...

Maldicion de Malinche. La expresion de un sintoma social

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Maldicion de Malinche. La expresion de un sintoma social
AnuarioN°5-Fac,
Maldicion de Malinche.
La expresion de un sintoma social contemporaneo
Griselda Gugliara
Resumen
La musica, como una de las expresiones culturales mas autenticas, manifiesta las resistencias,
conflictos y solidaridades por el ejercido y la division del poder de la comunidad que la genera y
la consume. En su intento de crear nuevos efectos sonoros sobre los sonidos existentes, quiebra
su propia coherencia y pucde ser tanto elemento transformador como elemento mensajero de
Utopias trans formadoras. Maldicion de Matinche es un ejemplo concreto del repertorio musical
mexicano en su afan de reeditar los viejos corridos de los bordes y transmitir su ideologia batalladora
a ttaves de la comunicadon discursiva'que se establece entre el compositor y sus receptores.
Palabras clave: ideoiogi'a, sintoma, fetichismo, signo, comunicadon.
Maldicddn de Malinche. The exptession of a contemporary social symptom
Abstract
Music, as one of the most authentic cultural expressions, manifests the resistance, the conflicts,
and the solidarity of the commumty that generates and consumes it for the exerdse and division
of power. Trying to create sonorous effects from existent sounds, music breaks its own coherence
and may become not only a transforming element but also the messenger pf altering Utopias.
Maldicion de Matinche is a concrete example of the Mexican musical repertoire and its intention of
reediting the old borderline corridos to transmit their battling ideology through a discursive
communication between the composer and his redpients.
Keywords: ideology, symptom, fetishism, sign, communication.
171
I
Q
^
-S?
Cj
^^
Gugliara, G,
AnuarioN°5-Fac,dcCs,Humana!i-LINLPam(171-178)
La musica representa, pues, tina forma
en que tas personas
interactHan con su mundo; un intento de ejercer derto controt sobre
su maieriatidad, sobre su biotogia, resignificando cotectivamente
uno de tos etementos consustanciates a ta existenda.
Tiene, por to
tanto, en todas tas sociedades una importancia enorme:
unafundon
dedsiva en ta (onfiguradon simbotica de to sodat.
A, Quintero Rivera, Salsa, saborj controt
Sodotogia de ta musica tropicat. p, 34
La importancia que Quintero Rivera le atribuye a la musica en las lineas previamente citadas le
imprime a las mismas repercusiones de tipo poL'tico, no necesariamente vinculadas al partidismo
sino en el sentido amplio de la poUtica, como imposiciones y resistencias, conflictos y solidaridades
por el ejercicio y la division del poder. En sociedades contemporaneas en las que el poder se vincula
estrechamente con la comunicacion y la economi'a, la mercantilizacion de la organizacion de los
sonidos es un proceso que no se puede obviar a la hora de analizar las repercusiones que el fenomeno
musical -sea cual fuere su genero- produce sobre las comunidades que lo engendran y lo consumen.
Tal como Attali (1995) argumenta, la musica encierra el caracter contradictorio de intentar, por un
lado, presentar una imagen de orden coherente en su organizacion de los sonidos existentes y, por
otro, crear constantemente nuevos efectos sonoros que quiebran su propia 'coherencia' previa. Puede
ser tanto elemento transformador como trasgresor, expresion que refuerza permanencias como
elemento mensajero de Utopias transformadoras.
El analisis de la musica es tambien central para comprender lo social por su importancia respecto
de las dos grandes coordenadas donde se da la vida: el dempo y el espacio, Los sonidos entrafian
necesariamente un elemento de tiempo: son fisicamente vibraciones y su naturaleza esta dada por la
intensidad en que ocurren en un espacio temporal.
