...

Ellas surcando los tiempos

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Ellas surcando los tiempos
A lej andr o
H ad dad
E L L A S
surcando los tiempos
Poesía
I l u s t r ado p or L u c í a
Núñez
Alejandro Haddad
Ellas surcando los tiempos
Ilustrado por
Lucía Núñez
LA
LA
LA
PALABR A ES CULTURA POPULAR.
CULTURA P OP ULAR ES ACC IÓN ALTR UISTA.
ACC IÓN ALTR UISTA ES REVO LUCIO NAR IA.
Haddad, Alejandro
Ellas surcando los tiempos. - 1a ed. - Buenos Aires :
el autor, 2008. 130 p. : il. ; 19x14 cm.
ISBN 978-987-05-3970-4
1. Poesía Argentina. I. Título
CDD A861
Fecha de catalogación: 18/02/2008
Lucía Núñez
Diseño de tapa: Daniel Tilve
Diseño de inteior: Aleja ndro Haddad
Ilustraciones interiores:
ISBN 978-987-05-3970-4
Se terminó de imprimir en el mes de marzo de 2008 en la imprenta del Centro Cultural La Sala (I.D.L.G). Av. Avellaneda 645,
Ciudad de Buenos Aires.
La reproducción total o parcial de este ejemplar está permitida y alentada por el autor, siempre que sea con fines
culturales, solidarios, y en ningún caso de lucro.
Hecho el depósito que establece la ley 11.723
Pr esentación y bienve n ida
[Algunos libros empiezan con algo que se llama “prólogo”.
Yo vi algunos libros que empiezan así. Por eso lo sé. Lo
que no sé es qué quiere decir esa palabra. Nunca alguien me
saludó diciéndome “prólogo”, al contrario, siempre me dijeron “hola” o “buen día”, pero nunca “prólogo”. A lo
mejor sea que “prólogo” signifique un saludo en otro
idioma o signifique un saludo solo para cuando se empieza
un libro. No sé. Tampoco nadie me escribió una carta diciéndome antes que nada “prólogo”. No. Me decían
“amigo” o “hermano” o algo así. Entonces, ahora que a mí
me toca decir este libro lo voy a empezar saludando y presentando mi presentación mía y la de este libro. Sin “prólogo”, para no tener problema]
Hola, bienvenidas y bienvenidos a todas las compañeras y compañeros a este libro con poemas. El nombre
del que lo dice es Alejandro haddad. Ese soy yo. Pero no
importa. Lo importante es que hay muchas Ellas que han
inspirado mi decir para hablar.
En Ellas hay mujeres, hay travestis, hay lesbianas
y hay comidas, ideas, luchas, nostalgias, alegrías, lunas,
tierras, pisadas, huellas, y etcéteras.
Ellas son un montón de feminidades que están en
las cosas, en los cuerpos, en las mentes, en las almas, en
los corazones, en los pueblos… en fin, que están en las etcéteras.
Ellas enseñan a saberse porque enseñan a escuchar
para aprender a hablar. Y este libro con poemas es un homenaje a Ellas por eso mismo, por enseñar a escuchar y
guiar el camino para andar escuchando.
7
De chiquito te vienen diciendo cómo ser grande
pero no te dicen como ser chiquito. Ellas me dijeron que
hay que luchar contra lo grande y aflojar el corazón y los
músculos de la cara para sonreír la palabra dicha. A mí no
se me ven los dientes, pero lo mismo trato de sonreír.
Bueno, creo que ya está.
Simplemente digo lo último. Espero que las poesías gusten. Espero que les llegue a Ellas y Ellas lo lean y
lo lean ellos también.
Me voy yendo. Que anden bien. Nos vemos más
rato. A ustedes encargo este libro, estos versos, estas palabras.
8
Ellas
Ella misma
Ella pasea por los humedales.
Si la miran, la verán pasar.
Cuando hay una flor se detiene a disfrutarla.
Cuando no, deja una gota de leche para que florezca.
En el lodo que recorre
están postrados los rostros de mujeres humilladas.
Levanta un occipital, un maxilar, un frontal izquierdo.
Rearma cráneos y les da pensamientos de libertad.
Que su madre y que su abuela,
según dicen, están ahí.
Que hasta que las encuentre los pedacitos
ella irá muriendo los días un poquito de a poco.
Que cuando estén reconstruidas,
les dará un soplo de beso que nunca hubo,
y se dedicará a vivir la vida en paz.
Así dice ella de ella misma:
me dedicaré a mí
cuando deje de ser yo y seamos todas.
Va. Llanquin
Sábado 29 de diciembre de 2007
11
Ellas que Son y se Hacen
Ellas son un rompecabezas de vida.
Se las rompieron
y se volvieron a armar.
Qué lindas miradas tienen.
Que bellos pies.
El silencio cuando es cuchillo
es una mugre húmeda
que enluta las almas.
Qué lindas manos tienen.
Qué bello reír.
La voz que canta hondo
canta lejos palabras
que sacuden la piel.
Qué lindas mañas tienen.
Qué bello amor.
Ellas son la miel pura
que va detrás del oso
para empacharlo por glotón.
Qué lindas piernas tienen.
Qué bello surcar.
12
Más allá
hay un manantial
donde van a juntarse a baldes
para traerse poquito a poco
y regar los tiempos
en los que vienen llegando.
Ellas que son y se hacen,
son y se hacen así.
Qué lindas muertes tienen.
Qué bello andar.
Jueves 13 de octubre de 2005
Bs. As.
13
Ella de sueño
Ella es un sueño.
Esperanza/ Libertad.
Ella con Ella misma construye puentes.
Abre caminos,
y se camina.
Yo quisiera caminarla
con mis pieses que tengo/
quisiera hacerlo pero no puedo/
hay pieses que aún me faltan.
Bs. As.
Domingo 25 de septiembre de 2005
14
Ella incendiaria
¿Cuántos maltratos creen poder
meter en una vagina?
Cuando se canse de
mentir su virginidad
sacará todas las pijas de su adentro
haciendo una lanza mejor que la tacuara
para clavarle al dolor con el dolor vertido.
Su palabra recuperará el espacio,
las vidas que se lavaron en su cuerpo.
¡Cuidado! /dirá su brote/
La cama de botellas que la durmió
puede convertirse en cócteles molotov.
S.M. de Tucumán – Bs. As.
31 de marzo y 12 de abril de 2005
15
Ella en el espejo
Yo la quise
con un te quiero más real
que la mentira del liberalismo.
Pero sus besos eran protocolares.
Pero los míos eran ciertos.
Cuando sus piernas se abrían groseras.
Cuando las mías entraban tiernas.
Yo la quería
con la sinceridad libertaria
que trauma a la hipocresía capitalista.
Pero su sexo era un vaso con agua.
Pero el mío era un misil por la paz.
Cuando su risa se abría jugo de semen.
Cuando la mía se cerraba en su boca.
Yo la quiero con dolores en los pies.
Aunque ya no más el sol que la sudó,
ni la luna que me rompió los ojos
mientras ella se decía en el espejo roto.
El Bolsón y Furilofche
18 de junio de 2005
16
Ella en los muebles
Los hombres son muebles viejos.
Ella los limpia, les saca brillo.
Los tiene como de hoy.
La piel fresca/
el cuerpo entero/
intacto/
pero son viejos. Viejísimos.
Los hombres son muebles rompidos.
Ella los costura, los encola.
Los pone como de ahora.
La cáscara lustrosa/
los pieses airosos/
sabrosos/
pero están rompidos. Rompidísimos.
Ella los tiene allí.
Se les mete adentro,
se embute en ellos
sonreída y entera y sola y enjuagada
y les fuga el alma
antes que esos muebles la coman horizontal.
Furilofche
10 de septiembre de 2005
17
Ella y su pena
A veces la nostalgio
en una tarde de lluvia
en una ave que se va.
Me remango la piel hasta el cuello
buscando mi alma partida
para fijarla con saliva de sudor.
Ella se pierde en la niebla
que me despunta el alba
cuando evaporo sus recuerdos en sal.
Una mujer abierta
cuando más lo necesitaba,
y yo,
su peor mediocridad.
Así es que nunca un retorno a volver.
Ya no hay perdón que valga su pena.
Martes 5 de julio de 2005
Furilofche – Bº. El Cóndor
18
A v e c e s l a n o s t a l g i o
e n u n a t a r d e d e l l u v i a
e n
A v e c e s
l a
n o s t a l g i o
e n u n a
t a r d e
d e
l l u v i a
e n
u n a
a v e
q u e
s e
v a .
a l us eec le v
Me remango
l a p i e l h a so ti gal a t es oln c
l oA
b u s c a n d o m i
a l m a p a r t i d a
aivull ed edrat anu ne
para fijarla con
saliva de
.av es euq eva anu ne
sudor.
E l l a s e p i e r d e
e n l a n i e b l a
q u e m e d e s p u
e l a l b a
An
v etc eas l a n o s t a l g i o
c u aen
peo dr eo l l u v i a
u lee ri pdaol so g e
o l l esuu
c s
le r
ae
t sc
ah
n an
mer eM
n duo
n aetvaa
rd
s ae nl . u n a a v e q u e s e v a .
aditrap amla im odnacsub
U n a m u j e r
.rodus ed avilas noc alrajif arap
a b i e r t a
Me remango la piel hasta el cuello
c u a n d o m á s l o
n e c e s i euq nódrep yah on
t a b a ,
p a nee p nu s aa g l a v
buscando mi alma partida
y yo,
s u
p e o r
m e d i
ol nce re d ir e i-p e s a l l E
albein a
p
a
r
a
f
i
j
a
r
l
a
c
o
n
s
a
l
i
v
a
d
e
s
u
d
o
r
.
d a d .
upsed em euq
Así es que nunca un
r e taobrl anloe aat n v
olver.
