...

Conseguir la igualdad para generar paz

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Conseguir la igualdad para generar paz
un-
Una guía de acción y planificación sobre las mujeres,
la paz y la seguridad (RCS 1325)
INSTITUTO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIONES Y CAPACITACIÓN
DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA PROMOCIÓN DE LA MUJER
Conseguir la igualdad
para generar paz:
El Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación de las Naciones Unidas
para la Promoción de la Mujer promueve la investigación aplicada sobre género, facilita
el intercambio de información y apoya el aumento de capacidad mediante el establecimiento
de redes de contacto y alianzas con agencias de la ONU, gobiernos, el mundo académico
y la sociedad civil.
Conseguir la igualdad para generar paz: Una guía de acción y
planificación sobre las mujeres, la paz y la seguridad (RCS 1325)
Autor principal: Kristin Valasek
Investigador y autor contribuyente: Kaitlin Nelson
Diagramado por: Andrés Taborga
Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación de las Naciones Unidas para la
Promoción de la Mujer (INSTRAW)
César Nicolás Penson 102-A
Santo Domingo, República Dominicana
Tel: 1-809-685-2111
Fax: 1-809-685-2117
E-mail: [email protected]
Página Web: http://www.un-instraw.org
Copyright 2006
Todos los derechos reservados
Las opiniones expresadas son las de los/las autores/as y no reflejan necesariamente las
opiniones de las Naciones Unidas ni del INSTRAW.
Las designaciones usadas y la presentación de datos no implica de ninguna manera la
expresión de una opinión de parte del Secretariado de las Naciones Unidas o del INSTRAW
sobre el estado legal de un país, territorio, ciudad o área, o de sus autoridades, o sobre
la delimitación de sus fronteras o límites.
Conseguir la igualdad
para generar paz:
Una guía de acción y planificación sobre las mujeres,
la paz y la seguridad (RCS 1325)
Prólogo
Vemos las historias en las noticias. Las vivimos. Mujeres y niñas por todo el
mundo enfrentan terribles niveles de inseguridad y de violencia. Ya sea en
tiempos de guerra o de paz, una de cada tres mujeres es una sobreviviente
del asalto sexual.
Tomemos como ejemplo el caso de una mujer refugiada de treinta años con
sus dos niños, su madre y su suegra en Kosovo. Dos serbios uniformados los
detienen y le dicen a la mujer que salga del tractor. Ella tenía en su regazo
a su hijo de tres años. Un soldado la saca del tractor y la asalta sexualmente
mientras el otro soldado la apuntaba al pecho con su arma. 1
El asalto sexual es sólo una de las muchas formas de violencia que las mujeres
enfrentan, desde la explotación sexual por las fuerzas de mantenimiento de
paz, la violencia doméstica a manos de un esposo, hasta la industria
multimillonaria del tráfico, viviendo constantemente al tanto de las múltiples
amenazas a nuestra salud y a nuestro bienestar.
Ya sea en el hogar o en la calle, debemos detener esta ruleta rusa que condiciona nuestras vidas. Acabemos
con las armas. Debemos sobreponernos y olvidar el miedo.
Individuos, organizaciones y gobiernos toman medidas para prevenir y resolver la violencia contra la mujer.
Desde las organizaciones feministas de base que ofrecen apoyo y promueven esta causa hasta el ámbito
de la ley internacional los individuos se están dedicando a la creación de la paz y la seguridad. Acciones
concretas así como las políticas y los planes estratégicos, son necesarios para detener la violencia contra la
mujer, garantizar su seguridad y prevenir el conflicto armado. Este asunto requiere de nuestra atención y
de nuestra energía.
El 31 de octubre del año 2000 la Seguridad, una ley histórica internacional que ha resultado ser un punto
vital de movilización para organizaciones e individuos de todo el mundo. Hace un llamado para la plena e
igual participación de las mujeres en todas las iniciativas de paz y seguridad.
Esta resolución exige su aplicación – de manera que los asuntos relacionados a las mujeres, la paz y la
seguridad se coloquen a la cabeza de la agenda global donde debidamente corresponden estar. Esta guía
es un primer paso para que finalmente se pongan en práctica las políticas y hacer que las palabras de la
Resolución 1325 se hagan realidad. A pesar de que los procesos de las políticas y la planificación parezcan
estar lejos de la realidad de la violencia y la inseguridad, éstos tienen por objeto mantener vivas, saludables
y libres de miedo a las mujeres y a las niñas.
Con este manual el INSTRAW espera dar apoyo y promover los procesos de planificación de las mujeres, la
paz y la seguridad que involucren a una variedad de actores y que hagan que el tema de la violencia contra
la mujer sea dominante en las agendas nacionales e institucionales.
Carmen Moreno
Directora del INSTRAW
1. Human Rights Watch, Under Orders: War Crimes in Kosovo (HRW, 2001) <http://www.hrw.org/reports/2001/kosovo/undword-03.htm>.
Tabla de contenidos
i
Resumen
Lista de abreviaciones
v
I.
Introducción
1
1. Sobre las cuestiones de mujeres, paz y seguridad
2. ¿Por qué crear un Plan de acción de MPS?
3. Síntesis global de las políticas y planificación de MPS
2
5
7
II.
III.
Fundamentos teóricos
18
1.Separación vs. Integración
2. Aprender de los Planes de acción de igualdad de género
3. Métodos de planificación: combinar la planificación
estratégica, participativa y el análisis de género
Planificación estratégica
Planificación participativa
Análisis de género y socioeconómico
18
21
¿Cómo crear un Plan de acción de MPS?
29
1.
2.
3.
4.
5.
6.
IV.
Fortalecimiento de la voluntad política: Incidencia y concienciación
Organización
Plan de planificación: Términos de referencia
Evaluaciones de MPS
Planificación de reuniones/talleres
Redacción del Plan de acción
Conclusiones: Hacia la ejecución
23
23
24
24
30
33
36
36
40
45
53
Anexos
A)
B)
C)
D)
Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la Mujer, la Paz
y la Seguridad
Información de contacto para el Plan de acción nacional de MPS
Recomendaciones con respecto al Plan de acción nacional de la RES/1325 por el Centro
para la Igualdad de Género en Noruega
Recomendaciones con respecto al Plan de acción nacional de Canadá sobre la ejecución
de la Resolución 1325
57
60
64
67
Resumen
¿Qué se debe hacer para pasar de la teoría a la práctica? Hoy en día, uno de los mayores retos del desarrollo es llevar la
política a la práctica. Esto se evidencia especialmente en el contexto de los derechos de las mujeres y la igualdad de género,
donde los compromisos suscritos a nivel nacional e internacional no son consonantes con la realidad cotidiana de las mujeres.
Esta guía examina uno de los pasos cruciales en el camino hacia la aplicación plena de las leyes vigentes, a saber, la formulación
y ejecución de políticas y planes concretos. Más específicamente, se concentra en la creación de planes de acción sobre
cuestiones de mujeres, paz y seguridad (MPS).
El propósito de esta guía es facilitar el desarrollo de planes de acción realistas en materia de mujeres, paz y seguridad mediante
sugerencias de buenas prácticas, recomendaciones específicas y un proceso modelo de seis pasos. Esta guía está diseñada
como un recurso para gobiernos, organismos de las Naciones Unidas, organizaciones regionales y organizaciones no
gubernamentales (ONG) que estén interesados en formular planes y políticas para abordar el tema de las mujeres, la paz y
la seguridad.
Sobre las cuestiones de mujeres, paz y seguridad
Las mujeres, las niñas y los niños difieren en su experiencia y en la participación en el contexto del conflicto armado,
mantenimiento y creación de paz y reconstrucción. Las mujeres y las niñas, en particular, se han convertido en blancos
estratégicos del conflicto armado. Sin embargo, en lugar de describirlas como víctimas indefensas de la guerra y la violencia,
cabe reflexionar sobre los importantes papeles que desempeñan como combatientes, creadoras de la paz, autoridades políticas
y activistas.
Las mujeres continúan siendo excluidas de cargos decisorios en el área de la paz y la seguridad. Como respuesta a esta
realidad, se han emitido numerosas llamadas a la acción. Dos de las demandas principales son la participación plena y
equitativa de las mujeres y la transversalización de género en todas las iniciativas de paz y seguridad. Por otro lado, la llamada
a la aplicación de las tres “P” está ganando cada vez más terreno: Prevención del conflicto, Participación de las mujeres en
la paz y seguridad, y Protección de civiles con consideración de las necesidades específicas de mujeres, hombres, niñas y
2
niños.
A ese respecto, la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad
(2000) es uno de los mandatos internacionales más importantes. Esta resolución innovadora aboga por la participación plena
y equitativa de las mujeres en todas las iniciativas de paz y seguridad, junto con la transversalización de las cuestiones de
género.
Pese a que han transcurrido casi seis años desde su adopción, la ejecución de la RES/1325 ha sido incoherente, con resultados
variables. No fue sino hasta hace poco que se pusieron en marcha iniciativas para redactar planes de acción destinados a la
aplicación eficaz de la resolución y, en estos momentos, existe un creciente debate en torno a la utilidad de esos planes, así
como preguntas prácticas sobre el proceso de formulación y ejecución.
¿Por qué crear un Plan de acción de mujeres, paz y seguridad?
Como Estados Miembros de las Naciones Unidas, debemos contemplar la posibilidad de desarrollar planes de acción nacionales
y estrategias coordinadas respecto de la ejecución de la Resolución 1325
– Declaración de Canadá ante el Consejo de Seguridad de la ONU (2005)
2. Grupo de Trabajo sobre la Mujer, Paz y Seguridad, et al., “Report on Security Council Roundtable: Peace Support Operations: Consolidating Progress and Closing
Gaps in the Implementation of UNSC Resolution 1325” (Nueva York: NGOWG, julio de 2004).
i
Aunque a escala mundial abundan las iniciativas en materia de mujeres, paz y seguridad, los mandatos como la RES/1325
no se están ejecutando de manera sistemática ni sostenible. La creación de un plan de acción puede ofrecer el marco necesario
para analizar la situación, consultar con aliados e iniciar acciones estratégicas. Más específicamente, las ventajas de crear
un plan de acción pueden suponer mayor:
§
§
§
§
§
§
Integridad
Coordinación
Creación de conciencia
Propiedad
Rendición de cuentas
Monitoreo y evaluación
Síntesis global de las políticas y planificación de MPS
Si bien las políticas y la planificación que implican las cuestiones de mujeres, paz y seguridad han existido desde hace tiempo,
con la promulgación de la RES/1325 como mandato internacional vinculante se ha registrado una creciente demanda de
políticas y planes de acción específicos.
Esta demanda, generada principalmente por la movilización e incidencia de las organizaciones de mujeres de la sociedad civil,
ha motivado la creación de una multiplicidad de políticas y planes de mujeres, paz y seguridad en el ámbito institucional,
nacional y regional. En lugar de crear planes de acción separados para la RES/1325, la resolución se ha integrado a las leyes
y políticas nacionales en países como Colombia, Israel y Fiji.
Por otra parte, Dinamarca, el Reino Unido, Noruega, Suecia, Canadá y Suiza han decidido crear planes de acción nacionales
para la Resolución 1325. Dentro del sistema de la ONU, recientemente se lanzó un Plan de acción sistémico para la ejecución
de la Resolución 1325. Además, el Departamento para Asuntos de Desarme, la Oficina para la Coordinación de Asuntos
Humanitarios y el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de Paz tienen planes de acción de género individuales. A
escala regional, organizaciones desde la Unión Europea hasta la Autoridad Intergubernamental sobre Desarrollo han aprobado
resoluciones y creado planes de acción de MPS.
Aprender de los Planes de acción de igualdad de género
Es importante comprender que aunque en esta coyuntura existen muy pocos planes de acción que abordan el tema de mujeres,
paz y seguridad, los planes de acción de género han existido desde 1975. Las lecciones que podemos aprender a partir de
un breve análisis de los planes de acción de equidad de género son de sumo valor a fin de evitar los mismos escollos y replicar
los logros.
Para sintetizar las numerosas recomendaciones recopiladas a través de años de planes de acción de género, los planes de
acción de MPS futuros deberían incluir:
1.
Objetivos realistas para el futuro próximo que puedan ser monitoreados y evaluados.
2.
Un claro entendimiento de las responsabilidades específicas, los recursos necesarios y los calendarios.
3.
La participación y responsabilidad compartida de líderes y representantes de todas las áreas y divisiones
de la institución/organización.
¿Cómo crear un Plan de acción de mujeres, paz y seguridad?
ii
El proceso de planificación variará sustancialmente en función de la clase y cantidad de actores participantes, del contexto
nacional, regional o comunitario específico, y de los recursos disponibles. No hay un proceso de planificación genérico ni un
plan de acción modelo; no obstante, esta guía es una introducción a los pasos básicos.
Tres metodologías básicas sirven de base para las prácticas y procedimientos de planificación que se sugieren en esta guía:
planificación estratégica, planificación participativa y análisis de género/socioeconómico.
1. Fortalecimiento de la voluntad política: Incidencia y concienciación
Informar y educar a los entes decisorios y al público en general sobre las cuestiones de MPS a fin de crear una base de apoyo
resulta crucial para la ejecución exitosa de un plan de acción en el futuro.
Las campañas mediáticas, volantes, talleres, grupos de debate, entre otros, son iniciativas eficaces para aumentar la conciencia
y el apoyo a las cuestiones de mujeres, paz y seguridad. Este primer paso no tiene un plazo de cumplimiento riguroso. Lo
ideal es que este proceso continúe durante y después de que se haya formulado el plan de acción.
2. Organización
Una vez que se haya establecido el impulso y la voluntad política mediante la concienciación y el trabajo de incidencia, los
aliados clave pueden aunar fuerzas y lanzar iniciativas dirigidas a crear un plan de acción de MPS.
En el ámbito mundial, uno de los pasos más importantes para hacer frente a las cuestiones de MPS y/o la RES/1325 ha sido
reunir a individuos de distintas organizaciones para luego formar organizaciones coordinadoras o redes de información formales.
A menudo, estos grupos de colaboración están compuestos principalmente por las ONG dedicadas al trabajo sobre género,
mujeres, paz y desarrollo, aunque también existen ejemplos de comités que cuentan con representantes gubernamentales,
del mundo académico y de la sociedad civil.
Uno de los primeros pasos que debe dar el gobierno u organización es establecer un grupo de trabajo
interagencial/interdepartamental/interministerial a efectos de poner en marcha y vigilar el proceso de desarrollo de un plan
de acción.
3. Estrategia de planificación: Términos de referencia
El grupo de trabajo interagencial puede empezar por tomar pasos concretos para idear un plan de acción, celebrando una
reunión donde se formule un “estrategia de planificación”. En esta reunión se deberían obtener los términos de referencia
para desarrollar un plan de acción de MPS. En esta fase, resulta esencial la obtención de fondos y la creación de un presupuesto
preliminar para preparar y ejecutar el plan de acción. Todos los actores deberían tener una idea precisa de las restricciones
presupuestarias y las limitaciones resultantes incluso antes de que empiece el proceso formalmente.
4. Evaluaciones de MPS
Uno de los pasos esenciales en el desarrollo de un plan de acción de MPS es la realización de una evaluación o auditoría del
contexto general de cuestiones de mujeres, paz y seguridad (externa) y del gobierno o la institución en cuestión (interna).
Una evaluación de MPS puede ayudar a identificar las áreas y objetivos prioritarios, y puede servir de base para la creación
de indicadores y procesos de evaluación y monitoreo futuros.
5. Planificación de reuniones/talleres
Los métodos de planificación participativa son fundamentales a fin de crear un plan de acción que efectivamente represente
y aborde las necesidades e intereses de todos los aliados. Además, con la intervención de actores de los distintos sectores
de una institución o gobierno se puede forjar un sentido de propiedad colectiva, trabajo en equipo y responsabilidad.
iii
Existen varios enfoques que suelen emplearse con frecuencia, entre ellos:
§
§
§
Talleres de planificación separados para cada departamento o sector. En dichos talleres se desarrollan planes de acción
básicos que posteriormente son consolidados en el plan de acción sistémico de la institución.
Una serie de reuniones de planificación para el grupo de trabajo. El resultado final es un plan de acción integral para
la institución.
Un taller participativo en el que todos los aliados ofrecen sugerencias que, a la postre, son incorporadas por el grupo
de trabajo en un proceso separado orientado al desarrollo del plan de acción.
6. Redacción del Plan de acción
Los componentes y extensión del plan de acción están supeditados al tipo de organización o país que lo desarrolle. Sin embargo,
hay algunos puntos básicos que suelen incluirse en los planes de acción y que ayudan a producir un documento claro y conciso:
1. Introducción:
En esta sección se puede ofrecer una breve introducción a las cuestiones de mujeres, paz y seguridad y una descripción del
proceso para desarrollar un plan de acción.
2. Fundamentos:
Aquí se debe hacer referencia a los mandatos de MPS, tales como la RES/1325, a la importancia de las mujeres, la paz y la
seguridad y a cómo se relacionan con la institución o el estado en cuestión.
3. Objetivos a corto y largo plazo:
Examinando la importancia de los distintos mandatos de MPS y luego priorizando ciertas áreas de acción, se pueden fijar los
objetivos a corto plazo.
4. Iniciativas específicas:
Las iniciativas deben estar directamente vinculadas con los objetivos y/o mandatos específicos contemplados en la RES/1325.
Se debe designar el actor específico responsable de la ejecución, así como los indicadores, plazos y recursos (humanos,
materiales y financieros).
5. Calendario:
Se puede incluir un calendario general para la realización del plan en su totalidad, un calendario para cada iniciativa específica
o un calendario para el monitoreo y la evaluación.
6. Monitoreo y evaluación:
Además del calendario y los indicadores, se pueden añadir otros mecanismos de M&E, tales como la rendición anual de cuentas
o la creación de un órgano de monitoreo.
7. Presupuesto:
Se precisa de un presupuesto exclusivo a fin de garantizar la ejecución concreta y sostenible de hasta el más modesto de
los planes de acción.
iv
Hacia la ejecución
La redacción y el lanzamiento de un plan de acción orientado a las mujeres, la paz y la seguridad no es más que el primer
paso para llevar a la práctica la RES/1325. De no mediar una ejecución eficaz, el plan no será más que papel y tinta.
Entre los desafíos comunes en la aplicación de planes y políticas que abordan el tema de mujeres, paz y seguridad, figuran:
§
§
§
§
§
Financiamiento insuficiente
Falta de voluntad política
Falta de capacidad
Falta de coordinación
Monitoreo y evaluación inadecuados
Para poder hacer cumplir los planes de acción de asuntos sobre mujeres, paz y seguridad de manera eficaz es fundamental
tener presentes estos desafíos e invertir en iniciativas de concienciación, aumento de capacidad, coordinación, M&E e incidencia.
La responsabilidad de ir más allá de la concienciación sobre género y concretar acciones en ese sentido no recae únicamente
sobre los Estados Miembros de las Naciones Unidas, sino también sobre individuos, organizaciones y países que trabajan en
el área de la paz y seguridad. No basta con reconocer la existencia de la RES/1325: es hora de aplicar medidas concretas
para implementar esta innovadora resolución. Crear un plan de acción de MPS es el primer paso para habilitar políticas
internacionales como la RES/1325. El paso inicial camino a la igualdad de género, paz y seguridad para todos.
v
Lista de abreviaciones
UA
BPfA
CIDA
CIG
CSW
DAW
DAD
DDR
DFAIT
DFID
DOMPNU
CE
ECOSOC
UE
FCO
GSE
GSM
PDI
AID
INSTRAW
MOD
NATO
ONG
OEA
OCAH
OHRM
OSAGI
OSCE
PRIO
CS
RES/1325
SIDA
TdR
PPOR
RU
ONU
UNESCO
UNIFEM
MPS
vi
Unión Africana
Plataforma de Acción de Beijing
Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional
Conflict Issues Group (Reino Unido)
Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la Naciones Unidas
División de las Naciones Unidas para el Adelanto de la Mujer
Departamento de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas
Desarme, Desmovilización y Reintegración
Departamento de Relaciones Externas y Comercio Internacional (Canadá)
Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido
Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas
Comisión Europea
Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas
Unión Europea
United Kingdom Foreign and Commonwealth Office
Género y Socioeconómica
Gobierno de su Majestad (RU)
Persona Desplazada Internamente
Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo
Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación de las Naciones Unidas para la Promoción de la Mujer
Ministerio de Defensa del Reino Unido
Organización del Tratado del Atlántico Norte
Organización No Gubernamental
Organización de Estados Americanos
Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas
Oficina de Gestión de Recursos Humanos de las Naciones Unidas
Oficina de la Asesora Especial en Cuestiones de Género y Adelanto de la Mujer de las Naciones Unidas
Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa
Instituto Internacional de Investigación para la Paz, Oslo
Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas
Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad
Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo
Términos de Referencia
Puntos Fuertes, Puntos Débiles, Oportunidades y Retos
Reino Unido
Organización de las Naciones Unidas
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer
Mujeres, Paz y Seguridad
I. Introducción
La Resolución 1325 (2000) les hace una promesa a las mujeres de todo
el mundo… Debemos hacer valer esta promesa. A los efectos de cumplir
las metas contempladas en la resolución, se requiere de voluntad política,
acción concertada y rendición de cuentas por parte de toda la comunidad
internacional.
– Mujer, paz y seguridad: Informe del Secretario General de la ONU (2004)
1
I. Introducción
¿Qué se debe hacer para pasar de la
teoría a la práctica? Hoy en día, uno de
los mayores retos es llevar la política a
la práctica. Desde mandatos de las
Naciones Unidas a leyes municipales,
hemos evitado ejecutar un vasto
ordenamiento de imperativos redactados.
Esto se evidencia principalmente en el
contexto de los derechos de las mujeres
y la igualdad de género, donde los
compromisos suscritos a nivel nacional e
internacional no son consonantes con la
realidad cotidiana de las mujeres.
Esta guía examina uno de los pasos
cruciales en el camino hacia la aplicación
plena de las leyes vigentes, a saber, la
formulación y ejecución de políticas y
planes concretos. Esta guía se concentra
particularmente en los planes de acción.
Los resultados de otros procesos de
planificación similares se conocen bajo
una infinidad de nombres: guías,
recomendaciones de política, planes
estratégicos, políticas, etc. Para mayor
simplificación, en lo sucesivo se utiliza el
término “plan de acción”. Estos planes se
presentan en una variedad de formas (ver
Cuadro 1), dependiendo de los actores
participantes y el alcance del mandato.
Existen ejemplos de todo, desde planes
de acción nacional de género que abarcan
todas las ramas del gobierno a
recomendaciones políticas sobre cómo
pueden evitar el acoso sexual las
compañías pequeñas. Los incentivos para
invertir tiempo en formular planes de
acción son muchos, entre ellos, la
ejecución integral y estratégica, mayor
conciencia, propiedad y responsabilidad,
y poder incluir el monitoreo y evaluación
eficaz para conseguir mayor sostenibilidad.
En particular, esta guía apunta a la
creación de planes de acción para las
cuestiones de mujeres, paz y seguridad
(MPS). En ese sentido, la Resolución 1325
del Consejo de Seguridad de las Naciones
Unidas sobre la Mujer, la Paz y la
Seguridad (2000) es uno de los mandatos
internacionales más importantes (ver
Anexo A). Esta resolución innovadora hace
una llamada a la participación plena y
equitativa de las mujeres en todas las
iniciativas de paz y seguridad, y a la
transversalización de las cuestiones de
género. Encomendándoles mandatos
específicos al Secretario General de la
ONU, los Estados Miembros y las partes
en conflicto, se centra en el contexto del
conflicto armado, el mantenimiento de
paz y la reconstrucción.
Pese a que han transcurrido casi seis años
desde su adopción, la ejecución de la
Resolución 1325 del Consejo de Seguridad
(RES/1325) ha sido aplicada de forma
incoherente, con resultados variables. No
fue sino hasta hace poco que se pusieron
en marcha iniciativas encaminadas a la
redacción de planes de acción para la
aplicación eficaz de la resolución y, en
estos momentos, existe un creciente
debate en torno a la utilidad de esos
planes, así como preguntas prácticas
sobre el proceso de formulación y
ejecución. Sin embargo, se dispone de
muy poca información acerca de los
autores de planes de acción y de lo que
implica el proceso de formulación de
dichos planes.
El propósito de esta guía es facilitar el
desarrollo de planes de acción realistas
orientados a las mujeres, la paz y la
Cuadro 1: ¿Qué es un plan
de acción?
Un plan de acción es un documento
redactado que describe los esfuerzos
y recursos necesarios para cumplir
una meta, ley, mandato o política
dentro de un plazo específico. El
documento también indica quién es
el actor responsable de realizar cada
actividad.
La organización de las Naciones
Unidas para la Educación, la Ciencia
y la Cultura (UNESCO) define el
proceso de redacción de un plan de
acción como la traducción de políticas
y estrategias a “acciones que pueden
ejecutarse, medirse y asignarse.
Planificar acciones supone especificar
o b j e t i vo s , r e s u l t a d o s , l o g r o s
concretos,
estrategias,
responsabilidades y calendarios (qué,
para qué, cómo, quién y cuándo).”
2
Cuadro 2:
Transversalización de
género
La Declaración y la Plataforma de acción
de Beijing (1995) establecieron la
transversalización de género como
estrategia primaria para la promoción de
la igualdad de género a escala mundial.
Definición
El Consejo Social y Económico de las
Naciones Unidas (ECOSOC), en su informe
organizacional de 1997, define la
transversalización de género como:
“El proceso de evaluar las implicaciones
que plantean las medidas planificadas para
las mujeres y los hombres, incluida la
legislación, políticas o programas, en todas
las áreas y niveles. Es una estrategia para
lograr que las inquietudes y experiencias
de las mujeres, al igual que las de los
hombres, sean una dimensión integral del
diseño, ejecución, monitoreo y evaluación
de políticas y programas en todas las esferas
políticas, económicas y sociales, a los
efectos de que mujeres y hombres se
beneficien equitativamente y que la
desigualdad no sea perpetuada. El objetivo
final es lograr la igualdad de género.”
1. Sanam B. Naraghi-Anderlini, Women, Peace and
Security: A Policy Audit (Londres: International Alert,
2001) 12.
seguridad mediante las sugerencias de
buenas prácticas, recomendaciones
específicas y un proceso modelo de seis
pasos. Esta guía está diseñada como
recurso para gobiernos, agencias de las
Naciones Unidas, organizaciones
regionales y organizaciones no
gubernamentales (ONG) que estén en el
proceso o que tengan interés en
desarrollar planes y políticas sobre las
cuestiones de mujeres, paz y seguridad.
Los objetivos específicos de la guía
son:
¨ Presentar lo razonable que resulta y
las ventajas de crear planes de acción
sobre las cuestiones de mujeres, paz
y seguridad.
¨ Ofrecer ejemplos de buenas prácticas
y recomendaciones concretas sobre
cómo realizar un proceso participativo
de planificación de la acción.
¨ Servir de plataforma para los procesos
de aumento de capacidad.
Todo esto con la meta final de apoyar la
participación plena y equitativa de las
mujeres y de lograr la transversalización
de género en las iniciativas de paz y
seguridad, así como la plena aplicación
de la RES/1325, la Plataforma de acción
de Beijing (1995), la Convención sobre
la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer (1979) y
de otros mandatos relacionados
específicamente con la paz y seguridad.
Esta guía consta de cuatro secciones.
La Introducción incluye un repaso de
las cuestiones de las mujeres, la paz y la
seguridad; un análisis de por qué los
planes de acción son esenciales para la
ejecución de mandatos internacionales
de MPS; y una síntesis global de la política
y la planificación de MPS. La sección sobre
Fundamentos teóricos trata
principalmente sobre las teorías que hay
detrás de los planes de acción de MPS,
examina los métodos de planificación y
recapitula las lecciones de una década de
planes de acción de género. La sección
de Cómo crear un plan de acción
bosqueja un proceso práctico de seis
pasos para idear planes de acción de MPS,
junto con recomendaciones concretas y
buenas prácticas. Para concluir, la Sección
final ofrece consejos preliminares sobre
el proceso de ejecución de los planes de
acción de MPS.
Sobre las cuestiones de
mujeres, paz y seguridad
Las mujeres, los hombres, las niñas y los
niños difieren en su experiencia y en su
participación en el contexto del conflicto
armado, mantenimiento y creación de
paz y reconstrucción. Las mujeres y las
niñas, en particular, se han convertido en
blancos estratégicos del conflicto armado,
hasta el punto de que “sus cuerpos se
han transformado en el campo de
1
batalla.”
Se ven obligadas a soportar todo, desde
golpes, violación y prostitución forzada
hasta las dificultades extremas que derivan
de tener que huir del hogar o de
convertirse, de repente, en el proveedor
económico exclusivo de una familia
ampliada. Las mujeres y los hombres
soportan la carga del conflicto de diferente
manera. Sin embargo, en vez de describir
a todas las mujeres como víctimas
indefensas de la guerra y la violencia,
cabe ponderar los papeles importantes
que desempeñan como combatientes,
creadoras de la paz, autoridades políticas
y activistas.
