...

Pautas de administración de propiedades para centros de

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Pautas de administración de propiedades para centros de
Pautas de administración de propiedades para
centros de reuniones
y otras propiedades de la Iglesia
Pautas de administración de propiedades para
centros de reuniones
y otras propiedades de la Iglesia
Publicado por
La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Salt Lake City, Utah, EE. UU.
© 2000, 2011 por Intellectual Reserve, Inc.
Todos los derechos reservados
Impreso en los Estados Unidos de América
Aprobación del inglés: 11/09
Aprobación de la traducción: 11/09
Traducción de Facilities Management Guidelines for Meetinghouses and Other Church Property
Spanish
08636 002

Índice de temas
Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Recepciones y reuniones sociales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Reseña. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Equipo de satélite y de video . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Principios orientadores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Cocina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Organización. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Utilización de propiedades compartidas. . . . . . . . . . . . . 4
Oficinas de administración de área. . . . . . . . . . . . . . 1
Quitanieves . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Planificación de nuevas propiedades. . . . . . . . . 1
Deportes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Construcción de propiedades . . . . . . . . . . . . . . . 1
Propiedades de la Iglesia desocupadas. . . . . . . . . . . . . . 4
Manejo y mantenimiento de propiedades
existentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Cómo cuidar los centros de reuniones. . . . . . . . . . . . . 4
Responsabilidades de las estacas y los barrios . . . . 1
Utilización de los centros de reuniones . . . . . . . . . . . . 2
Ejercicios aeróbicos y otros programas de ejercicio
físico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Participación de los miembros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Grupo de administración de propiedades . . . . . . . . . . . 5
Inspecciones de los centros de reuniones . . . . . . . . . . . . 5
Cuarto o armario de limpieza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
Obras de arte. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Mantenimiento y reparaciones de rutina . . . . . . . . . . . . 5
Cómo evitar conflictos de interés. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Plan anual de propiedades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
Salón sacramental. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Centros de reuniones más antiguos. . . . . . . . . . . . . . . . . 5
Productos de limpieza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Protección de los centros de reuniones. . . . . . . . . . . . 6
Computadoras. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Procedimientos de emergencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Copiadoras. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Prevención de incendios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Bailes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Llaves de los centros de reuniones. . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Decoraciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Dinero. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Exposición de horarios de las reuniones dominicales. . 3
Cómo presentar informes de daños materiales y
personales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Equipo de comunicaciones de emergencia. . . . . . . . . . . 3
Conservación de energía y recursos. . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Costes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Macizos de flores en el terreno de
los centros de reuniones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Pila bautismal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Cursos académicos que se
dan en el hogar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Procedimientos de seguridad y cierre. . . . . . . . . . . . . . . 6
Construcción de centros de reuniones. . . . . . . . . . . . . 7
Cómo evaluar la necesidad de un
nuevo centro de reuniones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
Opciones para obtener espacio adicional. . . . . . . . . 7
Aprovechamiento máximo del edificio
mediante el uso compartido . . . . . . . . . . . . . . . . 7
Monumentos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Plan maestro para futuras instalaciones
de centros de reuniones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
Alojamiento o campamentos que
duren toda la noche. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Adquisición de bienes raíces para
terrenos de centros de reuniones. . . . . . . . . . . . . . . . 7
Estacionamientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Compra de bienes raíces. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
Pianos y órganos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Donación de bienes raíces. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
III
Índice de temas
Construcción de centros de reuniones. . . . . . . . . . . . . . . 8
Planes estándar aprobados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Preparación de proyectos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Necesidades de financiación de campamentos de
recreación existentes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
Operaciones y mantenimiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
Construcción de proyectos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Venta o arrendamiento de campamentos de
recreación existentes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Entrega de centros de reuniones . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Administración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Dedicación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Estado de exención fiscal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Cómo arrendar o alquilar instalaciones . . . . . . . . . . . . 8
Finanzas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Cómo arrendar un lugar para
centros de reuniones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Abastecimiento de agua potable . . . . . . . . . . . . . . . 10
Cómo alquilar un lugar temporal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Administración de propiedades de recreo . . . . . . . . . . 9
Campamentos de recreación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
Equipo y vehículos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Cuidadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Formulario de Convenio de mantener indemne. . . . . 11
Nuevos campamentos de recreación. . . . . . . . . . . . . 9
Estacas que no poseen campamentos de
recreación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
IV
Introducción
Los términos estaca y barrio también se aplican a los
distritos y las ramas. El término instalaciones se refiere al
centro de reuniones, al estacionamiento y al terreno.
Reseña
“Dios nos ha bendecido con bellísimos edificios en
los cuales enseñar la verdad viviente. En la actualidad,
tenemos centros de reuniones esparcidos en todos los continentes. Utilicémoslos para nutrir a nuestra gente con ‘la
buena palabra de Dios’ [Jacob 6:7]” (Gordon B. Hinckley,
Liahona, julio de 1997, pág. 75).
La información en este librito es suplementaria a la información que ya se proporciona en el Manual 1: Presidentes
de estaca y obispos y el Manual 2: Administración de la Iglesia.
Tenga a bien consultar estos manuales para información
sobre el cuidado y uso de las propiedades de la Iglesia.
Principios orientadores
Aun cuando estas pautas contienen instrucciones específicas, la mayor parte de las preguntas acerca de los
centros de reuniones pueden contestarse aplicando tres
principios básicos. Los líderes locales de la Iglesia son
responsables de los siguientes aspectos de los centros de
reuniones:
1.Utilización. Los miembros de la Iglesia utilizan los
centros de reuniones para adorar, aprender verdades
del Evangelio, llevar a cabo ordenanzas sagradas,
cultivar relaciones sociales, interpretar y disfrutar de
piezas de música, bailes, obras de teatro y actividades
deportivas y superarse personalmente.
2.Cuidado. Los miembros de la Iglesia, los líderes y el
personal de administración de propiedades comparten la responsabilidad de limpiar, mantener y reparar
los centros de reuniones.
3.Protección. Las personas que utilizan los centros de
reuniones de la Iglesia deben salvaguardar estos edificios y preocuparse por la seguridad de los demás.
