...

¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
JUAN LEÓN MENDOZA*
RESUMEN
Se estudia la relación entre la acción estatal y la maximización del
bienestar social.
¿
Cuál es el rol de estado? Esta pregunta es muy fácil formularla pero
muy difícil responderla. En estos
tiempos de globalización económica, política y social, se están generando
modificaciones en las estructuras y relaciones socioeconómicas; en este contexto se está reformulando y redefiniendo el rol del estado. Probablemente
hay más interrogantes que respuestas y
propuestas coherentes al respecto. En
términos generales, el estado debe ser
un ente ¿planificador? ¿estratega?
¿promotor? ¿intervencionista? ¿liberal?
¿regulador? etc. En términos funcionales y operacionales ¿el estado debe encargarse de brindar sólo los llamados servicios públicos básicos? ¿También debe
encargarse de la producción de bienes
y servicios que puede efectuar el sector privado? Es relativamente mucho
más complicado definir y cumplir el rol
del estado en un país de altos niveles de
pobreza y bajos niveles de ingreso como
es el nuestro, porque la mayor parte de
la población tiende a exigir que el estado “haga de todo”; muchas veces se
olvida que los recursos financieros y tecnológicos son muy limitados.
En este marco, pueden plantearse tres preguntas básicas, cuyas respuestas pueden permitir vislumbrar la
especificación del rol del estado:
- ¿Qué debe hacer el estado?
- ¿Cómo debe hacerlo?
- ¿Cuáles son sus limitaciones?
* Economista. Magister en Economía. Profesor de la Facultad de Ciencias
Económicas de la UNMSM., Investigador del Instituto de Investigaciones
Económicas. E-mail:[email protected]
UNMSM
45
JUAN LEÓN MENDOZA
Con la primera pregunta se trata
de identificar las funciones que le incumbe efectuar al estado de manera tal que
contribuya a elevar al máximo el nivel
de bienestar del país. Una vez identificado el rol del estado, se debe también
tratar de especificar los métodos y mecanismos que se puede emplear en la
acción estatal y ello está relacionado con
la segunda interrogante. Finalmente, el
estado, como cualquier ente, está sujeto a un conjunto de restricciones; en la
medida en que supere tales restricciones puede tender a cumplir su rol de una
manera satisfactoria.
En la discusión sobre el rol del
estado se incurre usualmente en el error
de efectuar solamente el análisis normativo (economía normativa) porque se
tiende a pensar en el Cómo debe ser
el estado, ello no es serio si primero no
se efectúa un análisis positivo en el sentido de Cómo es el estado. El procedimiento científico del análisis económico
consiste primero en entender y comprender la realidad tal como es, luego sobre
ella se puede plantear el cómo debe ser.
Dada la extensión de este artículo haremos un análisis positivo del rol
del estado y trataremos de responder
sólo a la primera de las tres preguntas
planteadas. El análisis será fundamentalmente teórico y de reflexión, y se
apoyará, de alguna manera, en el instrumental de la teoría económica de que
se dispone. La discusión sobre el rol del
estado en estos tiempos está en pleno
46
proceso y evolución, nada está dicho de
una manera definitiva, por ello comenzamos el análisis efectuando una breve
deducción teórica acerca de la necesaria presencia del estado.
I. FUNDAMENTO DE LA
EXISTENCIA DEL SISTEMA
DE ESTADO
En primer lugar, habría que empezar el análisis definiendo al estado,
para luego fundamentar positivamente
su origen y, finalmente, especificar sus
funciones.
El Estado es “un sistema de subordinación que organiza a todos los individuos de un área geográfica dada,
dentro de la cual se posee un monopolio
efectivo de la fuerza física”1 . Dentro
del área geográfica dada existen interacciones de carácter económico y político. La interacción económica se da, básicamente, a través del mercado, en tanto que la interacción en el plano político
se da a través del gobierno. La
interacción en el mercado es generalmente voluntaria, en tanto que en lo político es de subordinación. Entonces, en
el terreno político se tiene a gobernantes y gobernados y existe un sistema
de gobierno.
¿Porqué los individuos aceptan
un sistema de subordinación o tipo de
gobierno? ¿Cuál es el rol del gobierno?
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
La presencia del gobierno implica costos y beneficios y si los individuos
lo aceptan es porque el beneficio es
mayor que el costo.
La interacción humana tanto en
el terreno político y económico tiene un
carácter social. El ser humano por su
naturaleza y el desarrollo alcanzado por
nuestra sociedad es esencialmente un
ser social, es decir, está dentro de un
proceso de convivencia social. Sin embargo, como sostuvo Carlos Marx, la
relación económica es el núcleo de la
sociedad, el aspecto social y político es
condicionado por el mundo económico.
