...

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO “Yo estaré contigo

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

TIEMPOS DE AVIVAMIENTO “Yo estaré contigo
Más conferencias, videos, radio, T.V. cristiana y mucho más en www.alcanceizcalli.com.mx
TIEMPOS DE AVIVAMIENTO
“Yo estaré contigo siempre ”
Éxodo 3: 7 “Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi
pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus
exactores; pues he conocido sus angustias, 8y he descendido para
librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una
tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del
cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.
9
El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y
también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. 10Ven,
por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a
mi pueblo, los hijos de Israel. 11Entonces Moisés respondió a Dios:
¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de
Israel? 12Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo”
Introducción.
El pueblo de Dios habitó en Egipto durante cuatrocientos treinta años, al
principio en carácter de invitados especiales, pero después como esclavos de los
egipcios. Fueron tiempos muy difíciles, tiempos de escasez, de dolor, de mucho
cansancio y sin poder hacer nada en absoluto.
Los padres soportaron el peso de la esclavitud y veían como sus hijos seguían
el mismo destino, y sin duda sus nietos lo harían también. ¿Qué sucedía? Ellos habían
escuchado las historias de labios de sus padres de cómo Dios bendijo a Abraham y
dicha bendición fue heredada por Isaac y luego por Jacob.
Aquellas historias de fe y bendición no correspondían para nada con lo que
estaban viviendo en esos momentos. Y entonces empezaron a clamar con todo su
corazón y Dios les escuchó, así que decidió que el tiempo de su libertad y de cumplir
Su buena palabra de llevarles a una gran tierra de bendición había llegado.
Así que llamó a Moisés, a quien había preparado desde el mismo día de su
nacimiento para que fuera el libertador que Su pueblo había estado esperando. Dios
había escrito en él ser un libertador, indignarse del mal que padecían, una fuerza de
carácter inigualable. Esas cualidades ya le habían causado problemas cuando, sin
Dios, intentó librar a algunos de su pueblo del maltrato de los soldados egipcios.
Dios le llamó en medio de una visión, una zarza ardiendo que no se consumía.
Moisés fue atraído por esa visión hasta que escuchó la voz de Dios.
Y yo sé que Dios ha escrito cosas maravillosas en todos ustedes, desde el
vientre de su mamá Dios escribió grandeza para ustedes y ha formado todo aquello
que escribió para que alcancen la grandeza que diseñó en ustedes.
Esos talentos, ese carácter, esa indignación, ese continuo soñar despierto con
algunas cosas no es otra cosa sino la manifestación desde tu interior de lo que Dios ya
escribió en ti.
Por Rubén Álvarez- Alcance Izcalli
Más conferencias, videos, radio, T.V. cristiana y mucho más en www.alcanceizcalli.com.mx
Pero cuando una visión te atrae, cuando una visión te hace caminar hacia ella,
sin duda es que Dios te está llamando ya para cumplir tu propósito. Dios puso ante
Moisés una visión de una zarza ardiendo que no se consumía y con ella le estaba
diciendo en lo que se convertiría a partir de ese momento. En un zarza que ardería de
pasión, de fuego, pero sin consumirse.
Hacia donde pones tus ojos en eso te convertirás, ese es un principio
importante de la Palabra de Dios, por eso nos dice que pongamos nuestros ojos en
Jesús, autor y consumador de la fe; nos dice que pongamos nuestra mirada en la
gloria de Dios para ver a cara descubierta como si viéramos en un espejo.
Así que si Dios te ha dado una visión, si tus dones y tu espíritu te impulsan
ardientemente hacia algo quiero decirte que Dios te está llamando ya. El tiempo ha
llegado. Quizá muchos han estado clamando a Dios por algo y Dios está levantando a
la persona que les dará la bendición que han pedido. Creo que Dios estará llamando y
levantando a los avivadores de este país, a los que llevarán sanidad a miles, a los que
llevarán la palabra de libertad a muchos más, a los hombres y mujeres que serán
ejemplos de matrimonios preciosos, a los empresarios que sostendrán
económicamente los movimientos de avivamiento del futuro, a los profesionistas que
estarán al frente de empresas y gerencias mostrando que se puede tener mucho éxito
sin hacer malas acciones, a los chavos que revolucionarán la música, que escucharán
al Espíritu y compondrán canciones que ministrarán a millones en diversas lenguas.
Pero creo que al igual que en el caso de Moisés, Dios, al llamarte, se encuentra
ante una persona que no cree que pueda lograr el magnífico propósito de Dios.
