...

Vías hacia el cambio sistémico

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Vías hacia el cambio sistémico
Av.
Av. Torreblanca,
Torreblanca, 59
59
08172
08172 Sant
Sant Cugat
Cugat del
del Vallès
Vallès
Barcelona
Barcelona (Spain)
(Spain)
T.T. (+34)
(+34) 93
93 280
280 61
61 62
62
[email protected]
[email protected]
www.innovacionsocial.esade.edu
www.innovacionsocial.esade.edu
Campus
Campus Barcelona
Barcelona ·· Pedralbes
Pedralbes
Campus
Campus Madrid
Madrid
Campus
Campus Buenos
Buenos Aires
Aires
Global
Global Center
Center São
São Paulo
Paulo
Global
Global Center
Center Munich
Munich
Promotores
Promotores del
del Instituto
Instituto de
de
Innovación
Innovación Social:
Social:
Antena de Innovación Social.
Vías hacia el cambio sistémico
Campus
Campus Barcelona
Barcelona ·· Sant
Sant Cugat
Cugat
www.esade.edu
www.esade.edu
Antena de Innovación Social
Vías hacia el
cambio sistémico
Ejemplos y variables para
la innovación social
Heloise Buckland · David Murillo
INSTITUTO DE
INNOVACIÓN SOCIAL
Autores
Heloise Buckland. Licenciada y Máster en Idiomas Modernas (Universidad
de Oxford 1997), Master de Ciencias en Política Ambiental (Imperial College
2000) y acreditada como Chartered Water and Environment Manager
(CEnv). Es co-fundadora de la cooperativa Barcelonya, especializada en el
desarrollo de servicios de aprendizaje, comunicación e investigación para
una sociedad más resiliente. Tiene 13 años de experiencia trabajando en
educación para la sosteniblidad en America Latina, el Reino Unido y España
con ONG, entidades públicas, universidades y escuelas de negocio. Es una
de las fundadoras de la asociación empresarial Ecoemprenedors y editora
fundadora de la revista “Educación y Sostenibilidad” editada en España y
Suecia. Colabora con ESADE desde 2004 en proyectos de investigación y
docencia en los ámbitos de RSE, innovación social y sostenibilidad.
David Murillo. Licenciado en ADE (1996) y en Humanidades (2003). PhD en
sociología (2008). Profesor asociado del Departamento de Ciencias Sociales
de ESADE desde 2009 e investigador del Instituto de Innovación Social desde
2002. Tiene varias publicaciones y artículos sobre ética empresarial, RSE
y filosofía moral y política. Su experiencia profesional abarca los sectores
privado (banca comercial), público (desarrollo económico) y ONL (sector
asistencial). Entre sus últimas publicaciones cabe señalar: “Governmentality
and the politics of CSR” (2012) en Organization. Sage Ed. ; y “CSR, SMEs and
social capital: An empirical study and conceptual reflection” dentro de Ramon
Llull Journal of Applied Ethics. Ambos textos publicados el año 2012 y con
coautoría de Steen Vallentin.
Antena de
Innovación Social
Vías hacia
el cambio
sistémico
Ejemplos y variables para la
innovación social
Heloise Buckland y David Murillo
Febrero de 2013
1
Antena de Innovación Social.
Vías hacia el cambio sistémico.
Ejemplos y variables para la innovación social
Índice
© Heloise Buckland y David Murillo
Febrero de 2013
ISBN: 978-84-88971-69-2
Depósito Legal: B-5363-2013
Diseño: www.cosmic.es
Foto portada: Alexis Urusoff y Brewbooks
Impresión y encuadernación: El Tinter
---------
El contenido de este documento es propiedad de sus autores y no puede ser
utilizado con fines comerciales.
Puede ser distribuido con fines de formación, promoción y sensibilización,
siempre con la referencia a la fuente original y autoría.
Prólogo y
presentación
0 Prólogo y presentación
1 Variables de la
innovación social
2 Cuatro ejemplos inspiradores
de innovación social
Avaaz
Fundació Banc dels Aliments de Barcelona
la campaña Gran Recapte d’Aliments
Behavioural Insights Team
Redes de intercambio de Barcelona
3 Revisión de los conceptos
de innovación social
Impacto y grado de transformación social
Colaboración intersectorial
Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo
Tipo de innovación
Escalabilidad y replicabilidad
4 Algunas lecciones sobre
la innovación social:
de la práctica a la teoría
5
1
0
Prólogo
Prólogo yy
presentación
presentación
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Este libro nace de nuestro deseo de profundizar en el
conocimiento de la innovación social y el papel que esta
desempeña frente a los desafíos sociales, económicos y
medioambientales más urgentes de hoy. El movimiento de lo
que muy sucintamente podríamos describir como «nuevas ideas
que resuelven los problemas sociales», que cada día cuenta con
más adeptos, evoluciona a un ritmo inesperado: estamos siendo
testigos de un auge sin precedentes de las innovaciones sociales,
tanto por la cantidad como por la variedad de sus planteamientos.
Aquí hemos tratado de definir una serie de variables para
determinar cómo, cuándo y bajo cuáles condiciones la innovación
social puede ser más efectiva. Con estas variables analizaremos
cuatro ejemplos de innovación social que nos han inspirado. Por
último, abordaremos los principales parámetros que caracterizan
a aquellas innovaciones sociales con más posibilidades de
alcanzar el ansiado cambio sistémico para resolver los retos
sociales a los que nos enfrentamos.
Tras una dilatada trayectoria de investigación y formación en los
ámbitos de la responsabilidad social de la empresa (RSE) y el
emprendimiento social, el Instituto de Innovación Social puso en
marcha en 2011 la Antena de Innovación Social con un informe que
pretendía servir de fuente de inspiración y concienciar sobre el potencial
de la innovación social, así como detectar los cambios y tendencias
de un sector que se encuentra en plena expansión en todo el mundo.
Este informe inicial, de carácter meramente introductorio, reflexionaba
sobre los debates centrales en torno a las definiciones y características
de la innovación social, así como los desafíos que deben afrontar
los emprendedores sociales y el contexto social en el que trabajan.
En dicho informe aludíamos a la innovación social como un término
genérico que engloba el emprendimiento social, la empresa social, la
filantropía y una serie de iniciativas, sobre todo privadas, que tratan de
aportar soluciones a problemas sociales urgentes todavía sin solución.
6
PRÓLOGO Y PRESENTACIÓN
El primer informe presentaba diez interesantes innovaciones sociales de todo el mundo y concluía que el
sector está tomando impulso, no solo por la gran cantidad de iniciativas —desde proyectos comunitarios
de base hasta grandes empresas nacionales y redes globales que están provocando un cambio de paradigma—, sino también por la importancia cada vez mayor de los denominados centros de innovación
o hubs, cuyo objetivo es el de promover y apoyar tales innovaciones. Se trata de centros académicos,
organizaciones, fundaciones, gobiernos y las plataformas de participación internacionales que ofrecen
nuevos sistemas de apoyo a los emprendedores sociales y a las nuevas innovaciones.
A partir de algunos de los rasgos distintivos de los emprendedores sociales y de los desafíos que tienen
por delante, presentamos cinco variables clave para analizar con mayor profundidad la innovación social.
Estas variables engloban una serie de aspectos, desde el nivel de transformación social logrado hasta las
estrategias utilizadas para trabajar en todos los sectores y fronteras, la estabilidad y viabilidad financieras, el tipo de innovación adoptada y la posibilidad de escalar o replicar la iniciativa.
Hemos elegido cuatro iniciativas reseñables de ámbitos distintos (urbano, regional, nacional e internacional) y hemos observado su trayectoria a través del prisma de las cinco variables seleccionadas. Aunque
cada caso es en sí mismo un ejemplo de innovación social que sirve de fuente de inspiración, la reflexión
sobre el conjunto, entendido como un todo, también ayuda a comprender cuál es la mejor manera de
medir la innovación social e identificar los problemas y los factores de éxito para el futuro.
Nuestra selección de casos y variables no es aleatoria. Por lo que respecta a los casos, estamos convencidos de que en el entorno globalizado y abierto en el que se desarrolla la innovación social todos
podemos aprender de todos. La relación entre iniciativas globales y locales es bidireccional. Por un lado,
aprendemos de lo que está pasando fuera de nuestras fronteras políticas e incorporamos, traducimos y
adaptamos lo que funciona lejos de aquí y, por otro, divulgamos por Internet en publicaciones, informes y
casos lo que aquí hemos aprendido sobre innovación social trasladándolo a la esfera global.
Por lo que respecta a las variables, todas y cada una tienen un sentido. En primer lugar, hagamos público
nuestro punto de partida: no hay una única definición de innovación social ni nunca la habrá. La discusión por la precisión terminológica puede interesar a académicos y científicos, pero cuando nos dirigimos
a profesionales, los que pueden estar potencialmente interesados en un tipo de publicación como esta,
el debate terminológico, siendo generoso, ocupa una posición secundaria. ¿Qué quiere decir todo esto?
Pues que lo que nos va a interesar es cómo entendemos cada uno lo que es innovación social y, sobre
todo, a través de qué variables podemos pensarla, analizarla y transmitirla.
Nuestra selección parte de lo que entendemos que son urgencias de nuestro contexto más inmediato.
Necesitamos iniciativas probadas, testadas y que funcionen. Eso quiere decir que aporten algún tipo de
impacto social —local o global, insistimos— medible. Que estén bien gestionadas, que sean eficientes
y orientadas a resultados. Por lo tanto, que no tengan reparos en cruzar sectores ni modos de gestión
(pública, privada, sin ánimo de lucro) para coger de cada una de estas esferas lo que más les convenga.
Que sean iniciativas abiertas, replicables y, al menos hasta cierto punto, escalables. En otras palabras,
que sean transmisibles: que podamos enseñar, compartir y aprender del análisis de su funcionamiento
más allá de una realidad local y concreta. Finalmente, y particularmente relevante para la coyuntura
económica que nos rodea, que sean iniciativas autosuficientes, que se alejen de la dependencia y del
aura que los poderes públicos ejercen sobre las iniciativas sociales y, desde una perspectiva financiera,
que sean autónomas del presupuesto público.
7
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Un último apunte relativo a cómo leer este libro. Los amantes de la literatura
de Julio Cortázar seguro recordarán la introducción de Rayuela (1963) con
los diferentes itinerarios que su autor diseñó para leer esta obra. Bien, este
libro también tiene diferentes maneras de aproximarnos a su contenido.
Proponemos tres:
A. Los interesados en entender qué es la innovación social en la práctica
pueden ir directamente a la sección de casos, apartado 3 del libro. Ahí
pueden escoger el caso en función del perfil de su propulsor (ONG, gobierno
o sociedad civil) o su alcance (global, país, regional o local). Una breve
lectura de la introducción de cada caso debe permitir al lector entender
las características centrales del mismo antes de hacer inmersión en las
diferentes variables analizadas de manera transversal para todos los casos.
B. Para los interesados en el debate teórico de la innovación social, creemos
que una aportación relevante de este estudio para el lector es la de permitirle
profundizar en las diferentes dimensiones y variables estudiadas. Los
apartados 1 y 3 ofrecen, respectivamente, una introducción y un análisis de
la literatura publicada alrededor de cada una de las variables presentadas.
La lectura posterior del apartado 5 es una revisión de las diferentes
dimensiones a la luz de los casos estudiados.
C. Finalmente, la vía tradicional de lectura es la que sigue el orden
establecido. Empezamos en la introducción de las variables analizadas
(apartado 1) antes de acercarnos a su uso en los diferentes casos estudiados
(apartado 2), ver el desarrollo de estas variables en la literatura específica
(apartado 3) y finalmente su relectura a partir de las principales ideas
recogidas en los casos anteriores (apartado 4). Los anexos se presentan para
aquellos interesados en entender de manera más transversal las diferentes
definiciones de innovación social y los principales agentes promotores.
Quisiéramos dar las gracias de manera especial a los equipos que trabajan en Avaaz, el Behavioural
Insights Team, el Banc dels Aliments de Barcelona y las Redes de Intercambio de Barcelona que han
compartido sus experiencias y desafíos con nosotros para hacer posible esta publicación. Esperamos
que sus historias sirvan de inspiración a otros, además de permitirnos reflexionar sobre la posibilidad de
hallar nuevas formas de resolver los desafíos más acuciantes de la actualidad.
Heloise Buckland y David Murillo
Febrero de 2013
9
1
Variables de la
innovación social
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
La necesidad cada vez mayor de aportar planteamientos
innovadores para solventar problemas ecológicos, sociales y
económicos complejos está siendo cubierta por personas y
organizaciones de toda condición social del planeta. Junto a
esta nueva área de crecimiento ha surgido una gran cantidad
de mecanismos de apoyo para los emprendedores sociales
y la innovación social: distintas fuentes de financiación,
plataformas de participación internacionales, incubadoras,
programas de investigación y redes de todo tipo. El creciente
interés por la innovación social va acompañado de una
demanda también cada vez mayor de mecanismos para
determinar los tipos de enfoques más efectivos y analizar su
impacto y viabilidad a largo plazo.
Las cinco variables que se indican a continuación se han seleccionado para
participar en el debate mundial en torno a la innovación social: qué significa,
dónde están sus límites, cómo se mide su impacto y cuáles son los factores
clave del éxito de una iniciativa determinada.
Tabla 1. Cinco variables para analizar la innovación social
VARIABLE
PREGUNTAS QUE PLANTEA
1
Impacto y
transformación social
¿Hasta qué punto la iniciativa logra la transformación social deseada y
resuelve el problema abordado?
2
Colaboración intersectorial
¿Quiénes son los primeros interesados en que la iniciativa tenga éxito
y de qué mecanismos disponen?
3
Sostenibilidad económica
y viabilidad a largo plazo
¿Cómo se financia la iniciativa y qué estrategias se han adoptado para
garantizar su supervivencia en el futuro?
4
Tipo de innovación
¿Es una innovación cerrada o abierta? (puede ser replicada por otros)
¿Se basa en algún concepto anterior? ¿Qué rasgos innovadores presenta?
5
Escalabilidad
y replicabilidad
¿En qué medida la iniciativa se puede ampliar o multiplicar?
¿En qué condiciones se puede replicar en una situación diferente?
10
VARIABLES DE LA INNOVACIÓN SOCIAL
11
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
El porqué de estas variables
Cinco variables de la innovación social
Gran parte del pensamiento en torno a la innovación social pasa por determinar el impacto de una determinada innovación: ¿En qué medida alcanza sus objetivos? ¿Cuáles son los resultados? ¿Es efectiva la
organización? Dado que el objetivo primordial de cualquier innovación social es lograr un determinado
objetivo social, existe el consenso general de que la prioridad debe ser medir hasta qué punto se ha
logrado el objetivo. Dicho de otra manera, existe un claro interés en medir el resultado. Sin embargo, no
existe unanimidad en torno a cómo medir los procesos adoptados para alcanzar los objetivos propuestos:
¿qué modelos de asociación funcionan mejor? ¿Cómo lograr la viabilidad económica? ¿Es más efectiva la
innovación abierta o cerrada? ¿Qué condiciones deben darse para poder escalar una iniciativa?
En los párrafos siguientes se explican los motivos por los que se han seleccionado estas variables de la innovación social. En el capítulo quinto se repasan los marcos conceptuales y la razón de ser de cada variable.
Estas cinco variables seleccionadas, que son válidas para un enfoque orientado tanto a resultados como
a procesos, proporcionan un prisma más integral a través del cual se pueden observar diferentes innovaciones sociales y comprender mejor su potencial.
¿Quién mide la innovación social?
Hay una serie de actores que ya utilizan mecanismos para evaluar la innovación social. En su mayor parte, están
interesados en el potencial de crecimiento y la viabilidad a largo plazo. Los hemos agrupado en cuatro categorías:
Inversores. Un grupo clave es la creciente comunidad de inversores socialmente responsables. Este
grupo estaría formado por gestores de fondos que buscan inversiones viables para completar su cartera
de inversiones socialmente responsables (ISR), inversores de impacto social como el Acumen Fund, los
bancos con una política ética clara como Triodos, y redes del sector financiero, tales como el Foro de
Inversión Social Europeo.
Fundaciones y organizaciones. Destacables instituciones benéficas que apoyan a los emprendedores
sociales son la Young Foundation, la Skoll Foundation (en colaboración con la Saïd Business School), el
Social Innovation Forum y Ashoka. La Schwab Foundation y la Kellog Foundation son otras dos entidades
relevantes que buscan a emprendedores sociales con capacidad para lograr un cambio social y les prestan apoyo financiero. Estas organizaciones utilizan unos procesos de selección cada vez más sofisticados
para evaluar a los emprendedores y las innovaciones que recibirán el apoyo.
Impacto y transformación social. Independientemente de cómo se defina la innovación social, existe
consenso en cuanto a que toda innovación social tiene como objetivo resolver uno o varios problemas sociales. Para elaborar este informe, usamos «social» como un término genérico que engloba determinados
retos medioambientales, éticos o económicos o, como suele suceder en la mayoría de los casos, un problema específico que contiene las cuatro dimensiones. La manera de medir el impacto social o de evaluar
la transformación social es un ámbito de investigación en el que se han destinado muchos esfuerzos a
las técnicas de información, la medición del rendimiento y la definición de indicadores. Poder medir hasta
qué punto una iniciativa ha logrado su objetivo es ciertamente una variable que se debe tener en cuenta.
Colaboración intersectorial. No es habitual que una innovación social funcione de manera aislada
y esto se pone especialmente de manifiesto en la era de las redes, donde los límites entre los sectores
privado, público, colectivo e individual son cada vez más difusos. Las jerarquías tradicionales se están
reconstruyendo a muchos niveles, y existen muchos espacios y foros donde las empresas, los gobiernos
y la sociedad civil cooperan para subsanar las deficiencias en la provisión de bienes sociales y medioambientales. Los puntos de entrada para la colaboración y las motivaciones de los distintos sectores o de
los distintos tipos de actores varían según el tipo de innovación social, y es interesante observar el nuevo
panorama de las organizaciones híbridas.
Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo. Aunque no existe una única definición de
emprendimiento social, se da por sentado que este tipo de organización no es el mismo que el de una
organización no lucrativa o una entidad benéfica tradicional en lo que se refiere a su estrategia financiera, con mayor énfasis en la autosuficiencia y la orientación a resultados. Las principales dimensiones a
considerar son la inversión frente al periodo de amortización, la eficiencia y efectividad, y la capacidad de
gestión para asegurar la viabilidad a largo plazo. La innovación en las técnicas de recaudación de fondos,
las estrategias de implantación de bajo coste y los retos del crecimiento son también factores importantes a tener en cuenta.
Centros académicos. Otro sector muy implicado en la investigación y el desarrollo de mecanismos
para analizar la innovación social son las escuelas de negocios y las universidades. Buenos ejemplos de
ello son el Stanford Centre for Social Innovation, la Saïd Business School (Oxford) y la Harvard Business
School. Además de su actividad de investigación, varias escuelas ya están incorporando la innovación
social a sus planes de estudio y, en algunos casos, están adoptando un método de investigación basado
en la experiencia práctica con incubadoras de futuros emprendedores sociales, como es el caso de Momentum Project de ESADE o el programa de divulgación del Social Innovation Centre de INSEAD.
Tipo de innovación. A grandes rasgos, las innovaciones sociales son de dos tipos. En primer lugar,
están las que se basan en la innovación abierta, es decir, aquellas en las que los usuarios y demás partes
interesadas son libres de copiar una idea, reaprovecharla y adaptarla. Los modelos de innovación cerrada se basan en el concepto de propiedad intelectual, según el cual el conocimiento permanece en manos
del autor. Aunque existe una tendencia general hacia las soluciones de código libre, el desarrollo a cargo
de la comunidad no es necesariamente la solución más adecuada para lograr el impacto social deseado
en todos los casos. La relación entre el tipo de innovación y la escalabilidad es una variable interesante
que merece ser estudiada con más detenimiento.
Gobiernos. Muchos organismos públicos buscan activamente la innovación social como una nueva forma de ofrecer bienes sociales y ambientales, desde la energía renovable hasta la atención a la infancia,
especialmente en un contexto de creciente presión financiera sobre el erario público. Por un lado, los
gobiernos pueden apoyar determinadas innovaciones sociales para cumplir un bien social en concreto,
o pueden trabajar en colaboración con otros sectores —lucrativos o no— para elaborar soluciones más
resolutivas a un problema social determinado. En cualquier caso, cada vez es mayor el interés por parte
de los organismos públicos en poder determinar y evaluar los diferentes tipos de innovación social.
Escalabilidad y replicabilidad. La capacidad de poder escalar o replicar la innovación social es importante por dos razones: la primera, dado que muchos de nuestros problemas sociales actuales son
globales (como el cambio climático, la desertización, el agotamiento de las reservas de océanos y las
migraciones masivas), se precisan soluciones a escala global; y la segunda, como muchos de nuestros
sistemas se han globalizado (como el sector financiero y las empresas multinacionales) o actúan a gran
escala (en regiones comerciales como la Unión Europea o el NAFTA), lo que funciona en una ciudad o
una nación a menudo se puede hacer extensivo a otra. Lo mismo puede decirse de la innovación social.
13
2
Cuatro ejemplos
inspiradores de
innovación social
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
En este capítulo presentamos cuatro ejemplos muy diferentes de innovación social. Los hemos elegido, por un lado, para demostrar la enorme diversidad de tipos de innovación social que existen en la actualidad
y, por otro, para probar nuestras cinco variables como parámetros útiles
para analizar cualquier iniciativa. Los casos elegidos hacen referencia
a la comunidad online de activistas más grande del mundo, una red
local de redes que intercambian bienes y servicios sin utilizar dinero, un
banco de alimentos especializado en recuperar alimentos no comercializados y redistribuirlos a personas necesitadas, y un organismo del
gobierno del Reino Unido que tiene como misión aplicar las finanzas
conductuales a las políticas públicas para lograr el bienestar social.
Se ha adoptado un método cualitativo sistemático basado en entrevistas
semiestructuradas con un pequeño grupo de personas clave de cada organización.
Siempre que ha sido posible, se ha entrevistado personalmente a los fundadores
de la iniciativa. Las entrevistas se han complementado con un repaso de la
documentación interna, páginas web, informes financieros y otras publicaciones,
así como artículos e informes acerca de cada caso realizados por entidades
externas. La Tabla 2 presenta un resumen de los cuatro casos analizados.
Tabla 2. Resumen de los cuatro ejemplos de innovación social
Iniciativa
Misión
MECANISMO
Fundada
Escala
Avaaz
Organizar a ciudadanos de
todas las naciones para
alcanzar un mundo mejor
Plataforma en Internet,
con oficinas en 18 países
2006
Global, con 15 millones de
miembros de 194 países
Banc dels
Aliments de
Barcelona
Luchar contra la pobreza y
el despilfarro de alimentos
Recogida y redistribución de 1987
alimentos entre la población
urbana desfavorecida con una
campaña de recogida anual
Local, moviliza a 7600
voluntarios y a 600
organizaciones de toda
Cataluña
Behavioural Buscar maneras
Insights Team innovadoras y rentables de
ofrecer mejores opciones a
los ciudadanos
Organismo del gobierno del
Reino Unido que aplica las
finanzas conductuales a las
políticas públicas
2010
Nacional, con actividades
en todo el Reino Unido
y con posibilidad de ser
replicada
Intercambiar bienes y
Redes de
intercambio servicios, y crear redes de
de Barcelona apoyo en áreas urbanas
Sistemas de intercambio
vecinales autogestionados,
sin utilizar dinero
1992
Urbana, se desarrolla en
ocho barrios de Barcelona
14
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Diversidad del alcance
Los cuatro ejemplos ofrecen, de acuerdo con la definición simple de
innovación social del Skoll Centre de la Saïd Business School, «Nuevas ideas
que funcionan para lograr objetivos sociales» (Mulgan et al., 2007:8).1
Teniendo en cuenta que las necesidades sociales y los problemas se
manifiestan de muy diversas maneras, pudiendo ser de ámbito desde
local hasta mundial, las respuestas innovadoras para resolverlas también
muestran una increíble diversidad de planteamientos. Por esta razón,
los casos van desde un eficaz movimiento mundial de 15 millones de
ciudadanos que se ocupan de las cuestiones macro (por ejemplo, la política
europea sobre los alimentos genéticamente modificados o la protección
del océano) hasta una red de programas de intercambio vecinales
que se centran en crear resistencia comunitaria desde las bases. Los
otros dos casos se enmarcan en el ámbito de un país y de una ciudad,
respectivamente.
Diversidad del sector
Tradicionalmente, la innovación social se ha considerado como el
sector social que compensa las carencias de la prestación de servicios
públicos (por ejemplo, Health Leeds, Year Up, Ashoka, Echoing Green,
New Profit). Sin embargo, el sector público se interesa cada vez más por
tomar elementos de la innovación social para mejorar su función (Hecht
2011).2 Por esta razón, uno de los casos seleccionados es la integración
de la las finanzas conductuales en las políticas públicas liderada por el
Behavourial Insights Team del Oficina del Gabinete del Gobierno del Reino
Unido. Según Hecht, consejero delegado de Living Cities, «la innovación
del sector público da por sentado que si tiene éxito entrará en vigor por la
vía rápida, sin necesidad de recaudar fondos ni de publicidad.»3 Aunque
los otros casos han sido impulsados por la sociedad civil, todos difieren
en la cultura organizativa. Por ejemplo, el fundador de Avaaz, aunque se
trataba de una organización no lucrativa, se inspiró en compañías como
Walmart y Apple, y su modo de actuar es muy distinto al de las redes de
intercambio locales, que son organismos orgánicos no formalizados, o el
Banc dels Aliments de Barcelona, una fundación tradicional privada con
una estructura jerárquica clásica.
15
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Diversidad del enfoque
Social Innovation Exchange4 define la innovación social como «el desarrollo
y la adopción de nuevas ideas (productos, servicios y modelos) para cubrir
necesidades sociales». Los casos seleccionados utilizan mecanismos muy
distintos para alcanzar sus fines sociales, desde la recogida de peticiones
a través de Internet hasta organizar a voluntarios en puntos de recogida de
alimentos en los supermercados, pasando por mercados de intercambio
vecinales, sistemas de intercambio de conocimientos y la aplicación de la
ciencia conductual a la elaboración de políticas. Los mecanismos utilizados,
los incentivos financieros y la gestión de los recursos humanos son diferentes
en cada caso. Por ejemplo, una organización funciona con 180 voluntarios
regulares, otra con ocho funcionarios a jornada completa, y otra con el
personal disperso por 18 países trabajando mayoritariamente desde casa a
través de Internet.
Diversidad de la fase de innovación social
Cada caso se encuentra en una fase ligeramente distinta de su desarrollo,
lo cual ofrece otra dimensión que vale la pena observar. Avaaz ya cuenta
con 15 millones de miembros y oficinas en 18 países, y está claramente en
la etapa de expandir sus operaciones, mientras que el Behavioural Insights
Team apenas está en la mitad de la fase de la prueba piloto. Las redes de
intercambio en Barcelona siguen gozando de buena acogida, pero aún no
se han convertido en un esfuerzo que englobe a toda la ciudad, y el Banc
dels Aliments de Barcelona se encuentra tal vez en el punto de inflexión de
expandir sus operaciones a todo el país.
Figura 1. Espiral de la innovación social
1. Avisos
2. Propuestas
6. Cambio sistémico
3. Prototipos
4. Mantenimiento
1 Mulgan, G., S. Tucker, R. Ali y B. Sanders: Social Innovation: What it is, why it matters and how it can be accelerated, Oxford Saïd
Business School, Skoll Centre for Entrepreneurship, Londres, 2007.
2 «Mainstreaming Social Innovation with the Public Sector», de Ben Hecht, publicado en el Huffington Post el 16/4/2012.
3 Este concepto fue utilizado por el Centre for Economic Opportunity (CEO) para diseñar e implantar iniciativas encaminadas
a reducir la probreza y basadas en hechos probados. Algunas de las medidas desarrolladas han sido adoptadas por la
Administración Obama.
Fuente: Murray et al. (2010)
4 www.socialinnovationexchange.org
5. Despliegue
16
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Avaaz
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
line, Avaaz tiene como objetivo combinar con rapidez el esfuerzo individual de millones de personas (por
pequeño que sea) en una voz colectiva poderosa para lograr cambios en problemas acuciantes de ámbito
mundial, regional y nacional. Su filosofía es:
«Es la comunidad activista que acerca el poder y la voz de la gente a los
centros políticos de decisión a nivel mundial; el movimiento global en línea
más grande de la historia.»
­­— Avaaz
Misión
Movilizar a los ciudadanos del mundo para cerrar la brecha entre el mundo que tenemos
y el mundo que la mayoría de la gente quiere.
Fundada
2006
Escalabilidad
Global, con miembros en 194 países.
Localización
Sede en Nueva York, con trabajadores en más de 18 países.
Financiación
Desde 2010, Avaaz ha estado financiada íntegramente por donaciones individuales de 25 € de media.
Impacto social
Global, regional, nacional y local (según el ámbito de cada campaña).
Innovación abierta No
Innovación
17
Implicar a una comunidad global masiva para propiciar el cambio a gran escala.
Introducción
«asegurarse de que las perspectivas y los valores de los ciudadanos sean
tenidos en cuenta por quienes toman las decisiones que nos afectan a todos.»
­ Avaaz 6
—
Avaaz se creó como reconocimiento a los numerosos movimientos, coaliciones y organizaciones que se
han ido fraccionando con el tiempo en entidades más pequeñas debido a la dificultad para alcanzar un
consenso sobre temas específicos. En lugar de forzar un consenso sobre un determinado asunto, Avaaz
organiza una amplia gama de campañas y permite a cada persona elegir si desea participar o no. En
cualquier caso, la experiencia demuestra que una vez que la gente se apunta a la comunidad por una
campaña, casi siempre participa en otras acciones de temas diversos, lo que confiere una gran fuerza a
la organización y a sus actuaciones.
¿Quién forma parte de la comunidad?
Con la web traducida a 15 idiomas, Avaaz cuenta actualmente con más de 15 millones de socios repartidos por 194 países, y el número de inscripciones crece con rapidez. En Brasil, Francia y Alemania, Avaaz
cuenta con más de un millón de miembros y en Francia, Alemania, Italia, España y Canadá representan
más del 1% de la población total. La comunidad está formada prácticamente a partes iguales por jóvenes,
personas de mediana edad y personas mayores de toda condición social, incluidos profesionales, desempleados, estudiantes y jubilados. Poco más de la mitad son mujeres.
Tabla 3. Los socios de Avaaz en números
Avaaz es una comunidad global de personas que se movilizan para apoyar el cambio social a través de una
plataforma online. Hasta la fecha, Avaaz cuenta con 15 millones de personas inscritas, que apoyan peticiones en línea relativas a una gran variedad de temas sociales y medioambientales, y que participan en
campañas de acción directa en todo el mundo. En este apartado se explica en qué consiste Avaaz y se explica la razón por la que se creó, quién apoya el movimiento, y cómo y dónde se concentran los esfuerzos.
PAÍS
PORCENTAJE DE POBLACIÓN
SOCIOS
Alemania
2,0%
1.174.478
Francia
1,7%
1.185.127
Canadá
1,7%
576.176
España
1,4%
675.741
Italia
1,2%
726.780
¿Por qué «Avaaz»?
Brasil
0,6%
1.323.420
Avaaz significa «voz» o «canción» en varios idiomas como el hindi, el urdu, el nepalí, el turco, el persa y el
bosnio. Fue fundada en 2006 conjuntamente por Res Publica, un grupo de campañas cívicas globales, y
moveon.org, una comunidad online que ha sido pionera en las campañas por Internet en Estados Unidos. El
equipo cofundador estaba formado por un grupo de seis reputados emprendedores sociales de seis países.
EE. UU.
0,2%
899.746
México
0,3%
359.682
0,06%
831.417
«Avaaz es un aliado y un lugar de reunión para personas desfavorecidas en
todos lados, cuya misión es ayudar a crear un cambio real»
—Zainab Bangura, exministro de Sierra Leona5
Desde un principio, la misión de Avaaz ha sido movilizar a los ciudadanos del mundo para cerrar la brecha
entre el mundo que tenemos y el mundo que la mayoría de la gente quiere. A través de su plataforma on 5 www.avaaz.org (consulta: 12/12/2011).
India
Fuente: www.avaaz.org (25 de febrero de 2012)
6 www.avaaz.org (consulta: 12/12/2011).
18
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
¿Cómo funciona el movimiento?
El equipo central está formado por 60 personas que trabajan en 18 países (Australia, Japón, la India, Rusia, Israel, Líbano, Italia, Suiza, Alemania, Francia, Reino Unido, España, Colombia, Brasil, EE. UU., Canadá, Suecia), a los que se suman algunas personas más que utilizan herramientas en línea para colaborar
en una oficina virtual. Este equipo, que cuenta con el apoyo de una red de miles de voluntarios de diferentes partes del mundo, ha llevado a cabo desde 2007 más de 1.000 campañas de muy diversa índole.
En todo momento, en la página de inicio de la web hay siete u ocho campañas activas relacionadas con
una serie de temas sociales y medioambientales desde una perspectiva internacional, regional o local. Las
campañas anteriores se van organizando en diez áreas temáticas: respuesta humanitaria, cambio climático,
corrupción, derechos humanos, naturaleza, Birmania, Tíbet, paz, alimentos y granjas, y medios e Internet.
Muchas de las campañas se organizan a través de peticiones en línea que se hacen llegar a los centros
políticos de decisión a nivel mundial. Normalmente, alrededor de 500.000 personas firman las peticiones y en algunos casos se ha llegado a los tres millones, como en la campaña «Salvemos Internet». Desde
2007 se llevan recogidas más de 15 millones de firmas solo para la cuestión del cambio climático. Sin
embargo, la comunidad de Avaaz también organiza una serie de actividades de acción directa, como
manifestaciones, colaboración masiva, casas de acogida secretas, campañas de telefonía y mensajería,
anuncios en prensa, banners publicitarios, campañas de camisetas y donaciones para ayuda de emergencia. Desde 2007 se han llevado a cabo un total de 69.655.629 acciones.7
«No solo estamos haciendo entrega de peticiones de manera efectiva.
También estamos gestionando casas seguras de acogida y rutas clandestinas
para proteger a movimientos pro democracia en peligro; estamos desafiando
a las grandes corporaciones a través de acciones legales y movilizando a sus
accionistas; hemos donado millones para que grupos de defensores de los
derechos humanos estén equipados con las últimas tecnologías, y seguimos
logrando que presidentes, multimillonarios, embajadores y ministros oigan la
voz de nuestra comunidad alto y fuerte.»
­— Ricken Patel 8
19
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Desde 2007, Avaaz ha impulsado más de 50 millones de acciones dentro y fuera de Internet para influir
en las políticas públicas, reaccionar ante situaciones de emergencia y apoyar a movimientos ciudadanos
de todo el mundo. Además de los mensajes enviados, las llamadas telefónicas y las firmas de las peticiones, Avaaz ha organizado casi 10.000 manifestaciones, flashmobs, vigilias, marchas y otros muchos
eventos públicos, dando un fuerte impulso al movimiento del cambio climático y a otras campañas vitales
(Avaaz).10 Se han alcanzado logros significativos en los tres ámbitos siguientes:
Influencia en las políticas públicas
Un ámbito en el que se han producido grandes avances es la legislación anticorrupción. Se considera
que los esfuerzos de Avaaz han contribuido en gran medida a la adopción de la nueva ley anticorrupción conocida como «Ficha Limpa» en Brasil y en la India, después de que 700.000 personas —una
cifra sin precedentes— firmaran la petición de Avaaz en apoyo de una nueva ley similar. Avaaz también
ha destinado esfuerzos para detener acciones políticas impopulares, como la famosa «ley mordaza»
propuesta por Berlusconi o la legislación de Uganda contra el colectivo homosexual. En el Reino Unido,
Canadá y Australia, Avaaz ha influido en el gobierno para dar al traste con los planes de Rupert Murdoch de dar a su conglomerado de medios de comunicación unas dimensiones monopolísticas: en el
Reino Unido, el gobierno ha suspendido la adquisición de BSkyB; en Canadá, la compra de una cadena
de televisión importante; y, en Australia, las autoridades han acordado llevar a cabo una reforma de los
medios e investigar las operaciones de Murdoch.
Figura 2. Campaña de Avaaz contra Murdoch
Logros hasta la fecha
Desde su fundación, uno de los principales objetivos de Avaaz ha sido el de crear una comunidad con suficiente tamaño como para influir en cualquier asunto urgente que preocupe a los ciudadanos. En este apartado se
ofrece una visión general de los principales logros de Avaaz hasta el momento y lo más destacado de 2011.
«La creación de la propia comunidad y su futuro prometedor es nuestro mayor
logro hasta el momento. La creación de la red y todo su potencial es una de las
cosas que me causa mayor entusiasmo: la escala, el alcance, la diversidad, el
nivel de compromiso, y la voluntad de donar y de pasar a la acción.»
—Ricken Patel 9
Manifestación de Avaaz frente a los juzgados del Reino Unido en abril de 2012 durante la Comisión
de Investigación Leveson donde comparecían Rupert y James Murdoch.
7 www.avaaz.org (consulta: 12/12/2011).
8 Fragmento del correo electrónico del director ejecutivo de Avaaz, Ricken Patel, enviado a los socios en diciembre de 2011.
9 Entrevista a Ricken Patel celebrada el 9 de diciembre de 2011.
10 www.avaaz.org (consulta: 12/1/2012).
20
21
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Ayuda humanitaria
Los defensores de los derechos humanos y de la democracia en Birmania, Zimbabue, el Tíbet, Irán, Egipto, Siria y otros muchos lugares, han recibido el apoyo de Avaaz en situaciones de emergencia en forma
de financiación para adquirir sistemas de comunicación de alta tecnología, recursos prácticos (combustible, vehículos y suministros médicos), y ayuda para sacar a activistas clandestinamente del país o preparar casas seguras de acogida. En 2011, Avaaz reaccionó a las revueltas de la primavera árabe con su
exitosa campaña «Rompamos el bloqueo», el apoyo a la red de periodistas ciudadanos, la entrega de
ayuda de emergencia a los países implicados y la ayuda a activistas sobre el terreno. También se han recaudado fondos y se han repartido entre las víctimas de desastres naturales, como el ciclón de Myanmar,
el terremoto de Haití y las inundaciones de Pakistán.
Apoyo a los movimientos globales de la ciudadanía
Avaaz ha apoyado movimientos ciudadanos de todo el mundo relativos a una gran variedad de temas.
En el ámbito internacional, se han conseguido avances significativos en distintas áreas, como la del
cambio climático, donde se han firmado un buen número de peticiones en colaboración con numerosas ONG y grupos defensores del medio ambiente. Otras victorias han consistido en colaborar con
grupos de apoyo para ayudar a establecer una de las mayores reservas marinas del mundo, el mantenimiento de la prohibición internacional de las bombas de racimo y las prohibiciones de la caza de
ballenas y el comercio de marfil. Avaaz también ha apoyado movimientos indígenas, como en el caso
de Bolivia, donde cientos de manifestantes indígenas recibieron el respaldo de una petición de Avaaz
para impedir la construcción de una carretera en el corazón del parque nacional, o el de Brasil, donde
Avaaz se ha unido a grupos de indígenas y de activistas en su lucha por detener la presa de Belo Monte
y dar marcha atrás en la deforestación del Amazonas.
Figura 3. Petición de Avaaz contra el comercio de ballenas
Entrega de la petición de Avaaz a la delegación brasileña encabezada por Rômulo José Fernandes,
Barreto Mello y Fabia de Oliveira Luna en la Comisión Ballenera Internacional en Agadir (Marruecos)
en junio de 2010.
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Tabla 4 Campañas destacadas de Avaaz en 2011
Campaña
Acción realizada
Resultado
En primera línea Se han recaudado 1,5 millones de dólares para una red de periode la primavera distas ciudadanos, se ha entregado 1 millón de dólares en ayuda
árabe
de emergencia, se han sacado a activistas clandestinamente del
país o se les ha procurado casas seguras de acogida. 600.000
mensajes difundidos en la plaza Tahrir, 500.000 firmas para
evitar que la fortuna de Mubarak saliera del país.
Mayor cobertura en los medios
internacionales de la primavera
árabe, congelación de los bienes de
Mubarak y ayuda para cientos de
activistas y familias.
El poder
de la gente
frente a la mafia
de Murdoch
668.784 mensajes y 30.000 llamadas telefónicas a miembros
del parlamento del Reino Unido para impedir la adquisición
de BSkyB por parte de Murdoch. Tretas publicitarias, sondeos
de opinión y campañas entre los accionistas en Australia para
echar por tierra el intento de arrebatarle a uno de los organismos
públicos de radiotelevisión un contrato televisivo por valor de 223
millones de dólares.
El Gobierno del Reino Unido tiró
por tierra los planes de adquisición
de Murdoch y exige concesiones
fiscales. El Gobierno de Australia
creó una comisión para investigar a
Murdoch y llevó a cabo una reforma
de los medios de comunicación.
Clamor mundial
para salvar
el Amazonas
500.000 firmas en apoyo de 1.000 indígenas que protestan
para detener la construcción de una carretera en el corazón del
Parque Natural TIPNIS en la Amazonia de Bolivia. El personal de
Avaaz entregó la petición en mano en la oficina del presidente
Evo Morales.
Morales detuvo los planes de
construcción y prometió proteger el
Parque Nacional en el futuro.
Victoria sobre
las bombas
de racimo
600.000 firmas han ayudado a que 50 estados se opongan
al plan de EE. UU. de revocar la prohibición mundial de las
bombas de racimo. Un eficaz banner y 1.000 folletos en el
centro de congresos enviaron un recordatorio inequívoco a los
negociadores de la oposición que les esperaba de regreso a casa.
Muchos delegados usaron
la petición para reforzar sus
argumentos contra la revocación de
la prohibición, que no prosperó.
Cambio climático: 800.000 manifestantes de Avaaz presionaron en la Cumbre
del Cambio Climático en Durban, acompañados con anuncios
mantener viva
publicados en el Financial Times el día final de las negociaciones
la esperanza
cuando se había llegado a un acuerdo para salvar el Protocolo
de Kioto.
Las negociaciones se salvaron el
último día con un acuerdo para
trabajar en un pacto legalmente
vinculante que entrará en vigor
en 2015.
Enfrentarse a
la corrupción
en la India
En 36 horas, más de 700.000 hindús se sumaron a la petición
de apoyar una nueva ley anticorrupción, Jan Lokpal. Marchas,
impactantes carteles por toda la capital y una encuesta de
opinión pública independiente pusieron de manifiesto que la
mayoría de los votantes hindús querían una Lokpal ambiciosa.
El gobierno avanza sobre el
proyecto de ley para luchar contra
la corrupción, reparar los daños y
proteger a los denunciantes.
Victoria de
la libertad
de expresión
en Italia
200.000 correos electrónicos enviados, Facebook y Twitter
desbordados y enérgicas manifestaciones públicas captadas
por los medios de comunicación para impedir la «ley mordaza»
de Berlusconi, pensada para ejercer la censura en Internet, que
propuso durante sus últimos meses de mandato.
La propuesta de Berlusconi para
poder cerrar sitios web no fue
aprobada por el Parlamento.
22
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Impacto y grado de la transformación
¿Cuál es el impacto social de Avaaz, y hasta qué punto sus campañas han logrado una transformación
real? Esta sección muestra la forma en que Avaaz ha sido capaz de medir, y sobre todo, comunicar el
impacto que están teniendo sus campañas sobre las injusticias sociales y medioambientales a las que
se dirige, así como el grado de transformación en la consecución de su misión.
«Avaaz es una fuente de inspiración… ya ha marcado una gran diferencia.»
—Al Gore11
Momentos de solidaridad global
Actualmente, se considera que Avaaz es el movimiento más importante en la historia de Internet.
El gran volumen de tráfico generado por la web, con más de 15 millones de usuarios, ha creado un
potencial sin precedentes para crear un impacto visible en casi cualquier tema considerado importante
por sus miembros. Añadamos a esto la diversidad de la comunidad, con miembros prácticamente de
todos los países del mundo, y su capacidad para hacer oír las voces de los ciudadanos sobre toda
una serie de temas es inapelable. El mecanismo más utilizado para canalizar esas voces es impulsar
peticiones y recaudar fondos en espacios muy cortos de tiempo, recogiendo por lo general en torno a
500.000 firmas en tan solo unos días. Una vez recogidas las firmas, las peticiones se entregan al líder
político correspondiente en algún acontecimiento con repercusión mediática.
«Avaaz aprovecha la cantidad cada vez mayor de momentos de convivencia
global, donde todo el mundo se une y quiere actuar sobre un determinado
tema. Reunimos la energía de esos momentos en un recipiente que se puede
utilizar una y otra vez, cada vez con mucha más eficacia y rapidez que antes.»
—Ricken Patel12
Recaudación de fondos y ayuda selectiva
La unión hace la fuerza y la comunidad de Avaaz es muy eficaz recaudando fondos, no solo
por las cantidades recaudadas (más de 20 millones de dólares recaudados por Internet desde
2007), sino también la rapidez tanto para recaudarlos como para entregarlos a las personas
necesitadas. Un buen ejemplo de ello fue el caso del ciclón de Birmania, para el que Avaaz
recaudó 2 millones de dólares en una semana y entregó la ayuda directamente a las víctimas.
En un contexto en el que la ayuda internacional tradicional era bloqueada por el régimen
militar, se gravaba con impuestos aduaneros de hasta el 40% o se desviaba a otras zonas
que no habían sido afectadas por el ciclón, Avaaz logró que a los pocos días del desastre esos
fondos llegaran directamente a la región del Delta más afectada. Después de haber trabajado
con los monjes birmanos en 2007, que recibieron 350.000 dólares para conseguir tecnologías
de comunicación, Avaaz activó los mecanismos de transferencia de dinero online que
previamente había utilizado y las conexiones existentes con los monjes, y así pudieron comprar
combustible, vehículos, medicinas y otros suministros clave para los monasterios donde se
23
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
hospedaba la gente tras el ciclón. Se han llevado a cabo campañas similares en otros países,
como Haití y Pakistán, donde casi de la noche a la mañana la comunidad ha recaudado fondos
y, a través de un sofisticado sistema de redes globales, y colaboraciones con entidades locales
de confianza el dinero se ha entregado a quienes lo necesitaban, con eficacia y a tiempo.
Cobertura mediática internacional
Avaaz genera actualmente 11 millones de entradas en Google y suele aparecer mencionada
tanto en medios internacionales generalistas (con 174 artículos que hacen referencia a la
plataforma en The New York Times, 163 en The Guardian, 49 de la BBC y 27 en la CNN) como en
canales de medios independientes.13 Su presencia en los medios pone de relieve el creciente
reconocimiento que está consiguiendo Avaaz como entidad global defensora de derechos.
Numerosos blogs hacen referencia a la cadena de televisión estatal siria calificando a un
activista de Avaaz, Wissam Tarif como «el hombre más peligroso del mundo» para el régimen,
The Times of India elogió a Avaaz al considerarla un «actor clave en la iniciativa Jan Lokpal»14,
Le Monde calificó la campaña Ficha Limpa de Brasil como una «campaña de peticiones
impresionante y sin precedentes» y una «espectacular victoria política y moral para la sociedad
civil», y la revista Time recientemente publicó un artículo titulado «How a New York City based
Activist has become a player in Syria».15
Los políticos también han reconocido el papel de Avaaz. La Comisaria Europea de Acción
por el Clima, Connie Hedegaard, manifestó tras la cumbre de Durban: «Gracias a las más de
800.000 personas de todo el mundo; vuestras voces resultaron decisivas en la recta final de
las negociaciones».16
Además de la cobertura de las campañas por distintos medios de comunicación nacionales e
internacionales, Avaaz también ha adoptado una postura proactiva con los medios a través de la
financiación colectiva mediante anuncios en prensa en periódicos y otros canales. Por ejemplo,
durante la cumbre de Copenhague sobre el Cambio Climático se entregó a los delegados un
anuncio «Cli-Matrix» a toda página publicado en el Financial Times, donde aparecían los líderes
mundiales como héroes cinematográficos y se les exhortaba a «financiar la lucha para salvar
el mundo». En 2007, en plenas negociaciones de la ONU sobre el cambio climático en Bali,
un anuncio a toda página en el Jakarta Post protagonizó una reunión del gabinete japonés;
mientras observaba el anuncio, el Ministro de Medio Ambiente nipón preguntó al Primer
Ministro: «¿Vamos a dejar que el Mundo piense que Japón está obstaculizando los objetivos
para el año 2020?».17 Durante esa misma cumbre, una de las mayores acciones online en la
historia canadiense y una campaña publicitaria a nivel nacional propició un giro de 180 grados
sobre los objetivos para reducir las emisiones peligrosas que provocan el calentamiento global.
