...

Infancia Cuenta en Chile 2014

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Infancia Cuenta en Chile 2014
Infancia CUENTA
en Chile
2014
Segundo Informe
Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA
en Chile
2014
Segundo Informe
Observatorio Niñez y Adolescencia
Comité Ejecutivo Observatorio:
Consejo Asesor Observatorio:
INDICE
INDICE3
INTRODUCCION5
Infancia Cuenta en Chile 2014
Énfasis del Observatorio Niñez y Adolescencia
Análisis territorial
Dominios monitoreados por el Infancia Cuenta en Chile 2014
8
9
10
11
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
14
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
54
DOMINIO SALUD
74
Definición del Dominio
15
Relevancia del Dominio
16
Subdominios e Indicadores:
17
SubDominio Bienestar Material18
Conclusión sobre el Subdominio Bienestar Material
28
SUBDOMINIO VIOLENCIA Y MALTRATO
29
Conclusión sobre el Sub dominio Violencia y Maltrato 35
SUBDOMINIO ENTORNO SOCIAL
36
Conclusión Subdominio Entorno Social
50
Síntesis analítica del Dominio Entorno Familiar y Social
51
INFANCIA CUENTA EN CHILE 2014
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Autores: Alvaro Sepúlveda, Dimas Santibañez, Daniela Díaz,
Arturo Latorre, Francis Valverde.
Colaboración: Alejandra Cortés, Daniela Lobos, Carlos Castillo.
Diseñadora : Alejandra Figueroa, Hybrido Multimedia.
Editor: Patricio Véjar.
Impresión: Alerce.
© Se autoriza la reproducción total o parcial de esta obra siempre
y cuando se cite la fuente y no tenga usos lucrativos.
Impreso en Santiago, Chile, Julio 2014
Observatorio Niñez y Adolescencia
Definición y Relevancia del Dominio
Subdominios e Indicadores:
SUBDOMINIO CONDUCTAS SALUDABLES
Porcentaje de NNA que realizan actividad física.
Porcentaje de NNA que utilizaron preservativo en su última relación sexual
Conclusiones de Subdominio Conductas Saludables
SUBDOMINIO CONDUCTAS DE RIESGO
Prevalencia de consumo de tabaco en NNA.
Prevalencia de consumo de alcohol en NNA
Prevalencia de consumo de drogas en NNA
Conclusiones sub dominio Conductas de Riesgo
Síntesis analítica dominio Autonomía y Ejercicio Progresivo
55
57
57
57
60
62
63
64
65
67
69
71
Definición del Dominio
75
Relevancia desde el enfoque de derecho
76
Subdominio e indicadores
77
SubDominio Mortalidad Infantil79
SubDominio obesidad y sobre-peso infantil84
SubDominio Salud Mental87
SubDominio Salud Sexual y Reproductiva90
Síntesis Analítica dominio Derecho a la Salud
92
Infancia CUENTA en Chile 2014
3
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Definición del Dominio
94
95
Relevancia
96
Subdominios e indicadores
97
SubDominio Acceso a la educación100
Tasa neta de matrícula a educación básica y media.
100
Porcentaje de estudiantes que comienzan el primer grado y llegan a quinto grado
104
Tasas de aprobación, reprobación y abandono.
106
Conclusiones subdominio Acceso
111
SubDominio Calidad113
Puntaje SIMCE 4to básico
114
Puntaje SIMCE 8vo básico.
115
Puntaje SIMCE 2do medio.
117
Diferencia de Puntaje Simce entre establecimientos del primer y último quintil
de ingresos
120
Porcentaje de NNA con un bajo nivel de logros en la prueba PISA
122
Conclusiones subdominio
126
Síntesis Analítica del Dominio
127
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Definición del Dominio
Relevancia del Dominio
Los Subdominios y sus indicadores
SUBDOMINIO LIBERTAD DE PENSAMIENTO, CONCIENCIA Y RELIGIÓN
Conclusiones subdominio
SUBDOMINIO LIBERTAD DE OPINIÓN Y DE EXPRESIÓN
Conclusiones subdominio
SUBDOMINIO LIBERTAD DE ASOCIACIÓN Y REUNIÓN
Conclusiones subdominio
Síntesis Analítica del Dominio
130
131
131
132
135
141
143
150
152
157
158
Conclusiones160
RECOMENDACIONES165
Bibliografía168
Anexo de Indicadores
170
INTRODUCCIÓN
El Observatorio Niñez y Adolescencia se ha propuesto diseñar e implementar un sistema
integral de recopilación y sistematización de datos para monitorear la aplicación de la
Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) en el país. A través de los Informes Anuales
que el Observatorio se ha comprometido a elaborar y difundir, se pretende colaborar en
las respuestas que el país debe entregar a las observaciones del Comité de Derechos
1
del Niño (CRC) sobre
la situación de los derechos de la niñez, contribuyendo con ello al
fortalecimiento de una cultura de datos públicos y sistemáticos que favorezcan un diálogo
público informado.
El Segundo Informe “Infancia Cuenta en Chile 2014”, constituye un avance sustantivo en el
esfuerzo por establecer un modelo de seguimiento de la situación de los derechos de niños
y niñas en el país. Este Informe abarca un amplio campo de derechos, abordados a través
de 52 indicadores organizados en cinco dominios.
El principal desafío que se plantea el Observatorio, a través de este Informe, es relevar el
protagonismo de niños, niñas y adolescentes (NNA) como sujetos de derecho. Para ello,
se ha realizado un especial esfuerzo por incluir y considerar indicadores de bienestar e
indicadores de ejercicio de derechos. Se trata de una propuesta conceptual y metodológica
que el Observatorio impulsa con el objeto de transitar desde un modelo de observación y
monitoreo limitado a la evaluación de las condiciones materiales y de infraestructura en
las que se desarrolla la vida de niños y niñas, a un modelo de seguimiento y exigibilidad
de condiciones y oportunidades para que niños y niñas puedan interactuar con el Estado
y la sociedad. Los primeros constituyen garantías básicas que la sociedad y el Estado
deben asegurar. Los segundos, implican desafíos que se deben enfrentar con el objeto de
posibilitar el ejercicio autónomo de derechos por parte de NNA.
Cuando se releva la condición de sujetos de derechos de NNA, se asume un compromiso
irrestricto con lo formulado en el preámbulo de la CDN, donde se establece que “(…)
2 y pactos
toda persona tiene los derechos y libertades enunciados en ellos (DUDH Internacionales), sin distinción alguna, por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión,
1 Children Rights Committe por sus siglas en inglés
2 Ver texto: La Infancia Cuenta en Chile. Base conceptual y metodológica.
4
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
5
opinión política o de otra índole, origen nacional o
social, posición económica, nacimiento o cualquier otra
condición” (CDN, 1989, preámbulo). Por tanto, todo niño
y niña es persona y como tal, a decir del artículo 1 de la
DUDH, nacen libres e iguales en dignidad y derechos.
de la ciudadanía: es una forma de organización del poder
que implica la existencia y el buen funcionamiento del
Estado; implica una ciudadanía integral, esto es, el pleno
reconocimiento de la ciudadanía política, la ciudadanía
civil y la ciudadanía social” (PNUD, 2004, p.30).
Tal como lo formula la CDN, para que esta igualdad
de nacimiento se haga efectiva para todos los seres
humanos, “el niño debe estar plenamente preparado para
una vida independiente en sociedad y debe ser educado
en el espíritu de los ideales proclamados en la Carta de
las Naciones Unidas y, en particular, en un espíritu de
paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad”
(CDN, 1989, preámbulo). Las desigualdades estructurales
que reproduce la sociedad chilena, obligan al 22,8% de los
NNA a experimentar condiciones de pobreza, y pobreza
extrema. Esto pone en entredicho la posibilidad de que
lleguen a desarrollar plenamente todas sus capacidades
para una vida digna e independiente en sociedad.
En el planteamiento de James Grant 3, la democracia
es buena para los niños y las niñas. Sin embargo, para
que esto sea real la democracia debe ser inclusiva,
participativa y con un Estado dispuesto y capaz de
garantizar derechos. Chile, pese a sus significativos
avances, es en la actualidad uno de los países más
segregados socio-económica y territorialmente de
América Latina, y ha privilegiado un proceso de desarrollo
donde no se ha considerado suficientemente a los
ciudadanos (Márquez & Moreno, 2007). El crecimiento
económico y la institucionalidad democrática del país aún
no garantizan las mejores condiciones de bienestar para
todos los NNA. Esta democracia no es lo suficientemente
buena para los niños y niñas.
Para que NNA se constituyan en sujetos de derechos que
hacen ejercicio activo de sus capacidades y posibilidades
en cada una de las etapas de sus vidas, la sociedad debe
crear contextos de pertenencia, protección y promoción
que acojan las formas de participación que protagonizan.
El tercer considerando de la DUDH expresa claramente
este principio cuando sostiene que es “esencial que los
derechos humanos sean protegidos por un régimen de
derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido
al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y
la opresión” (DUDH,1948). El régimen de derecho que
conocemos - y del que somos parte - es la democracia
que “supone una idea de ser humano y de la construcción
La CDN y los otros instrumentos de DDHH obligan al
Estado a crear condiciones sociales, políticas, culturales,
económicas y materiales para que todo NNA que habite el
país pueda ejercer sus derechos, amparado en un régimen
de derecho que provea los mecanismos administrativos,
jurídicos e institucionales para que esto ocurra. Chile
todavía no cuenta con una Ley de Protección Integral
de Derechos, o como actualmente propone el Consejo
Nacional de la Infancia, una Ley Integral de Garantía
de Derechos. Ello a pesar que Chile ratificó la CDN el
año 1990.
El CRC ha recomendado en reiteradas ocasiones al Estado
de Chile que produzca los cambios legislativos, judiciales,
políticos y culturales que su compromiso requiere, lo que
todavía no ocurre.
Cuando un Estado ratifica la Convención sobre los
Derechos del Niño, asume, en virtud del derecho
internacional, la obligación de aplicarla. La aplicación
es el proceso en virtud del cual los Estados Partes
toman medidas para garantizar la efectividad de todos
los derechos reconocidos en la Convención a todos
los niños situados dentro de su jurisdicción. El artículo
4 exige que los Estados Partes adopten “todas las
medidas administrativas, legislativas y de otra índole”
para dar efectividad a los derechos reconocidos en la
Convención. El Estado es quien asume obligaciones en
virtud de la Convención, pero en la aplicación de ésta, es
decir, en la labor de traducir en la realidad los derechos
humanos de los niños, tienen que participar todos los
sectores de la sociedad y, desde luego, los propios
niños. Es fundamental hacer que toda la legislación
interna sea plenamente compatible con la Convención
y que los principios y las disposiciones de ésta puedan
aplicarse directamente y sean susceptibles de la
debida ejecución coercitiva (CRC, 2003, números 4, 42
y 44).
de recolección de datos y que éstos
“se evalúen y utilicen para valorar los progresos
realizados en la aplicación, para determinar los
problemas existentes y para informar sobre toda la
evolución de las políticas relativas a la infancia. La
evaluación requiere la elaboración de indicadores
sobre todos los derechos garantizados por la
Convención” (CRC, 2003, número 48).
Entre las ventajas que tiene observar transversalmente el
cumplimiento de los derechos humanos es que permite
identificar con detalle los factores involucrados en su
vulneración, estableciendo y clarificando el modo en que
ello ocurre, la manera en que actúan los responsables y
el rol que cumplen los distintos garantes. Por su parte,
el monitoreo longitudinal permite comparar año a año,
observando la variación de los mismos indicadores
a través del tiempo, para reconocer las tendencias y
el modo cómo fluctúa la garantía de derechos ante
diferentes circunstancias. Analizar y evaluar anualmente
el cumplimiento de la CDN constituyen los compromisos
centrales y permanentes del Observatorio Niñez
y Adolescencia.
Como se indicó, el Observatorio Niñez y Adolescencia ha
asumido la responsabilidad de monitorear el cumplimiento
de los derechos del niño a través de los datos oficiales
que el Estado recopila en relación a la situación de NNA
en las distintas esferas de su desarrollo. Desde este
mandato, el Observatorio se hace parte de lo planteado
en la Observación General N°5, sobre la responsabilidad
de vigilancia que tiene la sociedad civil (números 27 y 46)
y, con ello, aportar en la generación de sistemas eficaces
3 Director de UNICEF entre 1980 y 1995
6
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
7
Infancia Cuenta en Chile 2014
La variación en las condiciones políticas, económicas,
culturales, y hasta geográficas, son evidencias que no
pueden obviarse al momento de analizar los indicadores
que buscan describir lo que vive la niñez y adolescencia
en Chile. Los procesos de deliberación que ha iniciado el
país con el objeto de definir el rumbo y el alcance de los
cambios propuestos, señalan el horizonte de justicia e
igualdad al que pueden aspirar las actuales generaciones
de NNA.
“Infancia Cuenta en Chile 2014” se elabora en un año
marcado por un significativo esfuerzo de cambio de
rumbo. Las reformas tributaria y educacional son
ejes emblemáticos en el Programa de Gobierno de la
Presidenta Bachelet, en su compromiso por disminuir
los niveles de desigualdad que se han acrecentado en las
últimas décadas y en coherencia con las demandas de
los movimientos sociales.
El temor a la desaceleración de la economía y la pérdida
de competitividad en el mercado internacional, es el telón
de fondo que acompaña la discusión de la reforma al
sistema impositivo. El proyecto de ley presentado por el
Gobierno incluye la eliminación de ventajas tributarias
para los empresarios, la reducción de la evasión y elusión,
la creación de impuestos para el cuidado del medio
ambiente, entre otros aspectos. Los criterios y el modo
en que se recaude, así como el destino que se le dé a
lo recaudado, afectará de diversas formas la inversión
en infancia y la garantía de los derechos económicos,
sociales y culturales de este grupo.
8
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Ligado directamente al presente y futuro de la niñez,
otro de los grandes temas del presente año es la
reforma educativa. La ampliación de la cobertura de
la educación parvularia, el fin al lucro y la selección, la
desmunicipalización de la educación estatal, y la gratuidad
de la educación superior, son los principales ejes de una
discusión cuyos resultados afectarán el modo en que el
Estado de Chile garantizará el derecho a la educación en
los próximos años. Es relevante volver a recordar que los
NNA de este país han sido actores claves para activar y
nutrir esta discusión.
Asimismo, el presente año es significativo para quienes
han estado comprometidos con la promoción y protección
de los derechos de niños y niñas, pues la creación del
Consejo Nacional de la Infancia, abre una oportunidad
inédita en las políticas de niñez. El Consejo ha sido creado
por Decreto Presidencial para articular la protección
integral de los derechos de NNA, promover, proteger y
garantizar su cuidado, de acuerdo a los criterios de la CDN.
Busca perfeccionar la institucionalidad pública, coordinar
los esfuerzos de los distintos organismos y establecer
un Sistema Integral de Protección de los derechos de la
Infancia y la Adolescencia, donde el Estado cumpla con
su rol de garante.
Entre los mandatos del Consejo, amerita destacar la
futura implementación del Observatorio Nacional de
Infancia y Adolescencia, como recurso para el diseño y
administración de un sistema de información estatal
en base a índices, estadísticas y estudios, junto con
la realización de publicaciones referidas a la niñez. Se
espera que el desarrollo de esta instancia favorezca el
monitoreo permanente de los derechos de NNA.
Los anuncios de la Presidenta para el próximo período
legislativo incluyen también, la Política Nacional y el
Plan de Acción Integrado de Protección de la Infancia. Y
- una vez más - la promesa de una división del SENAME
para diferenciar sus funciones de protección y de
justicia juvenil.
Tras veinticuatro años de haber ratificado la CDN, este
parece ser un año para reflexionar sobre los indicadores
estructurales que permiten evaluar el compromiso del
Estado en la aplicación de dicho tratado. El monitoreo
de los cinco dominios que prioriza el Observatorio Niñez
y Adolescencia en este Informe, aporta información
relevante para contextualizar las medidas legales y
administrativas que pretenden la adecuación a la CDN.
Énfasis del Observatorio Niñez
y Adolescencia
En el ejercicio de monitoreo que realiza el Observatorio
destacan cuatro rasgos característicos:
Todos los derechos: monitoreo integral de las
distintas áreas que comprende la CDN. El sistema
de monitoreo desarrollado por el Observatorio
apuesta por entender, global y articuladamente,
las diferentes dimensiones de la CDN. En lugar
de focalizarse en áreas acotadas de este tratado,
enfatiza una perspectiva integral para analizar el
conjunto. El mismo Comité de Derechos del Niño en
la Observación General N° 5 (CRC, 2003), explicita
que todas las medidas legislativas, administrativas,
económicas o de otro tipo afectan los derechos e
intereses de NNA. Los derechos de los NNA no son
un asunto que competa sólo a la institucionalidad de
salud, educación o desarrollo social; requiere que su
interés superior sea garantizado en áreas tan diversas
como las finanzas, la planificación o el empleo.
Todas y todos los NNA: garantía universal. Siendo la
CDN el marco de lo monitoreado por el Observatorio,
la definición que enuncia en el artículo 1 sirve como
criterio para precisar que su objeto de análisis son los
derechos de “todo ser humano menor de dieciocho
años” que vive en Chile. Todos y todas, sin exclusión de
ningún tipo por razones de género, edad, etnia, clase
social u otra condición en particular, son objeto de la
atención del Observatorio para la garantía universal
de sus derechos. Sobre esta base, se desglosan los
datos para identificar las discriminaciones existentes
o potenciales, como pide el CRC a los Estados parte
de la CDN (CRC, 2003). Aunque se está abarcando la
totalidad de la población infantil, se desagregan los
datos para identificar las vulneraciones que ocultan
las cifras promedio.
Ejercicio de derechos, no sólo bienestar. Entendiendo
que los indicadores de derechos y de bienestar son
parte de un mismo continuo, el énfasis del Observatorio
está puesto en el ejercicio de los derechos. Los
indicadores de bienestar son necesarios en tanto dan
cuenta de condiciones mínimas para lograr la garantía.
Sin embargo, los indicadores de ejercicio consideran
la interacción entre los NNA, el Estado y la sociedad.
Asimismo, consideran la necesidad de fortalecer las
capacidades de los NNA para exigir sus derechos, el
ejercicio progresivamente autónomo de los mismos,
así como la obligación que le cabe al Estado en
tanto garante principal de derechos. En un país con
crecientes niveles de desarrollo, como es el caso de
Chile, la cobertura casi universal del acceso a algunos
Infancia CUENTA en Chile 2014
9
derechos (registro al nacer, educación básica, etc.)
puede llevar a pensar que las metas están cumplidas.
No obstante, los altísimos niveles de desigualdad
muestran cuánto falta para alcanzar la universalidad
y la no discriminación que pide la CDN.
Autonomía de la sociedad civil y la academia. Para
plantear con independencia la evaluación de la política
pública, a través de los datos oficiales relacionados
con los derechos de niños y niñas, el Observatorio se
constituye como una alianza entre organizaciones de
la sociedad civil y la academia. Los derechos de los
NNA se observan desde el ángulo de instituciones
que han acumulado un vasto conocimiento en
su contacto directo con la niñez y a partir de la
investigación científica que indaga y reflexiona en
torno a la población infanto– juvenil. Tal como al
Observatorio le interesa colaborar activamente con
el Estado en todos los esfuerzos que éste realice
para garantizar los derechos de los NNA, también
resulta necesario explicitar con claridad su opción por
mantener su autonomía. Sólo de esta forma se puede
asegurar un aporte que complemente y enriquezca la
política pública.
Análisis territorial
Junto con estas orientaciones y criterios de análisis,
“Infancia Cuenta en Chile 2014” ha incorporado una
observación específica sobre el comportamiento a nivel
regional de los diversos indicadores incluidos. A juicio
del Observatorio, no es posible consolidar un sistema de
monitoreo que no sea capaz de integrar un alto nivel de
segmentación territorial en su análisis.
10
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Las realidades que experimentan niños y niñas son
diversas desde el punto de vista del contexto en que se
encuentran. Como expone este Informe, la situación de
NNA indígenas no tiene punto de comparación con la
calidad de vida que experimentan los NNA de comunas
de alto ingreso de la Región Metropolitana. Como es
sabido, el modelo de desarrollo privilegiado por Chile
ha incubado una creciente desigualdad estructural de
carácter socio-económica, que se refleja en los niveles de
ingresos que registran el 10% de la población más rica
del país respecto del 10% más pobre. Esta se estima en
una diferencia aproximada de 45 veces según resultados
de la Encuesta CASEN 2009, considerando ingresos
autónomos.
Las desigualdades socioeconómicas del país se expresan
territorialmente. No solo hay diferencias sustantivas
entre regiones del país, sino también al interior de las
mismas regiones, llegando incluso a manifestarse
dentro de las comunas. Ello tiene su expresión más
crítica en el fenómeno de la segregación socio-espacial
en la que vive un alto porcentaje de familias chilenas. La
segregación territorial y residencial es también un efecto
del ensanchamiento de las brechas socio-económicas,
por lo que se transforma en un factor reproductor de las
desigualdades intergeneracionales entre ricos y pobres.
Este tipo de segregaciones inhiben la posibilidad de
interacciones entre diversos grupos sociales (Rodríguez,
2001), lo que condena a ciertos grupos de la población a
experimentar la exclusión y pobreza como una condición
irremontable de sus vidas cotidianas. Un alto porcentaje
de NNA comparten las condiciones de pobreza y
exclusión que crean las desigualdades económicas,
sociales y territoriales que Chile no ha podido revertir.
Estas desigualdades tienen impactos evidentes en
la vulneración de sus derechos, particularmente en
los ámbitos de la educación, la salud, las condiciones
de vida familiar y social, y en la posibilidad de ejercer
progresivamente su autonomía.
En virtud de lo anterior, “Infancia Cuenta en Chile 2014”, ha
considerado relevante iniciar un proceso de observación
que incluya un análisis territorial. No será posible mejorar
las condiciones de vida de la niñez en el país, si no creamos
las capacidades para identificar las realidades locales
específicas en que habitan diferentes grupos de NNA. A
juicio del Observatorio, esta es una condición necesaria
para avanzar en el diseño de políticas y programas
que creen los contextos de pertenencia, protección y
promoción que requieren los NNA para hacer efectiva su
calidad de sujeto de derechos.
El presente Informe, ha avanzado un análisis por
regiones, en virtud de las características de los datos
públicos existentes en la actualidad. Parte del desafío a
futuro es contribuir con una observación que sea capaz
de distinguir el comportamiento de los indicadores a
nivel comunal.
Dominios monitoreados por el
Infancia Cuenta en Chile 2014
“Infancia Cuenta en Chile 2014” es un Informe de
continuidad respecto del trabajo realizado por el
Observatorio con el “Informe Violencia contra niños,
niñas y adolescentes”, de mayo del 2013. Considera la
actualización de los indicadores de dicho informe y se
amplía a 5 dominios diferentes, los cuales se organizan
en diversos subdominios que contienen 52 indicadores.
De acuerdo a la definición propuesta por el Modelo
Conceptual del Observatorio, los dominios que se han
incluido en esta presentación son los siguientes:
Entorno familiar y social. La CDN define que
ambos padres tienen obligaciones comunes en
lo que respecta a la crianza y desarrollo del NNA,
y su preocupación será en el Interés Superior del
Niño (Art. 18). Se entiende que la familia tiene una
obligación de provisión mínima necesaria para el
desarrollo del NNA en el aspecto material, afectivo,
de protección y cuidado. Asimismo, el Estado deberá
prestar la asistencia apropiada para el desempeño
de sus funciones. Por lo cual, a familias en situación
de pobreza se les debe garantizar de igual forma
el ejercicio de todos sus derechos. Por otra parte,
la CDN establece explícitamente la prohibición del
maltrato en todas sus formas. La violencia y el abuso
al interior de la familia deben ser considerados de
especial preocupación tanto por los Estados como
por la sociedad. Además, los Estados deben adoptar
las medidas necesarias para proteger al NNA de toda
forma de abuso físico o mental, incluso mientras el
NNA se encuentre bajo la custodia de sus padres.
Este último elemento considera aquellas afectaciones
físicas y psíquicas producto de su interacción con el
medio social, comunitario y escolar. El dominio cuenta
con 3 subdominios, a) bienestar material; b) maltrato
y violencia; y c) entorno social; y 13 indicadores.
Autonomía y ejercicio progresivo. Un principio básico
establecido en la CDN es el derecho de todos los NNA
a la vida, la supervivencia y el desarrollo (Art.6). En
relación con ello, se reconoce el derecho al disfrute
del más alto nivel posible de salud (Art. 24). A su vez,
Infancia CUENTA en Chile 2014
11
señala que el Estado debe adoptar medidas para
garantizar la atención preventiva, la orientación a los
padres y la educación en materia de planificación
familiar (Art. 24, f). Según estos atributos se entiende
la necesidad de cuidados asociados al desarrollo de la
autonomía del NNA de manera progresiva. El dominio
cuenta con 2 subdominios, a) conductas saludables;
b) conductas de riesgo; y 5 indicadores.
12
sino que también debe estar encaminada a desarrollar
la personalidad, las aptitudes y capacidad mental y
física del NNA, hasta el máximo de sus posibilidades
(Art.29). La educación debe inculcar respeto a su
identidad cultural, su idioma y valores, además de
preparar al NNA para asumir una vida responsable
en una sociedad libre (Art.29). El dominio cuenta con
3 subdominios, a) acceso; b) calidad; y c) respeto al
entorno de aprendizaje; y 10 indicadores.
Salud. La CDN reconoce el derecho de todos los NNA al
disfrute del más alto nivel posible de salud y al acceso
a servicios para el tratamiento de enfermedades
(Art. 24). Asimismo, señala que se deberá garantizar
en la máxima medida posible la supervivencia y el
desarrollo. A partir de este marco se asumen una
serie de atributos del derecho a la salud que deben
ser garantizados por los Estados, entre ellos el acceso
y la reducción de la mortalidad infantil. A su vez, se
desprende la necesidad de priorizar la lactancia
materna en tanto constituye un alimento adecuado
para los primeros seis meses de vida y de la protección
de enfermedades crónicas no transmisibles que
pueden estar asociadas al desarrollo de hábitos no
saludables en la primera infancia, como la obesidad
y el sobrepeso infantil. El dominio cuenta con 6
subdominios, a) lactancia materna; b) mortalidad
infantil; y c) obesidad y sobrepeso infantil; d) salud
mental; e) acceso; f) salud sexual y reproductiva; y 12
indicadores.
Derechos y libertades civiles. Como define la CDN,
el NNA será inscrito inmediatamente después de
nacer y tendrá derecho a un nombre y a adquirir una
nacionalidad (Art. 7). Por su parte, los Estados deben
respetar el derecho a preservar su identidad (Art. 8).
Ambos elementos son fundamentales en términos
de la protección y garantía de los derechos de los
NNA, en tanto son inequívoca responsabilidad de los
Estados. También se encuentran establecidos los
derechos a la libertad de expresión (Art. 13), libertad
de pensamiento, conciencia y religión (Art. 14), libertad
de asociación (Art. 15), todos ellos vinculados al
ejercicio propio de los derechos de NNA, en donde los
Estados deben garantizar y respetar sin imposición
de restricciones distintas a las establecidas en la ley.
El dominio cuenta con 4 subdominios, a) derecho a
la identidad; b) libertad de pensamiento, conciencia y
religión; y c) libertad de opinión y expresión; d) libertad
de asociación y reunión; y 12 indicadores.
Educación, actividades culturales y de recreación.
La CDN establece que todo NNA tiene derecho a una
educación y que se debe desarrollar en condiciones de
igualdad de oportunidades (Art.28). La educación no
sólo tiene alcances formativos en términos formales,
La selección de datos e indicadores provenientes de
fuentes de información pública, permite monitorear el
cumplimiento de la CDN a partir de los propios reportes
del Estado. Los indicadores incluidos en el “Infancia
Cuenta en Chile 2014” debieron cumplir con requisitos
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
como: ser relevantes; contar con una periodicidad de
reporte adecuada; ser de fácil comprensión para el
público en general; reflejar, por definición conceptual, al
NNA como unidad de análisis en lugar de la familia o el
hogar; asegurar un nivel importante de representatividad
territorial; encontrarse desagregados al menos por
territorio, género y edad.
La expectativa del Observatorio es que este Informe se
constituya en una fuente de información para los actores
sociales e institucionales, así como para los NNA, y
contribuya con ello a un diálogo informado que posibilite
la construcción y el fortalecimiento de políticas públicas
oportunas y pertinentes.
Infancia CUENTA en Chile 2014
13
DOMINIO ENTORNO
FAMILIAR Y SOCIAL
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Definición del Dominio
El artículo 3 de la CDN señala la prioridad de tomar todas las medidas que apunten al interés
superior del niño, ya sea en los ámbitos públicos o privados y en los distintos niveles de
injerencia que tienen los poderes del Estado. Este es el garante principal de la protección,
el cuidado y el bienestar del niño y sus derechos, sin desconocer el rol que les cabe a los
padres, tutores y otros responsables.
La CDN define que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la
crianza y desarrollo del NNA y su preocupación será el interés superior del niño (Art. 18). Por
lo tanto, se entiende que la familia debe una obligación de provisión mínima necesaria para
el desarrollo del NNA en el aspecto material, afectivo, de protección y cuidado. Asimismo, el
Estado deberá prestar la asistencia apropiada para el desempeño de sus funciones, por lo
cual a las familias en situación de pobreza se les debe garantizar de igual forma el ejercicio
de todos sus derechos.
Por otra parte, la CDN establece explícitamente la prohibición del maltrato en todas sus
formas; en este sentido la violencia y el abuso al interior de la familia deben ser considerados
de especial preocupación tanto por los Estados como por la sociedad. Además, los Estados
deben adoptar todas las medidas necesarias para proteger al NNA de toda forma de abuso
físico o mental, incluso mientras el NNA se encuentre bajo la custodia de sus padres. Este
último elemento considera aquellas afectaciones físicas y psíquicas de los NNA, producto
de su interacción con el medio social, comunitario y escolar.
Para monitorear el cumplimiento de los derechos asociados a este dominio, en el presente
informe se consideraron los siguientes subdominios, cada uno con sus respectivos
indicadores:
• Bienestar material
• Violencia y maltrato
• Entorno social
14
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
15
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Relevancia del Dominio
Siendo la CDN un tratado vinculante - y no sólo una declaración de principios - los Estados
deben ceñirse a la doctrina que de él se desprende, por lo cual es relevante considerar el
análisis del entorno familiar y social para evaluar el cumplimiento de los principios de
la CDN, especialmente el de interés superior del niño y el de supervivencia y desarrollo.
Asimismo, los derechos vinculados a los cuidados parentales y a la protección frente a toda
forma de maltrato.
Las decisiones y medidas que se adoptan en el país, ya sean legislativas, administrativas,
económicas o de cualquier tipo, afectan – directa o indirectamente - los derechos e intereses
de NNA. Así lo indica la Observación General N° 5 (CRC, 2003) al explicar el interés superior
del niño.
El presente dominio pretende dar luces sobre cómo la gestión pública incide en el bienestar
del NNA y en el ejercicio pleno de sus derechos, y monitorear si las condiciones en que
viven y crecen dan cuenta del principio del interés superior de NNA, y que, por otra parte,
ellos y ellas sean una real prioridad de las políticas públicas y del actuar de las autoridades
cuando deciden sobre lo que les afecta. Asimismo, evaluar de qué forma se establecen las
condiciones para que se garantice el derecho a que vivan y se desarrollen hasta el máximo
de sus potencialidades (Art. 6).
que los Estados adoptarán todas las medidas para “proteger al niño contra toda forma de
perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación,
incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un
representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo” (ONU, 1989).
En su conjunto, los tres subdominios (Bienestar Material, Violencia y Maltrato, y Entorno
Social) dan cuenta del contexto en que se hacen efectivos los derechos económicos,
sociales y culturales de los NNA que viven en Chile.
El Observatorio Niñez y Adolescencia pretende analizar el entorno social y familiar desde
cuatro subdominios, utilizando 17 indicadores. Sin embargo, para el Informe “Infancia
Cuenta 2014” no se incorporó el Subdominio Cuidados Alternativos y no se accedió a
indicadores sobre bullyng que cumplieran con los criterios que exige este tipo de monitoreo
de derechos:
Subdominios e Indicadores
Bienestar
Material:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Violencia y
Maltrato:
8. Tasa de violencia intrafamiliar contra NNA.
9. Tasa de abuso sexual contra NNA.
Entorno
social:
10.
11.
12.
13.
14.
Tasa de homicidios en jóvenes de 15 a 18 años.
Tasa de participación económica de 10 a 17 años de edad.
Indicadores de bullying. (No disponible)
Tasa de muertes por causas violentas
Violencia extrafamiliar
Cuidados
Alternativos
15.
16.
17.
18.
Porcentaje de NNA privados de su medio familiar. (No disponible).
Porcentaje de NNA en acogimiento familiar. (No disponible).
Porcentaje de NNA en condición de ser adoptados. (No disponible).
Proporción de NNA dados en adopción. (No disponible).
Los indicadores que incluye este dominio son relevantes para monitorear el derecho de los
NNA a ser cuidados y educados en su familia y comunidad de origen. A diferencia de lo
que fueron otros enfoques, como el proteccional o tutelar, la CDN regula las facultades del
Estado y prioriza el derecho a los cuidados parentales.
La CDN ordena las relaciones entre la familia, el niño y el Estado, sobre la base del respeto
por el vínculo entre el niño y su familia; en el artículo 5 indica que los “Estados Partes
respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres o, en su caso, de
los miembros de la familia ampliada o de la comunidad”. Sin embargo, el rol del Estado no se
limita sólo a no interferir en la función de la familia. La CDN promueve que el Estado preste
apoyo - ya sea psicológico, económico, jurídico o institucional – y garantice las condiciones
socioeconómicas para que las familias cumplan su función en la crianza.
Al mismo tiempo, la CDN consagra el derecho del niño a ser protegido de toda forma de
abuso o vulneración, sea que se encuentre dentro o fuera de su familia. El artículo 19 explicita
16
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Porcentaje de NNA que viven bajo la línea de pobreza
Porcentaje de NNA que viven bajo la línea de indigencia.
Índice de hacinamiento de hogares con NNA.
