...

filosofia iii° electivo - Colegio Francisco de Miranda

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

filosofia iii° electivo - Colegio Francisco de Miranda
COLEGIO FRANCISCO DE MIRANDA
PEÑALOLÉN
ELECTIVO FILOSOFÍA IIIº MEDIO
 Lee y analiza el siguiente texto y luego realiza la actividad que se encuentra al
final del mismo, aplicando los conocimientos sobre argumentación que ya has
adquirido.
Documento de trabajo: “Sobre la imbecilidad y cómo combatirla”
¿Sabes cuál es la única obligación que tenemos en esta vida? Pues no ser imbéciles.
La palabra “imbécil” es más sustanciosa de lo que parece, no te vayas a creer. Viene
del latín baculus que significa “bastón”: el imbécil es el que necesita bastón para
caminar. (…) El imbécil puede ser todo lo ágil que se quiera y dar brincos como una
gacela olímpica, no se trata de eso. Si el imbécil cojea no es de los pies, sino del ánimo:
es su espíritu el debilucho y cojitranco, aunque su cuerpo pegue unas volteretas de
órdago. Hay imbéciles de varios modelos, a elegir:
a) El que cree que no quiere nada, el que dice que todo le da igual, el que vive en
perpetuo bostezo o en siesta permanente, aunque tenga los ojos abiertos y no ronque.
b) El que cree que lo quiere todo, lo primero que se le presenta y lo contrario de lo que
se le presenta: marcharse y quedarse, bailar y estar sentado, masticar ajos y dar besos
sublimes, todo a la vez.
c) El que no sabe lo que quiere ni se molesta en averiguarlo. Imita los quereres de sus
vecinos o les lleva la contraria porque sí, todo lo que hace está dictado por la opinión
mayoritaria de los que le rodean: es conformista sin reflexión o rebelde sin causa.
d) El que sabe que quiere y sabe lo que quiere y, más o menos, sabe por qué lo quiere
pero lo quiere flojito, con miedo o con poca fuerza. A fin de cuentas, termina siempre
haciendo lo que no quiere y dejando lo que quiere para mañana, a ver si entonces se
encuentra más entonado.
e) El que quiere con fuerza y ferocidad, en plan bárbaro, pero se ha engañado a sí
mismo sobre lo que es la realidad, se despista enormemente y termina confundiendo la
buena vida con aquello que va a hacerle polvo.
Todos estos tipos de imbecilidad necesitan bastón, es decir, necesitan apoyarse en
cosas de fuera, ajenas, que no tienen nada que ver con la libertad y la reflexión propias.
Siento decirte que los imbéciles suelen acabar bastante mal, crea lo que crea la opinión
vulgar. Cuando digo que “acaban mal” no me refiero a que terminen en la cárcel o
fulminados por un rayo (eso sólo suele pasar en las películas), sino que te aviso de que
suelen fastidiarse a sí mismos y nunca logran vivir la buena vida esa que tanto nos
apetece a ti y a mí. Y todavía siento más tener que informarte qué síntomas de
imbecilidad solemos tener casi todos; vamos, por lo menos yo me los encuentro un día
sí y otro también, ojalá a ti te vaya mejor en el invento…Conclusión: ¡alerta!, ¡en
guardia!, ¡la imbecilidad acecha y no perdona!
… Lo contrario de ser moralmente imbécil es tener conciencia. Pero la conciencia no es
algo que le toque a uno en una tómbola ni que nos caiga del cielo. Por supuesto, hay
que reconocer que ciertas personas tienen desde pequeñas mejor “oído” ético que otras
y un “buen gusto”moral espontáneo, pero este “oído” y ese “buen gusto” pueden
afirmarse y desarrollarse con la práctica.
… ¿En qué consiste esa conciencia que nos curará de la imbecilidad moral?
Fundamentalmente en los siguientes rasgos:
a) Saber que no todo da igual porque queremos realmente vivir y además vivir bien,
humanamente bien.
b) Estar dispuestos a fijarnos en si lo que hacemos corresponde a lo que de veras
queremos o no.
c) A base de práctica, ir desarrollando el buen gusto moral, de tal modo que hay ciertas
cosas que nos repugne espontáneamente hacer (por ejemplo, que le dé a uno “asco”
mentir como nos da asco por lo general mear en la sopera de la que vamos a servirnos
de inmediato…).
d) Renunciar a buscar coartadas que disimulen que somos libres y por tanto
razonablemente responsables de las consecuencias de nuestros actos.
Fernando Savater, Ética para Amador, Ariel, 1991, Págs. 101-106.
Actividad nota coef.1:
...RELACIONA LOS CONCEPTOS DE RAZÓN Y MORAL EN FUNCIÓN DEL TEXTO
DE SAVATER...¿SON INTERDEPENDIENTES? ¿REQUERIMOS DEL BUEN
RAZONAR PARA PODER SER BUENOS INDIVIDUOS? PROBLEMATIZA DICHAS
PREGUNTAS Y ENSAYA (...UN ENSAYO, DE UNA PLANA MÍNIMO...) UNA VISIÓN
PERSONAL DE LA IMBECILIDAD...PUEDES EJEMPLIFICAR...SIN OFENDER AL
PRÓJIMO ESO SÍ...
Fly UP