Ya no hay perdón que valga. lsu
pena.u
n
a
a
as ne sodreucer sus oropav
v ee o d n a u c
q u e Ella se pierde en la niebla
se va.
que me despunta el alba
Me remango
la piel hasta el cuello
atreiba rejum anU
c u a n d o e vba u
p osr o
s un
s rde cou e r d o s e n s a l .
al m a pa rc a
m i
,abatisecen ol sám odnauc
ti d a
para fijarla
con saliva de , o y y
sudor.
Una mujer abierta
E ál sl lao nse cee s i t a b a ,
cuando m
pierde en la niebla
.dadircoidem roep us
q u e m e dyeyso p
, u n t a
el alba
c u a n d os uepveao p
o
r
sidad.
recuerdos en
r m eod isou
cr
sal.
.revlov a onroter nu acnun euq se ísA
abierta
U n a MUJER
c u a n d o m á s l o
b yaa h, o n a Y
rep
. a n e p u s ang lea vc eeu qs in ótd a
y A ys íoe,s q u e n u n c a u n r e t o r n o a v o l v e r .
s u
p e o r
m e d i o c r i d a d .
Ya no hay perdón que valga su pena.
Así es que nunca un retorno a volver.
Ya no hay perdón que valga su pena.
Ella de greda
Ella se para sobre su bastón de caña.
El tiempo paseando pasa mirándola estar.
Ella es un desprendimiento del adobe.
El polvo la hizo artesanía del viento.
Fue la albahaca y el ají que le dieron su color/
el vino del carnaval que la preñó tantas veces/
Ella es un silencio que ya no muerde palabras.
El cuerpo se vuelve greda en cada paso.
Ella se encuentra buenosdías en su bastón de caña.
El tiempo paseando pasa mirándola volver.
Cachi
Lunes 28 de marzo de 2005
20
Ella en la Salamanca
Entonces se apagó la música.
La fiesta se hizo a un lado.
Cientos de ojos lejanos
miraron con la displicencia del tirano.
Esos muslos firmes,
ese abdomen gelatinoso,
mentón que resbala caricias
entre manos escurridizas.
Ya las guitarras mudas,
el baile despeñado.
Alguien sumó su cuerpo leña
al fogón que daba luz.
Luego otro alguien
y más luego otro más.
De todos los ojos miradores solo quedaron dos.
Ella observó a su hija extraña
y se la arrebató a la Salamanca.
Corrieron por el monte
en dirección a la luna.
Los cuerpos parecían danzar.
Iban chorreando sudor
que salitraba la tierra
y les brotaba el llanto
del adiós por siempre adiós.
Baires
Martes 29 de enero de 2008
21
Ellas surcando los tiempos
Ellas van hacia donde vienen.
Es decir: ellas desde y hasta y viceversa.
La historia es una flor
que cierra el trenzado de sus cabellos.
El viento que despeina
sortea los días acumulados.
Una ampolla clorada,
y un granito sangrante,
y una úlcera de cera,
y un orzuelo de luz.
Ellas transitan los aires
como si todo les hubiera pasado.
No tienen apuro en llegar tarde,
saben que finalmente llegarán puntuales.
El espacio de la lógica temprana les queda chico.
Ellas surcan los cuerpos
con pies de arado.
22
Ellas van surcando el silencio
con manos errantes.
Ellas surcando los tiempos
deslumbran el rostro del jamás.
Martes 12 de febrero de 2008
23
Pinceladas
Osamenta
(…): escribir tu nombre
en el reverso de ayer.
Quiero decir:
/hacer el amor
en los confines del horror/
Mejor dicho:
/estrangular
las derrotas del pasado/
Me refiero
a las garras que nos hombrean;
a los botines que nos garronean;
a las espinas que nos espaldean;
a los incisivos que nos nuquean.
Por eso planeo
/grabar tu piel en esta calle
que viene/
O sea:
/traer tus años
a esta parte/
¡No sé si me explico!
/¡desenterrar tu osamenta
qué quién sabe dónde
pero que el deseo es más fuerte!/
F amaillá y S. M. Tucson
Lunes 7 de mayo de 2007
27
Miradas
Ella me está mirando desde hoy.
De a ratos
la miro mirándome.
(no sé exactamente qué distancia hay
entre la mirada y el pensamiento que
mira y dice la mirada)
Aunque soy analfabeto en miradas,
estoy casi seguro
que esa mirada suya que de a ratos
choca con la mía,
nada tiene que ver
con las tetas que le estoy mirando.
Miércoles 26 de octubre de 2005
Furilofche – Km. 1
28
Compartida
Envolvió los últimos tequiero
en un pedazo de hilacha maldispuesta.
Iesoqué?!
Quién ríe peor
en la soledad de ser muchedumbre?!
¡Hojarasca ¡Arenilla ¡Cerrazón
¡Manos dentadas a la casería
¡Cuerpos disonantes del achaque
La estrofa que cantó el final
dijo que todavía el horizonte.
¿¡Iéso
¿¡Qué mañanas sin acaso
se atreven a no perderse
Danzante! Transparente! Altruista!
Vigilias de la luna al camino!
Deshechos componiendo el tiempo!
El teatro que actuó la desgracia
pone en escena la tierra compartida.
21_agosto_2006
bs. as. bº sta. catalina
29
Campana
Oigan esa campana:
muerde el silencio
y no deja oír:
al cañón que hace puntería
al perro que roe el aire
al alma que se desmiembra
al corazón cobarde
Las flores llegan,
de a muchas se amuchan
las aves
que volan y volan
los recueros
de ella que suda el adiós
en el reposo de la tabla terciada.
La campana no se calla
y hace callarse:
el porqué que no explica
la mentira impiadosa
el sentir que se improvisa
la mano desacariciada
Redobla el toque toque del
campanario de
una sola cuerda.
Ella se mece con el viento del tocar.
30
Nadie tira de la cuerda sin embargo.
Dicen que el espíritu se ha salido,
que ha dejado en la sola soledad
a esa tabla en su terciado llorado.
Jueves 17 de mayo de 2007
En ciudad de baires
31
Araña
¿Quién te dijo, araña,
/esa tela te protege /
si acaso esta selva?
Eres tan amable,
transparentada,
colgada del aire veteado
aguardando una visita distraída
para el buche oxidado.
Elegante.
Araña de mi pensamiento,
envuelves el horizonte
insoportable, difícil de percibir.
Tengo una bocanada deseante suspirando tus
piernas sigilosas, trepantes de las
enhebras de un cielo verde.
Voy a pillarte el día y
mirarte
a los ojos
tuyos
y
mordernos
el jugo hasta
secarnos
el uno
a la otra
la tristeza de este monte
solo.
Tucson_miércoles 2 de mayo de 200
32
Estrellas lecheras
Ya no quedan lunas bajo el cielo.
Apenas un grupo de pezones
amenazando su leche de estrellas.
Las moscas al techo.
Arañas en la pared.
Ranas sobre el aire lamiendo sapos alucinados.
Hay un grupo de hormigas entre las Casuarinas.
Dicen que a lo mejor la lluvia.
Yo sigo bajo las estrellas acribillado de pezones.
Santiago del Estero
25 noviembre 2006
33
Feminidades
Lágrima
Soy una lágrima de sueño
que rueda que va rodando
por la banquina de tu ojo.
Soy una lágrima de viento
que corre que va corriendo
por el aire de tu rostro.
Soy una lágrima de hueso
que baja que va bajando
por la nada de tu estómago.
Soy una lágrima de vino
que cae que va cayendo
por el vaso de tu olvido.
Cachi – Salta
Lunes 28 de marzo de 2005
37
Palanca
¿Hasta dónde llega la norposis?
Viérteme tu ombligamia
en la puerta de mi sexo artomáutico.
Verás que mi entrevero entorno a la vida
no es otra cosa que una rándula pariza.
Si comprendemos
que mejor ir de la mano,
seremos la palanca al mundo.
La esperósmosis de la clorofila.
martes 15 de agosto de 2006
38
Libertá
Es el baile que le hace pisar
los pieses a generales de generales.
Lloran los rústicos corazones de hielo
cuando te abordan horizontal.
Así es que el perro no se babea más
por un bueso ni obedece a su amo
por qué y porquenó!
Destripan el chaleco que los enloquece de hambre.
Los mitos se navegan
en naves de agua
y el sentimiento y la razón
se dicen secretos
y se dan la mano
caminándote fresca por tu piel.
Jueves 29 de diciembre de 2005
Bs. As.
39
Insolencia
Está la tierra tapada de tiempo.
Y entre tanto y tanto,
escombros de luz
cascarillas de viento,
supura tus dedos delgados de voz.
El campesinado rascando mugre,
el sueño pesado del sol trabajado.
Ahí tus uñas de fina caricia
saben estremecer en el lugar exacto.
Las viejas que sacan sus corpiños
y muelen sus senos de arroz
y una gran fiesta de belleza
las homenajea desfilándolas sobre tus pies.
Está el escándalo frunciendo el ceño.
No sabe qué hacer con la alegría
que para los lados se mece inquieta;
las cosquillas que tus dedos inventan.
Hay la tierra cubierta de tiempo seco
y tu insolencia que levanta del agua el polvo muerto.
Barrio de Vargas – La Rioja
6 de agosto de 2006
40
Rebelión
Ella fue la primera lágrima de Dios
cuando ya no pudo soportar
la angustia de su inexistencia como salvador.
25/12/04
41
Agüita
Hace mucho que te esperamos aunque sea.
Mira mis talones:
se indistinguen con la tierra de arena.
Esa planta de allá
te lloró hasta cuatrocientas veces por día.
Y era que exprimían a la llorona
para enjuagarle la cara mugrienta de la niñería.
Siempre el vino al tiempo. Rasposo.
Ni flores ni floreros porque para qué.
Quince mil lenguas se ofertaron en cuero.
Veinte mil pieles de charqui asqueroseado.
¿Por qué tardaste tanto
agüita
¿Qué te pasó en los pieses
llenados de agujeros de aire
¿Qué de nuestro abrazo sediento
De ahora en más,
cada pedazo de cielo
será una expropiación legitimada
en el cansancio de beber orín.