Porcentaje de NNA en hogares donde todos los adultos no cuentan con empleo.
Índice de materialidad de la vivienda en hogares con NNA.
Porcentaje de NNA que viven en hogares con ingresos bajos la media del ingreso nacional.
Porcentaje de NNA en hogares monoparentales con jefatura femenina. (No utilizado).
Infancia CUENTA en Chile 2014
17
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
SubDominio Bienestar Material
Considerar las condiciones socioeconómicas en que crecen los NNA en Chile, es relevante
para monitorear el cumplimiento de lo que indica el artículo 4 de la CDN en cuanto a que los
Estados deben garantizar los derechos “hasta el máximo de los recursos de que dispongan”.
Dicho esfuerzo estará encaminado al desarrollo de capacidades del NNA y considerará su
prioridad en todos los planos y niveles.
Las políticas económicas y los ajustes estructurales inciden en que los derechos de NNA
sean ejercidos en mayor o menor medida. Como afirma el CRC, “las políticas económicas
no son nunca neutrales en sus consecuencias sobre los derechos del niño” (CRC, 2003,
N° 5). Los esfuerzos que hacen los Estados por responder a sus compromisos deben
reflejarse en los presupuestos nacionales y en los indicadores sociales donde los NNA
aparecen involucrados.
Parte importante de la asistencia que los Estados deben prestar a las familias tiene que
ver con las condiciones de que éstas disponen para ejercer la crianza. Así, en los informes
al CRC, los Estados deben indicar las medidas tomadas para garantizar el respeto de las
responsabilidades y derechos de los padres o cuidadores. También deben informar sobre
“las medidas concretas tomadas para bien de los niños de familias monoparentales o
pertenecientes a los grupos menos favorecidos, incluso los que viven en la pobreza extrema”
(CRC, 1996, N° 66). Con este fin se incluye el indicador sobre los hogares monoparentales
con jefatura femenina. El Subdominio Bienestar Material toma, asimismo, de la encuesta
CASEN 2011 los indicadores de pobreza, indigencia, hacinamiento, materialidad de las
viviendas y cesantía.
Pobreza
El 22,8% de la población infantil de Chile se encuentra bajo la línea de pobreza. Esto significa
8,4 puntos porcentuales por sobre el total nacional de pobreza (14,4%).
La Araucanía y Biobío son las regiones con mayor porcentaje de pobreza infantil, 33% y
30.8% respectivamente. Situación que afecta especialmente a las mujeres: 34,1% de niñas
en La Araucanía y 32,3% en Biobío.
18
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Gráfico 01: Porcentaje de NNA que viven bajo la línea de la pobreza según región
Arica y Parinacota
24,8%
Tarapacá
Antofagasta
20,4%
12,4%
Atacama
21,5%
Coquimbo
22,5%
Valparaíso
26,2%
Metropolitana
20,1%
O´Higgins
15,4%
El Maule
24,9%
Bío Bío
30,8%
La Araucanía
33,0%
Los Ríos
26,1%
Los Lagos
22,6%
Aysén
Magallanes
País
15,0%
10,0%
22,8%
Fuente: Encuesta CASEN 2011
Es necesario considerar que se trata de dos regiones con una gran cantidad de población
indígena: en La Araucanía se encuentra el 22,9% de la población infantil indígena del país
y en Biobío el 11% (Observatorio Niñez y Adolescencia, 2013, p. 25). Sumando ambas
regiones, se constituye en una zona que concentra un tercio de los NNA pertenecientes a
pueblos originarios. Un grupo que merece especial atención son los NNA de 6 a 13 años
de La Araucanía donde el 38,3% vive en pobreza, 15,5% puntos porcentuales más que el
promedio nacional de pobreza infantil.
De acuerdo a los tramos de edad, la primera infancia es el grupo que acumula mayor
porcentaje de pobreza infantil en el país, llegando a un 23,8%. A nivel regional, esta situación
es más grave en Biobío donde bordea el 35%. Si, además, se considera el sexo, se observa
que afecta especialmente a las mujeres: 24,9% en niñas de 0 a 5 años (22,9% en niños de
la misma edad).
Infancia CUENTA en Chile 2014
19
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Cabe destacar el caso de Magallanes, donde la pobreza infantil alcanza solamente al 10%
de los NNA que viven en la región y la situación de las niñas es levemente superior a la de
los niños (10,4% varones v/s 9,6% mujeres). Asimismo, la distribución etaria de la pobreza
es bastante homogénea: 10,1% de 0 a 5 años, 9,9% de 6 a 13 años, y 10,1% de 14 a 17 años.
Según las cifras, las condiciones de bienestar de que goza el noventa por ciento de los NNA
de Magallanes alcanzan a todos y todas, indistintamente de la edad.
El promedio nacional de indigencia infantil en 2011 es de 4,5% y los mayores porcentajes
se concentran en La Araucanía (8,2%) y Biobío (6,7%). Las otras regiones que se ubican
por sobre el promedio son Los Ríos, Valparaíso y Atacama. Los promedios regionales más
bajos están en Magallanes, Antofagasta y Aysén.
A su vez, por tramo de edad, el grupo más afectado por la indigencia es el de 0 a 5 años
(4,8%). Sin embargo, si se agregan las variables género y distribución geográfica, resalta la
situación de las niñas de 6 a 13 en La Araucanía que llegan al 9,4%, esto significa más del
doble del porcentaje promedio de indigencia infantil a nivel nacional.
Indigencia
Son muchos los hogares que no logran ubicarse por sobre el ingreso promedio en
nuestro país ($765.428). El dato nacional indica que un 71% de los hogares chilenos con
NNA no alcanzan esa cifra. Una vez más, esto deja en evidencia las enormes brechas
socioeconómicas que existen en un país “en vías de desarrollo”.
Para el caso de la indigencia las tendencias generales se repiten:
Gráfico 02: Porcentaje de NNA que viven bajo línea de indigencia según región
3,4%
Arica y Parinacota
Tarapacá
Sobresale el caso de la zona centro sur del país, donde se observa un bloque de seis
regiones donde hay más hogares con NNA bajo el ingreso promedio, desde O’Higgins hasta
Los Lagos. Y entre ellas, se destacan La Araucanía y Maule, ambas en torno al 81%.
3,5%
2,5%
Antofagasta
Atacama
4,6%
Valparaíso
4,9%
4,0%
Metropolitana
O´Higgins
2,7%
El Maule
3,6%
6,7%
Bío Bío
8,2%
La Araucanía
Los Ríos
5,0%
Los Lagos
4,6%
Aysén
Magallanes
Significativamente mejor es el caso de Antofagasta, caracterizada por una oferta laboral
ligada a la explotación minera, donde solo el 46,9% de los hogares con NNA están por debajo
del ingreso promedio. De igual forma, los bajos niveles de pobreza e indigencia infantil en
Magallanes se corroboran con el 59,5% de hogares con NNA bajo el ingreso promedio
nacional (11 puntos porcentuales menos que en el país).
3,1%
Coquimbo
2,5%
2,1%
País
4,5%
Fuente: Encuesta CASEN 2011
20
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
21
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Ingreso inferior al ingreso promedio nacional
Gráfico 03: Porcentaje de Hogares con NNA cuyo ingreso es inferior al ingreso promedio
nacional, según región
Tarapacá
Antofagasta
62,2%
Arica y Parinacota
46,9%
Atacama
Valparaíso
75,7%
El Maule
80,8%
79,9%
Bío Bío
La Araucanía
81,2%
Los Ríos
78,6%
Los Lagos
79,1%
Aysén
Magallanes
62,0%
País
Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta CASEN 2011
71,0%
16,9%
13,8%
Metropolitana
16,8%
O´Higgins
18,5%
El Maule
21,6%
Bío Bío
17,0%
La Araucanía
Los Ríos
Los Lagos
59,5%
18,7%
Coquimbo
65,9%
O´Higgins
21,3%
Atacama
74,2%
Metropolitana
23,9%
Antofagasta
70,7%
Valparaíso
18,8%
Tarapacá
62,0%
Coquimbo
En un 17% de los hogares con NNA existe algún tipo de hacinamiento. Esto como resultado
de la suma de los totales nacionales de hacinamiento medio (15,5%) y crítico (1,5%).
Gráfico 04: Porcentaje de Hogares con NNA cuyo nivel de hacinamiento es medio o
crítico según región
70,5%
Arica y Parinacota
Hacinamiento
16,7%
14,0%
13,3%
Aysén
Magallanes
17,1%
13,1%
País
17,0%
Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta CASEN 2011
En la zona norte llama la atención que cuatro regiones superen el nivel nacional: Tarapacá
(24%), Antofagasta (21,3%%) y Arica y Parinacota y Atacama con cerca del 19%.
En el caso de Tarapacá el hacinamiento medio es del 21,1% y el crítico alcanza el 2,8%.De la
suma de ambas cifras se obtiene que en esa región existe hacinamiento prácticamente en
1 de cada 4 hogares donde viven NNA.
En la zona central se ubica otro foco de hacinamiento, en especial en Maule (21,6%) y
22
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
23
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
O’Higgins (18,5%).En Maule se traduce en 34.027 hogares con NNA viviendo en condición
de hacinamiento. Ocurre una situación similar a la zona norte, pues probablemente exista
una estrecha relación con las secuelas del terremoto de febrero de 2010.
Las regiones con menores porcentajes de hacinamiento son Magallanes, Valparaíso y
Los Lagos.
Gráfico 05: Porcentaje de Hogares con NNA con Índice de Materialidad recuperable
o irrecuperable
26,5%
Arica y Parinacota
Tarapacá
16,4%
Antofagasta
13,3%
24,6%
Atacama
25,8%
Coquimbo
Materialidad de las viviendas
El índice de Materialidad de la Vivienda (IMV) permite conocer las condiciones estructurales
de las viviendas en que viven los hogares. El índice se construye a partir de los materiales
predominantes en paredes exteriores, cubierta de techo y pisos. Establece las categorías de
Aceptable, Recuperable e Irrecuperable para los muros, techos y piso.
En los resultados se puede destacar que del total de hogares donde viven NNA, un 83,7%
habitan en una vivienda aceptable. Desde Biobío al sur se observan condiciones por sobre
el promedio: Biobío (86,4%), La Araucanía (84,5%), Los Ríos (90,6%), Los Lagos (91,9%),
Aysén (87,3%) y Magallanes (98,7%).
Sin embargo, hay un 15.9% que se ubica en la categoría de viviendas recuperables. Destaca
nuevamente la situación de regiones afectadas por el sismo de 2010: O´Higgins (28,8%)
y Maule (23,1%). A la vez, tanto estas dos regiones como Coquimbo (24,7%) concentran
porcentajes importantes de población infantil viviendo en sectores rurales.
Solo un 0,4% de los hogares con NNA en Chile, presenta una evaluación crítica (irrecuperable).
El caso que presenta un mayor déficit es el de Arica y Parinacota, donde casi un 5% se
encuentran catalogados con las peores calidades estructurales: piso de tierra o las paredes
o el techo de material de desechos o reciclaje. Por su parte, Tarapacá llega a un 2,1%.
El siguiente gráfico muestra el porcentaje de hogares con NNA según IMV con la suma de
las viviendas recuperables e irrecuperables:
24
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Valparaíso
17,7%
Metropolitana
14,4%
O´Higgins
29,2%
24,3%
El Maule
Bío Bío
13,6%
La Araucanía
15,5%
Los Ríos
9,4%
Los Lagos
8,1%
12,7%
Aysén
Magallanes
País
1,3%
16,3%
Fuente: CASEN 2011
Cesantía
Las regiones extremas y la Metropolitana muestran el panorama más alentador en el plano
del acceso al trabajo. El porcentaje de hogares con NNA donde ningún adulto trabaje
alcanza un promedio nacional de 7,1%. Sin embargo, este promedio disminuye en el norte
grande: Arica y Parinacota un 6% y Tarapacá y Antofagasta en torno al 5%. Situación similar
ocurre en el extremo sur: Magallanes llega al 5% y en Aysén bordea el promedio nacional.
Infancia CUENTA en Chile 2014
25
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Gráfico 06: Porcentaje de hogares con NNA donde ningún adulto trabaje según región
6,0%
Arica y Parinacota
Tarapacá
Antofagasta
4,9%
7,6%
9,4%
Coquimbo
9,0%
Valparaíso
Metropolitana
Otra zona a la que se debe prestar atención es la conformada por las regiones de Coquimbo
y Valparaíso donde los porcentajes alcanzan a un 9,4% y un 9%, respectivamente.
5,1%
Atacama
5,5%
O´Higgins
7,5%
6,0%
El Maule
Bío Bío
9,1%
La Araucanía
10,5%
Los Ríos
9,3%
Los Lagos
8,3%
7,0%
Aysén
Magallanes
El mayor porcentaje de desempleo se encuentra en La Araucanía (10,5%). Junto con otras
regiones aledañas conforman un núcleo que podría afectar las condiciones de supervivencia
y desarrollo de NNA. En Biobío la cesantía es del 9,1%, en Los Ríos 9,3% y en Los Lagos 8,3%.
5,0%
País
7,1%
Fuente: CASEN 2011
26
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
27
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Conclusión Subdominio Bienestar Material
SubDominio VIOLENCIA Y MALTRATO
La distribución de la pobreza infantil parece estar asociada a patrones de desigualdad
territorial, etaria y de género: tienden a afectar más a regiones con población indígena
(mapuche), a la primera infancia y a las mujeres. La situación de Magallanes permite un
punto de contraste, ya que junto con tener el porcentaje más bajo de pobreza infantil,
muestra una distribución homogénea entre hombres y mujeres y entre las distintas edades.
La violencia y el maltrato que los NNA sufren en el entorno familiar y comunitario atentan
contra su dignidad y son evidencias de cómo se vulnera el derecho a ser protegidos por los
responsables de su cuidado. El derecho a la protección aparece explícito en el artículo 19 de
la Convención. Asimismo, el artículo 39 refiere a la obligación del Estado en la recuperación
y reintegración social de los niños que han sido dañados física o psicológicamente.
El hecho de que más del 70% de los hogares donde habitan NNA no logre alcanzar el
promedio del ingreso nacional, implica un desafío importante para las políticas de equidad
y la garantía universal de derechos.
Cualquier forma de abandono, explotación, abuso, tortura u otra forma de tratos crueles
atentan contra los derechos humanos de la niñez. Las denuncias por violencia intrafamiliar
y violencia sexual formuladas ante Carabineros de Chile en 2012, grafican el modo en que
el derecho a la protección se ve vulnerado en el entorno más próximo en que el NNA crece.
Las condiciones geográficas de un país que debe convivir con desastres naturales como
los terremotos o aluviones, obliga a plantearse por la efectividad y la calidad de la respuesta
no sólo ante la coyuntura de la catástrofe, sino también al proyectar la reconstrucción a
largo plazo, con el objeto de proveer de las mejores condiciones para que los NNA crezcan
y se desarrollen. Es lo que se desprende de los indicadores sobre habitabilidad y calidad
de las viviendas. Las recientes catástrofes del terremoto en el norte grande y el incendio
en Valparaíso, relevan la urgencia de que se haga todo lo necesario para evitar que se
construyan viviendas en precarias condiciones y en zonas de riesgo.
El análisis de estos indicadores es una continuación de lo realizado en el Informe 2013
del Observatorio Niñez y Adolescencia, donde se consideraron las denuncias efectuadas
entre los años 2009 y 2011 (con datos aportados por la Subsecretaría de Prevención del
Delito). Es importante insistir en que se trata de denuncias, razón por la cual la cifra puede
estar indicando tanto un aumento o disminución de la violencia como del acceso a la
institucionalidad para efectuar la denuncia.
Violencia intrafamiliar
Para las denuncias por violencia intrafamiliar realizadas durante el año 2012, se observa
una Tasa país de 232,1 por cada 100.000 habitantes. Esto significa una leve disminución
con respecto al año anterior en que alcanzaba a 245,3.
28
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
29
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
En cuanto a la distribución geográfica de la violencia intrafamiliar, tenemos las
siguientes cifras:
Gráfico 07: Tasa de NNA afectados por denuncias de Violencia Intrafamiliar. Años 2009 a 2012
Gráfico 08: Tasa de NNA afectados por denuncias de Violencia Intrafamiliar
365,4
Arica y Parinacota
245,3
15000
232,1
14000
13000
207,2
194,9
11439
10744
11000
9256
Antofagasta
220
Atacama
180
8000
120
7000
100
2009
2010
2011
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
2012
179,6
206,4
223,7
Metropolitana
231,5
O´Higgins
El Maule
140
9000
243,2
Valparaíso
160
9735
281,1
Coquimbo
200
12000
10000
Tarapacá
240
Bío Bío
Afectados por Denuncias
Tasa c/ 100.000 hab.
La Araucanía
266,4
203,2
220,9
223,8
Los Ríos
Los Lagos
263,9
233,3
Aysén
386,3
Magallanes
País
252,3
232,1
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
Al analizar por regiones se observan significativas diferencias. Zonas extremas como Arica
y Parinacota (365,4) y Aysén (386,3) presentan la mayores tasas de denuncias; situación
similar a la que ocurría el año anterior, aun cuando en ambos casos la tasa regional
disminuyó. En tanto, Atacama (179,6) y Maule presentan las tasas menores (203,2),
mejorando significativamente en ambos casos con respecto al 2011.
En cuanto a la diferencia por sexo, se puede apreciar que en la mayor cantidad de denuncias
se ven afectadas a las niñas (62,7% de las denuncias), continuando con la tendencia
mostrada los años anteriores, ya sea que se explique por una mayor sensibilidad ante el
maltrato contra la niña o por ser el interior del hogar el espacio que se le asigna culturalmente
y donde queda más expuesta a la violencia. Como se verá más adelante, en el caso de los
varones son más frecuentes las denuncias por violencia extrafamiliar.
30
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
31
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Gráfico 9: Porcentaje de NNA afectados por denuncias de Violencia Intrafamiliar según sexo
Para efectos de los mecanismos de denuncia, se podría decir que la violencia intrafamiliar
infantil tiene rostro de adolescente mujer:
37,3%
Gráfico 11: Tasas de NNA afectados por denuncias de Violencia Intrafamiliar según sexo y edades
62,7%
819,3
Niños
Niñas
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
279,5
En cuanto a las diferencias por edades, se aprecia que la mayor cantidad de denuncias
por violencia intrafamiliar corresponde a los y las adolescentes entre 14 y 17 años,
seguido de los niños y niñas de entre 6 y 13 años, con un 56,3% y un 33,5% de las
denuncias, respectivamente.
Gráfico 10: Porcentaje de NNA afectados por denuncias de Violencia Intrafamiliar según edades
176,2
180,5
65,1
Niñas
0-5 años
80,7
Niñas
6-13 años
Niñas
14-17 años
Niños
0-5 años
Niños
6-13 años
Niños
14-17 años
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
10,2%
Una de las razones que puede explicar esta situación, es que al aumentar en edad y
autonomía las adolescentes tienen mayor capacidad para acudir ante la policía a presentar
una denuncia por el maltrato sufrido al interior del hogar, lo que es mucho más complejo
para un niño o niña más pequeño.
33,5%
56,3%
0 - 5 años
6 - 13 años
14 - 17 años
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
32
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Violencia sexual
Para las denuncias por violencia Sexual realizadas durante el año 2012, se observa una tasa
país de 159,8 NNA por cada 100.000. Aumenta con respecto al año anterior (151,4) y le da
continuidad a una tendencia que crece progresivamente.
Infancia CUENTA en Chile 2014
33
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
En el análisis regional destaca la Región Metropolitana con 218,7 víctimas por cada
100.000 habitantes. Situación similar ocurre con las zonas extremas de Arica y Parinacota
y Magallanes.
Gráfico 13: Porcentaje de NNA Afectados por denuncias de Violencia Sexual según sexo
20,8%
Gráfico 12: Tasa de NNA Afectados por denuncias de Violencia Sexual cada 100.000 Hab.
Arica y Parinacota
Tarapacá
137,9
Antofagasta
Atacama
79,2%
173,8
112,5
Niños
72,8
Coquimbo
Valparaíso
Niñas
102,2
117,0
Metropolitana
O´Higgins
El Maule
Bío Bío
218,7
109,2
121,0
130,9
Los Ríos
133,4
Los Lagos
Aysén
Conclusión Subdominio Violencia y Maltrato
114,6
La Araucanía
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
150,8
118,1
Magallanes
160,8
País
159,8
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
Las regiones con una menor tasa de denuncias son Atacama y Coquimbo con 72,8 y 102,2.
Respecto de la diferencia por sexo, se puede apreciar que la mayor cantidad de denuncias
afectan a las mujeres (79,2%).
Si bien las denuncias por violencia intra familiar han disminuido en el último período, a nivel
territorial resaltan las cifras en las zonas extremas del país. Un porcentaje muy importante
de denuncias se concentra en las regiones de Arica y Parinacota y Aysén.
Llama la atención que la distribución territorial de las denuncias sea comparativamente
más alta en regiones que no son las más afectadas por la pobreza ni por la cesantía. Como
se indicó antes, esto podría explicarse tanto por un aumento de la prevalencia del delito
4
como por una mayor sensibilidad y disposición a denunciar .
En este tipo de delitos las más afectadas son las mujeres: niñas y adolescentes concentran
un 62,7% de las denuncias por violencia intra familiar y un 79,2% por violencia sexual. La
falta de respeto a su dignidad y al resguardo de su indemnidad en el entorno familiar y
comunitario, es un asunto que afecta principalmente a la mujer y, de forma particular, a
la adolescente.
4 Resultados de la “Encuesta Nacional de Victimización por Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales” (2013)
realizada para el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, indicaban que Aysén y Valparaíso presentan la
prevalencia más baja a nivel nacional. Mientras las regiones con prevalencia más alta de violencia intra familiar
son Tarapacá, Biobío, Atacama y Maule.
34
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
35
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
SubDominio ENTORNO SOCIAL
Gráfico14: Porcentaje de NNA entre 6 y 17 años en Actividad Económica
Para la CDN el entorno social donde viven los NNA debe ser adecuado y libre de todo tipo de
violencia que afecte su vida y obstaculice su desarrollo pleno. La Observación General Nº 5
(CRC, 2003) interpreta en su sentido más amplio el término “desarrollo” al que se refiere el
artículo 6. El desarrollo óptimo para todos los niños y niñas se debe entender en un sentido
holístico, considerando su dimensión física, mental, espiritual, moral, psicológica y social.
Norte
5,7%
Centro
6,2%
Sur
Asimismo, la CDN privilegia que los NNA permanezcan con sus familias de origen, en
contacto con sus comunidades y culturas. Por esta razón es relevante garantizar las
condiciones para la protección adecuada dentro de su comunidad.
Para monitorearlo se han incluido en este subdominio indicadores que pueden mostrar
lo que ocurre en el entorno social del NNA, más allá de los márgenes de su hogar y de
los vínculos más cercanos: participación económica y trabajo infantil (Encuesta Nacional
de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes, 2012), muertes por causas violentas
(Departamento de Estadísticas e Información de Salud, 2011), violencia extrafamiliar
y homicidios (Subsecretaría de Prevención del Delito, 2012). Los dos últimos son una
actualización de lo analizado en el Informe de 2013.
Este subdominio devela lo que ocurre en la experiencia del niño y de la niña en tanto sujetos
que son parte, crecen e interactúan en un contexto social afectado por condicionantes que
pueden garantizar o vulnerar sus derechos.
Participación económica y trabajo infantil :
5
A nivel nacional el porcentaje de NNA de 6 a 17 años que realiza alguna actividad productiva
llega al 7,1%.
5 El artículo 32 de la CDN establece el “…derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra
el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o nocivo para su salud o para su desarrollo físico,
mental, espiritual, moral o social”. Asumiendo lo que indica el Convenio 138 de la OIT (sobre la edad mínima) y el
Convenio 182 (sobre las peores formas de trabajo infantil), puede entenderse que cualquier actividad económica
que no produzca estos peligros (que no sea explotación), podría ser admitido y el Estado debiera proveer las
condiciones para que los niños y niñas trabajadores ejerzan su derecho a la educación y a la salud, entre otros.
36
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
9,7%
Metropolitana
7,4%
País
7,1%
Fuente: : Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) 2012.
De las cuatro macrozonas del país, se aprecian dos que presentan cifras por sobre el
promedio: la Macrozona Sur con 9,7% y la Macrozona Metropolitana (7,4%). Tanto los
patrones de crianza tradicionales, las expectativas sociales sobre los niños y niñas, como
las condiciones de vida en los sectores urbanos podrían estar a la base de estas variaciones.
Gráfico 15: Porcentaje de NNA entre 6 y 17 años en Actividad Económica según sexo
Norte
Centro
4,1%
3,5%
8,7%
6,2%
Sur
Metropolitana
País
7,3%
13,1%
4,9%
10,5%
4,5%
9,9%
Niñas
Niños
Fuente: Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) 2012.
Infancia CUENTA en Chile 2014
37
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Si se considera el total nacional, el porcentaje de niños y adolescentes hombres que
realiza una actividad económica alcanza un 9,9%, mientras que en el caso de las niñas
y adolescentes esta cifra llega al 4,5%. Es interesante observar que en la Macrozona Sur
se produce el máximo porcentaje de niños en actividad económica con 13,1%, 5,8 puntos
porcentuales más que en la Macrozona Norte.
El siguiente gráfico muestra que en el país, el 6,6% de NNA entre 6 y 17 años están
involucrados en lo que se denomina Trabajo Infantil.
Gráfico 17: Porcentaje de NNA entre 6 y 17 años en Trabajo Infantil según sexo
Norte
Centro
Norte
País
6,7%
3,2%
8,3%
5,6%
Sur
Metropolitana
Gráfico 16: Porcentaje de NNA entre 6 y 17 años en Trabajo Infantil
3,7%
13,4%
4,0%
10,0%
3,9%
9,5%
Niñas
Niños
5,2%
Fuente: Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) 2012.
Centro
5,8%
Sur
9,6%
Metropolitana
6,7%
País
6,6%
Fuente: Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) 2012.
En el ámbito territorial, se repiten las mismas tendencias que en el indicador sobre
participación económica. Sobresale la Macrozona Sur y la Región Metropolitana.
Los niños y adolescentes hombres que realizan una actividad económica considerada
como trabajo Infantil llegan al 13,4% en la Macrozona Sur.
6
Violencia extrafamiliar :
La Organización Mundial de la Salud define la violencia como el uso deliberado de la fuerza
física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un
grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte,
daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones (Organización Panamericana de
la Salud, 2002).
6 Incluye denuncias por lesiones leves y graves. Para la presente versión no se incluyen las denuncias de lesiones
producidas con armas, como sí se hizo en el informe anterior (2013). Esto será considerado en posterior análisis
como un indicador individual.
38
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
39
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Al revisar las mediciones realizadas desde el año 2009 al 2012 7, se puede apreciar una
disminución en el número de denuncias por violencia extra familiar, presentando un
descenso de 3.436 denuncias entre los años 2011 y 2012.
Para las denuncias por violencia extrafamiliar realizadas durante el año 2012, se observa
una tasa país de 378,4 NNA por cada 100.000 habitantes. Al realizar el análisis territorial se
percibe una mayor tasa de denuncias en las regiones de Aysén y Magallanes con una tasa
de 600,2 y 543,3, respectivamente. Las regiones con una menor tasa de denuncias son la
Metropolitana y La Araucanía con 334,5 y 356,9, respectivamente.
Gráfico 19: Evolución de NNA Afectados y tasas de violencia extrafamiliar 2009-2012
En este punto se hace necesario volver a recordar la ambigüedad que entraña este indicador
en base a denuncias. La Araucanía y la Región Metropolitana se vislumbran en el imaginario
colectivo como dos zonas afectadas por situaciones de violencia, ya sea por el conflicto
chileno – mapuche o por la violencia callejera en los guetos urbanos. Por esto es que resulta
- al menos - extraño que las cifras sean tan bajas en estas regiones.
28000
26000
411,6
415,8
378,4
22000
Arica y Parinacota
Antofagasta
474,7
Atacama
507,3
394,1
Valparaíso
Metropolitana
17514
290
240
14000
190
12000
140
2009
2010
2011
Afectados por Denuncias
Tasa c/ 100.000 hab.
2012
401,9
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
334,5
O´Higgins
El Maule
403,4
366,5
La Araucanía
Los Ríos
Los Lagos
En cuanto a las distinciones que se presentan según la edad, la mayor cantidad de denuncias
por estos delitos afectan a los/as adolescentes entre 14 y 17 años (61,5%), luego se ubican
los/as niños/as entre 6 y 13 años (32,4%) y finalmente los/as niños entre 0 y 5 años con
un 6%.
427,6
Bío Bío
356,9
368,9
381,2
600,2
Aysén
Magallanes
País
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
40
390
340
19540
16000
368,5
Coquimbo
20000
20950
19544
18000
446,3
Tarapacá
440
24000
Gráfico 18: Tasa de NNA Afectados por denuncias de Violencia Extra familiar cada 100.000 Hab.
490
449,2
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
534,3
378,4
7 Las cifras son diferentes a las del Informe 2013 porque no incluye lesiones por violencia con armas. No obstante,
sigue la misma tendencia general.
Infancia CUENTA en Chile 2014
41
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Gráfico 20: Porcentaje de NNA Afectados por Violencia extra familiar según edades
6,0%
Homicidios:
32,4%
61,5%
0 - 5 años
6 - 13 años
14 - 17 años
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
Las denuncias por homicidios realizadas durante el año 2012 afectaron a 45 NNA en todo
el país, correspondiente a una tasa país de 1 NNA por cada 100.000. Al analizar según
territorio, se observa una mayor tasa de denuncias en las regiones de Maule y Antofagasta,
correspondiente a 5 y 3 NNA víctimas, respectivamente. Si bien no aparece como un dato
significativo en términos de tasa, es importante señalar que en la Región Metropolitana se
realizaron 21 de las 45 denuncias recibidas el 2012, representando el 47% de las denuncias
en el país.
Gráfico 22: Tasa de NNA víctimas de Homicidios cada 100.000 hab.
Al observar la distribución de denuncias por violencia extrafamiliar según edad y sexo, se
hace más evidente su alto número para el rango de edad entre 14 y 17 años y dentro de
él, los hombres son los más afectados. Es importante destacar que en todos los rangos
etarios existe una mayor presencia de varones víctimas de violencia extrafamiliar.
Arica y Parinacota
Tarapacá
Antofagasta
1,8
Atacama
Gráfico 21: Tasa de NNA Afectados por Violencia extra familiar según edades y sexo
Coquimbo
Valparaíso
1027,2
911,7
1,5
0,4
Metropolitana
O´Higgins
1,1
0,4
El Maule
1,8
Bío Bío
La Araucanía
334,6
226,7
59,2
Niñas
0-5 años
0,7
Los Ríos
Los Lagos
1,3
Aysén
80,9
Magallanes
Niñas
Niñas
Niños
6-13 años 14-17 años 0-5 años
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
42
0,9
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Niños
Niños
6-13 años 14-17 años
País
1,0
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
Infancia CUENTA en Chile 2014
43
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Gráfico 23: Cantidad de NNA víctimas de Homicidios
27
Respecto de la diferencia por sexo, se puede apreciar que la mayor cantidad de denuncias
afectan a los varones, 71,1%, en comparación al 28,9% que impacta a las niñas.
21
Gráfico 25: Porcentaje de NNA víctimas de Homicidios según sexo
16
9
3
2
1 0
ac
a
a
a
0
st
Ta
r
ap
ga
fa
to
71,1%
2011
0 10
Pa
rin Ari
ac ca
ot y
a
0 10
An
im
qu
is
3
0
bo
o
2
5
ca
m
2
Co
ra
pa
Va
l
lit
po
M
et
ro
ig
gi
an
a
ns
le
El
3
0 1
5
At
a
3
O’
H
M
au
Bi
o
ca
n
au
2
2
La
Ar
s
2
ia
11
Rí
s
2
1 0
5
4
Bi
o
3
Lo
Lo
s
La
go
sé
n
la
al
M
ag
2
0 00
Ay
00
ne
s
1
5
os
4
2010
2012
28,9%
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
Niños
Considerando las denuncias ocurridas entre el año 2009 y 2012, se obtiene que la tasa
de homicidios para cada año ha ido fluctuando, logrando un punto medio (1,0) durante el
2012, entre la tasa más alta 1,2 (obtenida el año 2009 y 2011) y 0,8 (obtenida el año 2010),
que ha sido la más baja durante este periodo.
Niñas
Gráfico 24: Evolución de cantidad y tasas de NNA víctimas de Homicidios 2009-2012
90
1,2
1,3
1,2
1,2
80
60
1,0
58
57
45
38
40
1,0
0,9
0,8
50
0,8
0,7
30
0,6
20
0,5
2009
2010
Al observar las diferencias por edades, la mayor cantidad de denuncias por homicidio
(62,2%) afecta al grupo adolescente que tiene entre 14 y 17 años; le siguen los/as niños/as
entre 6 y 13 años con un 22,2%.
Desde el año 2009 el rango entre los 14 y 17 años acumula la mayor cantidad de denuncias,
en comparación con los otros tramos de edad, aun cuando el número ha ido disminuyendo
con el paso de los años. Situación opuesta a lo que ocurre con los tramos de 6 a 13 y de 0 a
5 años, en los cuales va aumentando progresivamente el número de denuncias, en especial
entre el año 2010 y 2012.
1,1
70
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
2011
2012
Afectados por Denuncias
Tasa c/ 100.000 hab.
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
44
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
45
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Mortalidad por causas violentas:
Gráfico 26: Porcentaje de NNA víctimas de Homicidios según edades
15,6%
En 2011 el Departamento de Estadísticas e Información de Salud registra en Chile 481 NNA
muertos por causas externas.
Para los fines del presente informe se considerarán como “causas violentas de muerte”
las que corresponden a la sección “causas externas de morbilidad y de mortalidad” de
la Clasificación Internacional de Enfermedades CIE 108; exceptuando las que atañen a
complicaciones de la atención médica y quirúrgica9.
22,2%
62,2%
0 - 5 años
6 - 13 años
14 - 17 años
Gráfico 28: Tasa de NNA víctimas Muertes por causa violenta cada 100.000 hab.
