...

Entendiendo a mi amigo con síndrome de Down

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Entendiendo a mi amigo con síndrome de Down
Entendiendo a mi amigo con síndrome de Down
Por Molly Mattheis, DSAGC Coordinadora de Asuntos de la Edad Escolar DS Press Mayo/Junio 2011
Hay oportunidades, donde quiera que estemos, para educar a las personas sobre las posibilidades de nuestros
hijos con síndrome de Down. Muchos padres y organizaciones promueven una variedad de actividades que
brindan un entendimiento más claro de nuestros niños y la fuerza que ellos brindan a este mundo. Recientemente
visité un salón de primer grado encantador en la Escuela de Primaria Shawnee en West Chester, Ohio para
presentar dos temas importantes: Amistad y Síndrome de Down.
Conversamos sobre lo significa ser un buen amigo. Los niños hicieron descripciones bastante interesantes de lo
que significa. Leí el libro Mi amiga Isabella una historia sobre la relación de Isabella y su amigo Charlie. Isabella
tiene síndrome de Down y le gusta hacer las mismas cosas que hace Charlie.
Era mediado del mes de marzo y la escuela participaba en proyectos para celebrar el Día de San Patricio de los
Irlandeses. Hablamos sobre el Día Mundial del Síndrome de Down, porqué se celebra el 21 de Marzo y lo que es
tener síndrome de Down.
Tengo dos búhos marionetas, uno es blanco como la nieve y el otro es el gran búho cornudo, conversamos sobre
sus similitudes y sus diferencias. Hablamos sobre mi hijo Mac, de 22 años y con síndrome de Down, y como él no
es más especial que sus dos hermanas. ¿No creen el mundo sería bastante aburrido si todos nos viéramos y
actuáramos igual?
Luego los niños participaron en dos actividades. Cada niño tenía un compañero (a); uno intentaba decirle al otro lo
que hizo la noche anterior con un malvavisco grande en la boca. Todos los estudiantes tuvieron su turno. Los niños
comentaron sobre lo difícil que fue y yo les expliqué que los músculos trabajan diferente en la boca de una
persona con síndrome de Down. Y por eso es que algunas veces les toma más tiempo pronunciar una palabra.
Luego los niños tomaron turnos para abrir, cerrar, abotonar, escribir con lápices, o amarrarse los zapatos usando
guantes grandes de trabajo. De nuevo, es muy difícil hacer esas cosas. Creo que estos simples ejercicios les dieron
a los niños y a los adultos en la clase un mejor entendimiento de sus amigos con síndrome de Down. Esto es algo
que yo hice con las clases de Mac comenzando en 1994 cuando él estaba en el kindergarten, y he tenido la
oportunidad de usar estos momentos educativos en muchas escuelas a través de los años. He compartido esta
información en Conferencias Nacionales de síndrome de Down y Conferencias de Educación Temprana y también
con familias y escuelas que están interesadas. Es muy fácil de hacer, toma solamente una media hora y brinda un
gran entendimiento sobre algunos de los obstáculos asociados con el síndrome de Down.
Les dejé unas camisetas 3-2-1, como regalo y unos carteles de niños con síndrome de Down haciendo todo tipo de
actividades que típicamente les gusta hacer a todos los niños como deslizarse en grandes neumáticos en la nieve,
asistir a los juegos de los Rojos de Cincinnati, jugar beisbol, compartir secretos con amigos. Les dejé el
libro Pintaremos el pulpo rojo y su maestra lo leería el 21 de marzo en celebración del Día Mundial de síndrome
de Down. Nuestra biblioteca de DSAGC tiene muchos recursos disponibles para las escuelas y familias. Las
maestras usaron sus camisetas en ese día especial cuando celebraron el Día Mundial del síndrome de Down.
Fly UP