...

los 12–18 Meses de Edad - Maryland State Department of Education

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

los 12–18 Meses de Edad - Maryland State Department of Education
Entendiendo y Apoyando el
Desarrollo de su Hijo/a
entre los 12–18 Meses de Edad
Desarrollado Por
Padres Informados—Niños Exitosos (IPSC)
2
Resumen
La misión de Padres Informados—Niños Exitosos (IPSC) es
brindar a los padres que no hablan inglés y a las personas
encargadas del cuidado infantil las herramientas que
necesitan para fomentar el desarrollo y el éxito infantil en los
primeros años de vida. IPSC es financiado por Maryland State
Department of Education (MSDE).
IPSC ha preparado este folleto para brindar información a los
padres acerca del proceso de desarrollo y aprendizaje en la
segunda infancia y qué es lo que ellos, como padres, pueden
hacer para fomentar el aprendizaje de sus hijos.
A continuación ofrecemos una breve descripción de cuatro
áreas del desarrollo: desarrollo cognitivo, desarrollo físico,
desarrollo social y emocional y desarrollo del lenguaje y
alfabetización. También se ofrece un resumen de los hitos del
desarrollo; actividades de bajo costo que los padres pueden
realizar en casa para fomentar el sano desarrollo de sus hijos
y normas para la salud y la seguridad.
No todos los niños alcanzan los hitos del desarrollo al mismo
tiempo. Esto varía de niño a niño. Si usted tiene alguna
pregunta o inquietud con respecto al desarrollo de su hijo/a,
por favor comuníquese con nosotros (vea la información de
contacto en la última página de este folleto).
3
Áreas del Desarrollo
El desarrollo infantil comúnmente se divide en cuatro áreas
de desarrollo: físico, cognitivo, social y emocional, y lenguaje
y alfabetización. Estas cuatro áreas están estrechamente
relacionadas y muchas veces se superponen.
Desarrollo físico se refiere al desarrollo de los músculos
grandes (groso-motrices) y los músculos pequeños (finomotrices). Groso-motriz incluye equilibrio, estabilidad y la
habilidad de los niños para controlar los músculos grandes
de su cuerpo, especialmente sus brazos y sus piernas. Finomotriz incluye utilizar y coordinar los músculos pequeños de
las manos y de las muñecas.
4
Desarrollo cognitivo se refiere al desarrollo de los niños
en cuanto a su pensamiento, razonamiento y destreza
para solucionar problemas. El pensamiento de los niños se
desarrolla de simple a complejo y de concreto a abstracto.
Desarrollo social y emocional se refiere al proceso mediante
el cual los niños aprenden a interactuar con otras personas,
a comunicar y expresar sus sentimientos y a desarrollar su
identidad y auto-estima.
Desarrollo del lenguaje se refiere al proceso mediante el
cual los niños aprenden a usar símbolos y sonidos para
comunicarse. El desarrollo de la alfabetización se refiere al
proceso mediante el cual los niños aprenden a leer y escribir.
5
Desarrollo Físico
Durante este período, los niños pasan por tremendos
cambios físicos. Sus músculos groso-/fino-motrices continúan
desarrollándose a un ritmo vertiginoso, permitiéndoles
caminar y trasladar objetos de un lado a otro.
Generalmente, los niños comienzan a caminar entre los 12 y
los 15 meses de edad, pero algunos niños continúan gateando
porque esto les permite movilizarse más rápidamente. Si su
hija ha llegado a los 18 meses de edad y todavía no camina,
usted debe consultar con su pediatra.
En la segunda infancia, los niños también disfrutan jugando
con juguetes que se empujan, como por ejemplo un carrito
de mercado de tamaño apropiado para niños o un coche de
paseo y también juguetes que ellos pueden montar y que
les permite movilizarse impulsándose con los pies. También
pueden ser capaces de levantar y cargar objetos, por lo
que podrían intentar llevarse una cartera, una mochila, un
portafolio, etc.
La fuerza de los brazos y del torso de los niños se desarrolla
durante este período de la segunda infancia, permitiéndoles
montarse, arrojar cosas y golpear. Es importante que usted
le brinde a su hija oportunidades para que fortalezca sus
músculos arrojando pelotas livianas, golpeando objetos con
un martillo de plástico, trepándose, etc.
Al mismo tiempo, sus músculos pequeños continúan
desarrollándose. Los niños son capaces de colocar un objeto
sobre otro creando una torre y se interesan por cosas tales
como una lapicera, las llaves, el teléfono, etc. Los niños de
esta edad pueden sujetar crayolas o marcadores con toda la
mano para dibujar líneas y círculos.