Organización
Oficinas de administración de área
Las oficinas de administración de Área planifican,
construyen, manejan y mantienen los centros de reuniones
y son el contacto principal para cuestiones relacionadas
con las instalaciones de la Iglesia. El Departamento de
Propiedades de Centros de Reuniones, ubicado en las
Oficinas Generales de la Iglesia, elabora procesos y herramientas para apoyar a las oficinas de administración
de Área en su trabajo.
Planificación de nuevas propiedades
El personal de la oficina de administración de Área
mantiene los planes destinados a las necesidades de los
centros de reuniones en todas las estacas. Se pide al presidente de estaca que actualice la información de su estaca en estos planes de manera frecuente. En cuanto a las
cuestiones relacionadas con nuevo lugar para centros de
reuniones, la presidencia de estaca consulta a la oficina
de administración.
Construcción de propiedades
La oficina de administración de Área asigna a un
gerente de proyectos la supervisión de los proyectos de
construcción, desde su preparación hasta su fin. Durante
la preparación de proyectos, se invita a la presidencia de
estaca a consultar al gerente de propiedades en cuanto a
las cuestiones relativas al nuevo edificio. El gerente de
propiedades también proporciona actualizaciones de progreso frecuentes a los líderes locales del sacerdocio. (Véase
“Construcción de centros de reuniones”, página 12.)
Manejo y mantenimiento de propiedades existentes
El presidente de estaca y las personas llamadas a colaborar con él son responsables de la utilización y el cuidado
de los centros de reuniones existentes.
Un grupo local de administración de propiedades
ayuda a cada estaca con el funcionamiento y mantenimiento de los centros de reuniones ya existentes. La presidencia de estaca se apoya en el grupo de administración
de propiedades para la realización de reparaciones de gran
envergadura y el mantenimiento de rutina de los edificios.
El grupo de administración de propiedades también se
asegura de que los miembros tengan disponibles el equipo
y los artículos necesarios para llevar a cabo las tareas de
limpieza de rutina.
Responsabilidades de las estacas y los barrios
Véase “Propiedades”, capítulo 8 del Manual 1:
Presidentes de estaca y obispos (2010), para conocer las
responsabilidades de estaca y de barrio en cuanto a las
propiedades.
1
Utilización de los centros de reuniones
Los centros de reuniones se dedican para la adoración,
la instrucción religiosa y otras actividades relacionadas
con la Iglesia. No se recomienda otro tipo de usos para los
centros de reuniones; no obstante, durante emergencias y
desastres, puede que se autoricen usos diferentes. (Véase
Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, [2010], 8.4.4.)
En raras ocasiones, el presidente de estaca puede autorizar que una entidad sin fines de lucro, no religiosa y
digna de confianza utilice un centro de reuniones o su
terreno de manera temporal. La utilización debe estar en
armonía con los propósitos sagrados del edificio y, cuando
corresponda, con su exención fiscal. No debe interferir con
las actividades programadas de la Iglesia, y los líderes de
la Iglesia no deben renunciar al control del edificio. En los
centros de reuniones, las normas de la Iglesia se deben
respetar constantemente.
Las entidades sin fines de lucro a las que se permita utilizar las instalaciones de la Iglesia deben firmar un Convenio
de mantener indemne dichas instalaciones antes del evento.
En la página 18 de este librito se encuentra una muestra del
formulario de dicho convenio. La oficina de administración
de Área puede reproducir y adaptar el acuerdo para uso
local según se requiera. Puede que también sea necesario
un certificado de seguro. La presidencia de estaca puede
ponerse en contacto con la oficina de administración de
Área para tratar las preguntas relativas a los seguros.
Ejercicios aeróbicos y otros programas de
ejercicio físico
Véase Manual 2: Administración de la Iglesia, 2010,
13.6.25, 21.1.12.
Obras de arte
Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010,
8.4.1; Manual 2: Administración de la Iglesia, 2010, 21.2.1.
Cómo evitar conflictos de interés
Los miembros de las presidencias de estaca y obispados, así como los representantes de propiedades de estaca,
no deben participar en ninguna operación comercial en la
que proporcionen bienes, servicios, bienes raíces o trabajos
de construcción o mantenimiento para ninguna propiedad
de centros de reuniones situada dentro de los límites de
su asignación eclesiástica o que esté bajo su dirección.
No deben utilizar su cargo en la Iglesia para influir en
las operaciones comerciales de la Iglesia. Toda excepción
a esta norma debe contar con la aprobación escrita de la
oficina de administración de Área o del Departamento
de Propiedades de Centros de Reuniones de las Oficinas
Generales de la Iglesia.
Salón sacramental
En los centros de reuniones grandes, el salón sacramental es una sala separada designada para los servicios
de adoración. Si bien los miembros deben mostrar respeto
en todas las áreas del edificio, deben ser especialmente
reverentes en el salón sacramental. En los centros de
reuniones pequeños cuya sala de uso múltiple se utilice
también como salón sacramental, los líderes locales de la
Iglesia deben recalcar y enseñar la reverencia durante los
servicios de adoración.
No es apropiado llevar a cabo actividades recreativas
en el salón sacramental, a menos que se trate de un lugar
de uso múltiple. Cuando se utilice un salón de uso múltiple para actividades recreativas, no es necesario designar o
separar una parte de la sala indicando que es más sagrada
que la otra.
Productos de limpieza
El grupo de administración de propiedades suministra todos los productos de limpieza, materiales y equipo
necesarios para que los miembros lleven a cabo sus asignaciones de limpieza. En cada centro de reuniones, los
artículos se almacenan en un cuarto o armario de limpieza
que esté accesible. En la medida de lo posible, los gerentes
de propiedades dan instrucciones a los representantes de
propiedades de estaca y a los representantes de edificios
de barrio sobre el uso correcto de los productos, materiales y equipo de de limpieza. (Véase “Participación de los
miembros”, página 8.)
Computadoras
Véase Manual 2: Administración de la Iglesia 2010, 21.1.11.
Copiadoras
El grupo de administración de propiedades tiene
la responsabilidad de comprar las copiadoras para las
oficinas de la estaca y los materiales para los centros de
reuniones. Fuera de los Estados Unidos, las compras de
copiadoras se rigen por las pautas de la oficina de administración, las cuales se basan en las necesidades de las
unidades locales.