Detrás de la relación política y
social subyace el interés económico de
los individuos, es decir, el “humus
económicus” es el que orienta su accionar, su racionalidad económica está
por encima de su racionalidad política y
social. Los individuos cuando
interactúan con los otros - dada su racionalidad económica - tratan de alcanzar el máximo nivel de bienestar individual, a través de mayores niveles de
bienestar económico. En la medida en
que el accionar del individuo está determinado por su objetivo económico existe
la posibilidad de que el mismo entre en
conflicto con los de otros individuos; tal
hecho requiere un sistema de ordenación no sólo económico sino también
político, tiene que haber necesariamente un ente (gobierno) con la suficiente
autoridad para fijar las reglas
UNMSM
institucionales bajo las cuales deben
interactuar los individuos.
Los desacuerdos y conflictos
tienden a surgir no sólo en el proceso
de la interacción misma, sino también
en la distribución de los recursos que
genera o dispone la sociedad. Probablemente, dentro de una familia, institución
o un pequeño grupo de individuos, los
desacuerdos pueden ser resueltos de
una manera relativamente fácil y mediante la negociación directa, pero en el
caso en que esté involucrada una gran
cantidad de individuos, ello es imposible.
No es suficiente que el gobierno
sea fuerte y que fije las reglas institucionales, sino que tiene que velar también por el cumplimiento de las mismas,
tiene que fiscalizar a los individuos y sancionar a éstos si las incumplen. En un
ambiente de seguridad, estabilidad, reglas claras y justicia, los individuos tenderán a actuar de una manera mucho
más eficiente y limpia (habrá “juego limpio”), el mismo gobierno gozará de la
credibilidad y respeto correspondiente
por parte de los gobernados.
Sin embargo, el gobierno utiliza –
en el cumplimiento de sus funciones un conjunto de recursos humanos y materiales, los mismos que implican gastos y que tienen que ser financiados de
alguna manera. El financiamiento tiene
que estar necesariamente a cargo de los
individuos donde está operando el esta-
47
JUAN LEÓN MENDOZA
do y éste básicamente estará en la forma de impuesto. El impuesto que
amortiza el individuo representa el precio que tiene que pagar por consumir
los servicios estatales o por beneficiarse de los servicios públicos. Dentro de
un sistema de estado, los individuos no
sólo se subordinan al sistema de gobierno existente sino que también tienen que
financiar sus gastos de operación. Si
existe justicia y tranquilidad política y social, se asume que el beneficio o bienestar, que reciben los gobernados por
ello, es mayor que el costo impositivo
en que incurren (el beneficio es mayor
que el costo).
Si los individuos tratan de maximizar su bienestar y tratan de lograrlo
con la existencia necesaria de un sistema de gobierno cuyo funcionamiento es
financiado por ellos, entonces, tales individuos tienen todo el derecho de exigir a ese gobierno que contribuya con
su proceso de maximización de bienestar. ¿Cómo la sociedad logra maximizar
bienestar?
Para tratar de alcanzar el máximo nivel de bienestar social, necesariamente, se tienen que aplicar acciones
de política. Según la Teoría Económica
del Bienestar, el bienestar social se logra básicamente mediante dos objetivos
de política: eficiencia y equidad
distributiva. Si las acciones del gobierno contribuyen con el logro de estos
objetivos de política entonces estaría
cumpliendo óptimamente su rol en la
48
sociedad. ¿Cuáles son las funciones del
estado? ¿Cómo debe intervenir éste en
el sistema económico tal que pueda contribuir al logro del máximo nivel de bienestar social?
En este tramo de análisis la respuesta podría ser dada solamente de una
manera expositiva en función de los principales enfoques teóricos existentes y
los tipos de instrumentos de política que
se conocen.
II. LAS FUNCIONES
DEL ESTADO
El rol del estado, o del gobierno
que lo representa, está implícito o explícito en los diferentes enfoques del pensamiento económico; al respecto podríamos señalar la concepción de los dos
principales enfoques existentes (keynesiano y neoclásico), además de un tercero, que últimamente está presentando una dinámica muy interesante en su
desarrollo (enfoque neoinstitucional).
Dada la concepción de la sociedad contenida en un enfoque económico, el rol
del estado queda endógenamente determinado.
Según el enfoque keynesiano - en
la versión original de Keynes - el sistema capitalista es conceptuado como
inestable ya que tiende a operar por
debajo del pleno empleo, por lo que en
la medida en que no se utilizan todos los
recursos, se incurre en cierta ineficiencia
económica. Para Keynes, en el sistema
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
Fernando BOTERO:
Autorretrato con Luis XIV
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
económico capitalista no se cumple la
Ley de Say, por lo que la demanda agregada no necesariamente es igual a la
producción de pleno empleo. Debido a
su carácter inestable, en la economía
capitalista se generan situaciones de
riesgo e incertidumbre, las mismas que
no permiten el aumento necesario de la
UNMSM
inversión y por ende de la demanda, lo
que se traduce en un proceso tendencial
de insuficiencia de demanda agregada
y, como consecuencia de esto, un proceso de producción por debajo del pleno empleo; entonces, se tiene que inducir al aumento de la inversión mediante
–entre otros– la reducción de la tasa de
49
JUAN LEÓN MENDOZA
interés. En el mismo sentido, según éste
punto de vista, el mercado por sí solo no
tiende a asignar eficientemente los recursos, se necesita la intervención del
gobierno. Esta característica central del
sistema capitalista fundamenta la intervención del gobierno de una manera activa y discrecional, se determina así el
rol inductor y regulador del gobierno.