El líder de la oposición canadiense respondió exclamando: «Socios de Avaaz, que un gobierno
dé marcha atrás en su política desastrosa es genial... ¡únanse a Avaaz porque funciona!».
13 Cifras extraídas de las webs de The New York Times, The Guardian, la BBC y la CNN (consulta: 25/2/2012).
14 «Indian origin Canadian is voice of Jan Lokpal», artículo publicado en el Times of India el 11 de agosto de 2011.
15 «How a New York City based Activist has become a player in Syria», publicado en la revista Time el 15 de marzo de 2012.
11 www.avaaz.org (consulta: 25/2/2012).
16 Inewp.com, «The People’s Press», 11 de diciembre de 2011.
12 Entrevista a Ricken Patel celebrada el 9 de diciembre de 2012.
17 Asahi Simbun Newspaper www.asahi.com
24
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Asimismo, Avaaz patrocinó un anuncio el último día de las negociaciones sobre el cambio
climático celebradas en Durban en 2011.
Durante la cumbre del G8 en Hokkaido en julio de 2008, The New York Times publicó un anuncio
satírico a toda página con los rostros del Primer Ministro Yasuo Fukuda, George Bush y Stephen
Harper emulando al personaje de dibujos animados Hello Kitty, tal como se ilustra en la Figura 4.
Otros medios, como Canadian Broadcasting Corporation y el Nikkei Business Daily también se
hicieron eco del anuncio.18
Figura 4. Anuncio de Avaaz en el Financial Times
Avaaz también ha emitido anuncios de televisión para conseguir apoyo para sus campañas.
Un buen ejemplo fue en 2009: en plena presión por parte de las petroleras para evitar
la firma de un ambicioso tratado relacionado con el cambio climático, Avaaz financió un
anuncio en la televisión de Washington DC que parodiaba los anuncios medioambientales
de ExxonMobil, y que desencadenó una respuesta por parte de la compañía. Dos años
antes, en enero de 2007, cuando muchos líderes se negaron a reconocer la amenaza del
catastrófico cambio climático, el anuncio televisivo de Avaaz emitido en cuatro continentes
ayudó a difundir el mensaje de que las compañías petroleras obstaculizaban los acuerdos
globales sobre el cambio climático.
25
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Agilidad y flexibilidad
«En el pasado, los grupos internacionales de ciudadanos y los movimientos
sociales tenían que reunir a sus seguidores en torno a temas específicos, año
tras año, y país por país, para alcanzar una escala suficiente que marcara la
diferencia. Hoy, gracias a las nuevas tecnologías y a una creciente ética de la
interdependencia global, esa limitación ya no existe.»
­— Avaaz19
La velocidad y la accesibilidad de Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías, y la
creciente ética de la interdependencia global han permitido a Avaaz crecer de manera exponencial
durante los últimos cinco años. La estructura de la organización consiste en un único equipo
global que trabaja en cualquier tema de interés público en pequeños grupos de activistas. Estos
grupos se encargan de todos los aspectos de la campaña, desde la recaudación de fondos hasta la
comunicación, lo que significa que el trabajo se lleva a cabo con una eficacia y rapidez increíbles.
En lugar de la típica estructura de una gran ONG con filiales nacionales que cuentan con su propio
personal, presupuesto y estructura de toma de decisiones, así como estructuras y procesos
burocráticos construidos en torno a los departamentos internos de comunicación, recaudación de
fondos y marketing, en Avaaz los equipos de las campañas son autónomos. Se encargan de todos
los aspectos de la campaña. Esto significa no solo que pueden centrarse en cada tarea, sino que,
como trabajan en primera línea, también son las personas mejor informadas para tratar con los
medios de comunicación, transmitir mensajes claros para la recaudación de fondos y reaccionar a
los imprevistos.
Esta agilidad no se traduce únicamente en la rapidez para recaudar fondos o recoger firmas;
también es una sofisticada combinación de la actividad en Internet y en la vida real. Por ejemplo,
durante la campaña Ficha Limpa de Brasil, paralelamente a la recogida de firmas para la petición,
el personal sobre el terreno estaba presente en las salas de negociación viendo qué políticos
se oponían al proyecto de ley, e inmediatamente después de las reuniones movilizaron a los
partidarios de Avaaz para realizar llamadas telefónicas y correos electrónicos a sus políticos para
persuadirlos para que apoyaran la ley. Recibir este tipo de presión de sus propios electores, y en
tiempo real, no tenía precedentes para los políticos brasileños.
«La comunidad online de Avaaz puede actuar como un megáfono para
llamar la atención sobre nuevos temas; como un pararrayos para canalizar
preocupaciones e intereses ciudadanos dispersos e integrarlos en torno
a una campaña específica y con objetivos claros; como un camión de
bomberos para dar una respuesta rápida y eficaz ante una situación de
emergencia inesperada; y como una célula madre de activismo político capaz
de reproducirse y adoptar la forma que sirva mejor para cubrir una necesidad
urgente determinada.»
—Avaaz20
19 www.avaaz.org (consulta: 25 de febrero de 2012).
18 «Richest nations pledge to half greenhouse gases», publicado en The New York Times el 9 de julio de 2008. Véase Figura 4.
20www.avaaz.org (consulta: 12 de febrero de 2012).
26
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Objetivos factibles
La estrategia de Avaaz pasa por asegurarse de que sus campañas logren el
impacto deseado y fijarse objetivos factibles donde puedan cambiar las cosas.
También es importante el hecho de que las campañas se puedan comunicar
claramente a los miembros y sirvan de motivación para una actuación
continuada. A nivel práctico, la página web de recogida de firmas se actualiza
constantemente para que el objetivo previsto siempre esté logrado en torno
al 75%, lo que motiva continuamente a que se inscriban más personas, que
piensan que unas pocas firmas más bastarán para alcanzar el objetivo.
«Nos enfrentamos a problemas muy difíciles; lo que hacemos es estudiarlos hasta encontrar
una batalla que podamos ganar.»
—Ricken Patel21
En las campañas, los complejos problemas mundiales, como la opresión china
en el Tíbet, se desglosan en objetivos alcanzables para poder avanzar y evitar
la sensación de impotencia que aqueja a algunos movimientos globales cuyos
objetivos son demasiado ambiciosos. En este caso, donde Avaaz reconoce que
aunque pueda ser muy difícil conseguir que los chinos abandonen el Tíbet,
lo que es posible es cambiar la política china hacia el diálogo y procurar que
las historias tibetanas sean escuchadas por el resto del mundo. Una forma
de contribuir a que aumentara la atención mediática fue enviar emisoras de
radio y teléfonos por satélite a los monasterios para que los monjes pudieran
comunicarse con el exterior. Otro objetivo factible era conseguir que los
principales países enviaran a sus diplomáticos a la zona para que comunicaran
lo que está sucediendo a sus propios electores y, a su vez, enviar el mensaje a
los chinos de que no pueden mantener la represión con impunidad.
Campañas selectivas que causan efecto
La estrategia de Avaaz consiste en «centrarse en puntos de inflexión de
crisis y de oportunidad» para seleccionar campañas con las que obtener
resultados. Tras analizar los años de activismo sobre cualquier tema o causa
de grupos concretos, Avaaz sabe cuándo es el momento adecuado para
que la opinión pública preste atención a una causa. Es en ese momento
cuando la oportunidad de influir en la decisión crucial de algún líder político
es máxima. Casi siempre hay un pequeño atisbo de oportunidad para influir
en esa decisión y es ahí donde Avaaz sabe actuar, consiguiendo el apoyo en
algunos casos en menos de 24 horas para incidir en la decisión:
«Conseguir en horas lo que antes costaba años»
—Ricken Patel21
21 Entrevista a Ricken Patel celebrada el 9 de diciembre de 2011.
27
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
En un país, estas oportunidades pueden aparecer una o dos veces al año. Sin
embargo, con una comunidad de ámbito mundial, pueden darse varias cada
semana. Esta estrategia de centrarse en los «puntos de inflexión» transmite a
la comunidad un sentido de urgencia y una inmediatez que favorece la rápida
respuesta de los usuarios.
Tabla 5. Tipos de campañas promovidas por Avaaz
Tipo de campaña
Objetivo
Impacto
Cambiar el mundo
Viral
Aumentar el número de socios de la comunidad
Marca
Mejorar la marca
Recaudar fondos
Recaudar fondos para una causa
Servicio a los socios
Dar a los miembros la oportunidad de hacer algo que quieren hacer
Fuente: Entrevista a Ricken Patel el 9 de diciembre de 2011.
El proceso utilizado para seleccionar las campañas es una parte crucial de
la estrategia para asegurar el impacto y lograr la transformación. Existe una
clasificación de los diferentes tipos de campaña, tal como se muestra en
la Tabla 5. Las campañas orientadas a la organización (virales, de marca,
de recaudación de fondos) se consideran una inversión a largo plazo que,
en última instancia, desarrollan la capacidad para posibilitar un impacto.
Si un objetivo clave es que la campaña sea viral (con capacidad para
difundir el mensaje ampliamente) y hacer crecer el número de socios, se
utiliza un ligero anzuelo, como por ejemplo una petición, y luego una serie
de herramientas de participación. En cambio, si el objetivo es el impacto,
un método puede ser animar a la gente a escribir a los políticos, donde
la participación será menor y no habrá viralidad. En cualquier caso, con
la experiencia el equipo está descubriendo que las mejores campañas
son las que consiguen todos los objetivos: ganar popularidad, aumentar
la comunidad y cambiar el mundo. Con el tiempo, estos enfoques se han
fusionado en otro más integral que parece ser el más efectivo a la hora de
seleccionar las campañas que marcarán la diferencia.
28
29
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Tabla 6. Características clave del impacto de Avaaz en objetivos específicos
Campaña
Año
Objetivo
Números
Resultados
Irak
2007
Contra la presencia de las
tropas de EE. UU. en Irak
150 mil firmas
Petición de autonomía del
pueblo iraquí entregada a los
líderes mundiales.
Plazo fijado para la retirada.
Amazonas
2009
Contra el avance de la
15 mil participantes en un
industria agroalimentaria en el sondeo y 30 mil mensajes
Amazonas
enviados a Lula
Revocada la legislación
que permitía la explotación
agrícola del Amazonas.
Sakineh
Ashtiani
2010
Suspender la pena de muerte Más de 900 mil mensajes
de una mujer iraní acusada de enviados a los gobiernos de
adulterio
Turquía y Brasil
Sakineh se ha librado de la
pena de muerte.
El presidente Lula se ofreció
a darle asilo en Brasil.
Salvemos
los océanos
2010
Prohibición de la pesca
221 mil firmas
comercial en territorios
de 223 países
británicos en el Océano Índico
El Gobierno del Reino Unido
anuncia la duplicación de las
áreas marinas protegidas.
Ficha Limpa
2011
Que el recién nombrado ministro 250 mil firmas para la
de la Corte Suprema de Brasil petición a la presidenta
Dilma Rousseff
vote a favor de Ficha Limpa
La nueva ley anticorrupción,
Ficha Limpa, fue aprobada
en 2011.
Palestina
Occupy
Wallstreet
2011
2011
Petición para el
reconocimiento del
estado palestino
900 mil firmas
Alcanzar un millón de firmas
para el movimiento
800 mil firmas
Una enorme bandera
palestina colocada en
Bruselas. Las negociaciones
de la UE continúan.
Campaña terminada.
Fuente: Gazetadopovo 2010
Colaboración intersectorial e innovación conectada
En este apartado vemos el lugar que ocupa Avaaz en el panorama de las plataformas de peticiones
online. Destacamos las diferencias y similitudes de esta iniciativa con otras iniciativas, y analizamos la
relación entre esta dinámica comunidad, otras organizaciones de la sociedad civil y otros sectores clave,
como los medios de comunicación.
¿Qué hace que Avaaz sea diferente?
La diferencia fundamental entre Avaaz y otros grupos que también recogen peticiones por Internet es su
carácter global. En lugar de actuar desde sucursales u oficinas nacionales, como es el caso de muchas
grandes ONG internacionales, Avaaz se propuso ser una organización verdaderamente global. El modelo
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
de recogida de peticiones ya se había ensayado en EE. UU. y Australia. Sin embargo, en 2007, cuando se
fundó Avaaz nadie había intentado aplicar el concepto a nivel mundial. Este sistema fue el adoptado por
los fundadores como reconocimiento al mundo cada vez más conectado en que vivimos, así como las
crisis convergentes y los grandes desafíos que tenemos por delante, desde el cambio climático hasta los
«indignados», pasando por los movimientos Occupy Wall Street o la primavera árabe.
«Nos dirigimos a esa parte de la identidad de los seres humanos y a esa
necesidad del activismo político de ser global, ya que muchas decisiones no
se toman a nivel mundial, cuando no debería ser así. (...) Las empresas se han
globalizado con mucha eficacia, pero las democracias y la sociedad civil, no.»
—Ricken Patel22
Tabla 7. Las organizaciones más grandes del mundo que recogen firmas por Internet
plataforma
Objetivo
Socios
Fundada
Modelo de negocio
Avaaz
Global
13 millones
2007
No lucrativa
Change
Global
Millones de personas firman 2007
miles de peticiones cada mes
Empresa social
Move on
EE. UU.
5 millones
1998
2 partes: 1. No lucrativa
2. Comité de acción política
Actuable
España
2 millones
2008
Comercial
(adquirida recientemente por Change)
38 Degrees
Reino Unido
850.000
2009
No lucrativa
Get up
Australia
590.000
2005
No lucrativa
Fuente: Elaboración propia
Avaaz colabora estrechamente con otras plataformas de activismo online de ámbito nacional, como Move
On, 38 Degrees y Get up. Juntas han impulsado una serie de campañas y, en el caso de 38 Degrees, el
personal de Avaaz ayudó a crear la organización y formó parte de la junta directiva. La campaña «Salvemos
Internet» fue promovida con Move On y, en España, se lanzó una campaña anticorrupción en colaboración
con Actuable en la que Avaaz coordinó algunos de los contenidos y algunas entregas iniciales a los principales partidos políticos, PSOE y PP. Existe la impresión de que la colaboración es muy fácil, dado que las
misiones son de naturaleza muy similar. Sin embargo, el caso de Change es distinto, sobre todo porque
es una empresa privada con un modelo de ingresos basado en marketing y publicidad para sus socios.
«Mucha gente de nuestro sector tiene sus dudas acerca del modelo que han
adoptado, porque les preocupa que el dinero no se gaste verdaderamente en
el cambio y se destine a altos salarios y otras cosas que no serían aceptables
en el sector no lucrativo.»
—Ricken Patel
22 Entrevista a Ricken Patel celebrada el 9 de diciembre de 2011.
30
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Relación con las ONG y la sociedad civil
31
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Figura 5. Campaña «Ama a China» de Avaaz
Avaaz colabora estrechamente con un amplio abanico de organizaciones de la sociedad civil de diversas
maneras, muchas veces como una fuente de apoyo global de activistas para campañas locales. Las
peticiones a gran escala se organizan en colaboración con otras ONG internacionales, como la campaña
para la moratoria en Europa para los cultivos modificados genéticamente, que recogió un millón de firmas
y fue presentada ante la Comisión Europea conjuntamente con Greenpeace. Para las campañas nacionales en las que ya existe un movimiento organizado que se ocupe del tema en cuestión, Avaaz apoya el
movimiento con acciones complementarias, sobre todo ampliando el apoyo internacional y la cobertura
mediática, como en el caso del movimiento anticorrupción en la India y el movimiento para combatir la
corrupción electoral en Brasil. Del mismo modo, Avaaz ha apoyado a movimientos indígenas ayudándoles a atraer la atención internacional a su difícil situación.
«El 95% de todas las campañas tiene
un elemento de colaboración estratégica»
—Luis Morago23
Son numerosos los ejemplos en los que Avaaz ha ejercido la presión decisiva (el punto de inflexión antes mencionado) en una campaña en la que una organización local pueda llevar ya trabajando años o
incluso décadas. Un ejemplo de esto es la IDE, la organización brasileña que defiende los derechos de
los consumidores, que llevaba cierto tiempo presionando a la Agencia Brasileña de Telecomunicaciones
para regular la calidad del acceso a Internet. Cuarenta y ocho horas antes de que la Junta Directiva votara
finalmente la regulación propuesta, Avaaz e IDE enviaron 70.000 mensajes directamente a los miembros
de la Junta: el reglamento se aprobó de inmediato.
Cuando no existe ningún movimiento organizado, sino más bien un sentimiento de descontento, como
en el caso de la campaña «The People vs. Murdoch», se puede adoptar otro planteamiento. Por ejemplo,
el equipo de Avaaz realizó dos grandes encuestas de opinión para demostrar la oposición generalizada a
los planes de adquisición por parte de Murdoch.
Avaaz y los medios de comunicación
La relación que tiene Avaaz con los medios es de gran importancia y abarca múltiples facetas. Avaaz
cuenta con una red de miles de periodistas en todo el mundo y este potencial se despliega de diversas
maneras. Por un lado, el papel de Avaaz es atraer la atención internacional de los medios de comunicación a un asunto concreto y lograr que aumente el apoyo internacional. Por otro, los medios de comunicación se usan como un vehículo para influir directamente en los líderes políticos, a quienes se dirige
la protesta en un momento determinado. Un mecanismo que se ha utilizado con frecuencia es el de
comprar anuncios en prensa o televisión de gran repercusión mediática que se publican en los momentos
cruciales de las cumbres de negociación internacionales.
En el caso de Birmania, el Tíbet y la primavera árabe, la relación con los medios de comunicación es un
poco diferente: aquí el papel de Avaaz ha consistido en dotar de capacidad a los ciudadanos para hacer
oír su voz en un contexto de extrema censura mediática. Avaaz sostiene que la BBC, la CNN y Al Jazeera
han comunicado que en un punto del conflicto el 40% de las imágenes que se utilizaron para cubrir la
primavera árabe fueron generadas por la red de periodistas ciudadanos del entorno de Avaaz.
23Entrevista a Luis Morago, director de campaña, celebrada el 7 de noviembre de 2011.
Anuncios de «Ama a China» en las inmediaciones de la pantalla gigante de Londres durante la
ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008.
Finalmente, Avaaz tiene una línea propia de activismo que aboga por crear un sector mediático más democrático, y que va especialmente dirigida al imperio de Murdoch en el Reino Unido, Canadá y Australia, a
las propuestas de censura de Berlusconi y, más recientemente, a la polémica legislación de SOPA y ACTA.
La relación que mantiene Avaaz con los medios es de beneficio mutuo: Avaaz se beneficia de la cobertura
mediática para dar más repercusión a sus campañas, y los medios aprovechan el trabajo de Avaaz sobre
el terreno para conseguir reportajes de activistas que se encuentran en primera línea en zonas donde
existe una gran censura.
La sostenibilidad económica y la viabilidad a largo plazo
El 100% de la financiación de Avaaz proviene de pequeñas donaciones realizadas por sus 15 millones de
socios de todo el mundo a través de Internet. Desde 2007, lleva recaudados más de 20 millones de dólares, siendo la donación media de 35 dólares (25 euros). Desde el año 2009, Avaaz no acepta dinero de
gobiernos ni empresas, y ninguna de las donaciones ha sido superior a 5.000 dólares. En este apartado
se describen los principales elementos de la estrategia de financiación de Avaaz y se explica cómo ha ido
evolucionando el modelo financiero y cuál es su evolución prevista para los próximos 20 años.
32
33
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Los números de Avaaz
Estrategia de recaudación de fondos
Avaaz está registrada como organización sin ánimo de lucro 501 (c) 4 en el estado de Delaware (EE. UU.)
y, de conformidad con la Ley Federal de EE. UU., somete sus finanzas a una auditoría anual independiente
que puede consultarse en su sitio web. Avaaz está obligada a declarar y rendir cuentas de los gastos en
tres categorías: Programas (campañas), Administración y General, y Recaudación de Fondos, como se
muestra en el gráfico siguiente.
Avaaz se financia principalmente a través de tres canales. El primero serían las donaciones periódicas de
los socios, que representan alrededor de 400.000 dólares al mes, sin campañas ni mensajes específicos
de Avaaz (es decir, dinero que entra «sin haberlo pedido»). Para cubrir los gastos organizativos, cada año se
envían dos o tres correos electrónicos a todos los socios, que por lo general recaudan en torno a un millón de
dólares, actividad que es organizada por un pequeño equipo de recaudación de fondos. La tercera fuente de
ingresos es para campañas concretas, en las que cuanto más específica es la propuesta, mejor resultado
da. Por ejemplo, al recaudar fondos para comprar un anuncio en el periódico o la televisión, el equipo envía
una maqueta del anuncio a los socios, recaba opiniones y explica con claridad cómo podría lograrse el
objetivo. Por ejemplo: «Solo con que 1.000 personas donen 5 dólares cada una, mañana el anuncio saldría
publicado en la prensa». Estrategias similares se utilizaron para comprar equipamiento para Siria o para
organizar un acto a favor de la independencia de Palestina. (Luis Morago)
Figura 6. Gastos de Avaaz entre 2007 y 2010
$5,500,000
$5,000,000
$4,500,000
$4,000,000
$3,500,000
$3,000,000
$2,500,000
$2,000,000
$1,500,000
$1,000,000
$500,000
$0
Program
Management & General
Fundraising
2006
01 Jun 2006
31 May 2007
2007
01 Jun 2007
31 May 2008
Los mecanismos utilizados en la recaudación de fondos se parecen a los de otras plataformas online, al
basarse en un sencillo sistema de pagos en línea con tarjeta de crédito. En esto difiere de modelos anteriores de recaudación de fondos como el de Greenpeace, que envía las facturas a los miembros por correo
convencional, y organiza actos para recaudar fondos y otras actividades fuera de Internet. En cualquier
caso, muchos donantes de Greenpeace pertenecen ahora a generaciones más mayores.
June-Dec 2008
01 Jun 2008
31 Dec 2008
2009
01 Jan 2009
31 Dec 2009
2010
01 Jan 2010
31 Dec 2010
En la Figura 6 se observa que en las campañas se concentra la mayor parte de los gastos, con una
media del 82% desde 2007; durante el mismo periodo, Administración y General representa el 13%
de media, y Recaudación de fondos, el 4%. Fuente: www.avaaz.org (25 de febrero de 2012).
Independiente y responsable
En 2009, Avaaz cambió su modelo de financiación y dejó de aceptar donaciones que superaran los 5.000
dólares. Esto ha permitido a la organización proyectar una imagen de independencia total. Además, se
decidió que las donaciones no fueran deducibles de impuestos, lo que significa que el único grupo al que
se debe rendir cuentas es a los socios y a los fundadores de la organización. Y lo más importante: la organización tiene las manos libres para involucrarse en campañas de activismo político.
El organigrama plano y flexible —el equipo principal se divide en pequeños equipos autónomos para cada
campaña— ha mantenido a raya los gastos generales. Los equipos son seleccionados para cada campaña, atendiendo a su conocimiento de la zona, las competencias y las conexiones con otras organizaciones
que trabajan en la misma causa, lo que significa que los equipos cambian en cada actuación. Esto crea
una cultura organizativa vigorosa y dinámica que hace que las personas siempre se estén adaptando a las
necesidades de la campaña y a los nuevos miembros del equipo, lo cual fomenta el desarrollo personal y
profesional. La naturaleza online del trabajo también significa que la infraestructura de oficina es pequeña y
los gastos muy pocos, ya que muchos de los equipos trabajan desde casa o en locales compartidos.
Como demuestran las cifras, se dedican muy pocos recursos a la recaudación de fondos. En su lugar,
los esfuerzos se canalizan hacia el éxito de las misiones de la organización y la proyección de una organización eficiente, efectiva, transparente, responsable y democrática que aporta beneficios sociales continuamente. Esta cultura de la organización —el ADN de Avaaz— se resume en los puntos del apartado
«¿Por qué donar a Avaaz?» de su página web.
Tabla 8. Por qué donar a Avaaz
1 Lo que hacemos tiene un impacto
2 Una donación a Avaaz es una inversión con retorno en cambio social permanente
3 Tenemos un equipo en todo el mundo que realiza un trabajo sobresaliente
4 No tenemos burocracia
5 Tenemos auditorías regularmente y somos responsables fiscalmente
6 Transferimos el dinero cuando tiene sentido y lo damos a quienes realizan el mejor esfuerzo
7 Somos 100% independientes
8 Somos una organización política (esto es importante)
9 Vamos allí donde estén las necesidades más apremiantes y las oportunidades más grandes
10 La transparencia y la responsabilidad democrática es lo más fuerte de nuestro modelo
11 No hay otra organización como la nuestra
Fuente: www.avaaz.org
34
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Avaaz acaba de completar su plan de negocio de 5 años. Tras alcanzar todos los objetivos fijados, ahora ha
decidido adoptar un ciclo de planificación de 20 años basado en la idea de que muchas cosas van a cambiar, por lo que una visión a largo plazo se combina con un alto grado de agilidad y flexibilidad. La sostenibilidad de la organización se medirá con indicadores clave, como el porcentaje de población que representan
los socios de distintos países y la cantidad de personas que están dispuestas a realizar donaciones.
Tipo de innovación
En este apartado se revelan algunos de los secretos del éxito de Avaaz, especialmente su estrategia de
innovación abierta que le ha permitido alcanzar una cantidad tan alta de socios y lograr el impacto social
que se había propuesto.
Plataforma global multitemática
El enfoque global combinado con el enfoque multitemático es fundamental para el éxito de Avaaz. Como la
plataforma no se limita a un único tema (cambio climático, derechos humanos, corrupción...) ni a un solo
ámbito geográfico (Tíbet, Latinoamérica...), Avaaz ha logrado un efecto multiplicador, ya que una persona
que se hace socia de Avaaz por una causa medioambiental puede apoyar además una petición de derechos
humanos y, posteriormente, una campaña a favor del Tíbet. Este método tiene varias implicaciones: en primer lugar, la comunidad puede atraer a un público mucho más amplio que la típica ONG centrada en un solo
tema; en segundo lugar, un único miembro puede apoyar diversas causas (lo que significa que las peticiones
pueden crecer rápidamente); y, por último, cuando se precisa una acción urgente, el llamamiento se hace a
una comunidad numerosísima. En este sentido, las grandes ONG internacionales, que pueden llevar muchos
años trabajando en una sola causa, ven en Avaaz un recurso estratégico al que poder movilizar en momentos
decisivos cuando sea necesario atraer la atención de los medios para una determinada acción.
35
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
específicas en momentos cruciales relacionados con una determinada campaña o al abordar temas polémicos, como la religión. Aparte de las encuestas, Avaaz también recibe semanalmente de sus miembros,
expertos y equipos docenas de propuestas de campañas. De estas, alrededor de 15 son debatidas por
el equipo en reuniones telemáticas con todo el equipo que se celebran dos veces por semana. Las campañas seleccionadas se envían a una muestra aleatoria de 10.000 o 20.000 personas para sondear la
reacción de los miembros. Según las respuestas, junto con el análisis del impacto potencial de la campaña, cuestiones de fechas, el valor añadido de Avaaz y otras consideraciones, se decide cuáles de las
campañas (nacionales, regionales y globales) se lanzan (Luis Morago)25
Comunicación clara
La dilatada experiencia de Avaaz en el ámbito de la comunicación ayuda a canalizar la atención de los socios
allí donde la ayuda es más necesaria, adoptando un enfoque periodístico accesible para garantizar una comunicación efectiva, y escribiendo alertas de correo electrónico «de la misma manera que un ayudante informa a un primer ministro», donde captar la atención en el momento es crucial para el éxito de la campaña. Un
ejemplo son los anuncios a toda página en periódicos, tal como se muestra en la Figura 4. Otros mecanismos
para captar la atención son no incluir una función de búsqueda en la página web —reduce las distracciones—
y canalizar el tráfico a las campañas de la página inicial, a las variaciones nacionales —las campañas varían
ligeramente según el idioma elegido— y a los objetivos de las peticiones, que se actualizan periódicamente
para dar siempre la imagen de que «ya casi lo hemos conseguido, con tu ayuda podemos hacerlo».
Figura 7. Campaña de Avaaz contra de la criminalización de la píldora del
día después
Democrática y decisiva
Un segundo factor de éxito de Avaaz es el justo equilibrio alcanzado entre el hecho de ser una plataforma
abierta y democrática, donde se anima a los miembros a que propongan campañas y a participar en el
proceso de selección, y el hecho de contar con un equipo experto que sabe tomar decisiones, con criterio
para determinar las batallas que pueden ganar y con las que pueden cubrir todos los objetivos de la campaña mencionados anteriormente.
«El personal de Avaaz no fija primero un plan de acción para luego intentar
convencer a los socios de que lo apoyen, más bien al contrario: el equipo
escucha propuestas de los socios y sugiere las líneas de acción que se
pueden adoptar para alcanzar un verdadero impacto.»
—Avaaz24
De este modo, los usuarios participan en el proceso de selección y diseño de la campaña, si bien las
decisiones finales las toma el equipo designado para la misión.
El proceso de participación de los miembros incluye encuestas regulares para conocer su opinión sobre
la dirección general de la organización. Así se establecen las áreas de máxima prioridad, con encuestas
24 www.avaaz.org (consulta: 25 de febrero de 2012)
Ejemplo de una petición reciente entregada a los políticos en Honduras. En este caso, 682.790
firmas para impedir la criminalización del anticonceptivo de emergencia para las mujeres. Una
vez entregada la petición, los diputados se comprometieron a programar reuniones con los grupos
locales a fin de definir una estrategia para detener esa ley.
25 Entrevista a Luis Morago, director de campaña, celebrada el 7 de noviembre de 2011.
36
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
37
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Escalabilidad y replicabilidad
Desafíos a escala mundial
La comunidad de Avaaz ha sido testigo de un crecimiento exponencial en los últimos cinco años, tanto
por el número de miembros como por las donaciones recibidas. Seguir creciendo con excelencia es uno
de los retos principales de Avaaz, y en este apartado se explica cómo y por qué la organización espera
crecer durante los próximos 20 años.
Por último, para crecer aún más queda el desafío de traducir la web a más idiomas y superar las barreras
lingüísticas con equipos de personas que sean capaces de traducir a varios idiomas y comunicar en un
lenguaje claro y adaptado a las distintas culturas. En la actualidad, se está trabajando para traducir al
árabe, japonés, ruso, coreano e hindi. Por último, mantener la visión global que permite a la gente de
países de todo el mundo hacerse eco de las campañas también es un desafío continuo que requiere un
proceso rápido de análisis y selección. A medida que la comunidad crezca y se multipliquen las campañas propuestas, esto continuará siendo un desafío.
Crecimiento previsto
En 2011, la organización completó su plan de negocio de los cinco primeros años, tras haber alcanzado
todos sus objetivos y metas, y ahora está embarcada en un ciclo de planificación de 20 años basado en
la idea de que muchas cosas van a cambiar, y que deben mantenerse aspectos como la agilidad y la capacidad de actuar con rapidez. Aunque el plan se encuentra actualmente en fase de elaboración, incluirá
objetivos ambiciosos de los porcentajes de población que formará parte de la comunidad en distintos
países, basándose en el 1-2% que ya tiene en algunos. Avaaz está estudiando otros modelos, como Apple
y WallMart, que no suelen ser mencionados por las organizaciones de la sociedad civil. Avaaz es ya el
movimiento de Internet más grande de la historia y, de seguir creciendo al ritmo actual (en enero de 2012
se inscribieron un millón y medio de personas), puede alcanzar una dimensión sin precedentes.
———
Anexo 1. Algunas campañas de prensa
En este anexo se muestran anuncios a toda página de Avaaz para campañas clave.
Avaaz cuenta con el apoyo incuestionable de sus socios para ampliar el equipo con el fin de hacer el impacto más efectivo. En la encuesta de año nuevo de 2012, el 73% apoyaba el crecimiento del equipo de
Avaaz, el 25% no estaba seguro, y solo el 2% se mostraba en desacuerdo con la propuesta.
Retos de la gestión
Durante los primeros años de su andadura, Avaaz estuvo formada por un pequeño equipo de 15 personas
que actuaban principalmente por Internet desde distintos países. En 2009, el equipo aumentó de 30 a
80 miembros con motivo de una campaña temporal sobre el cambio climático, lo que se consideró como
una experiencia exitosa de crecer con excelencia: «nos dimos cuenta de que podíamos hacer arraigar la
cultura si elegíamos a las personas adecuadas» (Ricken Patel). Hasta 2011, la organización operaba con
tres niveles (director ejecutivo, director de campañas y activistas) y, a finales de 2011, contrató a otras 40
personas más en plantilla. Actualmente, Avaaz cuenta con una plantilla de 80 personas y recientemente
ha evolucionado a una estructura de cinco niveles (director ejecutivo, jefe de campañas, director de la
campaña, activistas senior y activistas), con una proporción de 15 empleados por cada jefe de campaña.
Los equipos de las campañas son deliberadamente pequeños (entre 2 y 5 personas) y los integrantes
cambian constantemente de designación para evitar los grupos aislados, promoviendo y permitiendo que
todos hablen por la organización como un todo en las decisiones que toman. Hay un interés consciente
en desarrollar una cultura organizativa muy lograda, basada en el mayor éxito posible de las campañas.
«No me inspiré en WallMart, pero tengo la convicción de que en un sistema
de gestión la cultura de la organización es fundamental.»
—Ricken Patel26
26 Entrevista a Ricken Patel celebrada el 9 de diciembre de 2011.
Anuncio aparecido en el Financial Times el 9 de diciembre de 2011, en el transcurso de las negociaciones de la 17.ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el
Cambio Climático en Durban. El anuncio se dirige a la India, Japón, EE. UU. y Canadá, y su poderoso
mensaje causó cierta consternación incluso entre otros activistas.
38
39
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Anexo 2. Encuesta a los usuarios en 2012
154.378 personas de 195 países, en 9 idiomas diferentes, realizaron la encuesta a finales de 2011, y se
identificaron los siguientes temas prioritarios para Avaaz en 2012.
Tema prioritario
Porcentaje de votos
Tema prioritario
Porcentaje de votos
Derechos humanos
77,32%
Movimientos democráticos
59,90%
Política económica para
el interés público
68,12%
Guerra y paz
62,44%
Pobreza y desarrollo
61,34%
Corrupción política
67,68%
Alimentos y salud
49,56%
Cambio climático y
medio ambiente
67,68%
Biodiversidad y conservación
54,29%
A partir de una serie de campañas seleccionadas, los usuarios dieron prioridad a los siguientes temas.
Tema prioritario
Anuncio de la campaña de Avaaz en la República del Congo publicado en El País en 2008 para apoyar el envío de tropas de paz españolas a la región en misión de paz para evitar más derramamiento
de sangre. Foto: Laura Rico Piñeres
Porcentaje de votos
No al tráfico de personas
63,43%
Apoyar el movimiento Occupy
y desafiar la apropiación de
nuestras democracias por parte
de las grandes corporaciones
62,19%
Parar la deforestación
66,62%
Parar la corrupción política
61,27%
Lograr un acuerdo climático
global sólido
60,75%
Regular el comercio agrícola
y la industria alimentaria
50,02%
Desarme global
53,88%
Contribuir a erradicar
la pobreza
Tema prioritario
Porcentaje de votos
Proteger nuestros océanos y
la biodiversidad
56,94%
Proteger la independencia de
los medios de comunicación
49,50%
Proteger la libertad de
información
51,48%
Eliminar las subvenciones a
los combustibles fósiles
50,73%
Parar la legislación contra
el colectivo homosexual
37,48%
43,86%
48,03%
Presionar a China para que
juegue un papel internacional
responsable frente a la
represión en el Tíbet
46,63%
Apoyar los movimientos de
la primavera árabe
32,90%
Promover la paz entre
Israel y Palestina
32,80%
Proteger la libertad
de Internet
50,55%
Poner fin a la guerra
contra las drogas
40
41
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Referencias principales
Avaaz
www.avaaz.org (Consulta: entre diciembre de 2011 y febrero de 2012).
El País
Anuncio de la campaña de Avaaz sobre la República del Congo publicado en 2008.
Financial Times
Anuncio «Will they sign Africa’s death sentence», publicado el 9 de diciembre de 2011.
Gazetadopovo
«Website mobilises 10 million for collective action», publicado el 30 de octubre de 2010.
Luis Morago
Director de campaña de Avaaz, entrevistado el 7 de noviembre de 2011.
The New York Times (2008)
«Richest nations pledge to half greenhouse gases», publicado el 9 de julio de 2008.
Ricken Patel
Director ejecutivo de Avaaz, entrevistado el 9 de diciembre de 2011.
Revista Time (2012)
«How a New York City based Activist has become a player in Syria», publicado el 15 de marzo de 2012.
The Times of India (2011)
«Indian origin Canadian is voice of Jan Lokpal», publicado el 11 de agosto de 2011.
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Fundació Banc dels Aliments
de Barcelona: la campaña
Gran Recapte d’Aliments
«En 2011, el Gran Recapte d’Aliments recogió 1.100 toneladas de alimentos
(equivalentes a 2 millones de euros). ¿Qué otra ONG puede recaudar dos millones
en un día? Es sencillo: el Gran Recapte funciona porque la gente sabe que los
alimentos van a los pobres. Desde una perspectiva comercial, el mensaje es claro.»
—Jordi Peix, fundador del Banc dels Aliments de Barcelona.
Misión
Luchar contra la pobreza y el despilfarro de alimentos, con la campaña anual
Gran Recapte d’Aliments para concienciar sobre ambos problemas.
Fundada
La Fundació se creó en 1987 y el primer Gran Recapte tuvo lugar en 2009.
Escalabilidad
Actualmente trabaja a nivel regional y ayuda a otras ciudades a replicar la campaña,
con potencial para ampliarlo a nivel nacional.
Localización
Barcelona (España)
Financiación
Donaciones de la industria alimentaria, administraciones públicas, empresas y particulares.
Impacto social
En 2011, más de 180 ciudades participaron con 600 puntos de recogida,
7.500 voluntarios y un total de 1.095 toneladas de alimentos recogidos y distribuidos.
Innovación abierta Sí, un concepto compartido en toda Europa.
Innovación
Cadena solidaria de alimentos, efectiva y de bajo coste, para corregir los desequilibrios
entre la oferta y la demanda.
Introducción
Este apartado ofrece una panorámica del Banc dels Aliments de Barcelona como organización, lo que
se propuso lograr, sus principios fundacionales y la forma de actuar durante el año. También explica la
mayor campaña del banco, el «Gran Recapte d’Aliments» (‘gran colecta de alimentos’) y el papel que esta
desempeña en la misión general.
La Fundació Banc dels Aliments de Barcelona fue fundada como organización no lucrativa en 1987 por
el entonces director general del Departament d’Agricultura i Pesca del gobierno catalán, Jordi Peix. Jordi
se inspiró, por un lado, en el trabajo del activista brasileño Josué de Castro27 contra la pobreza urbana y,
por el otro, en el modelo de otros bancos de alimentos que ya funcionan en varios países europeos. La
Fundació se financió con fondos privados, tanto del fundador como de un pequeño grupo de colegas, y se
propuso alcanzar dos objetivos paralelos: luchar contra la pobreza y el hambre en la zona de Barcelona y
reducir el despilfarro de alimentos.
27 Josué de Castro, nutricionista y activista brasileño, y antiguo presidente de la FAO, es conocido sobre todo por su libro Geografía del
hambre, publicado en 1946.
42
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Principios fundacionales
El Banc dels Aliments actúa acorde a dos principios claros: el primero es la gratuidad, «nada se compra y nada se cobra» (Antoni Sansalvadó, presidente del Banc dels Aliments).28 Los alimentos se reciben y se reparten sin dinero de por medio. Siempre que sea posible todas las donaciones se hacen en
forma de alimentos (no de dinero), y en ningún caso el alimento distribuido se vende al destinatario
final. El segundo es el voluntariado. El banco fue fundado por un grupo de voluntarios, quienes al principio pusieron un anuncio para encontrar un director general voluntario y, apenas 14 años después,
en el año 2000, el banco ya tenía personal en nómina. Actualmente, el Banc dels Aliments cuenta con
siete empleados a jornada completa y un equipo de 180 voluntarios que trabajan una media de 12
horas semanales.
43
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Figura 8. Cadena solidaria de alimentos del Banc dels Aliments
Banco de los alimentos
136 voluntarios
40.000 horas de dedicación
Empresas solidarias
285 empresas donantes
8.245.005 Kg. recogidos
y distribuidos
El Banc dels Aliments trabaja en un contexto de pobreza creciente; el desempleo en España ha pasado del 9 al 20% en los últimos cuatro años, y al mismo tiempo, se despilfarra una enorme cantidad de
alimentos. En Cataluña se despilfarran cada año una media del 7% de todos los alimentos sólidos que
se compran, por un valor de 841 millones de euros: el equivalente a alimentar 500.000 personas durante todo un año, o dejar de emitir 520.753 toneladas de CO2. (Agència de Residus de Catalunya)29.
«El mayor escándalo no es que la gente pase hambre, sino que se
despilfarren alimentos. La industria alimentaria despilfarra alimentos,
las instituciones despilfarran alimentos, las empresas despilfarran
alimentos, las familias despilfarran alimentos y, al mismo tiempo, la
gente pasa hambre.»
—Jordi Peix, fundador del Banc dels Aliments de Barcelona.
Cadena solidaria de alimentos
El Banc dels Aliments ha creado una innovadora cadena solidaria entre las empresas donantes que
proporcionan los alimentos, las organizaciones receptoras que los distribuyen a personas en situación
económica de alto riesgo, y los voluntarios comprometidos con la lucha contra la pobreza y el despilfarro de alimentos. En 2011, esta red estaba integrada por 320 empresas donantes, 311 organizaciones
receptoras y 200 voluntarios que cooperaron durante todo el año para ayudar a 114.845 personas
necesitadas. Este sistema, conocido como «cadena solidaria de alimentos», se basa en compensar los
desajustes entre la oferta y la demanda de alimentos. Una vez que se detectan excedentes, estos se
recogen, se clasifican en el almacén del banco y se entregan a los necesitados con arreglo a una serie
de normas que garantizan que la comida cumple todos los requisitos sanitarios al llegar a su destino
final. Los alimentos se reciben de los donantes semanalmente y cada entidad receptora visita el banco por lo menos una vez al mes para recoger su parte, calculada en función de la cantidad y el tipo de
personas a las que sirven comida (por ejemplo, ancianos, niños desnutridos, enfermos terminales, ex
drogadictos, etc.).
28 Entrevista a Antoni Sansalvadó, presidente del Banc dels Aliments, celebrada el 14 de marzo de 2012.
29 En Cataluña, cada año se despilfarran 262.471 toneladas de alimentos en comercios, restaurantes, bares y hogares, el
equivalente a 34,9 kg por persona y año, o 96 g por persona y día (Agència de Residus de Catalunya).
Entidades sociales
308 entidades receptoras
103.925 beneficiados
Fuente: Informe anual de 2010 del Banc dels Aliments
La campaña Gran Recapte d’Aliments
Con el fin de lograr sus principales objetivos de luchar contra la pobreza e impedir el desperdicio de alimentos, el Banc d’Aliments tiene un tercer objetivo, que consiste en crear una actitud de solidaridad en
torno a la pobreza y el hambre, y esto se consigue en gran medida a través de su campaña anual, el Gran
Recapte d’Aliments. En colaboración con los otros tres bancos de alimentos de Cataluña, particulares y
empresas donan alimentos a través de una serie de puntos de recogida en supermercados, escuelas y
otros lugares públicos. Posteriormente, los alimentos se reparten entre los cuatro bancos de alimentos,
se clasifican y se redistribuyen a entidades receptoras de toda Cataluña. La campaña tiene lugar durante tres días en noviembre: dos días para la recogida (viernes y sábado) y un día para la clasificación
(domingo), con los alimentos listos para ser distribuidos el lunes. El primer Gran Recapte se organizó en
2009, y en 2011 más de 180 ciudades participaron en la campaña, con 600 puntos de recogida (300 de
ellos en Barcelona), 7600 voluntarios y un total de 1095 toneladas de alimentos recogidos y distribuidos
a través de entidades de toda Cataluña. La campaña va dirigida al público en general y a la industria alimentaria. En 2010 se puso en marcha un sistema de donaciones online para aumentar la participación
en la campaña, de modo que aquellas personas a las que les fuera imposible acercarse a un punto de
recogida pudieran donar alimentos o dinero por Internet. Los alimentos donados durante la campaña
representan aproximadamente el 10% de los alimentos recogidos anualmente, y están valorados en 2
millones de euros.
44
45
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Figura 9. Punto de recogida en un supermercado Caprabo de Barcelona
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Tabla 9. La historia del Banc dels Aliments, en 5 fases
Dirección
Fase 1
Fase 2
Fase 3
Fase 4
Fase 5
Bofarull, 11
Pg Torras
i Bages, 154
Sardenya, 372
Motors, 122
(renovación)
Motors, 122
1988
1997
1998
2000
2001
2003
2004
2004
2010
Toneladas de alimentos
227
1.026
1.251
2.050
2.084
2.138
1.869
7.402
8.245
Empresas donantes
29
132
161
201
240
332
340
402
285
Entidades receptoras
64
237
253
244
246
275
281
296
308
Voluntarios
18
36
36
41
45
56
57
89
136
1.500 44.000 44.000 47.000 48.000 55.525
57.000
91.862
10.925
4,67
15,6
19
AÑO
Beneficiarios
Valor de los alimentos
(en millones de euros)
0,4
2,57
3,11
4,83
5,45
5,28
Fuente: Informe anual de 2011 del Banc dels Aliments
La proporción de alimentos recibidos aumentó considerablemente en 2009, pasando del 34 al 48% del
total de donaciones, cuando se organizó el primer Gran Recapte d’Aliments. Desde entonces, esta proporción ha ido en aumento y actualmente representa más del 50% de las donaciones totales.
Logros hasta la fecha
Este apartado contiene un breve historial de lo conseguido por la
organización desde que fuera fundada hace 25 años, y hace un
seguimiento del Gran Recapte desde 2009, año en que tuvo lugar
por primera vez. Aunque la organización ha mostrado un crecimiento
constante desde su fundación, el primer Gran Recapte supuso un punto
de inflexión. Conviene señalar que estos logros son obra de un equipo
de solo siete empleados en nómina (el primero contratado en el año
2000) y de un grupo cada vez mayor de voluntarios.
Tabla 10. Ingresos del Banc dels Aliments (2008-2012)
2008
2009
2010
2011
2012 (estimado)
Total (toneladas)
7.043
7.402
8.245
10.161
14.000
Donaciones de la UE
4.630
3.847
3.751
4.746
7.500
Donaciones y colectas
2.413
3.554
4.493
5.465
6.500
34%
48%
51%
54%
46%
57.381
79.899
103.925
115.129
120.000
279
282
308
310
312
122,7
92,6
79,3
88,3
116,6
Porcentaje del total
Beneficiarios
25 años luchando contra la pobreza
Desde su fundación en 1987, el Banc dels Aliments presenta un
crecimiento continuo tanto por los resultados (medidos en kilos de
alimentos recogidos y en el número de beneficiarios) como por el tamaño
de la organización (medida en número de empresas donantes, entidades
receptoras y voluntarios). Dos momentos clave en la historia de la
organización fueron la contratación del primer director con nómina en el
año 2000 y la organización del primer Gran Recapte d’Aliments en 2009.
Entidades receptoras
Kg/beneficiario
Fuente: Informe anual de 2011 del Banc dels Aliments
Los alimentos donados al Banc dels Aliments provienen de varias fuentes, siendo la más grande la Unión Europea, que distribuye los excedentes de alimentos de los mercados internacionales entre cada país europeo
proporcionalmente a su población y a su PIB. En el caso de Barcelona, segunda ciudad más grande de España
y principal puerto europeo, el segundo mayor donante es la propia industria alimentaria. El Banc dels Aliments
mantiene acuerdos con diez grandes distribuidores de alimentación, de los cuales seis proveen alimentos una
46
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
vez por semana, y en el caso de los cuatro restantes, el Banc dels Aliments acude a sus fábricas para recoger
los alimentos también semanalmente. Otra importante fuente de alimentos es el sector agrícola, debido en gran
parte a las fluctuaciones estacionales de la producción y a las estimaciones erróneas de oferta y demanda.