Arica y Parinacota
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
17,4
Tarapacá
10,6
Antofagasta
10,0
Atacama
Gráfico 27: Evolución de cantidad de NNA víctimas de Homicidios según edades 2009-2012
51
20
45
7,7
15
28
9
10
7
5
2
10
6
2009
2010
Fuente: Subsecretaría de Prevención del Delito 2012
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
15
-5
2012
12,3
La Araucanía
12,6
9,7
Los Lagos
22,6%
19,1
Aysén
0 - 5 años
6 - 13 años
2011
10,5
Bío Bío
Los Ríos
25
5
1
0
10,7
El Maule
36
35
46
11,8
O´Higgins
42
5
3,0
Valparaíso
Metropolitana
55
25
Coquimbo
12,0
14 - 17 años
12,2
Magallanes
País
10,1
Fuente: Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) 2011.
8 http://ais.paho.org/classifications/Chapters/index.htm
9 De esta forma, se analizarán los 469 casos que refieren a: 1) accidentes de transporte, 2) suicidios (lesiones
auto infringidas), 3) traumatismos (caídas, exposición a fuerzas mecánicas inanimadas, ahogamientos,
exposición a corriente eléctrica; exposición al fuego, humo, llamas, calor, contacto traumático con animales y
plantas venenosas), 4) agresiones (homicidios), y 5) otros eventos de intención no determinada (por ejemplo
envenenamiento o disparos de intención no determinada).
Infancia CUENTA en Chile 2014
47
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Gráfico 29: Porcentaje de NNA víctimas de Muertes por causa violenta según sexo.
Los tipos de causas violentas por los cuales mueren los adolescentes son especialmente
los suicidios y accidentes de transporte. En tanto, los niños y niñas de entre los 0 y 5 años
se ven más afectados por los traumatismos y los accidentes. Entre los 6 y 13 años son las
mismas causas, pero en proporción inversa. 66,1%
33,9%
Gráfico 31: Principales tipos de muertes por causa violenta según edades
82
Niños
74
Niñas
69
Fuente: Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) 2011.
El gráfico muestra que los NNA entre 14 y 17 años son los que más muertes por causas
violentas registran en el país, seguido de la primera infancia y finalizando por el grupo que
abarca entre los 6 y los 13 años.
48
46
40
39
Accidentes de
Transporte
Traumatismos
accidentales
15
Gráfico 30: Porcentaje de NNA víctimas de Muertes por causa violenta según edades
39
9
7
Suicidios
0
0-5 años
Homicidios
6-13 años
14-17 años
Fuente: Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) 2011.
26,4%
49,5%
0 - 5 años
24,1%
6 - 13 años
14 - 17 años
Fuente: Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) 2011.
48
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
49
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Conclusión Subdominio Entorno Social
Desde la CDN se espera que el NNA se desarrolle hasta el máximo de sus potencialidades
y que lo haga al interior de su propia comunidad. En este sentido se podría considerar
alentador que un reducido porcentaje (7,1%) de NNA en Chile esté involucrado en actividades
económicas. Sin embargo, hay zonas donde dicho fenómeno aumenta significativamente,
como la zona sur (La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén) donde alcanza prácticamente
a 1 de cada 10 NNA. En el extremo sur también se presentan las cifras más altas de
denuncias por violencia intrafamiliar.
Resalta la situación de Magallanes pues, aun cuando en otros indicadores presenta cifras
muy amables para los niños y las niñas, en éste aparece con altos niveles de denuncias por
violencia extrafamiliar y muertes por causas violentas.
Al momento de garantizar el desarrollo en el entorno social es relevante tener en cuenta las
variables de género y edad. El contexto puede resultar amenazante para el modo en que los
adolescentes varones tienden a socializar, en un espacio que rebasa los límites de su propio
hogar. Así lo demuestran las cifras de homicidios, de violencia extrafamiliar y muertes por
causas violentas.
De cara a la evolución de los datos en los últimos años que realiza el Observatorio Niñez y
Adolescencia es destacable la disminución total en los indicadores de violencia extrafamiliar
y homicidios.
Síntesis analítica del Dominio Entorno
Familiar y Social
Al observar indicadores referidos a las condiciones
socioeconómicas en que los NNA viven en Chile y las
variables contextuales que les afectan, se está evaluando
la concreción de los principios de interés superior y
supervivencia y desarrollo que señala la CDN. Asimismo,
se está monitoreando el derecho a la protección que
debe garantizar al Estado, y las condiciones en que
niños y niñas se desarrollan al interior de sus familias y
comunidades. Los indicadores que abarca este dominio,
relativos a bienestar material, violencia y maltrato y
entorno social, dan cuenta de ello.
La pobreza, indigencia, el hacinamiento, la cesantía que
afecta a las familias con NNA debe observarse en el
contexto de un país que alcanza significativos índices de
desarrollo económico. A la luz de dichas condiciones se
puede evaluar el cumplimiento del compromiso contraído
por el Estado hace veinticuatro años, de garantizar
los derechos de niños y niñas “hasta el máximo de los
recursos de que disponga” (Art. 4). Cuando el 22,8% de la
población infantil se encuentra bajo la línea de pobreza,
cabe preguntarse si el Estado efectivamente está
invirtiendo en los NNA al nivel de lo que potencialmente
es capaz de hacer.
Las diferencias étnicas, territoriales y de género se
convierten en tareas pendientes que marcan las
brechas aún existentes con respecto a los compromisos
contraídos por el Estado. El 71% de los hogares con NNA
no alcanza el promedio del ingreso nacional. Sectores con
alta presencia de población indígena, como La Araucanía
50
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
y Biobío, aglutinan los mayores porcentajes de pobreza
infantil. El 14,4% de pobreza país aumenta a un 38,3%
entre los niños y niñas de 6 a 13 años que viven en La
Araucanía. Y la indigencia en las niñas de dicho grupo
llega a un 9,4%, más del doble del porcentaje promedio de
indigencia infantil a nivel nacional (4,5%).
En cuanto al indicador de desempleo, el porcentaje de
hogares con NNA donde ningún adulto trabaja alcanza
un promedio nacional de 7,1%. Cifra que disminuye en la
Región Metropolitana y en las zonas extremas (Arica y
Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Magallanes y Aysén),
mientras que aumenta en La Araucanía, donde llega al
10,5%, y en otras regiones aledañas.
Otro factor a considerar son las condiciones geográficas
y el modo como las catástrofes pueden afectar la calidad
de vida de los NNA. En un 17% de los hogares con NNA
existe algún tipo de hacinamiento. El análisis territorial
muestra cómo este indicador se amplifica en regiones
que han sido afectadas por terremotos en los últimos
años: en Maule llega a un 21,6% y en Tarapacá al 24%
(esto significa 1 de cada 4 hogares donde viven NNA).
Es destacable que un 83,7% de hogares con NNA habita
en viviendas cuya materialidad califica como aceptable;
las mejores condiciones se encuentran desde Biobío
al sur. En la categoría más crítica sólo hay un 0,4% a
nivel nacional, sin embargo, existe un foco de viviendas
irrecuperables en el extremo norte: casi un 5% en la región
de Arica y Parinacota y en Tarapacá un 2,1% de casas
Infancia CUENTA en Chile 2014
51
DOMINIO ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
con niños donde el piso es de tierra o las paredes o el
techo de material de desechos o reciclaje. Esto implica un
desafío a las políticas públicas que pretenden proyectar a
largo plazo planes de reconstrucción o la edificación de
viviendas sociales de calidad.
y Magallanes. Asimismo, las mujeres comprenden el
grupo mayoritario de víctimas: 79,2%. A partir de estas
cifras, se podría afirmar que las víctimas de la violencia
intrafamiliar y el abuso sexual en Chile tienen rostro de
adolescente mujer.
En continuidad con lo monitoreado en 2013 por el
Observatorio Niñez y Adolescencia, al analizar el mapa
de las vulneraciones de derechos ligadas a la violencia,
parecieran estar perpetuándose patrones culturales
tradicionales que dejan a las niñas y adolescentes más
vulnerables al interior del espacio del hogar.
En tanto, la participación económica y el trabajo infantil
es un fenómeno que afecta especialmente a los niños y
adolescentes varones de la zona sur. Así como a nivel
nacional el promedio de participación económica es de
7,1%, en la Macrozona Sur llega al 9,7%. Al diferenciarlo
por género, se observa que el grupo mayoritario son los
varones de dicha zona: 13,1%. Cifra muy similar al 13,4%
de trabajo infantil.
La tasa de denuncias por violencia intrafamiliar en 2012
(232,1 por cada 100.000 habitantes) indica una leve
disminución con respecto al año anterior. No obstante, la
vulneración al derecho a ser protegido contra toda forma
de maltrato en el hogar, sigue siendo un asunto que
afecta principalmente a las mujeres y sobre todo a las
adolescentes: 62,7% de las denuncias afecta a las niñas;
56,3% de las denuncias son de adolescentes. En cuanto
al análisis territorial, zonas extremas del país presentan
índices elevados: Arica y Parinacota llega a un 365,4 y
Aysén a un 386,3.
Las denuncias por violencia extrafamiliar disminuyen
con respecto a los años anteriores, pero sigue siendo
elevada en las regiones de Aysén y Magallanes con una
tasa de 600,2 y 543,3, respectivamente. Las víctimas son
principalmente los adolescentes (61,5%) y los varones.
Algo muy similar a lo que ocurre con los homicidios: de
los 45 NNA asesinados en 2012 la mayoría corresponde
a hombres adolescentes.
Así entonces, mientras las adolescentes son más
vulnerables en el entorno familiar, los varones son
afectados fuera de dicho espacio. Dependiendo de los
contextos culturales y las condiciones socioeconómicas,
se implican en la actividad laboral, como mano de obra
productiva o quedan expuestos a la violencia extrafamiliar
y las muertes violentas.
El derecho a ser protegido contra toda forma de violencia,
“perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato
negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso
sexual” (Art. 19) es una meta hacia la cual apuntar.
Los niveles de desigualdad y discriminación antes
descritos son tan violentos como los delitos denunciados
ante la policía. Refieren a una violencia estructural
(Galtung, 2003), pues dificultan la satisfacción de las
necesidades al nivel de lo que potencialmente cabría
esperar. Son una evidencia de cuánto falta por avanzar
para que el interés superior del niño sea una prioridad
garantizada y concretizada en las decisiones políticas,
económicas y sociales que les afectan.
Las denuncias por violencia sexual en 2012 (159,8 por
cada 100.000) continúan la tendencia al aumento que
se viene registrando en los últimos años. Las zonas más
afectadas son la Región Metropolitana, Arica y Parinacota
52
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
53
DOMINIO AUTONOMÍA Y
EJERCICIO PROGRESIVO
Definición y Relevancia del Dominio
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
De la consideración del niño como sujeto de derechos y del principio de la autonomía
progresiva se desprende que el ejercicio de los derechos va siendo más autónomo y pleno
según el crecimiento y desarrollo del sujeto, al mismo tiempo que adquiere una creciente
responsabilidad por los actos que realiza.
Un aspecto relevante del desarrollo autónomo de niñas y niños está relacionado con el
cuidado que el sujeto debe tener por su propio bienestar emocional y físico, lo que forma
parte de las responsabilidades que debe ir asumiendo de manera progresiva. Por otro lado,
la idea de la autonomía progresiva en el ejercicio de los derechos del NNA se constituye
en la clave para interpretar la función del Estado y la familia en la promoción del desarrollo
integral del niño y la niña.
Monitorear el principio de autonomía y ejercicio progresivo de los derechos por parte de
los niños, niñas y adolescentes que viven en Chile requiere de indicadores que den cuenta
de cómo ellos y ellas asumen responsabilidades en el ejercicio de sus derechos de manera
progresiva. Al mismo tiempo se trata de un principio que está relacionado con el ejercicio
de todos los demás derechos. El CRC afirma que: “…Las escuelas deben fomentar un clima
humano y permitir a los niños que
se desarrollen según la evolución de sus capacidades.”
(CRC, 2001). Es así como una mayor responsabilidad en el ejercicio de sus derechos deberán
ir acompañadas de acciones e iniciativas por parte del Estado y las familias de modo de
permitir y facilitar una mayor autonomía para el desarrollo integral de los NNA.
Si bien para este dominio se han adoptado los ámbitos del bienestar físico y emocional,
vinculados con el derecho a la salud; el principio de autonomía progresiva está relacionado
con el ejercicio de todos los derechos enunciados en la CDN. La puesta en práctica de este
principio ha provocado diversas reacciones de los Estados, en especial, la autonomía de niños
y niñas en el ejercicio de los derechos 12 al 17, referidos a los derechos civiles y políticos, y
sobre los cuales el CRC ha tenido que pronunciarse en repetidas ocasiones, cuando aclara
el alcance del artículo 5 de la CDN, que refiere justamente a este principio y que dice: “Los
Estados Partes respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres
o, en su caso, de los miembros de la familia ampliada (…) encargadas legalmente del niño
de impartirle, en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación
54
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
55
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
apropiadas para que el niño ejerza los derechos reconocidos en la presente convención”
(ONU, 1989).
La autonomía y el ejercicio progresivo de acuerdo a la evolución de las facultades se
relacionan con la exigencia del artículo 12 de tener “debidamente en cuenta” las opiniones
de los niños en función de su edad y madurez. Concepto que también aparece en el artículo
14: los padres y los representantes legales orientarán al niño en el ejercicio de su derecho a
la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, de manera acorde con la evolución
de sus facultades (UNICEF, 2004).
Los adultos ven en este principio y en especial en el ejercicio por parte de los niños y las
niñas de algunos de los derechos establecidos en la Convención, un desacato a la autoridad
de los adultos por parte de NNA, situación que no se corresponde con este principio (
UNICEF, 2002, pp.80-83).
Es relevante tener presente que todos los niños y niñas tienen y deben ejercer todos los
derechos enunciados en la CDN, y que la forma de expresar este ejercicio irá variando en
la medida que evolucionen las capacidades de NNA. Al mismo tiempo que aumentan las
capacidades también es posible observar, sobre todo durante la adolescencia, una mayor
tendencia a la exploración y a probar los límites, siendo esta una etapa en la que se puede
incurrir en una mayor cantidad de faltas.
Un principio básico establecido en la CDN es el derecho de todos los NNA a la vida, la
supervivencia y el desarrollo (Art.6). En relación a ello, también se reconoce el derecho al
disfrute del más alto nivel posible de salud (Art. 24), mientras que el Estado debe adoptar
medidas para garantizar la atención preventiva, la orientación a los padres y la educación
en materia de planificación familiar (Art. 24, f). Al mismo tiempo, el artículo 5 indica que el
camino hacia la madurez debe pasar por un ejercicio progresivo de la autonomía.
Según estos atributos se entiende la relevancia y necesidad de monitorear las acciones
asociadas al despliegue y desarrollo de la autonomía progresiva del NNA, la educación en
materia de salud, y en general todas las medidas destinadas a proteger la vida y el ejercicio
pleno de derechos según la madurez de los NNA.
56
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Subdominios e Indicadores
Conductas
saludables
1. % de NNA que realiza actividad física.
2. % de NNA que utilizaron preservativo en su última relación sexual.
3. % de NNA que desayuna todos los días (No disponible).
Conductas
de riesgo
1. Prevalencia de consumo de tabaco en NNA.
2. Prevalencia de consumo de alcohol en NNA.
3. Prevalencia de consumo de drogas en NNA.
Subdominio Conductas Saludables
El Subdominio Conductas Saludables, desde la perspectiva de la autonomía progresiva,
busca medir estilos de vida saludable y la contribución que puedan hacer los NNA para
fomentar una buena salud. En este subdominio se incluye un indicador sobre las prácticas
deportivas que fomenten este estilo y la prevención del contagio de enfermedades de
transmisión sexual, ambas buscan medir el grado de protección del propio cuerpo por parte
de NNA frente a la aparición y contagio de distintas enfermedades.
Porcentaje de NNA que realizan actividad física.
La realización de actividad física es una de las conductas saludables que debiera seguir
siendo promovida por parte del Estado, de manera que todos los niños, niñas y adolescentes
tengan una amplia gama de posibilidades y espacios para realizarla.
10(2012). En ella se
Los datos que se entregan fueron obtenidos de la encuesta EANNA le pregunta a los entrevistados si realizaron actividad física en la semana anterior a la
realización de la encuesta, sin considerar las clases de educación física efectuadas en los
recintos educacionales donde estudian. El indicador apela a la realización autónoma de
actividad física por parte de NNA, más allá de las obligadas en la escuela.
10 Encuesta Nacional Sobre Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) que es realizada por el
Ministerio de Desarrollo Social, con la colaboración del Ministerio del Trabajo y de la Organización Internacional
del Trabajo (OIT) y cuyo nivel de desagregación es de cuatro grandes macro zonas: Norte (regiones de Arica y
Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo), Centro (regiones de Valparaíso, O´Higgins, Maule y
Biobío), Región Metropolitana, Sur (regiones de La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes).
Infancia CUENTA en Chile 2014
57
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
En el siguiente gráfico se muestran los resultados para el porcentaje de NNA que realiza
actividad física a nivel país y para las cuatro macrozonas incluidas en la encuesta; a nivel
nacional, un 59,5% de los NNA declaró haber realizado actividad física durante la última
semana. En la zona sur y centro es donde más se realiza actividad física, llegando a un
65,7% y un 59,7%, respectivamente. Mientras que en las zona norte y metropolitana se
presenta un porcentaje de actividad física por debajo de la media nacional, con un 55,7% y
un 58,4%, respectivamente.
Gráfico 33: Porcentaje de NNA que realiza actividad física según sexo
73,2%
46,9%
Gráfico 32: Porcentaje de NNA que realiza actividad física fuera de la escuela
Hombres
55,7%
Norte
Mujeres
Fuente: Encuesta EANNA 2012
59,7%
Centro
Sur
Por otro lado, los datos muestran que los NNA entre 5 y 13 años realizan más actividad física
que los y las adolescentes entre 14 y 17 años. Esto puede ser observado en el siguiente
gráfico donde la categoría “país” incluye a todos los NNA entre 5 y 17 años. Estos datos
parecen consistentes con la mayor energía y atractivo que representan las actividades de
carácter físico en la niñez, preferencia que disminuye en la adolescencia donde se priorizan
otras actividades culturales e intelectuales, por sobre las actividades físicas.
65,7%
Metropolitana
58,4%
País
59,5%
50%
52%
54%
56%
58%
60%
62%
64%
66%
68%
Fuente: Encuesta EANNA 2012
En el siguiente gráfico se observa una diferencia significativa por sexo. En ella se aprecia
como los hombres declaran realizar muchas más actividad física que las mujeres. La
diferencia de 26,3 puntos porcentuales obliga a preguntarse por las características de los
espacios disponibles fuera del espacio escolar para proveer de un acceso igualitario a las
oportunidades para la práctica de deportes.
Gráfico 34: Porcentaje de NNA que realiza actividad física según edad
5-13 años
14-17 años
País
63,2%
51,9%
59,5%
Fuente: Encuesta EANNA 2012
58
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
59
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Porcentaje de NNA que utilizaron
preservativo en su última relación sexual
El derecho a acceder a los cuidados necesarios para una buena salud, implica tener
conciencia sobre la responsabilidad respecto del autocuidado personal. En este sentido,
el uso del preservativo guarda relación con el cuidado que debiera tener todo NNA ante la
posibilidad de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual o vivenciar un embarazo,
al momento de tener relaciones sexuales.
En la versión 2012 de la encuesta EANNA se preguntó a adolescentes entre 12 y 17 años por
el uso de distintos métodos anticonceptivos, de donde se tomaron aquellos que marcaron
el preservativo.
Gráfico 35: Porcentaje de NNA que utilizaron preservativo en su última relación sexual según zona
Centro
Gráfico 36: Porcentaje de NNA que utilizaron preservativo en su última relación sexual según sexo
66,1%
Sur
Metropolitana
En el siguiente gráfico se aprecian las diferencias entre mujeres y hombre en el uso de
preservativo. Sorprende la diferencia, ya que las mujeres podrían estar más expuestas al
contagio de enfermedades de transmisión sexual o al embarazo, sin embargo parecen no
preocuparse tanto por su uso de como los hombres. Una posible explicación puede ser la
utilización de otros métodos anticonceptivos, lo que si bien previene posibles embarazos,
no las protege de eventuales enfermedades. En esta misma línea, el uso del preservativo
podría estar socialmente asociado a la prevención del embarazo más que al cuidado por el
contagio de enfermedades.
74,1%
60,7%
Norte
En términos generales se puede mencionar que el 60% de los adolescentes declaró haber
utilizado preservativos en su última relación sexual. La Macrozona Centro presenta la
mayor prevalencia de este cuidado con 66,1%, asimismo la Región Metropolitana presenta
las menores cifras con un 55,8%, siendo la única zona por debajo del promedio país.
45,7%
61,4%
55,8%
País
60,0%
Hombres
Mujeres
Fuente: Encuesta EANNA 2012
Fuente: Encuesta EANNA 2012
60
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Respecto de la diferencia por edades, parece razonable pensar que muchos adolescentes
entre 12 y 13 años pueden tener un menor acceso a información y una menor conciencia
del riesgo que significa tener relaciones sexuales sin usar preservativo.
Infancia CUENTA en Chile 2014
61
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Gráfico 37: Porcentaje de NNA que utilizaron preservativo en su última relación sexual según edades
12 -13 años
Las brechas observadas en la región Metropolitana podrían deberse a la posible asociación
del uso del preservativo exclusivamente para la prevención del embarazo, así como el mayor
acceso en la a otros métodos anticonceptivos.
43,4%
14 -17 años
País
60,8%
60,0%
Fuente: Encuesta EANNA 2012
Conclusiones Subdominio Conductas Saludables
La promoción de hábitos de vida saludables, entre los que se incluye la realización de
actividad física, muestra que seis de cada diez niños, niñas y adolescentes manifiesta
realizar actividad física periódica. Las mujeres son las que en menor porcentaje realizan
actividad física, teniendo esto un efecto en su salud.
En el caso de los NNA que realizan actividad física, se observa una disminución de su práctica
durante la adolescencia, lo que podría estar asociado a los cambios físicos y emocionales, y
a la preferencia por otro tipo de actividades que se experimentan en esta etapa.
Si bien los datos disponibles no permiten obtener información a nivel regional, a partir de
la información recabada se pueden observar algunas brechas territoriales que dificultan la
realización de actividad física en la zona norte podría deberse a las condiciones climáticas
o la escasez de áreas verdes.
En relación al uso del preservativo, entendido como una conducta saludable, en la prevención
del contagio de enfermedades de transmisión sexual y de posibles embarazos, seis de cada
10 adolescentes manifiesta utilizarlo al momento de tener relaciones sexuales. Se repite el
hecho que las mujeres son las que en menor porcentaje lo utilizan. En este sentido, existe
un mayor riesgo para el bienestar de las mismas.
62
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
En la promoción del uso del preservativo y de conductas sexuales saludables, la educación
juega un papel clave. Sin embargo, todavía estos temas no han logrado ser parte del
currículo de todos los establecimientos educacionales en el país.
Subdominio Conductas de Riesgo
En este subdominio se incluyen indicadores que miden el grado de participación o
involucramiento que tienen los NNA en situaciones que puedan poner en riesgo su salud,
bienestar e incluso su propia vida.
Se incluyen en este subdominio tres indicadores sobre la prevalencia en el consumo de
tabaco, alcohol y drogas desde el punto de vista del efecto nocivo que estos pueden tener
para la salud. Si bien existe una serie de factores de índole legal, cultural y familiar en el
consumo de estas sustancias por parte de niños, niñas y adolescentes, estos indicadores
se incorporan en el dominio “autonomía y ejercicio progresivo” desde la responsabilidad
progresiva que le corresponde a los propios NNA en relación a distintas conductas de
riesgo, en particular en el consumo de sustancias que perjudiquen su bienestar.
Los datos para la construcción de dichos indicadores provienen del IX Estudio Nacional de
Drogas en Población Escolar realizado por SENDA, que realizó una encuesta aplicada en
2.068 cursos de 971 establecimientos educacionales de 103 comunas de las 15 regiones
del país. El instrumento se aplicó desde 8º básico a 4º medio y se utilizaron las respuestas
a la pregunta referida al consumo de distintas sustancias durante el último año.
Infancia CUENTA en Chile 2014
63
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Consumo de tabaco en NNA.
Gráfico 39: Porcentaje de prevalencia en consumo de tabaco entre NNA según sexo
41,3%
Gráfico 38: Porcentaje de prevalencia en Consumo de Tabaco en NNA
Arica y Parinacota
33,3%
Tarapacá
35,4%
35,0%
Antofagasta
40,7%
Atacama
38,3%
Coquimbo
38,4%
Valparaíso
38,7%
Metropolitana
O´Higgins
El Maule
Bío Bío
La Araucanía
40,2%
36,6%
Hombres
35,7%
Mujeres
Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar
36,3%
36,7%
Los Ríos
Los Lagos
39,4%
Aysén
41,5%
Magallanes
País
Al analizar las diferencias por sexo, se aprecia una mayor prevalencia en las mujeres. Las
cifras muestran un 16,6% más de consumo de tabaco en ellas que en los hombres.
38,8%
40,5%
38,4%
Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar
Los datos muestran que casi cuatro de cada diez NNA (un 38,4%) declararon haber
consumido tabaco en el último año.
Consumo de alcohol en NNA
Se puede observar que la prevalencia nacional en el consumo de alcohol es del 61,4% para
los NNA menores de 18 años. Seis de cada 10 niños y niñas manifestaron haber consumido
alcohol en el último año.
Al realizar un análisis regional, es posible observar que las regiones de Aysén, Antofagasta
y Magallanes son aquellas donde un mayor porcentaje de la población de NNA entrevistada
declaró haber consumido tabaco en el último año.
64
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
65
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Gráfico 41: Porcentaje de prevalencia en Consumo de Alcohol en NNA según sexo
Gráfico 40: Porcentaje de prevalencia en Consumo de Alcohol en NNA
Arica y Parinacota
Arica y Parinacota
Tarapacá
55,9%
Tarapacá
52,0%
Antofagasta
Antofagasta
62,3%
Atacama
Atacama
63,2%
Coquimbo
Coquimbo
62,3%
Valparaíso
62,9%
Metropolitana
62,9%
O´Higgins
Bío Bío
La Araucanía
Los Ríos
66,3%
Los Lagos
57,5%
País
Los Ríos
Los Lagos
59,3%
Magallanes
60,7%
59,7%
58,4%
58,7%
59,0%
59,4%
El Maule
59,2%
Aysén
61,6%
61,4%
Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar
Las diferencias por regiones muestran que Los Ríos es la región con mayor porcentaje de
NNA que consumieron alcohol el último año. Las regiones que menos prevalencia presentan
son Tarapacá y Arica y Parinacota con un 52% y un 55,9% respectivamente.
Respecto de la diferencia por sexo, se puede observar una mayor prevalencia del consumo
entre las mujeres que supera por 1,6 puntos porcentuales al consumo de los hombres.
Magallanes
63,9%
61,0%
59,6%
O´Higgins
58,6%
La Araucanía
61,7%
Metropolitana
60,2%
Bío Bío
59,5%
61,5%
63,2%
64,6%
61,5%
64,3%
Valparaíso
62,2%
El Maule
Aysén
51,5%
52,7%
56,6%
55,1%
55,6%
54,7%
País
59,6%
59,0%
59,1%
64,6%
64,9%
65,8%
66,6%
71,3%
62,2%
60,6%
Mujeres
Hombres
Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar
Cabe destacar el consumo que se da entre las mujeres de Magallanes donde la prevalencia
del consumo llega hasta el 71,3%, lo que implica que 7 de cada 10 mujeres entre 11 y 18
años declararon haber consumido alcohol en el último año.
Consumo de drogas en NNA
El 23,1% de los NNA encuestados (casi uno de cada cuatro) declararon en 2011 haber
consumido alguna droga.
Las regiones con mayor prevalencia son la región de Antofagasta y la Metropolitana con
27,6% y 27,4% respectivamente. Por su parte, las regiones con menor consumo de droga
son las de Los Lagos y Maule con 16,3% y 16,7%, respectivamente.
66
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
67
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Gráfico 42: Porcentaje de prevalencia en consumo de drogas entre NNA
Arica y Parinacota
Gráfico 43: Porcentaje de prevalencia en consumo de drogas entre NNA según sexo
Tarapacá
Antofagasta
27,6%
Valparaíso
Metropolitana
27,4%
18,4%
21,8%
La Araucanía
Los Ríos
Los Lagos
17,2%
Magallanes
País
Aysén
20,5%
23,1%
Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar
23,7%
18,7%
La Araucanía
Los Lagos
21,2%
11,1%
30,3%
19,6%
15,8%
Bío Bío
26,8%
21,5%
14,0%
Los Ríos
16,3%
Aysén
15,2%
30,9%
25,0%
24,7%
Metropolitana
El Maule
19,8%
21,9%
23,2%
21,1%
O´Higgins
16,7%
Bío Bío
19,8%
Valparaíso
23,8%
O´Higgins
Antofagasta
Coquimbo
24,0%
28,6%
24,5%
Atacama
20,7%
Coquimbo
El Maule
Tarapacá
25,9%
Atacama
22,4%
21,7%
23,7%
Arica y Parinacota
22,1%
24,4%
17,0%
17,4%
17,3%
Magallanes
País
21,8%
19,9%
20,9%
20,4%
25,7%
Mujeres
Hombres
25,9%
Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar
En algunas regiones la prevalencia en el consumo de drogas entre los hombres llega al 30%,
mientras en las regiones de Antofagasta y Metropolitana el consumo entre hombres, llega
al 30,9% y 30,3%, lo que implica que casi uno de cada tres niños hombres ha consumido
drogas en el último año.
En el ámbito país, los hombres son quienes declaran en mayor proporción el consumo de
drogas respecto de las mujeres, 25,9% contra 20,4%.
Conclusiones Subdominio Conductas de Riesgo
El alcohol es la sustancia más consumida por los NNA en Chile, seguido por el tabaco
y drogas.
Dentro de las posibles razones de la prevalencia del alcohol por sobre otras sustancias,
podría ser la mayor aceptación social del consumo de alcohol. En el contexto de nuestra
cultura, resulta más fácil pensar en una celebración nacional o en una cena familiar donde
68
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
69
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
se le dé a probar alcohol a los adolescentes, conducta que no sería bien vista si se les
ofreciera un cigarrillo o alguna droga. También pudieran influir las campañas preventivas
contra el consumo de tabaco que se han realizado en Chile y que no han tenido su símil en
el consumo de alcohol. Otra posible explicación puede tener relación con los efectos que
el alcohol produce y el aumento progresivo que se ha observado en el consumo excesivo
entre adolescentes.
Un dato necesario de tomar en cuenta es que el mayor porcentaje de consumo de tabaco
y alcohol esté asociado a las niñas y adolescentes mujeres, mientras que los niños y
adolescentes hombres son los que más drogas consumen.
Llama la atención que la Región Metropolitana y Antofagasta ocupan los primeros lugares
en la prevalencia en el consumo tanto de tabaco, alcohol y drogas. También destaca el caso
de Tarapacá donde, si bien es cierto, el porcentaje de consumo de tabaco y alcohol es bajo,
es una de las regiones con mayor consumo de drogas.
Estos resultados muestran una relación entre el consumo de sustancias y la región en que
los NNA viven. Los indicadores obligan a preguntarse por las razones de la territorialidad en
los resultados con el fin de encontrar las causas que condicionan este consumo para así
plantear acciones y políticas que ayuden a revertirlas.
Síntesis analítica Dominio Autonomía y
Ejercicio Progresivo
Este dominio incluye los subdominios Conductas
Saludables y Conductas de Riesgo. De los seis indicadores
que comprende idealmente este domino, se pudieron
obtener datos para cinco de ellos. No fue posible acceder
a datos oficiales que den cuenta del indicador “porcentaje
de niños que desayunan todos los días”. Desde el punto de
vista de los objetivos del presente dominio, es esperable
que este indicador muestre la actitud autónoma de
alimentarse (desayunar) cuando se dispone de las
condiciones para hacerlo.
Respecto de conductas saludables es importante
destacar dos datos: 6 de cada 10 NNA a nivel país declara
haber realizado actividad física fuera del espacio escolar
(59,5%). La diferencia entre los hombres y mujeres es
de 26,3 puntos porcentuales amerita reflexionar sobre si
son igualitarias las oportunidades de acceso a la práctica
deportiva fuera de las escuelas para hombres y mujeres.
6 de cada 10 adolescentes declara haber utilizado
preservativo en la última relación sexual (60,0%). Por lo
tanto, 4 de cada 10 de los y las adolescentes que han
tenido relaciones sexuales, las han tenido en condiciones
en las cuales se pueden contraer enfermedades de
transmisión sexual.
de Chile, aproximadamente 2 de cada 5, declara haber
consumido tabaco durante el último año.
Los datos dan cuenta de que 6 de cada 10 NNA (61,4%)
declara haber consumido alcohol en el último año. En
la región de Magallanes para el caso de las mujeres la
proporción sube a 7 de cada 10 (71,3%).
Con relación al consumo de drogas, los datos nos
muestran que 1 de cada 4 NNA en Chile (23,1%) consumió
algún tipo en el último año. Para el caso de los NNA
hombres de la región de Antofagasta esta proporción
sube a 1 de cada 3 (30,9%).
Las diferencias por sexo mencionadas anteriormente,
nos hablan de dificultades en el acceso para ejercer
adecuadamente la responsabilidad por el cuidado del
cuerpo. En relación con las conductas saludables, los
hombres son los que más actividad física realizan (73,2%
los hombres y 46,9% las mujeres) y los que más utilizan
preservativo en sus relaciones sexuales (74,1% los
hombres y 45,7% las mujeres). Es un desafío concientizar
y facilitar el acceso a mecanismos de prevención del
contagio de enfermedades de transmisión sexual,
principalmente en las mujeres.
Sobre las conductas que ponen en riesgo la salud de los
NNA, los indicadores muestran que un 38,4% de los NNA
70
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
71
DOMINIO AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Sobre las diferencias por sexo en las conductas de
riesgo, los hombres declaran consumir más drogas que
las mujeres (25,9% y 20,4% respectivamente). Por otra
parte, las mujeres son las que más prevalencia tienen en
el consumo de tabaco (41,3% versus 35,4%). El consumo
de alcohol, por su parte, presenta una diferencia de 1,6
puntos porcentuales de mayor consumo de las mujeres,
sin embargo esta tendencia se amplifica en algunas
regiones, como el caso de Magallanes donde la diferencia
es de 16,6 puntos porcentuales.