En la medida de lo posible, se recomienda comprar las
copiadoras con un contrato de mantenimiento. Cuando se
requiere mantenimiento o reparaciones no cubiertos por
un contrato de mantenimiento, el grupo de administración
de propiedades programa y paga este trabajo. Las unidades locales compran directamente los artículos como el
papel y el tóner, utilizando su asignación de presupuesto.
2
Utilización de los centros de reuniones
Bailes
Pila bautismal
Se pueden llevar a cabo bailes en el salón de actividades o en el salón de uso múltiple. Al terminar un baile, los
líderes de la organización de la Iglesia que lo haya organizado (como los Hombres Jóvenes o las Mujeres Jóvenes)
se encargan de garantizar la limpieza y la seguridad del
edificio. Los centros de reuniones u otras instalaciones de
la Iglesia no deben utilizarse para bailes organizados por
terceras personas, entre ellas los operadores comerciales.
Cuando la pila bautismal no se esté utilizando, todas
sus puertas de acceso deben permanecer cerradas con
llave. La pila debe vaciarse y limpiarse inmediatamente
después de cada servicio bautismal. Un adulto responsable
debe estar presente mientras se llene la pila bautismal y
hasta que se vacíe y se haya garantizado su seguridad.
Decoraciones
Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 8.4.2.
Exposición de horarios de las reuniones
dominicales
Los líderes del sacerdocio pueden exhibir los horarios
de las reuniones dominicales en las entradas principales
de cada centro de reuniones, a la vista de todos. El aspecto
y la presentación del horario deben estar en sintonía con
la imagen digna de un edificio de la Iglesia.
Equipo de comunicaciones de emergencia
Los barrios y las estacas no deben comprar ni aceptar
donaciones de teléfonos por satélite o equipos de radioaficionado para utilizarlos en emergencias o instalarlos en
un centro de reuniones. Se invita a los líderes a encontrar
a personas que posean su propio equipo y puedan prestarlo para ayudar en las necesidades de comunicación
específicas de los barrios y las estacas.
Conservación de energía y recursos
Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 8.3.4.
Costes
A los miembros no se les debe cobrar ni pedir un depósito o fianza para utilizar los centros de reuniones para
recepciones de boda, funerales, reuniones familiares, reuniones misionales, recitales autorizados o acontecimientos
similares.
Macizos de flores en el terreno de
los centros de reuniones
Las unidades locales pueden decidir plantar y mantener macizos de flores en el terreno del centro de reuniones.
Todos los costes se cubren con la asignación de presupuesto de la unidad local. Las actividades relacionadas
con los macizos de flores deben coordinarse con el gerente
de propiedades para garantizar que la ubicación, la configuración, el aspecto y el mantenimiento sean adecuados.
Cursos académicos que se
dan en el hogar
Si bien la Iglesia hace gran hincapié en la formación
académica, los centros de reuniones no deben utilizarse
para la enseñanza formal académica o para servicios de
guardería, ni para actividades relacionadas con los cursos
académicos que se deben dar en el hogar. El cumplimiento
de esta norma fomentará la seguridad y evitará responsabilidades fiscales a la Iglesia.
Monumentos
Estatuas, monumentos, monumentos conmemorativos
y otras obras de arte no deben colocarse en el terreno de
los centros de reuniones. Esta norma puede no aplicarse a
piezas similares que han estado en exhibición por muchos
años en los terrenos de centros de reuniones ya existentes
(véase también el Manual 1: Presidentes de estaca y obispos,
2010, 8.4.1, 8.4.9).
Alojamiento o campamentos que
duren toda la noche
Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010,
8.4.13.
Estacionamientos
Los estacionamientos de los centros de reuniones están
concebidos para ofrecer comodidad a los miembros de la
Iglesia y visitantes. Según lo requiera la jurisdicción local,
se marcan varios espacios de estacionamiento reservado
para personas minusválidas.
No se permite dejar estacionados durante la noche
camiones grandes, autocaravanas ni vehículos similares.
Los estacionamientos no deben utilizarse para estacionamiento prolongado, almacenamiento de vehículos privados o comerciales, o para vehículos en venta.
Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 8.4.
Pianos y órganos
Los instrumentos musicales se colocan expresamente
en ubicaciones específicas para fomentar que se utilicen
al máximo. El grupo de administración de propiedades
programa la afinación y el mantenimiento de los pianos y
3
Cómo cuidar los centros de reuniones
órganos. Los teclados portátiles pequeños deben quedar
protegidos cuando no se estén utilizando. (Véase Manual 2:
Administración de la Iglesia, 2010, 14.7.)
Recepciones y reuniones sociales
Se pueden llevar a cabo recepciones y pequeñas reuniones sociales para miembros de la Iglesia o sus familiares
en los centros de reuniones de la Iglesia, siempre y cuando
no interrumpan las actividades regulares programadas
de la Iglesia. No deben efectuarse los domingos ni los
lunes por la tarde. Las recepciones y pequeñas reuniones
sociales pueden efectuarse en el salón de actividades o
en otras salas, pero no en el salón sacramental, a menos
que se trate de un lugar multiuso. Los encargados de la
recepción son los responsables de la limpieza.
Cuando se utilicen los centros de reuniones para recepciones y otras pequeñas reuniones sociales para miembros
de la Iglesia o sus familiares, los asistentes no tienen que
firmar un Convenio de exención de responsabilidad.
Equipo de satélite y de video
El equipo de satélite y de video de la Iglesia sólo se
puede usar para fines no comerciales relacionados con la
Iglesia y que hayan sido autorizados por la presidencia
de estaca o el obispado.
Todo el equipo debe guardarse bajo llave cuando no
esté en uso. No se puede sacar del edificio para usarlo en
casa o para uso personal.
Utilización de propiedades compartidas
Los líderes locales no deben conceder permiso para
usos no eclesiásticos de las instalaciones de la Iglesia o sus
propiedades. Las peticiones relacionadas con estos usos
se transmiten a la oficina de administración de Área por
medio del gerente de propiedades. Si se concede la aprobación, se documentarán los términos y las condiciones
en un acuerdo por escrito.
Algunos ejemplos de propiedades cuyo uso compartido requiere aprobación son los estacionamientos, los
accesos, las verjas, pasillos de servicio, los linderos y los
acuerdos de derecho de paso.