Tabla 11. Desglose de la recepción de alimentos del Banc dels Aliments (2011)
Sector
Toneladas
% del total
2.555
25%
650
6%
Donaciones y Gran Recapte d’Aliments
1.005
10%
Producción agrícola
1.170
12%
Unión Europea
4.750
47%
10.169
100%
Industria alimentaria
Sector de la distribución
Total
Mercados (481 toneladas)
Supermercados (167 toneladas)
Zumos de frutas (422 toneladas)
Fruta (750 toneladas)
47
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Navidad o gazpacho después del verano). Estas fluctuaciones también se pueden producir diariamente:
en un día especialmente caluroso, por ejemplo, se vende más helado y menos yogur, lo que significa que
habrá más yogures próximos a caducar (con una vida útil más corta en las estanterías).
El reconocimiento público
Actualmente, el Banc dels Aliments es tan conocido en España como una de las ONG más grandes y
reconocidas del país: la filial española de Oxfam (Intermón Oxfam). Según un estudio elaborado en 2011,
que comparaba la notoriedad del Banc dels Aliments con Intermón y la filial española de Médicos sin
Fronteras30, en España el 55% de la población ha oído hablar del Banc dels Aliments (solo 7 puntos por
debajo de Intermón). Pese a ello, solo el 17% sabía exactamente a lo que se dedica la organización, siendo una gran mayoría los que creían que se dedica a enviar alimentos a los países en vías de desarrollo
o a recaudar dinero para comprar comida a los más necesitados. En general, el Banc d’Aliments es más
conocido entre personas de edades comprendidas entre 35 y 49 años de grupos de clase media, y su
actividad cada vez es más conocida en el área metropolitana de Barcelona.
Figura 10. Alimentos recibidos por el Banc dels Aliments
Fuente: Informe anual de 2011 del Banc dels Aliments
25 años reduciendo el despilfarro de alimentos
Cada año, el Banc dels Aliments evita el despilfarro de millones de kilos de alimentos clasificados como
«consumibles, pero no comercializables». Esto se consigue identificando los puntos de entrada clave en
la cadena alimentaria, como son:
La proximidad de la fecha de caducidad. Los supermercados solo almacenan en sus estanterías
aquellos alimentos que tienen una determinada fecha de caducidad o de consumo recomendado. Cuando le queda menos de una semana suele retirarlo de las estanterías, tras lo cual tiene tres opciones: destruir el producto (cuesta dinero), lanzarlo a un vertedero (es ilegal) o dárselo a un banco de alimentos. El
Banc dels Aliments recibe a menudo alimentos a falta de tan solo siete días para que se cumpla la fecha
de caducidad, por lo que es preciso actuar rápidamente para que llegue al consumidor final.
La sobreproducción. España tiene un alto nivel de producción agrícola y, a causa del error latente del
5% en las estimaciones del sector con respecto a la oferta y demanda, hay ciertas épocas del año en las
que se obtiene un excedente de producción. El Banc
​​
dels Aliments gestiona ese excedente convirtiendo
la fruta en zumo y en conservas de fruta, o simplemente redistribuyendo entre las entidades receptoras
aquellas frutas y hortalizas que ya no son vendibles en los establecimientos convencionales.
La producción con tara. Normalmente, las empresas no pueden vender los productos que presentan
algún defecto visual de poca importancia, como por ejemplo la textura de la superficie de un paté. En
estos casos, el Banc dels Aliments acepta el producto para redistribuirlo.
Las fluctuaciones estacionales. Debido a la falta de rigor en los cálculos de producción, a menudo
las empresas no pueden vender sus productos fuera de temporada (por ejemplo, panetones después de
Impacto y grado de transformación
¿Cuál es el impacto real del Gran Recapte d’Aliments y en qué medida ayuda al Banc dels Aliments a cumplir
su misión? ¿De qué manera ha contribuido a luchar contra la pobreza y a reducir el despilfarro de alimentos
en Cataluña? En este apartado se explica el grado de transformación que ha logrado esta campaña, no ya por
las toneladas de alimentos donados, sino sobre todo por la movilización de la sociedad civil para combatir la
30 El estudio, realizado con entrevistas telefónicas a 1000 personas de entre 15 y 75 años pertenecientes a distintos niveles
socioeconómicos, fue elaborado de forma gratuita por la empresa de estudios de mercado TNS (http://www.tns-global.es).
48
49
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
pobreza local, con repercusiones durante todo el año de las operaciones de la entidad. El impacto del Gran
Recapte es evidente, ya que desde el principio ha ido creciendo de manera exponencial, tanto por los kilos
recogidos como por la cantidad de voluntarios (7.600 en 2011).
Tabla 12. Evolución del Banc dels Aliments desde 2009
Número de voluntarios
Kilos recogidos
Porcentaje del total de kg
2009
2010
2011
200
3.800
7.600
200.000 kg
400.000 kg
1.127.000 kg
2,7%
10,5%
14,8%
Fuente: Banc dels Aliments
Notoriedad y publicidad
Antes de poner en marcha el Gran Recapte, el equipo del Banc dels Aliments fue a visitar el banco de alimentos de Portugal para aprender de su experiencia y también se fijó en los de Francia e Italia. La primera
impresión fue que el Gran Recapte era un excelente mecanismo para recoger más kilos de alimentos.
Sin embargo, lo que explicaron al equipo de Barcelona es que los alimentos son solo una parte de los
resultados de la campaña, y que la publicidad que esta genera acaba teniendo un impacto mucho mayor.
La campaña, de tres días de duración, la organiza el Departamento de Comunicación —integrado por
veinte personas— durante un periodo de seis meses y, aunque los alimentos recogidos suponen una importante contribución al Banc dels Aliments —más o menos el equivalente a un mes normal—, el impacto
más importante de la campaña es la publicidad que genera para la organización y que tiene repercusiones positivas para el resto del año. El Gran Recapte saca el Banc dels Aliments a la calle, en las noticias
y en la vida cotidiana de la gente.
Gran parte del éxito de la campaña en sí se debe a su clara estrategia de comunicación, que se basa en
lograr un alto grado de notoriedad. Con los equipos de voluntarios vistiendo la camiseta de la campaña
apostados junto a las cajas de los supermercados con enormes contenedores de cartón rotulados para la
ocasión y repletos de alimentos, existe una alta probabilidad de que los clientes depositen algún producto
al pasar por al lado. Con 600 acciones como esta durante dos días por toda Cataluña, queda claro por
qué la campaña es capaz de atraer la atención de los medios.
En 2011, la campaña del Gran Recapte apareció en la portada del diario de tirada nacional La Vanguardia
durante tres días seguidos, y obtuvo menciones destacadas en la cadena de televisión autonómica TV3,
en COMRàdio y en muchos otros medios catalanes. El equipo del Banc dels Aliments es plenamente
consciente de que el Gran Recapte les ayuda a lograr su objetivo durante todo el año, puesto que la gran
publicidad generada incrementa las donaciones y el apoyo para el resto del año por parte de las empresas, la industria alimentaria y los particulares.
La relación con la prensa presenta dos vertientes: por un lado, ofrece gratis publicidad, spots y anuncios,
lo cual es útil, pero no alcanza tanto impacto como el compromiso personal de los periodistas que pueden
escribir un artículo, hacer entrevistas en la radio o incluso asegurar la inclusión en portada de noticias sobre
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
la campaña. Esta relación personal con las personas que genera la campaña es clave para la atención que
logra acaparar. La relación con el sector público es similar a la de la prensa, ya que confiere credibilidad y
notoriedad a la campaña: el alcalde de Barcelona puede llegar a participar en un acto promocional de la
campaña, al igual que otros funcionarios públicos de localidades más pequeñas de toda Cataluña.
«El día del Gran Recapte recoges los alimentos, y el resto del año
recoges el fruto real de tu trabajo»
—Antoni Sansalvadó, presidente del Banc dels Aliments.
«Te pasas seis meses organizando una campaña, y justo después llegan los
beneficios: toda una serie de escuelas, empresas y voluntarios vienen y te
ofrecen ayuda, donan dinero, organizan una campaña, etc. La respuesta es
increíble y apenas podemos atender a todos los ofrecimientos de ayuda.»
—Laia Guinjoan, directora de Comunicación.
Un ejemplo del tipo de ayuda que reciben es la de la empresa tecnológica SAP, que llegó a Barcelona para
celebrar un congreso. Al oír hablar del Banc dels Aliments con motivo de la campaña del Gran Recapte, la
empresa organizó su propia campaña pidiendo a los asistentes que llevaran un kilo de arroz al congreso.
Además del arroz recogido, la compañía hizo una aportación adicional de 40.000 € y se ofreció a instalar
un nuevo sistema de software para la organización.
Fomentar la solidaridad latente
La cantidad de voluntarios que participan en el Gran Recapte d’Aliments ha crecido de manera exponencial desde la primera edición en 2009, y el secreto de este éxito, según el presidente de la organización,
es que esta campaña es una manera práctica de ayudar a los necesitados, un factor que considera clave
para conseguir el apoyo no solo de las organizaciones donantes de alimentos, sino de todo tipo de organizaciones de la sociedad civil.
«A fin de cuentas, la gente no necesita mucha persuasión para hacer el bien.
Solo necesitan una razón suficientemente buena y una solución práctica.»
—Antoni Sansalvadó31
Dando por sentado que existe una solidaridad latente en todo el mundo, el Gran Recapte ofrece
a los particulares una forma fácil de ayudar a los más desfavorecidos. ¿Qué puede ser más fácil y
rápido que meter un alimento más en el carrito de la compra para donarlo a un grupo de personas
que te esperan sonrientes tras pasar por caja? En 2011, los periodistas plantearon la pregunta al
Banc dels Aliments : «¿Qué pasa con la crisis? ¿Cómo se las arreglarán?». Sorprendentemente, la
respuesta fue mayor que nunca. Según el presidente, tal vez porque precisamente muchas personas tienen a alguien cercano en una situación económica delicada o sin empleo, aún están más
dispuestos a ayudar. «Sí, estamos en crisis, pero ha venido más gente y con los bolsillos más llenos
que nunca», asevera Antoni Sansalvadó.
Otra motivación para involucrarse en la campaña es el ambiente que se forma el día de la clasificación. Los directivos de Kraft Foods —la segunda multinacional más importante de alimentos—
se sintieron tan identificados con la frenética actividad de este día y el espíritu fraternal que se
31 Entrevista a Antoni Sansalvadó, presidente del Banc dels Aliments, celebrada el 14 de marzo de 2012.
50
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
respiraba, con miles de voluntarios clasificando toneladas de kilos de comida con la música a
todo volumen en el almacén, que decidieron enviar a 30 miembros de su equipo directivo para
participar en la jornada en 2011.
Solución al desequilibrio nutricional
Además de la publicidad generada y de fomentar que las personas ofrezcan voluntariamente su tiempo
y dinero, otra consecuencia importante de la campaña es el equilibrio nutricional que aporta a los beneficiarios. Durante el año, el Banc dels Aliments no acepta huevos, pescado ni carne, ya que esto requeriría una infraestructura logística y de refrigeración que haría insostenible el proceso. En consecuencia,
durante el año no siempre se consigue el equilibrio entre lípidos, glúcidos y proteínas. Por este motivo,
se solicitan productos específicos; por ejemplo, productos altos en proteínas, como latas de atún. Dado
que estos productos tienen una vida útil relativamente larga y son más caros que el arroz y la pasta, por
lo general se realizan menos donaciones durante el año. Durante los días de la campaña se piden botes
de legumbres (lentejas, garbanzos y judías). El aceite de oliva, que no caduca, también es un producto
caro que no se suele donar durante el resto del año y tiene un alto valor nutricional. El Gran Recapte se
centra más en la calidad que en la cantidad de los alimentos para corregir el desequilibrio nutricional que
padecen las personas más necesitadas.
Figura 11. Póster del Gran Recapte d’Aliments de 2011
51
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Colaboración intersectorial e innovación conectada
Este apartado aborda las relaciones que mantiene el Banc dels Aliments con las principales partes interesadas (la industria alimentaria, otras organizaciones donantes y las entidades receptoras) para asegurarse de que cumplen con los objetivos generales. También se explica cómo estas relaciones aseguran que
la campaña del Gran Recapte alcance el impacto deseado para el resto del año.
Industria alimentaria
Según afirma el presidente del Banc dels Aliments, los productos que no son comercializados por la
industria alimentaria a menudo acaban en vertederos. Esta actividad, además de ser ilegal, conlleva un
gran coste económico y aumenta la contaminación medioambiental, especialmente con ciertos productos que no son biodegradables y que pueden causar daño a las fuentes hídricas, tales como los productos
lácteos. Otros productos terminan en lo que se conoce como mercados secundarios y se venden a comisión. Normalmente, un banco de alimentos evita que los productos acaben en vertederos, los clasifica
y, gracias a una red de organizaciones, garantiza su rápida distribución entre las personas necesitadas.
El mensaje transmitido a la industria alimentaria es que con la donación de alimentos las empresas se
ahorran el coste de desechar los productos, evitan el impuesto de gestión de residuos (actualmente en
España es un importe todavía insignificante, no así en otros países como el Reino Unido, donde es mucho
más prohibitivo), evitan el mercado negro de alimentos y la mala prensa asociada, y ganan en credibilidad
y transparencia. Además, estas donaciones tienen reducción impositiva del 35%.
Hay tres tipos de empresas de alimentación que colaboran con el Banc dels Aliments: las
​​ que proporcionan alimentos al banco semanalmente como parte de su proceso de distribución (aquí se incluyen unas
cuantas empresas grandes como Danone, Grupo Leche Pascual , Kraft Foods España, Unilever Foods España y Wrigley); un segundo grupo que hacen donaciones periódicamente pero que no entregan los productos al banco; y un tercer grupo que dona de forma esporádica cuando tiene excedentes por distintas
razones (por ejemplo, la fluctuación estacional, la sobreproducción o un acontecimiento imprevisto, como
una huelga de transporte que hace inviable entregar el producto en destino). Sin embargo, la relación del
Banc dels Aliments con la industria alimentaria está cambiando, ya que las empresas son cada vez más
eficientes y despilfarran menos alimentos. Por esta razón, el banco ha diversificado sus actividades y
ahora incluye una serie de pequeñas empresas que realizan donaciones esporádicamente.
Con motivo de la campaña, dos personas del departamento de recaudación de fondos que durante todo
el año gestionan la relación con entre 20 y 30 donantes habituales, llaman a cada empresa para solicitar
su apoyo a la campaña, ya sea donando productos específicos, colaborando con el transporte, organizando un punto de recogida o enviado a parte de su plantilla como voluntarios.
Otras industrias (no alimentarias)
De acuerdo con sus principios fundamentales y para no distorsionar el mensaje principal, el Banc dels Aliments normalmente pide alimentos en lugar de donaciones monetarias, y esto también es así en el caso
de las empresas que no pertenecen al ramo de la alimentación. En 2010, se organizaron 52 colectas solidarias en empresas de otros sectores, como por ejemplo Endesa, la empresa de energía, que durante la
celebración de su centenario organizó una serie de conciertos con un conjunto brasileño y fijó el precio de
la entrada en un kilo de arroz para el Banc dels Aliments. Otras compañías ofrecieron apoyo logístico, do-
52
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
naron vehículos y, en algunos casos, hicieron donaciones en efectivo. Algunas de estas empresas fueron
Credit Suisse, Fundación Prevent, Gas Natural, Invitrogen, Volkswagen y Endesa. Para el Departamento
de Comunicación, el mensaje es simple y es relativamente fácil obtener una donación: «Es una cadena de
solidaridad: si durante todo el año ayudo a los necesitados, las empresas mostrarán interés en participar
activamente en esta cadena y ayudar al Banc dels Aliments para que podamos seguir ayudando a otros.
El mensaje es claro», afirma Laia Guinjoan, directora de Comunicación.32
El Banc dels Aliments tiene una serie de costes básicos de funcionamiento y durante el año el equipo
de recaudación de fondos busca empresas que ayuden a cubrir esos costes, siempre que sea posible
pidiendo donaciones para artículos específicos, tales como un vehículo nuevo, una instalación en el almacén o un programa de software. Este departamento también trata de encontrar empresas ajenas al
sector de la alimentación con un programa de responsabilidad social corporativa, en el que un grupo de
voluntarios lleve a cabo proyectos tales como tareas de mantenimiento de edificios, la clasificación de los
alimentos o incluso colectas de alimentos dentro de la empresa. La manera más efectiva de convencer
a estas empresas es invitándolas al almacén para que vean cómo funciona el banco. «Cuando ven que
esto no es una barraca, sino más bien una empresa bien dirigida, quedan muy impresionados», comenta
Antoni Sansalvadó, presidente de la entidad. Durante el Gran Recapte, estas empresas son contactadas
de nuevo para que aporten un apoyo adicional.
Entidades receptoras
Las siguientes de la fila en la cadena alimentaria son las organizaciones receptoras, que van desde residencias de ancianos hasta albergues de acogida para personas sin hogar, pasando por centros de apoyo
a la inmigración, orfanatos y centros de rehabilitación. La relación con estas organizaciones se gestiona
cuidadosamente durante el año y requiere una atención especial durante la campaña del Gran Recapte.
Al igual que con todos los eslabones de la cadena solidaria de alimentación, la red de entidades receptoras ha crecido enormemente desde la primera campaña, pasando de 7.000 beneficiarios en 2008 a
120.000 en 2012. Según el presidente, cuando la red era más pequeña todo el mundo se conocía bien y
las entidades receptoras no pedían mucho. Ahora la red ha crecido, la capacidad y la reputación del banco son mayores, las relaciones con las entidades receptoras son más complejas y el apoyo no se limita a
las donaciones de alimentos, especialmente en lo referente al voluntariado para grandes colectas, como
el Gran Recapte o la Operación Kilo de los supermercados Carrefour y Eroski.
La red ha crecido y con ella los riesgos de que se abuse del sistema. Ahora se ha implantado un mecanismo de supervisión para garantizar que las organizaciones receptoras no incumplen la filosofía del
banco vendiendo los alimentos que reciben. En un caso reciente se descubrió que una entidad vendía los
alimentos que el Banc dels Aliments le había donado. La organización en cuestión fue retirada de la red.
En otro caso, una residencia de ancianos también fue apartada porque el banco consideró que abusaba
del sistema al ya recibir ayuda de las autoridades públicas para cubrir el coste de los alimentos. La supervisión se realiza mediante una encuesta anual, así como una visita como mínimo —normalmente, más
de una— a la entidad cada año. Además se celebran encuentros para reunir a las distintas entidades. Al
principio se reunían según el tipo de entidad, pero más recientemente se ha adoptado el criterio de la
ubicación geográfica, que ha facilitado un sinfín de colaboraciones prácticas, como por ejemplo compartir
el transporte o el espacio de almacenaje y compartir recursos para el Gran Recapte. El contacto perma32 Entrevista a Laia Guinjoan, directora de Comunicación, 14 de marzo de 2012.
53
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
nente con las organizaciones receptoras es esencial para dirigir las operaciones semanales, además de
una comunicación necesaria para solicitar una mayor implicación durante la campaña.
Para el Gran Recapte se pide a las entidades receptoras que participen voluntariamente en supermercados o mercados durante los dos días que dura la recogida de alimentos. Posteriormente, las empresas de
transporte y cadenas de distribución llevan todos esos alimentos al almacén del Banc dels Aliments. Una
vez allí, se clasifican y distribuyen sobre un principio justo. Solo las organizaciones receptoras que prestan
voluntarios en los puntos de recogida más allá de un radio de 50 km de Barcelona pueden quedarse lo
que recogen directamente para su organización. El resto hacen su trabajo de voluntarios en los puntos
de recogida y los alimentos se transportan al almacén del banco. Esto puede significar que una pequeña
organización que alimenta a 20 personas puede haber recogido 5.000 kg de alimentos para entregarlos
a Barcelona solo porque se encuentra junto a un gran supermercado, mientras que la propia entidad
solo recibirá 500 kg una vez finalizada la clasificación. Otra organización más grande puede que haya
recogido solamente 500 kg por estar cerca de un supermercado más pequeño, pero a su vez recibe una
mayor proporción en función del número de personas a las que entregará alimentos. En ambos casos se
aplica un principio de justicia en virtud del cual cada entidad receptora recibe una cantidad calculada en
función del número y tipo de personas a las que atiende. Este sistema se aplica todo el año y también
para el Gran Recapte. Coordinar este proceso requiere una cantidad considerable de recursos humanos y
capacidad de persuasión, especialmente si las organizaciones no disponen de suficiente personal para el
trabajo voluntario que se requiere de ellas y por tanto deben encontrar a otros que les ayuden. El mensaje
que se lanza es:
«Los alimentos que recojamos en esta campaña se distribuirán entre todas
las organizaciones receptoras, incluyendo la suya, así que lo único que
pedimos es que sus voluntarios nos ayuden a recoger alimentos para que
podamos seguir ayudándole.»
Laia Guinjoan
Para las entidades receptoras no habituales, el sistema es más simple y están encantadas de recoger
lo que se les haya asignado.
Otros participantes importantes en la cadena alimentaria durante la campaña son los consumidores
y los voluntarios, y los otros bancos de alimentos catalanes: Girona, Lleida y Reus, que funcionan
conjuntamente con el de Barcelona para el Gran Recapte, si bien sus recursos son más limitados y
recurren al apoyo del de Barcelona, sobre todo en lo que respecta a la comunicación.
Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo
El Banc dels Aliments funciona con una estricta filosofía de sostenibilidad económica, manteniendo los
costes operativos al mínimo, con el número máximo de trabajadores como voluntarios y asegurándose
de que los alimentos entren en el banco de forma gratuita.
Excelencia operativa
Un aspecto clave de las operaciones del Banc dels Aliments es la buena gestión de su almacén, donde
los alimentos tras ser entregados se clasifican según su valor nutricional, fecha de caducidad y tipo de
alimento, se etiquetan y posteriormente se almacenan para la entrega o recogida del destinatario final.
54
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Teniendo en cuenta que gran parte de los productos que llegan al banco tiene una vida útil muy corta (a
veces incluso de 7 días), el proceso de clasificación y redistribución tiene que realizarse rápidamente para
que los alimentos se entreguen antes de que venza la fecha de consumo recomendada. Este proceso
está dirigido por el Departamento de Logística y Almacén, formado por un equipo de 43 voluntarios, y
todos los que visitan el almacén se llevan la impresión de que es una empresa bien gestionada, con
cintas transportadoras para clasificar los productos en cuanto se reciben, cajas etiquetadas y zonas de
almacenaje, carretillas elevadoras y un patio de camiones y furgonetas de reparto. Además, todos y cada
uno de los artículos que entran en el banco quedan registrados en la base de datos.
55
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Figura 12. Almacén del Banc dels Aliments
«Aunque somos una organización sin ánimo de lucro, debemos aplicar todos
los criterios positivos de un negocio: eficiencia, buena administración y
economizar todo cuanto sea posible, igual que lo haría una empresa.»
—Antoni Sansalvadó, presidente.
Esta eficiencia operativa básica se sustenta en una estructura de dirección clara, con 12 miembros
en el Consejo de Administración, un equipo directivo y los 19 departamentos siguientes: Patronato,
Dirección, Administración y Gestión Económica, Alimentos de la Unión Europea, Aprovisionamiento
de Alimentos, Asesoramiento y Estudios, Certificados y Donaciones, Comunicación, Delegados Comarcales, Distribución y Relación con las Entidades, Colegios, Campañas de Recogida, Logística y
Almacén, Recaudación y Recursos Económicos, Recursos Humanos y Voluntariado, Secretaría General, Seguridad Alimentaria, Sistemas Informáticos, y Soporte Administrativo, Material y Atención Telefónica. Cada departamento tiene una persona responsable, un conjunto claro de responsabilidades
y la obligación de rendir cuentas sobre los objetivos principales. La única diferencia con un negocio
convencional es que el personal es voluntario, los clientes (entidades receptoras) no pagan por los
bienes que reciben y los proveedores (empresas donantes) trabajan de forma gratuita.
Esta eficiencia operativa básica que funciona a lo largo del año se pone a
prueba durante los dos días del Gran Recapte y las semanas posteriores, en
las que en lugar del equipo habitual de 43 voluntarios en el almacén trabajan
hasta 600 personas en grupos de 80 en todo momento, y durante ese fin
de semana se recibe lo mismo que durante un mes normal del resto del
año. No obstante, el sistema es idéntico al que se utiliza a lo largo del año:
se aplica el mismo el proceso de clasificación, los productos se registran
electrónicamente de la misma forma y los voluntarios siguen la misma rutina.
El transporte y la logística, sin embargo, son mucho más complejos, ya que
si normalmente cada entidad visita el banco una vez al mes para recoger sus
kilos de alimentos, durante el Gran Recapte todas las entidades lo visitan al
menos una vez, y a menudo con más vehículos para poder recoger toda la
carga que deben distribuir.
El almacén del Banc dels Aliments cuenta con un espacio de almacenaje de 2535 m2, capacidad
para 1300 palés, 66 m2 de cámaras refrigeradas y 6 vehículos (de los cuales dos son refrigerados).
Voluntarios satisfechos
El espíritu del voluntariado ha sido la piedra angular del Banc dels Aliments desde su fundación. Actualmente, la organización cuenta con un equipo de 180 voluntarios que prestan apoyo a 4.500 voluntarios de las entidades receptoras y un total de 7.600 voluntarios que participan en el Gran Recapte.
La sostenibilidad económica de este personal es obvia, y el fundador se complace en señalar que «en
el actual contexto de crisis no hemos tenido que dejar ir ni a una sola persona, incluso ahora que los
sindicatos están reduciendo su personal en un 30%.»
Un aspecto esencial para el éxito de la gestión de los voluntarios es que son recompensados por su
trabajo, no en términos monetarios, sino con la satisfacción de saber que están contribuyendo a algo
efectivo y realmente útil. El rigor a la hora de medir la cantidad de alimentos que se entregan o saber
cuántas personas se benefician de ello es una manera para lograr esa satisfacción, pero formar parte
de una operación eficiente y bien organizada también se valora. Los voluntarios visitan a menudo las
entidades receptoras y esto crea un vínculo emocional con su trabajo. De cualquier modo, según el
fundador, no es «visitar a los pobres» lo que te hace sentir bien, sino más bien «hacer bien un trabajo
que sabes que es útil». Este detalle reviste una gran importancia y se invierte una gran cantidad de
comunicación para lograr este objetivo.
En el caso del Gran Recapte d’Aliments se mantiene esta filosofía de base, ampliada a una dimensión completamente distinta. En este caso, los voluntarios no son coordinados por el Departamento
de Voluntariado, sino por el de Comunicación, integrado normalmente por un equipo de 16 personas,
y por 20 para el Gran Recapte. Para el primer Gran Recapte de 2009, el equipo lanzó una campaña
56
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
para pedir voluntarios y se llegó a los 200 voluntarios. Sin embargo, para el segundo año el equipo
se dio cuenta rápidamente de que sería mucho más efectivo llamar a grupos de voluntarios, y así
empezaron a dirigirse a las asociaciones de scouts, escuelas, clubes deportivos y cualquier otro grupo similar. La respuesta fue extraordinariamente positiva y el número de voluntarios se multiplicó
por más de diez hasta alcanzar los 3.800. El equipo también se dio cuenta de que era mucho más
eficaz gestionar los voluntarios por equipos que de forma individual, y designaron a un coordinador
de voluntarios de cada grupo y para cada punto de recogida, lo que significa tener que tratar con
alrededor de 300 personas para distribuir materiales de la campaña (cajas, camisetas, pósters…) en
lugar de con 7.600. Por ejemplo, para gestionar los 39 mercados de Barcelona, ​​el Departamento de
Comunicación llamó a un grupo de voluntarios especialmente consolidado (Voluntarios 2.000) y ellos
se encargaron de todo el proceso. Con el tiempo, los coordinadores de voluntarios también desarrollan un sentimiento de satisfacción y año tras año siguen gestionando más voluntarios y organizando
más puntos de recogida.
Diversidad de los ingresos
Otro aspecto relevante de la sostenibilidad económica del Banc dels Aliments es la creciente diversidad de los ingresos (tanto de alimentos como monetarios). En las primeras fases de su existencia, el banco dependía de los alimentos excedentarios de unas cuantas empresas grandes,
así como de las ayudas periódicas de la administración pública en forma de subvenciones. En los
últimos cinco años la organización ha constatado, por un lado, mayor eficiencia y menos alimentos
despilfarrados en el sector de la alimentación y, por el otro, un debilitamiento del sector público.
En consecuencia, el equipo de recaudación de fondos ha comenzado a recurrir a un grupo más
amplio de donantes, como las pequeñas empresas que pueden donar de forma más esporádica,
otras empresas ajenas al sector de la alimentación que pueden ayudar con necesidades específicas (tales como nuevos equipos, vehículos o los costes de mantenimiento) y, más recientemente,
particulares que realizan donaciones a través de intuitivos sistemas online. Entre 2009 y 2010, la
proporción de donaciones de particulares con respecto a las donaciones institucionales ha cambiado notablemente, pasando del 20 al 39% de los ingresos totales. Asimismo, durante el mismo
periodo, las donaciones de particulares se ha más que duplicado, pasando de 160.116,04€ en
2009 a 422.608,39€ en 2010.33
La oportunidad financiera que supone el desvío de residuos de los vertederos también se está estudiando. En el Reino Unido, por ejemplo, el banco de alimentos Share Fare34 es una empresa lucrativa
y una parte importante de su modelo de negocio se basa en los altos impuestos, que hacen que sea
muy caro para los supermercados tirar sus excedentes. Share Fare ofrece al supermercado el servicio
de gestionar sus residuos por el mismo precio de lo que le costaría el impuesto sobre vertidos, con la
ventaja añadida de que los alimentos se consumen en lugar de desecharse.
Por último, la independencia de las finanzas públicas también es clave para la sostenibilidad económica a largo plazo de la organización. En los últimos años ha habido un alejamiento deliberado
de la ayuda financiera del sector público; el banco recibe una subvención anual, pero esta supone
un porcentaje pequeño de sus ingresos.
33Informe anual de 2011 del Banc dels Aliments
34www.fareshare.org.uk
57
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Tipo de innovación
Los bancos de alimentos de toda Europa han puesto en marcha campañas parecidas al Gran Recapte, pero la campaña del Banc dels Aliments destaca por su crecimiento exponencial durante
los últimos cuatro años en la movilización de voluntarios, su capacidad de comunicación y su innovación reciente en promover las donaciones por Internet, así como la práctica más tradicional de
las colectas en supermercados. En este apartado se explica cómo y por qué el caso de Barcelona
es diferente.
Creatividad y oportunidad
El Banc dels Aliments siempre ha tratado de encontrar soluciones creativas más propias de un
negocio para lograr sus objetivos principales: recoger tantos alimentos como sea posible y redistribuirlos de una forma equitativa. Un ejemplo de esta creatividad es la iniciativa de los zumos de
frutas y las conservas. El banco se dio cuenta de la gran cantidad de fruta que se despilfarraba en
España y descubrió una pequeña subvención para las cooperativas agrícolas de la Unión Europea
concedida a los productores para desviar un porcentaje de sus excedentes de fruta y evitar que
fueran destruidos. A partir de la red existente de productores de alimentos se puso en marcha una
nueva iniciativa para recoger el excedente de fruta y convertirlo en zumos y conservas. El primer año
se recogieron 700.000 kg de fruta con este fin, lo que por un lado significaba una solución económicamente viable para los agricultores de toda España para hacer frente a sus excedentes de frutas
y, por otro, se obtenían ingresos (en forma de zumos y conservas) que el banco podía redistribuir.
Este sistema, que lleva funcionando tres años en Barcelona, ha sido imitado recientemente por el
Banco de Alimentos de Italia.
Donaciones por Internet
En 2010, el Banc dels Aliments creó un sistema de donación a través de su propia web mediante el cual
los particulares podían elegir entre una serie de marcas y productos específicos para realizar donaciones
desde la comodidad de su hogar u oficina. La donación es registrada por el supermercado o empresa
correspondiente y se mantiene en su stock hasta que el banco decide «hacerla efectiva». Esto proporciona
al banco un stock virtual que se puede utilizar para reponer el stock existente y, especialmente, paliar
cualquier carencia nutricional que pueda darse en un determinado momento.
En 2011, el proceso de donaciones online se integró en el Gran Recapte d’Aliments. Desde la primera
campaña de 2009, el Gran Recapte siempre ha tenido un patrocinador principal para cubrir los costes
directos de la campaña (en su mayoría de materiales y logística, como cajas, bandejas, camisetas, vídeos
y transporte). Este patrocinador ha sido tradicionalmente una institución financiera: primero lo fue Caixa
Sabadell, después Unnim y, en el tercer año, la Fundació propuso a La Caixa, una de las mayores instituciones financieras de España. Además de cubrir los costes directos de la campaña, el Banc dels Aliments
propuso que La Caixa organizara donaciones online a través de sus diversos canales electrónicos, incluido un servicio de donación en cajeros automáticos, donaciones online, aplicaciones de telefonía móvil y
otros mecanismos. En el primer año de campaña se donaron 300.000 kg de alimentos a través del canal
de La Caixa, lo que representa prácticamente un tercio del total de donaciones durante la campaña. La
campaña se repetirá en 2012.
58
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
El sistema de donaciones online de La Caixa es un poco diferente al del Banc dels Aliments, aunque ambos
funcionan en paralelo. La Caixa ofrece una serie de «cestas virtuales» de alimentos a precios fijos (de 10€,
20€, etc.), mientras que el sistema de la Fundació ofrece productos específicos: 1 litro de aceite de oliva
Condis, 6 latas de atún Caprabo, etc. El Banc dels Aliments capta a las personas que ya conocen la Fundació
y prefieren elegir lo que van a donar, y la Caixa llega a un público mucho más amplio y, a pesar de que el
sistema no es tan transparente, es más efectivo a la hora de recaudar fondos. Lo más importante de todo es
que en ambos casos la donación no le cuesta nada al Banc dels Aliments en cuanto a material de campaña,
y por lo tanto contribuye a la eficiencia económica general de la organización.
«El sistema me permite centrarme en hacer un llamamiento a la gente para
recoger los kilos de alimentos, que es lo que mejor sabemos hacer, y La Caixa
se encarga de hacer un llamamiento para que la gente realice las donaciones
en línea. (...) Es perfecto desde el punto de vista tanto económico como
ecológico. No gasto nada en cajas de cartón ni en comunicación, y lo mejor
de todo es que crea una cuenta corriente de alimentos que podemos retirar
siempre que lo necesitemos, sin preocuparnos de si queda poco para que
caduque el producto.»
—Laia Guinjoan, directora de Comunicación.
Escalabilidad y replicabilidad
El Gran Recapte es una campaña que funciona en varios bancos de alimentos de Europa; Barcelona
aprendió de Francia y Portugal y, a su vez, ayudó a Sevilla a poner en marcha su propia campaña. A
raíz de la experiencia de Barcelona, el siguiente apartado destaca las condiciones clave para el éxito
y los problemas con los que se enfrentan otros bancos a la hora de poner en marcha una campaña de
estas características.
Condiciones para el éxito
La experiencia del Banc dels Aliments de compartir su aprendizaje con otros bancos ha demostrado que
es necesario que se den unas condiciones básicas para que funcione la campaña, y que es posible que
no todos los bancos las cumplan.
Infraestructura: el banco necesita un almacén suficientemente espacioso
para clasificar los alimentos, ya que estos se reciben en un breve periodo de
tiempo, y también debe tener un considerable apoyo logístico de transporte
para recoger los alimentos de los puntos de recogida y llevarlos al punto
de clasificación. Los bancos de alimentos pequeños, como el de Reus, no
disponen de tal infraestructura.
Gratuidad: todos los alimentos debe recibirlos el usuario final en forma de
donación. Si una entidad receptora acaba vendiendo los alimentos (cosa
que ya ha sucedido en alguna ocasión) el proceso se desvirtúa, el mensaje
se distorsiona y, en última instancia, los donantes pierden la confianza en
el proceso. Si esto llega a suceder, la organización en cuestión debe ser
apartada del sistema.
59
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Rigor y eficiencia: un sistema claro de control para garantizar que las
entidades receptoras necesitan realmente la comida y no abusen del
sistema. De nuevo, se ha dado el caso de una residencia de ancianos que ya
recibía ayudas públicas y que aceptaba los alimentos del Banc dels Aliments,
no por necesidad, sino simplemente para reducir sus costes. Esta entidad ya
ha sido eliminada de la lista.
Prestigio y reconocimiento: para esto es necesario establecer una
estrecha relación con la prensa local en general y con los periodistas en
particular, así como dar una gran publicidad a la campaña y comunicar los
mensajes con claridad.
Equipo motivado: tener un equipo de profesionales ilusionado, entusiasta
y trabajador que desempeñe su labor con una estructura organizativa clara
y que comparta un objetivo común es clave no solo para la campaña, sino
para el funcionamiento general del Banc dels Aliments. Esto incluye el tener
voluntarios remunerados.
Sostenibilidad económica: un sistema basado en la gratuidad (nada se
compra y nada se cobra) con diversas fuentes de ingresos para cubrir unos
costes de funcionamiento mínimos, tener independencia del sector público y
llevar a cabo una gestión eminentemente empresarial.
Creatividad: buen ojo para encontrar nuevas fuentes de alimentos y de
ingresos, convertir los retos en oportunidades y estar a la vanguardia de las
innovaciones en el sector.
El impacto futuro
El objetivo para 2013 es llegar a las 1400 toneladas de alimentos y 750 puntos de recogida, con el objetivo a largo plazo de implicar a todos los supermercados de Cataluña. De un total de 3000 supermercados,
alrededor de 1500 resultan adecuados para ello, son accesibles para los camiones, tienen suficiente
capacidad de almacenaje y suficiente espacio junto a la caja para el contenedor de recogida. Además, el
Banc dels Aliments pretende aumentar su flujo de donación a través de las donaciones online.
El Banc dels Aliments se inspiró en Portugal, donde cada año se realizan
dos importantes campañas de recogida de alimentos con hasta 25.000
voluntarios, y también participa en un proceso liderado por la Federación
de Bancos de Alimentos de España para organizar una gran colecta de
alimentos a nivel nacional. 44 de los 53 bancos de alimentos de toda España
han aceptado participar, y Barcelona sigue divulgando su experiencia en este
foro. Sin embargo, el banco se muestra escéptico en cuanto a la viabilidad
de una campaña a nivel nacional, teniendo en cuenta las condiciones
necesarias para el éxito mencionadas anteriormente y, en concreto, la gran
inversión en tiempo y en infraestructuras que se necesita para organizar
la campaña.
60
61
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Anexo 1. Ingresos y gastos
Tabla 16. Empresas donantes del Banc dels Aliments en 2010
Las tablas siguientes muestran información detallada sobre la actividad del Banc dels Aliments en 2010.
Tabla 13. Ingresos y gastos del Banc dels Aliments
INGRESOS
2010
Porcentaje
Departamento de
Agricultura (para transformar
la fruta en zumo)
203.764,49
Subvenciones de las
Administraciones
392.563,00
36,2%
Donaciones de
empresas y bancos
295.047,08
27,2%
Donaciones de
particulares y anónimas
127.561,31
Total
18,8%
GASTOS
2010
Porcentaje
Procesado de la fruta
(para obtener zumo)
313.201,17
Compra de alimentos
124.972,27
11,5%
Actividad actual
599.541,06
55,3%
31.494,36
2,9%
Reparaciones
Total
Macronutrientes
CDR* (porcentual)
Glúcidos
60%
51,4%
4.237.933 kg
Lípidos
30%
37,6%
3.100.122 kg
Proteínas
10%
10,9%
898.706 kg
* CDR es la cantidad diaria recomendada, expresada en un valor porcentual para cada macronutriente. Los glúcidos se encuentran en la pasta, patatas, fibra, cereales y legumbres. Los lípidos se
encuentran en las grasas y pueden ser de fuente animal o vegetal. Las proteínas se encuentran en
la carne, huevos, soja, granos, legumbres y productos lácteos.
11,8%
———
Anexo 2. Entidades receptoras, beneficiarios y voluntarios
Las tablas siguientes muestran información detallada sobre las 308 organizaciones que recibieron donaciones en 2010. Algunas pertenecen a más de un tipo.
Alimentos distribuidos
Kilos
Desde 2009 aprox. 28,9%
Alimentos recogidos
4.493.848
24%
3.751.157
-3%
Organización por tipo de actividad
8.245.005
10%
Paquetes de comida
Programa de la UE
Total
Tabla 17. Entidades receptoras del Banc dels Aliments en 2010
Tabla 15. Empresas donantes del Banc dels Aliments en 2010
2010
Kg totales
1.083.409,15
1.083.409,15
Origen de los alimentos recolectados
2010
28,9%
Tabla 14. Ingresos de alimentos del Banc dels Aliments en 2010
Porcentaje
Industria alimentaria
(a gran escala)
2.769.432
61,63%
Mercabarna
(mercados de Barcelona)
542.804
12,08%
Programa de recuperación
de fruta
511.306
11,38%
Programa de zumo de fruta
129.800
2,59%
10.414
0,23%
Industria alimentaria
(a pequeña escala)
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Origen de los alimentos recolectados
Otros bancos de alimentos
2010
Porcentaje
69.465
1,55%
Operación Kilo
100.744
2,24%
Alimentos del Gran
Recapte d’Aliments
248.701
5,53%
Escuelas
47.386
1,05%
«Tió Solidari» de
Catalunya Ràdio
59.623
1,62%
Total
4.493.848
Entidades receptoras
Beneficiarios
236
90.937
Comedores
29
3.876
Desayunos y meriendas
24
3.380
2
206
Bocadillos
62
63
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Anexo 3. Alimentos despilfarrados
Tabla 18. Tipos de beneficiarios del Banc dels Aliments en 2010
Tipo de beneficiario
Cantidad
Tipo de beneficiario
Cantidad
Familias y personas solteras
43.859
Minorías étnicas
1.579
Personas sin hogar o marginadas
4.267
Mujeres
374
Niños
2.236
Jóvenes
993
Enfermos crónicos
127
Drogadictos
1.799
Personas con SIDA
Inmigrantes refugiados
365
44.084
Ancianos
2.291
Religiosos
368
Discapacitados
1.101
Madres lactantes
289
Personas antiguamente sin hogar
193
Total
103.925
En Cataluña, la tasa de desempleo fue del 18% en 2010, con un 20% de la población por debajo del
umbral de la pobreza (alrededor de 1,5 millones de personas). En España esta cifra es del 23%, con 10
millones de personas por debajo del umbral de la pobreza. En 2010, El Banc dels Aliments distribuyó
alimentos a 103.925 personas, y el número de familias y personas solteras ha aumentado desde 2009
debido al incremento del desempleo.
Tabla 19. Voluntarios de Banc dels Aliments en 2010
Área
Nº de voluntarios regulares
Área
Nº de voluntarios regulares
7
Recaudación de fondos
8
Alimentos de la Unión
Europea
3
Transporte
7
Proveedores
8
Comunicación
4
Delegados locales
11
6
Gran Recapte d’Aliments
8
Gestión de almacén
3
Almacén
Las tablas siguientes muestran el origen de los alimentos despilfarrados en Europa y Cataluña.
Tabla 20. Origen de los alimentos despilfarrados en Europa
Kg DESPILFARRADOS en Europa
Población total
1
Mercabarna
(mercados de Barcelona)
4
501 millones
177,60
39%
69,3
Restaurantes y bares
14%
24,9
Empresas
5%
8,9
Doméstico
42%
74,6
100%
177,6
Totales
Fuente: Agència de Residus de Catalunya
* Las cifras se basan en 550 kg consumidos por persona y año, e incluyen todo tipo de alimentos
(orgánicos, procesados, etc.)
35,0
30,0
9%
Kgs/persona
34,6
% Kg consumo
1
Apoyo administrativo y
asistencia telefónica
5
Seguridad alimentaria
3
Colaboradores
4
5,0
10
—
8%
7%
25,0
6%
20,0
20,1
6%
5%
15,0
4%
4%
10,0
3%
9,0
5,5
Restaurante
2%
2%
1%
1%
Comercio
28
Asistencia informática
Kg/persona
Industria alimentaria
Recursos Humanos y
voluntariado
Distribución
89.000 millones
Tabla 21. Origen de los alimentos despilfarrados en Cataluña
Administración y finanzas
Escuelas
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Fuente: Agència de Residus de Catalunya
Domicilios
Total
64
65
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Referencias principales
Agència de Residus de Catalunya
www.arc-cat.net
Antoni Sansalvadó
Presidente del Banc dels Aliments, entrevistado el 14 de marzo de 2012.
Banc dels Aliments (2012)
www.bancdelsaliments.org (consulta: entre diciembre de 2011 y marzo de 2012).
Banc dels Aliments (2011)
Informe anual de 2011.
Banc dels Aliments (2010)
Informe anual de 2010.
Banc dels Aliments (2009)
Informe anual de 2009.
Alimentos del Gran Recapte d’Aliments (2012)
Resumen de prensa del Gran Recapte d’Aliments de 2011.
Jordi Peix
Fundador del Banc dels Aliments, entrevistado el 14 de marzo de 2012.
Josué de Castro (1946)
Geografía del hambre.
Laia Guinjoan
Directora de Comunicación del Banc dels Aliments, entrevistada el 14 de marzo de 2012.
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Behavioural Insights Team
«El Behavioural Insights Team fue creado en julio de 2010 por el Gobierno
del Reino Unido para buscar formas innovadoras y rentables de promover,
apoyar y capacitar a las personas para que puedan tomar mejores decisiones
por sí mismas. Es el primero de este tipo que se crea en el mundo.»
—Oficina del Gabinete del Reino Unido, 2010.
Misión
Buscar formas innovadoras y rentables de fomentar, apoyar y capacitar a las personas para
que puedan tomar mejores decisiones por sí mismas
Fundada
2010
Escalabilidad
Modelo reproducible por otros gobiernos nacionales
Localización
Londres (Reino Unido)
Financiación
Financiación pública de alrededor de 500.000 libras al año con el objetivo de amortizar
diez veces su coste en dos años
Impacto social
Nacional
Innovación abierta Sí
Innovación
Aplicación de las ciencias de la conducta (behavioural science) a las políticas públicas
Introducción
El Behavioural Insights Team (en adelante, el BIT) fue creado por el gobierno de coalición del Reino
Unido en julio de 2010 para cumplir su promesa de encontrar «formas inteligentes de fomentar,
apoyar y capacitar a las personas para que puedan tomar mejores decisiones por sí mismas». Los
objetivos originales del equipo eran de transformar al menos dos áreas principales de la política:
concienciar al Gobierno de las bondades de las finanzas conductuales35 y haber amortizado como
mínimo diez veces los costes del BIT para julio de 2012, fecha en que será sometido a su primera
revisión. (Oficina del Gabinete)
El BIT depende directamente del Oficina del Gabinete del Gobierno del Reino Unido y está formado
por un pequeño equipo de ocho personas entre funcionarios y sociólogos. Está dirigido por David
Halpern, exdirector de estrategia de la Unidad de Estrategia del Primer Ministro y autor de varias
publicaciones sobre el bien estar y el cambio de comportamiento. El equipo está estrechamente
vinculado a Richard Thaler36 y a otros destacados científicos conductistas de Estados Unidos. El BIT
35«La economía conductual combina las disciplinas gemelas de la psicología y la economía para explicar por qué y cómo la gente toma
decisiones aparentemente irracionales o ilógicas cuando gastan, invierten, ahorran y piden préstamos.» (Belsky y Gilovich, 1999).
36Richard Thaler es profesor de finanzas conductuales y economía en la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, y
autor de Nudge además de numerosas publicaciones sobre las finanzas conductuales.
66
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
cuenta con el apoyo de un Grupo Consultivo Académico y está coordinado por un Grupo Supervisor
presidido por el Secretario del Gabinete, Jeremy Heywood. El presupuesto del BIT es de aproximadamente 500.000 libras anuales.
En su primer año de actividad (2010-2011), el BIT colaboró con varios departamentos del Gobierno
para ayudarles a aplicar el conocimiento conductista a fin lograr de un amplio abanico de objetivos,
como aumentar el número de inscritos en el registro de donación de órganos, reducir la graduación
de alcohol de la cerveza, facilitar a los consumidores el acceso a los datos que las empresas tienen
de ellos, recaudar los impuestos fiscales en el plazo previsto, reducir el fraude y moderar el consumo
de energía.
