40% de todos los niños y niñas de la ciudad. Comunas
con altos índices de condiciones socioeconómicas bajas y de lata vulnerabilidad social. Así
mismo, en el número de adolescentes lo lideran las comunas Doce de Octubre, Robledo y Belén.
Se debe ser consciente de las diversas problemáticas que afectan a los niños, niñas y
adolescentes de la ciudad, comenzando por las problemáticas de salud como la tasa de
mortalidad infantil (menores de 5 años) que es de 8,1 niños por cada mil nacidos vivos. Y otros
importantes como el 10% de los niños que nacen presentan bajo peso. Además del 20% de los
embarazos en Medellín son de mujeres menores de 18 años, lo cual de por sí ya representa
riesgos tanto para la madre como el niño, su desarrollo y su salud.
Otro problema importante es el trabajo infantil. Lo primero que se debe señalar es que no hay
en Medellín una base de datos exacta sobre el trabajo infantil, es decir, no hay un censo
especializado por lo tanto no se puede saber a ciencia cierta cuantos niños hay trabajando en la
ciudad, lo que dificulta el diagnóstico y el planteamiento de políticas que lleven a atender esta
problemática.
Frente a esto se debe adoptar una política que más que represiva sea preventiva, es decir, por
qué un niño está en la calle trabajando cuando tiene que estar en el colegio
176
alcalde
estudiando. Se debe ser consciente que esto atiende también a realidades sociales muy
complejas que en casi todos los casos nace de la necesidad económica que desde una
mentalidad de explotación. Por supuesto que se debe penalizar a aquel que se lucre por medio
del trabajo de un niño, por supuesto que tenemos que tener a todos los niños adentro de las
aulas de clase, pero también debemos prestar atención a las familias que por motivos de
pobreza se ven impulsadas a hacer que sus niños trabajen, el trabajo infantil no se arregla por
medios punibles, sino reparando las realidades que llevaron a ese niño a trabajar.
Por otro lado, los niños, niñas y adolescente en situación de calle constituyen el mayor drama
humano para una ciudad, debido que son vidas que comienzan a crecer sometidos a situaciones
propias de la calle, lo cual crea daños y vulneraciones físicas, mentales y emocionales en el niño
que a la larga son irreparables. La gran dificultad en este caso es que muchas veces son niños
que han roto sus relaciones familiares por completo y que no tienen otra alternativa que
permanecer en la calle. Por eso las estrategias de cerramiento presentan problemas (por no
querer ser controlados) y las de medio abierto o ambulatorias también (porque a pesar que no
dormían en la calle, retornaban a ese escenario lo que los hacia decaer después).
O lo que es lo más infame de todo, la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, donde
lo más grave del asunto que es que no hay estudios oficiales que se presten como base de datos
para tener un panorama claro sobre la explotación sexual en Medellín. Y cuando hay datos, solo
hay de la modalidad abierta de explotación, no se tiene conocimiento público de las redes
clandestinas de explotación sexual ni hasta donde llega el control de las bandas criminales
sobre estas redes.
Propuestas
Teniendo en cuenta este diagnóstico, proponemos lo siguiente en atención de los niños, niñas
y adolescentes de la ciudad:
• Avanzar en el logro de una ciudad amable para toda la niñez y adolescencia, que
dignifique sus vidas y promueva entornos protectores familiares y comunitarios que
incentiven su creatividad y fortalezca valores ciudadanos.
• Continuar y fortalecer con programas que prevengan y atiendan las problemáticas que
afectan profundamente a la ciudad como situación de calle, abuso y explotación sexual,
reclutamiento, trabajo infantil, desnutrición, drogadicción, entre otras.
• Implementar el concepto de Curso de Vida en los programas de infancia y adolescencia
que consiste en una mirada integral, progresiva - acumulativa, del desarrollo del Ser
humano, con una perspectiva de derechos humanos, relacional e interrelacional, que tienen
cuenta el contexto histórico, social, político, territorial y diferencial como el género, la etnia,
la discapacidad entre otros. Este concepto piensa al ser humano desde sus trayectorias de
vida, asumiendo además sus transiciones y aquellas situaciones que pueden re direccionar
177
alcalde
la vida misma; es una oportunidad para la ciudad de no fragmentar a las personas y pensar
procesos de planificación en donde el ser humano este en el centro de la reflexión y sean los
sectores y los derechos quienes confluyan en él. Una invitación a pensarse al ser humano en
el continuo de su vida y no por momentos del ciclo vital.
Políticas públicas de primera infancia, infancia y adolescencia, juventud y Familia, en
perspectiva del Curso de Vida
Se garantizará la continuidad del Programa Buen Comienzo para la primera infancia,
fortaleciéndolo y ampliando cobertura con calidad a otros territorios urbanos – rurales. La
política pública de atención integral a la infancia y la adolescencia. Este programa garantiza la
implementación, evaluación y seguimiento de la política pública de infancia y adolescencia en
la ciudad, acogiendo desde unos mismos enfoques, conceptos y principios los niños y niñas
desde sus 6 años de edad y hasta los 18 años, lo que además implica una clara y plena
articulación con la política pública de Juventud, la que además debe implementarse en
continuidad y coherencia con las anteriores políticas públicas y desde la lógica ya planteada de
Curso de Vida. Dicho proceso tendrá en cuenta:
• Procesos de incidencia y movilización (garantizar la coordinación y participación en
diferentes escenarios de ciudad creados por Acuerdos Municipales y desde donde se
gestiona e incide en las diferentes políticas públicas: Comité y Consejo Municipal de política
pública de infancia y adolescencia, entre otros).
• Universalidad
• Sistema de protección integral a la niñez y la adolescencia
• Implementación del Enfoque Ciudad de niños, niñas y adolescentes74
• Familia
• Entornos y ciudad protectora
• Articulación con otras políticas públicas
Promoción de los derechos y prevención de las situaciones de riesgo para los niños, las niñas y
los/as adolescentes
Esta línea busca desarrollar programas y proyectos que garanticen la promoción de los derechos
y la prevención de las situaciones de riesgo psicosocial para los niños, las niñas y los/as
adolescentes de la ciudad, en cumplimiento al enfoque de la protección integral que plantea la
Ley 1098 de 2006. Programa 1. Promoción de los derechos y responsabilidades: Este programa
centra su mirada e interacción en garantizar que los derechos de los niños, niñas y adolescentes
sean promovidos al interior de la familia, en la escuela, en las comunidades y en general en toda
la ciudad, como oportunidad para que Medellín se constituya en una ciudad de entornos
seguros y protectores. Este proceso deberá darse desde un mismo enfoque que permita la
articulación y encuentro de toda la respuesta institucional dirigida a niños, niñas y adolescentes
desde la Administración Municipal.
74
Un enfoque de participación acogido por la ciudad de Medellín mediante
Acuerdo Municipal 03 de 2010.
178
alcalde
encuentro de toda la respuesta institucional dirigida a niños, niñas y adolescentes desde la
Administración Municipal. Una oportunidad para que los programas de promoción pensados
desde Salud, Educación, Cultura, Participación, Protección, Deporte y Recreación, se encuentren
y respondan a unos mismos propósitos de abordaje y de sentidos. Programa 2. Prevención de las
situaciones de riesgo para los niños, niñas y adolescentes: El programa de prevención se centra
en la identificación de todas las situaciones de riesgo hacia los niños, niñas y adolescentes y su
abordaje desde estrategias y acciones que favorezcan la permanencia de ellos y ellas en sus
hogares y en el sistema educativo, la potenciación de capacidades y la generación de
oportunidades para que niños, niñas y adolescentes puedan decidir y optar por alternativas que
dignifiquen sus vidas. Este proceso deberá darse desde un mismo enfoque que permita la
articulación y encuentro de toda la respuesta institucional dirigida a niños, niñas y adolescentes
desde la Administración Municipal.
Acciones para la protección y restitución de derechos a niños, niñas y adolescentes
Mediante trabajo con la Policía y su unidad de infancia y adolescencia, realizar operaciones e
intervenciones en lugares, casas, etc. donde se presente graves denuncias de explotación
infantil. Esto con el fin, tanto de capturar a los responsables como de brindar atención integral
a las víctimas mediante trabajo con el ICBF y los centros que la Alcaldía disponga para tal fin.
También deben existir programas encaminados a una permanencia estricta y total por parte de
la institucionalidad en zonas de explotación como los inquilinatos de Niquitao y el sector de
Sandiego, ese debe ser un no negociable, cero explotaciones callejeras.
También debe existir en esta estrategia contra la explotación sexual un seguimiento a taxistas
que promuevan estas prácticas y estrategias de persuasión y disuasión a aquellos dueños de
hoteles y bares que sean aquiescentes con la explotación sexual en sus instalaciones. Realizar
también mediante vigilancia e intervenciones de la Policía acompañada del ICBF y la Alcaldía, un
registro de las personas que se encuentren como habitante de calle y que tengan a su cuidado
algún niño. Este registro debe constar de un chequeo riguroso de las condiciones para la
potestad sobre el niño. En caso de no hallarse las condiciones, el ICBF deberá proseguir con su
proceso regular en estos casos. La Alcaldía en convenio con el ICBF debe prestar servicio de
capacitación a estos padres o personas responsables para que sean aptos de tener a su cuidado
estos menores y exigir las condiciones para una vida digna del menor. Revisar la posibilidad de
hacer un seguimiento a estas personas, ponerlas en un “periodo de prueba” y evaluar su nivel de
aptitud para el encargo del menor en cuestión.
La Alcaldía debe apoyar decididamente con recursos e infraestructura la labor del ICBF, a la par
también de comprometer a esta institución de cumplir a cabalidad las funcionas para la cual fue
creada. Además de contar también con sus propios centros de atención y ayuda a los menores
rescatados de la calle. Estos centros deben ser segmentados según la condición de la cual el
menor fue rescatado: Explotación sexual y abuso, abandono, retiro de la potestad de sus padres
o responsables por no reunir las condiciones para tenerla, drogadicción, huida de su hogar, y las
que se definan cuando se trace dicha política pública.
179
alcalde
Naturalmente la atención que reciban los niños internados en los centros de niñez, ya sea del
ICBF como de la Alcaldía, debe ser una atención que garantice los derechos de los niños,
consagrados también como derechos fundamentales en el artículo 44 de la Constitución
Política. Adicional a esto, debe prestar también los servicios particulares requeridos
dependiendo de la segmentación de los menores ingresados.
Niños habitantes de calle
Se propone la segmentación por edades en los centros de capacitación a habitantes de calle y
que exista también un sitio especial donde sean admitidos menores desde los 16 años que se
encuentren en los centros de infancia y adolescencia del ICBF o de la Alcaldía para que su
formación esté complementada por el aprendizaje de algún arte u oficio que se disponga en
aquel centro. Y así prevenir que el menor, a su salida del centro, vuelva a la calle o al estado
anterior a su atención. Estos lugares para menores a partir de los 16 años deben estar separados
de los sitios para adultos como tal. Se debe trabajar en conjunto con los defensores de familia
del ICBF para tener un plan de contención de las mujeres embarazadas habitantes de calle. El
objetivo de este plan es, asistir a las mujeres embarazadas habitantes de calle y contenerlas con
toda la atención mientras tienen a su bebé para luego este bebé ponerlo en custodia del ICBF.
Restablecimiento de los derechos de niños, niñas y adolescentes
Esta línea cobra mucha importancia en la ciudad de Medellín, dadas las múltiples problemáticas
que afectan la vida de muchos niños, niñas y adolescentes en la ciudad. Situaciones y
fenómenos sociales como la situación de calle, el abuso sexual, la explotación sexual, el
reclutamiento y utilización de niños y niñas por actores armados ilegales, el trabajo infantil,
entre otras, son prioridad para esta propuesta de gobierno, en donde hay una apuesta clara de
Cero Tolerancia a las vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescentes.
• Atención especializada y Rutas para la protección de los niños, niñas y adolescentes: Desde
este programa se garantiza el adecuado funcionamiento de las rutas de protección, de
modo que se puedan superar las barreras de acceso y los niños, niñas y adolescentes
accedan fácilmente a los procesos de restablecimiento de los derechos. Además garantiza la
puesta en marcha de proyectos, modelos y estrategias que den respuestas claras y
especializadas a problemáticas como: situación de calle, el abuso sexual, la explotación
sexual, el reclutamiento y utilización de niños y niñas por actores armados ilegales, el
trabajo infantil, entre otras. Por ende, se dará continuidad a acciones que hoy operan en la
ciudad como Crecer con Dignidad, Casa Vida, entre otras que buscan ser respuestas
efectivas frente a diferentes problemáticas. Sin embargo, se pondrán en marcha otros
proyectos y acciones que respondan a situaciones de vulneraciones de derechos no
atendidas en la ciudad como el reclutamiento y la utilización de niños, niñas y adolescentes.
Desde este programa además se hará lectura permanente de las transformaciones que
180
alcalde
viven algunas problemáticas sociales y que obligan a la Administración Municipal a innovar
en su accionar.
Además, se deben realizar los Censos poblacionales que permitan actualizar la lectura de
contexto de algunas problemáticas sociales (situaciones de calle, explotación sexual,
trabajo infantil, entre otras). Todos estos procesos deben darse de manera articulada con las
diferentes mesas y redes de la ciudad que tienen una amplia experiencia frente al abordaje
de estas problemáticas, de modo que el accionar tenga muchas más fortalezas, credibilidad
y se puedan optimizar los recursos.
Acciones estratégicas
• Continuar con los programas de formación en cultura ciudadana y civil sobre la
importancia de la protección y cuidado de la niñez. Amonestaciones y sanciones penales a
personas adultas que promuevan, incentiven acciones que generen la situación de calle, el
abuso sexual, la explotación sexual, el reclutamiento y utilización por actores armados
ilegales, el trabajo infantil.
• Campañas de Cero Tolerancia a las vulneraciones de derechos de niños, niñas y
adolescentes en contra de las situaciones y fenómenos sociales como la situación de calle,
el abuso sexual, la explotación sexual comercial, el reclutamiento y utilización por actores
armados ilegales, el trabajo infantil, entre otras.
• Analizar la idea del Programa Dignidad al Parque: fortaleciendo programas culturales (hora
del cuento, música, bazares, juegos, cine foros), artísticos y deportivos para la población
infantil y juvenil de cada comuna y corregimiento de la ciudad. Realizando dos jornadas
mensuales para generar espacios de esparcimiento y construcción de tejido y fomento de
valores ciudadanos.
• Evaluar proponer el programa Vacaciones al Parque: para que la niñez y población joven de
toda la ciudad disfruten de espacios lúdicos de esparcimiento y fomento en formación
durante los tres periodos vacacionales del calendario académico.
• Continuar y fortalecer el programa de Prevención de niñez en situación de riesgo
“Pedagogía Vivencial” ampliando cobertura en comunas y corregimientos.
• Fortalecer y acompañar iniciativas como Red Papaz.
• Fortalecer las Redes artísticas en Música, Danza y artes escénicas en la ciudad.
• Explorar la posibilidad de un Semillero itinerante de formación de valores y ética en la
política “Yo y Mi Dignidad” que permita la integración intergeneracional entre la niñez, la
juventud y los adultos de barrios y corregimientos.
• Mejorar la alimentación de niños, niñas adolescentes y mujeres en gestación. (Se
complementa y desarrolla en propuesta de Seguridad Alimentaria). Luchar contra la
desnutrición con un ejercicio de corresponsabilidad con el sector académico, empresarial y
social corregir las tasas de desnutrición crónica y global que aún persisten en el territorio
urbano y rural.
181
alcalde
• Niñez talentosa. Fomentar programas que resalten los talentos artísticos de niños, niñas de
la ciudad incluyendo a los que están en situación de discapacidad.
