...

guía de los comandos agricolas para la liberacion de la

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

guía de los comandos agricolas para la liberacion de la
GUÍA
DE LOS COMANDOS AGRICOLAS PARA LA
LIBERACION DE LA MARÍA
(C.A.L.M.A)
VERSIÓN 2.7.8
Información
recopilada
de
la
Red,
cribada,
complementada y depurada donde se ha podido por:
clasificada,
Mahaganja Ben Canaben
Delta-9-THC División Psicotransportada
Al Servicio del Mando Revolucionario para el...
...Autocultivo de Cannabis (MARACA)
NOTAS DEL “AUTOR”
Para empezar, olvida los viejos tópicos como que la Marihuana auténtica es la
de 7 gajos en la hoja, o que para cosechar más se deben arrancar las hojas
grandes... ahora sigue leyendo.
Como toda la información aquí reunida ha salido de paginas web o de mis
conocimientos; en principio estás autorizado a hacer tantas copias de
este documento como te de la gana. Eso sí, en formato PDF para que a
ningún listillo lo modifique. También puedes mandarlo por Internet, distribuirlo
entre tus amigos con tal de propagar la cultura cannábica.
El objetivo de este documento es el de culturizar y garantizar el libre acceso a
la información, en ningún caso pretende hacer apología del consumo ilegal de
marihuana.
Puede haber erratas o algún error conceptual que se me haya pasado por alto
por lo que pido perdón por adelantado por ello. Si algún cultivador maestro ve
algún fallo, lo siento.
El autor-recopilador no se hace responsable del daño a personas o bienes que
pueda causar el uso de la información aquí reunida, por lo que si decides
aplicar algo es tuya y solo tuya la responsabilidad. Si no aceptas esta
responsabilidad o eres menor de edad, elimina este documento y visita
www.disney.com. La lectura de los siguientes parágrafos implica una
aceptación explicita de dicha responsabilidad así como la declaración que se
tiene la mayoría de edad estipulada en tu país.
IMPORTANTE: Este documento ha sido creado para su distribución
GRATUITA, o sea si alguien os ha cobrado por ella... vaya morro. Si alguna
persona o sitio web quiere cobrar por ella no confiéis, pues el verdadero
creador del documento lo ha distribuido gratis. A mi me vino gratis la
información así que tal cual os la devuelvo una vez compuesta.
El nombre original del archivo de este libro electrónico es: GuiaCalma.pdf, si lo
vas colgar en tu pagina web; seria interesante que respetaras el nombre
original con tal que pueda ser conocido.
LEGALIZACIÓN
LEGALIZACIÓN
LEGALIZACIÓN
Fuera los gobiernos derecho-fascistas que fomentan la prohibición, queremos
gobiernos que respeten las decisiones del individuo para hacer con si cuerpo lo
que le de la gana.
Ah si... Y fuera las inmobiliarias que convierten los tranquilos bosques y verdes
campos donde la Hierba puede crecer en uniformes carcinomas de hormigón,
metal y cristal.
2
INDICE
Introducción de: Opus Philosophia Cannábica 4
Introducción 5
Capítulo 1: Historia de la Marihuana 7
Capítulo 2: Composición Química de la Marihuana 29
Capítulo 3: Análisis de la legislación vigente por ahora en España 31
Capítulo 4: Efectos de la Marihuana 37
Capítulo 5: Autocultivar para Autoconsumir 42
Capítulo 6: La Planta del Cannabis 44
Parte Primera: Cultivo Exterior 47
Capítulo 7: Los preceptos del cultivador de elite 48
Capítulo 8: Como escoger el lugar 49
Capítulo 9: Acondicionar el jardín 52
Capítulo 10: Abonado 56
Capítulo 11: Nutrientes; virtudes, carencias y excesos 63
Capítulo 12: La hora de la plantación 69
Capítulo 13: Bichos y parásitos de la Marihuana 71
Capítulo 14: Enfermedades que afectan a la Marihuana 81
Capítulo 15: La hora de regar 88
Capítulo 16: La cosecha 92
Parte Segunda: Cultivo Interior 95
Capítulo 17: Nociones sobre el cultivo interior 96
Capítulo 18: El lugar y lo necesario para un cultivo interior 98
Capítulo 19: En los primeros pasos... Cuidado no tropezar 109
Capítulo 20: La siembra y la cría para cosechar 110
Capítulo 21: Montajes de interior 114
Capítulo 22: Determinación del sexo de la planta 116
Capítulo 23: Reproducción vegetativa (esquejes) 120
Capítulo 24: Genética del Cannabis 125
Capítulo 25: Técnicas de polinización controlada 130
Capítulo 26: Cultivo hidropónico para cultivadores avanzados 132
Parte Tercera: Apéndices 142
Apéndice 1: Secado y curado 143
Apéndice 2: Cómo hacer aumentar el volumen de los cogollos 145
Apéndice 3: Sobre el hachís y la marihuana 146
Apéndice 4: Fabricación casera de hachís 150
Apéndice 5: Como juzgar cannabis en un torneo 155
Apéndice 6: Básicos de cocina cannábica 157
Apéndice 7: Bibliografía recomendada a los cultivadores inquietos 160
Notas finales (o sea, cachondeo final): Ganjalaya 161
3
INTRODUCCIÓN DE:
“OPUS PHILOSOPHIA CANNABICA”
☺
Todas las grandes obras deben tener una introducción... Aquí encontrarás
desde los efectos de la planta en el organismo hasta su larga historia o
composición química.
4
INTRODUCCIÓN
La Marihuana es una “planta mágica”, con propiedades terapéuticas como
muchas otras que se conocen desde tiempos ancestrales, quizás antaño al no
tener la presión policial, sus usos y estudios se inclinaban por el aspecto
médico, cataplasmas para el dolor, infusiones para parturientas, etc.
Actualmente al ser ilegal, esta perseguido su trafico, que no su consumo
siempre que sea en domicilio propio y para uso particular. Creemos que en
España siempre ha existido una cierta permisividad al respecto, por tradición en
España siempre se ha fumado Hachís, suponemos que desde que lo exportaron
los amigotes vecinos de Marruecos.
El cáñamo, es una de las plantas de las que se tiene conocimiento de su uso
desde hace miles de años. Aunque es originaria de Asia central, se propago por
el resto del mundo rápidamente, y hoy en día crece en todas las partes del
globo terráqueo, a excepción de la Antártida. Sea Norte o Sur, Este u Oeste,
toda la humanidad puede disponer de cannabis en su tierra.
Arqueólogos e historiadores han ido recomponiendo las piezas de su legado. Y
ese legado nos habla de un cultivo del que hemos obtenido alimento, fibra para
vestirnos y esencia para rituales chamánicos y religiosos. Hoy, los usos
industriales de la planta se han multiplicado: material de construcción, barnices,
productos cosméticos, papel... Pero, sobre todo, ahora estamos en condiciones
de internarnos en el que puede ser el uso más interesante de la planta: el
terapéutico. Aunque hay constancia de que nuestros antepasados valoraban ya
sus efectos medicinales para algunas dolencias, el hecho de que sea psicoactiva
y este clasificada como droga ilegal desde 1937 ha frenado estudios médicos
más profundos...
¿ES SEGURA LA MARIHUANA?
La marihuana es extremadamente segura. Francis Young, juez administrativo
de la Drug Enforcement Agency (DEA), agencia para el control de las drogas de
Estados Unidos (Si, ese país que se llama a sí mismo de las libertades; es
pionero en represión más bien). Ha escrito, en su decisión que recomienda la
legalización de la marihuana con fines médicos, que " la marihuana en su forma
natural, es una de las sustancias terapéuticamente activas más seguras
conocidas por la humanidad". A diferencia de otras drogas psicoactivas,
incluyendo alcohol, aspirina, opiáceos, nicotina y cafeína, no produce
sobredosis fatales. En experimentos con animales, se ha calculado que una
dosis letal de cannabis equivale a 40.000 veces la dosis habitual:
aproximadamente unos 18 kilos. (Eso no se lo tomaba ni el mismísimo Bob
Marley!)
El gobierno Americano no ha informado de ninguna muerte debida al uso del
cannabis desde que comenzó a elaborar estadísticas. En 1993, la Drug
Awareness Warning Network (Red de prevención e información sobre Drogas,
DAWN) comunicó que un total de 29.000 personas habían informado sobre su
consumo reciente de marihuana en la consulta de urgencias hospitalarias. Esto
no significa que la causa de la visita fuera el uso de la marihuana. Si hay 10
5
millones de consumidores, que toman marihuana día sí, día no, como promedio,
esto significa que un escaso 0,0016% de usuarios puede acabar en urgencias
por cualquier razón, incluso por picadura de avispa o por una infección de un
dedo del pie.
Esto es lo que la U.S. National Higway Transportation Safety Administration
(Administración Nacional para la Seguridad en el Transporte por Carretera,
NHTSA) se ha visto obligada a reconocer en " Marijuana and Actual Driving
Performance" (La marihuana y la capacidad real de conducir), estudio realizado
en Holanda utilizando diferentes dosis de marihuana, tanto en autopistas como
en tráfico urbano: la intoxicación por marihuana entre los conductores " no es
de ninguna manera extraña, en comparación con muchas drogas
medicinales"(Hindrik W.J. Robbe y James O´Hanion, "Marijuana and actual
driving performance", publicado como, Informe del Departamento de
Transportes, #DOT HS 808-078,1996).
La marihuana, de hecho, tiene algún efecto sobre la capacidad de conducción,
pero " no la debilita seriamente". A diferencia del alcohol, que incrementa la
conducción peligrosa, da la impresión de que la marihuana incrementa la
cautela, al parecer a causa de que sus consumidores son más conscientes de su
estado y mejor preparados para compensarlo.
Esto no quiere decir que la marihuana no tenga efectos negativos. Como todas
las drogas, la marihuana puede ser dañina si se toma en exceso o se abusa de
ella. Por añadidura, a algunas personas les sienta mal la marihuana,
resultándoles más desagradable que beneficiosa. Pero lo importante es que la
gente tenga una información correcta acerca de la marihuana. Sin información
¿Cómo van a saber si les beneficia, qué dosis deberían tomar, y como pueden
tener acceso a un abastecimiento regular?
La marihuana, conocida botánicamente como cannabis, ha formado parte de la
naturaleza durante miles de años. De su uso, ya sea médico o lúdico, se ha
informado durante siglos. Hasta 1937, era legal, y se prescribía con fines
medicinales en los EE.UU. de modo habitual. A pesar de su prohibición, la
marihuana continua siendo una de las drogas más ampliamente utilizadas en
América.
6
CAPÍTULO 1: HISTORIA DE LA MARIHUANA
ASIA ANTIGUA
Mucho se ha hablado del cáñamo y sus derivados (grifa, kif, hachís) cuya
historia se podría remontar al 8000 A. C. En donde, según estudios
arqueológicos, la marihuana era ya cultivada para elaborar tejidos.
Las primeras referencias históricas las tenemos en el 2700 A. C. En donde el
emperador Shen-Nung , en un libro de farmacopea escrito hacia el 2737 A. C.
Confirma :" tomado en exceso tiende a mostrar monstruos, si se usa durante
mucho tiempo puede comunicar con los espíritus y aligerar el cuerpo ."
Prescribe la resina para “la debilidad femenina”, gota, reuma, estreñimiento,
malaria, gripe y desmayos. En otro libro de la literatura china de esta época
encontramos el Nei-Ching cuyo autor sería el emperador kwang-ti. Las flores
se utilizarían para curar las heridas abiertas. La cáscara de la semilla y la resina
adherida a ésta se utilizaba para estimular el sistema nervioso. Las semillas se
utilizaban para combatir las inflamaciones de la piel y eran consideradas como
tónico, reconstituyentes, laxantes, diuréticas y muy apropiadas para extraer los
gusanos a los recién nacidos y a los animales. El aceite se utilizaba como tónico
para los cabellos y como antídoto al envenenamiento del azufre. El jugo fresco
de las hojas servía para curar las picaduras del escorpión y la fibra para fabricar
cuerdas y tejidos.
Los chinos fueron los primeros en producir papel en el siglo I d. C. Y los escritos
más antiguos son textos budistas de los siglos II y III hechos con cáñamo. Los
más antiguos restos de fibra de cáñamo (4000 a. C.) se han encontrado en
China , y un milenio más tarde en Turquestán; haciendo considerar la
posibilidad de que sea una planta cultivada originalmente allí .
Numerosos textos antiguos mencionan el cáñamo: Salomón en la Biblia lo canta
con el nombre de kalamo. Bajo la denominación de suama era bebido en la
zona de Sinaí y fumado en las sinagogas. La Biblia nunca rechaza el consumo
de cannabis e incluso algunos pasajes hacen referencia directa a lo bueno y útil
que es utilizar hierbas como el cannabis, e incluso se predice su prohibición “
En los últimos tiempos algunos renegarán de la fe, dando oídos a espíritus
seductores y enseñanzas diabólicas, inducidos por la hipocresía de impostores,
cuya conciencia se halla marcada al rojo vivo, que prohíben el matrimonio y
ciertos alimentos que Dios ha creado para que los creyentes y los que conocen
la verdad los coman y den gracias a Dios por ello.” (Timoteo 4:1). El profeta
persa Zoroastro da al cáñamo el primer lugar en el texto sagrado, Zend-Avesta
que incluye más de 10000 plantas medicinales.
En Mesopotamia datos botánicos indican que hay ya cáñamo en toda esta
región, aunque hará falta esperar el dominio asirio (IX a. C.) para que la planta
aparezca mencionada, concretamente como incienso ceremonial. Además del
cáñamo la medicina babilónica utilizaba habitualmente opio, mandrágora,
cerveza y vino.
EUROPA ARCAICA
7
En el 1500 A. C. El cannabis llega a Europa por la zona oriental propagándose
así hacia la zona central y septentrional. Existen restos de cáñamo en una urna
funeraria de Wimerdorf (Brandeburgo) ubicada en la tumba del siglo X a. C.
El cannabis era utilizado para múltiples facetas, una entre tantas era la de
producir papel, los primeros manuscritos que se conservan son textos budistas
de los siglos II y III d. C. Conservados en el British Museum; el estudio del
investigador Wiener demuestra que el papel es una mezcla de corteza y de
viejos retazos principalmente de cáñamo. Los chinos también fabricaron papel a
partir del cáñamo. Los francos, vikingos, germanos, etc... elaboraron también
papel en el año 600.
El primer testimonio de su ebriedad se refiere a la población nómada de los
escitas, de las estepas Siberianas entre los siglos V y III a. C. Según Heródoto
(484 al 425 a. C.) describe una especie de sauna donde los persas se
arrojaban grandes trozos de cáñamo (lo más seguro en forma de haschisch)
sobre piedras calentadas; se embriagan aspirando el humo, como los griegos
bebiendo el vino.
Los escitas al morir algún pariente cercano los llevaban encima de un carro a
casa de sus amigos y éstos ofrecen una comida al séquito dando al muerto la
misma comida que a los otros, el cadáver era transportado durante cuarenta
días luego era sepultado. Una vez enterrado los escitas se purificaban de la
siguiente manera; clavados tres palos en el suelo inclinados el uno hacia el
otro, extienden encima y por los alrededores frazadas de lana y ,acoplándolas
lo mejor posible, ponen piedras al rojo vivo en un recipiente ubicado en el
centro del espacio que forman los palos, bajo las frazadas...En aquella región
crece ,ya espontáneamente , ya cultivadas, una planta de cáñamo ...Los escitas
después de haber recogido las semillas se introducen en la tienda y luego tiran
las semillas sobre las piedras enrojecidas por el calor. Las semillas tiradas
producen humo y emanan un vapor tal que ningún baño de vapor griego
podría superarlo. Los escitas, ebrios a causa del humo, daban gritos de alegría.
Los nómadas escitas introdujeron esta costumbre en otras tribus, como por
ejemplo en los tracios .
La cultura del cannabis llegó a Europa por el norte y no por el sur ; ni los
griegos ni los romanos cultivaron sistemáticamente esta planta. La obtenían de
los celtas desde el siglo VII a. C. En Marsella se ofrecían cuerdas, velas y
estopas a todo el Mediterráneo. Existen pipas que indican que las utilizaban
para fumar cannabis. Se plantó en todas partes, desde Austria hasta Reino
Unido.
GRECIA
La Odisea narra la llegada de Telémaco a Esparta a la corte de Menelao.
Durante el banquete ofrecido en su honor, Telémaco evoca el destino de su
padre Ulises y todos los comensales cayeron en una profunda melancolía.
Entonces, Helena ordena a los criados que echen nepenthés en las copas y la
sonrisa vuelve a los labios de todos los que estaban allí. Este nepenthés se ha
identificado con una bebida cannábica. Era una decocción de cáñamo con vino
y mirra –vino resinado- para animar las reuniones privadas .
8
Diodoro Sículo, historiador de la época de Cesar, escribe que las mujeres de
Tebas preparaban mediante cáñamo una pócima que tenía el mismo efecto que
el nepente de Homero.
Dioscórides, (del 20 al 60 d. C.) médico griego residente en Roma, autor de la
primera farmacopea basada en plantas medicinales, habla del cáñamo y de las
visiones y alucinaciones placenteras que provoca, y dice que los indios ya
comían sus hojas. Tanto como afrodisíaco como para estimular el apetito.
ROMA
En la época romana e utilizaba principalmente la fibra para confeccionar
vestidos y para las gúmenas (maroma gruesa para atar áncoras) y las velas de
las naves, como se extrae de algunas breves anotaciones de Lucilio, Plinio,
Columela y Celso (siglo II d. C.).
Los cartaginenses conocían muy bien el hachís. Fueron halladas dos ánforas
llenas de hachís ubicadas en un trirreme de guerra (un tipo de galera)
cartaginesa del siglo III a. C. Que fue llevada a la superficie en 1969 en la Isla
Larga. Se utilizaría para mantener alta la moral de los marineros en los
momentos difíciles.
El kiphy, que es un incienso ceremonial de posible psicoactividad , entre cuyos
ingredientes hay una “resina” (probablemente de cáñamo), forma ya parte de
las reuniones de los ricos, este producto era importado desde Egipto y era muy
caro.
En la Metamorfosis de Ovidio, en donde se habla de un tal Glauco que toma
“hierba” de extraños efectos.
Por Galeno (129 al 200 d. C.) médico de la corte imperial, sabemos que era
frecuente ofrecer flores de cáñamo en reuniones sociales para incitar la
hilaridad y el disfrute (costumbre aprendida de las sociedades ateniense o de
los celtas). También menciona que se utilizaba el vino resinado (utilizando
cannabis).
Al iniciarse el siglo IV, en el año 301, el edicto de Diocleciano sobre precios fija
el del modius castrense de opio – con una capacidad para 17,5 litros- en 150
denarios, cuantía que sigue siendo extremadamente módico si se compara con
los 80 denarios que costaba el kilo de hachís . El fumar hachís egipcio era casi
una excentricidad (valía una fortuna), mientras que el opio se consideraba un
bien básico para el hogar romano.
Con la llegada del cristianismo sufrió la desaparición por completo lo mismo
que las otras drogas paganas. Su retorno fue al cabo de siete u ocho siglos.
Desaparecieron las grandes extensiones de cannabis cultivadas por los celtas,
así como las saunas del hachís.
LA INDIA
La religión védica arcaica veneró la planta denominándola "fuente de felicidad y
de vida"; las tradiciones brahmánicas posteriores consideran que su uso agiliza
la mente, otorga salud y concede valor, así como potencial sexual.
9
Desde el siglo XV a. C. Se celebra y conoce el cáñamo en diversas
preparaciones. Antiguas fuentes sánscritas hablan de las píldoras de la felicidad,
un compuesto a partir de cáñamo y azúcar.
El cáñamo, denominado charas o bhang, tiene tal importancia que en algunas
zonas de la India se utiliza como medio de intercambio, con las mismas
funciones que la moneda.
El cannabis era utilizado de tres formas diferentes: con agua (poust), con
alcohol (loutki) y con opio (mourra).
La más completa información sobre el cáñamo en la India se encuentra en un
informe oficial efectuado entre los años 1893-94 (“Indian Hemp Drugs
Comission Report") es el Informe de la Subdivisión de la Comisión de Narcóticos
dedicada al estudio del Cáñamo Indico, donde los sujetos estudiados eran
consumidores de bhang.
La planta se llama vijonia (fuente de felicidad y victoria). Es mencionada en los
primeros vedas y sobre todo en el cuarto o Atharva Veda. Sus preparaciones
líquidas son la bebida favorita de Indra, el dios guerrero que representa a los
invasores arios. Según las tradiciones védicas el cáñamo brotó cuando cayeron
del cielo gotas de ambrosía (amrta). Para la tradición brahmánica ortodoxa su
uso agiliza la mente, otorga salud y larga vida, concede deleite, valor y deseos
sexuales potenciados .
Se toma para aliviar la fiebre, insomnio, disentería, lepra, caspa, jaquecas,
tosferina, oftalmia (y otros males en los ojos). En sánscrito se denomina sana
(kana en griego) y bhang (“transformar la rutina sensorial”).
El dios Shiva trajo el cannabis desde el Himalaya para que los hombres
tuvieran felicidad y conocimiento. Los sacerdotes Sardu viajaban a través de la
India y del mundo entero compartiendo pipas de fumar llenas de cannabis
(chilum).
Con la difusión del budismo se vio como un auxiliar para la meditación
trascendental. El cannabis ha sido utilizado para los rituales religiosos. El
cannabis se considera como la más sagrada de las plantas. Muchas tradiciones,
escritos y creencias budistas indican que el mismo Siddhartha, Buda, antes de
anunciar las cuatro verdades nobles, estuvo durante seis años utilizando y
comiendo únicamente cáñamo y sus semillas . Algunos budistas tibetanos y los
lamas consideran al cannabis como la planta más sagrada.
EL ISLAM
A partir de siglo V, el cáñamo forma parte de las prescripciones de los médicos
árabes y, en el siglo XII, empieza a ejercer influencias en algunas órdenes
místicas de Persia. En el año 1155 aparece el hachís . En particular a los sufís
(sacerdotes místicos musulmanes), que la utilizaban en sus complicadas danzas
rituales para alcanzar el éxtasis (para conseguir la revelación divina e interior y
la comunicación con Alá). Muchos estudios revelan que el misticismo de los
sacerdotes sufíes procede de los seguidores de Zaratustra que sobrevivieron a
la conquista musulmana que tuvieron lugar entre los siglos VII y VIII d. C. Que
sufrieron la conversión al Islam.
El cáñamo era llamado por los árabes hashish, que significa hierba y fue
precisamente dicha hierba la que dio nombre a una de las sectas más famosas
10
y sanguinarias de los hashishins, de la que se deriva el término de asesino.
Marco Polo habla en sus relatos de los “haschi-chinos”; En el siglo XI el jeque
al-Djebel Hassan Ibn Al-Sabbah funda la orden de los haschischins , de filiación
islamita y con profundas influencias sufíes que subsistirá hasta ser exterminada
por los mongoles.
En el año 1090 Hassan se apoderará de la fortaleza del Alamut al noroeste de
Qazwin, estratégicamente situado en una extensión de la cadena de Alburz (es
un auténtico nido de águilas) y la convertirá en su guarida; luego hace
incursiones en varias direcciones que tejerán una malla con otras fortalezas que
conquistará hasta su muerte en 1124. Los "asesinos” hacían uso de la daga y
reducían el asesinato en un arte, desarrollaron el agnosticismo, Hassan los
iluminó acerca de la superficialidad de los profetas y los animó a no creer en
nada y atreverse a todo. Los haschischins recibían una provisión abundante de
hachís antes de partir hacia el combate, y se distinguieron en las Cruzadas por
su bravura; el rey Luis de Francia estuvo a punto de perecer a manos de
miembros de la secta. Era una organización piramidal, debajo del Gran Amo
estaban los grandes priores, cada uno en un distrito particular y en lo más bajo
de la escala estaban aquellos que estaban listos para ejecutar cualquier cosa
que el Amo pidiera (los "fidais"). En el año 1092 se produjo el asesinato del visir
del sultanato de Saljug, Nizam-al-Mulk, por un "fidai" enmascarado como un
sufí; fue una serie de asesinatos que zambulleron el mundo musulmán en el
terror. En el 1150 los "asesinos" están sólidamente instalados en Siria bajo la
dirección de su gran maestre Rashid al-Din al-Sinan (que morirá en 1192),
llamado por los cruzados "el Viejo de la Montaña"; que subsistirán hasta ser
exterminados por los mongoles, precisamente por Hulagu que destruyó el
califato de las fortalezas en 1256 junto con sus castillos en Persia. Después de
la captura de Masyad en 1260 por los mongoles, el sultán de Mamluk Baybars
en 1272 les dio el golpe final a los asesinos sirios. Modelo para órdenes
europeas como teutones o templarios, se distinguieron por su bravura. Este
grupo mantuvo dominio sobre vastos territorios de Siria e Irán, de los que
fueron expulsados.
En los siglos X-XI el consumo de hachís fumado en pipa era normal en AlAndalus. Para ello se basa en el estudio de varias pipas procedentes de Medina
Azahara y de la Alcazaba de Badajoz. Se han descubierto pipas en yacimientos
datados en esa época, en Zaragoza y Córdoba, cuando aún no se conocía el
tabaco en Europa . En el 1150 los musulmanes habían establecido los primeros
molinos de liado y enriado de cáñamo. Rápidamente fueron construidos más
molinos en Valencia y Toledo. A partir del siglo XIV, brotes fundamentalistas
(mayoritariamente antisufíes) empezaron a considerar al cannabis como una
droga de renegados, propia de infieles y de maleantes. Hasta que el poder
católico eliminó de cuajo esta costumbre árabe.
En los siglos XII-XIII cuando surgió el imperio de los tártaros; penetró por
Persia y se desplazó a Bagdad. El hachís penetró por Persia cuando los tártaros
la dominaban. Después se desplazó a Bagdad.
El cáñamo era una droga de grupos muy determinados por fe religiosa (sufies)
y de condición social (de pequeños campesinos, jornaleros, siervos urbanos y
demás clase baja). Según Takiy Eddin Makrizy, historiador árabe de la primera
mitad del siglo XV, Haider (caudillo de los esceicas) probó la denominada
11
Kounab y dio de comer a sus discípulos para que “disipen los pensamientos
que enturbian vuestras almas y libere vuestros espíritus”.
En el Ma^ylis fi damm al-hasisa de Ibn Ganim fechado el 25 de agosto de
1381 escribe “ ...Así, al que bebe vino se le llama pecador y al que come hachís
se le denomina infiel...” en otro pasaje “se cuenta que un beduino se presentó
ante el Profeta...y dijo: ¡Oh, Profeta! Tenía yo varios camellos, y se perdieron.
Tras buscarlos durante cinco días, y mordido por un hambre atroz, encontré
una hierba cuyas hojas tenían cinco y seis dedos, con muescas en su parte
superior, de penetrante /olor y ramas rojas. Entonces comí de ella y mi mente
se nubló, y ahora me inclino, como ves sin desearlo. El profeta respondió: Este
es el árbol del zaqq=um, que no sacia el hambre de los que de él comen. Dios
los condene el día del Juicio Final”...“Nada causó jamás tanta alegría al maligno
como el hachís...Dios ha apartado de su lado a quienes consideran permisible el
hachís y ha maldecido a los que lo declaran lícito”...”Se cuenta que vuelve
apático y perezoso a quien lo toma, convierte en escarabajo al león, envilece al
noble y enferma al sano...Enmudece al elocuente y hace estúpido al prudente,
abate la hombría, destruye la juventud, enajena el intelecto...paraliza la
inteligencia, causa sufrimiento sin fin, genera gula, habitúa al crimen y destruye
los rasgos del rostro...El hachís hace del comer la preocupación del adicto, para
quien el sueño es una situación habitual ”.
En el Zahr Al-aris Fi Tahrin Al-hasis de Badr Al-din Al-zarkasi en el capítulo
primero trata sobre su nombre y su momento de aparición“…su aparición se
debe a Haydar, que la descubrió aproximadamente en el año 550 ...Un día
Haydar salió a deambular con el fin de alejarse de sus compañeros. Entonces
pasó junto a esta hierba y al ver que sus hojas se movían sin que soplase aire
alguno, se dijo: la causa de esto es un misterio oculto en la planta, y tras cortar
de ella la comió . Cuando regresó junto a sus compañeros les hizo saber que
había descubierto el secreto que escondía esta hierba y les ordenó que la
tomaran”.
En el Capítulo segundo trata sobre los daños que causa a la mente y al cuerpo
“las hojas del cáñamo cultivado producen dolor de cabeza, consumen y desecan
el semen y generan muchas cavilaciones ...El hachís causa la muerte súbita,
trastorna la razón, provoca fiebre héctica, tuberculosis, hidropesía y sodomía
pasiva ...dicen que enajena la razón, produce esterilidad, elefantiasis y lepra,
acarrea enfermedades, origina convulsiones, da mal olor a la boca, deseca el
semen, hace caer el pelo de los párpados, abrasa la sangre, agujerea los
dientes, revela la enfermedad que estaba oculta, daña las vísceras, deja
inválidos los miembros, ahoga la respiración, fortalece las ideas extravagantes,
mengua las fuerzas, hace disminuir el pudor, amarillea el color del rostro,
ennegrece los dientes, perfora el hígado, produce ardor de estómago y
halitosis, debilita y enturbia la vista, y genera muchas cavilaciones en la
imaginación” .
En el capítulo tercero está titulado en el que se prueba que el hachís embriaga
y corrompe la razón “...aquellos que la usan sufren perturbaciones mentales y
quizás les cause la muerte. El tratamiento de la intoxicación producida por la
ingestión de hachís consiste en provocar el vómito con manteca y agua
caliente, hasta que el estómago quede limpio. Así mismo, beber una poción de
acedera es de lo más provechoso.”...”Los que toman hachís se ven asaltados
12
por la apatía y la ausencia, tras un primer momento de éxtasis y
embeleso.”...”Resulta pues evidente que el hachís embriaga y corrompe la
razón, y por tanto, merece la misma condena que el vino, e incluso más dura,
porque el grado de enajenación al que conduce es aún mayor”.
El capítulo cuarto trata de la prohibición del consumo de hachís “las pruebas
contenidas en la ley coránica y las de carácter racional indican que el consumo
de hachís es ilícito. Los textos del Corán y de la Sunna que se refieren a la
prohibición de todo embriagante atañen así mismo al hachís””el hachís está
prohibido porque aparta de las invocaciones del nombre de Dios y de la oración
” “...quien considere lícito el hachís es un infiel”.
En el capítulo quinto que trata sobre la pureza o impureza ritual del hachís el
opio, que es el látex de la adormidera, produce un efecto más fuerte que el del
hachís, pues una pequeña cantidad de esta sustancia produce gran embriaguez,
al igual que el beleño y la nuez moscada, y a pesar de ello nadie niega su
pureza” o “Incluso han llegado a afirmar que las plantas venenosas son puras,
aunque sean más dañinas que el hachís”.
El capítulo sexto trata sobre la obligatoriedad de la aplicación del hadd al
consumir hachís: ”La embriaguez ha de ser castigada...quien lo toma
desvaría...y como al mentiroso debe azotársele”. Se les debía azotar a los
consumidores de hachís porque era causa de enajenación. En el capítulo
séptimo trata de cuestiones de derecho aplicado concernientes al uso de
hachís. Podemos afirmar que el consumo de hachís es permisible en cinco
supuestos:
• Ingestión en pequeñas dosis
• Cuando el que lo toma es inmune a sus efectos embriagadores
• Cuando se usa con fines terapéuticos
• Si se consume al amputar una mano gangrenada
• Para remediar el hambre
“Su venta es permisible porque sirve, al igual que la escamonea y el opio, para
la elaboración de medicinas, con la condición de que se emplee una pequeña
cantidad. Se prohíbe venderlo a aquel de quien se sepa con seguridad que lo
toma habitualmente para embriagarse, como sucede con la venta de zumo de
uva a aquel que hace vino” “Está prohibido su cultivo con el fin de utilizarlo
para provocar la embriaguez, no cuando se hace con fines terapéuticos”.
En el Qam`Al-Wasin fi Damm Al-Barrasin de Nur Al-Din Ibn Al-Yazzar , hacia
1580 escribe un tratado admitiendo extender a cierta triaca o electuario, trata
del consumo de bars localizado fundamentalmente en Egipto. Era utilizado con
fines lúdicos . La composición del bars es de pimienta, opio, azafrán, pelitre,
beleño, euforbio y nardo, sin especificar las medidas que deben utilizarse en la
receta y sin mencionar la miel que se utilizaría para dar consistencia al electorio
y corregir su sabor, nauseabundo en opinión de Russell . Es muy posible que en
la receta del bars hubiese formado parte el cannabis. El bernavi tenía como
base de su composición las hojas de cáñamo recadas y reducidas a polvo. Su
receta incluía normalmente hachís en polvo, pimienta negra y blanca, pelitre,
azafrán, rosa aromática, galanga, miel espuma y vino aromático . En el capítulo
primero “No ha llegado hasta nosotros testimonio alguno del Profeta acerca del
hachís, ni se ha demostrado que se lo mencione en ningún dicho, digno de
13
crédito, atribuido a los cuatro Imanes u otras gentes de honor. Así pues, ¿En
qué pruebas os basáis para declarar ilícitos el hachís y sus derivados, y qué
argumentos aducís para afirmar que ambos son abominables ?”Pero luego “se
sabe que daña al cuerpo y el hígado, causa males externos e internos.
Embriaga, narcotiza, embarga la mente y causa pereza. Quien lo toma,
sugestionado por sus execrables propiedades, confunde un mosquito con un
búfalo, y en él produce indolencia, apatía y embotamiento. Si le hablas no oye,
si come no se sacia y se le dan no se contenta ” Los escritos de al-Yazzar no se
convirtieron en ley islámica general, aunque fueron atendidos por distintos
regentes. Su principal valor, desde el punto de vista histórico es marcar una
inflexión en el concepto de ebriedad. Cualquier ebriedad es un signo de
persona que gusta de placeres prohibidos, opuestos a la salud de la razón. Los
posteriores argumentos de la inquisición europea en materia de drogas no
desaprovecharán esta línea, aunque exculpando a las bebidas alcohólicas.
En Egipto estaba el llamado Sira, que son hojas de cáñamo hembra, se
reducían las hojas a polvo, se ponían en un papel húmedo y se recubrían con
cenizas calientes hasta que formaba una pasta. Se prensa y se hace una torta
delgada, se corta en pequeñas pastillas y se dejaban secar para luego ser
fumadas en narguile .
Salvo en órdenes místicas ligadas al sufismo (que gracias al cannabis se puede
conseguir la revelación divina e interior y la comunión con Alá) el cáñamo no
tuvo connotaciones religiosas en el mundo árabe. El Islam es una fe monoteísta
demasiado perfecta para admitir instituciones de comunión, y ningún fármaco
puede servir de vehículo místico. La autoridad política- religiosa nada dice a
favor o en contra, como acontece al opio. La única excepción conocida a esta
regla se produjo en 1378 a 1393, cuando el emir Soudum Sheikoumi de
Yoneima decretó que los comedores de haschisch fuesen castigados con la
extracción de un diente cada vez que se les sorprendiera comiéndolo o
fumándolo .
El Makhzan-el-Adwiya, texto médico musulmán del siglo XVI, subraya sus
virtudes medicinales”: Las hojas reducidas a polvo y aspiradas purifican el
cerebro. El jugo de las hojas aplicado en la cabeza elimina la caspa y los
parásitos. Algunas gotas del jugo introducidas en la oreja alivian el dolor y
destruyen los gusanos y los insectos. Es útil para la diarrea y la gonorrea, limita
la emisión seminal y es diurética. El polvo es recomendable para las
aplicaciones externas sobre las heridas. Los empachos de raíces hervidas y
hojas óptimas para las inflamaciones, las erisipelas y los dolores neurálgicos”.
El placer de la ebriedad era culpable siempre; estaba incluso prohibido
embriagar a los animales (excepto darles hachís a los animales para que
engordasen).
ÁFRICA NEGRA
En este continente es considerado un medicamento muy versátil, se utiliza para
todo: insomnio, disentería, lepra, caspa, males de ojo, enfermedades venéreas,
jaquecas, tosferina, oftalmia y hasta tuberculosis. También se considera un
tónico cerebral, antihisterísmo, antidepresivo, potenciador de deseos sexuales
sinceros, fuente de coraje y longevidad.
14
El cáñamo esta muy difundido en la zona del Congo; las hojas frescas se fuman
en pipas rudimentarias a las que se añaden carbones al rojo. Las hojas y las
semillas son embaladas en cartuchos grandes y largos, cubiertas con cortezas
de árbol.
La secta de los Bantúes tenían cultos Dagga secretos, que creían que los dioses
enviaron a la tierra el cannabis sagrado. Dagga significa “Cannabis”. Estas
sociedades el uso de cannabis era exclusivo de los líderes . Los pigmeos, los
zulúes y los hotentotes creían que era la medicina indispensable para tratar la
epilepsia , los calambres y la gota. También lo utilizaban como sacramento
religioso. En Angola, los tjivokve fuman las hojas en público, mientras que los
ngangela, que pertenecen al mismo grupo lo hacen en secreto.
En 1870, el jefe Kalamba-Moukenge, para asegurar su poder sobre las distintas
tribus recientemente sometidas para luchar contra el invasor inglés, hizo
quemar públicamente los diferentes ídolos tradicionales, sustituyéndolos por un
ritual único basado en el consumo colectivo de riamba (cáñamo). Los
seguidores del nuevo culto se llamarán Bena-Riamba ("hijos del cáñamo") es
como una especie de gran secta o un culto en el que su ideología es de corte
comunista agrícola. Cuando viajaban no llevaban consigo armas sino pipas.
Fumaban dando grandes caladas lo que luego les producía tos espasmódica y
grandes colocones.
EDAD MEDIA
Fue introducido por los cruzados al volver de Tierra Santa. Tras la caída del
Imperio Romano y la consolidación del cristianismo, el cáñamo desapareció de
la farmacopea europea.
Los cruzados lo utilizaban para tratar la locura, la histeria, la hidrofobia, el
tétanos y el cólera.
Mientras que el vino era aceptado como materia de sacramento y se era
indulgente con la cerveza, licores y tabaco (al final en el siglo XVI) la inquisición
prohibió la ingestión del cannabis en España en el siglo XII y en Francia en el
XIII. Muchos otros remedios naturales fueron prohibidos también por aquella
época. Aquella persona que utilizara el cáñamo como psicotrópico o curar era
tachada de bruja .
En 1484, el Papa Inocencio VIII separó los curanderos que utilizaban cannabis
y a otros herbolarios, declarando que el cáñamo era un sacramento impío
perteneciente al segundo y tercer tipo de misa satánica. Esta persecución duró
más de 150 años.
En los tratados del siglo XVI estaban en todas las fórmulas mágicas de las
brujas en los untos y en las recetas de los médicos famosos. El cannabis era
una sustancia muy utilizada por las brujas.
Los barcos conducidos por Colón que llegaron a América en 1492 llevaban 80
toneladas de cáñamo entre cuerdas, redes, velas y demás útiles navales.
SIGLOS XVI AL XVIII
El emperador Carlos V, al encargar su flota de guerra en los arsenales
barceloneses, impuso como condición precisa que las jarcias, velámenes y
15
cordelajes de los navíos que tenían que construirse fueran fabricadas con
cáñamo de Tarragona, Lleida y Balaguer, reconocido por su especial resistencia
al agua salada.
En 1545 Felipe II ordenó hacer plantaciones de cáñamo a lo largo de su reino
para alimentos, realizar velas, cordelería, ropa y fármacos. En 1546 el médico y
naturista francés P. Belon verifica en Capadocia, la Paflagonia y la Cicilia el
cultivo de cáñamo: “Tienen también un polvo de que, tomándose una
cucharada llena, hace reír incontrolablemente a quien lo ingiere, el cual cree ver
cosas maravillosas. Cuando se les pregunta qué es muchos responden que
cañamones molidos ”
Los españoles introducen de nuevo el cáñamo en Latinoamérica. Aunque es
probable que entrara en tiempos prehistóricos por algunas de las hordas
nómadas que pasaron por el estrecho de Bering; o que algún comerciante
fenicio o tartésico hubiese cruzado el océano y hubiese introducido esta planta
tan beneficiosa. Ésta era utilizada fumada, comida y para crear tejidos, cuerdas,
redes, etc... Incluso se dice que los porros se inventaron en alguna isla del
Caribe. En 1545 se introduce en Chile; en 1554 entra en Perú. En la zona del
norte de América los ingleses introducen cáñamo en 1606 en Canadá; en 1611
llega a Virginia.
En 1619 se decretó la primera ley sobre la marihuana en América, en la colonia
de Jamestown, Virginia, por la que ordenaba a todos los granjeros a cultivar
semillas de cáñamo. Otras leyes similares fueron decretadas sobre el cultivo
obligatorio de cáñamo; en Massachusetts en 1631; en Connecticut en 1632, y
en las colonias de Chesapeake a mediados del siglo XVIII .
El cáñamo fue moneda de curso legal en la mayoría de las colonias americanas
de los ingleses desde 1631 hasta principios del 1800; para animar a los
granjeros a cultivar más. Incluso se llegaba a encarcelar a aquellas personas
que se negaban a cultivar el cáñamo durante los periodos de escasez; por
ejemplo en Virginia entre 1763 y 1767.
Los gobiernos del siglo XVIII, en España, dejaron orientaciones adecuadas para
asegurar la protección del cáñamo producido en las Vegas de Granada y del
Segura para la marina española.
Robert Burton en The anatomy of melancholy (1621) sugería el uso de cannabis
en el tratamiento de la depresión. Y Nicolás Culpier resumía todos los motivos
por las que el cannabis era considerado útil desde el punto de vista médico.
Desde 1740 Rusia produce el 80% de la producción occidental y de productos
de cáñamo acabados (cuerdas, redes, velas, etc...) gracias a la mano de obra
muy barata. El cannabis es el principal producto mercantil de Rusia, por delante
de pieles, madera y hierro. Gran Bretaña le compra a Rusia el 90% o más del
cáñamo para su armada naval; los barcos británicos tenían una gran cantidad
de productos fabricados a base de cáñamo (el poder naval de Gran Bretaña era
el mayor de su época).
En 1776 la Declaración de Independencia Americana es redactada en papel de
cáñamo holandés. Se hicieron copias en pergamino (cuero tratado) ; este fue el
documento que finalmente firmaron los delegados el 2 de agosto de 1776 . Sus
redactores, los padres de la patria americana, son en su mayoría conocidos
consumidores de cannabis.
16
El hilo de fibra de cáñamo se usó para tejer la ropa de los soldados de
Washington en las "colmenas tejedoras" organizadas por las madres de la
patria de 1776, de las que descienden directamente la actual sociedad
patriótica/ nacionalista DAR (muy en contra ahora del uso de la marihuana).
En este año (1776) una camiseta de algodón costaba de unos 100 a 200
dólares, mientras que una camiseta de fibra de cáñamo costaba un dólar, como
vemos la fibra de cáñamo era mucho más barata.
En 1791 el presidente Washington intenta fomentar la industria doméstica
cultivando en sus plantaciones. Jefferson
alude al cannabis como una
necesidad y anima a los granjeros a cultivar esta planta en lugar del tabaco.
El censo de 1850 en los EEUU contabilizó 8.327 plantaciones de cáñamo
(extensiones mayores de 2.000 acres de tierra) cultivado para hacer telas, lonas
e incluso las cuerdas utilizadas para embalar el algodón. La mayoría de estas
plantaciones censadas se encontraban en el Sur o en los estados colindantes,
principalmente por la posibilidad de imponer en estos lugares de esclavos como
mano de obra barata para trabajar en la industria del cáñamo.
Una de las recetas médicas más utilizadas en los EEUU desde 1842 hasta 1890
se elaboraban con diversos extractos de marihuana y de hachís. La utilización
legal de la marihuana con fines medicinales continuó durante todo 1930 e
incluso desempeñó un papel más importante en medicinas veterinarias.
Los medicamentos fabricados con extracto de cannabis fueron realizados por Eli
Lilly, Parke- Davis, Tildens, Smith Brothers, Squibb y otras muchas compañías y
boticarios europeos y americanos. Durante todo este periodo no se contabilizó
ni una sola muerte producida por el consumo de dichos medicamentos, ni
mucho menos ocasionó trastornos mentales. Sólo aparecieron efectos
secundarios desorientación e introversión, en aquellas personas que los
utilizaban por primera vez o no sabían cómo hacerlo .
SIGLO XIX
Este siglo comienza para el cáñamo el 8 de octubre de 1800, el general
Napoleón Bonaparte dicta la siguiente ordenanza:
Artículo I. Queda prohibido en todo Egipto el consumo del brebaje elaborado
por ciertos musulmanes con cáñamo (hachís), así como fumar su grana. Los
bebedores y fumadores habituales de esta planta pierden la razón y son presa
de violentos delirios que les hacen entregarse a todos tipos de excesos.
Artículo II. La elaboración de la bebida de hachís está prohibida en todo
Egipto. Las puertas de todos los cafés y albergues donde se sirva serán
tapiadas y sus propietarios encerrados en prisión durante tres meses.
Artículo III. Todos los fardos de hachís que lleguen a la aduana serán
confiscados y públicamente quemados.
Con la firma del Tratado de Tilset (1807) de Napoleón y el zar Alejandro de
Rusia, se prohibía el comercio entre Rusia e Inglaterra. Lo que intentaba
Napoleón era conseguir que Rusia deje de suministrar cáñamo a Inglaterra, así
se destruiría o deterioraría la armada naval británica. Pese a los intentos de
Napoleón por impedir el abastecimiento de este material el Zar permite el
comercio con los ingleses.
17
De 1810 a 1812: Napoleón ya furioso con el Zar por permitir el tráfico ilegal de
cáñamo con Gran Bretaña organiza su ejercito e invade Rusia, invasión
planeada como castigo al Zar y para seguir evitando que el cáñamo siga
llegando a la Armada Británica. Napoleón es derrotado en Rusia debido al duro
invierno.
Los primeros estudios químicos se efectúan en los años 1838-1839 por obra de
Raleigh, Esdale y O´Birest; dos de los pioneros de este terreno, Easterfield y
Spirey, mueren a causa de explosiones ocurridas en su laboratorio (no por
causa de cáñamo). W. B. O´Shaunessey, cirujano y profesor de química,
descubre en 1839 las cualidades analgésicas y anticonvulsivas de la tintura de
cáñamo y muere poco tiempo después, mientras se encontraba trabajando en
una nueva fase de investigación sobre la resina.
Los poetas parisinos se interesan por esta sustancia. Hacia 1835 Baudelaire y
otros artistas bohemios (como Henri Michaux, Boissard de Boisdeenier,
Delacroix, Meissonier, Nerval, Rimbaud, Hugo Balzac, etc...) fundan el Club de
los "Hashichines". Gracias a Jackes-Joseph Moreau de Tours, que desde 1840
usa el fármaco en el hospital psiquiátrico de Biecètre (en 1845 documenta los
beneficios físicos y mentales del cannabis ), llega a Francia el dawamesk , una
preparación hecha a partir de hachís, una masa elaborada con las puntas de las
plantas de cáñamo, azúcar, zumo de naranja, canela, clavo, cardamomo, nuez
moscada, almizcle, pistachos y piñones , el Club con estas pepitas verdes y
aromáticas realizó "viajes extraños".
Baudelaire, como miembro de este Club (que acostumbraba a reunirse en el
hotel Pimodan, un inmueble situado sobre la parisina Isla de San Luis, en el
barrio latino de París, donde viven Baudelauire y el pintor Boissard de
Boisdenier, subraya que las alucinaciones producidas por el hachís:"... más que
crear un mundo irreal interno, transforma el mundo real. La alucinación es
progresiva, casi voluntaria, y sólo puede llegar a su madurez por medio de la
imaginación. Puede parecer que los sonidos dicen cosas extrañas, pero
siempre habrá allí primigeniamente un estímulo. Pueden verse formas extrañas;
pero antes de hacerse extrañas, las formas eran naturales."
En 1839 el doctor O´Shaugnessy, profesor británico en la Escuela Médica de
Calcuta ya publicó el primer artículo (de unas cuarenta páginas) sobre
propiedades analgésicas, antiespasmódicas y relajantes musculares del
cannabis (incluido para el tétanos). Simultáneamente un doctor francés llamado
Aubert-Roche estaba haciendo el mismo redescubrimiento de las aplicaciones
del cannabis en el ámbito médico de Oriente Medio, ensayó en el hospital de
Alejandría las capacidades terapéuticas del hachís y, desde 1834, logró curar
varios casos de peste. En el Cairo conoció al doctor Moreau de Tours, unos de
los padres de la moderna psiquiatría, autor de un clásico tratado sobre el hachís
aparecido en 1840, que usa el fármaco en el hospital psiquiátrico de Bicètre.
Durante los 60 años siguientes se editaron más de un centenar de estudios
científicos sobre esta planta y sus propiedades.
En 1845 el doctor Giovanni Polli recibe la dirección de los Annali di Chimica
Applicata alla Medicina (ACAM), es una revista especializada de Milán, donde a
lo largo de 30 años irán apareciendo recensiones sobre trabajos dedicados al
cáñamo; incluye artículos de médicos franceses, ingleses, alemanes, egipcios e
indios, así como bioensayos de Polli y otros colegas .
18
A mediados de este siglo se hicieron estudios sobre el cáñamo intentando
descubrir cual era la dosis mortal, los doctores Spivey, Wood y Easterfield
comentan que a un perro que pesaba 12 kilos se le inyectaron 57 gramos
exactos de líquido de cáñamo en la yugular y para la sorpresa de los
investigadores el animal se recuperó tras estar inconsciente día y medio . Ellos
nunca descubrieron la dosis mortal. Parece ser que la dosis mortal está en
media libra .
A mediados de siglo el doctor E. Whineray extresa el criterio dominante de la
medicina occidental al decir que el hachís es “una droga impura y tosca, cuyo
uso está obviamente excluido de la terapia civilizada” Lo que más sorprende a
los médicos de la época son las grandes diferencias entre las calidades de la
planta, que no se diferencian mucho las unas de las otras. Los intentos por
aislar los principios activos resultan fallidos. También llama la curiosidad a los
investigadores su baja toxicidad, en relación con su potencia psicoactiva. De
1850 a 1937 el cannabis era el medicamento más recetado de la farmacopea
americana para cientos de enfermedades diferentes.
En 1857 los hermanos Smith de Edimburgo empiezan a comercializar un tinte
realizado basado en extracto de cannabis. En 1860 Fitz Hugh Ludlow, un joven
norteamericano que publicó en forma anónima el libro Hasheesh Eater(1857),
cuenta que tomó 25 gramos de una sola vez y que los efectos duraron varios
días. Ludlow ensalzó el consumo de hachís como forma de hacer aventuras
mentales, aunque también advertía que su consumo nunca debería ser
excesivo.
En 1860 la compañía "Ganjah Wallah Hasheesh Candy" elaboró un caramelo de
hachís de azúcar de arce que sería una de las golosinas más populares de los
EEUU. Se podía comprar sin receta médica y aparecía anunciado en los
periódicos por Sears-Roebuck, formando parte de su catálogo durante 40 años
como un caramelo inofensivo (nadie murió por culpa de comerse un caramelo;
si acaso pillarían una caries).
Según las Ordenanzas de Farmacia (1860) los profesionales autorizados para
vender haschisch (que era catalogado como “substancia venenosa”) en el
Estado Español -tanto al por mayor como al por menor- eran los drogueros y
los boticarios , quienes únicamente debían observar un requisito mínimo para
expenderlo: "exigir una nota fechada y firmada por persona conocida y
responsable, que exprese con todas sus letras la cantidad de la sustancia
pedida y el uso a que se destina". El consumo ya gozaba de cierta fama en los
ambientes literarios.
La primera aportación americana sobre el uso terapéutico de la marihuana data
también de este año (1860) se trata de un escrito de la sociedad médica de
Ohio sobre la acción de la planta en caso de espasmos y convulsiones, así como
sus efectos sobre trastornos intestinales. Durante la guerra civil norteamericana
la marihuana era el primer analgésico de las tropas yanquis hasta la
introducción de la morfina inyectable, a finales de 1863.