En lugar de reconocer el papel clave que
muchas mujeres representan en los
procesos de prevención y resolución de
conflictos, creación y mantenimiento de
la paz, las mujeres continúan siendo
excluidas de cargos decisorios en el área
de paz y seguridad. Como respuesta a
esta realidad, se han emitido numerosas
llamadas a la acción. Dos de las demandas
principales son la participación plena y
e q u i t a t i va d e l a s m u j e r e s y l a
transversalización de género en todas las
iniciativas de paz y seguridad (ver Cuadro
2 para
un breve resumen de la
transversalización de género). Por otra
parte, la llamada a la aplicación de las
tres “P” está ganando cada vez más
terreno: Prevención del conflicto,
Participación de las mujeres en la paz y
seguridad, y Protección de civiles con
consideración de las necesidades
específicas de mujeres, hombres, niñas
2
y niños.
Al adoptar la Resolución 1325 el 31 de
octubre del 2000, el Consejo de Seguridad
de las Naciones Unidas por primera vez
en la historia formalmente reconoció los
distintos papeles y experiencias de las
mujeres en el contexto del conflicto
armado, creación y mantenimiento de
paz y resolución de conflictos. Si bien
algunos mandatos previos han abordado
el tema de las mujeres, la paz y la
seguridad, incluida la Convención sobre
la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer (1979) y
la Declaración y la Plataforma de acción
de Beijing (1995), la RES/1325 es uno
de los mandatos de MPS más específicos
y vinculantes.
La adopción histórica de la RES/1325 se
debió en gran parte a la coordinación y
e l t ra b a j o d e i n c i d e n c i a d e l a s
organizaciones no gubernamentales, que
ejercieron presión eficazmente sobre los
Estados Miembros de la ONU a fin de que
incluyeran en sus agendas las cuestiones
de mujeres, paz y seguridad. Además, la
c o l a b o ra c i ó n y e l a p o yo d e l a s
organizaciones de la ONU, como el Fondo
de Desarrollo de las Naciones Unidas para
la Mujer (UNIFEM), así como varios
Estados Miembros de la ONU en el Consejo
de Seguridad, entre ellos Bangladesh,
Canadá, Jamaica, Namibia y los Países
Bajos fueron esenciales para la aprobación
3
de la resolución.
Mandatos de la RES/1325
La Resolución se dirige directamente a
numerosos actores, incluido el Sistema
de las Naciones Unidas, Estados Miembros
de la ONU y las partes del conflicto
armado, instando a aumentar la protección
de mujeres y niñas contra la violencia, la
integración de la perspectiva de género
en las iniciativas de paz y seguridad, así
como la participación de las mujeres en
todos los procesos decisorios. Es una
resolución amplia que exige cambios en
todos los niveles del trabajo de paz y
seguridad:
Todos los Estados:
¨ Poner fin a la impunidad y procesar a
los responsables de genocidio, crímenes
de lesa humanidad y crímenes de
guerra, incluida la violencia contra
mujeres y niñas.
Estados Miembros de la ONU:
¨ Aumentar la representación de las
mujeres en todos los niveles decisorios
de las instituciones y mecanismos que
aborden la prevención, gestión y
resolución de conflictos.
¨ Proponer mujeres candidatas para
cargos de representantes y enviadas
especiales del Secretario General de
la ONU.
3
Retos de la transversalización de
género
Existen muchas críticas y retos al
enfoque de transversalización de
género. Una inquietud común es que
el énfasis en la transversalización de
género está restándole atención y
financiamiento a las iniciativas
dirigidas específicamente a las
mujeres. Otros argumentan que los
procesos de transversalización no
reconocen las diversas necesidades
y experiencias de mujeres que sufren
de múltiples formas de discriminación.
Un enfoque genérico de la
transversalización de género también
ha sido criticado por estar imbuido
de normas occidentales e ignorar las
diferencias sociales y culturales.
Finalmente, una de las mayores
críticas a la transversalización de
género es que ha permanecido a nivel
p o l í t i c o, s i n n i n g ú n i m p a c t o
operacional real.
Conviene ponderar éstas y otras
críticas y hacer esfuerzos para
adaptar [el enfoque] al contexto local
y tomarlo como base. Asimismo, es
importante considerar a la
transversalización de género sólo
como una de las estrategias para
lograr la igualdad de género.
Garantizar la participación plena y
equitativa de las mujeres, por
ejemplo, continúa siendo esencial.
2. Grupo de Trabajo ONG sobre la Mujer, la Paz y la
Seguridad, et al., “Report on Security Council
Roundtable: Peace Support Operations: Consolidating
Progress and Closing Gaps in the Implementation of
UNSC Resolution 1325” (Nueva York: NGOWG, julio de
2004).
3. Felicity Hill, “Security Council resolution 1325: How
can we use the resolution to increase women’s
participation and role in peace processes?” (Oslo:
Conferencia Milstone, febrero de 2004).
4
Para mayor información sobre las
cuestiones de MPS y la RES/1325 en
particular, consulte:
Sitio Web de Peacewomen (Liga
Internacional de Mujeres por la Paz y la
Libertad): http://www.peacewomen.org
Sitio Web del Portal de Mujeres, Guerra
y Paz (Fondo de Desarrollo de las
Naciones Unidas para la Mujer):
http://www.womenwarpeace.org
¨ Incorporar las cuestiones de género
y la capacitación en concienciación
sobre el VIH/SIDA en los programas
de capacitación nacional para el
personal militar y civil.
¨ Aumentar el apoyo voluntario financiero,
técnico y logístico para la capacitación
sensible a las cuestiones de género.
Todos los actores que participan en
la negociación y ejecución de
acuerdos de paz:
Adoptar una perspectiva de género que
incluya:
¨ Consideración de las necesidades
especiales de mujeres y niñas.
¨ Apoyo a iniciativas locales de paz
promovidas por las mujeres.
¨ Participación de las mujeres en todos
los mecanismos de ejecución del
acuerdo de paz.
¨ Protección de los derechos humanos
de mujeres y niñas en la constitución,
sistema electoral, cuerpo policiaco y
poder judicial.
Todos los actores que participan en
el Desarme, Desmobilización y
Reintegración:
¨ Considerar las diferentes necesidades
de las mujeres y los hombres
excombatientes y tomar en cuenta las
necesidades de sus dependientes.
Todas las partes en el conflicto
armado:
¨ Respetar la ley internacional que protege
los derechos de mujeres y niñas.
¨ Proteger a mujeres y niñas de la
violencia por razón de género.
¨ Respetar el carácter civil y humanitario
de los campamentos de refugiados.
¨ Tomar en cuenta las necesidades de
mujeres y niñas en los campamentos
de refugiados, incluso en el diseño.
Secretario General de la ONU:
¨ Ejecutar el plan de acción estratégica
que aboga por una mayor
representación de mujeres en cargos
decisorios en la resolución de conflictos
y procesos de paz.
¨ Nombrar más mujeres como
representantes y enviadas especiales.
¨ Ampliar el papel de las mujeres e
incluir un componente de género en
las operaciones sobre terreno de la
ONU.
¨ Proporcionar directrices y materiales
de capacitación sobre los derechos de
las mujeres a los Estados Miembros.
¨ Garantizar que el personal civil de las
operaciones de mantenimiento de paz
reciban capacitación en cuestiones de
género y concienciación sobre el
VIH/SIDA.
¨ En su informe al Consejo de Seguridad,
incluir el avance logrado a lo largo de
las misiones de mantenimiento de paz
en materia de transversalización de
género, así como todos los demás
aspectos relacionados con las mujeres
y las niñas.
Consejo de Seguridad de la ONU:
¨ Estudiar el impacto que ejercen las
medidas adoptadas bajo el artículo 41
de la Carta de la ONU (sanciones, etc.)
sobre las mujeres y las niñas.
¨ Tomar en cuenta consideraciones de
género y los derechos de las mujeres
en misiones del CS, incluyendo la
consulta con grupos locales o
internacionales de mujeres.
Departamento de Operaciones de
Mantenimiento de Paz de la ONU
¨ Incorporar la perspectiva de género
en las operaciones de mantenimiento
de la paz.
¿Por qué crear un Plan de
acción de MPS?
Presentamos [Noruega] este plan por tres
razones:
Primero, coherencia.
Una estrategia general y un seguimiento
sistemático optimizarán la eficiencia de
todos los recursos existentes.
Segundo, visibilidad y medidas.
El plan subrayará nuestras ambiciones y
fijará directrices para marcar esfuerzos...
Tercero, diálogo y proceso.
Estamos interesados en la transparencia
y las deliberaciones sobre el plan de
acción. El documento no es un producto
finalizado, exhaustivo que no admite
modificación. Es un plan en curso, que
puede ajustarse, modificarse y
perfeccionarse. Rendiremos informe
periódicamente sobre su avance, y
alentaremos el debate y las deliberaciones.
6
– Canciller de Noruega Jonas Gahr Støre
Pese a que existen muchas iniciativas a
nivel mundial que abordan las cuestiones
de mujeres, paz y seguridad, los mandatos
como la RES/1325 no se están cumpliendo
de manera sistemática ni sostenible. Se
necesita un esfuerzo global concertado a
fin de hacer cumplir este cuerpo de leyes
internacionales y garantizar la participación
plena y equitativa de las mujeres y la
transversalización de las cuestiones de
género. Si no se ejecutan acciones
estratégicas y específicas, las disposiciones
de la RES/1325 pasarán a ser un simple
gesto simbólico. Aquí es donde entran en
escena los planes de acción.
Con la creación de un plan de acción se
abre espacio para analizar la situación,
consultar con aliados e iniciar acciones
estratégicas con mayor probabilidad de
éxito. Más específicamente, las ventajas
de formar un plan de acción incluyen:
Exhaustividad: Mediante el análisis de
la RES/1325 en su totalidad, así como de
otros mandatos de MPS, se puede
desarrollar un enfoque integral para la
ejecución. Dedicar el tiempo necesario al
examen de la ejecución actual de estos
mandatos, identificar las brechas y buenas
prácticas, escoger prioridades estratégicas
y luego seleccionar iniciativas específicas
resulta esencial en un contexto en donde
la presión intensa y las demandas
inmediatas a menudo imponen iniciativas
apuradas e improvisadas.
Coordinación: Al reunir a todos los
actores que trabajan en cuestiones de
MPS y crear un plan interdepartamental
o interministerial se garantiza la
coordinación, se previene la duplicación
de esfuerzos y se optimiza el uso de
recursos limitados.
Concienciación: El proceso de redacción
de un plan, si está bien diseñado, es
además un proceso de aumento de
conciencia y capacidad. Abre espacio para
el diálogo, el intercambio de información
y la celebración de seminarios/talleres de
capacitación sobre cuestiones de MPS,
con miras a afianzar el entendimiento y
compromiso con la igualdad de género.
Propiedad: Un proceso participativo
centrado en promover un mayor
entendimiento de las cuestiones de MPS
y la importancia de ejecutar la RES/1325
fomentará un sentido de propiedad y
responsabilidad a la hora de aplicar el
plan de acción.
Rendición de cuentas: Un mayor nivel
de conciencia y un sentido de propiedad
traen consigo la responsabilidad
institucional y personal para aplicar el
plan de acción. Debido a que en el plan
de acción se señala a los actores
específicos encargados de ejecutar cada
5
Como Estados Miembros de las
Naciones Unidas, deberíamos
contemplar la posibilidad de
desarrollar planes de acción nacional
y estrategias coordinadas para la
ejecución de la Resolución 1325...
– Declaración de Canadá ante el
4
Consejo de Seguridad de la ONU.
Motivo para formular un plan de
acción nacional de Suecia para la
RES/1325: “En resumen, para
intensificar, fortalecer la coordinación
y priorizar la ejecución sueca de la
Resolución, mejorando y
contribuyendo a la participación y
seguridad de las mujeres (nacional,
local y con organizaciones
internacionales) en las iniciativas de
prevención de conflictos, operaciones
de paz y creación de paz.”
- Jessica Olausson, Canciller de
5
Suecia.
4. Embajador Gilbert Laurin, Charge D’Affaires A.I. of
Canada to the UN “Statement to the UN Security Council
Open Debate on Women, Peace and Security” (Nueva
York, 27 de octubre de 2005)
<http://www.peacewomen.org/un/5thAnniversary/O
pen_Debate/Statements/canada_eng.pdf>.
5. Jessica Olausson, Departamento de Seguridad Global,
Ministerio Sueco de Relaciones Externas, entrevista
personal, 23 de mayo de 2006.
6. Jessica Olausson, Department of Global Security,
Swedish Ministry of Foreign Affairs, personal interview,
23 May 2006.
6
En los planes de acción de género,
lo que se dice con respecto a la 1325
es incidental; sin verdaderas
consecuencias. Si se crea un plan de
acción separado para la 1325, se
facilitaría la integración de la
resolución en la política extranjera.
Se le daría mayor importancia y
visibilidad a una perspectiva de
género en el trabajo de paz y
seguridad, y la importancia de la
1325 se definiría con mayor claridad
a modo de incluirla de manera más
amplia en políticas y programas.
Con demasiada frecuencia los planes
de acción terminan sólo pasando
lista… Hay que cambiar las
perspectivas y hacer más prácticos
los planes de acción para la 1325,
ayudando a los gobiernos y actores
a abordar problemas, ejecutar la
resolución y saber qué hacer cuando
se haga efectiva.
Un plan de acción colocaría a TODOS
los componentes de la 1325 en
primera plana. Cuando se habla de
asuntos “de primer orden”, como lo
concerniente a la policía y el ejército,
la 1325 y las cuestiones de género
pasan a un lugar secundario.
– Eva Zillén, Kvinna till Kvinna7
Los planes de acción nacional de esta
índole son cruciales como medidas
concretas para cumplir nuestros
compromisos con las cuestiones de
mujeres, paz y seguridad. El proceso
de desarrollo de planes de acción no
solamente desempeña una función
importante en la concienciación sobre
el tema y en la consolidación de
mayor apoyo para esta labor, sino
que el producto final en sí también
sirve de herramienta para el
monitoreo y la responsabilización por
acciones en esta área.
- Chantale Walker, Igualdad de género
– Relaciones Externas Canadá8
7. Eva Zillén, Kvinna till Kvinna, personal interview,
July 2005.
8. Chantale Walker, Directora adjunta titular de
Igualdad de género, Relaciones Exteriores de Canadá,
entrevista personal, 23 de mayo de 2006.
9. Gunilla de Vries Lindestam, Collegium for
Development Studies, personal interview, August 2005.
iniciativa y se ofrece un calendario
definido, los actores se ven en la obligación
de rendir cuentas al público con respecto
a la ejecución. En un sentido más amplio,
el acto de crear un plan de acción viene
con un sello oficial de aprobación y
responsabiliza a la organización o país de
hacer cumplir la RES/1325 y otros
mandatos de MPS.
primera sección, las cuestiones de
mujeres, paz y seguridad son
demasiado importantes como para ser
ignoradas porque falte energía para
desarrollar planes de acción. Una
solución rápida y sencilla sería cambiar
el nombre a “directrices” , “plan
estratégico” o “recomendaciones
sobre”.
Monitoreo y evaluación: Un plan de
acción facilita el proceso de monitoreo y
evaluación al ofrecer puntos de referencia
e indicadores y también medidas como
el informe anual sobre la ejecución, grupos
de trabajo encargados del monitoreo y
puntos focales para llevarlo a cabo.
El monitoreo eficaz de la ejecución facilita
además la réplica de iniciativas exitosas
y el análisis, eliminación o
perfeccionamiento de las iniciativas
infructuosas.
¨ El proceso participativo normalmente
toma más tiempo y puede generar
grandes frustraciones. Sin embargo,
tiende a producir iniciativas estratégicas
que se aplican en múltiples ámbitos y
en coordinación cercana.
Entre los argumentos comunes en contra
de la creación de planes de acción, figuran:
¨ “La transversalización es un enfoque
preferible a crear un plan de acción
de MPS separado”, es quizás el
argumento más frecuente. Este tema
se analiza a fondo en el próximo
capítulo, pero de antemano se anticipa
que no es cuestión de decidirse por
uno o por otro, y que un plan de acción
separado garantiza una mejor
coordinación y la aplicación plena.
¨ La Falta de recursos suele mencionarse,
sin embargo el proceso de creación de
un plan de acción es altamente flexible
y puede concretarse en unos cuantos
días con un presupuesto limitado o en
un plazo de hasta dieciocho meses si
se realiza una evaluación extensiva.
¨ “Fatiga para formular el Plan de
acción” Aquí se plantea la negativa a
crear un nuevo plan de acción. No
obstante, conforme a lo descrito en la
¨ Y por último, el tema de la impotencia
surge a menudo: “¿De qué sirve crear
otro plan bienintencionado que nadie
aplica?” Esto puede evitarse en gran
parte si el plan de acción incluye
objetivos e iniciativas factibles y
concretas, se diseña en colaboración
con las personas responsables de la
ejecución, y se complementa con
mecanismos cabales de informe y
responsabilidad. En la conclusión se
analiza con mayor detalle el tema de
la ejecución.
Antes de iniciar el proceso para desarrollar
un plan de acción de MPS, es vital contar
con un claro entendimiento de la
importancia de las cuestiones de mujeres,
paz y seguridad y de las ventajas y
potenciales desventajas de trazar un plan
de acción. Aunque esta guía promueve
la creación de planes de acción de MPS
separados, en algunos casos puede que
resulte más práctico integrar los mandatos
de la RES/1325 a los planes y estrategias
de acción disponibles en materia de
género, como sucede con Fiji (ver sección
siguiente). Por ende, conviene evaluar el
contexto específico de la organización,
país o región para determinar si un plan
de acción sobre mujeres, paz y seguridad
es el mejor enfoque.
Síntesis global de la política
y planificación de MPS
Las políticas y planificación que implican
las cuestiones de mujeres, paz y seguridad
siempre han existido. No obstante, con
la promulgación de la RES/1325, un
mandato internacional vinculante, se ha
registrado una creciente demanda de
políticas y planes de acción específicos a
dicho instrumento. Esta demanda se debe
en gran parte a la movilización y el trabajo
de incidencia de las organizaciones de
mujeres de la sociedad civil a escala
mundial. Sus esfuerzos se ven reflejados
en la declaración de octubre de 2004 del
Presidente del Consejo de Seguridad: “En
ese sentido, el Consejo acoge los esfuerzos
de los Estados Miembros por ejecutar la
Resolución 1325 (2000) en el ámbito
nacional, incluyendo el desarrollo de
planes de acción nacional, y alienta a los
Estados Miembros a seguir procurando
dicha ejecución.”
El resultado de estas llamadas a la acción
ha sido una variedad de políticas y planes
respecto a las mujeres, paz y seguridad
a nivel organizacional, nacional y regional.
En lugar de crear planes de acción
nacionales separados para la RES/1325,
la resolución ha sido integrada a las leyes
y políticas nacionales en países como
Colombia, Israel y Fiji. Por otra parte,
Dinamarca, el Reino Unido, Noruega,
Suecia, Canadá y Suiza han decidido crear
planes de acción nacional para la
RES/1325. Dentro del Sistema de la ONU,
se lanzó un Plan de acción sistémico para
la ejecución de la RES/1325. Además, el
Departamento de Asuntos de Desarme
(DAD), la Oficina de Coordinación de
Asuntos Humanitarios (OCAH) y el
Departamento de Operaciones de
Mantenimiento de Paz (DOMP) tienen
todos planes de acción de género
individuales. A escala regional,
organizaciones desde la Unión Europea
7
(UE)
hasta
la
Autoridad
Intergubernamental para el Desarrollo
(AID) han aprobado resoluciones y han
creado planes de acción con respecto a
las cuestiones de mujeres, paz y
seguridad.
Ley y política nacional sobre
la RES/1325
En lugar de crear un plan de acción
nacional separado, países como Colombia,
Serbia, Israel y Fiji están integrando los
mandatos de la RES/1325 a las leyes y
políticas nacionales. Los países que no
han optado por planes de acción nacional
-como Noruega, Suecia, el Reino Unido
y Canadá- también han concentrado
esfuerzos para integrar la RES/1325 a las
políticas de género, de paz y seguridad.
A finales de marzo de 2005, el parlamento
colombiano abrió un debate en torno a
un nuevo proyecto de ley sobre paz y
justicia. Las dos principales redes de
mujeres en Colombia, Iniciativa de Mujeres
por la Paz y Red Nacional de Mujeres,
armadas con mandatos internacionales
como la RES/1325, ejercieron presión
hasta lograr que se mencionara la
protección de los derechos de las mujeres
y los métodos adecuados para combatir
la violencia contra las mujeres: “enfoque
en la protección de las víctimas y testigos
en casos de violencia sexual, atención a
las necesidades específicas de las víctimas,
y representación de las organizaciones
de mujeres en la Comisión Nacional para
la Reparación y Reconciliación que fue
10
propuesta.”
Tras un extenso cabildeo dirigido por Isha
L’Isha -Centro Feminista de Haifa- el
Knesset de Israel promulgó una nueva
ley en julio de 2005 que contempla la
inclusión de mujeres en los equipos
gubernamentales designados a las
10. UNIFEM, “Colombian Women Advocate for
Protection of Women’s Rights in Draft Law on Justice
and Peace,” 1325 PeaceWomen E-News #62, 7 de junio
de 2005.
8
negociaciones de paz y a la formulación
de políticas nacionales, extranjeras y de
seguridad. Esta ley sin precedentes fue
incorporada como enmienda a la Ley de
Representación Equitativa de las Mujeres
de 1956. Los impulsores de la ley, Yuli
Tamir (Laborista) y Eti Livni (Shinui),
trabajaron en alianza con Isha L’Isha,
recopilando observaciones de las
organizaciones de mujeres y desarrollando
una extensa campaña mediática popular.
Además, se formó una coalición especial
de organizaciones de mujeres y
organizaciones para la paz, a los efectos
de que participaran en el debate y se
reunieran con miembros del Knesset. Las
actividades de Isha L’Isha fueron parte
de su proyecto Women Leading Peace,
encaminado a hacer cumplir la RES/1325.
Las actividades de seguimiento incluyen:
capacitar a las mujeres en destrezas de
negociación, dar cátedras sobre resolución
de conflictos, crear un directorio de
negociadoras competentes y monitorear
11
la ejecución de la ley.
En Fiji, la ejecución de la RES/1325 ha
sido incorporada a los mecanismos
existentes que fueron establecidos para
aplicar el Plan de acción sobre las Mujeres
1999-2000 del Gobierno de Fiji. En 2003,
se estableció el Comité de Coordinación
de Fiji sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad
con respecto a la 1325, compuesto por
ONG de mujeres orientadas a la paz y el
Ministerio de la Mujer de Fiji. El Comité
tiene como cometido acelerar la ejecución
de la RES/1325 mediante el trabajo en
cuatro áreas específicas:
11. Isha L’Isha: Centro Feminista de Haifa, “Comunicado
de prensa,” 21 de julio de 2005.
12. Grupo de Trabajo de ONG sobre la Mujer, la Paz
y la Seguridad, From Local to Global: Making Peace
Work for Women (Nueva York: GTONG sobre MPS,
octubre de 2005) 70-71.
<http://www.peacewomen.org/un/ngo/wg.html>
13. Eddie Bernice Johnson, “Resolución 432 de la
Cámara de Representantes,” 4 de noviembre de 2003.
1. Mayor disponibilidad de datos y análisis
de cuestiones de MPS.
2. Fortalecimiento de la capacidad de
las mujeres y de las organizaciones de
mujeres para incidir en la prevención y
resolución de conflictos y en la creación
de la paz posconflicto.
3. Promoción de una perspectiva de
género en las iniciativas de resolución de
conflictos y de creación de paz dirigidas
por el gobierno y las organizaciones
regionales.
4. Promoción de la paz, tolerancia,
reconciliación y seguridad económica a
través de la incidencia comunitaria y
concienciación pública.
A raíz de la capacidad limitada del
Ministerio de la Mujer, estas actividades
relacionadas a la RES/1325 fueron
integradas al plan existente de acción de
12
género a diez años.
En otros países, los esfuerzos por
promulgar políticas y leyes que sustenten
la RES/1325 no han tenido el mismo grado
de éxito. Por ejemplo, en los Estados
Unidos, Eddie Bernice Jonson, de Texas,
presentó una resolución a la Cámara de
Representantes, instando a la plena
aplicación de la RES/1325. Entre otras
acciones, hace un llamamiento al gobierno
estadounidense a que defienda los
derechos humanos de las mujeres y
disponga un estudio sobre las cuestiones
de MPS, al tiempo que exhorta a los
E s t a d o s Mi e m b r o s a e jecu tar la
13
resolución. Aunque fue entregada el 4
de noviembre de 2003 y, posteriormente
derivada al Comité de Relaciones
Internacionales, no se conoce de
información relativa al avance de la
resolución.
Planes de acción nacional de
MPS
Varios países de la UE están comenzando
a abordar la necesidad de desarrollar sus
propios planes de acción nacional o
estrategias domésticas. Éstos darán lugar
a un enfoque sistémico que vincule la
labor en desarrollo, humanitaria y de
defensa. Dichas estrategias no solamente
garantizarán que los Estados Miembros
cuenten
con
un
enfoque
intergubernamental para la RES/1325,
sino que también ofrecerán un estándar
con el cual medir las políticas
gubernamentales. Asimismo, son un
medio útil para identificar y superar las
barreras continuas a la aplicación plena
de la RES/1325, que debería ser la meta
de todos.
– Declaración de la Unión Europea ante
14
el Consejo de Seguridad de la ONU.
Un grupo de países en Norteamérica y
Europa Occidental ha desarrollado o está
en el proceso de desarrollar planes de
acción nacional sobre la RES/1325.
Dinamarca, Reino Unido, Noruega y Suecia
lanzaron sus planes durante este año.
Canadá y Suiza han confirmado que están
en proceso de formular planes de acción
nacional para la RES/1325.
DINAMARCA
Dinamarca es de la opinión de que los
planes de acción nacional son los primeros
pasos que hay que dar. Instamos a los
demás estados miembros a sistematizar
sus esfuerzos y desarrollar planes de
acción nacional a fin de garantizar la
ejecución de la 1325. Los miembros del
Consejo de Seguridad podrían encabezar
el proceso y servir de ejemplo.
- S.E. Embajadora Ellen Margrethe Løj,
Representante Permanente de Dinamarca
15
ante la ONU.
En junio de 2005, Dinamarca fue el primer
país en lanzar un plan de acción nacional,
titulado Danish initiatives for the national
and international implementation of
Security Council resolution 1325 on
Women, Peace and Security. Tras una
conferencia sobre mujeres, paz y
seguridad celebrada en septiembre de
2004, organizada por el Ministerio de
Relaciones Exteriores y el Comité de
16
Igualdad Internacional, se formó un
grupo de trabajo interministerial sobre
la RES/1325. Este grupo de trabajo,
integrado por representantes del Ministerio
de Relaciones Exteriores y el Ministerio
de Defensa, redactó el plan de acción y
es responsable de su monitoreo y
aplicación. La sociedad civil participó de
manera mínima en la redacción del plan,
17
aunque se hicieron algunas consultas.
En 2005, el plan fue aprobado por el
Parlamento Danés.
El plan de trece páginas esboza cómo
Dinamarca hará cumplir la resolución
dentro de su sistema de defensa nacional,
las Naciones Unidas, la Unión Europea,
la Organización para la Seguridad y
Cooperación en Europa (OSCE), la
Organización del Tratado del Atlántico
Norte (NATO), Unión Africana (UA), y la
18
cooperación danesa para el desarrollo.
Las metas domésticas incluyen tres áreas
de enfoque:
1. Equilibrio de género en la plantilla de
las fuerzas de defensa danesas.
2. Protección de los derechos de mujeres
y niñas en las áreas de movilización de
las tropas danesas.
3. Aumento de la participación y
representación de mujeres en los procesos
de creación de paz y reconstrucción en
las áreas de movilización de las tropas
danesas o dondequiera que se ofrezca
19
asistencia danesa al desarrollo.
En el ámbito internacional, el plan de
acción bosqueja cómo Dinamarca
afianzará la ejecución de la RES/1325 en
la ONU, UE, OSCE, NATO y UA, trabajando
en las áreas de gestión de crisis y
asistencia humanitaria y al desarrollo. A
saber:
Dinamarca tratará de garantizar que
los mandatos de las misiones de
mantenimiento de paz, en todos los
casos pertinentes, incluyan un
compromiso a salvaguardar la
protección y los derechos de las
mujeres.
9
Plan de acción nacional Danés
“Danske initiativer til national og
international gennemførelse af
Sikkerhedsrådsresolution 1325 om
Kvinder, Fred og Sikkerhed”
(DANISH ONLY)
http://forsvaret.dk/NR/rdonlyres/B
FA01660-285B-416E-BFB72A0E8E098ED5/16352/FMogUMf%
E6llesnotatFN1325.pdf
14. Emyr Jones Parry, Representante Permanente del
Reino Unido ante las Naciones Unidas, “Declaración de
la presidencia de la UE sobre la Mujer, la Paz y la
Seguridad” (Nueva York, 27 de octubre de 2005)
<http://europa-euun.org/articles/en/article_5204_en.htm>.
15. Ellen Margrethe Løj, “United Nations Security
Council Open Meeting SCR 1325 – Women, Peace and
Security” (Nueva York, 27 de octubre de 2005)
<http://www.peacewomen.org/un/5thAnniversary/O
pen_Debate/Statements/Denmark.pdf>.