Respecto de las diferencias por edades llama la atención
que disminuya el ejercicio autónomo y responsable de
la actividad física cuando los NNA crecen (51,9% entre
14 y 17 años versus un 63,2% entre los 5 y 13 años),
considerando que a mayor edad debiese aumentar la
conciencia sobre la importancia del cuidado del cuerpo.
En el caso del consumo de sustancias no es posible
determinar estas diferencias pues la encuesta de la cual
se obtuvieron los datos se aplica entre octavo básico y
cuarto medio.
A nivel zonal y regional se observan brechas significativas
en los resultados. Para la actividad física se aprecia
una diferencia de 10 puntos porcentuales entre las
macrozonas en las cuales los NNA realizan más y menos
actividad física. Cabe destacar que la menor realización
de actividad física ocurre en la zona norte.
transmisión sexual y del embarazo. Destaca la menor
utilización del preservativo en la Región Metropolitana.
En el Subdominio Conductas de Riesgo se pueden observar
diferencias regionales, en puntos porcentuales; para el
consumo de sustancias. Estas brechas llegan a los 8,2
(consumo de alcohol), 14,3 (consumo de tabaco) y 11,3
(consumo de drogas) entre las regiones que presentan
mayor y menor prevalencia. El mayor consumo de drogas
se observa tanto en la Región Metropolitana como en la
de Antofagasta, y el mayor consumo de alcohol que se
da en la región de Los Ríos.
Respecto del acceso a información, existe el desafío de
producir más y mejores datos que den cuenta de la realidad
regional o comunal, teniendo en cuenta especialmente
algunos indicadores que sólo están disponibles a nivel de
macrozona. La detección de dificultades en el acceso a
condiciones necesarias a nivel territorial y en el ejercicio
autónomo de derechos, requiere de mayor precisión en
la información disponible. En los que dice relación a la
información acerca de las conductas de riesgo, si bien
existe a nivel regional, es necesario acceder a datos de
NNA menores de 13 años para una detección temprana
de posibles problemáticas de consumo.
Los resultados nos muestran ciertas condiciones
territoriales que afectan el ejercicio de los derechos
desde la autonomía y el progresivo ejercicio de los
derechos. La existencia de diferencias en los datos
a nivel territorial condiciona la forma en que los NNA
realizan comportamientos saludables y se protegen
ante conductas de riesgo. Las diferencias en el acceso
a espacios adecuados para realizar actividad física, el
acceso a los preservativos y la sensibilización sobre
los efectos que produce el consumo de sustancias,
constituyen un gran reto para el Estado con miras a
disminuir las brechas regionales que dificultan el ejercicio
progresivo de los derechos.
Se evidencia la necesidad de que el Estado genere
condiciones de ejercicio autónomo de derechos. Se
necesitan mejores datos para monitorear los avances y
brechas existentes. Por último, se requieren de nuevas
y mejores estrategias para facilitar el acceso a servicios
que permitan desarrollar conductas saludables, así como
la generación de campañas de carácter educativo que
estimulen la responsabilidad por el cuidado del bienestar
físico, considerando una participación más activa de las
familias y adultos responsables, con miras a promover
el apoyo necesario para que NNA pongan en práctica su
rol de sujetos de derechos, de una manera cada vez más
autónoma y responsable.
Para el caso del uso de preservativo, la diferencia entre el
porcentaje de NNA que lo utiliza llega a los 10,3 puntos
porcentuales entre las macrozonas que más y menos
usan este método de prevención de enfermedades de
72
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
73
DOMINIO SALUD
DOMINIO SALUD
Definición del Dominio
Desde la Organización Mundial de la Salud, la salud es concebida en primer lugar, desde
una perspectiva positiva, como un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no
solamente como la ausencia de afecciones o enfermedades. En segundo lugar, la salud es
considerado un derecho inclusivo que no solo abarca la prevención oportuna y apropiada,
la promoción de la salud y a los servicios paliativos, de curación y de rehabilitación, sino
también el “derecho del niño a crecer y desarrollarse al máximo de sus posibilidades y
vivir en condiciones que le permitan disfrutar del más alto nivel posible de salud” (CRC,
2013), mediante la ejecución de programas centrados en los factores subyacentes que
determinan la salud. De este modo, es posible afirmar que los NNA, tienen derecho a
oportunidades de supervivencia, crecimiento y desarrollo en un contexto de bienestar
físico, emocional social y al máximo de sus posibilidades.
Como lo señala la CDN en su artículo art.24, “Los Estados Partes reconocen el derecho del
niño al disfrute del más alto nivel posible de salud y a servicios para el tratamiento de las
enfermedades y la rehabilitación de la salud. Los Estados Partes se esforzarán por asegurar
que ningún niño sea privado de su derecho al disfrute de esos servicios sanitarios” (ONU,
1989), adoptando las medidas apropiadas para:
a) Reducir la mortalidad infantil y en la niñez;
b) Asegurar la prestación de la asistencia médica y la atención sanitaria que sean necesarias
a todos los niños, haciendo hincapié en el desarrollo de la atención primaria de la salud;
c) Combatir las enfermedades y la malnutrición en el marco de la atención primaria de la
salud mediante, entre otras cosas, la aplicación de la tecnología disponible y el suministro
de alimentos nutritivos adecuados y agua potable salubre, teniendo en cuenta los peligros
y riesgos de contaminación del medio ambiente;
d) Asegurar atención sanitaria prenatal y postnatal apropiada a las madres;
e) Asegurar que todos los sectores de la sociedad, y en particular los padres y los niños,
conozcan los principios básicos de la salud y la nutrición de los niños, las ventajas de la
74
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
75
DOMINIO SALUD
lactancia materna, la higiene y el saneamiento ambiental y las medidas de prevención de
accidentes, tengan acceso a la educación pertinente y reciban apoyo en la aplicación de
esos conocimientos;
b) Accesibilidad. Deben conocerse las instalaciones, bienes y servicios de salud y ser de fácil
acceso (económica, física y socialmente) a todos los adolescentes sin distinción alguna.
Debe garantizarse la confidencialidad cuando sea necesaria.
f) Desarrollar la atención sanitaria preventiva, la orientación a los padres y la educación y
servicios en materia de planificación de la familia.
c) Aceptabilidad. Además de respetar plenamente las disposiciones y principios de la CDN,
todas las instalaciones, bienes y servicios sanitarios, debe respetar los valores culturales, las
diferencias entre los géneros, la ética médica y ser aceptables tanto para los adolescentes
como para las comunidades en que viven.
Cabe señalar que para aplicar el princi¬pio de la no discriminación (artículo 2), los Estados
Partes deben garantizar a todo niño y niña, sin distinción alguna, el derecho al “más alto nivel
posible de salud” y a “servicios para el tratamiento de las enfermedades y la rehabilitación de
la salud”, esforzándose “por asegurar que ningún niño sea privado de su derecho al disfrute
de esos servicios sanitarios”.
Relevancia desde el enfoque de derecho
El derecho a la salud no solo es importante en sí mismo; sino que además la realización
de este derecho resulta indispensable para el disfrute de todos los demás derechos
contemplados en la CDN. A su vez, el logro del derecho del niño y la niña a la salud depende
de la realización de otros muchos derechos enunciados en la CDN, de manera coherente con
la indivisibilidad de los derechos humanos, establecida por el Principio de Interés superior
del niño, niña y adolescente. Así, por ejemplo, destaca el nexo entre el derecho del niño a la
salud y sus derechos a un nivel de vida digno (artículo 27), a la educación (artículo 28) y a la
protección contra toda forma de violencia física o mental (artículo 19).
La Observación General Nº 4 (2003) referida a la Salud y el Desarrollo de los Adolescentes,
indica que los Estados Partes deben proporcionar servicios de salud que estén adecuados
a las especiales necesidades y derechos humanos de todos los adolescentes. En este
contexto, el ejercicio del derecho de la salud, implica prestar atención a las siguientes
características:
a) Disponibilidad. La atención primaria de salud debe incluir servicios adecuados a las
necesidades de los adolescentes, concediendo especial atención a la salud sexual y
reproductiva y a la salud mental.
76
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
d) Calidad. Los servicios y los bienes de salud deben ser científica y médicamente adecuados
para lo cual es necesario personal capacitado para cuidar de los adolescentes, instalaciones
adecuadas y métodos científicamente aceptados.
Ahora bien, el derecho de NNA al disfrute del más alto nivel posible de salud, es un derecho
de carácter social, por lo cual requiere que el Estado intervenga de manera directa para
lograr que puedan ejercer su derecho. En los derechos sociales, económicos y culturales,
DESC, el Estado tiene una obligación de HACER, es decir, de invertir en las bases materiales,
económicas y culturales que generen las condiciones necesarias para su ejercicio.
El derecho a la salud, es un derecho de carácter colectivo, y es parte de los denominados
derechos de segunda generación.
Subdominios e Indicadores
A partir del artículo 24 de la CDN, se asumen una serie de atributos del derecho a la salud
que deben ser garantizados por los Estados, entre ellos el derecho al acceso a salud y
la reducción de la mortalidad infantil. A su vez, se desprende del más alto nivel en salud
la necesidad de priorizar la lactancia materna en tanto constituye un alimento adecuado
para los primeros seis meses de vida; y de la protección de enfermedades crónicas no
transmisibles que pueden estar asociadas al desarrollo de malos hábitos en la primera
infancia, como la obesidad y el sobre peso infantil.
Inicialmente, desde el Observatorio de la Niñez y la Adolescencia se definieron los siguientes
indicadores para el monitoreo del Dominio Salud, en sus distintas sub-dimensiones.
Infancia CUENTA en Chile 2014
77
DOMINIO SALUD
Subdominio
Indicadores
Lactancia materna:
1. % de lactantes de 0-5 meses que se alimentan de lactancia materna
exclusiva. (No disponible)
Mortalidad infantil:
2. Tasa de mortalidad infantil
3. Tasa de mortalidad infantil por grupos de edad.
Obesidad y
sobrepeso infantil:
4. % de niños de 2-17 años con obesidad o sobrepeso (elevado peso para la
talla).
Salud mental:
5. % de suicidios en niños de 0-17 años de edad.
6. % de niños de 0-17 años diagnosticados por algún tipo de psicopatología
(depresión). (No disponible)
Acceso:
7. Cobertura de programas de atención primaria en salud. (No disponible)
8. Cobertura de programa adolescente. (No disponible)
a. Acceso a programas de tratamientos especializados y salud
sexual.
Salud sexual y
reproductiva:
9. Tasa de fecundidad en madres adolescentes.
10. Prevalencia de VIH entre mujeres embarazadas de 15 a 24 años. (No
disponible)
11. Prevalencia de enfermedades de transmisión sexual en adolescentes.
(No disponible)
12. N° de centros de atención especializada en adolescentes (No disponible)
Lamentablemente, los datos disponibles a nivel nacional para el monitoreo de este dominio
son sumamente escasos, o bien no se encuentran disponibles para las distintas regiones por
lo que no permiten entregar un panorama general y representativo del escenario nacional.
Particularmente, para el caso del Subdominio Acceso, pese a que existen datos disponibles,
no fue posible obtener información estandarizada que diera cuenta de los indicadores
desagregados por sexo, tramo etario y región. Además, considerando el tiempo disponible
para clarificar los datos, se optó por no arriesgarse a establecer estimaciones erradas.
Particularmente para el caso del Subdominio Lactancia Materna, no hubo acceso a
información en las bases de datos online.
78
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
De este modo, los únicos subdominios en los que se logra monitorear a cabalidad los
indicadores establecidos, son los de Mortalidad Infantil, monitoreada a través de tasa de
mortalidad infantil y tasa de mortalidad infantil por grupos de edad, y el de Obesidad y
Sobrepeso Infantil, observado mediante el porcentaje de niños de 2-17 años con obesidad
o sobrepeso, elevado peso para la talla (DEIS, 2010).
El Subdominio Salud Mental fue monitoreado a partir de los datos disponibles en el
Departamento de Estadísticas e Información de Salud (en adelante DEIS) para el año 2011.
Cabe señalar que pese a que se definieron dos indicadores para este subdominio, solo pudo
monitorearse mediante el indicador relativo al porcentaje de suicidios en niños de 0-17 años
de edad, como variable más extrema pero representativa del subdominio, siendo imposible
acceder a datos respecto de niños de entre 0 y 17 años diagnosticados con algún tipo de
psicopatología (depresión).
Finalmente, para el Subdominio Salud Sexual y Reproductiva no fue posible monitorear
la prevalencia de enfermedades de transmisión sexual en adolescentes ni la prevalencia
de VIH entre mujeres embarazadas de 15 a 24 años, por lo que la aproximación a este
subdominio se realiza mediante la observación del indicador asociado a la tasa de
fecundidad adolescente (DEIS, 2010). Cabe señalar que esta tasa se calcula dividiendo el
número de hijos e hijas provenientes de madres adolescentes, por la población femenina
entre 15 y 19 años. El resultado se multiplica por 1.000 mujeres de esa edad (INE, 2006).
Dados los antecedentes expuestos anteriormente, la falta de información que permita
monitorear los diferentes subdominios de la salud y el levantamiento de información válida
y estadísticamente confiable en este ámbito, constituye un desafío y al mismo tiempo una
necesidad perentoria para el Estado.
Subdominio Mortalidad Infantil
Los Estados tienen la obligación de reducir la mortalidad infantil, prestándole especial
atención a la mortalidad neonatal y haciendo frente a la morbilidad y mortalidad de
adolescentes, que suele ser relegada en el orden de prioridades (ONU, 2013)
Infancia CUENTA en Chile 2014
79
DOMINIO SALUD
En Chile, el año 2011 se observaron 2.916 casos de muertes de niños de 0 a 17 años, lo
que representa aproximadamente un 3% de las muertes totales del país en ese año (94.985
defunciones). Así, al observar la tasa de mortalidad infantil es posible afirmar que el año
2011 murieron 0,63 por cada 1.000 NNA en Chile (DEIS, 2011).
Gráfico 44: Tasa de Mortalidad cada 1.000 NNA según región
Arica y Parinacota
0,81
Tarapacá
Tabla 01: Cantidad y porcentaje de muertes según edades año 2011
Edad
Sexo
0-5 años
Hombre
1199
41,1%
0-5 años
Mujer
1031
35,4%
6-13 años
Hombre
159
5,5%
6-13 años
Mujer
130
4,5%
14-17 años
Hombre
267
9,2%
Los Lagos
14-17 años
Mujer
130
4,5%
Aysén
2916
100,0%
Cabe señalar que del total de las defunciones, un 76,5% se registra en la primera infancia
(entre los 0 y 5 años) mientras que un 13,6% lo hace en la adolescencia. En el grupo etario
de 6 a 13 años, ocurren la menor cantidad de muertes, con un 9,9% del total. Resulta
interesante observar que las regiones con más baja tasa de mortalidad de NNA son las de
Biobío y Coquimbo, con 0,55 y 0,57 NNA cada 1000, respectivamente.
80
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
0,77
Coquimbo
Porcentaje del total
Fuente: DEIS 2011
0,61
Atacama
Cantidad de Muertes
Total
0,70
Antofagasta
0,57
Valparaíso
0,65
Metropolitana
0,63
O´Higgins
0,58
El Maule
0,58
Bío Bío
0,55
La Araucanía
0,68
Los Ríos
0,75
0,64
0,67
0,78
Magallanes
País
0,63
Fuente: Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) 2011.
A nivel de tasa, podemos decir que 0,81 de cada 1.000 NNA de la región de Arica y Parinacota murieron el año 2011, 0,78 para el caso de Magallanes y 0,77 para Atacama, mientras que
en Biobío murieron 0,55 de cada 1.000 NNA y en Coquimbo 0,57.
Ahora bien, al observar el indicador desde la perspectiva de género, es posible afirmar que
la mortalidad se presenta de forma relativamente homogénea en los grupos de 0 a 5 y de 6
a 13 años, con diferencias menores; mientras que en el grupo etario de 14 a 17 años, la tasa
de mortalidad de los hombres dobla la de las mujeres.
Infancia CUENTA en Chile 2014
81
DOMINIO SALUD
Gráfico 45: Tasa de mortalidad cada 1.000 NNA por edad y sexo
Mundial de la Salud y utilizada internacionalmente con finalidades estadísticas para
observar morbilidad y mortalidad. Desde los antecedentes disponibles en Departamento de
Estadísticas e Información de Salud (MINSAL, 2011) y en función de la Clasificación CIE -10
los resultados observados son los siguientes:
1,57
1,40
Tabla 02: Cantidad y porcentaje de NNA muertos según causa
Causa
0,46
0,23
0,15
0-5 años
Hombres
0-5 años
Mujeres
6-13 años
Hombres
0,13
6-13 años
Mujeres
14-17 años
Hombres
14-17 años
Mujeres
Fuente: DEIS 2011
Así, para el caso de adolescentes de entre 14 a 17 años, se observan cifras de defunciones
masculinas que casi doblan las cifras femeninas para el mismo tramo de edad,
como sucede en las regiones de Valparaíso, Biobío, Maule, Araucanía, Los Lagos y la
Región Metropolitana.
Particularmente, llama la atención que en Biobío y para todas las edades, el número de
muertes de NNA hombres es mayor al de mujeres, incluso llegando a doblar sus cifras,
sobre todo a edades más elevadas. Cabe destacar que esta región, es también una de las
regiones con mayor porcentaje de pobreza infantil a nivel nacional (30,08%) con 8 puntos
porcentuales por sobre la cifra país; manteniendo además el segundo lugar nacional en
cuanto a indigencia infantil (6,7%).
Con respecto a las causas asociadas a las tasas de mortalidad infantil, resulta importante
observar el comportamiento de las patologías de muerte para los NNA, pues es posible que
existan diferencias significativas respecto a sus distribuciones. Para ello se usó Clasificación
Internacional de Enfermedades 10 (en adelante CIE-10) publicada por la Organización
82
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Cantidad NNA
Porcentaje
Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias
43
1,5%
Tumores (neoplasias)
196
6,7%
Enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas
32
1,1%
Trastornos mentales y del comportamiento
1
0,0%
Enfermedades del sistema nervioso
171
5,9%
Enfermedades del sistema respiratorio
75
2,6%
Enfermedades del sistema digestivo
32
1,1%
Enfermedades del sistema genitourinario
48
1,6%
Ciertas afecciones originadas en el período perinatal
870
29,8%
Malformaciones, deformidades y anomalías
cromosómicas
833
28,6%
Síntomas clínicos y de laboratorio no clasificados
128
4,4%
Causas Externas de Mortalidad
481
16,5%
6
0,2%
2916
100,0%
Otras Causas de Mortalidad
País
Fuente: DEIS 2011
En función de la información expuesta en la tabla anterior, es posible afirmar que las causas
de muerte mayoritariamente presentes en los NNA son aquellas relacionadas a la gestación
y primeros momentos de vida (de 0 a 5 años). Ahora bien, existen enfermedades con causa
de muerte que están presentes a lo largo de la vida de un NNA de manera homogénea (0 a 17
años en este caso), a saber, enfermedades del sistema nervioso y problemas originados por
tumores. Por otra parte, resulta particularmente interesante lo que ocurre con las muertes
por causas externas, se concentran entre los 0 y 5 años (28%) y luego entre los 14 y 17 años
(48%), predominantemente en población masculina.
Infancia CUENTA en Chile 2014
83
DOMINIO SALUD
Con respecto a las causas externas de mortalidad, referidas a causas de muerte
generalmente violentas, que pudieron haber sido evitables. Como se indicó en el Subdominio
Entorno Social, el 2011 murieron en Chile 481 niños, niñas y adolescentes por causas que
pudieron evitarse, algunas de ellas causas violentas tales como accidentes de transporte;
caídas; exposición a fuerzas mecánicas inanimadas, ahogamientos; exposición a corriente
eléctrica; exposición al fuego, humo, llamas, calor; contacto traumático con animales y
plantas venenosas; y agresiones, entre otras. Cabe destacar que esta causal de muerte
también considera las complicaciones de la atención médica y quirúrgica que terminan en
defunción de niños, niñas y adolescentes.
Subdominio Obesidad y Sobrepeso Infantil
El CRC, ha reconocido la obesidad como una de las amena¬zas para la salud infantil,
explicitando su preocupación por prácticas nutricionales y elección de alimentos que
resultan cada vez más deficientes, incluso dentro del programa de almuerzos escolares, así
como de la elevada incidencia del exceso de peso y la obesidad entre los NNA, especialmente
entre los que viven en zonas urbanas (UNICEF, 2002).
Gráfico 46: Porcentaje de NNA con obesidad o sobrepeso según región
Arica y Parinacota
35,5%
Tarapacá
Antofagasta
Atacama
Coquimbo
32,5%
24,9%
30,9%
31,2%
Valparaíso
30,2%
Metropolitana
29,9%
O´Higgins
32,5%
El Maule
32,5%
34,3%
Bío Bío
37,6%
La Araucanía
Los Ríos
38,8%
39,1%
Los Lagos
42,0%
Aysén
37,6%
Magallanes
País
32,3%
Fuente: DEIS 2011
Las regiones de Aysén (42,0%), Los Lagos (39,1%) y Los Ríos (38,8%) presentan los
mayores porcentajes de NNA menores 6 años con obesidad o sobrepeso, con entre 9,7
y 6,5 puntos porcentuales por sobre el porcentaje país. Contrariamente, Antofagasta
presenta la más baja prevalencia con 7,4 puntos menos que la media nacional y con 17,1
puntos de diferencia con Aysén. Le siguen la Región Metropolitana y Valparaíso con 29,9% y
30,2%, respectivamente.
La presencia de sobrepeso y obesidad infantil concentradas principalmente en el sur del
país, podría ser indicativo de factores geográficos y climáticos que podrían deteriorar las
posibilidades de desarrollo de los NNA al relacionarse con afecciones como hipertensión,
indicios tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina, y otros
efectos psicológicos tales como problemas de depresión y autoestima, que sin duda
podrían alterar la realización de muchos otros derechos. 84
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
85
DOMINIO SALUD
Situaciones como la malnutrición por exceso podría estar vinculada a una serie de otros
factores que, junto con dar cuenta de la interdependencia de los derechos, también
evidenciarían discriminación hacia los NNA residentes en zonas rurales o en contexto de
alta vulnerabilidad social. Derechos vinculados a la disponibilidad de espacios públicos,
el acceso a actividades deportivas y recreativas, entre otros. En este contexto surgen
nuevos desafíos tales como la exploración de la relación entre los espacios urbanos y las
condiciones de salud de la población infantojuvenil, en tanto entornos que pueden promover
o resultar prohibitivos de formas de vida más activas y saludables (Mora, 2011).
La educación en materia de nutrición y salud y la capacitación del personal docente para
fomentar nutrición infantil y hábitos alimenticios saludables, revisten una importancia
fundamental a la hora de garantizar una nutrición y crecimiento adecuados durante la
primera infancia. Más aun cuando los Estados deben “asegurar que todos los sectores de la
sociedad, y en particular los padres y los niños, conozcan los principios básicos de la salud
y la nutrición de los niños…”(UNICEF, 2002) y el artículo 27 de la CDN (sobre el nivel de vida)
estipula que los Estados Partes “de acuerdo con las con¬diciones nacionales y con arreglo
a sus medios… proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente
con respecto a la nutrición” (UNICEF, 2002).
Llama la atención que el problema se concentre en el sur del país, por lo que podría resultar
interesante observar variables contextuales relacionadas con el costo de la alimentación
saludable, los patrones locales de nutrición, hábitos alimenticios, y la relación entre el
clima y las posibilidades de acceso a actividades de recreación y ocio que fomenten la vida
saludable, así como la responsabilidad de agentes no estatales que ofrecen información y
servicios que pudieren afectar la salud infantil. Sobre todo cuando el CRC recomienda que
el Estado Parte adopte todas las medidas necesarias para promover y estimular prácticas
nutricionales sanas a fin de prevenir y remediar el exceso de peso y la obesidad entre los
niños…” (Palau CRC/C/15/Add.149, párrafos 46 y 47)
Subdominio Salud Mental
Suicidios
El artículo 24 de la CDN establece el derecho del NNA al disfrute del más alto nivel posible de
salud, indicando explícitamente que los Estados tienen la obligación de reducir la mortalidad
infantil prestando atención a distintas causas de morbilidad, pero también interviniendo en
fenómenos problemáticos tales como la violencia, los accidentes y el suicidio.
En Chile, el suicidio afecta a 2,08 por cada 100.000 NNA, y se concentra en las regiones de
Aysén (6,36) y Los Lagos (4,72) que presentan tasas que triplican y duplican la cifra país,
seguido por la región de Arica y Parinacota (3,86) como lo muestra el siguiente gráfico.
Gráfico 47: Tasa de suicidio de NNA por cada 100.000 según región
Arica y Parinacota
Tarapacá
3,86
0,00
Antofagasta
Atacama
Coquimbo
1,76
1,20
0,98
2,61
Valparaíso
1,64
Metropolitana
O´Higgins
2,47
1,81
El Maule
Bío Bío
2,73
1,44
La Araucanía
Los Ríos
0,97
Los Lagos
4,72
6,36
Aysén
2,45
Magallanes
País
2,08
Fuente: DEIS 2011
86
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
87
DOMINIO SALUD
Al analizar los datos expuestos anteriormente desde una perspectiva territorial, llama
la atención que las tres regiones con las tasas más altas de suicidio, corresponden a
regiones extremas.
Si bien no existe información respecto de las causas del suicidio, es posible afirmar que de
conformidad con los artículos 24, 39 y otras disposiciones conexas de la CDN, los Estados
Partes deben proporcionar servicios de salud que estén adecuados a las especiales
necesidades y derechos humanos de todos los adolescentes. De este modo, sin importar
la localización geográfica de la población infanto-juvenil, debiese existir un dispositivo de
atención en salud mental disponible para todos los NNA, que resulte además, accesible
económica, física y socialmente sin distinción alguna (UNICEF 2007).
Al diferenciar por sexo, es posible observar que el suicidio afecta en mayor medida a
población infantil masculina con una tasa 2,61 superior a la tasa presentada por población
femenina (1,53).
Gráfico 48: Tasa de suicidio de NNA por cada 100.000 según sexo
Por otra parte, el suicidio se concentra principalmente en la población adolescente entre
14 y 17 años de edad, grupo que observa una tasa de 7,2 por cada 100.000 NNA, como lo
ilustra el siguiente gráfico.
Gráfico 49: Tasa de suicidio de NNA por cada 100.000 según edades
7,21
0
0-5
AÑOS
0,74
6-13
AÑOS
14-17
AÑOS
Fuente: DEIS 2011
2,61
1,53
En cualquier caso, la prevención del suicidio asumiría un carácter multidimensional, y a
decir de la OMS (OMS, 2001) comprendería una serie de actividades que van desde la
provisión de las mejores condiciones posibles para la educación de los NNA, el tratamiento
eficaz de los trastornos mentales, el control medioambiental de los factores de riesgo, y la
sensibilización de familias y comunidades respecto de este problema de salud pública.
Hombres
Mujeres
Fuente: DEIS 2011
88
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
89
DOMINIO SALUD
Subdominio Salud Sexual y Reproductiva
Natalidad Madres Adolescentes
Gráfico 50: Tasa de Fecundidad Adolescente según Región
Arica y Parinacota
36,2
Tarapacá
32,4
Antofagasta
39,0
Atacama
En Chile, el 6,5% del total de los nacimientos ocurridos el 2011 son nacimientos
experimentados por madres adolescentes, cuyas edades fluctúan entre los 14 y los 17
años de edad. La mayoría de los casos de embarazo adolescente se presenta a los 17
años y tiende a decrecer según disminuye la edad observándose consecuentemente, tasas
inferiores de fecundidad adolescente en madres de 14 años.
En el párrafo 2 del artículo 24 de la CDN establece la obligación del Estado de asegurar
atención sanitaria prenatal y postnatal apropiada a las madres. En este contexto, el CRC
ha planteado su preocupación ante las altas tasas mundiales de fecundidad adolescente,
recomendando a los Estados que deben velar por atender las necesidades de los
adolescentes en materia de salud sexual y reproductiva, incluso mediante servicios de
planificación familiar y aborto en condiciones de seguridad (UNICEF, 2002).
El año 2011, aproximadamente 29 de cada 1.000 mujeres en edad adolescente fueron
madres11. Al mismo tiempo, llama la atención que la maternidad adolescente se concentre
en la zona norte del país, donde se observan las tasas de fecundidad más altas, como lo
muestra el siguiente gráfico.
11 Para el caso de maternidad adolescente, de manera coherente con la convención utilizada internacionalmente,
se utiliza una tasa de cada 1.000 habitantes.
90
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
42,9
Coquimbo
36,3
Valparaíso
31,0
Metropolitana
27,4
O´Higgins
28,4
El Maule
Bío Bío
26,5
23,1
La Araucanía
29,9
Los Ríos
32,9
Los Lagos
24,9
35,4
Aysén
Magallanes
País
23,2
28,6
Fuente: DEIS 2011
En función del gráfico anterior es posible visualizar que las regiones de Atacama (43 madres
de cada 1.000 adolescentes), Antofagasta y Arica y Parinacota (39 y 36 madres cada
1.000 adolescentes, respectivamente), observan las tasas de fecundidad adolescente más
altas. Esta información resulta interesante al contrastarse con indicadores de educación,
particularmente para el caso de Antofagasta y Arica y Parinacota, que pertenecen a las
regiones con porcentajes más altos de abandono escolar en enseñanza básica y media,
evidenciando porcentajes superiores al promedio país, lo que sin duda afecta la posibilidad
de desarrollo de un proyecto de vida.
Si bien es posible observar tasas más bajas de fecundidad adolescente en las regiones
de Biobío y Magallanes (23 cada 1.000 adolescentes), cualesquiera sean las cifras, la
preocupación del Estado debe ser procurar que las niñas y adolescentes puedan tomar
Infancia CUENTA en Chile 2014
91
DOMINIO SALUD
decisiones autónomas y fundamentadas sobre su salud reproductiva, evitando además que
se produzcan situaciones de discriminación.
En este contexto un punto importante destacado por la Observación General nº15 del CRC,
sobre el derecho del NNA al disfrute del más alto nivel posible de salud (CRC, 2013) es la
educación en materia de salud sexual y reproductiva. Dicha educación debe hacer referencia
a la conciencia de uno mismo y del propio cuerpo, incluyendo aspectos anatómicos,
fisiológicos y emocionales, y ha de estar al alcance de todos los NNA, independientemente
de su sexo. Su contenido debiese estar en relación con la salud y el bienestar sexuales.
Frente a la natalidad de madres adolescentes, desde una perspectiva de derechos
debiesen considerarse acciones en distintos niveles, tales como la acción sanitaria
preventiva, la orientación a los padres y los servicios de planificación familiar, sobre
todo cuando el embarazo adolescente es un fenómeno muchas veces condicionado por
situaciones asociadas a otras vulneraciones de derechos, tales como la baja escolaridad, la
inequidad en el acceso a servicios de salud reproductiva, y la ausencia de proyecto de vida
(Benavente, 2012).
Por otra parte, resulta de suma importancia, relevar que el embarazo adolescente afecta a
ambos géneros, no obstante, las estadísticas se centran preferentemente en la población
femenina, lo que impide el acceso a información que permita describir cómo afecta el
embarazo a padres jóvenes y adolescentes varones.
Síntesis Analítica Dominio Derecho a la Salud
El Dominio Salud debería integrar doce indicadores que,
agrupados en seis subdominios, permitirían el monitoreo
de derechos en el marco de la propuesta del Observatorio.
Lamentablemente, y en función de la información
disponible a nivel nacional no fue posible contar con
datos para la observación de cada uno de los indicadores
definidos y sólo se pudieron cubrir cuatro de los seis
92
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
subdominios, a saber: Mortalidad Infantil, Obesidad y
Sobrepeso, Salud Mental, Salud Sexual y Reproductiva. En
este sentido, el levantamiento y actualización de los datos
por parte de los organismos públicos resulta perentorio,
ya que solo la disponibilidad de información actualizada y
desagregada a nivel territorial permitirá la observación y
el monitoreo de este dominio a nivel nacional.
En términos generales, llama la atención que el 6,5% del
total de los nacimientos ocurridos el 2011 en Chile hayan
sido experimentados por madres adolescentes, cuyas
edades fluctúan entre los 14 y los 17 años de edad, y
que las tasas más altas de maternidad adolescente se
concentren en la zona norte del país, en coherencia con
el comportamiento territorial del abandono escolar en
las mismas regiones. Por otra parte, problemas como la
malnutrición en exceso y el suicidio tienden a expresar
las brechas más grandes respecto de la cifra país en la
zona austral.
mecanismos ordinarios de protección del derecho (Cillero,
1999), en este caso, al disfrute del más alto nivel posible
de salud. Particularmente, la información levantada
observa dificultades en términos de accesibilidad y de
calidad, en atención a las características señaladas por
la Observación General nº 4 (2003). Chile no estaría
garantizando el pleno derecho del niño a crecer y
desarrollarse al máximo de sus posibilidades y vivir en
condiciones que le permitan disfrutar del más alto nivel
posible de salud, toda vez que se reproducen y mantienen
estas significativas brechas territoriales.
De acuerdo a los antecedentes expuestos en este capítulo,
es posible afirmar que para los subdominios analizados,
las cifras país evidencian importantes brechas al
observarse el comportamiento de los indicadores a
nivel regional, existiendo una alta sensibilidad territorial
que implica la vulneración del principio de igualdad y no
discriminación, puesto que las diferencias se producen
sobre todo en función de la ubicación geográfica de los
niños, niñas y adolescentes.
Por otra parte, el desafío es contar con información
confiable y estandarizada que facilite el monitoreo de
la situación nacional de salud de los NNA, generando
información que permita observar diferencias territoriales,
con la finalidad de identificar las brechas y especializar
la respuesta desde la política social de salud, en función
de las distintas necesidades territoriales. En este sentido,
desde la Orientación General de Salud Básica y Bienestar,
se indica que los Estados Partes deberían disponer de
información sobre las medidas adoptadas en materia de
salud, para identificar los cambios que se han producido
en la materia, sus efectos en la vida de los niños y las
niñas, así como los indicadores utilizados para evaluar
los progresos logrados en la realización de este derecho,
las dificultades surgidas y los objetivos establecidos para
el futuro, en relación con la mortalidad y la morbilidad
infantil, la cobertura de los servicios, la reunión de datos, la
política y la legislación, las asignaciones presupuestarias
(incluso en relación con el presupuesto general), la
participación de organizaciones no gubernamentales y la
asistencia internacional (UNICEF, 2002).