De 1860 a 1900 en las exposiciones internacionales y las Ferias de Muestras a
menudo contaban con un salón turco para fumar (eran muy populares en aquel
entonces).Por ejemplo existió en la Exposición del Centenario de 1876 en
Filadelfia un pabellón del hachís turco .
19
En 1868 el médico E. J. Waring, en su libro sobre farmacopea india cita la
opinión del doctor Christison, que emplea el cáñamo en forma de láudano o
tintura alcohólica :” Por su energía, seguridad y conveniencia, después del opio
el cáñamo indio es el mejor analgésico, hipnótico y antiespasmódico, y a veces
llega a igualarlo ”
En 1868 Egipto (ocupada por los turcos) se convierte en el primer país que
prohibió el consumo de cannabis, los turcos se quejaban de que el uso de
cannabis hacían que los egipcios se comportaran de forma irrespetuosa con el
Sultán y su cohorte . Pero en 1874 se autorizó su entrada mediante el pago de
un arancel aduanero, pero las autoridades de Constantinopla (Egipto formaba
parte de Turquía) en 1877 ordenan la destrucción de todo el hachís y en 1879
la importación fue prohibida. En 1884 se descubrió que el hachís no había sido
destruido y que era vendido al extranjero en provecho de los funcionarios de
aduanas.
Hasta 1883 del 75% al 90% del total del papel era a base de cáñamo.
En 1870 el cannabis aparece en la farmacopea americana como medicina para
varias enfermedades. La 1ª vez que se fumaron un “porro” en la América del
hemisferio norte fue en esta misma década en las Antillas (jamaica, Bahamas,
Barbados, etc...) y este hábito llegó a los EEUU con la inmigración de miles de
hindúes importados como mano de obra barata. Alrededor de 1886 marineros
mejicanos y negros, que comerciaban con las islas Antillas tuvieron un primer
contacto con el cannabis y propagaron su uso por todas las Antillas y Méjico .
En estas islas se fumaba cannabis para aliviar el pesado trabajo de los campos
de caña, soportar el calor, y para relajarse por las tardes sin que luego tuvieran
la resaca de alcohol mañanera.
En 1883 se abrieron legalmente salones para fumar hachís en Nueva York,
Boston, Filadelfia, Chicago, San Luis, nueva Orleans, etc...En esta década el
Boletín Oficial de la policía calculó que había 500 salones para fumar hachís en
la ciudad de Nueva York.
En 1884 el hachís le provocó a Nietzsche
visiones. Era mientras escribía
Zaratustra. En 1885 James F. Johnston publica Química de la vida común, libro
que tendrá un enorme éxito, se vendieron doce ediciones. En el segundo
volumen de la obra habla por extenso de los “narcóticos que consentimos y el
capítulo XVI trata sobre “nuestra debilidad humana”: Somos, en verdad,
criaturas débiles...cuando un grano de haschisch puede vencernos, o unas
pocas gotas de láudano postrarnos; pero ¡Cuánto más débiles de espíritu,
cuando – al saber los males a que nos conducen – somos incapaces de resistir
las tentaciones fascinantes de esas insidiosas drogas !”
En 1890 el médico personal de la reina Victoria de Inglaterra, Sir Russel
Reynolds, le receta cannabis para sus problemas menstruales ; él reconoce en
el primer número de la revista The Lancet que el cannabis cuando está puro y
es administrado cuidadosamente," es una de las más valiosas medicinas que
poseemos". Él también escribió en su diario el 22 de mayo de 1890: "Parece
ser que hay muchos casos de epilepsia en la población adulta, creo que se
trata de males de origen nervioso y que el cáñamo indio cura de manera muy
remarcable".
Uno de los primeros trabajos serios fue el realizado en 1894 por una comisión
anglo-india, la comisión British Raj , en siete volúmenes y con 3281 paginas,
20
con el nombre de "Report of the Indian Hemp Drugs Commission", con el
testimonio de millares de consumidores, así como la opinión de doctores,
autoridades civiles y religiosas y otras personalidades. Entre una de sus
conclusiones es que su uso moderado no producía lesiones en la mente e
incluso puede ser beneficioso; con respecto a los efectos físicos su uso
moderado no produce prácticamente ningún resultado nocivo; el uso excesivo sí
causa daño pues tiende a poner al consumidor en una situación más vulnerable
a la enfermedad; puede causar bronquitis debido al humo inhalado; no produce
su uso moderado ningún efecto perjudicial en la mente pero en sujetos con
debilidad o predisposición hereditaria pueden inducir demencia; su uso
moderado no produce lesión moral de ninguna forma incluso los consumidores
excesivos es ordinariamente inofensivo; no existía ninguna conexión entre los
derivados cannábicos y los instintos criminales . En su último párrafo se lee:”
El cáñamo es una hierba santa y benéfica...Prohibir o restringir severamente su
uso provocaría grandes sufrimientos y molestias, y una cólera profunda en los
numerosos grupos de venerados ascetas. Robaría al pueblo el disfrute de una
solaz en la incomodidad, de un remedio en las dolencias, de un guardián cuya
benévola protección libra de los ataques de las influencias malignas ”.
En 1895 por primera vez se utiliza la palabra marihuana por los seguidores de
Pancho Villa. A finales de este siglo en España la compañía farmacéutica
Grimault y Cía, "farmacéuticos en París de S.A.I. al príncipe Napoleón",
anunciaban Cigarros Indios de Cananbis Indica, elaborados con "extractos de
cáñamo índico de Bengala", que poseían propiedades para combatir no sólo el
"asma", "la opresión" y la "sofocación", sino también otras dolencias como "la
tos nerviosa, el insomnio, la tisis laríngea, la ronquera, la extinción de la voz y
las neuralgias faciales".
SIGLO XX
El cannabis continuó siendo el segundo medicamento más utilizado hasta 1901,
siendo reemplazado entonces por la aspirina.
A finales de siglo en producción de hachís los grandes productores son países
asiáticos (Afganistán, Pakistán, Nepal, etc.) y países mediterráneos musulmanes
(Turquía, Marruecos, Egipto, Líbano, etc.). Las variedades asiáticas rara vez
llegan a Europa (se desvían a Australia o los EE.UU.). Marruecos es el gigante
mundial que abastece a toda Europa. El número de consumidores regulares de
hachís no debe bajar de los 10 millones más diez más de consumidores
ocasionales y todos ellos abastecidos por un país cuya demanda ha sido
superada por su oferta (el resultado es la degradación de la calidad del
producto).
De la producción de marihuana el principal productor es EE.UU. que mediante
técnicas avanzadas de cultivo (en campo abierto y de interior) llega a
desarrollar las mejores variedades del mundo le siguen Méjico, Colombia,
Panamá, Jamaica, Tailandia, Laos, etc...
En 1903 fue la primera vez que se utilizó la marihuana en los EEUU fueron por
parte de los mejicanos de Brownsville, Texas .
En 1909 En el puerto de Nueva Orleans, en la zona de "Storeyville" frecuentado
por marineros negros, se fumaba mucha marihuana. El comisario de la zona
21
escribió que "la marihuana era la droga más viciosa y aterradora que llegó a
Nueva Orleans " (vemos que era contra la cultura de los negros ya que los
salones de Hachís para blancos estaba bien visto). La marihuana era la
causante de la depravación de negros y mejicanos; sin ella no se atreverían a
ser tan "insolentes". Cientos de miles de negros y chicanos tuvieron que cumplir
condenas que iban desde 10 días hasta 10 años encarcelados por crímenes
como estos (increíbles pero ciertos):
•
•
•
•
Mirar a una mujer blanca dos veces.
Pisar la sombra de un hombre blanco.
No ir en la parte trasera de un carruaje
Mirar directamente a los ojos de un blanco durante más de tres
segundos.
Ese mismo año en Italia se publica un Vademecum en el que el cannabis se
recomienda para la angina de pecho, asma bronquial y urémica, atonías
gastroenteríticas, blenorragia, catarro bronquial senil y catarro crónico, cólera,
glaucoma, corea, delirium tremens, insomnio, disentería, hemicránea,
metrorragia, epilepsia, histeria, impotencia, hipercloridia, meningitis, protatitis,
rinitis escrofulosa, tétanos traumático, tisis, tos obstinada, úlcera gástrica y
hasta hidrofobia. Para no depender de proveedores egipcios, turcos e iraníes
Italia cultivó cannabis, especialmente en Nápoles .
En 1910 el magnate de la prensa Randolph Hearst , utilizando la fortuna de su
padre, magnate de las minas, Hearst comprará 1895 el Morning Journal de
Nueva York, a partir del cual edificará la mayor empresa de prensa del mundo,
que tiene más de 800.000 acres de terreno en Méjico le son arrebatadas por los
hombres de Pancho Villa. Sus periódicos empiezan a publicar artículos
desarrollando la teoría de que los negros y mejicanos se convierten en bestias
desesperadas bajo los efectos de la marihuana. Hearst intenta acabar con el
comercio mejicano de la marihuana. Hearst utilizaba "marijuana" y no cáñamo
o cannabis para que sus lectores no se dieran cuenta que lo que quería prohibir
este personaje era una de las más valiosas plantas de nuestro mundo .
Sus campañas sensacionalistas influyeron hacia la prohibición del cáñamo. Los
periódicos de Hearst (de 1910 a 1920) se afirmaba que la mayoría de los
violadores negros de blancas estaban bajo los efectos de la cocaína; esto
siguió así hasta que en la década de los 20 los negros enloquecían con la
marihuana. También entre 1916 y 1937, un accidente de coche donde se
hubiera encontrado algún cigarrillo de cannabis ocupaba todos los titulares
durante semanas.
Desde comienzos de la guerra de España y los EEUU el blanco de los
periódicos de Hearst fueron los hispanoamericanos de Méjico y los latinos
(supuestos fumadores de marihuana).
En 1911 en Sudáfrica era prohibido el cáñamo por Sudáfrica; era una forma de
detener a los “insolentes” negros; los sudafricanos "blancos" castigaban y
obligaban a los "negros" a dejar de practicar sus cultos y religiones basados en
la dagga .
La ebriedad producida por el cáñamo y sus derivados no despertaba alarma
social alguna, y el propio conocimiento popular que existía sobre la planta
confirmaba la ausencia de experiencias negativas en este sentido. En 1911, la
22
prestigiosa enciclopedia Espasa-Calpe, al glosar el término, "cáñamo",
mencionaba "la embriaguez especial del hachís", cuya secuela final no va más
allá de "un sueño tranquilo sin consecuencias secundarias desagradables” . De
hecho, hasta bien entrado el s. XX, en cualquier farmacia española podía
comprarse extracto de cannabis, a razón de 1 peseta el gramo. ¡Qué tiempos
aquellos en que costaba lo mismo una docena de huevos que tres gramos y
medio de hachís o por el precio de una botella de champán se podían adquirir
hasta 30 gramos de chocolate! .
En 1912 A. Marie, Bectherew y Magnan daban como seguras las psicosis
debidas al uso del hachís, a la que, según ellos, los turcos y los musulmanes
egipcios eran especialmente sensibles.
Este año nace la actual política internacional de drogas, que tuvo su primera
expresión en la "Convención del Opio" firmada en La Haya (Holanda). Los
países de Europa Occidental y EEUU acordaron limitar la producción y
exportación del opio, heroína y cocaína, sólo para fines médicos. En 1915
California y Utah declaran ilegal el cannabis. A la que le sigue Texas. En otros
países empieza a cundir el pánico.
En 1916 el boletín 404 del Departamento de Agricultura de los EEUU
pronosticó el desarrollo de una máquina descortezadora y recolectora y aseguró
que la industria del cáñamo sería de nuevo la principal industria agrícola de
EEUU.
En 1917 George Schlichten inventó la máquina descorticadora , que iba a servir
para recolectar de manera mucho más eficaz el cáñamo, evitando así los días
en remojo y las molestias consiguientes. La invención de la descorticadora
suponía una fuerte amenaza para la industria del algodón, que estaba
fuertemente ligada con los sectores políticos más influyentes, éstos junto con
los medios de comunicación ligados a la industria maderera potenciaron la idea
del cáñamo maldito potenciaron las ideas de prohibir el uso del cáñamo.
El legislativo de Colorado creyó que la única manera de prevenir un baño de
sangre racial era prohibir el cáñamo. Los legisladores mencionaron los excesos
cometidos por el ejército rebelde de Pancho Villa, fumadores todos ellos de
marihuana.
De 1916 a 1937, en la prensa sensacionalista (dirigidas por Hearst) un
accidente de tráfico donde se encontrase un porro ocupaba los titulares durante
semanas, mientras que los accidentes de tráfico producidos por la ebriedad de
sus conductores sólo era mencionada en las últimas páginas de los periódicos.
El tema de los accidentes relacionados con la marihuana se explotó hasta la
saciedad (de 1936 a 1938).
En 1920 (para ser más exactos el 31/8/1920) se fundó el Tercio de Extranjeros
(lo que se llamará la “Legión”): No hubo problemas para reclutar voluntarios
(una pandilla de malhechores, inadaptados y parias, algunos de ellos duros e
implacables, otros simplemente patéticos) y fueron unos 200; iban desde
criminales comunes, pasando por veteranos de la I Guerra Mundial que habían
sido incapaces de adaptarse a la paz, pistoleros a sueldo de Barcelona. Millán
Astray, su jefe, los llamó, los novios de la muerte. Franco, como segundo jefe y
Astray imprimieron a la Legión una mentalidad de crueldad brutal. La noche
que llegaron por primera vez a Ceuta, los legionarios aterrorizaron la ciudad
(una prostituta y un cabo de guardia fueron asesinados) . Entre sus futuros
23
gustos será el consumo de kiffi, grifa y hachís (así el hachís comenzó a tener
una mala reputación y fue la víctima ya que incitaba a la violencia y al
asesinato). En la Legión fueron muchos los que se aficionaron al consumo de
cannabis en las posesiones españolas del norte de África, luego se extenderá el
hábito por España . Incluso se afirma que por esta época Franco consumió
grifa, tal vez lo hubiera probado pero no creo que se aficionara ( no consumía
alcohol y no tenía ningún vicio aparente, como sus compañeros de armas).
Cuando se extendió el consumo de cannabis a partir de 1936 cuando las tropas
de Franco invadieron España las autoridades franquistas no hicieron
prácticamente nada para detener su aumento.
En 1923 la delegación sudafricana en la Liga de las Naciones afirma que sus
mineros negros son menos productivos después de usar el "dagga" y pide que
se impongan controles internacionales para evitar su uso. Inglaterra mantiene
que no se deben instaurar controles que no vengan avalados por estudios
científicos. Ese año Mussolini en Italia promulga un decreto suscrito por el rey
Víctor Manuel III, limitando el consumo de cannabis a los estrictamente
médicos
En 1925 en la segunda Conferencia Internacional del Opio en Ginebra se
declara el cannabis como un narcótico y se recomienda un estricto control; todo
esto fue gracias a que Turquía y Egipto no firmaban el acuerdo de restricción
del opio si el cáñamo no se encontraba tampoco en dicha prohibición (estos dos
países alegaban que tenían serios problemas asociados al uso del cannabis). La
delegación inglesa sugirió incorporar el hachís porque se había convertido en un
símbolo contra el colonialismo sobre todo en Egipto, donde los éstos
enarbolaban su droga contra el whisky y la ginebra, los cigarrillos; contra la
heroína con la que pagaban los contratistas de obra a los peones . Los países
del tercer mundo no tenían ni voz ni voto (eran colonias, hacían lo que decía la
metrópolis). Firmaron España, Italia, Francia, Reino Unido, la mayoría de los
estados europeos y muy pocos americanos. La delegación de Italia quiere
incluir el hachís, la marihuana y todos sus derivados en la lista (que ya se
incluían el opio, la morfina y la cocaína). Como explicará el profesor Giovanni
Allevi, criminalista del régimen fascista, el hachís podía ser el “enemigo de la
raza” y “droga de negros ”. De este modo fueron los países europeos (donde el
cáñamo era desconocido como psicofármaco) quienes decidieron clasificarlo
junto a los opiáceos y la cocaína.
Las partes se comprometían a “prohibir la exportación de resina de cannabis a
los países que se haya prohibido su uso y, cuando la autorización esté en curso,
a exigir un certificado especial de importación .
Las consecuencias de esta iniciativa no se hicieron esperar y en 1925 la
enciclopedia Espasa-Calpe rectifica y cambia la información con respecto al
“cañamo” y escribe con respecto al “hachich”: “Este preparado causa en la
población indígena de Egipto casi tantas víctimas como el abuso de opio en
China ... La mayor parte de la población del manicomio de El Cairo la forman
fumadores de hachich, cuyas facultades han quedado atrofiadas por el abuso
de este preparado tóxico... Quien por la noche se dedique a visitar los barrios
oscuros de El Cairo y Alejandría podrá observar a muchos individuos que,
vacilando y dando tropiezos, andan de un lado para otro, hablando y riéndose
consigo mismos: son los fumadores de hachich. A modo de los fumadores de
24
opio, al absorber el humo, experimentan una sensación de bienestar, sienten
como remozarse y adquirir vigor y fuerza, aun cuando sus cabezas estén
cubiertas de canas; pero a esta agradable embriaguez sucede un despertar
fatal; el individuo queda entorpecido, atónito, y al reincidir agrávanse las
funestas consecuencias , cuyo término es la locura” .
En 1925 el "Panama Canal Zone Report", estudio hecho sobre los soldados
consumidores de cannabis en la zona, concluía que no había evidencia alguna
de que el uso de cannabis fuera adictivo o perjudicial. El informe recomienda
que no sea tomada acción alguna para prevenir el uso o venta del cannabis.
Según Antonio Escohotado este estudio se realizó entre 1932-1933 y los
resultados del informe dirigidos por el doctor F. J. Siler fueron que la planta no
suponía amenaza para la disciplina militar. No se consideraban aconsejables los
intentos de impedir su venta o su uso. Diez años después, cuando el cáñamo
era ilegal el ejército pensaba lo mismo (como lo atestiguaba J. M. Phalen,
director del Military Surgeon que escribe un editorial llamado “La marihuana
como espantapájaros” y escribe: “Fumar las hojas y las flores de la Cannabis
sativa no es más perjudicial que fumar tabaco...Esperemos que en el servicio
militar no se monte una caza de brujas alrededor de un problema inexistente ”).
De 1926 a 1932 el ensayista Walter Benjamín se administró altas dosis de
haschisch por vía oral así como mescalina. Poner aquí su libro.
En 1927 se celebró en Valencia el primer congreso nacional sobre el cáñamo,
donde se ponía de manifiesto el peligro que corría esta fibra natural por culpa
de importaciones de fibras más baratas pero de peor calidad, y se pedía
protección por parte del estado español. Otros temas del congreso fueron las
mejoras en el cultivo, los procedimientos de enriado y siembras biológicas, todo
en un ambiente muy patriótico, en plena dictadura del general Primo de Rivera.
En 1928 el 28 de septiembre, el Acta de drogas peligrosas de 1925 llega a ser
ley y el cannabis entra a ser ilegal en Gran Bretaña. La ratificación fue suscrita
por Gran Bretaña simplemente para suprimir su tráfico en las colonias y en los
territorios dependientes . Por aquel entonces no había ningún problema social
con relación al cannabis ni perspectivas de que esto fuera a cambiar.
En España, el tráfico de estupefacientes se regula por el Real Decreto de 30 de
abril de 1928, que, inspirado en el Convenio Internacional de Ginebra de 1925,
fue completado el 13 de noviembre de 1928. Fue promulgado por la dictadura
de Primo de Rivera , en el que se estima como delito agravado contra la salud
pública el tráfico de drogas o estupefacientes.
En esta década se va a producir la prohibición total del venta y consumo de
cannabis por parte de los EEUU. La ideología puritana norteamericana destaca
los aspectos de la marihuana como paganos e idolátricos. Así como su inclusión
en la lista de sustancias meritorias del control internacional. También se debe a
la crisis económica de 1929; los emigrantes de los años 20 ya no son tan bien
acogidos, el desempleo aparece, y se ven como una masa de problemas (allá
donde estuvieran los mejicanos aparecía la marihuana).
En 1930 una investigación realizada por el fiscal del distrito de Nueva Orleáns,
a fin de establecer correlaciones entre consumo de marihuana y crimen;
descubrió que de 450 condenados por delitos graves, 125 eran fumadores
regulares de marihuana. Más o menos la mitad de los asesinatos y la quinta
parte de los condenados por asalto, hurto y robo eran consumidores habituales
25
del cáñamo . La investigación no concluye que la marihuana originara o
facilitara esos delitos; tales cifras sólo muestran que en una determinada
comunidad la gente que comete delitos graves se inclina también a fumar
marihuana. En conclusión, que no existe relación entre marihuana y delito;
Otra investigación, realizada en Nueva York, entre 1932 y 1937, se revisaron
fichas sobre unos 17.000 delitos graves y 75.000 leves , pretendía encontrar la
relación entre marihuana y delito. Las conclusiones son que no había relaciones
entre infracciones penales graves, homicidios o delitos sexuales y marihuana. El
resultado fue confirmado 22 años después por otro estudio de 14.954
sentencias de los tribunales de Nueva York .
En 1931 se crea en los EEUU el F.B.N. (Oficina federal de narcóticos). A su
cabeza se coloca Anslinger (estuvo desde 1931 hasta 1962).
1932- 1933 fueron las primeras investigaciones serias llevadas a cabo por el
ejército de los EE.UU. El estudio estaba dirigido por el comandante médico F. J.
Siler, en la zona del canal de Panamá por medio de ellas se llegó a las
conclusiones de que la marihuana no representaba una amenaza para la
disciplina militar, "que no hay ninguna prueba de que la marihuana tal y como
es cultivada aquí sea una droga que produzca toxicomanía en el sentido que se
aplica el término al alcohol, el opio, la cocaína, etc." Y que "no se considera
aconsejables los intentos de impedir su venta o su uso ".
1934: En España Ramón Violant i Simorra, etnógrafo, vio que la artesanía textil
del cáñamo estaba a punto de desaparecer y se dedicó a recoger con un
ímpetu tejidos, instrumentos y aperos relacionados. Crea el Museo dÁrts en
1941.
En 1935 en los EEUU se utilizaron unas 58.000 toneladas de semillas de
cáñamo únicamente para pinturas y barnices . Las industrias DuPont
monopolizaron prácticamente todo el mercado de aceite de cáñamo . Aparecen
asociaciones como las Sociedades Patrióticas Aliadas, los Hombre Claves de
América y Coalición Americana, su interés era mantener un país moralmente
limpio: “la marihuana, quizá el más insidioso de los narcóticos, es consecuencia
directa de la inmigración mejicana. Han cogido a traficantes mejicanos
regalando cigarrillos a los niños en las escuelas. A nuestra Nación le sobra
mano de obra ”
Hubo una declaración secreta prestada por DuPont ante el congreso y el
departamento del Tesoro de los EEUU en los años 1935-1937 en la que se
aseguraba que el aceite de semilla de cáñamo se podía reemplazar por aceites
petroquímicos sintéticos elaborados principalmente por DuPont.
En 1936 la Asociación Internacional de Educación sobre Estupefacientes : “El
consumo de marihuana produce una rápida degeneración física y mental,
depravación lujuriosa e inclinaciones irrefrenables a la violencia y al asesinato
sin motivos ” “es un terrible narcótico fumado por los criminales y otras gentes
depravadas ".
También se producen varias cartas abiertas a la F.B.N. en la prensa (controlada
por Anslinger y Hearst) de diversos puntos del país. Una de ellas F.K. Baskette
escribe : “desearía poder mostrarle lo que un pequeño cigarrillo de marihuana
puede hacer a uno de nuestros degenerados hispanoparlantes residentes. De
ahí que nuestro problema sea tan grande. La mayoría de nuestra población es
hispanoparlante, débiles mentales casi siempre, debido a condiciones sociales y
26
raciales. Como representantes de líderes cívicos y funcionarios de justicia del
San Luis Valley, les pido ayuda”. Anslinger responde a la prensa “Apenas son
conjeturables los asesinatos, suicidios, robos, asaltos, extorsiones y fechorías
de maníaca demencia provocados cada año por la marihuana, especialmente
entre los jóvenes ”
Ese año, en Nueva York se está elaborando el informe La Guardia (alcalde de
entonces) llega a las mismas conclusiones que las del ejército francés en 1894;
el informe no vio la luz hasta 1969, cuando el sociólogo D. Solomon lo encontró
cubierto de polvo en un archivo de la alcaldía.
Todas las investigaciones que se hicieron en los EEUU tanto en Nueva Orleans,
como en Nueva York daba como resultado que no había relación entre la droga
y la delincuencia y la adicción.
Ese año, en Italia, hay noticias sobre el primer caso de “hábito” en relación con
el hachís; se trata de un químico genovés, que lo utiliza con fines lúdicos. Este
“vendedor no autorizado de productos medicinales”, el culpable arriesgó entre
dos a seis meses de arresto .
La F.B.N. consideró que era oportuno realizar un proyecto de norma represiva
sobre el cáñamo, con vistas a su aprobación por parte de la Cámara. Los
fabricantes, poseedores y dispensadores debían declararlo así en ciertos
impresos y pagar un impuesto. Anslinger usó como apoyo jurídico una ley
reciente (1935) sobre aves migratorias .
En 1937 se esperaba una cosecha increíble da cáñamo y se esperaba que la
próxima cosecha doblaría a la anterior. En los artículos del Popular Mechanics y
del Mechanical Engineering la industria nueva mecanizada del cáñamo llevaba
camino de convertirse de nuevo en el cultivo más extendido de EEUU.
La acción del F.B.N. y sus largas campañas por parte de los periódicos de
William Randolph Hearst consiguen una ley que prohibe la marihuana en todos
los estados de EEUU; destruyendo toda la industria existente. Anslinger testifica
ante el congreso que la "marihuana es la droga mayor causante de violencia
conocida por el hombre" y siguió contando que aproximadamente el 50% de
todos los crímenes violentos cometidos en los EEUU habían sido perpetrados
por hispanos, mejicanos, latinoamericanos, negros y griegos y que estos
crímenes podían relacionarse directamente con la marihuana. Anslinger
guardaba un "archivo de sucesos macabros" extraídos del periódico de Hearst;
historias de crímenes, por ejemplo, cometidos con hachas, donde se decía que
uno de los asesinos se fumaba un porro cuatro días antes de cometer un
crimen (ciertamente todo mentiras inventadas por Hearst). Harry Anslinger
declaró ante el congreso que había de 50.000 a 100.000 fumadores de
marihuana en los EEUU, la mayoría negros, mejicanos y artistas, y que su
música, el jazz y el swing, era una extensión del uso de la marihuana. Hizo
hincapié que la música "satánica" y el consumo de marihuana hacía que las
mujeres blancas "buscaran relaciones sexuales con los negros" .
Las objeciones de la Asociación Médica Americana fueron desoídas (Ansliger
utilizó en los informes preliminares la palabra mejicana "marijuana". La
Asociación Médica Americana sólo supo que la marijuana era cannabis dos días
antes de la reunión del Congreso).
El doctor James de la Asociación afirmó que los datos sobre la marihuana
contenidos en el informe de Anslinger eran incompletos e inseguros, cuando no
27
falsos. Faltaban datos y estudios estadísticos. James por ello fue acusado y que
más tarde las acusaciones fueron retiradas . Finalmente se aprueba la
Marijuana Tax Stamp Act gracias al supuesto apoyo del doctor Woodward
(como vemos la marihuana no se prohibe directamente) en el que los
fabricantes, los poseedores y dispensadores debían declararlo así en cientos de
impresos (en un registro de la Secretaría del Tesoro) y pagar un impuesto
profesional. Con 30 gramos de marihuana tenía que pagar 1 dólar de tasa
(propósitos industriales o médicos; para otros propósitos eran 100 dólares el
gramo, había que desalentar el consumo recreativo). Así usuarios y
comerciantes de cáñamo quedaban equiparados a usuarios y traficantes de
opiáceos y cocaína. Así el proyecto de ley se convirtió en ley en diciembre de
1937 .
En este siglo se crea la DEA (Drug Enforcement Administration agencia
estadounidense contra el narcotráfico) que se encargará del control y represión
a esta droga; en la década de los noventa la DEA emplea aproximadamente
2000 millones de dólares en programas estatales para erradicar la marihuana.
La marihuana se convertirá en la bestia negra para los Estados Unidos, cuyo
precio será en peso mayor que el mismo oro (10 gramos de marihuana hoy día
en los EEUU cuesta alrededor de 20000 pesetas mientras que 10 gramos de oro
cuestan alrededor de 16000 pesetas; su precio se está disparando ya los
mismos gramos a comienzos de los 80 costaban unas 2000 pesetas).
Hoy día en los EEUU de 10 a 30 millones son consumidores y unos 2 millones
de cultivadores (ya que la mitad de la producción es interna) pudiendo acabar
todos ellos en las cárceles. Millones de ciudadanos normales son potenciales
carnes de prisión. El número de reclusos por delitos con la marihuana ha
aumentado de forma vertiginosa; con relación a los delitos violentos hay un
70% más de reclusos por la marihuana que reclusos por delitos violentos
(violadores, asesinos, ladrones, etc...).En las prisiones federales de EEUU hay
un 17% de reclusos por delitos asociados con la marihuana. En este punto se
empezó a extender la prohibición hacia otros países por cortesía del Tío Sam.
28
CAPÍTULO 2: COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA
MARIHUANA
Los efectos medicinales y psicoactivos de la marihuana se deben a una familia
de compuestos químicos, denominados cannabinoides, que se encuentran
solamente en la planta de la marihuana. Por lo menos 61 cannabinoides han
sido identificados en la naturaleza. Otros han sido sintetizados químicamente.
El principal ingrediente psicoactivo de la marihuana es el delta-9tetrahidrocannabinol, o THC, a veces confusamente llamado delta-1-THC bajo
un sistema de denominación distinto. De cualquier modo, otros cannabinoides
también tienen propiedades medicinales y/o psicoactivas.
El Cannabigerol (CBG), cannabicromeno (CBC), cannabidiol (CDB), delta-8-THC,
cannabiciclol (CBL), cannabinol (CBN), cannabitriol (CBT), cannabavarina
(THCU) y otros cannabinoides forman parte de esta familia de compuestos.
Todos ellos son conocidos por su psicoactividad o efectos farmacológicos.
Dado que el delta-9-THC es el principal ingrediente activo de la marihuana, se
suele usar este para medir el potencial de acción de la hierba. Las
concentraciones típicas de THC son de menos del 0,5% para un cáñamo
inactivo, del 2 al 3% para la hoja de marihuana, y del 4 al 8% para los cogollos
más potentes de la sinsemilla. Se pueden encontrar concentraciones más
elevadas con extractos, tónicos y hachís (resina concentrada de cannabis).
Las dosis terapéuticas por vía oral comprenden desde 2,5 a 20 miligramos de
THC. Un porro mediano (un gramo de hoja con un 2,5% de THC. o medio
gramo de cogollo de un 5% de concentración), contiene 25 miligramos de THC.
En todo caso, más de la mitad se pierde normalmente con el humo, reduciendo
la dosis inhalada a unos 10 miligramos. Consumidores experimentados han
informado sobre el hecho de que diferentes tipos de marihuana producen
colocones distintos y que, médicamente, tienen diferentes efectos. Ciertos
investigadores suponen que la diferencia entre las proporciones de los distintos
cannabinoides de una variedad a otra o incluso entre distintos ejemplares de
una misma variedad- es la causa de estas variaciones.
La Marihuana en el Cuerpo
Al principio de los 90, los científicos descubrieron que los cannabinoides actúan
de igual manera que cierto proceso químico que se produce naturalmente en el
cerebro. Así, los efectos de la marihuana están causados por mecanismos
biológicos relacionados con esta química natural.
El cerebro y el sistema nervioso contienen muchos sistemas diferentes de
mecanismos biológicos, llamados sistemas receptores. Los receptores son
lugares que reaccionan a sustancias químicas específicas produciendo
reacciones específicas.
Estas sustancias son llamadas neurotransmisores, y la cascada de reacciones en
cadena a través de las redes de estos sistemas es el proceso por el cual
diferentes áreas cerebrales se comunican entre sí; de esta manera trabaja el
29
cerebro. La mayoría de las drogas producen sus efectos interfiriendo o
activando los procesos de sistemas específicos.
Los barbitúricos, tienen un efecto no específico sobre los canales del ion
cloruro; esto incrementa la actividad de un neurotransmisor llamado GABA; un
incremento en la actividad del GABA tiene un efecto sedante. Las
benzodiacepinas, como el Valium, tienen un efecto específico que aumenta la
actividad del GABA en los receptores.
Antes del descubrimiento del sistema receptor de los cannabinoides a principios
de los 90, algunos científicos especulaban con la posibilidad de que la
marihuana produjera sus efectos a través de una acción no específica, igual que
los barbitúricos. Los efectos no específicos suelen ser más extensos y peligrosos
que los producidos por la activación de un receptor.
De hecho, los efectos de la marihuana son producidos por un sistema receptor
de cannabinoides consistente en, al menos, dos tipos de receptores: el CB1 y el
CB2, localizados en el cerebro u en el bazo, respectivamente. Las acciones
biológicas asociadas actualmente con los receptores de cannabinoides incluyen
los efectos de la marihuana como analgésico, sobre la memoria y cognición,
sobre la función locomotora, el sistema endocrino y otras funciones centrales
como la termorregulación (disminución de la temperatura corporal), la actividad
frenética (alteraciones del pulso, taquicardia), supresión de las nauseas y
vómitos, y disminución de la presión intraocular.
Los científicos conocen hasta cierto punto como funcionan los receptores del
CB1, pero se posee una comprensión limitada de cómo las neuronas receptivas
a los cannabinoides interactuan con otros sistemas neurológicos. El CB2 fue
descubierto con posterioridad, y el conocimiento acerca del mismo es aún
escaso.
La tolerancia a la marihuana se desarrolla tras la ingestión continua de grandes
cantidades de cannabinoides; en respuesta el cerebro disminuye el número de
receptores a los cannabinoides disponible. Cuando acaba dicha ingestión
excesiva, los receptores aumentan hasta alcanzar el nivel natural.
El neurotransmisor natural al cual responde el sistema receptor de
cannabinoides recibe el nombre de anandamida (de la palabra sánscrita que
designa a la felicidad/santidad). En su forma natural, la anandamida tiene una
potencia considerablemente inferior a la del THC, el cannabinoide primario de la
marihuana. A pesar de todo, la anandamida juega un importante papel en el
cerebro, y los investigadores de NIDA (Instituto Nacional del Abuso de Drogas)
creen que podrán demostrar que ayuda al cuerpo en su lucha contra el estrés,
el dolor y las náuseas.
No se ha informado nunca de una sobredosis fatal en un ser humano. Esta
seguridad refleja la escasez de receptores en el núcleo medular, la parte
sistema nervioso (bulbo raquídeo) que controla las funciones respiratoria y
cardiovascular.
30
CAPÍTULO 3: ANÁLISIS DE LA LEGISLACIÓN
VIGENTE POR AHORA EN ESPAÑA (2003)
-fecha de redacción de la guíaDesde su primera redacción, la Ley Corcuera levantó polémica debido a la
inconstitucionalidad de algunos de sus términos. De hecho, el ministro que la
parió se jugó la dimisión a que era constitucional. Y perdió. Es lo que pasa
cuando se pone a un electricista sindicalista de Ministro de Interior. No
queremos comentar su reciente entrada en un campo de fútbol con una bota
de vino (coca-cola, según él), contraviniendo las leyes que se habían parido en
su círculo, ya que aun tuvo la gallardía de dimitir en su momento, que otros ni
eso. Pero revisemos el texto de la Ley de Seguridad Ciudadana 1/92, que es lo
que nos interesa. Ya en el preámbulo, nos encontramos con detalles
interesantes:
El primero, cuando anuncia su intención: "La protección de la seguridad
ciudadana y el ejercicio de las libertades públicas constituyen un binomio
inseparable, y ambos conceptos son requisitos básicos de la convivencia en una
sociedad democrática".
Curioso, porque, en lo que respecta a los consumidores de cannabis, que en
nuestro país son entre dos y seis millones de ciudadanos adultos, no sólo no les
protege - resultando incluso nociva para su salud -, sino que genera una
continua inseguridad, en tanto en cuanto están amenazados por las Fuerzas del
Estado con la imposición de, como mínimo, una multa por tenencia ilícita de
droga ante cualquier mínima sospecha en cualquier control de carreteras de los
que, con la excusa de la seguridad vial, cada día son más constantes. Según
dicho preámbulo, la ley:
"habilita al Gobierno para llevar a cabo la regulación de ciertas actuaciones de
registro documental", y "Se posibilita el establecimiento de controles en las
vías, lugares o establecimientos públicos, con el fin de descubrir y detener a los
partícipes en un hecho delictivo y de aprehender los instrumentos, efectos o
pruebas del mismo. Se regulan las condiciones en que los agentes de las
Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siempre que ello fuese necesario para el
ejercicio de las funciones de protección de la seguridad que les corresponden,
podrán requerir la identificación de las personas."
En ningún caso se habla de registros intensivos de ciudadanos, sino
sólo de identificaciones y de registros en relación con delitos. "Se regulan,
asimismo, las condiciones y términos en que, conforme a lo permitido por la
Constitución y las leyes, podrá prescindirse del mandamiento judicial para
penetrar en domicilios".
"Tipifica las infracciones contra la seguridad ciudadana, haciendo la graduación
entre infracciones muy graves, infracciones graves e infracciones leves,
comprendiéndose específicamente entre las infracciones graves el consumo en
lugares públicos y la tenencia ilícita de drogas tóxicas o sustancias
estupefacientes, las cuales podrán ser sancionadas, además, con la suspensión
31
del permiso de conducir de vehículos de motor hasta tres meses, y con la
retirada de permisos o licencias de armas.
Atendiendo al fin resocializador y no exclusivamente retributivo de la sanción,
se regula en la presente Ley para estos supuestos, la posibilidad de suspensión
de las sanciones en los casos en los que el infractor se someta a un tratamiento
de deshabituación en un centro o servicio debidamente acreditado. " ¿Un
psiquiatra está debidamente acreditado? Pues no.
Están facultados los Centros debidamente reconocidos por las autoridades
sanitarias, (Proyecto Hombre, Reto, Remar, ... Centros que, en la mayoría de
los casos, dispensan el mismo tratamiento sea cual sea la droga de que se
trate: la abstinencia absoluta. Sin embargo, ¿quién está más capacitado para
modificar un hábito (o adicción) que un psiquiatra? ¿Las fuerzas "paramédicas"
prohibicionistas lo están?
El Articulado de la Ley
Empezamos por el Artículo 1. 1:
"...corresponde al Gobierno, (...), proteger el libre ejercicio de los derechos y
libertades y garantizar la seguridad ciudadana, crear y mantener las condiciones
adecuadas a tal efecto, y remover los obstáculos que lo impidan, ...".
Nuevamente, está claro que esta ley es contraproducente en cuanto a los
supuestos objetivos perseguidos y la realidad de su práctica, pues, al menos
con respecto a un 10 % de la población aproximadamente, consumidores de
cannabis, lo único que consigue es inseguridad y atentar contra el libre
consumo de las sustancias que uno, en su responsabilidad de ser humano
adulto,
decide
ingerir
por
los
motivos
que
crea
suficientes.
En su punto 2, este artículo afirma que una de las finalidades de la presente ley
es "...prevenir la comision de delitos y faltas". Curioso también, cuando tipifica
como falta una conducta que previamente no estaba castigada como tal, como
es el consumo de determinadas sustancias, prohibidas en virtud de tratados
internacionales, no aprobados democráticamente por la población. En ese
sentido, no sólo no previene su comisión, sino que, de hecho, la crea.
En el artículo 18, encontramos las facultades de la policía en materia de
registros:
"Artículo 18.Los agentes de la autoridad podrán realizar, en todo caso, las
comprobaciones necesarias para impedir que en las vías, lugares y
establecimientos públicos se porten o utilicen ilegalmente armas, procediendo a
su ocupación. ..."
Es decir, la policía no está autorizada a comprobar el paquete de tabaco, la
cartera, etc..., en busca de una chinita, sino sólo a efectuar un registro
superficial con el fin de comprobar la posible tenencia de armas.
En el artículo 19.2, vuelve sobre el asunto:
"...se podrán establecer controles en las vías, lugares o establecimientos
públicos, en la medida indispensable a los fines de este apartado, al objeto de
proceder a la identificación de las personas que transiten o se encuentren en
ellos, al registro de los vehículos y al control superficial de 1os efectos
32
personales con el fin de comprobar que no se portan sustancias o instrumentos
prohibidos o peligrosos. ..."
Como bien se puede leer se tratará de un control superficial; nada de intensivo.
Así que, si intentan hacerte vaciar los bolsillos, etc. etc., si tienes testigos y no
estás en un estado lamentable, niégate. Sólo te pueden cachear por encima.
Accede a vaciarte los bolsillos ante el juez, si éste lo considera necesario.
Muéstrate colaborador, pero no sumiso.
Aunque esto ha sido comprobado en la práctica, con todo éxito, depende de
cada situación y capacidad concreta... Depende, en primer lugar, de tu
situación legal personal. Pero no hay más derecho que el del que se hace
respetar...
Por si fuera poco, en el artículo 20, se establecen las medidas de identificación:
" Los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrán requerir, en el
ejercicio de sus funciones de indagación o prevención, la identificación de las
personas y realizar las comprobaciones pertinentes en la vía pública o en el
lugar donde se hubiera hecho el requerimiento, siempre que el conocimiento de
la identidad de las personas requeridas fuera necesario para el ejercicio de las
funciones de protección de la seguridad que a los agentes encomiendan la
presente Ley y la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
2. De no lograrse la identificación por cualquier medio, y cuando resulte
necesario a los mismos fines del apartado anterior, los agentes, para impedir la
comisión de un delito o falta, o al objeto de sancionar una infracción, podrán
requerir a quienes no pudieran ser identificados a que les acompañen a
dependencias próximas y que cuenten con medios adecuados para realizar las
diligencias de identificación, a estos solos efectos y por el tiempo
imprescindible".
En el artículo 21 se faculta a la policía a entrar a los domicilios particulares sin
autorización en casos muy excepcionales:
"será causa legítima para la entrada y registro en domicilio por delito flagrante
el conocimiento fundado por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que
les lleve a la constancia de que se está cometiendo o se acaba de cometer
alguno de los delitos que, en materia de drogas tóxicas, estupefacientes o
sustancias psicotrópicas, castiga el Código Penal, siempre que la urgente
intervención de los agentes sea necesaria para impedir la consumación del
delito, la huida de1 delincuente o la desaparición de los efectos o instrumentos
del delito."
Está claro que, en el caso de cultivo de cannabis, esa "urgente intervención" no
es necesaria, salvo para impedir la desaparición de las pruebas...
En el artículo 23.h, se tipifica como falta grave:
"La tolerancia del consumo ilegal o el tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes
o sustancias psicotrópicas en locales o establecimientos públicos o la falta de
diligencia en orden a impedirlos por parte de los propietarios, administradores o
encargados de los mismos."
33
No obstante, los clientes de los "bares de tolerancia" deberían ser solidarios con
sus anfitriones, apoyándoles en caso de problemas con el artículo 23.h de la
Ley Corcuera.
Esto es: si yo tuviera un "local de tolerancia", le rogaría a todo aquel que
quisiera encender un porro, que firmase un documento en el que jurase y
perjurase ante las instancias que fuesen necesarias que los responsables del
local habían hecho todo lo posible para impedir el consumo de sustancias
ilegales, pero que, ante la posibilidad de incidentes violentos, habían
renunciado a insistir más. Algo como:
***** [email protected] abajo firmante(s) reconocen y afirman ante la policía y las
instancias judiciales y / o gubernativas correspondientes que han desoído las
insistentes indicaciones del personal del establecimiento con respecto al
consumo de drogas en lugar público.
También reconocen y afirman que el susodicho personal ha sido muy diligente
en orden a impedir el consumo de drogas en su local en todo momento, por lo
que [email protected] firmante(s) asumen las posibles consecuencias penales o
administrativas que dicho consumo pueda acarrear.*****
Y, ya, el artículo 25:
"1.- Constituyen infracciones graves a la seguridad ciudadana el consumo en
lugares, vías, establecimientos o transportes públicos, así como la tenencia
ilícita, aunque no estuviera destinada al tráfico, de drogas tóxicas,
estupefacientes o sustancias psicotrópicas, siempre que no constituya infracción
penal, así como el abandono en los sitios mencionados de útiles o instrumentos
utilizados para su consumo.
2.- Las sanciones impuestas por estas infracciones podrán suspenderse si el
infractor se somete a un tratamiento de deshabituación en un centro o servicio
debidamente acreditado, en la forma y por el tiempo que reglamentariamente
se determine."
Este artículo es la guinda del pastel. El único comentario que merece es el de
hacer hincapié en que el consumo de cannabis no es una adicción, sino un
hábito, que no requiere de tratamiento de desintoxicación. Y que, tratamientos
de deshabituación, pues bueno....El único tratamiento que se hace, en el caso
del cannabis, cuando uno se acoge al artículo 25.2 para no hacer efectiva la
multa impuesta, es un seguimiento de orina, puesto que no hay ningún método
de desintoxicación, dado que no existe tal intoxicación (salvo como
circunstancia momentánea, que se supera de forma natural en un periodo de
tiempo que sólo en casos excepcionales se prolonga más allá de media hora).
Tenemos que incidir en el absurdo de que el consumo no esté castigado y la
tenencia sí (aunque los últimos razonamientos judiciales nos hacen temer que
se pudiera dar un paso cuantitativo en este sentido. De hecho, el Gran
Hermano ya castiga el consumo con la prohibición de trabajar en determinadas
empresas o puestos de trabajo mediante los análisis de control de drogas).
Hay un detalle importante, mencionado por multitud de autores al respecto del
artículo 25-1; lo punible es la tenencia (aunque no esté destinada al tráfico) o
consumo en zonas de público acceso. Por lo que la tenencia (-repito- no
34
destinada al tráfico) y el consumo en el interior de una propiedad privada no
tiene por que ser sancionada de modo alguno por las fuerzas del orden.
Claro está que si tienes una gran cantidad de hierba de autocultivo pueden
intentar mandarte a la cárcel imputándote tráfico de drogas, de acuerdo con el
artículo 368 del Código Penal; que tipifica como delito tanto la compra-venta,
como favorecer, promover o facilitar el consumo de sustancias prohibidas.
(Mucha hierba es sospechosa, a no ser que tengas sólidas razones que alegar).
No hagas apología del consumo de Hierba (promover el consumo), NO des
marihuana de tu autocultivo a gente (favorecer el consumo) y sobretodo NO
vendas cannabis a nadie (compra-venta) con tal de evitar que te apliquen
estas normas.
A continuación os facilito una serie de posibles alegaciones con fundamento que
se pueden realizar ante un juez si el fiscal intenta mandaros al trullo por culpa
de algunas plantas de más:
•
•
•
Si las plantas eran todavía pequeñas en el momento de la intervención
policial se puede decir que se analicen para ver si realmente esos
vegetales contienen THC, que es la sustancia realmente prohibida si se
encuentra en cantidad mayor al 0.3%. La especie vegetal Cannabis
Sativa en si no es punible si no contiene THC. Si las plantas fueron
destruidas durante el asalto, puedes solicitar un análisis y si da negativo
decir que era cáñamo industrial para hacer “cordeles”.
En caso de tener varias plantas semi-adultas no sexadas o machos para
hacer semilla puedes decirle al juez que se deben sexar antes de
determinar
los
individuos
aprovechables.
Cualquier
experto
independiente requerido por el tribunal puede atestiguar que los machos
son inservibles desde el punto de vista de la producción de droga. Si el
juez acepta esta alegación los machos se deberían borrar de la lista,
reduciendo así el numero de plantas que dices son para consumir.
Si solo tienes hembras ya cogolladas, el asunto se pone un poco
complicado; pero en el caso de conservar también machos en algún
lugar de la finca intervenida puedes decir que una parte de las plantas
las reservabas para la producción intensiva de semillas de cannabis
psicoactivo para venderlas –¡las semillas!– (que a su vez son totalmente
legales, tanto su tenencia como su venta y distribución).
El artículo 28 castiga con penas accesorias a las multas y cierres de locales:
1.- Las infracciones determinadas de acuerdo con lo dispuesto en la Sección
anterior podrán ser corregidas por las autoridades competentes con una o más
de las sanciones siguientes:
a) Multa de cinco millones una pesetas a cien millones de pesetas, para
infracciones muy graves. De cincuenta mil una pesetas a cinco millones de
pesetas, para infracciones graves. De hasta cincuenta mil pesetas, para
infracciones leves.
c) Incautación de los instrumentos o efectos utilizados para la comisión de las
infracciones, y, en especial, de las armas, de los explosivos, de las
embarcaciones de alta velocidad o de las drogas toxicas, estupefacientes o
sustancias psicotrópicas.
35
e) Clausura de las fabricas, locales o establecimientos, desde seis meses y un
día a dos años por infracciones muy graves y hasta seis meses por infracciones
graves, en el ámbito de las materias reguladas en el Capitulo 11 de esta Ley.
2. Las infracciones previstas en el artículo 25 podrán ser sancionadas, además,
con la suspensión del permiso de conducir vehículos de motor hasta tres meses
y con la retirada del permiso o licencia de armas, procediéndose desde luego a
la incautación de las drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.
4. Las sanciones prescribirán al año, dos años o cuatro años, según que las
correspondientes infracciones hayan sido calificadas de leves, graves o muy
graves."
El artículo 30 señala unas normas reglamentarias, en cuanto a la cuantía de las
multas y la duración de las sanciones, que, según Joan J. Queralt, no han sido
reguladas. Merced a ello, los subdelegados del Gobierno y otras autoridades
facultadas para ello, pueden modificar a su antojo el importe de las multas.
El artículo 32 advierte que, en caso de posible delito, se pase a lo penal, y que,
en caso de absolución, se continúe con el expediente administrativo:
1. No se podrán imponer sanciones penales y administrativas por unos mismos
hechos.
2. Cuando las conductas a que se refiere la presente ley pudieran revestir
caracteres de infracción penal, se remitirán al Ministerio Fiscal los antecedentes
necesarios de las actuaciones practicadas, aunque ello no impedirá la
tramitación de expedientes sancionadores por los mismos hechos. No obstante,
la resolución definitiva del expediente sólo podrá producirse cuando sea firme la
resolución recaída en el ámbito penal, quedando hasta entonces interrumpido el
plazo de prescripción."
Y, finalmente, en el artículo 37, la inversión de la carga de la prueba:
En los procedimientos sancionadores que se instruyan en las materias objeto
de la presente Ley, las informaciones aportadas por los agentes de la autoridad
que hubieren presenciado los hechos, previa ratificación en el caso de haber
sido negados por los inculpados, constituirán base suficiente para adoptar la
resolución que proceda, salvo prueba en contrario y sin perjuicio de que
aquellos deban aportar al expediente todos los elementos probatorios
disponibles."
O sea Los de Verde siempre tienen razón, y se supone que tú eres culpable de
la falta de que te acusen, salvo que tú demuestres lo contrario.
36
CAPÍTULO 4: EFECTOS DE LA MARIHUANA
En principio, la marihuana es una droga psicoactiva, o alteradora de la
consciencia. Físicamente, sus efectos son moderados y, en su mayor parte,
despreciables. El primer punto de acción de la marihuana es el cerebro,
particularmente los centros cerebrales superiores que afectan a la consciencia.
Los receptores de la marihuana están concentrados especialmente en el
hipocampo, el cual afecta a las funciones superiores de los sentimientos,
memoria y acción. Al actuar sobre estos sistemas cerebrales superiores, la
marihuana produce algunos de sus beneficios medicinales, actuando sobre la
percepción del dolor, humor, hambre y control muscular.
La marihuana también puede producir efectos médicos más sutiles por su
acción directa sobre los tejidos orgánicos, como los receptores de las células del
sistema inmunológico.