16. GTONG sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad 59.
17. IBID.
18. “Danske initiativer til national og international
gennemførelse af Sikkerhedsrådsresolution 1325 om
Kvinder, Fred og Sikkerhed,” June 2005
<http://forsvaret.dk/NR/rdonlyres/BFA01660-285B416E-BFB72A0E8E098ED5/16352/FMogUMf%E6llesnotatFN1325
.pdf>.
19. Anja Jeffrey, “Danish experiences with the
implementation of Security Council Resolution 1325 on
Women, Peace and Security” (Ottawa: Panel de
Relaciones Externas de Canadá, 18 de octubre de 2005)
<http://www.ambottawa.um.dk/en/menu/InfoDenm
ark/Embassypresentations/WomenPeaceAndSecurity/>.
http://www.ambottawa.um.dk/en/menu/InfoDenmar
k/Embassypresentations/WomenPeaceAndSecurity/.
10
UN SCR 1325 – United Kingdom High
Level National Action Plan
(ENGLISH ONLY)
http://www.fco.gov.uk/Files/kfile/A
P%20High%20Level%20%20Outco
mes%20-Jan06%20-%20Final.pdf
Dinamarca
promoverá
la
incorporación de las perspectivas de
género, con arreglo a lo estipulado
en la RES/1325, durante la
planificación y ejecución de
operaciones civiles de manejo de
crisis de la UE. Esto incluye la preevaluación y evaluación de las
misiones, las conclusiones del
Consejo, las Acciones Comunes y el
20
Concepto de Operación.
El plan de acción debe considerarse como
un documento en evolución. Así habrá
mayor capacidad de adaptación frente a
un entorno cambiante, a un
aumento/disminución de recursos, y a las
demás ideas de ejecución que puedan
aportar los aliados.
– Ify Fayinka, Foreign and Commonwealth
21
Office del RU
El plan de acción en sí ha sido considerado
como un documento de trabajo interno,
por lo que no se ha divulgado al público.
En su defecto, se emitió un documento
que contiene puntos de acción de alto
nivel, el Plan de acción nacional de alto
nivel del Reino Unido -RES/1325. Se
estableció el Grupo de Trabajo CrossWhitehall sobre el Plan de Acción de la
RES/1325 para redactar el plan del RU,
compuesto por miembros de la Foreign
and Commonwealth Office (FCO), el
Departamento de Desarrollo Internacional
(DFID), y el Ministerio de Defensa (MOD).
La Misión de la ONU en Nueva York y la
Comisión Nacional de Mujeres del
Departamento de Comercio e Industria
también contribuyeron en el desarrollo.
El Grupo de Trabajo del Reino Unido sobre
la Mujer, la Paz y la Seguridad, en su
mayoría una coalición de organizaciones
de la sociedad civil, participaron en
reuniones del grupo Cross-Whitehall e
hicieron aportes sustanciales al borrador
24
inicial del plan de acción. Además de
las reuniones físicas, se instauró una red
virtual con miras a aumentar la
participación y las observaciones del
gobierno del Reino Unido. Asimismo, se
celebraron deliberaciones con Noruega
25
y Canadá.
El Reino Unido lanzó su plan de acción el
8 de marzo de 2006 con el objetivo de
crear conciencia sobre “el importante
papel que pueden desempeñar las mujeres
en la creación de paz y reconciliación, y
para garantizar que el GSM fuera más
sistemático en su enfoque para ejecutar
22
la Resolución.” La idea de desarrollar
un plan de acción de MPS se había
estudiado tanto en Londres como en la
Misión de la ONU en Nueva York en 2004;
sin embargo, no fue hasta el 2005 que
los recursos se hicieron disponibles.
El plan fue trazado en doce meses por
medio de un “enfoque inclusivo de abajo
23
arriba.”
Como primer paso en el proceso de
desarrollo del plan de acción nacional del
RU, el Conflict Issues Group (CIG), un
departamento interno de la Foreign and
Commonwealth Office realizó una auditoría
de género. El CIG se encarga de formular
políticas sobre asuntos relacionados con
la prevención y resolución de conflictos
26
y con la creación de paz. También es,
dentro del gobierno británico, el
departamento directivo en materia de
27
políticas de la RES/1325. La auditoría
interna sirvió de base para identificar las
medidas que deberían incluirse en el plan
de acción nacional, pero a la sociedad
civil no se le dio oportunidad para hacer
En el plan no se incluye un calendario, ni
mecanismos de monitoreo y evaluación.
Sin embargo, se realizará una evaluación
nacional para determinar cómo puede la
Defensa Danesa fortalecer la ejecución
de la RES/1325, en base a las tres áreas
de enfoque antes mencionadas.
REINO UNIDO
20. Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio
de Defensa de Dinamarca, “Denmark’s Action Plan on
implementation of Security Council Resolution 1325 on
Women and Peace and Security – Resumen en ingles”
(septiembre de 2005) 3-4.
21. Ify Fayinka, Conflict Issues Group of the UK Foreign
and Commonwealth Office, personal interview, 5 June
2006.
22. IBID.
23. IBID.
24. NGOWG on Women, Peace and Security 54. .
25. Ify Fayinka.
26. Foreign and Commonwealth Office, “Prevención
del conflicto”
<http://www.fco.gov.uk/servlet/Front?pagename=O
penMarket/Xcelerate/ShowPage&c=Page&cid=10070
29393906>
http://www.fco.gov.uk/servlet/Front?pagename=Ope
nMarket/Xcelerate/ShowPage&c=Page&cid=1007029
393906
27. GTONG sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad 54.
observaciones ni para evaluar los
resultados. Los puntos de acción de alto
nivel instan asimismo al Ministerio de
Defensa de las Fuerzas Armadas del RU
a disponer una auditoría del componente
de capacitación en género en el
Entrenamiento Pre-Despliegue.
El plan de acción no divulgado aborda la
RES/1325, disposición por disposición,
recomendando acciones y estrategias
28
concretas para que el RU las ejecute.
También contiene acciones detalladas,
calendarios incorporados y mediciones
29
para la ejecución.
El Plan de acción nacional de alto nivel
del Reino Unido – RES/1325 incluye cuatro
compromisos definidos con respecto a la
ejecución de la RES/1325, enumerados
bajo los encabezados de: Apoyo del RU
a las Naciones Unidas; Capacitación y
políticas dentro del GSM [Gobierno de su
Majestad]; Justicia de género, incluyendo
a la Violencia por razones de género;
Desarme, Desmovilización y
Reintegración; y Trabajar con las
organizaciones no gubernamentales. Los
compromisos incluyen los siguientes:
NORUEGA
5. El GSM ha de crear conciencia
entre los aliados clave del
programa/proyecto sobre la
importancia de tomar en cuenta las
cuestiones de género para las
actividades del programa/proyecto.
Por ejemplo, ofreciendo capacitación
técnica sobre la RES/1325 a las
autoridades y, subsiguientemente,
haciendo campaña sobre la
importancia de las consideraciones
de género en el conflicto y seguridad.
10. El GSM ha de continuar aplicando
su Estrategia contra la Explotación y
el Abuso Sexual (SEA). Por ejemplo,
buscando sistemáticamente
oportunidades para incluir el lenguaje
que condene la explotación y el abuso
sexual en las resoluciones del Consejo
de Seguridad y en mandatos e
informes de mantenimiento de paz
en la ONU y en otras organizaciones
internacionales.
11
UN SCR 1325 – United Kingdom High
Level National Action Plan
(ENGLISH ONLY)
http://www.fco.gov.uk/Files/kfile/AP
%20High%20Level%20%20Outcom
es%20-Jan06%20-%20Final.pdf
El plan de acción es el producto de una
amplia cooperación. Su propósito es
sistematizar esfuerzos para promover la
paz, seguridad y una sociedad más
democrática. Ahora es tiempo de poner
en práctica el plan, y es vital que tengamos
éxito. El proceso que ha comenzado es
muy prometedor.
–Canciller de Noruega Jonas Gahr Støre,
8 de marzo de 2006
El Plan de acción del Gobierno de Noruega
para la ejecución de la Resolución 1325
(2000) del Consejo de Seguridad de las
Naciones Unidas sobre la Mujer, la Paz y
la Seguridad también fue lanzado el 8 de
marzo de 2006. Fue desarrollado y
finalizado en cuatro meses por un comité
integrado por representantes del Ministerio
de Relaciones Exteriores (que incluye el
Desarrollo Internacional), Ministerio de
Justicia y Policía, Ministerio de Defensa y
el Ministerio de los Niños y la Igualdad.
El Ministerio de Relaciones Exteriores fue
responsable de la coordinación del plan
de acción y contrató a dos consultores
del Instituto Internacional de
Investigaciones para la Paz para que
participaran en el comité y redactaran el
plan.
La sociedad civil, incluida Forum Norge
1325 (una red de ocho organizaciones),
fue consultada, junto con el RU y Suecia.
Asimismo, se realizó una evaluación
interna que subrayó el hecho de que era
28. GTONG sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad 55.
29. Nicola Johnston-Coeterier, “When women and power
meet,” Open Democracy 24 de octubre de 2005
<http://www.opendemocracy.net/debates/article.jsp
?id=3&debateId=136&articleId=2952>.
12
El Plan de acción del Gobierno de
Noruega para la ejecución de la
Resolución 1325 del Consejo de
Seguridad de la ONU (2000) sobre
la Mujer, la Paz y la Seguridad
(ENGLISH)
http://odin.dep.no/filarkiv/279831/
ActionPlan_Resolution1325.pdf
(NORWEGIAN)
http://www.dep.no/filarkiv/275810
/fn1325.pdf
poco el avance que se había registrado
en la ejecución de la RES/1325 durante
los últimos cinco años.
El plan de acción de Noruega de diecinueve
páginas incluye ochenta y nueve acciones
específicas dispuestas bajo los
encabezados de: Iniciativas y operaciones
de paz internacionales; Prevención de
conflictos, arbitraje y creación de paz;
Protección y derechos humanos; y
Seguimiento, revisión y cooperación. Las
acciones también se especifican como
medidas nacionales o acciones que deben
tomarse en relación a la ONU, NATO,
OSCE, UE o UA. Los ejemplos incluyen:
Noruega procurará garantizar que la
comunidad internacional intervenga
para prevenir el genocidio, la
depuración étnica, y los crímenes de
guerra de lesa humanidad. La
ejecución internacional del principio
de “la responsabilidad de proteger”
requiere de esfuerzos especiales para
combatir la violencia sexual y por
razones de género. Noruega, por
tanto, luchará contra la impunidad
de crímenes internacionales tales
como la violación y otras formas de
violencia sexual y por razones de
género.
Al menos un 25 por ciento de los
estudiantes que asisten a escuelas
de formación militar son mujeres.
30. Jan Eliasson quoted in “National action plan on
women, peace and security - UN Security Council
Resolution 1325” (Stockholm: Ministry for Foreign
Affairs Press Release, 14 June 2006)
<http://www.sweden.gov.se/sb/d/586/a/65671;jses
sionid=aEk4jP8CJ6g->.
31. Jessica Olausson, Department de Seguridad Global,
Ministro Suizo de Relaciones Exteriores, entrevista
personal, 23 de mayo de 2006.
32. NGOWG on Women, Peace and Security 62.
En el plan de acción nacional también se
incluyeron medidas específicas para el
monitoreo y la ejecución. Entre ellas,
designar puntos focales de ejecución en
cada ministerio; crear un órgano
consultivo que incluya el grupo de trabajo
interministerial, instituciones de
investigación y ONGs; y una evaluación
anual del cumplimiento por parte del
Ministerio de Relaciones Exteriores.
SUECIA
EL plan de acción nacional sirve de mapa
y a la vez de guía para los esfuerzos
intensificados del Gobierno con miras a
fortalecer la protección de las mujeres en
el conflicto.
-Ministro Suizo de Relaciones Exteriores
30
Jan Eliasson.
El 14 de junio de 2006, el gobierno sueco
adoptó el Plan de acción del gobierno
para la ejecución de la Resolución 1325
del Consejo de Seguridad de la ONU
(2000) sobre la Mujer, la Paz y la
Seguridad. Su proceso para trazar el plan
duró alrededor de dieciocho meses, “y
fue debido a que se ambicionaba que el
plan fuera creado en paralelo a actividades
específicas y a que se procuraba perfilar
31
un proceso inclusivo.”
Al igual que con los demás países, el
Ministerio de Relaciones Exteriores, junto
con el Ministerio de Justicia, Ministerio de
Defensa, Ministerio de Industria, Empleo
y Comunicación y la Oficina del Primer
Ministro, montaron un grupo de trabajo
interministerial a finales de 2004. Las
dependencias gubernamentales como las
fuerzas armadas, la Agencia Sueca de
Cooperación Internacional para el
Desarrollo (SIDA) y la Junta Nacional del
Cuerpo Policial también fueron incluidas.
Además de crear un plan de acción
nacional, el grupo de trabajo
interministerial tenía la tarea de iniciar
varios proyectos y seminarios para
intensificar la ejecución de la RES/1325,
así como para servir de “plataforma para
el intercambio de información y
experiencias respecto de la aplicación de
32
la RES/1325.”
Numerosas organizaciones de la sociedad
civil sueca participaron en la redacción
del plan, incluida Operation 1325, una
red de seis organizaciones de mujeres.
Organizaciones no gubernamentales e
instituciones de investigación sobre paz
y desarrollo también participaron en las
consultas informales con el grupo de
trabajo interministerial y en un taller y
seminario formal. Después de analizarse
el primer borrador durante un seminario
de media jornada el 25 de noviembre de
2005, Operation 1325 envió una carta
abierta al Ministerio de Defensa, Ministerio
de Relaciones Exteriores, Ministerio de
Desarrollo y Ministerio de Igualdad con
sus recomendaciones de cambios al plan
borrador.
Se efectuó una evaluación minuciosa como
parte del proceso para desarrollar el plan
de acción nacional de la RES/1325. El
Ministerio de Relaciones Exteriores
comisionó un estudio del Collegium for
Development Studies titulado UN Security
Council Resolution 1325 (2000) on
Women, Peace and Security: Making It
Work, Experience in Canada, the
Netherlands and the United Kingdom with
Recommendations for Sweden’s
33
Implementation. Además, se analizó la
marcha de las actividades suecas en curso,
que es parte del informe de Suecia a la
ONU acerca de la aplicación de la
RES/1325.
El plan de diecisiete páginas incluye un
análisis a fondo de la RES/1325, presenta
el proceso de desarrollo del plan y
enumera las medidas que Suecia ya ha
tomado para aplicar la RES/1325. El plan
especifica asimismo los retos para ejecutar
la resolución, entre ellos: “Una mayor
conciencia sobre la resolución debe
acompañarse de un conocimiento a fondo,
en todos los niveles, sobre cómo aplicar
34
la resolución”.
El plan de acción nacional de Suecia abarca
tres áreas de acción prioritarias:
1. Las mujeres en las zonas de conflicto
deben participar plena y equitativamente
en todos los mecanismos e instituciones
cuyo objetivo sea la prevención de
conflicto, gestión de crisis, creación de
paz, acciones humanitarias y de otro tipo
en la fase posconflicto.
2. Debe fortalecerse la protección de
mujeres y niñas en el contexto del
conflicto.
13
Plan de acción nacional de Suecia:
“Regeringens handlingsplan för att
genomföra säkerhetsrådets resolution
1325 (2000) on kvinnor, fred och
säkerhet”
(SUECO)
http://www.regeringen.se/content/
1/c6/06/56/10/f9610b2f.pdf
3. Se debe aumentar la participación
de las mujeres en las iniciativas
internacionales de paz y seguridad
dentro de la ONU, UE, OSCE, y otras
organizaciones regionales.
A fin de abordar estas prioridades, el plan
incluye acciones específicas en el ámbito
nacional, regional y global. Entre ellas:
Se deben formular herramientas
prácticas como listas de control,
directrices, instrucciones y marcos
para el diálogo, a efectos de integrar
de forma práctica y concreta la
perspectiva de la 1325 en el trabajo
rutinario que realizan los
departamentos pertinentes sobre los
países en conflicto real o potencial y
los países posconflicto.
Suecia debe apoyar encarecidamente
a la Comisión de creación de paz y a
su oficina de asistencia en la tarea de
aumentar la participación de las
mujeres e integrar la perspectiva de
género en su labor con las zonas de
conflicto y con cuestiones específicas.
El plan de acción de Suecia cuenta con
aproximadamente 61 mandatos en total.
El plan abarca un período de tres años
(hasta 2008), pero al mismo tiempo está
diseñado para ser un documento flexible
que pueda modificarse a fin de responder
a nuevos retos. En el plan se estipula de
33. Gunilla de Vries Lindestam, UN Security Council
Resolution 1325 (2000) on Women, Peace and Security:
Making It Work, Experience in Canada, the Netherlands
and the United Kingdom with Recommendations for
Sweden’s Implementation (Uppsala: Collegium for
Development Studies, 2005).
34. Unofficial translation from the Swedish Ministry for
Foreign Affairs, “Regeringens handlingsplan för att
genomföra säkerhetsrådets resolution 1325 (2000) on
kvinnor,
fred
och
säkerhet”
<http://www.regeringen.se/content/1/c6/06/56/10/f
9610b2f.pdf>.
14
Cualquier información disponible
sobre la persona/unidad encargada
de redactar el PAN [Plan de Acción
Nacional] habría facilitado los
contactos y consultas. – Tamara
Münger, Departamento Federal de
Relaciones Exteriores de Suiza
Para mayor información acerca
de los planes de acción nacional,
consulte el Anexo B, que incluye
información de contacto para el
gobierno y las organizaciones de
la sociedad civil en países que
han desarrollado o que están en
proceso de desarrollar planes de
acción para la RES/1325.
UN System-Wide Action Plan for the
Implementation of Security Council
resolution 1325 (2000)
http://daccessdds.un.org/doc/UND
OC/GEN/N05/534/82/PDF/N055348
2.pdf?OpenElement
35. Chantale Walker.
36. IBID.
37. Department of Foreign Affairs and International
Trade Canada, “Third Annual Symposium of the Canadian
Committee on Women, Peace and Security: Towards
a Canadian National Action Plan to Implement Security
Council Resolution 1325 on Women, Peace and Security,”
Ottawa, 17-18 October 2005 <http://www.dfaitmaeci.gc.ca/foreign_policy/human-rights/report-wpsen.asp>.
38. Tamara Münger, Swiss Federal Department of
Foreign Affairs, personal interview, 30 May 2006.
39. UN Security Council, “Report of the SecretaryGeneral on Women, Peace and Security (S/2005/636),”
10 October 2005
http://daccessdds.un.org/doc/UNDOC/GEN/N05/534
/82/PDF/N0553482.pdf?OpenElement
manera explícita el seguimiento periódico,
incluida una evaluación sobre la ejecución
(a mediados del proyecto), y la rendición
de informe anual. El Grupo de Trabajo
Interministerial sobre la 1325 se encarga
de coordinar y monitorear el cumplimiento.
CANADÁ
Canadá está en proceso de desarrollo de
un plan de acción sobre las cuestiones de
mujeres, paz y seguridad, y espera
finalizarlo para octubre de 2006,
coincidiendo así con el 6to aniversario de
la RES/1325. Este proceso se inició como
resultado de las llamadas de atención de
la sociedad civil canadiense y del
Secretario General de la ONU a formular
un plan coherente e integral para lograr
35
la plena ejecución de la RES/1325.
El Grupo de Trabajo Interdepartamental
sobre Género y Creación de Paz está
encargado de dirigir el desarrollo del plan
de acción. Dentro de este grupo de trabajo
se ha establecido el Grupo Básico del Plan
de Acción Nacional, centrado
específicamente en el plan de acción. El
grupo básico lo encabeza el Departamento
de Relaciones Externas y Comercio
Internacional (DFAIT) y está formado por
representantes de una amplia gama de
departamentos del gobierno federal.
A s i m i s m o, s e h a i nv i t a d o a u n
representante de la sociedad civil a formar
parte del Grupo Básico del Plan de Acción
Nacional, a saber, el Coordinador del
Grupo de Trabajo de Género y Creación
de Paz del Comité Canadiense Coordinador
36
de la Creación de Paz.
Se ha procurado consultar con la sociedad
civil y con otros países que ya han
desarrollado planes de acción nacional.
El Tercer Simposio Anual del Comité de
Canadá sobre la Mujer, la Paz y la
Seguridad Towards a Canadian National
Action Plan to Implement Security Council
Resolution 1325 on Women, Peace and
SUIZA
La decisión de redactar un plan de acción
suizo para la RES/1325 fue formalizada
el 31 de mayo de 2005 y la meta es
finalizar el plan a más tardar para
diciembre de 2006. Al igual que la iniciativa
de Suecia, el proceso suizo tendrá una
duración de hasta diecinueve meses. Los
objetivos detrás de la creación del plan
incluyen: “obtener directrices para la
ejecución de la RES/1325, aprovechar las
pautas previstas en la RES/1325 para las
actividades de creación de paz de Suiza
[y] fortalecer la coordinación de diferentes
actores dentro del gobierno suizo
encargados de las medidas de creación
38
de paz.”
El Kerngruppe Frieden (Grupo de Trabajo
Paz Paz), un comité interministerial del
gobierno suizo, tomó la iniciativa de crear
un plan de acción. Acto seguido, se formó
un grupo de trabajo más pequeño dentro
del Kerngruppe, conocido como Resolución
1325 de la ONU–Suiza. Este grupo de
trabajo está integrado por especialistas
del Departamento de Defensa, Protección
Civil y Deporte, y varias divisiones del
Departamento Federal de Relaciones
Exteriores. El grupo de trabajo es
coordinado por la División de Seguridad
Humana del Departamento Federal de
Relaciones Exteriores, específicamente el
Punto Focal de Género de la División.
A efectos de involucrar a la sociedad civil,
se celebró una reunión con las ONGs
interesadas para analizar la versión
borrador del plan de acción. Las ONGs
también han presentado comentarios por
escrito. Actualmente,los aportes de la
sociedad civil son estudiados por el grupo
de trabajo. De manera extraoficial, en
conferencias y negociaciones
multilaterales, se consultó a otros países
que ya cuentan con planes de acción
nacional. Se llevó a cabo una evaluaión
de la ejecución hasta la fecha con respecto
a la RES/1325 en las iniciativas de creación
de paz de Suiza, lo cual forma parte del
borrador actual del plan de acción nacional.
Planes de acción de MPS del
Sistema de la ONU
Dentro de las Naciones Unidas, se ha
desarrollado en los últimos años el Plan
de acción sistémico de la ONU para la
ejecución de la RES/1325, así como planes
de acción de género específicamente
organizados.
En Octubre de 2005, el Plan de acción
sistémico de la ONU para la ejecución de
la RES/1325 (2000) fue presentado ante
el Consejo de Seguridad de las Naciones
Unidas. EL Consejo de Seguridad había
pedido oficialmente un plan de esa índole
al Secretario General en su Declaración
Presidencial sobre MPS de 2004. Los
motivos dados para la creación de un plan
sistémico incluían: el fortalecimiento del
compromiso y el perfeccionamiento de la
rendición de cuentas. El Grupo de
Trabajo Interagencial de la ONU
sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad,
compuesto por representantes de
veintidós entidades del sistema de la ONU
y observadores de organizaciones
intergubernamentales y de la sociedad
civil, fue responsable de la redacción del
plan de acción.
Bajo el liderazgo de la Oficina de la
Asesora Especial en Cuestiones de
Género y Adelanto de la Mujer
(OSAGI), el Grupo de Trabajo creó una
matriz de mandatos provenientes de la
RES/1325 y de las declaraciones
presidenciales sobre MPS emitidas por el
Consejo de Seguridad. Todas las entidades
de la ONU que trabajan en cuestiones de
paz y seguridad fueron invitadas a
registrar sus actividades actuales y futuras,
programadas hasta 2007, bajo los distintos
mandatos incluidos en la matriz. El plan
de acción resultante es una matriz de
cuarenta y nueve páginas que desglosa
las actividades de treinta y siete
organizaciones y organismos de la ONU
39
en el área de mujeres, paz y seguridad.
Esta lista recoge información que sería
de utilidad para una evaluación
institucional de MPS, pero no es
precisamente un plan de acción. Omite
analizar si la suma de estas actividades
equivale a la plena aplicación de la
RES/1325, si existen brechas en la
ejecución, si se están duplicando
esfuerzos, y no presenta un plan
estratégico y coordinado con prioridades
y responsabilidades definidas.
El Departamento de Asuntos de
Desarme (DAD) lanzó su Plan de acción
de transversalización de género en abril
de 2003. Fue redactado durante un
período de cuatro meses por dos
consultores externos que efectuaron
consultas exhaustivas con el personal del
DAD. El plan se centra en asuntos de
género y desarme, parte esencial de las
cuestiones de MPS, y hace referencia
específica a la RES/1325. El plan de
cuarenta y nueve páginas es una
introducción al tema de género y a la
transversalización; metas del plan de
acción; iniciativas, división por división
(acciones concretas que cada división del
DAD puede asumir para incorporar la
perspectiva de género); listas de control
(cómo incorporar la perspectiva de género
a la hora de contratar a consultores, llevar
a cabo misiones de indagación, etc.); y
anexos que exploran la relación teórica
entre las cuestiones de género y
40
Desafortunadamente la
desarme.
ejecución ha sido lenta, en el mejor de
los casos debido a la falta de apoyo al
15
Plan de acción sistémico de la ONU
para la ejecución de la RES/1325
(2000)
http://daccessdds.un.org/doc/UND
OC/GEN/N05/534/82/PDF/N05534
82.pdf?OpenElement
Plan de acción del DAD sobre la
transversalización de género
http://disarmament.un.org/gender
.htm
39. UN Security Council, “Report of the SecretaryGeneral on Women, Peace and Security (S/2005/636),”
10 October 2005
<http://daccessdds.un.org/doc/UNDOC/GEN/N05/53
4/82/PDF/N0553482.pdf?OpenElement>.
40. DDA, “Gender Mainstreaming Action Plan” April
2003 <http://disarmament.un.org/gender.htm>.
16
Plan de acción de igualdad de género
http://ochaonline.un.org/webpage.
asp?MenuID=9896&Page=1964
IGAD Plan of Action on Gender
Mainstreaming in Peace building and
Conflict Resolution Programmes
http://www.peacewomen.org/reso
urces/Organizing/IGAD_Peace_Buil
ding.pdf
41. OCHA, “Frequently Asked Questions on Gender
Equality: What is OCHA’s Gender Action Plan?”
<http://ochaonline.un.org/webpage.asp?Page=1951
#plan>.
42. OCHA, “Gender Equality Action Plan” June 2005
<http://ochaonline.un.org/webpage.asp?MenuID=98
96&Page=1964>.
43. DPKO, “Designing an Action Plan to Guide
Implementation of UN Security Council Resolution 1325
in the Department of Peacekeeping Operations,”
<http://www.peacewomen.org/resources/Peacekeepi
ng/DPKO1325ActionPlanoverview.doc>.
44. Parliamentary Assembly of the Council of Europe,
“Resolution 1385 (2004) Conflict prevention and
resolution: the role of women” 5 May 2004
<http://assembly.coe.int/Main.asp?link=/Documents
/WorkingDocs/Doc04/EDOC10117.htm>.
http://ec.europa.eu/comm/external_relations/g7_g8
/genoa/att_2.htm
seguimiento, al aumento de capacidad y
a la concienciación. Además, la falta de
motivación y de recursos humanos y
financieros han sido un gran obstáculo
para la aplicación.
La Oficina de Coordinación de Asuntos
Humanitarios (OCAH) redactó un Plan
de acción de igualdad de género para
apoyar su política sobre igualdad de
género en junio de 2005. A lo largo de
2004, un consultor externo colaboró con
la OCAH en Nueva York y Ginebra a efectos
de desarrollar este plan, que es una hoja
de ruta para medir el cumplimiento de
las políticas de la OCAH en materia de
igualdad de género. El plan será
actualizado y revisado por cada
división/unidad e integrado en sus planes
41
de trabajo individuales.
Las políticas y el plan de acción abordan
la transversalización de género en las
áreas de incidencia humanitaria y gestión
de información, desarrollo de política
humanitaria, coordinación de respuesta
humanitaria y movilización de recursos.
El plan de seis páginas enumera las
actividades en curso y las medidas
específicas a ser tomadas por actores
dentro de la OCAH, como el equipo de
gestión principal, los asesores de género
y los jefes de las Oficinas sobre terreno
de OCAH. Contiene un amplio espectro
de acciones, que incluyen el monitoreo y
la evaluación mediante informes públicos
de ejecución emitidos anualmente, una
evaluación cada tres años, incorporación
de indicadores sensibles al tema de género
y estadísticas desagregadas en función
del sexo, y el nombramiento de puntos
focales de género para todas las oficinas
42
locales y sobre terreno.
El Departamento de Operaciones de
Mantenimiento de la Paz (DOMP) está
diseñando un plan de acción
específicamente para la ejecución de la
RES/1325. En colaboración con la Oficina
de Gestión de Recursos Humanos (OHRM)
y OSAGI, se contrató a tres consultores
expertos en género para prestar asistencia
en el proceso de desarrollo del plan. A la
sazón, se ha completado un proceso de
evaluación de necesidades de una semana
de duración, durante el cual los consultores
se reunieron con varios miembros del
personal del DPKO y se realizaron una
serie de talleres con el personal de la
sede y de las oficinas sobre terreno. Como
resultado de estos talleres, cada oficina
preparó un plan de acción para la ejecución
de la RES/1325 que se incorporará al plan
de acción departamental de mayor
43
alcance.