• Implementar en todas las Instituciones Educativas intervenciones psicosociales que
cubran la totalidad de niños, niñas y adolescentes con énfasis en aquellos que más lo
requieran.
• Campañas de Prevención masivas y continuas de prevención de la drogadicción y
alcoholismo. Mejorar la oferta de tratamiento a los casos de drogadicción y alcoholismo.
Mejorar la oferta en tratamientos de salud mental a este grupo poblacional.
Juventud
Los jóvenes comprenden pilar fundamental de la estructura de la sociedad, no son solamente el
futuro75 de la ciudad, sino que también juegan un papel clave en el presente de la ciudad. Sus
realidades, contextos, situaciones, carencias, ventajas y formación impactan de manera
profunda en una sociedad y generan o solucionan problemáticas de ciudad que pueden definir
el rumbo incluso de una administración. La labor de toda administración es estar consciente de
las formas de pensar y sentir en las cuales se expresa el joven, así entender sus contextos y
realizar lo mejor para su formación, educación y bienestar, previniendo sus problemáticas y
combatiendo los flagelos que hoy los aquejan. Medellín por supuesto no es ajena a estos
flagelos que desde distintos aspectos pueden hacer que la vida de un joven caiga en una espiral
miseria y delito, estamos obligados a evitar la perpetuación de esta espiral y garantizar
contextos que eviten que nuestros jóvenes tomen caminos diferentes a la educación y la
legalidad.
Según el censo poblacional del DANE 2005 -2015, en Medellín existen alrededor de 570.000
jóvenes en edades de 14 a 28 años, esto es, un 23% del total de la población de la ciudad son
jóvenes, de los cuales el 83.3% viven en los estratos 1, 2 y 3. Del número total existe un 14%
(79.000) jóvenes que están en riesgo de ser víctima del reclutamiento, ejercido por las bandas
delincuenciales existentes en las comunas de la ciudad, y un 11% (62.700) jóvenes, estarían al
borde del delito; dichas cifras están soportadas en información suministrada por la misma
Secretaria de la Juventud y en las últimas investigaciones realizadas por las universidades Eafit y
de Antioquia.
75
De lo que hagamos o dejemos de hacer con los jóvenes, depende gran parte de los que ocurra en los próximos
182
alcalde
En los últimos años la violencia ha sido uno de los tantos factores que ha incidido de manera
desfavorable en el desarrollo integral de los y las jóvenes de la ciudad, a pesar de haber tenido
políticas de seguridad que lograron transcender los límites del conflicto, obteniendo la
desmovilización de frentes ilegales, que hacían parte de estructuras armadas dentro del país y
cuyo epicentro era la zona urbana de la ciudad de Medellín, en sus distintas comunas; Hoy en día
aunque la disminución de homicidios genera una aparente calma, devela de fondo otras
problemáticas asociadas a la violencia que hace necesario y prioritario, continuar con una
política pública de juventud, que logre trascender la cultura de ilegalidad como son las rentas
ilegales, la extorsión, el microtráfico, el desplazamiento intraurbano, el reclutamiento armado,
la desaparición forzosa, el abuso y la explotación sexual, el consumo y abuso de sustancias
psicoactivas, conformación de Bandas (Bacrim), entre otros. Por lo descrito anteriormente
encontramos que los grupos poblacionales más afectados son los y las jóvenes entre 14 y 26
años, e incluso los menores de 14 que entran en el rango de niños, niñas y adolescentes.
183
alcalde
Al indagar a los actores por los problemas con los que se enfrentan los jóvenes de la ciudad de
Medellín, las respuestas más recurrentes fueron desempleo, falta de oportunidades,
desigualdad, las adicciones (entre ellas prima la drogadicción), el sistema educativo, el hecho de
que los jóvenes son vistos como un problema y se perciben como actores criminales y la falta de
reconocimiento. Además, priman algunos factores relacionados con el entorno social, las
carencias familiares y los contextos de violencia y victimización a los que se ven expuestos los
jóvenes.
En la ciudad de Medellín, la tasa de desempleo en 2014 fue del 10,2% para el total de la
población, mientras que alcanzó el 17,0% para los jóvenes en el mismo año. Sin embargo, la
diferencia parece parte de una tendencia, en tanto en 2009 la tasa de la ciudad fue del 11,29%,
mientras la de los jóvenes alcanzó el 18,53%.
Las dificultades para incluirse en el mercado laboral de manera efectiva y satisfactoria suponen
uno de los más importantes retos para los jóvenes de la ciudad. Ahora bien, algunas posibles
causas de las dificultades que muchos jóvenes enfrentan a la hora de insertarse en el mercado
la laboral de la ciudad. A saber: la deserción escolar, las altas exigencias laborales, el impacto
esperado de las apuestas del emprendimiento en el mercado laboral de la ciudad, y el
escepticismo frente a propuestas educativas.
Alrededor del 3% de los jóvenes se encuentra organizado mientras que alrededor del 97% no lo
está. Hay 429 clubes juveniles. El 2,8% de los jóvenes entre 14 y 18 años de Medellín hace parte
de algún grupo, mientras el 2,3% de los que están entre los 19 y los 24 años lo hace, y el 2,8% de
los que tienen entre 25 y 28 años igual. De igual forma, ningún porcentaje de participación entre
los grupos resulta particularmente diferente al promedio de participación juvenil de 2,6% del
total. Ahora bien, lo que si se diferencia claramente son los tipos de participación. Así, los
jóvenes que están entre los 14 y 18 años prefieren las organizaciones juveniles, mientras los que
están entre los 25 y 28 años constituyen el mayor porcentaje de participación juvenil en las
Juntas Administradoras Locales.
Ahora bien, la mayoría de los jóvenes que hacen parte de algún espacio de participación, lo
hacen desde una organización juvenil (36,5%), en segundo lugar se encuentran las Juntas de
Acción Comunal (26,1%), y en tercero, los Copacos (10,7%). La participación es un asunto central
en las políticas de juventud, sin embargo, tiende a encontrar dificultades en la baja incidencia en
la población juvenil en general (al final, el 97% de los jóvenes de la ciudad no participan en
ninguna organización formal).
Los jóvenes son las principales víctimas de violencia por homicidio en Medellín. En el periodo
2003-2013, el 52% de las víctimas de homicidio en la ciudad se ubicaban en el rango de edad de
14-28 años. En el 2013, 476 de las 925 víctimas de este delito eran jóvenes, es decir, el
51,1%.Ahora bien, de acuerdo a cifras del Informe de Calidad de Vida de Medellín 2012 del
DANE, en 2012, el 20,86% de los jóvenes de la ciudad se sentían inseguros en sus barrios y
veredas, mientras el 72,47% seguros, y el 7% muy seguros. De igual forma, al ser encuestados
por la principal razón por la cual
184
alcalde
consideran que su barrio, vereda o corregimiento es inseguro, señalaron la “existencia y accionar
de bandas o combos”, con el 26%; los atracos callejeros, con el 13.59%; y los expendios de
drogas, con el 7,69%.
Las cifras muestran que los jóvenes son las principales víctimas por homicidio en Medellín en el
periodo 2003 a 2013; entre los años 2005 a 2013 las jóvenes son las principales víctimas de
violencia intrafamiliar en promedio se registran 1435 víctimas por violencia intrafamiliar y según
modalidades de hurto en los últimos 3 años (2011 a 2013), los jóvenes son uno de las principales
víctimas por hurto a personas y por moto.
Según los datos, el número de jóvenes víctimas de homicidios representaron entre el 43,59% y
el 59,15% de la población Total de homicidios de Medellín a lo largo del periodo 2003 a 2013. En
términos agregados, esto indica, que la población de jóvenes de Medellín representó, a lo largo
de este periodo de tiempo, el 53% de la población total victima por homicidio del Municipio
Las cifras señalan que si bien entre el 2009 y el 2012 se alcanzó una cobertura del 90 al 93% en
la educación básica, reconocen que el nivel educativo en términos de calidad requiere
mejorarse sustancialmente. A pesar de que se han realizado intervenciones para elevarla, ésta
está aún muy por debajo de los estándares nacionales e internacionales.Ahora bien, los datos
revelan que a nivel de la educación media e inicial se debe mejorar sustancialmente su
cobertura neta y bruta. Las mismas aunque han mejorado en el lapso de estos tres años (2009 a
2012), presenta un déficit del 20% y del 41,1% en términos de la educación inicial y la educación
media respectivamente.
Si bien se observa que en general, el mayor déficit de cobertura se encuentra en el nivel medio
e inicial, los mayores niveles de deserción, repitencia y extraedad se encuentran en la educación
secundaria. Se ha identificado que “los factores que tienen alta incidencia sobre la deserción y
por consiguiente en los mayores niveles de repitencia y extraedad son, en su orden, los
problemas económicos del hogar, el bajo rendimiento académico, la poca valoración del
estudio por parte de los estudiantes y la falta de acompañamiento de los padres; entre los
factores de mediana incidencia están la separación de los padres (ausencia de figura paterna),
conflictos familiares, falta de comunicación entre padres e hijos, indisciplina, amistades por
fuera del colegio y falta de comunicación entre directivos, docentes y padres de familia.
Igualmente, pero en menor grado de incidencia se identifica la pertinencia (la capacidad de la
Institución Educativa de que el estudiante valoré el estudio como un medio para avanzar en su
proyecto de vida) y dificultades de comunicación entre los docentes y la familia o acudiente del
estudiante.
Propuestas:
• Gestión del y desde el territorio: plataforma institucional que pueda llegar a los barrios
cuyo objetivo será mantener actualizada la oferta de las diversas
185
alcalde
entidades (públicas, privadas, académicas y sociales) en torno al tema de juventud. En esta
labor se incluirán a los jóvenes de los mismos territorios acompañados por profesionales de
la administración municipal. Este trabajo permitirá a su vez mantener actualizado el mapa
de actores que se encuentran en sus territorios (ecosistema juvenil), determinará nuevas
propuestas de intervención en las comunidades basadas en el dialogo con las
organizaciones sociales.
• Se fortalecerán las Escuelas Populares del deporte y se ampliará o diversificará su objeto o
alcance incluyendo temas como arte y cultura y de acuerdo a las realidades propias de cada
territorio, esto encaminado a la utilización del tiempo libre de los y las jóvenes basados en
los deseos, conocimientos y proyectos delos jóvenes de los diversos territorios, las escuelas
populares serán constituidas basadas en la información de necesidad y deseo de cada uno
de los sectores donde se ubicaran y darán cumplimiento técnico y acompañamiento
administrativo a las escuelas que podrán ser propuestas, direccionadas y ejecutadas por las
organizaciones con experiencia en el sector, permitiendo potenciar el trabajo comunitario y
fortaleciendo las organizaciones de la sociedad civil, esto esperando abrir espacio para la
generación de nuevas propuestas en torno al arte como una opción de vida.
• En cuanto a las escuelas populares del deporte, se buscará incluir el componente de la
competitividad, esto para apoyar a los deportistas de la ciudad que tienen alto rendimiento
y nivel de competitividad a nivel local, regional, nacional o internacional, de manera que sea
el municipio un patrocinador de estos y subir la cantidad de deportistas, esto permitirá
también cambiar el modelo o referente de los jóvenes en los territorios donde los
deportistas habitan. Las EPD tendrán entonces una nueva división de deporte y deportistas
de alto rendimiento y competitividad además de tomar protagonismo e eventos deportivos
realizados en la ciudad.
• Ciclos Propedéuticos y jornada única76: se potenciara la jornada única como una directriz
permitiendo el mantenimiento de los y las jóvenes en los espacios de los colegios, esto se
hará de acuerdo a la regulación nacional pero también con contenidos educativos bajo
modelos pedagógicos que permitan el disfrute de esta estancia para los jóvenes, en lo
referente a políticas del municipio se propenderá por temas de interés de los jóvenes y se
promoverá los ciclos propedéuticos desde el colegio. Los y las jóvenes podrán en grados 10
y 11 hacer un ciclo educativo de una carrera profesional, técnica o tecnología, esto haciendo
alianzas con instituciones de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano certificados
por el municipio, esto basado en un programa que inicie por un programa de actitud
vocacional y acompañamiento integral para los y las jóvenes.
76
A esta propuesta se hizo referencia ya en el eje de Educación.
186
alcalde
• Empleo: se promoverán políticas de implementación de la política de primer empleo
donde se busque permitir el desempeño laboral pero también se promueva la formación
académica de los y las jóvenes de la ciudad, esto para permitir su calificación no solo como
mano de obra sino que puedan profesionalizarse, que su empleo les potencie las
posibilidades de acceder de manera directa y autónoma a la universidad.
• Organizaciones juveniles: se fortalecerán y promoverán las organizaciones juveniles,
especialmente las alternativas77 , como aliados estratégicos de la administración en el
territorio direccionando a estas programas y proyectos que se alinean a sus potencialidades
y a su quehacer y permitiendo así la ejecución de estas actividades con recursos del
municipio bajo la proyección y ejecución por parte de las organizaciones con
acompañamiento administrativo del municipio. En aras de generar el fortalecimiento de las
mismas se promoverá e incentivará la generación de nuevas organizaciones, además de ello
se promoverá política de generación de alianzas entre ellas y la administración.
• La semana de la juventud se organizará con los y las jóvenes de la ciudad que tienen
procesos históricos pero también se dará cabida a nuevas organizaciones y expresiones.
• Para quienes han estado vinculados de alguna manera en el conflicto sin haber cometido
delitos y que no tengan procesos penales se generan espacios de inserción laboral,
académica y social permitiendo desarrollar los intereses y actividades del joven.
• Inclusión juvenil: se determinaran políticas y programas que permitan a los y las jóvenes
acceder a temas como vivienda propia, beneficios para la movilidad, emprendimiento social
y universitario y generación de empresas en los diferentes campos, en la ruralidad se le
permita acceso a programas de tierra, esto sin requisitos de ser padres de familia, cabezas
de hogar o víctimas del conflicto, que este basado en su capacidad económica y puedan
aprovechar sus primeros empleos para adquirir bienes.
• Amueblamientos juveniles: se priorizara en las obras creadas por el municipio la
generación de espacios públicos que permitan recreación para jóvenes pensado desde sus
deseos y quehaceres y no desde deseos del municipio. Estos pueden ser tales como
Skatepark, parques para bicicletas, espacios para el encuentro académico, espacios para la
reunión de sus organizaciones, gimnasios al aire libre, entre otros.
• Jóvenes actores del conflicto: Se tendrán dos líneas: primero, los menores de edad, y
segundo, los jóvenes pospenados. Menores de edad: por su condición
77
También las privadas y las institucionales.
187
alcalde
será tratados como víctimas y se buscará generar programas de restablecimiento de
derechos e inclusión en programas sociales, académicos y juveniles de acuerdo a sus
intereses permitiendo el desarrollo integral del joven. Pos penados: se buscará la creación
de un programa de reinserción de jóvenes actores del conflicto de manera que puedan a
través de convenios entre la administración, la empresa privada, la academia y el sector
social lograr una reinserción a la sociedad civil, esto podrá hacerse a través de programas ya
existentes generando adecuaciones y la creación de nuevos programas. En todo caso, los
jóvenes infractores podrán gozar de acompañamiento especial y oportunidades
educativas.
• Cooperación internacional: se procura generar alianzas a nivel internacional, en donde se
pretende forjar nuevas oportunidades académicas para los jóvenes en el exterior. (Becas
para pregrado, maestría y doctorado, apoyos para movilidad internacional, etc.)