Los consumidores de marihuana informan habitualmente de sensaciones
placenteras; de ahí sus usos lúdicos. Hay también personas a las que no les
resulta agradable. En la práctica, sus efectos varían según cada individuo y
según las circunstancias, dependiendo del temperamento del individuo, su
fisiología, humor y el famoso set and setting (escenario y colocación) definido
por el Dr. Timothy Leary: el estado mental inicial del consumidor y el entorno
en el cual se "coloca". Estas son las impresiones más comúnmente descritas de
un "colocón" de cannabis:
•
•
•
•
•
•
•
Descenso del umbral mínimo de percepción de los estímulos sensoriales,
especialmente los táctiles, gustativos y sonoros; gran interés por la
comida y la música.
Un torrente libre de ideas en una sucesión rápida, suelta, como en
sueños; alucinaciones moderadas con una "doble consciencia" de que
algunas semejanzas o conexiones no son percepciones reales.
Interrupción de la concentración y de la memoria a corto plazo.
Una sensación de estar flotando, mareado o con vértigo, y/o una
sensación de pesadez en el tronco y las extremidades.
Hiperactividad, impaciencia, hilaridad y locuacidad durante una o dos
horas, seguida por somnolencia y/o apatía de dos a seis horas después.
Una "dilatación temporal" subjetiva, una tendencia a sobrestimar el
tiempo transcurrido.
Deterioro del entendimiento y la coordinación, especialmente cuando se
ejecutan tareas complejas; confusión, dificultad para expresar el
pensamiento por medio de palabras, problemas de vocalización.
Primera Toma
La primera vez que uno consume marihuana es una ocasión especial, Por
razones que no están aun nada claras, mucha gente no siente nada la primera
vez que la toma. Solo la notan a la segunda o tercera vez que la prueban, como
si de alguna manera fuera necesario prepararse para la experiencia. Algunos
nuevos consumidores pueden actuar realmente como "colocados", sin darse
37
cuenta de ello. Sencillamente incrementando la dosis, se puede superar el
umbral de la primera ocasión. De cualquier modo, esto incrementa
notablemente el riesgo de una reacción desagradable. Los novatos deben
proceder con cautela; deben estar preparados para quedarse anulados durante
unas dos horas.
Tolerancia
Los grandes consumidores tienden a desarrollar tolerancia, o sensibilidad
decreciente, a los efectos del tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente activo
de la marihuana. Las sensaciones agradables, como la euforia, tienden a
disminuir con el consumo regular y abundante. Por otro lado, se puede decir lo
mismo de los efectos indeseables, como la elevación del pulso (taquicardia).
Con menor frecuencia, los pacientes pueden desarrollar una tolerancia a los
beneficios médicos de la marihuana. Este problema se remedia a veces
tomando otra variedad de hierba o cambiando el método de ingestión durante
una temporada.
Interacciones con Otras Drogas
No es habitual que la marihuana incremente los efectos tóxicos de otras drogas.
A este respecto, es muy diferente de la mayoría de drogas habituales, como el
alcohol, que es extremadamente peligroso cuando se mezcla con sedantes, o la
aspirina, que es peligrosa cuando se combina con drogas que diluyen la sangre,
como la cumarina y sus derivados. Esta es una prueba más de la notable
seguridad de la marihuana.
Algunas drogas pueden interactuar con la marihuana produciendo taquicardia,
entre ellas el antidepresivo nortriptilina, y, posiblemente, el popular estimulante
y antiasmático conocido como efedrina (uno de los ingredientes del "herbal
ecstasy", o éxtasis vegetal). Por otro lado, la taquicardia inducida por el THC
puede ser detenida por betabloqueantes como el propanolol, en cualquier caso
consulta con tu médico si tomas algún tipo de medicamento y quieres tomar
cannabis.
Dependencia
La marihuana no produce adicción física. Los fumadores pueden consumirla
diariamente durante muchos años y abandonarla sin dificultad. Cuando se le
pregunta a un antiguo fumador cómo la dejó, una respuesta típica es "
sencillamente, no la he vuelto a probar ".
Cuando los expertos comparan la marihuana con el alcohol, la nicotina, la
cocaína, los opiáceos, la cafeína y otras drogas psicoactivas, la colocan al final,
o casi, de la lista en términos de potencial de dependencia, reforzamiento y
abstinencia.
Sin embargo, como cualquier placer humano, el consumo de marihuana puede
llegar un hábito muy fuerte para cierta minoría. Alrededor del 10% de los
consumidores lúdicos tienen problemas para controlar su uso. En su mayoría,
son personas que tienen también problemas con otras drogas. Algunos
38
programas de tratamiento contra las drogas actúan sobre consumidores
compulsivos de marihuana, pero estos usuarios representan una mínima
proporción entre los inscritos de dichos programas.
Una minoría de consumidores lúdicos habituales, con muchos años de consumo
a elevadas dosis, pueden sufrir un pequeño síndrome de abstinencia cuando
abandonan la marihuana. Este incluye ansiedad moderada, depresión,
pesadillas, dificultades para dormir, sueños muy vívidos, irritabilidad, temblores,
sudores, náuseas, convulsiones musculares y desasosiego. Estos síntomas,
aunque moderados, pueden durar unos pocos días, pero solo son notables en
consumidores muy empedernidos, e incluso entonces no representa ningún
obstáculo para el abandono del hábito.
Efectos Físicos
La marihuana es excepcionalmente segura. Esto no quiere decir que no tenga
efectos adversos. Como todas las drogas, la marihuana puede ser dañina si es
tomada en exceso o se abusa de ella.
Los efectos de la marihuana se sienten casi de inmediato después de fumar. Si
se toma por ingestión oral, se pueden retrasar una hora o más. Cuando se
fuma, los efectos son más pronunciados durante la primera y/o segunda hora
inmediatamente después del consumo, disminuyendo progresivamente a las
tres o cuatro horas que siguen. Normalmente desaparecen tras una buena
noche de sueño. A diferencia del alcohol, opiáceos, cocaína, anfetaminas y
muchas otras drogas, los porros no producen una "bajada" desagradable o
efectos "rebote": sencillamente, el "colocón" desaparece. Una minoría de gente
suprasensible puede sentirse suavemente sedada durante un día o algo así
después de su consumo.
Los consumidores crónicos, los que fuman marihuana todos los días, pueden
sentir unos efectos más prolongados, aunque mínimos, durante días o semanas
después de dejar el hábito. Las causas de esta "confusión cannábica" son
dudosas.
Una posible explicación es una acumulación de cannabinoides residuales en el
sistema. El THC es una droga liposoluble que tiende a ser absorbida por los
tejidos grasos del cuerpo. La mayoría de cannabinoides inhalados en un porro
acaban en cualquier otro sitio distinto del cerebro. Vuelven lentamente al
torrente sanguíneo después de varios días. Para los consumidores ocasionales,
la concentración en sangre del THC residual es minúscula. En todo caso, el
consumo crónico de grandes dosis aumenta el nivel del THC residual hasta
niveles que pueden ser detectados durante más de 48 horas después.
El THC tiene pocos efectos secundarios importantes. Los síntomas más
comúnmente descritos son los siguientes:
•
•
Sequedad de garganta, que desemboca en sed.
Enrojecimiento del blanco de los ojos, o conjuntiva, debido a la dilatación
de los capilares oculares. Dilatación de pupilas. En consumidores
empedernidos, los ojos sufren un amarilleamiento remanente (debido a
esta dilatación capilar casi constante) que puede alargarse mucho tiempo
después de dejar de consumir.
39
•
•
•
Aceleración del pulso, o taquicardia.
Reducción de la presión intraocular, benéfica para los enfermos de
glaucoma.
Dilatación bronquial y de los bronquiolos.
Además, el humo de la marihuana (como todos los humos) tiene efectos
irritantes en los pulmones, exactamente igual que el tabaco. Estos no proceden
de los cannabinoides, sino de otros productos tóxicos de la combustión.
Afortunadamente, pueden reducirse mediante diversos métodos de fumar
(como las pipas de agua), y eliminarse completamente ingiriendo la marihuana
en lugar de fumarla.
Aunque cautela, comiéndola se asimila mucho más tanto por cien de THC que
fumando y como la substancia tiene que pasar por el aparato digestivo, los
efectos pueden tardar de 30 minutos a dos horas en manifestarse.
Muchas personas que han probado el pastel Ganja o las Galletitas Verdes se
han llevado malas experiencias por un consumo excesivo, pues al no hacer
efectos inmediatos como fumando, comen el preparado a una cantidad igual
que si no llevara Yerba y luego vienen los mareos...
Consume de poco en poco tanto si fumas o comes, para conocer bien los
efectos y evitar reacciones desagradables, especialmente si eres novicio en el
asunto.
Sobredosis y Tratamiento
En unos pocos casos, los consumidores pueden experimentar reacciones
agudas de pánico, caracterizadas por ansiedad, paranoia, timidez, perdida del
autocontrol, pensamientos atropellados y desorientación. Afortunadamente,
estas reacciones son poco frecuentes y normalmente desaparecen al cabo de
un par de horas, sin necesidad de tratamiento médico alguno. Las víctimas de
este tipo de experiencias pueden estar seguras que su malestar no durará
mucho. A menudo, las sensaciones agradables y desagradables se suceden en
oleadas alternativas mientras los pensamientos suben y bajan.
Las reacciones de pánico son más habituales entre consumidores novatos con
dosis excesivas (esos pasteles...) y en entornos desagradables. Los primerizos
deberían tener la precaución de comenzar con dosis pequeñas en un ambiente
cómodo y con tiempo para experimentar la droga.
Ocasionalmente, la marihuana puede producir síntomas físicos desagradables,
que incluyen dolores de cabeza, vértigo, náuseas y vómitos. Pueden estar
precedidos de ansiedad, y son más habituales con dosis potentes. Algunos
individuos experimentan estos síntomas de manera regular, como una reacción
alérgica.
Lo más frecuente, sin embargo, es que las reacciones físicas adversas se
presenten como consecuencia de una sobredosis. Aunque no resulten nunca
fatales, las sobredosis fuertes son desagradables y pueden debilitar
temporalmente al paciente. Los síntomas incluyen ansiedad, pánico, agitación,
alucinaciones y fuertes taquicardias, que desembocan en inmovilidad, apatía e
inconsciencia. Afortunadamente los efectos duran poco y desaparecen con unas
horas de sueño, sin necesidad de antídoto alguno.
40
Las sobredosis tóxicas son más escasas con la marihuana inhalada que al
ingerirla oralmente, ya que los fumadores pueden percibir instantáneamente
que ya tienen suficiente o que la droga es muy potente. A lo sumo, los
fumadores pueden ir "una calada más allá del punto" antes de darse cuenta de
que están demasiado colocados y detener el consumo. Las dosis orales son
mucho más difíciles de controlar. No es difícil pasarse con los pastelitos y no
darse cuenta de lo que te ha sucedido hasta varias horas después.
Las intoxicaciones de cannabis eran más habituales a finales del siglo pasado y
principios de éste, cuando los preparados médicos eran potentes tónicos que
contenían cientos de dosis por litro.
Set and Setting (Escenario y Colocación)
Los efectos de la marihuana son especialmente dependientes de las variaciones
en el decorado y la situación individuales (set and setting). El set [escenario,
decorado] se define como lo que el consumidor aporta a la droga: su propia
situación médica, psicológica, fisiológica, estado mental, etc. Por eso algunos
pacientes están más preparados que otros a los beneficios terapéuticos de la
marihuana de una manera natural.
El setting [colocación, situación] es la situación externa en la cual el consumidor
toma la droga: el entorno físico, sensorial y social. Las personas que
habitualmente disfrutan con la marihuana, a menudo reaccionan
desfavorablemente en circunstancias negativas, si están presionados por las
obligaciones, desconcertados por una compañía que no les resulta agradable o
si se encuentran en entornos desagradables.
La marihuana tiene la capacidad "paradójica" de producir reacciones opuestas
en circunstancias diferentes. Aunque es típico de ella calmar las náuseas, la
epasticidad, el dolor y el insomnio, puede también agravarlos en situaciones
excepcionales o sujetos determinados. Una vez más, hemos de decir que la
marihuana puede producir euforia, placer o relajación, en una ocasión, y
malestar, depresión o ansiedad en otra. La naturaleza paradójica del cannabis
procede del hecho de que sus efectos son filtrados a través de los centros
superiores de la consciencia humana. Por ello, el poeta francés Baudelaire llamó
al hachís "el espejo de aumento", enfatizando la importancia de la personalidad
además del set and setting. La marihuana tiene resultados diferentes en gente
diferente. La gente que la aprecia la usa a menudo para aumentar la intensidad
de sus sensaciones. Pueden fumar antes de comer, escuchando música,
presenciando películas o partidos, o dando un paseo o una excursión, o de
charlas con los amigos, o simplemente reflexionando. Muchos consumidores
advierten sentimientos subjetivos de creatividad e inspiración, aunque esto no
siempre soporta un sobrio análisis posterior. Muchos consumidores devotos
comunican sentimientos de euforia, alegría, buenos deseos, empatía y
sentimientos religiosos. Dicen que la marihuana les ayuda a pensar en cosas
serias, a ponerse introspectivos y espirituales, a captar la esencia de las cosas.
La persona a la que no le gusta la marihuana se queja de ansiedad,
inseguridad, paranoia, timidez, irritabilidad, disforia y pérdida del autocontrol.
Pueden también percibir que interfiere en su capacidad laboral, concentración y
funciones.
41
CAPÍTULO 5: AUTOCULTIVAR PARA AUTOCONSUMIR
El cultivo de marihuana es una actividad apta para todos los públicos. Hay
quien lo considera un sistema barato de proveerse de buen material
psicoactivo; para otros el autocultivo es una forma de rebeldía y desobediencia
civil frente a leyes absurdas; otros lo ven como una bonita afición y para
algunos es una forma de ganarse la vida. Pero todos ellos tienen algo en
común: buscan cosechar la mayor cantidad posible de marihuana de primera
calidad. Y para lograrlo es recomendable mantener un diario de cultivo donde
apuntaremos todos los datos importantes que nos ayudarán a cultivar mejor la
siguiente cosecha.
Pese a lo que algunos jueces puedan pensar, obtener una abundante cosecha
no es signo de ser un narcotraficante, sino de ser un buen agricultor. El cultivo
de cannabis psicoactivo requiere de ciencia, arte y dedicación. Aunque es
posible cultivar María sin apenas esfuerzo, simplemente sembrando una semilla
y regándola de vez en cuando, la calidad del producto obtenido no es igual que
si se cuida el jardín cada día y se alimenta al cannabis con los fertilizantes
apropiados.
Un importante aspecto de la agricultura cannábica es la toma de datos.
Manteniendo un diario de la cosecha, con información detallada del
comportamiento de las diferentes variedades de hierba, conoceremos las
pautas de crecimiento de cada especie y podremos emprender las acciones más
adecuadas para obtener una gran cosecha.
Los mejores cultivadores y criadores de razas de cannabis toman nota de todo.
Scott Blake, el criador del banco de semillas Mr. Nice, contaba que él apuntaba
hasta la distancia que había entre los distintos nudos de la planta, no sólo para
escoger la que tuviese los internudos más cortos, sino también para elegir
aquellas plantas que mostrasen una estructura de ramificación más estable y
perfecta, lo que, a su juicio, era un importante punto a favor. Y estaba
hablando de la selección de machos, ¡Que no medirá para seleccionar las
hembras!
Datos que hay que apuntar
A continuación detallamos una larga lista de algunos aspectos importantes del
cultivo útiles para ir mejorando nuestras habilidades cannaagrícolas. Si nos
hacemos estas preguntas en cada cultivo y vamos apuntando todos los datos,
al final de la cosecha tendremos una imagen clara de todo el proceso de cultivo
y detectaremos más fácilmente los errores que hayamos cometido.
•
•
•
•
•
Identificad siempre todas las plantas y los esquejes.
En interior: tipo de luz, tamaño del jardín, ventilación, tierra.
En exterior: situación, mezcla de tierra, tamaño de las macetas.
Temperatura y humedad (máximas y mínimas).
En exterior, anotar todos los fenómenos meteorológicos importantes
como lluvias, tormentas, heladas, granizo. Es especialmente importante
42
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
saber cuándo suelen ser las últimas heladas y cuándo las primeras, así
como el momento en el que empiezan las tormentas fuertes de finales
de verano y principio de otoño.
Altura de la planta, anotarlo al menos semanalmente.
Número de nudos ¿cuantos pisos tiene la planta?.
Ramificación ¿cuantas ramas, son débiles o fuertes?.
Forma general de la variedad, hacer un dibujo.
¿Cuantos días pasa en periodo de crecimiento vegetativo?
¿Cuantos días tarda en florecer y madurar?
¿Que fertilizante se usa, en qué cantidad y con qué frecuencia?
En interior ¿Que pH ponemos al agua de riego?
En tiestos ¿Cada cuanto tiempo lavamos la tierra?
Evolución de la floración ¿las flores brotan poco a poco o en grandes
oleadas?
Las flores, ¿maduran todas más o menos de un golpe o unas van mucho
más retrasadas que otras?
Aspecto de la resina y de los estigmas, mal llamados pistilos, de la
planta a cosechar. ¿Están marrones y marchitos o blancos y frescos?
¿ Ha sufrido alguna plaga? ¿De qué?
¿ Cómo se combatió? ¿Tuvo éxito?
Una anotación meticulosa de todo lo que nos llame la atención es
imprescindible para mejorar día a día la técnica de cultivo.
43
CAPÍTULO 6: LA PLANTA DEL CANNABIS
Orden: Urticales; Familia: Cannabáceas; Especie: Cannabis Sativa.
El cáñamo es una planta dioica, lo que significa que sus ejemplares serán
masculinos o femeninos; los machos tendrán flores de las que fluirá el polen
que fecundará las flores de las plantas hembras, que a la vez producirán
semillas viables para dar vida a otras plantas. Si bien para el uso industrial para
la obtención de fibra, por ejemplo- cualquiera de los dos morfismos es válido,
para usos médicos, lúdicos o introspectivos la concentración de principio activo
es básica. En este último caso, las plantas hembras ofrecerán una mayor
riqueza de cannabinoles.
El cáñamo es una planta anual, que se suele plantar hacia la semana santa y
que se recoge al entrar el otoño, con la disminución de la incidencia de la luz
solar. Aunque la marihuana tenga tres subespecies (la Sativa, la Indica y la
Ruderalis), existen infinidad de plantas con diferentes matices, tanto en la
producción de fibra como en lo referente a cualidades de su psicoactividad. Así
pues, es conveniente escoger bien unas buenas semillas de acuerdo con
nuestros propósitos de uso.
Subespecie Sativa: En su origen de zonas tropicales, con estaciones de
crecimiento y maduración muy largas, se cosechan entre las 12 y 16 semanas
de floración. Se ignora el motivo, pero son plantas más sensibles al estrés, a los
excesos de agua y nutrientes, menos resistentes a plagas y, en general, de
cultivo más meticuloso. La forma de las hojas largas y estrechas, y el tipo de
planta más grande en volumen y altura.
Subespecie Indica: En su origen de zonas de alta montaña, por tanto con
estación de cultivo y maduración más breve, pueden cosecharse a partir de las
seis semanas de floración. Son más resistentes a los malos tratos de manos
inexpertas y a los ataques de las plagas, se acondicionan mejor a dificultades.
La hoja es ancha y corta, y el tipo de planta más achaparrada y compacta. Por
todo ello, son más recomendables para el iniciado y especialmente aconsejables
para cultivos de interior.
Subespecie Ruderalis: Procede de las antiguas repúblicas socialistas
soviéticas de Asia central, esencialmente es una variedad enana de cáñamo de
escasa psicoactividad que no mide más de dos palmos de altura. Estas
variedades florecen independientemente del fotoperiodo, por lo que algunos
bancos de semillas los han usado para sacar mezclas con propiedades
interesantes.
La planta del cáñamo se desarrolla en una gran variedad de climas y regiones;
puede decirse que es una planta que se adapta a casi cualquier lugar del
planeta. De todas formas, distinguiremos aquí dos tipos de cultivo básicos: en
exterior; en maceta o sobre el suelo; y cultivo en interior con ayuda de luz
artificial que puede ser a su vez en maceta o hidropónico.
44
Se plante donde se plante, la marihuana es una planta que se alimenta de tres
fuentes invariables: mucha luz, abundante humedad y tierras nutritivas y
esponjosas.
Luz
Es necesario contar con espacios donde la incidencia de luz solar sea de varias
horas al día o en el caso de cultivar en interior, con luz artificial, deberemos
contar con focos o fluorescentes para plantas, que estén por encima de los 100
W de potencia, siendo preferibles regímenes de hasta 400 W.
En caso de cultivar en maceta, en una terraza, por ejemplo, deberemos
procurar situar el tiesto en el lugar que más rato incida el sol durante el día.
Agua
La planta del cáñamo no es precisamente una planta de climas secos. Le gusta
una alta humedad ambiente, y sobretodo un riego regular sin llegar a
situaciones de encharcado pues sus pequeñas raíces podrían pudrirse con gran
facilidad.
Abono
Si plantamos la planta de María en un terreno pobre, obtendremos una cosecha
bastante triste. Hemos de vigilar, pues, que la alimentación de la planta sea
buena. Para ello contamos sobretodo con estiércol, tanto sea de vacuno,
caballo, o de gallinas. Las cenizas de materiales vegetales también pueden
aportar una rica cantidad de minerales necesarios para un satisfactorio
desarrollo, crecimiento y enriquecimiento de la planta. El compost, material
obtenido de la putrefacción de residuos alimentarios de origen vegetal, también
es ideal para el contento de nuestra planta.
Los abonos químicos son más discutibles y controvertidos. Cabe tener en
cuenta que la planta absorberá muchos compuestos que encuentre en su
substrato, y en el caso de proporcionarle un abono no adecuado para
alimentación, podemos acabar teniendo en las manos una planta con todo tipo
de aditivos químicos indeseables y desaconsejables para el organismo.
En todo caso, si recurrimos a abonos químicos, deberíamos fijarnos en que
sean aptos para el cultivo de hortalizas y otros alimentos comunes para el ser
humano.
Es muy importante que la tierra en la que se asiente la planta sea muy
esponjosa. La marihuana absorbe la alimentación a través de una sistema muy
delicado de raíces, que sólo podrán desenvolverse con comodidad en un suelo
que contenga un porcentaje muy pequeño de arcilla.
Para los que todavía no se animan a iniciarse en el autocultivo, les aconsejo
que no tengan miedo, lo principal es tener ganas de autoabastecerse, y generar
una experiencia positiva, ya que el resultado es prácticamente asegurado.
Para los que pongan como excusa la falta de tierra, esta planta crece en
maceta lo más bien, si es grande mejor, pero las mejores cosechas se harán en
45
tierra firme, donde las raíces se pueden explayar y el rendimiento de la cosecha
será mayor.
En cuanto a la ubicación de la o las plantas debemos procurar que queden
entremezcladas con otras hortalizas o bien plantas de maíz, ortiga y tomate que
disimulan bastante bien, en el caso de hacerlo en balcón también es
conveniente entreverar las plantas con otras como coriandro, albahaca,
orégano, ruda, helecho, romero o la famosa "planta de café" cuales hojas son
tan parecidas a las de Cannabis... pero por mucho tapar no ahogar la planta...
fijarse que les de bien la luz solar, unas 8 horas en verano.
Otro punto importante es que si no vivimos con gente tolerante, nos pueden
hacer bardo, es por eso que a veces conviene plantar haciéndole creer al otro
que plantamos una hierba medicinal que no conozca tipo, ajenjo, llantén o
lúpulo, esta ultima, de la familia de la marihuana. Otra alternativa es
experimentar el cultivo de guerrilla en terrenos de difícil acceso, ya sean
baldíos, a campo abierto, o reservas naturales, siempre lejos de poblaciones y
evitando implicar a ningún ciudadano en caso de que Los de Verde descubran
el tesoro.
Así y todo también debemos cuidarnos de los más nocivo, que no son las
pestes naturales sino las pestes humanas. Es por eso que cuando no estamos
en casa hay que tratar de esconder las macetas o taparlas, o poner las plantas
muy bien disimuladas, porque hay ocasiones que Los De Verde persiguen a
alguien por los techos de las casas y entonces saltando balcones y terrazas
pueden llegar a divisar ese magnífico vegetal que se reconoce por sus
familiares hojas. Y luego vienen los allanamientos...
Para ello, hay que tener mucho cuidado de contar a gente extraña que uno
cultiva, siempre se debe evadir la respuesta, sólo transmitir que cultivar es fácil
y que las semillas son legales y se pueden conseguir en cualquier lugar.
Una vez terminada esta pequeña introducción se procederá a contar la historia
más maravillosa jamás contada...
En un lugar de la Mancha cuyo nombre no quiere acordarme érase vivía un
cultivador de Marihuana, era un hidalgo cincuentón cuyo nombre es Don
Cultivador de la Mancha...
46
PARTE PRIMERA: PARA EL CULTIVO EN EXTERIOR
Este documento ha sido diseñado para dar una referencia completa a todos
aquellos que se quieran iniciar en el cultivo de Cannabis o quieran incrementar
sus conocimientos al respecto. Esta primera parte tratará sobre las técnicas de
cultivo exterior, haciendo especial hincapié en el cultivo clandestino en espacios
forestales.
Aunque es principalmente de cara al exterior, algunas secciones, como la de
nutrientes, plagas o enfermedades; también son válidas y aplicables para los
cultivos interiores que se tratarán más adelante.
47
CAPÍTULO 7: LOS PRECEPTOS DEL CULTIVADOR DE
ELITE
Primero de todo, y antes de leer nada. Debes saber que un cultivador de los
Comandos Agrícolas obedece a ocho normas de conducta básicas cuando se
interna en el monte. Están aquí clasificadas sin un orden específico de
importancia:
Primera: No robar el cannabis plantado por otros cultivadores bajo ningún
concepto. Como acto de legítima defensa es válido cortar los machos y
hermafroditas. Pero dejándolos en el lugar, para que se vea nuestra intención.
Segunda: No alardear en público sobre la plantación, no revelar a nadie datos
sobre su localización, ni llevar a amigotes para que vean las plantas.
Tercera: No dejar residuos antinaturales como plástico, cristal o papel
desperdigados por el bosque.
Cuarta: Cortar las plantas, ramas o arbustos justos y necesarios una vez se
haya decidido el lugar de la plantación.
Quinta: Trabajar y moverse con en el máximo silencio posible, con tal de pasar
desapercibido y a su vez percibir.
Sexta: Plantar en otros lugares que lo necesiten tres planteles de árboles
autóctonos por cada planta de María que esperemos cosechar. Así se favorece
la regeneración del bosque que cobija a nuestras plantitas.
Séptima: No degradar el entorno a nuestro paso (Tapar madrigueras, realizar
excavaciones excesivas, arrastrar el mantillo como si los pies fueran
excavadoras al bajar una ladera...)
Octava: No plantar de nuevo en un jardín que ha sido descubierto y/o robado.
Los de Verde podrían estar esperándote.
48
CAPÍTULO 8: COMO ESCOGER EL LUGAR
La marihuana en estado salvaje es una planta vigorosa, agresiva y competitiva.
Algunas variedades cuentan con un gran sistema de raíces que les permite
sobrevivir cuando les falta agua o la tierra es pobre. Las plantas separadas al
menos 3 metros crecerán, en clima seco, de 90 a 150 centímetros.
En un área controlada de cultivo de 0,4 a 1,2 metros cuadrados, con tierra
pobre, las plantas maduras crecerán alrededor de un metro y medio con una
gran cola o cogollo en la punta. La cosecha es relativamente grande
considerando el poco trabajo que da el cultivo. Si preparas cuidadosamente el
terreno y la plantación, cosecharás mucha más hierba.
El secreto de un buen guerrillero consiste en la preparación de las operaciones.
Todos conocemos el viejo proverbio que dice: "La preparación es un rollo, pero
rinde cogollos". Prepara a conciencia sus cultivos. El primer paso de todo
cultivador es seleccionar con cuidado los lugares donde plantar.
Busca grandes núcleos de vegetación verde y tupida, signo de elevado grado
de humedad. Los lugares sin vegetación o vegetación “dura” a parte de ser más
secos son menos disimulados. Elimina las malas hierbas y las plantas verdes en
otoño y cultiva el jardín la primavera siguiente.
Escoge rincones alejados de los caminos, incluso de las pistas forestales más o
menos abandonadas, pues atraen a cazadores y buscadores de setas. Los
lugares de cultivo, es preferible que estén protegidos de los curiosos por una
vegetación arbustiva densa. Sube a montes y colinas de las cercanías para
verificar que el jardín no es visible desde la distancia incluso con prismáticos.
Lo ideal es que estén orientados al sur para que las plantas tengan muchas más
horas de sol directo. Una ladera abierta al este, sudeste o el oeste sudoeste
también puede ser potable pues el sol llegará a las plantas medio día.
Lo que sí debes evitar son las laderas abiertas al norte o las hondonadas
profundas hacia el este o el oeste pues según como sea la montaña no dará el
sol directamente ni por asomo, lo que dará lugar a plantas débiles y
delgaduchas.
Tampoco plantes debajo o cerca de árboles espesos como pinos, nogales,
encinas. Pues a parte de dar sombra, excepto si están “detrás” o sea al norte,
seguramente detectarán la tierra buena de tus agujeros de plantación y
meterán sus insidiosas raíces en ellos, robando los nutrientes.
También debes tener en cuenta que determinados árboles como los eucaliptos
y pinos desprenden sustancias químicas por las raíces que son nocivas para el
desarrollo de otras especies vegetales; por lo que son doblemente nocivos.
Aléjate de esta vegetación si es posible para evitar que tu cosecha quede
diezmada.
Nota: Según mediciones aproximadas que he hecho, en el norte de España el
ángulo solar en el solsticio de verano (21 de Junio) es de unos 70 grados, en
los equinoccios de unos 45 (21 de marzo y septiembre) y en el solsticio de
invierno (21 de Diciembre) de unos 25. Cuando más al sur del país te
encuentres mayores serán estos ángulos Recuérdalo para saber si un árbol te
dará sombra en verano, cuanto menor es el ángulo, más lejos llega la sombra.
49
Antes de escoger el lugar definitivamente, rodéalo y comprueba por cuantos
lugares es accesible, lo ideal es que solo sea accesible por un punto; máximo
dos si quieres tener una puerta trasera. Muchas vías de acceso significa
multiplicar las probabilidades que el jardín sea descubierto.
Si hay algún tipo de suministro constante de agua cerca, como una charca, un
río no contaminado, un arroyuelo o una fuente el lugar es perfecto. Debes
saber además que los lugares con aguas estancadas como los riachuelos o las
charcas serán un nido de mosquitos en verano así que toma precauciones como
usar un repelente y no regar por la tarde que es cuando los insidiosos insectos
están más activos.
Los lugares con agua muy concretos (fuentes, charcas, pozos) también
atraerán a otras criaturas, estas de dos patas, que como tú quieren plantar su
María con el mínimo esfuerzo o bien domingueros que pasean a pie en moto o
a caballo y se toman un descanso.
Como siempre el principal peligro para la cosecha, serán los demás humanos.
Los distintos tipos de humano que puedes encontrar son clasificables en cinco
tipos: cultivadores de elite, cultivadores chorizos, saqueadores de jardines,
extractivistas, domingueros y Los De Verde. A continuación ofrezco una serie de
directrices para reconocerlos rápidamente y saber como “combatirlos”:
Cultivador de Elite (Nada Dañinos): Plantan su Hierba y no se preocupan
de lo que haga el vecino, si encuentran una plantación ajena no robarán nada,
e incluso, puede que indiquen al cultivador del jardín descubierto (si es alguien
de confianza) cuales son sus “agujeros de seguridad”. Son muchos pero están
ocultos en cada rincón de maleza, detrás de cada piedra... por lo que nunca los
verás a no ser que ellos lo deseen.
Consejos: Haz muchos amigos de este género, así, aprenderás con verdaderos
expertos, incluso puede que te dejen colaborar con ellos si eres digno de
confianza.
Extractivistas (Variablemente Dañinos): El peligro más abundante para la
seguridad de un jardín son los cazadores, buscadores de setas y espárragos
que integran esta categoría. Pueden encontrar las plantaciones de forma casual
si están cerca de senderos o veredas. Pueden actuar de tres formas: pasando
de largo, robando la Hierba o llamando a Los De Verde. Todo depende de la
persona en cuestión. Si vas con cuidado es difícil que te pillen “in flagranti”.
Consejos: Evita ir al bosque sábados y domingos para evitar a los buscadores
de setas y espárragos. Infórmate cuales son los días de caza en tu comunidad y
evítalos A TODA COSTA, podrían pegarte un tiro pensando que eres un animal.
Si puedes esconde la plantación en un lugar al que tengas que caminar a cuatro
patas para acceder, pocos cazadores o buscadores se aventuran a través de la
maleza. No plantes en un lugar si ves que hay cartuchos por el suelo.
Cultivar dentro de un espacio natural protegido como una reserva forestal, un
parque natural o algo por el estilo te protegerá de estas criaturas pues
normalmente estas actividades están prohibidas. Pero atención, el los lugares
protegidos hay guardias forestales... y no se que es peor.
50
Cultivador Chorizo (Bastante Dañinos): Cultivadores más o menos
inexpertos que plantan sin cavar y luego se quejan de que su jardín no produce
más que enanos hierbajos infumables.
Si encuentran una plantación ajena en floración lista para la cosecha no
dudarán en saquear todo lo que puedan, arruinando así el trabajo ajeno. Como
son bastante vagos, suelen merodear cerca de charcas evidentes, caminos u
otros lugares de fácil acceso.
Consejos: Para disuadir a la mayoría de cultivadores chorizos solo sirve un buen
camuflaje, estos, a diferencia de los anteriores no tienen demasiadas manías
para reptar por la maleza, solo su pereza te protege de ellos ¡Planta en lugares
alejados de los caminos! Suelen ir en moto o coche hasta sus plantaciones por
lo que son fácilmente detectables, si ves vehículos u oyes sonidos sospechosos
no te acerques al jardín, podrían estar observando y seguirte luego hasta el
escondite.
Saqueador de Jardines (Bastante Dañinos): Cual chacales, estas viles
criaturas de hormigón acuden a los lugares donde ha corrido el rumor que hay
una plantación y la expolian hasta la devastación. Suelen acudir en grupo para
peinar el lugar en cuestión y puede que no se limiten a robar las plantas si no
que además destrocen todo el jardín en cuestión de minutos.
Consejos: Si nivel cultural es palurdo-bajo por lo que si mantienes la discreción
y no dices a nadie, repito, a NADIE donde está tu plantación difícilmente la
descubrirán nada por si solos.
Unos vecinos celosos pueden fácilmente incorporarse en esta categoría, así que
si cultivas en casa hazlo de forma que quede disimulado si alguien asoma desde
las fincas cercanas.
Domingueros (Bastante Dañinos): Integran los domingueros toda suerte
de pijos, marujas, abueletes, churumbeles y parejas de jovenzuelos. Que pasan
las fiestas en la “casita” del campo. Si encuentran tus plantas puede que las
corten o chafen sin llevarse nada, lo que es doblemente humillante. Si saben lo
que es, puede que te lo roben, incluso si las plantas no están listas.
Consejos: Se mueven cerca de las pistas forestales limpias o las urbanizaciones,
por lo que evita crear tu jardín cerca de estos lugares. No suelen internarse en
la espesura ni arrastrarse; por lo tanto si escondes tu plantación lo suficiente no
hará falta preocuparse.
Los De Verde (Terriblemente Dañinos): Estas criaturas de la oscuridad,
cuyo nombre no quiero acordarme, gobiernan a una legión de criaturas de la
Inquisición listas para destruir cualquier plantación. Se adentran en los bosques
sigilosamente localizan las plantaciones y las destruyen sin dilación, sus naves
vuelan por los cielos en busca de grandes extensiones de Buena Hierba, sus
canes olfatean la resinosa esencia a kilómetros... I sus agentes te encerrarán
en una húmeda celda si te pillan.
Consejos: Abandona el lugar y busca una nuevo si ves a Los De Verde en tu
plantación, esta ha sido destruida, o sale por la tele algo como “Intervenida
marihuana en población X por valor de 2 millones” (siempre hinchan las cifras,
pesando en verde y hasta los troncos y luego contando a precio de grifa). Si te
los encuentras cerca del jardín, gira por otro camino y no vayas ese día. Y
sobre todo, si te pillan alega autoconsumo.
51
CAPÍTULO 9: ACONDICIONAR EL JARDÍN
Una vez seleccionado el lugar donde tendremos el huerto, hay que acondicionar
la tierra. La calidad de la tierra es determinante de la calidad de la María. Un
30% del éxito de una cosecha depende de la semilla, un 30% de la preparación
de la tierra y un 30% de los cuidados que les des. El 10% restante, está en
manos del azar. No es práctico intentar arreglar toda la tierra, vale más hacer
grandes agujeros en el suelo y rellenarlos de tierra fértil (ver más adelante la
relación de tamaños orientativos)
Cava los agujeros de plantación sacando la tierra y prepara la tierra a principios
de invierno. La tierra absorberá el agua de lluvia y estará bien mezclada para la
primavera. Cubre cada agujero de plantación con una capa de mantillo para
protegerlo de las lluvias de invierno y de las temperaturas. Esta capa de
mantillo es muy importante. No dejes la tierra desnuda durante todo el
invierno. La parte más pesada del cultivo guerrillero es hacer los hoyos de
plantación. Para que las marías se desarrollen fuertes y sanas, hay que cavar
mucho. Los agujeros deben tener al menos medio metro de diámetro y treinta
centímetros de profundidad, aunque si son mayores mejor (por ejemplo de 1
metro de diámetro y medio de profundidad), más adelante se ofrece una
relación orientativa de las plantas por cada hoyo. Una vez llenos de tierra,
debemos darles forma cóncava para que la lluvia escurra hacia la planta.
Además si la tierra es muy arenosa, puede ser interesante colocar algo
impermeable (plástico por ejemplo) en el fondo del agujero para evitar que el
agua se marche.
Si careces de tierra fértil en los alrededores puedes optar por arreglar o
acondicionar la tierra que tienes, para obtener resultados más rápidos, saca
toda la tierra del agujero y haz un alcorque alrededor dándole forma de
“cráter”, luego rellena con humus y la primera capa de tierra más negra que
hay por el bosque, a medida que vayas llenando el agujero puedes ir picando o
agrandando el alcorque dando al agujero forma más o menos cónica,
mezclando la tierra que cae con el humus y la tierra que has traído.
Hay un truco algo chungo que permite recordar como arreglar el terreno en
función de la composición mayoritaria de la tierra con tal de obtener una
mezcla de partículas de diferente tamaño que permita la aireación, retenga
humedad y aporte biomasa:
Arcillosa: El problema es que son demasiado densas y no dejan circular el aire
ni el agua con facilidad. Se añade materia orgánica para formar un compuesto
húmico-arcilloso y arena fina de rió para soltar los terrones de arcilla.
52
Arenosa: El problema es que drenan demasiado deprisa sin retener el agua
suficiente. Se añaden tierras ligeramente arcillosas; si es posible fangos negros
ricos en materia orgánica como se encuentran en las hondonadas húmedas de
los montes.
Turba: Su problema es que retienen demasiada agua y sufren variaciones de
volumen al secarse. Las tierras con exceso de materia orgánica pueden ser un
problema sobretodo en tiestos; pues al secarse pierden volumen; se puede
añadir arena fina de rio y tierras ligeramente arcillosas.
*El truco es obtener una mezcla de partículas de diferentes tamaños para
lograr una conveniente aireación y esponjosidad y materia orgánica para
aportar nutrientes y dar vida a las bacterias del suelo.
Si se da la suerte que tenemos un huerto o similar donde cultivar, para obtener
un óptimo desarrollo plantaremos las Yerbas en surcos separados un metro
entre ellos y orientados Norte-Sur, para que las plantas reciban el máximo de
luz solar posible (se trata que las de delante no hagan sombra a las de detrás
como en un surco Este-Oeste). Las plantas estarán separadas en el surco
medio metro ente cada una. Así se logrará un buen desarrollo en volumen.
Claro está que si por esas cosas el sol nos entra por otra dirección debido a los
obstáculos orográficos o vegetales haremos los surcos de forma que las plantas
queden separadas en la dirección de máxima iluminación.
Si disponemos de agua corriente, el riego gota a gota es la mejor opción, pues
ahorra hasta un 80% de agua respecto a los sistemas de riego tradicionales y
suministra a las plantas un nivel óptimo de humedad.
ACONDICIONADORES INORGÁNICOS INERTES
Muchos de estos materiales fueron ideados como aislantes para la industria y
luego vistas sus características fueron utilizados en jardinería. Algunos de ellos
deben ser manejados en mojado, pues el polvo que desprenden es nocivo.
Ninguno de los materiales que describiremos a continuación contienen
nutrientes.
Si acondicionas la tierra con abundante materia orgánica todos estos añadidos
seguramente no te serán necesarios, a excepción de los polímeros que son
útiles siempre en los lugares especialmente secos.
53
Perlita: vidrio expandido, forma pequeños gránulos blancos, que se
desmenuzan al presionarlos. Es muy ligera y drena muy bien el agua aunque
permite que una parte de esta se adhiera a su irregular superficie. Aporta una
buena aireación. Es un gran componente. Manejar mojada.
Vermiculita: mica expandida al calor. Retiene el agua en sus fibras, en gran
cantidad permitiendo a la vez una buena aireación. Es muy ligera pero no
permite un gran drenaje. Es un aislante térmico y se comercializa
en tres tamaños, el más fino se usa para germinación y clonación como medio
principal. Los más gruesos se usan en las mezclas. Manejar mojada.
Arlita: bolas de arcilla expandida que permiten una gran aireación y un buen
drenaje, aunque retiene algo de humedad. Se utiliza en las mezclas y como
fondo de drenaje.
Lava o piedra volcánica: tiene las mismas características que la arlita, pero
pesa mucho más. Quizás retenga más humedad pues su superficie es más
porosa.
Arena gruesa: de la que se usa en jardinería, para acuarios, o incluso de la
que se usa en construcción, aunque debe ser lavada. Tiene las mismas
características que la vermiculita pero con mayor drenaje y mucho más peso.
Polímeros Capturadores de Agua: Los de gránulos de "Hidrogel" son unos
copolímeros de acrilamida y ácido (normalmente suministrado como sal común)
suficientemente reticulado para ser insoluble en el agua pero que conserva su
naturaleza hidrofílica (atrapa el agua).
La cantidad de agua que suele absorber es 400 veces el peso del polímero si el
agua está totalmente libre de sales disueltas. La cantidad de absorción
disminuye rápidamente con el aumento de las sales.
Se emplea en horticultura, artículos higiénicos desechables (pañales) e
innumerables tareas de laboratorio por su gran capacidad de absorción y
retención de agua durante mucho tiempo. Su uso en los cultivos de secano es
del todo imprescindible. La mezcla para mejorar la calidad de substratos está
muy de moda hoy en día, ya que reducen la cantidad de agua y aglutinan los
nutrientes junto a esta para liberarlos según las necesidades de las plantas. No
obstante hay que utilizar polímeros adecuados, ya que existen muchos en el
mercado que no son aplicables para agricultura, debido a que sus
características físicas sólo les permiten la absorción y en menor grado la cesión,
llegando incluso a robarle a la planta el agua que contiene en su interior.
CAMUFLAJE
El lugar perfectamente disimulado es muy difícil de encontrar, por lo que a
veces tendrás que realizar operaciones de camuflaje para disimular el jardín y
así evitar que nadie se acerque. A continuación encontrarás una serie de trucos
ingeniosos de camuflaje que te pueden ser útiles, aunque a la hora de la
verdad lo que cuenta es tu imaginación y creatividad y el uso que sepas dar al
material que haya a tu entorno. ¡Les he puesto un nombre divertido para
reírme más cuando corrijo el documento ala!
54
Dispersión Operativa: No cultives/cortes la vegetación más de 10 metros
cuadrados de terreno en el mismo lugar. Un enorme claro en el bosque puede
resultar muy atrayente para los curiosos.
Operaciones Encubiertas: Una vez excavados los agujeros de plantación,
extiende mantillo de hojas sobre toda la tierra removida para evitar que sea
vista a través de la vegetación. Que no se note que alguien ha hecho un
agujero para plantar, así si algún ingenuo se acerca demasiado no reparará que
aquello es cultivado e incluso pueden llegar a creer que es maleza.
En invierno la protección latente del cultivo es adicional pues los buscadores de
setas o cazadores no se detendrán ante una (de las numerosas) concavidades
del suelo del bosque. Recuerda que en invierno no hay María en exterior en
nuestro clima.
Casamatas: Si puedes plantar entre zonas arbustivas fabuloso. Una protección
adicional se logra plantando, zarzamora y zarzaparrilla o extendiendo pedazos
de maleza espinosa cortados en los alrededores del jardín.
Pendiente Crítico: Crea el jardín en una ladera con maleza y un pendiente
pronunciado, esto alejará a los perezosos, ancianos o niños. Además el desnivel
te ahorrará cortar muchas ramas para que entre la luz. Si encuentras un
pequeño rellano en medio de una ladera, fabuloso.
Efecto Túnel: Haz lo posible para que el lugar de plantación no sea accesible
“de pie”, si puedes, corta ramitas de los arbustos y prepara un túnel por el cual
se tenga que pasar a cuatro patas una poca distancia. Esto disuade por lo
menos a los cazadores que no se arrastrarán con la escopeta.
Huerto Tradicional: Como ya se ha dicho, cultivar tomateras, maíz u otras
plantas de huerto de estatura cannábica ayudan a disimular una pequeña
plantación, sobretodo si plantamos en un huerto o en casa.
La Cueva de Alí Babá: Arréglatelas para que el jardín tenga solo una vía
posible de acceso. Entre viaje y viaje, obstruye esta única vía con una gran bola
de quita y pon hecha de zarzas, matorral o algo engorroso que no apetezca
tocar a ningún curioso.
Cortador de Cabezas: Eliminando la yema apical de la planta (yema superior)
lograremos que esta ramifique no creciendo tanto a lo alto y si más a lo ancho.
Esta operación se realiza cuando la planta tiene unos cuatro pares de hojas y se
puede volver a realizar al cabo de otros cuatro pares para obtener así un total
de 4 puntas de crecimiento. Eliminaremos solamente el la yema y el micropar
central de la rama cada vez, intentando no dañar las yemas adventicias que
crecen más abajo. Esto es útil si tenemos vecinos curiosos y solo nos separa de
ellos un simple muro que nuestra planta quiere sobrepasar...
Flexibilidad Logística: Las ramas de la planta se pueden doblar sujetándolas
con un cordel atado pero sin que toquen el suelo, esto se debe realizar desde el
principio para que la planta se adapte a la torsión; si doblamos una rama adulta
seguramente la romperemos. Permite camuflar las plantas tras muros o
vegetación de escasa altura, al tiempo que al eliminar la dominancia de la rama
central permite un desarrollo igualitario de las ramas laterales.
Ni decir que si algún conocedor de la María se acerca demasiado descubrirá el
pastel, de nuevo, usa tu imaginación para obtener camuflajes ingeniosos que se
adapten a tu entrono y a tus necesidades específicas.
55
CAPÍTULO 10: ABONADO
Otra clave importante consiste en el mantenimiento y potenciación de la
fertilidad del suelo. No es lo mismo aportar fertilizantes que potenciar un suelo
fértil. En la agricultura convencional se aportan los fertilizantes que ha extraído
la planta en base a analíticas de composición de los cultivos, pero en este
aporte de fertilizantes no se tiene en cuenta la cantidad de materia orgánica
que se perdió durante el cultivo, por lo que como ya he dicho el suelo termina
por perder toda característica favorable.
Además de la materia orgánica que aportan los cultivos de abonado en verde,
es imprescindible aportar compost (materia orgánica en descomposición más o
menos avanzada, dependiendo del uso que vayamos a darle, y cuya
composición varía según los materiales utilizados para su elaboración:
Estiércoles animales, restos de cosechas, restos orgánicos domésticos, ... , y en
definitiva cualquier materia de origen animal o vegetal).
Un error más que considerable de la mayoría de cannabicultores de macetas, es
el de aportar solo fertilizantes sin añadir materia orgánica, hecho que provoca
en la mayoría de casos carencias de microelementos e incluso bloqueos iónicos
en el suelo (por la disminución de la capacidad de intercambio catiónico que le
da la materia orgánica). Un uso de abonos químicos completos puede ser útil
para salvar una carencia rápidamente pero recuerda que el abonado de base es
mejor si es natural.
El cannabis tiene gran capacidad para asimilar nutrientes, sobre todo cuando
las plantas son adultas, pero esto no quiere decir que los necesite, es más, para
los cultivos cuya finalidad es el aprovechamiento de resinas narcóticas para uso
lúdico, las necesidades son muy básicas y los excesos dificultan la biosíntesis de
cannabinoides. Los cultivos de cáñamo industrial, por el contrario, tienen que
desarrollar gran cantidad de masa vegetal y las necesidades de nutrientes son
mayores para conseguir buenos desarrollos.
Los cultivos de cáñamo industrial, por el contrario, tienen que desarrollar gran
cantidad de masa vegetal y las necesidades de nutrientes son mayores para
conseguir buenos desarrollos.
En la mayoría de los huertos y en cultivos de exterior, el ciclo natural aporta al
suelo una retroalimentación permanente: hojas, malas hierbas, plantas y
arbustos muertos se descomponen generando una capa de compuestos
orgánicos que, paulatinamente y gracias al efecto de la lluvia, filtran nutrientes
al suelo. Por otro lado, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno y carbono, elementos
clave de todo desarrollo vegetal, están presentes en la tierra y el aire en
proporciones aceptables para que la planta se desarrolle sin la ayuda humana.
Es un circuito cerrado muy bien compensado y equilibrado, pues los animales
hacen su aporte orgánico y, a su muerte, ellos mismos forman parte también
de este ciclo.
Por lo tanto, para temporadas posteriores a la primera en la que ya habrás
arreglado el agujero de plantación amontona durante la primavera y el verano
grandes cantidades de materia orgánica recogida en el mismo monte, las hojas
caídas de roble, encina o alcornoque son las mejores que se pueden encontrar
en los climas secos, en lugares de más humedad recoge de castaño. Aunque no
56
te comas el tarro, todo lo que sean hojas en principio es válido, aunque es
importante advertir que si usas hierbajos es muy probable que los agujeros de
plantación queden infestados con las semillas de estos, por eso lo mejor son las
hojas de árbol.
Durante el invierno deja reposar la mezcla para que se descomponga la materia
vegetal. Un compost de más de seis meses es un excelente abono y además
gratis. Un campesino veterano que conozco recoge calabazas de 20 kilos
solamente con esta técnica de fertilización.
Con un abonado orgánico abundante y regular y una siembra en el suelo es
poco probable que las plantas sufran carencias. No obstante tanto si empiezan
a aparecer síntomas raros como si quieres asegurarte un rendimiento óptimo
puedes optar por usar otros abonos reforzantes. Aunque las carencias se
manifiestan sobretodo en plantas en tiesto, donde la tierra se desmineraliza
rápidamente.
Los abonos no se esparcirán en la superficie solamente, se trata de
incorporarlos al terreno y favorecer que los asimile. Es por eso que recordamos
con cierta angustia esos duros trabajos de voltear la primera capa mediante
una horquilla, zapa metálica o instrumento válido similar.
El llamado abonado de fondo se realizará a finales de invierno o principios de
primavera. Ocasionalmente, y si las sucesivas solicitudes lo requieren, se
repetirá al final del verano. Consiste en esparcir una capa de unos 3 o 5
centímetros de fertilizantes minerales y todo tipo de materia orgánica sobre el
terreno, fundamentalmente compost y estiércol. Luego lo revolvemos todo y a
descansar hasta la época de la siembra. También conviene esparcir una capa
muy fina antes de plantar.
El abonado de cobertera se añade en momentos clave, es decir, nitrogenamos
en crecimiento los terrenos cuyas plantas lo requieran, en particular el
cannabis, proporcionando un alimento necesario para la correcta floración o
crecimiento en el caso que las plantas lo soliciten (ver carencias y nutrientes).
Los abonos fuertes como el guano o la gallinaza son excelentes entrecavados
para este propósito.
