...

Cuando las aplicaciones de Android piden más de lo que necesitan

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Cuando las aplicaciones de Android piden más de lo que necesitan
CUANDO LAS
APLICACIONES DE
ANDROID PIDEN
MÁS DE LO QUE
NECESITAN
Comprender los permisos de las aplicaciones
* Google ha puesto a nuestra disposición el robot de Android, que aparece en
este libro electrónico según los términos de la licencia de Reconocimiento de
Creative Commons.
Se acaba de comprar un nuevo smartphone basado en Android...
¿y ahora qué? Pues sencillamente la parte más emocionante: descargarse
las aplicaciones adecuadas para potenciar su funcionalidad. Puede que
incluso quiera descargarse un juego o dos, o quizás una película o un
reproductor de MP3. Android le permite personalizar su dispositivo con
libertad, por lo que resulta muy atrayente para los que desean que sus
smartphones sean lo más exclusivos posible.
Esta libertad total para personalizar un smartphone basado en Android
y la gran variedad de aplicaciones disponibles en Google Play son solo dos
de los motivos por los que la popularidad del sistema operativo sigue en
aumento.
En un informe reciente, Canalys afirma que casi el 50% de más
de 107 millones de smartphones vendidos en todo el mundo en
el segundo trimestre de 2011 se basaba en Android. Según dicho
informe, en Asia/Pacífico se vendieron más de 39 millones de
smartphones basados en Android.
Un informe de Nielsen indica además que Android
fue líder tanto en cuota de mercado como en
uso de datos en los Estados Unidos. Nielsen
también considera que los usuarios de
dispositivos basados en Android
instalaron un promedio de
35 aplicaciones cada uno.
LAS APLICACIONES
SOLICITAN
PERMISOS
PARA FUNCIONAR
Imagine que las aplicaciones de Android son los huéspedes de un hotel.
Cada huésped obtiene una tarjeta de acceso que le permite entrar en su
habitación, en el vestíbulo, en el bar y puede que en otras partes del hotel.
Esta tarjeta, no obstante, no le proporciona acceso a la cocina o a la
oficina del director del hotel.
Como los huéspedes del hotel, cada
aplicación de Android que instala en
el dispositivo necesita determinados
permisos o una "tarjeta de acceso"
para poder funcionar. Los permisos
que otorga a cada aplicación le indican
los recursos disponibles del dispositivo
que puede utilizar.
Muchas aplicaciones necesitan más
funciones que las propias de los
dispositivos Android. Esto no significa,
no obstante, que todas las aplicaciones
que soliciten diversos permisos sean
maliciosas por naturaleza.
No existe una única lista de permisos
para los dispositivos basados en
Android. Sin embargo, todos los
permisos que normalmente solicitan
las aplicaciones están incluidos en el
kit de desarrollo de software o SDK
(en inglés, Software Development Kit)
de Android para desarrolladores de
aplicaciones.
El sitio Web Android Developers
también ofrece la denominada lista
Manifest.permission, que enumera
los permisos que las aplicaciones
básicamente necesitan para trabajar
en un dispositivo basado en Android.
Solicitar permiso a los
usuarios para acceder a
determinadas funciones
evita la propagación de
aplicaciones maliciosas
entre los dispositivos
Android. Por este motivo,
los ciberdelincuentes han
recurrido a la troyanización
de aplicaciones legítimas para
infectar los dispositivos y
realizar acciones maliciosas.
Actualmente, se
pueden descargar casi
250.000 aplicaciones en
Google Play. El gran número
de usuarios de Android es
probablemente el motivo
principal por el que los
ciberdelincuentes consideran
dichas aplicaciones como
objetivos del robo de datos.
GARANTIZAR
DEMASIADOS
PERMISOS
PUEDE CAUSAR
DAÑOS
Las aplicaciones solicitan determinados permisos para funcionar antes
incluso de su instalación. Asegúrese de leer los acuerdos de licencia de
usuario final (EULA) de las aplicaciones, ya que le ayudarán a clarificar su
finalidad. Las aplicaciones se basan en los permisos que usted les concede
para realizar las tareas que les corresponden.
Muchas aplicaciones solicitan su permiso para obtener acceso a Internet
y poder descargar actualizaciones. Otras solicitan permiso para consultar
el estado y la identidad de su teléfono y, de este modo, evitar que las
llamadas interrumpan lo que están haciendo. Lamentablemente, las
aplicaciones troyanizadas pueden manipular estos permisos para llevar
a cabo acciones maliciosas, por ejemplo, grabar sus conversaciones
y enviar información del dispositivo como el número de identidad
internacional de equipo móvil o IMEI (en inglés, International
Mobile Equipment Identity) a un centro de mando.
