...

Test de las cinco cifras: una alternativa

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Test de las cinco cifras: una alternativa
ORIGINAL
M.A. SEDÓ
Test de las cinco cifras: una alternativa multilingüe
y no lectora al test de Stroop
M.A. Sedó
‘5 DIGIT TEST’: A MULTILINGUISTIC NON-READING ALTERNATIVE TO THE STROOP TEST
Summary. Introduction. The use of digits in groups that may or may not correspond to their arithmetic values (for instance:
five twos, that can be easily read as ‘two’, but must be counted as a ‘five’) allows us to measure at the same time the
‘processing speed’ of the subjects and their ability to ‘direct’ and ‘switch’ their attentional control. Aims. The use of this
new ‘five digit test’ (5DT) as a multilingual non-reading alternative to the Stroop test presents a series of advantages: it
minimizes the effects of education and social class, allows the testing of much younger students, and allows the testing of
some severe clinical cases, who may not be able to read words or name colors. Subjects and methods. Using groups of 20
adults at different age levels (55-64, 65-74, 75+) and groups of 20 and 20 subjects with cerebral-vascular episodes (anterior
and posterior) we can estimate the usefulness of this instrument in concrete nosological populations. Results. We find a
slowing of production and reorientation times with aging; and a dramatic influence of neurological dysfunctions. Conclusions. The tests allows a valid exploration of the Stroop effect in prereading and non-reading subjects, even in other
languages. [REV NEUROL 2004; 38: 824-8]
Key words. Executive functions. Focused attention. Mental flexibility. Mental resilience. Selective attention. Stroop effect.
INTRODUCCIÓN
El uso de grupos de las cifras del uno al cinco ordenadas de la
misma manera que los dibujos en los naipes o los puntos en las
fichas de dominó (‘uno’ en el centro, ‘dos’ y ‘tres’ en la línea
media vertical, ‘cuatro’ en las cuatro esquinas, y ‘cinco’ con un
punto adicional en el centro), nos permite crear una ‘interferencia perceptiva’ semejante a la que produce la tercera parte del
clásico test neuropsicológico de nombres de colores, de John R.
Stroop [1,2] y la cuarta situación añadida en 1993. Cuando las
cifras no corresponden a los valores aritméticos existe un conflicto perceptivo entre el ‘leer’ y el ‘contar’: por ejemplo, cinco
doses –que pueden leerse fácilmente como ‘dos’ pero deben
contarse como ‘cinco’, luchando contra la tendencia natural a
leer las cifras–. Esto nos permite estudiar, al mismo tiempo, la
velocidad de procesamiento cognitivo del sujeto en tareas sencillas, como leer o contar; y la flexibilidad y persistencia de su
atención al enfrentarse a tareas que requieren un ejercicio continua de la atención. Este nuevo formato es totalmente independiente de la lectura [3-6]; tiene una carga académica mucho más
reducida, puesto que el valor de las cinco cifras iniciales se
adquiere mucho antes que el valor de las letras o el reconocimiento de los nombres de colores. Por esta razón, el test puede
utilizarse también con los sujetos que son incapaces de leer las
palabras o nombrar los colores del test de Stroop (TS), como los
iletrados, los extranjeros o los sujetos ciegos o anómicos a los
colores. La tarea es mucho más independiente de la experiencia
anterior, el nivel educativo y la clase social de los sujetos, y
puede incluso administrarse en una lengua desconocida para el
examinador, siempre que sepa reconocer inequívocamente las
cinco palabras usadas por el test.
Recibido: 31.05.03. Aceptado: 10.12.03.
Escuelas Públicas de Boston. Boston, Massachussetts, Estados Unidos.
Correspondencia: Manuel A. Sedó, Ph. D. 9, Ingleside Rd. Natick, MA 01760,
USA. Fax: 508 647 0697. E-mail: [email protected]
Este trabajo se presentó en el II Congreso Internacional de Neuropsicología
en Internet, 1/31/5/2003. URL: http://www.serviciodc.com/congreso/
 2004, REVISTA DE NEUROLOGÍA
824
El uso con sujetos no lectores requiere un comentario especial. Como es lógico, los sujetos no lectores y disléxicos
experimentan una gran dificultad al leer los nombres de colores que les presenta el TS, y se muestran ‘abiertamente desasosegados, ansiosos o coléricos’ [7] al tener que leer las palabras.