• Jóvenes NINI: Otra de las problemáticas que preocupa y se viene presentando entre los y
las jóvenes de todos los estratos de la ciudad, y que aún en Medellín no se tiene estimado la
cifra exacta de cuanta es la población que pertenece a la generación NINI (que ni estudian,
ni trabajan, ni están en formación); sin embargo se sabe que los principales detonantes para
estar en esta situación son las escasas oportunidades de empleo, la baja calidad en la
educación y la desintegración familiar. Para asumir los retos en materia de estrategias de
atención, directa, efectiva y prevención de las anteriores conductas en la población de los y
las jóvenes, se necesita del compromiso de organismos gubernamentales, instituciones
educativas, de la misma comunidad y en su expresión máxima de La Familia. Una propuesta
de intervención con población juvenil debe entonces tener como mínimo estas dos
finalidades:
(1) Garantizar el reconocimiento de las y los jóvenes de la ciudad como sujetos de derechos
y deberes, como actores estratégicos del desarrollo y constructores de democracia y
convivencia.
(2) Incidir en los entornos donde trascurre la vida de los y las jóvenes para contribuir y
asegurar las condiciones que posibiliten el desarrollo integral de juventud, estos espacios
son: La Familia, La Institución Educativa, la comunidad (el barrio) y, en general, la ciudad.
Adulto mayor: vejez digna
En la ciudad hay una población adulta mayor, entre los 60 y 99 años de edad, de 614.760
personas. 168.792 de ellas se encuentran dentro del Sisben y la gran mayoría en los niveles 1 y
2. Sin duda, se trata de un sector de la población que en casos es olvidado y marginado, y por
ende enfrenta en ocasiones una situación propicia para el estado de vulnerabilidad.
188
alcalde
CREEMOS que la ciudad debe ser agradecida con estas personas
que representan la experiencia
78
y lo bueno que hoy somos. No es solo una obligación legal , también lo es moral y, en el fondo,
se trata de un sentimiento natural de agradecimiento y un compromiso por incluirlos dentro de
nuestras políticas de ciudad.
Será una prioridad el adulto mayor en cualquier condición, reconociendo y recuperando el valor
que deben tener en la familia y la sociedad. Se tratará de una atención integral partiendo de la
visibilización de sus derechos, evitando que sea relegado y promoviendo su integración bajo
condiciones de vida digna al núcleo social que lo rodea.
Propuestas
• Promover campañas masivas que busquen recuperar el valor del anciano en la sociedad.
• Generar una plataforma del conocimiento del Adulto Mayor. Al jubilarse, estas personas
siguen con sus capacidades y conocimientos, los cuales no pueden desaprovecharse. De
hecho, a muchos de ellos les gustaría poder compartírselos a la ciudad. Esta plataforma
deberá contar entonces con espacios y estrategias para que se pueda vincular a dinámicas
del conocimiento a las personas de la Tercera Edad, como por ejemplo mediante
conferencias, oportunidades de consultorías, entre otras.
• Implementar una estrategia de cuidadores y voluntarios que velan por personas ancianas
con discapacidad severa o enfermedad.
• Cero ancianos en situación de calle a través de intervenciones directas y oportunas por
parte del municipio de Medellín. En estos casos, así como en los casos de ancianos abusados
y en situación de vulnerabilidad, no permitiremos que se caiga en dilación ni tramitología
en la atención de casos puntuales, haciendo que la presencia del Estado llegue al adulto
mayor y no que el adulto mayor llegue al Estado.
• Se fortalecerá y ampliará la red de centros de atención al adulto mayor (propiedad del
municipio de Medellín) de la mano de otros entes estatales y organizaciones privadas.
• Vigilancia y control de los centros de atención al anciano existentes en la ciudad de
78
La Constitución Política de Colombia en su artículo 46 consagra la “Protección y asistencia de las personas dela
tercera edad y promoción a la vida activa y comunitaria”. La Ley 1251 de 2008, por su parte, habla de “Protección,
promoción y defensa del Adulto Mayor”.
189
alcalde
• Garantizar que los recursos existentes para la atención del adulto mayor no se diluyan en
tercerizaciones y trámites burocráticos optimizando el recurso humano propio del
municipio.
• Fortalecer los Clubes de vida en los territorios urbanos y rurales de la ciudad, ampliando la
oferta deportiva, lúdica, cultural y académica, propiciando encuentro intergeneracional
que permitan recuperar y conservar la memoria histórica que pueden transmitir.
• Apoyar a estas organizaciones en asuntos jurídicos, administrativos y contables para la
gestión y desarrollo del objeto social de los clubes.
Equidad de género y derechos de las mujeres
Las mujeres en Medellín corresponden al 52.93% de la población total de la ciudad; 1.008.746 de
ellas pertenecen a estratos socioeconómicos bajo-bajo, bajo y medio-bajo. La ciudad requiere
reconocer el papel primordial e irremplazable de la mujer dentro de la sociedad y traducir ello
en acciones concretas, eficaces y pertinentes que les permita desarrollar sus potencialidades
dentro del proceso de construcción de nuestra sociedad.
Alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres será una prioridad en las
metas de desarrollo de este Programa de Gobierno, tal como lo es en el mundo, con especial
fuerza, a partir del 201579.
Se fomentará la participación de las mujeres en los cargos de la Administración Municipal y se
visibilizarán sus éxitos y resultados como acciones ejemplarizantes e inspiradoras socialmente.
Y se garantizará la voz, propuestas e iniciativas de las mujeres en los diferentes escenarios de
participación ciudadana.
Así mismo, las acciones que en la materia se adopten incluirán a las mujeres desde sus primeros
años de edad hasta las mujeres de la tercera edad, y será un objetivo principal propender por su
empoderamiento económico (desde el emprendimiento) y social. El modelo de intervención en
y desde el territorio que se aplique para el Municipio tendrá en cuenta el desarrollo
socioeconómico de las mujeres y propenderá por la superación de la inequidad de género y la
pobreza que las agobia.
79
Ver: Comisión del Status Jurídico y Social de la Mujer (CSW), ONU, Nueva York, 2013. (En este evento, el Estado
colombiano, ratificó su compromiso con los derechos humanos de las mujeres mediante su representante, la Alta
Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer).
190
alcalde
El apoyo a las organizaciones de mujeres considerará su diversidad (étnica, etaria, cultural, de
diversidad sexual y demás condiciones) y se centrará en el respeto a su autonomía, su capacidad
crítica y su potencial para construir paz.
Se estimulará una cultura ciudadana para la equidad de género que apoyará los diversos
escenarios, donde se promueva la civilidad, los derechos ciudadanos de las mujeres y su
participación plena, la sana convivencia en el hogar y demás espacios cotidianos, la formación
de hombres cuidadores de vida y no violentos, la recreación, la cultura, el deporte, las artes y las
ciencias, con pleno reconocimiento de las mujeres, su calidad humana y ciudadana.
Propuestas
• Medellín será una ciudad segura para las mujeres por esto le dará continuidad y
fortalecerá programas de seguridad y convivencia para prevenir las violaciones de derechos
a mujeres y niñas, incluyendo la revisión de prácticas y legislación discriminatoria que
perpetúe y legitime la violencia.
• Se implementará un plan integral de autonomía económica para las mujeres, para
asegurar su igualdad en el acceso a recursos y su participación en la economía formal y el
trabajo decente. Esto con el fin de disminuir la feminización de la pobreza y superar la
profunda situación de explotación, pauperización y empobrecimiento de gran parte de las
mujeres en el municipio.
• Se desarrollarán proyectos específicos para la protección y apoyo de las mujeres en
mendicidad, las de tercera edad en pobreza, las habitantes de calle, las post-penadas en
pobreza, las madres cabeza de familia con dificultades económicas, las mujeres en pobreza
y prostitución, las madres adolescentes pobres y las discapacitadas en condiciones
económicas precarias.
• Se fortalecerá un Observatorio de Género, indispensable para la Planeación con
Perspectiva de Género y asegurar la permanente recolección y análisis de datos,
investigación, monitoreo y evaluación de la situación de las mujeres en el municipio y los
resultados e impacto de las acciones desarrolladas, para la rendición de cuentas sobe las
metas e indicadores establecidas.
• Se iniciará una intensiva campaña de sensibilización para instar a los medios de
comunicación locales para que contribuyan a la eliminación de los estereotipos de género
patriarcales, evitando comerciales y publicidad sexista, promoviendo la consciencia del
público para la erradicación de la violencia contra las mujeres y la producción de material no
discriminatorio con enfoque de género.
• Se fortalecerá en la Red Pública de Salud METROSALUD el enfoque de género. Esta entidad
presentará informes de situación y avances en la salud de las
191
alcalde
mujeres, incrementando sus acciones en prevención de riesgos, especialmente el de la
violencia contra las mujeres. Se tendrá especial atención a las problemáticas de embarazo
adolescente, intervenciones estéticas innecesarias y/o lesivas para las mujeres, violencias
sexuales y niñas en explotación sexual.
• Se concluirá, desarrollará y fortalecerá el Centro de Atención a las Mujeres (anterior Clínica
de las Mujeres) con sus objetivos dirigidos hacia los derechos de las mujeres en salud
integral, considerando las especificidades propias de la salud de las mujeres.
• Se mantendrá la Secretaría de las Mujeres y se le dotará de las herramientas para el
cumplimiento de su misión institucional en la promoción de derechos de las mujeres y la
transversalización del enfoque de género80.
• Se fortalecerá la instancia de comunicación y concertación de la Secretaría de las Mujeres
con el Movimiento Social de Mujeres, a través del Consultivo de mujeres, considerado en la
respectiva Política Pública, con el fin de fortalecer los lazos de confianza de las ciudadanas
con el Estado y por sobre todo, respetar sus expresiones de movilización social y de
autonomía.
• Para lograr la desconcentración del Estado en pro del fortalecimiento de la gobernabilidad
y la participación ciudadana, se fortalecerá y ampliará la creación y sostenimiento de los
Centros de Equidad para las mujeres y casas de la mujer en las comunas y corregimientos,
aunados al proyecto de Gestoras y Gestores de Igualdad, con el fin de construir veredas,
barrios y territorios de convivencia y equidad social y de género.
• Se continuarán proyectos que han sido exitosos para evitar la deserción escolar femenina
como la Escuela Busca (Encuentra) a la mujer adulta. Además, se aumentará la calidad
educativa que tienen que ver con el cumplimiento de los indicadores de género para la
educación y la coeducación. Se pondrá especial énfasis en la capacitación de docentes y
directivas docentes, para la equidad de género.
• Se priorizará a las mujeres de estratos sociales 1 y 2 para la adquisición de vivienda digna.
• Cumplir y fortalecer la política pública de prevención y atención de las violencias sexuales
(Acuerdo 20 de 2011).
80
Todas las demás Secretarías serán corresponsables del logro de igualdad de género en el Municipio, para ello
recibirán capacitación sobre “Presupuestos Sensibles al Género” para que destinen todas, en su Plan de Compras, los
recursos necesarios para implementar la equidad de género desde su ámbito de acción.años en la ciudad.
192
alcalde
• Acompañar y fortalecer campañas de prevención de cáncer de mama como “Modo Rosa”
que son referente importantes en la ciudad y el país. Hacerla extensiva a otras patologías
que afectan a las mujeres.
Habitantes de la calle y población en situación de calle
El fenómeno de personas en situación de calle se ha complejizado representando de una u otra
manera problemáticas para la ciudad en materia de inseguridad, convivencia y salud pública. A
esto se suma que no existe un censo y una caracterización actualizada de la población; y no se
cuenta con una política pública, lo que ha llevado a generar acciones erráticas con poco impacto
sobre la población.
El último censo realizado en la ciudad data del año 2009. En él se distinguen claramente dos
poblaciones: la primera, los habitantes de calle (3.381 personas); y la segunda, las personas en
condición de calle (20.971), para un total de 24.352 personas en situación de calle.
193
alcalde
Estas personas necesitan y merecen nuestra atención, su condición de vulnerabilidad ya no
puede continuar siendo esquiva al estado y a la sociedad, no es posible invisibilizarlos y seguir
demandando que otros los atiendan o que simplemente sean “expulsados” a lugares por fuera
de la ciudad. Esta población demanda atención eficaz y digna; debe ser nuestro propósito
brindárselas.
No podemos olvidar que son miembros de nuestra sociedad, y como tal son sujetos de derechos
y deberes. Se requiere entonces, partiendo del principio de respeto de parte y parte por el otro,
liderar un trabajo interinstitucional e intersectorial para generar y desarrollar las estrategias de
atención integral que supere el asistencialismo y la permanencia de esta problemática en la
ciudad.
Se pretende disminuir la población en situación de calle a través de la implementación de una
política pública de prevención, atención y rehabilitación. Ahora, esta intervención debe basarse
en el reconocimiento del universo de situaciones y problemáticas que existe detrás de esta
realidad y pretender un enfoque diferencial que trascienda de la atención
por ciclo vital.
194
alcalde
No solamente es rescatar personas por mejorar unos indicadores, sino que se requiere de
intervenciones estructurales que apunten a la generación de nuevas oportunidades de vida.
Propuestas
• Solicitar al DANE de acuerdo a la obligatoriedad que le asiste en la Ley 1641 de 2013,
levante el censo de esta población y tener así una línea de base actualizada a las nuevas
realidades que afronta la ciudad. En todo caso la Administración Municipal ha de colaborar
para que la ciudad cuente con ese censo.
• Continuar con la construcción de una política pública de habitantes de calle para la ciudad,
transversal a las políticas de salud mental y de seguridad ciudadana.
• Hacer un proceso de triaje en los territorios a través de una red que funcione 24 horas con
personal especializado para brindar servicios básicos, asesoría y remisión.
• Fortalecimiento y ampliación de cobertura de los centros de atención básica, alojamientos
y centros integrales, garantizando la atención con enfoque diferencial (Poblacional, género,
etnia, situación de discapacidad). Propender por procesos de resocialización y
rehabilitación.
• Crear centros de consumo regulado y normatizado que permitirán mitigar los efectos del
abuso y dependencia a sustancias psicoactivas y/o alcohol, con la regulación y sustitución a
otras drogas menos nocivas para el consumidor.
• Centraremos nuestra atención especialmente en los jóvenes “ninis” (ni trabaja, ni estudia),
alejándolos de las calles a través de estrategias donde se sientan actores importantes de su
desarrollo y de su comunidad.
• Fortalecer la oferta institucional en atención y rehabilitación de droga dicción para
personas particularmente niños, niñas y jóvenes en etapa de consumo inicial de sustancias
psicoactivas.
• Trabajar de la mano de entidades y organizaciones expertas en la materia.
• Vincular a la empresa privada y a la ciudadanía un ejercicio de corresponsabilidad con esta
problemática.
• Fortalecer y acompañar las instituciones que trabajan en pro de esta población buscando
fines comunes.
195
alcalde
• Campañas educativas a la ciudadanía para el desestimulo de “limosna” y el estímulo de la
responsabilidad social a través de programas que, aun cuando tengan la misma buena
intención, gocen de una debida y previa planificación técnica.
• Ni un solo niño en la calle.
• Espacios donde, por voluntad de estas personas, puedan ir para por un tiempo tener un
tratamiento y reciban formación.
Población en situación de discapacidad: Inclusión y autonomía con dignidad
La inclusión para la población en situación de discapacidad (PcD) es un proceso sobre el cual se
debe seguir trabajando y avanzando en Medellín. Si bien se han obtenido logros, aún faltan
procesos de integración, normalización y regulación que se deben desarrollar junto con el
sector público, privado y académico de la ciudad para fortalecer la oferta de servicios,
oportunidades y acciones afirmativas de derechos en la ciudad, para el desarrollo de
capacidades y autonomía para la vida de esta población.
Para esto es necesario continuar con el trabajo realizado al momento para que se de la
interseccionalidad de la Política Pública de Discapacidad de Medellín, Acuerdo 086 de 2009 y la
operatividad del plan Municipal de Discapacidad, con otras políticas y planes de desarrollo en la
ciudad de acuerdo a los marcos normativos y de derechos para esta población.