Recordad que los nutrientes almacenados, en y por la tierra, se agotan;
ayudemos a esta tierra a reponer todo cuanto nuestras verdes hermanas
vampiresas necesitan, para que su glándula, preciado tesoro, sea finalmente
nuestra. El abono orgánico mejora y estabiliza la estructura del terreno, a la vez
que regula la humedad y aumenta su valor nutritivo.
En comercio, las industrias químicas punteras intentan llevarse el gato al agua
como vulgarmente se dice; desconfiad de productos que no muestren
claramente sus analíticas y proporciones. Los excrementos de animales,
desperdicios, serrines, etc. contienen oligoelementos: los huesos, sangre en
polvo, etc. Conviene que sean tratados previamente. Lo mismo con las algas
marinas, emulsiones, etc.
En los tiempos que corren, yo de vosotros huiría de mataderos donde
comercializan restos de bovinos probablemente espongiformes, mezclas de
huesos y vísceras varios, etc. Solamente aptos para los cerebros de nuestros
enemigos ☺☺☺.
57
Personalmente prefiero evitar los abonos a lo Hannibal Lecker (sangre, huesos,
harinas raras...) y usar lo de toda la vida; o bien estiércol o bien humus vegetal
que es lo más sano a mi entender.
Los abonos minerales contienen altas concentraciones de nutrientes, son los
clásicos que encontramos en preparados específicos basándose en nitrógeno,
fósforo, potasio y hierro fundamentalmente.
Los abonos verdes son los clásicos abonos biológicos utilizados por nuestros
abuelos en tiempos en que la química estaba en pañales; se usaban el guano y
el nitrato de Chile únicamente. Se trata de abonos con plantas que han sido
cultivadas para tales efectos: forrajeras (lúpulo, tréboles), leguminosas
(guisantes, habas), gramíneas (avena) o brasicáceas (nabo forrajero, mostaza),
que una vez desarrollada su masa vegetal y recogidos sus frutos, cuando son
comestibles, son trituradas y se incorporan al terreno.
Recordad que para hacer un cultivo ecológico de verdad es obligatorio hacer
rotación de cultivos, cosa que la mayoría no hace, sobre todo en cultivos de
maceta. Precisamente una causa de la aparición de plagas y sobre todo
nemátodos (gusanos del suelo) en suelos cansados por la instauración de
monocultivos. Yo siempre recomiendo utilizar el terreno en invierno practicando
un cultivo de abonado en verde (con habas, alfalfa, trébol, avena-veza, etc...),
en las macetas se puede hacer lo mismo.
Para la rotación de cultivos se siguen cuatro normas: -1ª No plantar ninguna
planta que produzca el mismo órgano que pretendemos cosechar, es decir
flores en el caso de la marihuana. -2ª La especie que preceda al cannabis no
puede ser de la familia “Cannabinaceae”, cosa que solo puede pasar con el
lúpulo, que junto al Cannabis son las dos únicas especies vegetales que
integran dicha familia. –3ª El cultivo que preceda no debe tener las mismas
exigencias de estiércol, después de un cultivo de mucha exigencia hay que
sembrar una especie de poca exigencia. –4ª Duración de la vegetación,
eligiendo aquellas especies de ciclo más corto cuando se dispone de poco
tiempo.
La potenciación de las premisas del ADN, contenidas al espécimen ya de por sí
y por su genética particular y excepcional que le hace poseedor de más de
treinta cannabinoides diferentes, con algunos de sus receptores ya previstos en
nuestro cerebro, ha sido siempre biológica.
Pero ahora que disponemos del aliado químico, más un foro amplio de
discusión, casi ecuatorial entre la gran y selecta elipse entre los países ricos,
nos olvidamos que la planta: cannabis cáñamo, marihuana, etc. ha crecido unos
cinco milenios junto al Homo Sapiens, prescindiendo de que este no pudiese
completar la tabla de los elementos periódicos hasta hace apenas cuatro días.
¡Que les den a las multinacionales☺☺☺☺☺!
A continuación se suministra una lista de los fertilizantes naturales, baratos y
fáciles de conseguir que puedes añadir el terreno si quieres evitar el uso de
abonos químicos, es lo más eficaz y ecológico si plantamos en el suelo.
ABONOS MINERALES
58
Minerales ricos en calcio: Calizas, margas (arcilla y caliza), cretas fosfatadas,
yeso (para corrección de tierras sódicas)
Minerales ricos en fósforo: Fosfatos naturales Extremadura y Murcia), fosfal
(fosfato calcinado), escorias de desfosforación del hierro.
Minerales ricos en magnesio: Dolomitas (muy interesantes, porque
contienen carbonatos dobles de calcio y magnesio). sulfato magnésico (mineral
o marino) y las rocas silíceas (la mejor manera: natural). En caso de usar
calizas dolomítica añadir una taza de polvo por cada 10 litros de mezcla, ayuda
a estabilizar el pH (en suelos ácidos) y aporta magnesio de forma lenta, cosa
que conviene para el desarrollo de la planta
Minerales ricos en potasio: Cenizas de madera (hay que esparcirlas muy
bien y usarlas en pequeñas cantidades), rocas silíceas.
ESTIÉRCOL
Si utilizamos mantillo natural, compost o estiércol de granja, economizaremos
tiempo y dinero, al margen de que proporcionaremos el alimento correcto a
nuestro terreno. A pesar de los pesares, los métodos de nuestros ancestros
siguen funcionando.
En los espacios naturales, los excrementos de animales constituyen la
retroalimentación del nitrógeno del terreno, pero desequilibran muchas veces
los suelos convirtiéndolos en ácidos o básicos si no se extienden bien y se deja
que el suelo absorba uniformemente el alimento.
El estiércol tiene un efecto de latigazo sobre las plantas que les produce una
exuberancia similar a la de los nitratos químicos. Conviene usarlo bien seco y
combina muy bien con la roca dolomítica. Además es muy rico en cal. Por eso
hay que controlar el pH del suelo antes de trasplantar.
Oveja: Equilibrado y rico si las ovejas han pastado en el monte. Requiere
fermentación. No aplicar fresco.
Cabra: Similar al de oveja pero más fuerte. Lleva pelo de cabra, que lo
enriquece con nitrógeno.
Vaca: No tan rico, pero ideal para tierras húmedas (Cantábrico).
Cerdo: Muy desacreditado y en desuso.
Gallinaza: Muy rico pero muy fuerte. Se usa mezclado con restos de cosechas.
Muy rico en calcio.
Conejo: Se usa muy descompuesto o mezclado con materiales orgánicos. Muy
bueno para las lombrices de cría, con las que se obtiene el humus o
lombricompost.
Equino: Considerado flojo, resulta muy apto para el cultivo en macetas.
Conviene mezclarlo con restos orgánicos, incluso de cocina, y usarlo cuando el
olor desaparezca.
FERTILIZANTES ORGÁNICOS ESPECIALES
A continuación destacamos los fertilizantes biológicos “especiales” más
utilizados, indicando su proporción aproximada de (N-P-K), cada número indica
el porcentaje en peso de los elementos citados.
59
Cenizas de madera: Las cenizas de madera son buen abono orgánico de
liberación rápida, estéril, muy ricas en potasio. Son muy útiles en el momento
de la floración. Evita las acumulaciones que modificarían demasiado la
estructura del suelo. Las cenizas de carbón también pueden servir. Las cenizas
se tienen que recoger sin que se mojen pues se lavarían los nutrientes.
Turba de Sphagnum: excelente nutriente y acumulador de humedad si se
mezcla bien con la tierra. La mayoría de turbas que se comercializan, son de
Sphagnum, y es uno de los componentes de los preparados para plantas antes
mencionadas.
Humus de lombriz: Es literalmente producto de lombrices de tierra. Es un
gran nutriente y un elemento idóneo para una mezcla. No retiene la humedad
con facilidad. Aplicando una labor de humus por encima de la mezcla mantiene
seca la superficie, pues al regar flota y vuelve a posarse al ser absorbida el
agua.
Harina/Polvo de huesos desgelatinizadas: (3-20-0) Es un abono animal
rico en fósforo. Es muy necesario en la floración porque fija el color de las
mismas y promueve su desarrollo, fortalece los tallos y produce el crecimiento
adecuado de la raíz. Proviene de la calcinación de los huesos de animales y es
de liberación lenta.
Harina de sangre.- (12-1-1) Otro abono de origen animal y deriva de la
depuración de sangre de vaca. Está indicado en el período vegetativo en dosis
muy bajas. Favorece el crecimiento, combate el raquitismo y aumenta las
defensas contra enfermedades. Su asimilación es bastante rápida y no conviene
abusar. Suele presentarse atomizada.
Humus de lombriz.- (1.8-1.9-1.9) Es producido por la lombriz roja de
California que consume materia orgánica con voracidad y la degrada
rápidamente. El resultado es un abono de consistencia similar a la tierra negra,
muy oscuro y rico en todos los nutrientes necesarios. Se maneja con gran
facilidad y no ofrece problemas de excesos de fertilización. Resulta ideal para
cultivos en exterior. Tiene que tener un tiempo mínimo de fermentación para
que aumenten los contenidos en ácidos húmicos y fúlvicos.
Harina de Pescado.- (10-6-0) Es poco utilizada, tiene una aportes de
nitrógeno muy altos y aminoácidos, en la actualidad ha sido sustituida por
extractos de algas.
Extractos de algas.- Los extractos líquidos de algas (comúnmente
procedentes de la Ascophyllum Nodosum), se utilizan con frecuencia como
material de aporte nutritivo y contienen todos los elementos necesarios, en
mayor o menor medida, dependiendo de su calidad y concentración (esto
último es muy importante y poco observado por los cultivadores).
Además, se pueden complementar con numerosos aditivos como bacterias
fijadoras del nitrógeno (genero Azotobacter), hormonas vegetales (Auxinas,
citoquinas, giberalinas, etcétera) vitaminas (Tiamina, Riboflavina, Piridoxina,
Cobalamina, Ácido Nicotínico, Ácido Pantoténico, Ácido Fólico y Biotina),
fungicidas y aminoácidos esenciales, macro y microelementos, etc.
SOBRE EL CULTIVO ECOLÓGICO Y EL CULTIVO CONVENCIONAL
60
En cultivos en exterior o invernaderos, la indiscriminada agricultura
convencional, carente de toda ética, con sus terapias a base de productos
químicos de síntesis es el desencadenante de constantes desequilibrios
ecológicos en los ecosistemas rurales. Larga es la cadena de errores cometidos,
se alteran el mayor número de factores que intervienen en el crecimiento y
desarrollo natural de los seres vivos sin mirar en las consecuencias negativas
tanto nutricionales como medioambientales que pueden llegar a acarrear.
Los productos químicos usados como abonos provocan tremendos males al
suelo, el más importante es la pérdida de materia orgánica y los efectos
secundarios que ello conlleva: palidecimiento del suelo ya que la materia
orgánica lo oscurece, se desestabiliza la estructura del suelo (la materia
orgánica humificada y la fracción mineral del suelo forman el denominado
complejo arcillo-húmico), como consecuencia de la desestabilización de la
estructura se pierde la permeabilidad del suelo y su capacidad de retener agua,
así como la capacidad de intercambio catiónico, se desajusta el pH del suelo, se
pierden nutrientes y vida microbiana, etc,. Todo ello provoca que cada vez sea
necesario aportar mayor cantidad de nutrientes, en algunos cultivos el aporte
de Nitrógeno viene a ser cuatro a diez veces mayor al aprovechado por la
planta.
Pero la planta como consecuencia de la rápida asimilación de los fertilizantes
químicos de síntesis absorbe más nutrientes de los aprovechados,
almacenándose peligrosamente para el ser humano en el propio tejido vegetal,
por ende, modificando la composición de los alimentos (el mayor hincapié de
los Comités Reguladores de Agricultura Ecológica de las diferentes comunidades
autonómicas, consiste precisamente en el análisis de productos en busca de
residuos químicos sobre todo biocidas, los más tóxicos), además el sobrante de
nutrientes no absorbidos pasará a las aguas subterráneas (por lixiviación:
arrastre debido al agua de drenaje) contaminándolas y convirtiéndolas en no
potables.
El exceso de nitrógeno consumido por la planta conlleva cambios en la
composición de la planta, aumenta la producción de azucares y otras sustancias
apetitosas para los pulgones en las zonas de brotación, y como buen podador
que es intervendrá comiendo los brotes frenando el desequilibrio para nuestro
fastidio. Entonces el agricultor, contra el invasor, aplica toda una retafila de
productos potencialmente tóxicos: compuestos organoclorados (la mayoría de
ellos incluso prohibidos en agricultura convencional), compuestos
organofosforados, piretrinas de síntesis o piretroides (no por los piretroides en
sí, sino por las sustancias sinergizantes que los acompañan para potenciar su
acción, como el butóxido de piperonilo, prohibido en Agricultura Ecológico por
ser cancerígeno). El efecto más negativo del uso de este tipo de biocidas es el
agresivo impacto sobre los ecosistemas: pérdida de biodiversidad,
envenenamiento temporal del suelo (en algunos casos puede perdurar más de
una década). El uso de plaguicidas mata a la fauna auxiliar, y lo que antes no
suponía ninguna amenaza de pronto se convierte en una nueva plaga de
nuestros cultivos, teniendo que volver a tratar contra otra nueva plaga,
estableciéndose así un ciclo conocido como Ciclo Infernal de los Pesticidas. Es
curioso que en los cultivos ecológicos equilibrados apenas suponen molestias
las plagas.
61
Cierto es que todo crece más rápido y es menos trabajoso echar un puñado de
granulado químico NPK que poner el compost; no obstante la planta estará más
sana (realizando un poco más de trabajo eso si) si usamos métodos biológicos.
Son muy pocos los cannabicultores que hacen un cultivo 100% ecológico (es
cierto que el uso de la química a veces te puede sacar de un apuro o ahorrarte
problemas en cultivos de guerrilla medio abandonados como ya he dicho... así
que la tentación en grande ☺).
La mayoría de cultivadores convencionales defienden su modo de trabajo
afirmando que el uso de productos químicos produce un mayor rendimiento de
las cosechas; decidme pues si sacar 2 kilos de cogollos secos y manicurados
por planta en un cultivo ecológico tiene algo de improductivo.
Si no tienes más remedio que usar abonos químicos, es mejor usar un
granulado completo rico en microelementos y con no demasiado nitrógeno que
al fin y al cabo es el más tóxico; un 12-16-18 para tomateras es bastante
potable, dentro de lo que cabe. Eso sí, no olvides poner materia orgánica por lo
menos una vez al año, vaciando el tiesto y revolviendo toda la mezcla.
62
CAPÍTULO 11: NUTRIENTES; VIRTUDES,
CARENCIAS Y EXCESOS
MACRONUTRIENTES (NPK)
Unas proporciones de N-P-K (Nitrógeno, Fósforo y Potasio, los nutrientes
primordiales) serán esenciales para el correcto desarrollo de las plantas.
El Nitrógeno
El nitrógeno es esencial para el crecimiento vegetativo de la planta y la
formación de tejidos nuevos, pues regula la producción de proteínas y es
primario en el crecimiento de hojas y tallos por lo que las carencias
rápidamente se manifiestan. Este mineral es el que acostumbra a faltar más en
la tierra pues sus sales son volátiles.
La Carencia: Las hojas tienen un color amarillo o verde claro uniforme; las
hojas se mueren y caen; el crecimiento es lento. Los bordes de las hojas no
están retorcidos. El problema solo afecta la parte media y baja de la planta.
La adicción a un agujero de plantación de materia orgánica sin descomponer al
contrario de lo que pudiera parecer “chupa” temporalmente el nitrógeno
presente el suelo pues las bacterias descomponedoras lo utilizan, por eso es
importante mezclar con la tierra solamente humus bien descompuesto. Cabe
decir que el nitrógeno usado por las bacterias será liberado lentamente cuando
se haya descompuesto todo el material; además del presente en la misma
sustancia en descomposición.
Además al ser los compuestos de nitrógeno poco estables, este tiende a
evaporarse de la tierra por lo que sería una buena idea añadir suplementos
naturales de este mineral en el caso que las plantas manifiesten la carencia.
Una tierra pobre lo primero que sufre es carencia de nitrógeno por lo que es
posible que tengas que usar suplementos de este mineral. Es recomendable
añadir abonos NPK para tomateras granulados (8.12.16) de lenta disolución si
las plantas amarillean así de un mismo golpe solucionaremos las eventuales
faltas de los otros dos minerales.
Para evitar estos dos problemas, prueba a plantar habas o guisantes en los
agujeros de plantación durante el invierno en lugar de dejar la tierra baldía.
Estas y otras leguminosas tienen unas bacterias en sus raíces del género
Rizobium que son capaces de atrapar el nitrógeno atmosférico y convertirlo en
nitratos asimilables.
El Exceso: Un exceso de nitrógeno solamente se acostumbra a manifestar si
hemos usado abonos químicos en exceso pues la proporción de este elemento
en los abonos orgánicos no es en general peligrosa para la vida de la planta,
aunque claro está, si nos pasamos con los complementos el resultado acaba
siendo el mismo.
Los síntomas de un exceso de nitrógeno son los siguientes, las puntas de las
hojas están amarillas, marrones o muertas. Por otra parte, la planta se ve sana
y verde incluso demasiado verde, los tallos pueden ser blandos. En casos
63
menos graves las hojas se arrugan como una garra y tienen un color verde
oscuro.
El Fósforo
El fósforo se utiliza en la formación de flores y raíces, y en la transferencia de la
energía solar a compuestos químicos. Es necesario, principalmente, en las
primeras etapas de crecimiento y en la floración. El fósforo acelera la floración y
produce flores grandes y cogollos densos.
La Carencia: Las hojas y los tallos cogen un color verde oscuro o púrpura.
Las hojas son pequeñas y oscuras. Se para o atrofia el crecimiento de las
raíces, tallos y hojas. Las hojas más bajas amarillean y mueren. Los tallos
están duros y quebradizos.
En las hojas aparecen zonas de necrosis de color púrpura oscuro a negro, en
las más viejas y las de edad intermedia. Las hojas se retuercen y se acaban
muriendo. Las hojas muertas están retorcidas y arrugadas con un característico
color ocre. El crecimiento es lento y las hojas pequeñas.
Para solucionarlo, basta con abonar con un fertilizante alto en fósforo como el
guano, los fosfatos minerales añadidos a la tierra antes de cultivar ayudan a
prevenir esta carencia.
El Potasio
El potasio es esencial para que la planta pueda extraer el agua del suelo y
asimilarla mediante un proceso de osmosis, si este ion la planta no podrá
absorber los demás nutrientes del suelo. También es esencial para la
producción de azúcares y almidones, así como para la división celular
La Carencia: Las hojas se ponen marrones o amarillas desde los bordes hacia
el centro. Aparecen zonas de necrosis (tejidos muertos) de color amarillo o
marrón sobre todo en los bordes de las hojas, que pueden estar retorcidas. Las
plantas pueden ser muy altas, pero las hojas se caen con facilidad.
El potasio no siempre falta sino que, a menudo, está bloqueado en
la tierra a causa de la acumulación de sales. Para tratar esta deficiencia
hay que lavar la tierra (sobretodo en los tiestos) y luego fertilizar con un abono
alto en potasio. La ceniza de madera contiene bastante potasio, siempre y
cuando no se haya mojado.
MICRONUTRIENTES
Los micronutrientes son del todo necesarios y muy poco valorados en
comparación con la importancia que tienen en el metabolismo de la planta,
sobre todo el magnesio (Mg) y el hierro (Fe). Estos tienen que administrarse
quelatados para su mejor absorción.
El Magnesio
64
El magnesio es un elemento imprescindible para las plantas, los seres humanos
y los animales. Para las plantas, es un ladrillo con el que fabricar clorofila, el
pigmento de las células de las hojas que les da su color verde y, en
consecuencia, es esencial para la fotosíntesis. Al mismo tiempo, el magnesio
juega un papel esencial en la transferencia de energía en la planta.
En las plantas, el magnesio es móvil. Cuando hay una carencia, el verde de las
hojas medias que está bajo la punta en floración de descompone y el magnesio
se transporta a las partes jóvenes de la planta. El magnesio es difícil de extraer
de las hojas más viejas, aparentemente está demasiado integrado en la
estructura orgánica de la planta. Una pequeña carencia de magnesio
difícilmente afecta a la floración, si bien el desarrollo de las flores empeora los
síntomas de la carencia.
La carencia de magnesio es más frecuente que otras deficiencias. Una carencia
de magnesio puede surgir por falta de magnesio en la tierra, pero también por
otras causas como un exceso de sales en la tierra o un pH muy bajo.
La Carencia: Los primeros síntomas de carencia aparecen en el cannabis
alrededor de la cuarta a sexta semana. Aparecen en las hojas medias (bajo el
cogollo en floración) pequeños puntos de color marrón óxido y/o puntos de
color amarillo difuso o nublado. El color de las hojas jóvenes y las flores en
desarrollo no se ven afectados.
Cuando se diagnostica una carencia, lo mejor que se puede hacer es pulverizar
con una solución al 2% de epsomita (sulfato de magnesio hidratado). Puedes
encontrarla a través de algunas tiendas de cultivo o bien en un comercio de
productos químicos.
Las sales de Epsom raramente queman las raíces de las plantas. Los efectos no
son muy pronunciados, ya que la absorción de magnesio es un proceso
laborioso. Dan buen resultado si comenzamos pronto las pulverizaciones y las
repetimos cada cuatro o cinco días. La mejora de la planta será visible a la
semana de empezar a pulverizar.
Si prefieres los métodos naturales y orgánicos, lo mejor es la fertilización a
través de las raíces mediante el uso de estiércol maduro de vaca o pavo, es
más lento pero es mejor para la tierra.
El Exceso: Un poco mas de magnesio de lo normal no afecta a la planta.
Cuando cultivas en tierra, los excesos de magnesio no aparecen rápidamente.
Demasiado magnesio dificulta la absorción de calcio y la planta muestra
síntomas de exceso de sales como crecimiento atrofiado y hojas de color
oscuro.
El Hierro
El hierro es un elemento vital para la vida animal y vegetal. El hierro cumple
importantes funciones en el metabolismo de la planta y resulta esencial para la
síntesis de clorofila.
El hierro es un elemento relativamente abundante en el universo. Se encuentra
en el Sol y en muchos tipos de estrellas en cantidades considerables. Por peso,
este metal es el cuarto elemento más abundante de la corteza terrestre. El
color marrón y rojizo de la tierra es causado por el hierro. El uso del hierro
comenzó en la prehistoria y, aún hoy, es el metal más importante, barato y
65
abundante. El metal en forma pura no se suele comercializar, porque es muy
reactivo y se corroe rápidamente, especialmente en un ambiente húmedo o con
altas temperaturas.
En general, a las plantas les cuesta absorber el hierro. Para que esta absorción
sea correcta es necesario que el hierro se presente en ciertas formas y bajo
determinadas condiciones.
Normalmente la tierra no tiene escasez de hierro, pero puede faltar hierro en
las formas necesarias para las plantas. La absorción del hierro depende en gran
medida del pH. Normalmente, las tierras ácidas (pH < 7) tienen suficiente
hierro en formas que pueden ser absorbidas.
El hierro se absorbe bien cuando está en formas de quelatos. Un quelato es una
molécula orgánica que se une con partículas de metal cargadas eléctricamente
(iones). Los quelatos mantienen el ión metálico soluble en agua y, además, el
metal reacciona más lentamente con los materiales que le rodean. La mayoría
de quelatos pueden ser absorbidos por las raíces o las hojas.
La Carencia: Una deficiencia de hierro se caracteriza por un fuerte
amarilleamiento entre los nervios de las hojas jóvenes y los nuevos brotes, que
pueden quedar completamente amarillos. Esto ocurre principalmente porque el
hierro no se mueve dentro de la planta. Las hojas jóvenes no pueden extraer
hierro de las hojas viejas. En caso de una deficiencia seria, las hojas viejas y los
nervios más pequeños también pueden amarillear. Esta carencia es rara
plantando al aire libre.
Las causas posibles de esta carencia pueden ser las siguientes: El pH del
substrato es muy alto (pH > 6,5). El substrato tiene mucho zinc o manganeso.
Hay poco hierro en la tierra. La temperatura de las raíces es demasiado baja.
Las raíces permanecen demasiado húmedas y no reciben suficiente oxígeno. El
sistema radicular no funciona correctamente, porque las raíces están dañadas,
infectadas o muertas. En los cultivos hidropónicos, hay demasiada luz en el
depósito de solución nutriente; la luz promueve el crecimiento de algas. Las
algas también usan el hierro y rompen los quelatos de hierro.
Los síntomas ligeros de deficiencia de hierro se solucionan con facilidad y son
reversibles. Dependiendo de la causa, la deficiencia se puede corregir de varios
modos. Podemos bajar el pH, evitar la sobrefertilización de zinc o manganeso,
añadir a la tierra hierro quelatado, mejorar el drenaje o aumentar la
temperatura de las raíces, en los cultivos de interior.
Puede ser aplicado un abono foliar con hierro quelatado. Ve a una tienda
especializada; pueden darte consejo y los productos adecuados. Un fertilizante
con la composición correcta contiene suficiente hierro en formas que las planta
puede absorber.
Los fertilizantes orgánicos como el estiércol de establo, el estiércol de pollo o el
substrato para cultivo de setas enriquecen la tierra con quelatos naturales. Ten
cuidado de no quemar las raíces.
Las preparaciones especiales de encimas descomponen las raíces muertas de
forma que se puedan formar nuevas raíces. También añaden bacterias que
viven en simbiosis con las plantas, protegiendo las raíces contra los hongos y
haciendo posible que la planta absorba los quelatos de hierro.
66
Una alta concentración de hierro en la tierra no daña a la planta, pero interfiere
en la absorción de fósforo. Las concentraciones altas de quelatos son dañinas
para las plantas.
El Azufre
El azufre es un elemento necesario para fabricar muchas proteínas, hormonas y
vitaminas tales como la vitamina B1. Aparece en importantes tejidos de la
planta, en las semillas y en el líquido celular.
El azufre es un elemento químico que ha sido conocido desde la antigüedad. El
azufre se usa en baños sulfurosos, para fabricar cerillas, pólvora y ácido de
baterías. Este elemento es también conocido por el hedor que desprende el
sulfuro de hidrógeno que se produce cuando las proteínas y otras sustancias se
pudren. El sulfuro de hidrógeno es una sustancia venenosa, inflamable y
apestosa, responsable del mal olor de las bombas fétidas y los huevos podridos.
Las trazas de sulfuro de hidrógeno presentes en el aire causan el
oscurecimiento de los objetos de plata o de los huevos cocidos.
En temperatura y presión normales, el azufre es un elemento estable, inodoro,
amarillo, sin casi ninguna capacidad venenosa. El azufre puro se encuentra en
la naturaleza en forma de ríos de lava amarillos que salen de volcanes. Además
las rocas volcánicas contienen mucho azufre, como las que se encuentran en
Islandia o Sicilia.
Es muy raro encontrarse una deficiencia de azufre cuando se cultiva en
exterior. Casi todos los tipos de tierra y la superficie del agua contienen azufre,
y algunas zanjas de drenaje contienen mucho. Se calcula que alrededor del
0,05 % del peso de la corteza terrestre es azufre.
Durante la combustión de carbón, petróleo, gasóleo y otros combustibles fósiles
se liberan a la atmósfera grandes cantidades de azufre. La lluvia ácida aparece
cuando los compuestos de azufre que hay en el aire reaccionan con el agua
para formar ácido sulfúrico. La lluvia ácida daña al medio ambiente. La cantidad
de azufre añadido a la tierra de esta forma es tan grande en Europa Occidental
que, en estos tiempos no puede haber carencias de azufre en las plantas...
OLIGOELEMENTOS (ZINC, BORO, CROMO, MOLIBDENO...)
Los oligoelementos son minerales que aunque importantes, las plantas
necesitan en muy poca cantidad en una tierra abonada con abundante humus,
las carencias de oligoelementos serán insignificantes.
No Obstante las carencias nutritivas de las plantas no suelen venir solas.
Habitualmente encontraremos dos o más deficiencias a la vez. Muchas
carencias, especialmente las de microelementos y oligoelementos, no son
debidas a una falta de ese elemento, pues muchas veces son causadas por un
pH inadecuado o a un exceso de sales en la tierra.
En plantaciones en el suelo el problema de sales será mínimo gracias a las
lluvias y la filtración continua de la humedad, el problema se manifiesta en los
tiestos pues al regar las sales presentes en el agua se van quedando en la
tierra gradualmente, en las aguas del grifo de muchas provincias la
67
concentración de sales las hace totalmente insalubres desde el punto de vista
del riego.
Cuando sucede esto, las raíces no pueden absorber los nutrientes, aunque
estén presentes en la tierra. Para solucionar esta carencia, la técnica a seguir es
la siguiente. En primer lugar lavaremos la tierra regándola con una cantidad
considerable de agua, que dejaremos que escurra por los agujeros de drenaje.
El agua se llevara disueltas las sales que estuvieran presentes en la tierra,
dejándola limpia de sales. Es imprescindible lavar la tierra con mucha agua.
Alrededor de dos litros por cada litro de tierra.
Si nuestro cultivo exterior se limita a unos tiestos, es importante usar abonos
NPK con microelementos durante toda la vida de la planta. El cannabis es una
planta que crece con rapidez y necesita mucho alimento. Evitaremos que se
acumulen los restos de fertilizantes lavando periódicamente la tierra (al menos
cada dos semanas). Si queremos aumentar el rendimiento de una plantación
exterior también podremos poner fertilizantes enriquecidos adicionales. Los
oligoelementos realizan las siguientes funciones:
•
•
•
•
•
•
•
Calcio: Regula el crecimiento y forma parte de las paredes celulares, los
suelos calcáreos suelen producir deficiencias de hierro en las especies no
adaptadas.
Cloro: Relacionado con la transpiración vegetal y la reducción de agentes
oxidantes perjudiciales; en la naturaleza no se han encontrado
deficiencias de este mineral.
Zinc: Interviene en la síntesis de auxinas, también esta relacionado con
el correcto funcionamiento de varias enzimas.
Molibdeno: Su actividad está relacionada con la asimilación de nitrógeno
atmosférico y la reducción de los nitratos a nitritos aprovechables.
Manganeso: Relacionado con la respiración celular y fotosíntesis.
Cobre: Necesario para la síntesis correcta de las proteínas, forma parte
de diversos compuestos enzimáticos.
Boro: Relacionado con el transporte de azucares a través de la planta,
también se ha especulado sobre una posible relación con la fabricación
de RNA y ácido giberélico.
Evitar las carencias de nutrientes no es, en realidad, una tarea ardua. Basta con
fertilizar regularmente con un abono completo que contenga microelementos y
asegurarse de que las sales no se acumulan en la tierra.
La inmensa mayoría de los problemas de cultivo tienen que ver con el
exceso de fertilizante y la acumulación de sales en la tierra. Para que el
nivel de sales no aumente basta con regar bien (es decir, hasta que el
agua escurra por los agujeros de la maceta) y lavar la tierra cada cuatro
semanas.
Plantando directamente en el suelo tendremos pocos problemas de salinización,
pues la misma lluvia limpia las sales... bueno a no ser que cultives en el mar
muerto.
68
CAPÍTULO 12: LA HORA DE LA PLANTACIÓN
Una lección básica en el cultivo de guerrilla, en general, las indicas son más
rápidas, más fuertes y más pequeñas, las variedades índicas florecen más
rápido que las sativas, que suelen necesitar en nuestra latitud, es decir, en
exterior, un mes más por lo menos.
Personalmente, algunas variedades de sativas han llegado a exasperarme, pues
se cosecharon en diciembre casi con las nieves. Una planta índica no suele dar
tanta hierba como una sativa pero, como tiene menor tamaño, se pueden
cultivar más plantas en el mismo espacio y acaban rindiendo lo mismo o más.
Además una mata más pequeña es igual a menos hojas, menos transpiración y
por lo tanto menos riego.
En marzo o abril, con luna creciente pon a germinar tus cañamones en
semilleros hechos con botellas de plástico de dos litros con la parte superior
seccionada dejando un recipiente en proporción 4 unidades de longitud por 3
de anchura.
Si te sobran las semillas planta dos en cada depósito para asegurarte, en
cuanto tengan el primer par de hojas arranca una de las dos. Ves cuidado hasta
que tienen entre tres y seis semanas, un truco sencillo que uso para saber el
momento clave de para el trasplante; cuando la planta mide una vez y media la
profundidad del tiesto (en tiesto de proporción 4/3). Luego las llévalas al monte
y las trasplántalas. En cada jardín planta las marías sin sexar correspondientes,
entre los cinco o seis agujeros que preparados en otoño. Esto es, cuatro o cinco
plantas en cada hoyo (Ver tabla).
Número de plantas por agujero (orientativos):
Dimensión
Normal
Grande
Extra
Grande
Enorme
Profundidad Diámetro
Plantas Hembras Plantas Sin Sexar
30 cm
40 cm
50 cm
50 cm
75 cm
100 cm
1
2
3
2
4
5
75 cm
120 cm
5
8
Aproximadamente la mitad serán machos y algunas es posible que mueran por
las plagas o el shock del trasplante, así que adecua tu plantación
aproximadamente a unos 10-15 individuos en caso de plantas sin sexar y 5-7
en caso de hembras ya determinadas. Si todo va aceptablemente bien, se
pueden cosechar entre cinco y siete plantas por jardín. Si no usas nada contra
los caracoles es posible que las plantas pequeñas “desaparezcan” aunque
plantes gran cantidad.
Ahora la pregunta del millón ¿Por qué plantar solo 4 o cinco agujeros tamaño
grande si puedo hacer diez, quince o veinte? Hay varias razones para ello.
La primera es regar muchas plantas consume mucha agua y si el esfuerzo es
excesivo te cansarás y abandonarás la plantación en pleno verano cosechando
69
0. La segunda razón obedece al camuflaje, es mucho más fácil que sean
detectados, aun por casualidad, diez hoyos que tres.
Planta máximo diez plantas en un mismo lugar para curarse en salud y que si
se descubre el escondite la perdida sea menor (De lo que si estoy seguro es
que la tenencia de una planta no se considera delito... se me ocurren ideas).
Si necesitas más, no tengas pereza y prepara otro jardín en otro lugar alejado
por lo menos 500 metros del primero, así si te pillasen no te podrían atribuir las
dos plantaciones así sin más pruebas por eso de la duda razonable.
Durante la primavera y los primeros meses de verano, las plantas pueden
aguantar riegos semanales o quincenales, pero durante julio y agosto las
plantas necesitan mucha agua para soportar el calor. Siempre que sea posible
hay que buscar lugares con agua cerca.
Si tu plantación de guerrilla se limita tiestos, debes tener en cuenta que como
dice Jorge Cervantes en su libro sobre el cultivo de guerrilla, hacen falta sobre
8 litros de tierra en el tiesto o contenedor por cada mes que la planta vaya a
pasar plantada.
Como transplantamos a principios de mayo al lugar definitivo y se cosecha a
finales de septiembre de media, harán falta por lo menos contenedores de 8
litros X 5 meses, o sea, 40 litros.
Otro detalle importante, las macetas que sean blancas si es posible, sobretodo
las pequeñas, pues las negras se pueden calentar en exceso bajo el sol de
agosto, cociendo literalmente todas las raíces que toquen la pared. Si solo
tienes macetas negras, procúrales algo de sombra colocando algo delante para
evitar que se sobrecalienten. Un buen truco es colocar los tiestos al norte de un
muro suficientemente bajo para que solo haga sombra sobre los tiestos. La
colocación de planchas de madera delante de los tiestos a modo de
sombreadero también sirve.
Como ya se verá otro problema de las macetas (sobretodo las pequeñas) es la
acumulación de sales, riega en abundancia, por lo menos una cada dos
semanas semana; echando en cada tiesto 2 veces su volumen de agua
aproximadamente para que los sales precipitadas se disuelvan y marchen con el
agua.
Si te es posible recupera agua de lluvia para regar, es como el agua destilada y
es gratis. Si solo puedes regar con agua del grifo, deja evaporar el cloro 48
horas.
Si tienes dinero para invertir un equipo de osmosis inversa puede ser una
buena opción, pues filtra el agua del grifo, eliminando las sales en disolución
tan nocivas para la Verde Vegetación, además te puede ser útil de cara a
cultivar también en interior.
70
CAPÍTULO 13: BICHOS Y PARASITOS DE LA
MARIHUANA
Para toda persona que viva o haya vivido de la agricultura, la palabra “plaga”
equivale a dinero y trabajo desaprovechados, de ahí la necesidad que la
humanidad ha tenido de controlar las plagas que atacaban a los diferentes
cultivos. Hoy en día la agricultura convencional peca de llamar plaga a cualquier
presencia de agentes patógenos para las plantas, sea cual sea el número y su
estado de desarrollo. Las plagas deberían de entenderse desde el punto de
vista productivo, es decir, considerar plaga a un ataque que disminuya
considerablemente la producción de nuestra cosecha, en nuestro caso potentes
flores femeninas.
Así podríamos considerar los efectos producidos por el ataque de ciertos
insectos como meras secuelas estéticas como es el caso de las moscas blancas
y minadoras, o sea que afean a la vista pero no merma la producción final de
flores hembras; sin embargo otras como las larvas de lepidópteros (gusanos del
cogollo) si debemos considerarlas como plagas, pues disminuyen
considerablemente la producción de flores al atacarlas directamente. Pero para
entender el efecto –la existencia de una plaga-, con sus consecuentes efectos
secundarios –merma de LA PRODUCCIÓN total o parcial-, hay que buscar en la
causa: ¿porqué se producen las plagas?.
Para que exista una plaga ha debido producirse en el ecosistema donde habita
algún o algunos desequilibrios que favorecen la proliferación de la misma (por
ejemplo: elevadas temperaturas, humedad estanca, falta de predadores
naturales, falta de biodiversidad vegetal, uso masivo de pesticidas, ...., incluso
varias de ellas a la vez). Las plantas que padecen de una salud débil son más
propensas a padecer plagas, así como aquellas plantas que han tenido un
consumo considerable de Nitrógeno. El factor principal podríamos decir que es
la falta de biodiversidad tanto vegetal como animal, ya que sin predadores y sin
otras plantas que comer terminan por atacar los cultivos de su entorno.
Esta falta de variedades viene dada, casi siempre, por la destrucción de los
ecosistemas, bien para recalificación urbana, construcciones de carreteras, vías
férreas, bien por transformaciones agrarias, incendios, y como no la
indiscriminada lucha con potentes herbicidas y plaguicidas que destruyen
cuanto ser viviente se pone a su paso (no es una solución para erradicar las
plagas como luego veremos). Por tanto hablar de la existencia de plagas es
algo más complejo que tratar con productos químicos unos bichos u hongos
que aparecieron en tus plantitas, que posteriormente van a ser consumidas por
vía pulmonar.
Desde hace mucho tiempo vienen surgiendo diferentes sectores de la población
que reclaman un control ecológico de las plagas dada la elevada toxicidad para
los humanos y demás seres vivos que conllevan la aplicación de ciertas técnicas
llamadas “modernas”, con uso abusivos de fertilizantes y plaguicidas químicos
que acarrean números problemas secundarios de carácter ecológico-sanitarios.
En estas líneas vamos a intentar enumerar el mayor número posible de
métodos, sustancias, bichos, artilugios y demás que sean favorables, de un
71
modo ecológico y lo más selectivo posible, al control de determinadas plagas
que sabemos atacan a la cannabis sativa.
PREVENCIÓN DE PLAGAS
Un programa de control de plagas para un jardín deberá pensarse como un
hecho gradual, cuidando que sea mínima cualquier intervención sobre los
sistemas de vida, intentando no dañarlos, a la vez que estimulamos los
controles naturales que advirtamos en nuestra huerta. Básicamente deberemos
tener en cuenta las siguientes premisas.
Estimular la Salud del Suelo: Aplicaremos abundante compost, resultado de
los residuos de cosechas previas, o bien cubriremos con mantillo de bosque el
terreno de cultivo (a ser posible negro o muy oscuro) para que nuestro suelo
no quede descubierto y que este detritus vegetal se descomponga con el
transcurso de la estación. También podemos usar: abonos verdes, estiércol de
animales, de murciélago, guano de ave y polvos naturales de roca.
Cultivos Entremezclados: Plantaremos variedades diferentes intercalándolas
donde sea posible; estudios han demostrado que los daños que causan los
insectos se reducen a la mitad entremezclando cultivos de diferentes plantas.
También es de tremenda importancia en agricultura la biodiversidad vegetal,
respetando los márgenes o setos vivos donde se refugia la fauna auxiliar
(predadores de plagas) y haciendo en algunos casos cultivos trampas y/o
repelentes (en la zona de levante es bien conocida la asociación de la albahaca
en cultivos de pimientos pues ahuyenta a la mosca blanca).
La gran mayoría de plantas aromáticas suelen tener efectos repelentes por lo
que podemos poner en nuestro jardín o balcón plantas de lavanda, tomillo,
romero, menta, albahaca, ajenjo, basilisco, artemisa, lengua de perro, salvia y
otras. A mayor variedad, mayor confusión para los sentidos de los insectos,
esto les impedirá localizar su vegetal favorito.
Un hecho curioso que cabe reseñar es el observado en un cultivo de interior el
cual padecía un ataque de araña roja, y tras colocar una planta de maíz vieron
como la mayoría de las arañas migraron hasta el maíz abandonando las plantas
de maría. En caso de plagas con orugas se pueden colocar coles de china por
su poder atrayente, ..., la observación de la naturaleza va a ser nuestra mejor
arma en el cultivo ecológico.
Higiene de la Huerta: La higiene es siempre preferible al uso de cualquier
pesticida; sirva pues la máxima del " mas vale prevenir que curar ". Un buen
arado profundo (30-40 cm) destruirá muchos de los insectos nocivos que viven,
anidan y se reproducen bajo tierra. Para el buen horticultor, los pesticidas y los
pulverizadores con repelentes constituyen siempre el último recurso.
El primer paso será permitir pulular a sus anchas a una amplia gama de
insectos beneficiosos e inocuos para nuestras plantas, de modo que la
naturaleza establezca sus propios controles y equilibrios, delicados pero
eficaces. Aunque a veces esto nos conduzca a una situación intolerable para
nuestros propósitos, en este caso la guerra sin cuartel es la única solución.
PLAGAS QUE ATACAN AL CANNABIS
72
El cannabis es una planta muy resistente. La mayoría de plagas, si no se hacen
muy fuertes, no son capaces de matar las plantas aunque las debilitan mucho.
En general, cuando cultivamos cannabis para fumar queremos que tenga el
menor número de bichos y parásitos posible. El principal problema consiste en
que tenemos las manos atadas a la hora de combatir las plagas, ya que nos
pensamos fumar la cosecha. Si fumigamos las plantas con insecticidas que
maten las plagas, correremos el riesgo de dañar nuestra salud al fumar esos
cogollos con restos del veneno. Por esta razón, las plantas sólo se fumigan
durante el periodo de crecimiento. Una vez que ha comenzado la floración y
van naciendo los cogollos, no hay que fumigar con ningún insecticida. En
cualquier caso, y si es absolutamente necesario fumigar durante la floración,
hay que encontrar un insecticida adecuado para el tratamiento de cosechas
destinadas al consumo humano.
El cuidado de las plantas frente a las plagas difiere bastante según se trate de
un cultivo exterior o de uno interior. En el exterior, las plantas se mantienen
bastante sanas gracias a las fuerzas de la naturaleza y a los predadores
existentes. Aunque la mayoría de las plantas mostraran signos de ataques de
varios insectos, normalmente estas plagas no crecen ni se desarrollan mucho,
ya que otros insectos predadores se las van comiendo y no dejan que crezcan
demasiado. El viento, la lluvia y el frío también ayudan a mantener la población
de bichos bajo control. En exterior es imposible no tener ni un solo bicho, los
insectos pululan por doquier y alguno llegará a la María, aunque no es probable
que afecte demasiado a la cosecha.
Mosca Blanca: Estos pequeños insectos de color blanco se posan en la cara
inferior de las hojas y chupan su savia. Se ven porque, cuando movemos las
hojas, sale volando una pequeña nube de moscas blancas. Ponen pequeños
huevos blancos en la cara inferior de las hojas. El ciclo vital de la mosca blanca
está directamente relacionado con la temperatura. A 12º C una mosca adulta
vive más de sesenta días, a 30º C vive menos de siete días. Cuando la
temperatura es más alta están más ágiles y despiertas, pero cuando hace frío
se las puede coger con facilidad.
Ejemplares adultos de mosca blanca.
Al igual que el pulgón, no suele matar las plantas, aunque las debilita y
favorece la aparición de hongos. Cuando no hay muchas se pueden quitar a
mano, también se pueden pulverizar con piretrinas o con un insecticida casero.
En las tiendas de cultivo se encuentran unas trampas amarillas pegajosas que
73
las atraen y las atrapan. Son efectivas y muy útiles. Es muy común dentro de
invernaderos. También las comen las Encarsia Formosa.
Orugas Verdes: Las orugas se comen las hojas y los cogollos. Nacen en la
misma planta a partir de los huevos que ponen las mariposas. Cuando nacen
son tan pequeñas que casi no se ven. En unas semanas pasan de medir tres o
cuatro milímetros a hacer más de tres o cuatro centímetros. Cuando son
grandes devoran gran cantidad de hojas y, lo que es peor, se comen el cogollo
por dentro, de modo que cuando vamos a cosecharlo se nos deshace entre las
manos. La forma más efectiva de eliminarlas es a mano, cogiéndolas una por
una. Hay que ser muy meticuloso, porque un solo gusano que se nos pase
puede destrozar el cogollo. La piretrina acaba con ellos, pero no se puede bajar
la guardia, ya que las mariposas ponen huevos a lo largo de todo el verano y
van naciendo poco a poco. Algunos gusanos hacen un agujero en el tallo y se lo
van comiendo desde dentro. Si encontramos un agujero de este gusano, hay
que localizar el bicho y hacer un corte en el tallo para sacarlo. Luego se cierra
la herida con cera o con cinta y se refuerza el tallo con un tutor. No soportan
las cenizas vegetales mezcladas con azufre. Les encantan a los Bacillus
Thurigiensis (BT). Cultivad alguna mata de pimiento de Cayena alrededor. Si es
Jalapeño (ají mexicano), mejor.
Pulgones Negros, Blancos o Verdes: Son pequeños bichos verdes, amarillos
o negros que se sitúan en los brotes jóvenes y forman densas colonias. Chupan
la savia de la planta y la debilitan. Además, segregan un líquido blanco y
pegajoso que favorece la aparición de hongos. Las hormigas tienen rebaños de
pulgones a los que ordeñan y a los que trasladan a otras plantas para
colonizarlas. Aunque el pulgón no suele matar a las plantas del cannabis, las
debilita bastante y puede provocar que salgan hongos. Las hojas atacadas se
retuercen si son grandes y se deforman si son pequeñas. El pulgón se puede
reproducir a los seis días de nacer. De hecho, pueden nacer con embriones ya
formados en su interior. Son una de las plagas más comunes al ser
partenogenéticos (no necesitan machos). Para combatirlo lo primero que hay
que hacer es buscar si hay hormigas. Si las hay, las eliminaremos con un cebo
para hormigas. Los pulgones se pueden retirar de la planta con una esponja y
agua jabonosa, un pulverizador de agua jabonosa o un insecticida. Hay que
buscar un jabón sin detergente. El agua jabonosa no acaba con todos los
pulgones, pero es una medida no tóxica que dejará la planta bastante libre de
bichos. Si las plantas no están en floración, se puede fumigar cada dos o tres
días. La piretrina es un buen insecticida que acaba con los pulgones al igual que
con la mayoría de plagas y que no resulta tóxico para los mamíferos. Se extrae
de los crisantemos y se puede encontrar en spray, en líquido o en polvo. Otro
buen sistema de controlar las plagas consiste en favorecer a los insectos
predadores. Por ejemplo, las mariquitas comen pulgones vorazmente. Se
pueden recoger mariquitas y colocarlas sobre las plantas. En algunas tiendas de
cultivo se pueden encontrar insectos predadores a la venta.
Araña Roja: Es el peor enemigo del cannabicultor. Son arañas muy pequeñas,
de apenas un milímetro de largo. Suelen ser de color rojizo, marrones o negras
cuando son adultas y, medio transparentes, de jóvenes. Chupan la savia de la
planta y se reproducen masivamente. Si las condiciones ambientales son
favorables, pueden reproducirse hasta cubrir la planta por completo en cuestión
74
de días. Cuando la infestación es muy grave, se pueden ver las telas de araña
que envuelven los cogollos. Si no se controlan, las arañas rojas destruirán la
cosecha. En cultivos de interior son temibles, puesto que resulta muy difícil
acabar con ellas e incluso sobreviven de una cosecha a otra.
Araña roja ampliada por lo menos 200 veces
Si observamos al trasluz la hoja, veremos puntos transparentes, son la prueba
de los festines de la Acropos Cannabícola, ácaro eriófido específico del
cannabis. La velocidad de reproducción viene dada por la temperatura. Cuanto
más alta sea, más rápido se reproducen. A 30º C una araña puede dar lugar a
trece millones de individuos en un mes. Toda una plaga, sí señor.
Para controlar una plaga de araña lo primero que debemos hacer es separar las
plantas más infestadas. Si podemos bajar la temperatura y elevar la humedad,
reduciremos la tasa de reproducción de las arañas, lo que nos permitirá un
respiro. Podemos pulverizar la planta con agua a presión para quitar las arañas.
No desaparecerán todas, pero eliminaremos muchas. El agua jabonosa también
sirve, pero no se debe usar una vez que las plantas ya están floreciendo. Solo
la piretrina (si no están en floración) pulverizada repetidas veces podrá
erradicar esta difícil plaga. Como prevención, podemos pulverizar las plantas
con productos específicos. (RIPCORD-10, ACADREX-20)
Caracoles: Los caracoles y las babosas son grandes herbívoros. En una noche
pueden asolar una cosecha entera, especialmente si las plantas son jóvenes. En
plantas pequeñas se comen el tallo y las matan rápidamente. En exterior
aparecen con las lluvias de abril y mayo y les encantan las hojas tiernas del
cannabis. Lo mejor es dejarles porciones de granulados específicos bajo trozos
de teja, diseminados por el huerto. Rodead las plántulas jóvenes con ceniza de
madera o granulado venenoso si las atacan.
Cochinillas: Las cochinillas atacan fundamentalmente los tallos. Son más o
menos redondas u ovaladas y cubiertas por una especie de concha de color
marrón o rojizo. Segregan una sustancia algodonosa. Durante su juventud se
mueven, pero cuando llegan a adultas se quedan fijas en un lugar del tallo. Se
reproducen mucho, pero su desarrollo es lento, por lo que la plaga no se
desarrollará rápidamente. La planta se debilita y pueden secarse algunas
ramas. Pueden arrancarse con las uñas o con un algodón empapado en alcohol.
Los insecticidas con ajo y guindilla suelen ir bastante bien.
Trips: Estos insidiosos bichos ponen los huevos dentro de las hojas,
desarrollándose una larva que se come la parte verde interna de estas,
excavando unos túneles que se ven como blanquecinos. La plaga no es en si
letal para las plantas adultas pero afecta la estética de la planta si hay un
75
número excesivo. Se pueden quitar las larvas fácilmente con rascando con una
aguja con cuidado de no destrozar la hoja, así el proceso de destrucción se
detiene.
Animales Salvajes: Para alejar a jabalíes, tejones, erizos, ratones, gatos
almizcleros y otras criaturas de la floresta a las que les guste hozar y revolver el
suelo, basta con orinar cerca de las plantas o dejar un muñón de pelo por ahí.
A menudo basta el olor a humano para que no molesten.
Animales Domésticos: Cuidado con los gatos y perros, les encanta corretear
entre las plantas mordisquearlas y olerlas. Y a los gatos especialmente, les
encanta cagar en la tierra esponjosa.
Humanos Indomesticados: Alejad todo tipo de curiosos, sabihondos,
profesionales, especuladores, aguafiestas, comerciantes, detectives, novias,
primos etc., de vuestras plantas. Cuanta menos gente sepa de su existencia
mejor para vosotros. A más de uno le ha trincado la ex novia que sabía el que
Fulanito plantaba la Buena Hierba.