Para el enfoque neoclásico, en su
versión originaria, el sistema capitalista,
inherentemente, tiende a una situación
de estabilidad, éste posee mecanismos
automáticos mediante los cuales se
ajusta hacia la situación de equilibrio. En
esta lógica, los precios juegan un rol muy
importante; los recursos se asignan
eficientemente mediante la determinación de los precios relativos, en una situación de mercado de competencia
perfecta. Dada esta concepción del sistema capitalista, este enfoque no es partidario de una activa intervención del
gobierno en la economía, más bien se
sostiene que la acción gubernamental
puede generar distorsiones en el buen
funcionamiento del mercado. En esta
lógica queda definido con mucha claridad el rol del estado: éste debe tener
una mínima participación en la economía.
Una variante del enfoque neoclásico reconoce la ausencia -en muchos
casos- de mercados de competencia
perfecta, y acepta la existencia de mercados monopólicos o de competencia
monopolística (fallas de mercado); en
50
este caso se plantea la necesidad de
implementar regulaciones, de manera tal
que el mercado funcione como si fuera
de competencia perfecta. Aunque las
fallas del mercado no están referidas
sólo a la existencia de monopolios - como
se verá más adelante – el rol del estado, como regulador, se complementa con
el planteamiento de que éste debe encargarse fundamentalmente de la prestación de los servicios públicos básicos,
como la defensa y administración de
justicia.
En el análisis económico de las
últimas décadas, a la lógica neoclásica,
se han incorporado elementos institucionales. Según el enfoque llamado
neoinstitucional, no basta la existencia
de mercados que vía precios tiendan a
asignar los recursos, sino que tiene que
haber una serie de condiciones e instituciones necesarias; éstos critican el supuesto implícito de los neoclásicos en el
sentido de que el proceso de transacción, en situación de competencia perfecta, contiene derechos de propiedad
claramente definidos y que los costos
de dichas transacciones son nulos.
Dada esta limitante, señalada para el
enfoque neoclásico, se plantea la necesidad de crear instituciones que no sólo
jueguen un rol de regulador sino también de normador y ejecutor de reglas
tales que la economía alcance mayores
o mejores niveles de eficiencia y equidad. En este escenario se visualiza un
rol del gobierno que va más allá de la
regulación, se plantea como un ente
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
encargado de fijar y hacer cumplir las
reglas establecidas.
Sobre la base de estas tres líneas
de pensamiento económico se puede tratar de especificar el rol del gobierno, en
función del manejo del conjunto de los
instrumentos de política. Tales instrumentos podemos clasificarlos en tres
grupos:
microeconómico,
macroeconómico e institucional.
II.1. Función microeconómica
En el campo microeconómico, los
precios juegan un rol muy importante en
el proceso de asignación de los recursos. Según la teoría microeconómica, en
el marco de una economía de competencia perfecta, el libre mercado permite alcanzar el nivel de eficiencia
paretiana; sin embargo, la existencia de
fallas o distorsiones en el mercado puede impedir que el sistema económico
opere en tal situación de eficiencia. Entre las fallas de mercado usualmente
mencionadas se tiene la existencia de:
bienes públicos, externalidades, monopolio y oligopolio, indivisibilidades. En
estos casos se tiene espacio y fundamento teórico para la intervención del
estado.
Los bienes públicos puros son
aquellos bienes que pueden ser consumidos por los agentes económicos sin
que, simultáneamente, disminuya la cantidad disponible para otros agentes. Estos bienes tienen la característica de ser
UNMSM
bienes no rivales y no excluibles, en tanto que los bienes privados son rivales y
excluibles. Usualmente se considera
como ejemplo de bienes públicos a las
actividades de defensa, sistema judicial,
investigación básica, carreteras sin peaje
no congestionadas, programa de prevención de salud, educación, programa
de lucha contra la pobreza, etc.
Por su carácter de ser un bien no
rival y no excluible se hace difícil el cobro a todos los agentes que consumen
dicho bien, ¿Cómo y cuánto se puede
cobrar a la población por el servicio de
defensa o seguridad externa que se le
brinda?; lo más probable es que existan
los llamados parásitos, es decir aquellos
que evitarán efectuar el pago correspondiente pese haber recibido o salir beneficiado con el servicio. Este hecho
hace que el nivel de producción o la prestación de los bienes públicos por parte
del sector privado esté por debajo de lo
que corresponde a la situación de eficiencia.