Es de resaltar que de acuerdo al censo de DANE en 2005, en Medellín existen 117.823 personas
en situación de discapacidad (PcD). Pese a los esfuerzos presupuestales y técnicos por parte de
entes nacionales y locales para actualizar este dato, aún existe un subregistro que no refleja el
número real ni caracterización socioeconómica de esta población en Medellín. Por esto se
considera que debemos empezar desde un registro real de la población para continuar la
ejecución de propuestas actuales y emprender nuevas que se requieren en la ciudad.
La propuesta está dirigida a que las PcD gocen de sus derechos en cualquier lugar de la ciudad
de manera que el acceso a la información y a servicios estén lo más cerca como sea posible a la
persona con discapacidad. Pero detrás de ello debe haber una estrategia por medio de la cual, y
mediante acciones interdisciplinarias, intersectoriales e interinstitucionales, se promocionen y
dinamicen los procesos de articulación para la inclusión en Medellín.
196
alcalde
Propuestas
Estas propuestas permitirán avanzar en una política social a favor de la PcD en Medellín,
familiares y cuidadores para la inclusión social:
• Crear una Gerencia de inclusión para las personas con discapacidad –PcD-servicios a los
que puedan acceder a través de una tarjeta. Incluirlos dentro de programas de ciencia,
tecnología e innovación. También dentro de capacitación laboral y educación.
Sistematización de experiencias.
• Crear Red de Atención para la Autonomía y el Bienestar (CAB) que permita llegar a cada
comuna para que la PcD, familiares y cuidadores tengan información de la oferta y la Red de
Apoyo del Municipio.
• Implementar un sistema de información y caracterización de discapacidad permanente,
actualizado y claro que emita datos confiables sobre la realidad de esta población y para el
monitoreo programas municipales encargadas de garantizar acceso y calidad en servicios
de salud, educación, vivienda entre otros.
• Fortalecer el observatorio que permita hacerle seguimiento al goce efectivo de derechos
de las PcD, sus familiares y cuidadores.
• Fortalecer los procesos de los 21 comités comunales y corregimentales de inclusión.
• Mejorar las condiciones de accesibilidad a las tecnologías de la comunicación y la
información a la PcD y definir una política de comunicación accesible en la Alcaldía y sus
dependencias.
• Diagnóstico de barreras existentes en la ciudad en transporte público e infraestructura
física para implementar un plan de erradicación de las identificadas (Ley estatutaria 1618 de
2013) y promover un certificado de accesibilidad para las construcciones de servicio al
público.
• Fortalecer programas de salud en servicio básico de asistencia en casa para personas
dependientes por enfermedad o discapacidad severa como “Ser capaz en casa”,
desarrollado durante el período 2012 – 2015, ya que han sido favorable para la persona, su
familia y cuidadores.
• Implementar políticas a familiares y cuidadores de personas enfermas o con discapacidad
severa que requiera dependencia de cuidado.
197
alcalde
• Pacto y convenios que aumente la contratación de PcD en el sector público y privado en un
ejercicio de inclusión laboral real para la productividad y generación de ingresos. Pacto para
la productividad81.
• Apoyar y promover la investigación social y en tecnología e innovación de propuestas que
mejoren la calidad de vida y beneficien la autonomía de las PcD.
• Se hará cumplir la normatividad de inclusión con la PcD con los parámetros de
accesibilidad o diseño universal, en la modernización del sistema de movilidad y
adecuación del parque automotor de la ciudad.
Diversidad sexual
Pese a la existencia de la ley antidiscriminación la cual reconoce la diferencia, y busca generar
inclusión frente a la discriminación y garantía de derechos, hace falta aunar voluntades para
mejorar la manera como todos, miembros de una misma sociedad, nos comportamos y nos
relacionamos partiendo siempre del respeto y la aceptación de la diferencia.
CREEMOS que la población LGBTI, que en muchos casos se enfrenta a violencias asociadas a
fobias contra la orientación sexual y a la discriminación política y laboral, merece por parte de la
ciudad (empezando desde la Administración pública como ejemplo) todo y el mismo respeto
que todos. Debemos reconocer su integridad y dignidad como seres humanos.
Se debe reconocer que ya existen en la ciudad algunos antecedentes en la materia, entre los
cuales cabe destacar la conformación de la mesa de trabajo LGBTI bajo el decreto 1272 de 2007,
mesa con la cual deben articularse esfuerzos para materializar las estrategias que
participativamente se configuren. También tiene ya la ciudad una política pública y un centro
social y comunitario: la política pública que se tiene con un enfoque de transformación cultural
(Acuerdo 08 mayo de 2011) se debe desarrollar, ya que no se ha hecho según los lineamientos
del decreto reglamentario 1928 de 2011; y el centro social y comunitario brinda servicios
complementarios pero debe contar con un seguimiento estricto de su ejercicio e impacto
(beneficios).
Es prioridad, entonces, reconfigurar las acciones de Centro social y comunitario para las
personas LGBTI como alimentador de las acciones de inclusión, dentro del contexto de la
coparticipación y la escucha entre la Administración (con sus distintas secretarías) y la
comunidad. Y, en general, se debe fomentar la participación de esta población en los diferentes
escenarios de tomas de decisiones de ciudad.
81
Buscar, de la mano de la comunidad y en colaboración de los congresistas de la region, evaluar alguna de la
noramtividad vigente que, en vez de fomenter la contratación de PcD, pueden terminar entorpeciéndola.
198
alcalde
Ahora, hay vacíos y falencias que deben atenderse, para lo cual, indispensable resulta, contar
inicialmente con una caracterización de esta población dentro de la ciudad. Y de allí, luego,
emprender toda una estrategia integral de inclusión que empiece desde la inculcación del
respeto por la diferencia, por sobre todo, a nuestras nuevas generaciones. Que no se siga
cultivando la fobia por motivos de orientación sexual y de género dentro y desde el sistema
escolar.
No se puede seguir permitiendo que exista exclusión social o laboral ni situaciones de violencia
por razones de fobias o como consecuencia de la expresión de orientaciones sexuales e
identidades de género diversas. Y la inclusión y el respeto debe, sin duda, practicarse desde la
casa, evitando que se siga dando la exclusión familiar de niños y niñas por estos motivos, pues
ello conlleva a que en muchos casos estas personas abandonen sus hogares y sean víctimas de
la explotación sexual y comercial82.
Debemos partir así del reconocimiento del otro y abrir las oportunidades para que este sector
de la población pueda entrar en la dinámica de ciudad como el grupo de ciudadanos que son.
Propuestas
• Contar con un censo y una caracterización de la población y cooperar para que la
comunidad pueda contar con un observatorio e indicadores en la materia que permitan un
trabajo técnido y debidamente planeado dentro de su articulación y colaboración con la
Administración Municipal.
• Disminuir la impunidad antes situaciones de violencia sexual partiendo de un
replanteamiento de la identificación pormenorizada del diagnóstico.
• Permitir que producto de espacios como lo sería por ejemplo el del emprendimiento,
puedan surgir de ellos liderazgos de la comunidad en pro no solo de sus intereses sino de
los intereses de ciudad.
• Promoción de capacitación y socialización en temas de población LGTBI dentro las
entidades estatales de incidencia local.
• Apoyo de continuidad a la política de integración social ligada a los programas culturales
de Medellín.
82
La exclusión y violencia sistemática específica a personas TRANS las margina del proceso de socialización y el
rechazo las expone a situaciones de riesgo, consumo de drogas, habitantes de calle, enfermedades de trasmisión
sexual. Su presencia en las calles en ejercicio y contexto de explotación sexual y de prostitución y consumo de
drogas aumenta la percepción de inseguridad.
199
alcalde
• Políticas de atención especial en salud que lleven a prácticas sexuales seguras. Además,
que fortalezcan programas de salud mental para población LGTBeI vulnerable.
• Programas de acompañamiento a padres y madres de personas LGBTI. Se debe establecer
una línea de promoción y prevención ligada a padres, que decrezca las causas de
vulnerabilidad en la población.
• Coordinación con ICBF para una programa de protección a niños, niñas y adolescentes
abandonados o expulsados de su hogar por su orientación sexual o identidad de género
diversa.
• Diversidad dentro de la diversidad. Estrategias directas dentro de la población que
promuevan la inclusión especial a los excluidos dentro de los excluidos, derivado de las
minorías afros o indígenas dentro de las poblaciones LGBTI. De ninguna manera permitir
que por la orientación sexual personas queden por fuera de procesos con la Administración
Municipal de índole laboral o contractual. Por el contrario, incluirlos y permitir su
participación en atención a su calidad de ciudadanos y sujetos de derechos y deberes83.
Diversidad étnica y cultural
En la ciudad de Medellín hay 236.000 afrodescendientes, lo que representa un 11% del total de
su población. Estudios recientes han puesto su interés en conocer mediante información
estadística las condiciones de vida de la población afrocolombiana, y han logrado evidenciar el
elevado nivel de pobreza y desigualdad entre afrocolombianos y la población mayoritariamente
mestiza, convirtiéndose la pertenencia étnica en un factor que sitúa en posición de
vulnerabilidad o desventaja a la población afrocolombiana en distintas áreas.
Debemos entonces comenzar por reconocer y visibilizar, desde diferentes escenarios culturales,
deportivos artísticos y académicos, a la población afro en Medellín. Así como avanzar en la
garantía de los derechos educativos y laborales de esta población.
83
No caer en la discriminación positive que, en todo caso, es discriminación.
200
alcalde
Propuestas
• Fortalecer una unidad administrativa de comunidades negras para que efectivamente
contribuya al desarrollo de la formulación, articulación, coordinación e implementación de
estrategias y políticas sociales, tendientes a la promoción, protección, restitución y garantía
de derechos de los afrodescendientes, para el mejoramiento de su calidad de vida.
• Incluir laboralmente profesionales afrodescendientes en las instituciones de orden
municipal. Avanzar en la labor de su empoderamiento social y económico.
• Implementar las políticas públicas para la población afrodescendiente que habita la
ciudad de Medellín, como lo establece el Acuerdo 011 de 2006.
• Fortalecer el proceso de implementación de programas de estudios afrocolombianos en
la ciudad de Medellín, desde la secretaria de educación.
• Campañas de comunicación que visibilicen como referente a la población afro en la ciudad
de Medellín.
Comunidades indígenas de Medellín
En Medellín habitan cerca de 9.000 personas pertenecientes a diversos pueblos indígenas84, la
mayor parte de esta población se encuentra asentada en los barrios: Llanaditas, Andalucía La
Francia, Santander, Enciso, Villa Tina, Santo domingo, Caicedo, La Sierra, Vallejuelos, Sandiego,
Trinidad, Manrique, Santa Cruz, Sevilla, Jesús de Nazaret y Chagualo, Prado Centro y Sevilla.
De esa cifra existe la mayor parte se encuentra asociada al Cabildo Indígena Chibcariwak, y la
población restante pertenece al Cabildo Quillasingas Pastos, Cabildo Inga. El resto de personas
indígenas no se encuentran asociadas a ninguna de estas organizaciones y existe una pequeña
porción de la población indígena que se encuentra en situación de mendicidad.
Del total de la población, el 56% llegó a Medellín por desplazamiento forzado, el 30% en busca
de trabajo, el 8% por razones de estudio y el 3% para establecerse en la ciudad.
84
Según el Censo DANE de 2005, en Medellín habitan indígenas de los pueblos Wayúu de la Guajira, Kankuamos y
Arhaucos de la Sierra Nevada de Santa Martha y el departamento del Cesar, Cubeos del Vaupés, Zenú de Córdoba,
Sucre, Urabá y Bajo Cauca antioqueño, Guambianos y Nasas del Cauca, Emberas del Choco, Risaralda y Antioquia,
Ingas del Putumayo y Caquetá, Pastos de Nariño, Huitotos del Amazonas, Kichuas del Ecuador, Pijaos del Tolima.
201
alcalde
Las principales falencias de esta población en la ciudad de Medellín son las condiciones
precarias en materia económica y de vivienda.
El reto está en construir la Política Pública que impulse la adecuación institucional del municipio
de Medellín y la generación de condiciones para el fortalecimiento de la diversidad cultural,
social, política y económica, para el mejoramiento de las condiciones de vida de la población
indígena de la ciudad, en el marco del Convenio 169 de la OIT, ratificado por Colombia a través
de la ley 21 de 1991, la declaración de las Naciones Unidas sobre los pueblos indígenas y la
Constitución Política de Colombia en sus artículos 7, 13, 93 y 24685.
Propuestas
• La Política Pública para la población indígena se emprenderá desde un enfoque de
derechos y su base estará fundamentada en la garantía, protección y restitución de los
derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas en Medellín, y a su vez estará en
relación directa con los planes de vida de cada uno de los cabildos indígenas86.
• Decisión y estrategia, de la mano de la misma Política Pública, hacia la abolición de toda
explotación sexual, laboral, comercial y económica de esta población.
Campesinado próspero y digno
La ciudad de Medellín cuenta con una extensión de 105 kilómetros cuadrados de suelo urbano,
270 de suelo rural y 5,2 de suelo para expansión. Es decir, las tres cuartas partes del territorio son
suelo rural. Y se encuentran divididas por corregimientos (que significan 5 comunas más de las
16 que tradicionalmente se habla. Son en total 21): Santa Elena, San Antonio de Prado, Altavista,
San Cristóbal y San Sebastián de Palmitas. Se calcula que hay aproximadamente unas 50.000
familias campesinas en los 5 corregimientos.
Ahora bien, la expansión urbana no controlada ha propiciado el olvido del campo y su
población rural o campesina, sumándose a esto las inadecuadas políticas rurales y las
deficiencias en el reconocimiento de sus derechos.
85
Así como también la sentencia T-025 de 2004 y los autos 004 y 092 de la Honorable Corte Constitucional.
Este proceso se realizará de manera concertada con las instituciones representativas de los pueblos indígenas
asentados en Medellín, así como también con los grupos significativos de población indígena que no hacen parte
de los cabildos presentes en la ciudad, en articulación directa con las instituciones del Gobierno Nacional y
86
Departamental encargadas para tal fin.
202
alcalde
Las propuestas para los territorios rurales campesinos surgen de la preocupación del
desplazamiento de los campesinos a la ciudad, considerando que allí encontrarán bienestar y
mejores formas de vida. Es un reto entonces mejorar la calidad de vida de la ciudad rural y de los
campesinos, previniendo su desintegración, recuperando la vocación agrícola y, a través del
acompañamiento y apoyo institucional, evitando el desplazamiento de los campesinos a la
ciudad. CREEMOS en promover, defender y fortalecer la economía rural y campesina que genere
oportunidades en estos territorios y permita que el bienestar y unas mejores condiciones de
vida lleguen finalmente a nuestro campo. Queremos inclusión territorial para nuestra ciudad y
que no siga siendo un motivo de desplazamiento la no atención oportuna y pertinente de
nuestros corregimientos; que quienes lo deseen puedan quedarse en su territorio porque allí
encontrarán bienestar y oportunidades de desarrollo.
Teniendo en cuenta estas problemáticas del campesinado de Medellín, proponemos lo
siguiente:
Propuestas
• Desarrollar la política pública rural para los corregimientos de Medellín.
• Fortalecer el Consejo Municipal de Desarrollo Rural.
• Fortalecer las UDRAS (Unidad de Desarrollo Rural Agrícola).
• Comenzar un proceso de logística que garantice racionalidad y eficiencia, creando una red
local, nacional e internacional en la comercialización.
• Mantener y fortalecer los mercados campesinos, vinculando la empresa privada y
ampliando la cobertura a otros escenarios de ciudad.