En este sentido la política nacional de salud debe asumir
el desafío de reconocer las diferencias territoriales para
permitir un análisis específico de las diferencias de
ejercicio de este derecho en los distintos territorios, a fin
de resolver problemas que pueden estar vinculados a la
geografía y accesibilidad de las distintas regiones, pero
que también se relacionan con factores socioeconómicos
que devienen en segregación territorial y exclusión social.
En este contexto existirían ciertos grupos que no se
encuentran efectivamente protegidos en el goce de sus
derechos, por circunstancias probablemente contextuales
o regionales que dificultan el acceso o la idoneidad de
Infancia CUENTA en Chile 2014
93
DOMINIO EDUCACIÓN,
ACTIVIDADES CULTURALES
Y DE RECREACIÓN
Definición del Dominio
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
El derecho a la educación ha sido consagrado en la Declaración Universal de Derechos
Humanos, DUDH, en su artículo 26, estableciendo que la educación debe ser gratuita y
obligatoria, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. Asimismo,
establece que la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana
y el fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.
Favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los
grupos étnicos o religiosos.
En el marco de las orientaciones fundamentales que establece la DUDH, la CDN precisa
que todo niño y niña tiene derecho a una educación y que ésta debe desarrollarse en
condiciones de igualdad de oportunidades (Art.28). Asimismo, establece que la educación
incluye objetivos formativos de carácter formal, pero también está orientada a desarrollar
la personalidad, aptitudes y capacidad mental y física de niños y niñas hasta el máximo de
sus posibilidades (Art.29). Por último, establece que la educación debe inculcar respeto a
su identidad cultural, su idioma y valores, además de preparar al niño y niña para asumir
una vida responsable en una sociedad libre (Art.29).
La Observación General N° 1 del CRC, precisa que la CDN en su artículo 29, establece un
conjunto de principios que están directamente vinculados con el ejercicio de la dignidad
humana y los derechos del niño, considerando sus necesidades especiales de desarrollo
y las diversas capacidades en evolución. En consecuencia, los objetivos son el desarrollo
holístico del niño hasta el máximo de sus posibilidades, lo que incluye inculcarle el respeto
de los derechos humanos, potenciar su sensación de identidad y pertenencia, así como su
integración en la sociedad y la interacción con otros, y con el medio ambiente.
En el marco de estas orientaciones y principios, la CDN, en su artículo 28, precisa que los
Estados Partes al reconocer el derecho a la educación de todo niño y niña, y con el objeto
que este se ejerza progresivamente y en condiciones de igualdad de oportunidades, se
obligan a :
a) Instaurar la enseñanza primaria obligatoria y gratuita para todos;
94
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
95
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
b) fomentar el desarrollo, en sus distintas formas, de la enseñanza secundaria, incluida
la enseñanza general y profesional, con el objeto que todos los niños dispongan y tengan
acceso a ella, adoptando medidas apropiadas tales como la implantación de la enseñanza
gratuita y la concesión de asistencia financiera en caso de necesidad;
c) hacer la enseñanza superior accesible a todos, sobre la base de la capacidad, por cuantos
medios sean apropiados;
d) hacer que todos los niños dispongan de información y orientación en cuestiones
educa¬cionales y profesionales y tengan acceso a ellas;
e) adoptar medidas para fomentar la asistencia regular a las escuelas y reducir las tasas de
deserción escolar”.
Del mismo modo, la CDN demanda a los Estados Partes, proporcionar toda la información
pertinente relativa a la infraestructura institucional que posibilite la ejecución de una política
que garantice y fomente el derecho a la educación, el esparcimiento y las actividades
culturales, así como aquella información que permita supervisar el cumplimiento de los
principios y orientaciones que establece la Convención. Por último, cabe señalar que
la CDN establece que los Estados Partes reconocen el derecho de NNA al descanso y
el esparcimiento, al juego y las actividades recreativas propias a su edad, y a participar
libremente en la vida cultural y las artes.
Relevancia
Cabe destacar que en los comentarios elaborados por el CRC, se realiza un especial énfasis
para establecer que la educación a la que tiene derecho todo NNA es aquella que se concibe
con el objeto de prepararlo para la vida cotidiana, fortalecer su capacidad de disfrutar
de todos sus derechos y fomentar una cultura en la que prevalezcan los valores de los
derechos humanos. El propósito de la educación es desarrollar las aptitudes y capacidades
de niños y niñas, su dignidad humana, autoestima y confianza en sí mismo/a. Esto significa
que la educación que reciben debe permitirles constituirse en sujetos de derecho que
hace ejercicio activo de sus capacidades y posibilidades en los contextos sociales en
96
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
los que participan (familia, barrio, escuela), en cada una de las etapas de su vida. En este
contexto la educación es más que una escolarización oficial y engloba un amplio espectro
de experiencias vitales y procesos de aprendizaje que permiten al NNA, ya sea de manera
individual o colectiva, desarrollar su personalidad, dotes y aptitudes y llevar una vida plena
y satisfactoria en el seno de la sociedad. Con el objeto de cumplir y garantizar el derecho
a la educación, del Comentario N° 9, de la Observación General N° 1, se desprenden las
siguientes obligaciones para los Estados Parte:
Garantizar acceso universal para todo niño y niña en los niveles primarios y secundarios.
Disponer de una educación de calidad que garantice el desarrollo de la personalidad de
cada niño, de sus dotes naturales y capacidad, reconociéndose el hecho de que cada
niño y niña tiene características, intereses y capacidades únicas y también necesidades
de aprendizaje propias.
Velar por la pertinencia social y cultural, con el objeto que el proceso educativo y
pedagógico se adecue a las necesidades específicas de cada niño y niña.
Asegurar eficacia al proceso educativo con el objeto que cada niño y niña reciba la
preparación necesaria para su vida activa y que ningún niño o niña termine su escolaridad
sin contar con los elementos básicos que le permitan hacer frente a las dificultades con
las que previsiblemente se topará en su camino.
Subdominios e indicadores
Estas consideraciones han sido debidamente integradas en la elaboración del modelo de
monitoreo del Observatorio al incluir en este dominio, el derecho a las actividades culturales
y recreativas. El Dominio Educación, Actividades Culturales y Recreación integra 10
indicadores agrupados en tres subdominios.
El modelo propuesto para este dominio impone desafíos en el trabajo de observación
y monitoreo de los derechos de NNA, pues no solo se deben considerar indicadores de
acceso, sino también indicadores de calidad (contenidos) y aquellos que pudieran permitir
observar las condiciones que hacen posible el ejercicio de los derechos relativos al respeto
de los contextos de aprendizaje, o respecto de los marcos de referencia éticos, morales,
sociales y culturales en los que se desenvuelven.
Infancia CUENTA en Chile 2014
97
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Los indicadores correspondientes al Subdominio Respeto en el Entorno de Aprendizaje,
no cuentan con información pública actualizada que permita observar y monitorear los
comportamientos que esta dimensión pretende. Dada la relevancia de este subdominio, la
institucionalidad pública debe avanzar en la construcción de sistemas que permitan contar
con datos oportunos y fiables relativos a comportamientos que vulneran los derechos de
NNA en los contextos escolares.
Por otro lado, cabe destacar que el tipo de información disponible para los indicadores que
integran los Subdominios Acceso y Calidad, presenta niveles suficientes de consistencia,
fiabilidad y perdurabilidad, para sostener un análisis global de estos dominios. Asimismo,
la información disponible nos permite avanzar en análisis desagregados por sexo y por
regiones del país. Si bien, los datos disponibles no permiten análisis territoriales detallados
–por ejemplo a nivel comunal-, al menos posibilitan contar con información relevante y
oportuna relativa al comportamiento de los indicadores. Algunos de los resultados que
se destacan en este capítulo evidencian las brechas territoriales entre las regiones y las
segregaciones estructurales del sistema educativo chileno. Tales condiciones vulneran
de modo sistemático el derecho de niños y niñas a acceder a una educación de calidad,
sin discriminación, y que efectivamente desarrolle al máximo sus capacidades para que
puedan participar como sujetos protagonistas de la sociedad y su cultura.
En síntesis, y de acuerdo con la propuesta conceptual y metodológica del sistema de
monitoreo del Observatorio, se han considerado los Subdominios Acceso a la Educación,
Calidad de la Educación, y Respeto de los Entornos de Aprendizaje, incluyendo un total de
10 indicadores que se organizan de acuerdo al cuadro que sigue:
98
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
1. Tasa neta de matrícula a educación básica y media.
2. Tasa de aprobación para educación básica y media por grupo de
destinatarios
1. Acceso a la
educación:
3. Tasa de retiro escolar para educación básica y media por grupo de
destinatarios.
4. Porcentaje de alumnos que comienzan el primer grado y llegan a
quinto grado.
5. Porcentaje de estudiantes del I quintil en nivel avanzado de SIMCE.
2. Calidad:
6. Puntaje SIMCE 4, 8 básico y 2 medio.
7. Porcentaje de NNA con un bajo nivel de logros en la prueba PISA.
3. Respeto en
el entorno de
aprendizaje:
8. Porcentaje de instituciones educativas que cuentan con manuales
de convivencia ajustados al enfoque de derechos (no discriminación,
inclusión).
9. Porcentaje de NNA acosados en el contexto escolar.
10. Porcentaje de NNA que acosaron a otros en el contexto escolar.
Cabe destacar que la información disponible a nivel nacional no ha permitido contar con
datos que alimenten cada uno de los indicadores definidos por el modelo de monitoreo
del Observatorio. Tampoco ha permitido integrar información relativa a la situación de la
educación inicial en el país. En particular, este es el caso del Subdominio Respeto en el
Entorno de Aprendizaje. Como fue indicado, este déficit constituye un desafío institucional
y público con carácter de urgencia, pues se estima que en estos contextos se estructuran
comportamientos que vulneran cotidianamente la integridad y dignidad de niños y niñas.
Infancia CUENTA en Chile 2014
99
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Subdominio Acceso a la Educación
Corresponde a aquel subdominio que establece el nivel de inclusión de NNA en el sistema de
educación formal en Chile. En el caso de los indicadores incorporados en este subdominio,
el acceso al sistema de educación formal se mide a través de la tasa neta de matrícula
para los niveles básico y medio. El análisis de los indicadores de acceso permite identificar
los principales factores que actúan como barreras para que NNA tengan la oportunidad de
recibir servicios de educación en cada uno de estos niveles de manera continua y oportuna.
Tasa neta de matrícula a educación básica y media.
La cantidad de NNA entre 0 y 17 años matriculados en el sistema formal de educación en
Chile, alcanzó para el año 2013 un total de 3.220.435 estudiantes. La Tabla N° 03, muestra
muestra la tasa bruta de estudiantes matriculados en cada una de las regiones del país.
0-5 años
6-13 años
14-17 años
El Maule
23,8%
93,3%
91,4%
BioBío
25,6%
93,3%
91,1%
Araucanía
19,2%
89,6%
90,2%
Los Ríos
22,3%
95,3%
92,9%
Los Lagos
22,2%
93,4%
91,9%
Aysén
22,8%
92,4%
83,3%
Magallanes
20,5%
101,2%
94,8%
País
23,0%
93,5%
92,1%
Fuente: MINEDUC, 2013.
Tabla 03: Tasa bruta de matricula para NNA entre 0-17 años según región
100
0-5 años
6-13 años
14-17 años
Arica y Parinacota
37,0%
119,9%
111,1%
Tarapacá
28,8%
95,9%
87,6%
Antofagasta
20,0%
94,0%
93,6%
Atacama
24,8%
100,0%
94,0%
Coquimbo
26,3%
94,0%
92,2%
Valparaíso
23,5%
93,6%
92,6%
Metropolitana
21,6%
92,6%
92,5%
O´Higgins
25,4%
94,9%
90,8%
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Considerando los datos anteriores, la tasa bruta de matrícula calculada con todos los niños
entre 0 y 17 años -según proyecciones del INE- que se encontraban estudiando a diciembre
de 2013, alcanzó el 23% para niños y niñas entre 0 y 5 años, el 93,5% para niños y niñas
entre 6 y 13 años, y el 92,1% para niños y niñas entre 14 y 17 años.
Como fue indicado, el Observatorio ha estimado analizar el acceso a la educación a través
de la tasa de neta de matriculados. De acuerdo a la información proporcionada por el
Ministerio de Educación, la tasa neta de matriculados al año 2013, alcanzó un 66,7%, para
la educación básica y media en su conjunto. En educación básica (6 a 13 años), la tasa neta
de matriculados fue un 72,5%, mientras la educación media (14 a 17 años) alcanzó una
tasa neta de 55,9%. De acuerdo a estos datos, prácticamente 5 de cada 10 estudiantes de
enseñanza media cursa sus estudios con algún nivel de retraso o se encuentra fuera del
sistema educativo.
Infancia CUENTA en Chile 2014
101
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Como se aprecia en el gráfico siguiente, la tasa neta de niñas matriculadas en la educación
chilena es del 70,2%, para el año 2013, mientras que en el caso de los niños esta cifra
alcanzó el 63,3%.
12
Gráfico 51: Tasa neta deNNA
matriculados según sexo
prestar a la situación de la Región Metropolitana, pues corresponde a la región con mayor
proporción de niño y niñas del país, y muestra un porcentaje de matrícula neta bajo el
promedio nacional.
Gráfico 52: Tasas netas de matriculados según Región del país
Arica y Parinacota
70,2%
91,7%
Tarapacá
66,5%
Antofagasta
63,3%
68,7%
Atacama
70,4%
Coquimbo
69,1%
Valparaíso
66,2%
Metropolitana
Hombres
Mujeres
Fuente: DEIS 2011
64,2%
O´Higgins
68,4%
El Maule
68,9%
Bío Bío
68,4%
La Araucanía
68,5%
Los Ríos
Al observar la información desagregada por región respecto del promedio nacional, se
aprecia que las regiones de Arica y Parinacota con una tasa neta de 91,7%, Magallanes con
una tasa de 72,5%, y Los Ríos con un tasa neta de 71,5%, están sobre el promedio nacional.
En el otro extremo, las regiones de Aysén (57,2%), Los Lagos (63,6%), Metropolitana (64,2%),
Valparaíso (66,2%) y Tarapacá (66,5%) están bajo el promedio nacional. Estas brechas
regionales ameritan análisis específicos, pues en las diferencias de acceso pueden estar
operando factores territoriales como extensión geográfica, déficits de conectividad,
ausencia de infraestructura educativa en sectores aislados; o factores socioeconómicos
vinculados a desigualdad y segregación social que impidan que niños y niñas accedan
al sistema educativo, o presenten retraso en su escolaridad. Particular atención se debe
Los Lagos
Aysén
Magallanes
País
71,5%
63,6%
57,2%
72,5%
66,7%
Fuente: MINEDUC, 2013.
12 Tasa Neta indica el número de NNA del grupo de edad teóricamente correspondiente al nivel analizado,
expresado en porcentaje de población total de ese grupo de edad
102
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
103
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Porcentaje de estudiantes que comienzan el
primer grado y llegan a quinto grado.
El porcentaje de NNA que cursó el primer grado durante el año 2008 y que llegó a 5to grado
el año 2012 es del 82,6% a nivel nacional. De acuerdo a los datos proporcionados por el
Ministerio de Educación, las mujeres tienen una mayor probabilidad de concluir esos cinco
años de estudio sin retrasarse ni un solo año. Efectivamente, el 85,8% de las niñas alcanzan
el 5to grado dentro de los plazos esperados por el sistema, frente al 79,6% de los hombres.
Gráfico 53: Porcentajes de niños y niñas que llega a 5° básico sin retraso
85,8%
La Región Metropolitana presenta un porcentaje levemente superior al promedio nacional,
lo cual indica la necesidad de observar el tipo de medidas que se pueden implementar con el
objeto de mejorar los resultados de los procesos pedagógicos o de retención en el sistema.
Gráfico 54: Porcentajes de niños y niñas que llega a 5to básico sin retrasoretraso según regiones.
Arica y Parinacota
88,6%
Tarapacá
78,9%
Antofagasta
80,6%
Atacama
81,8%
Coquimbo
87,4%
Valparaíso
83,0%
Metropolitana
79,6%
82,8%
O´Higgins
84,2%
El Maule
83,4%
Bío Bío
81,1%
La Araucanía
82,1%
Los Ríos
Hombres
Mujeres
Fuente: MINEDUC, 2008 y 2012.
En relación con las diferencias regionales, se aprecia que las regiones con mayor porcentaje
de logro son Magallanes (88,8%), Arica y Parinacota (88,6%) y Coquimbo (87,4%). Mientras
84,4%
Los Lagos
Aysén
78,4%
75,2%
88,8%
Magallanes
País
82,6%
Fuente: MINEDUC, 2009 y 2013.
que las regiones que presentan menores porcentajes de logro son Aysén (75,2%), Los
Lagos (78,4%) y Tarapacá (78,9%). Cabe destacar los casos de Aysén y Los Lagos, pues
los hombres sólo alcanzan un 70% y un 75% de logro en este periodo, lo que significa que
al menos 1 de cada 4 niños hombres, no logra cumplir con éxito el periodo entre 1º y
5º básico (sin repetir un curso o sin abandonar la escuela). Aysén, Los Lagos y Tarapacá
registran comportamientos negativos en los dos indicadores analizados hasta el momento,
lo que refuerza la necesidad de profundizar análisis específicos que consideren los factores
socio-territoriales que pudieran explicar las diferencias que se aprecian con el resto del país.
104
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
105
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Aprobación, reprobación y retiro13.
Como se aprecia, los porcentajes correspondientes a la tasa de retiro del sistema educativo
en enseñanza básica y media presentan niveles que ameritan esfuerzos de análisis que
permitan determinar las razones por las que 7 de cada 100 niños en Chile se retira de la
enseñanza básica, y prácticamente 11 de cada 100 adolescentes se retira de la educación
media durante el último año. Estos indicadores muestran valores elevados en algunas
regiones del país como es el caso de la tasa de retiro de enseñanza media en la región
de Aysén, o las regiones del extremo norte del país. La Región Metropolitana presenta
porcentajes similares al promedio país.
El nivel de eficiencia que muestra el sistema de educación se observa a través de indicadores
relativos a tasas de aprobación, reprobación y retención de estudiantes. La tabla 04, permite
observar comparativamente los resultados de las regiones del país en cada uno de estos
indicadores según datos para el año 2012.
TABLA 04: Porcentajes de aprobación, reprobación y abandono en enseñanza básica y
media para cada una de las regiones del país
AÑO 2012
Educación Básica (1º a 8º)
Educación Media (1º a 4º medio)
Aprobados
Educación Básica
Reprobados
Educación Básica
Retirados
Educación Básica
Aprobados
Educación Media
Reprobados
Educación Media
Retirados
Educación Media
Arica y Parinacota
89,7%
2,5%
7,7%
81,1%
5,9%
13,0%
Tarapacá
86,5%
4,0%
9,5%
80,0%
6,6%
13,4%
Antofagasta
87,9%
3,8%
8,3%
78,6%
10,0%
11,5%
Atacama
88,6%
4,3%
7,1%
79,0%
10,4%
10,6%
Gráfico 55: Tasa de retiro Educación Básica, 2012
Coquimbo
89,6%
3,9%
6,5%
82,7%
7,7%
9,7%
Arica y Parinacota
Valparaíso
88,9%
4,2%
6,9%
82,6%
7,2%
10,3%
Tarapacá
Metropolitana
89,1%
3,7%
7,2%
82,2%
6,8%
11,0%
Antofagasta
O´Higgins
90,3%
3,7%
5,9%
83,7%
7,4%
8,9%
Atacama
Maule
89,4%
4,1%
6,4%
83,1%
6,8%
10,1%
Coquimbo
Biobío
90,4%
4,1%
5,5%
83,1%
7,3%
9,6%
Valparaíso
La Araucanía
88,1%
3,6%
8,3%
80,7%
7,5%
11,8%
Metropolitana
Los Ríos
87,9%
3,1%
8,9%
81,8%
6,2%
12,0%
O´Higgins
Los Lagos
86,4%
3,9%
9,7%
79,9%
8,1%
12,0%
El Maule
Aysén
85,7%
5,9%
8,4%
75,0%
8,4%
16,5%
Magallanes
92,8%
2,6%
4,6%
85,9%
5,5%
8,6%
País
89,0%
3,8%
7,1%
82,0%
7,2%
10,8%
Región
Fuente: MINEDUC, 2012.
13 Las tasas de aprobación, reprobación y retiro son calculadas de acuerdo a la matrícula total de cada curso y
nivel por establecimiento, por lo que corresponde al total de niños y niñas matriculados en el año informado.
106
Las regiones que presentan tasas de retiro más altas en enseñanza básica son las de
Los Lagos (9,7%), Tarapacá (9,5%), Los Ríos (8,9%), Antofagasta (8,2%), Aysén (8,4%),
La Araucanía (8,2) y Arica y Parinacota (7,7%). Todas ellas sobre el porcentaje país, con
realidades que combinan factores geográficos (regiones extremas, extensión geográfica y
dificultades de conectividad) y socio-demográficos (altos porcentajes de población indígena
y pobreza). La Región Metropolitana presenta porcentajes similares al promedio país.
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
7,7%
9,5%
8,3%
7,1%
6,5%
6,9%
7,2%
5,9%
6,4%
5,5%
Bío Bío
8,3%
La Araucanía
8,9%
Los Ríos
Los Lagos
9,7%
8,4%
Aysén
Magallanes
País
Fuente: MINEDUC, 2012.
4,6%
7,1%
Infancia CUENTA en Chile 2014
107
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
En el caso de enseñanza media, las regiones que tienen mayor tasa de retiro en relación
con el promedio país son, nuevamente, Aysén (16,5%), Tarapacá (13,4%), Arica y Parinacota
(13,0%), Los Ríos (11,9%), Los Lagos (11,9%), La Araucanía (11,8%) y Antofagasta (11,4%).
Como ya ha sido indicado, las regiones que muestran indicadores con comportamientos
deficientes corresponden a aquellas que combinan factores asociados a sus
condiciones geográficas (extremos del país, extensión territorial, entre otros), y factores
socio-demográficos (población indígena, ruralidad y pobreza). La Región Metropolitana
presenta porcentajes similares al promedio país.
Gráfico 56: Tasa de retiro Educación Media, 2012
Arica y Parinacota
13,0%
Tarapacá
13,4%
Antofagasta
10,6%
Coquimbo
Tarapacá
11,0%
11,8%
Los Ríos
12,0%
Los Lagos
12,0%
Aysén
País
Fuente: MINEDUC, 2012.
10,8%
89,6%
Valparaíso
88,9%
Metropolitana
89,1%
O´Higgins
16,5%
8,6%
88,6%
Coquimbo
9,6%
La Araucanía
87,9%
Atacama
10,1%
Bío Bío
86,5%
Antofagasta
8,9%
El Maule
89,7%
Arica y Parinacota
10,3%
Metropolitana
Magallanes
Gráfico 57: Porcentaje de Aprobación Educación Básica, 2012
9,7%
Valparaíso
O´Higgins
Es interesante destacar los altos porcentajes de aprobación en enseñanza básica
que muestran regiones como Magallanes (92,8%), Biobío (90,3%) y O´Higgins (90,3%).
Todas ellas sobre el 90%. La Región Metropolitana presenta porcentajes similares al
promedio país.
11,5%
Atacama
En relación con los porcentajes de aprobación, el país registra un 89% promedio para la
enseñanza básica y un 82% para la enseñanza media. Como se apreció en relación con la
tasa de retiro, estos niveles de aprobación se explican en gran medida por los porcentajes
de retiro que exhibe el sistema escolar chileno. Ello es más pronunciado para el caso de la
enseñanza básica pues el porcentaje de reprobación alcanza solo el 3,8%, mientras que en
el caso de la enseñanza media la tasa de reprobación es del 7,2%, por lo que el diferencial
respecto de la tasa de aprobación se explica a partir de los porcentajes que registra la tasa
de retiro anual.
90,3%
El Maule
89,4%
Bío Bío
90,4%
La Araucanía
88,1%
Los Ríos
Los Lagos
Aysén
87,9%
86,4%
85,7%
Magallanes
País
92,8%
89,0%
Fuente: MINEDUC, 2012.
108
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
109
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Al igual que lo que ocurre para la educación básica, las regiones que presentan los porcentajes
más altos de aprobación en enseñanza media son Magallanes (85,9%), Biobío (83,1%) y
O´Higgins (83,1%), superando el promedio nacional de 82%. La Región Metropolitana
presenta porcentajes similares al promedio país.
Gráfico 58: Porcentaje de Aprobación Enseñanza Media, 2012
81,1%
Arica y Parinacota
Tarapacá
80,0%
Antofagasta
78,6%
Atacama
79,0%
Coquimbo
82,7%
Valparaíso
82,6%
Metropolitana
82,2%
O´Higgins
83,7%
El Maule
83,1%
Bío Bío
83,1%
La Araucanía
80,7%
Los Ríos
81,8%
Los Lagos
Aysén
79,9%
75,0%
85,9%
Magallanes
País
82,0%
Fuente: MINEDUC, 2012.
Como se puede apreciar, parte de los desafíos que debe abordar el sistema educativo chileno,
desde el punto de vista de su eficiencia, están relacionados con aquella proporción de niños
y niñas que, por múltiples factores, se ven obligados a retirarse de sus establecimientos,
incrementando los riesgos de abandono definitivo y retrasos que afecten sus procesos de
aprendizaje y desarrollo.
110
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Conclusiones Subdominio Acceso
Como se ha destacado en innumerables ocasiones, Chile muestra en término globales
comportamientos satisfactorios en materia de cobertura y acceso a la educación; sin
embargo, se advierten realidades que deben ser analizadas en detalle con el objeto de
garantizar un acceso universal y sostenido de todos los NNA del país al sistema de educación
formal. De acuerdo a los datos analizados, 7 de cada 100 niños en Chile se retira de la
enseñanza básica, y prácticamente 11 de cada 100 adolescentes se retira de la educación
media durante el año, lo que significa que en el presente el sistema de educación chileno no
está en condiciones de garantizar un acceso oportuno y continuo a la educación para cada
uno de los niños y niñas del país. Por otro lado, se estima que en Chile existen 101.248 NNA
en edad escolar que no se encuentran asistiendo a algún establecimiento educativo (esto
es equivalente al 3,1 % de NNA en estos rangos etarios). De ellos, 19.447 corresponden a
niños y niñas entre 6 y 13 años; y 81.801 a jóvenes entre 14 a 17 años (CASEN, 2009). En
cuanto a diferencias de género, las tasas de deserción escolar masculinas (3,3%) resultan
superiores a las observadas en mujeres (2,7%), lo que se encuentra posiblemente relacionado
con la mayor empleabilidad que presentan los grupos masculinos de todas las edades
(MINEDUC; 2013).
En el marco de los desafíos que el país está abordando en materia de reforma de la
educación, resulta oportuno recordar la importancia de implementar y mantener políticas y
estrategias que permitan y garanticen que cada niño, niña y adolescente en Chile acceda y
permanezca en el sistema educativo, de tal manera que ningún factor externo a su interés y
capacidad le impida completar sus estudios en los períodos que corresponda.
El nivel de desagregación que permiten los datos, posibilita observar brechas territoriales
relevantes a nivel regional. Como ya fue destacado, se aprecian regiones que presentan
sostenidamente déficits de acceso. Entre ellas destaca la región de Aysén que presenta los
comportamientos más deficitarios en cada uno de los indicadores incluidos en el Informe.
Asimismo, las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Los Lagos, y en algunos casos Los
Ríos y la Araucanía presentan déficits importantes en algunos de los indicadores incluidos
en este capítulo. Al parecer, factores de tipo geográfico, socio-demográficos y socioeconómicos concurren para crear condiciones obstaculizadoras o barreras de acceso y
Infancia CUENTA en Chile 2014
111
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
permanencia en la educación a un importante segmento de niños y niñas de dichas regiones.
Por ejemplo, en el caso de dos regiones del sur del país 1 de cada 4 niños hombres, no logra
cumplir con éxito el período entre 1º y 5º básico (sin repetir un curso o sin abandonar la
escuela). Cabe destacar que las regiones de Los Ríos y Los Lagos presentan los porcentajes
más altos de trabajo infantil a nivel país. Las tasas de abandono que registran estas regiones
superan el 10%.
Cabe destacar, además, que en los casos de las regiones del norte del país, Arica y Parinacota,
y Tarapacá, junto con Antofagasta y Atacama, son las que presentan los niveles más altos
de hacinamiento (ver Dominio Entorno Familiar y Social).
Por otro lado, las regiones entre el Biobío y Aysén, muestran en diferentes indicadores
comportamientos sostenidamente negativos y deficitarios. Al respecto cabe recordar que
las regiones de La Araucanía y el Biobío presentan los mayores porcentajes de pobreza e
indigencia infantil, y los mayores porcentajes de población infantil indígena (ver Dominio
Entorno Familiar y Social).
También se advierten diferencias sustantivas desde una perspectiva de género. Tanto la tasa
neta de matriculadas/os como el porcentaje de niñas y niños que alcanzan el quinto grado
sin retraso, muestra un comportamiento favorable para el caso de la niñas, evidenciando
que los niños presentan tasas más bajas de matrícula y continuidad en el sistema.
Parte de los resultados que se destacan en este capítulo evidencian las brechas territoriales
-a nivel de regiones- y segregaciones estructurales del sistema educativo chileno. Tales
condiciones vulneran de modo sistemático el derecho de niños y niñas a acceder a una
educación de calidad, sin discriminación, y que permita que efectivamente desarrollen al
máximo sus capacidades para que se constituyan en sujetos protagonistas de la sociedad
y su cultura.
112
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Subdominio Calidad
De acuerdo a las definiciones estándares aceptadas a nivel mundial, la calidad de la
educación corresponde a los esfuerzos que debe realizar el sistema educativo con el objeto
de asegurar a todos los NNA la adquisición de los conocimientos, capacidades, destrezas
y actitudes necesarias para desenvolverse adecuadamente y de modo progresivo en la
sociedad. En virtud de la relevancia que se le ha asignado a este componente, los sistemas
de educación en el mundo han incorporado de modo progresivo sistemas de evaluación de
la calidad de la enseñanza, cuyo propósito es determinar y valorar los resultados alcanzados
por el sistema. En la actualidad, Chile cuenta, desde 1987, con un Sistema de Evaluación
de la Calidad de la Educación (SIMCE), que permite realizar comparaciones entre distintos
establecimientos, pero también posibilita realizar un seguimiento del desempeño de una
misma escuela a lo largo del tiempo. Finalmente, cabe destacar que Chile participa de
sistemas de evaluación internacional que permiten establecer la calidad de la enseñanza
nacional en comparación con los resultados que obtienen otros países de mayor y menor
nivel de desarrollo.
Si bien el actual sistema de evaluación de la enseñanza suscita diversos reparos y
discusiones teóricas y metodológicas, cabe señalar que desde su aplicación, el SIMCE ha
permitido constatar las profundas diferencias socio-económicas, sociodemográficas y
geográficas del sistema educativo nacional. Los gráficos que se incluyen en este Informe
permiten constatar las diferencias de resultados obtenidos por las regiones en relación con
el promedio país para las mediciones que se realizan en lenguaje y matemática para 4to y
8vo básico, y 2do medio.
Infancia CUENTA en Chile 2014
113
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Puntaje SIMCE 4to básico
Gráfico 60: Puntaje Matemática 4to Básico, 2012 según región.
En lenguaje, Atacama, Valparaíso, Los Ríos, O´Higgins y Magallanes, presentan resultados
bajo los 267,5 puntos de promedio nacional. Las regiones Metropolitana, Biobío y Los Lagos
presentan los mejores desempeños nacionales con promedios de 269 puntos.
264
Arica y Parinacota
Tarapacá
262
Antofagasta
260
Atacama
Gráfico 59: Puntaje Lenguaje 4° Básico, 2012 según región.
Arica y Parinacota
266
Tarapacá
266
Antofagasta
Atacama
Valparaíso
269
265
268
269
267
267
265
267,5
Como se aprecia en el Gráfico 60, los resultados en matemáticas presentan brechas
críticas entre las distintas regiones del país. Los Ríos y Atacama han alcanzado los
resultados más bajos en la última medición SIMCE, con 8 y 6 puntos bajo el promedio
nacional respectivamente, y hasta 13 puntos de promedio bajo los resultados de la Región
del Biobío que presenta el desempeño más alto a nivel nacional. El promedio de la Región
Metropolitana se encuentra sobre el puntaje promedio país.
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Los Ríos
Los Lagos
Aysén
Magallanes
País
256
252
260
261
259
261,5
269
Fuente: SIMCE, 2012.
114
265
Fuente: SIMCE, 2012.
264
Aysén
País
263
La Araucanía
264
Los Lagos
Magallanes
257
Bío Bío
Bío Bío
Los Ríos
264
El Maule
266
La Araucanía
257
O´Higgins
263
El Maule
260
Metropolitana
Metropolitana
O´Higgins
Coquimbo
Valparaíso
267
Coquimbo
255
Puntaje SIMCE 8º básico.
En relación con los resultados obtenidos en el nivel de 8 básico, es interesante destacar que
los desempeños más bajos en Lenguaje corresponden a las regiones del norte del país. Arica
y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama se encuentra bajo el promedio nacional. La
Araucanía presenta un comportamiento similar al alcanzar 256 puntos de promedio, lo que
significa 5,5 puntos bajo el promedio nacional. Si bien, no es posible sustentar afirmaciones
sin estudios específicos, puede resultar de interés analizar la plausibilidad de una hipótesis
relativa al efecto de un componente de pertinencia cultural del sistema de medición en los
resultados de estas regiones.
Infancia CUENTA en Chile 2014
115
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Por otro lado, cabe destacar que el promedio de la Región Metropolitana se encuentra
levemente bajo el puntaje promedio país.