Dada esta característica de los
bienes públicos, en aras de la eficiencia
en la asignación de los recursos en la
economía, el estado puede encargarse
de la prestación directa o el
financiamiento de estos servicios: seguridad y protección externa e interna (defensa), servicio judicial, la investigación
básica, programas de prevención de
salud, educación y encabezar la lucha
contra la pobreza.
51
JUAN LEÓN MENDOZA
Las externalidades son los
efectos que generan las acciones humanas sobre otros agentes económicos.
El efecto puede ser positivo o negativo,
en el primer caso se dice que hay una
externalidad positiva, en tanto que en el
segundo una externalidad negativa.
cación, los programas de prevención de
salud generan economías externas significativas, en estos casos, tienen que
aplicarse necesariamente políticas de
subsidios, caso contrario su nivel de producción se ubicará por debajo de lo que
corresponde al óptimo paretiano.
Un ejemplo usualmente citado
para el caso de la externalidad negativa
es el de las minas que contaminan el
agua, que es utilizada por los agricultores ubicados río abajo. En este caso, las
empresas mineras que ocasionan daños
o costos a los agricultores deberían de
internalizar tales costos, de modo que
su nivel de producción corresponda a
aquel punto en que su costo marginal
social sea igual al precio del producto,
pero, si la empresa minera no asume tales costos, entonces su nivel de producción no va corresponder a la situación
socialmente óptima, lo que aleja a la economía de la situación de eficiencia de
Pareto (produce por encima de lo socialmente óptimo). Esta falla del mercado se puede corregir de tres maneras: mediante la aplicación de impuestos a la empresa minera, la fusión entre
la empresa minera y las empresas agrícolas y, mediante la reasignación de los
derechos de propiedad.
La necesidad de aplicar políticas
impositivas y de subsidios, hace ver que
el estado, para contribuir a la eficiente
asignación de los recursos, puede intervenir activamente en el mercado.
Si bien en el caso de la externalidad negativa se pueden aplicar impuestos gubernamentales, en el caso de
la externalidad positiva se aplicarán políticas de subsidios. Por ejemplo, las actividades de investigación básica, edu-
52
La especificación de los derechos de propiedad, también está estrechamente relacionado a la acción gubernamental, la misma que veremos con
más detalle cuando desarrollemos el
punto de la institucionalidad.
El monopolio es aquella situación en que una sola empresa es la encargada de producir el bien o servicio
en el mercado. El monopolista obtiene
el máximo beneficio (optimiza) cuando
el ingreso marginal es igual al costo marginal, pero el costo marginal es diferente al precio del producto en el mercado;
dada esta diferencia, el nivel de producción es menor que lo que corresponde a la situación de mercado competitivo.
La ineficiencia económica de los
mercados monopólicos puros, monopolios naturales (por el factor de la indivisibilidad) y también oligopólicos puede
ser corregida por el gobierno mediante
una política de regulación, este hecho
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
otorga margen para que el gobierno desempeñe también un rol de regulador.
En resumen, según fundamentos
de la teoría microeconómica, el estado
puede jugar un rol muy importante para
el correcto funcionamiento del mercado en la asignación de los recursos mediante la prestación o financiamiento de
los llamados bienes públicos (defensa,
justicia, investigación básica, salud preventiva, educación, etc.) y mediante políticas de subsidios, impuestos y regulaciones2 . Sin embargo, no existe fundamento para que el gobierno brinde servicios o produzca bienes en los mercados donde puede muy bien hacerlo el
sector privado de una manera competitiva, es decir no existe fundamento para
el rol empresarial del estado.
II.2. Función macroeconómica
A nivel macroeconómico no se
tiene una receta de lo que le corresponde hacer al estado para contribuir al logro de la equidad y la eficiencia en la
asignación de los recursos, aquí la controversia entre los keynesianos y
neoclásicos es bastante marcada; probablemente el objetivo que se persigue
sea menos controvertido que el manejo
de los instrumentos económicos de que
se dispone. En todo caso, se pueden formular como objetivos básicos el logro
de un proceso de crecimiento económico con mejoras en la distribución de ingresos en el marco de una estabilidad
macroeconómica. Con un proceso de
UNMSM
crecimiento económico y mejora en la
distribución de ingresos no sólo aumentará el nivel de ingreso de los habitantes, sino que también tenderá a aumentar el nivel de empleo y el descenso de
la pobreza. En un contexto de estabilidad macroeconómica los agentes asignarán mucho más eficientemente sus recursos, la estabilidad en este campo significa tener una economía con bajas tasas de inflación (al menos similares a
la tasa de inflación internacional) y sector externo relativamente equilibrado.