Por el contrario, muestran una velocidad inusitada –es decir,
una falta total de ‘interferencia’– en la tercera parte, cuando
tienen que nombrar los colores de las tintas ‘equivocadas’ en
los que vienen impresos los nombres de colores, y no muestran
la tendencia espontánea a leer las palabras cuando existe una
interferencia y las palabras aparecen escritas en un color incongruente.
El test de ‘cinco cifras’ (5DT), también conocido como
five digit test o Stroop digital, tiene algunas características en
común con el TS, con cuyas cuatro situaciones homólogas [8]
correlaciona de 0,65 a 0,71, es decir, del orden de p = 0,01.
Lang [9] considera que la simplificación del test añade poco o
nada a su valor diagnóstico, puesto que el 5DT discrimina la
disfunción cerebral, pero no la localización precisa del problema orgánico. Además, el test discrimina sólo el 98,7% de sus
casos, es decir, ligeramente por debajo del 100% discriminado
por el test de nombres de colores. De Cristoforo [10] halla,
sorprendentemente, que las puntuaciones de las partes 1, 3 y
4 –las tres partes que constan de cifras– no se distribuyen
normalmente, lo cual plantea el problema de utilizar las puntuaciones normales como una aproximación o utilizar las notas reales como una forma de descripción básica. Dado el bajo
nivel académico del contenido, el test consigue medir la integridad psicomotora en niños más jóvenes y en sujetos no lectores (disléxicos o iletrados). En sujetos extranjeros que apenas hablan nuestro idioma, el test parece ofrecer un complemento necesario a la administración tradicional de tests
espaciales independientes de la cultura, que son tradicionalmente insensibles a las disfunciones lingüísticas presentes en
los sujetos. Los dos factores básicos explorados por el test [1011] (la velocidad de las reacciones conceptuales y la capacidad
para reorientar la atención) parecen relacionarse mucho menos con la capacidad lectora [12]. Tradicionalmente, el TS
correlaciona fuertemente con la adquisición de la lectura; por
REV NEUROL 2004; 38 (9): 824-828
TEST DE LAS CINCO CIFRAS
ELEGIR
Figura 1. Estructura del test.
Tanto Lang como McLachlan [9,13]
han hallado que el test detecta de forma
clara a los sujetos con problemas neurológicos; ambos sugieren que el test no
permite distinguir la topología de la disfunción observada, ni el tipo de la población nosológica al que pertenece el sujeto
(demencia, esclerosis múltiple, traumatismos craneales, etc.). Esta presentación explora las diferencias en la velocidad de procesamiento y producción en los sujetos
de mayor edad y en los adultos que han
sufrido episodios cerebrovasculares recientes.
SUJETOS Y MÉTODOS
En su tesis doctoral, DeCristoforo [10] investiga
la disminución en la velocidad y en la agilidad
para el cambio mental voluntario (mental switTabla. puntuaciones medias en segundos y desviaciones estándar de los sujetos a las cuatro partes
ching) en tres grupos de 20 sujetos de edades
del test de cifras (daptado de DeCristoforo [10] en los sujetos normales y de Lang [9] en los sujetos
maduras avanzadas (55-64 años, 65-74 y 75 o
con accidentes vasculares –AV– recientes).
más); Lang [9] utilizó este estudio como grupo
de control (sujetos ‘normales’) para sus sujetos,
Sujetos normales
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
pacientes que habían sufrido recientemente acEdad 55-64
20 (3,30)
24,79 (5,8)
39,52 (8,20)
49,74 (10,5)
cidentes cerebrovasculares, de cuatro a 12 meses antes del examen.
Edad 65-74
19,68 (2,8)
23,74 (4,1)
39,84 (11,5)
52,62 (13,9)
Lang utilizó 20 sujetos con derrames frontales y
20 con derrames posteriores, anticipando una resEdad 75+
23,26 (6,1)
28,16 (7,7)
47,37 (14,5)
72,16 (25,1)
puesta más deteriorada en su primer grupo, dada la
naturaleza prefrontal de las tareas incluidas en el
Sujetos clínicos
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
test. Todos los grupos constaban de 20 sujetos,
AV frontales
30,70 (3,07)
51,95 (5,3)
102,20 (12,58)
121,15 (10,6)
aunque la atrición de los sujetos mayores los redujo
a 19. Los sujetos de ambas investigaciones se locaAV posteriores
35,80 (3,37)
54,25 (1,1)
96,10 (12,98)
116,30 (10,6)
lizaron en el área de la bahía de San Francisco
(California) y los grupos incluyeron el mismo número de hombres y mujeres. Ambos estudios se
realizaron
bajo
la
asesoría
del profesor Michael Drexler.