En los últimos diez años, los políticos han mostrado cada vez mayor interés y entusiasmo por la
capacidad de las finanzas conductuales de influir en las decisiones de las personas y las acciones
por el bien individual y colectivo37, especialmente a la hora de diseñar políticas públicas cuyo éxito
depende de las decisiones de las personas. En el Reino Unido, EE. UU. y otros países se vienen aplicando teorías conductistas en determinados ámbitos, como la prevención de delitos, la promoción
del reciclaje, la paternidad responsable, el abandono del tabaco, la reducción de la obesidad y el
fomento del ahorro. Estas intervenciones se han desarrollado tras constatar las limitaciones de los
instrumentos coercitivos, tales como la legislación y la normativa, para cambiar el comportamiento
de la gente. Por ejemplo, desde hace años el Departamento de Salud del Reino Unido lanza campañas contra el tabaco para animar amablemente a la gente (darles el «empujoncito»38 que necesitan)
a dejar de fumar por medio de mensajes persuasivos e información acerca de enfermedades relacionadas con el tabaco, ya que limitar la edad para comprar tabaco y aumentar los impuestos no
basta para reducir eficazmente el consumo. (BIT, 2010)
«Todos podemos citar casos en los que sabemos que deberíamos
actuar de otra manera en nuestro propio interés o en el interés general,
pero por una razón u otra no lo hacemos. Está comprobado que las
medidas tradicionales del Gobierno son menos efectivos para abordar
estos problemas de conducta. Tenemos que buscar otras formas para
complementar estas medidas tradicionales, a través de políticas que
promuevan el cambio de comportamiento en estos casos.»
—Gus O’Donnell, ex Secretario del Gabinete y Jefe del Servicio Civil.
La New Economics Foundation ha agrupado los conceptos de las finanzas conductuales en siete
principios fundamentales que vale la pena tener en cuenta al diseñar las políticas públicas.
37 Las finanzas conductuales tiene en cuenta la ciencia del comportamiento y la psicología social para entender mejor las
motivaciones de nuestras decisiones económicas. La aplicación de este campo a la política pública se ha llegado a calificar de
«paternalismo libertario», al sostener que a veces las personas necesitan un ligero «empujoncito» para tomar decisiones que
acaban siendo beneficiosas para ellas como individuos y que tienen un impacto positivo en la sociedad (Thaler y Sunstein, 2008).
38La expresión nudge (en español, «empujoncito») fue acuñada por Richard Thaler y Cass Sunstein, coautores del libro que
populizaría el campo de las finanzas conductuales, titulado Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth and Happiness (Thaler y
Sunstein, 2008).
67
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Cuadro 1. Los siete principios de las finanzas conductuales
1 El comportamiento de los demás es importante: la gente hace muchas cosas observando y copiando a
los demás; las personas se animan a seguir haciendo cosas cuando ven que los demás aprueban su conducta.
2 Los hábitos son importantes: la gente hace muchas cosas sin pensarlas conscientemente.
Estos hábitos son difíciles de cambiar: aunque quieran, no les es fácil cambiar el comportamiento.
3 A las personas les motiva «hacer lo correcto»: hay casos en que el dinero es un factor de desmotivación,
ya que socava la motivación intrínseca de las personas; por ejemplo, uno dejaría pronto de invitar a sus amigos a
cenar si estos insistieran en pagarle.
4 Las propias expectativas de las personas influyen en su comportamiento:
quieren que sus actos sean fieles a sus valores y compromisos.
5 Las personas sienten aversión a las pérdidas y se aferran a lo que consideran «suyo».
6 Las personas no calculan bien al tomar decisiones: otorgan mucha importancia a los acontecimientos
recientes y muy poca a los antiguos; no calculan bien las probabilidades y se preocupan demasiado por acontecimientos
improbables; y son muy influenciables en función de cómo se les presente un problema o una información.
7 Las personas necesitan sentirse implicadas y efectivas para conseguir que algo cambie:
ofrecerles incentivos e información no es suficiente de por sí.
Logros y avances
El BIT ha logrado avances significativos en las áreas de la salud pública, medio ambiente, la potenciación
de los derechos de los consumidores, y el fraude y los errores. Se trata de los ámbitos prioritarios que
estableció el Grupo Supervisor.39 En ellos se han ensayado diversas intervenciones políticas con un gran
potencial de ahorro de costes y un considerable cambio de comportamiento para alcanzar los objetivos
políticos estipulados. Asimismo, también se ha empezado a trabajar en otros campos, como la delincuencia, las donaciones, la movilidad social, las relaciones personales y la paternidad, el bienestar y la reforma
de los servicios públicos.
Antes de constituirse el equipo, se encargó una valoración de las finanzas conductuales para analizar los
avances tanto en el Reino Unido como en el extranjero. A raíz de esta investigación se elaboraron una
serie de directrices prácticas para aplicar las teorías del comportamiento a todas las áreas de la política
pública, lo que se conoce como el informe MINDSPACE. En dicho informe se llegó a la conclusión de
que, si bien los planteamientos conductistas ofrecen nuevas herramientas que pueden llegar a ser muy
poderosas, y a fin de promover una mayor aceptación de estas teorías por parte del Gobierno, los políticos primero deben reconocer que una de sus funciones es influir en el comportamiento de las personas
(Institute for Government, 2009). El BIT ha utilizado el informe MINDSPACE para promover la aceptación
de las finanzas conductuales por parte del Gobierno.
39Véase en la Tabla 23 el resumen de estos logros.
68
69
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Tabla 22. El informe MINDSPACE
Messenger
M
Incentives
I
Norms
N
Defaults
D
Salience
S
Priming
P
Affect
A
Intervenciones
Usar a las madres en la prevención de delitos cometidos por pandillas reduce en un 70%
los homicidios entre los jóvenes (Ceasefire, EE. UU.).
Donación de órganos
Las máquinas expendedoras inversas (también conocidas como «máquinas de reciclaje») que devuelven dinero al
consumidor a cambio de los envases vacíos ha incrementado en un 70% la tasa de devoluciones (AG Barr, 2007).
(Normas) Nos influye mucho lo que hacen los demás
Ego
E
Incluir una elección obligatoria para
las solicitudes online de licencias
de vehículos; los solicitantes tienen
que elegir si desean o no donar sus
órganos en caso de accidente, en lugar
de tener que dar su consentimiento por
iniciativa propia.
Los cónyuges de aquellas personas a las que les está prohibido fumar en el trabajo tienen un 40%
más de probabilidades de dejar el tabaco (Duncan, Haller y Porters, 1968).
(Orden establecido) Nos dejamos llevar por las opciones preestablecidas
La política del consentimiento tácito a la donación de órganos tiene mayor aceptación (alrededor del 70%)
que las de consentimiento voluntario (alrededor del 30%) (Organ Donation Taskforce, 2008).
(Prominencia) Nos llama la atención lo que es novedoso y nos parece relevante
Reflejar la tasa de impuestos en la etiqueta del producto en lugar de añadir el importe al pasar por caja ha
reducido eficazmente el consumo de alcohol en Estados Unidos (Chetty, Looney y Croft, 2009).
(Preparación) Nuestros actos suelen estar influidos por el subconsciente
(Afecto) Nuestras asociaciones emocionales pueden influir en nuestros actos
Poner a los delincuentes cara a cara con las víctimas para evocar un sentimiento de ira o de culpabilidad se ha
demostrado efectivo en los procesos de justicia restaurativa (Home Affairs Select Committee, 2009).
Las personas que están dejando de fumar y que realizan ingresos mensuales en una cuenta de ahorros
(para poder disponer de ese dinero si consiguen dejar el tabaco) tienen muchas más posibilidades de dejar
de fumar (Gine, Karlan y Zinman, 2008).
(Ego) Actuamos de la forma que nos hace sentir mejor
La campaña para reducir el exceso de velocidad en la que aparecía una mujer que encogía un dedo de
la mano, como dando a entender que el exceso de velocidad es síntoma de tener el pene pequeño se ha
demostrado eficaz (Bullock y Jones, 2004).
MINDSPACE: Lista de factores que influyen en nuestra conducta y que se deben tener en cuenta al diseñar las políticas públicas.
Está elaborada a partir de la investigación de la psicología social, la psicología cognitiva, y las finanzas conductuales.
Teoría del comportamiento aplicada
Impacto potencial
A no ser que se solicite a la gente que
elija una opción, esta tiende a aceptar
la opción por defecto, que en Inglaterra
era no inscribirse en el registro de
donación de órganos a menos que se
diera el consentimiento para ello. Los
ensayos revelan que la gente es mucho
más propensa a inscribirse en el registro
si se les obliga a elegir.
Este plan fue implantado en 2010 y
se espera que duplique la proporción
de inscritos en el registro de órganos
llegando al 70% de todos los
solicitantes, lo que equivale a un millón
de donantes en un periodo de dos años.
Nuestra tendencia a las opciones
predeterminadas demuestra que nos
mantenemos fieles a una marca aunque
cambien sus características. Las normas
sociales significan que copiamos lo
que vemos, pero las percepciones
son a menudo distorsionadas por el
comportamiento destacado de unos
pocos, por lo que pensamos que la
gente bebe más de lo que en realidad
bebe y copiamos esta conducta.
A través de su «Pacto de
responsabilidad», Heineken se
compromete a retirar 100 millones de
unidades de alcohol, lo que equivale
a reducir en un 0,3% el consumo
de bebidas alcohólicas en el Reino
Unido. Las campañas universitarias
en otros países revelan una reducción
considerable del consumo.
Tenemos la tendencia a evitar las
pérdidas como sea, así que atraer la
atención a los costes de la calefacción
de una casa es un incentivo para la
acción. Si la información se expresa
de forma relevante y clara, es más
prominente para nosotros. Las normas
sociales significan que nos influye
lo que hacen los demás, y gracias a
nuestro ego actuamos de la forma que
nos hace sentir mejor.
1,4 millones de hogares recibirán el
nuevo certificado y dos empresas
importantes de servicios públicos
utilizarán contadores inteligentes
en 2012. Esto podría influir en las
decisiones de alquiler y compra
de la gente y en los precios de las
propiedades. En los Países Bajos, las
viviendas con etiqueta verde se venden
con un sobreprecio del 3,6%.
Consumo de alcohol
Reducir la «dosis» de alcohol mediante
raciones más pequeñas usando vasos
más pequeños en los bares. Menor
graduación de alcohol en determinadas
marcas de cerveza. Campaña
publicitaria en las universidades para
contrarrestar la falsa percepción de los
niveles de consumo de alcohol.
Los envases de comida más pequeños contribuyen a reducir la obesidad (los espectadores del cine comen
un 45% más de palomitas cuando se les da un envase más grande, ¡incluso si están algo pasadas!)
(Wansink y Kim, 2006).
Commitments (Compromisos) Queremos ser coherentes con nuestras promesas públicas y corresponder con nuestros actos
C
Tabla 23. Logros destacados del Behavioural Insights Team (2010-2011)
(Mensajero) Nos influye mucho quién comunica la información
(Incentivos) Nuestra reacción a los incentivos está formada por atajos mentales previsibles,
como la aversión a las pérdidas
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Eficiencia energética
Rediseñar los certificados de eficiencia
energética para los hogares con una
información más clara, destacando los
costes y el posible ahorro. Instalación de
contadores inteligentes que comparan
el consumo con la media y emiten
comentarios positivos cuando se reduce
el consumo.
70
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Intervenciones
Teoría del comportamiento aplicada
Impacto potencial
La inercia hace que sea difícil para los
consumidores cambiar de proveedor,
lo que dificulta la consolidación de
empresas nuevas e innovadoras. La
información que es prominente, bien
presentada y fácilmente comparable
genera más confianza y dota a los
consumidores de más armas para optar
por una oferta mejor.
El 76% de los usuarios de telefonía
móvil tiene un contrato que no les
conviene y el 26% de los consumidores
pasan a tener peores condiciones
cuando cambian de compañía de
energía. Dotar a los consumidores
de los medios necesarios para
contratar planes adecuados impulsa el
crecimiento empresarial y la innovación,
al adaptarse mejor a las necesidades
de la gente en todos los sectores.
Derechos de los consumidores
Diseño del sistema online Mydata, que
permite a los consumidores acceder
a los datos que las empresas tienen
de ellos, así como controlarlos y
utilizarlos, lo cual les permite tomar
decisiones mejor fundamentadas sobre
los contratos de telefonía móvil, el
contenido en grasas de los alimentos,
los contratos de las tarjetas de crédito
o las pensiones.
Prevención del fraude
Remitir cartas a personas que
no han pagado todavía sus
impuestos autoliquidables,
simplificando mensajes
explicándoles que otras personas
de su zona ya los han pagado.
Las personas están fuertemente
influidas por lo que hacen otros y
el uso de una norma social positiva
ha demostrado ser muy eficaz para
cambiar el comportamiento de la
gente en diversas situaciones. La
investigación también revela que
somos más propensos a responder con
sinceridad si firmamos de antemano.
El ensayo realizado con 140.000
deudas por valor de 290 millones de
libras dio como resultado un aumento
de 350 millones de libras en impuestos
abonados durante las seis primeras
semanas de la campaña. Está previsto
que las tasas de devolución aumenten
un 15% y se esperan 30 millones de
libras de ingresos adicionales al año si
se extiende a todos los clientes
con autoliquidaciones.
Fuente: Behavioural Insights Team (2010)
Impacto y grado de transformación
El principal impacto del BIT se puede analizar desde tres perspectivas: en primer lugar, el cambio cultural que
se ha producido en ciertos departamentos del Gobierno que están empezando a utilizar las teorías conductistas en la práctica política de una forma más proactiva y metodológica que antes; en segundo lugar, la posibilidad de contribuir a un ahorro de costes sobre todo en el área de impuestos, errores y fraudes; y, en tercer lugar,
la posibilidad de cambiar aspectos del estilo de vida que contribuyen al bienestar tanto individual como social.
Cambio cultural de los responsables políticos
«Cuando se estableció el equipo, algunos departamentos del gobierno eran
muy escépticos. Ahora estamos inundados de peticiones de funcionarios
mirando cómo aplicar las lecciones de la ciencia de comportamiento o
buscando cómo probar y evaluar nuevas intervenciones.»
—Owain Service, director adjunto del Behavioural Insights Team.
71
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
El BIT ha sabido divulgar el trabajo conductista y experimental entre el Gobierno, y esto ha dado
lugar a que algunos departamentos hayan establecido sus propios equipos internos para aplicar el
conocimiento conductista al proceso de elaboración de políticas. Por ejemplo, la Administración de
Hacienda y Aduanas del Reino Unido ha creado una Behaviour Change Unit, hay un nuevo equipo
en el Departamento de Energía y Cambio Climático que se centra en conocer las necesidades de los
clientes, y se ha creado una «incubadora» de finanzas conductuales en el Departamento de Empresas, Innovación y Cualificaciones.
Aunque en el Gobierno las teorías conductistas ya se habían aplicado con anterioridad de forma esporádica (por ejemplo, por algunas autoridades locales, el Departamento de Desarrollo Internacional
o la Comisión de Pensiones), antes de la creación del BIT el Gobierno central no había aplicado los
conceptos de una forma sistemática ni estratégica. Además, el trabajo realizado no siempre se había
medido con rigor ni había contado con un apoyo político de alto nivel.
Un ejemplo de la adopción más estratégica de las finanzas conductuales
es la aplicación del método MINDSPACE por parte del Departamento
de Empresas, Innovación y Cualificaciones en la estrategia de reforzar
los derechos de los consumidores en el marco de su estrategia de
empoderamiento del consumidor (‘Better Choices, Better Deals’) (Behavioural
Insights Team y Department for Business, 2010). Esta estrategia es un
ejemplo de cómo un departamento gubernamental se está alejando
deliberadamente de los anteriores instrumentos coercitivos, tales como la
regulación y los impuestos, y está adoptando un nuevo enfoque que facilite
la colaboración a las empresas, reguladores y grupos de consumidores y les
anime a trabajar juntos para afrontar los retos comunes aprovechando un
mayor conocimiento de la psicología de la toma de decisiones.
El objetivo de esta estrategia de potenciación de los derechos del consumidor
es doble: por un lado, facilitar a los consumidores mayor información y más
oportunidades para contratar las mejores ofertas y, por otro, fomentar el
crecimiento empresarial y la innovación con pocos costes y sin regulación.40
Los conceptos conductistas de MINDSPACE están muy presentes en la
estrategia, reconociendo sobre todo que los consumidores no siempre
responden de una forma económicamente racional a incentivos financieros
o de cualquier otro tipo. Por ejemplo, como normalmente no tenemos
el tiempo, el deseo o los recursos cognitivos para tomar una decisión
totalmente fundamentada, si colaboramos con los otros en nuestras
compras, se puede reducir el coste de tomar tales decisiones (Behavioural
Insights Team, 2011).
40La base teórica de la Estrategia es que dotando de más poder a los consumidores aumentará la eficiencia de las empresas, dando
una mayor cuota de mercado a quienes ofrezcan los mejores servicios y productos, eliminando los productos de baja calidad y
reduciendo la ventaja de las empresas dominantes (Behavioural Insights Team, 2010).
72
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Tabla 24. Aspectos destacados de las finanzas conductuales en la
estrategia para potenciar los derechos de los consumidores.
Ámbito político Mejor información
Consumo en colaboración
Intervención Información de tarifas de energía más bajas:
Dar a los consumidores información más clara
sobre la tarifa más baja existente en las facturas
de luz y gas, y ofrecer ayuda para cambiar de
suministrador. Actualmente en periodo de prueba,
con la primera revisión en un plazo de dos años.
Premio a la innovación por compra colectiva: Crear
un conjunto de herramientas con información
y consejos para apoyar nuevas iniciativas de
compras colectivas y un premio de 30.000 libras
para aquellos que creen comunidades para
fomentar la compra colectiva.
Socios
Redes de comunidades, asociaciones
empresariales, organizaciones de consumidores,
asociaciones cooperativas
Energy Retailers Association, los seis
suministradores de energía más importantes
del Reino Unido
Intervención Extractos anuales de la tarjeta de crédito:
Crear 12 extractos mensuales de pagos con tarjeta
de crédito con información más clara sobre las
tarifas y la forma de cambiar a mejores ofertas,
información a los clientes que efectúan pagos
bajos y cambios en las tasas de interés.
Compras ecológicas colectivas:
Ofrecer incentivos a los barrios para comprar
colectivamente productos medioambientales,
tales como el aislamiento de terrados y productos
energéticamente eficientes, abaratando los productos
al aumentar la cantidad de compradores.
Socios
Homebase, Argos, B&Q
UK Cards Association
La información presentada de una forma
Conceptos
conductistas clara, relevante y fiable nos resulta más
prominente. La investigación demuestra que
aplicados
los consumidores suelen contratar una oferta
peor al cambiar de suministrador, ya que la
información no es clara. Como somos reacios a
las pérdidas, mostrar 12 meses de costes en las
tarjetas de crédito es un incentivo mayor para
cambiar de proveedor. Sin embargo, la inercia
o la tendencia a lo predeterminado ponen de
manifiesto que es difícil cambiar de proveedor y
necesitamos ayuda para ello.
Con frecuencia, los consumidores sienten que
no tienen el tiempo ni la energía suficientes para
tomar decisiones de compra lógicas e informadas,
pero cuando los consumidores colaboran el coste
de estos esfuerzos se puede repartir, con mejores
precios y una mayor eficiencia. Los descuentos
para inversiones que de otro modo nos harían
reacios al riesgo, tales como el aislamiento de
terrados, son un incentivo para los consumidores,
puesto que las recompensas por adelantado son
más prominentes que el ahorro a largo plazo y
seguimos la tendencia establecida por las normas
sociales y por quienes nos rodean.
Fuente: Behavioural Insights Team (2010)
73
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
y fraude. En estas áreas se han ensayado medidas simples y rentables, como por ejemplo cambiar sutilmente el
lenguaje de las cartas para animar a la gente a pagar sus impuestos.
En febrero de 2011, el BIT prestó apoyo a la Administración de Hacienda y Aduanas en un estudio para determinar
el impacto que se alcanzaría si se modificaran los mensajes de las cartas que animan a abonar los impuestos
adeudados al fisco y, en abril de ese mismo año, se hizo una prueba piloto con 140.000 deudas tributarias de
autoliquidaciones por valor de 290 millones de libras. Los resultados fueron que las cartas que informaban a la
gente de que la mayoría de personas de su misma área ya había pagado sus impuestos (y que les recordaba las
ventajas de pagar impuestos para su localidad) funcionaron mejor que los que recibieron las cartas convencionales, tal como se aprecia en la Figura 13. Las variaciones de las cartas se enviaron para probar la reacción de la
gente y compararla con la del resto de los contribuyentes a nivel nacional, de su distrito o de su ciudad. El estudio
puso de manifiesto que las personas eran más propensas a cambiar su comportamiento cuando en la carta se
mencionaba a sus conciudadanos. El BIT calcula que si las cartas más efectivas se enviaran a todos los contribuyentes con autoliquidaciones, se generarían anualmente unos ingresos adicionales de 30 millones de libras y se
avanzarían más de 160 millones libras de efectivo durante aproximadamente seis semanas cada año.
La Administración de Hacienda y Aduanas también llevó a cabo una extensa campaña de autoliquidación de
deudas y aumentó los ingresos en más de 350 millones de libras durante las primeras seis semanas de la campaña, triplicando el total recaudado durante el mismo periodo del año anterior. A raíz del éxito de estos ensayos,
que aprovechaban el potencial de las normas sociales para fomentar los pagos, la Administración de Hacienda y
Aduanas está investigando otras posibles áreas de ahorro en el ámbito de las deudas y el fraude. Los resultados
preliminares demuestran que los contribuyentes prefieren recibir cartas que les animen a abonar sus impuestos
en lugar de las típicas cartas autoritarias con amenazas de sanciones. (Behavioural Insight Team, 2011).
Figura 13. Uso de normas sociales para fomentar el pago de deudas fiscales
90%
Porcentaje de pagadores morosos que respondieron después de 3 meses
80%
70%
60%
79.0%
67.5%
83.0%
72.5%
50%
40%
30%
20%
10%
0%
El ahorro de costes
En su primer año, el BIT ya ha visto la posibilidad de alcanzar el objetivo de amortizar diez veces el coste del equipo. En los primeros dos años, el BIT ha identificado ahorros que suman más de 20 millones de libras en ahorros
directos. Sin embargo, dado que las intervenciones implantadas actualmente aportarán beneficios al largo plazo,
los ahorros globales de todas las intervenciones implantadas llegarán a ser cientos de millones de libras. El ahorro
directo más importante es en el ámbito de Aduanas y Tributos, concretamente en lo relacionado con impuestos
Grupo de control
Norma social
nacional
(Percepción de 5)
Fuente: Behavioural Insights Team (2012)
Norma social en
Norma social
tu código postal
en tu ciudad
(Percepción de 5 y 3) (Percepción de 5 y 3)
74
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Estos posibles ahorros se han determinado aplicando pruebas controladas aleatorias. Aunque puede que
en trabajos previos en este campo se hayan utilizado elementos de las finanzas conductuales, raramente
se comprobaron ni evaluaron rigurosamente, o en todo caso no a una escala estadísticamente relevante.
Cuadro 2. Prueba Controlada Aleatoria (PCA)
Las pruebas controladas aleatorias (PCA) son reconocidas como la mejor manera de determinar la efectividad de una
política. Ahora están aplicadas de forma extensiva en el ámbito de desarrollo internacional, medicina y negocios para poder
identificar qué política, medicamento o técnica de venta es más efectivo. En su publicación más reciente “Test, Learn Adapt” el
Behavioural Insights Team ofrece el razonamiento por el cual las PCA deberían ser utilizadas de forma mucho más extensiva en
todos los ámbitos de las políticas públicas.
La diferencia clara entre las PCA y otros tipos de evaluación es la introducción de un grupo asignado de forma aleatoria,
que permite comparar la efectividad de una nueva intervención versus lo que habría pasado si nada hubiera cambiado.
La introducción de un grupo de control elimina toda una serie de influencias que normalmente complican el proceso de
evaluación. Por ejemplo, cuando si se introduce un programa de reinserción laboral, cómo saber si los que están recibiendo el
apoyo habrían encontrado un nuevo trabajo aun sin éste apoyo.
Con el apoyo adecuado a nivel académico y técnico, el equipo considera que las PCA pueden ser mucho más económicas y
sencillas de implementar de lo que normalmente se supone. Por su capacidad de demostrar si una política está funcionando
o no, las PCA pueden ahorrar dinero a largo plazo – son una herramienta poderosa para ayudar a los encargados de formar
e implementar políticas, decidir cuáles serán las más efectivas economicamente e identificar las que no lo serán tanto.
económicamente y de identificar los que no serán tan efectivos como previstos.
El equipo ha identificado nueve pasos requeridos para poner en marcha cualquier PCA. Estos nueve pasos están en el
centro de la metodología “Test, Learn, Adapt” del BIT, que tiene su enfoque en mejor aprender lo que funciona y mejorar
continuamente las intervenciones de las políticas. Son descritas a continuación:
Probar
1. Identificar una o varias intervenciones para comparar (p.ex. antigua versus nueva política, variaciones de la misma política)
2. Identificar el resultado deseado de la política y cómo se medirá durante las pruebas.
3. Decidir sobre la unidad aleatoria; si hay individuos seleccionados aleatoriamente, o grupos, o instituciones (p.ex. institutos),
o zonas geográficas (p.ex. municipios).
4. Decidir cuántas unidades (personas, instituciones o zonas) son necesarias para que los resultados sean relevantes.
5. Asignar cada unidad a una de las intervenciones, utilizando una metodología de prueba controlada aleatoria.
6. Introducir las intervenciones a los grupos asignados.
75
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Cada año, en el Reino Unido se dejan de ingresar 21.000 millones de libras debido al fraude en el sector
público, otros 9.600 millones se pierden debido a errores, y entre 7 y 8 mil millones se convierten en deuda no cobrada.41 El BIT ha identificado el posible ahorro de costes explorando varias formas de reducir el
fraude, los errores y las deudas, y en su reciente informe sobre esta cuestión destacaba siete ideas que
pueden servir para hacer efectivo ese ahorro. Algunas de estas ideas ya han sido probadas con resultados notables, como se muestra en la Figura 14, donde los médicos que reciben cartas simplificadas para
recordarles que deben pagar sus impuestos presentan una tasa de respuesta mucho mayor que los que
reciben la misiva convencional.
Cuadro 3. Siete ideas para reducir el fraude, los errores y las deudas
Idea 1. Hágalo fácil: Facilite al máximo que la gente pague sus impuestos o sus deudas, por ejemplo, usando
formularios parcialmente cumplimentados con la información ya disponible.
Idea 2. Resalte los mensajes clave: Atraiga la atención de las personas a la información importante o a los
trámites requeridos, por ejemplo, comunicándoselo por adelantado en una carta.
Idea 3. Use un lenguaje personal: Personalice el lenguaje para que los contribuyentes entiendan por qué un
determinado mensaje o proceso es relevante para ellos.
Idea 4. Apele a la honradez en los momentos clave: Busque la sinceridad de la gente en los momentos clave
al rellenar un formulario o responder a las preguntas.
Idea 5. Comunique a la gente lo que hacen los demás: Resalte el comportamiento positivo de los demás; por
ejemplo, «9 de cada 10 personas pagan sus impuestos en el plazo previsto».
Idea 6. Recompense el comportamiento deseado: Incentive activamente o premie el comportamiento que
suponga un ahorro de tiempo y dinero.
Idea 7. Resalte el riesgo y el impacto de la falta de honradez: Destaque los perjuicios del fraude o de la
demora en el pago de los servicios públicos, así como el riesgo de una inspección paralela y las consecuencias de si
el infractor es descubierto por Hacienda.
Es importante recordar que la eficacia a la hora de poner en práctica estas ideas depende en gran medida del
contexto en que se apliquen.
Behavioural Insights Team (2012)
Aprender
7. Medir los resultados y determinar el impacto de las intervenciones de las distintas políticas.
Adaptar
8. Adaptar la intervención de la política para integrar los resultados obtenidos.
9. Volver al Paso 1 para seguir profundizando en la comprensión de lo que funciona.
Test, Learn, Adapt: Developing Public Policy with Randomised Control Trials (Cabinet Office, 2012 (b)
41 «Reducing Fraud & Error in Government» y «Tackling Debt Owed to Central Government», Cabinet Office Taskforce on Fraud, Error
and Debt (2012).
76
77
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Figura 14. Tasa de respuesta de los médicos a las cartas de la Administración
de Hacienda y Aduanas del Reino Unido
40%
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Figura 15. Nintendo y Bayer Didget, el dispositivo para niños diabéticos
Porcentaje de médicos que respondieron
35%
35.33%
35.26%
30%
25%
21.09%
20%
15%
10%
5%
0%
3.77%
Genérico
Tradicional
Simplificado
(Percepción de 2)
Simplificado +
normas sociales
(Percepción de 2 y 5)
Fuente: Behavioural Insights Team (2012)
Cambio en el estilo de vida
El trabajo del BIT en el ámbito de la salud pública ha puesto de relieve que algunas de las formas más
significativas de influir en la elección del estilo de vida de las personas es aplicando medidas voluntarias rentables. Estas se basan en las finanzas conductuales, así como los trabajos de investigación y
la experiencia del Departamento de Salud del Reino Unido y otras entidades afines. Las opciones del
estilo de vida que repercuten en la salud de las personas, tales como no seguir una dieta equilibrada,
hacer muy poco ejercicio o abusar de la bebida, son muy difíciles de abordar con la legislación, de ahí
la necesidad de comprender en profundidad la psicología social y las ciencias del comportamiento.
Además, se calcula que cuesta al Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) una suma
considerable de dinero.
«Seis de cada diez adultos tienen sobrepeso, lo que supone un coste para la
economía del Reino Unido en torno a 7.000 millones de libras al año. (...) Las
enfermedades relacionadas con el alcohol cuestan al Sistema Nacional de
Salud alrededor de 2.700 millones al año. (...) En el Reino Unido se producen
cada año más de un millón de casos de intoxicación alimentaria, con un
coste para el Sistema Nacional de Salud y a las empresas de 1.500 millones
de libras.»
—Oficina del Gabinete, 2010
Bayer Healthcare y Nintendo
DS han ideado un dispositivo
para que los test de azúcar
en sangre resulten divertidos
para los niños. El Didget regala
puntos canjeables por juegos
Nintendo, a cambio de las punciones regulares para medir el
nivel de azúcar.
Las intervenciones en la política de salud pública en las que participa el BIT siguen la filosofía establecida por el director del equipo, David Halpern, autor de numerosas publicaciones sobre el bienestar y el
cambio del comportamiento. Halpern sostiene que los resultados políticos mejoran mucho con la participación de los ciudadanos, que existen sólidos argumentos morales y políticos para proteger y mejorar
la responsabilidad personal, y que las intervenciones basadas en el comportamiento pueden ser mucho
más rentables que los servicios tradicionales. A continuación se citan algunos ejemplos de la aportación
del BIT en este ámbito:
Fumar: El BIT colabora con Boots y el Departamento de Salud del Reino Unido en la elaboración de una
prueba piloto para dejar de fumar, que combina las intervenciones conductistas con el apoyo de fármacos, basándose en los servicios para dejar de fumar del Servicio Nacional de Salud ya disponibles en sus
establecimientos.
Alcohol: El BIT está ensayando una campaña de prueba de dos años con las universidades de Gales
para corregir la falsa percepción de que otros estudiantes beben más de lo que realmente lo hacen, con
el objetivo de reducir el consumo de alcohol entre los jóvenes. Además, se han establecido acuerdos con
marcas importantes como Heineken para reducir la graduación de alcohol de algunas cervezas, y con
Waitrose, Asda y Morrisons para retirar las bebidas alcohólicas de la fachada de los establecimientos.
La dieta y el peso: En colaboración con Asda se ha ensayado el programa «Change for Life» del
Departamento de Salud del Reino Unido, consistente en poner mensajes sociales en los carritos de la
compra para instar a los consumidores a comprar productos más saludables. Asimismo, el BIT está
tratando de colaborar con otros socios para poner en marcha iniciativas similares, como habilitar en el
carrito un compartimento específico para frutas y verduras y cambiar de lugar los productos saludables
en las estanterías.
Ejercicio físico: En colaboración con Nike, se ha creado una aplicación para el iPhone que anima a los
niños a ir más a la escuela andando, en la que los niños reciben puntos por cada poste de luz que dejan
78
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
a su paso de camino a la escuela y compiten con sus compañeros de clase para ganar premios (por
ejemplo, entradas para el cine). El BIT está sopesando cómo se podrían escalar iniciativas similares y
aplicarlas en colaboración con las autoridades locales y otros actores.
Higiene de los alimentos: En un intento por reducir el coste de las intoxicaciones alimentarias, el BIT
colabora con la Agencia de Normas sobre Alimentos para divulgar tanto como sea posible la información
elaborada por el nuevo Sistema Nacional de Calificación de Higiene Alimentaria, promoviendo alianzas
con guías de restaurantes (como Time Out, Good Food Guide y Top Table) para clasificar los establecimientos en función de unos estándares de higiene, calidad de la comida y servicio.
Figura 16. Step2Get y Nike App animan a los alumnos a ir caminando a la escuela
79
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
dos para involucrar a organizaciones gubernamentales, empresariales y de la sociedad civil y, por último,
aplicar la metodología al proceso de elaboración de políticas.
Paso 1: Sensibilizar. El BIT ha impartido una serie de seminarios en un buen número de instituciones
públicas para poner de relieve la importancia y el potencial de la las finanzas conductuales en las políticas públicas. La participación de expertos de reconocido prestigio —como Richard Thaler y otros académicos del Reino Unido que trabajan sobre el terreno— ha sido útil en esta etapa, así como otros ejemplos
innovadores de cómo se ha utilizado la ciencia del comportamiento en otros países. Por ejemplo, en 2011
el BIT figuró en un reportaje de Radio 4 de la BBC sobre las relaciones entre las ciencias de la conducta y
las políticas públicas. Como las finanzas conductuales son una disciplina transversal, el BIT también ha
organizado seminarios para asociarse con asesores científicos y otros miembros ejecutivos de las Government Analytical Professions en torno a intervenciones en el comportamiento. En colaboración con la National School for Government, ha divulgado sus informes de políticas y metodologías, como por ejemplo
“Test, Learn, Adapt” a las personas encargadas de formular políticas y el público. Además, el BIT produce
un boletín para informar sobre las investigaciones más recientes en el ámbito de las finanzas conductuales, y encuentros creativos de forma semanal para ayudar a los funcionarios y otros trabajadores del
sector público a pensar en cómo pueden responder a sus retos utilizando las ciencias de la conducta.
Paso 2: Fomentar alianzas. Para determinar los ámbitos políticos clave a los que dirigirse y los actores
relevantes que deben involucrarse en el proceso, se han establecido acuerdos o alianzas con otras partes
del Gobierno (normalmente, un departamento). Por ejemplo, en el Departamento de Energía y Cambio
Climático, los dos ámbitos de actuación principal, el «pacto ecológico» y los «medidores inteligentes»,
se consideraron oportunidades para la intervención. Los dos departamentos contactados fueron, respectivamente, el Strategy and Policy Team y el Customer Insight Team. Una vez que se ha despertado el
interés y se ha identificado un ámbito político, el BIT promueve la colaboración entre el departamento y
otros actores interesados para diseñar conjuntamente una intervención adecuada. Esto contará con la
participación de empresas, organismos reguladores, organizaciones de la sociedad civil y, en algunos
casos, agentes internacionales.
Bayer Healthcare y Nintendo DS han ideado un dispositivo para que los test de azúcar en sangre
resulten divertidos para los niños. El Didget regala puntos canjeables por juegos Nintendo, a cambio
de las punciones regulares para medir el nivel de azúcar.
El trabajo de sensibilización realizado por el BIT acerca de la necesidad de estudiar los aspectos psicológicos y las motivaciones que inducen a cambiar el estilo de vida se ha materializado con la creación
de una nueva Unidad de Investigación de Políticas sobre el Comportamiento y la Salud. Este organismo
sistematiza el trabajo entre los distintos sectores y utiliza técnicas de experimentación efectivas.
Colaboración intersectorial
El BIT fue concebido como una unidad pequeña y ágil que actuara de catalizador para difundir la práctica conductista entre los departamentos gubernamentales y establecer alianzas con otros sectores. De
acuerdo con esta visión, el BIT ha seguido un proceso de colaboración que comprende varias etapas:
sensibilizar, establecer alianzas, demostrar el potencial mediante pruebas piloto, comunicar los resulta-
Tal como se ha mencionado en el apartado anterior, el BIT ha promovido una serie de colaboraciones
entre las empresas y los departamentos del Gobierno, con gran éxito en el ámbito del fraude. Las ventajas para las empresas que participan en este tipo de colaboración son la credibilidad, la responsabilidad
social de la empresa, la reputación y la posibilidad de escalar el producto o servicio en cuestión. Un
ejemplo podría ser el caso de Nintendo, que ha desarrollado el dispositivo Didget para animar a los niños
con diabetes a comprobar su nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia, y así hacer frente al consabido problema de tantos y tantos niños que acaban en el hospital por no realizarse las pruebas con la
frecuencia necesaria.
Una de las alianzas más ambiciosas del BIT con el sector privado ha sido la iniciativa MiData del Departamento de Empresas, Innovación y Cualificaciones, con la participación de más de 20 empresas
importantes, que engloban desde servicios financieros hasta la venta minorista, pasando por servicios
públicos, telecomunicaciones, plataformas online y grupos de consumidores. La autoridad independiente
del Reino Unido que vela por el derecho a la información ayuda a los consumidores a acceder a los datos
que tienen de ellos las empresas y a controlarlos y utilizarlos (Behavioural Insights Team 2010). Otras consecuencias de las colaboraciones con las empresas son: una serie de acuerdos voluntarios; el compromiso de Heineken de reducir la graduación de alcohol de una de sus principales marcas; el compromiso
de ASDA de no exponer las bebidas alcohólicas en la fachada de sus establecimientos; y el compromiso
80
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
suscrito por 80 organizaciones de servir platos más saludables en los comedores de empleados. Para
promover el compromiso de las empresas, se publicarán los planes de implantación en el Departamento
de Salud como parte del acuerdo de responsabilidad (Oficina del Gabinete, 2010).
Paso 3: Demostrar el potencial. El tercer paso se refiere al aspecto más innovador del trabajo del BIT,
con el que se demuestra el potencial para lograr los objetivos políticos a través del diseño, implementación y análisis de una prueba piloto de las diferentes intervenciones propuestas. El trabajo citado anteriormente con la Administración de Hacienda y Aduanas para animar a la gente a pagar sus impuestos
en el plazo previsto es un ejemplo que demuestra los efectos de la intervención en el incremento de los
ingresos y las domiciliaciones. En el caso de las donaciones de órganos, se está evaluando el ensayo realizado en las solicitudes por Internet de los carnés de conducir y, si se demuestra que tiene éxito, se hará
extensivo a todos los formularios de solicitudes de licencias. Algunos ensayos ya llevan hasta dos años
realizándose, como el del extracto anual de la tarjeta de crédito, y otros en los que se utilizan grandes
grupos de hasta 100.000 participantes. Muchos ensayos utilizan los ECA y algunos emplean tests A/B,
en los que se usan diferentes mensajes en paralelo para probar y mejorar constantemente los mensajes
de determinadas campañas. En el ámbito medioambiental, el informe más reciente sobre energía contiene una serie de ensayos realizados en colaboración con empresas (como B&Q, Homebase y Opower) y
ayuntamientos (como el de Sutton, Kingston y Merton).
Paso 4: Comunicar los resultados. Hasta la fecha el BIT ha publicado seis informes de orientación
sobre las políticas en colaboración con el departamento correspondiente para comunicar los resultados
logrados hasta la fecha. Estos documentos ayudan a formalizar las alianzas establecidas entre el BIT y
los distintos departamentos (muchos son publicaciones conjuntas e incluyen la firma del ministro correspondiente). También sirven como herramientas de planificación estratégica que ayudan a priorizar y organizar el trabajo que se debe realizar, así como a concienciar sobre el potencial de las finanzas conductuales, ya sea en el departamento en cuestión o en otros ámbitos de gobierno, en los que se está animando
a emprender un proceso similar. Hasta la fecha se han publicado tres informes y el cuarto se publicará
a principios de 2012. El BIT recibe muchas solicitudes para empezar a trabajar en nuevos campos y se
le ha pedido que asesore a las autoridades locales para usar las pruebas eficazmente y garantizar que
los datos e informes elaborados sean de suficiente calidad como para poder realizar comparaciones y
análisis, y transferir los resultados a otras autoridades locales.
Cuadro 4. Documentos de orientación publicados en 2010-2011
Applying Behavioural Insight to Health, publicado en diciembre de 2010.
Behaviour Change and Energy Use, publicado con el Departamento de Energía y Cambio Climático y
el Departamento de Comunidades y Gobierno Local en julio de 2011.
Better Choices: Better Deals. Consumers Powering Growth, publicado con el Departamento de Empresas,
Innovación y Cualificaciones en abril de 2011.
Applying behavioural Insights to Reduce Fraud, Error and Debt, publicado en abril de 2012.
Test, Learn, Adapt: Developing Public Policy with Randomised Control Trials publicado en 2012 y
ya descargado 20.000 veces.
81
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Paso 5. Adoptar el planteamiento. El último paso es que el departamento gubernamental o la empresa que corresponda acepte aplicar el enfoque conductista y adopte su propio mecanismo para la
elaboración de políticas. Esto ya se ha logrado en el Departamento de Energía y Cambio Climático, con
la creación del Customer Insight Team, y en la Administración de Hacienda y Aduanas, con la creación
de la Behaviour Change Unit. Una vez que los departamentos se han dotado de medios para integrar
las finanzas conductuales en su proceso de elaboración de políticas, el BIT se puede ocupar de otras
áreas, como ya está sucediendo. Para facilitar este paso final se ha constituido la Behavioural Science in
Government Network, dirigida por los Servicios de Estudios Económicos y Sociales del Gobierno con los
representantes de muchos departamentos. A partir de ahí, el BIT puede promover la evaluación efectiva
de las intervenciones conductistas y compartir informes, eventos e información.
Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo
El BIT se creó en un clima de austeridad y de recortes del gasto público, y uno de sus objetivos principales
ha sido lograr un ahorro diez veces superior a su presupuesto durante un periodo de dos años. Cabe
señalar que desde el principio se ha estipulado un calendario de dos años, tras el cual será sometido a
revisión por parte del Grupo Supervisor para evaluar su impacto y eficacia, y decidir la estrategia para el
futuro. El presupuesto anual, cifrado aproximadamente en 500.000 libras, incluye los gastos generales
fijos (escritorios, teléfonos, informática) y todos los demás costes.
La denominada «reconsideración por expiración» es un mecanismo que se ha puesto en marcha para
evitar la tendencia a lo preestablecido, lo que, en este caso, significaría continuar dirigiendo el BIT en las
mismas condiciones con independencia de sus logros. La experiencia demuestra que cuando se crea un
nuevo departamento suele ser más fácil dejar que siga existiendo que tomarse la molestia de cerrarlo.
Aunque según Peter John —miembro del Grupo Consultivo Académico— existe la posibilidad de que mantengan el BIT durante un año más, la revisión se ha puesto en marcha para que el plan por defecto sea
dar por concluida la actividad del equipo y no al revés.
Ahorro de costes en el gasto público
El BIT ha identificado un ahorro de costes para el erario público a varios niveles. A continuación se citan
ejemplos de las diferentes estrategias adoptadas.
Fraude, deudas y errores. La mayor parte del ahorro se ha localizado en el apartado de fraude, deudas
y errores y, tal como se muestra en la Tabla 23, se ha demostrado que puede lograrse un ahorro importante utilizando normas sociales para animar a la gente a pagar sus impuestos municipales en el plazo
previsto, mensajes sencillos y colectivos para fomentar el pago de impuestos entre médicos y fontaneros,
respectivamente, y mensajes personales de texto para el pago de multas.
Salud pública. La salud pública es otro ámbito que representa una gran oportunidad para ahorrar costes,
aunque en este caso es más difícil de medir. En su informe «Applying Behavioural Insight to Public Health», el
BIT ofrece una serie de cifras del gasto público sanitario derivado de los hábitos y el estilo de vida, como son
las enfermedades relacionadas con el alcohol, las relacionadas con el tabaco y las relacionadas con el sobrepeso de los adultos. El informe también señala que el gobierno podría ahorrarse unos 900 millones de libras
más al año si las personas que llevan una vida sedentaria hicieran más ejercicio físico. (Wanless, 2004).
82
83
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Dado que muchos problemas de salud pública guardan relación con el consumo de productos como la
sal, el alcohol o el tabaco, la participación del sector privado es crucial en este sentido, por lo que el BIT
necesita establecer alianzas sólidas con las empresas para obtener buenos resultados. Si el BIT es capaz
de calcular un ahorro similar en el campo de la sanidad pública como lo ha hecho en las áreas de los
impuestos y el fraude, el potencial en esta área es enorme.
El compromiso del Departamento de Salud del Reino Unido con las finanzas conductuales es otro indicador clave de la viabilidad a largo plazo del trabajo del BIT. Este departamento ha invertido cinco millones
de libras en cinco años en la Policy Research Unit on Behaviour and Health para obtener pruebas de la eficacia, la gran rentabilidad y el efecto de las intervenciones sobre las desigualdades en materia de salud.
Además el departamento ha creado una unidad de cambio de comportamiento, presidio por el Director
General de Salud Pública (Oficina del Gabinete, 2010).
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Tabla 25. Ensayos realizados para reducir el fraude, los errores y las deudas
Enfoque conductista Objetivo
Muestreo
Resultados
Posible ahorro
1. Usar normas
sociales
¿Informar a la gente de que la
mayoría de los vecinos ya ha
pagado sus impuestos aumenta
de manera significativa el
porcentaje de pagos?
140.000
contribuyentes
15% más de pagos en
el plazo previsto con
las normas sociales, al
mencionar «9 de cada
10 ya han pagado» en
una carta.
Posibles ingresos
adicionales de 30
millones de libras si la
medida se amplía.
2. Destacar
los mensajes y
normas clave
¿El cumplimiento de las obligaciones 3.000 médicos
fiscales por parte de los médicos se
puede mejorar simplificando los mensajes
clave y las acciones necesarias?
29% de aumento en
el pago de impuestos,
presentándose 1500
médicos.
1 millón de libras en
las presentaciones
voluntarias ya
realizadas.
3. Usar imágenes ¿Las imágenes contribuyen a
No especificado
prominentes
reducir las misivas reiteradas y
a fomentar el pronto pago de las
multas de tráfico?
Prueba piloto en curso con diferentes
mensajes, que demuestra que lo más efectivo
es usar fotos del coche y del conductor.
4. Mejor
¿Cuál es la forma más efectiva
39.000
presentación de de presentar la información para contribuyentes
la información
fomentar el pago de deudas?
Un 13% más pagó
su deuda con los
mensajes colectivos.
5. Personalizar
los mensajes de
texto
¿Qué efecto tiene enviar
mensajes personalizados de
texto sobre la probabilidad de
que la gente abone las sanciones
impuestas por el juzgado?
1.000 SMS
al mes en tres
regiones
distintas
Los primeros resultados revelan un 28% más
de pagos cuando el nombre del interesado
figura en el mensaje de texto, en comparación
con no usar ningún mensaje.
6. Apelar a la
honradez
38.000 cartas
¿El hecho de simplificar
el mensaje, destacar las
consecuencias y firmar de
antemano un documento redunda
en una mayor sinceridad?
Los resultados preliminares demuestran un
descenso del 6% de solicitudes para repetir
la deducción de impuestos para una sola
persona al incluir prominencia y riesgo en
la carta.
7. Variar el tono
de las cartas
12.000
¿Qué tipo de comunicación es
más efectiva para conseguir que fontaneros
los fontaneros lleven sus temas
fiscales al día?
Prueba piloto en curso en la que se utilizan
tres tipos distintos de cartas, con lenguaje
tradicional, directo y de cooperación.
8. Usar creencias ¿Qué mensajes son más efectivos 32.000
sobre impuestos para que las empresas paguen empresas
sus deudas fiscales?
Fuente: Behavioural Insights Team (2012)
Posibilidad de un flujo
de efectivo adicional
de 80 millones de
libras en 10 días.
Los resultados preliminares revelan más pago de
deudas cuando se destaca la disparidad entre las
creencias individuales y la práctica de empresa.