El crecimiento económico tiene
que ver con el incremento sostenido en
el nivel producción, por ende, el estado
debe coadyuvar al logro de este objetivo.
La evolución de la teoría del crecimiento tuvo un paréntesis en las décadas del setenta y ochenta. Recién,
aproximadamente en la segunda mitad
del ochenta, hubo un resurgimiento bajo
la denominación de los modelos de crecimiento endógeno. A diferencia de los
modelos desarrollados hasta la década
del setenta, los modelos recientes asumen que el crecimiento económico depende fundamentalmente de la investigación (Romer, 1986), el capital humano (Lucas, 1988) y las instituciones
(North, 1993). En tal sentido, un país
para posibilitar su crecimiento económico debe de promover y apoyar el
proceso de la investigación, acumulación
del capital humano y desarrollar sus instituciones. Una acumulación equitativa
53
JUAN LEÓN MENDOZA
Fernando BOTERO:
Retrato oficial de la Junta Militar
del capital humano, inclusive, contribuiría eficazmente a la mejora de la distribución de ingresos.
Dado que la acumulación del capital humano está sujeta a los factores
de la educación y salud y como éstos
presentan economías externas positivas
– al igual que la investigación – se sugiere una activa intervención del gobierno en estas áreas. Sin embargo, ello no
significa necesariamente que el estado
debe estar a cargo, directamente, de la
54
prestación de los servicios de educación,
salud e investigación, sino que debe encargarse, básicamente, de su financiamiento por ejemplo mediante la política de subsidios. En este caso, con la
finalidad de acelerar la acumulación del
capital humano, el rol del gobierno consiste en promover la prestación de servicios de salud, educación, investigación
de calidad con una visión estratégica de
largo plazo.
La estabilidad macroeconómica
está relacionada al manejo de los ins-
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
trumentos de política (fiscal, monetaria,
cambiaria y comercial). ¿Cómo y con
qué intensidad deben ser utilizados tales instrumentos? La teoría económica
no tiene una respuesta definida al respecto; sin embargo, la experiencia de
las políticas económicas que se
implementaron en el Perú y el resto del
mundo indican:
- En el campo fiscal, el gobierno
debe tratar de mantener una política fiscal prudente, no puede incurrir en situaciones de desmanejo fiscal con grandes
y persistentes situaciones de déficit. El
gobierno no puede caer en la irresponsabilidad de aplicar políticas fiscales muy
expansivas. Aún en el caso en que se
aplicaran políticas fiscales discrecionales, éstas no pueden ser marcadas e inestables, tiene que haber al menos una relativa disciplina fiscal. Este punto es relativamente delicado en un país en desarrollo, como es el caso peruano, donde existen, por lo general, fuertes demandas políticas y sociales para que el
gobierno incremente su nivel de gasto3 .
- En el campo monetario, en forma similar que en lo fiscal, la política
tiene que ser responsable, debe implementarse de manera tal que no tengamos altas tasas de inflación y, por ende,
inestabilidad macroeoconómica como la
experimentada en el pasado por medidas monetarias caóticas y populistas. En
este caso, el rol del estado consiste en
proveer a la economía de la liquidez u
oferta de dinero necesaria velando por
UNMSM
la relativa estabilidad macroeconómica,
en general, y de precios, en particular.
- En el campo de la política comercial se tiene que redefinir el rol del
estado. En décadas anteriores, los gobiernos podían aplicar políticas de subsidios a las exportaciones y aranceles a
las importaciones discrecionales y agresivas; pero ahora, en el marco de un proceso de integración comercial internacional, se está tendiendo a reducir tales
prácticas comerciales con el auspicio y
presión de la OMC. Si la tendencia se
consolida en las próximas décadas, entonces la política comercial del gobierno (rol del gobierno) debe apuntar a incrementar nuestra competitividad internacional, de manera tal que, cuando ya
no existan las posibilidades de aplicar
aranceles a las importaciones y subsidios a nuestras exportaciones, podamos
competir de igual a igual con las empresas extranjeras, tanto en el mercado
nacional como internacional.
- En el campo de la política
cambiaria, el rol del gobierno no está del
todo definido, más aún cuando últimamente está en plena discusión las ventajas y desventajas de dolarizar o no
nuestra economía. En todo caso, en este
campo, el gobierno debe tratar al menos de evitar un proceso de atraso
cambiario porque resta competitividad
a los productos peruanos en el mercado
internacional.
55
JUAN LEÓN MENDOZA
En cuanto al desarrollo institucional, tal como se verá en la próxima
sección, el estado debe crear y fijar las
instituciones necesarias de manera que
contribuya al proceso de crecimiento
económico sustentado en una mayor
eficiencia.