La organizacion humana de los sonidos o la musica es tambien una forma de organizar, expresar
o simbolizar el tiempo, Una configuracion simbolica donde el tiempo juega un papel esencial,
como lo es en la musica, tendra significados especiales en e! desarroilo de identidades colectivas
cimentadas sobre la temporalidad, (Quintero Rivera 1998: 35)
El analisis de la expresion musical se toma aun mas complcjo cuando la palabra sc entrama con
la melodia. Es aUi donde la composicion musical se convierte en una creacion ideologica cuyo
contenido se transforma en el material si'gnico de la vida interior, esto es, de la conciencia de individuos
socialmente organizados que representan un colectivo. En palabras de Baju'n (1992), "la conciencia se
convierte en el deposito de todos los problemas irresolubles, de todos los remanentes no disgregables
objetivamente" (p. 135). Esta se construye y realiza mediante el material signico, creado en el proceso
de comunicacion social de un colecdvo organizado.
La palabra contenida en una composicion musical constituye un acto de habia y, como tal, representa
un acto bilateral: se determina tanto por aquel que la genera como por aquel a quien se dirige. Segiin Bajtin,
la palabra es el territorio comiin compartido por el hablante y su interlocutor; el hablante toma prestada la
palabra en cuanto signo del acervo social de los signos existentes yformulaun enunciado concreto
determinado por las relaciones sociales, es decir, la estructura del enunciado social se determina —y se
determina desde el interior— por la situacion sodal mas inmediata y por la situadon sodal mas englobadora.
172
Maldicion de IMalinche, ]^ expresion de un sinloma sociat contemporaneo
El receptor de una obra ideologica -una pieza musical, una pintura, una novela, etc. - se vincula
con la totalidad de su contenido desde su conciencia receptora y la interpreta en el contexto de esta
conciencia contemporanea y le imprime una nueva significacion. La comunicacion discursiva que se
establece entre hablante/interlocutor, obra ideologica/receptor, jamas puede ser entendida y explicada
fuera del vinculo con una situacion concreta.
La situacion concreta del presente periodo historico parece realizarse en una suma de fragmentos
cuyo resultado intenta esbozar una totalidad. El ser contemporaneo atraviesa una crisis existencial en
la que, segiin Marx (1991), 'todo lo solido se evapora en el aire', Es ese ser, el 'hombre unidimensional',
quien "oscila entre dos hipotesis contradictorias: 1) que la sociedad industrial avanzada es capaz de
contencr la posil)ilidad de un camliio cualitativo para el futuro prcvisiljlc; 2) que cxistcn fuerzas y
tendcncias que pueden romper esta contencion y hacer cstallar la sociedad" (Marcuse 1993:25). Este
hombre convive con otros seres fragmentados en
Una sociedad donde el aparato productivo tiende a hacerse totalitario en ei grado que determina,
no solo las ocupaciones, aptitudes y actitudes socialmente necesarias, sino tambien las necesidades
y aspiraciones individuales, borra la oposidon entre las necesidades individuales y sociales y se
erige como el universo politico cuyo objetivo primordial es la dominacion tecnologica de la
cultura, la poli'tica y la economi'a, (Marcase 1993: pp, 26-27)
Dicha tendencia totalitaria parece afimiarse extendiendose a las zonas del mundo menos
desarrolladas, llamadas 'perifedcas' por otros cri'ticos.
En la actualidad, toda America Latina parece ofrecer el espacio fisico propicio para la concrecion de
dicho proyecto, Los medios de comunicacion apuntan a la globaiizacion de la cultura, la poli'tica y la
economi'a en detrimento de las pracdcas autonomas y endogamicas que, hasta no mucho dempo
"S
^
o
'^
atras, consdtuyeron el perfil poL'tico, jun'dico, ideologico y cultural de algunas regiones. La fetichizacion
y el consumo masivo de ciertas mercanci'as se postula como progreso, los mfnimos vestigios de la
conciencia colectiva pardcuiar se desvaiiecen frente a la falsa expectativa de una idenddad universal, los
productos culturales parecen masificarse, la tendencia al facilismo arti'stico, la copia, dpatchwork
parecen avanzar sobre el estilo y la originalidad.