Quitanieves
Se proporciona un equipo quitanieves motorizado a
cada centro de reuniones que lo requiera. Los miembros de
la Iglesia pueden utilizar este equipo para despejar las aceras de los centros de reuniones. Los líderes deben restringir
estas asignaciones a miembros maduros y responsables,
e instruirles en cuanto a cómo tomar las precauciones de
seguridad adecuadas.
Deportes
Cualquier deporte que normalmente se juega al aire
libre, no es una actividad de la Iglesia apropiada o aprobada dentro de un centro de reunión.
Propiedades de la Iglesia desocupadas
Cocina
Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010,
8.4.18.
Las propiedades desocupadas de la Iglesia no deben
utilizarse ni ocuparse sin permiso de un miembro de la
Presidencia de los Setenta o del Presidente de Área. En
algunas circunstancias, los miembros locales pueden utilizar de manera temporal las propiedades desocupadas
de la Iglesia como jardines.
Cómo cuidar los centros de reuniones
Los centros de reuniones de la Iglesia deben cuidarse
de una manera que ponga de relieve su carácter y propósito sagrados. Los líderes locales del sacerdocio, los
miembros y el grupo de administración de propiedades
comparten la responsabilidad de mantener limpio y ordenado el centro de reuniones y su terreno. El gerente de
propiedades puede proporcionar las instrucciones sobre
las tareas de participación de los miembros.
Participación de los miembros
Se pide a los miembros que asuman una mayor responsabilidad en la limpieza y el cuidado de los centros
de reuniones de la Iglesia. El propósito principal de la
participación de los miembros consiste en que esto beneficie y suponga una bendición para todos los miembros,
entre ellos los jóvenes y los menos activos, al proporcionar
oportunidades de prestar servicio. Esto también refuerza y
aumenta el respeto hacia las casas de adoración del Señor.
La participación de los miembros se organiza y lleva a
cabo bajo la dirección de la presidencia de estaca. Los representantes de propiedades de estaca y los representantes
de edificios de barrio tienen el deber de enseñar y coordinar estas responsabilidades. (Véase Manual 1: Presidentes
de estaca y obispos, [2010], 8.2.)
4
Cómo cuidar los centros de reuniones
La necesidad de limpiar a profundidad y otros trabajos
pesados se reduce al mínimo cuando las personas que
utilizan las instalaciones manifiestan sabiduría, cuidado,
consideración y respeto en todo momento y cuando limpian todo lo que han utilizado.
Se llama un representante del edificio del barrio en
cada barrio, el cual ayuda al obispado en las necesidades
relacionadas con el edificio. El representante del edificio
del barrio organiza y, en la medida de lo posible, supervisa las oportunidades de limpieza semanal. Se debe dar
la oportunidad de participar a todos los miembros. La
manera más eficaz de lograrlo consiste en extender asignaciones, más bien que pedir voluntarios. Se invita a los
hombres y las mujeres jóvenes a participar junto con sus
familiares, quórumes o clases.
Es posible que algunas tareas, como el retiro de nieve,
tengan que hacerse durante el día de reposo.
Los jóvenes no deben ser responsables de cerrar con
llave el edificio por la noche ni de manejar equipos motorizados como las quitanieves o las cortadoras de césped.
El gerente de propiedades se reúne según se requiera
con la presidencia de estaca y el representante de propiedades de estaca para coordinar los horarios de limpieza
y aportar el apoyo que se necesite.
Grupo de administración de propiedades
El gerente de propiedades es el contacto principal para
todas las cuestiones y el trabajo relacionado con los edificios. Los líderes del sacerdocio colaboran estrechamente
con el gerente de propiedades para garantizar que los
edificios de la Iglesia estén adecuadamente cuidados y
que se resuelvan los problemas.
A continuación se indican algunas de las responsabilidades del gerente de propiedades:
• Preparar y gestionar el plan de propiedades anual.
• Llevar a cabo el trabajo programado, como el mantenimiento y la limpieza a profundidad.
• Llevar a cabo el trabajo no programado, como las
reparaciones.
• Apoyar a los líderes de estaca y barrio a medida que
pongan en marcha y mantengan el programa de participación de los miembros.
Inspecciones de los centros de reuniones
Los líderes locales y los gerentes de propiedades tienen
la responsabilidad de asegurarse de que los centros de
reuniones estén limpios, ordenados y bien mantenidos.
El gerente de propiedades lleva a cabo una inspección
regular de edificios en cada centro de reuniones y comunica los resultados mediante las herramientas proporcionadas por las Oficinas Generales de la Iglesia.
El representante de propiedades de estaca o la persona
que él designe, también administra de manera frecuente
una inspección sencilla del edificio del centro de reuniones y comunica los resultados a los líderes locales del
sacerdocio y al gerente de propiedades. Esta inspección
se centra en la limpieza y está concebida para ayudar a los
líderes del sacerdocio en la administración del programa
de participación de los miembros.
Cuarto o armario de limpieza
En cada centro de reuniones existe un cuarto o armario
de limpieza con equipo y artículos de limpieza disponibles
para que los miembros los utilicen. El grupo de administración de propiedades lo equipa, abastece y mantiene.
(Véase “Productos de limpieza”, página 4.)
Mantenimiento y reparaciones de rutina
Los sistemas y el equipo de los centros de reuniones
requieren un mantenimiento de rutina con el fin de obtener la máxima vida útil de cada componente y evitar las
averías o los fallos prematuros. El gerente de propiedades
programa estas tareas y se asegura de que los componentes
rotos o deteriorados se reparen o reemplacen con rapidez. Los líderes locales avisan al gerente de propiedades
cuando observan que se requieren reparaciones.
El representante de propiedades de estaca da instrucciones durante una reunión a los representantes de edificios de barrio sobre cómo responder ante los problemas
o cuando el grupo de administración de propiedades no
esté disponible.
Plan anual de propiedades
Los gerentes de propiedades proponen y planifican los
reemplazos y mejoras con un año de antelación como mínimo, en el marco del plan de propiedades anual. También
analizan los costes operacionales y determinan el presupuesto de operaciones.
Al preparar el plan de propiedades anual, el gerente
de propiedades se reúne con el presidente de estaca o la
persona que él designe para analizar y verificar los problemas de los edificios y las mejoras requeridas.