En resumen, con el objetivo de
coadyuvar al logro de la eficiencia económica, el gobierno debe abocarse a la
búsqueda del crecimiento económico
con mejora en la distribución de ingresos y al logro de la estabilidad
macroeconómica necesaria mediante el
manejo disciplinado y responsable de las
políticas fiscales y monetarias; el gobierno debe intervenir activamente y de
una manera visionaria y estratégica en
el campo de la educación, salud e investigación. Finalmente, el aspecto del
desarrollo institucional también debe ser
promovido por el gobierno.
II.3. Función Institucional
La importancia de los aspectos
institucionales para el proceso de la eficiencia en la asignación de los recursos
fue desarrollada por los llamados
Neoinstitucionalistas, con North (1,993)
a la cabeza. Este enfoque pone énfasis
en los derechos de propiedad y los costos de transacción que existen en el intercambio de bienes y servicios en el
mercado.
En la economía se producen e
intercambian derechos de propiedad. Si
56
los derechos de propiedad no están bien
definidos, entonces éstos no podrán
transarse o si lo son serán en magnitudes menores lo que empujaría a la economía a operar por debajo de la curva
de posibilidades de producción potenciales. ¿Quién puede verse incentivado a
crear y gestionar una empresa si los trabajadores contratados pueden apropiarse de ella sin que el propietario pueda
defender lo que lícitamente le pertenece? ¿Qué agente racional puede construir viviendas para alquiler si está abierta la posibilidad de que los inquilinos se
apropien de ella?
La respuesta es muy obvia. Los
derechos de propiedad tienen que estar
claramente definidos y registrados. Los
derechos de propiedad tienen que ser
totalmente respetados; una estructura
de derechos de propiedad muy bien definidos, adecuadamente registrados y
respetados, permitirá incrementar necesariamente la eficiencia económica.
Sin embargo, todo ello supone un
marco institucional efectivo; es decir, tiene que haber necesariamente una estructura institucional que permita la plena vigencia de los derechos de propiedad. ¿Quién define los derechos de propiedad? ¿Quién lo registra? ¿Quién los
protege? ¿Quién sanciona a aquellos que
no lo respetan? ¿Quién vela por su vigencia? ¿Quién lo aplica? Dada la necesidad institucional implícita en todo
esto, se tienen que crear instituciones
encargadas de: formular leyes y normas
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
necesarias y ejecutarlas, brindar seguridad y protección, administrar justicia,
registrar los derechos de propiedad.
Dado que las instituciones encargadas de tales funciones tienen que poseer la fuerza coercitiva y organización
necesaria, además de que los servicios
aludidos son bienes públicos, entonces,
tiene que haber un sistema de gobierno
que brinde directamente o esté encargado del financiamiento de tales servicios (legislativo, ejecutivo, defensa, justicia y de registro).
Sin embargo, no es suficiente la
mera existencia de tales instituciones,
es decir, el rol del estado no debe consistir en la simple prestación de los servicios públicos correspondientes, sino
que éstos tienen que ser eficientes. En
otros términos, el servicio legislativo tiene que encargarse de formular las leyes y normas adecuadas, el servicio ejecutivo debe implementarlas con eficiencia, el servicio de defensa debe brindar
la protección y seguridad necesaria, el
servicio judicial tiene que ser probo o
un árbitro imparcial e incorruptible, el
servicio de registro debe ser claro y
transparente. Estos elementos contribuirán a la correcta definición y asignación de los derechos de propiedad y
por ende a la eficiencia y crecimiento
económico.
Bajo el enfoque institucional, la
sociedad intercambia derechos de propiedad; pero ello está sujeto a ciertos
UNMSM
costos. Cuando se intercambian los derechos de propiedad se incurren en costos de transacción positivos. En la medida en que sea menor tal costo de transacción se generarán mayores niveles
de intercambio de derechos,
coadyuvando así al incremento en la
eficiencia económica y por ende a una
mayor producción de derechos (bienes
y servicios).
Los costos de transacción están
relacionados básicamente a la existencia de la información necesaria y al respeto o cumplimiento de los contratos,
bajo los cuales se efectúa el intercambio. Cuando más simétrica y perfecta
sea la información y cuando tiendan a
cumplirse los contratos estipulados,
menor será el costo de transacción.
Un sistema de información
asimé-trico e imperfecto eleva los costos de transacción. Si la información es
imperfecta será más costoso para el
comprador potencial informarse sobre
el mercado de derechos. En forma similar, el vendedor tenderá a no poder
vender sus bienes y servicios cuando,
tal vez, paralelamente, alguien está queriendo adquirir lo que justamente se está
ofertando. Si la información es
asimétrica, el intercambio será desigual
y socialmente ineficiente, porque el
agente que maneja el mayor volumen
de información sacará ventaja de ello
perjudicando relativamente al que posee menos información. Sin embargo,
la generación de la información nece-
57
JUAN LEÓN MENDOZA
saria y el acceso a la misma es muchas
veces muy costosa, lo que se traduce
en el uso parcial (menor demanda) y
baja generación (menor oferta) de la
información en el mercado.