• Acercar al campesino a una convivencia con los cinco factores productivos (tierra, trabajo,
logística, crédito y conocimiento) con un fin prioritario y especifico como es el laboreo en su
propia tierra, a jornal por días, a jornal por horas, a destajo, a la aparcería, al comodato, al
usufructúo, al arriendo del suelo.
• Acercar los centros tecnológicos y académicos al campesino a través de convenios
interinstitucionales para lograr mejorar la eficiencia del trabajo en el campo.
• Programas e infraestructura para la educación, la salud, y las actividades deportivas,
artísticas, recreativas, culturales y lúdicas.
203
alcalde
•Acompañar proyectos de investigación que tengan moderados costos y externalidades
positivas (eficiencia, productividad, rentabilidad, calidad) para los campesinos de los
Corregimientos.
• Incentivar a campesinos y organizaciones de base que sean referentes de buenas prácticas
y modelos en su comunidad, para que sean multiplicadores en su territorio.
• Acompañar e incentivar los procesos ahora en curso que buscan el desarrollo de cultivos
orgánicos y darles una promoción prioritaria que debe ser además publicitada por
sostenible o por su contribución con el medio ambiente.
• Rescatar formas de vida, creencias, tradiciones, cocina, medicinas y devociones;
redescubrir la memoria histórica y rescatar los valores de nuestro campesinado.
• Promover local, nacional e internacionalmente, personas, grupos, eco-turismo y eventos
que destaquen la productividad e ingenio de los nuestros y que traigan renovación e
innovación.
• Buscar formas de producción donde el desarrollo sea sostenible, eficiente y
aprovechamiento de los residuos y el reciclaje.
• Fomentar cursos de economía doméstica donde se aprenda y actualicen conocimientos
útiles que además de proveer mejores condiciones de salud, alimentación y vida, sustenten
ingresos suplementarios a la familia y mejores las perspectivas de seguridad alimentaria.
• Contribuir al asesoramiento y a la recuperación de la arquitectura campesina que forme un
todo con un paisaje acogedor y que reconcilie al turista con la naturaleza.
• Continuar la compra de tierras de Piedras Blancas–Parque Arví, como mandato del concejo
de Medellín desde el año 1918. En lo que tiene que ver con conservar las cuencas que
abastecen de agua a los municipios del Área Metropolitana. Además de cumplir con las
disposiciones sobre patrimonio arqueológico de Piedras Blancas, pues la cuenca fue
declarada bien de interés cultural y monumento nacional.
• Revivir en la población campesina del corregimiento de Santa Elena el ancestro de la flor y
la silleta como uno de sus principales insumos turísticos. Y que sean ellos los verdaderos
protagonistas del desfile de silleteros dentro del programa de la feria de las Flores,
protagonismo que se debe ver reflejado en visibilización y beneficios reales como, por
ejemplo, que la mayoría de los
204
alcalde
premios terminen siendo para ellos y no se queden en manos de los operadores.
• Empezar la proyección y construcción del museo de las flores y la silleta el corregimiento
de Santa Elena.
Protección animal
Medellín es una ciudad que ha avanzado en el trato y protección a sus animales, convirtiéndose
en ejemplo a nivel nacional en el manejo de la fauna doméstica, callejera y silvestre; a través de
políticas públicas que han garantizado la sustitución de los vehículos de tracción animal, la
consolidación de programas de rescate, rehabilitación y adopción de fauna callejera, a través del
centro de bienestar animal La Perla y reconocimientos como la ciudad que más protege a sus
animales, otorgado por la fundación suiza Franz Weber.
Carecemos de datos estadísticos fidedignos que nos den cuenta del número de animales que
están en situación de calle, aun cuando en medios de comunicación se calculan unos mil87, bien
sea por motivos de abandono o perdida. De igual forma, se siguen presentando casos de
maltrato animal, abandono y tenencia irresponsable de los mismos.
Actualmente no existe una política pública que promueva el respeto y tenencia responsable de
animales, al igual que acciones preventivas que disminuyan el riesgo de animales en situación
de abandono y calle, y que garanticen las actividades de esterilización dentro del marco del
manejo ético de fauna callejera.
Afortunadamente los defensores de animales independientes, privados y organizados en
fundaciones o corporaciones, han tomado mucha fuerza en la Ciudad, convirtiendo la
problemática animal en una situación de corresponsabilidad entre el Estado y la ciudadanía,
incrementando los llamados hogares de paso y albergues independientes, para animales en
situación de calle.
Esto amerita un sistema de identificación efectiva y la creación de un protocolo que permita a
las personas naturales y jurídicas que toman esta iniciativa, cualificarse técnicamente sobre el
manejo de estos centros, protocolos para una adopción exitosa y acompañamiento por parte de
la Administración municipal en temas como provisión de alimentos, vacunas y esterilización,
teniendo en cuenta que el manejo de animales es un tema interrelacionado entre Salud Pública
y Medio ambiente.
87
Fuente: http://www.pulzo.com/opinion/355726-medellin-la-cuidad-que-mas-protege-los-animales-Medellín, la
cuidad que más protege a los animales.
205
alcalde
Según la encuesta de calidad de vida de 2013, en los hogares de Medellín se registraron 220.907
perros, de los cuales el 6.24% no está vacunado; y 82.725 gatos, de los cuales el 13.36% no está
vacunado.
Ahora, cuando hablamos de animales en nuestra ciudad debemos estar hablando de: Animales
de compañía, animales en situación de calle, Fauna salvaje y del Zoológico. Así las cosas, muchas
de las propuestas deben tener el factor diferencial atendiendo a estas cuatro situaciones o
condiciones de animales.
Teniendo en cuenta esta situación, se hacen las siguientes:
Propuestas
• Crear un sistema efectivo de identificación que consolide la información de animales con
o sin hogar de la ciudad de Medellín y registre el número de albergues y hogares de paso
que tiene la ciudad para animales domésticos en situación de abandono. Avanzar en
programas incluso de identificación de los animales de compañía mediante herramientas
como el chip.
• Realizar un acompañamiento a albergues y hogares de paso a través de capacitación,
vacunación y esterilización de animales, en convenios con el sector privado y la presencia
de las diferentes universidades.
• Estructurar programas de cuidado y manejo de mascotas que, de la mano del sector
privado y las instituciones, puedan llegar estratégicamente a los territorios: barrios,
unidades, parques, etc.
• Fortalecer las campañas de esterilización gratuitas barriales para hembras y machos, así
como las campañas de adecuado manejo de animales y de adopción animal, debidamente
protocolizadas y trabajando de la mano con fundaciones y organizaciones protectoras.
• Fortalecimiento de La Perla , ampliando los servicios en alianza con las universidades
públicas y entidades privadas, incluyendo la posibilidad de gestionar o estructurar una
plataforma de atención veterinaria. Dentro de dicho fortalecimiento son necesarias
campañas comunicativas eficaces.
• Generación de instalaciones dentro del espacio público para las mascotas. Así como
también oferta de actividades públicas y de ciudad que sean para asistir con las mascotas.
• Estructuración de proyectos para la investigación y el desarrollo de actividades en las que
los animales puedan acompañar y servirle al ser humano. Así por
88
Reforzar las funciones principales de la Perla, cuales son: rescate, rehabilitación y adopción (ésta, quizás, sea la que
mayor fortalecimiento requiera).
206
alcalde
ejemplo, se piensa en situaciones como ayuda, acompañamiento y guía por parte de los
animales a personas en condición de discapacidad, y desde el campo de la salud, en
procesos de tratamientos y terapias en los que los animales y las mascotas puedan traer
beneficios para las personas tratadas.
• Impulsar y replicar la atención a perros callejeros en gatos callejeros.
• Se crearan programas de prevención y control de tráfico de fauna silvestre89. Así como
también se realizarán campañas en todos los sectores de la ciudad sobre la fauna que habita
la zona, sobre sus cuidados mínimos y sus peligros, capacitando a los habitantes sobre qué
hacer si ven una especie y a quién llamar en caso de necesitar ayuda.
• Buscar que el zoológico sea un lugar de esparcimiento y familiar en la ciudad, un lugar de
encuentro y de orgullo para Medellín. Hoy el zoológico debe mejorar la infraestructura y
calidad del habitad de todos sus animales. Esto debe hacerse, si es necesario, incluyendo
incluso el sector privado o hasta invitando a participar del zoológico a fundaciones, bien
sean colombianas o de otras partes del mundo.
Prostitución y Trata de Personas
Prostitución
Medellín le debe hacer frente a la prostitución como un asunto de dignidad. Se puede hablar de
la prostitución como un problema social dado que como negocio otorga ganancias a un
particular o un grupo de particulares caracterizándose por utilizar la explotación social, racial,
étnica y sexual como una forma de industria socio-económica basada en los roles sexuales. Por
esto, como fenómeno social afecta diversos aspectos de la sociedad y no se limita sólo a las
actividades individuales (prostituta/o y cliente), sino, que requiere se le ubique dentro del
contexto político, social, económico y cultural que la ha dado origen y sigue alimentando dicho
fenómeno.
El ejercicio de la prostitución tiene como precedente que quien lo ejerce es libre de decidir su
oficio y ocupación, sin embargo, en la mayoría de los casos existe coerción por un tercero, por lo
que esta situación exige medidas y políticas contundentes que busquen la garantía de derechos
de esta población (mujeres, hombres, personas TRANS y niñez).
89
Los habitantes de la ciudad de Medellín, tienen un amplio desconocimiento de la fauna salvaje que habita la
ciudad, qué entidades son las encargadas del cuidado de la misma y de su protección.
207
alcalde
Aunque no se tiene unos datos definitivos de número de personas dedicados a la prostitución
hay aproximadamente de entre 9.000 y 11.000 mujeres en ejercicio de prostitución en
modalidad de estrato 1 a 3 (striptease, salas de masaje, grilles y bares, residencias y calles y
parques de Medellín), según las organizaciones sociales de acuerdo al trabajo de campo que
realizan. De igual forma, unos 2.000 hombres se dedicarían hoy a la prostitución, heterosexual y
homosexual en Medellín
Cada día se engrosa más el número de personas en ejercicio de prostitución, que siendo
víctimas del conflicto armado, el desplazamiento forzado, de violencias sexuales, en
condiciones de pobreza y siendo cabeza de familia, encuentran en la prostitución una forma de
sobrevivencia, que no les exige nivel educativo ni hoja de vida demostrada.
Las siguientes propuestas buscan prevenir el incremento del ejercicio de la prostitución en la
ciudad de Medellín promoviendo opciones de vida Digna para las personas, fortaleciendo los
programas de capacitación y de trabajo a quienes tienen la decisión de una vida diferente, y
disminuyendo el fenómeno de explotación sexual en niños y niñas combatiendo de manera
decidida la red de delincuentes de este delito.
Propuestas
• Darle continuidad al Acuerdo 20 de 2011 Por medio del cual se modifica el Acuerdo 09 de
2006 y se hacen ajustes a la Política Pública para la Prevención y Atención de las violencias
sexuales que afectan a la ciudadanía, principalmente a mujeres, niñas, niños y adolescentes,
que se espera presente avances en la implementación de estrategias de prevención,
atención, investigación y judicialización para agresores, explotadores, constreñidores y
redes de servicios sexuales con niños, niñas y adolescentes.
• Campañas preventivas orientadas a la identificación y remoción de los patrones culturales
que entregan la idea de que el cuerpo es vendible como un objeto sexual y que despojan a
las personas de su dignidad y de su valor (esta propuesta se amplía en la propuesta de
género).
• Establecer una línea unificada de los proyectos de educación sexual en comunidades
educativas dándole peso al componente en Derechos Sexuales y Reproductivos a través de
acciones de información, educación y capacitación en las cuales se enfatice en una visión
humanista, científica y de género de la sexualidad que promueva su vivencia responsable,
segura, satisfactoria, libre de violencia y de riesgos.
• Familias dignas le hacen frente a la prostitución. Impulsar la dignidad al interior de las
familias mediante el fortalecimiento de las mismas, a través de la intervención y prevención
de la violencia intrafamiliar y el maltrato infantil.
208
alcalde
• Brindar capacitación en artes y oficios que permitan la inserción al mundo laboral a
personas en ejercicio de prostitución, posibilitando un proceso transitorio a quienes
quieran tomar una decisión de abandonar el ejercicio de prostitución.
• Dar acompañamiento y protección jurídica a quienes se encuentran bajo coerción para
este ejercicio y desean abandonarlo, a través de un ente administrativo específico.
• Protección, recuperación y reintegración de las víctimas de cualquier forma de explotación
sexual, con el fin de lograr la recuperación y reinserción exitosa, ofreciendo recursos físicos,
psico-sociales y jurídicos.
• Visibilizar el tema en el ámbito público: Categorizar y nombrar esta práctica como
problemática es el primer paso para su superación. La aplicación de esta estrategia
contribuye además a aumentar la comprensión pública.
• Dar cumplimiento de acuerdos internacionales suscritos por Colombia en materia de
delitos sexuales, la creación y aplicación de leyes y políticas integrales de prevención,
atención y control enmarcadas en los Derechos Humanos de todas las personas y tomando
en consideración las necesidades especiales y específicas de los niños, niñas y adolescentes.
• Acuerdo orientado a controlar la acción de los agentes del abuso sexual, la inducción a la
prostitución, la trata de personas y la explotación sexual infantil bajo cualquiera de sus
formas. (Propuesta desarrollada en Niñez).
• Aumento de recursos humanos y económicos al servicio de los programas e
implementación de mecanismos de seguimiento y evaluación en instituciones de salud,
educación, social, legislativa y judicial que fortalezcan la capacidad de respuesta de las
competentes en la atención de la población en situación de prostitución. Esto implica
capacitación de personal, revisión y re direccionamiento de políticas de intervención.
Trata de Personas
La Trata de personas es un fenómeno social y criminal que afecta hoy nuestra ciudad sin que se
vea una decisión clara por parte de las autoridades por revertir esta realidad. Según la ONU,
Colombia es uno de los países90 con mayor número de víctimas de este flagelo, siendo las
mujeres quienes más padecen esta situación. Para la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga
y el Delito, la trata de personas es el negocio de más rápido crecimiento del crimen organizado
en el mundo, con ingresos que oscilan entre los siete y 12 billones de dólares al año. Y según la
Organización
90
Para el 2008, Colombia ocupaba el tercer lugar.
209
alcalde
Internacional de Migraciones, Antioquia (y por ende Medellín) está catalogada como una zona
de alta influencia.
La ciudad requiere entonces ser consciente de esta situación y afrontarla decididamente,
reconociendo la complejidad de aquello a lo que se enfrenta pero sabiendo que se trata de no
permitir que al ser humano se le cosifique o materialice pasando por encima de su dignidad.
Son múltiples las manifestaciones de este fenómeno: hay trata de personas en la explotación
sexual, en el turismo sexual, en la pornografía, en la prostitución, en la explotación laboral, en la
mendicidad, en las ventas callejeras, en algunos casos de servicio doméstico, en el trabajo en el
sector agrícola y en la minería. Todas ellas deben ser atendidas, y para ello, además de concebir
la creación de un grupo elite para la lucha de este delito tal y como lo expresamos en nuestra
propuesta de seguridad y convivencia, es importante que la ciudad retome la puesta en marcha
del Acuerdo Municipal 78 de 2009 sobre la lucha contra la Trata de Personas91, el cual no se
encuentra aún reglamentado.
Seguridad alimentaria y nutrición digna
El derecho a la alimentación es un derecho humano básico y universal. Todas las personas en
todas las etapas de la vida, tienen derecho a tener acceso a alimentos de alta calidad y sin
riesgos.
Se calcula hoy en el mundo hay más de 850 millones de seres humanos que no tienen suficiente
alimento para tener una vida sana, activa y feliz. El hambre se constituye en el mayor riesgo para
la salud; mata a más personas cada año que el sida, la tuberculosis y la malaria juntas. Sus
consecuencias son entre muchas otras la muerte de millones de niños y niñas menores de 5
años.
