...

Lo afroargentino en la historia oficial y el canon literario y cultural

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Lo afroargentino en la historia oficial y el canon literario y cultural
Vol. 3, No. 3, Spring 2006, 107-111
www.ncsu.edu/project/acontracorriente
Review / Reseña
Lo afroargentino en la historia oficial y el
canon literario y cultural argentinos
Ignacio López-Calvo
University of North Texas
Alejandro Solomianski. Identidades Secretas: la negritud argentina. Rosario,
Argentina: Beatriz Viterbo Editora, 2003.
Con su libro Identidades Secretas: la negritud argentina
(Buenos Aires: Beatriz Viterbo Editora, 2003) Alejandro
Solomianski añade una piedra más a la construcción de un ideario
colectivo de la psicología de sus compatriotas. Muchos han sido
los estudios dedicados a la mentalidad argentina, así como los que
se han enfocado en la esclavitud en el Río de la Plata o en la
presencia africana en la cultura argentina y rioplatense.
En la línea de los estudios de Marvin Lewis y Richard L.
Jackson, Identidades secretas queda enmarcado en los estudios
que se concentran tanto en presencia de la literatura y cultura
africanas en Argentina como en la imagen del negro en la
literatura y cultura argentinas.
En concreto, Solomianski
Lo afro-argentino
108
cuestiona y amplía, desde las perspectiva de unos “estudios
culturales” críticos, la historia oficial y el canon literario
argentinos.
Para ello, toma como parámetro la tradicional
segregación de la producción cultural afroargentina y la dirige, en
último término, al plano ideológico de la identidad nacional que,
según Solomianski, debe ser redefinida. Como explica el autor,
un intelectual que es silenciado por la historia o por el canon
literario nacional acaba inevitablemente enrolándose en las filas
de la llamada subalternidad.
Por lo tanto, esas identidades
secretas o “presencias reales” negras del siglo XIX argentino que
han sido marginadas por los discursos hegemónicos configuran la
convergencia entre el intelectual y el subalterno. El rescate de
estas voces desentraña los posicionamientos ideológicos desde los
que parte el discurso de los grupos de poder, a la vez que abre
nuevos horizontes para la construcción del presente tanto
argentino como latinoamericano. Según explica el autor,
las identidades se configuran desde la negatividad, es decir
no somos lo que es el “otro”, o lo que es igual, somos lo que
no es el “otro” [...] la construcción de identidad a partir del
sí mismo es ilusoria, somos algo a partir de la imagen que
otro externo construye de nosotros. (188)
Identidades secretas es un libro valiente y ambicioso que
analiza tanto textos narrativos, poéticos, de payadores y
periodísticos, como largometrajes, cuadros, comics y libros de
historia. Desde un primer momento, el libro se construye en
diálogo con dos estudios de Paul Gilroy:
The Black Atlantic
(1993) y Against Race: Imagining Politics beyond the Color Line
(2000). Desde ese punto de partida, se devela la racialización de
ciertos grupos sociales argentinos, así como la construcción oficial
de
historias
nacionales
y
de
comunidades
nacionales
“imaginadas,” hasta llegar a la grave crisis política que padeció
Argentina a finales de 2001 y en 2002. Dicha crisis, nace, según
Solomianski, de “la enorme distancia entre la auto-percepción
dominante y el sistema de sujetos, objetos y relaciones que
llamamos
Argentina”
(11).
Tras
desenterrar
fragmentos
enterrados del pasado argentino, el libro deconstruye otros hitos
Lo afro-argentino
109
nacionales como, por ejemplo, el proyecto europeísta del
centralismo bonaerense. Asimismo, se reivindican las literaturas
y voces indias, negras y gauchas que, en cierto modo, han sido
eclipsadas por las literaturas indigenistas, negristas y gauchescas.
Este proyecto, por tanto, se propone dos objetivos. “a) establecer
y definir el principio constructivo del imaginario hegemónico de
la identidad argentina en función de su represión y distorsión de
la afroargentinidad; y b) restablecer aquellas voces borradas que
retumban por su ausencia” (14).
Tras la introducción, Identidades secretas incluye nueve
capítulos, la conclusión y las referencias bibliográficas.
Cabe
notar aquí que la inclusión de un índice onomástico habría
facilitado la consulta de autores y textos específicos. El primer
capítulo,
titulado
“La
‘negritud’
argentina”,
establece
la
delimitación geográfica (Buenos Aires y Uruguay) y enfatiza,
siempre
evitando
posturas
esencialistas,
la
conflictividad
(representación/represión) de la visualización de la presencia
africana en “textos fundacionales” de la argentinidad, como El
matadero, Amalia y Martín Fierro. Seguidamente, Solomianski
resume las razones del declive demográfico afroargentino (el real
y el imaginario), el florecimiento de la prensa afroargentina y de
las sociedades de ayuda mutua, y su decisiva participación en los
conflictos bélicos.