Gráfico 61: Puntaje Lenguaje 8º Básico, 2011 según región.
Gráfico 62: Puntaje Matemática 8º Básico, 2011 según región.
Tarapacá
Arica y Parinacota
247
Antofagasta
Tarapacá
247
Atacama
Antofagasta
Atacama
251
254
250
Coquimbo
251
246
Coquimbo
256
Arica y Parinacota
256
Valparaíso
257
262
Metropolitana
254
Valparaíso
253
O´Higgins
Metropolitana
253
El Maule
258
260
O´Higgins
256
Bío Bío
El Maule
256
La Araucanía
254
254
Bío Bío
255
Los Ríos
La Araucanía
255
Los Lagos
Los Ríos
256
Los Lagos
Aysén
257
255
257
Magallanes
País
259
Aysén
Magallanes
País
257
259
258
258,8
Fuente:SIMCE, 2011.
253,7
Fuente: de SIMCE, 2011.
Una situación similar se aprecia en los resultados obtenidos para el mismo nivel en las
pruebas de matemáticas. Junto con las regiones del norte del país, La Araucanía y Los Ríos
presentan desempeños bajo el promedio nacional. Por cierto, también se pueden incluir
los casos de Coquimbo y Valparaíso; sin embargo, nos resulta de interés insistir que los
desempeños más bajos se presentan en las regiones que tienen un componente importante
de población indígena, lo cual puede mostrar que los diseños de los sistemas de evaluación
no han considerado apropiadamente las particularidades culturales de estos niños y niñas.
Por otro lado, es significativo que el promedio de la Región Metropolitana corresponde al
puntaje promedio más alto del país.
116
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Puntaje SIMCE 2º medio.
En relación con los resultados obtenidos en el nivel de segundo medio, es interesante
destacar que los desempeños más bajos en Lenguaje corresponden a las regiones del
norte del país. Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama se encuentra bajo
el promedio nacional. La Región Metropolitana presenta promedios superiores al puntaje
promedio para ambas pruebas, destacando los resultados obtenidos en matemáticas, pues
corresponde al puntaje promedio más alto del país.
Infancia CUENTA en Chile 2014
117
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Gráfico 63: Puntaje Lenguaje 2º medio, 2012 según región.
Arica y Parinacota
Tarapacá
253
Tarapacá
253
Atacama
Coquimbo
Valparaíso
El Maule
257
El Maule
Bío Bío
257
Bío Bío
La Araucanía
256
Magallanes
País
Fuente: SIMCE, 2012.
Los Ríos
260
Los Lagos
262
266
Aysén
256
272
262
259
262
255
256
260
270
Aysén
Magallanes
258,9
265
O´Higgins
259
Los Lagos
263
Metropolitana
260
Los Ríos
251
Valparaíso
262
O´Higgins
258
Coquimbo
259
Metropolitana
256
Antofagasta
255
La Araucanía
257
Arica y Parinacota
252
Antofagasta
Atacama
Gráfico 64: Puntaje Matemática 2º medio, 2012 según región.
País
261
264,9
Fuente: SIMCE, 2012.
Al igual que los resultados observados en el nivel de 8vo básico, los desempeños
en matemáticas para segundo medio presentan un patrón similar. Solo las regiones
Metropolitana y Aysén muestran resultados sobre el promedio nacional con puntajes 272 y
270 respectivamente.
118
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
119
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Diferencia de Puntaje SIMCE entre establecimientos
del primer y último quintil socioeconómico14
En Chile las principales brechas en los resultados de medición de la calidad de la enseñanza
están determinadas por factores de segregación socioeconómica, territorial y pertenencia
a tipos de establecimientos educativos. El indicador propuesto por el modelo de monitoreo
del Observatorio es el porcentaje de estudiantes del I quintil en nivel avanzado de SIMCE,
sin embargo, no fue posible acceder a estos datos, por lo que se propone como indicador la
diferencia de puntaje entre establecimientos del I quintil y el V quintil socioeconomico, para
conocer las brechas de resultados obtenidos por los NNA según el estrato socioeconómico
al que pertenecen.
Gráfico 65: Diferencia de puntaje Lenguaje 4to básico, Establecimientos 1° quintil y 5° quintil
Tarapacá
69,6
Antofagasta
59,5
Atacama
65,6
Coquimbo
52,4
Valparaíso
61,4
Metropolitana
65,0
O´Higgins
54,8
El Maule
Bío Bío
Como se puede apreciar en el Gráfico N° 65, la diferencia promedio en el puntaje SIMCE
de Lenguaje, entre establecimientos de educación al que asisten NNA del primer quintil
respecto de los establecimientos al que asisten NNA del quinto quintil es de 51,2. Las
regiones que presentan mayores diferencias en estos resultados son Aysén (80,4 puntos
de diferencia), Tarapacá (69,6 puntos de diferencia), Atacama (65,6 puntos de diferencia) y
Metropolitana (65 puntos de diferencia).
49,7
Arica y Parinacota
52,9
45,8
La Araucanía
56,6
Los Ríos
41,7
Los Lagos
42,3
80,4
Aysén
Magallanes
País
47,5
51,2
Fuente: SIMCE, 2012.
Para el caso de los resultados comparativos obtenidos en las pruebas de matemáticas para
4to básico, la diferencia promedio a nivel nacional entre los establecimientos de educación
al que asisten NNA del primer quintil respecto de los establecimientos al que asisten NNA
del quinto quintil es de 65,2. Destaca la brecha de más de 100 puntos que registró Atacama
en la última medición (104,5 puntos de diferencia).
14 El Ministerio de Educación clasifica a los establecimientos que rindieron la Prueba SIMCE de acuerdo a las
características socioeconómicas predominantes de sus alumnos. Las variables consideradas para realizar la
clasificación ́de los establecimientos son: nivel educacional de la madre, nivel educacional del padre, ingreso
económico total mensual en el hogar e índice de vulnerabilidad (IVE-SINAE).
120
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
121
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Gráfico 66: Diferencia de puntaje Matemáticas 4to básico, Establecimientos 1° quintil y 5° quintil, por cada
región del país
Arica y Parinacota
60,0
Tarapacá
73,7
Antofagasta
72,3
Atacama
104,5
Coquimbo
62,7
Valparaíso
72,3
Metropolitana
76,6
O´Higgins
77,2
El Maule
Bío Bío
60,9
55,5
La Araucanía
76,4
Los Ríos
76,4
Los Lagos
56,6
69,8
Aysén
Magallanes
País
El indicador se construye con aquellos estudiantes que no logran llegar al segundo nivel de
desempeño (de un total de 6 niveles). Esto significa que se incluyen todos los estudiantes
que obtuvieron un puntaje inferior a: 420.07 (matemáticas), 407.47 (lectura), 409.54
(ciencia). Indica que los niños y niñas, en el mejor de los casos, sólo pueden resolver los
problemas más simples en cada una de estas áreas.
Según recomendaciones de la OECD (PISA, 2012), disminuir esta proporción de estudiantes
que no alcanzan el segundo nivel de desempeño requiere desmantelar las barreras que
los entornos sociales reproducen, además de analizar la relación entre el desempeño y las
posibilidades de aprendizaje de niños y niñas. Ello exige apoyos adicionales en materia
de recursos, mejoramiento de los ambientes de aprendizaje y fortalecimiento de las
capacidades de gestión de las escuelas.
Como se aprecia en el Gráfico 67, los resultados obtenidos en Chile en la medición 2012,
están muy debajo del promedio OECD, para cada una de las pruebas aplicadas. Las
diferencias promedio oscilan en torno a 50 puntos respecto del promedio de los países
del OECD.
61,8
65,2
Gráfico 67: Comparación puntaje prueba PISA 2012
Fuente: SIMCE, 2012.
Porcentaje de NNA con un bajo nivel de logros
en la prueba PISA
La prueba PISA mide las capacidades en lectura, matemáticas y ciencia de los estudiantes
de 15 años de todos los países miembros de la Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económicos (OECD). En su versión 2012 fue aplicada en 34 países miembros
de la OECD y en 31 países asociados. Aproximadamente 510.000 estudiantes entre los 15
años y 3 meses y los 16 años y 2 meses participaron de este proceso de evaluación.
122
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
423
501
496
494
441
445
Chile
Promedio OECD
Matemáticas
Lectura
Ciencias
Fuente: PISA 2012
Infancia CUENTA en Chile 2014
123
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Por otro lado, los resultados PISA advierten que para el caso de la prueba de matemáticas
el 51,5% de los estudiantes en Chile no alcanza a superar un nivel de logro suficiente,
superando en aproximadamente 30 puntos porcentuales al promedio OECD.
Gráfico 69: Porcentaje de niños con nivel bajo de logros en PISA 2012 según sexo
57,5%
45,2%
Gráfico 68: Porcentaje de niños con nivel bajo de logros en PISA 2012
39,2%
33,4%
51,5%
27,2%
33,0%
23,0%
Niños
34,5%
18,0%
Niñas
17,8%
Matemáticas
Chile
Promedio OECD
Matemáticas
Lectura
El Gráfico 69, destaca las diferencias obtenidas entre niños y niñas con bajo nivel de logros
para cada una de las pruebas aplicadas, destacando las diferencias que se observan en
matemáticas, donde el porcentaje de niñas con bajo nivel de logro es superior a 10 puntos
porcentuales respecto de los niños; y en lenguaje, donde el porcentaje de niños con bajo
nivel de logro es superior a 10 puntos porcentuales respecto de las niñas.
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Lectura
Ciencias
Fuente: PISA 2012
Ciencias
Fuente: PISA 2012
124
35,5%
Los resultados alcanzados a nivel país, en comparación con los promedios obtenidos por
los países de la OECD, evidencian diferencias sustantivas en los resultados de aprendizaje
que los sistemas educativos están en condiciones de garantizar. Si bien, estrechar la brecha
que se observa entre los resultados promedios del país y los países miembros del OECD,
puede constituir un desafío de importancia, el aspecto crítico es disminuir sustantivamente
el porcentaje de niños y niñas que solo alcanzan un bajo nivel de logro para cada una de las
pruebas aplicadas.
En síntesis, los datos indican que el sistema educativo en Chile, estructura y reproduce
diferencias críticas y sustantivas en el desarrollo y los aprendizajes de niños y niñas
durante los primeros 4 años de proceso educativo formal, en función del nivel de ingreso
socioeconómico al que pertenecen. Las características estructurales del modelo educativo
chileno, impiden romper o revertir las diferencias de capital económico, social y cultural al
que pertenecen los NNA del país, una vez que inician la educación formal. En consecuencia,
parte de los desafíos en materia de calidad de la educación están relacionados con romper
las condiciones de desigualdad inicial, puesto que estas brechas no sólo determinan el
desarrollo bio-psicosocial de cada niño y niña, sino que participan de modo activo en la
reproducción de las diferencias que persisten en materia de oportunidades y equidad social.
Infancia CUENTA en Chile 2014
125
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
Conclusiones Subdominio Calidad
En Chile las principales brechas en los resultados de medición de la calidad de la enseñanza
están determinadas por factores de segregación socioeconómica y territorial. Como se
destacó, los gráficos que presentan las diferencias de resultados obtenidos en la prueba
SIMCE por niños y niñas de 4to básico para el primer y último quintíl socioeconomico,
corroboran las brechas de desigualdad socioeconómica que el sistema educativo chileno
reproduce.
Si bien el sistema de evaluación de la enseñanza suscita una serie de reparos teóricos
y metodológicos, ha permitido constatar las profundas diferencias socio-económicas,
sociodemográficas y geográficas del sistema educativo nacional. Los datos indican que
el sistema educativo en Chile, estructura y reproduce diferencias críticas y sustantivas en
el desarrollo y los aprendizajes de niños y niñas durante los primeros 4 años de proceso
educativo formal, en función del nivel de ingreso socioeconómico al que pertenecen.
Los niños y niñas de los quintiles socieconomicamente más pobres del país acceden a una
educación pública –o particular subvencionada- en condiciones de operación deficitarias –
infraestructura, recursos económicos, recursos docentes-, y presentan de modo persistente
bajos resultados medidos a través del sistema de evaluación SIMCE. Estas condiciones
estructurales no solo favorecen la reproducción de las desigualdades sociales y económicas
del país, sino que vulneran el derecho de NNA a desarrollar el conjunto de sus capacidades
en ambientes educativos óptimos que les permitan constituirse en sujetos protagonistas
de sus contextos sociales y culturales.
A lo largo del dominio se han advertido las brechas regionales que presentan los distintos
indicadores incluidos en este Informe. Como se ha destacado, de modo persistente las
regiones extremas del país (con excepción de Magallanes), presentan los comportamientos
más negativos en cada uno de los indicadores descritos.
126
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Síntesis Analítica del Dominio
La CDN y la Observación General N° 1 establecen que
la educación es un derecho de todo niño y niña, pues a
través de ella es posible hacer efectivo el ejercicio de la
dignidad humana y los derechos del niño. Los objetivos de
la educación son el desarrollo holístico del niño hasta el
máximo de sus posibilidades, lo que incluye inculcarle el
respeto de los derechos humanos, potenciar su sensación
de identidad y pertenencia y su integración en la sociedad
e interacción con otros y con el medio ambiente.
Los Estados Parte deben adoptar las medidas necesarias
que permitan que todo niño y niña tenga acceso a una
educación de calidad, sin discriminación, y en contextos
de entendimiento, paz, tolerancia e igualdad entre los
sexos, de manera tal que se facilite el papel de los niños
como promotores y defensores de los derechos de la
infancia en su vida diaria.
El Dominio Educación, Actividades Culturales y
Recreación integra 10 indicadores agrupados en tres
subdominios. Cabe destacar que la información disponible
a nivel nacional no ha permitido contar con datos que
alimenten cada uno de los indicadores definidos por el
modelo de monitoreo del Observatorio. Los indicadores
correspondientes al Subdominio Respeto en el Entorno
de Aprendizaje, no cuentan con información pública
actualizada que permita monitorear los comportamientos
que esta dimensión debe observar. Dada la relevancia
de este subdominio, este déficit constituye un desafío
institucional y público urgente, pues se estima que en
estos contextos se estructuran comportamientos que
vulneran cotidianamente la integridad y dignidad de niños
y niñas, e inhiben un ejercicio pleno de los derechos que
a niños y niñas les asisten en los contextos educativos,
culturales y recreativos.
Como ha sido destacado a lo largo de este capítulo,
los resultados de los indicadores analizados para
este dominio muestran una alta sensibilidad frente a
las realidades territoriales de regiones específicas del
país. Sistemáticamente, las regiones de los extremos
del territorio nacional muestran comportamientos
deficitarios en los indicadores analizados. Este tipo de
regiones presentan características similares desde el
punto de vista geográfico, en términos de sus extensiones
y sus condiciones de conectividad interna, como
desde el punto de vista socio-demográfico (población
rural, población indígena y población en situación de
pobreza). Asimismo, y como se refirió en el subdominio
correspondiente, en algunas de estas regiones concurren,
además condiciones socio-económicas complejas: altos
niveles de hacinamiento en las regiones del norte, altos
niveles pobreza y trabajo infantil en las regiones del
centro sur del país.
Infancia CUENTA en Chile 2014
127
DOMINIO EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y DE RECREACIÓN
No cabe duda que las brechas socioeconómicas y los
factores de segregación territorial que explican las
diferencias en los resultados de la educación chilena
constituyen parte de los principales problemas de
equidad que enfrentan los niños y niñas del país.
Estas brechas se acentúan para el caso de regiones
que presentan condiciones geográficas adversas y,
principalmente, población de NNA pertenecientes
a pueblos indígenas, en condiciones de pobreza,
hacinamiento o altos porcentajes de NNA trabajando.
Para un país que ha alcanzado niveles suficientes de
acceso en educación, persisten obstáculos específicos
en territorios particulares que ameritan el diseño de
políticas y programas especiales. Particularmente, para
el caso de los niveles de abandono o deserción escolar
más apremiantes en diversas regiones y territorios del
país. Cabe recordar que 7 de cada 100 niños en Chile
se retiró de la enseñanza básica, y prácticamente 11 de
cada 100 adolescentes se retiró de la educación media
el último año. Tales indicadores, esconden factores que
deben ser abordados y analizados con detenimiento, pues
constituyen disposiciones estructurales que reproducen
condiciones de desigualdad y discriminación entre los
niños y niñas del país. Desde el principio de indivisibilidad
que guía la CDN, la vulneración de los derechos de un
niño o niña, es la vulneración de los derechos de todos
los niños y niñas. En tal sentido, el Estado de Chile debe
abordar estrategias que impidan que los NNA del país se
128
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
sientan en la obligación de abandonar transitoriamente o
permanentemente el sistema escolar.
Ello resulta aún más crítico cuando se observan los
indicadores relacionados con los resultados y la calidad
de la educación que el país ofrece en el presente. Chile ha
decidido contar con un sistema educativo que produce
y reproduce la desigualdad socio-económica y territorial
entre los niños y niñas del país. El sistema educativo en
Chile, reproduce diferencias críticas y sustantivas en el
desarrollo y los aprendizajes de niños y niñas durante
los primeros 4 años de educación formal, como lo
atestiguan las brechas en los resultados obtenidos en
las pruebas SIMCE entre niños y niñas que pertenecen
al primer quintil y quinto quintil socioeconomico. Los
datos que presentamos permiten al menos establecer
las sustantivas diferencias que se registran entre las
regiones del país y los desempeños que posibilitan las
condiciones socioeconómicas en las que se encuentran
niños y niñas. Hacer efectivo el derecho a una educación
que posibilite el pleno desarrollo de cada niño y niña exige
eliminar los factores que intervienen en la reproducción
de estas diferencias.
En consecuencia, a partir de los datos que se integran
en este capítulo es posible sostener que el sistema de
educación chileno a) presenta deficiencias para garantizar
el derecho a un acceso universal a la educación para
todos los niños y niñas del país; b) presenta deficiencias
para garantizar una educación de calidad para todos los
niños y niñas del país, lo que limita las posibilidades de
pleno desarrollo para las poblaciones de niños que se
encuentran en situaciones de desigualdad y segregación
social más extremas; c) presenta deficiencias para
garantizar una educación que integre adecuadamente
un criterio de pertinencia social y cultural; y d) presenta
deficiencias para garantizar un sistema de educación con
altos niveles de eficacia en sus resultados y eficiencia
para retener y posibilitar una educación progresiva y
correspondiente con los rangos de edad de niños y niñas
para todos los territorios regionales del país y todos los
sectores socio-económicos.
retrasos y resultados de aprendizaje limitados en
comparación con los resultados promedio del país. Este
tipo de problemáticas obliga a hacer análisis orientados
por variables territoriales y socio-económicas. En un
sentido similar, las diversas realidades que evidencian
los indicadores aquí expuestos, ameritan iniciar una
discusión relativa a las características de los instrumentos
públicos, pues las especificidades que enfrentan diversas
poblaciones de niños y niñas parecen sugerir el diseño
de acciones concretas y pertinentes a cada una de ellas.
La CDN, interpela a los Estados parte a generar todas las
condiciones estructurales y operativas con el objeto de
garantizar que todos los niños y niñas cuenten con los
niveles necesarios de bienestar para que puedan ejercer
sus derechos en cada uno de los ámbitos de su desarrollo
y se constituyan en sujetos activos y protagonistas de su
vida familiar, social y cultural. Los déficits que permite
identificar este informe, obligan a desarrollar acciones
tendientes a conocer con profundidad los factores y
condiciones que obstaculizan o limitan las posibilidades
de una educación oportuna y sostenida para poblaciones
de niños y niñas muy específicas. En particular para
comprender las razones que motivan abandonos,
Infancia CUENTA en Chile 2014
129
DOMINIO DERECHOS Y
LIBERTADES CIVILES
Definición del Dominio
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Este dominio da cuenta de aquellos derechos que permiten el ejercicio de las libertades
ciudadanas y de las condiciones para que éstas puedan desplegarse. Como define la CDN,
el niño/a será inscrito inmediatamente después de nacer y tendrá derecho a un nombre y
a adquirir una nacionalidad (Art. 7). Por otra parte, los Estados deben respetar el derecho
del niño y la niña a preservar su identidad (Art. 8). Ambos elementos son fundamentales
en términos de la protección y garantía de los derechos de niños y niñas, en tanto son
inequívoca responsabilidad de los Estados. En este dominio se encuentran también
establecidos los derechos a la libertad de expresión (Art. 13), libertad de pensamiento,
conciencia y religión (Art. 14), y libertad de asociación (Art. 15), todos ellos vinculados al
ejercicio directo del derecho por parte de niños, niñas y adolescentes, en donde los Estados
deben garantizarlos y respetarlos sin la necesidad de imponer restricciones distintas a las
establecidas en la ley.
Relevancia del Dominio
Sobre su relevancia, es significativo destacar que este dominio expresa aquellos derechos
consustanciales a la existencia de la persona y del sujeto de derechos, que en su
aplicación permiten y/o facilitan las relaciones entre sujetos y, en su ejercicio, promueven
que los mismos vayan generando y afianzando su ser social en tanto actores colectivos
y ciudadanos.
Los derechos y libertades civiles corresponden a los denominados derechos de primera
generación, en los cuales se encuentran los derechos civiles y políticos, que desde la
perspectiva de las obligaciones del Estado, éste tiene un mandato de No Hacer, es decir, el
Estado debe orientarse a no impedir la asociación, la libertad de expresión, la libertad de
pensamiento, conciencia y religión, entre otros derechos.
130
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
131
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Las libertades civiles son consustanciales a la calidad de persona y sujeto de derechos,
y cuando son reconocidas a los NNA, como sucede en la CDN, relevan su calidad de
ciudadanos, es decir, de un sujeto que es parte de una comunidad, capaz de pensarla y
pensarse en ella y con capacidad de transformarla a partir de su actuar individual y colectivo.
Desde esta perspectiva, la mayor parte de los indicadores de este dominio se relaciona con
el ejercicio de derechos por parte de NNA y de la manera en que el Estado, en tanto garante
principal de derechos, responde a su obligación de generar condiciones para su ejercicio, en
este caso no impidiendo su puesta en práctica.
Los Subdominios y sus indicadores
“En las orientaciones del Comité para la presentación de informes se agrupan los artículos
7, 8, 13 a 17 y el apartado a) del artículo 37 bajo el epígrafe “Derechos y libertades civiles”,
pero el contexto indica que esos no son los únicos derechos civiles y políticos reconocidos
en la Convención (CRC, 2003, p. 3).
Para los efectos de este Dominio se han establecido como subdominios, el artículo 7 de la
CDN, referido al derecho a la identidad, que releva la existencia legal y social del sujeto. En
definitiva, este artículo expresa el derecho de todo niño y niña a tener un estado civil (nombre
y nacionalidad), y a conocer y ser cuidado por sus padres (UNICEF, 1998). Este “derecho tiene
por objeto favorecer el reconocimiento de la personalidad jurídica del niño” (CRC, 2009), y
puede asumirse como una condición para la realización de las libertades establecidas en
este dominio, por lo que sus indicadores pueden entenderse como de carácter estructural.
Desafortunadamente para este informe los indicadores para este subdominio no estuvieron
disponibles por parte de los organismos del Estado.
El Subdominio Libertad de Opinión y Expresión, artículo 13 desde la visión de libertades
civiles, establece que, “El niño tendrá derecho a la libertad de expresión; ese derecho incluirá
la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo, sin consideración
de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o impresas, en forma artística o por cualquier
otro medio elegido por el niño” (ONU, 1989). Es interesante notar que este artículo tiene por
sujeto directamente al niño, relevando su independencia y autonomía en el ejercicio de este
derecho. Este derecho está íntimamente ligado con el derecho del niño y la niña a expresar
su opinión (artículo 12); razón por la cual se ha llamado a este Subdominio Libertad de
Opinión y Expresión.
El Subdominio Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión, artículo 14, demanda al
Estado la obligación de respeto al ejercicio de este derecho. “Los Estados Partes respetarán
el derecho del niño a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”.
El Subdominio Libertad de Asociación y Reunión, artículo 15, establece que los Estados
deben reconocer estos derechos a niños y niñas. En su inciso segundo este artículo de
la CDN, establece al igual que el artículo 13 y 14, que “No se impondrán restricciones al
ejercicio de estos derechos distintas de las establecidas de conformidad con la ley y que
sean necesarias en una sociedad democrática, en interés de la seguridad nacional o pública,
el orden público, la protección de la salud y la moral públicas o la protección de los derechos
y libertades de los demás”.
Es importante relevar que explícitamente en estos derechos, la CDN establece el mandato
de “no hacer” al Estado, es decir no realizar ninguna acción que impida el ejercicio de estos
derechos.
Los otros subdominios corresponden a los artículos 13, 14 y 15 de la CDN, que aluden a
las denominadas libertades civiles, las cuales relevan la autonomía del sujeto en tanto ser
social. Los indicadores de estos tres subdominios en su mayoría dan cuenta del ejercicio
del derecho en cuestión.
132
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
133
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Los Indicadores del Dominio
SUBDOMINIO /DERECHO DE LA CDN
Derecho a la identidad
(Art. 7)
INDICADORES
Proporción de nacimientos registrados 0-5 meses.
(No disponible)
Proporción de NNA con cédula de identidad.
(No disponible)
% de programas educativos que promuevan el respeto y
tolerancia a la diversidad. (No disponible)
Libertad de pensamiento, conciencia
y religión (Art. 14)
% de jóvenes discriminados por orientación religiosa.
% de jóvenes discriminados por orientación política.
% de jóvenes que considera esencial para la democracia
que los derechos individuales sean protegidos.
% de jóvenes que considera esencial que la gente elija a sus
líderes en elecciones libres.
Libertad de opinión y expresión
(Art. 13)
% de jóvenes que considera que la votación es un factor
de cambio.
% de jóvenes que realizaría alguna acción para dar a
conocer su opinión ante leyes que considera que
son malas.
Existencia de mecanismos de financiamiento de iniciativas
de participación de NNA. (No disponible)
Libertad de asociación y reunión
(Art. 15)
% de NNA que participa en alguna organización o
grupo organizado.
% de jóvenes de 15 a 18 que ha participado en alguna
manifestación social los últimos 12 meses.
Como ya se señaló, lamentablemente para algunos de los indicadores que conforman este
dominio no están disponibles los datos a nivel nacional ni regional, por lo que cuatro de
ellos, como lo indica esta tabla, no pudieron ser incorporados en este análisis.
Subdominio LIBERTAD DE PENSAMIENTO,
CONCIENCIA Y RELIGIÓN
El primer indicador corresponde al porcentaje de jóvenes discriminados/as por su orientación
religiosa. De los/as 2.300 jóvenes entre 15 y 17 años que contestaron esta pregunta
(54% mujeres y 46% hombres), sólo el 5% afirmó haber sido objeto de discriminación
por su orientación religiosa, correspondiente a 115 personas. Al observar la información
desagregada por región respecto del promedio nacional, se puede apreciar que en la región
de Aysén, la proporción de jóvenes que declara ser objeto de discriminación supera en
3,7 puntos porcentuales al promedio nacional. En cambio, tanto Arica y Parinacota como
Coquimbo, presentan proporciones inferiores al promedio nacional, bordeando el 2%.
También es interesante relevar que en la Región Metropolitana este porcentaje supera en
poco más de un punto a la media del país.
Gráfico 70: Porcentaje de jóvenes discriminados/as por orientación religiosa según regiones
Arica y Parinacota
Tarapacá
Antofagasta
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
3,4%
2,9%
Atacama
Coquimbo
Valparaíso
3,6%
2,2%
3,8%
Metropolitana
O´Higgins
6,0%
3,7%
El Maule
5,7%
Bío Bío
6,9%
La Araucanía
5,1%
Los Ríos
4,8%
Los Lagos
4,8%
8,5%
Aysén
Magallanes
País
134
1,6%
Fuente: INJUV 2012
4,7%
4,8%
Infancia CUENTA en Chile 2014
135
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Si se considera la distinción por macrozonas, se observa que en el norte es donde los/as
jóvenes se sienten menos discriminados/as por razones religiosas (2,7%), mientras que en
la Región Metropolitana es donde un mayor porcentaje de ellos/as expresa haberse sentido
discriminado por este motivo (6%).
Gráfico 71: Porcentaje de jóvenes discriminados/as por orientación religiosa según macrozonas
2,7%
Norte
Centro
5,0%
Sur
El segundo indicador es el Porcentaje de jóvenes discriminados por su orientación política.
De los/as 2.305 jóvenes encuestados/as, sólo un 3,3% declaró haber percibido discriminación
por su orientación política. Considerando este promedio nacional, la región de Los Ríos es la
que presenta el mayor porcentaje de jóvenes que se ha sentido discriminados/as (6,5%). Le
siguen Magallanes (5,2%) y Tarapacá (5,1%). Arica y Parinacota, La Araucanía, Coquimbo y
Antofagasta, son las que tienen menor porcentaje de jóvenes que declaran haber sido objeto
de discriminación política, todas presentan menos de un punto porcentual. En cuanto a la
Región Metropolitana, este porcentaje alcanza el 4,7%, superando en casi un punto y medio
al promedio total del país.
5,5%
Gráfico 73: Porcentaje de jóvenes discriminados/as por orientación política según región
Metropolitana
6,0%
Arica y Parinacota
País
4,8%
Tarapacá
Antofagasta
Fuente: INJUV 2012
0,8%
5,1%
0,7%
Atacama
Respecto a la diferencia por sexo, del total de los hombres encuestados, un 4,3% se ha
sentido discriminado por su orientación religiosa, mientras que de la totalidad de las
mujeres, un 5,3% manifiesta haberse sentido discriminada por esta razón.
Metropolitana
Gráfico 72: Porcentaje de jóvenes discriminados/as por orientación religiosa según sexo
O´Higgins
5,3%
Coquimbo
2,7%
0,8%
Valparaíso
El Maule
3,2%
4,7%
2,2%
1,9%
Bío Bío
La Araucanía
4,3%
3,8%
1,5%
Los Ríos
Los Lagos
6,5%
3,2%
4,3%
Aysén
5,2%
Magallanes
País
3,3%
Fuente: INJUV 2012
Hombres
Mujeres
Fuente: INJUV 2012
136
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
137
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
De acuerdo a las macro zonas, nuevamente en la zona norte es donde se presenta el
porcentaje más bajo de jóvenes que percibe sentirse discriminado por razones políticas
(2%) y en la Región Metropolitana se repite el porcentaje más alto de jóvenes que se
siente discriminado por este motivo (4,7%). Sin embargo, ambos porcentajes son menores
que los que se alcanzan en el ámbito de la discriminación de carácter religioso en
ambas macrozonas.
Gráfico74: Porcentaje de jóvenes discriminados/as por orientación política según macrozona
Norte
2,0%
2,8%
Centro
Por último, el tercer indicador corresponde al Porcentaje de Jóvenes que considera esencial
para la democracia que los derechos individuales sean protegidos. En el ámbito nacional,
un 72% de los/as jóvenes declaró que la protección de los derechos individuales es un
elemento fundamental para mantener nuestra democracia. A nivel regional se observa
una distribución más bien homogénea de los porcentajes de apreciación positiva sobre
la relevancia de la protección de estos derechos, presentándose en proporciones que van
desde el 65% (Los Lagos) hasta el 84% (Arica y Parinacota). Sin embargo, es importante
destacar que en Arica y Parinacota un 83,7% de los/as jóvenes considera este aspecto
como sustancial para el funcionamiento adecuado de la democracia, superando en casi 12
puntos al promedio total del país. Mientras que en Tarapacá este porcentaje llega al 63,2%,
con una diferencia de 9 puntos porcentuales más bajo que el promedio nacional.
4,1%
Sur
Metropolitana
4,7%
3,3%
País
Gráfico 76: Porcentaje de jóvenes para los que la protección de los derechos individuales es un elemento
fundamental para mantener la democracia según regiones
Tarapacá
Fuente: INJUV 2012
Sobre la distribución según sexo, se puede apreciar una diferencia de sólo 0,1 puntos
porcentuales, siendo los jóvenes los que se han sentido más discriminados (3,3%).
Gráfico 75: Porcentaje de jóvenes discriminados/as por orientación política según sexo
Antofagasta
63,2%
68,9%
Atacama
74,2%
Coquimbo
79,2%
Valparaíso
Metropolitana
3,3%
83,7%
Arica y Parinacota
75,9%
66,8%
O´Higgins
3,2%
80,0%
El Maule
Bío Bío
72,3%
67,6%
La Araucanía
78,9%
Los Ríos
Los Lagos
Aysén
Hombres
Mujeres
Fuente: INJUV 2012
138
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
75,0%
65,5%
71,5%
Magallanes
72,2%
País
71,9%
Fuente: INJUV 2012
Infancia CUENTA en Chile 2014
139
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Al observar los datos de acuerdo a las macrozonas, la Macrozona Centro es donde un mayor
porcentaje de jóvenes considera que es muy esencial para la democracia la protección
de los derechos individuales (74%), seguida por la Macrozona Norte (73,8%). La Región
Metropolitana presenta un porcentaje levemente menor (66,8%), siendo comparativamente
el sector donde menos se valora este aspecto.
Gráfico 78: Porcentaje de jóvenes para los que la protección de los derechos individuales es un
elemento fundamental para mantener la democracia según macrozona
72,0%
71,9%
Gráfico77: Porcentaje de jóvenes para los que la protección de los derechos individuales es un elemento
fundamental para mantener la democracia según macrozona
Norte
73,8%
Centro
74,0%
Sur
72,6%
Hombres
Metropolitana
País
66,8%
Mujeres
Fuente: INJUV 2012
71,9%
Fuente: INJUV 2012
Del total de mujeres entrevistadas, un 72% considera primordial esta protección, mientras
que de la totalidad de los hombres, un 71,9% comparte esta percepción, mostrando la
distinción por sexo porcentajes prácticamente homogéneos.
140
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Conclusiones Subdominio Libertad de Pensamiento,
Conciencia y Religión
Al analizar los indicadores del subdominio, se percibe que las causas principales de
discriminación a los cuales los/as jóvenes se enfrentan, no se vinculan necesariamente
a su orientación política o religiosa, ya que en ambos casos el porcentaje de jóvenes
que manifiesta sentirse discriminados/as no supera el 5% de la población nacional. Sin
embargo, si se consideran ambos tipos de discriminación, los/as jóvenes afirman sentirse
un poco más discriminados por razones religiosas que por causas políticas (4,8% y
3,3%, respectivamente).