REMEDIOS CASEROS ANTIBICHOS
Caldo Sajón: Licuamos 3 cebollas grandes junto a un ajo y dos cayenas de
tamaño medio. Añadimos un buen chorro de detergente para los platos y lo
mezclamos con un litro de agua. Se usa con el pulverizador.
Insecticida Casero: Este insecticida no mata todo, ni acaba con las plagas
inmediatamente. Sin embargo, ayuda a controlarlas y, como no es tóxico,
puede usarse incluso en floración, aunque conviene pulverizar la planta con
agua sola unos días después de poner el insecticida para lavar los restos de las
hojas.
Se mezclan, junto con dos o tres litros de agua, unos dientes de ajo, un poco
de pimienta, alguna guindilla, una cebolla y dos o tres cigarrillos. Se bate todo
bien y se deja reposar un día. Después se filtra y se pulveriza sobre las plantas.
Es recomendable pulverizar primero unas pocas hojas para ver si la planta
aguanta el insecticida o no.
Cenizas de Madera: A las orugas no les gusta reptar sobre las cenizas, ni
tampoco sobre el azufre, aunque éste se deberá espolvorear en dosis ínfimas
sobre la tierra.
Jugo de tallos de Geranio: Ahuyentan todo tipo de escarabajos de nuestro
huerto. Bastan 30 gramos de hojas y tallos por litro de agua. Uso mediante el
pulverizador.
Levadura de Cerveza: Disuelve levadura de cerveza en agua y deja la mezcla
en el suelo, los caracoles y babosas se ahogarán en este cebo. Cámbialo de vez
en cuando para que no apeste.
Purín de ortigas: se puede hacer tanto de la Urtica dioica (mayor) como de la
urens (común), tanto fresca como seca. Poner 10 Kg. de planta fresca o 200
gramos de planta seca en 10 litros de agua, tener quince días, filtrar y utilizar si
es pulverizado foliarmente se diluye 1 litro de purín por 20 de agua y si es al
suelo 1 litro de purín por 10 de agua. Es un preventivo contra las plagas y
contra clorosis.
Aceite de la semilla del árbol del Neem: hay dos variedades de árboles de
la que se pueden extraer la “Acederachia Indica” y la “Melia Acederach” (ésta
76
última de alto valor ornamental en jardinería de ciudad), de ambos se extrae un
veneno que funciona bien para los ácaros, aunque dada la resistencia de éstos
es poco probable que los elimine por completo, no es tóxica para los animales
de sangre caliente ni para las abejas. Es, junto al extracto de ajo, dos de los
muy pocos plaguicidas ecológicos que son sistémicos (actúan por dentro del
sistema de las plantas). Podemos coger los frutos de Melia, separar la pulpa de
la semilla, tomamos 1 Kg. de semillas peladas y las trituramos hasta
convertirlas prácticamente en polvo, las colocamos en un paño que
introduciremos toda la noche en un recipiente lleno de agua, al día siguiente lo
prensamos y diluimos el líquido obtenido en 20 litros de agua. (ojo es un
método preventivo no combativo).
GUERRA BIOLÓGICA A LOS BICHOS
También se puede luchar contra las plagas promoviendo la presencia de los
enemigos naturales de la plaga. Cultivando en armonía con el entorno en
exterior estos agentes benignos pueden hacer acto de presencia de forma
natural, aunque si nuestro cultivo es interior o de invernadero puede ser
recomendable adquirirlos en comercios especializados.
PLAGA
Enemigos Naturales
Especies
PARASITOIDES
Encarsia formosa
Eretmocerus
eremicus
Eretmocerus
mundus
DEPREDADORES
Macrolophus
caliginosus
Delphastus
pusillus
ENTOMOPATÓGENOS
Verticillium
lecanii
PARASITOIDES
Dacnusa sibirica
Opius pallipes
Diglyphus isaea
PARASITOIDES
Aphidius
colemani
Aphidius ervi
Aphelinus
abdominalis
DEPREDADORES
Adalia
bipunctata
Hippodamia
convergens
Aphidoletes
aphidimyza
Chrysoperla
carnea
Chrysopa carnea
Harmonia
axyridis
ENTOMOPATÓGENOS
Verticillium
lecanii
DEPREDADORES
Neoseiulus
MOSCA BLANCA
MINADORES DE HOJA
PULGONES
ARAÑA ROJA
77
californicus
Amblyseius
californicus
Phytoseiulus
persimilis
Feltiella
acarisuga
Therodiplosis
persicae
DEPREDADORES
Amblyseius
degenerans
Amblyseius
cucumeris
Neoseilus
californicus
Orius
albidipennis
Orius laevigatus
Orius majusculus
Orius insidiosus
Hypoaspis
aculeifer
Hypoaspis miles
ENTOMOPATÓGENOS
Verticillium
lecanii
PARASITOIDES
Trichogramma
evanescens
Trichogramma
brassicae
DEPREDADORES
Podisus
maculiventris
Macrolophus
caliginosus
ENTOMOPATÓGENOS
Bacillus
thuringiensis
var. kurstaki
PARASITOIDES
Leptomastix
dactylopii
Anagyrus
pseudococci
DEPREDADORES
Cryptolaemus
montrouzieri
TRIPS
ORUGAS
COCHINILLAS
Aunque es lo más limpio y seguro la “Guerra Biológica” puede resultar
incompatible para cultivos interiores pequeños o poco infectados de parásitos
por lo que se acostumbra a usar en grandes extensiones.
Nota: Para los no iniciados en este léxico; se entiende por entomopatógeno a
un agente que causa enfermedad a los bichos.
REMEDIOS ARTIFICIALES POCO INVASIVOS
INSECTOBIOL: Insecticida antiorugas biológico a base del mencionado arriba
Bacillus Thuringiensis.
HELIOSOL: Insecticida fungicida basado en aceite de pino.
78
AGRI 2003: Rotenona en polvo.
Busca siempre insecticidas para plantas comestibles. En muchas tiendas venden
insecticidas para plantas ornamentales que son muy tóxicos y permanecen
largo tiempo en las hojas. Los insecticidas para frutas o verduras se
descomponen con rapidez y no son tóxicos para las personas. En cualquier caso
es muy importante no pulverizar insecticidas durante la floración, al menos
durante las últimas seis semanas. Cualquier producto que pongamos sobre los
cogollos acabará en nuestros pulmones cuándo lo fumemos.
Los insecticidas caseros y la piretrina, siempre que se respeten
escrupulosamente los plazos de seguridad y se lave la planta con agua unos
días después de la aplicación, son lo único que se puede usar en floración. En
las tiendas especializadas en cultivo de cannabis se pueden encontrar diversos
insecticidas orgánicos pensados para el cultivo de marihuana. La mayoría de las
plagas se reproducen cada pocos días. Los insecticidas no suelen matar los
huevos que aún no han eclosionado, por lo que resulta imprescindible
pulverizar varias veces para ir matando los nuevos individuos que nacen. Lo
habitual es fumigar cada cinco días más o menos. Es recomendable llevar
mascarilla, gafas y guantes cuando se pulverizan las plantas con insecticidas.
También existen diversas trampas para capturar bichos, una bien conocida por
todos es la típica lámpara caza moscas que hay en todos los bares. Podemos
encontrar otras trampas con feromonas las cuales atraen a los bichos machos;
hay otras que son contra los dípteros (moscas) que son las trampas cromáticas,
cuyo color amarillo los atrae, y junto con una especie de cola hace que se
queden pegados. Se pueden colocar trozos de estas trampas cromáticas de 2 x
10 cm, a cierta distancia del follaje de la planta para evitar que se queden
pegadas las hojas, e ir sustituyéndolos a medida que estén llenos de bichos.
“BICHOS” BENIGNOS, LAS LOMBRICES
Además de los microorganismos y de los insectos saprofitos (que se alimentan
de materia orgánica en descomposición) existen otros animales que viven en el
suelo y ejercen una importante influencia sobre sus características.,
especialmente las lombrices. A diferencia de otros animales de mayor tamaño,
excavan el suelo sin dañar a las raíces de las plantas, removiéndolo y
aireándolo . Los principales efectos de las lombrices sobre el suelo son:
•
•
Acción de arado, removiendo y aireando el suelo, tal que evitan la
compactación producto de el paso de maquinaria y / o la inexistencia de
raíces de plantas herbáceas. Al mejorar la ventilación y modificar el pH
favorecen la actividad microbiana (bacterias y hongos) .
La excreción de estos gusanos, mezcla de materia mineral no digerida y
materia orgánica digerida, suele ser mucho más rica en elementos
minerales que la de su entorno. No debe despreciarse esta aportación
(10000 -18000 Kg/Ha), que existiendo abundante materia orgánica se
puede observar como un aporte nutricional de magnitud parecida al de
los abonos químicos. Debido la digestión de los restos orgánicos, la
tierra excretada por las lombrices es más rica en fósforo y nitrógeno que
la ingerida, y a muy largo plazo también más rica en carbono. En una
79
experiencia, los investigadores T.B. Parkin y E.C. Berry, aportaron
materia orgánica bajo diferentes formas a un medio con tres especies de
lombrices. Se observó cómo los residuos de las lombrices eran más ricos
en nitratos y amonio que la materia orgánica original. También se
observó que la riqueza relativa de nitrógeno en los tejidos de las
lombrices reflejaba la riqueza en nitrógeno de los restos orgánicos
añadidos.
• Formación de estructuras granulares de pequeño tamaño provenientes
de la evolución de los desechos. Estas estructuras son estables debido a
una buena mezcla de materia orgánica y mineral (formación de
complejo arcilloso-húmico), y también debido a los exudados de las
colonias de microorganismos presentes en el intestino de las lombrices y
en la propia excreción. Estas colonias además de mejorar la degradación
y agregación, también actúan como sembradoras de microorganismos
en el suelo.
• Debido a la acción formadora de complejo arcilloso-húmico, las
propiedades fertilizantes del suelo mejoran debido a un aumento de la
capacidad de retención de nutrientes.
• Mejora de la capacidad de retención de agua gracias al complejo
arcilloso-húmico, y de la infiltración de la misma gracias a la mejor
estructura del suelo, y a las galerías. También se incrementa el poder de
penetración de las raíces de los cultivos en el suelo .
Deben distinguirse tres grupos de lombrices, en función de su hábitat, epigeos,
anécidos, y endogeos. Los primeros viven en la superficie, los segundos a
profundidades moderadas (hasta un metro), y los terceros se pueden hallar
hasta a dos metros de profundidad. Los gusanos anécidos acostumbran a hacer
galerías verticales, y los endogeos horizontales. La alimentación de los tres
grupos varía con mayor o menor cantidad de materia orgánica en la dieta, en
función de la profundidad en que viven. Las condiciones de vida de las
lombrices es relativamente amplio, soportando un intervalo de pH entre 3 y 8,
y cuyo factor más limitante es la falta de humedad. Bajo condiciones de sequía
suelen crear formas resistentes hasta que pasa el periodo. Especialmente las
lombrices epigeas tienen problemas de supervivencia en suelos desnudos como
los de los cultivos. Ello es debido a las altas temperaturas y sequedad, falta de
residuos orgánicos, y exposición a sus depredadores.
En las regiones templadas de Europa existen más de dos centenares de
especies de lombrices, capaces de realizar su labor sin problemas de
adaptación al medio. En estas regiones las lombrices ingieren y excretan más
de trescientas toneladas de tierra por año y hectárea. En los trópicos la cifra es
el triple. Los suelos que prefieren las lombrices son aquellos que conservan una
cierta humedad, y que son ricos en materia orgánica. Este último factor es
directamente responsable de la mayor o menor abundancia de lombrices,
encontrándose diferencias de cientos de miles de individuos por Ha entre
suelos en los que aplica estiércol y en los que no. Por otra parte, diversas
especies de zonas calcáreas precisan la presencia de dicho elemento para su
supervivencia. La acción humana sobre el suelo, y los residuos de plaguicidas
son problemas que dificultan una población adecuada de lombrices.
80
CAPITULO 14: ENFERMEDADES QUE AFECTAN A LA
MARIHUANA
Además de los insidiosos animalillos que disfrutan destruyendo los cultivos de
marihuana; también es importante remarcar la existencia de agentes
infecciosos (normalmente fúngicos) que pueden asolar nuestra plantación...
EL FUSARIUM
En contraste con estas variedades medianamente débiles que nos resultan
familiares, tendríamos que situar a una nueva variedad de Fusarium
especialmente agresiva que acaba de ser descubierta y que podría amenazar al
mercado del cannabis.
Existen decenas de miles de variedades de mohos que viven en el agua y en la
tierra. Florecen mayoritariamente con un pH bajo (respecto a las bacterias), en
consecuencia las tierras ácidas contienen bastantes mohos. Una de las
variedades más famosas en la agricultura es el Fusarium. La palabra Fusarium
viene del latín fusus, es decir con forma de huso, grueso en el centro y
estrecho en los extremos. se refiere a la típica forma de las esporas de
Fusarium. El hongo Fusarium pertenece a la familia Hyphomicetae.
Se han encontrado más de treinta tipos diferentes. Sin embargo, es posible que
haya muchas más, ya que el Fusarium se adapta fácilmente a diferentes
medios. Las infecciones con El Fusarium se conocen sobre todo por las
enfermedades rápidas y, a gran escala, que marchitan las plantas y pudren las
raíces de tomates, calabacines, pimientos y trigo, entre otros. Se encuentran
como en casa parasitando cereales (arroz, centeno, trigo). Además, también
vive en el suelo, en plantas vivas o muertas y en papel y tela en
descomposición.
Debido a que algunas variedades son muy venenosas, es Fusarium ha sido el
responsable durante siglos de grandes epidemias, enfermedades y plagas que
atacaban a personas y animales. El hongo Fusarium ha acabado con la vida de
miles de personas que han comido pan hecho a partir del grano mal
almacenado en el que ha crecido el Fusarium. Según los norteamericanos, la
URSS se dedicó a desarrollar variedades peligrosas de Fusarium para usarlas
como armas biológicas. Se pueden encontrar pruebas de ello en las hojas y
ramas de plantas de Camboya y Afganistán. Donde se encontraron grandes
cantidades de Fusarium.
La mayoría de las variedades de Fusarium pueden estar por toda la tierra sin
ser dañinas. Sin embargo, hay unas cuantas variedades que pueden parasitar a
las plantas. A menudo son específicas de u tipo de planta. Es decir, una
variedad de Fusarium sólo parasita un cierto tipo de plantas.
Estas variedades pueden ser parásitas débiles o parásitos fuertes. Cuando la
variedad del Fusarium es débil la planta entera se debilita y marchita. A veces,
la planta se marchita antes de un lado. A continuación aparece un
amarillamiento de las hojas, y el crecimiento de la planta se ralentiza. Con una
variedad agresiva de Fusarium el sistema vascular de la planta y las raíces
81
cogen un color marrón, además de los síntomas anteriormente descritos. Esta
coloración marrón sucede porque las venas se mueren. En unas pocas
semanas, los problemas se habrán extendido a toda la planta, que, en último
término, morirá.
Hasta ahora sólo se había constatado una variedad débil de Fusarium que
atacase al cannabis: Fusarium Oxysporum. En ciertas áreas agrícolas esta
variedad se utiliza como herbicida contra el cannabis.
Varios cultivadores han dado la alarma últimamente. Pues se han perdido varias
veces plantaciones enteras. Después de investigar y discutir con dos
importantes laboratorios especializados en este campo, parece que el causante
es una variedad agresiva de Fusarium que hasta ahora no había sido
identificada. Esta variedad tan agresiva es capaz de causar un colosal desastre
en una plantación en 2 o 4 semanas.
Se aisló una muestra marrón de un tallo y se colocó en una placa Petri en
laboratorio, donde mostró un crecimiento explosivo. En ese tiempo se formaron
millones de esporas, y cada una puede dar lugar a una infección. En cuatro días
todo el medio de crecimiento había sido saturado. Esto es rápido, ya que
normalmente se tarda de 7 a 21 días dependiendo de la variedad.
El Fusarium se propaga por esporas, que suelen parecer pelusas con aspecto de
moho de color rosa. Las esporas las transporta el viento, las plantas o alguien
que haya estado en contacto con las plantas infectadas. Las esporas de
Fusarium son muy resistentes y difíciles de combatir. Uno debe ser
extremadamente cuidadoso para evitar infecciones. Es muy desaconsejable
entrar en otro jardín si se ha estado en contacto con el hongo.
Signos del desarrollo del hongo en el Cannabis
•
•
•
•
•
•
•
•
Los tallos se endurecen (con aspecto de madera) desde abajo.
Putrefacción en la base de los tallos.
Las raíces se ven afectadas; moho marrón y/o blanco; decaimiento y
putrefacción.
Se paran el flujo de sabia y la actividad de las raíces.
Las hojas muestran síntomas de deficiencia de nutrientes.
Las hojas se caen.
Las hojas más viejas se vuelven amarillas y se mueren.
Posible interrupción del crecimiento de cálices; de color claro y muy
delgados.
Hay varios fungicidas comercializados que normalmente funcionan contra los
mohos, pero no son específicos contra el Fusarium. Algunas autoridades
recomiendan su uso. Pero, ya que no funcionan adecuadamente, y el riesgo de
infección sigue siendo grande, recomendamos que no los utilices. La higiene es,
en este punto, el mejor remedio en la lucha contra el Fusarium.
Esto significa que todo aquello que pueda estar infectado, solución nutriente,
goteros, tijeras, regadera... Debe ser concienzudamente esterilizado o
sustituido por otro nuevo.
Todo aquel que entre en contacto con las plantas o las esporas debe
desinfectarse lavándose y ponerse ropas limpias. En hidrocultivo de tomates, se
82
usa Trichoderma Harzianum para ralentizar el crecimiento del hongo. Por el
momento, se está investigando su aplicación con el cannabis.
Debido a la versatilidad de las formas que adopta el Fusarium y a la
complejidad del problema, es quizás prematuro hablar de una nueva variedad
de Fusarium. En septiembre de 1998, Canna comenzó a hacer pruebas con este
tipo de Fusarium en diferentes variedades de cannabis, en colaboración con el
servicio de enfermedades de Plantas de Wageningen. Con suerte, estos
experimentos nos darán respuestas y más conocimientos. Si averiguamos algo
nuevo, os mantendremos informados. Si reconoces los síntomas descritos en
tus plantas, contacta con Canna (Postbus 9372 4801 L J BREDA The
Netherlans)
LA BOTRYTIS
La Botrytis Cinerea, o comúnmente también llamado moho gris, es un hongo de
pudrición que ataca a todo tipo de planta, con preferencia a las de hojas
blandas y tallos tiernos, cercanos a tierra; razón por la que adora los cultivos de
cannabis en interior.
Seguramente, y como muy bien sabéis por experiencias propias, este maldito
hongo habrá aparecido alguna que otra vez, sea en crecimiento o durante la
floración, en vuestras plantaciones. Una vez instalado, es difícil acabar con él.
Lo mejor es prevenirlo favoreciendo unas condiciones de cultivo favorables a
vuestras plantas y negativas hacia el hongo.
Un riego excesivo, una elevada humedad, o plantaciones muy densas, junto
con temperaturas inferiores a los 15°C contribuyen a su desarrollo. La falta de
luz y ventilación o un exceso de productos nitrogenados completan las
posibilidades de su aparición. Puede presentarse en cualquier momento, en
exterior suele aparecer en las primeras noches frías de finales de septiembre y
principios de octubre, justo cuando más peligrosos se muestran: pueden pudrir
nuestros hermosos y frondosos cogollos, al instalarse en su interior; cuando los
descubrimos, una fina capa de moho cubre completamente el cogollo. ¿ A quién
no le ocurrió? En cultivos de interior, o hidropónicos en cualquier momento,
pero favorece su aparición un salto térmico importante: la diferencia de
temperatura entre el ciclo lumínico (día) y el nocturno (noche). No deberemos
permitir una diferencia entre máximas y mínimas, superior a los 10°C (la
temperatura será superior a 16° C durante la noche).
Si el cultivo es hidropónico, tenemos más posibilidades de que la solución se
enfríe, y con ella las raíces. Son detalles que deberemos cuidar, junto con el
buen uso de productos fitosanitarios que ayuden a prevenir su aparición y
garantizar una buena ventilación y aireación de nuestro cultivo.
¿Cómo se reconoce? En los casos en que las plantas estén en crecimiento,
descubriremos unas manchas blanco-amarillentas o también pardo-grisáceas,
esponjosas al tacto y casi acuosas sobre las hojas y tallos, eso produce un
replegamiento del tejido verde y posteriormente se forma la capa típica blancogrisácea.
Es ya demasiado tarde, porque a continuación se pudre la hoja afectada y
empieza la invasión. Si ésta es leve, aparecerán motas por doquier y aún
podemos actuar, de lo contrario, las partes afectadas se pudrirán
83
irremisiblemente. Una vez afectados tallos y hojas, tallos y pecíolos, la parte
superior de la planta comienza a marchitarse al quedar interrumpidas las vías
de alimentación de la planta. Algunas plantas débiles acaban muriendo
irremisiblemente.
Si el ambiente de cultivo es muy húmedo (suele ocurrir) el moho gris se
extiende rápidamente con la podredumbre. Si en cambio es seco, las manchas
se resecan y el tejido crea unos elementos blancos y duros al principio,
llamados esclerocios, que luego se harán negros. La planta acaba muriendo
más rápidamente.
Métodos de prevención válidos para cultivos en interior:
•
•
•
•
En interior, eliminación de residuos vegetales, a fin de mantener los
semilleros sin hojas, ni tallos muertos, que puedan luego favorecer la
aparición del hongo.
Es bueno acolchar el terreno, y sobre todo oxigenarlo.
Los invernaderos y cultivos de interior han de estar siempre bien limpios
y ventilados.
La reducción de humedad, sobre todo durante el periodo invernal, junto
con la protección de pulverizaciones excesivas y riegos desmesurados,
garantizarán la ausencia del fatídico hongo.
En exterior, prácticamente lo único que se puede hacer para prevenir la
infección de la cosecha es realizar la plantación espaciada y sembrar en lugares
con poca humedad si es posible, las lluvias en otoño pueden ser fatídicas en
este aspecto. En el momento que detectemos alguna hoja infectada, es mejor
quitarla; en el caso de que se trate de una planta en floración, conviene
examinarla detenidamente. En cultivos de interior podemos ayudar a su
completa desaparición mediante un secador.
Remedios: Si a pesar de la prevención se os presenta el moho en vuestro
cultivo, conviene utilizar un fungicida adecuado: el que elijáis entre los múltiples
disponibles en el mercado. En cultivos hidropónicos, conviene usar ya sea una
bomba de oxígeno o un calentador de agua de los de acuarios para evitar que
se enfríe la solución y que permita la vida de microorganismos, que albergarían
a los posibles futuros hongos.
Cuando se diagnostique una invasión de Botrytis, se pulverizará la planta con el
producto escogido, lo más rápidamente posible, siguiendo al pie de la letra las
instrucciones del fabricante en cuanto a dosificación y posterior período de
latencia del producto en la planta. Entre los remedios biológicos caseros
funciona muy bien el caldo de ajenjo, cuya preparación es muy sencilla.
Consiste en sumergir unos 150 gramos de ajenjo verde por litro de agua, o bien
15 gramos de planta seca por litro, dejándola macerar durante 12 días. A
continuación, se filtra el líquido obtenido y se pulveriza sobre la planta afectada,
sin diluirlo.
El caldo de ortigas, clásico, ayuda a la prevención, pero no lo combate. En
interiores, como siempre, se aconseja un meticuloso control del riego,
84
humedad, ventilación y temperatura, que ayudarán a la prevención, en lugar de
recurrir a la química, para solucionar los eventuales problemas.
OTRAS ENFERMEDADES
Otros hongos como el mildiu y el oidio pueden atacar también al Cannabis,
aunque estas manifestaciones no son tan letales como las dos anteriores, si
pueden malograr una cosecha si no se vigila.
Repito y no me cansaré de repetir vigilad con la humedad, sobretodo en los
cultivos interiores.
Y lo de siempre, ante un moho misterioso, o cosas raras por el estilo; si dudas,
coge un pedazo de la planta infectada mételo en una bolsa hermética de
plástico para evitar dispersar las esporas y llévalo a un experto o al Grow Shop
más cercano para que te asesoren.
Por el momento, no tengo noticia de enfermedades víricas o bacteriológicas de
la marihuana, ¡Y QUE SIGA ASÍ! Con los hongos hay más que suficiente.
Otros remedios contra infecciones por hongos a destacar son:
Decocción de cola de caballo: tomamos 3kg de cola de caballo menor
(Equisetum arvense), y la ponemos a hervir a fuego medio en un recipiente que
contenga unos 20 litros de agua, se exprime, se filtra, y se diluye 1 litro de
decocción por 5 litros de agua y pulverizar a la planta. Es efectiva contra
enfermedades criptogámicas (hongos).
Sueros de leche: Tiene un alto valor como fungicida (contra los hongos) y
contra virus de transmisión mecánica (virus que se transmiten por los utensilios
para el cultivo e incluso por las propias manos). Se aplica 1 centilitro de suero
por cada litro de agua destilada o de lluvia, y se aplica con pulverizador
foliarmente. Es idóneo para las zonas del norte español donde las continuas
lluvias provocan problemas con hongos.
HONGOS BENIGNOS, LAS MICORRIZAS
El hongo una vez que coloniza el suelo y se dan las condiciones ambientales
adecuadas se expande buscando un hábitat propicio dentro del suelo, lo que se
conoce con el término biotrofismo, el hongo busca la raíz de la planta, su nicho
ecológico. El sistema radicular de la planta proporciona protección dentro del
competitivo ambiente existente entre la biota o conjunto de organismos vivos
del suelo.
Existen varios tipos de micorrizas según el tipo de estructura que formen sobre
la planta, entre las que destacan, las ectomicorrizas en la que el hongo se
desarrolla sobre la cubierta externa de la raíz, predominantes en árboles. Y las
endomicorrizas que penetran hasta la estructura interna, frecuente en especies
herbáceas.
La formación de micorrizas se inicia con la formación del micelio del hongo,
estructura tridimensional que adopta el hongo, bien por germinación de las
esporas, o bien por fragmentos de raíces colonizadas presentes en el suelo o
medio de cultivo. El hongo va creciendo desde la raíz hacia el suelo, el micelio
85
está especializado en colonizar y explorar de forma eficaz los microhábitats
presentes en el suelo en su búsqueda de nutrientes y agua.
El micelio coloniza los tejidos de la raíz, los infecta, originando estructuras
intracelulares especializadas llamadas arbúsculos, lugar de intercambio de
nutrientes y metabolitos entre el hongo y la planta. El hongo coloniza la raíz sin
causar daño a la planta, se sincroniza la actividad fisiológica entre ambos
organismos, de hecho la micorriza induce cambios morfológicos en la raíz.
Se consigue aumentar la superficie de absorción de las raíces, ya que el hongo
actúa superando la zona de agotamiento de nutrientes próxima a la raíz. La
función del micelio externo es especialmente eficaz en la captación de
nutrientes poco móviles, como son fosfato, amonio y algunos micronutrientes
como el molibdeno.
Como ya se ha explicado el hongo también desarrolla una estructura externa
que se conoce como micelio externo, a modo de sistema radical
complementario y altamente efectivo, colonizando el suelo que rodea la raíz y
ayuda a la planta a adquirir nutrientes minerales del agua, al aumentar la
superficie de absorción de las raíces. De hecho, esta simbiosis se considera la
parte más activa de los órganos de absorción de nutrientes de las plantas.
Ambos organismos se ven beneficiados de la relación, por una parte la planta
mejora la asimilación de nutrientes al con un suministro constante de sales
minerales proporcionado por el hongo. A su vez, la planta huésped proporciona
al hongo compuestos de carbono procedentes de la fotosíntesis.
La producción de micorrizas comerciales es bastante reciente, es difícil conocer
los ciclos metabólicos que inducen el establecimiento de la micorriza, cabe
recordar que son muchos los factores que entran en juego dentro de un
ecosistema, por lo que su reproducción en laboratorio requiere una gran
inversión en investigación y desarrollo. Actualmente incluso se pueden llegar a
realizar mezclas con distintas especies de hongos formadores de micorrizas
para optimizar resultados.
Las micorrizas actúan como bioestimulantes, es decir mediante un organismo
vivo se consigue en otro organismo vivo facilitar su desarrollo, incrementando
la producción final. También se empiezan a conocer con el término de
biofertilizantes, al optimizar la captación de nutrientes existentes en el suelo y
reducir la cantidad de aportes externos, con el consiguiente ahorro que ello
supone.
Una aplicación interesante desde el punto de vista del cultivo de cannabis es la
capacidad que tienen determinados hongos formadores de micorriza para
captar fósforo, caso del género Glomus, elemento imprescindible, entre otros, si
se quiere conseguir una floración de calidad.
Los principales efectos demostrados de la inoculación con micorrizas son:
•
•
•
•
•
•
Estimulación del enraizamiento y del crecimiento de las plántulas.
Mejora en el enraizamiento de los esquejes.
Reducción en requerimientos externos de fosfato.
Incremento de la resistencia de las plantas frente al ataque de
patógenos en el suelo.
Mejora de la tolerancia al estrés ambiental.
Incremento en la producción de semillas.
86
•
Producciones constantes por temporada.
En el caso de que se opte por utilizar micorrizas conviene introducirlas en las
primeras fases del cultivo, interesa que se establezca la micorriza durante el
período de crecimiento para garantizar así su efecto para la floración. También
es conveniente una vez que se introduzca la planta junto a las micorrizas en el
sustrato, hidratar las esporas con riego abundante para activarlas.
Por último se recomienda evitar la aplicación de compuestos tóxicos al suelo,
fungicidas o insecticidas de síntesis química, evitando en la medida de lo
posible fertilizantes solubles con altas concentraciones de NPK, ya que resultan
tóxicos para la flora microbiana y disminuyen la eficacia de las micorrizas.
Actualmente con la tecnología disponible es posible la combinación de inóculos
de micorriza con fertilizantes ecológicos de última generación, ricos en ácidos
húmicos / fúlvicos y aminoácidos, obtener cosechas de alto rendimiento
ecológico. En contra de la corriente popular de algunos cultivadores que
piensan que en cultivos ecológicos se obtienen rendimientos pobres. Esta
técnica de cultivo es una clara apuesta por la calidad.
87
CAPÍTULO 15: LA HORA DE REGAR
Primero de todo, debemos saber cuanta agua hay en la tierra. Según Jorge
Cervantes la tierra adecuada tiene 2,5 centímetros cúbicos de agua por cada 30
centímetros cúbicos de tierra. En 1,2 x 1,2 x 1,2 metros de buena tierra hay
unos 120 litros de agua.
Método de Riego 1 (Cubos): Para regar de forma barata y efectiva, haz un
agujero de medio centímetro de diámetro en el fondo de un cubo de 20 litros.
Mezcla en el agua un fertilizante barato completo y pon el cubo sobre la tierra
de manera que el agujero quede junto al tallo de la planta. Cultivando de este
modo, sólo con 4 o 6 cubos de agua aguantarán todo el verano. Riega un cubo
cada diez días en tiempo caluroso. Si se riegan de esta manera, las plantas
crecerán tan bien como si tuvieran mucha agua. Si las plantas no reciben agua,
forman cogollos pequeños. Una planta de 150 centímetros puede producir de
25 a 170 gramos de cogollos fumables. Esta misma planta, con un poco de
agua, crecerá mucho mejor y producirá más hierba de primera calidad.
Método de Riego 2 (Tubos): Si regar con un cubo te parece engorroso (a
parte que los cubos a no ser que los escojas verdes llamarán la atención a
través de la maleza, especialmente los rojos y blancos), puedes intentar un
segundo sistema.
Escoge unos tubos de desagüe de plástico de unos 5-7 cm de diámetro y una
longitud igual a la profundidad del agujero de plantación. Perfóralos con un
taladro en el tercio final con unos 10 o 12 agujeros de medio centímetro. Luego
insértalos en los hoyos de plantación dejando unos 10 cm por encima de la
tierra. Pondremos un tubo por cada “dimensión” (ver tabla anterior) y bien
distribuidos. Cuando vayas a regar, pondrás el agua en el tubo en lugar de
echarla sobre la tierra, así penetrará hacia la parte profunda rápidamente y se
evaporará con más dificultad. Como ya se ha dicho, también deberías cubrir la
tierra con al menos 5 cm de hojarasca del bosque para reducir aún más la
evaporación.
También puedes coger un tubo de mayor diámetro, agujerearlo como antes y
ponerlo en el centro del hoyo de plantación; luego siembras las plantas
alrededor de este artilugio.
Método de Riego 3 (Secano): Si en tu región hay lluvias en verano puedes
permitirte el lujo cultivo absolutamente de secano, o sea no regar nada.
Necesitas lluvias de 0,5 a 2,5 centímetros por semana. Es muy importante que
llueva regularmente durante la primavera y el verano. Un otoño seco es ideal
para cosechar. Hay que recordar ahora que mucha lluvia y humedad
favorecerán la aparición de enfermedades fúngicas de los cogollos como la
botrytis y el mildiu, así que aquí se debe hacer al revés, plantar en el lugar más
seco que podamos encontrar, pues la humedad ya vendrá del cielo.
CONSEJOS PARA MINIMIZAR EL RIEGO
Es especialmente importante evitar abonar con fertilizantes ricos en nitrógeno,
como harinas de sangre, nitrato de amonio, NPK incluso estiércol, a no ser que
88
la planta lo pida (ver carencias de nitrógeno). Aplica el estiércol en invierno. Si
la planta encuentra mucho nitrógeno, crecerá desmedidamente generando más
y más hojas que transpirarán mucho y harán la planta más dependiente del
agua que le des.
Cubre los hoyos de plantación con una capa extra gruesa de mantillo (15 cm
sobre la tierra por lo menos, pero tampoco te pases y entierres la pobre
planta), musgo o cualquier materia vegetal, a medida que las plantas vayan
creciendo añade más y más. El montón de material orgánico generará un
microespacio húmedo justamente sobre la tierra, así los riegos se minimizan.
Poner un plástico negro o piedras sobre el montón una vez terminado lo
protegerá por partida doble. (Fíjate que debajo las piedras siempre hay
humedad... ¡cuidado con los escorpiones!) Cubre las zonas próximas a las
plantas también con algo de mantillo.
Planta en lugares resguardados de los vientos dominantes y las corrientes de
aire, evita si puedes las llanuras y las cimas de las montañas. Lo mejor es una
ladera, y a ser posible en un lugar en el que a las plantas no les dé el sol todo
el día (laderas este u oeste de los montes, lugares con árboles al este o al
oeste...). En mi casa he criado plantas enormes con menos de seis horas de sol
directo.
Los lugares secos acostumbran a ser cálidos, si te es posible adelanta la
siembra a principios de marzo o por San Valentín que es cuando los campesinos
hacer el plantel de tomateras y pimientos, así con un poco de suerte puede que
coseches a medianos de agosto.
Haz agujeros de tamaño “Grande” pero deja solo una planta hembra en cada
uno, en lugar de dos, así el volumen de tierra disponible para cada planta y por
consiguiente el de agua será superior. No hagas plantaciones multitudinarias en
un mismo agujero.
La materia orgánica y las partículas del suelo de diferentes tamaños,
aumentarán la higrospicidad del suelo (capacidad de retener el agua). Así,
capta más agua una buena mezcla de humus, arena y limo moderadamente
arcilloso, que la arena solamente.
También cabe la posibilidad de aumentar la cantidad de agua retenida en el
suelo añadiendo polímeros artificiales en el momento de mezclar las tierras.
Estos polímeros absorben el agua cuando está disponible y la van liberando
lentamente cuando hay sequedad. Los polímeros son bastante interesantes en
lugar secos con lluvias ocasionales, pues permitirán a las plantas aprovechar al
máximo esas gotas bendecidas.
EL MOMENTO DE REGAR
Ahorrar el riego está muy bien, pero llegado el momento de regar, es
conveniente hacerlo en el momento justo para optimizar el agua que llevamos
al monte, a continuación se muestra una tabla con los tipos de tierra y el agua
que contienen y si conviene una indicación para el riego.
Humedad
Arenoso
Impresión Visual o Táctil
Franco
Franco
Arenoso
Arcilloso
Arcilloso
89
100%
Anegado
90%
Saturado
75%
Abundante
50-75%
Bueno
10-50% Casi
Riego
0-10% Riego
Inmediato
Brota agua al
golpear el suelo
Tras exprimirlo
queda la mano
húmeda
Se agrega
ligeramente
Suelta agua al
Puede
Se forman
amasarlo
rezumar agua
charcos
Tras exprimirlo Tras exprimirlo Tras exprimirlo
queda la mano queda la mano queda la mano
húmeda
húmeda
húmeda
Puede formar
Bolas
Moldeable
bolas frágiles
maleables
como
consistentes
plastelina
Semi-Seco
Bolas que no
Bolas
Bolas
se mantienen. consistentes
consistentes
Parece seco el
granuloso
Se compacta
manejable
la superficie
ligeramente
Seco suelto y
Seco suelto y
Terrones
Superficie
polvoriento
polvoriento
secos que se
dura, seca o
disgregan en resquebrajada.
polvo
Siguiendo un programa de riego estricto, las plantas se endurecerán, crecerán
compactas y nos ahorraremos muchos viajes arriba y abajo. Para evitar
equivocarse, acude al monte primero cada 15 días en primavera, si las plantas
aparecen secas al principio del verano cada 10, y si sigue apareciendo secas ve
cada 5 días.
Durante los meses calurosos, ves a regar por la mañana antes de las 10:00 o
por la tarde después de las 7:00, así evitarás que el agua se evapore por el
calor y además tu salud te lo agradecerá ¡Ir al monte al mediodía en verano es
algo poco recomendable!
PROBLEMAS CON EL RIEGO
Demasiado riego
Síntomas: La tierra está siempre mojada. Sale moho en la tierra o el tallo
de la planta comienza a ponerse blando al nivel del suelo. El crecimiento
se atrofia y las raíces crecen mal porque no tienen suficiente oxígeno.
Remedio: Las plantas necesitan un periodo seco entre dos riegos. Espera
hasta que la superficie de la tierra se haya secado antes de volver a
regar. Si la mezcla de tierra que utilizas se mantiene húmeda demasiado
tiempo, prepara una nueva mezcla con más perlita, vermiculita, arlita o
arena que drene mejor y se seque antes. Si el tallo de la planta se
ablanda es que los hongos le están atacando. Remueve la tierra y manténla
más seca y aireada.
Poco riego
Síntomas: La planta crece poco. Cuando vamos a regarla tiene las hojas
flácidas y mustias. La tierra se seca mucho entre riego y riego. La planta tiene
pocas hojas y son pequeñas.
90
Remedio: Sobretodo en macetas siempre que reguemos una planta debemos
usar agua abundante. Con poco riego, parte de la tierra no se moja bien y las
raíces sufren y mueren. La mejor forma de asegurarse de que toda la tierra de
la maceta se moja es regar hasta que el agua comience a salir por los agujeros
del tiesto.
Si la tierra está tan seca que no empapa el agua añadiremos unas
gotas de jabón líquido biodegradable para vajillas en el agua de riego.
Estos jabones contienen unos compuestos humectantes que ayudan a que el
agua penetre en la tierra.
91
CAPITULO 16: LA COSECHA
¿CUÁNDO HAY QUE COSECHAR?
Cosecharemos cuando veamos que la potencia de inflorescencia del cogollo
está al máximo. Como bien sabéis, esto es uno de las claves de la cuestión, que
solo se aprende después de algunas cosechas: en las primeras nos
apresuramos y lo hacemos antes de hora, en las siguientes nos pasamos, con lo
que permitimos la aparición de cannabinoides no deseados.
Como bien sabemos, se trata de buscar la combinación justa para cada paladar
y gusto en el ratio entre THC, CBD y CBN, evitando los efectos somníferos y
buscando aquellos electrizantes y procuradores del ja-ja.
DECISIÓN DEL DÍA DE LA COSECHA
El sistema es muy simple y se basa en la observación exhaustiva de la planta, y
en particular de los cogollos de la cúspide. Esto se realizará mediante una lupa
o lente de 30 aumentos, con la que se observará primero la cima de la planta,
en particular las glándulas con forma de chupachup, llamadas tricomas, que
cuelgan en las cimas de los pistilos y hojitas pequeñas alrededor de las
inflorescencias. Al principio serán transparentes y traslúcidas; a los días, si nos
pasamos, ámbar opaco.
La técnica que no falla: El momento justo es cuando sobre el 60 % de estos
tricomas son de color ámbar pero traslúcidos y el 40 % empiezan a madurar de
un color transparente al ámbar. Cuando todo esté seco curado y almacenado,
estos tricomas que empezaban a madurar estarán en su punto máximo.
Tricomas ampliados poniéndose ámbar, y acercándose al punto clave de madurez.
92
Es por eso que una observación diaria y meticulosa permite una cosecha
escalonada de nuestros cogollos listos, evitando la descomposición del THC de
éstos y favoreciendo la progresiva maduración final del resto de la planta.
Conviene cesar el abonado dos semanas antes de recolectar las plantas.
La elección del mejor momento para cosechar plantas enteras se hará
basándonos en el porcentaje de pistilos maduros que veamos, (si no tenemos a
nuestra disposición una lupa). Dicen que cuando dos tercios de los pistilos
están de color ámbar es el momento de cosechar. Es mejor observar los
tricomas, aunque a falta de otra manera nos podemos fijar en los pistilos pues
esta técnica es buena en primera aproximación.
A veces la selección por pistilos es difícil porque hay variedades que muestran
colores rosáceos y violáceos, completamente diferentes a los habituales, y nos
despistan. El truco para remediarlo es acelerar la madurez oscureciendo las
plantas a lo bestia durante dos o tres días (lonas negras, cajas de cartón, etc.)
No se cosechará hasta que un 75% de los cogollos de la planta no estén listos.
Si por desgracia nuestras plantas han sido fecundadas por un macho lejano o
por alguna planta hermafrodita que no hayamos individuado, tendremos
cañamones. Es otro de los factores que nos indicará el grado de madurez:
cañamones blancos o verde claro significa que la planta no está lista todavía.
Han de ser de color marrón más o menos oscuro.
No me cansaré de repetir, para cosechar en el punto óptimo la clave es la
experiencia, estas técnicas solo te serán plenamente útiles cuando encuentres
tu “el punto” de cosecha. Por lo menos sabes ahora donde mirar...
CÓMO COSECHAR
A la hora de recoger la cosecha hay dos opciones, secarla en el campo o en
casa. Secarla en la montaña es más seguro, porque no tendremos que
transportar kilos de hierba fresca, pero sólo es factible si contamos con un lugar
protegido de las lluvias otoñales como un cobertizo o una casa abandonada.
Hay que cosechar después de un día en el que el sol haya brillado todo el día
para que las plantas estén bien secas y sin humedad. Las plantaciones al sur y
al oeste son las mejores en este sentido, pues el sol de la tarde habrá secado
bien la posible humedad que haya sobre las plantas.
Por supuesto, hay que evitar la cosecha en días nublados o fríos o en aquellos
sucesivos a los días de lluvia. Los cogollos henchidos y maduros retienen mucha
agua, favorecen la aparición de mohos y almacenan orugas y demás animalitos
que, durante el secado, continuarán deglutiendo nuestra hierba y a veces la
llegarán a pudrir, enmohecer y arruinar. No hay que bajar la guardia en estos
últimos pasos, para evitar desgracias irremediables.
Los troncos junto con las hojas más grandes, que no sirven para nada, es
mejor dejarlas en el campo cortado las ramas en trozos de unos cincuenta
centímetros. Envuélvelas en papel de periódico y mételas en un saco, una
mochila o algo similar.
Si tienes que recoger mucha cantidad de hierba, los petates que se utilizan en
el ejército son muy prácticos, pues son baratos, resistentes, suficientemente
grandes como para albergar varios kilos de material fresco y suficientemente
anchos y profundos como para meterlo sin problemas ni apretujar. Pregunta
93
por ellos en alguna tienda que disponga de excedentes militares o algo por el
estilo.
Una vez en casa desenvuelve el material y cuélgalo de inmediato para evitar
que fermente y se enmohezca. Ponlo a secar en algún lugar oscuro, ventilado y
con poca humedad. Un par de semanas de secado y que aproveche.
Para más información ver en la parte 3 el apéndice sobre técnicas de secado y
curado.
94
PARTE SEGUNDA: PARA EL CULTIVO EN INTERIOR
En esta sección podrás encontrar las claves para el cultivo en interiores así
como algunos temas que te pueden ser útiles también si cultivas en exterior
solamente, como la siembra y el proceso de determinación del sexo. Aquí tienes
información sobre un sistema ya probado de autoabastecimiento, en el que se
pueden recoger de tres a cinco cosechas al año, dependiendo de la complejidad
del sistema.
CAPÍTULO 17: NOCIONES SOBRE EL CULTIVO
INTERIOR
Toda planta crece a partir de cuatro factores elementales, que son luz, agua,
nutrientes, aire. Antes de que se inventara el cultivo en invernadero, y luego en
interiores, estos seis elementos dependían enteramente del clima y la tierra,
complementados por el campesino con alguna especie de abono; en el caso
más elemental, los restos secos de la cosecha previa se queman, para usar esa
ceniza como fertilizante (ya que contiene calcio y potasio). Pero veamos los
factores uno por uno, ya que ese repaso permite describir las pautas y el
instrumental en juego.
Primero, se hizo la Luz: La luz es imprescindible para producir clorofila e
hidratos de carbono; sin ella, el follaje se vuelve amarillo y la planta muere. No
obstante, el mundo verde sólo usa parte del espectro luminoso, y sobre todo
las longitudes de onda que vemos como azul y rojo.
La agricultura estuvo muy limitada hasta descubrirse lámparas casi comparables
a la luz solar en intensidad y con el debido espectro de color, pues sólo
entonces pudo comprobarse que las plantas agradecen un fotoperiodo (esto es,
una proporción diaria de luz y oscuridad) muy superior al proporcionado por el
sol en estaciones distintas del verano; concretamente, sabemos hoy que su
tasa máxima de crecimiento acontece cuando recibe 18 horas al día de luz (dos
más que el 22 de junio en nuestra latitud), y sabemos también que el
florecimiento es óptimo cuando en esa etapa de su vida recibe 12 horas.
Por supuesto, si la fuente lumínica es artificial no hay nubes, nieblas, tormentas
o accidentes del terreno que atenúen su recepción durante la jornada; todo el
problema de sustituir o complementar (si se trata de un invernadero)
idóneamente al sol se zanja situando el foco lumínico a la distancia conveniente
de cada planta.
Si está demasiado lejos, se estirarán como delgados filamentos en vez de
crecer homogéneamente, y si está demasiado cerca quemará las partes más
próximas, traumatizando a la planta. Dependiendo de los vatios de cada
bombilla, la distancia idónea para lámparas potentes estará entre los 30 y los
60 centímetros.
Naturalmente, cuando la fuente de luz es fija y única, como una bombilla en el
techo, las plantas desarrollarán mucho más sus partes superiores, y mucho
menos el resto; eso sucede ya a cielo abierto, aunque en medida bastante
menor. De ahí que una buena instalación suponga también focos horizontales
(o uno móvil) de menor intensidad, para alimentar a las partes medias e
inferiores. Para el cultivador interior los verdaderos límites están en el calor y,
finalmente, en el espacio disponible, porque las plantas se deleitan absorbiendo
tantos lúmenes como queramos, pero las bombillas no deben abrasar ninguna
de sus partes, y la temperatura del cuarto no debe rebasar ciertos niveles.
Segundo, El Agua: El flujo de agua, es tan esencial para una vida vegetal
como la luz. Los capilares de la raíz absorben agua, nutrientes y oxígeno del
96
suelo, transportándolos desde el tronco hasta las hojas. Parte del agua se
emplea para la fotosíntesis, mientras otra parte devuelve a la raíz azúcares y
almidones producidos por la planta. En agricultura tradicional uno de los
problemas, especialmente en el caso de plantas pequeñas, es demasiado riego,
que pudre la raíz y corta el suministro de oxigeno hacia los tallos.
Sus síntomas son hojas rizadas y amarillentas, suelo empantanado, hongos y
desarrollo lento. Pero la hidroponía avanzada, hecha sobre medios no terrosos,
suprime esa molesta posibilidad; cualquier exceso de agua va siendo drenado,
al resbalar sobre materiales como lana de piedra o arcilla expandida, según
veremos. El problema contrario, la falta de riego suficiente, es una plaga
milenaria para todo tipo de campesinos, que se agrava en función de algunos
suelos, incapaces de retener la humedad
Tercero, Los Nutrientes: Se conocen hoy 16 nutrientes necesarios para la
vida vegetal, que suelen clasificarse en tres categorías. Macronutrientes,
micronutrientes y oligoelementos. Para más información mira en la parte
primera.
Puesto que la cantidad de nutrientes depende de cada terreno, y no es la
misma para fases de germinación, crecimiento y floración, las fábricas de
fertilizantes ofrecen una amplísima variedad de compuestos.
Cuarto, El Aire: El aire respirable para animales en general, incluyendo a
nuestra especie, es un regalo del mundo botánico. A través de sus estomas
(poros microscópicos de las hojas) las plantas absorben anhídrido carbónico y
oxígeno, pero devuelven mucho más de lo segundo (salvo durante la noche),
cosa que hace la atmósfera respirable para el animal. Como el animal hace lo
contrario, exhalando ante todo anhídrido carbónico, la atmósfera es respirable
para las plantas.
Esta estrecha complementariedad sugiere de inmediato un inconveniente grave
para cualquier jardinería de interior. Las plantas necesitan aire fresco, que salvo
en zonas altamente castigadas por la polución, resulta mucho más abundante a
cielo abierto. Por otra parte, a cielo abierto pueden producirse toda suerte de
meteoros destructivos (granizo, heladas, lluvia excesiva o demasiado fría),
entre los cuales destaca el viento, capaz de arrancar, secar, aterir y hasta
quemar las plantas.
97
CAPÍTULO 18: EL LUGAR Y LO NECESARIO PARA UN
CULTIVO INTERIOR
Lo primero que necesitamos para instalar nuestro cultivo es un lugar adecuado,
es interesante que sea una habitación interior, de fácil limpieza y lo
suficientemente discreta para que pase desapercibida si viene alguna visita
inesperada, trataremos de evitar los garajes por ser muchas veces lugares
sucios y polvorientos, aunque si no hay otro remedio podemos fabricar o
comprar un armario para que las plantas no estén en contacto con su malsano
ambiente; asimismo es poco conveniente instalar nuestro cultivo en buhardillas
o cuartos trasteros, pues estos suelen estar situados en el exterior de las casas
y están muy expuestos a las inclemencias del clima; es decir suelen ser
demasiado fríos en invierno y demasiado calurosos en verano.
Evita también habitaciones con grietas, suelos de cemento, o con muchos
recovecos, que dificulten su limpieza o puedan permitir la entrada de insectos.
Es importante el contar con una toma de agua cercana, así como un desagüe,
no es imprescindible pero nos facilitará bastante las cosas asimismo una
ventana o respiradero nos facilitará las cosas a la hora de la extracción.
En ni modesta opinión el cuarto ideal es un aseo, despensa o cuarto de
planchar que esté en desuso en el interior de la casa, eso sí, suelen ser
pequeños, así que si estás pensando en hacer un macrocultivo olvídalos y ve
directamente a por uno de los dormitorios.
Una vez seleccionado el lugar comenzaremos por limpiarlo a fondo, y tapar
cualquier grieta o resquicio donde pudiera acumularse suciedad, entrar luz o
servir de refugio para las plagas. Ahora, empecemos a hablar de los materiales
y su instalación.
MATERIALES NECESARIOS
Al iniciar una plantación de interior desde cero, se ha de contar con un mínimo
de materiales básicos, así como con un ambiente adecuado y un buen espacio,
que puede ser un armario o similar, aunque en estos casos la producción que
obtengamos será escasa.
Aquí os pongo una lista de materiales, los imprescindibles están señalados
como a de a tales, los secundarios o de los que podríamos prescindir en un
primer momento están colocados en su apartado correspondiente, un buen
cultivo los necesita todos, pero por cuestiones de economía a veces toca
prescindir de alguno.