La industria cultural ha heredado la funcion civilizadora de la democracia de las fronteras y de
los empresarios, cuya sensibilidad para las diferencias de orden espiritual no fue nunca
excesivamente desarrollada, (Horkheimer & Adorno 1998: 212)
.S
R
(j
Mexico no escapa a este panorama, por el contrario, ha sido una de las regiones latinoamericanas
mas afectadas desde los comienzos mismos del proceso de modernizacion en el condnente. La
cercania geografica con Estados Unidos ha favorecido la migracion constante de sus habitantes hacia
el pais del norte en busca de mejores oportunidades; algunos se establecen en la frontera de 3.200
kilometros de longitud que separa ambos paises, otros ingresan al vecino pafs en caracter de ilegales,
pero solo unos pocos alcanzan el tan ansiado pero effmero 'sueno americano',
Fenomenos conocidos como 'aculturacion', 'hibridez', 'transculturacion', 'subalternidad' parecen
odginarse de las disfmiles y dificultosas relaciones que emergen del contacto de dos culturas sumamente
heterogeneas. Los productos culturales resultantes de dichas situaciones manifiestan los fragmentos
de una sociedad en conflicto y tienen vital importancia en la configuracion simbolica de lo social. El
folklore mexicano, cuyo mas fiel exponente es el corrida, expresa el drama social que experimentan los
actores de aquellas estructuras de experiencia.
173
Gligliara, G,
'
Anujrii)N"5-l"ac,ileC'i, Humanas-UNI.Pam(17l-l78)
Los corridos tuvieron su pen'odo de apogeo entre los afios 1836 y 1930, Emergieron de las
baladas fronterizas compuestas en la zona de Rfo Grande. Las redadas de los indfgenas, la lucha por
establecer la Republica del Rio Grande y la guerrilla frente a las tropas de Zachary Taylor eran sus
temas de referencia, Los corridos de los bordes —the border corridos- relataban las aventuras del beroe
fronterizo que peleaba -primero con los espafioles, mas tarde con los americanos- por los derechos
de su gente. En la actualidad, estos temas siguen siendo motivo de las producciones musicales
mexicanas que adoptan la estructura binaria del corrido, su lenguaje convencional y el uso de algunas
formulas para representar una ideoiogi'a.
Maldicion deMalinche es un ejemplo concreto de dicho repertorio, Esta composicion musical es,
sin lugar a dudas, una produccion ideologica indiscutible, un elemento mensajero dc utopfas
transformadoras. El interjuego entre diacroni'a - o larga duracion- y sincroni'a - o simultanddad
temporal- que propone el compositor de su melodia se ajusta impecablemente a la significacion que
el autor propone desde las palabras que componen su poesi'a.
Estructuralmente, el poema esta compuesto por doce estrofas de cuatro li'neas cada una, un dato
que resulta bastante significativo. Las escalas musicales en la tradicion occidental que "han ido
homogeneizando las formas de expresion melodica a nivel 'global'" (Quintero Rivera 1998: 36) se
fueron estableciendo sobre la base de 12 sonidos - o medios tonos- organizados en conjuntos de
7 -a traves de combinaciones de 3,4, factores de 12, pero sumandos de 1-. Las escalas sobre las cuales
se conforman las melodfas se constituyen la base de 7 y 12 sonidos.
El 12 y el 7 han sido las unidades de base en las dos grandes formas de medir el tiempo en la
historia: la solar y la lunar. El 12 es la unidad de organizar el tiempo en terminos solares -12 meses;
24 horas, idealmente 12 de luz y 12 de sombra- y el 7 en terminos lunares -7 dfas de la semana- que
esta indisolublemente ligado al ciclo de vida en terminos de fertilidad en la especie humana: el ciclo
lunar de 28 dfas -4 ' 7-: nueva, creciente, llena y menguante, coincide con el ciclo menstrual de la
mujer; por ello, en las sociedades occidentales lo lunar se identifica con lo femenino y lo solar tiende
a asociarse con lo masculino, Es sumamente significativo que Huitzilopochdi, Dios de los Aztecas,
fuera el Dios del Sol y de la Guerra que mon'a cada noche para renacer con la luz del nuevo di'a; y que
Quetzalcoad fuera el Dios de la Fertilidad, del Calendario y de las Artes.