Según el perfil alimentario y Nutricional de Medellín 2010, un 8.2 % de los hogares presentó
inseguridad alimentaria severa. Las comunas con mayor inseguridad alimentaria fueron
Manrique, Santa Cruz, Popular y Aranjuez; ya nivel de corregimientos, Palmitas, San Antonio de
Prado. El 58.6 % de la población total se encuentra en algún tipo de inseguridad alimentaria, el
grueso de esa población en los estratos 1,2 y 3 y particularmente más elevado en el estrato 1. Se
destaca lo ocurrido en los estratos 1 y 2, donde el porcentaje de inseguridad en alimentos es de
79% y 74% respectivamente, lo que quiere decir que 79 y 74 de cada 100 hogares de estratos 1
y 2 viven en la inseguridad alimentaria o con amenaza de esta.
Por otro lado, existe una estrecha relación entre seguridad alimentaria y la ocupación, ingresos
y nivel educativo de las mujeres y hombres cabeza de hogar. En las últimas
91
Durante mi trabajo como concejal de la ciudad, este fue uno de los acuerdos que propuse
210
alcalde
mediciones (Secretaría de Salud Medellín SISVIN) sigue siendo preocupante la situación de
seguridad alimentaria de la niñez. De hecho, en Medellín la tasa de desnutrición crónica en
menores de 5 años es de 7.6, el porcentaje de desnutrición global o bajo peso para la edad en
menores de 5 años de 3.3%, y el porcentaje de niños y niñas con bajo peso al nacer es del 10.2%.
Este panorama anterior nos convoca a trabajar en el marco de la Política Pública de Soberanía y
Seguridad Alimentaria y Nutricional (Acuerdo 38 de 2005) que implemente un Plan Municipal,
que articule y desarrolle mediante la coordinación de todas las instituciones municipales
comprometidas con esta política, programas, proyectos y acciones desde la producción,
transformación, comercialización y distribución y consumo de alimentos.
Así pues, para asumir los problemas que causan y los efectos de la inseguridad alimenticia en la
ciudad, se presentan estas
Propuestas
• Actualizar el diagnóstico del estado nutricional y de Seguridad Alimentaria en el territorio
urbano y rural. Cada intervención se mide y se hace con base en un punto de inicio y de
llegada.
• Complementación Alimentaria: fortalecer programas de Restaurante Escolar, adulto mayor
y canasta alimentaria con un enfoque de educativo y formativo. Ampliar alimentación en
época vacacional y fines de semana con corresponsabilidad comunitaria.
• Desarrollo Rural Sostenible: promover la producción agraria y la conservación de
ecosistemas. Desarrollar con la población campesina del Municipio, alternativas educativas
apropiadas a la permanencia de la juventud en el campo.
• Agricultura Urbana y Semirural: Capacitación y organización comunitaria, la asesoría y
acompañamiento técnico, el acceso al crédito y condiciones para la comercialización
directa. Busca esta propuesta impulsar en la ciudad de Medellín a nivel de corregimientos y
periferia urbana modelos de huertas de producción orgánica con la técnica acuaponía92 (ver
definición) para satisfacer necesidades de alimentos a nivel local y formar una red que
permita y facilite la comercialización de los excedentes de las mismas.
92
El término acuaponía es una contracción (portmanteau) de las palabras "hidroponía" y "acuicultura". Sistema
sustentable de producción de plantas y peces que combina la acuicultura tradicional (cría de animales acuáticos)
como lo son el pescado, el cangrejo de río y los camarones; con la hidroponía (cultivo de plantas en agua) en un
medioambiente simbiótico controlado. En la acuacultura los desechos biológicos se acumulan en el agua
incrementando la toxicidad para los peces y otras especies acuáticas. Ésta agua es dirigida al sistema hidropónico
donde es filtrado por las plantas que utilizan los nutrientes, dejando así el agua lista para ser recirculada hacia los
animales.
211
alcalde
• Promover la creación de acopios en diferentes localidades de estratos 1, 2 y 3 que permita
la comercialización de los excedentes de las huertas semiurbanas y corregimientos y de
donde se puedan abastecer diferentes programas de seguridad alimentaria como
restaurantes escolares, adulto mayor, familias vulnerables, entre otros. También se puede
considerar la venta a distribuidores de alimentos orgánicos ya posicionados en la ciudad.
• Comercialización y transformación de alimentos: fortalecer desde un enfoque de
economía popular y solidaria, procesos de transformación y comercialización de alimentos,
asegurando precios justos a los productores. Desarrollar procesos de formación, asistencia
y acompañamiento técnico para crear, fortalecer unidades productivas. Una de estas
iniciativas serían:
(1) Plantas De Procesados, de la mano con los acopios es posible desarrollar plantas de
alimentos mínimamente procesados, como los son las pulpas, alimentos troceados,
conservas, pastas entre otros que permitan diversificar la oferta obteniendo valor agregado
a bajos costos y aumentando la vida útil de los productos acopiados, obviamente cuidando
los procesos e ingredientes adicionados a fin de procurar por el lema “alimentos orgánicos
bajo en químicos y altamente nutritivos”;
(2) Canales De Comercialización Con Mínimos Intermediarios, en la comercialización de este
tipo de alimentos intervienen frecuentemente muchos intermediarios, por lo cual los costos
finales al consumidor son muy elevados y los ingresos del productor son mínimos. Esto se
puede mejorar con canales de distribución que aseguren el acceso de una forma más
directa, utilizando medios electrónicos para asegurar las necesidades que tiene el
consumidor y vehículos de transporte suficientes para atender la demanda, estas
estrategias han sido implementadas en otros países y han dado excelentes resultados. Estos
canales pueden vincularse directamente a los acopios locales y productores para mejorar su
comercialización directa.
• Educación e Investigación: Promover programas educativos que promuevan el derecho a
la alimentación y hábitos alimentarios saludables. Diseño de tecnologías y avanzadas.
• Salud: Educación familiar para el desarrollo infantil, atención nutricional materno infantil,
vigilancia del desarrollo físico. No se trata solo de dar comida a las personas más vulnerables
sino de educar, prevenir y promocionar estilos de vida saludables.
• Implementar el Plan de Abastecimiento de Alimentos: Herramienta que revisa la
producción, intercambio, comercialización, transformación, transporte, disposición final,
consumo de alimentos y flujo de información. Un enfoque de ciudad región que logre
abaratar los alimentos.
212
alcalde
• A través de la Gerencia de Seguridad Alimentaria se coordinará todas las acciones
institucionales e interinstitucionales y la Cooperación Internacional, nacional,
departamental y los esfuerzos públicos y privados. Acompañar, fortalecer y articular las
iniciativas que se hacen desde los diferentes Bancos de Alimentos que existen en la ciudad.
213
alcalde
medellin
y
antioquia
alcalde
11. Medellín y Antioquia.
Medellín y Antioquia: Ciudad y región sin fronteras
Las fronteras y divisiones políticas que se observan con detalle en los mapas y en la cartografía
general de los libros de texto, obedecen a dinámicas muy diferentes a las que realmente
suceden en los territorios. Las fronteras políticas, la delimitación cartográfica y la circunscripción
con fines administrativos obedece, grosso modo, a dos grandes elementos: de un lado, a una
delimitación histórica que obedeció a procesos de asentamientos comunitarios, posesión de
tierras por parte de grandes hacendados, acuerdos administrativos, distancias geográficas y
demás elementos que, en su conjunto, no respondieron en ningún momento a la dinámica
aglutinadora de los territorios; de otro lado, a un proceso de división administrativa guiado por
principios de gestión pública ajenos a las necesidades del territorio, que si bien tiene por
intención facilitar la ejecución de recursos en los diferentes estamentos territoriales, sirvió de
excusa para delimitar la ejecución de soluciones municipales a problemas supramunicipales o
de carácter regional, para señalar algunos ejemplos.
Nuestra visión del territorio va más allá de las divisiones administrativas y las fronteras. Así como
estamos convencidos de que Medellín es una ciudad con múltiples territorios, con necesidades
y soluciones potenciales diferentes; igualmente CREEMOS con firmeza que lo que pasa en
Medellín y Antioquia no es excluyente y, en ese mismo sentido, requiere de intervenciones y
desarrollos estratégicos en territorios específicos y en temas concretos.
Conectividad regional: Proyectos de intervención integral.
La conectividad es un concepto integral que da cuenta de la necesidad de eliminar las fronteras
artificiales y políticas que dividen los territorios, para enmarcarlos en una lógica regional dirigida
a la mejora de las condiciones (económicas, sociales y políticas) del espacio y sus habitantes.
Invita, en el fondo, a superar el paradigma de la división político administrativa como la única
herramienta viable de gobierno, y más bien dirige la atención a resaltar las oportunidades que
se hallan en intervenciones e inversiones de envergadura supramunicipal y, por supuesto,
supradepartamental.
Plan integral Hidroituango:
Con una participación del 48% sobre el proyecto encabezada por EPM, de la mano de la
Gobernación de Antioquia (dueña del 52% restante), Medellín tiene una inmensa tarea por
delante para liderar un complejo proceso de transformación en doce municipios antioqueños
que tendrán afectaciones directas del megaproyecto Hidroeléctrica Ituango, procurando
avanzar hacia un desarrollo escalado y pertinente para las necesidades de la subregión.
214
alcalde
Concebido como un proyecto que transformará la cara norte del Departamento y que pondrá a
Antioquia como epicentro de la producción energética de América Latina, Hidroituango
representa una de las más grandes apuestas de la administración departamental y de la
municipal en cabeza de EPM.
Como administración municipal y como ciudad, Medellín debe avanzar y continuar su
compromiso con proyectos de gran envergadura que tengan vocación regional y que en efecto
generen procesos de transformación que desemboquen en desarrollo sostenible para las
comunidades. Para esto, consideramos que de la mano de esta gran obra de infraestructura
debemos seguir avanzando en el compromiso con los siguientes elementos:
• Inversión social.
• Servicios públicos.
• Fortalecimiento de los gobiernos locales.
• Conectividad regional.
Medellín y Antioquia tienen mar: Urabá.
Actualmente la Gobernación de Antioquia lleva adelante un ambicioso Plan Integral para Urabá
que, en sus múltiples perspectivas e intenciones, comprende la necesidad de volver la mirada de
las grandes ciudades a esta esquina de la cartografía antioqueña. En efecto, Urabá con su gran
golfo ha sido históricamente el espacio por excelencia para el comercio bananero que, por las
facilidades agronómicas de la zona, no requiere de mayores cargas en materia de
infraestructura. Más allá de algunas embarcaciones con mercancía para la región, y alguno que
otro aventurero que decidía hacer envíos por la carretera a Urabá para que desembarcara por el
puerto de los bananeros, hablar de una economía próspera en materia portuaria era un grave
sinsentido para esta región antioqueña.
Lo anterior sucedía de esta manera no porque las condiciones marítimas del golfo no fueran las
adecuadas para un puerto de aguas profundas, o porque simplemente los puertos existentes en
el país ofrecían suficiente infraestructura para las necesidades mercantiles de las grandes y
pequeñas ciudades de Antioquia y de Colombia. La lejanía de Urabá no se explicaba en la
cartografía sino en una serie continua de decisiones políticas en las que Urabá se mantenía a un
margen de las intenciones de los gobernantes.
A la par de la ausencia, a lo mejor como compañero y áulico de la misma, la violencia se tomó
durante muchos años el corazón del mar antioqueño. La aparición y el accionar de grupos
guerrilleros, la respuesta del paramilitarismo y la bacrimización de estos grupos armados que al
día de hoy mantienen la eterna disputa que se cierne sobre Urabá, han marcado una historia de
violencia y victimización que, de la mano del abandono del Estado, constituyen uno de los más
grandes retos que Medellín y Antioquia, juntos, deben asumir.
215
alcalde
epm y
servicios
publicos
alcalde
Consideramos que la recuperación del territorio de Urabá debe atravesar cuatro grandes líneas
que permitan hacer de esta esquina antioqueña un nuevo epicentro del desarrollo regional,
materializando su valía para el resto del país. Estas cuatro líneas son:
• Institucionalidad: Fortalecimiento de los gobiernos locales.
• Desarrollo económico: Autopistas para una región conectada y accesible (Mar 1, Mar 2 y
Túnel del Toyo), Transversal de las Américas, Zona Portuaria, circuitos industriales.
• Oportunidades sociales: Servicios públicos, superación de la pobreza, ley de tierras y
víctimas, cultura y deporte,
• Educación: Educación superior (UdeA, Poli, SENA)
EPM es y seguirá siendo 100% pública
EPM y servicios públicos:
93
El objeto social de EPM , de conformidad con sus estatutos, es prestar los servicios públicos
domiciliarios de acueducto, alcantarillado, energía, distribución de gas combustible, telefonía
pública básica, los demás servicios de telecomunicaciones, tratamiento y aprovechamiento de
las basuras, y desarrollar las actividades complementarias de esos servicios.
Los estatutos también establecen que esos servicios deben prestarse con criterios de
universalidad, calidad y eficacia, procurando siempre el bienestar general y el mejoramiento de
la calidad de vida de la población, atendiendo precisos criterios técnicos, rigor jurídico, costos de
operación y prestación de los servicios y solidaridad y redistribución de ingresos.
Este objeto, tal como ha sido concebido desde la creación de EPM como establecimiento
público del Municipio de Medellín, cumple a cabalidad los propósitos de la Constitución de 1991
y de la ley 142 de 1994 en materia de servicios públicos94domiciliarios, y debe mantenerse
invariable para garantía de la realización de los fines de EPM .
93
EPM fue constituida en el año 1955 gracias al ahorro patrimonial y el esfuerzo de todos los Medellinenses que
trabajaron por conseguir el acceso a servicios públicos de calidad en condiciones dignas, convirtiéndose
rápidamente en un modelo a seguir de otros países en América Latina. Hoy EPM se foguea entre las 3 mejores
empresas de Colombia, con capital 100% publico, transfiriendo anualmente al presupuesto de Medellín cerca de un
billón de pesos, destinados a la inversión en programas contemplados en los planes de desarrollo de los
respectivos cuatrenios.
94
Es necesario tener en cuenta que esta función ya no la cumple EPM como empresa individual, sino como cabeza
y como parte del Grupo Empresarial EPM.
216
alcalde
Ahora, para que EPM pueda cumplir el propósito de cobertura total conforme a los propósitos
de la ley de servicios públicos y de sus estatutos, es necesario que el Municipio realice la gestión
que le compete en el área de su territorio, tanto de manera directa, para lo cual podría destinar
parte de las transferencias que recibe de los excedentes (“utilidades”) de EPM, como a través de
EPM y de las otras empresas del Grupo Empresarial EPM, cuidando que éstas cumplan su objeto
con criterio social y no solamente de rentabilidad económica.
Los estatutos le asignan a EPM autonomía administrativa, financiera y patrimonio propio. Es
necesario revisar y redefinir el modelo de gestión, administrativo y de negocio que se ha venido
aplicando en los últimos años, con el fin de blindarla frente a la burocracia y los intereses
políticos, y garantizar entonces poderle hacer efectivo seguimiento a sus labores y resultados,
tanto financieros como sociales.
El principal factor de éxito y la mayor fortaleza de EPM han residido en su cultura empresarial,
que se ha manifestado en un manejo eficiente de la misma, en el pacto político empresarial con
la comunidad a quien sirve y en el sentido de pertenencia de sus funcionarios. Todo esto ha
constituido un capital social y un capital humano de gran valor. Esa cultura y ese valor se deben
proteger95y fortalecer decididamente, teniendo siempre como norte un balance eficientemente
sostenible entre la actividad empresarial pura y la responsabilidad social empresarial96.
