...

Lo que queremos, lo que creemos

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Lo que queremos, lo que creemos
‘Lo que queremos, lo que creemos’
Enseñando con el Programa de los Diez
Puntos de las Panteras Negras
Por Wayne Au
(Traducido por Nicholas Yurchenco)
La autodeterminación comunitaria fue un aspecto
central de muchas luchas populares durante el
movimiento por los derechos civiles y el
movimiento del Poder Negro (“Black Power”) en
particular. El Partido de Autodefensa Pantera
Negra
buscó
justicia
social para
los
afroamericanos y otras comunidades oprimidas a
través de una combinación de teoría
revolucionaria,
educación
y
programas
comunitarios.
La plataforma del partido, mejor conocido
como el Programa de los Diez Puntos, surgió de
la evaluación que hicieron las Panteras Negras
con respecto a las condiciones sociales y
económicas de su comunidad. Se convirtió en
parte de la esencia filosófica del partido y sirvió
como modelo para muchos otros grupos
comunitarios tales como las Boinas Cafés
(“Brown Berets”), los Lores Jóvenes (“Young
Lords”) y la Guardia Roja (“Red Guard”).
Enseñé sobre las Panteras Negras en el
contexto de un curso de preparatoria de estudios
africanos en Seattle enfocado en la historia
africana y en la experiencia de la diáspora. De los
Las familias necesitadas buscan ropa gratis ofrecida en un evento patrocinado por el Partido Pantera Negra de
New Haven, Connecticut, en 1969.
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
1
30 estudiantes de clase trabajadora y clase media,
la mayoría de ellos en décimo grado, 25 eran
afroamericanos, cuatro eran blancos y una era
chicana. Cuando enseño sobre el movimiento del
Poder Negro, trato de conectarlo con los asuntos
de hoy. Una forma de hacerlo es pedir que los
estudiantes examinen el Programa de los Diez
Puntos del Partido Pantera Negra y que
desarrollen sus propias versiones del programa.
Claro, esta lección tiene que ocurrir dentro del
contexto de una unidad más amplia sobre las
Panteras Negras y la historia afroamericana en
general.
Estudiamos las Panteras Negras dentro de
nuestro tema del trimestre sobre las comunidades
de resistencia africana a través
de la historia.
Antes, por
ejemplo, habíamos estudiado
las comunidades de esclavos
fugados en Brasil llamadas
quilombos, y a través de
películas
como
Sankofa
examinamos la resistencia
espiritual, cultural y física de
los africanos esclavizados en
otras regiones de las Américas.
Para nuestra investigación
sobre el Partido Pantera Negra
tuvimos suerte, ya que un
guardia de seguridad de nuestra
escuela había sido miembro de
la sección de Seattle. Nos
habló de sus experiencias, incluyendo sus peleas
constantes con la policía, sus esfuerzos para
organizar a los estudiantes de la preparatoria,
incluso también sus programas comunitarios,
como el programa de desayuno gratis en
particular. También compartió algunas copias de
La Pantera Negra (The Black Panther), el
periódico del partido, y yo imprimí copias de la
plataforma de 1972 del sitio de internet de la
Fundación Huey P. Newton
(http://www.blackpanther.org).
Los problemas de hoy
Mis objetivos para la lección eran dobles.
Primero, que los estudiantes entendieran algunas
de las condiciones sociales que las Panteras
Negras estaban intentando de identificar y
solucionar, y segundo, que los estudiantes
analizaran el mundo de hoy y empezaran a
identificar los problemas sociales que quisieran
abordar.
No estaba tan enfocado en criticar el
Programa de las Panteras como en que los
estudiantes lo usaran como un punto de partida.
Empecé iniciando una discusión en la clase,
haciendo preguntas a los estudiantes como:
“¿Cuáles son los problemas más urgentes en la
sociedad y en el mundo de hoy? ¿En su propia
comunidad? ¿En su escuela? ¿En sus casas? ¿En
su trabajo, o el trabajo de sus padres?”. Traté de
descubrir lo que era importante para mis
estudiantes a nivel personal y como parte de una
comunidad de aprendizaje, y de esta manera
conocer las cosas que les
apasionaban como individuos.
Durante la discusión, copié sus
comentarios en el pizarrón. Las
respuestas de los estudiantes
demostraron una gama de
conciencia social. Algunos
estudiantes solo querían que sus
papás prolongaran la hora en
que tenían que regresar a casa,
mientras que otros querían que
los pararan de acosar en los
centros comerciales. Aunque
estas respuestas podrían ser
críticas serias si dentro de un
marco
de empoderamiento
juvenil
y
racismo,
los
estudiantes parecían entender estos problemas
solamente de una manera individualista. Otros
estudiantes formularon problemas más amplios
como la falta de fondos para la educación, citando
como evidencia nuestro edificio desmoronado y
las salas abarrotadas.