No es casual que estas formas de estructurar el dempo y organizar los sonidos en la musica
constituyan unidades de medida de importancia fundamental en la configuracion simbolica dc
dichas sociedades. El pueblo Azteca crei'a en la existencia de cuatro mundos antes de la creacion del
presente universo. Estos mundos, o 'soles', habi'an sido aniquilados por catastrofes naturales y el
mundo presente era el 'quinto sol', Los Aztecas se llamaban a sf mismos 'la gente del sol', elegida por
Huitziiopochtli para proveerle alimento, Su sodedad estaba dividida en tres castas bien diferenciadas, dentro
de las cuales podi'an diferenciarse un numero notable de clases sociales, pero todos obedecfan a un rey con
poder absoluto, lo que le atribuyo caracten'sticas de sodedad 'feudal', organizada por una ideoiogi'a religiosa.
Una forma de expresion simbolica que respecto a una de las dimensiones del tiempo -la
sincroni'a- combina la temporalidad solar y la lunar sera vehi'culo expresivo fundamental de las
construcciones sociales, (Quintero Rivera 1998: 37)
El poema consta, segun lo expuesto previamente, de 12 estrofas; las primeras 7 evocan el pasado
historico del pueblo mexicano, y las ultimas 5 hacen referencia concreta al presente y esbozan un
futuro completamente incierto. Tampoco parece ser casual que la quinta nota de la escala musical
174
Maldicion de Malinche, I^ expresion dt un sinloma social contemporaneo
popularmente mas conocida en la tradicion occidental -do(l), re(2), mi(3), fa(4), sol(5), la(6), si(7)sea 'sol'. Tal vez este simplemente resignificando el orden simbolico de los antecesores del pueblo
mexicano, 'la gente del sol',
AI volcar el analisis al contenido sfgnico del poema, es posible observar la estructura binaria que
planter Maldicion deMalinche, cuyo tema central es la perdida de riquezas, pero mas importante aun,
la perdida de idenridad que los descendientes de 'la gente del sol' han padecido desde la llegada del
colonizador. El pasado y el presente contrapuestos no solo marcan la oposicion de dos dempos
historicos, sino tambien los opuestos binarios que surgen de la alienacion social de cualquier situacion
colonial: colonizador/colonizado, libertad/esclavitud, ubicacion/desubicacion, dominante/
dominado son algunos dc los fragmentos binarios que surgen de una situacion dc contacto (1) y que
expresan la simultaneidad de la experiencia.
Las primeras cinco estrofas exponen dos de los factores que determinaron la cafda del imperio
Azteca: tal como la profecfa lo habfa indicado, Monteczuma esperaba el retorno de Quetzalcoad,
Dios de la Cultura, Por ello atribuyo caracterfsticas de deidad a la figura de Cortes y obligo a su pueblo
a rendirle tributo. Las armas de las que 'los empiumados' veni'an provistos, los caballos, las espadas
de metal actuaron como sfmbolos de poder ante un pueblo que los desconoci'a, Por otra parte, las
primeras estrofas ponen de manifiesto la imparcial condescendencia que el monarca habfa generado
en su gente: "[.„] solo el valor de unos cuantos les opuso resistencia [,„]", De esta manera, y desde su
condencia ideologica sodal, Palomares cuestiona d absolutismo del monarca y la candidez de sus subditos,
La sexta y septima estrofas marcan la nefasta experiencia de la perdida de la religion, la cultura y las
riquezas materiales, lo que irremediablemente desencadeno la perdida de la identidad colectiva. El
paganismo se convirtio al catolicismo, la oralidad fue avasallada por la escritura y las inmensas
riquezas en oro y metaies preciosos se entregaron a cambio de baratijas. El capitalismo comenzo a
recorrer su camino en el continente americano desde el intercambio de oro por 'cuentas de vidrio',
En ese simple pero crucial acto, las mercanci'as perdieron su 'valor de uso'—valor inmanente, intrinseco,
emergente del trafico por trueque inmediato— para adquirir 'valor de cambio' —valor contingente y
puramente relativo, dependiente de una relacion cuantitativa en que se intercambian valores de uso
de una clase por valores de uso de otra (2)—,
Las ultimas cinco estrofas demarcan el presente que aparece como una inexorable prolongacion
del pasado. En ellas se exponen otros factores que facilitaron la conquista del Imperio: la colaboracion
de Malinche, la traductora indfgena y amante de Cortes, y las cualidades de liderazgo y diplomacia del
conquistador. Malintzin-Marina fue la concubina de Hernan Cortes y madre de su hijo y, por extension
en una lengua que usa las formas masculinas genericamente, es conocida como la madre de los
mexicanos mestizos: 'los hijos de La Chingada', Los mexicanos la han senalado como traidora a la
nacion, puesto que colaboro polftica y sexualmente con los colonizadores espafioks de las civilizaciones
indfgenas, EI nombre Malinche, que sugiere el ejercicio de poder activo en detrimento de los intereses
de una nacion o de un grupo determinado, puede referirse tanto a un hombre como a una mujer,
pero siempre contiene una implicacion residual de feminidad.