Puede ver los permisos que ha otorgado a las
aplicaciones después de su instalación. Para ello,
en los teléfonos basados en Android 2.2. (Froyo),
vaya a Ajustes > Aplicaciones > Administrar
aplicaciones. Seleccione la aplicación cuyos
permisos desea ver y desplácese por ellos
para consultarlos.
En agosto de 2010, detectamos
el primer troyano de Android,
que enviaba mensajes de texto a
determinados números. La mayor
parte del malware de Android con
que nos hemos encontrado desde
entonces realiza una o varias actividades
maliciosas, como robar datos (ladrones de
datos), permitir el acceso remoto (aplicaciones de
puerta trasera), acceder a sitios fraudulentos (activadores de fraudes
por clics), escuchar llamadas y leer mensajes de texto personales e
información de contacto (espías móviles), descargar otro tipo de
malware (descargadores) y obtener privilegios administrativos o
de raíz (rooting o activadores de raíz).
A continuación, indicamos los permisos que hasta ahora hemos comprobado
que normalmente solicitan las aplicaciones troyanizadas.
Comunicación por red
Al activar Comunicación por red, las aplicaciones pueden acceder a dispositivos
con Internet o habilitados para Bluetooth. Este permiso de Android es el que
más se utiliza con fines delictivos, ya que las aplicaciones maliciosas necesitan
acceso a Internet para comunicarse con los centros de mando o para descargar
actualizaciones. Cuando concede este permiso a las aplicaciones,
capacita a los espías móviles y los ladrones de datos para enviar la
información que roban a usuarios remotos. Si deja el Bluetooth activado
en su dispositivo, el futuro malware de Android podría infectarlo como el
antiguo malware de Symbian OS.
Servicios con coste
El primer troyano de Android manipuló el permiso de envío de mensajes
de texto, así como los permisos Llamadas telefónicas y Almacenamiento.
Tras obtener los permisos mencionados, disponía de la autorización
necesaria para enviar mensajes de texto a determinados números con
recargo, lo que costó mucho dinero a los usuarios afectados, que pagaron
por servicios que ni siquiera habían utilizado. En este tipo de artimaña, los
ciberdelincuentes pueden pagar por determinados números con recargo
para obtener un beneficio de cada mensaje de texto que envían los
dispositivos basados en Android afectados.
Llamadas telefónicas
También hemos detectado que el malware utiliza este permiso con fines
delictivos para robar registros de llamadas de dispositivos Android. El archivo
de registro se guarda como archivo .TXT y se envía a un centro de mando. Los
registros de llamadas son uno de los objetivos preferidos de los ladrones de
datos, dado que proporcionan más información sobre los usuarios afectados.
Al otorgar el permiso Llamadas telefónicas a aplicaciones maliciosas,
estas pueden registrar las conversaciones y robar mensajes de texto. Esto
aumenta el riesgo que corren los que utilizan sus dispositivos para realizar
transacciones bancarias en línea, ya que las credenciales que se facilitan por
teléfono o a través de mensajes de texto (SMS) pueden acabar en manos
de ciberdelincuentes, que esperan estos datos con avidez.
Herramientas del sistema
El malware que hemos observado manipula permisos como los necesarios
para iniciar automáticamente durante el arranque, cambiar de estado
de Wi-Fi, cambiar la conectividad de red e impedir que el teléfono
entre en modo inactivo. Este malware permite a los ciberdelincuentes
ejecutar sus propios servicios maliciosos. Veamos un ejemplo: una
aplicación de juegos no necesita iniciarse automáticamente cada
vez que enciende su teléfono, por lo que no es necesario que solicite
permiso para hacerlo. De hecho, esto indicaría que probablemente la
verdadera intención de dicha aplicación es ejecutar un servicio malicioso
de forma silenciosa en segundo plano cada vez que encienda su teléfono.
Almacenamiento
Cuando se concede permiso a una aplicación para modificar o eliminar el contenido
de la tarjeta de datos seguros (SD), dicha aplicación puede leer, escribir
y/o eliminar cualquier dato incluido en la tarjeta. Los ladrones de
datos pueden manipular este permiso para almacenar una copia de
la información que han robado o guardar un .TXT, un .INI o un tipo de
archivo similar en su tarjeta SD antes de enviarlo a un centro de mando.