¿Quién soy yo para lograr la grandeza que me muestras?, dijo Moisés. ¿Quién soy yo
delante de tan grande reto? ¿Quién soy yo delante de los problemas que
enfrentamos? ¿Quién soy yo en medio de la violencia de este país? ¿Quién soy yo
ante tanta gente virtuosa y bien capacitada que hay en el mundo laboral?
Y Moisés tenía razón, quién era él para enfrentarse a Faraón y toda la fuerza
de su ejército. Por mejor preparado que estuviera culturalmente sus posibilidades de
éxito eran ridículamente pequeñas.
Pero Dios le contestó: “Ve, porque yo estaré contigo”
Que maravillosa respuesta de Dios, Moisés no necesitaba nada más, Dios con
él era el secreto de su victoria, era la certeza que podría tener de que el propósito de
Dios se cumpliría plenamente en él. Así que escucha hoy a Dios decirte: “Ve, porque
yo estaré contigo”
DESARROLLO
1. Josué, Gedeón
Dios alentó a Moisés a seguir adelante, a no claudicar ante la oposición y
adversidad que sin duda enfrentaría. Los propósitos de Dios en tu vida no son
cualquier cosa, son tan grandes que sin Él sencillamente son imposibles de cumplirse.
Pero Moisés debía saber algo. De cara a cada adversidad, enfrentando la oposición,
Dios estaba con Él para soportarle y darle la victoria siempre.
Así también se lo dijo a Josué:
Por Rubén Álvarez- Alcance Izcalli
Más conferencias, videos, radio, T.V. cristiana y mucho más en www.alcanceizcalli.com.mx
Josué 1: 5 “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu
vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te
desampararé. 6Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este
pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a
ellos”
Escucha bien la Palabra de Dios hacia Josué. “Nadie te podrá hacer frente en
todos los días de tu vida”. Sí, claro que habrán muchos problemas, difíciles, muy
complicados, adversarios terribles; pero ninguno de ellos podrá hacerte frente, sino
que los vencerás y atravesarás, nadie te podrá detener; no porque seas muy fuerte, no
porque seas muy especial, sino porque Dios te promete estar contigo todos los días de
tu vida, el promete que no te va dejar, que nunca te desamparará, Aleleuya.
No era fácil la tarea encomendada a Josué: Avanzar sobre todas las ciudades
que estaban habitando la tierra de la promesa y vencerles, sacarlos de allí porque era
la tierra que Dios les había dado.
Pero Dios había preparado a Josué desde el vientre de su madre para este
propósito. Tenía el valor, amaba la Presencia de Dios sobre todas las cosas, era leal y
fiel. Pero llegó su momento, llegó el día en que Josué debía sacar todo lo que tenía
adentro.
Dios le llamó y le dijo. Josué 1: 8 “Nunca se apartará de tu boca este
libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que
guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque
entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9Mira que
te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes,
porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”
No apartes de tu boca la Palabra de Dios, medita todos los días en ella para
que dicha Palabra se convierta en tu actuar diario, entonces verás prosperar todo lo
que hagas, todo te saldrá bien. Y le dio una orden: Escucha por favor la orden de Dios
para ti: “Esfuérzate, se valiente, no temas ni claudiques, porque YO estaré contigo
donde quiera que vayas”.
Declara conmigo: Cuando Dios está con alguien nadie lo puede vencer, ¡Soy
invencible cuando Dios está conmigo! Por lo tanto no voy a desmayar, quito todo
temor, me esforzaré por conquistar el grande propósito de Dios en mí.
También a Gedeón, muchos años después le dijo: Jueces 6: 14 “Y
mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de
la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? 15Entonces le respondió:
Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es
pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre. 16Jehová le
dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas
como a un solo hombre”
“Tu salvarás a Israel de los madianitas”, pero Gedeón argumentaba todas sus
debilidades, todos los porque no podría hacerlo. Me encanta ver esto porque veo que
todos los llamados por Dios hemos sido iguales, siempre prodigamos cualquier
Por Rubén Álvarez- Alcance Izcalli
Más conferencias, videos, radio, T.V. cristiana y mucho más en www.alcanceizcalli.com.mx
cantidad de pretextos por los cuales pensamos que es imposible lograr lo la grandeza
que Dios escribió para nosotros.
Pero Dios le dijo: ¿No te envío YO? Quiero que sepas que Dios es el que te
está enviando, no es tu pastor, ni tus papás, tampoco tu familia. Es Dios quien te dice:
Ve, hazlo, avanza, lo he escrito en ti. Gedeón escondía el grano de los madianitas, el
no se dejaba robar, era algo que ya estaba escrito en él.
Y Dios le aclaró: “Ciertamente Yo estaré contigo”, por ello derrotarás a los
madianitas como si fuera un solo hombre.