Después de eso distribuí copias del Programa
de los Diez Puntos de 1972. Expliqué que las
Panteras Negras fundadoras consideraron las
necesidades de su comunidad y desarrollaron una
visión de lo que pensaban que era necesario para
conseguir la libertad. Esta visión de la libertad se
manifestó como la ‘plataforma’ del Partido
Pantera Negra, la cual llegó a ser más conocida
como el “Programa de los Diez Puntos”.
Leímos el programa juntos como clase y, para
cada punto, les pedí a los estudiantes que
identificaran los problemas que las Panteras
Negras consideraban que se tenían que arreglar.
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
2
Esto puede llegar a desarrollar una buena lista de
los problemas que veían las Panteras Negras en su
comunidad, y también puede crear la oportunidad
para que la clase explore más profundamente la
lógica y el lenguaje del programa. Este proceso
también ayuda a que los estudiantes hagan la
conexión entre los problemas en la comunidad y
la creación de un conjunto claro de objetivos
basados
en
aquellos
problemas,
así
proporcionando un modelo para que los
problemas individuales que identificamos
anteriormente se cambien a problemas sociales
más amplios.
Yo siempre enfatizo el décimo punto del
programa: “Queremos tierra, pan, vivienda,
educación, ropa, justicia, paz y control
comunitario del pueblo de la tecnología
moderna”. En su explicación de aquel punto, las
Panteras Negras literalmente insertaron el
principio original de la Declaración de
Independencia.
Esto provoca preguntas de
discusión tales como:
•
•
•
•
¿Por qué incluirían esta declaración?
¿Cómo se aplicaría a la comunidad
afroamericana?
¿En qué forma podría la inclusión de esta
parte de la Declaración influir la
percepción de los lectores del Programa
de los Diez Puntos?
¿Cuáles conexiones quieren hacer las
Panteras a Thomas Jefferson y los
llamados “Padres Fundadores”?
Programas estudiantiles
Individualmente o en grupos pequeños, pedí que
los estudiantes inventaran su propia lista de
problemas urgentes sociales o globales y que
desarrollaran su propio “Programa de Diez
Puntos”. Traté de mantener esta parte bajo el
control de los estudiantes lo más posible. Algunos
estudiantes buscaron autodeterminación como
estudiantes dentro de una estructura escolar
opresiva. Algunos la buscaron en relación a sus
casas o estructura familiar. Otros siguieron los
pasos de las Panteras Negras y abordaron
problemas más amplios en la comunidad.
Nathan ofreció la siguiente plataforma directa
y poderosa:
1. Queremos vivienda gratis para la gente
sin hogar en los Estados Unidos.
2. Queremos igualdad de remuneración para
los dos géneros.
3. Queremos sacar todas las drogas de la
calle.
4. Queremos más gente de color trabajando
en las escuelas.
5. Queremos que se acabe la discriminación.
6. Queremos menos brutalidad policiaca.
7. Queremos gente educada en la fuerza
laboral.
8. Queremos que las voces de todos se
oigan.
9. Queremos políticos que no sean racistas.
10. Queremos servicio médico gratis para la
gente de bajos recursos.
Otro trabajo sobresaliente vino de Tonya,
quien desarrolló un “Programa de Diez Puntos
para la Comunidad Gay/Lesbiana/Bisexual/
Transgénero y Cuestionando (GLBTC)”:
1. Todo el mundo, incluyendo los miembros
de la comunidad GLBTC, deben ser libres
de crímenes de odio.
2. Los miembros de la comunidad GLBTC
deben ser libres de cuestionamiento o
acosamiento por causa de su sexualidad.
3. Los miembros de la comunidad GLBTC
deben tener el derecho a casarse con
quien sea que amen.
4. Los miembros de la comunidad GLBTC
deben tener los mismos derechos para
adoptar niños, cuidar niños 'foster' y criar
a sus propios niños.
5. Los miembros de la comunidad GLBTC
deben ser igualmente representados en
currículos educativos y deben tener igual
acceso a un ambiente de aprendizaje
seguro y donde se sientan apoyados.
6. La discriminación laboral en contra de
miembros de la comunidad GLBTC debe
terminar y los miembros de la comunidad
GLBTC deben tener igual acceso al
empleo.
