...

«La Maldición Maldición Maldición Del Pecado Oculto» (Proverbios

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

«La Maldición Maldición Maldición Del Pecado Oculto» (Proverbios
«La Maldición Del
Del Pecado Oculto»
Oculto»
28:13)
28:13)
(Proverbios
INTRODUCCIÓN
Hay una terrible maldición, una plaga, una condenación de Dios sobre el pecado
oculto.
En Josué capítulo 7, donde el pecado de Acán trajo derrota en la batalla del
pueblo de Israel, a punto de huir de sus enemigos y la destrucción de Acán y su
familia.
En el capítulo 6 de Josué se nos narra la maravillosa toma de Jericó, más en el
capitulo 7 vemos una maldición, la cual es traída por el pecado oculto.
Dios había encargado claramente «y guardados del anatema» Ellos habían
tomado la ciudad por la bondad de Dios, sin perder un solo hombre. ¡Pero por
desgracia!
Un hombre peco y esto trajo una desgracia nacional.
El pecado nubla la dulce comunión entre Dios y su pueblo. El pecado para la
emanación del Poder de Dios, la suavidad de su Bendición.
Es por ello en esta ocasión estaremos tratando el tema:
«La Maldición Del Pecado Oculto»
I. LAS CONSECUENCIA DEL
DEL PECADO (JOSUÉ 7:1–
7:1–5)
A. Derrota.
1. El pueblo de Israel se dispuso para la guerra, pero había un pecado sin
descubrir, sin llorar, sin confesar entre Dios e Israel.
2. Tres mil hombres retrocedieron y corrieron como niños ante el enemigo,
treinta y seis hombres fueron muertos. Y todo por el pecado oculto.
B. Fracaso.
1. Pero es exactamente lo que las Escrituras alertan en Proverbios 28:13.
Pecado oculto trae fracaso.
2. El fracaso es causado por el pecado. Fracaso, derrota, son las luces rojas
de Dios para alertarnos del peligro.
C. Ruina.
1. El pecado oculto provoca la ira de Dios, contrista su santo corazón, y por
esa razón, Dios no nos permite prosperar.
2. Pobreza, enfermedades y tribulaciones no siempre son prueba de pecados
ocultos, ni la evidencia de que Dios está airado. Pero a veces sí lo son.
3. Si no prosperamos materialmente, es lagunas veces a causa de pecados
sin confesar y sin abandonar. Si no prosperamos espiritualmente, es
SIEMPRE el resultado del pecado oculto.
D. Enfermedades.
1. En 1 Corintios 11:30-32, nos advierte sobre participar de la Santa Cena,
teniendo pecado, lo cual trae como consecuencias enfermedad y muerte.
2. En Santiago 5:16, nos dice para aquello que quieren sanidad para sus
cuerpos:
«Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por
otros, para que seáis sanados»
3. Muchas otras Escrituras indican que a menudo las enfermedades son el
resultado natural e inevitable del pecado.
E. Estancamiento Espiritual.
1. Los cristianos debemos ser prosperados espiritualmente en todo tiempo, y
si no lo somos, el texto en Proverbios 28:13, nos da la razón.
2. El Espíritu Santo no se mueve en los corazones de la gente en los
servicios, a causa del pecado sin confesar y lamentar. Tampoco hay
aviamiento, ni crecimiento.
3. Las iglesias que han encubierto sus pecados, no prosperarán.
II. HAY VECES QUE ALGO DEBE VENIR
VENIR ANTES DE LA ORACIÓN Y
EL PERDÓN (JOSUÉ 7:6–
7:6–13)
13)
A. Identificando Primero el Problema.
1. Algunos han dicho «no hay nada más importante que usted pueda hacer
que orar» En La mayoría de los casos, sin duda, esto es verdad. Pero el
pasaje anterior nos hace ver que la oración a veces esta fuera de orden,
que la oración no da resultado.
2. Debemos entender que algo de debe venir, antes que Dios puede oír
nuestras oraciones.
3. Vemos el espectáculo de Josué sobre su rostro ante Dios, llorando,
orando. Pero el Señor rudamente le dice «Levántate, ¿Por qué te postras
sobre tu rostro?»
4. Dios le dijo claramente a Josué que Israel había pecado, y que todas sus
oraciones que él e Israel pudieran hacer, no recibirían contestación, hasta
que hubiera perdón.
B. Desasiéndonos del Problema.
1. Tenía que destruir el anatema y al transgresor, de lo contrario el no
estaría con ellos y no ganarían ninguna batalla. Hay que quitar el