Políticas y planes de acción de MPS
de organizaciones regionales
Además de las organizaciones de la ONU
y los Estados Miembros, las organizaciones
regionales han integrado la RES/1325 en
varias políticas y planes.
La Unión Europea y sus órganos han
adoptado múltiples resoluciones que
incluyen las cuestiones y referencias de
MPS en la RES/1325. El Parlamento
Europeo aprobó una resolución que trata
sobre la participación de las mujeres en
la resolución pacífica de conflictos
(2000/2025 (INI)) en noviembre del 2000.
Esta resolución hace un llamamiento a
los Estados Miembros para garantizar la
participación equitativa de las mujeres
en las iniciativas de resolución de
conflictos; a apoyar la creación de paz
popular; a incluir a las mujeres en las
negociaciones de paz; a aplicar políticas
de paz y seguridad que sean sensibles a
las cuestiones de género; a condenar la
violencia por razones de género, etc.
La Resolución MEG-5 (2003)4 también
aborda los papeles de mujeres y hombres
en la prevención de conflictos, creación
de paz y procesos democráticos
44
posconflicto.
En noviembre de 2005, el Consejo de la
Unión Europea adoptó la Nota sobre la
ejecución de la RES/1325 como parte de
la Política de Seguridad y Defensa de
Europa. Este documento subraya la
necesidad de la UE de aumentar el diálogo
con las ONG de mujeres; garantizar el
equilibrio de género en cada nivel decisorio
de la UE; recopilar datos desagregados
en función del sexo; proteger los derechos
de mujeres y niños; incluir la perspectiva
de género en los cursos de capacitación
del personal de las misiones de la UE; y
45
designar puntos focales de género.
La Asamblea Parlamentaria del
Consejo de Europa ha adoptado la
Resolución 1385 (2004) Prevención y
resolución de conflictos: el papel de las
mujeres y el G8 adoptó las Iniciativas
Roma sobre la prevención de conflictos,
que incluyen una sección sobre el
fortalecimiento del papel de las mujeres
46
en la prevención de conflictos.
En contraste con estas resoluciones, la
Organización para la Seguridad y
Cooperación en Europa (OSCE) dio el
paso de integrar la RES/1325 en la revisión
de su Plan de acción sobre cuestiones de
género del 2000. El plan ahora se titula
Plan de acción de la OSCE para la
promoción de la igualdad de género de
2004 y se asemeja a la RES/1325 en que
“contempla la participación plena y
equitativa de las mujeres en la toma de
decisiones sobre la prevención de
conflictos y en la reconstrucción
posconflicto, y subraya la importancia de
su participación total y equitativa y de su
intervención en todas las iniciativas
encaminadas a mantener y promover la
paz y seguridad.” Establece un mandato
amplio para la igualdad de género,
47
incluyendo la ejecución de la RES/1325.
Las organizaciones regionales de países
en desarrollo también han redactado
planes y políticas que incorporan las
cuestiones de mujeres, paz y seguridad.
El tan aclamado Protocolo de la Carta
Africana de Derechos Humanos y de los
Pueblos sobre los derechos de las mujeres
en África de la Unión Africana fue
48
adoptado en 2003. La vigésimo tercera
conferencia del Non-Aligned Movement
(NAM) celebrada en 2003 adoptó un
documento final que contenía texto sobre
la participación de las mujeres en la toma
de decisiones sobre aspectos de paz y
49
seguridad. En un sentido más amplio,
la Autoridad Intergubernamental para
el Desarrollo (AID), compuesta por
representantes de Djibouti, Eritrea,
Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán y Uganda
celebró una reunión en 2001 sobre la
transversalización de género en el
programa de resolución de conflictos y
creación de paz de IGAD. Ministerios
encargados de asuntos de mujeres y
género, mujeres parlamentarias,
representantes del Ministerio de Relaciones
Exteriores y ONGs locales de mujeres
establecieron
una
lista
de
recomendaciones, así como un plan de
acción que dictaba el alcance del
programa, actividades, actores clave y
50
recursos necesarios.
17
Plan de acción de la OSCE para la
promoción de la igualdad de género
de
2004http://www.osce.org/item/22
69.html
Plan de acción de IGAD sobre la
transversalización de género en los
programas de creación de paz y
resolución de conflictos
http://www.peacewomen.org/reso
urces/Organizing/IGAD_Peace_Buil
ding.pdf
45. “Panel Discussion - Inclusive Security, Sustainable
Peace: Tools for Action,” Meeting Report (Brussels:
European Parliament, 29 November 2005)
<http://www.internationalalert.org/pdfs/Panel%20Discussion%20%20EU%20Toolkit%20Launch%20-%20report%201512-05.pdf>.
46. G8, “Roma Initiatives on Conflict Prevention –
Strengthening the role of Women in Conflict Prevention”
(Rome: G8, 18-19 July 2001)
<http://ec.europa.eu/comm/external_relations/g7_g
8/genoa/att_2.htm>.
47. OSCE, “Decision No. 14/04 2004 OSCE Action Plan
for the Promotion of Gender Equality” (Sofia: OSCE, 7
December 2004)
<http://www.osce.org/item/2269.html>.
48. African Union, “Protocol to the African Charter on
Human and Peoples' Rights on the Rights of Women in
Africa” 11 July 2003 <
http://www.hrea.org/erc/Library/display.php?doc_id
=806&>.
49. UNIFEM, “A Portal on Women, Peace and Security:
Security Council Resolution 1325 – A Tool Box”
<http://www.womenwarpeace.org/toolbox/toolbox.h
tm>.
50. IGAD, “The Seminar on Gender Mainstreaming of
IGAD Peace Building and Conflict Resolution Programme”
(Khartoum: IGAD, 15-16 October 2001) <>.
II. Fundamentos teóricos
Antes de entrar en detalles sobre cómo
crear un plan de acción de MPS, conviene
también generar un entendimiento básico
de los fundamentos teóricos subyacentes
que sustentan las medidas que se
recomiendan en el siguiente capítulo. Esta
sección comienza abordando el debate
en torno a crear un plan de acción
separado frente a sencillamente integrar
a las MPS en iniciativas, leyes, políticas
y planes de cuestiones de paz y seguridad.
Después de nombrar las ventajas y
desventajas de cada enfoque, se concluye
que es posible obtener una solución idónea
con la combinación de los dos enfoques.
Habiendo establecido la utilidad de crear
un plan de acción de MPS, la próxima
sección ofrece un breve resumen de las
lecciones aprendidas en la última década
sobre planes de acción para la igualdad
de género. Y para finalizar, se incluye una
breve descripción de tres metodologías
de planificación clave: planificación
estratégica, planificación participativa y
análisis de género y socioeconómico.
Separación vs. Integración
En los casi seis años desde que el Consejo
de Seguridad adoptara la Resolución 1325,
los países y las organizaciones han
argumentado que debido a que muchos
de los componentes de la resolución entran
en conflicto con secciones de sus planes
de igualdad de género, al igual que con
otras políticas más amplias de paz y
seguridad, resulta innecesaria la creación
de planes de acción de MPS separados.
En lugar de ello, estas instituciones/países
han intentado integrar las cuestiones de
MPS en sus iniciativas, leyes, políticas y
planes de paz y seguridad. Si bien es
esencial la transversalización de cuestiones
de MPS, este enfoque ha tenido resultados
mixtos. En vez de abogar por un plan de
acción separado o por un enfoque
integrado, puede que la combinación de
ambos sea el método más eficaz.
19
Muchos han sido los argumentos que
alegan que un plan de acción separado
de MPS es una herramienta esencial a fin
de ejecutar la RES/1325 de manera
integral y eficaz. En un estudio que explora
el cumplimiento de la resolución por parte
de Canadá, el Reino Unido y los Países
Bajos, Gunilla de Vries Lindestam encontró
que, a juicio de los encuestados, en los
tres países, los procesos de ejecución
para la RES/1325 podrían mejorarse con
la creación de un plan de acción integral.
Lindestam señala:
La creación de planes de acción
nacional para la ejecución, con metas
e indicadores bien definidos,
posibilitaría el monitoreo y la
evaluación del proceso de ejecución.
Existe la necesidad, en los tres países,
de darle seguimiento a las actividades
y mejorar la coherencia y
homogeneidad de las políticas. La
evaluación del cumplimiento de los
gobiernos… actualmente se limita a
la rendición de informe al Secretario
General, lo que a menudo es
51
insuficiente.
Otro ejemplo es que Canadá, que se había
suscrito firmemente a la idea de que la
RES/1325 debía incorporarse a las políticas
y planes de seguridad, ha cambiado
recientemente su línea de acción y en la
actualidad está formulando un plan de
acción nacional.
51. Gunilla de Vries Lindestam 31.
En el cuadro siguiente se mencionan algunas de las ventajas y desventajas de cada enfoque, recopiladas de entrevistas y documentos
sobre planes de acción y políticas de género.
Cuadro 3:
V E N T A J A S
ENFOQUE
D E S V E N T A J A S
INTEGRADO
20
·
Las cuestiones de MPS se convierten en algo
incidental o en una ingeniosa proclamación
simbólica.
·
Los recursos pueden ser desviados de las
cuestiones de MPS a otros programas que
reciben más atención dentro de la
53
política/leyes/plan.
·
Se requiere más tiempo y recursos.
·
Crear un plan de acción separado puede aislarlo
y colocarlo en segundo plano.
·
Puede resultar en la duplicación y/o el
debilitamiento de los planes existentes de acción
nacional de género.
Es posible que el plan de acción se perciba como
meramente emblemático y no se ejecute.
52
·
Puede requerir menos recursos.
·
Garantiza la transversalización de las
cuestiones de MPS, e impide su aislamiento
y marginación.
PLAN DE ACCIÓN DE MPS SEPARADO
·
Resulta más fácil el monitoreo y el examen de
la ejecución de la RES/1325 y de la ejecución de
las cuestiones de MPS en general.
·
Colocaría a todos los componentes de la RES/1325
en primera plana.
·
Facilita una mejor coordinación interdepartamental
y ayuda a evitar la duplicación de esfuerzos.54
·
Aclara los pasos específicos en la ejecución de
la RES/1325, debido a que el plan de acción
puede incluir metas separadas, calendarios,
mecanismos de monitoreo y evaluación.55
·
Un proceso de planificación participativa en el
que inciden todos los aliados puede crear:
- conciencia sobre las cuestiones
- diálogo entre distintos grupos de personas
- apoyo y rendición de cuentas respecto de la
ejecución
- sensación de trabajo en equipo y propiedad
colectiva
52. Caroline Moser, Gender Planning and Development: Theory, Practice and Training (Londres: Routledge, 1993) 151.\
53. Moser 150.
54.The Gender and Peacebuilding Working Group (GPWG), “A Canadian Civil Society response to the Official Government of Canada Report on the Implementation of United
Nations Security Council Resolution 1325 (2000) on Women, Peace and Security” (Ottawa: The Canadian Peacebuilding Coordinating Committee (CPCC), October 2004) <>.
55. Ibid.
Pese a que es importante considerar tanto
las ventajas como las desventajas al
ponderar los dos enfoques, se dispone de
una tercera opción. Creando un plan de
acción de MPS separado y también
integrando las cuestiones de MPS en otras
leyes, políticas y planes, se puede
dinamizar la ejecución de la RES/1325 y
evitar algunas de las desventajas. Parte
del propósito de formular un plan de
acción es elevar la visibilidad y conciencia
de las cuestiones de MPS a fin de que se
integren en otras iniciativas y políticas de
paz y seguridad. Además, el enfoque
combinado abre más vías para la ejecución
de la RES/1325, al tiempo que participan
nuevos actores y diferentes estratos de
la organización/país.
encargados de monitorear y hacer cumplir
57
los planes de acción.
Aprender de los planes de
acción de igualdad de género
En los diez años transcurridos desde la
Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer,
los planes de acción para la igualdad de
género formulados por estados,
dependencias intergubernamentales y las
ONG han cosechado muchos resultados
positivos. Una evaluación por la Sesión
49° de la Comisión de la Condición Jurídica
y Social de la Mujer (CSW) acerca de la
ejecución de la BPfA señala que la mayoría
de los gobiernos en el ámbito mundial
han desarrollado políticas, programas
operacionales, leyes y marcos
institucionales para la promoción de la
igualdad de género. En todas las regiones,
las medidas que se derivan de la
planificación de género dirigida a grupos
específicos han producido adelantos en
áreas como la educación, reducción de la
pobreza, salud de las mujeres, estatus
social y jurídico, y representación de las
mujeres en los foros públicos. La CSW
además registró el avance en el contexto
de la distribución de recursos y la
investigación y recopilación de datos
59
específicos de género.
Manteniendo presente el enfoque
combinado, conviene tener en cuenta que
aunque existen muy pocos planes de
mujeres, paz y seguridad en estos
momentos, los planes de acción sobre
género han existido desde 1975. Las
lecciones que podemos extraer de un
breve análisis de los planes de acción de
igualdad de género son de sumo valor a
fin de eludir las mismas trabas y aprender
de los logros.
Los gobiernos nacionales comenzaron a
desarrollar planes de acción para abordar
los derechos de las mujeres tras el ejemplo
del Plan de Acción Mundial de las Naciones
Unidas de 1975 para la Ejecución de los
Objetivos del Año Internacional de la
Mujer. Los planes de acción nacional solían
depender de la metodología básica que
consistía en: realizar encuestas para reunir
datos sobre las mujeres, analizar los datos
56
y encontrar varias soluciones. Muchos
países respondieron formando
mecanismos institucionales, tales como
oficinas y ministerios de mujeres
Tras la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer en 1995, la Plataforma de acción
de Beijing (BPfA) se convirtió en el
catalizador de la creación masiva de planes
de acción estratégica para la igualdad de
género por parte de países y
organizaciones de todo el mundo. La BPfA
hace un llamado explícito al desarrollo de
“estrategias o planes de acción” por parte
de países individuales y organismos de
la ONU. La División para el Adelanto de
la Mujer de la ONU (DAW) informa que
hasta el mes de abril del 2000, un total
de 118 países había presentado planes o
58
estrategias de acción nacional.
Los planes de acción de muchos países
en toda Latinoamérica y en el Sur de Asia
han tenido bastante éxito con su enfoque
21
56. Moser 141.
57. Moser 111.
58. Beijing Platform for Action, “Institutional
Arrangements” 1995.
59. Commission on the Status of Women, Report of
the Secretary-General on the Review of the
implementation of the Beijing Platform for Action and
the outcome documents of the special session of the
General Assembly entitled “Women 2000: gender
equality, development and peace for the twenty-first
century (New York: Commission on the Status of
Women, Forty-ninth session, 28 February-11 March
2005) 15.
específico en combatir la violencia contra
las mujeres. En Ecuador, la ejecución del
plan de acción del país ha supuesto la
creación de cortes para mujeres. Éstas
reciben asesoría de las ONG de mujeres
para abordar la violencia doméstica.
UNIFEM comunica que como resultado de
este programa, ha aumentado el
porcentaje de individuos abusivos que
son sentenciados, al tiempo que las
mujeres que disponen de las cortes
informan que “han visto el efecto positivo
60
en su vida”.
22
Pese al gran número de promesas
resonantes y resultados positivos, en los
últimos diez años la ejecución de los
planes de acción para la igualdad de
género a nivel mundial ha sido esporádica
e incoherente. En general, muchos de los
planes de acción nacional son percibidos
como documentos extensos y
“engorrosos” que no han podido propiciar
61
cambios sostenibles. En muchos casos,
particularmente en los países que más
necesitan de esfuerzos coordinados para
fomentar la igualdad de género, la
ejecución de planes de acción ha sido
prácticamente inexistente. En muchas
regiones aún existen obstáculos
legislativos para la promoción de los
derechos de las mujeres, incluidas las
leyes nacionales que “permiten la
discriminación contra las mujeres en el
62
campo político, civil, económico y social”.
En general, tal como afirma UNIFEM, “a
día de hoy, la ejecución ha sido poco
uniforme… es evidente que hay que
63
fortalecer los planes”.
60. UNIFEM, Not a minute more: Ending Violence
Against Women (New York: UNIFEM, 2003) 54.
61. Caroline Moser, personal interview, 26 July 2005.
62. CSW 19.
63. UNIFEM 57-59.
64. UNIFEM 57.
65. CSW 19-20.
En los informes de los países sobre la
ejecución de planes de acción nacional
para la igualdad de género se dan a
conocer muchos de los problemas más
significativos. Una de las inquietudes más
arraigadas ha sido la falta de recursos
designados a las cuestiones de género a
escala nacional. Tal como indica UNIFEM,
“dado su amplio alcance, era de esperarse
que los planes de acción requerirían de
una inversión sustancial. Pero existen
demasiados gobiernos que no han
aprobado bajo mandato la asignación de
los recursos para hacer efectivos los
64
planes.”
Algunos obstáculos adicionales son:
¨ Brechas entre la legislación, políticas y
programas según lo definido en los planes
de acción y su ejecución general, así como
su integración específica en los planes
nacionales de desarrollo de mayor escala.
¨ Insuficientes mecanismos de rendición
de cuentas, monitoreo y evaluación
transparentes, que se cree está vinculado
a la falta de estadísticas e indicadores
desagregados en función del sexo.
¨ Falta de entendimiento de los conceptos
de igualdad de género y transversalización
de género por parte de legisladores.
¨ Te n d e n c i a a r e l e g a r t o d a l a
responsabilidad de fomentar la igualdad
de género a los comités, grupos de trabajo
u otros mecanismos de coordinación para
la promoción de las mujeres.
¨ Directrices indefinidas o inexistentes
para cumplir los objetivos de los planes
65
de acción de igualdad de género.
Estas lecciones aprendidas son cruciales
y deben tomarse en consideración al
formularse planes de acción de MPS a
escala regional, nacional u institucional.
En lugar de depender únicamente de estas
observaciones generales, puede ser de
utilidad extraer lecciones adicionales de
los planes de acción de género en el país
o región en cuestión, como parte de la
fase de evaluación de crear un plan de
acción de MPS. A efectos de sintetizar las
extensas recomendaciones acumuladas
después de diez años de planes de acción
de género, los planes de acción futuros
de MPS deberían incluir:
1. Objetivos realistas para el
futuro próximo que pueden ser
monitoreados y evaluados.
2. Un claro entendimiento de las
responsabilidades específicas,
recursos y calendarios.
3.
La
participación
y
responsabilidad compartida de
líderes y representantes de todas
las áreas y divisiones de la
institución/organización.
Asimismo, con miras a lograr una
aplicación más eficaz de la RES/1325 se
deben considerar nuevos enfoques y
procesos para la creación de planes de
acción. En la sección siguiente, se
describen los métodos y estrategias de
planificación que sirven como base teórica
para “Cómo crear un Plan de acción de
MPS”.
Métodos de planificación:
combinar la planificación
estratégica, planificación
participativa y el análisis de
género
En esta guía, las medidas y estrategias
recomendadas se basan en información
reunida de numerosas fuentes, incluyendo
entrevistas, sitios Web, revistas y
publicaciones de las ONGs y la ONU.
Asimismo, la planificación de prácticas y
procedimientos que aquí se sugieren se
fundamentan en tres metodologías
básicas: planificación estratégica,
planificación participativa y análisis de
género y socioeconómico.
Planificación estratégica
En la década de 1980, los gobiernos y
organizaciones de la sociedad civil
adoptaron las técnicas de planificación
estratégica para ejecutar objetivos
específicos e identificar soluciones
66
Los académicos en
potenciales.
planificación John Bryson y William Roering
definen a la planificación estratégica como
“un esfuerzo disciplinado cuyo fin son las
decisiones y acciones fundamentales que
definen lo que es una organización (o
67
entidad), lo que hace, y por qué lo hace.”
Esta metodología dinámica supone
procesos creativos que conjugan: 1) las
metas generales de la institución; 2) los
objetivos específicos de políticas y
programas y 3) las medidas prácticas que
apuntan al logro de los objetivos.
23
Los procedimientos de planificación
estratégica incluyen:
¨ U n a e n c u e s t a i n t e g ra l d e l a s
condiciones internas y externas.
¨ La definición de metas y objetivos.
¨ Exploración de distintos enfoques y
estrategias.
¨ Énfasis en las implicaciones futuras de
las decisiones de hoy.
¨ Especificación de tareas, calendarios
y responsabilidades.
¨ Monitoreo continuo de los resultados.
Según Bryson y Roering, se debe disponer
de un “mosaico” de elementos diversos
a fin de que la planificación estratégica
funcione en el sector público, incluyendo:
¨ Un influyente patrocinador del proceso.
¨ Un equipo de planificación estratégica.
¨ Líderes de equipo eficaces o
“campeones del proceso”.
¨ Estar a la expectativa de interrupciones
y atrasos.
¨ La disposición a ser flexible en lo que
constituye un plan estratégico.
¨ Compromiso a evaluar propuestas con
una amplia gama de criterios y distintas
68
perspectivas.
66. Douglas C. Eadie, “Putting a Powerful Tool to
Practical Use: The Application of Strategic Planning in
the Public Sector” Public Administration Review 43
(1983): 447.
67. John M. Bryson and William D. Roering, “Initiation
of Strategic Planning by Governments” Public
Administration Review 48 (1988): 995.
68. Bryson and Roering 1002.
Planificación participativa
Es un enfoque relativamente nuevo que
parte de los métodos de planificación
estratégica y del impulso de los
movimientos de empoderamiento y
democratización que están cobrando auge
en el ámbito mundial. Su propósito es
transformar los procesos de planificación
estratégica que se basan en un enfoque
“de arriba abajo”. En dicho enfoque se
exploran ideas, y las autoridades de
planificación toman decisiones que luego
son transmitidas al público para obtener
sus comentarios. La planificación
participativa, por el contrario, prioriza la
participación de todos los aliados dentro
de una institución, país o comunidad a lo
largo de todas las distintas etapas de
planificación. Esta metodología está
arraigada en el reconocimiento de la
diversidad y las diferencias de poder, y
procura garantizar que las desigualdades
no predeterminen los resultados de los
procesos de planificación.
24
En un estudio de 2003 encargado por la
Oficina del Viceprimer Ministro del Reino
Unido, los investigadores recopilaron
evidencias a favor de la planificación
estratégica. Sin embargo, encontraron
que los métodos pueden suponer
transiciones desafiantes para las
instituciones:
69. C. Hague, et al., “Participatory Planning for
Sustainable Communities” (London: United Kingdom
Office of the Deputy Prime Minister, 8 September 2003)
<>.
El ”'juego de la planificació”' lo han
jugado muchos “conocedores del
proceso”… Para que el sistema nuevo
funcione, se deberán desafiar las
mentalidades existentes y se tendrán
que cultivar nuevas destrezas, como
saber escuchar, la comunicación y el
arbitraje. Estas habilidades deberán
compartirse mediante nuevos
enfoques de planificación. Un cambio
de esa magnitud en la cultura
requiere de un compromiso sostenible
a través del tiempo, pero nuestra
investigación también ha demostrado
que si hay voluntad política, la
planificación y las relaciones en
69
función de ésta pueden modificarse.
Pese a los nuevos desafíos en la aplicación
de los métodos participativos, en el
contexto de las cuestiones de MPS y la
ejecución de la RES/1325, los beneficios
a largo plazo de usar los procesos
participativos hacen que los contratiempos
iniciales valgan la pena. Las ventajas de
este enfoque incluyen:
¨ La reducción de la resistencia futura al
cambio mediante negociaciones de
compromisos y la búsqueda de puntos en
común y beneficios mutuos.
¨ Un mejor entendimiento de los
diferentes puntos de vista, lo cual
engendrará la formación de alianzas y el
afianzamiento de relaciones entre los
diversos sectores de la institución, país
o comunidad.
¨ Garantía de que se han abordado las
necesidades e intereses de cada grupo
en particular, especialmente los grupos
comúnmente marginados, como las
m u j e r e s i n d í g e n a s o m i g ra n t e s .
¨ Mayor apoyo y disposición a participar
en la ejecución futura del plan de acción.
¨ El empoderamiento de los grupos
marginados y un aumento subsiguiente
en los niveles de confianza.
¨ Un aumento en el impacto general y la
sostenibilidad de los cambios que generan
las iniciativas.
Análisis de género y
socioeconómico
Además de los pasos básicos de métodos
de planificación estratégica y participativa,
el análisis de género y socioeconómico
(GSE) es una técnica fundamental que
puede emplearse en el proceso de
planificación y es parte del monitoreo y
evaluación.70 El enfoque en género como
una perspectiva con la cual se puede
analizar y evaluar un plan, política u otra
iniciativa ha evolucionado en las últimas
décadas en la rama de estudios de
desarrollo. Mediante los análisis de
género, los papeles y relaciones de género
existentes se comprenden mejor, en
particular las diferencias en actividades,
el acceso a los recursos y la toma de
decisiones, y las restricciones económicas,
sociales, políticas y de otro tipo que
enfrentan las mujeres en comparación
con los hombres.
Mediante los análisis de género se pueden
formular políticas, programas y leyes que
toman en consideración y responden
eficazmente a las desigualdades y
diferencias en las necesidades e intereses
de mujeres y hombres. Además, al
añadirle un componente socioeconómico
a los análisis se reconocen las disparidades
en los grupos de mujeres y hombres. Un
análisis de GSE considera los múltiples
retos que surgen cuando el género se
suma a otras desigualdades para las
mujeres como la clase, etnia, cultura,
religión, discapacidad, orientación sexual
y edad.
Las mujeres y hombres de distintos
orígenes no experimentan situaciones de
inseguridad, conflicto armado y creación
de paz de la misma manera. Por tanto,
los análisis de GSE aplicados a lo largo
del desarrollo y ejecución de los planes
de acción de MPS pueden garantizar la
eficacia del plan para todos los miembros
de una institución, país o comunidad. Con
un entendimiento sólido de las diferentes
experiencias, destrezas y vulnerabilidades
de mujeres y hombres en un contexto
dado, se pueden tomar decisiones
respecto a qué objetivos e iniciativas
específicas priorizar en un plan de acción.
Más específicamente, dentro del proceso
de creación de un plan de acción de MPS,
Cuadro 4:
TÉCNICAS DE EVALUACION DE GSE
Estadísticas desagregadas
La recopilación y análisis de datos
por categorías (e.g. sexo y etnia) a
fin de identificar las brechas
socioeconómicas y patrones de
discriminación en una situación dada,
como aquellas entre mujeres y
hombres, o entre las mujeres y
71
hombres de varias etnias.
Evaluación de necesidades
prácticas
La medida de las necesidades
inmediatas de las mujeres que se
derivan de su estatus de
subordinación en la sociedad, como
las disparidades en las condiciones
72
de vida, atención de salud y empleo.
Evaluación de necesidades
estratégicas
La evaluación de las necesidades más
amplias de las mujeres, que desafían
su status de subordinación frente a
los hombres, como las asociadas a
los derechos legales, alto riesgo de
73
violencia, y salarios equitativos.
Medidas, números, datos, opiniones
o percepciones que revelan los
cambios con respecto al tema de
género que se han producido con el
paso del tiempo.
Indicadores sensibles a género
1. Cambios en el estatus y papel de
mujeres y hombres a través del
tiempo.
2. Grado en que se logra la equidad
de género.
Resultados positivos o negativos de
políticas y programas de género.
70. For more elaborate descriptions and examples of GSE analyses, see information on the programme of the
gender and development division of the UN Food and Agriculture Organization (FAO): SEAGA (Socio-economic
and Gender Analysis) <http://www.fao.org/sd/seaga/index_en.htm>.
71. San Francisco Commission on the Status of Women, “Guidelines for a Gender Analysis:
Human Rights with a Gender Perspective” (San Francisco: San Francisco City and County Government, August
2000) <>.
72. ILO Sub-Regional Office for South-East Asia and the Pacific, “Online Training Module on Gender, Unit 1: A
Conceptual Framework for Gender Analysis and Planning” 8 February 2005 <>.
73. Ibid.
25
el análisis de GSE puede aplicarse
durante la evaluación de MPS y
la fase de monitoreo y evaluación.
26
Varias técnicas se han convertido
en componentes estándares [del
a n á l i s i s ] d e G S E y o t ra s
evaluaciones de género. Algunas
de
ellas
pueden
ser
particularmente útiles para
evaluar la ejecución de la
RES/1325 o el plan de acción de
MPS. Estas técnicas de evaluación
se describen en el Cuadro 4.
En particular, los indicadores sensibles al género son herramientas cruciales para la evaluación
de iniciativas y programas encaminados a aumentar la igualdad y la transversalización de
género y el empoderamiento de las mujeres. Estos indicadores pueden servir de base para
los procesos de monitoreo y evaluación. La Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional
(CIDA) recomienda cinco tipos de indicadores para analizar distintos programas y
procedimientos, según se detalla a continuación:
74. Marnie Girvan, “Guide to Gender Sensitive
Indicators” (Ottawa: Canadian International
Development Agency, August 1997) http://www.acdicida.gc.ca/cida_ind.nsf/8949395286e4d3a58525641
300568be1/7b5da002feaec07c8525695d0074a824?
OpenDocument#sec1
Cuadro 5:
TIPOS DE INDICADORES DE PROYECTO74
Riesgo/Capacidad
Los factores externos de un proyecto que
contribuyen al éxito o fracaso del mismo.