7. La discriminación en la vivienda debe
terminar y a los miembros de la
comunidad GLBTC nunca se les debe
negar la vivienda por causa de su
sexualidad.
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
3
8. Los compañeros de vida deben recibir
beneficios iguales, sin importar el estado
civil.
9. La comunidad GLBTC debe ser
representada en el gobierno.
10. La comunidad GLBTC debe ser
representada correctamente en los
medios, y debe tener modelos positivos a
seguir representados justa y abiertamente
en los medios.
El programa de Tonya representa una fuerte
identificación con una comunidad y declara
objetivos muy concretos. Su trabajo también
refleja las luchas contemporáneas para los
derechos GLBTC, ya que muchas de sus
demandas reflejan temas “calientes” como el
matrimonio entre parejas del mismo sexo y la
adopción de niños dentro de la comunidad
GLBTC. Desgraciadamente, y cabe entenderse
dado el nivel de homofobia en nuestra sociedad y
en nuestras escuelas, Tonya no se sintió cómoda
compartiendo su trabajo en clase; pero su
disposición y capacidad de darle voz a estos
temas demuestra su propia fortaleza y resistencia.
Marcus creó un Programa de Diez Puntos que
desafía al capitalismo y el control corporativo de
los Estados Unidos, uno que refleja el legado
continuo de las protestas de 1999 en Seattle
contra la Organización Mundial de Comercio.
1. Queremos que se le quite la máscara al
capitalismo y que se disuelvan las clases
económicas.
2. Queremos que se acabe el monopolio de
los medios masivos por las corporaciones.
3. Queremos que se acabe el uso de la mano
de obra del tercer mundo como forma de
circunnavegar el sueldo mínimo de los
EE. UU.
4. Queremos una separación clara entre las
corporaciones y el gobierno. Queremos
que se acabe el soborno en el sistema
político.
5. Queremos poner fin al sistema de seguros
médicos en Estados Unidos. Es tiempo de
poner fin al control corporativo de la
salud de los estadounidenses.
6. Queremos trato justo para todos los
criminales. Los ricos lavadores de dinero
y transgresores de fraude fiscal deben
7.
8.
9.
10.
recibir el mismo castigo que los ladrones
armados y traficantes de drogas.
Queremos que se termine el uso de fuerza
militar para obtener recursos para las
corporaciones. Queremos que se termine
la guerra contra Iraq para proteger los
precios del petróleo en EE. UU.
Queremos un pago inmediato de todas las
deudas que se le deben a la comunidad
Nativa Americana. Ha pasado demasiado
tiempo ya, y las promesas que se hicieron
hace años se tienen que cumplir.
Queremos que se acabe todo
financiamiento corporativo de la
educación. El sistema de educación
pública está siendo utilizado por las
corporaciones como un campo de
entrenamiento para sus futuros
empleados.
Exigimos que se acabe la creciente
división entre las clases económicas de
los Estados Unidos. Se tiene que parar la
esclavización de las clases medias y bajas
por parte de la burguesía.
Se me hace notable el trabajo de Marcus por
su
ataque
despiadado
contra
América
Corporativa; demuestra una conciencia creciente
entre estudiantes acerca de los problemas como
las maquiladoras, el prejuicio en los medios, el
financiamiento de las campañas políticas y la
intrusión del sector privado en la educación
pública. En clase, los estudiantes se
impresionaron ante la articulación de las ideas
políticas de Marcus.
Los Programas de Diez Puntos que generaron
los estudiantes variaron mucho, y me molestó lo
que percibí como una falta de seriedad en algunos
de los programas. Por ejemplo, en una clase
mayormente afroamericana, había esperado una
conexión más fuerte y personal con las injusticias
experimentadas por la comunidad negra y que
esta identificación se hubiera manifestado en los
programas de los estudiantes. De hecho, había
esperado que todos los estudiantes se sintieran
frustrados con el mundo, listos para expresar su
resentimiento enfurecido y su alienación.
Pero a pesar de todas mis expectativas,
algunos estudiantes no sacaron nada de esta parte
del ejercicio: el enojo y la pasión que esperaba no
se manifestaron en todos sus programas. Y no fue
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
4
por falta de problemas en sus propias vidas. Al
contrario, muchos de los estudiantes que tuvieron
problemas con la tarea venían de la clase
trabajadora, no les gustaba la escuela e incluso
tenían problemas en casa.