84
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Medio ambiente
Hay una gran cantidad de investigaciones sobre la posibilidad de que los cambios de comportamiento
reduzcan el coste económico de los factores ambientales externos causados por opciones individuales, desde el nivel macro, como el análisis del Informe Stern del coste del cambio climático en la
economía del Reino Unido, hasta ejemplos más a nivel micro, como el coste de 547 millones de libras
calculado por un ayuntamiento para la limpieza de calles durante el periodo 2005-2006.42 El BIT está
aprovechando los numerosos estudios del Departamento de Energía y Cambio Climático, así como
del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales para buscar la mejor manera
de influir en el comportamiento con el fin de alcanzar objetivos ambientales y de ahorro de costes en
una variedad de ámbitos, como el consumo de energía y agua, la movilidad, el reciclaje y el consumo
en general, y está canalizando este trabajo a través de una nueva política que se pondrá marcha
en 2012: el pacto ecológico (Green Deal). El valor añadido que ha aportado el BIT es asegurarse de
que las intervenciones que se propongan en el futuro tengan el mayor impacto posible y se basen en
estudios rigurosos.
85
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
en los departamentos del Gobierno y convencerlos para que diseñen las intervenciones en función de
cómo la gente toma sus decisiones. Para contribuir a este proceso, la estrategia del BIT ha sido destacar
el potencial de determinadas intervenciones con un análisis riguroso. Sin embargo, hasta que estas sean
aplicadas a gran escala por el departamento en cuestión, su papel quedará relegado al de las buenas
intenciones. En algunos casos, tal como se ha visto en el ámbito de la sanidad y la energía, los departamentos ya están creando equipos de consultoría del comportamiento y asignando recursos para integrar
el enfoque conductista en su trabajo, un indicio de que el planteamiento está siendo adoptado.
Figura 17. Sorteo de Direct Debit en 17 distritos de Londres
Otro ejemplo de ahorro de costes relacionados con el medio ambiente es la propia factura energética del
Gobierno, en la que ya se ha conseguido una reducción del 14% en el consumo de energía entre 2010
y 2011. Las medidas que mejores resultados dieron fueron cambiar la configuración por defecto de la
energía en los edificios oficiales para adecuarlos mejor al consumo real, así como mostrar comparativas
de consumo entre los departamentos como una forma de promover un sentimiento de competencia. El
ahorro logrado hasta el momento asciende a 13 millones de libras al año.
Ahorro de dinero para los particulares
Además de identificar las áreas en las que el Gobierno puede ahorrar dinero, el BIT también ha buscado
activamente oportunidades para ayudar a las personas a ahorrar dinero, especialmente a través de
la estrategia de fortalecer los derechos de los consumidores y en el ámbito de la eficiencia energética
y el cambio climático. El posible ahorro de costes para un particular a partir de la aparición de Midata
en 2012 es muy grande, e incluye la capacidad de determinar cuál de los dos millones de contratos
de telefonía móvil es el más adecuado (basándose en el consumo de los 12 meses anteriores), la posibilidad de elegir un mejor contrato de tarjeta de crédito o encontrar una tarifa más económica para
el consumo eléctrico.
Los sistemas colectivos de compra ecológica también tienen margen de ahorro para el consumidor. Han
sido diseñados en colaboración con empresas como B&Q y Homebase. Estos sistemas ofrecen descuentos al consumidor si va recomendado por sus vecinos o si participa en un plan de compras colectivas.
Para estas campañas se han enviado cartas a los barrios para fomentar la adopción de determinados
productos de eficiencia energética. La estrategia utilizada es que cuantos más vecinos se sumen a la
compra conjunta, menor será el precio del producto.
Al final, la viabilidad a largo plazo del BIT quedará demostrada cuando ya no sea necesario. La viabilidad
de la labor del BIT depende en última instancia de su capacidad para integrar un enfoque conductista
42En el marco de la campaña para reducir la suciedad de las calles, se contrataron a unos actores que realizaban vistosas
actuaciones y se exhibieron avisos de multa de 75 libras por tirar cosas al suelo, acciones ambas que se basaban en la idea de la
prominencia. Aunque los resultados no se midieron estadísticamente, esta iniciativa ganó el Premio a la Innovación de la Cleaner
Safer Greener Network en 2010.
Diecisiete distritos de Londres participan en un plan para facilitar a los residentes el pago de sus impuestos municipales mediante la domiciliación bancaria. El programa se presentó en 2011 con un sorteo de
25.000 libras que consiguió 34.500 nuevas domiciliaciones, con un ahorro de 345.000 libras (10 libras
por persona) gracias a una mayor eficiencia. La inversión inicial del sorteo se recuperó en tres meses.
Tipo de innovación
El trabajo del BIT parte de un buen número de estudios académicos que se iniciaron en los años sesenta
impulsados por investigadores como Daniel Kahneman, Richard Thaler y otros académicos estadounidenses. Aunque los conceptos no son nuevos —cómo nos ayudan la psicología y las finanzas conductuales a entender mejor por qué las personas toman determinadas decisiones económicas aparentemente
irracionales—, la aplicación de este campo a las políticas públicas es innovadora. El BIT se caracteriza
por dos rasgos especialmente innovadores: el primero, la racionalización que ha aportado a la ciencia del
comportamiento en la esfera política, y el segundo, la metodología de ensayos implantada.
Enfoque racionalizado. Antes de que se creara el BIT, el Comité de Expertos en Ciencia y Tecnología
elaboró ​​un informe sobre el cambio de comportamiento, en el cual recomendaba que los mecanismos
actuales para divulgar el conocimiento sobre el cambio de comportamiento entre los departamentos
del gobierno fueran revisados con vistas a introducir una estructura más racionalizada (Oficina del Ga-
86
87
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
binete, 2009). Esta ha sido una de las tareas del BIT y, para ello, se le ha dado apoyo personal, tanto
por parte del Primer Ministro como del Jefe del Servicio Civil que preside el Grupo Supervisor. Aunque
hay un buen número de ejemplos aislados de la aplicación de la ciencia conductista a las políticas públicas en diferentes países —tales como los muchos y exitosos programas para reducir la delincuencia
en Estados Unidos,43 el ya mencionado programa de televisión LazyTown en Islandia o el programa de
reducción de residuos del ayuntamiento de Southwark (Reino Unido)—, anteriormente ningún gobierno había creado un equipo para identificar rigurosamente las distintas aplicaciones de la ciencia del
comportamiento. Tal como se indica en la revisión MINDSPACE del trabajo previo en este campo, los
ejemplos citados no están conectados por una estrategia global, ni han sido probados suficientemente
ni se han implantado a gran escala. El BIT ha recibido de las altas instancias el apoyo y el liderazgo
necesarios para afrontar este nuevo reto.
Metodología rigurosa. La metodología de ensayos para probar la efectividad de determinadas intervenciones ya ha sido calificada como el elemento más innovador del trabajo de los equipos (Service,
John). El sello distintivo del BIT ha sido que si se puede demostrar que algo funciona, con datos sólidos
y probatorios, entonces es más probable que su adopción esté garantizada. Tradicionalmente, los gobiernos prueban diferentes intervenciones políticas con proyectos piloto, ensayos a corto plazo o grupos
de debate. Sin embargo, estos mecanismos no son lo suficientemente sólidos como para probar si la
intervención ha marcado alguna diferencia. Por mucho que determinados departamentos afirmen que su
proceso de diseño de políticas está basado en la evidencia y que han utilizado a sociólogos en el proceso,
lo cierto es que el método de los pruebas controladas aleatorias (ECA) no se ha aplicado sistemáticamente en todo el panorama político. El proceso político que va desde la prueba piloto hasta la implantación
de una medida suele ocurrir muy rápidamente, y con frecuencia hay reticencias a mantener un periodo
continuo de evaluación, ya que lo que desean los políticos es poner en marcha los programas en un breve
plazo de tiempo.
Los ensayos también sirven para otros fines. La idea de la intervención del Gobierno para cambiar el
comportamiento de la gente es motivo de polémica y ha sido objeto de críticas por parte de ciertos académicos (Jones, 2011). Por ello, es importante que las intervenciones sobre el comportamiento se basen en
pruebas concretas para poder exponer la postura de una manera racional (Oficina del Gabinete, 2010).
Al principio del proceso político debería llevarse a cabo una evaluación efectiva basada en los efectos (no
los resultados), que deben establecerse al inicio del proceso. Esto debe ser a un plazo suficientemente
largo como para que la intervención pueda mantener el cambio de comportamiento, a ser posible con
una combinación de estudios piloto y ensayos controlados.
«La utilización de las pruebas controladas aleatorias en la elaboración
de políticas nos permite probar la efectividad de los cambios, a menudo
sutiles, en la política para que podamos determinar lo que funciona.
Con mucha frecuencia, estos ensayos se desarrollan en colaboración
con asesores académicos y se basarán en conceptos de las finanzas
conductuales y la psicología»
—Owain Service, director adjunto del Behavioural Insights Team.
43Por ejemplo, la iniciativa de Cincinnati para reducir la violencia, en la que se han utilizado a madres en un papel de intermediación
en el proceso de reconciliación con las víctimas de delitos, o donde el castigo recibido por un miembro de la banda se hacía
extensivo a toda la banda.
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Escalabilidad y replicabilidad
Con el trabajo realizado hasta la fecha ya ha quedado patente que existe un gran margen para escalar el sistema del BIT y encontrar nuevas formas innovadoras y rentables de cambiar el comportamiento de las personas para alcanzar determinados objetivos políticos en materia medioambiental, social y económica. Aunque al principio se le encomendó la tarea de influir en dos grandes
ámbitos políticos, el BIT ya ha sido capaz de aplicar los conceptos conductistas a varios ámbitos
ya mencionados, como la donación de órganos, la alimentación más saludable, la potenciación
de los derechos de los consumidores, la fiscalidad y el medio ambiente, y está previsto hacer
extensiva esta actividad a otras áreas, como el robo de teléfonos móviles, el hábito del tabaco,
la enseñanza superior reduciendo la regulación innecesaria y remplazándolo con mecanismos
más efectivos.
A la hora de replicar la iniciativa en otros países, es útil analizar las condiciones en las que se creó el
BIT, ya que pueden aumentar la probabilidad de éxito en otro país, tal como se muestra en la tabla
siguiente.
Tabla 26. Condiciones para crear una unidad del comportamiento
en el Gobierno
Condición
Detalles
Apoyo de las altas
instancias
El Grupo Supervisor está presidido por el Jefe del Servicio Civil,
y el Primer Ministro ha respaldado personalmente la iniciativa.
Expertos en
psicoeconomía
Un grupo de académicos del Reino Unido muy vinculados a Richard Thaler
asesoran al equipo (Academic Advisory Board).
Mezcla de
competencias
El equipo está formado por científicos conductistas y por políticos con experiencia.
Demostración de
resultados
Un factor fundamental para que el equipo haya podido convencer a los departamentos
gubernamentales ha sido que ha aportado resultados concretos basados en una
metodología rigurosa.
Financiación inicial
El equipo ha sido dotado con un presupuesto inicial de 520.000 libras anuales
durante un periodo de años.
Mecanismo de
revisión
Transcurridos los primeros dos años, los objetivos del equipo serán sometidos a revisión,
tras lo cual será más fácil evaluar la replicabilidad.
Cultura de las
ciencias sociales
Cultura anterior de ciencias sociales aplicada a la elaboración de políticas e investigación
basada en hechos probados. Antes de crear el equipo se ha realizado una revisión
del trabajo relacionado con el comportamiento.
Liderazgo
David Halpern, experto en psicoeconomía y exasesor del Primer Ministro,
se encuentra en la comisión de servicio para dirigir el equipo.
Fuente: Información recopilada por los autores
88
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
En cualquier caso, conviene señalar que aunque se den todas estas condiciones, la psicoeconomía no siempre resulta popular. En primer lugar, a la gente no le gusta tener la impresión de que forman parte de un
experimento y, en segundo lugar, la gente puede criticar a los gobiernos que conciben los problemas sociales
como una patología psicológica en lugar de admitir el fracaso de sus políticas, especialmente en los ámbitos
de la salud pública y todo lo relacionado con los hábitos y el estilo de vida. El hecho de denominar al equipo
«Behavioural Insights Team» y no «Behavourial Change Team» fue una decisión deliberada para evitar posibles críticas públicas al sistema. (Dr. Peter John, Academic Advisory Board).
EE. UU. y Francia también han comenzado a trabajar en la aplicación de la psicoeconomía en la elaboración de políticas a través de la US Regulatory Affairs Unit en Estados Unidos y el trabajo del neurólogo Olivier Oullier en Francia.
Será interesante observar la aplicación de la psicoeconomía en distintos contextos culturales y socioeconómicos.
89
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Anexo 2. Más ideas para presentar mejor la información
Cuadro 7. El toque personal
Porcentaje de receptores que realizan un pago
35%
33.0%
30%
29.0%
25%
———
Anexo 1. Más ideas para reducir el fraude, los errores y las deudas
Cuadro 5. Formularios más sencillos de cumplimentar
15%
10%
5%
Un estudio comparativo elaborado en 2009 de las administraciones tributarias de 13 países reveló que «los países con mejores
resultados tienden a ser los que rellenan previamente los campos de los impresos (…) de esa forma, los contribuyentes mejoran
la exactitud de las declaraciones, ya que se aseguran de que los datos sean correctos desde el principio».
Un estudio realizado en Estados Unidos comparó el efecto de proporcionar ayuda junto al hecho de simplificar la solicitud gratuita
para recibir la beca federal para estudiantes (donde algunos datos ya venían cumplimentados y se explicaba cómo rellenar el resto
del formulario) frente a la opción de proporcionar simplemente información sobre el proceso de solicitud. Con la ayuda adicional y
la simplificación del proceso aumentó sustancialmente el número de solicitudes y, en última instancia, la probabilidad de asistir a la
universidad, la persistencia y la recepción de la ayuda. El porcentaje de matrículas universitarias de alumnos de los últimos cursos de
bachillerato aumentó en ocho puntos (del 34 al 42%) al año siguiente del experimento. Por el contrario, el grupo que había recibido
únicamente información no mostró diferencias significativas con el grupo de control (que no había recibido información ni ayuda).
Behavioural Insights Team (2012)
Cuadro 6. Aplicaciones fiscales para smartphones
La Administración de Hacienda de Estados Unidos ha creado recientemente una aplicación gratuita para smartphones
con la que los contribuyentes pueden comprobar el estado de sus devoluciones y recibir consejos en materia de
fiscalidad. Del mismo modo, la Administración de Hacienda australiana ha desarrollado una aplicación que calcula
fácilmente los impuestos que debe pagar una persona sobre sus ingresos, así como un aplicación que mantiene un
registro de los resguardos de abono de impuestos. Con esta aplicación es más fácil llevar al día los gastos e ingresos
fiscales. Con la cámara del teléfono se hace una foto del recibo, y este queda procesado y almacenado. Al final del
ejercicio, la información se puede enviar por correo electrónico, por lo que los Behavioural Insights Teams ya no necesitan
lidiar con papeles, buscar en los extractos de las tarjetas de crédito ni calcular manualmente las cifras.
Behavioural Insights Team (2012)
23.2%
20%
25.2%
0%
5.2%
Sin texto
Texto estándar Texto estándar + Texto estándar + Texto estándar +
importe debido
nombre
importe debido
(idea 3)
(idea 3)
(idea 3)
Las cifras reflejan las tasas de respuesta a los mensajes de texto que fueron entregados (es decir,
HMCTS que tenía el número de móvil correcto)
Behavioural Insights Team (2012)
Un experimento llevado a cabo en Estados Unidos comprobó el efecto de las
notas adhesivas (o Post its) y la escritura a mano sobre la probabilidad de que
la gente realizara una encuesta. La encuesta, que iba acompañada de una
nota adhesiva escrita a mano que invitaba a rellenar el cuestionario, logró
una tasa de realización del 76%, frente al 48% en el caso del mensaje escrito
a mano en la portada (con instrucciones para realizar la encuesta) y el 36%
de los que solo recibieron la encuesta y la página de portada. Para probar si
la nota adhesiva era la causante de ese mayor impacto, los investigadores
realizaron un experimento similar, donde una nota adhesiva escrita a mano
obtuvo una tasa de respuesta del 69%, frente al 43% de quienes recibieron
una nota adhesiva en blanco y el 34% de quienes recibieron la encuesta
sin nota adhesiva. Asimismo, las personas que respondieron a la nota
manuscrita devolvieron la encuesta con mayor prontitud y con respuestas
más detalladas. Cuando el autor del experimento añadía sus iniciales y un
«gracias», la tasa de respuesta aumentaba todavía más.
90
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Anexo 3. Más ideas para la eficiencia energética
Los certificados de eficiencia energética presentan
otro diseño para proporcionar información más clara y prominente. Se han simplificado los mensajes
y gráficos, y se ha destacado el ahorro de costes
directo que conlleva adoptar las medidas de eficiencia energética.
91
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Anexo 4. Más ideas para el ámbito sanitario y social
El programa Fureai Kippu de Japón es un sistema por el que las personas obtienen créditos a cambio de
cuidar a personas mayores de su zona, en unidades horarias. Les ayudan con las compras, la higiene
personal o en otras tareas cotidianas. La persona que obtiene los créditos los guarda para utilizarlos
posteriormente o bien puede transferirlos a miembros de su familia que vivan en otras partes del país. En
la actualidad hay más de 400 sucursales en Japón con decenas de miles de participantes.
Figura 18. Crecimiento de las sucursales de Fureai Kippu
Retiraremos este segundo gráfico de
la página inicial del CEE, pues podía
confundir a los consumidores.
Mayo 2003
2001
1998
Hemos simplificado estos mensajes,
que muchas personas encontraban
complejos o, simplemente, pasaban
por alto.
1996
1992
0
100
200
300
400
Fuente: Lietaer B (2004) Complementary currencies in Japan today: Their history, originality and
relevance. International Journal of Community Currency Research B:1-23.
Portada del certificado de eficiencia energética
antes de los cambios realizados.
Se expresará de forma
más clara el ahorro
obtenido por tener un hogar
energéticamente eficiente.
El nuevo CEE subrayará un menor número de cosas
que se pueden hacer para conseguir ahorros, muchas
de las cuales serán susceptibles de ser incluidas en el
Green Deal y no representarán costes iniciales.
Portada del certificado de eficiencia energética con
los cambios realizados.
Figura 19. Vales de Fureai Kippu
92
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Referencias principales
AG Barr (2007)
Informe anual de 20007
Ariely (2008)
Predictably Irrational
Behavioural Insights Team (2011)
«Better Choices: Better Deals (Consumers Powering Growth)»
Departamento de Empresas, Innovación y Cualificaciones, y el Behavioural Insights Team
Behavioural Insights Team (2010)
«Applying Behavioural Insight to Health»
Behavioural Insights Team (2011)
Anuario del Behavioural Insights Team (actualización de 2010-11)
Behavioural Insights Team (2012)
«Applying Behavioural Insight to Reduce Fraud, Error and Debt»
Belsky y Gilovich (1999)
«Why Smart People Make Big Money Mistakes... and How to Correct Them»
Bullock y Jones (2004)
«Acceptable Behavioural Contracts Addressing Anti Social Behaviour in the London Borough of Islington».
Informe online del Ministerio del Interior del Reino Unido.
Oficina del Gabinete del Gobierno del Reino Unido
www.cabinetoffice.gov.uk
(consulta: 15 de diciembre de 2011)
Oficina del Gabinete del Gobierno del Reino Unido (2009)
«Government Response to the Science and Technology Select Committee Report on Behaviour Change»
Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido (2010)
«Behaviour Change and Energy Use»
Departamento de Energía y Cambio Climático, Behavioural Insights Team, y Comunidades y Gobierno Local
Departamento de Empleo y Pensiones del Reino Unido (2011)
«Guidance for offering a default option for defined contribution automatic enrolment pension Schemes»
Gine, Karlan y Zinman (2008)
«Put your money where your butt is: A commitment contract for smoking cessation.»
Banco Mundial
Home Affairs Select Committee (2009)
Knife Crime
Institute for Government (2009)
MINDSPACE. Influencing behaviour through public policy
Institute for Government & Cabinet Office
Jones et al. (2011)
Governing temptation: Changing behaviour in an age of libertarian paternalism. Aberystwyth University
New Economics Foundation (2005)
«Behavioural economics: Seven Principles for Policy Makers»
Organ Donation Taskforce (2008)
«The potential impact of an Opt Out System for organ donation in the UK»
93
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Prime Ministers Strategy Unit (2004)
«Personal Responsibility and Changing Behaviour: the state of knowledge and its implications for public policy»
Thaler y Sunstein (2008)
Nudge. Improving decisions about health, wealth and happiness
Wanless (2004)
«Securing good health for the whole population: Final report» (febrero de 2004)
Wansink y Kim (2006)
«Bad popcorn in big buckets: Portion size can influence intake as much as taste»
Journal of Nutrition and Behaviour, 37 (5): 242-245
94
Redes de intercambio
de Barcelona
44
Movimiento social basado en la motivación e implicación de personas independientes con el objetivo de recuperar vínculos sociales que faciliten la ayuda mutua, el intercambio y la reutilización, para
solventar pequeñas necesidades domésticas y personales, sin la necesidad de utilizar el dinero como
moneda de cambio.
Misión
Generación de espacios de intercambio de bienes y conocimientos,
y creación de redes de ayuda mutua sin transacción de dinero en el entorno urbano.
Fundada
1987: Primera Red de Intercambio de Bienes en Mieres (Girona),
1992: Primeras Redes de Intercambio en Barcelona.
Escalabilidad
Modelo replicable a escala de barrios
Localización
Barcelona
Financiación
Autosuficiente, sin la utilización de dinero
Impacto social
A nivel de barrio
Innovación abierta Sí
Innovación
95
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
valor de la ayuda mutua. Se trata de otra forma de acción social, de reivindicación llevada a la práctica, una
forma de denuncia social a través de una acción colectiva. Para muchos, representa la canalización positiva
y constructiva de la inconformidad con relación al sistema actual basado en el consumo y el individualismo.
Algunas de las RI de Barcelona tienen ya una larga trayectoria y gran capacidad de convocatoria, como
las de Nou Barris, Castelldefels o Xaingra (Gracia); otras son menos antiguas pero van cobrando cada vez
más importancia en su respectivo barrio, como Xarxantoni (Barrio de Sant Antoni); y otras son relativamente recientes, como las de Marina (barrio La Marina de Port), Trocasec (Poblesec) o Sants.46
Tipos de Redes de Intercambio. En cuanto a su actividad, las RI pueden clasificarse
en dos grandes grupos:
• Las Redes de Intercambio de Bienes (RIB), a través de las cuales se intercambian básicamente artículos
domésticos (ropa, muebles, libros, juguetes, etc.).
• Las Redes de Intercambio de Conocimientos (RIC), a través de las cuales los vecinos del barrio se organizan para dar o recibir un conocimiento determinado (cursos de informática, idiomas, artes, salud, etc.)
El origen de las RI es muy diverso. Existen las que surgen de personas vinculadas a la actividad docente,
sindical, redes de consumo responsable, organizaciones vecinales, ONG o movimientos alternativos. En
líneas generales, podemos decir que la clave para la formación de estas redes es el papel del líder o
líderes sociales. Personas cuyo convencimiento e implicación social es muy elevado, ya que para que
una Red de Intercambio llegue a consolidarse en el tiempo y logre penetrar en el tejido social del barrio es
imprescindible que exista un líder o líderes dispuestos a dedicar su tiempo para definir las bases, llevar
adelante el proyecto e implicar a los vecinos del barrio. Es decir, motivación y convencimiento sobre el
valor de la reciprocidad y la ayuda mutua.
Autogestión, autosuficiencia, recuperación de vínculos colectivos en el espacio urbano.
Tabla 27. Redes de Intercambio de Barcelona capital
Introducción
En la mayoría de barrios de Barcelona se organizan periódicamente mercados de intercambio. Incluso existe una serie de iniciativas aisladas, a través de páginas web, que también promueven el intercambio de
todo tipo de cosas, incluso casas, coches y conocimientos.45 Sin embargo, esto no quiere decir que todas
estas iniciativas sean promovidas por Redes de Intercambio (RI), ya que muchas de ellas son organizadas
por entes de los gobiernos locales o de distrito, por parroquias, por asociaciones vecinales y culturales, etc.
Si bien la actividad esencial de las RI es la organización de mercados de intercambio en su respectivo barrio,
su razón de ser no se limita a la organización de estos. Las RI representan un movimiento social que promueve
una filosofía de reciprocidad y acción colectiva vecinal cada vez más extenso, con presencia prácticamente en
todos los barrios de la ciudad. Surgen como iniciativa espontánea de personas que deciden organizarse con
el fin de cubrir necesidades cotidianas de manera colectiva y sin utilizar el dinero como moneda de cambio.
Si bien actualmente, en un contexto de crisis económica, el intercambio como alternativa de acceso a bienes o conocimientos va cobrando cada vez mayor fuerza y sentido, estas redes no buscan solo cubrir necesidades concretas, sino también recuperar y fortalecer los vínculos sociales entre los vecinos del barrio y el
44El presente caso ha sido realizado por Milagros Paseta con el apoyo de David Murillo.
45Véase la Tabla 27.
DISTRITOS
Redes de Intercambio Redes de Intercambio
de Conocimientos
de Bienes
g
a. Ciutat Vella-Gòtic
b. Eixample- Sant Antoni
f
c. Sants-Montjuïc
d. Sants-Montjuïc- Poblesec
b
e. Sants-Montjuïc- La Marina
f. Gràcia
h
a
d
e
c
g. Nou Barris
h. Sant Martí-Clot-Camp de l’Arpa
46En este estudio han participado representantes de las siguientes redes: RIC Nou Barris, RIC Castelldefels, RIB Xarxantoni, RIB
La Marina, RIB Trocasec, RIB Sants, y también la RIC de Castelldefels, dada su relevancia. Se han realizado tres entrevistas
personales (Xavier Latorre de la RIB Xarxantoni, Xavier De Pedro de la RIB La Marina y Rafael Juncadella de la RIC de Nou Barris),
además de cuatro entrevistas mediante cuestionario (RIB Xarxantoni, RIB Trocasec y RIB Sants).
96
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
El origen de las principales Redes de Intercambio de Barcelona. La RIB paradigmática en Cataluña es la de Mieres (Girona), que organiza un mercadillo anual desde hace 25 años. Se inició como un
mercado rural, más bien agropecuario, y hoy en día recibe visitantes de toda Cataluña y se ofrecen todo
tipo de bienes.
En Barcelona, la que es considerada pionera y modelo, la RIC de Nou Barris, surgió a inicios de los años
noventa como iniciativa de un grupo de profesores de la escuela para adultos Freire de Nou Barris luego
de conocer la experiencia de las RI de conocimientos de Orly, fundada hace 40 años, y hoy en día muy
extendida por toda Francia. Hoy en día la RIC de Nou Barris representa un colectivo clave en el barrio para
la cohesión social, con capacidad de hacer posible el desarrollo de 15 talleres diarios, sobre temas muy
diversos, que se pagan exclusivamente a través del intercambio de otro conocimiento o de la colaboración activa en la red.
Otro caso es el de la RI de bienes y de conocimientos Xaingra, del barrio de Gracia, que surgió a partir de
un grupo de personas vinculadas al movimiento antiglobalización surgido en 2001. Este grupo, después
de algunas pruebas piloto, decide crear la red en 2003, cuyo éxito es notable hasta el día de hoy. Xaingra
se enmarca dentro del Ateneo Rosa de Foc, que agrupa otros colectivos como la cooperativa de consumo
La Gleva, el grupo de reciclaje de alimentos L’Olla Mòbil (‘La Olla Móvil’), el grupo de consumo Verduretes
(‘Verduritas’) y el grupo de teatro Matraka. Todos ellos, basados en los principios de autogestión asamblearia, ayuda mutua, agroecología, autoformación, anticapitalismo, acción y denuncia, pensamiento
crítico y solidaridad.
Trocantoni es la RIB del barrio de Sant Antoni, creada en 2007 como iniciativa dentro del marco de la
Comisión de consumo responsable Xarxantoni, que
había puesto en marcha un grupo de consumo ecológico en el barrio.
Figura 20: Mercado de intercambio en el barrio
de Collblanc - La Torrassa
97
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Logros y resultados
Si bien muchas de las RI aún están en proceso de consolidación en sus respectivos barrios, cada vez van
consiguiendo mayor complicidad y participación de los vecinos. No existen estadísticas ni datos contrastados del nivel de impacto, pero en la opinión de las personas entrevistadas, el nivel de participación en
los mercados de intercambio va en aumento y cada vez se acercan más personas interesadas en conocer
su actividad.
Intercambio de bienes. La organización de los mercados de intercambio es la actividad principal de las
RIB. Estos suelen ser periódicos, en su mayoría coincidiendo con el cambio de estación, es decir, cuatro al
año. La fecha y detalles de organización se definen en asamblea. Sin embargo, cada RI define, de acuerdo
con su propia capacidad e idiosincrasia, los detalles de organización. La mecánica de los mercados de
intercambio es simple. Hay dos tipos de oferta: la oferta de las personas que tienen una mesa donde exponen sus cosas, y la oferta del «itinerante», que acude con cosas para intercambiar con los anteriores. Cuando alguien encuentra algo de su interés, negocia con el propietario para intercambiarlo por algo propio.
Pero ¿qué sucede cuándo A está interesado por algo de B, pero a B no le interesa nada de lo que tiene A?
Por principio filosófico, en este tipo de mercados la utilización del dinero como moneda de cambio está
totalmente excluida, por lo que cuando se da esta situación se suele resolver de diversas maneras: estableciendo el intercambio entre varias personas, pactando el «pago» con productos alimenticios (aceite,
harina, galletas...) o, en algunos casos, promoviendo el pago con productos artesanales de elaboración
propia, lo cual se ha empezado a promover con mayor fuerza desde las RI.47
Actualmente, el «pago» es uno de los puntos que las distintas RI están valorando para mejorar la mecánica y aumentar la calidad del intercambio. En este sentido, se está considerando la posibilidad de desarrollar una moneda social que pueda utilizarse como moneda de cambio, aunque aún está en estado muy
incipiente dada la complejidad que comporta.48
Por otro lado, actualmente se están trabajando otros aspectos pendientes de fortalecer en la actividad
de los mercados de intercambio que tienen que ver con la calidad y la difusión. En relación con la calidad
de los bienes que se ofertan, una parte importante de las mesas de oferta está a cargo de los que se
consideran los «profesionales del intercambio», es decir, personas que participan de manera itinerante
en varios mercados de intercambio y cuya oferta es de baja calidad. En cuanto a la difusión y la participación, actualmente las RIB están en vías de consolidación, lo que significa que aún les queda mucho
trabajo de difusión e información sobre su actividad y sus objetivos, con tal de conseguir cada vez mayor
participación vecinal, no solo como usuarios u ofertantes sino también en la propia organización de las
Redes de Intercambio.
Funcionamiento de las RIB. La organización de los mercados de intercambio es la actividad principal
de las RIB. Estos suelen ser periódicos, en su mayoría coincidiendo con el cambio de estación, es decir,
cuatro al año. La fecha y detalles de organización se definen en asamblea. Sin embargo, cada RI define,
de acuerdo a su propia capacidad e idiosincrasia, los detalles de organización.
47Algunos como Xarxantoni, han empezado a «especializar» alguna de las ediciones de los mercados de intercambio;
por ejemplo, el año pasado empezaron a organizar un mercado especializado en juguetes, en enero después de Reyes.
Foto: Wiros
48En algunos barrios de Barcelona existe una moneda social en circulación vinculada con las cooperativas de productos biológicos.
La más establecida es el ECO, gestionada por la Cooperativa Integral Catalana, que aglutina nueve Ecoxarxes en Cataluña
(http://cooperativaintegral.cat). Para más información sobre monedas sociales, visite www.ces.org.za.
98
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
La mecánica, en líneas generales, suele ser la siguiente:
• Comunicación de la fecha y horario a la red de redes en el portal intercanvis.net
• Comunicación al ayuntamiento local de la fecha y el espacio público previsto a utilizar
• Convocatoria de participación entre los vecinos del barrio: los participantes que ofertarán bienes deben
reservar su mesa en algunos casos, ya sea con anticipación o el mismo día en las horas previas al inicio
del mercadillo, mientras se monta.
• Difusión y convocatoria: preparación de material divulgativo y despliegue mediante cartelería en puntos clave del barrio (comercios, bares, instalaciones públicas, bibliotecas, centros cívicos, etc.), páginas
webs propias o blogs, y redes sociales. La mayoría tiene presencia activa en este tipo de redes.
• Montaje del mercadillo: suelen ser durante la mañana, y en su mayoría, siempre en el mismo espacio público
• Valoración en asamblea: los puntos que se valoran básicamente son:
—Nivel de participación y procedencia del visitante (del barrio o de fuera del barrio)
—Procedencia de los ofertantes (del barrio o de fuera del barrio)
—Nivel de calidad de los bienes ofertados
—Satisfacción de los usuarios
Solo en algunos pocos casos esta valoración se hace de manera formal. En general, suele basarse en la
percepción empírica de los miembros de la organización.
99
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
de atender a las personas que se acercan por primera vez a la RIC, y orientarlas sobre lo que pueden
recibir y lo pueden ofrecer; un grupo que reúne al grupo anterior y a pequeños grupos según áreas de
conocimiento; y el de todos los miembros de la red que pueden participar en las tres asambleas anuales
que convocan, en las que tratan los temas genéricos y de fondo de la RIC.
De cara al inicio de cada curso, las diez personas del primer grupo se reúnen y definen los talleres que
se realizarán, quiénes serán los «facilitadores de conocimiento» —como denominan a los talleristas—, el
número de plazas, el calendario y la difusión. La difusión a través del propio Centro Cívico Ton i Guida,
de los canales propios del barrio y de su blog.49 Sin embargo, según sus miembros, su principal canal de
difusión es el boca a boca, ya que la RIC es ampliamente conocida en el barrio. La RIC de Castelldefels,
además de canales similares, utiliza las redes sociales y su propia lista de correo-e.
Posteriormente, el equipo de acogida se pone en marcha y se trabaja en el «emparejamiento», es decir,
equilibrar lo que se recibe y lo que se da a cambio. El nivel de gestión de una RIC depende de su dimensión. Por ejemplo, la RIC de Nou Barris facilita el desarrollo de 15 talleres diarios durante toda la semana
por periodos trimestrales, en los que participan aproximadamente 450 personas anualmente. Este enorme nivel de actividad exige un nivel de implicación igualmente enorme de su grupo promotor, que en este
caso está formado por diez personas voluntarias.
Toda RIC debe contar con un local donde poder desarrollar los talleres y realizar la correspondiente
difusión. En el caso de Nou Barris, el ayuntamiento
del barrio les ha cedido las instalaciones del Centro
Cívico Ton i Guida, donde desarrollan sus actividades en convivencia armónica con la oferta municipal de talleres de pago del propio centro cívico.
Intercambio de conocimientos. Las RI de Conocimientos funcionan de manera bastante distinta.
El intercambio de conocimientos se da de manera colectiva. Hay una persona que ofrece un conocimiento concreto (informática, cocina, pintura, masaje, un idioma, etc.) a un grupo de personas que
se apuntan al respectivo taller. A su vez, estas personas deberán ofrecer un conocimiento a cambio,
que el equipo organizador se encargará de canalizar. Como ellas remarcan, en las RIC «la moneda es
el saber». Su filosofía se basa en que todos podemos aprender algo y todos podemos enseñar algo,
independientemente de nuestro nivel económico, social o formativo.
Figura 21. Panel de intercambio de
conocimiento, en Girona
Las RIC, a diferencia de las RIB, movilizan a una serie de personas durante un periodo de tiempo, con
lo cual la involucración es bastante mayor. Por eso es frecuente que las RIC, además de las actividades de intercambio de conocimientos, promuevan otras actividades más bien lúdicas, como ferias,
excursiones, etc., y generen mayor oportunidad de conseguir su objetivo de estrechar los vínculos
entre los vecinos del barrio y afianzar el valor de la ayuda mutua. Por otro lado, en tanto que las RIC
cuentan con una buena parte de inmigrantes entre sus usuarios, también facilitan su integración al
barrio y a la ciudad.
Para que una RIC funcione es fundamental que cuente con un líder social que la impulse y un equipo de
personas que la organice y coordine permanentemente; en definitiva: voluntad, compromiso y tiempo. Por
eso, implementar una RIC conlleva una gran complejidad. De hecho, algunas RIB se vienen planteando
implementar también el intercambio de conocimientos, pero no les está siendo tarea fácil, ya que a pesar
de haber intentando distintos formatos no han logrado generar interés.
Funcionamiento de las RIC. Nos basaremos sobre todo en la RIC de Nou Barris, una red veterana
y muy potente, para describir su funcionamiento. Dentro de la RIC Nou Barris existen cuatro grupos de
coordinación: un grupo de diez personas, cuyos miembros tienen funciones específicas, dedicados a la
coordinación continua de la RIC, y que se reúnen mensualmente; el equipo de acogida, que se encarga
Foto: Bòlit, Centre d’Art Contemporani de Girona
49 http://xarxaintercanvidenoubarris.blogspot.com/
100
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Intercambio virtual. Además de los mercados de intercambio periódicos, existe la posibilidad de realizar intercambio a través del portal Intercanvis.net. Este portal fue creado en 2007 inicialmente para
Xaingra, con el objetivo de que exista un entorno permanente que permita el intercambio, sin que este se
limite a los mercados presenciales. En 2010, después de unos años de funcionamiento, se convirtió en
el espacio de intercambio para todas las RI de Cataluña y prácticamente todas están dadas de alta. Posteriormente, vista la necesidad, en la actualidad el portal también funciona como marco de coordinación
con un calendario común y un directorio actualizado de las RI catalanas. Intercanvis.net funciona con un
software libre y abierto que permite que cada RI pueda actualizar directamente su propia información.
Actualmente, está abierto a todos los usuarios que estén interesados en ofertar bienes o acceder a la
oferta, y cuenta con más de 1.500 personas registradas.
El portal ofrece la posibilidad de recibir a través de un boletín las distintas ofertas que se van registrando,
segmentadas según el interés del usuario (por categorías de bienes determinadas, barrio de procedencia,
etc.). También existe la posibilidad de darse de alta en el boletín periódico y recibir noticias e información
sobre las actividades de las distintas RI. Por otro lado, algunas RI tienen sus propios canales de intercambio virtual. Por ejemplo, Xaingra (Gràcia) cuenta con una lista de correo electrónico de aproximadamente
1.500 contactos a quienes se envían periódicamente las ofertas.
Impacto y grado de transformación
El caso de las RI va mucho más allá del trueque milenario, es decir, no se trata solo de intercambio de
bienes o conocimientos. El interés que suscita y lo que lo convierte en un caso de innovación social se
centra en su capacidad de abrir una serie de puertas de transformación social.
Diferentes tipos de resultados. Actualmente, se puede considerar que el tipo de impacto es muy
dispar, dependiendo del nivel de consolidación de la RI. Por ejemplo, las más recientes, como Trocasec
o Marina, aún están dándose a conocer e instalándose en el tejido asociativo del barrio, y concentran
grandes esfuerzos en la labor pedagógica sobre los valores de la iniciativa: satisfacción de necesidades
cotidianas sin dinero y la ayuda mutua entre los miembros del barrio.
En el caso de Xarxantoni, del barrio de Sant Antoni, que lleva funcionando algunos años, continúa siempre esta labor pedagógica, pero los mercados de intercambio ya empiezan a ser considerados como una
alternativa válida para cubrir estas necesidades cotidianas. Además, Xarxantoni tiene relación con otras
iniciativas como «Millor que Nou» (‘Mejor que nuevo’),50 que promueven la utilización de todos los bienes
hasta el fin de su vida útil, así como la reparación en lugar del desecho. De esta manera se amplía el
abanico de posibilidades de consumo sostenible y responsable. A este punto, la RI tiene como próximo
objetivo la implementación de una Red de Intercambio de Conocimientos, pero reconoce que aún el tejido
social alrededor de la red y la implicación de los vecinos no es suficiente como para poner en marcha una
oferta atractiva y sistemática de talleres de intercambio de conocimientos.
Las redes ya más veteranas estudiadas, como la RIB Xaingra, del barrio de Gràcia, o la RIC Nou Barris
están ya en un estado bastante más avanzado en cuanto a su consolidación como alternativas reales
de satisfacción de necesidades y, por tanto, a su impacto en el tejido social de sus respectivos barrios.
50La campaña Millor que Nou forma parte del Programa metropolitano de gestión de residuos municipales (PMGRM) impartido por el
Programa de Actuación del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).
101
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Los mercados de intercambio estacionales de Xaingra son extensamente conocidos por los vecinos del
barrio de Gràcia, y la amplitud de su oferta y su demanda, ha contribuido a mejorar la calidad de lo ofertado. En este caso, cuenta con más de 1.500 personas inscritas en su lista de correo electrónico, quienes
tienen la posibilidad de realizar transacciones a través de un boletín electrónico. Para muchas personas
del barrio de Gràcia, Xaingra representa la posibilidad de obtener bienes sin utilizar el dinero como moneda de cambio. Xaingra también está en proceso de implementación de una red de conocimientos en
el barrio.
La RIC Nou Barris, con sus casi 20 años de rodaje, se ha convertido en el modelo de referencia para el
resto de redes. Aproximadamente 450 personas se benefician anualmente de los talleres gratuitos que
vecinos del barrio ofrecen a cambio de recibir otros conocimientos. Pero su impacto social va mucho más
allá, ya que cumple un rol social fundamental en el barrio: facilita la cohesión social entre los vecinos,
sirve como una de las grandes referencias y modelo de ayuda mutua en el barrio y facilita la integración
de personas inmigrantes.
La RIC de Castelldefels también es digna de destacar, ya que se ha convertido en un colectivo muy potente de
dinamización del barrio, basado en los valores de ayuda mutua, socialización del conocimiento, economía sostenible y educación integral de la persona. Cuenta con más de 500 afiliados, que además de talleres comparten
actividades lúdicas, causas reivindicativas, mercados de intercambio de bienes y diversos proyectos puntuales.
Es así como las RI tienen una gran capacidad de aglutinar a una amplia diversidad de personas, independiente del nivel económico o social. Las RI han despertado entre sus usuarios diferentes motivaciones
que los llevan a responder a la convocatoria, y que podemos definir de la siguiente manera:
Cuadro 8. Motivaciones para la participación en las redes
Redes de intercambio
• Encontrar algo que uno necesita y que no puede o no quiere comprar
• «Deshacerse» de cosas de utilidad que se tienen guardadas y que no se utilizarán
• Conocer y relacionarse con otros vecinos del barrio
• Responder a la propia curiosidad por conocer la iniciativa y, aunque no exista un objetivo concreto, ver si se
encuentra algo de interés
Redes de conocimiento*
• Cubrir una necesidad concreta de obtener un conocimiento (el que se apunta)
• Una motivación solidaria para con los vecinos
• Establecer relaciones con los vecinos del barrio
* Ya sea como usuario o como «facilitador»51
En ambos casos, ya sea el usuario de las RIC o de las RIB, el denominador común en cuanto a su motivación es, por un lado, satisfacer una necesidad concreta sin usar el dinero como moneda de cambio y,
por otro, en igualdad de importancia, el establecer vínculos de relación social y de ayuda mutua entre los
vecinos. Algunas de las personas entrevistadas incluso hacían hincapié en que para muchas personas
del barrio, sobre todo personas mayores e inmigrantes, las RI servían para evitar la soledad.
51 «Facilitador de conocimiento» es como denomina la RIC de Nou Barris a los talleristas o profesores.
102
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
No hay duda, pues, de que las RIC como formato de colectivo social tiene un gran potencial para conseguir
cada vez mayor impacto social y contribuir a la convivencia y recuperación del valor de la ayuda mutua que,
como ellas mismas recalcan, se ha ido perdiendo con el individualismo que fomenta el sistema actual.
Un movimiento social constructivo: reivindicación y praxis. Las RI representan un movimiento social. Si bien no se autodefine como tal y cada unidad tiene su propia idiosincrasia, se trata de un movimiento
social coordinado que comparte valores, objetivos y know how, y que está totalmente abierto a acoger a
nuevos grupos interesados en participar. Se trata de un movimiento que, frente al individualismo, propone
y busca recuperar vínculos y valores sociales diluidos en el entorno urbano: la relación entre los vecinos del
barrio, la ayuda mutua, la noción de «barrio» en el sentido comunitario.
Por otro lado, representan la posibilidad de llevar a cabo iniciativas sociales de manera autogestionada por
los propios vecinos.52 Es decir, una manera de organizarse para resolver asuntos comunitarios sin necesidad
de involucrar a ninguna entidad pública. En este sentido, las RI son un modelo de organización que ofrecen
a los vecinos del barrio, y de la ciudad, una forma sencilla y gratificante de participación ciudadana, ya que
demandan un nivel de implicación muy bajo y ofrecen la posibilidad de obtener una recompensa concreta.
Otro aspecto innovador destacable es que se trata de una forma de reivindicación llevada a la praxis, lejos
del «mucho ruido y pocas nueces». Las RI van avanzando en su ideario de manera lenta pero constante.
A través del ejemplo mediante sus actividades, los mercados de intercambio y los talleres de intercambio
de conocimientos trabajan directamente en el tejido social del barrio desde la pedagogía sobre conceptos
como consumo responsable, sostenibilidad, reciprocidad, autogestión, participación ciudadana, etc. En
este sentido, las RI representan un «formato» sencillo de comunicar, ya que todos tenemos algo que dar
y algo que recibir, algo que aprender y algo que enseñar.
En la misma línea, podemos decir que las RI también representan una forma alternativa a «ser solidario»
entre los vecinos del barrio. Se trata de una solidaridad recíproca e inmediata. No se trata solo de dar,
sino también de recibir.
El valor de las cosas o del conocimiento. En el seno de las RI, el valor de las cosas o del conocimiento
no se mide con el parámetro del valor del dinero. Las cosas valen según lo que las personas que lo dan y
lo reciben le otorgan. De la misma forma que un abrigo de piel usado puede valer lo mismo que dos kilos
de harina o un par de libros usados lo que una hora de conversación en árabe. En las RI el valor de lo
intercambiado es siempre relativo y está supeditado a las dos partes que lo negocian.
Por ejemplo, puede ser que A tenga una radio vieja que necesita sacar de casa con inmediatez y está
dispuesta a cambiarla por un trozo de bizcocho. Y a la vez, puede ser que para B esa misma radio tenga
un valor enorme porque le recuerda a la que su abuelo tenía en casa. De la misma manera, en una RIC
el conocimiento de un masajista titulado que enseña a dar un tipo de masaje determinado vale lo mismo
que el conocimiento de una mujer sin estudios que enseña cocina caribeña.
Un entorno virtual para el intercambio. Otro de sus puntos innovadores es la plataforma intercanvis.
net, a la que hemos hecho referencia anteriormente. Esta es una herramienta virtual que permite el intercambio y las relaciones de manera permanente, ya no solo en barrios, sino también en ciudades y en
52 En esta línea existen también en la mayoría de barrios de Barcelona las cooperativas de consumo de productos biológicos y de
procedencia local. Las RI son un modelo de organización abierta (asamblearia) que empieza a funcionar y que implica una nueva
manera de autoabastecimiento y de hacer comunitario.
103
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
toda Cataluña. Así ofrece también una puerta abierta para quienes tengan interés en poner en marcha
una nueva red de intercambio y compartir los valores de este colectivo. Además, las RI nacen con una
vocación más o menos explícita de cambio social y promueven el cambio de percepción y actitud sobre
los siguientes aspectos:
• La convivencia, enfocada a reforzar los lazos sociales entre vecinos, una relación más humana y más
estrecha y más recíproca
• El consumo, hacia un consumo responsable
• La sostenibilidad medioambiental, hacia la reutilización y el reciclaje
• La forma de «estar» en la comunidad, hacia la participación colectiva activa
Puede ser que en algunos casos aún quede mucho trabajo por hacer para convertirse en canales reales
para cubrir necesidades. Entre sus mayores retos está incrementar la calidad de los objetos ofrecidos y
lograr mayor complicidad entre los vecinos para consolidar las RI de conocimientos, pero la base de devolver a la sociedad la posibilidad de relacionarse como colectividad y ayudarse mutuamente, sobre todo
en el actual contexto de crisis, es notable.