En cuanto a la dimension polftico-ideologica del discurso del conquistador, parece responder a una
forma temprana de lo que Zizek ha dado en llamar 'multiculturalismo'; en la que el colonizador trata
al pueblo colonizado como 'nativos', cuya mayoria debe ser estudiada y 'respetada' cuidadosamente.
175
"Q
^
-S
§
O
Gugliara, G,
Anuario N" 5 - Pac, ck Cs, Humanas - UNI.Pam (171-178)
En el multiculturalismo existe una distancia eurocentrista condescendiente y/o respetuosa
para con las culturas locales, sin echar raices en ninguna cultura en particular, (Zizek 1989: 172)
El multiculturalista 'respeta' la identidad del Otro, concibiendo a este como una comunidad
autentica cerrada hacia la cual el mandene una distancia, que se hace posible gracias a su
posicion universal privilegiada,
"Hoy, en pleno siglo XX,,, [el] colonizador [ya notiene]fuego en las manos [ni va] cubierto de
metal", sus armas son pacfficas, pero no menos efectivas; sigue invadiendo territodos a traves de un
discurso hegemonico de supremacfa que favorece el consenso de los propios desterrados, Parece
establecerse una especie de sublimacion por el discurso del Otro, este parece alcanzar la categorfa
freudiana de 'fetiche'. El sujeto colonizado parccc rendir pleitesfa a un conjunto de signos -discurso
colonial- que encierra cn sf la idcologfa dc su autodcsti-uccion, Es aqui precisamcnte dondc sc
plantea lo que Zizek define como 'la dimension fundamental de la ideoiogi'a', es decir, una
representacion ilusoria de una realidad social cuya existencia implica el no-conocimiento de sus
participantes en lo que se refiere a su esencia.
El discurso del colonizador propone una falsa universalidad que el colonizado aspira a conseguir,
Esta es la formacion social cuya consistencia implica un cierto no-conocimiento por parte del sujeto
que Marx (1991) Uamara 'sfntoma'. El .sfntoma social que parece esbozarse desde la poesfa de
Maldicion deMalinche se concreta en el rechazo por lo autoctono como una forma de evadir el contacto
con la 'otra escena', con el "ya lo se, pero aun asf,,," (Mannoni 1997: 9), Mediante el uso del vocativo
'tu', Palomares se dirige a un sujeto individual y social cuya actitud soberbia frente a 'los hermanos
del pueblo' es un sfntoma social. La 'Ideoiogi'a Americana' es parte del sfntoma social.
La clave de la 'Ideoiogi'a Americana' estandar radica en que intenta transustanciar la fidelidad que
setienehacia las rafces de la etnia propia en una de las expresiones de 'ser amedcano': para ser un buen
americano unotieneque renunciar a sus propias rafces etnicas -los italianos, los alemanes, los negros,
los coreanos, los indios, los mexicanos, son todos 'amedcanos'—, es decir, la particularidad misma de
su identidad etnica, la forma en que se aferran a ella, los hace americanos, Qameson &Zizek 1999:167)
Los 'amigos rubios' representan el ideal americano en el imaginado de los sujetos individual y
socialmente sometidos, Aquf radica el 'racismo posmoderno contemporaneo', sfntoma del
"capitalismo tardfo multiculturalista" del que habia Zizek: "los hermanos del pueblo" son vistos
como el Otro folklodco de quien es preciso scpararse para responder a la 'Ideologfa Americana'.
