...

El encarnizamiento médico con las mujeres. 50 intervenciones de

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

El encarnizamiento médico con las mujeres. 50 intervenciones de
El encarnizamiento médico con las mujeres. 50 intervenciones de las que
cuidarse, y cómo hacerlo. http://www.udllibros.com/libro­el_encarnizamiento_m%E9dico_con_las_mujeres­
U420010029
1 ¿Por qué el título del libro? ¿No es muy dura la palabra “encarnizamiento”?
 Mercedes Pérez­Fernández: La palabra “encarnizamiento” es muy dura pues significa
“crueldad con que alguien se ceba en el daño de otra persona” pero es la que mejor refleja
los daños que provocan a las mujeres las actividades médicas innecesarias y/o excesivas. Por
ejemplo, es horrible saber que en algunos países la tasa de cesáreas es del 1% pues ello
significa que muchas mujeres mueren por falta de cesáreas; nuestro problema es que
tenemos en España clínicas privadas con más del 50% de cesáreas, lo que significa que
muchas mujeres las sufren innecesariamente, con sus complicaciones.
 Juan Gérvas: Con este libro tratamos de evitar algo muy común en medicina: la aplicación
generalizada de actividades que son beneficiosas sólo en algunos casos. Es decir, con
frecuencia se aplican a muchas mujeres las recomendaciones preventivas, diagnósticas y
terapéuticas que son útiles sólo en algunos casos específicos. Con ello el daño no compensa
los beneficios y, si se hace sistemáticamente, podemos hablar con propiedad de
“encarnizamiento”. Se llega, por ejemplo, al exceso de recomendar la auto­exploración
sistemática de mamas para el diagnóstico precoz del cáncer de mama, a sabiendas de que no
disminuye la mortalidad por cáncer de mama y de que triplica el número de biopsias
innecesarias http://www.cochrane.org/CD003373/BREASTCA_regular­self­examination­or­
clinical­examination­for­early­detection­of­breast­cancer
2 Siendo los dos médicos ¿no se puede entender un enfoque tan crítico como algo innoble
con sus compañeros?
 MPF: No, por supuesto, no. Nuestras ideas y propuestas forman parte de un potentísimo
movimiento mundial profesional y científico para poner límites a los excesos de la medicina.
Por ejemplo, las campañas de “Choosing wisely”, “Less is more” y “Do not do”, que han
llegado a España como demuestran las propuestas de la Sociedad Española de Medicina de
Familia
http://www.semfyc.es/es/noticias/destacadas/detalle/semfycSigueAvanzandoIntervencionesI
nnecesarias_NoHacer/ y del Colegio de Médicos de Vizcaya
https://www.youtube.com/watch?v=IZPP3qQEMjc  JG: Innoble sería callar y no denunciar el abuso de la medicina que conlleva daños para el
paciente. El fundamento de la medicina es “primero no hacer daño” (primum non nocere) y
ello nos obliga a todos los profesionales. En general, nuestros compañeros médicos nos
adoran pues justificamos con ciencia y hechos las críticas, al tiempo que proponemos formas
de cambio y de mejora. Defendemos apasionadamente la profesionalidad de los médicos
clínicos que intentan hacerlo bien en un medio organizativo y social que lleva al exceso, y
por ello somos apreciados por la mayoría de nuestros compañeros.
3 ¿Qué consejos le daríais a una chica que va a acudir por primera vez al ginecólogo?  MPF: Que descarte esa visita, salvo que haya sido derivada al ginecólogo por algún
trastorno concreto. Es decir, que no vaya “porque sí”, por revisión, o por empezar a tomar la
píldora. La revisión ginecológica anual carece de fundamento científico y conlleva más
daños que beneficios.
 JG: Le diría que es innecesaria la visita de rutina al ginecólogo, que la evite por dañina, que
hasta en Estados Unidos se desaconseja http://www.actasanitaria.com/mi­ginecologo­pero­
por­que­tener­un­ginecologo­si­la­revision­anual­es­inutil/ 4 ¿Qué le diríais a una mujer que se está planteando congelar sus óvulos?
 MPF: Cada caso es un mundo, pero en general le aconsejaría que buscase información
independiente para poder tomar una decisión prudente. “Venden” la congelación de óvulos
como si al tiempo se congelase la vida, y la vida pasa y sigue su curso inexorablemente.
Sobre ello tenemos un capítulo en el libro, y lo hemos publicado independientemente, en
español y en inglés, por la importancia social de la cuestión
http://equipocesca.org/congelacion­de­ovulos­por­causas­sociales­problemas­eticos­
practicos­y­sociales/ http://www.nogracias.eu/2015/09/30/social­egg­freezing­oocyte­
banking­for­anticipated­gamete­exhaustion­ethical­practical­and­social­problems/
 JG: La oportunidad de ser madre se le niega a la mujer por la situación social de precariedad
vital. Se ha impuesto un modelo de trabajo semi­esclavo en que la fertilidad se post­pone en
contra de la voluntad de la mujer. En lo personal vale la pena el análisis de las circunstancias
a corto y largo plazo, pero en lo general hay que reivindicar una fertilidad posible a todas las
