...

herramienta- la escucha activa

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

herramienta- la escucha activa
Herramienta: La Escucha Activa
Consultoría de creación de empresas
Mejorar La Escucha Activa
¿Qué es la Escucha Activa?
Un dicho popular dice que “Dios nos hizo con dos orejas y una boca para escuchar
el doble de lo que hablamos”.
La escucha activa es una capacidad crítica de influencia que tiene una importancia
directa en los procesos de negociación.
Comprende diversos comportamientos que comunican al otro que se le está
escuchando y comprendiendo, que se aprecian y aceptan los sentimientos que
subyacen a las palabras y que, cualesquiera que sean sus pensamientos o
palabras, es aceptado como persona.
La finalidad consiste en comunicar que, sean cuales sean la calidad de las ideas,
acontecimientos, actitudes y valores de la persona que habla, el que escucha no
evalúa a esa persona por sus ideas o sentimientos.
La persona que escucha acepta a la persona que habla tal como es, sin emitir
juicios morales, de bien y de mal, sin tacharla de lógica o ilógica.
El que escucha no evalúa a esa persona por sus ideas o
sentimientos.
Formas de escuchar
Cuándo escuchamos se activan dos tipos de mecanismos de relación:
1
•
Estar de acuerdo con el otro o no, es decir, ¿opino lo mismo que el otro?,
en esencia ¿pienso que su manera de entender el problema es correcto?
¿Yo haría / pensaría lo mismo?.
•
Ponerse en el lugar del otro: ¿Entiendo cuál es la posición del otro? ¿Soy
capaz de pensar qué haría yo en su lugar, como se siente, qué desea?
Estar de acuerdo con
el otro
No estar de acuerdo
con el otro
Ponerse en el lugar del
otro
A. SIMPATÍA
D. EMPATÍA
No ser capaz de ponerse
en el lugar del otro
B. EGOPATÍA
C. ANTIPATÍA
www.entuxía.com
Herramienta: La Escucha Activa
Consultoría de creación de empresas
A.
SIMPATÍA: cuando estamos de acuerdo con alguien y además, si
estuviera en su lugar, haría lo mismo.
La simpatía no es mala en negociación, pero sea cauteloso,
podría caer en el error de identificarse tanto con la otra parte
que podría llegar a perder sus propios objetivos.
B.
ANTIPATÍA: cuando no se está de acuerdo con el otro y, además, es
incapaz de entender su posición, porqué no se pone en esa situación o,
simplemente, no acepta su punto de partida.
¡Ojo!, la antipatía genera malas relaciones personales y, como
los polos iguales de un imán, provoca rechazo por parte de los
negociadores. La ANTIPATÍA es una buena fuente de
desacuerdos por la carga emocional que conlleva.
C.
EGOPATÍA: si usted está de acuerdo con el otro, pero es incapaz de
ponerse en su lugar estamos ante la más importante trampa de la
escucha, la EGOPATÍA.
Aparentemente, usted tiene la sensación de que está
escuchando, pero simplemente se escucha a sí mismo. ¿A ver
si reconoce alguna de estas situaciones?:
•
- “Me encuentro cansado, acabo de salir de una gripe
y...” “Uf! Terrible, la semana pasada en mi casa estuvimos 3
con unas fiebres altísimas”.
•
-“...últimamente tenemos un trabajo agotador. No hay manera
de terminar con la tarea ya que...” -“Ni me cuentes, nosotros vamos
todos agobiados de arriba para abajo.
Observe que en los dos casos no escuchamos lo que el otro intenta
decirnos, simplemente nos vemos proyectados e interpretamos sus
palabras según nuestra realidad. ¡Ojo! Es una gran trampa que nos
impide escuchar y que provoca que el otro deje de transmitir
información.
D.
EMPATÍA: Si usted es capaz de ponerse en el puesto del otro
independientemente de si está de acuerdo o no
La empatía es la mejor fórmula para escuchar activamente, permite
comprender a nuestro interlocutor sin juzgarlo, sin tener que dar la
razón. Recuerde que el objetivo de escuchar es comprender, no
evaluar.
2
www.entuxía.com
Herramienta: La Escucha Activa
Consultoría de creación de empresas
Técnicas para la escucha activa
Las capacidades de la escucha activa exigen esfuerzo, pero pueden aprenderse.
Es posible que algunos de los comportamientos que le sugerimos a continuación
parezcan torpes o forzados al principio, pero con la práctica parecerán más
naturales.
Es difícil responder con paciencia, comprensión y empatía cuando el otro está
expresando ideas que a uno le parecen ilógicas, engañosas o, inclusive,
moralmente erróneas. Sin embargo, los comportamientos que se indican
generarán, si se practican con confianza, actitudes de tolerancia y comprensión
que facilitarán la empatía y la aceptación no evaluativa de los demás.
Técnica 1: Parafrasear los contenidos
•
Consiste en reformular con palabras distintas lo que la otra persona acaba de
decir con el objetivo de comprobar que se le ha entendido con precisión. Se
pueden utilizar frases de arranque como:
“A mi entender, lo que dices es...”
“¿Quieres decir que...?”
“Así que, lo que propones es...”
•
La clave de este comportamiento es que ha de escucharse con verdadera
intención lo que dice la otra parte. Si, cuando el otro está hablando, dedicamos
el tiempo a pensar lo que vamos a responder, o hacer evaluaciones mentales