Molinos – Salta
7_07_06
42
La aguas, que a cómo sale la aguas? eh
Hace mucho que te
esperamos aunque sea.
M i r a
m i s
t a l o n e s :
se indistinguen con la tierra de arena.
E s a p l a n t a
d e
a l l á
te lloró hasta
cuatrocientas veces por día.
Y era que exprimían a
la llorona
para enjuagarle la cara
mugrienta de la niñería.
Si em pre e l v i n o a l
tiempo.Rasposo.
Ni flores ni floreros
p o r q u e p a r a qué.
l
lorona
Q u i n c e m i l l e n g u a s s e o f e r t a r o n en cuero.
Veinte mil pieles de charqui
a¿ Qguüé itte a p a s ó
¿Por qué tardaste tanto
en
as q uero s ea do.
agüita
los pieses
llenados de
agujeros de aire
¿Qué de nuestro
abrazo sediento
De ahora
en más,
cada
pedazo
de cielo
será una expropiación
legitimada
en el cansancio
de beber orín.
Hace mucho que
te esperamos aunque sea. M i r a m i s
t a l o n e s :
se indistinguen
con la tierra de arena.E s
p l a n t a d e
a l l á
te lloró hasta
cuatrocientas veces por día.
Y era que exprimían
a la llorona
para enjuagarle la cara mugrienta
de la n i ñ e r í a .
Siem p r e e l v i n o
a l tiempo. Rasposo.
Ni f lo r e s
ni floreros
porque paraqué.
Quince mil lenguas se ofertaron en cuero.
Vein t e m i l p i e l e s
d e c h a r q ui asqueroseado.
¿Por qué tardaste
tanto
agüita
atiüga
¿QUÉt e p a s ó
enlospieses
llenados de agujeros
de aire
¿Qué de nuestro
abrazo sediento
De ahora
en más,
cada pedazo
de cielo
será una
expropiación legitimada
en el cansancio de beber orín.
la aguas esas...
A cómo sale la agua?
c ó m o
q u é ? !
Caña
No hay en la zona esta
un aroma como el tuyo
cuando ti disnudás al disnudo
y tus pelos pelados se inflaman dibajo’l sol.
Porque el surquero ebrio de mierda
y que el obrero lo otro
y alafinal la verja los tapó bien tapaos.
Los pulmones valen menos que las mano
y las mano meno que la bala
y la bala que el baleador y ansí
hasta llegar al valor del dinero
que trampea para sobrevivir a la contradicción.
Porque el cuchillo y su cuchillero triste
y que el canchero lo otro
y entonces el hambre que los merma a cero.
La glucosa anidada en tu adentro
implosiona los dientes
y rompe bocas aguardientadas.
No hay en el tiempo humano
disgracia tan sinvergüenza como
la inyectada en tu corazón tuyo.
Libertador San Martín
Lunes 2 de abril de 2007
44
Imagen
Hay una imagen
que no se atreve a dormirse.
Irrumpe como un pasado sospechoso
aunque se sabe que no.
El estado de las cosas
dice que el tiempo
faltado para vivir
se consumió en medio de la gloria.
¿Quién sabrá jamás
la causa de tu verdadero silencio?
Ningún médico diagnosticó tu muerte.
Ningún idiota se animaría.
Hay una imagen
que no se atreve a dormirse.
Es recurrente,
y tú sigues hermosa.
Salta
3 de julio de 2007
45
Comandanta
Ella que se parece a una comandanta,
es una comandanta.
Tiene el hablar sereno,
el andar pausado.
Tiene el sonreír hermoso,
la idea justa.
Tiene la voz calma,
el puño ileso.
Ella que se parece a una campesina,
es una campesina.
Chaparrita, delgada,
caderas fuertes,
surcadas manitas,
piecitos de niña inquieta.
Parece madre y parece hermana.
Y es hermana y es madre,
y es sabia y es creadora
y es indígena y es dignidad.
Las ánimas se cautivan
cuando sus ojos despabilan muertos.
46
Es que un susurro se deja oír
debajo de su pasamontañas
y es un decir que convoca a
los silencios a decir su palabra.
Ella refresca un e zeta ele ene
y toda la larga noche de la desgracia
se hunde en la alegría
de quienes vuelven a ser pueblo.
Sábado 9 de febrero de 2008
47
Palabra
Y o so y mi palabra,
e l t on o de mi alma decid ora.
S o y la voz que camina de
t u s labios a la pla z a vindi cado ra .
E l s ilencio , t am bién soy;
y l a garg ant a que la canaliza.
E l mundo que veo
y l o que e stá dentro del n opuedo.
E l qu e está detrás de la re ja
s o ñ ando un sueñ o nuevo.
Y o so y mi len gua,
l a c o pla de mi espírit u trashumante.
S o y la cosmovisión q ue anima la
l uz de este fuego rebelde.
Un i nstante, también soy;
y e l puño firme que suaviza h eri da s.
E l pueblo que s iento
y l o im posible de la vo z.
E l qu e está delante de la rej a
l i b r an do el sueño de hoy .
Santa María – Catamarca
22 de febrero de 2007
48
Mano y otra
[/es el cruce de histeria/]
La desidia y el destino son vecinos.
Hacen el amor en el pasillo y dan
descendencia a la historia
que no tiene predador.
[/solo algunas mañanas/]
La rebeldía y la victoria son mellizas.
Hacen la unión siamesa y dan
desesperanza al tiempo
que no encuentra madriguera.
[/simplemente/]
Una mano y otra mano.
Una herida en flor.
Un adoquín que germina.
El fruto de un proyectil inseminador.
[/son las ideas que tienen porvenir/]
Gorchs (Bs. As.) y P. N. Chaco(Chaco)
5 y 20 de septiembre de 2006
49
N o
Ni
h a y
e n
e l
un pueblo
p u e b l o
ue no te haya
hay en
esperanza
dora.
No hay peros ni
ni alomejores ni
ni quizáces ni
cuando ella es el deseo
No hay en la
una palabra más
nía.
una
Ni hay
un
utopiado.
la esperanza
más alenta-
sinembargos
probablesmentes
puedequealgúndía
de la conciencia.
palabra
ajustada a la armo-
en el
mundo
que no la quiera ser.
No hay
probabilidades
de habitarla un
poco, de apenitas,
de parecidos
ni abracadabras
porque e l l a no
se astilla ni es brujería.
Se sabe dónde
se alojan sus virtudes
y quiénes se
mofan de poseerla en la alcoba.
También,
que
no hay en
el miedo tirano
un mundo
más
UN MIEDO
que
respir
hor
Ni hay en
una esperanza
un miedo m á s
el
HORIZONTE
o l b e u p
no hay
la
a y a h
az narep se
el
e s p e r a n z a
más alentadora.
grande que respirarla en
e t e r n o .
l e
.odaipot u
un m i e d o
grande
a r l a en
eterno.
n e
e t
o n
y a h o N
en el miedo
t
i
e u q r aonl ob e u p n u
a l
. a r o d a t n e l a
más grande
ne
s á m
a z n a r e p s e
q ue r e s pirarla en el horizonte eterno.
yah
a n u
iN
Liberación
No hay en el pueblo
un pueblo que no te haya utopiado.
Ni hay en la esperanza
una esperanza más alentadora.
No hay peros ni sinembargos
ni alomejores ni probablesmentes
ni quizáces ni puedequealgúndía
cuando ella es el deseo de la conciencia.
No hay en la palabra
una palabra más ajustada a la armonía.
Ni hay en el mundo
un mundo que no la quiera ser.
No hay probabilidades
de habitarla un poco, de apenitas,
de parecidos ni abracadabras
porque ella no se astilla ni es brujería.
Se sabe dónde se alojan sus virtudes
y quiénes se mofan de poseerla en la alcoba.
También,
que no hay en el miedo tirano
un miedo más grande que respirarla en el horizonte eterno.
Bº. de Vargas – La Rioja
Miércoles 2 de agosto de 2006
51
Bañacauda
al Papichulo
El mantel de las veces
bajo el cielo imantado de miradas,
delantal de la mesa espejada
de almíbar empielado de caries.
Cuando el baile empieza,
se ríe el vino que todo lo puede;
se vuelan los aires embotados
abriendo las bocas al vaho nocturno.
Nadie dice fogón
ni beso
mirada
caricia
abrazo.
Eso
aparece cuando la bañacauda acaba
por empezar a roer recuerdos
que imitan a la nostalgia
que la lengua practica
para burlarse de la tristeza.
bs. as.
30_12_06 y 1_01_07
52
Pluma
Esta pluma que se destinta
sobre el papel
es un pájaro de nostalgia
que se estrella con toda su historia.
¡Miren cómo su beso
enciende la tierra!
¡Su vuelo de fuego
derrite el agua!
La ira que la trajo hasta hoy
se jubiló tristeza en un vaso de alcohol.
Su sonrisa de gol
le palpitó el cielo que derribó.
¡Miren cómo se enfada el fututo
que se rompió la estructura!
¡Su especulación se marchitó
por culpa de los versos todavía!
21_11_05
Furilofche – Bº. El cóndor
53
Caricia
El frío se posó
justo donde mi mano.
Te ha llevado junto
con mi parte acariciando.
¿Con qué espacio
de tu nombre se empecinó?
¿Qué idea pasó por su hambre
de mujeres niñas?
¿Cuál sed arrebató su sed?
El instante podrido
sucumbió ante tanta belleza.
No aguantó tener que soportar
y te estropeó la garganta
que respiraba palabras nuevas.
No sé de dónde ni
cómo buscar el lugar
en que tu voz todavía dice,
pero este muñón por mano
te encontrará en la caricia que dura.
Tucson
26_06_0
54
Ilusión
Eres el fin de una utopía.
El comienzo de una más compleja.
¿Será por eso que pongo a punto mis pies?
