...

¿Qué está pasando en la Sanidad madrileña?

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

¿Qué está pasando en la Sanidad madrileña?
¿Qué está pasando en la
Sanidad madrileña?
TRIBUNA LIBRE
Esta pregunta se la hacen hoy con inquietud, no sólo
muchos ciudadanos madrileños sino también otros del
resto del Estado. Por tanto convendría preguntarse:
¿qué política sanitaria lleva a cabo el Gobierno del PP
en Madrid, que genera tanta atención e inquietud? Mi
opinión al respecto es clara. La llegada al gobierno de
la señora Aguirre ha supuesto la puesta en marcha de
Carlos Barra
Médico especialista
en Gerencia de
Áreas de Salud
cha una política sanitaria que coloca al mercado como
elemento primordial de la misma, convierte la asistencia sanitaria en un producto de consumo y para favorecer las expectativas de negocio de los proveedores privados está realizando una completa reconversión sanitaria en la Comunidad de Madrid.
En el marco de una política sanitaria populista y
junto a una eficaz propaganda, el Gobierno Aguirre ha
trasladado a la ciudadanía la idea de que su gestión ha
supuesto un incremento sustancial de recursos sanitarios. Desgraciadamente la realidad es distinta. El Gobierno regional está omitiendo de forma escandalosa
el hecho de que junto a la puesta en funcionamiento
de los nuevos hospitales (tardía, defectuosa e incompleta) se va a producir una reducción muy importante
de recursos en los grandes hospitales como consecuencia de los planes funcionales ya aprobados. No se
trata pues de incrementar recursos, necesarios por otra
parte, sino de efectuar una nueva redistribución de los
mismos que conlleva un mayor peso del sector privado
en la prestación de la asistencia sanitaria.
Indicar también que los nuevos hospitales inaugurados y los próximos en construir no
contemplan en sus carteras de servicios
recursos destinados a paliar importantes
déficits existentes en apartados tan importantes como la larga y media estancia
y la atención oncológica radioterápica,
lo que lleva a pensar sigan siendo concertados con el sector privado como
ocurre ahora.
La Atención Primaria, pieza básica
en nuestro modelo sanitario, no ha sido
nunca una prioridad para el Gobierno regional. En la
actualidad existen demoras muy importantes para las
consultas de Atención Primaria que están masificadas
como consecuencia de la escasez de recursos humanos; siguen existiendo zonas básicas de salud con exceso poblacional con la consiguiente sobrecarga asistencial para los profesionales. También aquí la intención del Gobierno madrileño es instaurar la presencia
El Gobierno de Esperanza Aguirre ha convertido la
sanidad madrileña en un producto de consumo,
poniendo en marcha una política sanitaria que
coloca los intereses del Mercado y las expectativas
de negocio de los proveedores privados por encima de
los intereses de los ciudadanos.
un proceso vertiginoso de concesión al sector privado,
no sólo de las obras y mantenimiento de las nuevas infraestructuras, sino también de la provisión de la propia asistencia sanitaria en el marco de una política global neoconservadora que pretende debilitar al máximo
los Servicios Públicos esenciales. El Gobierno Regional, obviando cualquier proceso racional de planificación para la asignación de recursos, ha puesto en mar10
T E M A S PA R A E L D E B AT E
¿Qué está pasando en la Sanidad madrileña?
del sector privado, con lo que se establecerá así un
desembarco del mismo en Madrid de tal magnitud
(concesiones de provisión de servicios por un lado e
incremento sustancial de la concertación por otro) que
el sector privado dejará de ser en la práctica complementario del sector público, vulnerando así el espíritu
de la vigente Ley General de Sanidad.
En aras de colocar al mercado como elemento clave de su política sanitaria, el Gobierno de Madrid ha
incumplido incluso sus propios compromisos; a fecha
de hoy no se ha promulgado aún el Decreto de Nueva