Insumo
Los recursos dedicados a un proyecto o
programa.
Proceso
Los logros durante la ejecución, como la
entrega exitosa de recursos, lo que sirve para
vigilar el avance hacia los resultados deseados.
Logro concreto
Productos y servicios que se entregan cuando
se completa un programa o proyecto, como el
número de niñas capacitadas o las opiniones
que se reciben de los maestros sobre las
instalaciones de capacitación.
Resultado
Los resultados a largo plazo del proyecto.
Al integrar los distintos métodos que forman parte del análisis de GSE, planificación
participativa y planificación estratégica, se puede establecer un proceso cohesivo
para crear un plan de acción de MPS integral, inclusivo y receptivo.
27
III. ¿Cómo crear un Plan de acción de MPS?
Esta sección contiene recomendaciones
prácticas para crear planes de acción.
Han sido extraídas de los años de
experiencias de investigadores,
organizaciones, gobiernos y negocios. No
pretendemos incluir todos los enfoques
para preparar planes de acción, debido a
que constantemente se están creando
enfoques nuevos en el campo profesional
y académico de la planificación y toma
de decisiones, sino más bien enfocarnos
en ofrecer una introducción a los pasos
básicos.
Cabe
considerar
que
estas
recomendaciones deben ser adaptadas a
contextos específicos. Dependiendo del
tipo y número de actores que participen,
del contexto regional, nacional o
comunitario específico y de los recursos
disponibles, el proceso de planificación
variará considerablemente. No existe un
proceso de planificación genérico ni un
plan de acción modelo. Por ejemplo, las
actividades para crear un plan de acción
de MPS para la Organización de Estados
Americanos (OEA) serían mucho más
extensas que aquéllas para una ONG
pequeña dedicada a cuestiones de
desarme (ver Cuadro 6 para el ejemplo
del proceso de creación del plan de acción
de Noruega).
Como consultor de planificación y gestión,
Douglas Eadie escribe: “la ejecución
exitosa de la planificación estratégica
depende de adaptarla a las circunstancias
singulares de una organización pública
en particular… las variaciones a menudo
son cruciales para que el diseño del
proceso de planificación sea todo un
79
éxito”.
Esta sección se divide en seis pasos:
1. Fortalecimiento de la voluntad
política: Incidencia y concienciación
2. Organización
3. Plan de planificación: Términos
de referencia
4. Evaluaciones de MPS
5. Planificación de reuniones/talleres
6. Redacción del Plan de acción
Estos son algunos de los pasos
elementales que deberían darse a fin de
crear un plan de acción de MPS. Los
lectores de esta guía quizás se encuentren
en diferentes etapas del proceso, sin
embargo, la meta es sugerir buenas
prácticas y brindar información útil a todos
los actores que estén formulando o que
piensen formular un plan de acción de
MPS.
75.
76.
77.
78.
79.
Helga Hernes, personal interview, 15 May 2006.
IBID
IBID
IBID
Eadie 447.
Cuadro 6: Proceso de creación
del plan de acción de Noruega
La decisión de formular un plan de acción
nacional sobre la RES/1325 fue anunciada
el 31 de octubre de 2005. Cuatro meses
después, el 8 de marzo de 2006, el Plan de
acción del Gobierno de Noruega para la
ejecución de la Resolución 1325 del Consejo
de Seguridad de la ONU (2000) sobre la
Mujer, la Paz y la Seguridad fue lanzado
oficialmente.
El Ministerio de Relaciones Exteriores (que
incluye el Desarrollo Internacional) fue
responsable de coordinar el plan de acción.
Este fue redactado en cooperación con el
Ministerio de Defensa, Ministerio de Justicia
y Policía, y el Ministerio de los Niños y la
Igualdad. Se estableció un comité con
representantes de los distintos ministerios
y se contrató a dos consultores del Instituto
Internacional de Investigación para la Paz
(PRIO), Helga Hernes and Torunn Lise
Tryggestad, para redactar el plan. El tiempo
de redacción real fue “de concentración
75
extrema y duró dos meses.”
Como parte del proceso de redacción del
plan de acción, se realizó una evaluación
interna que reveló que “no se había
registrado casi progreso alguno en el proceso
de ejecutar [la RES/1325] en los últimos
76
cinco años.” Se consultó al RU y a Suecia,
ya que también tenían experiencia en la
redacción de planes de acción de MPS. Se
incluyó asimismo a la sociedad civil mediante
un proceso consultivo.
La clave del éxito del proceso de desarrollo,
según Helga Hernes, fue “la voluntad política
y el compromiso por parte de la cúpula
77
ministerial.” En retrospectiva, señala que
le hubiera concedido más tiempo al proceso
de desarrollo del plan, en vista de que el
proceso “fue muy exigente en función de
78
plazos.”
29
Paso 1: Fortalecimiento de la
voluntad política: Incidencia
y concienciación
Consejos para un enfoque
de alcance moderado
Consejos para un enfoque
integral
¨ Saltar el primer paso de incidencia
y concienciación.
¨ Asegurar un apoyo sólido al plan
de acción dentro de la organización/
gobierno y sociedad civil antes de
proponer oficialmente la creación de
un plan de acción de MPS.
¨ Incluir el mínimo de personas en
el grupo de trabajo interagencial,
pero asegurar la presencia de
representantes clave de la sociedad
civil.
30
¨ Contratar consultores para organizar
la reunión, realizar una evaluación
breve y redactar el plan de acción.
Si los recursos son escasos, designar
a un miembro específico del personal.
¨ Celebrar dos reuniones principales
con todos los aliados, incluida la
sociedad civil, a efectos de recoger
ideas sobre el plan de acción y
observaciones sobre el primer
borrador.
¨ Celebrar la cantidad mínima
necesaria de reuniones/talleres de
forma consecutiva, donde el grupo
de trabajo sea informado de la
evaluación, sugerir ideas respecto
del contenido del plan y pasar revista
a los borradores del plan de acción.
80. Alma Viviana Perez, “Resolution 1325: How to
develop a national strategy” (Washington D.C.: Women
Waging Peace Colloquium, 2004).
¨ Redactar términos de referencia
detallados para guiar el proceso de
desarrollo del plan de acción.
¨ Realizar una evaluación institucional
y situacional minuciosa antes de
redactar el plan de acción.
¨ Incluir a todos los aliados clave
en el grupo de trabajo interagencial,
en especial a representantes de la
sociedad civil.
¨ Celebrar talleres sobre cuestiones
de MPS para el grupo de trabajo, así
como para el personal responsable
de ejecutar el plan de acción.
¨ Diseminar varios borradores y
solicitar sugerencias a fin de instituir
un proceso participativo, promover
[el sentido de] propiedad y forjar una
amplia base de apoyo.
En muchos países, incluso entre políticos
y otros líderes influyentes, todavía hace
falta una concienciación generalizada
sobre cuestiones de MPS y la RES/1325.
Posteriormente, cuando se produce el
primer acercamiento a la resolución,
muchos de los mandatos pueden parecer
insignificantes o hasta amenazantes para
algunos miembros de una institución o
sociedad. La labor de informar a los entes
decisorios, así como al público en general,
y afianzar el apoyo a las cuestiones de
MPS resulta crucial a los efectos de crear
una plataforma para la ejecución exitosa
de un plan de acción futuro (ver Cuadro
7). Muchas ONGs y miembros de la
comunidad en distintas partes del mundo
han puesto en marcha lo que Alma Viviana
Pérez describe como una “campaña de
diseminación,” en la que se divulga y se
comunica información sobre cuestiones
de MPS y la RES/1325 a los diversos
miembros de una organización o
80
comunidad.
Las campañas mediáticas, volantes,
talleres, grupos de debate y otros métodos
son iniciativas eficaces para aumentar el
nivel de conciencia y apoyo a las
cuestiones de mujeres, paz y seguridad.
Este primer paso no tiene una fecha límite
rigurosa. Lo ideal es que este proceso
continúe durante y después de que se
forme el plan de acción. Por ejemplo,
después de realizarse una evaluación, la
información recopilada puede ser utilizada
para preparar materiales de incidencia y
concienciación.
Las reuniones y talleres de planificación
también deberían incluir un componente
de concienciación, en vista de que los
aliados que forman parte del proceso de
planificación a menudo vienen con
entendimientos y asunciones diferentes.
Y finalmente, para garantizar la ejecución
eficaz, es esencial crear conciencia sobre
el plan de acción de MPS propiamente
dicho.
Puede que también sea necesario lanzar
campañas de incidencia dirigidas a grupos
específicos, a fin de que los países u
organizaciones tomen la iniciativa de crear
un plan de acción. En el caso de la
RES/1325 fue necesario formar una
coalición de ONGs y lanzar una campaña
de incidencia dirigida para que el Consejo
de Seguridad de la ONU contemplara la
posibilidad de redactar una resolución
sobre mujeres, paz y seguridad.
Cuadro 8: Elementos constitutivos para un Plan de acción
nacional de MPS – Noruega
El 31 de octubre de 2005, el recién elegido gobierno de Noruega anunció su intención
de desarrollar un plan de acción nacional para la RES/1325. Varios factores motivaron
esta decisión:
Presión de las ONGs: Las ONGs como la división noruega de la WILPF y otras
organizaciones que trabajan en el área de género, desarrollo y derechos humanos
ejercieron presión durante años para que se creara un plan de acción para Noruega.
En agosto de 2005, el Centro de Igualdad de Género, una oficina gubernamental
independiente, redactó y diseminó una declaración que exigía que se priorizaran diez
temas en el Plan de acción de Noruega sobre la RES/1325 (ver Anexo C).
Creación de una Coalición de la sociedad civil sobre MPS: Por iniciativa de la
WILPF de Noruega, en el otoño de 2004 se formó Forum Norway 1325, para garantizar
la ejecución de la RES/1325. Actualmente está compuesta por ocho institutos, ONGs
81
y organizaciones de investigación.
Antecedentes de iniciativas sobre la RES/1325: El gobierno de Noruega y la
sociedad civil han trabajado activamente en la ejecución de la resolución previa al
82
desarrollo de un plan de acción.
Apoyo individual desde el seno del gobierno: A muchos dentro del Ministerio de
Relaciones Exteriores les hubiera gustado desarrollar un Plan de Acción, pero se
abstuvieron expresamente hasta que el interés político creara el “momento adecuado”,
y sólo entonces actuaron.83 Asimismo, las mujeres con escaños parlamentarios de
todos los partidos políticos se pronunciaron a favor del llamamiento a ejecutar la
RES/1325 y un plan de acción nacional.84
Mayor voluntad política: La influencia final fue el cambio de mando en octubre de
2005 a un gobierno mayoritario de la Coalición Rojo-Verde, compuesta por el Partido
Obrero, el Partido de Izquierda Socialista y el Partido del Centro. Con un gobierno de
coalición de izquierda moderada que procura promover las cuestiones de género, la
decisión de redactar un plan fue tomada rápidamente y apoyada de forma unánime.
Ejemplos adicionales de iniciativas de
concienciación e incidencia:
¨ En el año 2003, la Liga Internacional
de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF)
– Filial de Noruega, celebró un evento
para lanzar el informe de UNIFEM titulado
Women, War, Peace con Elisabeth Rehn,
la coautora. El lanzamiento fue patrocinado
por el Ministerio de Relaciones Exteriores
y recibió amplia cobertura de los medios.
81. Forum Norge 1325, “”
<http://www.fn1325.no/Forum_Norge_1325/Undert
est>.
82. NGOWG on Women, Peace and Security 63-65.
83. Torunn L. Tryggestad, personal interview, 15 May
2006.
84. “Kvinner bidrar til konfliktløsning,” Aftenposten 8
March 2006
<http://www.aftenposten.no/meninger/debatt/article
1242691.ece>.
31
Cuadro 9: Actores clave en el desarrollo del Plan de
acción nacional del RU sobre la RES/1325
32
La Foreign and Commonwealth
Office (FCO) dentro del gobierno
británico es el punto focal para
coordinar
la
ejecución
intergubernamental de la RES/1325 a
nivel nacional. El Conflict Issues Group
(CIG) , dentro de la FCO, es el
departamento directivo en materia de
políticas sobre la RES/1325. Debido a
que la FCO no es un actor ejecutor, se
hace partícipe de los adelantos sobre
el terreno de la RES/1325 por medio
de otros sectores del gobierno, como
el Departamento de Desarrollo
Internacional (DFID) y las ONGs que
trabajan en regiones afectadas por el
conflicto.
El Grupo de Trabajo Whitehall
sobre el Plan de acción de la 1325
fue establecido para desarrollar el Plan
de acción nacional del RU. La FCO ha
funcionado como oficina coordinadora
para este grupo, el cual se ha reunido
de forma periódica para deliberar sobre
la redacción del Plan. El Grupo Whitehall
es informal y está integrado por
miembros de tres departamentos
básicos (FCO, DFID y MOD). El Grupo
de Trabajo del RU sobre la Mujer, la
Paz y la Seguridad también ha
participado en reuniones y ha hecho
aportes sustanciales al borrador inicial
del Plan de acción.
Actualmente se está formando un
Grupo
parlamentario
multipartidista sobre la mujer, la
paz y la seguridad, en base al modelo
del Comité Canadiense sobre la Mujer,
la Paz y la Seguridad (CCWPS). Este
grupo llevará las voces de la sociedad
civil y la academia a nivel Parlamentario.
Joan Ruddock, miembro del Parlamento
del RU y partidario acérrimo de la 1325,
es un participante y promotor clave de
este grupo. La sociedad civil también
trabaja para garantizar el apoyo de un
grupo multipartidista y de la Cámara
de los Lores para ayudar a monitorear
la ejecución y concienciar sobre las
cuestiones asociadas a la 1325 en el
Parlamento.
El Grupo de Trabajo del RU sobre
la Mujer, la Paz y la Seguridad está
compuesto por ONGs, redes de mujeres,
investigadores y la sección de género
de la Secretaría de la Mancomunidad.
Los esfuerzos combinados de estos
actores gubernamentales y de la
sociedad civil han sido de importancia
crítica en las iniciativas en curso para
redactar un Plan de acción nacional. Si
bien el gobierno británico reconoce que
la sociedad civil es un actor clave en el
proceso, el intercambio de información
con la misma no ha sido sistemático.
Por ejemplo, la auditoría de género del
RU fue realizada bajo un marco
gubernamental, pero a los grupos civiles
no se les concedió la oportunidad de
dar opiniones en áreas cubiertas por
esta auditoría. Además, los resultados
de la auditoría no se han compartido
con los grupos de la sociedad civil.
The NGO Working Group on Women, Peace and
Security, From Local to Global: Making Peace Work
for Women (New York: NGOWG on Women, Peace
and Security, octubre de 2005) 54.
85. Mari Holmboe Ruge, “Det sivile samfunns rolle in implementeringen av 1325,” Ministry of Foreign Affairs
Seminar on SCR 1325, Oslo, 31 October 2005.
86. NGOWG on Women, Peace and Security 84.
87. NGOWG on Women, Peace and Security 91.
88. NGOWG on Women, Peace and Security 72.
Asimismo, abrió espacio para el diálogo
con autoridades superiores del Ministerio
de Relaciones Exteriores de Noruega sobre
cuestiones de MPS. El informe publicado
del evento ahora se utiliza como material
de estudio.85
¨ El Proyecto PeaceWomen de la WILPF
ha encabezado la trascendental campaña
para traducir la RES/1325 a distintos
idiomas. Actualmente, existen
traducciones en setenta y tres lenguas.
Por medio de este esfuerzo se facilitan
las iniciativas de concienciación locales y
es “un paso hacia adelante en la ejecución
y una forma de hacer que sus
disposiciones reflejen la lucha de las
mujeres por la participación plena y
86
equitativa en los procesos políticos.”
¨ El International Women’s Tribune
Centre ha elaborado cuatro materiales
prototipo de difusión en inglés sobre la
RES/1325, en colaboración con activistas
por la paz y locutores comunitarios en las
Filipinas con el objeto de crear conciencia
sobre la RES/1325 en el ámbito nacional
87
y comunitario.
¨ En Fiji, se llevó a cabo un taller de cinco
días sobre prevención de conflictos y
alerta rápida en 2003. El taller, una
iniciativa conjunta del gobierno y las
ONGs, fue diseñado para las mujeres
creadoras de paz y el personal del sector
de seguridad del gobierno. Para incorporar
la perspectiva de género en la prevención
de conflictos y la alerta rápida, el taller
incluyó información y deliberaciones sobre
88
la RES/1325.
Paso 2: Organización
Incluir a muchos socios/actores nutre y
enriquece el debate y no necesariamente
complica las deliberaciones, sino que
garantiza una ejecución más definida. –
Tamara Münger, Departamento Federal
de Relaciones Exteriores de Suiza
Una vez que se hayan establecido el
impulso y la voluntad política por medio
de la labor de concienciación e incidencia,
los aliados clave podrán aunar esfuerzos
y lanzar iniciativas dirigidas a fin de crear
un plan de acción de MPS. Si aún se
detecta una falta de interés o voluntad
política por parte del gobierno u
organización pertinente, los grupos
externos (usualmente las ONGs) pueden
unirse para continuar las iniciativas de
incidencia. Si hay voluntad política, se
pueden establecer tanto grupos internos
como externos para apoyar el proceso de
formulación del plan. La consolidación de
los esfuerzos en comités y equipos
“oficiales” es un paso crucial para ganar
la aprobación de líderes prominentes y
entes decisorios. Véase el Cuadro 8 para
ejemplos de distintos actores y grupos
que fueron parte del proceso del Reino
Unido para desarrollar un plan de acción
para la RES/1325.
Grupos colaboradores
En el ámbito mundial, uno de los pasos
más importantes en la toma de acción
frente a las cuestiones de MPS y/o la
RES/1325 ha sido reunir a individuos de
distintas organizaciones para luego formar
organizaciones coordinadoras o redes de
información formales. Estos grupos suelen
incluir principalmente a las ONG que
trabajan en el tema de género, mujeres,
paz y desarrollo; sin embargo, existen
ejemplos de comités integrados por
representantes del gobierno y de la
academia, así como de la sociedad civil
(ver Cuadro 10).
Cuadro 10: Grupos colaboradores
Los grupos de colaboración nacional e internacional existen
en varios países. El Grupo de Trabajo de ONGs sobre la
Mujer, la Paz y la Seguridad tiene su sede en Nueva York
y consiste en una coalición de once ONG regionales e
internacionales que abogaron por la aprobación de la
RES/1325 y ahora se centran en la incidencia y el
monitoreo.
En Suecia, Noruega, el RU y Canadá se han formado
diferentes clases de grupos de coordinación nacional.
Operation 1325 es una red de seis organizaciones de
mujeres con base en Suecia que se concentran en la
ejecución de la RES/1325 mediante la educación y el
aumento de capacidad. Forum 1325 en Noruega comprende
instituciones, organizaciones e individuos y se dedica a
la labor de incidencia. El Comité Canadiense sobre la
Mujer, la Paz y la Seguridad está integrado por
parlamentarios, representantes del gobierno canadiense
y la sociedad civil.
Los aportes de estos grupos colaboradores son fundamentales para
que el apoyo a la RES/1325 cobre impulso, especialmente si los
líderes de la organización/país todavía no han tomado la iniciativa,
de manera independiente, de hacer cumplir la Res/1325. Sirven
asimismo para ayudar a las organizaciones civiles a coordinar sus
iniciativas y tomar medidas conjuntas.
33
Cuadro 11: Actores clave
de MPS
Al seleccionar a los miembros de un
grupo de trabajo interagencial es
importante incluir a representantes
internos de alto rango, así como a
profesionales internos y externos.
Entre los actores clave, figuran
representantes de:
34
-
Grupos étnicos y de minoría
Organizaciones de mujeres
Org. de mujeres migrantes
Org. de mujeres indígenas
IDP u org. de mujeres refugiadas
Instituciones academicas o de
investigación
- Org. de las Naciones Unidas
- Gobierno local y nacional
- Ejército y policía
90. Bryson and Roering in John M. Bryson and Sharon
R. Anderson, “Applying Large-Group Interaction Methods
in the Planning and Implementation of Major Change
Efforts” Public Administration Review 60 (2000): 146.
Grupo de trabajo
Interagencial
El establecimiento de un grupo de trabajo
interministerial es esencial y de gran
utilidad, inclusive como un medio para
lograr la participación de todos los aliados.
– Jessica Olausson, Ministerio de
Re l a c i o n e s E x t e r i o r e s d e S u e c i a
Si el gobierno u organización resuelve
comprometerse a desarrollar un plan de
acción, uno de los primeros pasos debería
ser establecer un grupo de trabajo
interagencial/interdepartamental/inter
ministerial con miras a iniciar y vigilar el
proceso de desarrollo del plan de acción.
El grupo de trabajo idealmente debería
incluir a diversos representantes:
legisladores, profesionales y actores
externos (ver Cuadro 11).
Debido a que los hombres tienden a tener
menos representación en el contexto de
MPS, conviene tomar algunas medidas
para incluir a hombres y expertos sobre
cuestiones de la masculinidad. A efectos
de garantizar que todas las perspectivas
y necesidades diferentes sean examinadas
en el grupo de trabajo, es importante que
se usen técnicas de planificación
participativa (ver Capítulo II sobre
Fundamentos teóricos). El propósito del
grupo de trabajo es tomar las decisiones
finales respecto del contenido y el proceso
de ejecución del plan de acción de MPS.
Con arreglo a lo mencionado en el Capítulo
II, resulta esencial incluir patrocinadores
del proceso influyentes, o miembros
de órganos gubernamentales o
administrativos de alto rango, con el fin
d e f o r m a r u n g r u p o d e t ra b a j o
interagencial exitoso. Estos actores sirven
para “legitimar el proceso” y ayudar a
90
facilitar la toma de decisiones. Entre
las potenciales responsabilidades de los
patrocinadores del proceso se encuentran:
adquirir recursos, vigilar la distribución
de recursos y comunicar las metas e
importancia del plan de acción a otros
líderes clave. Debido a la alta posición en
el poder de los patrocinadores, existe una
gran probabilidad de que se registren
pugnas entre los distintos miembros del
grupo de trabajo. Sin embargo, con la
intervención de los patrocinadores en los
procesos de planificación se podría generar
un mayor nivel de conciencia sobre la
importancia de las cuestiones de MPS,
así como un mayor compromiso con la
ejecución.
Todos los países que han formulado o que
actualmente están formulando un plan
de acción nacional de MPS han creado
grupos de trabajo interagencial, comités
o grupos de estudio:
Grupo de trabajo/personal
administrativo
En ocasiones el grupo de trabajo
interagencial será demasiado numeroso
como para poder controlar eficazmente
el desarrollo del plan de acción. En
Canadá, por ejemplo, se creó un subgrupo
del Grupo de Trabajo Interdepartamental
sobre Género y Creación de Paz para
formular el plan de acción. En otros casos,
en lugar de crear un subgrupo, el
departamento encargado del grupo de
trabajo asume responsabilidades directivas
o designa a miembros del personal o
consultores. La responsabilidad de este
grupo o personal es gestionar los aspectos
técnicos del proceso de desarrollo del
plan, incluyendo la organización de
distintas reuniones y actividades, la
preparación de investigaciones y análisis,
y la presentación de recomendaciones al
grupo de trabajo. El grupo/personal
administrativo idealmente está integrado
por expertos internos y externos. Las
cualidades esenciales que debe poseer el
personal o grupo son: un entendimiento
extensivo de las cuestiones de MPS, al
igual que destrezas de organización,
investigación, capacitación y arbitraje.
Cuadro 12 : Grupos de Trabajo Interagencial
Canadá
Grupo Básico sobre el Plan de Acción
N a c i o n a l d e l G r u p o d e Tra b a j o
Interdepartamental sobre Género y
Mantenimiento de Paz
Presidente: Departamento de Relaciones
Externas y Comercio Internacional
Representantes incluyen: Agencia
Canadiense para el Desarrollo
Internacional, Departamento de Defensa
Nacional, Royal Canadian Mounted Police,
Centro Internacional de Investigación
sobre el Desarrollo, Coordinador del Grupo
de Trabajo sobre Género y Mantenimiento
de Paz del Comité Canadiense de
Coordinación para el Mantenimiento de
la Paz.
Dinamarca
Grupo de Trabajo Interministerial
Representantes incluyen: Ministerio de
Relaciones Exteriores, Ministerio de
Defensa
Naciones Unidas
Grupo de Trabajo Interagencial sobre la
Mujer, la Paz y la Seguridad
Presidente: Oficina de la Asesora Especial
en Cuestiones de Género y el Adelanto
de la Mujer
Representantes incluyen: DAW, DDA,
DPA, DPI, DPKO, ESCWA, ILO, INSTRAW,
IOM, OCHA, OHCHR, OHRM, PNUD,
UNICEF, UNIFEM, UNFPA, UN-HABITAT,
UNPFII, UNHCR, WFP, Secretaría de la
Mancomunidad y observadores de la
sociedad civil, entre ellos, el Grupo de
Trabajo de ONG sobre la Mujer, la Paz y
la Seguridad, Hague Appeal for Peace,
International Alert, United Methodist UN
Office, International Women’s Tribune
Center, Comisión de mujeres sobre las
mujeres y los niños refugiados, Liga
Internacional de las Mujeres por la Paz y
la Libertad y Amnesty International.
Noruega
Comité Interministerial
Presidente: Ministerio de Relaciones
Exteriores
Representantes incluyen: Ministerio de
Defensa, Ministerio de Justicia y Policía,
Ministerio de los Niños y la Igualdad, dos
consultores del Instituto Internacional de
Investigación para la Paz (Helga Hernes
y Torunn Lise Tryggestad)
Reino Unido
Grupo de Trabajo Whitehall sobre el Plan
de acción de la 1325
Representantes incluyen: Foreign and
Commonwealth Office, Departamento
para el Desarrollo Internacional, Ministerio
de Defensa
Suecia
Grupo de Trabajo Interministerial
Presidente: Ministerio de Relaciones
Exteriores
R e p r e s e n t a n t e s i n c l u y e n : Va r i o s
departamentos del Ministerio de
Relaciones Exteriores, Ministerio de
Justicia, Ministerio de Defensa, Ministro
de Industria, Empleo y Comunicaciones,
Oficina del Primer Ministro. Agencias del
gobierno incluyen: las Fuerzas Armadas,
Junta Nacional del Cuerpo Policial, Agencia
de Servicios de Rescate de Suecia, Agencia
Sueca de Cooperación Internacional para
el Desarrollo, National Defence College y
la Academia Folke Bernadotte.
Suiza
Grupo de Trabajo “Resolución 1325 de la
ONU – Suiza”
Presidente: División de Seguridad Humana
del Departamento Federal de Relaciones
Externas,
específicamente el Punto
Focal de Género
Representantes incluyen: Departamento
de Defensa, Departamento de Protección
Civil y Deporte, y varias divisiones del
Departamento Federal de Relaciones
Exteriores.
35
Cuadro 13: Términos de
referencia
El Instituto Clingendael incluye un
ejemplo de TdR en su publicación
sobre la gobernabilidad en el sector
de seguridad. El ejemplo comprende
las secciones siguientes:
1.Introducción
2.Fundamento
3.Métodos y modalidades
4.Logros previstos
5.Calendario
36
Clingendael Institute, Enhancing
Democratic Governance of the
Security Sector: An Institutional
Assessment Framework (Clingendael,
2003) 91-93.
91. Caroline Moser, personal interview. 26 July 2005.
Paso 3: Plan de planificación:
Términos de referencia
El tiempo que toma trazar un plan de
acción no es el tema crítico. Lo importante
es garantizar que todas las partes se
comprometan y estén dispuestas a
desarrollar el plan y, al hacerlo, garantizar
que los aliados clave puedan cumplir lo
que fue analizado y acordado. Claro que
la disponibilidad de recursos también es
un factor importante. – Ify Fayinka, UK
Foreign and Commonwealth Office
El grupo de trabajo interagencial puede
comenzar a dar pasos concretos para
crear un plan de acción, celebrando una
reunión para trazar un ‘plan de
planificación’ (ver Cuadro 13). El resultado
de esta reunión deberían ser los términos
de referencia para desarrollar un plan de
acción de MPS, entre ellos:
1. Fundamento: Un párrafo breve que
explique el motivo de crear un plan de
acción sobre mujeres, paz y seguridad y
que ofrezca información básica sobre
cuestiones de MPS.
2. Objetivos: El objetivo general de
crear un plan de acción y fijar objetivos
específicos (por ejemplo creando
conciencia sobre la RES/1325 entre los
legisladores gubernamentales). Los
objetivos deberían ser claros y realistas.
3. Estrategia: Aquí se incluyen los pasos
específicos que serán tomados para
desarrollar el plan de acción (como el
proceso de evaluación) y las
responsabilidades de todos los actores
participantes, tales como el grupo de
trabajo interagencial, consultores,
mediadores, etc.
4. Logros previstos: Además de un
plan de acción de MPS, se pueden elaborar
distintos materiales tales como un informe
de evaluación, materiales de
fortalecimiento de y de concientización,
materiales audiovisuales, etc.
5. Calendario: Con plazos realistas tanto
para el plan de acción final como para los
distintos pasos en el proceso.