Al principio esto me sorprendió. Di por hecho
que había una lista muy larga de cosas para
mejorar en el mundo. Sin embargo, creo que
había olvidado que en nuestra sociedad por lo
general no se nos enseña a analizar nuestras
propias situaciones de vida. Además, la sensación
de impotencia entre los estudiantes se refuerza
constantemente en nuestro sistema escolar. En vez
de enfrentar nuestros problemas de manera
proactiva, la alienación se convierte en la reacción
más frecuente.
Lo cual nos lleva de nuevo al Programa de los
Diez Puntos de las Panteras. Las Panteras Negras
también estaban luchando contra el cinismo, la
impotencia y la resignación. Mi esperanza es que
la lección haya empezado a crear un camino, para
que en el futuro los estudiantes tengan algunas
herramientas con las cuales puedan evaluar los
problemas que ven en sus propias comunidades y
vidas, y tal vez desarrollen sus propios Programas
de Diez Puntos. El Programa de Diez Puntos
puede ser un lugar en el que los estudiantes
puedan encontrar su voz y hablar en contra de los
problemas que ven en este mundo, y aun más
difícil, empezar a organizarse para poner su
programa en práctica.
Wayne Au ([email protected]) es un
profesor en University of Washington-Bothell y un
editor de la revista Rethinking Schools. Los
nombres de los estudiantes se han cambiado.
Nicholas Yurchenco ([email protected])
es un escritor, traductor y músico independiente
basado en Portland, Oregón.
Este artículo se publicó previamente en
la revista Rethinking Schools. Para
pedir números previos de la revista o
para subscribirse, visite
www.rethinkingschools.org o llame al
800-669-4192.
La mayoría de las personas no conocen el trabajo
comunitario de las Panteras Negras, como este
programa de desayuno en Filadelfia en 1970.
Este artículo se ofrece para uso en contextos
educativos como parte del Zinn Education
Project, una colaboración de Rethinking
Schools y Teaching for Change, editores y
distribuidores de materiales educativos para la
justicia social. Contacte a Rethinking Schools
directamente para obtener permiso para
reimprimir este material en paquetes de curso,
periódicos, libros u otras publicaciones.
Para más información:
Rethinking Schools
rethinkingschools.org
800-669-4192
Teaching for Change
teachingforchange.org
800-763-9131
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
5
FOLLETO
El Programa de los Diez Puntos
del Partido Pantera Negra
Plataforma de 1972
1. Queremos libertad. Queremos el poder de determinar el destino de nuestras comunidades negras y
oprimidas.
Creemos que la gente negra y oprimida no va a ser libre hasta que podamos determinar nuestros destinos
en nuestras propias comunidades nosotros mismos, controlando completamente todas las instituciones que
existen en nuestras comunidades.
2.
Queremos empleo para toda nuestra gente.
Creemos que el gobierno federal es responsable y está obligado a darle a cada persona empleo o ingreso
garantizado. Creemos que si el empresario americano no nos da empleo a todos, entonces la tecnología y los
medios de producción se le deberían de quitar al empresario y darse a la comunidad para que la gente de la
comunidad pueda organizar y emplear a toda su gente y darle un alto nivel de vida.
3. Queremos un alto al saqueo de nuestras comunidades negras y oprimidas por los capitalistas.
Creemos que este gobierno racista nos ha robado y ahora estamos exigiendo la deuda atrasada de 40 acres
y dos mulas. Se nos prometieron 40 acres y dos mulas hace 100 años como restitución para el labor esclavo y
la matanza masiva de gente negra. Aceptaremos el pago en efectivo el cual se distribuirá en nuestras
comunidades. El racista estadounidense ha participado en la masacre de más de 50 millones de personas
negras. Entonces sentimos que la demanda que hacemos es modesta.
4. Queremos viviendas decentes y adecuadas para el albergue de seres humanos.
Creemos que si los terratenientes no dan viviendas decentes a nuestras comunidades negras y oprimidas,
entonces las viviendas y la tierra deben convertirse en cooperativas para que la gente en nuestras
comunidades, con ayuda del gobierno, pueda construir y tener viviendas decentes para la gente.
5. Queremos educación decente para nuestra gente que exponga la verdadera naturaleza de esta sociedad
estadounidense decadente. Queremos educación que nos enseñe nuestra verdadera historia y papel en
la sociedad de hoy.
Creemos en un sistema educativo que dé a nuestra gente un conocimiento de sí misma. Si no tienes
conocimiento de ti mismo y de tu posición en la sociedad y en el mundo, entonces tendrás poco chance de
aprender más.
6.