6
LO QUE LA NIÑA PUEDE
HACER
Comienza a caminar
(12–15 meses)
Disfruta empujando, jalando
y trepándose a juguetes con
los que puede impulsarse
con los pies
(12–18 meses)
Levanta y carga objetos por
la casa
(12–18 meses)
Arroja, golpea y se trepa
(12–18 meses)
Sujeta una crayola o
marcador con toda la mano
para dibujar líneas y círculos
CÓMO LOS PADRES
PUEDEN AYUDAR
Bríndele lugares seguros
para que camine. Asegúrese
de que el piso tenga poco
desnivel y que el área esté
libre de obstáculos.
Bríndele a su hija objetos que
pueda empujar por la casa.
Usted puede usar una caja
grande, una canasta de ropa,
carros de montar para niños,
coches de paseo, carros de
mercado pequeños, etc.
Mantenga las carteras o
portafolios fuera del alcance
de la niña, si contienen
objetos peligrosos para los
niños (medicinas, objetos
que podrían causar asfixia,
etc.).
Bríndele a su hija juguetes
como por ejemplo pelotas
pequeñas y livianas para
que arroje o un martillo de
plástico para que golpee, etc.
Lleve a su hija al parque para
que se trepe al equipo de
ejercicios y a otros juegos,
bajo su supervisión.
Bríndele a su hija crayolas
grandes y papel para que
dibuje.
(15–18 meses)
7
Desarrollo Cognitivo
En la segunda infancia el pensamiento de los niños es más
organizado y decisivo. Ellos entienden cómo usar su cuerpo
y las destrezas adquiridas para conseguir lo que desean.
Cuando llegan a esta edad, los niños ya han aprendido que
pueden causar que ocurran cosas. Por lo tanto, es importante
que usted continúe brindando a su hija oportunidades para
que pueda aumentar su entendimiento de causa y efecto. Por
ejemplo, dándole autos o camiones de juguete que ruedan
cuando ella los empuja, juguetes que tienen algo que salta
cuando se presiona un botón u otra parte específica, etc.
Mientras que los niños en la segunda infancia continúan
usando su cuerpo como herramienta, también están
comenzando a usar cada vez más a los adultos y a diferentes
objetos para conseguir lo que desean. Responder a los
pedidos verbales o no verbales de los niños les ayuda a
entender cómo usar su propio cuerpo y sus destrezas de
pensamiento para resolver problemas cada vez más difíciles.
Al mismo tiempo, ellos son capaces de entender que los
objetos y/o las personas existen aun cuando no se pueden
ver. Usted puede ayudar a que su hija ejercite esta nueva
habilidad buscando con ella objetos que están escondidos.
En esta etapa, los niños pueden realizar imitaciones más
complejas, a medida que van aprendiendo a imitar sonidos,
palabras y acciones.
8
LO QUE LA NIÑA PUEDE
HACER
Entiende que los objetos
existen aunque no se
puedan ver
(12–18 meses)
Imita sonidos, palabras y
acciones
(12–18 meses)
Aprende que puede hacer
que ocurran cosas
(12–18 meses)
CÓMO LOS PADRES
PUEDEN AYUDAR
Salga a caminar con su hija
y hablen sobre lo que ven.
Al pasar por el mismo lugar
cada día, señale los mismos
objetos para que su hija
entienda que esos objetos
continúan existiendo
aunque ella no los pueda
ver.
Seleccione dos o tres
objetos distintos y
muéstreselos a su hija.
Cubra el objeto usando una
colcha o un trozo de papel.
Pídale a su hija que nombre
el objeto que falta y que
luego lo encuentre.
Imite las acciones físicas y
verbales de su hija. Jueguen
juegos, motivando a su hija
a que salte como una rana,
vuele como un pájaro, etc.
Bríndele a su hija juguetes y
otros objetos que le ayuden
a aprender cómo puede
hacer que ocurran cosas—
por ejemplo, juguetes
que saltan cuando se les
presiona un botón, libros
con objetos que aparecen
cuando se jala algo, etc.
9
Desarrollo Social y Emocional
El mundo de los niños se agranda significativamente durante
la segunda infancia. Ellos son capaces de movilizarse solos y se
vuelven mucho más independientes. Por lo tanto, la confianza
que sus padres les proporcionen será de suma importancia, ya
que ayudará a que los niños se sientan seguros y protegidos
para salir a explorar.
En la segunda infancia, los niños usan palabras, oraciones,
gestos y/o acciones simples para comunicarse con los adultos
y para expresar sus preferencias y opiniones con firmeza y
claridad. Ellos pueden frustrarse fácilmente e intentan hacer
más cosas por sí mismos. Por ejemplo, puede ser que rehúsen
comer ciertos alimentos, que arrojen objetos cuando están
enojados, etc.