edades de forma que la mujer pueda tener los hijos que quiera y cuando quiera sin que eso
hunda sus perspectivas laborales y personales. Buen ejemplo es Noruega, que invierte tanto
en políticas de igualdad como en salud.
5 Dedicáis 15 capítulos a diferentes aspectos del embarazo, el parto y la maternidad ¿Es
cuando más se percibe el encarnizamiento médico en la mujer?
 MPF: Efectivamente, de los 50 capítulos 15 se dedican a cuestiones en torno al embarazo
porque el encarnizamiento es especialmente intenso en esa situación. Además, las
consideraciones morales en torno a “es por el bien del bebé” conllevan una presión que casi
convierte a la mujer en puro vientre. Es una forma de violencia que tiene gran aceptación
social, pero falta a la ética y a la ciencia.
 JG: En el libro recorremos el ciclo vital de la mujer, como persona y por su biología. De
hecho, el primer capítulo deja las cosas claras al referirse al vientre femenino, con el
ejemplo de las apendicitis como tema que puede sorprender. Recorremos el museo de los
horrores del encarnizamiento médico con la mujer y es lógico que nos detengamos en el
embarazo, por su importancia personal y social. El embarazo ha pasado de ser un “estado de
buena esperanza” al de una “situación de toda desesperanza”, siempre pendiente de pruebas
y siempre con medicamentos. Reclamamos respeto a la experiencia del embarazo, donde
todo es salud en principio y donde los ginecólogos deberían situarse en segundo plano, para
cuando haya problemas.
6 Os referís en varios ocasiones a la Ley de Cuidados Inversos, ¿a qué hace referencia y por
qué se cumple en mayor medida con las mujeres?
 MPF: La Ley de Cuidados Inversos dice que cuantos más cuidados se precisan menos se
reciben, y que esto se cumple más cuanto más se orienta a lo privado el sistema sanitario
https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_cuidados_inversos En el caso de la mujer, la Ley se
cumple con la ironía de los excesos médicos para unas y los defectos para otras. Por
ejemplo, la citología de cuello de útero para el diagnóstico precoz del cáncer de cuello de
útero no se ofrece a quienes más se beneficiarían (prostitutas, vagabundas, drogadictas,
presas y otras excluidas) y se hace en exceso y con el daño consiguiente a las mujeres de
clase media y alta.
 JG: En otro ejemplo, muy duro, se ha demostrado un incremento del número de nacidos con
síndrome de Down entre las mujeres pobres, no porque sea más frecuente en ellas sino
porque no se les ofrecen a las embarazadas pobres las mismas facilidades para el diagnóstico
prenatal y el consiguiente aborto. La Ley de Cuidados Inversos se cumple con especial
crueldad con la mujer, como se demuestra también en lo que respecta a la salud mental.
7 ¿Qué párrafo destacaríais para animar a la lectura del libro?  MPF: De la introducción: “Este libro no es de medicinas alternativas; tampoco de médicos
naturistas, ni de feministas, ni de nihilistas. No es un libro de medicina y no es un libro de
auto­ayuda, ni pretendemos que dé respuesta a los problemas individuales que requieren
consulta presencial y gran conocimiento entre profesional y paciente. Tampoco es un libro
sobre la discriminación social de la mujer, ni sobre discriminación en servicios sociales por
género/orientación sexual. Este libro no es un recetario, pues no es posible elaborar recetas
sino considerar cuestiones y dar respuestas según cursos de acción lógicos y científicos y,
por tanto, variables. Tampoco es un libro políticamente correcto; utilizamos el lenguaje para
que se nos entienda, no para suavizar verdades, y por ello intentamos ser creíbles, docentes,
entretenidos, inteligibles y memorables y eso impide hablar en latín, como muchas veces
hacen quienes saben más que nosotros pero no salen de su torre de marfil. En este libro lo
central es la llamada a la rebelión contra el encarnizamiento médico con las mujeres. Este
libro es tanto una llamada a la rebelión como un arma efectiva para liberarse”.
 JG: Del capítulo sobre discriminación por orientación sexual y/o identidad de género:
“Lamentablemente, no son son frecuentes en el sistema sanitario ni el enfoque de género ni
la tolerancia ante la diversidad sexual, por lo que es esperable la discriminación sexual
durante la atención clínica. El amplio conjunto de pacientes lesbianas, homosexuales
masculinos, bisexuales y transexuales­transgéneros se enfrenta a un sistema sanitario
incompetente en lo cultural e ignorante en lo científico. De ahí la dificultad para abordar sus
problemas específicos, que se suman a los propiamente clínicos y a la discriminación por
otras cuestiones como vejez, pobreza, pertenencia a la etnia gitana, analfabetismo y demás.
Las consecuencias pueden ser graves, como se demuestra con la expectativa de vida de las
personas trans en Brasil, 30 años contra 74 en la población general”.
Fly UP