Colaboración a través de distintos sectores. Si bien cada RI en Barcelona es independiente en
cuanto a gestión e idiosincrasia, existe un marco de coordinación entre todas denominado InterXarxes,53
a través de la convocatoria periódica de asambleas entre redes. Estas asambleas tienen como objetivo la
coordinación de los distintos eventos que organizan para evitar el solapamiento, compartir experiencias,
la reflexión y avanzar en otros puntos pendientes comunes, como por ejemplo la creación de una moneda
social común que facilite el intercambio, o vías de sostenibilidad y replicabilidad del modelo. Las RI que
conforman InterXarxes comparten una serie de objetivos y valores que fundamentan su actividad en:
Cuadro 9. Características de las RI
Objetivos comunes
•Reforzar los vínculos sociales entre los vecinos de los respectivos barrios, así como los valores de la confianza, la
ayuda mutua, la reciprocidad y la solidaridad, para solventar necesidades cotidianas.
•Facilitar la reutilización de bienes, en favor de la sostenibilidad del medioambiente y en contra del
consumismo desmesurado.
•Promover y organizar intercambios interpersonales o grupales tanto de conocimientos como de bienes.
•Educar en valores, sobre otras formas de consumo, de relacionarse, de participación ciudadana activa.
•Elevar la autoestima de las personas, reforzando la idea de que todos tenemos algo para dar y recibir, enseñar y
aprender.
Valores comunes
•Principio de ayuda mutua entre los vecinos de un barrio: en contra del individualismo, a favor de estrechar los vínculos
personales y recuperar otras formas de satisfacer necesidades sin hacer uso del dinero como moneda de cambio.
•Consumo desde la responsabilidad: a favor de reaprender a consumir de manera responsable.
•Sostenibilidad medioambiental: a favor de la reutilización en lugar del desecho de las cosas en buenas condiciones.
•Open Source: las RI son grupos totalmente abiertos y dispuestos a compartir su experiencia.
•Autonomía y autosuficiencia: que les permita ser independientes y tener total libertad de actuación, sin depender de
administraciones públicas ni otro tipo de entidad externa.
53 Traducción: ‘InterRedes’.
104
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Relación con la administración pública. En general, las administraciones locales, tanto las de barrio como la de la ciudad de Barcelona, apoya la iniciativa de las RI, ya que directa o indirectamente,
facilita su actividad. En este sentido la utilización del espacio público, previa comunicación por parte
de la RI, está garantizada, así como la difusión a través de los medios locales en el caso de que la RI lo
solicite. Por otro lado, existe la voluntad de crear sinergias entre las RIB y la campaña «Millor que Nou»
del Ayuntamiento de Barcelona que, tal como se ha mencionado anteriormente, colabora con algunas
RI cediendo el equipamiento para los mercados de intercambio (paneles, sillas, mesas de segunda
mano o restauradas...) y compartiendo día y espacio para la realización de sus actividades como el caso
de Xarxantoni.
En otros casos, como en el de la RIC de Nou Barris, el ayuntamiento local le ha cedido las instalaciones
del Centro Cívico Ton i Guida para el desarrollo de sus talleres. De hecho, si bien dicho espacio acoge a
muchos otros colectivos y asociaciones del barrio, aparte de sus propios talleres de subvención municipal, la RIC de Nou Barris es la que genera la mayor actividad y convocatoria.
Por otro lado, en algunos casos, cuando la RI lo solicita, el ayuntamiento local les concede una subvención
anual para financiar su actividad (entre 1.500 y 3.000€, según el ayuntamiento). Otros casos, por ejemplo
Xarxantoni, cuentan con una subvención del Área de Medioambiente del Ayuntamiento de Barcelona.
El interés que han despertado las RI en las administraciones locales se vio reflejado en la publicación
Barcelona per l’acció comunitària. Guia de xarxes d’intercanvi solidari,54 que publicó en diciembre de 2009 el
Institut de Govern i Polítiques Públiques (Área de Participación y Movimientos Sociales) del Ayuntamiento
de Barcelona. Esta guía recoge una investigación sobre las RI existentes en Barcelona hasta la fecha de su
publicación, así como también de las distintas cooperativas de consumo agroecológico y bancos del tiempo por barrios; es decir, todas las iniciativas que ellos enmarcan como acciones de intercambio solidario.
Sin embargo, es importante destacar que por principio las RI no están interesadas en establecer mayor
relación con la administración local, ya que por encima de todo quieren mantener su nivel de autosuficiencia, autonomía y autogestión.
Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo
Todas las RI de Barcelona son autosuficientes. Sus costes operativos son muy bajos y la mayoría queda
cubierta económicamente a través de distintas vías que comentaremos a continuación.
Equipo humano. En todos los casos, todas las personas que colaboran en el funcionamiento de la red y
la implementación de sus actividades lo hacen de manera voluntaria. Por este motivo, las actividades que
se llevan a cabo se definen en función de la disponibilidad de horas voluntarias con las que cuenta la RI.
En la mayoría de los casos, las redes cuentan con un equipo de personas más o menos estable que actúa
como impulsor. Este equipo suele ser el que participa en las reuniones mensuales de coordinación y las
asambleas generales de InterXarxes, que son puntuales y esporádicas. Así como también en la organización de las tareas que implican sus actividades, ya sea la organización de mercados de intercambio,
talleres de intercambio de conocimientos, o actividades lúdicas puntuales.
54(Traducción: ‘Barcelona por la acción comunitaria. Guía de redes de intercambio solidario’.)
Se puede consultar en el siguiente enlace: http://w3.bcn.es/fitxers/observatorisocial/xarxesintercanvi.270.pdf
105
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
En el caso de las RIC, el nivel de involucración de sus colaboradores es muy elevado, ya que la organización y el seguimiento de los talleres demandan un gran esfuerzo permanente. En el caso de las RIB, el
nivel de trabajo que se requiere es bastante menor.
Equipamiento. En cuanto al equipamiento que requieren, en el caso de las RIB el programa «Millor que
Nou» del Ayuntamiento de Barcelona pone a su disposición el material necesario para la implementación
de los mercados de intercambio (sillas, mesas, paneles), el cual es compartido por las RI que lo requieran,
como es el caso de Xarxantoni, Trocasec y La Marina. En otros casos, como por ejemplo Xaingra o Sants,
la RI solicita a los participantes que aporten su propio material de exposición. En el caso de las RIC, son
los asistentes a los talleres quienes asumen su propio material.
Locales. En relación con los locales, todas las RI cuentan con un local, ya sea de uso exclusivo o compartido con otras asociaciones del barrio. Algunas, como Xarxantoni, cuentan con un local cedido por el
ayuntamiento durante un tiempo limitado. Para las RIB es necesario tener un local donde por reunirse,
guardar el material de los mercados de intercambio y poder ofrecer como punto de referencia para las
personas interesadas en participar.
En el caso de las RIC, esta necesidad de tener un local es fundamental, ya que requieren un espacio permanente para poder llevar a cabo sus talleres de intercambio de conocimientos. En este sentido, estos
suelen ser cedidos por su sede de distrito o ayuntamiento. Por ejemplo, la RIC de Nou Barris utiliza como
local las instalaciones del Centro Cívico Ton i Guida. Asimismo, la RIC de Castelldefels cuenta con un local
cedido por su ayuntamiento.
Subvenciones. En algunos casos, como Trocantoni, Nou Barris y solo en sus inicios Trocasec, reciben
una subvención anual del ayuntamiento de sus distritos de entre 1.500 y 3.000 euros al año para gastos
de funcionamiento, que les sirve para cubrir gastos de oficina y difusión. Sin embargo, el recibir o no este
tipo de ayuda por parte de la administración pública depende de la idiosincrasia de la propia red. Redes
como Xaingra o Sants tienen como principio no recibir ningún tipo de subvención, ya que consideran que
de esta manera aseguran su absoluta autosostenibilidad y libertad de acción. Hay que tener en cuenta
que Xaingra nace del movimiento alterglobalizador, que se caracteriza por ser un movimiento alternativo, crítico con el sistema.
Ayudas de entidades privadas. No existen experiencias de colaboración entre las redes y el sector de
la empresa privada. Lo que sí suele existir es una predisposición entre los comercios locales a colaborar en la medida de sus posibilidades, por ejemplo, haciendo descuentos en el servicio de fotocopias o
cediendo electricidad para alguna actividad puntual en algún mercado de intercambio que lo requiera.
Solo existe un caso, la RIC de Nou Barris, en el que esta colaboración ha sido más relevante. Su enorme
volumen de actividades les significa incrementar ciertos costes de funcionamiento (teléfono, gastos de
oficina...), por cuyo motivo en 2011 recibió una primera donación de 3.000 euros de una oficina cercana
de La Caixa para solventar gastos de funcionamiento. Sin embargo, este punto también depende de la
propia idiosincrasia de cada red.
Medios de difusión y material de oficina. En general, todos los medios de difusión que utilizan las RI
son gratuitos, ya sea si nos referimos a los propios, en general virtuales (como la página web, blogs, listas
de correo electrónico, Facebook, etc.), o si nos referimos a los que pueden acceder de manera gratuita
106
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
(como los medios del distrito, del barrio, etc.). La implementación y mantenimiento de los medios virtuales de difusión suele ir a cargo de los propios miembros de la organización o de otras personas voluntarias, así como también el diseño gráfico de los materiales de difusión que se colocan en los comercios del
barrio y los principales puntos de concentración ciudadana (bibliotecas, centros cívicos, etc.). Los costes
de impresión de estos materiales y otros gastos de oficina suelen ir a cargo del fondo de la propia red o
de los miembros de la organización.
Figura 22: Un «eco», moneda complementaria utilizada en Cataluña
107
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Cabe destacar que uno de los objetivos que se plantearon en la última asamblea de InterXarxes, en
diciembre de 2011, fue afianzar el portal intercanvis.net como herramienta para facilitar la creación de
nuevas redes en distintos barrios, cuando surja el interés, a través de facilitar un directorio actualizado
de todas las RI, con referencias y datos de contacto. De esta manera, las RI ofrecen su disponibilidad a
colaborar con otras personas que tengan la voluntad de crear una red.
El portal intercanvis.net es una herramienta también autogestionada, es decir, todas las redes inscritas
pueden modificar el portal, que está abierto a todos. Y la persona que lo creó y lo mantiene también es
una persona voluntaria cuya intención es compartir esta función de modo que sea una herramienta también autosostenible para la red.
Un equipo promotor. La creación o implementación de una nueva RI nace del interés de una persona
o grupo de personas residentes en un barrio concreto con la voluntad de dedicar una parte de su tiempo
a llevar a cabo una acción en favor de su comunidad. En la gran mayoría de los casos, estas personas se
ponen en contacto con las RI con las que más se identifican, con las de referencia o con las más veteranas, que suelen estar siempre dispuestas a compartir su know how y a facilitarles el proceso.
En el caso de que se decida llevar a cabo el proyecto, pueden darse de alta en el portal intercanvis.net,
ser convocados a las asambleas de coordinación InterXarxes y publicar y difundir sus actividades en el
calendario común.
Portal InterXarxes: Intercanvis.net
El portal común a todas las RI de Cataluña al que nos hemos referido anteriormente, intercanvis.net,
representa una importante y muy útil herramienta multigestionada y autosostenible, desarrollada y mantenida por personas voluntarias. Sus contenidos se encuentran bajo la Licencia de Creative Commons55
y utiliza una tecnología que permite a cada RI darse de alta, contar con un espacio para darse a conocer
y difundir sus actividades. Cada RI gestiona su propio contenido y puede acceder al calendario común de
todas las RI, emitir noticias, convocatorias, etc.
Por otro lado, los interesados en intercambiar cosas o conocimientos, previa alta en el portal, pueden
publicar su oferta y acceder a toda la oferta de manera sencilla. Actualmente, cumple tres objetivos principales: permitir el intercambio entre los usuarios, la difusión de las actividades de las RI y la coordinación
entre las propias redes.
Tipo de innovación
En todos los casos estudiados, existe una actitud positiva para traspasar la experiencia a otros barrios
cuando existe el interés y se solicita. De hecho, la red de RI InterXarxes, que se reúne en asamblea periódicamente, sirve también para intercambiar experiencias que contribuyan a la mejora del funcionamiento
de cada RI.
55Para más información, véase http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.ca.
En cuanto a la organización, la mayoría de RI en Barcelona ha seguido la forma de organización interna de
la RIC Nou Barris, que juega el papel de pionera y modelo de todas las demás. Aunque siempre se adapta
a la idiosincrasia y particularidades de cada RI, este modelo de organización consiste básicamente en:
•Organización de tipo asamblearia, con convocatorias periódicas abiertas a todos los vecinos del barrio
•Un equipo «promotor» voluntario que se reúne con una periodicidad mensual para coordinar y tomar
decisiones respecto a la RI y su actividad
•Una manera de hacer desde los valores de la autogestión y la participación activa y con el compromiso
de las personas implicadas para llevar a cabo las actividades
Un proceso evolutivo espontáneo. Teniendo en cuenta la dificultad para conseguir la implicación de
los vecinos, en todos los casos existe un grupo de personas que actúan como dinamizadoras, más o menos estables, cuyos miembros tienen establecidas unas determinadas funciones para el funcionamiento
de la RI (tesorería, gestión de permisos con el ayuntamiento, difusión de actividades, organización de
asambleas, dinamización de los participantes, etc.), todas ellas voluntarias.
A partir de aquí, cada RI define sus actividades, su periodicidad, sus canales de difusión y el tipo de
relación que quiere establecer con el ayuntamiento de su distrito. Y según la complicidad que van
generando en el barrio van definiendo su identidad y el rol que juegan en su comunidad. Algunas de
ellas logran tirar adelante e ir afianzándose en el tejido social del barrio; otras se diluyen y se quedan
en iniciativas puntuales.
Según apuntan algunos de los entrevistados, implementar una RI no es una tarea fácil ni se consigue en
dos días, ni se limita a la organización de un mercado de intercambio, sino que demanda implicación y una
visión a futuro sobre una forma distinta de participación ciudadana y hacer comunitario. Sin embargo, esto
no quiere decir que se trate de un modelo de organización rígido, ya que muchas iniciativas puntuales acaban convirtiéndose en RI con el tiempo. En muchos casos, se trata de un proceso evolutivo espontáneo.
108
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
Figura 23: Campaña pública «Millor que nou» para promocionar el reciclaje
y el intercambio
109
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
En cuanto a la replicabilidad del modelo de las RI, tenemos que cuando se trata de una Red de
Intercambio de Bienes, una vez que existe un «equipo motor» motivado, el resto es sencillo. Tal
como se ha venido dando, las más veteranas han servido de apoyo y modelo a las nuevas. Así lo
fue, por ejemplo, Nou Barris para Xaingra, Xaingra y Nou Barris para Trocantoni, Trocantoni para
Trocasec y Sants. De Nou Barris tomaron el modelo organizativo (ya que la actividad es distinta):
básicamente, un equipo promotor más o menos estable que se reúne periódicamente para tomar
decisiones de la propia red en relación con sus objetivos y principios, organizar y coordinar sus actividades y la relación con las otras redes. De Xaingra, tomaron el modelo de organizar los mercados
de intercambio, aunque difieran unas de otras sobre la relación con la administración local. Por
ejemplo, Xaingra y Trocasec «informan» de que utilizarán un determinado espacio público, el resto
solicita el permiso.
Cuando se trata de una Red de Intercambio de Conocimiento resulta muy distinto. Algunas RIB como
Trocantoni, Xaingra y Trocasec están intentando replicar el modelo de Nou Barris pero les está resultando
muy difícil, tanto por el nivel de implicación que requiere su organización y coordinación, como por el
nivel de involucración de los que serían los propios usuarios, vecinos del barrio. Este es uno de los retos
importantes de estas RIB que pretenden conseguir en un futuro.
Principales retos para replicarse. Los principales retos que afrontan actualmente las RI, de cara a
facilitar su replicabilidad, son los siguientes:
Foto: Centre Cívic Park Sandaru56
Escalabilidad y replicabilidad
En cuanto a la escalabilidad del modelo, queda claro que en los últimos años las RI se han ido creando
poco a poco en casi cada barrio de la ciudad, pero también en otros puntos de Cataluña. Las RI como
propuesta innovadora de creación de vínculos colectivos puede decirse que está experimentando una
gran acogida en la sociedad catalana.
Su escalabilidad responde a un modelo espontáneo de capilaridad, es decir, son grupos que se organizan
en sus barrios sin mayor dificultad, salvo las que implica su propia actividad. Su potencial es infinito, ya que
para su implementación solo hace falta la voluntad de un equipo humano que quiera organizarla y ponerla
en marcha, aunque en muchos casos este requisito es justamente el más difícil de mantener implicado.
Sin embargo, la dimensión que se puede conseguir con este modelo es limitada, básicamente por la
característica principal de su estructura, basada en equipos reducidos de personas voluntarias, que montan las redes inicialmente con gran motivación pero que luego se encuentran con grandes dificultades a
la hora de encontrar nuevos miembros que se impliquen en la organización de manera comprometida y
constante. Es decir, la dificultad para lograr la renovación de sus «equipos motores» representa el gran
tope para su crecimiento y el gran riesgo para su continuidad en el tiempo. En este sentido, para las RI es
fundamental la labor pedagógica entre los vecinos del barrio para conseguir esta implicación.
56 www.millorquenou.cat
En el caso de las RIB:
• Asegurar la renovación de sus equipos promotores con tal de asegurar la sostenibilidad de las RI y que
no dependa de las personas «promotoras» o líderes que las crearon.
• Aumentar el nivel de implicación de los vecinos del barrio, aumentar el ratio de mesas de ofertantes
del barrio y reducir las de los llamados «profesionales del intercambio».
• Aumentar la presencia de productos artesanales, «hechos en casa» como moneda de cambio,
además de los bienes de segunda mano.
Encontrar la manera de adaptar el modelo de las RIC existentes y hacer posible el intercambio de
conocimientos en sus respectivos barrios. Hasta el momento, muchas de las RIB han intentado distintas
vías que no han terminado de funcionar principalmente por dos motivos: por un lado, requiere un importante
nivel de horas de voluntariado y compromiso y, por otro, no han encontrado la manera de difundirlo de modo
que logre despertar el interés y la implicación suficiente por parte de los vecinos del barrio.
En el caso de las RIC:
• Que los usuarios tomadores de taller aporten su conocimiento a la red, por iniciativa propia, ya que en
buen número de casos es necesario que miembros del equipo promotor vayan haciendo recordatorios
a los usuarios. Es decir, que los usuarios entiendan los puntos básicos de la filosofía de la RIC: «recibir y
dar» y «todos tenemos algún conocimiento que aportar».
• Encontrar una mejor manera de canalizar los nuevos conocimientos, ya que en gran parte, los talleres
y los talleristas repiten curso a curso, y se encuentran con listas de espera para aportar o «devolver»
conocimientos, que en muchos casos no llegan a darse.
110
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
———
Referencias principales
Illacrua (2004)
Revista Els Quaderns de Participació, n.º 3, Associació Cultural Illacrua, enero de 2004.
Institut de Govern i Polítiques Públiques, Bellaterra (2009)
«Barcelona per l’acció comunitària. Xarxes d’intercanvi solidari. Àrea de Participació i moviments socials.»
111
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Anexo 1. Otras iniciativas de intercambio de Cataluña
Otras iniciativas de intercambio
www.truequeweb.com / www.quierocambiarlo.com / www.intercanvis.org / www.segundamanita.com
www.nolotiro.org / www.intercambiocasas.com / www.truequear.com / www.loquo.com / www.facebook.com
lostandfoundworld / www.compartir.org / www.hitchhiker.org / www.bookcrossing.com / www.red-bdt.org / www.
sindinero.org / www.basurama.org/index.htm / www.sol-violette.fr
Redes de intercambio de conocimiento
Xaingra: la Xarxa d’Intercanvis de la Vila de Gràcia de Barcelona: http://ateneurosadefoc.wordpress.com/about/
La Xarxa d’Intercanvis de Coneixements de Nou Barris: http://xarxaintercanvidenoubarris.blogspot.com/
La XARCLOT, la Xarxa d’Intercanvis de Coneixements del Clot : [email protected]
Xarxa d’Intercanvis de Coneixements de Collblanc: www.xic.cat
Xarxa d’Intercanvis de Coneixements de Castelldefels: [email protected]
Xarxa d’Intercanvis de Coneixements de Girona: [email protected]
Redes de intercambio de bienes
Mercat Escolar de l’Intercanvi Virtual: www.residus-altemporda.org/mercat-escolar/web
La Xarxa d’intercanvis de Reus: www.reus.cat/medi_ambient/donocanvionecessito/links.php
Mercats d’intercanvis al Centre Cívic de la Sagrada Família: [email protected]
Mercats d’intercanvis al barri de Sant Antoni de Barcelona: www.xarxantoni.net/Projecte%20Trocantoni
El Banc Comú de Coneixements: www.bancocomun.org
El Banc Solidari de Serveis Gratuïts de Les Corts: www.bancsolidari.org
Otras iniciativas de intercambio en Catalunya
Vols Tens: www.barcelona.volstens.org
Lost and Found Barcelona: www.lostandfoundbcn.com
La Cooperativa Integral Catalana: http://cooperativaintegral.cat
La web dels intercanvis a Catalunya: http://intercanvis.net/tiki-index.php
L’Ecoxarxa de Barcelona: https://barcelona.ecoxarxes.cat/
Barcelona Actua: www.barcelonactua.org
Millor que Nou, 100% Vell: http://millorquenou.blogspot.com
112
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
3
Revisión de los
conceptos de
innovación social
113
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
El siguiente apartado hace un recorrido por los conceptos y
el pensamiento más recientes en torno a la innovación social
de la mano de un selecto grupo de líderes de opinión de
los principales centros académicos y centros de innovación
social de todo el mundo. Hemos organizado la información
recopilada en torno a las cinco variables elegidas, presentando
en cada una los conceptos, modelos y marcos con más
aceptación social, destacando algunos de los principales
autores y defensores de estos modelos e ilustrando algunos
ejemplos prácticos de la innovación social. No es nuestra
intención presentar una exhaustiva revisión bibliográfica, sino
simplemente extraer algunas de las definiciones y marcos útiles
para aquellos interesados en profundizar sobre el verdadero
funcionamiento de la innovación social.
Historial de investigación
El debate público en torno a la innovación social se ha prolongado durante décadas. Sin embargo, la
investigación académica ha avanzado más lentamente, con apenas veinte artículos revisados por expertos que contienen «innovación social» o «emprendimiento social» en el título publicados antes de 2008.
Esto se debe, entre otras razones, a la falta de distribuidores para publicar artículos sobre la materia, a
la poca disponibilidad de datos fiables y, en general, al escaso interés del sector académico por un tema
aparentemente tan difuso (Nicholls, 2009). En cualquier caso, ha habido más actividad docente que
investigadora. Según un estudio elaborado por Ashoka, en 2007 ya había 250 profesores que impartían
innovación social.
Se han detectado tres oleadas de actividad académica: la primera,
impulsada por Austin y Dees, se basaba en la teoría de la gestión y fue
adoptada por las escuelas de negocios de Estados Unidos (1998‑2001);
la segunda, surgida en Europa, incorporaba distintas perspectivas de las
ciencias sociales, con una considerable actividad de la Saïd Business
School (2002‑2007); y la tercera, surgida a partir de 2008 y que propagó la
actividad de investigación a Asia, Australia y África. La noción de innovación
social también ha cambiado a lo largo de estas etapas: ha pasado de ser
considerada una actividad comercial que proporciona un bien público, a
concebirse como la solución de problemas sociales mediante modelos
radicalmente nuevos que promueven el cambio sistémico (Nicholls, 2009).
114
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Definiciones de innovación social
En la actualidad hay muchas definiciones de innovación social, que van desde las más simples, como
la de «nuevas ideas (productos, servicios y modelos) desarrolladas para cumplir necesidades básicas
no satisfechas» (Bacon et al., 2008), a las más complejas, como la de «una novedosa solución a un problema social que es más efectiva, eficaz, sostenible o justa que las soluciones existentes, y por la cual
el valor creado se transfiere a la sociedad en su conjunto y no a manos privadas» (Phills et al., 2008).57
A partir de las definiciones más citadas se pueden inferir dos características esenciales de la innovación
social: en primer lugar, la novedad y la efectividad de la idea y, en segundo lugar, su orientación hacia la
solución de un problema social (lo que engloba retos sociales, medioambientales, económicos y éticos)
que genera valor social en lugar de valor individual.
Numerosos autores señalan que la innovación social puede adoptar diversas formas: puede ser un producto, un proceso de producción o una solución tecnológica. Sin embargo, también puede ser una idea,
un principio, un artículo de la legislación, un movimiento social, una intervención o una combinación de
todos estos factores. De hecho, algunas de las innovaciones sociales más reconocidas son combinaciones de varios de estos elementos (Nicholls, 2009; Phills et al., 2008). «A la innovación normalmente se
le dan definiciones complejas; nosotros preferimos la sencilla: “ideas nuevas que funcionan”» (Mulgan
et al., 2007).
También se ha desatado un gran debate en torno a la familia de términos —innovación social, emprendimiento social y empresa social— con el consenso general de que se refieren a distintos aspectos de
este sector emergente. El emprendimiento social se utiliza para explorar las cualidades personales de
las personas a partir de una iniciativa particular, por ejemplo, el liderazgo, el pensamiento radical y la
capacidad de innovar e inspirar a otros. La empresa social es el término utilizado para reflejar el modelo
organizativo elegido para resolver un problema social determinado, haciendo hincapié en la consecución del doble objetivo de valor económico y social. La innovación social, a su vez, se suele considerar de
mayor alcance y más radical, por cuanto promueve un cambio sistémico.
Además de la gran cantidad de definiciones, existe un sinfín de herramientas y mecanismos para promover la innovación social desplegada desde todo tipo de centros de innovación social, desde organismos
gubernamentales hasta centros académicos, pasando por fundaciones y organizaciones que tienen la
motivación de conseguir más innovación social. La publicación Open Book of Social Innovation, de Murray
et al., ofrece un extenso directorio de estas herramientas, con más de 300 descritas. Sin embargo, a
pesar de la riqueza y la vitalidad del sector, existe muy poco consenso en torno a cómo medir la innovación social y la forma de definir el impacto social. También hay una sorprendente falta de uniformidad en
los indicadores y metodologías de los informes. Es precisamente esta vaguedad y la falta de claridad lo
que nos ha llevado a profundizar en la definición de un conjunto de variables clave para entender mejor
el potencial de cualquier tipo de innovación social. En las páginas siguientes abordamos a fondo las
variables elegidas.
57 Véanse en el Anexo 1 más definiciones de la innovación social.
115
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Referencias principales
Dees, J.G. (1998)
«The meaning of “social entrepreneurship”. Comments and suggestions contributed from the Social Entrepreneurship Founders Working Group», Center for the Advancement of Social Entrepreneurship, Fuqua
School of Business, Duke University, Durham (Carolina del Norte).
Mulgan, G., S. Tucker, R. Ali y B. Sanders (2007)
«Social Innovation: What it is, why it matters and how it can be accelerated», Oxford Saïd Business School,
Skoll Centre for Entrepreneurship, Londres.
Murray, R., J. Caulier-Grice y G. Mulgan (2010)
The Open Book of Innovation, The Young Foundation y NESTA.
Nicholls, A. (2008)
Social entrepreneurship: New Models of Sustainable Social Change, edición en rústica, Oxford University Press.
Nicholls, A. (2009)
Learning to Walk: Social Entrepreneurship, Innovations: Special Edition Skoll World Forum, p. 209-222
Phills Jr., J. A., K. Deilglmeier y D. T. Miller (2008)
Rediscovering Social Innovation, Stanford Social Innovation Review, otoño de 2008.
116
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Impacto y grado de
transformación social
Existe una demanda creciente por parte de una serie de sectores, especialmente financiadores, inversores, gobiernos y los propios emprendedores sociales, de medir el impacto social y el grado de transformación social. Sin embargo, en la práctica muchas de las innovaciones sociales no son capaces de
satisfacer esta demanda. Aquí abordaremos las razones por las que interesa medir el impacto social,
veremos qué aspectos de la innovación social se pueden medir y cómo, y destacaremos algunos de los
muchos mecanismos utilizados, así como algunas de las organizaciones que innovan en este campo.
Los principales autores coinciden en señalar cuáles son las razones estratégicas por las que conviene medir el
impacto social. La primera —y quizá la más obvia— tiene que ver con la adquisición de recursos y con la capacidad de responder a la demanda específica de información sobre el impacto por parte de financiadores e inversores. La enorme expansión en todo el mundo de la inversión socialmente responsable es un factor esencial, tal
como se indica en el siguiente cuadro. Cada vez más, las innovaciones sociales deben rendir cuentas del beneficio social y financiero a financiadores e inversores, ya sean estos privados, públicos o colectivos de personas.
Cuadro 10. Aumento de la inversión socialmente responsable (ISR)
En 2010, los activos administrados profesionalmente en Estados Unidos mediante estrategias de ISR se situaron
en 3,07 billones de dólares, lo que supone un aumento de más del 380% con respecto a los 639.000 millones de
1995, mientras que en el mismo periodo el uso convencional de los activos aumentó solamente un 260%. Más
recientemente, desde 2005 la ISR ha experimentado un crecimiento del 34%, mientras que la inversión convencional
solo ha sido del 4%. En 2010, uno de cada ocho dólares invertidos en EE. UU. estaba vinculado a la ISR, pudiendo
clasificarse de tres formas: 1) análisis de la inversión medioambiental, social y de gobernanza, 2) accionistas
activistas, y 3) préstamos, inversión y emprendimiento en proyectos sociales o comunitarios, siendo los fondos de
inversión alternativos el sector de la ISR que presenta un crecimiento más rápido. Los factores que impulsan este
tipo de inversiones son el mercado emergente de los productos y servicios medioambientales, la inversión en la
comunidad, la inversión en el impacto social, el desarrollo legislativo o regulatorio, nuevos estilos de financiación,
capital de riesgo social, capital privado con triple cuenta de resultados, y fondos inmobiliarios responsables.
Fuente: Foro de Inversión Socialmente Responsable de EE. UU.
La segunda razón estratégica para medir el impacto, como ocurre con cualquier empresa que busca
la eficacia y la eficiencia, es contribuir a la mejora del rendimiento. Medir los avances de los objetivos
sociales se suele ver como una herramienta para tomar decisiones de gestión interna mejor fundamentadas y comprender mejor los procesos a largo plazo del cambio social. Mientras que la presión aquí es
menos inmediata que la de los financiadores o reguladores que requieren un informe anual, se observa
una tendencia de la profesionalización del sector social con algunas innovaciones sociales líderes que
demuestran un nivel de eficiencia y efectividad normalmente más asociado al sector privado.
La tercera razón para medir el impacto se ha descrito como la autolegitimación organizativa, es decir,
el factor determinante para demostrar al mundo que la organización marca las diferencias, tal como se
117
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
muestra de forma explícita mediante el ejemplo de un informe del Furniture Resource Centre Group58
titulado «We do good things, don’t we?» (Nicholls, 2009). Las misiones sociales y el estatus de las organizaciones no lucrativas ha generado una confianza en los sistemas de las ONG, donde el mandato social y
el número de simpatizantes o miembros aporta a la organización un «excedente de legitimidad». Esto significa que la demanda de medir e informar acerca de los resultados es menor, y por tanto también la responsabilidad pública y la motivación para esa medición. Sin embargo, en el contexto de la explosión de
las empresas y organizaciones sociales con la misión social de mantener este sentimiento de confianza y
legitimidad —y, en algunos casos, para competir con otras organizaciones parecidas que incluso pueden
estar optando a los mismos fondos—, la necesidad de poder demostrar el impacto es cada vez mayor.
Para las organizaciones con fines sociales y los emprendedores sociales que tienen como objetivo innovar
en el contexto de los tradicionales fracasos institucionales y sistémicos —sirvan de ejemplo la vivienda, la
educación y el acceso al crédito—, los mecanismos convencionales para dar a conocer el impacto social
son inadecuados precisamente porque han contribuido a la persistencia de estas disfunciones al no poder
demostrar todas las oportunidades de creación de valor de estas carencias institucionales (Nicholls, 2009).
¿Qué hay que medir?
Cada vez hay más diversidad de métodos de innovación social: desde coros de quejas en Finlandia hasta
bancos de imaginación en Corea, pasando por un banco de empresas sociales en Italia, modelos de
filantropía de riesgo en Estados Unidos, laboratorios de servicios públicos en Dinamarca o presupuestos
participativos en Brasil (Murray et Al., 2011). Con un abanico tan amplio de modelos, la dificultad de comparar una innovación social con otra es enorme. Por ejemplo, no es nada fácil comparar la reducción de
emisiones de un sistema de vehículos eléctricos con un programa de desintoxicación y rehabilitación de
drogadictos que precisa de una valoración individual cualitativa de manera periódica.
También cobra fuerza el debate en torno a los diferentes procesos de innovación social. De lo que no se
habla tanto es en qué etapa del proceso deberían medirse. Durante los últimos 100 años, en el ámbito
financiero se han desarrollado, creado e incluso regulado sistemas de contabilidad para informar de las
decisiones de gasto público con un análisis cuantitativo de los resultados y del impacto, y esto ha favorecido una tendencia de políticas más basadas en la evidencia empírica. Sin embargo, el sector social ha
evolucionado con mecanismos comunes limitados para la presentación de informes, una gran disparidad
de indicadores y una regulación mínima relativa a la divulgación del impacto social.
Un problema adicional es la dificultad para establecer relaciones entre las diferentes aportaciones financieras (subvenciones, donaciones, contribuciones en especie, capital social, etc.) y el impacto social real
en resultados «diversos, únicos e incomparables» (Nicholls 2009).
Evaluar las distintas etapas del proceso de innovación social es una manera de aclarar qué aspecto de la innovación social es más relevante o útil de medir. En su nivel más básico, existen tres etapas: el desarrollo del proceso
o producto, su difusión y el valor social creado. Las tres se podrían supervisar y medir con indicadores cualitativos
y cuantitativos. Murray et al., en su compendio de herramientas y recursos, describen seis etapas de innovación
social, tal como se indica en la tabla siguiente. Los autores señalan que estas etapas no están necesariamente
en orden —una innovación social puede saltar directamente de la idea a la implantación— y que además existe
una serie de bucles de retroalimentación, ya que las innovaciones evolucionan y se adaptan con el tiempo.
58Importante empresa social del Reino Unido que ofrece a personas desempleadas o en situación de pobreza la oportunidad de
cambiar sus vidas (www.frcgroup.co.uk).
118
Cuadro 11. Espiral de la innovación social
Las seis etapas de la innovación social
6. Cambio sistémico
1. Avisos
2. Propuestas
119
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
5. Despliegue
3. Prototipos
4. Mantenimiento
1.Demandas, inspiración, diálogo: diagnóstico del
problema y formulación de la pregunta; podría estar
motivado por una crisis o por la inspiración de una persona.
2.Propuestas e ideas: generación de ideas con
infinidad de métodos de diseño y creatividad para
ampliar las opciones.
3.Prototipos y pruebas piloto: fase de pruebas, desde
pruebas piloto informales hasta pruebas controladas
aleatorias, con margen para la iteración y la mejora.
4.Sostenibilidad: la idea se convierte en corriente
dominante y asegura la sostenibilidad financiera para
llevar adelante la innovación.
5.Ampliación y difusión: adopción más amplia
gracias a una serie de estrategias, como el
crecimiento organizativo, franquicias, licencias y una
difusión menos restrictiva.
6.Cambio sistémico: el objetivo final normalmente
implica la interacción de muchos elementos
(movimientos sociales, modelos de negocio,
regulación, datos, infraestructura y formas totalmente
distintas de hacer y pensar).
Fuente: Murray et al. (2011)
De nuevo, hay una infinidad de mecanismos para apoyar a los emprendedores sociales o a las empresas sociales
en cada etapa del proceso, y cada vez se impone más la cultura de medir su utilización efectiva. Las dos primeras
etapas se suelen utilizar en procesos participativos liderados por el Gobierno con un determinado objetivo social,
como regenerar un paisaje urbano o mejorar los servicios locales de atención a la infancia. Normalmente, se utiliza
una serie de indicadores cuantitativos en torno al número de personas que participan en la fase de diálogo, las
propuestas elaboradas e incluso su popularidad. Los prototipos y pruebas piloto también son fáciles de medir a
un nivel superficial. Sin embargo, su verdadero potencial para sostener el cambio es más difícil de determinar. Las
pruebas de control aleatorias son una herramienta más sofisticada que se está empezando a utilizar en algunos
casos para probar el potencial de un programa piloto de una manera más rigurosa.
El verdadero desafío de lo que hay que medir, sin embargo, radica en las tres últimas etapas del ciclo: la sostenibilidad, la escalabilidad y, sobre todo, el cambio sistémico. Esto es especialmente problemático cuando una iniciativa
social se propone resolver un problema social específico (por ejemplo, reducir las enfermedades transmitidas por
el agua en una región concreta) y acaba con un cambio radical de todo el sistema (por ejemplo, desarrollando modelos de financiación comunitarios para los sistemas de alcantarillado locales, como en el caso de Gram Vikas).59
59 Gram Vikas es una ONG que proporciona soluciones innovadoras de socorro y saneamiento en toda la India desde 1970 (http://
gramvikas.org).
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
¿Cómo se mide?
En la economía del bienestar, se ha planteado que el precio de un bien social sea el que un beneficiario o consumidor esté dispuesto a pagar por él (Nicholls, 2009), lo cual permite comparar los resultados con los recursos aportados. Esta metodología también se ha venido utilizando en la conservación de la biodiversidad: ¿cuánto estaría
usted dispuesto a pagar por proteger un territorio o incluso una especie concreta? Las áreas protegidas existentes
de belleza natural o las especies existentes se pueden identificar para compararlas. Sin embargo, en contextos
donde precisamente no existen bienes o servicios comparables o sustitutivos en el mercado, esta metodología
resulta inadecuada. Como normalmente las organizaciones sociales se mueven en estos espacios de fracaso del
mercado para compensar la provisión inadecuada de un determinado bien social o medioambiental y se fijan el objetivo de crear una solución radicalmente nueva a un problema antiguo, es necesario utilizar nuevos indicadores.
A pesar de las dificultades inherentes indicadas, hay muchas clases distintas de herramientas y metodologías que se utilizan para tratar de medir los avances en las diferentes etapas del proceso de innovación
social. Algunas de ellas se han utilizado durante décadas (como las técnicas de evaluación rural participativa y los análisis de rentabilidad) y otras han surgido más recientemente con la mayor demanda para
evaluar el impacto de las innovaciones sociales (como el retorno de la inversión social y las comparativas
de resultados).60 La siguiente tabla muestra ejemplos de cada etapa.
Tabla 28. Ejemplos de cómo medir la innovación social
Etapa de innovación social
Herramientas de medición
1.Demandas, inspiración, Evaluación rural participativa; distribución (sistemas, recursos, equipos, necesidades,
diálogo
flujos); investigación aplicada; modelos de pensamiento sistémico; peticiones en línea.
2.Propuestas e ideas
Evaluación de inversiones y análisis de rentabilidad; encuestas a los usuarios,
votaciones online y wikis; el teatro como foro; bancos de ideas y buzones de
sugerencias; jurados y comisiones de ciudadanos.
3.Prototipos y pruebas
piloto
Pruebas controladas aleatorias; preferencias declaradas y «disposición a pagar»;
pruebas beta y pruebas abiertas; prototipos lentos y rápidos; encuestas a usuarios.
4.Sostenibilidad
Análisis del modelo de negocio basado en los ingresos y los resultados; evaluación de
la inversión en el impacto social; evaluación de capital de riesgo social; indicadores
generados por los usuarios y experiencia del usuario; cuadro de mando integral e
informes de responsabilidad social corporativa.
5.Ampliación y difusión
Matrices de contabilidad social; cumplimiento de etiquetas y normas; objetivos
sociales; uso de franquicias y licencias; evaluación del impacto social; beneficio de la
inversión social; contabilidad de valor combinado; auditoría social mejorada.
6.Cambio sistémico
Comparativa de resultados; existencia de nuevos sistemas (infraestructura, sistemas de
producción, regulación, coaliciones, movimientos, modelos financieros).
Fuente: Murray et al. (2011)
60Un ejemplo de comparativa de resultados son los sondeos locales en los que se pueden evaluar las respuestas de la gente
(por ejemplo, si creen que las personas del barrio se llevan bien entre sí, o si tienen la sensación de que pueden influir en las
decisiones), en lugar de usar indicadores seleccionados por organizaciones concretas para comprobar su impacto.
120
121
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Valor combinado
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Tabla 29. Ejemplos de contabilidad de valor combinado
Un concepto importante que se debe tener en cuenta en el debate sobre cómo medir el impacto de la
innovación social es la idea de «valor combinado» o blended map, una teoría fundamentada por Emerson
y otros autores en 2003 con la publicación del mapa del valor combinado, que sigue las intersecciones y
oportunidades de la creación de valor económico, social y medioambiental. La teoría parte de la premisa
de que las organizaciones crean valor económico y social, están interconectadas y en algunos casos se
apoyan mutuamente, en lugar de ser bandos enfrentados. El valor combinado se ha aplicado a la evaluación de la inversión, integrando los riesgos y oportunidades medioambientales y sociales en la evaluación
de valores, bienes inmuebles y otros sectores financieros, y se han desarrollado una serie de metodologías de contabilidad de valor combinado, que van desde la pura contabilidad financiera a la contabilidad
medioambiental con toda una serie de modelos intermedios, tal como se destaca en la tabla siguiente.
Cuadro 12. Contabilidad de valor combinado. Fuente: Jed Emerson (2003)
«El valor es lo que se crea cuando los inversores invierten y las organizaciones actúan para cumplir su misión.
Tradicionalmente, hemos considerado que el valor es económico (y creado por empresas con ánimo de lucro) o social
(y creado por organizaciones no gubernamentales o sin ánimo de lucro).
Lo que establece la “propuesta de valor combinado” es que todas las organizaciones, sean lucrativas o no, crean un
valor que está formado por componentes económicos, sociales y medioambientales, y que los inversores (ya lo sean
de empresas, instituciones benéficas, o una mezcla de ambas) generan simultáneamente las tres formas de valor al
aportar capital a las organizaciones.
El resultado de toda esta actividad es la creación de valor, y ese valor en sí mismo no es divisible y, por tanto, es una
combinación de esos tres elementos.» Mecanismos de contabilidad
Junto con el desarrollo de las numerosas herramientas para evaluar y medir las diferentes etapas de la
innovación social, se han desarrollado diversos mecanismos de presentación de informes para formalizar la divulgación de los impactos sociales, medioambientales y financieros de cualquier innovación
social, desde cuentas financieras basadas en datos puramente cuantitativos a la contabilidad de auditorías sociales para evaluar el impacto social con datos cualitativos. El siguiente gráfico es un esquema
de algunos de los mecanismos de presentación de informes que se han desarrollado en torno a la
teoría global del valor combinado que se describe con más detalle en la Tabla 29.
Informe anual de cuentas auditadas
Todas las empresas sociales, registradas como compañías o como instituciones benéficas, están obligadas a elaborar
un informe anual de cuentas auditadas, normalmente incluido como parte de un informe mayor y más descriptivo de las
actividades de las organizaciones.
Ejemplo alentador: Informes anuales de Cafédirect61
Retorno de la inversión social (SROI)
El Informe SROI elaborado por primera vez por el Roberts Enterprise Development Fund en 1999 consta de tres partes:
1 El valor combinado total de un proyecto, que combina la creación de valor empresarial y financiero,
y una representación monetizada del valor del impacto social.
2 La inversión financiera en el proyecto.
3 El retorno de la inversión combinado (que combina retorno financiero y retorno social).
Ejemplo alentador: Informe SROI de Wise Group62
Informe de empresas de interés comunitario (CIC34)
Además de informes financieros, las empresas de interés comunitario deben presentar una contabilidad CIC34 de
actividades, consulta a las partes interesadas, detalles de la remuneración del director y otros aspectos de sus operaciones.
Ejemplo alentador: Informe CIC de Develop your child63
Auditoría social mejorada
Proporciona indicadores descriptivos e información financiera, a diferencia de un informe RSE para una empresa, que
informa sobre la actividad social o medioambiental que complementa la actividad principal. Este tipo de informe se
centra en los avances hacia la misión social de las organizaciones.
Ejemplo alentador: Informe del Furniture Resource Centre Group titulado
«We’re doing good, aren’t we?»64
Informe del patronato
Informe obligatorio para instituciones benéficas del Reino Unido que establece los principios, objetivos y avances
realizados, así como la estructura, gobernanza y mecanismos de gestión y, posiblemente, un resumen financiero.
Ejemplo alentador: Informe y cuentas anuales de Hackney Community Transport65
Fuente: Nicholls (2009)
Figura 24. Esquema de la contabilidad de valor combinado
Informe Anual de
Estados Financieros
Auditados
Valor financiero
(Datos cuantitativos)
SROI
CIC34
Auditoría social mejorada
El espectro de la contabilidad de valor mixto
Auditoría social mejorada
Valor social
(Datos cualitativos)
61 Los informes anuales de Café Direct a partir de 2005 se encuentran disponibles en www.cafedirect.co.uk .
62 El informe SROI del Wise Group incluye doce indicadores financieros como, por ejemplo: ahorro de las prestaciones sociales del
empleo temporal, mayores ingresos de los participantes, mayor empleabilidad de quienes no se incorporan al mundo laboral,
mayor potencial de ingresos futuros a partir de las cualificaciones obtenidas, y las repercusiones en las drogas y la salud mental. El
análisis del SROI sugería que por cada libra gastada se generaban 4,65 libras en valor añadido, lo que suponía un total de 14 989
libras por participante.
63Informes disponibles en www.developyourchild.co.uk
Positivista
Teórico crítico
Interpretativo
64Informes disponibles en www.frcgroup.co.uk
65Informes disponibles en www.hctgroup.org
122
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Medición del impacto social a nivel macro
Los intentos de medir el impacto social y la innovación social también se están desarrollando a nivel
macro, y el trabajo de Stiglitz y otros a través de la Comisión sobre la Medición del Desarrollo Económico y del Progreso Social66 es un buen ejemplo de ello. La Comisión fue creada por Sarkozy en 2008 para
analizar las carencias del PIB, proponer indicadores alternativos y evaluar la viabilidad de utilizarlos
para medir el bienestar social y la calidad de vida. Entre otros indicadores, la Comisión considera que
la renta media de un país es un indicador más exacto del bienestar económico que el PIB. En el Reino
Unido también se están desarrollando medios alternativos de presentar el impacto social para medir
los avances en el marco de la iniciativa gubernamental Big Society67 y en el White House’s Council for
Community Solutions.68
———
Referencias principales
Emerson, J. (2003)
The Blended Value Proposition: Integrating Social and Financial Returns, California Management Review,
verano de 2003.
Nicholls, A. (2008)
«Capturing the Performance of the Socially Entrepreneurial Organization (SEO): An Organizational Legitimacy Approach», en Robinson, J., J. Mair y K. Hockerts (eds), International Perspectives on Social Entrepreneurship Research, Palgrave MacMillan, págs. 27‑74.
Nicholls, A. (2009)
We Do Good Things Don’t We?: Blended Value Accounting In Social Entrepreneurship. Accounting, Organizations and Society, 34.6-7, págs. 755-769.
Phills Jr., J. A., K. Deilglmeier y K. Miller (2008)
Rediscovering Social Innovation, Stanford Social Innovation Review, otoño de 2008.
Stiglitz, J., A. Sen y J-P. Fitoussi (2009)
«Report of the Commission on the Measurement of Economic Performance and Social Progress»
US Socially Responsible Investment Forum (2010)
«Socially Responsible Investment Trends 2010», Social Investment Forum Foundation.
123
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Colaboración intersectorial
Entre destacados profesionales, académicos y filántropos existe el consenso general de que la innovación social sobrepasa las fronteras tradicionales de las empresas, el Gobierno y la sociedad civil. En
esta nueva economía híbrida, los roles están cambiando y evolucionando, y se están abriendo paso
nuevos modelos organizativos híbridos. Tras analizar este panorama en constante cambio, destacamos algunas de las condiciones para que la innovación social tenga éxito en este contexto de colaboración intersectorial.