La ideoiogi'a se da en los cuestionamientos, y el autor de Maldicion deMalinchphntez su conciencia
ideologica desde dos grandes interrogantes retoricos: "^Cuando dejaras mitierra?,(jcuando haras
libre a mi gente?", Palomares, desde su perspectiva de sujeto individual y social perteneciente a una
cultura orgullosa de su historia y de su etnia, pero subyugada, fragmentada y sintomatica de un
fetichismo ancestral que surgiera en la relacion de los subditos hacia su rej', que mas tarde se reprodujera
en la figura del colonizador, quien en el instante mismo del intercambio de 'oro' por 'cuentas de
viddo' desplazara el fetichismo en la 'relacion entre los hombres' hacia el fetichismo en las 'relaciones
entre cosas', Asf, "las relaciones interpersonales de dominio y esdavitud del amo y sus siervos se
disfrazan, citando a Marx, de relaciones sociales entre cosas" (Zizek 1989: 50-51),
Es el poeta y compositor el que comparte con cientos de sus contemporaneos la necesidad de dar
respuesta a sus interrogantes; es el quien intenta hacer realidad su imaginado, aquel que consdtuye
como sujeto una totalidad de sentido sin fisura, el que le da plenitud ante sf mismo y ante ios otros.
176
Maldid6n de Malinche, La expresidn de un stntoma sodal contemporaneo
E n la c o n d e n c i a ideologica del sujeto surge 'desde a d e n t r o ' el cuestionamiento sobre las 'faltas' de
sus ancestros, p e r o tambien sobre las propias y las de todos los sujetos que comparten la experienda
histotica del "ya lo se, pero aun asf,.,", en la matedalidad giobal que borra las diferendas culturales en
p r o de una cultura universal impulsada p o r los sectores financiero, informatico y comunicadonal que
cubra la fractura constitutiva de la sodedad que se manifiesta en una continua y profianda lucha de clases.
E s precisamente en dicho escenario - t i e m p o y e s p a c i o - d o n d e emerge el discurso del sujeto
s o d a l e ideologico que intenta "'acentuar' sus palabras de manera que expresen sus aspiraciones
sociales" (Gruner 1999:42), N o es casual haber elegido la estructura de un corrido para expresarlas, su
composicion binaria permite la cri'tica de la 'falsa totalidad' propuesta por la cultural universal. Las
posibilidades mismas de esa cri'tica son internas al p r o p i o texto; los opuestos impli'citos y las
ambiguedades pueden pensarse como resistendas pollticas - a menudo inconsdentes- que los sujetos
sodales tienen firente a las intetpeladones de la ideolpgfa dominante ditigidas a constituir a los sujetos como
identidades fijas y sin fisuras que permitan una mejor "administradon de los cuerpos" (Foucault 1986).
El tema del e n u n d a d o en Maldicion deMalinche es la expresion de una situadon histodca concreta,
es la reaccion de la conciencia del sujeto con a s p i r a d o n e s sodales bien definidas que apuntan a la
generacion, al redescubrimiento del ser mexicano, con posibilidades de apertura h a d a el m u n d o pero
c o n s d e n t e de su emia; n o en pos de p r o d a m a r l a c o m o universal sino en procura de respetar las
diferencias. Por ello la seleccion de un corrido, p o r q u e remite a la cultura mexicana de la lucha p o r la
independencia, del heroe de los bordes (3), de la histodcidad colectiva, del expresivo colectivo a s o d a d o
"cj
con las emociones y la tradicion que el proceso racionalizador ha intentado desbaratar en todas las
Q
esferas del arte (Weber 1994),
^
Parece vislumbrarse u n apasionado esfiaerzo p o r la identidad flagelada en la poesi'a de Maldicion
*Q
deMalinche, y d e p e n d e del receptor p o d e r precisarlo. E s t a obra musical es, sin duda alguna, una obra
§
ideologica, y c o m o tal se vincula con la totalidad del contenido de la condencia receptora, se ilumina
^
p o r esta de u n m o d o nuevo. E l receptor p o d r a vincular el contenido sfgnico de la poesi'a c o n su
e x p e r i e n d a individual y social pues, dondequiera que este se encuentre, comparte la vivencia de
Gabino Palomares desde cualquiera de los fragmentos en que la matedalidad contemporanea parece
haberse dividido,
P o d r a t a m b i e n darle multiples y disfmiles respuestas desde la vivencia-yo a los grandes
cuestionamientos p r o p u e s t o s p o r dicho autor; lo que parece n o p o d r a n evitar ni u n o ni otro emisor/receptor, colonizador/colonizado, d o m i n a n t e / d o m i n a d o - es que Maldicion de Malinche se
universalice, a m e n o s que el m u n d o (no tan) poscolonial evite que las 'ruinas del colonialismo'
invadan sus practicas y su discurso y sea esa misma hegemonfa la que consagre un nuevo colonizadot:
las empresas globales. E s a es p r e d s a m e n t e la utopf a que persigue Maldicion deMalinche.