Infancia CUENTA en Chile 2014
141
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
De acuerdo a la distinción por macrozonas, se observa que en la zona norte es donde los/
as jóvenes perciben sentirse menos discriminados por ambas razones, mientras que en
la Región Metropolitana es donde un mayor porcentaje manifiesta percibir discriminación
tanto por motivos religiosos como políticos.
Por otra parte, los/as jóvenes le otorgan un lugar de importancia (72% lo considera muy
esencial) a la protección de los derechos individuales frente a la injerencia del Estado, como
una forma de salvaguardar la democracia. Si se consideran distinciones territoriales, los/
as jóvenes de Arica y Parinacota y de O´Higgins (83,7% y 80% respectivamente) le otorgan
la más alta valoración a este ámbito. En cambio los/as jóvenes de la Región Metropolitana
le confieren una relevancia menor (66,8%), porcentaje inferior a la media nacional que
alcanza 71,9%.
Al observar la información de acuerdo a las macrozonas, el centro es la zona donde un
mayor porcentaje de jóvenes considera fundamental para la democracia la protección de
los derechos individuales, mientras que la Región Metropolitana alcanza, aunque con una
diferencia leve, el porcentaje menor.
Subdominio LIBERTAD DE OPINIÓN Y DE EXPRESIÓN
1.- ¿Qué tan esencial para una democracia es que la gente elija a sus líderes en elecciones
libres? (15-17 años)
El 85,9% de los/as jóvenes considera muy esencial para la democracia el hecho que los
líderes sean elegidos en elecciones libres. Al observar los porcentajes por regiones,
destacan la Región Metropolitana y Tarapacá que poseen los porcentajes más bajos, con
un 76,8% y un 78,3%, respectivamente, mientras que las regiones con mayores porcentajes
son Valparaíso y Los Ríos con un 92,8% y un 91,6%, respectivamente.
Gráfico 79: Porcentaje de jóvenes que consideran esencial para la democracia que los líderes sean elegidos
en elecciones libres según región
Arica y Parinacota
Tarapacá
Antofagasta
91,3%
78,3%
81,2%
Atacama
85,0%
Coquimbo
90,7%
Valparaíso
Metropolitana
O´Higgins
El Maule
Bío Bío
92,8%
76,8%
87,0%
84,9%
87,7%
La Araucanía
91,5%
Los Ríos
91,6%
Los Lagos
Aysén
Magallanes
País
90,8%
89,9%
87,1%
85,9%
Fuente: INJUV 2012
142
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
143
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
De acuerdo a la distinción por macrozonas, en la zona sur se presenta el mayor porcentaje
de jóvenes para los que es esencial elegir a sus líderes (90,2%), seguido muy de cerca por
el sector centro (88,1%). Mientras que en la Región Metropolitana es donde se aprecia el
menor porcentaje (76,8%), con más de 13 puntos porcentuales menos que el porcentaje
alcanzado en la zona sur.
Gráfico 80: Porcentaje de jóvenes que consideran esencial para la democracia que los líderes sean
elegidos en elecciones libres según macrozona
85,3
Norte
Centro
88,1
Sur
90,18
76,8
Metropolitana
País
85,9
A nivel país, el 60,1% de los jóvenes, 6 de cada 10, declara que las votaciones son un factor
de cambio en la sociedad.
En el ámbito regional, considerando la media nacional, se observa una distribución más
bien heterogénea que posiciona a Coquimbo (40,2%) y a la Región Metropolitana (42,9%)
con el menor porcentaje de jóvenes que considera que las votaciones son un factor de
cambio (4 de cada 10). Mientras que Aysén y Los Lagos muestran el mayor porcentaje con
un 79,7% y un 78,6%, respectivamente (8 de cada 10 jóvenes encuestados).
Gráfico 82: Porcentaje de jóvenes que consideran que las votaciones son factor de cambio
en la sociedad según región
72,0%
Arica y Parinacota
Tarapacá
Fuente: INJUV 2012
Cuando se analizan los datos por sexo, las mujeres obtienen un mayor porcentaje de
valoración que los hombres, pero las diferencias son muy pequeñas.
Gráfico 81: Porcentaje de jóvenes que consideran esencial para la democracia que los líderes sean
elegidos en elecciones libres según sexo
85,7%
2.- ¿Consideras que las votaciones son factor de cambio en la sociedad? (15-17 años)
86,1%
56,5%
Antofagasta
Atacama
Coquimbo
54,8%
46,3%
40,2%
Valparaíso
Metropolitana
67,3%
43,9%
O´Higgins
65,7%
60,1%
El Maule
Bío Bío
La Araucanía
73,1%
45,0%
Los Ríos
73,5%
78,6%
Los Lagos
79,7%
Aysén
67,9%
Magallanes
País
Hombres
Mujeres
60,1%
Fuente: INJUV 2012
Fuente: INJUV 2012
144
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
145
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
En cuanto a las diferencias por macrozonas, nuevamente es el sector sur el que presenta
el porcentaje más alto de jóvenes que considera que las votaciones son un factor de
cambio social (68,9%), seguido por la zona centro (66,6%). De la misma manera, la Región
Metropolitana tiene el menor porcentaje (43,9%), con lo que se distancia 25 puntos
porcentuales de la macro zona sur.
Gráfico 83: Porcentaje de jóvenes que consideran que las votaciones son factor de cambio en
la sociedad según macrozona
Norte
54,0
Centro
66,6
Sur
68,9
Metropolitana
43,9
Fuente: INJUV 2012
En este caso las mujeres obtienen un mayor porcentaje de valoración que los hombres,
pero, al igual que en el indicador anterior, las diferencias son mínimas.
Gráfico 84: Porcentaje de jóvenes que consideran que las votaciones son factor de cambio en la
sociedad según sexo
60,3%
Gráfico 85: Acciones que realizarías para cambiar una ley que consideras injusta (en porcentaje)
Buscaría en algún grupo en
internet que comparta mi opinión
Me contactaría con algún
partido político
Daría mi opinión a través de los
diarios digitales
Me contactaría con alguna
organización de mi comuna
Protestaría junto a mis amigos
o vecinos
Trataría de solucionarlo por mi
propia cuenta
No haría nada/Ninguna
es efectiva
NS/NR
60,1
País
3.- ¿Qué acciones realizarías para cambiar una ley injusta? (15-17 años)
31,2
8,8
9,9
12,1
12,2
4,8
14,5
6,5
Fuente: INJUV 2012
En este gráfico se observa el porcentaje de jóvenes que declara que realizaría al
menos una acción para dar a conocer su opinión respecto de una ley que les parece
injusta y aquel porcentaje que sostiene que no llevaría a cabo ningún tipo de acción.
Casi un 79% de los jóvenes entre 15 y 17 años mencionó que realizaría al menos una de las
acciones preguntadas.
Gráfico 86: Porcentaje de jóvenes que realizaría una acción para cambiar una ley que considera injusta
59,9%
21,1
78,9
No realiza acciones para dar a conocer su
opinion sobre una ley injusta
Hombres
Realiza acciones para dar a conocer su
opinion sobre una ley injusta
Mujeres
Fuente: INJUV 2012
Fuente: INJUV 2012
146
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
147
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
De estos jóvenes, un 54% son mujeres y un 46% son hombres.
Gráfico 88: Porcentaje de jóvenes que realizaría una acción para cambiar una ley que considera
injusta según región y sexo
Gráfico 87: Porcentaje de jóvenes que realizaría una acción para cambiar una ley que considera
injusta según sexo
53,7%
46,3%
Arica y Parinacota
41,3%
Tarapacá
45,1%
43,6%
Antofagasta
Atacama
47,4%
Valparaíso
48,0%
Metropolitana
47,7%
45,1%
O´Higgins
48,3%
El Maule
Mujeres
Fuente: INJUV 2012
46,4%
Bío Bío
46,5%
La Araucanía
Los Ríos
148
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Aysén
Magallanes
País
60,5%
52,6%
52,0%
52,3%
54,9%
51,7%
53,6%
46,3%
50,3%
49,7%
Los Lagos
Esta tendencia que posiciona a las mujeres por sobre los hombres se mantiene en la gran
mayoría de las regiones del país, sin embargo, en algunas de ellas la brecha observable
es muy superior, tal es el caso de Atacama y Aysén, donde las mujeres superan en 20
puntos porcentuales a la proporción de hombres que declaró que realizaría alguna acción.
Es interesante observar cómo en Tarapacá la relación se invierte, y con una brecha de 10
puntos porcentuales, son los hombres los que declaran realizar alguna acción (55% - 45%
respectivamente). En Los Lagos la proporción es igual para ambos sexos (50%-50%).
56,4%
39,5%
Coquimbo
Hombres
58,7%
54,9%
39,7%
46,4%
46,3%
53,5%
53,7%
60,3%
53,6%
53,7%
Hombres
Mujeres
Fuente: INJUV 2012
Infancia CUENTA en Chile 2014
149
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Otro aspecto interesante de observar es si el tipo de acciones que los/as jóvenes llevaría a
cabo sería de carácter individual o colectivo. El gráfico nos muestra que mayoritariamente
los/as jóvenes (81%) harían acciones de tipo colectivo.
Gráfico 89: Porcentaje de jóvenes que realizaría una acción para cambiar una ley que considera injusta
colectiva o individual
19,0%
Respecto a las acciones que los y las jóvenes emprenderían para cambiar una ley injusta,
es importante destacar que la mayoría de los/as jóvenes sostiene que realizaría una acción
(79%) -confirmando el alto interés y la capacidad de movilización que han demostrado
los/as jóvenes chilenos desde el año 2006 en adelante, proceso de participación
social y política que se acentúo durante el año 2011- para demandar a las autoridades
estatales y gubernamentales una educación pública gratuita y de calidad. Además, es
interesante observar que el tipo de acciones que emprenderían serían mayoritariamente
colectivas (81%).
Sobre las diferencias de género, los dos primeros indicadores no presentan variaciones
81,0%
Realizaría una acción colectiva
significativas (menos de un punto porcentual), sin embargo, el indicador referido a las
acciones para cambiar una ley injusta, presenta para el total del país una diferencia de
8 puntos entre las mujeres y los hombres, es decir, un 54% de mujeres emprendería una
iniciativa de cambio, versus el 46% de los hombres.
Realizaría un acción individual
Fuente: INJUV 2012
Conclusiones Subdominio Libertad de Opinión
y de Expresión
En cuanto a las distinciones territoriales, parece relevante subrayar que en los dos primeros
indicadores, la Región Metropolitana obtiene un porcentaje menor a la media nacional, 9
puntos menos en el caso del primero y 17 puntos menos en el segundo. Sin embargo, esta
situación se revierte para el tercer indicador, ya que el 83% los/as jóvenes de la Región
Metropolitana afirma que realizaría acciones de transformación, lo que representa 4 puntos
porcentuales más que el promedio nacional.
Los datos correspondientes a este subdominio, muestran que los y las jóvenes valoran la
democracia y tienen una percepción positiva del mecanismo democrático de las elecciones
libres de líderes (un El 85,9% lo considera muy esencial para la democracia). Sin embargo,
un porcentaje bastante menor (60,1%) percibe que las votaciones son un factor de cambio
en la sociedad. Esto denota una tensión entre la valoración respecto a un procedimiento
esencial de la democracia representativa y las posibilidades de cambio o transformación
social efectiva que dicho mecanismo podría generar.
150
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
151
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Subdominio LIBERTAD DE ASOCIACIÓN Y REUNIÓN
Este subdominio está compuesto por dos indicadores, el primero de ellos es el Porcentaje de
NNA que participa en alguna organización o grupo organizado. En términos generales se puede
mencionar que un 46,1% de NNA de nuestro país sostiene que sí participa en algún tipo
de grupo social (Grupo de Iglesia, Deportivo, Estudiantil, etc.). Específicamente, en la Región
Metropolitana este porcentaje de jóvenes es menor, alcanzando un 40,2%. La macro zona
que resalta es la Zona Sur, donde un 54,3% de niños, niñas y adolescentes, entre 5 y 17 años,
es miembro activo de alguna agrupación como las ya mencionadas.
Gráfico 90: Porcentaje de NNA que participa en alguna organización o grupo organizado
según macrozona
Norte
48,3%
Centro
48,8%
Sur
Metropolitana
País
54,3%
40,2%
46,1%
Fuente: EANNA 2012
Respecto a la distribución según el sexo de NNA que participan en grupos sociales, se
puede observar que en cada una de las zonas existe un porcentaje mayor de hombres, por
ejemplo, en la zona centro, los hombres que dicen participar en grupos sociales son ocho
puntos porcentuales más que las mujeres.
Gráfico 91: Porcentaje de NNA que participa en alguna organización o grupo organizado según macrozona y sexo
44,9%
Norte
51,9%
44,8%
Centro
52,8%
50,5%
Sur
36,9%
Metropolitana
57,9%
44,2%
Mujer
42,3%
País
Hombre
50,3%
Fuente: EANNA 2012
En relación a la edad de los/as NNA que han declarado participar en grupos sociales,
destaca de forma significativa el amplio porcentaje que se presenta en cada una de las
zonas para los/as NNA entre 6 y 13 años, alcanzando un 48,1% a nivel país. Por otra parte,
el menor porcentaje de participación es para los/as niños y niñas de 5 años, alcanzando un
30,4% a nivel país. La participación de NNA entre los 14 y los 17 años alcanza un 44,8% a
nivel nacional, siendo inferior en la macro zona Metropolitana, donde llega a un 38,3%.
Gráfico 92: Porcentaje de NNA que participa en alguna organización o grupo organizado según macrozona y edades
50,9%
47,3%
52,5%
56,2% 56,7%
46,5%
46,2%
40,7%
38,3%
48,1%
44,8%
30,4%
24,5%
22,1%
22,9%
5 años
6 a 13 años
14 a 17 años
Norte
Centro
Sur
Metropolitana
País
Fuente: EANNA 2012
152
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
153
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
El segundo indicador corresponde al Porcentaje de jóvenes entre 15 y 17 años que ha participado
en alguna manifestación social los últimos 12 meses. El 37,3% de ellos/as (48% mujeres y 52%
hombres), declara haber participado en alguna movilización (marcha, paro o toma). Se
evidencia una mayor participación de estos jóvenes en la región de Aysén, superando por
casi 20 puntos porcentuales a lo observado en el total país. En la región de Los Lagos se
aprecia la menor participación, un 27,5%, 11 puntos porcentuales por debajo del promedio
nacional. En cuanto a la Región Metropolitana, presenta un porcentaje del 33,6%, 3 puntos
porcentuales por debajo del promedio nacional.
Al realizar las diferencias por macrozonas, se visualiza que nuevamente es la zona sur la
que tiene el porcentaje mayor de participación en algún tipo de movilización social (40,1%),
seguida del sector centro (38%). Asimismo, la Región Metropolitana es la que alcanza un
porcentaje inferior (33,6%), con lo que se distancia 7 puntos porcentuales de la macro
zona sur.
Gráfico 94: Porcentaje de jóvenes que declara haber participado en alguna movilización según región
Norte
Gráfico 93: Porcentaje de jóvenes que declara haber participado en alguna movilización según región
33,3%
Tarapacá
Antofagasta
39,3%
Coquimbo
33,6%
Metropolitana
29,3%
Metropolitana
37,0%
País
34,8%
Valparaíso
33,6%
O´Higgins
32,9%
El Maule
32,9%
Fuente: de INJUV 2012
Bío Bío
El siguiente gráfico indica que un 28,7% de los y las jóvenes declaró haber participado en
alguna marcha en los últimos doce meses, mientras que un 70,9% dice no haber participado.
50,6%
La Araucanía
34,1%
Los Ríos
Los Lagos
40,1%
Sur
37,9%
Atacama
38,0%
Centro
41,1%
Arica y Parinacota
36,0%
Gráfico 95: Porcentaje de jóvenes que declara haber participado en alguna marcha en los últimos doce meses
37,1%
27,5%
55,2%
Aysén
51,2%
Magallanes
País
Fuente: INJUV 2012
28,7
37,3%
70,9
Si
No
154
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Fuente: INJUV 2012
Infancia CUENTA en Chile 2014
155
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Además, un 23,6% de ellos/as declaró haber participado en un paro de su escuela.
Gráfico 96: Porcentaje de jóvenes que declara haber participado en un paro de su escuela en los últimos doce meses
Conclusiones Subdominio Libertad de Asociación
y Reunión
De acuerdo al análisis de los dos indicadores del subdominio, el porcentaje de participación
de jóvenes entre 15-17 años en alguna movilización no supera el 37%, lo que podría explicarse
por la falta de espacios y de mecanismos sociales e institucionales que promuevan y
faciliten el ejercicio de su derecho a la participación.
23,6
75,8
Si
No
Fuente: INJUV 2012
Y por último, un 15,2% de los/as jóvenes declaró haber participado en una toma
de su escuela.
Gráfico 97: Porcentaje de jóvenes que declara haber participado en una toma de su escuela en los últimos
doce meses
15,2
Otro aspecto relevante es la diferencia en la participación en alguna organización o grupo
organizado de acuerdo a la edad, entre los 6 y 13 años se presenta la mayor cantidad de
niños y niñas que sostiene participar en grupos sociales (48,1%), mientras que los niños
y niñas de 5 años y los/as adolescentes entre 14 y 17 años afirman que participan en
porcentajes de 30,4% y 44,8%, respectivamente.
Con respecto a la distribución geográfica, se obtiene que en la macro zona Sur es donde existe
el mayor porcentaje de NNA que sostiene participar en grupos sociales (54,3%) y también
es el sector donde los jóvenes entre 15 y 17 años alcanzan los mayores porcentajes de
participación en movilizaciones sociales siendo algunas de las regiones de esta macro zona
donde en los últimos años se han desarrollado movimientos sociales de gran envergadura,
a los que los/as NNA también se han integrado. De esta manera es que se puede entender
que las regiones que presentan los mayores porcentajes de asistencia a movilizaciones
(marcha, paro, toma) pertenezcan a la zona sur del país: Aysén (55,2%), Magallanes y
Biobío (50,6%).
84,1
Si
No
Fuente: INJUV 2012
156
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
157
DOMINIO DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Síntesis Analítica del Dominio
A modo preliminar se puede establecer que las y los
jóvenes valoran altamente la democracia y sus
expresiones como son la elección de los líderes, y
la realización de acciones concretas en contra de
leyes injustas.
Un segundo aspecto relevante es que los y las jóvenes
en su gran mayoría, afirman que realizarían acciones
colectivas para dar a conocer su opinión y/o pensamiento
con respecto a una ley que les parece injusta, poniendo
en discusión la percepción de que ellos y ellas serían
altamente individualistas.
También es importante destacar que si bien los y las
jóvenes valoran la democracia y tienen una percepción
positiva del mecanismo democrático de las elecciones
libres de líderes, un porcentaje bastante menor (26 puntos
porcentuales menos) considera que las votaciones son un
factor de cambio en la sociedad. Esto denota una tensión
entre la valoración respecto a un procedimiento esencial
de la democracia representativa y las posibilidades
de cambio o transformación social efectivo que dicho
mecanismo podría generar.
En cuanto a las diferencias que se presentan por las
macrozonas, la zona Sur es la que alcanza mayores
porcentajes en todos los indicadores de los subdominios
Libertad de Opinión y de Expresión y Libertad de
Asociación y Reunión, por lo que se puede sostener
que este es el territorio donde los/as jóvenes presentan
mayores niveles de actoría social, mientras que en la
158
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
región Metropolitana la totalidad de estos indicadores
presenta el porcentaje menor y en todos ellos éste es
inferior al promedio nacional.
En cambio, si se observan los indicadores del Subdominio
Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión, son los/
as jóvenes de la macro zona norte los/as que perciben
sentirse menos discriminados/as tanto por razones
religiosas como políticas; mientras que en la Región
Metropolitana el porcentaje de jóvenes que dice sentirse
discriminado por ambos motivos es el mayor del país.
De esta forma, y considerando la gran centralización
poblacional, política y económica de Chile, es importante
destacar que los/as jóvenes de la Región Metropolitana
presentan los menores niveles de actoría social y, al
mismo tiempo, son los que se sienten más discriminados
políticamente. También es muy interesante, por esta
misma condición de alta centralización, que los/as
jóvenes de la Zona Sur sean los que alcanzan los mayores
porcentajes de participación social.
mayor porcentaje que los hombres, su predisposición a
llevar a cabo algunas acciones de cambio social, mientras
que los hombres afirman, en un mayor porcentaje que las
mujeres, que participan en diversos grupos sociales.
En cuanto a la distinción de los datos según rangos de
edad, solo el Subdominio Libertad de Asociación y Reunión,
en uno de sus indicadores, diferencia tres categorías
y en otro se recoge la opinión de los jóvenes entre 15
y 17 años. Por esto, es muy importante recomendar a
los organismos que recogen y procesan datos referidos
a este dominio la necesidad de considerar los rangos
de edad como un aspecto sustancial en el manejo de
información con un enfoque de derechos. En el mismo
sentido, contar con otros datos, referidos a los niveles
de participación en organizaciones estudiantiles como
los centros de alumnos, permitiría visualizar si los y las
jóvenes forman parte de las organizaciones formalmente
reconocidas por la institucionalidad.
Respecto al análisis de acuerdo al género, lo más
destacado es lo que ocurre en el Subdominio Libertad de
Opinión y de Expresión, donde en el indicador referido a las
acciones que realizarían para cambiar una ley injusta, las
mujeres presentan un porcentaje ocho puntos superiores
al de los hombres; en cambio, en el Subdominio Libertad
de Asociación y Reunión, son los hombres los que
declaran en un mayor porcentaje su participación en
grupos sociales. Es decir, las mujeres manifiestan, en
Infancia CUENTA en Chile 2014
159
CONCLUSIONES
Con la ratificación de Tratados y Pactos internacionales
de derechos humanos, los Estados asumen una serie
de obligaciones que deben ser materializadas a través
de políticas públicas. En el caso de los niños, niñas y
adolescentes, la Convención sobre los derechos del
niño, impone una obligación respecto de la necesidad de
diseñar e implementar políticas específicas que busquen
garantizar sus derechos. Es por ello, que la elaboración
de instrumentos y mecanismos que permitan verificar el
cumplimiento de las obligaciones estatales en materia
de derechos humanos cobra especial relevancia en el
contexto nacional, puesto que nos encontramos en
un escenario en donde las cifras agregadas y macro
indicadores exhiben a Chile como un país desarrollado
y, por lo tanto, se tiende a asumir esta condición
(de desarrollo) de manera transversal, sin observar las
particularidades de los grupos más vulnerables.
En este ámbito -de los indicadores agregados que
exhibe Chile- podemos observar la convivencia de dos
paradigmas. Por una parte aquellas visiones asociadas
al desarrollo (economía y productividad) y en segundo
término, aquellas vinculadas al desarrollo humano
(progreso y bienestar). Sin duda en Chile ha predominado
la primera visión, cuestión que ha impregnado tanto
al diseño de políticas públicas como a sus sistemas
de evaluación y, de igual manera, a sus instrumentos
para levantar información. Como muestra el presente
informe, en Chile persiste esta tensión que se expresa
en los diseños de las políticas públicas. Cada vez cobran
más relevancia en la agenda pública las dimensiones
culturales y sociales; el discurso de los derechos se hace
visible, sin embargo esto no necesariamente implica
su cumplimiento.
Es por ello que el Observatorio Niñez y Adolescencia
busca a través de sus informes, aportar a los esfuerzos
del Estado de Chile, orientados a consolidar un sistema de
información y monitoreo de los derechos de niñas, niños
y adolescentes (NNA), que responda a los estándares
establecidos por la Convención sobre los Derechos del
Niño (CDN), las recomendaciones emanadas del Comité
de Derechos del Niño (CRC) y a otros instrumentos
internacionales de derechos humanos ratificados
por Chile.
Como se reconoce en este informe, el Estado de Chile ha
realizado importantes esfuerzos por mejorar y actualizar
sus sistemas de información a los nuevos desafíos,
sin embargo estos no han avanzado con la velocidad
necesaria para acompañar adecuadamente el monitoreo
de los derechos humanos en todos sus ámbitos, grupos
y distinciones territoriales. Es más, la mayoría de los
instrumentos para generar datos a nivel nacional no
incorporan el enfoque de derechos ni están diseñados
para su observación. Como acá se ha mencionado,
este es uno de los principales desafíos para el Estado
puesto que, por ejemplo, como muestra el informe, la
imposibilidad de obtener información a nivel comunal
obstaculiza los análisis y la identificación de brechas
territoriales, por género, etnia, etc.
De esta manera, el informe reafirma la noción respecto
de que Chile posee en general muy buenos indicadores
agregados y deficientes indicadores a nivel territorial o
comunal. Coherente con esto es el Índice de Desarrollo
Humano que ubica a Chile entre los países con muy alto
desarrollo humano, con un valor de 0.819 en el índice para
2012 (puesto 40 entre 187 naciones que participan de la
medición, y N° 1 en Latinoamérica), sin embargo cuando
se ajusta el índice según desigualdad de los países, Chile
pierde un 19%1 ubicándose bajo el promedio de los países
de Latino América. Esto demuestra que Chile es uno de
los países más desiguales del mundo.
Así, de manera trasversal el informe da cuenta en cada
una de sus dimensiones de análisis, que la desigualdad,
segregación social y territorial afecta mayoritariamente
a niños, niñas y adolescentes, especialmente a aquellos
más vulnerables (indígenas, discapacitados y migrantes,
entre otros).
En este marco, el Segundo Informe del Observatorio
Niñez y Adolescencia, “Infancia Cuenta en Chile
2014”, constituye un esfuerzo por expresar el nivel de
cumplimiento de los derechos de NNA, a través de los
indicadores de bienestar y de ejercicio de derechos
seleccionados para cada Dominio. Además, pretende
relevar los niveles de inequidad y desigualdad territorial
del que dan cuenta los datos, producto de los enfoques
que aún prevalecen en las políticas públicas.
pobreza en la población infantil (entre o y 17 años),
alcanzando un 22,8% en 2011, y en mayor medida a
la primera infancia. La pobreza constituye uno de los
principales obstaculizadores para el ejercicio adecuado
de los derechos por parte de los NNA ya que, los derechos
a una vivienda adecuada, alimentación, y vivir en familia
son afectados de manera directa por la pobreza. Estos
resultados dan cuenta de la existencia de un grupo
mayormente vulnerable que requiere de políticas
específicas, para la restitución de aquellos derechos que,
por la desigualdad estructural, no han sido garantizados,
especialmente en niños menores de 5 años, indígenas
y rurales.
En este mismo sentido, uno de los aspectos sustanciales
de la segregación socioeconómica y territorial es la
generación de brechas entre regiones. Las brechas
evidenciadas por los indicadores grafican, por una parte,
la distancia entre el decil más rico y el decil más pobre,
cuando refiere a ingresos (índice Gini); pero también,
expresa la diferencia existente en las condiciones y
posibilidades de ejercer derechos entre los distintos
grupos y particularmente entre las distintas regiones. La
falta de datos subregionales (comunales y territoriales)
limita la posibilidad de entender y dar cuenta en toda su
magnitud de la variabilidad que expresan estas brechas.
En términos de los análisis de los dominios presentados
en el informe, destaca el alto nivel de incidencia de la
1 Chile pierde un 19% de su puntaje total al ser ajustado el índice según desigualdad en las dimensiones que lo componen (cae de 0.819 a 0.664).
Los países de muy alto desarrollo humano pierden en promedio un 10.8% de su puntaje debido al ajuste del índice según desigualdad.
160
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
161
Los niveles de desigualdad y discriminación descritos
están relacionados con la violencia estructural, que
dificulta y limita la satisfacción de las necesidades al
nivel de lo que potencialmente el país está en condiciones
de entregar. Simbólicamente, son una evidencia de
cuánto falta por avanzar para que el interés superior
del niño sea una prioridad garantizada y concretizada
en las decisiones políticas, económicas y sociales que
les afectan.
Siguiendo la tendencia mostrada en el primer informe
del Observatorio (2013) en relación a la violencia contra
NNA, las adolescentes son más vulnerables en el entorno
familiar, mientras que los varones son más afectados
fuera de dicho espacio. Por otra parte, los indicadores
sobre violencia en contra de los niños y niñas muestran
una importante prevalencia en las regiones extremas
del país; Arica y Parinacota y Magallanes destacan
preocupantemente en este sentido. En general los
estudios han evidenciado que la violencia ocurre de
manera transversal en todos los niveles socioeconómicos,
por lo que no necesariamente es posible asociarla a
pobreza y vulnerabilidad social. Es por ello, que se deben
reforzar aquellas políticas orientadas a la prevención en
los distintos ámbitos en donde se desenvuelven niños y
niñas, y no sólo al fortalecimiento de aquellas políticas y
programas de protección especial.
Respecto de los dominios asociados a salud y educación
los análisis muestran un panorama bastante alentador
en especial en términos de cobertura y acceso, sin
embargo aún queda un importante desafío en términos
de la reducción de brechas entre aquellos grupos más
162
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
vulnerables y que son sistemáticamente afectados por la
desigualdad estructural.
de los niños y niñas cuando tiene una carácter de
explotación laboral.
En salud, llama la atención que el 6,5% del total de los
nacimientos ocurridos el 2011 en Chile hayan sido
experimentados por madres adolescentes, cuyas
edades fluctúan entre los 14 y los 17 años de edad, y
que las tasas más altas de maternidad adolescente se
concentren en la zona norte del país, en coherencia con
el comportamiento territorial del abandono escolar en las
mismas regiones. El establecer políticas referidas a los
derechos sexuales y reproductivos es fundamental para
las y los adolescentes.
Otros dominios que destacan son los de autonomía
y ejercicio progresivo y sobre derechos políticos y
libertades civiles. El informe evidencia claramente el
advenimiento de la manifestación y libertad de opinión
como un mecanismo para la instalación de temas en la
agenda pública. Los niños, niñas y jóvenes demandan
formas no tradicionales de participación y nuevos
canales para hacer escuchar su voz. Es por ello que la
perspectiva de ciclo de vida y de autonomía progresiva
ha de ser incorporada en todas las políticas que afecten a
NNA, dejando atrás antiguas nociones como aquellas que
refería a la falta de interés por los asuntos públicos de los
niños, niñas y, particularmente de los y las adolescentes.
En educación, se puede decir que Chile tiene un sistema
educativo que produce y reproduce la desigualdad
socio-económica y territorial entre los niños y niñas del
país; reproduce diferencias críticas y sustantivas en el
desarrollo y los aprendizajes de niños y niñas durante los
primeros 4 años de educación formal, como lo atestiguan
las brechas en los resultados obtenidos en las pruebas
SIMCE entre niños y niñas que pertenecen al primer
quintil y quinto quintil.
En este sentido, es interesante, desde la perspectiva
de derechos, analizar de manera integral los dominios
asociados a entorno familiar y social, salud y educación
puesto que por ejemplo, se ha comprobado que el trabajo
infantil (como un recurso para la superación de la pobreza
de muchas familias) afecta seriamente el desarrollo de
los niños y niñas, , cuando éste impide asistir a la escuela
y tener un rendimiento escolar adecuado, además de
las implicancias que tiene en la salud física y psíquica
En esta línea queda en evidencia que si bien los
y las jóvenes valoran la democracia y tienen una
percepción positiva del mecanismo democrático de
las elecciones libres de los líderes, solo un porcentaje
menor considera que las votaciones son un factor de
cambio en la sociedad. Esto denota una tensión entre
la valoración respecto a un procedimiento esencial de la
democracia representativa y las posibilidades de cambio
o transformación social efectivo que dicho mecanismo
podría generar. Si a esto agregamos la variable género,
es destacable relevar que las mujeres presentan un
porcentaje ocho puntos superiores al de los hombres
cuando se refiere a desarrollar acciones para cambiar
una ley injusta; en cambio los hombres dicen participar
-en mayor porcentaje- en agrupaciones sociales.
En síntesis
1) La Inequidad y la Desigualdad es transversal
a todos los indicadores de los cinco dominios
analizados en este informe.
2) Las brechas territoriales relevan la necesidad
que las políticas públicas y programas sociales
dirigidos a la niñez y adolescencia aseguren a todas
y todos los NNA el ejercicio pleno de derechos en
igualdad de condiciones. Por lo tanto, que tengan una
intencionalidad clara de romper la segregación y las
inequidades que están a la base.
3) En Chile, las dimensiones tradicionales de derechos
(salud, educación y bienestar material) tienen
buenos niveles de cumplimiento si se consideran los
promedios nacionales y se comparan con otros países
de la región, pero el análisis por regiones y grupos
socioeconómicos expresa una importante brecha al
ejercicio de esos derechos. . En aquellas dimensiones
“nuevas” como el derecho a la participación, reunión,
información, a ser oído, la recreación, etc. aún resultan
invisibles en la política pública.
4) Dar cuenta de las dimensiones referidas al ejercicio
de derechos de NNA, requiere de un cambio cultural
por parte de la sociedad y de un cambio de paradigma
por parte del Estado y sus instituciones.
5) Chile es uno de los países más desiguales del
mundo. Esta desigualdad impacta fuertemente a
Infancia CUENTA en Chile 2014
163
niños, niñas y adolescentes. Dado que se cuenta con
poca información territorial, las brechas e inequidades
son poco visibles, ocultando la realidad cotidiana que
viven en los distintos territorios. Políticas públicas
universales, diferenciadas y pertinentes es un desafío
central de un Estado garante de derechos.
6) El Estado debe reconocer e implementar políticas
destinadas a proteger a los NNA y habilitarlos para
ser protagonistas de su propia vida, en la medida
que su madurez y edad se los permita (perspectiva
de autonomía progresiva y ciclo de vida). Esto
conlleva asumir que garantizar el ejercicio pleno de
los derechos de NNA, implica reconocer a los sujetos
en sus particularidades, por lo que el Estado debe
implementar medidas especiales según el nivel de
desarrollo de los niños y niñas.
7) Se evidencia un cambio de comportamiento de
NNA a partir del masivo uso de las redes sociales,
fenómeno que ha desplazado al uso de los espacios
públicos, lo que podría tener algunas consecuencias
negativas, ya sea en la salud física (obesidad) o
en sus habilidades sociales, por ejemplo. Desde
esta perspectiva ampliar la oferta de actividades
vinculadas a los derechos culturales aparece como
un desafío de las políticas públicas, las que debieran
tener pertinencia regional, cultural y etárea.