el contrario, el 5DT es relativamente independiente de la deEl 5DT fue desarrollado por el psicólogo español Manuel A. Sedó, de las
nominación rápida automatizada y está ligado, por el contraescuelas públicas de Boston, y se presentó de manera simultánea en 1994
rio, al procesamiento mental con números (p. ej., el test de en Ámsterdam, Angers, Boston y Pamplona [3-6]. El 5DT es una alternativa
búsqueda de doses y sietes o el recuento hacia abajo). Por esta multilingüe y no lectora al test de nombres de colores de Stroop, y se basa
razón, el test podría resultar sumamente difícil para un grupo en un léxico ‘minimalista’ de cinco palabras (los conceptos numerales de
‘uno’ a ‘cinco’), que se representan en el test, ya sea por un grupo de uno a
preciso: los sujetos discalcúlicos.
El test, desde el principio, se ha ligado a la investigación cinco asteriscos, ya sea por un grupo de una a cinco cifras arábigas o –en la
multicultural en lugares tan diferentes como Beijing, Grecia, versión en lengua china– por uno a cinco ideogramas, que unas veces deben
contarse y otras leerse (partes 1 y 3). Los números se presentan en conjuntos
Noruega o Venezuela [13-17]. En principio no aparecen difeespaciales similares a los que se observan en los naipes o en las fichas de
rencias relacionadas con el uso de un segundo lenguaje, mien- dominó: es decir, ‘uno’, ‘dos’ y ‘tres’ en la línea media de un recuadro,
tras exista en el sujeto una competencia básica en este segundo ‘cuatro’ empleando sus cuatro esquinas, y ‘cinco’ añadiendo una figura más
lenguaje. Hsieh sugiere que existe una dificultad ligada a la en el centro. Todos los grupos de cifras pueden leerse o contarse, cualquiera
educación y clase social del sujeto, aunque esta dificultad es que sea su valor aritmético (dos doses, tres cincos). La segunda parte introduce el recuento de grupos de uno a cinco asteriscos, también expuestos en
muy diferente de la dificultad atribuible al daño cerebral. La
combinación de un nivel educativo bajo y un estilo cognitivo recuadros y que presentan disposiciones espaciales idénticas. En 1995 añadimos al test una cuarta parte, con lo que adoptó –como haría más tarde la
pragmático y visual puede hacer notablemente difícil el funcio- batería de Delis-Kaplan [19]– la ‘cuarta situación del Stroop’, introducida
namiento ulterior de los sujetos de mayor edad en algunas cul- por el holandés Bohnen en 1992 [20]. En esta cuarta situación, un 20% de
turas determinadas. Este fenómeno merece, probablemente, los estímulos llevan un recuadro más oscuro, que les hace diferentes e indica
muchísima más atención.
al sujeto la necesidad de invertir la regla y leer en lugar de contar las cifras,
La ganancia en la velocidad de procesamiento mental se ha como en la tercera parte del test. Esto añade una interferencia alternativa
estudiado en España en niños y sujetos jóvenes, particularmente que obliga al sujeto a mantener una atención más flexible y requiere un nivel
entre las edades de 7 y 17 años, en las que el sujeto parece más alto de preparación atencional. Esta cuarta situación se considera mucho
más sensible a la rehabilitación de los sujetos con disfunciones neurológicas
obtener su velocidad óptima [18]. A partir de este momento, la y a su capacidad creciente de autocontrol intencional. El test es un producto
velocidad de procesamiento atencional se hace insistentemente experimental e inédito y está en preparación una edición española [19]. Su
más lenta cuando el sujeto pasa a edades incluso ligeramente diseño permite comparar la producción repetida y sostenida de cifras, leídas
superiores.
o nombradas (partes I y II); el esfuerzo mental de concentrarse en un único
REV NEUROL 2004; 38 (9): 824-828
825
M.A. SEDÓ
aspecto de los estímulos (parte III), o el esfuerzo
mental que representa la necesidad de elegir entre
dos respuestas alternativas.