Tradicionalmente, de la innovación social se ocupaba, por un lado, la sociedad civil (desde familias
hasta fundaciones e instituciones) y, por otro, los gobiernos, que fueron pioneros de la innovación
social con las reformas del sector público y la creación del estado del bienestar en el siglo XIX. Dicho
de otro modo, la incapacidad del mercado de proveer los bienes sociales y medioambientales adecuados fue compensada por sectores clave sin ningún tipo de coordinación entre ellos. Hoy en día este
aislamiento ha desaparecido en gran medida y se están impulsando innovaciones sociales por parte
de emprendedores sociales individuales, intraemprendedores de empresas, departamentos gubernamentales, centros académicos y redes internacionales. En la edición de 2004 de Stanford Social
Innovation Review, los autores describen, por un lado, una explosión de las prácticas de empresa aplicadas a organizaciones no lucrativas y gubernamentales y, por otro, que cada vez hay más empresas
que incorporan programas sociales. Asimismo, se hace alusión a la disolución de los límites entre los
sectores públicos, privados y no lucrativos. (Dees et al., 2004).
Este cambio de funciones hace que los gobiernos asuman un papel
menos normativo y colaboren con empresas privadas y organizaciones
no lucrativas, que las empresas apoyen causas sociales y que las
organizaciones no lucrativas aprendan del sector empresarial. Además,
el libre flujo de ideas, valores, relaciones y finanzas entre estos sectores
impulsa la innovación social contemporánea y se está empezando
a valorar el capital relacional. Organizaciones de todos los sectores
dedican importantes recursos a establecer compromisos con sus
principales grupos de interés para construir el capital relacional a
través, por ejemplo, de eventos abiertos, de la participación en redes
de contactos y asociaciones, y de redes y páginas web sociales activas
(Phills, 2008).
La economía social y puntos de contacto principales
66 www.stiglitz-sen-fitoussi.fr
67 www.thebigsociety.co.uk
68 www.serve.gov/council_home.asp#maincontent
Actualmente, la dicotomía entre economía social y economía de mercado
está cambiando, al igual que la relación entre bienes privados y públicos, ya
que la producción para las masas está evolucionando hacia una producción
por las masas. Pensemos por ejemplo en los 18 millones de páginas web
relacionadas con el cáncer que han creado mayoritariamente personas y
familias afectadas por la enfermedad. Murray et al. describen cuatro actores
clave de la economía social, tal como se ilustra a continuación.
124
125
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Figura 25. La economía social
El estado
El mercado
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
evolución. En el diagrama que aparece a continuación se destacan algunos de los elementos que
hay que tener en cuenta en cada punto de contacto entre los diferentes subgrupos que participan
en la economía social. En él se indican los tipos de interacción típicos. Por ejemplo, entre el Estado
y la economía de mercado existen interacciones fiscales y reguladoras, mientras que entre la familia
y la economía de subvenciones, son interacciones habituales el voluntariado y la participación en
movimientos sociales.
Figura 26. Seis puntos de contacto de la economía social
El hogar
La economía
de las
subvenciones
Interfaz 1
Interfaz 2
Interfaz 3
Interfaz 4
Interfaz 5
Interfaz 6
Economía estatal
y subvencionada
Estado y
Mercado
Estado y hogar
Economía estatal
y subvencionada
Hogar y Mercado
Economía
del hogar y
subvencionada
Finanzas
(aprovision.,
subvenciones,
inversión)
Condiciones
legales y
normativas
Valorización
del tiempo
Patrocinios /
donaciones
Economía
de apoyo
Economía de
voluntariado
Plataformas y
herramientas
Medidas fiscales
(beneficios fiscales incluidos)
Coproducción
Colaboraciones
empresa / entidades
beneficencia
Prof.-amat. como
innovadores
sociales
Movimientos
sociales
Fuente: Young Foundation
En este marco de cuatro actores económicos principales, Murray et al. describen la innovación social como la creación de una serie de resultados sociales y sus consecuencias, que no se derivan de
ningún subconjunto de la economía, sino más bien en los puntos de contacto entre las diferentes
partes, tal como se indica en el área sombreada. Ninguna de las economías se ocupa exclusivamente de la innovación social. El mercado, por ejemplo, aunque es en gran parte privado, cada vez está
más comprometido con la economía social por medio de programas de RSE o de áreas específicas
como el comercio justo y los bienes medioambientales. La familia también alberga ciertas ambiciones personales, pero participa en la economía social a través de redes, asociaciones y movimientos
sociales informales. Las posiciones binarias entre mercado y estado se están contextualizando
en un conjunto más complejo de relaciones a medida que el mercado se adentra en el estado, el
estado en el mercado, y ambos establecen nuevas relaciones con la sociedad civil y la economía
del subsidio.
Reconocer que la innovación social se deriva de múltiples fuentes ha llevado a los principales pensadores de la innovación social a determinar una serie de tendencias emergentes, como el crecimiento
de la acción mutua entre los integrantes de la economía familiar (software de código abierto, redes
sociales de Internet, colaboración entre particulares, etc.). En segundo lugar, cabe destacar el crecimiento de las empresas sociales dentro de la economía de mercado, empresas con una misión social
como la cooperativa Mondragón69 (con operaciones en todo el mundo en los ámbitos de la banca,
la fabricación y la enseñanza superior), el BRAC70 (la mayor ONG de los países en vías de desarrollo)
o el Grameen Bank71. El papel de las subvenciones y el Estado para apoyar la colaboración entre
particulares o el papel de la familia y el Estado en la empresa social es complejo y está en constante
69 Mondragón es una cooperativa fundada en el País Vasco en 1956 que actualmente da empleo a 85.000 personas en varios
campos, como las finanzas, la industria, la distribución y el conocimiento (www.mondragon-corporation.com).
70BRAC es una organización de desarrollo dedicada a reducir la pobreza dotando de mecanismos a los pobres para cambiar sus
vidas, ofreciendo microfinanciación entre otros servicios (www.brac.net).
71Grameen Bank, una de las primeras instituciones en ofrecer microcréditos a los pobres, cuenta actualmente con más de ocho
millones de prestatarios (www.grameen-info.org).
La relación entre las universidades, la industria y el gobierno es otro conjunto
de colaboración intersectorial que vale la pena señalar. En las sociedades
basadas en el conocimiento, las universidades juegan un papel cada vez más
importante en la innovación. El modelo de estado que integra la industria
y el mundo académico está dando paso a sistemas más dinámicos donde
cada uno juega un papel más activo en una red trilateral de organizaciones
híbridas. (Etzkowitz y Loet Leydesdorff, 2000)
Modelos de organización híbridos
En el contexto de una economía híbrida en plena evolución, con nuevos roles e interacciones entre los
subgrupos de la economía social, también se ha observado que una serie de modelos de organización
híbridos encajan a menudo con los variados roles de la generación de valor combinado. La mayoría de
los países tiene su propia legislación específica sobre estas organizaciones híbridas. La tabla siguiente
señala algunos de los ejemplos más conocidos:
126
127
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Tabla 30. Los distintos tipos de organización social
País
Forma jurídica
Reino Unido
Compañía de
Fundada en 2005 para dar una identidad propia a las empresas con una
interés comunitario misión social, para poder ser reconocida más fácilmente por la economía de
(CIC)
subvenciones y los inversores. Hasta la fecha se han creado más de 2500
empresas de este tipo.
Detalles
España,
Italia
Cooperativa social
Empresa cuyos propietarios y administradores son las personas que utilizan sus
servicios (cooperativa de consumidores) o las que trabajan en ella (cooperativa
de trabajadores).
EE. UU.
501 (c)
En EE. UU. hay 28 tipos de organizaciones no lucrativas que incluyen una
exención 501 (c) de impuestos en algunos estados.
La India
Compañía de la
Sección 25
Empresa para promover el comercio, el arte, la ciencia, la religión, la caridad o cualquier
otra actividad útil, siempre que los beneficios u otros ingresos se usen exclusivamente
para promocionar la empresa y no se paguen dividendos a sus miembros.
Ucrania
Empresa
unipersonal
Se nombra a un miembro de la junta como propietario (en lugar del
emprendedor original) para proteger el objetivo de la misión.
Fuente: Phills (2008)
Cada tipo de organización tiene sus propios mecanismos de supervisión, algunos regulados y otros voluntarios, y además de estas estructuras legalmente establecidas, existe una infinidad de modelos más
informales, tales como alianzas de empresas sociales, modelos de RSE híbridos (como el programa MPESA72 de Vodafone), la gestión corporativa no lucrativa de prestaciones sociales, alianzas y modelos de
participación empresarial.
Impacto colectivo
Otro tipo de modelo de organización para lograr el cambio social es lo que se describe como «impacto
colectivo». El impacto colectivo se emplea para describir «el compromiso de un grupo de actores importantes de diferentes sectores para un propósito común de resolver un problema social específico» (Kanier y
Kramer 2011). Dos ejemplos claros de impacto colectivo son, en primer lugar, la Big Society, una iniciativa
impulsada por el Gobierno del Reino Unido consistente en involucrar a la economía familiar, la sociedad
civil y las empresas para lograr objetivos comunes que afectan a diversos temas sociales como la salud, la
educación, la delincuencia y el medio ambiente. El objetivo es dotar a la sociedad civil de mecanismos para
participar en la reforma del sector público (NEF 2011), dando a las familias, barrios, cooperativas, empresas
sociales y pequeños negocios la responsabilidad de tomar más medidas para abordar los desequilibrios
sociales y medioambientales a nivel local. Y, en segundo lugar, la iniciativa White House Council for Community Solutions, que utiliza un enfoque participativo similar para implicar a la sociedad civil en los principales
desafíos sociales. Ambas iniciativas han sido criticadas por considerarse meras formas de aumentar el
voluntariado para reducir el gasto público sin prestar atención a los cambios sistémicos necesarios para
compensar las desigualdades existentes. La eficacia de este enfoque aún no está del todo probada. Sin
embargo, estos ejemplos ilustran la posibilidad de lograr más avances hacia el cambio social a gran escala,
que para ser realmente efectivo necesita un movimiento mucho más amplio de personas y organizaciones
no lucrativas, gobiernos, empresas y la gente trabajando juntos hacia una meta común. (NEF, 2010).
Impacto aislado
En el extremo opuesto del esquema de colaboración se encuentra lo que se ha descrito como el impacto
aislado, «un enfoque orientado hacia la búsqueda y la financiación de una solución representada en
una sola organización, combinada con la esperanza de que las organizaciones más efectivas crecerán o
se replicarán para ampliar más su impacto» (Kanier y Kramer 2011). Muchas organizaciones del sector
social continúan con un impacto aislado, como las alianzas público-privadas o las interacciones entre la
economía de subvenciones y el sector no lucrativo, para abordar un problema social específico sin la implicación del mercado ni el Estado. Esto se hace patente cuando las entidades no lucrativas pueden competir por una determinada subvención y, en vez de demostrar su capital relacional, tienden a demostrar
su potencial como organizaciones individuales capaces de superar el desafío —lo que perpetúa la trampa
del impacto aislado—. Aunque ninguna organización creó los problemas del mundo es obvio que ninguna
es capaz de solucionarlos. Los defensores del impacto colectivo sugieren que la transición del impacto
aislado al colectivo precisa de un enfoque sistémico que se centre en la relación entre las organizaciones
y los avances hacia los objetivos compartidos. (Kanier y Kramer, 2011)
Polinización cruzada, abejas,
árboles y polinizadores
Cómo fomentar una colaboración intersectorial exitosa es otro debate que lleva vigente desde la publicación en los noventa del revolucionario Cannibals with forks (‘Caníbales con tenedor’), un libro que hablaba
de la simbiosis de las alianzas entre el gobierno, la sociedad civil y la industria, y en el que surgió la idea
de la «coopetición» o competencia cooperativa. Todo esto ha evolucionado más recientemente al concepto de la polinización cruzada (o intercambio) de conocimiento, es decir, influir desde el punto en que las
innovaciones sociales empiezan a ganar terreno en el mundo de la empresa. El trabajo del Instituto de
Biomimética73 es un claro ejemplo de esto, una fundación no lucrativa creada por prestigiosos biólogos y
ambientalistas que estudian el potencial de los patrones, procesos y sistemas de la naturaleza para poder replicarlos en el diseño de productos y servicios. Un grupo de líderes empresariales sin prejuicios han
adoptado estas ideas y las han incorporado a sus procesos de innovación con resultados sobresalientes
en una amplia gama de sectores, como la arquitectura o los servicios de saneamiento.
Otro ejemplo de polinización cruzada es el de General Electric Company, que desarrolló su «Ecomagination Challenge»74 inspirado —tal vez impuesto— por el sector medioambiental. La iniciativa le supuso
unos ingresos de 70.000 millones de dólares durante los primeros cinco años. La campaña «Mira detrás
de la etiqueta» de la cadena Marks & Spencer’s75 también ha cosechado un éxito notable, influido por el
73http://biomimicry.net/
72 M-PESA es el nombre de producto de un servicio de transferencia de dinero a través de teléfonos móviles para Safaricom, que es
un afiliado de Telkom Kenya y Vodafone (www.safaricom.co.ke).
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
74www.ecomagination.com
75www.marksandspencer.com
128
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
movimiento del comercio justo, los derechos de los animales y otros grupos de presión, y ya ha cundido el
ejemplo. «Creo que estamos en uno de esos periodos en los que por varias razones vamos a ver destrucción creativa a una escala casi inimaginable. La pregunta es en qué lugar del mundo puede uno buscar
pistas de cuáles serán los nuevos modelos de negocio, las nuevas mentalidades y las nuevas tecnologías,
y cómo funcionarán. Sería raro que la respuesta la halláramos en empresas ya consolidadas, porque estas siguen funcionando y tratando de ganar eficiencia con modelos y mentalidades antiguos. Uno tiende
a fijarse en los límites de los sistemas, y ahí es de donde cabe esperar que vengan las nuevas soluciones»
(entrevista a John Elkington de INSEAD en 2011).
Como se ha dicho, la libre circulación de información y recursos financieros
a través de sectores y fronteras contribuye al intercambio de ideas.
Sin embargo, la colaboración efectiva y a gran escala es más probable
cuando existe una interacción entre las abejas (pequeñas organizaciones
ágiles o empresarios capaces de polinizar de forma cruzada sus ideas) y
los árboles (instituciones más grandes con arraigo y fortaleza). El papel
de los conectores, intermediarios o emprendedores que enlazan ideas,
recursos y financiación también es útil, y el creciente sector de las redes
internacionales, como Social Innovation Exchange76, está empezando a crear
esta red de redes para fomentar la innovación social.
Condiciones para el éxito
Kanier y Kramer sugieren cinco condiciones esenciales para obtener buenos resultados con las iniciativas de impacto colectivo, que sirven de directrices para potenciar el impacto social de cualquier colaboración intersectorial. Son las siguientes:
Plan de acción común: la visión compartida para el cambio, que incluye una noción común del problema y
un enfoque conjunto para resolverlo mediante las acciones acordadas, es importante para evitar que las
energías y recursos se desvíen en diferentes direcciones. Para alcanzar este objetivo puede necesitarse
un esfuerzo considerable y en este sentido los financiadores pueden desempeñar un papel clave.
Medición compartida: un conjunto común de indicadores contribuye a garantizar que todas las partes
implicadas estén en la misma sintonía, asuman responsabilidades y sean capaces de aprender de los
éxitos y fracasos de cada cual.
Actividades que se refuerzan mutuamente: no es solo la fuerza de los números; el poder de la acción
colectiva proviene de actividades coordinadas con divisiones claras de responsabilidades para afrontar
las múltiples causas de los problemas sociales.
Comunicación continua: fomentar la confianza entre entidades no lucrativas, empresas, gobierno y organizaciones de la sociedad civil es crucial para lograr una colaboración efectiva, y esto se refuerza con
reuniones periódicas bien organizadas y canales de comunicación claros.
Apoyo central: personal especializado que se dedica a planificar, dirigir y prestar apoyo a la iniciativa, así
como a proporcionar recursos de comunicación, administración y tecnológicos para garantizar la buena
marcha de esta.
76 www.socialinnovationexchange.org
129
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Referencias principales
Bastianel, T. (2011)
«Big Society or Collective Impact?», Stanford Social Innovation Review.
Dees, G., B. Battle Anderson y J. Wei-skillern (2004)
«Scaling Social Impact: Strategies for spreading social innovations», Stanford Social Innovation Review.
Elkington, J. (2008)
«Partnerships from Cannibals with forks: The Triple Bottom Line of 21st Century Business.», Capstone Publishers.
Etzkowitz, H., y L. Leydesdorff (2000)
«The dynamics of innovation from National Systems and Mode 2 to a Triple Helix of university-industrygovernment relations», Research Policy 29 (109-123).
Kania, J., y M. Kramer (2011)
«Collective Impact», Stanford Social Innovation Review, N.º 43, invierno.
Murray, R., J. Caulier-Grice y G. Mulgan (2010)
The Open Book of Innovation, The Young Foundation y NESTA.
NEF (2010)
«Cutting it: the Big Society and the new austerity», New Economics Foundation.
Phills Jr., J. A., K. Deilglmeier y D. T. Miller (2008) «Rediscovering Social Innovation», Stanford Social
Innovation Review, otoño de 2008.
130
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Sostenibilidad económica
y viabilidad a largo plazo
Lo que hace a los emprendimientos sociales diferentes de las organizaciones sociales tradicionales es
su capacidad de generar valor económico además de valor social y, en principio, utilizar este valor combinado para mantenerse en el futuro. Si bien el campo de la innovación social incorpora cada vez más
mecanismos de apoyo financiero que contribuyen a poner en marcha nuevas iniciativas, lo que no está
tan claro es cómo lograr la viabilidad a largo plazo. A continuación exploramos la compleja relación entre
la innovación social y la sostenibilidad económica.
Uno de los retos habituales de cualquier organización de carácter social
es conseguir capital, componente esencial para crear una organización,
lucrativa o no, para ofrecer servicios a clientes y consumidores, para
crecer, prosperar y sobrevivir en el futuro. Asimismo, el mercado del capital
social, como cualquier otro, requiere eficiencia, transparencia y resultados
medibles para asegurar un crecimiento sostenido. Sin embargo, estas
características no siempre se consiguen, circunstancia que se ha dado en
llamar el «desafío del capital» (Emerson, 2006).
Desafío del capital
Las principales preocupaciones expresadas en torno al mercado de capital social son: 1) los altos costes
de las transacciones, 2) la falta de transmisión de información adecuada, 3) la falta de respuesta del
mercado, 4) la falta de conexión entre la actuación de las organizaciones y la asignación de capital, 5)
la falta de estándares y definiciones comunes, 6) la falta de intermediación, y 7) la falta de un planteamiento común de la relación entre el riesgo y los diversos beneficios. Asimismo, Emerson sostiene que los
instrumentos financieros disponibles (en gran parte, subvenciones y préstamos) no son adecuados para
crear la inversión de capital real en las empresas sociales emergentes con ánimo de lucro que tratan de
ampliar su actividad. (Emerson, 2006).
En este contexto, uno de los principales problemas para las empresas sociales es la dificultad de mantener un crecimiento sostenido. Esto no solo se debe al acceso limitado al capital riesgo, al capital de
crecimiento y al conocimiento técnico altamente especializado sobre riesgo y crecimiento, sino también a
la dificultad de equilibrar las presiones sociales, económicas y medioambientales contrapuestas. Mucho
se ha escrito sobre la triple cuenta de resultados, el retorno de la inversión social y el valor combinado,
pero la necesidad de garantizar la misión social continúa primando sobre los intereses de los inversores
y sigue siendo una cuestión vital para los emprendimientos sociales. (Elkington, 2008).
Emerson recomienda una serie de elementos básicos para afrontar este
desafío y mejorar las condiciones del crecimiento sostenido en su artículo
sobre el capitalismo 3.0, que define como «una oportunidad para salir de
los límites que hemos creado nosotros mismos y una manera normal de
entender la naturaleza del valor y de organizarse para obtener el máximo
valor». A continuación de describen las estrategias:
131
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Cuadro 13. Estrategidas del Capitalismo 3.0
• Dibujar el mapa del mercado del capital social con los tipos de beneficios, las condiciones de inversión y el riesgo
• Definir el mercado de una nueva clase de activos centrados en el beneficio combinado (explorando la motivación de
los inversores y los perfiles de riesgo)
• Desarrollar marcos políticos de apoyo para las necesidades de los profesionales y de los inversores (a nivel nacional e internacional)
• Fomentar estrategias viables para la diversificación de capital (los inversores ya pueden obtener beneficios de
mercado en valores ofrecidos por determinadas entidades no lucrativas, como Habitat for Humanity)
• Expandir la función que desempeñan los intermediarios de financiación
• Hacer un llamamiento a las fundaciones para que tomen la iniciativa de crear instrumentos de inversión
estructurados que generen múltiples beneficios, tanto para el inversor como para el profesional
• Crear nuevas formas de colaboración capaces de mejorar la eficiencia, movilizando el capital de inversión y
compartiendo prácticas emergentes
• Diversificar el capital social
• Crear un fondo internacional para proporcionar financiación secundaria
Fuente: Emerson, J. y Bonini, S. (2006)
Mecanismos de apoyo financiero
Aunque el crecimiento a largo plazo sigue planteando un reto considerable, existe una serie de mecanismos
financieros para apoyar la innovación social en sus primeras etapas de desarrollo, que comprenden desde
donaciones de fundaciones y filántropos hasta fondos de inversión socialmente responsables, pasando por
diversos mecanismos de financiación pública y las plataformas online para las donaciones de particulares.
A continuación destacamos solo algunos de los numerosos mecanismos disponibles de cada sector.
De la economía de subvenciones: esta puede parecer la parada obligada más obvia de una nueva
innovación social, con oportunidades que comprenden desde la financiación directa para emprendedores sociales individuales (como Ashoka, la Skoll Foundation y UnLtd) hasta galardones y premios de
reconocimiento. En la actualidad hay 25 organizaciones filantrópicas en todo el mundo que conceden
premios relacionados con la innovación social, con sumas que normalmente ascienden hasta los 50.000
dólares, como por ejemplo los premios de la Schwab Foundation. Otros mecanismos de subvención son
las ayudas rápidas, obras benéficas de duración limitada —en las que la financiación se concede durante
un periodo limitado de tiempo—, concursos y premios, como el de 10 millones de dólares que otorga la
XFoundation para desafíos relacionados con vehículos sostenibles o el genoma humano. También son
habituales las microsubvenciones para financiar pequeñas actividades de I+D, como las donaciones y la
inversión social para empresas sociales.
El papel de los intermediarios en la economía de subvenciones cada vez reviste más importancia, ya que
ayudan a encontrar donantes para los proyectos, especialmente a escala micro, como la plataforma de
donaciones Kiva, ebays filantrópicos y otras plataformas de donantes. La inversión relacionada con misiones es un sector en crecimiento para fomentar la innovación social por medio de diversos mecanismos,
como la inversión estratégica, por ejemplo, de la Fundación Bill Gates, la filantropía de riesgo de la Robert
Wood Johnson Foundation y los fondos mutualistas filantrópicos, como el Acumen Fund. Aspectos como
la gobernanza, la responsabilidad, la capacidad, la formación, la regulación y la supervisión son temas
habituales de interés en la economía de subvenciones para la innovación social.
132
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
De la economía de mercado: la segunda puerta a la que llamar para financiar la innovación
social es el sector privado. Los programas de responsabilidad social de determinadas empresas
suelen incluir, por ejemplo, una combinación de subvenciones a iniciativas sociales que estén
en sintonía con los valores principales de la empresa, como es el caso del apoyo de Unilever al
Marine Stewardship Council, el interés de los accionistas por modelos de negocio híbridos tales
como M‑PESA de Vodafone, y alianzas estratégicas como Grameen-Danone o BASF-Gain. Los
compromisos de las empresas de apoyar a un determinado sector social es otra fuente de financiación para la innovación social (por ejemplo, el compromiso de Walmart de invertir en energías
renovables o productos orgánicos certificados).
Como se ha dicho, la inversión ética es un sector con gran capacidad de
crecimiento,77 desde fondos de pensiones públicos que adoptan normas
éticas (como es el caso del fondo de pensiones del Gobierno noruego)
hasta la inversión con impacto social y orientada a misiones de las
fundaciones con intereses en aspectos concretos, como el comercio justo o
la tecnología del medio ambiente. Los fondos de las empresas sociales y el
nuevo capital riesgo es otro sector emergente, con Triodos Bank como claro
ejemplo de una institución financiera que solo invierte en empresas que
demuestran la generación de valor social o medioambiental. Los fondos de
riesgo social, como Bridges o Community Venture del Reino Unido, son otro
mecanismo para las nuevas empresas, al igual que los préstamos a obras
benéficas (por ejemplo, el Charity Bank del Reino Unido), el capital benéfico
(instituciones benéficas que invierten en empresas de nueva creación),
la inversión filantrópica para el crecimiento, los fondos destinados a I+D
(como Caja Laboral de Mondragón, que concede créditos para la puesta en
marcha de nuevas cooperativas).
El sector de las instituciones financieras sociales está en franco crecimiento, desde bancos éticos
como Triodos Bank, el UK Cooperative Bank del Reino Unido o la Banca Ética en Italia, hasta las cooperativas bancarias, donde el banco es propiedad de los miembros a razón de un voto por miembro,
con ejemplos en España e Italia. Otra fuente de financiación social son las cooperativas de crédito,
que difieren ligeramente de las cooperativas por el hecho de que no piden préstamos externos, con
una importante presencia en Canadá, con 427 miembros de la Federación Nacional de Cooperativas
de Crédito. Otras estructuras pueden ser las cooperativas de garantía financiera, los intermediarios
de carácter social (como Zopa), los denominados business angels y los bancos mayoristas.
A un nivel menos institucional, los préstamos entre particulares, donde es pionera Kiva, se
están convirtiendo en una opción cada vez más frecuente para financiar iniciativas sociales,
como lo es el sector de los microcréditos, con el Grameen Bank, BRAC y ASA como principales
exponentes, y la nueva modalidad de financiación colectiva o crowd-funding. Monedas alternativas, como la libra de Totness, también se están estableciendo en diferentes países europeos
y Japón como mecanismos para reforzar las economías locales para potenciar la producción y
el consumo de la zona.
77 Según el Social Investment Forum, la inversión social en EE. UU. representa actualmente el 11% del patrimonio total bajo gestión, y
un estudio reciente de la Young Foundation reveló que el año pasado en el Reino Unido se realizaron inversiones sociales por valor
de 165 millones de libras.
133
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Del sector público: los gobiernos son actores clave en los puntos de contacto de la innovación
social, tanto por el interés político de proveer bienes sociales como por la creciente necesidad
de interactuar con la economía de mercado y la sociedad civil para alcanzar dichos objetivos.
Algunos de los mecanismos internos de financiación son: derivar parte de los presupuestos
de un departamento a la innovación, fondos dedicados a la innovación (como el fondo de 700
millones de dólares para la innovación en educación de EE. UU. o el fondo de 220 millones de
dólares para la innovación del Sistema de Salud Británico), presupuestos transversales, presupuestos integrales locales y presupuestos basados ​​en resultados. Otras herramientas de financiación pública innovadoras son los sistemas de elaboración de presupuestos online (como la
calculadora de presupuestos en Australia), las cláusulas sociales de los contratos públicos y el
pago destinado a la innovación.
Los fondos públicos para la innovación también desempeñan un papel
importante de apoyo a la innovación. Es el caso, por ejemplo, de la
Fundación Nacional de Innovación de la India, que apoya la innovación
popular, o el Fondo de Innovación de Finlandia, que promueve la
investigación y el desarrollo. Otros fondos actúan como fondos de capital
riesgo públicos internos, tales como el Invest to Save Budget del Reino
Unido para la innovación transversal, o el Enterprise Challenge de Singapur.
Algunos gobiernos también están haciendo extensiva la innovación a los
servicios, como en el caso de los Fondos de Innovación Regional de la India
y el Reino Unido.
La participación ciudadana en la financiación de la innovación social
es otra área que cobra protagonismo: por ejemplo, los presupuestos
participativos (donde los ciudadanos definen las prioridades locales) y la
votación pública para la asignación de subvenciones, como en el caso de
la iniciativa «The People’s 50 Million» del Big Lottery Fund (‘Gran Fondo de
la Lotería’) del Reino Unido. El seguimiento de la financiación pública y las
auditorías open source son otros mecanismos de participación ciudadana
en la inversión pública.
En algunos casos, los impuestos para inducir el comportamiento socialmente responsable
constituyen una fuente de ingresos para la innovación social, tales como las tasas de congestión con exenciones para los vehículos eléctricos, y el impuesto sobre el vertido de residuos
para financiar las actividades de reciclaje. Otros ejemplos son uno de los impuestos para la
mejora del entorno urbano (como el impuesto olímpico de Londres) o impuestos municipales
voluntarios como los impulsados por Antanas Mockus en Bogotá. Otro mecanismo fiscal habitual para apoyar la innovación social es la exención fiscal para obras benéficas y entidades sin
ánimo de lucro.
Finalmente, los gobiernos también juegan un papel como inversores a través de bonos locales, fondos de inversión social, fondos de inversión de empresas sociales (como el fondo de inversión social
de 100 millones de dólares del Departamento de Salud del Reino Unido), la financiación híbrida, las
empresas conjuntas, las iniciativas de financiación pública y la inversión preventiva (como el Justice
Reinvestment Programme de EE. UU.).
134
135
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Marcos de inversión social
Figura 28. Marco del capital de Emerson, adaptado por Gregory Dees
Dada la gran cantidad de tipos de innovación social y de los distintos
requisitos financieros en función de la fase en la que se encuentre la
iniciativa, no es raro que surjan un sinfín de oportunidades de inversión.
Autores importantes han elaborado una serie de marcos para ayudar a
organizar este variado espectro atendiendo a los diferentes niveles de
participación deseada de los inversores, así como a las diferentes etapas
de desarrollo de una empresa social y su grado de madurez. Veamos dos
ejemplos. El Mapa de vehículos de inversión de dos ejes de Bolton indica
los diferentes grados de participación de los distintos tipos de inversores,
desde entidades benéficas hasta empresas comerciales, tal como se ilustra
en la Figura 27.
Figura 27. Mapa de vehículos de inversión de dos ejes de Bolton
Alto nivel de implicación
Filantropía empresarial
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Empresa Comercial
Empresa Social
Fase desarrollo empresa
Desarrollo marco temporal
Etapa inicial
y de puesta
en marcha
Business angels, empresas
de capital riesgo
Segunda
etapa
Inversores de capital
privado en segunda ronda
Etapa de
salida o
sostenible
Oferta pública inicial o
empresa de capital privado
Maximizar el valor económico
El espacio de la
empresa “híbrida”
Donantes individuales,
fundaciones de la corriente
principal, apoyo en especie
y voluntarios
De 0 a 2
años
Entrada financiación del
sector público y donantes o
fundación en segunda ronda
De 2 a 5
años
Base de financiación
diversificada, ampliación de
donantes directos e ingresos
5 años
o más
Maximizar el valor socioeconómico
Maximizar el valor social
Fuente: Emerson y Spitzer (2007)
Capital riesgo
Modelos de financiación no lucrativos
Beneficencia
Empresarial
Concesión de
subvenciones
tradicional
Préstamo bancario
Bajo nivel de implicación
Fuente: Emerson y Spitzer (2007)
El Marco del capital de Emerson muestra un mapa más complejo de los
diferentes tipos de inversores que considera tres variables: la etapa de
desarrollo de la organización (desde la puesta en marcha hasta el cese de
la actividad), la antigüedad de la iniciativa y su orientación estratégica, ya
sea maximizando el valor económico o el valor social, o en el terreno de la
empresa híbrida. La Figura 28 muestra el lugar que ocupan los distintos
inversores en este marco.
Un desafío clave para muchos actores en el campo de la innovación social es
la falta de conexión entre los beneficiarios y los clientes. Normalmente, una
organización sin ánimo de lucro canaliza la financiación de los que pueden
pagar (los clientes) hacia los que no pueden (los beneficiarios), por lo que se
necesitan dos modelos de negocio: una para el programa y otro para su financiación. Las entidades sin ánimo de lucro suelen tener un alto grado de
sofisticación a la hora de proporcionar programas a los beneficiarios, pero mucha menos claridad en lo relativo a la financiación. Un sondeo elaborado con
entidades sin ánimo de lucro en EE. UU. ha puesto de manifiesto que el 45%
de las empresas medianas cuenta con menos de tres meses de reservas de
funcionamiento, y que 1 de cada 4 organizaciones medianas sostienen que su
objetivo financiero principal es acabar sin pérdidas (en lugar de lograr reservas
de efectivo o excedentes para los años menos propicios).78 Sin lugar a dudas,
el sector no lucrativo, en que el cliente es el beneficiario del servicio o producto,
dispone de mucha más claridad financiera. Los autores Foster, Kim y Christensen han elaborado una clasificación útil de los diferentes tipos de modelos de
financiación de entidades sin ánimo de lucro que ayuda a clarificar cuál es el
modelo más apropiado, tal como se muestra en la Tabla 31.
78http://socialinnovation.ca/community/buzz/scary-numbers-brave-members-most-nonprofits-small-businesses-are-suffering-from-finan
136
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Tabla 31. Diez modelos de financiación no lucrativos
Modelo
financiación
estrategia
Conector
vocacional
Muchas
donaciones
individuales
Causas que calen en el gran público de todos los niveles de ingresos, mensajes
simples y concisos, identificar temas que capten la atención
Creador de
beneficiarios
Muchas
donaciones
individuales
Confiar en las personas que han prestado un servicio (por ejemplo, en
hospitales, universidades) y tengan una relación permanente con los
beneficiarios, temas que ofrecen un servicio individual y un bien social
Motivador
de socios
Muchas
donaciones
individuales
Ofrecer servicios que los miembros ya buscan, problemas que forman parte de
su vida cotidiana, actividades de recaudación de fondos que implican a socios
Gran aportador Una persona o
unas cuantas
personas /
fundaciones
Abordar un tema específico de interés personal para los principales
financiadores, a menudo de ámbito medioambiental (un territorio determinado)
o médico. Identificar a personas adineradas interesadas en la causa, buscar un
impacto efectivo y duradero
Proveedor
público
Financiación del
gobierno
Colaborar con organismos públicos para ofrecer servicios sociales básicos (por
ejemplo, vivienda o educación), importantes para que la organización obtenga
mejores resultados que la competencia
Innovador de
políticas
Financiación
del gobierno
Diseñar soluciones para proporcionar bienes sociales más eficaces y menos
caros, planteamientos innovadores para lograr un cambio duradero que
requieren colaborar con el gobierno
Intermediario Financiación del
de beneficiarios gobierno
Organizaciones que compiten por los fondos públicos para prestar un servicio
social básico, que necesitan demostrar la superioridad del servicio
Reciclador de
recursos
Financiación
corporativa
Recibir aportaciones en especie de particulares y organizaciones, y
redistribuirlas entre los más desfavorecidos, con necesidad de atraer
financiación adicional para cubrir los gastos generales
Creador de
mercado
Mezcla de
financiadores
Combinación de donantes altruistas y pagos de las fuerzas del mercado, sobre
todo cuando por razones éticas no es apropiado actuar en condiciones normales
de mercado (por ejemplo, pagar los trasplantes de hígado). Grupo de proveedores
de fondos con interés financiero, a menudo relacionados con la salud
Nacionalizador Mezcla de
financiadores
local
Red nacional de organizaciones locales con financiación local para temas
de relevancia local (vivienda, educación, etc.), donaciones individuales y de
empresas, muy pocas ayudas del gobierno
137
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
La creación de valor sostenible
Para concluir este apartado reflexionamos sobre la necesidad de investigar más a fondo modelos de
negocio exitosos para la innovación social. Aunque como ya se ha dicho existe una gran cantidad de
oportunidades para iniciar la innovación social, no existe un gran conocimiento de lo que significa la
creación de valor sostenible. Se pueden extraer conclusiones del mundo de la RSE, donde las iniciativas
orientadas al rendimiento, colaborativas, innovadoras y responsables son las que sobreviven. Tania Ellis,
una importante autora danesa que aborda las oportunidades de negocio socialmente responsables,
proporciona un modelo útil como prueba para la creación de valor sostenible, lo que se conoce como
las 4 «C» de los ingredientes claves para el éxito: propósito Claro (incluido el compromiso del consejero
delegado), el compromiso Corporativo (que la RSE sea adoptada en toda la empresa), la Cocreación
colaborativa (que los principales interesados se conviertan en socios clave) y Comunicación clara (con
sinceridad y transparencia).
———
Referencias principales
Bugg-Levine, B., y J. Emerson (2011)
Impact Investing. Transforming how we make money while we make a difference, Jossey Bass.
Ellis, T. (2012)
The New Pioneers. Sustainable Business Success Through Social Innovation and Social Entrepreneurship,
John Wiley & Sons.
Emerson, J., y J. Spitzer (2007)
«From fragmentation to function, Social capital markets Critical Concepts and Writings on Social Capital
Markets’ Structure, Operation, and Innovation.», Skoll Centre for Social Entrepreneurship, Oxford Saïd
Business School.
Emerson, J., y S. Bonini (2006)
«Capitalism 3.0. Exploring the future of capital investing and value creation» (www.blendedvalue.org).
Foster, W., P. Kim y B. Christiansen (2009)
«10 Non Profit Funding Models», Stanford Social Innovation Review, 26, primavera de 2009.
Murray, R., J. Caulier-Grice y G. Mulgan (2010)
The Open Book of Innovation, The Young Foundation y NESTA.
Nicholls, A. (2009)
«We Do Good Things Don’t We?: Blended Value Accounting In Social Entrepreneurship. Accounting,
Organizations and Society», 34.6-7, págs. 755-769.
138
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Tipo de innovación
A pesar de que la innovación social se basa en infinidad de trabajos de investigación solventes relativos a
la innovación en los campos de la medicina, la tecnología y los negocios, es todavía una ciencia inmadura
y no existe consenso sobre cuáles de los diferentes modelos son los más adecuados para abordar los
problemas sociales. Las páginas siguientes exploran algunos de los distintos tipos de innovación social,
haciendo hincapié en la innovación abierta como mecanismo dinámico para acelerar el cambio social,
así como en los principales desafíos que afrontan los innovadores sociales.
El economista y politólogo austriaco Schumpeter fue uno de los primeros en definir distintos tipos de innovación,
lo que a menudo se conoce como Marca 1 y Marca 2, siendo la primera promovida por emprendedores o «espíritus salvajes», y la segunda —un modelo posterior— dirigida por las grandes empresas que cuentan con los
recursos y el capital necesarios para invertir en investigación y desarrollo. Como ya se ha dicho en capítulos anteriores, la innovación social surge a partir de un espectro más amplio de actores (gobiernos, empresas sociales,
organismos que conceden subvenciones y familias) y también aparece en el complejo entramado de conexiones
entre estos subgrupos económicos distintos. Con todo, el proceso de destrucción creativa parece seguir produciéndose, en el que según la fórmula de Schumpeter la innovación tiene el poder para destruir lo viejo con el fin
de abrir el paso a lo nuevo. Las innovaciones sociales de hoy en día siguen en general el mismo proceso que las
nuevas «verdades» de principios del siglo XX, primero ridiculizadas, luego confrontadas con violencia y finalmente
aceptadas como evidentes. Un ejemplo de ello es la ridiculización de los tree huggers (término despectivo para
dirigirse a los ecologistas) de la que hizo gala la prensa británica hasta finales de los ochenta con Swampy y otros
activistas, y que contrasta con las importantes consultorías actuales en materia de sostenibilidad.
Producto o proceso
Hay dos líneas de investigación sobre la innovación: una que explora la innovación como si se tratara de
un proceso que depende de la creatividad individual, la estructura organizativa, el contexto ambiental y
los factores sociales o económicos, y otra que la trata como una consecuencia, que se manifiesta por
sí misma en nuevos productos y cada vez más servicios y métodos de producción (Nicholls, 2008). Los
responsables políticos, profesionales y financiadores suelen buscar mecanismos para diseñar contextos
que apoyen la innovación (sirva de ejemplo el reciente «hackatón» de MyBank’s79, donde un grupo de
hackers encerrados en un aula durante 48 horas diseñan aplicaciones móviles que ayudan a adquirir
conocimientos financieros), o el famoso ambiente de trabajo de Google, donde el descanso y los juegos
son elementos inherentes al diseño.
La innovación basada en resultados despierta un interés continuo en el que prosperará la nueva idea.
Por definición, la innovación basada en resultados no solo necesita ser nueva y novedosa, sino que además debe ser mejor y más efectiva que su predecesora. Asimismo, para que sea social —según explica
el gurú de la innovación Clayton Christensen— el cambio social debe ser su «objetivo principal», y no solo
un «subproducto en gran medida no deseado». Otros autores afirman que una innovación social también
debería ser más efectiva, justa y sostenible, y generar valor más social que individual, con independencia
de las motivaciones originales (Phills, 2008).
139
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Radical o incremental
Christensen distingue entre innovación catalítica (social) e innovación disruptiva (comercial), a la que describe como «un proceso por el cual un producto o servicio arraiga inicialmente en aplicaciones sencillas en la
base de un mercado y posteriormente pasa implacablemente a la parte alta de ese mercado para, en última
instancia, desplazar a competidores ya asentados» (Christensen, 2006). Este debate se sitúa en el contexto
de la eterna discusión en torno a la innovación incremental y radical, surgida en la década de los setenta.
Hay dos dimensiones de esta dicotomía. La primera es una interna, basada en el conocimiento y los recursos dentro de la organización; la innovación incremental se basa en las competencias existentes dentro de
una organización, mientras que la innovación radical aporta nuevas ideas que destruyen las competencias
existentes. La dimensión externa distingue a la innovación basada en la tecnología y en su impacto en la
competitividad del mercado. Una innovación incremental implicará mejoras en las tecnologías existentes,
mientras que una innovación radical creará algo totalmente nuevo que deje obsoleto todo lo anterior.
Emprendimiento o intraemprendimiento social
Otra distinción que se hace es dónde se produce la innovación social, si es dentro o fuera de una organización ya existente, lo cual tiene consecuencias tanto para la financiación como para la gestión. En las
condiciones adecuadas —de acuerdo con Ellis (2012)— cuando se cumplen las 4 «C» (propósito Claro, compromiso Corporativo, Cocreación colaborativa y Comunicación clara), el intraemprendimiento social puede
beneficiarse de la infraestructura, el apoyo financiero, los recursos humanos y la capacidad de investigación
de una organización, mientras que, en principio, los emprendedores sociales empiezan solos. En realidad,
ninguno de estos tipos de innovación se desarrolla aisladamente y ambos dependen de una red de múltiples actores, tanto internos como externos a la organización. Son ejemplos de intraemprendimiento social
Sam McCracken en la nueva compañía Native American Business de Nike, que aprovecha toda la fuerza de
la marca Nike para fomentar el atletismo entre las comunidades indígenas estadounidenses. En CEMEX80,
Luis Sota trabaja con ejecutivos de la compañía para desarrollar soluciones de viviendas a precios asequibles para los consumidores, y en Unilever Vijay Sharma encabeza el programa Shakti81, que apoya a las mujeres emprendedoras y la producción local en pueblos rurales de la India. Las ventajas e inconvenientes entre emprendimiento e intraemprendimiento para la innovación social no están todavía claras. Mientras que
por una parte el intraemprendimiento se beneficia de la estructura de apoyo existente, el emprendimiento
tiene mayor libertad en principio para ser radical, sin ninguna línea de productos existente que proteger.
La innovación estructural
Posteriormente, Henderson y Clark se dieron cuenta de que el modelo incremental radical no era suficiente para evaluar si una organización estaba en mejores condiciones que otra para involucrarse en la
innovación. Observaron dos dimensiones: el conocimiento de los componentes y el conocimiento de los
vínculos existentes entre ellos (conocimiento estructural) que los conduce al siguiente marco. Cuando
una innovación requiere el conocimiento de los nuevos componentes y también del nuevo conocimiento
estructural, esto conduce a la innovación radical. (Henderson y Clarke 1990).
80CEMEX ha desarrollado un programa de creación de viviendas de bajo coste para proveer de viviendas de calidad construidas con
cemento a familias con bajos ingresos en México (www.cemex.com).
79 MyBank es una ONG que se dedica a mejorar los conocimientos financieros de los jóvenes por medio de experiencias de
aprendizaje innovadoras (www.mybnk.org).
81 El programa de emprendimiento Shakti de Unilever ayuda a mujeres de zonas rurales de la India a crear sus pequeños negocios
como comercios directos al consumidor (www.unilever.com).
140
141
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Figura 29. Innovación arquitectónica
Tabla 32. Nueve principios de la innovación abierta
Alto impacto sobre conocimiento arquitectónico
Innovación
arquitectónica
Innovación
radical
Alto impacto
sobre
conocimiento
componentes
Bajo impacto
sobre
conocimiento
componentes
Innovación
incremental
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Innovación
modular
Bajo impacto sobre conocimiento arquitectónico
Fuente: Henderson (1990)
Este modelo es muy relevante para la innovación social, ya que por naturaleza se ocupa de los problemas
sociales complejos, que son poliédricos y hacen necesario un amplio conocimiento estructural. Según
este modelo, cuanto más conocimiento se adquiere acerca de los vínculos entre las múltiples dimensiones del problema (que pueden ser medioambientales, sociales o económicas), mayor probabilidad existe
de poder diseñar una solución radical.
Innovación abierta
La innovación abierta es un concepto elaborado a partir de los profesionales de la innovación en la industria de alta tecnología y que ahora despierta
cada vez más interés en el mundo académico. Se ha descrito como el «uso
deliberado de las entradas y salidas de conocimiento para acelerar la innovación interna y expandir los mercados para el uso externo de la innovación»
(Chessborough et al., 2006). La innovación abierta implica la libre circulación
de ideas, conceptos y procesos a través de los grupos de interés. Los usuarios
se involucran en el diseño de los productos y se utiliza una serie de herramientas para fomentar la diversidad de entradas de conocimiento. Se ha demostrado que este proceso promueve y asimila rápidamente las ideas, y por eso
es tan relevante para la innovación social, donde existe un interés no tanto
por capitalizar la propiedad intelectual sino más bien por estimular una mayor
aceptación de la idea. La siguiente tabla muestra los nueve principios de la
innovación abierta.
Perspectiva
espacial
La investigación, la tecnología y el desarrollo de productos son globales
Perspectiva
estructural
La división del trabajo ha aumentado y las cadenas de valor están disgregadas
Perspectiva de
los usuarios
Los usuarios se integran en el proceso de innovación para ayudar a identificar sus necesidades
Perspectiva de
los proveedores
El mercado descendente se investiga menos, pero puede aportar ventajas al proceso de
innovación
Perspectiva del
aprovechamiento
La mayoría de los estudios son sobre los mercados existentes, pero se trata de una nueva área
para el desarrollo futuro
Perspectiva de los Puede haber procesos de innovación de afuera hacia dentro, de dentro hacia fuera e integrados
procesos
Perspectiva de
las herramientas
Se utilizan instrumentos y herramientas para que los usuarios puedan crear su propio producto
(por ejemplo, SimCity)
Perspectiva
institucional
En lugar de inversores privados individuales, está abierta a la diversidad de actores
Perspectiva
cultural
Es fundamental crear una cultura que valore las habilidades externas
Fuente: Chessborough et al. (2006)
Métodos y herramientas para la innovación
Ya hemos hablado de algunos de los mecanismos financieros de apoyo a la innovación social, así como
de los actores principales involucrados en el proceso. Aquí exponemos algunos de los numerosos métodos para impulsar las condiciones de la innovación social: la estructura, mecanismos, sistemas y flujos de
la economía social que fortalecerían su capacidad para desarrollar y difundir la innovación.
En el sector público existen diferentes formas de organización para fomentar la innovación social.
Algunas de ellas son internas, como los emprendedores individuales o champions, unidades de innovación especializadas, equipos de innovación internos y equipos derivados (por ejemplo, MindLab
en Dinamarca), círculos de calidad para impulsar la mejora continua, agencias de innovación como
el NHS Institute for innovation and Improvement, y proyectos públicos. Otros toman la forma de brókeres o intermediarios, tales como Social Innovation Exchange o Innovation Exchange en Australia,
unidades de innovación móviles, aceleradores de la innovación como el laboratorio de innovación
de servicios públicos NESTA, organismos de asignación y administración de subvenciones internas o
externas, fundaciones puente e instituciones sectoriales especializadas. Y por último: colaboradores
profesionales, tales como comunidades de práctica, colaboradores de servicios o grupos de formación profesionales.