Además, ofrece a la aplicación maliciosa la posibilidad de sobrescribir
archivos existentes en la tarjeta SD.
Su ubicación
Uno de los ladrones de datos de Android más notables que hemos detectado
solicitaba permiso para conocer la ubicación geográfica del usuario. Tenga
en cuenta que este tipo de información se puede utilizar para cometer
delitos en el mundo real, como el acoso. En la red, los datos geográficos
pueden resultar útiles para enviar malware o spam de forma específica
por región.
La mayoría del malware de Android que hemos observado solicita como
mínimo tres permisos bastante inusuales para su uso normal. Este es un buen
indicador de ilegitimidad cuando se instalan aplicaciones. Le recomendamos
que piense detenidamente el tipo de permisos que otorga a una aplicación antes
de confirmar su uso. ANDROIDOS_SPYGOLD.A, que troyanizaba Fast Racing,
por ejemplo, solicitaba diversos permisos que ese tipo de aplicación de juegos
normalmente no necesitaría para poder funcionar.
CÓMO EVITAR
OTORGAR
DEMASIADO
ACCESO A LAS
APLICACIONES
No olvide que, dado que Android le ofrece la libertad de instalar la
aplicación que desee, la responsabilidad de mantener el dispositivo
exento de malware reside en sus manos.
Para obtener más consejos y trucos sobre cómo mantener protegidos
sus datos frente a aplicaciones maliciosas, lea nuestro libro electrónico
"5 sencillos pasos para garantizar la seguridad de los smartphones
basados en Android". Recuerde también estos tres consejos para
evitar otorgar demasiado acceso a las aplicaciones:
1. Infórmese sobre las aplicaciones antes de descargarlas e instalarlas.
Averigüe quién es el creador y lea las opiniones de otros usuarios
sobre ellas y sus desarrolladores en los comentarios que se muestran
en Google Play o en cualquier tienda de aplicaciones de terceros.
También conviene comprobar la valoración que se muestra en la
tienda de la aplicación.
Sin embargo, tenga en cuenta que gran parte del malware
troyaniza aplicaciones legítimas con el objetivo de que
usuarios como usted las descarguen.
2. Lea detenidamente los permisos que solicita una aplicación hasta estar
seguro de comprenderlos. Recuerde que la mayoría de aplicaciones
troyanizadas aparentan legitimidad. Dichas aplicaciones solicitan más
permisos de los que realmente necesitan.
Si ha descargado e instalado un reproductor multimedia que, por
ejemplo, solicita permiso para enviar mensajes de texto, piénselo de
nuevo antes de aceptar los términos del acuerdo. Si bien algunas apli­
ca­ciones legítimas necesitan diversos permisos, el hecho de solicitar
demasiados puede poner en grave peligro su dispositivo y sus datos.
3. Le recomendamos que invierta en un software de seguridad para
móviles que proteja no solo su teléfono, sino también los datos
almacenados en él. Soluciones como Trend Micro™ Mobile Security
Personal Edition pueden identificar y detener el malware antes
incluso de que alcance su dispositivo. Con el respaldo de las mismas
tecnologías que Trend Micro™ Smart Protection Network™, esta
solución protege eficazmente sus dispositivos basados en Android
frente al malware más reciente.
TREND MICRO Spain
TREND MICRO™
Trend Micro, Incorporated es una empresa pionera en la gestión de contenidos
seguros y amenazas. Fundada en 1988, Trend Micro ofrece software, hardware
y servicios de seguridad galardonados tanto a usuarios individuales como a
organizaciones de todos los tamaños. Con sede en Tokio y operaciones en
más de 30 países, las soluciones de Trend Micro pueden adquirirse a través
de distribuidores empresariales y de valor añadido así como de proveedores
de servicios en todo el mundo. Para obtener más información y copias de
evaluación de los productos y servicios de Trend Micro, visite nuestro sitio Web
www.trendmicro.com.
Pza. de las Cortes, 4 – 8 Izq.
28014 Madrid
Tel.: +34 91 369 70 30
Fax: +34 91 369 70 31
www.trendmicro.com
©2011 por Trend Micro, Incorporated. Reservados todos los derechos.
Trend Micro y el logotipo en forma de pelota de Trend Micro son
marcas registradas o marcas comerciales de Trend Micro, Incorporated.
El resto de los nombres de productos o empresas pueden ser marcas
comerciales o registradas de sus respectivos propietarios.
Fly UP