y observaciones críticas, probablemente no oiremos lo suficiente como para
saber parafrasear correctamente.
•
Es útil parafrasear con bastante frecuencia, para adquirir la costumbre mental
de hacerlo. A las personas no les importa que las interrumpan de vez en
cuando si lo que se pretende es comprender bien lo que está diciendo.
Técnica 2: Proyectar o reflejar las consecuencias:
•
Para ello es necesario ir un poco más allá del contenido de lo que el otro
está diciendo, e indicar a la persona que habla que se cae en la cuenta de
la dirección a que apunta el contenido. Puede tomar la forma de una
ampliación o explicación de las ideas de la persona que habla, utilizando
frases como:
“Supongo que si haces esto podrás...”
“Eso puede llevarte a una situación en la que...”
“¿Serviría eso para resolver el problema de...?”
“¿Cómo ayuda en nuestra situación lo que estás planteando?”
3
www.entuxía.com
Herramienta: La Escucha Activa
Consultoría de creación de empresas
•
Al proyectar o reflejar las consecuencias es importante dejar a la persona
que habla el control de la discusión o conversación.
•
Cuando esta técnica se utiliza para modificar la dirección del pensamiento
de la persona que habla o para demostrar que el que escucha es mucho
más listo interrumpe la creación de confianza y pasa a ser un recurso
negativo.
Técnica 3: Reflejar los sentimientos subyacentes
•
Esta técnica va todavía más allá del contenido manifiesto de lo que se está
diciendo y saca a la luz algunos sentimientos, actitudes, creencias o
valores que quizás están influyendo en la persona que habla para hablar
de la manera que lo hace.
•
Se pretende empatizar, ponerse en el lugar de la persona que habla,
experimentar lo que debe sentirse en su situación. Entonces el que
escucha expresa los sentimientos, utilizando frases como:
“Supongo que esto te preocupó bastante”.
“Si eso me sucediera a mi, me molestaría profundamente”
“Algunas veces, cuando me he hallado en esa clase de situación, he
echado de menos una ayuda”.
“Si consiguiera eso, creo que me sentiría realmente orgulloso”.
•
Al reflejar los sentimientos subyacentes se necesita delicadeza para no
exponer en exceso a la persona que habla o presionarla a admitir más de
lo que quisiera revelar.
•
Es importante también evitar toda sugerencia al que habla de que los
sentimientos que uno está reflejando son los que él debería experimentar
en esa situación. Esto tendería a hacer que el que habla se sienta
evaluado, cuando lo que se está tratando de hacer es comunicar
aceptación de los sentimientos que rodean las palabras del interlocutor.
•
Con frecuencia, la aceptación o la evaluación se comunican más bien por
la manera y el tono de voz de la persona que escucha, que por las
palabras utilizadas.
Técnica 4: Invitar a nuevas aportaciones
•
Incluso cuando no se haya oído o entendido lo suficiente para hacer
indicaciones de comprensión, empatía o aceptación, se puede, al menos,
comunicar interés por seguir escuchando. Son útiles las frases como:
“Dime algo más sobre eso”
“¿Qué sentiste cuándo....?”
“Ayúdame a entender...?”
4
www.entuxía.com
Herramienta: La Escucha Activa
Consultoría de creación de empresas
•
En este contexto las peticiones abiertas de que el otro siga hablando son
preferibles a las preguntas precisas.
•
Las preguntas exigentes pueden conducir a que el que habla haya de
exponerse cada vez más, sin que pueda conocer la manera en que el que
escucha recibe y evalúa la comunicación.
•
Las peticiones concretas de información pueden constituir una exigencia
unilateral de apertura en la persona que habla. Para mantener el equilibrio,
no deben utilizarse las preguntas de manera exclusiva, deben ir
acompañadas por la reformulación y el reflejo de los sentimientos
subyacentes.
Técnica 5: Respuestas no verbales de escucha
•
Con frecuencia la escucha activa se comunica tanto por las posturas y los
movimientos no verbales como por lo que se dice. Respuestas como las
siguientes comunican interés y comprensión.
o
Mirar a los ojos del que habla.
o
Asentir con la cabeza y hacer murmullos receptivos.
o
Inclinarse hacia el que habla y mostrarse alerta.
Se debe escuchar activamente al oponente y disminuir al máximo los
propios argumentos, no introducir factores irritantes ni presentar
contrapropuestas con excesiva rapidez
Ponerlo en Práctica
•
Empieza utilizando una sola técnica
•
Hazlo de forma consciente y forzada, hasta que lo hagas de manera
natural y te sientas cómodo utilizándola
•
Identifica el tipo de escucha (simpatía, empatía…)
•
Toma nota sobre la reacción de la otra persona, cuando utilizas la
técnica de escucha ( se relaja, entiende mejor lo que le dices, acepta,
rehúye, te da más información, etc.)
•
Cuando te sientas seguro y creas que la dominas, empieza a introducir
la siguiente técnica
•
Identifica en tu interlocutor si él también utiliza alguna de las técnicas,
y cómo lo hace
No olvides que mejorar nuestra escucha activa nos ayudará en todos los
ámbitos de nuestra vida, tanto personal, laboral, ocio, etc…
5
www.entuxía.com
Fly UP