¿Por la luna que te suda transparente?
El camino que se fue sin decir adiós
se llevó consigo el beso de la descendencia.
Yo bailo sobre tablas de arena
y te abrazo la espalda hecha adrenalina.
Es la cama vacía puesta en la entrada.
Espera que alguna rotonda te pegue la vuelta.
Es que eres el borde de una esperanza,
la frontera partida de esta ilusión entre dos.
Ciudad de buenos aires
once de marzo de dos mil siete.
55
Animalada
La paloma mensajea
que la paz no está al alcance de su vuelo.
El tigre ya no toma la droga del domador.
Ruge por volver al monte.
Ninguna golondrina
porque ninguna primavera.
Ese perro cruzó el cerco
lejos del olor a alarma nocturna.
Los peces se desbocan
para no morir.
Ningún caballo manso
porque ningún destino a lomo de burro.
Sta. Catalina – Bs. As.
Sábado 19 de agosto de 2006
56
Intifada
Esa niña cae sobre el charco de su sangre.
Antes le había arrojado piedras a un tanque.
Pero antes había ido a la escuela,
pero más antes había llorado a su padre,
pero más antes que antes había sonreído a su hermanito,
pero mucho más antes que antes había querido ser grande.
El charco parece reflejar un halo de felicidad en su rostro.
En ese campo de refugiados del tiempo,
dicen que su gente cree
en que la sangre de la niñez mártir
no se coagula. Sigue fresca manchando
la conciencia de los asesinos.
Domingo 10 de febrero de 2008
58
Las
Las manos
Esa niña encontró
unas manos cerca del camino.
Hizo un casco con ellas.
Esa niña recorrió
el paisaje con su casco.
Hizo una historia con él.
Esa niña derrapó
en la tarde de su sombra.
Hizo un sueño con ella.
Esa niña soñó
que su casco bajaba acariciándola.
Hizo una madre con él.
Bs. as.
26_dic_2006
61
La vez pasada
El tiempo que borra lo pasado
no sabe nada de sí mismo.
Su historia es como un hipo
que vuelve para no durar.
No es quién
para venir a decirnos
/ustedes son un pueblo muerto/
porque muerto está él.
Es más mejor
el llanto que trae la nostalgia,
esa que lava lagañas
y abre el día a la sonrisa.
Mejor el recuerdo de los momentos ciertos.
La memoria desinfecta el presente,
corroe la posibilidad de error,
desmiente la mentira en gestación.
Hay veces que la vez es amarga,
pero se deglute sabrosa
en compañía de la vez pasada.
Baires
Miércoles 23 de enero de 2008
62
La soledad
Si es que sus ojos tristes,
toda la tristeza se ha puesto a cantar.
Si es que sus labios rotos,
toda la rotudez se ha vuelto a romper.
Es que da pena verla penar.
Su cabello echado en flequillo sobre el alma,
el maxilar riendo la furia de su boca,
los espacios vacíos que deja al hablar.
Es que su angustia es un decir.
Es como una cama que rechina,
un mueble dejado en el tiempo,
la siesta de un río seco.
Ella se pierde si acaso un beso cierto.
Nunca alguien le dijo que sí a su te quiero.
La fauna que ronda las noches la hizo suya
arrojándola luego al destierro diurno.
Entiende la soledad
como un miembro más de su cuerpo.
Se abraza con ella
y salen juntas a caminar.
Villa Lanquin
26/12/
63
La caricia
La caricia que diserta sobre tu espacio,
que monologa en los agujeros de tu tiempo.
Esta caricia que parece autista,
que hace el silencio de la siesta lánguida.
Ay!, de la caricia empecinada, y
ay!, de esta caricia que se achica y
que se hunde y que se pierde y
que se dice baba y
que se hace monte adentro
dejando su saliva borrascosa en
la caverna húmeda llena de huesos de
tu morición impávida junto a otros cuerpos muertos.
8_03_07
Ciudad de Bs. As.
64
La
que
caricia
que monologa
tiempo.
Est a c a r i c i a
q ue
hace
el
Ay!, de la caricia
en
diserta
los
sobre
agujeros
TU
de
que p arece autista,
silencio
de
la siesta lánguida.
empeci nada, y
que se achica y
que se hunde y
acariciación
que se dice
Q U E S E Pcaricime
IERDE
baba y
hac e
junto
acariciamiento
cuerpos
cariciandose
muertos.
acarician
ACARICIAMIENTO
sobre tu espacio,
de tu tiempo.
ca ri ci a que
parece aut ista,
que hace el silencio
d e la siesta lángu ida .
A y !, de la caricia
ay! , de esta caricia
qu e se
hunde
dejando
la caverna
em pec in ada, y
achi ca y
y qu e se pierde y
que se dice
que sehace
impávida
otros
que monolog a en los agujeros
que s e
en
de huesos de
a
cariciándose
acariciación
La caricia que diserta
Esta
borrascosa
ll ena
CAVERNA HÚMEDA
tu
morición
acariciamiento
y
m onte adentro
dejando su s aliva
la
tu
acariciamientame
una caricias
ay !, de esta carici a
que se
ESPACIO,
bab a
y
monte adentro
su saliva borrascosa en
húmeda
tu morición impáv ida j unto
llena de huesos de
a o tros cuerpos
MUERTOS .
Ay, caricia de esta morición impávida,
quién pudiera tu reusurección definitiva
La sin cielos
N o e n c i en d an l a l u z ,
e lla n o t i e n e g a n a s d e v ol v e r .
A ve c e s es p r ef e r i b l e l a os c ur i d a d
a la s so m b r a s r o t a s .
Ella n o s e e n c u e nt r a ,
n o pi e r d e t i e m po.
Muer de u n p a n
ata do a l e s t ó m a g o d e l v i e n t o .
N o d i g an e s a h i st o r i a ,
e lla n o t i e n e g a n a s d e s a be r s e .
A ve c e s es p r ef e r i b l e l a i g n o r a n c i a
a la s t r i s t e z a s s o r d a s.
Ella n o s e e n t e r a ,
no es p e ra b e s o s.
Duel e u n a f l o r
marc h i t a en t r e s u s se n o s.
N o m u es tr e n a l a s,
e lla n o t i e n e c ie l os .
Es pre f e r i b l e u n ca n t o c i e r t o ,
una s u a ve c a r ic i a d e te q u i e r o .
Furilofche 19/12/07
Va. Llanquin 21/12/07
66
La Fosa
La mariposa de todas las albas
que se posa sobre tu nombre
regresa preocupada al fondo de la cuestión.
¿Cuántas enterradas como vos
son como ella sin darse cuenta?
¿Cuántas flores pasaron de estación
mientras la pregunta
de a qué cuerpo homenajean?
El viento pasa,
lame y arrastra la tierra
una sobre otra.
Yo sé que estás ahí,
aunque a veces, tantas mariposas
me confundan a quién.
bs. as.
26/12/06
67
La qué
¿Qué tipo de belleza es
que no me deja en paz con mi dormida
Hace como un montón que no la veo
y sin embargo de todos modos.
Quisiera creerla un rumor,
un espanto imaginario,
paisaje que alguna vez.
El rato se hace largo
y ella que se asemeja
nacida junto a mis sueños.
Si me hago el distraído
dejará de existirme.
O si le pongo un vestido cierto
dejará de serme.
Quizá le diga que se vaya a no molestarme más.
¿Pero entonces qué
Bº. de Vargas – La Rioja
7 de agosto de 2006
68
La empanada
La empanada que se yergue última en la fuente
es un niño que quedó huérfano de todo menos de hambre.
Hay un monstruo que se hace pasar por miedo,
que ronda los patios buscando pellejos por malherir.
[(como si la angustia se regalara a la mejor plegaria/
como si fuese una facilidad iconoclasta)
(pero una mujer encadenada a sus tripas
lleva un collar de manos pendencieras cortadas a cuchillo)]
El niño y la empanada
quedan resaca de una fiesta a solas.
(pero una mujer abre un horno en la tierra
y cuece a los comensales que se dieron el gusto)
La empanada mutila el hambre
y el niño queda huérfano de todo menos de sueños.
Ciudad de Bs. As.
9 y 20 de marzo de 2007
69
La palabra
En aquel banco de plaza
mi cuerpo derrama anécdotas
que no llegan a nostalgias.
Cae, se despotrica, llora y
amenaza con el vino un sueño
que no alcanza la tristeza.
Detrás de aquella montaña
mi alma espera enfurecida
que lleguen aires de espíritus.
Desmiente ayeres que no hubo
y ruega a quién
regresar al tiempo de los nuestros.
No se sabe si estoy o muerto.
Solo la palabra que digo
es cómplice y testigo en todo esto.
Bs. As.
7_01_07
70
Las viejas
Todas esas viejas con su guarnición
de labios arrugados sobre el beso,
sus bolsas extendiendo la casa,
sus zapatillas chancleteadas.
La ciudad es un bosque ruinoso
que esconde la noche de sus amores idos.
Hay perros que las enamoran
y ellas los asan en su angustioso hablar.
La moneda debajo del nombre usado
pidiendo el deseo debido.
Luego un lugar donde caerse vivas
simulando toda esa derrota.
Caminan constantemente
lo que parecen ser sus días.
Muchos apalabran que no existen.
Pero esas viejas se empecinan en que sí.
Bs. As.
30/12/06 y
1/01/0
71
La que viene siendo
Tengo una mujer
en la cabeza
que me piensa
los pensamientos que le pienso.
Tengo una mujer
en los labios
que me besa
los besos que le beso.
Es una mujer etérea
la mujer que tengo.
Mujer de por los aires
la mujer que es viento.
Tengo una mujer
en las manos
que me acaricia
la piel de sus años.
Tengo una mujer
en las venas
que me circula
la noche de su vela.
Es una mujer que sueña
la mujer que sueño.
Mujer que luce presentes
la mujer que viene siendo.