Al mismo tiempo, están comenzando a reaccionar a los límites
establecidos por sus padres y por las personas que los cuidan,
pero no entienden el significado de reglas generales o de
advertencias. En la segunda infancia, los niños reaccionan a
las expresiones faciales de los adultos y al volumen y tono
de sus voces. Por ejemplo, pueden dejar de pegarle a la taza
contra su silla alta cuando se les llama la atención diciendo
su nombre y pidiéndoles, “Por favor, basta”. También pueden
sonreír si se los elogia o llorar cuando los padres expresan
desagrado cuando no se comportan bien.
A esta edad, los niños adquieren más curiosidad en cuanto a
otros niños. Juegan al lado de otros niños, en lugar de jugar
con ellos. También a esta edad, el juego se caracteriza por la
imitación, la repetición y la experimentación. Por esta razón,
los niños en la segunda infancia disfrutan leyendo los mismos
libros, cantando las mismas canciones o realizando las mismas
acciones una y otra vez.
10
LO QUE LA NIÑA
PUEDE HACER
Usa palabras, oraciones,
gestos y/o acciones simples
para comunicarse con
adultos y para expresar sus
preferencias (por ejemplo,
rechaza ciertos alimentos,
arroja objetos cuando está
enojada, etc.)
(12–18 meses)
CÓMO LOS PADRES
PUEDEN AYUDAR
Sea paciente y entienda que
este comportamiento es
típico de la edad.
Ayude a su hija a identificar
sus emociones y hable
sobre lo que podría estar
sintiendo.
Dígale que usted entiende
cómo se siente―que está
enojada, triste, etc. Trate de
que juntos/as lleguen a una
solución para el problema.
Bríndele a su hija un lugar
seguro para explorar.
Es más independiente
(12–18 meses)
Comienza a reaccionar a
límites establecidos por sus
padres o por las personas
que la cuidan
(12–18 meses)
Ofrézcale opciones a su hija
(por ejemplo, que escoja
entre jugar con los bloques
o leer un libro).
Asegúrese que sus
expectativas sean
razonables para la edad de
la niña.
Establezca límites
constantes para que su hija
sepa qué debe esperar de
usted y que se sienta segura
y protegida.
11
Desarrollo del Lenguaje y Alfabetización
A esta edad, las destrezas lingüísticas de los niños continúan
evolucionando rápidamente. Su lenguaje expresivo está más
desarrollado y emocionante. Comienzan a entender pedidos
simples y su comunicación no verbal también se vuelve más
clara. Alrededor de los 15 meses, los niños comienzan a
demostrar frustración ante su falta de capacidad para hablar.
Comienzan a comunicarse a través de balbuceos y gestos,
pero se pueden enojar mucho cuando los adultos no pueden
entenderle. Por eso, usted debe demostrarle a su hija, con
ejemplos, la forma correcta de hablar, repitiendo las palabras
que su ella dice en la forma en que “las pronuncian los
adultos”. Esto le brindará a su hija más nombres y palabras
para diferentes cosas y acciones. Los niños en la segunda
infancia también están interesados en los libros y pueden
manejarlos en sus manos. Pueden llevarlos de un lado a otro,
dárselos a un adulto para que se los lea, pueden pasar las
páginas duras de un libro, pueden señalar ilustraciones, etc.
El lapso de atención de los niños de esta edad es muy corto.
Ellos pueden querer saltear páginas, mirar varios libros a la
misma vez, o no querer leer un libro entero. Lo mejor que
usted puede hacer para apoyar el desarrollo de su hija en
este aspecto es brindarle libros apropiados para su edad.
Libros de tapas y páginas duras, con pocas palabras y muchos
dibujos son la mejor opción para los niños en la segunda
infancia.
12
LO QUE LA NIÑA PUEDE
HACER
Entiende pedidos simples
(12–18 meses)
Maneja libros en sus manos
(12–18 meses)
CÓMO LOS PADRES
PUEDEN AYUDAR
Mantenga los pedidos
simples y limítelos a
solamente una acción (por
ejemplo, “trae el libro”).
Responda al interés que su
hija demuestra en los libros,
teniendo siempre en cuenta
que su capacidad para
prestar atención es limitada.
Bríndele libros durables y con
hojas duras, libros con pocas
palabras, libros que tratan de
rutinas diarias o de animales,
etc.
Responda a los gestos y
sonidos que hace su hija.
Su comunicación verbal y no
verbal adquiere más claridad Nombre objetos y acciones
(por ejemplo, señale los
nombres de objetos mientras
(12–18 meses)
usted y ella los están usando:
“auto”, “tazón”, “biberón”,
“libro”, etc.).
Responda a los gestos y
sonidos que hace su hija.