Las cuatro partes pueden describirse con un sencillo diagrama (Fig. 1).
Ambos estudios compararon el 5DT a unas
docenas de test destinados a medir distintos aspectos semejantes del funcionamiento atencional. En esta exposición retendremos únicamente
las medias y las desviaciones estándar (DE) de las
respuestas, midiendo sencillamente el tiempo de
producción de los 50 ítems en cada una de las
cuatro páginas del test, sin considerar en absoluto
el número y las características de los errores cometidos por nuestros sujetos.
RESULTADOS
Los resultados se recogen en la tabla y en la figura 2.
DISCUSIÓN
Las cuatro partes de la prueba requieren Figura 2. Tiempos de lectura en las cuatro partes del test en tres grupos de edad madura y en dos
un tiempo medio de respuesta cada vez grupos que han sufrido embolias cerebrales recientes, frontal o posterior (n = 19).
más largo, lo cual sugiere que su dificultad es creciente. Existen diferencias notables entre las cuatro situaciones diferentes exploradas por el tiempo de respuesta entre los sujetos con accidentes cerebrovastest: las dos primeras partes parecen medir, sencillamente, la culares frontales o posteriores, lo que parece sugerir una presenatención focalizada del sujeto y la velocidad de reacción de los cia generalizada de la disfunción ejecutiva en los accidentes vasculares, incluso en aquellos casos en los que el lóbulo frontal no
sujetos a dos tareas sencillas: leer y contar; mientras que las
dos partes siguientes parecen medir la atención selectiva del está directamente implicado.
Es notable que las DE crezcan al aumentar la dificultad de
sujeto a dos tareas de dificultad mental más elevada, que requieren cada vez un control de la atención más continuo y la tarea, es decir, de la primera a la cuarta parte, y acusen una
elevado. En los sujetos normales, la cuarta situación es clara- diferencia creciente en la aptitud individual para hacer frente
mente la que registra tiempos más largos, que corresponden a a la mayor flexibilidad mental requerida; y la DE de la cuarta
una dificultad mayor. La DE es también mayor: la cuarta situa- parte, por supuesto, es la más elevada, y la que mejor refleja
ción parece ser la que nos proporciona más información adi- la variabilidad de la población y el talento adicional de algunos de los sujetos. Según Bohnen [20], su creador, esta cuarta
cional sobre la integridad del funcionamiento del sujeto normal y, en consecuencia, parece ser la más reveladora: situación es la que mejor refleja el grado de recuperación o
ciertamente, muchísimo más reveladora que la tercera parte rehabilitación de los sujetos.
En contraste con la relativa estabilidad de las puntuaciones a lo
del TS.
En dos de los grupos de sujetos de edad, los tiempos de largo del envejecimiento, éstas cambian profundamente en los sujetos con episodios cerebrales: el test es claramente revelador de la
las tres primeras partes del test –es decir, las tres que son
paralelas a las tres situaciones del TS– mantienen una cons- patología subyacente; por otra parte, en lugar de las pequeñas ditancia, y sólo empiezan a disminuir en los sujetos de más de ferencias interindividuales comentadas, muestra un incremento en
75 años. Se observa bien que la cuarta situación –creada por el tiempo de respuesta que casi duplica los tiempos esperados. Una
Bohnen– es la más discriminativa, puesto que consigue reve- vez más, la parte IV es la que mejor revela esas diferencias. Una
lar una pérdida creciente de la flexibilidad para el cambio diferencia desmesurada en la velocidad de trabajo es, pues, clamental autodirigido. La cuarta situación parece tener, pues, ramente reveladora de los problemas neurológicos del sujeto.
un valor independiente, que permite realizar un diagnóstico McLachlan et al [21] tampoco hallan diferencia alguna entre sus
mucho más preciso de una capacidad para el cambio ya dis- grupos neurológicos: esclerosis múltiple, episodios cerebrovasminuida, pero todavía no detectable en las otras tres partes de culares, daño cerebral, etc.
Lo que más sorprende es probablemente que, según los resulla prueba.