San Antonio de los Cobres
3_07_2006
72
La que palabras otras
Un aroma
vitivinícola en tu boca de dientes
más lengua. Á tabaco
en la respiración nasal.
El resto es chocolate hasta el desnudo salado.
Me pregunté dos veces
hasta dónde llega tu lenguaje.
Han habido mareas de respondiciones,
i luego manzanas tristes en los callejones.
Cada vez que la huerta te desenfrió,
el enchasperado estropernio azul
mordió la luz amalgamada con soledad.
Asy la mundo de tu mundo cruel
se enfadó consigo mismo.
[y yo no tiendo na’ y será poreso
quete animo a la bellexa]
Me alegro, pués,
tu flor no cesita agua para ser.
Con lluvia de astenasas le alcanza
pa’ despabilar lo que carajo te pasa.
Santa Catalina
Sábado 12 de agosto de dosmilséis
73
La Zamba
Ellas que bailan zamba,
bailan las miradas esas
que se sueñan en su danza
libres en las cabelleras.
Ellas que bailan zamba
libres en las cabelleras.
Observan, y son miradas,
y el mirar tiene un deseo:
/las mujeres y ese aura
mientras guardan el secreto./
Observan, y son miradas,
mientras guardan el secreto.
Esa noche se harán luna
marchándose a otro cielo.
Otro patio, otra fortuna,
sin hombres sobre sus cuellos.
Esa noche se harán luna
sin hombres sobre sus cuellos.
Son extrañas en el baile
y en el polvo de la tierra.
En la bocanada de aire
que humedece ojos y piernas.
74
Son extrañas en el baile
que humedece ojos y piernas.
El beso de aroma a postre
asoma el final del cuento.
Ellas que se van al borde
de un labio que sabe a muerto.
El beso de aroma a postre
de un labio que sabe a muerto.
Ellas que bailan sin nombres,
bailan solas y desnudas,
y un mensaje en los pezones:
“no hay espacio para dudas”.
Ellas echan a los hombres
cuando un beso las enviuda.
17 y 22 de julio de 2007
75
La pasado
Eres el tiempo de mi verbo.
/mujer sin peros en la lengua/
Eres el sentido de mi palabra.
Voy a holgazanear en tu recuerdo de vos,
sentarme en el cordón de tu pasado tuyo,
venirme hasta tu cuerpo de tu mano.
Soy la esperanza que te espera.
/mujer que se fue yéndose a su vida/
Soy el hueco que te llevaste puesto.
Voy a patierme la sombra que soy,
pararme sobre yo y zapatearlo,
irte a buscarte a donde nunca estés.
Baires
Viernes 23 de nov. 2007
76
La mesa
Un cuchillo graba el nombre
bajo la sangre ensalivada de la mano.
Luego otro,
y el corazón.
Quedan sobre ella
el vaso y el diurético de sinceridades;
el bofe y el juntadero de veleidades;
el hambre y las ganas de matar.
Esa voz amorfa del gentío
entra por la sordera del gobierno
y cae extenuada sobre la dormida.
Ese grito estertor del pueblo
se astilla contra un vidrio blindado
y perdigonea el aire fétido.
Esta mesa está vacía.
Un cuchillo pide pista
y las ganas de matar
merodean el lugar.
S. M. Tucumán y Bs. As.
4, 12 y 16 de diciembre de 2006
77
No hay alguien.
Solo ella que ve mi silencio
y exist e por L A LUZ
detrás del
Un hilo
ojo deseo
.
qu e empi eza
.neiugla yah oN
alle oloS
oicnelis im ev euq
a z e i p m e e u qdez u
l al r
op etsixe y
baba
sideral
.oesed ojo led sárted
la sostiene en su a ro de plata.
Hay u n no
pieza
l a rm
ed
i s aque
b a bemed olih nU
bre
.atalp ed ora us ne eneitsos al
en la retaguardia y acuchil la.
azeipme euq erbmon nu yaH
Tengo el c repúsculo en celos. a l l i h c u c a y a i d r a u g a t e r a l n e
y no enc uentro el modo exact soo l e c n e o l u c s ú p e r c l e o g n e T
de que mire mi s ma nos
otcaxe odom le ortneucne on y
N
o huanya a
l g zo
u i een
n . mi boca.
con
bra
y existe por
detrás del ojo deseo.
Un hilo de
la sostiene en
Hay un
mi silencio
.acob im ne ozarba nu noc
la luz que empieza
No hay alguien.
Solo ella que ve mi si lenci o
y existe por la luz que empieza
detrás del ojo deseo.
Un h ilo de baba s id eral
l a sostiene en su aro de pl at a.
H ay un nombre que empieza
en la reta guard ia y a cuchil la.
Tengo el crepúsculo e n celos
y no encuentro el modo exac to
de que mire mis ma nos
c on un abrazo en mi bo ca.
Solo ella que ve
sonam sim erim euq ed
baba sideral
su aro de plata.
nombre que empieza
en la retaguardia y acuchilla.
Tengo el crepúsculo en celos
y no encuentro
de que
con un abrazo en mi boca.
Luna que
cielo del
n ostalgia e l
Luna que
el modo exacto
mire mis manos
luneas el tiempo nuestro,
a mor que
sueño
recurrente.
luneas la tarde,
lunea el sendero que se descamina hasta la casa. Hay un frío que
hace la noche más extensa. Luna que aluna. Lunéame la caricia que
enciendo cuando la palabra se queda atrapada en el tintero.
La luna
No hay alguien.
Sol o e l la q u e v e m i s i l e n c i o
y existe por la luz que empieza
de t r á s d e l o j o d e s e o .
Un h i l o d e b a b a s id e r a l
l a s o s t i en e e n s u a r o d e p l a t a .
Hay un nombre que empieza
en l a r e t a g u a r d i a y a c u c h il l a .
Te n g o e l c r e p ú s c ul o e n c e l os
y n o e n c u en t r o e l m o do e x a c t o
de q u e m ir e mi s m a n o s
co n u n a b r a z o e n mi b o c a .
viernes 5 de enero de 2007
79
La ocultada
Ella es esa extraña
celebración de la muerte,
el resultado
de un silencio callado.
Su día no sabe de la noche.
Se pasea sonámbulo
por los parques floridos
sin comprender el aroma herido
de ese camposanto.
Busca el componente sonoro de su alma,
el color de una palabra exacta
para decir el volumen de esa verdad negada.
La hicieron trofeo de un juego perverso.
Ella es la imagen de lo no mostrado,
la ocultada esperanza bajo
el nombre desaparecido.
Bs. As.
5/11/o7
80
L a vo z
¿D ón d e q u e d ó f r us t r a d a
la voz de estos cuerpos
que dicen por su rostro
¿E n q u é c e me n t e r i o d e p u e b l o s r e p osa ajena
H a n c o n s t ru i d o v í a s f é r r e a s
q u e l l e g a n h a s t a l a s n u b e s d e s u s a ncestros.
H a n c o n s t ru i d o s u p r o p i o m on u m en t o.
Pe r o m u d o .
H a ce n c ada d í a e l dí a .
La n o c h e l es e s p r op i a
co m o e l ca m i n o si n l u n a
y la huella de su aura.
Pe r o m u d a .
Son p o r t a do r e s de m i e d o s,
p o r t a do r a s d e a le g r í a s .
Son e n e l h o r i z on t e l o n t a n a n z a ,
la p a t r i a q u e l e s f a l t a t o da v í a .
Pe r o s o n un a b o c a p e r o s on m u da .
¿Q u é l e p a s a a la v i da q u e n o lo s l leva
¿H a s t a c u á n d o l a h e r i d a d e l s i l en ci o
Hay una zanja abierta en la tierra.
N a di e d i ce a l g o n i n a d a.
Es tá p r o n t a a d e g l u t i r c u e r p o s i n e r tes,
a v o m i t a r l es l a v o z q u e d u e r me e n su adentro.
C a fa ya t e – Salta
11_ j ul i o _2 0 07
81
La gesta
a Lohana Berkins
Ella s e l la m a b a é l
h asta q u e d ij o me l l a m o y o .
Su no m b r e l e n om b r a
sus s e n o s , s u s l a b i o s ,
sus p e c t o r a l es c or a z ó n a l ma .
H ay q u i e n e s l e d i c e n i n c o m p r e n s ion e s.
[ pe r o a ca r i ci a n s u a v e s s us m a n o s s ua v e s ]
p irop e a n d o v i o l e nc i a s p a t o l ó g i c a s.
[ p e r o s o n r í e n m a n s o s s us m a c h a d o s d ie n t es ]
Una v e z s e e n a m o r ó de u n n ov i o
y otr a m á s d e u n a m a n t e .
Ella h a b l a d e u n s ue ñ o d e a m o r
soñan d o c o n s u e t e r n o e n a m o r a d o .
Con u n a n u e v a n a r i z
sale a r e s p i r a r e l c i e l o d e s u p a t io .
La ca s a s e h a l l e n a do de m ú si c a s ,
de pa l a b r a s qu e c u e n t a n t r a g e d i a s r ev er t i d a s.
V oce s q u e a n t e s so l o g r i t a b a n d o l e n ci a s.
Un b a i l e en t r e c o m p a ñ e r as
hace l a f i es t a d e ci e r r e
de es a g e s t a d e l n o m b r e p r o p i o .
B u e no s A i re s
2 3 d e en e ro d e 2 0 0 8
82
La enamorada
Tiene en las piernas muy
las marcas del camino andado.
Que este beso y que aquel
con este hombre y ése también.
Porque sabe de los brazos indoamericanos,
porque danzó los bailes afrodescendientes,
porque dijo las palabras afeitadas por la historia.
Ella es una cruzada en sí misma.
Pasó por todo y todo le hizo ella.
Así se muda de cuerpo con la propia voz suya.
No hay sitio en la palma de los hombres
que pueda refugiar su caricia.
Ella nunca tuvo novio porque vive enamorada.
Se lleva con la luna
mejor que cualquier sol.