Luz Artificial (Imprescindible)
Uno de los elementos principales es la luz. Si es de fluorescentes, Grolux o
similares, sólo será realmente efectiva para enraizar esquejes (durante 24 horas
de luz continua). Para las plantas nacidas de una semilla, esta luz no será
suficiente en la madurez de su crecimiento, se deberá usar la que más se
asemeje a un pequeño sol; sería cualquier equipo de sodio o vapor de
98
mercurio, de 400 o 600 vatios, pero esto en un pequeño espacio generaría
mucho calor. Cada uno de estos focos necesita un espacio de 2 x 2 metros,
más o menos.
Sin duda, la luz es la principal necesidad de todas las plantas y la mayoría de
las veces no se le da la importancia que se debe, sobre todo cuando nos
referimos al cultivo de interior o con luces artificiales. En principio cualquier luz
eléctrica sirve para que una planta pueda "vivir". Fijaos que digo "vivir"; de ahí
a que esa planta se desarrolle y madure como lo haría bajo la luz del sol, va un
mundo. Se han realizado estudios que demuestran que la planta del cannabis
se desarrolla de manera óptima (durante el periodo de floración sobre todo) a
partir de los 40.000 lúmenes por metro cuadrado.
Una serie de bombillas de aptas para el cultivo
Actualmente hay toda una gama de lámparas que pueden dar buenos
resultados, según sean nuestras necesidades; bien sean de espacio o de coste
y producción, optimizando así el medio en el que vamos a trabajar.
Fluorescentes
Las primeras lámparas útiles en agricultura fueron las de flúor, cuyo espectro es
casi idéntico al solar, aunque les falte brillo para elevar sustancialmente el
desarrollo de plantas hechas a mucho sol. Para jardinería de interior suelen
usarse fluorescentes de rendimiento muy alto o VHO (very high output), que si
bien consumen el triple de electricidad rinden el doble de luz, y resultan muy
útiles para lograr que arraiguen esquejes, ya que el proceso de clonación está
más expuesto al riesgo de abrasamiento por luz excesiva.
En los inicios del cultivo de interior alcanzaron gran popularidad los tubos
fluorescentes, pues, comparados con las bombillas incandescentes o de
tungsteno utilizadas hasta entonces, producían más luz tanto en la gama del
espectro azul, como en la gama de rojos, incrementando así el proceso de
fotosíntesis de las plantas. Actualmente los fluorescentes son muy usados para
preparar semilleros (para germinar semillas), para enraizar esquejes ( hacer
clones ) y también para las primeras etapas del crecimiento vegetativo. Hoy en
día existe en el mercado una gama bastante amplia de tubos fluorescentes
cuyo espectro, tanto en azules como en rojos, es ideal para nuestros
99
propósitos; por ejemplo: Grolux (Sylvania), un clásico; trifosforados (Sylvania,
Biolux, Osram), estos tubos pueden llegar a producir el doble de intensidad
lumínica con el mismo consumo, y toda una variedad de tubos pensados para
plantas de acuarios, que nos pueden ser muy útiles. Hay que tener en cuenta
que, si queremos cultivar únicamente con fluorescentes, necesitaremos un
mínimo de 150-200 vatios por metro cuadrado para empezar a optimizar
nuestro cultivo de interior.
Vapor de Mercurio
Los tubos fluorescentes fueron un sinónimo de éxito en lo referente al cultivo
con luz artificial. Pero esto fue así hasta que se empezaron a imponer las
lámparas de vapor de mercurio, pues su potencia y su alta gama de espectro
azul y también de rojos, pero sobre todo de azules, favorecen, principalmente
en el periodo de crecimiento, unas condiciones más adecuadas para el cultivo
acelerado, ya que los cultivos realizados con fluorescentes eran más lentos. La
utilización de estas lámparas de vapor de mercurio revolucionó en su momento
el cultivo de interior, en cuanto a calidad, cantidad y tiempo empleado sobre
todo en hacer crecer y también florecer las plantas, bien fuese en invernaderos,
garajes o pequeñas habitaciones con un éxito notable.
Pero hoy en día, como diría nuestro amigo Jorge Cervantes: "Las luces de vapor
de mercurio serían el abuelo de las lámparas HID (High Intensity Discharge)”.
Aun siendo más efectivas que las bombillas incandescentes, de tungsteno,
halógenas y que los fluorescentes, la lámpara de vapor de mercurio es hoy por
hoy la menos efectiva de las luces de la familia HID.
Halogenuros metálicos (MH) o Alta Presión Sodio (HPS)
En cuanto a los halogenuros metálicos (MH), existe un tira y afloja entre los
cultivadores (sobre todo en Estados Unidos) sobre si es mejor utilizar estas
lámparas o utilizar lámparas de sodio (HPS), tipo agro/Grolux, durante el
periodo de crecimiento.
Hagamos una pequeña comparación. Los halogenuros metálicos de baja y alta
potencia, pero sobre todo los de alta (a partir de 400 vatios), dan un mejor
rendimiento en el ciclo vegetativo que las de vapor de mercurio. Un halogenuro
metálico de 400 vatios puede llegar a dar hasta 100 LPW (lúmenes por vatio),
además de una mejor gama de espectro en azules y rojos. La diferencia es
grande.
Esta gama de lámparas fue en su día junto a las de sodio la sucesora del vapor
de mercurio. Si contrastamos las luces de mercurio con los halogenuros
metálicos y sobre todo con las de sodio (HPS) actuales, tanto en efectividad,
consumo y producción de luz total no hay comparación. El vapor de mercurio
da menos luz y algo más de calor. Resumiendo: las lámparas de mercurio son
las que, técnicamente hablando, menos LPW (lúmenes por vatio) producen.
Esto es LPW = lúmenes iniciales por vatios consumidos; por ejemplo: una
lámpara de 400 vatios de vapor de mercurio da unos escasos 60 LPW, mientras
que un halogenuro metálico de 400 vatios puede dar, como ya hemos dicho,
hasta 100 LPW, y algunos modelos de lámparas de sodio (HPS) de 400 vatios
100
llegan a dar hasta 125 LPW. Si hacemos cuentas, económicamente hablando es
más rentable y productivo utilizar lámparas de sodio (HPS); la emisión de
lúmenes es mayor y el coste es más bajo, y la mayor durabilidad y versatilidad
de las lámparas de sodio (HPS) que existen en el mercado actual nos hacen
parar a pensar si utilizamos halogenuros metálicos junto con sodio, o
únicamente sodio (HPS) para todo el ciclo vital de nuestras plantas.
Relación Consumo/Iluminación
Además hay que tener en cuenta que los equipos de sodio (HPS) son válidos
tanto para la fase de crecimiento como para la fase de floración, y por lo tanto
no es necesario (en el caso de la lámpara de 400 vatios) cambiar de sistema o
lámpara, ya que el balastro o sistema de arranque de vapor de mercurio y de
los halogenuros metálicos no es compatible con el balastro de sodio (HPS),
excepto en algunos casos de equipos ambivalentes; pero estos equipos son
muy costosos. Esta polivalencia de las luces de sodio (HPS) ha significado, de
cara al pequeño cultivador, ponerse en poco tiempo en un nivel de producción
autosuficiente y una efectividad que no para de progresar.
Dentro de la gama de lámparas de sodio (HPS) las hay de 150,250,400, 600 y
1.000 vatios. Hablemos de ellas. Las primeras, las de 150 y 250 vatios, son
utilizadas bien para pequeñas o reducidas áreas de cultivo, bien para la zona de
crecimiento vegetativo, sea de clones o madres o de ambos a la vez. Algunos
cultivadores expertos utilizan estas lámparas en las primeras fases del periodo
vegetativo, para luego finalizar el crecimiento y pasar posteriormente a la fase
de floración con luces más potentes de 400, 600 e incluso 1.000 vatios.
Continuemos. Las lámparas de sodio de 400 vatios hoy por hoy son las mas
101
utilizadas, por su capacidad digamos todoterreno, es la potencia a partir de la
cual entramos en el terreno verdaderamente eficaz y completo.
Relación Potencia/Superficie Óptima
Con esta lámpara obtendremos la iluminación suficiente para un metro
cuadrado de zona de cultivo, cubriendo las necesidades, tanto de luz como de
distribución de espectro, de manera óptima y eficaz. Si mantenemos las
distancias aconsejadas, y dependiendo, eso sí, del método o pantalla de
reflexión que escojamos: "el objetivo habrá sido seleccionado", es decir,
podemos llegar a conseguir más de un gramo de cogollo seco por vatio
consumido de luz, en este caso sería: 400 vatios = 400 gramos (en los cultivos
iniciales es normal obtener 0,25 gramos por vatio consumido, o sea, 0,25 por
400 vatios = 100 gramos (no hay que preocuparse, el aprendizaje es
progresivo, dependiendo además de la variedad de planta elegida).
La variedad de lámparas de 400 vatios (HPS) es amplia; todas son más o
menos parecidas, casi todas tienen más o menos las mismas cualidades,
lúmenes, espectro, etc. sólo varía la durabilidad; pero hay un par de modelos
que vale la pena destacar, que son la lámpara de 400 vatios (HPS) Son T-Agro
de Phillips y la de 400 vatios (HPS) T Grolux de Sylvania (de reciente aparición
en el mercado).
Estas lámparas emiten, respectivamente, entre un 30% y un 20% más de
espectro de luz azul que las lámparas de 400 vatios (HPS) de modelos
estándar. Éstas también producen entre un 5% y 6% más de luz total, lo que
las convierte en ideales para cultivadores aventajados, pues ese porcentaje de
más de gama de espectro en azules es óptimo para el periodo de crecimiento
de las plantas, y a la vez dan más rendimiento que las bombillas estándar.
Estas lámparas son usadas de varias formas: como lámpara de crecimiento
(ciclo de 18 horas) y a la vez de floración (ciclo de 12 horas) sin necesidad de
cambiar de lámpara en el momento de cambiar el periodo de floración; y
también como lámpara de crecimiento (18 horas), cambiando durante el
periodo de floración (12 horas) la lámpara por una de 400 vatios (HPS) del tipo
T-Plus de Phillips o una TS de Sylvania, ya que estas últimas, al no tener ese
tanto por ciento más de espectro de luz azul, su emisión de luz es más
anaranjada (más gama del espectro de luz concentrada en amarillos y rojos y
menos concentración en azul-violeta), y favorece el proceso de floración y
maduración de las plantas.
102
Hay que aclarar que hay lámparas de más marcas en el mercado, como Osram,
Tesla, General Electric, Sunlight, Supply, Venture, Lecalux, etc., pero en el
mercado español no es fácil dar con ellas, y además tanto Phillips como
Sylvania junto con Osram son las que más implantadas están por estos lares, y
son de solvencia contrastada.
Continuaremos con las lámparas de 600 y 1.000 vatios (HPS). Estamos
hablando de los pesos pesados de la familia HID. Las lámparas de 600 vatios
(HPS) son de uso poco corriente aquí en nuestro país, empiezan a utilizarse
ahora y sólo algunos cultivadores experimentados las utilizan, su rendimiento
es óptimo, ya que pueden darnos desde los 81.000 lúmenes y 135 LPW de la
Osram/Planta 600 vatios, pasando por los 85.000 lúmenes y 142 LPW de la
Sylvania SHP-TS 600 vatios y de la Phillips Son T-Plus 600 vatios; esto las
convierte en unas lámparas de alto rendimiento.
Así pues, cultivando con estas potencias podemos llegar a obtener muy buenas
producciones tanto en cantidad, como en el tiempo final empleado. Sólo hay
que tener en cuenta un par de cosas: los equipos y componentes, al igual que
las lámparas, son bastante más caros, ya que no hay casi mercado, y la
electricidad es cara en España, y aquí en nuestro país, dependiendo de la zona,
claro, suele ser más problemático que si utilizamos equipos de menor potencia
en lo que se refiere al calor, a la temperatura que emiten las lámparas, pues
tiende a ser elevada, y en invierno, aún, pero cuando lleguen los meses de
mayo y junio. Y no digamos ya en plena canícula. La cosa se puede complicar
bastante si no tenemos muy en cuenta el tema de la extracción/ventilación del
aire.
Tendremos que tenerlo todo en condiciones óptimas; debemos pensar que
estamos en una situación geográfica privilegiada, en el país del sol, y que es
aconsejable, sea cual sea la instalación o el montaje con luz artificial que
hagamos y la potencia que utilicemos, plantearnos, si fuese necesario, cosechar
durante el resto del año, para cuando la temperatura ambiental suba y empiece
a crearnos problemas de difícil solución, hacer una parada para reiniciar cuando
el calor afloje. Además, el verano es la época para los cultivos en exterior si
tenemos la posibilidad de plantar al aire libre es el momento de aprovecharla.
Empiezan a introducirse en el mercado algunos accesorios para reducir la
emisión de calor y así poder reducir la distancia entre la lámpara y las plantas,
sin perder potencia de luz final, como deflectores que van colocados debajo
justo de la bombilla. Lo último para refrigerar lámparas es una cápsula de
cristal que envuelve la bombilla, y por esta cápsula exterior corre un circuito de
agua, con lo que la temperatura emitida por la bombilla es absorbida y la
distancia hasta las plantas se reduce sensiblemente; pero esto es ya alta
tecnología. De momento es un poco caro, pues como ya sabemos tecnología es
dinero.
Y finalizaremos con las lámparas de 1.000 vatios (HPS). Estas potencias son
muy utilizadas sobre todo en Estados Unidos y Canadá, pues allí la electricidad
es bastante más barata que aquí, lo cual es importante a la hora de utilizar
estas lámparas. Allí se pueden permitir el lujo. Me explico: tienen instalaciones
de varios miles de vatios (4.000, 6.000, 14.000, 20.000 vatios, e incluso
mayores). Esto aquí es casi inviable, pues esos consumos solo son válidos por
su alto coste en el ámbito industrial, a no ser que la electricidad "nos cueste
103
más barata de lo normal" teniendo energía solar o algún invento por el estilo
instalado en casa.
Además, los componentes aquí son muy caros y la instalación e infraestructura
para esos montajes es increíblemente compleja, en ventilación, en
mantenimiento, en seguridad, en volumen, automatización y control, suministro
de agua y su evacuación, entre otras muchas cosas. Estas lámparas dan unos
rendimientos altos, nos pueden llegar a dar de 130 a 140 LPW. Aquí hay pocos
modelos de bombilla de esta potencia para escoger.
Sobre el Uso de Bombillas HPS, MH, VM
Estos prodigios de brillo tardan tres o cuatro minutos en alcanzar su plena
descarga de energía, y ponerlos en marcha toma dos o tres veces más tiempo
cuando están recién apagados. Si bien las bombillas son muy resistentes antes
de empezar a usarse, el régimen de elevada temperatura al que trabajan las
hace bastante frágiles para lo sucesivo. Una vez encendidas, por ejemplo,
algunas gotas de agua que toquen el cristal pueden hacerlas implosionar, y
también es posible que en frío las averíe irreparablemente una mera sacudida
brusca.
Como soportan mal los cambios de tensión eléctrica, sobre todo cuando llegan
al apagón, una cautela fundamental es desenchufarlas cuando eso se produzca,
y no volver a enchufarlas hasta 10 ó 20 minutos después, cuando ya se hayan
enfriado.
A pesar de estos inconvenientes, dicen que el empleo cuidadoso asegura una
vida media de 24.000 horas para las bombillas de 1.000 vatios, lo cual significa
funcionar cinco años a una tasa de 12 horas/día. No obstante, es más realista
cambiar de bombillas cada año, porque cuestan unas 5.000 pesetas y van
perdiendo lúmenes con el tiempo.
Dado el costo de cada lámpara, es absolutamente recomendable complementar
su acción con un temporizador, que puede adquirirse por apenas nada, tanto
en Europa como en nuestro país. El temporizador no sólo evita enchufar y
desenchufar la caja, sino que permite planificar durante días, semanas o meses
el fotoperiodo, encendiendo y apagando a la hora prevista. La automatización
redondea las ventajas de ese sol particular, que el agricultor hidropónico pone
al servicio de sus necesidades.
Queda, por último, asegurar el circuito eléctrico con una instalación que evite
sobrecargas y fugas. Cualquier tacañería en este capítulo es un ahorro del loro,
que puede desembocar en fallos, incendios e incluso descargas mortales.
Por otra parte, un equipo de 400, 600 o 1.000 vatios es poca cosa comparada
con los electrodomésticos más habituales; una plancha o un horno eléctrico,
por ejemplo, consumen 1.200 y 1.400 vatios respectivamente; el lavaplatos
consume hasta 2.800 en ciertos momentos. Un hogar actual modesto mueve
intensidades cinco o seis veces superiores, y soluciona su funcionamiento con
cables de suficiente grosor, raquetas para enchufes múltiples y una pluralidad
de circuitos, cada uno dotado de su fusible, listo para saltar cuando se superan
ciertos amperios.
104
Las lámparas MH, requieren funcionar en horizontal alterando su rendimiento
las inclinaciones, seria conveniente usar un nivel de obra. Algunos modelos
funcionan en vertical, pero con menor rendimiento.
Las lámparas de alta presión llevan balastos muy pesados y deben estar bien
sujetas concadenas o poleas. Se pueden montar los balastos aparte, y sólo
sujetar la pantalla y la bombilla a una polea, dado que la luz deberá ir subiendo
a medida que las plantas crezcan. Es imprescindible consultar con un
especialista para saber instalar bien una lámpara de estas características, si no
se tienen conocimientos sobre electricidad.
Conviene esta advertencia, mas por el peligro que entraña una instalación mal
hecha, que por la complejidad del montaje que no es tal.
Y, para acabar, recordad que las lámparas, sean cuales sean su modelo o
potencia, deben reemplazarse cuando las horas de funcionamiento alcancen el
tiempo aconsejado por el fabricante, pues éstas se van deteriorando con el uso
y pierden su eficacia.
Semillas y Macetas (Imprescindibles)
Lo mejor si eres novato es pedirle a algún colega para que te pase unos
esquejes, eso sí, recuerda ser agradecido cuando tengas tu cosecha, que más
de uno al humo del porro ha olvidado las amistades. Si no tienes colegas que te
den los esquejes lo mejor es comprar unas semillas baratas preferiblemente
indicas; ya que por lo general se manifiestan más resistentes (seguro que
alguna chapuza les haces☺) y más productivas y rápidas cosa que en la
primera cosecha se agradece bastante.
Las macetas interesa que sean cuadradas para aprovechar el espacio al
máximo, aunque esto es mejor hacerlo si vamos a usar esquejes con la técnica
de Sea of Green, si vamos a usar semillas podemos usar las del todo a 0,60
aunque puede que no nos sirvan en el futuro, así que vosotros mismos.
Termómetro (Prescindible)
Un termómetro es útil para verificar si la temperatura es la adecuada, úsalo si
dudas sobre si esta es la adecuada. Una vez más, lo mejor son sobre los 24
grados.
Extractores / Intractores de Aire (Imprescindibles)
En función de las temperaturas que pueda alcanzar tu cuarto de cultivo
necesitarás uno más o menos potente, por ejemplo si vives en Cádiz y tu cultivo
está en un ático ponte las pilas y consigue uno capaz de renovar el aire de tu
habitación 3 o 4 veces por minuto, si no vas a tratar con altas temperaturas
basta que lo renueve una vez cada cinco minutos recuerda que el aire caliente
tiende a subir, por lo que este deberá estar por encima del cultivo. Los
volúmenes movidos por los ventiladores usados van de 80m3 hasta 500m3, lo
normal de 160m3 a 250m3 (por hora, creo).
Un intractor es un extractor colocado al revés para que introduzca aire fresco
en la habitación, si tu extractor es bastante potente puedes olvidarte de él por
105
el momento, y simplemente hacer un agujero de entrada, debe estar situado en
el lado opuesto al extractor, es decir si este está en la esquina superior derecha
el intractor debe estar en la inferior derecha.
Se debe colocar un filtro en el ventilador de entrada si lo usamos para evitar
que entren insectos nocivos o porquería de la calle. En los ventiladores de
salida es interesante colocar un filtro de carbón para neutralizar el olor que
puede atraer la atención de los vecinos (pregunta en tu Grow Shop).
Substrato (Imprescindible)
Mi recomendación es que comiences con una mezcla de tierra preparada, así te
comerás poco el tarro, aunque lo mejor sería prepararla en casa con varios
componentes, en el mercado hay muchas lo bastante buenas como para sacar
unas cosechas interesantes. Pregunta en el Grow Shop más cercano.
La función primaria de un substrato ya sea de tipo orgánico o inorgánico, es
proporcionar fijación a la planta y un buen ambiente para el crecimiento y
desarrollo de las raíces. Se debe suministrar equilibradamente oxígeno, agua y
nutrientes a este sistema complejo y dinámico. Las raíces no pueden absorber
agua y nutrientes sin oxígeno.
Durante el proceso de respiración de las raíces existe un suministro constante
de dióxido de carbono (CO2) al sustrato. Se debe permitir escapar a este
dióxido de carbono a la atmósfera para que sea sustituido por el oxígeno. El
CO2, por tanto, es inversamente proporcional al oxígeno y es difícil predecir si
el sustrato tiene deficiencia de oxígeno o excesos tóxicos de CO2 cuando las
plantas no ofrecen un desarrollo adecuado. En general, la mayoría de las
plantas requieren de oxígeno en el medio de enraizamiento para su desarrollo
normal, cuando por alguna circunstancia los niveles de dicho elemento en el
suelo son deprimidos, la actividad respiratoria y metabólica de las plantas se
inhiben afectando todos los procesos vitales que determinan su desarrollo y
crecimiento.
El establecimiento de estrés oxidativo en el cannabis se ocasiona por los
continuos cambios ambientales que soportan las plantas, sobre todo por las
sequías prolongadas ya sean naturales o inducidas, y pueden llevar a la pérdida
de funciones metabólicas, llegando incluso a la destrucción del tejido, a la vez
que puede ocasionar la muerte de la planta. El cannabis responde ante esto con
un crecimiento en la resina para evitar la desecación y con otros mecanismos
de defensa fabricando antioxidantes no enzimáticos como las vitaminas (A, E y
C) y enzimáticos (catalasa, peroxidasas, etcétera).
La utilización del oxígeno del suelo por parte de las plantas está controlada
principalmente por factores físicos. Entre ellos cabe mencionar la cantidad de
oxígeno aprovechable y la temperatura. La respiración de las raíces aumenta en
gran magnitud a medida que se incrementa la temperatura. Simultáneamente
el coeficiente de solubilidad del oxígeno en el agua decrece, afectando a la
actividad respiratoria. Las deficiencias de oxígeno en el cannabis dan lugar a
modificaciones morfológicas en la estructura de la planta.
Un sustrato debe tener unas características básicas para el intercambio de
oxígeno y retener suficiente cantidad de agua para que la planta asimile los
nutrientes y respire a través de las raíces. Cuando el sustrato es demasiado
106
compacto o contiene sustancias o materiales que facilitan el encharcamiento y
no drenan fluidamente, provocamos el pudrimiento de las mismas.
El cannabis tiene un sistema radical muy perezoso y le cuesta abrirse paso ante
materiales duros y compactos, por lo que habrá que deshacer los grumos y
facilitar la libre circulación de las raíces por medio de materiales sueltos,
fibrosos sin compactar. Muchos de estos grumos que no han sido bien
desmenuzados en la preparación de los substratos, contienen gran
concentración de nutrientes y pueden llegar a quemar las raíces adventicias
más delicadas. Los distintos tipos de tierra se han de combinar con otros tipos
de materiales orgánicos, como el humus y turbas de buena calidad, no
obstante, su utilización para mejorar la calidad de los substratos, ha sido
sustituida por otros materiales orgánicos e inorgánicos como la fibra de coco,
perlita, vermiculita, lana de roca, otros materiales sintéticos (styromull,
hygromull, etcétera) o incluso arena, con objeto de conseguir un máximo grado
de esponjosidad, permeabilidad y retención de agua.
Estos substratos se pueden también combinar con fertilizantes biológicos o
químicos para compensar las carencias o las necesidades específicas de
nutrientes en el cultivo, siempre en cantidades perfectamente equilibradas.
Las turbas auténticas (generalmente rubias) para el cultivo de cannabis tienen
un pH muy ácido 3-4) pero se compensan fácilmente con compost y otros
materiales para adaptarse a las necesidades de la planta.
Últimamente han caído en desuso por la mala calidad que ofrecían los
fabricantes y los altos contenidos en metales pesados, hidrocarburos, residuos
de pesticidas, etc., aunque hoy en día también se encuentran turbas de muy
buena calidad, la mejor de la que tengo constancia es la turba fabricada con
musgos del tipo Sphagnum.
FERTILIZANTES (IMPRESCINDIBLES)
Nuestras nenas comen como limas, y con el alimento del sustrato no tienen ni
para empezar, por lo que al cabo de un cierto tiempo debemos darles un aporte
suplementario de nutrientes mediante el riego, conviene usar algunos que sean
completos y equilibrados, y diferenciados para crecimiento y floración aunque
los hay de un solo paso muy buenos.
INSECTICIDAS / PLAGUICIDAS (DEPENDE)
En principio no los necesitas, y cuanto mejor sea la higiene, la ventilación y
extracción de tu cultivo menores son las probabilidades de que te hagan falta,
pero no dejes de observar tus nenas, y al menor síntoma de plaga lleva una
hoja a tu Grow Shop.
PLÁSTICO REFLECTANTE (PRESCINDIBLE)
Es interesante para aprovechar al máximo la luz, refractando la que se pierde
por los laterales de nuevo sobre el cultivo, el mejor es el mylar, que parece un
espejo y refleja la luz hasta un 98%, sus pegas son que también refleja muy
107
bien el calor y que es bastante caro, pero si eres de los que quieren lo mejor
usa este
En último término pintura blanca en las paredes y si te queda algo sin cubrir
hazte una especie de biombo con una caja de nevera, si vas muy apurado de
pasta puedes prescindir del plástico, sacarás menos hierba pero sacarás de
todos modos.
VENTILADOR (PRESCINDIBLE)
Conviene tener uno colocado junto al intractor o la entrada de aire. El aire en
los cultivos de interior tiende a hacer el mismo recorrido desde la entrada a la
salida, no necesariamente pasando por tus plantas, por lo que conviene tener
un ventilador para que lo distribuya, si no te alcanza la pasta ya te lo comprarás
con lo que te ahorres en pillar por ahí después de la primera cosecha.
108
CAPÍTULO 19: EN LOS PRIMEROS PASOS...
CUIDADO NO TROPEZAR
Bueno, habiendo dejado claro los materiales que necesitamos vamos a pasar a
los errores más frecuentes entre los novatos, recordad que se aprende más de
los errores que de los aciertos así que si la cagais aprovechad la experiencia
para aprender y no repetirla jamás.
La mayoría de los novatos cuidan las plantas en exceso ocasionándoles graves
perjuicios por tratarlas con demasiado cariño; estos son los pecados capitales
del principiante:
El primero de estos excesos es el exceso de riego. Pese a que en muchos sitios
hayáis leído que la cannabis requiere abundante agua, en interior no necesita
tanta.
Sus necesidades dependen de la temperatura, ventilación tamaño de la planta y
de la maceta, cuando las plantas son jóvenes es cierto que conviene pasarse a
quedarse corto, pero desde el momento en que contamos con plantas de un
palmo o dos podemos regarlas, y dejarlas sin agua hasta que bajen las hojas
(síntoma de falta de riego), si por ejemplo tardaron cuatro días en bajarlas ya
sabes que debes regar cada tres, es decir dejar que la tierra se seque al
máximo sin permitir que la planta pase sed.
Otro exceso es la sobrefertilización, muchos fabricantes de fertilizantes
recomiendan dosis bajas para asegurarse de que jamás tengas problemas de
sobrefertilización con sus recomendaciones, si bien es cierto que a veces estas
dosis se pueden aumentar, no lo hagas si eres novato, es mucho mejor que a
tus plantas les falte alimento que les sobre. Asesórate bien y realiza tus
experimentos con cuidado, y a partir de la segunda o tercera cosecha.
La hipocondría, pecado fundamental del principiante, si ves una mancha en una
hoja no supongas ya que a tu planta le falta zinc, si amarillea una hoja no
corras a darle una doble dosis de nitrógeno, espera a que los síntomas estén
más definidos antes de actuar, recuerda que si has seguido todos los pasos
explicados hasta ahora el mayor problema que tus plantas pueden tener
probablemente eres tú, así que la no-actuación va a ser tu mejor arma.
109
CAPÍTULO 20: LA SIEMBRA Y LA CRÍA PARA
COSECHAR
La germinación de una semilla, cosa que ya todo el mundo debe saber, es su
nacimiento, o mejor dicho, la provocación de su eclosión, valga la palabra, que
termina cuando los primeros cotiledones afloran sobre la tierra. Si el cultivo lo
realizamos en interior, no tiene demasiada importancia la época del año en la
que germinemos, pero si el cultivo es en exterior, lo más aconsejable es
respetar en ciclo natural de la planta. Y como ya debemos saber, la mejor
época para la germinación es a comienzos de la primavera. Como regla general,
las variedades autóctonas ya aclimatadas, se sembraran preferentemente en
Marzo o Abril, mientras que para semillas procedentes de bancos, es más
recomendable el germinarlas en Mayo, pues es posible que, si las sembramos
antes, cosa que puede hacerse, en cuanto tengan la edad suficiente, o sea,
sobre el mes y medio, se encuentren con un fotoperiodo mas apropiado para la
floración que para el crecimiento, con lo que se nos pondrán a cogollar y
florecer a las primeras de cambio.
Y como los días van creciendo, la planta no sabrá a que atenerse, por lo que se
nos puede tirar un mes atontada, sin crecer ni florecer, hasta aclimatarse.
Aunque pueda parecer una tontería, no lo es, suele suceder, sobre todo con las
Indicas. La fase lunar es otra cuestión a tener en cuenta. Unos dicen que
cuando esta en creciente, otros que cuando llena, algunos, que con la luna
nueva. Personalmente, suelo hacerlo, y recomendar, cuando la luna esta ya casi
llena, a finales de Marzo, o principios de Abril.
Es posible reconocer semillas validas (con vida) entre otras estériles,
simplemente apretándolas entre el dedo pulgar e índice, con una ligera presión
(sin utilizar las uñas). Si éstas están muy verdes, vacías o podridas se romperán
bajo la presión; las que resistan, a menos que sean muy viejas, germinarán.
Cuantos más tipos diferentes de semillas podamos reunir para una tanda de
germinación, más disfrutaremos, puesto que al final aburre consumir una sola
variedad de hierba. Si disponemos de muchas clases de semillas, conviene que
la bandeja que usemos como semillero tenga apartados que podamos
etiquetar; las hueveras de plástico funcionan de maravilla, pues crean a la vez
una temperatura constante si la mantenemos cerradas.
El material que usemos para retener el agua, que es de lo que se trata, puede
ser muy variado: algodón, celulosa de cocina, papel de water, o cualquier otro
material que sea absorbente y se deshaga fácilmente una vez húmedo. Algunas
veces, el algodón es demasiado consistente a la hora de sacar la raíz que se
enreda en su interior, con lo que se puede romper.
En las explicaciones que siguen se usará algún tipo de papel higiénico: Se
rellana cada uno de los apartados con una base de papel higiénico (6 u 8
capas); mojarlo totalmente sin inundarlo, y a continuación colocar las
correspondientes semillas, estratégicamente separadas; volver a cubrir las
semillas con papel de nuevo y humedecer para que toda la superficie de la
semilla esté en contacto con el agua. Poner la bandeja en la cocina o en el
110
lavabo junto a un grifo y en un sitio donde entremos a menudo, para no olvidar
darle una rociada cada día.
Si las semillas son buenas y se hace bien, al segundo o tercer día, empezarán a
abrirse y saldrán las primeras puntillas de las raíces; cuando esta puntilla
alcance un centímetro o dos (4º o 5º día), la plantaremos en una maceta con
su nombre, al principio pequeña para que crezca más a lo ancho que a lo alto
(que no se estire). Más tarde cuando empiece a amarillear, necesitará un
trasplante a una maceta de 2 litros como mínimo para que pueda definir su
sexo.
Por supuesto, éste es uno de los muchos sistemas de germinación. Mucha
gente lanza directamente la semilla al suelo y espera que crezca sin demasiados
cuidados, y obtiene buenos resultados.
En plantaciones en guerrilla o simplemente en el jardín de casa y usando
semillas de cosecha propia se puede coger un tiesto, llenarlo de tierra buena y
sembrar en casa uno dos o tres semillas. Cuando tengan el primer par de hojas
dejaremos solo una por tiesto y luego plantaremos las que convengan en cada
hoyo de plantación.
Si sembramos semillas compradas, es más seguro germinar con un papel
húmedo y ponerlas luego en la tierra, pues cabe la posibilidad que en la tierra
haya algún gusano que se coma las semillas antes de nacer.
Una vez enterradas las semillas, a una profundidad aproximada de medio
centímetro, las regaremos, sin pasarnos, no es cuestión ni de regar cada media
hora ni de mantener la tierra siempre empapada, lo cual solo contribuirá a que
las incipientes raíces se pudran.
Los tiestos los dejaremos en un lugar a la sombra y resguardado de los
animales salvajes y los bichos hasta que germinen, una vez nacidas las
podemos poner en un lugar más soleado hasta el momento del transplante.
Con este método se evita el posible riesgo de ser pillados con las plantas
mientras las llevamos para el monte.
El trasplante en si no debiese darnos el menor problema, y si lo realizamos con
cuidado, la planta no notara la diferencia. Debemos sujetar la maceta por la
base con una mano, mientras con la otra cubrimos la parte superior, dejando
salir con cuidado por entre los dedos el tallo de la planta, sin apretarlo y con
cuidado para no doblarlo ni romperlo, y giramos, dando la vuelta a todo, así,
ahora, la planta queda hacia abajo y la base de la maceta, hacia arriba. Tiramos
con cuidado de la maceta hacia arriba, teniendo cuenta que el cepellón se
desprenda tranquilamente liberándose de esta, sin deshacérsenos entre las
manos.
Sujetamos firmemente el cepellón y lo volvemos a su posición original, con la
planta hacia arriba, y lo colocamos con cuidado en un agujero lo
suficientemente grande y profundo en la maceta grande, o en la tierra, si el
cultivo es de guerrilla. Si el tallo se nos ha espigado mucho durante el
crecimiento, enterraremos la planta hasta llegar cerca de los cotiledones o
falsas hojas. Los trasplantes se realizaran, invariablemente, a la caída de la
tarde, pues las plantillas sufren menos, y seguidamente, se regara, pero sin
excesos, como siempre, los excesos no son buenos para nada.
Si hemos realizado la operación con el debido cuidado, no tendremos el mas
mínimo problema. Las plantas no sufrirán ni notaran el cambio. Bueno, esto
111
ultimo, si, pues las raíces tienen mas espacio para desarrollarse y más alimento
al que acceder, y en pocos días, veremos como nuestras plantas comienzan a
medrar sin problemas.
En el cultivo exterior no importa que crezcan mucho porque el movimiento del
sol, y su intensidad es perfecta para la planta; en cambio en el interior,
dependiendo de la intensidad del foco y de la distancia respecto a las plantas se
desarrollará la floración. Ejemplo: una lámpara de 400 vatios a 30 centímetros
de la cima producirá plantas de unos 40-50 centímetros de altura con cogollos
generosos; los restantes no serán tan fotogénicos, también el peso de la cima
puede doblarlas o tapar toda la luz al resto de la planta, por lo que interesa
producir especimenes pequeños.
En los días posteriores seguiremos manteniendo una lámpara de alta presión de
sodio de 400 vatios (durante 16-18 horas) a unos 30 centímetros sobre las
plantas y una tierra rica, abonada (por ejemplo: humus de lombriz), y algo de
perlita para favorecer la oxigenación de las raíces. Será suficiente para que las
plantas crezcan como deben con la mínima separación entre niveles o nudos,
expandiéndose y no alargándose, desarrollando las ramas inferiores a la misma
velocidad que la cima; si esta sube mucho, la solución para que no sobrepase
las demás plantas, es cortarle la cabeza aunque sea muy duro tanto como para
principiantes como para viejos cultivadores; esto no nos debe preocupar, pues
se conseguirá una planta bicéfala al cabo de una semana.
Como el riego se produce a pocos centímetros de la raíz, el resto aéreo de la
planta pide algo equivalente a una lluvia tibia, cosa que se consigue pasando
un paño húmedo sobre hojas y tallos, cuando menos una vez al mes, y mejor
cada quince días. El sistema de espolvorearlas con un spray es delicado, ya que
las bombillas de HID pueden estallar si son tocadas por cualquier tipo de líquido
fresco mientras están encendidas; sin especial precaución, sólo procede hacerlo
antes de encenderlas, pero entonces topamos con el obstáculo de interrumpir
la fase de oscuridad, cosa que perturba su crecimiento.
Más fundamental aún que lavar la planta es conseguir un recinto ventilado, sin
estratificaciones en la atmósfera, lo cual exige en primer término mover el aire
con algún ventilador de giro. Un temporizador que lo encienda y apague no
necesita ser digital, y por eso mismo resultará muy barato, aunque tampoco
sea demasiado engorroso encender el ventilador un par de veces al día, y
dejarlo funcionando cinco o seis horas cada vez. Lo perfecto es complementarlo
con una ventana o un simple respiradero, y sólo cuando esto no sea posible; al
tratarse de un sótano, por ejemplo; será preciso abrir el recinto de cuando en
cuando. Si la habitación no es grande, bastarán cinco minutos para renovar el
aire completamente.
Cuando la planta tenga la estatura deseada, simplemente se le reducirá el
régimen de luz a 12 horas de luz para inducir el proceso de floración, en la
parte primera se indica en momento idóneo para la recolección.
Podemos provocar la floración cuando lo deseemos, con el simple
procedimiento de acortar el periodo diurno a 12 horas. Las 12 horas de noche
forzarán a la planta a florecer, es importante que la oscuridad sea total,
polución de luz en esos momentos puede evitar que los cogollos se desarrollen
correctamente. El uso de temporizadores es obligado pues los periodos deben
ser exactos.
112
En cultivos de interior, el proceso final de floración resulta más controlable,
pues se sabe que las indicas en 12 semanas están a punto, mientras que las
sativas no acaban nunca por debajo de las 16 o 20 semanas.
Por eso estas últimas se desaconsejan, salvo en los casos en que el final de
floración coincide con el ciclo exterior tardío, es decir, en octubre; las podemos
forzar sacándolas al exterior con 11 o 12 horas de luz natural para que cogollen
lentamente y así ahorramos bombilla.
INSTRUMENTOS DE CULTIVO AVANZADOS
Un refinamiento adicional incluye generadores de anhídrido carbónico, que
sientan a las plantas tan bien como nos sientan a nosotros bombonas de
oxígeno puro, y cuyo funcionamiento puede automatizarse con temporizadores.
Sin embargo, son artefactos aún caros, y capaces de calentar excesivamente el
cuarto. La solución del ahorrativo será buscar otros sistemas para liberar
anhídrido carbónico en la fase final de floración, porque aumenta mucho el
crecimiento. La marihuana es capaz de absorber una cantidad de anhídrido
carbónico(CO2)del aire, en una concentración mucho mayor a la que se
encuentra en la atmósfera. El aire contiene un 0.003% de CO2 y las plantas
experimentan un aumento del crecimiento de casi el doble bajo concentraciones
de CO2 del 0. 015%. Aunque el CO2 es incoloro, inodoro y no es inflamable,
puede ser peligroso rebasar los límites establecidos.
Recomendable y barato es el desionizador, un generador de iones negativos,
que purificará el aire; este elemento produce una atmósfera de frescura, con el
aroma típico del campo después de un aguacero, y mejora la salud del jardín al
neutralizar hongos, esporas y agentes contaminantes. En realidad, es algo sano
también para cualquier otra parte de la casa.
PLANTAR DENTRO Y CRECER FUERA
Es mucho más sencillo adaptar una semilla de interior a exterior que a la
inversa. La luz del sol tiene muchos rayos ultravioleta que quemarían a una
planta crecida bajo luz artificial, si se la somete a dicho cambio de forma
brusca.
Si por el contrario dicho cambio es hecho paulatinamente la aclimatación será
perfecta. Conviene improvisar un pequeño invernadero con plástico o similar
hasta que puedan soportar la luz directa. Muchos cultivadores de exterior
comienzan la plantación en interiores. Hay semillas aptas tanto para interior
como para invernadero.
Adaptar una planta de exterior a interior no vale la pena. Hay semillas de aptas
para balcones con buenos resultados. El problema del cultivo exterior es que a
pesar de que se cultiven grandes plantas, estas están expuestas durante meses
al clima y a las plagas, y solo hay una cosecha por año.
Al realizar este tipo de cultivo híbrido, se pueden germinar los semilleros antes
de la época habitual de siembra en exterior con lo que se alarga la fase
vegetativa de la planta y se pueden obtener individuos mayores que cultivando
solamente fuera o solamente dentro. Pero cuidado, si las pasas a la calle
demasiado pronto (en febrero o así) pueden florecer.
113
CAPÍTULO 21: MONTAJES DE INTERIOR
SISTEMA DE DOS MONTAJES PARALELOS
Dos plantadores disponen de dos sistemas idénticos. Dicho sistema consta de
un área de 180x60 cm (aproximadamente 1m2) iluminada con una lámpara de
sodio de 400W. Tipo SON-T AGRO de Philips, apta para todo el proceso.
El plantador A, inicia el proceso de crecimiento hasta que las plantas están a
punto de clonar y pasar a floración. El plantador A hace clones, se los pasa al
plantador B, y pasa a floración. El plantador B hace enraizar los clones con un
par de fluorescentes y los hace crecer en su sistema.
Para cuando llegue el momento de clonar y pasar a floración, el plantador A
estará listo para recoger y hacer enraizar los clones que le pasa el B antes de
iniciar la floración. Así indefinidamente.
El montaje de tubos fluorescentes de puede ser compartido ya que nunca
lo usarán simultáneamente.
SISTEMA DE MONTAJE TRIPLE DE PRODUCCIÓN CONTINUA
Este sistema sería el ideal del cultivador de interior pues nos proporcionaría de
cuatro a seis cosechas al año. El sistema consta de tres zonas:
Zona de clonación y germinación: Área de 120x40-60 cm. Se iluminará con
un montaje de dos a cuatro tubos de fluorescentes de color 33, el tamaño
escogido para los tubos dependerá de la cantidad que deseemos producir,
Zona de crecimiento vegetativo: Área de 180x60 cm. Se iluminará con una
lámpara de alta presión de 400W. Recomendamos una HPI-T de Philips
montada en una MGR 300. También de Philips y especial para invernaderos.
Zona de floración: Área de 180x60 cm. Se iluminará con una lámpara de
sodio de alta presión (HPS) de 400W. Recomendamos una SON-T montada en
una SGR 200 de Philips. Altura mínima 2 metros.
Un montaje de seis fluorescentes de 120 cm, también seria apto para la zona B,
aunque el rendimiento seria menor. Las zonas B y C, podrían ser iluminadas
con una SON-T AGRO cada una, pues este tipo de lámpara es apta para todo el
ciclo.
Algunos cultivadores doblan la fuente de luz en la zona de floración asegurando
un mayor tamaño de los cogollos, y con ello una mayor cosecha. (Aunque
también un mayor consumo de electricidad que encarece el producto) Para que
el sistema sea continuo suponemos que ya se dispone de clones hembras que
se habrán hecho enraizar en la zona A. Una vez las raíces asoman se
transplantan a los tiestos definitivos (1416) y se pasan a la zona B. Allí crecerán
hasta que tengan la altura de 30-35 cm. entonces se extraen clones (es
conveniente sacar más de los necesarios por si hay bajas),y se enraízan en la
zona A. Las plantas ya crecidas se dejan unos días más en la zona B para que
se recuperen del trauma de haber sido cortadas, y se pasan a la zona C para
que florezcan y finalicen el ciclo, momento en que los clones ya habrán crecido
y estarán listos para sacar nuevos esquejes.
114
La duración de cada cosecha dura lo que dura el proceso de
floración. Si las plantas que están floreciendo aún no han madurado y los
clones que crecen en la zona B ya han alcanzado la altura, deberemos doblarlos
en espera de que las plantas maduren.
115
CAPÍTULO 22: DETERMINACIÓN DEL SEXO DE LA
PLANTA
Para conseguir asegurar el éxito en un cultivo de cannabis deberemos distinguir
lo antes posible si la planta es masculina o femenina antes de que muestre
claramente su género. Así aprovecharemos tiempo, espacio, luz y tierra, ya
que, sobretodo en cultivo interior, el espacio es un factor muy importante.
Conviene arrancar los machos lo antes posible, pero reconocerlos antes que las
hembras enseñen sus pelillos blancos en forma de V, o antes que al macho se
le vean ya sus flores, parece ser que resulta muy difícil; incluso de explicar.
Las plantas adultas son fáciles de distinguir, pero para no correr riesgos
innecesarios, lo más seguro es un sexuado por preflores cuya técnica se detalla
a continuación.
SELECCIÓN POR PREFLORES
Para su identificación prematura es aprovisionarse de una lente, de 10 o 20
aumentos. Luego observaremos aquellas plantas de más de dos palmos, es
decir, de unos 40 centímetros y observaremos los últimos 5 niveles de pares de
hojas superiores, justo en el lugar donde se une el peciolo de la hoja con el
tallo, si sale algún brote lateral mirar justo al lado de la ramita donde se
encuentran hoja, rama y tallo.
Dibujo de las flores y preflores macho y hembra en diferentes estadios
Ahí, tras las estípulas, es donde suelen marcar el sexo las plantas; en algunos
de estos niveles podemos encontrar algún vestigio milimétrico de su sexo. Estos
brotes ínfimos nos confundirán a menudo pero, tras años de observación y
centenares de plantas sexadas con éxito, podemos aseverar lo que sigue. Las
plantas suelen adoptar las siguientes formas de preflor:
•
Sin Determinar: Brote de microhojas. Si lo que observamos tiene dos
brotes o más, verdes sus hojitas, indica que la planta está próxima a
definir su sexo.
116
•
•
•
Macho: En fases tempranas toma formas de lo más variadas,
normalmente parecidas a pequeños ganchos o garras, aunque a veces
varía. En estadios más avanzados forma brochas de varias florecillas con
terminación en forma ligeramente hexagonal. Es el signo más claro de
una planta macho, ya que la preflor hembra no desarrolla tallo alguno en
su base. Se trata de una preflor como el caso anterior, pero en estado
más avanzado.
Falsa hembra: Tipo de preflor que la convierte en la más traidora por su
similitud a la hembra, casi idéntica: puede crear falsas esperanzas si
antes no averiguamos con cuidado qué esconde detrás. Cuando veamos
preflores con bulto sospechoso en forma de piernas femeninas. Si
separamos delicadamente con un alfiler sus dos hojitas, veremos dentro
pequeñas preflores machos.
Hembra: Por último, la que nos interesa de verdad: la vaina con pelillos
habitualmente blancos en V: el cannabis hembra. Una sola y única vaina,
con apariencia de gota alargada casi simétrica de dos sépalos. Es
prácticamente idéntica a la fase adulta. a diferencia de las flores
masculinas, que son hexagonales. Es lo que nos señala el inicio de la flor
femenina en la planta.
Al no desarrollarse por igual, todos esos pequeños indicios han de compararse
en los diferentes niveles para asegurar el pronóstico. No debéis fiaros de una
observación ligera. Aun así sabemos que cuesta arrancar los machos con
pruebas tan mínimas.
Solamente la experiencia te ayudará a determinar con exactitud el sexo de la
planta, aunque a “grosso modo” hay una regla bastante válida. Si tiene
preflores femeninas, fáciles de conocer, es una hembra; en cambio si dudas
seguramente será un macho.
Así, bien grande para los hipermétropes ESTO ↑↑↑ ES UNA HEMBRA!
117
Si no se han podido detectar antes de su madurez plena, cuando éstos crezcan
las bolitas clásicas del macho colgarán, abriéndose en forma de margarita para
soltar su polen, mientras las vainas enseñan sus pelos, ya no estarán aisladas y
solas como en su pubertad; en etapa de floración se reunirán en grupos
formando el cogollo.
Reseña sobre Hermafroditas: Como dice su nombre, estas plantas tienen
los dos sexos, en su fase adulta son fáciles de distinguir pues forman cogollos
compactos como las hembras normales, pero entre ellos se formas flores
masculinas, si veis a alguno ARRANCADLO pues no sirven ni para hacer semilla
ya que transmitirían esta indeseable característica a la descendencia. Un
hermafrodita puede tener formaciones preflorales tanto masculinas como
femeninas por lo que se tiene que controlar la cosecha regularmente para
detectarlos lo antes posible.
Excepcionalmente algunas plantas no se definen hasta un estadio de
crecimiento muy avanzado creando un problema añadido: su altura. Si la planta
es muy alta cuando florezca se doblará bajo el peso de sus cogollos o puede
incluso llegar a tocar las lámparas en los cultivos en interior.
Para evitar eso lo mejor es seccionar un tercio de la planta y seguir esperando
o cortarle las horas de luz, induciéndola a la floración (12 horas/12 horas). Eso
acelera la definición de su sexo y en pocos días sabremos que sexo tiene.
Otro problema con la altura de la planta es la intensidad lumínica, sea bajo el
sol sea debajo de la lámpara, pues difícilmente la luz alcanzará las ramas bajas,
con lo que será difícil conseguir cogollos grandes, sobre todo en interior.
Lo ideal para que las plantas mantengan una altura uniforme es, aunque nos
cueste y apene, cortar por lo sano o, aún mucho mejor, hacer esquejes con lo
cortado.
Los esquejes son la solución perfecta a los problemas de sexo y altura, puesto
que desde su tierna infancia ya son hembras seguras y, a diferencia de las
plantas, sus ramas con hojas de 5 o 7 puntas crecen en la misma base del
tronco, casi desde tierra.
El sistema de esquejes de interior nos permite, en caso de tener también
alguna zona de cultivo exterior, asegurar que las plantas que se saquen en la
cosecha sean hembras de calidad. Si tenemos la posibilidad de combinar estos
cultivos, obtendremos óptimos resultados.
En exterior las plantas manifiestan su sexo más tarde, con lo que se crean
muchos problemas y la desesperación del cultivador según van apareciendo los
machos.
Aunque el porcentaje de prehembras resulte bajo, seguir alguno de estos
métodos de observación con paciencia, marcando presuntas plantas macho y
separándolas de las demás, no suele fallar.
Una segunda técnica segura casi al 100% consiste en la selección por floración
temprana, que a continuación explicaré.
SELECCIÓN POR FLORACIÓN TEMPRANA
118
En exterior, cubre una rama con un material totalmente opaco pero que
transpire, (como tela o cartulina negras) por lo menos 12 horas al día dejando
que al resto de la planta le dé la luz normal. En unas semanas únicamente la
rama oscurecida empezará la floración como si fuera ya la época por lo que el
sexuado será seguro, este método es a mi entender algo engorroso pues se
debe quitar y poner el envoltorio con regularidad para que la rama respire y
reciba su dosis de luz.
En interior lo más práctico, sacamos un esqueje y lo pasamos a iluminación de
floración (12/12) mientras el resto de la planta sigue en crecimiento a (18/6) o
16/8). El esqueje florecerá y como es un clon exacto de la planta original
sabremos su sexo con toda seguridad.
¿Cómo favorecer la aparición de Hembras?
A diferencia de los mamíferos, el sexo de muchos animales y plantas no viene
unívocamente determinado por un cromosoma concreto pues existe una serie
de factores ambientales que pueden ayudar a que salgan más hembras y
menos machos.
También hay hormonas que influyen en la definición del sexo del cannabis, las
giberelinas favorecen la aparición de machos y las auxinas, la de hembras. Las
auxinas son hormonas presentes en casi todas las semillas cuando germinan.
Para añadirle auxinas a las plantas, lo más fácil es extraerlas de semillas de
cualquier especie. Primero poned a germinar un montón de semillas de
cualquier especie: judías, lentejas, soja, garbanzos, cañamones para pájaros...
