...

ESTILOS DE APRENDIZAJE Sabemos qué aprender pero ¿cuál es

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

ESTILOS DE APRENDIZAJE Sabemos qué aprender pero ¿cuál es
ESTILOS DE APRENDIZAJE
Sabemos qué aprender pero ¿cuál es la manera más efectiva de hacerlo?
En la actualidad vivimos en un mundo en donde la inmediatez es el modus vivendi de
las personas, especialmente en ciudades cosmopolitas como Nueva York, Londres,
Shangai, Madrid, Ámsterdam, etc. Todo lo queremos para ya. De sobra es conocida la
frase de “lo necesito para ayer”. Queremos ver resultados en el corto plazo, tanto con
temas relacionados con el negocio, como cuando hablamos de profesionales que
trabajan en una organización.
Desde el punto de vista de recursos humanos, en los últimos años se han venido
desarrollando conceptos tales como: cómo hacer que los empleados trabajen de forma
más efectiva, cómo retribuir de manera más individualizada y flexible, cómo identificar el
itinerario de carrera más adecuado para cada persona, etc. Estos son solo unos
ejemplos de cómo en las empresas se está trabajando para personalizar y adecuar al
máximo las políticas, procesos y procedimientos de recursos humanos a las
necesidades y requerimientos individuales de la plantilla.
Muchas son las herramientas que nos ayudan a seleccionar, evaluar, formar y fidelizar a
nuestros empleados. Hoy en día, debido a la falta o escasez de recursos económicos
para seleccionar talento externo a la organización, los profesionales de recursos
humanos, trabajan en proyectos relacionados con la identificación del potencial interno,
planes de carrera o formación en habilidades, entre otros. Si preguntamos a los
empleados acerca de sus puntos fuertes y áreas de mejora, muchos de ellos ya saben
contestar con terminología de competencias (conocimientos, habilidades y actitudes que
posee una persona, que se pueden evaluar y desarrollar, y que tienen una relación
directamente causal con el éxito en el desempeño del puesto de trabajo).
¿Sabemos cómo prefieren aprender nuestros empleados las competencias?
Pero, aunque sabemos cuáles son las competencias necesarias para que una persona
pueda asumir mayor responsabilidad o tener mayor éxito en su posición (liderazgo y
gestión de equipos, visión estratégica, resiliencia, orientación a resultados, impacto e
influencia, negociación…), ¿sabemos cómo prefieren aprender nuestros empleados
esas competencias, de cara a alcanzar un nivel efectivo en el menor tiempo posible?, es
más, ¿tenemos claro qué significa aprender?
En primer lugar, si partimos de la definición de aprendizaje como “el proceso activo que
lleva a una modificación del comportamiento mediante la transformación de información
y experiencia en conocimientos, habilidades y actitudes”, está claro que es necesario
maximizar la experiencia de aprendizaje de los empleados si queremos desarrollar su
talento. Pero, por otro lado, no todas las personas aprenden de la misma manera, por lo
que el método más efectivo para el aprendizaje de nuestras personas, será diferente en
cada caso. Los profesionales pueden aprender a través de diferentes maneras: en el
puesto de trabajo, con actividades outdoor, a través de e-learning, leyendo libros o
artículos, en forums, con talleres de trabajo, a través de coaching, mediante cursos de
formación, etc. Pero de nada servirá invertir grandes esfuerzos tanto en recursos, como
en tiempo o dinero en formación de los empleados, si no tenemos claro cuál es el
1
método de aprendizaje más efectivo para cada una de las personas de nuestra
organización.
Existen 8 estilos diferentes de aprendizaje
Diversos estudios llevados a cabo por el centro de I+D de Hudson han demostrado que
básicamente existen 8 estilos diferentes de aprendizaje: experimentador, diseñador,
realista, filósofo, profesional, brainstormer, asimilador y académico. Veamos unas
breves pinceladas de cada uno: el experimentador prefiere aprender por su cuenta, bajo
el método del ensayo-error; al diseñador le atraen los problemas retadores y se rige por
principios y patrones; el realista se pregunta el “cómo” de las cosas y analiza las
cuestiones prácticas por sí mismo; el filósofo se pregunta el “por qué” y analiza las
cuestiones complejas por sí mismo con un enfoque teórico; al profesional le gusta
resolver problemas prácticos o técnicos junto con otras personas y es muy operativo y
realista; al brainstormer le gusta resolver cuestiones complejas con otros y elaborar
teorías y cuestiones de alto nivel; al asimilador le gusta observar, escuchar y aprender a
través de discursos estructurados y de expertos; al académico le gustan las
presentaciones sobre cuestiones complejas y prefiere observar y escuchar las
aportaciones teóricas. ¿Y cómo saber de qué estilo es cada uno de nuestros
empleados?, pues existen fórmulas y herramientas desarrolladas específicamente para
ello, que nos ayudan a saberlo.
Es clave determinar el tipo de competencia a aprender y la familia profesional
Además de tener en cuenta qué estilo de aprendizaje es más adecuado para cada uno
de nuestros empleados, también es importante que identifiquemos dos factores: tipo de
competencia a trabajar y familia profesional a la que pertenece el empleado. Por un lado,
es importante conocer la tipología de competencias, ya que el método para
desarrollarlas difiere si se trata de habilidades más interpersonales o relativas a la
inteligencia emocional (liderazgo, gestión de colaboradores, trabajo bajo presión,
comunicación, trabajo en equipo, etc.) o si se trata de competencias relacionadas con la
tarea, más conceptuales (visión de negocio, visión estratégica, organización y
planificación, análisis y toma de decisiones, resolución de problemas). Por otro lado, la
familia profesional (técnico, mando intermedio, gerente, director, etc.) a la que
pertenece el empleado, también posee una correlación con el nivel de sofisticación del
método de aprendizaje seleccionado.
Por ultimo, es necesario tener en cuenta que los estilos de aprendizaje, son
preferencias de la persona, no son estados fijos. El ser consciente de las fortalezas y
dificultades de tu propia preferencia, puede mejorar la experiencia de aprendizaje. Los
grandes maestros del aprendizaje son capaces de conocer los distintos estilos y saber
cuándo escoger el más apropiado para cada circunstancia.
Mariana Merino. Manager de gestión del talento de Hudson.
2
Fly UP