Ella es de un día nuevo,
saluda a los desvelados
con besos de mañana.
Baires
Domingo 2 y lunes 3
de diciembre de 2007
83
Querencias
Piropeada
Si vas al borde de mis labios
sabrás la palabra buscándote.
Si miras el centro de mi ombligo
caeré transparente y mojado.
Persuade mis miedos,
mantenme dentro del día.
Que la lluvia en celo
chorrea del cielo el sexo.
Si estiras la piel del tiempo
sabrás mi luna inventándote.
Si sobas el aire de mi respiro
caeré nochebuena y envinado.
Devuelve mi dedo
alíviame el nombre.
Masajeemos la cama
que la noche se desgrana.
S. M. Tucumán
4/12/06
87
Bienvenida
Una inyección,
un experimento
que levante tu cuerpo
inventado de muerto.
Una pócima,
un brebaje
que regrese tu rostro
mentido de escapado.
Poder decirte
cosas
como
te quiero mucho.
Acariciarte
momentos
como
los días nuestros.
Tocar la piel
de tus huesos,
el aire fresco
de tu sonrisa.
Pegarme a la
membrana de tu lágrima
y dejarme llevar
por tu mejilla.
88
Darte
un beso
como una palabra,
un abrazo
como una caricia.
Decirte
bienvenida
y darte
sepultura digna.
Bs. As. – Bº. Santa Catalina
Domingo 22 de julio de 2007
89
Yunta de ideas
¿Qué puedo
si estoy tapado de ti?
Tocarte como a una palabra.
Alcanzar tu voz en la brisa.
Decir uno por uno todos tus pasos,
de a poco, juntos a la vez.
Mira:
esto que parece sangre de hacheros
es tintura de algarrobo.
Este suéter, esta lana
sacada de un camélido, es teñida
gracias a ese desgraciado.
Eso lo sé. Entiendo. ¿Pero
qué si más allá de ti?
Mi calma se seca mi pasión se hiere.
Esta yunta de ideas se empaca,
se empantana
detrás de lo que te va buscando.
Bs. As.
19 de mayo de 2006
90
Intrigas
Yo sé que vales la
pena de mis miedos,
por eso acomodo el tranco
al capricho de tus días.
La vez que la plaza
me escapó,
partió este silencio aquel en dos.
Hoy el deseo
de tus labios pincelándome el beso,
estampando mi rostro hueco.
Esta noche me amenaza el sueño.
El espacio de mi piel está vacante
y tu luna muda
que me suda intrigas.
Miércoles 12 de abril de 2006.
S. M. Tucumán
91
Pierna
Si yo me quedara en tu pierna,
si te acompañara en tu destino,
si el talón abrazado por mi lengua
yéndome en tu recorrido mundial.
Parezco una media rota
que se ha rompido al abrazarte.
Y un jugo de sol, parezco,
enfriado en tu rodilla fría.
Es el muslo que ha dormido
quien guía el paso de mi insomnio.
Un recuerdo intacto tengo
en el beso de tu pantorrilla.
La mañana nos enfresca destapados
mientras tu pierna suaviza mi caricia.
Yo miro el resto de tu cuerpo
y mi mano va quedando vacía.
S. M. de Tucumán
6_abril_2007
92
Una vida con ella
Caminaba la calle y la esquina era un miércoles
que el cielo aplastaba la plaza
de sus ojos rompiendo silencios
con manos que atropellaban fantasmas.
si hubiera tenido dos bocas
un beso y un no
como un sol que da lunas
si hubiera tenido cuatro brazos
abrazo y empujón
como agua que da empacho
si hubiera tenido dos vidas
una con ella y otra porquenó
S.M de Tucumán – Bs. As.
8 de abril de 2005
93
Vampiresa
Puse las manos en tu fuego por vos
y qué? ¿cuál ocaso te invadió el humor?
La giniebra que te tiró contra las cuerdas
hoy pregunta por tu paradero.
Tu amor es un violín
que rezonga en primera voz.
Todo un público errante
guarda la sonrisa para la ocasión
en que tus ojos deseen volver
y vuelvan a ver.
El espanto que te llevó al tango
se mide en pasos de enano.
Entonces qué? ¿cómo de grande tu espanto?
Hacé el favor de mudar tu traste para otro lado.
Desgraciada en vela
cayendo desnuda sobre el tiempo.
Toda una vida muda
guardapalabras en su adentro
limpiando huellas sangrantes
de tus noches de vampiresa.
Tucson y Baires
29_03 y 14_04 de 2007
94
Culpa
¿Quién llora debajo de tu piel?
¿Por qué ese repetido diosmío?
Voy a salir a recorrer la zona de tu aura,
asegurarme que esté libre de albedrío,
levantar en peso a tu culpa,
y romperle los huesos con los míos.
Ese dolor que te inventaron
prohíbe el placer de los besos
que lubrican la sequedad que te entristece.
Yo soy el último de tus sueños muertos.
El primer segundo de la vida porvenir.
Bs. As. Ciudad de
27_01_06
95
Pregunta
¿Qué palabra
esconde el cuero de tu silencio?
¿Qué beso
o qué caricia
puede desperarte
de este apagón?
Cuando todo está roto
una promesa
puede ser el último error.
Pero yo sigo en pie
a la vera el tiempo
esperando la voz de tu regreso.
La vela a todos los santos
consume el oxígeno de la oración.
Hay un decir que aguardo bajo la almohada.
A veces, se escapa y ronda la noche.
Trae mujeres desconocidas que no hablan.
Todas se parecen a la nostalgia de la anterior.
Ninguna cuenta algo de la otra
ni me responde
dónde se encuentra lo nunca habido.
Baires
14/01/08
96
Simpleza
Y si el tiempo a tu lado
recostado en tu hombro...
y si el cielo abrido
mirándote bella...
y si el camino austero
compartiendo tu indigencia...
Y si todo vos
en mi vida conmigo...
Yo me deshago en pedazos de aroma
para tus momentos.
El hambre nos llevará de la mano
a escalar tormentas:
yo en tu frescura,
vos en mi deseo.
Así, con esa simple simpleza.
Lunes 24 de abril de 2006
S. M. Tucumán
97
Brevedad
Si yo tuviera tu boca entre mis labios.
Si acaso tus uñas clavadas en mis dedos.
Si yo tuviera tu tinta entre mis versos.
Si acaso tu voz calando en mis recuerdos.
Soy apenas un hígado dolido;
un desmedro de la noche en vela.
Si yo supiera tu mañana en mi día.
Si entonces te viera mirándome cómo.
Si yo supiera tu huella en mi paso.
Si entonces te sea caminándote cuando.
Ser apenas un momento otro;
un relieve de la vida en breve.
Tren a Tucson,
a la altura de
Gobernador Castro-El Paraíso-Ramallo
18_06_07
98
Dolencia
Voy a chupar de tus senos
el mejor antigripal,
el más elefantiásico mineral.
¡Y la marquesina de tu espalda!
¡Y el botánico de tu ombligo!
¡Y el lado amable de tu luna!
La naranja en flor
que merendó tu beso
irritó mis más sentido pésame.
Este engrudo en el deseo
pegará las pieles
inflamando nuestro futuro de amantes.
¡Vas a entender mis piernas!
¡Voy a saber tu alma!
¡Ya ninguna dolencia nos será ajena!
23 de diciembre de 2006
bs. as.
99
Hermosa
Eres hermosa.
Con tus talones de cascabel
eres hermosa en el baile.
Con tus omóplatos de plumas
eres hermosa en el aire.
Eres hermosa.
Con tu sudor de humedad
eres hermosa en la atmósfera.
Con tu silencio exacto
eres hermosa en la charla.
Eres hermosa.
Con tu perfume y tu humor,
tu brillo y tu espuma,
tu ombligo y tu aura
eres hermosa.
Eres hermosa.
Desde el pezón a la uva
entre la palabra y el gesto,
eres hermosa en la idea
de pensarte hermosa.
Bs. As.
sáb. 6 de enero de 2007
101
Esa que allá
Detrás de esa roca
esa mujer.
Debajo de esa boca
esa mujer.
Un ágata
morena y miel.
Milhojas
destiempo y ayer.
Después de esa cuesta
esa mujer.
En medio de esa huella
esa mujer.
Una terraza
arena y sol.
Cienfuegos
guitarra y alcohol.
Mirando el cantar atento
está mirando.
Sintiendo la piel herida
está sintiendo.
Allá en la luna,
esa mujer,
me hace morder
parte de su cuna y caer.
Cachi
6 de julio de 2006
102
Angustia
Nunca entendí la angustia de tu pecho.
Menudito.
¿el agrio de la soledad
¿la áspera sequedad
¿la boca del crío
Las charlas a orillas del sexo,
los delirios sobre la almohada,
el vuelo rasante del pasado sobre el humor.
Te haz rayado la cara con crayones,
todo el cuerpo encarbonado hecho fuego,
y nada te salva la angustia que nuca supe.
Si hubiese una palabra.
Si trajeras. Si fueras a buscar.
Habiendo tantos momentos que se pueden recorrer.
No podemos voy y yo.
Mejor salgamos a preguntar.
jueves 17 de agosto
bs. as. Bº Santa Catalina
103
Faniola
Cuando habló de lidijisimirísimo,
se llenaron de astrobesos
sus labios de papel ahumado.
Paseaba por los bosques compiscuos
moviendo los hilos imparóndonos
que mecían mis sentidos en todos.
¿Qué ombligo busca tu hipocampo?
Yo, la inseparación de tus ojos.
El momento más pricíntico.
El queseyó de tu menguada siesta.
Si hay tu oreja derecha
buscando respiración boca a oído,
la vida de la mía está medicinalmente comprobada.
Sábado 30 de septiembre de 2006
104
Buenasnoches
Quiero dormir entre tus pechos
pero no los encuentro.
Es decir, en ninguna parte
encuentro tus partes.
La secuencia aquella
de besos y después,
le pidió a mis pies que
sigan yéndose más allá
donde tu respuesta estaba negada.