Las mejoras o modificaciones se llevan a cabo únicamente cuando sea necesario para modificar o mejorar
las funciones de un edificio existente. Los componentes
y el mobiliario de los centros de reuniones se reemplazan
únicamente cuando satisfacen las normas de reemplazo.
Centros de reuniones más antiguos
Si se mantienen adecuadamente, la mayoría de los centros de reuniones más antiguos siguen siendo atractivos
y cómodos, y transmiten la imagen deseada de dignidad
y reverencia sin necesidad de efectuar reformas de gran
5
Protección de los centros de reuniones
envergadura. Se admite un desgaste razonable cuando
resulta obvio que los edificios reciben un mantenimiento,
limpieza y cuidado apropiados.
Los edificios antiguos son ejemplos arquitectónicos
de su época, y no se necesita remodelarlos para que se
parezcan a los centros de reuniones modernos. No obstante, si existen circunstancias excepcionales que impongan modificaciones, los resultados deberán estar en
armonía con el carácter del edificio original.
Protección de los centros de reuniones
Se debe procurar por todos los medios que todos los
centros de reuniones sean seguros y estén protegidos. A
las personas que utilizan los centros de reuniones de la
Iglesia se les deben enseñar los procedimientos de seguridad adecuados, entre ellos la manera de mantener la
seguridad del centro de reuniones.
Procedimientos de emergencia
Los líderes locales del sacerdocio deben elaborar planes para responder a las diversas emergencias que puedan
presentarse en el centro de reuniones. Deben utilizar estos
planes para capacitar a otras personas en procedimientos
de emergencia y como fuentes de consulta en situaciones
de emergencia.
Los líderes deben saber cómo cortar el suministro de
agua, la corriente eléctrica y el gas o combustible. El gerente de propiedades proporciona capacitación en cuanto
a estos procedimientos.
El gerente de propiedades debe preparar un diagrama
de cada edificio, en el que aparezca la ubicación de los
teléfonos, el panel principal de suministro eléctrico, las
válvulas de cierre del gas (o combustible) y el agua, los extinguidores de incendios y el equipo de primeros auxilios.
El gerente de propiedades puede proporcionar esta
información.
Llaves de los centros de reuniones
El grupo de administración de propiedades proporciona llaves de los centros de reuniones a los líderes de la
estaca. Los obispados distribuyen llaves a los líderes del
barrio según lo estipule la estaca. Cada obispado lleva un
registro de quién tiene llaves y entrega una copia de dicho
registro al representante de propiedades de estaca. Cuando
se releva a los miembros de las responsabilidades para
las cuales necesitaban las llaves del edificio, éstos deben
devolver todas las llaves.
Dinero
No se debe dejar dinero en los centros de reuniones
de un día para otro o sin vigilancia constante.
Cómo presentar informes de daños
materiales y personales
Prevención de incendios
Los líderes de estaca y de barrio deben informar con
rapidez al gerente de propiedades de cualquier deterioro
de los centros de reuniones o lesiones personales que se
produzcan en las propiedades de la Iglesia.
El riesgo de incendio se reduce cuando todos los que
utilizan el centro de reuniones toman precauciones razonables. En la siguiente lista se indican algunas medidas
de prevención de incendios recomendadas:
Si se produce una lesión personal grave dentro de las
propiedades de la Iglesia, siga las instrucciones para reportar accidentes que aparecen en Manual 2: Administración
de la Iglesia, (2010), 13.6.20.
• Mantener todos los materiales inflamables — como
madera, papel, productos químicos y otros desechos— fuera de las salas de calderas, salas de calefacción, zonas mecánicas y túneles de servicios.
• Mantener todos los armarios, gabinetes y otras zonas
de almacenamiento sin cosas inflamables.
• Evitar el uso de calentadores de lugar.
• Evitar dejar la estufa desatendida cuando se esté
utilizando para calentar comida o calentar agua.
Además, se deben observar los códigos y ordenanzas locales contra incendio al utilizar las decoraciones.
Procedimientos de seguridad y cierre
Los líderes de la Iglesia deben plantearse utilizar un
programa establecido por la estaca para los horarios de
cierre de los centros de reuniones así como los procedimientos de cierre del edificio. Se deben seguir estos procedimientos cada noche, poco después de la hora de cierre
establecida.
Los líderes del sacerdocio pueden designar a dos personas juntas para que cierren con llave el edificio y así minimizar los riesgos personales. El procedimiento de cierre
incluye asegurarse de que ninguna persona no autorizada
6
Construcción de centros de reuniones
permanezca en el edificio, apagar todas las luces, cerrar
con llave las puertas y asegurar las ventanas.
Los miembros de la Iglesia que tienen acceso al centro
de reuniones fuera de los horarios regulares deben cerrar
con llave las puertas exteriores y asegurar todas las ventanas cuando entren o se marchen.
Los salones de clases u otras salas que no contienen
artículos de valor no deben cerrarse con llave.
Los líderes del sacerdocio deben garantizar que las
computadoras, las copiadoras y el equipo audiovisual
se almacenen en salas cerradas con llave o en zonas de
almacenamiento. Además, las computadoras y el equipo
electrónico deben estar marcados como propiedad de la
Iglesia, y se debe mantener una lista con los números de
modelo y de serie.
Construcción de centros de reuniones
Cómo evaluar la necesidad de un
nuevo centro de reuniones
Los factores que influyen en la necesidad de futuras
planificaciones de centros de reuniones son (1) las características de las unidades comunes de la Iglesia en el Área,
(2) la tasa de crecimiento anterior y sus tendencias, (3) el
crecimiento previsto, (4) las división de unidades planificadas y (5) el tamaño, la ubicación y el alcance del uso
del edificio existente.
Opciones para obtener espacio adicional
La oficina de administración de Área toma en cuenta
varias opciones para determinar la manera más apropiada
de satisfacer la necesidad de espacio adicional para centros
de reuniones. Estas opciones abarcan (1) la modificación
de los programas de las unidades locales, (2) el compartir
espacio con otras unidades de la Iglesia, (3) la reconfiguración de espacio para centros de reuniones existentes, (4) la
construcción de ampliaciones de centros de reuniones
existentes, (5) el arrendamiento de lugares, (6) la compra
de un edificio existente, o (7) la construcción de un nuevo
centro de reuniones.