Notas
(1) Utilizo el termino 'contacto' para hacer referenda a los encuentros de culturas diferentes en una situacion de
colonizacion,
(2) Conceptos extraidos de Marx, IC Et Capital
Q) Utilizo el termino 'bordes' no solo para denotar los limites geograficos, sino para enfatizar el origen perifedco
de dicho heroe.
177
Gugliara, G,
Anuario N° 5 - l-nc, dc Cs, Humanas- UNLPam (171-178)
Bibliografla
Aitali, J, (1995), limits, essai sur t'economiepotitique de ta musique. Mexico: Siglo XXI,
Baju'n, M, (1992), Marxismo j fitosojia det tenguaje. Madrid: Alianza,
Foucault, M, (1986), Vigitarj castigar. Mexico: Siglo XXI,
Freud, S, (1986), "El fetichismo". En Obras Compktas. Buenos Aires: Amorrottu,
Gruner, E, (1999), "Introduccion a Jameson & Zi:!ek", En '^studios Cutturates. Riftexiones sobre et mutticutturatismo.
Paidos,
Horkheimer, M, & Adorno, X (1998), "La industria cultural". En Diateclica de ta Itustracidn. FragmentosJitosdjicos. Trotta,
Jameson, F, (1999), Etgiro cutturat Escritos selecdonados sobre etposmodtmismo 1983-1998. Buenos Aires: Manantial,
Jaiiie,'!(jn, 1-; & Zizek, S, (1999), F.studios Cutturates. Wejlesiones sobre et mutlicutturatismo. Paidos,
Luckacs, G, (1985), "La cosificacion y la conciencia del proletariado". En Histoday conciencia de ctase. Orbis,
Mannoni, O, (1997), "Ya lo se, pero aun asi,,,". En / ^ otra escena. Ctaves de lo imaginario. Buenos Aires: Amorrortu,
Marcuse, H, (1993), El Hombre Vnidimensional. Barcelona: Planeta-Agostini,
Marx, K, (1991), El Capital Critica de ta economia politica. Mexico: Siglo XXI,
Paredes, A, (1998), With His Pistol in His Hand. A Border Rattad and Us Hero. Austin, EEUU: Universit)' of Texas Press,
Quintero Rivera, A, (1998), Satsa, saborj control Sodotogia de ta musica tropicat. Mexico: Siglo XXI,
Sanchez, Marta (1998), "Race and Gender in Dowm These Mean Streets", En Pubtications of the Modem Language
Assodation. Vot. 113, N' 1. Nueva York: PMLA,
Weber, M, (1994), The Rationat and Sodat Foundations of Music. Southern Illinois University Press,
Zizek, S, (1989), "^Como invento Marx el sfntoma?". En Et subtime objeto de ta ideotogia. Mexico: Siglo XXI,
Discografia
Palomares, G, (1990), "Maldicion de Malinche", Interpretada por Amparo Ochoa en Hecho en Mixico (cd), Mexico:
Ediciones Pentagrama,
Fecha de recepcion: 0 4 / 0 5 / 2 0 0 3 • Fecha de aceptacion: 2 2 / 1 1 / 0 3
178
Fly UP