Zonificación y el Nuevo Mapa Sanitario, imprescindibles tras la puesta en funcionamiento de los nuevos
centros asistenciales. No interesa al Gobierno regional
la ordenación de los servicios, que evite el caos asistencial que su ausencia genera. Su prioridad es la desregulación de los flujos asistenciales, convertida eufemisticamente en libertad de elección (¿para quién?).
Conviene indicar que nunca como ahora ha habido
tantas trabas a las derivaciones de pacientes entre las
distintas Áreas de Salud.
da a la opinión pública la idea de que su política sanitaria es moderna, innovadora y eficiente. La realidad es
bien distinta.
Lo cierto es que se trata de una copia casi exacta de
la política sanitaria llevada a cabo por la señora Thacher en el Reino Unido hace ya bastantes años y que
ha transformado el Servicio Nacional de Salud inglés
(considerado modelo a imitar por su alta calidad) en un
Servicio que ha disminuido de manera importante su
calidad y ha incrementado sustancialmente sus costes.
En nuestra Comunidad, a pesar del escaso periodo
transcurrido desde la embestida privatizadora de la
presidenta Aguirre ya comienzan a manifestarse algunos síntomas muy preocupantes: ha habido dificultades para el pago de haberes a los trabajadores, se ha
ordenado la reducción drástica de contratos eventuales absolutamente necesarios para poder realizar unas
prestaciones con garantía de calidad, se ha paralizado
el proceso de construcción de nuevos centros de salud
con financiación pública y se ha llegado a decir a responsables municipales que para cumplir los compromisos adquiridos, los nuevos centros deberían ser construidos por el sector privado. El pago a las concesionarias, de los
hospitales recientemente inaugurados,
de los correspondientes cánones deja a
la Consejería de Sanidad en una situación que algún responsable ha denominado quiebra técnica; al unísono con lo
anterior, el auténtico caos organizativo
existente en el conjunto del sistema sanitario madrileño, la improvisada puesta en funcionamiento de los nuevos hospitales escasamente dotados y con carencias importantes(ausencia de microbiólogos, analistas clínicos, bioquímicos e inmunólogos) está generando situaciones que ponen en
peligro la calidad de la asistencia a pesar del enorme
esfuerzo de los profesionales por evitarlo. La absoluta falta de transparencia que el Gobierno Regional
practica en todas sus actuaciones es lo que impide
que los ciudadanos de Madrid conozcan la verdadera realidad, no la ficticia pregonada por el Ejecutivo
madrileño.
Por tanto la política sanitaria del Gobierno Aguirre
no es moderna, innovadora y eficiente, es lisa y llanamente una rancia política neocon que pone en peligro la
sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Madrileño y muestra la aversión que la Presidenta regional tiene a lo PÚBLICO. TEMAS
Esperanza Aguirre está implantando en Madrid un
sistema sanitario privado calcado del que desarrolló
Margaret Thacher en Inglaterra y que fracasó
plenamente, llevando el sistema sanitario inglés a un
costoso caos del que todavía no ha conseguido salir.
La Salud Pública, disciplina esencial en cualquier
sistema sanitario, no ha merecido atención alguna por
parte de la Consejería de Sanidad a pesar de contar
con excelentes profesionales en este campo. La supresión del Instituto de Salud Pública por un lado y de la
Dirección de Salud Pública por otro, han sido el colofón de una política que fuera de campañas publicitarias
no ha tomado en consideración la enorme importancia de esta disciplina.
El Gobierno regional ha desperdiciado la alta cualificación de sus funcionarios a los que ha convertido en
meros aportadores de estudios y datos a las consultoras privadas, facilitando así que el sector privado sanitario tenga un perfecto conocimiento de la situación
sanitaria madrileña. Quizá por eso no es de extrañar
que sea en la Comunidad de Madrid donde es mayor
la inversión sanitaria privada.
El Gobierno del PP, de manera demagógica, trasla12
T E M A S PA R A E L D E B AT E
Fly UP