6. Presupuesto: Aquí se incluye el costo
de posibles consultores; evaluación;
traducción, publicación y distribución del
plan de acción de MPS; producción y
distribución de materiales adicionales de
aumento de capacidad y concienciación;
costos de talleres/reuniones; etc.
En esta fase, resulta esencial la obtención
de fondos y la creación de un presupuesto
preliminar para preparar y ejecutar el
plan de acción. Todos los actores deberían
tener una idea precisa de las restricciones
presupuestarias y las limitaciones
resultantes incluso antes de que empiece
el proceso formalmente. Con el
presupuesto en mente, se pueden analizar
y establecer prioridades tentativas para
la ejecución de actividades.
Paso 4: Evaluaciones de MPS
Uno de los pasos esenciales en el
desarrollo de un plan de acción de MPS
es la realización de una evaluación o
auditoría del contexto general de las
cuestiones de mujeres, paz y seguridad
(externa) y del gobierno o institución
pertinente (interna). La evaluación debería
estar diseñada para ofrecer un alcance
integral de las cuestiones de MPS, así
como un análisis crítico del éxito de las
iniciativas tomadas y las brechas
restantes. Una evaluación de MPS que
esté estructurada en función de los
mandatos internacionales existentes como
la RES/1325 y/o la Plataforma de acción
de Beijing puede ayudar a identificar las
áreas e iniciativas prioritarias, al tiempo
que sirve de base para la creación de
indicadores y procesos de monitoreo y
91
evaluación futuros.
Dependiendo de los recursos disponibles
se puede contratar a expertos en
cuestiones de MPS para que realicen la
evaluación o designar a miembros del
grupo de trabajo administrativo para que
ellos mismos se hagan cargo de esta
tarea. A continuación se mencionan dos
enfoques al proceso de evaluación que
pueden combinarse y modificarse según
sea necesario. Los métodos de análisis
de género y socioeconómico (GSE), de
conformidad con lo examinado en el
Capítulo II, “Fundamentos teóricos,”
pueden usarse en ambos enfoques.
Métodos como por ejemplo: las
estadísticas desagregadas, evaluación de
necesidades prácticas y estratégicas e
indicadores de género.
Auditoría institucional de las mujeres,
paz y seguridad (interna): Supone
recopilar datos cuantitativos y cualitativos
sobre la existencia y eficacia de políticas
y programas institucionales relacionados
con las cuestiones de mujeres, paz y
seguridad. Más específicamente, entraña
la evaluación del grado y manera en que
la RES/1325 y otros mandatos han sido
aplicados por el gobierno u organización.
La auditoría institucional podría asimismo
incluir el contenido de las evaluaciones
de actuación, informes, estadísticas
desagregadas y cuestionarios llenados
por empleados y miembros de la
comunidad. En este momento, conviene
analizar los indicadores de proyecto
específicos que se describen en el Capítulo
II.
Un Análisis de los PPOR (examen de
los puntos fuertes, puntos débiles,
oportunidades y retos) también puede
efectuarse como parte de la auditoría
92
Al indicar los actores
institucional.
responsables, políticas y programas
vigentes, así como los puntos débiles y
desafíos, se ofrece una plataforma para
determinar qué áreas de trabajo futuro
recibirán prioridad. Sin embargo, cabe
c o n s i d e ra r q u e e x i s t e n d e t a l l e s
importantes que tal vez no se inscriban
dentro de estos distintos marcos de
análisis y que la generalización puede
minar la creación de políticas y programas
eficaces.
El Reino Unido, Suecia, Dinamarca y
Noruega realizaron auditorías de la
RES/1325 como parte del proceso de
creación de su plan de acción. Noruega
contrató a dos consultores externos para
que realizaran una auditoría con enfoque
en la ejecución de la RES/1325 por parte
del Gobierno de Noruega. En Suecia, se
preparó un análisis de las actividades en
curso de dicho país con respecto a la
RES/1325 y el Ministerio de Relaciones
Exteriores de Suecia le comisionó al
Collegium for Development Studies de la
Uppsala University un estudio comparativo
sobre la aplicación de la RES/1325 en
Canadá, los Países Bajos y el Reino Unido,
con miras a elaborar recomendaciones
para las iniciativas de ejecución de
93
Suecia.
Auditoría de las mujeres, paz y
seguridad (externa): Este enfoque
consiste en la recopilación de información
y el análisis de la situación de las mujeres
y las cuestiones de género en el contexto
del conflicto, creación de paz y
reconstrucción. Esta auditoría de la
comunidad, país o región en cuestión es
de particular relevancia para los países
que emergen del conflicto armado. El
contexto y los mandatos de paz/seguridad
específicos del país o institución que está
formulando el plan de acción determinarán
el alcance y enfoque de la auditoría. Por
ejemplo, si el país es un Estado Miembro
de la ONU y contribuye con tropas a las
misiones de mantenimiento de paz de la
ONU, la auditoría debería examinar el
contexto de las cuestiones de género y
la participación de las mujeres en las
misiones de mantenimiento de paz. Si el
país está emergiendo de un conflicto
armado, conviene contar con información
detallada sobre la situación general de
mujeres y niñas (ver el Cuadro 12).
37
92. Similar to a process known as SWOT: strengths,
weaknesses, opportunities and threats.
93. Jessica Olausson.
Cuadro 14: Posibles dimensiones de género en situaciones de conflicto
Situaciones preconflicto
38
Durante el conflicto
94
Elementos de situaciones de
conflicto
Posibles dimensiones de género
Aumento de movilización de soldados
Aumento del comercio sexual (incluyendo la
prostitución infantil) alrededor de campamentos
y bases militares.
Propaganda nacionalista para
aumentar el apoyo a la acción
militar
Suelen promoverse los estereotipos de género y
las definiciones específicas de la masculinidad y la
feminidad. Puede que haya mayor presión sobre
los hombres para que “defiendan la nación”.
Movilización de activistas y organizaciones
por la paz
Las mujeres participan en movimientos de paz –
en general y en organizaciones de mujeres.
Aumento de violaciones de derechos
humanos
Los derechos de las mujeres no siempre son
reconocidos como derechos humanos. Es posible
que aumente la violencia por razones de género.
Trauma psicológico, violencia física,
bajas y muerte
La mayoría de los soldados/combatientes tienden
a ser hombres. No obstante, en varios conflictos,
las mujeres han representado un porcentaje
significativo de los combatientes. Las mujeres y las
niñas suelen ser las víctimas de la violencia sexual
(incluyendo la violación, mutilación sexual,
humillación sexual, prostitución forzada y embarazo
obligado) durante el conflicto armado.
Interrupción y destrucción de redes
sociales – cambios en la estructura y
composición de la familia
Movilización de gente por el conflicto.
El trabajo y la vida diaria se ven
perturbados.
Escasez material (alimento, atención
de salud, combustible, etc.)
Las relaciones de género pueden ser marcadas por
el estrés y el cambio. La división tradicional del
trabajo en una familia puede verse afectada. Las
estrategias de supervivencia suelen necesitar
cambios respecto de la división de trabajo por
género. Puede que las mujeres se responsabilicen
d e u n m ayo r n ú m e r o d e d e p e n d i e n t e s .
En los lugares de trabajo, la división del trabajo por
género puede cambiar. Con la movilización de los
hombres para el combate, las mujeres suelen quedar
a cargo de responsabilidades y ocupaciones que
tradicionalmente han sido masculinas. Las mujeres
han desafiado los estereotipos y papeles tradicionales
al transformarse en combatientes y asumir otros
papeles no convencionales.
El papel de las mujeres como encargadas de las
necesidades diarias de la familia puede suponer
mayor estrés y trabajo, en vista de que los bienes
básicos son cada vez más difíciles de localizar. Las
niñas también puede que sufraguen una mayor carga
laboral. Los hombres que no son combatientes
también puede que experimenten estrés relacionado
con su papel de género en el hogar, si de ellos se
espera que provean el sustento de su familia.
94. Julia Taft, “Gender Approaches in Conflict and Post-Conflict Situations” (New York: United Nations Development Program, April 2001)
<http://www.undp.org/gender/docs/gendermanualfinalBCPR.pdf>.
Durante la reconstrucción
y la rehabilitación
Elementos de situaciones de
conflicto
Posibles dimensiones de género
Creación de refugiados y
desplazados
La capacidad de las personas de responder a una
situación de emergencia se ve influenciada por su
sexo. Las mujeres y los hombres refugiados (así
como las niñas y los niños) suelen tener necesidades
y prioridades diferentes.
Diálogo y negociaciones de paz
Las mujeres a menudo son excluidas de los debates
formales, dada su falta de participación y acceso
a las organizaciones e instituciones decisorias
previas al conflicto.
Negociaciones y planificación
políticas para hacer efectivos los
acuerdos de paz
La participación de hombres y mujeres en estos
procesos tiende a variar: las mujeres suelen
desempeñar otras funciones menores en las
negociaciones formales o formulación de política.
Medios difusores para comunicar
mensajes
El acceso desigual de las mujeres a los medios
puede significar que sus intereses, necesidades y
perspectivas no sean representadas ni analizadas.
Uso de investigadores externos,
personas dedicadas al mantenimiento
de la paz, etc..
Celebración de elecciones
Inversiones internas en la creación
de empleo, atención de salud, etc.
Desmovilización de combatientes
Medidas para aumentar la capacidad y
la confianza de la sociedad civil
Las autoridades generalmente no están capacitadas
en cuestiones de igualdad de género (derechos de
las mujeres como derechos humanos, cómo
reconocer y hacer frente a la violencia por razones
de género). Las mujeres y las niñas han sido
acosadas y sexualmente violadas /molestadas por
los participantes en misiones de mantenimiento de
paz.
Las mujeres hacen frente a obstáculos específicos
en la votación, en la postulación como candidata,
y en el logro de que las cuestiones de equidad de
género se incluyan en la agenda electoral.
Los programas de reconstrucción quizás no
reconozcan o asignen prioridad al apoyo de las
necesidades sanitarias de mujeres y niñas, las
responsabilidades domésticas o a las necesidades
de capacitación en destrezas y de facilidades
crediticias.
Con frecuencia se asume que los combatientes son
todos hombres. Si se les concede prioridad a los
jóvenes adultos, las mujeres no se beneficiarían de
las distribuciones de tierra, sistemas crediticios, etc.
La participación de las mujeres en las organizaciones
comunitarias y las ONGs suele ser poco homogénea.
Estas organizaciones generalmente carecen de la
capacidad y el interés para asignarle prioridad a las
cuestiones de igualdad.
39
40
Dependiendo de los recursos y el tiempo
disponibles, la auditoría puede tomar
varios enfoques, desde la contratación de
expertos independientes para que
investiguen y redacten un informe
exhaustivo, hasta la celebración de
reuniones con miembros de organizaciones
civiles para la obtención de ideas. Otro
enfoque sería realizar un examen
bibliográfico de los materiales existentes
sobre el tema, a fin de identificar las
necesidades y prioridades.
¨ Retos en la ejecución: Distintos
obstáculos existentes o emergentes que
complican la ejecución de los programas
y políticas de MPS, así como las brechas
generales en la ejecución.
De evaluaciones a planes de
acción
Una vez que la información de las
evaluaciones de MPS se haya recogido en
un informe o en materiales de debate
específicos, el grupo de trabajo
interagencial puede celebrar un taller o
reunión para deliberar sobre los resultados
y comenzar a trazar el plan de acción.
Una vez que se haya realizado la
evaluación, los resultados se pueden
recopilar y diseminar para fines de
concienciación y obtención de opiniones.
Los resultados clave se pueden resumir
en un formato claro y conciso a efectos
de que sirva como base para talleres y
reuniones futuras. Para desglosar la
información recopilada en las evaluaciones
de MPS, se pueden incluir cinco categorías
diferentes:
¨ Mandatos específicos: Los mandatos
pertinentes de la RES/1325 y otras leyes
de MPS pueden servir de base para la
estructura del informe de evaluación.
¨ Políticas/programas de MPS: Los
mecanismos o iniciativas que ya ha
ejecutado o que está ejecutando un
país/organización para abordar las
cuestiones de MPS. Por ejemplo, una
política nacional que aborda la violencia
por razones de género o una iniciativa de
reclutamiento de mujeres para cargos
castrenses de alto nivel.
¨ Agencia/persona responsable: Los
individuos o departamentos que deben
encabezar los esfuerzos para cumplir un
mandato específico de MPS o de la
RES/1325.
¨ Recomendaciones: A través de un
análisis de las políticas y programas
existentes de MPS se pueden generar
recomendaciones para mejorar las
iniciativas actuales y sugerir medidas
adicionales a tomar.
Paso 5: Planificación de
reuniones/talleres
El proceso de trabajo puede verse como
parte de un proceso de concienciación y
puede ser parte de una campaña intensa
de transversalización de género dentro
del gobierno [suizo] con respecto a la
creación de paz.
– Tamara Münger, Departamento Federal
de Relaciones Exteriores de Suiza
Con arreglo a lo analizado en la
introducción, los métodos de planificación
participativa son esenciales a fin de crear
un plan de acción que represente y aborde
efectivamente las necesidades e intereses
de todos los aliados. Además, al solicitar
la participación de actores de todos los
sectores de una institución o gobierno,
se ayuda a forjar un sentido de propiedad
colectiva, trabajo en equipo y
responsabilidad. No obstante, organizar
y c e l e b ra r t a l l e r e s o r e u n i o n e s
participativas de manera eficaz es un
cometido difícil. Determinar a quién
debería incluirse y cuál debería ser el
formato y el contenido de las
reuniones/talleres puede ser una decisión
tanto política como técnica. A
continuación, figuran preguntas y
consideraciones específicas que hay que
tener presente a la hora de organizar
reuniones/talleres de planificación
participativos:
1. ¿Taller o reunión? ¿Qué tipo? ¿Qué
cantidad?
2. ¿Quiénes deberían ser los mediadores?
¿Cuáles son sus responsabilidades?
3. ¿Cuáles deberían ser los criterios para
seleccionar a participantes?
4. ¿Cuánto tiempo debería durar cada
reunión?
5. ¿Deberían de intervenir administradores
y entes decisorios de alto nivel?
6. ¿Qué actividades pueden incluirse en
las reuniones?
1. ¿Taller o reunión? ¿Qué tipo? ¿Qué
cantidad?
En gran parte es una cuestión de
semántica, tanto las reuniones como los
talleres pueden llevarse a cabo durante
el proceso de creación del plan de acción.
Los talleres suelen caracterizarse por la
interacción profusa, el intercambio de
información y el componente de
capacitación, mientras que las reuniones
tienden a orientarse al diálogo. Se podría
celebrar un taller inicial sobre las MPS
para el grupo de trabajo, seguido de
reuniones para el mismo grupo. Se podrían
efectuar talleres, reuniones y/o seminarios
con la sociedad civil y otros actores
externos.
Existen distintos enfoques que son
comunes, entre ellos:
¨ Talleres de planificación separados para
cada departamento o sector, en los cuales
se preparan planes específicos de acciones
básicas para posteriormente consolidarlos
con el plan de acción institucional. Esta
estrategia fue empleada por el DOMP y
el DAD para el desarrollo de sus planes
de acción de género.
¨ Una serie de reuniones de planificación
para el grupo de trabajo. El resultado
final de las reuniones es un plan de acción
integral para la institución. Este enfoque
“de arriba abajo” a menudo se usa para
crear el plan de acción nacional, en
combinación con consultas separadas con
la sociedad civil. Por ejemplo, el plan de
acción nacional de Suecia fue redactado
por el Grupo de Trabajo Interministerial;
no obstante, se celebró un seminario
consultivo de media jornada donde la
sociedad civil y los representantes
gubernamentales examinaron el primer
borrador del plan de acción.
¨ Un taller participativo en el que todos
los aliados hacen sugerencias. Éstas a la
postre son incluidas en un proceso
separado de creación de un plan por el
95
Canadá inició su
grupo de trabajo.
proceso de creación del plan de acción
con un simposio exhaustivo de dos días.
Allí se reunieron representantes del
gobierno y de la sociedad para analizar
las cuestiones de MPS, incluido un plan
de acción nacional de Canadá de la
RES/1325 (ver Anexo D para las
recomendaciones en su totalidad).
El número de reuniones o talleres que
deberían celebrarse, depende del tamaño
y los mandatos de la organización o país
en cuestión. Si existen pocos mandatos
y el grupo de trabajo es pequeño se
requerirá de menos reuniones/talleres.
Además, contratando a consultores para
organizar y facilitar las reuniones/talleres
se puede maximizar la productividad y,
por ende, reducir el número de reuniones.
Cuadro 15: Directrices para
un mediador
¨ Recuerde que el inicio es crucial.
¨ Reconozca a cada miembro del
grupo y aliéntelos a participar
plenamente.
¨ Mantenga el espacio del grupo
alejado de interrupciones y
distracciones.
¨ Sea adaptable, improvise y use
el humor. No existe una técnica única
que siempre funcionará en un
momento dado para el grupo.
¨ Trabaje con el conflicto, siéntase
cómodo con él y siempre incentive la
expresión abierta del mismo.
¨ Esté alerta, sea usted mismo y
no se apegue a sus propias
intervenciones.
¨ Use preguntas y sugerencias,
negocie, reconozca y confirme.
¨ Sea sensible a las culturas y
consciente del desequilibrio del poder,
incluyendo el que se registra entre
los hombres y las mujeres.
¨ Vigile el nivel de energía y tome
descansos o haga ejercicios activos.
¨ Solicite opiniones, busque el consenso
y recapitule.
Adaptado de Hunter, Bailey and Taylor, The Art of
Facilitation: How to create group synergy (Fisher
Books, 1995) 36-43.
95. Caroline Moser, “An Introduction to Gender Audit
Methodology: Its design and implementation in DFID
Malawi” (Overseas Development Institute, May 2005)
24.
41
2. ¿Quiénes deberían ser los
mediadores? ¿Cuáles son sus
responsabilidades?
El resultado de las reuniones de
96
depende
planificación participativa
altamente de las destrezas y esfuerzos
del mediador. Los mediadores pueden ser
miembros de la institución/gobierno,
miembros del grupo de trabajo, o expertos
externos o consultores. Además de sus
habilidades de mediación, al seleccionar
al mediador es importante considerar su
nivel de conocimientos, experiencia y
sensibilidad a las cuestiones relativas a
las mujeres, la paz y la seguridad. En el
Cuadro 13 puede encontrar consejos
adicionales sobre la mediación.
42
Las responsabilidades del mediador son
muchas. Es una destreza que tiende a
darse por sentado, pero un mediador
capacitado o con experiencia tiene los
conocimientos especializados para crear
un ambiente de trabajo participativo y
eficaz.
3. ¿Cuáles deberían ser los criterios
para seleccionar a participantes?
96. For the sake of simplicity the term meeting will
be used during the rest of this section. It is not intended
to signify a preference over other formats such as
workshops or seminars.
97. Bryson y Anderson 144.
98. Ibid.
La participación en las reuniones se
limitará con frecuencia a los miembros
del grupo de trabajo. Sin embargo, al
determinar cuántos participantes serán
incluidos en el grupo de trabajo o cuántos
aliados externos serán invitados a talleres,
es importante recordar que la intervención
de un gran número de participantes resulta
de beneficio a efectos de asegurar un
amplio consenso y apoyo para el plan.
Sin embargo, este enfoque también exige
de más tiempo y recursos. Procurar
contar con perspectivas diversas,
incluyendo a tantos aliados como sea
administrativamente posible, y garantizar
que los participantes estén dispuestos a
encontrar un punto en común es de
trascendental importancia (ver Paso
97
Dos).
4. ¿Cuánto tiempo debería durar cada
reunión?
Fácilmente se puede subestimar la
cantidad de tiempo que se necesita, dado
que las reuniones pueden comportar
profundos desacuerdos y largos debates.
Una vez más, la buena mediación es la
clave para las reuniones exitosas y
sucintas. Los procedimientos de
documentación y seguimiento también
pueden ser más largos de lo previsto. Por
tanto, conviene ser razonablemente
generoso al calcular el tiempo necesario
para cada reunión.
5.
¿Deberían
intervenir
administradores y entes decisorios
de alto nivel?
Según lo analizado en la sección teórica,
la eficacia de las actividades de
planificación y de los esfuerzos de
ejecución a la larga está supeditada a la
voluntad política y el compromiso de los
líderes, específicamente aquellos incluidos
en las reuniones de planificación. Resulta
crucial formular una estrategia con
antelación para garantizar la integración
eficaz de los entes decisorios en los
debates y la ejecución, a efectos de que
el proceso de planificación sea todo un
éxito. De acuerdo a Bryson, en lo que
atañe a las prácticas de planificación con
grupos numerosos, “los métodos no
funcionan si los líderes no están dispuestos
a compartir el poder y escuchar los puntos
de vista de los participantes; lo que deben
hacer es patrocinar eventos, apoyarlos
encarecidamente y asumir el proceso y
los resultados con seriedad.”
6. ¿Qué actividades pueden incluirse
en las reuniones?
A continuación, se ofrecen algunas
sugerencias de actividades para obtener
las diversas perspectivas de los
participantes. Al escoger y adaptar estas
actividades, al igual que con cualquier
sección de esta guía, se deben tomar en
cuenta factores como el grado de recursos
disponibles, las situaciones y perspectivas
de los participantes, el tamaño del grupo
y el mandato de la institución/gobierno,
entre otros.
¨ Introducción a las MPS
Conviene comenzar con una breve
introducción y orientación sobre la
reunión a fin de que los participantes
se sientan más cómodos y sepan a
qué atenerse. En este momento, sería
útil dar una pequeña presentación
acerca de la historia y el contenido
de la RES/1325 y otros mandatos de
MPS, así como de las cuestiones de
MPS en general. Además, se puede
plantear un set inicial de importantes
preguntas:
- ¿Por qué celebramos esta reunión?
- ¿Por qué es importante ejecutar la
RES/1325 y las cuestiones de MPS?
- ¿Por qué estamos formulando un
plan de acción en ese sentido?
Estas preguntas ayudan a los
participantes a situarse, garantizan
que haya un punto de partida en
común y propician el análisis de
objetivos y de la importancia de la
ejecución de la RES/1325 en un
sentido más general.
¨ Análisis de la evaluación de MPS
Después de realizada la evaluación
o la auditoría, ésta puede presentarse
al grupo para darle la oportunidad
de compartir reacciones, perspectivas
personales y otros aportes. Cuando
el grupo es muy numeroso el diálogo
suele ser más eficaz si se divide en
grupos más pequeños. Entre las
preguntas que se pueden analizar,
figuran:
- ¿Parecen precisos los resultados de
las evaluaciones?
- ¿Qué conocimientos personales
tienen los participantes que apoyan
o contradicen los resultados de la
evaluación?
¨ Análisis de los PPOR: Puntos fuertes,
puntos débiles, oportunidades y retos
Este análisis es una técnica común
usada en los procesos de planificación
estratégica de organizaciones. El
marco de los PPOR puede ayudar a
identificar los potenciales fuertes o
buenas prácticas de la institución o
país al abordar las cuestiones de
género en el contexto de conflicto,
paz y seguridad. Los participantes
también pueden elucidar los desafíos
y temas críticos o puntos débiles.
Después, tomando en cuenta toda
esta información, se procede a
estudiar oportunidades para actuar.
¨ Articular y priorizar objetivos
Para esta actividad en reunión, los
participantes deliberan y llegan a un
consenso sobre las metas más
amplias de la institución respecto de
la ejecución de la RES/1325. Puede
que esto exija dos pasos:
1. Formular objetivos a largo plazo.
Este paso supone abordar la
pregunta: ¿Qué es lo que finalmente
se busca lograr con las medidas
tomadas para ejecutar la RES/1325?
2. Especificar y priorizar objetivos
a c o r t o p l a z o . To m a n d o l a
evaluación inicial como base, los
participantes examinan la importancia
relativa de los distintos mandatos de
43
MPS y luego priorizan áreas
determinadas, estableciéndolas como
metas a corto plazo.
La negociación en éste y los siguientes
pasos es uno de los aspectos más
desafiantes del proceso de
planificación participativo, debido a
la presunta diversidad de perspectivas
e intereses de los participantes. La
buena mediación es vital.
¨ Desarrollar estratregias e iniciativas
enfoques o iniciativas destinadas a
cumplir los objetivos establecidos.
De manera alterna, los objetivos y
documentación de otros talleres
puede traspasarse al grupo de trabajo
administrativo o a los consultores, a
fin de que formulen sugerencias de
acciones específicas. Se pueden
s u g e r i r u n g ra n n ú m e r o d e
intervenciones. A los efectos de
elucidar y comparar las sugerencias,
puede usarse una tabla, como en el
ejemplo siguiente:
El próximo paso es la sugerencia
espontánea de estrategias específicas,
44
Mandato
Mayor
representación
de mujeres
como entes
decisorios en la
prevención,
gestión y
resolución de
conflictos.
Medidas tomadas
Descripciones
de trabajos que
alienten a la
mujeres a
conseguir esos
puestos.
Diseminación
del anuncio de
vacante a redes
profesionales
de mujeres.
Brechas, retos y
buenas prácticas
Aún hay un número
muy bajo de mujeres
postulantes.
Los cargos altos son
nombramientos
políticos.
Postura arraigada de
que no existen mujeres
que reúnan los
requisitos para estos
cargos.
Buena práctica:
creación de una lista de
mujeres candidatas que
reúnan los requisitos.
Potenciales medidas
para la ejecución
Agencia/Departamento/
Individuo responsable
Aumento de
capacidad para
mujeres
competentes.
Departamento de
capacitación
Capacitación en
género para el
personal de
contratación e
iniciativas prácticas
para aumentar la
representación de las
mujeres.
Departamento de
capacitación
Listas adicionales de mujeres
candidatas que reúnan los
requisitos y cuyos
credenciales hayan sido
verificados para cargos de
nombramientos políticos.
Unidad de género
¨ Análisis costo-beneficio de las
iniciativas sugeridas
Recomendaciones generales para la
redacción
El análisis de costo-beneficio es una
manera eficaz de elegir entre muchas
iniciativas sugeridas. Comparar las
distintas opciones haciendo una lista
de sus costos y beneficios ayuda a
aclarar qué iniciativas son las más
eficaces para cumplir los objetivos,
y cuáles pueden ejecutarse
realistamente con la limitación de
recursos.
Para facilitar la redacción de planes de
acción de género,
se ofrecen a
continuación algunas recomendaciones
generales, tomadas de una publicación
de la Agencia Sueca de Cooperación
Internacional para el Desarrollo (SIDA)
sobre los planes de acción para la igualdad
99
de género:
Estas actividades en grupo pueden
combinarse a modo de adaptarlas al
proceso específico de creación del plan
de acción de MPS. Sin embargo, conviene
planear detenidamente los talleres y
reuniones a fin de contar con procesos
analíticos y participativos que se traduzcan
en un plan de acción de MPS cabal y
realista.
Paso 6: Redacción del Plan
de acción
Después de establecer el contenido
general del plan de acción de MPS, la
redacción puede comenzar. Al igual que
con la mayoría de textos, mientras menos
autores más rápido se avanza. Lo ideal
sería que una o dos, pero no más de tres
personas intervengan en la redacción del
primer borrador. Resulta esencial que se
permita tiempo suficiente para la amplia
diseminación del primer y, quizás, segundo
borrador para poder obtener opiniones y
lograr un consenso. Esta sección ofrece
un resumen y un análisis de los planes
de acción de MPS, incluidas las
recomendaciones generales para la
redacción de planes de acción de género,
los componentes y estructura del plan de
acción de MPS, y el contenido del plan de
acción de MPS.
¨ Formular estrategias de ejecución
realistas: Las acciones planificadas deben
estar “firmemente arraigadas en la cultura
corporativa de la institución.” Por ejemplo,
“un plan de acción que suponga la
integración de las consideraciones de
género en las evaluaciones de actuación
no tiene mucha probabilidad de éxito en
una institución que no cuente con un
sistema de evaluaciones periódicas del
personal.”
45
¨ Incluir metas que se puedan medir:
Las metas que se pueden medir y cumplir
de manera realista son componentes
cruciales de un plan de acción, ya que
son necesarios para “enfocar la atención
y sirven de base para el monitoreo, la
rendición de informes y la
responsabilidad”. Se puede establecer un
sistema de rendición de informe para
medir el progreso y evaluar el desempeño
de los actores responsables de la
ejecución.
¨ Definir las responsabilidades de la
gerencia y autoridades de alto nivel:
Conforme a lo mencionado en la presente
guía, la intervención de los líderes
institucionales y comunitarios en la
ejecución de la RES/1325 es esencial.
Según lo argumentado en la publicación
de la SIDA, “Las acciones de la alta
gerencia señalizan las prioridades relativas
de la organización y proveen el impulso
para las iniciativas del personal.”
99. Beth Woroniuk et al., Gender Equality Action Plans:
A think piece (Stockholm: Swedish International
D e v e l o p m e n t C o o p e r a t i o n A g e n c y, 1 9 9 6 ) .
Debido a que la Resolución abarca
una amplia gama de temas y áreas
de trabajo, en el plan se deberían
identificar a los actores responsables
y sus diferentes responsabilidades
(para saber qué hace cada quien y
lo que no se está haciendo), las áreas
de trabajo prioritarias (geográficas
y temáticas), un calendario, y dejar
claro qué hacer para que la ejecución
se realice de manera definida y
coherente (enlazando las áreas de
trabajo prioritarias y evitar “pequeños
y variados islotes de ejecución” y
también para evitar que la ejecución
dependa de singe individuals dentro
de la organización).