Los líderes locales de la Iglesia no están autorizados
para negociar la compra o el arrendamiento de propiedades ni concertar ningún compromiso que obligue a utilizar
los fondos generales de la Iglesia.
Aprovechamiento máximo del edificio
mediante el uso compartido
Todos los centros de reuniones situados a una distancia razonable de un barrio deben estar ocupados hasta
su capacidad designada antes que se puedan tomar en
consideración nuevos edificios. Cuando resulte necesario,
las presidencias de estaca, previa consulta con un miembro
de la Presidencia de los Setenta o con la Presidencia de
Área, pueden asignar barrios para que utilicen los centros
de reuniones de una estaca adyacente. Si resulta necesario,
varias estacas pueden utilizar un solo centro de estaca.
Plan maestro para futuras instalaciones
de centros de reuniones
La oficina de administración de Área mantiene y actualiza frecuentemente un plan maestro para futuras necesidades de centros de reuniones y compras de terrenos
requeridas.
Se pide a cada presidencia de estaca que proporcione
con frecuencia información actualizada para el plan maestro. En estas ocasiones, la presidencia de estaca recomienda
futuras compras de terrenos y nuevas construcciones de
centros de reuniones.
Adquisición de bienes raíces para
terrenos de centros de reuniones
Compra de bienes raíces
Las Oficinas Generales de la Iglesia o el personal de
la oficina de administración de Área, según proceda, gestionan todas las negociaciones de compra cuando el plan
aprobado indica la necesidad de un nuevo terreno para
un centro de reuniones.
Donación de bienes raíces
La Iglesia es selectiva a la hora de aceptar donaciones
de bienes raíces. Si una persona desea donar bienes raíces
a la Iglesia para su uso como terreno para un centro de
reuniones, los líderes locales del sacerdocio deben ponerse
en contacto con la oficina de administración de área. Los
líderes locales no aceptan ni expiden recibos para donaciones de propiedad. Las donaciones o legados de bienes
raíces deben ofrecerse sin condiciones estipuladas de uso
o disposición.
7
Construcción de centros de reuniones
Planes estándar aprobados
El Comité de Presupuesto y Asignación de Fondos
de la Iglesia aprueba los planes estándar de diseño de los
centros de reuniones. Un centro de reuniones debe presentar una imagen digna y reverente, y al mismo tiempo
proporcionar a los miembros de la Iglesia las instalaciones
adecuadas para participar en los programas aprobados
de la Iglesia.
Los planos, las especificaciones y los procedimientos
operacionales requeridos para cumplir con los planes
estándar se elaboran bajo la dirección y aprobación del
Obispado Presidente y del Departamento de Propiedades
de Centros de Reuniones. Los edificios del plan estándar
deben construirse sin alteraciones innecesarias. (Véase
Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 8.4.11.)
Preparación de proyectos
Cuando se satisfagan todos los criterios para construir
un nuevo centro de reuniones y se haya validado una propuesta de proyecto de construcción y se haya incorporado
al plan anual, se le hayan asignado los fondos y se haya
programado, el proyecto de centro de reuniones pasa a la
fase de preparación de proyecto.
En el momento indicado durante la preparación del
proyecto, el gerente de proyectos, previa consulta con el
gerente de propiedades, se reúne con la presidencia de
estaca para repasar y seleccionar las opciones de estilo disponibles en los planes estándar. También se puede analizar
la opción de llevar a cabo un servicio de palada inicial.
El gerente de propiedades proporciona actualizaciones
periódicas a la presidencia de estaca a lo largo del proceso
de avance de obra.
Construcción de proyectos
Una vez terminada la fase de preparación de proyectos, la oficina de administración de área asigna el contrato
de construcción. Con la ayuda del gerente de propiedades,
el gerente de proyectos lleva a cabo una reunión previa a
la construcción con los líderes de la estaca y el contratista.
Las personas que participan en la reunión repasan sus responsabilidades respectivas, toman las últimas decisiones
sobre colores y mobiliario y repasan la programación del
proyecto.
Entrega de centros de reuniones
Una vez terminado el proyecto, el gerente de proyectos
entrega formalmente el edificio o la ampliación al gerente
de propiedades. El gerente de propiedades planifica y
gestiona los procedimientos de limpieza a profundidad
y mantenimiento y lleva a cabo el resto de las tareas necesarias para preparar el edificio para su uso.
El gerente de propiedades ofrece una reunión de orientación y una visita a los líderes locales. Proporciona instrucciones iniciales sobre los diversos sistemas del edificio
al representante de propiedades de estaca y a los representantes de edificios de barrio. Repasa los programas
de limpieza y de participación de los miembros (véase
“Participación de los miembros”, página 8) y entrega las
llaves a los líderes locales.
Dedicación
El gerente de proyectos envía un formulario de
Solicitud de dedicación de centro de reuniones (32020)
a la presidencia de estaca antes que termine el proyecto
de construcción. (Véase Manual 1: Presidentes de estaca y
obispos, [2010], 8.4.3.)
Cómo arrendar o alquilar instalaciones
Cómo arrendar un lugar para
centros de reuniones
En lo relativo a nuevos arrendamientos de centros de
reuniones, los líderes locales deben consultar al gerente de
planificación de Área para determinar los requisitos. Los
costes de arrendamiento se cubren con el presupuesto de
operaciones del grupo de administración de propiedades.
En el caso de renovaciones de arrendamientos de
centros de reuniones, los líderes locales consultan al gerente de propiedades, quien tramitará la solicitud. En los
arrendamientos que duren un año o más, se utiliza el formulario de Solicitud de arrendamiento de instalaciones.
El formulario de Solicitud de arrendamiento temporal
de instalaciones se utiliza para arrendamientos que duren menos de un año. Se pueden arrendar instalaciones
temporales en los casos en que los centros de reuniones
existentes no puedan albergar a un barrio cuyo centro de
reuniones se encuentre en obras de renovación.
La oficina de administración de Área negocia las condiciones de todos los acuerdos de arrendamiento.