En contraste con la estabilidad relativa de las notas del tados de Lang, estas diferencias son totalmente independientes de
sujeto normal, los pacientes neurológicos muestran un tiempo la localización (frontal o posterior) de la lesión neurológica: los
de respuesta muy superior, que casi duplica la expectativa del individuos con problemas vasculares frontales obtienen puntuasujeto normal. Esta lentitud va mucho más allá de lo esperado ciones idénticas a las que logran los sujetos con problemas vasdadas las diferencias interindividuales, los factores ambienta- culares posteriores. Este hallazgo es completamente inesperado
les o las experiencias educativas. Una vez más, la cuarta situa- y no coincide con la hipótesis originaria de que el test mide los
ción es la más reveladora. Los tiempos de respuesta son atípi- comportamientos ‘cristalizados’ en sus dos primeras partes, y
cos y se relacionan claramente con los aspectos orgánicos pa- comportamientos mentales más ‘fluidos’ y frontales en sus partes
3 y 4: es aparentemente necesario revisar esta hipótesis. A primetológicos.
Los sujetos de Lang muestran una casi total identidad en el ra vista, el efecto de la disminución de la capacidad ejecutiva es
826
REV NEUROL 2004; 38 (9): 824-828
TEST DE LAS CINCO CIFRAS
FIVE DIGIT TEST
Chinese Scoring Sheet
Name ____________________________
Date ____________, 200__
As the examinee reads across, 5 «cards» in each row, follow each column down and make a tick mark
beside the 5 th item in each group. Circle errors as they occur. At the bottom of the column record the
elapsed time and continue with the stopwatch running, recording the total time for the two columns at
the bottom of the second column for each part.
PART I
PART II
PART III
PART IV
READING
COUNTING
CHOOSING
SWITCHING
yi or san si wu
yi or san si wu
yi or san si wu
yi or san si wu
wu or san yi si
wu or san yi si
wu or san yi si
wu or san yi si
yi
san
yi
san
yi
san
yi
san
si
wu
si
wu
si
wu
si
wu
san
si
san
si
san
si
san
si
or
yi
or
yi
or
yi
or
yi
wu
or
wu
or
wu
or
wu
or
si
yi
si
yi
si
yi
si
yi
san
si
san
si
san
si
san
si
yi
san
yi
san
yi
san
yi
san
wu
or
wu
or
wu
or
wu
or
or
wu
or
wu
or
wu
or
wu
wu
si
wu
si
wu
si
wu
si
si
yi
si
yi
si
yi
si
yi
or
wu
or
wu
or
wu
or
wu
san
san
san
san
san
san
san
san
yi
or
yi
or
yi
or
yi
or
or
wu
or
wu
or
wu
or
wu
wu
or
wu
or
wu
or
wu
or
yi
yi
yi
yi
yi
yi
yi
yi
si
si
si
si
si
si
si
si
san
san
san
san
san
san
san
san
yi
or
yi
or
yi
or
yi
or
san
wu
san
wu
san
wu
san
wu
or
san
or
san
or
san
or
san
wu
yi
wu
yi
wu
yi
wu
yi
si
si
si
si
si
si
si
si
T:
«
«
«
«
«
«
«
«
Errors:
«
«
«
«
«
«
«
«
Figura 3. Test de las cinco cifras. Muestra de la hoja de puntuaciones (adaptada por JFC MacLachlan)
en su versión ideográfica china.
REV NEUROL 2004; 38 (9): 824-828
evidente en todas las formas de disfunción
cerebral, cualesquiera que sean su naturaleza o su localización.
Es posible que el 5DT, al eliminar de
sus tareas la percepción compleja de colores, por un lado, y el concepto verbal abstracto traducido en palabras escritas, por
otro, se haya concentrado en un contenido
específico, los signos numéricos, los cuales implican una asociación menor con las
actividades lingüísticas y lectoras y una
asociación mayor con los ajustes visuomotores perceptivos y con el mantenimiento y
el cambio del autocontrol mental.
En conclusión, el 5DT parece ofrecernos
un medio apropiado para medir el efecto de
Stroop en una serie de casos donde la administración del Stroop es técnicamente imposible, por ejemplo, en sujetos no lectores, en sujetos extranjeros o en sujetos que
hablan una lengua vernácula desconocida
para el psicólogo, además de sujetos con
ceguera para los colores o con anomia a los
mismos. Se trata, probablemente, de una
medida mucho más visual que el TS, que
mide el conflicto entre la reactividad y la
producción, por un lado, y el mantenimiento
o la modificación de la actitud atencional,
por otro. El 5DT se concentra en la medida
de la velocidad de producción, los ajustes
visuomotores y el control mental, más que
en su velocidad de lectura automática. Verdejo-García et al [22] sugieren que esta renuncia a explorar actividades demasiado
automáticas, como la lectura, permite a este
test explorar mucho mejor las anomalías
de los sujetos con disfunciones y deterioros crónicos graves, que tienden a obtener
puntuaciones inapropiadamente altas en
otros tests neuropsicológicos basados en la
lectura.