¿Cómo voy a descansarte,
entonces,
si no puedo nisiquiera tus buenasnoches
2/12/05
Furilofche
105
negruda, alma nuestra
. n ó i c i d l a m
a c n o r
u t
s a d r e u m
o N
. a c n o r b
a ñ i n
, s a d r e u m
o N
, s muerdas
o y u t
s tu
o l
e u q
s e d n a r g
s á m
s o nronca
e s
o m
d aalbdoic
r ipón.e H
No
. a c n u n
; s o t c a x e
n a t
o r e p
No muerdas,
niña bronca.
, n o r a i c i r a c a grandes
e m s e que
l i c los
ó d tu
s y
áo
ms, s o n a M
. s a r e c n iex
s actos
n a t ;a cnunca
n u n o .r e p
, s o d a r o d s á m s o e t ú l g r o p o d a s a p e H
me aca riciaron,
. a c n u n ; s o v i t l a n a t o r e p
He probado senos más
p ero ta n
Manos má s d ó c i l es
pero nun c a
He p a s a d o p o r
pero ,ta
n
s a y u t s a l e u q
Entonces n o es t i r e s
No es tires ,
He pasado por piernas
pero tan
Labios más
, s o p r e u c
. d a t r e b i l
Ni ngu na h i s t o r i a c om o
p a l abra
Niña
, s o y u t s o l
eres hermosa como
pequeña aurora
He pasado por piernas
pero tan r
Labios más carnosos
pero nunca
He menguado el
e m s o s o n r a c s á m s o i b a L
.más
s e d l esbeltas
e b e r n que
a t alas
c ntuyas,
u n o r e p
s o r t o n e a í d reales;
l e o d nunca.
a u g n e m e H
. a c n u n ; o y u t l e o m o c o r e p
. a s i r n o s
He men
Tu
niña hastío.
, n o r a s e b
pero nunca
pero como
tan s ince ras.
o p m e i g
t lú
l te eos se rmás
i t s edorados,
o n s e c n o t n E
. o í t s a h a ñ i n , s e r i t s e o N
a ltivos ; n u n c a .
s a t l e b s e s á m s a n r e i p r o p o d a s a p e H
. a c n u el
n t
; iem
s e l apo
e r muerto.
n a t o r e p
. o t r e u m
u t
a s o m r e h
carnosos me besaron,
tan
a i rr
o et bseild
h esa. n u g n i N
.
a
t
s
u
j
a
r b cuerpos,
a l a p u T
guado el día en otros
, a n u l a ñ i N
el tuyo; nunca.
a l o m o c a s o m r e h s e r e
o m o c
tu SONRISA.
justa.
. n ó i c i d l a m a c n o r u t s a d r e u m o N
luna,
. a c n o r b a ñ i n , s a d r e u m o N
e u q s e d n a r g s á m s o n e s o d a b o r p e H
la hermosa libertad.
. a c n u n ; s luna
o t c del
a x tiemp
e n oa t o r e p
más esbeltas que las tuyas,
, n o r a i c i r a c a e m s e l i eales;
c ó d nunca.
s á m s
. s a r e c n i s n a t a c n u n
me besaron,
, s o d a r o d s á m s o e t ú l g r o p o d a s a
. a c n u n ; s otan
v i t rleabelndaest.
o n a M
o r e p
p e H
o r e p
día en otros cuerpos,
o p m e i t l e s e r i t s e o nNUNCA
s e c .n o t n E
. o í t s a h a ñ i n , s e r i t s e o N
Ning un a h i s t o r i a c o m o
tu SONRISA.
, s a y u t s a l e u q s a t l e b s e s á m s a n r e i p r o p o d a s a p e H
Tu p a labra
. a c n u n ; s e l a e rj unsat ta . o r e p
pero como el tuyo;
Ni ña
. o t r e u m
luna,
a ec r m
s áo m
e r, en so rh ae sr emb o s ea m c os mo os o l na r h
s a sl io bi eb ra tLa d .
. s e d l e b e r
n a t
a c n u n
o r e p
, s o p r e u c
s o r t o
n e
a í d
l e
o d a u g n e m
. d a t r . a c n u n
; o y u t
l e
o m o c
o r e p
lo s a s t r o s q u e s e p osana descansar bajo tu falda
e H
Nerudeada
No muerdas tu ronca maldición.
No muerdas, niña bronca.
He probado senos más grandes que los tuyos,
pero tan exactos; nunca.
Manos más dóciles me acariciaron,
pero nunca tan sinceras.
He pasado por glúteos más dorados,
pero tan altivos; nunca.
Entonces no estires el tiempo muerto.
No estires, niña hastío.
He pasado por piernas más esbeltas que las tuyas,
pero tan reales; nunca.
Labios más carnosos me besaron,
pero nunca tan rebeldes.
He menguado el día en otros cuerpos,
pero como el tuyo; nunca.
Ninguna historia como tu sonrisa.
Tu palabra justa.
Niña luna,
eres hermosa como la hermosa libertad.
Monte Hermoso
11 de enero de 2007
107
Untada
Untada
mi lengua cabeceará la campana
en el zaguán de tus cuatro labios.
Echaré raíces en el centro del ombligo
y llamaré por tu nombre
a la noche que viaja asmática.
La mano en el hombro besa.
Acaricia y besa lo acariciado.
Ya nadie sabe
quién de los dos codos
empezó primero.
Esa triste novedad en tus ojos
hace un equipaje de
ayeres esmerilados de nostalgia y
se enteran que la sonrisa es falsa.
Yo entraré en el pasado de tu día
mordiendo tus vientos al pasar.
Luego humedeceré de pensamientos mi lengua
para más rato volver a empezar.
ciudad de Buenos Aires
sábado 3 de marzo de 2007
108
Dos mujeres
Tú eres deseo
y yo pensamiento.
Esa es la distancia.
Hay el trabajo de encontrar el atajo.
Sobre el aroma de tu sombra
tengo mi nariz labiada.
Entre tanto,
una turba de cardones
entre tus noches y las mías.
En todo nos similamos.
Senos caderas tobillos etcéteras.
Pero hay la diferencia, tan cruel,
de que
las dos somos mujeres.
Martes 11 de julio de 2006
109
Mujeres
Puta
Hace subir a los hombres
desde sus pieses;
pero
ninguno llega a su boca.
Ni a su pecho.
Ni siquiera
a su ombligo.
Todos llegan hasta el socabón labiado
y se adentran en esa Salamanca
con una promesa
que no han de cumplir.
Todos los hombres del pueblo
han pasado por esa vagina.
Todos han muerto en ella su culpa.
Todos menos uno:
el hijo de esa puta.
NOA
junio de 2007
113
Madre de Madres
¿Dónde está la madre del vino
Quiero decirle que su hijo
se ha portado mal esta noche.
Por donde digo,
solo los padres solos
en la astucia cruel de la desmadres.
Yo quiero ver:
yo quiero oír:
la madre de la humanidad:
la madre de las manos madres.
No puede estar:
no puedo ser:
me ahoga el misterioso descuido de la historia:
insaber la madre de los espacios muertos.
¿Quién es la madre
de la madre tierra
¿O todo nació de un silencio fastuoso
La madre nodriza de los malos gobiernos?
Dónde se escuende?
Apenas conozco la de estas preguntas.
Pero no alcanza para resolver los hechos.
Bs. As. Bº Sta. Catalina
Domingo 20 de agosto de 2006
114
Obrera!
¿Cuántos gobiernos
cayeron sobre tu nuca, Obrera!
¡Honorable congreso de disgustos!
¡Remolino de aciertos en la mano!
Te han visto en la asamblea de muertos
con el nombre del hambre grabado en el puñal.
Tu boca chorrea arena, Obrera,
la sangre se enciende a tu paso.
Eres fresca como la albahaca, alegre!
Te han dinamitado la palabra, compañera!
Tú, que viajas henchida de voz,
te regodeaste esquirla por los aires mudos!
Yo soy de tu vientre lleno de tierra,
de tu escuela; de tu hermosa modestia.
Eterna en cada instante de luz, Obrera!
Eres el pueblo que destila tu labor!
Viernes 8 de marzo de 2007
115
Tanguera
Es el adoquín en la cara,
la bilis corriendo por la garganta.
Tiene alma de nubarrón,
de cielo empecinado en su nostalgia.
Se hizo pasar por yarugua,
brasilera francesita polaca.
Todas las próstatas quedaron hastiadas
después de pasar por ella.
Tiene una pena coja
que la camina chueca.
Lleva en su cartera una invitación de Dios:
único bailarín que no se animó.
Entre besos desparejos
hay un disco que la recuerda.
Sonríe la voz quebrada
feliz en el tango con ella.
Furilofche
18_12_07
116
Pintorcita
a Lucía Núñez
Ella pinta mujeres como ella.
Mujercitas.
Niñas tan niñas como
historias de su historia.
A veces el pincel se mece
entre sus manos de colibrí.
Y es un cometa que grita,
viento que le hace inconciencias
a la tela con su carita queriendo.
Es una espalda que lleva su cara pegada al torso.
No tiene apuros en sus pechos.
Sabe querer cuando llegue.
Ella pinta el espejo que no tiene.
Se deslinda de sus ropas que la hacen
y se hace el deseo que lleva puesto.
Cachi
6 de julio de 2006
117
Guadalupana
Ojos detrás de flores.
Su vientre viene cargando un mujerío
con pieses que la sirven de estandarte.
Ahí se llega Hidalgo
con su prédica ponzoñosa,
la mano bendita acariciando moridos.
Hay una tierra lejana
que van pisando.
Gloria de un pueblo humillado se reúnen al paso.
Ahí se levanta Zapata
con sus campos ajados.
La voz de las violadas que van sangrando.
...y con las palmas en alto estás tú/ ¡Guadalupe!
...y con la rabia campesina/ ¡tú!
...y con la paz de su canción/ ¡tú, Guadalupe!