Cómo alquilar un lugar temporal
Se pueden alquilar instalaciones temporales costeadas
por la Iglesia cuando el espacio disponible para centros
8
Administración de propiedades de recreo
de reuniones no pueda albergar adecuadamente una actividad de estaca, como las conferencias regionales y de
estaca, charlas fogoneras, deportes de interior o actividades multiculturales. Se deben tomar en cuenta soluciones
alternativas, como la posibilidad de llevar a cabo múltiples
sesiones o el uso de tecnología (como circuitos cerrados y
transmisiones por Internet o vía satélite) antes de alquilar
instalaciones temporales.
Si llegaran a necesitarse instalaciones temporales, los
líderes locales consultan al gerente de propiedades con el
fin de hacer los arreglos necesarios para tramitar el contrato o acuerdo correspondiente. Después, el gerente de
propiedades envía el acuerdo y un formulario de Solicitud
de arrendamiento temporal de instalaciones a la oficina
de administración de área. Las solicitudes deben enviarse
mucho antes del momento en que se necesitarán las instalaciones. Cuando se siguen estos procedimientos, los
costos de alquiler se cubren con los fondos generales de
la Iglesia. Las instalaciones alquiladas para actividades
deportivas exteriores se pagan con los fondos locales.
Administración de propiedades de recreo
Las propiedades de recreo de la Iglesia proporcionan
un lugar exterior dedicado a actividades de la Iglesia.
El propósito principal de las propiedades de recreo es
ayudar a los miembros de la Iglesia e invitados a sentir
el Espíritu mientras disfrutan de actividades recreativas
sanas y seguras.
La Iglesia posee tres tipos de propiedades de recreo:
1.Pabellones (únicamente en los Estados Unidos y
Canadá)
Campamentos de recreación
Nuevos campamentos de recreación
Las solicitudes de fondos de la Iglesia para adquirir o
desarrollar un campamento de recreación se tramitan por
medio del director de asuntos temporales. Se solicitan los
fondos generales de la Iglesia sólo cuando se reúnen las
normas de calificación y desarrollo.
2. Terrenos deportivos de uso múltiple (únicamente en
los Estados Unidos y Canadá)
Estacas que no poseen campamentos de
recreación
3. Campamentos de recreación
La Presidencia de Área o un miembro de la Presidencia
de los Setenta puede asignar a las estacas que no poseen
propiedades de campamentos de recreación a un campamento propiedad de la Iglesia, en función de las necesidades de la estaca y de la proximidad y el uso de dichas
propiedades. También se debe tomar en cuenta el uso de
campamentos públicos o privados.
Las estacas pueden solicitar la adquisición y el desarrollo de una nueva propiedad de recreo cuando exista
una necesidad legítima. Los presidentes de estaca colaboran con el personal de planificación de instalaciones de
área para enviar solicitudes a la Presidencia del Área o al
miembro de la Presidencia de los Setenta asignado al área.
Las propiedades de recreo se desarrollan en función
de las características y planes estándar establecidos por
la Iglesia.
El uso de las instalaciones de la Iglesia por parte de
organizaciones comunitarias, entidades comerciales y
otras, está restringido. (Véase Manual 2: Administración de
la Iglesia, [2010], 21.2.)
Las estacas que no cuenten con un campamento de
recreación asignado pueden ponerse de acuerdo con otras
estacas para utilizar su campamento por un precio razonable (véase “Finanzas”, página 16).
Necesidades de financiación de campamentos de
recreación existentes
Se asigna un gerente de propiedades a cada campamento, el cual es el responsable directo de todas las instalaciones del campamento. El proceso de asignación de
fondos forma parte del proceso del plan anual y abarca
los fondos para reemplazos y mejoras y para operaciones
y mantenimiento.
Antes de enviar una solicitud de pabellón, de terrenos
deportivos de uso múltiple o de campamentos de recreación nuevo, se aconseja a las unidades locales usar los
espacios públicos disponibles y las propiedades privadas.
Cuando existan instalaciones de la Iglesia a una distancia
razonable, estas instalaciones deben estar utilizadas al
máximo de su capacidad antes de solicitar instalaciones
adicionales.
Operaciones y mantenimiento
Las estacas no deben cobrar a los miembros de la
Iglesia por el uso de los pabellones o campos deportivos.
Sin embargo, se puede cobrar por el uso de un campamento de recreación para cubrir el costo de mantenimiento, reparaciones o mejoras.
Las propiedades de campamentos se someten a inspecciones como mínimo dos veces al año para determinar
las necesidades continuas de mantenimiento y determinar
posibles problemas de seguridad. Los campamentos y las
zonas forestales también deben inspeccionarse tras cada
9
Administración de propiedades de recreo
suceso meteorológico significativo, como vientos fuertes,
lluvias intensas o nieve.
En los Estados Unidos y Canadá, se puede acceder a
recursos de inspección y mantenimiento previa solicitud
a la sección de Servicios de Recursos Naturales de las
Oficinas Generales de la Iglesia.
Los campamentos de recreación en propiedades arrendadas se desarrollan y mantienen en un grado mínimo,
a menos que se haya establecido un acuerdo de arrendamiento a largo plazo que pueda justificar gastos más
cuantiosos.
Venta o arrendamiento de campamentos de
recreación existentes
Las presidencias de estaca que deseen vender o arrendar una propiedad de campamento de recreación existente
deben ponerse en contacto con la oficina de administración
del área. Las zonas de campamento de recreación no deben
comprarse, venderse ni arrendarse sin la aprobación de
la Iglesia.
Administración
La Presidencia de Área o un miembro de la Presidencia
de los Setenta designa a un presidente de estaca agente
la supervisión de la administración de la propiedad del
campamento. El presidente de la estaca agente debe residir
en la misma zona eclesiástica en que se sitúe la propiedad.
Estado de exención fiscal
La exención fiscal de las zonas de campamento de
recreación debe preservarse. La propiedad no debe utilizarse para fines comerciales o políticos ni para producir
ingresos más allá de los necesarios para el funcionamiento,
el mantenimiento o las reparaciones. Si el gobierno local de
la región, en donde se sitúa la propiedad de campamento
de recreación, no concede la exención fiscal a la propiedad,
las Oficinas Generales de la Iglesia pagarán los impuestos.