La adición de una cuarta situación parece añadir una medida adicional de flexibilidad y persistencia, y ayuda a detectar
grados de capacidad o de deterioro que
resultan apenas detectables a través del
TS. La adición de hojas de notación para
el lenguaje específico del sujeto hace posible administrarlo con cierta confianza y
validez a sujetos cuyo idioma desconocemos [21] (Fig. 3).
En suma, su uso puede ser valioso en
terrenos donde se hace necesario un procedimiento adaptado a la edad, el lenguaje, el
nivel educativo o las dificultades físicas
del sujeto. En situaciones de investigación
puede ayudar a describir aspectos importantes del funcionamiento humano en la
clínica, en la escuela o en los establecimientos de servicios sociales.
827
M.A. SEDÓ
BIBLIOGRAFÍA
1. Stroop JR. Studies of interference in serial verbal reactions. J Exp Psychol 1935; 18: 643-61.
2. Stroop JR. Factors affecting speed in serial verbal reaction. Psychol
Monogr 1938; 30: 38-48.
3. Sedo MA, Levenson R. Experimental and traditional ‘Stroop’ and ‘Trail
Making Test’ of college students. V Scientific Fair of the Massachusetts Neuropsychological Society. Boston, 6 de junio de 1994.
4. Sedo MA, Levenson R. Multilinguistic Stroop and Trail Making Test for
non-readers. International Symposium on Attention Deficit Disorders.
Postacademische Onerwijs (PAO). Amsterdam, 17-19 de junio de 1994.
5. Sedó MA, Levenson R, Leonard A. Reading-free Stroop interference
test: automatic and effortful processing. XVII Mid-year Conference of
the International Neuropsychological Society. Angers, Francia, 22-25
de junio de 1994.
6. Sedó MA, Levenson R. Culture-free five-minute testing of higher mental processes. XII International Congress of the International Association for Cross-Cultural Psychology. Pamplona, España, 24-27 de julio
de 1994.
7. Santostefano S, Paley E. Development of cognitive controls in children. Child Dev 1964; 35: 939-49.
8. Sedó MA, DeCristoforo L. All-language verbal tests free from linguistic barriers. Revista Española de Neuropsicología 2001; 3: 68-82.
9. Lang JA. Validation of the Five Digit Testing in a clinical sample: an
alternative to the Stroop color-word task with possible cultural implications [tesis doctoral]. San Francisco: California School of Professional Psychology; 2002.
10. DeCristoforo LA. Normative and validation study of the Five Digit Test
in older adults [tesis doctoral]. Berkeley: Wright Institute; 2001.
11. McLachlan J, Sedó MA. The Five-Digit Test: validity and utility in
neuropsychological evaluation. Clin Neuropsychol 2003; 17: 102.
12. Sedó MA, LeCaptain M. Lowering the floor of the Stroop: Five Digit
Test of first graders in intensive reading-development programs. LIV
Annual Conference of the International Dyslexia Society. San Diego,
CA, 12-15 de noviembre de 2003.
13. Sedó MA, Bilbao A, Hsieh J, Rojas BE. Digital form of the Stroop can
be used in other languages and cultures. J Int Neuropsychol Soc 2001;
7: 420.
14. Hsieh J, Bo X, Riley N. People’s Republic of China: neuropsychological
performance of older, well-educated adults. Clin Neuropsychol 1999;
17: 102.
15. Hsieh J, Zang Y, Riley N. Normative performance in the People’s Republic of China: preliminary data for five neuropsychological tests. XVI
Annual Meeting of the National Academy of Neuropsychology. New
Orleans, 11-14 de noviembre de 1996.
16. Wold N. Five Digit Test scores of four groups of norwegian schoolchildren [en preparación].
17. Walker W, Drexler MI, Zikouli H, Kazazi H, Geroulanou K. Greek
speakers: Influence of age on the Color Trails and the Five-Digit tests.
J Int Neuropsychol Soc 2003; 9: 525.