¡Aléjense, plagas de matadores!
¡Al compás de la mirada entera
esas mujeres con Guadalupe
vienen amamantando puños de revolución!
8 de diciembre de 2005
Furilofche
118
Mágica
Ella se abraza de lado a lado.
A veces tiene un brazo tan infinito,
que puede colgarse de un sueño alto
y viajar hasta concretarlo.
Ella moja su piecito en la luna.
Cada tanto tiene una pierna tan larga,
que puede saltar al cielo lejos
y ver su vida como pasa.
Ella destraba su sonrisa de ternura.
Entonces tiene una boca tan ancha,
que puede sentir el aire de los besos
y volar inflada de ellos.
Ella mira por la hendija de la noche.
Es que tiene un ojo tan agudo,
que puede notar el aura de los cuerpos
y saber cuál ya se ha muerto.
Villa Llanquin
Viernes 21/12/07
119
Chingada
La madre esconde a su hijo
para que no lo acusen de ella.
El hijo esconde a su madre
para que no la acusen de él.
Viven así.
Ella navega el noche.
Él naufraga la día.
Un cansancio que no da más
les planea un plan para descansarse.
Ella convierte en guillotina
su boca grande de lengua afuera
y se sale a decapitar hombres.
Él junta la sangre esa
y la prueba buscando
el sabor de donde viene su escondite.
Viernes 4 de noviembre de 2005
Furilofche – Bº Mutisias
120
Parturienta
Afuera la ruta con su asco de greda
nieva dolores de parto.
El sentir es un frío que hiela los ojos
y le impide lagrimear.
Este hospital con su boquete de medicinas
perdió en ese pozo la enfermedad de los remedios.
Cansada de abortar deseos,
las contracciones son suspiros rumiantes
pidiéndole al vientre la vida y ya.
Los rezos van colgados del vehículo/ empujándolo.
Dejo caer distraído el cuchillo
que iba a desguazar la desgracia.
¿A quién voy a matarme?
Aquí la muerte es una campesina más.
La ruta se pone en terminal,
se afloja de desgano,
doctor,
y a esta mujer ancha
se le va apagando el llanto.
Bs. As.
23 de febrero y 3 de abril de 2004
121
Vengadora
Hay un barullo por ahí.
Ella se apura antes de ser descubrida.
Besa la tierra.
Besa el recuerdo de su madre.
Besa la tierra revolvida,
las paredes de la pieza.
La cocina, el baño,
el zaguán, la almohada, besa.
Besa su foto embarazada de ella.
El aire último que respiró viciado.
Está en la puerta del tiempo muerto.
Entre sus labios, las manos golpiadoras.
Escupe los puños del progenitor
besando el adiós a su madrecita.
Sábados tres del once de dosmilsiete
122
Malhablada
Ella que no sabe ni nada de hablar,
de decir palabras bien decidas.
Dicen della:
“¡se le va la lengua por la alcantarilla!”/
“¡tiene el habla maliciada!”/
Es que pone sus orejas en tierra
y escucha y reproduce:
“El hambre que me mató el hijo”/
“El agua que me da el frío y rompe
el estógamo vaciados”/
“Cielo donde me voy a bañarme la alma”/
“Diosito mío qué te pasa”
Así le habla ella,
y está solas
y está desnudada
y en la plaza
y en la tumba
nadies le escucha su palabra que dice verdad.
Sábado 9 de junio
de 2007 en Bs. As.
123
Libertaria
Ella ha dicho
esta bandera de este gobierno no me representa.
Entonces desplegó los tejidos de sus músculos
costurados con sus tendones
flameando amarrados a la caña de sus huesos.
Así camina.
El ombligo es el ojo de su estómago
es la boca de su torso
es el escudo de su cuerpo
es la carne de su voz.
Ha tenido un embarazo sola.
Que dijeron que era del Espíritu Santo
antes de decir madre abandonada.
Pero ella sabe otra cosa,
que Madre de un Hijo del Pueblo es
con todo lo que eso explica.
Así anda.
El niño es los piese de su pensamiento
es el conciente de su labio
es el beso de su alma
es el ardor de su rebeldía.
Ella es un montón de alegrías
juntadas a defender la Libertad.
Baires
3 y 8 de diciembre de 2007
124
Despedida en un saludo de hasta luego
La pisada/ la huella que deja la pisada/ la picada abierta
que deja la huella que deja la pisada/
El hecho que un hombre escriba sobre la feminidad no
asegura un cambio en la sociedad machista y patriarcal. Apenas asegura un hombre escribiendo sobre la feminidad.
Las entrañas/ las agallas/ las deidades/ las pasiones/
las sensaciones/
la cólera/ la revolución/ la exasperación/ la piedad/
Es que a veces es más femenina el compañero que la
discriminación, el respeto que la guerra.
La maldad/ la cópula/ la bondad/ la caricia y la trompada y la ternura/ porque a veces es más
femenina el piropo que la puñalada.
La palabra dice y condiciona y la costumbretermina
por legitimar. Así es que si la palabra dice maldades, el
pueblo se llora su vida. Pero existe el gesto autónomo
que imprime su valor reivindicativo en los cambios de
paradigmas. Entonces, si la palabra dice el pensamiento que es justo, el pueblo se humedece de bondad
y de alegría y ríe su muerte bailando su vida. Así es
que la palabra es recuperada con toda su entereza femenina y libertaria.
Las mansiones/ las estancias/las ambiciones aplastantes/ las millonadas acumuladas/ porque a veces es más
femenina el pueblo que la oligarquía.
125
Porque decir sobre la feminidad no es una mera cuestión de género. Es una mera cuestión y es una mera
necesidad de la que hay que hablar. Así es: la soberanía de los cuerpos es la soberanía de los pueblos. Y la
infancia no es el futuro sino el presente. Así sea.
La injusticia/ la falta/ la carencia/ la hambruna/ la indigencia/ la tristeza/ porque a veces es más femenina el
combate que la resignación.
Porque no es solo una cuestión de palabras femeninas,
sino de conceptos que expresen ideas que expresen
sensaciones que expresen necesidades que expresen
que no hay silencio en vano, sino reflexión de cómo se
saldrá del sometimiento que siempre es menos femenina que la libertad.
Así, es que me quería despedir de todas
y todos ustedes, no muy formal,
sino muy otra cosa, con algo más
de poesía.
Gracias por prestar escucha a estas palabras.
A. H
febrero de 2008
126
Índice
Presentación y bienvenida
Ellas
Ella misma
Ellas que son y se hacen
Ella de sueño
Ella incendiaria
Ella en el espejo
Ella en los muebles
Ella y su pena
Ella de greda
Ella en la Salamanca
Ellas surcando los tiepos
Osamenta
Miradas
Compartida
Campana
Araña
Estrellas lecheras
Lágrima
Palanca
Libertá
Insolencia
Rebelión
Agüita
Caña
Imagen
Pinceladas
Feminidades
7
11
12
14
15
16
17
18
20
21
22
27
28
39
30
32
33
37
38
39
40
41
42
44
45
127
Comandanta
Palabra
Mano y otra
Liberación
Bañacauda
Pluma
Caricia
Ilusión
Animalada
Intifada
Las manos
La vez pasada
La soledad
La caricia
La sin cielos
La fosa
La qué
La empanada
La palabra
Las viejas
La que viene siendo
La que palabras otras
La zamba
La pasado
La mesa
La luna
La ocultada
La voz
La gesta
La enamorada
Piropeada
Bienvenida
128
Las
Querencias
46
48
49
50
52
53
54
55
56
58
61
62
63
64
66
67
68
69
70
71
72
73
74
76
77
78
80
81
82
83
87
88
Yunta de ideas
Intrigas
Pierna
Una vida con ella
Vampiresa
Culpa
Pregunta
Simpleza
Brevedad
Dolencia
Hermosa
Esa que allá
Angustia
Faniola
Buenas noches
Nerudeada
Untada
Dos mujeres
Puta
Madre de madres
Obrera!
Tanguera
Pintorcita
Guadalupana
Mágica
Chingada
Parturienta
Vengadora
Malhablada
Libertaria
90
91
92
93
94
95
96
97
98
99
100
102
103
104
105
106
108
109
Mujeres
Despedida en un saludo de hasta luego
113
114
115
116
117
118
119
120
121
122
123
124
125
129
Este libro con poesías que se llama “Ellas surcando los tiempos”
viene a continuar el decir sobre la feminidad comenzado con el
libro “Ellas haciendolosdías”(2005), también con poesías.
Aquí, la feminidad no aparece como algo propio y exclusivo de
lo que el mundo capitalista y sexista entiende por femenino. En
ese mundo de discriminación, lo femenino es débil y despreciable. Para ese mundo hostil, lo femenino no es creador ni valiente
ni necesario.Así es que dicen que lo femenino solo está en las
mujeres y en la niñez y entonces desprecian a las mujeres y a la
niñez o aquello que ese mundo dice que se parecen como son los
homosexuales. Pero feminidad tienen las mujeres, y tienen las
travestis, los hombres todos y tienen las plantas, las piedras, los
ríos, los sueños, los pueblos. Feminidad es la rebeldía de la palabra y de la escucha.
Decir sobre la feminidad no es una mera cuestión de género. Es
una mera cuestión y es una mera necesidad de la que hay que hablar. Así es: la soberanía de los cuerpos es la soberanía de los
pueblos. Y la feminidad y la niñez son el último sector de la piel
humana donde la caricia llega. Entonces, que estas poesías traigan un poco de reivindicación. Una palabra como una caricia.
La palabra es un gesto hermoso, y decirla es liberador. Estas poesías tratan de ser eso con un poco de poesía.
Visita el blog de Luc ía Núñez:
www.lucialucialucia.blogspot.com
T ODAS
LAS CRÍTICAS, SUGERENCIAS, ETCÉTERAS, SERÁN
BIENVENIDAS.
[email protected] o. fr
Fly UP