...

Chau, nos vemos… ¿¿¿Nos vemos???

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Chau, nos vemos… ¿¿¿Nos vemos???
"Chau, nos vemos… ¿¿¿Nos vemos???"
Por Lea Kovensky1
Chau, hasta luego.
¡Nos vemos!
Hasta mañana…
Estas son algunos de los saludos con los que habitualmente nos despedimos
de las personas con las que vivimos, trabajamos, amamos, compartimos
nuestras vidas.
La posibilidad de no volver a verlos, sentirlos, tocarlos, amarlos, no aparece
en nuestro imaginario.
Salimos con la certeza de volver, la muerte no es una opción en nuestro
horizonte de vida.
Hace 22 años, un 17 de marzo, comencé mi día contenta por como mi vida
avanzaba. Los proyectos laborales se iban concretando y en lo personal me
sentía llena de energía y con fe en el futuro. Eso fue así hasta las 14.50 hs.
A partir de ahí, toda mi vida, todo el mundo tal cual lo había conocido,
imaginado y proyectado desapareció para siempre.
Por primera vez viví, rocé la finitud.
1
Secretaria del agregado militar al momento del Atentado. Actualmente sigue trabajando en la Embajada
como secretaria del agregado cultural.
Salir de entre los escombros fue todo un proceso. Reconstruir mi mundo
interno al tiempo que reconstruíamos la Embajada todo un desafío. Es lo
mas cercano a volver a nacer pero desde un punto en el que la elección de
los valores y el sentido de vida ocupan un lugar especial.
En ese camino avanzo y retrocedo; acierto y me equivoco; sonrío y lloro; me
emociono y me rebelo; pero por sobre todas las cosas agradezco esta
oportunidad de aprender a ver la vida desde otro lugar, de valorar al ser
humano desde otra mirada y de poder descubrir que la vida es mucho más
de lo que percibimos.
Aquel mundo que conocí me acompaña y me alienta a seguir apostando a la
vida. A no dejar de creer que es posible vivir sin violencia. A no bajar los
brazos cuando la maldad me estalla en la cara. A saber que somos más los
que creemos en la tolerancia, el dialogo y convivencia en la diversidad.
Hace 22 años una bomba me rozó y en lugar de destruirme, tal como era su
objetivo, su onda expansiva me reconectó con la vida y se transformó en un
faro de luz que me guía en la búsqueda del entendimiento, el amor y la fe en
que no es necesario matarnos para salvar nuestras diferencias.
Fly UP