En todo caso, es necesario mantener la transferencia del conocimiento de la empresa a sus
nuevos funcionarios, como ha sido su costumbre siempre, para poder garantizar el rigor técnico
y jurídico y el mantenimiento de la cultura empresarial. Y no se puede permitir que por echar
mano de la figura de la tercerización los usuarios perciban que la atención y la calidad de los
servicios se vea afectada. Creemos que los medellinenses todos debemos recuperar el estatus
de propietarios y usuarios de EPM, y que no se nos vea como unos simples clientes.
Pues bien, EPM y su grupo empresarial se han propuesto cumplir la Mega, es decir una meta
grande, retadora y alcanzable, definida en los siguientes términos: “En 2022 el Grupo EPM espera
posicionarse como uno de los 50 grupos empresariales más importantes en América Latina. Para
ese año deberá alcanzar, con criterios de competitividad responsable, ingresos de USD 16.000
millones y Ebitda de USD 5.500 millones”. Es importante, pero ese objetivo de largo plazo debe
completarse, no solo debe formularse y cumplirse en términos de resultados empresariales
financieros y de ingresos, sino también en términos de su importancia en el ejercicio de la
responsabilidad social empresarial97.
95
Y recuperar en los casos en los que se haya debilitado.
La cultura empresarial debe producir como resultado que EPM sea mirada siempre como modelo, por la
comunidad, por sus empleados y por el sector productivo.
96
97
Elementos esenciales de la Mega deben ser la responsabilidad con el medio ambiente, contribución al cuidado de
las cuencas y microcuencas que surten sus embalses, la fauna y la flora nativas; de igual forma, constituir factor de
calidad de vida y desarrollo, participando en lo que le corresponde para impulsar la política de territorios
sostenibles y competitivos.
217
alcalde
Y es que el desarrollo no consiste solamente en crecimiento económico, sino en garantizar a
toda la comunidad condiciones de vida digna. Conseguir este propósito permite construir
territorios sostenibles. En armonía con este concepto y con sus estatutos, EPM debe ser factor de
desarrollo social con crecimiento en la calidad de vida, la economía, la infraestructura, la
dinámica social y respeto por el ambiente en todas las regiones donde actúa, dentro de su
objeto social y coordinándose con los entes territoriales departamentales y municipales.
En cuanto a la prestación de servicios públicos:
La premisa de la universalidad de los servicios públicos no se ha alcanzado en Medellín y este
debe ser un objetivo permanente de la empresa, así requiera que se apoye con otros entes,
instituciones y organizaciones para cumplir el objetivo. Deberá aplicarse este principio también
en las demás zonas donde actúa.
Por distintas razones de orden técnico, de riesgo geológico, de seguridad pública, de manejo
empresarial y otras, los servicios de acueducto, alcantarillado, telecomunicaciones, gas y aseo no
llegan al total de la población.
Según lo define la OIT: “Los servicios públicos de suministro (agua, electricidad y gas) son
fundamentales y desempeñan un papel esencial en el desarrollo económico y social. Los
servicios públicos de suministro de calidad son una condición sine qua non para la erradicación
efectiva de la pobreza”.
Es cierto que Medellín posee una calidad en la prestación de los servicios públicos de las más
altas del país. Esto se puede ver reflejado en que Medellín sea la ciudad con mayor satisfacción
en la prestación de servicios públicos con un 86% de aprobación, muy por encima de la capital
de la República que cuenta con un nivel de aprobación en sus servicios públicos del 66%. Aún
así, hay muchos lugares en Medellín donde la prestación de estos servicios, o es deficiente o
simplemente no existe, situación que representa una vulneración grave a la calidad de vida de
los ciudadanos que lo padecen.
La responsabilidad social empresarial es la contribución activa y eficaz de la empresa a la sostenibilidad social,
económica y ambiental. Este concepto está en armonía con el objeto de EPM, según lo definen sus estatutos. En la
actualidad, EPM se orienta a ella mediante tres mecanismos, a saber: 1) la prestación eficaz de sus servicios públicos
domiciliarios, que tienen alto impacto favorable en la comunidad, 2) los programas sociales y ambientales que
ejecuta directamente y 3) los programas que desarrolla la Fundación EPM.
218
alcalde
Según la última medición de la Alcaldía de Medellín, a 2013 aún había unas 1.064 viviendas que
no poseían un servicio de energía eléctrica, de las cuales 888 de estas viviendas estaban
ubicadas en el área urbana de la ciudad.
En cuanto a la prestación de acueducto y agua potable, unas 9.411 viviendas de la ciudad
carecen de dicho servicio, de las cuales el 96% se encuentran en los estratos 1 y 2 y el 80%
pertenecen al área urbana, siendo las comunas 1, 3, 4 y 8 las más afectadas. Además de estas casi
diez mil viviendas que hoy no tienen servicios de acueducto, también se debe tener en cuenta
las 7.279 viviendas que reportan que, a pesar de tener servicios de acueducto, este es de mala
calidad.
A la fecha, en Medellín hay más de 204.000 personas sin agua potable. La mayoría de ellas se
surten de pequeños nacimientos de agua o están pegados al rebose de los tanques de
Empresas Públicas de Medellín98 . Lo más grave es que a falta de alcantarillado se está
humedeciendo la montaña, generando todos los riesgos de deslizamiento. Existen soluciones
“no convencionales” y tecnológicas que permitirían garantizar la cobertura universal, sin que
necesariamente sea mediante tubería. Debe analizarse con cuidado en cada caso, para cada
comunidad que sufre déficit en estos servicios, las razones por las cuales sucede y así desarrollar
soluciones alternativas con criterios de innovación para lograr el objetivo de la cobertura
universal99.
En materia de servicios de alcantarillado, el indicador de viviendas que no poseen este servicio
es aún más grave, pues hay en Medellín unas 30.582 viviendas que no tienen alcantarillado. A
este indicador también se debe tener en cuenta las casi 6.500 viviendas que carecen tanto de
acueducto como de alcantarillado El 96% de estas viviendas pertenecen a los estratos 1 y 2 de la
ciudad, y el 70% se encuentran en la Medellín urbana.
Ahora, en cuanto a otros servicios públicos, el nivel de viviendas con carencias comienza a
aumentar: 11.072 viviendas que no posee el servicio de recolección de basuras; hay unas 85.889
viviendas sin el servicio de telefonía fija, lo que representaría el 11% de las viviendas en la
ciudad; con el servicio de gas natural existen unas 220.005 viviendas carentes de este servicio, lo
que representa el 29% de las viviendas en Medellín; 341.017 viviendas que no poseen conexión
a internet, representando un 45% de los hogares totales en la ciudad; y, finalmente, la televisión
por cable no llega a 139.953 viviendas, lo que sería un 19% del total de las viviendas.
98
En casos, incluso, obtienen el agua que las estructuras criminals de manera illegal comercializan luego de perforar
las tuberías. Misma práctica criminal que llevan a cabo con varios de los otros servicios públicos.
99
Lo mismo debe hacerse con los desconectados de los servicios de agua, telecomunicaciones, electricidad y gas. Y
es importante reconocer que aún hay personas que pueden aparentemente no estar “desconectados”, pero que
realmente el servicio que reciben es bastante precario y el agua que terminan obteniendo no es potable.
219
alcalde
1064
01 SIN ENERGÍA
139953
08
05
9411
02 SIN ACUEDUCTO
SIN TELEVISIÓN
POR CABLE
341017
07 SIN INTERNET
VIVIENDAS
SIN...
85889
30582
03
SIN ALCANTARILLADO
11072
04 SINDERECOLECCIÓN
BASURAS
06 SIN TELÉFONO
05 SIN GAS NATURAL
220005
Condición de la vivienda en Medellín. Elaboración propia. Fuente: Alcaldía de Medellín. 2013.
Ahora, la ciudad en materia de servicios domiciliarios es y debe ser consciente del incalculable
tesoro público con el que cuenta y aunque podemos afirmar que esto se refleja en una cultura
de buen pago, es inocultable que en algunos sectores habitan familias a quienes les es difícil el
pago oportuno de los servicios públicos, convirtiéndose en morosos luego de dos facturas
vencidas generando la desconexión y sucesos de situaciones que van en detrimento de la
calidad de vida y generan problemáticas que mantienen la brecha de inequidad.
Según el informe de la personería de Medellín para al 31 de Diciembre de 2014 el número de
suscriptores morosos desconectados del agua fue de 23.289, seguido de 13.474 de energía
eléctrica, y 13.867 de gas, viéndose muchos hogares, que hoy no tienen ingresos suficientes para
su sostenimiento en la obligación de asegurar el acceso a estos servicios públicos de manera
informal, y en algunos casos ilegalmente, siendo un hecho desafortunado tanto para las familias
que no están accediendo a los servicios en condiciones dignas, como para el Municipio que a
pesar de que cuenta con una Empresa 100% publica no garantiza el acceso a la totalidad de las
familias aumentando directamente las condiciones de inequidad.
Creemos entonces en apuntarle al acceso a servicios públicos en un 100% en la ciudad de
Medellín, conservando la calidad e incluyendo a las familias más vulnerables de la ciudad para
que puedan acceder al agua potable, saneamiento básico, energía y gas con el objetivo de que
la población más marginada en contextos de pobreza que hoy habita en nuestros barrios
tengan la oportunidad de desarrollar sus vidas en condiciones de dignad, reflejándose la
ejecución de este convenio en la reducción inmediata de las brechas de inequidad que hoy tiene
la ciudad de Medellín, donde a
220
alcalde
diciembre 31 de 2014 el número de suscriptores morosos desconectados del agua fue de
23.289, seguido de 13.474 de energía eléctrica, y 13.867 de gas100.
Propuestas:
- El Municipio de Medellín debe encargarse de diseñar los instrumentos y tomar las decisiones
que correspondan para que todos los habitantes de Medellín tengan garantía del mínimo vital
de agua y energía101.
A través del Fondo de Solidaridad del Municipio de Medellín y mediante un acuerdo de EPM,
con el Concejo Municipal y con las comisiones de regulación de Energía y Gas, y Agua, se podría
entregar en especie al estrato 1 el mínimo vital de agua y energía, a manera del subsidio
establecido.
- Los fondos de solidaridad para el pago de los subsidios de servicios públicos domiciliarios para
los estratos 1, 2 y 3 son una obligación del municipio respectivo. Se nutren con las
contribuciones de los estratos altos, del comercio y, parcialmente, de la industria, y con los
recursos del Estado, tanto del orden municipal como nacional. Debe revisarse su
funcionamiento, fortalecerlos y hacerlos efectivos. Debe cuidarse que se cumplan también las
transferencias de la Nación para ellos.
- Debido a que hay una gran dificultad en algunas familias de escasos recursos para pagar la
facturación de los servicios públicos, EPM creo un programa de energía prepago que les brinda
la posibilidad a los usuarios del mercado regulado de energía eléctrica de comprar de manera
anticipada los kilovatios/hora que van a consumirse. El programa se planteó inicialmente como
un proyecto piloto, cuyo objetivo era conectar a 35.000 familias en cinco años. Sin embargo, la
meta se cumplió en sólo tres años. Este permitió llegar en 2011 a la instalación de 23.161
medidores102. Esta posibilidad del sistema prepago, entre otras facilidades103, debe examinarse
como una adicional y posible solución para garantizar la prestación de servicios públicos en
Informe de Personería de Medellín 2015.
En el año 2012 el Concejo de la ciudad aprobó el acuerdo 44, el cual facilita el acceso al agua potable y a los
servicios de saneamiento básico a miles de familias por medio de subsidios hasta el año 2017, se ha venido
100
101
mitigando una problemática que históricamente ha golpeado a los sectores más vulnerables de la ciudad, con
respecto al acceso al agua potable, siendo necesario para lograr una ciudad digna el fortalecimiento de dicho
acuerdo municipal, ojala en los términos en la sentencia T 546 del año 2009 de la Corte Constitucional, donde la
suspensión de este servicio amerita un tratamiento cuidadoso por parte de la empresa prestadora del servicio en
cuanto al entorno familiar y las condiciones de salubridad del desconectado.
102
De ahí en adelante, si bien se continúan instalando, se hace con menor fuerza que la que presentaba a 2011. Así,
para 2014, el 70,8% de los medidores se encontraban instalados en el estrato uno, el 22,7% en estrato dos, el 6,1%
en estrato tres, el 0,35% en estrato cuatro, el 0,05% en estrato cinco y el 0% en estrato seis.
103
Ejemplos: Financiación flexible de la tarifaria y plazos de pago amplios; cancelación en trabajo comunitario;
acompañamiento psicosocial para fomentar la cultura de buen uso y pago oportuno.
animales.
221
alcalde
algunos de los casos. Se trata de un modelo exitoso104que puede y debe encauzarse y fortalecerse
para trascender de ser un medio transitorio de conexión al servicio, a un fin que permita lograr
la cobertura universal de conexión permanente a la energía, fortaleciéndose al mismo tiempo la
facilidad de pago y la cultura de pago que siempre ha caracterizado a nuestros ciudadanos.
- EPM y su grupo empresarial atienden la llamada Área de Distribución de Energía Eléctrica
Centro, que comprende todos los departamentos y ciudades del país donde el grupo EPM
distribuye electricidad. Dentro de esa área se unifica la componente del costo de distribución en
las tarifas de electricidad, como una manifestación de equidad regional. Aunque representa una
sana decisión de política económica y social en beneficio de las regiones, debe revisarse para
garantizar que efectivamente está operando en condiciones de verdadera equidad, y realizar la
gestión regulatoria necesaria para garantizar una equidad regional efectiva.
- Teniendo en cuenta que Medellín es una ciudad con un amplio presupuesto pero con alta
inequidad social que causa grandes diferencias en el desarrollo integral y la calidad de vida de la
comunidad, es necesario fortalecer el ejercicio de responsabilidad social empresarial de EPM,
obviamente en armonía con su objeto social y con la función que en esa materia le compete al
Municipio de Medellín.
A pesar de que EPM actualmente realiza gestión de responsabilidad social empresarial, debe
repensar el tema, identificar y analizar con detalle las necesidades de las comunidades a las
cuales sirve, identificar las mejores prácticas en la materia comparándose con otras empresas
públicas y privadas nacionales y extranjeras, todo con el fin de analizar si se requiere una
redefinición conceptual. Con base en los resultados de este análisis, incluirá en la Mega, como
objetivo de largo plazo, metas cuantificadas adecuadas con el propósito de cumplir de la mejor
manera esa responsabilidad social empresarial.
- Desarrollará, además, programas de capacitación para sus directivos y empleados en materia
de responsabilidad social empresarial.
- Es conveniente garantizar que existan políticas expresas para la expansión de EPM, mediante
desarrollo propio o compra de empresas, conservando siempre el carácter 100% público de
105
EPM y el foco en su compromiso como empresa prestadora de servicios públicos.
Este y otros modelos deben concebirse como herramientas articuladas para alcanzar la meta de cobertura
universal y no como una simple estrategia de atención a un sector de la población.
104
105
EPM es una empresa industrial y comercial del Estado (pública) prestadora de servicios públicos, y debe
mantenerse y manejarse como tal. Las sociedades en las que participe, las alianzas y/o contratos que celebre con
terceros en el país o en el exterior, no pueden desdibujar su naturaleza pública.
222
alcalde
- Dar prelación a la atención de las necesidades en áreas con déficit en servicios públicos y de su
influencia en lo local, regional y nacional antes que invertir106en otros países en materia de dichos
servicios que requieren prioridad a nivel interno.
- Proyectos de carácter social, como “Antioquia iluminada”, se deben continuar y deben ser
fortalecidos, para dotar del servicio hacia las zonas más apartadas del departamento como
respuesta a una deuda que por décadas el Municipio de Medellín tiene para con el
departamento.