46
- Gunilla de Vries Lindestam
¨ Especificar un presupuesto y un
calendario: Estos componentes básicos
de los planes de acción deben establecerse
desde el principio. De ese modo, en la
etapa final del desarrollo del plan, el
presupuesto y el calendario únicamente
deberían necesitar una aclaración y quizás
una revisión previa a la ejecución.
Componentes y estructura del plan
de acción de MPS
Reiteramos que los componentes y la
extensión del plan de acción variarán
dependiendo del tipo de organización o
país que lo formule. Sin embargo, hay
algunas partes básicas que a menudo se
incluyen en los planes de acción y ayudan
a esbozar un documento con claridad y
concisión:
1. Introducción
En esta sección se puede ofrecer una
introducción breve a las cuestiones de
mujeres, paz y seguridad y una descripción
del proceso de desarrollo del plan de
acción.
2. Fundamentos
Generalmente esta sección se combina
con la introducción. Aquí se hace referencia
a los mandatos de MPS como la RES/1325,
la importancia de las cuestiones de
mujeres, paz y seguridad, y su relación
frente a la institución o al estado en
cuestión. Asimismo, se puede incorporar
una justificación de por qué se desarrolló
el plan de acción y lo que se espera lograr.
Tanto los planes de acción de Dinamarca
como de Noruega combinan la
introducción y los fundamentos, lo que
resulta en una “Introducción” o
“Antecedentes” de página y media.
100. DDA 8-9.
3. Objetivos a largo y corto plazo
Este componente es bastante sencillo y
se analizó en la sección anterior. El Plan
de acción del DAD de transversalización
de género incluye cuatro submetas:
Explorar los vínculos entre la promoción
de mayor igualdad de género y desarme;
Fortalecer la capacidad interna de DAD
para garantizar la incorporación continua
de las perspectivas de género en su
trabajo; Realizar actividades de extensión
e incidencia sobre la importancia de incluir
la perspectiva de género en el debate del
desarme; Apoyar la participación
100
equitativa en el debate del desarme.
4. Iniciativas específicas
Las iniciativas deben estar directamente
vinculadas a los objetivos y/o mandatos
específicos previstos en la RES/1325 y
en otros acuerdos y leyes internacionales.
Se debe señalar claramente quién es el
actor específico encargado del
cumplimiento. Además, los indicadores
para la ejecución exitosa, plazos y recursos
(humanos, materiales y financieros)
pueden especificarse junto con cada
iniciativa. En lugar de solamente incluir
la RES/1325, se pueden integrar mandatos
adicionales de la Declaración y el Plan de
acción de Beijing, la Declaración Windhoek
y el Plan de acción de Namibia, CEDAW,
entre otros. Un ejemplo del plan de acción
de Noruega: Iniciativas y operaciones de
paz internacionales » Cita de la RES/1325
» Medidas nacionales »Capacitación y
educación » La perspectiva de género
debe integrarse en todos los ejercicios de
misiones internacionales.
5. Calendario
A efectos de ejecutar eficazmente el plan
de acción, resulta vital incluir un
calendario. Puede usarse un calendario
general para la realización del plan en su
totalidad, un calendario para cada iniciativa
específica o como mínimo un calendario
que dicte la frecuencia con que se evaluará
la ejecución del plan. El plan de acción
del RU, el de Suecia y posiblemente el de
Suiza comprenden calendarios específicos,
lo que no sucede con el de Dinamarca y
Noruega. El plan de acción del RU no tiene
un calendario general para la ejecución,
ya que el plan se considera un
documento en evolución. Sin
embargo, el calendario de
fechas para las acciones
individuales dentro del plan de
acción “no es abierto: hay
plazos específicos a los que
están comprometidos los
101
aliados.”
6. Monitoreo y evaluación
El calendario y los indicadores
sirven como herramientas de
monitoreo y evaluación. No
obstante, en el plan de acción
también se pueden incluir
mecanismos adicionales como
la rendición de informe anual o
la creación de un comité para
monitorear la ejecución. Según
Gunilla de Vries Lindestam,
autora de un estudio exhaustivo
sobre el cumplimiento de la
RES/1325, “el actual monitoreo
y evaluación del proceso de
ejecución que realizan los
Estados Miembros a menudo
es muy limitado y por tanto el
plan debe incluir metas e
102
El
indicadores detallados.”
plan del RU, Noruega, Suecia,
y posiblemente el de Suiza,
especifica las herramientas de
M & E como los indicadores,
informes anuales, puntos
focales para la ejecución,
órganos consultores y grupos
de trabajo para el monitoreo.
7. Presupuesto
Incluir un presupuesto depende
de cuán concreto sea el plan
de acción, de la asignación de
financiamiento específico y de
la puesta en marcha de
procesos de recaudación de
fondos. No obstante, resulta
101. Ify Fayinka.
102. Gunilla de Vries Lindestam.
Cuadro 16: Estructuras del Plan de acción de MPS: Noruega y DAD
El Plan de acción del Gobierno de Noruega
para la ejecución de la Resolución 1325 del
Consejo de Seguridad de la ONU (2000) sobre
la Mujer, la Paz y la Seguridad (2006) es un
documento de veinticuatro páginas que se
concentra en cinco temas principales. Cada
tema parte con citas directas de la Resolución.
La estructura del plan de acción es como
sigue:
El Plan de acción de transversalización de
género del Departamento de Asuntos de
Desarme de las Naciones Unidas fue creado
en 2003 y es un documento de cuarenta y
nueve páginas que ofrece antecedentes teóricos
sobre el tema de género y el desarme e
iniciativas prácticas y listas de control para la
transversalización de género. La estructura
del plan de acción es la siguiente:
Declaración de política
1. Introducción
2. Iniciativas y operaciones de paz
internacionales
a. Medidas nacionales
i. Representación, participación y
contratación
ii. Capacitación y educación
iii. Las ONGs
b. Cooperación multilateral (Sistema de la
ONU, NATO, OSCE, UE y UA)
i. Representación, participación y
contratación
1. ONU
2. NATO
3. OSCE
4. UE
5. UA
ii. Capacitación y educación
1. ONU
2. NATO
3. OSCE
4. UA
3. Prevención de conflictos, arbitraje, creación
de paz
a. Medidas nacionales
b. Cooperación bilateral para la paz y
procesos de reconciliación
c.Cooperación multilateral
i. El Sistema de la ONU
ii. NATO
iii. OSCE
4. Protección y derechos humanos
a. Medidas nacionales
b. Cooperación multilateral
5. Seguimiento, revisión y cooperación
Anexo: Resolución 1325 del Consejo de
Seguridad de las Naciones Unidas (2000)
1.0 Introducción
1.1 Overview
1.2 Mandate for the Action Plan
1.3 Gender Mainstreaming and
Gender Balance Definitions
1.4 Reporting and Monitoring
2.0 Action Plan Goals
3.0 Branch by Branch Initiatives
3.1 CD Secretariat and Conference
Support Branch (Geneva)
3.2.Weapons of Mass Destruction
Branch
3.3 Conventional Arms Branch
3.4 Regional Disarmament Branch
3. 5 Regional Centre for Peace and
Disarmament in Africa (Lome Centre)
3.6 Regional Centre for Peace and
Disarmament in Asia and Pacific
3.7 Regional Centre for Peace,
Disarmament and Development in
Latin American and the Caribbean
(Lima Centre)
3.8 Monitoring, Database and
Information Branch
3.9 Executive Direction and
Management
4.0 Checklists
4.1 Organizing a Panel
4.2 Fact-finding Missions
4.3 Public Outreach
4.4 Hiring Consultants
4.5 Preparation of Briefing/Speaking
Notes
4.6 Formulation of Project Proposals
4.7 Fellowship Programmes
4.8 Studies and Reports
Annex 1 - Gender and disarmament themes:
How gender mainstreaming can further
disarmament goals
Annex 2 - Gender and disarmament linkages
47
fundamental contar con un presupuesto
exclusivo para garantizar la ejecución
concreta y sostenible de hasta el más
modesto de los planes de acción. Uno de
los principales desafíos en la aplicación
de los planes de acción en general y de
planes de acción de igualdad de género
en particular, ha sido la falta de
financiamiento.
48
Ningún plan de acción nacional hasta la
fecha ha incluido presupuestos específicos.
Generalmente se asume que los
costos correrán a cuenta del
departamento/organización específico que
sea responsable de ejecutar la iniciativa.
El plan borrador de Suiza contempla
disposiciones potenciales sobre los
recursos.
Los planes de acción de MPS, además de
componentes tienen distintas estructuras:
desde un formato matriz a documentos
integrales. Si se estructura el plan de
acción en función de mandatos específicos
de MPS, se obtiene un formato claro,
como se muestra en el ejemplo del plan
de acción de Noruega.
Contenido del plan de acción
de MPS
El contexto específico de la organización,
país o región determinará el contenido
exacto del plan de acción. Sin embargo,
a fin de brindar un pequeño alcance de
la información e iniciativas que pueden
incluirse en un plan de acción de MPS, en
esta sección se ofrece una breve
descripción del contenido del Plan de
acción de igualdad de género de la Oficina
de Coordinación de Asuntos Humanitarios
de la ONU y de los planes de acción
nacional sobre la RES/1325 de Noruega,
Dinamarca y el Reino Unido. Asimismo,
en los Anexos C y D figuran aportes
interesantes de la sociedad civil con
respecto al contenido idóneo de un plan
de acción nacional de MPS para Canadá
y Noruega.
Oficina de Coordinación de Asuntos
Humanitarios de la ONU: Plan de acción
de igualdad de género
El plan de acción de la OCAH está
orientado en un sentido general a la
igualdad de género, más que a la
RES/1325, y está diseñado para ser el
brazo práctico de su política sobre igualdad
de género. En otras palabras, el plan de
acción es una hoja de ruta para medir la
ejecución de la política de la OCAH en
materia de igualdad de género.
En el plan de seis páginas, se identifica
a actores específicos y se asignan
actividades para cada uno de ellos bajo
los encabezados “Actividades en curso”
y “Acciones específicas.” En total, se
designan alrededor de 106 acciones para
los diez actores. Todos, desde el Equipo
de alta gerencia y la División de incidencia,
relaciones exteriores y gestión de
información hasta la Oficina administrativa,
reciben tareas específicas.
Las actividades se centraron, entre otras
cosas, en la transversalización de género
en la asistencia humanitaria incluidas: la
integración de la perspectiva de género
en los módulos de capacitación, la
transversalización de género en los
sistemas de evaluación de desempeño,
la obtención de datos desagregados en
función del sexo, la contratación de una
asesora en género de alto nivel, la
designación de puntos focales de género,
la creación de iniciativas para la protección
de mujeres y niñas, y la formulación de
medidas para eliminar la violencia por
razón de género. También, el aumento
de la representación y participación de
las mujeres (incluido abogar por los
derechos de las mujeres, reunirse con
organizaciones de mujeres cuando se está
en una misión, mejorar el equilibrio de
género en los equipos de Coordinación
de Asistencia para el Desastre de la ONU).
pleno en todas las ramas del gobierno
noruego.
Algunas de las acciones específicas
incluyen:
El plan de veintitrés páginas incluye
noventa y nueve acciones específicas bajo
encabezados temáticos: Iniciativas y
operaciones de paz internacionales;
Prevención de conflictos, arbitraje y
creación de paz; Protección y derechos
humanos; y Seguimiento, revisión y
cooperación (ver Cuadro 14). Los subencabezados identifican al actor
responsable e incluyen las medidas
nacionales y medidas dentro de la ONU,
NATO, OSCE, UE y AU. A veces el actor
específico se menciona en la acción en
sí, como es el caso del Ministerio de
Justicia y Policía o las Fuerzas Armadas
de Noruega. En los demás casos,
sencillamente se estipula que “Noruega
hará….”
Acciones para la Alta gerencia » Acciones
específicas
- Pedirr que los informes mensuales de
HC al Coordinador de Asistencia de
emergencia incluyan información sobre
la protección de las mujeres y las niñas
y medidas para eliminar la violencia por
razones de género.
Acciones para la División de estudio y
formulación de políticas »Actividades en
curso
- Garantizar que las lecciones aprendidas
y los principales estudios de políticas
incorporen las cuestiones de género en
sus términos de referencia.
Se incluyen asimismo mecanismos
específicos de evaluación y monitoreo en
el plan de acción, tales como informes
anuales públicos sobre la ejecución, una
evaluación cada tres años, la incorporación
de indicadores sensibles a género y
estadísticas desagregadas en función del
sexo, y el nombramiento de puntos focales
de género para todas las divisiones y
103
oficinas sobre terreno.
Noruega : El Plan de acción del Gobierno
de Noruega para la ejecución de la
Resolución 1325 del Consejo de Seguridad
de las Naciones Unidas (2000) sobre la
Mujer, la Paz y la Seguridad
“El plan será un documento flexible,
104
abierto a cambios y adiciones.”
El plan de acción de Noruega trata
específicamente sobre la RES/1325 y está
diseñado para garantizar el cumplimiento
49
La mayoría de las acciones específicas en
el plan están destinadas a aumentar la
capacitación en género y derechos
humanos; integrar la perspectiva de
género en la planificación de proyectos;
incrementar la participación y la
representación de las mujeres en los
procesos de creación de paz; aumentar
el reclutamiento de mujeres en las fuerzas
armadas de Noruega, sistema policial y
jurídico, y en las operaciones de paz
internacionales; promover el derecho de
las mujeres a la protección en las
situaciones de conflictos; y a abogar por
el pleno cumplimiento de la RES/1325 en
la ONU, NATO, OSCE, UE y UA.
Las acciones específicas contempladas en
el plan varían de generales a específicas:
- Noruega procurará garantizar que la
comunidad internacional intervenga para
prevenir el genocidio, la depuración étnica,
y los crímenes de guerra de lesa
humanidad. El cumplimiento internacional
del principio de “responsabilidad de
103. OCHA, “Gender Equality Action Plan” June
2005,http://ochaonline.un.org/webpage.asp?M
enuID=9896&Page=1964.
104. “Kvinner bidrar til konfliktløsning.”
proteger” exige de esfuerzos especiales
a fin de contrarrestar la violencia sexual
y en base al género. Noruega, por lo
tanto, luchará contra la impunidad de
crímenes internacionales como la violación
y otras formas de violencia sexual y en
base al género.
- Al menos un 25 por ciento de los
estudiantes que asisten a escuelas de
formación militar son mujeres.
En general, las acciones parecían más
bien objetivos. Es un plan ambicioso que
implica una amplia gama de iniciativas,
de las cuales algunas tal vez sean difíciles
de monitorear y evaluar. Por ejemplo,
términos ambiguos como “promover,”
“apoyar,” “fortalecer” y “procurar
garantizar” admiten múltiples
interpretaciones a la hora de la evaluación.
Por otra parte, estos términos preparan
el terreno para que se realicen una amplia
variedad de iniciativas específicas. No se
han adjudicado fondos específicos y se
decidió no incluir un calendario, lo que
plantea retos al monitoreo de la ejecución
del plan; sin embargo, se incluyen otros
mecanismos de monitoreo y evaluación
(ver Conclusión).
50
Dinamarca Danske initiativer til national
og international gennemførelse af
Sikkerhedsrådsresolution 1325 om
Kvinder, Fred og Sikkerhed
El plan de acción nacional danés también
se enfoca de manera particular en la
RES/1325. El plan de trece páginas tiene
alrededor de once mandatos específicos,
organizados por actor: nivel administrativo
de la defensa nacional, nivel operacional
de la defensa nacional, ONU, UE, OSCE
y NATO.
105. NGOWG 60-61.
Según el Grupo de Trabajo de ONG sobre
la Mujer, la Paz y la Seguridad, las
disposiciones del plan de acción abordan
105
cinco temas diferentes:
Participación de las mujeres en los
procesos de paz y de adopción de
decisiones
Un compromiso a contribuir
encarecidamente, por medio de su actual
escaño en el Consejo de Seguridad, a
incluir lenguaje relativo a la RES/1325 en
todas las resoluciones pertinentes del
Consejo de Seguridad y a garantizar la
participación plena y equitativa de las
mujeres en los procesos democráticos en
las sociedades posconflicto.
Consulta e inclusión de los grupos de
mujeres en los procesos de paz
El plan admite recomendaciones sobre la
integración de la RES/1325 en las
operaciones de creación de paz y sobre
la participación de las mujeres en los
procesos de creación de paz y
reconstrucción. Como parte de esta
estrategia, sugiere que se disponga un
estudio para examinar: 1) Documentos
administrativos en el Ministerio de Defensa
–por ejemplo, las Leyes de contratación,
Procedimientos operacionales vigentes,
Códigos de conducta; 2) Educación y
capacitación en la Defensa Nacional; y 3)
Herramientas relacionadas al tema de
género.
Protección de las mujeres
El plan se compromete a garantizar que
los aspectos de género se incluyan en las
misiones de mantenimiento de paz y que
la violencia sexual sea penalizada por ley.
Capacitación e inclusión de
perspectivas de género en el
mantenimiento de paz
El plan de acción actúa en calidad de líder
de la integración de la RES/1325 en la
política de la Unión Europea y las misiones
de gestión de crisis.
Transversalización de la RES/1325
en las instituciones regionales
Junto con asumir un papel de líder en la
integración de la RES/1325 en la Unión
Europea, el Plan de acción nacional de
Dinamarca también articula el compromiso
de dicho país con la promoción de la
RES/1325 en otras instituciones
regionales: OSCE y NATO.
Aunque en el plan de acción se contempla
una evaluación, no contiene disposiciones
para el financiamiento, calendarios ni
mecanismos de monitoreo y evaluación.
Reino Unido : Plan de acción nacional
de la RES/1325
El plan de acción se considera como un
documento de trabajo interno, por lo que
no se ha divulgado al público. En su
defecto, se difundió un documento de dos
páginas que contiene puntos de acción
de alto nivel, el Plan de acción nacional
de alto nivel del Reino Unido -RES/1325.
El plan incluye doce compromisos definidos
respecto de la ejecución de la RES/1325,
enumerados bajo los encabezados de:
Apoyo del RU a las Naciones Unidas;
Capacitación y políticas dentro del GSM
[Gobierno de su Majestad]; Justicia de
género, incluyendo a la Violencia por
razones de género; Desarme,
Desmovilización y Reintegración; y
Trabajar con las organizaciones no
gubernamentales.
Los compromisos incluyen los siguientes:
5. El GSM ha de crear conciencia
entre los aliados clave del
programa/proyecto sobre la
importancia de tomar en cuenta las
cuestiones de género para las
actividades del programa/proyecto.
Por ejemplo, ofreciendo capacitación
técnica sobre la RES/1325 a las
autoridades y, subsiguientemente,
haciendo campaña sobre la
importancia de las consideraciones
de género en el conflicto y seguridad.
10. El GSM ha de continuar aplicando
su Estrategia contra la Explotación
y el Abuso Sexual (SEA). Por ejemplo,
buscando sistemáticamente
oportunidades para incluir el lenguaje
que condene la explotación y el abuso
sexual en las resoluciones del Consejo
de Seguridad y en mandatos e
informes de mantenimiento de paz
en la ONU y en otras organizaciones
internacionales.
¨ Las distintas necesidades de los
hombres y mujeres excombatientes en
el desarme, desmovilización y
reintegración (DDR)
¨ Consideraciones de género en las
misiones militares del Consejo de
Seguridad; consulta con grupos de
mujeres locales e internacionales
Con estos temas, el plan de acción
nacional del RU aborda la RES/1325
disposición por disposición, ofreciendo
acciones y estrategias concretas para su
107
Contiene asimismo acciones
ejecución.
detalladas, calendarios y medidas
108
incorporadas para la aplicación.
Según el Grupo de Trabajo de las ONG
sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad, el
borrador no publicado del plan de acción
106
nacional se centra en trece áreas clave:
¨ Alentar al Secretario General a ejecutar
su Plan de acción estratégico
¨ Proponerr mujeres candidatas para
cargos de representantes especiales del
Secretario General
¨ Papel de las mujeres en las operaciones
sobre terreno de la ONU (especialmente
entre observadores militares, policía civil
y personal de derechos humanos y
humanitario)
¨ Incorporación de la perspectiva y
componentes de género en las
operaciones de mantenimiento de paz
¨ La incorporación, por parte de los
Estados Miembros, de directrices de
capacitación y programas de capacitación
en concienciación sobre VIH/SIDA
¨ Apoyo financiero, técnico y logístico
para las iniciativas de capacitación
sensibles a género
¨ Perspectiva de género en los acuerdos
de paz
¨ Protección de las mujeres de la
violencia por razones de género
¨ Enjuiciamiento de los responsables de
genocidio y crímenes de lesa humanidad
¨ Respeto al carácter civil y humanitario
de los campos de refugiados
51
106. NGOWG on Women, Peace and Security 55-57.
107. NGOWG on Women, Peace and Security 55.
108. Nicola Johnston-Coeterier.
IV. Conclusiones: Hacia la ejecución
La redacción y el lanzamiento de un plan
de acción sobre las mujeres, la paz y la
seguridad es el primer paso para llevar
la RES/1325 a la práctica. De no mediar
una ejecución eficaz, el plan quedará
reducido a papel y tinta. No obstante,
cabe reiterar que un proceso de redacción
inclusivo y participativo y un plan que
incluya objetivos, iniciativas, rendición de
informe, y mecanismos de monitoreo y
evaluación, facilita en gran medida el
proceso de ejecución.
Entre algunos de los retos comunes en
la ejecución de planes y políticas de
mujeres, paz y seguridad, figuran:
Financiamiento insuficiente: El
financiamiento, un tema decisivo, es uno
de los obstáculos más grandes en la
ejecución de los programas y políticas de
género. Lo ideal es que los
departamentos/instituciones asuman la
plena responsabilidad financiera de los
compromisos suscritos en el plan de
acción. En realidad, las cuestiones de
género raramente son vistas como una
alta prioridad y la obtención del
financiamiento adecuado puede
convertirse en una lucha larga y cuesta
arriba.
A fin de evitar que el financiamiento sea
un impedimento demasiado oneroso, se
deben incluir objetivos e iniciativas
realistas en el plan de acción y comenzar
a procurar promesas de financiación
durante el proceso de desarrollo del plan.
Los esfuerzos coordinadoss para crear
conciencia y voluntad política pueden
asimismo resultar beneficiosos a la hora
de ejecutar el plan. El análisis del
presupuesto dedicado a las cuestiones de
género también puede ser una
herramienta útil a efectos de demostrar
cuán inadecuado es el financiamiento
para la aplicación de las políticas y
programas de MPS.
Falta de voluntad política: Sin
responsabilidad, entusiasmo y acción es
casi imposible aplicar plenamente un plan
de acción de mujeres, paz y seguridad.
La falta de entendimiento de la
importancia de las cuestiones de género
o la resistencia al cambio pueden
traducirse en una actitud de rechazo. La
falta de voluntad política puede frenar
por completo las iniciativas de MPS y es
esencial abordarla mediante la
concienciación e incidencia.
Falta de capacidad: Los individuos
responsables de ejecutar los planes de
acción de MPS (debido a que la
transversalización de género está en la
agenda, la ejecución es responsabilidad
de muchos) deben contar con las
herramientas, capacitación y apoyo
adecuados a fin de ejecutar exitosa y
plenamente el plan de acción. Es posible
que se tengan que preparar cajas de
herramientas, directrices y materiales
adicionales, además de celebrar sesiones
específicas de aumento de capacidad.
Falta de coordinación: La ejecución
coordinada del plan de acción puede
plantear un desafío, a raíz de que existen
distintos actores y en diversos niveles
que trabajan en el tema de mujeres, paz
y seguridad. La amplia brecha entre las
políticas y la situación sobre el terreno,
combinado con una aprehensión a
compartir información se traduce en la
ejecución duplicativa y ad-hoc. A fin de
evitar este supuesto y mejorar la
Los desafíos principales para la
ejecución del plan de acción nacional
probablemente estarán asociados a
los recursos, tanto a los recursos
financieros como humanos, aunque
esto todavía está por determinarse.
– Chantale Walker, Relaciones
Exteriores de Canadá
53
coordinación, es esencial que se cree un
grupo de trabajo y/o puntos focales
encargados de hacer efectivo el plan de
acción de MPS.
Monitoreo y evaluación inadecuados:
La meta es crear un sistema de monitoreo
y evaluación (M&E) sistemático e integral
que no sea excesivamente burocrático y
lento, ni que carezca de financiamiento
y supervisión. Sin él, no se podrá constatar
si el plan de acción se está ejecutando
de manera plena y efectiva. Con el M&E
eficaz se genera la información necesaria
para determinar qué iniciativas han tenido
éxito, cuáles necesitan modificarse y
cuáles deben suspenderse. El M&E
también hace responsables a los actores
por su función en la ejecución y de esa
manera sirve como incentivo.
La mayoría de los planes de acción de
MPS, ya sean planes de la ONU o
nacionales, abordan esta inquietud
incluyendo disposiciones para el monitoreo
y la evaluación en los planes de acción.
Por ejemplo, el plan de acción nacional
de Noruega sobre la RES/1325 incluye:
55
Seguimiento, revisión y cooperación
· La labor de las autoridades en el plan
de acción la llevarán a cabo los ministerios
y directivas pertinentes, que desarrollarán
sus propias directrices para la ejecución
y rendición de informe.
· Cada ministerio y cada unidad
responsable nombrará a una persona para
que coordine el seguimiento del plan. La
responsabilidad general recae sobre el
Ministerio de Relaciones Exteriores.
109. Ify Fayinka.
· Se formará un órgano consultivo,
compuesto por un grupo de trabajo
interministerial, directivas pertinentes,
instituciones de investigación y las ONG.
Este órgano se reunirá dos veces al año
para compartir información, conocimientos
y experiencia relativa a los proyectos en
curso.
· Todos los materiales de capacitación
serán evaluados periódicamente.
· El plan de acción será evaluado una vez
al año, en conexión con el aniversario de
la Resolución 1325 en octubre. La
evaluación será redactada por el Ministerio
de Relaciones Exteriores y se basará en
los informes de ministerios pertinentes,
a ser completados al 15 de septiembre.
La evaluación anual será una oportunidad
para efectuar revisiones, cambios y
adiciones. El plan de acción y las
evaluaciones anuales se publicarán. Se
formularán criterios estándares para los
informes de los ministerios.
EL RU toma otro enfoque, a saber:
Cada departamento del gobierno
supervisará la ejecución del Plan de
acción, pero la FCO será en definitiva
la encargada de vigilar el proceso. El
Plan de acción señala los
departamentos directivos, aliados,
fechas de evaluación, hitos, avances
y las oportunidades para hacer
comentarios sobre el progreso.
Debido a que el Plan de acción fue
aprobado por Ministros británicos,
finalmente serán ellos los
109
responsables de su ejecución.
La importancia del M&E para la ejecución
de un plan de acción de MPS no puede
sobrestimarse.
Es fundamental tener presentes estos
retos e invertir en iniciativas de
concienciación, aumento de capacidad,
coordinación, M&E e incidencia a fin de
lograr la ejecución de planes de acción
de mujeres, paz y seguridad. En vista de
que la mayoría de los planes de acción
de MPS acaban de formularse, las
lecciones específicas sobre la ejecución
emergerán dentro de un par de años.
La responsabilidad de ir más allá de la
concienciación sobre género y concretar
acciones en ese sentido no recae
únicamente sobre los Estados Miembros
de las Naciones Unidas, sino también
sobre individuos, organizaciones y países
que trabajan en el área de la paz y
seguridad. No basta con reconocer la
existencia de la RES/1325: es hora de
a p l i c a r m e d i d a s c o n c r e t a s p a ra
implementar esta innovadora resolución.
Crear un plan de acción de MPS es el
primer paso para habilitar políticas
internacionales como la RES/1325. El
paso inicial camino a la igualdad de
género, paz y seguridad para todos y
todas.
55
ANEXO A: Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones
Unidas sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad
La Resolución 1325 del Consejo de Seguridad fue aprobada de forma unánime el 31 de octubre
del 2000 y es la primera resolución que jamás haya promulgado el Consejo de Seguridad que
aborde específicamente el impacto de la Guerra en las mujeres, y las contribuciones de las
mujeres a la resolución de conflictos y la paz sostenible.