Adicionalmente, la información es relativamente un bien no rival, por ende, un
bien público. Todos estos elementos hacen que la economía no opere en una
situación de óptimo paretiano, dando pie
a la presencia del estado en el mercado
de la información. Entonces, dentro del
rol institucional que le compete al estado está también el de coadyuvar a la
existencia de un sistema de información
perfecto, simétrico y accesible.
Dado que la transacción y posesión (uso) de los derechos de propiedad
implica necesariamente un sistema de
contratos, éste tiene que ser acatado por
las partes involucradas en la transacción. Si los contratos tienden a no cumplirse, entonces, se genera desaliento
en el intercambio y la producción ¿Una
empresa que produce y vende automóviles se verá incentivada a incrementar
su producción cuando existe la posibilidad de que los clientes no cumplan con
el pago correspondiente? ¿El comprador potencial del automóvil hará efectiva su adquisición cuando existe una alta
probabilidad de que no pueda utilizarlo
en un marco en que no se respetan los
derechos de propiedad? La respuesta
es obvia. Ello requiere la existencia de
un ente que tenga la autoridad y fuerza
necesaria para que se respeten los contratos y los derechos de propiedad; en
otros términos, ello implica la existencia
58
de un estado fuerte, que brinde
eficientemente los servicios de fijación
de normas, justicia, seguridad y protección.
En resumen, bajo la lógica neoinstitucionalista, para que la economía tienda a una situación de eficiencia
paretiana, al estado le compete fijar las
reglas y marcos institucionales necesarios tal que los agentes económicos asignen eficien-temente los recursos mediante el respeto total al estado de derecho. Para ello, el sistema de gobierno
debe contar con la fortaleza y autoridad
necesaria además de coadyuvar a la
existencia de: un sistema de información simétrico y perfecto, un servicio de
defensa y justicia eficaz, etc.
III. A MODO DE CONCLUSIÓN
El rol del estado está en plena discusión y desarrollo teórico, en estos
momentos no se cuenta con una teoría
económica del estado acabada de modo
que indique la manera en que la acción
estatal pueda contribuir a la maximización del bienestar social. Sin embargo, la teoría económica de que se dispone otorga algunos elementos que pueden ser tomados en cuenta y, así, formular y especificar el rol del estado con
fundamento científico y no como una
simple suma incoherente de buenos deseos normativos.
En este sentido, el rol del estado
puede darse a un nivel macroeconómico,
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
microeconómico e institucional.
Fernando BOTERO: Guerrilla
En el plano macroeconómico, el
estado debe coadyuvar al crecimiento
económico con justicia social mediante
políticas agresivas en el campo de la
educación y la salud y también mediante políticas monetarias y fiscales relativamente equilibradas evitando procesos
de atraso cambiario y políticas comerciales que frenen el desarrollo de la
competitividad necesaria de nuestro
país. En el plano microeconómico, el
estado debe intervenir activamente en
el mercado mediante sistemas óptimos
de: regulación, impuestos y subsidios,
fijación de derechos, prestación de los
bienes públicos (defensa, justicia, salud,
educación, investigación básica). En el
campo institucional, el estado debe encargarse de crear el marco institucional
y las instituciones necesarias, promoviendo la vigencia de un sistema de derechos de propiedad claro, estable y
respetable; ello será posible mediante la
prestación de servicios institucionales
(servicio legislativo, ejecutivo, judicial,
defensa, seguridad, información) eficientes y eficaces.
UNMSM
59
JUAN LEÓN MENDOZA
Si bien se han especificado las
funciones básicas del estado, los siguientes dos pasos a dar - en el análisis - consisten en identificar la manera en que
esa función institucional pueda ser desempeñada satisfactoriamente y de superar las restricciones a los que se enfrenta necesariamente. Estos dos puntos merecen ser analizados con la profundidad correspondiente, aquí simplemente lo dejamos indicado.
El primer punto está relacionado
al sistema económico y político que se
tiene que implementar ¿Cuál es la combinación óptima entre el sistema económico y político? ¿La democracia representativa y la “economía de mercado”
es la mejor combinación? “Dictadura”
en el plano político con un sistema económico “neoliberal”? ¿”Dictadura” política con “economía de mercado”?
¿Cuál es el tamaño “óptimo” del gobierno? ¿Cuál es el sistema educativo ideal?
¿Cómo se puede convertir al servicio
judicial en “independiente”, “justo”, “incorruptible”, “perfecto”, etc.? ¿De qué
manera puede posibilitarse un sistema
de servicio de salud eficaz y eficiente?