- EPM y su grupo empresarial deben fortalecer la gestión regulatoria para buscar eliminar la
restricción en la participación que hoy existe para energía. De igual manera, volverse el líder en
energías renovables.
- El Municipio de Medellín, como dueño de la empresa, tiene derecho a recibir transferencias, las
cuales deben blindarse de posibles manejos inescrupulosos.
- En Medellín debe mejorarse la operación del servicio de aseo, tanto el de carácter domiciliario
como el de los espacios públicos. Presentar un plan para garantizar la universalidad del servicio,
con metas verificables.
Se requiere la modernización tecnológica de la recolección, transporte y disposición final de los
residuos sólidos107.
Debe darse solución pronta al problema ambiental que causan los lixiviados en los rellenos
sanitarios.
- Impulsar la investigación alrededor de las posibilidades que puede ofrecer la transformación
de residuos sólidos en energía no convencional. Igualmente, para el aprovechamiento
energético del gas natural que se produce en los rellenos sanitarios.
- Establecer un plan educativo, de formación y capacitación intensivo, de alta cobertura e
impacto, con metas de seguimiento que logre realmente modificar nuestra cultura en la
separación de los residuos, de tal forma que permita una mejor, amplia y más eficiente uso de
los residuos. En este sentido, la presente propuesta debe ir de la mano de lo que en el capítulo
del medio ambiente se expuso. Dentro de la idea del tren de cercanías debe incluirse la
posibilidad del tren multipropósito que permita el
106
Toda inversión que se haga debe contar previamente con los debidos y más rigurosos estudios que soporten
financieramente, e incluso desde la responsabilidad social, la decisión.
Dentro de la innovación, investigación e inversión, algunas de las posibilidades a tener en cuenta para EPM, pueden
ser: negocios de energías alternativas como las plantas eólicas, micro centrales hidráulicas, el aprovechamiento del
carbón de Amagá y los yacimientos del mineral en Urabá, así como el estudio de estaciones de distribución de
energía para los sistemas de movilidad eléctrica y de hidrógeno.
107
Frente al manejo de residuos sólidos, la propuesta desde una perspectiva más amplia ya se ha presentado
previamente en el acápite de medio ambiente.
223
alcalde
transporte de los residuos sólidos hasta la pradera, lugar final de deposición de dichos residuos.
- A pesar de que la fusión de UNE con Millicon y del control administrativo que el segundo tiene
sobre la empresa son hechos cumplidos irreversibles, sigue siendo responsabilidad del
Municipio la universalidad del servicio de telefonía básica y demás servicios de
telecomunicaciones, con función social y no sólo de rentabilidad. Debe ejercerse el debido
control político y administrativo sobre la empresa fusionada y exigirle el cumplimiento de sus
obligaciones.
- Retomando el mandato de la ley 142 de 1994 se impulsara desde esta administración la
constitución de Comités de Desarrollo y Control Social de los Servicios Públicos Domiciliarios, se
les capacitará para que estén a la altura de asumir el reto de aportar a EPM.
Minería
Los problemas de Antioquia también son los de Medellín. El impacto ambiental de la minería
informal e ilegal de oro en subregiones como el Nordeste, Bajo Cauca y el Occidente
antioqueño, con miles de hectáreas deforestadas y degradadas, sigue siendo una realidad que
pocos conocen. No obstante a la contaminación de los ríos y cuencas de agua, la destrucción de
conexiones ecosistémicas naturales, al aprovechamiento criminal de la informalidad que existe
alrededor del negocio minero, entre otro sin fin de temas, la cuestión minera se ha seguido
tratando como un asunto en el que Medellín tiene poco que ver y en donde, por tanto, no existe
mayor responsabilidad.
Sin embargo la realidad es otra. La concentración de la riqueza de la minería aurífera tiende a
trasladarse de las regiones en donde la explotación tiene lugar y se dirige hacia centros
poblados como el Valle de Aburrá. De esta manera, mientras que el impacto ambiental a gran
escala se concentra en municipios de baja categoría, con pocos recursos y con altísimos niveles
de pobreza y desigualdad; la riqueza se traslada necesariamente a centros poblados que
históricamente han desconocido el origen de los recursos y se han aprovechado de los mismos.
Medellín, centro poblado, industrial y comercial de Antioquia tiende a concentrar todos estos
recursos y a olvidar el impacto ambiental que tiene lugar en su región.
Para comprender la complejidad de la situación y dirigir la mirada a soluciones pertinentes e
incluyentes, es necesario examinar tres puntos que recogen la problemática de manera
sustancial:
Formalización minera
Miles de personas han acudido a la explotación del oro (tanto en aluvión como en socavón),
utilizando grandes cantidades de explosivos y elementos químicos (como cianuro y mercurio)
sin acudir a ningún método que minimice el impacto ambiental que su actividad genera. Son
hombres y mujeres de todas las edades que, bien bajo tierra, sumergidos en el fondo del río, o
recuperando los últimos rastros del oro por barequeo, viven exclusivamente de la explotación
minera en escenarios en donde la pobreza y la ausencia de oportunidades marcan la realidad.
224
alcalde
Como si fuera poco, la presencia de grupos criminales y el aprovechamiento por parte de los
mismos de las facilidades del mercado del oro para obtener ganancias e, incluso, lavar activos
provenientes de otras rentas criminales, ha tornado la informalidad en ilegalidad. En el fondo,
transformó un asunto de informalidad en uno muchísimo más complejo: la criminalidad.
Ante una circunstancia tan compleja, el Estado debe adelantar un proceso de doble vía: de un
lado, debe seguir impulsando procesos de formalización minera como el ya iniciado por la
Gobernación de Antioquia, que permita la asociación de las personas que en la actualidad se
dedican a la explotación aurífera bajo una figura jurídica empresarial, que además cuente con
acompañamiento permanente en materia de explotación minera amigable con el medio
ambiente, y permita al Estado establecer las condiciones de la explotación y hacer controles
efectivos sobre la misma. De otro lado, frente a la criminalidad, el camino a seguir debe acudir al
escenario de las autoridades, que ejerzan control sobre el territorio y frenen el crecimiento
desmedido e irresponsable de la minería que cuenta con estas características.
Control Estatal
La situación a la que se enfrentan los municipios mineros del departamento no es sencilla. Culpa
de la ausencia estatal, la posibilidad de hacer controles efectivos a todas las explotaciones
auríferas de Antioquia simplemente no es posible. No obstante, al tratarse de amplias
extensiones territoriales de difícil acceso (incluso para los mineros), garantizar que el Estado
llegue a todos los rincones con presencia efectiva resultaría excesivamente costoso. Establecer
mecanismos que faciliten la ejecución de controles periódicos en todo el proceso de
explotación minera (desde la importación, fabricación y venta de insumos para la explotación,
hasta la comercialización del oro), debe considerarse como una prioridad ambiental y de orden
público.
Recuperación de áreas degradadas
La gobernación de Antioquia y Corporaciones Autónomas Regionales como Corantioquia han
dado importantes pasos en el camino a recuperar las áreas degradadas por derramamiento de
químicos en las distintas subregiones de Antioquia. Con estrategias de proyectos productivos y
acompañamiento a procesos de explotación minera artesanal amigable con el medio ambiente,
se han logrado recuperar algunos centenares de hectáreas en un camino muy largo que
requiere del compromiso de todos los municipios antioqueños.
225
alcalde
Cuando se habla de paz y de la necesidad de alcanzarla no hay mayores desacuerdos. En efecto,
todos los colombianos queremos alcanzar la paz; sobre ese asunto no hay discusión alguna. Lo
realmente importante en materia de preocupaciones radica en el ¿Cómo? Y no el ¿Para qué?, es
decir, en los medios que debemos utilizar para alcanzar una paz verdadera y duradera. Creo y
quiera la paz; no creo en las FARC.
En este momento el Gobierno Nacional se encuentra en negociaciones con las FARC en La
Habana, buscando una salida negociada a una guerra que se ha llevado la vida de muchos
compatriotas, que desangra a Colombia y que aún hoy mantiene en vilo la dignidad de nuestra
nación. Más allá de las posiciones personales que puedan tenerse acerca de la actitud del
gobierno y de la guerrilla de las FARC, un primer elemento que debe reconocerse es que el
asunto de La Habana es un tema mucho más político que efectivo, y que la firma de un acuerdo
–cualesquiera sean las características del mismo– no significarán paz en nuestros territorios.
En lo referente a Justicia transicional hablo nuevamente como ciudadano. Tengo dudas sobre la
aplicabilidad de esta justicia para los miembros de las FARC, partiendo de un hecho sustancial:
no todos los que pertenecen a las filas guerrilleras han tenido el mismo nivel de responsabilidad
respecto a actos ilegales y delitos de lesa humanidad. En lo referente a los miembros del
secretariado e incluso mandos medios, creo que la impunidad no es una salida legítima en un
Estado de Derecho como el colombiano. Si bien la justicia transicional existe para casos
excepcionales como el que ha vivido nuestro país, comprender la transición al margen del
Estado, al margen de su historia y al margen de las consecuencias del conflicto es
profundamente grave. Desde mi visión, deben pensarse en penas adecuadas y consecuentes
para quienes han cometido delitos de lesa humanidad y tengan alta participación en la
responsabilidad de los mismos, a saber: secretariado y mandos medios. Ahora, es
importantísimo dejar en claro que no se trata de comprender estas penas como "castigo" o
como "venganza", sino como la respuesta más coherente ante delitos de lesa humanidad por
parte de un Estado de derecho legítimo.
Sin embargo, gran parte de las filas guerrilleras están conformadas por un tipo de combatiente
muy diferente al secretariado y a los mandos medios. Muchos de los guerrilleros que hoy
conforman las filas fueron reclutados en la niñez, no conocen la figura del Estado ni saben qué
es vivir en éste y provienen de escenarios en donde la ausencia de todo tipo de oportunidades
era lo más común. Para esta población, el tratamiento debe ser diferente. Yo creo que en este
sentido la justicia transicional debe contemplar el perdón y la reintegración como medida
básica y necesaria.
En el 2004, tras el proceso de desmovilización del Bloque Cacique Nutibara en Medellín, la
administración municipal se vio en una encrucijada que no tenía mayores referentes en la
historia colombiana. Alrededor de 900 paramilitares participaron de un proceso de
desmovilización en el marco de la ley de Justicia y Paz que, si bien contemplaba en alguna
medida el impacto de la desmovilización en los territorios, no alcanzó a vislumbrar la potencia
del tema.
226
alcalde
En ese momento yo era concejal y junto con la Administración Municipal nos dimos a la tarea de
construir programas con presupuesto de la administración municipal para atender a esta
población desmovilizada con ayuda psicológica, con empleo, con educación, con
oportunidades en un horizonte de reconciliación y no repetición. No fue fácil. Si bien nuestra
apuesta no alcanzó el éxito que esperábamos y muchos muchachos desmovilizados
reincidieron o por presiones o por ausencia de oportunidades, estamos convencidos de que en
algo ayudó lo que se hizo.
Históricamente Medellín ha sido un municipio receptor en materia de desmovilizados. El
desarrollo económico, las oportunidades de empleo y demás circunstancias de la ciudad hacen
de Medellín un destino y esta realidad no puede ser obviada. Sin embargo, cuando las
condiciones no son las que esperan, la voluntad no es recta, o las presiones no permiten el
camino de la reintegración, la reincidencia y la participación en nuevos grupos criminales crea
circunstancias como las que actualmente vive la ciudad.
La paz entonces se construye desde los territorios. Más allá del tema de La Habana creo
firmemente que el tema de la paz es un asunto que tiene que construirse en los barrios, en las
comunas y en los corregimientos de la ciudad. No me canso de repetir: mi obsesión es Medellín.
Si permitimos que el asunto de la paz se quede en el ámbito de lo nacional y si los territorios no
se preparan, lo que empieza como paz deviene en problemas de seguridad y exclusión social.
Preparar los territorios para el postacuerdo o el llamado postconflicto consiste en comprometer
recursos, programas y estrategias para que las condiciones para vivir en paz estén garantizadas
para todo aquel que así lo quiera. La seguridad es parte esencial de esto. Ya en el 2004 veíamos
cómo los mandos medios desmovilizados de grupos paramilitares obligaban a otros
desmovilizados a enfilarse en nuevos grupos armados. Esto no puede volver a pasar y por lo
mismo Medellín debe tener todas las herramientas necesarias para hacerle frente a la
criminalidad y a la violencia que se sirve de la permanencia del conflicto. De la mano, la garantía
de oportunidades para llevar adelante una vida digna, en el marco de lo legal, debe recoger
todos los esfuerzos para que en el camino de la reintegración no perdamos a nadie.
Pero así como hablamos de seguridad y oportunidades para comprender la paz, también es
necesario hablar de memoria colectiva, reconstrucción del tejido social, cultura de la legalidad y
la democracia y reintegración comunitaria. La paz no es un asunto que se diga de un solo modo:
es múltiple y tremendamente complejo.
Por todo esto, para Medellín pensamos los siguientes temas en materia de construcción de paz:
Seguridad y convivencia
Uno de los principales problemas cuando adelantamos procesos de reintegración es la
reincidencia. En muchas ocasiones, la reincidencia es culpa de las presiones que los grupos
armados ejercen sobre quienes han decidido dejar las armas y se ven en la obligación de
retomarlas. Avanzar en la desarticulación de estos grupos armados es trabajar por la
construcción de escenarios propicios para la reintegración.
227
alcalde
De otro lado, la convivencia entendida como la resolución pacífica de los conflictos cotidianos,
nos permite avanzar en la construcción de comunidades que recurren a la institucionalidad para
resolver sus problemas y no la informalidad y la criminalidad.
Memoria colectiva
Un paso necesario para avanzar en el camino de la construcción de paz es el reconocimiento de
lo que pasó en nuestra historia. Contar la verdad, hablar de nuestras pérdidas, construir nuestra
memoria debe ocupar un papel prioritario en nuestra visión del asunto. Ya la Casa Museo de la
Memoria es un gran ejemplo de este tipo de avances para Medellín, y requiere de todo nuestro
respaldo y reconocimiento. Ahora, avanzar en la construcción de la memoria colectiva no se
trata exclusivamente de recordar delitos y violencia, sino también de recuperar lo que nos ha
hecho comunidad: lo bueno. Esto lo tenemos que hacer. Es una deuda en Medellín.
Como gran y triste consecuencia de la violencia en Medellín tiene lugar la desconfianza y la
destrucción de los lazos en las comunidades. En muchas partes de nuestra ciudad los violentos
quebrantaron las comunidades y acabaron con nuestra confianza. Avanzar en procesos de
reconstrucción del tejido social es avanzar en la construcción de comunidad y ciudadanía.
Promoción del civismo y la legalidad
De la violencia deviene la injusticia, y de la injusticia el desconocimiento del valor del Estado.
Cuando eso sucede, el valor de la ley, de la ciudadanía y la democracia pierde todo sentido.
Necesitamos avanzar en la recuperación de la participación de nuestros ciudadanos en asuntos
de ciudad, en la recuperación de los valores cívicos y en la implementación de un modelo de
legalidad y cultura ciudadana para Medellín.
Reintegración comunitaria
Reinserción no es lo mismo que reintegración. Cuando uno habla de reintegración no puede
seguir pensando en desmovilizados que entran en la sociedad civil, sino en ciudadanos que
están en el camino a recuperar completamente sus derechos y deberes. No se trata de generar
escenarios de exclusión, sino en crear programas que permitan que los muchachos que decidan
abandonar las armas y la subversión puedan hacer parte de la sociedad como cualquier
ciudadano.
228
alcalde
229
alcalde
alcalde
alcalde
Fly UP