anatema.
2. Hay veces cuando Dios no oirá. Hay ocasiones cuando arrepentimiento y
restitución son las más importantes de todas las palabras que podamos
pronunciar en oración.
3. Recordemos lo que el Señor Jesús dijo en Mateo 5:23: «Por tanto, si traes
tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti»
4. Confesión y apartamiento del pecado traen las bendiciones de Dios, atrae
Su Perdón y Su poder avivador.
5. De nada sirve orar, leer la Biblia, de nada sirve tratar de servir a Dios, a
menos que honestamente descubramos nuestros pecados y pidamos
perdón.
6. Hay una promesa para aquellos que se humillan y se arrepienten de sus
pecados en (2Cro.7:14) La cual es; «Yo oiré desde los cielos y perdonare
sus pecados y sanaré su tierra»
III. «ISRAEL HA PECADO»
PECADO» TODA UNA NACIÓN TENIDA POR
CULPABLE DEL PECADO DE UN SOLO HOMBRE (JOSUÉ 7:11)
7:11)
A. Los Pecados de Algunos Traen Maldición a la Nación.
1. ¿Dios iba a considerar a Josué culpable por el pecado secreto de Acán, el
cual él no había visto, del cual no había participado y del cual no había
sabido antes?
2. Dios declaro no solamente a Josué culpable del pecado de Acán, sino a
todo Israel. Aunque un solo hombre peco, toda la nación fue considerada
culpable, castigada.
B. El Pecado de Nuestra Nación Puede ser Nuestra Culta También.
1. Cuando no nos oponemos al pecado de nuestro país o lugar donde
estamos, somos culpables también por el pecado de la nación.
2. Debemos sentirnos culpables por las almas alrededor de nosotros, por los
pecadores, que no hemos alertado, por el pecado que hemos reprendido,
por nuestra tolerancia.
3. Si nosotros permitimos el pecado en aquellos por los cuales somos
responsables, si ignoramos el pecado en aquellos que pueden ser
influenciados por nosotros, más aún, si no reprendemos el pecado, somos
contados como pecadores por Dios.
IV. ENCONTRANDO NOSOTROS MISMOS EL PECADO
7:14–
7:14–18)
18)
(JOSUÉ
A. Dios Muchas Veces no nos Muestra los Pecados.
1. Dios no le dijo a Josué quien había cometido el terrible pecado contra Él.
Ni siquiera le dijo a Josué a qué familia, a qué casa, o a qué tribu
pertenecía el pecador. Josué tenía que encontrarlo por si mismo.
2. ¿Somos considerados culpables por pecados que no sabemos? ¡Sí! Es
nuestro deber saberlos. Por medio de la oración y la Palabra de Dios
debemos encontradlos.
B. Es Nuestra Responsabilidad no Pecar.
1. Debemos ser diligentes en la lucha contra el pecado en nuestra propia
vida que debemos saber cuando éste aparece.
2. No es la responsabilidad de Dios, hacernos saber lo que cualquiera sabría
si tratara de saberlo.
3. Siendo que somos nosotros los que pecamos contra Dios y hemos roto la
comunión con Él, es siempre nuestra responsabilidad encontrar la causa y
corregir el mal.
4. Dios ayudaría ellos estaban dispuestos a buscar. Y buscaron hasta que
llegaron a Acán. Estar dispuesto a buscar aquellos pecados o cultos y
Dios nos ayudará.
C. El Pecado Oculto Trae Consecuencias.
1. Cuando no podemos dar el fruto que Dio espera, como ganar almas, vivir
en el gozo de la salvación, esta es una señal de que puede haber pecado
ocultos.
2. Cuando no hay paz, hay enfermedad, dolor o desgracia tras desgracia,
también puede ser una señal de pecados no confesados y ocultos.
D. Encontrado el Pecado Debemos Llevarlo ante la Presencia de Dios
1. Debemos encontrar el Acán escondido en nuestro corazón y vida, y
arrastrarlo hasta la Presencia de Dios y allí haya juicio sobre él.
2. Muchas personas dicen “Yo dejare de peca si Dios me quita el deseo de
hacerlo” o “Yo voy a dejar a esa persona, si Dios me lo saca de mi
camino”
3. Dios nos ayuda si en verdad queremos sacar al Acán escondido en
nuestra vida y corazón, si hacemos nuestra parte de buscarlo y confesarlo.
CONCLUSIÓN
Para concluir. Debemos considerar las siguientes cosas:
1. Es nuestra responsabilidad no pecar.
2. Debemos buscar el pecado.
3. Debemos arrepentirnos del pecado.
4. Debemos confesar nuestros pecados
Fly UP