Finanzas
En los Estados Unidos y Canadá, la estaca agente
administra las finanzas del campamento utilizando una
cuenta de cheques separada para una unidad de la Iglesia
y una cuenta de depósito asociada abierta por los Servicios
de Tesorería de las Oficinas Generales de la Iglesia. Las
estacas agentes no abren cuentas corrientes ni de depósito tratando directamente con los bancos. La cuenta de
cheques se usa para pagar lo necesario del programa de
campamento. La cuenta de depósito se utiliza para ingresar las tarifas y cuotas de uso. En áreas fuera de los Estados
Unidos y Canadá, el presidente de estaca agente se pone
en contacto con el personal de finanzas de área para recibir
instrucciones sobre la apertura de cuentas.
El auditor de la estaca agente audita las operaciones del campamento utilizando el formulario actual de
Auditoría de campamentos de recreación (PD10037244).
El presidente de la estaca agente revisa atentamente
y aprueba todos los ingresos y gastos. Si una propiedad
de campamento de recreación genera ingresos a partir de
recursos naturales, la estaca agente coordina esta actividad por medio de los Servicios de Recursos Naturales de
la División del Servicio de Bienes Raíces de las Oficinas
Generales de la Iglesia (en los Estados Unidos y Canadá) o
la oficina de Área (fuera de los Estados Unidos y Canadá).
Todos estos ingresos se depositan en los fondos generales
de la Iglesia.
Los miembros de la Iglesia pueden colaborar para
sufragar los costes de mantenimiento, reparaciones o mejoras de las zonas de campamento de recreación al donar
trabajo, materiales o uso de equipos. Los líderes de la
Iglesia no deben organizar colectas de fondos especiales
para pagar los gastos relacionados con las mejoras de los
campamentos de recreación.
Abastecimiento de agua potable
Los sistemas de agua potable de todas las propiedades
de la Iglesia que derivan su suministro de pozos o manantiales privados (aparte de los sistemas municipales o comunitarios de agua) se construyen, manejan y mantienen
según las normas legales y las normas establecidas de la
Iglesia. Se deben tomar muestras de agua y someterla a
pruebas para garantizar que su calidad esté en consonancia con los requisitos de salubridad y las buenas prácticas
de la administración. Si la calidad del agua potable no
cumple con las normas, póngase en contacto con la sección de Servicios de Recursos Naturales de la Iglesia para
recibir instrucciones adicionales.
Equipo y vehículos
Las Oficinas Generales de la Iglesia no suelen proporcionar ni mantener equipo o vehículos. Cuando se necesiten equipos especiales, pueden alquilarse con fondos de la
estaca, o pueden proporcionarlos los miembros de la estaca, o bien se pueden comprar utilizando la asignación de
presupuesto de la unidad local y aplicando cuotas de uso.
Cuidadores
En ocasiones anteriores, algunas estacas han empleado personal encargado de los campamentos. Esta
práctica se ha descontinuado. Si se necesita un cuidador
de tiempo completo, los presidentes de estaca pueden
llamar Misioneros de servicio a la Iglesia para ocupar
ese cargo. Estos Misioneros de servicio a la Iglesia son
apartados por su obispo. Si desea más información sobre
cómo llamar Misioneros de servicio a la Iglesia, consulte
Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, (2010), 4.12.3.
10
Convenio de mantener indemne
Usuario:
Ubicación o descripción de la
propiedad:
La propiedad se deberá emplear
únicamente con los siguientes fines:
Fecha(s) en que se usará la propiedad:
Horario(s) en que se usará la propiedad:
Compañía de seguros de
responsabilidad legal:
Número de póliza:
Monto del límite único y combinado:
A modo de contraprestación por el
permiso otorgado por la Corporación
del Obispo Presidente de La Iglesia
de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días u otro propietario afiliado
(el “Propietario”) para usar la propiedad
antes descrita, el Usuario asume y
acepta, hasta donde la ley lo permita,
todos los riesgos de lesiones a sí mismo,
a sus invitados y a cualquier persona,
ya sea del público en general o no, por
él autorizada a entrar, incluyendo, de
forma enunciativa, mas no limitativa,
cualquier lesión causada por el estado
de la propiedad, el uso de la propiedad
por parte del Usuario o la negligencia
ordinaria por parte del Propietario.
El Usuario empleará la propiedad
únicamente de la manera antes descrita
y con ningún otro fin, a menos que, por
escrito y de antemano, el Propietario
dé su consentimiento para otro uso. El
Usuario reparará de inmediato cualquier
daño a la propiedad o a las mejoras
efectuadas por el Propietario en la
propiedad que sea causado por el uso
de la propiedad o por la entrada en la
misma del Usuario, de sus invitados o de
cualquier persona, ya sea del público en
general o no, por él autorizada a entrar.
El Usuario adicionalmente se
compromete, hasta donde la ley
lo permita, a indemnizar, mantener
indemne y defender al Propietario, sus
afiliados, miembros, agentes, siervos,
empleados, oficiales y representantes (los
“Exonerados”) de todas y cada una de las
demandas por daños o perjuicios contra
persona o propiedad, incluyendo daños
o perjuicios causados por la negligencia
ordinaria de los Exonerados, que surjan o
se alegue su surgimiento del estado de la
propiedad o del uso de la propiedad por
parte del Usuario, de sus invitados o de
cualquier persona, ya sea del público en
general o no, por él autorizada a entrar.
El Propietario no ofrece ninguna
manifestación sobre la idoneidad de
la propiedad para propósito alguno. El
Usuario acepta la propiedad tal cual está.
El infrascrito declara y garantiza que el
Usuario tiene actualmente y mantendrá
en vigencia la póliza de seguro de
responsabilidad legal antes señalada,
en la que se nombra al Propietario como
parte también asegurada, y que el
infrascrito está debidamente autorizado
para firmar y entregar este convenio y
consecuentemente obligar al Usuario.
Este acuerdo se regirá por las leyes
del estado de Utah, sin remisión a los
principios sobre conflicto de leyes. Si
alguna cláusula de este convenio se
pronuncia carente de fuerza ejecutoria,
las restantes permanecerán en vigor.
En cualquier demanda para ejecutar
este convenio, la parte que se imponga
tendrá derecho a que le restituyan
los costos prudenciales, incluidos
los honorarios de los abogados.
Fecha:
Usuario:
Por:
Título:
© 1998, 2009 por IRI. Todos los derechos reservados. Impreso en EE. UU. 2/09. 2/09. Traducción de Hold Harmless Agreement. Spanish. PD10000777 002
Fly UP