Dejándolas un par de días en un vaso de agua. Cuando tengan raíces vamos
arrancando y tirando la parte verde, y echamos todas las partes blancas en el
agua del vaso y lo batimos. Diluimos este líquido en agua y regamos nuestras
plantas un par de veces mientras están en crecimiento. Lo ideal es hacerlo
cuando las plantas tienen unas seis semanas. (ESTO LO VOY A PROBAR YO
JEJE)
En función de los nutrientes que tenga y del entorno en que se encuentra la
planta, decidirá si se desarrolla el sexo que su genética le indica o bien lo
cambiará parcial o totalmente. Una hembra potencial que se encuentre en un
terreno muy pobre o poco soleado puede volverse macho, puesto que como
hembra tiene pocas posibilidades de llegar a formar semillas viables, ya que
necesita más energía de la que el entorno puede proporcionarle.
Cultivadores expertos también han experimentado que las plantas crecidas muy
juntas o con escasa luz tienden a generar más machos de lo que es habitual.
Quizás estas cosas se deban a la diferente concentración de hormonas promasculinas/pro-femeninas.
119
CAPÍTULO 23: REPRODUCCIÓN VEGETATIVA
(ESQUEJES)
Hace ya 4 meses que cuidas tus matas y, cuando te dispones a fumarlas,
compruebas que solamente algunas son realmente potentes. Quizás ha llegado
el momento de replantearse el sistema de cultivo o de producción desde el
principio.
Si eres cultivador de interior y quieres saber cual será el resultado final antes de
tiempo, hacer esquejes es una buena solución.
No necesitarás semillas en varios años, pero, eso sí, las originales, las semillas
primeras deberán ser especiales; tendrán que ser o bien índicas, o bien sativas,
no podremos juntar ambas en un mismo cultivo de interior porque en época de
floración cada una necesita un horario solar diferente. Deberán ser potentes y
adaptadas al cultivo en interior, si tienen nombre y están certificados, mejor:
Skunk, Northern Lights, Shiva, Thai, Hawaian, White Widow, etc.
En Amsterdam existen infinidad de empresas que venden semillas incluso por
correo, o a través de Internet. Busca la empresa que venda menos cantidad de
semillas por bolsa (5 a 10); con eso ya tienes suficiente para obtener una
hembra como mínimo (con muy mala suerte) y a partir de ahí mantener una
madre para poder sacar el máximo de esquejes.
Aquí también podemos obtener buenas semillas, aunque hay que asegurarse
que estén adaptadas a interior para no perder 4 meses de tiempo en vano. Si
no hay posibilidad de obtener semillas garantizadas, es mejor pedir a alguien
que tenga una plantación que nos permita practicar esquejes en alguna de sus
mejores hembras, aunque los cultivadores hispanos son bastante reacios a
mostrar sus plantas y menos a que se las seccione.
La mayor ventaja de la técnica de los esquejes, al margen de asegurarnos el
sexo de las plantas, es que los esquejes son portátiles, en una bolsa normal
puedes transportar de 10 a 12, lo que nos permite una gran versatilidad en
cuanto al lugar de cultivo.
La planta que clonemos deberá ser hembra y no estar en etapa de floración.
Con una producción regular de esquejes, cuidando su alimentación y su
crecimiento (luz, agua, ventilación, CO2 y abonos) obtendremos una cosecha a
los tres meses y si la hacemos rotativa, cada 15 días sucesivos recolectaremos
de nuevo, lo que nos garantiza nuestro consumo regular de diferentes calidades
de hierba. Recordar que si iniciamos desde la semilla, necesitaremos 2 meses
más para obtener un proyecto de madre.
CREANDO UNA PLANTA MADRE
Como muy bien deberíais conocer desde los primeros expertos pasos en
propagación avanzada (esquejes), para poder realizar esquejes necesitaremos
con seguridad que la planta elegida sea una hembra (para cosechar) y que al
menos su crecimiento real esté formado por siete o más pares de hojas, sin
contar los cotiledones o falsas hojas.
120
Puedes crear una madre a partir de una semilla o de un esqueje. Germinaremos
las semillas especiales por separado (cada una con un nombre que la
identifique), y seguidamente las plantaremos y esperaremos que crezcan unos
10 cm. A continuación les cortaremos la cima de modo que se bifurquen y
obtengamos un doble tallo; cuando éste tenga unos 5 cm repetiremos la
operación en cada una de las nuevas puntas y obtendremos 4 cimas nuevas y
así sucesivamente; de estos cortes podremos aprovechar ya las puntas de
hembra para hacer los primeros esquejes. Si en los primeros estadios cortamos
una hoja alternativamente de cada par, procuraremos ya el nacimiento de tres
pequeñas ramitas, al margen de la doble cima en la punta.
De cada tipo de hierba elegiremos una o dos plantas el resto las podemos
poner en floración directamente, cuando alcancen el metro de altura o antes. Si
queremos simplemente cosechar, se debe vigilar que todo sean hembras.
Trasplantamos a macetas más grandes (30-40 cm de diámetro) las futuras
madres que se hayan elegido, se dejan en etapa de crecimiento entre 18 y 20
horas diarias de luz y se sigue con el proceso anterior de cortes, hasta que
llegue a tener 32 puntas.
Corte de las hojas alternas en las primeras fases y de las puntas para ramificar.
Una buena madre puede llegar hasta los dos años, y producir cientos de
esquejes, después de lo cual conviene pasarla a la etapa de floración para no
perder su pureza genética. (Luego el tronco se verá anciano y vetusto, e incluso
algunas veces retorcido con callosidades en los tallos y ramas secundarias)
Finalmente, dejar uno de los esquejes más sanos como nueva madre.
LA HORA DE ESQUEJAR
La reproducción mediante esquejes resulta bastante más difícil en ciertas
plantas (como el cáñamo, por ejemplo) que la germinación. Cualquier poda y
posterior siembra hecha a estos fines supone convertir una ramificación dotada
de hojas en algo que debe desarrollar una raíz, modificando todo su quimismo,
121
y un cambio semejante tiene más probabilidades de fructificar en fase de
crecimiento que en fase de floración.
De ahí que los expertos tengan un segundo espacio o recinto adaptado a la
obtención de clones, porque el proceso de arraigo es más lento (de una a
cuatro semanas), exige una humedad bastante superior (próxima al 80 %), y
se verifica mejor empezando con fluorescentes de gran rendimiento (durante
24 horas) que con lámparas HID. Los fluorescentes del tipo cool white (color
33) y los del tipo gro-luxe, son ideales para clonación y germinación.
De hecho, todo es más delicado en ese caso, desde la ventilación al exceso de
riego. Aunque una buena tienda de jardinería dispondrá de gelatinas y
nutrientes específicos para facilitar el proceso de clonación, sólo experiencia y
buena suerte asegurarán el éxito de la empresa.
El material necesario:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Un ejemplar sano de cannabis, que llamaremos madre o padre según
convenga.
Vasos de plástico o tiestos pequeños y profundos.
1 saquito de turba o tierra mezclada suelta y esponjosa.
Hormonas de enraizamiento.
Un vaso de agua destilada
1 cúter.
Dos fluorescentes de 40 cm GROLUX de espectro azul
Mínimo espacio: 50 x 50 x 70 cm.
Fe y más agua destilada
Practicamos un pequeño agujero en los recipientes en el centro de la base, de
modo que con un mínimo drenaje evacue el agua para evitar que se encharque
y a la vez se mantenga la humedad; llenamos con turba, yo uso turba mezclada
con arena fina como la de las obras para mantener el volumen constante y
hacer una mezcla más esponjosa.
Luego la mojamos y prensamos bien con los dedos. Es conveniente etiquetar de
alguna manera los botes de tierra: fecha, nombre, etc., antes de llegar a cortar.
Con el cúter, un vaso de agua, las hormonas de enraizamiento y la planta ya
preparados podemos comenzar.
Practicamos un corte limpio de 45° si es posible cuidando de no pellizcar el
tronco en una de las ramas de la planta, un esqueje de 4 o 5 centímetros de
longitud será suficiente para empezar. Yo prefiero usar las ramas bajas pues
están más curtidas y se afecta menos al desarrollo de la planta, además
contienen más carbohidratos y menos nitrógeno lo que favorece el
enraizamiento.
122
Así de limpio debe ser el corte.
Ponemos los esquejes en un vaso de agua con una poco de hormonas disueltas
en el agua y lo dejamos 24 horas en un lugar oscuro, esto desencadena la
producción de hormonas que favorecerán el posterior enraizamiento.
Sacamos los esquejes del armario y cortamos las hojas de la base del esqueje a
ras del tronco y mojamos la punta cortada en el vaso de agua. Después
untamos hasta a un centímetro de la punta cortada con las hormonas,
clavamos suavemente el esqueje en la tierra.
Ahora cortaremos las hojas mayores para reducir la transpiración dejando solo
2 o tres hojas además de la punta de crecimiento, finalmente lo colocamos bajo
la luz de dos fluorescentes de espectro azul a unos 5-10 centímetros de
distancia las 24 horas del día. Regar muy a menudo de modo que la tierra esté
siempre húmeda (Casi cada día, un chorrito).
Al esqueje le gusta el calor, así que es mejor tener los fluorescentes en un
espacio reducido, tipo estantería de 50 x 50 x 80 centímetros, si mantenemos la
humedad constante y no dejamos que el esqueje se seque, pulverizando de vez
en cuando, el esqueje arraigará y vivirá.
No te asustes si las hojas están lacias los primeros días, solo vigila que no
toquen la tierra para que no cojan hongos. Hacia en décimo día las recuperan
su tersura pero amarillearán, pues están transfiriendo los nutrientes a la raíz en
crecimiento. A partir de aquí si no han muerto al cabo de dos semanas casi con
toda seguridad que habrán enraizado (mira regularmente por el agujero del
tiesto, si salen ya raíces tiernas, misión cumplida)
Esperaremos a los 14 o 15 días y sorpresa: ha enraizado y crecido un poco,
aunque no todos los esquejes lo harán al mismo ritmo ni con la misma fuerza;
algunos tardarán hasta un mes y otros en el camino secarán y morirán.
Debo decir que probé de realizar esta técnica con ramas finas pero sin las
hormonas y el resultado fue el mismo aunque algo más lento quizá.
Ahora es el momento de cambiar el tipo de luz a una de más potente (400 o
600 W de luz azul de 16 a 18 horas al día) y practicarle un nuevo corte en la
cima para que se bifurque; a los 14 días la turba será un amasijo de raíces, y ya
123
podemos trasplantar los esquejes a macetas de 20-25 centímetros de diámetro
con una buena tierra, pudiendo optar por dejarlos en crecimiento bajo luz azul
o pasarlas directamente a floración.
Tanto si hacemos una cosa o la otra, eliminaremos las puntas de crecimiento de
las yemas terminales cada 3 o 4 nodos que crezca con tal que la planta
ramifique más, con lo que evitaremos que tengan un aspecto de palillos.
NO OLVIDAR:
•
•
•
•
•
No practicar esquejes con machos, salvo que queramos polinizar alguna
hembra a posteriori.
Mantener la turba siempre húmeda.
Trasplantar en una tierra rica en minerales y oligoelementos,
enriqueciéndola cuando sea necesario.
Tener en cuenta que las hormonas son sensibles a la luz, por lo que
debemos mantener el bote cerrado en un lugar oscuro.
Ir con cuidado con las plantas hermafroditas, ya que inducen a engaño
continuamente.
Un aporte de CO² complementario junto con una aireación y control de la
humedad correctos producen una excelente cosecha rotativa y continua.
Es el primer paso para garantizarla estabilidad de unas madres que nos
permitirán en lo sucesivo ser polinizadas a nuestro placer por polen masculino
de plantas desechadas por su sexo. Siempre conviene guardar, con un celofán
trasparente que lo recubra, algún macho de genética y estirpe garantizadas,
para poder recolectar su polen y fecundar a placer.
124
CAPÍTULO 24: GENÉTICA DEL CANNABIS
El tema de la genética es bastante complicado; y aún no bien conocido. Con las
criaturas que tienen dos sexos, como el cannabis, la cosa se complica algo más.
Por lo tanto, aquí haremos sólo una primera aproximación al asunto. Es un
tema tan difícil como importante. Todo cultivador que se precie debe estar
sensibilizado y dotado de unos conocimientos mínimos, pues dependiendo de
qué semillas plantes (las del colega, con escasas garantías, las que tú puedas
haber hecho, o las que venden los bancos holandeses) obtendrás un resultado
u otro. La elección de la semilla viene a ser como el 90% del resultado final. Así
que para el cultivo del preciado vegetal es de capital importancia disponer de
una serie de nociones elementales.
RAZA PURA
Pueden considerarse como estirpes puras aquellas variedades de cannabis
cultivadas desde antaño en zonas concretas, en donde se han obtenido
variedades muy estables con características propias, gracias a un engorroso
proceso de selección y cruce realizado durante generaciones. Son variedades
totalmente aclimatadas y adaptadas a su entorno. En cuanto a la diversidad de
variedades, citar que la agricultura convencional es la responsable de la
paulatina desaparición de variedades autóctonas.
Se buscan variedades de alto rendimiento, que produzcan frutos del mismo
calibre, con ciertas cualidades visuales, en detrimento de las cualidades
organolépticas, de resistencia a plagas, agua y suelo del lugar. En definitiva la
finalidad es producir pese a todo, y sobre este trasfondo materialista se
desarrolla nuestro sistema agrónomo. Para muestra un botón, la Unión
Europea subvenciona los cultivos de Cañamo... pero solo de unas variedades
muy concretas que producen menos cannabinoides que el césped...
HÍBRIDO
Especie obtenida a partir del cruce, intercambio y potenciación de
características concretas ( pronta floración, mucha resina, resistencia a daños,
etc. ) Así, mediante el cruce de determinados cruces seleccionados, todos los
descendientes de la primera generación, que se denominarán híbridos F1, son
idénticos, en teoría. Pero las semillas de Holanda (que son F1) hay unas más
asentadas, ya clásicas, tipo Skunk, Northern Lights, Orange Bud, y otras
de reciente creación, más novedosas, no completamente estabilizadas, de las
que plantando una pequeña muestra de 10 semillas no salen luego plantas
exactamente iguales; lo que pasaba hasta hace muy poco con la Jack Herer y
otras. Por ello, es de recomendar al principiante que escoja especies conocidas
y ya muy estables.
LAS LEYES DE MENDEL
125
Tanto para hacer semillas, como para entender un poco este berenjenal,
conviene repasar las Leyes de Mendel (1822-1884).
La ley: híbridos F1. Es aquella generación en la que todos los descendientes son
iguales ( al menos en un 90% ). Aparecen reunidos los caracteres paternomaternales, son individuos más exuberantes y de mayor rendimiento agrícola.
2a ley: descendientes F2. Muestran los rasgos de los progenitores, antes
reunidos, disgregados, se dispersarán las características. Apareciendo grandes
diferencias entre las plantas; y siempre tienden a ir a menos, a cañamizarse.
Vamos a tratar de solucionar este problema exponiendo una serie de técnicas
de polinización controlada que espero haga las delicias de cultivadores
inquietos. Antes de empezar con las técnicas de polinización debemos tener
unos conocimientos mínimos que nos garanticen un éxito parcial en cuanto a la
calidad de la descendencia.
Lo primero que debemos saber es cómo seleccionar a los padres, aunque en
este punto estamos muy limitados debido a los pocos ejemplares con los que
podemos contar; los grandes criadores hacen grandes selecciones, las nuestras
estarán muy por debajo de esto.
Para la correcta selección de los padres es necesaria una observación intensiva
y exhaustiva. Conviene recordar la entrevista a Scott Blake publicada en
Cáñamo "Creando marihuana" publicada por la revista Cáñamo. Realmente una
lección magistral: " Una cosa que muchos no saben es que el cannabis macho
es el que ´pasa´ la información genética de una generación a otra, mientras la
hembra se dedica sobre todo a manifestar estas características." De ahí el valor
del estudio y conservación de los machos... Es bueno recordar la entrevista en
este momento, y valorar los machos como se merecen...
Un error muy divulgado es: "Bueno, he comprado semillas de Skunk, así que
cruzando un macho con una hembra, obtendré otra vez semillas de Skunk".
Tremendo fallo: obtendrás plantas muy desiguales y necesitarás tener muchas
plantas para observar... Así que si has obtenido algunas semillas de bancos
holandeses, y deseas experimentar en la obtención de tus propias semillas, lo
que debes hacer, como mínimo para no perder potencia, es intercambiar
características; por ejemplo cruzar entre sí especies distintas.
Mediante este tipo de cruces es muy difícil saber por adelantado los resultados,
pero es posible al menos obtener productos de una calidad media. Se deberá
seleccionar lo más interesante teniendo, eso sí, buen ojo o buena suerte al
elegir padres y madres para hacer los cruces.
CARACTERÍSTICAS HEREDITARIAS A CONSIDERAR
A continuación se suministra una lista de las características genéticas más
importantes ordenadas más o menos según su prioridad. Para mí las tres
primeras son las de máxima prioridad, las demás pueden variar dependiendo de
la persona, la técnica de cultivo o los usos que se le vaya a dar:
Resistencia al hermafroditismo: Algunas plantas de cannabis tienen una
inquietante tendencia a convertirse en hermafroditas (ambos sexos en la misma
planta). Como lo que nos interesa de cara a la cosecha son plantas hembras sin
126
polinizar, deberemos eliminar a estos inadaptados para evitar que se
autopolinicen o polinicen a las demás hembras.
Vigor, Salud y Rendimiento: Es importante seleccionar aquellas plantas que
crezcan saludables sin malformaciones extrañas, que cojan pocas o ninguna
enfermedad y que produzcan gran cantidad de cogollos grandes densos y
compactos con una mayor porción de cálices respecto a hojas.
Potencia: Para ser útil, una planta a parte de tener grandes, compactos y
resinosos cogollos debe contener los principios activos necesarios, si no, es
puro cáñamo de cuerda. Selecciona aquellas plantas que produzcan unos
efectos más intensos con menor cantidad de hierba.
Desarrollo Glandular: La producción de resina es una característica
hereditaria en el cannabis, por lo que se debe seleccionar como padres aquellas
plantas con más y mayores glándulas. Las glándulas de resina son aquellas
gotitas llamadas tricomas que cubren las hojitas de los cogollos. Con una lupa o
algo parecido podréis ver su forma de chupachup.
Así es como se verían pocas y pequeñas o muchas y grandes glándulas con una lupa de
muchos aumentos
Olor Temprano y Intenso: Esta característica está relacionada directamente
con el desarrollo glandular, pues cuantas más glándulas pueda tener la planta
según sus genes, más pronto las generará. Roza ligeramente alguno de los
tallos superiores y huele. Aunque los machos no se cosechan, las
microglándulas del olor se manifiestan igual que en las hembras antes de la
floración. Cuanto más potente la planta, más joven hará olor, aunque no
necesariamente todas las que hagan olor tienen porque ser potentes.
Menor distancia internodal: Cuanto menor sea la separación entre los
nodos, (puntos de unión en el tronco central de cada par de ramas laterales
que van saliendo), mejor pues así se obtendrán plantas compactas, productivas
y de crecimiento uniforme y estable.
Rapidez de floración: Si cultivas en guerrilla te pueden interesar plantas que
maduren rápidamente, las indicas son especialmente adecuadas para este
propósito, también hay algunos híbridos de Cannabis Sativa Ruderalis que
florecerán independientemente del fotoperiodo.
Estructura Resistente: Es importante que las ramas sean sólidas y puedan
aguantar el peso de las flores y el viento. Más de una cosecha se ha malogrado
por ramas endebles. Como esta característica puede variar según las
condiciones de cultivo (demasiada agua, sombra o nitrógeno pueden hacer
crecer ramitas frágiles y delgadas) se coloca de las últimas.
Sabor y olor: Selecciona aquellas plantas que tengan un sabor y un olor de tu
gusto. Es importante decir que antes de fijarte en esta característica debes
127
dominar las técnicas de curado de la hierba para evitar efectos desagradables
como el sabor a clorofila. Esta característica es del todo subjetiva por lo que se
coloca al final.
Color de los Cálices: Este color es otra característica hereditaria del cannabis
que da a lugar a razas con curiosos cogollos anaranjados o púrpuras, por
ejemplo.
Combinaciones de color de los cálices.
Color de los Pistilos: Como el color de los cálices, también los pistilos varían
de color según el parentesco de la familia. La California Orange, por ejemplo, se
denomina así por el color anaranjado de sus pistilos y variedades como la
Blueberry los tienen morados.
Combinaciones de color de los pistilos
Estas característica son perfectamente observables en las hembras, y
parcialmente en los machos, (solo la 1, la 2, la 7 y la 5) pese a que estos las
trasmiten a la descendencia, el mejor modo de seleccionar machos es cruzarlos
y observar las características en la hembras de la descendencia, pero esto una
vez más queda reservado a los criadores expertos por la cantidad de trabajo y
de plantas que necesitamos.
Aparte el orden de importancia es a rasgos generales, tus preferencias pueden
variar; por ejemplo, si cultivas en exterior y vives en el sur de España debido a
su clima suave puede resultarte más interesante que tus plantas estén cargadas
de resina aunque acaben la floración en noviembre; sin embargo, si eres del
norte quizá tus prioridades se centren más en la rapidez que en el sabor.
VARIEDADES ESTABLES
Otro factor importante es el de la estabilidad de la descendencia; tus
variedades serán más estables cuanto más estables sean sus padres, las
variedades puras son más estables y tienen la capacidad de transmitir esta
128
estabilidad a su descendencia; así un cruce Skunk por Afgana será mucho más
estable que un cruce Jack Herer por Big Bud.
PRODUCIR SEMILLAS CON GARANTÍA BIOLÓGICA
Para que un cultivo sea 100% ecológico deberían serlo también sus semillas,
aunque no es obligado dada la pérdida de variedades autóctonas de especies
vegetales que ha habido sobre todo en Europa. En cuanto a las variedades
paisanas de marihuana debo decir que la gran mayoría o están degeneradas o
han sido hibridadas con genética procedente de bancos de semillas, es muy
difícil encontrar a alguien que haya realizado unas correctas labores de crianza
y selección de su hierba paisana.
¿Que se entiende por semilla ecológica?, os preguntareis, pues es aquella que
ha sido producida con métodos ecológicos a partir de una variedad NO
MODIFICADA GENETICAMENTE (en el caso de cannabis de momento no hay
semillas transgénicas en el mercado, ¡eso creo!). No se pueden considerar
ecológicas aquellas semillas que hayan sido producidas en cultivos con luz
artificial (por desgracia casi todos los Bancos de semillas las producen así),
aunque si no hay otra posibilidad de conseguir semillas viables nos deberemos
conformar con abastecernos de semillas híbridas. Las semillas F1 (primera
generación filial resultante de cruzar dos razas puras, las F1 también pueden
ser polihíbridas, o sea, hijas de híbridos) que proceden de los bancos son
variedades cuya genética no está asentada, por lo que si cruzamos dos F1 el
resultado puede ser muy dispar. Una buena opción es intentar traer semillas
originarias (razas puras) de Latinoamérica, Asia, Africa,..., aclimatarlas e
intentar, mediante un correcto trabajo de campo seleccionando los mejores
ejemplares, adaptarlas a nuestro concreto microclima.
CONSERVACIÓN DE LAS SEMILLAS
Una vez hayamos obtenido las semillas de la planta seleccionada, (las cuales
recogeremos cuando asomen ya marrones y curadas); deberemos conservarlas
en las condiciones adecuadas. Para una optima conservación de las semillas (y
una óptima germinación más adelante) hay que tener en cuenta que las
semillas recogidas deben:
• Descansar entre tres y cuatro meses antes de volver a plantarse.
• Conservarse en un lugar fresco, seco y oscuro.
• No almacenar muchas semillas juntas, así evitamos la propagación de
orugas que comen semillas.
• En cualquier caso, no las guardes más de tres años, pues transcurrido este
periodo seguramente se habrán estropeado y no germinarán.
Personalmente he probado la congelación mis semillas y puedo certificar que
tras un año a 20 grados bajo cero estas germinan en más de un 60%. No se
cuanto tiempo es posible mantenerlas en congelación pero lo estoy
experimentando. Seguramente durarán más tiempo que en ambiente normal.
Para descongelarlas las paso a la nevera un par de semanas para evitar un
posible shock térmico.
129
CAPÍTULO 25: TÉCNICAS DE POLINIZACIÓN
CONTROLADA
Una vez sentadas estas bases (a grandes rasgos, eso sí) hablaremos de un par
de eficaces técnicas de polinización controlada. El primer paso para cualquiera
de las dos técnicas es disponer de un pequeño espacio separado donde colocar
al macho con un fotoperíodo de 12/12, no hace falta que os lo curreis
demasiado, si es la época adecuada sacadlo al exterior (de septiembre a
febrero) si no un armario cualquiera sirve (mejor si está en otra habitación) y
con uno o dos fluorescentes tendrá bastante nuestro macho. Colócalo bajo
estas condiciones de dos a tres semanas antes de pasar las hembras que vayas
a polinizar y te asegurarás un suministro suficiente de polen.
PRIMER SISTEMA DE POLINIZACIÓN
La primera de estas técnicas es una que quizá muchos de vosotros ya
conozcáis, es bastante sencilla aunque en mi opinión no muy fiable. Consiste en
recoger el polen del macho mediante bolsas de papel, envolviendo las flores
desarrolladas y agitando un poco o abriéndolas y colocándoselas al rededor del
tallo (como la especie de pantalla de lámpara que les ponen a los perros
operados) para recoger el polen a medida que caiga. Con la bolsa que contiene
las partículas de polen cubriremos un cogollo pequeño de la parte baja de la
hembra que deseemos polinizar; hay que ser muy cuidadoso en esta operación,
un fallo puede convertir una cosecha de sinsemilla en algo que ni por asomo
merezca ese nombre. Una vez cubierto el cogollo ataremos la boca de la bolsa
a la rama, un poco de cinta aislante es lo más seguro, agitamos un poco y lo
dejamos reposar un rato.
Hecho esto, sacamos la bolsa con mucho cuidado y si no vamos a utilizar el
polen sobrante lo sumergiremos en agua para inutilizarlo. En el paso de sacar la
bolsa es donde más riesgos se corren, lo mejor es desde el principio sacar la
planta que vayamos a polinizar fuera del sistema de cultivo.
SEGUNDO SISTEMA DE POLINIZACIÓN
La segunda técnica me gusta más, consiste en jugar con el tiempo, una vez
tenemos al macho desarrollado y en pleno apogeo lo colocaremos con las
hembras, que con un poco de suerte serán esquejes con preflores en cada
nudo y pondremos estas al fotoperíodo 12/12. La intención es polinizar las
primeras flores, así que la orgía multitudinaria no puede durar más de una
semana si queréis sacar algo a lo que se le pueda llamar sinsemilla. Se puede
colaborar en la polinización colocando un ventilador junto al macho o
agitándolo de cuando en cuando sobre las hembras.
Una vez sacado el macho del harén (es posible que se resista, yo también lo
haría) debemos limpiar concienzudamente para eliminar todos los restos de
polen que podrían estropear la cosecha; lo mejor es pulverizar a saco sobre las
plantas y el entorno, ojo con los aparatos eléctricos. No hace falta que inundes
130
el cuarto, con humedecer bien todos los lugares donde el polen podría haber
aterrizado basta; tampoco recojas inmediatamente el agua, deja un rato que se
evapore y aumente la humedad ambiental del cuarto. Conviene repetir esto al
cabo de dos o tres días.
Hay que tener en cuenta que diferentes variedades tienen diferentes cantidades
de preflores, con algunas bastarán una o dos plantas para conseguir una buena
cantidad de semillas, con otras te hará falta usar todas las de tu plantación.
Recuerda también que, si quieres ver los resultados de tu polinización, es
interesante repartir semillas a tus colegas, cuanto mayor sea el número de
plantas cultivadas mejor podrás comprobar las características y la estabilidad
del híbrido. Utilizando esta técnica es normal sacar de 10 a 30 semillas por
planta, sin perjudicar a tus cogollos de calidad suprema.
TERCER SISTEMA DE POLINIZACIÓN
La tercera técnica consiste el sacar esquejes de la o las variedades de hembras
que deseamos polinizar, una vez arraigados, los colocamos en una habitación a
(12/12) con el macho grande que llevará ahí unos días más para que las dos
floraciones estén algo coordinadas, especialmente si el macho es sativa.
Cuando e macho abra las flores, luego pondremos todos los tiestos pequeños
cerca del macho y simplemente lo agitamos. Solo polinizará a los esquejitos,
dándonos de 10 a 30 semillas por esqueje. Esta operación se debe repetir a los
4 o cinco días para asegurarnos que todas flores de los esquejes hembra salen
polinizadas.
Una vez recogidas las semillas consérvalas en lugar fresco y seco, un bote
hermético, un poco de gel de sílice, y a la parte de las verduras del frigorífico es
lo ideal; eso sí, las semillas dentro de una bolsita, no permitas que entren en
contacto con el gel.
Tened en cuenta que debido a las limitaciones a la hora de la selección de los
padres por lo general estas semillas no serán de tanta calidad como las de los
bancos profesionales, por lo que recomiendo emplearlas si necesitamos muchas
y no nos importa una merma en la calidad, como por ejemplo si vamos a
plantar guerrilla, para el interior se pueden usar si plantamos muchas con el fin
de seleccionar una buena madre; si cultivamos pocas plantas en exterior no es
lo más recomendable.
131
CAPÍTULO 26: CULTIVO HIDROPÓNICO PARA
CULTIVADORES AVANZADOS
CONCEPTOS PREVIOS
El fenómeno contemporáneo, en materia de marihuana, es el cultivo con luz
artificial y automatización. Las extensiones plantadas antaño a cielo abierto, en
América, Asia, África y Polinesia, están dando paso a una agricultura de
interiores, apoyada sobre motivos de seguridad (para el agricultor) y calidad
(para el consumidor).
Sin embargo, eso tiene poco de particular o relativo a la marihuana, porque
marca un salto de la agricultura en general, comparable con el que va de la
vieja máquina registradora al ordenador.
Antes de meternos de lleno en la fabricación de sistemas hay un par de
conceptos que deben quedar muy claros a la hora de manejar correctamente
los sistemas Hidropónicos; estos conceptos son el pH y la concentración de
sales.
PH
El pH se define como el logaritmo cambiado de signo de la concentración de
iones hidrógeno [H+] en una solución: pH = - log [H+] El concepto de pH lo
inventó el danés Serensen, que (a titulo de curiosidad) trabajaba en una fábrica
de cerveza. El pH se mide en una escala que va del 1 al 14, siendo el 7 lo que
llamamos pH neutro, pH entre 1 y 7 es ácido y entre el 7 y 14 básico o alcalino.
De un modo más sencillo se puede decir que las sustancias capaces de liberar
iones hidrógeno (H+) son ácidas, y las capaces de aceptarlos son básicas.
Por ejemplo: HNO3 ---> NO3- + H+ Al disociarse el ácido nítrico libera un ion
hidrógeno que es el responsable de la acidificación de la solución. KOH --->
(K+) + (OH-) Sin embargo al disociarse el hidrógeno potásico nos da un ion
potasio y un grupo hidroxilo, este grupo es capaz de unirse a un ion hidrógeno
y formar agua, bajando de este modo la concentración de iones hidrógeno y
subiendo el pH OH- + H+ ---> H2O.
Esto queda muy bonito aquí puesto no sirve de nada a la hora de cultivar María,
pero siempre viene bien saberlo. Lo que sí es importante a la hora de cultivar
es saber cómo afectan los valores del pH a nuestras plantas.
Efectos sobre la disponibilidad de los nutrientes: Para que las raíces
puedan absorber los nutrientes estos deben estar disueltos, si el pH es
demasiado alto o demasiado bajo los nutrientes pueden precipitar formando
pequeños cristales (muchas veces invisibles al ojo humano) incapacitando a las
plantas para su absorción, de este modo si el pH no es el correcto los
nutrientes pueden estar presentes en las cantidades adecuadas y, sin embargo,
nuestras plantas pueden presentar carencias; por ejemplo, el hierro, que es un
importante nutriente se encuentra en su forma iónica disponible en un 50% a
132
pH 7, sin embargo a pH 8 su disponibilidad prácticamente desaparece; lo
mismo ocurre con el manganeso.
Algo parecido ocurre con el calcio y el fósforo, a pH superior a 6,5 su
disponibilidad decrece debido a la precipitación. Por otra parte estas
precipitaciones de sales pueden perjudicar a nuestro sistema hidropónico
obturando los goteros y la bomba.
Efectos sobre la capacidad de absorción: Las diferentes especies vegetales
necesitan diferentes niveles de pH para realizar una correcta absorción de los
nutrientes, en el caso del cannabis el nivel óptimo se sitúa aproximadamente
entre 5,8 y 6,5, esto quiere decir que cuanto más nos alejamos de estos valores
las plantas tienen mayores dificultades para su correcta absorción, aunque
estos se hallen presentes, bien disueltos y perfectamente disponibles.
A la hora de ajustar el pH de la solución nutriente para nuestras plantas
debemos utilizar un medidor de pH. El medidor de pH es una herramienta
imprescindible en el cultivo hidropónico, y como las lecturas han de ser más
exactas que en tierra es muy recomendable emplear los digitales, recuerda
calibrarlo cada cierto tiempo, un medidor de pH mal calibrado puede arruinar
una cosecha.
Debes tener en cuenta el pH del medio o substrato, puesto que diferentes
medios tienen diferentes niveles de pH y a nosotros lo que realmente nos
importa es el pH de la solución cuando entra en contacto con las raíces, así
mientras que en la mayoría de los medios ajustaremos la solución entre 5,8 y
6,2 en lana de roca deberemos ajustarla entre 5,5 y 5,9 ya que esta es más
básica y puede modificar el pH.
También debemos tener en cuenta que si trabajamos con un sistema de
recirculación (sistema que recicla el agua) el pH variará, debido al pH del medio
y a la absorción de determinadas sales por parte de las plantas, por lo que
deberemos ajustarlo periódicamente.
Ojo al ajustar el pH porque la variación no es uniforme, por ejemplo sería
posible que para bajar de 9 a 8 fueran necesarios 3 mililitros de ácido y para
bajar de 7 a 6 bastara con uno. También hay que tener cuidado con las
distintas concentraciones de ácidos y bases comerciales porque varían las
cantidades a añadir.
CONCENTACIÓN DE SALES
La medida de la concentración de sales en la solución es otro de los principales
conceptos en hidroponía, aunque de menor importancia que el pH, aunque
podemos evitar medirla si queremos ahorrarnos el precio del medidor
(conductímetro) por el sencillo proceso de seguir las cantidades recomendadas
por el fabricante de los abonos, a la larga, conviene emplearlo si queremos
optimizar los resultados de nuestro sistema.
El agua pura no conduce la electricidad; sin embargo sí lo hace cuando
contiene sales disueltas. Cuantas más sales disueltas contenga más electricidad
conduce, es decir mayor es su electroconductividad (Ec).
133
Los conductímetros constan de dos placas metálicas enfrentadas entre ellas por
las que circula la electricidad, y miden cuanta electricidad circula entre ambas;
son relativamente baratos, si tenemos en cuenta el aumento de producción que
podemos obtener si sabemos cuánta es la máxima cantidad de fertilizante que
admiten nuestras plantas antes de sobrefertilizarse.
También nos permiten saber la concentración de sales que podemos encontrar
en el agua que empleamos, y por lo tanto si esta es apta para el cultivo o
deberemos emplear agua destilada o filtrada.
Existen dos escalas de medida de los sólidos disueltos en el agua. Los
norteamericanos suelen medir en partes por millón (ppm). Si el agua tiene 300
ppm de sales disueltas, significa que por cada millón de moléculas de agua, hay
300 de sales. En Europa, lo más utilizado es el mS/cm (microsiemens por
centímetro), que es una medida de la conductividad eléctrica del agua, aunque
al ser una unidad demasiado grande emplearemos una mil veces más pequeña,
el milisiemen por centímetro (ms/cm)
También pueden emplear en algunos aparatos las partes por millón, cuya
equivalencia se obtiene al multiplicar los milisiemen por un factor de
conversión, como medida aproximada se usa: 1 mS=640ppm.
Si trabajamos con agua destilada la solución para esquejes y plantas jóvenes no
debe superar los 0,5mS/cm, para plantas en crecimiento vegetativo
aproximadamente 1mS/cm y para floración hasta 2 mS/cm, si empleamos agua
del grifo la conductividad debe subir más, puesto que ya comenzábamos con
algunas sales en el agua que no necesariamente pueden ser absorbidas por las
plantas.
Hay que tener en cuenta que estas cantidades son aproximadas, diferentes
variedades requieren distintas concentraciones de nutrientes, normalmente las
indicas aguantan un aporte de nutrientes superior l de las sativas.
Las plantas de María admiten concentraciones de abono entre EC 1,8 y EC 3,6
(entre 900 y 1600 ppm). La mayoría de las variedades van bien entre EC 2 y EC
2,6 (entre 1000 y 1300 ppm).
Hay quien aumenta la Ec poco a poco hasta que nota los primeros síntomas de
sobrefertilización y entonces vuelve a un valor inferior, de este modo
mantenemos las plantas casi al límite de su capacidad de asimilación de
nutrientes. Debemos recordar que la electroconductividad que nos interesa es
la que rodea a las raíces, y que algunos medios (como el coco) tienen mayor
tendencia a la retención de sales por lo que es recomendable lavarlos
periódicamente, recordad también que un cambio brusco en la concentración
de nutrientes puede causar un estrés a nuestras plantas.
NOCIONES BÁSICAS DE HIDROPONÍA
Los cultivadores de cannabis más fanáticos suelen acabar probando el cultivo
hidropónico, una técnica avanzada que permite un control total sobre las
condiciones de cultivo y nutrición de la María. Con un poco de experiencia y
dedicación, las cosechas son espectaculares.
¿Que es la hidroponía? La palabra hidroponía (de hidros, agua, y pones,
trabajo) designa un tipo de agricultura en la que se utiliza un sistema de cultivo
sin tierra.
134
En los cultivos hidropónicos las plantas se siembran en un sustrato inerte como
la arena, la arcilla expandida o la lana de roca. Es decir, el sustrato en el que
crecen las raíces no tiene alimentos. Todos los nutrientes que las plantas
necesitan se suministran a través del agua de riego, convenientemente
fertilizada. Normalmente, las plantas en sistemas hidropónicos se riegan
continuamente con un gota a gota o, al menos, varias veces al día.
Combinando hallazgos científicos con progresos de índole más puramente
técnica, esta forma de cultivo rinde una potencia superior o comparable a las
mejores variantes conocidas usando tierra y aire libre.
El modelo fue perfeccionado por europeos e israelíes, unos para defenderse del
brumoso frío y otros para evitar la aridez del desierto. Sin embargo, esos
esfuerzos sólo acabaron de fructificar al difundirse nuevas lámparas y nuevos
sistemas de anclaje para la raíz, gracias a los cuales es posible cultivar en
periodos dos o tres veces más cortos una amplia gama de vegetales,
obteniendo ejemplares de extraordinaria calidad, y ahorrando tanto agua como
nutrientes en proporciones asombrosas.
Lo esencial de esta técnica es optimizar el entorno donde crecerá la planta,
evitando lo perturbador y ofreciendo generosamente lo bien aceptado. En otras
palabras, se trata de convertir su vida en un edén. La reacción de las plantas a
esa existencia no será menos positiva, deparándonos la oportunidad de
imaginar qué suerte de humanos poblarían la Tierra si cada persona tuviese
cubiertas sus necesidades y predilecciones de modo parejo.
¿Que necesito para tener mi propio sistema de hidroponía? Es muy
sencillo hacer un cultivo hidropónico. Basta con que plantemos nuestras
semillas en una maceta llena de arena, lava volcánica, arlita (arcilla expandida),
perlita, vermiculita o una mezcla de estos materiales. Es muy importante
recordar que, como el sustrato empleado no tiene alimento, es necesario
fertilizar las plantas en cada riego. Actualmente, existen diferentes equipos de
cultivo hidropónico a la venta. . La mayoría funcionan adecuadamente y dan
buenos rendimientos, así que, si no quieres complicarte fabricando uno, puedes
comprarlo.
¿ Es fácil cultivar con hidroponía? La hidroponía es una técnica avanzada.
Aunque no es difícil, requiere una cierta experiencia previa en el cultivo del
cannabis. En mi opinión no es la técnica más adecuada para un cultivador
novato. Son muchos los factores que hay que tener en cuenta y un fallo se
paga más caro que cultivando en tierra. La tierra protege a las raíces y
amortigua nuestros fallos. Con la hidroponía las raíces están mas desprotegidas
y resulta necesario un mayor control de todas las variables del cultivo. Además,
supone un mayor gasto que un sistema tradicional. La clave de la hidroponía
está en el riego. Los sustratos de hidroponía están formados por partículas
bastante grandes que dejan huecos entre ellas por donde pasa el aire.
Cuanto más aire y oxígeno llega a las raíces, mayor es el crecimiento y mayor la
necesidad de alimentos. Es vital que a nuestras plantas no les falte de nada,
por eso hay que regarlas siempre con una solución nutritiva.
En hidroponía, cuantas más veces reguemos más crecerán, siempre que el
drenaje y la aireación de las raíces sean los correctos. La humedad debe
mantenerse entre el 40 y el 70%, y la temperatura, entre 22 y 28º C.
135
¿Cómo se usa el sistema hidropónico? La mayoría de los sistemas de
hidroponía a la venta constan de un depósito para la solución nutritiva, unas
macetas donde colocamos el sustrato y las plantas, y una bomba de agua que
lleva la solución desde el depósito hasta las plantas. El agua que drena de las
macetas vuelve al depósito y cierra así el circuito. Después de lavar bien el
sistema antes de usarlo por primera vez, tendremos que rellenar el deposito
con solución nutritiva.
Es importante usar agua sin muchas sales y dejarla reposar durante 24 horas
para que se evapore el cloro. Añadiremos el fertilizante al agua en las
proporciones indicadas por el fabricante y después corregiremos el pH. En
hidroponía es recomendable usar abonos especiales diseñados para estos
cultivos, ya que mantienen el pH mucho más estable. Cada semana, vaciaremos
el depósito y lo llenaremos con una nueva solución nutritiva. Durante la semana
hay que ir rellenando el depósito para compensar el agua que se evapora y la
que consumen las plantas.
EL AGUA UNA PIEZA FUNDAMENTAL
En hidroponía el agua es el vínculo en el que van los nutrientes. Por esto es
muy importante que sea de buena calidad.
El agua de muchas regiones españolas tiene demasiadas sales disueltas,
especialmente sodio. El sodio interfiere con la absorción de los nutrientes y no
deja que la planta crezca bien.
La mejor manera para filtrar las sales del agua consiste en pasarlas por un filtro
de osmosis inversa. Se pueden encontrar desde 20.000 pesetas y dan un
rendimiento de al menos 50 litros al día. El otro sistema es usar directamente
agua destilada. Esto resulta caro, ya que un cultivo hidropónico de interior
puede consumir hasta 20 litros diarios. Además hay que cargar con el agua.
Si el agua del grifo tiene más de 250 ppm o 0,5 EC, no la uses para cultivos
hidropónicos. Te dará muchos problemas, porque las sales impedirán el
correcto desarrollo de las plantas.
VENTAJAS DE LA HIDROPONÍA
La producción puede ser muy alta, ya que las raíces reciben mucho oxígeno y
nutrientes, lo que acelera y favorece el crecimiento. No hay que acarrear sacos
de tierra para cada cosecha. Si usamos arcilla expandida, podemos reciclarla
indefinidamente. Es importante esterilizar la arlita con lejía después de cada
cosecha y aclararla bien antes de poner nuevas plantas (pues la lejía es básica
y alteraría el pH).
También es posible controlar exactamente las condiciones de cultivo. Esto nos
permite ajustar con precisión la dosis de fertilizante para lograr el máximo
crecimiento. Como no hay tierra, los bichos y las plagas son menos frecuentes.
Es una técnica de precisión y grandes resultados. Muy aconsejable para manitas
y maníacos del cultivo.
INCONVENIENTES DE LA HIDROPONÍA
136
Las raíces están mas desprotegidas que cuando cultivamos en tierra, por lo que
los errores se pagan caros. Es necesario vigilar las plantas a diario, así como
ajustar el pH y la electroconductividad del agua. Requiere más dedicación que
un jardín en tierra.
Es necesario utilizar fertilizantes especiales para cultivos hidropónicos, ya que
los normales no sirven. Son algo más caros, pero funcionan muy bien. Hay que
regar varias veces cada día, por lo que necesitaremos un programador para el
riego y un depósito donde almacenar el agua fertilizada. No es un sistema
adecuado para cannábicos perezosos. Si no quieres cuidarlas cada día, olvídate
de la hidroponía.
EL SISTEMA HIDROPÓNICO
La técnica hidropónica más elemental consiste en un cubo provisto de un tubo,
que se eleva o baja según proceda.
Sistema hidropónico elemental
Aunque este elemental procedimiento funciona bien cuando es manejado por
manos expertas, una técnica también sencilla pero más avanzada usa un
tanque de nutrientes, que tiene tres elementos sumergidos. El primero es un
calentador de acuario, encargado de mantener el agua en un margen de 18-24
grados. El segundo es un filtro/oxigenador, de acuario también, que cumple las
finalidades indicadas por su nombre. El tercero es una pequeña bomba
eléctrica, que eleva la mezcla de agua y fertilizantes desde el tanque a las
plantas.
La mezcla corre por un tubo de plástico transparente, del cual salen tubos más
pequeños terminados por una pipeta de goteo, cuyo vástago se clava a muy
poca distancia de cada planta, de manera que la pequeña boca de riego quede
dirigida hacia el tronco. El otro extremo del tubo principal se ocluye con un
tapón, y es imprescindible sellar muy cuidadosamente (mediante alguna cola,
silicona, cinta de teflón) los agujeros hechos allí antes (con un punzón) para
introducir los tubos más finos; en otro caso habrá fugas de agua, posible
inundación y riesgo, entonces, de que alguien se electrocute.
La segunda parte de este sistema incluye en su forma más elemental una
plataforma o mesa blanca donde reposan una o varias bandejas de plástico
blanco también, con un agujero en alguna parte de su base, desde el cual
retorna el agua al tanque; por supuesto, es imprescindible que el tubo o tubos
137
de desagüe se hallen perfectamente sellados, para que ni una gota vaya al
suelo. La plataforma debe hallarse a más altura que el tanque, a fin de que el
agua retorne por simple peso.
Montaje hidropónico casero
Las plantas no deben reposar sobre el fondo de las bandejas (que estará
empapado casi constantemente), sino sobre bandejas más pequeñas, blancas
también, con base de rejilla que asegure un drenaje constante, y alzadas un
centímetro o poco más para evitar el encharcamiento de cada pie.
Actualmente, las tiendas especializadas ofrecen jardineras más cómodas, y muy
baratas, cuyas acanaladuras evitan el encharcamiento, provistas además de un
sistema simplificado de desagüe. Pregunta en tu Grow Shop habitual sobre
sistemas hidropónicos antes de intentar inventos caseros, a no ser que seas un
experto...
Un régimen común de riego es cinco minutos cada seis horas. Esto puede
hacerse a mano, encendiendo y apagando la bomba cada vez, pero resulta tan
engorroso como inútil. Todas las tiendas de bricolaje y jardinería venden
distintos temporizadores, entre los cuales destacan los de tipo digital, pues
permiten fijar ese programa (o cualquier otro) coordinándolo con el
fotoperiodo, y asegurándose el cultivador de que cada planta recibirá la misma
dosis de agua, a intervalos iguales.
Los experimentados mantienen que la rigurosa precisión y coordinación de
riego y fotoperiodo aumenta considerablemente los rendimientos. Desde luego,
es evidente que estos plazos cortos de goteo permiten reciclar los nutrientes
todos los días en periodos de 10-15 minutos, proporcionando a las plantas una
máxima absorción de tales elementos.
Por último, debe tomarse en consideración que la mezcla de nutrientes no es
tan inestable como el pH, pero ni mucho menos fija. Algunas buenas tiendas de
jardinería tienen el medio más sencillo para controlar dicho asunto, que es un
medidor digital prácticamente idéntico en aspecto a los medidores digitales de
pH, llamado tester o pluma de DS (dissolved liquids).
Al igual que el medidor de pH, el de DS tiene al dorso un tornillo que permite
afinarlo, y viene acompañado por una solución pensada al efecto (pues si su
electrodo la toca debe marcar 100). Una vez calibrado, basta sumergirlo en el
tanque y oprimir el botón situado en la parte superior para obtener cierto
número, que se compara con la medida óptima en cada periodo: 60-80 para
germinación, 130-190 para las dos fases siguientes. La ventaja de ciertos
nutrientes es ofrecer tres mezclas distintas (Micro, Grow y Bloom),
138
especificando las proporciones relativas de cada una por litro, para cada fase de
la planta.
A fin de obtener la concentración deseable procede, entonces, añadir tantas
cucharas de té como haga falta, o bien diluir la mezcla añadiendo algo más de
agua; más precisa y rápida que una cuchara es una jeringa de plástico,
graduada por centímetros y cucharas.
Las plantas han crecido durante milenios sobre tierra y otras bases orgánicas
como turba o serrín, hasta que se inventaron medios inorgánicos como perlita o
vermiculita (vidrio volcánico y mica, respectivamente, tratados a altas
temperaturas), piedra pómez machacada o arcilla expandida, pues si tales
medios se complementan con un riego rico en nutrientes las raíces tendrán el
adecuado drenaje, previniéndose hongos y asfixia. Esas y otras bases pueden
adquirirse en cualquier tienda de jardinería, combinadas ya con el abono que
cada fabricante considera mejor. Conviene recordar que estos vehículos de
crecimiento deben lavarse con agua antes de ser usados.
Sin embargo, la revolución actual se basa en algo que los antiguos hawaianos
llamaban "cabellos de Pele" (deidad volcánica), porque los fuertes vientos
tropicales desgajan finas hebras de magma líquido, entrelazándolas luego como
una especie de estopa, y desde hace siglos los criadores de orquídeas y otras
plantas muy difíciles de cultivar emplean dicha base. Pero el uso de esta “lana
de roca” (rockwool) en invernaderos y jardinería de interior sólo se generalizó
en Dinamarca hacia 1969, cuando los agricultores decidieron sortear con
ingenio una prohibición impuesta por la CE a que el país cultivase forraje sobre
tierra vegetal.
Hoy buena parte de la jardinería hidropónica europea usa exclusivamente este
medio, que se ha extendido también de modo espectacular en Estados Unidos,
Canadá y Japón. Holanda, por ejemplo, tiene unas 4.000 hectáreas de
invernaderos, que prácticamente en su totalidad emplean rockwool.
Las ventajas empiezan por el precio, comparado con los de turba o mantillo.
Puede hacerse rockwool a partir de casi cualquier tipo de roca fundida, aunque
el mejor se obtiene a partir de basaltos volcánicos, suprimiendo los aceites
minerales hidrófugos que contienen.
La marca más conocida es danesa, pero las hay japonesas, inglesas, francesas,
holandesas, finlandesas, norteamericanas e incluso variedades australianas y
coreanas. Lo fundamental es que se trata de un medio inerte, estéril, poroso y
no biodegradable, que proporciona un magnífico soporte para la raíz y actúa
también como depósito temporal de nutrientes, sin formar bolsas secas ni
encharcadas.
Incluso saturado de líquido, el rockwool mantiene un 20 % de oxigenación,
gracias al gran porcentaje de aire que cabe entre sus fibras. Según parece, ni el
más perfecto de los suelos naturales, con el mejor de los abonos, puede igualar
el rendimiento de este medio.
El pH del rockwool ronda 7,8, lo cual aconseja bajar el pH del tanque a 5,5 para
mantener la solución a 6,5 o algo menos. Aunque retenga entre 10 y 14 veces
más agua que cualquier tierra, eso no evita una acumulación de sales; de ahí
que sea conveniente renovar el tanque de nutrientes cada semana, e incluso
anegar primero las plantas con agua sola o una disolución muy tenue
139
(mediante un goteo de doce o quince minutos, o derramando algo como medio
litro sobre cada pie), para barrer posibles depósitos de sal en cada raíz.