Comenta, asimismo, las aportaciones
económicas y culturales de la afroargentinidad, incluyendo su
relación con la parrillada argentina, el cadombe, la milonga, el
tango y el léxico coloquial rioplatense.
En el segundo capítulo se cuestionan los conceptos de
“raza,” “blanquedad” y “negritud,” y en el tercero se establecen las
coordenadas históricas, desde la llegada de los españoles hasta las
invasiones inglesas.
El cuarto analiza textos de Pantaleón
Rivarola, Ansina (Joaquín Lenzina), Bartolomé Hidalgo, Falucho
y Bartolomé Mitre, mientras que el quinto está dedicado a las
representaciones antagónicas de “La Patria,” según posturas
encontradas con respecto al gobierno de Rosas. El capítulo cinco
Lo afro-argentino
110
se centra asimismo en la recreación del concepto de patria, según
se observa en dos textos literarios con posicionamientos opuestos:
Amalia y Martín Fierro.
Uno de los capítulos más innovadores del libro (y también
el más largo, con 49 páginas) es el séptimo, titulado “Periodistas,
poetas, payadores: mujeres y hombres de clara conciencia”. Allí,
tras la breve mención de clásicos de la afroargentinidad como
Cosas de negros de Vicente Rossi y Morenada de José Luis
Lanuza, y de las aportaciones de la afroargentinidad a los ámbitos
culinario, militar, musical, a la danza y a las prácticas sexuales, se
sacan a la luz voces y textos de autores afroargentinos del siglo
XIX, varios de ellos silenciados hasta este momento.
En la
primera sección, “Periodistas y periódicos”, se presenta un
lenguaje periodístico reflexivo que aparece en publicaciones como
La Broma, El Negrito, Los Negros, La igualdad, El proletario y
La Juventud, y que emblematiza la conciencia de identidad
afroargentina.
Este
apartado
también
analiza
el
libro
Beneméritos de mi Estirpe de Jorge Miguel Ford (1899), así como
textos de Horacio Mendizábal y Casildo G. Thompson.
La
segunda parte, “Poetas y poemas”, se enfoca en la temática de la
poesía “culta” de Mateo Elejalde, Horacio Mendizábal y de
autores hasta ahora desconocidos como Miguel Noguera, quienes
tratan de elevar simbólicamente la imagen del negro a la altura de
la de oligarquía blanca.
La tercera, “Payadores y pueblo”,
enmarca, en el análisis de la obra de Ansina (el payador de
Artigas), el payador Moreno del Martín Fierro, Higinio Cazón,
Luis García (Morel) y Gabino Ezeiza, un discurso popular en el
que el afroargentino disfruta de una posición privilegiada
epistemológicamente.
A fin de cuentas, todos los textos
estudiados en este capítulo coinciden, a juicio de Solomianski, en
su posicionalidad de riesgo, en el haber sido borrados del canon
argentino, y en el hecho de haber sido escritos “por afroargentinos
en un momento en el cual supuestamente ya eran una ‘raza
extinta’” (186).
Lo afro-argentino
111
El octavo capítulo expone las políticas inmigratorias
racistas que importan europeos para diluir la presencia de otras
razas. Tras estas oleadas migratorias, la presencia afroargentina
ya nunca volverá a ser la misma, y las murgas, la payada y el tango
quedan absorbidos por la población blanca. Se estudian también
la obra del cineasta afroargentino Agustín Ferreyra, la temática
afroargentina de los pintores (de origen no africano) Pedro Figari
y Antonio Berni, la colección de milongas Para las seis cuerdas de
Jorge Luis Borges y la poesía negrista de Homero Manzi. El
último capítulo, “Representaciones de la afroargentinidad en el
último tercio del siglo XX”, se concentra en los “otros negros,” es
decir, los otros grupos étnicos subalternizados, tal y como
aparecen en el cuento “Cabecita negra” de Germán Rozenmacher.
De igual manera, se deconstruye el tratamiento del concepto de
raza en los largometrajes El santo de la espada (1969), de
Leopoldo Torre Nilson, y Camila (1984) de María Luisa Bemberg.
Finalmente, el autor analiza la falsa reivindicación de la “raza
negra” en Argentinos de origen africano (1979), de Marcos
Estrada, y la visión mucho más legítima y progresista de Andrés
Rivera en La revolución es un sueño eterno (1987). Bajo el rubro
“pensamiento argentino,”Identidades secretas ha tenido la
primera reedición de 2000 ejemplares en función del encargo de
la Comisión Nacional de Bibliotecas Públicas (Secretaria Nacional
de Cultura) para el abastecimiento del año 2004 de las 1.600
bibliotecas populares de Argentina.
En definitiva, este estudio representa una aportación
original y necesaria a los estudios culturales argentinos y, por
extensión, a los latinoamericanos, así como una revisión
provocativa de los presupuestos imaginarios y míticos con que se
configuran las identidades nacionales.
Fly UP