18. Bilbao A, Apalategui E, DelClaux M, Sedó M. Normalización del Stroop
Digital en población infantil española. II Congreso Virtual de Neuropsicología en Internet. URL: http://www.serviciodc.com/congreso/. 130 de mayo de 2003.
19. Delis D, Kaplan E, Cramer JH. Delis-Kaplan executive function system. San Antonio, TX: The Psychological Corporation; 2001.
20. Bohnen N, Jolles J, Twingstra A. Modification of the April 29, Stroop
Color Word Test improves differenciation between patient with mild injury and matched controls. Clin Neuropsychol 1992; 6: 174-84.
21. McLachlan JFC, Sedó MA. Development d’une tache interculturelle
de ‘réorientation’. Sociedad Latinoamericana de Neuropsicología
(SLAN). Montreal, 8-11 de octubre de 2003.
22. Verdejo-García A, Orozco C, Sedó MA, Pérez-García M. Impairment
of central executive attentional processes in heroin abusers. J Int Neuropsychol Soc 2003; 9: 573.
TEST DE LAS CINCO CIFRAS: UNA ALTERNATIVA
MULTILINGÜE Y NO LECTORA AL TEST DE STROOP
Resumen. Introducción. El uso de cifras en grupos que pueden corresponder o no a su valor aritmético (p. ej., cinco doses, que hay que
leer como ‘dos’, pero que hay que contar como ‘cinco’), nos permite
estimar, al mismo tiempo, la velocidad de procesamiento mental del
sujeto y su capacidad de dirigir y reorientar su atención. Objetivo. El
uso de este test como una alternativa multilingüe y no lectora al test
de Stroop tradicional presenta toda una serie de ventajas: minimiza
los efectos de la educación y la clase social, permite evaluar sujetos
muchísimo más jóvenes y permite valorar algunos sujetos clínicos
que son incapaces de leer o de nombrar colores. Sujetos y métodos.
Administrándolo a tres grupos de 20 adultos de distintas edades
(55-64, 65-74, más de 75 años) y dos grupos de 20 sujetos que han
tenido episodios vasculares (anteriores o posteriores), es posible
estimar la utilidad de este instrumento en sujetos de poblaciones
nosológicas concretas. Resultados. Hallamos una lentitud creciente
en los tiempos de producción y decisión, como respuesta a la disfunción neurológica. Conclusiones. El test permite abordar el efecto de
Stroop en sujetos prelectores y no lectores, e incluso en sujetos extranjeros. [REV NEUROL 2004; 38: 824-8]
Palabras clave. Atención focal. Atención selectiva. Efecto de Stroop.
Flexibilidad mental. Funciones ejecutivas. Persistencia mental.
TESTE DAS CINCO CIFRAS: UMA ALTERNATIVA
MULTILINGUE E NÃO LEITORA AO TESTE DE STROOP
Resumo. Introdução. O uso de cifras em grupos que podem corresponder ou não ao seu valor aritmético (p. ex.: cinco dois, que se
devem ler como ‘dois’, mas se devem contar como ‘cinco’) permitenos estimar, ao mesmo tempo, a velocidade de processamento mental
do sujeito e a sua capacidade de dirigir e reorientar a sua atenção.
Objectivo. O uso deste teste como uma alternativa multilingue e não
leitora ao teste de Stroop tradicional apresenta toda uma série de
vantagens: minimiza os efeitos da educação e a classe social, permite
avaliar indivíduos muitíssimo mais novos e permite valuar indivíduos
clínicos incapais de ler ou designar cores. Indivíduos e métodos.
Com a utilização deste teste em três grupos de 20 sujeitos de idades
distintas (55-64, 65-74, > 75 anos) e dois grupos de 20 indivíduos
com episódios vasculares (anteriores ou posteriores), é possível estimar a utilidade deste instrumento em indivíduos de populações
nosológicas concretas. Resultados. Achamos uma lentidão crescente
nos tipos de produção e decisão, como resposta da disfunção neurológica. Conclusões. O teste permite abordar o efeito de Stroop em
sujeitos pre-leitores e não leitores, e inclusivamente em sujeitos estrangeiros. [REV NEUROL 2004; 38: 824-8]
Palavras chave. Atenção focal. Atenção selectiva. Efeito de Stroop.
Flexibilidade mental. Funções executivas. Persistência mental.
828
REV NEUROL 2004; 38 (9): 824-828
Fly UP