La extraordinaria humedad de este medio hace que sus superficies expuestas a
la luz se llenen de algas verdes si están sanas o negras cuando se
descomponen, cosa evitable cubriendo esas partes de plástico blanco; las algas
no compiten con lo cultivado en cuanto a nutrientes, y sólo podrían perjudicar
la cosecha en caso de pudrirse masivamente, debido a bacterias y virus. Para
ese caso (poco habitual) hay algicidas químicos, que será oportuno usar muy
restrictivamente si el jardín cultiva vegetales destinados a alimentación.
Innecesario parece añadir que el rockwool como la arcilla expandida y otros
suelos no orgánicos funcionará peor que la tierra normal para tubérculos,
rábanos, espárragos o uvas, por ejemplo. Las cosechas más habituales de este
medio son tomates, pepinos, pimientos, melones, lechugas, fresas, marihuana,
orquídeas, rosas y otras muchas flores.
Por lo demás el rockwool es tan tóxico para los pulmones como la fibra
de amianto, siempre que esté seco, y por eso viene envuelto en plástico. Al
anegarlo, haciéndolo manejable e inocuo, convendrá que el cultivador use una
solución muy leve de los nutrientes a emplear, antes de depositar allí las
semillas.
La temperatura, factor crucial del cultivo a cielo abierto, es otro capítulo en la
hidroponía de interiores. Las plantas se desarrollan óptimamente entre 22 y 24
grados, pero admiten sin sufrir que el ambiente descienda hasta 15 durante la
oscuridad, y se eleve hasta 32 e incluso 38 en la fase de máximo calor.
Salvo en zonas gélidas, el cultivo de interiores (sea en un sótano, un ático o
cualquier otro cuarto) tendrá pocos problemas, debido a las condiciones
aislantes del inmueble y el calor añadido de las lámparas HID. Evidentemente,
si hace demasiado frío será preciso añadir a la habitación una estufa...
Algunos problemas pueden ofrecer los áticos en verano pues generar frío
resulta bastante más caro que generar calor, pero siempre es posible
interrumpir el cultivo durante el verano, o avenirse al acondicionador de aire.
Lo único seguro es que el rendimiento se reduce progresivamente, a medida
que la temperatura abandona el margen ideal de 22-24 grados; aunque bajar
hasta los 10 es más duro para la planta que sufrir una media de 30-32, ambas
cosas deberían evitarse.
Cultivadores profesionales, y perfeccionistas, emplean termostatos de frío/calor,
que disparan una cosa u otra según convenga, manteniendo regímenes
distintos para el día y la noche, lo cual ahorra energía eléctrica. Se sirven
también de humidificadores y deshumidificadores automatizados, para
conservar un margen de humedad próximo al 50-60 %, que estimulan la
transpiración de las plantas y previenen el desarrollo de hongos.
Sin embargo, es bastante más barato comprar un simple higrómetro, y
aumentar la humedad colocando un cubo de agua o varios, dependiendo del
tamaño del cuarto cultivado. El exceso de humedad es menos frecuente,
porque tanto el ventilador como las lámparas HID secan el aire, pero la
humedad excesiva debe combatirse para evitar luego en la fase de floración,
cuando las plantas han crecido al máximo, y absorben mucha agua el empleo
de fungicidas.
140
Un último aspecto ampliamente debatido hoy entre cultivadores hidropónicos es
si prescindir completamente de suelos orgánicos y luz solar produce plantas
mejores en todos sentidos. El sector organicista lo niega, desde luego, alegando
que la hidroponía pura crea variantes de extraordinaria psicoactividad, aunque
más ásperas para el paladar.
Reuniones de alto nivel agronómico, celebradas en Holanda bajo los auspicios
del CIA (Cannabis in Amsterdam), el HMM (Hash-Marihuana Museum) y la DPH
(Drugs Peace House), han acabado pareciéndose muchísimo a congresos de
enólogos y catadores de vinos, donde la biomarihuana triunfa por estrechos
márgenes.
Dos cosas parecen indiscutibles: 1) que todas las variantes actuales provienen
de una sola planta hibridada, que se cultivó en interiores; 2) que el motivo de
cultivar "cibernéticamente" no puede atribuirse a los cultivadores, sino al
régimen legal en vigor. La clientela deseaba cáñamo potente, la policía estorbó
su producción a cielo abierto, y el resultado está a la vista. Disponer de flores
que alcanzan hasta un 14 % de THC con las cuales puede hacerse un hachís
potentísimo como el dutch es una consecuencia directa de la prohibición.
A pesar de la prohibición, se observa ya en Estados Unidos y Holanda una
convergencia del cannabinófilo con el gourmet. Denominaciones de origen
como Borgoña, Burdeos, Alsacia, Rioja, Albariño o Chianti- equivalen a cepas
hidropónicas, que cultivadas o no sobre tierra compiten como los propios
mostos, atendiendo a precios, sabores y texturas. Si la potencia de las bebidas
alcohólicas fuese lo decisivo, todo el mundo estaría bebiendo absenta y otros
aguardientes próximos a los 70 grados, por no decir alcohol puro. Lo mismo
cabe pensar de la marihuana y el hachís, en caso de que abandonasen el
mercado negro.
Sea como fuere, el cultivo hidropónico han abierto horizontes, creando
variedades impensables hace apenas una década. Los bancos de semillas están
ahí, abiertos a cualquier innovación. El aspirante a la autosuficiencia sólo tiene
que conseguir buenas simientes, preparar su equipo y enterrarlas una a una en
los cabellos de Pele que hoy se llaman rockwool, lana de roca.
Ahora cultivad hijos e hijas de Sativa, pues clandestinos sacerdotes de la diosa
Démeter cuidaron (y cuidan) de que ese acto fructifique. ☺☺☺☺☺
141
PARTE TERCERA: APÉNDICES
En esta tercera y última sección encontrarás la información complementaria o
de difícil clasificación que no se adhiere a ninguna de las categorías de cultivo
anteriores; pues o bien no trata sobre cultivo o bien es suficientemente general.
142
APÉNDICE 1: SECADO Y CURADO
Después de meses de pacientes y dedicados cuidados, por fin se acerca el
ansiado momento de la cata. Sin embargo, amigos, la prisa mata. No seáis
agonías y dejad que los cogollos se tomen su tiempo, sin duda vuestras
gargantas y psicoactivos cerebros lo agradecerán.
Lo primero y más importante que se debe tener en cuenta es que, aunque
tengáis la casa llena de cogollos recién cortados, aún quedan dos de las
fases más importantes de la producción de marihuana: el secado y el
curado. Si estos procesos no se realizan correctamente la calidad del
colocón final será tristemente afectada.
Algunos
consejos
para
secar
y
curar
tu
mejor
marihuana
Estos consejos están dirigidos a aquellos que quieren lograr una marihuana
de primera calidad, con una buena potencia y un sabor agradable. La hierba
recién cortada debe pasar por un largo proceso para desarrollar todo su
potencial. La marihuana no muere en cuanto se corta. Mientras queden
restos de humedad dentro de los tejidos se siguen sucediendo reacciones
químicas que influyen de forma determinante en la calidad y sabor del
producto final.
Si te estás fumando la hierba menos de un mes después de cortarla, eres un
impaciente. Espera un mes más y será mucho mejor. Al menos, deja que los
mejores cogollos de cada planta se sequen y curen bien. Si no puedes
aguantarte, fúmate los cogollos bajos y pequeños.
Hay que tener muy presente que son necesarios dos procesos para que la
marihuana esté bien buena. Por un lado, la hierba se tiene que secar, es
decir perder el agua de sus tejidos, para que el THC sea psicoactivo
(coloque). Este proceso se denomina secado y dura de una a cuatro semanas,
dependiendo del clima. En segundo lugar, se debe curar la hierba. Durante
el curado, se producen reacciones químicas en el cogollo que descomponen
la clorofila (lo que da el color verde a las plantas).
Gracias al curado, la marihuana tiene un sabor más suave que no irrita la
garganta. Además pierde el sabor a “césped” y gana (mucho) en potencia.
Para secar la hierba basta con colgarla en un lugar aireado, oscuro y
seco. Cuando la parte exterior del cogollo tenga un tacto crujiente se
puede empezar a curar.
Si la hierba se seca demasiado, el curado no se realiza correctamente.
Normalmente, en dos semanas la hierba está lista para empezar a curarla
aunque en zonas muy secas puede ser antes y en la costa algo después.
El curado de la María consiste en acabar de secarla muy despacio. Cuando
los cogollos están crujientes por fuera, aún tienen algo de humedad en el
interior, los manicuraremos, es decir, quitaremos los palitos, dejando solo las
bolitas de hierba del tamaño de una moneda de 2 euros o del tamaño que
salgan, vigilando de no manipular demasiado en un exceso de celo
manicurador, pues la resina se pierde cuanto más toqueteamos.
Esta operación la realizaremos sobre una mesa grande y sobre la que
colocaremos un trozo te tela de seda fijada con cinta aislante en sus extremos
para recoger la resina que va cayendo (recomendable es recuperar esta resina
con un cedazo, ver “fabricación de hachís” más adelante), las manos también
143
quedan pringosas, frótalas cada cierto tiempo i guarda la resina resultante en
un bote.
Una vez terminado el proceso de manicurado, introduciremos la hierba ya
“refinada” en un bote de cristal o una caja de metal o madera tapados. Al día
siguiente, la humedad interior del cogollo se habrá repartido y ya no estará
crujiente. Durante las próximas semanas abriremos cada día una o dos veces la
caja, durante un par de minutos para que se cambie el aire.
La María se va secando poco a poco mientras la clorofila se descompone. La
hierba al curarse va perdiendo el color verde intenso conforme pierde la
clorofila. El proceso de curado puede durar de dos a seis semanas, hasta que la
marihuana alcanza su punto de humedad óptimo. Normalmente, se dice que la
hierba esta lista cuando los tallos se quiebran con un chasquido en lugar
de doblarse.
Llegado este momento hay que envasar el cannabis para que se conserve en
buenas condiciones durante largo tiempo. Si se guarda bien puede durar un
año sin perder demasiado. Incluso más.
Tres son los principales enemigos del THC: el aire, la luz y el calor. Por
tanto, envasaremos la hierba en botes herméticos y los mantendremos en un
lugar oscuro y fresco, sin grandes variaciones en la temperatura.
Después de muchos meses de cultivo y otros dos meses de secado y curado,
la hierba está, por fin, lista para ser consumida. Para apreciar al máximo
sus cualidades, los cogollos se deben manicurar con tijeras. De este modo no
se pierde la resina entre los dedos y el cannabis mantiene intacto todo su
aroma y sabor.
Cosas que NO se deben hacer a pesar de los mitos que circulan, la hierba no
coloca más, ni tiene más THC, ni sabe mejor cuando se entierra durante meses.
Lo único que se consigue es llenarla de moho y hongos varios, algo muy
perjudicial para tus pulmones. Da igual quien te lo cuente, NO LA ENTIERRES.
Uno de los bulos más increíbles que circulan asegura que se debe arrancar
la planta con las raíces y sumergirlas en agua hirviendo para que el THC
fluya hasta los cogollos. Sabiendo que el THC se fabrica en las flores y
no en las raíces, no puedo sino reírme al imaginar a un astuto cultivador
intentando meter las raíces de un monstruo de tres metros en agua
hirviendo, sin separarlas del resto de la planta...
Las raíces del cannabis no tienen nada que coloque. Si se secan las plantas
colgadas boca abajo es por comodidad, no para que el THC escurra hacia los
cogollos.
No tengas prisa en el secado. Todos los métodos de secado rápido que usan
calor hacen que la María pierda potencia. Tanto con el horno convencional
como con el microondas, parte del THC de los cogollos se destruye. Si la
impaciencia aprieta y no se puede aguantar, lo mejor es secar la hierba en
el horno convencional a la temperatura mínima (en torno a 50º C) y con la
puerta entreabierta. Es conveniente controlar la hierba cada pocos minutos
para que no se seque demasiado. Este sistema es uno de los menos malos
pero, aún así, destruye una parte del THC y la hierba no sabe bien, pica
demasiado.
144
APÉNDICE 2: CÓMO HACER AUMENTAR EL VOLUMEN
DE LOS COGOLLOS
Ante todo, hay que decir que el volumen de los cogollos de nuestras plantas
dependerá directamente de la genética de la semilla y de las condiciones
óptimas que le hayamos proporcionado desde sus primeros estadios hasta el
momento de la floración.
Llegados a este punto, bastará con proporcionar un abonado correcto de
fósforo, potasio y magnesio, así como otros oligoelementos adicionales, para así
ya conseguir un volumen notable.
La genética, pues, es fundamental; no en vano aparecen nombres como Big
Bud y otros similares en las listas de variedades de semillas de los mejores
bancos. Son nombres que indican cogollos notables y una producción alta.
Cuanto más se hincha el cogollo más pesará. En cambio, otras variedades como
las sativas puras producen cogollos más pequeños y espaciados en las ramas,
con contenidos de cannabinoides completamente diferentes a las índicas, y los
híbridos procedentes de ellas.
De cualquier modo, supongo que, tras meses de consejos, y gracias a la
abundante profusión de Grow Shops en toda la geografía hispana, han
acercado a mis queridos feligreses una buena genética y una mejor fuente de
información ante posibles dudas. Ahora nos encontraremos en nuestro cultivo,
sea en interior o en exterior, unas plantas hembras bien desarrolladas y con los
cogollos en plena formación en sus estadios finales.
La parte artesana del método, y que muy pocos conocen y practican, se la
podemos proporcionar con la antigua técnica utilizada por los cultivadores de
Nepal o Afganistán, con la que consiguen triplicar el volumen de los cogollos.
Cuando llega el momento cúspide de la floración, la planta alarga y estira los
pistilos al máximo en las cimas de los cogollos, bastará pellizcarlos suavemente
sin llegar a cortarlos para que el crecimiento pase a los pistilos secundarios y
laterales.
Esta técnica conviene probarla en unas cuantas plantas hasta controlarla. Es
muy fácil pasarse en la presión y seccionar sin querer o en demasía la cima del
pistilo o incluso del mismo cogollo. En este caso, es preferible que la sección
sea por la mitad del pistilo.
Si cortamos la cima de nuestros cogollos, solamente lograremos bifurcar la
parte cortada; si en cambio procuramos una ligera presión, el crecimiento del
resto de los cogollos será espectacular. Si quitamos los cogollos inferiores,
veremos revegetar nuevos directamente. Probar para creer. (Si, claro que lo
voy a probar... faltaría más).
145
APÉNDICE 3: SOBRE EL HACHÍS Y LA MARIHUANA
Hashish, hachís, costo, charas, chocolate, polen... Tiene tantos nombres como
colores, texturas y sabores. Es el principal derivado de la marihuana, y su
producción es una tradición milenaria en regiones de Marruecos, Líbano,
Afganistán, India y Nepal.
En principio, el hachís, es pura resina de marihuana, sea en forma de glándulas
prensadas como el polen marroquí o en bola de resina como el charas hindú. El
hachís de verdad no tiene mas ingredientes que marihuana, un poco de agua y
un tiempo de maduración que varía según el método de preparación. Es una
técnica de preparación muy útil en climas áridos pues, en comparación con la
marihuana de la que procede, se conserva mejor, se transporta más fácilmente
e, idealmente, concentra el efecto para su fin tradicionalmente místico.
Por desgracia, la noción del verdadero hachís ha sufrido un serio revés en
nuestro país por culpa del costo comercial marroquí que inunda las calles ante
la complacencia y complicidad institucional. La baja calidad de ese material de
debe, en gran parte, a presiones de mercado: simplemente no existe suficiente
marihuana de calidad en Marruecos para satisfacer la demanda europea de
hachís.
De los análisis se desprende que la materia prima que se emplea en la
fabricación del hachís más comercial es marihuana degenerada, con niveles
bajísimos de THC que garantiza de partida un producto acabado ineficaz.
Además, el proceso de fabricación utiliza toda la planta: hojas, tallo raíces con
tierra, machos... Pulverizándolas y prensando el polvo en placas con algún
aglutinante, léase adulterante, de salubridad dudosa.
Así, el peso de este hachís, lo que se paga, es básicamente deshecho de
marihuana infumable pegado con cera, goma arábiga o lo que sea.
¿Cuanta gente, cuantos de estos prohibicionistas rabiosos que rondan los
pasillos del poder, se habrá quedado con la triste idea de que han conocido del
cannabis tras fumar un hachís de tan burda elaboración?
Y es que, como dice Laurence Cherniak en su excepcional obra The Great
Books of Hashish Vol. 1 Book 1, no todos los costos son iguales. Para los
productores tradicionales la adulteración del hachís es pecado por tratarse de
una sustancia sagrada, y por el hecho de que es imposible llegar a dimensiones
místicas con chocolate falso.
Así, muy lejos del trapicheo de costo en Europa, en las regiones donde se
produce el hachís sigue vivo el respeto cultural hacia esta sustancia, aunque el
intervencionismo norteamericano ha hecho lo posible para convertir este
sacramento en guerra. Cherniak ha viajado por todas las regiones de tradición
de hachís, y su obra refleja la fuerza de las culturas que protegen los secretos
del hashishín como un tesoro, en muchos casos a pesar de las situaciones
interminables de conflicto como en el Líbano o Afganistán.
146
Este artículo pretende echar un poco de luz sobre la situación actual del hachís
en España con la dosis necesaria de denuncia, pero sin olvidar que el chocolate
adulterado y su mercado son aberraciones históricas, mientras que la tradición
del puro costo cósmico es parte indiscutible de la cultura cannábica, mucho más
allá de las moralidades imperantes.
LAS MUESTRAS
Hachís: de las once muestras que se analizaron, diez eran variedades
marroquíes comercializadas aquí en España, mientras la restante provenía de la
petaca particular de Mr. Scott de Greenhouse, que ofreció su "polen de dedo"
como punto de referencia. Siete de las muestras comerciales procedían de
partidas estampadas con símbolos, o sea, de producción a gran escala, y las
otras tres eran polen, más caro y selecto.
Análisis comparativo del Hachís
Las partidas estampadas; Hoja (1), Infinito (2), Paz (4), Aros (8), Moneda(9),
Luxe-HA (10) y símbolo desconocido de Madrid(11):
Estas muestras tienen en común el color, que suele ser un marrón oscuro por
fuera y un marrón verdoso por dentro, y el aroma, agradable pero no
penetrante. También comparten la misma textura, deshaciéndose bien al calor
de una llama pero que se endurece rápidamente, dejando chinas gruesas de
aspecto terroso. Estos tipos de hachís se venden, normalmente, a 1.000
pesetas los 2-2,5 gramos.
Los pólenes; polen Butifarra (3) Polen Nador (6) polen Mallorca (7) y
Greenhouse (5):
Butifarra: color marrón oscuro uniforme, con destellos brillantes debido a la
densidad de tricomas glandulares ( los saquitos de resina de los cogollos ).
147
Aroma penetrante, igual que un cogollo. Textura suave y melosa, se deshace
casi sin calor. Precio de 1.000 pesetas el gramo.
Mallorca: color similar al nador, un poco más oscuro. Aroma suave y dulzón.
Fácil de deshacer, con una textura algodonosa en polvo. 900-1000 pesetas el
gramo.
Nador: color marrón muy claro, casi amarillo. Aroma casi nulo. Se deshace
entre los dedos sin calor, pegándose el polvo a los dedos. Precio entre las 900 y
1.000 pesetas el gramo.
Greenhouse: color amarillo verdoso, con un aroma que se distingue a varios
metros, fabricado exclusivamente a partir de cogollos de White Rhino. Se
deshace en los dedos, con textura algodonosa. No tiene precio porque no se
comercializa, ni siquiera en Holanda...
Marihuana: Se incluyó para analizar doce muestras de flor de marihuana
cultivada en tierras españolas para comparar con el hachís. Las seis primeras
muestras son variedades que llevan numerosas generaciones por estas
latitudes, y las seis últimas son de primera generación, provenientes de bancos
holandeses. Hay que señalar que ninguna de estas muestras proviene del
mercado, porque son cultivos de autoconsumo donadas por los mismos
cultivadores.
No incluimos notas de cata, puesto que se tratan de variedades conocidas,
aunque hay que mencionar que las muestras 3 y 6, de la variedad Ja-Ja, y la
11, de la variedad tailandesa, son puras sativas. Las muestras 1 y 2 son de
marihuana considerada infumable, cuya psicoactividad ha degenerado con el
tiempo hasta convertirla en lo que viene a ser cáñamo industrial.
LAS CONCLUSIONES
148
El secreto de la calidad del cannabis y sus derivados no se mide solamente por
la cantidad de THC presente, sino por la relación de THC_CBD_CBN. El THC es
el agente psicoactivo de la marihuana, pero tanto el CBD como el CBN pueden
neutralizarlo y causar sensaciones de somnolencia. Las muestras de alto
contenido de CBD, por lo tanto, provocarían colocones "cabezones" y
apalancamiento en contraste con el efecto más potente y lúcido de las de bajo
contenido canabidiólico.
Con esto en mente, es evidente que las muestras de marihuana tienen mas
interés psicoactivo que las de hachís, porque por mucho THC que contengan
estas últimas sus altos niveles de CBD neutralizan el efecto. Las marías
(descontando las dos primeras) sólo contienen cantidades significativas de THC,
que se traduce en unos efectos más "limpios" al fumarlas. También cae en esta
categoría la muestra 5 de hachís, el polen de White Rhino, lo que demuestra
que el hachís bien elaborado puede ser tan efectivo o más que la planta misma.
Siendo éste el caso, ¿cómo se explica que las demás muestras tengan tanto
CBD?. La respuesta se encuentra seguramente en la relación metabólica de los
tres componentes analizados. Durante la maduración de la planta hembra, el
CBD que contiene se transforma en THC hasta llegar a un punto máximo, que
es cuando, en teoría, se cosecha la planta. Si el proceso natural de maduración
no se corta, el THC se va transformando en CBN y la planta pierde
psicoactividad. Como regla general, entonces, los altos índices de CBD indican
que la materia prima fue cosechada antes de tiempo.
Por otro lado, hay una semejanza de proporciones entre los costos estampados
y las muestras 1 y 2 de marihuana, sugiriendo que la materia de partida no era
digna siquiera de llamarse marihuana. Todo esto se debe a un proceso de
fabricación que utiliza cáñamo de baja calidad, recogido antes de tiempo y
triturado entero. Los pólenes, con su alto contenido en THC, evidentemente
parten de auténtica marihuana, pero también recogida antes de que todo el
CBD se hubiera transformado en THC.
En conclusión, una María bien cuidada, cosechada en su momento y conservada
con cariño, da resultados más satisfactorios a la hora de fumar que cualquiera
de los costos marroquíes, por caros que sean. Evidentemente, el colocón es un
efecto muy subjetivo, y hay gustos para todo. Pero si a esta comparación se
añade el hecho de que la marihuana autocultivada nunca lleva adulterantes
misterio, por no decir tóxicos, ni se tiene que comprar en la calle, entonces la
lógica del consumidor hablará por sí sola.
149
APÉNDICE 4: FABRICACIÓN CASERA DE HACHÍS
Hemos visto que el hachís de autocultivo concentra más principio activo por
gramo de muestra que cualquier otra categoría. Por una vez, la lógica impera.
Estas muestras fueron extraídas de buenos cogollos, procesados a mano sin
más ingredientes que el calor humano, sin más herramientas que un cedazo y
un poco de paciencia para producir cantidades propias del autoconsumo.
Los análisis dan fe del resultado de este simple proceso, sobre todo en
comparación con las muestras “comerciales”. Porque el cedazo no es milagroso:
el hachís sólo será tan bueno como los cogollos de donde proviene. Por esto el
costo de autocultivo es la “crème de la crème”
EL MISTERIO DEL HACHIS, LA RESINA
El día era seco y soleado, como manda el canon del cedazo. En algún lugar de
la geografía peninsular un cultivador se disponía a llevar a cabo un ritual
normalmente asociado con nuestros vecinos del sur: la colecta de glándulas de
resina de cannabis, el polvo dorado conocido como polen, que es la base de
todo el costo que circula en la Comunidad Europea.
Pero este cultivador sabía una cosa: cuando recogía el polen de sus propios
cogollos, lo prensaba en goma y se lo fumaba, no tenía nada que ver con lo
que en la calle llamaban "polen", y aún menos con el infame "apaleao" de ficha.
En pocas palabras, lo suyo le ponía; lo otro le dormía. Al principio prescindía
completamente del hachís. Habiéndose acostumbrado a disfrutar de su propia
cosecha, prefería no fumar nada que volver al camello. "Yo fumo para sentirme
bien, y lo que venden no me da más que jaquecas", nos dijo.
"Y además es caro." Supuso, no sin razón, que la baja calidad del costo
marroquí se debía sobre todo a la adulteración, o al proceso mismo de
fabricación. "El caso es que no sabía como se hacía el costo, ni me preocupaba
demasiado. De vez en cuando alguien sacaba un polen de esos caros y la gente
se pillaba un muermo, entonces me liaba un cogollo y volábamos todos. Más de
uno se ha plantado desde entonces", recordó con una sonrisa.
El misterio del costo se desveló el día que volvió un amigo "del moro" y le hizo
una pequeña demostración de lo que había visto. Con un trozo de nylon y unos
cogollos, sacó y prenso polen para un porrito. Se lo fumaron in situ, y el
cultivador se quedó estupefacto: "Era el mejor hachís que había probado, y
venia de mis propios cogollos. Fasta mi amigo alucinaba; me decía que ni en
Marruecos se había puesto igual"
Le impresionaron también la textura y el olor de su polen, maleable como
plastelina y fragante como los mismos cogollos. Observó que era inútil calentar
la china con el mechero porque se derretía en burbujas, siendo mejor hacer un
tubito fino entre los dedos para liar con tabaco a su alrededor. Tras esa primera
experiencia con el hachís de autocultivo, el cultivador decidió seguir
investigando el tema.
Pero él siempre matiza: "No sentí que había redescubierto el hachís, sino que lo
descubría por primera vez. Entendí que el problema del costo marroquí no tenía
150
que ver con el proceso de fabricación, sino con la calidad de sus plantas y los
cortes que usan para añadir peso. Porque mi propio polen está muy rico."
El buen cedacero "De hecho -prosigue- una de las cosas que me chocó cuando
empecé a hacer polen fue precisamente el rendimiento de resina por cogollo,
porque si te sale un gramo de primera por diez de planta es un éxito. Siguiendo
esta lógica, si el chocolate marroquí fuera bueno, en Marruecos tendrían que
estar procesando decenas de miles de toneladas de cannabis cada ciclo, sólo
para el mercado exterior." Mientras habla, el cultivador hecha un manojo de
cogollos al cedazo y empieza a golpearlo suavemente sobre la mesa. Pronto
una fina capa de polvo dorado marca la circunferencia del cedazo en la
superficie del cristal, aunque hará falta bastante más para conseguir una china
de goma. " La realidad es que si picas plantas enteras en polvo antes de
pasarlo por el cedazo, como hacen allí, tendrás un rendimiento mucho más alto,
pero lo que sale estará tan lleno de polvo y materia vegetal que tendrás que
añadirle un aglutinante y prensarlo con una máquina para convertirlo en algo
remotamente parecido al costo.
Para eso podrían pasar el cedazo completamente." El cedazo es la pieza
fundamental del proceso. La manufactura del hachís de polen se basa en la
separación y purificación de las glándulas por tamaño, para separar las
glándulas maduras de todo lo demás. Estas glándulas son, en realidad, el único
ingrediente del polen de primera. El cultivador trabaja con un sistema básico,
de un solo cedazo, para procesar los cogollos. Tras consultar el libro ¡Hashish!,
De Robert Clarke (una autentica Biblia del costo, aunque en inglés), decidió
adquirir un cedazo de 150 micras, suficiente para asegurarse de que pasarían
hasta las glándulas más grandes.
Esta tela, en este caso con aperturas de 150 milésimas de milímetro, se puede
encontrar en tiendas especializadas o empresas de cedacería industrial, en
metal o nylon. Los precios se sitúan alrededor de unas 5.000 pesetas por metro
cuadrado si va suelto, y unas tres veces más si se compra montado en un
marco, como en las fotos.
El cultivador recomienda conseguirlo ya montado si no se dispone de las
herramientas para hacerlo uno mismo, porque la rigidez de la superficie del
cedazo es vital para conseguir un buen tamizado durante muchos ciclos.
En todo caso, la única manera de controlar el proceso es sabiendo exactamente
el tamaño del cedazo. Si es de 135 micras o más, las glándulas maduras caerán
por los agujeros. Si es de 50 o menos, no cabrán, no caerán y no habrá
separación.
Cogimos una pequeña muestra del polen que iba cayendo a la mesa para
examinarlo con lupa autoiluminada de 30 aumentos. La gran masa consistía de
glándulas maduras (bolitas traslúcidas que destellan con la luz), aunque
también se distinguían claramente partículas más pequeñas como glándulas
inmaduras (palitos sin cabeza) y materia vegetal (sobre todo pelitos, y algún
trocito verde).
Estábamos mirando una primera de verdad, con mucha glándula y poca planta,
que prensado sin más supondría, sin duda alguna, una goma de calidad
suprema. Pero con un cedazo solo se consigue la separación. Con otro cedazo
de apertura más pequeña se puede purificar este polen para dejar sólo
151
glándulas maduras y nada mas... la crème de la crème, vamos, el auténtico y
mítico doble cero con un rendimiento entre el 2 y 3% de puro globo.
Por eso Robert Clarke llama al proceso de purificación " la diferencia entre un
gran hachís y un excelente hachís". Pero antes de dar ese paso de sibarita,
examinaremos la cuestión de la materia prima, fundamental al proceso.
La transformación de marihuana a hachís obedece al simple precepto de que la
calidad del producto es directamente proporcional a la calidad de la materia
prima que se utiliza en su manufactura. El cultivador reserva una parte de sus
mejores cogollos para tamizar, aunque al final pasan por el cedazo todos los
restos de la cosecha. "Una planta con mucha semilla no es agradable para
fumar tal cual, pero si tiene resina puede ser un costo interesante. De hecho,
mientras veas que tienen glándulas, todos los restos sirven para hacer costo.
Ahora, a la gente que piensa sacar costo de las hojas secas, le diría que se
ahorren el esfuerzo”
Los cogollos para tamizar no precisan de ninguna preparación diferente a los
demás, simplemente que estén bien secos y algo curados. Nunca se deben
manipular los cogollos antes de la primera pasada, porque se mezclaría mucha
materia vegetal con las glándulas. El polen de primera, de hecho, se puede
definir como el resultado de tamizar cogollos enteros a golpe suave durante 1520 minutos, causando el desprendimiento de las glándulas exteriores. Si
después los cogollos son desmenuzados y vueltos a pasar por el cedazo, el
resultado será un polen de segunda, más oscuro y algo menos puro, y así
sucesivamente hasta agotar la resina. Por su parte, el cultivador prefiere
guardar los cogollos buenos después de la primera pasada (él lo llama
"quitarles la caspa") para fumárselos más adelante, puesto que la potencia no
varía de forma apreciable cuando el cogollo se mantiene entero.
Como las glándulas de resina tienen tendencia a apelmazarse en condiciones de
humedad y quedarse atascadas en el cedazo, lo suyo es un día seco y frío, para
hacer hachís. Existe, sin embargo, un buen truco para aumentar el rendimiento
que consiste en dejar los cogollos media hora en el congelador antes de
tamizarlos. Con este paso, no perjudicial para los cogollos, se consigue no sólo
bajar la humedad relativa a casi cero, sino facilitar que los palitos de las
glándulas se quiebren al ser golpeados y caigan en mayor cantidad.
DE PRIMERA A DOBLE CERO
Tras una hora y procesados cuatro lotes de cogollos, la resina se amontona en
una pequeña pirámide. Ha llegado el momento de convertirlo en doble cero, y
el cultivador saca un trozo de cedazo de 60 micras sin montar. Con una carta
recoge la resina y la deposita en el centro del cedazo. Luego lo recoge de las
esquinas y hace una bolsita de polen sin apretar, y con un palillo empieza a
golpear suavemente la bolsita como si de un pequeño tambor se tratara. "La
purificación consiste en separar las glándulas maduras de los otros trocitos más
pequeños. Con este cedazo, las glándulas maduras se quedan dentro mientras
cae lo demás, o sea que ahora interesa la parte que se queda dentro del
cedazo, no la que cae. Por eso el cedazo de purificación tiene que ser más
pequeño que las glándulas a recoger."
152
Efectivamente, el polvo que iba cayendo se revelaba bajo la lupa como un poco
más que palitos de glándula y motas varias. En cuanto al tiempo de este
proceso, se puede continuar mientras vaya cayendo algún polvo, aunque esto
dependerá de la paciencia de cada uno. Tras un tiempo prudencial, el cultivador
abrió el cedazo cuidadosamente sobre la mesa, y ahí estaba todo el polen [00]
listo para manipular. En algunos casos hay que tener en cuenta la variedad de
marihuana que se va a utilizar como materia prima. Clarke, explica que el
tamaño de las glándulas maduras varía bastante entre variedades, un factor
que influye a la hora de elegir el cedazo adecuado, sobre todo para el proceso
de purificación. En las variedades marroquíes, por ejemplo, las glándulas
maduras tienen un diámetro entre 60 y 70 micras, mientras que las variedades
holandesas (en su mayoría híbridos índica/sativa) son entre 80 y 110 micras. La
Thai, por su parte, tiene las más grandes de 120 micras y hasta más. Los
cedazos recomendados por el cultivador son de 150 micras para la separación y
60 micras para la purificación, medidas "universales" que permiten tamizar
todas las variedades que crecen en España.
Observamos, sin embargo, que el cedazo de purificación es igual en tamaño a
la glándula madura más pequeña que hay. ¿ Incorrecto? En absoluto. El
cultivador nos explica por qué.
La principal razón de manipular el polen para convertirlo en goma es la de
expulsar toda humedad sobrante en la muestra mediante el calor del
amasamiento entre los dedos, a la vez que se reduce el volumen del producto
de forma considerable. Este proceso oscurece y apelmaza el polen hasta
convertirlo en una pieza de un color marrón oscuro y de una gran ductilidad
entre los dedos.
El buen polen coge forma y color cuando se trabaja simplemente con las
manos. Tras un par de minutos ya se observa la línea oscura que empieza a
aparecer en la bola.
Prensando en goma, una muestra de hachís de autocultivo mantiene su
potencia durante meses; sin este proceso, la humedad excesiva puede provocar
la descomposición acelerada del THC y echar a perder toda la pieza. El polen de
primera requiere entre 15 y 20 minutos de manipulación, pero los de segunda o
tercera necesitan mas tiempo para apelmazarse.
En el fondo, para hacer costo se necesitan, básicamente, calor y presión. El
calor y la presión hacen que la resina se derrita y se mezcle. La presión la
condensa, aislándola del aire y la luz y evitando que los hongos la ataquen. Lo
mejor es coger porciones pequeñas de polen, unos cinco o diez gramos, e irlas
trabajando de una en una.
La cuscusera forma parte del equipo básico a la hora de trabajar en plan
artesano. Es la principal fuente de calor. Una cuscusera simplemente son dos
perolas que encajan entre sí.
En el de abajo hay un par de dedos de agua (que nunca ha de faltar, nos
aconseja el cultivador). El de arriba tiene la base llena de agujeritos y tapada
con un trapo para que el calor sea más suave. Se pone al fuego y es una
magnífica fuente de calor húmedo que no va a achicharrar el polen. En casa
puedes usar una olla a presión con la cestilla de cocer la verdura al vapor,
teniendo cuidado de que el agua no salpique. El cultivador iba cogiendo
pequeñas cantidades de costo, les daba un poco de forma y las envolvía en
153
cachos de bolsa. Después las iba colocando en la cuscusera. Me advirtió que si
el polen se moja o se cuece al vapor, se estropea. Ponía pocas piezas cada vez
para que no se le acumulara el trabajo. Tenía mucho cuidado con el fuego para
darle calor sin fundirlo.
Lo más importante a la hora de hacer hachís es prensarlo bien. Esto ayuda a
conservarlos y mejora su calidad. Cualquier rodillo sirve, una botella es
perfecta. Hay que calentar el costo antes de prensarlo, para que este elástico.
Se pone en la cuscusera y se va probando hasta que tiene una textura blanda
pero consistente. Entonces es el momento.
Lo que el cultivador llamaba blando pero consistente era una textura como
arcillosa, quizás un poco más blanda, pero no como chocolate fundido. Sacaba
la pelotilla de la olla y le pasaba el rodillo sin quitar el plástico, con ganas. El
calor y una pasada de rodillo hacían maravillas pero no era suficiente.
El cultivador quitaba el plástico rápidamente, cogía la lámina de costo, la
doblaba como una crep y la volvía a envolver. Repetía este proceso de nuevo,
aunque la pieza ya estaba más fría y le costaba más. Con esta segunda pasada
la piedra comenzaba a coger brillo. Hizo una tercera pasada y me mostró la
pieza.
A medida que se va manipulando, la pieza se va oscureciendo y
homogeneizando, y con algo de paciencia se puede conseguir una superficie
brillante como el charol.
Esto es un prehuevo, ahora hay que amasar y dar forma. Y para ello, como no,
calor. Al abrir un prehuevo vi como iba quedando el hachís. Formaba una masa
homogénea, con buen color y que no había perdido el aspecto de polen
(lástima de olor). Solo estaba comprimido, no transformado.
Ahora hay que abrir el plástico y recoger el chocolate. Parece chicle pero se
despega con facilidad según de va enfriando. Para lograr un buen huevo hay
que amasarlo bien. Es divertido, como plastelina, y se mantiene moldeable con
el calor de las manos. Y encima luego se puede fumar.
El cultivador manejaba con pericia la resina. Tras un ratito de amasarla, le dio
forma de rodillo con los finales romos y la envolvió en plástico. Un huevo
estaba listo. También es posible practicar la prensa en frío, es decir, sin
manipulación digital. Hace falta una prensa profesional para compactar el polen
en bloques, pero es mucho más rápido que hacerlo a mano.
154
APÉNDICE 5: COMO JUZGAR CANNABIS EN UN
TORNEO
Los jueces de la undécima edición de la Copa Cannabis de High Times tuvieron
que juzgar 17 Coffe Shop y 54 tipos de marihuana y hachís en poco más de dos
días y medio. Esta colosal empresa requiere mucho temple y organización. Al
contrario que en otras ocasiones, este año la gran mayoría de las variedades
participantes eran muy buenas y potentes.
Se presentaron a concurso 17 variedades de marihuana crecida en tierra y 15
hidropónicas, además de 13 tipos de hachís importado y 9 de nederhash o
hachís fabricado en Holanda. Los llamados "jueces célebres" son una docena de
personajes famosos en el mundo del cannabis a los que invitan los
organizadores y que reciben muestras gratuitas de todas las variedades a
concurso. Si se quiere probar lo que de verdad compite, hay que estar cerca de
uno de los doce elegidos. Por otra parte, reciben tanta hierba que les resulta
imposible fumársela y convidan alegremente. Muchos de los jueces comparten
sus muestras con amigos y conocidos, para que les ayuden a decidir por quién
votar. La situación suele transcurrir más o menos así: el juez en cuestión se
sienta en un coffe shop con unos amigos y saca algunas de las muestras.
Enseguida se comienza a liar y a fumar. Todos van dando sus opiniones y el
juez toma algunas notas. Estas catas se complementan con observaciones del
cogollo con la lupa o el microscopio. Las hierbas se prueban puras y mezcladas
con tabaco. Cuando acaba la cata, un par de horas y seis o siete muestras
después, todos necesitan un descanso u mucha comida antes de volver a
empezar.
Algunos consejos de los más expertos ayudan a aguantar el tirón de una
semana de catas. Recomiendan comenzar el día fumando sativas, que tienen
un colocón más marchoso, y dejar las índicas y el hachís más sedantes, para la
tarde y la noche.
Es mejor no consumir mucho tabaco, alcohol ni café, porque enturbian los
efectos del cannabis. Las paradas frecuentes y la comida abundante son
imprescindibles para mantenerse en forma, así como hacer algo de ejercicio (un
paseo va bien) y beber muchos líquidos.
CONSEJOS PARA JUZGAR LA HIERBA
La apariencia de la hierba nos da la primera impresión. La marihuana debería
tener gran cantidad de pequeñas gotitas de resina por toda la superficie. Las
gotitas de un color transparente suelen indicar que la planta se ha recogido
pronto para potenciar su colocón mental, mientras que la resina de color ámbar
corresponde a una planta recogida después para que el efecto sea más
sedante.
¿Es minucioso el cultivador? Es importante observar el estado de las
glándulas de resina. Si la hierba no es tratada con cuidado, se rompen muchas
glándulas (las bolitas de resina) y sólo quedan los palitos que la sujetan. Dicen
las malas lenguas que algunos pasan por un tamiz los cogollos antes de para
155
sacarles parte de la resina. Si realmente sucede, es un engaño que no hay que
aceptar. Una pequeña lupa es suficiente para ver grosso modo el aspecto de la
resina y poder hacerse una idea de su calidad. Los mejores cogollos suelen ser
compactos y pesados. Tienen pocas hojas y muchas flores, la parte más
potente. Las flores deben ser grandes, con un cáliz hinchado y muchas
glándulas de resina. Por supuesto, no deben tener semillas. Los cogollos suelen
necesitar manicura, esto es, recortarles las hojas no resinosas para dejar sólo lo
mejor. Si las hojas no resinadas se dejan, el cogollo resultará menos potente.
La manicura es un trabajo delicado y debe hacerse con cuidado, retirando las
hojas junto con sus tallos.
¿Esta la María bien seca? Si la hierba está húmeda, irrita más la garganta y
el porro se apaga constantemente. Si está demasiado seca, se pulveriza al
intentar deshacerla. La María debería notarse seca, pero mantener una cierta
elasticidad y humedad, quemar uniformemente y no apagarse. La hierba bien
curada pierde el color verde brillante y adquiere un tono más apagado. Los
pistilos blancos indican una recogida temprana, los rojos, más tardía y si ya no
tiene pistilos, la planta está cosechada bastante madura.
¿A que huele la hierba? Si huele a humedad, es posible que tenga moho. La
marihuana debe oler bien e incitar a fumarla. Un olor metálico e intenso puede
indicar un exceso de fertilizantes.
¿Cómo sabe la calada sin encender el porro? ¿Tiene algún sabor
memorable? Busca ese olor especial que invita a imaginar.
¿Cómo quema? La buena marihuana deja una ceniza gris homogénea. Si la
ceniza tiene partes negras, se puede sospechar un exceso de fertilizantes que
no se limpió bien. Para evitar esto lo único que hay que hacer es regar sin
fertilizantes, solo con agua, durante los quince últimos días antes de cosechar.
CONSEJOS PARA JUZGAR HACHÍS
El hachís de calidad es duro a temperatura ambiente, pero se vuelve moldeable
al tenerlo en las manos unos minutos. Cuanto más rápido se ablande, mejor es
la calidad. Al cortarlo debe mostrar un aspecto homogéneo, gomoso.
El buen costo se oscurece rápidamente al manosearlo y en contacto con el aire.
Cuando una resina es buena se moldea con facilidad, con los dedos se puede
hacer un espagueti de hachís y meterlo a lo largo de un porro. La resina pura
es muy densa y se quema despacio y completamente. El hachís esponjoso tiene
más material vegetal y se quema a mayor velocidad. Si nos metemos un trocito
de hachís en la boca y lo notamos algo picante y homogéneo (como chicle), es
probable que sea bueno. El costo adulterado suele notarse en la lengua algo
arenoso. El hachís bueno quema produciendo un aroma intenso y aromático,
casi como incienso, con humo denso normalmente de color claro y homogéneo.
Si el humo es marrón o negruzco, se puede sospechar que el costo ha sido
adulterado. Sin duda la prueba de fuego de cualquier marihuana o hachís es su
consumo. Al final el mejor indicador de la calidad del cannabis es el efecto que
causa. La hierba no necesita ser muy potente, lo fundamental es que nos
gusten sus efectos. Algunos usuarios son fanáticos de las índicas demoledoras
que te dejan tirado en el sillón. Otros prefieren sativas con un subidón casi
anfetamínico, muy creativas y estimulantes. A la mayoría le gusta variar.
156
APÉNDICE 6: BÁSICOS DE COCINA CANNÁBICA
El secreto primordial de la cocina a base de cannabis psicoactivo y derivados se
basa en dos fundamentos elementales:
• El THC y demás principios activos de la marihuana son solubles en alcohol y
grasas y no lo son en agua.
• Los principios activos se destruyen a temperaturas muy elevadas.
En base a esto describiremos la receta para obtener los dos preparados
elementales; la mantequilla de cannabis y el extracto alcohólico de marihuana.
Con estos dos preparados de base se pueden preparar tantas recetas como
nos permita la imaginación. Para mostrar como se usa la mantequilla de
cannabis también se incluye el ya clásico bizcocho de marihuana.
También conviene recordar que el THC se asimila más lentamente por vía
intestinal, sus efectos son también más duraderos comparados con el
tradicional porro por lo que se recomienda un cuidado excepcional con las dosis
de alimentos “marihuanizados” que se ingiera.
Mantequilla de Cannabis
Necesitaremos los siguientes ingredientes:
1litro de agua
500gramos de mantequilla
120gramos De cogollos de cannabis
Verter el agua, la mantequilla y las hojas en un calentador o caldero. Tapar y
llevar a ebullición.
Sancochar (cocer) a fuego lento durante 1 - 2 horas, removiéndola de vez en
cuando y sin que llegue a hervir. Con un colador o trapo separamos la mezcla,
conservando sólo el líquido. Exprimir bien la mantequilla que quede en el
colador.
Hervir otro litro de agua en un recipiente aparte y verter las hojas en él para
separar toda la mantequilla que pudiese haber quedado impregnada en ellas,
con uno o dos minutos es suficiente.
Volvemos a colar, añadiendo ésta agua a la primera con la mantequilla. Utilizar
el colador usado previamente para aprovechar que el agua caliente arrastre los
posibles restos de mantequilla que hubiesen quedado del colado anterior. Dejar
reposar en un lugar fresco hasta que el líquido se separe de la mantequilla.
Para acelerar el proceso de separación meter la mezcla en la nevera o el
congelador. Recoger la mantequilla y meter en un recipiente con cierre
hermético. Guardar en la nevera o congelador y listo.
Con esta receta se consigue unos 250g de mantequilla de cannabis, lo
suficiente para unos 125 dosis de 2g cada uno. La cantidad de mantequilla de
cannabis que se extrae será aproximadamente la mitad de cantidad de
mantequilla que se ha utilizado al principio.
157
Recuerda que esta mantequilla la puedes usar en la comida para cocinar, pero
que la dosis hay que controlarla muy bien, y no más de una cucharadita para
una persona de 70 kilogramos. No me cansaré de repetir que puede tardar
entre 30 minutos y dos horas en hacer efecto máximo (en función de lo que
tuviéramos en el estómago)... así que paciencia.
Con la mantequilla podemos obtener más THC que con los extractos
alcohólicos. Los extractos de mantequilla pueden llegar a tener el 80% de la
potencia de la marihuana que se usó para su elaboración. Es un poco trabajosa
de hacer pero su uso culinario es casi infinito.
Extracto alcohólico de Marihuana
Necesitaremos los siguientes ingredientes:
150 gramos de Cogollos de Marihuana
1 litro de licor alcohólico de alta graduación. (Ron, güisqui, ginebra,
vodka, etc)
Usaremos como solvente cualquier tipo de licor alcohólico, cuanto mayor se su
graduación mayor será la velocidad con que se disuelvan las glándulas de la
hoja.
Una vez hayamos macerado la planta con el alcohol durante unos días, para
que todo el aceite pase al alcohol, empezaremos la operación de concentrado,
que de lo único que se trata es de rebajar la cantidad de alcohol del compuesto
para posteriormente usarlo en las recetas.
Lo haremos colocando el licor en usa sartén ancha, dejándola al aire, en unas
12 horas el alcohol se habrá evaporado en su mayor parte. No uses un fogón
para acelerar el proceso pues corres gran riesgo de que se inflame el alcohol
evaporado pudiendo provocar serios daños personales y materiales. Si quieres
adelantar el proceso, ponlo en un recipiente más ancho para que la altura del
líquido disminuya.
Verás como se reduce la cantidad de líquido a medida que el alcohol se
evapora. El resultado será un concentrado rebajado en alcohol que lo podremos
usar en nuestras recetas.
Bizcocho de Marihuana
Necesitaremos los siguientes ingredientes:
200 gr. de harina.
200 gr. de Mantequilla de Cannabis
200 gr. de azúcar.
1 a 2 yemas de huevo
Bate las yemas de huevo en un recipiente. Mezcla la harina con la mantequilla
hasta formar una masa flexible.
Añade aquí el azúcar y las yemas de huevo batidas y mézclalo todo muy bien.
158
Pon la mezcla en un molde, de tal forma que esté lleno hasta algo más de la
mitad, ya que el pastel se hará un poco más alto, "crecerá".
Introduce el molde en un horno precalentado a 200 grados.
Después de unos 45 minutos estará el pastel listo. (Pincha con un palillo
alargado en el pastel, si se queda la masa pegada al palillo es que el pastel aún
no está listo!!). Ahora atención... este pastel no debe comerse en igual cantidad
que uno normal (que es lo que hacen todos los novatos, con indeseables
resultados). Ingiere una porción proporcional a 2-3 gramos de mantequilla
cannábica, debes esperar que haga el efecto máximo entre 30 minutos y dos
horas después de su ingestión.
Sugerencia: Para un pastel variado puedes echar un par de cucharadas de
cacao a la mitad de la masa, pon ambas masas con cuidado la una sobre la otra
en el molde.
159
APÉNDICE 7: BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Y
RECOMENDADA A LOS CULTIVADORES INQUIETOS
Si esta humilde guía te ha dejado con ganas, puedes seguir buscando. Estos
libros son de lo más recomendables. Mira por ahí y si te interesan compra; que
inviertes en plantas grandes y pegajosas. Estas son las fuentes consultadas
para elaborar esta guía.
Marihuana en Exterior: Cultivo de Guerrilla, Autor: Jorge Cervantes
Marihuana: Cultivo Interior, Autor: Jorge Cervantes
Autocultivo para el Autoconsumo, Autor: ARSEC
¡Hashish! (En inglés), Autor: Robert Clarke
Marihuana Botany (En inglés), Autor: ........? No lo recuerdo
Marijuana Hidroponics, Autor: D. Storm.
Pharmacotheon, Autor: Jonathan Ott
Fisiología Vegetal, Autores: J. Barceló Coll / G. Nicolás Rodrigo / B. Sabater
García y R. Sánchez Tamés
Revistas Cannábicas Españolas: Cáñamo y Yerba (De la recopilación de cuyos
inapreciables artículos surge mucha de la información aquí reunida)
No recuerdo los números pues dichos artículos han sido recogidos en Internet
-donde se citaban como tales-.
Para evitar caer en ningún tipo de plagio, si alguien ve algún dato que
provenga de una fuente no representada aquí que se ponga en contacto con el
autor lo más pronto posible.
160
NOTAS FINALES (O SEA, CACHONDEO FINAL):
GANJALAYA
Oh cultivador, eh aquí el fruto de tan arduo esfuerzo. Ganjalaya, del sánscrito la
“Casa de la Marihuana”,
Oh cultivador, eh aquí paraíso secreto en el cual crece frondosa y libre tan bella
vegetación,
Oh cultivador, eh aquí la Némesis burlesca de la naturaleza ante la absurda
prohibición,
Oh cultivador, eh aquí la verdadera libertad del autocultivo que es la
autosuficiencia,
Oh cultivador, no plantes tanta Hierba como en la foto o acabarás en el
talego...
El paraíso del cultivador: Ganjalaya
Ah, y una nota apelando a la conciencia de Los de Verde:
Ocúpense de que nadie contamine los ríos, que granjeros idiotas no propaguen
la Encefalitis Espongiforme Bovina y ceben a sus bestias con antibióticos y
clembuterol; y que los pijos fascistas no tiren mierda por el bosque. Y dejen
que los Limpios Cultivadores de los Comandos Agrícolas crezcan sus Verdes
Matas por doquier.
Gracias,
161
Fly UP