Recordando sus resoluciones 1261 (1999), de 25 de agosto de 1999, 1265 (1999), de 17 de septiembre de 1999,
1296 (2000), de 19 de abril de 2000, y 1314 (2000), de 11 de agosto de 2000, así como las declaraciones pertinentes
de su Presidente, y recordando también la declaración formulada a la prensa por su Presidente con motivo del Día de
las Naciones Unidas de los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional (Día Internacional de la Mujer), el 8 de marzo
de 2000 (SC/6816),
Recordando también los compromisos enunciados en la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing (A/52/231),
así como los contenidos en el documento final del vigésimo tercer período extraordinario de sesiones de la Asamblea
General titulado “La mujer en el año 2000: igualdad entre los géneros, desarrollo y paz para el siglo XXI” (A/S–23/10/Rev.1),
especialmente los relativos a la mujer y los conflictos armados,
Teniendo presentes los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y la responsabilidad primordial del
Consejo de Seguridad, en virtud de la Carta, de mantener la paz y la seguridad internacionales,
Expresando preocupación por el hecho de que los civiles, y particularmente las mujeres y los niños, constituyen la
inmensa mayoría de los que se ven perjudicados por los conflictos armados, incluso en calidad de refugiados y personas
desplazadas internamente, y cada vez más sufren los ataques de los combatientes y otros elementos armados, y
reconociendo los efectos que ello tiene para la paz y la reconciliaciónduraderas,
Reafirmando el importante papel que desempeñan las mujeres en la prevención y solución de los conflictos y en la
consolidación de la paz, y subrayando la importancia de que participen en pie de igualdad e intervengan plenamente
en todas las iniciativas encaminadas al mantenimiento y el fomento de la paz y la seguridad, y la
necesidad de aumentar su participación en los procesos de adopción de decisiones en materia de prevención y solución
de conflictos,
Reafirmando también la necesidad de aplicar plenamente las disposiciones del derecho internacional humanitario y
del relativo a los derechos humanos que protejan los derechos de las mujeres y las niñas durante los conflictos y después
de ellos, Recalcando la necesidad de que todas las partes velen por que en los programas
de remoción de minas e información sobre el peligro de las minas se tengan en cuenta las necesidades especiales de
las mujeres y las niñas,
Reconociendo la urgente necesidad de incorporar una perspectiva de género en las operaciones de mantenimiento
de la paz y, a ese respecto, tomando nota de la Declaración de Windhoek y el Plan de Acción de Namibia sobre la
incorporación de una perspectiva de género en las operaciones multidimensionales de apoyo a la paz
(S/2000/693),
Reconociendo también la importancia de la recomendación, contenida en la declaración hecha a la prensa por su
Presidente el 8 de marzo de 2000, de que se imparta a todo el personal de mantenimiento de la paz adiestramiento
especializado sobre la protección, las necesidades especiales y los derechos humanos de las mujeres
y los niños en las situaciones de conflicto,
Reconociendo que la comprensión de los efectos de los conflictos armados en las mujeres y las niñas, unos mecanismos
institucionales eficaces para garantizar su protección y la plena participación en el proceso de paz pueden contribuir
considerablemente al mantenimiento y el fomento de la paz y la seguridad internacionales,
57
58
Tomando nota de la necesidad de consolidar los datos acerca del efecto de los conflictos armados sobre las mujeres
y las niñas,
1. Insta a los Estados Miembros a velar por que aumente la representación de la mujer en todos los niveles de adopción
de decisiones de las instituciones y mecanismos nacionales, regionales e internacionales para la prevención, la gestión
y la solución de conflictos;
2. Alienta al Secretario General a que ejecute su plan de acción estratégico (A/49/587) en el que se pide un aumento
de la participación de la mujer en los niveles de adopción de decisiones en la solución de conflictos y los procesos de
paz;
3. Insta al Secretario General a que nombre a más mujeres representantes especiales y enviadas especiales para
realizar misiones de buenos oficios en su nombre y, a ese respecto, pide a los Estados Miembros que presenten al
Secretario
General candidatas para que se las incluya en una lista centralizada que se actualice periódicamente;
4. Insta también al Secretario General a que trate de ampliar el papel y la aportación de las mujeres en las operaciones
de las Naciones Unidas sobre el terreno, y especialmente entre los observadores militares, la policía civil y el
personal dedicado a los derechos humanos y a tareas humanitarias;
5. Expresa su voluntad de incorporar una perspectiva de género en las operaciones de mantenimiento de la paz, e insta
al Secretario General a que vele por que, cuando proceda, las operaciones sobre el terreno incluyan un componente
de género;
6. Pide al Secretario General que proporcione a los Estados Miembros directrices y material de adiestramiento sobre
la protección, los derechos y las necesidades especiales de las mujeres, así como sobre la importancia de la participación
de las mujeres en la adopción de todas las medidas de mantenimiento de la paz y consolidación de la paz, invita a los
Estados Miembros a que incorporen esos elementos, así como el adiestramiento con miras a la concienciación respecto
del VIH/SIDA, en sus programas nacionales de capacitación de personal militar y de policía civil como preparación para
su despliegue, y pide además al Secretario General que vele por que el personal de las operaciones de mantenimiento
de la paz reciba un adiestramiento análogo;
7. Insta a los Estados Miembros a que aumenten su apoyo financiero, técnico y logístico voluntario a las actividades
de adiestramiento destinadas a crear sensibilidad sobre las cuestiones de género, incluidas las que llevan a cabo los
fondos y programas pertinentes, entre otros el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer y el Fondo
de las Naciones Unidas para la Infancia, así como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Refugiados y otros órganos pertinentes;
8. Pide a todos los que participen en la negociación y aplicación de acuerdos de paz que adopten una perspectiva de
género, en que se tengan en cuenta y se incluyan, entre otras cosas:
a) Las necesidades especiales de las mujeres y las niñas durante la repatriación y el reasentamiento, así como para
la rehabilitación, la reintegración y la reconstrucción después de los conflictos;
b) Medidas para apoyar las iniciativas de paz de las mujeres locales y los procesos autóctonos de solución de conflictos
y para hacer participar a las mujeres en todos los mecanismos de aplicación de los acuerdos de paz;
c) Medidas que garanticen la protección y el respeto de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, particularmente
en lo relativo a la constitución, el sistema electoral, la policía y el sistema judicial;
9. Exhorta a todas las partes en un conflicto armado a que respeten plenamente el derecho internacional aplicable a
los derechos y a la protección de las mujeres y niñas, especialmente en tanto que civiles, en particular las obligaciones
correspondientes en virtud de los Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos Adicionales de 1977, la Convención
sobre los Refugiados de 1951 y su Protocolo de 1967, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer de 1979 y su Protocolo Facultativo de 1999 y la Convención de las Naciones Unidas sobre
los Derechos del Niño de 1989 y sus dos Protocolos Facultativos de 25 de mayo de 2000, y a que tengan presentes
las disposiciones pertinentes del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional;
10. Insta a todas las partes en un conflicto armado a que adopten medidas especiales para proteger a las mujeres y
las niñas de la violencia por razón de género, particularmente la violación y otras formas de abusos sexuales, y todas
sobre las cuestiones de género, incluidas las que llevan a cabo los fondos y programas pertinentes, entre otros el Fondo
de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, así como la
Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y otros órganos
pertinentes;
8. Pide a todos los que participen en la negociación y aplicación de acuerdos de paz que adopten una perspectiva de
género, en que se tengan en cuenta y se incluyan, entre otras cosas:
a) Las necesidades especiales de las mujeres y las niñas durante la repatriación y el reasentamiento, así como para
la rehabilitación, la reintegración y la reconstrucción después de los conflictos;
b) Medidas para apoyar las iniciativas de paz de las mujeres locales y los procesos autóctonos de solución de conflictos
y para hacer participar a las mujeres en todos los mecanismos de aplicación de los acuerdos de paz;
c) Medidas que garanticen la protección y el respeto de los derechos humanos
de las mujeres y las niñas, particularmente en lo relativo a la constitución, el sistema electoral, la policía y el sistema
judicial;
9. Exhorta a todas las partes en un conflicto armado a que respeten plenamente el derecho internacional aplicable a
los derechos y a la protección de las mujeres y niñas, especialmente en tanto que civiles, en particular las obligaciones
correspondientes en virtud de los Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos Adicionales de 1977, la Convención
sobre los Refugiados de 1951 y su Protocolo de 1967, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer de 1979 y su Protocolo Facultativo de 1999 y la Convención de las Naciones Unidas sobre
los Derechos del Niño de 1989 y sus dos Protocolos Facultativos de 25 de mayo de 2000, y a que tengan presentes
las disposiciones pertinentes del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional;
10. Insta a todas las partes en un conflicto armado a que adopten medidas especialespara proteger a las mujeres y
las niñas de la violencia por razón de género,particularmente la violación y otras formas de abusos sexuales, y todas
las demásformas de violencia en situaciones de conflicto armado;
11. Subraya la responsabilidad de todos los Estados de poner fin a la impunidad y de enjuiciar a los culpables de
genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, especialmente los relacionados con la violencia sexual
y de otro tipo contra las mujeres y las niñas y, a este respecto, destaca la necesidad de excluir esos crímenes, siempre
que sea viable, de las disposiciones de amnistía;
12. Exhorta a todas las partes en un conflicto armado a que respeten el carácter civil y humanitario de los campamentos
y asentamientos de refugiados y a que tengan en cuenta las necesidades especiales de las mujeres y las niñas, incluso
en el diseño de los campamentos y asentamientos, y recuerda sus resoluciones 1208 (1998), de 19 de noviembre de
1998, y 1296 (2000), de 19 de abril de 2000;
13. Alienta a todos los que participen en la planificación para el desarme, la desmovilización y la reintegración a que
tengan presentes las necesidades distintas de los excombatientes según sean del género femenino o masculino y tengan
en cuenta las necesidades de sus familiares a cargo;
14. Reafirma que, cada vez que se adopten medidas en virtud del Artículo 41 de la Carta de las Naciones Unidas, está
dispuesto a tener presente el efecto que podrían tener sobre la población civil, teniendo en cuenta las necesidades
especiales de las mujeres y las niñas, a fin de considerar la posibilidad de hacer las excepciones humanitarias del caso;
15. Expresa su disposición a velar por que en las misiones del Consejo de Seguridad se tengan en cuenta las
consideraciones de género y los derechos de la mujer, incluso celebrando consultas con los grupos locales e internacionales
de mujeres;
16. Invita al Secretario General a hacer un estudio sobre los efectos de los conflictos armados en las mujeres y las
niñas, el papel de las mujeres en la consolidación de la paz y las dimensiones de género de los procesos de paz y la
solución de conflictos, y le invita también a presentar un informe al Consejo de Seguridad sobre los resultados de ese
estudio y a poner éstos a disposición de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas;
17. Pide al Secretario General que, según proceda, indique en sus informes al Consejo de Seguridad los progresos
realizados en la incorporación de las cuestiones de género en todas las misiones de mantenimiento de la paz y todos
los demás aspectos relacionados con las mujeres y las niñas;
18. Decide seguir ocupándose activamente de la cuestión.
59
ANEXO B: Información de contacto para el Plan de acción nacional
de MPS
Canadá
Contactos del gobierno
Contactos de la sociedad civil
Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio
Internacional
División de Derechos Humanos, Igualdad de Genero,
Salud y Población
Comité Canadiense de Coordinación para la Creación
de Paz Grupo de Trabajo de Género y Creación de Paz
(GTGCP)
125 Sussex Drive
Ottawa, Ontario K1A 0G2 CANADA
Tel: +613 944 0469
Fax: +613 943 0606
Sitio Web:
http://www.international.gc.ca/foreign_policy/humanrights/women_peace-en.asp
Contacto: Chantale Walker – Asesora política principal,
Igualdad de Género
Email: [email protected]
C/O Canadian Peacebuilding Working Group
1 Nicholas Street #1216
Ottawa, Ontario K1N 7B7 CANADA
Tel: +613 241 3446
Fax: +613 241 4846
Sitio Web: http://www.peacebuild.ca/working/?load=gender
Contacto: Surendrini Wijeyaratne Coordinadora del GPWG
Email: [email protected]
Dinamarca
60
Contactos del gobierno
Contactos de la sociedad civil
Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca
Departamento de Igualdad de Género
Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad
- WILPF
(Kvinderness Internationale Liga for Fred og Frihed)
2, Asiatisk Plads
DK-1448 Copenhagen K DENMARK
Tel: +45 33 92 00 00
Fax: +45 32 54 05 33
Sitio Web: http://www.um.dk/en
Contacto: Mette Strand Gjerløf
Email: [email protected]
DK-1620 Kobenhavn V DENMARK
Tel: +45 31 231 097
Fax: +45 33 231 097
Email: [email protected]
Sitio Web: http://www.kvindefredsliga.dk
Noruega
Contactos del gobierno
Ministerio de Relaciones Exteriores
7. juni-plassen/ Victoria Terrasse
PO box 8114 Dep. N-0032 Oslo NORWAY
Tel: +47 22 24 36 00
Fax: +47 22 24 95 80/81
Email: [email protected]
Sitio web: http://odin.dep.no/ud/engelsk/
Contacto: Siri Johansen and Julie Jacobsen
Email: [email protected], [email protected]
Contactos de la sociedad civil
Forum Norge 1325
FOKUS – Forum for Women and Development
FOKUS
Storgata 11
0155 Oslo NORWAY
Tel: + 47 23 01 03 00
Email: [email protected]
Sitio Web: http://www.fn1325.no/
Red de Paz de Mujeres Nórdicas
(Nordiske Kyinners Fredsnettverk)
c/o Tulle Elster
Bentserodveien 95
3234 Sandefjord NORWAY
Tel/Fax: +47 3347 3875
Instituto Internacional de Investigación para la Paz
- PRIO
Hausmanns gate 7
NO -0186 Oslo NORWAY
Tel: +47 22 54 77 00
Fax: +47 22 54 77 01
Email:
Sitio Web:
Contacto: Helga Hernes, PRIO Gender Team
Email: [email protected]
61
Suecia
Contactos del gobierno
Contactos de la sociedad civil
Ministerio Sueco de Relaciones Externas
Departamento de Seguridad Global
Operation 1325
SE-103 39 Stockholm SWEDEN
Tel: +46 8 405 10 00
Fax: +46 8 723 11 76
Sitio Web: http://www.sweden.gov.se/sb/d/2059
c/o Svenska UNIFEM-kommittén Gamla Brogatan 27
111 20 Stockholm SWEDEN
Tel: +46 8-34 61 04
Fax: +46 8-34 61 04
Sitio Web: http://www.operation1325.se/
Contact Person: Jessica Olausson, Desk Officer
Email: [email protected]
Contacto: Anna Sundén
Email: [email protected]
Kvinna till Kvinna
Slakthusplan 3
S- 121 62 Johanneshov SWEDEN
Tel: +46 8 588 891 00
Fax: +46 8 588 891 01
Email: [email protected]
Sitio Web: http://www.iktk.se
Contacto: Eva Zillén
Email: [email protected]
Suiza
62
Contactos del gobierno
Contactos de la sociedad civil
Departamento Federal de Relaciones Exteriores
EDA
División de Asuntos de Política IV (Seguridad
Humana)
Swisspeace
(Schweizerische Friedensstiftung)
Bundesgasse 32
CH-3003 Bern SWITZERLAND
Tel: +41 (0)31 322 30 50
Email: [email protected]
Website:http://www.eda.admin.ch/content/eda/e/
home/foreign/humsec.html
Contacto: Tamara Münger, Gender Focal Point
Email: [email protected]
Tel.: +41 31 32 32867
Fax: +41 31 32 49066
Sonnenbergstrasse 17
Postfach
CH - 3000 Bern 7 SWITZERLAND
Tel: +41 31 330 12 12
Fax: +41 31 330 12 13
Email: [email protected]
Sitio Web: http://www.swisspeace.org/
Contacto: Cordula Reimann,
Investigadora y Oficial del programa
Email: [email protected]
Reino Unido
Contactos del gobierno
Contactos de la sociedad civil
Foreign & Commonwealth Office
Conflict Issues Group
International Alert
Programa de cuestiones de creación de paz
King Charles Street
London, SW1A 2AH UK
Tel: +44 20 7008 3651
Email: [email protected]
Sitio Web: http://www.fco.gov.uk
346 Clapham Road
London SW99AP UK
Tel: +44 20 7627 6800
Fax: +44 20 7627 6900
Website: http://www.international-alert.org
Contacto: Maria Olson, Gender Programme Officer
Email: [email protected]
WILPF - Sección nacional del RU
13 Vincent Close
Bromley, Kent BR2 9ED UK
Email: [email protected]
Sitio Web: http://www.ukwilpf.gn.apc.org
63
ANEXO C: Recomendaciones para el Plan de acción nacional de
la RES/1325 del Centro de Igualdad de Género de
Noruega110
Un Plan de acción para Noruega
El Centro de Igualdad de Género en
Noruega sugiere que se le otorgue
prioridad a los diez temas siguientes:
1. Un comité de Noruega para la
ejecución de la RES/1325
Debe establecerse un comité a fin de
garantizar la transversalización de género
en todos los aspectos del trabajo de
Noruega en materia de paz, seguridad y
desarrollo.
El Comité podría estar integrado por
expertos de:
- Ministerio de Defensa
- Instituciones de investigación
- Instituciones especializadas en género
- Movimiento de las mujeres, incluyendo
grupos de Noruega cuyos miembros
tengan experiencia en el conflicto/guerra
y en la violencia contra las mujeres
- Agencia Noruega de Cooperación para
el Desarrollo
- Ministerio de Relaciones Exteriores
Al Comité se le deben adjudicar los
recursos adecuados a fin de que pueda
cumplir con las metas establecidas por
un mandato extensivo.
64
2. Informe anual independiente sobre
la RES/1325
110. Likestillingssenterets, “Norge for Kvinnor, Fred
og Sikkerhet,” August 2005
<http://www.likestilling.no/artikkel.html?id=907>
El comité o institución de investigación
debería producir informes anuales. El
informe debería realizarse en forma
independiente a los ministerios.
3. Responsabilizar a las dependencias
gubernamentales de la ejecución de
la RES/1325
Todas las dependencias gubernamentales
pertinentes (Defensa, Relaciones
Exteriores, Norad, etc.) deben estar
obligadas a rendirle informe al Comité
por la ejecución de la RES/1325.
4. Audiencia pública
El Parlamento debe celebrar audiencias
públicas anuales sobre la RES/1325 en
base a los hallazgos del informe anual.
5. Cuotas para garantizar la
representación de las mujeres
Noruega contribuye a las resoluciones de
paz en otros países. Por ende, Noruega
tiene la obligación de aumentar la
representación de mujeres en todas las
iniciativas de promoción de paz y
democracia. Según la ley noruega sobre
igualdad de género, todos los comités
designados por el gobierno deben estar
integrados en al menos un 40 por el sexo
de menor representación. Este principio
también debe aplicarse en los procesos
de negociación iniciados por el gobierno
de Noruega o procesos que reciben
financiamiento/apoyo de Noruega. El
Centro de Igualdad de Género recomienda
que todas las delegaciones de
negociaciones que intervengan en los
procesos de paz financiados o facilitados
por Noruega cuenten con al menos un 40
por ciento de ambos sexos.
6. Tribunales y foros especiales para
garantizar la representación de las
mujeres en los procesos de paz
No siempre es posible garantizar la
representación equitativa de hombres y
mujeres. En algunos casos, las estructuras
patriarcales tradicionales se mantienen a
expensas de la representación equitativa
de las mujeres y de los procesos de paz.
A veces las mujeres que trabajan por la
paz no desean participar en las
delegaciones oficiales. Por ejemplo, puede
que sea el caso en situaciones marcadas
por la corrupción y la anarquía. En tales
situaciones es sumamente importante
romper con los patrones patriarcales
tradicionales a fin de promover y fortalecer
el papel de las mujeres en los procesos
de paz.
Si el proceso formal excluye la
participación plena y equitativa de las
mujeres, Noruega debe facilitar la
celebración de audiencias ad hoc para
mujeres solamente. Así se les dará a las
mujeres la oportunidad de plantear sus
opiniones y recomendaciones sobre vías
futuras para la paz y la reconstrucción.
Es importante que estos grupos ad hoc
estén dotados de los recursos adecuados.
Asimismo, es trascendental que las
deliberaciones y recomendaciones
planteadas por dichos grupos ad hoc se
integren a las agendas de los grupos
formales. De esta manera, se garantizará
la inclusión de las mujeres en los procesos
de paz y los acuerdos finales serán más
sostenibles y democráticos.
7. Seguir el flujo del dinero: análisis
del “presupuesto sensible a las
cuestiones de género” de Noruega
El presupuesto en función de género es
otra manera de garantizar que las
necesidades y experiencias de hombres
y mujeres sean tomadas en consideración.
Incidentalmente, así se integra la
perspectiva de igualdad de género. Con
un presupuesto sensible a género,
podemos evaluar el grado de coherencia
entre las metas y los medios dedicados
al cumplimiento de estas metas. Esto
garantizará la responsabilidad del
gobierno.
El Centro de Igualdad de Género sugiere
que el Ministerio de Relaciones Exteriores
garantice que toda la ayuda noruega,
privada y gubernamental, divida el apoyo
financiero equitativamente entre las
mujeres y los hombres. Sin embargo, en
algunos casos es necesario considerar la
situación especial de las mujeres en áreas
de guerra y conflicto y hacer a un lado
la práctica del 50/50 para beneficio de
proyectos que abordan la situación de
mujeres y niños en tales áreas. La
documentación por medio de
presupuestos garantizará la transparencia
y responsabilidad necesarias con respecto
a la distribución de recursos entre mujeres
y hombres.
8. Crear procesos abiertos basados
en los procesos de paz y la
especialidad de las ONG
Noruega ha actuado en calidad de
mediador en varias negociaciones entre
partes en conflicto. Algunas de estas
negociaciones se escenificaron bajo el
marco de estructuras informales y con
una falta de transparencia. Este método
no es necesariamente consonante con
las disposiciones estipuladas en la
Resolución 1325. La perspectiva de
igualdad de género está estrechamente
vinculada a la transparencia, la
receptividad y al énfasis en la
representación equitativa.
Por este medio, el Centro de Igualdad de
Género propone que Noruega aplique
métodos y prácticas que conjuguen la
65
experiencia y los conocimientos de los
diversos agentes de las ONG que trabajan
en los procesos de paz y reconstrucción.
Una participación mayor y más integrada
de las organizaciones no gubernamentales
en los procesos de paz actuales y futuros
ayudará a garantizar que las acciones se
basen en el contexto local, aumentando
de ese modo las probabilidades de una
paz sostenible.
9. Medidas más rigurosas para
eliminar la violencia por razones de
género
Un plan de acción nacional debe dedicar
más énfasis y esfuerzos a las cuestiones
relacionadas con la eliminación de todas
las formas de violencia en base al género
en las zonas de guerra y conflicto.
66
No es ningún secreto que la prostitución
y el tráfico aumentan en tiempos de
conflicto. Los códigos de conducta para
las tropas y los socorristas no son
suficientes, pero deberían considerarse
como un estándar mínimo. Asimismo, a
efectos de contrarrestar la noción
generalizada de que las mujeres y los
niños son mercancías sexuales, un plan
de acción nacional debería prohibir la
compra de todo tipo de favores sexuales.
La prostitución facilita el tráfico, es una
violación de los derechos humanos de las
mujeres y niñas y es una infracción al
Protocolo de Palermo. Se necesitan
compromisos y acciones sólidas para
erradicar el abuso y la explotación de
mujeres y niñas locales y de la trata, si
se ha de alcanzar la equidad verdadera.
Noruega también debería trabajar en el
ámbito internacional con el objeto de
acabar con la impunidad de crímenes de
guerra tales como la violación, violencia
sexual, prostitución y violencia doméstica.
Hoy en día, la mayor parte de estos
crímenes no son reconocidos ni
penalizados. Noruega debe también
intensificar sus esfuerzos para poner un
alto a dichos crímenes en suelo nacional.
El sistema de justicia de Noruega hasta
ahora no ha sido capaz de garantizar la
suficiente protección legal para las mujeres
y niñas que han sido expuestas a varias
formas de violencia sexual. Resulta
problemático trabajar para la igualdad de
género en foros internacionales, cuando
a nivel nacional no se procede en
consecuencia. No podemos actuar con
estándares dobles en estas cuestiones.
El Centro de Igualdad de Género también
propone que la asistencia noruega para
el desarrollo priorice los proyectos que
abordan la violencia de los hombres contra
las mujeres. La violencia que muchas
mujeres y niñas sufren en su vida diaria
reduce marcadamente su capacidad para
participar plenamente en los procesos de
paz y reconstrucción. Un paso en la
dirección correcta sería incorporar una
evaluación de género y empoderamiento
que incluya el análisis de la presencia y
el grado de violencia por razones de
género en una comunidad dada.
10. Educación
La información y educación sobre violencia
por razones de género, sus formas,
expresiones y consecuencias debería ser
obligatoria en los programas educativos
de todos los niveles en Noruega.
ANEXO D: Recomendaciones para el Plan de acción nacional de
Canadá sobre la ejecución de la Resolución 1325111
Recursos
• Se necesitarán nuevos recursos para ejecutar el PAN
eficazmente.
Voluntad política y compra de participación
• A la redacción del PAN, y su ejecución, deben asignárseles
un alto nivel de prioridad en el Gobierno de Canadá.
• Canadá debe trabajar para crear y mantener la voluntad
en el ámbito internacional. Canadá puede comenzar, por
ejemplo, por esbozar concretamente lo que significa priorizar
la Comisión de Mantenimiento de Paz con respecto a la
promoción de la conciencia sobre género mediante la política
externa de Canadá y su contribución al establecimiento de
la Comisión.
• El PAN debería estipular detalladamente lo que cada
departamento se compromete a hacer en el ámbito
internacional y doméstico.
• Para garantizar la coherencia política y un enfoque
gubernamental, todos los departamentos gubernamentales
pertinentes deberían participar en la ejecución, que será
coordinada por DFAIT.
• El PAN debería incentivar a los departamentos a que
emulen las mejores prácticas.
• El PAN debería contemplar la educación/concienciación
sobre género entre actores clave.
• El Comité Permanente de Relaciones Externas y Comercio
Internacional y el Comité de Mujeres Parlamentarias debería
interesarse en esto e incluso participar en la ejecución.
• La estrategia de ejecución de Canadá debería ser coherente
con las prioridades y compromisos de desarrollo, así como
los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
• El PAN debería identificar a quién dirigirse y fomentar el
interés político (i.e. PCO, PMO, Parlamento, Gabinete, altas
autoridades, así como las autoridades a nivel de trabajo).
• El PAN debería abordar la intervención de Canadá en la
prevención y gestión de conflictos, así como la reconstrucción
posconflicto.
• La alta gerencia debe orientar a las autoridades para que
lleven el mensaje sobre género a foros más desafiantes (e.g.
debates de reforma de la ONU).
Rendición de cuentas
• El PAN debería subrayar la necesidad de transparencia
(mediante la rendición de cuentas pública, por ejemplo) y
responsabilidad en todos los departamentos
gubernamentales.
Enfoque gubernamental/
Coherencia
• El PAN debería abordar la diplomacia, desarrollo, defensa
y comercio, y los mandatos de departamentos domésticos,
según sea apropiado.
• El Grupo Interdepartamental sobre Género y Mantenimiento
de Paz debería trabajar con la sociedad civil para realizar
una evaluación de necesidades a fin de identificar las brechas
en la ejecución de Canadá.
• DFAIT debería presidir un proceso consultivo entre los
departamentos gubernamentales para formular indicadores
y medidas de responsabilidad, y para determinar la
responsabilidad de las acciones.
• El PAN debería incluir la evaluación de necesidades y los
mecanismos de seguimiento.
111. Department of Foreign Affairs and International Trade, Canada, “Third Annual Symposium of the Canadian Committee on Women, Peace and Security: Towards
a Canadian National Action Plan to Implement Security Council Resolution 1325 on Women, Peace and Security,” Ottawa, 17-18 October 2005, 2-3. <http://www.dfaitmaeci.gc.ca/foreign_policy/human-rights/report-wps-en.asp>.
67
Capacitación
Comunicación
• El personal militar y civil en las operaciones de fomento
de paz debería capacitarse sobre cómo debería ser la
participación de las mujeres en los procesos de paz, cómo
identificar y abordar un caso de violación/violencia por razones
de género, etc.
• El PAN debería incluir una estrategia de medios difusores.
• Canadá debería explorar la capacitación de civiles para el
mantenimiento de la paz (posiblemente mediante Canada
Corps).
• Los agentes de primera línea en los departamentos
pertinentes deberían recibir capacitación sistemática y
periódica en género.
Impulso
• La energía para desarrollar un PAN debería mantenerse
incluso hasta después de redactado el documento (el PAN
no debe ser un fin en sí).
• Los informes post-despliegue deberían nutrir las evaluaciones
curriculares de la capacitación en género.
• El proceso de redacción del PLAN no debería reemplazar
las iniciativas actuales.
• Se deberían intensificar esfuerzos para estandarizar la
capacitación en género y la formulación de la currícula.
Cuestiones específicas a países
• El PAN debería abordar cómo crear y mantener la
voluntad/interés políticos para garantizar que haya apoyo
sistemático para la capacitación en concienciación sobre
género y para integrar la perspectiva de género en las
decisiones de políticas.
Papel de actores no gubernamentales
• La sociedad civil debería definir cómo contribuirá con la
ejecución del PAN (e.g. participando en la concienciación del
PAN en los medios).
68
• Canadá debería preparar productos de comunicación para
crear conciencia en la ONU, por ejemplo, del trabajo que
las mujeres (canadienses) han realizado en la reconstrucción
posconflicto.
• La redacción del PAN debería ser un proceso participativo
que incluya a la academia y la sociedad civil.
• Para abordar la ausencia relativa de la perspectiva de
género en la Declaración de Política Internacional, el PAN
debería ofrecer directrices y pautas estratégicas para
regiones específicas y servir como herramienta para las
autoridades a nivel de trabajo geográfico en departamentos
gubernamentales.
• El PAN debería abordar las cuestiones específicas de
estados frágiles y fracasados y de los 25 aliados en desarrollo
nombrados en la Declaración de Política Internacional.
Fly UP