Escucha bien a Dios hablarte hoy: “Ciertamente Yo estaré contigo”, así que
basta ya de pretextos, ¿no te envío YO?
2. ¿Aplica para nosotros también?
Pero quizá tú te estás preguntando: Bueno, eso fue hace mucho tiempo,
¿será que Dios se fija en mí? Moisés, Josué, Gedeón, fueron hombres notables, pero
¿yo? ¿Será que en nuestros tiempos Dios levantaría a un Moisés que sacara de la
esclavitud a la gente? ¿Dios usaría a un Josué que venciera a todos sus enemigos
para darle a Su pueblo posesión de sus bendiciones? ¿Nuevamente llamaría a un
Gedeón para vencer a un enemigo que roba a su pueblo? La respuesta es Sí.
Veamos lo que Jesús dijo: Mateo 28: 16 “Y Jesús se acercó y les
habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
19
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos
en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he
aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
Amén”
Una vez resucitado, Jesús dijo: Todo poder me ha sido dado en el cielo y
en la tierra. Escucha bien: ¡Todo poder! Jesús tiene todo el poder del cielo y en la
tierra, nada hay imposible para Jesús. Y entonces dijo: Por ello, yo les envío a
ustedes para hacer discípulos a todas las naciones.
Entonces muchos dicen: Uy, Señor, pero es que eso no puedo, no se me
da, soy muy torpe. Pero Jesús dijo “Yo voy a estar contigo todos los días hasta el fin
del mundo”
Y Jesús ha cumplido Su promesa, pues envió al Espíritu Santo para estar
no solo con nosotros sino en nosotros todos los días.
El Espíritu de Dios es la continua Presencia de Dios, es el poder
sobrenatural con el que Dios mismo te ha dotado para poder realizar las tareas
sobrenaturales también que ha escrito de ti.
¿Ser una persona santa? Uy Señor tu sabes que eso es muy difícil, pues
bien quiero decirte que no es difícil, es imposible de lograr si Dios no está contigo.
Pero Jesús dijo: “Yo estaré contigo hasta el fin del mundo”. Te ha dado a Su Espíritu
de Santidad, poder sobrenatural para lograr un objetivo sobrenatural: Ser santo.
Por Rubén Álvarez- Alcance Izcalli
Más conferencias, videos, radio, T.V. cristiana y mucho más en www.alcanceizcalli.com.mx
Miles de personas oran alrededor del mundo para ser sacados de algún tipo
de esclavitud, ya sea algún pecado o drogas, o violencia intrafamiliar, o la pobreza, o
el dolor de una vida sufriente. Y ¿dónde están los Moisés de nuestro tiempo? ¿Dónde
los Josués? ¿Dónde quedaron los Gedeones? ¿Y los Elías?
Si tú tienes grandes sueños es porque están escritos en ti, si tus sueños se
han convertido en una visión entonces Dios te está llamando ya para cumplirla, si Dios
hoy te ha hablado para decirte “Estaré contigo siempre” es porque llegó la hora.
Dios no te desamparará, nuca se olvidará de ti, no te dejará a la mitad de la
carrera a tu suerte. Si Dios te envía jamás serás derrotado ni avergonzado, podrás
sufrir muchos problemas, amenazas y aún calamidades, pero nunca te dejará. Puedes
estar confiado, Dios te tiene en Sus manos, y una vez cumplida tu tarea Dios te dará la
corona de la vida. Apocalipsis 2: 10 “Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la
corona de la vida”
Es la Presencia de Dios con nosotros la joya más preciosa que alguien
pudiera tener, es la señal más clara de que somos más que vencedores, es la
comprobación de la promesa de Jesús: “Estaré contigo siempre”
3. Con quien Dios está
Isaías 66: 2 “Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas
fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de
espíritu, y que tiembla a mi palabra. 3El que sacrifica buey es como
si matase a un hombre; el que sacrifica oveja, como si degollase un
perro; el que hace ofrenda, como si ofreciese sangre de cerdo; el que
quema incienso, como si bendijese a un ídolo”
Ahora bien, Dios está con los humildes de espíritu, aquellos que reconocen
la Palabra de Dios y tiemblan ante ella, aquellos que experimentan el contristamiento
del Espíritu en ellos y se arrepienten. Dios tiene sus ojos sobre ellos.
Pero aquellos que su relación con Dios es tan solo una serie de obras
religiosas, no se engañen, Dios aborrece todo aquello. Jesús ha prometido estar
contigo hasta el fin, es cierto, y lo cumplirá; en tanto que andes en sus caminos con
rectitud, temblando ante Su Palabra y Presencia.
Por Rubén Álvarez- Alcance Izcalli
Fly UP