...

la mente no esta en la cabeza

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

la mente no esta en la cabeza
El fenómeno de la Vida
Francisco Varela
Cuatro pautas para el futuro
de las ciencias cognitivas
1
...La mente no está en la cabeza.
Uno de los más importantes; avances en ciencia en los últimos años es la convicción
de que no podemos tener nada que se asemeje a una mente o a una capacidad
mental sin que esté totalmente encarnada o inscrita corporalmente, envuelta en el
mundo. Ahora bien, ¿por que es esto así?
No podemos captar al objeto como si simplemente estuviera "ahí afuera" en forma
independiente. El objeto surge como fruto de nuestra actividad, por lo tanto, tanto
el objeto como la persona están co-emergiendo, co-surgiendo.
Voy a presentarles un ejemplo para que vean que no se trata simplemente de algo
metafórico: hace algún tiempo, Held y Hein llevaron a cabo un experimento clásico
con dos gatitos, ciegos al nacer, en dos canastas. Cada gatito fue colocado dentro de
una canasta y cada día eran paseados durante algunas horas dentro de ésta; es decir,
ambos gatitos fueron expuestos al mismo ambiente. A uno de los gatitos se le permitió que-mantuviera las patas fuera de la canasta y que caminara, al otro se lo
mantuvo arropado dentro de ésta. Dos meses después los gatitos fueron puestos en
libertad. El gatito al que se le había permitido caminar se comportó como un gato
normal. El otro no reconocía los objetos, se caía por las escaleras y chocaba contra las
sillas. Prácticamente, se comportaba como si estuviera ciego, aunque sus ojos
estaban intactos. ¡La conclusión que no hay que sacar es que los gatos ven con los
pies! La conclusión que hay que sacar es que el espacio surge como producto del
movimiento. Esta es una constatación absolutamente extraordinaria: el espacio, esta
cosa frente a nosotros que parece absolutamente objetiva, el pilar de la objetividad
en física, es totalmente inseparable del hecho que tenemos que manipularlo a través
de una conducta sensorimotriz.
Transformemos este lema "La mente no está en la cabeza" en una lógica más
estructurada: La cognición está enactivamente encarnada. “Enactiva” es una etiqueta
que utilizo aquí en su sentido literal ya que la cognición es algo que producimos por
el acto de manipular, por medio de una manipulación activa: es el principio
fundacional de lo que es la mente. Como traté de mostrar anteriormente, esto
implica una profunda co-implicación, una co-determinación entre lo que parece estar
afuera y lo que parece estar adentro.
Esta perspectiva de la mente como enactivamente encarnada tiene dos consecuencias
ya que, si la mente no está en la cabeza, ¿dónde diablos está? Este es precisamente el
punto: es en este no-lugar de la co-determinación entre lo interno y lo externo;
luego no podemos decir que está afuera o adentro. La otra consecuencia que se
deriva de esto y que ha sido menos enfatizada, es que la mente es inseparable del
organismo como un todo.
2
Tendemos a creer que la mente está en el cerebro, en la cabeza, pero el hecho es que
el ambiente también incluye al resto del organismo: incluye el hecho de que el
cerebro está íntimamente conectado con todos los músculos con el esqueleto, los
intestinos, y el sistema inmunitario, los flujos hormonales y así sucesivamente. Hace
de todo el conjunto una unidad sumamente apretada. "
Cuando ven a un animal en movimiento, o me ven a mí dirigiéndoles la palabra, me
comporto como una unidad coherente, no como una mera yuxtaposición de
movimiento, voz, mirada, y postura. Soy una unidad integrada, más o menos
armónica a la que denomino "mi mismo” o “mi” mente, y ustedes interactúan
conmigo a ese nivel: "Hola Francisco". Esa interacción está ocurriendo a nivel de la
individualidad, que es lo global, lo emergente. Sin embargo, sabemos que lo global
es al mismo tiempo causa y consecuencia de las acciones locales que ocurren todo el
tiempo en mi cuerpo.
Es como cuando decimos "Inglaterra". En un sentido Inglaterra existe, tiene vínculos
comerciales, tratados de paz, y hace todo tipo de cosas como nación. Al mismo
tiempo, ¿dónde está?. Inglaterra está en la pauta de interacciones de la gente que
vive ahí. Luego, ni existe ni tampoco no existe, esto es, sólo existe como un patrón
en flujo. Claramente, tiene un modo de existencia que no es del tipo que hemos
heredado de la teología o la física, concebida como sustancialidad o materialidad,
una cualidad que podemos ubicar o localizar de alguna u otra forma. Sin embargo,
las entidades emergentes son la base de entidades complejas típicas de los ámbitos
de la vida y de la mente, sumamente efectivas como modo de acción y modo de
presencia en el mundo.
...si juntamos el primer punto clave y el segundo, es decir, los conceptos de
encarnación y de emergencia, la mente es fundamentalmente asunto de imaginación
y de fantasía. En otras palabras, es la actividad interna de estas propiedades
emergentes, junto con el hecho de que hay un acoplamiento continuo, lo que
constituye el aspecto central de lo que es la mente. La mente no es la representación
de un determinado estado de cosas; la mente es la producción constante de esta
realidad coherente que constituye un mundo, un modo coherente de organizar las
transiciones locales-globales.
Como consecuencia, uno de los descubrimientos más impactantes de los últimos
años es que el afecto o la emoción está en el origen de lo que hacemos todos los días
en nuestro manejo e interacción con el mundo. Que la razón o el razonamiento
vendría a ser como la cereza de la torta. La razón es lo que surge en el último estadio
de la emergencia minuto a minuto de la mente.
Fundamentalmente la mente es algo que emerge de la tonalidad afectiva que está
anclada en el cuerpo. Todo el proceso ocurre; más o menos en una fracción de
segundo, una y otra vez. En el proceso del surgimiento momentáneo de un estado
mental, los estadios tempranos están enraizados en las superficies sensoriomotrices
próximas a la espina dorsal en el cerebro medio, luego se- dirigen hacia arriba a lo
que denominamos el sistema límbico, en la corteza superior. De este modo, esta
tonalidad emocional se va transformando en categorías y elementos distintos y
3
cadenas-de razonamiento, que son las clásicas descripciones de la mente en términos
de unidades. Pero la razón y las categorías son literalmente los picos de la montaña
que están asentados en el afecto, particularmente en el afecto y la e-moción. En
efecto la e-moción es ya intrínsicamente cognitiva. Una vez que hayan cambiado de
perspectiva, y dejen de considerar que la razón es el principio central de la mente,
entonces podrán ver la emergencia del momento de la mente a medida que ocurre.
Se origina en este caldo, el organismo total en situación, y entonces da origen a este
movimiento ascendente, que se va extendiendo gradualmente como los picos de una
montaña.
4
Fly UP