Usa sonidos y gestos para
comunicar lo que le gusta y
Entienda que aunque no
lo que no le gusta
puede hablar, está tratando
de comunicarse con usted.
(12–18 meses)
Por ejemplo, si su hija señala
un perro y sonríe, diga “Ese
es un lindo perro. ¿Te gusta?”
13
Salud y Seguridad
Existen muchas preocupaciones relacionadas a la salud y a
la seguridad cuando la familia tiene una hija que está en la
segunda infancia. Durante este período, los niños andan por
todos lados, y los adultos deben tener más precaución en lo
que respecta a los riesgos de seguridad.
Cuando su hija duerme en una cuna, hay varios peligros de
seguridad por los cuales usted deberá tener precaución.
Asegúrese de ajustar el colchón de la cuna a su nivel más bajo
y de retirar cualquier resguardo contra golpes, almohadas o
juguetes que le podrían ayudar a su hija a salirse de la cuna.
La cuna deberá colocarse en un lugar alejado de todos los
cables eléctricos y de los cordones de las cortinas, porque su
hija podría electrocutarse o estrangularse.
Los padres deben tener precaución con los peligros de asfixia.
Cualquier juguete u objeto que quepa dentro de un rollo
vacío de papel higiénico debe mantenerse fuera del alcance
de los niños. Además, los alimentos deben servirse en forma
de puré o en trozos pequeños para evitar el riesgo de que la
niña se ahogue.
Nunca se debe dejar a los niños desatendidos cerca de una
bañera, una piscina para niños pequeños, una piscina regular,
un lago, el océano, etc. La curiosidad innata de los niños los
lleva a querer tocar el agua y se pueden caer fácilmente en el
agua y ahogarse.
Nunca viaje en auto sin que su hija esté en su asiento
infantil. Asegúrese de que el asiento infantil sea aprobado
para seguridad, que haya sido instalado correctamente en
el asiento trasero del vehículo y que los cinturones estén
debidamente ajustados. El cambio más importante en cuanto
a los asientos infantiles entre la primera y la segunda infancia
es que cuando los niños cumplen un año de edad, el asiento
puede darse vuelta y colocarse mirando hacia adelante.
14
COMPORTAMIENTOS
QUÉ DEBEN HACER LOS
ESPERADOS Y
PADRES
SITUACIONES COMUNES
Jala objetos
(12–18 meses)
Trepa
(12–18 meses)
Acerca de los asientos
infantiles
(12–18 meses)
Peligros de ahogo/asfixia
(12–18 meses)
Coloque la cuna lejos de
todos los cables eléctricos o
cordones de cortinas, porque
la niña podría electrocutarse
o estrangularse.
Asegúrese que el colchón de
la cuna esté en su posición
más baja y retire de la cuna
todos los resguardos contra
golpes, las almohadas y los
juguetes que podrían ayudar
a la niña a treparse y salirse
de la cuna.
Asegúrese que el asiento
infantil aprobado para auto
esté correctamente instalado
en el asiento trasero de su
vehículo.
Asegúrese que el asiento
infantil para auto esté
instalado mirando hacia
adelante y que los cinturones
estén bien ajustados.
Retire del alcance de la niña
cualquier juguete u objeto
que quepa dentro de un rollo
de papel higiénico.
Sírvale alimentos en puré
o en trozos pequeños para
evitar que se ahogue.
15
Personal de IPSC
María del Rosario (Charo) Basterra
Directora
[email protected]
301.657.7741, ext. 124
Katie Farbry
Especialista de Investigación
y Technología
[email protected]
301.657.7741, ext. 114
Leonor Guillén
Especialista Principal de Capacitación
Para Padres
(Español)
[email protected]
301.657.7741, ext. 122
Información General
y Servicios de Referencia
[email protected]
301.657.7741, ext. 122
Padres Informados—Niños Exitosos (IPSC)
5272 River Road
Suite 340
Bethesda, MD 20816
Teléfono: 301.657.7741
Fax: 301.657.8782
IPSC es financiado por Maryland State
Department of Education (MSDE).
Sitio de Internet de MAC con Información
Adicional Para los Padres:
Maryland Parental Information Resource Center
www.mdpirc.org
Nuestro especial agradecimiento a Paloma Panesi y Chris Chen y a las siguientes
organizaciones y colaboradores que permitieron la publicación y distribución de las
fotos de los niños que aparecen en los folletos. Organizaciones: Chinese Culture and
Community Service Center (CCACC), Montgomery County Child Care Resource Center
(MCCCR&RC), y Spanish Education Development (SED) Center.
Colaboradores: Carol Chen e Isela Khouri.
© 2008 Padres Informados—Niños Exitosos (IPSC), Mid-Atlantic Equity Consortium, Inc.
Fly UP