8) Las cifras reflejan que los NNA están interesados
en los temas país (responsabilidad colectiva de los
asuntos públicos), sin embargo, no están de acuerdo
con los espacios y mecanismos dispuestos por
la institucionalidad pública para que ellos puedan
manifestarse. Además, en el ámbito de los derechos
a la reunión y manifestación, Chile requiere de un
cambio cultural, puesto que la acción colectiva
(no convencional) está constituyéndose como el
mecanismo de relación entre los ciudadanos y el
Estado. Para que este proceso tenga un adecuado
tránsito, el Estado debe propiciar mecanismos
destinados a cumplir con el derecho a ser oído en
aquellos temas que afecten a NNA.
RECOMENDACIONES
El sistema integral de recopilación y sistematización de
datos para monitorear la aplicación de la Convención
sobre los Derechos del Niño (CDN), propuesto por el
Observatorio Niñez y Adolescencia, constituye la primera
iniciativa de este tipo en el país. La responsabilidad
asumida es monitorear el cumplimiento de los derechos
del niño a través de los datos oficiales que el Estado
recopila en relación con la situación de NNA en las
distintas esferas de su desarrollo.
Como destaca la Observación General N° 5, del Comité
de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, la
autovigilancia y la evaluación constituyen una obligación
para los gobiernos, sin embargo considera esencial que
exista una vigilancia independiente (CRC, 2003), que
integre el trabajo y experiencia de la sociedad civil y las
instituciones académicas.
En este marco, parece oportuno insistir en la necesidad
que el Estado desarrolle todas la acciones necesarias que
permitan una producción de datos suficientes y fiables
sobre la situación de niños y niñas en el país, que abarquen
todas las esferas de la Convención, desglosados por
edad, sexo y territorios –con alcance nacional-, con el
objeto de determinar si hay discriminaciones específicas
en la realización de sus derechos (CRC, 2003).
El proceso de recopilación, sistematización y análisis
de datos realizado en el marco de la elaboración de
este Informe, permite observar una serie de desafíos
que recomendamos abordar con el objeto de contar
164
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
con un sistema de indicadores confiables y accesibles
para el conjunto de la sociedad. Entre los aspectos que
destacamos están:
Homogeneizar la calidad de los datos que las
instituciones públicas generan a través de los diversos
instrumentos disponibles. En particular, es necesario
establecer criterios mínimos que permitan contar con
información comparable entre las diversas fuentes
de datos, estableciendo indicaciones específicas de
segmentación por edad y sexo.
Orientar una producción de datos con un enfoque
territorial hasta el nivel comunal. Dadas las
diferencias socio-económicas que enfrentan las
diversas comunas del país, la inclusión de un criterio
de segmentación territorial de estas características es
de crucial importancia para detectar las diferencias y
discriminaciones que experimentan los niños y niñas
en la realización y ejercicio de sus derechos.
Asegurar periodicidad y perdurabilidad de las
mediciones y datos, con el objeto de sostener una
práctica de observación y vigilancia de carácter
longitudinal, fiable y con niveles de comparabilidad
suficiente a lo largo del tiempo. En este marco,
las dificultades que el Censo y la Encuesta de
Caracterización Socio-económica Nacional han
experimentado, constituyen una alerta respecto de
la responsabilidad que al Estado le compete en
esta materia.
Infancia CUENTA en Chile 2014
165
Generar información en ámbitos de derechos
que no cuentan con datos para observar el tipo de
cumplimiento que ha alcanzado el país en diferentes
ámbitos de la vida de NNA. A lo largo del Informe se
han establecido los indicadores que no fue posible
abordar debido a la carencia de información y datos
públicos. Promover la generación de información en
aquellos ámbitos permitirá asegurar una observación
transversal, y desde el enfoque de derechos, respecto
del nivel de cumplimiento que alcanza el país.
Impulsar y sostener un esfuerzo de investigación
en ámbitos específicos que permita identificar con
detalle los factores involucrados en la vulneración
de los derechos, estableciendo y clarificando el
modo en que ello ocurre, la manera en que actúan
los responsables y el rol que cumplen los distintos
garantes. La observación y vigilancia de los derechos
de niños y niñas no está completa si se limita al análisis
de las cifras, tasas y porcentajes que están vinculadas
a los indicadores seleccionados. El reconocimiento de
condiciones de discriminación e inequidad interpela a
desarrollar esfuerzos de investigación más profundos
y específicos, que permitan conocer en detalle los
factores que intervienen en estas desigualdades, los
efectos que producen en la experiencia de vulneración
de derechos de niños y niñas, y los tipos de respuestas
que elaboran con el objeto de enfrentar o protegerse de
estas realidades.
Acceso a la información. El Estado, en su rol de
garante, debe asegurar que las fuentes de información
son de acceso público y se encuentran a disposición de
todas aquellas instituciones que requieran contar con
166
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
datos actualizados para cumplir el rol de observadores
y vigilantes de la aplicación de la CDN.
Disponer de instancias y mecanismos que posibiliten
la participación de niños y niñas en la reflexión y
deliberación que los procesos de observación y
vigilancia posibilitan, constituye una tarea con carácter
de urgencia para el presente de nuestra sociedad, que
debe ser abordado por el conjunto de organizaciones
e instituciones comprometidas con la construcción
de una sociedad respetuosa de los derechos de niños
y niñas. La expectativa del Observatorio es que este
Informe se constituya en una fuente de información para
los actores sociales e institucionales, así como para
los NNA, y contribuya con ello a un diálogo informado
que posibilite la construcción y el fortalecimiento de
políticas públicas oportunas y pertinentes.
Como se ha indicado a lo largo de este Informe, la
ratificación de la CDN obliga al Estado de Chile, entre
otras materias, a generar, reunir y disponer de todos
los datos necesarios, que faciliten un proceso continuo
de vigilancia sobre la aplicación la Convención, las
medidas que adoptan los gobiernos, y los efectos de
estas medidas sobre los niños y niñas (CRC, 2003).
La futura implementación del Observatorio Nacional
de Infancia y Adolescencia, del Consejo Nacional de la
Infancia, constituirá un recurso estratégico en el diseño
y administración de un sistema de información estatal
en base a índices, estadísticas y estudios, que avancen
en la orientación de los desafíos que actualmente es
posible reconocer.
Los avances del Segundo Informe del Observatorio
Niñez y Adolescencia, constituyen un ejemplo del tipo de
contribución que las organizaciones de la sociedad civil
y las instituciones académicas están en condiciones de
desarrollar para que el país elabore las respuestas que
la situación de los derechos de la niñez en Chile amerita
en el presente. Por cierto, la complejidad de esta tarea
requiere el concurso, tal como lo señala la CRC, de todas
aquellas instituciones comprometidas con los derechos
humanos. El desafío conjunto es fortalecer una cultura
de datos públicos y sistemáticos que favorezcan el
seguimiento de los avances realizados en la aplicación de
la CDN, permita determinar los problemas y obstáculos
que impiden progresar en esta orientación, y promuevan
un diálogo público informado y democrático.
Construir y fortalecer una práctica colaborativa en la
observación y monitoreo de la aplicación de la CDN
es una tarea de todos, de la que no se puede restar ni
excluir a nadie. Ello incluye la necesidad de generar
instancias que posibiliten la participación protagónica
de las organizaciones y formas de representación de
niños y niñas. Junto con ello, es necesario generar las
condiciones para que los procesos de vigilancia se
sostengan en el tiempo, transciendan los gobiernos, y,
en consecuencia, permitan una observación y análisis
comparado de las tendencias y cambios en la garantía
de derechos que registra el país. La co-construcción de
una práctica colaborativa entre las instituciones públicas,
las organizaciones de la sociedad civil, las instituciones
políticas y académicas, es también un compromiso
efectivo con la ampliación y fortalecimiento de los
espacios de deliberación, y la calidad de la democracia
(CRC, 2003).
Infancia CUENTA en Chile 2014
167
Bibliografía
Benavente y otros (2012). Programa Nacional de Salud
Integral Adolescentes y Jóvenes
Burdiles, P., Santander, S. (2012). Situación actual del
Embarazo adolescente en Chile, Programa Nacional de
Salud Integral de Adolescentes y Jóvenes. Recuperado
el 27 de junio 2014 del sitio web: http://www.mineduc.cl/
usuarios/convivencia_escolar/doc/201210251259030.
situacion_actual_embarazo_adolescente_en_chile.pdf
Cillero, M. (1999). El interés superior del niño en el marco
de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.
Justicia y Derechos del Niño.
Cillero, M. “Infancia, Autonomía y derechos: una cuestión de
principios”. Recuperado el 27 de junio 2014 del sitio web:
www.iin.oea.org/Infancia_autonomia_derechos.pdf
CRC (1996), Orientaciones Generales respecto de la forma
y el contenido de los informes que han de presentar los
Estados partes con arreglo al apartado b) del párrafo 1 del
artículo 44 de la Convención.
CRC (2001) Observaciones Generales Nº 1. Propósitos de la
educación (Importancia del párrafo 1 del artículo 29).
CRC (2001) Observaciones Finales del Comité de los
Derechos del Niño, Palau, (CRC/C/15/Add.149, párrafos 46
y 47).
CRC (2003), Observación General Nº 5. Medidas generales
de aplicación de la Convención sobre los Derechos
del Niño.
168
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
CRC (2003), Observación General Nº 4. La salud y el desarrollo
de los adolescentes en el contexto de la Convención sobre
los Derechos del Niño.
CRC (2009), Observación general Nº 12. Sobre el Derecho a
ser escuchado. (HRI/1/Rev.2,párrafo7).
CRC (2013), Observación general nº15. Sobre el derecho
del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud
(artículo 24).
Galtung, Johan. (2003). Tras la violencia, 3R: reconstrucción,
reconciliación, resolución. Afrontando los efectos visibles e
invisibles de la guerra y la violencia. Gernika: Bakeaz/Gernika
Gogoratuz. Centro de Investigación por la Paz. España.
Instituto Nacional de Estadísticas INE (2006), Fecundidad
en Chile: Situación Reciente. Recuperado el 27 de junio 2014
del sitio web:
http://www.ine.cl/canales/chile_estadistico/demografia_y_
vitales/demografia/pdf/fecundidad.pdf Rescatado el 16 de
Junio de 2014
Márquez, R. y Moreno, C. (2007). Desarrollo sin ciudadanos:
el modelo chileno de los últimos 20 años. En: Calderón, F.
(Comp.) Ciudadanía y desarrollo humano. Cuadernos de
gobernabilidad democrática. PNUD-Siglo XXI Eds., Argentina.
MINEDUC (2013) Serie Evidencias: Medición de la deserción
escolar en Chile. Año 2, N° 15. Centro de Estudios, Chile.
Mora, R., Ibarra, M (2011). Habitar la escuela: El problema
de la infraestructura y su relación con las enfermedades
escolares en Chile. Revista INVI N°71/mayo 2011/Volumen
N°26: 109-131.
Observatorio Niñez y Adolescencia (2013), PRIMER
INFORME OBSERVATORIO NIÑEZ Y ADOLESCENCIA:
Violencia Contra Niños, niñas y adolescentes.
Santiago, Chile.
OECD (2013), PISA 2012 Results in Focus. Recuperado el 27
de junio del sitio web: http://www.oecd.org/pisa/keyfindings/
pisa-2012-results-overview.pdf
Rodríguez,
J.
(2001).
Segregación
residencial
socioeconómica: ¿qué es?, ¿cómo se mide?, ¿qué está
pasando?, ¿importa? CEPAL-ECLAC, Santiago de Chile.
UNICEF (1998), Manual de Aplicación de la Convención
sobre los Derechos del Niño.
UNICEF (2002). Manual de Aplicación de la Convención
sobre derechos del Niño.
ONU (1989), Convención sobre los derechos del niño.
ONU (2011), Compilación de las Observaciones Generales
del Comité del Derechos del Niño de las Naciones Unidas,
2001-2009. Observatorio de la Infancia y la Adolescencia.
Instituto Asturiano de Atención Social a la Infancia, las
familias y la adolescencia. Gobierno del Principado de
Asturias, 2011.
UNICEF (2004), “Manual de Aplicación de la Convención
sobre los Derechos del Niño” P. 105.
Organización Mundial de la Salud, Ginebra, (2001). Lactancia
materna, Trastornos Mentales y Cerebrales Departamento
de Salud Mental y Toxicomanías.
Organización Panamericana de la Salud (2002), Informe
mundial sobre la violencia y la salud: resumen, Washington,
DC., OPS/OMS. Recuperado el 27 de junio del sitio web:
http://www.who.int/violence_injury_prevention/violence/
world_report/es/summary_es.pdf
PNUD (2004). La democracia en América Latina. Hacia una
democracia de ciudadanas y ciudadanos. p.26. En: PNUD
(2014). Auditoría a la Democracia. Más y mejor democracia
para un Chile inclusivo.
Infancia CUENTA en Chile 2014
169
Glosario de Indicadores
2º Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
DOMINIO: ENTORNO FAMILIAR Y SOCIAL
Porcentaje de Hogares con NNA con Índice de Materialidad recuperable o irrecuperable
Subdominio
Bienestar Material
Definición
Cantidad de hogares donde viven NNA que presentan un índice de materialidad recuperable
o irrecuperable, como porcentaje del total de hogares con NNA.
Fuente
La Encuesta de Caracterización Socio Económica (CASEN, 2011) construye el índice a
partir de los materiales predominantes en paredes exteriores, cubierta de techo y pisos.
Establece las categorías de Aceptable, Recuperable e Irrecuperable para los muros, techos
y piso.
Porcentaje de NNA que viven bajo la línea de pobreza e indigencia
Subdominio
Bienestar Material
Definición
Cantidad de NNA que viven en condición de pobreza o indigencia, como porcentaje del total
del NNA.
Fuente
La Encuesta de Caracterización Socio Económica (CASEN, 2011) establece según el nivel
de ingresos si las personas viven en condición de indigencia y pobreza. Para la construcción de este indicador se consideran los NNA que viven en indigencia o pobreza y se dividen por
el total de NNA según la misma encuesta.
http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen/casen_obj.php
170
http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen/casen_obj.php
Año
2011
Desagregación
Regiones
Porcentaje de Hogares con NNA donde todos los adultos no cuentan con empleo
Subdominio
Bienestar material
Definición
Cantidad de hogares donde viven NNA y donde todos los adultos no cuentan con empleo,
como porcentaje del total de hogares donde viven NNA.
Fuente
Encuesta de Caracterización Socio Económica (CASEN) http://observatorio.
ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen/casen_obj.php
Porcentaje de Hogares con NNA con hacinamiento es medio o crítico
Año
2011
Subdominio
Bienestar Material
Desagregación
Regiones
Definición
Cantidad de hogares donde viven NNA que presentan un índice de hacinamiento medio o
crítico, como porcentaje del total de hogares con NNA.
Fuente
La Encuesta de Caracterización Socio Económica (CASEN, 2011) define el índice de
hacinamiento como la razón entre el número de personas residentes en la vivienda y
el número de dormitorios de la misma, considerando piezas de uso exclusivo o uso
múltiple. Contempla las categorías: sin hacinamiento, medio y crítico. http://observatorio.
ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen/casen_obj.php
Año
2011
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Año
2011
Desagregación
Regiones
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Porcentaje de Hogares con NNA cuyo ingreso es inferior al ingreso promedio nacional
Subdominio
Bienestar Material
Definición
Cantidad de hogares donde viven NNA cuyo ingreso autónomo promedio per cápita es
inferior al ingreso promedio nacional, como porcentaje del total de hogares donde
viven NNA.
Fuente
Encuesta de Caracterización Socio Económica (CASEN) http://observatorio.
ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen/casen_obj.php
Año
2011
Desagregación
Regiones
Infancia CUENTA en Chile 2014
171
Porcentaje de NNA en hogares monoparentales con jefatura femenina
Tasa de NNA víctimas de homicidios
Subdominio
Bienestar Material
Subdominio
Entorno Social
Definición
Cantidad de hogares donde viven NNA monoparentales con jefatura femenina, como
porcentaje del total de hogares monoparentales donde viven NNA.
Definición
Cantidad de NNA víctimas de homicidio por cada 100.000 NNA.
Fuente
Encuesta de Caracterización Socio Económica (CASEN) http://observatorio.
ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen/casen_obj.php
Fuente
Subsecretaría de Prevención del Delito, Ministerio del Interior y Seguridad Pública en base a
información de las denuncias realizadas en Carabineros de Chile. La cantidad de afectados
puede ser mayor a uno en cada denuncia realizada. http://www.seguridadpublica.gov.cl
Año
2011
Año
2012
Desagregación
Regiones
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Tasa de NNA afectados por denuncias de violencia intrafamiliar
Tasa de NNA afectados por denuncias de violencia extrafamiliar
Subdominio
Violencia y Maltrato
Subdominio
Entorno Social
Definición
Cantidad de NNA afectados por denuncias de violencia intrafamiliar por cada 100.000 NNA.
Definición
Fuente
Subsecretaría de Prevención del Delito, Ministerio del Interior y Seguridad Pública en base a
información de las denuncias realizadas en Carabineros de Chile. La cantidad de afectados
puede ser mayor a uno en cada denuncia realizada. http://www.seguridadpublica.gov.cl
Cantidad de NNA afectados por denuncias de violencia extrafamiliar por cada 100.000
NNA.
Fuente
Subsecretaría de Prevención del Delito, Ministerio del Interior y Seguridad Pública en base a
información de las denuncias realizadas en Carabineros de Chile. La cantidad de afectados
puede ser mayor a uno en cada denuncia realizada. http://www.seguridadpublica.gov.cl
Año
2012
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Año
2012
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Tasa de NNA afectados por denuncias de violencia sexual
Subdominio
Violencia y Maltrato
Definición
Cantidad de NNA afectados por denuncias de violencia sexual por cada 100.000 NNA.
Fuente
Subsecretaría de Prevención del Delito, Ministerio del Interior y Seguridad Pública en base a
información de las denuncias realizadas en Carabineros de Chile. La cantidad de afectados
puede ser mayor a uno en cada denuncia realizada. http://www.seguridadpublica.gov.cl
Año
2012
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Porcentaje de NNA entre 6 y 17 años en Actividad Económica o Trabajo Infantil
Subdominio
Entorno Social
Definición
Cantidad de NNA que realizaron alguna actividad económica, como porcentaje del total de
NNA encuestados.
Fuente
La Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) entiende
que hay ocupación económica en todos los niños, niñas y adolescentes (NNA) que
realizaron alguna actividad económica por al menos una hora en el período de referencia
(semana pasada) o tienen un trabajo al cual van a volver. Por su parte, se entiende Trabajo
Infantil como la actividad económica en trabajos peligrosos o por debajo de la edad
mínima (menos de 14 años).
http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/enc_eanna_bd.php
172
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Año
2012
Desagregación
Macrozonas, sexo, rangos de edad
Infancia CUENTA en Chile 2014
173
Tasa de muertes por causas violentas
Porcentaje de NNA que utilizaron preservativo en su última relación sexual
Subdominio
Entorno Social
Subdominio
Conductas Saludables
Definición
Cantidad de NNA muertos por causas externas violentas por cada 100.000 NNA.
Definición
Fuente
Defunciones disponibles en el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) para el año 2011.
Cantidad de NNA que realizan actividad física sin considera las horas de educación física,
como porcentaje del total de NNA encuestados.
Fuente
En la Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) se
preguntó a NNA entre 12 y 17 años por el uso de distintos métodos anticonceptivos. Para
la construcción de este indicador se consideraron aquellos que marcaron preservativo.
En las causas externas (evitables) violentas se incluyen, entre otros, los accidentes de
transporte, suicidios (lesiones auto infringidas), traumatismos (caídas, exposición a fuerzas
mecánicas inanimadas, ahogamientos, exposición a corriente eléctrica; exposición al fuego,
humo, llamas, calor, contacto traumático con animales y plantas venenosas), agresiones
(homicidios) y otros eventos de intención no determinada (por ejemplo envenenamiento o
disparos de intención no determinada), Exceptuando las que atañen a complicaciones de la
atención médica y quirúrgica.
http://www.deis.cl/descargar-bases-de-datos/
Año
2012
Desagregación
Macro zonas, sexo, rangos de edad
Año
2011
Prevalencia de consumo de drogas en NNA
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Subdominio
Conductas de Riesgo
Definición
Cantidad de NNA que consumieron alguna droga en el último año, como porcentaje del
total de NNA encuestados.
Fuente
Se utilizó las respuestas a la pregunta referida al consumo de drogas durante el último año
del IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar realizado por SENDA.
DOMINIO: AUTONOMÍA Y EJERCICIO PROGRESIVO
Porcentaje de NNA que realizan actividad física
Subdominio
Conductas Saludables
Definición
Cantidad de NNA que realizan actividad física sin considera las horas de educación física,
como porcentaje del total de NNA encuestados.
Fuente
En la Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) se
le pregunta a los entrevistados si realizaron actividad física en la semana anterior a la
realización de la encuesta, sin considerar las clases de educación física realizadas en los
recintos educacionales.
http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/enc_eanna_bd.php
174
http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/enc_eanna_bd.php
Año
2012
Desagregación
Macro zonas, sexo, rangos de edad
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Estudio aplicado en 2.068 cursos de 971 establecimientos educacionales de 103 comunas
de las 15 regiones del país. La encuesta se aplica desde 8º básico a 4º medio.
Año
2011
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Prevalencia de consumo de alcohol en NNA
Subdominio
Conductas de Riesgo
Definición
Cantidad de NNA que consumieron alcohol en el último año, como porcentaje del total de
NNA encuestados.
Fuente
Se utilizó las respuestas a la pregunta referida al consumo de alcohol durante el último año
del IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar realizado por SENDA.
Año
2011
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Infancia CUENTA en Chile 2014
175
Prevalencia de consumo de tabaco en NNA
Tasa de suicidios de NNA
Subdominio
Conductas de Riesgo
Subdominio
Salud Mental
Definición
Cantidad de NNA que consumieron tabaco en el último año, como porcentaje del total de
NNA encuestados.
Definición
Cantidad de NNA que se suicidan en un año por cada 100.000 NNA
Fuente
Se utilizó las respuestas a la pregunta referida al consumo de tabaco durante el último año
del IX Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar realizado por SENDA.
Fuente
Año
2011
Según los datos disponibles para las defunciones del Departamento de Estadísticas
e Información de Salud (DEIS) para el año 2011. Según las causas oficiales de las
defunciones, se toma en subconjunto de Heridas Autoinflingidas para construir este
indicador.
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
DOMINIO: SALUD
http://www.deis.cl/descargar-bases-de-datos/
Año
2011
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Tasa de mortalidad infantil
Tasa de fecundidad en madres adolescentes
Subdominio
Mortalidad Infantil
Subdominio
Salud Sexual y Reproductiva
Definición
Cantidad de NNA que fallecen en un año por cada 1.000 NNA.
Definición
Fuente
Defunciones disponibles en el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS)
para el año 2011.
Cantidad de nacimientos cuya madre es una adolescente (con menos de 18 años) por cada
1000 adolescentes mujeres.
Fuente
http://www.deis.cl/descargar-bases-de-datos/
Según datos de los nacimientos disponibles en el Departamento de Estadísticas e
Información de Salud (DEIS) para el año 2011, se toma aquellos cuya edad de la madre es
menos a 18 años.
Año
2011
http://www.deis.cl/descargar-bases-de-datos/
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Año
2011
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Porcentaje de NNA de 0-5 años con obesidad o sobrepeso
Subdominio
Obesidad y Sobrepeso Infantil
Definición
Cantidad de NNA diagnosticados con obesidad o sobrepeso, como porcentaje del total de
NNA en control de estado nutricional.
Fuente
Según situación nutricional de la población bajo control en el sistema público de salud para
NNA entre 0 y 5 años, clasificados como obesidad o sobrepeso (elevado peso para la talla),
disponibles en el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) para el año
2010.
http://intradeis.minsal.cl/ReportesRem/Nutricion/Menu_Tree_Nutricional/tree_nutricional.
aspx
176
Año
2010
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
177
DOMINIO: EDUCACIÓN, ACTIVIDADES CULTURALES Y
DE RECREACIÓN
Tasa Bruta de matrícula a educación preescolar, básica y media
Subdominio
Acceso a la Educación
Definición
Cantidad de NNA que se encuentran estudiando en algún establecimiento educacional, como
porcentaje del total de NNA en Chile.
Fuentes
-Sistema de Información General de Estudiantes (SIGE), MINEDUC. Información de los
estudiantes matriculados al 30 de abril de cada año, disponibles en:
http://centroestudios.mineduc.cl/index.php?t=96&i=2&cc=2036&tm=2
-Proyecciones Poblacionales Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Cifras de población
estimada para 1990-2020, basadas en el Censo 2002, disponibles en: http://www.ine.cl/
canales/chile_estadistico/demografia_y_vitales/demo_y_vita.php
Año
2013
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Tasa de aprobación para educación básica y media
Subdominio
Acceso a la Educación
Definición
Cantidad de NNA que al término del año escolar han aprobado, como porcentaje del total de
NNA matriculados al comienzo del año escolar.
Fuente
-Grado Rendimiento 2012. Contiene indicadores para total de alumnos aprobados, reprobados
y retirados para todos los niveles de enseñanza de cada establecimiento, MINEDUC.
http://datos.gob.cl/datasets/ver/874
Año
2012
Desagregación
Regiones, Nivel de Enseñanza (básica y media)
Tasa de retiro escolar para educación básica y media
Subdominio
Acceso a la Educación
Definición
Cantidad de NNA que al término del año escolar se han retirado del sistema educacional,
como porcentaje del total de NNA matriculados al comienzo del año escolar.
Fuente
Grado Rendimiento 2012. Contiene indicadores para total de alumnos aprobados, reprobados
y retirados para todos los niveles de enseñanza de cada establecimiento, MINEDUC.
http://datos.gob.cl/datasets/ver/874
Tasa neta de matrícula a educación preescolar, básica y media
Año
2012
Subdominio
Acceso a la Educación
Desagregación
Regiones, Nivel de Enseñanza (básica y media)
Definición
Cantidad de NNA que están cursando el nivel o curso que les corresponde según su edad,
como porcentaje de los niños de la misma edad en la población total.
Fuente
-Sistema de Información General de Estudiantes (SIGE), MINEDUC. Información de los
estudiantes matriculados al 30 de abril de cada año. Para Chile, por ejemplo, se deben tener
6 años cumplidos al 30 de junio para poder ingresar a 1º Básico. Disponibles en:
http://centroestudios.mineduc.cl/index.php?t=96&i=2&cc=2036&tm=2
-Proyecciones Poblacionales Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Cifras de población
estimada para 1990-2020, basadas en el Censo 2002, disponibles en: http://www.ine.cl/
canales/chile_estadistico/demografia_y_vitales/demo_y_vita.php
178
Año
2013
Desagregación
Regiones, sexo, rangos de edad
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Porcentaje de alumnos que comienzan el primer grado y llegan a quinto grado
Subdominio
Acceso a la Educación
Definición
Cantidad de NNA que están en primer grado el año 1 y en quinto grado el año 5, como
porcentaje del total de NNA que están en primer grado el año 1.
Fuente
-Sistema de Información General de Estudiantes (SIGE), MINEDUC. Información de los
estudiantes matriculados al 30 de abril de cada año. Se utiliza la base de datos del 2008 y del
2012 para poder identificar la cantidad de estudiantes que estaban el año 2008 en 1º Básico
y el 2012 en 5º Básico. Disponibles en:
http://centroestudios.mineduc.cl/index.php?t=96&i=2&cc=2036&tm=2
Año
2012
Desagregación
Regiones, sexo
Infancia CUENTA en Chile 2014
179
Puntaje SIMCE 4º Básico, 8º Básico y 2º medio
Porcentaje de NNA con un bajo nivel de logros en la prueba PISA
Subdominio
Calidad
Subdominio
Calidad
Definición
Puntaje promedio en la prueba SIMCE de todos los estudiantes que cursan un determinado
grado.
Definición
Cantidad de NNA que no logran llegar al segundo nivel de desempeño en la prueba PISA,
como porcentaje del total de NNA que rinden la prueba PISA.
Fuente
Puntaje promedio de la prueba SIMCE por establecimiento. Se especifica la cantidad de
estudiantes que rindieron la prueba en casa establecimiento para poder generar el promedio
ponderado según la cantidad de estudiantes de los distintos establecimientos.
Fuente
La prueba PISA mide las capacidades en lectura, matemáticas y ciencia de los estudiantes de
15 años de todos los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos (OECD).
http://datos.gob.cl/datasets/ver/700
Año
2012 (4º básico y 2º medio), 2011 (8º básico)
Desagregación
Regiones, grados (4º y 8º Básico; 2º medio), Áreas (Lenguaje y matemáticas)
Diferencia de Puntaje Simce entre establecimientos del primer y último quintil socioeconómico
Subdominio
Calidad
Definición
Resta entre el puntaje promedio SIMCE de todos los estudiantes que estudian en
establecimientos en el quintil de menor vulnerabilidad y el de mayor vulnerabilidad.
Fuente
El Ministerio de Educación clasifica a los establecimientos que rindieron la Prueba SIMCE
de acuerdo a las características socioeconómicas predominantes de sus alumnos. Las
variables consideradas para realizar la clasificación ́de los establecimientos son: nivel
educacional de la madre, nivel educacional del padre, ingreso económico total mensual en el
hogar, índice de vulnerabilidad (IVE-SINAE). Las tres primeras variables se obtienen a través
del cuestionario aplicado a padres y apoderados de los estudiantes evaluados en 2012, la
cuarta variable se obtiene de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) y su
valor refleja el porcentaje de alumnos de un establecimiento que se encuentra en situación
de riesgo escolar.
http://datos.gob.cl/datasets/ver/700
El indicador se construye con aquellos estudiantes que no logran llegar al segundo nivel de
desempeño (de un total de 6 niveles). Esto significa que se incluyen todos los estudiantes que
obtuvieron un puntaje inferior a: 420.07 (matemáticas), 407.47 (lectura), 409.54 (ciencia).
http://pisa2012.acer.edu.au
Año
2012
Desagregación
Sexo, Área (lectura, matemáticas y ciencia)
DOMINIO: DERECHOS Y LIBERTADES CIVILES
Porcentaje de jóvenes discriminados por orientación religiosa
Subdominio
Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión
Definición
Cantidad de jóvenes que manifiestan ser discriminados por su orientación religiosa, como
porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
http://www.agenciaeducacion.cl/wp-content/uploads/2013/02/Metodologia-deConstruccion-de-Grupos-Socioeconomicos-SIMCE-2012.pdf
180
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
Año
2012 (4º básico y 2º medio), 2011 (8º básico)
Año
2012
Desagregación
Regiones, grados (4º y 8º Básico; 2º medio), Áreas (Lenguaje y matemáticas)
Desagregación
Regiones, Sexo
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
181
Porcentaje de jóvenes discriminados por orientación política
Porcentaje de jóvenes que consideran esencial que la gente elija a sus líderes en elecciones libres
Subdominio
Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión
Subdominio
Libertad de Opinión y Expresión
Definición
Cantidad de jóvenes que manifiestan ser discriminados por su orientación política, como
porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Definición
Cantidad de jóvenes que manifiestan que es esencial que la gente elija a sus líderes en
elecciones libres, como porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
Año
2012
Desagregación
Regiones, Sexo
Porcentaje de jóvenes que consideran esencial para la democracia que los derechos individuales sean
protegidos
Subdominio
Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión
Definición
Cantidad de jóvenes que manifiestan que es esencial para la democracia que los derechos
individuales sean protegidos, como porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
En la Encuesta se les pide a los entrevistados valorar en una escala de 1 a 10 (1: poco
esencial y 10: muy esencial). Para el presente informe se agrupó a todos aquellos que
respondieron entre 1 a 5 (como poco importante) y de 6 a 10 (como muy importante).
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
Año
2012
Desagregación
Regiones, Sexo
Porcentaje de Jóvenes que consideran que la votación es un factor de cambio
Subdominio
Libertad de Opinión y Expresión
Definición
Cantidad de jóvenes que consideran que la votación es un factor de cambio, como
porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
En la Encuesta se les pide a los entrevistados valorar en una escala de 1 a 10 (1: poco esencial
y 10: muy esencial). Para el presente informe se agrupó a todos aquellos que respondieron
entre 1 a 5 (como poco importante) y de 6 a 10 (como muy importante).
182
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
Año
2012
Año
2012
Desagregación
Regiones, Sexo
Desagregación
Regiones, Sexo
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA en Chile 2014
183
Porcentaje de jóvenes que realizarían alguna acción para dar a conocer su opinión ante leyes que consideran que son malas
Subdominio
Libertad de Opinión y Expresión
Definición
Cantidad de jóvenes que realizarían alguna acción para dar a conocer su opinión ante leyes
que consideran que son malas, como porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
Año
2012
Desagregación
Regiones, Sexo
Porcentaje de NNA que participa en alguna organización o grupo organizado
Subdominio
Libertad de Asociación y Reunión
Definición
Cantidad de NNA que participa en alguna organización o grupo organizado, como porcentaje
del total de NNA de la encuesta.
Fuente
Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA). Se le pregunta
a los entrevistados si participa en alguna organización o grupo organizado (Grupo de Iglesia,
Deportivo, Estudiantil, etc.).
http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/enc_eanna_bd.php
Año
2012
Desagregación
Macro zonas, Sexo
Porcentaje de jóvenes que ha participado en alguna manifestación social en el último año
Subdominio
Libertad de Asociación y Reunión
Definición
Cantidad de jóvenes que ha participado en alguna manifestación social en el último año,
como porcentaje del total de jóvenes encuestados.
Fuente
Séptima Encuesta Nacional de Juventud, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). Para el
presente indicador se considera como universo muestral a los jóvenes entre 15 y 17 años a
los que se les aplicó esta encuesta.
http://www.injuv.gob.cl/portal/categoria/publicaciones/
184
Año
2012
Desagregación
Regiones, Sexo
Segundo Informe Observatorio Niñez y Adolescencia
Infancia CUENTA
en Chile
2014
Segundo Informe
Observatorio Niñez y Adolescencia
Fly UP