Queremos servicio médico completamente gratis para toda la gente negra y oprimida.
Creemos que el gobierno tiene que proporcionar de forma gratuita y para toda la gente, facilidades de
servicio médico las cuales no solo traten nuestras enfermedades, la mayoría de las cuales existen debido a
nuestra opresión, pero que también desarrollen programas médicos preventivos para garantizar nuestra futura
supervivencia. Creemos que la educación de salud masiva y los programas de investigación se tienen que
desarrollar para dar a toda la gente negra y oprimida acceso a información científica y médica avanzada, de
forma que nos podamos proveer atención médica adecuada.
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
6
FOLLETO
7. Queremos un alto inmediato a la brutalidad policiaca y a la matanza de gente negra, otra gente de color
y toda la gente oprimida dentro de los Estados Unidos.
Creemos que el gobierno racista y fascista de los Estados Unidos utiliza sus agencias de seguridad
domesticas para llevar a cabo su programa de opresión contra la gente negra, otra gente de color y gente pobre
dentro de los Estados Unidos. Por lo tanto, creemos que es nuestro derecho defendernos contra tales fuerzas
armadas y que toda la gente negra y oprimida debería estar armada para la autodefensa de nuestras casas y
comunidades contra estas fuerzas policiacas fascistas.
8. Queremos el fin inmediato a todas las guerras de agresión.
Creemos que los distintos conflictos que existen en el mundo vienen directamente del deseo agresivo de
las élites y el gobierno de los Estados Unidos para imponer su dominio sobre la gente oprimida del mundo.
Creemos que si los Estados Unidos o sus lacayos no cesan estas guerras agresivas, el pueblo tendrá derecho
de defenderse por todos los medios necesarios en contra de sus agresores.
9. Queremos libertad para toda la gente negra y oprimida actualmente detenida en prisiones y cárceles
federales, estatales, locales y militares de los Estados Unidos. Para todas las personas acusadas de
supuestos crímenes bajo las leyes de este país, queremos juicios con un jurado formado por personas de
su color.
Creemos que muchos negros y gente pobre y oprimida actualmente detenidos en prisiones y cárceles
estadounidenses no han recibido juicios justos e imparciales bajo un sistema judicial racista y fascista y
deberían de estar libres de encarcelamiento. Creemos en la eliminación definitiva de todas las miserables e
inhumanas instituciones penales, porque las masas de hombres y mujeres encarcelados dentro de los Estados
Unidos o por el ejército estadounidense son las víctimas de condiciones opresivas que son la causa real de su
encarcelamiento. Creemos que cuando las personas son enjuiciadas, los Estados Unidos debería de garantizar
jurados formados por sus colegas de color, abogados de su elección y libertad de encarcelamiento mientras
esperan el juicio.
10. Queremos tierra, pan, vivienda, educación, ropa, justicia, paz y control comunitario por el pueblo de la
tecnología moderna.
Cuando, en el curso de eventos humanos, se vuelve necesario que un pueblo disuelva los lazos políticos
que lo han conectado con otro, y asumir, entre los poderes de la tierra, la estación separada e igual a la cual las
leyes de la naturaleza y el Dios de la naturaleza le dan derecho, un respeto decente a las opiniones de la
humanidad requiere que declaren las causas que los impulsan a la separación. Mantenemos que estas verdades
son autoevidentes, que todos los hombres son creados iguales; que su Creador les dota de ciertos derechos
inalienables; que entre estos son la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Que para asegurar estos
derechos, los gobiernos se instauran entre los hombres, derivando sus poderes justos del consentimiento de
los gobernados; que, cuando cualquier forma de gobierno se vuelve en destructor de estos fines, es un derecho
del pueblo alterar o abolirlo, e instaurar un nuevo gobierno, creando su camino sobre tales principios, y
organizando sus poderes en tal forma como les parezca más probable que efectúen su seguridad y su felicidad.
La prudencia, ciertamente, dictará que un gobierno de largo plazo no se debería de cambiar por causas ligeras
y transitorias; y, en consecuencia, la experiencia ha demostrado que los humanos están mas dispuestos a
sufrir, mientras los males sean soportables, que a abolir las formas a las cuales están acostumbradas. Pero,
cuando un largo tren de abusos y usurpación, persiguiendo invariablemente el mismo objeto, demuestra una
intención de reducirlos debajo de un despotismo absoluto, será su derecho, será su deber, liberarse de tal
gobierno, y proveer nuevas guardias para su futura seguridad.
‘Lo que queremos, lo que creemos’—Zinn Education Project
7
Fly UP