¿Cuál debe ser el modelo de gestión que
debe implementarse en los hospitales públicos?, etc. Lamentablemente la ciencia económica y la ciencia política están en pleno desarrollo y muchas veces
están divorciadas en su evolución. Aquí
la restricción que enfrenta la sociedad
es “tecnológica”, es decir, no contamos
actualmente con “el modelo” de gestión
estatal perfecto e infalible. La tenden-
60
cia actual - a nivel internacional - pareciera inclinarse hacia un sistema de democracia representativa con una lógica
neoclásica “condimentada” con elementos institucionales.
También se tienen que tomar en
cuenta las restricciones financieras a las
que se enfrenta el estado en el cumplimiento de sus funciones. ¿Cuál es la
manera más óptima de financiar los gastos gubernamentales? ¿Se debe financiar solamente mediante impuestos?
¿Mediante endeudamiento y/o emisión
del BCR? Probablemente, financiar totalmente el gasto gubernamental mediante deuda y la emisión monetaria sea
muy costoso, en el largo plazo; pero, también el impuesto representa una “carga” para los contribuyentes. El punto es
muy controvertido y es necesario destacarlo. Muchas veces, los individuos
razonan como si los recursos estatales
no fueran limitados y exigen al gobierno
asumir roles que están fuera de sus posibilidades tecnológicas y financieras4 .
NOTAS
1
Hirshleifer (1980)
2
No se debe confundir el sistema de regulación
para el óptimo funcionamiento de mercado
con el llamado reglamentarismo normativo.
3
El caso del país vecino de Ecuador muestra lo
conflictivo que es, en el corto plazo, aplicar
una política de estabilización fiscal (equilibrio fiscal) en medio de un gran nivel de
pobreza y debilidad del gobierno. En el men-
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
¿CUÁL ES EL ROL DEL ESTADO?
cionado país la población desea que se resuelvan los problemas macroe-conómicos
pero sin aceptar que se tomen medidas en tal
sentido; en el marco de una situación de gran
déficit fiscal, la población le solicita al gobierno, entre otros, incrementar el gasto
social sin reducir el gasto global, pero paralelamente se oponen a las medidas gubernamentales de incrementar la recaudación
tributaria. Como la solicitud es incoherente o
contradictoria, el gobierno ecuatoriano no
puede, y no podrá, satisfacerla; ante ello se
han generado rompimientos del orden
institucional con golpes de estado como si
ello pudiera resolver automáticamente tales
desequilibrios fiscales y macroe-conómicos.
Cualquiera que sea el gobierno, éste tiene que
necesariamente efectuar la estabilización
(ajuste o “paquete”) macroeconómica correspondiente, caso contrario, la inversión
doméstica y extranjera continuará
retrayéndose y, por ende, agudizándose la
situación de pobreza y alto desempleo existente.
4
Existen agentes económicos que solicitan al
gobierno un conjunto de medidas que no sólo
son imposibles de satisfacer, sino que inclusive son contradictorias. Por ejemplo solicitan, entre otros: educación y salud masiva y
gratuita, apoyo total a cada uno de los sectores productivos (agricultura, minería, turismo, industria, pesca, etc, en el que cada uno
de ellos se cree prioritario.), construcción de
toda la infraestructura física necesaria (carreteras, canales de irrigación, escuelas, hospitales, caminos rurales, puentes, etc.), apoyo prioritario a la microempresa y pequeña
empresa, crédito preferencial a sectores productivos “prioritarios”, mayor presupuesto
para los gobiernos regionales y municipales,
incremento del gasto social, un sistema de
defensa nacional moderno y eficaz, política
integral de protección al medio ambiente,
UNMSM
“buenas” remuneraciones en el sector público, etc., etc., etc. ¿Cómo se podría financiar
todo esto? ¿Cuál es la receta mágica para
lograr todo ello? Lamentablemente no existen recetas mágicas en el mundo económico y
fiscal. Muchas veces, cuando un país es más
pobre, la población tiende a exigir al gobierno un mayor rol (gasto) de lo que realmente
puede cumplir, ello en el marco de bajos ingresos tributarios (porque los agentes económicos tributan poco debido a que en promedio son pobres) generándose situaciones
potenciales de crisis social y política.
BIBLIOGRAFÍA
HIRSHLEIFER, Jack (1980), Teoría de precios
y sus aplicaciones. Editorial Dossat S.A.,
Madrid.
LUCAS, Robert (1988), “On the mechanics of
economic development”, en Journal of
Monetary Economics, No. 22.
NORTH, Douglas (1993), Instituciones, cambio
institucional y desempeño económico. Fondo
de Cultura Económica, México.
ROMER, Paul (1986), “Increasing returns and
long – run growth”, en Journal of Political
Economy, vol. 94, No. 5.
61
Foto: Víctor Chambi
62
REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, AÑO V, Nº 15
Fly UP