...

Sorpresa para golosos Desde el cacao hasta el «huevo mágico»

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Sorpresa para golosos Desde el cacao hasta el «huevo mágico»
Sorpresa para golosos
Desde el cacao hasta el «huevo mágico»
Los amantes del chocolate lo
tienen difícil al elegir: lo hay
blanco, dulce, amargo, en
forma de bombón, tableta o
barra. Los «huevos mágicos»
de Rübezahl Koch son golosina y juguete a la vez. Dentro
de la deliciosa cobertura se
encuentra una cápsula de
plástico con una sorpresa. Y la
neumática se encarga de
empollar los huevos.
Fijémonos en el «corral de
gallinas» del fabricante de los
huevos chocolate.
El cacao, elaborado de muchas
maneras diferentes, no solamente hace las delicias de las
generaciones actuales. Ya los
olmecas y mayas supieron
aprovechar esta semilla tropical hace más de 2000 años.
Pero los aztecas refinaron su
preparación mezclándola con
frijoles molidos, agua, ají, y
anís obteniendo una bebida de
agradable sabor, aunque
bastante condimentada, que
llamaron «xocolatl». Los
españoles trajeron el cacao a
Europa a mediados del siglo
XVI. Sin embargo, la exótica
bebida de los aztecas no se
2__
hizo popular. El éxito mundial
del chocolate se produjo cuando cambió la mezcla y la preparación, es-pecialmente agregando azúcar o miel.
Hasta hace 150 años sólo
había chocolate para beber. En
1847 un ingenioso inglés se
dio cuenta que mezclando el
polvo de la semilla con azúcar
y manteca de cacao se obtenía
un producto sólido. Así apareció el chocolate en tabletas. La
empresa Fry & Sons de Briston
empezó a comercializarlas y
muy poco después fue un éxito
mundial. Y poco ha cambiado
1__
hasta el día de hoy: los alemanes consumen cada año
800 000 toneladas del dulce
manjar, lo que equivale a 10
kilogramos por persona.
Jugar y disfrutar
A los niños, golosos por naturaleza, les encanta comer
galletas, tabletas y barras de
chocolate, pero se alegran más
si reciben un chocolate que
tiene una sorpresa en su interior. Pero, ¿cómo se coloca la
sorpresa en el huevo de chocolate? Posiblemente nadie se
plantea esta pregunta al consumir este producto, a diferencia de los ingenieros de
Rübezahl Koch. Junto con la
empresa Bühler Bindler GmbH,
especializada en máquinas
para la fabricación de chocolate, desarrollaron un equipo
capaz de colocar de modo
totalmente automático las cápsulas de plástico en los huevos
con sorpresa. Pero eso no es
todo: los huevos pasan por
veinte estaciones antes de
recibir la multicolor envoltura
de papel de aluminio y llegar a
la estación de embalaje final.
Pero la empresa no solamente
ofrece huevos de chocolate. Su
gama de productos incluye
figuras huecas de diversas formas, por ejemplo pequeños
ositos que se comercializan en
el mercado alemán. Éstos también incluyen una pequeña sorpresa. Los huevos, por el contrario, están destinados en su
totalidad a la exportación. La
neumática acompaña el camino de los huevos y ositos a lo
largo de todo el proceso de
fabricación y Festo suministra
todos los componentes. En
Rübezahl & Koch la técnica de
control está a cargo de un PLC
Siemens S7.
3__
Por mitades
No hay «huevo mágico» sin
chocolate. Para prepararlo,
Rübezahl & Koch utiliza una
receta propia mezclando
cacao, leche, azúcar y algunos
ingredientes más. Para formar
las figuras, éstas constan primero de dos mitades. Los
moldes (blancos para el frente
y azules para el dorso) se colocan de modo alterno mediante
un cargador sobre la cinta de
transporte. A continuación, se
aplican exactamente 11 gramos de chocolate de leche en
cada molde. La dosificación es
muy precisa y está a cargo de
un cilindro normalizado con
válvulas de escape rápido. En
la siguiente estación, una
prensa que tiene una temperatura de exactamente 23° se
ocupa de repartir homogéneamente el chocolate en todos
los recovecos de los moldes.