142
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Retos, incertidumbre y el camino a seguir
Un reto clave para implantar y mantener la innovación social es el de la gestión. Dado que las colaboraciones se extienden más allá de los límites organizativos, esto complica las formas habituales de autoridad
y control para los responsables, por lo cual las personas que participan en el proceso suelen hacerlo a
tiempo parcial, en organizaciones temporales o, en muchos casos, representando a varias organizaciones al mismo tiempo. Las condiciones extremas para los responsables de las colaboraciones en innovación se producen cuando estallan las incertidumbres tanto en el ámbito de la innovación técnica como
cuando se producen presiones en colaboraciones cruzadas (Moensted, 2011). Es necesario investigar
más a fondo la manera de crear mejores procesos de gestión y participación en sistemas distribuidos, en
los que varias partes colaboran para lograr un propósito social. En cuanto a las tendencias futuras, Chessborough y otros autores han identificado algunas áreas a tener en cuenta para la innovación abierta, que
resumimos a continuación reflexionando sobre cómo podrían afectar a la innovación social:
Cuadro 14. Tendencias futuras de la innovación abierta
Penetración en la industria
De pioneros a convencionales: las empresas de software están creando centros de I+D en los campus universitarios, y
los sectores biomédico, tecnológico, de alta tecnología y de software están participando en procesos abiertos.
Intensidad del I+D
De la tecnología punta a la tecnología básica: la innovación abierta se está extendiendo a la maquinaria, herramientas,
suministros médicos, alimentos, bienes de consumo y logística.
Desde grandes empresas hasta pymes
Nuevo tipo de empresas de nueva creación, las born global, que comienzan con la actividad internacional inspirada en
un mayor interés de las escuelas de negocios por la innovación abierta.
En solitario o con alianzas
Trabajo en colaboración. Por ejemplo, Apple contrató a un equipo de 35 profesionales de diferentes empresas para crear el iPod.
Universidades
De las torres de marfil a los intermediarios del conocimiento, con un papel cada vez mayor en la formación de nuevos
conocimientos en colaboración con el gobierno y la industria, y con cada vez más mecanismos de financiación de
carácter social de la UE y otras regiones.
Procesos
De aficionados a profesionales, prestando más atención a la medición, a pesar de que los indicadores de la innovación
abierta todavía deben investigarse con mayor profundidad.
Contenido
Del producto al servicio, que tiene implicaciones radicales para la desmaterialización y oportunidades para la
ecoinnovación en la economía social.
Propiedad intelectual
La propiedad intelectual deja paso a los bienes comercializables, que pueden facilitar una asimilación más rápida de las
nuevas ideas que funcionan.
Fuente: Enkel et al. (2009)
143
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Referencias principales
Storey, J. (2000)
«The management of innovation problem», International Journal of Management, volumen 4, n.º 3, ed.
World Scientific Publishing Company, págs. 347-369.
Christensen, C. (1997)
«The Innovator’s Dilemma. When Great Technologies cause Business to Fail.», Harvard Business School Press.
Enkel, E., O. Gassman y H. Chesborough (2009)
«Open R&D and open innovation: exploring the phenomenon», R&D Management, 39, (4) págs. 311-316.
Murray, R., G. Mulgan y Cualier-Grice (2008)
«How to innovate: the tools for social innovation».
Henderson, R., y K. Clarke (1990)
«Architectural Innovation. The reconfiguration of existing product technologies and the failure of
established firms.», Harvard University.
Moensted, M. (2006)
«Networking for innovation. Management through networks», capítulo 15, en Bernasconi, M., S. Harris y
M. Moensted (eds.): High-tech Entrepreneurship – Managing Innovation, variety and uncertainty, Routledge,
Oxon., págs. 242-261.
Moensted, M., y E. Bou (2011)
«Dilemmas and Challenges in managing innovation collaborations-Stretching management.», artículo
enviado a Technovation.
144
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
Escalabilidad y replicabilidad
145
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Figura 30. Difusión de la innovación
100
La forma en que se propagan las nuevas ideas ha sido objeto de estudio durante décadas, basándose
en la teoría ya consolidada de la difusión de las innovaciones elaborada por el sociólogo rural Rogers en
1962 en su libro titulado Diffusion of Innovations. Rogers propone cuatro elementos que influyen en la propagación de una nueva idea: la calidad de la propia innovación, los canales o medios de comunicación
por los que circulan los mensajes de una persona a otra, el tiempo (el periodo necesario para que se
adopte la innovación) y el sistema social en el que se enmarca. Asimismo, describe las siguientes cinco
etapas en la difusión de una innovación: 1) el conocimiento (cuando una persona está expuesta a una
innovación, pero carece de la información y aún no se siente motivada a buscar más información), 2) la
persuasión (la persona se muestra interesada y busca activamente más información), 3) la decisión (la
persona sopesa ventajas e inconvenientes y decide si adoptar o no la innovación), 4) la implantación (la
persona emplea la innovación de forma variable en función de la situación), y 5) la confirmación (la persona finaliza la decisión de continuar usando la innovación).
El proceso de innovación social puede variar, ya que el «cliente» al que tal vez haya que persuadir para
que financie o apoye una innovación social determinada —como se ha descrito en capítulos anteriores—,
no es necesariamente el «beneficiario» de la innovación propuesta. Esto significa que se pueden necesitar
dos procesos separados en la difusión, uno para el cliente y otro para beneficiario.
Difusión de la innovación
Rogers también señala los factores que afectan a la tasa de adopción y que
conviene observar en el contexto de la innovación social. Estos son: la ventaja relativa de la innovación (cuánto ha mejorado en comparación con las
generaciones anteriores), la compatibilidad (hasta qué punto la innovación
encaja en la vida de una persona o, en el caso de la innovación social, en el
contexto social correspondiente), la testabilidad (¿hasta qué punto se puede experimentar con ella? Cuando una persona tiene ocasión de probar la
innovación, aumentan las posibilidades de la que la acabe adoptando), y la
observabilidad (hasta qué punto la innovación es visible a los demás). Cuanto más visible es una innovación, más probabilidad hay de que sea comunicada a través de las redes. En los últimos años, el uso de las redes sociales
ha mejorado drásticamente la visibilidad y la rapidez de asimilación de todo
tipo de innovaciones.
Cuota de mercado %
Hay muchos tipos distintos de crecimiento para una nueva idea o producto.
Normalmente, en la economía de mercado el crecimiento se limita a los
límites de una organización (Facebook es un ejemplo reciente), mientras que
en la economía social el crecimiento tiende a ser más difuso, expandiéndose
a través de redes, multiplicándose y transformándose a través de los
diferentes actores. Aquí abordaremos algunas de las teorías en torno a
la adopción de nuevas ideas y los factores que influyen en la rapidez de
asimilación, observando las características para escalar y replicar las
innovaciones sociales.
75
50
25
0
Innovadores Usuarios pioneros Mayoría temprana Mayoría tardía Rezagados
2.5%
13.5%
34%
34%
16%
Con los grupos de consumidores adoptando una nueva tecnología (línea morada), su porción del
mercado (línea gris) eventualmente llegará a un nivel de saturación. Fuente: Rogers (2003)
Rogers desvela los diferentes grupos de personas involucradas en el proceso de adopción de cualquier
nueva idea: los innovadores, los primeros usuarios, la mayoría precoz, la mayoría tardía y los rezagados
(véase la Figura 30). No obstante, una limitación del modelo de difusión de la innovación de Roger es que
no contempla la fluidez de muchos procesos de innovación, como por ejemplo en el campo tecnológico,
donde puede haber múltiples iteraciones de un determinado producto en las diferentes etapas de su desarrollo. Tampoco tiene en cuenta, como sucede con muchas de las innovaciones sociales, si la innovación
es abierta, es decir, si los usuarios y otros muchos actores participan en el proceso de diseño y desarrollo.
La difusión generativa
El concepto de escalado tiene su origen en el sector manufacturero y se
basa en la lógica matemática de las economías de escala, que reducen los
costes operativos y aumentan los márgenes mediante un proceso lineal. Sin
embargo, en el caso de la innovación social, en que prevalece el objetivo
social sobre el financiero, la rapidez de difusión se ve favorecida frente al
crecimiento privado. El proceso suele ser más orgánico, ya que las ideas
van calando a medida que se transmiten, en lugar de expandirse de una
sola forma. Murray et al. han utilizado el término difusión generativa para
describir el proceso de difusión de la innovación social: difusión, porque la
innovación social se propaga —a veces caóticamente por varios caminos—, y
generativa, porque su adopción tomará nuevas formas, en lugar de replicar
un modelo idéntico. Asimismo, califican la propagación de la innovación
social como un «proceso de flujos más complejo de interacción y modificación
(...) análogo a la propagación de un producto químico líquido (...) también
denominado fisión, contagio, traducción y diseminación». La idea de los
146
147
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
microcréditos es un buen ejemplo de difusión generativa, una práctica
iniciada por Mohamed Yunus y el Grameen Bank, posteriormente adoptada
y adaptada por diferentes organizaciones de todo el mundo, como BRAC y
ASA, y actualmente considerada como un concepto que incluso los bancos
tradicionales están empezando a ofrecer, aunque en circunstancias muy
distintas a las de la idea original.
Sea cual sea el tipo de crecimiento que experimente una innovación, un
factor importante para que sea adoptada es la garantía de una gestión eficaz
de la oferta y la demanda. Por lo que respecta a la oferta, es importante
haber demostrado inequívocamente que la idea funciona, y en lo que se
refiere a la demanda, hay que tener la seguridad de que haya personas
u organizaciones que estén dispuestas a pagar por ello. Normalmente,
hay más recursos invertidos en el caso de la oferta: subvenciones, capital
de riesgo social y otros mecanismos financieros, con especial atención al
análisis de la eficacia, la relación calidad-precio y las posibles adaptaciones
de la innovación para adecuarse a diversos contextos. (Murray et al., 2010).
Al mismo tiempo, existe la necesidad de impulsar la demanda para el producto o servicio, y esto se
puede lograr de muchas maneras; por ejemplo, con campañas de promoción, de sensibilización e
informativas, como las campañas del Sistema Nacional de Salud del Reino Unido para reducir el tabaquismo o fomentar las dietas saludables. En segundo lugar, los grupos de usuarios y de activistas
fomentan la demanda de una determinada actividad, como el movimiento Critical Mass de aficionados a la bicicleta, formado por grupos locales autoorganizados que se apoderan de las calles con
sus bicicletas una vez al mes en diferentes ciudades del mundo y que animan a los usuarios a practicar el ciclismo urbano. Las marcas y certificaciones del comercio justo y los productos orgánicos
son otro mecanismo importante que se emplea para estimular la demanda de ciertos productos.
Los objetivos sociales son un elemento adoptado por los gobiernos para activar la demanda, como
por ejemplo la campaña 10:10 del Reino Unido, que se había fijado como objetivo reducir el 10%
de las emisiones de CO2 para el 10 de octubre de 2010. Por último, las campañas mediáticas y los
procesos de presión de los gobiernos son mecanismos alternativos para influir en la asimilación de
propuestas de la economía social. La capacidad relacional de una determinada innovación social
puede influir en la rapidez o la eficacia con la que es adoptada —y, en última instancia aceptada—
por la sociedad en general.
Modelos de organización para escalar
la innovación social
El tipo de crecimiento de la innovación social se ve influido por el modelo de
organización adoptado, y aquí hay varias opciones disponibles. El primero y
tal vez el más simple es el crecimiento de la organización que, como ya se
ha dicho, es muy habitual en la economía de mercado pero sorprendentemente raro en las innovaciones sociales. Las ONG y las pequeñas empresas sociales suelen encontrar difícil el crecimiento, en parte por las razones
financieras antes mencionadas, pero también por los cambios de gestión
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
interna que posiblemente deben adoptar, y que afectan a los estilos de liderazgo, a la cultura organizativa, a las estructuras de responsabilidad y a
posibles concesiones al objetivo social primordial para cumplir los objetivos
financieros. En los párrafos siguientes se ilustran algunos de los modelos de
organización utilizados para facilitar el crecimiento de la innovación social.
Las colaboraciones y alianzas son una estructura típica utilizada para no limitarse a los puntos de
contacto de la economía social, como ya hemos comentado. Estas pueden consistir en asociaciones
público‑privadas con objetivos comunes, modelos de alianza ONG-empresa, o redes multisectoriales.
En todos los casos, la expansión eficaz de la innovación social dependerá de las condiciones adecuadas de la colaboración. Un modelo interesante en este caso es el de las comunidades de práctica,
frecuentemente utilizadas en la innovación social del sector público, para reunir a grupos de personas
con el interés común de compartir conocimientos y experiencias a través de un proceso de aprendizaje
práctico, como la Community of Practice dirigida por el organismo británico IDEA.82
Las spin-offs son otro mecanismo para fomentar la innovación social, especialmente de empresas consolidadas o universidades con suficiente capacidad organizativa para apoyar el proceso. En general, las universidades pueden dar lugar a la creación de una empresa tecnológica tras establecer un producto o servicio a través
del apoyo al I+D interno, como es el caso de Innova de la UPC.83 En el sector privado, el método «Bunsha»
es otro mecanismo por el cual un director de una compañía puede elegir a un director dentro de esa misma
compañía para iniciar una nueva empresa, y apoyar esa empresa con capital financiero y otras necesidades.
Las fusiones y adquisiciones también se utilizan en la economía social para ayudar a las organizaciones a crecer no solo en tamaño sino también en lo relativo a la adquisición de nuevas tecnologías, las
capacidades, la difusión de riesgo y el aumento de eficiencia. Ages UK se creó a partir de la fusión de dos
instituciones benéficas relacionadas con la tercera edad (Age Concern y Help the Aged), y Actuable, la plataforma española de peticiones en línea, ha sido adquirida recientemente por la organización de mayor
tamaño Change, como se ha mencionado.
Las franquicias son modelos más típicos para escalar la innovación social, que favorecen la idea de la
difusión pero sin el reto del crecimiento interno de la organización. La Escuela de Emprendedores que se
creó en el Reino Unido es un buen ejemplo de ello. Actualmente, hay siete escuelas de la red; cada una
paga una tarifa plana de 10.000 libras, que incluye una guía de prácticas recomendadas, estándares de
calidad, recursos de formación, una web de marca propia, asistencia técnica, labor normativa, relaciones
con los medios e instrumentos de evaluación. La red HUB84, con sus centros de trabajo y de actividades
para emprendedores sociales, funciona con un esquema similar. Y otro ejemplo digno de estudio es el de
Riverford Organic Vegetables85, que ha franquiciado a sus distribuidores con 12 granjas hermanas que
trabajan como cooperativas de productores de la región para mantener la estructura pequeña y la producción local. En la actualidad, Riverford produce semanalmente 47.000 cajas de hortalizas ecológicas y
el HUB tiene presencia en 25 ciudades repartidas por los cinco continentes.
Las licencias son otra opción para expandir una innovación. En este caso, la innovación social se trans82 La iniciativa de mejora y desarrollo de los gobiernos locales IDEA cuenta con una serie de comunidades de práctica de diversos
temas, que se encuentran disponibles en https://knowledgehub.local.gov.uk/.
83pinnova.upc.edu, Universitat Politècnica de Catalunya.
84La red HUB está formada actualmente por 25 países (www.the-hub.net)
85www.riverford.co.uk
148
149
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
forma en propiedad intelectual y se autoriza a otros a utilizarla bajo licencia. No obstante, hay experiencias contradictorias de este modelo, en primer lugar, porque resulta difícil —y caro— proteger la propiedad
intelectual en los juzgados y, en segundo lugar, porque poner precio a la innovación crea una barrera
inmediata a su difusión.
El control frente a la rapidez de asimilación
Un factor que se considera que influye en la adopción de una innovación
social es el nivel de control que tiene el emprendedor social o el fundador
de la innovación sobre el producto o proceso. Un estudio de la difusión del
modelo de las comunidades autofinanciadas revela cierta evidencia de una
correlación inversa entre el nivel de control sobre una determinada innovación
social y la rapidez de aceptación (Murillo y Salsas 2010). Este modelo describe
seis niveles de control sobre una determinada innovación desde un modelo
centralizado con control total sobre la marca, la implantación y la supervisión
hasta un concepto establecido que puede ser utilizado por cualquier grupo.
Como se ilustra en la Figura 31, el modelo sugiere que cuanto menor sea el
control sobre la idea, más rápidamente será asimilada.
Las federaciones son un mecanismo popular para la economía social, mediante el cual se identifica a
los partidarios del modelo y se les proporciona el know-how y, lo que es más importante, la autonomía
para dirigir sus operaciones. Es el modelo que usan organizaciones muy conocidas y que favorece su
expansión internacional: es el caso de Greenpeace, Médicos Sin Fronteras y también de grupos locales,
como la Federación Catalana de ONG para el Desarrollo.
Con independencia del modelo de organización adoptado, cada vez existe
mayor interés por parte de una serie de actores en transmitir la información
adecuada para favorecer la adopción. Los mecanismos utilizados son
las plataformas temáticas, tales como la plataforma «350» dedicada al
cambio climático, eventos, ferias, medios de comunicación, asociaciones
y organismos semiprofesionales, manuales, guías y las redes de asesores.
Los medios de comunicación también desempeñan un papel clave como
transmisores de nuevas ideas. Sirva de ejemplo el programa de comedores
escolares de Jamie Oliver, que se convirtió en un gran estímulo para
promover la alimentación saludable en las escuelas (Murray et al., 2010).
Cuadro 15. La historia de Aspire, una franquicia fallida
Como es natural, no todas las innovaciones sociales son capaces de crecer y el modelo de crecimiento que se
elija es fundamental. Aspire, una empresa social británica que empleaba a personas sin hogar en un negocio de
venta por catálogo de productos de comercio justo, es un ejemplo de que las franquicias sociales también pueden
fracasar. La empresa se creó en 1999 con el apoyo de Prince’s Trust con el objetivo social de ayudar a las personas
sin hogar a reinsertarse en el mercado laboral. Al cabo de dos años, decidió expandirse con un modelo de
franquicias, con una facturación de 1,6 millones de libras y una inversión asegurada de 400.000 libras. En 2004
entró en bancarrota.
La decisión por las franquicias fue para aumentar el poder de compra, reducir costes y expandirse a nuevos
mercados. Sin embargo, poco después de crearse las franquicias, se vio claro que el modelo básico no era
sostenible. Las ventas fueron bajas, la línea de productos limitada, y trabajar con personas sin hogar no resultó
fácil para los franquiciados, lo que en conjunto dificultó el doble objetivo económico y social. A raíz de los pobres
resultados de las ventas por catálogo, Aspire diversificó sus actividades con la reparación de bicicletas y servicios
de limpieza, por lo que las relaciones con los franquiciados y su trabajo empezaron a dejarse de lado y acabaron
por desvanecerse.
Un análisis de este caso ha puesto de relieve que la franquicia solo funciona si el modelo de negocio original cuenta
con una base sólida y una marca fuerte. Además, debe haber una relación de apoyo constante entre el franquiciado
y el franquiciador. La franquicia no es una solución rápida, pero se adapta bien a las empresas sociales maduras.
Fuente: Jarvis (2006)
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Figura 31. Relación entre control y rapidez
+ Control
1. Centralización. Control total
sobre el concepto, la marca, la
implementación y la supervisión
2. Franquicia. Escogido sistema de FRANQUICIAS: cierta pérdida
de control pero crecimiento más rápido de grupos nuevos
3. PADI. Promotores internos forman a promotores
externos para expandir el modelo con mayor rapidez
4. Código abierto.
Apostar por la metodología disponible
de libre uso
5. Concepto.
El modelo se convierte
en una marca
+ Velocidad
Fuente: Murillo y Salsas (2010)
Teoría de la emergencia
Por último, abordaremos el concepto de la emergencia, que se ha venido
utilizando desde tiempos de Aristóteles para explorar la forma en que
los sistemas y patrones complejos surgen a partir de una infinidad de
interacciones relativamente simples. Tiene su origen en los éxitos y fracasos
150
REVISIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL
del enfoque reduccionista de la ciencia y la constatación de que todas las
leyes de la naturaleza no se pueden reducir únicamente a las leyes de la
física. La aplicación de la teoría de la emergencia a la innovación social se ha
centrado en el proceso por el cual esfuerzos locales y separados se conectan
entre sí como las redes, se consolidan como comunidades de práctica, y,
finalmente, desarrollan nuevos sistemas a un nivel de escala completamente
distinto. Esta teoría se inspira en los patrones en la naturaleza, donde los
sistemas se desarrollan a través no solo de la planificación o de jerarquías
top-down, sino también de una multitud de acciones interconectadas, cuyo
resultado es mucho mayor de lo que uno podría imaginar calculando la suma
de las partes individuales del sistema. A la hora de promover la innovación
social, más que invertir únicamente en emprendedores individuales, lo que
puede lograr un impacto mucho mayor es conectarlos con otras personas
afines, porque es así como se crean las condiciones para las redes y, en
última instancia, la posibilidad de un cambio sistémico, como se describe en
la tabla siguiente. (Wheatley P., 2010).
Cuadro 16. Ciclo de vida de la teoría de la emergencia
Etapa 1
Cada vez hay más coaliciones, alianzas y redes que se forman en todo el mundo para
crear el cambio social. Son fluidas por naturaleza, con miembros que entran y salen, y
son esenciales para la primera etapa de la emergencia.
Etapa 2
Comunidades de práctica: gracias a las redes, las personas que realizan trabajos similares
pueden ponerse en contacto y formar pequeños grupos autoorganizados. Estos grupos se
diferencian de las redes por el hecho de que esas personas se comprometen a ayudarse
entre sí y a servir a las necesidades de los demás, con la intención de avanzar en el campo de
práctica.
Etapa 3
Sistemas de influencia: la tercera etapa nunca se puede prever, porque es la repentina
aparición de un sistema que tiene poder e influencia reales, con iniciativas pioneras
desarrolladas al margen que se acaban convirtiendo en la norma.
Fuente: Wheatley (2010)
151
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Referencias principales
Dees, G., B. Battle Anderson y J. Wei-skillern (2004)
«Scaling Social Impact: Strategies for spreading social innovations», Stanford Social Innovation Review.
Rogers, E. (1962)
Diffusion of innovations, Nueva York: Free Press.
Murray, R., J. Caulier-Grice y G. Mulgan (2010)
The Open Book of Innovation, The Young Foundation y NESTA.
Mulgan, G., R. Ali, R. Halkett y B. Sanders (2007)
In and out of sync: The challenge of growing social innovations, Londres: NESTA.
Murillo, D., y J. Salsas (2010)
SFC. Globalising a Social Entrepreneurship Project, ESADE.
Emerson, J. (2003)
«The Blended Value Map: Tracking the Intersects and Opportunities of Economic, Social and Environmental Value Creation», www.blendedvalue.org.
Tracey, P., y O. Jarvis (2006)
«An enterprising failure. Why a promising social enterprise collapsed.», Stanford Social Innovation Review,
primavera de 2006.
Wheatley, P., y D. Frieze (2006)
«Lifecyle of Emergence. Using emergence to take social innovations to scale», Berkana Institute.
152
CUATRO EJEMPLOS INSPIRADORES DE INNOVACIÓN SOCIAL
4
Algunas lecciones
sobre la
innovación social:
de la práctica
a la teoría
153
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Los problemas sociales del mundo son tan complejos y diversos
que nunca habrá un único modelo válido para todos los tipos de
innovación social. La propia naturaleza de la innovación social
como una forma nueva y mejor de resolver los problemas sociales
significa que ni siquiera está en el interés de sus partidarios
crear definiciones o marcos adecuados, sino más bien crear
los entornos para el proceso de destrucción creativa con un
propósito social de prosperar. Es al definir esos entornos cuando
resultan útiles nuestras variables, porque nos ayudan a encontrar
respuestas a una serie de interrogantes: ¿existe una estrategia
para la viabilidad financiera a largo plazo? ¿Qué tipo de modelo
de innovación se está adoptando (abierto o cerrado)? ¿Cuál es la
relación entre los distintos sectores? ¿Hay suficiente libertad para
escalar la innovación?
En las páginas siguientes abordamos la relevancia de estas cinco variables
para los ejemplos que hemos seleccionado. También analizamos si son
parámetros útiles para entender si una determinada innovación social está
en la mejor posición para cumplir sus objetivos sociales y alcanzar el cambio
sistémico. O dicho de otro modo, ¿son estas variables indicadores del
potencial de innovación social?
Impacto social y distintas motivaciones que medir
Los cuatro casos están teniendo un impacto social positivo y en distinto grado están provocando un cambio sistémico. Esto es evidente sobre todo en el caso de Avaaz y el Banc dels Aliments de Barcelona, ya
que estas iniciativas priorizan la medición como parte de su cultura de excelencia organizativa. En ambos
casos, proporcionan cifras cuantitativas fácilmente interpretables para informar a los socios y donantes
acerca de los avances de su misión. La campaña del Gran Recapte d’Aliments se basa en objetivos y
logros claros, medidos en kilos de alimentos redistribuidos entre los más necesitados. Igualmente, las
campañas de Avaaz suelen basarse en el número de firmas de una petición determinada, por lo que
también son fáciles de medir.
Más allá de los datos cuantitativos, ambas organizaciones utilizan un lenguaje claro y sencillo para
comunicar el impacto, como en el caso del correo electrónico de fin de año que envía el fundador de
Avaaz destacando los principales logros, o el completo dossier de prensa del Banc dels Aliments. Como
ambas organizaciones dependen de una gran cantidad de personas que apoyan y financian la actividad, es importante para transmitir mensajes claros que tengan eco en una amplia representación de
la sociedad.
154
ALGUNAS LECCIONES SOBRE LA INNOVACIÓN SOCIAL: DE LA PRÁCTICA A LA TEORIA
Aunque existe toda una toda serie de complejos mecanismos de elaboración de informes que ayudan a
medir y gestionar el impacto social, ninguna de estas dos organizaciones utilizan tales mecanismos. En
lugar de eso, proporcionan simples balances financieros e información básica sobre su misión y dan a
conocer en sus páginas web los avances en la consecución de sus objetivos. La simplicidad es, por tanto,
un factor clave en su intento de transmitir el impacto social generado por sus actuaciones.
Medir el impacto potencial de sus intervenciones también es una prioridad para el Behavioural Insight
Team. Una parte importante de la filosofía principal del BIT es la necesidad de probar con rigor si una
determinada intervención política logrará su objetivo social y, por esta razón, se emplea una cantidad
considerable de recursos, tiempo y sofisticadas metodologías, como por ejemplo las pruebas de control
aleatorio. Los destinatarios de la información suelen ser los departamentos del gobierno, a los que habrá
que convencer para llevar a cabo una determinada intervención mediante pruebas científicas sólidas.
Asimismo, la futura existencia del BIT depende del éxito constatable de los métodos empleados.
La medición del impacto social de las redes de intercambio difiere en cierto modo, en parte porque el
modelo de financiación es muy distinto. No tienen personal asalariado y los costes de infraestructura se
mantienen al mínimo, con las redes basadas en el libre intercambio de bienes y conocimientos sin dinero
de por medio. Así pues, la financiación no juega un papel destacado, pues se reduce a la pequeña subvención pública ocasional para un proyecto específico, como una nueva página web o la asignación de
un espacio físico para mercados y talleres. Esto significa que en la actualidad hay poca motivación para
medir y comunicar el impacto, y que todos los recursos se dedican a prestar los servicios.
Consideraciones sobre la medición del impacto social. La forma de
medir el impacto social está estrechamente ligada al modelo de financiación
de las organizaciones. Las motivaciones para presentar informes varían en
función de si la organización depende de muchas donaciones individuales
o de si mantiene alianzas estratégicas con una o dos organizaciones clave.
Asimismo, la medición del impacto social depende de la cultura organizativa
interna. Cuando la cultura se centra en la eficacia y el rendimiento, es probable que sea más sólida; cuando la cultura de la organización es más flexible y
orgánica, se destinan menos recursos a evaluar el rendimiento.
Colaboración intersectorial y una economía
familiar cada vez más proactiva
Los cuatro casos dependen de una serie de interacciones en los puntos de contacto de los distintos tipos
de economías: del mercado, de subvenciones, del gobierno y de las familias. Sin embargo, cada caso se
sitúa en una esfera ligeramente diferente dentro de la denominada economía híbrida.
El Behavioural Insights Team y el Banc dels Aliments cuentan con la implicación del mercado como medio
para llegar a la economía familiar, y ambos crean sofisticados modelos de colaboración para lograr este
objetivo. El vínculo con los supermercados para influir en el comportamiento de consumo de las personas
es un buen ejemplo de ello, ya sea para comprar alimentos más saludables en el caso del BIT o para donar
alimentos a los demás en el caso del Banc dels Aliments. Una agenda compartida, comunicación continua,
herramientas de medición comunes y un apoyo central son elementos importantes para las alianzas.
155
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
Otra consideración tras analizar estos casos es que los límites, las funciones y las responsabilidades de
los diferentes sectores cada vez son más difusos. Las prácticas empresariales están ganando terreno
en las empresas sociales, y buen ejemplo de ello son las culturas de eficiencia y efectividad de Avaaz y
del Banc dels Aliments. La aplicación del conocimiento que los mercados llevan años utilizando, como el
caso de la psicoeconomía en el contexto de un programa de gobierno, es otro ejemplo de esta polinización cruzada de ideas y recursos.
Por último, el papel de la economía familiar parece ser cada vez más importante en la innovación social,
con el aumento de las relaciones entre particulares para lograr el cambio social. En muchos casos, las
iniciativas funcionan sin el apoyo de las economías de gobierno, del mercado o de las subvenciones. Avaaz es un claro ejemplo de ello, ya que al mantenerse gracias al apoyo de los particulares no depende en
absoluto de las economías de subvenciones ni del gobierno. Del mismo modo, las redes de intercambio
funcionan en el contexto de la acción mutua entre personas de la economía familiar.
Consideraciones sobre la colaboración intersectorial. Existen muchas
oportunidades para interactuar en los diferentes puntos de contacto de
las economías de mercado, de subvenciones, de familias y del Estado, y
cada innovación social las gestiona de una manera específica en función
de sus objetivos. No obstante, hay una tendencia creciente de la innovación
social que surge de las interacciones individuales de la economía familiar,
que comprenden desde redes locales de intercambio hasta plataformas de
activismo global y que, en algunos casos, actúan con independencia de la
economía del Estado y del mercado.
La sostenibilidad financiera:
maneras innovadoras de conseguirla
Los cuatro casos nos muestran que las organizaciones sociales, como cualquier otra, prosperan con la
eficiencia, la transparencia y los resultados medibles del crecimiento sostenido. Así lo demuestran Avaaz,
el BIT y el Banc dels Aliments. La red de intercambio presenta un modelo algo distinto; en este caso, el
esfuerzo por lograr la eficiencia y el crecimiento de la organización ha sido más lento, debido probablemente a que su estructura es totalmente horizontal (plana). La sostenibilidad financiera se logra por una
completa confianza en el apoyo popular sin la utilización de dinero, ni en su organización ni en los intercambios de bienes y servicios prestados.
Avaaz, el Behavioural Insights Team y el Banc dels Aliments han esquivado de forma genial lo que anteriormente hemos descrito como el desafío de capital: la dificultad que tienen muchas organizaciones
sociales de acceder al capital financiero con el que poder impulsar y escalar sus operaciones. En cada
caso se ha adoptado una estrategia única. Avaaz ha construido su modelo sobre la base de una afiliación
masiva, por lo que la recaudación para cubrir los costes de funcionamiento es tan fácil como enviar tres
correos electrónicos al año. Además, los gastos generales se mantienen bajo mínimos y la organización
actúa con la filosofía de la máxima eficiencia. El Behavioural Insights Team usa un enfoque totalmente
diferente, ya que busca el máximo ahorro e importantes fuentes de ingresos aplicando la psicoeconomía
para lograr más eficacia en el pago de impuestos, el cobro de deudas y otras actividades que permitan
ahorrar dinero al gobierno. Por último, el Banc dels Aliments logra la sostenibilidad económica a través
156
ALGUNAS LECCIONES SOBRE LA INNOVACIÓN SOCIAL: DE LA PRÁCTICA A LA TEORIA
de una combinación única de voluntariado, austeridad, eficiencia y gratuidad. Nada se compra y nada se
cobra, la comida entra en el banco gratuitamente y se distribuye gratuitamente.
Curiosamente, aunque hemos observado una proliferación de instituciones financieras y mecanismos de
subvenciones que apoyan la innovación social, cabe señalar que estos cuatro casos han creado unos modelos financieros independientes de la economía de subvenciones y, salvo el Behavioural Insight Team,
independientes también del apoyo del gobierno.
Consideraciones sobre la sostenibilidad económica. Existen distintos
modelos de recaudación de fondos en función del tipo de innovación social.
Las ayudas de subvenciones o de los gobiernos dejan paso a modelos de
sostenibilidad económica basados en las interacciones de muchas personas.
Asimismo, la innovación social puede prosperar si se adoptan la excelencia
operativa, la austeridad y la eficiencia, lo cual constituye un ejemplo de cómo
las prácticas comerciales ganan terreno en la economía social.
Los tipos de innovación y
las condiciones adecuadas
Aunque en algún momento se ha dicho que la innovación social proviene de personas clave o «espíritus
salvajes» u organizaciones con grandes recursos con capacidad para invertir en investigación y desarrollo, estos casos demuestran una creciente diversidad de fuentes de innovación social. Los proyectos de
Avaaz y el Gran Recapte son liderados por personas con visión de futuro y con una meta social clara. Sin
embargo, el Behavioural Insights Team surgió de un proceso más orgánico y una cultura creciente de
aplicar la ciencia del comportamiento a las políticas públicas y los primeros experimentos académicos
llevados a cabo en Estados Unidos.
Algunos de los casos son más radicales que otros en lo que se refiere al estilo de innovación. La innovación de Avaaz se puede describir como radical: la primera plataforma de peticiones global de su categoría.
Avaaz consigue en cuestión de días lo que las organizaciones tradicionales de la sociedad civil pueden
tardar años en lograr. El Banc dels Aliments también está logrando un cambio sistémico radical, por el
que el sector alimentario está empezando a cambiar su modo de actuar: en lugar de tirar los alimentos,
los entrega al banco de alimentos. Las redes de intercambio y el trabajo del Behavioural Insights Team
son más incrementales en su planteamiento, creando ambos un cambio en las conductas más sutil en
periodos de tiempo más prolongados.
Como se ha señalado anteriormente, el conocimiento de la compleja arquitectura de las diferentes dimensiones de un determinado sistema es otro factor que favorece esta innovación más radical y el cambio sistémico.
Los cuatro casos utilizan un enfoque de innovación abierta, unos un poco más «abiertos» que otros. La
contribución de los usuarios al desarrollo de la innovación es un elemento de innovación abierta que se
adopta en diversos grados. Este aspecto es esencial para las redes de intercambio, donde los usuarios
son los protagonistas del diseño de cualquier actividad. En el caso de la campaña del Gran Recapte, a
los coordinadores voluntarios también se les confiere un papel clave en el desarrollo de la campaña y la
responsabilidad de llevarla a cabo. En el caso de Avaaz, la contribución de los usuarios es menos abierta
y se articula mediante encuestas anuales.
157
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
En lo que se refiere a innovación abierta, al Behavioural Insights Team se le puede considerar abierto
a gran escala: los resultados del BIT se publican y se dan a conocer ampliamente entre los diferentes departamentos gubernamentales con el objetivo de que diversas unidades adopten sus propias
estrategias conductistas. Cada departamento ha asumido un enfoque ligeramente diferente y el mecanismo para ello. Sin embargo, a pequeña escala, durante la fase de pruebas de la innovación el
sistema está totalmente cerrado, por lo que los usuarios desconocen por completo que están participando en un experimento social.
Consideraciones sobre la innovación. Aunque el enfoque de la
innovación abierta parece ser clave para favorecer el rápido crecimiento
de una innovación social, por sí solo no garantiza su éxito. Algunas de las
condiciones favorables para la innovación radical son un liderazgo sólido, el
conocimiento y acceso a la información necesaria, y las buenas relaciones
con los actores relevantes. Desde una perspectiva social, conviene señalar
que el éxito de las prácticas de innovación social se debe en gran medida a
su capacidad de transferirse de una organización a otra y de un país a otro.
En este sentido, el tipo de innovación (abierta o cerrada) es fundamental para
facilitar o impedir la expansión de una determinada innovación social.
Mecanismos para escalar la innovación social
Con la mayoría de las innovaciones sociales existe la necesidad de escalar la actividad, aunque no necesariamente para replicar un modelo idéntico, sino para crear un tipo más orgánico y difuso de crecimiento. Esto queda claro en las redes de intercambio, que han crecido libre y orgánicamente sin implicación
financiera, modelos de licencias ni propiedad intelectual, entre otras limitaciones. El libre flujo de información ha sido importante en este proceso y el desarrollo de sitios web lo ha hecho más fácil.
Del mismo modo, el trabajo del Behavioural Insights Team se ha expandido de un departamento del
gobierno a otro y de un ayuntamiento a otro. La información se ha hecho pública siempre que ha sido
posible, a través de una serie de seminarios e informes sobre los ensayos y las iniciativas llevadas a cabo.
El constante proceso reiterativo de «ensayo, prueba y adaptación» también ha ayudado a que el modelo
se haya extendido a distintas partes del gobierno.
Sin embargo, el Banc dels Aliments, con su campaña del Gran Recapte, es el resultado de otra clase de
modelo de crecimiento. En España, los bancos de alimentos actúan con el modelo de la Federación, por
el que cualquier ciudad es libre de poner en marcha su propio banco, siempre que se haga de acuerdo
con el formato acordado por la Federación. En este marco, a modo de ejemplo, la campaña de la Gran Recogida de Alimentos de Sevilla se puso en marcha con el apoyo de Barcelona. Es posible que este sistema
no sea el más apropiado para escalar las operaciones rápidamente, como lo demuestra el intento fallido
de organizar una gran recogida de alimentos en toda España, un modelo con gran éxito en otros países,
como Portugal, que organiza dos recogidas de alimentos cada año.
Avaaz es la excepción a esta regla, ya que la organización ha experimentado un crecimiento masivo en
lugar de replicarse orgánicamente con diferentes formatos. Con todo, aquí la inspiración gira en torno a la
fortaleza de una marca, ya que todas las actividades de Avaaz se realizan bajo una sola marca. A pesar de
que Avaaz es una sola entidad, en realidad la organización está formada por una compleja red de equipos
de activistas con vínculos entre sí que trabajan en temas distintos en diversos países.
158
ALGUNAS LECCIONES SOBRE LA INNOVACIÓN SOCIAL: DE LA PRÁCTICA A LA TEORIA
Consideraciones sobre la escalabilidad. No todas las innovaciones
sociales crecen con un proceso de difusión generativa, cambiando y
adaptándose sobre la marcha. Algunas pueden experimentar un crecimiento
organizativo controlado pero muy efectivo, y otras podrían difundirse
de manera más orgánica. En general, cuando existe una limitación en
la aplicación de la innovación social en un nuevo contexto, esto puede
ralentizar la aceptación y la escalabilidad.
Para concluir, las cinco variables seleccionadas se pueden utilizar como parámetros para trazar una
ruta hacia una innovación social efectiva. Plantean una serie de preguntas clave para los profesionales,
grupos de la sociedad civil, gobiernos, donantes y académicos: ¿cuál es el posible impacto social de la
iniciativa y cómo se puede medir? ¿La iniciativa es financieramente viable a largo plazo? ¿Quiénes son
los distintos actores y cómo se implican? ¿Qué tipo de innovación se utiliza? ¿Qué posibilidades hay de
escalar la innovación? En cualquier caso, estas variables no se deben utilizar de ningún modo como
modelo restrictivo, ya que por definición la innovación social está creando constantemente nuevos paradigmas, rompiendo barreras y aniquilando las viejas ideas y supuestos. En este sentido, esperamos que
este libro sirva para enriquecer el debate y aliente a otros a emprender alguno de los muchos caminos
para estimular el cambio sistémico.
159
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Anexo 1. Definiciones de «innovación social»
Phills et al., 2008
Una solución novedosa a un problema social que es más eficaz, eficiente, sostenible o justa que las soluciones existentes, y cuyo valor creado va a parar sobre todo a la sociedad en su conjunto y no a manos privadas.
Murray, Caulier-Grice y Mulgan, 2010, pág. 3
Definimos las innovaciones sociales como nuevas ideas (productos, servicios y modelos) que cumplen simultáneamente necesidades sociales y crean nuevas relaciones o colaboraciones. Dicho de otro modo, aquellas
innovaciones que son buenas para la sociedad y que mejoran la capacidad de la sociedad para actuar.
Bacon, Faizullah, Mulgan y Woodcraft, 2008
Usamos el término «innovación social» para referirnos a las nuevas ideas (productos, servicios y modelos) desarrolladas para cumplir necesidades sociales básicas no satisfechas. Muchas están apoyadas por el sector
público, otras por grupos de la comunidad y organizaciones de voluntarios. La innovación social no se limita
a un solo sector o campo.
Mulgan, Tucker, Ali y Sanders, 2007
Actividades y servicios innovadores que están motivados por el objetivo de satisfacer una necesidad social y
que en su mayoría se desarrollan y difunden a través de organizaciones con objetivos principalmente sociales.
Mumford, 2002
La generación y aplicación de nuevas ideas acerca de cómo deben organizar las personas las actividades
interpersonales o las interacciones sociales para cumplir uno o varios objetivos comunes.
Marcy y Mumford, 2007
Las nuevas ideas acerca de los sistemas sociales y las interacciones sociales, aunque son poco habituales,
pueden tener un impacto tremendo en nuestras vidas y en el mundo.
Westley, 2008
La innovación social es una iniciativa, producto, proceso o programa que cambia profundamente las rutinas
básicas, los recursos, la autoridad o las creencias de cualquier sistema social.
Eric Young citado por Pearson, 2007
La innovación social no es únicamente una cuestión de cómo mejorar la capacidad innovadora de las organizaciones sociales. Más bien, se trata de innovaciones en nuestra capacidad para organizar los recursos
sociales y financieros para lograr un impacto social a gran escala.
Gerometta, Haussermann y Longo, 2005
Tres dimensiones fundamentales: la satisfacción de las necesidades humanas (dimensión de contenido); los
cambios en las relaciones sociales, especialmente en lo que respecta a la gobernanza (dimensión de proceso); y un aumento de la capacidad socio-política y del acceso a los recursos (dimensión de empoderamiento).
Nilsson, 2003
Una innovación social como cambio significativo, creativo y sostenible en la forma en que una sociedad trataba un problema profundo y de difícil solución, como la pobreza, la enfermedad, la violencia o el deterioro del
medio ambiente.
160
161
ALGUNAS LECCIONES SOBRE LA INNOVACIÓN SOCIAL: DE LA PRÁCTICA A LA TEORIA
Centro de Innovación Social, Toronto
La innovación social se refiere a las nuevas ideas que resuelven retos sociales, culturales, económicos y
medioambientales para el beneficio de la gente y del planeta. Una verdadera innovación social es aquella
que cambia el sistema y que altera de forma permanente las percepciones, conductas y estructuras que
anteriormente originaban esos problemas ... En resumidas cuentas, una innovación social es una idea que
funciona para el bien público.
Pol & Ville, 2009, p. 881
La «innovación social» es un término que le gusta a casi todo el mundo, pero nadie está muy seguro de lo que
significa. A algunos académicos les gustaría abandonar la noción de innovación social completamente, argumentando que no añade nada que no sepamos sobre la innovación y es demasiado vaga para ser de utilidad.
Sotarauta, 2009, p. 623
Tal vez [la innovación social] es uno de esos conceptos que solo se pueden encuadrar y utilizar como herramienta de análisis, si bien no está totalmente definido. No hace falta decir que el concepto de innovación
social proporciona un contrapeso no solo tentadoramente novedoso sino también verdaderamente saludable
a la literatura más de carácter tecnológico. El problema, sin embargo, es que cuando uno insta decididamente
a precisar la idea, su atractivo inherente y la búsqueda de la claridad y precisión conceptual se pone a prueba
por la complejidad teórica, la ambigüedad y una flexibilidad conceptual frustrante.
Comisión Europea, Unión por la innovación, 2010
La innovación social trata de aprovechar el ingenio de las entidades benéficas, asociaciones y emprendedores sociales para encontrar nuevas formas de satisfacer las necesidades sociales que no estén suficientemente atendidas por el mercado o el sector público. Puede ayudar a realizar los cambios de comportamiento
necesarios para hacer frente a los retos importantes de la sociedad, como el cambio climático. Las innovaciones sociales confieren poder a las personas y crean nuevas relaciones sociales y modelos de colaboración.
Son, por tanto, innovadoras en sí mismas y buenas para la capacidad de innovar de la sociedad.
Saul, 2011
La innovación social trata sobre la capacidad para innovar soluciones creativas basadas en el mercado a los
problemas sociales, que generan un gran crecimiento y oportunidades de negocio rentables.
VÍAS HACIA EL CAMBIO SISTÉMICO
———
Anexo 2. Guía de focos activos de innovación social
Hay un sector en expansión de distintos tipos de organizaciones que tiene interés en promover, apoyar y
observar las innovaciones sociales de todo el mundo. Destacamos aquí algunas de las organizaciones,
fundaciones, centros académicos, y plataformas y comunidades participativas internacionales que apoyan la innovación social.
Fundaciones y organizaciones
NOMBRE
LUGAR
ESCALA
FINANCIACIÓN Red de contactos Servicio de apoyo
Skoll Foundation
EE. UU.
Global
X
X
X
Ashoka
EE. UU.
Global
X
X
X
Acumen Fund
EE. UU.
Global
X
X
Young Foundation
Reino Unido Reino Unido y cada vez
más internacional
X
X
X
X
X
Schwab Foundation EE. UU.
Global
X
X
X
Unreasonable
Institute
EE. UU.
Global
X
X
X
Root Cause
EE. UU.
EE. UU.
X
X
Echoing Green
EE. UU.
EE. UU.
X
X
Centre for Social
Innovation
Canadá
Canadá
(especialmente,
Toronto)
X
X
X
investigación
X
X
Plataformas y comunidades internacionales
NOMBRE
LUGAR
Novedades e
Red de
información
contactos
Investigación
Espacio de
trabajo
compartido
Social Innovation Exchange
Reino Unido
X
X
X
Asian Social Innovation Exchange
Asia
X
X
X
Australian Social Innovation Exchange
Australia
X
X
X
Social Innovation Europe
Europa
X
X
X
Social Edge
EE. UU.
X
X
X
162
ALGUNAS LECCIONES SOBRE LA INNOVACIÓN SOCIAL: DE LA PRÁCTICA A LA TEORIA
Centros académicos
NOMBRE
LUGAR
DOCENCIA
INVESTIGACIÓN
FORMACIÓN
INCUBADORAS
Stanford Centre for Social Innovation de la EE. UU.
Stanford Graduate School of Business
X
X
Skoll Centre de la Saïd Business School
EE. UU.
X
X
Instituto de Innovación Social de ESADE
España
X
X
Social Enterprise Initiative de Harvard
EE. UU.
Social Enterprise Knowledge Network
Latinoamérica
X
X
Centre for Advancement of Social
Entrepreneurship de Duke University
EE. UU.
X
X
Centro de Innovación Social de INSEAD
Francia
X
X
Centre de Recherche sur les Innovations
Sociales
Canadá
X
X
School for Social Entrepreneurs
Reino Unido,
Australia, Canadá
X
X
X
Instituto de Innovación Social
El papel utilizado en este libro es 100% reciclado, es decir, proviene de la
recuperación y el reciclaje de residuos de papel.
La fabricación y el uso de papel reciclado ahorra energía, agua y madera,
e implica una menor contaminación de los ríos y la atmósfera.
El uso de papel reciclado evita la tala para la producción de papel.
NO
EL
IC ECOLAB
RD
Molchila ecológica de Vías hacia el cambio sistémico.
Cuatro ejemplos inspiradores un nuevo conjunto de variables para
analizar la innovación social.
Cada ejemplar pesa 0,621 kg.
Para producirlo se han generado los residuos y consumos siguientes:
· Total residuos: 100,05 g
· Total consumo: H2O: 5,62 l.
· Total consumo eléctrico: 2,55 kWh
· Total materias primas: 839,49 g
· El total de emisiones contabilizadas en material y en el proceso
de diseño e impresión es de 1.280,17 g / CO2 por unidad.
La misión del Instituto de Innovación Social es desarrollar las
capacidades de las personas y organizaciones de los sectores
empresarial y no lucrativo para fortalecer, en sus actividades
propias, su contribución a un mundo más justo y sostenible. Para
ello, el Instituto genera y divulga conocimiento y aporta formación
en los ámbitos de la responsabilidad social empresarial y la relación
con los grupos de interés, el liderazgo y la gestión de las ONG y los
emprendimientos sociales.
Fly UP