Para conseguir que la humedad del ambiente no supere el
2% y para evitar que por la
diferencia de temperatura
entre la prensa y el chocolate
caliente se quede pegado el
chocolate por efecto del condensado, se aplica continuamente aire seco en la estación.
Una vez concluido este paso,
se procede al «desbarbado»
del excedente de chocolate.
Dos rodillos calientes separan
el chocolate que sobra y lo
transportan a un recipiente.
Para que el procesamiento sea
continuo en todas las fases, las
mitades del producto tienen
que tener una consistencia
determinada, ni demasiado
dura ni demasiado blanda.
Para conseguirlo se utiliza un
1__ Moldes de huevos de chocolate
avanzando por una cinta de transporte
2__ La instalación completa tiene 25 m
de longitud y 6 m de ancho, la
masa de cacao líquido se convierte en figuras de sorpresa
3__ 44 toberas dosifican el chocolate
líquido exactemente gramo por
gramo
4__
En buena forma: ...
... chocolate de Rübezahl Koch de Dettingen/Teck.
El fabricante de productos de confitería se ha especializado en
productos huecos y, además de «huevos mágicos» produce
«peluches mágicos» todo el año, «Papás Noel mágicos» y
adornos navideños, «conejillos mágicos» para Pascua de
Resurrección. Entretanto, la empresa ha ampliado su gama y
ofrece también otros productos de chocolate. La mayoría de
ellos se vende en Alemania, aunque el 30% se exporta para el
deleite de los amantes de dulces en otros países de la UE, en
Canadá, los EE.UU. y Australia. Rübezahl Koch es uno de los
fabricantes europeos que dispone de las instalaciones más
modernas del sector.
sistema de refrigeración y
transporte tipo noria que mantiene una temperatura de 16°.
Un mecanismo neumático
empuja los moldes hacia los
segmentos de este equipo de
transporte. Su capacidad máxima es de 16 moldes por minuto. El chocolate va subiendo de
nivel en nivel hasta obtener la
consistencia apropiada. En la
siguiente estación se colocan
las cápsulas que contienen la
sorpresa.
¿Qué hay dentro?
Las cápsulas de diversos colores contienen muchos juguetes
diferentes, que pueden ser
coches de Fórmula 1, aviones u
otras figuras que entretanto se
han transformado en codiciados objetos para coleccionar.
Las cápsulas con su contenido
las suministra un proveedor en
cajas grandes, por lo que están
mezcladas sin orden. En la
fábrica de chocolate se colocan
sobre una cinta de transporte,
donde pasan por una estación
de separación para que luego
caigan 44 a la vez en los respectivos moldes que contienen
la misma cantidad de semiesferas de chocolate. Pero antes
de cerrar los huevos, es necesario ablandar su perímetro
para que queden bien adheridas las mitades. Entonces unas
pinzas juntan las dos partes y
dos cilindros de carrera corta
aplican la presión necesaria
para que queden unidas.
Después sigue una estación de
refrigeración y, finalmente se
separan los huevos de sus
moldes. También estas operaciones están a cargo de componentes neumáticos. Un cilindro redondo activa una unidad
que da un golpe preciso y seco
a todos los moldes mientras
pasan. La fuerza del golpe se
puede regular según sea
necesario. El proceso concluye
con la separación de los moldes para que las ventosas puedan retirar los huevos y entregarlos a la estación de aplicación de la envoltura de lámina
de aluminio. El equipo es capaz
de producir 350 «huevos sorpresa» por minuto, listos para
colocarlos en las estanterías y
atraer a los golosos. n
6__
7__
4__ Un actuador lineal compacto se
ocupa del avance de los moldes
5__ Poner la tapa: una pinza neumática
coloca los moldes uno sobre otro
6__ Dando golpes para separar los
moldes
7__ Elevar y soltar: las ventosas retiran
los huevos de chocolate
5__
Fly UP